• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Title Page
 Foreword
 Preliminares
 Primera campana
 Segunda campana
 Tercera campana
 La tregua
 Cuarta campana
 Verciones Haitianas respecto a...














Group Title: Guerra de la separación dominicana : documentos para su historia coleccionados y ampliados con notas
Title: Guerra de la separación dominicana
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00077479/00001
 Material Information
Title: Guerra de la separación dominicana documentos para su historia coleccionados y ampliados con notas
Physical Description: 76 p. : ; 25 cm.
Language: Spanish
Creator: García, José Gabriel, 1834-1910
Publisher: García Hermanos
Place of Publication: Santo Domingo
Publication Date: 1890
 Subjects
Subject: History, Military -- Dominican Republic   ( lcsh )
History, Military -- Haiti   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Dominican Republic
Haiti
 Record Information
Bibliographic ID: UF00077479
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 21895136

Table of Contents
    Title Page
        Page 1
    Foreword
        Page 2
    Preliminares
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
    Primera campana
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
    Segunda campana
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
    Tercera campana
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
    La tregua
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
    Cuarta campana
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
    Verciones Haitianas respecto a los incidentes de la guerra
        Page 75
        Page 76
Full Text
I' '


7 ;UERRA

GUERRA


-DE LA-


SEPARATION DOMINICANA.

DOCUMENTS PARA SU HISTORIC

COLECCIONADOS Y AMPLIADOS CON NOTAS
POR


JOSEi


G-. G-AR,CIA. -


SANTO DOMINGO.
IMRENTA DE GARZCIA-I HERMANOS-
1890.


9',"


1


\


t











ADVERTENCIA.





Con elfin de que no cayeran en complete olvido los buenos servicios presta-
dos por el je'rcito dominicano d que tuce el honor de pertenecer, durante la
penosa guerra de separation sostenida heroicamente con los haitianos, publi-
quJe en 1888 cono homnenaje al g/ran dia de la patria en si 440 aniversario,
una coleccion lo was conlmleta qu me fu~l possible, de los parties oficiales relati-
vos d las difirentes operaciones militares que se realizaron, amplidndola ex-
tensanmente con notas tomadas de la! fuente rica y pura de la tradition.
La buen( acojida quie ierecid a(quel trabajo y el interns por las glorias na-
ciowles que supo ldesperttr, sobre lodo en la *jurentud, que es la espcranza de
la patria, m, estimnuularon seguir recojiendo docunmentos histdricos, anima-
do por el deseo de aclarar como pudiera, algnnos hechos que por falta de da-
tos fehacientes estaban todaria oscuros, y seijetos, por consiguiente, d erradas
interpretaciones.
En posesion hoi de arias comnunicaciones interesantisimas, por que arro-
ja(n lut bastacte sobre mticchos de eso( hechos, particilarnmente sobre los raros
incidents de la ca tpana dc 1844, que es entree toda(s la menos conocida, he
creido prestar 1n gran serricio al pais aproccctando el 460 aniversario de
la Reptjblica, para dar piblicidad, en su honor, d otro trabajo de recopilacion
,iaotada que sirir de comflemento al primeo, dc modo que entire ambos lle-
guen d constittir Ia base 6 fiutdafnento de la( historic military de la RBAei(blica.
Si esta inca publicacion, 4 qc he he didicado los moments que mis muchas
ocu)paciones nme dejan libris, obtione la misnma buent acojida que tuvo la ante-
rior, despertand. ademris en los hico;ibres de arnnes de ia actualidad el deseo
de sobreplajar ( los (lde pasado en punto d patriotismo y abnegacion, me dard
por mi i saltisfi cho onsil ra'i r( d rei'com pentsados con denlasia mis desinteresa-
dos esfuerzos.
Siato Domningo 27 de Febrero de 1890.
Josd G. Garcia.


I- -1141111w-- -








GUERRA


-DE LA-



SEPARACION DOMIN1CANA.




PREL1I INARES.


Pronunciamiento de la Puerta del Conde, Capitulacidn y Protesta.


I.

Libertad 6 Muerte.- Repiblica Haitiana.- Santo Domingo 28 de Febre-
ro de 1844, afio 41 de la independencia y 2S de la Regeneracion.- Henri
Etienne Desgrotte, general de brigada y comandante de la plaza y comun de
Santo Domingo.- A los gefes de la Asamblea popular de la ciudad de Santo
Domingo. -Ciudadanos, hermanos y amigos: El comandante Ilze, el teniente
Bernard Drisse y el subteniente Maiion fueron delegados por mi cerca de Udes.
para uonocer el objeto de vuestra reunion: ellos me han respuesto que Udes.
le han dicho que yo me he anticipado y que iban 6 escribirme. Son las diez
y hasta ahora no he recibido respuesta alguna. Tengan i bien decirme de
que se trata y hacerme conocer sus intenciones.- Yo os saludo en la patria.-
Desgrotte.
II.

Dios, Patria y Libertad.- Repiblica Dominicana.- La Junta Guberna-
tiva Provisional de esta ciudad, al general de brigada Desgrotte, comandante
de este distrito.- Ciudadano General.- Supuesto que V. nos ha exijido de-
claremos el motive de nuestro movimiento, pues que le pertenece de derecho,
nosotros por no desviarnos de la senda que ha trazado en todos tiempos la
prActica de estos negocios, le contestamos:- Que la privacion de nuestros
derechos; las vejaciones y la mala adininistracion del gobierno haitiano, nos
han puesto en la firm 6 indestructible resolution de ser libres 6 independientes
A costa de nuestras vidas y de nuestros intereses, sin que ninguna amenaza sea
capaz de retractar nuestra voluntad.- No se sorprenderA V. al oir ese len-
guage cuando contemple today la justicia que nos acompaia: hijos de nuestra
patria, no hai casi uno que goze de sus libertades; exausto nuestro erario de
dinero, a cada paso lo vemos vaciarse en la insaciablo ambition de los gober-
nantes; cuando nos creimos enlazados por la revolution con vinculos de fra-
ternidad, victims de las intrigas, no de dominicanos, incapaces de tan abomi-
nables hechos, hubimos de Ilorar despues de haber cooperado con bastante ac-






-4-
tividad al 6xito de la Reforma, los encarcelamientos y proscripciones de hon-
rados ciudadanos y virtuosos padres de fainilia: sufrimos, sin embargo, espe-
rando mejoras que se nos ofrecieron; pero 1 en d6nde estn ?.... I todavia
se nos pregunta i con quA. objeto los pueblos proclaman su independencia ? A
nuestra vez pudieramos preguntaros por qui6 dehen los pueblos sufrir un ig-
nominioso yugo ?-- Pero no se crea por esto, que los pueblos desean vengarse
con odiosas represalias: no, jams. Queremos libertad, igualdad, union; y que
todos los hombres, cualquiera que sea su estado y condition, sean felices bajo
las garantias de las leyes.- Nosotros os invitamos a reconocer nuestra just
resolution ) jam:is podreis arrepentiros.- Os saludanos afo etuosanmetno.-San-
to Domingo, 28 de Febrero de 1844 Francisco Sanchez. --Joaquin Puello.
Remigio del Castillo.- Tomas Bobadilla.- Manuel Jimenos. Ramuon Mella.

III.

Hoi veinte y ocho.de Febrero de 1844, 41 do la Independencia y 29 de la
Regeneracion, por la mediacion de Mr. Eustacho de Juchercau de Saint Denis,
e6nsul de Francia, y en presencia de los miembros de la comision designada
por la Junta Gubernativa, y do los nombrados por el general Desgrottes, co-
mandante de la plaza de Santo Domingo y encargado provisionalnente del
Distrito, abajo firmados, ha sido convenida la capitulacion siguiente:- Articu-
lo 19 Garantia de propiedades legalmente adquiridas per los particulares.-Ar-
ticulo 29 Respeto a las families, protection y seguridad les es concedida.-Ar-
ticulo 3? Salida honrosa de los funcionarios pdblicos.-Articulo 49 Iespedida
sin turbacion de todos los ciudadanos.-- Articulo 59 Franqueza y lealtad en
la conduct de los dos partidos.-Articulo 69 Los militares u otros ciudadanos
que deseen retirarse, no podran hacerlo sino diez dias despues de la fecha de la
present capitulacion: salvos conductos serin dados por la Junta i aquellos
que prefieran la via de tierra A la de mar; los otros ciudadanos tendrcn un mes
entero para saili del Distrito, el cual principiarA A correr desde el 10 de narzo
entrante.- Articulo 79 Las armas de las tropas que component la guarnicion
de Santo Domingo seran todas depositadas entire las manos del Consul de Fran
cia, quien harA de ellas la encrega a los soldados de los regimientos haitianos al
moment que entren en sus hogares; los oficiales conservaran sus armas, y no
estn obligados A hacer de ellas la entrega.- Articulo 89 La Fuerza y el Ar-
senal serAn evacuados por las tropas haitianas inmediatamente despues que sea
firmada la present capitulacion.- Articulo 9? El tesoro y los archives serin
igualmente entregados entire las manos de la Junta Gubernativa por la Admi-
nistracion, quien rendird sus cuentas a la comision designada por la misma
Junta para hacer de ellas el eximen, dar descargo y pagar 4 las tropas y fun-
cionarios lo atrasado del sueldo que les es debido hasta este dia, asi como para
liquidar las deudas contratadas por la Administracion haitiana por suministra-
ciones hechas.- Articulo 109 Siendo la hora avanzada se ha convenido entire
los comisionados abajo firmados de no hacer la entrega de la plaza sino el dia
de mariana, 29 de Febrero, 4 las 8 de ella.-Hecha en double expedition en San-
to Domingo, el dia, mes y ano ya enumerados.- La comision nombrada per
el general Desgrotte: Ponthieux, Le Doyen Doucette, De6 Herard, Paul Jean
Jacques, Auguste Bernior, L. A. Roy.- La comision nombrada por la Junta
Gubernativa: Caminero, Cabral Bernal, Manuel Aibar, Vicente Celestino
Duarte, Pedro Ramon Mena, Abreu.- Aprobada.- El general comandante de
la plaza de Santo Domingo encargado provisionalmente del Distrito, Desgrotte.
Aprobada.- La Junta Gubernativa:--Ramon Mella, Francisco Sanchez, Joa-







quin Puello, Echavarria, Wenceslao de la Concha, Castro y Castro, Remigio
del Castillo.- Visto y sellado por el C6osul do Francia: E. de Juchereau de
Saint Denis. (1)
IV.

Dios, Patria y Libertad.- Reptblica Dominicana.- La Junta Central
Gubernativa, a los Dominicanos.- Compaficros y amigos.- El Omnipotente,
que fija los destinos hunianos, proteje nuestra causa; y 61 nos ha conducido has-
ta ahora por las sendas del honor a sucesos y triunfos que deben llenarnos de
conlianza. Casi todos los pueblos de la antigun parte espafiola se han adherido
A nuestra just causa, y ofrecen sacrinicarlo todo para no volver a soportar un
yugo tan ignominioso coimo el que peeo sobre nosotros el largo espacio de 22
afios.- Para terminal felizinente son prc'isas la uiioo y consfuncia, y la noble
resolution de sacrificar la vida por Dios, la Patria y la Libertad, porque sin
estos bienes, la existencia no es sino un oprobio y una vergiienza.- No deis
oido 6 los que cobardemente piensan ntimlidarnos, esparciendo rumors alar-
mantes sobre la pr6xitua invasion de los haitianos para reducirnos : un exter-
minio total, cuya ermpresa juzgaria el mundo enter poniendola en paralelo con
el espiritu de civilization que reina en todas parties y la generosidad con que
nos hernos conducido. Aun cuando asi fucra, opongimosle una resistencia vi-
gorosa; sirvan nuestros pcchos de baluartes a los que osaren invadir nuestro
territorio, hacernos la guerra y despojarnos de nuestros derechos; perezean con
gloria y honor aquellos ;i quienes la suerte lije sa destine, y los demis asegura-
remos una patria que no teniamos, para podlr cantar un dia himnos A la Liber-

(1) Ocupada ]; Puerta del Condo, que entreg6 el teniente Martin Gir6n, official
de ];i guardian, si causa do (star iniciado en los secrets de ]a. revolution, y rechaza-
da con algiinos tiros la prcscncia de Di !ei I I!ard, (i1 e pretendi6 ir i imponer respe-
to 6a la autoridad, confide SMulichez i Juiii A l<:ju;ldro Acosta la mission de ir a ocupar la
marina y encargarse de li defiinsa de las iir'igen.E idl Ozania, poniendo ti su dispo-
sicion un punlado de lhombres de confianza. ('onuo so contaba con cl sargento Juan
isideto Diaz, que es;talib de gilardia en la Aduana, v se habia comprometido a en-
tregar el puesto tan pronto conio se le hiciiera iun seiual convenida, Acosta se cuid6
de ir priniero iI Pajarito i (ojer la genite que debian tener reunida el comandante
Carlos Garcia I Hipdlito Perez, dejando A Eusebio Puello con algunos hombres al
cuidado de la barca y vigilando las operacicnes de los haitianos, A fin de dar la voz
de alert en caso de necesilad. Pero Acosta s' entretuvo en Pajarito mas de lo que
pensaba, pues tuvo q(ie destrair una propa;l.ianda que alarind los vecinos de Monte
Grande; y Leandro Espinosa persuadid a Puello de la necesidad de posesionarse de
la Aduana sin perder mias tiempo. Asi se hizo sin dificultad, porque el official del
pIiesto, capitan Mignuel Deschape, al conprender su situation, se adlhiri6 de leno
al inoviniiento. Entuisiasinados los patriots se decide i ir sobre la capitania del puer-
to, que ociuparon hacienlo alginos disparos iniecesarios, los cuales ocasionaron la
muerte de uno de los nmarilnros que estalban de servicio. Inmnediattamente se establecie-
ron guardian en las puiertas de San Diego y de la Atarazana, dejando al gobierno re-
ducido a La Fuerza. Al ainanecer se ocup6 Acosta n ) pasar la gente id Pajarito,
repitiendo los viajes de la barca, fin de quc desde El Homenaje se juzgara double 6
triple la fierza que liabia pasado. Esta fiierza marcli para el Conde d taiubor ba-
tiente del lado afuera del recinto. Fueron de los mas activos e est;is operaciones,
A mas de los inencionados, Joaquin Orta. Jos6 Antonio Sanabia, Viceute Camarena,
Gregorio y Francisco Contin. En vista del estado de las cosas se reunid el Ayun-
tamiento v deleg6 cerca del general Desgrotte una comision de que Ilicieron part
los ciudadanos 1)ollingdold la Rocha 6 Ilipdlito Pierret, que fueron los que obraron
mas directamente en su ainimo para decidirlo a entrar en negociaciones y capitular,
como lo hizo por intermedio del consul frances.







-6-
tad y A la Republica Dominicana.- Viva la Religion.- Viva Is, Patria.-Vi-
va la Libertad.- Santo Domingo 10 de Marzo de 1844.- El president de la
Junta, Bobadilla; Vice-presidente, Manuel Jimenes; Manuel Maria Valverde,
Francisco Javier Abreu, Felix Mercenario, Carlos Moreno, Echavarria, Fran-
cisco Sanchez, Caminero.- El Secretario de la Junta, Silvano Pujol.

V.

Dios, Patria y Libertad.- Republica Dominicana-- Santo Domingo, y
Marzo 17 de 1844.- La junta Central Gubernativa, al Presidente de la Re-
piblica Haitiana.- Presidente: Con fecha 9 del corriente hemos participado A
V. por duplicado, la firme resolution de los pueblos de la antigua parte espa-
fiola de separarse de la Republica Haitiana, erigi6ndose en un estado soberano
bajo de sus antiguos limits. A esta fecha no lo estin San Juan, Las Matas, y
los pocos pueblos que quedan inmediatos A las fronteras del Sud, apesar de los
deseos y simpatias de sus habitantes, porque ofrecimos no provocar una guerra
de exterminacion, y porque el sentimiento supremo de la naturaleza nos fuerza
A evitar le efusion de sangre y la devastation; pero habiendo sabido que algu-
nos de los nuestros que han tenido la desgracia de haber sido hechos prisione-
ros antes de romperse las hostilidades, han sido tratados con la mayor crueldad,
cuando nosotros por los principios que hemos proclamado y por nuestra con-
ducta, nos hemos exedido en generosidad y buen tratamiento hacia los haitia-
nos, estamos en la imperiosa necesidad de hacerle presented que sus procedures
y su conduct nivelarAn los nuestros, y que 1o que haga V. con los espafioles
dominicanos haremos con los suyos; y desde luego le constituimos responsible
a la faz del mundo de los horrores que se cometan en una guerra que arruinarA
A uno y otro partido, y que esta en oposicion direct con los principios que no
ha much tiempo proclamaron ustedes, denominando criminals A los pueblos
que no defendian sus derechos y que no se oponian en6rgicamente A la trania,
al despotismo y A la crueldad.- Lo que comunicamos A V. en cumplimiento de
nuestro deber, en obsequio de la humanidad y de las reglas establecidas en el
derecho de la guerra entire pueblos cultos y civilizados.- Saludamos A V. afec-
tuosamente.- El president de la Junta, Bobadilla; el vice-presidente, Manuel
Jimenes; Juan Pablo Duarte, J. Tomas Medrano. Caminero, Carlos Moreno,
Felix Mercenario, Manuel Maria Valverde, Francisco Sanchez, Francisco J.
Abreu. El Secretario de la Junta, Silvano Pujol.










PRIMER CAMPANA,
---~--O



Acciones de la Fuente del Rodeo, Las cabezas de las Marias y Azua.-A-
bandono de esta poblacion. Sis consecuencias.- Talanquera y Santiago. Sus re-
sultados.- Guayubin, Tortuguero.---Retirada del ejdrcito haitiano.-Ocupacion do
Azuta, Neiva, San Juan y Las Matas.- Primer ataque de Caciman.

I.

Dios, Patria y Libertad.- Reptiblica Dominicana.- Santo Domingo y
Marzo 21 de 1844, y 1? de la Patria.-La Junta Central Gubernativa, al pue-
blo y al ej6rcito.-Dominicanos: Ni la justicia de nuestra causa, ni la conduct
noble y jenerosa que hemos tenido con los haitianos, ban sido bastantes para
que se nos hubiesen guardado aquellas consideraciones que atraen sobre si la
opinion p6blica, la voluntad general de los pueblos, siempre respectable, y los
principios del derecho de la guerra entire naciones civilizadas.- Los haitianos
han provocado las hostilidades y nos han agredido, sin siquiera hacernos una
comunicacion, y sin responder A las notas oficiales que hemos dirigido A su pre-
sidente. Tal ha sido el desprecio que han agregado A sus vejaciones anterio-
res, pensando sin duda, que, con su presencia sola, volverian A dominarnos pa-
ra tratarnos peor que nunca; pero el Omnipotente, que proteje nuestra causa,
ha querido que en tres encuentros que hemos tenido con ellos, en Neiva y Azua,
nuestras armas hayan salido vencedoras, principalmente en la jornada del dia
19, en que ha sido considerable el ndmero de muertos y heridos de su parte,
babi6ndose visto en la precision de abandonar el campo despues de tres horas
de combate.- Dominicanos! Si es glorioso para vosotros el haber usado de mo-
deracion y de generosidad, ya es un deber correr a las armas, volar A la victo-
ria, unirnos para ser invencibles, defendiendo la Patria, la libertad y nuestros
derechos.- Viva la Religion! -Viva la Repiblica Dominicana!-Vivan los bra-
vos!- El Presidente de la Junta, Bobadilla,-Caminero,-Abreu,-Felix Mer-
cenario,-Cirlos Moreno,-J. Tomas Medrano,-Echavarria,-El Secretario
de la Junta,-S. Pujol. (2)
II.

Dios, Patria y Libertad.-Repdblica Dominicana.-Santo Domingo, Mar-
zo 21 de 1844 y 19 de la Patria.-La Junta Central Gubernativa, al general de
brigada Juan Pablo Duarte, comandante del departamento de Santo Domingo,

(2) Al saber el coronel Auguste Brouat, que estaba en Puerto Principe, lo
acontecido el 27 de febrero en Santo Domingo, acudi6 A Neiva y con la gendarme-
rfa y algunos milicianos que pudo rounir, hizo fi-ente en La Fuente del Rodeo A
los patriots que capitaneaba Fernando Tavera, vi4ndose precisado a abandonarles
el campo; pero rcforzado inmediatainente por dos regimientos que venian en su au-
xilio y encontr6 en Las Barbacoas, pude vengarse de su primer derrota en Las Gabe-
zas de las Marias y asegur6 la posesion de Neiva ocupandola militarmente.







-8-
y miembro de la misma Junta -Compafiero y amigo: Siendo de necesidad que
en la armada espedicionaria del Sud, ademas del gefe espedicionario general
Santana, haya otro official superior que pueda reemplazarle en caso de falta, y
que le ayude A cooperar con 61 en la defense de la patria, de la agresion que
nos hacen los haitianos, V. se dispondrai marchar innediatamente para el cuar-
tel general con la division que sale hoi bajo sus 6rdenes, y se pondrAi de acner-
do con dicho general Santana para todas las medidas de seguridad y defense,
procurando que sean en armonia con nuestra resolution de ser libres, y segun
los principios que hemos proclamado.-Saludamos A V. respetuosainente.-El
president de la Junta, Bobadilla.-Carlos Moreno, Felix Mercenario, Valver-
de, Caminero, Abrou.-El Secretario, S. Pujol. (3)

III.

Dios, Patria y Libertad.-Repibliea Domiinicana.-Cuartel general de
Bani, 19 de Abril de 18 -14.--A los miembros de la Junta Central Gubernativa.
-Es por la tercera vez que pido se me autorice para obrar solo con la division

(3) Autorizado el presidoute Charles Iferard por ui decreto que espidio la
Asamblea Constituycnte el 4 de marzo de 1814, para inarchar sobre la parte espa-
fola con todas las fuerzas quo pudiera reunir, A fill de somcterla cuanto antes a la
dominacion haitiana, puso en mioviintito todas las tropas de la iepAiblica; y con-
fiando la invasion de la parte del Norte al general Pierrot, se reserve dirijir per-
sonalmente la del Sur, suyas fronteras pas6 el dia. 9 dividiendo su ejircito en dos
cuerpos: uno que tom6 la direction de Neiva al mando del general Sonuffrout, y
otro que sigui6 sore Las Matas a sus 6rdenes inmediatas. El primero inarch6
sin dificultad iasta Las IIicotas, dondc estaban situadas cubriendo el casino real,
las primeras trolu qulne silieron por 1) -nr de Santo Doi)ing(o al mando del capitan
Maunel Mora, y las que miarharon de 1)ia capiitneadas por el coronel Manuel de
Regla Alota, las cunales no piLdicdo resistir cl dii 1S la speprioridad nuinirica del
enemigo, le abandonaroii el (anlpo y se repgar s ie repieg el culrtcl general. El se-
gundo desaioj6 de San .Ju an las pocas fanrmxs c nu (Ic' t)o ocip;lia I( conmandante
Luis Alvares, y siguieindo la inarchli dilcrrotO tibiin el 18 las avanzadas
patriots que ocupaban el paso de Iura al mnando del coinandaute Lucas Diaz, que-
dando en actitud do pre-sentarse el 19 con to'lo el gru-so de sus fuerzas frente a
Azua, donde le esperaba el general Sanitana y sc librd la nicmorable batalla que ha-
bria dejado asegarada de una vez la indepeudeucia, si el abaidono iilesplicable que
de la poblacion se hizo durante la noclie, no hubiera venido A desvirtuar sus efectos,
quitandole toda su importancia political y nilitar.
Alarmada la Junta Central (ubernativa con n suceso tan inesperado, des-
confi6 de las aptitudes guerreras del jeueral Saintana y resolvi6o iandar en su auxi-
lio al general Duarte, con un cuerpo de tropas al iandii d(el comnlidante Pedro Pina;
pero no pudi(udose enteider los dos jefes superiors, porque lieuntras cl segundo
opinaba por abrir operacionrs, el primero era. de pardccr de inantenerse A la defensi-
va, se hizo necesario llainar A uuo y dejar al otro con el inando absolute, recayen-
do la election en el general Santiana que contaba, en el gobierno con el apoyo de
algunos individuos interesados elu iautenerle al frente diel ej6rcito.
Esto no obstaute, se ensiy6 otro inedio (ue pareci6 mas conciliatorio y nienos
avocado A suscitar dificultades, cual fu6 el de llaniar tanlbien al general Santana,
mandando al coronel Esteban Rou:a A tounar el mando del ej6drito; pero como ya las
pasiones political habian invadido sus filas, conta:inadas por los clecnentos antes di-
sidentes de qe el general en gefe se habia rodeado desde temprauo, bast6 que al
dar A reconocer 6ste A su inniediato sucesor A las tropas forinadas en 6rden de parade,
alzara la voz el comandante MIora protestando contra la media, para que el acto de
insubordination encontrara eco y de hecho se considerara come irrevocable la autori-
dad del general Santana.






-9-
que, honrAndome con vuestra confianza, el 21 del pasado, pusisteis bajo mi
mando para que, en todo de acuerdo con el general Santana, tomara medidas
de seguridad y defense de la Patria.-Hace ocho dias que Ilegamos a Bani,
y en vano he solicitado del general Santana que formemos un plan de campaia
para atacar al enemigo, que sigue en su depravacion oprimiendo A un pueblo
hermano que se hall A dos pass de nosotros.-La division que estA bajo mi
mando solo espera mis 6rdenes, como yo espero las vuestras, para marchar
sobre el enemigo seguro de obtener un triunfo complete, pues so hall diezma-
do por el hamibre y la desercion.-Dios guard A Vdes. muchos anos. Juan Pa-
blo Duarte.
IV.

Dios, Patria y Libertad.-Republica Dominicana.-La Junta Central Gu-
bernativa, al General Juan. Pablo Duar:e.--General: Al recibo de la present
se pondrA Vd. en marcha, con solo su estado mayor, para esta ciudad, done su
presencia es necesaria; avisAndolo al general Santana.-Santo Domingo, 4 de
Abril de 1844.-El president de la Junta, Bobadilla.-Echavarria, Delorve,
Francisco Sanchez.-El Se.cretario, S. Pujol.

V.

Dios, Patria y Libertad -Repablica Dominicana.-Santiago y Abril 5 de
1844 y 19 de la Patria -Jos6 Maria Imbert, general Comandante del Distrito
y las operaciones de Santiago.-A los Miembros de la Junta Central Guberna-
tiva.-El mando provisional del Distrito y operaciones de Santiago me fu6 con-
fiado el 27 de Marzo proximo pasado, dia de mi nombramiento: desde este dia
tom6 todas las medidas necesarias para activar los trabajos de tres baterias, en
las cuales se trabajaba desde algunos dias antes con much lentitud. Di 6rden
de miontar sin dilacion los cafiones, A saber: una pieza de A 8 en la bacteria dere-
cha, una de A 4 en la del centro, y una de a 2 en la izquierda, del lado del rio
Yaque, I, que se ha efectuado en mi presencia.-Por el combat de Talanquera
centre nnestras tropas avanzadas y las del enemigo, que se habia presentado con
fuerzas superioies, supe luego que mis precaaciones no eran inutiles. Nuestras
tropas, en nimoero nui inferior, so vieron en la precisa necesidad de retirarse
A esta ciudad, sin embargo de habor obtenido ventajas, en este combat, en el
cual el enemigo ha esperimentado algunas p6rdidas.-El enemigo, disimulando
con much cuidado su imarcha, se dirigi6 con precaucion sobre esta ciudad, no
dejando A la vista sino algunos cien maroteros, piliando, incendiando y devas-
tando los lugares. El 29 ordene al coronel Pelletier, antiguo military y guerre-
ro en Europa, salir A la cabeza de 400 hombros de infanteria, que debian al
instant ser reforzados por 100 de caballeria del Macoris. El 30, luego que el
coronel iba A marchar con su tropa, fui prevenido de quo el enemigo avanzaba
sobre Santiago y que no dilataria en presentarse. Juzgu6 convenient dar el
mando de todas las tropas que estabau en la sabana al dicho coronel, en el cual
tenia entera confianza.
El coronel escoji6 inmediatamente para su ayudante al comandante de in-
jenieros Aquiles Michel, diriji6ndole a la izquierda. Al instant rompi6se el
ataque.-Se habi:, formado el onemigo sobre dos columns do cerca de dos mil
hombres cada una.--La primer se dirigi6 rdpidamente, en buen 6rden y las
armas al hombro, precedida de un cuerpo de caballeria, hdcia nuestra izquierda,
que era nuestro punto de defeasa el miis debil. El coronel Pelletier por mi or-
den, y segun el informed del comandante Aquiles Michel, de que nuestra izquier-




', .* t ;* 1. ; j.


-10-
da necesitaba ser reforzada, hizo trasportar al paso de carrera, la mitad de
nuestros hombres del centro, 6 la cabeza de los cuales se puso el comandante
Aquiles Michel; y fu6 tanto el entusiasmo de los nuestros, que los hombres que
custodiaban la bacteria del centro, viendo A sus compafieros que iban sobre la
izquierda, se precipitaron tambien, dejaudo esta bacteria casi sola. Al instant
orden6 al coronel Pelletier que inmediatamente los hiciera reemplazar por otro
destacamento. Seguidamente los nuestros se vinieron a las manos con el ene-
migo: principi6 una fusileria bastante viva; y el enemigo se atemoriz6 y retro-
cedi6, quedando algunos de ellos muertos por nuestras lanzas y machetes. Vol-
vi6, sin embargo, con much intrepidez; principi6 el fuego de nuestras piezas
y la mortandad del enemigo lo hizo detener un instant en su march: su caba-
lleria fug6 y no apareci6 mas en toda la action; pero poco despues, recobran-
do animo el enemigo, volvi6 de nuevo al ataque, a paso de carga y en column
cerrada. Con el mismo vigor fu6 recibido por los nuestros, y nuestra artilleria
le mat6 tanta gente, que renunci6 A nuevos esfuersos de este lado, y so retire
para juntarse con la otra column. El enemigo, habiendo asi reunido todas
sus fuerzas, atac6 entouces A nuestra derocha tan furioso, que una docena do
ellos vinieron 6 espirar al pic de nuestra bacteria derecha, muertos por nues-
tros fusileros. Esta pieza hizo sufrir grades p6rdidas al enemigo, que aun-
que reehazado se present varias veces en buen 6rden. Por illima vez
se present en column cerrada, y nuestra artilleria, dejindole avanzar de
frente, la pieza de la derecha tir6 con metralla sobre esa masa 6 hizo al cen-
tro un claro espantoso: la pieza de la izquierda hizo lo mismo y ocasion6 al
enemigo igual destruction, de modo que la cabeza de la column' hasta su
centro, fu6 reducida como A veinte hombres, que nuestros soldados de la ba-
teria de la derecha acabaron A tiro de fusil.-Ent6nces el enemigo perdi6
enteramente el animo y ces6 toda tentative de ataque. El combat habia
principiado a las dote y sigu6 hasta las 5 de la tarde. El enemigo mand6 un
parlamentario, y el nuestro sali6 A su encuentro al medio de la sabana, A igual
distancia entire los dos ejercitos.
Parece que el enomigo no tenia sino un conocimiento confuse de los acon-
tecimientos de Azua en el dia diez y nueve, pero despues que nuestro parla-
mentario le hubo dado informes, nos di6 A entender que la parte del Norte, can-
sada del yugo de la del Sud, no estaba Ijos de apartarse y de tratar con la Be-
pdblica Dominicana.-Como era ya tarde y se aproximaba la noche, se termi-
naron las conferencias de este dia despues de una convention de una parte y
de otra, de suspender today hostilidad durante la noche y hasta el 6xito de las
conferencias que fueron transferidas para el dia siguiente al amanecer.-El 31
por la mafiana, despues de varias conferencias, el Jeneral Pierrot, comandante
en jefe del ej6rcito haitiano del Norte, me escribi6 que se iba A retirar, pididn-
dome la seguridad de poderlo hacer sin ser inquietado de mi part. Le he res-
pondido por la carta que va adjunta; pero 61, ni aun la esper6. Cuande se la
mand6 con nuestro parlamentario, ya se habia retirado en el mayor des6rden,
abandonando sus calderos, tambores, y una intinidad de otros objetos, y ade-
mAs viveres que le serAn ciertamente de la m6s grande necesidad; y esto fu6 por
un rumor que se esparci6 entire ellos, de que el general Villanueva, de Puerto
de Plata, y el teniente coronel Francisco Caba, de la Sierra, venian por de-
trais, atacarlos.-El enemigo fu6 en su retirada atacado en varies puntos por
los nuestros de la Sierra, y en todas parties le han muerto soldados. Tal es el
6xito del ataque del ej6rcito haitiano con que se nos amenazaba tan altanera-
mente. El enemigo no dej6 en el campo de batalla menos de 600 muertos, y
segun el efecto que produjo la metralla, el numero de sus heridos ha de ser mu-






-11-
cho mayor: el camino que sigue en su retirada no es sino un vasto cementerio.
Por una protection manifiesta de la Divina Providencia, el enemigo ha sufrido
semejante p6rdida, sin que nosotros hayamos tenido que sentir la muerte de un
solo hombre, ni tampoco haber tenido un solo herido. iCosa milagrosa que solo
se debe al Sefior de los ej6rcitos y a la just causa!

VI.

Comunicacion del general Imbert al general Pierrot, mencionada en
el part anterior.
Dios, Patria y Libertad.-Repdblica Dominicana.-Cuartel Jeneral de
Santiago, 31 de Marzo de 1844, afio 19 de la Patria.-Jos6 Maria Imbert,
Jeneral Comandante del Distrito y' las operaciones de Santiago.-Al Jeneral
Pierrot, Comandante en Jefe del ej6rcito haitiano del Norte.-Jeneral: En es-
te moment acabo de recibir su nota fechada de hoy misino: aprecio en su
verdadero valor los motives que le han determinado a retirarse. Siempre jus-
ta, siempre firme y jenerosa, la Repiblica Doniinicana no fomentara una gue-
rra civil y de esterminacion, aunque el 6xito A su favor no puede de ningun
modo ser dudoso. Siempre dispuesta A mirar y reconocer como amigos y her-
manos A los Haitianos del Norte, nuestra Repdblica, estado libre 6 independien-
te, estarA animada de los sentimientos de fraternidad mis sinceros hicia ellos,
y siempre dispuesta A hacer tratados de amistad y de comercio. Pero si se
tratase de encadenarla de nuevo, ella protest A la faz de Dios, que la ha prote-
jido tan visiblemente, que antes de someterse al yugo haitiano, no dejar. A sus
crueles opresores sino cenizas y escombros. Le advierto, ademAs, Jeneral, que
Vd. no puede considerar las hostilidades terminadas, entire los dominicanos y
los haitianos, mientras que est6n detenidos los dominicanos arrestados en cual-
quiera part de la Reptiblica Haitiana. Cuente Vd., Jeneral, con la grandeza,
la justicia y la buena f6 de la Repdblica Dominicana, para que al mismo tiem-
po que nuestros compatriotas nos sean remitidos bajo salvo conduct, los haitia-
nos sean al instant devueltos con las mismas formalidades.-Yo le hago tam-
bien present, que los prisioneros haitianos que estan en nuestro poder, han si-
do siempre tratados con jenerosidad: el Jeneral Morisset y otros jenerales y co-
roneles, actualmente detenidos en Santo Domingo, no estan en la cArcel sino
en casas particulares, con el mejor tratamiento. Siento amargamente que los
nuestros en el poder de Vds. hayan sido tratados de un modo muy diferente.
Siento igualmente que no le convenga dejar a sus heridos: ellos serian tratados
aqui con la mayor humanidad y cuidado.-J. M. Imbert.

Debiendo ser de gran satisfaccion al pfiblico el conocimiento del parte ofi-
cial que ha recibido el gobierno del Jeneral Comandate de Santiago, en que de-
talla el ataque de nuestras tropas con las haitianas A inmlediaciones de aquella
ciudad el 30 del pasado, ha ordenado se imprima y circle para que llegue A
concimiento de todos.
VII.

Un Libro.-Guerra de Independencia. (4) -Siendo de nuestro deber bus-

(4) Habiendo supuesto alguien que en nuestro compendio de Historia Patria
se habian atribuido las glorias conquistadas el 30 de marzo en Santiago A quienes
no las merecian, se apresur6 el general Segundo Imbert A tomar informes sobre el
particular de algunos de los testigos oculares que aun sobrevivian. De ellos hubo






-12-
car y dar al piblico aclaraciones respect al 1 0 parrafo del articulo que apa-
rece en el No 412 de "El Porvenir" correspoudiente at 13 de agosto pasado,
firmado R. O. L. y cuyo mIte es el mis-mo que oncabeza estas ineas, me diriji
A los dignos generales Jose M. Lopez y Jos6 D. Valverde, y al no minos digno
y respectable senor don Pedro Eugenio Curiel, miembro de la municipalidad de
Santiago en los inomentos que se proclamara la Independencia de nuestro pais;
preguntAdoles lisa y lHanamente cual era la situation de dicha ciudad de Santia-
go al acercarse las tropas haitianas en 30 ie Marzo del 44 y quien le imprimio
caracter y organizO la defense; quienes se distinguieron en ese memorable dia,
y quien mandaba en jefe.
H6 aqui dos de las contestaciones que creo suficientes para destruir lo
que se dice en el pArrafo A que arriba me reiero, en la parte que toca al que
nos di6 su apellido y A quien se retiero el "ComUpendio de la Historia de San-
to Domingo," por don Jos6 Gabriel Garcia. La del general Valverde no la
hemos recibido aun.

Santiago 24 Setiembre 1881.-Seinor don S. Imlbert.-Puerto Plata.-Mi esti-
mado sefior:-Su mnuy atenta de 19 del actual se eucuentra en mi powder y en contesta-
cion le dird que las preguntas que U. nie hace creo poderlas contestar con exactitud.
Contarle sobre la situacion nucstra el 30 de Marzo de 1844, seria una narra-
cion muy extensa que quizas seria molestarle; pero si le dir que lia sido el dia que
,mas amenazada a estadesto sta poblacioi; y al imando del general Imbert tuvimos la
gloria de rechazar A las tropas haitianas, que eran en fuerzas cuatriplicadas A las
nuestras: cuando ellos enviaron el parlaunento, qie cln este viuieron los gefes Tiosen
Dupuig y CArlos Westen, baj6 el general Imbert y Gomez a tender el entendido
con dicho parlamento haitiano: tengo present que cuando la comision haitiana les
dijo que tenian muchas fuerzas. cl general Inbert contest, que nosotros teniamos
gente desde la puerta del Conde ha:sta aqui, y que autes de eutregar la plaza ten-
dria que reducirse 6sta a ceuizas; y que mientras quedAra un dominiicano se le esta-
ria haciendo fuego: aquellia iisma tarde me di6 el general Imbert el grado de co-
mandante, pues yo era capital.
Los que se distinguieron aquel dia fueron el capitan Bonilla, cl general Valerio,
general Angel Reyes, comandante Manengo Rojas, coronel Ramirez; es decir, que
todos se lucieron este dia, pero le cupo la gloria al general Imbert que era el que
mandaba ell gefe.
Espero que sus descos quedarain cumplidos con estos informed que le da su affio.
S. S. y amigo, Jose M" Lopez.

Puerto Plata 30 de Setiembre de 1881.-Sefior don Segundo Imnbert.-Cindad.
-Estimado amigo: Tengo el gusto de contestar su atenta esquela y con ella las
preguntas que U. se digna hacerme como testigo presencial de la defense de Santia-
go el 30 de Marzo de 1844 y cuyas preguutas son las siguientes: ,Cuail era la situa
cion en aquella ciudad al acercarse las tropas lhitianls y quien le inmprimid cartic-
ter y organize la ldefensa!? Quieues se distinguieron en ese dia memorable y quien
mandaba en gefe?
Despues de derrotados los doiminicauos en "Talanquera," se reconcentraron en
la ciudad de Santiago, al mando del general Tito Salcedo, los batallones de la
Guardia Nacional de La Vega, Macoris y Moca, siendo general en gefe de aquella
plaza el general Ramon Mella; pero la desmoralizacion, y el pAnico eran tales, que
no fu6 possible A este general ni a nadie organizer nada, para volver al encuentro
del ej6rcito haitiano que iuvadia a march forzada la jdven Repiblica: determina-

dos que le contestaran dirijiendole las cartas asaz importantes que publicamos bajo
el nfimero VII, con el prop6sito de que sirvan para dar luz sobre la batalla que ase-
gur6 definitivaiente la independencia del pais, amenazada por series peligros A con-
secuencia de la retirada del ejircito del Sud A Bani.







-13-
ron pues llamar al general Vasquez, gefe de la provincia de La Vega, para que se hi-
ciera cargo y tratase do contrarrestar esta invasion. Mientras tanto el general Mella,
el general Pedro de Mena y el capital Jos6 Desiderio Valverde, partisan para San
Jose de Las Matas con el prop6sito de rennir alglunas gentes por aquellos lugares,
recomendando Antes de su partida al capital de la Artilleria, Jos6 M. Lopez, persona
de contianza, para, que en: caso de que faera c, vaun today resistencia, dada la acti-
tud de la invasion haitiana y3 el desalicuto de las pocas tropas doiliuicanas, clavase
los cafones; y al efecto le entrcgaron tries clavos de acero mandados ti hacer es-
presamente por el general Mella.
En este estado las cosas, Ilega el general Vasquez a Santiago, donde fu4 reci-
bido con entusiasmo; se hizo cargo de aquella important plaza; inmnediatamente
principia Ai organizer las fierzas de que podia disponer, que no eran inas que los
batallones de Guardia Nacional ya inencionados, v el batallon La Flor, compuesto
de los jdvenes de la ciudad, niandado por sn coron el Angel Reyes; una compafiia
de las gentes del batallon de Sabana Iglesia, al mando del valeroso capital Fernan-
do Valero: y una media brigada de artilleria cn'i a,:!unos oliciales. Mas presto vi6
el general Vasquez que sus esfuerzos eran inlliless; qul no 10e era possible llevar i cabo
la organization que el se proponia, pues el desaliento y el temor cundian por todas
parties; y a las 48 horas se vuelve Ai La Vega albandollnando asi el puesto que le habia
sido confiado.
Los asuntos se complicaban mas y inas, y con mlll raras escepciones, todos pen-
saban en la fuga.
En medio de este laberinto, sin Gefe, sin 6rden, sin discipline, todo i mnerced del
pueblo, que unas veces se entusiasinaba y otras vrces perdia la seguridad de su triunfo,
se descubre que cl capital Jos6 M. Lopez tellia clavos para tapar las piezas, se califica
esto como nn conato de traicion, y sin averig'aco i i \ sin nada, 1afu violentamente
reducido A prison este digno olicial y remlitido ilinedilltainenteo i La Vega.
Tal era la situation de Santiago en aqucellos dias aciagos, en ([iqe la jdven Repfi-
blica estaba Ai punto de desaparcrer; pur liltinlo se piensa on el general Imbert, jefe
del movimiioto de la villa de Moca, y so resuelve umanarle a buscar: asi fu6.
Este general acudid al punt al llmaimuicit qlite so Ie hacit; llega i Santiago yen
nmedio de victories v aclatllaciones se le encarga (del miiano di aquella plaza que 41 a-
cepta sin dilacioin.
Sin perdida de tiemipo principia a orgaLizar las tropas de (11ue podia disponer; pero
conociendo que ya no era possible salir al ecllnelltro del enemigo que se encontraba cer-
ca, pens6 solo en hacerse fuerte en la citudli de Santiago; y al eficto, y sin perder un
instant, hace atrincheraliientos i la entrada de la ciudad. Construe fosos en los
fuertes "D)ios" "Patria" y "Libertad". Coloca los canioues alli y todo vuelve a rea-
nimarse. Pregunta por el capitan Jose M. Lopez, hombre que el general Imbert cono-
cia comno valiente v buen artillery, y se le dice lo ocurrido con 61; lno di credit a esta
infundada suposicion y nmanda inniediataimente A bluscarlo. Envia coioo exploradores
al comandadte M. M. Fr6incta y al Dr. Bergs para (que fuesen it averignar el para-
dero de las tropas haitianas; y inientras tanto contilnia (l sus trabajos de fortificacion
y toma otras inedidas, desplegando la inayor actividad y energia y captandose ca-
da vez mnas la conlianza del pueblo y de las tropas.
Eran las once de la lmafana del diia 30 de lMarzo inaudo regresan el comandante
Manuel M3. FrIdmota y el Doctor Berges y particiipan al general Imbert que los hai-
tianos, at mando del general Pierrot, pasaban actualmente cl rio '-Yaque" por el paso
real, en un nuinero nas 6 menos de diez mil hombres.
El asunto era grave, no habia tiempo que perder: inmediatamente el General Im-
bert principia A tomar sus medidas; nombra el general Pelletier gefe de la line, 6 sea

del recinto; hace bajar los caiiones A los fuertes "Dios" "Patria" y "Libertad"; nombra
al capital Lopez, que apenas hacia dos horas que habia vuelto de la Vega; Gefe de
la artilleria; coloca en los fuertes y en las trincheras today la gente de que podia dispo-
ner; deja al general Salcedo y otros oficiales en el fuerte "San Luis" conio retaguar-
dia; hace cubrir todos los caminos con cuerpos de guardias, y al capital Fernando Vale-
rio con su compalia lo hace colocar como avanzada junto al cementerio viejo, siguien-
do el camino que conduce al rio por la otra banda: tales fueron las medidas tomadas


i~(sVI"B:' Ti : i






-14-
por el general Imbert en su plan de defense.
A la una de la tarde aun no habia el General Imbert concluido su plan de defen-
sa cuando se present el enemigo en columns cerradas atacando A la ciudad; pero la
defense de esta plaza estaba mui bien combinada y las tropas dominicanas mui sobre
aviso; se trab6 el combat y A las 4 y media de la tarde, eran tantas las bajas sufridas
en el Ejercito haitiano, debido A las metrallas de los fuertes '"Dios" "Patria" y "Liber-
tad" y los fuegos de las tropas atrincheradas, que el general Pierrot se vi6 obligado A
pedir una suspension de armas, para recojer los muertos y heridos y tener un entendi-
do con los Gefes dominicanos; y en efecto, el general Pelletier y various oficiales domi-
nicanos bajaron A tener una entrevista con el general Pierrot, y entire otras cosas le
manifestaron que el general Charles Herard habia innerto el 19 de Marzo en el ataque
de Azua, y en prueba de ello mostraron nn parte impreso de la Junta Central Guber-
nativa de Santo Domingo, en el cual participaba esta noticia. Esta inesperada nueva
no solo llen6 de temor al general Pierrot, sino que parece que despert6 su ambicion de
mando, pues desde luego tuvo la idea de hacerse Presidente de Haiti, y seguidamente
pens6 en la retirada, la que efectu6 esa misma noche dejando en el campo de batalla
todos sus muertos y heridos.
De este modo qued6 terminada esta jornada, en la que todo contribuia A dar un
carActer de horrible sublimidad ........ si, amigo mio. De este modo qued6 termi-
nada esta jornada distingui6ndose al mando del general Imbert, el general Pelletier,
el coronel Angel Reyes, el capitan Fernando Valerio, capitan Jos6 Maria Lopez, los
tenientes de artilleria Dionisio Mieses y su hernano el capital Silva y otros oficia-
les mas.-Creo pues haber dejado contestadas sus preguntas en la relacion que acabo
de hacerle y me repito su affino s. s. Pedro Eugeuio Curiel.-Puerto Plata 4 de Se-
tiembre de 1881.-8. Imbert.

VIII.

Dios, Patria y Libertad.-Repfblica Dominicana.- Santo Domingo y A-
bril 11 de 1844.-La Junta Central Gubernativa.-Persuadida de la satisfac-
cion general que debe producer el conocimiento de los acontecimientos posterio-
res al 30 del pasado, en que el ej6rcito espedicionario de la parte del N. Espafiol
ha sellado y coronado el complete triunfo de nuestras armas, se apresura 6 ha-
cer publicar el part official que acaba de recibir del correjidor del Macoris, cu-
yo tenor es el siguiente:
Macoris, 6 de Abril de 1844 y 17 de la Patria.-El Correjidor de la comun del
Macorfs, A los miembros que component la Junta Central Gubernativa en Santo Do-
mingo.-Respetables Compatriotas: Acabo de recibir la plausible noticia, por el jene-
ral provisional de Santiago, J. M. Imbert, que el resto del ej4rcito haitiano que habia
fugado en el ataque del 30 del pasado en Santiago, ha perecido entire Guayubin y Ta-
lanquera, y con 61 los jenerales Charri6 y Cadet Antoine. Esta victoria se le debe A
los valientes patriots mandados por los comandantes Francisco Caba y Bartolo Me-
jia, que estaban A la cabeza de la Division emboscada. iGloria al Dios de los ej6rcitos!
Dios guard A V. muchos afios.-Firmado,-Justo Zegarra.

Imprimase, publiquese y circflese.-El Presidente de la Junta, Bobadilla.
-Caminero, Echavarria, J. TomAs Medrano, Delorve, CArlos Moreno, Felix
Mercenario, M. M. Valverde.-El Secretario de la Junta, Silvano Pujol.

IX.

Dios Patria y Libertad, Republica Dominicana.-Cuartel General de Bani A
14 de Abril de 1844.-Al ciudadano Tomas Bobadilla.-Dilectisimo amigo:
Por la carta que dirijo A la Junta en esta fecha se impondrA V. de que los hai-
tianos han atacado ayer El Maniel, y aunque A esta fecha no tengo detalles los








-15-
suponemos hoi posesionados de aquel punto. Ignoro sus intenciones; las velard
y obrar6 en consecuencia.-- Estoi asegurado que en la fuerza que los siguen
hai una multitud de espafioles; y posesionados ellos de seis pueblos capanoles,
nos harAn la guerra con los nuestros y A nuestras espensas, en tanto que noso-
tros nos arruinamos, con nuestros trabajos t-odos paralizados y con la fatiga de
un arte tan penoso como el de la guerra y A que los nuestros no estan arostum-
brados; y asi es que A mi modo de pensar inter mas dure la lucha, mas incierta
tenemos la victoria.-Si como hemos convenido y hablado tantas veces, no nos
proporcionamos un socorro de Ultramar..-....V. tiene la capacidad necesa-
ria para juzgar todo lo que yo le puedo querer decir, y para no hacerse ilusio-
nes y conocer que debemos ajitar esas negociaciones con que al juicio de todo
hombre sensato solo podremos asegurar la victoria. Le estimard me contest
dAndome una noticia positive del estado de estos asuntos: y si acaso estAn para-,
lizados ajitelos V. por cuantos medios est6n a su alcauce, pies A nosotros toca,
en circunstancias tan delicadas, hacer esfuerzos pnr la felicidad pdblica y por
hacer triunfar nuestra causa.-Soy de V. con toda considoracion, su verdade-
ro amigo.-Pedro Santana (5).

X.

Dios, Patria y Libertad.- Repdblica Dominicana.- La Junta Central
Gubernativa, conservadora y representante de los derechos de los pueblos.-
Considerando que la Repiblica Haitiana ha aparentado desconocer los princi-
pios de soberania que resident en los pueblos y el supremo derecho que ellos
tienen para velar y proveer A su bien estar y A su felicidad, que es el fin de toda
asociacion.- Considerando que el mismo gobierno haitiano ha desconocido
tambien los justos motives que los pueblos de la part antes espafiola han tenido
para separarse en masa de aquel gobierno, no obstante la manifestacion hecha
con fecha 16 de enero, que le fu6 remitida oficialmente.-- Considerando que A
pesar de la conduct franca y generosa que hemos observado para con los hai-
tianos, limitando nuestro pronunciamiento A solo el acto de Scparacion y A los
medios de una defense natural, abri6ndole la puerta A acontecimientos honrosos,
tratdndolos con la mayor filantropia, hacienda respetar sus personas y sus bie-
nes; ellos y su gobierno han correspondido con ultrajes y vejaciones, desprecian-
do las comunicaciones oficiales que se le han hecho y las capitulaciones que se
celebraron en esta ciudad y en la de Puerto Plata, y desde el 9 de Marzo Alti-
mo violaron nuestro territorio y rompieron las hostilidades sin que precediera
ninguna esplicacion, ni los preliminares de costumbre entire pueblos y naciones
cultas.-Considerando que el pueblo haitiano, 6 sean sus mandatarios, al em-
prender contra nosotros una guerra tan injusta como escandalosa, ha hollado to-
dos los principios y'desconocido nuestros derechos, aprisionando y tratando

(5) Esta carta, escrita bajo una impression tan aventurada como premature, pues
El Maniel lejos de haber caido en poder de los haitianos, como se supone en ella,
fuM defendido her6icamente por el general Duverg6 el dia 30 de abril, como lo indi-
ca el document nfimero XV, demuestra: primero, la poca f6 que tenia el gene-
ral Santana en el triunfo de la causa national despues del abandon de Azua; se-
gundo: que habia tenido no solamente conocimiento, sino participation en los pla-
nes relacionados con el proyecto de anexion 6 protectorado frances; y tercero: que
]a idea del golpe de estado del 12 de julio germin6 desde mui temprano en su cabe-
za, coma se revela por el sentido del document nfmero XII, el cual puede consi-
derarse como precursor de acontecimiuntos agents A las operaciones militarse
que se realizaban.








-16-
cruelmente i nuestros parlamentarios por la parte del Norte, A nuestros sacer-
dotes. 6 algunos de nuestros contiudadanos, mujeres y ninos, manteni6ndolos en
dura prison sin darles los alimentos necesarios para sosrener la vida, afiadiendo
asi nuevas injusticias A las muchisimas que han dado margen a nuestra separa-
cion.-Considerando que por la naturaleza, los derechos de un invadido son i-
guales a los del invasor, y que cuando un pueblo 6 nation niega a otro lo que
le pertenece, no le queda oiro recurso al ofendido que apoyar su manifestation
con la fuerza; y coio de los haitianos no debeinos esperar otra justicia que la
que obtengamos con las armas en la mano, por su injusta conduct anterior, por
su agresion actual, por sus p6rfilos manejos, por la devastalion, incendios, pi-
llajes y asesinatos que han ejercido en nuestros campos y pollados por donde
han pasado, sobre personas indefcnsas; todo lo cual nos dai un doble derecho pa-
ra resistir 6 morir priln'ro que somneternos a somejanto gobierno Por todos es-
tcs motives henos decretad lo quie signe.-Articulo o1 Doclaramos solemne-
mente y on toda forma, g ierra abierta, por mar y por tierra, A la nation hai-
tiana, cono dainina y ennmiga.-Auitorizamos i nuestros conciudadanos, y 6 los
que se unan ti nosotros, para hostilizarlos; y como injustos agresores, ellos se-
ran responsables ante Dios y el mundo de los males y horrors que traen con-
sigo la guerra, la sangre hunana vertida, la disolucion de las families, la rapi-
nia, las violencia~, la destruction, los incendios; todo serA obra suya y consecuen-
cia de su criminal conduct -Articulo 29 No habrAi paz, ni transaccion alguna
de nuestra part, mientras el enemigo ocupe nuestro territorio, demarcado bajo
de sus antiguos linites; y mic'iltras no reconozca nuestros derechos, la separa-
cion que hemos proclamado, y que la Repdblica Dominicana es un estado libre
y soberano.- Articulo ;9i La guerra ser: tal como so nos haga, regular 6
irregular, resueltos todos i pcrecr' prilnero que volver :i so)ortar el pesado yu-
go de un gobierno cruel; y no omitiremnos todas las represalias que exijan las
circunstancias.- Articulo 49 Los Espaioles dominicanos que permanezean con
los haitianos adlhrilos :i su casa, y ique sean cojidos con las anmas on las ma-
nos, ser:in tratadlos lo misino (q)e si fu' s(en haitianos y onemigos.- El present
decreto serA im'inprso publicad( y ejeuttado en todo el territorio de la Rep6bli-
ca Doiniicana.- Santo Domiingo, 19) de abril de 1S4-- y 19 de la Patria.- El
president de la Junta, Bobadilla; el vice-presidente, Manuel Jimenes; Camine-
ro, Echavarria, Carlos Moreno, !Dlorve, Valverde, J. Tomas Medrano, Juan
P. Duarte.-El Secretario de la Junta, Silvano Pujol.

XI.

Dios, Patria y Libertad.-Reptiblica Dominicana.-Santo Domingo y A-
bril 23 de 1 44, y 19 de la Patria.-La Junta Central Gu.bernativa.-Al Pue-
blo y al Ejerrito.-Dominicanos: La victoria nos acompaia por todas parties:
por todas parties nuestras armas infunden el terror I nuestros enemigos, y ma-
nitiestan claramente a los tiranos crueles de nuestra Patria, que no tan solo
nos es dable lidiar ventajosamente con ellos en el campo de batalla, sino que
tambien podemos vengar en el porvenir los males de nuestra infeliz suerte pa-
sada. Si, dominicanos: la tumba que su maquiavelismo, su ambicion insacia-
ble, y el conjunto horroroso que sus desordenados vicios nos preparaban, ser-
virA para ellos mismos, si tuviesen la ciega locura de pretender doblegarnos
nuevamente al yugo infame y vil que con tanto valor y constancia hemos sa-
cudido, al favor de la justicia de nuestra causa y del Omnipotente que la prote-
je.-Nuestras armas vencedoras en las orillas del Guayubin, y del caudaloso








-17-
Yaque, han repelido completamente A los forajidos soldados del Norte.-Ven-
cedoras tambion en el infortunado pueblo de Azna, han admirado al ej6rcito
del Sud, y le han, seguramente, desconccrtado al igual de su Prresidente. Al
corriente, poco mas 6 menos, de las fuerias stiles que los haitianos podian te-
ner en el puerto de Azua, resolvinos armnar algunos buques y former la espe-
dicion maritima que inarch6 sobre ol(llos con el objeto de atacarlos, y las playas
del Tortuguero se han inmortalizado con la victoria que obtuvieron nuestras go-
letas La Seljaracion Dominicana y La. Mariat Chica.-El 13 per la noche sa-
lieron nuestros buques de Agua de !a Estancia, y el 14 al amanecer divisaron
fondeadas en el Tortuguero, un bergantin, una goleta y una balandra A la vela
y que parecia venir al puerto A traer viveres A los enemigos. Al instant em-
prendieron nuestras fuerzas sutilus march sobre ellos, y al anochecer, habi6n-
dola perdido de vista por su lijereza y la dist.ancia on( que so hallaba, supusie-
ron que se habia aproximalo :i tierra y bajado sus vults. Volvicron los nues-
tros ( fondear A Ocoa, y lahs ocho del dia siguicntc, es dceir, el 15, se hicie-
ron 6 la vela de nuevo, y A las once del dia avistaroni n el nisnmo puerto de
Azua el mismo bergantin, la nisma goleta y la balandra que el 14 en la noche
se les habia escapade. Se aproximaron al puerto, a tire de caton, tremolando
el pabellon Dominicano, y el bergantin se hizo i la vela para entrar en combat;
pero fu6 tan active el fuego de cation de la goleta "La Separacion Dominica-
na," que le oblig6 A barar en tierra, en un lugar donde probablewente no sal-
dri jamis.-Las trincheras que nuestros enemigos tenian en tierra con algu-
nos cafiones, tiraron sobre nuestros buques un fuego vivo, pero afortunadamen-
te, no hemos tenido ni un muerto, ni un herido.-La goleta "La Separacion
Dominicana," junto con la "'Maria Chica, dirijiendo sus bordadas sobre tierra
hicieron con much viveza fuego A ios enemigos con bala y metralla, y ei
probable que haya habido en ellos una portion de muertos y heridos, y los do
buques que quedaban en el puerto bararon corca de tierra.-Los nuestros, des
pues de tres horas de combat, se retiraron A la B:ocan de la Caldera, donde es
peraban ordenos del Jeneral en gefe del ejdruito del Sud, Pedro Santana, par
maniobrar do nuevo sobre los enemigos.-Tal ha sido el resultado del prime
encuentro por la mar; y como nuestra causa es just y acepta a los ojos di
Senor, 61 nos proteje, y el triunfo complete sobre nuestros opresores, es indi
dable. El Presidente de la Junta, Bobadilla.-Vice-presidente, Manual Jim,
nes.-Caminero, Echavarria, Delorve, Carlos Moreno, Manuel Maria Valverd
J. TomAs Medrano.-El Secretario,-S. Pajol.
XII.
Bani y Abril 30 de 1844.-Ciudadano Tomas Bobadilla, Santo Domingo.
Mui senior mio y amigo: Me seria impossible decir A V. por medio de la pluI
todo lo que quisiera, pues creo que solo pudiondo tener una entrevista con
cuando menos de una hora, podria desahogarme; pero en la hip6tesis de no I
demos comunicar, envio cerca do Ud. al teniente coronel Manuel Cabral, el c
le informard por extenso y pondra al corriente de todo. Yo espero que V.
instruirA en todo aquello que sea necesario, para saber dirijirme en las circu
tancias prosentes, hablindole con la misma confianza que pudiera hacerlo c
migo.--Saldo A V. muy afectuosamente.-Pedro Santana.

XIII.
Bant y Mayo 2 de 1844.-Ciudadano Tomas Bobadilla, Santo Dominge
Mui senior mio y amigo: Persuadido en que el teniente coronel Manuel Ca








-18-
halbi pupsto A V. al corriente de todo, omito decir A V. otra cosa que lo siguien-
te.-Se hace de necesidad el que V. haga salir tropas para este canton. Vea si
es possible proporcionarnos algunos fusiles, hacer salir lo mas pronto possible
La Leonor, y que haga venir mas lanzas, que ya todas las que me mand6 las
he repartido y me queda gente desarmada. Para todo lo demas que le tengo
dicho deseo que me informed V. por extenso.-Yo extrafio bastante que 6, esta
fecha no me hayan llegado las tropas que hace quince dias se me est' anuncian-
do su march; y que tanto he dicho se necesitan para reforzar los puntos.-Los
haitianos atacan con vigor y se necesita de gente para resistirlos; con que diga-
me V. si debo esperarlas 6 no, para saber dirijirme.-Saludo a V. en la patria.
-Pedro Santana.
XIV.

Dios, Patria y Libertad.-Repdblica Dominicana.-La Junta Central Gu-
bernativa.-Al pueblo y al ejdrcito.-En esta fecha hemos recibido notas ofi-
ciales del general Vazques, comandante de armas del departamento de La Vega,
y del corregidor municipal de aquella ciudad, trasmiti6ndonos la que diriji6 de
Dajabon el encargado de aquel puesto, Etanislao Rodriguez, su techa 17 del
pasado, anunciando que en aquella fecha se habian recibido alli una proclama y
un manifiesto, anunciando que la part del Norte se declaraba dividida de la
del Sur; que nuestros prisioneros habian sido puestos en libertad; y que las au-
toridades que estaban A la cabeza de aquel pronunciamiento debian enviar di-
putados A esta capital para proponer tratados de alianza y de paz, y para que
sus prisioneros les fuesen entregados.-No hemos querido perder tiempo en
darle publicidad A este acontecimiento que, junto con lo que sabemos positiva-
mente de la revolution que estall6 en Los Cayos en favor de la constitution que
el general Riviere ha violado disliviendo la Asamblea Constituyente y dando
6rden para que sus miembros fuesen conducidos como soldados al ej6rcito, ase-
guran para siempre la caida de ese monstruo ambicioso y egoista, que con fal-
sas promesas engaii6 a los pueblos y los quiso precipitar en un abismo.-Domi-
nicanos: vosotros tendreis la gloria de haber sido los primeros que levantAsteis
la cabeza contra ese tirano: vuestra conduct se trasmitira A la posteridad Ilena
de honor y de gloria.-iViva la Religion! iViva la Patria! iViva la Libertad!
-Santo Domingo 5 de mayo de 1844 y 19 de la Patria.-El Presidente de la
Junta, Bobadilla.- El vice-presidente, Manuel Jimenez.-Caminero, Echava-
rria, C. Moreno, Valverde, J. Tomas Medrano, J. P. Duarte. El Secretario,
S. Pujol.
XV.

Dios, Patria y Libertad, Repdblica Domminicana.-Cuartel General de Bani
y Mayo 5 de 1844, ailo 19-Pedro Santana, general de division y comandante
en gefe del ej6rcito expedicionario en la frontera del Sud.-Al ciudadano To-
mas Bobadilla, president de la Junta Central Gubernativa.-Compafiero y a-
migo: Noticio a V. que estamos en pacifica posesion del Maniel; que el enemi-
go se retire de ali en desbrden; esta repuesto el canton en El Portezuelo; hay
una avanzada en Cafiada Cimarrona; y una fuerte guarnicion en el camino de
La China. Con todas estas precauciones y el descalabro que sufri6 el enemigo
en su empresa sobre estos puntos, creo impossible repitan sus ataques, pues de-
ben star desengafiados de lo dificil que les es posesionarse de El Maniel, tanto
por lo inaccesible del mismo sitio, cuanto por la energia con que estA defendi-
do.-El portador de esta, coronel Alfau, le darA & V. mas amplios detalles sobre
la material. El pasa A Santo Domingo con licencia por tres dias 4 ver su fami-










-19-
lia, y espero que despues de este t6rmino me lo haga V. marchar para este can-
ton, como igualmente al capitan Abad, su hermano, y al comandante Pedro Pi-
na, si6ndome estos tres oficiales de toda necesidad aqui.-En el ataque de El
Maniel se hizo un prisionero herido en una rodilla que me ha sido presentado
ayer. Por 1l he sabido el estado y disposiciones del enemigo en Azua. El Pre-
sidente Riviere, a pesar de los inconvenientes y representaciones de los suyos,
no desiste de su march sobre nosotros; y segun me asegura este prisionero, so-
lo espera los buques de que Vds. me hablan. Nosotros debemos oponerle una
resistencia vigorosa; por consiguiente, estAn Vds. en la necesidad de hacer mar-
char este canton cuantas tropas puedan reunir, A fin de no arriesgar la accion
y destruirlo de una vez si se decidiere A acometernos.-Deme V. cuantas noti-
cias pueda sobre el verdadero estado de las cosas, tanto en el interior como en
el exterior, para saberme gobernar con acierto. Por esta misma occasion escribo
a, mi hermano dici6ndole lo mismo. Vds. se comunicarin como siempre para
marchar de acuerdo en lo que debemos obrar; pero ya creo de necesidad que
Vds. no me dejen ignorar nada, tenicndome al corriente de todas las circuns-
tancias que puedan ocurrir, para que mi cooperation a la perfection de la obra
que nos hemos propuesto construir sea just y acertada. En la carta de mi her-
mano marco algunas necesidades del ejtrcito que me son indispensables. Coo-
pere V. a que se me envien estos socorros y a la celeridad en el despacho
de los buques que aun no veo llegar y que son indispensables para el aumento
de nuestras fuerzas sutiles, y ponernos definitivamente, tanto por mar como por
tierra, en estado de ofender al enemigo.-Acaba de Ilegar La Lconor de antes
y el San Jose actual. Agiten la venida de los demas buques que Vds. me anun-
cian.-Saludo 6 Vds. en la patria.-Pedro Santana.

XVI.
Dios, Patria y Libertad.-Repdblica Dominicana.-Cuartel General de Bani
y Mayo 9 de 1844 y 1?-Pedro Santana, general de division y comandante en
gefe del ej6rcito expedieionario en la frontera del Sud.-Al ciudadano Tomas
Bobadilla, president de la Junta Gubernativa.-Querido compatriota: En esta
fecha y en esta hora, que son las nueve de la noche, escribo 4 la Junta noti-
ciindole haber sabido por dos individuos que fugaron anoche de Azua en la
confusion del fuego y de la evacuation, star este pueblo evacuado de las tro-
pas haitianas y de su president, habiendolo antes entregado (i las llamas y lle-
v6ndose entire sus filas a los individuos y families espaiiolas que se encontraban
en el pueblo y no pudieron fugar. El incendio se me asegura fu6 hecho por las
tropas en estado de insurreccion para obligar 6 Riviere A rctirarse. Pido 6rde-
nes sobre lo que debo de obrar; y si como es probable, debemos marchar al so-
corro de esas poblaciones y asegurarnos de nucstro tcrritorio, se hace indis-
pensable que se me envien viveres con que mantenernos en Azua, donde no
encontraremos nada; fusiles en el mayor n6inero que puedan, pues de Azua
para abajo nos serviran de poco las lanzas; tropa con que reforzar la armada y
caballos, pues la caballeria me es indispensable: en fin, yo cuento con que V.
se pondra de acuerdo con mi hermano para dar disposiciones prointas y efica-
ces para ponerme en media de obrar con la celeridad que se require en igua-
les casos.-Saludo a V. afectuosamente.--Pedro Santana. (6)

(6) Destituido de la presidencia el general Herard por una revolution quc
estall en Puerto Principe el 3 de mayo, y quo le did por sucesor al general Guer-
rier, se vi6 en el caso de levantar sus reales de Azua el dia 7, reduciendo a ceni-









-20-


XVII.
Dios, Patria y Libertad.-Repiblica Dominicana.-Cuartel General en
Bani A 10 de Mayo de 1844.-Pedro Santana, general de division y comandan-
dante en gefe del ej6rcito expedicionario en la frontera del Sud.-Al ciudadano
TomAs Bobadilla, president de la Junta Central Gnbernativa de la Rep6blica
Dominicana, en Santo Domingo.-Compatriota y amigo: En este memento aca-
ban de Ilegar las reses que Vdes. me envian, y es lo tinico que tengo que dar-
le a la tropa mafiana, habiendo tenido hoy que pedir cien pesos prestados para
completar las raciones que hace dias se los esta dando en dinero a razon de un
real diario cada hombre, porque ni tenia viveres ni came; por consiguiente, me
parece ocioso reiterarle 6 V. lo que le digo en mi carta de anoche sobre la ne-
cesidad de ser socorrido, cuando de mi hermano y de V. es que lo espero todo,
para no verme en mayors embarazos.-La goleta General Sanitana aparecio
anoche. Segun noticias que he recibido hoi del conandante, la goleta que tenian
los haitianos en Tortuguero y el bergantin goleta que se decia perdido, se ban ido
lo mismo que el balandro que acompaniaba A estos buques. Estoi poco satisfe-
cho de la irresolucion del comandante Cambiaso en esta occasion, y sentiria mu-
cho que 61 no respond 6 la confianza que hemos hecho de 61. Le he escrito
desaprobando su conduct y espero que se animar6 para proceder con mas ac-
tividad y mas resolucion.-Saludo a V. en la patria.-Pedro Santana,
XVIII.
Dios, Patria y Libertad.-RepRpblica Dominicana.-Santo Domingo 15 de
mayo de 1844.-La Junta Central Gubornativa al general Juan Pablo Duarte,
comaudante del Departamento de Santo Domingo.-Compafiero y amigo: He-
mos recibido la carta de V., focha del 10 del present, en que maniliesta el
deseo de ir A Santiago a prestar sus servicios a la patria en la expedition que
debe salir de ese lugar para San Juan y los demas pueblos de esa part, por el
camino de Constanza.-El Gobierno dA 6 V. las gracias por este ofrecimiento
patri6tico; y creyendo sus servicios en este Departamento mas Mitiles, espera
que V. continue en su puesto en el ejercicio de las funciones que se le han con-
fiado.-Saludamos A V. afectuosamente.-El president, Bobadilla.-Echavar-
ria, Jos M. Medrano, C6rlos Moreno, Valveide, Jimenes.-El secretario, S.
Pujol. (7)

zas la poblacion; suerte que le cupo tambien A todas as s emas poblaciones fronte-
rizas que estaban ocupadas por su ejercito. Entre los prisioneros que so llev6 se
encontraban el presbitero Ramon Pichardo, el sefor Lucas Gibbes y el valieute Fran-
cisco Pimentel, que tanto se distingui6 despucs on Cacilman.
(7) Preocupada la Junta Central Gulernativa con la inaccion del ejdrcito del
Sud, acamipado "A la defensive en Bani desde el 20 de niarzo, proyect6 al ver que las
tropas del Norte habian acosado al enemigo liasta las fiouteras, que contribuyncraiin
la redencion de los pueblos allende el Via, destacando de su seno una column que
cayera por Coustanza sobre el valle de La Maguana y atacara por retaguardia A los
invasores, operation que ofreciu realizar el general Duarte, pero que el gobierno crey6
convenient dejar A, cargo del gueral Mella, quien avisando oportunamente al general
Santana, despach6 por C'lij,... 1.j algunas fuerzas al mando del coniandante Durtin,
que aunque Ilegaron tarde A San Juan para hostilizar al enemigo que iba ya en
retirada, Ilegaron A tiempo de proteger la ocupacion de Azua por el comandante An-
tonio Duverg6 y el contra pronunciamiento de Neiva por Tavera. Esto se desprende
del contenido de los documents senalados del nuinero XVII al nilmero XXI in-
clusives.










-21-
XIX.

Dios, Patria y Libertad.-Republica l)oiniicana.-Cnartel General de
Bani a 16 do Mayo de 1844.-Pedro Santana, general de division y comandan-
te en gefe del ejrcito del Sud.-Al ciuandadno Tomas Bobadilla, president de
la Junta Central Gabernativa de la Repilblica Dominicana.-Hermano y ami-
go: He recibido earta del general Ramion Mella, del 7 de los corrientes, anun-
ciandone que por el 12 saldrian las troops de La Vega sobre Chinguela, de
donde me avisaria para ponernos de aeuerdo en el dia que debiamos marchar
sobre A zua; y cuya carta creo me escribim sin conocimiento de la retirada del
ejdrcito enemigo de Azna. Yo pens6 contestarle por El Maniel, considerando
hoi sus tropas en Chinguela; pero he salido per Mr. Jaime Vidal que lleg6 ayer
despues de mi salida de Santo Domingo, y Ie escribo directanento i esa ciudad
dici6ndole que entree dos 6 tres dias marcho sobre Azua para de alli obrar se-
gun lo exijan las circunstancias, pues l:ata aliora nada s6 de San Juan.-Esta
tarde he recibido juralento que hacen Inestros compatriotas de Neiva, ante
Dios y los hombres, de sacriticar sus vidas y bienes en defense de la Repdblica
Dominicana, notlci:indoie el ciudadano Fcrnando Tavera, que fie herido por
Mr. Brouat en el ataque de Las Cabezas de las Marias, y que es el que me
dirije este acto, haber onarbolado nuestra bandera en compafiia de today la po-
blacion, y que todos estin prontos a sostenerla. -Inmodiatamento har6 marchar
tropas subre ese pueblo para sostenerlo; y mi oejrcito no dilatar4l en star en
Azua, solo el tiempo necesario a que se nc devuelva la Maria Chica que des-
pacho esta Inisma nocle parra Santo Domingo on busca de harina, porque me
encuentro aqui sin un barril y no me atrevo A sali sin provisions para un lu-
gar donde nada hay. Interosese V. cIn Minra en que se me despaclie pronto,
y aunque yo le digo Ai Miiira que me mande el bIque directamente a Tortugue-
ro, b)enoi ser6 que arrive ;i este puerto d< l Agua de la Estancia, para que me
avise y liacerlo continuar inmediatamelite, porque yo no me nmuvo de aqui in-
ter no tonga con que racionar mi gente en Azu;.--Le estimare : V. quo me
haga inmcdiatamente vouir A este canton al cindadano Juan Volta, pues ne-
cesito aqui de sus facultades. Debidndomlt lievar A Pifieiro con el ejercito, ne-
cesito dejar nno con Remigio del Castillo v otros heridos y enfermos que tengo,
A quienes debo dejar atendidos, y si me foure possible enviarlos A Santo Domin-
go por mar, deberi hiabor ijiien los socorra y atienda en la remontada. Obre
V. con celeridad en tolas estas medis lara'I lU" contrilbuya a ponerme expe-
dito cuanto antes t marchar 4 Ilenar ni vision y los debercs quo me tengo im-
puestos.-Saludo ai V. en la patria.-Pedro Santana.

XX.

Dios, Patria y Libertad. -Rocpblica )Doiniciiana.-Cuartel General de
Bani, a I 8 de mayo do 1 844. -Pedro Santana, general de division v comandan-
te en gefe del ejercito cspedicionario en la frontera del Sud.- ( iudadlnno To-
mas IRobadilla, president de la Junia central l (Ilyl.rnativa.---( 'omailero y
amigo: Por notas oftic(.i;(l. fechas 1I y MI' del corriente, dirijidas do San Juan
por el comandante Jos6 I)ur:in, que se hallaba en Chiiigucla y marcho sobre cl
valle, he venido en conocimiento, segun part que le dirijicron a dicho coman-
dante de Las Matas, que los enemigos se reunian en Ranclo Mateo con animo
de marchar sobre 61 y Las Matas. y halliindose desprovisto do municiones, ar-
mas y gente, ocurria a imi para que lo reforzara y dispusiera do modo que pu-









-22-
diese resistirlos antes que lo atacaran. Yo inmediatamente di 6rden al coman-
dante Manuel Mora, por medio de un expreso, el cual marchaba ya con su re-
gimiento sobre Neiva por igual solicited hecha por el comandante Fernando
Tavera, para que en lugar de dirijirse a dicho punto lo hiciera sobre San Juan.
Mando a su lado A los seiiores coroncles Mauucl de RuC la Mota y Felipe Alfau,
los que estoi cierto obrarAn con la prudencia que exigen las circunstancias, y
me pondrAn al corriente de todo.-Yo he tonido necesidad para no demorar
mas la salida del ej6rcito sobre esos pueblos, de verlos marchar racionados dni-
camente de came, por no hallarse en todo esto ni tener modo de hacerlo de
viveres; y asi dejo A la consideration de V. lo indispensable que se hace el
proveerme de municiones y viveres, armas y dinero, para poder yo hacerlo con
los habitantes de esos pueblos que so hallan ya reunidos A nosotros, exiji6ndo-
me socorro por hallarse del todo inhabiles para poder defenders en caso de ser
atacados; y ya sabe V. que yo soi el que debo proporcionArselos, habiendo de-
jado destruido Riviere, en su retirada, todos esos pueblos. Tambien creo sera
necesario tener dispuestas las tropas armadas que se encuentren en esa para en
caso de necesidad y que yo avise por medio de nuestros buques, me las em-
barque y vengan a reunirse conmigo, prefiriendo para esto A los africanos y de-
mas tropas que no sean de los seibanos. (8) Tambien le participo quo Riviere a
su retirada se llev6 todas las municiones que habia en dichos pueblos. V. deberA
tener la mayor vijilancia con el official Bernabd Guante hasta que se verifique
lo que asegura de la llegada de nuestras press que estaban A bordo del vapor
y marchaban para Santo Domingo.-Yo me hallo en la mayor intranquilidad
por no estar ya A esta hora al lado de los habitantes de los pueblos de San
Juan y Neiva, que tanto aclaman por mi; habidndomelo impedido hasta ahora
las causes y motives arriba indicados, y asi, reitero A V. me envie A la mayor
brevedad todo lo exijido para poder marchar, y que esta falta que ocasiona mi
demora no lo sea de un contratiempo en la march que Ileva nuestra causa.--
Saludo A V. afectuosamente en la patria.-Pedro Santana.

XXI.

Dios, Patria y Libertad.-Repdblica Dominicana.-Cuartel General en
Bani y mayo 20 de 1844 y 19 de la Patria.-Pedro Santana, general de divi-
sion y comandante en gefe del ejercito espcdicionario on las fronteras del Sud.
Al ciudadano Tomas Bobadilla, president de la Junta Central Gubernativa.-
Companero y amigo: En este moment, siendo las 8 de la noche, acabo de re-
cibir un oficio del comandante Antonio Duverge, de Azua, fecha de ayer, en
que me dice haber recibido una nota dil comandante Fernando Tavera, fecha
19, de Neiva, el que le dice y encarga con particularidad ponga en mi conoci-
miento inmediatamente, que la gene que comanda se encuentra toda desarma-
da, causa porque sinembargo de hallarse con un gran n6mero de hombres reu-
nidos, no le ha sido possible continuar su march en persecution del enemigo,
costandole detenerse en Neiva en donde espera A la mayor brevedad se le auxi-
lie con municiones y armas de toda clase, en particular de tuego, pues absolu-
tamente tiene ningunas.-A continuation me dice el comandante Duverg6 ha-

(8) Los africanos de (que se trata en esta comunicacion, no son sino los veci-
nos de Monte Grande, entire los cuales quedaban a la sazon muchos de origen congo,
que hacian part de varias colnpanias de militia que se organizaron en esa section
y de las que fu6 gefe hasta 1849, en que lo expatriaron, el valiente comandante
Santiago LBazora.










-23-
ber pasado revista ayer en Azua a 356 hombres que se le han reunido de los
naturales de dicho lugar; los cuales se encuentran, si es possible, en peor condi-
cion que los del comandanto Tavera, de armas y municiones, no teniendo un
solo fusil por haberlos desarmado el enemigo en su retirada; y en esta virtud
estimar6 6 V. que A la mayor brevedad me remita todos los fusiles, lanzas, sa-
bles y municiones que pueda, para tener con que proveer sin p6rdida de tiempo
todas esas tropas, que sin ellas nos son mas embarazosas que titiles; y ya v6
V. que me es indispensable tender A todas las necesidades y socorros que pi-
dan esos pueblos, pues sabenios que todavia se hallan los haitianos en nuestro
territorio, y asi espero que V. totie el mayor interest en que se me remitan as
municiones y armas que le pido.-Saludo 6 V. en la patria.-Pedro Santana.

XXII.

Extracto del disnurso pronunciado por el ciudadano Tomas Bobadilla ante
el Congress Constituyente de San Crist6bal, en la tarde del 26 de setiembre
de 1844.-Nuestras armas vencedoras han legado por las fronteras del Norte y
Sud hasta nuestros antignos limits, pues aunque los enemigos ocupan unica-
mente las poblaciones de Las Caobas, Hincha, San Miguel y San Rafael, siendo
estos habitantes en general haitianos, y los gobiernos de Puerto Principe y del
Norte habiendo solicitado una suspension de armas hasta que se mandasen en-
viados con quien entrar en tratados, nosotros hemos querido ser bastantes ge-
nerosos y economizar la sangre humana, hasta ver si se realizan sus promesas;
entire tanto conservamos una actitud military para volver 6 abrir la campafia
inmediatamente que la necesidad lo exija: nos hemos proveido de fusiles en gran
cantidad y de otros elements de guerra. (9)

XXIII.
Extracto de la comunicacion dirijida por el president Santana al presi-
dente de la Reptiblica Haitiana el 24 de diciembre de 1844.-Despues de la
horrorosa desvastacion que produjo la impolitica, injusta, y tiranica invasion
de Riviere, cuando me preparaba & inarchar con fuerzas suficientes para pose-
sionarme A today costa de nuestros antiguos limits, recibi en Las Matas los emi-
sarios de V. que me hicieron concebir, pero en vano, la esperanza de que eri-
jiendo un triunfo d la razon, se evitarian la efusion de sangre con los horrores
de la guerra, y se arreglarian de un modo convenient los derechos respectivos,
como no hemos reusado hacerlo en las mas encrespadas circunstancias, porque
los intereses de ambos pueblos, sus antiguas relaciones, su bien estar, su estabi-

(9) Nuestras avanzadas Ilegaron siempre durante la guerra: en la parte del
Norte, hasta el rio Dajabon; y en la del Sur: del lado de B-inica hasta el pueblo; del de
Las Matas, hasta El Puerto y Rancho Mateo; del lado de El Cercado hasta mas alli
Hondo Valle; y del ]ado de la costa: por Las )Damas las trincheras estaban en Las
Baitoas, pero las descubiertas iban sin dificlltad hasta La Florida, Arroyo Blanco
y Jimanu; por Neiva las trincheras estaban del lado acA de La Descubierta, pero las
avanzadas iban hasta la La'una del Fondo. Las avanzadas nuestras de La Caleta su-
bian la Loina de Los Pinos 6 iban francas hasta Toussaint. Los haitianos estaban
de Gobl para abajo, y tenian sus cuarteles generals en Las Caobas, Biassou y
Ouanaminthe; de snerte que el territriio doninicano que ocupan hoi no lo poseen
en virtud del derecho de la guerra, sino que se lo han ido usurpando A la sombra
de nuestras discordias civiles, que encrudeciendo las pasiones han debilitado el sen-
timiento national y enfriado el calor patri6tico que nos legaron nuestros antecesores.










-24-
lidad, su conservation y el interest supremo del g6nero human, todo indica que
las medidas saves, francas y leales, deben preferirse a los medios fuertes y
rigorosos, A menos que no so pienso haccr del pais un espacioso desierto, sem-
brado de ruinas y horrores, alejando today especie de civilization y de idea be-
n6fica; pero yo veo con pena que las hostilidades siguen, que la invasion per-
manece, pues que parte de nuestros limits aun no estJn desocupados, y que
ciertas ideas de reserve, ciertos manejos, y ciertas amonazas, alejan de nosotros
la paz y la conflanza.-Como yo no quiero responder al mundo de los males
que en lo sucesivo puedan acaecer entree aimbo- pueblos, me hago un debor de
poner en evidencia mi conduct franca y ieal, y la noble resolution de mis com-
patriotas de morir primero que dejarse subyug;r, 6 dejar do existir como esta-
do libre, independionte y soberano; cuyo hocho es consumado definitivamente
de una manera irrevocable, y que at paso que estamos siempre preparados para
reclamar y defender con vigor y energia rAiestros dorechos y los principios quo
hemos proclamado, puestos en posesion de nuestro territorio per sus limits co-
nocidos, ni pretendemos lo injusto, ni provocamos la guerra, ni nos complace-
mos con los males que de ordinario la acompafian.-V. es, Presidente, dema-
siado capaz para penetrarse de nuestra justicia en toda su extension, y V. esta
llamado A dar ia mundo civilizal-o un te.,timonio heroico de imparcialidad, de
sentimientos sublimes y do amor Ai su pais, que Ie valdraW la consideration y el
aprecio de las naciones cultas que le observan y contemplan.
XXIV.

Dios, Patria y Libertad.-Repuil)ica Dominicana.--Pedro Santana, Presi-
dente de la Repiblica. -Aunque el Gobierno no juzg6 necesario distraer las
multiplicadas atenciones do prefo'rente in eres de la imprenta national, para dar
al pthlico el part de ; de Dicieim lcel afi, vcnecio, del general de brigada
A. Ducerg6, sobre la toma el 4- del mi ino d.'l fo crte del 'aceiman, construido
por los enemigos sobre los limits, entire la d,,s piblciones de Caobas y las Ma-
tas de Farfan; debiondo ilustrar la opinion p1i'lica, : fin de prevenirla contra
las fabulas que hacen circular por todas parties nuestros enemigol, y sus parti-
darios, en las colonies vecinas, he tenido por convenient dar publicidad i ese
documeNti, que en 1o portinente dice asi:

)Dios, Patria y Libertad.-Repiblica Dominiiicana.-Cuartel General de Las Ma-
tas, 6 de Diciembre de 1844 y 1? do la P atria.- Antonio Duverge, general de Brigada
comandante de la Provincia de Compostela de Azua y provisionahnente encargado del
ejercito espedicionario en la frontera del Sud.-Al jenural Pedro Santana, Presidente
de la Repfiblica.-Respetable Presidente.-Doi conocimiento A V. como me resolvi A
quitar al enemigo una fortaleza en que encerraba todas sus provisions, para lo cual
nombr6 una fuerza como de ciento cincuenta hombles do infanteria y setenta de caba-
lleria; y poni6ndomne A su cabeza, marcliamos sobre el uInar nomnbrado "El Cacinian,"
done estaba la principal fuerza de Las OCobas, conmo lh.ve al fin de sn territorio. (o-
nocf & mi llegada que era de todai necosidad el tomar aiquel punto, asi por su excelente
situation, como por el modo con que estabal fortiticado, amurallado t(o d su circuit,
sin mas entrada que tries pequeflas portafiolas que solo permitian In entrada A un hom-
bre A la vez; pero conliado en la justicia de la causa que defendemos y en los valientes
que me rodeaban, dispose dividirlos en tries columnas para atacar el fuerte por tres
puntos diferentes. Coimenzo el fiuego por todos tres, pero resistido vigorosamente por
los enemigos, estubo indecia la v victoria de diez A doce nlinutos; mas al fin los bravos
militares, mezclando con el ruido de sus tiros los vivas A la patria y A nunstro presi-
dente Santana, redoblaron su ardor, y acoimetieron a niontar al fuerte, lo que visto por
mi, orden6 el asalto, A cuya voz volaron los valientes y se apoderaron del espaldon de







-25-
la trinchera. Al mismo tiempo los enemigos saltaron los muros precipitdndose A una
profunda. cafiada, y al cabo de veinte y cinco 6 treinta minutes se vi6 tremolar sobre
dicha fortaleza el pabellon de la cruz blanca. En esta accion se distingui6 el tercer
batallon Azuano, y aunque perdimos dos de los nuestros, el uno official de mi Estado
Mayor, y el otro que lo era de la tercera compafia del tercer batallon de Azua, y ocho
6 nueve heridos, pero no de muerte, la p6rdida del enemigo fu6 por lo menos triple.
Como a las cuatro de la tarde orden6 al comandante Juan Evangelista Batista, y al
teniente Jos6 Soto, que quedasen con la infanteria de guarnicion, y hasta la fecha no
ha ocurrido novedad."

Dominicanos: esta es la historic verdadera de lo acaecido el 4 de Diciem-
bre, para caer en nuestras manos el fuerte de Cacimdn: tenemos, es verdad,
una suspension de armas pedida por los enemigos, pero esa fortaleza esta en
nuestro territorrio y estaba ocupada por una faccion que dice desconocer al
gobierno enemigo. Tributemos las debidas gracias A Dios que proteje visible-
mente nuestra causa y i los valientes que la efienden, y esperemos la conti-
nuacion de esos triunfos siempre que se present la ocasion.-Dado en el Pala-
cio Nacional de Santo Domingo, 9 de enero de 1845 y 2? de la Patria.-Pedro
Santana.
XXV.
Extracto del Mensajo dirijido por el president Santana al Cuerpo Lejis-
lativo el 8 de marzo de 1845.-Nuestras fronteras han sido constantemente
guarnecidas, no solo para evitar una invasion, sino para cortar toda comunica-
cion con los enemigos. Yo siguiendo siempre mis principios francos y leales,
he escrito directamente al president de la Reptblica Haitiana enviandole la
constitution del Estado y dindole a entender que puestos en posesion de nues-
tros limits y admitida nuestra separacion, los horrors de la guerra no me eran
agradables, por si hubiera sido possible atraer las cosas A un acomodamientojus-
to y racional, y en el interest bien entendido de ambos pueblos; pero el silence
ha sido siempre la 6nica respuesta a nuestras comunicaciones oficiales, por lo
que es de necesidad mantener nuestra actitud military y estar siempre prepara-
dos, como lo estamos, A la guerra.


I-`--ttt--~









SEGUNDA CAMPANA.



I.


Comendador.-Segundo ataque de Caciman.- Primero de El Puerto.-Las
Cahobas.-Hondovalle.-Los Pinos.- El Oreganal.-Tercer ataque de Caciman.
-Estrelleta.-Bcler.-Maluis 6 La Posa del Diablo.

Dies, Patria y Libertad.-Repdblica Dominicana.-Pedro Santana, Presi-
dente de la Repdblica.--En prueba de la especial protection que nuestra causa
recibe diariamente del Dios de los Ejercitos, dames al pdblico los parties oficia-
les que acabamos de recibir del general en gefe del ejdrcito espedicionario en
las fronteras del Sud.
Cuartel general de las Matas, 25 de marzo de 1845, afio 2? de la Patria (al la una
de la noche.)-Antonio I)uverg6, general de brigada, comandante de la Provincia de
Compostela de Azua y provisionalinoute encargado del ejercito espedicionario en la
frontera del Sud.-Al general de division Pedro Santana, Presidente de la Rep blica.
-Sefior Presidentc:-En este moment, que es la una de la noche, acabo de recibir
del coronel Gabino Puello, el parte que adjunto tengo el ionor de incluiros. En el
memento hice comunicar mis 6rdenes al comandante interino del batallon de Azua,
para que A la cabeza de su cuerpo marehase al socorro de dicho coronel; lo que fut ejo-
cutado en el instante.--Mi vijilacia es siempre la mnisma, y cnento partir A la prime-
ra sefial.-Tambien tengo cl honor dc aninuiaros !ue ayver sali6 el general Araujo A
explorer el campo, A fin do reconocer an cuerpo de caballeria lque de parte de los ene-
migos se encontraba en el lugar nombrado Voliewn: a esta fecha no he sabido aun
el resultado; os dare aviso posteriormente de lo que ocurra en el particular.-Inmedia-
tamente expedi 6rdenes para que condnzcaun mi cuartel general el cadaver del mencio-
nado Auguste Brouat.
Al general de brigada Antonio Duvergo.-Compatriota y amigo:-Esta noche i
las nueve la guardian avanzada del camino real, cunipliendo con las 6rdenes que le he
dado, habiendo sentido una persona A caballo, le tired, y el resultado ha sido haber herido
mortalmente al coronel Auguste Bronat; lo toncmos aqui, nada nos quiere confesar, do
suerte que yo necesito su presencia, igualineute de que me made refuerzo para poder
guarnecer los puntos.--Yo espero que al niomento que V. reciba esta, venga y made
tropas, pues en ultiml ha contesado que venia tomiar el pesto A la faerza -Saludo
A V. con el mayor respeto.-Firmado.-El coronel, G. Puello.-Puesto de Comcnda-
dor a 25 de Marzo de 1845. (10]
Dominicanos: el feliz exito de nuestras armas no puede compararse sino
con la obstinacion de nuestros enemigos. El mes de marzo esta sefialado por
el dedo de la Providencia para realizar nuestros triunfos.-Sin espiritu de ven-
ganza, y sin deseo de ver empapado el f6rtil suelo que con ansia reclama el su-
dor del laborioso agricultor, el Cielo es testigo de que el Gobierno Dominicano

(10) La muerte de Brouat, A quo se di6 con razon gran importancia, dict6 ai un
desconocido el siguiente Epitafio, mui aplaudido en las filas del ejercito:-Aqui yace
Augusto Brouat,-Bravo coronel haitiano,-A quien un dominicano-Le di6 muerte
singular.-Ufano quiso explorar-El campo, con gran cautela,-Mas la alerta centi-
nela-Una bala le estamp6; -Y con el tiro gan6 -Una buena charretera.







-27-
ha hecho cuanto estaba A su alcance para sufocar la hidra de la guerra; pero
por desgracia nuestros enemigos no saben apreciar nuestra conduct generosa,
y nos obligan todos los dias 6 alcanzar por medio de seialadas victorias nuevos
laureles en el campo del honor.-Domninicanos: confiemos en las bondades del
Todo-Poderoso y en la justicia de la santa causa que hemos abrazado. Jure-
mos de nuevo no deponer las armas hasta no arrojar las huestes enemigas de
nuestro territorio, y plantar la bandera de la cruz en nuestros limites.-;Viva
la Religion!--;Viva la patria!-iViva la Libertad!-;Vivan los defensores de
nuestra causa!-Santana.-Refrendado por el Secretario de Estado del Despa-
cho de Guerra y Marina, Jimenez.

II.

Dios, Patria y Libertad.-Reptblica Dorninicana.-Pedro Santana, Presi-
dente de la Repfblica.- En este moment, quo son las doce del dia, se ha recibi-
do del Sr. A. Duverge, general de division comandante de las fronteras del Sud,
y del Sr. Manuel Cabral Bernal, Secretario del Despacho del Interior y Policfa,
el parte siguiente:
Cuartel general del Caciman 17 de Junio de 1845, a las ocho de la noche.-Al
President de la Repdblica.-Sefior Presidente.--En conformidad del anuncio que di-
mos a V. en nuestra iltima carta, salimos ayer 16 del pueblo de Las Matas, pernocta-
mos en Comendador, y hoi dia de la fecha, entire 6 y 7 de la mafana, marchamos so-
bre el enemigo en tres columns, y centre 9 y 10 de la misma, habiendo Ilegado cada
una de las dichas A su respective puesto, dimos la serial de asalto, y despues de dos ho-
ras de una vigorosa resistencia do parte del enemigo, que se encontraba posesionado
en cuatro distintas trincheras que se sucedian tambien como de inaccesibles subidas,
fu6 plantado el pabellon do la Cruz Dominicana en todas ellas, en una complete victo-
ria de part delos nuestros y en que el enemigo fu6 derrotado completamente; debien-
do en cumplimiento de nuestro deber recomendar A V. al ej6rcito en general, porque
nos seria dificil decir con justicia quien se port6 mejor en esta accion.-No podemos en
este moment dar A V. noticia cierta del gran nuDmero de nmertos, porque estan pare-
ciendo mas y mas en los montes, donde el alcance del fuego fue sangriento. Le anun-
ciamos tencr en nuestro poder doce prisioneros de guerra, entire los cuales se encuen-
tran cuatro oficiales, un mddico y tres militares del regimiento 32; un official y un cabo
del regimiento 12; y dos oficiales de la guardia national de Puerto Principe. En con-
formidad de nuestra anterior carta, seguimos mariana para El Puerto; de alli daremos
A V. mejores detalles y noticias mas circunstanciadas. El general Alfau, con los ofi-
ciales que le acompafiaban, se encuentra en nuestra compafiia desde el sibado 14 a
las dos de la tarde, y nos ha acompaiiado en la accian de este dia.-Dios guard a V.
muchos afios.-A. Duverg6.-Cabral Bernal.
Dominicanos: la Divina Providencia, bajo cuya protection estd la santa
causa de nuestra just independencia, acaba de darnos una nueva prueba de
sus bondades. El 17 del corriente nuestras armas han alcanzado una sefalada
victoria sobre los enemigos: cuatro trincheras fueron atacadas a la vez y en
todas ellas el triunfo fu6 completo.-Todos los dominicanos tienen part en los
laureles cojidos en el campo del honor; unos ban expuesto sus vidas; otros han
contribuido con sus consejos y bienes; y otros con sus oraciones han aostenido
active el comercio de servicios ly gratitud que liga las criaturas al Criador: to-
dos pues, deben regocijarse con tan feliz acontecimiento, todos dar gracias al
autor de todo bien, todos tener gravados en sus corazones los nombres de los
valie'ntes que con tanto honor sostienen nuestros derechos, y todos rogar porque
llegue el feliz moment en que, desengaiiados los haitianos, reconozcan que
nuestra independencia es un hecho ya cumplido y perfect, resueltos como es-







-28 -
tamos A sostenerla A toda costa, 6 sepultarnos bajo las ruinas de la Patria.--iVi-
va la Religion!-iViva la Libertad!--Viva la Repdblica Dominicana!-Santo
Domingo y Junio 21 de 1845 y segundo de la Patria.-Santana.-Refrendado
por el Secretario de Estado del Depacho de Guerra y Marina, Jimenes.

III.

Dios, Patria y Libertad.-Republica Dominicana.-Pedro Santana, Pre-
sidente de la Rcp6blica.-Del part official que con fecha de 18 del corriente
acabo de recibir del general Duvergd, comandante del ej6rcito espedicionario
de las fronteras del Sur, y del Secretario de Estado del Despaclo del Interior y
Policia, y de un oficio del general Alfau, comandante de esta plaza y actualmen-
te en comision en ellas, en que se refieren las acciones del 17, dia anterior, re
sulta:-Que el 16 sali6 de las Matas'el ej6rcito dominicano, y pernoct6 en el
puesto avanzado de Comendador, de donde sali6 al siguiente dia A las seis de la
mainana en tres fuertes columns: la primera al mando del general Alfau, que
debia cortar la retirada al enemigo; la segunda al mando del teniente coronel F.
Pimentel, escoltaba una pieza de artilleria; y la tercera, que debia acometer
per la derecha, con otra pieza de artilleria, mandada por el general Duverg6 en
persona.-Como A las echo hizo alto esta l6tima column en frente del enemigo
y form en batalla esperando que la column que debia obrar A retaguardia
del enemigo, siendo la que mas debia dilatar sus operaciones, hiciese la serial
de estar A punto de accion; lo cual se verific6 A las diez, siendo esta la serial de
acometida general. El fuego comenz6 en los tres puntos A la vez, y despues de
dos horas de un fuego vivo, bien sostenido por el enemigo, y en que las tres
columns A porfia hicieron prodijios de valor, cargaron A la bayoneta, y derrota-
ron completamente al enenigo, desalojandole de cuatro fuertes atrincheramien-
tos.-El dia 18 aun no se habia podido fijar el n6mero de muertos de part del
enemigo, pero se puede computer en mas de cien hombres; entire ellos dos te-
nientes coroneles. Quedaron en poder de nuestras tropas catorce prisioneros,
uno gravemente herido; siete oficiales, un cirujano, un sarjento, un cabo y tres
soldados; mas de cien fusiles, tres cajas de guerra, una bandera y otras muchas
cosas que seria molesto enumerar.-La p6rdida de nuestra parte ha sido de dos
muertos y un herido gravemente; pues aunque hai siete heridos mas, 6stos no
presentan signo ninguno del menor peligro.-A las diez de la maiiana del 18 se
pusieron de nuevo las trees columns en march, debiendo seguir el mismo plan
de batalla que el dia anterior, para apoderarse de El Puerto, con la diferencia
de que A la column de retaguardia se agreg6 un cuerpo de reserve, al mando
de los comandantes Pedro Florentino y Lino Peralta; pero todos los preparati-
vos fueron indtiles: el enemigo aterrorizado por la carga del dia anterior, des-
ampar6 El Puerto, y nuestras tropas victoriosas, enarbolaron en 61 la bandera
de la Cruz Dominicana. -Inmediatamente intimaron la rendicion de Las Cao-
bas, que debi6 verificarse el 19 6 20; pues si en El Puerto solo qued6 un habi-
tante pacifico que notici6 A nuestro ej6rcito la fuga del enemigo, en Las Cao-
bas probablemente no habrd quedado ni aun quien dG razon de sus antiguos
usurpadores.-Dominicanos: Nuestros corazones deben rebozar de alegria al
contemplar que hasta este dia ni un solo rev6s ha detenido la march gloriosa
de nuestro ej6rcito de heroes; y A mas de la just admiration A que son acree-
dores por su valor, tribut6mosles tambien la gloria de haber manifestado los
dulces sentimientos de humanidad que caracterizan a los pueblos civilizados en
el trato de los prisioneros enemigos.-Santo Domingo, Junio 22 de 1845 y se-
gundo de la Patria.-Santana.






-29-


IV.

Dios, Patria y Libertad.-Republica Dominicana.-Pedro Santana, Presi-
dente de la Repdblica.--En este moment, que son las siete de la noche, se ha
recibido del Sefor Antonio Duverg6, general de division, comandante de las
fronteras del Sud, el parte siguiente:
Cuartel general de Las Caobas, 21 de Junio de 1845 y 2? de la Patria.-Al Pre-
sidente de la Repiblica.-Sefor Presidente:-La p)resente tiene por objeto darle cuen-
ta de mis filtimas operaciones sobre el enemigo: aver conoo le dejo dicho en mi oficio
fecha 19 del corriente, part de El Puerto, siendo las ocho de la manana. Ya antes
habia salido la vanguardia, a cuya cabeza se encontraba el coronel Esteban Roca, la
que se posesion6 del pueblo de Las Caobas y los atrincheramientos de sus alrededo-
res, en razon de que el encmigo habia evacuado dicho pueblo. A las tres de la
tarde entr6 la retaguardia, que la formaba el rejimiento del coronel Juan Contreras,
y part de la caballeria: dicho coronel se encontraba at su cabeza. Luego que entra-
mos, tome las disposiciones de seguridad, de nanera que hasta esta fecha nos encon-
tramos duefios y posesoros del pueblo de Las Caobas.-Por un prisionero que hicimos
ayer, capitan del rejimiento 32, he sabido que el teniente coronel Fernando Tavera,
comandante del puesto de Hondovalle, habia atacado al arma blanca la guarnicion
enemiga, por esa parte de la frontera, la que defendidndose fu4 toda victim de nues-
tras tropas.-Cuando reciba el parte official del teniente coronel Tavera, dare a Vd.
los detalles de este acontecimiento.-Nuestro ej6rcito, deseoso de ceflir sus sienes con
nuevos lanreles, ansia por traspasar los limits de la line enemiga: solo la obedien-
cia military lo contiene.-Dios guard a Vd. muchos afios.-A. Duvergd.

Dominicanos: por todas parties la Divina Providencia nos extiende su ma-
no protectora, haciendo que la victoria marque los pass de nuestro ejercito
vencedor, y que el estandarte de la Cruz Dominicana ondee, enorgulleciendo A
sus defensores, en los lugares donde ileiitimamente ondeara el de nuestros in-
justos opresores.-Santo Domingo 25 de Junio de 1845, y 20 de la Patria.-
Santana.-Refrendado por el Secretario de Estado del Despacho de Guerra y
Marina,-Jimenes. (11)
V.

Dios, Patria y Libertad.-Repuiblica Dominieana.-Pedro Santana, Presi-
dente de la Repdblica.-Al pueblo y al ejercito.-Ciudadanos: segun parte ofi-
cial que con fecha 15 del corriente acabo de recibir del coronel Remijio del
Castillo, Comandante de las fronteras de Neiva, las tropas que guarnecen estas,
han obtenido un triunfo complete sobre el enemigo.-El parte delteniente co-
ronel Jos6 Tomas Ramirez, comandante de los puestos avanzados de La Caleta
y Colorado, es como sigue:
La Caleta 5 de Julio de 1845.-Al coronel Remijio del Castillo, ajente del go-
bierno en la comun de Neiva.-Sefior coronel: inmediatamente que lleg6 t este pues-
to el refuerzo de tropa que me mand6 Vd. i las 6rdenes de los capitanes Dionisio

(11) El general Victor Poil, que era el gefe haitiano que ocupaba A Las Caobas,
se retire con sus tropas A Aux Roches. donde se hizo fuerte contando con que no se-
ria atacado; por que desalojado el coronel Valentin Sanchez de Hincha desde el dia 17,
por una column formado del regimiento y de la guardia national de La Marmelade,
los dominicanos no podian internarse mas sin cometer una imprudencia, razon por la
cual se retiraron a las posesiones que ocupaban en Caciman, en espera de una division
que sali6 de San Marcos A las 6rdenes del general Morisset y que el 6 de julio tom6
posesion de Los Corozos.







-30-
Reyes, Mariano del Castillo 4 Ignacio de la Cueba, lo reuni a una de las compa-
fifas de mi mando, me puse A su cabeza y marchamos sobre el enemigo, acam-
pado en la Loma de los Pinos, en cuyo fire tenia fuertes atrincheramientos. Des-
de que nos divisaron empezaron A hacernos fuego, y aunque les hicimos ocho 6
nueve descargas, viendo que sus trincheras nos impedian hacerles el dafio que desea-
bamos, di la voz de asalto, y avaunzndose los capitanes Mariano del Castillo y Dio-
nisio Reyes, con sable en inano, fueron los primeros que por entire el fuego abrieron
brecha en el fuerte enemigo: A estos siguieron Marcos Mercedes, Jos6 Maria Aibar,
Celedonio del Castillo y Pedro de Sena, a quienes sefialo como primeros, pues todos
los demas hicieron su deber, y se condujeron de modo que cn un moment derrota-
ron al enemigo causindole gran p6rdida. Quedaron en nuestro poder una bandera,
varias cajas de guerra y de municiones; muchas arnas; algunas casacas y charrete-
ras, entire ellas las del jefe del fierte; algun dinero, todo en papeletas haitianas; y
muchas provisiones.-De nuestra part no ha habido ni un solo herido, pero la perdi-
da del enemigo ha sido tan grande, que se conoce a pesar de todo el empefo que
siempre ponen en ocultarla. El camino todo que recorrieron en la fuga no parecia
sino un arroyo do sangre.-Despues que nos apoderamos del pnesto, que segun la 6rden
de Vd. lo debaratamos, seguimos inds adelaite y destruimos today la poblacion de Los
Pinos, cuyos habitantes habian fugado desde que oyeron el ruido de la pelea.--He he-
cho replegar mis tropas, y ocupando un punto ventajosa, espero solo sus 6rdenes.-Dios
guard a Vd. muichos aflos.-Josd Tomas Ramirez.
Oreganal, 8 de Julio.-Juan Segundo Felix, capitan comandante de la Seccion
del Rincon.-Al corouel Eemuijio del Castillo &.-En virtud de las 6rdenes de Vd. me
puse i la cabeza de las tropas de mi mando, y march sobre el enemigo, al cual encon-
tr6 acampado en este mismo lugar, dividido en dos partidas, y ocupando el firme de
dos 'cerros que se hacen frente. Dividi mi gente en dos columns, por exijirlo asi la
position del enemigo, y ambas atacaron, siendo el resultado que triunfamos completa-
mente, quedando el campo lleno de muertos, otros gravemente heridos, y el resto fuga-
ron precipitadamente. Nos hemos apoderado de algunas armas, animals y provisio-
nes.-Coronel: si nuestros esfuerzos en favor de la santa causa Dominicana merecen
alguna recompensa, yo y los militares de mi mando no pedimos otra, que el honor de
ser siempre los primeros en atacar al enemigo, pues nada nos seria mas dulce que morir
en defense de un pafs favorecido tan visiblemente por la mano del Dios de los ejdr-
citos.-Dios guard A Vd. muchos afios.-Juan Segundo Felix,
Puesto de La Caleta, 13 de Julio.-Jos6 Tomas Ramirez &--Al Coronel Remi-
jio del Castillo &--Tan luego como me lleg6 el refuerzo que Vd. me envi6, dispuse
una ronda para explorer Los Pinos, A cuya cabeza iba el capitan Marcos de Medina.
En el firm de la loma se encontraron con el enemigo, y despues de un combat en
que dur6 el fuego conuo un cuarto de hora. echaron los nuestros mano a las lanzas,
y acometiendo de recio, triunf6 la bandera de la Cruz, quedando en el campo diez y
ocho muertos y algunos mal heridos, no habieudo esperimentado nosotros desgracia
alguna.-He dado 6rden al capitan Marcos de Medina, conform A las intrucciones
que de Vd. tengo, y que serin puntualmento ejecutadas.-Dios guard A Vd. mun-
chos afios.-Jose Tomas Ramirez.

He aqui,/compatriotas, el 6xito de nuestro constant ahinco en sostener
nuestros imprescriptibles derechos, desconocidos por los enemigos, pero defen-
didos por todos los Dominicanos.-Santo Domingo 22 de Julio de 1845.-Santa-
na.-Refrendado: El Secretario de Estado del Despacho de Guerra y Mari-
na,-Jimenes.
VI.

Dios, Patria y Libertad.-Repiblica Dominicana.-Pedro Santana, Presi-
dente de la Republica.-Al pueblo y al ej6rcito.- Compatriotas:-Por part
official que en fecha 13 del corriente he recibido del general de division Anto-










-31-
nio Duverg6, comandante en jefe del ej6rcito de operaciones del Sur, y Jefe
Superior Politico de la Provincia de Azua, se me anuncia:

Que el 13 corno A las doce del dia, los haitianos atacaron el fuerte del Caci-
man, guarnecido por las tropas dominicanas bajo el mando del colonel Juan Contre-
ras y el teniente coronel Pascial Ferror. Nnestrr s tropas hicieron ent6nces, como
siempre, prodijios de valor; sostavicron un fuego vivo como de tres horas, en que la
artilleria maniobr6 con una asoimbrosa actividad; y el resultado f6i la complete derro-
.ta de los enemigos, dejando en su I recipitada fuga hasta la metralla con que inten-
taban ofendernos, sin p6rdida algun;m de nuestra part: estos jefes probaron lo dig-
no que eran de la confianza del coni lidante en jefe de ;aquella frontera, al conflarles
el dclicado pnnto en que fueron atanados.-El parte dado por el coronel Contreras
fu4 tan precipitado, que ann no se hibia explorado el campo, y por tanto no se fija
en 61 el nimero de muertos; pero segun el encarnizamiento de la pelea, su p6rdida
se puede calcular en mas de 200 ho nbres.-Dios guard A Vd. muchos afos.-A.
Duverg6.
Cuartel general de Las Matas 221 de Julio de 1845.-Antonio Duverg6, general
de Division, Comandante en jefe de ej:rcito del Sur, y Jefe Superior Politico de la
Provincia de Azua.-AI Presidente de la Repdblica.-Senfor Presidente.-En este
moment, que son las once de la mafiana, acabo de recibir dos parties oficiales, uno
del coronel Bernabd Sandoval, y otio del coronel Bernardino Perez, por los cuales
se me anuncia: qne A la llegada de las uropas bajo el nando de este filtimo al fuerte
del Caciman, habiendo apercibido que el enemigo acampado al frente, hacia algu-
nos movimientos sin que nada bastase i contenerlos, so lanzaron del fuerte y embis-
ti6ndole, se empez6 un fuego tan active, y so trab6 la batalla tan de recio, que des-
pues de tres horas y media de combat, los nuestros derrotaron A los haitianos, hu-
yendo 4stos en el mayor desorden, dejando el campo cubierto de cadiveres.-De nues-
tra parte la p rdida se reduce A dos nuertos y cinco heridos, incluyendo entire estos
iltimos A un artillero, que so quem( con uno de nuestros caniones.-Dios guard A
Vd. muchos anos--A. Duverg6.

Nuestras victorias parecerin .ixageradas A los que se obstinan en descono-
cer las causes que influyen en ellas; pero yo me atrevo A sefialar como causa
natural de nuestros triunfos, la dife -encia que existe entire un pueblo invadido,
que bajo la protection del Cielo coribate por reivindicar sus derechos, altamen-
te ultrajados, y un enemigo que ciego por la codicia, acomete sin reparo algnno
A los que nada le han hecho, sino ustraerse de su ignominioso yugo. Nues-
tros soldados se disputan, Ilenos de patriotism, el honor de combatir por una
Patria en que ven cifrado el porverir de sus descendientes; mientras que los
infelices soldados haitianos, con bayonetas son arrancados de sus hogares, y se
les hace marchar en busca de una nnerte segura, que ciertamente no merecen
ellos, sino cuatro ambiciosos que, por sus miras particulares, encuentran en la
escandalosa invasion de la Repdblica Dominicana un medio espureo de satisfa-
cer sus pasiones. Pero que no se alucinen, porque no lograran de su temera-
ria empresa otro resultado, que el doloroso escarmiento de nuestro incontrasta-
ble valor; y cuando A fuerza de inj isticias consigan acallar la poderosa voz do
la conciencia, no podran dejar de oi Ins justas maldiciones de tantas viudas y
hu6rfanos, que deploran las victims de una political incomnprensible.-Santo
Domingo y Julio 25 de 1845, afio 2 de la Patria.-Santana.-Refrendado: el
Seeretario de Estado del Despacho de Guerra y Marina,-Jimenes. (12)

(12) Ocupados los tres fuertes de Caciman por los coroneles Bernabe Sandoval,
Bernarcdino Perez y Francisco Doming iez,resistieron el 22 dc julio de 1845 un ataque
formidable dado por fuerzas haitianas respetables mandadas por el general Lambert
Deschamps; pero al siguiente dia se vieron envueltos completamente, y creyendo los










-32-

VII.

Dios, Patria y Libertad.-Repiblica Dominicana.-Pedro Santana, Presi-
dente de la Rep(iblica.-En este moment, que sou las cuatro de la tarde, se ha
recibido el parte siguiente:

Cuartel general de Las Matas, 17 de Setiembre de 1845, ailo segundo de la Pa-
tria.-Jose Joaquin Puello, Jeneral de Division etc., etc. y comandante de la primer
Division en las fronteras del Sud.-Seiior Presidente--Tengo el honor de comunica-
ros: que habiendo sido informado ayer por los espias y praicticos qule el enenigo se
hallaba acampado en la ribera derecha del rio Mata-Yaya, comuo A tres leguas de este
cuartel, di inmediatanente disposiciones de prevention, y al misiio tiempo ofici6 al
general Duverge, que se encontraba en Sautomi, A fin de que tratase de reunirse
conmigo para combinar el plan de accion; pero las demostraciones del enemigo me hi-
cieron coliocer que no habia tienlpo para efectuar mi deseo de que ese digno general
cooperarse A la action. A las seis de nl tarde pasd revista a mis tropas y comuniqud
las 6rdenes necesarias i los oficiales. A las dos do la manfana de este dia, al toque
de llamada, todas las tropas A mi mando estaban sobre las armas.-Hice dividir
nuestro ej4rcito en dos divisions, formando el ala derecha seis batallones bajo el man-
do de los coroneles Bernardino Perez y Valentin Alcdntara, que destaqu6 por el ca-
mino de Los Jobos A caer i Estrelleta, por donde se decia que debia dirijirse una co-
lumna enemiga A ocupar el camino de Banica: la division que formaba el ala izquier-
da, compuesta iguanmente de 6 batallones y cuyo mando me reserve, se diriji6 por
el camino real que va A Comendador.--A llegar A las alturas de Mata-Yaya perci-
bimos al enemigo en la ribera opuesta al rio, y militarmente posesionado en una cor-
dillera de cerros situados en la sabana de Estrelleta, cubiertas sus dos fnicas entradas
con dos piezas de artillerfa, y un trozo de caballeria avanzado, bastante distant de su
canton general. Ininediatamente avistaron la column bajo mi inando, tocaron jene-
rala y se dispusieron it esperarnos: le contest con nuestra bacteria y me prepare a
entrar en action, que era todo ii anhelo, esperando solo que cl ala derecha hiciese
lasefial concertada. En efecto, al cuarto de hora de mi llegada rompi6 esta el fue-
go, siendo las 8 en punto de la mariana, y la column bajo mi mando, volando con la
rapidez del rayo, se lanz6 sobre los enemigos burlandose de sus balas y metralla. En
un instant se posesiouaron de la pieza de artilleria y rompieron la division enemi-
ga: lo mismo ejecut6 el ala izquierda; y despues de 2 horas de un vivo combat derro-
tamos A los haitianos, quedando en nuestro poder las dos piezas de artilleria, pertre-
chos, cajas de guerra, algunos fusiles y el campo sembrado de innumerable cad&ve-
res, y otros tantos heridos, no liabiendo de nuestra parte sino tres heridos levemen-
te.-Por esta action vera Vd. que la Divina Providencia nos ha manifestado hoi mas
que nunca, cuan dispuesta esta aL obrar milagros en nuestro favor, pues teniendo el
enemigo mis ventajosa position, triple fuerza A la nuestra, y dos piezas de artilleria,
ha sido derotado por nosotros, que entire otras desventajas, tuvimos la de que
nuestra artilleria no pudo obra.r, en razon de que un arroyo tenia totalmente obstrui-
do el camino.-No podr6 en esta action sefialar A Vd. los que mas se distinguieron,
porque todo el ejrcito A porffia se disputaba el honor de volar al peligro y de obli-
gar la victoria A coronar sus esfuerzos.-A mi solo me queda el placer de haber
derrotado al ejercito y los tres jenerales haitianos que tenia a la cabeza, y eran,

dos primeros jefes que habia Ilegado el caso de abandonar sus atrincheramientos, a-
rrastraron al tercero en la retirada que efectuaron en 6rden por la finica via que tenian
franca, llegando sin ser molestados hasta Las Matas, recibiendo despues un refucrzo
de tropas de Bani y San Crist6bal mandadas por el coronel Nolasco de Brea, que de
haber llegado antes, 6 habiendose sostenido los defensores de Caciman en su puesto, ha-
brian contribuido al triunfo y echo innecesaria la batalla de Estrelleta, que surgi6
de la necesidad de volver A ocupar las perdidas posesiones. En averiguacion de la
conduct observada por los defensores de Caciman se instruy6 una sumaria por el co-
ronel Merced Marcano, comisionado al efecto por el Gobierno.









-33-
Moissette, Toussaint y Samedi.-Qued4 tan satisfecho de las tropas, que & nombre
del Gobierno les ofreci una paga extrairdinaria en reconpensa de su loable conduct
-Tan luego como ocurra algo de particular me apresurare a coinunicarlo A Vd. In-
tertanto, ruego A Dios conserve largos afios su existencia. Firmado.-Puello.

Dominicanos: inutil seria todo comentario cuando la voz del Omnipotente
so hace oir en nuestro favor. El ej6erito de las fronteras del Sud afiade cada
dia nuevos laureles A los muchos con que la victoria ha coronado sus frentes en
mil y mil ocasiones, desde el feliz 19 de Marzo de 1844. Esperamos que si obs-
tinados nuestros enemigos osasen atacarnos por el lado del Norte, los valerosos
habitantes del Cibao, Ilenos del noble entusiasmo que inspire el santo amor de
la Patria, sabran darles una nieva leccion, para que convencidos por la fuerza
los que desoyen la voz de la razon, conozcan que la victoria no corona jamAs
sino la causa de la justicia.--Dado en el Palacio Nacional A los 21 dias del mes
de Setiembre de 1 S45, ano segundo de la Patria.--Santana.--Refrendado: El
Secrerario de Estado y del Despacho de Guerra y Marina, Jimenes. (13)

VIII.

Dios, Patria y Libertad.-Rep6plica Dominicana.-Pedro Santana, Presi-
dente de la Repfiblica -Doninicanos:-Al fin se han realizado mis prediccio-
nes contenidas en la comunicacion del part official del 17 de Setiembre, sobre
las esperanzas que me inspiraban los valientes soldados del Cibao. Al fin con-
siguieron los haitianos Ilevar la leccion que en ella les habia vaticinado, en la
action cuyos porienores se encuentran contenidos en el siguiente parte official:
Cuartel General de Boca de Guayubin A 28 de Octubre de 1845, afio 2? de la Pa-
tria.-Francisco Antonio Salcedo, Jeneral de Division, Comiandante en jefe de las
fronteras del Nordeste y Jefe Politico de la Provincia de Santiago.-Al Presidente de
la Repiiblica.-Sefior Presidente:-El viernes 24 del corriente sali de este Canton con
las tropas de infanteria y caballeria; y tires piezas de artilleria dirijidas por los co-
mandantes Jos6 Maria Lopez y Lorenzo Mieses. Ilice alto en Escalante para ra-
cionar la tropa, y Ai causa de las lluvias permaneci en aquel lugar hasta el do-
mingo 26 despues de medio dia, en que continue la march: A las ocho de la no-
che acampamos en Macabon: A las tres de la madrugada del lfnes 27 volvimos
A empreuder la niarcha: A Ias seis de la maianaii hicimos alto en la Sabana San-
tiago, done dividi la infanteria en tres colunmas: li de la derecha, con una pie-
za de artilleria, al mando del coronel Pelletier; la de la izquierda, con otra pieza
de artilleria, al nando de los comandantes Jos6 Silva y Andres Tolentino; y la del
centro, con la tercera pieza do artilleria, al mando del coronel Jose Nicolas Gomez
y del comandante Marcelo Carrasco. Asi misino dividi la caballeria en dos colum-
nas, una para la derecha al manado del coronel Jos6 Gomez Mayor, y otra para la
izquierda al mando del comandante Juan Luis Richard, marchando yo con el jene-
ral Imbert v nuestros Estados Malyores en la column del centro. En este int4rvalo
fuimos percibidos por una guardia avanzada que tenia l eenemigo en las mirgenes
de Guajaba. Tir6 tres canonazos de alarma, ~ hice contestar con un redoble general
de los tanibores y trompetas A mi mando: di la 6rden de march, y apenas nos pre-
sentamos en la limpia sabana de Beler, cuando percibimos que el enemigo se halla-
ba posesionado de la altura del Coco de Beler, donde tenia un castillo perfectamente

(13) Abandonado Cachiman y ocupada Las Matas de Farfan el dia 24 de julio
de 1845 por el general Morissette, moviliz6 el gobierno los regimientos de la capital y
otras fuerzas de line que confi6 al general Jose Joaquin Puello, qui6n trasladAndose
A las fronteras inmortaliz6 su nomtbre en la batalla de Estrelleta, que tiene de notable
el haber sido la inica en que se form el cuadro para rechazar A punta de bayonet un
rudo ataque de caballeria.










-34-
construido, murallado y fosado, dos piezas de artillerfa, y una numerosa guarnicion
al mando del coronel Seraphin.-Recorria yo las diferentes columnas dando mis
6rdenes, despues de haber recomendado al general Imbert la inspection del ej6rcito,
cuando al Ilegar A la column de la izquierda, lanz6 nuestra tropa un iViva la Re-
pfiblica Dominicana! iViva el general Salcedo! Y apenas fu6 oido este viva, el
enemigo rompi6 el fuego, disparando una culebrina de A 12 sobre ol mismo lagar
donde yo me hallaba. Df la 6rden de ataque y despues de un fuego imponderable
de hora y media y de una resistencia tenaz de part del enemigo, entramos en el
dicho castillo, sable en mano, y A pocos mementos se vi6 tremolar el estandarte de
la Cruz Doninicana, en el mismo lugar en que se hallaba la bandera enemiga, que-
dando en el fuerte y su recinto mas de trescientos cincuenta cadiveres enemigos,
vlctimas de nuestras lauzas y machetes; mas, diez prisioneros, algunos de estos gra-
vemente heridos y que se encuentran en este canton.-En el pueblo de Dajabon se
hallaban acamipados los jenerales D6nis, Hilaire y Mitil, con un trozo de caballeria
y un batallon do infanterfa; pero apenas se present nuestra caballeria, huyeron co-
bardemente y en el mayor des6rden, logrando escaparse A pesar del ahinco con que
fueron perseguidos por los nuestros, que mataban cuantos lograban alcanzar, sien-
do numerosos los heridos do part del enemigo.-En dicho castillo del Coco de Be-
ler, cojimos una culebrina de A 12, que por estar mui vieja y maltratada por nues-
tra artillerfa, la hice tumbar, clavar y tapar; un famoso caton de bronce de A 4,
perfectamente montado, que hice conducir a este canton; mas de doscientos fusiles;
tres banderas, de las cuales le remito dos, y dejo una para memorial; 8 cajas de
guerra; los instruments de minsica del regimiento 28; y varies pertrcchos y mue-
bles de diferentes calidades.-Dajabon fu6 reducido a ccnizas; nuestra bandera fud
enarbolada en nuestros limits, con imponderable regocijo y entusiasmo del ejercito;
y despues de haber contemplado mas de dos horas nuestro magnifico estandarte le-
vantado sobre la arrogancia de nuestros enemigos, dispuse replegarme al Canton ge-
neral, sin pasar A Juana Mendez por no comprometer mi gente, que ciega de coraje,
solo queria volar en pos de combates y victorias, y ya la hora no era nada opor-
tuna.-Por nuestra part tuvimos .16 muertos y 25 6 30 heridos, pero la mayor part
mui levemente.-He dato gracias a] Dios de los ejdrcitos por la victoria de nues-
tras armas; pues estando el enemigo tan venta;iosamente posesionado, es imponderable
la resolution de nuestras tropas, y la pdrdida del enemigo: on el castillo corria
la sangre como arroyos y today la espaciosa sabana estai sembrada do cadaveres.-
No puedo sefialar particularmente i ninguro de los que me acompanan, porque
todos, sin distinction, cumplieron con su deber; todos merecen mi gratitude, y i
todos los recomiendo a la nacion.-En fin, el coronel Domingo Mayol, portador
de la present, y que estuvo a mi lade en esta accion, darA ai Vd. verbalmente los
pormenores de que Vd. crea convenience informnarse.-Dios guard A Vd. muchos
afios.-Francisco A- Salcedo. (14)

[14] La flotilla national, compuesta de la fragata Cibao, mandada por el coronel
Juan Bautista Cambiaso; de la golcta General Santana, miandada por el comandante
Juan Alejandro Acosta; del bcrgantin San Josi, mandado por el comandante Juan
Evertsz; del bergantin Libertad, cuyo comandante no hemos podido averiguar; de la
goleta Merced, mandada ]or el comandanto Simon Corso; de la goleta Sctparacion,
mandada por cl comnandante Juan I1autista Maggiolo; do la golcta 27 de fcbrero, man-
dada por el comandante Josd Antonio Sanabia; de la goleta Maria Luisa, mandada
por el comandante Ramon Gouzales; de la goleta 30 de marzo, mandada por el coman-
dante Alejandro Belen; y de la goleta Espceranza, mandada por el comandante Julian
Balduin, prest6 un gran servicio al ej6rcito del Norte y contribuy6 al triunfo de Be-
ler. Refiere la tradition que ol Almirante Cambiaso tenia 6rden de no pasar de Mon-
teoristi, pero que estando haciendo agua on Manzanillo convoc6 a los comandantes
de todos los buques A una junta do guerra, en la que propuso recorrer la costa hasta
frente de Cabo Haitiano. Aceptada la proposition atracaron durante la noche A
Fort Libert6, antes Bayaja, y alarmaron la poblacion echando al agua tablas sucias de
alquitran encendidas. Al siguiente dia las fuerzas haitianas hicieron fuego A los bu-
ques desde tierra y estos contestaron descargando cada uno su colisa, despues de lo








--35-
Gracias al Dios de los ej6rcitos, protector de los Dominicanos, nuestras
armas, siempre victoriosas, manifiestan la justicia de nuestra causa, y de todo
lo que es capaz un pueblo cuando defiende su religion, su patria y su libertad.
-Santo Domingo y Noviembre 4 de 1845 y 2 de la Patria.-Santana.-Re-
frendado por el Secretario de Estado del Despacho de Guerra y Marina.-Ji-
menes.
IX.

Ahora, nos resta, aunque brevemente, delinear la memorable action del 27
de octubre de 1845, en que nuestros bravos soldados, con un heroism sin igual,
se apoderaron del llamado Fucrtc Invencible, situado aquende el Massacre, do-
minando la vasta llanura de esos contornos, guarnecido con numerosas tropas,
y artillado con cafiones de fuerte calibre.

Segun lo resefia un testigo ocular de esa action, el 27 al amanecer, encontr6ba-
se en los vecinos montes de Macabon, el ejercito nuestro que debia abordar aquel
Fuerte por tres puntos distintos, conforme al plan dc batalla que so habia formulado.
H6 aqui la division del ej6rcito:- Coltumna de la derecha: Coronel gefe de la
infanteria, P.E.. Pelletier; gefe do la artilleria, capitan Benito Martinez: iban
A sus 6rdenes las tropas de Puerto Plata y algunas de la Linea, con una pieza de
A cuatro.-Cotlumnn de la izquierda: f'oronel gefe de la infanteria, Marcelo Carrasco;
la artilleria, el tenicute corouel Jose Maria Lopez: Ilevaba una picza de poco calibre.
-Centro: Gefe de Linea, Jos6 Nicolis Gomez, y el teniente coronel Jos6 Silva,
con el regimiento dc Ifanteria nfinuero 3, de Santiago; gente de Moca y de La
Vega; una pieza de artilleria, al mando del teniente coronel Lorenzo Mieses.-Estado
Mayor General:-General on gefe, Francisco Antonio Salcedo; segundo, Jose M.
Imbert.--Cballeria: Esta cubria las dos alas del ejercito y la mandaban los gene-
nerales Jos6 Gomez (mayor) como gcfe superior; y Alejandro Rubiera, de Santiago,
segundo--A las site de la mariana al afrontar nuestras tropas en el espacioso
campo de Beler, la artilleria haitiarna, con certeros tiros, diezinaba nuestra gente;
pero esta contestando con sus tres piczan y avauzando a paso de carga hAcia el
fuerte, no obstante lo pesado del terreno, que por causa de la lluvia del dia anterior,
hacia penible cl rodar de la artilleria, domin6 aquellos fuegos, y A las doce, el In-
vencible estaba en powder de los nuestros, habiendo perecido alli de parte del enemigo,
casi todo el regiminuto 28 que guarnecia cl fucrte con su gefe Seraphin; si bien todo
ello nos cost grandes sacrilicios por nuestra part. Duefios del campo, dominamos
A Dajabon, iuyendo de ese lugar hicia la frontera los generals haitianos, Ddnis,
Hilaire y Mitil, con fuerzas a su iando, que no so atrevieron A venir en auxilio de
los suyos que sucunbian n Beler. Tanpoco los fui permitido bacernos dailo
con su gruesa artilleria, por habor sido la mayor parte de ella llevada A la costa,
por done ternian un desembarco de la gente que A su bordo llevaba nuestra escua-
drilla, situada frente al pueblo de 1(trii-Bariu y al mando do su gefe Juan Bautista
Cambiaso. Sin embargo do lo crudo del ataque que no perinitia conceder cartel A
los enemigos, se hicieron dicz prisioneros; y los trofeos de esta victoria fueron mu-
chos: banderas. fusiles, cafones, instruments dc mfisica, cajas de guerra, hachas,
&, &, todo fad nuestro ..... ... .Destruidos los fosos y atrincheramientos del-
Invencible; quemados los obstaculos puestos por los haitianos A la entrada del fuer

cual siguieron para abajo y atravesaron la costa segun su prop6sito hasta Cabo
Haitiano. Esta operation fu6 providencial y did un resultado maravilloso, pues
teniendo el gobernador de Fort Libcrt6 de que se tratara de un desemnbarco, detuvo
una fuerte column que iba A reforzar la guarnicion del fuerte de Belea, denomina-
do por Morissette El Invencible; y como al dia signiente de este suceso fu6 que lo
atac6 Salcedo, el triunfo se consigui6 mas faciloento y cost menos de lo que ha-
bria costado si en el combat hubieran tornado part las tropas inutilizadas en Fort
Liberty.








-36-
te; asf como enterrados nuestros muertos y recojidos los hcridos, el ej4rcito domi-
nicano se retir6 A las 2 (p. m.), viniendo A pernoctar a Escalante, de donde habia
partido tres dias Antes arrostrando las lluvias que hacian intransitable el camino A
los infants como A la caballeria.
De ose modo, tuvo lugar la memorable action de Beler.-R6stanos ahora
hacer mension de los dominicanos que pagaron con su vida este triunfo. En
la siguiente nota no figuran sino los nombres de aquellos que pertenecian A los
cuerpos de Santiago y alguno que otro de la Linea y dos solo de Moca.-De
Puerto Plata no hemos podido saber cuales fueran.
Coronel Jos4 Diaz, de Santiago, id. Marcelo Carrasco, de la Lfnea, coman-
dante Casimiro Diaz, de id., Jos6 Pefia, de Moca: ayudante Etanislao Aranda,
Jos6 Jimenez, Francisco Rodriguez, Ramon de Pefia, Mateo del Rosario, Diego
Perez, Ramon Castro, de la Linea: Jos6 Aybar, Juan Capeyan, Pedro Santos, Jos6
Gutierrez (partido en dos por un caion), Joaquin Gutierrez, Francisco Santiago,
Santiago Gomez, Jos6 Garcia, Pedro Rodriguez, Manuel Maria Abreu, Benedicto
Rosario, Ramon Tavarez, Domingo Pacheco, Bruno del Rosario, de Santiago: aban-
derado Lorenzo Fermin, de Moea.
(De El Eco del Pueblo, de Santiago, en su edicion del 27 de febrero de 1885.)

X.
Dios, Patria y Libertad.-Republica Dominicana.-Pedro Santana, Presi-
dente de la Repiblica.-Al pueblo y al ej6rcito.-Ciudadanos:-Veinte meses
ban trascurrido desde el dia glorioso en que rompiendo para siempre la vergon-
zosa coyunda que nos uncia al gobierno haitiano, declaramos & la faz del uni-
verso nuestra independcncia political, invocando al Dios de nuestros padres por
testigo del solemne juramento de sepnitarnos bajo las ruinas de la patria Antes
que consentir en sujetarnos A extrafia voluntad; y ese Dios que nunca desoye
los clamores de los que le invocan, condolido de nuestros padecimientos, y le-
vantando de sobre nosotros el azote conque habia probado nuestra paciencia
durante los larguisimos veintidos ainos de cautiverio, se declar6 visiblemente
protector de nuestra causa y caudillo de nuestros ej6rcitos.-iCampos de Azua,
Santiago, Maniel, Talanquera, Guayubin, Caciman, Comendador, Hondo-valle,
Los Pinos, Oreganal, Matayaya y Beler, publicad vosotros los portentos que en
nuestro favor ha obrado el Dios de los ej6rcitos! Y vosotros, ilustres campeo-
nes del Cibao, recibid las felicitaciones que por mi 6rgano os hace la patria a-
gradecida.-El clarin de la fama trasmitird A las futures generaciones el heroi-
co valor con que en Beler triunfasteis de nuestros enemigos haciendoles deso-
cupar 4 Dajabon que sera un eterno testimonio de vuestro inmarcesible patrio-
tismo.-ilnmortales Diaz, Carrasco, Pefia y consocios! Al exalar el iltimo
suspiro en los campos de Beler los habeis fecundado con vuestra heroic sangre:
de vuestras cenizas nacerAn los vengadores de tan gloriosa muerte, y vuestros
hijos recojerAn la herencia de vuestro generodo sacrificio.-Dominicanos todos:
unamos nuestros corazones para rendir al Dios protector de nuestra indepen-
dencia el sincere homenaje de la mas tierna gratitud; nuestros acentos para
publicar el valor de los campeones de la Santa Causa Dominicana, y nuestros
brazos para defender A todo trance nuestra religion, nuestra independencia y
nuestros imprescriptibles derechos. Permanezcamos come hasta aqui, anima-
dos del solo amor A la patria, y la victoria, siempre field, coronarA nuestros he-
roicos esfuerzos.-jViva la Religion!-iViva la independencia!-IViva la Cons-
titucion!-iVivan los defensores de la libertad!-Dada en el Palacio Nacional








-37-
de Santo Domingo, A los 9 dias del mes de noviembre de 1845, afio segundo de
la Patria.-Santana.-Refrendada por el Secretario de Estado del Despacho de
Guerra y Marina, Jimenez.

XI.
Dios, Patria y Libertad.-Repdblica Dominicana.-Pedro Santana, Presi-
dente de la Rep6blica.- Al pueblo y al ejdrcito.-Compatriotas:--Segun part
official que acabamos de recibir del general de division Francisco Antonio Salce-
do, jefe superior politico de la provincia de Santiago y comandante en jefe de
las fronteras del Nord-Este, el general de brigada Cadet Antoine, almirante de la
escuadra haitiana, el Coronel Juan Felipe, various oficiales, ciento diez y nueve
hombres, el buque Almirante y dos goletas, se hallan en nuestro poder, habien-
do encayado el domingo en la noche, veinte y uno del corriente, en el paraje
nombrade "Maluis" At la vista de Puerto Plata.-Dominicanos: la hora fatal del
esterminio ha sonado para nuestros implacables enemigos; por doquiera que
pretend atacarnos su altiva ceguedad, la suerte se les declara adversa. Ven-
cidos infinitas veces por mar y por tierra, hasta los elements pregonan la in-
justicia de su agresion. Sin duda pensarAn tentar nuevamente su infausto des-
tino y sorprendernos por mar, olvidando que el Anjel de la victoria siempre
nos ha precedido, guiando nuestro sagrado estandarte y conduciendole sobre sus
sangrientos caddveres hasta el estremo de nuestros limits: olvidando que nun-
ca prevalecen, ni prevalecerdn, como no puede el averno mismo contra el sig-
no sacrosanto que majestuosamente ostenta por insignia.-Dominicanos: el Om-
nipotente solo ha conducido la nave de nuestro Estado. Su protection ha sido
para nosotros como un manantial indeficiente de gracias y beneficios, trastor-
nando muchas veces el 6rden eterno e inmutable de las leyes de la naturaleza
para protejer nuestra causa y humillar el orgullo de los que desconocen que so-
lo de su mano Todo Poderosa ha podido, vali6ndose de nosotros, vencerlos, ano-
nadarbls, y que en vano son y serAn sus inconmensurables sacrificios, sus rabio-
sos esfuerzos por dominarnos. Tributenos por tantoal Dios Grande y Omnipo-
tente, al Dios de los Dominicanos, al Dios que en sus incomprensibles juicios
se ha declarado protector y caudillo de nuestros ej6rcitos, defensor de nuestros
derechos y esterminador de nuestros adversaries, las humildes y rendidas gra-
cias que son debidas; y estad seguros que el signo de la religion siempre victo-
riosa, os conducira al temple de la inmortalidad.-iViva la Relijion!-IViva la
Libertad!- -Viva la Independencial-iViva la ConsIitucion!-Dado en el Pala-
cio Nacional de Santo Domingo, A los 27 dias del mes de Diciembre de 1845,
y segundo de la Patria.-Santana.-Por el Presidente de la Repiblica: el Secre-
tario de Estado del Despacho de Guerra y Marina.-Jimenes.

XII.
De los documents encontrados al Almirante nos consta que su fuerza
maritima se componia de los buques siguientes:
Barca Presidente, montada con cafiones, 800 paquetes de cartuchos de fu-
sil, 1.000 libras de p6lvora, 600 cartuchos de cation, 420 balas, 180 jarros de
metralla, 100 sacos de cartuchos vacios, 98 sables, 4 faroles.-Goleta la Union,
montada con una pieza de a 16 en colisa y seis carronadas de A 16, 240 balas,
105 jarros de metralla, 350 cartuchos de cation, 50 idem vacios, 250 libras de
p6lvora, 200 paquetes de cartuchos de fusil, 6 faroles, 40 sables, 40 fusiles.-
Goleta la Mouche, montada con 2 carronadas de A 8, 45 jarros do metralla, 100









-38-
balas, 145 cartuchos de canon, 10 idem vacios, 100 libras de p6lvora.-Goleta
Dieu Protege: 154 cartuchos de A 12, 200 idem de a 6, 150 idem vacios, 400
libras de p6lvora, 154 balas, 78 jarros de metralla de 6 12, 180 idem idem de
A 6, 200 paquetes de cartuchos de fusil, 4 faroles, 21 fusiles, 50 sables.-Gole-
ta la Signifie, antes la Virg., montada con dos corronadas de a 12 y una pieza
de A 2: 4 atacadores, 6 levas, 2 linternas, 3 cucharetas, 3 estuehes para cartu-
chos, 3 valdes para agua, 3 cufias, 3 agujas, 10 lanzas, 3 faroles, 12 sables, 9
lanza fuegos, 20 fusiles, 149 balas de A 12, 80 idem de a 2, 20 jarros de me-
tralla de 6 12; 10 idem idem de A 2, 3 chifles de cebar, 100 cartuchos de 6 12,
50 idem de a 2, 500 libras de p6lvora, 30 sables, 6 mechas, 1 caja para lanzas,
1 idem para mechas, 200 paquetes de cartuchos de fusil.-Goleta la Guerriere,
montada con una pieza de bronce de 6 12 larga y cuatro carronadas de A 8, ca-
libre ingl6s: 12 atacadores, 3 linternas, 5 agujas, 5 culias, 14 levas, 5 baldes pa-
ra agua, 30 lanzas, 20 sables, 32 fusiles, 4 faroles, 1 caja para mechas, 5 cucha-
retas, 5 chifles de cebar, 200 cartuchos de A 12, 200 id. de a 8, 70 id. vacios, 6
brazas de mecha, 400 libras de p6lvora, 300 paquetes de cartuchos de fusil, I
caja para lanzas, 5 botafuegos, 60 balas de A 12, 140 id. de a 8, 20 jarros me-
tralla de 6 12, 60 id. de 6 8, 2 medidas para p6lvora hechas de oja de lata.
-No han parecido otros papeles en poder del Almirante, 6 mas de este,
sino las instrucciones dadas por 61 h los capitanes de los buques haitianos, que
dicen asi:
Libertad.-Igualdad.-Repfiblica de Haitf.-Circular nmim. 20.-Cabo haitiano
26 de Noviembre de 1845, ano 42.-El Almirante de la flotilla Haitiana.-Al Capi-
tan de la Goleta del Estado La Guerriere.-En conformidad del oficio del Presiden-
te de Haiti de fecha de ayer, V. tendrd A bien preparar su buque para hacerse 4 la
vela y salir en convoy con la corbeta en que esta la bandera Almirante, y las gole-
tas Dieu Protege y la Mosca, para recorrer desde el Fuerte-Libertad (Bayajai) y
Marie Barou hasta Puerto de Plata, a fin de combatir los buques de los insurgen-
tes basta su exterminio, respetando siempre los pabellones extrangeros, pero sin de-
jarse sin embargo sorprender por los buques ya dichos que puedan disfrazarso bajo
pabellones extrangeros, observando siempre las sefnales del Almirante a tin de ejecu-
tar sus 6rdenes.-Saludo 64 V. con consideraciou.-firmado.-C. Antoine.
Por las declaraciones de algunos oficiales haitianos hemos sabido que a
mas de las instrucciones espresadas en la circular que precede, los oficiales de
4 bordo tenian otras que recibieron verbalmente.-Ellos contaban con el triun-
fo: como el desembarque debia hacerse en SamanA, y segun otros sostienen en
Puerto de Plata, una vez posesionados de cualquier punto que fuera, y como si
los dominicanos no tuvieran alma en el cuerpo, las hordas haitianas deberian pa-
sar 6 cuchillo 6 todos los dominicanos: los varones sin escepcion de persona, y las
hembras de cuarenta aflos arriba, serian conducidas amarradas en dos por la es-
palda A los buques de guerra, y de aqui al Guarico: las jovenes quedarian a dis-
crecion de ellos, y las que no pasaran de cinco afios serian despedazadas. La
tropa desenfrenada se entregaria al pillage, lo que se les habia ofrecido en pre-
mio de sus servicios. (15)
(De El Dominicano de 18 de Enero de 1846.)

(15) Cuando se present frente 6 Puerto Plata la flotilla haitiana, reconocida
en razon de hacer parte de ella La ,,i;:,, i, una goleta dominicana que habia sido
capturada pocos dins antes, estaba el pueblo guarnecido por los empleados y la
guardia civica, por que las fuerzas vivas se hallaban do servicio en las fronteras.
Empero, resuelto el general Villanueva, que era el comandante de armas, A defen-
der la plaza A todo trance, reuni6 a todos los habitantes indistintamente, y contian-
do el mando de la gentle al comandante Pelletier, que acababa de Ulegar en licencia







-39-


XIII.

Memoria del Ministro de Guerra y Marina, general Manuel Jimenes, al
President de la Republica, fecha 14 de febrero de 1846.-Creo de mideber ob-
servar que desde el mes de julio pasado A esta fecha, han desplegado los enemigos
fuerzas imponentes con el objeto de invadir nuestro territorio, tanto per mar
como por tierra: el gobierno, celoso sicmpre en el cumplimiento de su cargo,
moviliz6 las guardias civics; expidid un decreto, en 15 de julio, sobre la orga-
nizacion del ej6rcito, el cual le incluyo bajo el n6mero 2; se active ademas la
reparacion de fortificaciones; se compraron buques, armamento, grande canti-
dad de pertrechos de guerra, vestuarios &a.; y considerando que A consecuen-
cia de los acontecimientos dejulio en las fronteras del Sud, los habitantes de
esos pueblos vendrian a acojerse 6 la capital, se hicieron grandes acopios de
provisions, todo lo que, ocasionando gastos, destruy6 los c6lculos hechos por
el Congress Nacional al memento de votar la suma destinada A los gastos de la
guerra para el afio economic, de los cuales inclui 6 V. una nota en exposition
de fecha 10 del que rije.-Por esta misma causa, previendo que con las guar-
dias civicas no podria hacerse frente A las repetidas tentativas de invasion del
enemigo por la dificultad de reunirlas en el perentorio tiempo que seria precise;
y considerando al mismo tiempo que mantenerlas continuamente sobre las ar-
mas, 6 mas de producer grandes gastos al Erario, se haria un grande perjuicio
A la agriculture, casi arruinada, dispuso se formasen nueve regimientos do
infanteria, dos de artilleria y uno de caballeria, en todo el territorio de la Re-
p6blica, conform al reglamiento de las tropas de line y su uniform, de fecha
6 de noviembre de 1845, contenido bajoi el nmero 3: los lugares en que dichos
regimientos se encuentran distribuidos estan espresos en el presupuesto de gas-
tos ordinarios de los ramos de Guerra y Marina para el pr6ximo afio econ6mi-
co que adjunto bajo el numero 4. ..-..... .. ..-........-----. ...--...
Marina.-La flota dominicana se compone hoi de diez buques, site del Estado
y tres tomados en requisition y armados por el gobierno; todos bien armados,
aparejados y tripulados lo mejor que permit la escaces de marines h6biles y
suficientes, cuyos nombres y armamentos es como sigue:-La fragata Cbbao,

del cartel general de Guayubin, puso el fuerte en manos de los hermanos Jose
Maria y Luis Arceno, capital el primero y teniente el segundo de la guardia civic.
El designio de Cadet Antoine parece que era entrar en la ensenada durante la
noche y sorprender la poblacion; pero como estaba mui oscuro y Ilovia a int6rvalos
sin cesar, en vez de cojer la boca hizo rumbo equivocado a Malins, y todos los bu-
ques, con escepcion del filtimto, que al oir la alarma que cundia entire sus compane-
ros, vir6 de bordo y se fud para Cabo Haitiano A dar la infiausta nueva, cayeron
dentro de La Posa del Diablo, que no ticne salida, y al bajar la marea quedaron
completamente barados. Al verse perdidos pretendieron atacar, pero como Vallon
Simon fua a, esplorar las inmediaciones del pueblo, llegando hasta La Casimba,
manifest a su regreso aL Cadette Antoine que no era prudent avanzar porque habian
Ilegado tropas del interior, creencia que Ie sugiri6 el alboroto que tenian los civicos
en la fortaleza y los repetidos alertas que so daban las centinelas. Perdida toda es-
peranza se resignaron los invasores i la suerte que el destine les tuviera preparada,
cayendo todos prisioncros al amanecer, en que avisado el general Villanueva de lo
que habia sucedido por el pescador Ramon Lopez que presenci6 el descalabro a
media noche en que sali6 con licencia a tarrallar, coinision6 al comandante Pe-
lletier para irles A notificar la rendicion ii la cabeza de los hombres que habia ar-
mados, quienes los condujeron press al pueblo seguidos por un inmenso acompa-
fiamieuto de mujeres y de niflos.







-40-
con 20 cafiones, fusiles, lanzas, machetes, &.-El bergantin goleta San Josd,
con 5 caniones.-El bergantin goleta La Libertad, con 5 cafiones.-La goleta
General Santana, con 7 cafione---La goleta La Merced, con 5 cafiones.-La
goleta Separacion, con 3 cafiones.-La goleta 27 defebrero, con 5 caiones,-Los
tomados en requisicion: la goleta Maria Luisa, con 3 cafiones; la goleta 30 de
marzo, con 3 cafiones; la goleta Esperan2a, con 3 cafiones.-Esta flotilla esta
al mando del general de marina J. Cambiaso. Este important ramo adolece
del mismo mal que el ej6rcito en cuanto a reglamentos y ordenanzas.

XIV.
Mensaje presentado por el Presidente Santana al Congreso Nacional el dia
3 de marzo de 1846.-Durante el receso de la primera legislature, el 6rden
pfiblico sufri6 una grande alteracion con las invasiones que hicieron nuestros
enemigos los haitianos por todos los puntos de las fronteras que dividen nuestro
territorio, habiendo logrado posesionarse en el mes de Julio de los pueblos de
Dajabon y Las Matas de Farfan, Este acontecimiento oblig6 al gobierno A
movilizar toda la Repdblica y A marchar contra el enemigo hasta rechazarlo
fuera de los puntos que hasta ahora ha dictado la prudencia necesario conser-
var con guarniciones. Asi mismo, por las amenazas que se nos hicieron apre-
sAndonos una goleta armada en guerra nombrada La Virginia, y ocasionando
que destruyeramos otra nombrada La Marina, tuve que recurrir a tomar la
media de former una escuadrilla, constant de diez velas, para repeler las
fuerzas maritimas enemigas, impedir que se hicieran duefias del mar, y man-
tener la confianza en el comercio exterior, que pudo alterarse en aquellos mo-
mentos por temor de ser victim de la barbarie de nuestros adversaries que,
violando el sagrado derecho de gentes, expidieron fulminantes decretos contra
los extrangeros que negociasen con iuwiotros.

XV.

Mensaje dirijido por el president Santana al Congreso Nacional en fecha
31 de enero de 1848.-Hasta esta fecha no se ha dado por entendido el go-
bierno haitiano sobre los prisioneros de guerra, A pesar de las comunicaciones
que se le hicieron; y en este estado crei oportuno diseminarlos en las diferentes
comunes de la Rep6blica, tanto para precaver el mal que podian hacer en es-
ta ciudad mas de doscientos treinta enemigos juntos, como por humanidad,
porque todos reunidos y encerrados en los calabozos de esta c6rcel se enferma-
ban diariamente y estaban sujetos a adquirir una epidemia perjudicial A la po-
blacion.......................-- Este estado en que se encuentra la agri-
cultura no se debe atribuir 6 la apatia de los habitantes sino 6 las circunstan-
cias del pais, porque aun que los enemigos no nos hayan invadido material-
mente despues de nuestro l6timo rehuso, el gobierno no puede m6nos de man-
tener las tropas sobre las armas y estA obligado A conservar una fuerte guarni-
cion en las fronteras para precaver una sorpresa, lo que impide que esa canti-
dad de hombres se ocupe de ella, por tanto es que creo tan necesaria la inmi-
gracion A fin de numentar el ndmero de brazos.

XVI.

Memoria del Ministro de Guerra y Marina, Manuel Jimenes, al Congreso
National, fecha 18 de marzo de 1848.-Circunscribiendose siempre la Repi-








-41-
blica en el principio de no emprender conquistas, solo emplea el ej6rcito con-
tra las invasiones del enemigo, que no cesa de practicar cuantas supercherias
les son posibles para violar la posesion tranquila 6 incontestable de este terri-
torio, que A tan just titulo es acreedor el pueblo dominicano; y no ofrecien-
dose ninguna accion de alta importancia de parte de los antagonistas, tam-
poco puedo sefialar en esta occasion ninguna proeza del ej6rcito national, com-
puesto de denodados ciudadanos, siempre dispuestos a former de sus pechos
otras tantas trincheras contra las balas de los agresores que pretendan innovar
i sus imprescriptibles derechos; y aun cuando hubiera habido alguna, yo me
hubiera guardado de citarla como una gloria adquirida por nuestros valientes
soldados, pues ellos para si A nada aspiran, y de los peligros como de las moles-
tias inherentes a la guerra, se complacen en hacer una ofrenda A su patria. La
perseverancia en el rigido cumplimiento de sus deberes en nada se ha desmen-
tido, y su constancia en repeler al enemigo en las frecuentes escaramuzas con
que se place inquietarnos, justifica plenamente la confianza del gobierno; y por
tanto solo me limitar6 a recorder A la nation aquella salvaguardia benemdrita
cuyo civismo es tan digno de consideraciones.











TERCERA CAMPANA.



Rumores de invasion.-Preparativos.-Acontecimientos de Las Matas.-
Progreso de la invasion.-Pirdida de Azua.-El Nimero.-Las Carreras.-
Sus consecuencias.--Guerra ofensiva.-Operaciones maritimas.

I.

Extracto de la proclama dirijida por el Presidente .limenes 6 la Guardia
Civica, el 4 de noviemibre de 1848, en la ciudad de Santiago.-Mas no debe-
mos perder de vista, que aunque van pasados cuatro aiios de nuestra Regene-
racion 6 Independencia, adquiridas y sosrenidas por her6icos esfuerzos y sacri-
ficios personales, existe la guerra contra un enemigo implacable que no aban-
dona sus ideas de usurpacion, cuyas m6ximas y planes inhumanos de destruc-
cion, bien conoeidos del mundo entcro, deben penetraros de la abslouta necesi-
dad de manteneros bajo un pid que garantice al mismo tiempo la seguridad; y
para ello se require la unanime disposition de todos y de cada uno en particu-
lar, para prestar con verdadero patriotism el servicio que reclama la patria; se
require que el espiritu national sea uno mismo en todos los dominicanos; se
require la unidad de principios en armonia con el pacto fundamental, y que
la mas sincere y franca union perilmnczca entire los poderes, entire las provin-
cias, entire las autoridades, y centre todos los miembros que component la gran
familiar dominicana, ya para poner al enemigo un dique indestruptible, contra
el cual vengan a estrellarse sus obstinadas einlresas, ya para afianzar nuestra
estabilidad y patentizar A las nacienes civilizadas, que han admirado nuestra
determination y esfuerzos, que nuestra existencia political, consumada de he-
cho, no es efimera; y que somos dignos de ser contados, como pronto debemos
esperarlo, en el n6mero de ellas.
II.

Fragmentos de la manifestation que en nombre de sus compatriotas los
dominicanos hizo el general Antonio Duvergi 6 los haitianos, en francs y es-
pafiol, desde el cuartel general de Las Matas, el 18 do diciembre de 1848.-Ha
llegado hasta nosotros la proclama insidiosa que dirigi6 vuestro president al
pueblo y al ej6rcito, con el fin de animaros A tomar las armas y marchar a la
primer voz contra aquellos dominicanos que inseusibles A sus alhagos y falsas
promesas, permanezean firmes en el juramento que solemnemente han prestado
de vivir para siempre separados de la parte occidental, independientes de la
domination ignominiosa que por 22 afios pes6 sobre ellos......-..--..Haitia-
nos! La mesquiua intelijencia de vuestro president desconoce de todo punto el
temple robusto de nuestras almas, la sublimidad del afecto que nos conmueve,
6 lo inalterable de nuestras resoluciones; 6 confia demasiado en vuestra credu-
lidad, sencillez 6 ignorancia, y mas que todo en el estupor y postracion en que
os han sumido las sangrientas escenas de que recientemente habeis sido los tes-
tigos y ciegos instrumentos-.....--.....-.. ; pensad en que sumergidos en










-43-
la ignorancia y pobreza, porque tal era el sistema de vuestro gobierno para
prolongar la servidumbre, exaustos de recursos, casi sin armas ni dinero, sin
mas protection que la del cielo, y por solo el esfuerzo de nuestra voluntad y el
ardiente deseo de independencia, sacudimos el yugo y denodados proclamamos
nuestra resolution, y decididos y valientes la sostuvimos contra las numerosas
fuerzas que vanamente despleg6 vuestro gobierno contra nosotros, tanto por
estas fronteras como por las del Norte ......... Haitianos, miserables jugue-
tes de vuestros gobernantes, nosotros abundamos en todo aquello de que vuestro
gobierno carece; nosotros hemos conocido y esperimentado nuestras fuerzas y
practicamente el principio de que el pueblo pqe quicre ser libre no hti powder hu-
mano que lo esclavice; nosotros hemos saboreado con deleite los dulces goces que
ofrecen la libertad 6 independencia; y comparada nuestra situation congojosa y
degradada con la que actualmente disfrutamos y con la que nos prometemos en
ese porvenir inmenso, rico de esperanzas, ,Oc6o, pues, figurarse que haya un
solo dominicano, indigno de tan glorioso nombre, que olvidando la dignidad de
su ser, las ventajas de su position, las herinosas piginas de su historic, presta-
se por un moment oido A tan absurdas y falaces promesus?, ..- ...........
Haitianos! Yo os hablo en nombre de vuestro intcres, en nombre de vuestra
conservation, de vuestras mujeres y de vuestros hijos. Ningun derecho os asis-
te sobre la Rep6blica Dominicana, qus vosotros insists en apellidar parte del
Este; nada teneis que buscar en ella, ni nada teneis que ganar si no es fatigas,
p6rdida de vuestro trabajo que abandonais, miserias, necesidades, quebrantos,
y una muerte segura que reservamos los valientes dominicanos en la boca de
nuestros fusiles, en las puntas de nuestras lanzas y en los filos de nuestros ma-
chetes, a todo el que atrevido osare atacar nuestros derechos y nuestra propie-
dad.
III.

Dios, Patria y Libertad.- Repdblica D)ominicana.-Manuel Jimenes, Pre-
sidente de la Republica.-En este dia he recibo parte del general en gefe del
canton de Las Matas, que detalla los resultados de los ataques que tuvieron lu-
gar el dia 19 del corriente de part del eneinigo, en que nuestros tuertes fueron
cercados y acometidos por tres divisions. desde las ocho de la nafiana hasta
las tres de la tarde, haciendo uso de la artilleria a cada vez que se presentaba,
hasta que al fin tuvo que retirarse; y cuyo tenor es como sigue:

Cuartel General de Las Matas 7 de febrero de 1849, afio 5" do la Patria.-An-
tonio Duverg6, general de division, jefe superior politico de la provincia de Azua y
comandante en jefe de las fronteras del Sud.-Sefior Presidente: -Inducido en error
por falsos informed, crei y escribi A U. que habiamos perdido de los nuestros cinco
hombres, y que al enemigo so le hizo grande estrago con la artillerfa; pero hoy que
ha podido hacerse la veriticacion exacta do nuestras tropas y de los campos done es-
taba el enemigo, ha resultado no ser nas que dos los muertos de nuestra parte, 4
innumerable los de la parte contraria, segun vamuos descubriendo por las muchaE
sepulturas y cadaveres esparcidos que se encuentran por todos los montes circun
vecinos, por el rastro de sangre on todos nuestros caminos y avenidas, y la pestilencir
insoportable por donde quiera.-Dios guard A U. muchos aflos.-A. Davergd.

Dominicanos: los nuevos laureles con que la victoria ha cefaido la frenti
de los defensores de las fronteras del Sur, deben hacer esperar que si los ataque
del enemigo se repiten, 6 se xtienden por las fronteras del Norte, cuyos vale
rosos guerreros ya los han obtenido igualmente, serin rechazados, y la seguri
dad pdblica sera por todas parties sostenida con el mismo valor y denuedo pro






-44-
pios 9 garantizar nuestra tranquilidad.-Palacio Nacional de Santo Domingo,
capital de la Repfiblica, A los 12 dias de Febrero de 1849, aiio 59 de la Patria.
-Jimenes.-Rcfreodado: el ministry de guerra y marina,- Roman Franco
Bido. (16)
IV.
Efem6rides hist6ricas de Haiti, que preceden al Almanaque Comercial de
Port-au-Prince, publicado en 1863 por D. Pouilh.-1849. Marzo 5. Campa-
fa contra el Este.-Marzo 20. Entrada de Soulouque a San Juan.-Abril
5. Combate frente A Azua: Geffrard, el president actual, recibe un bala-
zo en una pierna.-Abril 6. Sitio de Azua por Soulnuque. Jornada san-
grienta. Toma de esta ciudad.-Mayo 6. Regreso del Este del ej6rcito ex-
pedicionario. Su entrada a la capital.
V.
Sefior Coronel Juan N. Ravelo.-Apreciable amigo: Esta tiene por objeto
darle una idea de nuestro estado actual, respect A la desmoralizacion de nues-
tras tropas y del estado de defense en que nos encontramos.-Respecto A la
desmoralizacion, fu6 much. La causa la atribuyo A que jamas ha sido casti-
gada la insubordination en otros acontecimientos semejantes 6 estos. No acos-
tumbrada la tropa A obedecer la voz del jefe, nada pueden hacer los oficiales en
el moment del desorden.-Hoi tenemos, aunque no un gran ndmero de tropa,
lo precise para resistir al enemigo, que si no se tiene miedo mui bien se pueden
defender.-Hoi ha salido una poca de tropa, de lajente de Neiva, Azua y Las
Matas, para las fronteras, y se iran mandando sucesivamente, pues asi que han
sabido el paradero de sus families se estan reuniendo, y creo que dentro de po-
cos dias habrA la jente suficiente. Hago esta explicacion con el fin de que se

(16) Dcterminada por Soulouque el dia 10 de mayo de 1849 la invasion del te-
rritorio de la Republica, fu6 atacada la plaza de Las Matas el dia 19 por todo el grue-
so del ej6rcito. La defendian el general Ramnon Mella, que ocupaba el Fuerte Grande;
el corouel Feliciano Martinez, que ocupaba el de Bani; el general Remijio del Castillo,
A la cabeza de las tropas de San Juan, y el general Valentin AlcAntara, que hecho pri-
sionero en el ataque anterior habia sido cangeado y se encontraba otra vez en campafia.
Los esfucrzos hechos para sostener el punto fueron inauditos, pero arrolladas las fuer-
zas dominicanas, mas que por el impetu por el ndmero de los contraries, se vieron e4
el caso de batirse en retirada. La primer agresion de las fuerzas enemigas destacadas
en su persecucion la resistieron en Cafiada Honda y la segunda en Sabana Pajonal, no
pudiendo hacer alto sino a orillas del Yaque, donde se dispersaron las fuerzas, cojien-
do el general Castillo el camino de Constanza, y tomando los generals Mella y Al-
cAntara la direction de Azza, donde no entraron hasta el 30 de marzo en que los desa-
lojaron los haitianos del paso del Jura, donde se habian mantenido vijilando, junto con
el coronel Feliciano Martinez, las operaciones del ej6rcito invasor.
Sitiada Azua y asediada por todas parties el 5 de abril, en que tantas pruebas do
heroismo dieron las fuerzas neivanas, diezmadas en la defense del camino de La Playa;
el batallon de Higuei, que tuvo mas de 20 bajas; las compafnias de Montegrande, ba-
tiendose al pi6 de las trincheras con Santiago Bazora a la cabeza; las de Azua que su-
jetaron con Duverg6 en El Barro la column que quiso cortar por ese lado; las de San
Crist6bal que dirijidas por el coronel Eusebio Pereira, se portaron al igual de las de
la capital mandadas por el comandante Wenceslao Guerrero, sin que tantos sacrificios
bastaran para libertar la plaza, ya desmoralizada por el pAnico, convoc6 Duverg6 en jun-
ta de guerra a los site generals nas qu le Iacompafiaban, y aunque Alcantara opin6
por no abandonar, Contreras por abrirse campo a sangre y fuego, Mella y Sosa por sal-
var el ej6rcito para veneer en otra part, la mayoria opin6 al fin por el abandon com-
pleto, que tuvo lugar el dia 6 en el mayor desdrden, cojiendo unas fuerzas por el cami-
no de Estebania y otras por el del Maniel 6 San Jose de Ocoa.










-45-
desmientan las noticias que puedan hacer correr del mal estado de nuestras
fronteras y demAs que puedan agregarse. Es muy possible que con alguna idea
6 mira, se estiendan pintando el mal estado de las cosas, y no deben llevarse
de todo lo que se diga, y asi, aunque no debo decirlo, de lo que yo escribo,
porque nada me anima, ni nunca he dicho otra cosa que la verdad, y lo que
tengo por cosa mui cierta.-Con fecha del 7 del corriente escribi al general
Duverg6 para que remitiera A la Capital al general Alc6ntara y al comandante
Batista, del batallon de Azua, de cuya 6rden he tenido la contest siguiente:
"Sefior Presidente: acuso A Vd. recepcion de su oficio fecha 7 del corriente, 6
impuesto de su contenido le dir6, que inmediatamente ofici6 al general Regla
Mota para que ordene al general Valentin y al comandante J. Batista se pre-
sentaran ante Vd. Con respect al 6ltimo no le remito process verbal porque
ignore los motives porque se retir6, pero que d1 dard su descargo verbal."-Este
punto de Sabanabuei se encuentra al mando del general, y el general Bernar-
dino Perez estA en la Boca de la Palmita t la cabeza de los hombres que se han
reunido. El general Sosa tiene la 6rden de eucargarse del puesto del Niimero,
y Contreras en el Portezuelo del Maniei con la fuerza que se le ha reunido.-
En este moment parto al Maniel con el objeto de comunicarme con la gentle
que se encuentra en Las Lagunas. La carta de Duverg6 prueba que no esti en
mui mal estado el canton.-Despues de haber Ilegado A esta lleg6 el general San-
tana y me manifest una necesidad de quitar al general Valentin del canton, A
lo que respond que la 6rden de remitirlo A la capital estaba dada, lo mismo que
se habia hecho con el comandante Batista. Fue puesto abordo de la flotilla el
el general Alcintara, porque lo crey6 mas seguro el general Santana; pero no lo
fu6 el comandante Batista, que tambien habia sido llamado en igual que el je-
neral Valentin. Yo inmediatamente hice cumplir la 6rden quo habia dado de
que se presentara a la capital, para que alli se descargue de la falta de cumpli-
miento de la 6rden que le fu6 dada de permanecer en Los Conucos despues de
haber defendido la entrada de dichos Conucos, lo mas escencial, y A lo que so
puede atribuir la p6rdida de Azua. Si en Batista no hai mala f6 en la falta
que ha cometidb, no es nada menos la desobediencia y mayormente en momen-
tos que atacaba el enemigo, y que casi dependia la victoria, 6 la p6rdida total
de Azua y lo mas que pueda venir, de no haberse hecho la defense de Los Co-
nucos, 6 6 lo menos de no haber hecho dilijencia alguna. Este hombre debe
justificarse, para lo cual lo remito al gobierno, quien averiguando y aprecian-
do su falta 6 ignorancia, determinarA lo que juzgue mas conveniente.-Desde
mi llegada a 6sta me he ocupado de former un process verbal sobre la p6rdida
de Azua.-Bani, 12 de Abril de 1849.-Jimenes. (17)

(17) El president Jimenes, que liabia estado en Azua A tiempo de haber impreso
al ej6rcito con actos de eergia, la unidad de accion y la discipline ininadas por el de-
sacuerdo A que las pasiones political habian llevado A susjefes superiors, pero que la
abandon en los moments mas supremos, oyendo los consejos de los que consideraban
como inconstitucional su presencia en el cuartel general; se traslad6 a Bani al saber
lo acontecido, con el prop6sito de hacer esfuerzos por reorganizar las tropas y cubrir los
puntos mas accesibles antes de que el enemigo emprendiera su march, operation en
que se le habia adelantado el general Duverge, anheloso de volver por su cr6dito mili-
tar, con el auxilio de los jenerales Contreras y Sosa, del coronel Dominguez y de la ma-
yor parte de los jefes superiors de las tropas del Sur; de suerte que cuando regres6 A
la capital dejando al general Santana al frente del ej4rcito por disposition del Congreso,
ya estaban ocupados militarmente El Nimero, Las Carreras, Sabanabuei, La Boca de
la Palmita y El Portezuelo, 6 impedido por la escuadra el trAnsito de Playa Grande,
que eran las avenidas principles por donde podia querer pasar el enemigo.












VI.

Dios, Patria y Libertad.-Repdblica Dominicana.-Roman F. Bid6, Jene-
ral de Brigada y Ministro de la Guerra y Marina -Dominicanos: La Providen-
cia os proteje; la suerte os volvi6 la espalda algunos dias para probar vuestro
valor, y de nuevo os concede los favors de la victoria, y los haitianos huyen
para sus hogares, destrozados por las lanzas y machetes de nuestros bravos Do-
minicanos, y acosados por el hambre: tal vez allA los espera la guerra civil
con todos sus horrores, por coinplemento de las males con que Dios los castiga
porque desconocen la justicia de nuestra causa.-Por los parties que vereis A
continuacion, os impondreis del estado actual de la guerra:
Sabana Buei y Abril 17 de 1840.-Pedro Santana, Jeneral de Divicion y Jefe de
las fronteras.-Al Sr. Ministro de la Guerra.-Sr. Ministro.-Despues del parte que
comuniqu6 A Vd. esta mafiana, lie recibido otro del tenor siguiente:-Puesto del
Nfimero, 17 de Abril de 1849.-Antonio Duveig6, Jeneral de Division y Coman-
dante de las fronteras del Sud.-Al Senor Jeneral Pedro Santana, Comandante en
Jefe de la mismna.-Sefior Jeneral.-En este nomnento, conmo las once del dia,
hemos hecho replegar al enemigo, que dej6 en nuestros campos de hatalla sus muer-
tos que no pudieron cargar. La perdida de los nuestros fud un poco considerable
entire heridos y muertos.--lasta aliora no salbelios la determination del enemigo;
pero nosotros nos mnanteiidremos tilnles para sosteler el punto.-Apresu6reme Vd.
las municioues que en mi oficio anterior le pedi. -.-ios guard 11 Vd. muchos aflos.
-Firmado,-D) uverg6.-Salitauna.
Cuartel de las Carreras v Abril 20.-Pedro Santana, etc.-Al Sefor Ministro
de la Guerra.-Sefior Ministro.-Ayer coino A las tres de la tarde se present el
enemigo a este Canton, y habiendo sido batido tuvo que replegar. A las cinco del
mismo dia recibi este parte, 6 innedliatamente dispose amanecer aqui, coino en efecto
lo hice. Todo el dia lo hemos tonido A la vista; pero hasta aliora, que es la una
del dia, no ha hechio ningun inoviiniento. Si algo ocurriere se lo participar6 Vd.
inmediatamente..-Dios guard at Vd. &.-.-Firinado,-Santana.

Puesto Avanzado de las Carreras y Abril 21.-Pedro Santana, etc.-Al Sefior
Ministro de la Guerra.-Sr. Ministro:-En el misiuo inomento, que son las cinco y
media de la tarde, lhemos principiado el ataque; y de tires piezas que tenia el enemigo,
le quitamos las dos mas grades, y lo derrotamnos comipletamente: no ha habido de
nuestra parte ningun muerto, y solo tres heridos.-Dios guard A Vd. muchos aflos.
-Firmado,-Santana.
Canton de las Carreras y Abril 22.-Pedro Santaia, etc.-Al Seiior Ministro de
la Guerra.-Sr. Miuistro:- Ayer A las cineo y nedia de la tarde di part a Vd. mui
suscintamente del ataque que tuvo lugar, porquiie eo aquel mnonento no se habia
aun explorado el campo y quise adelantarle la noticia de nuestra victoria; pero
ahora dard a Vd. los detalles siguientes:-En primer lugar, el enemigo principi6
por cafionear con una pieza de A doce que tenia montada en una altura, el punto
que ocupamos para descubrir el campo, y despues de haber echado uua porcion de
balas sobre nosotros, baj6 las otras tres piezas, dos de bronce y una de hierro, y pues-
tas en bacteria, principi6 por atacar al ej6rcito que estaba apostado A las mlrjenes
del rio, y que habia yo arreglado y dividido el dia 18 en la tarde, eu cuatro di-
visiones, mandadas: una por el coronel Francisco Dominguez, otra por el teniente-
coronel Bias Maldonado, otra por el teniente-coronel Marcos Evanjelista, y la cuarta
por el teniente-coronel Antonio Sosa: los jenerales de brigada Abad Alfau, Bernar-
dino Perez y Merced Marcano, a quienes el mismo dia 18 entregui este pesto, los
dos primeros corno encargados del Ejdrcito en movimiento, y el tercero haciendo
funciones de Comandante de Armas, corrieron al instant, se pusieron A la cabeza











-47-
de las mencionadas cuatro divisions, 6 inmediatameinte priucipiaron el ataque.-
Despues de cerca de una hora de un combat tan desigual, nuestras tropas con sus
benemeritos jefes A la cabeza, cargaron sobre la artilleria eneiniga, y metiendo mano
al arma blanca se apoderaron de ella, al mismlo tiempo que Ilegu6 yo con la ca-
balleria, que estaba al mando del coronel Pascual Ferrer.-Tanto de los jefes su-
periores y subalternos, como de todo el ej6rcito en general, no tengo que hacker sino
elojios de su patriotisimo y valor, pucs todos me han acompafiado con entusiasino y
estin dispuestos A perocer primero que a sucumbir -La p6rdida del enemigo ha sido
considerable, y de entire do los nmertos hemos escojido y enterrado, en el Hato de
Las Carreras, de ]a propiedad del Doctor Caminero, lugar del ataque, dos jenerales,
uno de division y otro de brigada, segun las insignias que tenian, y otro que muri6,
tambien de division, por ser cerca de nooche, se qued6 en el canipo y se lo llev6 el
enemigo: tambien perecieron iflinidad de oficiales, segnn todas las insignias que ha
cojido la tropa, las que remito a Vd. junto con las de los jenerales, y dos banderas,
una del rejimiento 23 y la otra del 30, para que las vean y me las conserven ahf, A
fin de devolv6rselas A los que las cojieron, segun s- lo he ofrecido.-Los fusiles y
demAs despojos de que se apoder6 la tropa, cada uno conserve los suyos.-Dios guar-
de etc.-Firmado,-Santana.

Canton de las Carreras y Abril 23.-Pedro Santana etc.-Al Sefior Ministro
de la Guerra.-Ayer, como A las dos de la tarde, viendo la pertinacia del enemigo,
despues del sangriento ataque que tuvo lugar el dia 21 A las cinco y media de la
tarde, y de la considerable p6rdida que tuvieroti, pues su campo se encuentra sem-
brado de muertos y sepulturas de los que pudieron enterrar bajo el fuego que ince-
santemente nos hacian sobre nuestro puesto con las dos piezas de canon que les
quedaban en las alturas de que estaban posesionados, determine, porque no po-
diamos permanecer en un estado de inaccion, despachar guerrillas sobre las monta-
fias, A derecha 6 izquierda, segun ellos pretendieron hacerme, para atacarlos en los
puestos avanzados, que tenian de guarnicion en amibas alas, y conseguir por este
medio, no solamente inquietarlos, sino tambien apercibirime de sus operaciones para
haberlos atacado hoy en brecha.-En efecto, nuestras guerrillas salieron de aquf ayer
A la. hora mencionada, y cono A las cuatro y media principiaron A hacerle un
fuego tan vivo por Amnbos lados, que la guerrilla del ala derecha, mandada por el
conmadante Aniceto Martinez, lleg6 hasta las piezas de canon, de tal modo, que
A su vuelta, sin perdida de ningun honibre y con solo un herido, A pesar del cafno-
neo teso con que la batian, sostuvo el fuego y consigui6 cojer dos potes de metralla,
y n6 las piezas de cafon, porque las fuerzas no eran suficientes; la del ala izquierda,
mandada y dirnjida por los calitanes Bruno Aquino y Bruno del Rosario, como
practices del lugar, les hizo tanto estrago sobre las alturas, que a nuestra vista
misma les veiamos cargar los inuertos.-Estas guerrillas, segun las 6rdenes que
tenian, asi que vieron que el enemigo qued6 aterrorizado, se retiraron como A las
seis de la tarde.-El enemigo, incontinentemente, principi6 A cafonear desde una
altura este puesto, segun se ha visto para efectuar su retirada, la que ha hecho tan
Ileno de terror, que dej6 las dos piezas de artilleria con que nos batia, y hasta los
caballos de sus dragones que no podian hacer march forzada en su retirada.-
En esta virtud, hoi a las seis de la nmanana, he tornado posesion del puesto de
El Nimero, y encomendAdoselo con una guarnicion suticiente al teniente-.oxonel
Marcos Evangelista, habiendo mandado espias que sign los pasos de los haitianot
para saber su paradero. Por consiguiente, me ocupo en este moment en dar mil
6rdenes para dojar una guarnicion aquf, que auxilie al comandante Evangelista er
caso necesario, y marchar con el resto del ej6rcito por el lado de Sabanabuei par,
Las Playas, en donde por las pocas tropas que tenia, solo se encontraba una fuerz;
de 150 hombres, reservAndome dar cuenta A Vd. de cualquier resultado que hay
despues.-Dios guard A Vd. muchos aflos.-Firmado,-Santana.
Cuartel general de Sabanabuei y 24 de Abril.-Pedro Santana etc.-Al Sefic
Ministro de Guerra y Marina.-Sefior Ministro: A las cuatro y media de la tard
salimos para el canton de la Boca de la Palma, A fin de dar alli mismo la disp(










-48-
sicion de desembarcar las dos piezas que me remitieron de Santo Domingo, que
aun permanecen abordo; pero como A la media hora de nuestra llegada, tuvimos
el dolor de ver las llamas que devoraban el desgraciado pueblo de Azua, pues pare-
ce que el enemigo, al sentir que nuestras avanzadas se acercaban, escarmentado
ya de nuestras valerosas tropas, tom6 la bArbara disposicion, pars librarse de ellas,
de incendiar con desprecio del derecho de gentes: por consiguiente, alli mismo se
determine que las tropas de La Palma so embarcaran inmediatamente, para legar
Azua mafiana temprano, y que las de los otros cantones hicieran lo mismo por
tierra, como tambien que el general Duverg4 pasara a Azua a encargarse del ejdr-
cito hasta mi Ilegada, que serA mafana en la tarde.-Dios guard etc.-Santana.
Santo Domingo, y Mayo 4 de 1849 y 69 de la Patria.-Roman Franco
Bid6. (18)
VII.
Mensaje presentado por el general Santana al Congreso Nacional en la se-
sion extraordinaria del dia 6 de julio de 1849.-El Congreso comprenderi, que
si al entregarle el poder que me confiaran el, y mas tarde los pueblos, no vi
cabalmente realizadas todas las esperanzas, es porque los obstaculos son mui
grandes y la mission inmensa. Sin embargo, no he anhelado menos que hacerme
digno de la confianza de la nation; y me cuento por dichoso de poder anunciar
al Congress que despues de la esplendida victoria del 21 de Abril, nuestros
enemigos no ocupan sobre nuestro territorio sino los puestos avanzados que
mantenian antes de la hltima invasion. Solo me queda el pesar de no haber
podido evitar el horroroso incendio que ha devorado, con sus riquezas, tres pue-
blos de una hermosa provincial; ni menos utilizar la victoria, pues el gobierno
me habia escaseado los recursos, privAndome asi de la ventaja inmensa de em-
prender repentinamente la ofensiva. Yo no contaba ent6nces sino con 800
hombres, de las reliquias del ej6rcito de Azua; siendo de notar que sus oficia-
les son los mismos A qnienes el gobierno, per subsanar su conduct y salvar
A sefialados criminals, imputaba con estudiada malicia los dutimos reveses
de la guerra. Pero que la nation sepa que A ellos debe gran parte de los
ansiados triunfos, y que jamAs olvide, repasando la historic de sus quebran-
tos, quienes son los que la han poetrado y ofendido.-Por fin llegud con mi cor-
to ej6rcito hasta Azua: alli tome todas las disposiciones mas adecuadas A las ne-
cesidades del moment, particularmente la posecion de los puestos avanzados
de Las Matas y de Neiva, y ademis socorri la desnudez y el hambre A multitud
de families desoladas.
VIII.

PArrafo del discurso pronunciado por el coronel Buenaventura Baez al to-
(18) En las operaciones militares de la campafia de 1849 prest6 como siempre
importantes servicios la flota national, compuesta de la fragata (ibao, al mando del
general Cambiaso, (lel bergantin 27 de Febrero, al mando del coronel Juan Alejandro
Acosta; de la goleta General Santana, al mando del comandante Simon Corso; y de la
goleta Constitucion, al mando del capitan Ramon Gonzales. Queriendo la casualidad
que, de regreso de una recorrida que di6 costa abajo, fondeara en Tortuguero el mismo
dia del abandon de Azua, no teniendo enemigos que combatir en el mar pues la es-
cuadra haitiana no habia podido remontar el cabo Mongon, resolvi6 Cambiaso mante-
ner los buques en line de batalla frente A Playa Grande y A distancia de tiro decafon,
i fin de impedir el paso de las fuerzas de Soulouque para Sabanuei. Esta operation
di6 excelentes resultados y fu6 precursor de los triunfos obtenidos en El Nfimero y
Las Carreras, pues no atreviendose los invasores A hacer uso del camino de la costa,
fueron A.probar fortune en los desfiladeros de las montafias.








-49-
mar posesion de la presidencia de la Rep6blica el 24 do setiembre de 1849.-
En la aurora de nuestra libertad el sentimiento de nuestros derechos y la justi-
cia de nuestra causa hicieron que el pueblo dominicano en masa redujese A cues-
tion de vida 6 muerte la lucha que emprendi6 contra los haitianos. Esta deter-
minacion se desprendia naturalmente del sistema retr6gado, esflusivista y de
espoliacion, que durante 22 aios nos impusieron, y que practican cada vez que
asientan una huella criminal sobre nuestras fronteras, desvastando, incendiando
y derramando sangre. Su guerra es mas de latro-guerreros que de soldados;
mas como la victoria favorece de ordinario al que quiere vivir, y estA contra
el que quiere sufocar, en todas parties han triunfado las falanges dominicanas,
dejando la invencible conviction de que Haiti no puede conquistar, ni menos
conservar.-Nuestra nacionalidad esta garantida.

IX.
Dios, Patria y Libertad.-Repuiblica Dominicana.-Buenaventura Baez,
President de la Repfblica.-Dominicanos!-Seis afos de guerra defensive
han inspirado A nuestros enemigos una falsa idea de la fuerza de la Repdblica,
y dadoles la inmensa ventaja de escojer A su antojo los moments de hostilizar-'
nos, y el teatro de los combates.-Ademas de esto, no es de la dignidad nacio-
nal agotar nuestros recursos en continues preparatives para repeler a los hai-
tianos, cuando podemos ir con tanta facilidad A buscarlos A su propia casa y
hacerlos sentir el peso de la guerra en sus personas y propiedades.-Convenci-
do el Gobierno de esto, y apenas desembarazado de los obsticulos que le legara
la pasada administration, dispuso la salida de los buques del Estado, bergantin
"27 de Febrero" y goleta "Constitucion," al maudo del comandante J. Carlos
Fagalde, con el fin de cruzar sobre las costas del Sur de la Isla, y hostilizar al
enemigo por mar y tierra. Esta pequefia espedicion ha sido coronada con el
feliz 6xito que era de esperarse.-El pueblo de "L' Anse a Pitre' incendiado;
la poblacion de "Sale-Trou" puesta en fuga, con p6rdida, en ambos puntos, de
algunos hombres y ganados; la goleta haitiana "Caridad", cargada de provisio-
nes, apresada A su salida de Los Cayos; una balbndra y seis barquichuelos mas
tomados y echados 6 pique; veinte y cinco muertos, y diez y ocho prisioneros
que acaban de entrar en esta Capital: tal es el resultado de nuestros primeros
pasos en la guerra ofensiva. Dominicanos! La Divina Providencia proteje vi-
siblemente nuestra causa: persevered unidos, y sereis invencibles; persevered
unidos, y confiad en el Gobierno, que conoce toda la estencion de sus deberes,
y est& dispuesto A cumplirlos A todo trance.-Viva la Relijion!-Viva la Repfi-
blica!-Viva la Libertad!-Dada en el Palacio Nacional de Santo Domingo, 6
los 15 dias del rues de Noviembre de 1849, afio 6 de la Patria.-Buenaventura
Baez.-Refrendado: El Ministro del Interior y Policia,- Medrano. (19)

(19) A poco de haber tornado Baez posesion de la presidencia, se apareci6 en el
pais un marino frances, que dijo Ilamarse Carlos Fagalde, ofreciendo hostilizar A los
haitianos en sus costas, si se ponian uno 6 dos de los corsarios A su disposicion. Acep-
tado el ofrecimiento por el gobierno, que estaba por tomar la ofensiva a fin de hacerle
sentir al enemigo los inconvenientes de la guerra, le fueron entregados dos buques: el
bergantin 27 de Febrero y la goleta Constitucion, con los cuales realize su primer via-
je, confiando el mando de la goleta al comandante Juan Luis Duquela, y reservando-
se el del bergantin. En esta espedicion, que los contrarios no esperaban, no solo des-
truy6 todos los botes pescadores que fuM encontrando desde La Beata, sino que ech6 A
pique una balandra, capture una goleta que salia de Los Cayos, 4 hizo desembarcos
en L' Anse a Pitre y Sale-Trou. Pero, como no content con lo que habia consegui-








-50-
X.

PArrafos de la manifestation que el president Baez diriji6 A los haitianos
el 16 de noviembre de 1849.-Haitianos: Va para seis afios que separAndonos
de vosotros recuperamos nuestra independencia; y 4 pesar de cuanto se os ha
dicho en proclamas falaces, debeis star persuadidos el dia de hoi de que esta
separation es eterna........ Esperanzados en que un dia imitariais nuestra
moderation, jamns henos querido atacaros en vuestra propia casa, limit4ndo-
nos A repeler vuestras agresiones; pero toda paciencia se agota, y puesto que
no habeis querido la paz, soportad a vuestro turno, en vuestras propiedades y
personas, todo el peso de la guerra........... Haitianos: nuestra flota bien
armada, equipada de un todo, y bien mandada; con un gran ndmero de tropa de
desembarco, ha salido para ir A pillar vuestras costas y destruir vuestra marina:
velad, pues, noche dia; velad en el Norte, en el Oeste, en el Sur; retired vues-
tras mujeres 6 hijos A los montes; abandoned vuestras labranzas para hacer
centinela, arma al brazo, sobre las peas, A la inclemencia, y de vuelta 4 vues-
tras casas las hallareis incendiadas. Una vez que os dejais imponer la guerra
por los que os gobiernan, tiempo es ya de que sepais lo que cuesta la gue-
rra .............. Haitianos: Nosotros podiamos vivir pacificamente, cada uno
en sus fronteras, trocando con reciproco beneficio nuestros ganados y tabaco
por vuestro cnf6. Del mismo modo podiamos navegar tranquilamente y sin
temor alguno por los mares tan hermosos que nos diera la Divina Providencia:
los que os gobiernan no ban querido dejarnos gozar de estas ventajas y han
preferido la guerra. Pues bien, que los males de la guerra recaigan sobre su
cabeza y sobre vosotros que no sabeis obligarlos A hacer la paz.
X.

Dios, Patria y Libertad.-Repiblica Dominicana.--Proclama.-Buena-
ventura Baez, Presidente de la Repdblica-Dominicanos: Dias ha que anhelaba
por dar cuenta A la opinion pfblica de la segunda espedicion maritima sobre
las costas de Haiti: dias ha que para el Gobierno el 6xito no era dudoso; pero
esperaba la llegada del corsario "27 de Febrero" que aun se mantenia asechan-

do, pretendi6 ir hasta cabo Tiburon A hacer buena presa un buque que cargaba por
esos contornos, la tripulacion de la Constitucion, que no juzg6 prudent ir tan 14jos
con solo dos buques, se neg6 A maniobrar en el sentido de arriar las escotas para seguir
en popa las aguas del 27 de Febrero. En presencia de esta novedad acudi6 Fagalde
en un bote al barco insurreccionado con Animo de someterlo; pero viendose A punto de
perecer en manos de los soldados y mariners que pretendia diezmar, tuvo que reem-
barcarse para encontrar a su regreso en el mismo estado de insurreccion A los tripulan-
tes de su buquc; por cuyo motive tuvo quo emprender la remontada para Santo Do-
mingo desistiendo de so contrariado prop6sito. En Barahona pudo cojer con engaio
al promovedor del iltimo incident, Alejandro Calisat, a quien fusil6 levantan-
do un simple process verbal, no obstante la protest hecha por el comandante Jos6
Echavarria, segundo del buque, que no acept6 tan en6rgico procedimiento. El cabe-
silla de los rebeldes de La Constitucion, Manuel Sordito, pag6 con la vida su falta de
subordinacion al llegar A Santo Domingo, en virtud de sentencia pronnnciada por el
consejo de guerra que lo juzg6.
El buen resultado que produjo esta expedicion, anim6 al gobierno 4 poner en
prActica otra con mayor nimero de buques y mas tropas de desembarco. Ent6ncos fad
que tuvo lugar el combat naval que explica la nota XIV de nuestro folleto: Partes
Oficiales de las operaciones militares realizadas durante la guerra dominico-hai-
tiana,publicado en 1888.









-51-
do las velas enemigae.-Desde ayer estA reunido en este puerto con los demas
Corsarios Dominicanos: cont6mplense ahora los hechos.-La Flotilla Domini-
cana, mandada por el comandante Fagalde, fu6 por segunda vez 6 las costas de
Haiti; se fonde6 en la "Petite-Rivi6re;:' desembarc6 su jente, poniendo en fuga
*la guarnicion y tomnndole dos banderas; redujo a cenizas el pueblo, y disperse
6 canionazos a los habitantes de "Dame-Marie:" A su retorno, los tries Corsarios,
el "Santana," la "Constitucion" y el "27 de Febrero,dieron un combat desigual
en las aguas de Los Cayos; pero cl valor es siempre mas fuerte que el numero,
pues ni de 6ste pudo aprovecharse el enemigo: cinco de sus buques sufrieron
la vergOenza de verse acosados por dos Corsarios Dominicanos: la "Constitu-
cion" y el "27 de Febrero;" una hora mas, y su p4rdida hubiera sido inevita-
ble: ni la "Merced" ni el "Cibao" Ilegaron a ticmpo detenidos por la calm. El
valor acompafiaba a los nuestros, A los enemigos la proximidad de sus costas.-
Sus fuerzas eran doubles; con todo, mui multrados algunos de sus buques, y con
p6rdida de much jente, buscaron todos su salvation en el puerto de Los Cayos.
-Ya lo veis, Dominicanos, tanto terror inspira el que ataca sin contar el nd-
mero de sus enemigos; tanto puede el que tiene el sentimiento de su honor,
de la justicia de su causa, y lo que es mas, de su fuerza una profunda con-
viccion. Asi lo comprendi6 el Gobierno cuando, desde sus primeros pass,
pens6 en tomar la ofensiva -Que los valientes h6gan el iltimo csfuerzo, que
la union reine entire nosotros, y salvaremos la Rep6blica.-Viva la Religion !
Viva la Libertad! Viva la Republica Dominicana !-Dada en el Palacio Na-
cional de Santo Domingo, Capital de la Repdblica, a los dos dias del mes de
Enero de 1850 y 6 de la Patria.-Buenaventura Baez.-Refrendada: el Mi-
nistro Secretario de Estado en los Despachos de Guerra y Marina, Juan E.
Aibar.
XII.
Fragmentos del manifesto dirijido al mundo imparcial por el president
Baez el 27 de febrero de 1850.-Seis afios de una guerra la mas injusta, la
mas cruel, la mas contraria a todos los principios del dereeho de gentes, ha
debido llamar sin duda la atencion de todas las naciones civilizadas sobre el
espectaculo tr6gico que ofrece en la actualidad la isla de Santo Domingo. Un
pueblo ex6tico, empapado aun en ia sangre de los mismos que le arranea-
ron de los brazos de la barbaric, y sediento siempre de injusticia, de violen-
cias, de rapifias y de esterminacion, nos amenaza 6 invade, sin dejarnos otra
election que la muerte A manos de la venganza, 6 la esclavitud mas afrento-
sa.... Pero fundados en la justicia de nuestra causa esperamos en la protee-
cion de la Providencia Divina, y juramos norir en la contienda, 6 veneer en
virtud de nuestra union... .... Mas apelando al tribunal de la opinion p6bli-
ca de todos los pueblos cultos, creemos necesario esponer, primero: que con
la revolution de Praslin en 1843, los haitianos rompieron el lazo social; y
entonces. -. sin obligaciones hicia una nation que dej6 per algunos mo-
mentos de existir.... reasumimos con toda justicia los derechos que la fuerza
pudo comprimir, pero no destruir, derechos que hubimos de Dios, de la na-
turaleza, de nuestros antepasados............ Segundo, que entire los hai-
tianos y nosotros no pudo ni puede haber jams otros lazos do confraternidad
que los que unen a la victim con su sacrificador ............ El hecho de
los palos dados al presbitero Soto, en la puerta misma del temple; y la per-
secucion de los presbiteros Juan Puigvert y Ramon Pichardo, conducidos por
ellos desde el Cibao, hasta la capital de Haiti, 4 pid, maniatados y entire un
tropel de bayonetas, son ejemplos harto elocuentes que no admiten contesta-








-52-
cion ni necesitan comentarios ............ La despojadora lei de 8 de julio
de 1824, hecha con el inicuo fin de espoliar nuestras propiedades, sera un
monument eterno de depredacion y de barbarie ........... Tercero, los
haitianos han empapado el suelo de nuestro pais con la sangre de nuestros
padres, hermanos, hijos y amigos; el sexo timido 4 indefenso no ha sido es-
ceptuado: las venerables canas de nuestros sacerdotes no les pusieron A cu-
bierto de la rabia de tales canibales, pines habiendoseles ofrecido la vida en
el degiiello general que se repiti6 en la Iglesia de Moca, Santiago y otras par-
tes, si se rescataban al peso de oro, no bastaron muchas cargas de las prendas
de que se despojaron las seforas de San Jos6 de las Matas para salvarles
de la suerte general; el desgraciado batallon de Cantabria fu6 completamente
asesinado en los desfiladeros de Gimani, atraido con halagos y promesas; los
campos de San Miguel, Hincha, BAnica, San Juan y Las Caobas, human toda-
via con la sangre de las victims; y mui posteriormente la recompensa que
hemos tenido por mas de dos mil haitianos que espontanamnente dejamos sarlir
de esta capital en 1844, sanos, salvos y cargados de sus propiedades movilia-
res; 150 que pocos meses despues se le entregaron al general Seligny Ardoin,
sin cangeo; cerca de 200 devueltos A su pais y t la libertad por el intermedio
de loa ajentes del gobierno frances, sin otra condition que una gratuita y gene-
rosa action de humanidad; la recompensa, decimos, con que nos han satisfecho
los haitianos es inmolando en su iltima y vergonzosa fuga, mas bien que reti-
rada, entire otras victims de ambos sexos, A los sefiores Pablo Maz6, Jos6 He-
rrera y Justo Suero, que nuestra venguardia encontr6 todavia palpitando.-En
cuarto y I6timo lugar, que las victorias y amenazas con que los haitianos pien-
san intimidarnos, lejos de producer el efecto deseado, nos confirman cada vez
mas en la resolution que uninimemente hemos jurado los dominicanos, de que-
dar sepultados bajo las ruinas de nuestra cara patria, antes que verla profana-
da por la plant del vencedor: que si la lucha se prolonga respetaremos como
hasta aqui los principios de humanidad que sanciona el derecho de gentes; pcro
que si continuando su instinto de ferocidad, sin consideration alguna al derecho
de la guerra, ejercen en lo sucesivo, como nacion maligna, sus actos ordinarios
de atrocidad, la guerra A muerte queda, con harto pesar, aceptada de nuestra
part y les volveremos hecho por hecho, hasta desaparecer uno de los dos beli-
gerantes, 6 encontrar en ellos la hidalguia con que nosotros sin fruto alguno he-
mos obrado.


_ O_40 _














LA TREG-UA,



La Caleta y Postrer-rio.-Operaciones sobre las fronteras del Norte.--Otros
incidents notables.-Actitud patridtica del gobicrno.


I.

PArrafos del mensaje leido por el president Baez al Congreso Nacional en
la session del 15 do abril do 1851.-En mi iltimo mensaje dije: adoptando una
political mas habil, mas pronta, mds efiaiz, para obtener una solution al estado
actual de cosas, pedi la mediacion trina, y por consiguiente colectiva, de Ingla-
terra, Estados Unidos y Francia, reproduciendo en aquella epoca copia de la
nota de mediation que llev6 el nfmero 1.-Al recibir esta comunicacion el ga-
binete de Paris manifest al embajador del gobierno ingles que estaba dispues-
to A admitir una sujestion de parte de su gobierno para pacificar la isla de San-
to Domingo. Esta manifestation, trasmitida por el embajador A su gobierno,
di6 por resultido la declaration que hizo el gabinete de San James de que el
(nico medio aproposito y cficaz para la pacificacion de la isla, era el mismo me-
dio indicado por el gobierno dominicano, es dccir, la mediation trina de la
Francia, Inglaterra y Estados Unidos. Con esta respuesta y entendidas entire
si las dos primeras nacioncs, me respondieron afirmativamente aceptando la
mediation, y dieron 6rdcnes a sus agents respcctivos para proponeria al go-
bierno haitiano. Aun no habia llegado a mi conocimicnto este paso oficialmen-
te, cuando el gobierno do Haiti, anticips;dlose, nme hizo proponer, por medio
del consul de S. M. B. Sir Robert H. Schnlomburgk, la paz, bajo las condiciones
siguientes: pri:nera, de reconocer y niant ciIer n mi el Poder Ejecutivo de esta
part de la isla; seunda, el generalato del general Santana como jefe del ej6rci-
to, pudiendo mantener, aun on tienmpo do paz, a1s tropas cn el mismo eficiente
pie que ahora, pero debiendo suprimir el distintivo do nuestra nacionalidad, y
que quedando todos bajo el emblem del pbellon haitiano, reconoci6semos la
soberania del emperador do Haiti. Soilnjantcs proposiciones fueron desecha-
das inmediatamente.-Entre tanto los ajentes rcspectivos de las dos naciones,
cumpliendo con sus instrucciones, propusieron la mediation, que f d rechazada
por los haitianos, si no cran admitidas como bases posibles do un arreglo las
proposiciones de que levo hecha mencion; y comno estas bases eran imposibles,
solamente pudieron recabar los dichos ajentes una suspension de armas por un
mes, debiendo empezarse las hostilidades un mes despues del dia en qnie se de-
nunciase la cesacion de la tregua.-Eslte armisticio lo recibi en Azu: y lo hice
publicar en las fronteras como 6rden del dia, por no hacerle concebir a la po-
blacion esperanzas efimeras.-Los haitianos no lo han cumplido religiosamen-
te, verificandose algunas colisiones entire sus maroteros, que se internal hacia
el sitio donde estan nuestras avanzadas y nuestras patrhllas, dando lugar es-
tas infracciones a que los agents consulares acreditados cerca de mi gobier-
no, firmasen una protest contra semejante proceder, la que fud notificada en
su oportunidad.-La actitud tomada por el gobierno haitiano en su respuesta









-54-
A la nota colectiva hecha por los agents de las tres potencias, determine A
sus gobiernos caso de resistencia absolute 6 firmar la paz de parte de los hai-
tianos, A imponerles una suspension de armas por diez afios; y dieron sus
instrucciones al efecto. De estas instrucciones surgi6 la nota presentada el
19 de diciembre de 1850, en la que se declare que si se persistia en la in-
tencion de invadir la Republica Dominicana hasta llevarla i cabo, se toma-
rian medidas coercitivas para impedirlo. Ninguna respuesta obtuvo esta no-
ta, y el 11 de febrero los predichos agents dirijieron una segunda, exijiendo
se les respondiese categoricamente A la proposition siguiente: tratado de paz
definitive, 6 si n6 tregua de diez anos entire el Imperio de Haiti y la Repliblica
Dominicana.- No pudiendo en la conviction de las tres altas potencias ad-
mitir ninguna otra solucion.-El ministry haitiano respondi6 en fecha 25 del
mismo mes: las cuestiones que solivian!a esta nota son de laas as graves, y el go-
bierno de S. M. cree que deben ser prudentenente pesadas, scriamente tratadas;
y acaba de nombrar una comision compuesta de cuatro individuos para enten-
derse con Vds.- Los tres ajentes dijeron por contra-respuesta: nos entendere-
mos con dicha comision, si ella estd encargada de arreglar las bases de la paz 6
las condiciones de la tregua por diez anos, resuelta ya. por lns potencias mediatri-
ces para asegurar la tranquilidad de la isla; pe}o si su mission es de discutir esta
medida, creemos deber prevenir al senor ministry que nuestro mandate consiste en
tratar de paz 6 de tregua, y de n6, hacer constar la negative del gobierno haitia-
no.-Esta es, sefiores, la relacion'fiel y sincera del estado de las relaciones di-
plomAticas entire mi gobierno y las tres potencias mediatrices, y entire los ajen-
tes de estas y el gobierno haitiano.-Los resultados de esta political ban inspi-
rado en el extranjero confianza en el gobierno, y esta ha refluido en provecho
de nuestro comercio, cuyo cr6dito se resentir6 de la crisis permanent en que
nos colocaba la question political.
II.

Dios, Patria y Libertad.-Republica Dominicana.-Buenaventura Baez,
President de la Repdblica.-Al Pueblo y al Ejircito.-Dominicanos: Una co-
lumna de infanteria haitiana, precedida de la correspondiente caballeria, os6
traspasar 6 fuerza armada la line del puesto avanzado dominicano nombrado
La Caleta, en las fronteras del Sur, el dia 29 de mayo ltimo, y sigui6 hasta el
Postrer-rio 6 pesar del fuego que le mantenia la guarnicion de aquel puesto,
que logr6 hacerse fuerte en el segundo rio como A las tres de la tarde. Refor-
zadas alli nuestras tropas, al siguiente dia 30 rompieron fuego por pequefias
descubiertas, durante la madrugada, y aclarado el dia se aviv6 hasta las diez
de la mainana en que, completamente derrotado el enemigo y puesto en fuga,
fu6 perseguido por nuestras tropas bajo un fuego active, dejando inundado de
sangre el camino de su tr6nsito, sin que de nuestra parte haya habido p6rdidas
que deplorar.-Los valerosos dominicanos no desmayaron en la persecucion de
los invasores derrotados, y en el mismo dia 30 habian ya vuelto a posecionarse
del puesto de La Caleta, y continuaban sus triunfos, decididos 6 no suspender
el fuego hasta que el enemigo hubiese entrado i sus limites.-Estos aconteci-
mientos han sido comunicados por tres parties oficiales que ha trasmitido el Ge-
neral Comandante de Armas de la Comun de Neiva, quien afade por uno pos-
terior, que la derrota del enemigo ha sido complete, que las families de los con-
tornos del lugar de la accion quo habian dejado sus hogares, en la misma hora
volvieron A ellos, y que reinaba toda tranquilidad: reservAndose de dar un part
mas detallado cuando haya esplorado el campo.-Dominicanos! nuestras armas,










-55-
protejidas por la Providencia, seran como hasta aqui siempre victoriosas para
repeler toda invasion, 6 impedir la ocupacion de nuestro territorio por los hai-
tianos. La present agresion del enemigo es una violacion manifiesta de la tre-
gua estipulada: hemos cumplido con nuestro deber rechazandola; 6 interin no
sea notificada su cesacion por los tramites convenientes, permanecer6mos files
A6 su observancia y cumplimiento, como se acostumbra entire naciones civiliza-
das.-Dada en el Palacio Nacional de Santo Domingo, A los dos dias del mes de
junio de 1851 y octavo de la Patria.-El Presidente de la Repdblica, Buenaven-
tura Baez.-Refrendada: el Ministro de Cuerra y Marina, J. E. Aybar.

III.

Dios, Patria y Libertad.-Republica Dominicana.-Buenaventuaa Baez,
President de la Repdblica.-Dominicauos: Los encarnizados enemigos de nues-
tra independencia han intentado insultarnos otra vez en las fronteras.-Abusan-
do de nuestra buena fo pensaron sorprendernos prescntandose como emisarios
de paz en un punto, mientias que descargaban un golpe sobre otro, amenazando
a la poblacion de Neiva.-Nuestros valientes, conducidos por el bizarre coronel
Joaquin Aibar, castigaron la alevosia en los campos del "Postrer Rio", y des-
barataron sus proy6ctos insidiosob rechazando su- huestes, quo en fuga vergon-
zosa repasaron sus lineas, botando las armas y ocaltandose en los bosques.-Un
nuevo laurel corona la frento de nuestros bravos, y una perfidia mas de parte
del temerario agresor justifica nuestra causa ante el mundo culto.-Soldados:
La tregua que de hecho existia desde que vencidos los haitianos en Las Carre-
ras los arrojasteis mas alia de nuestras fronteras, difundiendo el espanto en sus
filas y dispersando sus mercenaries, se habia convertido en un armisticio por la
intervention de naciones poderosas amigas de la hunanidad. Oyendo su voz
arrimAsteis las armas; volved 6 empuhiarlas, que este atentado hecho en ultraje
de las Potencias mediadoras ha quebrantado la tregua y nos obliga A preparar-
nos para resistir: nuevos triunfos os esperan. El Gobierno entire tanto denun-
ciar.i el hecho ante el mundo.-Dominicanos: Olvidando vuestras hazaias y su
condition de vencidos, os llaman vuestros tiranos 6 su obediencia, sin respeto
alguno al gobierno de vuestra expontanea election, y en mengua de vuestros
derechos. Os hablan de paz iellos que viven devorados por la anarquia, despe-
dazindose on una sangrienta guerra de castas! I uqu6 os proponent? El sacri-
ficio de vuestra nacionalidad 6 independencia; y que abdiqueis los fueros de un
pueblo soberano en un rei de farsa.-Nuestra independencia es ya un hecho
hist6rico 6 incontrovertible, reconocido por naciones poderosas que mantienen
con la Repdblica relacionos diplomiticas: no hai una siquiera que no honre la
bandera que tremolamos en este paladion de la libertad. Que vengan, si pueden,
nuestros enemigos a arrancarla ... Que vengan a darnos nuevos trofeos con
quo engalanarla.... Continue desapercividos acostumbr6ndonos It vencerlos,
que no distarA much el dia en que forzados a vivir como buenos vecinos, ce-
sen de escandalizar A la civilization con sus crimenes, y con esos arraigados
sentimientos do 6dio hacia las demis razas de la especie humana.-Dada en el
Palacio Nacional a los 6 dias del mes de Junio de 1 851 y S8 de la Patria.-Bue-
naventura Baez.-Refrendada: El Ministro de Guerra y Marina, Juan Esteban
Aybar.
IV.

La Gaceta de 10 de Agosto de 1851.-Las fronteras estin sin novedad.
El senior general Francisco Sosa, jefe de las del Sur, acaba -de legar, y tanto










--56-
sus informes, como los parties de los jefes de los otros puntos, son mui satisfac-
torios en cuanto al estado de tranquilidad, celo y custodia de las fronteras.

V.

La Gaceta de 21 de Setiembre de 13 .l.--La fronteras.-El enemigo tie-
ne en ellas fuerzas de consideration, y aunque no ha dado hasta ahora ningun
paso hostile, todo presajia una tentative, y se han llamado i las armas las pobla-
ciones inmediatas para estar prontos i contner dcnalquier agrosion.

VI.

La Gaceta de 2 de Noviembre de 18, 1.-Las fronteras.-En las del Norte
no habia novedad; babian rctira(l ya las tropas quc las refoLrzabani el regimien-
to del Ozama regroes6 A Santiago el 19 y In flotilla volvio de Montecristi a Puer-
to Plata. De las del Sur anancian que on Ilineha, BIinica y Caobas se encuentra
un gran ntmero do tropas haitianas do todas arenas, y quo el camino de Hincha
A Btnica esta reparado, hasta para poder pasar artillcria. Se creia que esto
no debia alarmar, porque debia scr para cspcrar :i Soulonque que se retiraba ya
de Juanamendez; no obsnaite, so han tornado todas las procauciones snficientes
para tranquilizar los vecindarios y ostorbar la sorprcsa.

VII.

Gaceta de Gobierno do 14 de Diciembre do 1851 .-Las fronteras.- De to-
dos los puntos de las del Sur hai parts que aseguran estar en la mayor tranqui-
lidad; pero de las del 'ordeste dice el- senor jefe politico de Santiago lo siguien-
te, con fecha 2 de los corrientes: "El part re l line refiere que nuestra ronda
del canton de Maguapa persiguio 6 nos ladrones haitianos, que encontr6 en
nuestro territorio, hasta La Carbonera, pr6,im, i I)Dajabon; y que de results
del fuego cojieron un haitiano y lo cond ijcron al canton, estando herido."

VIII.
Mensaje presentado por el Presidente Baez al Congreso Nacional el dia
6 de Marzo de 1852.-Prevalidos de la tregua que existia por virtud de la
generosa mediation de las potencias que intervienen en nuestras disenciones
con Haiti, y que en mi mensaje del afio paaado os dije que habia hecho pu-
blicar en las fronteras, pretendieron los enemigos arrebatarnos por sorpresa
una parte del territorio. Con el pretesto de liamar A nuestros pueblos 6 la
conciliacion, proponiendoles que abdicasen todos sus derechos, penetr6 el 29
de mayo una column on nuestras colinrcas, ultrajando no solamente nuestras
salva-guardias, sino atropellando nuestras nisruas avanzadas. Pero batidos
completamente cerca de Neiva, repasaron sus lines dosbandados.-Mas tarde
se present en la Reopblica Mr. Hardy con el character de agent oficioso,
manifestando de parte de los haitianos los buenos deseos do un arreglo que
terminase nuestras diferencias; pero mientras asi se nOS hablaba, el enemigo
reunia fuerzas considerable, y de pronto apareci6 con ellas en Juana Men-
dez.-Son incalculables hoi los sucesos que habrian tenido lugar sin las me-
didas energicas que se adoptaron para poner el pais en estado de defense.
El Libertador de la Patria, cuyos servicios oportunos ban sido en todas 6pocas
tan recomendables, A posar del mal estado de su salud, organize tropas y









-57-
ocup6 el puesto que le sefial6 el Gobierno. Todos los pueblos de las pro-
vincias de Santiago y La Vega acudieron a las armas con un entusiasmo
sin ejemplo; y en pocos dias un ej6rcito de ocho mil combatientes, en po-
siciones sobre las fronteras, frustr6 los planes del enemigo.-La Escuadra
dobl6 la isla llevando A su bordo el segundo Regimiento de esta provincial,
y crei de mi deber ir personalmente al teatro de los sucesos y de los peli-
gros: con este motive me diriji A las fronteras, acompafiado de un cuerpo de
caballeria y de algunos gefes y oficiales. Los resultados justificaron las me-
didas del gobierno y los esfuerzos de todos, pues a la vista de nuestro ej6rci-
to los haitianos emprendieron su retirada.

IX.

Mensaje presentado por el Presidente Baez al Congreso Nacional el dia
12 de febrero de 1853.-Al separarme del mando entrego la Repiblica en
paz con todas las naciones: porque si bien no se ha terminado la question
con Haiti, estin por ahora arrimadas las armas, y las dos mayors potencias
ban tornado A su cargo hacer cesar la guerra, sin mengua de nuestra na-
cionalidad.
X.

La Gaceta de 29 de agosto de 1853.-Parte Oficial.-Fronteras.-Cuando
en el mes pr6ximo pasado las visit el senior Presidente de la Repfblica, con
el laudable objeto de asegurarse por si mismo del estado en que se encontra-
ban, como para proveer A todos los medios de mayor seguridad porque se
desvela, ninguna novedad existia, ni ha ocurrido tampoco despues de su re-
greso. El Presidente provey6 todo lo que alli juzg6 convenient y del mo-
mento necesario, y ademis di6 6rdenes extrietas a los comandantes de dichas
fronteras para impedir en lo sucesivo las marotas que nuestros soldados ha-
cian en los intereses del enemigo, dando con esto una prueba de que sabe
respe'tar la suspension de armas que por mediation de las naciones amigas
existe aun, asi como sabe defender con las armas nuestra independencia, de-
rechos y libertad, en los casos de incursion por part del enemigo.

XI.
Memoria del ministry de guerra y marina, general Abad Alfau, fecha 29
de abril de 1854.-Sin embargo que los haitianos en repetidas ocasiones, ban
intentado sorprender las avanzadas de nuestras lineas fronterizas, nunca han
legado A efectuar mas que marotas sobre aquellos puntos de menos importan-
cia A que han podido llegar.-Este ministerio, en vista de tales actos de part
del enemigo, y con el objeto de hacer respetar en todas sus parties la tregua al-
canzada y consentida por el gobierno de Haiti, espidi6 A los respectivos coman-
dantes de fronteras 6rdenes mui estrictas, prohibiendo absolutamente a nuestros
soldados que hiceran el menor dafio en el territorio enemigo, limitandose esclu-
sivamente A mantener una constant vijilancia, y 6 recorrer A menu.do las inme-
diaciones del litoral, sin intcrnarse.-Esta media ha dado los buenos resultados
que me suponia; y puedo asegurar que la tranquilidad de los cuarteles genera-
les no serd turbada por lijeros encuentros de nuestros espias con los de ia fron-
tera enemiga, sino cuando actos series de hostilidad obligaren a movilizar las
tropas de los pueblos vecinos para rechazar las fuerzas con que se presentaren
los enemigos de la Repdblica.-El ej6rcito, que siempre ha dado las mas gran-








-58-
des pruebas de su decision en favor de la patria, permanece aun en el pi6 y for-
ma anteriormente demostrado; y no obstante qtie ya podrian tomarse medidas
para reorganizarle y mejorar su situation, el gobierno se ha abstenido de Ilevar-
lo 6 cabo aguardando el resultado de las dilijencias que se hacen por la paz, de-
pendiendo de esta todo el porvenir do la nacion.-En lo. arsenales y almacenes
hay una existencia considerable de armamentos y municiones, asi de artilleria
como de infanteria y caballeria.-En las maestranzas no falta ninguno de los
objetos para construction de curenas y otros trabajos del Estado mandados A ac-
tivar v concluir, tanto para depositaries y reemplazar oportunamente los que
fueren necesarios, cuanto para utilizar ventajosamente los materials de que po-
demos disponer....--------.........--Nuestra escuadra consta hoi de siete buques,
bien armados y equipados, cuyos nombres son los siguientes: corbetas Liberta-
dor, Cibao y Congreso; goleta. Buenaventura, Las Carreras,. Merced y Consti-
tucion.-A los que se agregara uno nuevo mandado a comprar por cuenta del
gobierno, que no tardari on encontrarse en el puerto de esta capital.

XII.

La Gaceta de 7 de mayo de 1854.-Las Fronteras.-Por las iltimas no-
ticias recibidas de Haiti sabemos que el Emperador, impulsado parece per
algun fantistico empefio que le han hecho sin duda concebir lisongeras espe-
ranzas sobre nosotros, so apresta para invadir y traer la guerra A nuestro te-
rritorio come otras veces, sin temer come debiera el valor y denuedo de los
dominicanos y de nuestro Ilustre Libertador general don Pedro Santana, y
al desengaiio que por distintas y repetidas veces ha merecido en recompensa
de su temeraria cmno injusta pretencion, dejando el campo cubierto de san-
gre y cadaveres; lo que debiera bastar para ha'irle coinprender que somos
fuertes y capaces de rechazar a today agresion que de nuevo se intente.-El
gobierno ha tomado en consecuencia las medidas necesarias y que exijen las
circunstancias; por consigniente nada hay que temer confiando en Dies, pro-
tector nuestro, y en el valor 'a intropid6,. de nuestros soldados, y en la ener-
gia y acierto del Gobierno. (20)

XIII.

Mensaje presentado por el president Santana cl Congreso Nacional el 15

(20) Entre las medidas tomadas entones fu4 la mas important la de poner A
las 6rdenes del general Juan Alejandro Acosta dos bnqnes de guerra, la corbeta Cibao
y la goleta .Bueavcntura, para que recorriera la costa del Sur hasta los limits de
Haiti y la limpiara de cnemigos. Estos buques, que zarparon del puerto de la ca-
pital el dia 14 de mayo do 1854, apresaron dos botes cargados en Cabo Mongon y
quemaron unos ranchos que 1halia en tierra; cojieron otro bote a la vela en La
Beata y destruyeron un rancho de pescadores; dieroni caza a dos botes mas que se
les escaparon durante la noche y no pudieron encontrar en El Quemado ni en Bocan
de Balsa, cuyos fondeaderos registraron; y despues do haber pasado una noche fon-
deados en La Aguada, doblaron a Cabo Falso y Ilegaron hasta la ensenada de Pe-
dernales, en done quemaron varies ranchos que encontraron en la boca del rio y
cojieron dos botes de velas defondados por sus tripulantes, quienes huyeron dejando
el velamen y los cargamentos abandonados. El dia 19 levaron anclas y emprendie-
ron la remontada arribando 'i Santo Domingo el 27 en la tarde. El general Acosta
recomendo al gobierlno al teniente de artilleria Bruno Carbonell, que equivoca-
damiente tigura con el nolmbre de Francisco en el folleto Partcs Oficiales, por la
actividad que despleg6 en todas las operaciones realizadas en tierra.








-59-
de mayo de 1854.-En el intermedio de la legislature anterior tampoco hl
ocurrido accidents de gravedad con el finico enemigo de nuestro reposo
tranquilidad. Constantemente hemos estado en una actitud pura y simple
mente defensive. Sinembargo, noticias no infundadas de pr6xima invasion
hicieron tomar al Gobierno medidas activas a fines del mes anterior, y aui
que parece que el gobierno haitiano ha diferido, aplazado 6 desistido de so
proyectos, en vista de la conduct en6rgica y aun amenazante de las alta
potencias mediatrices, cuyos generosos oficios ban sido siempre con los ma
nobles y humanitarios fines, permanecemos armados y en estado de vigilanci
y espectacion. Si desgraciadamente se declarase de nuevo la guerra, lo qu.
Dios no permit, apesar de la intervention de tan poderosas naciones, con e
auxilio de la Divina Providencia y la cooperation de todos los valientes do
minicanos, dispuestos como siempre a entrar en la lucha de vida 6 muerte
volardmos al combat y no seremos responsables de la sangre que se vertiere
ni de ninguno de los horribles males consiguientes a todo estado de guerra
Tampoco responderemos, ni ante Dios, ni ante el mundo, de aquellas medi.
das que la supreme lei de la propia conservation nos obligue A tomar: la
Repfiblica solo desea paz, tranquilidad y 6rden.

XIV.

La Gaceta de Gobierno de 13 de marzo de 1855.-Los haitianos, A pesar
del estado de guerra en que nos encontramos, no han emprendido ninguna in-
vasion, y se ha conservado por nuestra parte el mejor 6rden possible en las
fronteras, habiendo dictado las medidas que este gobierno ha creido conve-
nientes al efecto.

XV.

La Gaceta de Gobierno de 19 de mayo de 1855.--Las Fronteras.-En
estos filtimos dias, y no obstante las medidas tomadas por el Gobierno para
impedir el maroteo de las fronteras, en virtud A lo dispuesto en el decreto
del Poder Ejecutivo, fecha 5 de agosto del afio pasado, algunos malhechores,
en las fronteras del Sur, han pasado A la part ocupada por el enemigo y
hecho algunos des6rdenes. El Gobierno, inmediatamente lleg6 A su conoci-
miento, ha dado las correspondientes 6rdenes para que sean arrestados los au-
tores de dicho maroteo y trasportados 6 esta capital junto con los objetos
cojidos al enemigo, para ser castigados los primeros como lo previene el art?
19 de dicho decreto, y dar 6 los segundos el destiny que corresponda.-El
senior Ministro de la Guerra ha dado tambien las correspondientes 6rdenes A
los gobernadores de las fronteras para que reiteren su vijilancia, A fin de im-
pedir se repitan estos actos, haciendoles present que por el citado decreto
son personalmente responsables de estos hechos.


-------r-~-----












CUARTA CAMPANA.



Preparativos para la resistencia.-Rompimiento de las hostilidades. -Santom',
Cambronal, Sabana-larga, Caciman y El Puerto.-Restablecimiento complete de
los limits conservados en amtbas fronteras durante la guerra.

I.

Santo Domingo, Noviembre 18 de 1855.-Sr. coronel Ger6nimo de Pefia.
-Moca.-Mi estimado coronel:-Contestando su apreciada del 5 de los corrien-
tes, paso A decirle: que me he penetrado de sus importantes particulares.-Co-
ronel: segun los iltimos parties oficiales de la Linea del Sur, los haitianos pien-
san en invadirnos nuevamente; pero ayudados de la Providencia, serAn initiles
sus intentos. Ya estoi tomando todas las providencias que require el caso.
Cuento con su siempre conocido patriotism, asi como con los demas jefes de
esa part de la Repdblica.-Yo no poddr- ir ;n persona A esas provincias, pero
un valiente general los acompaiarT en la campana, y pienso en el general Al-
fau, pues tendr6 que ocupar con las tropas del Este y Sur esta Linea.-Cons6r-
vese bien y cuente con la seguridad de su siempre atento amigo y servidor.-
Santana.
II.

Dios, Patria y Libertad.-Rep6blica Dominicana.-Comandancia de ar-
mas de las fronteras del Sud.-Sefor Presidente: Es en mi poder su. nota ofi-
cial fecha 10 del actual, 6 impuesto de su contenido contest a S. E.-Si al de-
see y los sentimientos de patrinta que me animan, correspondiera el valor 6 in-
teligencia necesarios en estos cases y que S. E. me hace la gracia de conceder-
me, me anticiparia en dar a S E. los parabienes; pero comprendo que la prue-
ba material es la Anica que puede Ilenar A S. E. de confianza, y a mi de honor
y de natural orgullo.--Digna de poner A su conocimiento es la bella conduct
del general Cabral, la que me empefio per eternizar inas y mas -En estos mo-
mentos esta en la line el senior general; y sin mas de particular, deseo Dios
conserve vuestra interesante vida.-El coronel adjunto al mando de las fronte-
ras del Sur.-Eusebio Puello. -Las Matas 15 de diciembre de 1855.-Ilustre
Libertador Presidente de la Republica.

III.
Dios, Patria y Libertad.-Republica Dominicana.-Comendador 18 de
Diciembre de 1855.-Seiior General: A vista de nosotros se encuentran los
enemigos. Se han posesionado del Caciman. Lo que comunico A V. para
que tome las medidas mas convenientes. Me mandarA fuerzas y diez dragons
y aceite para los fusiles. A nuestras tropas le ha servido el descubrimiento de
ellos de mucha alegria. Desean los mementos de batirse.-Dios guard A V.
muchos afios. El coronel del puesto, Aniceto Martinez.-Sefior Generalde Bri-
gada y Jefe de las fronteras del Sur.








-61-


IV.

Gaceta de Gobierno del 25 de diciembre de 1856.-Las hostilidades
entire la Republica Dominicana y la haitiana estAn rotas. Ahora no es un
problema la invasion: dos hechos demasiado inequivocos dicen altamente
que las armas y la fuerza son hoi los jueces a quienes se refiere la cues-
tion de nuostra independencia. A las armas se remite la decision; ellas
resolverAn nuestra suerte como la han resuelto otras veces, de acuerdo con
el derecho, la razon y la justicia.-El enemigo, temerariamente confiado
en sus fuerzas, ha consumado ya dos actos de agresion, invadiendo el Peti-
trd, lugar anexo al puesto military de Barahona, por las fronteras del Sur,
y haciendo fuego un cuerpo de sus tropas, al mando del general Paul Jean
Jacques, sobre una patrulla nuestra mandada por el capitan Jos6 Antonio
Salcedo, en Beler, punto situado mui adentro de nuestros limits por el Nor-
deste, y donde ya una vez sufrieron los haitianos un terrible descalabro en
1844.-Estos dos hechos, y la presencia del enemigo en nuestras fronteras,
nos hacen presentir que se acerca el moment que debe decidir de nuestra
nacionalidad. Ya tarda para la belicosa impaciencia de los dominicanos! El
Gobierno, ante pruebas tan evidentes, consider justamente que ya la inva-
sion se ha efectuado, 6 que las hostilidades se han comenzado. Asi ha sido
notificado A los Senores C6nsules de Francia y la Gran Bretaia, como agen-
tes de la mediacion de las dos Potencias en nuestra guerra con Haiti.

V.

Dios, Patria y Libertad.-Republica Dominicana.-Manuel de Regla Mota,
general de division, Vice-Presidente de la Repfiblica, Encargado del Poder Eje-
cutivo.-Dominicanos! Segun el parte official que se acaba de recibir del Ilustre
Jeneral Libertador, con fecha 23 de los corrientes, nuestro ej6rcito de opera-
clones sobre San Juan de la Maguana, on la jornada del 22, ha obtenido un
triunfo complete sobre el ejercito haitiano, que ha sido derrotado y puesto en
vergonzosa fuga en las Sabanas de Santome, despues de haberle matado un nt-
mero mui crecido de oficiales y soldados, entire otros un general de division que
so hallaba al mando del ejdrcito, y de haberle apresado una pieza de artilleria,
cajas de guerra, instruments militares, todo el equipaje que traian y algunos
prisioneros que se encueutran en nuestro poder.-Aunque el numero de muer-
tos de parte de ellos es horroroso, much mas lo sera, porque nuestros valien-
tes soldados han seguido en su persecution; y mas despues se nos dard un de-
talle circunstanciado de esta gloriosa accion, que di un nuevo brillo A las ar-
mas Dominicanas, y aumenta las glorias de nuestro ej6rcito.-Dominicanos!
Confiad en la santidad de vuestra causa, que siempre ha protejido el brazo
fuerte del Omnipotente, y contiad tambien en vuestros mandatarios y en el va-
lor y acertadas disposiciones del Ilustre Libertador de la Patria.--Viva la Re-
p6blica Dominicana!-Dado en el Palacio Nacional de Santo Domingo el 24 de
Diciembre de 1855 y 129 -Manuel de R. Mota. (21)

(21) Resuelto el general Cabral a no sobrevivir a una derrota en Santome, de
cuya responsabilidad no habrian podido ponerlo A cubierto sus buenos antecedentes
como military, dada la situation peligrosa en que se eneontraba como politico, al ver
casi perdida la batalla manifest al coronel Eusebio Puello en medio del fuego las
disposiciones testamentarias que deseaba se cumplieran despues de su muerte; pero








-62-


VI.
Sitio de Santom6 Diciembre 23 de 1855.-Sres. Redactores de "El Domini-
cano".-Supongo que los Jefes que han mandado la sangrienta jornada que tu-
vo lugar en este espacioso lugar, ayer todo el dia, habran detallado todos los
movimientos bien concertados y estratejicos que presentamos al enemigo para
arremeterle denodadamente, por lo que escuso de hacerle mencion de ellos. So-
lo es mi objeto participarle vamos a tener una noche bueua mui alegre, pues
aunque estamos fatigados de las horas de refriega y de matanza que hemos he-
cho al enemigo, no por esto dejaremos de entonar nuestros himnos de alabanza
al nacimiento del Redentor del Mundo, porque me figure entramos nosotros en
un renaciento her6ico y de feliz ventura para esta nuestra trabajada patria. Es-
tamos cansados de contar los muertos, y quiza no ha habido una accion mejor
sostenida por los haitianos, ni donde mas n6mero de muertos se haya contado,
ni mas vergonzosamente haya sido la derrota, dejando en nuestro poder mu-
chos utensilios de guerra, instruments de misica, una pieza de artilleria, y por
junto cuatro prisioneros para que den cuenta por ahi de nuestros triunfos y de
la mediacion, 6 mortificacion, como dice nuestra jente.-Esta noche vivaquea-
remos aqui, y mariana seguiremos sosteniendo los movimientos de varias colum-
nas que han seguido persiguiendo los derrotados: probablemente tendremos al-
guna otra refriega; porque si es verdad esti el bArbaro Emperador Soulouque
cerca, tratard de volver por su honor, cosa que todos descamos para disputarnos
A cual mas pronto le echa mano a ese fanfarron. El ha dicho nos viene A liber-
tar gy de qui6n, y porqu6? Esto se lo esplicaremos con el fusil, el sable y
la lanza. Por esta occasion creo seremos nosotros quien libertemos A los es-
clavos haitianos del sanguinario Soulouque.-He leido hoi "El Dominicano"
y por cierto se preocupan Vdes. much con la Mediacion: si esta existia
sporqu6 no se impidi6 la march A Soulouque? Si cuando la hizo no habia
pruebas bastantes sporqu6 cuando di6 la proclama no se le amenaz6 con ener-
gia? Si apesar de las protests de los C6nsules en Puerto Principe, Soulouque
insisti6 en venir Lporqn6 no se le ha hecho sentir el peso de su alevosia
bloque6ndole los puertos? Estas son reflexiones que me he hecho; pero siem-
pre he dicho, la mediation vendr6 despues, mientras tanto nuestros ma-
chetes y lanzas son los que han de traernos este resultado, y de n6 Vds. lo
van A ver dentro de pocos dias. Sin embargo, nosotros estamos mui con-
tentos de defender nuestra independencia sin la mediacion de nadie, pues has-
ta hoi lo hemos hecho: y si por desgracia tuvieramos que estar con el arma
en continue lucha, lo haremos con la conciencia de que defendemos una cau-
sa just, y si nos tocare sucumbir, sangre y ceniza es lo que recojer6n nues-
tros enemigos. Por lo que verAn Vdes. la decision que tenemos; y estoi se-
guro que desde el Libertador hasta el l6timo soldado tienen la misma reso-
lucion. Guerra y desvastacion han querido nuestros cobardes y villanos ene-
migos; pues guerra y desvastacion tendrAn, esto si cruel como nunca. Mas

como 4ste, comprendiendo que su intention era hacerse matar, le comunicara con
palabras de aliento una esperanza de triunfo que acaso no abrigaba en tan supremos
moments, recuper6 al punto su serenidad habitual en la pelea; y sometiendo 6
pruebas rigorosas su valor cuando se incorpor6 a la column el batallon de Bani,
cuya presencia salv6 la situation, fu6 tan lejos en punto a intrepidez que se hizo el
heroe principal de la jornada. Las desconsideraciones que temia, recayeron de piano
sobre el general Contreras, jefe superior del ej4rcito, quien no pudo olvidar nunca
la injusticia con que fue juzgado en aquellas circunstancias.








-63-
tarde viene la paz, cuaudo el machete haya hecho sus efectos.-La
division que estA aqui arde en deseos de reeojer nuevos triunfos: nads
falta, por lo que nos sirven de estorbo los despojos del enemigo. Come
muerto muchos jefes y oficialcs, se ha hecho una recoleccion de sortija,
gunas de m6rito, las que se guardian con interns para regalarlas i lai
canten nuestros triunfos.-No se puede hacer ninguna distinction del
portamiento de jefes, oficiales y soldados: todos se han disputado con la
yor bravura, sobresalir en su puesto, de modo que para mi cada cv;
cumplido con su deber.-Nuestrs p6rdidas son como siempre, nulas: las
enemigo, horrorosas. El Jeneral Cabral tuvo la honra de medir su esi
con el de la fuerza enemiga, y de dos mandobles le dej6 tendido. Se
que este jefe era el llamado Duque de Tiburon. El traidor Valentin Al
tara, que venia en las filas contrarias, dicen los prisioneros ha side gr:
mente herido.-Serd en otra mas largo, por ahra estoi cansado y hast
mano me duele de la docena de haitianos que he despachado para el mu
de Pluton. Dios me perdone; pero do los enemigos los menos.
(Carta do un official )

VII.

Manuel de Regla Mota, Vice-Presidente de la Repiblica y encargi
del Poder Ejecutivo.-Dominicanos! Las armas de la Repfiblica, sieml
victoriosas hasta hoi, han conseguido el 22 del actual un nuevo y espli
dente triunfo en los campos del Cambronal, jurisdiction de Neiva, segun
parte official que el benem6rito 6 ilustre general Santana con fecha 24 nos
ha comunicado, y dice asi:
En esta fecha acabo de recibir del general Francisco Sosa parte detallado de
victoria obteuida en el Camlbronal el 22 de los corrientes, estando A la vanguardia
valiente Rejimiento Teivero, del eual result: que el campo de batalla se encue
tra cubierto de doscientos ochenta y site cadAveres enemigos, que malamente h,
podido contarse hasta ahora, un gran nfniero de heridos, tres prisioneros, cajas (
guerra, fusiles, municiones, brisacas, morriones, cartucheras, bagajes, moneda-sant
na y papel, y algunos documents. En este combat muri6 el Jencral en Jefe qu
mandaba la Division, Ilamado Dadis, de Jacomelo." (22)
Dominicanos! Este nombre solo debe enorgullecernos: 61 personifica 1
constancia y el valor; 61 simboliza la abnegacion mas absolute, el mas acri
solado patriotism. Mientras exista uno solo de nosotros, los tiranos de Oc
cidente no mancillarin el signo glorioso de nuestra nacionalidad 6 indepen.
deneia, signo igualmente sacrosanto de la civilization, de la libertad y de la
humana redencion. Doce afios de continues victorias asi lo predicen, aunque
nuestros enemigos no escarmienten. Soulouque preconiz6 la victoria; ase-
gur6 con el ardiente concurso de los bravos que se envanece de mandar, rein-
corporar la parte del Este y acojernos en su regazo de sangre; y el insensato
solo encuentra, como siempre, la derrota, la fuga 6 la muerte en todos los
puntos que invade!!! Algunos dias mas, y las ardienies huestes del Imperio
serin yertos cadAveres. Algunos dias mas, y si el aut6crata no fuere victim

(22) El general Garasse, duque de Leogane, que fua reemplazado en el mando
por el general Hector, quien evadiendo un nuevo combat efectu6 la sabia retira-'
da que salv6 la division de Jacmel, valiendole entire los suyos este hecho la nota
de military inteligente y valeroso que conserve hasta su muerte.








-64-
de su loca y desmedida ambicion, regresari A la capital de su vacilante Im-
perio, cubierto de oprobio 6 ignominia, come volvi6 despues de la memorable
accion de las Carreras en 1849...
Dominicanos! Desde el fausto dia de nuestra Separacion, la Divina
Providencia nos ha protejido y sostenido visiblemente. Confiemos y espe-
remos en ellapues la causa que defendemos es la mas just, la mas santa
de las causes. El Anjel de la Victoria marcharii siempre delante de nosotros.
Confi6mos tambien en el Caudillo que, come instrument de la Omnipoten-
cia, rije los destines de la Repieblica, y que no en vane ha merecido el im-
perecedero titulo de Libertador de esta Patria, adquirida A; costa de tan cruen-
tos sacrificios. Gloria y honor al ilustre Jefe, al jonio de las batallas! Ho-
nor, prez y gloria al valiente Ejercito Iominicano!-Viva la RepCblica!-San-
to Domingo, Diciembre 26 de 1855 y 229 de la Patria.-Manuel de R. Mota.
VIII.
Dies, Patria y Libertad.-Repiblica Dominicana.-Al general en gefe
de las fronteras del Sur.-Senor general: Pongo A sa conociniento come el 21,
A las nueve de la noche, se me apareci6 el coronel Martin de Vargas, el que me
hizo suspender el canton, diciendome que V. 16 habia mandado, por 6rden del
Libertador, 6 que cojiera mis tropas par'a reunirlas en El Pajonal con el ej6rci-
to. Al instant obedeci, pero dejando las families desamparadas, porque mar-
chamos al memento; pero cuando llegamos a la sabana de El Mainon le pedi la
6rden de V. y como se puso pilido, entonces la tropa no lo quiso seguir. De-
termine entonces poner mi canton en la sabana de La Rancha, encargando al
Alcalde con algunos civicos cuidase las families, poniendo el buen 6rden, viji-
lancia y espias por todas parties. Yo per mis espias descubri el derrote del
enemigo, y march junto con el comandante Domingo Ramirez, y fuimos hasta
Reb6 por ver si le cortabamos la retirada; y cuando vimos que ellos habian to-
mado otro camino, entonces me retire A cubrir mi puesto, en donde me encuen-
tro en actividad. Segun V. me ordena, todos los hombres los tengo sobre las
armas hasta la disposition de V. Por aqui sali6 un haitiano, pero cuando yo
llegud ya el Alcalde lo habia fusilado.-No olvide que tengo tres compafiias y
ninguna.tiene caja. Necesito algunos fusiles. Con el portador mandeme algu-
nas piedras de fusil. En fin, mis espias vendrin mafiana; entonces sabremos
como estAn en los cantones por ese lade. Tengo el honor de saludar a V.-Hon-
dovalle 26 de Diciembre de 1855.-Ambrosio Montero.

IX.
Dios, Patria y Libertad.-Repdblica Dominicana.-Sefor general en jefe
de las fronteras del Sur.--Scior general.-Reposa en mi powder su carta official
fecha 26 del que espira, bajo el nimero 3, y 6 su eontenido dir6 A V. que todo
va bien, segun V. lo ordena.-Con respect & Neiva, puede V. con seguridad
decir que el enemigo se derrot6 la noche buena. Cuanto 6 la vijilancia de
esta parte no tenga V. cuidado. I no ofreciendose otra cosa, queda esperando
sus 6rdenes, teniendo el honor de saludarle fraternalmente.-Ambrosio Monte-
ro.-Hondovalle 27 de Diciembre de 1856.

X.
Manuel de Regla Mota, Vice-Presidente de la Repuiblica y encargado del
Poder Ejecutivo.-Dominicanos! En esta fecha se ha recibido del Exmo.








-C5-
Sefior Jeneral Liberjador, el parte siguiente:

Me cabe la satisfaction de trasmitir A Vd. el parte que acabo de recibir del jel
ral Francisco Sosa, Jefe de la Divisian .de Neiva,"que dice asi: Seior Presiden
Ayer A las seis de la tarde particip6 i V. E. que ya tenia el pueblo sitiado,
aguadas .tomadas y nuestras guardian avanzadas al habla con el enemigo, y que I
no ser la hora oportuna para dar el ataque, esperaba al romper el dia, y ansiabam
todos por este nomento; pero el enemigo, comprendiendo que lo que podia espel
de una nueva lucha era una destruccion complete, porque las 6rdenes que ten
dadas al ej6rcito bajo mi mando, que sitiaba esa poblacion, eran de avanzar cl
sable y lanza en mano, a la princera descarga, y asaltar sus trincheras; pero
enemigo fu6 previsor de estos planes, y aprovechindose de la noche, ha abandon
do el pueblo retirAndose con el mayor sigilo, y sin haber tenido tiempo de since:
diarlo segun lo acostumbra, para que no nos penetraramos de su retirada, y desi
esa misma hora hubiera dispuesto su persecucion. En cuanto nuestras guardif
avanzadas sintieron el silencio, y por las instruccionis que tenian, se me di6 part.
inmediatamente ordeun la entrada en esa poblacion, y on seguida la march de dc
batallones on persecution del enemigo -La pirdida de este, en el ataque del 22, b
sido mas considerable el nfmero de muertos y heridos, que lo que en mi anteric
anunci6 A V. E.; pues hemos dado sepultura A trecientos y pico de cadAveres, si.
los que faltan por descubrir en los broques y labranzas donde se amparaban. Lo
prisioneros que quedaron en nuestro powder ban declarado, que el nimero de herido
era tan grande, que fueron necesarios dos rejimientos de las dos divisions que a
encontraban en ese lugar, para conducirlos A Haiti el dia despues del ataque.-El
el mismo moment en que estaba leyendo el part del general Francisco Sosa, reci
bi el de los jenerales Juan Contrcras y Bernardino Perez, jefes de operaciones de
Sur, en que me dicen lo siguiente: "Sefor Presidente: Hoi A las ciuco de la tardt
hemos recibido con much satisfaction el parte que nos da el coronel Aniceto Mar
tinez, y que transcribimos A Ud., concebido en estos tirminos: "Participo a Uds.,
que anoche hemos llegado frente al pueblo de Las Matas, dondo se hallaba pose-
sionado el enemigo, nos hemos apoderado del fuerte, le hicimos fuego con una pieza
de artilleria, y al moment desocup6 la poblacion de las Matas en una complete
derrota, sin haber tenido tiempo de incendiarla, como acostumbra. Nuestras tropas
van en su persecution hasta ponerlo fuera de nuestros limitss"
"Senor Ministro: Me cabe la gloria de anunciar al Gobierno, por el 6rgano de
Ud., que ya la nube oscura que venia cubriendo nuestro territorio, ha desaparecido
enteramente; y nuestras tropas se liallan posesionadas de nuestros puntos fronterizos.
De ese ejercito de vindalos, el que ha escapade va lien escarmentado, pues no lle-
va consigo sino el pellejo; asi es que hoi podemos contar con la existencia de la Re-
p6blica Dominicana: no necesitamos de mas paz, porque ya esta garantida y afian-
zada por el triunfo de nuestras armas.-Viva la Relijion! -Viva el ej4rcito vence-
dor!-Viva la Repiblica Dominicana."-Cuartel general de Azua el 26 de Diciembre
de 1855 y 12? de la Patria.-Firmado,-Saanta.
Dominicanos! Ved a lo que se ha reducido la formidable invasion con que
nuestros tenaces enemigos pretendian amedrentarnos. Ved al orgulloso Jefe
de los haitianos, que saboreaba de antemano las victims destinadas 4 saciar su
sed de venganzas, obligado A buscar, como siempre, en una vergonzosa fuga,
la salvation de su tan custodiada persona. iTodo ha desaparecido A impulse
del valor y denuedo de los bravos defensores de la Patria!-Dominicanos: Al
pueblo que quiere ser libre no hai poder que lo sujete A esclavitud; asi lo pro-
baron nuestros mayores cuando alzandose A la voz de Pelayo, lanzaron del ter-
ritorio espaiol i las huestes de la media Luna: y asi lo jnstificareis vosotros,
cumpliendo el juramento que habeis hpcho ante Dios y el mundo, de morir mil
veces antes que vuelva a tremolar en nuestras torres el degradanto pabellon
haitiano. Repetid con toda la efusion del patriotism y de vuestros corazones.








-66-
-iViva la Rep6blica!-Viva el Licertador de la Patria!-Viva el ej6rcito Do-
minicano!-Santo Domingo, Diciembre 28 de 1855.-Manuel de Regla Mo-
ta. (23)
XI.

Dios, Patria y Libertad.-Repdblica Dominicana.-Puesto military de Sa-
bana Mula, 30 de diciembrede 1855.-Sefior general: La armada haitiana ya
va en despedida para la part de Hincha; i tambien la ronda de nosotros le hizo
fuego en Espinosa, y de ahf me mandaron el part y siguieron adelante, atras
siempre, A ver si Ilevan la pieza de cation. Conforme Ileguen tendr, V el par-
te de cualquier cosa que acontesca de novedad. Tambien me dicen que llevan
muchas literas. Dios guard A V. muchos afios.-El coronel, Juan Contreras.
--Seiior general Cabral, Jefe de las fronteras del Sud.

XII.

Dios, Patria y Libertad.-Repiblica Dominicana.-Puesto military de Sa-
bana Mula, diciembre 31 de 1855.-Sefior General: Remito A V. el parte ofi-
cial sobre las operaciones del enemigo, habiendo venido la ronda que estaba ha-
ciendole fuego. Encontraron los que Ilevaban los bueyes con que conducian
la pieza de cation y los atacaron, mataron y cojieron various vivos, y estos de-
clararon que Soulouque tom6 la expedition para Juana Mendez, con la caballe-
ria y dos batallones que mand6 A buscar A Valiere. Estos mismos haitianos les
dijeron que Soulouque en BAnica habia matado cuatro oficiales, un general, dos
coroneles y un comandante, porque huyeron en la batalla, y que la otra armada
se fu6 para la parte de Hincha. Tambien estos haitianos antes de matarlos les
dijeron que arribaron A BAnica con dos piezas de cation y una que habia antes
en el fuerte y que todas tres estAn ahi.--Sefior General: con motive de que V.
me dijo que no le mandaran mas haitianos vivos, le doi el conocimiento de que
aqui hai dos que se ban rendido, y le doi el conocimiento porque como son ren-
didos no s6 si se podrAn matar 6 si los remito. Asi es que me mandarA decir
su mejor disposicion.-Dios guard A V. muchos afos.-Romualdo Cordero.-
Sefior General en Jefe de las fronteras del Sud,

XIII.

Gaceta de Gobierno de 1 de Enero de 1856.-Los parties oficiales de S.
E. el senior general Libertador, que insertamos hoi en nuestras columns, son
una sucinta relacion, que apenas dA una precisa idea, de las ventajas obtenidas
sobre el enemigo. Heehos segun los primeros datos que se recojieron sobre los
campos de batalla, y en el calor de la victoria, no pueden traer una just apre-
ciacion de los dafios experimentados por el temerario invasor. Asi, cuando el
primer parte del senior general Francisco Sosa, sobre el combat del Cambronal,
consignaba la muerte de 287 haitianos, los parties posteriores constatan que la
(23) Cuando lleg6 A Azua la noticia de los triunfos alcanzados en Santom4 y
,Cambronal, se hallaba en capilla el coronel Bernab6 Polanco, preparado para reci-
bir la pena de muerte a que habia side condenado por un consejo de guerra, A causa
de haber abandonado la plaza de Barahona sin ver siquiera al enemigo. Esta cir-
cunstancia lo salv6, pues en medio del entusiasmo hubo quica estimulara A la
oticialidad de la guarnicion A pedir por su vida, y este paso di6 el resultado apeteci-
do, arrancando al general Santana un indulto que en otras circunstancias no habria
podido conceder.







-67-
p6rdida efectiva de estos en esa function, fud de 350 y pico de hombres que
quedaron tendidos en el campo de batalla.-Del mismo mode, han resultado de
la gloriosa action de Sontmin6 (i09 muertos de parte del enemigo, S5 cajas de
guerra, nna infinidad do bng;ijes militares y equipajes de guerra, cuando el pri-
mer part recibido en esta, no podia haeernus concebir con exactitud toda la
importainia de este triunfio.-La dc(sordenada fuga de los haitianos, que no lea
permiti6 hacerse fuertes en Las iMatia, d(~ dondo fueron arrojados por el vale-
roso destacanento dcl coronel Aniceto Martinoz; la desocupacion de Neiva, y
la derrota complete en que han sido perseguidos per nuestros soldados hasta
fuera de nuestros limits; el hecho de no poder recojcr los cadaveres de los ge-
fes superiors quo han quodado tendidos en el campo de la victoria; todo esto
es lo quo mas quo nada puedo dar una verdadora idea del irresistible iinpetu
de nuestros soidados, y de les acciones cuyo espl6ndido 6xito han asegurado a
la Repitblica.-Ia sido asomibi'os lo (quo unost-ro cjici'6oi ha hecho en un cor-
tisimo period. Por dnde quiera que el e;numigo ha osalo ap ;recer, ha sido
cargado, batido, destroziado, puoeto flga, y p,'rsegnido por nuestros solda-
dos. Tal es el ardimiento, ta;to el belie,:so deseo de pelear por la Patria en
estos, quo coilno nn gran esfuerzo o echo sobre poquisitma resistencia, se encuen-
tran hoi apesarados de que c! osado enomigo que tenia la insolcncia de profa-
nar los obijeos do nuestra vcenracion, de ,tentar A nuestra sagrada libertad, no
hayasosteniido suabsurda protonciun con la omisma oncrgia con quo nosotros ha-
brcemos de sostener nuestra indepentennia.-Br-ilantes episodios militares ban
tenido lugar en nuestra cortisima cnapania. En Santomr, el gufe dominicano, el
bizarre general Jos6 Maria Cabral, mat6 por sn propia mano en un combat a
que fue provocado persouaimente, al getceracl de division Lafleur, que mandaba
en jefe las fuerzas enemiigai. (24) El1 conmaiindal't Pariahy se lanzo con el estan-
darte national en !a maao, y segui:io de tn puiado de braxvos,so apoder de una
de las eminenias on que estaba posesionndo el ecnemi:o. En el Cambronal, un
j6ven tonierte don;inicano peietr6 frn io was fuirte de in pelea en las filas ene-
migas, y di6 nmurite al gnme;'r dn division Gans::; que las nimndaba -Innume-
rables son las haznfas de los nuestros; pero inos)tros tratamos de informarnos
circunstanciadamente para dar algunos detat.!l. -ohre los lheriicos hcchos de
arms do nuestros ilustres conciudanos.-Por el Cibso un ej'.rcito formidable,
tanto por su n6moero como por cl valor, pntriotismo y enthusiasm de los solda-
dos, y el renombre justamente minrcclrtio d: l!a j,'fos quo tfine al frente, espera
al enemigo. Este parec que vorain con (' toen'r' do sn. inibalile derrotn, pues
jun no se ha atrevido A dar batalla po aili. Ei :jrciro del Norte arde por ve-
nir las manos con el enomigo, y p;'olar que rivn!iza en heroismo con los ven-
cedores del ( mur.-La Repuihlica Dominicna, soala con su cofnianza en la Divi-
na Providencia, ha hecho cnra i los nmlej. conjirados que Ia amenazaban. Nin-
guna humana protection la ha qyudado. Por donde qniera ha victo enemigos
encarnizados en su p&rdida; y no obstante, oi ha salvadlo, y todo no ha servido
sino para cubrirla de gloria a ella y a sus herbico's hijo La Repilblica puede
hoi mas que unna tener coino nation el noble orgullo Lhombre quo se ele-
va por si nmismo y dice: 'No debo lo que valgo sine ~ ios!" Ela puede de-
cir: "Soi nicion libre 6 independiente por la bravura de mis hiijos y per la
ayuda del Altisimo: de todos los quo querian mi deshonor, me ha salvado la es-
pada de mis soldados. Puedo vivir por mi, y foura de la de Dies, no necesito
la protection de nadie."-El "Libertador" de la Patria, en vista de los pr6spe-

(24) Segun inforines fidedignos, cl general que perdi6 la vida luchando en cor-
bate singular con el general Cabral, no se lamaba Lafleur sine Antoine Pierre.







-68-
ros sucesos de nuestras armas, dice en uno de sus parties: "No necesitamos de
mas paz." Santana dice bien; y el pueblo dominicano lo siente y dice con 61:
iPara qud queremos paz con los haitianos? Los tratados que inicamente pue-
den tener A raya su codicia y su barbarie, son los que se estipulan en los cam-
pos de batalla por nuestras victorias. Santomi y Cambronal son para nosotros
un tratado mas seguro que todos los protocolos de la diplomacia, porque ha si-
do estendido con la tinta simpAtica de la sangre haitiana, con la punta de la es-
pada de nuestros valientes; y el sell que Is harA respetar de los soldados de
Soulouque, son el valor del ilustre Libertador de la Patria, y el patriotism de
los hijos de la Repiblica.

XIV.

Dios, Patria y Libertad.-Repiblica Dominicana.-Al general gefe de las
fronteras del Sur.-Hondovalle 9 de enero de 1856:-Sefior General.-Pongo a
su conocimiento como antes de ayer, 7 del corriente mes, la ronda que sali6 del
canton fue hasta un lugar que laman El Jurquito, en donde se encoutraron con
unos negritos, que serian como algucos ocho 6 diez, se tiraron y huyeron. Es
cuanto se ofrece y queda de V. su mui adicto servidor,-Ambrosio Montero.

XV.

Manuel de Regla Mota, Vice-Presidente de la Repiblica y encargado del
Poder Ejecutivo.-Dominicanos: El jefe de las fronteras del Nordeste da, con
fecha 26 de Diciembre iltimo, al comandante military de Santiago, el part
siguiente:
Hoi mui de madrugada el enemigo, acosado por las guerrillas, abandon el cam-
po, retirainlose con una precipitacion vergonzosa, pues iba botando sus bagajes por el
camino: el jefe que los maudaba dej6 hasta una medaila de honor -de plata- que esta
hoi en poder del ccronel Valverde; y han dejado carabinas, pistolas etc., ete.-Esta
tarde vamos A ponernos en nmrcha sore ellos, y yo creo que para encontrarlos tendre-
mos que ir A Juana Mendez, pnes nuestra descubierta ha ido hasta JAcuba y no los ha
encontrado.- Esta fuga vergonzosa no la han ocasionado mAs que nuestros cazadores
y dajaboneses, que son los Anicos que ban peleado, pues el grueso del ej6rcito no ha
tenido para qun tomar las armas: no se si mis tarde tendremos que pelear todos.
Dominicanos:-Nuestro alevoso enemigo parece que contaba, para el
logro de sus inicuos planes, con nuestra supuesta desunion y desaliento; pero
el desengafio ha sido terrible: por doquiera, al primer tiro de alarma, el pueblo
en masa ha volado A cubrir las fronteras y A oponerle un muro de acero; y
el p6rfido invasor huye hoi despavorido y escarmentado de haber sofiado por
un instant reducir A degradante vasallaje, A hombres que saben apreciar
las delicias de la libertad, y que marchan A la defense de la Patria con la con-
ciencia de la victoria.- uestros compatriotas del Cibno no han sido los ultimos
en responder al llamarl nto general; y abandonando sus trabajos agricolas,
acudieron Ilenos de entusiasmo A donde amenazaba el peligro; pero el enemigo,
volviendo la espalda, despej6 el campo sin atreverse A medir las arms con los
heroes de Santiago y de Beler, cuyos pechos han sido y serAn siempre el mas
fire baluarte de la Reptiblica, por aquella parte.-Dominicanos: Union, firme-
za y contiaizza en la Providencia, y legaremos A nuestros hijos un nombre lleno
de glo;riA, y una Patria rescatada de la barbarie haitiana, con las puntas de
nueetraa lanaae,-jViva la Republica! iViva la Independencia! iViva la Li-







-69-
bertad! Dado en el Palacio Nacional de Santo Domingo, capital de la Repi-
blica, A los tres dias del mes de Enero de 1856 y 129 de la Patria.-Manuel de
Regla Mota.
XVI.

Manuel de Regla Mota, Vice-Presidente de la Repliblica y Encargado del
Poder Ejecutivo.-Dominicanos! La Divina Providencia, que tan visiblemen-
te proteje la causa santa de nuestra Independencia, ha dado un nuevo brillo A
nuestras armas en la gloriosa batalla del veinticuatro de los corrientes, en los
sitios de Sabana Larga, fronteras del Norte, en que el ej6rcito del Cibao ha cor-
respondido, como el del Sur en Cambronal y SantomB, al juramento que hicie-
ron el 27 de Febrero de 1844, de separarse para siempre de la dominacion
haitiana, 6 de sepultarse bajo las ruinas de la Patria, antes que soportar de nue-
vo el vergonzoso yugo de los tiranos de Occidente.-El parte que acabamos do
recibir del gefe de aquellas fronteras, del 24 de ios corrientes, dice asi:
En este moment, que son las 8 de la noche, acabamos de Ilegar de terminar la
campafa de hoi, y me apresuro A participarle como nuestras armas han sido corona-
das en este dia con un triunfo completo.-Aunque el enemigo atac6 nuestro flance
izquierdo y el frente, por ambas parties fu6 completamente batido, derrotado y perse-
guido en la fuga, despues de un fuego sostenido desde las site y media hasta las cua-
tro de la tarde, dejando por resultado el campo sembrado de cadiveres enemigos des-
de Sabana Larga hasta ]a sabana de Dajabon, en tan gran nAmero que me parece im-
posible contarlos. En nuestro poder se encuentran dos piezas de grueso calibre, mu-
chos prisioneros, oficiales y soldados, cajas de guerra, banderas, caballos, fusiles y
otros bagajes militares. Mafiana dard A V. un part lo mas circunstanciado que me
sea possible, 6 intertanto me cable la satisfaction de hacerle saber que todo el ejercito
bajo mi mando, se ha comportado con el mayor valor y decision.-Firmado,-J. L. Bid6.
Dominicanos: Demos gracias A la Divina Providencia por la protection
que dispensa A nuestra causa. Gloria y loor A los valientes hijos del Cibao, que
hoi como siempre, ban sido el antemural de la Independencia Nacional, en sus
propias fronteras. iViva la Repdblica! iViva el ej6rcito dominicano!-Dado
en el Palacio Nacional de Santo Domingo el 26 de Enero del856.-Manuel de
Regla Mota. (25)
XVII.
El comandante superior military de la Provincia de Santiago, al Ministro de
la Guerra.-Santiago 27 de Enero de 1856.- Senofr Ministro: Remito A V. el
parte que acabo de recibir de Talanquera, de 25 de los corrientes, que dice asi:
Son las ocho y media de la mafiana y acabo en este instant de llegar del cam-
po del honor, donde las armas cibaefias han obtenido una victoria completa.-El mar-
tes A las seis de la tarde nos pusimos en march para Sabana Larga, habiendo divi-
dido el ej4rcito en tres columns: una al mando de los coroneles Hungria y Batista
por el flanco izquierdo; otra por el flanco derecho mandada por los jenerales Floren-

(25) En JAciba 6 Sabana Larga mandaba en jefe las fuerzas haitianas el gene-
ral Paul Decayette y tenia como segundo al general Prophette. El primero era
de parecer de no empefiar la action y el segundo participaba del mismo sentir, pero
el general Cayemite era de contraria opinion. Las observaciones de aquellos no hi-
cieron tanta fuerza a Soulouque como las de este y la noche anterior A la batalla
les di6 several 6rdenes para que la empefiaran al amanecer. Debian ata'ar simul-
taneamente Prophette por un lado y Cayemite per otro; pero cuando el primero
vineo romper el fuego, ya el segundo estaba desbaratado y en derrota complete, ha-
biendo perdido, junto con la artilleria, much gente.







-70-
tino y Lucas de Pefia; y al centro los Santiagneses capitaneados por el valiente jene-
ral Valerio. Alli estuvimos hasta aver A las nueve de la miafiana, en cuya hora una
division haitiana atac6 A la column tie Htonrria; estiuicron bati6ndose dos horas y
al fin el cncnigo tivo que;' salir d1o nr'ti'rad .f Cr .1 m!o rt;ie ro f:e'go dae iuestras cara-
binas. Quitaron los lhaitlans um t pi'a do l 4 d1' bro)ce, y q'o l'on en nues-
tro poder uni co: onel. un conia-.ilibmte, in nitt;s priioueroi y aik'iA;La conio 500 minor-
tos. Tan pronto c;o:) 'e,6 ce fi: ',c (le c',a 1~:'p~.", .o pir'A'tttar'. l nosjotr's que eata-
bamos en Sabana L g';: r'o ini!':-; el faeL:: y chlsis .'u rncir.da so p;latar',ma el
Cerro de la Plata, i.as did d :iacion, en (d.i tan imons un co-nb '.te .., i ';
pero cobardes cormo scnirp:':, tocaron rAtir:dl;, y (-ila L c)pa,.ioa 3.!n;ia d JaI:nba
qued6 el campo scinlrado ba, prdximo A jaboc. Era i .posilt, contar ;los. ia',,1:111 alSi I: ql:La iit6 otra pie-
za de hierro de oi 13; so nl;:t;.aro,. ;]!n,'eis .oi:,"! '; e 'ro des ban''rlas, mu'chas
cajas de guerra y nna iniidail dt: i'll i:.:, p(' U.'.'lr! Im ls.) etc. e: E. y stsenta pri-
cioneros, .in contr lco s i qu1 t I.i I gti 'd.- i j. -,, es lorelnilo y Poi- t li sa-
lieron por la reta,.;:,ian in t! c ii,'.i y la itorIr; nt im ft! r;'le. Hle-
mos calculado on inm; de mil I1,-; inmirti ;. eatc :i io.--A las cu;tlro de la tarde
ces6 el fuego, y ya (u1'dioil ells cn slis li'nites. El jile:'al Valerio, valicnto cinto
su espada, se ha compmr't:;il' doe ;un mo:lo arnirailte, pies e 1 iha siempre delanto ita-
tando haitianos, hasta, qie los d e:id cn I)Da'ilabou.-- E cironiel Yalverile ha aerciitaido
el nombre quc te:nid de valit: ,-do,; hia pi ealo miii biin.-Lo que parece in-
creible es que entire ni,'rtos y hitrid:,;, los inol:iiiu:; nio i ''i 25.-Esto se dulad.r
en today la Rep(tblica; ptirio puedle creerse porque yo mas observaba A estos que A1 los
haitianos.

Nuestro ejercito de Talanqueara, sofior Pinistro, estaba tan an-ioso por lie-
gar A las manos con l1 enemig, que abawnidmn6 sus forumidahbles posiciones mar-
eiando al encuentro de 61 para batirse ide:seiperadamente.-Dios gnarde A Ud.
muchos anos, D. allow! .


De una r.l;aciO:n i-id.'ica dictada por el jeiiral Benito Moncion A un
individuo respectable son los si'uientes pri':',;:i:

Cuando en 1855 invadieron ('i, ui'n.:o los hiiiianmos por Da;jabon, con ocho mil
hombres, toninuaos do;; conitotins: u:o en ':Tidla: qina 'l bjo el nlall; o del jeuer:il Fer-
ma-ido Valerio, al cutil le q.iedablic.,; (-o tos ;ii licina' s; y otro mias avtnzado,
ionstante de unos miil hoiiobres, en; I!l in: ._It, i inldl.) por los colron-lesi .ls6 iunIn-
4'i-;a y Antonio Batista. Yo era teniirte y !w eco:,!trtIm.. tel cl ed Tacnlan qiera.. Al
anunciarse la marLcha de los haitianos, ainb:i cait;ii; (1, pu;r;iierown (m inovitni-'nto A
sa encuentro, ocupa.do las coi ,'les Ui; r'ii y Batista el )paao de :Macaioui; poro
atacados alli por nu cuerpo lhitianr,, mui esu :riotr (ni utAmero, fiuron oblilglad s A
eplegarse. Comprendienjlo eli jopral Juan !Lis 1i,1i!, que. Imandl:"ba on gPef t'inues-
,co ejrcito,por la direction dcl fLuro,e! unpl)io "in q.:- dbi:a en.io:trars. loi del can-
ion do El Llano, y aanqiu, ya s ia q0 ( olfn (o;tra fi ':; do Talqitip;orsa sy dirijia otro
Slerpo enemi;go, re;olvivi( enviar ret'Aerzo t: lo,- crnin::leo ya eipoeriadoi,. Al efecto
f,1 llam6 y me preginito si eu:io practico d; I li'ugr im.e coniproai ctia i lIevar el
i.fuiierzo. A mi alirmtcion formed uina cohuinna de quiuiientos humbros, (q', puso
b'ijo el mando del entoaces comianii(hnte Jo:. Atci;oio Saledo, y ime agreg'.a 1.
'artimos al trote A desenipefmir uuestra comniSioon,, Ltompafiadosp del prosbitero Dioni-
rio V. de Moyi, y lle'gaudo aiutes de que !a retire de los doe Macabon se convir-
tiera en derrota, piidlierot los coroneles Unigria y Bitissta colirar nuevo aliento con
'l oportuno auxilio, y tomaudo de ntevo la oflnsiva aitatit:ron onc0a vigor i los haitia-
nos, los derrotamos y perseguimos hl asta Guayabin y les qiitamos una pieza de ar-
tilloria.
Al llegar alli hicimos alto y A poco oimos el fuego de la batalla que se empe-
ilaba ya en Sabanalarga. Inrndiatamente dispusieron los coroneles Ungria y Ba-
tista marchar con todas las fuerzas hicia aquel sitio, saliendo A retaguardia de los






-71-
haitianos. Asi se verific6, coincidiendo nuestra llegada corl el principio de su reti-
rada; y atacados de improvise por nuestras fuerzas, tornose su retirada en confusa
derrota, dejando en poder nuestro la culebrina que habian llevado, y libre desde en-
tonces nuestro territorio de sus invasiones.

XIX.

Eljefe superior military de la Provincia de Santiago, al Ministro de la Guer-
ra.-Santiago 28 de Enero de 1856.-Seiior Ministro: lie sido informado por
los prisioneros haitianos, que Soulouque es odiado por todo su ejercito, en ra-
zon de los actos barbaros que compete diariamento.-A su Ilegada A Juana Men-
dez fusil6 al general Dessalines y al coronel Belliard, por haberse retirado de
nuestro territorio en su primera invasion de Diciembre, sin batirse.-Las muer-
tes que hace las ejecuta sin forma alguna do juicio: hace salir de las filas A los
jefes y A los soldados y los hace fusilar su vista.-- Los prisioneros declaran que
ellos no quieren pelear y que los fuerzan 6 venir nuestro territorio, prendien-
doles sus families y amenazandoles con la mn0erte. Dicen qun fueron puestos
en fuga, porque en la retirada fueron atacados por la retaguardia.-Por el 6l-
timo parte de Talanquera del 27, los prisioneros alcanzaban 6 75.-Despues de
haber visto el triste talante de estajente, puodo decir i V. que no son hombres
para batirse con nosotros.-Dios guard a V. muchos afios, D. Mallol.

XX.

El general Felipe Alfau, comisionado por el P. E. en las provincias del Ci-
bao, al Ministro de la Guerra.-Talanquera 27 de Enero de 185(j.-Sfior Mi-
nistro. -Con el deseo de que en el part detallado figurase exActamente el nd-
mero de muertos enemigos, visitamos ayer todo el campo y me he convencido
de que no era possible contarlos todos, en razon de que no tan solo est6n espar-
cidos desde el principio de Sabana Larga hasta Guajaba, sino tambien en todas
las cejas inmediatas y algunos cerros vecinos, donde se encuentran apilados, y
aun en algunas cafiadas y arroyos.-Muchos son los despojos que han quedado
en poder de los nuestros, pero aun no puede saberse con fijeza, porque des-
pues de la action cada cuerpo ha cubierto el puesto que se le ha indicado, y co-
mo los militares no ban presentado sino lo mas visible, cuesta estarse informan-
do para saber aproximativamente lo que haya quedado en poder de los nues-
tros.-Ademas de las dos piezas de artilleria que se le quitaron A los haitianos,
una de las cosas mas visible que pose6mos es una bandera con el Aguila Impe-
rial, pues las otras no la tienen. Han muerto muchos oticiales superiores, y
tambien hai en nuestro poder 75 prisioneros cuya list le acompafio.-Ayer es-
tavimos en Beler y hemos notado, que tal ha sido el tenor de los haitianos, que
ni siquiera se han atrevido A recojer los muertos que quedaron cerca de aquel
lugar, lo que les hubiera sido mui fAcil en razon de lo pr6ximo que estAn de
Juana Mendez. Dios guard a V. muchos afios.-Felipe Alfau.

XXI.

Dios, Patria y Libertad.-Repdblica Dominicana.-Sabana de El Calva-
rio de BAnica, febrero 10 de 1856.-Sefior General.-En este moment, que son
las ocho de la maiana, acamp6 en este lugar frente al fuerte enemigo, y sin p6r-
dida de tiempo le hice various movimientos que lo sorprendieron demasiado, pues
al instant se pusieron a vocear y llamar las jentes de nuestra parte, A lo que
fueron tres militares de los nuestros y bajaron cinco de ellos, y dijeron que no






-72-
querian pelear con nosotros, solo si al contrario quisieran pasarse A nuestra par-
te, pero Ilenos del temor no se resolvian enteramente; y ademas, pondrd A su co-
nocimiento que el jete de ellos mand6 un int6rprete, diciendo que me dijeran que
61 queria tener un rato de entrevista conmigo, y que le participara la hora que
yo queria para ese efecto, en lo que no he consentido. Creo, senior general, que
sin una 6rden de V. no me puedo adelantar A tanto. Ademas, dire A V: que el
enemigo no puso su pabellon durante ese tiempo; mas despues, como a las doce
del dia, nuestros espias que lo estaban vijilando en la loma de Espinosa, vieron
entrar asi A ellos un refuerzo, tanto de gente como una remesa. En ese momen-
to enarbolaron su pabellon y lo pusieron A medio palo. Entonccs le hice otros
aparatos poniendole de present nuestra jente y haciendole career que nos en-
traba refuerzo. A poco rato arriaron ellos su pabellon. Esto seria como a
las tres y media de la tarde, mas no se con que miras. Todo esto, senior gene-
ral, lo pongo A su conocimiento para los fines que puedan convenir.-Dios
guard A V. muchos afios.-El coronel gefe de la ronda de Banica.--Juan Con-
treras.-Seiior general jefe de las fronteras del Sud.
XXII.
Dios, Patria y Libertad.-Repuiblica Dominicana.- Cuartel General, Azua
10 de febrero 1856-Pedro Santana, general en gefe de los ejdrcitos, Liberta-
dor de la Patria y Presidente de la Repiblica.-Sefior general: Despues de pa-
sada la victoria que nuestras armas obtuvieron el 22 de diciembre del afio pasa-
do en la Sabana de Santom6, en que V. se encontraba como uno de los genera-
les A la cabeza del ej6rcito, se ha propagado la voz general entire soldados, ofi-
ciales subalternos y superiors, que en medio de la action y sin estar 6sta com-
prometida, hubo un gefe superior que mand6 a tocar retirada; de modo que es-
ta action no ha dejado de lamar much mi atencion. Por tanto, sirvase V. de-
cirme cual fu6 el otro jefe que mand6 A tocar retirada y si otras circunstan-
cias huvo A mas que ocurrieran sobre el particular.-Dios guard a V. muchos
afos.-Santana.-Seiior general Juan Contreras. (26)

XXIII.

Gaceta de Gobierno de 12 de Febreso 1856. -Un parte official de S. E. el
senior general Libertador, anuncia al senior Ministro de la Guerra, que encon-
tr6Sndose los haitianos entire el lugar nombrado El Puerto, y la poblacion de
Caobas, no tan solo ocupando esos puntos, sino con sus avanzadas posecionadas
en Caciman, segun part del jefe de las fronteras del Sur; orden6 S. E. que un
nfmero considerable de tropas pasase A batirlos, 4 fin de hacerlos desalojar di-
chos puntos. En efecto, los nuestros marcharon con su acostumbrada decision
A atacar A aquellos puestos, en los cuales se encontraban atrincherados los hai-
tianos, quienes A haberlo querido 6 osado, habrian podido ofrecer alguna resis-
tencia, por las ventajas de su situation. Pero bajo la impression, sin duda, del
miedo que le han infundido sus pasados destrozos, 6 la vista de los nuestros, el
enemigo, sin esperar A ser atacado, emprendi6 precipitadamente la fuga, aban-
donando el puesto de Caciman. Nuestros soldados se apoderaron de 61, pusie-

(26) El heeho a que se refiere este document, cuya contestacion no es del
dominio plblico todavia, estA esplicado en la nota 15 del folleto Partes Oficiales de
las Operaciones militares realizadas durante la guerra dominico haitiana, y laI
tradiciones que se conservan entire los militares de aquel tiempo que sobreviven lo
atribuyen al gefe que mandaba la retaguardia.






-73-
ron fuego A sue barracas, cuarteles y trincheras, y continuaron su march per-
siguiendo al enemigo. En El Puerto 6ste trat6 de combatir, confiado en la su-
perioridad que sobre los nuestros Ie daba la naturaleza de su position; pero
despues de un corto tiroteo, nuestros soldados le asaltaron, y los haitianos em-
prendieron de nuevo su fuga. Alli tambien se les destruy6 todo lo que tenian
construido, trincheras, cuarteles, ranchos, etc. y una vez concluido tan feliz-
mente el objeto do nuestro destacamento expedicionario, se hizo contramarcha
hasta llegar nuestras tropas el 5, sin novedad alguna, al Canton de las Matas.-
S. E. afiade al concluir: "IIoi dia 6 me ocupo en dar disposiciones pars efec-
tuar mi 6rden anterior sobre las rondas que deben marchar contra BAnica,
Hincha y Caobas, de cuyo resultado dare conocimiento A V. en su oportunidad.
-Asi es que los haitianos son acosados por todas parties, y que cada vez mas
se alejan de su ansiado objeto. Incapaces ya, no decimos de invadirnos, pero
ni aun de resistir al brio de los nuestros, Soulouque A pesar suyo reconocerai
esta hora que la empresa de nuestra conquista es un delirio, una illusion que
solo puede hallar cabida en su descompuesto cerebro y en su estupida cabeza.
Con Romanos como los soldados de Soulouque, no habria podido Scipion destruir
d Cartago.-Los haitianos y sus amigos se consuelan de sus malas fortunes
propaganda mil mentiras, absurdos disparatados, en algunas de las islas veci-
nas. A nosotros no nos faltan en ellas amigos que las rebatan: y al cabo la
constant adversidad que acompaia las armas malhadadas de Soulouque habri
de patentizar los hechos y nuestras victorias en todo su esplendor, y en vano
se pretenders oscurecer la verdad.

XXIV.

Dios, Patria y Libertad.-Rep6plica Dominicana.-Puesto Militar de Los
Jobos 6 14 de febrero de 1856.-Sefor general: Anoche como A las 8 Ilegaron
los espias y me dicen, que estando en el lugar donde Ilaman La Enea, camino
de BAnica, apercibieron un golpe de cajas en derechura de Potraso; pero en la
misma hora hice salir las misinas espias, unos por el camino de Banica, y otros
por el camino de Potraso, A fin de verificar cualquiera cosa que sea, de lo que
tendrA V. part. Despache al dragon que lleva esta inmediatamente.-Es cuan-
to se me ofrece.-Dios guard a V. muchos anos.-El comandante del puesto,
Luciano Morillo.
XXV.
Fragmentos de la refutacion que en 16 de febrero de 1856 hicieron varies
oficiales de la proclama que expidi6 Soulouque en Juana Mendez el 29 del mes
anterior.-Como que Soulouque no podia declarar a sus tropas el objeto de su
invasion, hizo career a esos infelices que acudia a nuestro Ilamamiento, porque
ya estabamos persuadidos del error en que habiamos incurrido, arrepentidos de
nuestras culpas, y por la gran simpatia que tenia entire nosotros, y que venia A
tratar de la paz con la intima convicci6n de obtener un buen resultado. Asi fu6
que acudi6 con su ej6rcito por Barahona, Neiva y Las Matas.--Cual fu6 el
motive que tuvo la division del general Toussaint, que marchaba sobre el pri-
mer punto, para no posesionarse de ese lugar? El descalabro que le hicieron
esperimentar 22 hombres en el lugar nombrado Polo, en el trAnsito de Petitrui a
Barahona, y el temor de un nfimero de veterans que mand6 el general Liber-
dor 4 auxiliar ese punto, y que los esperaba en El Rincon, lo que le precis6 A
hacer su march rompiendo lomas, hasta caer 6 Las Damas A reunirse con la
division del general Garasse, y de ahi emprendieron ruta para Neiva, adonde






-74-
entr6 porque no habia fuerzas que se lo estorbaran; pero que nuestras avanza-
das de Las Damas, con 55 hombres, y de La Baitoa con 26, con el valor 6 in-
trepidez que caracteriza A los dominicanos, sostuvieron sus descargas durante
48 horas, con tanta firmeza y enerjia, que no tan solo la contuvieron, sino que
la obligaron a atrincherarse, mientras las pobres families de esos lugares apro-
vechaban el tiempo para salvarse. Entonces fu6 cuando nuestros valientes he-
roes tomaron el partido de retirarse. No hai duda que los haitianos penetraron
en Neiva, porque como no los esperabamos por esa parte, nuestros soldados en
pequefno n6mero se replegaron hasta El Cambronal, adonde se reunieron con
los refuerzos que se les mandaron a tiempo.-Ahora, preguntamos de nuevo A
ese bArbaro ocual fu6 el resultado que tuvieron las tres divisions en la batalla
de El Cambronal? Ser destrozados y destruidos casi todos sus jefes superiores
y un sin n6moro de soldados, hasta derrotarlas y perscguirlas, obligandolas A
entrar en su territorio...--...----..---------Se enorgullece el aut6crata de la ba-
talla de Reb6. iMentirosa illusion! Aclaremos la verdad.-Nuestra guardia avan-
zada en este punto se componia de 55 hombres: parece impossible career que tan
corto nfimero de dominicanos resistieran las cinco divisions que venian por
Las Matas; mas que heroismo y decision fu6 sostenerse durante tres horas con
un fuego vivo y graneado, en retirada hasta alcanzar Las Matas.-........
Nuestro jefe de fronteras en Las Matas recibi6 6rden de que tan pronto como
los haitianos avistasen este punto, por ser mui pequefia nuestra guarnicion en
este lugar, se replegase con nuestras tropas hasta reunirse al cuerpo del ej6rci-
to y escojer an terreno como la sabana de Santom6, para no dar lugar al ene-
migo de fugarse per los cerros...-........... No fu6 desde la cafiada de Hi-
giiera que empez6 A fugar el enemigo?......-........Pruebanlo las piezas de
artilleria, fusiles, municiones, 127 cajas de guerra, animals cargados y bagajes
militares que se encuentran en nuesto poder.... .......No pudiendo los je-
fes de la espedicion haitiana resistir el choque de nuestros aceros, y desmorali-
zadas ya sus tropas resolvieron darnos la espalda.......... Esta determina-
cion d( los oficiales superiores, en quiones habia depositado su coniianza el vin-
dalo de Occidente, lo enfureci6 de tal nanera que los mand6 fusilar sin ninguna
forma dejuicio.............. Aqui ver4n los haitianoo que Soulouque ha ase-
sinado los mejores gefes que tenia IHaiti........Estos fueron los medios que
adopt para reconceutrar Au ej6rcito en Juana Mendez. Ent6nces fue que di6
la batalla del 24 de Enero en Sabana Larga ......y quedan de su fuga y es-
carmiento las sefiales todavia frescas desde la Sabana Larga hasta la de Daja-
bon.........---..... Nosotros A quienes hacemos responsables de tantas
muertes y de tantos sufrimientos....es A los dos....ministros D' Hyppolite y
Salomon.
XXVI.

PArrafos torados de la proclama que cl 27 de febrero de 1856 diriji6 a los
dominicanos el vice-presidente de la Repiblica encargado del P. E.- Domini-
canos! El 27 de febrero de 1856 debe ser para todos los hijos de la primada
de Am6rica, de la predilecta de Colon, tres veces fausto, tres veces plausible,
tres veces grandiose y memorable, porque es el auiversario de nuestra Separa-
cion 6 Independencia; porque esta queda mas firme y consolidada con los re-
cientes triunfos adquiridos en los campos de Santom6, Cambronal y Sabanalar-
ga, en que siempre victoriosas las armas de la Repdblica, han dado al falaz
Soulouque una funesta y horrible prueba de lo que somos y seremos respect a
nuestros enen;igos; y finalmente, porque en 61 se public el acto solemn y au-
gusto, por el que Su Magestad Cat61ica sanciona nuestra emancipacion political,







-75-
y rcconoce como nation libre, soberana 6 independiente, A la Republica Domi-
nicana, con todos los territories que actualmente la constituyen.-Pero no bas-
ta que seamos terrible, indomables, ni iivenciblcs en los campos de batalla; no
basta que nu6stra independencia se halle reconocida por las primeras potencins
de uno y otro hemisferio, para que nos lisonge6mos de poder legar una patria y
un estado a nuestros hijos. Es necesario que todos cumplamos religiosamente
los deberes que nos impusimos el 27 de febrero de 1844. Si debemos mantener
la independencia national, el gobierno debe cooperar sosteniendo el 6rden civil,
asegurando los derechos reciprocos de los ciudadanos, conservando sus propie-
dades, defendiendo su seguridad personal; el lejislador debe decretar leyes jus-
tas; el juez debe aplicarlas con rectitud e imparcialidad, y Ilenar su encargo con
verdadera independencia; debe el ciudadano cooperar obedeciendo cuando ella
made, contribuyendo cuando ella pida, acudiendo cuando ella llame; debe el
military cooperar defendiendola cuando se vea hollada, ejecutandola cuando sea
su iinistro, y acatAndola cuando ella hable; debe el sacerdote cooperar predi-
cando su observancia, amenazando en nombre de todo un Dios a los perjuros 6
infractores de sus pactos y dando el primer ejemplo de sumision a la autoridad
constituida, Todos, todos dehemos cooperar, porque asi como sin union no hai
fuerza, sin 6rden no hai sociedad.





A.PEITDICE.

Verciones haitianas respect d los incidentes de la Guerra.

I.

1844-16 de enero. El Este se separa y forma la Republica Dominicana.
-8 de marzo. Decreto que cierra los puertos del Este y que asimila esta
clausura A un bloqueo.-3 de mayo. Revolucion Ilamada del 3 de mayo: Char-
les H6rard ain6 que se encontraba en Azua haciendo la campafia contra los
separatists, es echado abajo del poder y reemplazado por Guerrier.
1845.-17 de junio. Una column, compuesta del regimiento y de la
guardia national de la Marmelade, desaloja A los dominicanos de Hincha.-19
ide junio. Los dominicanos, con fuerzas superiores y apoyados en una arti-
leria de campafia, atacan el puesto de Caciman, que nuestras tropas, despues
de una lijera resistencia, abandonan para replegarse A Las Caobas.-21 de ju-
nio. Los dominicanos se apoderaron de Las Caobas: el general Victor Poil
se retire a Aux Roches.-6 de julio. El general Morisset, a la cabeza de
una division procedente de San Marcos, quita a los dominicanos la position
de Los Corozos.-24 de julio. El general Morisset, secundado por Samedi
Th4l6maque y Toussaint, ataca Las Matas y al entrar apaga el incendio da-
do por los dominicanos al moment de huir.
1849.-5 de marzo. Campafia contra el Este.-20 de marzo. Entrada
de Soulouque A San Juan.-5 de abril. Combate frente a Azua. Geffrard,
el president actual, recibe un balazo en una pierna.-6 de abril. Sitio de
Azua por Soulouque. Jornada sangrienta. Toma de esta ciudad.-6 de ma-
yo. Regreso del Este del ej6rcito expedicionario. Su entrada A la capital.-







-76-
8 de diciembre. Los corsarios dominicanos hacen un desembarco en Dame-
Maric; y pillan 6 incendian la poblacion.-5 de diciembre. Combat naval
entire las flotillas haitiana y dominicana, cerca de Los Cayos: los doiinitia-
nos emprenden la fuga.
1855.-22 do diciembre. Jornada desastrosa de Santomd. El odio con-
tra el emperador, la traicion y la sonsaca, dominando todo sentimiento na-
cional en imuchos corazones, causaron un desbarajuste complete. Geffrard, A
fuerza de valor y de enerjia, logra rehacer su column y cubre la retaguar-
dia. Soulouque se traslada i Punta de Caila y despues Ouanaminthe. Para
saciar su colera iba fusilando i los soldados por todo el camino sin juzgarlos
y di una portion de oficiales distinguidos.-23 de diciembre. Derrota de
nuestro ejercito del Norte en Sabana larga.
18i56.-24 de enero. Accion de Escalante 6 de Sabana-mula. Nuestro
ej6rcito, desmoralizado ya en Santme, sucumbe al empuje de los dominicanos:
nuevo fracaso; la column de Geffrard aparece; las masas do fugitives la
arrastrani. Mitton, ~ la cabeza de los oficiales disponibles, d, una carga, suje-
ta al enemigo y consigue inoinentaneamente ponerlo en derrota. Geffrard
por su part reune algunos soidados, hace frente al enemigo y proteje nuestra
retirada. El odio contra el emperador, las marchas forzadas, las privaciones
y el hambre, fueron casa de nuestros desastres en esta campafia.

D. Pouilh en el Annuaire d'Haiti, 1863.

II.
1844.--Mayo 3. Revolution que entrafia la caida de Charles Herard aind
y el nombramiento del jeteral Guerriere para la presidencia de Haiti. Char-
les Herard estaba entonces en Azua hauiendo una campafia que habia empren-
dido contra la parte espafitla.
184..-Enero 22. Orden del dia por la cual Pierrot consult al ejercito
sore la empresa de una caipafia contra el Este.
1849.- Marzo 5. Camipaia contra el Este.-Marzo 20. Entrada de Sou-
louque i San Juan.-Abril 5. Colubate frente Azua.-Abril 6. Toma de
Azua despues de un vivo combate.-Mayo 6. Entrada A Puerto Principe del
ejierito destacado contra la parte del Este. Diciembre 5. Combate naval
cerca de Los Cayns entre los haitianos y los dominicanos.
1IS55.-Diciembre 22. Derrota desastrosa de Santom6.
1856.-Enero 24. Derrota de nuestras fuerzas en Sabana Mula.

Enclus Robin, en su Abreg6 de I'histoire d' Haiti.

III.
Yo asisti hace quince dias, en Morne-A-Tuf, al entierro de uno de loo
solrevivientes de esos heroes de El Caciman que, en 1845, con Gaye Rupert
y otros, bajo las 6rdenes del general Lambert Deschamps, y con el Regimien-
to 11?, salvaron el honor de nuestras armas y mantuvieron la frontera.-
En 1842, Domingue era teniente, en el Regimiento 32, de una companiia de la
cual era yo sargento mayor. Muri6 siendo jefe de batallon en 1884.

T. Carrie.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs