• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Title Page
 Front Matter
 Index
 List of Illustrations
 Foreword
 Exposicion de motivos
 Que es analfabetismo
 Procedimientos y metodos usados...
 Resena historica de la campana...
 Situacion actual del analfabetismo...
 Principios fundamentales que deben...
 Anteproyecto de alfabetizacion...
 Sugestiones para una campana...
 Conclusiones
 Bibliography
 Apendices






Group Title: analfabetismo en Puerto Rico.
Title: El Snalfabetismo en Puerto Rico.
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00078468/00001
 Material Information
Title: El Snalfabetismo en Puerto Rico.
Physical Description: Book
Language: Spanish
Creator: Bou, Ismael Rodriguez
Publisher: Universidad de Puerto Rico
Publication Date: 1953
 Record Information
Bibliographic ID: UF00078468
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Table of Contents
    Title Page
        Title Page 1
        Title Page 2
    Front Matter
        Page v
        Page vi
    Index
        Page vii
        Page viii
        Page ix
        Page x
    List of Illustrations
        Page xi
        Page xii
    Foreword
        Page 1
        Page 2
    Exposicion de motivos
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
    Que es analfabetismo
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
    Procedimientos y metodos usados en campanas de alfabetizacion
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
    Resena historica de la campana alfabetizante y de educación de adultos en Puerto Rico durante el regimen norteamericano
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
    Situacion actual del analfabetismo en Puerto Rico
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
    Principios fundamentales que deben tomarse en consideración en la educación de adultos
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
    Anteproyecto de alfabetizacion en Puerto Rico
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
    Sugestiones para una campana alfabetizante
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
    Conclusiones
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
    Bibliography
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
    Apendices
        Page 97
        Page 97a
        Page 98
        Page 98a
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
Full Text
Gobierno de Puerto Rico
Universidad de Puerto Rico
CONSEJO SUPERIOR DE ENSEIANZA





EL ANALFABETISMO

EN PUERTO RICO


ISMAEL RODRIGUEZ BOU
Secretario Permanente




















'4










Gobierno de Puerto Rico
Universidad de Puerto Rico
CONSEJO SUPERIOR DE ENSE9ANZA



11 de junio de 1946.


Ron. Consejo Superior de Ensemanza
Universidad de Puerto Rico
Rio Piedras, P. R.


Honorables Seiores:

Respetuosamente someto a vuestra consideraci6n el informed
sobre el analfabetismo en Puerto Rico. Este es el product de va-
rios meses de trabajo en que han colaborado, entire otras personas,
las sehoritas Juana A. Mendez, en representaci6n del Departamen-
to de Instruccidn, Casandra Rivera, quien antes de pasar a ser
S miembro de nuestro personal represents a la Asociaci6n de Maes-
tros de Puerto Rico, las seioras Evelyn P. de Vickns y Lolita S.
Martinez, el joven Angel Rivera Otero, empleados permanentes de
S nuestra oficina, y los profesores Srta. Carmen Gomez Tejera y el Sr.
Enrique A. Lagucrre. Estos iltimos no s6lo contribuyeron ideas va-
liosas, sino que tambien leyeron y corrigieron el manuscrito. El
Dr. Jose Padin nos favoreci6 con sugestiones oportunas, y el Sr.
Francisco Collazo, Subcomisionado de Instrucci6n, fue colaborador
espontineo en el desarrollo de este studio.
Deseo hacer con star que quizds el valor bdsico de esta primera
S aportacidn sea seialar lo que en corto tiempo puede conseguirse
i cuando se trabaja en cooperacidn con companeros representatives
S de otras agencies que, como el Consejo Superior de Enseianza, es-
Stn interesadas en los asuntos educativos del pais.

Respetuosamente,
Ismael Rodriguez Bou,
Secretario Permanente.








INDICE


PAGINAS
CAPITULO I Exposici6n de motives ----------------- 5-7
CAPiTULO II -Qud es analfabetismo --------------------- 9-15
CAPITULO III --Procedimientos y m4todos usados en cam-
pafias de alfabetizaci6n ------------------- 17-29
Interds del mundo modern en la alfabetizaci6n --.. 19-20
Intento del Dr. Y. C. James Yen en China ---------- 20-21
En Ecuador ------------ ----------------------- 21-22
Mdtodo del Dr. Frank C. Laubach ----------------- 22
En Mdxico ----------------------------------- 22-23
En Estados Unidos ----------------------------- 23-26
Contribuci6n de Cora Wilson Stewart ---------- 23-24
Alfabetizaci6n en las fuerzas armadas -------- 25-26
Alfabetizaci6n por medio de peliculas cinematogrificas 26-29
Historia del proyecto ------------------------ 26-28
Resultados --------------------------------- 28-29
CAPfITu.o IV --Resefia historica de la campaila alfabetizan-
te y de educaci6n de adults en Puerto Rico
durante el regimen norteamericano -------- 31-39
CAPiTr.o V Situaci6n actual del analfabetismo en Puer-
to Rico -------------------- ------------ 41-64
Limitaciones ---------------------------------- 43-44
Datos estadisticos ------------------------------ 45-50
Analisis de las estadisticas -------------------- 50-52
GrAficas ----------- ----------------------- 53-57
AnAlisis de las graficas ------------------------ 58-64
CAPITUI.o VI Principios fundamentals que deben tomarse
en consideraci6n en la educacidn de adults 65-71
CAPIrTi.o VII -Anteproyecto de alfabetizaci6n en Puerto
Rico ---------------------------------- 73-79
CAPITuLO VIII Sugestiones para una campaaa alfabetizante 81-88
Medios de propaganda y educacin ---------------- 83-84





Agendas que podrian cooperar en la labor alfabe-
tizante -------------------------------------- 84-86
Instrumentos que se pueden usar en la.educaci6n de
adults ------------------------------------- 86
Organizaci6n de los programs de ensefanza de escri-
tura y lectura ------------------------------- 86-87
Organizaci6n de las Misiones Pedag6gicas y Cultu-
rales --------------------------------------- 87-88
CAPITULO IX --Conclusiones --------------------------- 89-92
Bibliografa --------------------------------------- 93-96
Apdndice I ----------------------------------- 97-100
AnAlisis de los proyectos presentados en la ddci-
mosexta asamblea de la Legislatura de Puerto
Rico.
Apdndice II --------------------------------- 101-108
(a) Suggestions for leading groups discussions
among adults, by Goodwin Watson.
(b) Summary of generalizations and implications
for adult education as developed from re-
views of selected books, by Alice L. Edwards.
Apendice III ------------------------------------- 109-119
Organizaci6n de la campaila pro alfabetismo en
Mexico.
Ap6ndice IV -------- ------------------- 121-130
Information obtained from the Antilles Depart-
ment Education Program Manual.





DATOS ESTADISTICOS


PAiGIAS

1. Escuelas para analfabetos que funcionan durante el present
afo escolar ---------------------------------------- 45
2. Relaci6n de pueblos y ndmero de escuelas --------------- 45
3. Ndmero de escuelas de analfabetos ---------------------- 46
4. Analfabetos atendidos anualmente ---------------------- 46
5. Comparaci6n de escuelas de analfabetos y escuelas de primer
grado para nifos ------------------------------------ 46
6. Niumero de maestros (de analfabetos y adults) ------------ 47
7. Nimero de escuelas de analfabetos en las zonas rural y
urbana ------------------- ----------------- ----- 47
8. Escuelas de adolescents y adults ---------------------- 47
9. Comparaci6n de costo --------------------------------- 47
10. Dinero invertido en la educaci6n de adults --------------- 48
11. Ultimo grado de instrucci6n alcanzado por 642 reclusos del
Presidio Insular que tomaron la prueba interamericana de
habilidad general, Intermedia, Forma AS, abril de 1945 ..-- 48
12. Total de analfabetos ------------------------------- 49
13. Historia para analfabetos ---------... ---------...---.-- 49
14. Asignaturas incluidas y tiempo que se dedica a ellas ---- 49
15. Supervision -------------------------------------- 49
16. Resumen del numero total de adults que reciben instruc-
ci6n --------------------------------------- 50
17. Informe de la comisi6n para estudiar el problema de los nifos
sin escuelas ---------------------------------------- 50








GRAFICAS

PAGINAS

I Porciento de analfabetos en los pauses de America ------ 53
II Porciento de analfabetos en Puerto Rico --------------- 54
III Analfabetos funcionales ----------------------------- 55
IV Porciento de escuelas urbanas y rurales para analfabetos
y porciento de poblaci6n urbana-y rural --------------- 56
V Ultimo grado de instrucci6n alcanzado por 642 reclusos del
Presidio Insular que tomaron la prueba interamericana
de habilidad general, Intermedia, Forma AS, abril de 1945 57








There can be no moratorium on intelli-
gence, and therefore, there can be no mora-
torium on education, but education must
be intelligent.

Edmund de S. Brunner.


A popular government without popular
information is but a prologue to a Farce
or a Tragedy, or perhaps both. Knowl-
edge will forever govern ignorance; and a
people who mean to be their own gov-
ernors must arm themselves with the
power which knowledge gives.
Madison.


Without literacy there can be no politics,
there can be only rumors, gossip, and
prejudice.

Lenin.







CAPITULO I







EXPOSICION DE MOTIVES


Es deber del estado proveer educaci6n continue, sin
"moratoria"; es deber de los educadores planearla, orientar-
la inteligentemente y ofrecer oportunidad al pueblo para evi-
tar que sea explotado. Si todos los individuos pueden apren-
der a tono con sus potencialidades, a todos debe brindirseles
la igualdad de oporiunidad continue que les garantice un mi-
nimo de medios vAlidos para levantar su nivel de vida en lo
econ6mico, en lo social y en lo spiritual. En Puerto Rico
(y es bueno que los educadores admitamos la lecci6n de los
que han sido pedagogos intuitivos) no debe olvidarse la pe-
dagogia de El Batey,' y las tertulias en torno a El Batey en el
batey, la efectividad de la discusi6n a la luz de las velas, la
profundidad del vocabulario llano, sencillo, pero grafico, de
las explicaciones en que una piedra era la tarima con precep-
tor des-togado. La educaci6n en masa, en corto tiempo, nun-
ca tuvo mAs fecunda realizaci6n que a travel de los medios
de que hacemos reconocimiento en este trabajo. Si a la
gente sencilla le damos los instrumentsos, sencillos tambi6n,
conducentes a la informaci6n adecuada, su razonamiento, su
juicio, su expresi6n, serAn-aunque sencillos-claros y efecti-
vos.
En piano de generalizaciones podriamos exponer que se
hace imperative "liquidar" el analfabetismo -de todas cla-
ses- entire otros, por los siguientes motives:
1-La sociedad cambia rApidamente en nuestros dias;

1. BI Batey es un periddico rural fundado por el actual Preiadente
del Senado, don Lutl Mufios Marin.





ISBAEL RODRIGUEZ BOU


las nuevas organizaciones sociales y gubernamentales impo-
nen nuevos modos de vida; riadie puede considerarse educado
contando s6lo con el conocimiento adquirido hace quince o
veinte afios.
"En casi todas las fases de la vida, experimentamos cam-
bios mis o menos pronunciados que requieren adaptaciones
individuals y sociales. Estos cambios son consecuencia di-
recta de nuevos instruments, artefactos e inventos, mis
horas de ocio, mis conflicts en el hogar, que ocasionan ines-
tabilidad; nuevos metodos en la administraci6n de la justicia,
nuevas medidas higienicas, aumento en los cr6ditos y cam-
bios en las normas de todas classes. La resistencia a estos
cambios trae como consecuencia tensions muy series".1
El conocimiento en si cambia continuamente. Qui6n
puede considerarse suficientemente educado con lo que apren-
di6 ayer?
2-Los conocimientos impartidos en la escuela elemen-
tal o en la escuela secundaria no afectan al individuo tanto
como seria deseable, porque a la edad en que esos conoci-
mientos se imparten, el individuo no estA debidamente moti-
vado para asimilarlos, no ve el uso inmediato de esos conoci-
mientos, no siente una necesidad urgente de vida para adqui-
rirlos y asimilarlos. Asi, pues, cuando la persona siente la
necesidad de saber lo que dej6 de aprender convendria pro-
porcionarle los medios para que obtuviera lo que le hace falta
en su instrucci6n. Acusa irresponsabilidad social el cruzar-
nos de brazos y decir "para qu6 no aprendi6".
3--Segin la opinion del Dr. A. Caswell Ellis, por no es-
tar presents en cuerpo y alma -por estar creciendo- mien-
tras se nos educa de nifios y j6venes, es que al llegar a la ma-
durez hay necesidad de Ilenar lagunas y fortalecer el conoci-
miento de suerte que podamos razonar mejor.
4-La guerra actual ha precipitado, ha acentuado pro-
blemas que afectan a la humanidad muy de cerca. Es nece-
sario capacitar a los individuos para que comprendan por
qu6 otros individuos actdan como actian, presionados por
los conflicts emocionales surgidos de la present crisis mun-
1. Alice L. Edwards, Mimeographed Summary of Generalizations
and Implications for Adult Education as Developed from Reviews of
Selected Books, Teachers College, Columbia University, April, 1938.




BL AN-ALFABETISMO EN PUERTO RICO


dial. El perlodo de paz que se avecina, el licenciamiento de
soldados avidos de nuevas adaptaciones, hacen necesarios la
difusi6n de nuevos conocimientos y medios para abordar las
nuevas situaciones.
AdemAs de estas generalizaciones podriamos indicar que
la educaci6n de adults, sean o no analfabetos, es deseable
fundamentalmente, por las siguientes consideraciones:

(1) Al luchar contra la ignorancia estamos luchan-
do contra la miseria.
(2) El bienestar individual y piblico depend de
la educaci6n. No puede haber democracia sin
educaci6n.
(3) El dinamismo del mundo actual exige que los
hombres adquieran conocimientos dia a dia,
conforme se van abriendo nuevos horizontes
de vida.
(4) La tecnologia exige la preparaci6n para nue-
vas ocupaciones, ya que ha s.uprimido algunas
y ha creado otras nunca sofiadas.
(5) El hombre necesita apoyarse en un sentido de
seguridad con el fin de tener una vida mis
tranquila.
(6) El hombre educado puede cooperar en el me-
joramiento y la estabilidad del orden social.
(7) La educaci6n es indispensable para la integra-
ci6n de la vida.







CAPITULO II








&QUE ES ANALFABETISMO?


Son muchas las definiciones que de analfabetismo se
ofrecen. Entre ellas pueden mencionarse las siguientes:
1- El analfabetismo es falta de instrucci6n elemental
en un pais.1
2- La cualidad o condici6n de ser analfabeto, falta de
aprendizaje o conocimiento, ignorancia en asuntos de apren-
dizaje; especificamente inhabilidad para leer y escribir.2
3- Un analfabeto es cualquier persona de diez alios
o mAs que no puede escribir en idioma alguno.3
4- Un analfabeto es un adulto que no sabe leer y es-
cribir. Se consider analfabeto funcional a cualquier persona
de catorce afios o mAs que no ha terminado cuatro afios de es-
cuela. Es decir, todo individuo que no ha terminado la ins-
trucci6n equivalent al cuarto grado de ensefianza puede con-
siderarse analfabeto.
5- Iliterato -(Etim. del lat. illiteratus) Ignorante
y no versado en ciencias ni letras humans.
Iliterato (Derecho Can6nigo) Se design con este nom-
bre a la persona que carece de letras o ciencia suficiente para
el desempeiio de cargos o beneficios eclesiAsticos. Los ilite-
ratos segin el Derecho de la Iglesia, son irregulares, no pu-
diendo, por tanto, ser ordenados in sacris, ni obtener benefi-

1. Diccionario de la Lengua Espaiiola, Real Academia Espaflola,
D6cima Sexta Edici6n, 1939.
2. Webster's New International Dictionary of the English Lan-
guage, 1931.
3. World Almanac, 1942, page 531.
4. Education for Victory, Jan. 20, 1945.




IBMAEL RODRIGUEZ BOU


cios eclesiastioos, singularmente aqu6llos que llevan apare-
jada la cura de almas.1
6- Analfabeto Del griego an (que quiere decir pri-
ratiro) y alpha beta, las dos primeras. letras del alfabeto
griego. Persona que no sabe leer ni escribir.2
7- Analfabetismo El ndmero de habitantes que no
saben leer en comparaci6n con el total de la poblaci6n de un
pais. El analfabetismo es el mal de la ignorancia. Analfa-
betos son hombres defectuosos que por su desarrollo han que-
dado incompletos, sin alcanzar el tipo medio de perfecci6n
que corresponde a la especie humana. La falta de instruc-
ci6n elemental es la primera caracteristica de los pueblos
atrasados. De aqui que en todos los pueblos cultos se hayan
preocupado por este asunto y hayan reducido el nimero de
analfabetos con la instrucci6n obligatoria, la creaci6n de esta-
blecimientos puiblicos de ensefianza y el auxilio a las institu-
ciones particulares que tienen por objeto la educaci6n popu-
lar.
El analfabetismo produce incapacidad para ocupar la in-
mensa mayoria, por no decir la totalidad, de los cargos pd-
blicos.3
8- El termino literacia puede referirse a una sociedad
o al conglomerado de individuos que la forman.
Literacia o lo que los antiguos llamaban el conocimiento
de las letras design la habilidad de comunicar usando para
ello los simbolos de la escritura.4
Sefialemos que en todas estas definiciones el concept de
analfabetismo se limit mayormente al aspect mecAnico de
la lectura y a veces de la lectura y escritura. El Dr. Edmund
de S. Brunner, de la facultad de la Universidad de Columbia,
nos habla de "analfabetismo social y econ6mico"; y el profe-
sor Pedro Salinas, en su conferencia inedita Los nuevos anal-
fabetos expresa, entire otras, las siguientes ideas que consi-
deramos de gran acierto y de juicioso analisis:

1. Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo Americana, Tomo
XXVIII, pAg. 999.
2. Ibid., pAg. 328.
3. Enciclopedia Universal Ilustrada, Tomo V, p&gs. 325-327.
4. Encyclopedia of the Social Sciences, Vol. IX, pages 511-523.




EL ANALFABETISMO EN PUERTO RICO


"Propongo modestamente, en este ensayo, que se reco-
nozca la existencia a dos tipos de analfabetos.
"El uno es el analfabeto puro, el clAsico, el analfabeto de
natural, que sea por la causa que sea, no sabe leer Este anal-
fabeto puede ser persona tragica; y es su tragedia, en que
poseyendo su alma virtudes innatas bastantes para desig-
narlo como ser de excepci6n, si el laboreo de las ideas hiciese
germinar aquellas virtudes, se queda baldio, por carencia de
letras y cultivo. Siento por esta clase de analfabetos respeto,
simpatia y admiraci6n, en sus casos... Basta andar un poco
por las parameras castellanas o los olivares de Andalucia,
si de mi tierra se trata, para dar con analfabetos que resul-
tan ser, en cuanto se les conoce, personas tan cabales en su
humanidad, tan dignos en su conduct y tan atinados en su
juicio como muchos hombres rebosados de instrucci6n".
(Podriamos afiadir nosotros a esta observaci6n del Pro-
fesor Salinas que s61o basta caminar por los campos de Puerto
Rico y conocer a muchos jibaros nuestros para confirmar la
misma clase de juicio que 61 sefiala).
"El otro es el analfabeto que convendria titular impuro,
contrahecho, artificial, criatura de la educaci6n modern,
que se alza, sin darse 61 cuenta, frente a ella como el mAximo
acusador de sus fallas. Dado que sabe leer, y que sin em-
bargo sigue siendo humanamente analfabeto, le denomino el
neoanalfabeto.
"El neoanalfabeto se encuentra en dos grandes clasea: la
de los analfabetos totales y los parciales.
"El primero es el que despubs de haber aprendido a leer,
porque asi se lo ensefiaron en la escuela, renuncia al uso de
su capacidad lectora, salvo en lo estrictamente indispensable:
el correo diario, los programs de cine o espectAculos y la
guia de tel6fonos...
"Salgamos de esta incompletisima galeria de figures neo-
analfabeticas, camino de algunas conclusions permisibles.
La primer es la necesidad de un alerta constant frente al
equivoco que late en la palabra leer, y por ende en expresio-
nes como aprender a leer, saber leer. Palabra de muchos
fondos, y dificil de sondeo, nada seria mAs peligroso que dar-
se por content con verla por su haz, en su concept mis su-




IBMAEL RODRIGUEZ BOU


perficial, o sea simplemente como la capacidad de entender el
significado mis aparente de la letra escrita. Cierto que la
posesi6n de ese sencillo arte mecinico saca al hombre de su
analfabetismo natural, y le habilita para extender su poten-
cialidad humana hasta limits fabulosos. Pero si no se em-
plea esa aptitud para ensanchar las potencias del alma, para
impulsar al individuo hacia la plenitud de su ser spiritual,
el que la posea se hallarA en una situaci6n, parad6jica al pa-
recer, por las palabras, pero profundamente cierta: la de ser
un analfabeto que sabe leer. Se le ha extraido su analfabe-
tismo puro, pero por desuso o abandon de la facultad de la
lectura y lo que ella acarrea, empieza a funcionar en su natu-
raleza, una fuerza de regresi6n que le devolverA antes o des-
pubs al punto de partida-a su analfabetismo spiritual.
"Porque la realidad es que existen analfabetos de ida y
vuelta. Con saber leer se les dota de una momentAnea cons-
ciencia de todo lo superior que encubre la letra, ahora ac-
cesible para ellos; pero por su impotencia para resistir a la
pesantez de lo inferior, de lo vegetative, que a todos nos llama
a su centro, con voz que suena de mil maneras, dejan morir en
si los poderes anag6gicos de la lectura y, alfabetos tempora-
les, retornan al estado de inconsciencia analfab6tica donde
yacian.
".. .enseiar a leer, sin mas, no logra en la mayoria de
los casos elevar de su situaci6n bAsica de pobreza spiritual
a los hombres que recibieron ese beneficio..."
En fin, a base de esta exposici6n podriamos sefialar las
siguientes classes de analfabetos:

1-Los que nunca han ido a la escuela.
2-Los que han ido, pero por falta de medios han
olvidado la lectura.
3-Los que aprendieron a leer y no leen, adn con-
tando con los. medios necesarios. Estos ven la
vida desde un solo Angulo-quizas, como diria el
Profesor Salinas-, desde el punto de vista de la
especializaci6n estrecha y asfixiante.

Tomando en cuenta estas diversas acepciones y para




EL ANALPABBTIRMO EBN PUERTO RICO


los fines nuestros, alfabetizar ea: "lograr que el individuo
aprenda a discernir por su cuenta hasta conocer sus derechos
y deberes; y que comprenda el orden social, econ6mico y po-
litico en que vive para contribuir a su mejor funcionamiento
y a la superaci6n de lo vigente si adolece de deficiencies".1
Para satisfacer estas necesidades es esencial que el indivi-
duo adquiera, como instrument, el mecanismo de la lectura
y la escritura.

































1. Anteproyecto sobre desanalfabetisaci6n preparado por la -Ofi-
cina del Consejo Superior de Ensefianza, marso, 1945.







CAPITULO III







PROCEDIMIENTOS Y METODOS USADOS EN CAMPA-
RAS DE ALFABETIZACION

1. INTEREST DEL MUNDO MODERN EN LA ALFABETIZACION:

La Reforma ha sido una fuerza influyente en la
propagaci6n de la literacia. La vitalidad de esta fuer-
za a6n en la actualidad esta demostrada por la labor
de las misiones protestantes en la difusi6n de la Biblia,
traducida a cuatrocientos diferentes idiomas, entire los ile-
trados de Asia y Africa.
El interns del gobierno americano en el movimiento des-
analfabetizante -que abarca la ley de inmigraci6n de 1917,
la creaci6n de agencies para la educaci6n de adults, la cele-
braci6n de conferencias regionales, la organizaci6n de la
Cruzada national contra el analfabetismo y la creaci6n del
Comite national consultivo de iliteracia en 1929 se debi6
al descubrimiento de que el 24.9 por ciento de los soldados
americanos eran analfabetos funcionales.
Ningfin pais civilizado, con la excepci6n de la India, ha
sido acosado por mas fuerzas opuestas al desarrollo de la
literacia que China. Muchos factors han obstaculizado la
b6squeda de estadisticas acerca del analfabetismo. Entre
6stos se pueden sefialar los siguientes: falta de gobiernos
responsables, la bancarrota del sistema de contribuciones, las
disensiones civiles, la presencia de recursoa naturales afn sin
explotar, el predominio de la poblaci6n rural y la diversidad
de dialectos.
QuizAs el intent mas eficaz y comprensivo echo hasta




ISMAEL RODRIGUEZ BOU


la fecha para erradicar el analfabetismo se estA Ilevando a
cabo en la Rusia Sovi6tica. El movimiento modern inspi-
rado en la consigna de Lenin que dice: "Sin literacia no
puede haber political; solamente habra rumors, murmura-
ciones y prejuicios", ha impulsado la creaci6n de la maqui-
naria esencial para lograr el resurgimiento politico y eco-
n6mico de este pais. A trav6s de los innumerables centros
de erradicaci6n que se han organizado en las casas comuna-
les, en las fabricas, en los talleres y en las salas de lectura
en las aldeas, el gobierno sovi6tico esta reduciendo su porcen-
taje de analfabetismo ripidamente.
Se han conseguido estadisticas recientes sobre analfa-
betismo que incluyen s6lo poco mis de la mitad de la pobla-
ci6n mundial; la deficiencia principal se encuentra en las re-
giones de Asia, Africa y Sur Am6rica, donde la clase literate
es una escasa minoria.
La literacia es indispensable al progress de la sociedad.
La difusi6n de la literacia ha jugado un papel muy impor-
tante como uno de los factors sociales y tecnol6gicos, que
ha acelerado la comunicaci6n entire los grupos. Ha ayudado
a la eliminaci6n del individualism ampliando las relaciones
humanss1

2. INTENT DEL DR. Y. C. JAMES YEN EN CHINA:2

Dirigi6 el Dr. Yen una campafia de educaci6n de las ma-
sas. en China. Su sistema El chino bisico empleaba m4todos
simples, econ6micos, de contenido prActico y fundamental.
El estudiante s6lo necesitaba dedicar una hora al dia y ter-
minaba el curso en 96 horas. Para ello se usaban los cuatro
libros de lecture que s6lo cuesltu doce centavos.
El Dr. Yen comenz6 su campafia en 1930 y ha ensefiado
a leer a mas de 46 millones de chinos. La instrucci6n era se-
guida por un program bien equilibrado, prActico y funda-
mental de mejoramiento de vida. Tenia como fin proveer

Encyclopedia of Social Sciences, Vol. IX, pages 511-523.
2. La educacidn de las masas y la guerra china por la resistencia
y la reconstruccidn national, Universidad de la Habana, aflo IX, n(Uneros
52, 53 y 54, enero, febrero, marzo, abril, mayo y junio, 1944.




EL ANALFABETIBMO EN PUERTO RICO


conocimientos y destrezas que infundieran el espiritu de me-
joramiento de la vida y la reconstrucci6n de la naci6n.
En la campafia de educaci6n de las masas se atacaron
cuatro problems bAsicos: analfabetismo, pobreza, enferme-
dades y mal gobierno. Desarrollaron un program correla-
tivo consistent en los cuatro fundamentos de reconstruc-
ci6n de vida: educaci6n, subsistencia, salud y gobierno del
pueblo.
Se fundaron Escuelas del pueblo en cada .comunidad
Estas escuelas eran sostenidas por el pueblo. Los estudiantes
que aprendian a leer se hacian socios de la Asociacidn de
graduados que tenia dos objetivos: continuar la educaci6n y
organizarse para servir a su comunidad y reconstruir su am-
biente. Los graduados se convertian en maestros. Tam-
bien preparaban libritoa que formaban la Biblioteca del Pue-
blo, publicaban semanalmente El nuevo agricultor y dirigian
Circulos de lectura y Clubes de arte dramdtico.

S. EN ECUADOR:1

La campaiia alfabetizadora de 1934 en Ecuador parti6
de los periodistas. El Teligrafo fu6 el primero en iniciar is
publicaci6n de una series de lecciones semanales. MAs tarde
se expidi6 un Decreto creando los Misioneros del Alfabeto a
fin de realizar la campafia oficialmente.
En 1942 lleg6 el Dr. Frank Laubach como embajador
de su Oartilla de alfabetizaciin. Al otro aio se organiz6 el
Grupo Lea. Con el apoyo de diaries e instituciones este grupo
efectu6 una campafia intense.
En 1944 se acept6 la inmediata organizaci6n de la cam-
pafia. Se nombr6 una Comisi6n Ejecutiva para elaborar un
plan de trabajo y estudiar los textos que fueran necesarios.
El metodo escogido para esta campafia fu6 el del Dr.
Frank Laubach. Sin embargo, el maestro estaba en libertad
de usar cualquier m6todo.
Los medios de propaganda utilizados comprendian: la
prensa, la radio, el pdlpito, carteles murales, hojas volantes y
1. La Campafa de alfabetizacidn, Revista de la Unidn Nacional de
Periodistas, Quito, nove., 1944.




ISMAEL RODRIGUEZ BOU


comunicaciones dirigidas a los padres, jefes de taleres, gre-
mios y organizaciones de obreros y artesanos.
Se realize el Censo de Analfabetos por medio de formu-
larios distribuidos en escuelas, iglesias y fabricas. El 75%
de la poblaci6n, aproximadamente, es analfabeta.
Para la labor de ensefianza se organizaron comit6s de
cruzados (15.000 en total). Durante quince dias consecuti-
vos se organizaron cursillos de informaci6n para el manejo
de la Cartilla.
Se organizaron Centros de Alfabetizaci6n. Alli se ren-
nian maestros y analfabetos. A cada cruzado le asignaron
dos analfabetos.
La campafia seria estabilizada por medio de un decreto
que haria obligatoria a todas las personas que supieran leer
y escribir la ensefianza de dos analfabetos por afio.

4. METODO DEL DR. FRANK C. LAUBACH:I

El Dr. Frank C. Laubach us6 por primer vez su m-
todo en las Filipinas. El metodo Laubach (1) Utiliza pala-
bras claves. (2) Presenta cuadros con letras. Usa un cua-
dro para cada silaba bAsica o vocal. (3) Presenta una lee-
ci6n para cada palabra clave.
Us6 so metodo en la India, Turquia y Africa. La mAxi-
ma clave de su campafia es: "Cada cual debe ensefiar a otro".

5. EN MEXJCO.

Campaia Nacional contra el Analfabetismo segrn ley
del 21 de agosto de 1944. Etapas en la campafia:
(1) De organizaci6n-26 de agosto de 1944 al 28 de fe-
brero, 1945. Durante este period se dieron las instruccio-
nes a las personas que se iban a encargar de la ensefianza y
se distribuyeron las cartillas y cuadernos de escritura a los
mexicanos que deben ensefiar a leer y escribir.
(2) De ensefianza-19 de marzo de 1945 a febrero de
1946. Ensefanza a los analfabetos.
1. eleccw ets dll Rftudr' Dligcst, Para ensenar al que no sabe,
diciembre, 1944, phgs. 14-18.
2. Articulos publicados en la prensa diaria de Mdxico durante los
meses de setiembre, octubre y noviembre, 1944.




EL ANALFABETI8MO EN PUERTO RICO


(3) De revisi6n-19 de marzo de 1946 a 31 de mayo de
1946. ExAmenes a los que aprendieron a leer y escribir, re-
copilar datos y publicar el resultado de la campafia.
El President de la Repdblica es el Director General y el
Secretario de Educaci6n es el Director Ejecutivo.
Cada uno de los mexicanos de 18 a 60 afios que no est6
incapacitado debera ensefiar a uno o mas analfabetos.
Se usari una Cartilla que constari de cuatro secciones:
(1) instrucciones elementales para quienes la ensefien, (2)
vocabulario 6til para los instructors y los educandos, (3)
ejercicios necesarios para el aprendizaje de todas las letras
y de sus combinaciones en silabas y palabras, (4) material de
lectura para comprobar los resultados y estimular a las per-
sonas que aprenden (higiene, historic, trabajo y nociones de
solidaridad y lealtad patri6ticas). Estas Cartillas fueron edi-
tadas por la Secretaria de Educaci6n Pfiblica.
Estimulos:
Concederin mil titulos de honor y mil medallas a los me-
xicanos y extranjeros que con su esfuerzo direct o indirec-
tamente alfabeticen a mis de cien individuos.
Se construirAn obras de disfrute colectivo para los ni-
cleos de poblaci6n en que se alfabetice el mayor porcentaje
de individuos.
Se repartiran 10,000 libros de historic, literature y cien-
cias entire las cinco mil personas que mas se distingan en la
campaiia. La instrucci6n sera dada en los centros alfabeti-
zadores.

6. EN ESTA(DOS UNIDOS:l

a. ((CNTtRIBHUIClON DE, CORA WILSON STEWART.
Cora Wilson Stewart organize en 1911 en Kentucky las
'lisc,:ue!us cn n,:heC. de luua. Los adults se reunian en las
mismas escuelas a que los niiios asistian durante el dia. Es-
cogian las noches de luna porque les era mas facil transitar
por los caminos que conducian a las escuelas.
Cora Wilson Stewart aplic6 algunas ideas de educaci6n
1. How Can We Reduce Illiteracy?, Education for Victory, Jan.
20, 1945.




ISMAEL RODRIGUEZ BOU


de adults que desde entonces se han establecido como nor-
mas, pero que eran desconocidas en aquella 6poca. Por ejem-
plo, ella se di6 cuenta de que no daria buenos resultados pe-
dir a personas mayores y muchos de los que asistian a
esas escuelas habian pasado de los 50- que asistieran a las
classes diurnas. Ella se percat6 de que los analfabetos adul-
tos necesitaban otro texto. Por lo tanto, empez6 a publicar
un peri6dico, en el cual s6lo se publicaba material de la expe-
riencia e interns de los adults.
b. ALFABETIZACION EN LAS FUERZAS ARMADAS.
La experiencia de los entrenadores especiales del ejer-
cito demuestra que la mayoria de los analfabetos admitidos
estan deseosos de aprender a leer y a escribir y se sienten
muy satisfechos con el progress realizado.
El Servicio Selectivo tenia en sus listas cerca de 340,000
analfabetos que estaban en otros aspects calificados para
servicio en el ejercito. Para ser un buen soldado es nece-
sario que el individuo sepa leer.
Durante el tiempo que el individuo esta recibiendo en-
trenamiento desanalfabetizante, de acuerdo con las normal
del ejercito, se consider incapacitado igual que los que es-
tin hospitalizados.
El ejercito organize Unidades Especiales de Entrena-
miento para desanalfabetizar. Actualmente existen diecis6is,
las cuales varian desde compania hasta regimiento. Las hay en
todas las secciones del pais. En ellas estan representados
hombres de distintos ambientes: de la montafia, de los arra-
bales, de las secciones extranjeras. Estos hombres demues-
tran un gran deseo de aprender y se sienten orgullosos del
progress que van alcanzando segSn pasan los dias.
Este Programa Especial de Entrenamiento ha desarro-
Ilado en muy poco tiempo en los analfabetos destrezas aca-
demicas que no se pudieron lograr en afios de ensefianza me-
nos efectiva. Este 6xito se debe a las siguientes razones:

(1) El uso de una motivaci6n funcional en toda la
ensefianza. Las lecciones de trabajo son prac-
ticas. (Cartas familiares cortas y aencillas,
etc.)




EL ANALFABETISMO EN PUERTO RICO


(2) El material de ensefianza estA basado en las
necesidades de los soldados. Todo el material
se prepar6 en el mismo ej6rcito.
(3) El interes demostrado por los maestros es may
grande y s.u preparaci6n muy eficiente.

MATERIAL DE ENSERANZA EN LAS FUERZAS ARMADAS

El Libro de lecture del Ej&rcito es la historic de la adap-
taci6n de un soldado a la vida en el ejrrcito. Trata del recluta
Pete Smith y su trabajo en el campamento c6mo vive, que
provecho obtiene de las lectures del tabl6n de edictos, c6mo
le pagan, c6mo debe hacer su valija, lo que puede comprar
en la tienda del ejercito.
(Segin informaci6n obtenida del U.P.R. Campus Repor-
ter, May 17, 1945, page 2, este texto de lectura ha sido tra-
ducido al espafiol por dos soldados puertorriquefios. Al tra-
ducirlo lo ban adaptado a los intereses de Puerto Rico. El
recluta Pete se ha convertido en Pedro quien difiere much
de Pete, usa bigote y tiene gustos y costumbres puertorri-
quefias. Esta adaptaci6n del texto adn no se ha publicado).
Su tarea en el Ejercito es un folleto que describe algunas
classes de trabajo que pueden desempefiar estos hombres.
Nuestra guerra es un peri6dico mensual que contiene
caricatures, fotografias, cuentos interesantes y una variedad
de material escrito para lectures de un nivel de primero a
cuarto grado.
El Noticiero (Newsmap) es una publicaci6n semanal en
ingles sencillo que provee noticias de los distintos frentes de
guerra.
Aritm~tica military Los problems y ejercicioa estan
basados en situaciones que el soldado encuentra mientras es-
tA estudiando.
La historic del recluta Pete Smith1 es una tirilla cine-
matogrAfica acerca de las primeras experiencias que encuen-
tra el soldado. Sirve como incentive para desarrollar prepa-

1. Paul A. Witty, Major A. G. D., and Wendell W. Cruze, Captain
A. G. D.- The 3 t's Go to War, Progressive Education, Dec. 1943, page
864, 365, 388, 390.




ISMA.EL RODRIGUEZ ROV


raci6n en la lecture, a la vez que como medio para enrique-
cer a los lectores con el vocabulario basico que van a encon-
trar en el Libro de lectura del Ej"rcito.
Introducci6n a los ntimeros es otra tirilla cinematogr-
fica que facility el aprendizaje de aritmitica.
ATENCION A LAS DIFERENCIAS INDIVIDUALS
Las classes comienzan con una matricula de quince estu-
diantes. Como son grupos pequefios se l1eva a cabo much
ensefianza individual.
ESCRITURA:
La ensefianza de la escritura siempre se correlaciona con
lenguaje. El tipo de manuscritos es el que se ensefia a aqu6-
Ilos que no saben escribir.
METODO:
Se puede hacer uso de cualquier m6todo siempre que
6ste tenga en cuenta las necesidades individuals de los miem-
bros que componen la clase.
El metodo director se recomienda para la ensefianza del
ingles a los soldados que no hablan este idioma.
7. ALFABETIZACION POR MEDIO DE PELICULAS CINEMATOGRA-
FICAS:
a. HISTORIC DEL PROYECTO

A iniciativas de la Oficina del Coordinador de Asuntos
Interamericanos se prepararon cuatro peliculas de higiene:
El cuerpo hutimano, Enemigos invisible, La tuberculosis y Bl
paludismo o La malaria y cuatro peliculas de lectura. Es-
tas peliculas se probaron con analfabetos en el suroeste de
Estados Unidos, en Mexico, en Honduras y en el Ecuador en
programs de pura experimentaci6n cientifica. (Estas pe-
liculas, especialmente las de higiene, se presentaron en El Sal-
vador, Costa Rica, Peru, Chile, Argentina, Uruguay, Brasil
y Venezuela). AdemAs de la informaci6n obtenida por me-
dio de las observaciones y las entrevistas personales, se ob-
tuvo evidencia por medio de pruebas especialmente prepara-
das para estos prop6sitos. las pruebas se aplicaron antes
y despues de una series de demostraciones de peliculas, a los
fines de que el aumento en la calificaci6n de un examen a




EL ANALFABETISMO EN PUERTO RICO


otro, presumiblemente obtenido per efecto de la instrucci6n,
pudiera observarse. Come base para la interpretaci6n de los
resultados a obtenerse por el uso de peliculas, los grupos a los
cuales se les iba a instruir por medio del cinemat6grafo fue-
ron pareados con grupos, que estudiaban el mismo vocabula-
rio, pero que seguian las prActicas corrientes de los maestros
en sus salones de clase, utilizando ambos grupos el mismo
plan desarrollado en las peliculas. Algunos grupos fueron
sometidos a examen dos veces consecutivas, sin que intervi-
niera la ensefianza de clase alguna entire una y otra prueba.
Estos grupos iban a servir de base para calcular la ga-
nancia que podia atribuirse al efecto de la mera practice de
uno a otro examen. Las peliculas de higiene presentaban in-
formaci6n sencilla con relaci6n a la salud, a la higiene, a los
microbios que causan las enfermedades, al paludismo y a la
tuberculosis, todo desde el punto de vista de la salud piblica.
Las peliculas de alfabetizaci6n, que estaban basadas en dos
de las peliculas de higiene, tenian el prop6sito de ensefiar a
los adults a leer oraciones simples y en total utilizaban un
vocabulario de diecis6is palabras.
En ambas series de peliculas, las de higiene y las de al-
fabetizaci6n, se utiliz6 la tecnica de animaci6n de Walt Dis-
ney, y cualesquiera que sean las deficiencies en detalles de
producci6n, lo cierto es que las peliculas constituyen una
contribuci6n valiosa a las tecnicas de experimentaci6n en
cuanto a la ensefianza de adults.
Resumiendo, podemos decir: Primero, el prop6sito de la
experimentaci6n fu6 explorer las posibilidades de la ense-
fianza de higiene y salud y de lecture por medio de peliculas
cinematograficas. Segundo, los estudiantes fueron seleccio-
nados per medio de entrevistas personales a j6venes y adul-
tos que no habian tenido la oportunidad de aprender a leer
y escribir. Los estudiantes fueron seleccionados en unida-
des de mAs o menos 60 que eran a su vez divididas en dos
grupos: uno de 20, para ser ensefiado por maestros, siguien-
do las prActicas corrientes de instrucci6n, y otro de 40, para
ser ensefiado per medio de peliculas sin la intervenci6n de
maestro alguno. La division entire estos grupos se hacia to-
mando en consideraci6n los resultados del primer examen, la




ISHABL RODRIGUBZ ROV


edad, el sexo, las condiciones sociales y econ6micas de los es-
tudiantes. Tercero, se suponia que el mismo examinador exa-
minara ambos grupos. Cuando habia mas de dos grupos
que 3anminar, se alternaba el procedimiento en el sentido de
que las pruebas se hicieran en la siguiente forma: grupo de
maestros y grupo de peliculas; grupo de peliculas, grupo de
maestros.
La descripci6n de estos grupos, tomando en cuenta los
factors sociales, econ6micos, culturales y de habilidades ge-
nerales, nos present un cuadro deprimente. Esto es de es-
perarse, cuando se trata de analfabetos que por regla gene-
ral vienen de las etapas. sociales inferiores. Pero es estimu-
lante notar que ain estas pobres gentes, tras un period bre-
ve de ensefanza, demostraron progress en sus intereses, en
su deseo de aprender y, lo que es mas, de inmediato se not6
mejoramiento en s.u forma de vestir y en el aseo personal Por
eso es que al interpreter los resultados de un experiment de
esta naturaleza hay que tener en cuenta esos factors, ya que
el progress en la escala cultural es en si dificil y much mIs
dificii para adults que siempre han estado privados de todas
las oportunidades en la vida.

b. RESULTADOS

(1) En general, las calificaciones del grupo comprendi-
do entire los 15 y los 24 afios fueron un poco mAs al-
tas que las calificaciones de grupos comprendidos
entire los 25 y 49 afios.
(2) Las calificaciones en salud, higiene y lectura au-
mentaron marcadamente en ambos grupos, el de
peliculas y el de maestros, de la primera prueba a
la segunda prueba.
(3) Los grupos que fueron ensefiados por medio de
maestros demostraron alguna superioridad en el
promedio de las calificaciones, en las pruebas de
vocabulario oral y en pruebas iniciales de higiene y
de lectura, y mejoraron su calificaci6n un poco mas
en lectura y escritura que los grupos ensefiados ex-
clusivamente por peliculas. Al juzgar este experi-




BL ANALFABETIRMO ES PUERTO RICO


mento y al interpreter conclusions, debe tomarse
en cuenta que el experiment dur6 muy pocos dias
y que incluia muy poco material.

Es extremadamente arriesgado, Ilegar a conclusions de-
finitivas, cuando no podemos juzgar cuales hubieran sido los
resultados de haberse prolongado el experiment por 10 6 12
semanas.
Las peliculas de lectura incluian dnicamente diecis4is pa-
labras, de 200 6 500 que pudieran constituir un program para
una serie de lecciones; y las peliculas de higiene, que presen-
taban informaci6n y hechos, constituian una fracci6n minima
de lo que deberia incluir una series complete.
Por 6ltimo, es bueno decir, provisionalmente, que para
educar analfabetos, un maestro es probablemente mis efi-
caz que una pelicula por si sola, pero las peliculas son valio-
sos instruments de ensefianza. El uso de peliculas demos-
tr6 ser eficaz en la ensefianza de higiene y de los principios
de lecture. Por lo tanto, una de nuestras recomendaciones
fue al efecto de que se hiciera una series complete de pelicu-
las, tanto de higiene como de lecture, para ampliar los alcan-
ces de la experimentaci6n. Se recomend6, ademis, que se in*
cluyera la escritura en la nueva series de peliculas.







CAPITULO IV







RESE1A HISTORIC DE LA CAMPARA ALFABETIZAN-
TE Y DE EDUCATION DE ADULTS EN PUERTO RICO
DURANTE EL REGIMEN NORTEAMERICANO

Al iniciarse el Siglo Veinte el problema del analfabetis-
mo en nuestra Isla es quizas uno de los mas series con el
cual se confrontan las autoridades gubernamentales. Los
fondos eran limitados, no habia edificios escolares, habia muy
pocos maestros y 6stos deficientemente preparados, la su-
pervisi6n era pobre e inadecuada, habia falta de carreteras,
y sobre todo, habia falta de interns en la educaci6n el pue-
blo no estaba habituado a la instrucci6n piublica y gratuita y
por lo tanto habia gran despreocupaci6n. El censo de 1899
sefiala un 79.6% de analfabetos de una poblaci6n de 953,243
habitantes.1 A trav6s de los informes de los comisionados
de instrucci6n, desde la 6poca de Martin G. Brumbaugh has-
ta la del Dr. Jos6 M. Gallardo, se nota una constant preo-
cupaci6n por resolver este gran problema.
En el primer informed del Comisionado de Instrucci6n
preparado por Martin G. Brumbaugh, se menciona el pro-
blema de la iliteracia en primer t6rmino, aunque no se su-
giere para el mismo soluci6n especifica alguna; sin embargo,
conviene sefialar que fu6 el Dr. Brumbaugh quien estableci6
el sistema 8-4 al que probablemente dedie6 todos sus es-
fuerzos en la organizaci6n del sistema escolar. Ya en 1902
durante la administraci6n del Dr. Samuel M. Lindsay, se po-
1. Report of the Commissioner of Education of Puerto Rico, 1921,
page 393.
2. First Annual Report of Charles H. Allen, Governor of Puerto
Rico, 1900, page 347.












ISMAEL RODR7GUEZ BO0


nen en practice las primeras medidas eficientes para afron-
tar el problema. Se establecen las Ilamadas escuelas especia-
les entire las cuales las mis importantes eran las necturnas.
En ellas se ofrece ensefianza de aritm6tica, lenguaje espafiol
e ingles, escritura, y algunas nociones de geografia e histo-
ria. A aquellos alumnos que habian progresado satisfactoria-
mente en estas asignaturas se les brindaba el privilegio de
matricularse en classes especiales de maquinilla, teneduria de
libros y taquigrafia. Habia gran solicitud de estos cursos y
ademis el Comisionado queria hacer la educaci6n de adults
lo mis prictica possible. Estas escuelas reciben gran acogida
entire los obreros, especialmente entire los tabaqueros unio-
nados, ya que la uni6n les exigia el saber leer y escribir; he-
cho que refleja la utilidad de los cursos ofrecidos.1
Desde el 1902 hasta el 1911 las escuelas nocturnas si-
guen prestando servicios a la poblaci6n adult. Durante este
period muy pocos cambios se operan en su organizaci6n con
la excepci6n del establecimiento de escuelas nocturnas en in-
gles en los pueblos mis grandes. El Comisionado Dexter in-
forma que funcionaron una o dos es.cuelas nocturnas en 65
de las 66 municipalidades. Las classes se reunian dos horas
diarias, cinco dias a la semana por espacio de siete meses.
Eu los centros de mayor poblaci6n la ensefianza se impartial
a hombres y mujeres por separado. En su mayoria los maes-
tros eran los mismos que ejercian durante las classes diurnas
recibiendo estos una bonificaci6n de $10.00.2
Una de las dificultades con que se confront este tipo
de escuela es el de la asistencia pobre. Toma 6sta tan alar-
mantes proporciones, que el Comisionado Roland Falkner, en
sus informed de 1906-1907, se pregunta si la misma cantidad
de dinero fuera invertida en escuelas rurales pudieran bene-
ficiarse igual n6mero de nifios en la zona rural con mejores
resultados que los que se obtenian con las escuelas noctur-
nas.8
En el Informe del Comisionado Dexter de 1908, el Supe-

1. Second Annuil Report of the Governor of Puerto Rico, 1901-
1902, page 244.
2. Report of the Commissioner of Education of Puerto Rico, 1911,
pages 193-194.
3. Annual Report of the Governor of Puerto Rico, 1907, page 412.




EL ANALFABETIRMO EN PUPRTO RICO


rintendente de Escuelas de Mayagiez comenta el funciona-
miento de las Escuelas Nocturnas en la forma siguiente: "Se
recibieron tantas solicitudes a principios de afio que hubo ne-
cesidad de abrir cuatro nuevas escuelas. La asistencia fu6
bastante buena durante los primeros meses, pero ha ido dis-
minuyendo gradualmente y aunque no ha habido necesidad de
cerrar ninguna escuela, la matricula en algunas ha bajado
hasta 20. Por el contrario, la matricula y la asistencia de
una escuela raras veces han bajado de 50. Ello ha sido debido
enteramente a los esfuerzos del maestro. Creo que si los
maestros demostraran el verdadero interns en estas escue-
las, los resultados podrian ser muy satisfactorioa".1
Otro superintendent, el de Utuado, dice lo siguiente:
"En los comienzos del aiio escolar hay gran entusiasmo en
aprender a leer y escribir. Todos quieren asistir y, como re-
sultado, las escuelas estAn rebosantes de personas y la asis-
tencia es perfect; pero segdn pasan el tiempo y la novedad,
el interns de las primeras semanas empieza a decaer. Como
consecuencia, el por ciento de asistencia es tan bajo que casi
no vale la pena mantener abierta la escuela".2
En 1912 y 1913, se reduce el nimero de estas escuelas;
pero en el 1914, "con objeto de aminorar con la mayor rapi-
dez possible el alto promedio de analfabetos existentes entire
los electores", se establecen mAs escuelas que en los afios
anteriores.8 Se informan para este period 825 escuelas noc-
turnas abiertas durante cinco meses al afio, con una matricu-
la de 24,244 alumnos, de los cuales 12,842 eran mayores de
18 ailos. Ademis de estas escuelas nocturnas puramente
acad6micaa existieron 12 escuelas nocturnas industriales en
diferentes poblaciones de la Isla, con una matricula total de
878 alumnos. El promedio de edad de los estudiantes de
estaa escuelas era 24 afios. Las asignaturas ensefiadas abarca-
ban plomeria, albafiileria, carpinteria, dibujo lineal para los
hombres, y costura para la4 mujeres.4 En 1915, el Comisionado
Interino W. A. Barlow recomienda que para la creaci6n de

1. Annual report of the (lovcrnor of Puerto Rico, 1908, page 253.
2. Annual Report of the Governor of Puerto Rico, 1908, page 262.
3. Informe Anual del ('omisionado de Instruccidn de Puerto Rico,
1914, p&g. 14.
4. Informe del Gobernador de Puerto Rico, 1914, pAga. 14-15.




ISMAEL RODRIGUEZ BOU


nuevas escuelas se utilice la cantidad correspondiente a las
becas no otorgadas a j6venes que estudiaban en Estados Uni-
dos.' Desgraciadamente, la necesidad de economic en el pre-
supuesto no permit que se haga asignaci6n alguna para es-
cuelas nocturnas durante el afio escolar 1915-16. Sin em-
bargo, la campaia pro erradicaci6n del analfabetismo no de-
cae. El program del Comisionado Miller por mejorar la edu-
caci6n rural trae la iniciaci6n de una intense campaia, uno
de cuyos fines es aminorar la iliteracia en esta zona. Los
maestros rurales siempre dispuestos a cooperar establecen
classes para adults en sus escuelas sin recibir remuneraci6n
alguna.2
"En el transcurso del afio pasado se di6 atenci6n espe-
cial a la educaci6n rural y se inici6 una campaia con el pro-
p6sito de despertar el interns en la escuela rural y ampliar
la funci6n de la misma. Se instruy6 a los supervisors a fin
de que invirtieran la mayor parte de su tiempo en la escuela
rural; se reclutaron los maestros rurales para participar en
la campaia, cuyos prop6sitos eran reducir el analfabetismo,
levantar el entusiasmo de la poblaci6n rural, ayudar a los
campesinos, mejorar sus condiciones de vida y ponerlos en
contact con el mundo; de suerte que la escuela rural se con-
virtiera en el centro social del barrio y se mejoraran las con-
diciones higi6nicas del hogar campesino y de la comunidad".
Al afio siguiente se contin6a con las escuelas nocturnas.
En el 1919 se consigue de la Legislatura una asignaci6n de
$5,000 para su sostenimiento.3 Los legisladores se intere-
san en este movimiento educativo y al percatarse del valor
que ofrece aumentan en el 1922 la asignaci6n a $25,000.'
Tal incremento puede deberse en parte al hecho sefialado por
el ej6rcito en cuanto al crecido ndmero de analfabetos que
fueron reclutados durante la primera Guerra Mundial.
Los esfuerzos de la campaiia alfabetizante durante es-

1. Report of the Commissioner of Education of Puerto Rico, 1915,
page 328.
2. Jrpurt of the Governor of Puerto Rico, 1916, pages 29-30.
3. Report of the Commissioner of Education of Puerto Rico, 1919,
page 554.
4. Report of the Commissioner of Education of Puerto Rico, 1922,
page 260.




EL ANALFABSTIONO ZN PTJRSTO RICM


tos afios son relativamente satisfactorios; no obstante, en el
1920, de una poblaci6n de 1,299,809 habitantes, el 56 por-
ciento es de iliteratos.1 Las escuelas de analfabetos no l1e-
gan hasta el interior de la Isla. Para remediar el mal, el
Comisionado de Instrucci6n, don Juan B. Huyke, recomienda
mayor asignaci6n para poder intensificar la labor comenzada
y extender sus servicios hasta la olvidada zona rural.
Debido a las condiciones econ6micas existentes, la Le-
gislatura se vi6 obligada a eliminar la partida asignada para
escuelas nocturnas. El interns de parte de los educadores no
decae. Se proponen aunar esfuerzos para mantener las es-
cuelas. Surge en 1926 una cruzada civic con el prop6sito de
ensefiar a leer y a escribir. Contribuyen al 6xito de la cam-
paiia, la Cruz Roja, la Asociaci6n de Padres y Maestros, los
alcaldes, los maestros y los ciudadanos de todas las esferas
Una de las notas mAs simpaticas de la campaia fu6 propor-
cionada por los estudiantes de escuelas secundarias de Ca-
guas y Vieques, quienes abrieron, enseiiaron y costearon es-
cuelas nocturnas para analfabetos. En cada municipalidad
se organize una Junta para dirigir la campafia. Se logra
conseguir de agencies y personas particulares fondos con los
cuales. se establecen escuelas en las zonas urbana y rural. Era
deber de cada maestro de la zona rural, en algunas munici-
palidades, ensefiar uno o dos analfabetos y en algunos pue-
blos como en Camuy y Hatillo se les exigia desanalfabetizar
hasta cinco adults. Tal procedimiento obtiene buenos re-
sultados. En el distrito Comerio-Naranjito 264 analfabetos
fueron ensefiados a leer y escribir." Este alo se informant
48 municipalidades con escuelas para analfabetos con una
matricula de 4,269 alumnos, de los cuales 2,484 aprendieron
a leer y escribir.8
En el 1927, debido a la escasez de fondos disponibles pa-
ra el sostenimiento de las escuelas nocturnal, el Departa-
mento de Instrucci6n solicit ayuda a los gobiernos munici-
pal, insular y federal, para poder continuar la tarea educa-
tiva iniciada.
1. Report of the Commissioner of Education of Puerto Rico, 1921,
page 393.
2. Annual Report of the Commisaioner of Education, 1937, pages
39-40.
8. Annual Report of the Oommiassoner of Soatio tn 1937, page 41.




IBMAEL RODRIGUEZ BOU


A pesar de la poca ayuda econ6mica que el Departamento
recibe para estas escuelas, prosigue la ensefianza de adults.
AdemAs de lectura y escritura se enriquece el curriculo con
educaci6n higienica y ciudadania. La magnitude del proble-
ma se expone ante la consideraci6n de las autoridades loca-
les, los maestros y el pfiblico en general. Se trazan nuevos
planes entire los cuales estaban los de Caguas y Vieques.
En el primero, los alumnos de Escuela Superior de las cla-
ses de Ciencias Sociales efectuaron un censo de analfabetos.
Cada alumno bajo la direcci6n del maestro se encargaba de
ensefiar a un grupo de adults. En el Plan de Vieques, usa-
ban una modificaci6n del sistema lancasteriano. Cientos de
analfabetos eran ensefiados individualmente por los maes-
tros de las classes diurnas ayudados por sus alumnos. Pero
el plan que mis se usaba era el de educaci6n en grupo.'
Durante los afios siguientes, la situaci6n econ6mica del pais
no permit el sostenimiento de estas escuelas. Durante la
administraci6n del Dr. Jose Padin, funciona el Negociado de
Estudios Libres para "facilitar medios de educaci6n a aque-
las personas que no puedan asistir a las escuelas diurnas".
Su radio de acci6n se extiende para incluir cursos nocturnos
y cursos por correspondencia.2
La educaci6n de adults recibe de nuevo marcada aten-
ci6n en el afio 1938 cuando se crea el Negociado de Educaci6n
de Adultos. Este establece tres tipos de escuelas de adults:
de analfabetos, de ingl6s y especiales. La lecture recibe la
mayor atenci6n en el curriculo.8 En el 1939 se reorganize
este Negociado. Toma el nombre de Negociado de Adultos y
Servicios de Extensi6n, y se entiende con las escuelas de adul-
tos, las de extension, los studios libres, la educaci6n visual
y la Escuela del Aire.4
Ese mismo afio la Legislatura asigna $50,000 para edu-
caci6n de adults con los que se establecen 143 escuelas.
En el 1940 se adopt un nuevo plan para las escuelas de

1. Report of the Governor of Puerto Rico, 1930, pages 112-113.
2. Memorial Anual del Comisionado de Instrucci6n, 1930-31, pbg. 12.
3. Annual Report of the Commissioner of Education, 1937-38, pages
23-24.
4. Iid., 1938-9, page 49.




EL ANALFABETISMO EN PUERTO RICO


adults a base de un curso de siete meses. Sesenta y dos
escuelas empiezan a funcionar bajo este plan.
En el 1941 se reorganizan las escuelas de adults bajo
los auspicios de la Works Progress Administration. Diversas
actividades se Ilevan a cabo: lectura, escritura, ciudada-
nia, educaci6n para los padres, discusiones pdblicas y ense-
fianza de ingl6s.1 Un afio mis tarde esta agencia federal re-
tira su ayuda y el Departamento de Instrucci6n vuelve a ha-
cerse cargo del sostenimiento de la educaci6n de adults para
analfabetos, grupos avanzados de escuela elemental y de oc-
tavo grado.2
Actualmente nuestro Departamento se da cuenta de que
uno de los problems mis series y urgentes que tiene que
afrontar es el de proveer facilidades para la educaci6n de
adults y adolescents que hayan abandonado la escuela; no
solamente con el fin de reducir el analfabetismo, sino para
satisfacer las necesidades educativas de los adults.
Resumiendo, podemos decir que la educaci6n de adults,
bien sean 6stos analfabetos "naturales" o funcionales, a pe-
sar del interns que ha despertado en todos los comisionados
de Instrucci6n Pfiblica, no ha correspondjdo salvo en cases
aialados, a las verdaderas necesidades e intereses de los indi-
viduos. La asistencia pobre, la mortalidad escolar, la ines-
tabilidad de fondos, han constituido sus notas caracteristi-
cas. Cada vez que la cooperaci6n y el interns civicos han en-
trado en juego, los resultados han sido mfs halagadores.
Prueba de ello es el impulse que las unions de tabaqueros
dieron a las campafias desanalfabetizadoras, la contribuci6n
econ6mica de municipios y personas particulares, el eefuerzo
de los estudiantes, especialmente los de Caguas y Vieques,
el desinter6s de los maestros dando classes gratuitamente y
el auge que toman las campafias cuando hay necesidad de
capacitar electores.
Sefialamos estos pormenores porque recomendaciones
parecidas hemos de hacer al delinear nuevos rumbos para la
organizaci6n que deberia existir en el future para la educa-
ci6n ininterrumpida de todo el pueblo.
1. Annual Report of the Commissioner of Eduoation, 1940-41,
page 63.
2. Ibid., 1942-43, page 41.







CAPITULO V







SITUATION ACTUAL DEL ANALFABETISMO EN
PUERTO RICO
LIMITACIONES

Contando con esta informaci6n que nos ha sido possible
reunir en torno a la educaci6n de adults y de analfabetos
presentamos el siguiente cuadro para que sirva de fondo en
la interpretaci6n de la realidad ambiental; y mejor amn, para
que sirva de recordatorio al planear un nuevo program en-
caminado a hacerle frente a las limitaciones que aqui se
sefialan:
1- La educaci6n de adults se ha llevado a efecto en
Puerto Rico mayormente en escuelas nocturnas y a traves
de las actividades del Negociado de Estudios Libres.
2- Por regla general, los maestros utilizados han sido
los mismos de las escuelas diurnas; por lo tanto, la metodo-
logia utilizada ha sido igual a la empleada para la ensefianza
de nifios. Es de esperarse que los maestros, tras de una ta-
rea diurna, se sientan cansados para realizar una labor efi-
ciente durante las sesiones nocturnas.
3- El objetivo basico en la educaci6n de adults ha
sido erradicar el analfabetismo. A los adults que han asis-
tido a las escuelas nocturnas se les ha ensefiado lecture, es-
critura, aritmetica e ingles.
4- Las classes son generalmente de 40 6 50 estudiantes
de todas las edades desde aproximadamente 13 6 14 afios en
adelante con distintos intereses y con distinta preparaci6n y
entrenamiento. No hay agrupaci6n o clasificaci6n alguna de
acuerdo con el entrenamiento previo o la capacidad mental.




IgMAEL RODRIGUEZ BOU


5- Actualmente no hay ni cursos, ni material didactico
especialmente preparado para la ensefanza de adults.
Debido a los frecuentes cambios no se ban desarrollado
lecciones, metodologia, materials, personal y programs
adecuados. Hace algunos afios se prepare alg~n material
para ensefianza de adults que no ha sido possible localizar.
6- No se ha preparado material de lecture permanent
que se ajuste a las intereses, progress, experiencias y necesi-
dades de esos adults. Con frecuencia, se utilizan los mis-
mos textos usados para los niiios.
7- Los salones que se utilizan son los mismos que se
usan para las classes diurnas, equipados, por consiguiente, con
facilidades para nifos y no para adults.
8- Generalmente la luz es opaca y pobre.
9- La discipline y la organizaci6n para estos adults
siguen los moldes formales aplicados a los nifios recuer-
dese que son los mismos maestros que ensefian y disciplinan
a los nifios.
10- La supervision es deficiente.
11- Las personas que asisten a las escuelas nocturnas
son, en su mayoria, de bajos niveles sociales y. econ6micos,
principalmente jornaleros de las plantaciones de caiia, cafe
y tabaco, a excepci6n de los de zonas urbanas como en San
Juan donde se matriculan trabajadores de distintos oficios.
Estas personas trabajan durante tres o cuatro meses al afio
con lo cual tienen que sostenerse ellos y su familiar durante
todo el afio.
Las families de estos jornaleros tienen, mAs o menos,
un promedio de 5.6 miembros. No es dificil, por lo tanto,
suponer las dificultades de salud, alimentaci6n, condiciones
de las viviendas, problems familiares, fisicos y emocionales
-oportunidades de recreo, ropa, etc., que ocasiona el contar
con recursos tan limitados.




EL ANALFABBTISMO EIN PUEITO RICO I5

DATOS ESTADISTICOS QUE HA SIDO POSSIBLE CON-
SEGUIR EN RELACION CON LA EDUCATION
DE ADULTS Y ANALFABETOS

(1) Escuelas para analfabetos que funcionan durante
el present ailo escolar .......................................... 28

(2) Relaci6n de pueblos y nimeros de escuelas:

Adjuntas ..................................... ........... 1
Arecibo (Santana) .............................. 2
Bayam6n (Carri6n Maduro) ................ 1
Caguas ......................................................... 1
Cidra ........................ ............. ............. 1
Carolina (Cangrejos Arriba) ................ 1
Coam o ........................................ ............ 1
Com erio ...................................... ............ 1
Guayam a ..................................... ........... 1
Juncos (Gurabo Abajo) .................... 1
M anati ........................................ ............ 1
Mayagfiez (Riera Palmer y Roosevelt) 2
Ponce (Baldorioty) .............................. 1
Patillas ........................................ .......... 1
Rio Piedras (Capetillo) ...................... 2
San German ................................... ........ 1
San Juan (Barbosa, Blanco, Padre Rufo,
G6mez Brioso, Goyco) ...................... 5
Utuado ......................................... ........... 1
Yauco (Barrio Naranjo y Barrio Al-
mAcigo Abajo) .................................. 2
Rinc6n (Calvache) .............................. 1

28

Nota: Algunas de estas escuelas funcionan para analfabetos y para
grupos avansados.




ZI8MAL RODAIGUZE BOU


(8) Nfnmero de escuelas de analfabetos:
1938-39 ................................................ 72
1939-40 ..................................... ........... 72
1940-41 ..................................... ........... 62
1941-42 ..................................... ........... (*)
194243 ................................. ......... ... 48
1943-44 ..................................... ........... 28

(4) Analfabetos atendidos anualmente:
1938-39 ................ 2,806
1939-40 ................ 2,233
1940-41 ................ 1,020
1941-42 .............. (Vea nota anterior)
1942-43 .............. 1,897
1943-44 .................. 767 (512 6 67% apren-
dieron a leer.)


(5) Comparaci6n de escuelas
primer grado para nifios:


de analfabetos y escuelas de


I I I I I
Matrieula alJ gmero que i Morta- I que % de mor-
Afio empezar termin6 lidad retiene I talidad
_______ ___I I I
Adults 1942-43 1,897 1,367 531 1 72.06 27.9
1943-44 767 637 130 1 83.05 16.9

Promedio --- -------- 22.4%


Nifios 1942-43 245,142 227,935 17,207 92.99 7.01
1943-44 251,597 241,443 10,154 95.97 4.03

Promedio --------------------- 5.52%



(*) En el transcurso de este afio las escuelas de analfabetos
estuvieron dirigidas por la WPA y no nos ha sido possible
conseguir esta informaci6n.




EL AALFABSTIBSO EN PU TO RIO0


(6) Nimero de maestros: (Los maestros
tambien tienen classes de adultss.


de analfabeto


Afo MAESTROM Tetal
De mUlfabetes De adultoe
1938-39 72 71 143
1939-40 72 38 110
1940-41 62 80 142
1941-42 ..............
1942-43 46 54 100
1943-44 28 72 100

(7) Nimero de escuelas de analfabetos en las zonas rural y
urbana:
SII I
Aio INm. de escue- % % pobla- IN6m. do eocue-I % | % pibla-
Slas par anal- ei6n rural las para anal-I lJl6n r-
I fabetos abetos I I bana

1938-39 4 5.5 68 94.4
193940 5 6.9 67 93
1940-41 12 19.3 69.7 50 80.6 30.3

(8) Escuelas de adolescents y adults:
Afo Promedio de edad
1938-39 .............................................. 21.26
1939-40 ............................................ 21.34
1940-41 ............................................ 21.28
1941-42 .............................................. 21.68
1942-43 .............................................. 22.21
Promedio de edad .......................... 21.55
(9) Comparaci6n de costo:
ADULTS Y NIROS
Promedlo durante los
ditimos selt alos
Alo Adultos Niios Adulto. NIAlo
1938-39 $5.25 $19.96
1939-40 3.92 19.55
1940-41 1.80 19.60
1941-42 3.78 21.53
1942-43 7.10 25.50
1943-44 7.53 30.98 $4.89 $22.85




IBMAEL RODRIGUEZ BOU


(10) Dinero invertido en la educaci6n de adultss1

1938-39 ............................ $46,220.00
1939-40 .............................. 19,142.50
1940-41 .............................. 17,819.78
1941-42 .......................... 19,275.21
1942-43 .............................. 32,135.19
1943-44 ............................ 33,000.001

(11) Ultimo grado de instrucci6n alcanzado por 642 reclu-
sos del Presidio Insular que tomaron la Prueba Inter-
americana de Habilidad General Intermedia,
Forma AS, abril de 1945.

GBADO NUM. DE EECLUSOS
Ningna Instrucci6n 81
Iro. 38
2do. 71 Analfabetos "naturales"
(Nota 1) 3ro. 101 y funcionales.
4to. 104

5to. 63
6to. 59
(Nota 2) 7mo. 49
8vo. 56

9no. 7
lOmo. 8
llmo. 3
12mo. 2

Total ...................... 642


1. Esta cifra es un cAlculo de los salaries.

Notas:-
1-El n(mero de reclusos de Iro. a 4to. grades, incluyendo los que
no tienen instrucci6n alguna, hacen el 62% del total.
2-El nimero de reclusos de Iro. a 8vo. grades, incluyendo los quo
no tienen instrucci6n alguna, hacen el 97% del total.




EL ANALFABETISBO EN PUERTO RICO


(12) Total de analfabetos:
Nammo %
Censo de 1940, pag. 45 ...... 421,136 31.5
Informe de la Comisi6n Le-
gislativa sobre analfabetos
de 5 a 19 afios ............. 134,023

Informe de la Comisi6n Le-
gislativa:
Nifios analfabetos de 5 a
9 afios ................................ 93,404
Total analfabetos de 10
afios en adelante segin
censo de 1940 .................... 421,136

Total analfabetos de 5
afios en adelante .............. 514,540

(13) Horario para analfabetos:
7:00-9:00 p.m. para adults ) El horario es el
4:00 5:30 p.m. para adolescents ) mismo para las
4:30- 6:00 p.m. para adolescents ) demas classes de
adults.

(14) Asignaturas incluidas y tiempo que se dedica a ellas:
Espafiol Lectura ................................ 40 min.
Espafiol Escritura ............................ 20 min.
Aritm6tica ............................................... 30 min.
Problems de la Comunidad .................... 30 min.
(Foros y discusiones.)

(15) Supervisi6n:

La Circular Nim. 19 (julio de 1944) dispone que
el Superintendent de escuelas o su Ayudante vi-
sitara por lo menos una vez al mes. esta clase de
escuelas.
AdemAs hay un Supervisor general a cargo de
estas escuelas.




IBMAEL RODRIGUEZ BOU


(16) Resumen del nimero total de adults que reciben ins-
trucci6n:

I I I I I
Afio Nfimerol N6mero de es- N6mero de es- Morta- % de % de
de I tudiantes ma- tudiantes al ter- lidad morta- reten-
maestrosf triculados minar el aio lidad ci6n

1938-39 143 8791
1939-40 110 4873 4068 805 16.5 83.4
1940-411 142 9897 7858 2065 20.8 79.2
1941-42 5090
1942-43 100 4520 3094 1426 31.7 68.3
I
(17) Informe de la Comisi6n para estudiar el problema de
los nifios sin es.cuelas.

Edad Total enumerados Han asistido antes No ban asistido
5 afios 17,587 34 17,553
6 afios 32,976 221 32,755
7 afios 24,932 487 24,445
8 afios 13,164 1,006 12,158
9 afios 8,311 1,818 6,493
10 afios 7,921 3,296 4,615
11 afios 7,877 5,076 2,801
12 afios 11,470 8,564 2,906
13 afios 13,593 11,263 2,330
14 afios 18,307 15,691 2,616
15 afios 19,822 17,494 2,328
16 afios 23,575 21,133 2,442
17 afios 26,745 24,236 2,509
18 afios 30,294 27,424 2,870
19 afios 23,892 21,553 2,339
Total ........ 280,466 159,296 121,170
Total de analfabetos: 134,023. (VWanse piginas 58 y 59).
Andlisis de las estadisticas. Los datos estadisticos que
hemos conseguido son tan incompletos e inexactos que casi
podria afirmarse que falta la base fundamental para justi-
ficar la inversi6n de $50,000 en educaci6n de adults con que
(1) Incuiye a los estudiantes de las closes de Arte, RecreaciOn V
BibNoteca.




EL ANALFABETISMO BE PUERTO RICO


actualmente cuenta la division que a tal efecto se cre6 en el
Departamento de Instrucci6n. Entre otras deficiencies ge-
nerales de estos datos podria sefialarse que:

1- No hay continuidad en las estadisticas.
2- No se ha podido determinar lo que cuesta instruir
a cada adulto.
3- No se sabe el ndmero de adults que aprende a leer
anualmente.
4- Se ignora cuantos de los que se matriculan cada afio
contindan el afio entrante enriqueciendo su cultural
y sus conocimientos en asuntos de carActer civico.
5- No se ha hecho clasificaci6n de analfabetos a base
de edad, con excepci6n de aquellos de 5 a 19 afios.
6- Se ignora, asimismo, el promedio de asistencia en
las escuelas de adults y analfabetos.

N6tese, ademAs, que solamente funcionan 28 escuelas
para analfabetos distribuidas entire 20 pueblos de la Isla.
La mayoria de los pueblos no se benefician del program de
desanalfabetizaci6n, a pesar de la abundancia de analfabetos.
El ndmero de analfabetos que asiste a las escuelas ha
disminuido considerablemente desde 1938-39, en que la ma-
tricula era 2,806, a 1943-44, en que la matricula era de 767
alumnos. Tal reducci6n no se debe a la escasez de analfa-
betos.
N6tese que solamente el 67% de los analfabetos matricu-
lados en el afio 1943-44 aprendi6 a leer. Durante ese mismo
afio 79.8% de los niiios que ingresaron en primer grado
en las escuelas urbanas, 73.06% en las escuelas rurales y
88.78% en las escuelas privadas, fueron promovidos a segundo
grado; esto constitute un promedio de 80.55%, promoci6n
que se hace generalmente a base de eficiencia en lectura y es-
critura.
El promedio de mortalidad en escuelas de analfabetos
durante los afios comprendidos en 1942-44 es de 22.4%.
El promedio de mortalidad para las escuelas de nifios en el
primer grado, durante esos mismos afios, es de 5.52%.
Es obvio que la inversi6n, si ha de hacerse para el apren-




IRMAELI RODRIWU' BROU


dizaje de la mera mecinica de la escritura y la lecture, rinde
mejores dividends si se hace con los nilios.
El hecho de que el promedio de edad de los alumnos que
asisten a las escuelas para analfabetos sea 21.55 durante los
aiios 1938-43 indica claramente que el problema inmediato
es tender a los nifios y j6venes sin escuela y proveer otros
medios mas adecuados -segdn se explicara mas adelante-
para las personas mayores que est6n interesadas en educarse
aunque no necesariamente sea en la lectura, escritura y co-
nocimientos aritm6ticos.
Aunque los datos incluidos de los afios 1938-44 indican
un costo promedio de $22.85 por nifo matriculado'en nues-
tras escuelas, en comparaci6n con un cost promedio de $4.89
por adulto, es bueno aclarar que esto no es indice de que la
educaci6n de adults cueste menos, sino que para la educa-
ci6n de adults se utiliza el mismo equipo y material de las
classes diurnas, costo cargado a la educaci6n de nifios. El
costo de la educaci6n de adults que estas cifras muestran
incluye sueldos inicamente, y ademas se les paga a los maes-
tros de adults a lo sumo por dos horas de trabajo y a los
maestros de classes diurnas por un dia entero de trabajo.
Es de muy dudosa justificaci6n, por razones que expon-
dremos en otra secci6n de este informed, que la educaci6n de
analfabetos este restringida a la ensefianza de lecture, es-
critura, aritm6tica y problems de la comunidad.
Los datos expuestos demuestran que el mayor numero
de maestros de analfabetos son los mismos que ensefian en
classes diurnas. La eficiencia de estos servicios es de valor
dudoso si se toma en consideraci6n la relaci6n existente en-
tre el cansancio y la eficiencia en la labor a realizarse.





EL ANALFABETISMO EN PUERTO RICn


o 1


eLIVA -

PAtL GUAY

N~TALA -

HAIT-

C.UADO -

P6eU -70%



BSRAZIL mo*





PAJAMA -or

CUbA ao-

4L n


COLOMBIA

`MEJICO I44


COsTA RIn*

PUeLTO mIa

CHILf



AR EsMTIU

CANADA

srTAbaoowuM


-4 .


4.0 y


=32X



a4

2


5o%

1%


a
.4
ID

U?
ID


a .


NONtoueAb I'sr.*


r


t


I





ISMAEL RODRIGUEZ BOU





EL ANALFABETISMO EN PUERTO RICO


Matricula y


ASO I


Analfabetos funcionales


porciento de mortalidad escolar en la
Escuela Elemental

GRADOS


% Que %. total de
II III IV V VI abandon6 los que a-
la escuela badons-
de los que ron la es-
se matri- cuela an-
eularon en tes de ma-
primer triularse
rrado en quinat
__________ rad
1938 68,748
1939 54,229 21.12
1940 47,425 9.89
1941 36,435 16.14
1942 28,511 11.52 58.53
1943 24,363 6.03


68,748 matricula inicial en primer
- 28,511 llegan al quinto grado.

40,237 abandonan la escuela antes


MORTALIDAD POR GRADOS

14,519 no Ilegan al segundo grado.
6,804 tercer grado.
10,990 cuarto grado.
7,924 quinto grado.
4,148 sexto grado.

44,385 TOTAL.


grado en 1938.


del quinto grado.




















TABLA T3

PORCICNTO DO ESCUELAS URBANAS Y PURALES PAPA ANALFABETOS

Y PORCIENTO 1( POBLACION URBAN A Y IRUI.AL
bi lanV


0O" -.


qbs-. iqs 190 4o-41
pORCItNTO DEL TOTAL Dbf
E.CU(LAS PARA ADULTOS
OEN LA ZONA QURAL


POBLACION
RURAL O
PU7RTO eIC


POBL C ION
URBANA OC
PUIRTO IBCO


/q98- /q 139.40 Ify+o--
PORCIENTO DOL TOTAL Dt
ESCUtLAS PAQA ADULTOS
Chi LA ZONA URBANA


-~ ~ -- -- ------------- ------ -


I r I






















TA BLA S

ULTIMO 6R1ADO 06 INSTPUCCION ALCANZAD0 POR 442 BECLUoSs DOL
PRESIDIO 'NSULAR QUG TOMAIRON LA PRU6BA INTt R AMe RICA NA 04
4ASILIDAD eNGRNAL, INT-c RMtDIA FORMA A^, ABRIL D0 1945


0%




I60. II%












4.40





.0 two I2DoP. 30 40 rT@O. 4To 1. 9VO 9No. *MO 1IMo. IMo.
62" -- ANAr.F-fAbe.rIo
GATVLAt.II6* FU UCIeNAtLe


o a.s 411
,a. il as
&a-- itoo



IL & 104
9r.. o 6


a v. 6 7 46
qoa. 1.09 y
I*** I*44 8
gMOk (LU

TOTAL RtCLSu@t <44




ISMAEL RODRIGUEZ BOU


Andlisis de las grdficas. La Tabla Ndmero I present
los porcientos de analfabetos de cada uno de los pueblos de
America. Puerto Rico ocupa el sexto lugar en orden ascen-
dente de analfabetismo. Lo aventajan inicamente Estados
Unidos, CanadA, Argentina, Uruguay y Chile. La experien-
cia del que describe con datos estadisticos de algunos de estos
pueblos de America, y su convicci6n en la mayor confiabili-
dad de los datos del censo de Puerto Rico, lo inducen a career
que quizAs sea superior la posici6n de Puerto Rico a la que
la tabla indica.
La Tabla Nimero II es altamente halagadora. N6tese
que de 1890 al 1900 baj6 el analfabetismo en Puerto Rico so-
lamente 1.2%. De ahi en adelante se ha reducido consisten-
temente en mas del once por ciento en cada period de diez
afos. El cAlculo nuestro es en el sentido de que de seguir
ese curso en el afio 1950 tendremos no mis del 20% de anal-
fabetos. Al Ilegar a este punto es bueno indicar que si en
las estadisticas que presentamos incluimos a los analfabetos
menores de 9 afios, se debe al hecho alarmante de que con el
aumento poblacional, sin el correspondiente aumento en nil-
mero de escuelas, se nos van quedando sin oportunidad de
aprendizaje tantos nifios de edad escolar como los que actual-
mente consiguen acomodo en las escuelas. Este hecho puede
invalidar fAcilmente nuestro cAlculo, e indicar el inicio de la
march hacia atras en la soluci6n del problema del analfa-
betismo, retroceso que seria atenuado inicamente por el nd-
mero de analfabetos de mayor edad que irAn muriendo anual-
mente.
Incluimos en las tablas de analfabetos los nifios de 5 a 9
afios por el hecho sefialado ya de que aproximadamente el
50% de los nifios de edad escolar en Puerto Rico van que-
dAndose sin la oportunidad de asistir a las escuelas, y este
hecho, por lo tanto, tiende a hacer valida la opinion de que
ese 50% de nifios sin escuelas son analfabetos potenciales a
la par que lo son "naturales", segdn expresi6n del senior Sa-
linas.
Es bueno sefialar que el Informe de la Comisi6n Legis-
lativa que estudi6 el problema del analfabetismo present
134,023 analfabetos entire los 5 y los 19 afios. Present tam-




EL ANALFABETISMO EN PUERTO RICO


bi6n dentro de ese radio cronol6gico, 159,296 personas que
han asistido a la escuela y 121,170 que no han asistido a la
escuela. La diferencia entire 134,023 analfabetos y 121,170
individuos que no han asistido a escuela alguna es de 12,853
6 9.5% de personas que, aunque presumiblemente fueron a la
escuela, no aprendieron a leer y escribir. Estos son datos
de "confesores de culpas" y, por tanto, nos aventuramos a
asegurar que probablemente el nimero que no aprendi6 la
mecanica de la lectura y escritura es adn mayor.
Si enfocamos estos n6meros a la luz de la definici6n de
analfabetismo adelantada por el ejercito en el sentido de
considerar iliteratos a quienes no hayan alcanzado un nivel
educativo equivalent al cuarto grado de instrucci6n, vere-
mos cuinto mis se pueden inflar nuestras cifras.
Pensemos en lo que significa la realidad educativa de
Puerto Rico, a la luz de esta definici6n anterior, cuando indi-
camos que el 58.53% de nuestros alumnos-Tabla I-aban-
donan las escuelas antes de Ilegar al quinto grado de instruc-
ci6n elemental, con el agravante de que mis del 40% de ds-
tos no recibieron mis de tres horas de classes diariamente.
Todos estos datos nos conducen a admitir la necesidad
absolute de las misiones pedag6gicas y culturales que ven-
drian a subsanar las deficiencies de una educaci6n extrema-
damente limitada.
Entre los agents de cultural que pueden ayudar a ins-
trumentar este plan de desanalfabetizaci6n estA el reciente-
mente aprobado Teatro Rodante Universitario. No hay duda
de que el dinero gastado en el funcionamiento de este teatro
puede rendir grandes beneficios educativos y culturales si se
cumplen sus objetivos convenientemente.
Es interesante notar que la poblaci6n urbana de Puerto
Rico que s61o constitute un 30.3% del total de la poblaci6n,
ha contado con mas del 89% de las escuelas para analfabetos
durante los afios de 1938-41; y que la zona rural que cuenta
con un 69.7% de la poblaci6n ha contado solamente con poco
mis de un 10% de las escuelas para analfabetos durante esos
mismos afios. (Vea Tabla nimero IV).
Como parte de un studio que se estA realizando en el
Presidio Insular, dirigido por nosotros, en el cual se utiliz6




ISMAEL RODRIGUEZ BOU


la Prueba Interamericana de Habilidad General, Intermedia,
Forma AS, encontramos que de un total de 642 reclusos, 395
(62%) alcanzaron el cuarto grado o menos de preparaci6n
escolar; 622 (97%) alcanzaron el octavo grado o menos de
instrucci6n elemental; solamente 20 personas (3%) Ilegaron
a la escuela superior. Estos datos obtenidos con reclusos es-
cogidos al azar para ser sometidos a studio coinciden con
los datos oficiales del presidio insular. De un total de 1,052
reclusos, 673 (64%) alcanzaron el cuarto grado o menos;
1,024 (98%) el octavo grado o menos. De acuerdo con estos
datos, el 62% de los reclusos sometidos a prueba son analfa-
betos funcionales. Ello sefala no s6lo el serio problems del
analfabetismo, sino tambien la relaci6n alta existente entire
criminalidad y escolaridad de la persona.
Con la aquiescencia del General que dirige las tropas en
Puerto Rico, el Coronel C. M. Virtue, del Departamento Mi-
litar de las Antillas, nos autoriz6 a utilizar la valiosa infor-
maci6n que sobre el problema educativo en el ejercito nos
habia suministrado dicho Departamento Militar. Agradece-
mos, no s6lo la valiosa informaci6n, sino que tambien los ge-
nerosos deseos de 6xito, para esta tarea educativa, que el Ge-
neral express.
De acuerdo con los datos a que hacemos referencia, de
208,730 reclutas puertorriquefios que tomaron el Army Ge-
neral Classificatiov Test desde el primero de enero de 1943,
hasta el 30 de abril de 1945, 98,000 -47%- fueron rechaza-
dos por el solo hecho de no aprobarlo. Esos 98,000 rechaza-
dos constituian el 49% de todos los reclutas rechazados du-
rante ese period por toda clase de causes.
Incluimos, ademis, una tabla demostrativa del nivel edu-
cativo del personal insular reclutado y en servicio, adscrito a
este Departamento Militar. El studio fue hecho a requeri-
mientos de la Divisi6n Educativa y de Rehabilitaci6n Voca-
cional de la Administraci6n de Veteranos.




EL ANALFABETISMO EN PUERTO RICO


ESTIMATED DISTRIBUTION OF ENLISTED PERSONNEL
(INSULAR PERSONNEL ONLY) IN THE ARMED
FORCES BY YEARS OF EDUCATION
(BY PERCENTAGES)1


Years of scheooUe


COLLEGE (3.69%)
4 years and over ..........
3 years ........................
2 years ..........................
1 year ............................
HIGH SCHOOL (17.21%)
4 years ........................
3 years ..........................
2 years ........................
1 year ..........................
GRADE SCHOOL (79.04%)
8 years ..........................
7 years ........................
1 to 6 years ..................
TOTAL ..................


Man Women
Number euted Number eimteSe
by years by years
0, eOuedtlau .f aatm
.by


1.50 NONE
.48
.77
.94

5.26
2.80
4.32
4.83

26.47
9.15
43.42
99.94%


Para facilitar la interpretaci6n de dicha tabla es de ri-
.gor citar lo que dice el Comandante Clarence Wittier, jefe de
la secci6n acad6mica del Centro de entrenamiento especial del
Campamento O'Reilly, en un discurso que pronunci6 en oca-
si6n de una asamblea celebrada del 27 al 29 de noviembre
de 1944:
"Otro factor es el de ciertas deficiencies institucionales.
Las autoridades civiles educativas han afirmado repetidas
veces que, debido a la falta de salones de classes, se ha tenido
que establecer el 'sistema de medios dias de classes' en dis-
tintos sitios de la isla. Muchos estudiantes asisten a la es-
cuela por las mafianas dnicamente, de suerte que la otra mi-
1. Inclosure In a letter from Col. C. M. Virtue, to the author.
dated June 16, 1945.




ISMAEL RODRIGUEZ BOU


tad de la poblaci6n escolar local pueda hallar acomodo en los
salones de classes por las tardes. Por consiguiente, muchos
informes que sefialan, por ejemplo, seis afios de escolaridad,
representan realmente seis medios afos, o sea, tres aiios.
Ademis, algunas escuelas siguen la practice de promover a
un alumno cuando 6ste fracasa por dos aflos consecutivos y
tal situaci6n puede ofrecer una impresi6n falsa de sus logros
educativos y de su habilidad para el aprendizaje. ARAdase
a esto el predominio numbrico de escuelas rurales, donde la
instrucci6n es, por regla general, inferior a la de las escuelas
urbanas. Tales deficiencies educativas contribuyen a expli-
car porqu6 a muchos soldados puertorriquefios que han ter-
minado siete u ocho afios de escuela, se les clasifica como de-
ficientes desde el punto de vista educativo."'
(Para otras deficiencies de aprendizaje de los soldados bori-
cuas, vase el Apendice 4. En justicia, debemos indicar que
desconocemos la forma en que han sido preparados los exA-
menes a que estan siendo sometidos los reclutas puertorri-
quefos. Aunque confiamos en la capacidad de quienes han
elaborado esos exAmenes, podrian quedar en la mente de los
lectures, entire otras, las siguientes dudas:
1. Z Se prepararon esos exAmenes a tono con las ex-
periencias predominantes en nuestro ambiente in-
sular?
2. z Se interpretaron las. reacciones de nuestros reclu-
tas de acuerdo con puntos de vista norteamerica-
nos o de acuerdo con nuestra particularidad puer-
torriquefia ?
3. 4 Se ha utilizado como medio el idioma ingl6s?
4. Si no se ha utilizado como medio este idioma, i se
ha eliminado el peligro de las traducciones lite-
rales?)
N6tese que si aplicamos la interpretaci6n del Coman-
dante Wittier al total de los reclutas puertorriquefios, podria-
mos fAcilmente deducir que el 79.04% son, cuando menos,
analfabetos funcionales.
1. Antilles Department Education Program Manual, Headquarters
Antilles Department, Annex H, page 2.




EL ANALFABETISMO EB PUERTO RICO


De una carta del Coronel Harry F. Besosa citamos los
siguientes datos:
"1. N6mero de inscriptos rechazados por no reunir
los requisitos educativos vigentes en las fuerzas
armadas: 52,182.
2. N6mero total de inscriptos aceptados por las
fuerzas armadas: 41,365. Estos ndmeros no in-
cluyen a la Guardia Nacional de Puerto Rico ni a
las tropas regulars que estaban ya en servicio
active antes de entrar en vigor la Ley de Entre-
namiento y Servicio."1
La realidad desconcertante de que los individuos recha-
zados por no satisfacer los requisitos educativos del ejercito
son mas que los aceptados, bien merece seria consideraci6n
por parte de las autoridades educativas y gubernamentales
de la Isla. Si es cierto que la educaci6n es base s61ida para
el funcionamiento de la democracia y es determinante esen-
cial para el establecimiento de mejores normas de vida, bien
podriamos tener nos.otros motives de alarma; o cuando me-
nos, la conciencia de esta realidad podria servirnos de aci-
cate para corregir el mal. El establecimiento de adecuados
medios educativos para el pueblo contribuiria a desarrollar
una sociedad dinAmica y funcional que tendria much mAs
valor que las meras "formas" institucionales.
Bien afirma el professor Holland Roberts, de la Universi-
dad de Stanford, cuando dice: "Ninguna naci6n puede pelear
durante much tiempo por su libertad political o ganar victo-
rias con un ej6rcito de analfabetos". MAs ain, el mismo
professor Roberts, al enjuiciar el analfabetismo funcional, ex-
presa que es incompatible con la democracia political o eco-
n6mica. "Nos encaramos a un problema mis serio que la
erradicaci6n de la iliteracia elemental. El aprendizaje de la
lectura es, llanamente, un medio hacia el logro de un fin.
tY a qu6 fin nos referimos? Podemos verlo con claridad.
Somos muchos los que hoy tenemos la firme creencia de que
la lectura-instrumento de educaci6n-persigue el fin de
mantener la progresiva eficacia de la sociedad. Nos confron-
1. Carta del Coronel Harry F. Benosa al autor, fechada el 7 de
Junto de 1945.




ISMAEL RODRIGUEZ BOU


tamos con el problema de asistir a nifios, j6venes y adults en
la revitalizaci6n de las formas y sentidos de la democracia.
"La verdadera lectura se traduce en acci6n individual y
social. La lectura eficaz, no s6lo conduce a interpreter bien,
sino que tambien esclarece prop6sitos y ensancha la visi6n.
Nuestras lectures ban de enderezar nuestros esfuerzos hacia
el logro del bienestar del pueblo americano. No basta con
entender los simbolos impresos, porque la lecture, como ya
se indic6, es acci6n vital. Se ensefia a leer con el fin de que
consigamos buena alimentaci6n, abrigo, hogar, salud, tra-
bajo, recreo y enriquecimiento cultural colectivo. Si, por
ejemplo, la lectura nos leva a conocer los problems de nu-
trici6n, pero no mejora la alimentaci6n de nuestros millones
de desnutridos, ha fracasado en su funci6n mis important.
Nos debe interesar, sobre todo, el bienestar del pueblo".'
Y en Puerto Rico estamos luchando por mayor libertad
econ6mica y political, pero manteniendonos un tanto olvida-
dos del ej4rcito de analfabetos -de todas clases- que se
multiplican sobre esta "area de vida".
Seria saludable que, en este forcejeo politico y econ6-
mico nuestro, meditAramos hondamente sobre la necesidad
de dar a todo el pueblo el tipo de educaci6n que logre, en prie-
tica dinimica, el bienestar general.
















1. Holland, Roberts, Reading for Personal Social Action, The Ele-
mentary English Review, Vol. XIX, April, 1942, No. 4, Page 151.




CAPITULO VI







PRINCIPIOS FUNDAMENTALS QUE DEBEN TOMARSE
EN CONSIDERATION EN LA EDUCATION DE ADULTS

1- Los maestros deben ser seleccionados tomando co-
mo base su conocimiento de la psicologia de adults y de la
metodologia mis adecuada.
2-Debe hacerse un esfuerzo por conseguir maestros
que no sean los de las classes diurnas. El cansancio que ellos
sienten limit la eficiencia de la ensefianza. A un maestro
diurno que tiene que corregir tests, composiciones, preparar
planes diaries, tender a la ensefianza corrective, a las dife-
rencias individuals, a los repasos, etc., escasamente le so-
bran suficientes energies para realizar una buena labor noc-
turna.
Hay que tomar en consideraci6n el hecho de que para
ensefiar adults fatigados se necesitan maestros de energia,
interns y entusiasmo superiores. Debe recordarse el prin-
cipio de que el aprendizaje de los adults estA condicionado
por la actitud que 6stos asuman frente al maestro, por la ac-
titud que 6ste asuma frente a aqu6llos, por la disposici6n del
maestro frente al trabajo, y por la actitud de los adults ha-
cia otros adults.
El maestro debe mantener su prestigio de mentor a ba-
se del dominio del material de ensefianza, de la metodologia
y de la comprensi6n de los adults. Esto elimina todo sen-
tido de inseguridad, inferioridad, inadaptabilidad que algunos
adults traen al grupo cuando por primer vez se integran
al mismo. La actitud de comprensi6n y la demostraci6n de
competencia y domino de la material vence, en gran parte,




ISMAEL RODRIGUEZ BOU


toda "resistencia" al aprendizaje, resistencia que manifies-
tan los adults a causa de normas viejas de pensar y de ac-
tuar que ya habfan desarrollado.
Ademis, si se utilizan maestros diurnos, se corre el ries-
go de que con los adults se ponga en prActica la misma me-
todologia que se utiliza para la ensefianza de niiios.
3-La educaci6n de adults no debe limitarse a la ense-
fanza de lecture, escritura y aritm6tica. La eliminaci6n del
analfabetismo no debe ser un fin en si, sino un medio para
terminal con el analfabetismo social, econ6mico y spiritual.
4--A planear un program para la educaci6n de adults
debemos reconocer de antemano que los adults estAn acos-
tumbrados a iniciar y desarrollar sus propias actividades.
Vienen a un ambiente escolar con personalidades formadas a
base de responsabilidades e intereses especiales -la casa,
la familiar, el trabajo, la sociedad, etc. Desean prepararse
mejor para hacerles frente a las situaciones de vida con ma-
yor eficiencia, o vienen a la escuela a aprender algo especi-
fico de interns personal. Cuando los adults se reinen para
aprender, su aprovechamiento se ve afectado por conoci-
mientos previous y por actitudes intelectuales y emocionales.
En muchas ocasiones los prejuicios, el miedo -miedo al fra-
caso o al ridiculo- la inseguridad, el cansancio, los proble-
mas familiares, entorpecen el aprendizaje eficiente. Estos
factors deben llevar a los maestros a conocer a sus alumnos
individualmente. El program de classes debe ser planeado,
por lo tanto, teniendo en cuenta los deseos, intereses, conoci-
mientos y experiencias del grupo. La eliminaci6n del anal-
fabetismo -la ensefianza formal- debe venir como corola-
rio de las actividades que se desarrollen conforme el adult
va dAndose cuenta de la necesidad de la adquisici6n de esas
destrezas.
5-Muchos adults vienen a classes en busca de una opor-
tunidad de encontrar cauce para sus privaciones, limitacio-
nes, contratiempos y estrecheces econ6micas. Debe permi-
tirseles que expongan sus problems, de forma que puedan
analizarlos y entenderlos mejor. Este es un primer paso ha-
cia la soluci6n de muchos de esos problems que son de mAs
seria significaci6n vital que el dominio del alfabeto.




EL ANALFABETIMNO BN PUERTO RICO


6- No todos los adults que solicitan matricula en la
primera sesi6n deben admitirse. Muchos vienen por la cu-
riosidad; otros son de habilidad mental deficiente y otros de
una condici6n moral muy baja. Es preferible proveer edu-
caci6n a aqu6llos con quienes se pueda tener resultados pric-
ticos.
7-Es. absolutamente indispensable que a cada adulto que
quiere matricularse se le haga un examen medico; se puede
cumplir ficilmente tal exigencia ya que contamos con cen-
tros m6dicos y Unidades de Salud Piblica.
8-Ha de procurarse buen alumbrado en los salones de
clase. E! maximo de capacidad visual se alcanza mis o me-
nos a los 20 afios de edad. Por tanto, lo mis probable es que
o la capacidad visual continda stable o que empieza a bajar
de ahi en adelante. A traves de los ojos obtenemos mis o
menos el 75% de nuestros conocimientos y dominamos apro-
ximadammente el 80'' de nuestras acciones.
9-Igualmente entire los 15 y los 18 aios de edad se al-
canza el maximo de capacidad auditiva. Los adults deben
ver y oir al maestro que ensefia. Este debe permitir a los.
adults sentarse en forma tal que puedan ver los movimien-
tos de los labios. Debe evitarse la voz chillona porque los
adults pierden gradualmente la capacidad para oir los tonos
mAs altos. Por ello es tan aconsejable que en la ensefanza de
adultos-adn mas que en la de niios-se utilicen hasta el mi-
ximo de la eficiencia los distintos sentidos, oido, vista, tacto,
etc. Algunas personas aprenden mejor si ven y oyen; y otros,
si oyen y utilizan sus manos; otros, si ven y usan sus manos.
La generalidad aprende mejor mientras mas sentidos utiliza.
10-Las mesas y las sillas movibles son superiores a los
asientos fijos. Los adults deben sentirse libres para mover
sus asientos en forma tal que %e sientan mis c6modos.
11-Las prActicas disciplinarias deben ser del gobierno
de los mismos adults. Ellos pueden darse cuenta de que
el trabajo ordenado y cooperative, es mAs fructifero y de que
ademis deben respetar a los otros miembros del grupo.
Si los adults desarrollan el sentimiento de que la escuela
es suya, de que el program les pertenece, de que todo lo que
se hace gira en torno a su propio bienestar, la conduct y e1




ISNAEL RODRIGUEZ BOU


comportamiento general estarAn motivados por estos princi-
pios aceptados por ellos mismos.
12-Los conocimientos y destrezas que se imparten a los
adults deben guardar relaci6n intima y estrecha con la for-
ma y situaci6n en que ellos van a utilizar esos conocimientos
y destrezas. La urgencia que sientan los adults de apren-
der- ya sea el planear comidas, el ajustar el presupuesto del
hogar, el procurarse diversiones, el tratar asuntos del tra-
bajo, el mejorar las condiciones de las viviendas, el estre-
char las relaciones familiares, etc. -les da la actitud mental,
la presteza y el discernimiento necesarios para utilizar el
tiempo con mayor provecho y rendimiento.
La comprensi6n de sus problems constitute recompensa
suficiente para facilitar el mejor aprendizaje. Cuando los
adults se dan cuenta de que pueden aplicar sus conocimien-
tos y destrezas, hay mAs estimulo para el mejoramiento, a la
par que se adquiere el "sentido de realidad" tan necesario
para confirmar el valor de lo que se aprende. Si los adults
salen del sal6n de classes con el deseo de poner en prictica in-
mediatamente lo que aprenden, bien sea en el trabajo, en el
hogar, en el circulo familiar o en la comunidad, y si esas
prActicas resultan efectivas, los adults sentiran la satisfac-
ci6n de que estAn beneficiindose del aprendizaje y de que
realmente vale la pena continuar educandose.
13-En vez de ensefiar a los adults a leer por medio de
cuentos de nifios como La gallina rabona o como Maria y la
oveja, es preferible introducir pArrafos y oraciones que in-
cluyan instrucciones para hacer ciertos proyectos, o instruc-
ciones para hacer algin trabajo, anuncios de alimentos, de
ropas, nociones sobre higiene, condiciones de vida, recetas de
cocina, instrucciones para coser, lecture de las noticias de los
peri6dicos, etc.
14-El desarrollo de una conciencia social y civics debe
ser parte integrante de cualquier program planeado para
adults.
15- Es esencial desarrollar en los adults la habilidad
para mirarse objetivamente a si mismos, para considerar
objetivamente sus necesidades y las fuentes, recursos y me-
dios con que cuentan pars hacer frente a tales necesidades.




EL ANAALFABETSiMO EN PCERTO RICO


16-En educaci6n de adults, tanto como en educaci6n
de nifios, hay necesidad de iniciarse reconociendo los intere-
ses particulares y el nivel de preparaci6n y experiencias que
por su edad tiene cada grupo.
17-El maestro ha de evitar la verbosidad. Lo que bus-
can muchos adults es precisamente una oportunidad de ex-
presarse y el maestro no debe monopolizar la expresi6n ni
permitir que un solo adulto la monopolice. El mayor nimero
possible debe tener la oportunidad de participar en las discu-
siones.
18-Es bueno recorder que la adquisici6n de materials
de informaci6n son meros medios para tratar de operar cam-
bios en la vida de la gente y en la comunidad donde viven.
19-No debe olvidarse que "a no ser que haya contra-
peso en direcei6n contraria, el crecimiento interno le da al
individuo entire los 25 y los 45 afios de edad tan buena habi-
lidad para aprender como la que tenia entire los 20 y 25, me-
jor habilidad que la que tenia entire los 15 y los 20, y much
mejor habilidad que la que tenia entire los 5 y los 15."' En ge-
neral, los maestros de adults de 25 a 45 afios. deben espe-
rar que 6stos aprendan casi con la misma rapidez y mis o
menos en la misma forma como hubieran aprendido las mis-
mas cosas a los 15 6 20 afios de edad.
En general, nadie menor de 45 afios debe privarse de
aprender por la creencia o por el miedo a que es muy viejo
para poder aprender. En raras ocasiones la inhabilidad para
aprender se debe a lo avanzado de la edad.
20-La 6poca en que la gente aprende ciertas cosas de-
pende en gran parte de cuindo ellos desean aprenderlas, o de
cuAndo se urge de ellos que las aprendan, o de cuAndo es que
tienen la oportunidad de aprenderlas. Casi todas las cosas
pueden aprenderse en cualquier 4poca hasta los 50 afios de
edad.
21-Hay evidencia demostrativa de que la dificultad que
se experiment para aprender en edades avanzadas se debe en
parte al miedo a ser objeto del ridicule, de los comentarios ad-
versos y a la atenci6n de caracter indeseable que se les preata
a algunos individuos.
1. 1dward L. Thorndike, Adult Learning, Chapter XIII,







CAPITULO VII







ANTEPROYECTO DE ALFABETIZACION
EN PUERTO RICO

El proyecto que a continuaci6n transcribimos, preparado
para dar cumplimiento a los prop6sitos de alfabetizar a tono
con la exposici6n que dejamos hecha, fu4 radicado en la il-
tima sesi6n de la Asamblea Legislativa de Puerto Rico por
la Hon. Representante Srta. Maria Libertad G6mez. El pro-
yecto fu6 presentado en sustituci6n de los cuatro proyectos
que aparecen analizados en el Apendice I de este informed.
Presentamos el anteproyecto confiados en que la Legislatura,
en caso de que fuese a tomar acci6n tendiente a abordar el
problema del analfabetismo, tuviera un mejor proyecto dis-
ponible. No nos esforzamos por lograr su aprobaci6n por no
haber recibido el mismo la sanci6n express del Consejo Su-
perior de Ensefianza, aunque los miembros del Consejo tenian
conocimiento del proyecto por medio de nuestro Informe pre-
liminar sobre el analfabetismo. Seria deseable ahora que el
Consejo en forma official presentara de nuevo este proyecto,
con enmiendas o sin ellas, segin lo estimare convenient, y lo
impulsara hasta lograr que se convierta en ley.
P. DE LA C. 1428
LEY
Para proveer los medios y recursos necesarios para terminar
el analfabetismo en Puerto Rico, y para otros fines.
EXPOSICION DE MOTIVOS
Todo pueblo de raigambre democritica aspira a lograr




ISMAEL RODRIGUEZ BOU


la erradicaci6n del analfabetismo. La democracia s61o se lo-
gra a traves de la educaci6n total. Urge que Puerto Rico,
que aspira al logro de una genuina democracia, se disponga a
terminar con el grave problema del analfabetismo. Si much
se ha hecho desde 1898 para aca -se redujo, de acuerdo con
las estadisticas, la iliteracia de 80 por ciento a 31 por ciento-
mucho mas debe hacerse de ahora en adelante con el fin de
asegurar educaci6n para todo el pueblo. No es ya una cues-
ti6n de aprender lisamente a leer y escribir. Precisa que,
ademis de poner la adecuada instrumentaci6n en manos de
hombres, mujeres y niios, se d& continuidad fecunda a los
prop6sitos educativos.
Para poder redondear conscientemente este proyecto,
precisa que antes se tenga una idea clara y terminante de lo
que significa la alfabetizaci6n. Es lograr que el individuo
aprenda a discernir por su propia cuenta hasta l1egar a cono-
cer cuales son sus derechos y sus deberes, a comprender el
orden social, econ6mico y politico en que vive para contribuir
a su mejor funcionamiento y a la superaci6n de lo vigente si
es que esto adolece de deficiencies. Para satisfacer estas
necesidades es esencial que el individuo aprenda, como medio,
la parte mecanica de la lectura y la escritura.1 Estas son las
classes mas corrientes de analfabetos:
a. Los que nunca han ido a la escuela.
b. Los que han ido, pero que, por falta de oportu-
nidad y medios han olvidado lo que aprendieron.
c. Los que aprendieron a leer y no leen por desidia
o por no hab6rseles desarrollado el interns per-
manente en la lectura.
Por las razones arriba expuestas, es que creemos que el
proyecto no deberk limitarse meramente a los que no dominant
la mecanica de la lectura y la escritura; antes bien, la alfabe-
tizaci6n debe abarcar a estos y a los otros ya mencionados.
Segdn demuestran las estadisticas, no mas del diez por
ciento de las actuales escuelas para analfabetos estAn situadas
en la zona rural y las mismas estadisticas muestran que apro-
ximadamente dos terceras parties de la poblaci6n es de la zona
1. Esta oraci6n no estaba originalmente incluida en el proyecto
segun fiu presentado a la Asamblea Legilsativa.




EL ANALF'ABETIBMO EN PUERTO RICO


rural. A esto hay que afiadir que las facilidades educativas
de esta zona son much menores. Por tanto, precisa que a
esta zona se le preste atenci6n en forma tal que no continue
el discrimen educativo en favor de las zonas urbanas.
Este proyecto requeriri la asignaci6n de fondos por va-
rios afios consecutivos, aunque en las disposiciones del mismo
s61o se solicita asignaci6n para el funcionamiento durante el
primer afio; contando con que anualmente la Legislatura pro-
veera recursos para la continuidad de la campafia de desanal-
fabetizaci6n.
Decr6tase por la Asamblea Legislativa de Puerto Rico:
Articulo 1- Se autoriza al Departamento de Instrucci6n
a crear un organismo directive de las actividades y program
de alfabetizaci6n en Puerto Rico, que estara compuesto por un
director, dos subdirectores, uno a cargo de las misiones peda-
g6gicas y culturales, y otro a cargo de los programs de en-
sefianza de escritura y lecture, ademAs del personal de oficina
necesario para el mejor funcionamiento del plan. Dicho or-
ganismo trabajari en cooperaci6n con la Universidad y la Aso-
ciaci6n de Maestros de Puerto Rico. Al planear y encauzar la
tarea de desanalfabetizaci6n, el organismo directive se pondri
en mutuo acuerdo con estas instituciones con el fin de utilizar
los medios que puedan brindarle dichas instituciones. Al fi-
nalizar cada afio fiscal el organismo directive rendiri un in-
forme al Comisionado de Instrucci6n y a la Legislatura, que
contenga, entire otros asuntos, los siguientes:
1- Una copia del plan de actividades e informaci6n
sobre su desarrollo.
2- Nimero de analfabetos matriculados.
3- Nimero de analfabetos que terminaron el curso
cada alio y cuAntos de ellos aprendieron a leer y
a escribir.
4- A partir del primer afio, el informed incluiri el nd-
mero de personas que contindan matriculadas en
otras escuelas mAs avanzadas acogidas a este
plan.
5- El costo por alumno matriculado.
6- Informe, en detalles, del plan de misiones cultura-
les y pedag6gicas y sus resultados.




ISBMAL BODRIGUBZ BOU


Articulo 2 -Se crearAn escuelas y se ampliarAn las fa-
cilidades escolares para los nifios que ban abandonado la es-
cuela antes de que los beneficios de la ensefianza se hayan
convertido en instruments tiles de vida provechosa para la
comunidad; para los adolescents y para los adults que de-
seen adquirir y renovar conocimientos, hAbitos y actitudes
en consonancia con una vida de democracia dinimica.
Articulo 3- A todas las personas afectadas por este
plan se les brindara la oportunidad de la ensefianza cultural
y civica, lo que implica ampliaci6n y continuidad de conoci-
mientos por los que ya poseen los instrumentos mecAnicos de
la lectura y la escritura, asi como la adquisici6n de dichas
mecAnicas (lectura y escritura) por quienes no las poseen.
Articulo 4- Por la present se asigna para el afo fiscal
de 1945-46 de cualesquiera fondos disponibles en la Tesoreria,
no destinados a otras atenciones, la suma de trescientos mil
(300,000) dMlares para tender la ensefianza de lectura y es-
critura y para las misiones pedag6gicas y culturales. Esta
cantidad es conservadora si se tiene en cuenta que en Puerto
Rico hay alrededor de quinientos catorce mil quinientos cua-
renta (514,540)1 personas que no saben leer ni escribir y mu-
chos otras miles que necesitan de las misiones culturales y
pedag6gicas.
Articulo 5- Instructores:
a. El organismo directive creado por este proyecto
debe proveer para la selecci6n, preparaci6n, re-
muneraci6n, bonificaci6n, sueldo y supervision de
los instructors. Se recomienda la utilizaci6n de
los servicios de los maestros en servicio active,
cuando no hubiere nuevos maestros,2 con bonifi-
caci6n especial, de suerte que se utilice la mayor
parte del dinero a los prop6sitos de desanalfabeti-
zaci6n.
b. Se establecen misiones pedag6gicas y culturales
con el prop6sito de difundir cultural a tono con
las motivaciones de este proyecto. El n6mero de
1 Esta citra tu6 corregida despuds de haber aido presentado el
proyecto.
2. ClAusula afadida para sefalar la ventaja de utilizar maestros
que no tienen claae diurnas.




EL ANALFABBTIIBO BN PUERTO IOO 79

misiones pedag6gicas y culturales y el nimero de
miembros en cada misi6n serA determinado por
el organismo directive mencionado en el Articu-
lo 1.
Articulo 6- El cuerpo directive hara todo esfuerzo de
propaganda, a trav6s de la radio, la prensa y cualesquiera
otros medios a su alcance, con el fin de despertar la concien-
cia pdblica a la consecuci6n de estos prop6sitos.
Articulo 7- Toda ley o parte de ley en conflict con ,sta,
queda por la present derogada.
Articulo 8- Esta ley empezara a regir inmediatamente
despu6s de su aprobaci6n.







CAPITULO


VIII







SUGESTIONES PARA UNA CAMPARA ALFABETIZANTE

MEDIOS DE PROPAGANDA Y EDUCATION

A continuaci6n hacemos una relaci6n de medios de pro-
paganda que podrian utilizarse en Puerto Rico en una cam-
pafia alfabetizante. Constituyen una recopilaci6n de los me-
dios utilizados con efectividad en campafias de esta natura-
leza en un ndmero considerable de pauses en el mundo entero.
1- Demostraciones prActicas de metodos para ensefar
a leer y escribir.
2- Distribuci6n de folletos con reglas para desarrollar
la labor de desanalfabetizaci6n.
3- Creaci6n de centros de orientaci6n de la campafia.
4- Creaci6n en las escuelas de clubes en pro de la alfa-
betizaci6n, integrados por maestros, nifios mayors de ca-
torce afios, padres de familiar y personas que tengan contact
con las escuelas.
5- Propaganda entire los campesinos por medio de los
empleados del Departamento de Agricultura y el Servicio de
Extensi6n Agricola.
6- Fijaci6n, en los lugares concurridos de la poblaci6n,
de cientos de volantes que exhorten al pdblico a que colabore
en la campafia.
7- Utilizaci6n de la prensa:
a. Editoriales.
b. Articulos de fondo.
c. Entreviatas breves con personalidades deatacadas
en la vida cultural.




ZISMAL RODRMVIS 8017


d. Historietas ilustradas sobre temas de la campafa.
e. Publicaci6n de citas relacionadas con el analfa-
betismo.
f. Lecciones especiales.
g. Publicaci6n de boletines sobre la march de la
campana.
8- Conferencias:
a. Pliticas.
9- Uso de la radio:
a. Programs especiales.
10- Uso del cinemat6grafo.
11- Ofrecimiento de premios que estimulen la obra de
alfabetizaci6n.
12- Celebraci6n de cruzadas estudiantiles de propaganda.
13- Manifiesto a los universitarios exhortindolos a que
cooperen en la campafia alfabetizante en sus respectivos pue-
blos.
14- Uso de caricaturas.
15- Uso de canciones y poemas alusivos a la campafia.
16- Uso de carteles.
17- Celebraci6n de festivales en que todos participen.

AGENCIES QUE PODRIAN COOPERAR EN LA LABOR
ALFABETIZANTE

1- Hogar.
2- Agencies piblicas:
a. Autoridad de Tierras.
b. Autoridad de Fuentes Fluviales.
c. Autoridad de Transporte y Comunicaci6n.
d. Autoridad de Hogares.
3- Departamento del Trabajo.
4- Departamento de Sanidad.
5- La policia.
6- Empleados de correo.
7- Servicio de Extensi6n Agricola.
8- Instituciones penales, correccionale y de ca-
ridad.




EL ANALFABETISMO EN PUERTO RICO


9- Universidad.
10- Organizaciones universitarias:
a. Consejo de Estudiantes.
b. Ateneo Universitario.
c. Fraternidades y Sororidades.
d. Club de Psicologia.
e. Club de Muchachas Independentistas Uni-
versitarias.
11- Asociaci6n de Mujeres Graduadas de la Univer-
sidad.
12- Misiones Pedag6gicas y Culturales.
13- Asociaci6n de Maestros de Puerto Rico.
14- Asociaci6n de Padres y Maestros.
15- Graduados de las distintas escuelas.
16- Escuelas. especiales y privadas.
17- Circulo de Supervisi6n.
18- Biblioteca Carnegie y otras bibliotecas piblicas.
19- Ateneo Puertorriquefio.
20- Federaci6n de Comerciantes.
21- Centro de Detallistas.
22- Federaci6n de Industriales.
23- Organizaciones obreras:
a. C. G. T.
b. F.L.
c. Asociaciones Independientes.
24- La banda.
25- Empleados de hospitals y clinical.
26- CAmara de Comercio.
27- Asociaci6n de Agricultores.
28- Asociaci6n Medica.
29- Asociaci6n de Enfermeras.
30- Asociaci6n de Productores de Az6car.
31- Colegio de Abogados.
32- Colegio de Ingenieros.
33- Colegio de Agr6nomos.
34- Trabajadores Sociales.
35- Clubes Civicos:
a. Leonea.
b. Rotarios.




ISMAEL RODRIGUEZ BOU


c. Elks.
d. Altrusa.
36- Asociaci6n de J6venes Cristianos (Y.M.C.A.).
37- Organizaciones Juveniles:
a. Clubes 4-H.
b. Nifias y Nifios Escuchas.
c. Futuras Duefias de Casa.
d. Futuros Agricultorea de Am&rica.
38- Cruz Roja.
39- Organizaciones atlticas y recreativas.
40- Teatro Teatro Rodante.
41- Sociedad Puertorriquefa de Periodistas.
42- Partidos Politicos.
43- Asociaci6n de Orientaci6n VocacionaL
44- Asociaciones religiosas:
a. Hijas Cat6licas de America.
b. Caballeros de Col6n.
c. Iglesias Unidas.
d. Hijas de Maria.
45- Logias:
a. Odfelicas.
b. Mas6nicas.
c. Espiritistas.
INSTRUMENTS QUE SE PUEDEN USAR EN LA EDUCATION
DE ADULTS
1- Libros.
2- Peri6dicos.
3- Radio.
4- Peliculas educaticas.
5- Foros pdblicos.
6- Discusjones de mesa redonda.
7- Fon6grafos y discos.
8- Conferencias.
9- Tirillas cinematogrficas (film strips).
10- Clis6s (film slides).
ORGANIZATION DE LOS PROGRAMS DE BNSESANZA DE
ESCRITURA Y LEOTURA

1- Desarrollo de una cruzada civica para hacer al




EL ANALFABETIBMO EN PUERTO RICO


pueblo consciente del problema'del analfabetis-
mo y despertar interns en la s.oluci6n de este.
2- Creaci6n de centros de erradicaci6n de analfa-
betismo. Estos se establecerin preferentemen-
te en la zona rural y en aquellos pueblos que
mAs los necesiten.
3- Selecci6n de escuelas, talleres, casas de fami-
milia y otros. edificios apropiados para locales
de estos centros.
4- Nombramiento de comites de maestros para la
preparaci6n de cursos de studio especiales, al
igual que de la preparaci6n de cartillas y libros
a usarse en este program.
5- Selecci6n de los m6todos mAs. efectivos a po-
nerse en prActica.
6- Preparaci6n, con la cooperaci6n de la Univer-
sidad y la Asociaci6n de Maestros, de cursos
e institutes para los maestros o personas que
se dediquen a la labor alfabetizante.
7- Sefialamiento de las normas, a usarse en la ad-
misi6n de adults a las classes.
8- Ensefianza en grupos pequefios.
9- Asignaci6n de una suma convenient para la
compra de equipo adecuado.

ORGANIZATION DE LAS MISIONES PEDAGOGICAS
Y CULTURALES

1- Selecci6n del tipo de Misiones Pedag6gicas y
Culturales que se adapta a nuestras condiciones
geogrificas, sociales, econ6micas y culturales.
2- Sefalamiento de la labor que pueden desarro-
llar.
3- Medios que pueden utilizar:
a. Representaciones teatrales.
b. Exhibici6n de peliculas al aire libre.
c. Audiciones musicales.
d. Edici6n de un peri6dico con temas, de inte-
r6s para los estudiantes.
e. Creaci6n de centros de lecture.




88 ISMAEL RODRIGUEZ BOU

f. Biblioteca rodante.
g. Cursillos sobre temas de gobierno, econo-
mia, higiene, studios sociales, literature y
educaci6n en Puerto Rico.
h. Centros de recreaci6n para adults.
i. Cursillos sobre temas de educaci6n general.
j. Reuniones sociales.




CAPITULO IX







University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs