Citation
Fecundidad y empleo femenino en Cuba ; a summary of findings

Material Information

Title:
Fecundidad y empleo femenino en Cuba ; a summary of findings
Creator:
Gonzales Quinones, Fernando R.
Place of Publication:
Havana
Publisher:
Universidad de La Habana
Language:
Spanish

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
University of Florida
Rights Management:
The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item. This item may be protected by copyright but is made available here under a claim of fair use (17 U.S.C. §107) for non-profit research and educational purposes. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by fair use or other copyright exemptions. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions requires permission of the copyright holder. The Smathers Libraries would like to learn more about this item and invite individuals or organizations to contact Digital Services (UFDC@uflib.ufl.edu) with any additional information they can provide.

Full Text
sew-,
FECU-NDIAID EjTTM 'NT 'TO 71T CUak
- -L 0 FEME Ii
(Fertility and -female er-mloyment in Cuba: a sugary of findings).
Fernando R. Go.nzalez C ui' .ones
Centro de Estudios Deno -raficos
Universidad de La Habana, Cuba
A paTtir del lro. de enero de 1959 se abzio' an Cuba el perifodo de la revolt
cio'-n social. Ias profundas transilormacio-es qua han tanido lugar desde enton ces han abarcado todos los an'6i-Luos de la economaa y la sociedad y, con ello,se ha transformed el propio hombre. Estos cambios han impactado an el movimiento de la poblacia'a produciendo una important inflexion an las tandencias
tradicionalmente observadas, dandose asi comienzo a un nuevo tipo de reproduce,
cio'n de la poblacioen,
En este brave documents seintentarar presenter c8mo uno de los aspects derivadbs de esas transformaciones, aquel qua tiene relaci'n direct con a! cam
J.
bio an las condicianes laborales-do la mujer, su nivel de participacio'.n eco.no mica y las caracterifsticas de asua, se vinculan al cambio an los niveles y pa
tones reproductions, an particular a la fecurididad. '
Durante el primer qui-rique-nio posterior al triunfo revolucio-qario se produjo un aumento sipnificativo de la fecu-didad, eleva.ndo'se !a tasa de jaatalidad a35 por mil an 1964. A part-ir del afto siguiente se inicio' una tendancia decre center qua lievo la natalidad an 1970 a niveles similares a los de 1958 (27,7 por mil). Desde 1971 tuvo lugar una rapid inflexio'_ an la tendencia de la fecundidad qua implico u-a reduccio.a de algo mas del 50 por ciento an los ance, a.nos posteriors, alcanzando niveles de 16,3 por mil an la tasa de natalidad y de 0,87 an la Tasa 3ruta de Reproducci'n, para 1982. Esto situ'a la fecundidad cubana no solo entre las m's baias an Amarlca Latina, si.no incluso
entre los passes socialists europeos.
Este important cambio an los niveles ha sido acompa-Hado por modificaciones an aigunas de las caracterlsticas Lnternas de !a fecundidad. La edad media de esta se redujo de 26,7 a 24,5 aftos entre 1970 y 1982 como consecuencia dequa las mujeres mayors de 30 afios redujeron su con-t-m-ibucio'n a !a lfecundidaddel 29,6 al 17,8 por cie.nto; mientras que las mujeres de 15 a 19 afios la au mentaron del 17,3) al 25,S por cie.ito. Es decir, se 'ha production un importante rejuve.necimiento er- !a fecundidad por edades de las padres.




2
Ambos dambios, por otra parte, se observant en las zonas urbanas y en las rurales en forma marcada y en todas las provincial del pais, destaeandose el hecho de que en aquellas provincial de niveles tradicionalmente mas elevados las dismin-Uciones han sido relativamente mas importance, dando como result do cue las diferencias entre areas urbanas y rurales y entre provincial hantendido a estrecharse.
Con toda seguridad en este process hacia un nuevo tipo de reproducci'n de la poblacio'.n, han influido e influyen un complejo interrelacionado de factors. Sin embargo, a juicio del autor, uno de los que mayor peso ha tenido en loscambios recientes de la fecundidad es la transformation cualitativa que ha experimentadc, la mujer -y como consecuencia la familia- en relacio'n con su
P
situacion laboral, no solo en te"r.-i-nos del nivel de participation e.n la acti vidad economic sino, sobre todo, en los cambios en el tipo de insercion laboral.
Se el C'enso de Poblacio'n de 1953, el 17 por ciento de la poblacio'n econo'micamente active era femeaina, e n 1970 alcanzaba al 23,8 y en 1981, segu'n el Ltimo censo, se elevo' al 31.3 por ciento. De acuerdo con este Ltimo censq la tasa de actividad de las mujeres mayors de 15 aftos era del 32,8 por cien to equivalent a casi tres veces el nivel de esta tasa en 1953. Britr e 1970 y 1979 las tasas de actividad por edades de las mujeres se eleva'de edades, particularmenteron en mas del 50 por ciento en todos los groups en los groups comprendidos entre 25 y 44 aflos, los niveles de las tasas ma'sque se duplicaron fluctuando er 1979 entze el 45 y el 51 por ciento de parti cipaci'n en este tramo de edades.
Lo anterior pone en evidemcia la relaci6n estrecha que ha tenido, el increment to de la participation economic de la mujer coa la reduction de los niveles de -L"ecundi dad. Incluso, el rejuvenecimiento de esta ultima parece tambie'n estar asociado -entre otras cosas- al inoremento de la participaci'n economic
ca Oc- z::vjeres mayors de 25 aRos, de edad.
En los meses de septiembre y octubre de 1982 se realiZzo el levantamniento deUres encuestas destinadas a estudiar ma's a fondo la relation entre empleo fe merino y fecundidad. Estas e-ncuestas se -realizaron en colaboracio'n entre !a Federacian de ,,Iuje--es Cubanas (FLIC) y el Ceml,-ro de Est-udios Demograficos




3
(CEDEM), can el patrocinio de la Organizaci'.n. International del Trabajo. Se seleccianaron 'res areas par su different grado de urbanizacion tomandose un municipio urban de la Ciudad de La Habana (Plaza de la Revoluci'n); Una localidad semi-urbana de la Provincia de Cienfuegos (Buenavista) y Un M'UmIci pio rural mantafioso en la Provi.ncia de Guantanamo (Yateras).' En total se entrevistaron 3302 mujeres entre 15 y 59 aflos de edad, meaiantemuestras representatives para cada uno de los tres lugares seleccionados par separado.
Entre los multiple's aspects investigados se intent estudiar el cambia a mo vilidad educational y laboral entre las mujeres entrevistadas y sus padres con reference al afio 1958. Los resultados obtenidos muestran cambios muy.significativos entre las dos generaciones de mujeres. Con relacion al nivel educational, se encontra en el urbana (Plaza de la Revolution) que el 70,9 par ciento de las padres tenran en 1958 solamente
nivel primario; mientras que las mujeres entrewistadas (!as rdjas), al mon-e.n to de la encuesta presentaban el 28,9 par ciento en este nivel, el 50,6 parciento en el nivel media y el 11,5 par ciento en el nivel superior. En el area mas rural (Yateras), el 93,3 par ciento de las padres (en 1958) y el 62,4 par ciento de las hijas alcanzaron nivel prima-rio solazentue; pero de es tas Ltimas el 37,4 par ciento tenfa nivel media al moment de la encuesta., Seg'in el promedio de afios de studio cancluidos se encoatr'. que las mujeresde Plaza de la Revolucio'n tie,en 9,6 aflos, equivalentes a nivel media supe rior; las de Buenavista 7,4 aRos y las de Yateras, el area mas rural, 6,1 aflos de, studio concluidos, en ambas.a"reas niveles equilvalentes al media ba"sico.
De igual manera -y coma una consecuencia l'gica de lo anterior- se presentan cambios importantes en la movilidad ocupacional de las mujeres enturev-1stades y sus padres en 1958. Los resultados se resume en el cuadro que se presenta a continuacian, en par cie-atos.




4
Plaza de la
Grupos Revolucion Buenavista Yateras,
Ocupacionales HiJas blades Hijas Madres Hijas Madres
Dirigentes 4,5 0,4 5,2 1,4
Prof. y Tecnicos 47,2 '20,4 33,4 11,5 21,8 0,9
T. Administrat* 18,3 7,7 17,8 9,5
T. Servicios 19,6 15,8 28,2 18,0 35,4 .9,1
T. Agropecuarias 0,1 1,8. 3,7 1,3 28,3
Obreras no agric. 8,5 20,4 11,7 7,7 2,4 1,8
Serv. personals* 31,3 61,5 22,7
Otros (a) 1)8 292 1,2 1,8
Total- 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0
(a) Las respues-il-as "No sabeNo responded" no pasaron en ning" caso del 0,9
por ciento y para totalizer el cuadro se imcluyeron en "Otros".
El guion (-) significa que no hubo casos.
A pesar de que pudiera suponerse una tendencia de las entrevistadas a ele var el status ocupacional de sus padres, la information resumida en el cuadro muestra una fuerte movilidad ocupacional ascendente entre las dos generaciones en las tres areas investigadas, aunque con diferencias cualitati vas entre el area urbana y las areas semi-urbana y rural. Sim embargo, latendencia general muestra una reduedio'n de las-mujeres ocupadas en activida des de menor calificacion e ingreso, entre ellas la desaparici'n de los ser vicious personals (trabajo domestic) y un. aumento de las proporciones de mujeres actualmente ocupadas en actividades moderns de mayor calificacio'ne ingress.
Se pueden destacar dos aspects generals de importance. De Una parte que en el area urbana se han ampliado y en las areas simi-ux banas y rural se han abierto oportunidades de empleo que antes no existing o eran muy limit das para las mujeres, pesto que en 1958 mientras que las fuentes de empleo fer-eninos se concentraban en los servicios personals y las laborers agropecuarias, en !a actualidad ma's del 50 por ciento de las mujeres se ocupan en actividades relacionadas con los servicios ba'sicos de education, salud y otros u ocupaciones como professionals y tuecnicos em el sector productivo.De o.--a parte, se pone de manifesto que la raujer, a travel de !a education or: _al y1o los cu--sos de superacion y calificacio_ de adults aue se han de




5
sarrollado en el pairs esta cada vez en mejores conditions de tener access a ocupaciones mas moderns y remunerativas. Faralelamente con este process de cambios en la situaci'n educational y ocupacional de la mujer, en las areas investigadas se pudo constatar tambien. luna important reduction en los niveles de la fecundidad. En effect, la Tasa Global de Fecundidad paso de 2,6 a 1,2 (hijos por mujer) en Plaza d*e la Revolucio'.n y de 7,2 a 3,5.en Yateras. Este parece sustentar lo observado ysefialado anteriormente en relation con el acercamiento paulatino de los nive les ma's extremes en la fecundidad, lo que estarifa implicando que los cambios analizados anteriormente han production un impact ma's fuerte en aquellas
J.
areas -como la de Yateras- aue historicamente _'--ablan acumulado el mayor re traso, aislamiento y abando.no.
De la misma mantra se pudo conprobar el rejuvenecimiento de la fecundidad, que segun los datos suministrados por las encuestas, se produce fundamentalmente en las areas s-mi-urba-na y rural. De mantra resumida, hasta aqui se han presentuado los cambios de character cua litativo que han tenido la situaci'n educational y laboral de las mujeres cu banas despue's del triunfo revolucionario; as2. comlo es'os cambios han influido de mantra important en las tendencies recientes de la fecundidad cubana, formando particle de un nuevo tipo de re-croducci',n d6 !a poblacio'n.
En las encues-as realizadas se estudiaron los difexenciales de la fecundidad seEun la situation laboral y los groups ocupacionales de las mujeres entre vistadas. Tambien, en relacio'r. con ambos aspects de la situaci'n de la mujex se analizaron. a1gunos de los determinantss pro'ximos" de la fecundidad,como la edad al matri.monio, la incidencia del aborto inducido y el uso de an ticanceptivos. En la parte final de este documents se presentan sumariamente, a1gunas de las relaciones encontradas. En las tres areas investisadas la fecundidad, media po.- la Tasa Global de
4.
Fecundidad, result mayor entre !as mu4eres que no "rabajan. En el area urbana la di_-P'erencia entre las cue 'Urabaan y no trabajan Ifue de 0,63 y en elarea rural de 1,45 hiljos Dor -,qujer. Es significat4vo que !a diferencia urba o m --e !as muieres
('1aza de la Revo' ucio'r-Ye -eras) es muc-', enor er..que trabajan (1 63) que entre las que no trabajan (2,51).




6
Al agrupar a las mujeres que trabajan en tres grades groups ocupacionales:I) Dirigentes, p4 ofesionales y teenicos; II) Trabajadoras administrative y-de servicio y III) Obreras Agr1rcolas y no agricolas','-se ancontraron diferencia I s destacables en el nu"Mero medic, de hijos por mujer de 20 a 49 aflos de edad.
Estas diferencias se presen-tan en las tres areas y entre los tres groups ocu pacionales, encontrandose los niveles de fecundidad mas elevados en el grupo III. Para el area urbana la diferbncia entre el grupo I y el III es de solo 0,9, para elarea serai-urbana de 1,4 y para el area rural de 3,7. Es de des tacar, ademas, que entre los groups I! y III de las areas urbanas y semi-urbanas se encontraron niveles bastantes homogeneous cue ovarian entre 2.0 y 2,8 hijos por mujer; mientras que el area rural se apart significativamente con niveles de 3,2 y 5,2 hijos por mujer.
nifiesto !a influencia cue tie-ne
Los elements anteriores parecen poner de ma if la situation laboral, en particular !a actividad economic de la mujer, asicomo la vanculacio'n de las muieres con ocupaciones que requieren mayor ca.ifi action, en el process de acercamiento de los niveles de fecundidad de las areas urbanas y rurales.
Con relaci'n a la.edad al matrimonio se encontro' que la edad ideal no present ta diferencias significativas segu'n la situation laboral de la mujer; pero S-f entre las tres areas investigadas. En el area urbana la edad median ideal fue de 23,4 affos, en el area semi-urbana de 22,5 y en el area rural de 21,7 aftos. Por groups ocupacionales, ademas, se present una tendencia de creciente en la edad median ideal del grupo I al grupo III ea las tres Leas con un maxima en el grupo I del: area urbana (23,6 afios) y un m=fimo en el grupo III del area rural (21,3 afts).
Por otra parte, !a edad a! primer vif__ctLIo conjugal stable resultuo memor cue la edad ideal-, ambas medidas por !as medians respectivas. Zn el rea urbana, entre las muJeres que trabajan, se obtuvo 21,4 afios -dos afios Menos quela edad median ideal- y entre las cue no traba-jan casi tres aflos me nos que la edad median ideal. EEn el area sem-_-u bana y en el area rural se
obtuvieron edades au'n trenores (18,7 y 18,3 aftos); pexo con diferencias no 'ZDA !a s-ituacion laboral.
significatilvas sea-un
Estuos elements ponen de manifesto !a tendencia a una -;_nf an temprana .7 puede.a opera en sen .-ido cont-rario a la _C4 a decrecfente die !a




7
pero con el agravantue ya pesto de relieve anteriormente de cue se trata*de 'Lin reforzaniento de la fecundidad a edades muy tempranas. Una -relacion entre la edad al primer vinculo conjugal y la edad al primer vrn culo laboral de las mujeres se muestra a continuacio'n, para las tres areas de
la inves-tigacion.
Edad median al Edad mediana-al
,primer vinculo primer vf.nculo
Areas de la Encuesta conjugal. laboral
Plaza de la Revolucion 21,37 20,88
Bue.navi sta 19,23 20,68
Yateras 18,49 19,67
Result interested que el area urbana el primer V'nculo conjugal se producea una edad ma's tardla que el primer v3fnculo conyugal; es decir, parcel retarJ
darse el matrimonio en fu-ncio'- del nivel educational y de la ocupacion. Mien tras cue en el area rural se present la situation e:cactamen-te inverse: aculse opta primer por el matrimonio ritardando el v-inculo laboral lo cue operaen la direction. de dif'icullar la education, hacer ma's temprans !a fecundidady propiciar la inestabilidad laboral.
Con respect a los medics de control de la fecundidad; es decir, la incident cia del aborto inducido y ei uso de medics anticonceptivos, segurn situation laboral y ocupacional de las mujeres se pusieron de maniffiesto aspects interesantes cue se tralan de resumir a continuaci' La incidencia del aborto es ma's elevada en el area urbana que en la semi-urba' na y rural. En el area urbana, ademas, como promedio las mujeres cue traba jan presentan un aborto por mujer entre 20 Y 49 aflos; mientras que en las que no trabajan la proporcio'n se reduce a 0,80. Las diferencias en la incidencia del aborto segun situation laboral se pierden en el area semi-urbana y sobretodo en el Arpja rure l y en esta U'ltima se enco'tro un aborto cada cuatro mujj res; es decir una incidencia cuatro veces mencr que en el area urbana. Segun el tipo, de ocupacion el nu"mero.medio de aborts por mujer es crecientedesde las ocupacilones del grupo I hacia las del grupo, III. Es-to tiene lugar.claramente en el area urbana, donde la incidencia del aborto inducido, es ma's alta Pues de 0,93 aborts por muler en el grupo I se pasa a 1,58 en el grupo III y en el Areasemi-urbana, donde de 0,66 en el grupo I se pasa a 1,76 abortos por mujer en el grupo III. En el area rural, con u-a media de abor -




os por mujer mas baja que en las anteriores no se muestra una correspondencia clara con los groups oc-upacionales de las mujeres. Respect al uso de-anticonceptivos se encontraron diferencias significativas con relation a la situation laboral.en las tres areas.. Entre lds'que trabajan en el area urbana, el 80,2 y el 53,4 por ciento declataron "haber usadoalguaa vez" y "estar usando actualmente" anticonceptivos respecti-vamen e. Esto contrast con el 44,3 y el 33,0 por ciento respectivamente entre las que no trabajan. En el area r=al,.entre las que trabajan las proporcionesfueron del 78,7 y 61,4 por ciento; mientras que entre, las que no trabajan se encontraron el 70,9 y el 56,5 por ciento respectivamente para las cue declararon haber usado alguna vez o estar usando actualmente. Se pone de maiLLfiesto una tendencia inversa en comparacio'n con la-incidencia del aborto i-nducido, pues !as -iujeres cue usaba- anticonceptivos al momentode, la encuestua, presentan ,Lna proportion mayor en el area semi-urbana y so bre todo em el area rural. Asimismo, se e-acontro una p2?oporcion creciente en el uso de medics axticor-ceptivos en loscrapos ocupacionales de menor cali ficacion sobre todos en las areas semi--urba*as y rural, Es decir, en termiInos generals, parece existir una mayor Inpidencia del aborto en el area urbana acompailada de una proporci'n alta de -asuarias de metodo.s anticoncepti .VOS; Mentras que el uso de estos medics se ha ido extendiendo hacia las areas rurales predominando sobre el aborto inducido. Finalinente,-la situation laboral y ocupacional de la mujer y los cambios cua litativos cue esta ha experimental, lian -Tafluido de mantra important generalizando la practice del control de la fecuadidad, lo cual explica.en parte important la reduccicLa que esta ha expe--Lmentado a part:Lr de los cambios operados en !a situation de la mujer cubana. Aunque de mantra muy resumida y hacienda uso de resultados todavla parciales, el examen que se ha realizado eii las pagimas precedents confirm cue no seesta solamente ante un camblo en las tendencies de la -fecuadidad; sino que estas han cambiado, sobxe todo despues de 1970 y hasta la fecha, como cansecuencia de cambios mas profundos y amplios cue abarcan a la sociedad en su conjutato y en particular a !a mujer y se pueden apreciar claramente en lugares tar- apartados como ei area --ural montaaosa de Yateras. '7stos ca--ibios
han impactado en fact-ores iater.riqs de la --fecu-didad e implasan ei Movimiento de !a jo"blacion cubana --ac-i- ur- ---Uevo '.ipo de reproduction de !,- poblacio.rl.
C. de 'ia T--abar-a, 0' de octubre de 198-.




-9
Bibliograff~a Utilizada
1. Xhalatbari, P., Demographic Transition the Process of' a Break in the
Continuity of Population Movement.
2. CEDEM. La Poblacion Cubana, Coleccio'n CICRED; 1974, Afio Mundia. de la PobJlaciora. Ciudad de la Habana, Cuba.
3. Hernandez, Castellon, R.; The beginning of' the demographic transit ion inCuba; CEDEM. C. Habana, Cuba (1980).
4. Farnos Morejo'n, A; Gonzalez Quifiones, F.; Castellon H. R., Las Mujeres
trabajadoras y los cambios demograficos en Cuba; CEDJM, C. Habana, Cuba,
1982.
5. Alvarez, L. La tendencia de la fecundidad en Cuba; Instituto de DesarrQ
llo de la Salud, Dfinisterio de Salud PAblica, La Habana, 1982.
6. Comite Estatal de Estadatstica (C3EE); Anuario Estadfrstico de 1982. La Habana, Cuba.
7. FTIC- CED311J; Los Cambios en el papel de la mujer y la fecundidad o~n Cuba;Rc-sult_~os de las encuestas, C. :ca'bcana, Cube., 1983. (enr imprenta).