• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Half Title
 Title Page
 Dedication
 Preface
 Yo soy
 Duo
 Amor
 Poema de la espera
 Todo lo alto es nuestro
 Estreno
 Concierto
 A una rosa
 A un gorrion
 A la palma
 Lluvia
 Soneto a la Belieza
 Elegia primera
 Nocturno a la despedida
 Que profundo reflejo
 Tus manos
 Tu voz
 Cancion perdida
 Reclamo
 Poema de la busqueda
 Idolo roto
 Trade de Domingo
 Infinitud
 Sonetos
 Algo azul a lo lejos
 Inquietud
 Cancion para despues
 Poema
 Me encuentro alli
 Aqui
 Caminantes
 Elegia
 Elegia en la tarde
 Soneto del recuerdo
 Soneto del olvido
 Treno
 Tiempo de muerte
 Soneto a solas
 Permaneces
 Renovado Crepusculo
 Elegia intemporal
 Retornos
 Pura vocacion
 Poema
 Index
 Back Matter














Title: Desvelado silencio (1956-1958)
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00078396/00001
 Material Information
Title: Desvelado silencio (1956-1958)
Series Title: Desvelado silencio (1956-1958)
Physical Description: 61 p. : ; 20 cm.
Language: Spanish
Creator: Geada, Rita
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1959
 Subjects
Genre: fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Statement of Responsibility: prologo de Raimundo Lazo.
General Note: Poems.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00078396
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: ltuf - AFH4448
oclc - 01657959
alephbibnum - 001089043
lccn - 59048375

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Half Title
        Page 1
        Page 2
    Title Page
        Page 3
        Page 4
    Dedication
        Page 5
        Page 6
    Preface
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
    Yo soy
        Page 11
    Duo
        Page 12
    Amor
        Page 13
    Poema de la espera
        Page 14
        Page 15
    Todo lo alto es nuestro
        Page 16
    Estreno
        Page 17
    Concierto
        Page 18
    A una rosa
        Page 19
    A un gorrion
        Page 20
    A la palma
        Page 21
    Lluvia
        Page 22
    Soneto a la Belieza
        Page 23
    Elegia primera
        Page 24
        Page 25
        Page 26
    Nocturno a la despedida
        Page 27
    Que profundo reflejo
        Page 28
    Tus manos
        Page 29
    Tu voz
        Page 30
    Cancion perdida
        Page 31
    Reclamo
        Page 32
    Poema de la busqueda
        Page 33
    Idolo roto
        Page 34
    Trade de Domingo
        Page 35
    Infinitud
        Page 36
    Sonetos
        Page 37
        Page 38
        Page 39
    Algo azul a lo lejos
        Page 40
        Page 41
    Inquietud
        Page 42
    Cancion para despues
        Page 43
    Poema
        Page 44
    Me encuentro alli
        Page 45
    Aqui
        Page 46
    Caminantes
        Page 47
    Elegia
        Page 48
    Elegia en la tarde
        Page 49
    Soneto del recuerdo
        Page 50
    Soneto del olvido
        Page 51
    Treno
        Page 52
    Tiempo de muerte
        Page 53
    Soneto a solas
        Page 54
    Permaneces
        Page 55
    Renovado Crepusculo
        Page 56
    Elegia intemporal
        Page 57
        Page 58
    Retornos
        Page 59
    Pura vocacion
        Page 60
    Poema
        Page 61
        Page 62
    Index
        Page 63
    Back Matter
        Page 64
Full Text


RITA GEADA


G- 81.t


/2
/


'000


cleavelacto


a it ti












UNIVERSITY
OF FLORIDA
LIBRARIES







-r
I'2 5 si N .- of
ks' 1, JAR W.E S "













DESVELADO SILENCIO








RITA GEADA


DESVELADO SILENCIO

(1956- 1958)





pr6logo de RAIMUNDO LAZO











LA HABANA
1959














LATIi. AAERIC
























Vifeta de Terina Weiss.

Copyrihet.
Es propiedad de la autora.
















A la memorial de mi padre
-el Dr. Juan Jose Geada-
que me leg6 un alma para
amar la poesia.












































SALUDA ESTE MODESTO LUBRO
AL MAS BELLO AMANECER
DE NUESTRA PATRnA.












PROLOGO


Pam ed lecor, el trnsito de este prdlogo a la obra
podtioa quo le sigue tiene que causar volnto contrast.
Notara una diferencia de atm6sfera espiriad, de ten-
sidn. Aqi la prosa que sirn de veldulo a uns ideas
sobre un tipo de posia despuis la poosla misma, con
su presencia naturalrnente eficaz, que se expica, so
justifia, vive, de su propio ser, de naturalea tan ina-
sible y misterioa, tan alejada de lo vulgarnente hu-
mono, que se la lama divina por definirla de algun
modo que siquier aluda a su pecularidad y triscen-
dencia dnicas.
Pero, sin peruicio de la realdad de tal contaste,
este prdlogo que me pideo lpoeisa no es suprfluo
por si. No es un prdlogo par potas, sino para c ctores
de poesia, como el prologuista misnmo Es simptemente
una azdn de ser para expresar, reducdas a ciera, is-
tema, las impresones de esta poesia. qu nos ofrce
Rita Geada.
Desentendndome de cuaquier crdenamiento criti-
co, empieao predciamente pOr el fin, por las onndusio-
nes. La poesiade Rita GdaG me comn pawo, lenr mis
exigencim, me gust. En primer trmino, son poema
de una poetisa que -acm hecha: conjuncidn de um








tension spiritual interior y de la pluraiad de influen-
cias de un ambient cultural. Es ste sW primer libro,
y, sin embargo, ella no puede ser adarita a ning&n
ismo. La luz de su poesia no astd hecha de reflejos.
En su voz hay acenbos antigue y acentos actuales;
peo su voz lirioa es propia, y es firms. Hay en su
poesia, juvenile y personal, valores de forma; pero to
formal es, como debe ser, vehicuo de humanidad en
tension. Sus imdgenes y su mAsica verbal, de alta ca-
lidd artistic, no son fines, sino medis para evocar
y perfilar vivencias y ensueios, que el arte fija y su-
blma. Los moa vos de esta poesia son tan diversos y
naturales como los del diario awntecer; pero todos,
mundo fisico, ambiente spiritual, mundo interior, apa-
recen recreados en una animada vision personal, en
una didfana onda lirica de evocrioa nes y omnunicati-
vas resonancias. Se descubre, en efecto, "un columbrar
paisaies esondidos" de que nor habla la auto. Se
siente el palpitar de la emocidn desnuda de aditamen-
tos ret6ricos, sin excess juveniles; estd preente, a ve-
ces, la reflexidn sore lo vivido; pero no comn seca
pretension ilos6fica, sino como pura condici6n huma-
na. Hay concepts que ahondan el contenido poitico;
per felizmente no hay oonceptismo sistemdtico. La
poetisa ofrece su canto equidistante entire to conceptual
y to sentimental; y en esa actitud no hay buscado
edecticismo, sino armonia, ponderda sintesis de con-
cepto y sentimiento, y cdanm vo parw exprwearla. Por
eso los motives etementates y cierta naturlidad cdd-
sica, antes que limitadones, son ru mes de su pousia, y
no se oponen a su condiidn de poesia personal y de
su tempo. Por eso. can aire no ajiao le aitor de las









Soledades, capta hoy la gracia de un aue humilde, y
es capaz de expresarla con lirica sencillei de todos las
tiempos: "prinmveral arpegio de la rman'. Y tiene a
la vez su poesia la compleidad intima y el poder de
sugerir del arte actual. Sabe captor y epresar la be-
lUea de lo concrete, positi y real, to mismo que
aquello que hay en el osuro camino de una ausenda.
Y en fin, su erotismo se sala de esa nota de mera
confidencia, de intrascendente confesi6n personal que
tantos estragos ha causado en las letrs hispdnicas.
Por esta breve colecci6n de poemas Rita Geada es
una poetisa, y como tal, no una promesa, sino una
consistent realidad. Asi se incorpora, con esta obra,
serena y fire, de juventud, a la histria de nuestra
poesia. En tiempos de dominant gregarismo, de into-
lectualizacidn del arte, de convenciones y mds o menos
esamnwteadas subordinaciones, ella avanza por un ca-
mino de naturalidad, de final cornprensidn de las cosas,
de sinceridad y de fidelidad a lo esencialmente poDico.
Asi mira al future y avanza hacia Al.
Ahora el lector va a escuchar la clara y serena voz
lirica de Rita Geada, va a penetrar en su mundo podti-
co. Estetica, sicol6gicamente, seria dificil preaer cudles
serdn todas sus impresiones; pero si la intuid6n, apo-
yada en cierta experiencia, me es permitida como fun-
damento del juicio, puedo muy vdlidamente esperar
que estaremos de acuerdo en to esencial al apreciar y
sentir esta breve oowtccin de poemas, tstimonio de
un process de arte y de vida.
RAMUNDO LAZO.
Diciembre, 1958.












YO SOY


Yo soy,
mi yo actual.
La de asombros blancos y mariposas,
la de la frente amanecida de colors
y las manos reverdeciendo ensuefios,
la de los ojos cristalizados en lagrimas
y la boca salobre de una tristeza hueca.
Ave extraviada en playas desconocidas.
Yo soy,
arena desnuda a los besos del aire,
brisa indolente danzando en la playa,
cielo que puede mirarse en el mar,
agua hurgandose en el fondo.
Ysoy...
interrogante muda
que aim no ha hallado su respuesta.
Yo, la de ahora,
la que anda descalza a orillas del mundo
entire preguntas, asombros, palomas y mariposas,
la todavia ajena al "yo sere"...
La que no he de ser despues,
cuando desterrada de las verdes orillas
y de los vastos mirajes
el mundo sea mi ruta de sombras.
















DO0


Yo y solamente el mar.
Azul en desvelado azul inagotable.

En salobre espacio: inmersos mundos,
rec6nditos parajes sin fronteras.

Silentes universos de sorpresas
y de indditos colors en tu azul
como en el mio.

Clima acuatico desnudo por mis ojos
y adentrandose en mis poros
con esta sed de mar.

El mar y nada mas que el mar,

Y yo en 6l... buscx dome.















AMOR


Me iUegas en la lluvia y en el viento,
en el intacto lirio perfumado,
en la nostalgia de algin bien lorado
y en la penumbra azul del pensamiento.

Alientas en mi ser, en el portento
de algin remote suefio irrealizado,
y vives en la luz, en lo esperado,
y en lo que quiere ser del firmamento.

Alientas en el mar y hasta en la brisa,
en un quebrado anhelo de sonrisa
y en ecos de un silencio compartido.

Est s, amor, sembrando mis distancias,
palpitando en misterios y en fragancias,
como un algo impreciso y presentido.
















POEMA DE LA ESPERA


Te espero asi, sin conocerte,
renovando mis suefios eternos
al borde de la tarde refrescada de arena.

Te aguardo, desde siempre.
Con la ilusi6n y la agonia inutil
de las largas esperas.

Tal vez nunca llegues o tal vez no exists,
mas si acaso nuestras vidas convergieren,
mi nombre serd el buscado con ansias
en tus noches azules,
en tus noches aladas.
La mujer de tus suefios he de ser.

Y tendras mi coraz6n de agua
para aliviar tus sienes,
mi coraz6n de petalos
para anidar tus suefios,
mi coraz6n al rojo
rendido a tu llama.
Y tendrAs mis que eso:
Mi coraz6n de estreno.








TA vendrd s viajero en tu bogar nocturno,
de tantas horas desesperadamente iguales,
oteando un nombre para darle a tu ensueiio.
Arribaras al mio para en ti mecerlo,
me ofreceris tus ojos de luna y de estrellas.
Me ofreceras sincere tu coraz6n vehemente.

Y vendrin las olas a dormir en la playa...
Y vendra un silencio a acunar nuestro amor.
Y entire cantos marines y veleros lejanos,
entire enyodados besos y murmullos deespuma,
se besarin dos mundos.















TODO LO ALTO ES NUESTRO


jQui mAs queremos si todo lo tenemost
La ventana, el mar y el firmamento,
las agonizantes tardes
y los anchos amaneceres.

Los hondisimos silencios y las grutas
de nuestros mAgicos descubrimientos.
La cotidiana sed de acompaiarnos,
de sabernos,
de levantar la vista y vernos.

Todo lo alto es nuestro.

Todo lo alto es nuestro,
como es nuestra esta forma de adorarnos,
de abrazarse nuestras almas en la penumbra
sin que se rocen los cuerpos.















ESTRENO


En un alborear de sensaciones
voy dandome a tu tibio resplandor.
Verso y sangre se funden en mi ser
para arder en tu piel,
hombre de Sol.
Para ti, mis mis hondos suspiros,
los mAs acelerados segundos
de mi coraz6n.
De ti, todo un rio de campanas,
ni un lamento,
ni un dolor.
Tus manos estrenan mis asombros
y desde adentro me creces en canci6n.
Al roce de tus labios me transforms
--alimento de grana-
en rojo resplandor.















CONCERTO


Hacia mi oido se adelgaza tu palabra
perennemente tibia.
Hacia tus ojos se alarga mi mirada
perennemente tuya.
Tu y yo: Uno.
Engarzados per los brillantes de la noche,
por el mar rielado de luna,
por el suave balbuceo de las olas,
por el ritmico batir alado de la brisa,
por la poesia sentida.
Intensamente amada.















A UNA ROSA


ePor qu6 ocultas, oh rosa, tu ternura
tras el disfraz hiriente de la espina?
Si hasta tienes un suefio que te empina,
epor que niegas al mundo tu dulzura?

Tu perfume me Ileva sutilmente
a quedar cautivada en tu hermosura.
ZC6mo puede tan fina arquitectura
ocultar la traici6n que esta latente?

Dime, esufres acaso la tristeza
de vivir sometida a tu fijeza
sabiendo que concentras esplendores?

(0 es que logras vengarte con la espina
y traicionas lo bello que domina
trasmutando tus ansias en dolores?















A UN GORRION


Primaveral arpegio de la rama.
Libertad esculpida para el vuelo.
Todo ti enamorado de aire y cielo
y de todo color que te reclama.

Humildad que con gracia se derrama
temerosa y callada por el suelo.
Buscas t6 el alimento con desvelo
aunque todo color te busca y ama.

De inocencia y de amor huellas tu nido,
silencioso, olvidado por el hombre.
Tu brevedad camina de puntillas.

Portador de lo tierno, distraido,
olvidado y feliz vives tu nombre.
Poblador del espacio sin orillas.















A LA PALMA


Palma, atalayar en vuelo
de algin suefio del paisaje,
que responded en tu viaje
a la invocaci6n del cielo.
Verde abanico en desvelo
jugueteando con la brisa
que en ti detiene su prisa
para mecerte en su canto.
iSaturas, tr6pico encanto,
al campo con tu sonrisa!















LLUVIA


Agujas de cristal purificado
o lagrimas de un cielo entristecido
que al descender transforman su latido
en un suelo de estrellas alfombrado.

Cantiga que se asoma a la ventana
cual preludio de un coro humedecido
y el alma ensimismada en el sonido
se confunde en la misica cercana.

Estrellas circulares de agua fria
suspendidas cao hilo transparent
por Angeles de un cielo gris de dia.

Diamantes desprendidos en torrent
sobre el mar que sereno se extasia
como espejo del Ambito doliente.















SONETO A LA BELLEZA


(En d6nde estas, Belleza, qui6n te esconde?
Cuando logro alcanzarte te me esfumas
y te pierdes distant hacia las brumas.
Perseguida intangible, Zestis en d6nde

lo divino en lo human se eterniza?
En el cielo hay un Dios que te convoca
y en la tierra el artist que te invoca
torna en arte el dolor, lo diviniza.

Yo te busco, Belleza, y si te encuentro
es en la voz que siente el alma dentro,
en sus claros senderos y paisajes.

Imposible expresarte lo que siente
el coraz6n, en luz resplandeciente,
al rozarte entire sombras y celajes.
















ELEGIA PRIMERA


"Iba yo. Tui venias."
E. Ballagas.

Yo iba sola, siempre sola,
con mi ingravidez sin sombra,
en busca de una sombra.
Con la garganta al viento
sin encontrar un eco.
Con mi mirada triste
poblada de nostalgia.
Con el dolor impreciso
por llenar un vacio.
Nostalgia y vacio por algo desconocido.
-Palpitar siempre remote, inapresable-.

El verde prolongindose en lo verde,
el mar, siempre enigmatico, traspasandome;
el cielo infinite, inabarcable.
Cada dia un nuevo asombro me extasiaba.
T6, invisible, en otros soles ya existias.
Yo avanzaba.
Me impulsaba la vida
y hacia tu encuentro iba.








Ti, ya habias vivido
y hacia mi venias.
Imbn potente nuestras almas atrajo.
Fue el encuentro un asombro,
mAs que asombro un milagro.
Nos unia el destino
y no s4 que profundos lazos desconocidos.
Descubrimos asi que era tu voz mi eco
y tu ausencia mi sombra
que al fin me acompafiaba.
Todo era un milagro que a la soledad vencia.

Ligeros sucedianse los soles y las lunas
y de asombro en asombro,
desasidos del mundo
s6lo un alma marchamos.
Td me querias con tu alma inica
que ya ahora es distinta,
que no sd si me invoca todavia.

Yo te adoraba, por tu belleza internal,
mas que a la misma vida;
con esa sed insaciable, insaciable,
que dA todo lo eterno e inapresable.
A veces como un temor extrafio,
una gran angustia de alas destrozadas me invadia.
Era la triste intuici6n de una despedida.
De afuera oscuras voces te llamaban,
incesantes, incesantes...
Deformes manos al fondo te arrastraban,
a donde se incendian lirios.








Y te fuiste sembrando dolor de despedida,
dejindome de nuevo con mi soledad de antes;
sin oir mAs el eco que Ilenaba el vacio,
marchando siempre a solas con mi sombra perdida.
El destino, destructor de belleza,
implacable, implacable,
nuestros lazos desata
como antes los unia.














NOCTURNO A LA DESPEDIDA


Me he quedado sola,
anclada a esta angustia,
,a la angustia infinite de no tenerte mAs.
En medio de la noche,
la noche me comprende
y compare mi tristeza que tu rehuyes ya.
En lo alto la luna indiferente.
Junto a mi nada, s6lo el viento.
A lo lejos un murmullo que se apaga.
Ti te alejas en renuncia para siempre.
Alg6n dia quien sabe te arrepientas
de haberme dicho adi6s.
Mas no temas,
no habri en mi
ni siquiera un adem6n que te retenga.
Yo me quedo olvidada,
aqui... en la noche inmensa.
Con mi alma humedecida de Ilanto,
con mi coraz6n estitico
en la hora del adi6s.














QUE PROFUNDO REFLEJO...


dQu6 profundo reflejo descubri en tu mirada?
eCon que luz misteriosa penetrabas en mi?
eTras que impossible suefio, nAufragos en la noche,
navegamos los dos?
Nuestros ojos supieron que era cierto el hechizo,
en tus brazos viriles mis ansias encall4
y unos besos nacidos de compartidos suefios
escucharon la piel.
De un silencio emergimos con radiante sorpresa,
con ojos desterrados que se tornaron luz,
nuestros ecos unidos taladraron distancias
mis all de la piel.
Ahora el mar entire ambos y el camino impreciso,
la distancia y la vida te alejarin de mi;
mas en aquel instant de palabras sin voces
td crecias en mi.
eQu6 humedad desbordante me legaba del alma?
eQu6 concerto divino escuchamos los dos?
eTras que impossible suefio, navegantes nocturnos,
anduvimos tf y yo?
















TUS MANOS


Tus manos...
Manos firmes y viriles
en ademAn precise navegando en mi.
Tus manos...
transitadas por tempestuosos vientos
batientes en tus sienes,
por calidos y rumorosos rios
nacidos del coraz6n.
Tus manos...
vigorosas y tiernas,
vibrantes y sutiles.
Seguras e inolvidables manos.
eRecuerdas?
Tu silencio.
Mi silencio.
Tu coraz6n.
Mi coraz6n entonces.
















TU VOZ


Musical surtidor de vivo aliento,
muchacho distanciado y taciturno,
es tu voz obsedidndome en nocturno,
en nocturno reclamo al firmamento.
Viajero de mi sangre despoblada,
me pueblas con tu voz tanto vacio.
Tanto vacio largo y tanto hastio,
ahogado por tu voz enamorada.
Por constatar tu esencia convocada
tu voz va enarbolando lo profundo
de este blando sofiar en que me hundo.
Tu ausencia es lejania derrotada
por tu voz, que me lega recordada
conquistando silencios de mi mundo.















CANCION PERDIDA


Abandonada por tu voz
vengo desde tu ausencia
con un sabor de sal.
Lanzada a la deriva,
con mi sediento coraz6n al sur
y al norte sin un guia,
quede como la hierba
cuando espera el rocio
o como queda un nifio ciego
en un sal6n vacio.
Pero ya voy creciendo.
Voy creciendo en el tiempo
que de ti me separa,
como crece un rio triste
hacia orillas ignotas.
Ahora crezco hacia ahajo '
-a enraizarme-
en un intent terrestre
con la constant voluntad del Arbol.
Era much este aletear initil...
Era demasiada blancura dentro
para la incomprensible oscuridad del mundo.
El alma queda mis alli.
















RECLAMO


"No precipites nunca la muerte de una estrella
aunque nazca en tus manos la sonrisa del sol."
E. de Champourcin.

Perdida aqui, en el fondo de tus propias cenizas,
puedes hallarme ahora, que ain escucho tu voz.
Resucitan estrellas que duermen sepultadas
y hay rosas que reviven al contact del sol.

Biscame las auroras, gotas de nuestro encuentro,
biscame lo infinite que esculpieras en mi.
Precipita la muerte de sombrias espinas
y resurge en lo ileso que me eternice en ti.

Puedes hallarme ahora que es tiempo todavia;
s6lo con limpio gesto e indetenida ansia,
s61o con voz denuda y en perfectos silencios
horadards, como antes, mis mns hondas distancias.

Quiero una luz exacta, nacida de tu centro,
capaz de traspasarme imantando mi amor.
iNo quiero arrepentimne de reiniciar un suefio
repasando senderos transidos de dolor!









POEMA DE LA BOSQUEDA


Te busque en un silencio
para hallarte mas diafano.
Y busqu6... mas allA de tus labios,
mAs all de tu frente,
mAs allA de tus ojos.
MAs all6 de ti mismo.
Hombre de granite y tierra.
Hombre de tiempo y de sombras.

Lo buscado, lo intangible, lo inefable,
lo que se presiente y no se alcanza
-lo que t6 no comprendes porque no lo posee--
o lo hallM en ti, hombre de granito y tierra.

Eo, qued6 en la luz para tejer crep6sculos,
diluido en la m6Sica de la silent noche
y en el aire, al pasar.
Squed6... en ini.

Por eso tu voz ya no me alcanza
ni la mia ya te nombra.
Tu te descubriste en una ausenia
yquedaste cobarde replegado en las sombra,
clavado en el tiempo.

Y has quedado,
ms aca de mis ansias.
has quedado,
nel centro de mi olvido.















IDOLO ROTO


Desmoronado idolo que un dia adorara
en tu viaje vertical caiste para siempre,
dejaste de ser "ti" para ser simple barro
y sin embargo en mi, tu sombra esta present.
Fugaz como el minute en la esfera del tiempo
pasaste come todo sin siquiera saberlo,
coincidi6 tu ser con la forma del cambio
aunque ya ves, en mi, tu sombra esta present.
Tu sombra fija aqui en mi orilla desierta,
de tu ser distant y a la vez tan cerca.
Indiviso minute preso en la eternidad
y en lo que hay de etemo en mi present.


34















TARDE DE DOMINGO


sta tarde triste, mis larga por ser triste,
npregna mis pupilas y mi alma de ausencias.

;omo en otros domingos va pasando en silencio,
aviota de tristeza por la playa desierta.

)omingo olvidadizo, palido y ojeroso,
ozando en la ventana su brisa indiferente.

'arde desteflida que diluye siluetas
Sdespuebla mis ojos de invocadas presencias.

1o, inmensamente sola, en esta tarde neutral
ne abandon al letargo en que mueren los suefios.

iste domingo largo, de cielo gris y denso,
umerge tristemente mi alma en la ausencia.














INFINITUD


Imposible y remote fulgor que me fascina,
una brisa de alados remos me lleva a ti,
nostalgia de agua, de aire y de cielo me eleva
y mil hilos de tierra se cifien a mis pies.

Amarga red terrestre que mis pies aprisiona
en un miraje trunco de sonrisas aisladas.
He de abrir nuevos surcos en el agua y el aire
alfombrando mis pasos con estrellas lejanas.

Tus manos presentidas ya me estAn esperando
para esculpir los suefios nacidos desde mi.
Maravilloso encuentro de dos almas vibrantes
sobre barro y cenizas, ascendiendo hasta el fin.















SONETOS


I


Me voy tornando mar en lo salado
para frenar el rio que en su prisa
entire orillas desiertas se desliza,
cambiando lo total por lo variado.

Me voy tornando espejo congelado
cuando a veces, remuevo la ceniza.
Solamente lo hermoso se eteriza
cuando resurge ileso del pasado.

Y me vuelvo de luna, sombra que huye
cuando de pronto el sol la sustituye,
creci6ndome de adentro en ldamaradas.

Y a veces.. soy de nube como en la hora
cuando saltan los bordes de la aurora,
respondiendo del di a las Ilamadas.


















Respondiendo del dia a las l1amadas
voy renunciando al suefio derribado
y hacia el umbral del nuevo, inestrenado,
voy navegando en nubes recreadas.

Y voy muriendo asi... inagotable
con cada viejo suefio que terminal
y renazco en el nuevo que culmina
y me cautiva en viaje interminable.

Un anhelar la estrella milagrosa,
un estar en la espina y en la rosa,
un palpitar en triste despedida.

Un columbrar paisajes escondidos,
un descubrir matices y sonidos.
iUn viaje de emociones es mi vida!















m


Un viaje de emociones es mi vida,
por rutas trasmutadas en mirajes,
persiguiendo el azul de los paisajes,
mientras sombreado el mundo se suicide.

Un anhelar ser ola y ser orilla,
angustiado latir estremecido.
Me rebelo ante el gesto consabido
por buscar lo distinto. Y la sencilla

desolaci6n me viste a cada instant,
cuando vuelvo al pasado que constant
se desnuda en belleza inagotable.

Y avanzo siempre asi... hacia la aurora
de algin minute azul que conmemora
las bodas de lo human y lo inefable.














ALGO AZUL A LO LEJOS...


Algo azn a lo lejos...
Algo lejanamente azul,
inasible, infinite,
imnn o astro
me Ilamaba.
Por espacios siderales,
en sonoras soledades
yo vagaba;
con el verde temblor
de hoja en la brisa,
con la extraia inquietud
del que presiente,
del que ajeno al saber,
es capaz de intuirlo todo.
.. .Y habrian de sacarme
de aquel andar sin horas,
de aquel minute ileso, imponderable,
dias, meses y afios de tinieblas.
Algo azul a lo lejos...
Fascinante azul que se me esfuma
para nunca terminarse de perder.










Presentia...
mas nunca supe que alg6n dia,
habrian de alcanzarme;
este hando vacdo
de espejos congelados,
esta suave nostalgia
de lirios desterrados,
este andar impossible'
por mundos con frontems
queri6ndolos sin hmites.

Este absurdo ester
ajena entire las cosas
y soitarlas distintas,
-tremantes de belleza-
sabi4ndolas iguales.
iUniformemente iguales
ya per siempre!













INQUIETUD


Ya no pregunto...
Todo indagar seria inftil.
El tiempo -insistente aletear-
sera mAs pr6digo en respuestas.
Si el mar azul
puede enturbiarse.
Si el cielo diAfano
puede tornarse gris.
Si hay almas ciegas a la luz.
Si existen series capaces
de rechazar lo hermoso.
Si hasta el ser human es vulnerable.
LPara que tanto y tanto
preguntar angustiado?
Para que demandar dificiles respuestas
de gestos y palabras imprecisas?
Ni en palabras,
ni en gestos,
me serf ofrecido
lo exacto demandado.
Unicamente el tiempo,
con su voz silenciosa,
desnudarA aquel inagotable Arbol,
capaz de darme todas las respuestas.
















CANCION PARA DESPUITS


Para cuando yo regrese,
Universe distinto
en naufragio de suefios,
todo lo comprender6.

In6ditos amaneceres
asomarin sorpresas,
inestrenados soles
desnudaran rosales,
para nuevas espinas,
para nuevas cenizas.

Cuando yo regrese
-sin el temblor de ahora-
ya con seguros pasos
horadar6 paisajes
y sabr6 de secrets
hasta ahora ignorados.

Para cuando yo regrese,
Universe distinto
en naufragio de suefios,
ya nada ignorar6.
















POEMA


Cuando dices "mi vida"
-con ese peculiar modo tan tuyo--
cierto temblor de agua me traspasa
y un arco-iris gozoso me recorre enter
y se traduce en luz de Ilanto hacia los ojos.
Tu voz puebla al instant los mundos en que habito
y ciertas secrets armonias nacen de mi silencio.
Del silencio en que de nuevo te recreo,
en que de nuevo tremula reconstruyo tu voz
para horadar hasta el fondo las palabras.
El silencio en que desnudo tus migicos sonidos
cuando t6 me llamas "vida".














ME ENCUENTRO ALLI...


S61o me encuentro alli,
donde lo real se pierde
en un bajel de ensuefios,
donde el mar es mis hondo
o mas blanca la espuma.

En la piel de la rosa,
en la tarde que suefia
o en la nube que traza
contornos en el cielo.

S61o me encuentro alli...
donde tu mano no alcanza
pero tu voz me lega,
donde vuelves los ojos
tras contemplar la estrella.

S61o me encuentro alli...
soiador de riberas distantes,
alli, donde me esperas.


46














AQUI


Aqui...
Con el recuerdo intacto de tu alma,
rasgindome en lo claro.

En el camino oscuro de tu ausencia,
trazAndote el regreso.

En el silencio azul que te reclama,
trayendote a mi orilla.
Porque en noches asi yo te recreo
para alfombrar tu viaje hasta mi vida.

Y he de esperarte inm6vil,
aunque muera en tu olvido,
aunque te sienta en vano.














CAMINANTES


Muchacho que me encuentras
en tu mismo camino,
sofiando atardeceres
y escuchando trinos.
No apresures tus pasos ni los mios.

Porque en tus ojos hay fundido un oceano
que refleja -intacto- el de los mios,
porque tu alma es espejo de mi espejo,
me fijas a tu pecho,
me brindas tu destino.

Muchacho que me encuentras
en tu mismo camino,
perdona si no ritmo nuestros paso&
ni enlazo mi destino a tu destino.

Perdona si es que solamente
te nombro como amigo.

Muchacho caminante del pais de los suefis:
no apresures tus pass ni los mim.








ELEGIA


(Desde la muerte de mi padre).
I
Dia a dia
en el latir insomne de mis venas
se acrecienta el dolor.
Como las predestinadas tardes
cumplen su nocturno destino,
como la Tierra a su centro gravita,
todo va hacia el dolor
porque del dolor venimos.
Helados pufales horadan mi costado
y mi sangre cristalizan.
Un sabor de Ilanto es ya mi sabor propio.
Quizas ya inmutable sabor.
II
Desamparada soledad
constata mi presencia
que en desamparados dias me sumerge.
Me sumerge,
hacia no s6 que aletargados
y descoloridos universes.
Hacia no se que inmenso pais de soledades,
done mi presencia iabita
mas desolada y triste que nunmma.
Distinta"soledad &ta que- me grita:
ITodo va hacia el Dolor
porque del Dolor venimos!














ELEGIA EN LA TARDE


Era la hora nuestra...
Yo te traia en mi recuerdo.

Desfallecian las hojas de los arboles
y descansaba el viento.

La tarde despedia las iltimas rosas
que temblaban bajo el agua.

La lluvia cruzaba por mi ojos
fundidos del paisaje y tu recuerdo.

Tfi arribabas a mi mente.

Con la tristeza de campos desolados
y de infantiles sollozos
yo de nuevo te encontraba.

Ti volvias a ser "ti" en ese moment.
Era el moment eternizado siempre.

Era la hora nuestra.














SONETO DEL RECUERDO


Por tu recuerdo, agua presentida,
retorno hasta el principio de las cosas;
a cuando el cielo desbordaba en rosas
y esencia permanent era tu vida.

Constelaci6n de estrellas desatadas
giraban en contorno luminoso
y la sed intranquila y el reposo
se enlazaban en tibias alboradas.

Por tu recuerdo de antes, el lejano,
del que te fugas ya, el que a la mano
trasmitia el temblor de tu presencia,

regresar6 a lo claro y permanent
que aunque quieras borrarlo de tu frente
vivira perpetuado en tu existencia.














SONETO DEL OLVIDO


Mi tiempo del recuerdo decoloras
abreviando distancias al olvido.
Cenizas de aquel cielo detenido
te sepultan con naufragadas horas.

Tus falsas barricades rememoras,
si desandas mi andar no repetido,
mi calendario en luz estremecido,
sofiado de silencios y de auroras.

Desveladas estrellas sefialaron
derroteros de amor que traicionaste
y en cruces de tinieblas trasmutaste

derribando mi fe. Y se acallaron
las mas cAlidas voces del recuerdo
por este eco de olvido en que me pierdo.








TRENO


En la soledad crece tu ausencia y crece
ese muro de niebla que inventaste,
por encubrir acaso,
algin modo distinto de mirarme.
Tu "Antes moriria que perderte" ya me sabe
a cadaver de barro y a estrella desgajada,
a rosas congeladas por tus manos.
A palabras tan s6lo... a palabras
brotadas en la noche de entonces
y ahogadas con el dia a pesar de su luz.
A nocturnos sonidos ya perdidos
asi..., como se pierden
las mis preciadas piedrecitas en el rio.
Surtidores vertidos en las ventanas
de mi alma, cuando al contemplarla
a ella te asomabas.
Sonidos ya nAufragos en el olvido.
Tu perpetuo egoismo y cobardia,
instituidos en absurd fuerza,
te arrastran en constant fuga, en fren6tica huida
hacia ninguna parte,
hacia el reino de nadie y de todos.
Hacia tu bullicioso y vacio pais
donde dices vivir porque olvidas,
donde continias jugando
tu despreciable partida de ajedrez.
Hacia tu conventional pais descolorido,
antipoda de 6ste
de soledades y recuerdos.
















TIEMPO DE MUERTE


Desde el tiempo de muerte, que persiste,
ando de filo en filo padeciendo.
En soledad y en frio voy muriendo,
con tanta estrella rota que no existe.

Ajena a todo espacio de campana,
a todo signo azul y a toda fuente,
prolongada tristeza, en vida ausente,
anochece mi sangre en la manana.

Desangrarme en esperas. Repetirme
en ag6nico mar a lenta muerte
es todo lo que logro en esta suerte.

eQu6 podria? o Zqui6n puede resarcirme
de este ag6nico estar y muerte lenta?
eSi no es Tu Amor, Sefior, qui6n me sustenta?
















SONETO A SOLAS


Era como existir de otra manera
o sorprender un raro paraiso.
Salvada perfecci6n y acaso era
como un resol extrafio e impreciso.

Era un desasimiento en lo impalpable
con la garganta en sedas oprimida,
un habitar de pronto lo inefable,
un transitar lo eterno en esta vida.

Era un algo profundo, un prodigioso
color que se estremece, llora y canta:
perfumado rumor que se levanta.

Era un algo sutil y misterioso,
un alado latir, fiesta intangible.
Estrenada emoci6n indescriptible.










PERMANECES


Resurges,
desde mi sed primer de infinite,
desde mi descubrimiento
de abismales distancias subjetivas.
Desde aquel cercano y estremecido andar
-lirio de luz, que fue mi adolescencia-.

Resurges,
en el mar con sus mil matices en fuga,
en la enyodada brisa que me palpa,
en la opalina nostalgia del crepisculo.
En el intermitente l1anto de las nubes,
en la anciana soledad de los parques sombrios
y en cualquier ajeno gesto de ternura.

Resurges,
en los circulos que al caer
traza alguna piedra sobre el agua muda.
En la delicada arquitectura de la rosa,
en el melanc6lico cipres,
en el helecho virgen,
y en el alga.
En la desnuda belleza de las cosas.

Resurges,
en mi soledad,
desde la blanca Raz6n del coraz6n
y permaneces.
















RENOVADO CREPOSCULO


Tal vez aquellas tardes regresen imprecisas
a volcar su nostalgia al borde de otras noches,
y de nuevo sorprendan
mis solos litorales.
HabrA como ahora entonces
un Ilanto de races,
de solitarias huellas, quizis anochecidas.
Porque a veces las tardes desbordan soledades
o presagian derrumbes
de recreados mundos,
en el callado espacio
en que el sol se deshace
y comienza la luna a luchar por su reino.
Tal vez no se repita esta angustia que busca
a tientas los reflejos
de una tarde intuida.
Tal vez... queden atras
estas tardes que aprietan
y que ahogan mi voz, anclando soledades.
Huellas son de llanto -savia de raices-
que lora lo esperado.















ELEGIA INTEMPORAL


"Sanos concedido hablar, con mis qt
tiempo, en otro especio libr".
Eliseo Digo.
Morimos,
separados,
definitivamente separados
por indestructibles murallas,
por insalvables distancias,
por paralelas de forzado olvido.
Por absurdas cruces trazadas al viento,
antepuestas a las alas.

Morimos danzando una enorme danza,
esa larga Danza con la que tan bien te identificas.
Danzando sobre un gran scenario,
describiendo enormes circulos conc6ntricos
pero sin poder apartar,
sin poder apartar nuestras miradas del centro;
indefectiblemente viviendolo;
porque la misma ansia de infinitud
nos une desde siempre.
Y nos une,
el haber rozado juntos
las inasibles auroras,









el haber captado juntos
las mis imperceptibles notas
de la variada sinfonia de la vida.
Y nos une algo ai~ mis poderoso:
la Verdad en su desnudez mas pura.

La verdad es realmente amor, cuando nos crece en luz
como nos crece Dios. Y entonces,
la verdad no ha de morir asi,
simplemente, en esa carnavalesca danza
en que pretendes ahogarla.
Invulnerable es y prevalece.

Morimos,
separados,
por indestructibles murallas,
por definitivas lejanias
que ti has alimentado.
Por inventadas barreras inexistentes.
Barreras que te impedirian danzar
pero no te impedirian vivir.
Vivir es algo mas,
algo m6s profundamente cierto.

Morimos,
diciendo que vivimos,
diciendo td que vives
porque yo no finjo la vida. Es cobardia.
La Verdad --espacio liberado- es mia y prevalece.
















RETORNOS


A veces,
un recuerdo perdido nos visit
--como quien retorara a usurpados territorios-
y nos leva
la paz tan lentamente conquistada.

Entonces
basta un segundo, una leve huella,
un gesto o una palabra bastan;
para restituirnos al pais
de las persistentes claridades,
al pais de las inolvidables sombras,
tristes por lejanas.

A veces,
s61o un instant,
un breve tiempo basta
para raptarnos
del apacible pais del olvido,
tan necesario e invocado.









PURA VOCACION


Solitario de amor,
nosthlgico de aguas infinitas,
vaga el pez limitado en la pecera.
Exilado que persigue en suefios
el verde-azul que por su piel cantaba.
Flores hay transidas de ternura
que, aunque urgidas de luz,
se aferran a lo oscuro
y viven en tinieblas
ahogando su estatura.
Porque cada ser ha de encontrar su ruta,
su ruta exacta y de ella alimentarse.
Cada cual que busque su camino
y que no lo traicione
y que no se traicione.
Cada cual que encuentre su camino
y le respond.
Porque cada cual debe encontrarse
alli donde el silencio nos desnuda,
alli donde el silencio es como fuente
de descubiertas aguas presentidas.
Alli en el punto en que el amor nos nombra
con su serial mas cierta
y con su voz mas pura.
Porque cada ser ha de encontrarse a solas
en la porci6n de Dios que nos inunda.









POEMA


"Morird una y otra vez, para conocer
que la vida es inagotable".
Rabindranath Tagore.
Cuando mi coraz6n era,
digo, cuando existia:
estallante en pbjaros y trinos,
en colors y mariposas liberadas.

En la magia del inicio,
cuando se alargaba por rutas inestrenadas.
En el camino despoblado de histories,
sin rosas despetaladas,
sin lirios incendiados,
sin muertes ni coronas funerarias.

Entonces...
vivir era un todo.

Ya mi coraz6n no existe.
No existe mAs que en cenizas,
en polvo de mariposas muertas,
en guadafia fija,
en caminos de ausencias.
En iniciadores signos de regresos.

Y asi como una no es la vida,
tampoco lo es la muerte.
Inagotables muertes nos suceden.
Sin embargo,
todavia,
mi coraz6n se asombra...











1N D I C E
INDICE
Pdg.
Prdlogo ... 7
Yo Soy ................................... ...... 11
Dio ........ 12
Amor ......................... .............. 13
Poema de la Espea ............. .......... 14
Todo lo-Alto es Nuestro ......................... 16
Estreno ......................................... 17
Concierto ........................................ 18
A una Rosa ..................................... 19
A un Gorribn ................................... 20
A la Palm a ..................................... 21
Lluvia .......................................... 22
Soneto a la Belleza ............................. 23
Elegia Primera 24
Nocturno a la Despedida ......................... 27
Qu6 Profundo Reflejo ............................ 28
Tus Manos ......................... ....... 29
Tu Voz ......................................... 30
Canci6n Perdida ................................ 31
Reclam o ......................................... 32
Poema de la B6squeda ........................ 33
Idolo Roto ....................................... 34
Tarde de Domingo ................ ............ 35
Infinitud ................................... 36
Sonetos I, n, m ........................ . 37
Algo Azul a lo Lejos ..... ................. 40
Inquietud ..................................... 42
Canci6n para Despus .......................... 43
Poema ........................................ 44
Me Encuentro Alli... ........................... 46
Aqui ........................................... 46
Cminantes ..................................... 47
Elegia ......................................... 48
Elegia en a Tarde .............................. 4
Soneto del Recuerdo .......................... 50
Soneto del Olvido .................................. 51
Treno .......................................... 52
Tiempo de Muerte .............................. 53
Soneto a Solas ................... ............ 54
Perm aneces ...................................... 55
Renovado Crepfsculo ............................. 56
Elegia Intemporal ............................... 57
Retornos ....................................... 59
Pura Vocacidn ................................. 60
Poema .......................................... 61




Date Due

Due Returned Due Returned
-













ESTE LIBRO SE TERMINO DE IMPRIMIR
EN LOS
TALLERES TIPOGRAFICOS
DE
SMiNDEZ Y CIA.
SAN RAFAEL 707, LA HABANA, CUBA
TELEONO 70-9195 -
EL DiA 3 DE MARZO
DE 1959
(DiA DEL POETA)












1..
! -.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs