Citation
Observaciones y propuestas de la parte Cubana del equipo de investigacion al articulo "El trabajo industrial de las mujeres en Cuba" de la Dra. Helen S.

Material Information

Title:
Observaciones y propuestas de la parte Cubana del equipo de investigacion al articulo "El trabajo industrial de las mujeres en Cuba" de la Dra. Helen S.
Series Title:
Observaciones y propuestas de la parte Cubana del equipo de investigacion al articulo "El trabajo industrial de las mujeres en Cuba" de la Dra. Helen S ...
Creator:
Federación de Mujeres Cubanas
Publisher:
Federación de Mujeres Cubanas
Language:
Spanish

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
University of Florida
Rights Management:
The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item. This item may be protected by copyright but is made available here under a claim of fair use (17 U.S.C. §107) for non-profit research and educational purposes. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by fair use or other copyright exemptions. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions requires permission of the copyright holder. The Smathers Libraries would like to learn more about this item and invite individuals or organizations to contact Digital Services (UFDC@uflib.ufl.edu) with any additional information they can provide.

Full Text
1DzJ6zac!j)2 ale. =MujeszL L7aLl2ai
Direcci6n Naciona I Ca Ile Pa5eo esq. a 13-VedadoHaban a -Teifs.3-9932-3-9933
0
OBSERVATIONS Y PROPUESTAS DE LA PARTE CUBANA DEL EQUIPO DE INVESTIGATION AL ARTICULO "EL TRABAJO INDUSTRIAL DE LAS MUJERES EN CUBA" DE LA DRA. HELEN SAFA
f6gina 1 ler. Pgrrafo
Este studio se desarrollo conjuntamente con la FMC, en co-autorla con la Dra. Martha NuMez,(Soci6loga),Lic. Rosa Ma. Cartaye(Psicologa),Margarita Flores, (Flistoriadora),Lic. Rita Maria Pereira,(Abogada) y Lic. RaOl Ramos Matem6tico),
4to. P6rrafo
Solo cita a authors no residents en Cuba. Sugerimos incluir storess cubanos residents en Cuba.
6to. P6rrafo Inciso 1
Sugerir actualizar datos.
P6qina 2 Pto. 3
Donde dice servicios socials para la mujer trabajadora poner familiar trabajador;.
Pto. 4
Reformular como sigue: Desarrollo de organizations de masas donde la muier ha participado de forma active como son los ComitlJ de Defen sa de la Revoluci6n (COR), al Frente Femenino de la Central de Trabajadores de Cuba y la FMC que es una organize ci6n specific de mujeres
P6rrafo 5
Donde dice aunque se han re2lizado various studios sobre el tema de la mujer y el trabajo despues del triunfo de la Revoluci6n en Cuba, por ejemplo: Oadir O(L despu6s del triunfo de la Revoluci6n en Cuba por authors, no residents en Cuba.




9actetaclon de CuLnai
DireccOn Nacion a I Ca Ile Pa5eo e5q, a 13-Ved ado, He ban a -Telfs.3-9932-3-9933 2.XAA)
Adema's, en el mismo pgrrafo, a partir de la 6ta. llnea cambiar entanto no tN<0 existent en Cuba estu.dios system ticos con datos recopilados de primer mano sobre las mujeres, por lo que sugerimos que se elimine esa aseveraci6n. 'ooj
P aLQ.a 3 ler. P6rrafo
Sustituirlo por el enfoque que hacemos en la ponencia presented en la 5ta.
Conf erencia de Ciencias Sociales. ( qv&x o
Ultimo p6rrafo
Sustituir tambi6n por enfoque dado en ponencia de la 5ta. Conference de Cien cias Sociales.
2do. P6rrafo
Reformular las 2 primers lines de la forma siguiente. Las entrevistas fue ron efectuadas en las casas de las trabajadoras por las co-autoras de este trabajo que fueron entrenadas para ello por la Dr. Safa.
3er. P6rrafo
Sustituir primer linea por: con los co-autores del trabajo P6,gina 4 ler. P6rrafo llnea 4.
Guitar "Por lo tanto"
2do. Pgrrafo
AMadir en la primer idea otros factorep importance que influyeron como fueron el aumento de la pobla al dejaci n de la polltica de dar prioridad a la
construction de vivienda durante un peri6do prolongado en el pals. e4- a-am)
3er. P6rrafo
Reformular planteando que ya est6 resuelto el servicio m6dico en el pueblo tex til.




9eJzTacIJn
Direcci6n Naciona I -Celle Paseo esq, a 13-Ved ado, H a bana-Telfs.3-9932-3-9933 3.Pggina 5 3er. Pgrrafo
En la primer idea es necesario valorar tambi6n 10 positive que result el hecho de que en una familial extendida hayan various miembros que trabajan lo (Ir que implica un alto ingreso por concept de salario.
P6gina 6 3er. P6rrafo
En la primer idea aMadir: aunque ninguna concise que el matrimonio y el Ov embarazo sean causes para abandoner el trabajo.
P.9gina 11 ler. Pgrrafo -Oltima linea
Hay que actualizar los datos Ov,
ler. PArrafo-Oltime idea
No hay evidencias de que esto haya sido as!, todo lo contrario, despues del triunfo de la Revoluci6n hubo una political encaminada a incorporar a la mujer a la industrial textile torque no existed tradici6n del trabajo femenino en esta industrial.
En estos moments la f4brica no establece prioridades por sexos, se contract j e al que Ilegue y reina los requisites en los cuales no determine el sexo.
Sino otros como la escolaridad y en calificaci6n.
P6gina 11 3er. P'rrafo
A partir de la segunda idea so debe reformular como sigue:
Teniendo en cuenta el impetus que tenfa en los aMos stent@ la incorporacidn de la mujer al trabajo se consider oportuno oriental la incorporaci6n de la mujer hacia determinadas laborers fundamentalmente en el 6rea de los servicios y prohibit su access a laborers m6s pesadas". La vida demostr6 que la mujer podia hacer m6s de lo que le estaba permitidospor la resoluclo'n quo impedfa su entrada a different trabajos. Es por eso, que la FMC siempre fue abanderada de que se revisar6n los listados de puestos prohibidos que acompaMaban




- Vuietel Cutanai
Direction Naciona I Ca Ile Pa5eo esq. a 13-Ved ado. He ban a -Telfs.3-9932-3-9933 4.esta resoluci6n a fin de evitar que por esta via se marinara a la mujer de trabajar en ciertas areas.
Esta revision di6 lugar a la promulgaci6n de la Resoluci6n 40 que tampoco res pondi6 a estos prop6sitos, ya que aunque redujo el n6mero de prohibidos, mar. tuvo el criteria de prohibici6n. Realmente, de lo que se trataba era de prohibir la ubicaci6n en puestos que afectaran la fecundidad y no de criterion sexists que limitaran la realizaci6n de different areas. Por otra parte la introducci6n del advance de la tecnologla en determinados lugares podia con vertir un pueSto considered daMino en uno apto para la mujer y esto tambien entraba en contradicci6n con la luz.
Oe los an6lisis de la Resoluci6n 40 surgi6 la inclusion en el C6digo del Traba jo del aMo de determiner puestos no recomendables para mujeres y solamente la prohibici6n par@ 1@ gestante ffujer y en disposici6n de embarazo.7
Los criterion para definir los puestos no recomendables son:
Los que entraflan esfuerzo f1sico, radiaciones ionizantes, altas presiones y temperatures y exposiciones a determinadas sustancias nocivas. La political del pals se encamina a lograr que se creen conditions 6ptim@s de trabajo para ambos sexos.
Adem6s no debe ponerse como ejemplo el pesto de control de la c6lidad pues es una plaza t6cnica y est6 considered indistinta (se grad6an mujeres y hombres) no se clasifica como preferences, @unque la tendencia es a que le studied y la ocupe la mujer.
P6qina 11 61timo p6rrafo
Reformular como sigue:
Aunque no existed ur. interest especial por parte de la mujer por trabajar en pues tos de mec6nicas y oficialmente no se le ex luye de -ral posibilidad de pasar un curso para califircarse como tal, es evidence que no ha existido un trabajo por parte de la administration que propicie 1@ participaci6n de ella en estos curSOS.




9eclesacIcin a1z :=Vu1'ezei CutanaL
Direcci6n Nacion a I -Ca Ile Paseo esq. a 13-Veda do, He ban a -Telfs.3-9932-3-9933 5.0
Pudimos recover algunas opinions de que 12 mujer no debe ser mec6nica por que no tienen la fuerza sufficient para C2mbiar las pizzas de las m4quinas (generalmente son las pizzas grades y pesadas las que menos se rompen). Otros criterion apuntaban hacia que la misma mujer no quiere torque se d2man las manos y "nuestras mujeres son muy cuid2dosas de su prosencia f1sica". Todo esto d.emuestra que se magnifica la debilidad fisica de la mujer, y que a6n prevalence criterion muy tradicionales relacionados con la apariencia f1sica. Esta exclusion de la mujer para ser mec4nica tiene consecuencias en
N. kot-4-v
la posibilidad que puede tener de ocupar otPos puestos de trabajo. Se plantea que para ser Jefe de Brigada, de turno o de taller, debe ser mec6nico torque se supone que sea el personal m6s calificado que pueda dar respuesta a cualquier situaci6n que se presented.
Y aunque es evidence que la mujer no quiere ser meca'nica, ni tampoco en maya r1a ser dirigente, no existed conciencia por parte de quienes deben preocupar se por esto en la f6brica de la importance que pudiera tener para alcanzar la verdadera igu@ldad en la participaci6n femenina en el process de producci6n.
Nota: Engazar p6rrafo anterior con la continuaci6n de la idea on la p6gina 12 donde dice "Aunque no hay mujeres jefas de turnos....".
Se debe adem6s actualizar el dato que aparece en el primer pirrafo en la pa6.12 sobre el % de t6cnicos.
Consideramos que se puede aMadir al comentario anterior que actualmente se tiene en cuenta la. posibilidad de ubicar en estos puestos de direcci6n o t6cnicos medio o universitarios y no neces@riamente a mec6nicos.
P6gina 13 ler. P6rrafo-Oltima idea
No es un anglisis significative ni un patron de conduct que caractericen a las mujeres que rotan turns y de insistir en es@ idea poner la edad del niMo.
2do. P6rr2fO
AMadir primer el hecho de que a fines del 60 y principios del 70 en atenci6n a esta problem6tica del trab2jo en turno rotatorio de las mujeres se crearon




a1z =41a/azzi Cutanai
Direcci6n Naciona I Ca I I e Paseo esq. a 13-Vedado.Haban a -Telf5.3-9932-3-9933 6.circulos infantile que permitian el cuidado del niMo en horario de la noche, sin embargo, esta experience tuvo que desecharse en virtue de que las mujeres no hacian uso de esta posibilidad en tanto preferian que sus hijos durmieran en la casa al cuidado de algOn familiar o vecino, etc. La sub-directora de la f4brica express a la Ora. Safa que hace aMos se hizo ese studio y se permiti6 tener interns o rotar a los niMos en el cfrculo infantile y la vida hizo decker, este experiment. Opina que es un problema de la tradici6n de las padres cu @ 6nas que no est6n @daptadas a que sus hijos duerman fuera 6o !a caso.
CEn esa misma entrevist@ el Dtor. de la textilera dijo a la aurora "que cuando las mujeres tienen niMos chiquitos, hay que reubicarlas en turns fijos. El
_ Sindicato, el Partido, 1@ Juventud, presionan para que esto sea asi; sin embar go, lleg@ un moment en que no se puede hacer m6s", es decir, que no se puede
I
t ograr que a todas estas mujeres se les unique en turns fijos.
Por otra parte, para complet2r la pen6ltima idea de este p4rrafo hay que senalar que en atenci6n a estas necesidades y como parte del process de rectificaci6n de errors que tienen lugar en el pals se cDnstruyeron 210 circulos infantile, increment4ndose la capacidad a 129,817 al cierre del 1988.
P6gina 13 3er. P6rrafo- segunda idea
Sin embargo, el moment en que estabamos realizando una de las fases de la investigaci6n, coindidi6 con el perlodo de ajuste de la norma productive al nuevo horario de 6 horas. Como resultado de ello, seg6n algunas trabajadoras, en es tas nuevas conditions se trabajaba bajo una gran presi6n lo que puede expli carse torque se encontraban en una fase de adaptaci6n al l6gico increments de la intensidad del trabajo product del reajuste del horario.
OJO: Recomendar guitar la 61tima oraci6n del 3er. p6rrafo que empieza con el horario e incluir el p6rrafo siguiente despu6s de la primer oraci6n que termina ... al de los obreros que rotan turno.
Cuando reglan las 8 horas y en la actualidad las mujares si tenlan y tienen la alternative de ir al comedor. No utilizan esta posibilidad torque segon ellas, prefieren comer en sus casas antes de tomar el omnibus de las textileras que las lleva al trabajo. Adem6s, disfrutan de merienda que les llevan a sus pues tos de trabajo.
Ver entrevista de Ariguanabo del 17 de enero de 1989




9e.dezaclin Cie. Cubanai
Direction Naciona I Ca Ile Paseo esq. a 13-Ved ado, H a bana-Telfs.3-9932-3-9932 7.Nota: Tenemos que buscar el dato de salario de las obreras para demostrar que este es mayor que el de las t6cnicas por estar vinculadas.7,
Pggina 13 61timo p6rrafo
Opinamos adem6s que 1@ oraci6n que dice cerca del 20% de nuestras entrevistadas no trabajan por tu o rotatorio, ya que son fundamentalmente t6cnicas u otro personal especializado, no debe ir en ese lugar. Si Helen desea hacer la acla raci6n de como estuvo integrada por categorfas ocupacionales nuestra muestra (cugntas t6cnicas y cu6ntas obreras) debe hacerse en otro lugar.
Sugerir que la 61tima oraci6n de ese p6rrafo se un2 con el p6rrafo siguiente que habla de la mujer embarazada.
P6gina 14 2do. P6rrafo
En la parte que dice "ain no est6 produciendo a plena capacida debe revisarse por la aurora ya que en la entrevista del 17 de enero de 1989 el Dtor. de la textilera le comunic6 que en los Oltimos 3 anos se estaba cumpliendo el plan, que todos los equips est6n funcionando, que fue concebida para 50 millions y que en 1988 hablan production 6pmillones: Adem6s consideramos que no debe vincular el ausentismo de los obreros con si la f6brica est6 produci6ndo o no a plena capacidad. No se aclara en el articulo que se entiende por "plena capacidad": si es la instalada o la que est6 por instalar prevista en el plan.
P6gina 15 4to. P6rrafo
Arreglar dato de salario medio para 1985/1986.
Pggina 15 6to. P6rrafo
Oejar la cita de Marifeli y aMadir dato m6s actualizado. Puede utilizar dato de la p6ginas 11 y 12 del Seminario Oifusi6n y EV21uaci6n de las Estrategias de Nairobi-




9edetaclo'A cle Cutanai
Direcct6n Naciona I -Ca Ile Paseo e5q. a 13-Ved ado, Ha ban a -Telf5 3-9932-3-9933
P6qina 15 6to. P6rrafo
En la primer oraci6n poner "de una important variaci6n sectorial y por cate oi< gorf@ ocupacional" continualr como sigue la Oraci6n)
Oespu6s de la cita de Marifeli poner SegOn dato de 1988, la participaci6n de ? mujeres en trabajadores industrials ha incrementado poco. Represent actual mente
Adem6s sugerimos que a continuaci6n de Ibid 61 aMadir: El increments de la ocupaci6n femenina total entre 1981/86 se concentr6 en las categorlas de obre
ros y t6cnicos. Las obreras se incorporan f undamentalmente al sector industrial en 12s ramas donde la participaci6n femenina en la fuerza de trabajo to tal ha sido relativamente elevada, confecciones, bebidas, y licores, textily cuero, y en otras donde esa proporci6n no era alta, construction de maquinaria no el6ctrica, qu'mica, alimentacidn y @zucarera. En los servicios el incremento se produjo en los servicios socials calificados, sobre todo educa--i6n y S21ud. (Estratogias do Hairobi, Cuba 1908) C)L
P6qina 16 P6rrafo 3
Sugerimos que revise la idea de que fue una political institutida por una Otra. que tuvo la f4brica la que permiti6 que cuando ambos esposos trabajaban on la textilera lo hicieran a distintos turns para compartir el cuidado do los hijos. Consideramos que lo que puede haber habido un apoyo de la administration para facilitar la vid2 de estas parejas. 0 A
P6gina 17 Oltim p6rrafo-Oltima oracio'n
Sugerimos el siguiente comentario. Existent hechos que explican estas expect tivas: las As j6venes est6n preparada6 Para desempeflar tr2b2jOS M6S CalifiC2 dos de los que sus padres han estado hacienda. Los employs que se ofertan en estos moments en el pals requieren re'uisitos eduC2Cionales, y t6cnicos m6s altos.




(1 anat
Direccion Naciona I -Ca Ile Paseo esq. a 13-Vedado.Habana-Telfs.3-9932-3-9933 9.Pggina 18 2do. P6rrafo
Y en las conclusions en la p4gina 24, Oltimo pgrrafo:
Se dice que los indicators y los dirigentes administrations continual considerando a la mujer como una reserve laboral. Pensamos que esto no es asl por lo siguiente: de 1959-1988 las estadisticas demuestran que la participaci6n femenina en la fuerza de trabajo ha aumentado sin retroceso. Si hubiera sido considered una reserve laboral estas proporciones de la mujer en la fuerza de trabajo hubieran tenido una recalda. Tambi6n existed una tendencia a aumen tar las proporciones de mujeres en las 5 categorlas ocupacionales. CLkAf"
Adem6s, en Cuba se han production advances t6cnologicos en los process productivos y con ello no se ha desplazado a la mujer de los puestos de trabajo. Esti mmos que esta mecanizaci6n, automgtizaci6n y humanizaci6n del trabajc promovida por una mayor tecnologla ha permitido que las mujeres ocupen puestos que antes no podfan torque requer!2 la realizaci6n de un gran esfuerzo ffsico.
Concebir a la mujer como reserve laboral es una concepci6n econ6misista on tanto utilize a la mujer como mechanism para abaratar los costs de la producci6n coyunturalmente, y que ademM consider imnecesario inverter en las llamadas obras socials e improductivas. El hecho de que en Cuba se hayan construldo m6s circu los infantile en los 61timos aMos avala la vol untad political por garantizar la permanencia de la mujer en el trab2jO, en anos en que la situaci6n econ6mica ha sido muy dif1cil.
P6qina 18 y 24
Helen define a la mujer como reserve l2boral basandose en los siguientes elementos:
torque el indicator y la administraci6n'no atienden a los interests femeninos; torque las mujeres son consideradas trab2j2doras secundarias que sustituyen a
los hombres cuando no son suficientes;
y torque se les impede ocupar plazas de mayor desarrollo como mec6nicas
De estos tres elements el que m6s se acerca al la definici6n de reserve laboral e"
es el segundo, y es:to no se d6 en Ariguanabo.




Cubanai,
Direcci6n Naciona I -Cal le Paseo esq. a 13-Vedado, Habana -Telf5.3-9932-3-9933 10.Los otros dos arguments si existent en la f6brica y a nuestro juicio hablan de una division sexual del trabajo en ese centre que contienQ manifesto i6n do dis criminaci6n sexual.
Le sugerimos a Helen que considered utilizar que persistent elements muchos m6s significativos para justificar la existence de la division sexual de trabajo en la f6brica que para argumentar t6sis que la mujer es una reserve laboral.
Convene profundizar con elements de juicio sobre la political de la incorporaci6n de la mujer el trabajo en general y a la industrial textile en lo particular para que uede claro torque la poblaci6n femenin2 no se concise como reserve laboral. Se tr2t2 de un process que incorporaci6npermanenciapromoci6n y ascenso de la mujer en el 6mbito del trabajo que no est6 exento de escoUas y que require de un trabajo specific.
P6gina 18 5to. P6rrafo-61tima idea
Nuestra explicaci6n de torque se planted que las mujeres van en primer lugar a la administration es que esta actuaci6n result 16gica pues es el primer canal a travds del cual tramitan sus problems laborales y no por las razones expues 00 tas por Helen.Habria quo ver en que media los problems que no han sido solucionados satisfactoriamente para la trabajadora, son trasladados por estaS 21 Sindicato 0 21 Partido y que nivel de respuesta reciben de estos, pero esto no se pregunto en el cuestionario. Ahora bien, con esto no queremos decir que no reconozcamos que el indicator no juega el papel que debe, sobre todo en atenci6n a los problems specifics de la mujer obrera.
P6gina 18 61timo p6rrafo:
Como pensamos que el trab2jo no solo debe contender los criterion de Fuller cita dos por Helen sugerimos que se haga una reflexi6n con un an6lisis propio basado en las interpretaci6nes que emanan de los resultades de la propia investigation
y sobre todo hacienda enfasis en el papel jugado por el Frente FeMeDi o que a
nuestro juicio se ha ido desvirtuando desde su creaci6n hasta la fecha, sobre todo teniendo en cuenta que este se crea en el moment on que se decide que la
FMC no debla continual actuando en los centers de trabajo, en tanto la organize ci6n sindical, con su Frente Femenino podia asumir la atenci6n y defenS2 de los
problems que conciernen a la mujer.




Direcci6n Nacion a I -Ca Ile Paseo esq. a 13-Ved ado, Habana -Telf5.3-9932-3-9933
Las consideraci6nes de las authors irlan despu6s de las citas de Fuller y serfan adem6s las siguientes:
Consideramos que estas ideas coincided con la opinion de authors no socialistas que han escrito sobre los indicators en Cuba y en otros passes socialists y parte de la funci6n que ocupan los indicators en sociedades capitalists,
En una sociedad como la cubana la administr2Ci6n como representative del Estado y el Sindicato no tienen IntereseS 2ntag6nicos sino que deben lograr nuevas forms de actividad social en el process de producci6n, entre otras, la partial cipacio'n creciente de los trabajadores en las areas de direcci6n.
Nota: La continuaci6n de ese p6rrafo que comienza en "a la direcci6n ... ponerlo como una idea apart y a lo que le hacemos el siguiente comentario.
Esta ley no tiene el objetivo de perfeccionar el sistema de los Consejos de Trabajo, en tanto estos est6n contituidos e integrados por juices legos. Al limit'irle sus facultades se hace con el objetivo de que los litigious sean dirimidos profesionalmente por personal competence.
P6gina 19 2do. p6rrafo-Oltima linea a-01 -A
La licencia d e Maternidad la absorve el Estado, a trav6s de seguridad social, y no affect el presupuesto ni el fondo salarial de la f4brica. Ademds consider ramos que un mejor ejemplo del cargcter economicistas del SDPE y que affect, a la mujer fue el no haber construido circulos infantile en los 61timos amos, a lo que ya hablamos hecho menci6n anteriormente.
P6gina 19 3er. p6rrafo
Sugerir a Helen que reconsider utilizar un trabajo de un economfsta cubano
citado por la Nazarri. Nosotras no hemos encontrado c6lculos s imilares en 7 ningOn tuci6n. Esto se contradict
con lo que ella misma dice sobre la ideol6gia como Politica de estado en ese mismo p6rrafo. Estamos de acuerdo con el comentario de Louis Smith que esto
no esta fundamentado te6ricamente ni mbtodolo'gicamente




9adeTaclin de =MUiemzi Cutanai
Direcci6n Naciona I Ca Ile Paseo esq. a 13-Vedado. Habana -Telfs.3-9932-3-9933 12.P6gina 20 2do. Pgrrafo
AMadir 1,8siguiente al final de este.
Sin embargo, los resultados actuales de la political dirigida a promoter cuadros j6venes a cargos de direcci6n en la FMC arrojan los siguientes datos:
P6gina 20 Oltimo p6rrafo
Afladir en la Oltima idea que "Hay una segunda interpretaci6n possible: que son mujeres traba aduras que piden algo muy necesario para asegurar su permanencia en el empleo y recorder que esta petici6n fue hecha tanto por mujeres que necesitaban los circulos como por otras que no lo necesitaban. r- DW OL
- "-4.Z
P6gina 21 5to. P6rrafo-61tima oraci6n : Actualizar datos
P6gina 23 ler. Pdrrafo
A continuaci6n del ler P6rrafo aMadir la siguiente idea: La concepci6n cubana de des@rrollo parte de que "desarrollo es, principalmente la atenci6n al ser human que hade ser el protagonist y fin do cualquier esfuerzo por el desarrollo (34 P6r!odo de Sesiones de la Asamble@ General de las N2Ciones Unidas, New York 12 de Octubre del 79. Editorial de Cienci@s Sociales, Cuba, 79 p6g. 65) 44wk
La lucha por el ejercicio pleno de la igualdad de la mujer est6 integrad2l 2 la estrategia de desarrollo en Cuba, donde se consider 2 la mujer como fuerza de cisiva del pals y su participaci6n en todas las esferas de la vida social. 's la expresi6n del principio insoslayable de la sociedad cubana de que los ciudadanos disfruten de todos sus derechos en conditions de plena igualdad. Es por ellos que la labor encaminada a hacer de este principio una realidad no represents un ejemplo aislado del sector femenino. El PCC ha priorizado y atiende cuidadosamente su aplicaci6n con el fin de obtener el 6xito total en un prop6sito modular del sistema de justicia social en Cuba y del desarrollo de la economla socialist.




Direcci6n Naciona I -Ca Ile Paseo esq. a 13-Ved ado, Habana -Telfs.3-9932-3-9933 13.P6gina 23 2do. P6rrafo
Para reforzar la idea expresada se puede aMadir que las mujeres han dado un salto de c4lidad en el desarrollo de su conciencia social lo cual se express en un cam bio en su identidad al concebirse como mujeres trabajadoras.
P6gina 23 61timo p6rrafo
Sugerimos que se aMada despu6s de la cita de Benglesdorf el siguiente p6rrafo
A nuestor juicio el principal valor del C6digo de Familia, sin menospreciar el derecho que le confiere a la mujer de dirimir sus ldesavenmencias conyugales en los tribunals, es precisamente su fuorj-dn educative al propiciar por primer vez que se cuestioner4 en la esfer2 pOblica patrons de conduct entre la pareja que hasta ese moemnto eran econsiderado solo de competencia de la esfera privada. Hasta ese moment nadie se habla cuestionado lo injusto de que las areas dom6sticas fueran de responS2bilidad exclusive de la mujer y mucho menos de 12 necesidad de cambiar estos roles. JO
D cididamente en estos 15 aMos desde la entrada en vigor del C6digo ha habido un cambio en el plano de las ideas en tanto se reconocen de lo que se trata es de crear nuevos valores y nueva Rica en la relaci6n de la pareja acorde con los principios de justeza sobre los que se asienta la sociedad socialist cubana. Si bien es cierto que vemos que en la pr6ctica estos principios no se han mate rializado en la generalidad de la poblaci6n tambidn es cierto que por lo menos para aquellos, tanto hombres como mujeres, que piensan que esto es un asunto cuya soluci6n jest6 en las generaciones si existed conciencia de que nuestra so, ciedad aspire la creaci6n de relaciones de equidad en la pareja.
Durante estos aMos la FMC ha estado trabajado por crear conciencia de la relaci6n existence entre la doble jornada y la incorporaci6n de la mujer al trabajo y su promoci6n.
PoRina 24 2do. P6rrafo
Consideramos que la explicaci6n de porqu6 las mujeres acuden m6s al Estado para el servicio de apoyo al hogar se debe a que a partir del triunfo de la Revoluci6n el Estado le ha dado los beneficios para aumentar el nivel de vida de toda la




9ed'e%acIJj2 de- 14.Direcci6n Nacion a I -Ca I I e Paseo esq a 13-Ved ado, Habana -Telfs.3-9932-3-9933
poblaci6n y para la igualdad de la mujer; cfrculos infantile, comedores escala res y obreros, escuelas internal en los distintos niveles de enseManZ2.
En el transcurso de estas tres d6cadas se ha credo una actitud en la poblaci6n ante el Estado de pedir y exigir cada v6s m6s la soluci6n de todo tipo de deman da. Esta actitud va aparejada a una disposici6n de la poblaci6n de participate en la soluci6n de los problems. La historic de la revoluci6n, especfficamente en lo que respect a la mujer, esta llena de estos ejemplos: la confecci6n de ropa para los circulos infantile, hasta Oltimamente, la participaci6n en las microbrigadas para la construction de los circulos infantile.
Por otro lado pensamos que a nivel individual ocurre un fen6meno muy complejo. Por una parte vemos casos de mujeres que reclaman m6s al estado y menos al marido para erosionar lo menos possible su relaci6n de pareja, estas mismas y otras no est6n concientes de su desigualdad y buscan el alivio de su carga dom6stica en 1@ so luci6n material de sus problems que solo lo puede proveer el estado.
Oesde los in icios de la Revoluc6n la FMC h@ sido el vehiculo a trav6s del cual las mujeres han canalizado sus exigencies al estado y han participado en la soluci6n de muchos de estos.
Por eso pensamos que no es v4lido el argument que no existed un trabajo aut6nomo de base para explicar que las mujeres acuden ma's al estado que al marido para re solver los problems de la doble jornada.
Quedaria por ver que entiende Helen por autonomla: si esta es una separaci6n o contradicci6n de interests entre el Estado y la base, ese concept no se ajusta a lo que ha ocurrido en Cuba.
Le sugerimos que si desea mantener esa oraci6n, que incluya tambi6n la de las auto ras cubanas.
P6gina 24 Oltimo p6rrafo
Los arguments que Helen express aqui ya han sido analizados y refutados anteriormente.




9ectetaclin
Direcci6n Naciona I Ca Ile Paseo esq. a 13-Ved ado. H a ban a -Telfs.3-9932-3-9933 15.P6qina 25 2do. Pgrrafo
Consideramos que__no epAvl-idn lo que planted de gue las entrevista-da i se consider ran primer madre s v despu6s trabaiador-as torque este problema de conciencia, de ideol6gia, no se puede inferior de cruzar estadisticamente la edad de tener el primer hijo con lal edad en que comenz6 a trabajar. Primero torque en las mues tra estgn sobre-representadas las mujeres mayors de 50 aMos, quienes parieron antes de la Revoluci6n o antes de los primers aMos en los cuales no hablan sufi clients servicios de apoyo al hogar y en que los indices de 12 participaci6n fe menina en la fuerza laboral no eran t4n altos.
Segundo, torque en bi cuestionario no se les pregunt6 a las mujeres si se consi deraban m6s padres que trabajadoras, y s! se hicieron otras preguntas de cuyas .respuestas se pueden inferior lo contrario a lo planteado por Helen. Por ejemplo, respuestas como que "las mujeres con niMos pequeflos deben trabajar y que "El matrimonio no es un moment de sus vidas en que dejan de trabajar torque el marido las mantiene".
Tercero, torque en las entrevistas a profuodidaA-las-mu4ezez-p&-aceptaron como una disyuntiva el ser trabajadores.V ser padres.
P6gina 25 Oltimo p6rrafo
Al hablar de que el Estado PuertorriqueMo brinda un amplio program de saluda la mujer, queremos saber si Helen no piensa incluir algOn comentario sobre los programas de esterilizaci6n masiva de la mujer en Puerto Rico.
En ese mismo p4rrafo, en la Oltima oraci6n, sugerimos que elimine la reference a que el indicator y la administration de Ariguanabo ofrecen alguna resistencia a apoyar a la mujer. Nos basamos para ello en la entrevista que tuvo Helen el 17 de enero del 89 con el Consejo de Direcci6n de la f4brica, posterior a ser it" escrito este artfculo, donde explicaron medidas concretes para incorporar a la muier al trabajo y para garantizar su permenencia.




9eJ4:zac16jz Cie CuLnai
Direcci6n Naciona I Ca Ile Paseo esq. a 13-Ved ado. Habana -Telfs.3-9932.3-9933 16.P6gina 26 ler. Pgrrafo
La primer oraci6n podria sugerir que la FMC no ha apoyado a la mujer trabajadora en esta lucha como defendi6 sus derechos en el pasado. Esto no es as!. Oesde su fundaci6n, la FMC cre6 un frente que se preocupara de incorporar 1 jer al trabajo y de lograr su permanencia. 4En los cuatro Congresos de la organization, el tema de la mujer trabajadora ha sido ampliamente debatido. En esta lucha la FMC no ha estado sola. Ha formado parte del sistema de organizations political y estatales que han luchado por la igualdad de la mujer.
Como se demuestra en la investigation la igualdad de la mujer no se ha logrado pero esto no es resultado de la ausencia de un trabajo ideol6gico de la FMC.




Direcci6n Naciona I -Ca Ile Paseo esq a 13-VedadoHaban a -Telfs.3-9932-3-9933 17.ANEXO 1
OE CUADROS PROFESSIONALS POR GROUPS OE EOADES
aMos 1985 (Dic.) Cierre
1988 (Dic)
Hasta 27- 16% 34%
De 28-35 29% 34%
De 36a 45 39% 25%
De 46 a 55 15% 6,7%
De m6s de 55 1% 0,3%
Promedio edad: 88 (oic.)
kbJAv-D P46j' cu, c4
Provincial 37,7 aMos
Municipios 31,5 aMos
Naci6n 45,6 aMos
uente: Sistema Estadistica de Informaci6n de Cuadros FMC




'gedezact'n ale, Au/&zzi CuLnai
Direcci6n Naciona I -Ca Ile Paseo esq. a 13-Vedado.Habana-.Telfs.3-9932-3-9933
DISERO DE LA INVESTIGATION
Esta ponencia resume datos pr -liminares de "La mujer en la indus tria textilera Ariguanabo". Uno de los objetivos bAsicos de -esta investigation, dirigida por Helen Safa de la Universidad de la Florida, es comparar gus resultados con los studios simila-res realizados en Puerto Rico y Repdblica Dominicana a principios de los afios ochenta.
El cuestionario empleado en la investigation fue disefiado a partir del instrument empleado en Puerto Rico y fue adaptado a larealidad cubana por Helen Safa y un equi o integrado por invest gadoras de la Federaci6n de Mujeres Cubanas y de la Universidadde La Habana.
Hay ci.nco 6reas fundamentals en las cuales la political del Esta do cubano ha tenido un impact crucial sobre la mujer trabajadora:
1) El increments de la participacift femenina en la fuerza de
trabajo (de un 16% en 1970 a un 37,4% en 1985).
2) La elevaci6n de los niveles educacionales, que include la
eliminaci6n del analfabetismo y un aumento significative delas mujeres entre los professionals y t6cnicos del pais -3) La creaci6n y ampliaci6n de los servicios socials para aliviar la carga dom6stica (guarderfas o circulos infantiles,.comedores escolares y obreros, becas, lavanderfas, servicios de transported de la casa al trabajo, viviendas para obreros) 4) La participaci6n en organizations de masa que beneficial a las mujeres (Federaci6n de Mujeres Cubanas y la Secretariade asuntos socials, laborales y femeninos de la Central
de Trabaiadores de Cuba Y los Comit6s de Defensa de la




gecletacton de; <=1Nuje;,LF-i Cutaizast,
Direcci6n Nacione I -Ca Ile Paseo esq a 13-VedadoHaban a -Telfs.3-9932-3-9933 2.Revoluci6n, organizados en el Ambito de la comunidad y donde la mujer juega un papel important.
5) La aprobaci6n del C6d igo de la Familia en 1975, que stable.
ce la igualdad de derechos y deberes de la pareja ante loshijos y ante las areas del hogar.
Estos factors han contribuido a mejorar la situaci6n de la mujer trabajadora cubana despu6s del triunfo de la Revoluci6n.
Esta investigation se propane medir en qu6 media las obreras yt4cnicas de la Ariguanabo se ha beneficiado por la influence de estos factors, y qu6 impact han provocado en la situaci6n y en la autoridad de ellas en el trabajo, el hogar y la comunidad.
AdemAs de estos objetivos del disefio conjunto cubano-norteamericano, la Federaci6n de Mujeres Cubanas se propane:
Conocer cuddles son las opinions de las obreras y t6cnicas de
la textilera Ariguanabo acerca de los problems de esta f6
brica, sobre el pleno ejercicio de la igualdad de la mujer en
el empleo, la comunidad y la familiar.
Contribuir a solucionar los problems detectadoz
Reflexionar sobre la utilidad de las investigations socials como un instrument a incorporar al contenido de trabajo de
la FMC.
En esta ponencia se examinarg el primer de estos objetivos y el tercero.
LA MUESTRA
Helen Safa eligi6 en Mayo de 1986 la empress Ariguanabo por serla textilera mds antigua del pais. Fue fundada hace 55 afios por impresarios norteamericanos, quienes fueron sus propietarios has ta que se nacionaliz6 en 1960.




Direccj6n Nacional Celle Paseo esq a 13-Vedodo, Habana # -Tel Fs. 3-9932 3-9933
En 1959 habla muy pocas muieres empleadas en esta textilera. En 1986 en la empresa-seleccionada, las mujeres constituent el 33% del total de los trabajadores, el 32% de los obreros y el 45% de los t6cnicos.
En tanto el intends nuclear de la investigation es analizar loscambios en la mujer trabajadora, sobre todo aquellos provocadospor la Revoluci6n, se decidi6 que las mujeres de 50 afios y mds estuvieran sobre-representadas en la muestra.
Estas mujeres pueden con-tar histories de vida que atraviesen por los different ciclos revolucionarios.
La muestra asiconcebida estd compuesta por 168 trabajadoras textiles. Al seleccionarlas del universe de las obreras y t6cnicas (se excluyeron las trabajadoras admin'strativas y las de servicio: se escogi6 un 10% entre las que tenian entre 17 y 49 afios y un 50% entre las que tenlan 50 afios y m6s.
La muestra se define como estratificada (por edades), por quotas, intentional y aleatoria.
Las mujeres de la muestra se seleccionaron al azar a partir de una lista de trabajadoras ofrecida, por la empress. Se verific6que la administracift no sigui6 un criteria specific para elaborar'este listado. La lista original se organize por groups de edad y de cada 10 se seleccionaba un caso ( para-las que se en-contraban entre los 17 y 49 afios), mientras que para las mayors de 50 se selecciohaban una sl y otra no.
Hubo casos de sustituci6n (33 en total) cuando no se podia contact tar a la mujer seleccionada: torque se habia dado de baja de la f6brica; despu6s de haber acudido dos veces a su casa y no haber la podido encontrar; o torque no queria ser entrevistada. En -estos casos se sustituy6 el caso de la muestra por la trabajadora que le seguia en la lista del universe.




duL)2as
Direcci6n Nacional- Ca Ile Paseo esq a 13-Vedado. Habana -Telfs.3-9932-3-9933 4-En relaci6n a su participaci6n. en la producci6n, hay que consider rar las peculiaridades de las textileras y su repercusi6n en laecuac16n producci6n rep-roduccift, este es, c(5mo estas trabajadoras councilman las areas dom6sticas y su participacift en la producci6n.
Una peculiaridad de estas mujeres es la organization de sus hora rios de trabajo. Cada semana las obreras tienen un turno different te de 8 horas: de 4 a.m. a 12 m; de 12m a 8 p.m. y de 8 p.m. a
4 a.m. A diferencia de las obreras de otras industries, las textileras tienen que organizer sus rutinas en la esfera hogarefia de modo que puedan compatibilizarse con tales variaciones.