• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Foreword
 Campana de 1844
 Campana de 1845
 Campana de 1849
 Durante la tregua
 Campana de 1855
 Apendice














Group Title: Partes oficiales de las operaciones militares realizadas durante la Guerra Domínico-Haitiana : recopilados y ampliados con notas.
Title: Partes oficiales de las operaciones militares realizadas durante la Guerra Domínico-Haitiana
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00077480/00001
 Material Information
Title: Partes oficiales de las operaciones militares realizadas durante la Guerra Domínico-Haitiana recopilados y ampliados con notas
Physical Description: 46 p. : ; 25 cm.
Language: Spanish
Creator: García, José Gabriel, 1834-1910
Publisher: García Hermanos
Place of Publication: Santo Domingo
Publication Date: 1888
 Subjects
Subject: History, Military -- Dominican Republic   ( lcsh )
History, Military -- Haiti   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Dominican Republic
Haiti
 Record Information
Bibliographic ID: UF00077480
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 21895150

Table of Contents
    Front Cover
        Page 1
    Foreword
        Page 2
    Campana de 1844
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
    Campana de 1845
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
    Campana de 1849
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
    Durante la tregua
        Page 27
        Page 28
        Page 29
    Campana de 1855
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
    Apendice
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
Full Text
w


PARTIES OFICIALES

DE LAS

OPERACIONES MILITARES

REALIZADAS DURANTE


11 (IIE llI illixIII lIII AiIi,

RECOPILAI)S Y AMPLIADOS CON NOTAS


JOSE G-- G-ARCIA.


SANTO DOMINGO.
IIVrPREIN TA DE GA~ARCIA IERArMlANOS-







/






ADVERTENCIA.




Casi arrancado de los bancos de la escuela para ingresar d las filas del
ejercito, en ,irtud de la lei de conscription d que estaban siujetos todos los do-
minicanos indistintacmente, comparti idurante mas de seis aios las fatigas de
Un servicio actiro en el cfu'rpo de artilleria, ascendiendo por rigurosa escala
al empleo de subteniente.
Esta circunstancia, origen principal de las peripecias de mi vida, me
union e e el cartel con lazos de familiar d los sufridos veterans de la guerra
de la separation, identificd(dome accidentalmente con sus glorias y hacidado-
me cooparticipe de sius hondos padecimientos.
For eso, cada rez que he tenido que ocuparme en escribir sobre asuntos his-
tlricos, he putesto particular empeno en ser consecuen te con mis antiguos com-
pa.ieros de arenas, sacando d relucir sus noimbres, por lo comun olvidados,
y hacienda mencion honorifica de sus me'ritos, injustamente desatendidos.
Con ese mismofin, que me envanezco en suponer noble y generoso, doi d
la luz piblica en home aje al gran dia de la patria en st 45 aniversario,
una coleccion bastante complcta de los parties oficiales relatives d las opera-
ciones militares realizadas durtnt I la guerra dominico-haitiana, amplidndo-
la estensamente con notas ilportantes tomadas de la fuente pura y abundosa
de la tradition.
Ojald que este trabajo, pobre pero hijo de un blue deseo, merezea como
recompensa, no solo dar unfeco reaice los timbres nacionales que recuerda,
sino tambien serciir de prorecho d los hombres de arimas de la actualidad, ins-
pirdndoles para bien de ellos y honra del pais, el propo'sito de igualarse d los
del pasado, no en cuanto d valor ,e intrepidez, que son dotes mui comunes
entire los hijos de Quisqueya, sino en punto a tdctica military, discipline,
moralidad y patriotism.

Santo Domingo 27 de febrero de 1888.

Jose G. Garcia.


















CAlIMPA.3STA. DE 1844.-


FUENTE DEL RODEO, LAS CABEZAS DE LAS MARIAS Y AZUA.


Dios, Patria, y Libertad.-Repfiblica Iominicana.-Santo Domingo y
Marzo 21 de 1844, y 19 de la Patria.-La Junta Central Gubernativa, al
pueblo y al ejireito.
Dominicanhis: Ni Ia justicia de nuestra causa, ni la conduct noble y
jenerosa que lheios tenido con los haitianos, haan sido bastantes para que se
nos hubiesen guardado aquellas consideraciones que atrae sobre si la opi-
nion piiblica, la voluntad general de los pueblos, siempre respectable, y
los principios del derecho de la guerra entire naciones civilizadas.-Los hai-
tianos han pIrovocado las hostilidades y nos han agredido, sin siquiera
haeernos ula coimunicacion, y sin respolner Ai las notas oficiales que hemos
dirijido a su president. Tal ha sido el desprecio que han agregado A~ sus veja-
ciones aliteriores, pensando sin dudla, que, con sI presencia sola, volverian a
domiinrnos para tratarnos peor que iunea; pero el Omnuipotente, que pro-
teje nuestra causa, ha queri(to (ue en tires encuentros (1) que hemos tenido

(1) De estos tres encuentros, dos tuvieron lugar en la jurisdiction de Neiva:
uno en La Fuente del Rodeo y otro en Las Cabezas de las Marias. En el primero,
que futi el verdadero bautismo de sangre de la Rlptiblica, se vieron derrotadas las
fuerzas invasoras por las tropas colectivas que salierou a su encuentro capitaneadas
por Fernando Tavera, quien sufri6 una herida de consideration, siendo sustituido en
el mando por sus tenientes Vicente Nobles y Dionicio Reyes. En el segundo le toc6
la peor parte Ai las fierzas doininicanas, que al no avanzar iumediatamente sobre
Neiva, dieron tienupo a que Brouat fuera en busca de auxilios, y encontrando en Las
Barbacoas a los regiuientos 20 y 21, volviera otra vez A la carga en actitud de domi-
nar la situation.
El tercer encuentro fu6 la batalla librada en Azna el 19 de marzo, victoria es-
plendida que perdid su importancia political y military, con el abandon que durante la
nochle hicierou las fuerzas vencedoras de las posiciones que ocupaban, para replegar-
se sobre Sabanabuei prilnero y concentrarse despues en Bani. Esta action tuvo lugar
A la entrada de la poblacion por el cainino de San Juan, en donde formed el general
Santana su line de batalla defendida por dos piezas de artilleria: una A cargo de
Francisco Soft6; y la otra a cargo del teniente Jos4 del Carmen Garcia. Se distin-
guieron en ella, A ias del jefe del ej6rcito, los coroneles Antonio Duverg4, Feliciano
Martinez y Manuel Mora, sfialandose entire los oficiales subalternos, los Mafion, los
Perez, los Mendez y los Vargas. Sobresali6 tambien el coinandante Lucas Diaz, quien
estando de avanzada en Jura, fal el primero que hizo fuego al ejercito invasor, re-
glegandose en buen drden sobre Azua A dar part de la aproximacion del enemigo.


__








-4-
con ellos, en Neiba y Azua, nuestras armas hayan salido vencedoras,
principalmente en la jornada del dia 19, en que ha sido considerable el nii-
mero de muertos y heridos de su part, habidudose visto en la precision de
abandonar el campo despues de tires horas de combate.-Dominicanos Si es
glorioso para vosotros el haber usado de moderation y de jenerosidad, ya
es un deber correr A las armas, volar 4 la victoria, unirnos para ser inven-
cibles, defendiendo la Patria, la libertad, y nuestros derechos.-Viva la re-
ligion!-Viva la Repdblica Doiniicana!-Vivan los bravos!-El Presidente
de la Junta, Bobadilla,-Caininero,-Abreu,-Felix Mercenario,-C6rlos
Moreno,-J. TomAs Medrano,-Echavarria,-El Secretario de la Junta,-S.
Pujol.

TALANQUERA Y SANTIAGO.


Dios Patria y Libertad, Reptiblica Dominicana.-Santingo y Abril 5 de
1844 y 19 de la Patria.- Jose Maria Imbert, jeneral Comandante del Dis-
trito y las operaciones de Santiago.-A los Miemibros de la Junta Central
Gubernativa.-El mando provisional del Distrito y operaciones de Santiago
met f6d conliado el 27 de Marzo prdximo pasado, dia de mi nomibramiento:
desde este dia tomnl todas las inedidas necesarias para activar los trabajos
de tres bateifas, en las (nales se trabajaba desde algunos dias antes con
much lentitud. Di orden de montar sin dilacion los cafiones, Ai saber: una
pieza de a 8 en la bacteria dterecha, una de A 4 en la del centro, y mna de A
2 en la izquierda, del lado del rio Yaque, lo (que se ba etectuado en mi pre-
sencia.-Por el combate de Talanquera entire nuestras tropas avanzadas y
las del enemigo, que se babia presentado con uelrzas superiors, supe Inego
que mis preeaiciones no erain initiles. Nnestras tropas en nliiero mUi
inferior, se vieron en la precise necesidad de retirarse A esta cindal, sin
embargo do haber obtenido ventajas, en este combat, en el cial el enemigo
ha esperimentado algunas pi)rdidas.--El enemigo, disimnlando con much
cuidado su march, se diriji6 con precancion sobre esta cindad, no dejando
ai la vista sino algunos cien maroteros, pillando, incendiando y desvastando
los lugares. El 29 ordend al coronel Pelletier, antiguo military y guerrero
en Europa, salir 6 la cabeza de 400 hombres de infaiteria, que debian al
instaute ser reforzados por 100 de caballeria del Macoris. El 30, luego que
el colonel iba A marchar con su tropa, fui prevenido de (ue el enemigo avan-
zaba sobre Santiago y que no dilataria en presentarse. Jnzgne convenient
dar el mando de todas las tropes que estaban on la sabana al dicho coronel,
en el cual tenia enter conlianza.
El coronel escoji6 inme(liatamente para su ayudante al comandante de
injenieros Aquiles Miichel, dirijidndole a la izquierda. Al instant rompi6se
el ataque.-Se habia tormado el enemigo score dos columns de cerca de dos
mil hombres cada nua.-La primer se dirijii rnipidamente, en buen 6rden
y las armas al hombro, precedida de un cuerpo de caballeria, hacia nuestra
izquierda, que era nuestro punto de defensa el mnis debil. El coronel Pelle-
tier por mi 6rden, y segun el informed del comandante Aquiles Michel, de que
nuestra izquierda necesitaba ser reforzada, hizo trasportar al paso de caire-
ra, la mitad de nuestros hombres del centro, a la cabeza de los cuales se
puso el comandante Aquiles Michel; y fn16 tanto el entusiasmo de los nues-
tros, que los hombres que custodiaban la bacteria del centro, viendo A sus com-
paijeros que iban sobre la izquierda, se precipitaron tambien, dejando esta ba-








-5-
teria casi sola. Al instant ordend al coronel Pelletier que inmediatamente
los hiciera reemplazar por otro destacamento. Seguidamente los nuestros
se vinieron a las manos con el enemigo: principi6 una fusilera bastante viva;
y el enemigo so atemoriz6 y retrocedio, quedaudo algunos de ellos muertos
por nuestras lanzas y machetes. Volvio, sin embargo, con much intrepi-
ddz; principid el fiego de nuestra piezas y la mortandad del neemigo lo hizo
detener un instante en su marlha: su caallleria fnug y no apareci6d ins en
today la aceiou; pero poco despues, recobrando inimo c el nemigo, volvi6 de
nuevo a ataqiue, A paso de carga N en colhuina ('errada. Con el Inisino vi-
gor InO recibido por los nuestros, y nuestra artilleria le mat6 tanta jente,
que r'cnunei6 A nuevos esrnerzos de este lado, y so retired para juntarse con
Ila otra columiina. El enemigo, liabiendo asi rennido todas sus thlerzas, atac6
entoncesu A nuiestra dt ereha tan tfrioso, ique una docena de ellos vinieron a
e;pirar al pid dle nuestra bacteria dereelia, imuertos por unestros fusileros.
Esta pieza bizo sufrir girands pi'rdidas al enemigo, que annque rechazado
se pre"sent6 v;arias ocees en bi'en drdei. Por i6'ltima \Cz s' present en co-
I uninai cterr;li, y nuestra artillein, dejn:idole avnza;r de frenite, la pieza
de la dereclia tird con inetralla sobrle esa Imna e hizo al centro un claro
espanitoso: la pieza de 1a izquierda liizo lo umismo y oc'isioii6 nl enemigo ignal
desturnucionl, tde modo que la cabeza do la column liasta su centro, fud
leducida como Ai veinte hloltlres, que nuestros soldados de la bacteria de la
derechla acabaron a tiro de fusil.-Eiitonces el eiiemigo perdid enteramente
el ilnimo y ('es today tentative de ataque. El combat Ilabia principiado
A las doce y siguid ihasta las 5 de la tarde. El enleinigo mand6 un parla-
ienitario, y el nuestro sali ti su encuentro al inedio de la sabana, A igual
distancia entire los dos ej6rcitos.
Parece (lue el eneieigo no tenia sino un conocimientto conluso de los
acoitecimientos de Azua en el dia diez y uneve, pero despues que nuestro
parlalmentario le iubo dado iuitorimes, nos di( a1 enteider que la part del
Niortf, canstda del ytigo de la del Siur, no estaba Ihjos dc (cpartarse y de tra-
tar con la R ptublica Dominicnaa.-Como era ya tarde y se aproximaba la
noclie, se terminaron las cnl'erencias de este dia despues de una conven-
cion de una part y de otra, de suspender today hostilidad durante la noche y
hasta el 6xito de las clnfemrencias que fueroni translhridas para el dia si-
guiente al aiianecer.-El 31 i 'r la maiiana, (deslmes de varias co nfrencias,
el Jeneral Pierrot, comandaute eln jefo del ejdrcito liitiano del Norte, me
escribli (Iqle se iba a retirar, pididnidome la segnridad de poderlo hacer
sin ser inquielado de mii part. Le he respondido pir Ia carta que vA ad-
junta; pero 6l, ni aun la espero. Cuando se la mande con nuestro parla-
menanrio, 'ya sO habia retirado enl el ma yorl deslriden, I l)abldoinando sus cal-
deros, tambores, y iuna infinidad de otros objetos, y adenms viveres que le
seran ciertainente de la mils granile necosidad; y esto fmd) por un rumor'
que se esparciod entire ellos, tde que el general Villanueva, de Puerto de Pla-
ta, y el Teniiete Coronel Francisco Caba, de la Sierra, venian por detrds
a ataclrlos.-El enemigo fi en su retiraila atacado en various puntos por
los inestros de la Sierra, y en todas parties le han muerto soldados. Tal es
el exito del ataque del ejdrcito Haitiano con que se nos amenazaba tan alta-
neramente. El enemigo no de(j en el campo de batalla menos de 600
muertos, y segun el efecto que prodnjo la nmetralla, el ncimero de sus he-
ridos ha de ser much mayor: el camino quo sige ell su retirada no es sino
nn vasto cementerio. P.r una protection maniniesta de la Divina Provi-
dencia, el enemigo ha sufi'ido semejante pdrdida, sin que nosotros hayamos
tenido one sentir la muertp de in ailn lo hnonhIo ni It.-,,nna I.t .h. +.,;,,







-6-
un solo herido. iCosa milagrosa que solo se debe al Sefior de los ejdrcitos
y a la just causa! (2)

Comunicacion del general Imbert al general Pierrot, menecio uda eln
el parte anterior.

Dios, Patria, y Libertad.-Rephiblica Dominicana.-Cuartel Jeneral de
Santiago, 31 de Marzo de 1844, afio 19 de la Patria.-Jos6 Maria Imbert,
Jeneral Comandante del Distrito y las operaciones de Santiago.-Al Jene-
ral Pierrot, Comandante en Jefe del ejdrcito haitiano del Norte.-Jeneral:
En este moment aeabo de recibir su nota fechada de boy mismo: apre-
cio en su verdadero valor los motivos que Ie ban determinado A reti-
rarse. Siemprejusta, siemlpre firm y jeneros;a, la Repiblica Dominicana
no fomentarA uua guerra civil y de esterminacion, aunque el dxito A si fil-
vor no puede de ningun modo ser dudoso. Siempre dispuesta A mirar y
reconoccr como amigos y hermanos A los Haitianos del Norte, nuestra Re-
publica, estado libre d iudependiente, estarn aniimada de los sentimientos de
fi'aternidad, mas sinceros luicia ellos, y siempre dispuesta A hacer tratados
de amistad y de comercio. Pero si se tratase de encadenaria de nuevo,
ella protest a la faz de Dios, que la ha protejido tan visiblemente, que
antes de someterse al yugo haitiano, no dejarkA a sus crueles opresores
sino cenizas y escombros. Le advierto ademas, Jeneral, que Vd. no puede
cousiderar las hostilidades terminadas, entire los Dominicanos y los haitia-
nos, mientras quec estei detenidos los doiniicauos arrestados en cual-
quiera part de la l1tlllblica Haitiana. Cuente Vd., Jeneral, con la gran-
deza, la justicia y la buena t1 de la Repfiblica Dominicana, para que al
mismo tiempo (uie imestros compatriotas nos scan reiitidos bajo salvo con-
ducto, los haitianos sean al instant devueltos con las misnlas for'mali-
dades.-Yo le lago tamibien present, que los prisioneros haitianos quo es-
tai en nunestro powder, han sido siempre tratados con jenerosidad: el Jene-
ral Morisset y otros jenerales y coroneles, actualmente detenidos en Santo
Domingo, no estlin en la ceireel sino en casas l)articulares, con el mejor
tratamionto. Siento amargamente que los nuestros en el powder de Vds.
hayan sido tratados de un niodo inny different. Siento ignalmente que no
le convenga dejar :i sus heridos: ellos serian tratados aqui con la mayor
humanidad y cuidado.-J. M. Imbert.

Debiendo ser do gran satisfaction al puiblico el conocimriento del part
official que ha recibido el gobierno del Jeieral Coinandante de Santiago,
en que detalla el ataqu; e do nuestras tropas con las haitianas A: inmedia-
ciones de aquella ciudad el 30 del pasado, ha ordenado se imprimna y cir-
cule para que llegue a conocimiento de todos.


(2) Eu esta accion, que salv6 la existencia do la Repuiblica repouiendo el espf-
ritu pilblico del abatimiento en imie lo tenia suinergido el abandon de Azua, se dis-
tinguieron: el coronel Angel Ieyes, que hizo prodigios i la cabeza del batallon La
Flor, comnpuesto de la juventud santiaguesa; el capital Eugenio Valerio, que con su
companfia, formlada por la gente de Sabana-Iglesia, sirvi6 de avanzada acampado junto
al comenterio viejo; cl coronel Toribio Ramuirez, que defendid heroicamente el terreno
quo ocupaba a la cabeza de las tropas de La Vega; el capital Jos6 Maria Lopez, que
hizo maravillas con la artilleria que tenia bajo su niando; y el -coronel Pelletier, que
secund6 sin dejar nada que apetecer las disposiciones del general Inbert, tan pruden-
Itn omnr ,lfnnflitrn








GUAYUBIN Y TALANQUERA.

Dios, Patria, y Libertad.-Repfiblica Dominicana.-Santo Domingo y
Abril 11 de. 1844.-La Junta Central Gubernativa.-Persuadida de la sa-
tisficcion general que debe producer el conocimiento de los acontecimientos
posteriores al 30 del pasado, en que el ejdrcito espedicionario de la part
del Norte sp:ifiol ha sellado y coronado el complete triunfo de nuestras
arinas, se apresura A hacer publicar el parte olicial que acaba de recibir del
correjidor del Macoris, cuyo tenor es el siguiente:

Macoris, ( de Abril de 1844 y 1? de la Patria.-El Correjidor de la comun del
Iacoris, a los mieimbros que componen la Junta Ceutral GCubernativa en Santo Do-
mingo.-l-espetables Compatriotas:-Acabo de recibir la plausible noticia, por el je-
neral provisional de Santiago, J. 31. Imbert, que el rest del ejdrcito haitia.no que
habia fugado en el ataque dcl 30 del pasado en Santiago, ha pcrecido entire Guayubin
y Talanquera, y con (1 los jenerales Charri6 v Cadet Antoine. Esta victoria se le de-
be A los valientes patriots nandados por los comalandntes Francisco Caba v Bartolo
Mlejia, que estaban Ai la cabeza de la Division emboscada. ;Gloria al Dios de los
ej6rcitos!-l)ios guard A Vds. muchos afios.-Firmado-Justo Zegarra.

iupriinase, publiquese y ciretlese.-El Presidente de la JInta,-Bo-
badilla,-Camniirorn,-Echavarria,-J. TonAs Medrano, -Delorve,--Grlos
Moreno,-Felix IMercenario, -M. M1. Valverde.-El Secretario de la Jun-
ta,-S. Pujol.

TORTUGUERO.

Dios, Patria, y Libertad.-Repilhlica Dominicana.-Santo Domingo
y Abril 23; de 1844, y 1 doe la Patria.-La Junta Central Gubernativa.
Al Pueblo y al E jlcito -Dominiicanos: La victoria nos acoinpafia por
todas parties: por todas parties nuestras amnas intoilden el terror aJ nuestros
eneniigos, y mianitiestan claraiente at los tiranos crueles de niestra Pa-
tria, que no tan solo noes edable lidiar ventajosameinte con ellos en el cam-
po de b.talla, sino que tainbien podemos vengar en el porvenir los males
de nuestra infeliz suerte pasada. Si, doininicalos: la tunmba que su ma-
quiavelisimo, su ambition insaciable, y e conjunto horroroso que sus desor-
denados vicios nos preparaban, servir~ plara ellos iismos, si tuviesen la
ciega locura de pretender doblegarnos nuevaimente atl yiigo infaine y vil
que con tanto valor v constaneia iheios sacutido, al iifvor de la justicia de
nuestra causa y del Oninipotitee que la proteje.-Nuestras arenas vence-
doras en las orillas del Guayubin, y del candailoo YI(ique, han repelido com-
pletamente A los fbrajidos soldados del Norte.-Vencedoras tainbien eu el
intortunado pueblo de Azna, ban admniralio al ejercito del Sud, y Ie han,
seguramente, desconcertado al ignal de su Presidente. Al corriente, po-
co Iias 6 imenos, de las fuerzas sutiles que los hlailianos podian tener en el
puerto de Azua, resolvimos arnmar algunos buques, y otbnar la espedicion ma-
ritima que march sobre ellos con el objeto de atacarlos, y las Playas del
Tortuguero se han ininortalizado cou la victoria que obtuvieron nuestras
goletas La Separacion Dowinicana y La iMaria Chica.--El 13 por la noche,
salieron nuestros buques de Agua de la Estancia, y el 14 a ainanecer divi-
saron fondeadas en el Tortugnero, un bergantin, una goleta y una balan-
dra A la vela y que parecia venir al puerto A traer viveres A los enemigos.
Al instant emprendierou nuestras fuerzas sutiles march sobre ellos, y al







-8-
anochecer, habidudola perdido de vista por su lijereza y la distancia en que
se hallaba, supusieron que se habia aproximado a tierra y bajado sus
velas. Volvieron los nuestros At fondear 4 Ocoa, y A las oclio del dia si-
guiente, es decir, el 15, se hicieron a la vela de nuevo, y ,4 las once del
dia avistaron el el inismo puerto de Azua el mismo bergantin, la misima
goleta y la balandra que el 14 en la noche se les habia escapado. So
aproxiinaron al puerto, A tiro de caeton, tremolando el pabellon Dominiica-
no, y el bergantin se hizo i la vela para entrar en combat; pero) fai tan
active el fuego de cation de la goleta "La Separacion Doininicuaa", que le
oblig6 i1 barar en tierra, en un lugar done probablemente no salhdr ja-
mas.-L:ts trincllhras que nnestros enemigols teuian en tierra con algunos
caiaones, tiraron sobre nuestlros buques on l fuego vivo, pero afortunadainen-
te, uo leinos tenido ni un imuerto, iii un liheido.-La goleta "La Separacion
Dominicata," junto coi la '"Maria Chica", dirijieldo sus bordadas sore
tierra, hicieron con much viveza ftiego los enemigos con bala y imetralla,
y es probable quo haya habido en ellos inti portion de inuritos y herlios, y
los dos bunques (qne quedlban en el puerto bararon cerca de tierra. (3).-Los
nuestros, despnes de tires ioiras de comibate, se retiraron A4 a lBoca de la
Caldera, dond(e esperaban 0rdeines del Jeneral en jete del ejercito del Sud,
Pedro Santana, para maniolrar de unevo sobre los eneinigos.--ITal lha sido
el result do del primer elncioentro por la marf; y cono nuestia cauisaL es just
y acepta a los ojos dele Soior, 61 nos protege, y el triuutb cominplto sobre
nuestros opresores, es indudable. El Presidente de la Junta,-Bobadilla,-
Vice-lPresidente,-Manuel ,I i ienes,-Cainuinero, -1Echavarifa, -Delorve,-
Carlos M oreno,-Manuel Maria Valverde,-J. Tomnls Medrano.-El Secre-
tario,-S. Pujol.

CACIMAN 1I

Dios, Patria y Libertad.-Reptiblica D)oiniicana.-Pedro Santana, Presi-
dente de la Re)iublica.-Auiique el G(obierno no juzg6 necesario distraer las
multiplicadas atenciones de preferente interest de la imprenta national, para
dar al pfiblico el parte de 6 de Dicieinbre del afio vencido, del general de bri-
gada A. Duvergd, sobre la tomina el 4 del inismo, del fuerte del Cacinan, cons-
truido por los enemigos sobre los lifmites, entire las dos poblaciones de Cao-
bas y las Matas (de Farftai; debiendo ilustrar la opini,)n public. a fin de
prevenirla contra las tiibulas que bacen circular por todas parties nuestros
enemigos, y sus partidarios, en las colonies vecinas, he tenido por convenien-
te dar publicidad Ac ese documetto, que en lo pertinent dice asi:
Dios, Patria y Libertad.-Ro fiblica Dominicana.-Cuartel General de Las Ma-
tas, 6 de Diciembre de 1844 y 1 Ie lla Patria.-Antonio Duverge, general de Brigada
colmandaute de la Provincia de Compostela de Azna y provisionalmente encargado del
ejdrcito espedicionario en la frontera del Sud.-Al general Pedro Santana, Presidente
de la Repiiblica.-Respetable Presidente.-'-Doi conocimiento A V. coino me resolvi

(3) La goleta Separacion Dominicana, que arl)olaba la bandera de corneta, es-
taba inandada por el comandante Juan Bautista Cambiaso, fundador de la marina
national. La Maria Clhca tenia coino jofe al comandante Juan Bautista Maggiolo,
italiano de nacimiento, pero doininicano de corazon, que puso al servicio de la Repfi-
blica, no solo su persona, sino tambien una goleta que poseia, la Maria Luisa, que ha-
biendo sido embarrancada en las costas de Bani por el comandante Simon Corzo, para
evitar que cayera en powder de unos buques enemigos que la perseguian, le fu6 resti-
tuida con una presa que, a pocos dias se hizo con su aynda, en el puerto de Tortu-
orl p10.






-9-
A quitar al enemigo una fortaleza en que encerraba todas sus provisions, para lo
cual nombrl una fuerza como de ciento cincuenta hombres de infanteria y setenta de ca-
balleria; y poniendome A su cabeza, marchamos sobre el lugar nombrado el Caciman,
done estaba la principal fuerza de Las Caobas, como Have al fin de su territorio. Co-
noci A mi llegada que era de toda necesidad el tomar aquel purfto, asi por su excelen-
te situation, como por el modo con que estaba fortificado, amurallado todo su cir-
cuito, sin mas entrada que tres pequefias portafiolas que solo permitian la entrada A
un hombre A la vez; pero confiado en la justicia de la causa que defendemos y en los
valientes que me rodeaban, dispuse dividirlos en tres columns para atacar el fuerte
por tres puntos diferentes. Couenz6 el fuego por todos tres, pero resistido vigorosa-
mente por los enemigos, estubo indecisa la victoria de diez A doce minutes; mas al fin
los bravos militares, mezclando con el ruido de sus tiros los vivas A la patria y A
nuestro president Santana, redoblaron su ardor, y acometieron A montar al fuerte, lo
que visto por mi, ordend el asalto, A cuya voz volaron los valientes y se apoderaron
del espaldon de la trinchera. Al misino tiempo los enemigos saltaron los muros preci-
pitindose ia una profunda canada. v al cabo de veinto v cinco 6 treinta minutes se
vi6 tremolar sobre dicha fortaleza el pabellon de la cruiz blanca. En esta accion se
distingui6 el tercer batallon Azuano, y aunque perdimos dos de los nuestros, el uno
official de mi Estado Ma yor, y el otro que lo era de la tercera comlpafia del tercer bata-
llon de Azna, y orho 6 nueve heridos, pero no de nmierte, la p6rdida del enemigo fuid
por lo menos triple. Como i lais cuatro de la tarde ordtend al colnandaute Juan Evan-
gelista Batista, y al teuiete Josi Soto, que quedasen con la infauteria de guarnicion,
y hasta la fecha no ha ocurrido novedad."

Dominicanos: esta es ]a historic verdadera de lo acaccido el 4 de Di-
ciembre, para caer en vuestras ianos el fuert e de Caciinn: tenemos, es
verdad, una suspension de annas pedida por los eneneigos, pero esa fbrtale-
za estii en nuestro territorio y estaba ocupada p0or una faction que dice
desconocer al gobierno elnemig(o. Tributeinos las idebidas gracias I Dios que
proteje visiblemeite ii estra causa y a los valientes que ila defienden, y es-
pereinos la contiituacion de esos triunfis siemlpre que se present la occasion.
-Dado en el Palacio Nacional de Santo D)oingo, 9 de Enero de 1S45 y 2
dle la Patria.-Pedro Santana.




CAVIOPAJTA DE 1845-



COMENDADOR.
Dios, Patria y Libertad.-Repdiblica Dominicana.-Pedro Santana,
President de la Repfiblica.-- n prueba, de la especial protection que
nuestra causa reeibe diariamnente del Dios de los Ejdrcitos, damos al pfi-
blico los parties oficiales que acabamos de recibir del general en gefe del
(jercito espedicionario en las fronteras del Sud.

Cuartel general de las Matas, 25 de Marzo de 1845, afio 2? de la Patria (a la una
de la noche.)-Antonio Duverg6, jeueral de Brigada, comnandantee de la Provincia de
Compostela de Azua y provisionalmnute encargado del ejrcito espedicionario en la
frontera del Sud.-Al general de division Pedro Santana, Presidente de la Repiblica.
-Sefor Presidente:--En este moment, que es la una de la noche, acabo de recibir
del coronel Gabino Puello, el parte que adjunto teugo el ionor de incluiros. En el
moment hice comunicar mis 6rdenes al colnandante interino del batallon de Azua,
para que a la cabeza de su cuerpo marchase al socorro de dicho coronel; lo que fau





-10-
ejecutado en el instante.-Mi vigilancia es siempre la misma, y cuento partir a la pri-
mera sefial.-Tambien tengo el honor de anunciaros que ayer sali6 el general Araujo
A explorer el campo, A fin de reconocer un cnerpo de caballeria, que de parte de los
enennigos se encontraba en el lugar nombrado Volumen: A esta fecha no be sabido
aun el resultado; os dare aviso posteriormente de lo que ocurra en el particular.-In-
mediatamente expedi 6rdenes para que condnzcan A mui cartel general el cadAver del
mencionado Augnste Brouard.

Al general de Brigada Antonio Duvergd.-Compatriota y ainigo:-Esta noche ia
las nueve la guardia avanzada del camino real, cumpliendo con las 6rdenes que le
he dado, habiendo sentido una persona a caballo, le tir6, y el resultado ha sido haber
herido mortalmente al coronel Auguste Bronard; lo tenemos a(qui, nada nos quiere
confesar, de suerto que yo necesito su presencia, ignalmente de quie me mande re-
fuerzo para powder guarnecer los puntos.-Yo espero que al moimento (ue V. reciba
esta, venga y nmande tropas, piues en uiltima ha confesado que venia a tomar el pues-
to A la fuerza.-Salndo A V. con el mayor respoto.-Firmado.-El coronel, G. Pue-
llo.-Puesto de Comendador at 25 de Marzo de 18-15.

Dominicanos: el feliz 6xito de nnestras armas no puede compararse
sino con la obstinacion de nuestros enemigos. El lines de Marzo estA
sefialado por el dedo de la Providencia para realizar nuestros triunfos.-
Sin espiritu de venganza, y sin deseo de ver emlapaado el f6rtil suelo que
con ansia reclama el sudor del laborioso agricultor, el Cielo es testigo
de que el Gobierno Dominicano ha heclo cuanto estaba a su alcance para
sufocar la hidra de la guerra; pero por desgracia nuestros enemigos no
saben apreciar nuestra coUndIcta generosa, y nos obligan todos los dias
4 alcanzar por medio de sefialadas victorias nuevos lanu'les en el campo
del honor.-Dominicanos: colienios en las bondades del Todo-Poderoso
y en la justicia de la santa casa que hemos abrazado. J.urimos de
nuevo no deponer las arnias hasta no arrojar las hulestes enemigas de
nuestro territorio, y plantar la bandera de la cruz en nuestros limits.
iViva la Religion!--Viva, la Patria!--;Viva la Libertad!-Vivan los
defensores de nuestra cnasa!-Santaua.-Refrendado por el Secretario de
Estado del Despacho de Guerra y Marina, Jimenez.

CACIMAAN 2F y EL PUERTO.

Dios, Patria y Libertad.-Repiblica Doininienna.-Pedro Santana,
President e d la Replb!ioa.-En este nomento, que son las doce del dia,
se ha recibido del Sr. A. Dnverg6, general de division comandante de
las fronteras del Sud, y del Sr. Mannel Cabral Bernal, Secretario del Des-
pacho del Interior y Policia, el part siguiente:

Cuartel general del Caciman 17 de Junio de 1815, A las ocho de la noche.-Al
President de la Repdblica.-Sefior Presidente.-En couformidad del anuncio que
dimos A V en nuestra uiltima earta, salimuos ayer 16 del pueblo de Las Matas, per-
noctamos en Coiendador, y hoi dia de la focha, centre 6 y 7 de la mafiana, marcla-
mos sobre el enemuigo en tres columns, y entire 9 y 10 de la mismia, habiendo llega-
do cada una de las dichas A si respective puesto, dimos la social de asalto, y despues
de dos horas de una vigorosa resistencia de parte del enemigo, que se encontraba pose-
sionado en cuatro distintas trincheras que so sucedian tambien como de inaccesibles su-
bidas, fua plantado el pabellon de la Cruz Dominiicana en todas ellas, en una comple-
ta victoria de part de los nuestros y en que el enemigo fu6 derrotado completamen-
te; debiondo en cnmplimiento de nuestro deber recomendar a V. al ejrcilto en ge-
neral, porque nos seria dilicil dccir con justicia quien se port mejor en esta action.
-No pollemos en este momento dar A V. noticia cierta del gran nimero do muertos,








-11-
porque estAn pareciendo mas y mas en los montes, donde el alcance del fuego fu4
sangriento. Le anunciamos tener en nuestro poder doce prisioneros de guerra, entire
los cuales se encuentran cuatro oficiales, un m6dico y tres militares del regimiento
32; un oticial y un calo del regimiento 12; y dos oficiales de la guardia national de
Puerto Principe. En conformidad de nuestra anterior carta, segSlimos manapa para
el Puerto; de alli daremos a V. mejores detalles y noticias nmas circunstanciadas.
El general Alfau, con los oficiales que le acompaiaban, se encuentra en nuestra com-
paflia desde el sibado 14 i las dos de la tarde, y nos ha acompafiado en la accion de
este dia.-Dios guard a V. muchos aflos.-A. Duveirg.-Cabral Bernal.

Dominicanos: la Divina Providencia, bajo cuya protection esta la santa
causa de nuestra just independencia, acaha de darnos una nueva prueba
de sus bondades. El 17 del corriente nuestras armas'han alcanzado una
sefitlada victoria sobre los enemigos: cuatro trincheras fueron atacadas
L la vez y en todas ellas el triunto fhi complete.
Todos los dominicanos tienen pa)rte en los laureles cojidos en el cam-
po del ihnor; unos han expncsto sus vidas; otros han contribuido con
sus co(sejos y bienes; y otros con sus oraciones han sostenido active el
comercio de servicios y gratitude que liga las criaturas al Criador: todos
pues, deben regooijarse con tan feliz aconteciniento, todos dar gracias
al autor de todo bien, todos tener gravados en sus corazones los nombres
de los valientes que con tanto honor sostienen nuestros derechos, y todos
rogar porque Ilegue el feliz moment en que, desengafiados los haitianos,
reconozean que nuestra independencia es un echo ya cumplido y per-
fecto, resueltos como estamos a sostenerla a today costa, 6 sepultarnos
bajo las ruinas de la Patria.
iViva la Religion!-iViva la Libertad!--iViva la Reptiblica Dominicana!
Santo Domringo y Junio 21 de 1845 y segundo de la Patria.-San-
tana.-Refrendado por el Secretario de Estado del Despacho de Guerra y
Min in.a, Jimnenes.

Dios, Patria, y Libertad. -Repiblica Dominicana. -Pedro Santana,
President de la Repiblica.-Del parte official que con fecha de 18 del co-
rriente acabo de recibir del general Duvergi, comandante del ej6rcito espe-
dicionario de las fronteras del Sur, y del Secretario de Estado del Despacho
del Interior y Policia, y de nn oticio del general Alfau, comandante de esta
plaza y actualmente en cornision en ellas, en que se retieren las acciones del
17, dia anterior, resulta:-Que el 16 sali6 de Las Matas el ejercito dominicano,
y pernoct6 en el puesto avanzado de Comendador, de done sali6 al siguiente
dia A las seis de la mariana en tres fuertes columns: la primer al mando
del general Alfau,, que debia cortar la retirada al enemigo; la segun-
da al mando del teniente colonel F. Pimentel, escoltaba una pieza de ar-
tillerfa; y la tercera, que debia acometer por la derecha, con otra pieza de
artilleria, mandada por el general Duverg4 en persona.-Como a las ocho
hizo alto esta 6iltima column en frente del enemigo, y form en batalla es-
perando que la column que debia obrar A retaguarda del enemigo, siendo
la que mrs debia dilatar sus operaciones, hiciese la serial de star A pun-
to de accion; lo cual se verific6 A las diez, sieido esta la serial de acome-
tida jeueral. El fuego comenzo en los tres puntos A la vez, y despues de
dos horas de un fuego vivo, bien sostenido por el enemigo, y en que las tres
columns 4 porfia hicieron prodijios de valor, cargaron a la boyoneta, y de-
rrotaron completamente al enemigo, desalojandole de cuatro fuertes atrinche-
ranmientos.
El dia 18 aun no se habia podido fijar el numero de muertos de parte del








-12-
enemigo, pero se puede computer eu mns de cien hombres; entire ellos dos
tenientes coroneles. Quedaron en poder de nuestras tropas catorce prisioneros,
uno gravemente herido; siete oficiales, un cirujano, un sarjento, un cabo y
tres soldados; mAs de cien fusiles, tres cajas de guerra, una bandera y otras
muchas cosas que seria molesto enumerar.
La pdrdida de nuestra parte ha sido de dos muertos y un herido
gravemente; pues aunque hai siete heridos mas, 6stos no presentau sig-
no ninguno del menor peligro.
A las diez de la mariana del 18 se pusieron de nuevo las tres co-
lumnas en march, debiendo seguir el mismo plan de batalla que el dia
anterior, para apoderarse de El Puerto; con la diferencia de que A la co-
lumna de retaguardia se agreg6 un cuerpo de reserve, al mando de los
comandantes Pedro Florentino y Lino Peralta; pero todos los preparativos
fueron initiles: el enemigo aterrorizado por la carga del dia anterior, des-
ampar6 El Puerto, y nuestras tropas victoriosas, enarbolaron en 61 la
bandera de la Cruz Dominicana.
Inmediatamente intimaron la rendicion de Las Caobas, que debi6 ve-
rificarse el 19 6 20; pues si en El Puerto solo qued6 un habitante paci-
fico que notici6 A nuestro ej6rcito la fuga del enemigo, en Las Caobas
probablemente no habrA quedado ni aun quien d6 razon de sus antiguos
usurpadores.
Dominicanos: Nuestros corazones deben rebozar de alegria al contem-
plar que hasta este dia ni un solo rev6s ha detenido la march glorio-
sa de nuestro ej6rcito de heroes; y A mas de la just admiracion a que son
acreedores por su valor, tributdmosles tambien la gloria de haber manifesta-
do los dulces sentimnintos de humanidad que caracterizan A los pueblos
civilizados en el trato de los prisioneros enemigos.-Santo Domingo, Junio
22 de 1845 y segundo de la Patria.-Santana.

LAS CAOBAS Y HONDOVALLE.

Dios, Patria y Libertad.-Republica Dominicana.-Pedro Santana, Pre-
sidente de la Repiblica.-En este moment, que son las site de la noche,.
se ha recibido del Sefior Antonio Duverg6, Jeneral de Division, Coman-
dante de las fronteras del Sur, el parte siguiente:
Cuartol general de Las Caobas, 21 de Junio de 1845 y 2? de la Patria.-Al Pre-
sidente de la Ropiblica.-Sefor Presidente:-La present tiene por objeto darle cuen-
ta de mis iltimas operaciones sobre el enemigo: ayer como le dejo dicho en mi oticio
fecha 19 del corriente, part de El Puerto, siendo las echo de la maiiana. Ya antes
habia salido la vanguardka, A cuya cabeza se encontraba el coronel Esteban Roca, la
que se posesion6 del pueblo de Las Caobas y los atrincheramientos de sus alrededo-
res, en razon de que el enemigo habia evacuado dicho pueblo. A las tres de la
tarde entr6 la retaguardia, que la formaba el rejimiento del coronel Juan Contreras,
y part de la caballeria: dicho coronel se eneontraba su cabeza. (4) Luego que entra-
mos. tome las disposiciones de seguridad, de manera que hasta esta fecha nos encon-
tramos duefos y posesores del pueblo de Las Caobas.-Por un prisionoro que hicimos
ayer, capitan del rejimiento 32, he sabido que el teniente coronel Fernando Taveras,
comandante del puesto de Hondovalle, habia atacado al arma blanca la guarnicion

(4) El cuerpo que mandaba el coronel Juan Contreras era el Regimiento Oza-
ma, 2? de infanteria, el cual estaba dotado de una oficialidad escojida, en la que so-
bresalieron siempre por su valor y su serenidad en la pelea, Jos6 Parahoi, Silvestre
Garcia, Gavino Simon6, Valentin Marcelino y Gregorio de Tapia.








-13-
enemiga, por esa part de la frontera, la que defendi6ndose fue toda victim de nues-
tras tropas -Cuando reciba el parte official del teniente coronel Taveras, dar6 A Vd.
los detalles de este acontecimiento.-Nuestro ejrcito, deseoso de ceftir sus sienes con
nuevos laureles, ansia por traspasar los limits de la line enemiga: solo la obedien-
cia military lo contiene.-Dios guard A Vd. muchos afos.-A. Duverg6.

Dominicanos: por todas parties la Divina Providencia nos extiende
su mano protectora, haciendo que la victoria marque los pasos de nues-
tro ejercito vencedor, y que el estandarte de la Cruz Dominicana ondee,
enorgulleciendo A sus defensores, en los lugares done ilejitimamente on-
deara el de nuestros injustos opresores.--Santo Domingo 25 de Junio
de 1845, y 2? de la Patria.-Sautana.-Refendado por el Secretario de
Estado del Despacho de Guerra y Marina,-Jimenes.


LOS PINOS Y OREGANAL.

Dios, Patria y Libertad.-Republica Dominicana.-Pedro Santana, Pre-
sidente de la Rep'blica.-Al pueblo y al ej6rcito.-Ciudadanos: segun par-
te official que con fecha 15 del corriente acabo de recibir del colonel
Remijio del Castillo, Comandante de las fiouteras de Neiva, las tropas que
guarnecen estas, han obtenido un triunfo complete sobre el enemigo.
El parte del teniente coronel Jos6 Tomas Ramirez, comandante de los
puestos avanzados de La Caleta y Colorado, es como sigue:
La Caleta 5 de Julio de 1845.-Al coronel Remijio del Castillo, ajente del go-
bierno en la comun de Neiva.-Sefior coronel: inmediatamente que lleg6 A este pues-
to el refuerzo de tropa que me mand6 Vd. A las 6rdenes de los capitanes Dionisio
Reyes, Mariano del Castillo 6 Ignacio de la Cueba, lo reunf A una de las compa-
mas de mi mando, me puse A su cabeza y marchamos sobre el enemigo, acam-
pado en la Loma de los Pinos, en cuyo fire tenia fuertes atrincheramientos.
Desde que nos divisaron empezaron a hacernos fuego, y aunque les hicimos ocho 6
nueve descargas, viendo que sus trincheras nos impedian hacerles el dafto que desea-
bamos, di la voz de asalto, y.avanzandose los capitanes Mariano del Castillo y Dio-
nisio Reyes, con sable en mano, fueron los primeros que por entire el fuego abrieron
brecha en el fuerte enemigo: A estos siguieron Marcos Mercedes, Jos4 Maria Aybar,
Celedonio del Castillo y Pedro de Sena, A quienes senalo como primeros, pues todos
los demas hicieron su deber, y se condujeron de modo que en un moment derrota-
ion al enemigo causindole gran p6rdida. Quedaron en nuestro poder una bandera,
varias cajas de guerra y de municiones; muchas armas; algunas casacas y charrete-
ras, entire ellas las del jefe del fuerte; algun dinero, todo en papeletas haitianas; y
muchas provisiones.-De nuestra parte no ha habido ni un solo herido, pero la p6rdi-
da del enemigo ha sido tan grande, que se conoce A pesar de todo el empeno que
siempre ponen en ocultarla. El camino todo que recorrieron en la fuga no parecia
sino un arroyo de sangre.-Despues que nos apoderamos del puesto, que segun la 6r-
den de Vd. lo desbaratamos, seguimos mas adelante y'destruimos toda la poblacion de
Los Pinos, cuyos habitantes habian fugado desde que oyeron el ruido de la pelea.
-He hecho replegar mis tropas, y ocupando un punto ventajoso, espero solo sus 6r-
denes.-Dios guard A Vd. nuchos afios.-Jos6 Tomas Ramirez.

Oreganal 8 de Julio.-Juan Segundo Felix, capitan comandante de la Seccion
de Rincon -Al coronel Remijio del Castillo &a-En virtud de las 6rdenes de Vd. me
puse A la cabeza de las tropas de mi mando, y march sobre el enemigo, al cual en-
contre acampado en este mismo lugar, dividido en dos partidas, y ocupando el fire
de dos cerros que se hacen frente. Dividi mi jente en dos columns, por exijirlo asf
la position del enemigo, y ambas atacaron, siendo el resultado que triunfamlos com-
pletamente, quedando el campo Ileno de muertos, otros gravemente heridos, y el rest









fugaron precipitadamente. Nos hemos apoderado de algunas armas, animals y pro-
visiones.-Coronel: si nuestros esfuerzos en favor de la Santa causa Dominicana me-
recen alguna recompensa, yo y los militares de mi mando no pedimos otra, quo el ho-
nor de ser siempre los primeros en atacar al enemigo, pues nada nos seria mas dul-
ce que morir en defense de un pais favorecido tan visiblemente por la mano del Dios
de los ej6rcitos.-Dios guard A Vd. muchos aflos.-Juan Segundo Felix.

Puesto de la Caleta, 13 de Julio.-Jos6 Tomas Ramirez &7-Al coronel Remi-
jio del Castillo &--Tan luego como me lleg6 el refuerzo que Vd. me envi6, dispute
una ronda para explorer Los Pinos, a cuya cabeza iba el capitan Marcos de Medina.
En el firme de la loma se encontraron con el enemigo, y despues de un combat en
que dur6 el fuego como un cuarto de hora, echaron los nuestros mano A las lanzas,
y acometiendo de recio, triunf6 la bandera de la Cruz, quedando en el campo diez y
ocho muertos y algunos mal heridos, no habiendo esperimentado nosotros desgracia
alguna.-He dado 6rden al capital Marcos de Medina, conformeo las instrucciones
quei de Vd. tengo, y que seran puntualmente ejecutadas.-Dios guard a Vd. mu-
chos afios.-Jos6 Tomas Ramirez.

He aqui, compatriots, el 4xito de nuestro constaute ahinco en sostener
nuestros imprescriptibles derechos, desconocidos por los enemigos, pero de-
fendidos prr todos los Dominicanos.-Santo )omingo 22 de Julio de 1845.
Santana.-Refiendado: el Secretario deEstadodel Despacho de Gucrra y
Marina, Jimenez.
CACIMIAN 8.

Dios, Patria y Libertad,-Repiblica Dominicana.-Pedro Santana,
Presideute de la Repdblica.-Al pueblo y al ej6rcito--Compatriotas:-Por
parte official que en fecha 13 del corriente e e recibido del Jeneral de Divi-
sion Antonio Dnverg6, comnadanto en Jete del ejercito de operaciones del
Sur, y Jefe Superior Politico de la Proviucia de Azua, se me auuncia:
Que el 13 como A las doco del dia, los haitianos atacaron el fuerte del Caci-
man, guarnecido por las tropas domiinicanas bajo el mando del coronel Juan Contre-
ras y el teniente coronel Pascual Ferrer. Nuestras tropas hicieron ent6nces, como
siempre, prodijios do valor; sostuvieron un fuego vivo como do tres horas, en que la
artilleria maniobr6 con una asombrosa actividad; y el resultado fu6 la complete derro-.
ta de los enemigos, dejando en su precipitada fuga hasta la metralla con que intenta-
ban ofendernos, sin p6rdida alguna de nuestra parte: estos jefes probaron lo digno que
eran de la confianza del comandante en jefe de aquella frontera, al confiarles el deli-
cado punto on que fueron atacados.-El parte dado por el coronel Contreras fuie tan
precipitado, que aun no so habia explorado el campo, y por tanto no se fija en 61 el
nitmero de muertos; pero segun el encarnizamiento de la pelea, su p6rdida se puede
calcular en mas de 20) hombres.--Dios guard A Vd. muchos afios.-A. Duvergd.

Cuartel general de Las Matas 22 de Julio do 1845.-Antonio Duvorg6, general
de Division Comandante en jefe del ej6rcito del Sur, y Jefe Superior Politico de la
Provincia de Azua.-Al Presidente de la Repdblica.-Sefior Presidente.-En este
moment, que son las once de la mariana, acabo de recibir dos parties oficiales, uno
del coronel BernabB Sandoval, y otro del coronel Bernardino Perez, por los cuales
se me anuncia: que A la llegada de las tropas bajo el mando de este iltimo al fuerte
del Caciman, habiendo apercibido quo el enemigo acampado al frent,, hacia algu-
nos movimientos sin que nada bastase A contenorlos, so lanzaron del fuerte y embis-
ti6ndole, so empez6 un fuego tan active, y se trab6 la batalla tan de rccio, que des-
pues de tres horns y media de combat, los nuestros derrotaron A los haitianos, hu-
yendo estos en el mayor desorden, dejando el campo cubierto de cadAveres.-De nues-
tra parte la p6rdida se reduce A dos muertos y cinco heridos, incluyendo entire estos
Altimos A un artillero, quo se quem6 con uno do nuestros caiiones.-Dios gnarde a
Vd; muchos anios.-A. Duverg6.







-15-
Nuestras victorias'parecerin exageradas' los que se obstinan en desco-
nocer las causes que influyen eu ellas; pero yo me atrevo 4 sefialar como
cansa natural de nuestros triunfos, la diferencia que existed entire un pue-
blo invadido, que bajo la protection del Cielo combat por reivindicar
sus derechos, altamente ultrajados, y un enemigo que ciego por la codicia,
acomete sin reparo alguno 6, los que nada le han hecho, sino sustraerse de
su ignominioso yugo. Nuestros soldados se disputan, Ilenos de patriotism,
el honor de combatir por una Patria en que ven cifiado el porvenir de
sus descendientes; mientras que los infelices soldados haitianos, con bayo-
netas son arrancados de sus hogares, y se les hace marchar en busca de
una muerte segura, que ciertameate no merecen ellos, sino cuatro ambi-
ciosos. que, por sus miras particulars; encuentran en la escandalosa in-
vasion de la Repiblica Dominicana un medio espurio de satisfacer sus pa-
siones. Pero que no se alucinen, porque no lograrin de su temeraria empre-
sa otro resulado, que el doloroso escarmiento de nuestro incontrastable
valor; y. cuando A fuerza de injusticias consigan acallar la poderosa voz
de la conciencia, no podran dejar de oir las justas maldiciones de tan-
tas viudas y hudrfanos,- que deploran las victims de una political incom-
prensible.- Santo Domingo y Julio 25 de 1845, afio 29 de la Patria.-San-
tana.-Rlefiendado: el Secretario de Estado del Despacho de Guerra y
Marina,-Jimenez.

ESTRELLETA.


Dios, Patria y Libertad.-Repiiblica Dominicana.-Pedro Santana, Pre-
sidente de la Replfiblica.-En este moment, que son las cuatro de la
tarde, he recibido el parte siguiente:

Cuartel general de Las Matas, 17 de Setiembre de 1845, afio segundo de la Pa-
tria.-Jos6 Joaquin Puello, Jeneral de Division etc., etc. y comandante de la primera
.Division en las fronteras del Sud.--Sefor Presidentd.-Tengo el honor de comunica-
ros: que habiendo sido informado ayer por los espias y prActicos que el enemigo se
hallaba acamipado en la ribera derecha del rio Mata-Yaya, como A tres leguas de este
cuartel, di inniediatamente disposiciones de prevention, y al mismo tiempo oficiM al
general Duverg6, que se encontraba en Santoid, A fin de que tratase de reunirse
conmigo para combinar el plan de accion; pero las demostraciones del enemigo me hi-
cieron conocer que no habia tiempo para efectuar mi deseo de que ese digno general
cooperate A la action. A las seis de la tarde pas6 revista A mis tropas y comuniqu6
las 6rdenes necesarias A los oficiales. A las dos de la mariana de este dia, al toque
de llamada, todas las tropas A mi mando estaban sobre las armas.-Hice dividir
nuestro ej'rcito en dos divisions, formando el ala derecha seis batallones bajo el man-
do de los coroneles Bernardino Perez y Valentin AlcAntara, que destaqu6 por el ca-
mino de Los Jobos A caer a Estrelleta, por donde se decia que debia dirijirse una co-
lumna enemiga A ocupar el camino de BAnica: la division que fornnaba el ala izquier-
da. compuesta igualmente de 6 batallones y cuyo mando me reserve, se diriji6 por
el camino real que va A Conendador.-Al llegar A las alturas de Mata-Yaya perci-
bimos al enemigo en la ribera opuesta al rio, y militarmente posesionado en una cor-
dillera de cerros situadas en la sabana de Estrelleta, cubiertas sus dos inicas entradas
con dos piezas de artilleria, y uu trozo de caballeria avanzado, bastante distant de su
canton general. Inmediatamente avistaron la column bajo mi mando, tocaron jene-
rala y se dispusieron A esperarnos: les contest con nuestra bacteria y me prepared A
entrar en action, que era todo mi anhelo, esperando solo que el ala derecha hiciese
la serial concertada. En efecto, al cuarto de hora de mi llegada rompi6 esta el fue-
go, siondo las 8 en punto de la maiiana, y la column bajo mi mando, volando con la
rapidez del rayo, se lanz6 sobre los enemigos burlAndose de sus balas y.metralla. En








-16-
un instant se posesionaron de la pieza de artillerfa y rompieron la division enemi-
ga: lo mismo ejecut6 el ala izquierda; y despues de 2 horas do un vivo combat derro-
tamos A los haitianos, quedando en nuestro poder las dos piezas de artilleria, pertre-
chos, cajas de guerra, algunos fusiles y el campo sembirado de innumerable cadAve-
res, y otros tantos heridos, no habiendo de nuestra parte sino tres heridcs levemen-
te.-Por esta action veri Vd. que la Divina Providencia nos ha manifestado hoi mais
que nunca, cuan dispuesta est4 a obrar milagros en nuestro favor, pues teniendo el
enemigo mas ventajosa position, triple fuerza A la nuestra;, y dos piezas de artilleria,
ha sido derrotado por nosotros, que entire otras desventajas, tuvimos la de que,
nuestra artilleria no pudo obrar, en razon de que un arroyo tenia totalmente obstrui-
do el camino.-No podr6 en esta accion sefialar A Vd. los que mas se distinguieron,
porque todo el ejercito a porfia se disputaba el honor de volar al peligro y de obli-
gar la victoria A coronar sus esfuerzos.-A mi solo me queda el placer de haber
derrotado al ej6rcito y los tres jeaerales haitianos que tenia a la cabeza, i eran,
Morissette, Toussaint y Samedi.-Qued6 tan satisfecho de las tropas, que A nombre
del Gobierno les ofreci una paga extraordinaria en recompensa de su loable conduct.
-Tan luego como ocurra algo de particular me apresurare 6 comunicarlo a Vd. In-
tertanto, ruego. a Dios conserve largos aftos su existencia.-Firmado.-Puello. (5)

Dominicanos: inmitil seria todo comrentario cuando la voz del Omnipo-
tente se hace oir en nuestro favor. El ej6rcito de las fronteras del Sud afiade
cada dia nuevos laureles a los muchos con que la victoria ha coronado sus
freutes en mil y mil ocasiones, desde el feliz 19 de Marzo de 1844. Esperamos
que si obstinados nuestros enemigos osasen atacarnos por el lado del Norte,
los valerosos habitantes del Cibao, llenos del noble entusiasmo que inspire el
Santo amor de la Patria, sabrAn darles una nueva leccion,, para que conven-
cidos por la fuerza los que desoyen la voz de la razon, conozcan que la
victoria no corona jams sino la causa de la justicia.
Dado en el Palacio Nacional 4 los 21 dias del rues de Setiembre de 18415,
ailo segundo de la Patria.-Santana.-Refrendado: El Secretario de Estado'
y del Despacho de Guerra y -Marina, Jimenez.



(5) En esta action, que ffie la mas military que se di6 durante la campania,
rompi6 el fuego por un flanco el ala derecha, en que estaba el coronel Valentin: Al-
cintara. El centro, en que iba el coronel Jos4 Maria Cabral,. con el ler.. Re-
gimiento Domin.icano y el 2? Regimiento Ozama, march de frente desplegado.
en columns, apoyAndose en el ala izquierda, que atac6 por el otro flanco mandada
por el coronel Bernab6 Sandbval. El general Paello form la retaguardia con el
Batallon de Higuei, que defendia las dos piezas de artillerfa, mandadas por 1os sar-
gentos Juan Andr6s Gaton 6 Hilario Sanchez. Aunque todos los gefes y oficiales
hicieron honor A la carrera de las armas, merecieron especial mencion, el comandan-
to Pascual Ferrer, que prest6 grandes servicios con su pericia; el comandante Josd
Maria Perez Contreras, que cay6 del caballo al tomar con su batalton una pieza td
artilleria, casi afixiado por una bala de fusil que le cortd la respiration; el sargento
1? Florencio Soler, abanderado del Batallon de Higuci, quien amenazado de muerte
por un haitiano corpulento, se apoy6 emel asta de su bandera y tirando de un ma
chete lo parti6 en dos do un solo golpe; y el Eargento 1? Lorenzo Deogracia Martf,
abanderado del ler. Reginiento, A quien tuvo que reconvenir personalmente el jene-
ral Puello, por la impetuosidad con que obligaba 4 avanzar el batallon A que perte-
necia, rodeado siempre de su guardia de bandera, formada por los cabos furrieles
Leo Polanco, Clemente Yepez, Juan Gonzales y Gregorio de Pefia. En el cuerpo
de caballeria de Bani se distingui6 el capital Basilio de Soto, quien trab6 combat
singular con un haitiano de tantos brios, que probablemente habria perecido en sus
manos, si el valiente Jos4 Valera, hoi teniente general espaiiol, no se lo hubiera qui-
tado de encima con la punta de su lanza.







-17-


BELER.

Dios, Patria y Libertad.-Repuiblica Dominicana.-Pedro Santana, Pre-
sidente ie la Reptiblica.
Dominicanus:-Al fin se han realizado mis predicciones contenidas en la
coimunicacion del part oticial del 17 de Setiembre, sobre las esperanzas que
me inspiraban los valientes soldados del Cibao. Al fiu consigiieron los haitia-
nos llevar la leccion que en ella les habia vaticinado, en Ia action cuyos por-
menores se encuentran contenidos en el siguiente parte official:

Cuartel General de Boca de Guayubin A 28 de Octubre de 1845, afio 2? de la Pa-
tria.-Francisco Antouio Salcedo, Jeneral de Division, Comandante en jefe de las
fronteras del Nordeste y Jefe Politico de la Provincia de Santiago.-Al Presidente de
la lIepdblica.-Seiior Presidente:-El viernes 24 del corriente salf de este Canton con
las tropas de infanteria y caballeria; y tres piezas de artilleria dirijidas por los co-
nmandantes Jo.ed Maria Lopez y Lorenzo Mieses. Hice alto en Escalante para ra-
cionar la tropa, y i causa de las llurias perinanec en aquel lugar hasta el do-
iningo 26 despues de medio dia, en qune continue la march: ii las ocho de la no-
che acampainos en Macabon: ai las tres de la madrugada del lines 27 volvimos
a einpreuder la nmarcha: A las seis de la inafiana hicinos alto en Sabana San-
tiago, done dividi la infanteria on tres coluamnas: la de la dereclia, con nna pie-
za de artilleria. al mando del coronel Pelletier; la de la izquierda, con otra pieza
de artilleria, al mando de los conimaiiantes Jos6 Silva y Andres Tolentino; y la del
centro, con la tercera pieza de artilleria, al inando del coronel Jos6 Nicolas GComez
y del coinanadandate Marcelo Carrasco. Asi nisino dividiv la caballeria en dos
columns, una para la derecha al niando del coroiel Josi Gomiez AMayor, y otra
para la izquierda al inando del colmalnante Juan Luis Richard, iiiarchiado yo con
el general [inbert y nuestros Estados Mayores oe la columnaa del centro. En este
interval fuinmos percibidos por una guardia avanzada que tenia el eneniigo en las
niirgenes de Guajala. Tir6 tres cafionazos de alarna, 6 hice contestar con uu redo-
ble general de los tainbores y trompetas a mi miando: di la 6rdeii do marclia, y
apenas nos presenltaimos en la limlpia sabana de Beler, cuando percibimos (iue el
enelligo se hallaba posesionaido de lia iltura del Coco de Beler, doude tenia un
castillo perfectamlente construido, imirallado y fosado, dlos piezas de artilleria, y
una numerosa gnarnicion al mando del coronel Seraphin.-Recorria yo las di-
fcrentes coluinnas dando mis ordenes, despues de lialier reconiendado al general
Inibert la inspeccioni del ejercito, cuiando al llegar A la coluimmi d l a izquiierda,
lanz6 lnestra tr(;pa un ;Viva la l pfpiblica Doininicana! iViva el .jenleral Salcedo!
Y apenas fue oido este viva, el enemigo romnpi6 el fuiego, dislparando Uim cule-
brina de A 12 sobre el inismo Ingar donde yo ine hallaba. Di la drden de ata-
qule y despues de un fuego imponderable de liora y media y doe una resistencia
tenaz die parte del enemigo, entrainos en el dicho castillo, sable en mano, y i
pocos niomentos se vi6 tremolar el estai.date e d l Cruz I)ominicana, en el mis-
mo lugar en que se hallaba la bandera enemuiga, (quedando en el fu rte y su recin-
to nmas de trescientos ciuncucta caddveres eueinigos, victims de imestras lanzas
y inaclites; mas, diez prisioneros, alntmios do estos graveiiieure heridos y que se
ecuenlotrain n este canton. (()-En el pueblo Ide DI)jabon se hi;li;ibani acampados los
jenerales )dnis, Hilaire y Mitil, con un trczo ile caballeria y nv i batallon de
infanteria; pero arenas se present nuestra caballeria, hL~yeron coliardemente y en
el mayor des6rden, logrando escaparse pesar del ahinco con iqe fueron perse-

(6) El primer soldado que subi6 al fuerte de Beler pertenecia al Regimiento de
Santiago y se Ilamiaba Manuel de Jesus Carabaua, i quien inutilizaron una mano de
nn palo. El segundo, soldado tambien dl nmismo cuerpo, que gan6 ein p)remio de su
accion el galon de cabo 2", fu4 Nepoimuceno Abreu, el misino qne eu el Sillon de la
Viuda hizo resistencia ii Santana en 1857. A mas de Carrasco, Diaz y Pefia, murito
en la toma del fuerte otro official de apellido Aibar.







-18-
guidos por los nuestros, quo mataban cuantos lograban alcanzar, siendo numerosos los
heridos de part del enemigo.--En dicho castillo dol Coco de Boler, cojimos una cule-
brina de A 12, quo por star mui viCja y inaltratada por nuestra artilleria, la hice tum-
bar, clavar y tapar; un fainoso cation do bronze do i 4, perfictamenote montado,
que hice couducir i este canton; nias de doscientos fusiles; tries banderas, de las
cuales le remnito dos, y dojo una para memioria; S cajas do guerra; los instrumen-
tos de mnisica del reginiento 2S; y various pertrchlos y nmuciles de diferentes
calidades.-Dajabon ftie redniido A cenizas; nusttra bandera fud enarbolada on
nuestros limits, con imponderable regocijo y entusiasmo del ejircito; y despues
do haber contemnplado mas de dos horas lnestro miagnilico estandarte levantado
sobre la arrogaucia de nuestros enemigos, dispuse reple, garine al Canton general,
sin pasar a Juanla Mondez pior no coniprolnoter mli gone, qt c iega de coraje,
solo queria volar cu pos de combates y victorias, y ya la hora no era nada opor-
tuna.-Por nuestra part tnvinmo 1 muenortos y 25 6 3: Ihrilos, poro Il In :yor plarte
muy levemente.-lle dado gracias al Dios de los ejdrceito plor la victoria de nues-
tras armnas; puoss estando Ce (loneigo tan vent:aiosanmunt( posesiomailo, es imponderable
la resolution do iilunstras tropas, y nl pIrdida del oleieuigo: en cl castillo corria
la sailgre como arroyos y today la espaciosa saibai a est:i s(embrada de cadii-
veres.-No puedo scfialar particularmnente A ninglno de los lque inm acompifpain,
porque todos, sin di.timnion, ciimplicron con su dUber; todos iIrecen mi gratitude,
y Ai todos les recomiencdo at la uncionI.-En fin, t el coronell )omnnguo Mayol, por-
tador do la presented, y que estnvo a mui lado en esta accionl, darnii Vd. verbal-
mente los pornlleores de que Vd. cream counvnieute informnarse.-Dios guard A Vd.
nmuchos a-dos.-Fraucisco A. Salcedo. ( 7)

Gracials al Dios de los ejdrcitos, protector de los Dominicancs, niestras-
armas sieiupre victoriosas, 1n1iiiiestan la jisticia de nItst;ra c;ausa, y td to-
do lo qnc (,s caplu nin puleblo cliiundo delien ie sn religion, so patlria, y su li-
bertad.--S:Mto l)Domingo y Noviemnbre 4 de 1845 y 2' du la Patria.-Santa-
na.-Reftid(,ado: p)r el Secretario de Estado del Despacho ( e Guerra y Ma-
riua.-Jimenez.

MLLUIS 6 LA POSA DEL DIABLO.


Dios, Patria y Libertad.-Repfbhlica Domi nieana.-Pedro Sanmtann,,-
Presidente de 1 la :pil li'a.-Al pueblo y al ej('rito.-Compatriotias.-Se-
gun part Antonio Salcdo, .IJfe Snperior Politico de la: Provincia de Santiago y Co-
mandante en Jefot de las fronteras del Nord-Este, el Jeneral de Brigada Ca-
det Antoine, Almtirante de la escuadra lIhitiana, el C(ronel Juanl Felipe,
various oticiales, eiento diez y nueve liombres, el buque Almirante y dos "ole-
tas, se liallan n nnestro powder, habiendo encayado el domingo ci la noclie,
veinte y 0uno del corriente en el para j nomlbrado Maluis ai la vista de
Puerto Plata.-l)mninicianos: la lornt fatal del estermiiio ha sonado para
nuestros imlplacable]'s elnemigos; por doquiiera (ine pretend atacarnos su altivai
ceguedad, la snerte se le:s declara adverse. Vcncidos infinitas veces por mar
y pot tiena, liasta los elements pregonan la injusticia de sn agresion.
Sin dnda pensainim tontar nuevaineute su infausto destino y sorprendernos

(7) Precedieron la batalla de Beler dos encuentros, aunque infrnctuosos, mui
refiidos: uno en Las Pocilgas y otro en Capotillo Espafiol. En ambos se distingui6
el batallon de .)Djabon, mandado por el comandante Marcelo Carrasco. Despues de
la mencionada batalla Ilubo otro, en La Mata de los site negros, en el cual mand6
en gefe las tropas dominicanas, que se vieron premiadas por la victoria, el general
Jose Go(nez. La circunstancia de haber sido encontrados site haitianos maertos
debaio de un Arbol, detorminu el nombre que ha conservado el lugar.





-19-
por mar, olvidando que el Anjel de la victoria siempre nos ha precedido,
guiando nuestro sagrado estandarte y condnciu6dole sobre suis sangrientos
cadaveres hasta el estreino de nuestros linites: olvidando que nuin;e preva-
lecen, ni prev\ale(erl;, comio no puede el averno risiii( contra el sign sa-
crosanto Ique maajestuosamiente. ostentta por insignia.-)ominicanos: el Om-
nipotente solo lia contdnidio l nave de inistro Estado. Su protection ha
sido para nosotros como un maiantial indeficiente de gracias y benefi-
cios, trastorntido mInuci;s veces el (rden eterno 6 inmitable de las leyes de
la natura!ez:t, para prote'jr Iuestra causa y humillar el orgullo de los que
desconocen (qne sole su mai;tIo Todo Po(erosa hia podido, valid6ndose de noso-
tros, vencellos, a;lltllularlos, y qu(ie e(n valnoson y se Ai sus ilicomllmensuirables
sacriiucios, sns ri;l);os esfnierz; s por dominiarnos. Tributeitos por tanto
al Dios Grande y Omnipolttentc al D)ios de los Dominicanos, al Dios que
en sus itncon preisibles juicios se ha dclarailo protector y caudillo de nues-
tros jcircitos, deelinsol de inlustros diecelhos y estermiiinitaor de nuestros ad-
versarios, las liulniiiles y rc.(lida;s ra'ia:s que sln dtbilas; y estad seguros
que el signo d laI. reliiot! sietiipie vic!:t'iiosa, o, coniduchir al temple ) de la in-
inortalidadi.- iVivlaPi Relii2m!-;Viva la Liberta(l!--Viva l' Independen-
cia!--Viva la C(cnstitu, ioui -Dado cii el P'alacio N;aioiial de Santo Domin-
go, A los 27 dias del imes de DiJ:iembre (de 1845, y segundo de la Pa-
tria.-Santana.-Pecr el Presidente e le la lepibllica: el Secretario de Estado
del Despacho de Guerra y Marinia.-Jinencz. (8)

(8) Durante la ceampanim de 184 a ISIG, registrar la tradition varias operaciones
militares ie que no se did parie oficialmnente i la na cion. Figura entire ellas la que
realize el general Antonio ])iverg' sobrl el fitertc de B:1iica, COn nmt cuerpo de ej6r-
cito comlipesto del !Rgimlieuto de LAs M. tas, in;aniado lor el coronel Elias Pifia;
del Regitiiento de S.I Juan, cuyo gefo lno recordai:)s; del lcr. batallon del ler. Re-
gimiento Dominicano, in:midal por el commandant Toinas Sanchez; y de una pieza
de artilleria imanldala por el capiian Josd Leger. LI division, en que iba como 20
gefe el colonel Valentin Ale ;ntara, salid martes por la mariana de Las Matas y per-
noct6 en El Jolo, de don:le emprendli caiuino al dia sigliente, en que llovi6 much,
acampanilo por lai. noche en Sabtnia CrtAz. Al alanlceer del jueves se puso en mar-
cha y paso el Art.ibonito para atlecar al enemig), aprovelihando el momniento en que
se encountlrra cele'.itllt'o la peqtuena ipairad:. qte auco.t uInbrala lacer ai m iitad de se-
mana; pero lhabieiIno colocad ) Diaverg6 lit pieza do artilleria sore una altura, el en-
cargado de esta dismpard un tire( antes de quI. el coronel Pifi t sorprendiera el fuerte con
su regimniento, doe lanera que alertada la g:arnicion ocup6 en el acto su puesto y lo-
gro rechazar las difeuentes envestidas que dieron los sohlaldos dominicanos a la forta-
leza. En una de ellas nuri6 Elias Piina, en otra un hermnano suyo que era capitan,
v en otra un olicial primo de amlos. A las 4 de la tarde, viendo 1)uverg que so le
habian agotado las munictiones, imaudo6 tocar retirada dei;nido el camipo sembrado de
cadAveres. Uno de los heridos tmas graves, sargento del ler Regimiento, se apareci6
en Las Matas i los ocho dias comido de gusanos, pero tuvo la dicha de curarse y vivi6
muchos aiios mas en servicio de la patria.
Estando el general Felipe Allan en Las Matas despach6 dos rondas fuertes con-
tra el cnenligo: una de cien lhombres, al inando del capital Hip6lito Garavito, que
lleg6 hasta alncho 2Mateo; y otra al mando del coronel Valentin Sanclez, que lleg6
hasta Hincha y se apoder6 del pueblo; pero habiendose entretenido en merodear fu6
aorprendida por el enemiigo y se vi6 obligada A abandonar el terreno conquistado con
algunas perdidias, contindose entire los muertos el guerrillero Rondon, celebre por su
valor y su atrevimiento.
E! 28 de mayo de 1816, estando los haitianos posesionados de Gober, loma de la
sordillera de Neiva, tnt A ataicarlos el general Francisco Sosa i la cabeza de 150 hom-
bres del Reginiento Neivano; pero encontrandolos fuertemente atrincherados no pudo
desalojarlos, y despues de un refido combat se retire con algunas bajas, contandose






-20-

Mensaje presentado por el Presidente Santana al Congreso Nacional
el dia 3 de marzo de 1846.-Durante el receso de la primer legislature, el
6rden public sufrii una grande alteraciou con las invasiones que hicieron
nuestros enemigos los haitianos por todos los puntos de las fionteras que
dividend nuestro territorio, habiendo logrado posesionarse en el mes de Ju-
lio de los pueblos de Dajabon y Las Matas de Farfian. Este acontecimiento
oblig6 al gobierno a movilizar today la Repdiblica y A marlchar contra el ene-
migo hasta recliazarlo fuera de los puntos que hasta ahora ha dictado la
prudencia necesario conservar con guarniciones. Asi mismo, por las amena-
zas que se nos hicieron apres6ndonos una goleta armada en guerra, noinbra-
da La Virginia, y ocasionando que destruyeramos otra nombrada La Marina,
tuve que recurrir a tomar la media de formal una escuadrilla, constant de
diez velas, para repeler las fuerzas maritimas enemigas, impedir que se hi-
cieran duefias del mar, y imantener la contianza en el comercio exterior, que
pudo alterarse en aquellos moments por temor de ser victirna de la bar-
barie de nuestros adversaries que, violando el sagrado derecho de gentes,
eqpidieron fulminintes decretos contra los extrangeros que negociasen con
nosotros. (9)



CAIMPPA 3A D2E 1849.


EL NUMERO y LAS CARRERAS. (10)


Dios, Patria y Libertad.-Repiblica Dominicana.-Roman F. Bid6.-
Jeueral de Brigada y Ministro de la Guerra y Marina.-Doininicanos: La
Providencia os proteje; la suerte os volvi6 la espalda algunos dias para pro-

entre los muertos el capital Marco de Medina y el teniente Rafael Aibar. De tres
heridos que quedaron en poder del enemigo, uno de ellos, Dama;so Rcyes, curado en
Puerto Principe, logr6 escaparse A los seis meses y volvi6 A Neiva al seno de su fa-
milia.
En esta misma 6poca practice el general Duverge una operation esploradora so-
bre Font Verrette, y el corouel Taveras otra sobre Petitrd, en la que desvandaron las
avanzadas del enemigo.
El ataque de Escalante, paso que ocuparon despues de Beler las tropas haitianas,
fu6 contiado al comandante A-ntonio Ramon, sucesor del valiente Carrasco en el man-
do del batallon de Dajabon, i cuyo heroismo se debi6 en gran part la conquista de
este punto, que vino A decidir la derrota del onemigo. Por los nmritos que contrajo
en esta accion, fu6 ascendido a subteniente el sargeuto de granaderos Benito Moncion.

(9) Esta escuadrilla, que hizo el crucero del norte al mando del coronel Juan
Bautista Cambiaso, la componian: la fragata Cibao, con 20 cafones; el bcrgantin go-
leta San Jos6, con 5; el bergantin goleta La Libertad, con 5; la goleta General San-
tana, con 7; la goleta Nuestra Scfiora de las Mercedes, con 5; la goleta Separacion
Dominicana, con 3; la golcta 27 de Febrero, con 5; la goleta Maria Luisa, con 3; la
goleta 30 de Marzo, con 3; y la goleta Esperanza, con 3. Los site primeros buques
eran de la propiedad del Estado: los otros tres tornados en requisicion.

(10) Despues que el ejdrcito invasor derrot6 en Las Matas de Farfan i las
tropas que le hicieron resistencia el 19 de marzo, los generals Ramon Mella y







-21-
bar vuestro valor, y de nuevo os concede los favors de la victoria, y los hai-
tianos huyen para sus hlogares, destrozados por las ;lanzs y machetes de
nuestros bravos Domiiicanos, y acosados por el hambre: tal vez allA los
espera la guerra civil con todos sus horrores, por complement de los males
con que Dios los castiga por que desconocen la justicia de nuestra causa.-
Ior los parties que vereis A continuacion, os impoudreis del estado actual de
la guerra:

Sabana Buei y Abril 17 de 1849.--Pedro Santana, Jencral de Division y Jefe de
las fronteras.-Al Sr Ministro de la Guerra.-Sr. Ministro.-Despues del parte que
communique a! Vd. esta inianaia. hle recibido otro del tenor signientc:-Puesto del Nfime-
ro, 17 de Abril de 1849.--Antonio Duvergd, Jeneral de Division y Conandante delas
fronteras del Sud.--Ai Senor Jeneral Pedro Santana, Comandante en Jefe de la mis-
mas.-Selor Jeneral.-En cs~e inminento, como A las once del dia, helmos echo replegar
al enemigo, que dej6 en lnlestros campos de batala sus mu'e.tos que no pudicron cargar.
La p6rdida de los nnestros fiu; un poco considerable entire heridos y muertos.-Hasta
alora no sabenos la determination del enemigo; pero nosotros nos mantendremlos fir-
mes para sostener el punto.-Apresfireme Vd. las municiones que en mii oficio anterior
le pedi. Dios gur'de A Vd. inuchos afios.-Firinado,-Duverg4.-Santana.

Cuartel de las (Carrras y Abril 20.-Pedro Santana, etc.-Al Sefior Ministro de la
Guerra.-Seior Ministro.-Ayer como A las tres de la tarde se present el enemigo
A este Canton, y habiendo sido batido tuvo que replegar. A las cinco del mismo dia
recibi este parte, 6 iniiiediata eniite dispute inainever aquiii cono en efecto lo hice.
Todo el din lo helouo tenido i la vista; pero hasta aliora, (]qe es la una del dia, no ha
hecho ningun moviniiento. Si algo ocurriere se lo participard i Vd. inmediatamente.-
Dios guard a Vd. etc.-Firmado.-Santana.

Puesto Avanzado de Ins Carreras y Abril 21.-Pedro Santana. etc.-Al Senor
Ministry de la ({uerra.-Sr. Ministro:-En el inisino iioiento, que son las cinco y
media de laI tarde, linmos principiado el ataque; y de tries piezas q re tcnia cl eneinigo,
le quitamos las doa inas grades, y lo derrotanios completam.inte: no ha liabido de Ines-
tra part ningun inuerto, y solo tres leridos.-Dios guard i Vd. muchos afios.-Fir-
mnado,-Santana.

Valentin Alicantara, a1 la cabeza de la gentle qne les qulnaba, hicieron alto en las
mirgenes del rio 1,ura, desde done entrettvicron al encmiigo con guerrillas que
diaramlenlte saliaIn i exp)lorar el campo, hlsta el dia ;30 en qu se e vieron obliga-
dos a repllegar sore Azua bajo el fuego de lai vaingiiirdia alitiana. No obstan-
te el dcsacntrdo que reinala entire los oclio genceriles quo1 liiandalian los celerpos
eccargados de la deiiensa national, la division del general G(efftard, (le se se avanz6
A tomar 1;i plaza, ftid derrotada con perdidas el 5 de ablril, por litallones que( vo-
luntarianiente salieron i, batirse, continlidose entire ellos la (Guardia -Nacional de la ca-
pital, maindadlo por el coronel Wenceslao Guierrero. Pero vaciiuados Los C(onucos,
en fierza de no acto do insubordination de ais troops avanzadas que tenia bajo sus
6rdenes el c(oinidanute BIatista, los liaitianos ocunproiu iiinpunente el cerro de Los
Cacbeos y pidiieron correrse sobre el camiino de Lta Playa, cue interceptaron con
fuertes trinc:hlcras, al ])i( de las cuiles se sacrilicaron inititilmentc nachos soldados
neivanos. Esta circ'uiistancia bizo nece sario el abandon de la plaza, que efec-
tuaron todos los clnlipos d:rante la noclie del 9 de abril, cojiendo unos el cani-
no do Estehaniay, y otros el de San Jos6 de Ocoat. Por fortuna, la reorganiza-
cion de una part e his fuerzas desbanidadas 'no se liizo esperar much tiempo, de
suerte (que ciando el president So lionuque pens6 en avanzar, ya el general Du-
verg6 ocl)alna El Nifinmro, el general (ontreras estaba eo. Portezuelo, el general
Santana en Sabaniabnei, el general Bernardino Perez en La Boca de a PIalhita y
el eoronel )Dominiiez en Las Carreras, puntos de defense en que se proposie-
ron los soldados dominicanos levantar cl honor de la bandera de febrero a lai al-
tura en que 1-i habian manttenido hasta ent6nces. Los parties de El Nilmero y
y Las Carreras son el resultado de tan noble resolution.






-22-
Canton de las Carreras y Abril 22.-Pedro Santana etc.-Al Sefior Ministro de la
Guerra.-Sr. Ministro:-Ayer A las cinco y media de la tarde di part A Vd. mui
suscintamente del ataque que tuvo lugar, porqu6 en aquel moment no se habia aun
explorado el campo y quise adelantarle la noticia de nuest.a victoria; pero ahora dar6
A Vd. los detalles siguientes:-En primer lugar, el enemigo principi6 por canonear con
una pieza de A doce que tenia montada en una altura, el puuto que ocupamos para des-
cubrir el campo, y despues de haber echado una portion de balas sobre nosotros, baj6
las otras tres piezas, dos de bronco y una de hierro, y puestas en bacteria, principi6
por atacar al ejercito que estaba apostado A las ma1rjenes del rio, y que liabia yo
arreglado y dividido el dia la en la tarde, en cuatro divisions, maniadas: una por el
coronel Francisco )Dominguez, otra por ei teniente-coronel Bias Mallonado, otra por
el teniente-coronel Marcos Evanjelista, y la cuarta por el toniiiete-coronel Antonio
Sosa: los jenerales de Brigada Abad Alfiu, Bernardino Perez y Merced Marcano, a
quienes el mismo dia 18 ,ntregu6 este puesto, los dos primeros comno encargados del
Ej6rcito en movimliento, y el torcero haciendo funcioues de Connlmadante de Armas,
corrieron al instant, se pusieron t1 la cabeza de !as mencionadas cuatro divisions, 6
inmediatamcnte principiaron el atiquc.-Despues de cerca de una hora de un combat
tan desigual, nuestras troops cao sus benineritos jefes A la claeza, cllargron sobre la
artilleria enemiga, y metiendo mano al arnna blaca se apodcraron de ella, al mis-
mo tiempo que IleguS yo con la caballeria que estaba al mando del coronel Pascual
Ferrer.-Tanto de los jefes superiors y subalternos, conio de todo el ejdrcito en general,
no tengo que bacer sino elojios do su patriotisnio y '.alor, pues todos me han acomnpana-
do con entusiasmo y esttiu dispuestos ii perecer priluero que i sueuni ir.-La plrdida
del eneinigo ha sido considerable, y de citra de los mnertos heInos cscojido y enterrado,
en el Hato de Las Carreras, do a ilrolpiedad del Doctor amier, r ainne del ataque, dos
jenerales, unoi de division y otro de brigi'da, segnn las insiguias quet( tcniian y otro que
muri6, tambien de division, por ser cerca de nocbe, se qued6n n el clmpo y se lo llev6
el enemigo: tambien perecieron infinidad do oti'ciales, segun todas las insignias que ha
cojido la tropa, las q:e remito A Vd. junto con las de los jenerales, y dos handeras,
una del rejimiento 2" y la otra dtel 30, para que las voan y me las consurven ahli, a fin
de devolv6rselas A los que las cojieron, segun se o he ofrecido. Los fusiles v demis
despojos de que se apoder6 la tropa, cada uno conserva los suyos.-Dios guarded etc.-
Firmado,-Santana.

Canton de las Carreras y Abril 23.-Pedro Santana etc.-Al Sefior Minis-
tro de la Guerra.-Aver, cono 6i las dos de la tarde, viendo la pertinacia del
enemigo, despues del sangrien to itaq cie (qe tuvo lugar el dia 21 a las ciuco y
media de la tarde, y de la considerable pIrdida que tuvieron, pnes su campo se
encuentra senmbrado de inuertos y sepulturas de los que pudieron cnterrar bajo el
fuego que incesantemeite nos hacian sobre nuestro puesto con las dos piezas de
cat1on que les quedaban on las alturas de que estahan posesionados, determine,
porque no podiamos permancer en un estado de inaccion, despachar guerrillas so-
bre las niontafas, A derecha 4 izqoier'da, segun ellos pretendieron baceric, para
atacarlos en los puestos avanzados, que temian do guarnicion en Ambas alas, y
conseguir por este medio. no sola ueinto inquietarlos, sino tainbien apercibirine de sus
operaciones para haberlos ataeado hoy en brecha.-En efecto, nuestras guerrillas
salieron de aqui ayer la lhora mIecionada, y coino a las cuatro y media prin-
cipiaron A bacerle un fuego tan vivo por imbos lados, que la guerrilla del ala
derecha, mandada por el conmandants Aniceto Martinez, lleg6 hasta las piezas de
cafion, de tal modo, que A su vuelta, sin p6rdida de ningun honbre y con solo un
herido, i pesar del canoneo teso con que la batian, sostuvo el fuego y cousigui6
cojer dos potes de metralla, y n6 las piezas de canon, porque las fuerzas no eran
suficientes; la del ala izquierda, mandada y dirijida por los capitanes Bruno Aquino y
Bruno del Rosario, como practicos del lugar, les hizo tanto estrago sobre las alturas,
que A nuestra vista misma les veiamos cargar los muertos.-Estas guerrillas, segun las
6rdenes que tonian, asi quc vieron que el enemigo qued6 aterrorizado, se retiraron
como a las seis de la tade.-El enmigo incontinentemente, principi6 A caflonear
desde una altura este pesto, segun sc ha visto para efectuar su retirada, la que
ha hecho tan lleno de terror, que dej6 las dos piezas de artilleria con que nos








-23-
batia, y hasta los cahallos de sus dragones que no podian hacer march forza.
da en su retirada.-En esta virtud, hoi a las seis de la mafiana, he tornado po-
sesion del puesto de El NYlmero, y encomendadoselo con una guarnicion sufi-
ciente al tenieute-coronel Marcos Evangelista, habiendo mandado espias que
sigan los pasos de los haitianos para saber su parade. Por consiguiente, me ocu-
po en este moment en dtr inis 6rdenes para dejar una guarnicion aqui, que auxilfe
al comandante Evaugilista en caso necesario, y inarchar con el resto del ej6rcito por
el lado de Sabanaahb i para Las P!ayas, on done por las pocas tropas que tenia, solo
se encontraba una fuerza de 1 50 hombres, reservAndome dar cuenta A Vd. de cual-
quier resultado quo haya despues.-Dios guard A Vd muchos afios.-Firmado,-
Santana. (11)

Cuartel general de Sibanaluei y 21 de Abril.- Pedro Santana etc.-Al Se-
fior Ministro de G(uerra y Mlarina.-Senior Ministro: A las cuatro y media de la
tarde salimnos pa'ra el canton de ]a Boca de li PaLlna, A fin de dar alli mismno
la disposition lde desembarcar las dos piezas que me remitieron de Santo Domin-
go, que anu periimauece abordo; pero conmo A la media hora de nuestra llegada, tuvi-
mos el dolor td ver las llamu;s que devorabau el desgraciado pueblo de Azua, pues
parece que el enemigo, al seutir que uuestras avanzadas se acerc aan, escarmentado
ya de nuestras valerosas tropas, tom6 la barbara disposicion, para librarse de ellas,
de incendiar con desprecio del derchlo de getces: por consiguiente, alli mismo se-
determiu6 que las tropas de La 'Pahnl sc cmbarcaran inmediatamente, para Ile-
gar A Azua mafiana temprano, y que las de loi otros cautoncs hicieran lo mis-
mo por tierra, como tambien que el geuerl I Dverge pasara A Azua a encar-
garse del ej6rcito hasta mi lieg~da, que sera mIaiana en la tarde.-Dios guar-
de etc.-Sautaua.
Santo Domingo, y Mayo 4 de 1849 y 69 de ]a Patria.-Roman
Franco BidM .
CARTA DEL PRESIDENT JIMENEZ (12)

Senior Coronel Jnan N. Ravelo.-Apreciable amigo: Esta tiene por objeto
darle un;n idlet de nuestro e;tado actual, respect A la desmoralizacion de
nuestras trop);is, y del estado de deftnsa en que nos encoutramios.-Respecto
a la desumiralizcioii, tia mincha. La caiisa la atribuyo A que jamis ha sido
castigada la in ubl):(diinacion en otros aeootecimiientos semnejantes A estos.
No acostumnbrada la tropi a obedecer la voz dcl jefe, nada pueden hacer los
oficiales en el muomento del desordeIn.-Hoi tenemnos, aunque no anl gran ni-
mero de tropa, Io preciso i)pr:a resistir al enemiigo, que si no se tiene miedo
muy bien se pneden dleIfnder --Hly ha s:lido unau poca dle tropa, de la jente
de Neyva, Azt m, y Las Matas, para las fioenteras, y se irin rmandando sucesi-
vamenite, pnes asi que han sabido el parade(ro de sus famnilias se estan r'eu-
niendo, y re que dentro deto pocos dias hlbri la jente suficiente. Hago esta
explicacion con el fin de que se desmitentan las noticias que puedan hacer

(11) Estando El Numero en peder de las tropas dominicanas que el dia 17 recha-
zaron al enemigo, no cabe que el general Sautana tomara posesion de este punto el
23. Probablemeute se hizo cargo de 61 para incorporar al grueso del ej6rcito las fuer-
zas que lo defendicron, dejtndolo al cuidado de una pequefia guaricion, lo que estA
demostrado con la presencia de Duverg6 eu Sabanabuei, recibiendo el dia 24 la 6rden
que le daba Santana de pasar a Azua A tomar interinamente el mando superior de
todas las tropas.
(12) Aunque este document no es enteramente official, como ya es del dominion
pfblico, reclanua un lugar en esta coleccion, por cuanto contiene datos que dan much
luz sobre los desgraciados acontecimientos de 1849.








-24-
correr del mal estado de nuestras fionteras y demins que pnedan agregarse.
Es mui possible que con alguna idea 6 mira, se estiendan pintando el mial
estado de las cosas, y no debein levarse de todo lo que se diga, y si, annque
no debo decirlo, de lo que yo eseribo, porque nada me anima, ni inunca he di-
cho otra cosa que la verdad, y lo que tengo per cosa muy cierta.-Coni feeha
del 7 del corrieiite escribi al general Duverg6 para que remitiera t la Capital
al general Alentitara i al conmaidanite Batista, del batalli6n de Azua, de cu-
ya 6rden he tenido la coutesta siguiente : Sefior Presideiite: acuso A. Vd.
reception de su oficio fecha 7 del corriente, 6 impuesto de su coitenido lI
dire, que iumediatamente oficid al general Regla Mota para que ordene al
general Valentin y al comandante J. Batista se preseutaran ante Vd. Con
respect al (iltimo no le remito process verbal porque ignore los motives
por que se retire, pero que l1 dart su descargo verbal."
Este punto de Sabanabuei se encinetra al mando del general, y el je-
neral Bernardino Perez esta en la Boca de la Palmita A la cabeza de los
hombres que so han reunido. El general Sosa tiene la 6rden de encargar-
se del puesto de El Nuimero, y Contreras en el Portezuelo del Maniel con
la fuerza que se le ha reunido.-Enz este moment parto al Maniel con el
objeto de comlunicarme con la gente que se eneuentra en Las Lagunas. La
carta de Duverge prueba que no est;A en mui. mal estado el canton.-Des-
pues de laber llegado A esta llegO el general Santana y me manifesto una
necesidad de quitar al general Valentin del canton, ai lo que respond que
la 6rden de remitirlo A la capital estaba dada, lo mismo (ue se habia he-
cho con el comaidante Batista. Fue puesto abordo de la flotilla el general
Alceaitara, porque lo crey6 mas seguro el general Santana; pero no lo 1f6
el coinandante Batista que tambien habia sido Ilamado en igual que elje-
neral Valetin. Yo ininediatamente hice cumplir la 6rden que habia dado
de que se piresentant at la Capital, para que alli se deseargue de lai ftita de
cumplilniento de la drdeu que le fue dada de permanecer en Los Conucos
despues de haber defliiido la entrada de dichos Conucos, lo nas escencial, y
A lo que se puede atribuir la p6rdida de Azna. Si en Batista no hai mala
f6 en la falta que ha cometido, no es nada menos la desobediencia y mayor-
melnte ein moiiielltos (lque atacaba l el neniigo, y que casi depeidia la victoria,
6 la p6rdida total de Azua y lo mas que pueda venir, de no haberse hlecho
la defeiisa de Los Conuicos, 6 A lo menos de no haber hieho diligencia algu-
na. Este hombre debe jistificarse, para lo cual lo remito al gobierno, quien
averiguaiido y apreciando su falta 6 ignoraicia, determinara lo que juzgue
mas conveiiette.-Desde mi llegada A esta me e he ocnpado de former un
process verbal sobre la pirdida de Azua. Bani, 12 de abril de 1849. Jimeaez.

iMeinsje presentathdo) por el general Santana al Congreso Nacional en
la session extraordinaria del dia ( de julio de 1849.-El Congreso compren-
deri, que si al eiitirga;rle el powder que me confitiaan l1, y mas;tarde los
pueblos, no vi c;ab;lnmeite realizadas todas las esperanzas, es porque los
obsticulos son Imui grades y la vision iimensa. Sin embargo, no lie an-
helado inmeiSs que hacenrme dignio de la coiifianza de ]a nation; y me ciiento
por dichoso de poder anunciar al Congreso que despues de la espldudida
victoria del 21 de Abril, unestros enemigos no ocupan sobre nuestro terri-
torio sino los puestos avauzados que mantenian antes de la filtima invasion.
Solo me queda el pesar de no haber podido evitar el horroroso incendio que
ha devorado, con siis riquezas, tires pueblos de una hermosa provincial; ni
minos utilizar la victoria, pues el gobierno me habia escaseado los recursos,








-25-
privAndome asi de la ventaja inmensa de emprender repentinamente la o-
fensiva. Yo no contaba entonces sino con 800 hombres, de las reliquias del
ejercito de Azua. Por fin llegu con mi corto ejdrcito hasta Azua:
alli tome todas las disposiciones mas adecuadas a las neeesidades del mo-
niento, particularmente la posesion de los puestos avanzados de Las Matas
y de Neiva, y ademas socord la desnudez y el hambre a multitude de fa-
milias desoladas.

L' ANSE A PITRE y SALE TROU.
Dios, Patria y Libertad.-Repuiblica Dominicana. -Buenaventura Baez,
President de la Replblica.-Dominicanos!-Seis afios de guerra defensive
han inspirado i nuestros eDeniigos una falsa idea de ]a fuerza de la Repi-
blica, y didoles ]a inmensa ventaja de escojer i su antojo los moments de
hostilizarnos, y el teatro de los combates.-Ademas de esto, no es de la dig-
nidad national agotar nuestros recursos en continues preparativos para
repeler i los Haitianos, cuando podemos ir con tanta facilidad A buscarlos A
su propia casa y hacerles sentir el peso de la guerra en sus personas y
propiedades.-Conveneido el Gobierno de esto, y apenas desembarazado de
los obtaculos que le legaira ]a pasada administration, dispuso la salida de los
buques del Estado, bergantin 27 de Febrero" y goleta "Constitucion", al
mando del comandante J. Carlos Fagalde, con el fin de cruzar sobre las costas
del Sur de la Isla, y hostilizar al eneinigo por mar y tierra.-Esta pequeia
espedicion ha sido coronada con el feliz (csito que era de esperarse.-El pueblo
de "L' Anse a Pitre" incendiado; la poblacion de "Sale-Trou" luesta en fuga
con pdrdida, en ambos puntos, de algunos hombres y ganados; la goleta
haitiana "Carid;ad" cargada de iprovisiones, apresada i su salida de los Cayos;
una balandra y seis barquichuelos mas, tornados y echados 1i pique; veinte
y cinco muertos, y diez y ocho prisioneros qne acaban de entrar en esta Ca-
pital: tal es resultado de nuestros primeros pass en la guerra ofensiva.
Dominicanos! La Divina Providencia proteje visiblemente nuestra causa:
persevered unidos, y sereis invencibles; persexverad unidos, y contiad en el
Gobierno, que conoce today la estension de sus deberes, y estate dispuesto a
cmnplirlos A todo trance.-Viva la 1elijinii!--Viva la Replblica!-Viva la
Libertad!-Dada en el Palacio Nacional tde Santo Domingo, :i los 15 dias del
ines de Noviembre de 1849, afio 6 de la Patria.-Buenaventura Baez-Re-
fi'endado: El Ministro del Interior y Policfa.-Medrano. (13)

PETITE RIVIERE, DAMIE-MARIA y ENSENADA DE LOS CAYOS.

Dios, Patria y Libertad.-Repiiblica Dominicana.-Proclama.-Buena-
ventura Baez, Presidente de la Reptiblica -Dominicanos: Dias ha que an-
lielaba por dar cuenta, 6 la opinion puiblica de la segunda espedicion maritima
sobre las costas de Haiti: dias. hla que para el Gobierno el ixito no era du-
dudoso; pero esperaba ]a llegada del Corsario "27 de Febrero" que aun se
mantenia asechando las velas enemigas.-Desde ayer esta reunido en este
puerto, con los demlns Corsarios Dominicanos: contemnplense ahora los he-
chos.-La Flotilla Dominicana, mandada por el (Comandante Fagalde, fn6
por segunda vez ;6 las costas de Haiti; se fonded en la "Petite-Rivi6re;" de-
sembarc6 su jente, poniendo en figa la guarnicion y tomandole dos banderas;

(13) La goleta Constitucion hizo esta expedition al mando del Comandante
Juan Luis Duquela.








-26-
rednjo A cenizas el pueblo, y disperse a cahionazos A los habitantes de '*Da-
me-Marie": a: sn retorno, los tires Corsarios, el "Santana", la "Constitucion"
y el "27 de Febrero" dieron un combat desigual en las aguas de Los Cayos;
pero el valor es siempre mas fuerte qne el nihnero, pnes ni de .ste pudo a-
provecharse el enemigo: cinco de sus buques sufrieron la vergiienza de verse
acosados por dos Corsarios Dominicanos: la "Constitucion" y el "27 de Fe-
brero"; Illa liora mas, y su pIrdida hubiera sido inevitable: ni lia "Merced"
ni el "Cibao" Ilegaron A tiempo detenidos por la calma. El valor aconipana-
ba A los nuestros, a los enemigos la proximidad ie sns costas.-Sus fuerzas
eran doubles; con todo, may mnaltratados alguinos de sus buiqiits, y con pdrdi-
da de mnlt ia jente, bascaron todos su salvation en el puerto de Los Oayos.-
Ya lo veis, )Doinicanos, tanto terror inspire el que ntica sin contar el nfi-
mero de sus eneimigos; tanto puede el que tiene el sentiiiieuto de so honor,
de la justicia de so causa, y 1o que es mas, de sa feilrza mna proft'nd( con-
viccion. Asf lo coinlprendi6 el Gobierno cuando desde sis primieros pasos,
pens6 en tomar la ofensiva.--Que los valientes hig;an el iltini estnerzo, que
la union reine entire nosotros, y sa!varemos la Repuiblica.-Viva la Religion!
Viva la Libertad Viva lt Repbl!ica Dominicana !-Dada en el Palacio Na-
cional de Santo Domingo, Capital de la Rep)lblica., los dos dias del ines de
Enero de 1850 y 6 de la Patria.-Buenavenitura Baez.--Reflenulala: el Minis-
tro Secretario de Estado en los Despachos de Guerra y Marina, Juau E.
Aibar. (14)

(14) La fragata Cilao estaba mandada por el general Juan Alejandro Acosta;
el bergantin 27 de Febrero, por el comandante Carlos F;agald; y las goletas Ge-
neral Satana, La Constitacion, y Naistra S.,fora de las AI r.'edes, respe:tivamiente
por los comamldantes Simeou Vicioso, Joaquin Orta, y lailOii Gonzales. La pri-
mera, que todavia no se habia incorporado ai la flotilla, y la filtina, que andaba
dando caza a uu bhque sospechoso, no Ilegaron A ocupar su Ingar en la inea de
batalla, pues cuando iban ii entrar en jicgo y a decidir el combat eon el refuer-
zo de sus boc.ts do fuego, la rompii Fagalde maniobrando cn alcance de ellas con
el 27 de Febrero y niandando A La Constitucion quo siguiera sus agnas, torpeza
inaudita que dio lIgar A que la escuadrilla haitiana, que so conlponia de siete bu-
ques, al recolocer las nuevas einbarcationes que so acercaban, goberlnira de la vuel-
ta de tierra eva-diendo la contiluacion del combat pero trataiido de ver si de
cainino hacian buena presa A la goleta General Sauitana, que abandonada a, s'I pro-
pia defense, debi6 su salvacion. i la serenidad del comaiudante Vicioso, y al he-
roismo de la escolta de artilleria, de quie era digno jefe el teuiente Francisco Carbonell.
La fragata (ibao habia estado sola, el dia anterior, freute al puerto do Los Cayos;
y despues de haber dado algunas bolrdldas con banlera extranjera, disparo un caflo-
nazo, y enarbolando los colors nacionales, se puso al pairo en son de conlbate. Esta
provocacion di6 por resultado que inmiediatamenite se hicieran A la vela una barca y
dos goletas haitianas armadas en guerra, las cuales salieron A la mar y gobernaron con
proa al Sur; pero sea que no pudieran luchar con la brisa, quo estaba ya muy fuerte,
por ser mas de las once e i la miiana, 6 sea que recibieran contra 6rden, es lo cier-
to que al cabo de una hora poco mas o menos, viraron de la vuelta de tierra y vol-
vieron A foudear dentro del puerto. Por la noche se supo ii bordo que la flotilla e-
nemiga habia zarpado en la tarde y estaba ,' panto de encontrarse con nuestros bu-
ques, pues la goleta inglesa que di, esta razon habia sido reconocida. primero por
los unos que bajaban en popa, y luego por la otra que iba remontando A today vela.
Despues del combat se reunieron A bordo del Cibao tcdos los comandantes de
los buques y resolvieron no abandonar las aguas de Los Cayos hasta que la flotilla
haitiana no aceptara otro desalio ; pero por la tarde se descompuso la mar y se de-
clar6 casi un temporal que, durando cuarentiocho horas, dispers6 las velas domini-
canas obligandolas A gobernar en rumbos distintos, segun las circunstancias espe-
eiales de cada una.








-27-


"-CTRA.3TTE LA. TREC3-TA.-


POSTRER-RIO.
Dios, Patria y Libertad.-Repuiblica Dominicana.-Benaventura Baez,
President de la Republica.-Al Pueblo y al Ejdrcito.-Dominicanos: Una
column de infanterfa haitiana, precedida de la correspondiente caballerfa,
os6 traspasar 6A fuerza armada la nea del puesto avanzado dominicano nom-
brado La Caleta, en las fronteras del Sur, el dia 29 de mayo ultimo, y sigui6
hasta el Postrer-rio A. pesar del ftilgo que Ic miantenia la guarnicion de aquel
puesto, que logr6 hacerse fuiete en (c segi(ndo rio como a las tires de la tarde.
Reforzadas alli nuestras tropas, al signiente dia 30 rompieroni fuego por
pequefias descubiertas, (duante la mialrungada, y aclarado el dia se aviv6
hasta las diez de la mnaiaII;a en que, conpletamente dlerrot:do el enemigo y
puesto en fugi, ftii persegnido p' r inestras tropi.s bajo un fiuego active, de-
jando inundaulo de salgre cl c(ainol de su train.sito, sin que de unestra parte
haya habido p6r1dias que dep)lorar.-Los valerosos domiuicanos no desmaya-
ron en la persecution de los iv-asolrs derrotados, y en el mnismo dia 30 ha-
bian ya vuelto a posesionalse del plnesto de La Caleta, y continuaban sus
triuntos, decididos a no suspendetr (Il 'ego liasta que el enemigo hubiese en-
trado en sus respectivos lfinites.; -s-Itos ,i-ontccimientos hli sido comunica-
dos por tres parties oticiales (que ha trasmitido el General Comandante de
Armas de la Conmi de Neiva, quien anade por uno posterior, que la derrota
del enemigo ha sido complete, que las tiamilias de los coitornos del Ingar de
la action que habian dejado sus hogares, en la misma hora volvieron a ellos,
y que reinaba today tranquilidad: reservandose de dar un part mas detallado
cuando haya esplorado el campo.-Domiuicanos! nuestras armas, protejidas
por la Providencia, serAn como hasta aqni siempre victoriosas para repeler
toda invasion, 4 impedir la ocupacion de nuestro territorio por los haitianos.
La present agresion del enemigo es mia violation mainifiesta de la tregna es-
tipulada: hemos cumplido con nuestro deber rechazAndola; 6 interin no sea
notificada su cesacion por los traimites convenientes, permanecer6mos fieles A
su observancia y cumplimiento, como se acostumbra entire naciones civiliza-
das.-Dada en el Palacio Nacional de Santo Domingo A los los dias del mes
de junior de 1851 y octavo de la Patria.-El Presidente de la lepfiblica, Bue-
naventura Baez.-Refrendada: el Ministro de Guerra y Marina, J. E. Aybar.

Dios, Patria y Libertad.--Repiblica Dominicana.-Bnenaventura Baez,
President de la Repfiblica.-Dominicanos: Los encarnizados enemigos de
nuestra Independencia ban intentado insultarnos otra vez en las fionteras.-
Abusando de nuestra buena f6 pensaron sorprendernos presentindose como
emisarios de paz en un punto, mientras (lue deseargaba n golpe sobre
otro, amenazando di la poblacion de Neiva.-Nuestros valientes, conducidos
por el bizarro colonel Joaquin Aibar, castigaron la alevosia en los campos
del "Postrer Rio", y desbarataron sus proyectos insidiosos rechazando sus
huestes, que en fnga vergonzosa repasaron sus lines. botando las armas y
ocultundose en los bosques.-Un nuevo laurel corona la fi'ente de nuestros
bravos, y una perfidia mas de parte del temerario agresorjustifica nuestra
causa ante el mindo calto.-Soldados: La tregua qne de hecho existia des-
de que veneidos los haitianos en Las Carreras los arrojisti:: mi'is allA de








-28-
nuestras fronteras, difiudiendo el espanto en sus filas y dispersando sus mer-
cenarios, se habia convertido en un armisticio por la intervention de nacio-
nes poderosas amigas de la humanidad. Oyendo su voz arrimAsteis las ar-
mas; volved a empufiarlas, que este atentado hecho en ultraje de las Poten-
cias mediadoras ha quebrantado la tregua y nos obliga a prepararnos para
resistir: nuevos triunfos os esperan. El Gobierno entire tanto denunciari el
hecho ante el mundo.-Dominicanos: Olvidando vuestras hazafias y su con-
dicion de vencidos, os llaman vuestros tiranos a su obediencia, sin respeto
alguno al gobierno de vuestra expontinea election, y en mengua de vuestros
derechos. Os hablan de paz 1 ellos que viven devorados por la anarqufa,
despedazandose en una sangrienta guerra de castas! I g qu6 os proponent ?
El sacrificio de vuestra nacionalidad 4 independencia; y que abdiqueis los
fueros de un pueblo soberano en un rei de farsa.-Nuestra independencia es
ya un hecho hist6rico 6 incontrovertible, reconocido por naciones poderosas
que mantienen con la Repuiblica relaciones diplomaticas: no hai una siquie-
ra que no houre la bandera que tremolamos en este paladion de la libertad.
Que vengan, si pueden, nuestros enemigos A arrancarla .....Que vengan a
darnos nuevos trofeos con que engalanarl -...... Continfien desarpercividos
acostumbrdudonos A vencerlos, que no distarA much el dia en que forzados
6 vivir como buenos vecinos, cesen de escandalizar 4 la civilization con sus
crimenes, y con esos arraigados sentimientos de 6dio hIcia las demAs ra-
zas de la especie humana.-Dada en el Palacio Nacional A los 6 dias del mes
de Junio de 1851 y 89 de la Patria.-Buenaventura Baez.-Refrendada: El
Ministro de Guerra y Marina, Juan E. Aybar.

La Gaceta de 10 de Agosto de 1851.-Las fronteras est`n sin novedad.
El senior general Francisco Sosa, jefe de las del Sur, acaba de llegar, y tanto
sus informed, como los parties de los jefes de los otros puntos, son mui
satisfactorios en cuanto al estado de tranquilidad, celo y custodia de las
fronteras.

La Gaceta de 21 de Setiembre de 1851.-Las frouteras.-El enemigo
tiene en ellas fuerzas de consideration, y aunque no ha dado hasta ahora
ningun paso hostile, todo presagia una tentative, y se han llamado 6 las ar-
mas las poblaciones inmediatas para estar prontos A contener cualquier a-
gresion.

La Gaceta de 2 de Noviembre de 1851.-Las fronteras.-En las del
Norte no habia novedad; habian retirado ya las tropas que las reforzaban; el
regimiento del Ozama regres6 & Santiago el 19 y la flotilla volvi6 de Monte-
cristi A Puerto Plata. De las del Sur anuncian que en Hincha, BAnica y
Caobas se encuentra un gran nfimero de tropas haitianas de todas armas, y
que el camino de Hincha I Banica estA reparado, hasta para poder pasar ar-
tilleria. Se creia que esto no debia alarmar, porque debia ser para esperar
5 Soulouque que se retiraba ya de Juanamendez; no obstante, se han torna-
do todas las precaucioues suficientes para tranquilizar los vecindarios y es-
torbar la sorpresa.

Gaceta de Gobierno de 14 de Diciembre de 1851.-Las frouteras.-De
tudos los puntos de las del Sur hai parties que aseguran estar en la mayor tran-
quilidad; pero delas del Nordeste dice el Seior Jefe Politico de Santiago lo
siguiente, con fecha 2 de los corrientes: "El part de la line refiere que
nuestra ronda del canton de Maguapa persigui6 A unos ladrones haitianos,








-29-
que encontr6 en nuestro territorio, hasta La Carbonera, pr6ximo Dajabon;
y que de results del fuego cojieron un baitiano y lo condujeron al canton,
estando herido."

Mensaje presentado por el Presidente Baez al Congreso Nacional el dia
6 de Marzo de 1852.-Prevalidos de la tregua que existia por virtud de la
generosa mediation de las potencias que intervienen en nuestras disenciones
con Haiti, y que en mi mensaje del aio pasado os dije que habia hecho pu-
blicar en las firouteras, pretendieron los euemigos arrebatarnos por sorpresa
una parte del territorio. Con el pretesto de Ilamar A nuestros pueblos 4 la
conciliacion, proponiendoles que abdicasen todos sus derechos, penetr6 el 29
de mayo una column en nuestras comarcas, ultrajando no solamente nuestras
salva-guardias, sino atropellando nuestras mismas avanzadas. Pero batidos
completamente cerca de Neiva, repasaron sus lines dcsbandados.-Mas
tarde se present en la Repilblica Mr. Hardy con el character de agent ofi-
cioso, manifestando de parte de los haitianos los buenos deseos de un arreglo
que terminase nuestras diferencias; pero mientras asi se nos hablaba, el ene-
migo reunia fuerzas considerable, y de pronto apareci6 con ellas en Juana
Mendez.-Son incalculables hoi los sucesos que habrian tenido lugar sin
las medidas enurgicas que se adoptaron para poner el pais en estado de de-
fensa. El Libertador de la Patria, cuyos servicios oportunos ban sido en
todas 4pocas tan recomendables, a pesar del mal estado de su salud, organi-
z6 tropas y ocup6 el puesto que le serial el Gobierno. Todos los pueblos
de las Provincias de Santiago y La Vega acudieron a las armas con un en-
tusiasmo sin ejemplo; y en pocos dias nu ejercito de ocho mil combatientes,
en posiciones sobre las fronteras, frustr6 los planes del enemigo.-La Escua
dra dobl6 la isla levando A su bordo el segundo Regimiento de esta proving'
cia, y cref de mi deber ir personalmente al teatro de los sucesos y de los pe-
ligros: con este motivo me diri.ji las fronteras, acompafiado de un cuerpo de-
caballeria y de algunos gefes y oficiales. Los resultados justificaron las me-
didas del gobierno y los esfuerzos de todos, pues A la vista de nuestro ej6rci-
to los haitianos emprendieron su retirada.

Mensaje presentado por el Presidente Baez al Congreso Nacional el dia
12 de febrero de 1853.-Al separarme del maudo entrego la Repdblica en
paz con todas las naciones; porque si bien no se ha terminado la question
con Haiti, estAn por ahora arrimadas las armas, y las dos mayores poten-
cias han tornado a su cargo hacer cesar la guerra, sin mengua de nuestra
nacionalidad.

La Gaceta de 29 de agosto de 1853.-Parte Oficial.-Fronteras.-Cuando
en el mes pr6ximo pasado las visit el senior Presidente de la Repiblica, con
el laudable objeto de asegurarse por si mismo del estado en que se encontra-
ban, como para proveer A todos los medios de mayor seguridad porque se
desvela, ninguna novedad existia, ni ha ocurrido tampoco despues de su re-
greso. El Presidente provey6 todo lo que alli jizg6 convenient y del mo-
mento necesario, y ademAs did 6rdenes extrictas A los comandantes de dichas
fronteras para impedir en lo sucesivo las marotas que nuestros soldados ha-
cian en los intereses del enemigo, dando con esto una prueba de que sabe
respetar la suspension de armas que por mediacion de las naciones amigas
existe aun, asi como sabe defender con las armas nuestra independencia, de-
rechos y libertad, en los casos de incursion por parte del enemigo.







-30-
La Gaceta de 7 de mayo de 1854.-Las Fronteras.-Por las iltimas no-
ticias recibidas de Haiti sabemos que el Emperador, impulsado parece por
algun fantastico enpefio que le han hecho sin duda concebir lisongeras espe-
ranzas sobre nosotros, se apresta para invadir y traer la guerra A nuestro te-
rritorio como otras veces, sin temer come debiera el valor y denuedo de los
dominicanos y de nuestro Ilustre Libertador general don Pedro Santana, y
al desengafio que por distintas y repetidas veces ha merecido en recompensa
de su temeraria como injusta pretencion, dejando el campo cubierto de san-
gre y cad'veres; lo que debiera bastar para hacerle comprender que somos
fuertes y capaces de rechazar A toda agresion que de nuevo se iritente.-El
gobierno ha tornado en consecuencia las medidas necesarias y que exijen las
circunstancias; por consiguiente nada hay que temer confiando en Dios, pro-
tector nuestro, y en el valor 6 intrepid&z de nuestros soldados, y en la ener-
gia y acierto del Gobierno.

Mensaje del encargado del Poder Ejecutivo al Congreso.-La Gaceta de
Gobierno de 13 de marzo de 1855.-Los haitianos, A pesar del estado de gue-
rra en que nos encontramos, no han emprendido ninguna invasion, y se ha
conservado por nuestra part el mejor 6rden possible en las fronteras, habien-
do dictado las medidas que este gobierno ha creido convenientes al efecto.

La Gaceta de Gobierno de 19 de mayo de 1855.-Las Fronteras.-En
estos filtimos dias, y no obstante las medidas tomadas por el Gobierno para
impedir el maioteo de las fionteras, en virtud A lo dispuesto en el decreto
del Poder Ejecutivo, fecha 5 de agosto del afio pasado, algunos malhecho-
res, en las fronteras del Sur, han pasado A la part ocupada por el enemigo
y hecho algunos des6rdenes. El Gobierno, inmediatamente lleg6 A su cono-
cimiento, ha dado las correspondientes 6rdenes para que sean arrestados los
autores de dicho maroteo y trasportados A esta capital junto con los objetos
cojidos al enemigo, para ser castigados los primeros como lo previene el art?
19 de dicho decreto, y dar A los segundos el destino que corresponda.-El
senior Ministro de la Guerra ha dado tambien las correspondientes 6rdenes A
los gobernadores de las fronteras para que reiteren su vijilancia, i fin de im-
pedir se repitan estos actos, haciendoles present que por el citado decreto
son personalmente responsables de estos hechos.




CANVIPA.DA 3DE 1855-



Gaceta de Gobierno del 25 de Diciembre de 1856.-Las hostilida-
des entire la Repiblica Dominicana y la haitlana estAn otras. Ahora
no es un problema la invasion: dos hechos demasiado inequivocos dicen
altamente que las armas y la fuerza son hoi los jueces A quienes se
refiere la question de nuestra independencia. A las armas se remite la
decision; ellas resolverAn nuestra suerte como la han resuelto otras veces,
de acuerdo con el derecho, la razon y la Justicia.-El enemigo, temeraria-
mente confiado en sus fuerzas, ha consumado ya dos actos de agresion,
invadiendo el Petitrfi, lugar anexo al puesto military de Barahona, por








-31-
las fronteras del Sur, y haciendo fuego un cuerpo de sus tropas, al man-
do del general Paul Jean Jacques, sobre una patrulla nuestra mandada
por el capitan Jos4 Antonio Salcedo, en Beler, punto situado mui aden-
tro de nuestros limites por el Nordeste, y donde ya una vez sufrieron
los haitianos un terrible descalabro en 1844.-Estos dos hechos, y la pre-
sencia del enemigo en nuestras fronteras, nos hacen presentir que se acer-
ca el moment que debe decidir de nuestra nacionalidad. Ya tarda para
la belicosa impaciencia de los dominicanos El Gobierno, ante pruebas
tan evidentes, consider justamente que ya la invasion se ha cfectua-
do, 6 que las hostilidades se han comenzado. Asi ba side notificado A
los Seiores C6nsules de Francia y la Gran Bretafia, como agents de la
mediacion de las dos Potencias en nuestra guerra con Haiti.

SANTOME.

Dios, Patria y Libertad, Repdiblica Domini icana.-Manuel de Regla
Mota, Jeneral de Division, Vice-Presidente de la Rep6blica, Enicargado del
Poder Ejecutivo.-Domninicanos! Segun el part official que se acaba de recibir
del Ilustre Jencral Libertador, con fecha 23 de los corrientes, nuestro ejdrcito
de operaciones sobre San Juan de la Maganaa, en la jornada del 22, ha
obtenido un triunfo complete sobre el i.: il. Haitiano, que ha sido derro-
tado y puesto en vergouzosa fuga on las Sabanas de Santoine, despues de
haberle matador un numero mui crecido de oficiales y soldados, entire otros
un General de Division que se hallaba al mando del ejercito, y de haberle
apresado una pieza de artilleria, cajas de gnerra, instrumlentos militares, to-
do el equipaje que train y algunos prisioneros que se encuentran en nues-
tro poder.--Aunque el nfimero de muertos de part de ellos es horroroso,
much mas lo serA, porque nuestros valientes soldados han seguido en su per-
secucion; y mas despues se nos danl un detalle circunstanciado de esta glo-
riosa action, que da un nuevo brillo a las armas Dominicanas, y aumenta las
glorias de nuestro ej6rcito.-Dominicanos! Confiad en la santidad de vues-
tra causa, que siempre ha protejido el brazo fuerte del Omnipotente, y con-
fiad tambien en vuestros mandatarios y en el valor y acertadas disposiciones
del Ilustre Libertador de la Patria.-; Viva la Repdblica Dominicana! Da-
do en el Palacio Nacioual de Santo Domingo el 24 de Diciembre de 1855 y
129-Manuel de R. MIota. (15)

(15) En esta action, en que tomaron parte, A mas de los cuerpos de Las Matas
y San Juan, mandados por el coronel Santiago Suero; el 2" regimicnto Ozama, man-
dado por el coronel Jos6 Maria Perez; el batallon de Higuei, mandado por el coman-
dante Miguel Subervi; el regimiento de Azua, el batallon de Sancrist6baly las com-
paiias de Ocoa, Monte Plata, Bayaguana, BoyA y San Jos6 de los Llanos, se divi-
di6 el ejercito en dos cuerpos, uno que marchb6 la vanguardia, A las 6rdenes del
general Jose Maria Cabral, y otro que iba en el centro, Ilevando como jefe al je-
neral Juan Contreras. La retaguardia, formada por los escuadrones de caballeria de
Las Matas, San Juan, Azua, Bani, Sancrist6bal, Santo Domingo y San Jos4 de los
Llanos, la mandaba el general Bernardino Perez. Abierto el fuego y sostenido con
viveza por anibos ejercitos contendientes durante largo tiempo, nnestras tropas se
vieron A punto de perder much terreuo, pues hubo un moment de tanta confusion,
que el gefe de la retaguardia, creyendolo todo perdido, lleg6 A abandonar el campo
y A dar 6rden do tocar retirada, arrastrando en su derrota algunas compafias de San-
crist6bal que, junto con las fuerzas de caballeria que se retiraban, fueron detenidas
en Mijo por el comandante Juan Ciriaco FafA, que A la cabeza del ler. Regimien-
to Dominicano marchaba A incorporarse al grueso del ej6rcito.-Esta circunstancia








-32-
Sitio de Santomb Diciembre 23 de 1855.- Sres. Redactores de "El
Dominicano".-Supongo que los Jefes que han mandado la sangrienta jorna-
da que tuvo lugar en este espacioso lugar, ayer todo el dia, habrin detallado
todos los movimientos bien concertados y estrat6jicos que presentamos al
enemigo para arremeterle denonadamente, por lo que escuso de lacer men-
cion de ellos. Solo es mi objeto participarle vamos a tener una noche bue-
na mui alegre, pues aunque estamos fatigados de las horas de refiiega y de
matanza que hemos hecho al enemigo, no por esto dejaremos de entonar
nuestros himuos de alabanza al nacimiento del Redentor del Mundo, porque
me figure entramos nosotros en un renacimiento her6ico y de feliz ventura
para esta nuestra trabajada patria. Estamos cansados de contar los muertos,
y quiza no ha habido una accion mejor sostenida por los haitianos, ni donde
mas nfimero de muertos haya contado, ni mas vergouzosamente haya sido la
derrota, dejando en nuestro poder muchos utensilios de guerra, instruments

fu6 providencial, pues habiendose celebrado consejo de oficiales, en que se resolvi4
hacer alto y explorer el campo hasta adquirir informed exactos del resultado de la ba-
talla, vino A suceder que encontrandose en el camino el sargento de granaderos Marcos
Jimenes, encargado de hacer la exploracion, con el olicial Pedro Contreras, portador
del part en que se anunciaba el triunfo obtenido sobre los invasores, pudieron los re-
zagados volverse A unir A sus banderas sin haber tenido lugar de Ilevar el pinico A o-
tra parte.-Dos incidents importantes contribuyeron A preparar tan maravilloso de
senlance: el primero fau la resistencia del sargento de tambores Julian Belis, A no a-
tender sino a la voz de su gefe inmediato, pues al saber el coronel Perez Contreras que
se le intimaba A tocar retirada, tavo tiempo de darle contraordcn, mandandole A tocar
fuego y ataque, Io que reanim6 las filas iinpidiendo las funestas consecuencias de una
retirada injustificable. La segunda fu6 la inspiration que tuvo el general Cabral, al
saber por uu espia que el batallon de Bani se encontraba pasando el Arroyo de Lora en
march sobre Neyva, de apelar A su auxilio llamindole A compartir los peligros de la
jornada, pues alcanzado el intr6pido cuerpo en La Caleta, no se hizo esperar much
tiempo, llegando al teatro de los sucesos, aunque agoviado por el cansancio y la fati-
ga, con animo bastante para tomar parte en la contienda 6 inclinar la balanza del
tri.unfo del lado do nuestras arenas, que al fin pusieron en complete derrota al enemi-
go causandole dafios de consideracion.-Muchos son los episodios notables que cuenta
la tradition en honor de los heroes de Santome; pero solo referiremos algunos para no
cansar al lector. El general Cabral, comprometido en un combat singular con el je-
ral Antoine Pierre, logr6 vencerlo quitindole la vida. El general Contreras, pre-
viendo el buen efecto que podria hacer un disparo de canon sobre una brecha que pre-
sentaba la linea contraria, se desmonta del caballo y levando el freno enlazado de uno
de los antebrazos, se dirije al comandante Jos6 Leger A indicarle la punteria que debia
tomar; pero t la detonacion de una pieza de artilleria se espanta el caballo y huye lle-
vindoselo arrastro en direction al terreno ocupado por el enemigo: por fortune lo
nota un gefe de caballeria y mandando A cortarle el camino con una escolta de hom-
bres montados, bace etroceder al animal y salva al ginete contuso y estropeado. El
coronel Santiago Suero, en un moment en que las filas flaqueaban, arrebata una
bandera y avanzando con ella en la mano mas de cincuenta pasos, comunica el mismo
entusiasmo a sus soldados que le siguen briosos 6 imponentes. El sargento Jos6 Pa-
rrefio, que nota desaliento en su compaflia, la reanima con rasgos de tanto atrevi-
miento, que conquista el honor de ser ascendido en el campo de batalla. El sargento
1 Pedro Vitini, abanderado del batallon de Bani, haee prodigies de valor y se dis-
tingue entire sus bravos compafieros. El sargento Leon Vicioso, suple la falta del
abanderado de su batallon, que se retira acobardado, y v6 impasible que las balas
enemigas le tumban de las manos el asta rota y la bandera acribillada. El coronel
Antonio Sosa, el comandante Silvestre Garcia y el comandante Domingo Ramirez,
como siempre, se distinguen tambien como bravos; y entire los heridos se cuentan el
comandante Juan Gregorio Camarena, el capitan Valentin Marcelino, el subtenien-
te Tomas Anduja y el sargento Pedro Vicioso.








-33-
de mfsica, una pieza de artilleria, y por junto cuatro prisioneros para que
den cuenta por haf de nuestros triunfos y de la mediacion, 6 mortificacion, co-
mo dice nuestra jente.-Esta noche vivaquearemos aquf, y mafiana segui-
remos sosteniendo los movimientos de varias columns que han seguido per-
siguiendo los derrotados: probablemente tendremos alguna otra ref'iega; por-
que si es verdad estd el barbaro Emperador Soulouque cerca, tratari de vol-
ver por su honor, cosa que todos deseamos paradisputarnos cual mas pron-
to le echa mano A ese fanfarron. El ha dicho nos viene A libertar ly de
qui6n, y porqud? Esto se lo esplicaremos con el fusil, el sable y la lanza. Por
esta occasion creo serenios nosotros quien libertemos A los esclavos haitianos
del sanguinario Soulouque.-He leido hoi "El Dominicano" y por cierto se
preocupan Vdes. much con la Mediacion: si esta existfa iporqud no se impi-
di6 la march A Soulouque? Si cuando la hizo no habia prnebas bastantes
lporqu6 cuando di6 la proclana no se le aienaz6 con energia? Si apesar de
la protests de los C6nsules en Puerto Principe, Soulouque insisti6 en venir
jporqud no se le ha hecho sentir el peso de su alevosia bloqueandole los puer-
tos? Estas son reflexiones que me he hecho; pero siempre he dicho, la media-
cion vendr despues, mientras tanto nuestros machetes y lanzas son los que
han de traernos este resultado, y de u6 Vds. lo van a ver dentro de pocos dias.
Sin embargo, nosotros estamos mui contents de defender nuestra indepen-
dencia sin ]a mediacion de nadie, pues hasta hoi lo hemos hecho; y si por
desgracia tuvieramos que estar con el arma en continue lucha, lo haremos con
la conciencia de que defendemos nna causa just, y si nos tocare sucumbir,
sangre y ceniza es lo que recojerin nuestros enemigos. Por lo que verAn
Vdes. la decision que tenemos; y estoi seguro que desde el Libertador hasta
el filtimo soldado tienen la misma resolution. Guerra y desvastacion han que-
rido nuestros cobardes y villanos enemigos; pues guera y desvastacion ten-
drAn, esto si cruel como nunca. Mas tarde viene la paz, cuando el machete
haya hecho sus efectos.-La brava division que estA aqui arde en deseos de
recojer nuevos triunfos: nada nos falta, por lo que nos sirven de estorbo los
despojos del enemigo. Como han muerto muchos jetes y oticiales, se ha he-
cho una recoleccion de sortijas, algunas de m6rito, las que se guardian con
interns para regalarlas A las que canteen nuestros triunfos..-No se puede ha-
cer ninguna distinction del comportamiento de jefes, oficiales y soldados: to-
dos se han disputado con la mayor bravura, sobresalir en su puesto, de mo-
do que para mi cada cual ha cumplido con su deber.-Nuestras p6rdidas son
como siempre, nulas: las del enemigo, horrorosas. El Jeneral Cabral tuvo la
honra de medir su espada con el de la tuerza enemiga, y de dos mandobles
lo dej6 tendido. Se dice que este jefe era el llamado Duque de Tiburon. El
traidor Valentin AlcAntara, que venia en las filas contrarias, dicen los prisio-
neros ha sido gravemente herido. Ser6 en otra mas largo, por abora estoi
cansado y hasta la mano me duele de la docena de haitianos que he despa-
chado para el mundo de Pluton. Dios me perdone; pero de los enemigos los
Dielos.
(Carta de un official )
CAMBRONAL.
Manuel de Regla Mota, Vice-Presideute de la Republica y encargado
del Poder Ejecutivo.-Dominicanos! Las armas de la Repiblica, siempre
victoriosas hasta hoi, han conseguido el 22 del actual un nuevo y esplen-
dente triunfo en los campos del Cambronal, jurisdiccion de Neiva, segun
el parte official que el benem6rito 6 ilustre general Santana con fecha 24 nos
ha comunicado, y dice asi:








-34-


En esta fecha acabo de recibir del Jeneral Francisco Sosa part detallado de la vic-
toria obtenida en el Caambronal el 22 de los corrientes, estando A la vanguardia el valien-
te Rejimiento Neivero, del cual result: que el campo de batalla se encuentra cubierto
de doscientos ochenta y siete cadiveres enemigos, que malamente han podido contarse
hasta ahora, un gran nimero de heridos, tres prisioneros, cajas de guerra, fusiles, muni-
clones, brisacas, morriones, cartucheras, bagajes, moneda-santina y papel, y algunos do-
cumentos. En este combat muri6 el Jeneral en Jefe que mandaba la Division, llama-
do Adds, de Jacomelo?. [16]

Dominicanos! Este nombre solo debe enorgulIecernos: 61 personifica
la constancia y el valor; 61 simboliza la abnegacion mas absolute, el mas
acrisolado patriotism. Mientras exista uno solo de nosotros, los tiranos de
Occidente no mancillarin el signo glorioso de nuestra nacionalidad 6 inde-
pendencia, signo igualmente sacrosanto de la civilization, de la libertad y de
la humana redencion. Doce afios de continues victorias asi lo predicen,
aunque nuestros enemigos no escarmienten. Soulouque preconiz6 la victo-
ria ; asegar5 con el ardiente concurso de los bravos que se oecanece de
mandar, reincorporar la part del Este i acojernos en su regazo de sangre;
y el insensato solo encneutra, coino siempre, la derrota, la fuga 6 la mnuerte
en todos los puntos que invade!!! Algunos dias mas, y las ardientes hues-
tes del Imperio seirIn yertos cadaveres. Algunos dias mas, y si el aut6cra-
ta no fuere victim de su loca y desmedida ambition, regresarni A la capi-
tal de su vacilante Imperio, cubierto de oprobio 6 ignominia, como volvi6
despues de la memorable action do las Carreras en 1849 ....
Dominicanos! Desde el fausto dia de nuestra Separacian, la Divina
Providencia nos ha protejido y sostenido visiblemente. Confiemos y espe-
remos en ella, pues la causa que defendemos es la mas just, la mas santa
de las causes. El Anjel de la Victoria marclari siempre delante de nosotros.
Confidmnos tambien en el Caudillo que, como instrument de la Omnipo-
tencia, rije los destinos de la Repfiblica, y que no en vano ha merecido el
imperecedero titulo de Libertador de esta Patria, adquirida : costa de tan
cruentos sacrificios. Gloria y honor al ilustre Jefe, al jenio de las batallas!
Honor, prez y gloria al valiente Ej6rcito Dominicano!-Viv a la Repiblicat
-Santo Domingo, Diciembre 26 de 1855 y 229 de la Patria.-Maauel de
R. Mota.


Manuel de Iegla Mota, Vice-Presidente de la Republica y encargado.
del Poder Ejecutivo.-Dominicanos! En esta fecha se ha recibido del Exmo..
Sefor Jeneral Libertador, el parte siguiente:.

Me cabe la satisfaccion de trasmitir a Vd. el parte que acabo de recibir del jene-
ral Francisco Sosa, Jefe de la Division de Neyba, que dice asi: Senor Presidente:
Ayer las seis de la tarde particip6 A V. E. qne ya tenia el pueblo sitiado, las agua-
das tomadas y nuestras guardias avanzadas al habla con el enemigo, y que por no ser la
hora oportuna para dar el ataque, esperaba al romper el dia, y ansiAbamos todos por
este moment; pero el enemigo, comprendiendo que lo que podia esperar de una nueva
lucha era una destruction complete, porque las 6rdemes que tenia dadas al ej6rcito
bajo mi mando, que sitiaba esa poblacion, eran de avanzar con sable y lanza en mano,
A la primera descarga, y asaltar sus trincheras; pero el enemigo fu6 previsor de estos
planes, y aprovechAudose de la noche, ha abaudonado el pueblo retirAndose con el ma-

[16] General Garat, Duque de Leogane, que fut reemplazado en el mando del
ej4rcito por el general Hector.







-35-
yor sigilo, y sin haber tenido tiemnpo de incendiarlo segun lo acostumbra, para que no
nos penetraramos de su retirada, y desde es mnisma hora hubiera dispuesto su perse-
cucion. En cuanto nuestras guardi.ts avanzadas sinticron el silencio, y por las ins-
trucciones qne tenian, s me m di6 iparte: inmidiiatameint orilene laa entrada en esa pobla-
cion, y en scguida la iuarcha de ldos batallones en persecucion del enemigo.-La ipr-
didade este, en el atailuIt del 22, h:a sil,) IDn (m i cosi'werabli c l mninmero de mnuertos y
heridos, quo lo que en mi anterior anuncid A V. E.; pues heinos dado sepultura i tre-
cientos y pico de cadaveres, sin los que faltan pIor descubrir en los brofques y labran-
zas done se amparaban- L'Is prisionerus que quilaron en nuestro. powder han decia-
rado, quo el ninmero doe eridos era tar grand, que faeron necesarios dos rejimientos
de las dos divisions (que se eniOitriabt, in (i eso liugar, para coindiucirlos a Haiti cl dia
despues del ataque.-En e.l mismo inoinento en que cstlba leyendo cl part del jcne-
ral Francisco Sosa, recihi el de lou jenerailesi Juan! Cnttriea's y BIernardlino Perez, je-
fes de operacioues del Sur, en (qui m dican lo siguiente: "S1nor Presidente: Hoy A
las cinco de la tarde henos recibido con 1mucha1 satisticcionl el parte qu liobs dA el co-
ronel Aniceto Martinez, y (quc transcribimos A Ud., concchbido en estos tirminos :
'Participo ai Uds., que anocho hemos lleIg;ii frente a! pneblo de Las Matas, done
so hallaba posesionado el encniigo, nos ihemos a;poilcralo del fu rte, le hicimos flego
con una pieza de artilleria, y al momuento desocup6 la pablacioii de Las Matas en una
complete derrota, sin hlabcr to ido ticienmpo do incin0liarla, como acostumbra. Nues-.
tras tropas vall.ci su persecution lhsta. pouerlo fie' do uicstros linmites."
"Seior Ministro: Mo cahol la gloria de au1 ciar al Gobierno, por el 6irgano de
Vd., que ya la nblo oscura que vonia cuarieindo nuestro torritorio, ha desaparecido
enteraiununte; y inestras tropas se hallan posesiona'las de ntuestros Dpultos fronterizos.
De ese ej&riit;i de vandalos, el cquoe ha esaplao va hIiein escarinntado, plies no lleva
consigo sino el poellejo; asi es que hoi podlenos contar coi) la existencia de la Repfi-
blica I)ominicain: no nccsitamtos do mas pax, porque ya esta garantida y afianzada
por el triunifo de nnestras airmas.-Viv la la Rlijion!-Viva el eje'cito vencodor I
Viva Ia Reptiblica )Domiiicaiia!"-Ciartcl jcntcrtal de Azmu cl 26 de Dicicmbre de
1855 y 12 do la Patria.-Firmiido,-Santaia.

Domin Ii'ani s! Vcd a lo (Iqu s-o ha redncitlo la I I ..:i.i! invasion con
que niiestros t.nliiccs ciieneigos pr)etinli(an illnetl(cieltari.ls. Ved al orgulloso
Jefe de los Haitianos, (q iu saborenaba. (dt aiitea.iiino lIa victinmas (lestinladas A
saciarl st seil de vengai z:is, obligadio A lihsearn, coino sieinlpre, 'en una ver-
goiizosa, fuilg;, Ilt salvaciioi e su te.i Cistnidiada pers)ina. iTodo lha desapa-
reci(lo A imnpulso del valor y denuedo do los brav'os de(lcfinso'res (1 la Patria!
-Domii icanis: Al plieblo que quire ser lilirn il) ihai poder que lo sujete
A esclavitad; asi Io piroba:riin iuestros miayores cIu:ido al ;.Iiaidose A hia voz
de Pelayo, laizarion del territorio esplfilol A las il estes de la media Luna;
y asi lo justiliciaricis vosotros, cuimplieiino l jriira miento (que habeis hecho
ante Dios y el munido, de miiiir mail veces aintes'que viulv\a A treimolar en
nuestras torres el degira;ante 1);ibellloi haIitianh Reptid con todh la la i.,,t
del patiiotismio y dl vuttros co(razones.--i Viva a Rl epnfiblica!-Viva el Li-
bertador de la Patria!-Viva el ejdcrito Di)niinicanno!-Santo Domingo, Di-
ciembre 28 de 1855.-Maumel de Regia Mota. '17)

(17) A consecuencia dcl abandon quo hizo de Barahona el coronel Bernabh
Polanco, dispuso'el general Santana que el colonel Pedro Valverde, A la cabeza do
algunas fuerzas de Azua, Hignei y el Seibo, mandadas por Matias de Vargas, Anto-
nino de Aza y otros oticiales, faera A recuiperar la plaza con el auxilio de los bu-
ques de gucrra que tenia bajo sus 6rdenes el general Cambiaso. Hecha la opera-
cion, continue su imarcha la column en direction de Euriquillo, protegida por la flo-
tilla que fua acompafiAndola hasta Riosito, y el 6 de enero de 1856 bati6 en El Can
A fuerzas haitianas superiors en nuimero que se presentaron amenazando aquellas
comarcas. En csta accion tom6 parte voluntariamente el jefe de la flotilla que con
casualidad habia bajado A tierra A conforenciar con el coronel Valverde.







-36-


Gaceta de Gobierno de ? ode Enero de 1856.-Los parties oficiales
de S. E. el senior Jeneral Libertador, que insertamos hoi en nnestras
columns, son una sucinta relacion, que apenas da una precisa idea, de
las ventajas obtenidas sobre el enemigo: Hechos segun los primeros da-
tos que se recojieron sobre los campos de batalla, y en el calor de la
victoria, no pueden traer una just apreciacion de los dafios experimenta-
dos por el temerario invasor. Asi, cnando el primer part del senior je-
neral Francisco Sosa, sobre el combat del Cambronal, consignaba la muer-
te de 287 haitianos, los parties posteriores constatan que la ptrdida efec-
tiva de estos en esa function, fu6 de 350 y pico do hombres que que-
daron tendidos en el campo de batalla.-Del mismo moilo, han resulta-
do de la gloriosa action de Santom6 6i)5 inuertos de part del ene-
migo, 85 cajas de guerra, una intinidad de bagaies militares y equipa-
jes de guerra, cuando el primer part recibido en esta, no podia hacer-
nos concebir con exactitud today la importancia de este trinnto.-La des-
ordenada fuga de los haitianos, que no les permitit hacerse fiiertes en
Las Matas, de donde fueron airojUaos por el valeroso destacamento del
coronel Aniceto Martinez; la desocnpacion de Neiva, y la derrota com-
pleta en que han sido perseguidos por nuestros soldados hasta fuera de
nuestros linmites; el hecho de no powder recojer los cadAveres de los ge-
fes superiores que han quedado tendidos en el campo de la victoria; todo
esto es lo que mas que nada puede dar nna verdadera idea del irre-
sistible impetu de nuestros solda;do, y de las aecioles cuyo espl6n.dido
6xito han asegurado A la Reptfbliua.-Ha sido aoinbroso o lo ue nues-
tro ejrrcito ha hecho en un cortisinm periotlo. Por donde quiera que
el enemigo ha osado aparecer, ha sido cargtdo, batido, dostrozado, pues-
to en fnga, y perseguido por nuestros soihlados. Tal es el ardimtiento,
tanto el belicoso deseo de pelear por la Patria en estos, que comno un gran
esfuerzo echo sobre poquisima resistencia, se eniuenitran hioi apesarados
de que el osado enemigo que tenia la insolencia de protanar los objetos
de nuestra veneracion, de atentar a nuestra sagrada libertad, no haya sos-
tenido su absurd pretension con la nisnma energia con que nosotros ha-
bremos de sostener nuestra independencia.-Brillantes episodios militares
han tenido lugar en nuestra cortisitna campatii. En Santom6i, el gefe
dominicano, el bizarre general Jos6 Maria Cabral, mat6 por su propia
mano' en nn coinbate A que fu6 provocado persoialinente, al general de
division Lafleur, (18) que mandaba en gefe las fuerzas enemigas. El co-
mandante Parahoy se lanz6 con el estandarte national en la mano, y
seguido de un pufiado de bravos, se apoder ~ nuna de las eminen-
cias en que estaba posesionado el enemigo. En el Cambronal, un joven
teniente dominicano penetrd en lo mas fuerte de la plea en las filas
enemigas, y di6 muerte al general de divisiSn Garass, que las man-
daba.--Iunumerables son las lmzafias de los nuestros; pero nosotros tra-
tamos de informarnos circunstanciadamente para dar algunos detalles so-
bre los her6icos hechos de armas de nuestros ilustres conciudadanos.-Por
el Cibao un ejdrcito formidable, tanto por su nimero como por el valor, pa-
triotismo y entusiasmo de los soldados, y el renombre justamente merecido
de los jefes que tiene al frente, espera al enemigo. Este parece que va-
cila con el temor de su infalibe derrota, pues ann no se iha atrevido A
dar batalla por alli. El ej6rcito del Norte arde por vonir A las manos con
(18) Segun informes fidedignos, este general se llamaba Antoine Pierre.







-37-
el enemigo, y probar que rivaliza en heroismo con los vencedores del
Sur.-La Republica Dominicanla, sola con su confianza en la Divina
Providencia, ha echo cara A los males conjurados que la amenazaban.
Ninguna humana protection l a a ayudado. Por donde quiera ha visto
enemigos encarnizados en su p6rdida; y no obstante, se ha salvado,
y todo no ha servido sino para cubrirla de gloria A ella y sus hei6i-
cos hijos. La Repdblica puede hoi mas que nunca tener como nation
el noble orgullo del hombre que se eleva por si mismo y dice: "No
debo lo que valgo sino A Dios!" Ella puede decir : "Soi Nacion libre
6 independent por la bravura de mis hijos y por la ayuda del Al-
tfsimo: de todos los que querian mi dishonor, me ha salvado la espada
do mis soldados. Puedo vivir por mi, y fuera de la de Dios, no ne-
cesito la protection de nadie."-E-l "Libertador" de la Patria, en vista
de los pr6speros sucesos do nuestras armas, dice en uno de sus parties:
"No necesitamos de mas paz." Santana dice bien; y el pueblo domi-
nicano lo siente y dice con 61: I Para qu6 queremos paz con los
haitianos? Los tratados que unicamente pueden tener a raya su codi-
cia y su barbaric, son los que se estipulan en los campos de batalla
por nuestras victorias. Santom6r y Cambronal son para nosotros un
tratado mas seguro que todos los protocolos de la diplomacia, porque
ha sido estendido con la tinta simpitica de la sangre haitiana, con la
punta de la espada de nuestros valientes; y el sello que le harA res-
petar de los soldados de Soulouque, son el valor del ilustre Libertador
de la Patria, y el patriotismo de los hijos de la Repdblica.


SABANA LARGA.
Manuel de Regla Mota, Vice-Presidente de la Repi(hlica y encargado
del Poler Ejecutivo.-Domiicanos: El jete de las fronteras del Nordeste
da, con feclha 26 de Ditiembre iltimo, al comandante military de Santiago,
el parte siguiente:
Hoi mui de madrugada el enemigo, acosado por las guerrillas, abandon el cam-
po, retirndose con una precipitation vergonzosa, pues iha botando sus bagajes por el
camino: el jefe que los mandaba dej6 hasta una medalla de honor -de plata- que esth
hoi en poder del coronel Valverde; i han dejado carabinas, pistols etc., etc.-Esta
tarde vanos a ponernos en march sobre ellos, y yo creo que para encontrarlos tendre-
mos que ir A Juana Mendez, pues nuestra descubiertalha ido hasta Jacuba y no los ha
encontrado.-Esta fuga vergonzosa no la han ocasionado m:s que nuestros cazadores
y dajaboneses, que son los inicos que han peleado, pues el grueso del ej6rcito no ha
tenido para que tomar las armas: no s6 si mis tarde tendremos que pelear todos.
Dominicanos:-Nuestro alevoso enernigo parece que contaba, para el
logro de sus iifcuos planes, con nuestra supuesta desunion y desaliento; pero
el desengafio ha sido terrible: por doquiera, al primer tiro de alarma, el
pueblo en masa ha volado A cubrir las fronteras y ooponerle un muro de
acero; y el p6rfido invasor huye hoi despavorido y escarmentado de haber
sofiado por un instant reducir A degradante vasallaje, A hombres que saben
apreciar las delicias de la libertad, y que marchan A la defense de la Pa-
tria con la conciencia de la victoria.-Nuestros conipatriotas del Cibao no
han sido los dltimos en responder al llainamiento general; y abandonando
sus trabajos agricolas, acudieron Ilenos de entusiasmo A donde amenazaba el
peligro; pero el enemigo, volviendo la espalda, despej6 el campo sin atre-









verse A medir las armas con los heroes de Santiago y de Be!er, cnyos pe-
chos han sido y serAn siempre el mas firm baluarte de la Repfblica, pur.
aquella parte.-Dominicanos: Union, firmeza y conflanza en la Providencia,
y legaremos A nuestros hijos un nombre Ileno de gloria, y una Patria res-
catada de la barbArie haitiana, con las puntas de nuestras lanzas.-Viva la
Repiiblica! iViva la Independencia! iViva la Libertad! Dado en el Pala-
cio Nacional de Santo Domingo, capital de la Repfiblica, A los tres dias del
nies de Enero de 1856 y 129 de la Patria.-Manuel de Regla Mota.

Manuel de Reg1a Mota, Vice-Presidente de la Repiblica y Encargado
del P:oder Ejecutivo.-lDoimi nio'ulnis! La Divina Providencia, que tan visi-
blemente proteje la c:mus s:aita de nuestra Independencia, ha dado nu nue-
vo brillo A nuestras arnmas en la gloriosa batalla del veinticnatro de los co-
rrieites, eon los sitios de Sab:mna Larga, frontents del Norte, en que el ejdr-
cito del Cibao lia corresponlido, Cinmo el del Sur en Cambronal y Santo-
m'ie, al jur;)nllento que hliioeron' el 27 do Febrero de 1844, de separarse para
siempre e )a domiiacion ihaitialm, 6 de sepultarse bajo las ruins de la Pa-
tria, antes que soportar do imewvo el vergonzoso yngo de 1 s tiranos de Oc-
cidente.-El paite (que: acbanmos de recibir del jef e d aquellas fionteras,
del 24 de los corrientes, dice a:si
En este rnomento, que son las 8 de la noche, acabamos de llegar de terminar la
campanai do hoi, y 1me apresuro 4 participarle co'no nuestras armas han sido corona-
das en este dia con un triunfo completo.-Aunque el enemigo atac6 nuestro flanco
;.. Ii,,l., y el frente, por ambas parties fia completamente batido, derrotado y perse-
.guido en la fuga, despues de un 1fiego sostonido deste las site y media hasta las cua-
tro do la tarde, djrtimdo por resultado el ca.npo sembrado de cadaveres enemigos des-
de Sabana Larga hlasta' lia sahana dr Dajabon, en tan gran nuimero que me parece im-
posible contarlos. Ilu nuestro poder so eu:cuentran dos piezas de grueso calibre, mu-
clos prisioncros,, ofiniales y soldados, cajas de guerra, banderas, caballos, fasiles y
otros bagajes militaries. I. '11', i dar4. i V. un l)prte lo mais circunstanciado que me
sea 1)psible, 6 intertanto me cabe la satisfaccion de hacerle saber que todo el ej6rcito
bajo ii mando, so ha coinportado con el mayor valor y decision.-Firmado-J. L. Bid6.

Dorninicanos: Demos gracias A lat Divina Providencia por la protection
que dispense At nuestra causa. Gloria y loor' a los valientes hiijos del Oi-
bao, que hoi cImn) siompre, han sido el aitennral de la Independencia Na-
oioial, en sus propihas frmtiteias. ;Viva la Riep1iblica! iViva el ejdrcito do-
minicano!-Dado en el Pa.lacio Nacional de Santo Domingo el 26 de Enero
do 1856.-Manuel de Regla M'ota. (19)

(19) Cuando los haitianos pasaron el rio y ocuparon A Dajabon, ya el ejercito do-
minicano los esperaba dividido on dos cuerpos: uno acampado en Talanquera, al man-
do del general Fernando Valerio, y otro en El Llano, punto mas avanzado. A las 6rde-
ncs de los coroneles Jose Hilngria y Antonio Batista; de suerto, que a anunciarse )a
march del anemigo, aimbos cuerpos se pusioron en movimiento y so adelantaron A su
encuentro. Los coroueles HIungria y Batista llegaron A ocupar el Paso de Macabon,
pero atacados por un cuerpo lhaitiano, se vieron precisados 4 replegar. Conprendi6lo
asi el general Bid6, por la aproximacion del fuego; y aunque otro cuerpo haitiano ame-
nazaba la division del general Valerio, resolvi6 sacar de ella una column para mandar-
la en auxilio do los coroneles empefiados, operation arriesgada, que'conti6 al capital
Josd Antonio Saleedo, dAndole conio prAitico al teniente Benito Moncion, quienes
obraron con tanta actividad, que llegando antes de que la retirada de los defensores del
Paso'de Macabon se convirtiera en derrota, los pusierpn en actitud, no solo de tomar
do nuevo la ofensiva atacando con vigor al enemigo,' quo derrotaron y persiguieron
hasta Guajabo, quitdudole una pieza de artillerfa, sino tambien de contribuir al








-39-
El comandante superior military do la Provincia de Santiago, al Ministro
de la Gueria.-Santiago 27 de Enero de 1856.-Sefior Ministro: Remito A
V. el part que acabo de recibir de Talanquera; de 25 de los corrieutes, que
dice asf:

Son las ocho y media de la mafiana y acaho en este instante de Ilegar del cam.
po del honor, donde las armas cibaeiias han obtenido una victoria completa.-El mAr-
tea A las seis de la tardo nos pusinios en march para Sabana Larga, habiendo divi-
dido el ej6rcito en tres columns: una al mando de los coroneles HIungria y Batista
por ol flanco izquierdo; otra por el flanco derecho mandada por 16s jenerales Floren-
tino y Lucas do Pefia; y al centro los Santiagueses capitaneados lor el valiente general
Valerio. Alli estuvimos hasta ayer A las nuevo de la mafiana, en cnya hora una
division haitiana atac6 a la column de Huingria; estuvieron batiendose dos horas.y
al fin el enemigo tuvo quesalir de retirada por el inortifero fuego do nuestras cara-
binas. Quiitaron A los haitianos una pieza de A 4 de bronco, y quedaron en uiestro
powder un coronel, un comandante, infinitos prisioneros y adeunas coino 500 niuertos.
Tan pronto como ces6 el fuego de esa part, so presentaron A nosotros que estabamos
en Sabana Larga; romipinos el fucgo y ollos en retirada se phintaron en el Cerro de
la Plata, mas aliA de Macabon, en done tuvimnos un combat dilatado; penr cobardes
como siempre, tocaron- retirada, y on la espaciosa Sa;bana de J!auha iqutit6 el campo
.sombrado de cadavercs, decade Sabani Larga hasta la coja de Guajaba, pr6ximio A Da-
jabon. Era impossible contar los muertos: alli so lcs quit otra picza do hierro de A 8;
se mataron algunos coroneles, se cojieron dos banderas, munchas cajas do guerra y una
infinidad de fusiles, caballos, mulos, etc. etc. y sesenta prisioneros, sin contar los que
hizo Hungria.-Los jenerales Florentino y Pecia le salieron por la retagiuardia en la
sabana de J6cuba y la mortandad fu6 terrible. Homos calculado en imas de niil los
muertos en este sitio.-A, las cuatro de la tardo ces6 cl fuego, y y,; quedahan ellos
en sus limits. El general Valerio, valiente como sn espada, so ha comnportado de un
modo admirable, pues el iba sit!upre delante matando haitianos, haista que los dtj6
en Dajabon.-El coronel Valverdo ha acreditado el nombre que tenia de valiente: to-

triunfo expl6ndido de Sabanalarga; pues habiendose apercibido los coroneles Hungriay
Batista al hacer alto con se cuerpo. que la otra division tenia emipeftada i!nia batalla,
dispusieron miarchar con todas las fuerzas iacia el lugar en que oianu l fuego procuran-
do atacar al enemigopor retaguardia. Ai lo hicieron, coiucidiendo su Ilegada con el
principio de laretirada del cj6rcito inyasor, que al verso envuelto por todas parts, se
declare en confusa derrota, dejando abandonada, uun culebrina yel camnpo. semimbrado de
cadAveres. Por a oportunidad del servicio que prestaronn en la operacion referida, A
que cooper6 tambien. el capellan del ej6rcito, peshitero Dionicio Moya, fueron scendidos
en el actor, bl capital Salcedo A comandante, y el ntnicnto Mfoio A capital.
En esta action se distinguieron el capital Gregorio do Lora, cotmeo gefe de una
compafiia, y los batallones que estaban mandados por los comandantcs Juan Sue-
ro y Juan Rodriguez. En dispute estos dos valinutes sobre cual tol;uri;, primero
una pieza do artilleria, fiu rechazado Rodriguoz por (dos vecs consecutivas, y al lo-
grar an intent en la tercera acometida, i'ecibi6 un metrallazo eli que perdi6 una pier-
na.- En ese estado fue montado sobre el carton y arrastrado en trinifo por la tropa
hasta cierto punto, en que faltandole:las fierzas, toflA6 una camilia paira ir A morir en
Guayubin.
Se hall en la batalla, sefiahindose por su bravura, una nmijer 'varonil: PetrJnila
GafU natural de-Montellano, jurisdiccion do Sabaneta. Esta heroin, que so distingui6
por sn patriotinmo en la guerra con los haitianos, no es la ia ic que uso hizo digna de
mencion honorifica. La imerece tambien Juana Saltitopa, natural do uno do lo caimpos
de La Vega, quieh tom6 uni, part tmui active en los trabajos revolucionarios para hl
Separation, y el dia 30 de marzo so bati6 en lIa gran pole do Santiago einulando A los
mas valientes del ejdrcito, por cuya razon la llanaron La Coronola. Ambas murieron
do muerte natural. El Coronel Ger6nimo de Pefia, ascendido A general de brigada
por los meritos que contiajo en Sabanalarga, mur6 el 20 de febrero de 1856 A. conse-
cuencia de los heridas que recibi6 en ella.







-40-
dos ban peleado mui bien.-Lo que parece incredible es que entire mnertos y heridos,
los nuestros no Ilegaun 25. Esto se durarA en toda la Repiblica; pero puede creer-
se porque yo mas observaba A estos que A los haitianos.
Nuestro ejdrcito de Talanquera, senor Ministro, estaba tan ausioso per
l1egar A las manos con el enemigo, que abandon sus formidables posiciones
marchando al encuentro de 61 para batirse desesperadamente,-Dios guard
A Ud. muchos afios, D. iMallol.

El jefe superior military de la Provincia de Santiago, al Ministro de la
Guerra.-Santiago 28 de Enero de 1856.-Sefior Ministro: He sido infor-
mado por los prisioneros haitianos, que Soulouque es odiado por todo su
ej6rcito, en razon de los actos bArbaros quo compete diariamente.-A su lle-
gada A Juana Mendez fusil6 al general Dessalines y al coronel Belliard, por
Iaberse retirado de nuestro territorio en su primer invasion de Dieiembre,
sin batirse.-Las muertes que hace las ejecuta sin forma alguna de jnicio:
hace salir de las filas A los jefes y A los soldados y los hace fusilar A su
vista.-Los prisioneros declaran que ellos no quieren pelear y que los fuer-
zan A venir A nuestro territorio, prendi6ndoles sus families y amenazAndo-
les con la muerte. Dicen que fueron puestos en fuga, porque en la retira-
da fieron atacados por retagnardia.-Por el fltimo part de Talanquera
del 27, los prisioneros alcanzaban 4 75. Despues de haber visto el triste ta-
lante de esta jente, puedo decir A Vd. que no son hombres para batirse
con nosotros.-Dios guard A V: much saflos, D. Mallol.

El general Felipe Alfau, comisionado por el P. E. en las provincias del
Cibao, al Ministro de la Guerra.-Talanquera 27 de Enero de 1856.-Sefor
Ministro:-Con el deseo de que en el parte detallado figurase exactamente
el namero de muertos enemigos, visitamos ayer todo el campo y me he con-
veucido de que no era possible contarlos todos, en razon de que no tan solo
estAn esparcidos desde el principio de Sabana Larga hasta Guajaba, sine
tambien en todas las cejas inmediatas y algunos cerros vecinos, donde se
eucuentran apilados, y aun en algunas catiadas y arroyos.-Muchos son
16s despojos que han quedado en poder de los nuestros, pero aun no pue-
den saberse con fijeza, porque despues de la action cada euerpo ha enbierto
el puesto que se le ha indicado, y como los militares no ban presentado
sino lo mas visible, cuesta estarse informando para saber aproximativa-
mente lo que haya quedado en poder de los nuestros.-Ademas de las dos
piezas de artillerfa que se le quitaron A los haitianos, una de las cosas mas
visible que poseemos es una bandera con el Aguila Imperial, pues las
otras no la tienen. Han muerto muchos oficiales superiores, y tambien
bai .en nuestro poder 75 prisioneros cuya list le acompafio.-Ayer estu-
vimos en Beler y hemos notado, que tal ha side el temor de los hai-
tianos, que ni siquiera se ban atrevido A recojer los muertos que quedarol
cerca de aquel lugar, lo que les hubiera side mui fAcil en razon de lo pr6xi-
me que estAn de Juana Mendez. Dies guard A Vd. muchos afios.--eli-
pe Alfau.

CACIlAW 4. y EL PUERTO.
Gaceta de Gobierno de 12 de Febrero 1856.-Un part official de S. E.
el setior general Libertador, anuncia al senior Ministro de la Guerra, que en-
contraindose los haitianos entire el lugar nombrado El Puerto, y la poblacion







-41-
de Caobas, no tan solo ocupando esos puntos, sino con sus avanzadas po-
secionadas en Caciman, segun parte del jefe de las fronteras del Sld; or-
den6 S. E. que un nimero considerable de tropas pasase A batirlos, a fin
de hacerlos desalojar dichos puntos. En efecto, los nuestros marcharon con
su acostumbrada decision A atacar aquellos puestos, en los cuales se en-
contraban atrincherados los haitianos, quienes A haberlo querido i osado,
habrian podido ofrecer alguna resistencia, por las ventajas de su situation.
Pero bajo la impression, sin duda, del miedo que le han infundido sus pasa-
dos destrozos, A la vista de los nuestros, el enemigo, sin esperar A ser ata-
cado, emprendi6 precipitadamante la fuga, abandonando el pnesto de Ca-
ciman. Nuestros soldados se apoderaron de 61, pusieron fuego A sus ba-
rracas, cuarteles y trincheras, y continuaron su march persiguiendo al ene-
migo. En El Puerto 6ste trat6 de combatir, confiado en la superioridad
que sobre los nuestros le daba la naturaleza de su position; pero despues
de un corto tiroteo, nuestros soldados le asaltaron, y los haitianos emprendie-
ron de nuevo su fuga. Alli tambien se les destruy6 todo lo que tenian
construido, trincheras, cuarteles, ranchos, etc. y uua vez concluido tan fe-
lizmente el objeto de nuestro destacamento expedicionario, se hizo contra-
marcha hasta llegar nuestras tropas el 5, sin novedad alguna, al Canton de
las Matas.-S. E. afiade al concluir: "Hoi dia 6 me ocupo en dar disposi-
ciones para efectuar mi 6rden anterior sobre las rondas que deben marchar
contra BAnica, Hincha y Caobas, de cuyo resultado dard conocimiento A Vd.
en su oportunidad.-Asi es que los haitianos son acosados por todas parties,
y que cada vez mas se alejan desu ansiado objeto. Incapaces ya, no de-
ciaos de invadirnos, pero ni aun de resistir al brio de los nuestros, Sou-
louque A pesar suyo reconocerA A esta hora que la empresa de nuestra con-
quista es un delirio, una illusion que solo puede hallar cabida en su des-
compuesto cerebro y en su estufpida cabeza. Con Romanos como los soldados
de Soulouque, no habria podido Scipion destruir a Cartago.-Los haitianos
y Eus amigos se consuelan de sus malas fortunes propaganda mil mentiras,
absurdos disparatados, en algunas de las islas vecinas. A nosotros no nos
faltan en ellas amigos que las rebatan: y al cabo la constant adversidad
que acompafia las armas malhadadas de Soulouque habrA de patentizar los
hechos y nuestras victorias en todo su esplendor, y en vano se pretenderA
oscurecer la verdad. (19)

(19) En recompensa de los meritos contraidos en la campaila de 1855 A 1856,
fueron ascendidos A generales de division, los de brigada Francisco Sosa, Jos6
Maria Cabral, Juan Luis Bid6, Bernardino Perez, Juan Contreras, Domingo
Mayol, Fernando Valerio, Pedro Florentino y Juan Bautista Cambiaso; A ge-
nerales de brigada, los coroneles Lorenzo Santamaria, Eusebio Puello, Aniceto Marti-
nez, Casimiro Felix, Jose Ungria, Antonio Batista, Josd Desiderio Valverde, Ge-
r6nimo de Pefia, y Santiago Suero; 6 coroneles, los tenientes coroneles Juan Pedro
Iotolli, Domingo Ramirez, Juan 'E. Ariza, Silvestre Garcia, Juan Ciriaco FafA y
Manuel Maria Guerrero; A teniente coroneles, los capitanes Miguel Sierra, Ciprian
Ramirez, Pedro Gonzales, Angel Felix, Jos6 Antonio Salcedo, Gregorio de Lora,
Jose de la Rosa, Josd Ortiz, Gavino Simon6, Juan de Mata Gonzales, Tomas Fer-
nandez, Felipe Rojas, Josd Valera, Fermin Guerrero y Ramon Tavares; A capitanes,
los tenientes Eusebio de Isla, Manuel Felix, Eusebio Cosine, Antonio Lagarie, Ba-
mon. Encarnacion, Bias Jimenez, Jos6 Mayol y Eugcnio Valerio; A tenientes, los
subtenientes Dionicio Salazar, Juan Vicente AlcAntara, Zacarias Calderon, Juan de
Dios Denis, Fernando Larena, Valentin de los Santos y Guillermo de la Rosa; y
4 subtenientes los sargentos Raimundo Santin, Faustino Olivo, Pedro Silverio, Ber-
nab(d Perez, Josd Alejandro Pirron, Tomas Aquino, Baltazar Rodriguez, Laureano
de Mota, Hip6lito Caro y el soldado Andres de Vargas, de Santiago.







-42-


i PArratos tomados de la proclama que el 27 do febrero de 1856 diriji6 6 los
dominicanos el vice-presidente de la Rep6blica encargado del P. E.-Domi-
nicanos! El 27 de febrero de 1856 debe ser para todos los hijos de la prima-
da de Am6rica, de la predilecta de Colon, tres veces ahusto, tres veces plausi-
ble, tires veces ;i .ii ..ll y memorable, porque es el aniversario de nues-
tra Separacion (6 Independencia; porque esta queda mas firme y consoli-
dada con los recientes triunfos adquiridos en los campos de Santom6, Cam-
bronal y Sabanalarga, en q-ue siempre victoriosas las armas de la Republi-
ca, han dado al falaz Soulouque una funesta y horrible prueba de lo quc
soOins y seremos respect A nuestros enemigos; y finalmente, porque en
61 se publiea el acto solemn y augusto, por el que Sn Magestad Catdlica
sanciona mnestra emnancipacion political, y reconoce como nacion libre, sobe-
rana 6 independiente, i lI Repuiblica Domiuicana, con todos los territories
que actualmentie a constituyen.-Pero no basta que seamos terrible, in-
domables, ni invencibles en los campos de batalla; no basta que nuestra
indepenidencia se halle reconocida por las primeras potencias de uno y otro
hemisferio, para que ri.. ii. ugi.l-, ig .. de poder legar una patria y un estado
a nuestros -hijos, Es necesario que todos cumplainos religiosamente los de-
beres que nos impusinos el 27 de febrero de 1844. Si debemos mantener
la independiencia nacioial, el gobierno debe cooperar sosteniendo el 6rden
civil, asegirando los derechos reeprocos de los ciudadanos, conservando
sus propiedades, defeudiendo su seguridad personal; el legislator debe de-
cretar leyes justas; el juez debe aplicarlas con rectitud 6 imparcialidad, y
llenar su encargo con \,i.]1i.b-., indepenidencia; debe el ciudadano coope-
rar obedeciendo cuando ella made, contribuyendo cuando ella pida, aon-
diendo cuando ella Ilnme; debe el military cooperar defendidndola cuando
se vea hollada, ejecutAndola cuando sea su ministry, y acatAndola cuando
ella able; debe el sacerdote cooperar predicando su observancia, amena-
zando en nombre de todo un Dios A los perjuros 6 infractores de sus pac-
tos y dando el primer ejemplo de sumision A la autoridad constituida. To-
dos, todos debemos cooperar, porque asi como sin union no hai fuerza,
sin 6rden no hai sociedad.











APENDICE. (




I.

Dios, Patria y Libertad.-Reptblica. Dominicana.-Santo Domingo
Marzo 21 de 1844 y 19 de la Patria.-La Junta Central Gubernativa,
al general de brigada Juan Pablo Duarte, comandante del departamen-
to de Santo Domingo, y miembro de la misina Junta.-Compailero y
amigo: Siendo (le necesidtad que en la amada espedicionaria del Snd,
ademas del getih espedicionario general Santana, haya otto official su-
perior que pueda reemplazarle en caso de tfalta, y qne le ayude A
cooperar con dl eu la (eitisat de la patria de la agresion que nos ha-
cen los haitianos, V. se dispoodra a marclhar inmediatamente para el
cartel general con la division que sale ioi bajo sus 6rdenes, y se
pondra de acuerdo con dicho general Siaitaina para todas las medi-
das de seguridad y defensa, procurnanlo que scan en armonia con
nuestra resoincion de ser libres, y segun los principios que hemos pro-
clamado.-Saludamos A V. respetnosameinte.-El president de la Jun-
ta, Bobadilla.-Cairlos Moreto, Felix Mercenario, Valverde, Caminero,
Abreu.-El Secretario, S. Pujol.

Dios, Patria y Libertad.-Rep(iblica Dominicana.-Cuartel general de
Bani, 19 de Abril de 1844.-A los iniembros de la Junta Central Guberna-
tiva.-Es por la tercera vez que 1pitdo se me antorice para obrar solo con la
division qne, lhoinridoine con vuestra contianza, el 21 del pasado, pusisteis
bajo mi mando para quIe, en todo d(e acunrdo con el general Santana,
tomara medidas de seguridad y detensa de la Patria.-Hace ocho dias
que liegainos a Banf, y en vano lie solicitdlo de! general Santana que
formemos un plan de campaign para atacar al enemigo, que sigue en su
depravacion opriiniendo A un pueblo liernano (qie se hall A dos pasos de
nosotros.-La division que estA bajo mti mando solo espera mis 6rde-
nes, como yo espero las vuestras, para marchar sobre el enemigo se-
guro de obtener in triunfo complete, pues se hall diezmado por el
hambro y la desercion.-Dios guard A Vdes. muchos afios -Juan
Pablo Duarte.

Dios, Patria y Libertad.-Repiblica Dominicana.-La Junta Cen-
tral Gubernativa, al General Juan Pablo Duarte.-General: Al recibo
( 1 ) A fin de enriquecer esta coleccion con el mayor nfmero de documen-
tos possible, se publican en ap6ndice tres oficios, una proclama y dos parties,
que contienen datos importantes y aclaran algunos hechos hasta ahora oscuros,
circunstancias que les dan carta de naturaleza en est, tr.hnin o- ----
Jat &n*f ... 1 1-






-44-
de la present se pondra Vd. en nmarcha, con solo su estado mayor,
para esta cindad, done su presencia es necesaria; avistindolo aljeneral
Santana.-Santo Domingo, 4 de abril de 1844.-El Presidente de la
Junta, Bobadilla.- Echavarria, Delorve, Francisco Sanchez.-El Secre-
tario, S. Pujol.


II.


Dios, Patria, y Libertad.-Repiblica Dominicana.-La Junta Central
Gubernativa.-Al pueblo al ej6rcito.-En esta fecha Ihenms recibido notas
oficiales del general Vazquies, comandante de anras dcl departamento de
La Vega, y del corregidor imtiicipal de aquella ciudad, trasmitienidonos la
que diriji5 de Dazjabon el encargado de aquiel puesto, Etanislao Rodriguez,
su fecha 17 del pasado, anuncialndo que en aquella fchal se habian recibido
alli una proclama y un manitiesto, anunciando que la part del Norte se
declaraba: dividida de la del Sur; que iniestros prisioneros habianl sido pues-
tos en libertad; y que las atntoridades que estab;n a la cabeza de aquel
pronunciamiento debian enviar diputadlos 6 esta capital para propoiler tra-
tados de alianza y de paz, y para que sus prisioneros les fiesen entrega-
dos.-No heltis querido perder tienupo en darle publicidad a este aconte-
cimiento que, junto con lo qu(e sabemos positivamente de la revolution que
estall6 en Los Cayos en favor de la constitucioni que el general Riviere ha
violado disolviendo la Asamblea Constituyence y dando 6rden para que sus
miembros fneseni conducidts como soldados al ejrcito, aseguran para sierm-
pre la caida de ese monstruo ambicioso y egoista, que con falsas promesas
engafi6 6 los pueblos y los quiso precipitar en un abismo.-Dominicanos:
vosotros tendreis la gloria de haber sido los primeros que. levantasteis la ca-
beza contra ese tirano: vuestra condicta se trasmitira A la posteridadl Ilena
de honor y de gloria.--Viva la Religion! iViva la Patria! iViva la Liber-
tadl-Santo Domingo 5 de mayo tie 1844 y 19 de la Patria.-El Presiden-
te de la Junta, Bobadilla.-El vice-presidente, Manuel Jimenez, Caminero,
Echavarria, C. Moreuo, Valverde, J. Tomas Medrano, J. P. Duarte.-El
Secretario, S. Pujol.



III

Dios, Patria y Libertad. Repiblica Dominicana.-Pedro Santana,
Presideute de la Repfiblica.-Al pueblo y al Ejdrcito.-Oiudadanos:-
Veinte meses bau trantsurrido desde el din glorioso en que rompiendo
para siempre la vergonzosa coyunda que nos uncia al gobierno haitia-
no, declaramuos a la faz del universe nuestra independencia polftica, in-
vocando al Dios de nuestros padres por testigo del solemn juramen-
to de sepultarnos bajo las ruinas do la patria Antes que consentir en
sujetarnos A extraila voluntad; y ese Dios que nunca desoye los cla-
mores de los que le invocan, condolido de nuestros padecimientos, y
i'.n...n,.nar an anbre nosotros el azote con que habia probado nuestra
I" -..'*: ...... -,- do-





-45-
clar6 visiblemente protector de nuestra causa y caUdillo de nuestros ejerci-
tos.--iampos de Azua, Santiago, Maniel, Talanquera, Guayubin, Caciman,
Comendador, Hondo-valle, Los Pinos, Oreganal, Matayaya y Beler, publi-
cad vosotros los portentos que en nuestro favor lha obrado el Dios de los
ejicitos! (2) Y vosotros, ilustres camnpeones del Cibab, recibid las felicita-
ciones que por mi 6rgano os hace la patria agradecida.-El clarin de la fa-
ma trasmiitirAi las ti'turas generaciones el her6ico valor con que en Beler
triunfasteis de nuestros enemigos baciendoles desocupar 4 Dajabon que se-
ri un eterno testimonio de vuestro inmarcesible patriotismto.-ilnimorta-
lea Diaz, CarIasco, Pefia y consocios! Al exhalar el iltimo suspiro en los
campos de Beler los habeis fecundado con vuestra heroic sangre: de vues-
tras cenizis nacerain los vengadores de tan gloriosa muerte, y vuestros
hijos recojerAn la herencia de vuestro generoso sacrificio.-Dominiicanos
todos: unatnos uuestros corazones para rendir al Dios protector de tiues-
tra independencia; el sincere homnenage de ha mas tierna gratitude; nues-
tros acentos para publicar el valor de los compeones de la Santa Cau-
sa Doiniioiana, y umestros brazos para detender A todo trance nues-
tra religion, nuestra independencia y nuestros imIprescriptibles dereclhs.
Permauezcainos, comno lasta aqui, animnados del solo ainor ft la patria,
y la victoria, sieimpre field, coronatr vtrstros her6icos esfierzos.--iViva
la Religion!--Viva la independencia!-jViva la Constitucioi!- Vivani los
defensores de la libertad!-Dada en el Palacio Nacional de Santo Do-
mingo, Ai los 9 dias del mnes de novieimbre de 1845, anio segiindo de la
Patria.-Santana.-Refitendada por el Sccretario de Estado del Despacho
de Guerra y Marina, Jimenez.



IV.


Dios, Patria y Libertad.--Repl)ilica Dominicana.-Mannel Jimenez,
President de la Rep(iblica.-En este dia lie recibido parte del general
en gefe del canton de Las Matas, que detalla los result;dos de los ata-
ques quc tuvieron lugar ci dia 1 del corriente de part del enemigo,
en que nuestros ftertes fiieron cercados y aconietidos por tres divisio-
nes, desde las ocho dt la ainiaiia hasta las tires de la tarde, hacien-
do uso de la artilleria A cada vez que se presel.taba, hasta que al fin
tuvo que retirarse; y cuyo tenor es como sigue:
Cartel General de Las Matas 7 do frbrero de 1819, afio 50 de la Patria.-Anto.
nio Duverg6, general de division, jefe superior politico do la provincial de Azua y
comiandante en jofe de las fronteras del Sud.-Sefior Presidente:-Inducido en error
per falsos informed, crei y escribi A U. que liabiamnos perdido de los nuestros cinco
homhres, y que al enomigo so le hizo grande estrago con la artilleria; pero hoy que ha
podido hacerse la verificacion exacta de nuestras tropas y de los campos donde estaba
el enemigo, ha resultado no ser uias que dos los muertos de nuestra parte, 6 innume-
(2) En el Maniel, 6 mejor dicho, en el Memiso, altura situada entire Azua y San
Jos6 de Ocoa, rechaz6 el coronel Antonio l)uverg6 A una column nenemiga que desde
el primer punto habia mandado el president Herard sobre el segundo. En esta action,
en que la gente que abia desarmada hostiliz6 al enemigo con piedras, se encontr6 el
coronel Felipe Al' En Matayaya se distingui6 much el teniente coronel Juan
ifr^^:^ A 1ii ..










-46-
rables los de la parte contraria, segun vamos descabriendo per las muchas sepulturaw
y cadiveres esparcidos que se encuentran por todos los montes circunvecinos, per el
rastro de sangre en todos nuestros casinos y avenidas, y la pestilencia insoportable
por donde quiera.-Dios guard A U. muchos afios.-A. Duverge.
Dominicanos: los nuevos latreles con que la victoria ha ceniido la
frente de los defensores de las fironteras del Sur, deben hacer esperar
que si los ataques del enemigo se repitezi, 6 se extienden por las
del Norte, cuyos valerosos guerreros ya los han obtenido igualinentc,
seran rechazados, y la seguridad publica sera por todas parties sosteioi-
da con el inismno valor y denuedo propios A garantizar nnestra tran-
quilidad.-Palacio Nacional de Santo Domingo, capital de la Repfibli-
ca, 6 los 12 dias de Febrero de 1849, afio 59 de la Patria.-Jimenesz
-Refiendado: el ministry de gterra y marina,--Roman Franco Bid6. (3)
(3) Este part pertenece A la campafia de 1819, en la que ocupa el primer lugarr
por cuanto se refiere al vigoroso ataque que sufri6 Las Matas cuando cay6 prisionero
el general Valentin Alcintara, junto con el capitan Juan Bautista Tejeda y otros ofi
ciales y soldados, que a poco fuerou cangeados por igual nfinero de prisioneros eqeini
gos. La poblacion no se perdi6 entonces, sino inas tarde, el 19 de marzo, en que
se vi6 nuevamente envuelto el ej6rcito que la ocupaba, retirandose la division del ge
neral Remnigio del Castillo por el casino de Costanza, y la de los generals Ramnon
Mella y Valentin AlcAntara por el de San Juan.











29"ar




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs