• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Frontispiece
 Dedication
 Sobre el autor
 Title Page
 Introduction
 Half Title
 El problema de clases desde oge...
 El problema de clases de 1804 a...
 Los protagonistas de la cuestion...
 Sico-sociologia mentalidad historica...
 La mision de las elites
 La vida continuidad de un movimiento...
 Doctor Francois Duvalier el...
 Index
 Back Cover














Group Title: Colección "Les griots"
Title: Problema de clases en la historia de Haiti
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00078482/00001
 Material Information
Title: Problema de clases en la historia de Haiti sociología política
Series Title: Colección "Les griots"
Physical Description: 109 p. : port. ; 21 cm.
Language: Spanish
Creator: Denis, Lorimer
Duvalier, François, 1907-1971 ( joint author )
Publisher: Al Servicio de la Juventud,
Al Servicio de la Juventud
Place of Publication: Puerto Principe Haiti
Publication Date: 1948 i.e. 1964
Edition: 3. ed.
 Subjects
Subject: History -- Haiti   ( lcsh )
Social conditions -- Haiti   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Haiti
 Notes
Statement of Responsibility: por Lorimer Denis y Dr. Françosis Duvalier. Traducción de Louis G. Lamothe.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00078482
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: ltuf - AFE6765
oclc - 00794317
alephbibnum - 001062830

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Title Page
        Page i
        Page ii
    Frontispiece
        Page iii
        Page iv
    Dedication
        Page v
        Page vi
    Sobre el autor
        Page vii
        Page viii
    Title Page
        Page ix
        Page x
    Introduction
        Page xi
        Page xii
        Page xiii
        Page xiv
        Page xv
        Page xvi
    Half Title
        Page xvii
        Page xviii
    El problema de clases desde oge y chavannes hasta la guerra del sur
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
    El problema de clases de 1804 a Antoine Simon - la accion de los hombres de estado
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
    Los protagonistas de la cuestion de clases - la accion de los intelectuales
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
    Sico-sociologia mentalidad historica grandeza y miseria de una clase
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
    La mision de las elites
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
    La vida continuidad de un movimiento de ideas
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
    Doctor Francois Duvalier el estadista
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
    Index
        Page 111
    Back Cover
        Page 112
        Page 113
Full Text

PROBLEMA DE CLASSES
.I x EN LA HISTORIC DE HAITI













LOR-MER DENIS Y DR. nRANCOIS DUVALIER
LORIMER DENIS Y DR. F'RAN =OIS DUVALIER
















UNIVERSITY
OF FLORIDA
LIBRARIES







THTS VOLtJME HAS BEEN
MICG<.: .LMF
gY r i VERSi Y OF
FLURIDA LiBRARIES.


lo









LORIMER DENIS Y DR. FRAN0OIS DUVALIER
MIEMBROS DE LA SOCIEDAD HAITfANA DE HISTORIC Y GEOGRAFIA





SOCIOLOGIA POLITICAL



PROBLEMA DE CLASSES

EN LA


HISTORIC DE HAITI


PERINDE ITURI IN ACIEM ET MAJORS
ET POSTERS GOGITATE
TACITO


TERCERA EDICION


AL SERVICIO DE LA JUVENTUD
COLECCION "LES GRIOTS"
1.948









]2 s k'VL



















































Doctor Frangois DUVALIER
President Vitalicio de Hait























A la Memoria de LOUIS DIAQUOI
Fundador del Grupo Los Griots
y Que Fu Una De Las Ms Potentes
Unidades De la Clase.
















DOCTOR FRANCOIS DUVALIER
EL ESCRITOR

Naci en Puerto Prncipe, el 14 de Abril de 1.907.
Curs la Primera y Segunda Enseanza en el Liceo Alejandro
Petin.
Egresado de la Facultad de Medicina de Hait.


Se inici como Mdico Rural

Ex-Mdico del Hospital San Francisco de Ass de Puerto Prncipe.
Ex-Mdico Consultivo de la Clnica Emilia Sigueneau (Hait).
Ex-Director de Clnica Rural y Centro de Adiestramiento anti-
pinico de Gressier (Misin Sanitaria Americana.
Ex-Jefe de la Seccin de Control de la Malaria (Misin Sanitaria
Americana).
Ex-Asistente del Mayor James W. DWINELL (U. S. A. Army
Medical Corps).
EX-Director de la Campaa antipinica (Misin Sanitaria Ame-
ricana).
Ex-Consultor Medical. (Servicio Cooperativo de Salud Pblica).
Ex-Director del Servicio Nacional de Salud Pblica.
Ex-Jefe de Divisin de Medicina Preventiva. (Servicio Cooperativo
Interamericano de Salud Pblica).
Ex-Subsecretario del Trabajo.
Ex-Secretario de Estado del Trabajo y Sanidad.
Miembro del Instituto Internacional de Ideales Americanos (Grupo
de Cuba).
Miembro de la Sociedad Internacional de Estudios Afro-Cubanos
(Mxico).
Miembro del Instituto International de Antropologa de Pars.
Miembro de la Sociedad de Etnografa de Pars.
Miembro de la Sociedad Haitiana de Historia-Geografa y Geologa.
Miembro de la Asociacin Haitiana de Higiene Pblica.
Miembro de .American Public Health Association (U.SA.).
Miembro de .Royal Society et Tropical Medecine et Hygiene of
London>.
Director Honorario de la Oficina de Etnologa de la Repblica
de Hait.











El Doctor DUVALIER
colabor en muchas publicaciones haitianas
y extranjeras.

Revista de la Sociedad de Historia y Geografa de Hait.
Los Anales de Medicina Haitiana.
La Unin Medical del Canad.
El Diaro de las Naciones (Ginebra).
Semana de los Hospitales de Pars
Revistas .Charpentes. (Pars).
La Etnografia (Pars).
Journal of Anti-biotic and chemistry (U. S. A.).
Co-Director de la Revista .Les Griots. de Haiti.
Co-Fundador del Semanario .Les Griots de Hait.

Public el Doctor DUVALIER

Tendencias de una Generacin (en colaboracin).
Memoria acerca de la Mentalidad Haitiana.
Sicologa tnica e histrica.
Contribucin de los Negros a la Civilizacin de la Humanidad.
Las Civilizaciones Negro-Africanas y el Problema Haitiano.
Contribucin al studio del pin en Hait y la Obra de la Misin
Sanitaria Americana.
Valor de la Penicilina en la curacin del pin en Hait.
Consideraciones acerca de 150 aos de alimentacin urbana y
rural en Hait.
La Terramicina En la Curacin del pian en Hait.
(en Colaboracin).
La Terramicina Intra-muscular en la Curacin del pin en Hait
(Peridico Antibitico, Nueva York U. S. A.).
Contribucin al Estudio de las toxemias en Hait (Boletn Medical
del Canad) etc.














PROBLEMA DE CLASSES

EN LA HISTORIC DE HAITI
Por
Lorimer DENIS y Dr. Francois DUVALIER
1.948



Traduccin de
LOUIS G. LAMOTHE
Director del Instituto Lope de Vega

























~1














INTROtDUCCION


Al escribir este libro, hemos pensado en la edu-
cacin de las generaciones. Ningn sentimiento
partidista ha guiado nuestro propsito. Despus de
subrayar el paisaje histrico, segn la palabra de
Placide David, tanto en la colonial de Santo Domingo
como durante el period haitiano propiamente dicho
de nuestra vida pblica, hemos llegado a la con-
clusin que el atraso de nuestra Patria con respect
a ciertas comu'nidades sudamericanas se debe a la
ingente herencia colonial, principal obstculo a la
verdadera armona entire las dos classes, armona que
debe acondicionar la evolucin y la propia vida de
la Nacin Haitiana. Y para remediarlo, hacia falta,
a la luz de la ciencia, contrariamente a la antigua
tcnica, poner de relieve la angustiosa cuestin de
color a fin de que la educacin y una poltica social
le den una solucin racional. Slo as se puede luchar
contra este cancer taladrador que amenaza con ar-
ruinar nuestro cuerpo social. Ya que la salvacin no
puede venir sino desde arriba por la formacin cien-
tfica y caracterial, por la seleccin rigurosa de
autnticas lites, sacadas indistintamente de todos los
sectors. libres de toda presin poltica o financiera.









INTRODUCTION


Qu repercusiones desde el punto de vista national
y supernacional podran tener pues, Organismos
autnomos de Documentacin destinados a informar
objetivamente a los ciudadanos y a los gobernantes ?
En Hait. basta con sealar los aspects del pro-
blema de classes para ser considerado como persona
peligrosa: es agitar o abordar cuestiones malsanas
susceptibles de acarrear graves consecuencias. Es, en
cierto modo, querer despertar la antigua querella
de negros y amarillos. Por qu ? Porque en nuestro
pas junto al problema de classes que es de orden
universal n cientfico se yergue el prejuicio de color.
Si remontamos al pasado colonial, veremos que el
colono haba instituido este sofismo intencionada-
mente Dara ijstificar la esclavitud del negro. De ah
el dogma de inferioridad de ste inventado para
borrar a la raza negra de la especie humana.
En el fondo se planteaba ms bien un problema
de clase : pl colono se propona dividir a las dos
categories sociales de Santo Domingo, tendientes a
unirse ya que esta unin deba serle inevitablemente
fatal.
Porqu es primordial la cuestin de classes en
Hait 5 Es porque recuerda los dolorosos episodios
de la Guerra del Sur y las reivindicaciones sangrien-
tas de Gomn, Dugu Zamor, Jean-Claude y Jacques
Acaau y la rivalidad entire liberals y nacionales








INTRODUCTION


dramatizada por las memorables jornadas de 22 y 23
de Setiembre de 1.883.
No es menos cierto que este problema de clase
acondiciona casi todas las manifestaciones de la vida
national. Aun los sectarios empedernidos han
adoptado una tctica oculta de combat populari-
zada por la formula: Recurdenlo siempre mas no
lo exterioricen nunca- As como el ao 1.915 elimin
de nuestra vida social y poltica el predominio del
rgimen military, en el estadio actual de evolucin,
tenemos por deber de combatir la herencia colonial
o cambiar esta traditional situacin abordando el
problema de classes a la luz de las ciencias modernas.
Ya es tiempo de que en este pas, dejen de considerar
a los historiadores-socilogos como fautores de de-
srden-es tanto ms cuanto que estos investigadores
han sufrido en carne y alma subiendo ellos mismos
el calvario de nuestro drama social. Tanto es as
que hemos visto caer a nuestro lado jvenes lites
condenadas a la miseria fisiolgica. Hoy da, per-
manece incambiada la tragedia de la valiente clase
media, semillero de intelectuales llenos de sueos
y talents que llevan una vida de paria.
No podemos comprender ante semejante drama,
que nos pidan que no luchemos por ms justicia
social cuando desde el punto de vista cientfico dicha
lucha ha de usar cuanto puede contribuir o provocar


XIII









INTRODUCTION


una conciencia clasista puesto que se trata tanto de
la fsica social como de la fisica a secas. El equi-
librio se establecer cuando, en los dos platillos de
la balanza, se hallen pesos de igual valor. Es la cien-
cia misma que, fuera de toda sentimentalidad, ha
planteado as los datos del problema: La existencia
de las classes incluyendo a las obreras y campesinas,
puede ser un hecho sano; estas classes suelen ser la
expresiSn de las solidaridades que responded a una
diferenciacin de las funciones; constituyen tantos
ambientes que proporcionan al individuo un estatuto
de vida y un soporte eficaz y suministran a la so-
ciedad c'u estructura, pues cumplen una misin esta-
blecedora. Ayudan as, con las otras comunidades a
composer la nacin. Sin embargo si tienen un papel
que desempear, teniendo una parte de responsabi-
lidad en el ascenso de sus miembros y en la march
orgnica de la sociedad, es menester que tomen con-
ciencia de i mismas, que sepan qu solidaridades
unen a sus components, cul es su valor, que vn-
culos la. hacen solidarias con las otras comunidades
de la nacin Este conocimiento forma parte de la
conciencia clasista: el medio no puede levantarse
sino merced a cierta organizacin y cada medio debe
aspirar a ella. Slo as, lejos de achicar la indivi-
dualidad y la personalidad de sus miembros, la de-
senvuelve y en lugar de disminuir la individualidad








INTRODUCTION


tnica, insert ms fuerte y orgnicamente al indi-
viduo dentro de la comunidad national.
El problema de la utilizacin de la conciencia
clasista es inherente al de la cultural obrera. Fs ne-
cesario hacer notar que es uno de los problems ms
difciles; es. a lo mejor, uno por los cuales, nuestro
humanismo heredado del Renacimiento se ha inte-
resado con menos eficacia. (J. T. Delos. La Con-
ciencia Nacional y sus Factores Sociolgicos).
Sin embargo, hay ms. Hgel defini la moral en
funcin de la clase cuando dice que los sentimientos
ticos para l son la honradez y la dignidad clasista.
Esta moral de clase tiene por fundamento semejanzas
de orden fsico y psquico y sobre todo la suma de
sufrimientos que forman la herencia comn de los
miembros de un mismo grupo. De esta herencia
comn se original obligaciones entire ellos siendo la
principal, la solidaridad de clase.
Desafortunadamente la politiquera, el egoismo
individual, el egocentrismo, la hipertrofia del yo, el
arrivismo, la indiferencia y aun el menosprecio para
con los humildes dominant en las relaciones de los
miembros de una misma clase, nuestra clase.
Conviene que las lites de las generaciones en sus
eternas sucesiones contribuyan con su accin espiri-
tual a reforzar el contenido de su clase para una
salvadora toma de conciencia. Por lo tanto cada









INTRODUCCION


generacin es un moment del present, un moment
de la duracin del espritu en el mundo y en la histo-
ria; sin embargo cada moment present no es para
el hombre slo el extremo borde del pasado por el
lado de recence sino tambien el del future por el
lado de la presencia segn la palabra de Peguy (J. T.
Delos).
As pues al sacrificar nuestra juventud luchando
en pro de una literature indgena, nos acusaron de
predicar el retorno a Africa porque preconizbamos
el studio de nuestros orgenes, el conocimiento, la
valoracin de nuestro folclor, hasta su integracin en
la Vida Nacional para conferir una personalidad co-
lectiva al Hombre Haitiano por una parte y por otra
tuvimos la supreme satisfaccin de comprobar que
las ideas hoy aceptadas, han dado origen a un flore-
cimiente de obras y desearamos que, antes nos mu-
ramos, asistir a la transposicin de nuestras conclu-
siones de orden politico social en la greda de lo real
a fin de apresurar la Unidad Moral de la Democracia
Haitiana.
Lorimer Denis y Dr. F. Duvalier
Miembros de la Sociedad Haitiana
de Historia y Geografia


XVI


















Sociologia Politica

PROBLEMA DE CLASSES
EN LA HISTORIC DE HAITI



















CAPITULO PRIMERO


EL PROBLEMA DE CLASSES DESDE OGE
Y CHAVANNES HASTA LA GUERRA DEL SUR

La cuestin de la existencia y lucha de classes en
Hait debe considerarse a la luz de los datos soco-
lgicos e histricos porque ciertos factors en una
Sociedad o Agrupamiento por su persistencia y coefi-
ciente de potencia consolidan la vida misma de dicha
sociedad o agrupamiento. Desde el punto de vista
-de poder, a travs de las vicisitudes nacionales, estos
datos van a permanecer como normas esencialles y
permanentes. Es lo que la Escuela Sociolgica Ita-
liana se complace en llamar las constantes y variantes
demosquicas
Nos parece que el problema de classes tal como se
plantea en Hait no se ha considerado suficiente-
mente en funcin de dichos datos. Convendra, dia-
lcticamente hablando, empezar por definir el con-
cepto o entidad clase. Partiendo de la definicin que
Carli en El Equilibrio de las Naciones (Payot Paris
1.923) diera de la nacin que es esencialmente una
colectividad de families y no de individuos, la case









SOCIOLOGIA POLITICAL


se represent por uno o dos agrupamientos parciales
de este conjunto de families Qu mdulos se ne-
cesitan para categorizar estos multiples conjuntos ?
1.-Desde el punto de vista sociolgico :
Un modo de pensar, de sentir y de actuar que
dan .rigen a mentalidades dismiles.
2.-Desde el punto de vista moral :
Un concept econmico o espiritualista de la
vida que determine actitudes y comportamien-
tos diferentes con respect a lo human.
3.---esde el punto de vista demogrfico :
El conjunto de las families que forman las
classes pueden tener incidencia en unas fa-
milias, ms decisivas, en otras, ms dbiles.
En fin cuando en una u otra categora social dis-
tinta predomina el acuerdo de inteligencias y el de
intereses para alcanzar un supremo objetivo, se puede
decir que existe el espritu o conciencia clasista.
Resulta pues que la clase represent una entidad
o personallidad colectiva en s y se puede estudiarla
tanto en el plano tnico, sicolgico, demogrfico,
en sus relaciones entire sus propios miembros
como en la interdependencia de las classes entire s.
Siendo la clase una entidad o una personalidad
colectiva. Carli declara que una nacin comprende
tantas sociedades como grupos de actividades e ideo-









PROBLEMA DE CLASSES EN HATTI


logias haya. He aqu por qu de 1.804 hasta nuestros
das cada uno de los Jefes de Estado, salvo raras
excepciones se ha considerado no slo como el Jefe
de la Nacin sino primero y sobre todo el npmero
uno de su clase.
Y el prestigioso Maestro de la Antropologa Crimi-
nal Alfredo Niceferro ha insistido tanto en la agudeza
de su anlisis que termin empleando el vocablo
Cultural para mejor sealar la profunda rotura que
existe entire una y otra clase. Advertid que se trata
aqu de grupos humans que tienen a su haber mile-
nios de vida comn. Y entonces si, imbuidos de
estos concepts, y por anticipado echamos un tenue
vistazo i este magnate de la Sociedad Haitiana nacido
de este Melting Pot (Pot Pourri-Jarro Podrido)
de Santo Domingo, podramos afirmar sin jugar a la
paradoja que existen tantos pases haitianos como
grupos de actividades e ideologas correspondientes
haya aunque tengamos, ms adelante, en el curso
del desarrollo de nuestro pensamiento, que consi-
derar tanto desde el punto de vista demogrfico como
de mentalidad a la clase con mayor incidencia y que
sintetiza la fe en las posibilidades susceptibles de
permitir a esta entidad social el realizar el destino
de la nacin en la Historia.
Para asimilarse el complejo de esta jungla que
represent la Sociedad Haitiana contempornea









SOCIOLOGIA POLITICAL


cuya actuacir desconcierta a los observadores ms
sagaces a tal punto que Edmond Paul la tild de
Repblica al revs, hay que remontar al pasado co-
lonial para estudiar desde el punto de vista esttico
y dinmico el substrato de la Sociedad de Santo
Domingo : sus classes.
Dejaremos de lado a la clase de los blancos para
hacer hincapi en la de los Libertos o Mulatos y
en la de los Esclavos o Negros porque estn llamadas
a constituir las bases concretas de la Nueva Sociedad
nacida de la Revolucin de 1.804. Apoyamos nuestras
consideraciones en hechos histricos generalmente
admitidos. Estos hechos histricos se expondrn en
lo possible clara y sencillamente junto con contentar-
nos, en funcin de lis concepts sociolgicos arriba
mencionados, con poner de relieve su enseanza.

CLASE DE LIBERTOS

Esta categora social constaba de mulatos y negros
libres. De ah su denominacin de clase de libertos.
En 1.789 dicha clase comprenda segn J. S. Dor-
sainvil 40.000 libertos y los mulatos, aade el autor
arriba mencionado, eran ms numerosos. Sin embargo
se tiene sospecha que el nmero ,de negros era has-
tante respectable ya que las estadsticas revelan que
la milicia de Mirebalais, por ejemplo se compona de
1140 hombres, de los cuales 200 blancos, 800 mu-









PROBIL~K DE CLASM EN HAITI


latos y 140 negros libres. A pesar de su calidad de
hombres libres reconocida por el Cdigo Negro, a
despecho de su buena situacin econmica y educa-
cin a menudo esmerada, no disfrutaban de ningn
derecho politico.
Desde el punto de vista social, el blanco exiga de
l la mayor deferencia. No poda llevar los mismos
trajes que el blanco, sentarse a su lado en las salas
de espectculo e iglesias. Estas prohibiciones pesaban
sobre los ingredients de dicha clase pese a que po-
sea la tercera parte de las tierras y la cuarta de los
esclavos.
CLASE DE ESCLAVOS
Compuesta en mayor parte de negros trados de
Africa v de cierto nmero de mulatos, los miembros
de dicha clase no gozaban de ningn derecho civil
v poltico. Estaban sujetos al trabajo personal obli-
gatorio v gratuito y se les pegaba para que cumplie-
ran. vuesto que segn su estatuto jurdico quedaban
asimilados a los muebles.
Preguntmonos ahora Cul era la mentalidad de
los libertos ? Se hallaba determinada por esa insti-
tucin inventada Dor el blanco conocida con el nom-
bre de prejuicio de color En qu consiste el pre-
inicio de color ? No es otra cosa que un sentimiento
de superioridad basado en el matiz de la epidermis
y el valor del hombre tanto moral, fsico como cul-









SOCIOLOGIA POLITICAL


tural; estaba en proporcin con la cantidad de sangre
blanca que corra por sus venas. De ah la escala
de valores basada en la gama de colors yendo de la
mamelouque al sacatra. Esta mentalidad, a base
de prejuicio de color va a determinar en esta misma
clase de Libertos compuesta de mulatos y negros
libres, la actitud y el comportamiento de sus com-
ponentes entire s. Permtasenos, en apoyo de nuestra
tesis, mentar el testimonio de ailgunos autores:
1.-En muchas colonial sostiene Moreau de Saint-
Mry, particularmente en Santo Domingo, los negros
libres no estaban admitidos por los libertos de los
otros matices en sus bailes.
2.-A las mujeres de color no les gustaba bailar
con hombres de color pero se vanagloriaban de dan-
zar con el blanco. El Abate Gregorio en su Memoria
a favor de la Gente de Color habla de la interdiccin
prescrits al blanco de casarse con la mulata porque
sta, portadora de spirochte transmita el pan
al blanco que tanto la anhelaba. (Pag. 47 Memoria
del Abate Gregorio a favor de la Gente de Color).
3.-Una mulata se cubra de oprobio desposndose
con un negro : no existe ni un solo ejemplo de bodas
de este gnero.
Para alivianar esta exposicin, no vamos a de-
ternos en ella.










PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


RELACION ENTIRE LOS MIEMBROS
DE AMBAS CLASSES LIBERTOS Y ESCLAVOS

1) El negro libre est mal visto por el cuartern,
esclavo inferior a l desde el punto de vista legal,
pero ms cercano a su amo por el color. Se cree
superior a l.
2) Ningn negro se atreve a comprarse un esclavo
mulato o cuartern para tomarlo a su servicio.
3) Antes de suceder esto, el esclavo cuartern pre-
ferira morir ms bien que sentirse deshonrado
en su propia opinion y todos los individuos de
su clase se creeran obligados a secundar sus pro-
yectos porque compartiran su infamia.
4) La gente de color result ser el amo ms severo
para los esclavos.
5) La mayor amenaza que se hace a un esclavo es
la de venderlo a un hombre de color. El castigo
ms riguroso es el ejecutar dicha amenaza.
6) Un edicto del Consejo Superior de Puerto Prn-
cipe (1 755) conden a una negra libre a perder
la libertad y ser vendida como esclava por hacer
morir, por su crueldad, a su negra.
7) Un edicto ddl Consejo de Cabo Francs (hoy
Cabo Haitiano), el 9 de Enero de 1.783, con-
den a un tal Xavier, negro libre a las cadenas










SOCIOLOGIA POLITICAL


publicas, a perpetuidad, por haber hecho perecer
por tratamientos brbaros a la negra Marta, su
esclava.
8) Los libertos consagran a sus placeres lo que po-
dran emplear para sacar a sus deudos de la
esclavitud y cuando tienen a sus parientes como
esclavos, los tratan con rigidez. Nos acordamos
de Simn Camus, negro acaudalado de Martinica,
que vendi a su hijo que era su esclavo (Moreau
de St Mry).
Y ahora cul era el comportamiento de los ne-
gros esclavos para con los mulatos y negros libres
libertos ? LF madre, dice Firmin, no slo amar al
nio mulato sino lo idolatrar. Har que lo idolatre
su hermano negro, el to carnal, el de la leyenda.
El mulato a pesar de no ser amado sino por el
negro y que es al negro que lo 'laman todas las voces
de la sangre para curarlo de la sequedad del corazn
de un padre que no lo conoce sino de pasada, en la
promiscuidad de las Plantaciones se sentir dema-
siado ufano de su pieil dorada y por lo tanto superior
al negro (Firmin Roosevelt y Hait). Mientras que
el mulato se inclina ms hacia el blanco, idolatrn-
dolo a pesar del menosprecio de ste, el negro que
ocupa la parte inferior de la escala social, sufre
confiando siempre en este element mulato a quien
ama y abrumaba al blanco, su verdugo invisible y









PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


despiadado (Firmn Roosevelt y Hait). He aqui,
en resumidas cuentas, las relaciones de las classes en
vsperas de la Revolucin de 1.789.
Esta actuacin de las diversas classes ilustra alta-
mente su accin a lo largo del desarrollo de los su-
cesos que deben conducir a la epopeya de 1.804. La
finalidad de la primera parte de esta exposicin es
el considerar la posicin de las classes en Santo Do-
mingo desde el punto &de vita estructural. Aqu
quedan esquematizadas hasta el albor de la revo-
lucin de 1.789. Ahora nuestro objetivo consistir
en seguir la evolucin de estas cases desde el punto
de vista dinmico, en atencin a la repercusin de
la revolucin francesa en la isla. Ya hemos dicho
que la clase de mulatos no disfrutaba de derechos
civiles y polticos, no compartan la igualdad social
con el blanco. En qu se resuman sus supremas
aspiraciones ? Sus mximas aspiraciones eran la
conquista de estos derechos primordiales. Pese a los
principios de la Declaracin de los Derechos huma-
nos, lo- blancos seguan negndoles el goce de dichos
derechos. Dos hombres reivindicaron la honra de
erigirse en defensores de los derechos de los liber-
tos: Vicente Og y Julin Raymond, siendo este
ltimo el portavoz y doctrinario de su clase. Can-
sados de luchar en Santo Domingo, trasladaron su
accin al mismo scenario de la metrpoli. Vicente










SOCIOLOGIA POLITICAL


Og, cuando lleg a Francia, se dirigi instintiva-
mente al Club Massiac para suplicar a los colonos
que unirsen sus intereses a los de los miembros de
su clase con el fin de perpetuar el estatuto colonial.
He aqu el discurso que pronunciara ante los miem-
bros de dicho Club:
Si no se toman medidas ms rpidas y eficaces,
si la firmeza, el valor, la constancia no nos -animan
a todos, si no reunimos en haces todas las opinions,
todos los medios y esfuerzos, si vacilamos un mo-
mento al border del abismo, al despertar, estaremos
perdidos puet el esclavo habr levantado el estan-
darte de la revuelta y quedar arrasado todo: se
verter la sangre, se incendiarn los hogares y sere-
mos degollados y mutilados todos sin distincin de
sexo ni edad (Madiou, Pg. 778, Historiador merito)
Slo despus de la acogida poco cordial que le hi-
ciera la aristocracia colonial, decidi Og emprender
sus gestiones ante los negrfilos del Club de los
Amigos de los Negros compuesto del Abate Gregorio,
Brissot, Lafayette, etc. Estos lderes, muy influentes
en la Asamblea Constituyente, obtuvieron el voto del
Decreto del 28 de Marzo de 1.790 favorable a los hom-
bres de color. Og se apresur a trasladarse a la colo-
nia, para lograr su ntegra aplicacin. Cuando lleg a
Grande Rivire du Nord comunic a su amigo
Chavannes su proyecto de acudir a las armas para










PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


vencer la resistencia de los terratenientes. Este le
propuso que uniera su causa a la de los negros su-
blevando las plantaciones de esclavos. Og se neg
rotundamente. He aqu con que palabras se dirigi
a la Asamblea Provincial de Cabo para obligarle a
que promulgara el Decreto del 28 de Marzo y al
mismo tiempo para asegurarla que su causa no tena
nada que ver con la de los negros. En carta dirigida
a este Gran Cuerpo, asevera: Mis prevenciones son
cabales; espero que las atendis; no pretend suble-
var a las plantaciones: este recurso es indigno de m.
Sabed apreciar el merecimiento de un hombre cuyas
intenciones son puras. Cuando ped a la Asamblea
Nacional un Decreto que obtuve a favor de los Co-
lonos americanos, antiguamente conocidos con el
epteto de sangre mezclada, no inclu en mis recla-
maciones a los negros que viven en la esclavitud.
No, No, Seores, no hemos reclamado sino a favor
de una clase de hombres libres que vivan bajo el
yugo de la opresin desde hace dos siglos. (Pam-
phile de Lacroix Memoria para la Historia de
Santo Domingo, Tomo I, Pgina 56).
Se sibe lo que ocurri despus. Por no haber
seguido los cuerdos consejos de su amigo Chavan-
nes, Og y sus aclitos no pudieron hacer frente al
ejrcito colonial. Vencidos, ambos fueron condenados
a muerte.










SOCIOLOGIA POLITICAL


Al desaparecer estos dos abanderados, surgieron
otros: Beauvais, Pinchinat, Rigaud, Douyon. Se
mostraron ms convencidos y dispuestos a conquistar
sus derechos Sacaron partido de la experiencia de
Og adscribindose primero a un negro libre oriun-
do de Martinica, llamado Lambert y luego, para
incrementar el nmero, a los trescientos esclavos
motejados Suisses.
Merced a una hbil estratagema de sus auxiliares,
los Libertos. esta vez, pudieron vencer a los blancos
en la famosa batalla de Pernier. Esta derrota de-
terminar a los terratenientes a reconocer a sus ene-
migos el goce de los derechos civiles y polticos esti-
pulados en el Concordato de Damiens. Los mulatos
olvidando todo el oprobio de que fueron objeto por
parte de los colonos, los abrazaron tiernamente y
hasta se vi al hurao Caradeux, jefe de la Guardia
Nacional, y que desdeaba hasta entonces a los hom-
bres de color, circular de bracero por las calls de
Puerto Prncipe con Beauvais.
Cul ser la suerte de los hombres negros apo-
dados Suisses, quienes, con su sangre generosa,
hicieron possible esta victoria ?
Ganada la batalla, los Suisses, sostiene J. C.
Dorsainvil, fueron abandonados cobardemente por
los libertos. Deportados por los blancos, fueron, a
a raz de muchas peripecias, asesinados casi todos en










PROBLEMA DE CLASSES EN HAFIT


los pontones de Mole St. Nicolas. Cuando el 27 de
Agosto de 1.793, presionado por las circunstancias,
Sonthonax (Delegado de Francia) proclam la abo-
licin de la esclavitud en la Provincia del Norte, todos
los propietarios de esclavos, incluso los hombres de
color, se alarmaron. Ms aun, exacerbados los mula-
tos por esta media de rehabilitacin de las masas
negras, extremaron tanto su cinismo que abjuraron
a la repblica para defender la causa de los ingleses,
enemigos de la libertad.
Hasti aqu llegamos con la nomenclatura de los
hechos histricos para tratar de sacar de ellos la
enseanza en funcin de las normas sociolgicas
mentadas a principios de este ensayo.
1.-Vicente Og simbolizando la conciencia de su
clase repudi toda solidaridad con la clase de los
esclavos. Aqu dos mviles explican su conduct: El
prejuic'o de color y el inters. Recurdense que los
libertos posean la tercera parte de las tierras y la
cuarta de los esclavos.
2.-Reauvais y Pinchinat, imbuidos de la expe-
riencia pretrita se adscribieron primero un negro
libre: Lambert y despus, parte de los esclavos: los
300 Suisses. Fu una maniobra poltica ya que,
en detrimento de los Suisses, los libertos, despus
de la conclusion del Concordato de Damien se re-
conciliaron con los blancos, sus padres, aplicando as









SOCIOLOGIA POLITICAL


el dogma maquiavlico de Julin Raymond que
quiere que los hombres de color garanticen la colo-
nia contra la rebelda de los esclavos Que leccin
se puede sacar de estos hechos histricos ? Se des-
prende de todo ello que no poda -de ninguna ma-
nera salir de la clase de Libertos o mulatos un Lder
sincero y ardiente defensor de las masas negras de
la isla. Por qu ? Porque jams ha habido comu-
nidades de intereses, de meta y de pensamiento entire
estas dos entidades sociales.
Del Gran Dolor de las plantaciones deban surgir
personalidades, quienes, ardiente cristalizacin de los
padecimientos seculares de los esclavos, encarnaron
su sed de venganza y justicia. As fu como apa-
recieron en el teatro de la isla, Mackandal y Tous-
saint Louverture que el destino designara como los
mrtires de la Regeneracin de su clase. Si por anti-
cipado seguimos considerando la relacin de las classes
en la Sociedad Haitiana de hoy, se evidencia que con-
servan inclume su antigua estructura colonial. No
hay que extraarse que al cabo de ciento cuarenta y
cuatro aos de Independencia los descendientes de los
nuevos libres se hayan mantenido ntegramente en sus
condiciones de paria. No hay que extraarse como
antao en la antigua colonia de Santo Domingo, las
penas y sufrimientos del proletariado urbano y rural
no hallan eco sino en la conciencia de los hombres










PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI 15

de la clase mayoritaria quienes padecieron y se afli.
gieron de la misma manera. No es cierto que vivamos
ahora otra poca conmovedora de nuestra Historia
en que las aspiraciones colectivas se han cristalizado
en unos lderes conscientes de la clause para llegar
a ser el mx'mo exponente del process de emblema-
tizacin y simbolizacin de las aspiraciones y las
tradiciones de toda una clase de hombres.










SOCIOLOGIA POLITICAL


TOUSSAINT LOUVERTURE
PROTAGONISTA DE LA REHABILITATION
DE SU CLASE Y DE SU RAZA

En la segunda parte de este captulo, hemos tra-
tado de poner de relieve la personalidad de Mackan-
dal y Toussaint Louverture en el scenario de Santo
Domingo; al mismo tiempo hemos sealado, a la luz
de sus mensajes, el movimiento histrico contempo-
rneo.
Por qu lo hemos hecho ?
Porque, dice Carli, el factor individual influye
much en la formacin de la conciencia revolucio-
naria y no se puede dejiar de tenerla en cuenta
en una explicacin sicodemogrfica de las revolu-
ciones. Estos individuos representatives renen en
ellos las influencias de las generaciones, los ecos de
la voz de los pueblos de las ciudades y de las cam-
pias, ?as penas y esperanzas de las muchedumbres
tienen como reminiscencias seculares inconcientes
aspiraciones que son como la acumulacin de las
posibilidades oscuramente entrevistas por muchos;
por eso pueden proferir palabras que los otros no
saben decir y hacerse los ejecutores de voluntades
colectivas :nexpresadas.










PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


Instruments de la historic que ellos mismos crean
en gran parte. Instrumento y creador de la histo-
ria, fu Toussaint el organizador de la revuelta de
los esclavos de Agosto de 1.791 (Mentor Laurent).
Smbolo de las aspiraciones y tendencies profun-
das de las masas negras de Santo Domingo, tomar
en estas mismas aspiraciones y tendencies colectivas
el mvil que determine los grandes actos que va a
plantear ante la Historia. Cuando, la Asamblea
Colonial, a pesar de la intentona del 21 de Agosto
de 1.791, se neg a conceder la libertad a los cin-
cuenta esclavos, se le ocurri pasar con los suyos al
servicio del Rey de Espaa, ya que Su Majestad,
relata Ardouin, aseguraba a los negros como a los
mulatos, desde ahora y para siempre, libertad, exen-
ciones y prerrogativas como a sus propios sbditos.
Aunque obsesionado con la idea de reintegrar a sus
hermanos en la eminente dignidad de la persona
humana no se mostrar exclusivista. En cuanto hubo
conquistado Marmelade, lo veremos conferir grados
tanto a los blancos, a los negros como a los mulatos.
As fu como ascendi a Vernet (mulato y rival
desafortunado) al grado de general. Cosa curiosa es
que aun bajo la bandera de Espaa, sigue obsesio-
nado con la idea de la libertad a otorgar a los es-
clavos.









SOCIOLOGIA POLITICAL


A qu se debe que Toussaint, segn Vergneaud
Leconte, se cuidaba de la ciudad de Cabo que jams
haba atacado ? Se debe a que representaba dicha
ciudad una epecie de-santuario de donde tena que
partir la libertad de los negros y afirmarse para
resplandecer en el mundo, y si por parte de Francia,
Sonthonax proclam la libertad de los esclavos en el
Norte, Tous3aint a su turno meditaba para hacerla
general y absolute. Se haba propuesto proclamarla
con las armas y mantenerla con el trabajo (V.
Leconte). Cuando se di cuenta que Espaa, a pesar
de sus declaraciones, se inclinaba a permanecer es-
clavista, se alej de Su Majestad. Es necesario hacer
notar, contrariamente a otros historiadores, que esta
decision no era para Toussaint una tenue sumisin
sino el resultado de una alta concepcin pol'tica.
Aguardaba el moment sicolgico en que, Laveaux
reducido a su mnima expresin, no podra conservar
para Francia ms que Puerto de Pax y Fort Dauphin
para que sus falanges negras vinieran a restablecer
la situacin tanto en beneficio de Francia, como en
el de la gran masa de los esclavos.
Dando muestras de su madurez poltica, el Genio
de nuestra Raza pens primero en ofrecer su sumi-
sin a su aliado natural, el mulato Villate. Qu
acogida recibi ? Dominado por el prejuicio de casta,
le contest Villate,-si hay que dar crdito al histo-










PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


riador Madiou,-que no poda negociar con un mise-
rable esclavo entregado a la causa de la servidumbre.
Dicha respuesta, contina. Madiou, haba indignado a
Toussaint tanto ms cuanto que vena de un hombre
de color que olvidara prematuramente su condicin
primigenia. Desde entonces se le ocurri hacer su ren-
dicin a Laveaux, junto con proclamar la Libertad
General de los esclavos en los lugares donde izara
la bandera tricolor. Desde ahora se puede decir que
en adelante Santo Domingo se encuentra bajo la gida
del Hroe quien se haba prometido hacer de el, la
cuna de la libertad de su raza en el Nuevo Mundo;
se cumpli esto, con lo que prepare los fundamentos
de una Civilizacin Negra en el Hemisferio Occi-
dental. Ya podemos agregar que este sentimiento de
libertad, en la conciencia de este superhombre, haba
alcanzado a las capas profundas en que los ardientes
deseos se engrandecen para confundirse con nuestras
tendencies y aspiraciones hacia el Absoluto. No es
extrao que este Hombre, intrprete de los grandes
dramas humans que se desenvolvieron en la tierra
ensangrentada de Santo Domingo, se haya revelado
un autntico Centro Mtico hasta erguir un Templo
en Cabo para conmemorar la libertad general y el
fin de la esclavitud.
Siempre, en una colectividad y en una poca,
cuando se cumplen grande cosas en pro de la rea-










SOCIOLOGIA POLITICAL


lizacir, de ms justicia y luz entire los hombres,
siempre brota de la matriz de la Raza uno de estos
lderes quienes, en su ecuacin personal, sintetizan
la conciencia de dicha colectividad. En la antigedad
romana, fueron Tiberio y Cayo Crado, nietos de
Escipin el Africano o an Vespasiano, considerado
como el segundo fundador de Roma, en la Francia
Revolucionaria, fu Graco Babceuf y por fin, ms
cerca de nosotros, el ghazi Mustaf Kemal Attaturco,
fundador de la Turqua Moderna.
Si las colectividades estn sometidas a las leyes
del determin*smo histrico, si de veras nuestra co-
munidad conoce, en este moment de su vida un
verdadero desequilibrio interno, cctel de sucesos
aparentemente caticos, debe surgir como antes en
la antigua Espaola uno o algunos individuos repre-
sentativos de que habla Carli y que en su sntesis
personal polarizarn las angustias, las esperanzas y
tambin el deseo de perdurar de una clase de hom-
bres generadora de los Toussaint Louverture, de los
Dessalines. .di los Christophe, fundadores de Imperio
y Nacin.









PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


LUCHA ENTIRE LOS LIBERTOS
Y LOS NUEVOS LIBRES EXCLUSIVISMO
DE LA CLASE DE LIBERTOS O MULATOS
LA PREPONDERENCIA DE LOS NEGROS

Desde la repercusin de los acontecimientos de
1.789 en Santo Domingo, los Negros, en la accin e
interaccin de las classes, hacan las veces de instru-
mento hbil y cnicamente explotado ora por los
colonos ora por los libertos. Este inmenso hato de
80 000 cabezas representaba una fuerza que se igno-
raba. Es cierto que Mackandal los sublevaba con el
fin de la liberacin integra. En semejante circuns-
tancia, slo un hombre pensaba por toda la masa.
Esta se compona de grupos dispares venidos de
las miles de tribus africanas : Aradas, Fans, Con-
gos, Ibos, Cangas, Kaplaou, Mandingues, Moundon-
gues, etc . La angustiosa cuestin se planted al
desaparecer el Lder Mackandal.
Cmo obtener la unin entire tantos ele-
mentos heterogneos ? Despus de ensayar muchas
estratagemas para sublevarlos, Bouckman en un
arranque genial, acudi al factor religioso: el vodi.










SOCIOLOGIA POLITICAL


Fu la primera etapa hacia una conciencia de clase
entire lar mass negras de Santo Domingo. Esta unin
en el terreno del vod no fu possible ms que por
la fusin de los diversos cultos venidos desde el
Africa ancestral. Y entonces, bajo el imperio de dicha
unidad religiosa, los caudillos negros van a poder
dinamitar a los indgenas, como lo hiciera Mahomet
el Magno con las masas musulmanas. Hemos sea-
lado, por otra parte, en una publicacin anterior, el
papel jugado por esta potente palanca en la gnesis
de las guerras que deban conducir a la gran epopeya
de 1.804 (1).
Cuando acaeci la revuelta de Galbaud 20 de
junio de 1.793 y que bajo la presin de las circuns-
tancias, los Comisarios Civiles tuvieron que llamar
en su ayuda a los bands de esclavos nica fuerza
capaz de salvar al Gobierno una de las consecuen-
cias de esta restin fue fortalecer a los indgenas en
la conciencia de su podero. Cada bando se integra
en un Todo indivisible. Cuando Toussaint se coloc
nuevamente bajo la bandera tricolor, este process de
la solidaridad de grupo llegar a su ms alto grado de
polarizacin porque las tendencies y aspiraciones
seculares encontrarn su mximo exponente en este
Caudillo. Fntonces tom conciencia de clase todo

(1) Denis Duvalier .In Evolution Stadiale du Vodou..









PROBLEM DE CLASES EN HAITI


Sun hato de hombres. Este factor nuevo N a a modi-
ficar la ecuacin de las fuerzas en Santo Domingo.
SEl Gobernador y los Comisarios Civiles se recon-
ciliaron con la masa de los indgenas porque sta
lleg a ser la nica fuerza capaz de salvar al Go-
bierno. Por otra parte, la aristocracia colonial y sus
libertos adversaries irreductibles de la evolucin de
los negros se unirn para impedir la evolucin de
stos. Desde entonces se desencaden la lucha entire
los nuevos libres y los Representantes de la Metrpoli
por un lado y por otro entire los antiguos libres y los
terratenientes. Sonthonax en La Coupe (hoy P-
tion-ville) (Habitacin Nrette) fu quien di la
seal de esta colusin sangrienta. Pas, dice Ma-
diou, al cuello de Dieudonn su cordn de Comi-
sario Civil y, al abrazarlo, le dijo: Te delego todos
mis poderes en el Oeste; eres el Representante de
Francia y no olvides que mientras haya hombres de
color entire los tuyos, jams sers libre. Durante
muchas horas, se trataba, sigue historiador, en los
montes de degollar a los mulatos. Y el mismo
Dieudonn, siguiendo los consejos de Sonthonax, al
ocupar para la Repblica los montes de la Coupe
y Grand Fond, se neg a reconocer la preponde-
rancia de los hombres de color encarnados en Beau-
vais y Rigaud. El choque histrico no se circunscri-
bi solamente en el Oeste. En Limb, instigados









SOCIOLOGIA POLITICAL


por Blondeau, hombre de color en pugna de auto-
ridad con el coronel Barthelemy, negro del partido
de Laveaux, se agitaban los antiguos libres. Sin
embargo Dieudonn, investido del ttulo de Dele-
gado de la Convencin Nacional, al frente de sus
huestes compuestas en mayor parte de africanos con
los cuales Sonthonax haba formado el cuerpo de los
Regenerados hizo frente a Rigaud y Beauvais. He
aqu las declaraciones que hiciera a los delegados
de Beauvais. Dice: que jams reconocera a los
mulatos como jefes que no quera que viviera un
solo mulato, que los matara a todos ya que no haba
ni un solo comandante negro. Uno de los Regene-
rados del 29 de Agosto de 1.793 llamado Daty, al
solo anuncio que Sonthonax haba sido detenido se
sublev en las montaas de Puerto de Paz entregando
a fuego y sangre todo y despus de degollar a mu-
chos colonos, declar a todos los Diputados que iban
entrevistndose con l, que slo dejara de pelear si
pusieran en libertad a Sonthonax, el autor de la Liber-
tad de los Negros (Madiou). Lo ms sorprendente
es que Toussaint Louverture, que fu enviado para
combatir a Daty, en vez de pelear, lo perdon con-
findole el mando de Moustique (segn Madiou).
Con todo, este antagonismo de classes va evolu-
cionando hacia una lucha por la supremaca, la
cual va a explotar entire los propotipos de las dos









PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


classes en presencia: Toussaint y Villate. Quin es
Villate ? Hombre cultsimo, dice Schoelcher, 'sol-
dado de vala y muy capacitado, quien se gan todos
sus grados con la espada. Sin ambiciones perso-
nales permiti, por debilidad temperamental, a los
acaparadores enriquecerse bajo su gobierno sin
robar nada para s.
Quines eran estos acaparadores ?
Muchos mulatos nos responder Schoelcher, ha-
ban llegado a la ciudad de Cabo para vivir bajo la
administracin de uno de sus congneres. Villate los
haba favorecido a ms no poder. Ocupaban casi
todos los puestos civiles y municipales. La Guardia
Nacional en su mayora se compona de mulatos
(Segn Schoelcher). Sin embargo las crceles de
Cabo estaban llenas de negros.
El exclusivismo de la casta mulata lleg a su
paroxismo.
Con todo Toussaint vigilaba...
Desde haca tiempo, estaba en pugna con los par-
tidarios de Villate. Mientras tanto Blanc Cassenave
declar que preferira vivir en los bosques antes de
seguir recibiendo las humillaciones de Toussaint Lou-
verture. Despus de ensalzar a Villate, agrega que
es el nico hombre que puede salvar a la colonia
(Madiou). Mientras invocaba Toussaint la herman-
dad, Villate provoc la desercin en las huestes de









SOCIOLOGIA POLITICAL


.su mulo: (Schoelcher). Estall la explosion le 30
de Ventoso cuando el ordenador Peroux y Laveaux
se trasladaron a Cabo para poner orden en las Fi-
nanzas controladas por los mulatos.
De acuerdo con la aristocracia colonial para dar
el golpe, Villate subestim el factor negro ganado a
la devocin de Toussaint Louverture, factor que va
a desviar el curso de la historic de Santo Domingo
ya que Leveill, jefe negro, despus de avisar a Tous-
saint del golpe de estado, recorra con su hermano
las calls haciendo frente a los furores del pueblo,
pregonando que Laveaux era el protector de los ne-
gros y si pereciera, los mulatos entregaran los negros
a los ingleses, los cuales los hundiran nuevamente en
la esclavitud (Madiou). Y entonces, Toussaint desde
Gonaives, arrib a march forzada a Cabo, liberal a
Laveaux y Peroux encarcelados por Villate y se erigi
en dueo nico de la situacin.
Al respaldar al Representante de Francia, los
Negros respaldaban tambin a Toussaint Louverture
que los conspiradores detestaban al igual que al Go-
bernador. El asunto, dice St. Rmy tom propor-
ciones de guerra de casta. Su empresa tan mal con-
cebida como criminal tuvo como resultado el esta-
blecer la preponderancia negra en el Norte (Schoel-
cher: Asunto del 30 Ventoso).








PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


En este antagonism de las facciones en Santo
Domingo era providencial que Toussaint Louverture
pensara en su clase y llegase despus de tantas luchas
a realizar la dominacin de esta Provincia del Norte
destinada a jugar un papel tan grande en las guerras
en pro de la independencia. Es casi seguro que si
Toussaint hubiese fracasado en esa gran lucha de
clase, el devenir de los Negros hubiera sufrido per-
juicios porque Villate que haba realizado su supre-
maca en el Norte y Rigaud en el Sur hubieran con-
quistado la independencia en beneficio de los hom-
bres de su clase de acuerdo con la aristocratia co-
lonial. Y hasta ahora, en este moment de nuestra
existencia de pueblo cuajado de historic, podr sur-
gir uno de estos hombres poderosos por el espritu
y la voluntad para pensar primero en su clase y res-
tablecer el equilibrio quebrantado desde 1.915 y
orientar al Pas en la lnea de su espiritualidad? Con
razn se puede decir que todos los jefes de estado de
1.804 a nuestros das se consideraban no slo los jefes
de la nacin sino primero y sobre todo los primeros
de sus classes.









SOCIOLOGIA POLITICAL


LA RIVALIPAD ENTIRE TOUSSAINT Y RIGAUD
O GUERRA DE COLOR EL EXCLUSIVISMO
DE ANDRES RIGAUD -EL CONCEPT DE INDE-
PENDFNCIA DE TOUSSAINT LOUVERTURE

El asunto del 30 de Ventoso, en atencin a su im-
portancia, debe considerarse como un jaln colocado
en el desarrollo del process social de los aconteci-
mientos de Santo Domingo. Toussaint Louverture, al
dominar la crisis provocada por la ambicin de
Villate. restableci el equilibrio en beneficio de los
negros. Este agrupamiento o mejor dicho esta clase
tena la primaca en el Norte y Artibonito con el
ilustre cochero de Breda: los mulatos eran dueos
del Oeste y el Sur con Beauvais y Rigaud. Despus
de plantear en trminos ntidos la ecuacin de fuer-
zas, es sumamente interesante preguntarse Qu
clase de relaciones existan, en aquel moment de
nuestra historic social, entire las dos classes antag-
nicas? Para llegar a poner todo en claro, hace falta
poner de relieve las tendencies sociolgicas y por
otra parte, las aspiraciones polticas de estas dos
categoras sociales. La lgica de nuestro pensamiento
quiere que planteemos la cuestin as: Cules








PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


fueron las aspiraciones polticas de los hombres de
color ? En un informed de Sonthonax reproducido
por Schoelcher, leemos lo siguiente: Resulta que uno
de los motivos de esta rebelda (30 de Ventoso) tenda
a separar la colonia de la Metrpoli; que el promo-
tor de estos disturbios, el instigador disimulado de
este proyecto criminal es el ciudadano Pinchinat. De
los hechos relatados por Schoelcher, se desprende que
el mismo Rigaud participaba clandestinamente en
ese movimiento. Por lo tanto, la clase mulata trataba
de emanciparse de la metrpoli en su propio bene-
ficio. De todas maneras este comportamiento levanta
un angustioso problema sicolgico: Cmo conciliar
esta tendencia hacia el separatismo con la abnega-
cin casi ciega de Rigaud y de toda su clase para
con la Metrpoli ? Mltiples razones la explican. En
primer lugar, la emancipacin general de los esclavos
provoc la discrepancia entire los antiguos libertos
y los Comisarios Civiles, incit a los mulatos, posee-
dores de esclavos a alinearse en el Partido del Rey
de Espaa y a entregarse a los ingleses y por fin a
establecer una alianza entire ellos y los colonos rea-
listas (Segn Madiou). Y, por encima de todo, los
hombres de color, sigue Madiou, vean con indigna-
cin la actitud de los blancos ms propensos a en-
tregar la autoridad del pas a los Nuevos Libres antes
de someterse a su dominacin.









SOCIOLOGI.A POLICA


Enemigos de los Comisarios Civiles, hostiles a
Toussaint Louverture y a la masa negra, despreciados
por los colonos terratenientes, los hombres de color,
en efecto no tenan ms qae una sola escapatoria
par, perpetuar su preponderancia: aduearse de la
colonia de Santo Domingo.
Habiendo denunciado Sonthonax en Francia al
Directorio la actitud de los hombres de color, obtuvo
la autorizacin de apoyar su poltica en los Nuevos
Libres que pasaban por ser los ciudadanos ms fieles
a Francia. Tanto es as que para contrarrestar el
designio de los mulatos, la Tercera Comisin Civil
arrib a Santo Domingo con la misin de vigilarlos,
respaldada por dos mil fusiles, cuarenta mil libras
de plvora, doce piezas de caon y mil doscientos
hombres de tropas (Antoine Michel Misin del
General Helouville en Santo Domingo). La puesta
en ejecucin por Sonthonax de esta nueva poltica
del Directoio permanece un suceso clave en las cir-
cunstancias que deban conducir a la Guerra del Sur.
En cuanto holl el solar haitiano, el primer gesto
de Sonthonax fu entregar un fusil a un nuevo libre
dicindole h va la libertad que te da Sonthonax;
el que quiera quitarte dicho fusil desea que vuelvas
a ser esclavo. A los cultivadores, les deca: Tra-
bajad, mas no olvidis que nadie tiene derecho a
forzaros a disponer de Vuestro tiempo contra vuestra









PROBLEMA DE CLASS EN HAITI


voluntad. Hizo ms aun; en Cabo, cre escuelas
para los nuevos libres, es decir negros y mulatos.
Se les ensealan adems de los elements ordinarios,
las historias griega y romana; usaban muchas horas
diarias cantando himnos patriticos. Y como para
ultimar toda' estas medidas, Toussaint fu ascendido
al grado de General de Divisin. Este aprovech su
posicin para organizer a su ejrcito en el Norte y
el Centro (Antoine Michel)- Ahora se trata de saber
mientras iba cumplindose esta alta poltica de con-
solidacin del podero de los negros Cul fu la
repercusin entire los mulatos ? Naturalmente todas
estas muestras de favor, dice Alcius Charmant, tu-
vieron por efecto de acrecentar ante los negros el
prestigio de Toussaint Louverture, al mismo tiempo
que despertaban los celos de los mulatos. Rigaud,
en particular, que no era ms que General de Bri-
gad se sulfir a ms no poder al salir el nombra-
miento de Toussaint como General de Divisin; no
pudo contener su ira al pensar que tendra que obe-
decer a un antiguo esclavo. Un acontecimiento de
mayor amplitud no tard en llevar a su paroxismo
la exasperacin de Rigaud: el ascenso de Toussaint
4a grado de General en Jefe del Ejrcito de Santo
gpmingo. Se atemoriz Rigaud de la preponderancia
#4 idemento negro en el Norte y Artibonito (Alcius
C y pant Vivir Hait?) Se trata de la actua-









SOCIOLOGIA POLITICAL


cin de Rigaud frente a un rival ms afortunado.
Qu se puede decir de su actitud para con la clase
negra ?
Preferimo,. en la relacin de hechos tan graves
para el destino de nuestra comunidad, referirnos a
los mismos testimonios de los autores.
Desde hace dos aos sostiene Gastonnet Desfosses,
viva en el Sur en una independencia casi complete.
Rigaud reinaba en dueo absolute y muchos mulatos
espantados por la influencia creciente de los negros
en el norte se haban agrupado apresuradamente
bajo su mando.
Rigaud contaba con un ejrcito de 8.000 hombres
y todos los oficiales superiores eran mulatos. Los
negros no podan llegar a ser sino capitanes. Todas
las funciones publicas eran el monopolio de los hom-
bres de color So pretexto de suprimir la vagancia,
los negros fueron abandonados en las plantaciones
y sometidos a una especie de servidumbre que, en
muchos aspects, recordaba la antigua esclavitud :
un rgimen de hierro pesaba sobre el Sur. La Pro-
vincia del Sur ofreca el espectculo nico en el
mundo de un estado mulato hostile a la par al blanco
y al negro. En este punto de historic, se expresa la
verdad por el testimonio unnime de los historia-
dores desde Gastonnet Desfosses, Pamphile de La-
croix, Schoelcher hasta J. C. Dorsainvil, Antoine









PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


Michel, etc., etc. Ante semejante estado de hecho,
mand Sonthonax al Sur tres Delegados: Kerverseau,
Rey y Leborgne cuya misin era igualar todos los
derechos entire todos los ciudadanos sin distincin
de color. Por eso las masas negras del Sur los reci-
bieron como el Mesas. Los cultivadores mostraron,
afirma Schoelcher a los delegados sus calabozos, sus
cadenas y la miseria de que eran objeto. Como la es-
clavitud segua subsistiendo de hecho, acogieron a los
Delegados con los gritos de :Viva la Repblica! Arriba
Francia (Schoelcher).
En el acto tomaron los delegados medidas de jus-
ticia social permitiendo a los negros el alejarse de
las fincas y haciendo publicar un comunicado que
prohiban a los cultivadores que pusieran en cala-
bozos a los trabajadores que empleaban. En cuanto
a las crceles que contenan 900 detenidos de los
cuales dos solamente eran mulatos, fueron abiertas
y la mayor parte de los encarcelados fueron libe-
rados. Sin embargo Rigaud que gobernaba en mo-
narca absolute, descontento de estas medidas de
justicia, organize secretamente una insurreccin en
la ciudad de Cayes. Sus partidarios se sublevaron
pregonando : A las armas; peligra la Libertad.
Obliga-on a los Delegados a que se embarcasen para
Cabo de;ando al Gobierno de Rigaud ms slido que
nunca. No bien se embarcaron cuando ste destruy









34 SOCIOLOGIA POLITICAL

cuanto hicieran y devolvi a los mulatos sus privi-
legios. Mientras el Representante de la Clase mulata
maltrataba as a sus hermanos negros. Qu haca el
genial Toussaint ?
En aquel moment, sostiene Firmn, todas sus
preocupaciones convergan hacia la aceleracin de
la evolucin de los antiguos esclavos hacia un grado
de civilizacin y de discipline poltica que les hiciera
aptos para el ejercicio de la libertad y les inculcara
sobre todo la necesidad de conservarla aunque les
cueste la vida.








PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


LA GUERRA DEL SUR
O LA LUCHA DE CLASSES
LLEVADA A SU PAROXISMO

En la historic de la evolucin de la lucha de classes
en Santo Domingo, el asunto de Og y Chavannes
constitute una primera etapa; la supresin de la
esclavitud el 29 de Agosto de 1793 represent la
segunda etapa.
Por qu ? Porque dejando de lado todo escr-
pulo, los hombres de color, posesores de esclavos
respingaron y hasta protestaron contra los Decretos
de emancipacin emitidos por los Comisarios, en
favor de las masas negras. Como primera consecuen-
cia, este comportamiento indign a Sonthonax contra
los hombres de color e hizo desviar la lnea de su
poltica puesto que Sonthonax indignado contra los
hombres de color, dice Madiou, porque gran n-
meros de ellos, en el Norte haba abandonado la
causa de la Repblica desde la Proclama del 29 de
Agosto; por eso decidi confiar la autoridad de la
colonia a los nuevos libres o regenerados quienes a
su parecer, eran menos susceptibles de traicionar a









SOCIOLOGIA POLITICAL


Francia. Como los ingleses y los espaoles llamados
por el partido colonial, restablecan la esclavitud por
doquier, los nuevos libres se interesaban por res-
paldar al Gobierno francs cuya libertad les garan-
tizaba, ya que oprimidos, no aspiraban ms que a
ella. El Comisario Civil dijo a Christophe Morney,
Lafond y a Guimbois, tres negros de Artibonito que
tuvieran cuidado con los hombres de color, los
cuales queran restablecer la esclavitud entregndose
en brazos de ingleses. Pasando la mano por la ca-
beza de Christophe Morney, le dijo: Si tuviera tu
pelo y tu epidermis, la libertad de tu raza quedara
asegurada para siempre. Los tres negros, que eran
antiguos libres, contaban todo a los hombres de color
de Santo Domingo. Estos a quienes espantaban tales
ideas, se resolvieron asesinar a Sonthonax cuando
llegara a su pueblo.
Como segunda consecuencia, casi se asisti a una
guerra de classes. Los africanos de las alturas de
San Marco, se sublevaron quemando y saqueando
todo. Hasta se trataba de degollar a los hom-
bres de color, quienes, segn algunos, no queran
que fuesen libres. Sus intereses comunes les reunan
ante esta pretensin de los antiguos libres, los blan-
cos y los hombres de color presentaron un frente
comin e Ihicieron el 17 de Noviembre un acto de
resistencia a la opresin.









PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


Por fin, la tercera consecuencia es la cuestin de
emancipacin de los africanos que cre una division
en el mismo campo de los mulatos.
Mientras Pinchinat y Antoine Chanlatte se entre-
garon a la causa de la Repblica a tal punto de
impedir que los blancos y los antiguos libres se
entregasen a los ingleses, es necesario hacer notar,
en beneficio de Andrs Rigaud, su actitud al recibir
una carta de Jn-Baptiste Lapointe, fechada el 12 de
Julio de 1.797:
Arcahaie, 12 de Julio de 1.797
General Rigaud,
Comandante de la Provincia del Sur.
La guerra que el Comisario Sonthonax enciende
contra Vos, debe convenceros de la perversidad de
sus proyectos y su constant resolucin de hacer
de Santo Domingo el sepulcro de todo lo que fu
antes de la revolucin: libre. Este hombre siti-
bundo de sangre, despus de aniquilar o mejor
dicho, despus de desmenuzar la influencia de los
blancos. a tal punto de no temer nada de ellos,
acude a la venganza de los negros contra los hom-
bres de color. Para granjearse la simpata de los
blancos de su partido, pint a los hombres de color
como los destructores de Santo Domingo: bien sabe
el prfido que es todo lo contrario; con todo para
justificar sus atroces confabulaciones, lo repite sin









SOCIOLOGIA POLITICAL


cesar. El GoLierno francs finge creerlo o lo cree
de veras. Os ha puesto fuera de la ley, y Sonthonax,
vido de todo lo que puede contribuir a derramar
la sangre sin razn toca a rebato en la cabeza de
aquellos que se complace en llamar hoy los mulatos.
Se hin hecho grandes preparativos contra Vos; el
negro Toussaint, ayudado de los blancos que se han
incorporado cobardemente a su bandera, emplea la
vigilancia ms active para abrirse una comunicacin
en el Sur. (Al decir verdad, constituimos un obst-
culo para l; querra forzarnos y no es cosa fcil).
Por mucho que digan sus partidarios que entrevist
ltimamente, no creo que su proyecto consista en
atacaros a las claras.
Este esclavo es demasiado cobarde para acome-
terlo, pero supongo que cuenta con la influencia que
le proporciona su color y el papel que le hacen jugar
los negros para atraer a los de Vuestra provincia.
Entonces. os verais reducidos a perecer de manos
de sus satlites ms feroces, instigados por ver-
dugos que armen sus brazos contra Vos. Conocis
sin duda la proclama de Sonthonax con respect a
Vos; habris notado con qu destreza brbara re-
cuerda el asunto de los negros de Croix des Bou-
quets conocidos con la denominacin de Suisse
embarcados por Caradeux rumbo a Baie des Mous-
tiques..









PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


Esperaris que este monstruo consuma sus fe-
choras ? Esperaris que d su ltimo golpe a la
poblacin libre y por su maquiavelismo transform
esta isla soberbia en una nueva Guinea ? La faccin
que simboliz,, jams tuvo otro designio y, pese a
que se cambi este sistema en Francia, el brbaro
no ha renunciado a sus proyectos. Abrid los ojos, os
conjuro. pasead vuestras miradas por el porvenir y
acudid a aquella energa que os salv as como a
aquellos que comparten vuestra causa, la Matanza,
de una proscripcin semejante a aquella que ejer-
ci contra lo- blancos cuando lleg por primera vez
a esta colonial.

Ha llegado tal vez el moment en que una
paz general, en Europa, ha de solucionar los
destinos de Santo Domingo. Sera lisonjero que pre-
servrais los restos infortunados de los hombres y
los propietarios de los lugares de vuestro digno
comando, del furor devastador de los salteadores que
no conocen ms que la anarqua. Creed que cual-
quiera que sea la potencia destinada a poseer Santo
Domingo se sentir feliz de encontrar en l, el ncleo
de una colonia contra la cual fueron dirigidos tantos
golpes v slo los conservadores tendrn razn. No
debis de esperar que se encienda la guerra en los
sectors de vuestro digno comando; sufriris de sus










SOCIOLOGIA POLITICAL


estragos; arrastraran infaliblemente la destruccin
de lo que habis conservado y caern sobre vos sus
secuelas
No os aconsejo nada; sois grande, cuerdo; os envo
una obra impresa hacia fines del ao pasado por
el Directorio francs. Leedla con detencin; esta
lectura os permitir tener una opinion personal en
cuanto se refiere a la colonia; deseo que vuestras
reflexiones sean parecidas a las mas.
Si quisirais hacer caso de mis gestiones, os que-
dara agradecido pues esto podra conducir, sin em-
paar vuestro honor, a hacer algo til por la colonia.
Los buques armados que mis jefes pusieron a mi
disposicin me autorizan a emprender estas ges-
tiones. Podris cartearos conmigo por las barcas de
Leogane. No os indicar ningn medio de ejecucin;
a lo mejor los tendrais ya; sin embargo estos buques
me los suministran. El que proteja al parlamentario
encargado de presentarla, aparecer dentro de cinco
das; podris devolverle pues vuestra lealtad me ga-
rantiza su sepuridad.
Haced cuanto podis para perfeccionar vuestra
obra, su conservacin, y no permitis que la man-
chen. No puedo explayarme ms. lo important es
comenzar; proseguid y si lo deseis, nos explicaremos
de otra manera.
(Firmado: B. LAPOINTE)









PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


HE AQUI LA RESPUESTA
QUE HIZO ANDRES RIGAUD

He recibido con much sorpresa y todo el des-
precio que merece la carta que me escribi; mi asom-
bro ha ido creciendo al leer cada una de sus lneas.
En primer lugar pens que poda ser la confesin
de los crmenes que cometi para con su patria y sus
hermanos. Me imagine que al reconocer por fin la
profundidad del abismo en el que se ha precipitado,
quiso, antes de sufrir la condena que lo espera,
transmitir a la posteridad por mi intercesin el
cuadro de las llagas que ha hecho a la humanidad;
mi corazn se regocijaba al creerle susceptible de re-
mordimientos... pero! no! Persiste en el vicio y se
atreve a proponer a un Republicano convencido que
lo imite; se atreve a proponerme que sacrifique as
la gloria de haberle combatido a usted y a sus amos,
de haberle constantemente resistido a sus promesas y a
sus amagos. Y en qu moment, Dios mo? Se atreve
a usar este lenguaje? Pretende que en cuanto se haga
la paz en Europa, se arreglarn los destinos de Santo
Domingo? Podrn ser inciertos dichos destinos? Po-
dr Lapointe enorgullecerse de disfrutar del fruto de










SOCIOLOGIA POLITICAL


ellos? Puede la colonia francesa pertenecer a otra
potencia que no sea la Repblica francesa? Puede
esperar terminar tranquilamente sus das en l des-
pus de empapar esta tierra de tanta sangre inocente?
A qu se debe que se interest por mis camaradas y
por m .iespus de mandar degollar despiadadamente
a aquellos que podra haber salvado? Usted que hu-
biera consumado si lo hubiera podido, el exterminio
de todos los hombres de color apegados a su patria,
tiene la audacia de mostrarse sensible a las desgracias
de que los cree Vd. amenazados ?
Si tenemos algunas dificultades con los agents que
el Gobierno francs ha enviado a la colonia, no po-
demos quejarnos sino ante dicho Gobierno. No te-
nemos ni pretendemos tener otro respaldo que no sea
su justicia.
Si los africanos por cuya libertad he combatido
se muestran ingratos a punto de desconocer mis ser-
vicios, no por eso dejara de ser fiel a mi patria, ni
seguir apegado a los sublimes principios que me han
servido de pauta; hallar en el fondo de mi corazn
el dulce consuelo de haber abrazado la causa a la cual
queda ligada forzosamente la ma y que hubiera sido
suya si hubiese conocido su inters, mas a mi parecer,
no son todos injustos conmigo y el cario de aquellos
que no me conocen me compensa del odio que se
sugiere a aquellos que no han tenido ocasin de apre-









PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


ciarme Por lo dems, un Republicano que sabe acos-
tarse con la muerte en los combates en pro de la felici-
dad de su pais debe temerla de parte de las facciones
del interior? Debe este temor llevarlo a traicionar sus
deberes, a vivir en la ignominia antes de morir como
se debe con gloria y sin reproche ? No es extraio
que me haya enviado un libro escrito por un colono
y que no hable sino de la necesidad de mantener la
esclavitud. La lectura de dicho libro me convince
cada vez ms de la conformidad de los principios del
autor con los suyos y los de sus afines.
Deba reprimir su insolencia y reprobar el tono
despreciativo con el cual me habla del General fran-
cs Toussaint Louverture. No le corresponde tachar-
le de cobarde puesto que ha temido hacerle frente;
no conviene tacharle de esclavo porque un Republi-
cano francs no puede ser esclavo. Estos ttulos les
pertenecen a Vd. porque no ha combatido a sus ene-
migos ms que con las armas de la perfidia cuando
estaban indefensos, porque serva a los hombres (1)
que jams llegar a igualar y trabaja para ayudarlos
a mantener la esclavitud.
Toussaint por lo contrario, combat bajo las ban-
deras de la libertad para emancipar a los hombres
que avasalla. Su calidad de negro no establece nin-

*Ailusin hecha a los ingleses que seguan siendo esclavistas y
no admitan la igualdad civil y poltica de los libertos.










SOCIOLOGIA POLITICAL


guna diferencia entire l y sus conciudadanos bajo el
imperio de una Constitucin que no establece las
dignidades en los matices de la piel.

Cuando haya conocido mis sentimientos al leer
mi carta, se convencer sin duda que mi honor que-
dara empaado si tuviera una correspondencia ms
extensa con Usted. No contest a su propuesta ms
que para pagar el just tributo de indignacin que su
conduct liberticida y sanguinaria le atrae de parte
de los hombres sensibles.

Cargado de fechoras tan ingentes, ya no le queda
ningn honor, Estos jefes han comprendido tan bien
esta verdad que despus de haberle mandado propues-
tas annimas, le han encargado que me haga otras
muy precisas como si no hubiera ya honor que empa-
ar. Siendo yo celoso en mantener el mo, no puedo
por ms tiempo entretenerme con un traidor. Sus de-
legados no merecen ms desprecios que usted pues son
tamben franceses rebeldes a su patria y expuestos a
todos los rigores de sus leyes. No pueden ser consi-
derados como parlamentarios estando encargados de
un cometido contrario a todas las leyes de la guerra.
No habra falta de lealtad retenindoles y no les
permit retirirse ms que para hacerle llegar ni con-
testacin.
Firmado: Andrs RIGAUD










PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


Podemos decir a la luz de esta respuesta que
Andrs Rigaud di prueba de grandeza de alma para
con au mulo Toussaint Louverture. Comprendemos
tambin lo que indujo a Antoine Michel a aseverar
que en un principio ambos hombres mentenan rela-
ciones muy cordiales.
Desde cundo se manifiesta el antagonismo entire
los lderes de las dos classes de Santo Domingo? El
Directorio, al aprobar la poltica de los Comisarios
Sonthonax y Polverel se apoyaba en la clase de los
nuevos libres. Como el Primero de los Negros no se
detena a medio camino y pensaba en la hegemona
El Directorio crey que estos Comisarios (Tercera
Comision Civil con Sonthonax, Giraud, Leblanc, Rou-
me y Raymond, mulato) dominaran a Toussaint Lou-
verture y para mejor lisonjear su vanidad, emiti un
decreto el 17 de Agosto de 1.796 bajo la firma de
Lareveillire Lepeaux que le reconoca el ttulo de
General de Divisin. Se le entreg al mismo tiempo
un sable as como dos pistolas de honor con las cua-
les fu agraciado por la Repblica Francesa. Una
carta de Bonaparte le di a conocer a la par que se
decidi que sus hijos seran enviados a Francia para
ser educados a costa de la Repblica (Alcius Char-
mant Vivir Hait?).
La actitud de Rigaud en esta carta, fechada el 12
de Julio de 1.797, es decir dos aos despus del as-









SOCIOLOGIA POIITICA


censo de Toussaint al grado de General de Divisin
(Octubre 1.795) puede crear confusion en el es-
pritu del lector.
No es menos cierto que Pamphile de Lacroix,
mencionado por Schaelcher, declar a propsito de
Rigaud, que la obedencia a un negro rebelaba todas
sus ideas. Y St. Rmy (relata el mismo Schoelcher)
a pesar de su extrema parcialidad para l, no puede
menos de decir: El ascenso de Toussaint Louver-
ture al grado de General de Divisin fu una pua-
lada dada a Rigaud. Por eso ambos jefes no pu-
dieron llevarse bien cuando se encontraron en
Gonaives rumbo a Cabo donde fueron convocados
por Hedouville ni en casa de ste donde se hallaron
cara a cara. Ni siquiera se mostr Rigaud agradecido
para con Toussaint que rehus mandarlo detener.
He aqu por qu junto con admirar la ordenacin
y el espritu de la bella conferencia de nuestro colega
Catts Pressolr sobre la Gnesis de la Nacin Hai-
tiana, no podemos estar de acuerdo con su dictamen
cuando interpreta el sentido de las palabras pro-
nunciadas desde el pulpito de la Catedral de Puerto
Prncipe. Los intereses, las ambiciones y divergen-
cias de opinion entire el jefe negro y el mulato expli-
can lo suficiente el reto a muerte al cual llegaron
sin que haya podido dar importancia a la diferencia
de sus colors y las palabras pronunciadas por










PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


Toussaint desde la Catedral de Puerto Prncipe son
las ms desdichadas de nuestra historic : Por
qu el General Rigaud se niega a obedecerme ? Es
porque soy negro . .
Toussaint era demasiado superior para que po-
damos tacharle de acomplejado. Sin duda habr
visto en estas palabras un medio de explotar en su
beneficio la emocin de las masas negras.
Cul fu el comportamiento de los Negros y la
reaccin de los Mulatos ante este ascenso y las
adulaciones de que fu objeto Toussaint Louverture
de part de la Metrpoli ? Por supuesto todas estas
muestras de favor, dice Alcius Charmant, tuvieron
por efecto el acrecentar ante los negros el prestigio
de Toussaint Louverture, al mismo tiempo que des-
pertaban los celos de los mulatos. Rigaud especial-
mente por ser General de Brigada se irrit profunda-
mente cuando ascendieron a su rival al grado de
General de Divisin; no pudo ocultar su disgusto al
pensar que se vera obligado a obedecer a un anti-
guo esclavo. Otro acontecimiento que iba a exasperar
desmesuradamente a Rigaud fu cuando los Comi-
sarios confirieron a Toussaint Louverture el grado
de General en Jefe del Ejrcito de Santo Domingo
entregndole con toda solemnidad este ttulo en
Cabo, el primero de mayo de 1.797. Por otra parte,
Rigaud que viva en una independencia casi com-










SOCIOLOGIA POLITICAL


pleta en el Sur desde la march de Sonthonax se
espant de la preponderancia del element negro en
el Norte y el Artibonito. Dueo absolute del Sur, no
aguantaba a los negros. Su administracin era del
todo military y esencialmente aristocrtica: los co-
mandantes de plaza ocupaban los puestos munici-
pales; los comandantes de los distritos hacan las
veces de Jueces de Paz y los Inspectores de cultural
eran oficiales. Rigaud recurdenlo contaba
con un ejrcito de ocho mil hombres; todos los ofi-
ciales superiors eran mulatos. Los negros no podan
llegar sino al grado de capitn; todos los puestos de
la administracin pblica eran el monopolio de los
hombres de color y so pretexto de suprimir la va-
gancia. Rigaud haba colocado todos los negros en
las fincas sometindolos a una especie de servidum-
bre que en muchos aspects, haca pensar en la an-
tigua esclavitud (Alcius Charmant).
Mientras tanto Qu direccin imprima Tous-
saint a su poltica en el Norte? Siendo su meta la
hegemona. la independencia national, se deshar
sucesivamente de Laveaux y Sonthonax, nombrn-
doles representantes de Santo Domingo ante la
Metrppoii. Mas Sonthonax, al darse cuenta de la
astucia del Primero de los Negros, decidi, a pesar
suyo, alejarse de la colonia. Por eso se apresur, en
el Consejo de los Qluinientos, .verificado el 4 de









PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


Febrero de 1.798 a pronunciar un discurso en el
que denunci la conduct que Toussaint tuvo para
con l: Desde entonces le sospechaba, pese a sus
calurosas protests de amistad hacia Francia y se
empieza a inquietarse de su podero.
De ah la misin de Hedouville.
Cul fu el objeto de esta Misin y cules fueron
las reacciones sicolgicas de los dos grandes lderes
de clase Rigaud y Toussaint en cuanto a las ges-
tiones maquiavlicas de Antoine Hedouville ?
El objeto de esta misin ? Que nos sea permitido
ante 1a importancia histrica de estos hechos trans-
cribir los dictmenes de los tratadistas :
Hedouville, adems de su misin de enfrenar
la ambicin del popular general en jefe, estaba
encargado de detener a Rigaud y deportarlo a Fran-
cia. Habiendo sabido el arribo a Cabo del Comisario
del Directorio, Toussaint Louverture se traslad a
saludarlo. Despus de una larga entrevista que tuvo
todas las apariencias de la franqueza, Hedouville
le orden que detuviera a Rigaud; pero Toussaint se
neg alegando los servicios que ste haba prestado
a Francia contra los Ingleses.
La poltica que quera seguir Hedouville y que
sigui en efecto, fu aquella que inaugurara Luis
XV en un edicto aparecido en Julio de 1.731 que
Sonthonax pusiera en prctica en 1.793. Esta pol-










SOCIOLOGIA POLITICAL


tica consista en indisponer a los negros y mulatos
contra los blancos partidarios de la independencia
de la colonia, luego los negros contra los mulatos
para poder regentar gracias a su division. Al gran-
jearnos la simpata de los negros deca Sonthonax,
podremos deshacernos de estas figures ruibarbas (los
mulatos); luego, al granjearnos la simpata de los
negros de Guinea contra los criollos, llegaremos f-
cilmente a destruir a estos doctors cordobanes (los
griffes y los marabouts), por fin, Francia, cansada
de tanta trifulca terminar dejndonos actuar; en-
tonces restableceremos la esclavitud. (Memoria del
General Bonnet, pgina 71).
1-Reaccin de Toussaint : Rehusa detener a
Rigaud para no provocar el cisma entire los negros
y los mulatos, ya que esta division hubiera sido pro-
vechosa para los blancos (segn Alcius Charmant).
Entonces habra realizado la perfidia tenebrosa del
agent del Directorio.
2.-Reaccin de Rigaud: Segn Schoelcher, Rigaud
no supo agradecer a Toussaint el haberse negado a
detenerlo. Durante su segundo viaje a Puerto Prn-
cipe rumbo al Norte donde iba a recibir instruccio-
nes de Hed-uville, Toussaint a quien sus oficiales
haban relatado todo lo ocurrido, en un moment
de ira. dijo estas palabras: Podra mandarlo dete-
ner. .. pero que Dios me preserve. Necesito al seor










PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


Rigaud .. .Es violent . Me conviene para pro-
vocar la guerra y esta guerra me es necesaria . La
casta mulata es superior a la ma . Si le quitara
su jefe, encontraria tal vez otro que valiera ms que
l. Conozco a Rigaud; abandon su caballo cuando
galopa; cuando acta, muestra su brazo; yo galopo
tambin, sin embargo, yo s detenerme a tiempo y
cuando actio, me sienten, mas no me ven. Slo sabe
Rigaud provocar insurrecciones con sangre y ma-
tanzas. Yo, s poner al pueblo en movimiento . .
Gime el seor Rig4ad cuando ve al pueblo que
excita enfurecido. Yo no me sulfuro fcilmente.
Cuando aparezco, es preciso que todo se tranquilice
(Schoelcher).

El Genio de nuestra raza, el gran Toussaint Lou-
verture estaba obsesionado con la idea de unir a
ambas classes, factor indispensable a la realizacin
de la independencia national. En visionario har
que se doblegue su orgullo para tratar de hacer com-
prender a Rigaud, admirador de Francia, que la
salvacin de ambas classes resida en su conjuncin.
Desgraciadamente, entorpecido por la ideologa co-
lonial y :us tendencies hereditarias, Rigaud no pudo
elevarse a la altura de los grandiosos concepts de
Toussaint para fundir en un mismo ideal de rehabi-
litacin comn la fortune de los dos agrupamientos









SOCIOLOGIA POLITICAL


humans que pertenecen con todo a una sola y misma
raza : la raza negra.

Al cabo de dos semanas, Rigaud, al dirigirse a
Cabo para departir con Hedouville, se detuvo en
Gonaives. All se entrevist can Toussaint trasla-
dndose en el mismo carruaje al pueblo arriba men-
cionado. A lo largo del camino, Toussaint dijo a
Rigaud : Mi General, tenis que ir con cuidado
con los consejos que os haya dado el General He-
douville y acordos que los hombres de color y los
negros somos del mismo origen, que nacimos para
unirnos y ayudarnos mutuamente y slo nuestra
unin puede asestar un golpe al antiguo rgimen que
ambas classes deben aglutinarse para pelear contra
las tendencias esolavistas del Directorio y proclamar
la Independencia de Santo Domingo; por fin ais-
larnos ante el gran acto de reacciones que vienen
operndose ya en Francia contra la Libertad General
proclamada por Sonthonax. (A. Charmant His-
toriador).

Qu har Rigaud ante semejantes consejos im-
pregnados de cordura y grandeza ? Dejemos que
hable la autoridad de los autores. El General He-
douville para mejor azuzar el odio de Toussaint
contra Rigaud y cumplir de manera tan segura como
complete su obra de discordia, hizo introducir olan-









PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


destinamente a Toussaint en un saloncito separado
por un tabique de la pieza donde estaba Rigaud para
que Toussaint pudiera oir distintamente la revela-
cin hecha por Rigaud a Hedouville relative a las
conversaciones que sostuvieron durante el trayecto
de Gonaives a Cabo (A. Charmant. Vivir Hait?)
Desde entonces era ineluctable la guerra del Sur.
He aqu con qu palabras el General Rigaud en-
cendi esta guerra :
Hermanos del Sur, deca, sabedlo bien : existen
en el pas dos classes de hombres : la clase asquerosa
e incapaz y la clase simptica e inteligente. Seamos
de la ultima y ahuyentemos a la otra hacia el campo
done se marca su morada lejos de la estada del
hombre, entire los series inferiores, incapaces de so-
ciedad. Conocemos el resultado de esta formidable
lucha de clase llevada a su paroxismo y que condujo
a la victoria de Toussaint.
Sin embargo Rigaud, slo con pensar reconocer
a Toussaint Louverture como General en Jefe y
obedecer a un negro, tuvo un violent acceso de ira.
Rompi su espada y estuvo a punto de acoger mal
a Vicente
Ante semejante actitud que no poda ser prove-
chosa para ninguna de las dos classes, se comprendi
la indignacin de Toussaint en su discurso en la
Iglesia del Port-Rpublicain, donde toc con el










SOCIOLOGIA POLITICAL


dedo las causes profundas del antagonismo entire las
dos classes: Hombres de color que desde el principio
traicionis a los negros Qu deseis hoy ? Nadie
lo ignora: queris mandar como seores en la co-
lonia; queris el exterminio de los blancos y el
avasallamiento de los negros. Pero lo habis pensado,
hombres malvado.s que os deshonris con el em-
barque y despus con la degollacin de las tropas
negras conocidas con el nombre de Suisses Ha-
bis vacilado en sacrificar al odio de los pequeos
blancos a aquellos desdichados que vertieron su
sangre por vuestra causa ? Por qu los habis sa-
crificado Es porque eran negros. Por qu se niega
a obedecerme el General Rigaud ? Es porque soy
negro; por eso, profesa hacia mi persona un odio
implacable. Por qu se negara a obedecer a un
General francs que como l ha contribuido ms
que cualquiera a la expulsion de los ingleses. Hom-
bres de color, con vuestro estpido orgullo y vuestra
perfidia, habis perdido ya la parte que poseis en
el ejercicio de los poderes polticos. En cuanto al
General Rigaud, est perdido, lo veo en el fondo de
un abismo; rebelde y traidor a la Patria, ser devo-
rado por las tropas de la Libertad.
Mulatos, prosigue, estoy viendo en el fondo de
vuestras almas; estbais listos a rebelaros contra m;
mas pese a que todas las tropas van dentro de poco









PROBLEIA DE CLASSES EN HAITI 55

a alejarse de la parte occidental, dejo mi brazo y
mi ojo : mi ojo para vigilaros y mi brazo para alcan-
zaros por doquier.
Se baj Toussaint del pulpito con viveza (relata
Madio)), atraviesa la muchedumbre temblorosa y
amenazada con multiples bayonetas que centellean
en la plaza. Tba a prosternarse al pie del Gran Altar,
rog a Dios con fervor y se enderez persignndose.
Mont a su caballo y se dirigi al Palacio del Go-
bierno done lo esperaban un gran numero de
colonos blancos y damas blancas, quienes lo felici-
taron pnr lo que acababa de decir (Madiou Tomo
cuarto).









SOCIOLOGIA POLI~O


CAPITULO SEGUNDO

EL PROBLEMA DE CLASSES DE 1.804 A ANTOINE
SIMON -- LA ACCION DE LOS HOMBRES
DE ESTADO

La Colonia Francesca de Santo Domingo estaba
compuesta de tres classes : la de los colonos, grandes
terratenientes, la de los libertos y por fin la de los
esclavos que comprenda una mayora de negros y
una minora de mulatos.
Esta sociedad de esencia esclavista se caracterizaba
por la explotacin del material human represen-
tado por la inmensa mayora de negros venidos de
Africa. Sin embargo, ese estatuto conferido a la clase
intermediari es decir, a los mulatos, deede el punto
de vista social y econmico era un insulto a la dig-
nidad de la especie humana. Mas cuando llegaron
las horas de las primeras reivindicaciones en Santo
Domingo. estbamos en derecho de esperar desde el
double punto de vista biolgico y poltico que los
Lderes de esta clase intermediaria confundiesen sus
intereses y su porvenir con los de la gran masa negra.
Por de-,gracia, sin hacer caso de todo sentimiento
de solidaridad, la Historia relata que Og no produjo
reclamaciones sino para los suyos. Entonces la lucha








PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


contra los opresores de Santo Domingo se inaugur
con la ausencia de unin entire dos classes que tenan
iguales reivindicaciones que plantear. Haca falta que
surgiesen lderes desde las honduras de la casta de los
esclavos Estos lderes fueron: Boukman, Jean-Fran-
gois, Biassou, etc. Pero uno de ellos, Toussaint Lou-
verture no slo reivindic la gran misin de defender
los interese y los derechos de los pobres negros,
sino que lleg a ser la viva conciencia de su clase
encarnando mus aspiraciones, sus deseos a tal punt
que poda sofiar con la independencia de este hato
de parias.
Tena tanto que pedir a la Historia la gran masa
de parias vctima de la esclavitud ? Ella se lo pidi
y sostuvo el movimiento ms radical al cual le fu
dado entonces adherir: el movimiento en pro de la
Independencia. Esta gran masa de parias hizo la
guerra de la Independencia porque sus intereses de
clase estaban en peligro. Los libertos se unieron a
los esclavos insurrectos porque entire dos males haba
que escoger el menor: el mantenimiento de sus de-
rechos de propietarios de esclavos o el mantenimiento
de un sistema que les quitara todo derecho de ciu-
dadana (Jacques Roumain).
De todo esto se desprende :
a) La tendencia de las lites de desvincularse de
las masas y comprobamos que todo eso condujo al
fracaso









SOCIOLOGIA POLITICAL


b) D'l otro lado del dptico, la conduct del Pri-
mero de los Negros nos ensea que toda Revolucin,
si quiere ser profunda y duradera deber tener como
objetivo, la redencin de las masas. Por eso, el Pri-
mero de los Negros seguir siendo el precursor de
nuestros grandes Lderes y su enseanza debe servir
de doctrine para iluminar su accin en el orden
poltico-social. A pesar del desacuerdo registrado
entire las dos classes en el albor de las luchas en Santo
Domingo. el determinismo histrico quiso que la
victoria por la Independencia national fuese asegu-
rada por la unin de las dos entidades demogrficas
arriba mencionadas. Y naci una nueva sociedad:
El Estado de Hait.
Dos classes se encuentran en presencia: la gran
clase de los antiguos esclavos rehabilitados y nuevos
en el timn de los Asuntos del Estado y la de los
antiguos Libertos.
Cul ser la actitud de ambos elements de la
vida national ? Los libertos que eran propietarios
de tierras se reclamaban, al decir de J. C. Dorsainvil,
de una filiacin dudosa, se consideraban como dos
herederos naturales de las extensas haciendas de los
colonos. Ya en 1.789, posean la tercera parte de los
bienes races y la cuarta parte de los bienes mobi-
liarios. (Lon Sciout Sonthonax y Polverel). Se
desprende que los mulatos consecutivamente a la









PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


independencia de 1.804 quisieron constituir una
clase privilegiada que sera, andando el tiempo, una
oligarqua egoista y exclusivista. Bajo el imperio de
estas circunstancias Dessalines el Grande reivindi-
cando la enseanza de Toussaint Louverture, se
constituy en el defensor de las masas llamadas a
seguir viviendo despiadadamente como antes de 1.804
Antes de la toma de armas contra Leclerc, dice
Dessalines, los hombres de color, hijos de blancos,
no reciban las sucesiones de sus progenitores. A
qu se debe que reclaman sus bienes desde la ex-
pulsin de stos ? Los negros cuyos padres estn en
Africa Qu recibirn ? He sabido que en el
Sur no hay cien haciendas o casas secuestradas y
sin embargo mand desaparecer a todas las families
de los colonos! Ah, amigos! Si ha de seguir esto as,
los asuntos marcharn muy mal! Sin duda, ya no hay
bienes patrimoniales en la segunda division military
del Oeste; segn sus informes de complacencia, los
Vastey, los Blanchet habrn dado ya los bienes del
estado a los hijos de los colonos en detrimento de los
negros. Tened cuidado, negros y mulatos, todos he-
mos combatido contra los blancos y los bienes que
hemos conquistado con la sangre pertenecen a todos;
deseo que sean repartidos con equitad (Madiou -
Tomo III, pginas 247 y 248).








SOCIOLOGIA POLITICAL


Jacoho primero, apodado el Grande, por haberse
interesado con tanta solicitud humana por la suerte
de las masas, por integrar en la realidad este principio
de equidad reclamando un just reparto de las tierras
fu asesinado alevosamente en Pont Rouge el 17
de Octubre de 1.806. Saludamos en este Mrtir de la
causa de las masas al primer socialist haitiano. Su
vida llena de sacrificios debe servir de enseanza.
Gomn que viva en los montes se entristeci a
ms no poder al enterarse de la muerte de Dessalines.
Goman pensaba que todos aquellos que haban pelea-
do en pro de la libertad deban tener una parte en
la herencia material, que el cultivador deba ser lla-
mado a disfr:,tar de los frutos que sacaba del trabajo
de la tierra con el sudor de su cuerpo (Louis Joseph
Janvier . Seguro de este concept, sublev a los
campesinos del Sur y acamp en los altos de Mar-
franc. de Chambellan. El president Boyer que se
esforzaba por crear una aristocracia de la minora
en detrimento del principio de la igualdad acudi
a muchos subterfugios para -llevar a los hermanos de
armas de Gomn a huir de l, enviando para comba-
tirlo a .Bazelais y sus regimientos al mando de Bor-
gella, Francisco y Lys. Abandonado de los suyos y
acosado de montaa en montaa, el Jefe de los
insurrectos .el Sur, fu asesinado. Heredero del pen-








PROBLEMA DE CASES EN HAIT 61

samiento de Dessalines, Gomn como el Emperador,
conoci el martirio tambin.
Con la desaparicin de Dessalines, la clase de los
antiguos libres se adue del Gobierno y siendo ya
poseedores del suelo, se volvieron los dueos del po-
der poltico y econmico. Este poder a base de ex-
clusivismo v oscurantismo lleg a su apogeo bajo
la administracin de Boyer. Este promulg un C-
digo Rural en 1.826 con el fin de asentar definitiva-
mente la supremaca de su clase en detrimento de
la gran masa que retrocedi hacia su estado primi-
genio del perodo colonial. Sin embargo, queriendo
Boyer gobernar con los gerontes, Inginac, Imbert, etc.
se produjo una escisin en el mismo seno de esta
clase. Y la juventud de dicha clase, los Herard Du-
mesle, los David St. Preux, los Dumai Lespinasse,
Laudun, el mayor de los Cauvin, explotaron el descon-
tento del pueblo y se erigieron en defensores de las
masas populares. Sin embargo en cuanto tuvieron el
poder, olvidaron las promesas hechas en nombre de
la revolucin y dilapidaron su tiempo en la confec-
cin de una constitucin utpica. Entonces fue
cuando. como en 1.791, sali de la Matriz de la gran
clase Louis Jacobo Acaau, quien, al frente de sus
valerosos hermanos campesinos se refugi en Camp
Perrin y desde all se precipit sobre la ciudad de
Cayo levantando el estandarte de la revuelta. Como








SOCIOLOGIA POLITICAL


smbollj de la miseria public est vestido de cha-
queta y pant-ln de coleta, en el mismo estado, un
sombrero de paja roto, un gran machete, pistolas
alrededor de su cintura y zapatillas. Sus dos tenientes
Dugu 7amor y Jean-Claude estaban vestidos como l
y sus hombres llevaban andrajos a iban casi desnu-
dos.
En una proclama, reclam a un negro en el poder,
la posesin !eli suelo para el campesino puesto que
lo haba regado con su sangre, la abolicin del trabajo
obligatorio v !a baja del precio de los products ali-
menticios. Hizo resaltar las causes de la crisis po-
ltica; la eventualidad de la educacin national, el
desmedro de nuestros campos, el pas aplastado bajo
el peso de uni deuda monstruosa, su porvenir aban-
donado al azar. Hombre de accin se elev a la al-
tura de un doctrinario puesto que su pensamiento se
ha despejado en algunas breves formulas, esta ley de
equilibrio planteada por Alcius Charmant en Vivir
Haiti? y que acondiciona la vida national. Ya que
estos principios expresan el estatuto de los elements
que componen las classes sociales en Hait:
1.-Reparto de los puestos pblicos cuya mitad
ira al negro v la otra mitad al mulato;
2.-El negro rico pasa por mulato y el mulato po-
bre se consider como negro. Quera as, a pesar de
los 36 aos de gobierno de Boyer y Petin, a pesar









PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


del cdigo rural de 1.826 que restableca casi la escla-
vitud, instaurar en este pas una democracia sin dis-
criminacin ninguna de matiz epidrmico.
A despecho del alto ideal poltico-social que lo
animaba. Acaau, como el Emperador, como Gomn,
ser vctima l tambin de la reaccin burguesa. Per-
seguido por Samedi Telemaque, se mat el 12 de
marzo de 1 846.
Sin embargo este ideal social de rehabilitacin y de
regeneracin de las masas ser reivindicado por el
president Pierrot quien inaugur su administracin
con una ceremonia tendiente a rehabilitar la memorial
de Dessalines. Con este motivo, el que permanecer
como el mx;mo lder de las masas en Hait, el Ge-
neral Lysius Flicit Salomon Jr. pronunciar en la
Iglesia de Cayo su famoso panegrico de Jacobo Pri-
mero. Puesto que crey el pueblo que el president
Pierrot iba a reformar el sistema agrario, la burgue-
sa haitiana, exasperada, despus de ponerlo en rid-
culo, lo derribar del poder en beneficio de Rich
que era un president fantoche.
Lleg Geffrard. Siempre los historiadores han
querido considerar al gobierno de Geffrard como un
gobierno progresista. A decir verdad, en muchas
ocasiones practice una especie de poltica de equili-
brio, bajo la presin de los movimientos de Gomn,
Acaau, sin olvidar el asunto de Castelle-Pre.









SOCIOLOGIA POLITICAL


Nuestro reconocimiento va a los campesinos de
Jrmie, al revolucionario Adoubi y a Etienne Sa-.
lomn quienes se han rebelado contra esta poltica de
Geffrard quien, segn Luis Jos Janvier, traa del
extranjero campesinos a los cuales reparti tierras del
dominio national. Esta media azuz el disgusto de
los campesin s haitianos a los cuales se niega el Es-
tado a conceler las mismas ventajas. (Luis Jos Jan.
vier Las Constituciones de Hait). Grave error
histrico pues nos demuestra la historic que un pue-
blo que no tuviera citadinos podra muy bien existir;
mas la historic nos hubiera demostrado algn da, si
hubiera subsistido al antiguo sistema, que un pas no
puede vivir sin campesinos. Se pueden soportar to-
das las fluctuaciones, vencer todos los golpes del des-
tino cuando existe dentro de la nacin una clase cam-
pesina sana. Cuando puede un pueblo buscar un re-
fugio en una clase campesina fuerte, podr contar
constantemente con fuerzas nuevas.
Etienne Salomn fu condenado a muerte y fu-
silado el 18 de Junio de 1.862 porque defenda la
causa de la gran masa campesina. Por dnde an-
dara en aquel entonces el General Lysius Flicit
Salomn Jr., el hroe de Castelle-Pre, aquel que
haba tenido el valor de sublevar a las lites de una
clase bajo el gobierno de Rivire Hrard a fin de
sostener sus derechos a la igualdad? Este hombre,
cosa curiosa -n la historic de este pas, aunque era









PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


burgus, confundi su suerte con la de las masas.
Viva en vctima expiatoria, en la tierra del destierro
desde 1859. Volvi a pisar el solar natal en 1.879
para ser elegido por unanimidad Presidente de Hait.
Jefe del Partido Nacional, preconiz el famoso prin-
cipio: el powder para la mayora mientras, los libe-
rales, sus adversaries irreductibles, reclamaban el po-
der para los ms capacitados.
No sera interesante analizar, aunque some-
ramente, estas formulas ?
El Poder para los ms capacitados ? El ms capa-
citado era. no cabe duda, el hijo del burgus, benefi-
ciario de los grandes dominios del Estado en detri-
mento le las masas explotadas y que tena la posi-
bilidad de enviar a sus hijos para perfeccionar sus
estudios en Pars. Poseedores de factors tan poten-
tes no les faltaba ms que la potencia poltica para
asegurar definitivamente su predominio social. Slo
una clase deba aspirar a dirigir los destinos de la
nacin La clase social que se arrog esta direccin
ha fracasado en cada uno de los moments crticos de
nuestra historic y cuando lleg el moment ms dif-
cil para la nacin se desplom lamentablemente dicha
clase. El Estado no es la representacin de los in-
tereses de un grupito o una casta y el gobierno no es
el homwLbe de negocios de un grupo o una casta sino
del pueblo en su totalidad.









SOCIOLOGIA POLITICAL


EL PODER PARA EL MAYOR NUMERO

El podero politico aqui se consider como un
medio para realizar la felicidad de las masas y cons-
tituye la gran entidad bsica de toda sociedad. Este
ideal era el de los pensadores ms eminentes de la
poca ya que toda la sociologa de Saint Simon des-
cansa en este principio que todo sistema politico
toma su fuerza en los servicios que presta a la socie-
dad, es decir a la clase ms pobre. President de
Hait, le corresponder al General Salomon ila honra
de resolver en el sentido de la justicia y de la equidad
el problema crucial de los dominios del Estado. Pro-
mulg la ley de 1.883 que hizo concesiones gratuitas
a todos los ciudadanos. Administrador, para disci-
plinar las ambiciones impacientes, inaugur en el
pas la poltica de formacin de los cuadros de la
administracin.
Antes de cerrar la series de los demcratas, hom-
bres de accin, revolucionarios y amantes de las
masas por el Gobierno del Presidente Antoine Simn,
debemos sealar para las generaciones venideras, al
mulato demcrata del Norte, al heroico Sylvain Sal-
nave. Si la accin nefasta de las dos burgesas del
Oeste no le permiti elaborar un program confor-









PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


me al desidertum de las masas, su comportamiento
en el poder fu tal, frente a ellas que, a ejemplo de
Dessalines, Gomn, Acaau, Adoubi, Etienne, Salo-
mon, ser fusilado. Una de las causes principles
de su holocaust fu el haber facilitado a la canalla
el acceso del Palacio de la Presidencia. Y ahora, he
aqu el Presidente Antoine Simon. Como el Presi-
dente Pierrot llamado Presidente savane que
pusieron en ridculo, el Emperador Soulouque,
que fu el hroe de los Carnavales haitianos, sabed
que Antoine Simon apodado Presidente Guardia
Campestre, fu uno de los Jefes de Estado que ms
luch contra las tendencies malsanas de las dos bur-
guesas. Cuando, despus del perodo sangriento que
precedi las luchas parlamentarias de 1.876, el
Gobierno de Boisrond Canal, quiso colocar al frente
de la primera seccin rural de Cayo un official es-
clarecido, capaz de dar impulso a la agriculture y
con ella el nivel moral de los habitantes de esta
seccin devastada con tanta crueldad durante la
guerra de los Cacos y Piquets, se elegir a Antoine
Simn por ser el ms hbil para desempear la noble
misin de subsanar moral y materialmente los estra-
gos de la guerra civil.
El primer acto del nuevo jefe de Seccin Rural,
fu el fundar una escuela y el Presidente Salomn
durante su gira por Cayo, le sorprendi cierto da









SOCIOLOGIA POLITICAL


enseando a los nios de su seccin. Este espetculo
encant al Presidente Salomn expert en descubrir
las cualidades latentes de las personas de baja con-
dicin que el desdn de los goces y el odio de la
ostentacin aleja de las esferas ruidosas de las com-
peticiones. El Presidente Salomn tribute su admi-
racin al Jefe de Seccin ascendindole al grado
de General de Divisin y le predijo el brillante por-
venir que le era reservado. (Antoine Pierre-Paul
- Discurso 14 de Abril de 1.923). La utilizacin de
elements del ejrcito en una cruzada con objeto de
la desalfabetizacin de la masa proletariana que
sufre, represent un magnfico program de gobierno
semejante al que ms adelante los jefes civilizadores
tales como el Chazi y el coronel Fulgencio Batista
pondran en prctica.
Todas estas actitudes de las generaciones histricas
cuya personalidad de Lderes acaba de ponerse
de relieve se caracterizan por este principio: la re-
generacin de las grandes masas que fueron con
Dessalines los principles artesanos de la Indepen-
dencia Nacional.
En todos los dominios de la vida histrica y cultu-
ral, el conocimiento de nuestra tradicin debe ser
el orgullo del present y constituir una transicin
hacia e! porvenir. Sin embargo en beneficio de la
evolucin modern de las Ciencias Sociales, los li-









PROBLEM DE CLASSES EN HAITI 69

deres conscientes deben dar a las masas una organi-
zacin ms cientfica a ejemplo de Prusia despus
de lena, de la Turqua modern con Kemal Attatuck,
de Mxico con Madero y Lzaro Crdenas. En sus
esfuerzos deben pensar en integrar en la comunidad
national, a las classes campesinas y obreras para
realizar la unidad moral de la etnografa haitiana.
La realizacin de semejante unidad de ideas en el
organismo social haitiano es tanto ms important
cuanto que slo ella puede suministrar la posibilidad
de mantener relaciones amistosas con las potencias
exteriores caalesquiera que sean las tendencies y
los prinripior o concepts que los dominen.









SOCIOLOGIA POLITICAL


CAPITULO III

LOS PROTAGONISTAS DE LA QUESTION
DE CASES LA ACCION DE LOS
INTELECTUALES

En el captulo anterior hemos escrutado superfi-
cialmente la vida piblica de los Hombres de Estado
que simbolizaron moments de la conciencia nacio-
nal para mostrar la viva continuidad de una accin
cuyos ideales constituyen los valores morales de la
Nacin haitiana. Vamos ahora a interrogar la accin
revolucionaria de las altas personalidades que .se
han interesado por lo poltico-social para destacar
las grandes corrientes de la vida national, nuestras
tendencies transcendentes o subversivas y han ela-
borado doctrinas que deban constituir los funda-
mentos ideolgicos del Estado Haitiano. Depositarios
del pensamiento revolucionario, son todos estos in-
telectuales, oradores, polemistas, publicistas, soci-
logos que sacrificaron su existencia a la grandeza
de un Ideal colectivo. Siguen siendo aquellos los
grandes precursores del Movimiento Socialista Hai-
tiano porque en ellos se reunan los mejores ele-
mentos de Todas las Fuerzas creadoras de Nuestro










PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


Pueblo. Trateremos de poner de relieve sus per-
sonalidades v exteriorizar los valores morales de su
mensaje y aprovechamos la oportunidad para tribu-
tar a su memorial el homenaje de nuestra admiracin
y nuestro profundo respeto.
Estamos en 1.818.- Darfour, africano autntico,
oriundo del Sudn Occidental vino a Hait, pas que
nuestros padres queran convertir en el Bulevar de la
Raza Negra. Desembarc en sta al comenzar el go-
bierno de Boyer. Le hicieron una acogida entusiasta.
Animado de un profundo amor al pas, se le ocurri,
para defenderlo y guiarlo, fundar L'Eclaireur o
el Perfecto Patriota. Defendi al pas dontra los
antiguos colonos que no se consolaban de haber per-
dido Santo Domingo. He aqu lo que contest a los
detractors de nuestro color: Los habitantes de un
pas fro se ponen morenos cuando se encuentran
en un pas clido. Lo mismo sucede a menudo a
aquellos de los pases calientes, pierden en los pases
fros este color negro oscuro que tienen al llegar.
La epidermis de los negros que formaban parte del
ejrcito francs cuando la expedicin de Rusia se
puso blanca y cost trabajo distinguirlos de los hom-
bres de color cuando regresaron, por el fro intense
de Rusia.
Bover promulg el Cdigo Rural de 1.826. Ene-
migo de la educacin popular, dej languidecer todas










SOCIOLOGIA POLITICAL


las escuelas fundadas por Christophe. Entonces fu
cuando Darfour, segn Alcius Charmant viendo
como los negros eran despreciados por este Jefe de
Gobierno (Boyer) los defendi con la pasin de un
corazn ulcerado y una conviccin que tena su
origen en 1]js principios democrticos que siempre
lo haban guiado. Mas, prosigue el autor, indignado
por el sistema inquisitorial inaugurado por Boyer
que mandaba envenenar, deportar o fusilar a todos
los negros de cierto valor intellectual, present una
protest ante la Cmara de Comunas. Acusado de
dividir a la familiar haitiana, fu condenado a muerte
por un tribunal.
Cules fueron los dos principios que sirvieron
de resort sicolgico para su accin heroica? Fu la
Raza que defendi contra las alegaciones de los an-
tiguos colonos y la clase que bajo el gobierno de
Boyer fu relegada sistemticamente. Es aun bajo
el Gobierno del oscurantista Boyer que naci el tri.
buno Demesvar Delorme. Creci en el clima de
oposicin al Presidente Boyer. Fu vido de saber
y termin oc upando una posicin prestigiosa en la
intelectualidad haitiana. En la capital del Norte, su
ciudad natal, lleg a ser Jefe de Escuela. Una plyade
de jvenes idealistas se agruparon a su alrededor:
Osvaldo Durand, Nlson Desroches, Fucien Denis,
etc . As como Lamartine a quien admiraba y










PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


transportaba en el campo poltico los generosos sen,
timientos del romntico, Demesvar Delorme, im-
pregnado tambin por la accin poltica, preconiz
los principios del republicanismo como doctrine de
gobierno. Ms adelante, sus discpulos, Nlson Des-
roches y Fucien Denis fundaron El Demcrata,
peridico en el cual combatan al Gobierno mili-
tar y defendan al pueblo aplastado por el pongaje.
Desde cundo se revel Delorme un lder po-
pular ? El clamoreo del destino son para Geffrard.
Sylvain Salnave, a grandes zancadas lleg a Cabo
desde la Repblica Dominicana. En Cabo fu acogido
con entusiasmo. Un Comit revolucionario llamado
de Salvacin Pblica se instituy bajo la presidencia
del General Jean--Joseph con los siguientes miem-
bros: Demesvar Delorme, St. Ulmon Blot, Simn
Sam, Evariste Laroche, Joseph Leroy, Seymour Au-
guste. La fortune de las armas fu desfavorable a
Salnave que conoci en Sabana Chatard un fra-
caso rotundo. Todos los burgueses hicieron defeccin
y slo Demesvar Delorme y los montaeses perma-
necieron fieles al revolucionario Salnave en aquella
hora trgica Hay que rendir homenaje a quien se
lo merece, dice Firmn. Demesvar Delorme, tribune
elocuente, escritor fogoso, tena el ardor de unos y
el heroismo de otros, la reminiscencia de los grandes
fastos de la Revolucin Francesa y tambin de la










SOCIOLOGIA POLITICAL


Revolucin de Febrero de 1.848, cuyo lema mara-
villoso adopt: Libertad Igualdad Fraternidad.
Durante much tiempo fu Delorme el principal
cerebro del gobierno de Salnave; si este Gobierno
hubiera conocido un pleno desarrollo, habra tenido
la suerte de evolucionar hacia ila dictadura demo-
crtica. Mientras sus discpulos evolucionaban hacia
el liberalism haitiano, Delorme lleg a ser, en cierto
moment, el centro del Partido Nacional a tal punto
que se le consider como el jefe durante el exilio
del General Salomn.
Atendiendo ahora a la categora de los escritores
socilogos, conviene destacar la personalidad de
Emmanuel Edouard. Naci en Anse--Veau en 1.858.
Permaneci 14 aos en Pars, segn Duracin Vaval,
donde se licenci en Leyes. Vuelto a su pas, le llam
la atencin la ignominia de los hombres polticos y el
desorden de las guerras civiles. Entonces se puso a
buscar sus causes profundas y condens sus re-
flexiones en Ensayo sobre la Poltica Interior de
Hait. Es necesario hacer notar algunos pasajes ca-
ractersticos de su pensamiento Ser Hait una
nacin dichosa y respetada si tomando seriamente
conciencia de s misma, exige de aquellos que pre-
tenden dirigirla, una poltica nueva y razonable,
metdica, que tenga por finalidad la realizacin de
sus autnticas aspiraciones que son el orden, la pros-










PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


peridad, la 'eguridad interior y exterior, la libertad,
una poltica clara de piedad para nosotros mismos,
para las mucres y nios de Hait, de abnegacin y
simpata, una poltica patritica cuya finalidad es el
desarollo de la fortune national y buscar honrada,
leal y meticulosamente la solucin de las cuestiones
ante las cuales, el tiempo, la fuerza de las cosas han
colocado a nuestro pas y que deben ser resueltas
en una palaLra, una poltica con resultados precisos
y firmes, sobre todo, amplia y democrtica. Al co-
mentar el pensamiento de Emmanuel Edouard,
Duracin Vaval escribi : Nadie mejor que l (si
no el Dr. Luis Jos Janvier) ha insistido en la
cuestin social haitiana, la cual deriva de una cues-
tin de raza. Aprovecho la oportunidad para afirmar
a mi vez lo mismo que l. Ms adelante, el comen-
tarista de Emmanuel Edouard agrega : Habla de
la lucha de dos classes para la preponderancia en el
pas, Este antagonismo, dice, entire los das ele-
mentos de la poblacin haitiana jams ha sido con-
fesado alta y oficialmente, except durante los pe-
rodos de crisis aguda. Este antagonismo ha domi-
nado la poltica haitiana y es intil buscar fuera de
l la razn que impide a Hait tomar la va bienaven-
turada que los destinos parecen haberle abierto
A la luz de estos datos del socilogo haitiano, parece
sumamente complejo nuestro problema y los ele-
mentos multiples e inextricables.










SOCIOLOGIA POLITICAL


Se trata de la lucha entire ambas classes para la
peponderancia en el pas. Hay la cuestin de color
alimentada, cultivada con tino hasta por el burgus
aleccionado y tambin explotado por los polticos
de cualquier matiz.
Existe an el desprecio que la pequea burguesa
profesa para con el hombre del campo y qpe se ex-
terioriza en las expresiones Negro del monte o
Negro del Llano.
Existe tambin esta aversin del advenedizo hacia
sus hermanos que encenagados en las suciedades de
Trou Cochon o de Trou Sable. Le important poco
con tal que triunfe l.
Hay por fin la actitud legendaria de la guardian
campestre de los notables, de las aldehuelas y pue-
blecitos para con su hermano del campo pauprrimo
e ignorante. Y la verdad imparcial nos obliga a ad-
mitir que en singularidad de su comportamiento, las
lites de las diferentes categoras sociales no aspiran
ms que a la explotacin sistemtica -de los humildes
y de los desheredados cuyo conjunto constitute las
classes laboriosas de nuestra Comunidad. Hasta aqu
se ha considerado el problema desde su ngulo pol-
tico-social. Qu pensar de su aspect sicolgico ?
En verdad si los negros con much estabilidad he-
redan las impulsiones anrquicas y violentas de los
Bakambas Pahuinos Basundos Babindas del










PROBLEMA DE CLASSES EN HAITI


Africa Ecuatorial, el mulato, con la apariencia de
modales refinados, disimula la sicologa de estos
pirates o corsarios, todos aventureros cnicos y au-
daces, quienes, a principios del siglo XVIII, con su
rapia, saqueo y depredacin suscitaron el terror
en las costas de Amrica.
Es un problema complejo y difcil que la dia-
lctica de Emmanuel Edouard ha sabido destacar
de sus meandros para ofrecerla a la sagacidad de los
hombres de estado. En esta revista de principios e
ideas que los intelectuales revolucionarios se han es-
forzados por poner de relieve interrogando a las pro-
fundas aspiraciones del pueblo o a las grandes cor-
rientes de nuestra vida social y poltica, la entidad
Raza aparece en primer lugar como el valor moral de
la nacin haitiana. Contribuy a nuestra formacin
histrica y permanece ntimamente ligada a nuestro
problema social. Sin embargo, Benito Sylvain, uno de
los mejores socilogos del pas, coloc esta entidad es-
piritual en el centro de sus preocupaciones atribuyn-
dola un valor predominante. No parece que toda su
accin de hombre pblico estuviera basada en torno
de esta important cuestin. En 1.889 pronunci su
conferencia sobre la Evolucin de la Raza Negra en
el Congress Antiesclavista de Bruselas. Eligi como
tema de su tesis doctoral en Derecho la situacin de
los indigenas en las colonies de explotacin que man-










SOCIOLOGIA POLITICAL


d editor en 1.901. Mand editar tambin en Pars
La Fraternidad que llevaba en la portada este bello
pensamiento de esencia socialist: Siendo el hombre
un espritu y un corazn, no le basta la libertad,
necesita tambin el amor y la caridad.
Lleguemos a aquel que puede considerarse como
el mximo d9ctrinario de la cuestin social en Hait,
el Doctor Luis Jos Janvier.
Miembro de varias sociedades cultas de Europa,
dedic su vida al studio de las ciencias, las cuales
deban ayudarlo ms adelante a encontrar soluciones
racionales, cientficas a los various elements del
problema haitiano. Atraemos aqu la atencin de
las jvenes generaciones acerca de su actitud hacia
todas las cuestiones vitales de la vida haitiana, ac-
titud dictada por su amor a la raza y al pueblo de baja
condicin y que hace de l el mentor de todos aquel-
los que aspiran a dirigir los destinos de la nacin.
En todos los trastornos sociales, descubrir ms
bien causes econmicas y sociales que de orden
poltico y constitutional. Se acordaba constante-
mente que era un hombre del pueblo, un campesino
y la conclusion de una larga series de series oprimidos
y doloridos y presentar en el Vieux Piquet la
historic en forma novelada de las reivindicaciones
sociales de aquellos negros que vivieron en estado
medio servil de 1.804 a Salomn. Ha condensado










PROBLEM&A DE CLASS EN HAITI


toda su doctrine histrica, filosfica, social en un
libro que debe: servir de Breviario a todo lder cons-
ciente de las masas.
En efecto con su bro chispeante de polemista, el
profundo saber de un erudito y la lgica de un dia-
lctico, se adentr desmesuradamente en la cuestin
national en Las Constituciones de Hait. Defender
a todos los hombres de Estado que fueron vilipen-
diados por los publicists sectarios porque represen-
taron moments de la conciencia del pueblo, desde
Dessalines el Grande hasta Pierrot o al bonachn
Coach, pasando por Salomn. El Doctor Luis Jos
Janvier, al encuentro de aquellos que vean en l
a un sectario, declar: que hay que establecer una
distincin entire los mulatos haitianos que han ser-
vido a todos los gobiernios, fuesen cuales fuesen,
pues comprendan que no servan sino a la patria y
aquellos que, al llegar un gobierno negro, se niegan
a servirlo u obedecerle o que se alejan del pas, tras-
ladndose al extranjero para declarar falsamente que
quisieron matarlos por su color.
Nos complacemos en concluir este retrato moral
de nuestro mximo doctrinario con este pensamiento
esencial porta poco si los ministros son responsables, si el
Parlamento vela por los intereses del pas, si todos
los poderes estn obligados a obrar a fin de hacer










SOCIOLOGIA POLITICAL


el mximo bien a la mayora, si sobre todo los ciu-
dadanos. al rechazar estos trminos de distincin
humilladora y que divide, que constitua antes un
stigma de ignorancia, en vez de creerse mulato,
griffe, sacatra, mameluco, cuartern, dicen
con orgullo que son negros y respetan la ley.
Cuando los miembros de una generacin subsis-
ten luchando por la integracin de sus ideas y
cumplen su destino, las nuevas generaciones se le-
vantan y presentan elements de lite que encarnan
las fuerzas ideolgicas de la nacin. Tenemos a tres
historiadores Alcius Charmant, Antoine Michel, J.
C. Dorsainvil.

Si Eummanuel Edouard a la luz de la sociologa
ha puesto de relieve el predominio del factor eco-
nmico en las gestiones de nuestra Historia, Alcius
Charmant consider los sucesos politicos en su fa-
moso libro Vivir Hait ? desde el ngulo del
prejuicio de color. Este prejuicio de color es una
institucin que se invent por los Representantes de
la Metrpoli con el objeto de dividir a las diversas
facciones que poblaban la colonia (Blanco, Mulato y
Negro) para poder mejor afianzar su dominacin en
ella. El prejuicio de color se elev a la altura de un
sistema de gobierno, el cual se exhum desgraciada-
mente a raz de la independencia de 1.804 por la clase




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs