Group Title: Observaciones y propuestas de la parte Cubana del equipo de investigacin al articulo "El trabajo industrial de las mujeres en Cuba" de la Dra. Helen S ...
Title: Observaciones y propuestas de la parte Cubana del equipo de investigacin al articulo "El trabajo industrial de las mujeres en Cuba" de la Dra. Helen S. Alternate article.
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00078142/00002
 Material Information
Title: Observaciones y propuestas de la parte Cubana del equipo de investigacin al articulo "El trabajo industrial de las mujeres en Cuba" de la Dra. Helen S. Alternate article.
Series Title: Observaciones y propuestas de la parte Cubana del equipo de investigacin al articulo "El trabajo industrial de las mujeres en Cuba" de la Dra. Helen S ...
Physical Description: Book
Language: Spanish
Creator: Federación de Mujeres Cubanas
Publisher: Federación de Mujeres Cubanas
 Record Information
Bibliographic ID: UF00078142
Volume ID: VID00002
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Full Text












Observaoiones de la part oubana al trabajo de Helen Sofa
"Women, Industrialization and State Pelioy in Cuba" de dio. de 1990.


ABSTRACT Ultima idea
(J

El conoepto de reserve laboral y de obrera seoundaria ha sido
siempre objeto de disousibn entire las autoras oubanas y Helen.
aunque reoonooemos que hay insufioienoias en la interpretaoi6n que
se dan a las leyes y la politioa sobre la mujer en Cuba, en los
distintos niveles hasta la base no es adeouado llegar a esta con-
olusi6n teniendo en ouenta que la investigaoi6n no lo permit, y
si demuestra que persisten elements en la polItioa de la fabrioa
haoia la mujer que demuestran la existenoia de_la._divisinI sexual
en el trabajo. Pud.iera hablarse de que las mujeres son oonsidei
radas trabajadoras seoundarias si su papel fuera sustituir a los
hombres ouando estos no son sufioientes, y esto no lo dembstrp la
investigaoi6n, odQ.o-nontzal--a, las obreras expresaron kcSu defi-
nioi6n de obrera seoundaria que apareoe en la pag. 18 no se ajusta
a esta oonolusi6n.


Pag. 16 2do. pArrafo ultima oraoi6n.

No puede argumentarse que el Estado Cubano no desee estimular la
oreaoi6n de hogares enoabezados por mujeres en tanto no hay subsi-
dies estatales para ellas; teniendo en ouenta que:


1ro. Existen subsidies para las mujeres que enoabezan hogares por
la asistenoia social en el caso de que estas mujeres no puedan
trabajar.


2do. La politioa del Estado Cubano es promoter la partioipaoi6n
de estas oabezas families en el trabajo asalariado y que los
padres oumplan sus responsabilidades en la pension alimenta-
ria,

3ro. Hay otros oasos de mujeres jefas de hogar en nuestra muestra
que viveA con varias personas en la oasa que oontribuyen a
la manetenoi n.










2.


Pag. 33 4to. p&rrafo, 3ra. oraoidn.


Nuevammnte plantea la idea de alguna vez los oentros de trabajo
asumieron los oostos de la lioenoia de maternidad.


Pag, 35 ler. parrafo 4ta. oraoion.


En la forma en que est& redaotada pareoe que las jovenes no han te-
nido aooeso a oargos de direooiSn en las organizaoiones de masas
porque no han aoumulado a~os de experienoia supuestamente exigidos.
SDe lo que se trata es de que las mas viejas han tenido mis posibi-
lidades de haber ooupado algun oargo, en las jovenes por su tiempo
de vida la probabilidad es igioamente menor.


Pag. 36 ler. parrafo ditima oraoi6n, que pone a la FMC oomo organi-
zaoi6n de servioios.


En los 3 p&rrafos.S.iguientes haoe una exoelente argumentaoi6n del
trabajo de la Federaoibn,


Al revisar los datos de las respuestas de los logros de la FMC vemos
que estas se agrupan mayoritariamente en las que hablan de los lo-
gros en el empleo, autoestima, la igualdad y el avanoe ideol6gioo y
polltioo, lo oual no se express en esa argumentacion. Es oierto que
piden mAs aoojones en las esferas de los serviQoos porque es oierto
que son insufioientes, pero estas demands se haoen al resto de las
instituoiones en la sooiedad oubana-en su oonjunto, porque son rea-
les insufioienoias de nuestra sooiedad. Sugerimos que Helen inolu-
ya en su anAlisis la tabla que indioa "Que falta para mejorar las
Soondioiones de la mujer" (anterior a la que dioe lo que ha heoho la
FMC por la mujer). No debe ubioarse esta demand insatisfeoha a
la FMC, es una carenoia del pals.


No se puede oonoluir que las mujeres oonoiben a la FMC oomo una or-
ganizaoi6n de ,servioios porque:

Iro. Lo que le reolaman en servioios la FMC se lo reolaman al
resto del pals.

2do. Porque la mayor part de los logros que atribuyen a la FMC
son logros polltioo-ideol6gioos.








*


3.


Pag. 40 2d.o. p&rrafo, Ira oraoi6n.


Aiadir que ademgs del Estado fueron oreadas por el Partido.


Pag. 40 3er. parrafo.


No se puede saoar esta oonolusi6n de que estas mujeres (de la mues-
tra) se ven mAs oomo madre que oomo trabajadora. Ella misma ha da-
do en su artloulo que las mujeres aouden al trabajo porque les
gusta, que no dejan de trabajar por el matrimonio, que oontinuaranL
trabajando hasta retirarse, y toma oomo argument el planteamiento
inioo de esta dirigente de Ariguanabo.


Pag. 41,p&rrafo 2 y 3: Habla de trabajadora seoundaria, los argu-
mentos que ella misma express en la pag. 18 para oonoeptualizar lo
que es una trabajadora seoundaria no se ajustan a lo que pasa en
Ariguanabo. Lo que oourre en Ariguanabo y los arguments de este
p&rrafo expresan-la existenoia de una division sexual en el trabajo
y una insufioienoia para responder plenamente a las demands de la
mujer en el empleo y no se fundamental el oalifioar a estas mujeres
oomo trabajadoras seoundarias.


Pag. 41 3er, parrafo oraoiones 2da, y 3ra.

Como ella misma express en la argumentaoion del trabajo donde la
Sadministraoi6n ha dado preferenoia a mujeres oon hijos para turns
fijos, esto tiene un tope y no puede oonstituir una reoomendaoion,
teniendo en ouenta que esta es una f&brioa de turns rotativos,


Pag. 42 ler. parrafo.

Si no hay evidenoia direota que esto oourre en Ariguanabo no es
oientLfioamente valido ponerla oomo oonolusi6n. Esto puede ser una
hip6tesis de ella y para reoomendar otro studio, pero noeotros no
podemos avalarlo oon este trabajo.
/-*

Pag. 42 2"do. parrafo 6ta. oraoi6n

No se puede afirmar que el Estado adopt politioas que enfatizan el
papel reproductive de la mujer al prohibirle trabajos peligrosos y
reforzar la traditional division sexual del trabajo. (En la pag. 21
y 22 trata muy bien esto, niega esta oonolusi6n). En.las dos ultimi





























oraoiones dioe inolaso que el COdigo de la Familia quita al Estado.

el peso de sooializar y asumir las labores domestioas y que le re-

fuerza a la familiar oomo reproduotora de la fuerza de trabajo. En

ningun moment el C6digo ha oumplido esta funoi6n, ni el Estado ha

esperado esto. La funoi6n del c6digo es eminentemente eduoativa y

pretend introduoir nuevos valores en la sooiedad, pero este argu-

mento es esenoialmente ECONOMICISTA,






























I


I
'' '
"''
'
'
'
~ I "' "
'''
~' '




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs