• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Copyright
 Indice
 Cuadros y figuras
 Una nueva vision del TLCAN : la...
 Las reformas del TLCAN y su impacto...
 Produccion de trigo en el Valle...
 La produccion de maiz en Verac...
 Conclusion
 Referencias
 Back Cover






Group Title: Diez anos con el TLCAN : las experiences del sector agropecuario Mexicano
Title: Diez años con el TLCAN
CITATION PDF VIEWER PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00077535/00001
 Material Information
Title: Diez años con el TLCAN las experiencias del sector agropecuario mexicano
Physical Description: 227 p. : ill. ; 22 cm.
Language: Spanish
Creator: Puyana de Palacios, Alicia, 1941-
Romero, José Antonio
Publisher: Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales :
El Colegio de México
Place of Publication: México D.F
Publication Date: 2005
Edition: 1. ed.
 Subjects
Subject: Agriculture -- Economic aspects -- Mexico   ( lcsh )
Agriculture and state -- Mexico   ( lcsh )
Free trade -- Mexico   ( lcsh )
Genre: bibliography   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )
 Notes
Bibliography: Includes bibliographical references (p. 221-227).
Statement of Responsibility: Alicia Puyana y José Romero.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00077535
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 70484276
lccn - 2006353800
isbn - 9709967002

Downloads

This item has the following downloads:

s_specialReport06-01 ( PDF )


Table of Contents
    Front Cover
        Front cover
    Title Page
        Page i
    Copyright
        Page ii
    Indice
        Page iii
    Cuadros y figuras
        Page iv
    Una nueva vision del TLCAN : la perspectiva de Mexico
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
    Las reformas del TLCAN y su impacto global
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
    Produccion de trigo en el Valle del Yaqui
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
    La produccion de maiz en Veracruz
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
    Conclusion
        Page 45
        Page 46
        Page 47
    Referencias
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
    Back Cover
        Back cover
Full Text



























ii. I


FI,


m j


V,'


~ E -t2


j1~

,I-


.. .. ..
Q- ... i
i ::' : ::-:


I,....


it i


*It


II~


r- I-


--


I"










Diez anios con el TLCAN

Revision de la literature y anAlisis de

las respuestas de los agricultores de

Sonora y Veracruz, Mexico



Amanda King
Congressional Hunger Center/CIMMYT





Informe especial del CIMMYT 07-01


Agradecimientos
Revision y asesoria


Traduccion al
Formacio6
Financii


Fotografia de la


tecnica: Michael Morris, Tim Wise, John Dixon, Mauricio
Bellon, Dagoberto Flores
Edicion: Mike Listman, version en ingles; Alma McNab,
version en espahol
espanol: Miguel Moneta
n/disefo: Eliot Sanchez Pineda
amiento: La investigaci6n y la publicaci6n de este trabajo
se realizaron gracias a la generosa aportaci6n del
Centro para Combatir el Hambre del Congreso de
los Estados Unidos.
portada: Amanda King











El Centro Internacional de Mejoramiento de Maiz y Trigo (CIMMYT) (www.cimmyt.org) es un organismo international,
sin fines de lucro, que se dedica a la investigaci6n cientifica y la capacitaci6n relacionadas con el maiz y el trigo en los
paises en desarrollo. Basados en la solidez de nuestra ciencia y en nuestras asociaciones colaborativas, generamos,
compartimos y aplicamos conocimientos y tecnologias con el objeto de incrementar la seguridad alimentaria, mejorar
la productividad y la rentabilidad de los sistemas de producci6n agricola, y conservar los recursos naturales. El CIMMYT
es uno de I os 15 centros Future Harvest del Grupo Consultivo para la Investigaci6n Agricola Internacional (CGIAR).
El CIMMYT recibe fondos para su agenda de investigaci6n de varias fuentes, entire ellas, del CGIAR (www.cgiar.org),
gobiernos nacionales, fundaciones, bancos de desarrollo e instituciones pOblicas y privadas.

Centro Internacional de Mejoramiento de Maiz y Trigo (CIMMYT) 2007. Derechos reservados. Las designaciones
empleadas en la presentaci6n de los materials incluidos en esta publicaci6n de ninguna manera expresan la opinion
del CIMMYT o de sus patrocinadores respect al estado legal de cualquier pais, territorio, ciudad o zona, o de las
autoridades de 6stos, o respect a la delimitaci6n de sus fronteras. El CIMMYT autoriza el uso razonable de este
material, siempre y cuando se cite la fuente.

El Centro del Congreso para Combatir el Hambre (Congressional Hunger Center, CHC) es un reconocido organismo
sin fines de lucro con sede en Washington, D.C. Entre sus colegas y colaboradores se cuentan various miembros del
Congress y empleados del Legislativo, cuyo objetivo es combatir el hambre y la pobreza, y cientos de organismos con
una misi6n similar en el territorio estadounidense y el extranjero. El CHC es un organismo bipartidista que funge como
un centro done la comunidad en pro de combatir el hambre puede plantear soluciones creativas para terminar con
el hambre a nivel local e international. Las actividades del program se basan en el Programa Nacional de Becas Bill
Emerson para combatir el hambre y su contraparte international, el program Internacional de Becas Mickey Leland.
El CHC es un organismo 501 (3), exento de impuestos, cuyos fondos provienen principalmente de aportaciones de
fundaciones, donativos de empresas y personales, y mediante la asignaci6n del Congreso de los Estados Unidos como
reconocimiento a Mickey Leland y Bill Emerson, ex miembros del Legislativo.

Cita correct: King,A. 2007. Diez ahos con el TLCAN: revision de la literature y anAlisis de las respuestas de los
agricultores de Sonora yVeracruz, Mexico. Informe especial del CIMMYT 07-01. Mexico, D.F.: CIMMYT/Congressional
Hunger Center.

Resumen: Este studio contiene una revision de la literature reciente sobre el impact que ha tenido el Tratado
de Libre Comercio de America del Norte (TLCAN), que entr6 en vigor en 1994, en la producci6n de trigo y maiz en
Mexico. Se brinda un panorama basico de los sistemas de producci6n de maiz y trigo en Mexico, junto con una
caracterizaci6n de los hogares rurales. Se described, tambien, las condiciones econ6micas y los periods de reforms
internal en Mexico, las reforms originadas por el TLCAN (incluidos los impacts pronosticados y los verdaderos que
6stas han tenido en Mexico), los programs en Mexico que aminoraron los impacts negatives de la liberalizaci6n
de la economic, y el TLCAN en el context de las political comerciales internacionales de Estados Unidos. Las ultimas
secciones presentan studios de casos de los impacts del tratado en la producci6n de trigo en el Valle del Yaqui, en el
estado de Sonora, y en la producci6n de maiz en la region Totonaca del estado deVeracruz, en el sureste mexicano. Los
resultados indican que la cooperaci6n y la diversificaci6n han ayudado a algunos agricultores a enfrentar los cambios
originados por el TLCAN.

ISBN: 970-648-147-8
Descriptores AGROVOC: Maiz; trigo; TLCAN; acuerdos comerciales; political comerciales; political agricolas;
productores; sistemas agricolas; producci6n de alimentos; political econ6micas;
crecimiento econ6mico; factors del medio ambiente; bienestar social; casos
practicos; Sonora; Veracruz; Mexico
C6digos de categories AGRIS: E70 Comercio, comercializaci6n y distribuci6n
E10 Economia y Politicas Agricolas
Clasificaci6n decimal Dewey: 338.1 KIN

Impreso en Mexico.













Indice








Primera parte. Una nueva vision del TLCAN: la perspective de Mexico ..................................1
La producci6n de m aiz y trigo en M xico .......................................... .......................................................3
Caracterizaci6n de las unidades de producci6n fam iliar ........................................................................... 5
Definici6n del context del TLCAN: reform as internal ................................................ ..................... 6
Segunda parte. Las reforms del TLCAN y su impact global ................... .......... ..................... 8
R reform as p rod ucto d el T LCA N ........................................... .................................................................. 9
Efectos de corto plazo ............. .........................................9
Efectos d e la rg o p lazo ............................................................................10
C recim into econ6m ico ...........................................................................10
Producci6n agropecuaria ................... ....................... 11
Im pactos en el m edio am biente ...................................................................... 13
B ie n e sta r s o c ia l ............................................................................................................................................1 4
Programs para aliviar el im pacto de la liberaci6n econ6m ica .............................. .................... 15
Mexico en el context international .......................... ..............................16
Temas de bioseguridad ................... ....................... 18
Tercera parte. Producci6n de trigo en el Valle del Yaqui ........................................19
Revisi6n del impact del TLCAN en la producci6n de trigo ........................................20
Descripci6n general del Valle del Yaqui ........................................20
Cam bios ocurridos desde la im plem entaci6n del TLCAN ...................................... ..................... 22
Program as de apoyo ................................................................................................... ..........23
La organizaci6n de productores como herramienta ......................................... .......23
Diversificaci6n de cultivos: el camino future ....................... .................26
La reconversi6n a citricos ................... ..................................................29
Perspectivas personales del TLCAN en el Valle del Yaqui ..................................... ..................... 29
Resumen ................... ....................... 30
Cuarta part. Producci6n de maiz en Veracruz ................... ...........................31
Descripci6n general de Veracruz ............................................................. 32
El impact del TLCAN en la producci6n de maiz ........................................33
Cam bios ocurridos durante la vigencia del TLCAN ...........................................................33
Programs de apoyo ................... ....................... 35
A sistencia a la com ercializaci6n ...................................................................... 37
Cooperativas de granos ........................................................................ 38
Revaloraci6n del maiz: nuevos mercados para la hoja de maiz ............................. ..................... 40
D iferenciaci6n de los products ............ ....................................................40
Economy ia d e la prod ucci6n ................... .......................................................4 1
Impact ecol6gico ........................................ ............... ..........42
Perspectivas personales del TLCAN en Veracruz .................................................. .........43
Resumen ................... ....................... 44

Q uinta part. Conclusion ........................................ ...................... 45

R e fe re n cia s ...........................................................................4 8












Cuadros y figures





Cuadro 1. Clasificaci6n de los productores agropecuarios m exicanos.............................................................................................. 5
Cuadro 2. Superficie sembrada (ha) con diversos cultivos,Valle delYaqui, Sonora, Mexico, 2002/04................................... 22
Cuadro 3. Organizaciones de productores en el Valle del Yaqui, Sonora, Mexico, 2003. ................................................... 24
Cuadro 4. Destino de la producci6n de m aiz, Veracruz, M xico.............................................................................. .................... 32
Cuadro 5. Costos de producci6n de maiz, sur de Veracruz, Mexico, ciclo primavera-verano, 2003-2004. ......................................36

Figura 1. Producci6n de m aiz, M exico, 1990-2002. ............................................................. ................... ............. ............. 4
Figura 2. Producci6n de trigo bajo riego, M exico, 1990-2002................................................................................................. ....4
Figura 3. Precios corrientes y constantes de maiz, Mexico, 1992-2002 (ano base 2002)............................... ...........................9
Figura 4. Inversi6n extranjera direct en M exico, 1994-2000 ......... ................................................................................. . 11
Figura 5. Im portaci6n de granos de Estados Unidos, M exico, 1990-2000................................................................. .................... 12
Figura 6. ndice de em igraci6n rural internal, M exico, 1980-2002. .............. ..................................................................... 15
Figura 7. Indice de emigraci6n rural international (a Estados Unidos), Mexico, 1980-2002 ................................ ...................... 15
Figura 8. Apoyos por hectarea, en pesos constantes, PROCAMPO (base 2003)........................................... 16
Figura 9. Fluctuaci6n del precio de la urea, Valle del Yaqui, Sonora, Mexico, 1992-2002
preciouss constantes, 2002= 1 00)....... ............................ ...... ..................... ..................... ............ .......................... 21
Figura 10. Superficie sembrada con frutales perennes,Valle delYaqui, Sonora, Mexico, 1990-2002. .............................................27
Figura 11. Superficie sembrada con hortalizas, Valle del Yaqui, Sonora, Mexico, 1990-2003. ................................................. 27
Figura 12. Producci6n de maiz, Veracruz, M exico, 1990-2002 ........................................................... .............................................33
Figura 13. Precio rural promedio del grano de maiz, Veracruz, Mexico, 1992-2002.......................................................................34
Figura 14. Producci6n de maiz en los municipios de Martinez de la Torre y Jaltipan,
Veracruz, M exico 1994-1999. ............................ ............................................................................. 34
Figura 15. Superficie ganadera en los municipios de Martinez de la Torre y Jaltipan,
Veracruz, M exico, 1994-1999 ............................................................................................................................................ 34












Primera parte. Una nueva vision del


TLCAN: la perspective de Mexico


Mas de diez afios despues de la
puesta en march del TLCAN,


en medio de una
presi6n ejercida
productores agr
Se ha promovido ampliamente el TLCAN p tores agr
quisieran reform
como ejemplo de los grandes beneficios q
los formuladore
que la liberaci6n del comercio puede losormulador
producer en las economies tanto de los que esperan sus
paises desarrollados como de los paises comerciales si
en desarrollo, una aserci6n apoyada en mayor part del
datos que muestran un crecimiento en la occidental, se es
industrial manufacturer de M6xico y un los impacts de
incremento en el comercio de products Comercio de An
agropecuarios en M6xico y en los Estados
Unidos. Sin embargo, los critics del TLCAN insisted en que
una mayor estratificaci6n de los ingresos, los altos niveles de
migraci6n y el gran n0mero de productores agropecuarios
que enfrentan una avalanche de products agropecuarios
subsidiados con los que no pueden competir, indican que el
TLCAN no ha logrado mejorar los niveles de vida y de desarrollo
econ6mico en Mexico.

Se consider que Mexico es un pais de ingreso medio y,
tambien, uno de los mas ricos de America Latina. Sin embargo,
esta impresi6n esta basada en gran media en estadisticas
desagregadas que pueden dar una idea falsa del bienestar
general de la poblaci6n. Si bien entire el 2000 y el 2002 parece
haber disminuido el porcentaje de personas que viven debajo de
la linea de pobreza (SEDESOL 2003), persisten focos de pobreza
extrema en zonas rurales (Hodson, comunicaci6n personal).'
Ademas, la desigualdad de ingresos entire los distintos estratos
poblacionales ha crecido desde la fecha en que se puso en
march el TLCAN, ya que el 10% de los hogares de mayores
ingresos ha incrementado su participaci6n en el PIB, mientras


creciente
tanto por los
opecuarios que
narlo como por
s de political
cribir acuerdos
ilares con la
hemisferio
tdin reexaminando
1 Tratado de Libre
ierica del Norte.


que la del resto se ha mantenido o ha
disminuido (Audley et al. 2003). Tal como
se expresara en repetidas ocasiones en este
studio, es important tener en cuenta esta
disparidad en los ingresos, y c6mo se refleja
regionalmente en Mexico. Las diferencias
en los recursos disponibles, sumadas a las
desigualdades en el status socioecon6mico
de los agricultores, han moldeado la
respuesta de 6stos a las cambiantes


condiciones econ6micas derivadas del TLCAN. En cierta forma, el
TLCAN ha incrementado las desigualdades existentes.

Las condiciones locales ejercen gran influencia en los
impacts del TLCAN y la respuesta de los productores, pero
studios realizados en regions especificas de M6xico pueden
proporcionar informaci6n Otil acerca de las situaciones que
enfrentan agricultores de condici6n similar.2 En muchos estados
mexicanos, especialmente en el sur del pais, los productores
cultivan pequehas parcelas de maiz para el autoconsumo o para
venderlo en mercados locales o regionales. La producci6n se
Ileva a cabo generalmente con tracci6n animal o mano de obra
humana, y los fertilizantes y pesticides se aplican de acuerdo
con las posibilidades econ6micas familiares. Segin estimaciones
recientes, el 40% de los productores rurales de M6xico utilizan
este sistema de producci6n (Nadal 2000). Aunque tambi6n en el
norte de M6xico existen desigualdades en los ingresos entire los
diversos estratos poblacionales, los terratenientes particulares
suelen disponer de una mayor superficie en sus explotaciones.


1 Dave Hodson dirige en el CIMMYT a un grupo dedicado a la elaboraci6n de un mapa de pobreza. Se puede consultar el informed (borrador)
de los resultados de su investigaci6n en http://www.cimmyt.org/poverty/mexico.
2 El TLCAN ha tenido impacts diferentes en los productores rurales mexicanos. Los studios de caso presentados en este informed fueron
seleccionados para dar ejemplos de distintos tipos de productores que trabajan en formas y condiciones diferentes, y en cultivos que tienen
distintos significados culturales y econ6micos para el pais.Aunque estas breves imagenes de la forma de vida de los productores de Sonora
y Veracruz no reflejan la experiencia de todos los productores mexicanos de maiz y trigo, si dan una idea de la situaci6n en que viven los
agricultores en otras regions de Mexico que enfrentan condiciones de producci6n similares.












Ademas, la producci6n en general esta mecanizada, orientada
a la industrial de la transformaci6n y depend tanto de insumos
quimicos como de riego. Junto con las diferencias existentes
en los sistemas de producci6n agricola, la relaci6n de los
productores con los mercados internacionales varia segin las
regions. Los productores de los estados del norte del pais en
general sufren en mayor media el impact de los cambios
de precio de los products agropecuarios, porque una buena
parte de su producci6n esta destinada a la exportaci6n. Los
agricultores que viven mas lejos de la frontera y que no exportan
padecen indirectamente los efectos del TLCAN, sobre todo
por la competencia de las importaciones, la cual dificulta la
comercializaci6n de la producci6n local. Estas generalizaciones
ayudan a explicar por que el TLCAN puede afectar a distintos
tipos de productores rurales en diferentes formas y recalca la
necesidad de examiner diferentes contextos para comprender el
impact total del TLCAN en el sector agropecuario mexicano.

Este studio comienza con una revision de las publicaciones
recientes sobre el impact del TLCAN en la producci6n agricola,
especialmente de maiz y trigo. Se muestra un panorama basico
de los sistemas de producci6n de maiz y trigo en Mexico, junto
con una caracterizaci6n de los productores. Contin0a con una
descripci6n de las condiciones econ6micas y el period de
reforms internal en Mexico que precedieron al TLCAN y que
influyeron notablemente en su resultado. El capitulo siguiente
se centra especificamente en las reforms debidas al TLCAN, los
resultados previstos y un anAlisis mas detallado de sus impacts
reales, tanto en el corto como el largo plazo, en diversos sectors
de la economic mexicana. Contiene tambien la descripci6n
de various programs destinados a mitigar el impact de la
liberalizaci6n econ6mica y una discusi6n del TLCAN desde el
punto de vista de las political comerciales internacionales de los
Estados Unidos.

Uno de los interrogantes mas importantes planteados en este
studio se refiere al efecto del TLCAN en distintos tipos de
productores. En un studio orientado a entender la respuesta
de los mexicanos al TLCAN, Wise et al. (2003) sehalan que
las comunidades, las organizaciones de la sociedad civil y los
gobiernos locales de Mexico, han desarrollado estrategias
eficaces que les permiten dirigir su relaci6n con la economic
mundial, incluidas la bOsqueda de nichos en el mercado y la
participaci6n en acciones colectivas para enfrentar las political
surgidas por efectos del mercado. En los studios de caso que
se presentan en los capitulos tres y cuatro de este studio, se
examinan estrategias especificas adoptadas por los productores
mexicanos. El primero de ellos se refiere a los impacts del
TLCAN en la producci6n de trigo y el mercado de frutas y


hortalizas que se esta desarrollando en el Valle del Yaqui, en el
estado de Sonora, en el noroeste de Mexico. El segundo examine
los efectos del TLCAN en la producci6n de maiz en la region
Totonaca del estado de Veracruz, en el sureste de Mexico, y las
estrategias que los productores han seguido para contrarrestar
los cambios en el precio del maiz. Los studios de caso permiten
inferir que la cooperaci6n en la producci6n de granos basicos
y la diversificaci6n de la producci6n, ya sea hacia cultivos no
tradicionales o a products derivados de los granos basicos, han
permitido a los productores enfrentar los cambios econ6micos
derivados del TLCAN.

Se utilizaron distintas fuentes para reunir la informaci6n
que aparece en este studio. Por ejemplo, para la revision de
literature, se extrajo informaci6n de analisis e informes de
advance del Banco Mundial, de la Comisi6n Norteamericana para
la Cooperaci6n Ambiental (CEC) y del Servicio de Investigaci6n
Econ6mica del Departamento de Agricultura de los Estados
Unidos (USDA). Los datos primaries provienen del Comercio
Agricola Extranjero de EUA (FATUS), una base de datos del USDA.
El studio tambien contiene analisis de datos primaries de una
amplia variedad de instituciones academicas o de investigaci6n,
como el Instituto Internacional de Investigaci6n sobre Politicas
Alimentarias (IFPRI), y de organizaciones de defense de
intereses de distinta indole, como Oxfam. Al realizar la revision
bibliografica, se trat6 de obtener datos de publicaciones en
ingles y en espahol, y de consultar documents que describieran
perspectives tanto favorables como desfavorables de los tratados
de comercio international en general y del TLCAN en particular.

Los studios de caso se elaboraron con base en informaci6n
proveniente de fuentes publicadas y una investigaci6n en campo
realizada durante 45 dias efectivos entire octubre de 2003 y mayo
de 2004.3 Muchas de las observaciones sobre la producci6n
en lugares especificos provienen de los resultados de una
encuesta sobre el flujo de genes, en la que particip6 la autora
del present studio, efectuada por el CIMMYT en noviembre
de 2003 en cinco estados de la RepOblica Mexicana.4 Durante
esta encuesta se seleccion6 el estado de Veracruz para realizar
studios de mayor profundidad, en parte porque la combinaci6n
de producci6n de maiz commercial y familiar permiti6 comprender
mejor el impact del TLCAN desde las perspectives de
productores y consumidores. En Veracruz, la region que rodea el
municipio de Coyutla se identific6 como un mercado important
para el comercio de hojas de maiz, mientras que Jaltipan fue



3 Ver en los capitulos correspondientes informaci6n adicional sobre las
fuentes de material.
4 En prensa.











seleccionado como una region de comercio active de maiz en
grano. El Valle del Yaqui en Sonora fue elegido para el studio
porque constitute un ejemplo contrastante de producci6n
intensive de trigo cerca de la frontera con los Estados
Unidos.Ademas, el CIMMYT y la Universidad de Stanford
han publicado un nOmero considerable de studios sobre los
cambios ambientales y econ6micos ocurridos en el Valle del
Yaqui en las l0timas decadas, que constituyen una fuente
important de informaci6n para comprender las condiciones
que enfrentan los productores.

En Sonora yVeracruz, durante visits al campo, se realizaron
mas de 50 entrevistas semiestructuradas con una gran
diversidad de actors, incluidos funcionarios de gobierno,
miembros de la sociedad civil y de las comunidades rurales.
Se realizaron, ademas, entrevistas con representantes de
la Secretaria de Agricultura, Ganaderia, Desarrollo Rural,
Pesca yAlimentaci6n (SAGARPA) del Gobierno Federal de
Mexico y de otros organismos gubernamentales encargados
de administrar los programs de apoyo relacionados con
el TLCAN. Para obtener informaci6n sobre las cadenas de
producci6n de granos basicos se entrevistaron representantes
de la agroindustria, del comercio minorista y de intermediaries
de comercializaci6n. Tambien fueron entrevistados gerentes y
miembros de cooperatives agropecuarias e, individualmente,
algunos productores. Asimismo, se Ilevaron a cabo tres
discusiones grupales con productores enfocadas a la
participaci6n de los productores en la comercializaci6n de maiz
en grano y de hojas de maiz en Coyutla y Jaltipan,Veracruz.
Aunque estos studios realizados en una region no son
representatives de las experiencias de todos los productores
de Mexico, la revision de la literature y los studios de caso
que aqui se presentan proporcionan un panorama general y
un examen mas puntual de la manera en que la legislaci6n
commercial international ha contribuido a dar forma a la
toma de decisions y las estrategias de supervivencia de un
subconjunto de productores de maiz y trigo en Mexico.

El present studio esta dirigido a investigadores y
responsables de tomar decisions que se interesen en los temas
de libre comercio, producci6n agropecuaria y bienestar social.
El anAlisis del impact del TLCAN y de las reforms econ6micas
realizadas en Mexico antes de su implementaci6n es una
tarea de importancia, porque puede ayudar a comprender
la situaci6n econ6mica actual de Mexico y, por ende, dar
respuesta a interrogantes persistentes, como, por ejemplo, por
que los productores mexicanos no han cambiado su producci6n
a cultivos en los que se supone tienen ventajas comparativas, y
las estrategias de supervivencia que se estan adoptando para
enfrentar un panorama econ6mico cambiante.


Los temas tratados en este studio no son importantes solo para
Mexico y los Estados Unidos. La experiencia mexicana con el
TLCAN puede ser de utilidad y servir de ejemplo para otros paises
que quieran adoptar un esquema de desarrollo dentro de un
marco de liberaci6n commercial. El poder anticipar los efectos sobre
el bienestar general de tratados comerciales, como el Tratado de
Libre Comercio de America Central y el Tratado de Libre Comercio
de las Americas, es important y trascendente para los futures
asociados, muy especialmente para aquellos paises cuyos indices
de pobreza son mayores que los de Mexico. Los responsables
de formular political en esos paises pueden aprovechar la
experiencia de los productores agropecuarios mexicanos con el
TLCAN, y trabajar junto con sus productores para apoyar otras
estrategias de supervivencia y crear la infraestructura national
necesaria para proteger el bienestar social.

La producci6n de maiz y
trigo en Mexico
Mexico es el centro de origen del maiz y uno de sus centros de
diversidad. El maiz es por much el cultivo de mayor importancia
en Mexico, tanto por la superficie sembrada como por su papel en
la cultural social y como alimento de subsistencia primario. Cuando
se estaba negociando el TLCAN, el maiz representaba el 60% de
la superficie sembrada y una proporci6n similar del valor de la
producci6n agricola. Ademas, representaba una fuente de ingresos
para mas de tres millones de productores agricolas (Nadal 2000).
El maiz se encuentra intimamente ligado a la identidad cultural
mexicana, integrado profundamente a su cultural alimenticia y
en las cosmologias populares se lo consider como el origen de
la raza humana. Los productores de maiz suelen considerar su
cultivo como una forma de vida, y no solo un medio de ganarse
el sustento. Los agricultores han mantenido miles de poblaciones
de maiz a traves de los siglos, conservando caracteristicas que
permiten a las variedades locales tolerar condiciones adversas y, a
la vez, ser adecuadas para distintos usos.

Al maiz se le otorg6 un tratamiento especial en el TLCAN debido
a las importantes funciones que tienen en la economic, la
cultural y como fuente de ingresos. Los productores mexicanos
siembran variedades tanto mejoradas como locales. Estas l0timas
son bautizadas por los productores mismos y reconocidas por
poseer caracteristicas especificas (Bellon 1996; Smale y Bellon
1999). La composici6n genetica de las variedades locales se
encuentra en un estado de cambio permanent, debido a que los
productores las cruzan con variedades mejoradas, hibridos u otras
variedades locales. Los genotipos resultantes no siempre muestran
uniformidad, estabilidad o caracteristicas distintivas, cualidades












que son necesarias para la designaci6n de variedades por parte
de la Uni6n para la Protecci6n de Nuevas Variedades Vegetales
(UPOV) (1991).

El maiz es el cultivo que predomina en la mayor parte del
sur de Mexico, done se concentran los mayores indices de
pobreza extrema y superficies done se practice la agriculture
de subsistencia. El tipo de maiz mas utilizado como alimento
human en Mexico es el blanco, generalmente de textura fina
y con alto contenido de harina. Sin embargo, los productores
suelen sembrar numerosas variedades con distintos nombres y
caracteristicas definidas. El maiz amarillo en general se utiliza
como alimento animal.

Mexico tiene dos mercados definidos para la comercializaci6n de
maiz en grano. Las variedades locales, que son un component
important de la dieta national, son comercializadas
generalmente en los mercados locales o regionales. La
producci6n commercial de maiz incluye la siembra de hibridos
(blancos y amarillos), y se practice sobre todo en los estados del
norte de Mexico -en Jalisco y Sinaloa especialmente- en zonas
caracterizadas por explotaciones rurales de mayor superficie, con
riego, mejor infraestructura y condiciones generals favorables
para el crecimiento del cultivo.Al igual que en muchos lugares
del mundo, el maiz blanco obtiene un sobreprecio de hasta
un 25% (FAO y CIMMYT 1997; Matus y Puente 1990). Las
negociaciones del TLCAN no tomaron en cuenta este diferencial
de precio, un factor que ha tenido consecuencias de importancia
para los pequehos productores. Ademas de los mercados de maiz
en grano, hay mercados especializados para maiz como forraje y
para las hojas, que se usan en la preparaci6n de tamales.

El trigo esta cobrando cada vez mas importancia en Mexico,
especialmente en el norte del pais done se concentra el grueso
de la producci6n. La mayor parte del trigo se vende en los
mercados comerciales y se destina al procesamiento industrial,
ya sea como pan y pan dulce empacado y tambien para la
elaboraci6n de products diversos en panaderias tradicionales
(galletas, pan y pan dulce). Al igual que en otros paises en vias
de desarrollo, el consume de trigo ha crecido con la urbanizaci6n
(Rudiho 2004) y a veces tiene connotaciones de status social.
Los subsidies gubernamentales al bolillo han contribuido a
incrementar el consume de trigo. En algunas regions, el bolillo
es uno de los alimentos mas baratos que se pueden comprar, a
un peso por pieza.

Aunque su consume ha incrementado, el trigo no ha alcanzado
la importancia que goza en otros paises, en parte debido al
carkcter regional de su producci6n y a la persistent importancia
del maiz. Otro factor ha sido los ataques peri6dicos del carbon


parcial (Tilletia indica), enfermedad a la que el trigo harinero es
muy susceptible. Esta enfermedad ha limitado las exportaciones
de trigo mexicano y ha obligado a las autoridades fitosanitarias
a aplicar medidas cuarentenarias en parcelas infectadas. Debido
a esto, muchos productores han comenzado a sembrar cultivos
mas resistentes, como el trigo duro o la cebada. Finalmente, la
persistent escasez de agua en ahos recientes ha acelerado la
transici6n a otros cultivos. Por ejemplo, la cebada require menos
agua que el trigo y los productores obtienen buenos precious de la
industrial cervecera.

La productividad y los sistemas de producci6n de maiz y trigo
han sufrido cambios profundos desde la implementaci6n del
TLCAN (Figuras 1 y 2). La producci6n global se ha mantenido
relativamente stable, pero los cambios en los apoyos y en los
precious del mercado han interactuado con factors culturales y
ambientales para transformar los sistemas de producci6n, el tipo
de productory el papel de los cultivos en el ingreso familiar.


on


1990 1992 1994 1996 1998 2000 2002
Figura 1. Producci6n de maiz, Mexico, 1990-2002.
Fuente: SIACON, SAGARPA, Mexico.
* Setenta por ciento de la producci6n annual corresponde al
ciclo primavera-verano.
4.0,


a
.3.0

2.5
-0
S


S1990 1992 '1994 '1996 1998 2000 2002
Figura 2. Produccion de trigo bajo riego, Mexico,
1990-2002.
Fuente: SIACON, SAGARPA, Mexico.












Caracterizaci6n de las unidades de
producci6n familiar
Dado que el TLCAN ha afectado a diferentes tipos de
productores de modo distinto, es important hacer una
descripci6n de los diferentes tipos de productores mexicanos.
Las tipologias mas comunes, basadas en el tamaho de las
explotaciones y el volume de producci6n, no son muy precisas
para definir a todos los tipos de productores, pero brindan una
manera de examiner los impacts de las reforms econ6micas
en categories generals de productores.5 Una de las tipologias
clWsicas toma en cuenta el tamaho de la explotaci6n para
clasificarlos como productores por debajo de la subsistencia,
al nivel de subsistencia, en equilibrio o productores con
excedentes (CEPAL 1982; Masera Cerutti 1990). Esta tipologia
fue actualizada con datos del censo agropecuario de 1991,
cambiando el Wnfasis de la superficie de la explotaci6n al
del nivel de producci6n (Bellon, comunicaci6n personal).6 La
tipologia fue desarrollada para los productores de maiz, pero
puede servir para tipificar a los productores agropecuarios
mexicanos en su totalidad7. El nuevo esquema clasifica a los
productores como deficitarios, en equilibrio, excedentarios o
comerciales (Cuadro 1). Los deficitarios produce menos de 1.5
toneladas de grano y no cubren las necesidades familiares.8
Los productores en equilibrio produce entire 1.5 y 3 toneladas
de grano, que casi siempre alcanza para las necesidades del


Cuadro 1. Clasificacion de los productores agropecuarios mexi


consume familiar. Los excedentarios produce entire 3 y 10
toneladas de grano y, por lo tanto, tienen excedentes que pueden
comercializar en mercados locales o regionales. Los productores
comerciales cosechan mas de 10 toneladas de grano y viven de
la venta de su producci6n agropecuaria. Para analizar el impact
del TLCAN en el sector ejidal,9 De Janvry et al. (1995) utilizan
un sistema de clasificaci6n similar que hace Wnfasis en las
diferencias entire las categories de vendedores y no vendedores
de grano, incluyendo a los no vendedores tradicionales
(deficitarios), no vendedores con ganado y no vendedores con
una producci6n diversificada.

Otra tipologia reciente utiliza las categories de productor
commercial, intermedio o de subsistencia (Nadal 2000). De
acuerdo con este autor, quien tambien us6 las cifras del censo
de 1991 para sus hacer sus estimaciones, la primera categoria
incluye a los productores que utilizan variedades mejorados
y fertilizantes, y que cultivan en condiciones tanto de riego
como de temporal. Debido a las ventajas que tienen por el
tamaho de su explotaci6n, su acceso a recursos y eventuales
contacts politicos, los productores en esta categoria tienen
la capacidad necesaria para cambiar su producci6n a cultivos
mas rentables con los incentives creados por el TLCAN. Los
productores intermedios cultivan superficies menores con un
porcentaje mayor de cultivos de temporal, y tienen menos
posibilidades de modernizar sus explotaciones para poder


Ree adimiento pro Si
66o o 6 ec6 r Caacda d6 e ad.66.6. 6. al i 6 n6 66 6


> 10 toneladas


Excedentarios 3 -10 toneladas


1.5 3.0 toneladas
< 1.5 toneladas


Alta acceso a recursos fisicos y financieros, capacidad de experimentar o cambiar
de estrategia de comercializaci6n, contacts politicos eventuales.
Mediana acceso limitado a recursos fisicos y financieros; las opciones se pueden
incrementar si se organizan para obtener creditos, asesoramiento tecnico y capital.
Baja escasez de recursos para la inversion, bajo nivel de organizaci6n.
Baja -falta de recursos para la inversi6n, bajo nivel de organizaci6n, recurren a
emplearse fuera de la explotaci6n y a la migraci6n.


5 Los ultimos datos comparable disponibles correspondent al censo de 1991. Por lo tanto, aunque estas tipologias described categories aun
vigentes, los porcentajes de productores en cada categoria han cambiado, en parte debido a las reforms econ6micas introducidas por el TLCAN.
El desarrollar estimaciones que definan con precision la situaci6n econ6mica de los productores mexicanos continuar6 siendo dificil hasta que se
obtengan datos mas recientes sobre los hogares rurales y las unidades de producci6n agropecuaria.
6 Ver Bellon, Hodson y Flores (2003). Primer Informe de Avances "Determinantes y consecuencias del flujo de genes en variedades criollas de maiz y
su importancia para el ingreso de los productores mexicanos" (en ingl6s), no publicado, CIMMYT.
7 Algunas categories no coinciden exactamente en el caso de cultivos que no sean el maiz. Por ejemplo, es discutible si existen productores de trigo
de subsistencia en Mexico.
8 En este caso se consider que una familiar rural estaba compuesta por 4.5 miembros en promedio, cifra que surgi6 de la Encuesta Nacional de los
Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) de 2002.
9 El sector ejidal surgi6 como resultado del process de reform agraria instaurado por la Revoluci6n Mexicana (para mas detalles, ver mas adelante).


Comerciales


En equilibrio
Deficitarios











competir con las importaciones. La l0tima categoria es la
de productores de subsistencia. Si bien es verdad que estos
produce principalmente para el autoconsumo, no se encuentran
totalmente aislados de los mercados, contrariamente a lo que se
piensa de este tipo de agricultores. Como en general dependent
de fuentes externas de ingresos, venden pequehas cantidades de
grano excedente y compran insumos basicos, si se ven afectados
por las fluctuaciones de precious causados por el TLCAN.

Definici6n del context del TLCAN:
reforms internal
El TLCAN se implement cuando en Mexico se estaba tratando
de retomar el control de una economic afectada por un bajo
crecimiento y una elevada tasa de inflaci6n. Se aplicaron
medidas internal para solucionar el estancamiento econ6mico
y reducir los apoyos gubernamentales a la producci6n
agropecuaria. Los cambios en la political internal y los embates
econ6micos aumentaron y, en ocasiones, eclipsaron los impacts
del TLCAN, dificultando la identificaci6n de las relaciones directs
de causa-efecto.

El prop6sito de las reforms econ6micas internal introducidas
en Mexico en la decada de los 80 era revivir una economic
seriamente afectada por la crisis macroecon6mica que comenz6
en 1982. Las reforms estaban dirigidas en especial a disminuir
el alto grado de intervenci6n gubernamental en la economic
en general y en el sector agropecuario en particular. A partir de
1983, el gobierno del Presidente de la Madrid se dedic6 a la
reform de la Compahia Nacional de Subsistencias Populares
(CONASUPO), un organismo commercial gubernamental que
administraba los apoyos a los productores de granos basicos.
Durante esa decada y en los primeros ahos de la decada
siguiente, los apoyos otorgados por CONASUPO fueron
eliminados en la mayoria de los cultivos. Ademas, la participaci6n
de CONASUPO en los mercados de oleaginosas, maiz y frijol
fue reducidndose, al igual que los subsidies al consume de pan
y tortillas. En 1991 se cre6 ASERCA (Apoyos y Servicios a la
Comercializaci6n Agropecuaria) para sustituir a CONASUPO en
los mercados de trigo y sorgo. Esta entidad cre6 un program
para trigo y sorgo que reintegraba a los productores la diferencia
entire el precio international y un "precio de indiferencia"
regional predefinido (Yuhez-Naude 2001).

Dada la sensibilidad political existente respect al maiz y el frijol,
cultivos esenciales para la seguridad alimentaria de Mexico,
el process de disminuci6n y retire de apoyos a la producci6n
fue realizado progresivamente. Hasta 1994 inclusive, ASERCA
estableci6 precious de garantia para estos cultivos. La seguridad


relative dada por estos precious de garantia del maiz y el frijol
los hizo mas atractivos a los productores, lo cual ocasion6 un
incremento de la superficie sembrada para comercializaci6n a
principios de la decada de los 90 (de Ita 2003). En 1995, despues
de la devaluaci6n del peso, se eliminaron los precious de garantia
y CONASUPO comenz6 a reducir gradualmente sus compras
de la producci6n national (Yuhez-Naude 2000; (Yuhez-Naude
y Barceinas 2002; Dyer-Leal y Yuhez-Naude 2003). A partir
de 1996 y a causa de una caida en el precio international del
maiz, Mexico restaur6 various esquemas de fijaci6n de precious
intermedios, los cuales, sin embargo, desaparecieron totalmente
en 1999, junto con CONASUPO.

Otras reforms internal que se instauraron en ese tiempo
incluyeron la eliminaci6n de empresas gubernamentales, que
habian crecido desmedidamente en todos los sectors hasta
alcanzar un total de 1,155 en 1982. Estas fueron privatizadas
o cerradas, y para 1990 quedaban solo 280 (Johnson 1997).
Como resultado de este process, las paraestatales que producian
fertilizantes, semillas y otros insumos fueron cerradas. Se
eliminaron tambien los servicios de extension agricola del
sector pOblico, con la esperanza de que entidades privadas
tomarian su lugar. La administraci6n de los Distritos de Riego
se transfiri6 progresivamente a asociaciones de usuarios, las
tasas de riego se incrementaron y el derecho de riego se volvi6
transferible (Johnson 1997). Ademas de esto, el gobierno llev6
a cabo una reorganizaci6n intense del sector financiero y
elimin6 los subsidies al credito. Se disolvi6 una de las principles
instituciones financieras del sector rural (BANRURAL), tambien
con la esperanza de que los bancos comerciales suplirian este
servicio (Yuhez-Naude y Barceinas 2002).

En 1992, una reform a la Constituci6n permiti6 liberalizar el
derecho de propiedad en los ejidos, creados como resultado de
la redistribuci6n de tierras a raiz de la Revoluci6n Mexicana.
Esta reform permiti6 a los ejidatarios arrendar o vender su
propiedad, con el prop6sito de promover la inversion privada
direct y permitir a los productores el acceso al mercado privado
de credito (Appendini 1992). Este cambio en el derecho de
propiedad hizo que muchos propietarios dieran sus tierras en
arrendamiento, lo que produjo una mayor concentraci6n de la
tierra, pero casi no tuvo efecto en cuanto a general una mayor
inversion direct (de Ita 2003).

En conjunto, estos cambios y reforms tuvieron profundas
repercusiones en el acceso de los productores a bienes y
servicios. Hubo una caida en el crecimiento de la producci6n
a partir de 1986, atribuible a una disminuci6n de la inversion
pOblica, a la caida de los precious de los products y a un











aumento de costs por la eliminaci6n de los subsidies. La
perdida de rentabilidad del cultivo de maiz indujo a muchos
ejidatarios a realizar ajustes en sus sistemas de producci6n,
que se volcaron a una producci6n mas extensive a media que
el credito disponible se redujo y, por consiguiente, el acceso a
insumos adquiridos (de Janvry et al. 1994). Ademas, muchos
ejidatarios ingresaron en el mercado laboral o comenzaron a
migrar estacionalmente.

Pero quizes lo mas important fue que la eliminaci6n de los
apoyos gubernamentales y de la infraestructura pOblica signific6
que los productores tuvieron poca flexibilidad para acomodarse
a las reforms inminentes product del TLCAN, que se suponia
mejorarian la productividad y eficiencia del sector rural.

Estos cambios en la political internal fueron el tel6n de fondo de
las medidas que se pusieron en prkctica con el TLCAN. Mientras
que el TLCAN era considerado por los formuladores de political
mexicanos como una continuaci6n del process de liberaci6n
econ6mica que ya estaba en march, gran parte de la capacidad
de respuesta de los agricultores de enfrentarse al cambio y de


beneficiarse de las oportunidades que surgieron gracias al
TLCAN fue debilitada por la perdida de infraestructura y de
recursos disponibles.

A fines de 1994 el peso mexicano se depreci6 fuertemente,
hecho que condujo a una recesi6n y redujo la capacidad de
compra de los consumidores. Las exportaciones agropecuarias
de los Estados Unidos a Mexico cayeron bruscamente y las
exportaciones de Mexico a los Estados Unidos crecieron
sustancialmente. La crisis del peso y la recesi6n subsiguiente
distorsionaron muchos de los indicadores macroecon6micos
recolectados en 1995, lo cual dificult6 hacer una apreciaci6n
objetiva del impact inicial de las political del TLCAN. Por
ejemplo, entire 1994 y 1995, las exportaciones totales de frutas
frescas y procesadas cay6 de 197 a 91 millones de d6lares
estadounidenses (ERS/USDA 2002). Sin embargo, ahora, diez
ahos despues, con la crisis del peso y las reforms internal
ubicadas dentro del context hist6rico, es possible estudiar
los impacts de largo plazo de las reforms del TLCAN en
la economic de Mexico, en especial aquellas que afectan al
sector agropecuario.












Segunda parte. Las reforms del


TLCAN y su impact global


Mexico se convirti6 en miembro del
Tratado General sobre Aranceles
Aduaneros y Comercio (GATT) en
1986, pero en ese moment no se
11I 0nn n o etn ol 'I -o'0 fr-nc


En la decada de los 90, durante el i
importantes a la
gobierno del Presidente Salinas, comenzo
apoyos a la prodi
la integraci6n del sector rural al process p
de liberalizaci6n econ6mica que se estaba el nvel e los
produciendo en otros sectors de la para los products
economic. En 1994, M6xico se adhiri6 al siguid estando p
TLCAN por medio de dos acuerdos por precious internaci
separado, uno con los Estados Unidos y
el otro con Canada. La idea detras de estos acuerdos fue que
al eliminar las trabas al comercio y a la inversion, aumentarian
el flujo commercial y las inversiones extranjeras directs. Mexico
esperaba beneficiarse de un flujo creciente de inversiones en el
sector manufacturer y el desarrollo de una industrial enfocada
al ensamblado para la exportaci6n. Aunque las consecuencias
para el sector rural eran mas dificiles de predecir, algunos
estudiosos (Nadal 2000; Yuhez-Naude y Barceinas 2002)
formularon las siguientes hip6tesis:
* Las importaciones y exportaciones agropecuarias crecerian
debido a la reducci6n de trabas arancelarias y no arancelarias.
La mayor competencia debido a la apertura de mercados
produciria una caida en los precious y un incremento del
comercio en su conjunto.
* La eliminaci6n de la protecci6n a la industrial local produciria
una disminuci6n en el precio de los insumos agropecuarios y
del capital fisico.
* La liberalizaci6n del comercio mejoraria la asignaci6n de
recursos, la eficiencia y la productividad agropecuaria. La
liberalizaci6n produciria una disminuci6n de la superficie
sembrada con maiz en las zonas bajo riego que no
tenian ventaja comparative para producci6n commercial y,
paralelamente, un cambio hacia la producci6n de frutas y
hortalizas, done si existian ventajas comparativas.
* Los productores de cultivos que se pueden importar bajarian
sus costs para poder competir y aquellos productores menos
eficientes abandonarian el sector. El process de cambio
structural resultaria en migraci6n de la poblaci6n rural que
seria absorbida por el sector industrial en crecimiento.


esi
ucc
re
Sre
)r e
on


~ *. Los consumidores se beneficiarian
tructura de
Sarecuar por la disminuci6n de precious en
:idn agropecuaria
mercancias como las tortillas, antes
ios de garantia subsidiadas por el gobierno.
s excedentarios
ncima de los Mediante an3lisis realizados por
ales. instituciones financieras como el Banco
Mundial se lleg6 a la conclusion de
que la protecci6n al sector agropecuario en Mexico produjo
distorsiones significativas y costs fiscales elevados, al tiempo
que aport6 rentas sustanciales a los productores agropecuarios
de los estratos superiores. Por tanto, se creia que la liberalizaci6n
de la economic produciria incrementos significativos de la
eficiencia. Sin embargo, tambien se pensaba que se produciria
una distorsi6n en el impact distributivo de la liberalizaci6n de
la producci6n agropecuaria y que se requeririan acciones para
proteger a aquellos productores que resultaran afectados por el
process de ajuste (Levy y van Wijnbergen 1994).

Varios analistas predijeron que la baja del precio del maiz debido
al TLCAN tendria efectos catastr6ficos sobre los productores.
Muchos de ellos estimaron que los productores de subsistencia
serian los mas afectados. Algunos models econ6micos
predijeron una caida del 20% en la producci6n de maiz y que
alrededor de 700,000 personas abandonarian el sector rural
(Levy y van Wijnbergen 1994). En consecuencia, los productores
de subsistencia y trabajadores agricolas perderian sus empleos,
los salaries caerian y la emigraci6n hacia otras regions de
Mexico y hacia los Estados Unidos aumentaria. Para hacer
frente a estos cambios, los agricultores tenian dos opciones:
modernizar su sistema de producci6n para obtener mayores
rendimientos o producer cultivos extensivos no tradicionales y
frutas y hortalizas. Debido a la disminuci6n o eliminaci6n de los
apoyos gubernamentales a la producci6n agropecuaria, ambas
posibilidades quedaban restringidas a los productores con los
recursos suficientes para invertir en la reconversi6n productive
de sus explotaciones.












Reformas product del TLCAN
El TLCAN entr6 en vigencia el 1 de enero de 1994. En el
mismo, Canada, Estados Unidos y Mexico habian acordado
eliminar los aranceles en la mayoria de los cultivos basicos.
Para aquellos cultivos de importancia national se establecieron
disminuciones de aranceles graduales (cuotas arancelarias,
TRQ) a fin de que la transici6n hacia la liberaci6n total de
los mismos y a la vigencia de los precious internacionales se
pudiera completar con la mayor ecuanimidad possible. Las TRQ
son cuotas de importaci6n con aranceles preferenciales. Una
vez que se Ilega al limited fisico preestablecido (cuota), se aplica
un arancel mas alto. Bajo el regimen acordado en el TLCAN,
cada pais debe ir ampliando la cuota preferencial en forma
gradual hasta eliminar el tramo de arancel mayor. En Mexico
se establecieron TRQ para maiz, frijol, cebada y otros cultivos.
En el caso de maiz se estableci6 una cuota de 2,500,000
toneladas, que se iria ampliando a raz6n del 3% annual
durante 15 ahos, al cabo de los cuales se eliminarian todas las
restricciones a la importaci6n de este cereal. Esto significa que
en 2008 se podria importar libremente. Ademas, se previeron
clWusulas de salvaguardia para asegurar una mayor protecci6n
ante incrementos repentinos de importaciones. Paralelo a
estas reforms, se hizo un esfuerzo concertado para facilitar el
acceso a los mercados en los paises firmantes del tratado.10

Para mitigar algunos de los efectos distributivos de las
reforms del TLCAN, Mexico puso en march el program
PROCAMPO, con la intenci6n de otorgar una transferencia de
ingresos compensatorios a productores de cultivos basicos,
como trigo, maiz, frijol, sorgo, cebada, soya y algod6n. De
acuerdo con Sadoulet y de Janvry (2001), "...los objetivos
eran politicos (promover la aceptaci6n del TLCAN por parte de
los agricultores), econ6micos (dar liquidez a los productores
para ajustar su producci6n a la nueva realidad de precious
relatives) y sociales (prevenir un aumento del ya alto nivel de
pobreza entire los pequehos productores y de migraci6n hacia
los centros urbanos y los Estados Unidos)". Este program
fue aprobado con una vigencia de 15 ahos, period en el cual,
segin lo previsto en el TLCAN, las transferencias no estarian
ligadas al uso del suelo, sino basados en la superficie total de
la explotaci6n.


Efectos de corto plazo
Si bien el prop6sito de las medidas previstas en el TLCAN era
amortiguar los efectos sobre los productores mas vulnerable,
hubo various factors que socavaron dicha protecci6n. En primer
lugar, Mexico no cobr6 los aranceles permitidos a la importaci6n
de maiz y, en cambio, los elimin6 para todas las importaciones
de maiz despues de 1994, a fin de bajar los precious y reducir la
presi6n inflacionaria. Unicamente en 2001 se cobr6 un arancel
a la sobrecuota del 1% para el maiz amarillo y del 3% para el
maiz blanco (de Ita 2003). El resultado de esta political, en vez de
proteger a los productores locales de maiz durante los 15 ahos
del period de transici6n acordado en el TLCAN, hizo que los
productores quedaran expuestos anticipadamente a los vaivenes
del mercado (Nadal 2000), porque el gobierno de Mexico
comprimi6 el period de ajuste, haciendo convergir el mercado
interno con el international casi una decada antes de lo previsto.
Con datos provistos porANEC (Asociaci6n Nacional de Empresas
Comercializadoras de Productores del Campo), Nadal (2002)
calcul6 que entire enero de 1994 y agosto de 1996, los precious
internos de maiz cayeron un 48% en terminos reales, con efectos
casi catastr6ficos para los productores tanto comerciales como
de subsistencia (Figura 3).


3,500
3,000
_ 2,500
.1 2,000
I 1,500
1,000
5,00
0


/ --

-*-- Precios constantes


1992 1994 1996 1998 2000 2002


Figura 3. Precios corrientes y constantes de maiz, Mexico,
1992-2002 (afio base 2002).
Fuente: Anuario Estadistico Agricola, Servicio de Informaci6n y
Estadistica Agroalimentaria y Pesquera, SAGARPA, Mexico; Banco de
Mexico: indice Nacional de Precios al Consumidor.


10 Ademas de los requerimientos propios del TLCAN, las medidas proteccionistas de Mexico se presentaron mas o menos al mismo tiempo que las
reforms solicitadas por la OMC. En ese moment habia solamente dos discrepancies entire los compromises asumidos por Mexico en el TLCAN y
los requerimientos de la OMC. La primera era que se le otorgaba mayor access y aranceles por sobrecuota mas bajos a Canada y Estados Unidos
que al rest del mundo, en oposici6n al reglamento de la OMC; en la segunda, Mexico debia mantener la cuota de 1995 y los aranceles por
sobrecuota concedidos a otros miembros de la OMC y reducir los aranceles a las naciones mas favorecidas en un 24% en promedio entire 1995 y
2000 (Yuhez-Naude 2002).











Todos estos hechos se complicaron aun mas por la crisis del peso
que estall6 a fines de 1994. Junto con una apertura muy rapida
de la economic, Mexico mantuvo una political de sobrevaluaci6n
del peso y de contenci6n de los salaries reales para controlar
la inflaci6n (Dussel 2000). Los precious se estabilizaron
temporalmente, pero la sobrevaluaci6n del peso repercuti6 en la
balanza commercial, que mostr6 un deficit creciente. El ajuste del
tipo de cambio se fue posponiendo lo mas possible para atraer
la inversion extranjera mostrando un tipo de cambio stable,
pero el deficit de la balanza de pagos se volvi6 inmanejable.
En diciembre de 1994 la inflaci6n alcanz6 el 52% annual y los
intereses subieron de tal forma que casi quebraron el sistema
bancario.Al mismo tiempo, el PBI cay6 mas del 6% y Mexico
entr6 en una grave recesi6n (Nadal 2000).

Tanto los productores comerciales como los de subsistencia
tuvieron dificultades para adaptarse a la nueva realidad
econ6mica. Los productores tuvieron que hacer frente a la crisis
econ6mica sin los apoyos gubernamentales a los que estaban
acostumbrados.Aunque la devaluaci6n permiti6 de alguna
forma a los productores locales enfrentar la competencia de
los agricultores estadounidenses e incrementar la exportaci6n
de frutas y hortalizas, tambien desencaden6 una crisis grave
del credito rural. De manera simultanea, las reforms internal
habian eliminado el apoyo gubernamental a la extension
rural, insumos y desarrollo de infraestructura. Los precious de
garantia habian disminuido drasticamente al ser desmantelado
CONASUPO y la inflaci6n redujo el valor real de los apoyos
financieros, como el de PROCAMPO. En su conjunto, las reforms
internal y la recesi6n redujeron sustancialmente la capacidad de
los productores para adaptarse a los incentives de los mercados
que habian surgido a raiz del TLCAN.

Contrario a lo esperado, tampoco los consumidores se
beneficiaron de las reforms introducidas por el TLCAN, en
parte debido a la distorsiones del mercado, fruto de la crisis.
Nadal (2000), basandose en datos de varias fuentes, incluidos
ANEC y el Banco de Mexico, encontr6 que el precio de la tortilla
habia subido entire 1994 y 1999, y que era un 33% mas alto en
2000 que en la fecha en que entr6 en vigor el TLCAN, aunque
el precio del maiz habia caido un 47% en terminos reales en
ese period. Subieron considerablemente en los primeros cinco
ahos posteriores a la puesta en march del TLCAN los apoyos
gubernamentales a los industriales de harina de maiz, quienes
tambien obtuvieron autorizaci6n para importar maiz libre de
derechos, es decir, sin pagar los aranceles establecidos en el
tratado. Sin embargo, debido al bajo nivel de competencia
dentro de la industrial, los industriales pudieron seguir subiendo
el precio de la harina pese a la disminuci6n del precio del grano


(Nadal 2000). Como resultado final, las reforms introducidas
a raiz del TLCAN tuvieron un impact negative tanto en los
productores como los consumidores finales de maiz.

Efectos de largo plazo
Ha transcurrido un decada desde el comienzo del TLCAN y, si
bien existe un relative consenso sobre los cambios econ6micos
que provoc6, hay bastante divergencia sobre c6mo deben
interpretarse los datos y que conclusions se pueden sacar sobre
la salud econ6mica de Mexico. Segin investigadores del Banco
Mundial, el crecimiento del sector manufacturer y el incremento
de las exportaciones de frutas y hortalizas son indicadores de
expansion de la economic (Lederman et al. 2003). Otros sehalan
que el crecimiento econ6mico ha beneficiado a muy pocos,
mientras que la mayor parte de la poblaci6n y los pequehos
productores agropecuarios, en particular, han padecido much
por el process de ajuste (de Ita 2003; Wise et al. 2003). Incluso
entire aquellos que comparten esta opinion, existen diferentes
apreciaciones sobre si se ha completado el process de transici6n.
Algunos investigadores argumentan que las reverberaciones del
TLCAN contin0an (Nadal 2002), mientras que otros manifiestan
que ya se han dado todos los cambios posibles en el sector
rural (Dyer yTaylor 2002). Debido a que no se han recolectado
datos comparativos desde el censo de 1991, es dificil sostener
hip6tesis sobre el impact del TLCAN a nivel familiar. Ademas,
los datos de SAGARPA dan una imagen confusa de la economic
mexicana y de las ganancias y perdidas de los distintos sectors.

Crecimiento econ6mico
El mayor 6xito reivindicado por el TLCAN es un crecimiento
de la economic de Mexico basado en una estrategia de
desarrollo sostenido y liderado por la inversion extranjera
direct. Sin embargo, datos provenientes del Instituto Nacional
de Estadistica, Geografia e Informatica (INEGI) indican que el
crecimiento de la economic ha sido relativamente lento, de
un 1.74% annual per capita en los ahos siguientes a la puesta
en march del TLCAN (Arroyo 2002). Si bien es cierto que las
exportaciones han crecido, las importaciones han crecido ain
mas, y Mexico enfrenta un deficit en su balanza commercial. S61o
en el sector manufacturer, el deficit fue de 11,400 millones de
d6lares, en promedio, entire 1994 y 2002, quizes debido a que
tanto las compahias de capital local como extranjero dependent
en gran media de insumos importados para sus process
industriales (Gallagher y Zarsky 2004). Ademas, la deuda externa
de Mexico sigui6 aumentando hasta alcanzar el 26.1% del PBI
en 2000 (Nadal 2003).












El sector industrial de Mexico creci6 en ese lapso, en especial
debido a la expansion de la industrial de la maquila (ensamblado
para exportaci6n), pero este crecimiento se ha mantenido
aislado de otros sectors de la economic. La industrial de la
maquila importa components y export products terminados y,
por tanto, tiene poca vinculaci6n con el resto de la economic de
Mexico (Dussel 2000; Gallagher y Zarsky 2004). En la actualidad,
el 93% de todos los insumos de las maquiladoras son bienes
importados.Arroyo (2003) describe este crecimiento como
la creaci6n de enclaves altamente competitivos y lucrativos,
"islas de modernidad", cada vez mas distanciadas del resto de
la economic del pais. Ademas, los beneficios aportados por la
industrial de la maquila parecieran ser de corto plazo. Mientras
que la inversion inicial en las maquiladoras contribuy6 a la
creaci6n de fuentes de trabajo, cerca del 30% de los puestos
creados en la decada de los 90 han desaparecido, a media
que las operaciones han sido trasladadas a paises asiaticos con
mano de obra mas barata (Audley et al. 2003).

Un factor clave atribuido al TLCAN ha sido el crecimiento de la
inversion extranjera direct en Mexico (Figura 4). Gran parte de
este incremento se destiny al sector industrial, que, junto con
el financier, recibi6 un 75% de toda la inversion extranjera
direct entire 1994 y 2002 (RNIE 2003; Gallagher y Zarsky 2004).
De ese total, el 28% se gener6 durante el TLCAN, en forma de
adquisiciones y fusiones, lo cual indica que pocas empresas
nuevas fueron creadas (Dussel 2000; Gallagher y Zarsky 2004).
El freno reciente en la inversion extranjera direct, en especial
de Estados Unidos, puede atribuirse en parte al lento crecimiento
econ6mico y tambien a las oportunidades emergentes en China.



12000

I(i (I 1(1(1

8(1(1(1 000

6,000

S4,000 ".. --. 4
-" Industria no-maquiladora ,
1 2,000 l
.s2,""0m ind ustria maquiladora

1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000

Figura 4. Inversi6n extranjera direct en Mexico,
1994-2000.
Fuente: Adaptado de Audley et al. (2003).


Pese a los incrementos importantes en la inversion extranjera
y la industrial, se crearon pocos empleos. Gallagher y Zarsky
(2004) mantienen que se crearon 637,000 plazas en la industrial
manufacturer entire 1994 y 2002, aproximadamente 82,500
al aho. Sin embargo, debido a factors demograficos y la
emigraci6n rural, unas 730,000 personas entran al mercado
laboral cada aho (INEGI 2003). De hecho, por causa de los
despidos recientes en el sector industrial, en ese sector ha
habido una perdida neta de fuentes de trabajo desde la
creaci6n del TLCAN. De acuerdo con Gallagher y Zarsky (2003)
desde mediados de 2001 hasta finales de 2002, las compahias
extranjeras despidieron a 287,000 trabajadores (uno de cada
cinco). Por otra parte, muchos de los nuevos puestos que se
ofrecen no incluyen las prestaciones de ley. Los sueldos en
moneda constant al moment de redactar este studio son
menores en la actualidad que cuando se cre6 el TLCAN, y
las condiciones de trabajo siguen siendo deficientes (Arroyo
2003; Audley et al. 2003). El crecimiento del sector industrial
ha causado gastos a Mexico en terminos de la degradaci6n
del medio ambiente (Nadal yWise 2004). Entre los problems
ambientales mas graves, exacerbados por el TLCAN, figuran el
manejo de los residues s6lidos y la contaminaci6n del aire y del
agua (Nadal 2000; Ackerman et al. 2003; CEC 1999).

Producci6n agropecuaria
De acuerdo con ERS/USDA (2000), el TLCAN contribuy6 al
incremento del comercio de granos y aliger6 caidas como
aquellas experimentadas luego de la recesi6n en 1995. De
acuerdo con Naylor et al. (2001) durante 1993-1994 casi el 90%
de las exportaciones agropecuarias de Mexico se destinaron
a los Estados Unidos y Canada, y mas de tres cuartas parties
de las importaciones provinieron de esos paises. La inversion
extranjera direct en el sector rural estuvo dirigida mas al sector
de producci6n commercial y en los estados del norte de Mexico.
De los 172 millones de d6lares (0.4% del total de inversion
extranjera direct) invertidos en el sector rural entire 1999 y
2002, 95% se destiny a la producci6n commercial agropecuaria
y 89% se invirti6 exclusivamente en Sinaloa y Sonora (Nadal
yWise 2004). La producci6n en pequeha escala se ha visto
poco favorecida por este crecimiento de la inversion extranjera
directa.AOn mas, la inversion en actividades agropecuarias en
su totalidad no super el 2% de PBI Agropecuario desde 1993
(ERI 2001).

Uno de los efectos mas fuertes del TLCAN a largo plazo en el
mercado agricola mexicano ha sido incentivar la producci6n
de frutas y hortalizas. La producci6n y las exportaciones de
Mexico en estos rubros crecieron apreciablemente con el TLCAN.












Aunque parte del incremento del comercio puede atribuirse a
aumentos en la demand de los consumidores estadounidenses,
las exportaciones de frutas de Mexico a Estados Unidos
promediaron 586 millones de d6lares anuales en el transcurso
del TLCAN, una cifra mas elevada que los 287 millones de
d6lares del period 1989-1993.

Pese a los aumentos en la producci6n, adoptar cultivos que
gocen de ventajas comparativas no fue una opci6n para la
mayoria de los productores mexicanos. Aunque la producci6n
de frutas y hortalizas ha sido promisoria para algunos, los altos
niveles de inversion e infraestructura necesarios, al igual que
la estacionalidad yvolatilidad de los mercados extranjeros,
constituyen trabas para muchos productores (G6mez Cruz
y Schwentesius 1993; Nadal 2000). De acuerdo con de Ita
(2003), los cambios en la political agropecuaria obligan a los
productores a replantear sus estrategias de producci6n, pero
s6lo los agricultores en gran escala, que tienen mayor acceso a
los recursos requeridos, pueden responder con rapidez y eficacia
a los nuevos mercados e incentives.

En el sector producci6n de granos, los efectos fueron diferentes.
Desde el comienzo del TLCAN, Mexico elimin6 la necesidad
de tramitar licencias de importaci6n y comenz6 a suprimir
progresivamente los aranceles a la importaci6n de trigo desde
Estados Unidos y Canad&. Estas medidas estimularon las
importaciones de trigo de Estados Unidos, que promediaron
aproximadamente 1.3 millones de toneladas anuales entire 1994
y 2000, comparadas con las 512 mil anuales correspondientes
al period 1990-1993 (FATUS 2003). En cambio, los productores
mexicanos, incapaces de competir con los estadounidenses
y canadienses, han migrado a otros cultivos como la cebada
cervecera, por la que reciben mejores precious. Una sequia
reciente tambien contribuy6 a la caida de la producci6n de trigo.
La producci6n commercial de trigo en Mexico se Ileva a cabo
principalmente bajo riego en tierras aledahas a Ciudad Obreg6n,
Sonora, y consta casi en su totalidad de trigo duro de alta
calidad que se consume en Mexico y se export a Peri, Italia,
Argelia y otros paises. El trigo de temporal se produce en los
estados de Guanajuato, Mexico, Michoacan yTlaxcala.

El impact del TLCAN en la producci6n de maiz ha sido mas
complejo, dados los distintos tipos de maiz y los mercados
especializados que los venden. El TLCAN facility la exportaci6n
de maiz de Estados Unidos, que aument6 de 1.6 millones de
toneladas anuales en promedio antes del TLCAN a un promedio
annual de 4.3 millones de toneladas en el period 1994-2002
(FATUS 2003). Gran parte del incremento del consume de maiz


en Mexico puede atribuirse a un aumento del consume de
maiz amarillo como alimento animal, jarabe de alta fructosa y
harina de maiz para alimentos procesados (Nadal yWise 2004;
Barkin 2002).

La producci6n y el comercio de otros granos han afectado
tambien las tendencies de importaci6n de maiz. Mexico elimin6
por complete los aranceles de importaci6n de sorgo de los
Estados Unidos al moment de poner en march el TLCAN.
Sin embargo, debido a la mayor facilidad de acceso al maiz
estadounidense, muchos productores pecuarios mexicanos al
principio sustituyeron alimentos a base de sorgo por alimentos
basados en maiz. En ahos recientes, una caida en el precio del
sorgo ha estimulado la exportaci6n de sorgo de Estados Unidos
a Mexico (Zahniser y Link 2002). Existen otros factors, ademas
de los incentives del mercado, que han influido en la toma de
decisions de los productores. Un period de sequia de tres
ahos a finales de la decada de los 90 hizo que aumentara la
superficie destinada a cultivos como el sorgo y la cebada, que
requieren menos agua que el maiz o el trigo.

Una de las observaciones mas interesantes respect al
comportamiento del cultivo de maiz en Mexico despues de
la puesta en march del TLCAN es que, pese al aumento de
importaciones desde Estados Unidos (Figura 5) y un brusco
descenso de los precious, la producci6n de este cereal ha seguido
siendo bastante stable, aunque se ha registrado una pequeha
declinaci6n en los l0timos ahos.Varios studios han encontrado
que la superficie dedicada al cultivo del maiz ha crecido, al
igual que la productividad. De acuerdo con Yuhez-Naude y
Barceinas (2002), el rendimiento promedio bajo riego aument6
de 3.13 t/ha (1983-1990) a 4.94 t/ha (1994-2000) y, en
temporal, de 1.58 t/ha a 1.83 t/ha en los periods mencionados.


7,000
6,000
5,000
S4,000
S3,000
S2,000
1,000
0


1990 1992 1994


'"Trigo harinero

1996 1998 2000


Figura 5. Importacion de granos de Estados Unidos,
Mexico, 1990-2000.
Fuente: Adaptado de Puente-Gonzalez (2003).











Hay muy poco consenso acerca de por que la producci6n de
maiz no se desplom6 con la puesta en march del TLCAN,
como se habia previsto. Comprender esto es important
para poder entender la situaci6n de mas de tres millones de
productores para quienes la producci6n de maiz constitute
su principal medio de subsistencia. Segin algunos estudiosos,
debido a que muchos productores de temporal se encuentran
aislados de los mercados, no han sido afectados por los
cambios en los incentives de precio motivados por el TLCAN y,
en consecuencia, no modificaron su esquema de producci6n.
Por ejemplo, de Janvry et al. (1995) predijeron en su moment
que los productores excedentarios serian muy afectados por
el TLCAN, pero que las fallas de los mercados actuarian como
amortiguadores de las caidas de precio para los productores
de subsistencia. Por otra parte, Nadal (2000) sugeria que
mientras que los productores intermedios que fueron afectados
por la caida en apoyos al credito y a la infraestructura han
comenzado a abandonar el cultivo de maiz para poner en
prkctica otras estrategias de subsistencia, los productores mas
grandes con acceso a riego, semillas hibridas y mecanizaci6n
del cultivo, han incrementado su producci6n para aprovechar
las estructuras de precious para products agricolas. De acuerdo
con Nadal, los productores de bajos ingresos tambien han
expandido su producci6n desde el comienzo del TLCAN para
compensar los bajos precious que reciben como productores
y los elevados precious que deben pagar como consumidores.
Estos agricultores siguen siendo productores de subsistencia
del maiz por su incapacidad de iniciarse en otros cultivos. Nadal
concluye finalmente que todavia no se ha producido el impact
total del TLCAN y que la presi6n econ6mica sobre los estratos
de productores con menos recursos llegard con el tiempo a
un umbral a partir del cual se puede esperar que decline la
producci6n de maiz.

Dyer yTaylor (2002) adelantan otra hip6tesis como explicaci6n
de la respuesta de grupos familiares heterogeneos a las
reforms introducidas por el TLCAN. Llegaron a la conclusion que
el sector productor de maiz en Mexico reaccion6 con prontitud
al TLCAN, se reestructur6 y, como resultado de ello, en el future
los niveles de producci6n probablemente no caerian. Basados
en datos recolectados en la Sierra Norte de Puebla, encontraron
que el precio de referencia del maiz fijado por DICONSA1 en los
primeros ahos de la decada de los 90 redujo drasticamente la
rentabilidad del maiz, causando que los productores comerciales
abandonaran la actividad.A media que los precious cayeron
y los productores redujeron la superficie destinada al cultivo
de maiz, los alquileres y los salaries locales tambien bajaron,

1 Un organismo del gobierno cuya responsabilidad es asegurar el
abastecimiento de products basicos en zonas marginales.


de tal manera que los productores de subsistencia fueron
estimulados a sembrar mas maiz y a iniciarse en la producci6n
pecuaria. Finalmente, s6lo los productores comerciales mas
competitivos y un grupo bastante numeroso de productores de
subsistencia continuaron produciendo maiz. Debido a la entrada
de productores menos eficientes a esta actividad, el total de
maiz producido cay6, pero la superficie bajo cultivo aument6
o se mantuvo constant. Aunque el esquema de producci6n
cambi6, el consume de maiz se increments porque los hogares
rurales sustituyeron alimentos comprados por alimentos
producidos por ellos mismos o en la localidad. Dyler y Taylor
(2002) describieron estos process como un "repliegue a una
economic de subsistencia". Los hallazgos de Sadoulet y de
Janvry (2001) confirman que estos process tuvieron lugar en los
ejidos, y el resultado final fue que los hogares se volvieron aun
mas dependientes de ingresos resultantes de las actividades no-
agropecuarias, la producci6n de animals y de las remesas de los
emigrantes, que de los ingresos provenientes de trabajo agricola
o mano de obra rural.

Como no pueden obtener ingresos suficientes de la producci6n
commercial de maiz, los agricultores se han visto forzados
a desarrollar estrategias cooperatives para sobrellevar la
competencia del mercado o, cuando es possible, para empezar
a sembrar otros cultivos. Una tkctica muy difundida es que los
miembros de una misma familiar empleen simultaneamente
varias estrategias para aumentar los ingresos. En ese caso, las
remesas y los ingresos provenientes de trabajos no agricolas
contribuyen a subsidiary la producci6n de la parcela familiar por
parte de los miembros que se quedan. Otro enfoque, mas comOn
en el norte del pais, es abandonar la actividad agricola por
complete. La reform introducida a la ley de los ejidos permit a
los ejidatarios vender o arrendar sus parcelas. Esto ha permitido
a muchos de ellos obtener las recompensas del PROCAMPO, al
mismo tiempo que obtienen otros ingresos no agricolas que les
permiten subsistir.Asimismo, la reform a la ley de los ejidos ha
permitido el fraccionamiento de superficies que antes eran de
propiedad colectiva y, subsecuentemente, su consolidaci6n para
la agroindustria (de Ita 2003; Appendini 1992).

Impactos en el medio ambiente
Aunque se ha comenzado a documentary los impacts del
TLCAN sobre el medio ambiente, todavia no hay respuestas
definitivas sobre los mismos. Uno de los temores era de que le
TLCAN produjera una carrera hacia el fondo en la media que
los estandares de protecci6n del medio ambiente se dejaran
de lado para abaratar la producci6n.Aunque estos temores
han resultado ser una exageraci6n, existe la posibilidad de











que el TLCAN est6 estimulando una globalizaci6n de fallas
del mercado, o una situaci6n en que los precious mas bajos
no incluyan los costs externos (como la contaminaci6n del
medio ambiente) ni los beneficios (como la conservaci6n de la
biodiversidad) generados por los paises que participan en el
comercio international (Boyce 1999).

Mexico no se transform en un pais done la contaminaci6n
no se control, como muchos temian, pero la participaci6n en
el TLCAN tampoco ha motivado que se mejoren los estandares
de calidad ambiental aplicados al sector industrial. Gallagher
y Zarsky (2003) citan un studio del Banco Mundial que
muestra que no hay correlaci6n entire propiedad extranjera
e incumplimiento con los estandares en el sector industrial
de Mexico. Asimismo, el crecimiento global de la actividad
econ6mica se correlaciona positivamente a un aumento del nivel
de contaminaci6n, pese al mayor desarrollo de industries menos
contaminants (Gallagher y Zarsky 2004). Concurrentemente,
la inversion en la conservaci6n del medio ambiente ha caido un
50% desde la puesta en march del TLCAN (Wise et al. 2003).
El gobierno de Mexico estima que los costs econ6micos de la
degradaci6n ambiental han escalado al 10% del PBI, es decir, a
36 mil millones de d6lares anuales (Gallagher y Zarsky 2003).

Los impacts sobre el medio ambiente ligados al TLCAN tambien
han sido negatives en el sector agropecuario. La reestructuraci6n
del sector debida al TLCAN estimul6 a muchos agricultores a
intensificar su producci6n, lo cual gener6 preocupaci6n por
los impacts ambientales del uso de pesticides, herbicidas y
fertilizantes, asi como de niveles insostenibles de riego, erosion
y efectos negatives sobre la biodiversidad (Ackermann et
al. 2003; CEC 1999; de Ita 2003; Nadal yWise 2004). De Ita
(2003) sostiene que la liberaci6n commercial ha presionado a los
agricultores mexicanos a obtener rendimientos similares a los de
sus contrapartes en Estados Unidos, mediante el monocultivo y
un uso intensive de agroquimicos. Audley et al. (2003) indican
que la agriculture es la causa principal de contaminaci6n en
Mexico y que el TLCAN ha contribuido a cambiar el esquema de
consume de fertilizante hacia unidades productivas mas grandes
e intensivas. Otra area de preocupaci6n es el impact del TLCAN
en la conservaci6n del suelo. La intensificaci6n de la agriculture
commercial y el desplazamiento de la producci6n de autoconsumo
hacia zonas mas marginales han acelerado el process de erosion
(CEC 1999; Nadal 2000; Nadal yWise 2004).

Tambien se han observado muy de cerca los impacts del TLCAN
sobre la biodiversidad, mas que nada porque Mexico es un
centro de diversidad del maiz. Se cree que la emigraci6n y el
debilitamiento de las instituciones sociales, consecuencia de la
caida en la rentabilidad de la producci6n agropecuaria, reduce


la superficie sembrada con variedades criollas de maiz y, por lo
tanto, contribuyen a la erosion genetica de dicha especie (Nadal
2000; Nadal yWise 2004). Aunque no hay pruebas indiscutibles
para sostener esta afirmaci6n, Sanchez et al. sostienen que se
estan perdiendo maices nativos a media que los agricultores
adoptan materials modernos en las zonas de producci6n
commercial, por ejemplo, en los estados de Jalisco, Sinaloa, Sonora
donee mas del 70% de la superficie esta sembrada con hibridos),
Tamaulipas y la region del Bajio. Ademas de la perdida de
diversidad genetica, es grave el problema de la descomposici6n
de los sistemas socioculturales que han mantenido por siglos
la diversidad del maiz. La emigraci6n y los cambios sociales
han acelerado la perdida de los conocimientos y prkcticas de
cultivo tradicionales que son la base de la conservaci6n de las
variedades nativas (Bellon et al. 2003; Nadal yWise 2004).

Bienestar social
Aunque se consider que Mexico es una economic emergente,
las desigualdades socioecon6micas a nivel regional se han
exacerbado durante la vigencia del TLCAN. En los 01timos dos
ahos, los indices de pobreza se han reducido levemente, pero
la pobreza se mantiene en niveles importantes en las zonas
rurales, especialmente en el sur del pais y en aquellos estados
con grandes nOcleos de poblaci6n indigena (SEDESOL 2003;
Banco Mundial 2004). Una tendencia important a raiz de la
implementaci6n del TLCAN es el aumento de la desigualdad en
la distribuci6n del ingreso. De acuerdo con Wise et al. (2003),
el 10% de la poblaci6n con los ingresos mas altos acapara el
42% del ingreso nacional.Asimismo, el salario minimo real se
desplom6 mas del 60% y su poder de compra es un 23% menor
(Arroyo 2002).

La escasez de puestos de trabajo puede ser una de las causes de
la disminuci6n del bienestar econ6mico. De acuerdo con Arroyo
(2002) se crearon 6.2 millones de puestos de trabajo desde 1993,
pero la oferta de mano de obra totaliz6 algo mas de 10 millones,
dejando por lo tanto unos 4 millones de desempleados.Asimismo,
el sector industrial, que se creia seria una fuente de nuevos
empleos, mostr6 una caida del 0.3% de puestos de trabajo, pese
a un aumento del 45% en la productividad (Arroyo 2002). Debido
a la falta de fuentes de empleo, a los bajos salaries y al atractivo
de oportunidades en el extranjero, la emigraci6n de las zonas
rurales a las ciudades mexicanas y a los Estados Unidos se ha
intensificado.

De acuerdo con Taylor y Dyer (2003), el TLCAN pudo haber
influenciado la emigraci6n rural en Mexico de tres formas
distintas: primera, cre6 nuevos mercados para cultivos
comerciales en Mexico; segunda, gener6 competencia entire












cultivos producidos en Mexico y, tercera, afect6 la estabilidad
macroecon6mica de Mexico, que se refleja en la paridad peso-
d6lar. En respuesta a la disminuci6n de los apoyos a los cultivos
basicos y a los bajos salaries, los hogares rurales reduce los
recursos que invierten en la producci6n de alimentos basicos
y los destinan a otras actividades, como la emigraci6n. En
respuesta a las fluctuaciones del mercado, las families rurales
se protegen diversificando sus actividades y aprovechando
subsidies al ingreso como los provenientes de PROCAMPO
(Taylor, Yuhez-Naude y Dyer 1999). La informaci6n disponible
indica que, si bien no ha habido incrementos bruscos, la
emigraci6n ha crecido en forma sostenida durante la decada de
los 90 (Figuras 6 y 7). Ademas, la emigraci6n se ha convertido
en component integral de la estrategia de supervivencia de la
familiar rural y las remesas de los emigrantes en muchos casos
permiten a los agricultores seguir cultivando maiz, pese a su baja
rentabilidad. La importancia permanent y central del cultivo
de maiz se refleja en la diferencia entire el precio de mercado
y el valor real de este grano para los agricultores mexicanos,
para quienes es un simbolo cultural, una forma de alcanzar la
seguridad alimentaria y, tambien, parte de su identidad personal.

Programs para aliviar el impact de
la liberaci6n econ6mica
La redefinici6n de la funci6n del estado dentro del sector
agropecuario de Mexico dej6 un vacio institutional que el sector
privado ha Ilenado solo en forma parcial. Muchos servicios
esenciales para los agricultores solo se encuentran disponibles
para los productores comerciales de mayor envergadura, que
tienen capacidad financiera o conexiones que les permiten


1980 82 84 86 88 90 92 94 96 98 2000 02
Figura 6. indice de emigracion rural internal, Mexico,
1980-2002.
Fuente: Datos preliminares, ENHRUM (2003).
* No es el muestreo complete de la ENHRUM, pero incluye 20
comunidades de las cinco regions de esta.
** Reproducido de Taylor y Dyer (2003).


participar en los programs de comercializaci6n agropecuaria.
La ayuda a los productores de pequeha escala toma la forma
de intervenciones solidarias de bienestar usualmente enfocadas
a los hogares rurales con mayor indice de marginaci6n. De
acuerdo con Sadoulet y de Janvry (2001), la mayor parte del
sector ejidal se sit0a entire estos dos extremes y, por lo tanto,
queda excluido de los programs de apoyo institutional, en el
moment precise en que se require este tipo de ayuda para
modernizar la producci6n de maiz y diversificar el esquema de
cultivos hacia aquellos que muestran una mayor rentabilidad.

El program PROCAMPO, establecido por el gobierno de
Mexico en 1994, provee un subsidio significativo a los hogares
rurales. En el aho fiscal de 1994, se otorgaron subsidies a
cerca de 2.7 millones de agricultores, con un costo total de
13 mil millones de pesos (aproximadamente 1.2 mil millones
de d6lares; Figura 8) (SAGARPA 2004). En la actualidad, los
beneficiaries del PROCAMPO pueden utilizar estos subsidies
como garantia de prestamos bancarios; de esta forma, los
nOcleos familiares aprovechan los subsidies para general
mayores ingresos.Aunque el PROCAMPO brinda un important
apoyo al ingreso familiar, existen inconvenientes en la
estructuraci6n de este program. Debido a que el imported de
los subsidies otorgados por el PROCAMPO es proporcional a
la superficie bajo cultivo, los terratenientes mas grandes lo
reciben de manera desproporcionada. Por otra parte, muchos
pequehos propietarios nunca se registraron en el program. Los
funcionarios a nivel estatal del PROCAMPO citan varias razones
para esto l0timo, como analfabetismo, falta de comprensi6n del
program o temor de tener que comprobar c6mo emplearon
dichos recursos (Yiebra, comunicaci6n personal; Gonzalez,


500
45Ea Uni ei, 198
400
350
S300
250
Fuente: Datos preiminare200








* No es el muestreo complete de la ENHRUM, pero include
" 150
100
50

1980 82 84 86 88 90 92 94 96 98 2000 02
Figura 7. indice de emigraci6n rural international
(a Estados Unidos), Mkxico, 1980-2002.
Fuente: Datos preliminares, ENHRUM (2003).
* No es el muestreo complete de la ENHRUM, pero incluye
20 comunidades de las cinco regions de esta.
** Reproducido deTaylor y Dyer (2003).











comunicaci6n personal). En Zoatecpan, Puebla, Dyer y Taylor
(2002) hallaron que el PROCAMPO no beneficiaba a toda una
generaci6n de agricultores j6venes que apenas comenzaban y
que, por lo tanto, no se habian registrado.Ademas encontraron
que s6lo los productores mas adinerados podian pagar los
costs fijos del papeleo y los sobornos necesarios para poder
recibir los pagos correspondientes.Actualmente se encuentra
en process una iniciativa que permitira Ilegar a los productores
que no participan en el program mediante un program de
registro masivo (Yiebra, comunicaci6n personal). Sin embargo,
debido a que el PROCAMPO oficialmente terminara en 2008,
muchos productores y funcionarios tienen la esperanza de
que el gobierno establecera un nuevo program que siga
apoyando al productor para que pueda enfrentar la competencia
international.

Una series de programs de apoyo establecidos despues
del PROCAMPO han brindado un apoyo important a los
productores que luchan con los cambios institucionales y
econ6micos. La Alianza para el Campo, iniciativa lanzada en
1996 por el gobierno federal, tiene la finalidad de promover la
productividad, la inversion y la comercializaci6n agropecuaria, y
la producci6n de cultivos estratigicos. Muchos de los programs
de la Alianza requieren una inversion conjunta del gobierno
y del productor en el proyecto a financial. Estos programs
desempehan un papel de importancia en la restauraci6n de
ciertos servicios a los productores, pero su impact ha sido
heterogeneo. Una evaluaci6n de la Alianza realizado por la FAO
a solicitud de SAGARPA (2003) manifiesta que los programs
han favorecido mas a productores medianos con explotaciones
entire 10 y 100 hectkreas, y que ha tenido poca difusi6n entire los


4UU
%, Cido primavera-veranc
2(1(1

(1(1(1] -
I *%ll


194 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003

Figura 8. Apoyos por hectarea en pesos constantes,
PROCAMPO (base 2003).
Fuente: ASERCA.
* En 2003, en el ciclo otofo-invierno, las parcelas de menos de
cinco hectareas recibieron 1,030 pesos/ha.


productores mas pequehos. Asimismo, en algunos lugares, existe
parcialidad en la distribuci6n de los apoyos financieros, lo cual
ha aumentado la polarizaci6n entire los productores pequehos y
los grandes (de Ita 2003).

Mientras que el PROCAMPO y la Alianza estan enfocados a
la actividad agropecuaria, tambien hay programs enfocados
especificamente a la desigualdad social. Uno de dichos
programs de protecci6n es el PROGRESA, puesto en ejecuci6n
por la Secretaria de Desarrollo Social (SEDESOL) y conocido
como Oportunidades desde 1997. Dicho program provee un
subsidio al gasto familiar para contrarrestar el efecto negative
de la contracci6n de las economies locales y esta enfocado a la
educaci6n, la salud y la alimentaci6n. Es uno de los programs
que mejor ha logrado Ilegar a las families rurales (Skoufias
2005).A fines de 1999, el PROGRESA Ilegaba a 2.6 millones de
hogares, aproximadamente el 40% de las families rurales de
Mexico (IFPRI 2004). La mayor parte de las families apoyadas
reciben los aportes dependiendo de si tienen hijos en la escuela.

Debido a que los pequehos productores, en especial, siguen
siendo afectados por el retire de los apoyos gubernamentales
tradicionales al sector rural, las organizaciones de productores
toman cada vez mas importancia como proveedoras de servicios
y de apoyo para reducir los costs de transacci6n. Como se
explicara mas adelante en los studios de caso, en muchas de
las regions mas marginadas de Mexico, los agricultores han
recurrido a las ONG, la iniciativa privada y a organizaciones
cooperatives, como son las asociaciones de productores, para
satisfacer sus necesidades y demands.

Mexico en el context international
Aunque muchos han encontrado que el TLCAN ha tenido 6xito
en cuanto a los beneficios globales que ha generado para las
economies de los paises miembros, el impact de su distribuci6n
desigual ha provocado una reacci6n en contra al interior de
Mexico (Wise et al. 2003; Schwentesius et al. 2003). Ha habido
manifestaciones de productores en los 01timos diez ahos,
inspiradas tanto por temor a los posibles impacts del tratado
como a los resultados de las reforms al comercio. El 12 de
noviembre de 2002, 12 organizaciones regionales y nacionales
de campesinos lanzaron la campaha "El campo no aguanta
mas" que solicitaba, entire otros asuntos, la renegociaci6n de la
secci6n agropecuaria del TLCAN. Este movimiento finalmente
desemboc6 en el "Acuerdo para el campo", un document
elaborado por el gobierno para terminar con las protests, pero
que fue visto como poco mas que un paliativo (Navarro 2003).












Otro context en que se evalu6 el modelo del TLCAN fue en
la 5" Reuni6n Ministerial de la OMC, realizada en CancOn en
septiembre de 2003. En el transcurso de dicha reunion, Mexico
se uni6 a otros paises en desarrollo para pedir una reducci6n
de los subsidies a la producci6n agropecuaria que, segun ellos,
hacen virtualmente impossible a los paises en desarrollo competir
con los paises industrializados en la producci6n agropecuaria. En
protest, el Grupo de los 21, un poderoso conjunto de naciones
en desarrollo, sali6 de la reunion para resaltar aun mas el papel
de los subsidies agricolas en desviar los efectos beneficiosos
de los acuerdos comerciales internacionales, tales como el
TLCAN. De acuerdo con el IFPRI (2003), el proteccionismo y los
subsidies de los paises industrializados costaron, a los paises
en desarrollo, 24 mil millones de d6lares anuales en ingresos
agropecuarios y agroindustriales. La region de America Latina
y el Caribe, en particular, pierde 8.3 mil millones de d6lares
anuales por este concept.

Para comprender los perjuicios que sufre Mexico debido
a los subsidies a la producci6n agropecuaria en los paises
desarrollados, es de suma utilidad analizar las diferencias en
los niveles de subsidio entire Estados Unidos y Mexico. El maiz
es uno de los cultivos con los mas altos niveles de subsidio en
Estados Unidos. Con base en datos del gobierno estadounidense
sobre los costs de producci6n, Ritchie y Murphy (2003)
encontraron que en ahos recientes Estados Unidos ha exportado
maiz a un precio entire 20 y 33% por debajo de los costs
de producci6n, principalmente debido a la influencia de las
political agropecuarias del gobierno estadounidense y de los
oligopolios del comercio international. Los equivalentes de
subsidies al productor (ESP) son medidas globales de apoyo
que proven un indicador del valor de las transferencias
del consumidor al productor. Segun la definici6n -bastante
amplia- que da la OCDE (Organizaci6n para la Cooperaci6n y
Desarrollo Econ6micos) de los ESP, 6stos incluyen el apoyo al
precio de mercado (APM), que es una estimaci6n de apoyos no
subsidiados, como los aranceles aduanales, los apoyos al precio
y las cuotas. Segun esta media, Mexico al parecer apoy6 a sus
productores con un ESP del 47% durante el period de 1998 a
2001, un nivel mayor que el 46% que Estados Unidos brind6 a
sus productores, pero segin Wise (2004), estas cifras dan una
imagen distorsionada de la realidad.2 Wise demuestra que si
se no se toman en cuenta los APM y se incluyen solamente los


subsidies como porcentaje del ingreso de las explotaciones
rurales, el ESP de Mexico se reduce al 28%. Otra fuente de
distorsi6n al comparar los niveles de apoyo proviene del
hecho de que el tamaho de las unidades de producci6n y los
rendimientos son mayores en los Estados Unidos, factors que
hacen que, al medir los subsidies como porcentaje del ingreso
de las explotaciones, se exageren los niveles de apoyo en
Mexico. De acuerdo con Wise, si, por el contrario, los subsidies
se calculan por hectarea, en Mexico los apoyos suman 93
d6lares por hectarea -es decir, aproximadamente un tercio del
nivel de apoyo en los Estados Unidos (Wise 2004).

En las reuniones efectuadas para discutir la liberaci6n
commercial, los Estados Unidos, al igual que la mayoria de los
paises industrializados, suele expresar que esta dispuesto a
negociar reducciones importantes a sus subsidies agropecuarios
-siempre y cuando las otras naciones hagan lo mismo. Sin
embargo, la LeyAgropecuaria de 2002 increment6 los egresos
en comparaci6n con la ley anterior, ademas de agregar
nuevos cultivos al listado de cultivos apoyados y de revertir la
separaci6n de los subsidies de la producci6n y de los precious
de mercado, que fue estipulada en la ley de 1996. Segin Orden
(2003), los Estados Unidos y various otros paises han encontrado
tretas ingeniosas para cumplir los requerimientos de la OMC
sin modificar demasiado sus esquemas de apoyo a la actividad
agropecuaria. Los Estados Unidos, en particular, esta utilizando
una exenci6n para apoyo especifico de mercancias que no
constituyan products basicos para reducir la probabilidad
de que su imported contribuya a Ilegar al limited de subsidies
distorsionantes del comercio permitido por la OMC. Por lo tanto,
los Estados Unidos continue apoyando la teoria de la liberaci6n
del comercio y la firma de acuerdos internacionales como
el TLCAN, y al mismo tiempo hace muy poco para reformar
las political internal que en forma colectiva distorsionan la
producci6n agropecuaria y los precious mundiales.

Desde los agricultores en forma individual hasta instituciones
econ6micas internacionales como el Banco Mundial y
la Organizaci6n Mundial del Comercio, muchas de las
recomendaciones acerca de la formulaci6n de political estan
enfocadas a la eliminaci6n de los subsidies agropecuarios
de los paises desarrollados para mitigar las dificultades que
enfrentan los productores de pequeha escala. Wise (2004)


12 Por mas que Mexico elimin6, en 1994, la mayor parte de las politicas gubernamentales que se podian interpreter como APM, los valores de ESP
calculados por la OCDE siguen mostrando un nivel alto de apoyo a los precious de mercado. Wise atribuye este nivel deAPM, calculado por la OCDE,
al precio distorsionado del maiz. Si los precious de referencia se ajustan tomando en cuenta los margenes del "dumping", como sugieren Ritchie y
Murphy (2003), Wise demuestra que el apoyo a los precious de mercado en Mexico fue negative en el period entire 1998 y 2001. Ademas, sugiere
que estos datos corroboran que los agricultores mexicanos estan bajando sus precious a niveles por debajo de sus costs de producci6n a fin de
poder competir con las importaciones.











ofrece una vision alterna y sugiere que ni la eliminaci6n de los
subsidies ni la reducci6n de los aranceles aduanales ayudaran
a los pequehos productores de Mexico, debido a su vinculaci6n
con los mercados internacionales.Argumenta que aunque los
subsidies se redujeran y se mejorara el acceso a los mercados,
los productores mexicanos de maiz ganarian muy poco por
competir con importaciones de bajo precio. Su teoria se apoya
en un studio del IFPRI que modela los efectos que sobre los
precious tendria la eliminaci6n de los subsidies en los paises
desarrollados, incluidos los aplicados a las exportaciones, y que
proyecta un incremento de solamente el 2.9% en los precious
del maiz para el 2020 (IFPRI 2003). En cambio,Wise (2004)
propone que las reforms a las political deberian tener por
objeto reducir (1) el "dumping" de exportaciones (y los subsidies
que contribuyen al mismo); (2) la sobreproducci6n mundial de
cultivos clave; y (3) la influencia que sobre los mercados tienen
los conglomerados agro-industriales. Esta propuesta difiere de
otras porque reconoce que una mayor liberaci6n del comercio
contribuiria a una deflaci6n del precio de los products basicos.
Ademas sugiere que, en vez de aumentar el poder del mercado
libre, podria resultar necesario restaurar, en cierto grado, la
intervenci6n del estado como regulador de la economic, junto
con un mayor nivel de protecci6n en el comercio international.


Temas de bioseguridad
Ademas de los cambios en la political agropecuaria de los
Estados Unidos, cambios en la political de bioseguridad de
Mexico podrian afectar el future del TLCAN en este pais. Los
reglamentos fitosanitarios son un mecanismo de importancia
que se emplea para limitar el comercio entire paises. Estados
Unidos actualmente no permit la importaci6n de ciertos
products agropecuarios desde Mexico debido a la posibilidad
de transmisi6n de enfermedades. Aunque en el pasado los
reglamentos fitosanitarios han obstruido la exportaci6n de
products provenientes de los paises en desarrollo, en el
future esta situaci6n podria revertirse. Existe una preocupaci6n
creciente en muchos sectors del pueblo mexicano, ocasionada
por los problems que podrian surgir a raiz de la importaci6n
de maiz modificado geneticamente a Mexico, que es centro de
origen y de diversidad genetica de este cultivo. Especificamente
hay preocupaci6n porque se desconocen los impacts ecol6gicos
que los genes de maiz geneticamente modificado podrian tener
si se introduced en variedades criollas de maiz o en el teocinte,
su pariente silvestre, ya sea por polinizaci6n libre o por acci6n
de los productores, que muchas veces estimulan el flujo genetico
(Bellon y Berthaud 2004). El establecimiento de una ley mexicana
que exija que se separe y se analice el maiz importado para
detectar la presencia y contenido de elements transgenicos
seguramente tendria un gran efecto sobre el costo final de las
importaciones de maiz provenientes de Estados Unidos. Por otra
parte, si el pago del costo de etiquetar los products elaborados
con maiz transgenico se transfiere a las industries que usan maiz
importado, como los molinos y las productoras de tortilla, es
probable que estos costs sean transferidos al consumidor final
por medio de un precio mas alto de la tortilla. Estas cuestiones
afectaran finalmente los volOmenes de maiz importado, el
precio international del maiz y la conveniencia de producer maiz
internamente para la industrial mexicana.












Tercera parte. Producci6n de trigo


en el Valle del Yaqui



El trigo es un cul
important en el :
Mexico y, aunque
el comercio con 1
Unidos ha sido li
Aunque el impact del TLCAN en la
cambios experim
producci6n de trigo en Mexico no ha sido ca s
ese intercambio ir
tan intense como en el caso del maiz, si ha
contribuido -junto con factors como el problems que en
clima y las reforms a las political internas- en la producci6n
a modificar la estructura de producci6n y los de granos bdsicos
canales de comercializaci6n del trigo. En gran
media, las barreras fitosanitarias, los altos costs de producci6n
y la competencia con los otros miembros del TLCAN han hecho
que M6xico busque otros mercados, aparte de Estados Unidos,
para exportar su trigo. Por otra parte, la sequia y la atracci6n
de nuevas oportunidades de producci6n para la exportaci6n
han impactado negativamente sobre la superficie sembrada
con trigo y, en raz6n de ello, algunos agricultores han intentado
la diversificaci6n de cultivos. Sin embargo, los productores se
muestran renuentes a reemplazar el trigo por cultivos de mas
valor, como son las frutas y las hortalizas, debido a sus altos
costs de producci6n, a la incertidumbre climatica y a los riesgos
inherentes al comercio international.

El Valle del Yaqui en el Estado de Sonora, Mexico, es un
important centro de producci6n de trigo en dicho pais (ver
mapa), raz6n por la cual fue seleccionado para el studio de
caso que se describe en este capitulo. En otros estados, como


Ssu papel en
,s Estados
mitado, los
entados en
lustran los
frenta Mexico
competitive
S.


Sinaloa y Baja California,
las condiciones ambientales, *Hermosillo
los recursos disponibles y los
anteriores esquemas de inversion
en sistemas de producci6n e Guayma Cd. Obreg
infraestructura han permitido a los \
productores beneficiarse mas con las *Novoio
ventajas comparativas que, segin el Valle del Yaqui,
TLCAN, tiene Mexico en el comercio estado de Sonora
de products agricolas con Estados
Unidos.14 Sin embargo, el Valle del Yaqui es un studio de caso
interesante, no solo por su papel hist6rico como lugar de origen
de la Segunda Reforma Agraria y cuna de la Revoluci6n Verde,
sino tambien porque posee muchos atributos, como los sistemas
intensivos de producci6n, el riego"5 y la proximidad a Estados
Unidos, que pueden hacerlo muy competitive en el comercio
international.


13 Aparte de las fuentes citadas en forma direct, este capitulo se redact6 con informaci6n de varias otras fuentes. En 1994 el CIMMYT, en
colaboraci6n con INIFAP y el Centro de Ciencias y Politicas del Medio Ambiente de la Universidad de Stanford, public un studio sobre el
impact de las reforms de las political econ6micas en los agricultores del Valle del Yaqui entire 1990 y 1996/97. Este studio provey6 informaci6n
basica de importancia para mis observaciones directs. En forma similar, el studio publicado por Ana de Ita Rubio sobre los impacts del TLCAN
en la producci6n de granos basicos en Sinaloa (2003) constitute un punto important de referencia sobre la experiencia en otros estados de
Mexico con un alto porcentaje de producci6n commercial. Muchas de las perspectives y apreciaciones personales se obtuvieron en entrevistas con
investigadores, trabajadores sindicalizados y agricultores realizadas con la colaboraci6n de Dagoberto Flores entire el 28 de marzo y el 3 de abril
de 2004 en Ciudad Obreg6n y en el Valle del Yaqui.Algunas de las observaciones mas perspicaces y ttiles, ademas de datos de producci6n fueron
proporcionados por Dagoberto, quien ha recorrido exhaustivamente el Valle del Yaqui durante los ultimos 30 ahos como investigator del CIMMYT
y de la Universidad de Stanford. Por su parte, el investigator del CIMMYT PedroAquino aport6 datos sobre comercio international y sobre la
organizaci6n de la producci6n en Sonora.
14 Se deberia calificar este comentario hacienda notar que a algunos estados mexicanos les ha ido relativamente bien con el TLCAN, pero s6lo los
productores de cierto nivel econ6mico, generalmente con acceso a grandes extensions de terreno y a los recursos necesarios, fueron capaces de
aprovechar las oportunidades surgidas a partir del tratado. Los productores de pequeia escala, por otra parte, encontraron mas rentable arrendar
sus parcelas que seguir produciendo. Para una excelente discusi6n sobre este tema en Sinaloa, consultar a de Ita Rubio (2003).
15 Esto hace que el Valle del Yaqui sea muy susceptible a cambios climaticos, ambientales e hidrol6gicos, tal como se comentara mas adelante.











Los cambios ocurridos en el Valle del Yaqui desde la iniciaci6n
del TLCAN dan una idea del potential del sector agropecuario
de Mexico, y tambien de los principles obstkculos que
deben superar los agricultores para producer granos basicos
y diversificar sus cultivos. La posibilidad de diversificar
su producci6n con el cultivo de frutas y hortalizas para la
exportaci6n esta fuera del alcance de muchos productores del
Valle del Yaqui. Gran parte de los que en la actualidad produce
frutas y hortalizas para exportaci6n han podido reconvertir su
producci6n porque aprovecharon el apoyo ticnico y financiero
brindado por socios extranjeros.

Revision del impact del TLCAN en
la producci6n de trigo
El impact del TLCAN en el comercio de trigo en Mexico ha sido
bastante limitado dado el relativamente bajo volume producido
de ese cereal y las dificultades para exportarlo. Desde la puesta
en march del TLCAN, la producci6n de trigo en Mexico ha
disminuido y las exportaciones han aumentado. De acuerdo
con Dorantes et al. (2001), la reducci6n de las producci6n
triguera de Mexico se debe primordialmente a la escasez de
agua, la menor rentabilidad del cultivo y la susceptibilidad del
trigo harinero a enfermedades. Debido a los brotes de carbon
parcial en la decada de los 90, gran parte de la producci6n
de trigo en Mexico se cambi6 al trigo duro. Los rendimientos
de trigo harinero en Mexico son mayores que en Canada y
Estados Unidos, pero el alto costo del riego y la necesidad de
otorgar subsidies anualmente a los productores, hacen que el
trigo mexicano sea poco competitive internamente frente a
las importaciones provenientes de Canada y Estados Unidos.
Ademas, la gran distancia entire los centros de producci6n y de
consume en Mexico, eleva los costs de transport y le quita
algo de la ventaja que podria tener la industrial procesadora
de alimentos al utilizar la producci6n national (Dorantes et al.
2001).Aunque la producci6n de trigo harinero en Mexico ha
caido, la sobrevaluaci6n del peso y la demand creciente de
products de trigo han estimulado la importaci6n de este tipo
de trigo, haciendo que el pais depend cada vez mas de Estados
Unidos para su provision.

En cuanto al trigo duro, aunque Mexico no se encuentra entire
los grandes productores mundiales, el volume de su producci6n
ha crecido de manera significativa a partir de la decada de los
90. Para resolver uno de los problems mas graves que enfrenta
el pais, ha sido necesario ubicar mercados done se pueda
colocar el excedente de producci6n. Estados Unidos acostumbra

16 Ver el ejemplo de la colaboraci6n de AOASS con Cargill, que sera
descrita con mayor detalle mas adelante.


importar trigo duro a bajo costo desde Canada, asi que Mexico
export este tipo de trigo a Peri,Argelia y, desde hace poco, a
Italia. Estas ventas son facilitadas cada vez mas por compahias
multinacionales de comercializaci6n de granos, incluyendo a
Cargill, cuya casa matriz se encuentra en Estados Unidos y cuya
participaci6n en el almacenaje y comercializaci6n de granos
mexicanos es cada vez mayor.16

Aunque el future de la producci6n de trigo en Mexico es incierto
debido a la escasez de agua que se ha presentado recientemente,
los productores siguen apegados a este cultivo porque su
mercado es much mas stable que los de frutas y hortalizas
(Flores, comunicaci6n personal). Pero, pese a lo expresado, la
escasez de agua esta forzando a los agricultores a adoptar otros
products y metodos de producci6n.

Descripci6n general del
Valle del Yaqui
El Valle del Yaqui de alguna manera represent un microcosmo
de las circunstancias que han moldeado la producci6n agricola
de Mexico en los 01timos diez ahos. Para poner en su debido
context los cambios econ6micos que han ocurrido a partir de la
decada de los 90, es necesario entender claramente la historic
del Valle del Yaqui.

En el Valle del Yaqui existen dos sectors importantes de
productores, los ejidatarios y los comerciales o privados. Los
ejidos fueron establecidos por las Reformas Agrarias de 1937
y 1976 y, como resultado, la superficie del Valle del Yaqui se
encuentra dividida en ejidos (55%), propiedad privada (41%) y
colonies (4%) (Naylor et al. 2001). Los ejidatarios tienen parcelas
mas pequehas que los productores comerciales, y en algunos
lugares promedian 5 hectkreas.Aunque el gobierno ha dado
un fuerte apoyo a los ejidos, su funci6n y eficiencia se ha visto
reducidas por la pequehez de las parcelas, la falta de recursos
y por problems diversos asociados con la corrupci6n. Estos
factors, unidos a los cambios en el derecho de propiedad que se
described mas adelante, han Ilevado a la decadencia y eventual
disgregaci6n de muchos ejidos. Esto, a su vez, ha producido una
concentraci6n de la superficie de las explotaciones, a media
que los ejidatarios arriendan sus parcelas en busca de mayor
seguridad en sus ingresos (de Ita Rubio 2003; Gonzalez 1996).

Tal como se explic6 antes, las reforms al sistema alimentario
de Mexico aplicadas a fines de la decada de los 80 y principios
de los 90 incluy6 una disminuci6n del papel del estado en
la agriculture por medio de una reducci6n del tamaho de
CONASUPO y su eventual cierre, la privatizaci6n de FERTIMEX
(fabricante de fertilizantes) y la eliminaci6n de los subsidies al











credito a travys de BANRURAL. Junto con estas medidas, en
1992 la operaci6n de los Distritos de Riego se descentraliz6 y
entr6 en vigor el Articulo 27 reformado de la Constituci6n, que
permit a los ejidatarios arrendar o vender sus parcelas. Estas
reforms se implementaron antes del TLCAN, pero sus efectos
estan vinculados a los del TLCAN en el sentido de que dichas
reforms cambiaron totalmente la estructura y los costs de la
producci6n agropecuaria al mismo tiempo que el sector tuvo que
empezar a competir en los mercados internacionales. De acuerdo
con Gonzalez (1996), la liberaci6n econ6mica dej6 a ciertos
estados, como Sonora, much mas expuestos a los efectos de
los cambios econ6micos externos. Los productores del Valle del
Yaqui, en especial, de pronto se encontraron en una situaci6n
mas vulnerable frente a las fluctuaciones de las political
macroecon6micas y a la volatilidad de los mercados mundiales
(Naylor et al. 2001).

Una de las diferencias principles para los agricultores a partir
de la puesta en march del TLCAN fueron los cambios en las
fuentes de suministro y los precious de los insumos. En el Valle del
Yaqui, los fertilizantes, antes subsidiados a traves de FERTIMEX,
de repente se podian obtener solo por medio de los proveedores
privados. Naylor et al. (2001) sehalan que con la eliminaci6n
de los subsidies, el precio real de la urea casi se duplic6 entire
1988 y 1996, y que la relaci6n de precious trigo:urea se deterior6
casi en un 30% en dicho period. Este cambio en los precious
relatives se vio agravado por el colapso del peso, que hizo que
se incrementara el precio de los insumos importados necesarios
para la producci6n agropecuaria. Aunque estos cambios no
tuvieron un efecto inmediato, en forma gradual hicieron que los
agricultores cambiaran sus prkcticas. En una encuesta realizada
en 1997 y 1998, Naylor et al. (2001) encontraron que los
productores estaban usando menos fertilizante en respuesta a
una baja en el precio del grano.

En la actualidad, la producci6n de granos depend casi
totalmente de insumos provistos por industries internacionales
(L6pez 2000). Muchos de los fertilizantes que se usan ahora
en el Valle del Yaqui son suministrados por proveedores de
agroquimicos de Estados Unidos por conduct de cooperatives o
negocios especializados y su precio ha subido significadamente
(Figura 9). De acuerdo con Jorge Castro, president, al moment
de escribir este informed, del Patronato para la Investigaci6n y
Experimentaci6n Agricola del Estado de Sonora (PIEAES), esta
alza de precious ha afectado todos los insumos, no s6lo los
fertilizantes, es decir, las semillas, el agua de riego, la maquinaria
y el combustible. Los altos costs de producci6n, especialmente
en el caso de las frutas y hortalizas, que requieren agroquimicos
costosos, pueden inhibir la reconversi6n productive de muchos
productores que a lo mejor estarian dispuestos a experimentar
con la diversificaci6n de sus cultivos.


La escasez de credito es otra restricci6n en el Valle del Yaqui;
segin Naylor et al. (2001), en la temporada 1994/95, las tasas
de interns subieron 30% en terminos reales, lo que caus6
que muchos productores cesaran sus pagos. Esto, a su vez,
limit en forma drastica su capacidad de obtener financiaci6n
en las temporadas siguientes. En 1994/95 fueron creadas
nuevas lines de credito basadas en d6lares, a traves de
una dependencia gubernamental denominada Fideicomisos
Instituidos en Relaci6n con la Agricultura (FIRA), pero s6lo para
los grandes productores, ya que los pequehos agricultores y
los ejidatarios en general no tuvieron acceso a este tipo de
instruments financieros (Naylor et al. 2001). En ahos recientes,
los productores comerciales han tenido acceso al credito gracias
a su afiliaci6n a las unions de credito, de las cuales hay cerca
de 14 autorizadas en el Valle del Yaqui. Sin embargo, hasta el
dia de hoy, los pequehos productores y los ejidatarios deben
luchar para obtener financiaci6n adecuada para producer
(de Ita Rubio 2003; Flores, comunicaci6n personal). Fue asi
que la aparici6n de nuevas instituciones de credito y de
comercializaci6n determine cuales agricultores pudieron seguir
produciendo en el Valle del Yaqui y, tambien, estimul6 el process
de consolidaci6n de las explotaciones.

Enfrentados a una dura realidad de credito escaso, costs de
producci6n altos, falta de agua, precious bajos de los products
y falta de maquinaria, muchos ejidatarios dudan que puedan
seguir produciendo. Varios ejidos del Valle del Yaqui se estan
desintegrando en forma gradual, ya sea por el arrendamiento
de la tierra (hasta por periods de 30 ahos) o por la venta de
las parcelas, process que fueron estimulados por la reform del
Articulo 27 Constitucional a partir de 1992. En los ejidos que
aun quedan, muchos ejidatarios han abandonado la producci6n


1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002


Figura 9. Fluctuacion del precio de la urea, Valle del Yaqui,
Sonora, Mexico, 1992-2002 preciouss constantes, 2002=100).
Fuente: Fertilizantes Tepeyac, Fertinal, Uni6n Cajeme.












colectiva y operan mas o menos independientemente. De
acuerdo con un sondeo sobre el mercado de arrendamiento
efectuado en 1998/99 y citado por Naylor et al. (2001), el
70% de los ejidatarios entrevistados habia arrendado sus
propiedades, y 96% de estos contratos habian sido pactados
con productores comerciales. Debido a esta circunstancia, el
tamaho de las unidades de producci6n commercial en el Valle
del Yaqui se increments; en consecuencia, ahora existen en
Sonora, al igual que en otros estados del norte de Mexico,
neo-latifundistas, es decir, propietarios de grandes explotaciones
que muchas veces no resident en las mismas. Cabe sehalar que
en diversos periods de la historic de Mexico, han surgido
latifundistas que han concentrado la propiedad rural.17 En
1990 la unidad de producci6n tipica en el Valle constaba de 25
hectareas, aproximadamente, en el sector commercial y de 10
hectareas en los ejidos (Puente-Gonzalez, citado por Naylor et
al. 2001). Pedro Brajcich, gerente general de PIEAES, estima que
el 60-70% de los terratenientes poseen entire 5 y 50 hectareas,
mientras que el 30-40% posee propiedades entire 50 y 1,000
hectareas (Brajcich, comunicaci6n personal). Esas propiedades
son grandes cuando se las compare con las de otras regions
de Mexico, pero pequehas si se las compare con las de Estados
Unidos, cuyos productores de trigo tienen una ventaja de 3.5:1
rendimientolsuperficie respect de sus hom6logos mexicanos. En
este aspect, comenta Brajcich, "somos muy ineficientes".

Cambios ocurridos desde la
implementaci6n del TLCAN
Antes de la existencia del TLCAN, la rentabilidad de las
explotaciones agropecuarias en el Valle del Yaqui dependia en
gran media de las political gubernamentales en apoyo a la
producci6n de granos. De acuerdo con Naylor et al. (2001), la
distorsi6n mayor era resultado de la protecci6n al comercio y
comercializaci6n dados al trigo harinero y al maiz de invierno.
Sin embargo, para 1996 el trigo duro habia reemplazado al
trigo harinero y el monto de los apoyos se habia reducido
tremendamente. A media que los productores eran expuestos
al mercado international, padecian cada vez mas los efectos de
las fluctuaciones de precio. Desde 1992 en adelante, durante
la decada de los 90, los precious internacionales de una series
de products basicos mostraron fluctuaciones de importancia.
Entre 1991 y 1996, los precious de trigo, maiz, soya y algod6n
subieron 37, 55, 11 y 5%, respectivamente, y, durante el period
1996-1999, cayeron 37, 46, 27 y 34%, respectivamente (Naylor
et al. 2001). Ademas de la volatilidad del mercado, la aparici6n
de la mosca blanca en el Valle del Yaqui hizo que se abandonara


17 Si quiere conocer detalles de este process en Sinaloa, consulate de
Ita (2003).


el cultivo de la soya, que habia sido un complement ideal
y rentable para el trigo en el ciclo primavera/verano. No se
encontr6 un cultivo que reemplazara a la soya, y en gran parte
del Valle del Yaqui los productores comenzaron a sembrar un
solo cultivo por aho, tendencia que se reforz6 con la escasez de
agua para riego. La combinaci6n perverse de mayores costs de
producci6n, menos cultivos por aho y precious mas bajos de los
products erosion la rentabilidad de la actividad agricola.

Si bien es cierto que los cambios en la political econ6mica
national e international han afectado la producci6n
agropecuaria del Valle del Yaqui, en la actualidad el factor
que mas influye en la toma de decisions por parte de los
agricultores de Sonora es el clima. El Valle del Yaqui se
encuentra sumido en una sequia que dura 10 ahos. En 2004,
por primera vez en la historic, no se autoriz6 el uso del agua
almacenada en la presa Alvaro Obreg6n con fines agricolas.
Como resultado de esta media, s6lo aquellos productores con
recursos suficientes para pagar agua extraida de 200 pozos
pOblicos y privados pudieron sembrar sus cultivos. La escasez
de agua ha producido cambios de importancia en la superficie
dedicada a cada cultivo. Muchos agricultores que no tienen
acceso a fuentes de agua a un precio razonable han optado
por sembrar cartamo de temporal, muchas veces asumiendo
un alto riesgo financiero (Flores, comunicaci6n personal). La
superficie cultivada con cartamo se increment6 por seis en el
ciclo 2003/04, y alcanz6 un total de 61,137 hectareas, gran part
de las cuales son de temporal (SAGARPA 2004; Cuadro 2). Cierta
cantidad del cartamo producido es adquirida por una fMbrica de
aceite local, pero una buena parte del excedente no es de fMcil
comercializaci6n.

La sequia ha impactado otros aspects de la producci6n en el
Valle del Yaqui, en especial, la velocidad de la reconversi6n de
cultivos.Aunque algunos agricultores han comenzado a ubicar
cultivos mas eficientes en el uso del agua, asi como nuevas
tecnologias de producci6n, las condiciones riesgosas han hecho
que los productores se vuelvan mas cautos y algunos de ellos
que en otras circunstancias se hubieran aventurado a intentar
la producci6n de frutas y hortalizas, no se han animado. Pese
a que el Distrito de Riego planea perforar 200 nuevos pozos,


Cuadro 2. Superficie sembrada (ha) con diversos cultivos,
Valle del Yaqui, Sonora, Mexico, 2002/04.
Sii rg SO ran Ma* Frjo HortS


2002-2003 159,703
2003-2004 8,334


9,895 24,117
61,137 16,617


8,996
7,861


Fuente: SAGARPA, Comisi6n Nacional del Agua, Distrito de Riego 041.











la recuperaci6n del volume de agua embalsada en las press
Alvaro Obreg6n,Angostura y Plutarco Elias Calles es lo que va a
determinar que y cuanto se podra cultivar en el Valle del Yaqui
en el future (Leonardo, comunicaci6n personal).

Programs de apoyo
A partir del TLCAN, el Valle del Yaqui, una de las zonas agricolas
mas productivas de Mexico, fue un punto principal de los
programs de apoyo gubernamental. El PROCAMPO, un de
los programs de apoyo a la agriculture mas importantes en
terminos financieros, se distribuye en funci6n de la superficie
sembrada con ciertos cultivos basicos. Debido a que la superficie
promedio de las explotaciones en los estados del norte es
mayor que en el resto del pais y que, ademas, esta dedicada en
gran media a la agriculture commercial, los productores de esa
region reciben una proporci6n alta de los recursos distribuidos a
travys de este program. De acuerdo con la SAGARPA (2004), la
mitad de los 2 mil millones de pesos (USD 190 millones aprox.)
repartidos por el PROCAMPO en el ciclo otoholinvierno 2003/04,
se destinaron a los estados de Sinaloa yTamaulipas. Pese a estas
cifras, un anAlisis del PROCAMPO efectuado en el period 1994-
97 (Sadoulet et al. 2001) revela que las transferencias directs
no alcanzaron a compensar el deterioro sufrido en los ingresos
en el Pacifico Norte, en parte debido a que la agriculture de esa
region es mas tecnificada y diversificada que en el resto del pais.

Aunque no hay restricciones formales al uso de los fondos
otorgados a travys del PROCAMPO, estos son entregados
manifiestamente para la producci6n agricola. En un sondeo
realizado por SAGARPA (2002) con 43,973 agricultores, se vio
que el uso primario de estos fondos era para la preparaci6n del
suelo y la compra de semillas y fertilizantes, pero en segundo
lugar aparecia la compra de alimentos, ropa, medicamentos
y transport. Estos l0timos destinos de los fondos son mas
comunes en el sector ejidal. En el Valle del Yaqui, los apoyos
provenientes del PROCAMPO representan un parte important
del ingreso familiar basico. De acuerdo con la SAGARPA
(2002), para 24% de los agricultores estos fondos representan
aproximadamente el 50% del ingreso annual. Felix Gonzalez,
responsible de la implementaci6n del PROCAMPO en el Valle
del Yaqui, expresa una opinion generalizada cuando dice que
el gobierno tendra que concebir un program o sistema que
reemplace al PROCAMPO cuando expire su vigencia.Alega que
es sumamente necesario para que los productores mexicanos
tengan capacidad de competir con sus hom6logos en paises
que aplican fuertes subsidies a la producci6n. Sin embargo,
muchos productores en el Valle del Yaqui comentan que las
transferencias de ingresos no son suficientes para mantener
la economic local. Basado en un studio sobre el cambio


regional en Sonora, Gonzalez (1996) sostiene que "... se vuelve
absolutamente necesario crear una base productive capaz
de general un nOmero suficiente de puestos de trabajo bien
remunerados y tambien un process de crecimiento econ6mico
autosostenido".

Ademas del PROCAMPO, otros programs de apoyo han
cobrado importancia luego de la aparici6n del TLCAN. Los
agricultores que se vieron obligados a dejar sus tierras en
descanso (barbecho) por la falta de agua para regar reciben
una compensaci6n gracias a un acuerdo entire SAGARPA,
FIRCO (Fideicomiso de Riesgo Compartido) y asociaciones de
productores. De acuerdo con lo previsto en este convenio, se
les abona 905 pesos por cada hectkrea que no pueden sembrar.
Aquellos que arrendaron superficies que no pudieron sembrarse
debido a la falta de agua, recibieron dicha compensaci6n con
la condici6n de que no les cobrarian a sus arrendatarios el
aho siguiente. Ademas de estos apoyos, los productores tienen
derecho a recibir fondos de un program de emergencia que les
permit rastrear el suelo en descanso dos veces para mantenerlo
libre de malezas. Estos programs tienen sus inconvenientes;
segin Felix Gonzalez, a fines de marzo de 2004, el 25% de los
productores no habian recibido los apoyos debidos a la sequia
del ciclo otoho-invierno. Aun mas, de acuerdo con un sondeo
reciente, 60% de los productores comerciales habian recibido
el apoyo correspondiente a la primera rastreada, pero no iban
a recibir el de la segunda por falta de fondos gubernamentales
(Flores, comunicaci6n personal).

La organizaci6n de productores
como herramienta
Los productores mexicanos han enfrentado 6pocas dificiles a
causa de los incrementos en sus costs de producci6n, la caida
de precious y la competencia international. Aunque el gobierno
los ha animado a aprovechar las oportunidades brindadas por el
TLCAN, la implementaci6n de reforms econ6micas internal ha
dejado a muchos agricultores sin la protecci6n de los programs
de apoyo, sin iniciativas para desarrollar nuevas capacidades,
ni oportunidades de inversion. Los productores con grandes
extensions de tierra, recursos propios y conexiones political
han podido aprovechar las nuevas oportunidades comerciales,
pero los productores medianos y pequehos han tenido que
buscar otras fuentes de recursos. Muchos productores hallaron
respuesta a su mayor vulnerabilidad por medio de su asociaci6n
con otros. Organizarse y trabajar de manera cooperative ha
resultado ser una herramienta important para conseguir
insumos, servicios ticnicos y apoyos a la comercializaci6n.
Las unions gremiales y asociaciones de productores han













proporcionado apoyos esenciales a sus miembros, quienes
han podido sobrellevar su mayor vulnerabilidad por causa
del mercado international y hacer frente a la rentabilidad
disminuida de la actividad agropecuaria.

Las asociaciones de productores proliferan en el Valle del
Yaqui (Cuadro 3), aunque se han hecho pocos esfuerzos por
clasificarlos y evaluar su importancia para el sector rural. Muchas
de ellas son organizaciones regionales, muchas son propiedad de
los productores y, la mayor parte, politicamente independientes.
Gran parte de ellas ya operaban antes del TLCAN, habiendose
iniciado en la decada de los 70 para ayudar a los productores
a negociar mejores precious con CONASUPO. La Asociaci6n de


Organismos de Productores del Sur de Sonora (AOASS), cuyas
oficinas centrales se localizan en Ciudad Obreg6n, es una de las
organizaciones mas importantes de este tipo, agrupando a siete
organizaciones de base que cuentan con unos 3,500 productores
asociados. Ciudad Obreg6n es tambien sede de 24 sociedades de
producci6n rural (SPR) y de la Uni6n de Ejidos Colectivos Yaqui-
Mayo (UECYM).Ademas de estas organizaciones de productores,
existen unions de credito que cumplen con funciones
institucionales importantes; quiza las de mayor envergadura en
esta region sean la Uni6n de Credito Agricola de Cajeme (UCAC),
con 408 asociados activos, y la Uni6n de Credito Agricola del
Yaqui (UCARYCSA), con 1,440 asociados.18


Cuadro 3. Organizaciones de productores en el Valle del Yaqui, Sonora, Mexico, 2003.
S de
S S. .zaci1n Sector S jernplo Su n Sa Se Sa .i .


Uni6n de credit Privado Union Cajeme




Asociaciones Privado Asociaci6n de
de productores Productores de
Hortalizas del
Yaqui y Mayo


Asociaciones
de productores



Sociedad de
producci6n
rural


Publico Coalici6n de Ejidos
Colectivos del Rio
Yaqui-Mayo


Publico La Cuchilla


Congress Ambos UNORCA



Alianzas Ambos COPRICOM
campesinas


Despachos Ambos Empresa Integradora
del Maiz Calidad
Veracruz S. de R.L.
de C.V.


-Ayuda en la
comercializaci6n
- Insumos a bajo costo
- Seguros
-Ayuda en la
comercializaci6n
- Apoyo tecnico


-Ayuda en la comercializaci6n
- Insumos a bajo precio
- Seguros


-Ayuda en la
comercializaci6n


- Influencia political



-Ayuda en comercializaci6n
- Insumos de bajo precio
- Apoyo tecnico
- Extensi6n agricola

- Provisi6n de insumos y
desarrollo de proyectos


-Aumento de eficiencia
econ6mica
- Politicamente
independiente
- Dan a los productores
fuerza en el mercado
- Manejo de products
agropecuarios
- Dan a los productores
fuerza en el mercado
- Manejo de
products agropecuarios
- Recibir apoyo director de
los programs


-Ayuda para ubicar mercados
- Dar fuerza political a
los productores
- Dar apoyo a los ejidatarios
para aumentar eficiencia
en la producci6n
-Apoyo a la organizaci6n de
productores y demostraci6n
de los beneficios de
estar organizados


- Mucha influencia sobre
los productores
- Falta de un sistema adecuado
de informaci6n de precious
- Falta de un sistema adecuado
de informaci6n de precious



- Corrupci6n
- Incapacidad de otorgar
creditos


- Falta de informaci6n sobre
tendencies del mercado


- Manejo del poder politico
- Corrupci6n


- Manejo del poder politico
- Corrupci6n


- Sin experiencia formal
- Manejo del poder politico
- Sin responsabilidad frente
a otras instituciones


18 Hace falta realizar una investigaci6n mas sistematica para comprender el papel de las asociaciones de productores en Sonora y el nivel de su
participaci6n efectiva, en terminos del porcentaje del comercio de grano en el estado que mueven y en su funci6n como proveedoras de insumos y
otros servicios. En especial, disponer de datos sobre el total de miembros de las organizaciones de productores y de su participaci6n en el mercado
seria de much utilidad para demostrar la importancia que tienen estas organizaciones en la economic agropecuaria del estado de Sonora.












Las Uniones de Credito tienen mas importancia en la actualidad
que el pasado, no solamente porque prestan servicios basicos
antes provistos por las organizaciones gubernamentales, sino
porque cumplen funciones de facilitadores para los programs
de apoyo gubernamentales y act0an como interfase entire los
productores y el mercado. Uno de los servicios basicos provistos
por las Uniones de Credito es la financiaci6n oportuna de
insumos y agroquimicos. Sin embargo, la totalidad de funciones
que desempehan estas organizaciones es much mas compleja,
pues van desde proveer a los productores con asistencia en
la comercializaci6n, servicios de extension e informaci6n de
precious, hasta el otorgamiento de creditos y la venta de p6lizas
de seguros. Los servicios de comercializaci6n, en particular,
son unas de las funciones mas importantes de las Uniones de
Credito, porque les permit a los productores obtener mejores
precious finales para sus granos al pagar menos comisiones.
Como resultado de la interacci6n con las Uniones de Credito, los
productores pueden producer y vender sus cosechas con mayor
eficiencia, una ventaja important en un entorno done los
precious de la producci6n estan disminuyendo.

Para satisfacer la necesidad de acceder a los conocimientos
cientificos y los resultados de la investigaci6n agropecuaria,
tanto las entidades gremiales como los clubes de productores
sirven como foros para que los agricultores intercambien
innovaciones tecnicas y adquieran conocimiento de cultivos
alternatives y de tecnologia de producci6n (ver ejemplo:
Diversificaci6n de cultivos: el camino future, p. 27). Jorge Castro
es miembro del "Club de los Productores Locos", un grupo de 20
productores innovadores que pertenecen a la Uni6n de Credito
UCAY. El grupo se reine para intercambiar ideas y experiencias
respect de experiments agricolas de vanguardia.Ademas de
ser un entusiasta promoter de este tipo de club de productores,
Jorge Castro ha realizado various proyectos innovadores. Uno
de 6stos, que fue profitico en el sentido que se anticip6 a su
tiempo, fue el de usar agua reciclada para regar, una prkctica
cada vez mas generalizada ahora en el Valle del Yaqui. En vista
de la escasez de agua, las asociaciones de productores han
alentado la bOsqueda de alternatives de producci6n. Hace poco,
miembros de UCARYCSA, UCAC, UCAINSA, PIEAES y la Uni6n
de Yaqui visitaron cooperatives de productores de citricos en
Espaha para explorer aspects de ese modelo de organizaci6n
empresarial y tecnicas de producci6n de citricos que pudieran
funcionar en el Valle del Yaqui.

Las asociaciones de productores han sido muy Otiles en el Valle
del Yaqui como puntos de acceso para muchos programs
gubernamentales instaurados luego de la vigencia del TLCAN.
De hecho, muchos programs requieren que las solicitudes


sean presentadas como propuestas efectuadas por grupos de
productores organizados, debido a que es mas sencillo obtener
garantias, resultados e impacts de grupos que de individuos.
ASERCA fue creada por la entonces Secretaria de Agricultura
y Recursos Hidraulicos del gobierno federal (actualmente
SAGARPA) en 1991 para promover la comercializaci6n
agropecuaria y administrar el PROCAMPO. Las asociaciones
de productores fueron muy importantes en la facilitaci6n de
cuatro programs gubernamentales claves en apoyo de (1) la
adquisici6n de seguros agricolas, (2) la agriculture por contrato,
(3) el almacenamiento y comercializaci6n colectivas de las
cosechas, y (4) el establecimiento de rastros bajo inspecci6n
federal.19 Muchos de esos programs estan disehados de tal
forma que s6lo grupos de productores o productores muy
grandes pueden utilizarlos. Por ejemplo, el program de seguros
agricolas ofrece p6lizas a productores de un minimo de 136
toneladas de grano (ASERCA 2003). Por consiguiente, los
pequehos productores, cuyos rendimientos promedio se sit0an
entire los 4 y 5 t/ha, tienen que unirse para poder cumplir con los
requerimientos minimos y poder aprovechar este program.

La organizaci6n de los productores a nivel international ha
permitido la interacci6n de los mismos con socios extranjeros
y el acceso a los mercados internacionales. Un ejemplo de
esto es lo sucedido con el trigo producido en Mexico. Despues
de la desaparici6n de CONASUPO y la eliminaci6n de los
precious de garantia en 1992, se dio un period de caos, con
una competencia feroz entire las distintas entidades que
comercializaban el trigo. Como habia pocos compradores de la
industrial de la molienda, estos pudieron negociar condiciones
sumamente ventajosas (Favela, comunicaci6n personal).
Nunca se habia exportado trigo desde Mexico antes de 1994;
sin embargo, con el advenimiento del TLCAN y una apertura
mayor de los mercados agricolas, los productores se enfocaron
en los mercados extranjeros. En 1994 varias asociaciones de
productores de Ciudad Obreg6n comenzaron a consolidar sus
esfuerzos de comercializaci6n mediante la creaci6n de la AOASS.

La AOASS enfoc6 su esfuerzo principal a obtener contratos
para los granos mexicanos, especialmente el trigo duro.
En 1998, la AOASS colabor6 por primera vez con Cargill,
una comercializadora multinational de granos con oficinas
centrales en Estados Unidos, en la formaci6n de una sociedad
comercializadora conocida como PROAOASS, en la que AOASS
es el socio mayoritario y propietario de los activos fisicos



19 Los nombres oficiales de estos programs son "coberturas
agricolas", agriculturea por contrato", pignoraci6n de cosechas" y
"apoyos a rastros tif".












bodegass, silos, etc.). Ambos socios comparten los riesgos
financieros, asi como informaci6n de mercados y mkrgenes. En
2002, este convenio hizo que PROAOSS comercializara 500,000
toneladas metricas de trigo duro producidos por los asociados
a AOASS (Cargill 2002), lo que trajo como consecuencia que los
productores mexicanos de este tipo de trigo irrumpieran en el
mercado international. Ben Smith, a cargo de las operaciones de
granos de Cargill en Mexico, manifesto que fue dificil convencer
a los agricultores para que trabajaran con una compahia
estadounidense grande que estaba queriendo montar un negocio
y que habia decidido que la clave para poder operar en Sonora
era a traves de la cooperative (Cargill 2002).

Este tipo de asociaciones fue uno de los beneficios que el
gobierno de Mexico esperaba resultaran del TLCAN. Aunque
son mas comunes en el sector industrial, la frecuencia de
estos acuerdos aument6 tambien en el sector agricola. Queda
por verse si estas asociaciones son equitativas y sostenibles,
especialmente si las condiciones de sequia en el Valle del
Yaqui persisten e impiden a las asociaciones de productores
cumplir con lo pactado en terminos de producci6n. Por otra
parte, se pueden encontrar ejemplos de que el poderio de
las multinacionales coloc6 a las asociaciones de productores
mexicanos en desventaja. De acuerdo con de Ita (2003), muchas
de las organizaciones de productores que tienen infraestructura
y experiencia de comercializaci6n suficientes, no pueden
acceder a los programs gubernamentales de subsidio para
almacenamiento de granos por falta de liquidez. Como resultado,
se convierten en herramientas de las multinacionales que
les pagan menos por el acopio y almacenamiento que lo que
obtendrian directamente del gobierno. AOn mas, la concentraci6n
del mercado les permit a los compradores presionar los precious
que perciben los productores hacia abajo, alejandolos mas
todavia de los costs reales de producci6n (de Ita 2003).

Las asociaciones de productores pueden otorgar peso en
el mercado a los agricultores, pero tambien pueden actuar
como instruments del poder politico. La mayor parte de las
asociaciones de productores comerciales del Valle del Yaqui
son politicamente independientes, pero tienen mas 6xito en
su gesti6n cuando disponen de buenas conexiones en los mas
altos niveles politicos. Por otra parte, algunas organizaciones
regionales grandes y pequehas, utilizan su fuerza entire los
productores para acumular poder politico, muchas veces
intercambiando servicios o permitiendo la participaci6n en
ciertos proyectos a cambio de votos. Hay evidencia concrete
de que las organizaciones mas importantes de productores
en Sonora han perdido algo de su poder en la l0tima decada.


Tambien hay evidencia de tension en las Uniones de Credito
importantes, lo que, de acuerdo con Gonzalez (1996), es un
signo de deterioro del modelo de producci6n de Sonora y de
una crisis agricola creciente fomentada por la liberaci6n de los
mercados2.

El sector pOblico tambien cuenta con organizaciones de
productores, pero los ejidatarios suelen encarar una lucha
much mas intense para obtener los servicios agropecuarios
basicos. En particular, los creditos contin0an siendo un problema
porque el cierre de BANRURAL dej6 a muchos agricultores
en cesaci6n de pagos21 y, por lo tanto, con imposibilidad
de obtener nueva financiaci6n bancaria. Los despachos son
individuos u organizaciones del sector privado que proven
servicios agropecuarios y ayudan a los ejidatarios a obtener
credito e insumos, y a solicitar fondos de los programs de
asistencia gubernamentales. Los individuos que administran
estas organizaciones gozan de bastante influencia y poder sobre
aquellos que usan sus servicios, lo que contribute al ambiente
de favoritismo y corrupci6n present en muchos ejidos. Los
ejidatarios que no pueden obtener los apoyos a la agriculture
ingresan cada vez mas en el mercado de arrendamiento de
tierras o buscan otros trabajos. Y, a media que abandonan las
organizaciones a traves de las cuales se supone tienen acceso a
los programs de asistencia gubernamentales, se distancian ain
mas de estos l0timos.

Diversificaci6n de cultivos: el
camino future
Uno de los principles objetivos del TLCAN en Mexico era
efectuar la transici6n de los productores mexicanos hacia
cultivos en los cuales tienen ventajas comparativas. Aunque
Mexico tradicionalmente no ha podido competir efectivamente
con Canada y Estados Unidos en la producci6n de granos,
la abundancia de mano de obra barata permitia pensar que
la producci6n de frutas y hortalizas para exportaci6n seria
una buena opci6n en el context del TLCAN. A este fin, el
gobierno ha invertido, a traves de la Alianza y de ASERCA, en
programs de apoyo a la reconversi6n productive en tierras
que antes producian granos basicos y de promoci6n de cultivos
estrategicos como citricos, aguacate, colza y nopal. En vista de
los mercados inestables y la crisis emergente en la disponibilidad
de agua para riego, los productores han comenzado a darse


20 Gonzalez cita confrontaciones violentas entire miembros de UCAY
en Ciudad Obreg6n, de acuerdo con informaci6n aparecida en La
Opinion del 30 de mayo de 1993, en El Imparcial del 29 de abril
de 1993 yen De Aca el 27 de mayo de 1993.
21 Comlinmente se conoce como carter vencida.












cuenta de los riesgos que implica defender s6lo de la
producci6n de granos basicos. &Por que, entonces, ha sido mas
lenta de lo esperado la transici6n hacia otros cultivos con mayor
ventaja comparative en el Valle del Yaqui?

Naylor et al. (2001) identificaron las respuestas de los
productores a las modificaciones de las political agropecuarias
internal, al TLCAN y a una series de crisis biol6gicas y financieras
que ocurrieron en Mexico a principios de los 90 en funci6n de
tres cambios fundamentals en los sistemas de producci6n
agropecuarios: el desarrollo del sector ganadero, la aparici6n de
la acuicultura y la producci6n de cultivos de alto valor como las
frutas y las hortalizas.

El crecimiento del sector ganadero entire 1991 y 1996 fue
estimulado en parte por el cambio de las political de subsidies,
de acuerdo con el TLCAN, que produjo una baja en el precio
de los granos basicos. De acuerdo con Naylor et al. (2001),
la importancia del trigo como alimento animal en la region
aument6 en ese period y, en cierto moment, cerca de la
mitad de la producci6n del grano en el Valle del Yaqui tuvo ese
destino. La caida reciente en la producci6n de trigo repercuti6
con fuerza en la actividad pecuaria. Muchos productores del
Valle del Yaqui siguen conservando algunos animals, debido
a que los ingresos netos de esa actividad son mayores que los
obtenidos por la venta de granos basicos. Sin embargo, la escala
de estas actividades es relativamente pequeha, y son muy pocos
los productores que participan (Flores, comunicaci6n personal).
Con la creciente escasez de agua, los productores a mayor
escala han optado por asegurar sus reserves de granos contra
carencias futuras.22

Con el cultivo de camar6n, la acuicultura hizo su aparici6n a
fines de los 90 y se popularize entire los ejidatarios que poseian
lo que consideraban eran tierras de escaso valor cerca del
Mar de Cortes. El cultivo de camar6n tuvo un fugaz period
de auge, a media que grupos privados se interesaron por
las ganancias y se introdujeron en la actividad. Poco tiempo
despues del pico de producci6n, hubo una caida en la actividad
gracias a un aumento de la competencia tanto national como
international, a problems sanitarios y a malas practicas de
manejo. Por coincidencia, Ocean Gardens, uno de los principles
comercializadores del camar6n de Sonora, estaba ubicado
en las Torres Gemelas de Nueva York, y el atentado del 11 de
septiembre de 2001 paraliz6 temporalmente la producci6n y



22 El precio del trigo aument6 espectacularmente en el ciclo 2003-2004
debido a que solamente se sembraron 8,334 ha, contra 159,703 ha
en el ciclo anterior.


la comercializaci6n. Hoy dia, la acuicultura esta retomando su
ritmo y es possible que en el future continue siendo una fuente
de ingresos de consideraci6n.

Una de las alternatives mas prometedoras bajo el TLCAN, tanto
para Sonora como para Mexico en su conjunto, es la expansion
de cultivos de alto valor, especialmente frutas y hortalizas.
La producci6n de estos cultivos en el Valle del Yaqui se vio
estimulada por la apertura econ6mica, la creciente urbanizaci6n
y el aumento del ingreso per capita que permiti6 invertir en
nuevas tecnologias de producci6n (Naylor et al. 2001). Sin
embargo, por distintas causes, la superficie de cultivo de estas
species no se expandi6 tan rapidamente como se esperaba
(Figuras 10 y 11).


2 000


1600(


1,200o


800

400 ..
1990 1992 1994 1996 1998 2000 2002
Figura 10. Superficie sembrada con frutales perennes,
Valle del Yaqui, Sonora, Mexico, 1990-2002.
Fuente: SAGARPA, Comisi6n Nacional del Agua, Distrito de Riego
041 (CNA).


16.000
C:I.c prirnav vera-viranc
13000


10,000

7,000 N


4,000
1990


1992 1994 1996 1998 2000 2002


Figura 11. Superficie sembrada con hortalizas, Valle
del Yaqui, Sonora, Mexico, 1990-2003.
Fuente: SAGARPA, Comisi6n Nacional del Agua, Distrito de Riego
041 (CNA).












Una causa fundamental de la participaci6n de Mexico en el
TLCAN fue la suposici6n de que, gracias a la abundante mano
de obra barata en el pais, este tendria ventajas comparativas
en la producci6n de cultivos que necesitan gran cantidad de
mano de obra. Sin embargo, en el caso particular del Valle
del Yaqui la mano de obra disponible ha ido disminuyendo
en los ahos recientes, debido a la sequia y a la falta de
oportunidades de trabajo, que estimularon la emigraci6n a los
Estados Unidos. La escasez de mano de obra local ha obligado
a los empleadores a buscarla mas lejos, a veces trayendo
grupos de trabajadores desde pueblos en estados con grandes
poblaciones indigenas, como Guerrero y Oaxaca. La mayor
parte de estos trabajadores no tienen los medios para cruzar a
los Estados Unidos y estan dispuestos a aceptar jornales mas
bajos y condiciones de trabajo inferiores debido a las pocas
oportunidades de trabajo existentes en sus lugares de origen.
El valor de un journal en el Valle del Yaqui es de 70 pesos,
equivalent a aproximadamente 6.20 d6lares.23

Otro factor que ha obstaculizado la producci6n de frutas y
hortalizas es la carencia de conocimientos especializados sobre
el cultivo de estas species. Faltan conocimientos ticnicos
sobre enfermedades y plagas en el caso de ciertos cultivos,
especialmente aquellos no usuales en Mexico. Los proyectos
de producci6n de frutas y hortalizas, especialmente las que
se cultivan en invernaderos de alta tecnologia, requieren la
presencia de un bi6logo o de personal con conocimientos
especificos de las plagas y enfermedades que afectan a un
cultivo en particular.

El obstkculo mas important a la diversificaci6n o reconversi6n
a la producci6n de frutas y hortalizas es el nivel de inversion
requerido. Este tema preocupa cada vez mas a los productores,
a media que la sequia les obliga a replantear su estrategia
productive. Los productores del Valle del Yaqui se han sentido
atraidos recientemente por la posibilidad de producer frutas y
hortalizas en invernaderos o bajo sombra. Los invernaderos
o la sombra pueden reducir la temperature y, si se combinan
con sistemas de aspersi6n o de goteo, hacen un uso mas
eficiente del agua.24 Sin embargo, el freno mas important
para la construcci6n de invernaderos es su costo. Construir
invernaderos cuesta unos 100,000 pesos por hectkrea (algo
menos de 10,000 d6lares) (Cornejo, comunicaci6n personal).
Se suman a esta inversion los costs de la aplicaci6n de
agroquimicos, que es particularmente intense en el caso de la
producci6n no organica.


23 Informaci6n correspondiente a marzo de 2004.
24 El problema persiste para aquellos productores que no poseen pozos
ni viven cerca de ellos, ya que no pueden conseguir agua para riego.


Existen programs gubernamentales para ayudar a
los productores a encarar estas inversiones y cambios
tecnol6gicos, especialmente los de laAlianza para el Campo
y los que administra ASERCA (ver el ejemplo de los citricos
descrito mas adelante).

Sin embargo, la cantidad de recursos necesarios para la
construcci6n de invernaderos se encuentra mas allay de las
posibilidades de los productores pequehos y de muchos
medianos. El problema de la inversion inicial se acrecienta con
la inseguridad y volatilidad inherentes a los mercados de frutas
y hortalizas, que muchos productores del Valle del Yaqui han
experimentado en care propia. Por ejemplo, hubo un aumento
repentino en la producci6n de cebolla y mel6n que caus6 una
caida brusca de los precious, lo que oblig6 a los productores a
dejar que la cosecha se pudriera en el campo. Otro problema
comin es la falta total de un mercado para determinados
products. Por eso, el poder establecer contacts del otro lado
de la frontera es esencial, aunque dificil, especialmente cuando
la cosecha es abundante.

Una respuesta a la inseguridad de los mercados ha sido el
incremento de la agriculture por contrato. Esta modalidad
fue impulsada por empresas privadas, que no solamente
facilitan la agriculture por contrato, sino que aportan tambien
las tecnologias, infraestructura e inversiones de las que
carecen las asociaciones de productores. A partir del TLCAN,
las sociedades de producci6n rural en el Valle del Yaqui en
algunos casos han actuado como puntos de enlace para las
inversiones y asociaciones extranjeras y para la transferencia
de tecnologia. Un ejemplo excelente es La Ceiba de la
Cuchilla, una asociaci6n de ejidatarios que se asoci6 a una
compahia israeli para construir invernaderos para producer
jitomate. La compahia extranjera no s6lo provey6 material
de construcci6n, semilla, equipo de riego y tecnologia de
producci6n en invernaderos, sino tambien capacitaci6n y
contacts comerciales. Aunque La Ceiba en ocasiones tiene
dificultades para cumplir con las especificaciones estrictas de
calidad de sus compradores estadounidenses o para obtener
un precio equitativo para su producci6n, es uno de los pocos
grupos de ejidatarios que han logrado ingresar en el mercado
de exportaciones. La inseguridad de los mercados hace que
la agriculture por contrato sea sumamente atractiva para los
productores, pero pese a ello, la inversion extranjera en la
agriculture de Mexico permanece en niveles relativamente
bajos, y son pocos los socios extranjeros que tienen contratos
con productores mexicanos. Por otra parte, los productores
manifiestan que existen dificultades para trabajar con
socios extranjeros, como pueden ser estandares de calidad
excesivamente elevados.












La reconversi6n a citricos
Ademas de frutas y hortalizas anuales, los agricultores del Valle
del Yaqui estan experimentando con citricos como una opci6n
de producci6n. Los citricos son promovidos por laAlianza para
el Campo por medio de un program de apoyo director a los
productores para la reconversi6n de superficies dedicadas a la
producci6n de granos basicos y a la integraci6n de cadenas de
valor agregado. Una de las razones por las que Sonora es tan
prometedor para el cultivo de citricos es que en ese estado no
hay mosca de la fruta, uno de los problems fitosanitarios mas
difundidos en otras regions productivas. Los arboles citricos
requieren de 5 a 6 ahos para comenzar a producer y de una
inversion de aproximadamente 50,000 pesos (algo menos de
USD 5,000) por hectkrea (Peraza Rubalcava, comunicaci6n
personal). Muchos agricultores estan dispuestos a beneficiarse
de este program, que les permit pagar los intereses de
su inversion despues de cinco ahos, cuando los huertos se
encuentran en producci6n.Algunos ejidos estan participando de
este auge de los citricos antes que sus contrapartes comerciales.
De acuerdo con Luque Favela de AOASS, los ejidos en muchos
sentidos se encuentran mejor organizados para la diversificaci6n
de su producci6n. Muchos de ellos ya tienen invernaderos y
han comenzado a invertir en huertos citricos, mientras que los
productores comerciales privados apenas comienzan a explorer
las posibilidades.

Alejandra Peraza Rubalcava, director de COPRICOM, una
organizaci6n de ejidatarios, es partidaria entusiasta del cultivo
de citricos en el Valle del Yaqui. Cincuenta sociedades de
producci6n rural asociadas a COPRICOM participan en un
proyecto para cultivar 425 hectkreas de naranja, con el apoyo
ticnico de algunas universidades de Florida y California. La
siguiente fase del proyecto contempla el desarrollo de una
industrial procesadora de citricos, para que cuando caigan los
precious de la fruta fresca, la producci6n de los ejidos puede ser
derivada a la producci6n de jugo. De esta manera, COPRICOM
espera poder superar los casos de saturaci6n de mercados e
inestabilidad de precious.

Si bien la reconversi6n productive a citricos parece prometedora,
es possible que los productores de citricos mexicanos tengan
dificultades para exportar fruta a los Estados Unidos debido
a la fuerte industrial productora de citricos de Florida, cuyas
ventas ascienden a 1.6 miles de millones de d6lares al aho y
que emplea a 90,000 personas (San Martin y Brand 2003). Se
crearon disposiciones especiales en el TLCAN para los citricos,
segun las cuales los aranceles de importaci6n desapareceran
gradualmente en un period de 15 ahos y una clWusula gatillo


permit volver a imponer aranceles cuando haya una oscilaci6n
brusca de los volOmenes importados o los precious. En un caso
reciente, las exportaciones de citricos de Brasil a los Estados
Unidos se vieron sujetas a una ordenanza antidumping por parte
de un tribunal international de comercio y a la imposici6n de un
arancel especial que provee protecci6n y apoyo a los products
citricos procesados en los Estados Unidos (Trade Policy Monitor
2002). Este y otros casos similares sugieren que el comercio
international es libre, siempre y cuando no vulnere los intereses
de grupos poderosos.

Perspectivas personales del TLCAN
en el Valle del Yaqui
El Valle del Yaqui estaba en posici6n de recibir muchos de
los beneficios del libre comercio pero, tambien, algunos
de los impacts comerciales mas director y perjudiciales.
De manera general, al Valle del Yaqui le ha ido mejor en la
l0tima decada que a otras regions de Mexico.Aunque los
pequehos agricultores han sido perjudicados por las reforms,
especialmente en lo referido a costs de producci6n, los
medianos y grandes se han apoyado en recursos privados y en
las asociaciones de productores y han podido mantener sus
niveles de producci6n y experimentar con cultivos de alto valor.
La escasez de agua de riego, mas que los cambios impuestos por
la liberaci6n de los mercados, tiene un impact significativo en la
capacidad de los productores de ganarse la vida. Si la sequia se
prolonga, esto podria acelerar la reconversi6n a otros cultivos o
hacer que muchos productores abandonen la actividad agricola y
que se exacerben los ya muy altos indices de emigraci6n.

Aunque muchos productores del Valle del Yaqui tienen un
conocimiento superficial del TLCAN, adquirido en su mayor
parte de comentarios radiales y televisivos, aquellos que han
analizado sus efectos sobre sus fortunes personales, muchas
veces expresan que se sienten traicionados por el gobierno por
haber firmado un convenio que no fue pactado en condiciones
equitativas para todas las parties. Muchos piensan que Mexico
enfrenta no s6lo obstkculos relacionados con las desventajas
inherentes a la producci6n agropecuaria, sino tambien con
el alto nivel de subsidies que tienen los agricultores de los
Estados Unidos y las barreras impuestas por ese pais al libre
comercio. Ademas, los productores del Valle del Yaqui aducen
que el TLCAN ha tenido un impact negative en su capacidad de
comercializar la producci6n, tanto por los precious mas bajos que
perciben por sus products -que no reflejan ni su calidad ni su
costo de producci6n- como por los estandares de exportaci6n,
que suelen ser demasiado altos. Muchos productores han
perdido las esperanzas de poder alcanzar los niveles de sus











socios comerciales y, segin Luque Favela, consideran que el
gobierno s6lo los ayuda para que puedan sobrevivir de dia a dia,
pero no para que puedan aprovechar las nuevas oportunidades
comerciales brindadas por el TLCAN o para que alcancen un
nivel commercial competitive.

Como se ha expresado in extenso, la diversificaci6n de cultivos
y de fuentes de ingreso es una de las estrategias adoptadas
por los productores para hacer frente a las condiciones
econ6micas imperantes. La emigraci6n es otra opci6n que se
esta popularizando cada vez mas. Tanto los obreros manuales
como aquellos individuos con studios tecnicos estan buscando
trabajo mejor remunerado en el extranjero, muchas veces como
trabajadores no calificados.Ademas de las conexiones familiares
y laborales, el factor principal que determine si una persona
puede cruzar la frontera es el costo. En Nogales, el costo de
cruzar la frontera ilegalmente oscila entire 800 y 1,500 d6lares.

Las remesas que envian los emigrantes tienen cada vez mas
importancia para la economic de Mexico. De acuerdo con
lo informado por el Banco de Mexico, las remesas en 2004
excedieron los 16 mil millones de d6lares y crecieron a una
tasa del 24% annual (Banco de Mexico 2005). Por otra parte, los
emigrantes que regresan a Mexico con frecuencia traen ahorros
que invierten en la construcci6n de viviendas o en establecer
un negocio. Sin embargo, los beneficios de la emigraci6n
para la economic mexicana pueden implicar sacrificios y
descompensaciones para las families de los emigrantes, en
terminos de la integridad familiar la identidad cultural.

Resumen
Uno de los objetivos principles del TLCAN desde el punto de
vista del gobierno de Mexico fue modernizar su producci6n
agropecuaria, incrementando su eficiencia y reduciendo
el alto costo de sus subsidies. Aunque muchas de estas


transformaciones se dieron en el Valle del Yaqui, junto con estos
beneficios, la participaci6n en el TLCAN ha tenido consecuencias
de indole social que, aunque estaban previstas, no han sido
solucionadas por las political gubernamentales.

En el lado positive de lo acontecido despues de la puesta
en march del TLCAN, la diversificaci6n productive se esta
dando gradualmente en el Valle del Yaqui, especialmente
con la participaci6n de inversionistas privados. Aunque la
inversion extranjera direct en la agriculture no ha adquirido la
importancia vista en otros sectors de la economic, las empresas
extranjeras interesadas en la promoci6n de ticnicas modernas
de producci6n han desempehado y continuaran desempehando
un papel important. Los cambios actuales en la producci6n
agropecuaria del Valle del Yaqui son el resultado de factors
tanto ambientales como politicos. Segin Luque Favela, ha
sido necesaria la intensificaci6n de la sequia para impulsar la
reconversi6n productive y hacer que los productores tomen
conciencia de que es important contar con una producci6n
y fuentes de ingreso diversificadas para poder hacer frente a
condiciones climaticas y de mercado adversas.

El Valle del Yaqui tambien ha sufrido algunos de los aspects
mas negatives de la apertura a los mercados internacionales
en los ahos posteriores a la puesta en march del TLCAN,
especialmente en terminos de trastorno social entire los
productores de menores recursos tanto del sector privado
como del ejidal. El PROCAMPO y otros programs de apoyo a
los productores establecidos para atenuar las consecuencias
del TLCAN no han dado protecci6n suficiente a aquellos
productores que ya se hallaban en situaci6n economic precaria.
La experiencia del Valle del Yaqui con el TLCAN sugiere que
incluso en aquellas regions previamente consideradas como
favorecidas en terminos econ6micos y ambientales, a los
productores se les ha dificultado efectuar los cambios necesarios
para participar en el comercio international.












Cuarta parte. La producci6n de


maiz en Veracruz25


En muchasformas, lo acontecido
con el maiz desde la puesta
en march del TLCAN es mds


El cultivo del maiz se ha convertido en dramdtico que
causa comin para muchos agricultores el trigo, debido
mexicanos, tanto como simbolo de orgullo cultural del ma
national como de resistencia a los dictados
su papel como
de los mercados globales. El cultivo de alimentac6n h
maiz hoy se asocia mas intensamente a
la pobreza rural, ya que la mayor parte
de los pequehos productores se han empecinado en ganarse
la vida sembrando un cultivo en el cual no tienen "ventaja
comparative". Uno de los resultados del TLCAN que se ha
apartado mas de las expectativas es la persistent estabilidad
de la producci6n de maiz en Mexico, e incluso la expansion de la
superficie destinada a ese cultivo, pese a la avalanche de maiz
importado y a la consiguiente caida brusca del precio del mismo.
Un anAlisis de las respuestas de los productores en el Estado de
Veracruz sugiere que, mas que abandonar el cultivo de maiz o
reemplazarlo por otros, muchos productores se han esforzado en
encontrar formas de hacer rentable su producci6n. Ademas, los
productores han cambiado sus estrategias de supervivencia para
ajustarse a las nuevas condiciones econ6micas y aprovechar los
nichos de mercado ofrecidos por el TLCAN.

Veracruz cuenta con regions de producci6n commercial de
maiz y otras done casi toda la producci6n se destina al
autoconsumo o la venta en mercados locales. Debido a que
en Veracruz hay distintos tipos de agricultores, el examen de
los impacts del TLCAN en la producci6n de maiz en Veracruz


el
a
jiz
cul
un


impact sobre contribute a esclarecer las distintas
la importancia estrategias adoptadas para hacer frente
en Mexico y a a las reducciones del precio de este
tivo bdsico de product. Al contrario del Valle del Yaqui, en
Veracruz existen muy pocos studios que
zana.
documentan los cambios en la producci6n
agricola antes y despues del inicio del
TLCAN. Por lo tanto, gran parte del anAlisis que se ofrece aqui
depend de observaciones en campo y de lo transmitido por los
mismos agricultores.

Veracruz ha invertido en la diversificaci6n de la producci6n
para exportaci6n y en programs que facilitan la agriculture
por contrato, pero la mayor parte de los productores del
estado permanecen fuera del mercado de exportaci6n. MWs
que defender del apoyo gubernamental, estos productores
han desarrollado estrategias de cooperaci6n y de valor
agregado para sacarle mayores ganancias al grano de maiz. En
contrast, los pequehos productores de la region Totonaca estan
ingresando al mercado de exportaci6n con un subproducto de
maiz. Estos productores se dedican a satisfacer la demand
creciente de totomoxtle u hojas de maiz, estimulada en parte
por el crecimiento de las comunidades de emigrantes en
el extranjero. En un moment en que el precio del maiz ha
caido, la creciente demand de hojas de maiz ha contribuido a
incrementar la producci6n de 6ste e impulsar la conservaci6n de
variedades criollas.26


25 Ademas de las citas directs, este capitulo se escribi6 con informaci6n de varias fuentes. Gran parte de este trabajo se basa en entrevistas a
productores, empleados de instituciones de gobierno, funcionarios locales y extensionistas, realizadas entire Octubre de 2003 y Mayo de 2004
en distintas regions de Veracruz, especialmente en la region Totonaca al norte y en el municipio de Acayucan en el sur del estado. Ademas,
Dagoberto Flores y Alejandro Ramirez del CIMMYT y el ingeniero Alejandro Colorado de Coyutla, Veracruz, proporcionaron orientaci6n general,
datos regionales y observaciones pertinentes. Dagoberto Flores, en especial, hizo que me diera cuenta de la importancia de las hojas de maiz y
del crecimiento de la demand national e international de este subproducto. Finalmente, debo reconocer la observaci6n imparcial de los efectos
del TLCAN en las regions marginales contenidas en la tesis de maestria de Lisa Roberts (2003) que describe el impact del mismo en pequeios
productores del estado de Guerrero.
26 Prcticamente no hay datos basicos sobre el volume de la producci6n o de la dimension del mercado de hojas de maiz. Esto no disminuye su
importancia como fuente de sustento de los productores de la region Totonaca en Veracruz y de los estados de Puebla, Mexico, Tlaxcala y otros
mas. La falta de informaci6n puede deberse a que la hoja de maiz es un subproducto de importancia local y regional, que tiene un segment
relativamente pequeio del mercado international. Sin embargo, dada la emigraci6n rural y el crecimiento de la poblaci6n latina en Estados Unidos,
el mercado interno e international de hojas de maiz esta creciendo. Hace falta investigar la dimension del mercado de hojas de maiz, el nivel de
participaci6n de los productores y el impact econ6mico de su comercio.












Descripci6n general de Veracruz
Si bien Veracruz no es uno de los estados mas pobres de Mexico,
el gobierno federal lo consider marginal, con zonas de pobreza
extrema done la poblaci6n es principalmente indigena (ver
mapa). Veracruz es uno de 10 estados mexicanos que tienen
la mayor proporci6n de indigenas de las siguientes etnias:
totonacos, huastecos, tepehuas, otomies, popolucas, mixtecos,
zapotecos, mixes, nahuas, chinatecos, mazatecos y zoques. De
acuerdo con datos del l0timo censo (INEGI 1998), unas 734,300
personas -es decir, 10.9% de la poblaci6n del estado- hablan
idiomas nativos.

Aunque la caha de azicar y los citricos son cultivos comerciales
importantes en Veracruz, el cultivo de maiz es una de las
actividades agricolas mas difundidas, siendo Veracruz el sexto
productor national, done el maiz ocupa una superficie de


669,238 ha (SEDARPA 2003).Aproximadamente un 40% de
la producci6n es para autoconsumo y un 55% se vende a la
industrial harinera, a los molinos de nixtamal27 y a fabricantes
de tortillas estatales y nacionales; menos del 5% se export
(Cuadro 4; SEDARPA 2003). Cerca del 20% de la superficie
se siembra con hibridos, y las variedades criollas ocupan
una superficie mayor. Veracruz tiene algunos productores
comerciales de maiz, pero muy pocos produce en la escala
vista en el Norte de Mexico, done se encuentran los
productores comerciales mas competitivos.

La producci6n commercial se Ileva a cabo preferentemente
en el sur del estado, por parte de agricultores medianos. Las
zonas de producci6n commercial mas relevantes se encuentran
en Los Tuxtlas, Llanos de Sotavento,Acayucan y JAltipan. En
estas regions se siembran hibridos e hibridos acriollados
mediante un procedimiento en el cual los agricultores los
cruzan con variedades locales y seleccionan la semilla
resultante (Bellon y Risopoulos 2001). Los rendimientos
pueden alcanzar las 7 t/ha en las mejores zonas de
producci6n en Veracruz; sin embargo, en la mayor part
del estado promedian menos de 2 t/ha. Tradicionalmente el
maiz se siembra en dos temporadas, primavera y otoho, pero
la falta de Iluvias otohales, junto con la perdida de suelo
fartil debido a la quema de rastrojos ha resultado en una
disminuci6n de la siembra de otoho en ahos recientes. Los
productores que antes realizaban esta segunda siembra en
la actualidad usan ese period de seis meses de barbecho
para emigrar al norte done se emplean temporalmente en
la industrial de la maquila para regresar a tiempo para la
siembra de primavera. Otras actividades que se realizan para
obtener ingresos son la siembra de sorgo y la ganaderia.

Muchas de las regions de altitude media del norte de Veracruz
estan dedicadas a la producci6n de maiz de subsistencia.
La zona Totonaca se encuentra en esta region, en un area
cercana a Papantla, que alguna vez fue considerada como la
capital mundial de la vanilla. Esta zona se encuentra habitada


Cuadro 4. Destino de la production de maiz, Veracruz,
Mexico.

Autoconsumo 40
Industria harinera y molinos de nixtamal 55
Exportaci6n <5
Fuente: SEDARPA, 2003

27 El nixtamal es una mezcla de grano de maiz, cal y sal que se muele
hasta former la masa que se utiliza en la elaboraci6n de tortillas.











principalmente por totonacos, aunque tambien otras etnias,
particularmente los otomies estan afincados alli. La region
se encuentra bastante aislada, aunque la mayor parte de
las comunidades tienen electricidad, servicios de salud y
escuelas primaries.

Aunque la mayor parte de la producci6n de maiz en la zona
Totonaca se destina al autoconsumo o a su venta en mercados
locales, pequehas cantidades se comercializan en los mercados
regionales. Los materials que se siembran son en su mayor
parte criollos o variedades locales conservadas por las families
de generaci6n en generaci6n. Las explotaciones son pequehas
y el suelo se prepare manualmente. Los fertilizantes son
generalmente organicos, y s6lo se usan pesticides cuando las
finanzas familiares lo permiten. La alta precipitaci6n permit
que se realicen dos cosechas por aho: primavera-verano (junio
a diciembre) y otoho-invierno (diciembre-junio). Ademas de la
producci6n agricola, muchas families aumentan sus ingresos
gracias a empleos no agropecuarios en las ciudades o trabajando
como jornaleros en granjas, ranchos y huertas de mayor tamaho.

Debido a la topografia accidentada de la region y al aislamiento
de los mercados regionales, no se produce cultivos comerciales
en vol0menes importantes, except citricos, cafe y platano.
Los citricos son de gran importancia en Veracruz, aunque su
precio es bajo y la mayor parte de la producci6n se comercializa
en mercados nacionales, en lugar de ser exportada a Estados
Unidos. El cafe ha perdido gran parte de su valor commercial
debido a una superproducci6n mundial.

El impact del TLCAN en la
producci6n de maiz
Se le dio tratamiento especial al maiz en las discusiones previas
a la implementaci6n del TLCAN gracias a su importancia como
alimento basico. Bajo las provisions del TLCAN Mexico obtuvo
un period de transici6n largo en el cual los aranceles para
la importaci6n de maiz debian ser disminuidos a intervalos
regulars, y preveian penalidades si se excedia la cuota de
importaci6n establecida. Antes de la implementaci6n del TLCAN
algunos models macroecon6micos predijeron una caida de
hasta un 20% en la producci6n de maiz en Mexico (Taylory Dyer
2003). Tambien se estim6 que la producci6n de maiz continuaria
en las areas de riego, pero que en las areas de temporal los
productores comerciales sentirian el efecto de la caida de precious
y mejorarian su eficiencia o cambiarian a otras actividades. Los
productores de subsistencia y los trabajadores independientes,
por otra parte, o perderian sus empleos o aceptarian una
reducci6n de sus salaries y probablemente tuvieran que buscar
otros empleos.


Despues de la puesta en march del TLCAN, la producci6n
de maiz no decreci6. En cambio, pese al incremento de las
importaciones desde los Estados Unidos, la producci6n internal
de maiz creci6 porque la superficie bajo riego increments su
rendimiento y eficiencia productive, la superficie de temporal
aument6 y los productores obtuvieron la mayor producci6n
possible en suelos marginales (Figura 12). En tanto que los
menores precious incentivaron a los productores comerciales a
producer mas eficientemente y desplazaron a los que no fueron
capaces de competir, los efectos del TLCAN en los productores
de temporal no son tan simples de dilucidar. Una hip6tesis,
analizada aqui en el context de Veracruz, es que el sector
productor de maiz de temporal se reestructur6 despues de la
liberaci6n commercial y la producci6n de maiz se convirti6 en
una actividad de subsistencia, mientras que los productores
invirtieron sus recursos en otros cultivos o actividades rentables
(Dyer-Leal yYuhez Naunde 2003).

Cambios ocurridos durante la
vigencia del TLCAN
La producci6n agricola en Veracruz no encaja perfectamente
en las categories de commercial bajo riego y de temporal de
subsistencia. Aunque la casi toda la producci6n de maiz en
Veracruz es de temporal, los productores en distintas regions
del estado muestran diversos grades de integraci6n al mercado.
Despues de la puesta en march del TLCAN, los productores
comerciales de maiz del sur de Veracruz no fueron capaces
de incrementar su eficiencia para poder competir con los
productores del norte de Mexico o con las importaciones
desde Estados Unidos. El TLCAN les cre6 una competencia muy
potente debido a su proximidad a la ciudad de Veracruz, puerto
de entrada de una buena parte de las importaciones de maiz



1,400,000

1,200,000

1,000,000

S800,000

600,000

400,000 ..
1990 1992 1994 1996 1998 2000 2002
Figura 12. Producci6n de maiz, estado de Veracruz, Mexico,
1990-2002.
Fuente: SIACON, SAGARPA, Mexico.












desde los Estados Unidos.Ademas, por la falta de regulaci6n
de las cuotas de importaci6n, el mercado fue inundado con
grano importado y esto produjo una caida fuerte de los precious
reales (Figura 13). Al mismo tiempo, aquellos productores que
aumentaban sus ingresos trabajando como jornaleros sufrieron
una reducci6n de sus salaries. Muchos pequehos productores de
la region recurrieron a la cria de animals o emigraron al norte
en busca de trabajo para poder hacer frente a la merma desus
ingresos como consecuencia de la disminuci6n del precio
del grano.

En las areas marginales del norte de Veracruz, los productores
estaban mas protegidos de los cambios en el precio interno
del maiz, en parte porque no eran grandes productores
comerciales. Sin embargo, en la region Totonaca, al igual que
en otras regions aisladas de Mexico, hay participaci6n en el
mercado, aunque a un muy bajo nivel, porque los productores
y sus families venden o compran pequehos excedentes de
producci6n para satisfacer las necesidades del hogar. Antes
de la desaparici6n de CONASUPO, muchos de los productores
de esta region vendian su maiz a DICONSA a un precio
garantizado. Cuando desapareci6 CONASUPO, la venta del
grano de maiz dej6 de ser rentable, pero los agricultores
siguieron produciendolo para el consume familiar y para los
mercados locales (Figura 14). La caida del precio atribuible
al TLCAN tambien afect6 las ventas locales, lo que hizo que
algunos productores se dedicaran a otros cultivos o iniciaran
otras actividades para incrementar sus ingresos. Unos cuantos
comenzaron a producer hortalizas, especialmente jitomate y
chile para el mercado regional. Sin embargo, su nOmero no se
increments debido a la volatilidad del precio de estos products,
a problems fitosanitarios y a la distancia a los mercados. Otros,



3.500


3000(1
2 500
8 2,000
1,500
1,000
500


1992 '1994 '1996 '1998 2000 2002
Figura 13. Precio rural promedio del grano de maiz,
estado de Veracruz, Mexico, 1992-2002.
Fuente:Anuario Estadistico Agricola, Servicio de Informaci6n y
Estadistica Agroalimentaria y Pesquera, SAGARPA, Mexico.


en cambio, optaron por plantar citricos o buscaron trabajo como
jornaleros en plantaciones grandes de citricos o en los ranchos
ganaderos cercanos a la costa (Figura 15).

Los agricultores veracruzanos no se vieron tan afectados como
los sonorenses por los aumentos en los costs de producci6n
despues de las reforms econ6micas internal, mas que nada
porque en Veracruz los agricultores siembran su propia
semilla (que guardian de la siembra anterior) y usan menos
agroquimicos que los grandes productores comerciales. En
cambio, los productores veracruzanos se vieron muy afectados
por la desaparici6n de fuentes crediticias confiables. Antes
del TLCAN, los pequehos productores recibian creditos de
BANRURAL. Cuando este banco cerr6 sus puertas, tuvieron que
encontrar otras fuentes de financiamiento, como intermediaries


200 000

175000

150000

-125,000

100,000

75,000

50,000


1996 1998 2000


Figura 14. Produccion de maiz en los municipios de Martinez
de la Torre y Jaltipan, Veracruz, Mexico, 1994-1999.
Fuente: Veracruz en cifras, various ahos.


380,000

360,000

2 340,000

320,000

300,000

280,000


1994 1996


Figura 15. Superficie ganadera en los municipios de
Martinez de la Torre y Jaltipan, Veracruz, Mexico,
1994-1999.
Fuente: Veracruz en cifras, various ahos.


, alti.pan, n %% 0. ,,
Martinez e la orre





Martinez de la Torre


Precils constantes

% r




Precios corrientes


Martinez de la Torre



J6ltipan











y despachos particulares. Muchos productores siguen sin tener
acceso al credito, lo que represent un obstkculo insalvable para
la reconversi6n productive.

Programs de apoyo
PROCAMPO desempeha un papel important como program
de apoyo a los productores de Veracruz. Aunque los recursos
distribuidos en este estado son pocos en comparaci6n con el
norte del pais, done el tamaho de las explotaciones es mayor,
su impact ha sido mas intense debido a que los sistemas
de producci6n son de baja tecnologia y las parcelas de poco
tamaho. En 2003 se repartieron recursos del PROCAMPO por
valor de 396 millones de pesos (aproximadamente 35 millones
de d6lares) a 126,666 productores que cultivan 414,000 ha en
municipios marginales (ASERCA 2003). Este subsidio represent
unos 269 d6lares por productor u 82 d6lares por hectarea.
Para un productor de maiz que tiene un ingreso de 300 d6lares
por hectarea por venta de grano y de hojas, este apoyo es
substantial (Cuadro 5).

Un problema que hubo para la puesta en march del
PROCAMPO en Veracruz es que muchos productores no se
anotaron en el mismo cuando el program se lanz6 en 1993.
Aunque hubo un period inicial de registro que se extendi6
hasta 1995, muchos productores o no lo conocian o no estaban
convencidos de sus beneficios. De acuerdo con Alberto Yiebra
Martinez, supervisor de ocho municipios de la Zona Totonaca, las
causes mas importantes de la no participaci6n en PROCAMPO
fueron el miedo y la falta de informaci6n: "muchos productores
supusieron que tendrian que devolver el dinero recibido o que el
gobierno adquiriria derechos sobre sus tierras. Esta desconfianza
surgi6 porque el PROCAMPO fue el primer program de este
tipo que puso dinero en manos de los productores". Para
rectificar esta situaci6n,ASERCA esta organizando nuevas
opciones de registro para que los productores que no lo habian
hecho antes se puedan inscribir en este program por el tiempo
que le resta de vigencia.

Un agregado reciente a este program es PROCAMPO
Capitaliza, que les permit a los productores cobrar de una
vez el imported correspondiente a los cinco ahos que restan
del program. El prop6sito es que los productores puedan
invertir este dinero en articulos de mas valor como vehiculos
o herramientas agricolas para compensar las deficiencies en
el transport y la infraestructura. PROCAMPO Capitaliza tiene
el potential de convertirse en un recurso de importancia,
especialmente para aquellos agricultores interesados en
producer para la exportaci6n. Sin embargo, Roberto Russ de la


Uni6n de Maiceros del Centro y Sur de Veracruz, manifest que
algunos individuos tomarian esta opci6n por desesperaci6n
y refiri6 el caso de un grupo de productores que contrat6
los servicios de un ticnico para solicitar los beneficios del
PROCAMPO Capitaliza. Cuando recibieron los fondos, los
utilizaron para cruzar ilegalmente a Estados Unidos. Respecto
de los comentarios del president Fox en cuanto a que
los emigrantes mexicanos deben ser considerados heroes
nacionales, Russ comenta que el gobierno deberia preocuparse
por lograr condiciones para que los productores no se vean
obligados a emigrar al extranjero y que se deberia considerar
heroes a los que se quedan y pagan sus impuestos.

Ademas de PROCAMPO, los recursos de la Alianza para el
Campo pueden ser solicitados por asociaciones de productores
y distribuidos a traves de dependencias gubernamentales
federales y estatales, funcionarios municipales y administradores
de los ejidos. LaAlianza apoya diversos tipos de proyectos,
pero los mas comunes son para el desarrollo de pequehas
empresas procesadoras y comercializadoras de la producci6n
agropecuaria. Ademas de los programs de la Alianza, se
crearon varias dependencias gubernamentales en el estado de
Veracruz para apoyar la producci6n agropecuaria de ese estado,
dentro de la Secretaria de DesarrolloAgropecuario, Rural,
Forestal, Pesca yAlimentaci6n (SEDARPA) y de la Secretaria
de Desarrollo Econ6mico del Estado de Veracruz, esta l0tima
enfocada a los productores mas marginales. En la region
Totonaca, la Comisi6n Nacional para el Desarrollo de los Pueblos
Indigenas (CONADEP) administra un fondo regional en el que
representantes de 12 comunidades autorizan recursos para
proyectos en las comunidades indigenas.

En Veracruz, como en casi todo Mexico, los recursos para los
productores se distribuyen por vias que pueden estar afectadas
por corrupci6n y nepotismo. Aunque solicitar apoyo permit
a los productores tener acceso a recursos financieros, el
otorgamiento de fondos para los proyectos se puede utilizar
como una herramienta muy eficiente de manipulaci6n political.
Por ejemplo, son muy comunes las propuestas de proyectos
"comunitarios" que tienen una comisi6n de control compuesta
exclusivamente por miembros de una sola familiar. Ademas, los
proyectos canalizados a traves de los municipios a veces son
utilizados como herramientas de nepotismo, es decir que su
aprobaci6n muchas veces esta ligada a la afiliaci6n political de
los solicitantes.

Agregado al hecho de que los fondos para un proyecto vienen
condicionados, la complejidad de los tramites necesarios para
gestionarlos los hace relativamente inaccesibles a muchas













Cuadro 5. Costos de production de maiz, sur de Veracruz, Mexico, ciclo primavera-verano, 2003-2004.




Preparacion del suelo
R lr3 de d : ii 1 -J ,i 1 ,i
Arado 450 0 0 1 450 1 450
Rastra 250 0 0 1 250 1 250
Surcado 200 0 0 1 200 1 200
Macheteado journal ) 60 8 480 0 0 0 0
Siembra
Mecanica 200 0 0 1 200 1 200
Manual journal ) 60 6 360 0 0 0 0
Semilla ($MN/kg) $3/kg criolla 20 60 0 0 20 700
$35/kg hibrida
Cultivado
Deshierbe manual journal ) 60 6 360 0 0 0 0
Deshierbe mecanico 200 0 0 2 400 2 400
Fertilizantes
Urea (kg) 3.0 100 300 100 300 100 300
18-46-00 (kg) 3.7 50 185 50 185 50 185
Sulfato de amonio (kg) 2.2 250 550 250 250 250 250
Aplicaci6n (jornales) 60 2 120 2 120 2 120
Herbicidas
Harmony (120 g) 120 20 120 20 120 20 120
Esteron 47 (1) 65 1 65 1 65 1 65
Hierbamina (I) 60 1 60 1 60 1 60
Aplicaci6n (jornales) 80 1 80 1 80 1 80
Cosecha
Arrancar elote (jornales) 60 9 540 9 540 9 540
Arrancar elote fresco (jornales) 60 0 0 0 0 12 720
Venta elote fresco (jornales) 60 0 0 0 0 6 360
Transporte elotes (viajes) 100 3 300 3 300 100 300
Remoci6n hojas elote (jornales) 60 5 300 5 300 300 300
Remoci6n grano (jornales) 60 9 540 9 540 540 540
Costo envasado (envase) 10 0 0 100* 1,000 0 0
Cosecha maiz fresco (elote) 60 0 0 0 0 0 0
Cosecha hojas elote rollso) 1 1,200 1,200 0 0 0 0
Costo de producci6n sin hojas de maiz 4,420 5,610 6,390
Costo de producci6n con hojas de maiz 5,620
Ingreso total por product
Grano (kg/ha) 1.60 3,000 4,800 4,000 6,400 3,750 6,000
Hojas de maiz ($/rollo) 3.50 1,200 4,200 0 0 0 0
Forraje (pacas) 12.00 0 0 100 1,200 0 0
Maiz fresco (elotes) 1.00 0 0 0 0 6,000 6,000
Ingreso neto grano elote fresco ($/ha) -390
Ingreso neto grano 380 790
Ingreso neto grano + hoja de maiz 3,380
Ingreso neto grano + forraje 1,990
Ingreso neto grano + maiz fresco 5,610
Ingreso neto maiz hibrido grano 1,610
* Maiz criollo. ** Maiz hibrido.
Fuentes: Comunicaciones personales, Ing.Alejandro Colorado de Coyutla Veracruz y Cader de SAGARPA del Municipio de Espinal, Veracruz. Entrevistas a
20 productores de la comunidad de Arenal, incluidas en la encuesta de flujo genetico realizada en el CIMMYT en 2003. Este cuadro lo elaboraron
Dagoberto Flores, Investigador Adjunto, y Alejandro Ramirez L6pez, Investigador Asociado.











comunidades marginales. Los productores a menudo tienen que
contratar a un ticnico privado para que los ayude a cumplir
con todas las formalidades necesarias, incluidas la formaci6n
de sociedades y la elaboraci6n de propuestas, entire otras, que
requieren una extensa preparaci6n y s6lidos planes de acci6n.
La presentaci6n de las solicitudes y la recepci6n de los fondos
otorgados require que las personas interesadas viajen con
frecuencia, ya que deben ser tramitadas en las oficinas locales
de las distintas dependencias gubernamentales o, a veces,
en Xalapa, la capital del estado. Ademas, los participants
de un proyecto aprobado suelen participar en reuniones
semanales para monitorear el advance del mismo. En resume,
si los productores no tienen las conexiones, los recursos o
el conocimiento para cortejar a las distintas dependencias
gubernamentales y asi obtener los fondos solicitados, muchas
veces son manipulados por los intermediaries o simplemente no
tienen la oportunidad de solicitar los fondos.

Al igual que en Sonora, la cancelaci6n de los programs
pOblicos de extension agropecuaria en preparaci6n al
lanzamiento del TLCAN dej6 un vacio en la provision de
servicios a los pequehos productores en Veracruz. Este vacio fue
Ilenado parcialmente por la iniciativa privada, generalmente
por ticnicos o, si estan asociados, despachos. Aunque al
principio se los contrataba mas bien para solucionar problems
ticnicos, con el tiempo los despachos empezaron a dar otros
servicios, como la provision de insumos a bajo costo, creditos,
y el desarrollo y tramitaci6n de propuestas de solicitud de
fondos en nombre y representaci6n de grupos de productores
(ver el ejemplo mostrado mas adelante de una cooperative de
productores de granos).A causa de la utilidad de los servicios
que prestan a los productores y porque no tienen que rendirle
cuentas al gobierno, los despachos muchas veces ejercen
gran poder, proveyendo servicios a cambio de favors y apoyo
politico. Aunque el potential para abusar de este poder es
real, los responsables de los despachos manifiestan que no
solamente son comerciantes honrados sino que Ilenan una
funci6n que nadie mas cumple. De acuerdo con lo expresado
por uno de ellos, surgeon problems s6lo cuando alguien quiere
obtener una ganancia desorbitada, pero cuando lo que se
hace es limpio y transparent, nada malo result. El gobierno
utiliza a los despachos como intermediaries porque no tiene la
capacidad para Ilegar a los productores directamente.

Asistencia a la comercializaci6n
La distribuci6n y transformaci6n primaria de granos en una
de las actividades mas concentradas a nivel mundial (de Ita
2003). Tres de los grandes carteles internacionales operan en
Mexico: Cargill en colaboraci6n con Continental,Archer Daniels


Midland en colaboraci6n con Maseca y el grupo formado por
Corn Products International, Minsa yArancia. Segin de Ita
(2003), en 2001 el 50% de las 6.1 millones de toneladas de maiz
importado fueron absorbidas por las transnacionales. Debido a
los vol0menes que compran, estas compahias pueden influenciar
los precious internos en Mexico. En vista del inmenso poder que
estas ejercen sobre el mercado, los productores mexicanos
dependent en gran media de la asistencia de las asociaciones
de productores para juntar sus cosechas, y comercializar y
aprovechar oportunidades por grandes volOmenes.

Un n0mero limitado de grandes asociaciones de productores
sin afiliaci6n political ofrece servicios de unions de credito
en Veracruz, pero este tipo de organizaciones es escaso
entire los pequehos productores, especialmente en las
regions mas marginales. En consecuencia, los agricultores
veracruzanos han buscado servicios como los de asistencia a
la comercializaci6n por otros medios. A causa del aislamiento
de muchas comunidades, la falta de infraestructura y el
apoyo gubernamental limitado, la comercializaci6n de la
producci6n agropecuaria se ha vuelto un problema cr6nico.
Uno de los resultados es que el grano de maiz en muchas
regions deVeracruz se comercializa a traves de una larga
cadena de intermediaci6n hasta Ilegar al consumidor final.
Los intermediaries han asumido una funci6n esencial en la
conexi6n del productor con los mercados, comprando en los
mercados locales y revendiendo en los regionales. Ademas
de transportar la mercancia, los intermediaries contribuyen a
aliviar las restricciones crediticias, muchas veces pagando por
adelantado y otorgando pequehos prestamos por plazos cortos.
Aunque la intermediaci6n surgi6 en respuesta las necesidades
de los productores, estos a menudo culpan a los intermediaries
de restar rentabilidad a sus actividades porque pagan lo menos
possible por los products para obtener los mayores beneficios
en la reventa. Una de las principles metas de los productores
de grano es encontrar un sistema que les permit prescindir de
los intermediaries y ahorrarse la comisi6n que estos cobran, por
medio de ventas a los usuarios finales, que generalmente
pagan un mejor precio. Sin embargo, el mercado de muchos
products agricolas es altamente competitive, y las comisiones
cobradas por los intermediaries suelen reflejar los costs reales
y los riegos inherentes a transportar la producci6n desde el
campo al mercado.

Si bien los intermediaries proven los servicios de
comercializaci6n a la mayor parte de los pequehos productores,
existen varias dependencias gubernamentales en Veracruz
destinadas a ayudar a los productores a aprovechar las
oportunidades de exportaci6n abiertas por el TLCAN. Una
de estas organizaciones es la Comisi6n Veracruzana de












Comercializaci6nAgropecuaria (COVECA), que fue creada
por el gobierno de Veracruz para proveer servicios gratuitos a
productores interesados en producer cultivos para exportaci6n.
El fin de COVECA es establecer contacts director entire los
productores y los posibles compradores. Este servicio es
important porque muchos agricultores no produce cultivos
de exportaci6n por falta de fondos o por sus bajos vol0menes
de producci6n; tampoco tienen contacts en el exterior ni
cuentan con un mercado seguro para sus products en Estados
Unidos. Muchos de los contacts de COVECA en Estados
Unidos son grandes corporaciones que estan buscando entrar
al mercado mexicano. Para poder satisfacer a ambas parties,
COVECA trabaja por medio de ferias comerciales para conectar
a los productores mexicanos con los compradores del exterior,
especialmente estadounidenses.

El procedimiento generalmente seguido por COVECA es
el descrito a continuaci6n. Comienza cuando un grupo de
agricultores se acerca a sus oficinas en el puerto deVeracruz
solicitando apoyo para un proyecto de producci6n de un
cultivo en particular. Miembros del personal de COVECA se
trasladan entonces a la comunidad interesada para verificar las
condiciones y el volume de producci6n, y tambien el nOmero
de participants en el proyecto. Antes de que el proyecto
pueda continuar, COVECA debe asesorar a los interesados en la
formaci6n de un grupo legalmente constituido que les permit
solicitar los apoyos financieros correspondientes otorgados por
diversos programs gubernamentales. La siguiente tarea de
COVECA es encontrar un comprador y luego realizarvisitas de
seguimiento durante los dos o tres ahos siguientes hasta que
los productores puedan administrar el proyecto por si mismos.
Aunque COVECA esta obligada a tender todas las solicitudes
que le Ileguen, de hecho trabaja con relativamente pocos
proyectos debido a que, a diferencia de otras dependencias
gubernamentales u ONG, no financial directamente los
proyectos que atienden. Por consiguiente, los grupos que
finalmente participan en proyectos de COVECA tienen que tener
verdadero interns en exportary no solamente en recibir regalos
o subvenciones presupuestales.

COVECA es s6lo una de varias organizaciones que estan
ayudando a los agricultores a ubicar nichos de mercado
que demandan sus products. No obstante, existen otros
tipos de redes y conexiones que tambien desempehan un
papel important en la provision de servicios basicos a los
productores. En especial en regions aisladas de los mercados
y pobladas por una alta proporci6n de indigenas, la familiar
y la comunidad forman, por tradici6n, una important red
informal para la provision de insumos o la venta y compra de


grano de maiz.28 En algunas regions, los productores se estan
organizando en cooperatives, en un intent por obtener mas
presencia en el mercado.

Cooperativas de granos
Despues de la puesta en march del TLCAN, los bajos precious
y los pequehos vol0menes de sus cosechas, sumados al poder
commercial de los intermediaries, dejaron a los productores pocas
posibilidades de obtener ganancias de la venta commercial de
maiz en grano. En 1999, un pequeho grupo de productores
encabezado por No6 Andrade se asoci6 con un grupo de
agr6nomos desempleados para buscar posibilidades de lograr
una producci6n de maiz rentable. Estos nueve individuos
pusieron en march una organizaci6n que se conoce en la
actualidad como la Uni6n de Maiceros del Centro y Sur de
Veracruz, cuya sede central se encuentra en Piedras Negras.
Uno de sus primeros objetivos fue el de reunir un volume
suficiente de maiz para poder vender directamente a la
industrial, eliminando asi la comisi6n de los intermediaries. La
Uni6n tambien se enfoc6 a la cadena de comercializaci6n de
maiz para darle valor agregado al grano. Al trabajar para lograr
estas metas, la Uni6n se expandi6 en varias direcciones, como
son la provision de insumos, extension agropecuaria, credito
y seguros, que permiten a los agricultores incrementar su
capacidad productive. La Uni6n tambien ha tratado de modificar
los sistemas de producci6n de sus asociados, cambiando la
densidad de siembra y los tipos de fertilizantes aplicados, con el
fin de aumentar los rendimientos.

La Uni6n opera en la actualidad en 17 municipios de Piedras
Negras, Isla y Acayucan, todas regions de Veracruz productoras
tradicionales de maiz commercial. Gran parte de los 1,500
asociados son pequehos productores de escasos recursos
pertenecientes a grupos indigenas, que cultivan parcelas con
superficies de entire 1 y 5 ha. Una actividad basica promovida
por la Uni6n es la constituci6n de sociedades de producci6n
rural, constituidas por 10 a 100 productores cada una. Estos
grupos estan asociados informalmente, por lo que son grupos
solidarios, cada uno de los cuales tiene un representante en
la Uni6n. La Uni6n monitorea el advance de la producci6n y la
comercializa por medio de contratos al por mayor. Su objetivo
es ubicar compradores dispuestos a pagar un precio mas alto
por el maiz blanco producido localmente (de mayor calidad
que el amarillo) utilizado para elaborar tortillas y otros platillos
mexicanos, que no muestra los dahos que muchas veces trae el
maiz de importaci6n.


28 Veanse en Badstue etal. (2002) datos de la funci6n de las redes
sociales en el intercambio de semilla en Oaxaca.











A diferencia de otras organizaciones de pequehos productores
(ver el ejemplo de la Empresa Integradora que se muestra
mas adelante), la Uni6n prefiere no operar con las grandes
compahias molineras de Mexico, como Maseca y Minsa, por
razones prkcticas y 6ticas. Una de ellas es que estas compahias
suelen mezclar maiz importado con national, sin importar si es
blanco o amarillo. Otra es que el cuasi monopolio ejercido por
estas empresas en el mercado de grano de maiz, amenaza la
supervivencia de los molinos mas chicos, que tienden a pagar
precious mas altos por el maiz local. La Uni6n tambien resiente lo
que estiman es una political de connivencia entire estas empresas
y ciertas dependencias gubernamentales que promueven la
comercializaci6n de la producci6n mexicana. Segin Russ, "las
dependencias gubernamentales no aceptan critics y solamente
utilizan ciertos canales de comercializaci6n, asi que s6lo dan
apoyo si se le vende, por ejemplo, a Walmart. Pero nosotros
preferimos mantener abiertas las opciones de comercializaci6n
y especialmente la venta al mercado interno". Por lo tanto, La
Uni6n ha tratado de vender directamente a las asociaciones
de molineros que utilizan el maiz de mas calidad para producer
nixtamal, no harina. La Uni6n piensa en un future construir su
propio molino para dar valor agregado a la producci6n.

Ademas de los proyectos relacionados con el grano, La Uni6n
esta desarrollando otros dos proyectos para incrementar el valor
de la cosecha. Uno es la producci6n y venta de elote fresco. El
mercado para este product es relativamente pequeho y pocos
productores son capaces de producirlo; sin embargo, el precio del
elote fresco es much mas alto que el del grano. Los agricultores
que venden ambos products obtienen ingresos netos tres veces
mayores que los que venden grano solamente. El mercado de
elote fresco, al igual que los de otros products agricolas, esta
sujeto a oscilaciones que dependent de la oferta y demand,
pero el elote fresco require menos tiempo para producirlo. En
Acayucan, algunos pequehos productores que obtienen altos
rendimientos y tienen acceso a riego, combinan la producci6n de
elote fresco con maiz para forraje. Con la ayuda de un program
de ASERCA, luego de cosechar entire 2 y 3 hectkreas de elote
fresco, los productores pueden recibir ganado subsidiado y
engordarlo con hojas y tallos de maiz y venderlos a los 3-4
meses, aumentando asi las fuentes de ingreso.

Aunque la Uni6n de Maiceros es mas grande y mas exitosa
que muchas de sus hom6logas, existen otras asociaciones
de productores de menos envergadura que usan estrategias
similares para incrementar el valor de la producci6n de maiz.
Las comunidades de Acayucan en Veracruz tradicionalmente
produce pequehos vol0menes de maiz (10-12 toneladas) y
los productores que venden aisladamente sienten la presi6n


sobre los precious ejercida por los intermediaries. Para superar
las desventajas de vender en pequehas cantidades, varias
comunidades decidieron constituir un grupo con la ayuda
de un despacho. En 2001, un grupo de 1,200 productores
pertenecientes a 20 comunidades constituyeron la Empresa
Integradora de Maiz Calidad Veracruz. Poco tiempo despues
de su formaci6n, comenzaron a trabajar con COVECA para
organizer la producci6n y venta de volOmenes importantes
de maiz.Al moment de elaboraci6n de este studio, habian
contratado con MINSA la producci6n de 5,000 toneladas de
grano de maiz. Ademas de percibir 1,700 pesos por tonelada
(500 pesos por encima de lo ofrecido por los intermediaries), los
integrantes de la Empresa recibiran un apoyo de 150 pesos por
tonelada de ASERCA, como bonificaci6n por vender a traves de
un grupo organizado.

Aunque es ventajoso para los productores, la capacidad de los
pequehos grupos para cumplir con las demands de volume y
calidad de los contratos pactados con compahias como MINSA
es discutible. MINSA obtiene el 15% del maiz que process en
Veracruz y el remanente de estados con niveles mayores de
agriculture commercial (Diaz, comunicaci6n personal). En Veracruz,
MINSA le compra a various grupos de productores, pero la
cantidad total es baja. Este aho la Empresa Integradora de Maiz
Calidad Veracruz s6lo fue capaz de surtir 2,000 toneladas debido
a problems de desarrollo del cultivo y tambien a la actitud de
ciertas comunidades que desconocieron el compromise adquirido
y le vendieron su producci6n a intermediaries. Por otra parte,
MINSA exige y aplica estandares de calidad muy altos y rechaza
los embarques que no reinen las condiciones requeridas. Estos
problems no desaniman al gerente de la Empresa Integradora
de Maiz Calidad Veracruz, Od6n Rodriguez Aguilar, cuya
intenci6n es que, finalmente, su grupo venda su producci6n
directamente a las asociaciones de molineros. El estima que si
se concibe el maiz como grano solamente, no queda lugar para
expansion del negocio, a menos que se piense en products
derivados dentro de un desarrollo mas integrado.

Cada vez mas los productores se esfuerzan por former parte
de cooperatives que les ayuden a superar las desventajas de la
producci6n en pequeha escala.Algunas de las organizaciones
de mas envergadura, como la Asociaci6n Nacional de Empresas
Comercializadoras (ANEC), los animan a hacerlo.ANEC es la
coalici6n de nivel national mas important de productores
de granos pequehos y medianos, y viene trabajando para
desarrollar mercados locales y regionales de granos basicos. En
el caso de Veracruz, los beneficios de organizarse se extienden
mas allay de los miembros de las asociaciones de agricultores,
pues alcanzan a los productores e intermediaries que trabajan











en los alrededores. Una vez que los agricultores comienzan a
percibir mayores precious por sus products, a los intermediaries
no les queda mas remedio que incrementar sus precious o
perder a sus proveedores. Sin embargo, pese a estos avances, la
organizaci6n y el activismo de los agricultores es relativamente
reciente y grupos como la Empresa Integradora de Maiz Calidad
Veracruz benefician a muy pocos productores. El dar una mayor
capacitaci6n y apoyo financiero para desarrollar cooperatives de
productores contribuiria grandemente a mejorar el bienestar y
los ingresos de los pequehos productores.

Revaloraci6n del maiz: nuevos
mercados para la hoja de maiz
Tanto su clima tropical como las diferencias de altitude explican
la gran diversidad de cultivos en la zona Totonaca (Flores,
comunicaci6n personal). Los productores cultivan maiz, cafe,
vanilla, citricos y caha de azicar. Tambien produce una gran
variedad de cultivos como chayote, ajonjoli, frijol y lenteja
silvestre, al igual que plants silvestres que recolectan, como
los quelites y la papa silvestre. Aunque los productores cultivan
una gran variedad de plants, como se ha visto, en las zonas
marginales de Veracruz lo producido se destina en su mayor
parte al autoconsumo.Aquellos agricultores que produce
para la venta suelen comercializar sus products en mercados
regionales o a intermediaries que los transportan a mercados
mas distantes, en Puebla o en la Ciudad de Mexico.

Despues de la puesta en march del TLCAN, la diversificaci6n
de la producci6n permiti6 a los agricultores de Veracruz
asegurar fuentes diversas de ingreso familiar. Muchos de
ellos venden en la actualidad pequehas cantidades de frutas
citricas, chiles, pimientos morrones y tomatoes en los mercados
locales y regionales para incrementar sus ingresos. El program
de reconversi6n productive promovido por la Organizaci6n
International del Cafe ha sido de gran importancia para los
cultivadores de cafe, que sufrieron una crisis econ6mica muy
fuerte cuando los precious del cafe cayeron a niveles muy por
debajo de los costs de producci6n. Este program da apoyo
financiero a los cultivadores de cafe que tienen huertas muy
antiguas para que cultiven vanilla o pimientos. La venta de
frutas y hortalizas se ha transformado en una opci6n interesante
a la venta de maiz grano, pero la mayor parte de la producci6n
sigue siendo en pequeha escala e informal. Los agricultores de
mayor escala tienen generalmente otras fuentes de ingreso,
como el ganado, que les permiten asumir los riesgos inherentes
al cultivo de estas species de mayor valor.


Si bien la producci6n para el mercado interno esta sujeta a
limitaciones, para muchos pequehos agricultores la producci6n
para exportaci6n se encuentra casi totalmente fuera de
su alcance. Los problems mas usuales que impiden a los
productores aprovechar las oportunidades que ofrece el mercado
de exportaci6n incluyen la falta de volume suficiente para
interesar a los compradores y la dificultad para cumplir con los
estandares de calidad. Muchos productores encuentran muy
dificultoso establecer contacts con los mercados exteriores y
no tienen capacidad para absorber los costs de transport ni
desarrollar la infraestructura de apoyo (empacadoras, viveros,
invernaderos, etc.) necesaria para una producci6n en gran escala.

Pese a todos estos inconvenientes, el TLCAN contribuy6 a que
algunos productores marginales desarrollaran un mercado
totalmente inesperado. En la region Totonaca, los agricultores
estan produciendo hojas de maiz para exportaci6n. Utilizadas
desde siempre en la elaboraci6n de especialidades de la
cocina mexicana y de ciertas artesanias, las hojas de maiz se
comercializan tradicionalmente en los mercados regionales,
pero en la l1tima decada ha surgido un mercado de exportaci6n
que ha crecido vertiginosamente, gracias a la demand de
la comunidad hispana de Estados Unidos. Pero no son los
emigrantes los inicos que demandan alimentos como los
tamales, simbolo del hogar ancestral; estos platillos tambien
estan ocupando un lugar en la cocina de Estados Unidos. Existe
una industrial de hojas de maiz en el suroeste de Estados Unidos
que contrata a productores mexicanos, pero el grueso de la
actividad esta en manos de mexicanos.

El uso mas comun para las hojas de maiz es en la elaboraci6n
de tamales que se rellenan con chile, came, verduras, queso o,
a veces, con ingredients dulces, se envuelven en hojas de maiz
y se cocinan al vapor. Las hojas tambien sirven para elaborar
artesanias, las mas comunes en forma de muhecas y flores. Las
zonas mas importantes de producci6n de hojas se encuentran
cerca del municipio de Chalco, en el Estado de Mexico,Atlixco
en Puebla, yTetela y Cuautla en Morelos. Otros estados done la
producci6n y comercializaci6n de hojas han sido documentadas
son Jalisco, Colima, Nayarit, Michoacan, Oaxaca y Tamaulipas
(Long yVillareal 1998).

Diferenciaci6n de los products
La mayor parte de los mexicanos en las zonas productoras de
maiz utilizan las hojas de maiz enteras para elaborar tamales.
En cambio, las hojas de maiz que se exportan a Estados Unidos
son cortadas en su base con un serrucho de carpintero, en un
process conocido como "discado", para hacerlas mas uniforms,
livianas y fMciles de embalar. Debido a que el transport es












una preocupaci6n mayor de los productores de esta region, la
industrial de hojas de maiz para exportaci6n se ha desarrollado
en localidades junto a las rutas mas importantes o en aquellas
con buen acceso para vehiculos. En las localidades mas
apartadas de la region Totonaca, la producci6n de hojas de maiz
es para el mercado interno, o sea enteras.

De acuerdo con su destino final, se han desarrollado distintas
ticnicas de elaboraci6n y transformaci6n de las hojas de maiz.
Las hojas para el mercado interno generalmente son product
de industries de tipo familiar. Las hojas provienen de elotes que
han sido producidos en la parcela familiar por la misma familiar
y que son removidas por las mujeres y nihos. Esta actividad no
es remunerada directamente y, por lo tanto, se hace en el tiempo
libre. Las hojas son embaladas en manojos que contienen entire
15 y 20 hojas cada uno. Los manojos, a su vez, son agrupados
en rollos que contienen cuatro manojos cada uno. Los rollos son
adquiridos en las comunidades por compradores que a su vez
los venden a intermediaries, quienes los reinen en pacas de
150 rollos cada una. Las pacas son generalmente transportadas
y comercializadas en la Central deAbastos de la Ciudad de
Mexico, o en mercados cercanos. El precio local varia entire
5 y 7 pesos por manojo, dependiendo de las condiciones del
mercado.29 De acuerdo con lo comentado por una intermediaria,
cuando la demand de mercado es buena, ella y su c6nyuge
transportan 50 pacas tres veces por semana, obteniendo una
ganancia bruta de unos 50 pesos por paca (unos 4.50 d6lares).
En la zona Totonaca, se ha establecido una competencia feroz
entire los intermediaries, quienes en el esfuerzo por former
una clientele de proveedores estables, establecen relaciones
personales con ellos, adelantando en muchos casos dinero a
cuenta de la entrega semanal de mercancia.

Una vez Ilegadas a los centros urbanos, las hojas se venden
directamente a los usuarios o se reclasifican para uniformar la
calidad. El sistema de embalado varia con la region productora,
y para los compradores es un indicador simb6lico de calidad.
En la Central deAbastos de la Ciudad de Mexico, los diferentes
tipos de rollos se venden a distintos precious, segin la cantidad
de hojas que contienen. La forma mas common de empaquetar
hojas de maiz en Veracruz se conoce como hoja de piha,
contiene 60 hojas y se comercializa a 8 pesos. Dos gajos, el
embalaje mas comun en Morelos, contiene 80 hojas y se vende
a 13 pesos; reilete, que se utiliza en Puebla se comercializa a 12
pesos, contiene 60 hojas y es considerado de mayor calidad por


su fina textura y color claro. Sin embargo, muchos fabricantes
de tamales en la ciudad de Mexico prefieren dos gajos por ser
mas econ6mico. Las pacas pesan alrededor de 45 kilos y se
venden a unos 750 pesos ( 70 d6lares).

Las hojas de maiz destinadas a la exportaci6n son sometidas
a un process completamente diferente, que puede abarcar
todo el ciclo, desde la siembra hasta el moment en que el
product final se comercializa.A diferencia del procesado
de hojas enteras, las diferentes etapas son Ilevadas a cabo
por empleados que son pagados a destajo por tiempo o
por kilogramo procesado. Aunque muchas de estas tareas
son realizadas por hombres, especialmente las peligrosas
como el despuntado o discado, las mujeres y los nihos
tambien participan como jornaleros. El trabajo en las plants
empacadoras constitute una important fuente de empleo para
las mujeres, especialmente para aquellas con poca escolaridad
(Long yVillareal 1998). El process comienza cuando a un
productor se le contrata para que produzca una determinada
cantidad de maiz. Una vez cosechado el maiz, la primera
tarea es el discado, que se realize manualmente y por el que
se paga entire 5 y 10 pesos por kilogramo, dependiendo de
la calidad de las hojas. El serrucho puede Ilegar a costar 200
pesos. El siguiente paso es el blanqueo, que se realize en un
horno en el que se quema azufre. Este process puede Ilegar a
repetirse hasta tres veces para conseguir el color deseado.3 A
continuaci6n, las hojas se clasifican de acuerdo con su calidad
y se embalan en bolsas de plastico etiquetadas con la marca.
Tanto el embalaje como el peso, mas que el n0mero de hojas,
determinan el precio. Las hojas de mayor calidad se venden
hasta en 12 pesos por kilo. Despues de ser embaladas, las
hojas se transportan por cami6n a Guadalajara o Monterrey,
desde done se envian a su destino final, ya sea la frontera o
mercados internos en zonas que no produce maiz.

Economia de la producci6n
La rentabilidad de las hojas de maiz para exportaci6n
depend en buena media de la economic de escala.
Muchos agricultores interesados en producer para exportar
se dan cuenta de que no sera un buen negocio, a menos
que produzcan un cierto volume. La producci6n de hojas
de maiz para exportaci6n es una actividad empresarial que
require inversiones en equipo, serruchos, prensas para las
hojas, material prima, mano de obra, transport y material de


" Estos valores fueron tomados a principios de 2004. Los precious sufren fluctuaciones estacionales, y han mostrado un
aumento sostenido en los ultimos 10 aros.
30 Las personas que trabajan en esta tarea estan expuestas a emanaciones de anhidrido sulfurico que produce irritaci6n en
los ojos, nariz y garganta, y pueden causar tambien problems de salud permanentes.












embalaje. Por todo esto, los pequehos agricultores se dedican a
producer hojas de maiz para el mercado interno, reduciendo asi
los costs generals y delegando el embalaje y el transport a
los intermediaries. Aquellos que cuentan con recursos suficientes
para producer para la exportaci6n generalmente no viven en las
comunidades procesadoras de hojas de maiz. Asi que, si bien la
producci6n de hojas de maiz ha modificado las estrategias de
supervivencia en la region Totonaca, ha sido porque ha permitido
a los pequehos productores y sus families aumentar sus
ingresos por la venta de hojas de maiz enteras en los mercados
regionales o contratandose para trabajar en las empresas que
produce hojas de maiz para exportaci6n. Sin embargo, muchas
comunidades estan tomando conciencia de las ganancias
obtenidas por las empresas dedicadas al procesado de hojas de
maiz para exportaci6n y estan solicitando fondos para establecer
empresas comunitarias.

El precio bajo del grano de maiz hizo que las hojas de maiz se
transformaran en una opci6n rentable en la zona Totonaca ya
que los productores pueden ganar hasta nueve veces mas por
la venta de grano y hojas de maiz que por la venta de grano
solamente (Cuadro 5). Aunque algunos agricultores consideran
la producci6n de hojas de maiz una fuente de ingreso adicional,
otros la consideran su principal fuente de ingresos. Por lo tanto,
el ingreso producido por la venta de hojas de maiz ha sido un
estimulo important para que los productores en esta region
contin0en produciendo maiz como cultivo basico para su
sustento y para comerciar.

Impacto ecol6gico
El crecimiento del mercado de hojas de maiz ha provocado
consecuencias de importancia en la producci6n de maiz en
la region Totonaca, que no son exactamente los impacts
ecol6gicos y ambientales que se esperaba produjera el
TLCAN. Como ya se mencion6, el aumento de la emigraci6n
rural posterior a la implementaci6n de este tratado hizo que
se temiera que se perdieran muchos materials criollos y
conocimientos tradicionales del manejo del cultivo del maiz al
quedar menos productores en actividad (Nadal 2003).Aunque


este fen6meno se ha presentado en parties de Veracruz y en
otras regions de Mexico, en la zona Totonaca existen fundadas
razones para career que se ha reforzado el uso de materials
criollos que, segin los mismos agricultores, produce hojas
de maiz de mejor calidad y peso que los maices hibridos. Las
nuevas oportunidades ofrecidas por el mercado fueron la causa,
al darle incentives a los productores para seguir cultivando los
materials criollos tradicionales.31

Aunque puede considerarse como positive el impact del
mercado de hojas de maiz en el cultivo de maiz en esta region,
el impact sobre la diversidad de este cultivo no se muestra
con tanta claridad. Debido a su topografia, clima variable y
a la diversidad de su poblaci6n, la zona Totonaca continue
albergando una gran cantidad de variedades criollas como el
maiz arroz, ancho blanco, olote delgado, media semilla blanco,
chiquito blanco, olotillo blanco, argentino blanco, amarillo,
negro y pinto (Flores, comunicaci6n personal). Las variedades
mas utilizadas para la producci6n de hojas de maiz son maiz
arroz y maiz argentino (una variedad modern acriollada),
que los productores afirman combinan buen rendimiento y
la mejor calidad de hoja de maiz. La superficie sembrada con
estas variedades es grande, pero hace falta estudiar mas a
fondo si estan reemplazando a otros materials criollos. Sin
embargo, debido a que los agricultores de esta region siguen
una gran diversidad de variedades para usos especificos, result
improbable que la producci6n de hojas de maiz contribuya a una
possible erosion genetica.

El mercado de hojas de maiz ha influido tambien en las
prkcticas utilizadas por los productores para seleccionar la
semilla que sembraran en el ciclo siguiente. La mayor parte de
los productores seleccionan por tamaho de la mazorca y tamaho
y limpieza del grano (Flores, comunicaci6n personal), pero en

la actualidad algunos productores agregan como criterio de
selecci6n la calidad de las hojas de maiz. Las caracteristicas
deseables buscadas por los productores son punta aguda que
es indicative de hojas mas largas, asi como la caracteristica de
suave, que denota la suavidad que se aprecia al apretar una
mazorca delgada con abundante cobertura de hojas.32 Debido


31 En su tesis doctoral sobre la raza local de maiz Jala en Nayarit, Mexico, Rice (2004) encontr6 que el mercado de hojas ha inclinado la
selecci6n hacia materials con abundante cobertura de hojas en la mazorca. Sin embargo, los productores de esta region prefieren sembrar
materials mejorados en lugar de los criollos. Rice sugiere que el mercado de hojas de maiz en Nayarit ha estimulado a los productores a
invertir en semilla mejorada, cuando en otro context no lo hubieran hecho.
32 La cobertura de hojas es un caracter cuantitativo, que significa que various genes intervienen en su herencia. La cobertura de hojas puede
ser mejorada por selecci6n, siempre y cuando se siembre el maiz con baja densidad de plants para permitir la expresi6n de mazorcas
protuberantes. En forma parecida, Long y Villareal (1998) observaron que en Jalisco es practica usual de los duehos de plants empacadoras
de hojas de maiz estimular a los productores a sembrar ciertas variedades o de proveerles semillas de ellas, lo que permit suponer que en
un future los productores que participan en la producci6n de hojas de maiz en gran escala perderan un incentive para utilizar las variedades
criollas tradicionales, normalmente seleccionadas por ellos mismos.











a que el uso de estos criterios de selecci6n con el tiempo puede
Ilevar a la producci6n de mazorcas mas pequehas con mayor
cobertura de hojas, se corre el riesgo de que se reduzca el
rendimiento de grano. Se debe tomar en cuenta tambien que la
remoci6n de hojas aumenta la posibilidad de que los insects
ataquen las mazorcas almacenadas (Bervingson, comunicaci6n
personal). El hecho de que las posibles perdidas de grano por
selecci6n o ataque de insects a las mazorcas almacenadas no
disuaden a los agricultores de la region Totonaca a producer
hojas de maiz resalta el hecho de que las hojas de maiz, mas
que el grano, es el product mas important para la economic
familiar. Asimismo, asegura que los pequehos agricultores
continuaran produciendo el maiz, reduciendo asi la posibilidad
de que este cultivo sea abandonado en el future.

En Veracruz, al igual que en otras regions de Mexico, los
products basicos pasan por ciclos de auge y depresi6n a
media que los mercados se saturan y los precious caen. Tanto
el mercado interno como el international de hojas de maiz
han crecido ininterrumpidamente en la l0tima decada y muy
probablemente continue expandiendose a media que se
incremente la emigraci6n a Estados Unidos. El mercado de
hojas de maiz es estacional y susceptible a la sobreoferta y la
saturaci6n. En terminos de su potential para reducir la pobreza
rural, la participaci6n en la industrial de la hoja de maiz para
el mercado interno es una soluci6n temporal, especialmente
si impide a los productores desarrollar una estrategia a largo
plazo de diversificaci6n y reconversi6n de sus cultivos. Para
incrementar su participaci6n en la producci6n de hoja de maiz
para exportaci6n, los productores deberan obtener mayor acceso
a recursos financieros y a la infraestructura de transport, las
que hasta este moment han obtenido s6lo esporadicamente.

Perspectivas personales del TLCAN
en Veracruz
Muy pocos productores de las zonas marginales han oido hablar
siquiera del TLCAN, pero aun en las localidades mas aisladas
los productores estan tomando conciencia de que participan en
una comunidad global y que el context international puede
poner en riesgo sus medios de vida. El temor a la competencia
asiatica es particularmente agudo en Mexico. En una comunidad
de la zona Totonaca, un productor pregunt6 muy preocupado si


los chinos habian comenzado a exportar hojas de maiz y, ante
el escepticismo de sus vecinos, dijo que esto lo habia visto en
el internet. Aunque estos temores pueden parecer, hasta cierto
punto, sin fundamento, son reales en un pais que ha sufrido el
estancamiento de la maquila por la competencia de los paises
asikticos. El hecho de que todos los paises se encuentran
interconectados por medio de los mercados globales esta cada
vez mas difundido, incluso entire aquellos productores que s6lo
realizan ventas locales.

Hay indicios de que, en lugar de sentirse victimizados, los
productores se estan uniendo para combatir los efectos del
comercio global. Aunque el activismo politico contra el TLCAN
ha sido bastante comin en los 01timos diez ahos, alcanzando
su punto mas alto con las demostraciones del movimiento El
campo no aguanta mas, las formas de resistencia actuales son
mas sutiles y prkcticas. Segun Od6n Rodriguez Aguilar, el pais
esta dentro de un process de globalizaci6n y los cambios en la
Bolsa de Valores afectan a todos los habitantes, incluidos los
productores, quienes tendran que evolucionar o desaparecer.
Muchos productores tienen la esperanza de que si cambian
la organizaci6n de la producci6n agropecuaria podran volver
a ser importantes para la economic mexicana. Hay otros que
rechazan la idea de que deben reconvertir su producci6n
debido a las demands del mercado. En vista de los siglos que
tiene Mexico de producer maiz y de ser un centro de origen y
diversidad de la especie, los productores se preguntan, al igual
que hizo Roberto Russ de la Uni6n de Maiceros, que si Mexico
no tiene ventajas comparativas para la producci6n de maiz,
entonces en cuMl product la tiene.

Especialmente enVeracruz, la meta de muchos productores
es crear las condiciones econ6micas que les permitan
continuar viviendo de la producci6n agropecuaria y que no
se vean obligados a emigrar. Segin Russ, la idea es que si los
productores ganan lo suficiente con la producci6n de maiz, no
tendran que emigrar. En sus comunidades ganan 700 pesos
semanales y arriesgan la vida para ganar 70 pesos diaries.
Trescientos veracruzanos murieron en 2003 al cruzar la frontera
y la gente intuye que quienes emigran pierden su identidad y su
sentido de pertenencia.












Resumen
La caida del precio del maiz luego de la puesta en march del
TLCAN produjo una reestructuraci6n del sector agropecuario en
Veracruz. Pese a las predicciones de que la producci6n de maiz
disminuiria, muchos pequehos productores no abandonaron
el sector rural, improvisando sobre la march un esquema
de ingresos para su subsistencia con la producci6n de maiz y
de otros products, contratandose para trabajar fuera de sus
parcelas y con los ingresos generados por familiares en trabajos
en Mexico y en el extranjero.

Si bien el impact del TLCAN y una carencia de esquemas
efectivos de seguridad social afectaron adversamente a los
productores veracruzanos, muchos de ellos mostraron ser
capaces de recuperarse, de resistir las tormentas econ6micas
generadas por las reforms y de aprovechar las oportunidades
que surgieron. Hoy, a diez ahos del comienzo del TLCAN, la
producci6n commercial de maiz esta resurgiendo a media que


los agricultores del sur de Veracruz trabajan para transformarla
en una actividad rentable y viable. Tampoco en el norte de
Veracruz los productores han dejado de sembrar maiz y estan
aprovechando las nuevas oportunidades brindadas por la
exportaci6n de hojas de maiz. En todo el estado de Veracruz
los productores cada vez mas estan adoptando esquemas
de cooperaci6n y de colaboraci6n como herramientas de
supervivencia y aOn de crecimiento en 6pocas de convulsion
econ6mica. Las organizaciones de productores y las estrategias
de comercializaci6n cooperatives han adquirido mayor
importancia a media que los productores reemplazan los
servicios antes brindados por el sector pOblico con sus propias
redes. El gobierno de Mexico temia que las reforms product
del TLCAN reestructurarian el sector rural y que muchos
pequehos productores lo abandonarian, pero, ir6nicamente, el
tener que enfrentar las nuevas condiciones de mercado hizo
que muchos de estos agricultores cobraran fuerza y entusiasmo
para luchar para ser considerados como integrantes del future
econ6mico de Mexico.












Quinta parte. Conclusion


C6mo lograr ese control ha significado algo
distinto para el gobierno y la poblaci6n
de Mexico. Que los resultados del process
de transici6n son mixtos es evidence
en las opinions tan polarizadas que se
tienen del impact del TLCAN en Mexico.
Muchas personas citan el 6xito del TLCAN
en contribuir al crecimiento econ6mico e


Wise et al. (2003)
que, incluso ante
los mexicanos se.
integraci6n econ
inevitable y que
enfrentaban era 1
grado de control
condiciones en qi
a cabo.


incrementar la eficiencia de la economic, pero otras hacen
hincapi6 en que los beneficios no se distribuyeron en forma
equitativa y que el process de transici6n fue mas malo que
bueno para la mayor parte de la poblaci6n.

Como sucede con muchas political econ6micas, se esperaba que
hubiera compensaciones y sacrificios como consecuencia del
TLCAN. Para el gobierno mexicano, la participaci6n en el TLCAN
requeria que se aceptara que habria costs sociales y de otro
tipo derivados de la reducci6n de los apoyos a la agriculture y
de la transformaci6n de la actividad agropecuaria en unidades
de gran escala fuertemente capitalizadas que harian que los
productores mexicanos fueran altamente competitivos en los
mercados globales. Estos costs, que incluian la dislocaci6n
social y una mayor vulnerabilidad de los pequehos y medianos
productores, eran considerados como parte inevitable de los
cambios necesarios para alcanzar la modernidad y prosperidad
asociadas con la libertad de mercado.

Diez ahos despues del comienzo del TLCAN, muchos de los
cambios buscados por el gobierno de Mexico se lograron o estan
en march. La reconversi6n productive, una mayor eficiencia
de producci6n en granos basicos, una mayor inversi6n privada
extranjera en el sector industrial y la adopci6n de nuevas
tecnologias en la producci6n agropecuaria se pueden apreciar
en muchas regions de Mexico. Al mismo tiempo, los altos
niveles de emigraci6n rural, la mayor estratificaci6n social y
la permanencia de agricultores marginales que produce en
condiciones similares o peores que antes sugieren que las
metas de crecimiento econ6mico se ven empanadas por las
consecuencias sociales adversas de las reforms econ6micas.


sugieren
s del TLCAN,
ntian que la
6mica era Resulta fundamental comprender la
el desaffo que experiencia de los agricultores mexicanos
ograr cierto bajo el TLCAN, por varias razones. La primera
sore las de ellas es que debemos cuestionar los
models que nos Ilevan a career en ciertos
ue se llevaria
resultados econ6micos. Por ejemplo, el
hecho de que las reforms del TLCAN no
lograron que los agricultores cambiaran su
esquema de producci6n de maiz en pequeha escala, se debi6
en parte a que no se tomaron en cuenta los valores sombra de
maiz, que hacen que este cultivo sea especialmente dificil de
reemplazar en la forma de vida traditional de los productores
mexicanos. La segunda es que el observer c6mo los productores
mexicanos respondieron al TLCAN permit comprender mejor
las estrategias que 6stos adoptan al enfrentar la inestabilidad
econ6mica. Junto con los programs tradicionales de asistencia
social, los mecanismos generados localmente pueden ser
apoyados como medios aptos para desarrollar una solidez
econ6mica desde la base. Por l0timo, la experiencia de M6xico
con el TLCAN brinda una oportunidad inica de identificar
las political que tienen que acompahar la negociaci6n e
implementaci6n de futures tratados comerciales, a fin de
proteger a los estratos mas vulnerable de la poblaci6n.

Al elaborar tratados comerciales, las political de protecci6n
de los sectors vulnerable deben ser desarrolladas en los
niveles locales y nacionales de los paises participants y por
organizaciones mundiales como la OMC. Pese a que el TLCAN
ha estado vigente por mas de diez ahos, tanto M6xico como
Estados Unidos deben continuar formulando political para
mitigar los impacts negatives de las reforms econ6micas
y para fortalecer los nexos entire el comercio y el desarrollo
econ6mico y social. Para Mexico, en especial, en vista de la
declinaci6n de ciertos sectors como la industrial de la maquila,
result de fundamental importancia reformulary modificar
el papel del comercio international como fuente principal del
crecimiento econ6mico. Las recomendaciones sobre political
que se enuncian a continuaci6n estan orientadas hacia M6xico











en particular, pero serian de utilidad para cualquier pais que
busque evitar impacts sociales negatives mientras mantiene
una agenda de desarrollo en un context de libre comercio.

1. Redisefiar los programs de seguridad social
Una consideraci6n de suma importancia que debera ser
tomada en cuenta al desarrollar political en el context de las
negociaciones de libre comercio es c6mo reducir los costs de
la liberaci6n econ6mica -por ejemplo, los que padecieron los
agricultores mexicanos. Los programs del tipo de PROCAMPO
han mitigado los impacts del incremento de los costs de
producci6n y la caida de los precious de los products. Cuando
el PROCAMPO se termine en 2008, segin lo proyectado,
dejara a muchos agricultores sin apoyos gubernamentales. Por
ende, Mexico debe explorer las posibilidades para extender la
vigencia del PROCAMPO o, de preferencia, concebir nuevos
programs de transferencia de recursos financieros que encaren
las limitaciones de que adolece el PROCAMPO. En particular, se
necesita un metodo que evite la distorsi6n en la distribuci6n de
recursos entire el norte y el sur del pais. PROGRESA, un program
de transferencia de recursos financieros dirigido a los sectors
de menores recursos, ha logrado mejorar, en cierto grado, la
educaci6n, la salud y la nutrici6n de las families rurales. Muchas
de las caracteristicas del PROGRESA podrian ser incorporadas
a un nuevo program de transferencia de recursos financieros
enfocado especialmente a los pequehos productores.

2. Ampliar la provision de credits, de extension
rural y de insumos bisicos
Aunque las transferencias de recursos financieros contribuyen
a amortiguar los efectos de los desequilibrios econ6micos en
los sectors vulnerable, no necesariamente constituyen un
metodo sostenible de promover la capacidad de estos para
resistir los embates econ6micos. Hay agricultores tanto en zonas
productivas como en las marginales que han aprovechado
las nuevas oportunidades de exportaci6n y los nichos de
mercado, pero la constant falta de creditos, de servicios de
extension agropecuaria, de insumos basicos y de infraestructura,
especialmente en areas marginales, impiden que muchos
otros se beneficien de estas coyunturas. La iniciativa privada
y las cooperatives han Ilenado este hueco en forma parcial,
pero se puede hacer much mas. El acceso al credito continue
siendo dificil, especialmente para los pequehos productores y
los ejidatarios. Se pueden concebir y desarrollar programs de
microcreditos que otorguen financiaci6n a estos productores
sin aumentar su dependencia de los despachos o entidades
con afiliaci6n political. Ademas de las fuentes tradicionales de
credito, el manejo creative de las remesas de los emigrantes


es de importancia creciente para Mexico y otros paises en
desarrollo. La utilizaci6n de estas remesas en proyectos
de desarrollo comunitario y para prestamos administrados
localmente permitiria aprovecharlas para el desarrollo social
(ver en Wise et al. 2003 el ejemplo de los clubes de migrantss.
Ademas de credito, se requieren servicios de extension rural para
que los agricultores aprendan a producer cultivos alternatives.
Las unions, despachos e incluso compahias privadas han
dotado de nuevas tecnologias de producci6n a los agricultores,
pero los servicios de extension deben Ilegar a las comunidades
y asociaciones de productores mas marginales para que puedan
participar en las nuevas oportunidades de producci6n.

3. Aumentar el apoyo a las estrategias de
supervivencia desarrolladas localmente
Los productores respondieron a la disminuci6n de servicios
e insumos formando asociaciones, proyectos comunitarios y
desarrollando nuevas estrategias de comercializaci6n. Estas
formas de cooperaci6n les han permitido no s6lo seguir
produciendo cultivos basicos con eficiencia, sino tambien
asumir los riesgos inherentes a trabajar en un context de libre
competencia. Deberia haber mayor apoyo a los productores
que les permitiera enfrentar la transici6n econ6mica, por
ejemplo, cursos para aprender a organizer cooperatives, o una
mayor asistencia del gobierno a organizaciones de producci6n
y comercializaci6n administradas por productores o por
medio de programs que ayuden a conectar a los grupos de
productores con compradores nacionales y extranjeros. Debido
a la importancia creciente de los supermercados en America
Latina, en general, y en Mexico, en especial, es esencial elaborar
programs que ayuden a los grupos de productores a cumplir
con los estandares de calidad demandados por los extensos
mercados internos. Ademas, la viabilidad de ciertos nichos
de mercado o de estrategias de valor agregado require ser
examinada mas profundamente y las opciones factibles deben
ser estimuladas por medio de financiaci6n y conocimientos
ticnicos.

4. Asegurar igualdad en la aplicaci6n de la
legislaci6n commercial actual
Los grupos que han sido privados de sus derechos por los
tratados de comercio international generalmente pueden
resarcir los dahos dentro del context de dichos tratados. Hay
ejemplos recientes de paises en desarrollo que han utilizado
las instituciones que controlan el libre comercio en defense de
sus intereses. Brasil, por ejemplo, tuvo 6xito en su demand
contra Estados Unidos por protecci6n injusta de su industrial
algodonera, un fallo que a la larga tendra un efecto positive











en muchos pequehos agricultores de paises productores de
algod6n en Africa yAmerica del Sur. Mexico podria emplear
una estrategia parecida para proteger su mercado de las
importaciones de maiz modificado geneticamente alegando
que violan los estandares de bioseguridad. De acuerdo con
Nadal yWise (2004), se han incrementado las voces del
pOblico que demandan que se restrinjan las importaciones
de maiz modificado geneticamente a raiz de un informed de la
Comisi6n Norteamericana para la Cooperaci6n en pro del Medio
Ambiente, que confirm la presencia de genes Bt en variedades
tradicionales de maiz. Si se estableciera una ley que exigiera
la separaci6n y el etiquetado del maiz transgenico importado
desde Estados Unidos, esto cambiaria en forma dramatica la
situaci6n de los productores mexicanos de maiz y podria servir
como otro factor de presi6n sobre la economic estadounidense
en el context del TLCAN y la OMC.

5. Reducir los subsidies agricolas en los paises
desarrollados
La reducci6n de los subsidies a la producci6n de maiz en Estados
Unidos contribuiria a reducir la presi6n a la baja de los precious
de los granos en Mexico. Si bien los productores no comerciales
de maiz en Mexico no se verian beneficiados en demasia por
la eliminaci6n de los subsidies a la producci6n de maiz en
Estados Unidos, los pequehos agricultores en otros lugares que
produce para la exportaci6n se verian sumamente favorecidos.
AOn mas, la reducci6n de los subsidies agricolas en los paises
desarrollados ayudaria a frenar la sobreproducci6n de cultivos
claves y, por ende, el dumping.

6. Incrementar la flexibilidad gubernamental en
los tratados comerciales
Algunas personas ven las limitaciones de los tratados
comerciales internacionales como el TLCAN como razones para
aumentar el ritmo y el alcance de la liberaci6n econ6mica. Pero
segin otro punto de vista, el ritmo de liberaci6n econ6mica
deberia reducirse y cierta capacidad de manejo de los mercados
deberia ser restituida a los gobiernos. La flexibilidad en las
political econ6micas permitiria a los gobiernos desarrollar
programs innovadores o de contenido social sin temor a ser
sujetos a controversial. AOn mas, la recuperaci6n de cierto
grado de soberania en la producci6n de alimentos y sobre


el sector rural permitiria a los paises proteger mejor a sus
agricultores y otros grupos vulnerable (Wise et al. 2003). Un
ejemplo de este enfoque seria excluir de la legislaci6n commercial
los cultivos o sectors vulnerable en reconocimiento de su
contribuci6n a mantener la seguridad alimentaria. Otro ejemplo
seria reestablecer una series de precious derivados, aplicados al
nivel national, que reflejaran los costs de producci6n reales
de los agricultores.Ambas iniciativas requieren una mayor
participaci6n del gobierno en el sector rural, lo que contrast
con el pensamiento actual de que el mercado es el regulador
mas eficiente de la economic. Sin embargo, como se puede
apreciar en la gesti6n de los gobiernos de tendencia izquierdista
de various paises latinoamericanos, hay conciencia de que existen
alternatives al libre mercado y tambien voluntad de imponer
mayores controls nacionales sobre los process locales de
crecimiento econ6mico y desarrollo social.

Las estadisticas relatives al crecimiento econ6mico se
prestan a muchas interpretaciones, pero las experiencias
de los agricultores mexicanos con el TLCAN revelan una
verdad acerca del daho que pueden causar las political del
comercio international a los medios de vida de los sectors
mas vulnerable. El comercio como herramienta de apoyo al
desarrollo, una estrategia recomendada por Estados Unidos
yvarias organizaciones internacionales, no toma en cuenta
suficientemente las desigualdades a los niveles national e
international, ni otros factors econ6micos y sociales que
impiden que los individuos aprovechen las nuevas oportunidades
que surgeon. Como el TLCAN se ha utilizado como modelo para
nuevos tratados comerciales internacionales, como el Tratado
de Libre Comercio de America Central, que se aplicaria en
lugares de America Latina con mayores indices de pobreza que
Mexico, los gobiernos de esos paises deberian crear estrategias
que protejan a los sectors de mayor riesgo y que aseguren
la capacidad de recuperaci6n de los grupos vulnerable. AOn
mas, aunque promueva un incremento de liberaci6n commercial,
la comunidad international tiene la responsabilidad ineludible
de proteger los derechos humans, de proveer asistencia a los
grupos vulnerable para que puedan responder sin sobresaltos
a la transici6n econ6mica y de apoyar a aquellos paises que
busquen desarrollar political nacionales que tomen en cuenta la
justicia social.














Referencias


ACERCA, 2003. Diario Oficial. Quinta Secci6n. 17 de junior.

Ackerman, F, T.Wise, K.P Gallagher, L. Ney y R. Flores. 2003. Free
trade, maize, and the environment: Environmental impacts of
US-Mexico maize trade under NAFTA. Global Development
and Environment Institute. Working Paper No. 03-06. Medford,
Massachusetts: Tufts University.

Appendini, K. 1992. De la milpa a los tortibonos: La restructuraci6n
de la political alimentaria en Mexico. Mexico, D.F.: Colegio de
Mexico.

Arroyo, A.P., ed. 2001. Resultados del Tratado de Libre Comercio de
America del Norte en Mexico: Lecciones para la negociaci6n
del Acuerdo de Libre Comercio de las Americas. Mexico, D.F.:
Red Mexicana deAcci6n Frente al Libre Comercio.

Arroyo, A.P. 2003. Promesas y realidades: El Tratado de Libre
Comercio de America del Norte en su noveno ano. Revista
Venezolana de Economia y Ciencias Sociales 9(2):167-195.

Audley, J., D. Papademetriou, S. Polaski y S. Vaughan. 2003. NAFTA's
promise and reality: Lessons from Mexico for the hemisphere.
Washington, D.C.: Carnegie Endowment for International
Peace.

Badstue, L.B., M.R. Bellon, X. Juarez, I. Manuel yA.M. Solano. 2002.
Social relations and seed transactions among smallscale maize
farmers in the Central Valleys of Oaxaca, Mexico. Economics
Working Paper 02-02. Mexico, D.F.: CIMMYT.

Banco de Mexico. 2005. Informe Anual 2004. Mexico, D.F.: Banxico.

Barkin, D. 2002. La soberania alimentaria: El quehacer del
campesinado mexicano. EstudiosAgrarios. Mexico. Consultar:
http://www.pa.gob.mx/publicalrev_22/David%20Barkin.pdf.

Bellon, M.R. 1996. The dynamics of crop infraspecific diversity: A
conceptual framework at the farmer level. Economic Botany
50(1): 26-39.


Bellon, M.R. y J. Berthaud. 2004. Transgenic maize and the evolution
of landrace diversity in Mexico. The importance of farmers'
behavior. Plant Physiology 134(3): 883-888.

Bellon, M.R. y J. Risopoulos. 2001. Small-scale farmers expand the
benefits of improved maize germplasm: A case study from
Chiapas, Mexico. World Development 29(5): 799-811.

Bellon, M.R., M. Smale, A. Aguirre, S. Taba, F.Arag6n y J. Diaz. 2003.
Participatory landrace selection for on-farm conservation:An
example from the Central Valleys of Oaxaca, Mexico. Genetic
Resources and Crop Evolution 50(4): 401-416.

Boyce, J.K. 1999. The Globalization of Market Failure? Political
Economy Research Institute. Amherst: University of
Massachusetts.

Cargill News International. 2002. A Partnership in Sonora. Ciudad
Obreg6n, Mexico. Nov-Dec. Consultar: http://www.cargill.
com/today/mexico.htm.

CEC. 1999. Maize in Mexico: Some Environmental Implications of
the North American Free Trade Agreement. Environment and
Trade Series #6 Issue Study 1. Consultar: http://www.cec.orgl
pubs_docs/documents/index.cfm?varlan=english &ID=1398.

Comisi6n Econ6mica para America Latina y el Caribe (CEPAL). 1982.
Economia campesina y agriculture empresarial: Tipologia de
productores del agro mexicano. Editorial siglo XXI: Mexico-
Argentina-Colombia-Espana.

de Ita Rubio,A. 2003. Los Impactos Socioecon6micos yAmbientales
de la Liberalizaci6n Comercial de los Granos Basicos en el
Contexto del TLCAN: El caso de Sinaloa. Mexico City, North
American Commission for Environmental Cooperation.
Consultar: http://www.cec.org/files/pdflECOMOMY/lmpactos-
Liberalizacion-comercial-Sinaloa-es.pdf

de Janvry, A., E. Sadoulet y G. Gordillo de Anda. 1994. NAFTA and
Mexico's corn producers. Dept. of Agriculture and Resource
Economics Working Paper No. 725. Berkeley: Universidad de
California.












de Janvry, A., E. Sadoulet y G. Gordillo de Anda. 1995. NAFTA and
Mexico's maize producers. World Development 23(8): 1349-
1362.

Dorantes, J.A.A., V.H.S. Cortes, R.S. Rindermann yV.H.P. Munoz. 2001.
El Mercado de Trigo en Mexico ante el TLCAN. Texcoco, Mexico:
Universidad Aut6noma de Chapingo y CIESTAAM.

Dussel, E.D. 2000. Polarizing Mexico: The Impact of Liberalization
Strategy. Boulder: Lynne Rienner.

Dyer, G. y E. Taylor. 2002. Rethinking the supply response to market
reforms in agriculture: Household heterogeneity in rural
general equilibrium analysis. Tesis de doctorado. Universidad
de California, Davis.

Dyer-Leal, G. yA. Yunez-Naude. 2003. NAFTA and conservation
of maize diversity in Mexico. Informe para la Comisi6n de la
Cooperaci6n para el MedioAmbiente.

ERI Consultores. 2001. Producci6n y comercio agropecuarios de
Mexico en el marco del Tratado de Libre Comercio de America
del Norte y su impact en el desarrollo rural. Consultar: http://
gaceta.diputados.gob.mx/Gaceta/58/2003/ene/Anexo-l-
27ene.html.

ERS/USDA. 2003. NAFTA: Impact on US Agriculture. Informe.
Consultar: http://www.ers.usda.gov/briefing/nafta/impact.htm.

FAO y CIMMYT. 1997.White maize: A traditional food grain in
developing countries. Roma: CIMMYT/FAO.

FAO/SAGARPA. 2003. Evaluaci6n de la Alianza para el Campo 2002.
Informe de evaluaci6n national. FomentoAgricola. Consultar:
http://www.evalalianza.org.mx.

FATUS. 2003. Foreign Agricultural Trade of the United States.
Database. Economic Research Service, US Department of
Agriculture.

Gallagher, K. y L. Zarsky. 2003. Searching for the Holy Grail? Making
FDI work for sustainable development. En L. Schalatek (ed.):
Allies or Antagonists? Investment, Sustainable Development
and the WTO, pp. 7-29. Washington, D.C.: Heinrich B611
Foundation North America.

Gallagher, K. y L. Zarsky. 2004. Sustainable industrial development?
The performance of Mexico's FDI-led integration strategy.
Global Development and Environment Institute. Medford,
Massachusetts: Tufts University.


G6mez Cruz, M. y R. Schwentesius Ridermann. 1993. El sistema
hortofruticola en Mexico frente al TLC. En J.L. Calva (ed.),
Alternatives para el Campo Mexicano, pp. 95-135. Mexico, D.F.:
Fontamara-UNAM.

Gonzalez, P. Wong. 1996. La reestructuraci6n secto-espacial en
Sonora: Una tipologia regional. En M.Vazquez Ruiz (ed.): Las
regions ante la globalidad. Gobierno Estado de Sonora, pp.
87-115. Sonora, Mexico: UNISON.

IFPRI. 2004. Targeted Interventions to Reduce and Prevent Poverty:
PROGRESA- The Education, Health, and Nutrition Program of
Mexico. Consultar: http://www.ifpri.org/themes/progresa.htm.

IFPRI. 2003. How much does it hurt? Report on the impact of
agricultural trade policies on developing countries. IFPRI sesi6n
informative, 26 de agosto.

INEGI. 1998. Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los
Hogares. Mexico, D.F.

INEGI. 2003. Bureau of Economic Information. Mexico City, Instituto
Nacional de Estadistica, Geografia e Informatica (INEGI). www.
inegi.gob.mx.

Johnson, S.H. III. 1997. Irrigation management transfer in Mexico:
A strategy to achieve irrigation district sustainability. Research
Report 16. International Water Management Institute.

Lederman, D., W.F. Maloney y L. Serven. Lessons from NAFTA for
Latin America and the Caribbean. A Summary of Research
Findings. Washington, D.C.: The World Bank. Consultar: http://
wbln 0018.worldbank.org/LAC/LAC.nsf/ECADocby Unid/32
E02C48D1A7695685256CBB0060CA65? Opendocument.

Levy, S. y S. van Wijnbergen. 1994. Labor Markets, Migration
and Welfare: Agriculture in the North American Free Trade
Agreement. Journal of Development Economics 43:263-278.

Long, N. y M.Villareal. 1998. Small product, big issues: Value
contestations and cultural identities in cross-border commodity
networks. Development and Change 29:725-750.

L6pez I., L.A., F. Martinez M. y G. Sanchez R. 2000. Oportunidades
de Desarrollo del Trigo en Mexico: Un Enfoque Competitivo.
En Boletin Informativo, Num. 315, Volumen XXXII, 8a. Ipoca,
Ano XXIX. Morelia, Michoacan, Mexico. Direcci6n de Analisis
de Cadenas Productivas y Servicios Tecnicos Especializados.
Mexico D.F.: Banco de Mexico-FIRA.












Masera Cerruti, 0. 1990. Crisis y mecanizaci6n de la agriculture
campesina. Program de ciencia, tecnologia y desarrollo.
Mexico: El Colegio de Mexico.

Matus, J. yA. Puente. 1990. Las political commercial y tecnol6gica
en la producci6n de maiz en Mexico, analisis y perspectives
en el entorno international. En Revista de Comercio Exterior,
Diciembre. Mexico, D.F.

Nadal, A. 2000. The environmental and social impacts of economic
liberalization on corn production in Mexico. Estudio realizado
por Oxfam GB yWWF International.

Nadal, A. 2002. Corn in NAFTA, eight years after. Mexico. Informe
preparado para la Comisi6n Norteamericana para la
Cooperaci6n del MedioAmbiente.

Nadal, A. 2003. Macroeconomic Challenges for Mexico's
Development Strategy. En K. Middlebrook and E. Zepeda (eds.):
Confronting Development: Assessing Mexico's Economic and
Social Policy Challenges. San Diego: Stanford University Press
and Center for US-Mexican Studies, University of California.

Nadal, A. y T. Wise. 2004. The environmental costs of agricultural
trade liberalization: Mexico-US maize trade under NAFTA.
Discussion Paper Number 4. Working Group on Development
and Environment in the Americas. Consultar http://ase.tufts.
edulgdae/Pubs/rplDP04NadalWISEJuly 04.pdf.

Hernandez Navarro, L. 2003.Acuerdo para el campo: Cambiar para
que todo siga igual. La Jornada. 21 de abril de 2003. Consultar:
http://www.jornada. unam.mx/2003/04/21/007a1 pol.
php?origen= index.html.

Naylor, R.L., W.P. Falcon yA. Puente-Gonzalez. 2001. Policy Reforms
and Mexican Agriculture: Views from the Yaqui Valley. CIMMYT
Economics Program Paper No. 01-01. Mexico, D.F.: CIMMYT.

OECD. 1999. Agricultural policies in OECD countries, monitoring and
evaluation. Consultar http://www.oecd.orglagr/publicationsl
index3.htm.

Orden, D. 2003. US agricultural policy: The 2002 Farm Bill and WTO
Doha Round Proposal. IFPRI/TMD Discussion Paper No. 109.

Oxfam. 2003. Dumping without borders: How US agricultural
policies are destroying the livelihoods of Mexican corn farmers.
Oxfam Briefing Paper No. 50.


Puente-Gonzalez, A. 2003. Economic and trade environment impact
on agriculture. A regional assessment for 1991/2000. Centro de
Ciencias del Medio Ambiente y Politicas, Instituto Stanford de
Estudios Internacionales, Universidad de Stanford.

Rice, E.B. 2004. Conservation and change: A comparison of in-situ and
ex-situ conservation of Jala maize germplasm in Mexico. Tesis de
doctorado. Ithaca: Cornell University.

Ritchie, M. y S. Murphy. 2003. United States dumping on World
agricultural markets. Minneapolis: Institute for Agriculture and
Trade Policy.

RNIE 2003. Registro Nacional de Inversiones Extranjeras. SAGARPA,
Mexico. Consultar http://www.economia.gob.mx/?P=1163.

Roberts, L. 2003. Trade liberation in theory and fact: The impact of
NAFTA on small maize producers in Mexico. Tesis de maestria.
Dalhousie University. Halifax, Nova Scotia.

Rudino, L.E. 2004. Desplaza el trigo al maiz en la dieta familiar. El
Financiero. 30 de abril de 2004.

Sadoulet, E. yA. de Janvry 2001. Cash transfer programs with income
multipliers: PROCAMPO in Mexico. World Development 29(6):
1043-1056.

SAGARPA. 2002. Resultados de la Aplicaci6n del Cuestionario a
Productores de PROCAMPO. Consultar diciembre de 2005 en:
http://www.procampo.gob.mx/result_enc_procampo.html.

SAGARPA. 2004. Programs de apoyo director. Resultados principles
del 4o. trimestre. Ao fiscal 2004. Consultar diciembre de 2005
en: http://www.procampo.gob.mx/analisis/00_ProcampoPEF
2004_Cierrediciembre.pdf.

Sanchez, J.J., M.M. Goodman y C.W. Stuber. 2000. Isozymatic and
morphological diversity in the races of maize of Mexico.
Economic Botany 54(1): 43-59.

San Martin, N. y R. Brand. 2003. Florida's citrus tariffs on the table at
Brazil trade talks. Miami Herald. 5 November 2003. Consultar:
http://www.geocities.comlericsquire/articles/ftaa/mh031105.
htm.

Schwentesius, R., M. Angel G6mez, J.L. Calva Tellez, L. Hernandez
Navarro (eds.) 2003. El CampoAguanta Mas? Texcoco, Mexico.
La Universidad Aut6noma de Chapingo. SEDARPA. 2003. La
agriculture en Veracruz: Principales cultivos. Xalapa, Veracruz.












SEDESOL. 2003. Medici6n del desarrollo: Mexico 2000-2002.
Consultar http://www.sedesol.gob.mx/publicaciones/libros/
01Cuadunion.pdf

Skoufias, E. 2005. PROGRESA and its impacts on the welfare of rural
households in Mexico. Research Report 139. International Food
Policy Research Institute. Washington, D.C.: IFPRI.

Smale, M. y M.R. Bellon. 1999. A conceptual framework for valuing
on-farm genetic resources. En D. Wood and J.M. Lenne
(eds):Agrobiodiversity: Characterization, Utilization and
Management, pp. 387-408. Wallingford, UK: CABI Publishing.

Taylor, J. y G. Dyer. 2003. NAFTA, trade and migration. Prepared
for the Migration Policy Institute Project NAFTA@10.
Departamento de Agricultura y Economia de los Recursos.
Universidad de California, Davis.

Taylor, J., A. Y6nez-Naude y G. Dyer. 1999. Agricultural price policy,
employment, and migration in a diversified rural economy: A
village-town CGE analysis from Mexico. American Journal of
Agricultural Economics 81:653-662.

Trade Policy Monitor. 2002. Florida-Brazil Citrus Case. Thunder
Lake Management Inc. Consultar http://www.thunderlake.
com/braziloj.html.


Y6nez-Naude, A. y F. Barceinas. 2002. Lessons from NAFTA: The case
of Mexico's agricultural sector. Informe para el Banco Mundial,
Washington, D.C. Consultar http://wbln0018.worldbank.
org /lac/lacinfoclient.nsf/1daa4610322912388525683
1005ce0 eb/2el 1a4d12a57e2ee85256c4d006d9b66/$FILE/
Yunez%20Text%20Final.pdf.

Y6nez-Naude, A. 2001. The dismantling of CONASUPO, a Mexican
state trader in agriculture. Mexico, D.F.: El Colegio de Mexico.

Wise, T 2004. The paradox of agricultural subsidies: Measurement
issues, agricultural dumping, and policy reform. Global
Development and Environment Institute. Working Paper No.
04-02. Medford, Massachusetts: Tufts University.

Wise, T, H. Salazar y L. Carlsen (eds.). 2003. Confronting
Globalization: Economic Integration and Popular Resistance in
Mexico. Connecticut: Kumarian Press.

World Bank Group. 2004. Poverty in Mexico:An assessment of
conditions, trends and government strategy. Consultar http://
web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/COUNTRIES/LACEXT/
MEXICOEXTN/0,,menuPK:338403~pagePK:141159 ~piPK:141
110~theSitePK:338397,00.html.

Zahniser, S. y J. Link (eds.). 2002. Effects of the North American
Free Trade Agreement on Agriculture and the Rural Economy.
ERS/USDA Agriculture and Trade Report.








ISBN: 970-648-147-8























vp
M:Wk:




........ ......

If
&
... ........ M H

........ ........
.. ........ ...
H "7iRFQV j ilk
...... .....
14 ......... .. .... ..... .. ..















11cimmyT.R
Centro Internacional de Mejoramiento de Maiz y Trigo
Apdo. Postal 6-6,41, 06600 M6xico, D.F., M6xico
www.cimmyt.org

Disponible en pdf aquif:
http://www.cimmyt.org/spanish/docs/special-publ/s-specialReport06-0l.pdf




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs