• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Main
 Anexo 1 - % de cuadros profesionales...
 Anexo 2 - Diseño de la investi...














Group Title: Observaciones y propuestas de la parte Cubana del equipo de investigacin al articulo "El trabajo industrial de las mujeres en Cuba" de la Dra. Helen S ...
Title: Observaciones y propuestas de la parte Cubana del equipo de investigacion al articulo "El trabajo industrial de las mujeres en Cuba" de la Dra. Helen S.
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00078142/00001
 Material Information
Title: Observaciones y propuestas de la parte Cubana del equipo de investigacion al articulo "El trabajo industrial de las mujeres en Cuba" de la Dra. Helen S.
Series Title: Observaciones y propuestas de la parte Cubana del equipo de investigacion al articulo "El trabajo industrial de las mujeres en Cuba" de la Dra. Helen S ...
Physical Description: Book
Language: Spanish
Creator: Federación de Mujeres Cubanas
Publisher: Federación de Mujeres Cubanas
 Record Information
Bibliographic ID: UF00078142
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Table of Contents
    Main
        Page A-1
        Page A-2
        Page A-3
        Page A-4
        Page A-5
        Page A-6
        Page A-7
        Page A-8
        Page A-9
        Page A-10
        Page A-11
        Page A-12
        Page A-13
        Page A-14
        Page A-15
        Page A-16
    Anexo 1 - % de cuadros profesionales por grupos de edades
        Page A-17
    Anexo 2 - Diseño de la investigacion
        Page B-1
        Page B-2
        Page B-3
        Page B-4
Full Text










dzL zacziLn ad =l/(ujez CAu Lanai
Direccidn Nacional- Celle Paseo esq.a 13-Vedado. Habana -Telfs.3-9932-3-9933



OBSERVACIONES Y PROPUESTAS DE LA PARTE CUBANA DEL EQUIPO DE INVESTIGATION AL
ARTICULO "EL TRABAJO INDUSTRIAL DE LAS MUJERES EN CUBA" DE LA DRA. HELEN SAFA


Pdgina 1 :


ler. Parrafo 3 0'


Este studio se desarrollo conjuntamente con la FMC, en co-autoria con la Dra.
Martha Nuiez,(Soci6loga),Lic. Rosa Ma. Cartaya(Psicologa) Margarita Flores,
(Historiadora),Lic. Rita Maria Pereira,(Abogada) y Lic. Rail Ramos ( Matemitico),


4to. Parrafo

Solo cita a autores no residents en Cuba. Sugerimos incluir autores cubanos (r_
residents en Cuba.


6to. Parrafo Inciso 1


Sugerir actualizar datos. L3-


Pfnina 2 Pto. 3


Donde dice servicios sociales para la mujer trabajadora poner familiar trabaja-
dor .


Pto. 4


Reformular como sigue:


Desarrollo de organizaciones de masas donde la mujer ha
participado de forma active como son los Comite de Defen
sa de la Revoluci6n (COR), al Frente Femenino de la Cen-
tral de Trabajadores de Cuba y la FMC que es una organize
ci6n especifica de mujeres .


Parrafo 5


Donde dice aunque se han realizado various studios sobre el tema de la mujer y
el trabajo despues del triunfo de la Revoluci6n en Cuba, por ejemplo: afadir
despu6s del triunfo de la Revoluci6n en Cuba por autores, no residents en Cuba.


r
a -3
.4

'<. -


b, .,.
t ,- ,




'. i

-i












9acdtezaclo n dujerrl Cuuanai
Direcci6n Nacional- Calle Paseo esq a 13-Vedado, Habana -Telfs.3-9932-3-9933 2.-



Ademas, en el mismo parrafo, a partir de la 6ta. line cambiar entanto no "t )
existen en Cuba studios sistemiticos con datos recopilados de primer mano J J
sobre las mujeres, por lo que sugerimos que se elimine esa aseveracin.


Pagina 3 ler. Parrafo

Sustituirlo por el enfoque que hacemos en la ponencia presentada en la 5ta.
Conferencia de Ciencias Sociales. ( ./vxo L)

Ultimo parrafo

Sustituir tambidn por enfoque dado en ponencia de la 5ta. Conferencia de Cien
cias Sociales. (A9x ,' 2)-

2do. Parrafo

Reformular las 2 primeras lines de la forma siguiente. Las entrevistas fue
ron efectuadas en las casas de las trabajadoras por las co-autoras de este i 1l
trabajo que fueron entrenadas para ello por la Dr. Safa.

3er. Parrafo

Sustituir primera linea por: con los co-autores del trabajo (.

Pagina 4 ler. P6rrafo line 4

Guitar "Por lo tanto"

2do. Parrafo

Anadir en la primera idea otros factored importantes que influyeron como fueron
el aumento de la poblaci a~ dejaci de la polltica de dar prioridad a la
construcci6n de vivienda durante un peri6do prolongado en el pais. \ e4 ot s)

3er. Parrafo

Reformular planteando que ya est6 resuelto el servicio m6dico en el pueblo tex 'K
til.













9ZdJz^acion dae cj/L/jzu, Cubanal
Oireccion Nacional Calle Paseo esq a 13-Vedado. Habana Telfs.3-9932-3-9933 3.-



Pagina 5 3er. Parrafo


En la primera idea es necesario valorar tambidn lo positive que result el
hecho de que en una familiar extendida hayan various miembros que trabajan lo (I
que implica un alto ingreso por concept de salario.

P6gina 6 3er. Pirrafo

En la primera idea aiadir: aunque ninguna concibe que el matrimonio y el Oc
embarazo sean causes para abandonar el trabajo.


Pagina 11 ler. Parrafo -ultima line

Hay que actualizar los datos


ler. PArrafo-Oltima idea

No hay evidencias de que esto haya sido asi, todo lo contrario, despues del
triunfo de la Revolucidn hubo una political encaminada a incorporar a la
mujer a la industrial textil porque no existe tradicidn del trabajo femenino
en esta industrial.

En estos moments la fibrica no establecejprioridades por sexos, se contratak'r'
al que league y redna los requisitos en los cuales no determine el sexo.

Sino otros como la escolaridad y en calificaci6n.


Pagina 11 3er. Parrafo


A partir de la segunda idea se debe reformular como sigue:

Teniendo en cuenta el impetu que tenia en los anos setenta la incorporacidn
de la mujer al trabajo se consider oportuno orientar la incorporaci6n de la
mujer hacia determinadas labores fundamentalmente en el crea de los servicios
y prohibit su acceso a labores mis pesadas". La vida demostrd que la mujer
podia hacer mas de lo que le estaba permitidos por la resoluci6n que impedia
su entrada a diferentes trabajos. Es por eso, que la FMC siempre fue abande-
rada de que se revisaran los listados de puestos prohibidos que acompaiaban













92 Jtactii n de, UL/ietel CuIanai
Direccion Naciona I -CaIle Paseo esq a 13-Vedado.Habana Telfs 3-9932-3-9933


esta resoluci6n a fin de evitar que por esta via se marginara a la mujer de
trabajar en ciertas tareas.

Esta revision di6 lugar a la promulgaci6n de la Resoluci6n 40 que tampoco res
pondid a estos prop6sitos, ya que aunque redujo el ndmero de prohibidos, manr
tuvo el criteria de prohibici6n. Realmente, de lo que se trataba era de pro-
hibir la ubicaci6n en puestos que afectaran la fecundidad y no de criterios
sexistas que limitaran la realizaci6n de diferentes tareas. Por otra parte
la introducci6n del advance de la tecnologia en determinados lugares podia con
vertir un pueSto considerado daiino en uno apto para la mujer y esto tambien
entraba en contradiccidn con la luz.


De los andlisis de la Resoluci6n 40 surgi6 la inclusion en el C6digo del Traba
jo del ano de determinar puestos no recomendables para mujeres y solamente la
prohibicidn para la gestante nujer y en disposici6n de embarazo.7


Los criterios para definir los puestos no recomendables son:

Los que entraflan esfuerzo fisico, radiaciones ionizantes, altas presiones y
temperatures y exposiciones a determinadas sustancias nocivas. La political
del pais se encamina a lograr que se creen condiciones 6ptimas de trabajo para
ambos sexos.


Ademis no debe ponerse como ejemplo el puesto de control de la c6lidad pues es
una plaza t6cnica y esta considerada indistinta (se gradian mujeres y hombres)
no se clasifica como preferentes, aunque la tendencia es a que la estudie y la
ocupe la mujer.


P6gina 11 iltimo parrafo

Reformular como sigue:

Aunque no existed un interest especial por part de la mujer por trabajar en pues
tos de mecanicas y oficialmente no se le excluye de tral posibilidad de pasar un
curso para califircarse como tal, es evidence que no ha existido un trabajo por
parte de la administraci6n que propicie la participacidn de ella en estos cur-


SOS.













\ ld&.iazLd n cL l/(u~irjc (lucanas
Direcci6n Nacional Calle Paseo esq a 13-Vedado, Habana -Telfs.3-9932*3-9933 -



Pudimos recoger algunas opinions de que la mujer no debe ser mecanica por
que no tienen la fuerza suficiente para cambiar las piezas de las maquinas
(generalmente son las piezas grandes y pesadas las que menos se rompen).
Otros criterios apuntaban hacia que la misma mujer no quiere porque se daaan
las manos y "nuestras mujeres son muy cuidadosas de su presencia fisica".
Todo esto demuestra que se magnifica la debilidad fisica de la mujer, y que
adn prevalecen criterios muy tradicionales relacionados con la apariencia
fisica. Esta exclusion de la mujer para ser mecanica tiene consecuencias en d-K
la posibilidad que puede tener de ocupar oos puestos de trabajo. Se plan-
tea que para ser Jefe de Brigada, de turno o de taller, debe ser mecanico
porque se supone que sea el personal mis calificado que pueda dar respuesta
a cualquier situacidn que se present.


Y aunque es evident que la mujer no quiere ser mecanica, ni tampoco en mayo
ria ser dirigente, no existe conciencia por part de quienes deben preocupar
se por esto en la fibrica de la importancia que pudiera tener para alcanzar
la verdadera igualdad en la participacidn femenina en el process de produccidn.


Nota: Engazar parrafo anterior con la continuaci6n de la idea en la pagina 12
donde dice "Aunque no hay mujeres jefas de turnos....".


Se debe ademis actualizar el dato que aparece en el primer pirrafo en la pa.12 /
sobre el % de t6cnicos.

Consideramos que se puede afadir al comentario anterior que actualmente se
tiene en cuenta la posibilidad de ubicar en estos puestos de direcci6n o tec-
nicos medio o universitarios y no necesariamente a mec6nicos.


Pagina 13 ler. Parrafo-dltima idea

No es un anglisis significativo ni un patron de conduct que caractericen a
las mujeres que rotan turnos y de insistir en esa idea poner la edad del niio. _

2do. P6rrafo

Anadir primero el hecho de que a fines del 60 y principios del 70 en atenci6n
a esta problemitica del trabajo en turno rotatorio de las mujeres se crearon













98rd.c aclin da =41u/iaz. CaL anai
Direccion Nacional Calle Paseo esq a 13-Vedado. Habana Telfs 3-9932-3-9933 6.-



circulos infantiles que permitian el cuidado del niio en horario de la noche,
sin embargo, esta experiencia tuvo que desecharse en virtud de que las mujeres
no hacian uso de esta posibilidad en tanto preferian que sus hijos durmieran
en la casa al cuidado de algin familiar o vecino, etc. La sub-directora de la
fabrica express a la Dra. Safa que hace anos se hizo ese studio y se permitid
tener internos o rotar a los ninos en el circulo infantil y la vida hizo decaer,
este experiment. Opina que es un problema de la tradicidn de las padres cuba l
nas que no estin adaptadas a que sus hijos duerman fuera dc la ca3. CoaA 'JD

CEn esa misma entrevista el Dtor. de la textilera dijo a la autora "que cuando
las mujeres tienen niios chiquitos, hay que reubicarlas en turnos fijos. El
)Sindicato, el Partido, la Juventud, presionan para que esto sea asi; sin embar
go, llega un moment en que no se puede hacer mis", es decir, que no se puede
lograr que a todas estas mujeres se les ubique en turns fijos. **


For otra parte, para completar la peniltima idea de este parrafo hay que senalar
que en atenci6n a estas necesidades y como parte del process de rectificacidn /
de errors que tienen lugar en el pals se construyeron 210 circulos infantiles,
incrementandose la capacidad a 129,817 al cierre del 1988.


Pigina 13 3er. Parrafo- segunda idea

Sin embargo, el moment en que estabamos realizando una de las fases de la in-
vestigacidn, coindidi6 con el period de ajuste de la norma productive al nuevo
horario de 6 horas. Como resultado de ello, segin algunas trabajadoras, en es /
tas nuevas condiciones se trabajaba bajo una gran presidn lo que puede expli -
carse porque se encontraban en una fase de adaptacidn al ldgico incremento de
la intensidad del trabajo product del reajuste del horario.

OJO: Recomendar quitar la ultima oraci6n del 3er. parrafo que empieza con el
horario e incluir el parrafo siguiente despues de la primera oraci6n que ter-
mina ...al de los obreros que rotan turno.

Cuando regian las 8 horas y en la actualidad las mujeres si tenian y tienen la
alternative de ir al comedor. No utilizan esta posibilidad porque segdn ellas,
prefieren comer en sus casas antes de tomar el omnibus de las textileras que
las lleva al trabajo. Ademis, disfrutan de merienda que les llevan a sus pues
tos de trabajo.

** Ver entrevista de Ariguanabo del 17 de enero de 1989 Q














9cezacidin Ci Uu/.!L u (ihanais
Direccion Nacional- Calle Paseo esq a 13-Vedado. Habana Telfs 3-9932-3-9933 7.-



Nota: Tenemos que buscar el dato de salario de las obreras para demostrar que /
este es mayor que el de las tecnicas por star vinculadas. Lte,


Pagina 13 l6timo parrafo


Opinamos adem6s que la oracidn que dice cerca del 20% de nuestras entrevistadas
no trabajan por tuFo rotatorio, ya que son fundamentalmente t6cnicas u otro
personal especializado, no debe ir en ese lugar. Si Helen desea hacer la acla
raci6n de como estuvo integrada por categories ocupacionales nuestra muestra
(cugntas tecnicas y cuantas obreras) debe hacerse en otro lugar.


Sugerir que la ultima oracidn de ese parrafo se una con el parrafo siguiente
que habla de la mujer embarazada.


P6qina 14 2do. Parrafo

En la parte que dice "adn no est6 produciendo a plena capacida debe revisarse
por la autora ya que en la entrevista del 17 de enero de 1989 el Dtor. de la
textilera le comunic6 que en los Oltimos 3 anos se estaba cumpliendo el plan, ,
que todos los equipos estin funcionando, que fue concebida para 50 millones
y que en 1988 habian producido 6 millones:

Adem6s consideramos que no debe vincular el ausentismo de los obreros con si 2
la f6brica esta produciendo o no a plena capacidad. No se aclara en el articulo
que se entiende por plenaa capacidad": si es la instalada o la que esta por
instalar prevista en el plan.


Pagina 15 4to. Parrafo


Arreglar dato de salario medio para 1985/1986.




Pagina 15 6to. Parrafo

Dejar la cita de Marifeli y aRadir dato mis actualizado. Puede utilizar dato /
de la paginas 11 y 12 del Seminario Difusi6n y Evaluaci6n de las Estrategias
de Nairobi.













9ldazaclon dse Cflj/qts (uLanai
Direccion Nacional Calle Paseo esq a 13-Vedado, Habana Telfs 3-9932-3-9933 8.-


Pgjina 15 6to. Parrafo


En la primer oraci6n poner "de una important variaci6n sectorial y por cate l
goria ocupacional" (continuar como sigue la Oraci6n)


Despu6s de la cita de Marifeli poner Segun dato de 1988, la participaci6n de
7
mujeres en trabajadores industrials ha incrementado poco. Representa actual
mente 29,2%.


Ademis sugerimos que a continuaci6n de Ibid 61 aiadir: El incremento de la
ocupaci6n femenina total entire 1981/86 se concentrd en las categories de obre a.
ros y tecnicos. Las obreras se incorporan fundamentalmente al sector indus- l n'
trial en las ramas donde la participacidn femenina en la fuerza de trabajo to
tal ha sido relativamente elevada, confecciones, bebidas, y licores, textil-
y cuero, y en otras donde esa proporci6n no era alta, construcci6n de maquina-
ria no el6ctrica, quimica, alimentacidn y azucarera. En los servicios el in-
cremento se produjo en los servicios sociales calificados, sobre todo educa-
ci6n y salud. (Estrategias de Nairobi, Cuba 1988) C(Lja-


Pagina 16 P6rrafo 3


Sugerimos que revise la idea de que fue una political institutida por una Dtra.
que tuvo la fibrica la que permiti6 que cuando ambos esposos trabajaban en la
textilera lo hicieran a distintos turnos para compartir el cuidado de los hijos.
Consideramos que lo que puede haber habido un apoyo de la administraci6n para
facilitar la vida de estas parejas. 0p A | 1-t

Pngina 17 ultimo parrafo-Oltima oraci6n


Sugerimos el siguiente comentario. Existen hechos que explican estas expect
tivas: las mAs j6venes estin preparadaP para desempenar trabajos mis califica
dos de los que sus padres han estado haciendo. Los empleos que se ofertan en
estos moments en el pals requieren requisitos educacionales, y tecnicos mas a
altos.















Direccion Nacional- Calle Paseo esq a 13-Vedado. Habana -Telfs. 3-9932 3-9933 9.-




Pggina 18 2do. P6rrafo

Y en las conclusions en la pagina 24, iltimo pgrrafo:


Se dice que los sindicatos y los dirigentes administrativos continuan conside-
rando a la mujer como una reserve laboral. Pensamos que esto no es asl por
lo siguiente: de 1959-1988 las estadisticas demuestran que la participacidn
femenina en la fuerza de trabajo ha aumentado sin retroceso. Si hubiera sido
considerado una reserve laboral estas proporciones de la mujer en la fuerza
de trabajo hubieran tenido una recalda. Tambien existe una tendencia a aumen
tar las proporciones de mujeres en las 5 categories ocupacionales. C-af-, ?


Adem6s, en Cuba se han producido avances ticnologicos en los process produc-
tivos y con ello no se ha desplazado a la mujer de los puestos de trabajo. Esti
namos que esta mecanizaci6n, automgtizacidn y humanizacidn del trabajo promovida
por una mayor tecnologia ha permitido que las mujeres ocupen puestos que antes
no podian porque requeria la realizacidn de un gran esfuerzo fisico.


Concebir a la mujer como reserve laboral es una concepci6n econ6misista en tanto
utiliza a la mujer como mecanismo para abaratar los costs de la producci6n co-
yunturalmente, y que ademMS consider imnecesario invertir en las llamadas obras
sociales e improductivas. El hecho de que en Cuba se hayan construido mas circu
los infantiles en los 1ltimos aios avala la voluntad political por garantizar la
permanencia de la mujer en el trabajo, en anos en que la situacidn econ6mica ha
sido muy dificil.


P6gina 18 y 24


Helen define a la mujer como reserve laboral basandose en los siguientes elemen-
tos:

porque el sindicato y la administraci6n no atienden a los interests femeninos;

porque las mujeres son consideradas trabajadoras secundarias que sustituyen a
los hombres cuando no son suficientes;

y porque se les impide ocupar plazas de mayor desarrollo como mecanicas


De estos tres elements el que mas se acerca al la definici6n de reserve laboral ?
es el segundo, y es:to no se d6 en Ariguanabo.














9eateacid e, CI IubJliS,, GiL anal
Direccion Nacional- Calle Paseo esq a 13-Vedado. Habana Telfs. 3-9932*3-9933 10.-



Los otros dos arguments si existen en la fabrica y a nuestro juicio hablan de
una division sexual del trabajo en ese centro que contien manifestaci6n de dis
criminaci6n sexual.


Le sugerimos a Helen que consider utilizar que persisten elements muchos m6s
significativos para justificar la existencia de la division sexual de trabajo
en la fibrica que para argumentar t6sis que la mujer es una reserve laboral.


Conviene profundizar con elements de juicio sobre la political de la incorpora-
ci6n de la mujer el trabajo en general y a la industrial textil en lo particular
para que quede claro porque la poblaci6n femenina no se concibe como reserve -
laboral. Se trata de un process que incorporaci6n,permanencia,promoci6n y
ascenso de la mujer en el cmbito del trabajo que no esta exento de escollas y
que require de un trabajo especifico.


P6gina 18 5to. P6rrafo-l6tima idea


Nuestra explicaci6n de porque se plantea que las mujeres van en primer lugar a
la administracidn es que esta actuaci6n result 16gica pues es el primer canal ,
a travds del cual tramitan sus problems laborales y no por las razones expues
tas por Helen.Habria que ver en que media los problems que no han sido solu-
cionados satisfactoriamente para la trabajadora, son trasladados por estas al
Sindicato o al Partido y que nivel de respuesta reciben de estos, pero esto no
se pregunto en el cuestionario. Ahora bien, con esto no queremos decir que no
reconozcamos que el sindicato no juega el papel que debe, sobre todo en aten-
ci6n a los problems especificos de la mujer obrera.

Pagina 18 ultimo parrafo:

Como pensamos que el trabajo no solo debe contender los criterios de Fuller cita
dos por Helen sugerimos que se haga una reflexi6n con un an6lisis propio basado
en las interpretaci6nes que emanan de los resultades de la propia investigaci6n
y sobre todo haciendo enfasis en el papel .ugado por el FrenteeFeMnino que a (/ L
nuestro juicio se ha ido desvirtuando desde su creaci6n hasta la fecha, sobre
todo teniendo en cuenta que este se crea en el moment en que se decide que la
FMC no debia continuar actuando en los centros de trabajo, en tanto la organize
ci6n sindical, con su Frente Femenino podia asumir la atenci6n y defense de los
problems que conciernen a la mujer.














9edFtacion de /Mizzej l Cul leanaL
Direccion Nacional Calle Paseo esq.a 13-Vedado. Habana Telfs. 3-9932-3-9933 11.-



Las consideraci6nes de las autoras irian despu6s de las citas de Fuller y
serfan ademas las siguientes:


Consideramos que estas ideas coinciden con la opinion de autores no socialis-
tas que han escrito sobre los sindicatos en Cuba y en otros passes socialists
y parte de la funci6n que ocupan los sindicatos en sociedades capitalistas


En una sociedad como la cubana la administracidn como representante del Estado
y el Sindicato no tienen Intereses antag6nicos sino que deben lograr nuevas
formas de actividad social en el process de producci6n, entire otras, la part_ -"
cipaci6n creciente de los trabajadores en las tareas de direcci6n.

Nota: La continuaci6n de ese parrafo que comienza en "a la direcci6n...poner_
lo como una idea apart y a lo que le hacemos el siguiente comentario.

Esta ley no tiene el objetivo de perfeccionar el sistema de los Consejos de
Trabajo, en tanto estos estin contituidos e integrados por jueces legos. Al
limit'irle sus facultades se hace con el objetivo de que los litigios sean di_
rimidos profesionalmente por personal competent.


P6gina 19 2do. parrafo-Oltima linea oiaL a

La licencia de Maternidad la absorve el Estado, a trav6s de seguridad social,
y no afecta el presupuesto ni el fondo salarial de la fibrica. Ademas consider
ramos que un mejor ejemplo del cargcter economicistas del SDPE y que afecto
a la mujer fue el no haber construido circulos infantiles en los iltimos anos,
a lo que ya hablamos hecho menci6n anteriormente.

Pagina 19 3er. parrafo

Sugerir a Helen que reconsider utilizar un trabajo de un economista cubano
citado por la Nazarri. Nosotras no hemos encontrado c6lculos similares en 7
S----------~-
ningdnjtro author del pals ninginquna otra institucidn. Esto se contradice
con lo que ella misma dice sobre la ideol6gia como political de estado en ese
mismo parrafo. Estamos de acuerdo con el comentario de Louis Smith que esto
no esta fundamentado te6ricamente ni metodol6gicamente .













9ad(ezal6n de J=Muhtimi (2utanai
Direcco6n Nacional Calle Paseoesq a 13-Vedado. HabanaTelfs. 3-9932-3-9933 12.-


Pagina 20 2do. Parrafo


Aiadir la siguiente al final de este.

Sin embargo, los resultados actuales de la political dirigida a promover cuadros
j6venes a cargos de direcci6n en la FMC arrojan los siguientes datos: I


Pagina 20 Oltimo parrafo

Aiadir en la iltima idea que "Hay una segunda interpretacidn possible: que son
mujeres trabajadoras que piden algo muy necesario para asegurar su permanencia
en el empleo y recorder que esta petici6n fue hecha tanto por mujeres que nece-
sitaban los circulos como por otras que no lo necesitaban. /,i L ,W OL-, ,ct


Pagina 21 5to. Parrafo-iltima oracidn : Actualizar datos

Pagina 23 ler. Parrafo

A continuaci6n del ler Parrafo aRadir la siguiente idea:

La concepci6n cubana de desarrollo parte de que "desarrollo es, principalmente
la atenci6n al ser human que ha de ser el protagonista y fin de cualquier es-
fuerzo por el desarrollo (34 Periodo de Sesiones de la Asamblea General de las
Naciones Unidas, New York 12 de Octubre del 79. Editorial de Ciencias Sociales,
Cuba, 79 p6g. 65) c140

La lucha por el ejercicio pleno de la igualdad de la mujer esta integrada a la
estrategia de desarrollo en Cuba, donde se consider a la mujer como fuerza de
cisiva del pals y su participaci6n en todas las esferas de la vida social. Es
la expresi6n del principio insoslayable de la sociedad cubana de que los ciuda-
danos disfruten de todos sus derechos en condiciones de plena igualdad.

Es por ellos que la labor encaminada a hacer de este principio una realidad no
represent un ejemplo aislado del sector femenino. El PCC ha priorizado y
atiende cuidadosamente su aplicaci6n con el fin de obtener el 6xito total en un
prop6sito modular del sistema de justicia social en Cuba y del desarrollo de la
economic socialist.













9adcz6acitn de Direccion Nacional Calle Paseo esq.a 13-Vedado Habana -Telfs.3-9932-3-9933 13.-



Pagina 23 2do. P6rrafo

Para reforzar la idea expresada se puede aRadir que las mujeres han dado un salto
de calidad en el desarrollo de su conciencia social lo cual se expresa en un cam
bio en su identidad al concebirse como mujeres trabajadoras.

Pagina 23 l6timo p6rrafo

Sugerimos que se aiada despu6s de la cita de Benglesdorf el siguiente p6rrafo


A nuestor juicio el principal valor del C6digo de Familia, sin menospreciar el
derecho que le confiere a la mujer de dirimir sus Idesavenmencias conyugales en
los tribunales, es precisamente su furtidn educativa al propiciar por primera
vez que se cuestionar4 en la esfera pdblica patrons de conduct entire la pareja
que hasta ese moemnto eran econsiderado solo de competencia de la esfera privada.
Hasta ese moment nadie se habia cuestionado lo injusto de que las tareas domes-
ticas fueran de responsabilidad exclusive de la mujer y much menos de la nece- 7
sidad de cambiar estos roles. J -A -'

D cididamente en estos 15 anos desde la entrada en vigor del C6digo ha habido un
cambio en el plano de las ideas en tanto se reconocen de lo que se trata es de
crear nuevos valores y nueva Rtica en la relacidn de la pareja acorde con los
principios de justeza sobre los que se asienta la sociedad socialist cubana.
Si bien es cierto que vemos que en la practice estos principios no se han mate
rializado en la generalidad de la poblaci6n tambidn es cierto que por lo menos
para aquellos, tanto hombres como mujeres, que piensan que esto es un asunto
cuya solucidn jest6 en las generaciones si existe conciencia de que nuestra so
ciedad aspira la creacidn de relaciones de equidad en la pareja.


Durante estos aios la FMC ha estado trabajado por crear conciencia de la rela-
cidn existente entire la double jornada y la incorporaci6n de la mujer al trabajo
y su promocidn.


P gina 24 2do. Parrafo


Consideramos que la explicacidn de porqu6 las mujeres acuden mas al Estado para
el servicio de apoyo al hogar se debe a que a partir del triunfo de la Revoluci6n
el Estado le ha dado los beneficios para aumentar el nivel de vida de toda la














9e-d'e-acidn de- Cuijana- 14.-
Direccion Nacional- Calle Paseo esq a 13-Vedado. Habana Telfs. 3-9932-3-9933



poblacidn y para la igualdad de la mujer; circulos infantiles, comedores escola
res y obreros, escuelas internal en los distintos niveles de enseRanza.


En el transcurso de estas tres decadas se ha creado una actitud en la poblacidn
ante el Estado de pedir y exigir cada vis mas la solucidn de todo tipo de demand
da. Esta actitud va aparejada a una disposicidn de la poblacidn de participar v ,
en la solucidn de los problems. La historic de la revolucidn, especificamente
en lo que respect a la mujer, esta llena de estos ejemplos: la confeccidn de-
ropa para los circulos infantiles, hasta iltimamente, la participacidn en las
microbrigadas para la construccidn de los circulos infantiles.


Por otro lado pensamos que a nivel individual ocurre un fendmeno muy complejo. Por
una parte vemos casos de mujeres que reclaman mas al estado y menos al marido para
erosionar lo menos possible su relacidn de pareja, estas mismas y otras no estin
concientes de su desigualdad y buscan el alivio de su carga dom6stica en la so
lucidn material de sus problems que solo lo puede proveer el estado.


Desde los inicios de la Revoluc6n la FMC ha sido el vehiculo a trav6s del cual
las mujeres han canalizado sus exigencias al estado y han participado en la so-
luci6n de muchos de estos.


Por eso pensamos que no es vilido el argument que no existed un trabajo autdnomo
de base para explicar que las mujeres acuden mas al estado que al marido para re
solver los problems de la double jornada.


Quedaria por ver que entiende Helen por autonomia: si esta es una separaci6n o
contradicci6n de intereses entire el Estado y la base, ese concept no se ajusta
a lo que ha ocurrido en Cuba.

Le sugerimos que si desea mantener esa oraci6n, que incluya tambien la de las auto
ras cubanas.


Pagina 24 Oltimo parrafo

Los arguments que Helen expresa aqui ya han sido analizados y refutados anterior-
mente.













9 cdtzeactln da Clu i(anai
Direccion Nacional- Calle Paseo esq.a 13-Vedado. Habana -Telfs.3-9932-3-9933 15.-



P6gina 25 2do. Parrafo


Consideramos que no es didn o oque plantea de que las entrevistadas se consider d
ran primero padres y despuds trabaladoras porque este problema de conciencia,, -
de ideoldgia, no se puede inferir de cruzar estadisticamente la edad de tener el
primer hijo con lal edad en que comenzd a trabajar. Primero porque en las mues
tra estgn sobre-representadas las mujeres mayores de 50 anos, quienes parieron
antes de la Revoluci6n o antes de los primeros aios en los cuales no habian sufi
cientes servicios de apoyo al hogar y en que los indices de la participacidn fe
menina en la fuerza laboral no eran t4n altos.


Segundo, porque en el cuestionario no se les preguntd a las mujeres si se consi
deraban mis madres que trabajadoras, y si se hicieron otras preguntas de cuyas
respuestas se pueden inferir lo contrario a lo planteado por Helen. Por ejemplo,
respuestas como que "las mujeres con ninos pequeios deben trabajar y que "El
matrimonio no es un moment de sus vidas en que dejan de trabajar porque el ma-
rido las mantiene".


Tercero, porque en las entrevistas a prcfundidard ~la mijpr'e e- aceptaron como 7
una disyuntiva el ser trabajadores y ser madres.


Pagina 25 iltimo parrafo


Al hablar de que el Estado Puertorriquea o brinda un amplio program de salud,a la
mujer, queremos saber si Helen no piensa incluir algin comentario sobre los pro-
gramas de esterilizacidn masiva de la mujer en Puerto Rico. .fvot--


En ese mismo parrafo, en la iltima oracidn, sugerimos que elimine la referencia
a que el sindicato y la administracidn de Ariguanabo ofrecen alguna resistencia
a apoyar a la mujer. Nos basamos para ello en la entrevista que tuvo Helen el
17 de enero del 89 con el Consejo de Direccidn de la fabrica, posterior a ser
escrito este articulo, donde explicaron medidas concretas para incorporar a la
mujer al trabajo y para garantizar su permenencia.













9der 4zacion Cie CurrU/izl ( Lu zai
Direccion Nacional Calle Paseo esq a 13-Vedado. Habana Telfs.3-9932-3-9933 16.-



Pagina 26 ler. Pgrrafo


La primera oraci6n podria sugerir que la FMC no ha apoyado a la mujer trabajadora
en esta lucha como defendi6 sus derechos en el pasado. Esto no es asi. Desde su
fundaci6n, la FMC cre6 un frente que se preocupara de incorporar 1 mujer al tra-
bajo y de lograr su permanencia. fAju


En los cuatro Congresos de la organizaci6n, el tema de la mujer trabajadora ha -
sido ampliamente debatido. En esta lucha la FMC no ha estado sola. Ha formado
part del sistema de organizaciones political y estatales que han luchado por la
igualdad de la mujer.


Como se demuestra en la investigacidn la igualdad de la mujer no se ha logrado
pero esto no es resultado de la ausencia de un trabajo ideol6gico de la FMC.













zj"Lazacan 6 12aL CruLanai
Direcci6n Nacional Calle Paseo esq a 13-VedadoHabana Telfs.3-9932-3-9933



ANEXO 1

% DE CUADROS PROFESIONALES FOR GRUPOS DE EDADES


Cierre
1988 (Dic)


afos 1985 (Dic.)

Hasta 27- 16%
De 28-35 29%
De 36a 45 39%
De 46 a 55 15%
De m6s de 55 1%


34%
34%
25%
6,7%
0,3%


Promedio edad: 88 (Dic.)


Provincia
Municipios
Naci6n


C4' eJ A VtP46 0-u c4L"aeA
0Lk


37,7 aios
31,5 aios
45,6 afos


Fuente: Sistema Estadistica de Informaci6n de Cuadros FMC


17.-














'glcacio'n de, Uu1e&a 6uiana
Direccion Nacional- Calle Paseo esq. a 13-Veddo. Habana Telfs.3-9932-3-9933



DISERO DE LA INVESTIGATION


Esta ponencia resume datos preliminares de "La mujer en la indus
tria textilera Ariguanabo". Uno de los objetivos bAsicos de --
esta investigaci6n, dirigida por Helen Safa de la Universidad de
la Florida, es comparar sus resultados con los studios simila--
res realizados en Puerto Rico y Repdblica Dominicana a principios
de los afos ochenta.


El cuestionario empleado en la investigaci6n fue disefado a par-
tir del instrument empleado en Puerto Rico y fue adaptado a la-
realidad cubana por Helen Safa y un equipo integrado por invest
gadoras de la Federaci6n de Mujeres Cubanas y de la Universidad-
de La Habana.


Hay cinco areas fundamentals en las cuales la polftica del Esta
do cubano ha tenido un impact crucial sobre la mujer trabajado-
ra:

1) El incremento de la participaci6n femenina en la fuerza de -
Strabajo (de un 16% en 1970 a un 37,4% en 1985).

2) La elevaci6n de los niveles educacionales, que incluye la --
eliminaci6n del analfabetismo y un aumento significativo de-
las mujeres entire los profesionales y tecnicos del pals --


3) La creaci6n y ampliaci6n de los servicios sociales para ali-
viar la carga dom6stica (guarderlas o cjrculos infantiles,.-
comedores escolares y obreros, becas, lavanderfas, servicios
de transport de la casa al trabajo, viviendas para obreros)

4) La participaci6n en organizaciones de masa que benefician a
las mujeres (Federaci6n de Mujeres Cubanas y la Secretaria-
de asuntos sociales, laborales y femeninos de la Central --
de Trabajadores de Cuba y los Comites de Defensa de la --














ed4eactoLn de
Direccion Nacionale Calle Paseo esq a 13-Vedado, Habana Telfs.3-9932-3-9933 2 .-



Revoluci6n, organizados en el Ambito de la comunidad y don-
de la mujer juega un papel important.

5) La aprobaci6n del C6digo de la Familia en 1975, que stable
ce la igualdad de derechos y deberes de la pareja ante los-
hijos y ante las tareas del hogar.


Estos factors han contribuido a mejorar la situaci6n de la mujer
trabajadora cubana despues del triunfo de la Revoluci6n.


Esta investigaci6n se propone medir en qu6 media las obreras y-
tecnicas de la Ariguanabo se ha beneficiado por la influencia de
estos factors, y qu6 impact han provocado en la situaci6n y en
la autoridad de ellas en el trabajo, el hogar y la comunidad.


AdemAs de estos objetivos del diseio conjunto cubano-norteameri-
cano, la Federaci6n de Mujeres Cubanas se propone:


Conocer cubles son las opinions de las obreras y tecnicas de
la textilera Ariguanabo acerca de los problems de esta f6 --
brica, sobre el pleno ejercicio de la igualdad de la mujer en
el empleo, la comunidad y la familiar.

-Contribuir a solucionar los problems detectados

- Reflexionar sobre la utilidad de las investigaciones sociales
como un instrument a incorporar al contenido de trabajo de -
la FMC.


En esta ponencia se examinarg el primero de estos objetivos y el
tercero.


LA MUESTRA

Helen Safa eligi6 en mayo de 1986 la empresa Ariguanabo por ser-
la textilera mds antigua del pals. Fue fundada hace 55 afos por
empresarios norteamericanos, quienes fueron sus propietarios has
ta que se nacionaliz6 en 1960.














9Lzcaleacind Cs, =L A/ zeT CJLMana
Direccion Nacional- Calle Paseo esq a 13-Veddo. Habana Telfs.3-9932-3-9933 3



En 1959 habia muy pocas mujeres empleadas en esta textilera.

En 1986 en la empresa seleccionada, las mujeres constituyen el -
33% del total de los trabajadores, el 32% de los obreros y el --
45% de los tecnicos.

En tanto el interns nuclear de la investigaci6n es analizar los-
cambios en la mujer trabajadora, sobre todo aquellos provocados-
por la Revoluci6n, se decidi6 que las mujeres de 50 anos y mas -
estuvieran sobre-representadas en la muestra.


Estas mujeres pueden contar histories de vida que atraviesen por
los diferentes ciclos revolucionarios.


La muestra asiconcebida esta compuesta por 168 trabajadoras tex-
tiles. Al seleccionarlas del universe de las obreras y ticnicas
(se excluyeron las trabajadoras administrativas y las de servicio)
se escogi6 un 10% entire las que tenian entire 17 y 49 aios y un -
50% entire las que tenlan 50 afos y mas.


La muestra se define como estratificada (por edades), por cuotas,
intencional y aleatoria.

Las mujeres de la muestra se seleccionaron al azar a partir de -
una lista de trabajadoras ofrecida por la empresa. Se verific6-
que la administraci6n no sigui6 un criteria especifico para ela-
borar'este listado. La lista original se organize por grupos de
edad y de cada 10 se seleccionaba un caso ( para- las que se en--
contraban entire los 17 y 49 aios), mientras que para las mayores
de 50 se seleccionaban una si y otra no.


Hubo casos de sustituci6n (33 en total) cuando no se podia contact
tar a la mujer seleccionada: porque se habia dado de baja de la
f6brica; despues de haber acudido dos veces a su casa y no haber
la podido encontrar; o porque no queria ser entrevistada. En --
estos casos se sustituy6 el caso de la muestra por la trabajado-
ra que le segula en la lista del universe.














9edcLatoLn de, du/ez uLana
Direcci6n Nacional- Calle Paseo esq. a 13-Vededo.Habana -Telfs.3-9932'3-9933 4.-



En relaci6n a su participaci6n en la producci6n, hay que consider
rar las peculiaridades de las textileras y su repercusi6n en la-
ecuaci6n producci6n reproducci6n, este es, cdmo estas trabaja-
doras concilian las tareas dom6sticas y su participaci6n en la -
producci6n.

Una peculiaridad de estas mujeres es la organizaci6n de sus hora
rios de trabajo. Cada semana las obreras tienen un turno diferen
te de 8 horas: de 4 a.m. a 12 m; de 12m a 8 p.m. y de 8 p.m. a
4 a.m. A diferencia de las obreras de otras industries, las tex-
tileras tienen que organizer sus rutinas en la esfera hogarefa de
modo que puedan compatibilizarse con tales variaciones.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs