• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Half Title
 Title Page
 Frontispiece
 Con los brazos abiertos
 Eramos atavismos
 La luna ha sido tuya
 Inutil vuelo
 Enlodada quedaste
 El entendimiento
 Insaciable
 Cristo sin altar
 Tu voz ausente
 Dios
 Amor donde estaras
 Sueña
 Hoy
 Vuelve a nosotros
 Lagrima rota, flotante y quebr...
 Adios
 Bajo la voluntad del absoluto
 Contraste
 Paredes truncas
 Jamas amado
 Inutil anarquista
 Te fuiste para siempre
 Nueva ilusion
 Torcedura
 Deseo
 No te puedo querer
 Vuelve a mi
 Partitura infamante
 Guille
 Safo
 Contraste
 Antes y despues de las seis
 Recobre lo perdido
 Vuelta a ti
 No te has ido
 Mi voz es llanto
 Encuentrate, amate adecuadamen...
 Reconciliacion
 Todos los dias a las seis
 Las cosas son eternas
 Soy corcho flotante
 Tu lo eres todo
 Obre el cuerpo del mar
 Index
 Back Matter






Title: Con los brazos abiertos
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00078416/00001
 Material Information
Title: Con los brazos abiertos poemas
Physical Description: 120 p. : illus. ; 22 cm.
Language: Spanish
Creator: Bauzá, Guillermo
Publisher: Ediciones Rumbos
Place of Publication: Barcelona
Publication Date: 1963
 Subjects
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Record Information
Bibliographic ID: UF00078416
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 000049895
oclc - 25268746
notis - AAF4716

Table of Contents
    Half Title
        Page 1
        Page 2
    Title Page
        Page 3
        Page 4
    Frontispiece
        Page 5
        Page 6
    Con los brazos abiertos
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
    Eramos atavismos
        Page 11
        Page 12
    La luna ha sido tuya
        Page 13
        Page 14
    Inutil vuelo
        Page 15
        Page 16
    Enlodada quedaste
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
    El entendimiento
        Page 21
        Page 22
        Page 23
    Insaciable
        Page 24
        Page 25
    Cristo sin altar
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
    Tu voz ausente
        Page 31
    Dios
        Page 32
        Page 33
        Page 34
    Amor donde estaras
        Page 35
        Page 36
    Sueña
        Page 37
        Page 38
    Hoy
        Page 39
        Page 40
        Page 41
    Vuelve a nosotros
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
    Lagrima rota, flotante y quebrada
        Page 47
        Page 48
    Adios
        Page 49
        Page 50
    Bajo la voluntad del absoluto
        Page 51
        Page 52
    Contraste
        Page 53
        Page 54
    Paredes truncas
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
    Jamas amado
        Page 59
        Page 60
    Inutil anarquista
        Page 61
        Page 62
    Te fuiste para siempre
        Page 63
        Page 64
    Nueva ilusion
        Page 65
        Page 66
    Torcedura
        Page 67
    Deseo
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
    No te puedo querer
        Page 73
        Page 74
    Vuelve a mi
        Page 75
        Page 76
    Partitura infamante
        Page 77
        Page 78
    Guille
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
    Safo
        Page 83
        Page 84
    Contraste
        Page 85
    Antes y despues de las seis
        Page 86
        Page 87
    Recobre lo perdido
        Page 88
        Page 89
        Page 90
    Vuelta a ti
        Page 91
        Page 92
    No te has ido
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
    Mi voz es llanto
        Page 97
        Page 98
    Encuentrate, amate adecuadamente
        Page 99
        Page 100
        Page 101
    Reconciliacion
        Page 102
        Page 103
        Page 104
    Todos los dias a las seis
        Page 105
        Page 106
        Page 107
    Las cosas son eternas
        Page 108
        Page 109
    Soy corcho flotante
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
    Tu lo eres todo
        Page 115
        Page 116
        Page 117
    Obre el cuerpo del mar
        Page 118
        Page 119
        Page 120
    Index
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
    Back Matter
        Page 125
Full Text







;a; ij7'"~ ?WT~3;1
Ljz r~~, ~i ~3 j.k)* :h









GUILLERMO BAUZA


EDICIONES RVMBOS
BARCELONA
1963























DERECHOS RESERVADOS


Printed in Spain Impreso en Espafia
Imprime: M. PAREJA Montafia, 16 Barcelona





















Una flor
crece siempre;
no importando
la historic del hombre;


siendo el hombre
muchas veces,
el acbar del mundo.


La historic es inclemente
(tenue y descriptive)
del amor a la vida.


Cuantas ensofiaciones
se derriban,
(como cauces inciertos).






Cuanta vida
se pierde,
en inutilidades.


Es la savia del mundo
en su florecimiento,
la palabra de Dios
lanzada contra el viento.


(Quebrada esta la espiga).


Se van estimulando
las ligrimas del cielo;
negindose a la vida
los reclamos de anhelo.

Hay algo doloroso
en este ser human
que persiste en su historic
como una eterna escoria.


Su cadalso es su siervo
siendo civilizado;
va arrastrando su propia
dolorosa cadena.


El anuncio del cielo
ha perdido ternura;
y se va substanciando






con impaciencia nueva,
con fruto dolorido,
con Have que no abre.

(Esposas que esclavizan).

Sus caminos inciertos
lo levan al abismo
su historic se matiza
de vicios y alcoholism.


Nadie ya sabe amar
nadie sabe sofiar,
ambos han abordado
barca de incertidumbre.


Como hueco distant
de amor impenetrable;
y se va requiriendo
la variaci6n del mundo.

Ya las piedras abruman
el cadalso de un suefio;
van restando a la vida
las hermosas ternuras,
van tronchando capullos
en desflorecimiento;


quebrando la hermosura,
ahuecando el amor,
haciendo al hombre triste,






(con los brazos abiertos),


esperanzado, ansioso,
de estimular los dioses,
a recobrar afectos.





















Nos ibamos juntos siempre,
destruyendo la impaciencia,
matando el tiempo,
justificando el pensamiento.


Nos ibamos juntos
reclamando el deseo
de vivir, de sofiar, de sentir;
y en ese mismo reclamo,
nos bamos apartando, poco a poco,
porque eramos hijos de la incertidumbre.


La lumbre de los soles
nunca nos reclamaba;
6ramos atavismos,
residiamos muy cerca del abismo.






Pero la roca incierta
donde asomamos un dia
nos dio el paisaje fertil
de nuestro entendimiento
y nos hicimos juntos,
un s61o pensamiento.

Y asi, como esa verde lama
va cubriendo las piedras
asi la nuestra fue encubierta,
en el verde de la esperanza.

Tuvimos la inmediata asechanza
del deseo;
pero, a veces,
es el deseo, raigambre inutil,
porque somos, no piedras,
sino arena d6ctil.

Y, fuimos pisando juntos
y el tiempo claro,
se nos hizo barrunto;
y los cielos se nublaron.

Por eso, cada vez
que voy, por el mismo camino
y pienso que te has ido,
y veo que no andamos unisonos,
en la misma pisada;
que ya no eres mi amada,
en mi intimo coloquio, me digo,
al saber que tu amor he perdido:
que tu fuiste >
y hoy eres >.






















La luna se ha hecho pedazos
esta noche,
se ha quebrado entire mis manos.

Y de entire sus afiicos
he compuesto tu verso
que esta hecho
de faces y de anversos.


La luna ha sido tuya
y la reclamo toda
con reluciente euforia.


Sin embargo en mi mano
se eterniza
porque ha quebrado el tiempo
y ha perdido la prisa.






Se tuercen sus cadenas
cuando te haces buena
y eres fest6n de risas
y entire lunas y soles
te eternizas.






















Pasas tus nuevos soles
por tu verde campifia,
se solazan amores
quebrados de ternuras
y entire tus nuevas flores
nada se abruma.


(Presos verdes: lucirnagas,
se crean para brindarte
arrullos de ternura).


Hiriendo alegremente
la apacible negrura;
recodos entendidos
con caudal de impaciencia.






Se hacen el camino
retorcidos ensuefios
parsimonia distant
de inuitil vuelo;


estancan los anhelos
y la sabia figure
resonante, enervante,
zanja desvelos.






















Sufro en el remanso del dolor,
hierve mi alma en un infierno;
todo por ti, mi dulce amor.


La apasionada y triste ninfa
que hacia de tu aureola
la forma de corona
de una perfect flor,
se ha tronchado y exanime
diluy6 su color;
restindole belleza,
disolviendo su estetica.


Si al instant
destruyendo fueras
la espiga del mal;
nacerian nuevas quimeras

17


2-c.






de canto celestial, y,
podria volverte a amar.

Lo destruiste todo,
te contemplo en el lodo
del que quise sacarte,
e insististe enlodada quedarte.

Si la piel tuvieras
de la hoja del loto,
que no retiene nada,
aunque crezca en el lodo
y resurge bellisima
cuan imagen tan pristine
del angel del amor
que reside en el trono
del amado Sefior,
nada hubieras perdido;
pero ya en ti exhal6
el mas sutil candor.





















Es una estatua sin cielo,
sin sol, sin figure;
es la estatua eterna
de mi pensamiento.


Es, una entelequia
substanciada en si misma
que va flotando eterna
y buscando ternura;


no como el ave,
no como la libelula,
no con el acibar eterno
rescatado a las flores,
ni con la ponzofia
de la quema
de la propia vida.






Es, una substancia divina
porque va trepitando
y va sofiando;


porque se sube al Everest
y baja a las lanuras enormes
donde el rfo del substantial Niagara
se hace paloma initil.


Ese algo que vuela y suefia
eso que es de pensamiento puro
va buscando;
y si asimilara
un dia en sf
lo que en l1 existe,
seria la quema enorme
de todos los deseos.


Pero... es, la nube inconquistable
quizas fatalidad de ensuefios;
quizas rozagante negrura
sobre una piedra inuitil;


pero es algo
que quizas es eterno,
o es fitil.


La existencia en si
no tiene sabor de amargura,
no se queda en las floristerfas,





ni se reclama en la negrura,
ni va quemandose en si misma,
ni siquiera ante una copa divina,
extraordinaria de amores.


Tiene prisma.


A veces creo que es algo insubstancial,
a veces creo que es una barquichuela
perdida entire las olas del mar.


Yo se que es: es el entendimiento.





















Jamis terminara
la canci6n de la vida,
aunque simula a veces
callar, adormecda.


Eres flor rozagante
de mis truncos deseos;
aunque a veces simula
aparecer lo feo.

Eres la inteligencia
insaciada en deseos,
gozando el himeneo
de Minerva y Cupido.

Voy contigo
cuando quieras
entire sombras y quimeras.






Evolucionas incierta
cual sol castrado de ensuefios,
soles inutilizados
por los gnomos y los hados.





















Estoy viendo tu imagen,
tu mirada de ternura,
el eterno calor
de todos los soles,
a la lumbre
del reflejo de tus ojos.

Te he mirado
con los ojos del alma
y eres fragancia de eternidades.

Me acusas cuando me miras
porque postreramente sere:
negaci6n
de lo que has merecido;

he querido darte un nido
y te he brindado espinas
es de abrojos que he trazado tu camino.






Pero la dulzura de todos mis amores
lo eres td, hija mia.


Voy, como un arco iris sin prisma
como una piedra lanzada para siempre,
como un arrecife sin mar,
como un Cristo sin altar.


Voy solo
si no estoy contigo;
voy negando en el amor el abrigo,
voy sin eternidad.


Cuantas veces me digo que he vuelto
a sembrar mi semilla;
y al mirarme en tu mirada
he sentido
que mi huerto he perdido;


por no sentir la dignatoria forma
de ser tu padre;
sino, por no ir
a traves de ese valle
que es anchuroso y tierno
donde me siento inutil
junto a ti
que TANTO ERES,
que tanto me haces sentir
en la dulce vibraci6n
del entendimiento mio.






Me voy sin ti
por el camino estrecho
porque ti eres
todo lo ancho de
todos los caminos.


A veces me conmino a pensar
que he puesto algo
para la legion del mundo
para hacer career a Dios
que soy profundo,
y me escondo en mf mismo,
porque junto a ti soy
profundo abismo
y junto a las alas de los soles
soy infierno.


Tu sonrisa me hace pensar
que hay un halito divino,
que me puede hacer vivir,
persistir, encontrarme con el mundo y
desearlo;
pero, me miro, me miro,
y eso,
eso no es cierto.























Volvi insistente
a repetir tu nombre,
voz extrafia
tu nombre repetia,
mientras yo
maldecia
tu voz ausente.

Te quedaste hasta ver
que te lUamara
y sentirte por mi
muy dulce amada.

Pero cuando supe
que presente-
hiciste ver-
que ti no estabas-
-no puede maldecirte
quien te ama.






















Hace tanto tiempo
que resido entire ustedes.


Soy la iniutil forma
del entendimiento;
a veces no es luz mi pensamiento;
soy la penumbra,
voy fuera del deseo,
resido fuera del espacio,
voy voluble,
sofiante,
percibiendo el color
y la ternura;


soy la figure
de un antiguo suefio
y me voy penetrando en ti
-ser human distante-.






Me voy haciendo fruto,
musical, poeta,
me voy haciendo el dictamen
de todos los estetas.


Voy esculpiendo al mundo,
encarnando a la belleza,
soy el espiritu
de todos los amores,
soy el crecimiento de las flores,
soy la intima raigambre
de un entendimiento profundo,
de la creaci6n divina,
soy sonatina
en la m6sica diletante
de Beethoven.


Soy la ecuaci6n
de la political del bien
entire los series;
soy quien se rie inutilmente,
de la pasi6n creada,
soy a veces, la nada;
a veces soy el mundo;
a veces tengo la pasi6n
de lo profundo;


y no se a veces,
en mi inutil sofiar,
con la creaci6n mia,
ad6nde ire;
pero seguro estoy,

33
3- C.






que estoy en mi
y no importando
la ilusionada forma,
en que el mundo me piense,
sere bueno,
sere Dios,
para siempre.






















Van destilando suefios
las initiles consecuencias
de mi ternura;
voy abrigandote
con el ensuefio mio
y me voy perdiendo
en ti,
como un corcel
que no tiene paz en sf mismo.


Voy reclamando el abismo
en ti,
caracola perdida
en el destiny mio.


&Por que seri
la siembra de los amores?






SPor qu6 seri
fuera de mis ambiciones?

Por qu6 sera
mi ambici6n
encontrarte
donde jama's te encuentro?


Te voy buscando,
amor,
te voy buscando;
quizas en la tumba
de un amor ya muerto,
quizas en la pira
de un amor desconocido;


amor, quiero buscarte,
siempre,
y que mi alma persista
en conquistarte
un dia.


D6nde estaris amor,
d6nde estaras,
d6nde buscare mi amor,
amor mio,
para sentirte.

























Suenan las horas,
siempre suenan;
el tiempo es el esclavo,
es la media
y aunque no pasen los sueiios,
los suefios siempre respiran.


Cuando el cadaver,
enterrado,
en el ayer de los suefios
aspira tener vida
el tiempo tendrai el rechazo
y le dira:
no suefies,
no suefies
porque no respiras.






Y, si quieres lanzar
tu mano
y recatar la vida,
sofiaras... sofiaras;
pero luego del dictamen
de la destrucci6n
sofiaras... sofiaris
en otro mundo;
pero, jams respirards
en este.

















OY




Tengo la intuici6n
de un verso nuevo
con la caida -del cielo,
con estrellas- que se lancen
desde el universe ignoto.


Tengo ya la tentaci6n
de la ausencia del deseo.


Los versos se quiebran todos
con la insomne figure
del requiebro amoroso,
de un pasado sin soles.


Hoy quiero amar
y quebrar mis ansias






y recostar mi ansiedad
en el divino poste
del deseo;
y quiero amar como nunca
con la tierna locura
sin resquemor alguno
en la copa que apuro
y el ansiado deseo
de destruir lo feo,
proclamar la belleza
y hacerte a ti
mi reina.


Hoy quiero
amar y amar
y apurarte
en un beso.


Hoy quiero amarte
y derramar mi copa
en un nido de abejas
y former en ti-
almfbar;
recogida entire todas
las excelsas rosas;
quiero ser miel,
quiero ser ambrosia,
que seas-
la hembra mia.






Y... derramar mi vida
como una copa rota
que por ti
s6lo destila-
el uiltimo suspiro
de su vida.





















Las voces tienen lejania
como un ensuefio de apariciones nuevas.


He oido tu voz,
hijo del alma mia;
es, la hora de tu llegada
y estoy contigo,
esperandote siempre.


Soy la figure inmanente
que te enciende, como el iman,
que siempre atrae
las figures amadas.


He sentido tu voz en este instant
y en todos los instantes
por mas lejos que te vayas.






No habra pared, no habra vallas
porque estarAs conmigo
y sentire tu legada
todas las madrugadas.


Eres hombre que vas
buscando a veces
muy lejanamente el amor;
sin embargo,
el amor lo tienes en tu casa.


Vuelve a nosotros,
vuelve a nosotros
que te amamos tanto.


No busques idiomas
no busques Esperantos;
el 6nico idioma que se express para siempre
es el idioma del amor puro,
por eso es que no hay distancia entire nosotros.


Nos hemos ido poco a poco
embargando en un sutil deseo eterno,
con sabor de todas las ternuras,
de la hidalguia,
de la eternidad del hombre.


Nos vamos contigo
dondequiera que td vayas;
eres Otto,






un ser que encuentro siempre
en mi pensamiento
porque eres el hijo amado.


Vuelve a nosotros.


Vuelve a nosotros.
























La quema ignota
de diadema nueva
ante paz amante,
de incierto caminante.


Roca apacible
como piedra desnuda;
fantastica amargura;
de acibar quebrantada;
escondiendo la nota
de un nuevo diapas6n.


Piedra ausente
instalada
con inmitil canci6n.






Horadando la ausencia
de inutil vuelo;
y la quema distant
de puro anhelo.


Ansiado entendimiento
de la figure
instalado en firmamento
sin amargura.


(Ropaje de tristeza).


Frio de muerte,
negrura que destrunca;
candida luz
con sensible figure
de la virtud.
























Abismalmente me fui contigo
y nos fuimos juntos
con ilusionada forma de querernos
y creyendo nuestra aventura
como forma pasajera
de un amor sin abrigo;


hoy me parece
a media que nuestro intense amor crece
que la esfera del mundo
es estrecha
para quererme contigo.


La flor de tu vida,
parsimonia distant
de todo anhelo,
retuvo su velo.

49
4- C.






Me voy amindote,
me voy queriendote
y oigo el distant badajo
de tu quebrada nota
que derrota
aquella forma de amarte.























He comenzado a sofiar
suefios distintos
y siendo el mismo sofiador
de suefios nuevos,
tan s6lo es el calor
con que los digo
y distinto el dolor
que ahora mitigo.


Es intense el amor
que yo he vivido,
frondoso Arbol
del fruto cuajado;
el sabor de mi fruto
no es el mismo.






A veces mi sabor,
tiene el acibar
aunque a veces mi fruto
sea de almibar.


Son mis deseos,
ya truncos;
y se enreda mi vid
cual vulgar junco.


Me quemo en mi dolor
y mi alma escruto
y me convierto en esclavo desdichado,
bajo la voluntad del Absoluto.























Carrusel de alegria
canciones, estr6pitos,
iArmonia!


Repintados carruajes,
carnavales de escAndalo,
sin temor,
con gran algarabia.


Y, entire cantos
y estruendos
mil colors derrama
y surge nueva llama
que ante su cielo implora,
clama.





Pavorosa proclama,
multitud de arco iris
en rictus sin cadencia,
clamando por ausencias.


(Representa la vida).


Es carrusel que canta,
vocifera y respira.


(Es: la vida).






















Voy guardando
con estilo distinto
la flor rozagante
de tu iniUtil deseo.


Una herradura marca
el camino de un dia.


(Mi corcel se anquilosa).


El caminante ha sido
detenido en el tiempo,
se apaga su lucero,
cambia su firmamento.





Son estrellas distintas
que le sirven de ensuefios
y voy cavando fosas
en estrellados cielos.


Los astros no vislumbran
el sabor de mi tumba.


Voy reclinando anhelos
sobre paredes truncas,
donde la cal reseca
despinta el caminante.


Y Arboles truncos dan
sombras de ilusionados
con sabor inminente
de gnomos y de hados.
























Te recorded
y llam6
de mi refugio,
-senti tu voz
-eterno arrullo-
salias de un desnudo
y te interrogue, para quemarte
como intense
llama,
que quemar quisiera y consumirte
cuanto yo pudiera.


Un adi6s
te lanz6
a no sentirte.
Te fuiste
con tu voz
tan deseada






y es tu ritmo
el que qued6
conmigo
y me hizo exhalar
dulce suspiro.

El tiempo desesperante
desespera
al que volver a oir
tu voz
siempre... quisiera.


El recuerdo de ti
(icomo tui eres!)
al rechazarme a mi;
-palabras crueles
siempre anidan
total desilusi6n,
hondos quereres-.


Si pudiera mi amor
vencerte un dia
y hacer que tu sintieras
lo que siento
y sentir
en mi boca
tu dulce aliento,
-ese dia
que jams ilegue-
quiero seguir viviendo
apasionado
sin sentirme de ti
jams amado.






















No soy de armifio,
no soy de suefios;
soy impuro
como la came mia.

Ya tengo la tristeza
de haberme conocido.

Ya se d6nde resido;

residente en La Tierra).

Ya se d6nde me anido.

Soy de heno y de estiercol,
jams
he florecido.






Mi entelequia
se ha hundido
entire abismales sombras;
he perdido
la forma
de gigantesco filo.

(Hoy me siento perdido).


--Por qu6 me ire insensible
como argamasa inuitil?
porque he sido fitil
cadencia del destino.


Cuando florezco abrigos
de semilla distant,
soy arrogante
en mi propio camino.


No se
c6mo situarme
en medio de una norma;
las reglas no me atan.


Soy anarquista in6til
y mi hoguera
se enciende
en el dictamen futil
de quebrarme a mi mismo,
sofiando en el abismo.
























Arrodillado ante el altar
de mis recuerdos
evoco tu figura-
diosa mia.

De rodillas le pido
a mis deseos
que te nublen
que te vayas diluyendo
como una figure
emborronada y hueca
como tinta caida
entire las aguas.

Olvidarte seria
suplir la distancia
cuando el tiempo
no pasa.







Y... seguir amindote
--es
buscar la desdicha
de mis ansias.


Evocarte es traici6n
-a mi mismo;
rehacer tu figure
es traicionarme.


La deidad encarnada
en tu entelequia,
sepultada en el abismo
de mis muertos deseos.


(Es mitol6gica-
-la enterrare para siempre.)


Y... es ante el altar
de mis recuerdos que
te evoco
y he logrado que sea
tu figure
-destefiida-
-borrosa y ausente.


Te fuiste para siempre.























Qu6 empefio tendra el mundo
en que la dnica ilusi6n,
es la primera.


Hoy, no asoma siquier.
su nombre
ante mi mente.


Y si fuera
una ilusi6n latente
es resguardada
profunda,
en mi pasado.


Y nuevos recuerdos
nunca han animado,

65


5-C.






no siendo el ha sido amado;
sino al se ama siempre,
en forma total
y permanent;


sin importar persona amada,
pues es la fuente,
la surtidora, no es,
la corriente
de aguas que pasan.


(No son las aguas;
sino, los cauces).


iCanto al amor,
surte mi fuente,
en armonfa
con aguas nuevas
que me enternecen!




















Hay un dolor profundo
que media y palpita
en mi intima savia
y me hace gritar:
iMaldita!
iMaldita!

Represi6n de expresarlo,
y verte al despertar
en mi intimo suefio.

(Y... palpita).

La imagen de Jesuis,
encarnada en el hombre,
tu maldad, como enjambre,
sus bondades esoJnde,
negando asi su imagen.

(Y... auin palpita).






















Precisamente,
asi es el mundo-
una ecuaci6n-
distante del deseo.


Cuando empieza la vida
a veces terminamos
y la substancia del dolor
arranca las ternuras.

Un pedazo de cielo
se ha caido
y la virtud
de los amores -suefia-
y la satirica forma
de ausentes amores
va zanjando el cadalso
de los interns soles.






Hay raz6n de la idea
y substancias sensibles
de los amaneceres.


Entre dioses y amores
la substancia del mundo
crece abismalmente
como fuente
de requiebros inciertos.


Y los suefios del mundo
van lanzando hecatombes;
se convierte la virtud
en un infierno.


Y la nota negra
ensombrece en lo feo
como pasi6n egregia
(funeral de himeneo).


Esa nota
persistent
va horadando
la piedra del deseo
ausente florecimiento;


donde la leve e iniitil floor
se la ha llevado el viento;






donde el dolor
de la impaciencia
ha de cortar
los irboles del mundo;
donde el coraz6n
lReno de incertidumbre va
entire belica forma
conturbada su paz.






















No te quiero, no te quiero,
porque no tienes
la sensibilidad
del color de las flores;
porque en ti no existe
la sutil forma de los amaneceres.


No puedo quererte
porque tienes
una forma distinta del amor;
por no ser siquiera
el pistilo de una flor;


porque tid no puedes
tener en mi
lo que he sentido en ti,
a traves






de un sensible
y caluroso entendimiento
con la Biblia misma,
por mirarte
a trav6s de su prisma.

En ti existe ese algo
que se va substanciando
en si,
como una catarata
que no tiene
ni siquiera destino;


porque td eres abismal,
no eres encanto;
porque t6 eres llanto;
porque t6 eres tragedia.

Eres apariencia
de lo delicado, de lo tierno;
eres incendio,
incendio en que Ner6n
salvarse jams pudo,
ante el cual Lucifer
se queda mudo.

Algo hay en ti
in6tilmente conquistable,
algo negado al fruto.

(No te puedo querer,
eres imperdonable).























Haz de mi
lo que quieras.


Aus6ntate,
con todo tu carifio.


Dejame asomar
en el regazo de tus labios;
aunque sea
en el uiltimo instant,
un poco antes
de tu cruel partida.


D6jame mirarme en tus ojos
que son:
espejo de la vida mia.






(Al mirarme, concentro en tu retina).

No me hagas padecer
dolor que no merezco.

En ti, ya no hay la noche
sin embargo te ofrezco
escapada distinta
para que permanezcas
como una diosa inm6vil.


No te iras
pues tu ausencia serfa
la maldici6n de Judas,
dejarias de ser pura
repetida figure
afeante del mundo
cual Dios crucificado.

(Tus ojos embelesan
en la linea distant del recuerdo).


Vuelve a mi
dilatando la amenaza
de tan nublado cielo;
dame el sonrojo
de tu arrepentimiento.

Recobrar6 mi anhelo
desatando la mordaza,
ahondando en frenesf.






















Placidas aguas
estancan su figure.

Algas amargas
circundan su amargura.

Fruta distant
en tono rozagante
reza cual partitura
de misica infamante.

Almas de estopa
anidan falsedades
y una hendija
sin flor
se destaca en
la euforia
padecida y creciente,
destruyendo al viviente.






Profundidad sin sombra
anida en el estanque
con rocio pestilente,
y entire amores ausentes
requiebra su figure
asomando fealdades,
destruyendo hermosuras.


Son las aguas
sin cauce
retenidas en sf
cual cierto caminante
con pisada
de plomo
sin el mas leve asomo
y sin luz anhelante.















GUI LLE




Has llegado a mi vida
en la ultima instancia,
eres fruto profundo
de mi amor postrero;

llegaste a mi recinto
cual un dios tan eterno
de ilusionado mundo.

Eres la espada, el caballero,
andamio del Universo,
ecuaci6n distant
sin poses arrogantes.

Caminas, bien armado,
hombre de mil combates
y regresas ileso,
venciendo a los confess,
malandrines, malvados,
cobardes, desalmados;






das al mundo tu esfuerzo
de hombre bien nacido,
adalid bien pulido.


Eres, figure enorme,
tronco que jams
cortarse puede,
pues encarnas la paz
con el renombre
de combatiente austero;


cual just caballero
del mismo porte puro
de miembros de la corte
de la Mesa Redonda
del Rey Arturo.






















Safo fue poetisa
de los griegos
que s6lo pudo sentir
falsos anhelos.


Su ternura se ahog6
en ese rio
en el que ahogarse suelen
los frigidos de amores,
perdiendo el poderfo
sobre otros series.


Safo, ti encarnaste
en la epopeya
de los versos de ayer,
representando
aquellos que sin amor






van anhelando
el DOMINIO del ser
que entreg6 el coraz6n
con el mayor candor.


No es amor desear
con el dominion,


ni es desamor
alejar con el desprecio.


Lo que si es amor
es rehacer
de entire deshechos
al propio amor
y destruir
despechos.




















Raro es el camino
que yo sigo;
contrast del decir
y lo que hago.

iEs que contrastar
es tan human!

Agridulce es mejor
que agrio y que dulce;
semialto es mejor
que alto y bajito;
tibio es mejor
que frio o caliente;

y aunque diga la gente
que debo ser perfect,
quiero el contrast vivir,
pues, no me asusta,
ni que puedan decir
que no les gusta.





















Todos los dias a las seis
queria encontrarme contigo,
ti eras el abrigo,
td lo eras todo.


Todos los dias a las seis
sonaba el campanario de mis amores;
y me iba destilando en ti
como una forma inutil del deseo.


Todos los dias a las seis
todos los dias
me desnudaba en ti
y me entregaba todo,
sin raigambre,
amando todos los ilusionados formatos
de la incertidumbre.






Y me iba contigo en un beso
todos los dias a las seis,
y ti me rechazaste tantas veces,
porque las seis no eran horas
de encontrarse siempre.

Mi impaciencia
el hombre en mi
no amansaba su aurora,
por eso eres
hora de todas las horas;

pero recuerdo que un dia
lleg6 aquel instant
aquel tragico instant
en que crel
que jams volveria
a encontrarme contigo
todos los dias a las seis;

pero Ilegaste y me prometiste
jamais ausentarte
y asi ha sido,
no importando la tragedia
en que me anido;

y por eso
hemos amado siempre,
fuera del tiempo
la ilusi6n permanent

antes
y despu6s de las seis.





















Me fui,
poco a poco
como destilan las flores
el rocfo;
y fui haciendo de ti
mi ulnico rio.


En la internal impaciencia
del dios mio
fue aullando la inclemencia
de mi campana rota.


Mi viril canci6n
se hizo tu melodia
y junto a ti moria
como una gota initial
en abismal vacfo.






Al darte mi calor,
lo hiciste frio;
mis sienes se quemaron
en inutilidades;
tus ufias se quebraron
en mi piel dolorida,
engendraste fealdades
a mi rosada vida.


Hoy, hoy recuerdo tu adi6s
cual virginal canci6n
con nuevo diapas6n;


y al ver que te alejaste
sin ternuras sensibles,
ni euforias imposibles,
recobro la pasi6n
con viril emoci6n.


Es el alma divina
de ese Dios justiciero,
que en forma misteriosa
todo mal aniquila,
haciendo siempre hermosa
y sagrada la vida.


Su Luz fue vista un dia
y perdiste tu victim;
s6 donde residias,
te venci6 la Luz pristine.






Diab6lica substancia...
es hoy que te comprendo;
al verte a la distancia
ya mi care no rasgas
ni estoy por ti vencido.

Recobre lo perdido.






















*He vuelto a ti
como camino deseado,
piso sobre tus huellas.


Mi pie
.se ausenta contigo,
y las hojas del camino
rozan mi ensuefio.


Son piedras blancas,
anhelantes todas
que rasgan mi destino.


Las zarzas son testigo
de tu flor ausente
y una brizna de hierba
es testigo de siglos.





Rozas la initil carga
de tu presencia
eres pozo profundo
hecho de verde hierba
y mi pisada enerva
cadencia de soledades.























Llegaste a mi
como un castigo;
sin embargo, te fuiste
y para mi-
-no te has ido.


Tu sonrisa
embarga mi recuerdo
con una gota de amor que
nunca pasa.


Al llegar a tu estancia
buscandote;
maldito fue aquel dia,
(me dejaste).






Volver a ti
es-
no volver jams;
pues nunca me march
-estoy contigo;
fuiste como un rio
sin destino,
que quemaron tus ansias
en la divina pira
del ensuefio.

Me qued6 contigo
para siempre-
-no te has ido-.























Vocifera lo ausente
como en eternidades,
cual cuevas de ladrones
de quebrados gitanos.


Y tu zafia figure
de sentimiento ausente
destila entire tus ojos
particular de insomnio,
por ser tan inclemente.


Mi deseo es tenerte
desatar mis anhelos
y es por eso,
catarata sensible,
que en mi va sustanciando
lo impossible.

97


7-C.






Partes de mi legada
y la herida es eterna,
mi sangre no coagula
eres sol que no muere
y cada vez que canto
mi voz es Ilanto.-
























Vas lanzandote
como una estrella nueva;
violando tu vida
cual frigido sol.

Tu constelaci6n es distinta.

Lo distinto esta en tf mismo.

Te buscas introspectivamente
en tu propia figure
desviando tu paz,
hundido en amarguras.

Eres como brillante
que no pule su propia piedra.

99





El cincel que te roza
te va haciendo suyo;
entregandote vas
al cincel,
que va vibrando en ti
sin relucir tu brillo.


La piedra en ti
s6lo reluce
a traves de ti mismo
y, s6lo se descubre
por tu propio cultivo.


-(Es como un ave
en busca
de su propio nido)-.


Cultiva en ti
tu propio coraz6n;
y seras
la rozagante flor...
tuya,
no ajena.


No,
en la circunstancia amena
de buscarte a ti mismo,
sino buscarte,
sin la necesidad del reflejo
de la mirada ajena.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs