• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Half Title
 Title Page
 Front Matter
 Proposito
 Antecedentes
 Normas de trabajo adoptadas
 Caracteristicas de la triangul...
 Elipsoide de referencia, calculos...
 Sistema de proyeccion
 Decomposicion en hojas y dibujo...
 Estado de avance y calidad de los...
 Table of Contents
 Back Matter
 Back Cover














Group Title: Publicación / Instituto Geográfico y Geológico ; núm. 1
Title: Características de la carta preliminar del territorio nacional
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00078372/00001
 Material Information
Title: Características de la carta preliminar del territorio nacional
Series Title: Publicación Instituto Geográfico y Geológico
Physical Description: 52 p. : maps ; 24 cm.
Language: Spanish
Creator: Martorell Otzet, Ramón
Universidad de Santo Domingo -- Instituto Geográfico y Geológico
Publisher: Universidad de Santo Domingo
Place of Publication: Ciudad Trujillo
Publication Date: 1947
Edition: 2a edición.
 Subjects
Subject: Cartography -- Dominican Republic   ( lcsh )
Genre: bibliography   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )
 Notes
Bibliography: Includes bibliographical references.
Statement of Responsibility: Ramón Martorell Otzet.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00078372
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 000215942
oclc - 24146760
notis - AAY2989

Table of Contents
    Front Cover
        Page 1
        Page 2
    Half Title
        Page 3
        Page 4
    Title Page
        Page 5
        Page 6
    Front Matter
        Page 7
        Page 8
    Proposito
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
    Antecedentes
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
    Normas de trabajo adoptadas
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
    Caracteristicas de la triangulacion
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
    Elipsoide de referencia, calculos y ajuste de la triangulacion
        Page 39
        Page 40
        Page 41
    Sistema de proyeccion
        Page 42
        Page 43
        Page 44
    Decomposicion en hojas y dibujo de la carta otros mapas que se basan en ella
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
    Estado de avance y calidad de los resultados conseguidos
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
    Table of Contents
        Page 53
    Back Matter
        Page 54
        Page 55
    Back Cover
        Page 56
Full Text


PUBLICACIONES DE LA UNIVERSIDAD DE SANTO DOMINGO
VOLUME XXXVI


Preliminary


- a\

,-
b< ,^ -


: : CIUDAD TRUJILLO : : 1947


ExOR'

ED1TORA MONTALVO


(aracte~istil




















UNIVERSITY
OF FLORIDA
LIBRARIES


THIS VOLUME HAS BEEN
MICROFItMED
BY THE UNIVERSITY OF
FLORIDA LIBRARIES.


I



























CARACTERISTICAS DE LA CARTA PRELIMINARY
DEL TERRITORIO NATIONAL









UNIVERSIDAD DE SANTO DOMINGO


INSTITUTE GEOGRAFICO y GEOLOGICO

Pufbicaci6n Num. I


Vol. XXXVI







RAMON MARTORELL OTZET
Catedritico de la Facultad de Ciencias Bactas
Director del Instituto Geogrlfico y Geol6gico






Caracteristicas de la

Carta Preliminar

del Territorio Nacional


/
,-0 <.


UNIVERSIDAD DE SANTO DOMINGO :: CIUDAD TRUJILLO








33 ')y y~, 3


Ja13
USWImIMI8AC


Con VIII limines













Is. edici6a Octubre 1945
2s. Febrero 1947


Editors Montalvo : Arzobispo Merino, 44-46 : Ciudad Trujillo, R. D.




























En vista de haberse agotado rdpidamente la pri-
mera edici6n del present folleto y de los repetidos
requerimientos de ejemplares -lo cual denota su uti-
lidad-, la Universidad ha dispuesto hacer esta segun-
da edici6n, que viene a llenar las necesidades apun-
tadas.

Universidad de Santo Domingo,
Ciudad Trujillo, Febrero de 1947.



















PROPOSITO


La "Carta Preliminar" de nuestro territorio es uno de los
trabajos mds importantes en que estdn empehiados el Instituto
Geogrdfico y Geol6gico de la Universidad de Santo Domingo
y la Comisidn de Limites Geogrdficos Nacionales. Constituyen-
do este mapa en formaci6n el element cartogrdfico matriz de
la labor que vienen realizando ambas instituciones, y halldndo-
se ya bastante adelantada su confecci6n, se ha creido de interns
dar a conocer al piblico, aunque sea someramente, los fines a
que obedece'tal document grdfico, las normas que se siguen
en su levantamiento y el estado de advance en que se encuentra
al comenzar el mes de julio de 1945.
Entendemos que el conocimiento de estas caracteristicas ha-
brd de ser de utilidad a quienes se dediquen a. actividades geo-
grdficas, y, en particular, que los datos de control horizontal y
vertical en que se basa el mapa serdn de inmediata y provechosa
aplicacidn por parte de nuestros ingenieros y agrimensores. A
estos van especialmente destinadas las referencias tdcnicas que
hacemos de la triangulacidn y de elements locales relacionados
con la Geografia Matemdtica. Las coordenadas geogrdficas de
los puntos fundamentals, el azimut y longitud metrica de los
lados, y la alfitud y resefia de los vdrtices serdn publicados prdxi-
mamente. Entretanto, cualquier persona interesada en ello o
en otros datos complementarios, puede dirigirse al Instituto
Geogrdfico y Geoldgico, en la seguridad de que serd gustosa-
mente atendida.
Como obra de cardcter national, el mapa y sus caracteris-
ticas interesan a todos los dominicanos. Teniendo esto en cuen-
ta, hemos procurado simplicar al mdximo la redaccidn de estas
pdginas para que sean comprensibles aun por personas ajenas
a esta clase de actividades. Por lo mismo, empezamos cada capi-
tulo con unas sencillas consideraciones que sirvan de introduc-
Scin al aspect del problema cartogrdfico de que en el se trata.
Las presents notas persiguen, tambidn, situar el valor de
la Carta Preliminar en su just media; evitando que, por su
adjetivo de preliminary y por desconocimiento de las verdade-








RAM6N MARTORELL OTZET


ras caracteristicas tecnicas del levantamiento, se rebaje equivo-
cadamente la calidad cientifica del trabajo, o, por lo contra-
rio, se le otorgue una categoria excesiva.
Para juzgar de la bondad de los planes que se desarrollan
y de los resultados conseguidos, hay que tener muy present
que la Repilblica Dominicana se estd enfrentando con el mis-
mo problema con que tropiezan o han tropezado las demds
naciones americanas: los mapas existentes son de escala muy
pequefia y adolecen de inexactitudes notorias, mientras que el
progress del pais exige imperativamente en el mds breve plazo
una cartografia adecuada. De ahi que, al tratar de resolver
el problema, no se pueda olvidar que lo mejor es enemigo de
lo bueno. Lo bueno, en estos moments, es conseguir rdpida-
mente un mapa a escala grande, y si no perfect, lo suficiente-
mente riguroso. Decidirse, ahora, por lo mejor seria tanto como
tener que esperar a que la pr6xima generaci6n se beneficiara
del mapa, y, con ello, aplazar demasiados ahos los avances tdc-
nicos y econdmicos, que sin un detallado conocimiento topo-
grdfico del pais no son posibles.
Nos hemos, pues, decidido por lo bueno, sin dejar de tener
puesta la vista en lo mejor; compaginando la urgencia y la eco-
nomia con la precision, evitando asi el peligro, tantas veces
comprobado por la experiencia, de que, por querer hacer de-
masiado, se acaba por no tener siquiera lo minimo de que hay
necesidad.
De este modo se logra, ademds, el adiestramiento del per-
sonal que, en su dia, con los elements y tiempo indispensables,
deba participar en el levantamiento de la Carta Topogrdfica
definitive; aspect este del problema cartogrdfico national que
present sumo interns. Esta labor de capacitacidn de ticnicos
dominicanos en material topogrdfica y geoddsica, lenta pero
incesante, que forzosamente ha de simultanearse con la tarea
diaria, es, a nuestro juicio, uno de los mds destacados renglo-
nes que han de anotarse en el haber del Instituto Geogrdfico y
Geoldgico de la Universidad de Santo Domingo.
A media que progress nuestro levantamiento se va com-
probando cudn desconocidas topogrdficamente son algunas re-
giones del pais, y se ponen de manifiesto los numerosos y, a
veces, enormes errors que contienen sus mapas. Esta afirma-
cidn no encierra la menor censura, ni siquiera subestimaci6n,
de los mapas. hasta hoy confeccionados, cuyos autores tuvieron
que enfrentarse con el dificil problema cartogrdfico con menos
elements aun que nosotros, y, no obstante ello, obtuvieron
resultados de mdrito superior al que el vulgo en general les
concede. Tampoco pretendemos dear sentado que la carta
preliminary que nos ocupa estd exenta de faltas o lagunas: el









CARACTERISTICAS DE LA CARTA PRELIMINARY 11

nuestro no es todavia un trabajo perfect, ni podrd serlo nin-
guno mientras no sea possible sustituir los procedimientos mds
o menos expeditos que nos vemos obligados a emplear por un
levantamiento regular apoyado en una rigurosa y uniform
'red geodisica national de orden superior. A pesar de esto, la
triangulaci6n en que se fundamental el mapa, el denominador
de la escala, el abundante detalle que registra, las continues
revisiones sobre el terreno a que se va sucesivamente sometien-
do, y el ser, sino propiamente una continuaci6n, por lo menos
un complement de la Carta Topogrdfica que en el afio 1919
inicid el U. S. Geological Survey, dan a nuestro trabajo un va-
lor que sabemos no habrd de escapar a la clara percepci6n de
los tecnicos dominicanos.
Sin pecar de vanidad, podemos estar orgullosos de que,
por lo que respect a Cartografia, la Repiblica Dominicana,
dadas las caracteristicas del mapa que estamos confeccionando
y el tanto por ciento de territorio ya levantado, estd ganando
un puesto destacado entire los raises americanos.

ING. RAM6N MARTORELL OTZET,
Director del Instituto Geogrifico y Geol6gico
y de los Trabajos Topogrificos de la Comisi6n de
Limites Geogrificos Nacionales.

Universidad de Santo Domingo.
Ciudad Trujillo, 1945.






















ANTECEDENTES


LOS ESTUDIOS geogrificos hay que enfocarlos en su double
aspect de Geografia de situaci6n y Geografia de conexi6n. La
primera se ocupa de la localizaci6n de lugares y fen6menos; la
segunda se refiere a la fuerza situativa de aquellos elements,
a las relaciones del hombre con el medio fisico que le rodea, a
sus causes.
"Conocer es poder", reza el aforismo; y, como para conocer
el medio geogrifico no hay mejor document descriptive que
una buena carta topografica, su obtenci6n ha de figurar como
de primera urgencia en cualquier program de investigaciones
de esta clase. La parte explicativa viene despubs. Se apoya esen-
cialmente en investigaciones y grificos hechos a base del mapa,
con tantas mayores posibilidades de 6xito cuanto mis exacto
sea este y mas apropiada sea la escala a que est6 dibujado. La
carta, por tanto, es document bAsico para la Geografia, y, con
la Estadistica, es lo que en mas alto grado da a aquella ciencia
su caricter utilitario.
La carta es, ademls, indispensable para studios tecnicos
y econ6micos de toda indole, para una just y equitativa distri-
buci6n de tributes, para la defense y seguridad national, etc.
En resume, el mapa es un eficaz auxiliar de la gobernaci6n de
los pueblos, uno de los mis destacados exponentes de cultural
y factor esencial de la prosperidad de un pais.
Se ha dicho muy acertadamente que s61o los pueblos ricos
pueden permitirse el lujo de no poseer mapas exactos de su te-
rritorio. En los moments que preceden al reajuste econ6mico
mundial de la postguerra, poseer un buen anapa es mas que
nunca un imperative. El pais que cuente con id6nea cartogra-
fia gozard de indiscutibles ventajas en este future inmediato de
grandes transformaciones. Para su obtenci6n no hay, pues, que
regatear esfuerzo ni gasto alguno.
De ahi que, de pocos afios a esta parte, se advierta en








RAM6N MARTORELL OTZET


nuestro Continente tan notable florecimiento cartogrifico: buen
niimero de paises que adn no lo habian hecho han emprendido
o se aprestan a emprender levantamientos de precisi6n, es decir,
apoyados en las necesarias redes de triangulaci6n geod6sica y
dibujados a escala grande. Asi, fundada y alentadoramente, pu-
do el sabio geodesta norteamericano Mr. William Bowis excla-
mar en 1935 ante la II Asamblea del Instituto Panamericano de
Geografia e Historia, del que hasta su fallecimiento fud presi-
dente honorario, que, al fin, en America "la 6poca de los malos
levantamientos ha terminado", de lo que habrAn de derivarse
positives beneficios para cada pais y para todo el Hemisferio (1).
Es por ello que, cuando a mediados del afio de 1940, por
indicaci6n del Honorable Sefior Presidente de la Repdblica,
Doctor Rafael Leonidas Trujillo Molina, la Universidad de
Santo Domingo cre6 el Instituto Geogrifico y Geol6gico, se
asign6 a este organismo como primordial misi6n, en su primera
fase de actividades, la preparaci6n de una rigurosa Carta Topo-
grafica, que, por su escala y contenido, merezca el calificativo
de Mapa Nacional, y, como tal, sea apropiada para basar en ella
studios t6cnicos de toda especie, y para servir de document
bAsico de las cartas especiales.
Un levantamiento topogrifico de tal naturaleza, a escala
de 1:100.000, se habia iniciado hace cinco lustros, por disposi-
ci6n de la entonces Secretaria de Estado de Fomento y Comuni-
caciones, destinindose a tal objeto, por Ley No. 207 (G. O.
N9 2943), la cantidad de $300,000 "para proveer un apeo topo-
grafico a base de triangulaci6n, de la RepTiblica Dominicana,
y un studio de sus recursos naturales". La ejecuci6n corri6 a
cargo del U. S. Geological Survey, y como resultado de aque-
llos trabajos, que tuvieron various afios de duraci6n, se cuenta
hoy con cinco de las treinta hojas que debian componer la
Carta Topogrifica, y con datos parciales correspondientes a
otras tres. Estas cinco hojas abarcan la extension territorial que
se indica en el grifico N9 1, en total unos 8,000 km2. Sus carac-
teristicas t6cnicas son las de los trabajos normales de aquel
conocido servicio topografico norteamericano.
Existiendo este antecedente, es 16gico que el Instituto Geo-
grifico y Geol6gico abrigue el prop6sito de continuar la im-

(1) Esta important labor ha experimentado un nuevo y definitive
impulso con motivo de la creaci6n del Comite de Cartografia de aquel Ins-
tituto Panamericano, cuya primera Reuni6n de Consulta sobre Geodesia,
Cartas Aerontuticas y Mapas Topogrdficos tuvo lugar en Washington, en
octubre de 1943, y desde entonces viene reuniendose anualmente.
La Repdblica Dominicana esta representada en aquel Comite por don
Vicente Tolentino Rojas, Presidente de la Comisi6n de Limites Geograficos
Nacipnales.









Gr3dfico I


*1 2


A



B



C



D



E



F


.3 4


6 7 8


10


11


12


13


ab b c b a b c a c
low I d e f

:d e f -' e- f d 's e f d f .
J'gh .g... h i. .



ghig. ighighigh hihi.

't C:ff.f. d e f d f d e f d e de' f

7g h ig.hq- 'hj h i h I


g a gf hi: I .hi g.



g h. h .h Ai
1 74P7U .. .7p 0I 7IW


Hojr levaonlod6 por el U. S. Geologict'l Svrvey y pt.iticado par
Secretaria de Ellodo de Fomento y Comunicaciones. 1919 -1924)


Io entopces


a b c.
Holed d lo. Corti Expedita loIua comr complement de las onleriorre, ,stil
-l- vantondo l InasftuIlo "eorolifco y Geogio y l ya o4iniuli do iniit*s GBgrl~ fldoo
.on g i 943-94
"-- NocionOleI. (1943-1945) <


d",If


. -". __ ..


--


> .
ri









CARACTERISTICAS DE LA CARTA PRELIMINARY


portante labor entonces comenzada (1); y, al efecto, tiene tra-
zado el correspondiente program y presupuesto de los traba-
jos (2); terminada la recopilaci6n y detenido studio de los
datos parciales obtenidos por los norteamericanos, especialmen-
te en lo relative a la triangulaci6n geoddsica (3); preparando ta-
blas y nomogramas para simplificar los futures calculos, y orien-
tadas muchas de sus actividades actuales en el sentido de que
sean aprovechables en la confecci6n de la referida carta.
Pero, como es harto sabido, una empresa de tanta enverga-
dura require tiempo, fondos y personal id6neo en cantidades
de que, por el moment, carece nuestro Instituto. Al propio
tiempo, a causa del actual conflict belico, la adquisici6n de los
aparatos y demis equipo indispensable tropieza con enojosas
dificultades. El logro de aquel Mapa Nacional exije, por con-
siguiente, un largo plazo, que result excesivo ante las urgentes
necesidades cartogrificas del pais.
Para remediar tal situaci6n, la Comisi6n de Limites Geo-
grificos Nacionales y el Instituto GeogrAfico y Geol6gico han
decidido suplir, de moment, la falta del mapa definitive por
una carta preliminary, que reina requisitos semejantes a los del
Mapa Nacional en material de escala, descomposici6n en hojas,
sistema de proyecci6n y signos convencionales, y que, dentro de
las limitaciones impuestas por el corto plazo en que el mapa
se necesita y por las escasas disponibilidades, sea lo mis rigu-
rosa possible.
En consecuencia, se ha emprendido la confecci6n de una
carta a escala 1:100.000, que se compondri tambien de 30 hojas,
cada una de 56 cms. de alto por 53 cms. de ancho (o sea, abar-
cando un cuadringulo de superficie terrestre de 30' por 30') y
cuyas mallas de meridianos y paralelos forman una cuadricula
de 10' de intervalo, dibujada en proyecci6n polic6nica. En el
grifico N9 1 se muestra la descomposici6n en hojas, y en 61 pue-
de verse c6mo, conservando el criterio adoptado por el U. S.
Geological Survey, se han tenido en cuenta las hojas correspon-
dientes a la vecina Repdblica de Haiti (formando asi un con-
junto de cuarenta y cinco hojas), ya que es de desear que los dos

(1) Actualmente, hay tendencia a escalas mayores; pero, la de 1:100.000,
aunque como valor limited, queda dentro de las escalas apropiadas para este
tipo de cartas.

(2) VWase el Informe No 27, Secci6n de Geodesia, redactado por este
Institute y que Ileva por titulo Plan para realizar la Triangulacidn Geodd-
sica Primaria y el reconocimiento hidrogrdfico del territorio national.

(3) Los originales de las libretas de campo y de cilculos de aquel tra-
bajo, gentilmente donados a la Universidad por el Gobierno de los Estados
Unidos, obran desde 1940 en nuestros archives.









RAM6N MARTORELL OTZET


paises que ocupan la isla de Santo Domingo no s6lo tengan sus
redes geod6sicas perfectamente enlazadas, sino que sus mapas
formen un todo arm6nico. Este enlace entire los trabajos de los
paises limitrofes es insistentemente recomendado por el Insti-
tuto Panamericano de Geografia e Historia.
Los trabajos de confecci6n de esta Carta Preliminar se ini-
ciaron a principios del afio de 1943, a raiz de haberse creado
la Comisi6n de Limites GeogrAficos Nacionales. Dicho orga-
nismo, por raz6n de precisar un mapa sobre el que realizar
eficazmente los studios de la division territorial y presentar
en forma clara y apropiada sus proyectos de delimitaci6n inter-
provincial e intercomunal, dedica la mayor part de sus esfuer-
zos a la conservaci6n ripida de aquella carta. Progresivamente
ha ido destinando mayor ndmero de personal a estas activida-
des, teniendo en la actualidad dedicadas a ello una brigada de
triangulaci6n y tres brigadas topogrAficas, a la par que un gru-
po de dibujantes y calculistas, que han venido a reforzar de
modo preponderante el personal del Instituto Geogrifico y Geo-
16gico, entidad que, en virtud del articulo 3: del Decreto N9
1363 del afio 1943 (G. O. NO 5967), es el 6rgano t6cnico de tra-
bajo de la citada Comisi6n de Limites.






















NORMAS DE TRABAJO ADOPTADAS


EL MiSTODO que se sigue para la confecci6n de la carta pre-
liminar que, repetimos una i:z mis, es consecuencia obligada
del breve plazo y escasos elLnentos con que se cuenta, consiste
en la compilaci6n de todos los datos de confianza aprovechables,
ampliamente completada con extensos trabajos topogrAficos pro-
pios de carActer regular y expedite.
Se comenz6 por reunir y estudiar lo que en material topo-
grAfica y geodesica se habia realizado en nuestro pais por el ci-
tado U. S. Geological Survey y por el Ej6rcito y la Marina de
los Estados Unidos de Norteambrica. Despues, se seleccionaron
cuidadosamente cuantos datos planimetricos totales o parciales
existian del territorio national, datos suministrados en su ma-
yor parte por la Direcci6n General de Mensuras Catastrales, por
los ingenios azucareros, por las grandes compafiias agricolas y
por los agrimensores piblicos. Asimismo, se coleccionaron las
fotografias areas tomadas por la aviaci6n military y los mosai-
cos aerofotogrAficos preparados por la Seaboard Dominicana
de Petr6leos, C por A. Las zonas de las que se consiguieron
datos de este gcnero se sefialan en el grAfico N9 2.
Ahora bien, los elements asi obtenidos, aunque valiosos
muchos de ellos, son incompletos: dejan enormes zonas de te-
rritorio vacias de levantamiento; tienen procedencia, precision
y caracteristicas muy diversas, y carecen, en general, de un cane-
vAs de conjunto que sirva de control horizontal para una buena
compilaci6n. Ademas, hay que tener muy present que los pla-
nos catastrales registran s61o el perimetro de las parcelas: y que
cuando, como en nuestro caso, no se cuenta con una triangula-
ci6n general, aun en el supuesto favorable de que los plans
sean de terrenos colindantes, la formaci6n de un plano de con-
junto por compilaci6n conduce a errors groseros. Lo propio
debe decirse de las fotografias areas y de los mosaicos aerofo-
togrAficos, cuya ligaz6n es del todo ilusoria si no se cuenta con
un canevAs que sirva de esqueleto para la composici6n.









RAM6N MARTORELL OTZET


Con tan heterog6neos elements, la confecci6n de un ma-
pa acceptable present series dificultades. Es necesario estable-
cer la red bisica de control, efectuar la revisi6n y enlace de los
trabajos aislados, proceder al relleno topogrifico de muchos de
ellos y practicar el levantamiento complete de aquellas exten-
sas regions de que hay total ausencia de datos, regions que
generalmente coinciden con las mis abruptas y despobladas del
pais.
El control horizontal, del que despues nos ocuparemos con
mis detalle, se esti realizando mediante la obligada triangula-
ci6n. Este canevas, mientras es possible, arranca de la parte de
red geodesica de esta clase establecida anterionmente por el U.
S. Geological Survey, cuyos vertices han sido previamente loca-
lizados y, cuando ha hecho falta, restituidos por nosotros. Se
aprovechan tambien para tal control la triangulaci6n de la ba-
hia de SamanA practicada en 1882 por el Hidrographic Office
del U. S. Navy Department, la levada a cabo por el Ingenio
Barahona, la que esta realizando la Compafiia Seaboard Do-
minicana de Petr61eos y, a falta de puntos mis exactos, los
vertices fijados astron6micamente en la costa por el citado
U. S. Navy Department. Para dar a conocer al lector las di-
versas zonas hasta hoy trianguladas se acompafia el grAfico N9 3.
El detalle topogrifico se logra por levantamientos terrestres
regulars o expeditos, segin la importancia de la comarca de
que se trata. Tales levantamientos tienen por fundamento al-
gunas poligonales primaries que se desarrollan de un v6rtice
de triangulaci6n a otro, o entire puntos nuy caracteristicos del
terreno, que mis adelante se enlazarin a nuevas triangulacio-
nes. Estas poligonales, que en su mayor parte siguen el eje de
las vias de comunicaci6n y los cursos de agua importantes, sirven
de canevis auxiliar para encajar en la carta los datos o pianos
aislados existentes, y, a su vez, de apoyo a las poligonales de
segundo orden en que se basan los numerosos levantamientos
de relleno que se estin practicando. En la mayoria de los iti-
nerarios citados se miden los Angulos cenitales para poder de-
terminar los desniveles, y, desde sus estaciones, se fijan otros
puntos por radiaci6n e intersecci6n. Se realizan, asimismo, mul-
titud de levantamientos ligeros con brdjula y bar6metro. En
algunos lugares apartados se croquiza simplemente, empleando
la brdjula de umano y midiendo las distancias a pasos o a estima.
Las minutes de estos levantamientos se dibujan a escala
1:25.000. Para conocer la extension y situaci6n, de los trabajos
de esta clase realizados por nosotros, v6ase el grifico N9 4.
Terminada la minute de la parte de mapa correspondiente
a la jurisdicci6n territorial de una comin, es enviada una copia
a que sea revisada por parte de la respective Comisi6n de Coope-








G 6.rdfico'D .






-,WIT~T /I ?Ir~ c







. .. .. .....






L.















dQwos do le quo SpIstn folpofl@4rd uzm. lnge m won das colonhalmoles
rl I -.'I 4..,.i
L._









RAM6N MARTORELL OTZET


raci6n a los studios Geograficos (1), a fin de tener la seguridad
de que el mapa registrar una toponimia correct y de que no
contender error u omisi6n importantes.
Debemos advertir que las cinco hojas publicadas entire 1919
y 1924 por la Secretaria de Estado de Fomento y Comunicacio-
nes, como consecuencia de los trabajos del citado U. S. Geolo-
gical Survey, han sido corregidas en algunos lugares y puestas
al dia con las nuevas carreteras, caminos y poblaciones, asi como
aumentada considerablemente la nomenclatura que contie-
nen (2).
Por la simple inspecci6n de las liminas que ilustran este
informed puede apreciarse que el Instituto GeogrAfico y Geol6-
gico y la Comisi6n de Limites Geograficos Nacionales dedican
preferente atenci6n a la zona central y oriental del territorio
patrio. Esta norma de conduct es 16gica, dado que la compa-
iia Seaboard Dominicana de Petr61eos esti levantando la ma-
yor parte de la regi6n oeste del pais y que uno y otro organis-
mo se prestan mutua ayuda y se dan a conocer los resultados
de sus respectivos trabajos. Esta es la manera de llegar lo an-
tes possible y del modo anas econ6mico a la terminaci6n de la
Carta Preliminar.





















(1) VWase Decreto N9 2674 de 1945 (G. O. NQ 6256), que establece en
cada comiin una comisi6n de esta clase para auxiliar al Instituto Geogra.
fico y Geol6gico en sus studios sobre Geografia Patria.
(2) Recuerdese que todo mapa debe ser revisado cada 10 6 15 afios.





















CARACTERISTICAS DE LA TRIANGULACION


ES PRINCIPIO director de todo levantamiento topogrAfico des-
cender de lo grande a lo pequefio, de los trabajos precisos que
encajan el conjunto a los de detalle. En nuestro caso, esta sabia
norma de conduct es ineludible por tratarse del de una gran
extension. Es por tanto necesario comenzar por fijar con todo
cuidado y precision cierto nimero de puntos fundamentals que
formen, por asi decir, la osamenta en qu6 poder apoyar los tra-
bajos subsidiaries, y en estos el relleno topogrifico.
Este conjunto de puntos de orden superior se logra me-
diante la triangulaci6n del territorio a levantar; operaci6n que
consiste, como es sabido, en establecer sobre el terreno una red
de triangulos dependientes unos de otros, de los que aquellos
puntos son los vortices, habiendo por lo general un exceso de
lines sobre las estrictamente necesarias para formarlos.
La triangulaci6n asume en el levantamiento un papel tan
esencial como el entramado qmetilico en una construcci6n de
hormig6n armado: tan en vano tratariamos de confeccionar una
buena carta topografica sin fundamentarla en una red de triin
gulos como de erigir un gran puente o edificio sin la estructura
de acero que le da forma y rigidez. Segin frase del gran mate-
mitico Poincare, intentar un levantamiento sin triangulaci6n,
seria tanto como pretender mantener de pie a un hombre sin
esqueleto.
Naturalmente, en la operaci6n que nos ocupa, por tratarse
de un gran territorio, habra que tomar en consideraci6n la re-
dondez de la tierra, por lo que los triAngulos primaries del ca-
nevAs no podran ser pianos, sino esferoidales. Por tanto, su
establecim~iento y cAlculo entran en el campo de la Geodesia.
Bajo estas directives, o sea, para tener en cuenta la curva-
tura terrestre y conseguir el grado de exactitud deseado, la ho-
mogeneidad del conjunto, que se puedan descubrir y localizar
las faltas, que no se acumulen los errors y que 6stos puedan
compensarse debidamente; asi como para hacer possible una or-









RAM6N MARTORELL OTZET


denaci6n en el tiempo y en el espacio de las operaciones de cam-
po y cAlculo, la division adecuada del trabajo, y el apoyo orien-
taci6n y enlace de las operaciones de detalle, se han emprendido
labores de triangulaci6n.
Tratindose de una Carta Preliminar, en cuya consecuci6n
el factor tiempo es una de las predominantes, no hemos vacilado
en aprovechar las triangulaciones que, con mayor o menor pre-
cisi6n, se han hecho de algunas zonas de nuestro territorio. Por
nuestra parte, nos concretamos a triangular las regions que aun
no lo han sido y a enlazar las diversas redes establecidas.
A continuaci6n damos las caracteristicas t6cnicas de estas
distintas redes, exponiendo seg6n el orden cronol6gico en que
fueron ejecutadas.

Triangulaci6n del U. S. Navy Deparment

Se poseen escasos datos de esta operaci6n. Fud realizada en
1882 para la obtenci6n de la Carta HidrogrAfica de la Bahia de
SamanA. Consta de una base y dos figures, con un total de seis
vertices vasee grifico N9 5). Se establecieron ademis once pun-
tos secundarios.
Los Angulos fueron medidos probablemente con sextante,
aproximAndose hasta el minute. El lado mAximo es de 19
kms., y el minimo de 9 kms., y el valor medio de todos ellos es
de 13.5 kms. La base mide 14556.09 pies y tiene una relaci6n de
incrementaci6n algo superior a 1:3. El azimut de la base se
aproxim6 hasta el segundo.
No se conocen las coordenadas geogrificas de los extremes
de la base ni de ninguno de los vertices de esta triangulaci6n
pero en sus inmediaciones existen puntos determinados astro-
n6micamente.
Aunque esta red no es lo suficientemente rigurosa para in-
cluirla entire los trabajos geodesicos, aprovecharemos su base, o
mejor uno de sus lados, para cerrar provisionalmente sobre ella
parte de nuestra triangulaci6n.
Es digno de Inencionarse el notable hecho de que, a pesar
de haber transcurrido 63 afios desde que las marcas de los v6r-
tices fueron establecidos, lo que hacia muy improbable su loca-
lizaci6n, han podido ser encontrados los restos de los clavos que
las constituian, en n6mero suficiente para hacer factible aque-
lla conexi6n.

Triangulaci6n de The Barahona Company

Poseemos pocos datos acerca de la precisi6n y modo como
fu6 practicada. Se trata de una triangulaci6n local realizada








ANC -,G rdfi

























'a ~ rimg~iscci



lip~-l~ ~~_lo





'" l- bi r 30


Wet 0 PFli~S. (kVOICO':\II.. ol dv'.& Wd I.6yuaIoInoD.c
.) tfflvfO oe~ymO I 0110142-GO I t o DMI.& do L;-


'.~',~s, f 'Y~cdw m papi!nuactin do In frionulacida









RAM6N MARTORELL OTZET


hace unos 25 afios por la compaiifa azucarera de tal nombre pa-
ra levantar el piano de sus terrenos de cultivo.
Consta de 9 vertices primaries y 6 secundarios. Tiene dos
bases, la de partida mide 4.251.42 metros y la de comprobaci6n
3.762.51 metros. La longitud media de los lados de los tridngu-
los primaries es de 13 kms., la .mAxima de 25 kms. y la minima
de 7 kms. Cubre una extension superficial de 700 kms2. (Vea-
se grifico 7).
Hoy esta red esta embebida en la cadena sur de la triangu-
laci6n practicada por la Seaboard Dominicana de Petr61eos,
C. por A.


Triangulaci6n del U. S. Geological Survey

Aunque de precisi6n no muy elevada, es de caricter geo-
desico y la mis rigurosa de las practicadas hasta hoy en nues-
tro pais.
Fue realizada en los afios 1919 a 1921, inclusive. Abarca
unos 8,500 kms2. de la zona centro-sur de la Repdblica, y tiene
la forma de red compact. '(Vease grafico N9 5). Consta de dos
6rdenes de triingulos, sumando cuarenta los vortices primaries,
y setenta y cuatro los secundarios. En algunas zonas costeras, a
las que por ser muy llanas habria sido ,dificil extender la trian-
gulaci6n, se levantaron poligonales cerradas de precisi6n, conec-
tadas cuidadosamente a la red de triingulos.
Los cuarenta vertices de la triangulaci6n primaria y diez y
ocho de las principles estaciones de las poligonales de preci-
si6n fueron materializados sobre el terreno ,mediante places de
una aleaci6n de bronce y aluminio. Cierto numero de ellas han
desaparecido.
Los Angulos de los triangulos fueron medidos varias veces
con un teodolito de ocho pulgadas, apreciando en la lectura de
cada microscopic hasta dos segundos.
El promedio del error de cierre de los triingulos primaries
es de 3".8, pero existen various de estos errors de algo mis de
10". En este promedio y error mAximo, no hemos incluido tres
triAngulos medidos el afio 1921 en la regi6n de Cotui, que tie-
nen errors de cierre muy grandes.
La longitud media de los lados de la red primaria es de
18 kms. El lado 'mayor es de 40 kms. y el menor de 6.7 kms.
El ajuste se hizo por el metodo de los minimos cuadrados,
por figures aisladas.
La triangulaci6n se apoya en una sola base, cuya longitud
reducida al nivel del mar es de 6833 m. 7576. A ella estin tam-
bien referidas las redes del Instituto Geografico y las de la Com-
pafiia Seaboard Dominicana de Petr61eo.












































































- i011lr ~gurrid prlmaisile









CARACTERISTICAS DE LA CARTA PRELIMINARY


Como, entire los elements de una triangulaci6n, la base
es el que primero y principalmente interest conocer, porque
preside la bondad del resto del trabajo, y puesto que, en nues-
tro caso particular, este conocimiento es todavia mis esencial
por ser la base establecida por el U. S. Geological Survey la
finica de alguna precisi6n de que actualmente se dispone, vamos
a suaninistrar una mayor informaci6n acerca de ella (1).
Su medici6n tuvo lugar en marzo de 1920, valiendose de
una sola cinta de metal invar, de 50 m. de longitud, operando
con apoyos intermedios distanciados 12.5 metros. El longimetro
estaba verificado para una tension de 15 kg. y temperature
de 26.29.
La media hacia adelante de la primera operaci6n fu6 rea-
lizada bajo un ligero viento y temperature media de 26.1. En
la media hacia atris, continuaba el viento y la temperature
subi6 a un promedio de 299.3. La diferencia entire ambos resul-
tados fue de 0.0314 metros, que represent una discordancia
relative de 1:218.000.
La segunda operaci6n fue hecha sin viento, bajo tempera-
turas Imedias de 29.66 y 31.1, dando una diferencia entire am-
bos resultados de 0.0294 metros, o sea del orden de 1:232.000.
Este segundo resultado, una vez reducido al nivel del mar, fu6
aceptado como bueno.
La ampliaci6n de la base media a la calculada se hizo a
travis de una sola figure, con gran exceso de lines, y con una
relaci6n de incrementaci6n de 1:2.
El azimut de la base se obtuvo por diez observaciones del
Angulo horario de la Polar, con un error probable para el pro-
medio de 1".163 (2).
No se practice ninguna observaci6n astron6mica para de-
terminar la longitud y latitud geograficas de un extreme de la
base ni de ningin v6rtice. Para el cAlculo de las coordenadas
geogrificas de la red se parti6 de los valores correspondientes al
faro de Ciudad Trujillo, obtenidos en 1889 por el U. S. Hidro-
graphic Office. La latitud fu6 entonces encontrada por cua-
renta y cinco doubles determinaciones de distancia cenital, con
un error de 10". La longitud lo fu6 por cinco sefiales telegrd-

(1) La feliz circunstancia de estar esta base emplazada en las inmedia-
clones de Ciudad Trujillo, hace mds interesante el conocimiento de sus ca-
racteristicas, ya que puede ser ventajosamente aprovechada por los tcnices
del Consejo Administrativo del Distrito de Santo Domingo en sus trabajos
de topometria urbana.

(2) Para mas detallada informaci6n sobre esta base, cons6ltese el infor-
me No 20 del Instituto Geografico v Geol6gico, titulado La base geoddsica
de Ciudad Trujillo.









30 RAM6N MARTORELL OTZET

ficas independientes, referida a Washington, D. C., via Key
West, Florida.

Triangulacidn practicada por la Comisidn de Limites
Geogrdficos Nacionales y el Instituto Geogrdfico
y Geologico

Por lo que respect a la triangulaci6n que realizan conjun-
tamente estas dos entidades, debemos consignar que, como pri-
mera media, se decidi6 prolongar hacia el Este y el Oeste, ef
forma de cadena a lo largo de la Cordillera Central, la red geo-
d6sica iniciada por el U. S. Geological Survey. De este modo
se consigue un encadenamiento que atraviesa el territorio nacio-
nal, por el centro y en sentido de su mayor dimension, coinci-
diendo mis o menos con el paralelo de los 199 N. (Vease grifico
6), y que permit ligar muchos de los levantamientos parciales
efectuados anteriormente en la regi6n norte del pais con los rea-
lizados en la regi6n sur.
Como program inmediato, se tiene prevista, y en gran par-
te reconocida sobre el terreno, otra cadena de triangulos que
uniri la zona septentrional de aquella antigua red geod6sica con
la regi6n de Puerto Plata. Asi se conseguirA otro encadenamien-
to que, pasando tambien por el centro del pais, pero ahora
aproximadamente en direcci6n del meridiano de los 709 30' W.
enlace la costa atlAntica con la del Caribe. Se piensa, igualmen-
te, Ilevar otra cadena por la frontera, que, siguiendo el meri-
diano 719 30' W., ligarA las tres cadenas levantadas por la Sea-
bdard. Finalmente se establecerA otra red a lo largo del me-
ridiano de los 609 W.
El tramo oriental de la cadena del paralelo de los 199 estA
muy avanzado. Consta en el dia de la fecha de seis figures total-
mente observadas y calculadas. Arranca de un lado de la trian-
gulaci6n primaria del U. S. Geological Survey, que se ha torado
como base de partida, y cerrarn en una base de comprobaci6n
que se piensa medir en las inmediaciones de Higiiey. La co-
nexi6n de la primera figure con la antigua red se ha hecho so-
lapando sobre tres de los vertices existentes. El error relative
entire el lado entonces obtenido y el recalculado a base de nues-
tras observaciones, para comprobar la buena conexi6n, ha sido
de 1:20.000. El error relative del iltimo lado de la cadena no
podri ser deteininado hasta que se mida la base de Higiiey.
La extension del tramo hasta hoy levantado es de unos
90 kms. de longitud por 13 kms. de anchura. El promedio de
la longitud de los lados de los triAngulos es de 11.5 kms., la
maxima longitud de 32 kms. y la minima de 6 kms. La "resis-









CARACTERISTICAS DE LA CARTA PRELIMINARY


tencia" total de las seis figures por el mejor camino es de R,
igual a 57, y por el que le sigue en bondad R2 igual a 109. La
figure menos resistente tiene respectivamente los valores R, igual
a 23 y R2 igual a 33 (1). Es decir, en este aspect, la red retne
las deseables condiciones para entrar en la categoria de cadena
geod6sica de segundo orden, de acuerdo con las especificaciones
dictadas por el U. S. Coast and Geodetic Survey. Como, para
Ilegar al valor mAximo de RI disponemos ain de 73 unidades,
podremos establecer en aquellas excelentes condiciones una o
dos figures mis y la red de incrementaci6n de la future base
de Higiey.
El levantamiento tiene, no obstante, cierto caricter expe-
dito, porque asi lo ha requerido, a mas del tantas veces aludido
imperative de la urgencia y economic del trabajo, la circuns-
tancia de que en un principio hubieron de observarse los Angu-
los con un transito de ingeniero Berger, de 30" de apreciaci6n
Sen los nonios, y la escasa pr~ctica del personal subalterno en
esta clase de operaciones. Para las Altimas dos figures se dispuso
de un teodolito Troughton, cuyos microscopios aprecian 10"; y,
como es natural, mejoraron los cierres de los triAngulos. El pro-
medio del error de cierre de los triAngulos de las cuatro figures
primeras, o sea de las observadas con el instrument Berger, fu6
de 10" y el error mAximo de 23"; mientras que para los obser-
vados con el Troughton fueron de 7" y 19", respectivamente.
Precisaimente para contrarrestar en lo possible la falta de un
buen teodolito, en 6sta y en las demis cadenas se ha sido muy
exigente en la conformaci6n de las figures, obligindose ademis
a la ocupaci6n de todos los vertices y admiti6ndose s61o cuadri-
literos con sus diagonales y poligonos con punto central, es de-
cir, exduyendose los triAngulos simples. Se logra asi que las
cadenas tengan una gran "resistencia", hacidndolas, ademis, ap-
tas para adquirir inmediatamente la categoria geodesica desea-
ble tan pronto como Ileguen los teodolitos de precisi6n que
tenemos encargados.
Como ampliaci6n del control en esta zona oriental, se han
observado y calculado cinco figures primaries mas que quedan
adyacentes a los lados Norte o Sur de la Cadena. La anchura
de la zona triangulada aumenta asi a unos 35 kms.
Iguahnente se tiene observado y calculado un encadena-
n into auxiliar que consta de otras siete figures, que, apoyando
sus extremes en la cadena de los 199, sirve para fijar parte de
la costa inmediata de la bahia de Samani. El promedio del
error de cierre de los triingulos de esta cadena auxiliar ha resul-

(1) Recu&rdese que cuanto mejor es una figure mis pequefia es el valor
de los nimeros R, y R,.









RAM6N MARTORELL OTZET


tado ser de 6" y el mAximo error de esta clase de 17", lo que,
comparado con los errors de esta clase anteriormente anotados,
acusa un nuevo mejoramiento en las observaciones angulares.
Aunque 6stas no quedan ain comprendidas dentro de las rigu-
rosas limitaciones impuestas a una triangulaci6n geodesica de
tercer orden, se acercan ya a ello. El encadenamiento, despues
de un desarrollo longitudinal de 70 kms., al volver a conectar
con la cadena principal, lo hace con un error de s61o 0".2 en
longitud y latitud.
Esta cadena de la costa se enlazarA a la antigua triangula-
ci6n de la bahia de Sanana, con lo que se lograra un "cierre"
sobre la base media en 1882 entire las bocas de los rios Yuna
y Barracote. Se tienen ya realizados los reconocimientos previous
para tal enlace y se estvn construyendo las sefiales de los v6r-
tices.
En todos los triAngulos, los Angulos se han medido por se-
ries de cuatro observaciones (en posici6n direct e inversa del
anteojo). Al estacionar en los vortices, se tomaron las distancias
cenitales, para poder calcular la altitude de los mismos.
El numero de vertices primaries de esta parte de la red es
de 34 y el de secundarios que se apoyan en ella es de 17. Los
puntos auxiliares fijados por intersecci6n direct o inversa su-
man various centenares. De todos ellos se calcula tambien trigo-
nometricamente la altitude.
La extension superficial triangulada por nosotros en la re-
gi6n oriental del pais alcanza asi a 2500 kms2.
La materializaci6n de los vertices en el terreno se ha hecho
mediante pequefios barrenos en la roca, que constituyen el cen-
tro'de un triAngulo cincelado en ella. Cuando no hay roca, el
punto se sefiala por un clavo colocado en la cabeza de una esta-
ca de 12 cms. de diAmetro, fuertemente hincada en el terreno.
De todos estos vortices se han redactado resefias muy completes
y su situaci6n se ha ligado a tres marcas de referenda.
El otro tramo de la cadena del paralelo de los 199, o sea su
parte occidental, es de mejor calidad. Consta de cuatro figures
vasee grifico N9 6), y tiene un largo de 50 Kms. y un ancho de
20 kms. Arranca tambien de la antigua triangulaci6n del U. S.
Geological Survey, solapando sobre tres vortices de los entonces
establecidos. Los lados tienen una longitud media de 15 kms.
siendo el mayor de 30 kms. y el menor de 5 kms. El nMmero de
vertices primaries actualmente establecidos es de once y el de
secundarios de cinco, cubriendo una zona de 800 kms2. En estas
cifras se incluye la parte ain no observada. Las figures son de las
mismas caracteristicas que en el tramo oriental en cuanto a su
naturaleza, pero de una resistenda aun mAs extremada. En efec-
to, 6sta es para la totalidad del tramo y por el mejor camino de









CARACTERfSTICAS DE LA CARTA PRELIMINARY


R1 igual a 15 y por el que le sigue en bondad R2 igual a 29;
siendo la de la figure mis desfavorable de RI igual a 6 y R,
igual a 19. La bondad de estas dos cifras nos dice que las figu-
ras rednen condiciones 6ptimas ain para una cadena de ler.
orden.
En tanto no podamos medir una base de comprobaci6n en
el Valle de San Juan, la cadena cerrarA sobre la base establecida
en dicho valle por la Seaboard Dominicana de Petr61eo. Para
establecer este cierre falta s61o proyectar dos figures, uno de
cuyos vertices sera el prominent Pico Trujillo, el mis alto del
sistema orogrAfico antillano. De este modo quedari, ademas,
enlazada nuestra triangulaci6ri con la practicada por la citada
compafiia petrolera.
Las observaciones angulares se hacen con el teodolito
Troughton antes citado, por el m6todo de direcciones y series
de ocho vueltas de horizonte (ocho con el circulo vertical a la
derecha y ocho con el circulo a la izquierda), prescindiendo
del tripode del aparato y estacionando sobre rigidos soportes
especialmente construidos sobre el punto de estaci6n.
El riumero de triangulos observados no es adn suficiente
para dar un valor medio de cierre de los de la cadena. Hasta
el moment, en los triAngulos admitidos, hemos obtenido cie-
rres de 4" a 6", lo que indica que se ha conseguido cumplir
las especificaciones para una cadena geodesica de tercer orden,
acusindose asi los progress alcanzados en la instrucci6n del
personal y la creciente bondad de los trabajos.
Para la observaci6n de los lados grandes se estan constru-
yendo heliotropos con arreglo a un model que ha sido ensa-
yado satisfactoriamente. Con ello esperamnos mejorar adn mis
los cierres.
El ajuste de la triangulaci6n se hace por figures aisladas y
por el mttodo de los minimos cuadrados.
Las grandes altitudes de la Cordillera Central, que llegan
a valores superiores a los 3000 m., y la falta de buenas vias de
comunicaci6n, dan idea de la magnitude del esfuerzo que repre-
senta la empresa.
Adyacente a esta cadena, por el Norte, se tienen estudiadas
otras tres figures; y, adyacente por el Sur, una red compact de
otras siete figures. En total, otros diecis6is vortices primaries y
once secundarios.
En esta zona se completari ademis la red con una trian-
gulaci6n de carActer topogrAfico.
A travis de las presents piginas puede apreciarse el afin
con que, dentro de nuestras limitadisimas disponibilidades, tra-
tamos de aumentar la bondad de la triangulaci6n. Los prime-
ros resultados conseguidos en el tramo occidental de la cadena









RAM6N MARTORELL OTZET


de los 199 son alentadores. Por ello se ha decidido materializar
sus vertices sobre el terreno por places de bronce de 9 cm. de
diAmetro que llevan las sefiales e inscripciones pertinentes. Cuan-
do no hay roca donde embutir la placa se construyen pilares
de hormig6n y se colocan ademis sefiales enterradas. Unas y
otras se refieren a tres puntos bien determinados del terreno o
a tres marcas suplementarias de bronce. Para la protecci6n de
estas places se ha dictado la Ley NQ 845 de 1945 (G. O. NO 6229)
estableciendo sanciones para quienes las destruyan 6 remuevan.
Es superfluo advertir que a nuestra triangulaci6n no le sera
dado alcanzar todo el rigor de un trabajo geod6sico de alta cali-
dad hasta que terminemos satisfactoriamente los ya largos tri-
mites que exige la adquisici6n en Suiza de teodolitos Wild T3
y T2 de 0"2 v 1" respectivamente de precisi6n de lectura, asi
ccmo las adn mAs dificiles gestiones para lograr un equipo de
hilos o cintas invar para medir bases.

Triangulacidn ejecutada por la Compajiia Seaboard
Dominicana de Petrdleo, C. por A.

Se compone de tres cadenas que se desarrollan respectiva-
mente a lo largo de los valles de Neiba, San Juan y Cibao. Pa-
ra la parte central de la primera cadena mencionada se ha apro-
vechado la triangulaci6n realizada por el Ingenio Barahona
vasee grAfico NO 7).
Fu6 comenzada en 1943 para servir de canevis al mosaico
aerofotogrifico y piano de los terrenos que abarca la concesi6n.
Cubre actualmente una zona de 8500 kms2. Consta de dos 6r-
denes de triAngulos, sumando en total 67 los vortices primaries.
La materializaci6n de los vertices sobre el terreno se hace
por un clavo colocado, en el 80% de los casos, en un taladro de
la roca, taladro que forma el centro de una cruz tallada en la
misma. En los casos restantes, se ha colocado el clavo en la cabe-
za de estacas de madera de 6" por 6", hincadas hasta un metro
de profundidad.
Para la 4medida de los angulos se utiliza un trAnsito de in-
geniero Gurley, de 30" de apreciaci6n en los nonios. Los Angu-
los se obtienen por seis repeticiones, en cada posici6n del an-
teojo.
Las bases se han medido empleando una cinta de acero Luf-
kin de 100 metros de longitud. Los extremes de la cinta se mar-
caron con lines finas de lapiz en las cabezas de estacas de ma-
dera hincadas en el suelo.
El ajuste de la triangulaci6n se hace por figures aisladas.
A continuaci6n damos las caracteristicas de cada una de las
cadenas citadas.







Grdfico V "F
Grdfico V *.*" *i'


S..Vemni prtir io r merc Ve WOe mr


te slM e
^ j *ri
S'A'.F fw .









RAM6N MARTORELL OTZET


Cadena del Valle de Neiba

Es a la que corresponde cronol6gicamente el primer lugar.
El tramo otcidental, que cubre 300 kms2., estA formado de 13
triAngulos que tienen un promedio de error de cerre de 7" y
un miximo de 14". El promedio de la longitud de sus lados es
de 14 kms., siendd el valor mAximo de 24 kms. y el minimo
de 5.8 kms.
En la Descubierta, extreme occidental de la cadena, se mi-
-di6 una base de 3 034.286 m., aprovechando la playa del Lago
Enriquillo. La operaci6n fu6 practicada un dia de sol fuerte,
con la cinta apoyada en el suelo, marcando sus extremes en las
cabezas de estacas de madera de 3" de diametro clavadas a ras
de tierra. Se tuvo en-cuenta la correcci6n por temperature, pero
se consider innecesaria la de pendiente. La tensi6n standard
fu6 mantenida.
La- correspondencia entire las dos medidas fu6 de 1:75 000
y el error probable de la base de 1:225 000.
El acuerdo en longitud de bases, se comprob6 sobre la base
occidental de la triangulaci6n del Ingenio Barahona, y result
un error de cierre de 1:18000.
El tramo central de esta cadena estA formado por la trian-
gulaci6n del Ingeffio Barahona, de la que nos hemos ocupado
antes.
El tramo oriental, que cubre 350 klms2., se compone de 7
triAngulos. Parte de la base Este de la red del citado ingenio
para ir a cerrar sobre un lado de la triangulaci6n secundaria
del' U. S. Geological Survey. Este cierre se logr6 con un acuer-
do en distancia de 1:17.000.
:El promedio del -error de cierre de los triingulos de este
tramo es de 6" y el mAximo de 13". El promedio de la longi-
tud de los lados es de 15 kms. y los valores extremes de 30.5
kms. y 8, kms. -

Cadena del Valle de San Juan

Parte de Azua y llega a la frontera, cubriendo 1500 kms2.
Esti constituida per 22 triAngulos, cuyo error de cierre es de un
promedio de 10" y el maximo de 20". Los lados tienen una lon-
gitud media de 21 kms., siendo el mayor de 33 kans. y el menor
de 9 kms.
Como base de partida se tom6 el mismo lado secundario
de la triangulaci6n del U. S. Geological Survey que sirvi6 de
arranque a la cadena del valle de Neiba, quedando asi las dos
cadenas enlazadas por el Este.
En las inmediaciones de San Juan de la Maguana, en una









CARACTERISTICAS DE LA CARTA PRELIMINARY 37

secci6n recta y casi ilana de la carretera Sanchez, se midi6 una
base de 6003.843 metros. La operaci6n tuvo lugar en un dfa
nublado. Las normas seguidas en la medici6n fueron las mis-
mas que en la base de La Descubierta, pero teniendo, esta vez,
en cuenta la correcci6n por pendiente. La correspondencia en-
tre las dos medidas fu6 de 1:55.000 y el error probable de
1:162.000. La relaci6n de incrementaci6n de la base media a
la calculada fu6 de 1:3.
El acuerdo entire bases se obtuvo con un error de 1:24.000.


Cadena del Cibao

Abarca desde Montecristi a la bahia de Samani, cubriendo
5.500 kms2. Esta cadena se estA terminando de observer. Parte
de una base media en las inmediaciones de Guayubin y cerra-
rA sobre un lado de la triangulaci6n primaria del U. S. Geolo-
gical Survey. Tiene ademis comunes con 6sta otros dos vertices.
Consta de 34 triangulos, cuyo error de cierre es de un pro-
medio de 6" y alcanzando como mAximo 12". La longitud de
sus ladog tiene un valor medio de 21 kms., siendo el mayor de
41 kms. y el menor de 6.5 kms.
La base de Guayubin tiene 6 817.616 m. y fu6 media sobre
un tramo de camino recto y casi llano, durante la noche, con
la cinta suspendida entire apoyos distantes 25 metros, formados
por estacas de 4" de diAmetro. Fueron practicadas las corres- .
pondientes correcciones de pendiente, catenaria, tension y tem-
peratura, y su longitud reducida al nivel del mar. La correspon-
dencia entire las dos medidas fu6 de 1:243 500, dando un error
probable de 1:722.000. La relaci6n de incrementaci6n de la ba-
se media a la ampliada es de 1:2.5.
Como la observaci6n adn no esti terminada se desconoce
el error de cierre sobre el lado del U. S. Geological Survey.
Esta cadena enlazari en la bahia de Samana con la que es-
tin realizando en aquella zona el Instituto Geogrifico y Geol6-
gico y la Comisi6n de Limites Geogrificos Nacional.

Puntos fijados astrondmicamente en la costa

Aunque propiamente no forman parte de la triangulaci6n,
como se aprovechan tambi6n como puntos fundamentals, no
queremos terminar este capitulo sin hacer referencia a los que
dej6 establecidos el U. S. Hidrographic Office para confeccionar
las cartas nAuticas correspQndientes a la isla.
En las costas del territorio national existen 27 de estos pun-
tos. Los de Ciudad Trujillo y de Puerto Plata son los mis pre-








38 RAM6N MARTORELL OTZET

cisos. Del primero ya hemos tratado al ocuparos de la trian-
gulaci6n del U. S. Geological Survey. La latitud del segundo
fue determinada por 21 'observaciones, con un error de 19", y
la longitud por cinco sefiales horarias. Para los 25 puntos res-
tantes de latitud fue obtenida por el m6todo de la distancia
cenital y la longitud por cron6metros portitiles. La incerti-
dumbre de sus posiciones geogrfficas es la propia de esta dase
de trabajos. En ocho de los vortices secundarios 6sta es de 15
metros en las latitudes y de 150 en las longitudes.




















ELIPSOIDE DE REFERENCIA, CALCULOS Y AJUSTE
DE LA TRIANGULACION


EN 1923, LA Uni6n Internacional de Geodesia y Geofisica,
a la que la Repiblica Dominicana esti adherida, en Asamblea
General celebrada en Madrid, recomend6 la adopci6n como
formaa matemitica de la Tierra y base de los calculos el elipsoi-
de obtenido por Hayford segfin el metodo llamado de las ireas,
cuyas dimensions son:

Semi eje mayor a = 6378 388m 18'
Semi eje menor b = 6356 909
Inverso del aplanamiento 4 = 297.0 0.5
Cuadrado de la excentri-
cidad e2= 0.0067237 0.0000120
Longitud de un cuadrante Q = 10 002 288.3 metros

Pero, en atenci6n al desproporcionado esfuerzo que represen-
taria para muchos paises que tienen su triangulaci6n muy ade-
lantada recalcular la labor de various decenios, se reserve aquel
elipsoide international para los trabajos de alta geodesia, dejan-
do en libertad a las naciones miembros de la Uni6n para seguir
utilizando en su cartografia el elipsoide por ellas hasta entonces
empleado.
Es indudable que los trabajos cientificos de interns gene-
ral, en los que intervienen paises vecinos, o todos los de la Tie-
rra, deben guardar unidad, y, por tanto, ejecutarse segfn nor-
mas uniforms. Entre estos trabajos se encuentran los geod6si-
cos y cartogrificos de cada pais, cuya utilidad no terminal en
sus costas y fronteras, sino que deben enlazar con los de las
naciones adyacentes o contiguas formando un conjunto ann6-
nico. Como esta unidad es muy de desear a traves de todo el
Nuevo Continente, la II Reuni6n Panamericana de Consulta
sobre Geografia y Cartografia, promovida por la Comisi6n de








-.4 -- 7

irdf~nlicoVE~~


SV I.rl" piri *.,


, t .ed do triMngalolsi
primorm
' w .r '


4- .-.


D Vlrllw Hna~rk









CARACTERfSTICAS DE LA CARTA PRELIMINARY


Cartografia del Instituto Panamericano de Geografia e Histo-
ria, en sesi6n plenaria celebrada en Rio de Janeiro el 25 de
agosto de 1944, resolvi6 someter a la consideraci6n de los gobier-
nos de las naciones americanas la adopci6n general del elipsoi-
de international antes citado.
Nuestro pais acept6 inmediatamente esta sugerencia, pro-
maulgindose el Decreto N9 2403 de 1945 (G. O. N9 6204), por
el que se declara el empleo de aquel element de referencia con
carActer official.
Ahora bien, el elipsoide utilizado por el U. S. Geological
Survey en los calculos de la Carta TopogrAfica de la Repdblica
Dominicana, fu6 el de Clarke, de 1866. Como hemos dicho,
nuestros trabajos actuales se basan en los entonces iniciados,
siendo pricticamente continuaci6n de aqu6llos. Ademis, en el
moment de tomarse en Rio de Janeiro aquel acuerdo, llevA-
bamos ya muy avanzados nuestros cAlculos, por lo que hubiera
sido sumamente perturbador recomenzar unos y otros. Por tal
motivo, en el decreto antes citado figure un pirrafo que dispo-
ne que los trabajos en curso de ejecuci6n sigan basindose en
este dltimo elipsoide (1) Este, es, pues, el element de referen-
cia que seguimos empleando en la computaci6n de los tridngu-
los y en el calculo del canevis de la proyecci6n. Los valores del
elipsoide de Clarke (1866), que es todavia el mAs empleado en
America (2), son:

a = 6378206.= 4
b = 6 356 583. 8
S= 294.88
e2= 0.0067686580
Q= 10001869m.

En tanto no puedan medirse bases de comprobaci6n, la red
se ajusta por figures aisladas, partiendo de los valores hallados
en la triangulaci6n geodesica practicada anteriormente por el
referido U. S. Geological Survey, y cerrando, provisionalmente,
en las bases medidas por otros servicios.
La compensaci6n del tramo occidental de la cadena del pa-
ralelo de los 199, dado su mayor precisi6n, se hace por el md-
todo de los minimos cuadrados.

(1) Para el paso de los elements de uno a otro elipsoide vWase el infor-
me N9 35 del Instituto Geogrifico y Geol6gico.
(2) Clement L. Garner, jefe de la Divisi6n de Geodesia del U. S. Coast
and Geodetic Survey ha confirmado recientemente que el elipsoide de Clrake
de 1866 result afn satisfactorio para todos los fines practices.






















SISTEMA DE PROYECCION


SSABIDO ES que mientras estemos dentro de los limits entire
los que es possible admitir que una porci6n de la superficie te-
rrestre es plana no se presentan dificultades para su representa-
ci6n grAfica: plana la Tierra y piano el papel sobre el que hay
que dibujarla, puede trazarse sobre este iltimo una imagen del
terreno de modo que el original y el dibujo sean enteramente
semejantes, es decir, que los Angulos en la carta sean iguales a
sus hom6logos del terreno y las distancias y superficies sean pro-
porcionales a las verdaderas con arreglo a la escala de reducci6n
elegida.
Pero, cuando por ser grande la regi6n a representar o mu-
cha la precisi6n que se persigue, debe tomarse en consideraci6n
la curvatura terrestre, hay que enfrentarse entonces con el inso-
luble problema de reproducir exactamente sobre un piano una
superficie esf6rica. No siendo desarrollable esta iltima, es im-
posible que el mapa y el original conserven en todas sus parties
las debidas proporciones: forzosamente han de aparecer en el
primero alargamientos, contracciones o distorsiones, al igual que
sucede cuando tratamos de adaptar un trozo de pelota de goma
sobre el tablero piano de una mesa, lo que no se consigue sin
estirar, comprimir o desgarrar el pedazo de goma y con 61 las
figures grabadas en su superficie; o cuando, a la inversa, se pre-
tende envolver una esfera con un papel, lo que nos obliga a ple-
garlo y arrugarlo, y ni afn asi se logra la perfect coincidencia
entire ambos.
La representaci6n fidedigna de la superficie terrestre, en el
sentido geom6trico, 6nicamente es possible mediante los llama-
dos globos terraqueos; pero, las ventajas de esta rigurosa seme-
janza vienen anuladas por la incomodidad en su manejo a bor-
do de buques, aviones o autom6viles, por la dificultad de cons-
truirlos de gran tamafio y por lo penoso que resultaria tener
que efectuar los studios t6cnicos sobre ellos.









CARACTERISTICAS DE LA CARTA PRELIMINARY


De ahi que, para la transformaci6n de los calculos en lo que
se llama carta o mapa, haya necesidad de emplear sistemas de
representaci6n plana, Ilamados proyecciones cartogrificas, que
obedeciendo a ciertas leyes analiticas, geom6tricas o empiricas,
anulen, o por lo menos conviertan en despreciables, aquellas
de las deformaciones cuya presencia en el mapa sea mis perju-
dicial a los fines a que se destina, o, si el mapa no ha de respon-
der a ninguna condici6n primordial, conduzcan a que sea mi-
nimo el conjunto de todas las anam6rfosis. Es evidence que si
la carta debe servir para estimaciones catastrales, se impone que
las Areas garden la debida equivalencia, aun cuando haya de
renunciarse a la semejanza de forma; en cambio, si la carta es
destinada al studio de rutas maritimas o areas, lo fundamen-
tal seri conservar las direcciones; y si lo que se persigue es cono-
cer la longitud de ciertos itineraries, es esencial que se altere
lo menos possible la proporcionalidad en las distancias, etc. (1),
El mapa que estamos confeccionando estA destinado a uso
General, es decir, no debe satisfacer de modo preferente o exclu-
sivo a ninguna condici6n predeterminada; y nuestro prop6sito
es obtener una representaci6n fiel del territorio national, lo
mismo en una que en otra de sus parties que en su totalidad.
Debemos, pues, emplear un sistema de proyecci6n de aquellos
que, sin anular ninguna de las deformaciones lineal, angular y
superficial, hagan que estas no excedan de cierto limited. La
proyecci6n que se usa es la polic6nica.
Esta elecci6n no es resultado de un process analitico de
investigaci6n del sistema mis convenient para el caso, teniendo
en cuenta el objeto y la escala del mapa, la forma y posici6n
geogrAfica de la Isla de Santo Domingo y la sencillez del cAlculo
y dibujo del canevis. Mas adelante, cuando salidos del apremio
actual de lograr una carta preliminary que lene las urgentes ne-
cesidades cartogrificas del pais, podamos ocuparnos de confec-
cionar con calma y bajo las mis rigurosas normas la carta defi-
nitiva, el Instituto Geogrifico emprenderA los studios perti-
nentes para elegir el mas apropiado sistema de proyecci6n, si-
guiendo para ello el camino sefialado por Tissot, que es el adop-
tado por los tratadistas modernos.
No debe, de ningfn modo, pensarse por ello que nuestra
carta preliminar tiene un sistema inadecuado de proyecci6n. En
paises de las dimensions reducidas del nuestro las ventajas de

(1) El Instituto Geografico y Geol6gico tiene estudiadas varias proyec-
ciones para la Repdblica Dominicana. Vanse los informes Nos. 16, 22 y 26,
que llevan respectivamente por titulo: Proyeccidn c6nica equidistante con
un paralelo tipo, El sistema policdnico de proyeccidn y La proyeccidn gno-
mdnica sobre el horizonte de Ciudad Trujillo. Este 6ltimo pr6ximo a im-
primirse por la Universidad de Santo Domingo en sus Publicaciones.









RAM6N MARTORELL OTZET


un metodo de representaci6n sobre otro no son en realidad de
much monta, siempre que los que se compare sean adecua-
dos. Los errors de construcci6n y la distorsi6n del papel exce-
den en general a las propias del sistema de proyecci6n emplea-
do. Ademis, estando nuestro mapa subdividido en hojas, co-
rrespondientes cada una a zonas pequefias de terreno, y tenien-
do el levantamiento cierto caracter expedite, son adn de menor
cuantia aquellas diferencias (1).
El haberse adoptado la proyecci6n polic6nica se debe a ser
la empleada por el U. S. Geological Survey en las cinco hojas
publicadas de la Carta Topogrifica; por lo que, si nuestro tra-
bajo ha de ser un complement de ellas, just es que utilice 'el
mismo mn6todo de representaci6n (2).
Limitando el uso de esta proyeci6n a zonas comprendidas
entire dos meridianos pr6ximos a subdividiendo la carta en ho-
jas que refnen esta condici6n, el sistema result muy satisfac-
torio. Las personas a quien pueda interesar un mayor conoci-
miento de esta proyecci6n y el modo como se traza el canevAs,
pueden consultar el informed Nv 22 de este Instituto, donde se
explica con todo detalle su fundamento y en el que figuran ta-
olas especialmente calculadas para nuestras latitudes.





















(1) En el mapa mural a escala 1:20000, de que luego hablaremos.
las ventajas de uno u otro sistema son ya dignas de tener en cuenta.
(2) Esta proyecci6n es usada tambien por los Estados Unidos de Nor-
teamhrica, por el Perd y por Uruguay.






















DESCOMPOSICION EN HOJAS Y DIBUJO DE LA CARTA.
OTROS MAPAS QUE SE BASAN EN ELLA


RESPECTO DE la descomposici6n en hojas adoptada, ya hemos
indicado que era en cuadrangulos de 30' por 30', en ndmero
de treinta. R6stanos Anicamente afiadir que estas hojas se
designan por el sistema rectangular de coordenadas, mediante
letras y ndmeros (vWase grifico N9 1); asi, la hoja correspon-
diente a /Puerto Plata se nombra simplemente por B-8. Den-
tro de cada hoja, los pequefios cuadringulos de 10' de lado,
se distinguen agregando a la designaci6n de la hoja a que per-
tenecen las letras a, b, c,... j, siguiendo el orden de Oeste a
Este, y de Norte a Sur. De acuerdo con esto, el pequefio cua-
dringulo en que queda Ciudad Trujillo se reconoce por el sim-
bolo E-10, a. La clave acabada de resefiar se emplea en el Ins-
tituto GeogrAfico y Geol6gico con caricter general como refe-
rencia de situaci6n, y, especialmente, en el archive de toda clase
de datos, mapas, y pianos. Las hojas, una vez terminadas, 11e-
varin, ademis, el nombre de la poblaci6n mAs important que
contengan.
Por lo que se refiere a la escala empleada, ya anticipamos
oportunamente que es la de 1:100.000. En cuanto a las normas
que se siguen en el dibujo del detalle topogrnfico de las hojas,
procuramos sujetarnos a los signos convencionales empleados
por el tantas veces citado U. S. Geological Survey, usAndose en
las minutes cuatro colors: negro, rojo, azul y siena.
Con signos propios para cada uno, se registran los siguien-
tes accidents topogrAficos naturales o artificiales:

Nicleos de poblaci6n y edificaciones: Capital de la Repfi-
blica, capitals de provincia, cabeceras de comin, secciones (me-
diante el dibujo de grupos de casas repartidos proporcionalmen-
te a la densidad de viviendas), lugares, ermitas, ruinas, parade-
ros y cuevas.









GrdficoV -


* VewiC Pimorno
0 Virriu Secunmore


Trhlqul.on dl la rto ad A l-- onQuliaon dei Ingenlo Th BUocone-
Or b 2mcna o POetndr*" n loopanf









CARACTERISTICAS DE LA CARTA PRELIMINARY


Vias de comunicaci6n: Carreteras principles, carreteras se-
cundarias, caminos carreteros transitables en tiempo de seca,
casinos de herradura, sendas. Ferrocarriles, incluso los de ser-
vicio interior de los ingenios azucareros.
Hidrografia: Rios, arroyos, torrentes, quebradas, cafiadas,
lagunas, de agua constant e intermitente, terrenos pantanosos,
canales, saltos de agua, pozos, playas.

Orografia: Esti representada por curvas de nivel, de 50 m.
de equidistancia, y puntos acotados. Escarpados.

Obras de fdbrica: Puentes, faros, puertos, aer6dromos, inge-
nios azucareros, plants industriales importantes, cementerios,
estaciones de ferrmcarril.
Mineria: Minas, salinas, canteras, pozos de petr61eo.
Division political: Limites de la Repfblica, y los interpro-
vinciales e intercomunales, a media que son aprobados por la
ley como resultado de los studios realizados por ]a Comisi6n
de Limits Geogrificos Nacionales.
Puntos fundamentals: VWrtices de triangulaci6n primaries
y secundarios establecidos por el U. S. Geological Survey y v6r-
tices de la misma clase establecidos recientenrente por la Comi-
si6n de Linites y el Instituto Geogrifico y Geol6gico y la Com-
pafiia Seaboard Dorpinicana de Petr61eo.

Cada una de las hojas llevari dibujado en sus margenes
pequefios cuadrados indicativos: a) de la situaci6n relative y no-
menclatura de las hojas adyacentes; b) de la red de triangula-
ci6n de diversos 6rdenes que le sirve de control horizontal, asi
como de las poligonales primaries; c) de la precisi6n, proceden-
cia y fecha de los datos del relleno topogrifico. De este modo
todos conocerin la garantia que merecen las distintas parties de
la hoja y podri ser 6sta mejor utilizada por los t6cnicos. La ho-
ja levara tambi6n un cuadro con signos convencionales y esca-
las grificas en kil6metros y en millas.

Al propio tiempo que se confecciona la Carta Preliminar,
objeto del present informed, el Instituto Geografico estA dibu-
jando, a base de los mismos datos, una reducci6n a escala
1:200000, con miras a conseguir un Tmapa mural. La menor
escala, y, por tanto, el necesitar menor rigor y detalle, nos per-
miten trabajar con una mayor flexibilidad, de modo que se es-
pera tenerla terminada en un plazo mis breve, consiguiendo asf
una especie de anticipo de aquella.









48 RAM6N MARTORELL OTZET

El diferente fin a que se destina el mapa mural hacen que
existan algunas diferencias con la Carta Preliminar. A mis de
las propias de la escala, en primer t6rmino hay que decir que
se compone de una sola hoja, o mejor explicado: asi como la
carta preliminary, que consta de 30 hojas, vienen a ser treinta pro-
yecciones distintas, cuyo ineridiano central es el central de cada
hoja, aqui se trata de una proyecci6n inica, cuyo meridiano
central, para todo el mapa, es el de los 709 W. de Greenwich.
Resulta asi un mapa cuyas dimensions son de unos dos metros
de alto por otros dos de ancho; es decir, la superficie de nuestro
territorio aparece cuatro veces mis grande. que como figure en
el conocido mapa Moya y en el compilado por el Ingeniero G6-
mez. Para la representaci6n del relieve se sigue el sistema hip-
som6trico, indicardo por distintos colors las tierras bajas, me-
dias, altas y alpinas, y 6stas a su vez quedan subdivididas por di-
ferente intensidad de los colors seghn la siguiente escala:
i Mas de 180 m. de profundidad
Tierras submarines Entre 20 y 180 m. de profundidad
Menos de 20 mn. de profundidad
Tierras baas Menos de 100 m. de altitude
Ti s b s Entre 100 y 200 m. de altitude

Tierras dias Entre 200 y 500 m. de altitude
s m s Entre 500 y 1000 m. de altitude
Tierras altas Entre 1000 y 1500 m. de altitude
Entre 1500 y 2000 m. de altitude

Tierras alpinas Mis de 2000 m. de altitude.

Basado tambi6n en los datos de la carta preliminary, el Ins-
tituto Geogrifico y Geol6gico tiene en preparaci6n un "Atlas
de la Repiblica Dominicana". Las dimensions de las piginas
de esta obra serin de 50 cms. por 40 cm. Los mapas principles
tendrAn la escala de 1:1.000.000 y los mapas complementarios
la de 1:2 000 000. Las minutes de unos y otros estin siendo di-
bujadas a escala double.





















ESTADO DE ADVANCE Y CALIDAD DE LOS RESULTADOS
CONSEGUIDOS


LA SUPERFICIE hasta el present triangulada es de cerca de
las dos quintas parties del territorio national. En el capitulo III
se han proporcionado datos suficientes para que cualquier inge-
niero o agrimensor pueda former concept de la bondad de las
distintas parties de la red. Para quienes no estin versados en la
material, afiadiremos que dicha red cumple por su precision y
homogeneidad el esencial cometido de servir de canevis funda-
mental de la Carta Preliminar; pero, hay que salir al paso de la
possible creencia de que se esta cubriendo el pais de una rigu-
rosa triangulaci6n geod6sica, en el mAs alto sentido que cienti-
ficamente ello represent. La parte de triangulaci6n realizada
por el U. S. Geological Survey, que, dados los elements y per-
sonal instruido con que contaba, es la de mayor precisi6n, se
acerca a una red geodbsica de segundo orden, sin que llegue a
ajustarse estrictamente a sus especificaciones. Sigue en bondad la
triangulaci6n que por el tramno occidental de la cadena del pa-
ralelo de los 199 estan llevando a cabo la Comisi6n de Limites
GeogrAficos Nacionales y el Instituto Geogrifico y Geol6gico,
que redne las condiciones necesarias para clasificarse como geo-
desica de tercer orden, y confiamos en que se acercari much
al segundo orden.
La extensa triangulaci6n de la Seaboard Dominicana de
Petr6leo se aproxima bastante al tercer orden geodesico, sin que
en rigor podamos decir que estA dentro de tal categoria. La
triangulaci6n establecida por nosotros en la regi6n oriental del
pais, es prActicamente de la misma precisi6n que la de la Sea-
board, consigu6ndose asi la deseable uniformidad de la red.
La red geod6sica national, de orden superior, capaz de ser-
vir a los elevados fines de la Geografia MatemAtica, tales como
la media de arcos de circulo terrestre, determinaci6n de la for-
ma de la tierra, studios gravimnetricos y de la desviaci6n de la






Gedfico VI
ad 71V sr or rr
f-* 1

I i -- 7' II _~ ii--Ind.





I -




-. ___ I __ __ __ _









torminay. .o. metiia: Cu,. 6511 Zmh








CARACTERISTICAS DE LA CARTA PRELIMINARY


vertical, y hasta confecci6n de la carta definitive, queda pen-
diente de ejecuci6n (1). Se emprendera cuando se disponga de
los instruments y del tiempo que tan dificil operaci6n requie-
re, y sobre todo cuando hayamos salido del apremio de conse-
guir la carta preliminary. Entonces los trabajos actuales presta-
rAn una valiosa ayuda para planear los de aquella precisa red
geod6sica, y todos ellos, encuadrados en la red de primer orden,
ganarAn extraordinariamente en valor.
Respecto a la extension de mapa terminado podemos anun-
ciar que es de 20.500 kms2., en los que quedan incluidos los
8000 kms2. correspondientes a las hojas levantadas por los nor-
teamericanos, que ban sido cuidadosamente puestas al dia por
nosotros.
De estas cifras y del examen del grafico NQ 8 se desprende
que el advance obtenido en los dos afios y mnedio que se lleva tra-
bajando es notable. Pero estimamos necesario advertir que, de
ahora en adelante, por haber quedado agotadas las fuentes de
datos ya existentes, la progresi6n serA mas lenta. Lo que falta
por levantar deberA obtenerse exclusivamente por trabajos pro-
pios, precisamente en parties del pais como la Gran Cordillera
Central, la zona de los Haitises, la Sierra de Bahoruco, el valle
del Artibonito, etc., que presentan las mAximas dificultades
materials.
El mapa que se va obteniendo registra en planimetria abun-
dante detalle y result de una exactitud superior a lo que era
de esperar en un levantamiento expedite de esta clase. El alti-
metria no es tan complete, puesto que necesitindose el mapa
urgentemente para los studios de delimitaci6n territorial ha
tenido que sacrificarse la obtenci6n del relieve en favor de un
nAs rApido progress de la planimetria. No obstante, el mapa
contiene un cierto nimero de cotas precisas y registrar otras ob-
tenidas Darom6tricamente.
Hasta la fecha s61o se tienen dibujadas en limpio, en papel
tela y a un solo color, las hojas que ha necesitado la Comisi6n
de Limites Geogrificos Nacionales para presentar sus proyec-
tos de delimitaci6n. Para el resto del mapa estan confecciona-
das las correspondientes minutes a escala de 1:100.000, no es-
tando a6n determinado d6nde ni c6mo se editarin las hojas.
En la actualidad se proporcionan copias heliostAticas.
Constituye un alentador motive de satisfacci6n para el Ins-
tituto Geogrifico y Geol6gico y la Comisi6n de Limites GeogrA-
ficos Nacionales el haber comprobado en repetidas ocasiones que
la carta que confeccionan, ain sin estar tenminada y pese a los

(1) Son muy pocos los pauses americanos que tienen iniciados esta clase
de trabajos.








52 RAM6N MARTORELL OTZET

inevitable pequefios defects que por su caricter expedite ha
forzosamente de contener, ha prestado ya tiles servicios, no s61o
en los trabajos propios de estos dos organismos, sino a distintos
departamentos oficiales, a varias empresas particulares y aun a
organismos extranjeros y de caracter international.
Para terminar. diremos que con la carta bAsica a escala
1:100.000, compuesta de treinta hojas, y apropiada para estu-
dios ticnicos; con el mapa mural hipsom6trico, a escala
1:200.000, que por reducci6n a las escalas 1:250.000 y 1:500.000
puede ser matriz de los mapas especiales; y con el Atlas que con-
tendri una colecci6n de fmapas a escalas de 1:1.000.000 y
1:200.000, la Repiblica Dominicana contarA con una comple-
ta cartograffa, capaz de hacer frente a todas sus necesidades.




















INDICE

P tina
Prop6sito............................................... ....................... 9
I.-A ntecedentes...................................................................... 13
II.-Normas de trabajo adoptadas.......................................... 19
III.-Caracteristicas de la triangulacidn.................................... 23
IV.-Elipsoide de referencia, cdlculos y ajuste de la
triangulaci6n.................................... .......................... 39
V.-Sistema de proyeccidn................... ........................ 42
VI.-Descomposici6n en hojas y dibujo de la carta. Otros
,mapas que se basan en ella........................................ 45
VII.-Estado de advance y calidad de los resultados con-
seguidos................................................................................ 49























Articulo 29 de la Ley No 1398 de Organizaci6n Universitaria, promal
gada el 21 de octubre de 1937, modificado por la Ley No. 529, promulgada
el 29 de febrero de 1944.

"Art. 2.-La Universidad de Santo Domingo es un establecimiento
pdblico y un sujeto active y pasivo de derecho, con las limitaciones
establecidas por la ley."

"PArrafo.-Siendo la Universidad un organismo legalmente aut6-
nomo, las opinions que emitan sus profesores en sus cAtedras, cursos
libres, conferencias o lecciones y actuando como Catedrticos de dicho
alto Centro Docente en cualquiera de sus Facultades, no comprometen
en nada al Gobierno dominicano, quien no se hace solidario de las
mismas".




































ESTE FOLLETO SE ACAB6 DE IMPRI-
MIR EN LOS TALLERES DE LA EDITOR
MONTALVO, CALLE ARZOBISPO MIERIO
44-46, DE CIUDAD TRUJILLO, REPd-
BLICA DOMINICANA, EL DfA SEIS DE
FEBRERO DE MIL NOVECIENTOS CUA-
RENTA Y SIETE, Y ESTUVO AL CUIDADO
DE SU AUTHOR Y DE LA SECCI6N DE PU-
BLICACIONES DE LA UNIVERSIDAD. LA
TIRADA CONSTA DE 1000 EJEMPLARES.





~~
~- ~-




,




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs