Citation
Estudios de las trabajadoras textiles balance preliminar en la empresa Ariguanabo

Material Information

Title:
Estudios de las trabajadoras textiles balance preliminar en la empresa Ariguanabo
Creator:
Safa, Helen Icken
Nunez, Marta
Cartaya, Rosa Maria
Florez, Margarita
Pereira, Rita Maria
Ramos, Raul
Publisher:
Federacion de Mujeres Cubanas
Language:
Spanish
Physical Description:
1 online resource (19 pages)

Subjects

Subjects / Keywords:
Women textile workers ( fast )
Cubans ( fast )
Research ( fast )
Trabajadores de la industria textil ( abne )
Cubanos ( qlsp )
Mujeres ( qlsp )
Federación de Mujeres Cubanas ( fast )
Temporal Coverage:
Cold War ( 1945 - 1989 )
Guerra Fría ( 1945 - 1989 )
Spatial Coverage:
Cuba -- Caribbean

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
University of Florida
Rights Management:
The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item. This item may be protected by copyright but is made available here under a claim of fair use (17 U.S.C. §107) for non-profit research and educational purposes. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by fair use or other copyright exemptions. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions requires permission of the copyright holder. The Smathers Libraries would like to learn more about this item and invite individuals or organizations to contact Digital Services (UFDC@uflib.ufl.edu) with any additional information they can provide.

Full Text









ge9detactin ale cl/tuiete Cubanai
Direccion Nacional-Calle Paseo esq a 13-Vedado. Habena -Telfs. 3-9932-3-9933












ESTUDIOS DE LAS TRABAJADORAS TEXTILES

BALANCE PRELIMINAR EN LA EMPRESA ARIGUANABO












Autores: Helen Safa, Estados Unidos Marta Nuniez, Rosa Maria Cartaya,
Margarita Florez, Rita Maria Pereira,
y Radl Ramos, Cuba












9zataJti de.j~~s Cubana-t
Direccion Nacional- Calle Paseo esq. a 13-Vedado Habana -Telfs.3-9932-3-9933




DISEW0 DE LA INVESTIGACION


Esta ponencia resume datos preliminares de "La mujer en la indus tria textilera Ariguanabo". Uno de los objetivos basicos de -esta investigaci6n, dirigida por Helen Safa de la Universidad de la Florida, es comparar sus resultados con los estudios simila-res realizados en Puerto Rico y Repdblica Dominicana a principios de los afios ochenta.


El cuestionario empleado en la investigaci6n fue disenado a partir del instrumento empleado en Puerto Rico y fue adaptado a larealidad cubana por Helen Safa y un equipo integrado por investi gadoras de la Federaci6n de Mujeres Cubanas y de la Universidadde La Habana.


Hay cinco Areas fundamentales en las cuales la political del Esta do cubano ha tenido un impacto crucial sobre la mujer trabajadora:

1) El incremento de la participacifn femenina en la fuerza de
trabajo (de un 16% en 1970 a un 37,4% en 1985).

2) La elevaci6n de los niveles educacionales, que incluye la -eliminaci6n del analfabetismo y un aumento significativo delas mujeres entre los profesionales y tdcnicos del pais -3) La creaci6n y ampliacifn de los servicios sociales para aliviar la carga domdstica (guarderias o circulos infantiles, comedores escolares y obreros, becas, lavanderas, servicios de transporte de la casa al trabajo, viviendas para obreros) 4) La partic-ipaci6n en organizaciones-de masa que benefician a
las mujeres (Federaci6n de Mujeres Cubanas y la Secretariade asuntos sociales, laborales y femeninos de la Central -de Trabajadores de Cuba y los Comitds de Defensa de la --












Direcci6n Nacional' Celle Peseo esq a 13-Vedado. Habana -Telfs.3-9932-3-9933 2 .



Revoluci6n, organizados en el dmbito de la comunidad y donde la mujer juega un papel importante.

5) La aprobaci6n del C6digo de la Familia en 1975, que estable ce la igualdad de derechos y deberes de la pareja ante loshijos y ante las tareas del hogar.


Estos factores han contribuido a mejorar la situaci6n de la mujer trabajadora cubana despuds del triunfo de la Revoluci6n.


(Esta investigaci6n se propone medir en qu6 medida las obreras yt6cnicas de la Ariguanabo se ha beneficiado por la influencia de \estos factores, y qu6 impacto han provocado en la situaci6n y en (la autoridad de ellas en el trabajo, el hogar y la comunidad.


Ademls de estos objetivos del diseho conjunto cubano-norteamericano, la Federaci6n de Mujeres Cubanas se propane:


Conocer cugles son las opiniones de las obreras y tdcnicas de la textilera Ariguanabo acerca de los problemas de esta fA -brica, sobre el pleno ejercicio de la igualdad de la mujer en
el empleo, la comunidad y la familia.

Contribuir a solucionar los problemas detectados

Reflexionar sobre la utilidad de las investigaciones sociales como un instrumento a incorporar al contenido de trabajo de
la FMC.


En esta ponencia se examinarg el primero de estos objetivos y el tercero.


LA MUESTRA

Helen Safa eligi6 en mavo de 1986 la empresa Ariguanabo por serla textilera mas antigua del pais. Fue fundada hace 55 aflos por empresarios norteamericanos, quienes fueron sus propietarios has ta que se -nacionaliz6 en 1960.












Direccion Nacional-Calle Paseo esq a 13-Vedado. Habana -Telf5.3-9932-3-9933



En 1959 habia muy pocas mujeres empleadas en esta textilera. En 1986 en la empresa seleccionada, las mujeres constituyen el 33% del total de los trabajadores, el 32% de los obreros y el -45% de los tecnicos.

En tanto el interns nuclear de la investigaci6n es analizar loscambios en la mujer trabajadora, sobre todo aquellos provocadospor la Revoluci6n, se decidi6 quelas mujeres de 50-afios y mAs estuvieran sobre-representadas en la muestra.


Estas mujeres pueden contar historias de vida que atraviesen por los diferentes ciclos revolucionarios.


La muestra asiconcebida estd compuesta por 168 trabajadoras textiles. Al seleccionarlas del universo de las obreras y tdcnicas (se excluyeron las trabajadoras administrativas y las de servicio) se escogi6 un 10% entre las que tenfan entre 17 y 49 afios y un 150% entre las que tenian 50 afios y mas.


La muestra se define como estratificada (por edades), por cuotas, intencional y aleatoria.

Las mujeres de la muestra se seleccionaron al azar a partir de una lista de trabajadoras ofrecida por la empresa. Se verific6que la administracifn no sigui6 un criteria especifico para elaborar este listado. La lista original se organiz6 por grupos de edad y de cada 10 se seleccionaba un caso ( para las que se en-contraban entre los 17 y 49 afios), mientras que para las mayores de 50 se seleccionaban una si y otra no.


Hubo casos de sustituci6n (33 en total) cuando no se podia contac tar a la mujer seleccionada: porque se habia dado de baja de la fabrica; despues de haber acudido dos veces a su casa y no haber la podido encontrar; o porque no queria ser entrevistada. En -estos casos se sustituy6 el caso de la muestra por la trabajadora que le seguia en la lista del universo.











Jeleaindck llu/zteu CuLanai
Direccicn Nacional-Calle Paseoesq a 13-Vedado, Habana -Teffs.3-9932.3-9933 4En relaci6n a su participacifn en la produccidn, hay que conside rar las peculiaridades de las textileras y su repercusi6n en laecuaci6n produccifn reproducci6n, este es, cdimo estas trabajadoras concilian las tareas domssticas y su participacifn en la producci6n.


Una peculiaridad de estas mujeres es la organizaci6n de sus hora rios de trabajo. Cada semana las obreras tienen un turno diferen te de 8 horas: de 4 a.m. a 12 m; de 12m a 8 p.m. y de 8 p.m. a 4 a.m. A diferencia de las obreras de otras industrias, las textileras tienen que organizar sus rutinas en la esfera hogarefia de modo que puedan compatibilizarse con tales variaciones.



EL CUESTIONARIO

Como se dijo al inicio, el cuestionario fue elaborado tomando en consideracifn el modelo empleado por Safa en el estudio de PuertoRico, y con las modificaciones introducidas por ella y por el equi po cubano.

Estg compuesto por 201 preguntas de carActer factual y opingtico, referidas a las siguientes dimensiones:

- Caracterizaci6n demogrdfica, social, econ6mica y especificamen
te ocupacional de la entrevistada y de su grupo familiar de re
sidencia.

- Composicifn del grupo familiar,

- Migraci6n interna y domiciliar.

- Momentos de la historia laboral

- Momentos de la historia de vida reproductiva

- Cuidado de los ninos

- Perfil socio demografico y ocupacional antes de la Revoluci6ny actual de la entrevistada,del padre, de la madre











9tzlac6tn ch lFj Cutanai
Direcci6n Nacional Calle Paseo esq a 13-Vedado. Habana -Telfs.3-9932-3-9933 5



- Perfil socio-demogrgfico y ocupacional actual de los hermanos

- Moments de la historia de la vida marital

- Ayuda y contactos con la familia extensa, vecinos y amigos

- Existencia y accesibilidad a servicios sociales y a equipos
electrodomdsticos

- Division de las tareas del hogar por sexos

- Evaluaci6n del trabajo domestic

- Canalizaci6n de sus reivindicaciones y de sus problems en el
Ambito laboral y de la casa

- Sistema de decision y de responsabilidades en el hogar

- Evaluaci6n de los cambios en la fdbrica

- Satisfacci6n con el trabajo y condiciones de trabajo

- Participaci6n en organizaciones politicas, de masas y del poder
popular


Este cuestionario fue aplicado a las 168 trabajadoras en sus casas por las 4 miembros del equipo cubano. Este procedimiento posibili t6 una inter entre las entrevistadora y la entrevistada y,en varias ocasiones, con otros miembros de la familia, quienes intervenfan en la entrevista. Posibilit6 asimismo observar las condiciones de la vivienda.



ENTREVISTAS

Se realizaron, ademls, 10 entrevistas estructuradas a obreras de la Ariguanabo y de otras textileras de la provincia La Habana, ast como al Jefe de Personal de la empresa y a la Secretaria de Asuntos Laborales, Sociales y Femeninos del Bur6 Sindical de ese centre de trabajo.


El equipo se propane realizar, adems, entrevistas a trabajadores-











$~tttazJ& ::M-iuje&.s Culana .
DOecci6n Nacional -Calle Paseo esq a 13-Vedado. Habne -Telfs.3-9932- 39933 6.(hombres y mujeres) que trabajaron durante la administracifn norteamericana y aplicar historias de vida.



PERFIL SOCIO-DEMOGRAFICO DE LAS ENTREVISTADAS


JEl 37% de las entrevistadas tienen 45 aflos y mds. Es decir, alItriunfar la Revoluci6n en 1959 eran mayores de 18 ahos.

El grupo de 30 a 44 afios representa el 27% de la muestra. Estas mujeres tenlan entre 3 y 17 anlos al triunfar la Revoluci6n.

Las mns j6venes, que tienen entre 17 y 29 aios, constituyen el 36% de las entrevistadas. Las mayores de este grupo tenlan en1959 tres afios.

Estos subgrupos de edades se crearon para identificar tipos de exposici6n a la Revoluci6n. En esta ponencia no se cuenta adn con los cruces necesarios para evaluar la influencia de la edad.

La alta proporci6n de las mayores de 45 afios se debe a la intencionalidad de la muestra comentada anteriormente.

El 67% de las entrevistadas son blancas, el 18% son mulatas y el 15% son negras. Este comportamiento es similar al de la provincia La Habana en el censo de 1981.

Al triunfar la Revoluci6n en la Textilera Ariguanabo trabajabanmuy pocas mujeres y, de ellas, casi ninguna era negra.

tLa mayoria de las entrevistadas son casadas 6 unidas (55%); le siguen las separadas, divorciadas o viudas (35%). Las solterasison el 9,5%.

Entre las mujeres que se han casado o unido alguna vez, el 63% lo hizo cuando tenfa l(9 afios v menos. El 35% se ha casado mas de una vez.

Los datos obtenidos sobre el ndmero de hijos por mujer tienden a confirmar un hecho que ocurre en el pals: la fecundidad tiende












9F-Cleaclo'n de. ZIMU/zP-i CuLtanat 7Direcci6n Nacionali- Cafle Paseo esq e 13-Vedado Habana -Telfs.3-9932 -3-9933



a disminuir.

En el grupo de 17 a 29 afios el 68% tiene un hijo.

Entre las mujeres de 30 a 44 afios la concentracifn mayor (45%)se da en las mujeres que tienen dos hijos.

En las mujeres de 45 afios y mAs se nota una disperci6n entre Idos y tres hijos: 24% y 29%, respectivamente.

Hay varias hip6tesis que explican esta tendencia: Deseos de realizaci6n personal de la mujer, la incorporaci6n de la mujer al trabajo, mayores aspiraciones a elevar el nivel devida de la familia, m6todos anticonceptivos, entre otros.

No debe olvidarse que las mujeres mds j6venes potencialmente -pueden seguir pariendo.

Entre las madres separadas, divorciadas y viudas, es decir, las que tienen que enfrentar la parte mayor del sustento de sus -hijos, un 48% tiene un hijo, un 30% tiene dos hijos y un 22% -tienen tres hijos o mds.

Esta realidad social estS siendo estudiada a profundidad. Ellas y sus hijos gozan de las seguridades de educaci6n, salud y em-pleo que brinda la Revoluci6n; los padres legalmente estin obli gados a pasar una pensi6n alimenticia a sus hijos, y se han ido eliminando los prejuicios que tendlan a discriminar a la mujerseparada. Evidentemente resulta necesario que la sociedad lesbrinde mayor apoyo moral y material de modo que esten en mejores condiciones de ejercer en plena igualdad su decision de empren'der la vida solas, con sus hijos.



CARACTERIZACION SOCI1,- aUESTRA

El 87% de las entrevistadas vive en casas o apartamentos. El 4% vive en albergues del centro de trabajo. El 9% restantes vive en cuartos allegados a las casas, casas de vecindad y bohlos.












delaaclo'n aIe l/tu/z~zs CuLanas.
Direccidn Nacional-Calle Paseoesq a 13-Veddo. Habana -Telfs.3-9932-3-9933 8 .El 90% de las mujeres de la muestra poseen el titulo de propie dad de sus viviendas. El 10% restante reside en viviendas que son medios basicos de las fabricas o en albergues.

Un 39% de las entrevistadas tiene nivel primario de escolari-dad. El 48% tiene nivel de secundaria y el 13% restante tiene d~cimo grado y mds.

El 65% de las entrevistadas tiene salarios de $200 y mds. Para \tener una idea de que estos son niveles salariales altos, compdrese con el salario medio en Cuba en 1985, que fue de alrede dor de $193.

El 20% tiene salatios entre $150 y $199 y el 15% recibe hasta$150.

Se pregunt6 qu6 parte de su salario destina a los gastos de la casa, con el fin de conocer qu4 proporci6n de las entrevistadas tiene mayor o menor grado de responsabilidad en los gastos desu hogar. El 57% respondi6 que destina la totalidad de su sala rio. El 13% dedica mAs de la mitad, y el 16% destina la mitad de su salario a la casa. El 16% destina menos de la mitad o no dedica nada.

Para evaluar qu6 significan estos salarios hay que considerar que en Cuba los servicios de salud, y educaci6n son gratuitos los alquileres no rebasan el 10% de los salarios de los hogares los comedores de las escuelas primarias son gratuitos, los come dores de los centros de trabajo estAn subsidiados y el transpor te publico es relativamente mds barato que en otros pauses.

El 45% de las entrevistadas declare tener ahorros y el 55% dijo no tenerlos.

El 89% tiene radio, el 89% tiene televisor; el 82% tiene refrigerador y el 76% tiene













Direccion Nacional-Calle Paseoesq a I3-Vedado. Habana -Tefs.3-9932-3-9933



El 79% no tiene crdditos solicitados al banco. Es importante destacar que la tenencia de efectos electrodomdsticos es propie dad de las mujeres. La mayor parte de la solicitud de crdditos estg destinada a construir y reparar viviendas.



MOVILIDAD SOCIAL


Se trata aqui de conocer, a trav6s de datos ocupacionales y deescolaridad de las entrevistadas y de sus madres, si han ocu -rrido cambios en el status de las obreras y tdcnicas de la Ariguanabo, e inferir si la Revoluci6n ha determinado estos cambios.

El 78% de las entrevistadas declare que sus madres eran amas de casa o trabajaban como domdsticas antes del triunfo de la Revoluci6n. S61o el 3% eran obreras.

Para poder afirmar con todas las reglas de la estadistica que ha ocurrido una movilidad laboral ascendente habria que conocer
la situaci6n laboral del resto de las hijas de esas amasde casa,do mdsticas, es decir, de las hermanas de las entrevistadas. Sinembargo, es valido tomar a esta muestra de las 168 trabajadoras e inferir que existe una movilidad social positiva desde el -punto de vista laboral. Entre las obreras de mayor edad varias declararon haber trabajado como domesticas. Sobre estos casos se profundizarg al hacer las historiasde vidas.

Antes de la Revoluci6n el 26% de las madres de las entrevista-das eran analfabetas yel 51% no termin6 la ensefianza primaria.Habia concluido la ensefianza primaria solamente un 13%.

Como se vi6 en la caracterizaci6n socioecon6mica, las entrevistadas tienen niveles educacionales mas altos: un 39% tiene -nivel primario, un 48% secundario y el resto tiene d&cimo grado y mds.












9ed-eacb~n de -/l/(ujes. Cua~nai
Direcci6n NacionalI Clle Paseoesq a 13-Vedado, Habana -Telfs.3-9932-3-9933 10.Tanto en lo laboral como en lo educacional puede inferirse que ha habido una movilidad social ascendente, en gran parte influida por la Revoluci6n.




SOBRE LA PERCEPCION DE ASPECTOS LABORALES Y DE LA IGUALDAD EN LOS PLANOS LABORAL Y DEL HOGAR


En Cuba existen condiciones politicas,legales, econ6micas y de -conciencia que contribuyen a eliminar la division sexual discrimi nada del trabajo en el empleo y en el hogar. Sin embargo, las -desigualdades entre sexos persisten en ambas esferas.


El estudio de la Textilera de Ariguanabo permite examinar cullesson los logros alcanzados en la lucha contra esas desigualdades,cuAles son las limitaciones y cugles las perspectivas de soluci6n.


Antes de resumir algunos resultados de la investigaci6n, debe -hacerse una salvedad. El cuestionario, que ha sido el instrumen to b~sico de la investigaci6n, no puede por sf solo medir ni la conciencia de clase ni la de gdnero. Por estd raz6n se habla en la ponencia de percepciones sobre aspectos laborales y sobre la igualdad en el trabajo y en el hogar.












6je~cLaC1Jn de ~ Uu L. C anai.
Direccion Nacional- Clle Poseo esq a 13-Vedado. Habana -Telfs.3-9932-3-9933


Percepci6n de los problems en el colectivo laboral


La incorporaci6n de la mujer al trabajo en la forma progresiva y permanente que se viene dando en Cuba, repercute en la forma ci6n de una conciencia de clase y de genero. Aunque no es el prop6sito en esta ponencia profundizar en este tema de impor tancia te6rica y metodol6gica, lo que a continuaci6n se expone tiene relaci6n con el.


ZC6mo perciben las entrevistadas su mundo laboral y su papel en el?


iAnte todo plantean problemas de su centro de trabajo: referidos a las filtraciones de los techos, al irregular funciona miento del sistema de climatizacifn, a las insuficiencias de las maquinarias. Las encuestadas manifestaron interns por trasmitir estos problemas para que se conocieran y se pudieran solucionar.


Esto demuestra, que las preocupaciones que sitdan en primer lugar, son las que afectan a todo el colectivo laboral. Esta sen saci6n de colectividad, tambidn se expresa en el hecho que, incluso las que no tienen hijos pequefios, plantean el problema de los circulos infantiles entre los principales aspectos a solucionar entre las trabajadoras.


Reconocen que ha habido mejoras en los salarios. y en la organizaci6n del trabajo.


Las entrevistadas manifestaron su deseo por permananecer como trabajadoras, una vez que comenzaron a trabajar. No quieren convertirse en amas de casa porque "la casa atrasa".












Je-JltaeLn d& =l4Ujzs. Cutana~i
Direccidn Nacional -Calle Paseo esq a 13-Vedado, Habana -Telfs.3-9932-3-9933 12.El 88% piensa continuar trabajando indefinidamente o hasta retirarse. El 83% express que prefiere continuar trabajando, aunque no tenga necesidad econ6mica. El 88% planted que buscaria otro trabajo, en caso de perder el actual. El 94% piensa seguir en este empleo.


De estos datosse infiere un sentimiento de seguridad en el empleo: no se imaginan que algdn factor ajeno a su voluntad ponga en peligro su permanencia en el trabajo.


Ademds, no concibieron el matrimonio como una via de mantenerse econ6micamente; es decir, ninguna de ellas marc6 la alternativa del casamiento como un moment de sus vida en el cual dejan de trabajar porque el marido las mantiene.


De las casadas o unidas, el 97% manifest6 que a sus esposos les gusta que ellas trabajen.


El 74%, considera que las mujeres con hijos menores deben trabajar. No conciben que la maternidad y el cuidado de los hijos pequehos sea un obst~culo que les interrumpa su vida laboral.


Trabajar ha significado para ellas ser mAs independientes, adquirir experiencia y ser ms capaces de enfrentar sus problemas. El 75% de las entrevistadas estima que el trabajo les ha permitido ganar autoridad en el hogar.


La mayoria de las obreras y t~cnicas considera que les gusta su trabajo porque es estable e interesante, y porque se sienten identificadas con "su mnquina" y su tarea. De ello podria inferirse que el trabajo para ella no es algo enajenante, sino que les produce satisfacci6n.












9ed.acitin de'z ~l/a/ea Cutanat
Direccion Nacional- Calle Paseo esq a 13-Vedado. Habana -Telfs.3-9932-3-993.3 13.La mayorla de las encuestadas manifesto que trabaja por necesidad econ6mica, por ser 64til a la sociedad y porque les gusta trabajar.


Esto podria significar que para ellas trabajar es una via para satisfacer necesidades creadas, tanto desde el punto de vista material (nivel de vida) como espiritual (ser dtil a la sociedad).


El salario de las entrevistadas constituye una fuente permanente e importante del ingreso familiar. En el caso de las casa das, se comprob6 que ellas aportan, tanto como el marido al hogar.


Una alta proporci6n de las trabajadoras estima que el Sindicato es, de las organizaciones del centro, quien mas se ha preocupado por mejorar las condiciones de trabajo de la mujer. A la -vez, sefialan que persisten insuficiencias en la gesti6n de esta organizaci6n, con relaci6n a la mujer, sobre todo en la acci6n de su Secretaria de Asuntos Sociales, Laborales y Femenino, porque no han podido resolver en la practica todas las dificultades gue persisten en el centro y que ellas han canalizado.


Reconocen que pueden dirigirse (y asi lo han hecho), al Sindica to, al Partido, a la Juventud y a la Administracifn para plan tear sus inquietudes, de lo cual podria inferirse que emplean los canales establecidos para comunicar sus problemas en el gmbito laboral.


La rotaci6n de turns es sefialada como una de las principales causas de insatisfacci6n en el trabajo, porque no les permite superarse e influye en sus inasistencia al trabajo .(sobre todo en el caso de las obreras con nifnos pequeios).












9ed'eacidn CIF- 4LM-Ufte Cubafai
Direcci6n Nacional- Calle Paseo esq a 13-Vedado Habana -Telfs 3-9932-3-9933 14.El 39% de las entrevistadas dijo que precisamente la rotaci6n de turnos es lo que mds limita sus posibilidades y deseos de superaci6n tecnica, hecho que ellas relacionan directamente con las perspectivas de ascenso en las categorfas ocupacionales.


La fdbrica proporciona algunos servicios que contribuyen a es tabilizar la fuerza de trabajo femenina: transporte, servicios mtdicos, comedor y circulo infantil.


Los circulos infantiles no cubren la demanda de las mujeres, ni por sus capacidades ni por los horarios (que no se ajustan a la rotaci6n de turnos). Por esta raz6n muchas entrevistadas manifestaron tener que pagar a otras mujeres para que les cuiden a sus hijos. Este tipo de servicio privado es mas caro -que el del circulo infantil, y no asegura todos los servicios que da esta instituci6n (alimentaci6n, ropa limpia, servicios mrdicos y educaci6n).


Percepci6n sobre la igualdad


Existe una contradicci6n entre el reconocimiento de la igualdad de sexos a nivel de la sociedad cubana y lo que ocurre en la -realidad cotidiana de estas mujeres.


La mayorfa de las entrevistadas reconoce tener iguales derechos que los hombres. Asi, el 95% declare que la educaci6n es tan importante para el hombre como para la mujer; el 77% afirm6 que el hecho de ser mujer no le impide ocupar puestos mAs altos en su trabajo.


La realidad se comporta de manera diferente.











ged'ztaclon ale.~u~z Cudanais
Direccion NacionaI -Calle Paseo esq. a 13-Vedado, Hebana -Telfs.3-9932-3-9933 15'.En una fabrica, donde el 33% de la fuerza de trabajo es femenina, s6lo el 4% de los dirigentes son mujeres.


Al preguntdrseles si ellas podian ocupar cargos de direcci6n, el 73% dijo que no. Argumentan que porque no les interesa, por que consideran no tener la calificaci6n requerida y por otras razones diferentes. Esta autolimitaci6n se debe a factores objetivos (servicios de apoyo al hogar atn insuficientes, circulos infantiles que no cubren toda la demanda, etc.) y subjetivos (prejuicios en hombres y mujeres).


La casi totalidad de las entrevistadas considera que una decisi6n tan important como dejar al marido si no le conviene es mns f~cil tomarla a la mujer que trabaja "porque dependen de ellas mismas" desde el punto de vista econ6mico.


El 100% de las entrevistadas estima que la Revoluci6n ha cambia do la situaci6n de la mujer, ante todo al crearle oportunidades de empleo y al sentar las bases para la igualdad entre los sexos.


Las entrevistadas afianzan su convicci6n de que la Revoluci6n ha propiciado la incorporaci6n de la mujer a la vida del pais (esfera pablica), es decir, que la ha ayudado a rebasar los hori zontes del hogar, cuando responden que los principales aportes de la Federaci6n de Mujeres Cubanas han sido ofrecer empleo, circulos infantiles (dirigidos en nuestro pals s6lo a las muje res trabajadoras) y la igualdad.














Cie =luiemes CuLas.
Direccion Nacionel-Calle Paseoesq a 13-Vededo. Hebana -Tes.3-9932-3-9933 16.Este cierto consenso de que existe igualdad a nivel de principios, pero no a nivel de la prdctica diaria en el trabajo se agudiza en el Ambito del hogar. Entre las casadas, un 54% expres6 que ella y el marido tomaban las decisiones fundamentales en la casa. Este dato no puede interpretarse como algo positivo, porque significa que casi la mitad de las casadas dejan las \decisiones en manos de otras personas que no son la pareja.


Este hecho puede explicarse porque muchas de las entrevistadas conviven con varios n5cleos familiares e incluso con varias ge neraciones en sus hogares. Esto no estimula la participaci6n de los hombres en las tareas del hogar porque hay varias figuras femeninas que se ocupan de estas tareas. Ello se comprueba en las respuestas a las preguntas de quidnes asumen los diferentes trabajos domdsticos.


Cocinar lo realiza en un 84% figuras femeninas, en un 8% los hombres y en un 9% ambos.


La tarea de fregar la realiza en un 72% las mujeres del hogar, en un 10% los honbres y s6lo en un 7% la pareja.


Botar la basura la realiza en un 49% las mujeres, en un 42% los hombres y en un 5% ambos.


Las compras de los alimentos lo realiza un 57% de mujeres, un 35% de hombres y 10% ambos.


Llevar y traer a los nihos a la-escuela o al circulo infantil lo hace en un 70% las mujeres, en un 21% los hombres y en un 9% ambos.













9z3.6d4a~t~n de, 'lduje'zi.Cuaa
Direccion Nacional -Calle Paseo esq a 13-Vedado, Habana -Telfs.3-9932-3-9933 17.El 87% de las personas que se ocupan de lavar son mujeres, el 8% hombres y el 5% ambos. Los hombres en Cuba han tenido que realizar esta labor durante las movilizaciones militares y al trabajo voluntario y en las becas y el S.M.G. ePor qud no la van en sus casas?


Entre las personas que limpian un 84% son mujeres, un 10% son
hambres y ambos un 6%.


Planchar es la tarea mAs femenina: la realiza un 94% de miembros femeninos de la familia, un 3% de hombres y un 3% de ambos.


Pagar las cuentas lo hace en un 64% las mujeres, en un 30% los hombres y en un 6% ambos.


Las tareas hogarefias en las cuales hay mayor participaci6n mas culina son botar la basura, comprar alimentos y pagar las cuen tas. En todas ellas, sin embargo, la participaci6n de mujeres permanece mayoritaria.


En los casos que la pareja vive sola con sus hijos, hay una -tendencia a compartir las tareas del hogar.


En las mujeres de la Ariguanabo, existen tres esferas posibles de actividades, en las cuales ellas se relacionan con distintos colectivos: laboral, comunitario (a nivel de barrio o cuadra) y domestico.


En el Smbito laboral, el 100% de las entrevistadas asumen sus responsabilidades como obreras o t6cnicas, todas participan en las actividades del Sindicato y el 21% pertenecen al Partido o la Juventud.












geIdeaclin dle l/p' Cbaas
Direcci6n Nacional-Calle Paseoesq a 13-Vededo Habana -Telfs.3-9932-3-9933 1



(En la comunidad el 99% pertenece a los CDR y el 98% a la FMC y el 41% pertenece a las Milicias. Como estas obreras rotan turnos en su mayoria, su participaci6n en las actividades de las dos primeras organizaciones es irregular. Lo mismo suce de con su asistencia a las Asambleas del Poder Popular. El 12% de las entrevistadas ocupa cargos en los CDR, el 14% en la Federaci6n y el 5% en las MTT.


Adem6s de las responsabilidades sociales que asume en lo labo ral y comunitario, las entrevistadas tienen el peso fundamental del trabajo en el hogar, como qued6 demostrado anterior mente.


En el caso de la f6brica Ariguanabo, la mujer enfrenta tres jornadas: laboral, comunitaria y domdstica. Por tanto, tiene que simultanear mns actividades que el hombre.


Este hecho explica en parte por qud la mujer estudiada se autolimita y no quiere ocupar cargos de direcci6n en la esfera laboral. Tambidn explica el escaso tiempo libre de que dispo ne, que, aunque no fue medido en esta investigaci6n, puede in ferirse.


Todos estos datos reafirman que el pleno ejercicio de la igual dad de la mujer es algo complejo, no resuelto plenamente, que no es un fen6meno que sp resuelve s6lo por leyes o lineamien tos politicos, que depende de muchos factores(hist6ricos, culturales, educacionales, materiales, econ6micos);que requiere de investigaciones sistemdticas que contribuyan a identificar objetivamente los obst~culos que conspiran contra el disfrute del derecho de la igualdad y que den soluciones a corto y largo plazo.













9FJ de a c on cle '=AugTe Cubanai
Dreccion Nacional- Calle Paseo esq a 13-Vedado Habana -Tefs.3-9932-3-9933 19*


Conclusiones


1.- La experiencia de esta investigaci6n, con sus objetivos
de conocer los problems que enfrenta la mujer para ejer cer el ejercicio pleno de la igualdad y contribuir a su soluci6n, y con la interacci6n que se cre6 entre investi
gadoras e investigadas, constituye un ejemplo de c6mo
los estudios sociales tienen un important papel para -transformar la realidad social, sobre todo en las condiciones de la construcci6n del socialismo.
2.- Se demostr6 que una organizaci6n de masas (la Federaci6n
de Mujeres Cubanas) y una instituci6n acadgmica (la Universidad de La Habana) pueden colaborar muy creadoramente y beneficiarse de este intercambio.
3.- Los andlisis extraidos de investigaciones de este tipo
contribuyen a demostrar, con bases cientificas, la reali
dad de la mujer cubana en los foros internacionales.
4.- Este primer intento de investigaci6n sobre la mujer entre
estudiosas norteamericanas y cubanas, demuestra la utilidad del intercambio de ideas entre ambas partes. Evidencia que es posible enriquecer la cultra cientifica de ambas partes, a pesar de las conocidas diferencias existentes entre los dos pauses.
5.- En cuanto a la realidad investigada, se comprob6 con da
tos lo que se ha avanzado en el terreno de la igualdad de
sexos y lo mucho que falta por hacer.