• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Title Page
 Foreword
 Introduction
 Primera parte
 Segunda parte
 Tercera parte
 Cuarta parte
 Quinta parte
 Sexta parte
 Septima parte
 Octava parte
 Novena parte
 Decima parte
 Epoca independiente
 Otros poetas notables de la vida...
 Artes de Guatemala
 Table of Contents
 Back Matter














Title: Compendio de la historia de la literatura y artes de Guatemala
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00078393/00001
 Material Information
Title: Compendio de la historia de la literatura y artes de Guatemala
Series Title: Compendio de la historia de la literatura y artes de Guatemala.
Physical Description: 267 p. : ; 21 cm.
Language: Spanish
Creator: Ydígoras Fuentes, Carmen
Publisher: Editorial del Ministerio del Ministerio de Educacio´n Pu´blica "Jose´ de Pineda Ibarra,"
Editorial del Ministerio del Ministerio de Educación Pública "José de Pineda Ibarra,"
Place of Publication: Guatemala
Publication Date: 1959
Edition: 5. ed.
 Subjects
Subject: Guatemalan literature -- History and criticism   ( lcsh )
Littérature guatémaltèque -- Histoire et critique   ( rvm )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Guatemala
 Record Information
Bibliographic ID: UF00078393
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: ltuf - AGM7773
oclc - 03226145
alephbibnum - 001366287
lccn - 65070938

Table of Contents
    Title Page
        Page 3
        Page 4
    Foreword
        Page 5
        Page 6
    Introduction
        Page 7
        Page 8
    Primera parte
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
    Segunda parte
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
    Tercera parte
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
    Cuarta parte
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
    Quinta parte
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
    Sexta parte
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
    Septima parte
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
    Octava parte
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
    Novena parte
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
    Decima parte
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
    Epoca independiente
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
    Otros poetas notables de la vida independiente
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
        Page 219
        Page 220
        Page 221
        Page 222
        Page 223
        Page 224
        Page 225
        Page 226
        Page 227
        Page 228
        Page 229
        Page 230
        Page 231
        Page 232
        Page 233
        Page 234
        Page 235
        Page 236
        Page 237
        Page 238
        Page 239
        Page 240
    Artes de Guatemala
        Page 241
        Page 242
        Page 243
        Page 244
        Page 245
        Page 246
        Page 247
        Page 248
        Page 249
        Page 250
        Page 251
        Page 252
        Page 253
        Page 254
        Page 255
        Page 256
        Page 257
        Page 258
        Page 259
        Page 260
        Page 261
        Page 262
    Table of Contents
        Page 263
        Page 264
        Page 265
        Page 266
        Page 267
    Back Matter
        Page 268
Full Text

S CABMEN DIGOBAS FUENTES







Compendio de la Historia

de la .

Literature y Artes de Guatemala


QUINTA EDICION






1959


EDITORIAL DEL MINISTERIO DE EDUCATION PUBLIC
"JOSE DE PINEDA IBARRA"
Guatemala-Centroam rica
























DIE4ECHOS RESERVADOS


CARMEN YDIGORAS FUENTES

Profesora y Bachiller


Ex catedrAtica de la material en la Escuela Normal Central de
Sefioritas y de various Colegios Privados de la capital















ADVERTENCIA


Esta obra, no es mis que el fruto de la experiencia
recogida durante various anos en mis classes de Literatura
Guatemalteca; en que espigando aqui y alli, he ido reu-
niendo datos en la Biblioteca Nacional, en archives par-
ticulares, con los familiares de los autores, y con las per-
sonas que amablemente me han secundado en mi area.
Asi, no pretend que sea una obra complete y original;
sino solamente una guia para la juventud que estudia nues-
tra Literatura y una ayuda para el maestro, que despues
de sus explicaciones e ilustraciones tendra una base para
que los alumnos repasen la material.
Comprende todos los puntos del Programa Oficial y
esta dividida en tres periods: Precolonial o Aborigen, Co-
lonial y de la Vida Independiente. Ademas, Nociones de
Artes de Guatemala.
Creyendo necesario agregar algunos puntos de Li-
teratura Contemporinea, incluyo nociones de novela, tea-
tro, poesia femenina, periodistas notables y poetas modernos,
que no figuran en dicho Programa; pero que son indispen-
sables para conocer la evoluci6n de nuestra Literatura patria.

CARMEN YDIGORAS F.

















LITERATURE GUATEMALTECA


INTRODUCCION

ACEPCIONES DE LA PALABRA LITERATURE

P---Comprendemos por LITERATURA, el coniunto de obras
bien v bellamente escritas v que constituyen un medio de cultural.
2--Cuando se trata de analizar y critical las obras siguien-
do su desarrollo a trav6s del tiempo se llama LITERATURA HISTO-
RICO-CRITICA.
3"-Como ciencia cuando se convierte en discipline se llama:
RETORICA a PRECEPTIVA:
4'-LITERATURA FILOSOFICA, es la que estudia la naturaleza
de la belleza, investigando las leyes fundamentals que sirven de
base a los preceptos literarios. Se llama tambi6n ESTETICA o
KALOLOGIA.
5"--BIBLIOGRAFIA es la LITERATURA que se refiere a un s61o
punto o acontecimiento como: literaturea de la Inquisici6n", de la
"Revoluci6n Francesa", etc.
POR SU EXTENSION, se divide la Literatura Hist6rico-Critica,
en: UNIVERSAL, GENERAL y PARTICULAR.
UNIVERSAL, es la que comprende la literature de todos los
praises.
GENERAL; la que comprende la literature de una raza, como:
la "Latinoamericana", la "espahola", la "b61tica", la "eslava", etc.
PARTICULAR, la que se refiere a una 6poca determinada; a
un g6nero literario a una escuela o tendencia: el "Siglo de Oro",
el "Romanticismo", la "Epica", la "Lirica", etc.

7








LITERATURE GUATEMALTECA o NATIONAL. Es el conjunto
de obras literarias realizadas en la republica de Guatemala, por
autores guatemaltecos, de origen o por naturalizaci6n. Esta
literature tiene un sell propio, caracteristico, que la diferencia
de las dem6s por guardar un sentimiento national y un ritmo que
es el que ie dicta la propia tierra.
CONCEPTS SOBBRE LA LITERATURE NATIONAL. Dos son
los concepts en que puede considerarse la literature national:
1-Atendiendo a la palabra de origen, concept erudito; en
este sentido .se -entjen'de L Pr/, LITERATURA, NACtQNAti, e conjun-
to de obras literarias escritas en un lugar determinado.
2-El concept filos6fico, es el que hace un an6lisis en las
obras literarias y ve si son- dignas de ;figurar como product de
una naci6n.
























PRIMEEA PARTE


















CAPITULO I


FACTORS QUE INFLUYEN EN LA LITERATURE
NATIONAL


El medio. EstA bien establecido que el medio influye
de una manera direct sabre el individuo, dAndole a su litera-
tura o producci6n literaria un sello determinado. En general,
se comprende que el pensamiento, como sintesis spiritual,
tiene las mismas modalidades que el mundo circundante en
donde se desenvuelve. En este sentido podemos dividir la
literature en: N6rdica, Meridional y Tropical.
La que a nosotros nos interest es la Tropical, la que se
caracteriza por ser pomposa dada a lo fantAstico y por ape-
garse en muchos casos a la leyenda. Esta varia segni se trate
de la "sierra", el "valle" o la "costa".
La "sierra" doniina en el espiritu de sus habitantes hacien-
dolos meditar y dando la preferencia a motives, algunas veces
demasiado graves. En el "valle" es profunda, sus habitantes
buscan la expresi6n formalista y poco conceptuosa. En la
"costa", aunque la producci6n es mAs escasa, se nota que va
siempre recargada de fantasia, quizA por la exuberancia mis-
ma de la naturaleza. Esta division no es absolute porque hay
otros factors que le dan matices diferentes, asi como hay
obras que presentan unidos los caracteres sefialados.
La raza. Este factor es sumamente complejo en Gua-
temala, por la diversidad de grupos raciales y por las caracte-








risticas que cada uno de ellos present. Estudiaremos la
influencia de los elements &tnicos mis importarites: El "abori-
gen", el "espafiol" y el "criollo", que son los primaries; por-
que tambi&n tenemos otros como el "frances", el "ingl6s", el
"italiano", etc., que han influido en nuestra literature como
elements secundarios.
1--Elemento aut6nomo o aborigen. Present en general
las siguientes caracteristicas: es sumiso, dado a la meditaci6n,
enamorado del paisaje, (a veces horrorizado de el) y poco
comunicativo.
2-Elemento espaiol. En C1 se reconoce un temperamen-
to ardiente, una tendencia hacia p1 asombroso, un valor puesto
a toda prueba y un afan por lo nuevo.
3"-Elemento criollo. Este posee los rasgos del espafiol y
del aborigen, por consiguiente present: indolencia, imagina-
ci6n exaltada, caracter contemplative, desconfianza y un secret
sentimiento de superioridad.
Los elements secundarios no alcanzan a imprimir sus
caracteres en nuestra raza, empero, su influencia en algunos
casos, es bien marcada en la producci6n literaria.
El idioma. En lo lingiuistico existe tambien variedad.
El interns que tiene para la literature este factor se traduce
no s6lo porque el lenguaje oral es instrument para expresar
las ideas, sino porque nos permit hacerlo bellamente y con
propiedad.
El idioma ejerce acci6n sobre la literature en dos senti-
dos:
l--Marcando su indole national o racial, por ser el me-
dio primordial y genuine con que se expresa un pueblo o raza.
Asi el idioma aleman, ruso, ingles, etc., son distintivos sufi-
cientes para conocer la psicologia de estos paises.
2--Porque segfin la pureza, sonoridad, riqueza y variedad
de vocablos, puede establecerse la superioridad de la lengua,
dando lugar a la valuaci6n de las obras literarias.
De aqui que aquellos pueblos que cuentan con un idioma
perfect, son los que han sobresalido en literature. Los pro-
gresos alcanzados en lingtiistica en Guatemala, logrados por
autores nacionales y extranjeros, han permitido el andlisis de







obras tan importantes como el "Popol-Buj", el "Memorial de
Tecpan-AtitlAn", el "Rabinal Achi", etc., pudiendo considerar-
se como obras maestras de la literature national.
La historic. Los hechos hist6ricos son para el artist
la fuente de inspiraci6n de muchas obras, pues en ellos,
encuentra motives que exaltan sus sentimientos y hacen conce-
bir joyas literarias, dando a la humanidad la orientaci6n reco-
gida a trav6s de las experiencias pasadas.
SEl hecho social- Si el hecho social adquiere cierta
importancia que conmueva al espiritu del artist, este deja
constancia de su emoci6n en obras de interns y belleza. Asi
la "Conquista", con sus impetus de transformaci6n, con sus
miserias y grandezas, fij6 en la mente indigena el ansia de
expresar, aunque simb6licamente, sus tradiciones, sus penali-
dades y acontecimientos hist6ricos sobresalientes, temeroso de
que al choque envolvente de la civilizaci6n, quedara destruido
su pasado.
La leyenda. Todos los pueblos primitives han basado
su literature en la tradici6n y en los mitos religiosos; asi
sucedi6 en Grecia, la India, Persia, etc., en que la literature pri-
mitiva estA embellecida con la leyenda. En nuestro pais
vemos que las principles obras literarias de nuestros indigenas
estAn llenas de bellas leyendas, hechos heroicos y fabulas
ingenuas que nos demuestran la influencia de ese factor en la
producci6n literaria.

















CAPITULO II


DIVISION DE LA LITERATURE NATIONAL

Para su studio, la literature puede dividirse en varias
epocas; algunos autores lo han hecho atendiendo a las tenden.
cias seguidas; otros al genero cultivado, otros segun las
influencias recibidas y otros cronol6gicamente, que es la clasifi-
caci6n mas acertada por su claridad.
Asi, la Literatura Guatemalteca se divide en tres perio-
dos: PRECOLONIAL 0 ABORIGEN; COLONIAL y de la
VIDA INDEPENDIENTE. La primera comprende desde sus
origenes hasta la conquista; la segunda desde la conquista
hasta la independencia; y la tercera, desde la independencia
hasta nuestros dias.
Literature aborigen. Este period aparece un tanto
obscure y pobre en documentaci6n informative; pocos son
los manuscritos salvados de la barbaric de la conquista y del
celo mistico de los frailes. Tres libros se escaparon por
casualidad de las llamas y son los c6dices: "Dresdiano", "Tro-
cortesiano" y "Peresiano". De estos documents el que mas
nos interest es el "Dresdiano", lamado asi por conservarse
en la ciudad alemana de Dresde. Parece que procede de una
antiquisima ciudad del Peten, probablemente de Tikal. Este
valioso document maya consta de una tira de pergamino
doblada en 39 hojas, escrito con caracteres desconocidos y figu-
ras jeroglificas en ambas caras y todo pintado en various
colors. Los otros dos son originarios de Mexico.
El carActer literario del aborigen es sentimental, la forma
er6tica o amorosa es propia de la poesia popular. Los cantos







indigenas que mezclaban con la bella mfisica, no eran sino
himnos a sus dioses, poemas hist6ricos, hazafias gloriosas, etc.,
y que dada la perfecci6n de las lenguas maya, quiche, etc.,
teiian versos cadenciosos, con un estilo brillante, ameno y ale-
g6rico. Los reyes tenian sus cantores y poetas que alababan
sus grandezas, tambien los habia de carActer religioso. La
poesia quiche, melanc6lica, era de expresi6n espontanea y
pura; mss que el ritmo, buscaba el sentimiento. En ella parecia
guardarse el recuerdo de un pasado glorioso o el anuncio
de un future de dolor o de martirio. Parece que.uno de los
generos mas frecuentes de poesia era el profetico o vaticina-
dor; los sacerdotes, en su mayoria, eran adivinos o videntes.
Se cuenta que Moctezuma, en su primera entrevista c6n Cor-
tes, le dijo que ya sus agoreros le habian predicho la legada
de .hombres blancos y barbaros, que vendrian del Este.
En cuanto al arte esc6nico, se reducia a algunas danzas
que formaban parte de las ceremonies del culto, que se cele-
braban en las plazas o terrazas frente a los templos.
Epoca colonial. Aqui haremos el studio de las letras
sobresalientes en esta epoca, incluyendo la producci6n de
los que no habian nacido en nuestro suelo, se revelaban como
artists y literatos en nuestro medib por haber sido sus obras
product de nuestro ambiente o porque muchos de ellos obtu-
vieron su ilustraci6n en estas tierras. Este period se carac-
teriza por la nueva cultural que empieza a infiltrarse en el
espiritu guatemalteco, no obstante la superstici6n y fanatis-
mo reinantes, para entrar en un piano mas elevado, capaz de
former un estilo original. El element culto que nos lleg6 de
Espafia, trajo el espiritu lleno de emoci6n y de gusto ib6ricos,
y ya en tierra americana, no hizo mas que seguir el curso de
su cultural. Los tres siglos que comprendeh esa 6poca (del
Siglo XVI al XIX) no participaron todos de las mismas mo-
dalidades; pero en general, podemos indicar como caracteres
propios de la literature national, 16s siguientes: LO RELIGIO-
SO, LO CORTESANO y LO EROTICO.
Lo religioso. La literature colonial se manifiesta esen-
cialmente religioso, con tendencia al misticismo. Los motives
de inspiraci6n son: la vida de los santos; la fecunda. existencia







de Santo Toimas de Aqqino y demis padres de la Iglesia; tam-
bien nuestros primeros poetas cantan a la duizura inmaculada
de la Virgen; a la gloriosa belleza del Nifo Jesus, en himnos,
sonetos y villancicos de Navidad.

Lo cortesano. El motive principal de la literature en
lo cortesano es: el nacimiento de un principe, la muerte de
un rey; las bodas reales, Ia llegada de un nuevo gobernador
o arzobispo, etc., etc.

Lo er6tico. Siguiendo el ritmo caballeresco espaftol, se
exalta tambi6n lo amoroso, sentimiento que ha sido fuente
de inspiraci6n en toda literature; la emoci6n de nuestros poe-
tas se amolda perfectamente al madrigal; tambien se escriben
sonetos y romances donde se canta la hermosura femenina y
la belleza del paisaje. Aunque separados estos concepts de
la literature colonial, sin embargo, algunas veces se hallan con-
fundidos en poemas y cr6nicas en donde se tratah asuntos
religiosos en forma cortesana o er6tica y viceversa.
En cuanto al estilo se deja sentir con frecuencia el "gon-
gorismo", oscureciendo el pensamiento con frases retorcidas
y el uso exagerado del "hipbrbaton" que lo hace insufrible.
Don Luis de G6ngora y Argote influy6 de manera direct en
la poesia colonial lo mismo que en la peninsular.
A mediados del Siglo XVIII decae el escolasticismo y
avanza la nueva filosofia Enciclopedista; el gusto sigue otros
rumbos y el espiritu se nutre en obras clAsicas. Surgen los
dpicos de mas vigor y se abandon el gongorismo.

Literature de la vida independlente. Predomina el princi-
pio de esta dpoca, la political en la literature. Se nota un
sentido revolucionario de la filosofia francesa de la 6poca.
La oratoria lena su cometido proclamando los derechos
del hombre asi como el periodismo independiente; luego
vienen los historiadores que escriben los hechos mAs sobre-
salientes de aquel tiempo. Despubs brillan escritores en
todos los generos: poetas, novelistas, fil6logos, ensayistas y
cultivadoYes del genero dramAtico. Esta es la literature que







podemos .llaarr, verdaderamente ,guatemaltec-, .pues apartAn-
dose de las normas espafiolas e .indigenas, -las obras literarias
tienen. ya un estiloeregional nmarcando, los,chapinismos y de-
m&s expresiones folkl6ricas, de ur sabor genuinamente na-
cional.
















CAPITULO III

MANUSCRITOS INDIGENAS

Probablemente existieroxi muchos antes de la colonia y
fueron escritos en pictografia maya, pero se perdieron en el
cheque. rude de la conquista o se olvidaron los sistemas de
su lectura. Se dividen en dos elases: PRECOLOMBINOS O
PICTOGRAFICOS entire los que estAn los c6dices de que ya
hablamos y el libro de Chilarii-1alan de CuyAinel, done se
presentan cortos poemas mayas; y los COILONIALES escritos
en lengua abbrigen .pero' en letras castellanas, 'despues de la
corquista. Asi en Guatemala los escribieron individuos que
conservaban en la memorial el contenido de los libros sagra-
dos, cuyos datos se qompaginan en gran part con los jerogli-
ficos descifrados, despues de paciente labor investigadora, de
sabios americanos y europeos.
Algunos indigenas quisieron salvar las tradiciones del
olvido y las reprodujeron escribiendo el "Popol-Vuh", el "Rabi-
nal Achi", el "Memorial de Tecpan-Atitlan", el Titulo de los
SefAores de TotohicapAn", etc. Existen tambien otros manus-
critos menos interesantes pero no de escaso valor literario,
que cita don Antonio de Fuentes y Guzmran en su "Recorda-
ci6n Florida". Tales manuscritos son en su imayoria alega-
tos para reclamar derechos territoriales que les fueron usur-
pados a los indigenas. Es muy interesante powder comprobar
la unidad que guardian en el concept y en.la forma con los
mencionados anteriormente.
El Popol-Vuh. Se le consider como la obra cumbre
de- nuestra literature indigena; su importancia aumenta con







la opinion de hombres de ciencia, tanto americanos como eu-
ropeos. Lo.analizaremos atendiendo: a) su etimologia; b) la
historic de su descubrimiento; c) su contenido; y d) su impor-
tancia en la ciencia y en el arte.

a) Etimologia. Segmn el licenciado Villacorta y don
Flavio Rodas, la palabra "Popol-Vuh", viene de dos voces qui-
ches: POP "estera"; OL es particular de pluralidad y continui-
dad; VUH es forma derivada de BIX "hablar"; UH "libro ok
compilaci6n"; o sea LIBRO HECHO DE ESTERAS y en su
traducci6n literal: ESTERA QUE HABLA, porque dice la tra-
dici6n que los sacerdotes para explicar las doctrinas religiosas
se sentaban en una especie de estera a la que creian impregna-
da de ciencia religiosa, considerAndola como un simbolo. Fray
Francisco Ximenez lo traduce por: el "Libro del Comin"; el
Abate Brasseur de Bourboug, por el "Libro Nacional" y el pro-
fesor Jorge Raynaud, por el "Libro del Consejo".
b) Historic de su descubrimlento. Se toma como proba-
ble author de esa obra, a un indigena de Chichicastenango,
a quien conoci6 el Obispo Marroquin, y favoreci6 en premio
a su inteligencia y devoci6n a la religion cristiana; dicho
indigena fue bautizado con el nombre de DIEGO REYNO-
SO, apellido que le cedi6 el sacristan del obispo; mas tarde al
vestir el hAbito, Reynoso pas6 a ser FRAY DIEGO DE LA
ANUNCIACION. Como aprendi6 a leer y a escribir, y ademAs
conserve en la memorial lo que sus ascendientes le contaron
del pasado legendario y glorioso, tradujo en lengua quiche
fonetizada al castellano, todo lo que sabia de sus tradiciones,
dejandolas como herencia a las futuras generaciones quiches.
Al Padre Francisco Ximenez, fragile domirico que 1leg6 a Gua-
temala en el siglo XVII, cupo el m6rito de descubrir el ma-
nuscrito del "Popol-Vuh", atribuido mis tarde a Reynoso,
cuando revolviera los archives en busca de documents para
escribir su "cr6nica de Chiapas y Guatemala", mientras era
cura de Santo Tomfs Chichicastenango.
El Padre Ximenez verti6 esa obra al castellano, version
que figure aumentada con otros documents importantes en
su libro el "Tesoro de las Tres Lenguas", incluyendola tam-
bien en su cr6nica ya mencionada. Segum el professor Ray-








nand, la tradue6n es mala y de ana indtil aproximact6n a
la Bibla; ademAs, los ejemplares son muy raros. En 1854, el
doctor Scherzer encontr6 en un fajo de papeles que provenian
de Xim(nez, el manuserito traduddo por ese relgioso y lo dio
a conocer a los investigadores europeos.
El Abate Brasseur visit a Guatemala en 1855 y encontr6
en Chichicastenango el manuscrito original de Reynoso, y sin
ningOn recato se lo llev6 a Francia y lo tradujo al frances.
Raynaud califica esta version como muy descuidada y iHena
de fantasia; de la anterior se hicieron dos traducciones: una al
aleman y otra al espafiol, siendo el sefior Justo Gavarrete quien
logr6 la mas pura y simple. Esta ultima fue publicada en
"El Educacionista" de Guatemala y editada en El Salvador,
por don Santiago I. Barberena. El professor Raynaud tradujo
tambien al francs el "Popol-Vuh"; su obra, acompafiada de
un interesante studio preliminary, fue vertida al castellano por
Miguel Angel Asturias y el Abate J. M. GonzAlez de Mendoza,
con el titulo de "Los Dioses, los Heroes y los Hombres de
Guatemala Antigua o El Libro del Consejo".
La mAs reciente traducci6n fue publicada en Guatemala,
por los seftores Villacorta y Rodas, quienes tuvieron a la vista
las de Xim nez y Brasseur; por ser Asta la que mAs se aco-
moda al studio, haremos la sintesis de su contenido.
c) Contenido. La obra esta dividida en "un preAm-
bulo y once tradiciones"; figurando los dioses con sus nom-
bres y atributos acompafiados de las divinidades secundarias.
AdemAs habla de los pocos conocimientos que ellos tenian de
Astronomia. Su autor dice que fue escrito dentro del cristia-
nismo y la palabra de Dios, y que se saca a luz porque ya
no existe lo que se dijera en el primer libro escrito antigua-
mente o sea el relato fiel de lo que fue leido por los lejanos
antepasados.
Primera Tradicid. En ella se plantea el problema de la
creaci6n; los quichs trataron de explicar/el origen del cos-
mos en un sistema simb6lico, aunque con ideas sumamente
extravagantes. Se cuenta en esta tradici6n, que antes de
existir el- mundo y las cosas que en 61 hay, todo estaba en
suspense, en calma y en sosiego. El cielo y el mar, lo (nico







que entonce's habia;4 estaban tambi6n en silercio;'en medid de
toda esa calma 'de las'tinieblas'y de la noche estaban 10& "'Su-
premos ,Formadores" entire .una claridad deslumbrante. Ells
pensaron y discutieron, la rhanera -de hacer- surgir- la tierra
para poblarla de vida, err cuerpos animados inertesf Da los
nombres de los Dioses Quiches: TZAKOL o el "edificador";
BITOL o el "manifestadpr de todas las cosas"; ALOM, el crea-
dor de las hijas"; CAJOLOM, el "creador de los hijos"; TE-
PEU, el "enviado", que los representaban como una serpiente
cubierta de plumas de quetzal, o GUCUMATZ, y otros. dioses
secundarios.
Cuando se pusieron de acuerdo sobre la mtanera de dotar
de vida a los series que poblaron el mundo, se lenaron de ale-
gria. El agua no se retiraba adn, mas dotados de la palabra
mAgica, dijeron: "Que se vacie para labrar la tierra y que
aparezca la superficie de ella comb un plato; Que nazca la
claridad en la tierra y en el cielo, para sembrar lo que han
de comer los pobladoreS, los que deben sentir adoraci6h por
sus formadores": ;Tierra!... exclamaron, despues, y 4sta se
form. El espacio estaba cubierto de nubes y neblinas; poco
a poco empezaron a aparecer dentro del agua:' los montes, los
cerros, lascostas y los valles cubiertos de cipreses y de pinos,
mientras los rios se precipitaban refrescando las montafias.
Luego la tierra se pobl6 de animales y de plants; los prime-
ros vivieron dentro de los bosques, matorrales y bejucos, luego
les designaron morada a las bestias y a los pAjaros, y les dije-
ron que expresaran sus sentimientos por medio de gritos,
aullidos y gorjeos para entenderse; pero cuando los dioses les
exigieron que pronunciaran sus nombres para que en el cielo
se supiera qui6nes habian sido sus creadores, los animals no
pudieron hablar, s6io gritaron, segun su especie. Tzacol y
Bitol, se decepcionaron al comprender que sus criaturas no
podian hablar, se lamentaron y manifestaron que serian sus-
tituidos por otras mas perfectas. "iHabra quienes puedan ver
nuestro destello! exclamaron, al hacer nosotros grades obras
en favor de ellos; los que hfemos formado s61o servirAri para
obedecer, sus carnes seran trituradas -y comidas". Despues
cuenta esta tradici6n de, c6mo los Dioses procedieron para
modelar otras criaturas, capaces' de ver, coniprender e invo-







car.- No debia sorprenderles, Ja aurora .sin haber0 logrado .for-
mar a ese ser inteligente. "Probaremos .nuevamente .a crear
un ser grande, que se mueva y que sea impulsado por nos,
otros".. Inmediatamente principiaron :ia. foxnar de barro
himuedo sus carnes; pero osta vez,, como en las anteriores, ,resul-
taron vanos sus esfuerzos porque la nueva criatura, siendo
de barro,. se deshizo al contact del agua, y aunque hablaba
por una boca muy ancha, ni sentia, ni podia admirar a sus
generadores. Sin desmayar en tan infructuosas luchas, acu-
dieron al "hechicero", que manejaba los granos de maiz y las.
semillas del palo de pito, demandando consejo., El heohicero
logr6 hacer descender hacia ellos la luz del ,sol para iluminar-
los. Entonces decidieron que el, hombre debia ser esculpido
en madera. .Imediatamente fornnaron ufiecos dotados de
pensamiento y palabra, pero carentes de coraz6n y de senti-
mientos. Vagaban .como series extrafios. y sin destino y no
sabian que eran hijos del Creador y del Manifestador. Por
ello fueron condenados a desaparecer; para darles muerte pro-
dujeron una gran inundaci6n- de una lluvia espesa como tre-
mentina, que caia sobre, los muiecos 1hechos de palos de pito
los varones y de sibaque las hembras.. Todo se les rebel.
Los animals grandes y pequefios los amenazaban, reclaman-
do lo much que les hacian sufrir. Las tinajas, los comales,
las ollas, las gallinas, todos les reclamaron el duro comporta-
miento que para ellos habian tenido. Los mufiecos ante t ales
amenazas, corrian ,aparejados estrechAndose como mazorcas:
subieron sobre las casas pero al legar a las azoteas 6stas se
calan; probaban trepar a los Arboles, mas 6stos se rendian a
su peso; quisieron guarecerse en las cuevas, pero ellas los
rechazaban y en su atolondramiento se despedazaron Ips unos
a los otros. Para aniquilarlos leg6 el AGUILA DOMINADO-
RA DE LA EXISTENCIA y les sac6 los ojos; llegaron des-
pues los' FUNEBRES EXTERMINADORES y les cortaron la
cabeza, el TIGRE FUNESTO les escarb6 las efitraflas y les
masc6 los nervios y los hUesos.' S61o- qiedartn como sefial
de su existencia, los micos, que hoy viveri' ri s los bosques y
en los matorrales; en donde perdura la mUestra de los que
pedtci&ron. :Tal es la ~asa de que los monos sean los ainios
animals parecidos al hombre. Asi explica nuestro libro sa-







grado la genesis de los mones, representantes aeaso muy evo-
lucionados de aquellos muflecos imperfectos y frios de ma-
dera.
Segunda Tradicidn. Un grave personaje, expresi6n del
orgullo y de la vanidad, aparece entire los supervivientes de
aquella generaci6n destruida por dura e imperfeeta. La exis-
tencia de este semidi6s de nombre GUKUP CAKIX, sus haza-
flas y las' de sus hijos ZIPACNA y CAPRAKAN, series repre-
sentativos de las malas pasiones y que al fin fueron vencidos
por JUNAJUP e IXBALANQUE, series sobrenaturales y pode-
rosos que representan al bien, es su tema.
Tercera Tradle6n. Hace relacidn a la familiar de los AJUP
sus trabajos y sufrimientos en la region de Xibalba, dominada
por los CAME, es decir, las vicisitudes' de los Tolteeas en sus
primeras invasiones en las tierras de Guatemala, los que fue-
ron vencidos y sometidos a la mAs vil servidumbre por los
habitantes del lugar, siendo muertos sus jefes.
Cuarta Tradici6n. Esta es una leyenda sugestiva, una
composici6n literaria de lo mAs delicada. El personaje princi-
pal de ella es la Princesa IXQUIC, quien, guiada por su ino-
cencia y buen coraz6n, se encamina al Arbol prohibido, donde
estAn clavadas las cabezas de los Ajup. La princess les
habla, se conduele de su suerte y los consuela. De manera mis-
teriosa le responded una de las calaveras y le lanza un chorro
de saliva que le cae en la palma de las manos y como resul-
tado ella da a luz a dos hijos que fueron JUNAJUP e IXBA-
LANQUE.' Esto simboliza la uni6n geneal6gica de dos razas,
de dos pueblos que lucharon desesperadamente por su predo-
minio en la comarca.
Quinta Tradici6n. Contiene los hechos sobresalientes de
estos dos personajes mitol6gicos, Junajup e Ixbalanqu6 y su
viaje a Xibalbd, regi6n lRena de peligros. Termina con la muer-
te aparente del primero, despues de haber sostenido dura lucha
con los hombres de Jum-Cam6, y Gukup-Camn.
Sexta Tradici6n. Esta contiene la continuad6n de to
anterior, donde se habla de la resurrecci6n de Junajup y sus
luchas de nuevo con los de XibalbA, hasta su total triunfo
sobre ellos.







Stpma Trad cln. Que ya tiene un fondo mas verikeo
porque trata del aparecimiento de los c6lebres jefes de tribus
mayas: BALAM-QUITZE, BALAM-ACAB, MAJUCUTAJ e
IQUI-BALAM, su peregrinacidn por la ribera del Usumacinta
y la terrible lucha que sostuvieron con la naturaleza y con los
hombres que eneontraron a su paso.
Octava Tradldln. En esta prosigue el desarrollo de aque-
Ilas luchas y el establecimiento de los jefes invasores en el
monte JACAGUITZ, donde vieron la salida del sol y empez6 el
culto de sus dioses.
Novena Tradicl6n. Se relatan los esfuerzos de las tribus
invadidas por sacudir el yugo de los extranjeros y la bell-
sima leyenda de las doncellas IXTAJ e IXPUCH, que aten-
taron contra la castidad de los nuevos Dioses, por consejo
de sus padres para atraerlos por el amor; pero 6stos no les
hicieron caso y les regalaron unos mantos con Aguilas, tigres
y serpientes pintadas, para que se los levaran a sus padres,
y cuando estos se los pusieron, los animals pintados se vol-
vieron verdaderos y los mordieron y mataron. Esta tradici6n
terminal con las batallas libradas entire unos y otros en el mon-
te Jacagiiitz.
Dcima Tradici6n. Se relata el viaje de aquellos jefes
hacia el Oriente, su regreso y su establecimiento en Izmachi
primero, y en Gumarcaaj despues, lo mismo que la organiza-
ci6n de las 24 families de la nobleza quiche.
Undecima Tradici6n.' Esta tradici6n es la iltima y se des-
cribe la historic de este pueblo hasta su destrucci6n por los
conquistadores espafioles en 1524.
d) Importanda del Popol-Vuh en la cencia y en el arte.
En la ciencia: Conteniendo el Popol-Vuh todo nuestro pasado
hist6rico, es fAcil encontrar su gran importancia. Con fre-
cuencia muchos historiadores se lamentan de no poder ase-
gurar con datos comprobados, los diferentes hechos acaecidos
en America antes de la venida de los espafioles. En Guatemala
podemos, por fortune, hablar ya con documents de nuestro
pasado legendario; en nuestro libro sagrado hay material
sufidcente para reconstruir la historic primitive guatemalteca
anterior a la conquista. Desde Ximenez hasta los 0ltimos








historiadores, han recurrido a esta biblia. cuando tratan de
historian la precolonia.
Asimismo esta obra expone "doctrinas filos6ficas" con
relaci6n al origen del mundo y la posici6n que ocupa el hombre
en la.escala zool6gica. En. la primera tradici6n el Popol-Vuh
cuenta que la tierra brot6 de la tranquilidad del agua; creyen-
do,pues. los indigenas en el origen acuoso del mundo, legando
a esto por intuici6n. Ahi mismo se dice que al ser aniquilado
el hombre de madera, quedaron como recuerdos de l1 los "mi-
cos" que viven en los bosques y son hombres degenerados.
Estas teorias las sustentaron tambien Ameghino y Darwin en
los tiempos modernos, pero en sentido inverso.
En Sociologia es important porque nos da a conocer la
organizaci6n social de los indigenas; su sistema teocrAtico de
gobierno, su religion, sus castas, usos y costumbres; en fin, el
grado de cultural que poseian a la venida de los espafloles.
En el "orden econ6mico" vemos que el Popol-Vuh le dio
importancia a various products de la tierra, especialmente al
maiz, pues dice que el hombre fue hecho de la mezcla del maiz
blanco con el amarillo; esto quiere decir que este product cons-
tituye el principal articulo de subsistencia del indio, conside-
rAndolo como la argamasa sustentadora de la vida.
En el "arte" tiene muchisima importancia: En literature
ha sido motivo de inspiraci6n para bellisimas obras en cual-
quiera de sus generos: poemas, leyendas, cuentos, obras tea-
trales, misica y danza. Ejemplo: "El Seftor Gukup Cakix",
obra escenica escolar por Manuel Galich; "La Princesa Ixquic",
tragedia estrenada en Cuba, por Carlos Gir6n Cerna; Las "Le-
yendas de Guatemala", por Miguel Angel Asturias. Ultima-
mente, el .poeta argentino Arturo Capdevilla, compuso para
su. mayor vulgarizaci6n, la mitad de estas tradiciones, en for-
ma dramatizada, trabajo literario que fue editado en la-Tipo-
grafia Nacional para su distribuci6n en las Escuelas de la
Repfiblica.
En la pintura tambien el Popol-Vuh refleja su importancia,
sobre todo en los iltimos tiempos; los pirtores han tomado
comno tema los motives nacionales esencialmente aborigenes,
entire ellos sobresalen: Carlos M6rida, Garavito, GAlVez SuArez,
etcetera.








En la Mfsica, impone su importancia en algunos de nues-
tros m(isicos, tales como Castafteda, Jesus y Ricardo Castillo,
creadores de la mfisica indigena, en que se siente el ritmo de
la tierra, como en la 6pera "Quiche Vinak" y otras composi-
ciones andlogas.

















CAPITULO IV


MEMORIAL DE TECPAN-ATITLAN

Despuds del Popol-Vih, se consider como la mejor obra
aborigen, el "Memorial -de TeepAn-Atitlan"; fue encontrado
en tiempo de la Colonia, pero esta escrita en cakchiquel, con
signos castellanos, per los indigenas Francisco HernAndez Ara-
na Xajiil y Francisco Diaz Gebuta Quej, en el siglo XVI de
nuestra Era y cuando vivian algunos de los conquistadores
espafoles.
Historia de su descubrimlento. El manuscrito original per.
maneci6 oculto durante much tiempo en los archives eclesiAs-
ticos y fue hasta el siglo pasado cuando Juan Gavarrete lo
encontr6 en el convento de San Francisco, cuando fue encar-
gado por el Obispo Garcia Pelaez para arreglarlo y de casua-
lidad hall esta joya literaria. Tradujo en parte el memorial
del cakchiquel al espafol en el peri6dico de la "Sociedad de
los Amigos del Pais"; cuando el Abate Brasseur visit Guate-
mala, logr6 apropiarse del manuscrito original, el que verti6
al frances y se llev6 a Europa. A su muerte, el manuscrito
pas6 a Alfonso Pinart, quien se lo don6 a Brinton, el que a
su vez lo cedi6 al museo de Filadelfia. Se han hecho varias
ediciones de esta obra, distinguiendose la del licenciado J.
Antonio Villacorta, que esta escrita en dos lenguas, cakchiquel
y espaflol, y con un interesante studio lingiistico.
Contenfdo. La obra original consta de 918 paginas ma-
nuscritas en dos claes de caligraia, lo que indica claramente
que fueron dos sns autsres. Estr dividida en euatao parties:







1') La Memoria del Proceso; 2') La Parte Legendaria; 3') La
Parte Cronol6gica; y 41) La Geneal6gica.
La primera parte del original, explica que el process fue
presentado por la noble casa de Xajila reclamando sus anti-
guas posesiones y privilegios y para justificar sus derechos,
creyeron convenient exponer una detallada exposicion de la
genealogia de la familiar y de los recuerdos tradicionales de
su tribu.
La segunda parte ya tiene bastante importancia en nues-
tra literature, en su estilo y contenido mitol6gico present
bastante analogia con el Popol-Vuh. Sus Dioses son los mis-
mos de la teogonia maya-quich6; apenas una pequefia diferen-
cia en la fon6tica de sus nombres: CAJOLOM, ZACOL, BITOL,
sobre lo que se destacan GAGAGUITZ y ZACTECAUJ. Cuen-
ta c6mo se form6 el hombre cakchiquel y hace relaci6n de
los primeros fracasos hasta llegar a la estructura humana per-
fecta, la cual fue modelada con la mezcla de los granos del
maiz blanco y amarillo, humedecida con la sangre del tapir y
de la serpiente que transportara desde el .fondo del mar el
pico del gavildn. Dicen los cakchiqueles, que fue la "piedra
del chay" la que les habl6, dicidndoles que ella seria el sosten
de su vida, y por este pasaje se puede ver el valor que para
los aborigenes tenia tal piedra. Tambidn se cuenta de c6mo
salieron de Tuldn, ciUdad mitica; hablan de cuatro "tulanes",
uno situado donde se leVanta el sol; otro donde se oculta;
otro en Xibalbd o el infierno; y otro donde esta Dios. De
uno de esos tulanes fue de donde vinieron los seftores cakchi-
queles. Hablan de c6mo se ordenaron las tribus antes de salir
y atravesar el mar; doce tribus legaron, y la filtima que lleg6
a Tulan, fue la cakchiqueL Todas entregaron sus tributos
cdnsistentes en piedras de jade, plumas preciosas, articulos
tallados en madera, etc., pero los cakchiqueles s61o poseian
sus lanzas, sus flechas, sus escudos y sus hachas de combat,
como guerreros que erah, y ese fue el tribute que presentaron
a los Dioses para que les fueran propicios en el viaje. En TulAn,
los antecesores les dijeron que al otro lado del mar los espe-
raban sus montafias y sus valles; Gagagiiitz y Zactecauj
agregaron que los cakchiqueles tenian que levantar muy.alta
la frente, que serian respetados por las otras tribus, y todo







ello' por el valdt de. sus hachas, flechas, etc. Para atravesar el
mar las- ottas tribes suplicaron a los eakchiqueles que'fueran
adelante; estos cortaron bastones de in Arbol rojo, y con ellos
abrieron las aguas, en las que apareci6 una barra de arena que
se ensanchaba para -iejarlos pasar; fue por la magia de aque-
llos bastones rojos que pudieron hacerlo, y por estos bastones
se les dio el nombre de Cakchiqueles. Muchos se perdieron, se
quedaron flotando con la agonia en los ojos mientras atrave-
saban-aquel mar que para siempre los alejaba de TulAn, all
donde por primera vez vieron el alba. Ya en las nuevas tie-
rras se encuentran con algunos personajes fabulosos contra
quieneS luchan y vencen. Es particularmente bella la leyenda
que se refiere a TOLCON, a quien sacrificaron atandolo a un
Arbol; pero cuenta la leyenda que las flechas que le lanzaban
no penetraban en su came y fue necesario una de Gagagiitz, la
que hiri6ndole, le produjo la muerte y brot6 del Arbol un cho-
rro de sangre. Tolc6n fue partido en various pedazos que se
distribuyeron dentro de las trece tribus; la nariz la arrojaron
en el Lago de Atitlan e inmediatamente se destacaron fuertes.
vientos y oleajes (Chocomil). Para conmemorar la muerte de
Tolc6n acostumbraban vestir un mufieco de madera que lo
representaba, y ante 61 danzaban las tribus con las cabezas
adornadas de flores. Este pasaje tiene semejanza con la tra-
gedia griegra. Otros personajes fabulosos figuran en el Memo-
rial en su parte legendaria, pero su importancia es secundaria.
La Tercera Parte contiene una series de fechas en donde
se clasifican hechos importantes de sumo interns para los his-
toriadores.
La Cuarta Parte contiene datos sobre la formaci6n de las
families y castas, como las de los Xajila, los Cagiiek, etc. Esta
parte tiene importancia hist6rica y sociol6gica, y carece de im-
portancia literaria.

Importancia en la ciencia y en el arte. Al igual que el
Popol-Vuh, esta obra maestra de nuestra literature aborigen
se desarrolla buscando una expresi6n national en las diferen-
tes manifestaciones del espiritu. En lo literario puede inspi-
rar para la creaci6n de obras en los diferentes g6neros, prin-
cipalmente la parte legendaria, por la much fantasia que







encierran sus preciosas narraciones; asi pueden aprovecharse
en poemas, cuentos, dramatizaciones, etc. En la pintura tambiin
podria el Memorial volcarse en cuadros aleg6ricos y murals,
con carActer decorative; otro tanto puede decirse en lo que se
refiere a la Escultura y la Mlsica. En la Ciencia interest
especialmente a los historiadores porque se puede reconstruir
el pasado de nuestra raza, fijando fechas precisas, aconteci-
mientos notables, cuyos documents se encuentran en este
libro; para la Sociologia y otras ciencias tambien el Memorial
presta interns. Respecto a su semejanza con el Popol-Vuh, este
hecho viene a confirmar la unidad que tiene nuestra literature
national aborigen.
















CAPITULO V


PRIMERAS MANIFESTACIONES DRAMATICAS

Danzas Indigenas. La danza primitive es la expresi6n
inmediata del sentimiento estetico; tambidn es el origen de la
representaci6n dramatica. Al principio, las ideas tuvieron que
expresarse con el gesto y el movimiento; se imit6 a los anima-
les, y asi nacieron las primeras danzas. Ain hay algunas de
este g6nero; los indios mexicanos imitan al pavo; entire nos-
otros existen las del Mazat (venado); las de Junajup-coy (el
mono) y otros. De la simple imitacion se pas6 a acompafiar
los ritmos con la cadencia melodiosa del agua, el susurro. del
viento y demAs ruidos de la naturaleza. Se danz6 a la orilla
del mar; junto a los rios, bajo la luna o bien alrededor del
fuego sagrado; en estas danzas ya se habia unificado el movi-
miento con la mfisica.
Las danzas pueden clasificarse asi: RELIGIOSAS, ERO-
TICAS Y BELICAS. Entre nuestras tribus, las danzas eran
no s6lo variadas, sino que formaban parte del culto de sus
dioses. "El Tocontin" y "El Topocomad" eran danzas guerre-
ras que se ejecutaban por grupos de 40 bailarines, cubierta la
cabeza con un casco adornado de bellos plumajes. "El Oxtin",
baile er6tico, se realizaba al son de caracoles y largos cuernos,
por grupos crecidos de hombres y mujeres; este baile fue
suprimido en tiempo de la Colonia, POR INMORAL. El baile
de los "Huehuechos" se hacia imitando a viejecjtas con trajes
de caracter; era una especie de baile-comediA que divertia
much a los indigenas, pues salian a las calls y plazas
cantando chistes, burlas, satiras, etc.

33







Baile del Tun o Babinal Adh. Se distingue entire todos
por que es un drama hist6rico cuyo argument se remonta al
Siglo XII y que fue. escrito en lengua quiche, pero en signos
castellanos.
Su descubrimiento. El Abate Brasseur servia el curato
de San Pablo Rabinal y, paseando en una ocasi6n por los
alrededores de aquel pueblo, el indigena que lo acompafiaba le
habl6 de una bella leyenda cuyos personajes fueron dos jefes
que habian luchado precisamente en una colinita que tenian
enfrente, uno de los cuales fue vencido y condenado a muerte
para castigar su orgullo y arrogancia. Al abate le interest
much esta narraci6n y quiso saber mas de ella, pero los indige-
nas no quisieron darle mas datos, hasta que habiendo curado
de una fiebre a una pariente de Bartolo Sis, 6ste, en agrade-
cimiento le dict6 al abate el contenido integro del Rabinal-Achi,
pues lo sabia de memorial por haberlo representado 1l mismo
varias veces. Brasseur quiso ver representada la obra por los
indios, y lo logr6 el 28 de octubre de 1850, dia de San Pablo,
patron del pueblo. La obra se represent en el mismo esce-
nario de la leyenda, con instruments, trajes y actors aut6c-
tonos. El abate la tradujo al frances y se la llev6 a Europa.
Se han hechos varias versions de esta obra, la principal es la
traducci6n en espafiol que hizo Luis Cardoza y Arag6n, poeta
guatemalteco.
Contenido. La obra estA dividida en cuatro actos, de los
cuales el primero y cuarto se desarrollan frente a una forta-
leza: el segundo y el tercero dentro de ella.

PERSONAJES:

Job-Toj .............. Rey de Rabinal o "Cinco Lluvias".
Rabinal-Achi......... Principe hijo del Rey de Rabinal.
Quich6-Achi.......... Principe Gobernador de Cunkn y Cha-
jul, hijo del Rey de Quiche.
Xokajau.............. Esposa de Job-Toj (madre de las plu-
mas de los verdes pajarillos).
Txam-Gam-Carchaj... Princesa de Rabinal o "Esmeralda Bri-
Ilante".







U-Chuch-Rax6n ....... Esposa de Rabinal Achi o "Preciosas
Gemas".
Mum ................. Un esclavo.
Ixoc-Mum ............ Una esclava.

TDoce Aguilas y doce Tigres: Guerreros de Rabinal
Esclavos, danzarines y mujeres.

Argumento del Ballet-drama. En ocasi6n que Rabinal-Achi
se encuentra con los suyos en los campos de sus dominios,
entretenido en alegres cantos y danzas, aparece de manera
stfbita el gran guerrero de la Casa de Cagiek, el principle
Quichd-Achi. Este, para demostrar su valor y hacer a IQs
rabinales una nueva jugada se mezcla entire el grupo de los
j6yenes que cantan, danzan, ocupa el centro gritando y ame-
nazando con su lanza de manera desafiante a Rabinal-Achi.
Inmediatamente 6ste lo reconoce y con tono imperioso y col6-
rico le dice: "Yo te lazare con mi cuerda, mi buen lazo, a la
faz del cielo, a la faz de la tierra". Despuks de larga lucha
hacen prisionero al gran guerrero, lo atan, la misica calla y
la danza se suspended. Los dos guerreros quedan frente a
frente en medio de un profundo silencio. Por fin se inicia un
dialogo violent entire los dos; disponen Ilevar al prisionero
ante el Rey para acusarlo de todas sus fechorias. Quich6 pide
que lo dejen libre, por iltimo acepta con valor que lo conduz-
can ante Job-Toj con la esperanza de poder escapar y asi ter-
mina el primer acto.
El segundo acto tiene lugar dentro de la gran fortaleza
donde esta Job-Toj rodeado de su esposa y su corte. Rabinal-
Achi es el primero que habla y acusa al cautivo de todos los
daflos que les ha ocasionado; "Cinco Lluvias" oye con benevo-
lencia a su hijo y da gracias al cielo de que hubiese sido 61
quien capture y venciera al temible guerrero quiche. Luego
habla el anciano, ofreciendole perdonar al prisionero y devol-
verle su libertad, si le rinde homenaje y se da por vencido y
humilla su altivez.
Esta. proposici6n indigna a Quiche y protest col6rico
diciendo que dejaria de ser valiente y var6n si aceptara condi,
ci6n tan humillante, y antes de ceder, ciego de coraje, amena-







za al padre y al hijo; de pronto intercede una doncella pidien-
dole que no les haga daflo a sus sefiores; Quich6-Achl se con-
tiene y terminal el segundo acto.
En el tercero, el rebelde cautivo comparece de nuevo ante
el Rey y es condenado a muerte; pero cumpliendo una antigua
costumbre se le conceden varias gracias, cuya solicitud y con-
cesi6n se hacen en medio de un diliogo lReno de interest y alta
hombria de ambas parties, dando animaci6n y belleza a las
escenas que se suceden. Logra el cautivo, que Job-toj lo siente
a su mesa a beber y comer; que le dM ricas vestiduras, joyas
relucientes y plumas; que al son de sus tambores y denmAs
instruments belicos recuerde sus pasados triunfos; que le deje
danzar con la bella princess de labios virgenes y de ojos que
nadie ha tocado; que le permit volver a sus valles y a sus
montafias durante 20 dias con sus noches, para despedirse de
aquellos lugares en que pas6 sus afios juveniles, y por filtimo,
que pueda batirse con las 12 aguilas y los 12 tigres guardado-
res del trono. Todo le es concedido por el Rey; parte para
sus tierras y al cabo vuelve a cumplir su condena.
En el cuarto acto las altimas palabras del regio ajusticia-
do son: "iValedme oh, cielos!" "iValedme oh, tierra!" puesto
que es necesario que muera, que yo desaparezca bajo el cielo
y que ya no pueda convertirme en esa ardilla, en ese pAjaro,
que muere sobre la rama del Arbol o sobre el brote nuevo,
iOh aguilas! ;Oh tigres! iVenid pues a cumplir vuestro oficio,
a cumplir vuestro deber, que vuestros dientes, que vuestras
garras me maten al instant, porque soy un valiente venido
de mis valles y de mis montafias, que el cielo, que la tierra
sean testigos! ;Oh Aguilas! iOh tigres! Aguilas y tigres
rodean al Principe Quiche, le tienden sobre la piedra del sacrifi.
cio y le extraen el coraz6n. En seguida danzan todos al com-
pas de una mfsica mon6tona de tambores, cuyos sonidos se
van acabando paulatinamente y ast terminal el drama.

Su importance. Es de gran importancia artistic porque
nos pone en evidencia el grado de cultural a que habian llega-
do los pueblos de America. Es una pieza teatral que se eje-
cuta con las reglas fundamentals del arte: UNIDAD, VARIE-
DAD y ARMONIA. Abarca por otra parte las fases sucesivas







en la expresi6n del sentimiento artistic y escenico como son:
el canto y los parlamentos; luego la danza original y pura des-
pues- la mfsica apropiada para las diferentes escenas del
ballet-drama.
El objeto moral de la obra es hacer resaltar las virtudes
de los dos guerreros que son: Dignidad, Valor, Patriotismo,
Caballerosidad con la mujer y Fidelidad a la palabra empe-
fiada. Legitima pieza del teatro antiguo aborigen que conserve
pura sus tradiciones, sin ninguna clase de mixtificaciones ni
en la forma ni en el fondo. Esto es lo que constitute su gran
importancia y su valor como monument literario y cultural
de la raza maya-qulch6.
Ultimamente se tiene noticia de otra obra dramatica, bai-
lable de origen maya; este baile se llama "Sakicoxol". Afn
subsisten entire nuestros indigenas el baile de "La Serpiente",
el de "La Conquista", el de "Los Tunes", el de "Los Capora-
les", etc., etc., recuerdos de aquellos tiempos legendarios.






















SEGUNDA PATE

















CAPITULO I


EPOCA COLONIAL


Cronistas e Historladores


BERNAL DIAZ DEL CASTILLO
La Verdadera y Notable Relaci6n de la
conquista de Nueva Espafia y Guatemala.


ANTONIO DE REMESAL


Fil6sofo .......
Bi6grafo ......
Cronista .......


Comentarios a Santo TomAs de Aquino.
La vida del Padre Andres del Valle.
Historia de la Provincia de Chiapas y Gua-
temala.


FRANCISCO XIMENEZ
Lingiiista...... GramAtica Quich6, Cakchiquel y Tzutuhil.
El Tesoro de las Tres Lenguas.
Catequista..... El perfect Prroco.
Naturalista.... Historia Natural del Reino de Guatemala.
Fil6sofo ....... Advertencias e impugnaciones a la Cr6nica
del P. VAsquez.
Cronista....... Cr6nica de la Provincia de San Vicente de
Chiapas y Guatemala.








FRANCISCO ANTONIO DE FUENTES Y GUZMAN


Poeta.........



Cronista .......


El milagro de America. La Vida de Santa
Teresa de Jesfis; y Descripci6n de los fes-
tejos hechos en Guatemala cuando cumplie-
ra 13 afios el rey Carlos II.
La Cinosura Politica o Ceremonial de Gua-
temala. Norte Politico; y Recordaci6n Flo-
rida.


FRANCISCO VASQUEZ


Bi6grafo.......

Fil6sofo.......
Cronista .......


Historia del Venerable Hermano Pedro Jos6
de Bethancourt. Historia Lauretana.
Opisculos Escoldsticos-Teol6gicos.
Cr6nica de la provincia del Dulce Nombre
de Jesfls de Chiapas y Guatemala.


DOMINGO JUARROS
Cronista....... Historia del Reino de Guatemala.




BERNAL DIAZ DEL CASTILLO

Es el mds grande de los cronistas, no s6lo de Guatemala
sino del tiempo de la colonia. Vivi6 en aquella 6poca maravi-
ilosa en que los descubrimientos despertaban la imaginaci6n y
fantasia de los habitantes del antiguo continent. Como buen
espafiol, este cronista se entusiasm6 con las narraciones fantAs-
ticas que Uegaban a la peninsula por medio de valientes aven-
tureros que visitaban America.

Su Vida. Naci6 en Medina del Campo, Espafia, a fines
del Siglo XV; sus padres fueron Francisco Diaz del Castillo y
Maria Diez Rej6n. En el afio de 1514 hizo su primer viaje a
America acompaiando a Pedrarias DAvila; en este viaje pre-








sehci6 la muerte de Vasco Nfifez de Balboa. Mas'tarde viaja
con Francisco HernAndez de C6rdova, descubridor de Yucatan;
en esta peninsula fue herido y regres6 a Cuba donde gober-
naba Diego de Velasquez, su pariente. Desde Cuba se orga-
niz6 una expedici6n hacia Mexico, al mando de Juan de Gri-
jalba, en la que se alista nuestro historiador; en este viaje
exploran el territorio mexicano y recogen algunas riquezas
en oro, plumas, piedras preciosas y telas. Esto despierta la
ambici6n de VelAzquez, quien dispone fletar una nueva expedi-
ci6n para conquistar Mexico. Herndn Cortes fue nombrado
jefe de ella y Bernal fue como uno de tantos capitanes acom-
pafiandblo. Fue asi como nuestro cronista tuvo la suerte de
presenciar la incomparable epopeya de aquella lucha entire los
indios y los conquistadores espafioles, peleando Bernal en 119
batallas contra los indios mexicanos. Al cabo del tiempo y
con alguna fatiga, l1ega a Guatemala, donde contrae matrimo-
nio con Teresa Becerra, sufriendo necesidades y penalidades.
En 1540 dispuso hacer un viaje a Espafia para reclamar sus
derechos de conquistador; el'Rey le orden6 a Alonso de Mal-
donado, que era entonces Gobernador de Guatemala, que le
entregara algunas tierras; pero 6stas apenas le produce algo.
Despubs fue nombrado "Regidor del Cabildo de Guatemala" y
luego "Fiel Ejecutor", puesto que desempefi6 hasta su muerte
en 1580, la que le sorprendi6 en la mayor pobreza.

Su Obra. Unicamente una obra escribi6 Diaz del Castillo:
"La Verdadera y Notable Relaci6n de la Conquista de Nueva
Espafia y Guatemala", pero esta es suficiente para situarlo
en lugar preeminente en nuestra literature. Su fama de cro-
nista ha Ilegado a muchas parties del mundo. Se comenta con
admiraci6n y respeto su talent literario; su obra la escribi6
en Antigua Guatemala, en done la principi6 en 1552, termi.
nandola cuando su autor era octogenario y ya no veia ni oia
bien. Algunos escritores dicen que Bernal escribi6 esta cr6-
nica para contradecir a L6pez de G6mora, quien escribi6 una
.cr6nica de la Conquista de Mexico, donde ensalzaba fnicamen-
te a Cort6s y olvidaba a los demAs conquistadores, lo que obli-
g6 al cronista soldado, a decir la verdad, ya que C1 presenci6
los hechos. Esta obra ha sido editada varias veces y traduci-







da al francs, al ingl6s, provenzal, etc. Por filtimo aprovechan-
do los originales que afin se conservan en la Biblioteca Nacio-
nal, se logr6 former otra edici6n patrocinada por la Sociedad
de Geografia e Historia de Guatemala; esta obra consta de dos
volfunenes y es la mAs exacta.

Contenido. La obra principia con un pr6logo en donde
explica el motivo que lo Ilev6 a escribir, diciendo que fue el
de dejarla como herencia a sus descendientes, ya que en lo
material no pudo dejarles nada; despu6s del pr61ogo principia la
obra contando su salida de Espafia en compaffia de Pedrarias
Davila, sigue narrando las peripecias del viaje y habla pat6ti-
camente de la muerte de Vasco Nfliez de Balboa, porque pre-
senci6 su ejecuci6n en el pueblo de Nombre de Dios; mAs tar-
de nos da detalles de su segundo viaje, y por iltimo se vio
obligado a regresar a Cuba. En los capitulos siguientes cuen-
ta las otras expediciones levadas a t6rmino en tierras mexi-
canas, asi como las dificultades habidas entire Cort6s, y Diego
de Velasquez. Analiza desde un principal el carActer de Cor-
tes, poniepdo en relieve su audacia y decision. Ya en terreno
mexicano, se inicia la relaci6n clara y precisa de todos los
acontecimientos del viaje a Tenochtitlan; describe a los indios
de Tlaxcala, quienes se unieron a los espaftoles, haci6ndoles
ofrendas de telas y bellas princess, ante las que Bernal se
entusiasma con todo el ardor del espafiol caballeresco. Describe
asimismo las embajadas que enviara Moctezuma a Cort6s, para
que no iegara a la capital del imperio.
Uno de los capitulos mAs interesantes de' la obra es el de
las matanzas de Cholula, en las cuales se desborda la desespe-
raci6n y tristeza de los natives al ver la crueldad con que los
conquistadores derrumban sus templos y despedazan sus dio-
ses, ofreciendoles en cambio la imagen de la virgen y el nifio
que ellos no conocen y que los subleva ofendidos en lo mas
vivo de su sentimiento. Otro de los capitulos interesantes es
el que se refiere a TenochtitlAn, describiendo su belleza geo-
grafica de ciudad arrullada por dos lagos; con jardines flotan-
tes cargados de flores y frutas, surcando las aguas camino
al mercado; la elegancia y solidez de su arquitectura; todo el
paisaje aparece magistralmente descrito, dAndonos a conocer








el comercio que habia en Mexico. For lo epico se destaca el
capitulo en que cuenta la salida apresurada y fatigosa de los
conquistadores al dejar TenochtitlAn, cuyo pueblo se sublev6
bajo las 6rdenes de Cuauhtemoc, uno de los heroes mas gran-
des de la historic. aborigen americana. Las narraciones de
este capitulo y de los siguientes son tan claras y vivas que el
lector parece presenciar la propia lucha. Es aqui cuando pue-
de probarse la imparcialidad del cronista para pintar la psico-
logia del ambicioso espafiol. Vemos cruzar a los espafioles
escualidos y hundidos en sus armaduras, pero 11enandose con
todo el oro robado del tesoro de Moctezuma y del peso hun-
diendose en el fango. Tambien describe la pena de Cortes 11o-
rando en las sombras de la noche aquel fracaso de sus hues-
tes, triste por los prisioneros y por los que fueron sacrificados
en los templos mexicanos. Todas esas pAginas son de una rea-
lidad incomparable, pues parecen verse las cabezas cercenadas
y las manos frias y sangrantes que 16s aztecas lanzan sobre
aquellos que marchan en una huida desordenada. Es admira-
ble c6mo el cronista vuelve a ser imparcial al entusiasmarse
con el coraje y el valor de los aborigenes, que en vez de ata-
carlos por la espalda, los ilaman con silbidos y gritos, para que
se defiendan. Tambien Bernal desmiente el fanatismo religio-
so de la 6poca, negando algunos milagros, cuando se dice que
el Ap6stol Santiago luch6 en la batalla de Otumba al lado de
los espafioles en un corcel blanco; "Yo a quien vide, dice Ber-
nal, fue a Francisco de Morla, cabalgando en un caballo blan-
co". Tambi6n refiere el viaje de Cortes a Honduras y acom-
pafia a Alvarado en la conquista de Guatemala.
En cuanto al estilo de la obra es de una sencillez tal, que
ninguno de los otros cronistas puede compararsele: ademAs
de la gracia y amenidad que usa, se le puede considerar como
el historiador mas veridico de la conquista mexicana. Aun-
que algunos escritores consideran a Bernal como inculto, empe-
ro su nombre figure entire los grandes escritores de la Real
Academia Espafiola.

Importancia. Es indudable el gran valor que tiene como
document literario y es la fuente de consult para todos los
historiadores americanos y europeos de la historic mexicana.
















CAPITULO II


FRAY ANTONIO DE REMESAL

Naci6 en Allariz (Galicia, Espafia), en el iltimo tercio del
Siglo XVI, estudi6 en el convento de los predicadores de Espa-
fia; a nuestra patria lleg6 en 1613 ingresando al Convento
de Santo Domingo en la Antigua Guatemala. Poseia una cul-
tura bastante s61ida, conoci6 a perfecci6n el griego, el hebreo
y el latin, dominaba la doctrine filos6fica del escolasticismo y
poseia un temperament exaltado, el cual qued6 impreso en
muchas de sus obras. Respecto a su muerte no se sabe con
seguridad d6nde ocurri6. Probablemente en 1619 regres6 a
Espafia a morir, entire los suyos.

Su Obra. Cultiv6 various g6neros distingui6ndose como
bi6grafo, fil6sofo y cronista. Como bi6grafo escribi6 la "Vida
del Padre Andres del Valle". En este libro describe detallada-
mente la en6rgica existencia de aquel religioso dominico que
luch6 por introducir la cultural en este reino. Como fil6sofo
escribi6 "Comentarios a Santo TomAs de Aquino", donde pone
de man!fiesto los profundos conocimientos que tenia de filoso-
fia escolAstica; para la Guatemala de aquel entonces, tal obra
es un prodigio de. erudici6n y studio. Como cronista alcanza
mayor altura en su obra "Historia de la Provincia de San
Vicente de Chiapas y Guatemala", trata de los hechos ocurridos
desde la conquista hasta la vida del autor; estA dividida en
dos tomos; el estilo es sencillo y de prosa muy suelta y ame-
na; muy elocuente cuando defiende a los indigenas contra las
crueldades de los conquistadores. Cuando termin6 su obra hizo







un viaje a M6xico para que se le autorizara, despu6s trat6 de
publicarla, lo cual no hubiera realizado sin el apoyo que le
prestara el Conde de la Gomera, Gobernador de este reino, a
quien fue dedicada dicha obra.
Esta cr6nica contiene datos sacados de los archives civi-
les y su autor sufri6 persecuciones y ataques de sus adversa-
rios, principalmente del Dean de la Catedral; don Felipe Ruiz
del Corral, quien lo hizo prisionero en las cArceles de la' Inqui-
sici6n y excomulg6 su obra, por lo que tuvo que salir de Gua-
temala.



FRAY FRANCISCO XIMENEZ

Es otro religioso que enriqueci6 con sus obras la litera-
tura guatemalteca; es mAs conocido que Remesal, pero como
este, no fue comprendido por sus contemporaneos hasta que
el Abate Brausseur le dio a conocer. Es 'una personalidad de
alto relieve, confirmAndolo asi el crecido numero de sus obras.
A Ximenez cupo la suerte de haber descubierto el manuscrito
original del Popol-Vuh, cuando era cura de Santo TomAs Chi-
chicastenango, lo tradujo al espaftol y lo insert en la prime-
ra parte de la Cr6nica de la Provincia de Chiapas y Guatema-
la; asimismo en su "Tesoro de las Tres Lenguas".

Su Vida. Naci6 en Ecija (Andalucia, Espafla) en 1666;'
vino a Guatemala siendo casi nifio, acompafando a don Jacin-
to Barrios Leal, Gobernador de,esta provincia; ingres6 al Con-
vento de Santo Domingo y a los 33 afios hizo viaje a Chiapas
para ordenarse; regres6 a Guatemala y se dedic6 al studio de
las lenguas indigenas, para lo cual estuvo. sirviendo various
curatos: San Pedro Las Huertas, San Juan Sacatepdquez, San
Raymundo, San Pedro y Santiago Sacatepequez, etc., donde
encontr6 valiosos datos que le sirvieron para sus obras. Muri6
a la edad de 53 afios.

Su Obra. Tiene various aspects: Lingiiista, Catequista,
Polemista, Te6logo, Naturalista y Cronista.






Ltngista o Fil6ogo. Dej6 varias obras escritas como:
"Gramatica Quich6, Cakchiquel, Tzutuhil", este libro fue de
much importancia para los espafoles, ya que por su medio
se pudieron entender perfectamente con los indios; tam-
bidn escribi6 "El Tesoro de las Tres Lenguas". Como cate-
quista, dej6 la important obra "El Perfecto Parroco", que
contiene arreglos de algunos pasajes de la Biblia; trozos
sobre la vida de Jesuts, oraciones, etc., todo escrito en lenguas
indigenas, con lo que facility la catequizaci6n a los sacerdotes
nuevos que l1egaban al pals, sirviendo este libro como manual
prActico.

Polemista. No obstante su espiritu tranquil, escribi6
las "Advertencias e Impugnaciones a la Cr6nica de VAs-
quez". En esta obra trata de hacer resaltar los defects en
que incurri6 ese cronista; pero sin exaltaci6n y con palabras
suaves y convincentes, basandose en sus conocimientos se
limita a defender a su orden religiosa y a corregir equivocadas
interpretaciones hist6ricas. Comrn naturalista, escribi6 la "Na-
tural Historia del reino de Guatemala" aprovechando los fre-
cuentes viajes que hizo al centro del pals, describi6 en este
libro la flora y la fauna, comparando las species de animals
y plants con las de Europa e indicando sus usos y aplica-
clones; es una curiosidad cientifica que pone en relieve el es-
piritu observador y estudioso de este fragile. Su aspect mas
sobresaliente es el de cronista; escribi6 la Cr6nica de San
Vicente de Chiapas y Guatemala, la que fue descubierta en
la biblioteca del Convento de Santo Domingo.

Contenido. Se narra en ella desde los tiempos precolom-
binos hasta la ppoca colonial. En la primera parte se hacen
algunas apreciaciones sobre las costumbres de los indigenas,
siendo tambien important porque en ella insert6 la primera
traducci6n del Popol-Vuh, que creemos mAs cercana al origi-
nal, porque Ximenez, con el dominion que tenia de las lenguas
indigenas, pudo Ilegar a la mas perfect fonetizaci6n de ellas
al castellano; ademAs, habiendo vivido durante much tiempo
en los pueblos rodeado de naturales, pudo conocer sus cos-
tumbres y ritos, es decir, la psicologia personal y colectiva de

49







los natives. Despuds de la primer part sigue-la Conquista,
relatada con un estilo sencillo y en lengua romance, a lo Ber-
nal Diaz, pero con menos facilidad. Este cronista, tiene la
ventaja sobre los demas escritores religiosos, de no dejarse
levar por los arrebatos sectaristas.
Los critics que han comentado su obra dicen que Xime-
nez se deja levar de su entusiasmo y se aparta algunas veces
de la verdad; sin embargo, todos estAn de acuerdo en que es
una verdadera autoridad en lo que se refiere a la historic abo-
rigen centroamericana. Muchas ediciones se han hecho de su
obra, siendo la iltima la de la Sociedad de Geografia e Histo-
ria de Guatemala, consistent en dos tomos.


FRANCISCO ANTONIO DE FUENTES Y GUZMAN

Naci6 en la Antigua en 1643; fueron sus padres el poeta
Francisco de Fuentes y GuzmAn y dofia Manuela Jimenez de
Urrea; sigui6 la carrera military obteniendo el grado de Capi-
tan; fue un talent premature, lo confirm el haber sido nom-
brado a los 18 afios, regidor perpetuo de Guatemala; despu6s
lo fu6 de Sonsonate, donde contrajo matrimonio con dofia-Isa-
bel de Siliezar y Velasco.. Muri6 a la edad de 57 afios en 1700.
Su Obra. La estudiaremos dividiendola en dos aspects
principles: Poeta e Historiador.
Poeta. Escribi6 el "Milagro de America", donde describe
en verses de arte mayor, la Catedral de la Antigua Guatemala;
esta obra no se edit6 jams y los originales se perdierorr. "La
vida de Santa Teresa de Jesi~s", escrita en verso y como la
anterior, perdida; otra de sus obras en verso fue "Descripci6n
de las Fiestas hechas en Guatemala cuando Carlos II cumpli6
13 aflos". Esta obra fue editada dos veces, una por la Socie-
dad de Americanistas en Espafia, y. la otra en la Antigua,
todavia en vida del autor. Contiene various sonetos, algunos
de ellos, aunque no todos -gong6ricos, demasiado trabajados
y carentes de espontaneidad, algunas metAforas estan escritas
con much sutileza e ingenio; pero en general, Fuentes y
Guzman no poseia el estro del poeta.






Historlador. Escribi6 la "Cinosura Politica o Ceremo-.
nial de Guatemala" y "Norte Politico"; estas obras trata-
ban de asuntos administrativos y judiciales, pero los originales
se extraviaron. Por iltimo dej6 la "Recordaci6n Florida o
Historia de Guatemala", que es su obra mAs perfect y por lo
cual sali6 su author de los limits de la mediania.

Contenido. La obra estA dividida en tres parties, la iltima
no se conoce, por lo que se cree que su autor no la termin6;
no obstante estar trunca, su valor documental subsiste, se
aprecia su estilo y la obra es muy consultada. Comprende la
Recordaci6n, desde los tiempos muy antiguos, hasta el Siglo
XVII; principia con un pr6logo en donde indica las razones
que lo indujeron a escribir; y son: 1*) Que los documents
donde se inspire estaban casi destruidos y quiso conservarlos;
24) Acatando las recientes 6rdenes del Rey para ordenar y
clasificar el Archivo Nacional; 3') El gran amor que siente
ppor su patria y a todo lo que a ella concierne; 4') Para corre-
gir las falsedades cometidas por el editor de la obra de su
antecesor Bernal Diaz, editada en 1632. Continmia el libro con
la historic aborigen sobre sus costumbres y ritos; despubs
sigue narrando la conquista y finalize con la vida national
hasta el Siglo XVI. Esta cr6nica en general esta perfectamen-
te trabajada y posee gran nfmnero de datos que han servido
de fuente de consult a muchos historiadores. Su estilo es
inuy adornado, y para comprender el alto concept que se tuvo
de Fuentes y Guzmin, basta indicar que fue nombrado por el
Rey de Espafia, CRONISTA DEL REINO. De su obra se han
hecho dos ediciones: la primera a todo lujo por la Sociedad de
Americanidtas Espafioles, y la segunda por la Sociedad de
Geografia e Historia de Guatemala.




-a _4


CAPITULO III

FRAY FRANCISCO VASQUEZ

Representa la intelectualidad y la cultural de la Orden
Franciscana; sus obras lo hacen aparecer como erudito y
dedicado al studio.

Su Vida. Naci6 en Guatemala a mediados del Siglo XVII,
descendia de noble -familia, contAndose entire sus antepasados
uno de los capitanes que acompafiaron a Alvarado en la con-
quista. Estudi6 en el Convento de San Francisco, donde se
orden6, distinguiendose desde un principio por su talent; obtu-
vo los cargos de: Catedratico de Filosofia y Teologia; Comi-
sario de la Tercera Orden; Guardian de los Conventos de Gua-
temala y El Salvador; Lector Jubilado; Comisario y Visitador
de la Provincia de Nicaragua; Miembro de la Inquisici6n y
Cronista de Guatemala. Muri6 a principios del Siglo XVIII.

Su Obra. En calidad de bi6grafo escribi6 la "Vida del
Venerable Hermano Pedro Jose de Bethancourt", la cual es con-
siderada como una de las producciones mAs importantes que
dejara su pluma. Describe la vida detallada de aquel santo
que ilumin6 con su caridad la vida tranquila de la Antigua
Guatemala. Otros escritores han tratado el mismo tema pero
ninguno con la veracidad de Vasquez. En su "Historia Lau-
retana" afirma que la Virgen de Loreto que estA en la Anti-
'gua, es la misma que acompafi6 a don Pelayo en la reconquis-
ta de Espafia.








Fil6sofo. Sus critics aseguran que no alcanz6 gran
importancia, inicamente se manifiesta como un alumno bien
aprovechado de Santo Tomas de Aquino en sus "Opisculos es-
colasticos teol6gicos". Su labor de te61ogo y de orador la dej6
bien cimentada en la cAtedra y en el pdlpito; pero donde al-
canz6 mayor altura fue como cronista, escribiendo la "Cr6ni-
ca de la Santa Provincia del Dulce Nombre de Jesfs de Chia-
pas y Guatemala".

Contenido. Como las anteriores cr6nicas, 6sta principia
con la narraci6n de los hechos verificados antes de la conquis-
ta y finaliza con los de la colonia. Se caracteriza por el estilo
sencillo, ameno y fAcil, pero abusa de las citas y juzga los
hechos hist6ricos como problems filos6ficos; por otra parte
la obra nos da una copia exacta de lo que fue la epoca colo-
nial. VAsquez fue intimo amigo de Fuentes y GuzmAn, quien
escribi6 el pr61ogo de su obra, aunque en el estilo amanerado y
gong6rico, propio de aquel cronista colonial.


BACHILLER DOMINGO JUARROS

Es uno de los cronistas mAs conocidos y divulgados en el
extranjero, escribi6 la "Historia del Reino de Guatemala", obra
que fue traducida al ingl6s; su estilo es claro, sencillo y ade-
mAs posee solidez y limpieza; pero en algunos periods de su
prosa se muestra incomplete.

Su Vida. Naci6 en Guatemala, en la segunda mitad del
Siglo XVIII y muri6 a principios del XIX. Sigui6 la carrera
sacerdotal pero no se orden6 de fragile. A Juarros le toc6 vivir
en un medio cultural muy important. La colonia principiaba
a abrir los ojos a la nueva civilizaci6n y el intercambio inte-
lectual era ya possible debido a la libertad concedida por Carlos
IM. Nuevos conocimientos cientificos y nueva doctrine filo-
s6fica entr6 a Guatemala con la persona de Liendo y Goi-
coechea cuando regres6 de Espafa. Juarros presenei6 tambidn
el desenvolvimiento initial de la medicine en nuestra patria;
fue influenciado por la Sociedad Econ6mica de los Amigos del








Pais, asisti6 a sus juntas patri6ticas, en las que fermentaba
un-espiritu revolucionario que tendia hacia la libertad; cono-
ci6 la labor periqdistica de Bergafo y Villegas, en la "Gaceta
de Guatemala", donde se proclamaban con un espiritu comba-
tivo los derechos del hombre.

Su Obra. Escribi6 la "Historia del Reino de Guatemala",
y para realizarlo consult todas las cr6nicas anteriores, los
archives secrets de la ciudad, los manuscritos de Gonzalo de
Alvarado, de Bernal Diaz del Castillo y los manuscritos indi-
genas. La principi6 en 1808 y seg(n don Victor Miguel Diaz,
la termin6 10 afios mis tarde. Se han hecho muchas edicio-
nes de su obra y fue traducida al ingles. Al concluir la obra
se la entreg6 a Goicoechea para que dictaminara; 6ste lo hizo
en t6rminos muy elogiosos, calificando el estilo como perfect
y alabando el entusiasmo con que fue escrita por el autor. Su
historic es la menos voluminosa, la mAs original y por consi-
guiente la mAs consultada por los historiadores. Tambi6n fue
comentada por Brasseur, Mencos Franco y otros.

Contenido. La obra esta dividida en tres tomos, el ultimo
de ellos qued6 sin terminar; cada tomo consta de tres trata-
dos y en ella se describe geogrAfica e hist6ricamente el reino
de Guatemala en un orden cronol6gico, yendo de lo general a
lo particular. En el primer tratado del primer tomo, se des-
cribe inicamente la Geografia del reino; en el segundo, des-.
cribe la Historia y trata tambien de asuntos de la iglesia y
conventos y sigue hablando de los hoznbres ilustres del reino.
Particular atenci6n merece la noticia que nos da de don San-
cho Alvarez de las Asturias, ya que este personaje se ha vuel-
to de actualidad con motivo de la novel publicada por Elisa
Hall, que se titula "Semilla de Mostaza". Este tratado contie-
ne tambi6n datos interesantes acerca de las provincias que
formaron el reino asi como la descripci6n de las tres capita-
les. En el tercer tratado hace la biografia de Pedro de
Bethancourt y public una lista de los principles escritores
de aquella epoca. El segundo tomo consta tambien de tres
tratados. Los primeros capitulos se dedican a la prehistoria
de Guatemala; habla del origen de los reyes indigenas; men-









ciona las leyendas del robo de las princess y relata las cos-
tumbres, religion e idioma de los indigenas. En el tratado. lla-
mado "Cronic6n de la Ciudad de Guatemala", nos habla de su
organizaci6n social, political y religiosa, y el capitulo V, que
se refiere a la Universidad de San Carlos de Borromeo y el
X, que trata de "La Administraci6n General de Rentas"; de
"Alcabalas", la "Direcci6n de Tabacos"; la "Contaduria Ma-
yor"; el "Tribunal del Consulado" y la "Real Sociedad Eco-
n6mica"; instituciones que nos permiten conocer el estado de
la administraci6n pfblica en la colonia. En los Oltimos trata-
dos habla de la Conquista; de la introducci6n del Evangelio y
de la fundaci6n de la Santa Iglesia Metropolitana de Guate-
mala. Su estilo se caracteriza por su sencillez y claridad, y
a veces por su laconismo. En ,general es considerado como
un gran cronista.


ISAGOGE HISTORIC APOLOGETICO DE
LAS INDIAS OCCIDENTALES

Poco es lo que se puede decir respect a esta obra; se cree
que su autor fue algfn fragile dominico, porque los originales
se hallaron en el Convento de Santo Domingo.

Su Origen.- La descubrieron en dicho convento el Obispo
Garcia Pelaez y el doctor Padilla en el aflo de 1829, poco des-
pues de haber sido expulsados los frailes de esta orden. Des-
pubs pas6 a poder de Gavarrete, quien hizo una copia que pasO
al Museo Nacional y de alli a la biblioteca de Guatemala. Es-
ta obra fue escrita a principios o mediados del siglo XVII, estu-
vo inedita hasta 1892 en que se public por primera vez de
orden del General Jose Maria Reyna Barrios y se envi6 un
ejemplar a Espafia cuando se celebr6 el IV centenario del des-
cubrimiento de America; despues fue reimpresa por la Socie-
dad de Geografia e Historia.

Contenido. EstA formada por 29 capitulos en los cuales
se estudia: el origen del nombre de Guatemala; sus riquezas y
las galas naturales tanto en el mar como en la tierra. Des-








pubs viene la parte religiosa; sus campafias de catequizaci6n
y los acontecimientos de la vida colonial hasta fines del Siglo
XVII. Al referirse a la riqueza arqueol6gica y lingilistica de
estas tierras aventura algunos juicios sobre la procedencia de
los primeros pobladores y emigrantes del viejo mundo que
visitaron America. Asegura que los indigenas descienden de las
diez tribus hebreas que sufrieron el yugo de los Asirios en el
Siglo VIII antes de Jesucristo. Llama a America con el nom-
bre de ARZARETH y dice que limitaba con China y con Anam,
y que su extension comprendia mas de la mitad del Universo.
En esta obra se menciona el Popol-Vuh que fue conocido has-
ta mediados del siglo XIX, lo que nos indica que el dominico
autor de la obra, era muy dado a consultar documents anti-
guos, cr6nicas y otras fuentes. Su estilo se caracteriza por
su fantasia, por la inexactitud geografica e historic, la oscu-
ridad en su narraci6n, aunque expresa alguna gracia cuando
relata una multitud de apariciones, milagros, etc., lo cual prue-
ba el misticismo que dominaba en la colonia. Entre sus pagi-
nas mas claras y amenas estAn: la "Conquista y Fundaci6n
de Guatemala", el "Viaje de Cortes a Honduras" y la "Des-
cripci6n de las Ruinas de Copan".

























TEJCEBA PATE
















CAPITULO I


CATEQUISTAS Y LINGUISTAS

La conquista y sobre todo la colonizaci6n del nuevo Mun-
do, no se debe exclusivamente a las armas espafiolas; tambien
los frailes misioneros, con su palabra evangelica y su fe pro-
funda contribuyeron en gran parte a la realizaci6n de aquel
acontecimiento Onico, por lo grande de la empresa y por su
influencia en la sociedad. Estos frailes pertenecientes a
varias 6rdenes religiosas, para realizar su obra civilizadora se
internaron en tierras desconocidas ensefiando la doctrine cris-
tiana; otros se internaron en el laberinto de las lenguas indige-
nas, cuyo mecanismo y aplicaci6n se propusieron aprender para
facilitar la reducci6n y conversion pacifica de los indigenas.
De aqui que tales religiosos se dividieran en: CATEQUISTAS
y LINGUISTAS, siendo los primeros los que enseflaban de
viva voz la doctrine a los natives, y los otros, los que se dedi-
caron al studio de las lenguas indigenas, escribieron gram&ti-
cas, vocabularies, ejercicios, cantos y oraciones en dichas len-
guas, para lograr con mAs rapidez su objeto. Conste que
hubo muchos que a la vez que se dedicaban a la predicaci6n
por valles y montes, escribian obras y composiciones lingiils-
ticas, como: Las Casas, Marroquin, CAncer, Vico, Angulo y
otros.
Con don Pedro de Alvarado vino Fray Juan Torres, quien
estudi6 la lengua Quiche; Fray Francisco Pontaza, la lengua
Cakchiquel y el Padre Juan Godinez ambas lenguas; ademas
el Obispo Marroquin hizo el primer catecismo en lengua nati-
va. Despubs Fray Ximenez escribi6 la "GramAtica Quiche,






Cakchiquel y Tzutuhil"; Fray Francisco de la Parra descubri6
de cuatro a cinco caracteres nuevos en la lengua Quich6; y
Fray Pedro de Betanzos clasific6 las diferentes parties de la
oraci6n.
Admirable labor la suya, pues sacrificaban la comodidad
que les ofrecia su patria, para venir a hundirse en estas mon-
tafias, exponiendo su vida por las inclemencias del clima y los
ataques de los natives. Todos ellos aparecen en el pasado ilu-
minados de santidad, y muchas regions de Guatemala, con-
servan su recuerdo, como en la Verapaz, en la cual todavia
los indigenas cantan las cancioncillas que ellos les regalaron a
cambio de la fe.


LOS IDIOMAS INDIGENAS
GRADO DE DESARROLLO DE LOS MISMOS

Numerosos eran los idiomas indigenas que se hablaban
antes de la venida de los espafioles; muchos fil6logos de gran
personalidad se han ocupado de analizarlos y todos estan de
acuerdo en que descienden directamente, en lo que se refiere
a Centroamnrica, de un tronco comun, que es el MAYA. Entre
los fil61ogos que se han ocupado de estudiarlas, tenemos
ademds de don Diego Garcia del Palacio, Juarros, Brasseur y
Ximenez, el americano Bancroft, el alemAn Stoll, el licen-
ciado Villacorta, don Flavio Rodas, etc. Las lenguas mayenses
han sido elogiadas por los fil6logos: Fray Pedro Beltran de
Santa Rosa, Daniel L6pez Otero, Pio Perez, etc. Han declara-
do unanimemente que el Maya, por su riqueza fondtica, flexi-
bilidad, concisi6n, abundancia de verbos, voces onomatopdyi-
cas, etc., puede igualarse al griego y al latin.
La lengua maya-quiche esta dividida en grupos, de los
que se hablan en nuestra repfiblica 16 lenguas, siendo el gru-
po quiche, que abarca el cakchiquel, tzutuhil y uspanteca, el
que Ilena casi la totalidad del territorio. Sobresale el quiche
por su flexibilidad, riqueza y perfecci6n fon6tica; Batres JAu-
regui, fil61ogo guatemalteco, encuentra las lenguas indigenas
puras, maleables y musicales. Brasseur clasifica el idioma






quiche "como uno de los idiomas mAs raros y perfectos que se
hablan en el mundo". El Padre Xim6nez, muy entusiasta, lo
califica: "por su orden y armonia, como el principal del mun-
do", y no menos fogoso en sus concepts es el costarricense
FernAndez Ferraz, cuando dice: "El quiche es una lengua ar-
tificial formada cientificamente de modo maravilloso, sobre
races huastecas, aztecas y mayas, principalmente. Los sabios
de aquel pueblo construyeron conscientemente y con profun-
do arte, el maravilloso organismo hasta dar cima al edificio
lingiistico mAs hermoso del mundo".
Fray Xinmnez, en el "Tesoro de las Tres Lenguas", dice
"Las palabras son como naturales porque todas estan tomadas
de las. voces de los campos, asi como de los sonidos de las
cosas, y asi cada nombre es como definici6n de la cosa". Para
afirmar este concept indicaremos que de palabras monosila-
bicas, como son las de la lengua quiche, pueden formarse
palabras polisilabicas de gran belleza y colorido, ejemplo: NA-
GUACHAGIL (esposo), estA formado ast: NA mio; GUACH -
ojo; AJIL para ti sefiora; traducci6n: "Mis ojos para ti
seftora o duefia de mis ojos". No menos expresiva es la pala-
bra RECHAGIL, (esposa): RECH lo mio; y AJIL para ti
seflor". El segundo lugar lo ocupa el cakchiquel, en el cual
se escribi6 el "Memorial de Tecpan-AtitlAn" tambien en tzu-
tuhil, mame y pocomame, se escribieron obras secundarias.
Por la cadencia y ritmo que poseen estas lenguas, creemos que
en epocas anteriores a la conquista, hubo obras artisticas en
todos los generous literarios, principalmente en lo po6tico.
Leyendo el Popol-Vuh y el Rabinal-Achi, se cree que fueron
escritos en versd; tal vez la primera de estas obras fuera una
epopeya que perdi6 con el desgaste tradicibnal su forma pri-
mitiva; resaltan con frecuencia en ella similes y metaforas
bellamerte logradas, no obstante el sentido infantil que las
caracteriza.
Otro grupo important de la familiar maya-quiche es el
MAM, que dividido en ocho dialectos, se conserve en las regio-
nes huehueteca, marquense, Soconusco y oriental. El gru-
po "Pokom", de la misma familiar, comprende tres dialectos,
siendo uno de ellos el "Kekchi", que se .habla en Coban, al







que el doctor Ezequiel Sosa califica de "ClAsico, florido y agra.
dable" y por lo tanto, capaz de former una gramatica especial
y figurar como idioma perfect.


CLASIFICACION DE BANCROFT

La lengua maya comprende dos ramas: SHOSHONE-AZ-
TECA y MAYA-QUICHE.
La primera se divide en: NAHUAL; y NAHUAT; la na-
hual comprende: "Tolteca", "Pochotlecal", "Pipil" y "Niquira-
no". La tolteca se subdivide a su vez en: tlascalteca y texcu-
cana.
La nahuat comprende: "Tenocheca", "Tuxpaneca", "Si-
gui" y "Metztitlateca".
La MAYA-QUICHE comprende siete grupos:
1) HUASTECA, que no tiene representaci6n en Guate-
mala;
2Q) MAYA, que comprende: "Yucateca", "ItzA" y "La-
cand6n";

3) ZENDAL, que comprende: "Zendal", "Tzotzil", "Chon-
tal-Maya" y "Chafiabal";

4Q) CHOLTI, que comprende: "Cholti" y "Chorti";
5') QUICHE, que comprende: "Quich6", "Cakchiquel",
"Tzutuhil" y "Uspanteca";

69) MAM, que comprende: "Solomeca", "'xil", "Agua-
cateca", "Jacalteca", "Chicomulteca", "Morozintleca",
"Chuje" y "Mam";

79) POKOM, que comprende: "Pokoman", "Pokonchi" y
"Kekchi".

Las de la primera rama son las de origen mexicano, pero
que a su vez sufrieron la influencia de los indios norteameri-







canos y que se filtraron en Centroamerica por inmigraciones
o por relaciones entire los pueblos; asi vemos que el "Pipil" se
habla en El Salvador y parte de Guatemala, y el "Niquirano"
en Nicaragua. A la segunda rama correspondent las lenguas
de las tribus originarias de la meseta central de Mexico y que
despubs se extendleron por Yucatan y Centroamerica y que
con el tiempo fueron perdiendo la unidad primitive, pero con-
servaron su semejanza; asi se explica que los catequistas, do-
minando una lengua, pudieran hablar otras muchas.
Se han hecho otras clasificaciones de las lenguas atendien-
do a la semejanza que existe entire los diferentes grupos etni-
cos. La primera la hizo don Diego Garcia del Palacio en 1576;
luego el bachiller Juarros hizo otra, atendiendo a los curatos
en que estaba dividida la di6cesis de Guatemala.




























65



















CAPITULO II

FRAY DOMINGO ANTONIO DE VICO

Naci6 en San Andres de Ubeda, Espafia; estudi6 en la Uni-
versidad de Salamanca, vino a Guatemala en 1544. Fue cate-
quista y lingiiista, colabora con Fray Bartolom6 de las Casas
en la conquista pacifica de la Verapaz, que entonces se llama-
ba tierra de guerra por lo bravo de sus habitantes; l6, con
otros catequistas, idearon un sistema para conquistar a los
indomables moradores de TezulutlAn. Escribieron poesias en
el idioma regional, que trataban de la vida de Jesfis. Adin
y Eva y demis pasajes de la Biblia, enseflaron a los comer-
ciantes esas canciones para que estos las repitieran al son de
las chirimias y atabales en el centro de aquellas comarcas.
Los indios se encantaron con ellas y pidieron conocer a sus
autores, y poco a poco se encarifiaron con ellos hasta dejar
transformada aquella "tierra de guerra" en la de "verapaz".
Muchos caciques se bautizaron, entire ellos sobresali6 el que
se llam6 cacique don Juan Matalvatz, que mas tarde veng6
la muertt del Padre Vico, el que la encontr6 en manos de los
indios de Acala, que se sublevaron por abusos de los conquis-
tadores. El Padre Vico lleg6 solo, amparado por la Cruz,
creyendo que lo respetarian, pero los indios furiosos Io, atra-
vesaron con sus flechas, causAndole la muerte.

Su Obra. Escribi6 notables vocabularies y gramaticas in-
digenas; catecismos: "Seis Artes y Vocabularios", "Historia







de Los Indios, sus fabulas, supersticiones y costumbres", "Teo-
logia Indorum", "Los Grandes Nombres" y muchas poesias
religiosas de los diferentes dialectos indigenas, distinguidndose
sus obras por su carActer didActico; por otra parte, la vida
de este religioso fue un ejemplo de heroicidad y de fe cris-
tiana.


FRAY BARTOLOME DE LAS CASAS

La figure de este catequista ha conquistado al mundo por
su bondad y carifio hacia los indigenas. Fue uno de los pri-
meros dominicos que con su espiritu decidido se enfrent6 con
los espafioles para reprocharles su crueldad y dureza. Naci6
en Sevilla en 1474, sus padres, que eran personas pudientes, lo
enviaron a estudiar a Salamanca, donde obtuvo el titulo de
licenciado en Teologia y Humanidades. Muy joven vino al
Nuevo. Mundo, con Diego de Obando, gobernador de Santo Do-
mingo, donde presenci6 los crimenes que comedian con los in-
digenas; despues pas6 a Cuba, luego a Nicaragua y por ilti-
mo fue lamado por el obispo Marroquin para que lo ayudara
en la catequizaci6n y conversion de estos pueblos. Vino con
sus tres compafieros: Fray Luis de CAncer, Fray Pedro de An-
gulo y .Fray Rodrigo de Ladrada; lamados los "Cuatro de la
Fama". Se les confi6 la conquista pacifica de TezulutlAn, la
que lograron en corto tempo, y esto constituy6 uno de los
mAs sonados triunfos del padre Las Casas. Despubs fue nom-
brado obispo de Chiapas; muri6 en Madrid en 1566, a la edad
de 92 afios.

Su Obra. Fue catequista y lingiiista; a la par que escri-
bia cantos y oraciones en lenguas indigenas, ensefiaba la doc-
trina cristiana; escribia obras para la historic y sostenia va-
lientes pQldmicas, atacando en privado, en public y aun en
presencia del mismo Emperador, a los gobernadores y enco-
menderos, por sus procedimientos odiosos y abuses con que
ejercian su autoridad sobre los indios. Sostuvo una lucha ti-
tAnica de 60 afios, en los que mantuvo su prop6sito de hacer
reinar la justicia y la raz6n en estas tierras, haciendo ver que








los indios eran series humans porque tenian el don de la pa-
labra, el de la risa y el sentimiento, y que por consiguiente
no debia tratArseles como bestias. Dio pruebas de un valor
moral insuperable, no se arredr6 ante las amenazas y peligros
que lo rodearon; quisieron asesinarle, pero se defendi6 con
valor de sus enemigos que lo calumniaron y atacaron sin des-
canso. Hizo siete viajes a Espafia para defender los derechos
de los indios: pidiendo cedulas reales y leves en su favor; asi
logr6 que Carlos V dictara las Ordenanzas de Barcelona
en 1542 y que se formara en Valladolid una Asamblea de no-
tables y sabios para elaborar una legislaci6n just para el
gobierno de las Indias Occidentales.

Escribi6. "Libertad Natural del Hombre", "Derechos de
los Reyes en los Bienes de las Personas Particulares", "Obli-
gaciones de una ciudad para con las demds del Reino", "Bre-
visima Relaci6n de la Destrucci6n de las Indias", "Diez y seis
Remedios contra la Peste de Indias", "Aviso para los Confe-
sores de Indias", pero su mejor obra, segfin los critics, es "La
Historia General o Apolog6tica de Las Indias". El caracter
que distingue sus obras es el religioso, su estilo es fAcil pero
a veces se torna alambicado y gong6rico.


LICENCIADO FRANCISCO MARROQUIN

Guatemala debe much a la labor benefica de este religio-
so, en lo material edific6 en la Antigua Guatemala, los tem-
plos y edificios que embellecieron la ciudad: Catedral, los Por-
tales y la Iglesia de San Juan, que despubs se llam6 del Obis-
po. Fund6 escuelas, hospitals; ademas contribuy6 econ6mi-
camente -on dinero y terrenos para la iundaci6n de la Uni-
versidad de San Carlos Borromeo, ayudando asi en lo educa-
tivo.

Su Vida. Naci6 en Santander, Espafta, estudi6 en la Uni-
versidad de Osma, donde obtuvo el titulo de licenciado en Fi-
losofia, Humanidades, etc. Vino a Guatemala acompafiando a
Alvarado; llam6 a las Casas y otros religiosos y catequistas







para que lo ayudaran en su misi6n evang6lica. Fue el primer
Obispo de Guatemala, muriendo en ella en 1563, a la edad de
85 afios.

Su Obra. Figura como: Lingiiista, Educador y Benefactor
de la Humanidad.
Lingilista. Escribi6 gramAticas, vocabularlos y el primer
catecismo en lengua cakchiquel, que se llama "Artes para
Aprender los Principales Idiomas de Guatemala".
Educador. Fund6 escuelas para los hijos de los espafioles,
y en los conventos, para los hijos de los indigenas; gestion6
para la fundaci6n de una cAtedra de GramAtica Latina y se
le puede considerar como padre de la Universidad de San
Carlos. AdemAs fue decidido protector de los indigenas.
























CUARTA PATE

















CAPITULO I


ESCRITORES FILOSOFICOS

Con todo y que la cultural de la colonia permanecia esta-
cionaria por la filosofia escolAstica,' hubo hombres que se an-
ticiparon a su 6poca, hacienda notables investigaciones cienti-
ficas. Entre ellos estAn Fray Pedro Zapiain y Fray Miguel
Francesch, el primero, guatemalteco, dominico y escolastico,
fue catedratico de la Universidad de San Carlos de Borromeo
y escribi6: "Cursos de Filosofia" siguiendo las doctrinas de
Santo TomAs. El Segundo, naci6 'en Barcelona, Espafia; era
doctor en Teologia, fraile dominico y asimismo cultiv6 la fi-
losofia escolastica, escribi6 en lengua latina una obra en 4
tomos, dedicada a Santa Catarina Virgen y 'Martir llamada
"Filosofia EscolAstica de Santo Tomas de Aquino"; alli tra-
taba el problema de la moral dentro del escolasticismo, en un
latin fluido y elegant.
Entre los escritores cientificos tenemos a: Jos6 Felipe Flo-
res, Jos& Antonio C6rdova, Narciso Esparragosa y Antonio de
Liendo y Goicoechea.


JOSE FELIPE FLORES

SJose Felipe Flores, naci6 en Chiapas y' fue el primer m6-
dico de Guatemala, estudi6 sin maestros practicando en los
hospitals; viaj6 por Europa y tuvo amistad con Galvani, La-
voissier, Montgolfier y otros. Hizo algunos inventos en ciru-
gia y fue el primero que hizo maniquies en cera y yeso de las







visceras, huesos, misculos, etc. Por su talent y preparacl6n
fue electo por el Rey de Espafia, como su medico de cabecera.
Escribi6: "Especifico nuevamente descubierto en Guatemala
para la curaci6n del mal del cancer y otras enfermedades mas
frecuentes", "Modo de curar la Viruela entire los indios de
Guatemala". etc. Muri6 a principios del siglo XIX.


JOSE ANTONIO CORDOVA

Jose Antonio C6rdova, naci6 en Guatemala, fue catedra-
tico de medicine en el Hospital General, muy amigo del doctor
Flores y tan estudioso como 6l; dej6 algunos aparatos de su
invenci6n para facilitar la cirugia. Muri6 a principios del si-
glo XIX.


NARCISO ESPARRAGOSA

Narciso Esparragosa, naci6 en Caracas, pero se form en
ambiente guatemalteco; fie famoso por su cultural; poseia
cinco idiomas y fue el primero que hizo la operaci6n de "ca-
taratas" en Guatemala. Muri6 a principios del siglo XIX.
Estos hombres de ciencia fueron el cimiento de lo que po-
driamos 11amar SIGLO DE ORO GUATEMALTECO; ellos
prepararon la cultural de Liendo y Goicoechea. Realmente
nuestra literature no ha sido muy fecunda en escritores filo-
s6ficos y apenas si Goicoechea lena esta laguna en el campo
de las letras, pues fil6sofos de primer orden, de aquellos que
como dice Mencos y Franco "Por la originalidad de la critical,
por la sublimidad de las ideas o por lo nuevo de los sistemas,
traen riquezas al acervo comin de la ciencia, mAs allA de los
limits de su naci6n y su tiempo", no los hemos tenido en
Guatemala. Hemos visto que durante la colonia, fue de ca-
rActer escolAstica, sobresaliendo en esta fortna Zapiain y Fran-
cesh, que se adelantaron a su epoca, no fue pues, sino Gol-
coechea, quien introdujo la filosofla experimental en Guate-
mala y quien la encauz6 por senderos mAs amplios y seguros,
siendo su legitimo innovador en este pals.







FRAY JOSE ANTONIO DE LIENDO Y GOICOECHEA
Fray Jos6 Antonio de Liendo y Goicoechea, naci6 en Car-
tago de Costa Rica, en 1737 vino a Guatemala siendo apenas
un nifto, su orfandad lo hizo preferir la tranquilidad del Con-
vento de San Francisco en donde profes6. Estudi6 la filosofia
escolastica, la que le interest pero no le convenci6, porque
era de aquellos hombres que no se contentan con admitir las
cosas sin antes comprobar la realidad de ellas. Juzg6 las
nuevas tendencies en filosofia. Sirvi6 varias cAtedras en la
Universidad de' San Carlos e hizo un viaje a Espafia; mas
como C1 sentia un fervoroso amor por la juventud, no quiso
perder sus cAtedras y para efectuar este viaje, solicit6 permi-
so, el cual le fue concedido despues de muchas dificultades.
En Espafia frecuent6 el trato de los hombres mAs destacados
y aprovech6 toda nueva ensefianza visitando universidades,
museos, etc., porque entonces se gozaba de un period de li-
bertad, concedida por Carlos III, que era un monarca ena-
morado de la cultural. A su regreso trajo a Guatemala: ma-
pas, esferas, tablas de latitudes y longitudes, cuadros del Sis-
tema Planetario, aparatos para la fisica y una "meridiana"
que coloc6 en su propio jardin. Tambien trajo en su compa-
fia al Padre Jos6 Maria de Santa Eulalia, quien organize la
primera orquesta en Guatemala, pues era un verdadero ar-
tista para el 6rgano.
Con todo este aporte, Goicoechea principi6 su trabajo;
orient la Pedagogia en nuevos cauces, desminti6 muchas equi-
vocaciones y rompi6 la rutina educativa del tiempo de la co-
lonia. El soport6 con humildad todas las injusticias y triun-
f6 abriendo su primer curso de fisica en 1779. No obstante la
perfecci6n relative de sus ensefianzas en algunas ciencias pre-
senta er-ores, as! muchos fen6menos quimicos los analiza
como en la antigua alquimia. Como la oposici6n continue
contra 61, tuvo que ensefiar en privado las matemAticas, pre-
sentando a sus alumnos examen en 1792, fecha en la que por
primera vez se efectuaron pruebas de Geometria en Guate-
mala; esta es su labor como Pedagogo.








Su Obra. Tiene various aspects:
Poeta. Cultiv6 el genero festive, pero en verdad mAs
bien se le puede considerar como simple versificador. Algu-
nos de sus critics afirman que poseia ingenio, vivacidad y
gracia para versificar.
Escritor. Dej6 various trabajos publicados en la Gaceta,
bajo el pseud6nimo de "El Viejo Lecornes", asi vemos aparecer
articulos sobre la manera de civilizar a los indios, la libertad
de industrial, de comercio, libre economic, agriculture, etc.,
siendo mAs interesante el que versaba sobre la "mendicidad
en Guatemala", trabajo que fue premiado por la "Sociedad
Econ6mica de los Amigos del Pais", en un concurso que esta
Instituci6n organizara. Su estilo es claro y convincente; su
prosa se distingue por su limpieza y consistencia, no abusaba
de las citas innecesarias y en todos sus escritos se trasluce
al hombre culto y preparado.
Critico. Dictamin6 sobre la obra de Domingo Juarros,
en su pr6logo de la "Historia del Reino de Guatemala"; tam-
bien juzg6 la obra de don Jos6 Mocifio, escritor naturalista,
espafiol, de reconocido prestigio en America.
Fil6sofo. Dio a sus discipulos en las catedras, proposicio-
nes en las que se ve que ya el erudito franciscano presagiaba
la filosofia positivista que rein6 despues en las aulas.
En FISICA estableci6 interesantes proposiciones. Estas pro-
posiciones dicen: "Ni el agua como decia Thales, ni la tierra
como parecia a Pherecides, ni el aire como juzgaba Anaxi-
mandro, ni el fuego como creia Hispaso, ni todos estos cuer-
pos juntos, son los elements de los series fisicos". "La per-
fecta dureza de un cuerpo consiste en el enlace de sus parti-
culas trabadas y encadenadas de suerte que no dejen ningin
vacio. "La fluidez no es otra cosa que la uni6n leve de las
partecillas que apenas se tocan". "Del nftmero de vibraciones
mayor o menor, en igual espacio de tiempo, result el sonido
agudo o grave". "El eco no es mAs que el sonido reflejado,
formando un Angulo igual al que hizo en su incidencia".
Pero Goicoechea no revolucion6 solamente la filosofia en
nuestro medio, sino que desde el pflpito, en la cAtedra y en el







peri6dico difundi6 sus nuevas ensefianzas. Viviendo en un mo-
mento de transici6n en la vida social de Guatemala, supo ha-
bilmente sacar provecho de ella. Sus ideas renovadoras, su
afan de progress y transformaci6n dieron fruto en las ciencias
y en la conciencia de la nueva generaci6n, que mas tarde pre-
par6 el movimiento separatist que nos sacara del yugo es--
paftol, porque fue maestro de la mayor parte de nuestros
pr6ceres.
Se cuenta una, an&cdota sobre este sabio Maestro, que nos
muestra su cardcter alegre y burl6n. Cuando se doctor, uno
de los examinadores, con la intenci6n de humillarlo lo calific6
con una "R" y 1l exclam6: "Antes era DOCTO y ahora soy
DOCTOR, gracias a la "R" con que me obsequi6 la envidia".
Se cuenta tambien que hizo border aquella famosa "R"
en su capirote.
Hay que advertir que Goicoechea, a pesar de conocer la
nueva orientaci6n de la ciencia y la filosofia enciclopedista, no
era un volteriano; siempre fue humilde y apacible, aunque pre-
sentia el cambio de todo. "Modificar y reformar, pero lenta-
mente", este fue su lema.
Pocos dias antes de su muerte, la juventud, para manifes-
tarle su aprecio, le dedic6 un homenaje en el Sal6n de Actos
de la Universidad, en el que Francisco Beteta, su discipulo, le
dedic6 muchos elogios al sabio, quien a pesar de su gravedad,
estuvo present luciendo sus blancos cabellos y su cuerpo tem-
bloroso por la edad, y en medio de la solemnidad de aquella
reuni6n, el pfiblico unAnime aplaudi6 cuando el anciano con-
test6 a este homenaje, parodiando en verso uno de los salmos
de la Biblia; y 17 dias mAs tarde muri6, en 1814.





























QUINTA PARTE


__I

















CAPITULO I


POESIA LIRICA

Esto represent lo que hay en el poeta de mis emotivp, de
mis sutil y de mas intimo. Toda composici6n lirica es siem-
pre el reflejo del estado de Animo, ya sea de placer o de dolor.
Giner de los Rios y Revilla, la clasifican asi: LIRICA HU-
MANA, LIRICA DE LA NATURALEZA y LIRICA DE LA
RELIGION. La primer se basa en las sensaciones del artis-
ta; la de la NATURALEZA canta las bellezas del campo, los
idilios pastoriles, etc., se llama tambien BUCOLICA; la de la
RELIGION o MISTICA, muestra su indole contemplative, ba-
sada en la concepci6n de la divinidad.
Revisaremos, aunque ligeramente, los perfiles poeticos de
nuestros primeros liricos; entire ellos figuran: Pedro de Lie-
vana, Juan de Mestanza, Baltasar de Orena, Sor Juana de
Maldonado, etc., hay ademAs otros que escribieron poesia liri-
ca como el Padre Manuel Iturriaga, los tres hermanos Cadena
y otros religiosos; pero en general, la poesia lirica no alcanz6
la perfecci6n y fuerza que la 6pica de aquel mismo tiempo.


FRAY PEDRO DE LIEVANA

Fray Pedro de Li6vana, naci6 este poeta en el rifi6n de
Extremadura, en Guadalupe, Espafta; segfn Gil GonzAlez DA-
vila, en su obra "Teatro Evangelico de la Primitiva Iglesia de
las Indias Occidentales". Se dedic6 con verdadero amor a
la carrera eclesiastica, una vez ordenado vino a Guatemala







con don Pedro de Alvarado y desempefi6 los puestos de maes-
trescuela, can6nigo y dean de la Catedral del Reino; estuvo
en Mexico* cuando la consagraci6n del obispo Marroquin. Aqui
cultiv6 estrecha amistad con don Eugenio Salazar y Alarc6n,
poeta tambien; siendo los dos apasionados por la literature.
Fundaron la primera Academia literaria del siglo XVI, figu-
rando entire los mAs sobresalientes de la intelectualidad. Sala-
zar escogi6 a su amigo LiUvana, para que ensefiara los "clAsi-
cos" a su hijo Pedro, y estaba tan seguro de su talent y ca-
pacidad literaria, que escribi6 un soneto elogiandolo.
Entre sus obras estan: "La Navidad del Hijo de Dios",
"Soneto a la Santisima Fiesta de los Reyes", "Navegaci6n del
Alma", etc. Entre sus critics estan: Juarros, Gil Gonzdlez y
Menendez y Pelayo. En la "Silva de varias poesias", se en-
cuentran various poemas de Lidvana y los dos sonetos dedica-
dos a Salazar y Alarc6n. Muri6 en 1602. Se lee en su tumba
el siguiente epitafio: "Aqui yace don Pedro de Li6vana, quinto
Dean de esta Iglesia natural de Guadalupe en los Reinos de
Espafia". Pondremos como muestra de su poesia, el siguiente
soneto:

SONETO A LOS SANTOS REYES

A ricas bodas del divino esposo
los grandes Reyes vienen del oriented
cargados de riquezas, joyas, gente
pasando el mar Bermejo, el Nilo undoso.
En dromedarios vienen, sin reposo,
guiados de una estrella refulgente:
Turb6se Herodes dello y juntamente
la gran Salen en valle temeroso.
Mas los extrafios Reyes convidados
con voces altas y con gran estruendo
preguntan por el Rey Dios encarnado:
No estiman ser per ello maltratados,
y asi por los obstAculos romplendo
hallaron al esposo deseado.







Como puede verse; LiAvana tiene una expresi6n bastante
clara y coloca bien el verso; en lo demhs lo encontramos des-
cuidado en el lenguaje, y& que con frecuencia. respltan cacofo-
nias y otros detectos


BALTASAR DE ORENA

Baltasar de Orena, naci6 en Jerez de la Frontera, Anda-
lucia, Espafia. Poco es lo que se conoce de este poeta que
fue el mAs dulce y tierno de la lirica colonial. Vino a Guate-
mala en el siglo XVI. Se sabe que estuvo en Mexico al lado
del maravilloso Gutierre de Cetina y fue compafiero de Mes-
tanza, desarrollAndose quizA juntos en Guatemala. En 1590,
se- sabe que fue Regidor, Sindico y Alcalde de Guatemala; tam-
bi@n consta que hizo Una dotaci6n para casar doncellas po-
bres, lo que no se cumpli6.
Aclara un poco la oscuridad de su pasado, la critical en
verso de Cervantes Saavedra, quien en su "Galatea", le dedica
el segundo canto, opinando que tenia much terneza en la ex-
presi6n y que fue famoso en 6ste y en el otro continent.

Su Obra. Casi toda es desconocida; algunos dicen que
muchos de sus poemas se encuentran reunidos: en "Flores de
varia poesia" de Gutierre de Cetina, publicada en Mexico en
la imprenta de Gonzdlez DAvalos, dirigida por Fray Fernando
Vello de BUstamante.
Orena es un lirico amoroso y en 61 se advierte la influen-
cia de Garcilaso, a juzgar por el siguiente soneto:


SONETO

Cuando' Favonio en el jardin expira
y hace brillar las rosas y las flores,
por mi, que estoy rendido a mis amores
un dulce olor suavisimo transpira.
Luego siguen a la templada lira;
mi Anima se lena de dulzores







y entire los cantos y entire los olores
mi coraz6n dulcisimo suspira.
Afectos hago blandos y amoroso,
y hasta mis dichos son algo afectados;
mis ojos se revuelven mas piadosos.
Parece que estan siempre embelesados
ep mirar a los campos deleitosos,
y estAn en mi serena luz fijados.


JUAN DE MESTANZA Y DE RIVERA

Juan de Mestanza y de Rivera, fue uno de los poetas mas
antiguos de Guatemala; naci6 en Sevilla, Espafia, vino a M&-
xico en uni6n de su primo Luis de Rivera, poeta como 61; alli
se desarroll6 su vocaci6n artistic al'lado de Gutierre de Ce-
tina y de otras personalidades literarias.' De Mexico vino a
Guatemala donde.pas6 dos afios. Se alist6 como soldado para
luchar contra los pirates de Sir Francis Drake, en las costas
salvadorefias de Acajutla. Existe una cedula fechada en 1589
donde consta que fue Alcalde Mayor de Sonsonate. Miguel
de Cervantes Saavedra le dedica en su obra "Viaje al Parna-
so", los siguientes versos:

"Lleg6 Juan de Mestanza, cifra y suma
de tanta erudici6n, donaire y gala,
que no hay muerte ni edad que lo consuma.
Apolo lo arranc6 de Guatemala
y le trujo en su ayuda, para ofensa
de la canalla entire todo extreme mala".

Las conclusions que sacamos de esto son: 1*) que fue
considerado como buen poeta capaz de anular con su poesia a
gran nfimero de malos versificadores; 2*) que era duefio de
gran cultural; y 3') que regres6 a Espafia en la 6poca en que
Cervantes escribi6 sus obras.

Su Obra. Algunos de los poemas de Mestanza se encuen-
tran reunidos formando antologias tales como "Flores de Poe-







sia varia" de Gutierre de Cetina. Como ejemplo de su poesia
pondremos el siguiente soneto, dedicado a dofla Isabel de Cas-
tro y Andrade, Condesa de Altamira:

Cabellos de 8ro que en divina altura
sobre la nieve los esparce el viento;
ojos en quien tal fuerza y poder siento
que bastan a aclarar la noche oscura.
Risa que quita toda pena dura;
boca do sale un tan supremo acento
que basta a henchir mi alma de content,
do est& con el coral la perla pura.
La mano, el cuello, el pecho de alabastro;
la tierna voz, la sangre generosa;
la hermosura nunca imaginada.
En ti dofia Isabel sola de Castro,
se halla de tal suerte fabricada
que toda eres supreme y mas hermosa.

Juan de Mestanza es un poeta de alguna consideraci6n y
en ~l encontramos la sintesis de la poesia colonial del Siglo
XVI. Las influencias que encontramos en el y demas poetas
liricos, son: Cetina, Fray Luis de Le6n, Sor Juana Ines de la
Cruz y Luis de G6ngora y Argote.
















CAPITULO II


SOR JUANA DE MALDONADO

Sor Juana de Maldonado, represent a la lirica colonial
femenina; un halo de leyenda rodea el nombre de esta singu-
lar poetisa; su importancia es mas bien novelesca que lite-
raria. El primero que la dio a conocer fue TomAs Gage, quien
nos la pint6 llena de atributos personales; dice que improvisa-
ba versos siempre que la ocasi6n se le presentaba; que tenia
una magnifica voz y que tocaba el arpa con maestria; y que
tambien cultivaba la pintura y la escultura. Que era de una
gran belleza fisica, unida a una inteligencia y atracci6n sor-
prendentes.
Era hija mnica del Oidor de la Audiencia del Reino, don
Juan Maldonado y Paz, rico personaje que le dio una esmera-
da educaci6n; profes6 muy joven en el Convento de la Con-
cepci6n y se dice que las habitaciones que'alli ocupaba, eran
un verdadero palacio ricamente amueblado, adornado con ga-
lerias de cuadros y estatuas, select biblioteca y rodeada de
bellos jardines, vivia la religiosa poetisa servida por esclavas
negras, entregada a la lectura y a la mfsica, con un oratorio
particular muy rico, donde cumplia sus deberes religiosos. Jua-
rros y Fray Antonio Arrochena nos dan amplios detalles de
su vida y dicen que despubs de profesar se revelaron sus ta-
lentos literarios, escribiendo "El Angel de los Forasteros", en
el cual demuestra no s61o su cultural, sino su ardiente inspi-
raci6n y talent. Fue amiga del Obispo Juan Zapata y San-
doval, y entire sus compafieros tenia tal popularidad, que qui-
sieron nombrarla abadesa del convento, lo que produjo un al-







boroto entire las monjas ancianas, que tuvo repercusi6n en
la ciudad; pero Sor Juana no acept6 ese cargo y continue
como siempre religiosa, muriendo joven, de melancolia. Jose
Milla nos habla elocuentemente de 11a, en su obra hist6rica
"Los Nazarenos". Su obra es escasa, el licenciado Salom6n
Carrillo Ramirez, public un trabajo sobre ella en el que nos
da a conocer algunos poemas todos de carActer religioso: CAN-
TOS DE LA NAVIDAD, TRISTE DESPEDIDA, ELEGIA,
VILLANCICOS Y VERSOS DEDICADOS A SANTA CATA-
LINA. Ultimamente ha servido de tema para obras literarias,
como la novela "La Divina Reclusa", de MAximo Soto Hall y
una comedia de Manuel Galich, llamada "Una Carta a su Ilus-
trisima". En la Antigua, en las ruinas del convento de la
Concepci6n, se ha encontrado un bafto que se atribuye a Sor
Juana.



SIMON BERGAMO Y VILLEGAS

Sim6n Bergafo y Villegas, naci6 en el departamento de
Escuintla en 1781, viaj6 muy joven, viviendo en Veracruz,
donde tuvo amigos de much cultural. Parece que el acciden-
te que sufri6 en Escuintla y que lo retuvo en el lecho por va-
rios afos, influy6 grandemente en su caracter y labor litera-
ria. Poseia a la perfecci6n el frances, lo que le permiti6 leer
tanto a los cl&sicos franceses, como a los grandes fil6sofos
del siglo XVIII, siendo su predilecto Voltaire. Tenia una gran
ilustraci6n, un caracter franco, valiente e intr6pido, que no
concordaban con su baja estatura, su rostro barbilampifio y
su pierna baldada. A la edad de 25 afios se habia conquistado
ya una triple personalidad: POETA, PERIODISTA y FILOSO-
FO. Lo caracterizaba tambien un gran amor patrio, como lo
prueba su obra: "Apologia sobre la Literatura de Guatemala",
que escribi6 para refutar lo que dijera un escritor en Mexico
sobre la pobreza de nuestras letras. Por sus ideas religiosas
fue mas de cinco veces denunciado al Santo Oficio; fue escri-
biente de la Capitania General de Guatemala y se dedic6 al
periodismo y a las letras. En. 1808 fue expulsado de Guate-







mala por sedicioso y se fue a Cuba, donde permaneci6 mAs de
20 aftos. Muri6 en 1829 pobre y olvidado.

Su Obra. Esta permaneci6 olvidada por largo tiempo has-
ta que su admirador, el doctor Salazar, la dio a conocer am-
pliamente; fue modesto porque no queriendo hacer ostenta-
ci6n de su personalidad firm6 sus obras con el anagrama de
BA-TOGER DE SAGELLI. Tiene dos-aspectop: como poeta y
como periodista.
Poeta. No se le puede colocar s61o como "poeta lirico",
porque escribi6 algunos poemas "epicos", "didActicos" y poesia
"humoristica". Como lirico escribi6 muchas "odas" de carac-
ter sentimental, en las que se muestra apasionado, fino y sutil,
con un estilo natural y facil, notandose que aparece siempre
en medio del poeta, el fil6sofo y el moralista. Se distinguen
sus odas a "La Rosa de Elvira", que dedic6 a Cintia, hija del
CapitAn General Mollinedo Saravia, de quien se enamor6 y
a quien su padre amenaz6 con recluirla en un convento si
persistia en su amistad con el poeta Villegas. Tambi6n escri-
bi6: "El Poeta y el Loro", "La Loca y la Vieja" y "El Lorito"
y otras fAbulas. Escribi6 odas de carActer festive, como "Oda
a mi prima Malicia", muchos epigramas y satiras; una oda
anacr6nica "De mi Filosofia"; poesias didacticas como: "Canto
a la Vacuna", "Discursos sobre Economia'Politica", etc., "La
Partida", "Cuatro Piezas Podticas" en la que aparece como
exaltado patriota cantando con fuerza 6pica la hidalguia espa-
fiola, en ocasi6n en que la flota inglesa bombarded los puertos
espafioles. En el g6nero satirico se le consider como precur-
sor de Pepe Batres; Salazar afirma que nadie cultiv6 con tal
agudeza como el este gdnero en Guatemala.
Periodista. Perfila su valiosa figure haciendola apare-
cer como el legitimo orientador del periodismo guatemal-
teco, en cuya indole es como mejor se aprecia este espiritu
rebelde, inquieto y endrgico que se llam6 Sim6n Bergafio y
Villegas. Fue redactor de la "Gaceta de Guatemala", desde
1804 a 1807, donde labor con todo el entusiasmo de sus 25
afios y que lo hiciera exclamar enfAticamente la "Gaceta es
leida desde Panama hasta Mexico", lo que era verdad, pues







fue el inico peri6dico literario que se. publicara en el Istmo
y mAs de una vez sus articulos fueron reproducidos elogiosa-
mente en La Habana y en Madrid. Abare6 todos los temas
posibles periodisticos de aquel tiempo, y asi vemos que trata
tanto asuntos politicos, como religiosos y educativos. Como
ejemplo de sus articulos en material econ6mica, tenemos sus
"Delirios Patri6ticos", .en los que traz6 programs de lo que
convenia hacer para mejorar la situaci6n econ6mica de Gua-
temala; tambieri tiene otros studios sobre economic colonial,
con el nombre de "Industria". Public muchos articulos sobre
instrucci6n pfiblica; pidi6 que los studios se hicieran en es-
paftol y no en latin; solicit6 para los estudiantes la formaci6n
de leyes fundamentals que estuvieran en vigor; en fin, en
todos ellos demuestra un conocimiento exacto de la situaci6n
pedag6gica de su tiempo y sefiala la form de mejorarlf. En
cuestiones political fue el primero que se atrevi6 a dirigir
agrias censuras contra el regimen imperante, tanto en el or-
den civil como en el eclesiAstico. Al Capitan Gonzflez Sara-
via lo hizo responsible por la irregularidad en la aplicaci6n
de las leyes; el recargo de los tribunales en los pueblos indige-
nas y en haber coartado la poca libertad de pensamiento de que
se disfrutaba; por lo que dicho Capitan General prohibit la
circulaci6n de los escritos. de Villegas. Se dice que en ese
tiempo era corriente celebrar las finas ocurrencias de Villegas
y los cdlebres bandos de GonzAlez Saravia. Como muestra de
su poesia, copiaremos una de las odas a LA ROSA DE
ELVIRA:

ODA II

Dicenme los zagales
Spor qu6 no se marchita
la rosa que en su pecho
suele ponerse Elvira?
No visteis, les respond,
cual las nubes sombrias
se tifien de encarnado
si el sol las ilumina.







Pues asi de. su rosa
los colors aviva
Elvira, con los rayos
que arrojan sus mejillas.






















SEXTA PARTE

















CAPITULO I


POESIA EPICA

JUICIO GENERAL SOBRE ESTE GENERO LITERARIO

Este es un genero-perteneciente al grupo po6tico que vie-
ne de la voz griega EPOS, que quiere decir: YO RELATO, YO
NARRO. Por consiguiente, en esta clase de obras artisticas,
el poeta describe con inspiraci6n y belleza ciertos hechos de la
vida humana, o bien de lo que sus ojos contemplan. A la in-
versa del g6nero lirico, 6ste se convierte de spiritual en mate-
rial y de subjetivo en objetivo, de aqui que estA catalogado
como el mAs dificil y de mayor importancia.
Si como hemos dicho la LIRICA fue relativamente d6bil
en la, 6poca colonial, la EPICA tuvo una fuerza asombrosa,
capaz de situar el nombre de Guatemala en los mAs altos lu-
gares de la literature americana. Con Landivar, C6rdova y
Garcia Gbyena, los principles cultivadores, tambien figure
SAenz de Ovecurri, aunque este no merece por su valor lite-
rario, que su nombre se coloque al lado de los anteriores.


RAFAEL LANDIVAR Y CABALLERO

Con este poeta, la epica colonial alcanza su mAs alta ex-
presi6n. Su nombre ha cruzado las fronteras, colocando muy
alto las letras guatemaltecas. La critical lo ha situado en lu-
gar preferente en la. poesia americana, porque cant6 con una
fuerza incomparable la vida campesina de Mexico y Guate-








mala y su deslumbrante paisaje tropical. Menendez y Pelayo
ha dicho que solamente lo supera como cantor de las tierras
de America, don Andres Bello, que escribi6 su poema "Silva
a la Agricultura de la zona T6rrida", en versos castellanos.

Su Vida. Naci6 en la Antigua Guatemala en 1731, el 27
de octubre; sus padres lueron Pedro Landivar y Caballero y
Juana Javieda Ruiz de Bustamante; estudi6 en el Colegio
de San Francisco de Borja, donde se distingui6 por su inteli-
gencia y dedicaci6n. En sus primeros afios fue delicado y ra-
quitico, pero de una inteligencia precoz, porque sorprendia
con las preguntas que hacia y la seriedad de sus respuestas.
Era un contemplative que se extasiaba ante el paisaje, bus-
caba los sitios solitarios, propicios a la meditaci6n.
Por un privilegio especial se le permiti6 ingresar a la Uni-
versidad de San Carlos, donde recibi6 el titulo de doctor en
Teologia, contando apenas 15 afios. Despues desempefi6 las
catedras de Filosofia y Teologia en el Colegio de San Fran-
cisco de Borja, de los padres jesuitas, donde inici6 y ma-
dur6 su future vida religiosa. Al morir su padre viaj6 por
Mexico e ingres6 al Convento de TepotzotlAn, donde se orden6.
A su regreso a Guatemala sirvid varias catedras y fue prefec-
to de la Congregaci6n de La Anunziata, adscrita al colegio de
San Francisco de Borja, pero fue expulsado en cumplimiento
de la Real Orden de 1767, en que se expatriaba a los jesuitas
de tierras americanas. Abandon6 Landivar para siempre a su
patria, sin haber podido despedirse de su madre; se radic6 en
Bolonia, Italia. Alli escribi6 su obra, la "Rusticatio Mexica-
na" y muri6 el 27 de septiembre de 1793, siendo sepultado en
la iglesia de Santa Maria Muratelli.

Su Obra. Esta dividida en: UN PROLOGO, UNA DEDI-
CATORIA A GUATEMALA, 15 LIBROS y UN APENDICE A
LA CRUZ DE TEPIC. La primera edici6n de esta obra fue
hecha en M6dena, corregida y reeditada al afio siguiente en
Bolonia. Contiene el resume del paisaje y vida del campo
visto a traves de Mexico y Guatemala. En el pr6logo indica
el motivo que lo llev6 a dar este titulo a su poema y la sig-
nificaci6n de algunas palabras regionales usadas en su libro







y no conocidas en Europa. La dedicatoria es una exaltaci6n
patri6tica en la que ofrece a su querida Guatemala todo su
recuerdo; esta dedicatoria principia asi:

iOh Salve, Patria para mi querida.
Mi dulce hogar, iOh Salve Guatemala!
t( el endanto y origen de mi vida.
iCuanto, tierra bendita se regala
el Animo evocando de tu suelo
las prendas todas, de natural gala!
Me acuerdo de tu clima y de tu cielo;
a tus fuentes me asomo, y se pasea
por tus henchidas calls, iay! mi anhelo.
En tus templos mi vista se recrea,
y a la sombra encontrarme de sus lares,
a fi volando el coraz6n desea.
A veces me parece los pinares
divisar de tus montes, y las frondas
que esmeraldas semejan a millares.


En el primer libro canta a los lagos mexicanos; en el
segundo canta la erupci6n del volcAn Jorullo; en el tercer libro
describe las fuentes de donde se precipitan con todo su color
y belleza, las Cataratas de San Pedro MArtir en Guatemala.
Relata las costumbres de lds habitantes de la capital, de visi-
tar estas cascadas y tambien describe las ruinas que sufriera
la capital de Guatemala; en el cuarto, habla de la grana y la
pdrpura; en el quinto del aftil; en el sexto, de los castores; el
septimo, las minas de plata y oro; el octavo, del beneficio de
esas mismas minas; el noveno, de la cafia de azfcar; el deci-
mo, del ganado mayor; el once, de los rebaflos; el doce, los
manantiales; el trece, las aves; el catorce, las fieras; y el
quince, los juegos. En el ap6ndice habla de la Cruz de Tepic,
que era una cruz natural de grama que permanecia seca en
invierno y lozana en verano, y que de uno de sus brazos ema-
naba un manantial de aguas curativas. Esta cruz era objeto
de la visit de muchos peregrinos. Todo escrito en perfectos
exAmetros latinos. Se han hecho muchas traducciones de esta








obra, unas totales y otras parciales, entire ellas estAn: la del
Padre Joaquin Arcadio Pagazza; la de Juan Fermin Aycinena,
la del Padre Federico Escobedo, la de Men6ndez y Pelayo, etc.
Aunque sea en las traducciones, se saborean los hermosos ver-
sos en que pinta maravillosamente las ricas tierras america-
nas y en ellos hay un ritmo que es como la propia pulsaci6n
de la tierra, por muy pocos poetas superado. Terminaremos
citando una de sus mis bellas estrofas; al cantar "Las Aves",
no hay nada mas bello que el elogio del cenzonte y del Co-
libri:

"Alegre juguetea",
y entire todas las aves se sefiala
cual principle, que a todas seftorea,
y a quien en voz canora nadie iguala,
el cenzonte preclaro.

A Europa ignota; en cuya voz campea
de various tonos el registro raro
porque, con trinos suaves
imita de las aves
los gorjeos sentidos;
y de los hombres pronunciar simula
las voces, y del perro los ladridos;
y aun los cantos modula
repite e interpreta
del que ajusta sus versos a la lira
inspirado poeta.

Ora sujeto a nmunero ya canta;
ora al voraz milano represent;
ora al gato cruel que nos espanta;
ora el eco sonoro
imita del clarin, que se apacienta
por el aire incoloro.

Ya festive se goza
ladrando en compafiia
de la fiera jauria







que en el bosque retoza;
con los polluelos pia,
y con la triste t6rtola solloza...


EL COLIBRI

Nada, empero, mAs lindo ni gracioso
el orbe ha conocido
que el CHUPA MIRTO 0 COLIBRI PRECIOSO,
que, aunque de dulce voz destituido,
luce en su cuerpo fragil y nervioso,
hecho de' plumas ffilgido vestido;
en sus alas l1evando radiantes
de vivos tornasoles los cambiantes.
No mayor que el pulgar es la estatura
de su cuerpo; (mas .pr6diga natural
a aqueste pajarico
arm6 de agudo pico
que casi con el cuerpo se mensura).
Sus verdes plumas, por mayor decoro,
las abrillanta con matices de oro;
y en ellas junta y mezcla los fulgores
de los que al sol rob6 various colors.
Volando, al mismo c6firo adelanta;
rapido por el (ter se pasea,
y con el ala tr6mula levanta
ronco susurro que en el viento ondea.



















CAPITULO II


FRAY MATIAS DE CORDOVA

Ocupa el segundo lugar comno poeta 6pico. Naci6 en Ciudad
Real (otros dicen que en Tapachula) cabecera de la antigua
Intendencia de Chiapas, provincia del Reino de Guatemala,
en 1768. Sus padres fueron Pedro Rafael de C6rdova y Jose-
fa Ord6fiez. Hizo sus primeros studios en el seminario de
aquella ciudad, aprendiendo el latin y leyendo los clasicos del
siglo de Augusto. Ingres6 mAs tarde a la Universidad de San
Carlos en Guatemala, donde se gradu6 de Licenciado en Teo.
logia, Filosofia, etc. Contrariando las prohibiciones, leia a
escondidas, obras nuevas de filosofia y obras modernas, las
que ocultaba bajo los ladrillos de su celda. Fue lector del
temple de Santo Domingo, sirviendo alli varias cAtedras. En
1815 lo eligieron "provincial"; fue socio honorario de la Socie-
*dad Econ6mica de los Amigos del Pais, despu&s de haber
triunfado en un certamen que organize dicha instituci6n para
premier el mejor trabajo sobre "La importancia social y eco-
n6mica de que los indigenas vistan y calcen a la europea".
Hizo un viaje a Espafia para negocios de su orden; a su
regress en 1810, fund una escuela de primeras letras, que aten-
di6 61 mismo; fund6 la "Sociedad Econ6mica de Amigos" en
Chiapas. Fund6 la primera Escuela Normal en esa misma
ciudad. Fue miembro de la Academia de Madrid, catedrAtico
de las universidades de Chiapas y Guatemala; hizo proclamar







la independencia de. Chiapas, un mes antes de la nuestra y
muri6 en Ciudad Real, el 17 de octubre de 1828. Rublo, de
median estatura, de continent dulce, andar reposado, sereno,
amable, timido; de conversaci6n Agil y festival, tal era la vir-
tuosa persona del dominico Fray Matias de C6rdova.

Su Obra. Como fil6sofo, este religioso por su cardcter
timido, pudo concentrarse y analizar la raz6n y causa de muchos
fen6menos. Por medio de la palabra dio a sus discipulos con-
clusiones trascendentales, todas orientadas hacia la moral;
tambien en sus escritos en prosa y en verso se ve surgir al
fil6sofo. For medio de la catedra difundi6 sus conocimientos
filos6ficos encaminados al mejoramiento de la especie humana.

Prosista. En ese carActer escribi6: "Preelecciones a los
Libros de Elocuencia" y "El Analisis de la Oraci6n de Cicer6n
de la Ley pro Manila". Sobresaliendo entire todos su "M6todo
de leer con utilidad los autores antiguos de la elocuencia". Su
prosa era perfect porque, siendo un conocedor profundo del
latin, supo aprovecharlo para presentar el vocablo exacto, el
pensamiento 16gico y la clAusula armoniosa.

Maestro. Millares de nifos aprendieron a leer segdn su
"Metodo Facil de Aprender a Leer y a Escribir", siendo el pri-
mero que introdujo el m6todo fonetico, anticipAndose a Sar-
miento, quien despues adquiri6 much fama en Argentina por
inventar un sistema semejante. Tuvo el mdrito de fundar la
primera escuela normal de Chiapas y con verdadera vocaci6n
y amor se dehic6 a dictar sus cAtedras en Guatemala y Chia.
pas.

Politico. Trabaj6 con much ahinco por la independencia
amparado por las magnificas cualidades de orador que poseia,
inculc6 en el espiritu de sus conciudadanos las ideas liberta-
rias, ademas hizo proclamar la independencia de Chiapas,
cuando era Cura de ComitAn, el 28 de agosto de 1821, siendo
asi el iniciador de la nuestra. En Chiapas edit6 el peri6dico
politico "El Pararrayo",




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs