• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Main
 Escalafon del poder judicial y...
 Acuerdos de la sala de gobierno...
 Sentencias y autos
 Indice general año 1932














Title: Repertorio judicial
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00076996/00008
 Material Information
Title: Repertorio judicial
Physical Description: Book
 Record Information
Bibliographic ID: UF00076996
Volume ID: VID00008
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Table of Contents
    Front Cover
        Page A-1
        Page A-2
    Main
        Page A-3
        Page A-4
        Page A-5
        Page A-6
        Page A-7
        Page A-8
        Page A-9
        Page A-10
        Page A-11
        Page A-12
        Page A-13
        Page A-14
        Page A-15
        Page A-16
        Page A-17
        Page A-18
        Page A-19
        Page A-20
        Page A-21
        Page A-22
        Page A-23
        Page A-24
        Page A-25
        Page A-26
        Page A-27
        Page A-28
        Page A-29
        Page A-30
        Page A-31
        Page A-32
        Page A-33
        Page A-34
        Page A-35
        Page A-36
        Page A-37
        Page A-38
        Page A-39
        Page A-40
        Page A-41
        Page A-42
        Page A-43
        Page A-44
        Page A-45
        Page A-46
        Page A-47
        Page A-48
        Page A-49
        Page A-50
        Page A-51
        Page A-52
        Page A-53
        Page A-54
        Page A-55
        Page A-56
        Page A-57
        Page A-58
        Page A-59
        Page A-60
        Page A-61
        Page A-62
        Page A-63
        Page A-64
        Page A-65
        Page A-66
        Page A-67
        Page A-68
        Page A-69
        Page A-70
        Page A-71
        Page A-72
        Page A-73
        Page A-74
        Page A-75
        Page A-76
        Page A-77
        Page A-78
        Page A-79
        Page A-80
        Page A-81
        Page A-82
        Page A-83
        Page A-84
        Page A-85
        Page A-86
        Page A-87
        Page A-88
        Page A-89
        Page A-90
        Page A-91
        Page A-92
        Page A-93
        Page A-94
        Page A-95
        Page A-96
        Page A-97
        Page A-98
        Page A-99
        Page A-100
        Page A-101
        Page A-102
        Page A-103
        Page A-104
        Page A-105
        Page A-106
        Page A-107
        Page A-108
        Page A-109
        Page A-110
        Page A-111
        Page A-112
        Page A-113
        Page A-114
        Page A-115
        Page A-116
        Page A-117
        Page A-118
        Page A-119
        Page A-120
        Page A-121
        Page A-122
        Page A-123
        Page A-124
        Page A-125
        Page A-126
        Page A-127
        Page A-128
        Page A-129
        Page A-130
        Page A-131
        Page A-132
        Page A-133
        Page A-134
        Page A-135
        Page A-136
        Page A-137
        Page A-138
        Page A-139
        Page A-140
        Page A-141
        Page A-142
        Page A-143
        Page A-144
        Page A-145
        Page A-146
        Page A-147
        Page A-148
        Page A-149
        Page A-150
        Page A-151
        Page A-152
        Page A-153
        Page A-154
        Page A-155
        Page A-156
        Page A-157
        Page A-158
        Page A-159
        Page A-160
        Page A-161
        Page A-162
        Page A-163
        Page A-164
        Page A-165
        Page A-166
        Page A-167
        Page A-168
        Page A-169
        Page A-170
        Page A-171
        Page A-172
        Page A-173
        Page A-174
        Page A-175
        Page A-176
        Page A-177
        Page A-178
        Page A-179
        Page A-180
        Page A-181
        Page A-182
        Page A-183
        Page A-184
        Page A-185
        Page A-186
        Page A-187
        Page A-188
        Page A-189
        Page A-190
        Page A-191
        Page A-192
        Page A-193
        Page A-194
        Page A-195
        Page A-196
        Page A-197
        Page A-198
        Page A-199
        Page A-200
        Page A-201
        Page A-202
        Page A-203
        Page A-204
        Page A-205
        Page A-206
        Page A-207
        Page A-208
        Page A-209
        Page A-210
        Page A-211
        Page A-212
        Page A-213
        Page A-214
        Page A-215
        Page A-216
        Page A-217
        Page A-218
        Page A-219
        Page A-220
        Page A-221
        Page A-222
        Page A-223
        Page A-224
        Page A-225
        Page A-226
        Page A-227
        Page A-228
        Page A-229
        Page A-230
        Page A-231
        Page A-232
        Page A-233
        Page A-234
        Page A-235
        Page A-236
        Page A-237
        Page A-238
        Page A-239
        Page A-240
        Page A-241
        Page A-242
        Page A-243
        Page A-244
        Page A-245
        Page A-246
        Page A-247
        Page A-248
        Page A-249
        Page A-250
        Page A-251
        Page A-252
        Page A-253
        Page A-254
        Page A-255
        Page A-256
        Page A-257
        Page A-258
        Page A-259
        Page A-260
        Page A-261
        Page A-262
        Page A-263
        Page A-264
    Escalafon del poder judicial y del ministerio fiscal
        Page B-1
        Page B-2
        Page B-3
        Page B-4
        Page B-5
        Page B-6
        Page B-7
        Page B-8
        Page B-9
        Page B-10
        Page B-11
        Page B-12
    Acuerdos de la sala de gobierno del tribunal supremo
        Page C-1
        Page C-2
        Page C-3
        Page C-4
        Page C-5
        Page C-6
        Page C-7
        Page C-8
        Page C-9
        Page C-10
        Page C-11
        Page C-12
        Page C-13
        Page C-14
        Page C-15
        Page C-16
        Page C-17
        Page C-18
        Page C-19
        Page C-20
        Page C-21
        Page C-22
        Page C-23
        Page C-24
        Page C-25
        Page C-26
        Page C-27
        Page C-28
        Page C-29
        Page C-30
        Page C-31
        Page C-32
        Page C-33
        Page C-34
        Page C-35
        Page C-36
        Page C-37
        Page C-38
        Page C-39
        Page C-40
        Page C-41
        Page C-42
        Page C-43
        Page C-44
        Page C-45
        Page C-46
        Page C-47
        Page C-48
        Page C-49
        Page C-50
        Page C-51
        Page C-52
        Page C-53
        Page C-54
        Page C-55
        Page C-56
        Page C-57
        Page C-58
        Page C-59
        Page C-60
        Page C-61
        Page C-62
        Page C-63
        Page C-64
        Page C-65
        Page C-66
        Page C-67
        Page C-68
        Page C-69
        Page C-70
        Page C-71
        Page C-72
        Page C-73
        Page C-74
        Page C-75
        Page C-76
        Page C-77
        Page C-78
        Page C-79
        Page C-80
        Page C-81
        Page C-82
        Page C-83
        Page C-84
        Page C-85
        Page C-86
        Page C-87
        Page C-88
        Page C-89
        Page C-90
        Page C-91
        Page C-92
        Page C-93
        Page C-94
    Sentencias y autos
        Page D-1
        Page D-2
        Page D-3
        Page D-4
        Page D-5
        Page D-6
        Page D-7
        Page D-8
        Page D-9
        Page D-10
        Page D-11
        Page D-12
        Page D-13
        Page D-14
        Page D-15
        Page D-16
        Page D-17
        Page D-18
        Page D-19
        Page D-20
        Page D-21
        Page D-22
        Page D-23
        Page D-24
        Page D-25
        Page D-26
        Page D-27
        Page D-28
        Page D-29
        Page D-30
        Page D-31
        Page D-32
        Page D-33
        Page D-34
        Page D-35
        Page D-36
        Page D-37
        Page D-38
        Page D-39
        Page D-40
        Page D-41
        Page D-42
        Page D-43
        Page D-44
        Page D-45
        Page D-46
        Page D-47
        Page D-48
        Page D-49
        Page D-50
        Page D-51
        Page D-52
        Page D-53
        Page D-54
        Page D-55
        Page D-56
        Page D-57
        Page D-58
        Page D-59
        Page D-60
        Page D-61
        Page D-62
        Page D-63
        Page D-64
        Page D-65
        Page D-66
        Page D-67
        Page D-68
        Page D-69
        Page D-70
        Page D-71
        Page D-72
        Page D-73
        Page D-74
        Page D-75
        Page D-76
        Page D-77
        Page D-78
        Page D-79
        Page D-80
        Page D-81
        Page D-82
        Page D-83
        Page D-84
        Page D-85
        Page D-86
        Page D-87
        Page D-88
        Page D-89
        Page D-90
        Page D-91
        Page D-92
        Page D-93
        Page D-94
        Page D-95
        Page D-96
        Page D-97
        Page D-98
        Page D-99
        Page D-100
        Page D-101
        Page D-102
        Page D-103
        Page D-104
        Page D-105
        Page D-106
        Page D-107
        Page D-108
        Page D-109
        Page D-110
        Page D-111
        Page D-112
        Page D-113
        Page D-114
        Page D-115
        Page D-116
        Page D-117
        Page D-118
        Page D-119
        Page D-120
        Page D-121
        Page D-122
        Page D-123
        Page D-124
        Page D-125
        Page D-126
        Page D-127
        Page D-128
        Page D-129
        Page D-130
        Page D-131
        Page D-132
        Page D-133
        Page D-134
        Page D-135
        Page D-136
        Page D-137
        Page D-138
        Page D-139
        Page D-140
        Page D-141
        Page D-142
        Page D-143
        Page D-144
        Page D-145
        Page D-146
        Page D-147
        Page D-148
        Page D-149
        Page D-150
        Page D-151
        Page D-152
        Page D-153
        Page D-154
        Page D-155
        Page D-156
        Page D-157
        Page D-158
        Page D-159
        Page D-160
        Page D-161
        Page D-162
        Page D-163
        Page D-164
        Page D-165
        Page D-166
        Page D-167
        Page D-168
        Page D-169
        Page D-170
        Page D-171
        Page D-172
        Page D-173
        Page D-174
        Page D-175
        Page D-176
        Page D-177
        Page D-178
        Page D-179
        Page D-180
        Page D-181
        Page D-182
        Page D-183
        Page D-184
        Page D-185
        Page D-186
        Page D-187
        Page D-188
        Page D-189
        Page D-190
        Page D-191
        Page D-192
        Page D-193
        Page D-194
        Page D-195
        Page D-196
        Page D-197
        Page D-198
        Page D-199
        Page D-200
        Page D-201
        Page D-202
        Page D-203
        Page D-204
        Page D-205
        Page D-206
        Page D-207
        Page D-208
        Page D-209
        Page D-210
        Page D-211
        Page D-212
        Page D-213
        Page D-214
        Page D-215
        Page D-216
        Page D-217
        Page D-218
        Page D-219
        Page D-220
        Page D-221
        Page D-222
        Page D-223
        Page D-224
        Page D-225
        Page D-226
        Page D-227
        Page D-228
        Page D-229
        Page D-230
        Page D-231
        Page D-232
        Page D-233
        Page D-234
        Page D-235
        Page D-236
        Page D-237
        Page D-238
        Page D-239
        Page D-240
        Page D-241
        Page D-242
        Page D-243
        Page D-244
        Page D-245
        Page D-246
        Page D-247
        Page D-248
        Page D-249
        Page D-250
        Page D-251
        Page D-252
        Page D-253
        Page D-254
        Page D-255
        Page D-256
        Page D-257
        Page D-258
        Page D-259
        Page D-260
        Page D-261
        Page D-262
        Page D-263
        Page D-264
        Page D-265
        Page D-266
        Page D-267
        Page D-268
        Page D-269
        Page D-270
        Page D-271
        Page D-272
        Page D-273
        Page D-274
        Page D-275
        Page D-276
        Page D-277
        Page D-278
        Page D-279
        Page D-280
        Page D-281
        Page D-282
        Page D-283
        Page D-284
        Page D-285
        Page D-286
        Page D-287
        Page D-288
        Page D-289
        Page D-290
        Page D-291
        Page D-292
        Page D-293
        Page D-294
        Page D-295
        Page D-296
        Page D-297
        Page D-298
        Page D-299
        Page D-300
        Page D-301
        Page D-302
        Page D-303
        Page D-304
        Page D-305
        Page D-306
        Page D-307
        Page D-308
        Page D-309
        Page D-310
        Page D-311
        Page D-312
        Page D-313
        Page D-314
        Page D-315
        Page D-316
        Page D-317
        Page D-318
        Page D-319
        Page D-320
        Page D-321
        Page D-322
        Page D-323
        Page D-324
        Page D-325
        Page D-326
        Page D-327
        Page D-328
        Page D-329
        Page D-330
        Page D-331
        Page D-332
        Page D-333
        Page D-334
        Page D-335
        Page D-336
        Page D-337
        Page D-338
        Page D-339
        Page D-340
        Page D-341
        Page D-342
        Page D-343
        Page D-344
        Page D-345
        Page D-346
        Page D-347
        Page D-348
        Page D-349
        Page D-350
        Page D-351
        Page D-352
        Page D-353
        Page D-354
        Page D-355
        Page D-356
        Page D-357
        Page D-358
        Page D-359
        Page D-360
        Page D-361
        Page D-362
        Page D-363
        Page D-364
        Page D-365
        Page D-366
        Page D-367
        Page D-368
        Page D-369
        Page D-370
        Page D-371
        Page D-372
        Page D-373
        Page D-374
        Page D-375
        Page D-376
        Page D-377
        Page D-378
        Page D-379
        Page D-380
        Page D-381
        Page D-382
        Page D-383
        Page D-384
        Page D-385
        Page D-386
        Page D-387
        Page D-388
        Page D-389
        Page D-390
        Page D-391
        Page D-392
        Page D-393
        Page D-394
        Page D-395
        Page D-396
        Page D-397
        Page D-398
        Page D-399
        Page D-400
        Page D-401
        Page D-402
        Page D-403
        Page D-404
        Page D-405
        Page D-406
        Page D-407
        Page D-408
        Page D-409
        Page D-410
        Page D-411
        Page D-412
        Page D-413
        Page D-414
        Page D-415
        Page D-416
        Page D-417
        Page D-418
        Page D-419
        Page D-420
        Page D-421
        Page D-422
        Page D-423
        Page D-424
        Page D-425
        Page D-426
        Page D-427
        Page D-428
        Page D-429
        Page D-430
        Page D-431
        Page D-432
        Page D-433
        Page D-434
        Page D-435
        Page D-436
        Page D-437
        Page D-438
        Page D-439
        Page D-440
        Page D-441
        Page D-442
        Page D-443
        Page D-444
        Page D-445
        Page D-446
        Page D-447
        Page D-448
        Page D-449
        Page D-450
        Page D-451
        Page D-452
    Indice general año 1932
        Page E-1
        Page E-2
        Page E-3
        Page E-4
        Page E-5
        Page E-6
        Page E-7
        Page E-8
        Page E-9
        Page E-10
        Page E-11
        Page E-12
        Page E-13
        Page E-14
        Page E-15
        Page E-16
        Page E-17
        Page E-18
Full Text






REPERTORIO JUDICIAL

REVISTA MENSUAL FUNDADA BAJO LOS AUSPICIOS DEL COLEGIO
DE ABOGADOS DE LA HABANA

DIRECTOR,

DR. FRANCISCO LLACA Y ARGUDIN


ADMINISTRADOR:

DR. FRANCISCO E. LLACA Y ESCOTO

REDACCION Y ADMINIITRACIOWN
CALLE 2 NUMERO 87, ENTIRE LINEA Y 11 (VEDADO).-HABANA
TEVL.FWO: -4M65


AIlO 1932


HABANA
MuPOA v PSMU* t RAMrIA, ewaou t CL.
MP r MaUIau NO.L 33 35S
293*

LIBRARY
Sor
a1WARD SCHUST'R







UNIVERSITY OF FLORIDA
L.AW LI ri Ar4Y
VOL.NO. 5O49043 _










REPERTORIO JUDICIAL
REVISTA MENSUAL FUNDADA BAJO LOS AUSPICIOS DEL COLEGIO
DE ABOGADOS DE LA HABANA
I NSCRIITA COMO CORREPONDENCIA DR LGUNOA CLA^S EN LA OFICINA DE CORRLMO Do LA ABANA

Suscripci6n annual, $7.00 Numero sulto . $0.70 Anuncio an *I Dirt. $2.00

ARO VIII.. HABANA, ENERO DE 1932. NUM. 1.


DE ADMINISTRATION
Hlacemos saber que tenemos nfiimeros sueltos de los afios 1925, 1926 y 1927,
al precio de $1.25; de 1928 y 1929 al precio de 60 cts., y de 1930 y 19:11 al pre-
cio de 70 cts. Para los suscriptores valen $1.00, 50 y 60 cts., respecctivamente.
Tenemos colecciones completes de esos aflos, que valen $6.00) eada'una de las
de los tres primeros; $6.50 la del cuarto, y $7.00 la de los tres filtimos. Para los
quo se suscriban a esta revista, durante el afio 1932, las detallamos a $4.00 las
de los cuatro primeros afios y a $5.00 las de los tres filtimos para facilitarles
el adquirir la coleeci6n complete.
Los pedidos deben dirigirse al Administrador, 2 ni'mero 87, centre Linea y
11, Vedado, acompafiados de su imported y serfn atendidos inmediatamente.
Los que deseen suscribirse durante el anio 1932 enviaran -a igual direcci6n
el imported adelantado ascendente a $7.00, y los que deseen que se les envie la
revista bajo cubierta certificada, se servirAn remitir $1.20 centavos adicionales
y asi se evitafiAn extravios en (orreos, de los que no resp)ondleos, piues cuidn-
dosamente enviamos a cada suscriptor el correspondiente ejemplar en sobre cla-
ramente dirigido.
Los nuimeros sueltos del afio en curso, parn los no suscriptores, valdrin 70
centavos y para los suscriptores, 60 centavos.


LA LEY DE LAS MUTACIONES EN EL DERECHO
En cierto trabajo que acerea de un problema julridtco publioi una revista
extranjera, sc lee lo siguiente: "La legislai6n do todos los paises civilizados
debe inspirarse en los eternos principios de derecho". "Estos principios -afia-
de el autor del trabajo a que nos referimos- se hallan grabados en la conciencia
de todo. los hombres justos". Esta tesis In so.tione, substancialmente, el ilustre
jurisconsulto eubano, Pablo Desnvrnine, ex-profesor eminente de Derecho Civil
de la IUniversidad Nacional de la TIabana, en su magnifica obra titulada: Estu-
drios Fundamentales de Derecho, obra a la cual hubinios de dedicar, en su opor-
tunidad, cuando se di6 a la estampa. dos trabajos en el peri6dico La Discllidn.
"Los eternos principios" del derecho constitiiyen lo que Dcsverpine, en un
capitulo admirable, llama "El derecho to escrito". Derecho rep, seg(in el tra-
bajo a que aludimos al empezar a escribir estas linens, "se envuentra grabad6
en la conciencia de todos los hombres justos". Los antigpos romanos se refe-
rian a esos "eternos principios" cuando definian "la justicia" diciendo "4ue
era la constant y perpetua voluntad de dar a cada uno lo suyo". Y cuando
definian "la jurisprudeneia" diciendo "que era el conocimiento de todas las
cosas humans y divinas; la ciencia de -lo just y de lo injusto".






ASUNTOB OGNERALB


Se dice que los principios del derecho son eternos, y que se hallan inweriptos
en la conciencia de todos los hombres justos. "Hombres justos" seguramente
se creian los que bondenaron a S6crates a 4eber la cte., Loa que condenaron
a morir quemados a Savonarola, Juan Huss, Ger6rnimo'de PrVag y Giordano
Bruno. Los que condenaron a Galileo a sufrir la torture. "Hombres justos"
se creyeron, seguramente, los que condenaron a morir en la guiilotina a miles
de personas durante los dias del Terror francs. "Hombres justos" se eon-
ceptuaron, seguramente, los Inquisidores que dispusieron los espantables autoa
de fe". "Hombres justos" se juzgarian los que hicieion ejecutar a miles de
cristianos durante los primeros siglos de la nueva religion, y "justos" tambi4n
se considerarian los que condenaron a muerte a Mariana de Pineda, en Espafia,
y a Policarpa Salavarrieta, en Colombia.
Es facil hablar de la conciencia de "los hombres justos". Pero nada mas
que hablar. En los casos que hemos recordado, los juzgadores se creyeron "hom-
bres justos". Sin embargo, la Historia los ha condenado, y ha glorificado a
"los ejecutados", a "las victimss, en quienes ha visto "inocentes". De buena
fe se condenaria a los supuestos reo's. Los falls se dictarian en tonciencia.
Pero esa conciencia estaba extraviada, obscurecida, y en ella no habla justicia.
Todo lo contrario.
Lo que para una generaci6n, para una 6poca, para un estado de conciencia,
para una civilizaci6n, para una cultural, es cosa buena, es principio de derecho,
es just, deja de serlo para los hombres de otros tiempos, o de otras latitudes, de
otras mentalidades, de otras idiosincrasias, de otras ideologies. Lo que lqs hom-
bres de los paises de civilizaci6n occidental Ilaman "Derecho",. "eternos prin-
cipios de Derecho grabados en la conciencia de todos los hombres justos', son
cosas esencialmente variables y hasta contradictorias,' segin la manera de pen-
sar y de sentir, y las necesidades de cada comunidad humans en el. process de
su desarrollo. Queremos significar con esto que el Derecho y sus principios
cambian, se modifican, se transforman y hasta desaparecen en sus formas o mo-
dalidades, y hasta en sus esencias, en el transcurso de las edades. En la vida
todo es renovaci6n, mutaci6n, evoluci6n, y a esta ley, que es inflexible, perma-
nente, no se sustraen el Derecho y sus principios. Ni el uno ni los otros son
inmutables. En el Derecho international, en el Derecho politico, en el Derecho
administrative, en el Derecho penal, en el Derecho mercantil, en el Derecho
procesal, todo ha cambiado radicalmente. No son ahora todas esas ramas, todas
esas modalidades del Derecho, lo que fueron antailo, en siglos pret6ritos.
Cuanto al Derecho civil, sus transformaciones no han sido menos profun-
das. Ni en 41 ni en sus principios hay tampoco intangibilidad, permaneneia,
eternidad. El Derecho es, esencialmente, fundamentalmente, social, y sufre, en
consecuencia, las modificaciones que le imponen las necesidades de todo orga-
nismo o conglomerado human. Si el Derecho civil es, segfnl lo definen juris-
consultos sapientes, "la ley constitutiva de la familiar y de la propiedad", es
elaro, evidence, que, segin sea la concepci6n que cada pueblo tenga de lo que
es o debe ser la familiar y la propiedad, asi ser& la legislaci6n civil, el Derecho
civil, de ese pueblo. El Derecho civil de la antigua Roma, formulado por excel-
sos jurisconsultos, como Gayo, Ulpiano, Modestino, Papiniano, Paulo; el Dere-
cho civil de esa Roma que lo impuso al mundo por ella conquistado y civilizado,
no podria ser la ley constitutiva de la familiar y de la propiedad en los pueblos
que organizasen entrambas instituciones de manera diferente a coma hubo 'de
organizarlas Roma. Suprimid el matrimonio y la propiedad privada, particular,
y el Derecho civil romano no podria prevalecer donde esa supresi6n se acordase.
Ahora, en la. Nueva Rusia, donde el matrimonio es una mera formalidad con-
tractual; donde la familiar no conoce ni la potestad marital, ni la patria potar-
tad; donde la mujer es la compafiera del marido, pero no subordinada que le
deba obediencia; donde la propiedad se socialize o se hace coleetiva o comunista,
se impone un Derecho civil substancialmente distinto del que plasm6 o elabor6







ASUNTOS OENERALES


la antigua Roma, y quo predomina on los palses quc de ella lo heredaron. Afin
en eotos mismos paises, las necesidades sociales van transformando el Derecho
civil en puntos cardinals. El derecho del propietario para usar y abusar de
lo propio -el jus vtendi et abutendi- se encuentra limitado por la expropia-
ci6n forzosa por causa de necesidad o utilidad pfiblica. En las empress de
prestacidn de servicios p6blicos -como los do transported, alumbrado, calefac-
ci6n y abasteeimiento de agua.- o sc las socializa. o nacionaliza, o se lea fijan
tarifas mAximas. En casos supremos, como los de guerra, el gobierno se in-
cauta de las fAbricas que elaboran deterninados products de boca o de guerra,
y les pone precious adccuados. Sc expropidn tierras, minas. acueductos. Durante
la gucrra mundial de 1914-191S, dijeron algunos peri6dicos nortlenmricanos,
que si los productor.s de azticarcs de Cuba y los refinadores de nuestros "cru-
dos" seguian cobrando por el dulce prcios exhorbitantes, superiors al de seis
centavos por libra, surgiria la necrsidad de la incautaci6n y administraci6n por
el gobierno de nuestros "ingenios" para proveer de tan indispensable articulo
alimenticio a los ej6eritos en campafia de las naciones aliadas y asociadas.
lie ali importantes modificaciones restrictivas dcl jtjs utendli e' ahbl'ndi.
AhorA mismo, ~no se dictan leyes contra los Intifundios. restringicndo la can-
tidad de tierras que puede tenor un ciudadano, y no se niaionalizan y parcelan
otras ipara fomicntar ]a pIqucfia propicdad agricoln, y el culti\vo intcnsivoT I No
vemos a a jurisprudeneia, on los paise.s on que no exists In tasa del intern's,
redueirlo cuando lo juzga usurario; lo que ha sucedido en Francia y Espafiat
SNo .s ha caneplado, por (esn misma jurisprudencia, la oblipacilln contraida
(c'andno so ha probado Iqu 6csta so contrajo bajo la presi6n id una necesidad
includible, como ha acontccido, alguna vez, en Alemania? La equidad suaviza
y hasta cambia o transmnuta las e.sncias del Derecho.
Ln lcy de las mutaciones so ceumple en cl Derebho coino on todas las insti-
tucions -humanas. Todas tienen que ad.iptarse a las nccpsidad.s de los pue-
blos, Pn cada moment de su evoluci6n social. Lo que so estanea, se descompone
y p)rec'. I'n Derchco estaneado seria un Dcrccho muorto. Si el Derecho es la
vida --como dice Lcrminicr- (c1 el grado en ,que ella so depure, ennoblezca y
eleve, se depurira. enlnobleceri' y elevart cel I)erccho. La vida de un pueblo
pned juigarse por su Derleho, y el Derecho dc un pueblo puede juzgarse por
su vida.
(GAST6N MORA.


LEN LA PIEZA DE RECUSACION DEBE SER 0 NO PART
EL RECUSADO?

Es condici6n esencial c indispensable de los Jueces cl que scan imparciales.
De ahi que, si un litigante cualquiera enticnde quc hay motives para dudar de
quo un juzgador puede faltar a csa eondici6n por una o mas de las causes quo
fija la ley para que cl propio juzgador so abstengn de conocer del asunto, tenga,
como cosa racionalmente moral, facultad legal para rehazar su intervenci6n.
Para el fin que escrihimos no precisa hacker distinci6n centre material civil,
criminal, etc., etc.
La recusaci6n ha de estimarse como una prudent media estatuida por
nuestras leyes procesales, para cuando en verdad concurra alguna causa quo d6
lugar a ella. Pero, en la prfitica ha resultado, en la mayoria de los casos, que
ha sido nn medio de burlarse (abogados o sus c'lientes) de Jucces y Tribunales,
teniendo de ello la culpa en part principalisima la propia ley quo la regular.
El juzgador por su humana naturaleza podrfi flaqucar en su imparcialidad
por causa de parentesco, amistad intima, interns, enemistad o por otra do las






ASU)TTOS ORNflALIl


causes fijadas per la ley. Si concurriendo la causa alegada no se abstuvo, es
bien just que se le recuse; mas si es incierta dicha bausa, debiera tener, y no
los tiene, medios para impedir que arteramente aparezca. prolada una falsa
causa de reeusaci6n, la mas corriente, la de enemistad manifiesta.
Es de ver como tratadistas cual Manresa, Aguilera de Paz y otros, igual-
mente notables, hablan en parecidos terminos de que es prediso evitar los abusos
posibles con sanciones y responsabilidades que defiendan a la justicia y a sus
funcionarios de aquellos que acuden a dicho recurso con el s61o prop6sito de
proporcionar molestias o de conseguir censurables dilaciones en el procedimien-
to. Mas coin lo legislado hasta ahora; no hay verdaderas sanci6n y responsabi-
lidades para el recusante. El funcionario atacado en sus prestigio se queda en
ocasiones sin reparaci6n alguna, cuando no afrentado per estimarse cierto lo
falso, y la justicia burlada.
El recusante no prueba 11 causa de recusaci6n, se le impone la correspon-
diente multa y... en muchos cases la paga con verdadero gusto porque obtuvo
lo que queria, esto es, alejar al funcionario recusado de la intervenci6n en el
asunto criminal que conocia bien, el que vino a ser resuelto, sobre todo porque
6l alarg6 lo mas que pudo la pieza de recusaci6n, por otro que tal vez tendria
que hacerlo con mis premura y menos studio del mismo. Mis deprimente es,
desde luego, cuando gana la recusaci6n por los motives que expondremos despuis.
El nial esta en el procedimiento. Al recusado no se da intervenai6n en la
pieza separada y en la misma los que lo sean del asunto de que se trate son'
mnicamente las parties. S Y 6stas tienen elements, antecedentes, para conocer
hechos que contradicen los falsamente imputados al recusado, mixime si son de
indole personalisima? Indudablemente que no. Los no recusantes si se trata
de otros distintos a aqu6llos que deben acreditarse documentalmente, en cuyo
caso s61o cabria esperar el aporte de esa prueba, por lo regular se limitan a
impugnar la recusaci6n, sin tener realmente medios para combatirla. Por res-
peto u otras consideraciones no se acercan al recusado, que eon justicia ha ne-
gado la recusaci6n por ser incierta la causa de enemistad manifest alegada,
quien, por razones de indole moral que no se pueden escapar a nadie, tan poco
va hacia ellos. El recusante que en su gesti6n practice el buen concept para
A1 de que "el fin justifica los medios", busca dos o trees desalmados que como
tales se prestan a declarar la certeza de lo falso, y... amen. El recusado, de
ser parte en la pieza separada, podria habcr aportado a ella In prueba de he-
chos contrarios a la enemistad, pero el procedimiento no lo ha permitido, y
tiene que resignarse a recibir lo que el vulgo llama "pufialada por la espalda",
el golpe que la perfidia hace que se d6 a traici6n.
Hoy tal como se sigue el procedimiento en los incidents de recusaci6n, los
recusantes tienen complete libertad, la practica lo ha deimostrado, para hacer
verdaderas ofensas con malicia y dolo a los juzgadores, sin que 6stos tcngan
oportunidad de ejercitar defense alguna de su honor y de la verdad.
Por otra parte algunas de las causas de recusaci6o fijadas per la ley, de
ser inciertas, constituyen en el sentido penal una verdadera injuria que se
queda en nuestro derecho sin reparaci6n: todo se reduce a la multa consabida
con sus efectos. No sucede lo mismo en Italia, donde aparte de la multa, en
todo caso, el funcionario contra quien se propusiera injustamente la demand
de recusaci6n, "tendrf acci6n de reparaci6n de la injuria que le haya sido
inferida."
En una pieza de recusaci6n contra Magistrados de una Audiencia, se pro-
puso como prueba por el recusante que los mismos absolvieran posiciones a la
que s6 que aqullos deseaban que se les sometiera, porque seguramente se les
brindaria la oportunidad de exponer algunos hechos cuya evidencia haria fra-
casar la injusta recusaci6n; pero el Tribunal deneg6 la prueba porque a la
confesi6n se sometia a los que fueran part contraria del que la proponia y loe
recusados no eran part en aquella.






ASUNTOS GENERALES


En el studio que hemos hecho de la cuesti6n no hemos encontrado raz6n
que realmente sirva de obstAculo a que sea part en la pieza de recusaci6n el
recusado.
De los diez tratadistas del Enjuiciamiento que hemos consultado (Reus,
Manresa, Martinez del Campo. Diez de Saleedo, Robles Pozo, Abella, Amat,
IHerrero, Aguilera de Paz. Betaneourt) la mayoria comenta o anota los articulos
dt lu ley, pero no dice nada sobre si en el incident de reousaci6n debe ser
oido o no el recusado; s61o dos se ocupan de eso: Ilerrero (pAg. 137) y refi-
rieudose a la recusaci6n de un Magistrado, dice (que e todo caso "debe el
Tribunal oirle. porque de otra suerte no podria conocer sus relaciones perso-
nales, ni haeor declaraci6n alguna pertinente sobre la procedencia o improoe-
dencia del motivo alegado"; y Aguilera de Paz (pig. 380 del T. 1) dice: "En
el caso de referirse la reeusaeion a un Juez de Instrueci6n, cono tiene que ser
fuindado l auto que debe dictarse admiti6ndola o desestimindola, ae hallarAn
expuestos on sus tonsiderandos los motives o las razones que el recusado tenga
para no considerarse compreudido o incurso en la causa expuesta como funda-
mento de ella, y, por tanto, result inneelsario que so Ic oiga sobre tal extreme;
pero siendo un Magistrado el recusado, las circunstancias no son id6nticas, y
no existed diclio medio de conorer la exactitud o inexactitud de los motivos ale-
gados, por no corresponder a 61. sino al Tribunal, dihlo aeuerdo, y, on su virtud,
convlndria oirlc, aunque s61o fuera in voce, para que pueda former jnicio dicho
Tribunal acerra de la procedencia o inprocedencia do la causa en que se fund
la remusaoioin."
En cuanto a 1o (qu dice Aguilera de Paz de la recusaci6n del Juez, no es-
tamIs conforines, porque 6ste puede exponer en su auto motives y razones
pero no heihos detallados, y faltara la prueba de los mismos para former con-
vitvion de sus asertos. Y en cuanto al Magistrado podrA oiracle en cualquier
form. pero asimismo falta la prueba de 1o qiu diga, porque sus manifestacio-
lnes no 1han del ser admiitidas coino articulos de fe; Iquereimos ponernos en cl
.iusto iedio.
Lo procedente en justicia es la intervencion legal 'qu reelamanios para el
recusado en la pieza de recusaci6n. Por lo menos esos dos tratadistas, finicos que
sc ocuipln del particular, claramentei deijan vwr nl noeesidad de ella.
i.Sirvcwn o no de ensciisianiza los rosulltiados de la priAtica do unai instituci6n?
Si lo que ocurria conil'orole a la Icy iproc lUst1licliar y collie( r el reeisado d( lIa pioza do recusani(I ern verdaderanimente
aiitnltitorio l priincipio d( dcro der e ii ue "niin ni otor'ar.is a si misilo l (derchlo" (('6d., lib. 111. tit. V. ley 1!), tnambiin es
con)lralrio al principio de dereeho, Mlien conocido y que en todos sentidos ha id6
g':iii;inllo lerren II. (1h (11i1a Ii ndic piuee condelnu'rs> o privarse d y ven erle en juicio. el que el recusado no sea part on In pieza de recusaci6n,
para podcrse defender de injusto ta(que a su integridad judicial y a su pres-
fi io y replutaic iim.
Es patented (iqtI si un extreme cino el que so suprimiu, quo contenia la
liy anterior. era ii1alo. pcor es el opuesto que maniti1ne la que nos rige.
Es nimestro desco excitar con cst a exposicion el colo do aquellos a quienes
corr.sponda, para (quie so obtengn la imodificacion de nuestras leycs de trimites
(n vl piunto tratado. Ojail tongamos la suerte de ser oidos.
GREGORIO DE LLANO.


COLABORACION VALIOSA

Durante el pasado aiio, como en los anteriores, RFPsErmTORO JUDICIAL se ha
visto favorecido con valiosos articulos de distinguidos letrados, a los que otra
vez damos Ins mas cumplidas gracias por su atenci6n para con esta revista.






ASUNTOS GENERALS


En el afio 1931 honraron estas columns las firmas de los abogados Dres. Ra-
miro F. Moris, Gast6n Mora, Rail de CArdenas, Felix Perez Porta, Ledo. Noe/l,
Alberto Giraudy, Rogelio Bernal, Mario Nin Abarca, Guillermo de Montagi,
Ricardo M. Aleman, Alberto Vilches GonzAlez, Jos6 E. Casasis, Pablo F. Lavin
Padr6n, Aurelio Fernandez Concheso, Andr6s Segura Cabrera, Bernardo Ro-
driguez, Natalio Chediack, Mario Chardiet, Jos6 Rodriguez Acosta y Juan Carlos
Andreu, citados siguiendo el orden en que han ido apareciendo sus producciones
en los sucesivos nimeros.
Tambi6n han aparecido las firmas de los Sres. Antonio Escobar, Elena de
la Torre, Oan y Dr. Antonio Barreras.
Esperamos que en el present afio seguiran honrando estas columns con
articulos tan interesantes como los publicados en el afio anterior.


COMENTARIOS

En la Asamblea de la Federaci6n M6dica de Cuba, iltimamente celebrada
en esta capital, se adopt un acuerdo verdaderamente plausible y que ojalk
alcance 6xito.
Consiste en que el Comit6 Ejecutivo haga gestiones hasta lograr la reform
de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, en el sentido de que no se practiquen
mis autopsias que las precisas e indispensables, ya que hoy dia, en todos los
casos de muerte violent, debe practicarse, segin ordena dicha Ley.
En innumerables casos no se necesita de ella para determinar la verda-
dera causa de la muerte de una persona, y se ordena abrir todas las viseeras
para averiguar lo que todos saben: que la persona se ahorc6, o se priv6 de la
vida con un arma de fuego, o con un veneno, sin que exist la mis leve sos-
pecha de que otra sea la causa de su muerte.
Y ello proporciona, ademas, molestias y gastos y escenas desagradables.
No sabemos si el foro de la Habana se ha dado cuenta exacta y cabal
del trabajo que pesa sobre la Sala de lo Civil y de lo Contencioso Administra-
tivo de la Audiencia de la Habana. Por si alguien no lo ha apreciado por falta
de datos, daremos los siguientes que ponen de relieve el esfuerzo de los com-
ponentes de esa Sala para veneer el agobiador trabajo que va en aumento pro-
gresivo:
En 1929 dict6 1,366 sentencias; en 1930, 1,503; y en 1931, 1,606. Es decir,
que en el iltimo afio dict6 maf de cinco sentencias diarias.
La radicaci6n de asuntos alcanz6 en 1931 las siguientes cifras: asuntos ci-
viles, 1,536; contencioso-administrativos, 1,005; expedientes de retiros mariti-
mos, 81; id. ferroviarios, 118; id. de empleados, 221.-Total: 2,961.
El personal es el mismo de antafio, tanto el de Magistrados como el de
Auxiliares. En cambio, el haber que hoy disfrutan es muchisimo menor y ya
estA en vigor una nueva e important rebaja acordada por el Congreso.
OAN.


LIBROS Y REVISTAS

LAS INSCRIPCIONES (tomo 29), POR MANUEL MARTfNEz ESCOBAR.-Habana,
1931.-E1 tomo 2 de esa obra, acaba de publicarse, como el volume IV de la
"Biblioteca Juridica de Autores Cubanos y Extranjeros", y ha Ilegado un
ejemplar a nosotros amablemente dedicado. Comprende los expedientes pose-
sorios, de dominio y de liberaci6n, las menciones, anotaciones preventivas, can-
celaciones, calificaciones y recursos gubernativos. Consta de 462 pfginas y




ASUNTOS GENERALS


en ellas aparece todo lo relative a esas materials. Este tomo, como el anterior,
cruzara el mar y en Espafa sera acogido tambi6n por aquel foro, aprovechnii-
dose de su contenido dada la identidad de las legislaciones espaiola y cubana,
y alli, como hqui, alcanzara un 6xito de libreria.
MI ACTUACI6N SENATORIAL, POR ANTONIO BRAVO COaREoso.-Habana, 1931.
-En un grueso volumen ha recogido el Dr. Bravo Correoso, ex-constituyente
y Senador y letrado de Santiago de Cuba, todos sus trabajos e iniciativas parla-
mentarias desde 1921 a 1931 en quc ocup6 un escafio en esa rama del Congreso
Cubano.
SORE LAS ELECCIONES DEL COLEGIO DE ABOGADOS DE LA HABAA.--Habana,
1931.-Este folleto que expone y analiza detalladamente lo ocurrido en las
filtimas elecciones, tiende a obtener, para lo sucesivo, que el Colegio "sea gober-
nado por Letrados en los que no concurra la condici6n de politicos militants,
a fin de que, manteniendose apartado de las luchas de la political del pais, reine
en su ambiente el espiritV sereno que le permit Ilenar cumplidamente sus
funciones."
LA JRISPRUDENCIA AL DiA, Indice de 1930.-Habana.-Acada de repar-
tirse dicho itil indice correspondiente a dicho aflo.
REVISTA D DEREOHO PmIVADO, Madrid, Diciembre.-Contiene: I. El dere-
cho de propiedad' en la nueva, Constituci6n Espafila, por Fernando Campu-
zano.-II. EI.fomento international del Derecho Privado (coneldsidn), por Er-
nesto Rabe -III Cuestiones practicas: La inscripei6n de aprovechamientos hi-
draulicos en el Registro especial de agnas, pQr C. Martin Retortilln.-IV. Junri
prudencia: del T. S.: Civil: I. Parte general.-II. Derechos reales,-III. Obli-
gaciones y eontratos.-IV. Derecho de familia.-V. Sucesiones, por J. Castan
y F. Bonet.-V. Notas bibliogtificas. .
REVISTA JuafRDCA, Caracas, Agosto.-Contiene: La aceci6n de dealinde, por
Ramiro Parra; Estudio sobre la letra de cambio en el COdigo.de Comercio ve-
nezolano, por Carlos Morales; Apuntaciones analiticas sobre el Codigo de pro-
cedimiento eivil, por R. Marsans; Breves monografias sobre f ema* de. Derecho
International Privado,. por Celestino Ferrera y Jurisprudecia Nbacional
OTrAs RasBirA EzXTBNJERAS.-Hemos recibido: Los TnibO aes,'de Mexico,
Diciembre; y Georgetown- Law Journal, de Washington, Enero.
OTB s n*Vai As.-Hemoa recibido: Revista de Mediona kegao de Cubs, Oe-
tuibre; kevists. TebfA ica Cubasa, Dicieinbre; La Ja isprsdd i at bl., ri-
eiembre; Rm iia a df..Z Aoieei de t1iia~tes del Cdimer,, Didiembre y
Boldeti del Cewtro de tZ Pro~Mdad Urbana, Diciembre, de la aiabn; y So'~l
de Informatcid A *fftl, de.Santa Clara, Septiezmbe.


MISBELAWIA
IMPit BBL 1% POS 100.-laffhmeas6 sie tu
w-t d4ae neh d1Cu 8S e public Ae P. 5 de 7 i Dtee ire atet
qne interest a los Jueoes y aal dice:
Por eitw ,: hi &tteO ti 7 y 88 d tegaminae proj*bite o pW r al Deerete
Presidential nimero 832 de 28 de May6 de 192, tie (* & iiSieafta
en la prfsti~a bara Im tpido tnuiaistro de ieo datok qde biiate~ a IO Juesea
en relaci6n oem adeuda ddl Impesate dl 1% por 100, y' erm~~ be do eatt -ji
eutivb-piovoer I ptale teo r ta fin de que diefro 4idese pmtesa n formi
mAt eficit6. ,II
Por tUasI ea ejeeieio de la fa eetaede que me eat esfeAdedae poif
odtihioda f es ittines, y a prg.. .epttt del f retaBV deesiV Th Ai
Modifica Joea rtu 7 y 88 del Rek pl

;TVu' -A,. OF r .. `-1 A
wiiP~ ~~~Irisl,~~s~io






ASUNTOG GENE3ALES


otras autoridades que intervinieren en procedimiento de toda clase contra con-
tribuyentes del Impuesto del 11/2 por 100, en lugar de dirigirse al Jefe de la
Secci6n del Impuesto, lo harAn al Administrador de la Zona o Distrito Fiscal
respective, o Aduana que corresponda.
El Secretario de Hacienda queda encargado del cumplimiento de este De-
creto, dictando las disposiciones que estime convenientes para su ejecuci6n.
Dado en el Palacio de la Presidencia, en la Habana, a 17 de Diciembre de
1931.-Gerardo Machado, Presidente.-Mario Ruiz Mesa, Secretario de Hacienda.
AMNISTIA.-En la GOceta de 14 de Enero de 1932, se ha publicado la
siguiente ley del 13:
Articulo I.-Se concede amnistia:
1--Excepci6n hecha de las infracciones de la Ley de Explosivos y de los
delitos de traici6n, rebeli6n military y deserci6n, para todos los delitos y faltas,
asi como para sus conexos, en cuanto se hayan cometido antes del dia 11 de
Enero de 1932, con motive u ocasi6n del movimiento revolucionario que culmin6
en el alzamiento de 1931,,o bien con objeto de iniciar, organizer, ayudar, coope-
rar, favorecer o reproducir dicho movimiento.
29-Para todos los delitos y faltas cometidas antes de la fecha sefialada en
el inciso anterior por funcionarios, policies y agents de la autoridad o auxilia-
res del Gobierno, scan civiles o militares, con el prop6sito o en ocasi6n de im-
pedir o perseguir la conspiraci6n o preparaci6n del citado movimento, repri.
mir 6ste, las algaradas piiblicas y manifestaciones tumultuosas que lo precedie-
ron durante dicho afio y el de 1930, o las infracciones de la Ley de Explosivos,
o evitar la reproducci6n del propio movimiento; e igualmente para loa delitos
de usurpaei6n de atribuciones cometidos por los mismos.
39-Para todos los delitos y faltas cometidos durante el tiempo que han
ejercido sus cargos y antes de la fecha indicada, por los Delegados del Gobier-
no como Supervisores Militares, con el prop6sito o en ocasi6n de restablecer o
mantener el orden puiblico, impedir o perseguir la preparaci6n del repetido mo-
vimiento revolucionario, reprimir este o evitar su reproducci6n.
4-Los beneficios concedidos en los incisos 29 y 3 de este articulo com-
prenderan tambi6n a los particulares por los delitos y faltas que hubieren co-
metido conjuntamente con militares, policies, funcionarios, agents de la Auto-
ridad o auxiliares del Gobierno con el prop6sito o en ocasi6n de restablecer o
mantener el orden piiblico, impedir o perseguir la preparaci6n del propio mo-
vimiento revolucionario, reprimir 6ste o evitar su reprodueci6n.
Art. II.-Los Jueces de Instrucci6n y los Oficiales Investigadores de la
jurisdicci6n de guerra, elevaran a la Audiencia respective o a la Autoridad
Military competent, los sumarios formados por los delitos comprendidos en esta
ley, las cuales resolverAn de oficio sobre la aplicaci6h de la amnistia.
Los Jueces Correccionales y los que ejerzan esas funciones y los Coman-
dantes Militares, aplicaran la amnistia en los juicios y expedientes de que
conozcan, por los delitos y faltas, comunes o gubernativas, comprendidos en
esta ley.
Las parties podrAn utilizar los derechos que coneeden los articulos 666 y
669 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
Art. III.-En todos los casos a que se refiere esta Ley, los Jueces y los
Tribunales, asi como las Autoridades Militares en su caso, haran en su opor-
tunidad express declaraci6n sobre el m6vil del hecho delictuoso, al objeto de
determinar si esta o no comprendido en la amnistia, y si denegare la aplica-
ci6n de la misma sera objeto especial de prueba dicho m6vil, durante la cele-
braci6n del juicio correspondiente, debiendo hacerse constar en la sentencia el
resultado de esa prueba,
'-uando las causess a que se refiere el pArrafo picedente estuviere falla-
das'l comienzar a regir esta ley, podrA suscitarse ante la Audiencia respective,






ASUNTIDB GNU~AL=


o ante la Autoridad Militar competent, un incident que se tramitari confor-
me al Titulo II del Libro III de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, sin apli-
caci6n del parrafo segundo del articulo 672, al objeto de determinar el m6vil
del delito y resolver acerca de la aplicaci6n de la present Ley de Amnistia al
caso en examen. fl Tribunal o la Autoridad Militar no dar& eurso Ia inoi
dente si, a su juicio, el m6vil del delito consta en la aentencis.
Art. IV.-La amnistia que esta ley concede no Ileva como consecuencia la
restituci6n en sus cargos a los funcionarios de nombramiento comprendidos en
ella y que los hayan perdido por causa del delito; pero los mismos podran hacer
valer los derechos de que se crean asistidos reclamando dicha restituci6n on la
via y forma procedentes de acuerdo con las leyes y reglamentos en vigor.
Art. V.-Las personas que fundadas en el articulo 13 de la Constituci6n
deseen ejercitar las acoiones civiles quo estimen procedentes contra aqu6llos a
quienes se aplique la amnistia, deberan hacerlo ante los Tribunales eiviles com-
petentes, por los tramites de los juicios declarativos que eorrespondan segfn la
cuantia de la reclamaci6n.
Art. VI.-El Presidente de la Republica, cuando lo estime convenient,
podrA declarar extinguida la scci6n penal o la pena en los process incoadoe
contra los militares acusados o eondenados per los delitos de rebeli6n y deser-
ci6n, cometidos con motive u ocasi6n del movimiento revoluoionario de 1981 y
exolufdos de los beneficiol de esta Ley de Amnistia por disposici6n del inciso 1I
de su articulo I; pero esos militarei no podran Mer restitutdos en el aervioio y
perderAn todos los derechos que hubieren adquirido en 61.
Tambien podra el Presidente de la Repbbliea dedlarar extinguida la acoi6n
penal o la pena en los prooesos incoados por el delito de traiei6n o per laa in-
fracciones de la Ley de Explosivoe, exeluados asimiqno de esta Amnistia per el
citado inciso 1 del articulo I, cuando estime que ha cesado la campafis terro-
rista que impide el restablecimiento de la paz en el pals, y siempre quo esoa
delitos fueren realizados antes del dfa 11 de Enero de 1982.
Art. VII.-Contra las resolucibnes definitivas dietadai per los Tribunales
ordinarios al aplicar la Ley de iAmnisa, near sus beneficios, o resolve sobre
cualquiera de sus extremes, se coneede recurso do easaci6n, que se trajmitara
con arreglo a lo estatufdo en la Orden 92 de 1899, con la fnica variaoi6n de
que, vencido el thrmino de emplazamiento, se harA inmediatamente el aefiala-
miento pars la vista y la sentencia se dictarA preferentemente dentro de los tree
dias siguientes, sin que el Tribunal pueda dejar de resolver el reourso en el
fondo por ning6n defecto de forms, ni per errores u omisi6n en las eitas legalese.
Art. VIII.-Esta Ley comenzara a regir deede la fecha de su. publicacl6n
en la Gacao Oficial.
Disposimines Trmasitorias.-Primera: Los Jueces de Instrueei6n o Correoe
*cionales y las Audiencias que oonbsean de causas o juicios seguidos contra nfiem-
bros de las Fuerzas Armadas, por cualquier delito o falta cometido antes del'11
de Enero de 1932 en cualquier lugar y eircunstaheias, se inhibirAn del conooi.
miento de los mismos a favor de ]a jurisdic0i6n de guerra y remitirAn los pro-
cesos, dentro de los dies dias siguientes a la promulgaci6n de etsa ley, a la
Autoridad Militar a quien corresponda 'para la resoluci6n procedente.
*Segunda: .Durante un period deo 30 'ieses, contados desde. Ia, feoha en
,que empiece a regir esta ley, serik de la exclusive competencia de. l jnuridicei6n
military, el conocimiento do todas las causas y'juicios criminals que se sigan
contra los miembros de las Fuerzas Armadas por todos los delitoa y, faltas que
cometan durante ese tiempo en cualiuier lugar circeinstancias. ,
RED0UCION DEL PRESUPUMOBTUO.IOLDBI PODEBR JUDIIAL-
Modificaei6n de la Ley Organica del oder. oladioial.-Modiicd6 dte Is-ey
de Enjuiciamiento Civil.-En la Coweta de 23 de Enero de 1932'se ha1.wibblade
la siguiente ley del 22:






ASUNTO GENERALFE


Art. I.-Las consignaciones destinadas a personal, material y servicios del
Presupuesto Fijo del Poder Judicial, quedan reducidas, a partir de la vigencia
de esta Ley, en un 257% del saldo total de sus cr6ditos para el ejereicio en curso,
cuya reduccion se aplicari, estrictamente, a cada partida de dicho Presupuesto,
en la forma en que figuran en la ley vigente, manteniendose las categories, plazas
y dotaciones respectivas.
Art. II.-La alteraci6n de los creditos del Presupuesto Fijo del Poder Judi-
cial que se autoriza por esta ley, tendra caricter provisional y regira s6lo y
exclusivamente durante el resto del ejercicio fiscal a cuyo. termino quedara sin
efecto.
Art. III.-Los sueldos o haberes de los miembros del Poder Judicial y Ad-
ministraci6n de Jisticia, que por la present ley se reajustan con caricter tem-
poral sera restablecidos en su total cuantia tan pronto lo permit el estado del
Tesoro Publico.
Art. IV.-Se modifica el articufo 82 de la Ley Organica del Poder Judicial,
que quedari redactado en la siguiente forma:
"Art. 82.-E1 Juez Municipal que sustituya al de Primera Instancia, Ins-
trucci6n o Correccional, no percibiri mAn que el sueldo de su cargo titular. Los
Jueces Municipales suplentes y las personas que sustituyan provisionalmente a
los Jueces Municipales, de Primera Instancia e Instrucci6n y Corrcccionales,
percibirin el sueldo que corresponde al Jues Municipal en sus funciones pro-
pias. Ninguno de los suplentes percibira haber alguno mientras no se 6ncuen-
tre desempefiando por sustituci6n algfn ca o.'.
Art. V.-Se deroga el articulo 5 de (XArden ndmero 154 de 10 de Junio
de 1901.
Art. VI.--Se adiciona al art. 1S4 o 1 Ley OrgAnica del Poder Judicial, el
parrafo siguiente:
"Los Jueces Municipales de Cabeceia de Partido Judicial no tendran nece-
sidad de pertnaneeer an el pUsto, y per consiguiente pedBAn ausentarse o per-
noctar fuera del lugar ditde prestan sus servicios, despuns de las horas de au-
diencia a Rwa diatauci no mayor de dies kidl6etroa."
t. VII.-Ul M elo 222 de la Ley Otrgfnica del Poder Judicial, quedari
redatedo an lee tii tes tnrminos:
'Art. 222.-Lm vistas de los pleitos y las causaa se efectuarAn en la dia
sefialado.
En la diligencia de celebraci6n de cada vista 6 causa que extender& el Be-
eretario de la Sala, se expreeark la hora en que empiece y en que termiti~ y aser
firmade por los letrados de las parties si concurrieren al acto.
SSi al concluir las horas de audiencia no hubiese finalisadb la vista, podr
el Tribunal prorrogar esta, habilitando las horas que sean eeesarias o idpen-
derlas y sefialar para su continuaci6n el dia hAbil inmediato. 86Io en lWI eases
de falta de comparecencia de testigos o peritos, que deban unevamente aer cita-
dos, ode acordar el Tribunal para major proveer nuevas diligeneias, podra int-
rrumpirse la prtetica de la prueba."
Art. VIII.--4 segundo p6rrafo del artoeulo 32 dde la Ley Organic del
Poder Judicial quedara redaetado as l
"Los Jueces Municipalee uplentes de primer, segunda y teere clause, loe
Jueces Munieipales de eiarta claue y ssm plentes, que sean abotgdos los Fis-
calei de Prtido Auxiliares suplentes y w Abogados de Oficio, podran ejer-
cer la profesidn."
Art. iX.--RI artfculo 982 de la Ley de Enjuicialrtpto Civil quedark re-
dactado en la sigtiente form:
Art. 322.r- s vistas de los pleitos en todos In1a y Trilunale de
la Repiblica, se efectuarAn n el dia seialado. i a diigncia d la eelebra-
ci6n do chda vista que extienda el Seerekht~I, Be s Rpieesak la hoba n qtie em-
piece y eh que te mine, y er fltniada pot k lo etradoe de lai partee sil ehOit
rdeils al asto.







ASUNTOS GENUALLES


Si al conclyir las horas de audiencia no hubiere finalizado la vista de algfin
pleito, podra suspenders para continuarla en el dia o dias hAbiles siguientes, a
no ser que el Presidente prorrogue el acto. Las vistas que por falta de tiempo
no hayan podido celebrarse en el dia seiialado, se celebrarAn en el dia o dias
hAbiles siguientes, aumentando al efecto las horas de audiencia".
Art. X.-Quedan derogadas todas las leyes y disposiciones que se opongan
al cumplimiento de la present ley, que empezari a regir desde su publicaci6n
en la Gaccta Oficial de la Reptblica.
CERTIFICACIONES PEDIDAS POR LOS JUECES A LOS REGISTRA-
DORES DE LA PROPIEDAD.-Un Juez de lnstrucci6n pidi6 por telWgrafo a un
Registrador de la Propiedad determinada certificaci6n, y al ser reiterada. este
funcionario le contest que debia pedirla en la forma establecida por el articulo
344 del Reklamento de la Ley Hipotecaria. El Juez le signific6 entonces por
telegrama, que la pedia directamente de conformidad con el acuerdo de la Sala
de Gobierno del Tribunal Supremo de 26 de Mayo de 1930 (*) y que dijera si
persistia en su negative para acudir en queja ante el Presidente de la Audien-
cia, a lo que le contest el Registrador que no podia expedirla por tener que
atenerse a dicho articulo, significandole que con esa misma fecha se dirigia al
President de ese Tribunal y este funeionario resolvi6 que el Registrador debia
expedir esa certificaci6n por haberse pedido de conformidad con aquel acuerdo,
e inconforme el Registrador acudi6 a la Direcci6n de los Registros y del Nota-
riado, que por resoluci6n de 27 de Julio de 1931, resolvi6 a favor del Registrador
coincidiendo con lo que expuso Oan en sus Comentarios de Julio, pigina 147
de la Secci6n de Astuntos Generalds de 1931. He aqui los fundamentos de la
resoluci6n de dicha Direcei6n:
Considerando: que el principio legal dominant en material de certifica-
ciones de los Registros de la Propiedad es, como se expresa en la Real Orden de
28 de Diciembre de 1894, el del articulo 285 de la Ley Hipotecaria, segfin el
que, si no las pide el propio interesado, es indispensable mandamiento judicial
ordenando su expedici6n; y que el articulo 344 del Reglamento General dictado
para la ejecuci6n de la ley, desenvolviendo el mismo principio, oblige a las
autoridades y funcionarios pibhlieos, cuando necesiten tales documpntos, a soli-
eitarlos del Jnez delegado, el que librarA mandamientos para que por el Regis-
trador scan expedidos.
Considerando: que ese principio Qe ha robustecido, si cabe despu6s de la pro-
mulgaci6n de la Orden 69 de 1901, que ordena a los Registradores de la Pro-
piedad Ilevar, con earacter official y con las mismas formalidades establecidas
en el articulo 223 del Reglamento, que deberln presentarse con iguales requi-
sitos que para la presentaci6n de titulos exigen los articulos 238 y siguientes de
la Ley Hipotecaria, es decir, que el escrito conteniendo la solicitud debera pre-
sentarse en el Registro por el interesado o su mandatario, y cuando se trate de
solicitudes sujetas al pago de los honorarios fijados en el Arancel, los cuales,
salvo los casos en que se ordene su expedici6n sin honorarios, por disposici6n de
la Ley de 26 de Marzo de 1929 y del Reglamento dictado para su ejecuci6n, so
ingresan para el fondo de jubilaciones y pensions de los Registradores de la
Propiedad.
Considerando: que el acuerdo de la Sala de Gobierno del Tribunal Supre-
mo de 26 de Mayo de 1930, que se invoca por el Juez de Instrucci6n de Puerto
Padre y por el Presidente de la Audiencia de Oriente, para considerar autori-
zado al primero para solicitar, por telegram, una certificaci6n del Registro de
la Propiedad, estA circulado a aquellas autoridades o funeionarios que le esthn
subordinados por raz6n de sus funciones y a quienes obliga principalmente, y
no puede entenderse en modo alguno que tiene el alcance do modificar o variar
(*) El acuerdo de 26 de Mayo do 1930, puede verse en la pfgina 52 do la Iecci6n de
Acuerdos, afio 1930.






ASUNTOM GQNEmAL


las formas legales establecidas en una instituci6n como la de los Registros de
la Propiedad, regida en primer t6rmino por los preceptos que taxativamente le
estAn fijados en la Ley Hipotecaria y el Reglamento General dictado para su
ejeeuei6n, de los cuales no pueden apartarse los Registradores sin inearrir S
responsabilidad; y si bien estos funcionarios estAn en el deber de facilitar a los
.Jueces y Tribunales aquellos datos o antecedentes que fueren 'necesarios a la
finalidad de una buena administraci6n de justicia, no pueden expedirlos ea la
form de certificaciones sino cuando le sean solicitados mediante los trimites
que se fijan por las disposiciones antes indicadas y al principio establecido des-
de la resoluci6n de los Registros *y del Notariado de 16 de Marzo de 1865; y
por tales fundamentos es razonable estimar que estaba en lo cierto el Registra-
dor de la Propiedad de Victoria de las Tunas negandose a expedir la certifica-
ci6n que del Registro a su cargo le fu6 solicitada por la via telegrafica per dicho
Juez de Instrucci6n, ya que no se ajust6 en su solicitud a lo dispuesto en el
articulo 285 de la Ley Hipotecaria y a la regla express del articulo 344 de su
Reglamento.
Por tanto: La Direcci6n resuelve: declamar con lugar, por las razones
expuestas, el recurso de alzada interpuesto por el Registrador de la Propiedad
de Victoria de las Tunas' contra la resoluci6n del Presidente de la Audiencia
de Oriente, que en el recurso de queja establecido por ese funcionario declaui
que el Juez de Instrucci6n de Puerto Padre podia solicitar del mismo en la
form en que lo hizo, es decir, per telegram, una certificaci6n del Registro "a
su cargo; y, por consiguiente, declarar asimismo que el expresado Registrador
de la Propiedad estaba en su derecho negandose a expedir la certificaci6n
solicitada por dicho Juez, toda vez que debi6 ajustar su solicited a lo dispuesto
en el articulo 25 de la Ley Hipotecaria y a la regla express del 344 de su
Reglamento. Y'comuniquese al senior Presidente de la Audiencia de Oriente,
pars su conocimiento y efectos.-J. C. Diaz, Director.
COMISION DE JUBILACIONES Y PENSIONWE JUDIOIAES.-Los
ingresos que tuvo esta Comisi6n en Diciembre iltimo fueron los siguientes:
saldo anterior, $12,014.52; por multas correccionales, $4,422; per sobrantes,
$358.87; por deseuentos, $2,602.04; por fianzas, $225; por multas, $3; per co-
rrecciones disciplinarias, $149.27; por multas Registro Civil, $17.36.-Total:
$19,792.06.
Hizo los siguientes pagos: por jubilaciones y pensions, $16,007.07; por
sueldo del Secretario, $100; por gastos de material, $13.20.-Total:. $15,120.27.
Suman los ingresos, $19,792.06, y los egresos, $15,120.27. Superavit en 30
de Diciembre, $3,671.79. Con este sobrante y lo recaudado hasta el dia 11 de
Enero se pudo disponer el pago de Diciembre con un descuento del 60 por
ciento. pues s61o se mand6 pagar el 35 por ciento.
-La Sala de Gobierno del Tribunal Supremo por sexta vez nombr6 Pre-
sidente de la Comisi6n de Jubilaciones y Pensiones Judiciales, al Dr. Francisco
Llaca y Argudin, y Vocales. a los Sres. Wenceslao GAlvez y Arttro Hevia.
-No habiendo aceptado el cargo el senior Hevia, se nombr6 para susti-
tuirlo al Dr. Carlos Revilla, Presidente de Sala jubilado del Tribunal Supre-
mo, que era suplente; y al Lcdo. Guillermo VaIdes Fauly, Magistrado jubila-
do de la Audiencia de la Habana, suplente.
FALLECIMIENTOS.-Han fallecido: el Lcdo. Adolfo Bar6 y Cuni, Ma-
gistrado jubilado de la Audiencia de Santa Clara; el Sr. Jose Gil, Alguacil del
Juzgado de Primera Instancia e Instrucci6n de Alacranes; el Sr. Armando
Garcfa, Oficial del Juzgado de Primera Instancia de Sancti Spiritus; y la
Sra. Concepci6n Piiieiro-Osorio viuda de Nieto, madre del Juez de Instrucci6n
de Giiines, Dr. Adolfo Nieto, y el Lcdo. Manuel Enrique G6mez, abogado de
la Habana.
COMPRAMOS NUMEROUS SUELTOB.-N meros del REPERTOIO JUDI-
oIAL correspondientes a Abril, Mayo, Junio, Julio, Agosto, Septiembre, Octu-








bre y Dieiembre de 1928 y Enero de 1929,, e compran en la librera de lo
Sres. Rambla Bousa y Ca., Obispo y San Ignacio. Be pagan a peao. Tambi6n
coleociones de 1925 y 1928. Se pagan .a seis pesos.
NOTICIAS VABIAS.-Dice un diario de esta capital que ha recibido dis-
tintas cartas, en las que se le pide que llame la atenci6n de los Secretarioe de
Hacienda y de Justicia, respect a la situaci6n de los Jueces Suplentes del in-
terior. Coneretamente se dice que los Jueees Suplentes del interior de laRep6-
blica tienen aprobadas sus cuentas de haberes oorrespopdientes a los meses de
Julio, Ago4o, Septiembre, Octubre y Noviembre y que, sin embargo, aft no
han cobrado sus haberes correspondientes al primer mes del actual ejercicio, o
s6ase de Julio.
-En una asamblea de comerciantes celebrada en esta capital fue comen-
tado favorablemente un fall del Juez Correccional de la Secciin 2*, por el que
fu6 absuelto un com6reiante que era acusado de negar el regalo de agna a un
transeunte, y por el que el Juez, sin entrar a tratar si existia el liquid o se
carecia de 61 en el establecimiento, que era el motivo de la negaci6n, resolvi6
que no hay ningiu precepto que obligue a regular lo que perteneee a la propie-
dad de otro y que esta donaci6n es voluntaria y se hace si se eree convenient.
-El Sr. Jos6 Alonso Izquierdo, cartulario del Notario de Guanabacoa,
Dr. Blanco Arenas, se suicide. I
-Ha sido reelecto Presidente de "El Licceo", de Cienfuegos, el abogado
Dr. Pedro Fuxi.
-Ha fallecido el Presidente del Tribunal Supremo de Buenos Aires,
Ledo. Figueroa y Alcorta, que tambi6n fu6 Presidente de la Repiblica.
-El Presidente del Tribunal Supremo inspeccion6 las obras de adaptaci6n
del edificio del antiguo Senado y en el que se instalark aquel Tribunal, las cuales
se espera se terminaran en breve.
-El Dr. Luis del Valle ha sido designado Director de la Consultoria de la
Lonja del Comereio de la Habana.
-La Lesislatura del Estado de Chihuahua ha aprobado un proyeeto de
ley que permit el divorcio por mutuo disenso en un dia.
-En la Asamblea de la Federaci6n Medica de Cuba se acord6 que el
Comit. Ejeoutivo haga las gestiones. necesarias para la reform de la ley en
relaci6n con las autopsias, para evitar que se sigan practicando algunas inne-
sariam.ente.
-En la propia Asamblea se acord6 algo que deben imitar los Abogados y
consiste en que cada vez que fallezca un medico todos sus compaiieros -de la
Repdblica contribuyan por una sola vez con un peso para former un fondo que
le sera entregado a sus hijos o familiares.
-Durante el afio de 1931 conoci6 el Juzgado Municipal de. Marianao de
4,043 juicios de desahucios. Seria curioso conocer el total de esa clase de juicios
radicados en todos los Juzgados de la Repiblica.
-Ha sido herido gravemente por asuntos politicos, el Procurador senior
Is'mael Morales, de esta capital.
-Se ha publicado que los Gobernadores Provinciales gestionan que in-
gresen en los Municipios las multas que imponen los Jueces Correccionales y
Municipales, las que equivocadamente se ha dicho ingresan en el Fondo de
Jubilaciones Judiciales, cuando es lo cierto que ingresan en el Fondo del
Retiro Militar todas, salvo las de la Habana.
-El Colegio de Abogados de Sancti Spiritus eligi6 la siguiente Junta
de Gobierno: Decano, Dr. Jos6 Ferrer; Secretario, Dr. Fernando de la Cruz;
Tesorero, Dr. Federico Carbonell; Diputados, Dres. Eduardo Su&rez, Ricardo
Mendigutfa, Antonio Marqu6s y Jos6 SuArez.
-Se ha publicado que los penados de la earqel de laHabana euentan con
los mis perfectos talleres de zapateria, panaderfa, galleteria y otros de gran
utilidad, y que en la explotAci6n de una fines que se ha adquirido serAn de-






ASURTOS WZINUALZIS


dicados penados si se obtienen buenos resultados; y que se piensa explotar
otras en distintos lugares de la Rep6blica, tambien con penados, hasta lograr
que 6stos produzcan todo lo que consumnn.,
-El Presidente de la Asociaci6n de Auxiliares de la Administraci6n de
Justicia atentamente nos ha participado su toma de posesi6n.
MOVIIENTO JUDICIAL.-Despu6s de publicado el anterior numero
de esta revista, ha habido el signiente:
Ascenao.-Ha sido nombrado Juez de Primera Instancia e Instrucci6n de
Palma Soriano, el Dr. Julian P6rez y GAlvez, Juez Municipal de La Salud.
Ocupa en el escalaf6n de los de su categoria el nimero 1. Figuraron en la
terna elevada al Ejecutivo el electo y los Dres. Arturo Rebollar y Eduardo
Nffiez, Jueces Municipales de Cifuentes y San Jos6 de las Lajas, respectiva-
mente.
Traalados.-Ha sido nombrado Magistrado de la Audiencia de Pinar del
Rio, el Dr. Juan M.' Navarrete y de Paula, que desempefiaba igual cargo en
Santa Clara. Figuraron en la terna el Dr. Navarrete, el Lcdo. Juan A. Suarez,
Magistrado de la Audiencia de Oriente, y el Dr. Juan I. Jdstiz, Juez de Pri-
mera Instancia de Marianao.
-Ha sido nombrado Juez de Primera Instancia e Instrucci6n de Guana-
jay, el Dr. Juan F. Nodarse y Fleites, que desempefiaba el Juzgado de Ins-
trucci6n de Col6n. Figuraron en la terna el Dr. Rafael Arango, Juez Corec-
cional de Cienfuegos, el Dr. Nodarse y.el Dr. Ramiro Rencurrell, Juez de Pri-
mera Instancia e Instrucci6n de Trinidad.
Fiscal de Partido.-Se ha prorrogado hasta 30 de Junio de 1932 el nom-
bramiento de Fiscal de Partido temporero de la Habana, hecho a favor del
Dr. Alfredo Manrara.
Jueces Municipales.-Ha sido nombrado Juez Municipal primer suplente,
el Sr. Luis M. Faure, de Tiguabos.
-Han sido nombrados Jueces Municipales segundos suplentes, los sefiores
Dr. Matias F. Marquez, de Bejucal; Mariano Montiel, de Felicidad, y Pedro
Fajardo, de Caimanera.
Ascensos rehusados.-El Dr. Julio Garceran, Juez Municipal de Melena
del Sur, no acept6 el ascenso a Juez de Primera Instancia e Instrucci6n de
Baracoa.
-Tampoco acept6 el Dr. Julian B. P&rez, Juez Municipal de La Salud,
el ascenso a Juez de Primera Instancia e Instrucci6n de Palma Soriano.
Sin efecto.-Se han dejado sin efecto los nombramientos de Jueces Mu-
nicipales primeros suplentes hechos a favor de los Sres. Pedro Blanca, de
Fray Benito; y Dr. Eduardo Zayas BazAn, de Florida.
-Tambi6n los de Jueces Municipales segundos suplentes hechos a favor
de los Sres. Benito VAzquez, de Cafiad6n; y Jos6 Rivero, de Antilla.
Licencia.-Se ha concedido una de tres m'eses al Dr. Fernando de Zayas,
Magistrado de la Audiencia de la Habana.
Jubilaciones.-Ha sido jubilada forzosamente la Sra. Maria GonzAlez y
Arrieta, Mecan6grafa de la Fiscalia de la Audiencia de la Habana, con un
retire annual de $820.
-Ha sido jubilado forzosamente el Sr. Juan de Dios Rodriguez y Roger,
Official del Juzgado Municipal de Palma Soriano, con un retire annual de
$379.08.
-Ha sido jubilado forzosamente el Sr. Jose Contreraq y GonzAlez, Al-
guacil del Juzgado Municipal de Carlos Rojas, con un retire annual de $378.
Causas, expedientes, etc.-El Fiscal de la Audiencia de Pinar del Rio ha
presentado querella contra el Juez Municipal de San Diego de los Bafios por
cohecho e infidelidad en la custodia de documents, pues exigi6 $7 por un
matrimonio, y como no se le entregaran, destruy6 algunas fojas del expe-
diente matrimonial.





ASUNTOB GENERATES


-La Audiencia de Camagiiey corrigi6 disciplinariamente en via guber-
nativa al Juez Municipal de Ciego de Avila, por su actuaci6n comro Juez de
Primera Instancia sustituto.
-La Sala de Gobierno del Tribunal Supremo ha dispuesto que la Au-
diencia de Matanzas conozca del expediente de correcci6n disciplinaria man-
dado a former al Juez de Instrucci6n accidental de Pinar del Rio Dr. Jos6
Boue, por haberse excusado los components de la Audiencia de Pinar del Rio
de conocer del mismo por resultar implicados.
-La Sala de Gobierno del Tribunal Supremo acord6 iniciar expediente
de separaci6n al Juez Correccional de Pinar del Rio, al que se acusa de em-
briagarse con frecuencia.
-La propia Sala declar6 que no procede separar del cargo de Juez Mu-
nicipal Suplente de Sagua de Tanamo Dr. Angel Besalfd y remitir al Juez de
Primera Instancia de Mayari los antecedentes para que en via gubernativa
proceda con arreglo a derecho.
-La Audiencia de Oriente conden6 al Sr. Ignacio Maure, Secretario del
Juzgado Correccional de Santiago de Cuba, por abandon o negligencia inex-
cusable, a $13,286 de multa o seis meses de prisi6n, y a Manuel Corrales, Ofi-
cial del propio Juzgado, a 8 afios y 1 dia de presidio, por malversaci6n.
-Ha sido procesado el Juez Municipal primer suplente de Rancho Veloz,
Dr. H6ctor Badia.
Sentencias.-Durante el mes de Diciembre iltimo, dictaron las siguientes
sentencias las Salas de lo Criminal de esta Audiencia: Sala Primera, 50; Sala
Segunda, 44, y Sala Tercera, 65.-Totales: 159.
Durante el afio 1931 dictaron las siguientes: Sala Primera, 589; Sala Se-
gunda, 546. y Sala Tercera, 669.-Totales: 1,804.
-La Sala de lo Civil dict6 en Diciembre 136 sentencias y durante el afio
1931, 1,606.
-La Sala Tercera dict6 65 sentencias, de ellas 52 condenatorias, 11 abso-
lutorias y 2 mixtas y resultaron condenados 66 acusados y absueltos 16.
Renuncias.-Han presentado las renuncias de sus cargos, los Sres. Fer-
nando SAez, Secretario del Juzgado Municipal de San Diego de los Bafios;
Gonzalo G6(mez Escribiente del Municipal de Manguito; Gilberto Alvarez,
Alguacil del Juzgado Municipal de Puerto Padre; Carlos Lissabet, Escribiente
del propio Juzgado; Oscar HernAndez, Escribiente de la Audiencia de la Ha-
bana; Carmelina Treto, Oficial de la Fiscalia del Tribunal Supremo; Dr. Cres-
cencio Ruiz, Juez Municipal primer suplente de Ranchuelo; Dr. Bernardo
Callejas, primer suplente del Cobre, y Dr. Victoriano de Moya, primer suplen-
te de Manzanillo.
Nombramientos.-Han sido nombrados Secretarios los Sres. TomAs Rie-
ra, del Municipal de Giiira de Melena, y Miguel Orozco, del Municipal de
Mor6n.
-Ha sido nombrado Mecan6grafo de la Fiscalia de la Audiencia de la
Habana, el Sr. Miguel Gener.
-Han sido nombrados Escribientes, los Sres. Gilberto Alvarez, del Juz-
gado Municipal de Puerto Padre; Vicente S. Leal, del Municipal de Giiira de
Melena; Mario Porro, del Municipal de Manguito, y Emilia Portela, de la
Fiscalia de la Audiencia de la Habana.
-Han sido nombrados Alguaciles, los Sres. Manuel R. Garrido, del Juz-
gado Municipal de Puerto Padre; Jos6 A. Geli, del Municipal del Caney; y
Miguel Delgado, del Municipal de Artemisa.
DELITO FLBGRANTE.-La Sala Primera de lo Criminal de esta Au-
diencia conoci6 de una causa electoral; el Fiscal pidi6 el sobreseimiento pro-
visional, y la Sala, como habia acusador privado, le conflri6 traslado por dies
dias, en vez de tres como dispone la Ley, pues se trata de un delito que hay que
tramitar como si fuese flagrante; evacuado el traslado, se celebr6 el juicio oral






18 ASt7NtWs OERUtALMB
y se dict6 con feeha 12 de Diciembre de'1980 sentenoia absolutoria baAindoae
en la violaci6n del procedimiento al conoeder aquel t6tmino. V6alae 1on faa
damentos de la resoluci6n que asa dice:
Considerando: que el delito que ha sido objeto del prooeso y al que se
ban contraido exclusivamente la acusaci6n privada y el Ministerio Fiscal,
esti comprendido en el C6digo Electoral mencionado, aiendo ademas indu-
dable que de requerir punici6n el~heeho que lo original, ineuestionablemente
mereccera la calificaci6n de un delto de esa naturaleza por cuanto se realima
por miembros de un eomiti politico en acto de Indole eseneialmente political
come es la de aparentar la eqebraci6n de una sesi6n para anular los efectos
de otra legitima llevada a cabo por el organismo a que aquellos pertenectan,
y todo lo politico puniblc oae en la sanci6n de dieho euerpo legal, desoar-
tando desde luego la rebeli6n y otros atcntados de grave monta de que ahora
no se trata.
Considerando: que el artfculo 337 de la Ley Electoral ditada dispone de
manera clara, express y terminante que las Audiencias conosean de todos los
delitos definidos en la misma, per el procedimiento estableoido para lop de-
litos definidos en la misma por el procedimiento establecido pars los delitos
flagrantes, exceptuando los que fueren de la competencia de otros Tribuna-
les por raz6n de las personas responsables.
Considerando: que el articulo 794 de la Ley de Enjuiciamiento.Criminal
previene tambi6n express y claramente, que las parties evaouen el trimite de
calificaci6n en el t6rmino de tres dias cuando se trate de los delitos flagrantes.
Considerando: que en el present case se ha infringido de Ileno y sin
excuse de ninguna especie ese precepto, puesto que el Acusador Privado tuve
la causa en su poder much mts de trees dias hibiles para satisfacer el tri-
mite de referencia, toda vez que pasada a sus manos con esa finalidad el 4
de Septiembre iltimo la devolvi6 con el escrito de conclusions indieado el
16 de ese mes.
Considerando: que lns disposiciones de las leyes procesnles son de ca-
rieter pdblico y por tanto do ineludible observancia mientras de un mode u
otro no se autorice lo contrario, cuya circunstancia no concurre en lo rela-
cionado eon la infracci6n de que se habla y con arreglo a preseripei6n cate-
g6rica del articulo 4 del C6digo Civil, la equal es de caricter general alusiva
a todas las leyes cualquiera que sea la especie de ista, sbn-nulos los actoe
ejecutados contra lo dispuesto en la Ley, salvo euando ella misma ordena
su valides, lo que no acontece con respeeto a la violaci6n en etsti6n.
Considerando: que sentado lo expuesto se impone come 16gica y'forzosa
consecuencia la de que no era legal conceder un plazo de dies dias al- acusa-
dor particular para el traslado mencionado, ni que par 6ste se utilizara el
t6rmino asf indebidamente otorgado y que conseeuentemente career de efti
cacia y validez y no debe ser atendilo en manera.alguna el escrito de califl-
caci6n de que se habla por cuanto con maniflesta e indisculpable eoneulca-
oi6n de lo prescripto se produce bastante tiempo despu6s de veneer .el trmino
que la Ley respeetiva concede, lo que viene en eseneia a significar la propia
situaci6n procesal, que si no se hubiese presentado, dado que los tOrminos
son improrrogables, cuando no se dispone de modo express, como oeurre en
el citadel articulo 202 de la Ley ritual nombrada, y el deourso sin utilizr, trae
consigo ipso-facto la p6rdida del dereoho-o trimite eorreapondiente, sin que
obste a ello que el de que se trata fuese el otorgado p'r la Sala, puea fueft
de.objeci6n ha de estar sin duda quo los Tribunales no diaponen de capaoidad
pars modifcar lo legislado.
Considerando: que siendo nulo y de ninggn efecto ese escrito no oabli
abrir la causa a juicio oral, ya que no ete sino uno de condici6n rigurosa-
mente legal era la uniea base indispensable pars ello, today vez que 'l Minis-
terio' Fiscal habla solicitado el sobreseimiento provisional, ni tampoeo, en






ASUNTOS GENERALEs


eonsecuencia, tenfa lieita viabilidad el juicio oral veriflcado per career iste
de la acusaoi6n que es la demand que le da vida y hace possible su efectua-
ci6n en el sistema acusatorio imperante en nuestra legislaci6n penal, resul-
tando asI de perfects e inevitable nulidad lo que en el mismo se realizars.
Considerando: que con esa premise es ineludible dictar sentencia abso-
lutoria, ya que adn suponiendo que se hubiese cometido el delito aousado
nunca serta dable condenarlo por media un motive posterior al mismo que
lo inmpide como es la no existencia de la acusaci6n, requisite este absolutamen-
te imprescindible para que en un process criminal pueda sobrevenir una
ccndena, sin que la falta de aqu6lls en lo que concierne a Is acusaci6n pri-
vada se subsane o reemplace con Axito por el hecho do que el Fiscal cambian-
do de criteria optase por acusar, porque esa acusaci6n naefa ya viciada do
nulidad por ser nula In actuaci6n que so aproveehaba para hacerln, y por.
que si el juicio era inexistente en el orden legal, no cabia que existiers legal-
mente nada que del mismo se nutriera.-Firmantes: sefiores Betancourt, Le6n
(Pononte) y Cantefis.
El asunto esta en el Tribunal Supremo pendiente del recurso de casaci6n
establecido.
OUMPLIMIENTO DE EXHORTOB.-Librado un exhorto a un Jues, el
exhortado acord6 su cumplimiento, pero posteriormente lo devolvi6 porque el
President de la Rephdlica demoraba sefinlar dia y horn para su diligen-
ciamiento y porque el Juez exhortante, a su juicio, habia infringido determi-
nado Deereto Presidencial. El Juez exhortante lo devolvi6 para que se dili-
gencinas y el exhortado se neg6 a ello, y la Sala Tereera de lo Criminal de esta
Audiencia resolvi6 lo siguiente at conocer del asunto por queja del exhortante:
Considerando: que el art. 136 de la Ley OrgAnica del Poder Judicial or-
dena que los Jueces de Instrucei6n auxiliarin a la Administraci6n de Justicia,
en Io criminal, siempre que fueron requeridos al efecto por otro Juez o Tribu-
nal; y el articulo 183 de la Ley de Enjuicinmiento Criminal preceptda que los
Jueees se auxiliarfn mutuamente para In prfctica do todas ins diligencias que
fueren nocesarias en la bustanciaci6n de las causes critninales, agregando el
184 que cuando una diligencia judicial hubiere de ser ejccutnda por un Juez
distinto del que la haya ordenado, '6ste encomendarf su cumplimiento per me-
dio de exhorto cuando so dirija a uno do igual grado, y el 191, que el Juez a
quien se dirija un exhorto acordarf su cumplimiento, sin perjuicio de reclamar
la competencia, disponiendo lo conducente para que se practiquen las dili-
gencias, y una vez cumplimentado, lo dcvolveri.
Considerando: que de lo expuesto es visto que el Juez exhortado quo recibe
un exhorto y ordena su cumplimiento, no puede devolverlo sin cumplimentar,
porque Re demore por el Presidente de la Repfiblica sefialar dia y hora para
que tenga efecto lo interesado por el Juez exhortante, y menos por.el funda-
mento de haberse o no cumplido por el Juez exhortante un Decreto Presiden-
cial, porque no le incumbe apreciar cl acierto o desacierto de la resoluci6n que
ordcn6 In prietica de la diligencia que se le pidi6 practicase, y ello lo apre-
ciark. si fuere procedente, el superior jerAirquico del exhortante en la oportu-
nidad procesal.
So declare con lugar la queja establecida por el Juez de Instruccidn de
Marianao y se ordena al Juez do Instrucci6n de la Seeci6n 5" que cumplimente
el exhorto que de aquel recibiera y lo devuelva en la oportunidad que aefilal
el articulo 191 de la Ley de E. Criminal, y a ese efecto remitasele dicho exhorto
que ocupa los folios 1 a 15 inclusive de este rollo, los que se deoglosarAn, de-
jando constancia y certificaci6n de esta resoluci6n.-Firmantes: seflores Llaca,
Le6n, de Llano y Ramos.
8ELLOS DEL TIMBRB.-Qui6n debe pagarlos en los contratoa de com-
praventa.-La consultoria legal de la CAmara de Comercio de la Replblica
ha evacuado la siguiente consults:






ABSUNOB OmNBGALS


Tengo el honor de referirme a la consult quo por eneargo de Vd. se me
haee respect a "qui6n es el obligado a pagar los sello del timbre national en
los documents privados de compraventa a que se refiere el artioulo I, letra E.
del Capitulo IV de la Ley de Emergencia Econ6mica, y espefficamente en los
contratos de compraventa de azicares, cuando no se hubiere pactado sobre
quien deba pagar los sellos del documento"
A juicio de esta Consultoria, el sello correspond pagarlo de por mitad al
comprador y vendedor, por las razones que pasamos a exponer:
No estableciendo la Ley de Emergencia Econ6mica quien deba pagar el
sello en el caso consultado, sino que hace reeaer la obligaci6n sobre todos los
que expiden el document, nosotros creemos de aplicaci6n los principios que
regulan la naturaleza y efecto de los obligaciones en el C6digo Civil, a fin de
suplir esa omisi6n, de scuerdo con lo dispuesto en el artioulo 16 del mismo, de
acuerdo con lo dispuesto en el articulo 16 del mismo, en cuanto dispone que:
"En las materials que se rijan per leyes especiales, la deficiencia de estas se
supliri por las disposiciones de este C6digo"; y en el articulo 1090 del propio
cuerpo legal que establece que: "Las obligaciones derivadas de la ley no se
presumen. S61o son exigibles las expresamente determinadas en este C6digo o
en leyes especiales, y se regirAn por los preceptos de la ley que las hubiere esta-
blecido; y, en lo que 6sta no hubiere previsto, por las disposiciones del present
libro."
El document privado donde consta el contrato de compraventa es el aoto
sujeto a impuesto. Dicho acto se realize con la concurrencia de dos parties:
"comprador y vendedor", puesto que ambos al firmar el contrato "expiden"
el document, y a tenor del articulo II del Capitulo IV de la Ley de Emergen-
cia Econ6mica, son responsables solidarios todos los que expiden el document.
Luego, ambas parties son deudores solidarios de una misma obligaoi6n le-
gal, y siendo asi nos parece de aplicaci6n el artioulo 1145 del C6digo Civil que
a la letra express: "El pago hecho por uno de los deudores solidarios extingue
la obligaci6n. El que hizo el pago s61o puede reclamar de sus codeudores la
part que a cada uno correspond, coin los intereses del anticipo. La falta de,
cumplimiento de la obligaci6n por insolvencia del deudor solidario serA suplida
por sus codeudores, a prorrata de la deuda de cada uno."
De ahi que en merito a todo lo expuesto, esta Consultoria estima que si
bien en relaci6n con el Estado, ambas parties estan obligadas por entero a pagar
el sello que debe llevar el contrato, la que lo verifique tiene derecho por sa
part a cobrar de la otra la mitad de su imported. Ahora bien, como en la prAc-
tica cuando se realize un contrato de compraventa nor documento privado, se
suelen hacer dos copias, y como cada una lleva un sello, lo mis natural serk
que cada cual pague el sello de la copia que obtenga.-Dr. Mario Dia Crua.
PROPOSIOIONES DE LEY.-Se ha presentado una en la CAmara de
Representantes por la que se dispone se retiren de la circulaci6n todos los
autom6viles oficiales, salvo el del Presidente del Tribunal Supremo y otros
pocos.
-Otra por la que se dispone que cuando una persona infrinja el Regla-
mento de Carreteras, se q~lebre el juicio, no en el lugar de la ocurrencia, sino
ante el Juez del domicilio del infractor, al que se le remitiri la denuncia.
-Otra, por la que se establece que al pago de los jornales de los obreros
destinados a labores agricolas responded la propiedad mueble o inmueble sobre
la que se realice la labor y se hari efectiva per "el prodedimiento ejeoutivo de
menor cuantfa", asl dice; y el deudor serk responsible criminalmente si dii-
pone de la "prenda de garantia" sin haber satisfecho ua compromise.
-Otra, por la que se pena las declaraciones juradas falsas o con intenci6n
de defraudar al fisco y a los que obstaculieon las visits de inspeoci6n.









REPERTORIO JUDICIAL
IHEVISTA MENSUAL FUNDADA BAJO LOS AUSPICIOS DEL COLEGIO
DE ABOGADOS DE LA HABANA
I NSCRIPTA COMO CORREPONDKNCIA DO gQUNDA CLAW EN LA OFICINA OK CORREOS DK LA HABANA

Suscripci6n annual, $7.00 NGmero suelto ... $0.70 Anuncio en el Dirt. $2.00

AFO VIII. HABANA, FEBRERO DE 1932. NUM. 2.


0CUAL ES EL ALCANCE DEL ARTICULO 112
DE LA LEY HIPOTECARIA? (*)

Si en una eseriturn de hipoteca so pacta que esta so extiende a todo lo 1que
en li misnma existed fabricado y cuanto mAs se fabricare, aunentare o introdu-
je're. ya scal por el actual propietario, yn por futurot s propictarios o poseOedo-
res. debiendo tomarse especial nota de este pacto en (c Relgistro de la Propie-
dad(. ecsta estipulacion infringe lo dispuisto on 'e articulo 112 de la Ley IIipo-
teciria? Ita euestiii a cuyo studio dedinamos este trabajo. es de extraordina-
ria iimportancia por las dificultades quue n la practica puede original y por la
falta de( una verdaHdera doctrine legal, establecida por nuestro niUs alto Tribunal
de Justieia.
Sore esta miateria existed una solaa resolueii on en uestro dcrecho, y no ha
sido divtada on mnateria conteneiosa, sino resolvi6ndose un recurso gubernativo
por la Sala de Gobierno de nuestro Supremo Tribunal de Justicia. La citada
resolcid6n, que por ser una sola y no (wtar dictada por el Supremo en juria-
diceiln contcenoiosa, no constituye jurisprudencia de obligatoria aplicaei6n, de-
clar6 que el pacto anteriormente nencionado infringe el articulo 112 de la
Ly llipotecaria. Pero diclha rsolucion no explica on quti se fund la infrac-
ci6n del eitado precepto al convenir las parts esa extension de la hipoteca. En
efecto: (l (' gundo Considerando (d di'ha resoluci6n dice textualnente lo si-
guiente:
Consilderndo: respccto al segundo oxtremo ie In referida nota, por la tque ms niega
hanrr contar los inrnlubles quoe e gravan con in hipoteca, que contione cl pfrrafo prinmro do la clAusula
novena ,d la eserriturn anttes citada, quo, dadolos os trminoa del artieulo 112 de la Ley
Flipoteenrin, tal estilpulari6n es conltrria ail minismio. pueS statiyrndo que in hilput'een no
sert extensiva a Ins mIijorias lnthIclil por los futures propiotarios o poswvtlores dol inmue-
bl,, se infringe estr preclpton tI.sdI. el nlmonento que por el deudor so grava at constituir
la hipotiena, lo qul, on 'el future porten'eerri a nill ti're'ro."
Es decir, que la 6nica raz6n de esta resoluci6n estriba en que por el deudor
se estaria gravando algo que en el future habria de pertonecer a otra persona.
SEs este motivo fundamento bastante para considerar la nulidad del pacto, por
infringir el artilulo 112 de la Ley flipotecaria?
Consideramos que no, porque si ani fuera entonces no seria possible hipo-
teoar bien alguno, porque si Mste se puede trasmitir a un tertcro, se estaria gra-
vando algo que en un momento dado podri no ser del dominio de la persona
(que constituye el gravamen. Ademfis, el citado articulo 112 de la Ley IIipote-
(*) Por primer vez honra nueotras columns el diatinguido Dr. Salvador W. de Can-
trovwrde, y brillantemente, con este studio sobre asunto hipotocario, y le damos las gra-
ciea por su atenci6n.-N. del D.






ASUNTOB GENERALES


caria n6 dice que no pueda pactarse esa extension de la hipoteca, n6 express
que si se pacta es nulo, sino que se limit a declarar que la hipoteca no serA
extensive a las cosas que el referido articulo cita, que es algo bien distinto.
El problema consist, pues, en saber si 1l articulo 11~t itado es un pre-
cepto de character prohibitive y contra el cual no pueda hacerse estipulaci6n
alguna, o si, per el contrario se trata de un precepto que determine el alcance de
la hipoteca cuando 6ste no se ha fijado por los contratantes.
La forma en que est& redaetado el referido articulo 112 de la Ley Hipote-
caria no parece indicar que se trate de un preoepto de earActer prohibitive,
pues s61o express que cuando la finca pasare a un tercer poseedor no setr exten-
eiva la hipoteca a los muebles, etc.; es decir, que parece indicar hasta donde
llega la hipoteca si nada se ha pactado sobre el particular. Y decimos que la
form de redacci6n del articulo no parece indicar que se trate de un precepto
de carckter prohibitivo, porque euando nuestras leyes establecen preceptos de
esa naturaleza bos redactan en otra forma mAs conminatoria.
En efecto: por ejemplo, el articulo 108 de la Ley Hipotecaria, es un pre-
cepto de carActer probibitivo y su redacoinp lo estA indicsndo de 4n modo in-
dudable, pues dice: "No se podrin hipotecar", tales y cuales bienes.
El articulo 116 de lI propi# Ley, tambien pas n precepto de carAeter prohi-
bitive por la forma en que estA redactado, pues express que: "Si la fine hipo-
tecada no pertenece al deudor, no podrd el acridor exigir que As coniuya
sobre ella la ampliaci6n de 1a hipoteca"..., etc.
El articulo 117, t4mbi6n pareop prohibition, pues dice: "El aorie4pr por
pesiopses atrasa4s no podr~ repetir contra finca etc.
El artiOplp 120 repite la forma de rdacio6a de los precepts probibitiyva
cuando dice que: "Fijada en la inscripci6n la part e readito de que deba ra-
ponder a4da upo de los bienes bipoteeados, no ms podrd repetir ontrm *eOs ms
perjuicio de tercero"..., etc.
En la misma form esti redaetado el articulo 125 de la referida ley, qts
dice: "Cuando sea una la finca hipotecpda, o cuando siendo variaa no as haya
sefialado [a responsabilidad de cada uno per ocurrir el case previsto en el ar-
ticulo 123, no se podrd exigir la liberacids"..., etc.
Si seggimos haciendo un anilisis cuidadoso de la Ley Hipotecaria y de
nuestras demis leyes, veremos que cada vez que quiere el legislator hacer algona
prohibici6n 1o dice con today claridad y sa8 que deje lugar a dudas de ninguna
case.
Si esa es la forma en que se produce nuestras eyes cuando contienen pre-
ceptos de character prohibitive, contra euya observancia no pueda ir la voluntad
de los contratantes, por que no redact6 la Ley Hipotecaria el articulo 112 en
esa forma eateg6rica, expresandp que la hipoteca "no" podrd hoeas extensia
a los muebles, etc., y no que se limit a decir oue si la fine pasare a un tercer
oseedor no serA extensive a dichas cosast Por que. si se queria significar por
la ley que no podri pactarse hipoteca sobre lo que construyere o agregare an
el future un tercer poseedor, no estableei6 esa probibici6n en el articulo 108,
donde fij6 las cosas que no se podrin hipotecar?
Es absurdo considerar iuw ello sea product de un descuido de los redae-
tadores de la Ley Hipotecaria, pues bien sabido es que 6te e eel ms perfeto de
nuestros C6digos desde un punto de vista t6enico y cuya estructuraci6n ha side
hecha con el mayor euidado y por verdaderas autoridades en la material.
Esto demuestra, pues, que no fu6 intenci6n del legislator dictar una dis-
posici6n de character probibitivo, al redactar dicho artlculo 112, sino sefialar los
limites de la hipoteca en cuanto al tercer poseedor cuando no hubiere paeto
expreso: Y vamos a demostrarlo a eontinuaci6n.
El artleulo 112 de la Ley Hipoteearia de 1893 es id0ntico, en su primer
p&rrafo al 126 de la ley aterior y 41 12 de la de 1861. Y con reaci6n este
preeqpto D. Aptonio de Funes y Morej~n, e el tomo III de su obra "Exposi*







ABUNTOa GANERALES


ci6n Hist6rica Doctrinal de la Ley Hipotecaria de la Isla de Cuba", en el p6i
rrafo 316, dice lo siguiente: "Censuraba el Sr. Ortiz de Zfrate on el Congreso
de los Diputados las exoepciones declaradas a la extension de la hipoteoa, ale-
gando que la relative a las mejoras hechas por un tercero iba a hacer impossible
los pr6stamos, por temor a los litigios que pudieran originarse de aquellas y 14
referento a nuevos edificios tenia el inconveniente de impedir que so hiciese
efectiva la responsabilidad sobre el terreno, porque, proguntaba: "4C6mo se
vende el terreno en que se lan lovantado edificios que valen much mAs que el
suelo T Y aunque valgan inonos j e6mo se vende ?, &se va a destruir lo odifieado "
Y en el pArrafo 317 nos da la raz6n en nuestra interpretaci6n cuando dice:
"1'17. La pr'inmra objecion sc deshace diic!nldo que cl acrvidor puc'de eustipular
con cl dcudor que toda la mejora hecha por un tercero en la finca se inclaya on
la hipoteca, y una vez inscrita esta condici6n on el Registro serd efioaz conftr
los tercoros, que es lo quo so procura."
Y este concept de Funes es una repetici6n de lo que habla expresado on
el pitrrafo 119 del Toino 111 de su referida obra, en que con toda claridad vela
el problema, cuando decia: "Si lo que so pretend con el pacto (se referia al de
no enajenar) es sustraerse a las disposiciones de la ley que favorecen a los ter-
cotro aidtquircntes det la tosa hipoteeada, fiNoil s coinseguirlo tld uti mnodo director,
insertando en el contrato clAusulas especiales v. gr.: la de que aun en el case
tde enajenarse li finca, toda mejora heeha en ella quedarat comprendida en la
hipoteca, etc.; on fin, cualquiera otra expresiva de los derechos que, concedidoa
a los terceros como regla general de la ley, pueden excluirse por excepci6n.
Llevada la escritura al Registro de ai Propiedad y expresadas esas cllusulas on
la inscripei6n, quc-dardn eficaces contra terccros, sin el empleo do un medio que
se opone a la libre contratani6n, a la libre disposici6n de lo que nos perteneoe,
y sin producer el estancaminto siquiera monmentneo de la propiedad; impi-
diendo el trAnsito a un tereero de la cosa hipotecada."
Venos, pues, que, para Funes no existed duda alguna de que el pacto a que
estalnis refirii'ndonos es un pacto liito v quc. lejos de ser contrario a lo dis-
puesto en el articulo 112 de la Ley llipotcearia, resuelve las dificultades que
prevein el l)iputado Ortiz de ZArate euando se diseutia esa cuesti6n al tratarse
del debate de la Ley Hipotecaria de 1861.
Tambitn refuerza nuestra tesis el echo do que el articulo 111 enumera
Ins cosas qu e se entenderin hipoteeadas juntamente con la finea aunque no se
menionen en el eontrato; y el articulo 112, o sea el siguiente, establece las excep-
eiones a lo dispuesto en el articulo anterior, o sea el 111, aclarando que laa
mejoras. muebles, etc., que hayan side costeadas por un nuevo duefio no se en-
tflnderdn hipotecados juntaimente con la finea. aunque no se mnencionen en el
contrato. Es decir, que si esas eosas no so nieneionan en el contrato, a ellas no
se considerarA extendida la hipoteea. Ijo cual, en modo alguno quiere signi-
fiear que no sea licito convenir en el eontrato que la hipoteca se extienda a esas
cosas y que ese pacto no pueda perjudicar al tercero que contrate con conoci-
iiento del mismo en virtud de constar del Registro de la Propiedad.
El artieulo 112 de la Ley Ilipotecaria es uno de los preceptos mAs obscures
de la misma y que ha dado lugar a tantas o mans disousiones que el concept de
tercero.
En efecto: J. Moreel y Terry, en la pagina 709 y siguientes del Tomo 3 de
su obra "Legislaci6n Ilipotecaria", edici6n de 1917, al comentar el articulo
112 de la Ley de Espaia, identieo en su primer pArrafo al 112 de la nuestra, dice
lo siguicente: "La redaaci6n del articulo 112 es en lo relativo~i mejoras algo am-
higua, pero no cabe duda a nuestro inodo de ver, de que la hipotcca en el cawo que
nos oeupa, s6lo se extiende a las mejoras que eonsisten en obras de seguridad, re-
paraoi6n o transformaci6n. Sin embargo, Barraohina entiende que esas son
precisamente los obras a que no so extiende la hipoteca, y que esta aloansa desed
luego a las mejoras de puro lujo o de mero reoreo. Por desgracia aquella inter.






ASUNTOB GENERALS


pretaci6n, ann siendo desde luego la que result de la ey, ni parece jista, si
arroja la suficiente claridad sobre lo quo el prcepto quiwre deoir."
Y dice luego: "Comparando el artieulo 111 en sus detalles, con el 112, no
se conoce con certesa qd obras o laborers hehas per e tercer poseedor quadit
libres del gravames. Prescindiendo de los objetos muebles (puedan o no sepa-
rarse sin quebranto), las accesiones naturales, los frutos pendientes y rentas
vencidas, y las indemnizaciones, claramente ineluldas o excluidas en el articulo
112, habla el 111 de mejoras que consistan en nuevas plantaciones, obras de
riego o desagiie, obras de reparaci6n, seguridad, transformaci6n, comodidad,
adorno o elevaci6n de los edificios'y cualesquiera otras semejantes. De todas
estas obras, el articulo 112 s61o se refiere a las de reparaci6n, seguridad o trans-
formaci6n, mejoras desde luego necesarias o iitiles. Quiso el legislator excluir
estas obras de la extension de la hipoteca, como antes excluye los muebles, y
despu6s los frutos y las rentas, o quiso incluirlas en extension y excluir todas
las otras mejoras expresadas en el articulo 111 La letra de la ley revela cla-
ramente la inclusion, puesto que el articulo 112 no dice como el 111, mejoras
que consistan, sino mejoras que no consistan. Sin embargo, la raz6n del pre-
cepto parecia conducir a otra soluci6n; las mejoras iitiles, per lo menos, cos-
teadas como exige el articulo 112 por el tercer poseedor, s61o al teroer poseedor
debieran pertenecer.
Por esto Escosura sospechaba una errata en el texto del articulo, y que
kste en forma mAs natural y Ilana y mAs arm6nica con la redaeci6n del articulo
111, lo que quiso decir fu6 que la hipoteca al hallarse la finca en manos de un
tercer poseedor no seria extensive a los muebles colocados permanentemente en
los edificios, ni a las mejoras que consistiesen en obras de reparaci6n, segu-
ridad o transformaci6n, ni a los frutos pendientes, ni a las rentas veneidas.
Como la errata subsiste, caso de que lo fuera, y como los redactores de la
nueva ley no se ban cuidado de aclarar el precepto, seguimos marchando casi a
obscuras en la interpretacihn do tn articulo que no acabamos de comprendkr.
Obras de transformaci6n son las nuevas plantaciones, y las de riego o
desagiie. Separadas 6stas de aqu6llas en el articulo 111, (quedan afectas a la
hipoteca o not Hamos de contestar que no lo sabemos, aunque debe suponerse
que qluedan excluidas."
Y dice despu6s: "En cambio, las necesarias, teniendo tal vez en cuenta
que easi constituyen una obligaci6n en el poseedor, y-estA en su interns el lle-
varlas a efecto, se compenetran con la finca y quedan con 6sta afectas siempre
a la hipoteca, se verifiquen las obras por su poseedor o por un tercero. Donde
no result claro el pensamiento del legislator, es con relaci6n a las mejoras fiti-
les hechas por el tereer poseedor. Parece que esas obras de transformaci6n las
comprenden; pero este t6rmino'es muy elistico, y al no hablar de obras de ele-
vaci6n el articulo 112, aparece muy obscura la idea y bastante dificil la inter-
pretaci6n."
Con lo expuesto podemos, pues, legar a la conclusion de que el pacto a que
nos referimos al principio de este trabajo es licito y debe perjudicar al three
adquirente del inmueble si consta inscripto en el Registro de la Propiedad.
SALVADR W. DB CASTROVE'D.


EL PROCESS LAFARGE

Uno de los process que mis interesaron la opinion pfblica y que lleg6 a
producer en Francia verdaderos motines, que tuvieron que aer reprimidos por
la fuerza pfiblica, y que a pesar de los afios transcurridos ha tenido resonancia
en nuestros dias, ha sido el proceso Lafarge.






A8tNTOB QEINEALBE


SEn 1839 vivia en Paris el Bar6n Garat, que tenia una sobrina llamada
Maria Chapelle, a quien la or6nica eseandalosa de la 6poca, la haeia nieta de
]a mano iaquierda del rey Luis Felipe de Orleans. Esta muchaeha que habia
recibido una edueaei6n esmerada, reunia a sus buenas eondiciones morales, be-
lleza, aire de distinei6n y una gran amabilidad en su trato.
Maria Chapelle era mis estrafia que bella, pero tenia una 'oz de un timbre
musical que la hacia irresistible; a sus bellos ojos ella solfa dar, al grade de
su capricho o de su e61era, una dulzura infinite o una espantosa dureza. "sate
es la sola mJier--decia Orfila--qe me ha hecho bajar los ojos."
Pareee ser que au tto Garat le pesaba su tutela, y ella deseando salir de
aquella casa, en donde cojDrendia que no se la tenfa a gusto, decidi6 eranarse
sin amor con Pouch-Lafarge, que no era joven, fe0, tipo poco distinguido y
jefe de las fraguas de Glandier, en la Correze.
Al poco tiempo de casada ella comprendi6 que se habia equivocado al unir-
se a aquel hombre que tan distinto era de ella en educaci6n y eondiciones so.
ciales; estas diferencias estaban agravadas por la familiar del esposo, que amn.
era mis inferior y con las condiciones del poblado donde se la condujo a vivir.
Despues de algunas diseneiones, ella pareei6 resignarse con nu suerte y
acept6 con paciencia aquel estado de cosas, que no tenia remedio.
Nuestra historia comienza con un hecho simple, a primer vista insignifi-
eante: Lafarge va a Paris para un negocio y desde su casa la esposa le envia
unos pasteles, confeccionados por su suegra. Desde que toma los eitados pastels
se siente malo y present sintomas sospechosos; se apresura a terminar sue
asuntos y vuelve a su pueblo, donde la enfermedad sigue agravindnse y uno
de los m6dicos sospeeha del envenenamiento por el arsenico y Lafarge muere el
14 de Enero de 1840.
Al morir Lafarge, su n.adre y an amigo (de quien algunos han sospeehado
que era el verdadero envenenador) acusan ante el Juez a la mujer como enve-
nenadora con arsenico; el Juzgado dispone la autopsia del cadaver, que no
decidi6 nada y se dispuso por el Jues el anAlisis de las viseeras, que a pesar de
estar hecho por novicios y con los pocos elements que se tenian en aquella 6poca,
result positive, comprobandose la presencia del ars6nico. La defense pide un
contra-expertisage, el que se practice por quimicos mis experts y emplean el
aparato de Marsh, que en aquella 6poca se acababa de descubrir; el resultado
de este expertisage fu6 negative, como convinieron los operadores por unani-
midad. Pero el Fiscal no se di6 por vencido, y pidi6 que el gran Orfila, Profe-
sor de Toxicologia de la Facultad de Paris, eieneia que podia decirse que 61
acababa de fundar, viniera al juicio oral. Lleg6 a Tulle, Orfila, acompafiado de
Bussy y de Olivier (de Angers). En plena sesi6n, Orfila, ante la emoci6n de la
Sala y del piblico que seguia ansioso el resultado de los debates, declare: "L-
farge ha muerto evenenado; yo lo demostrard"; y Mme. Lafarge, a pesar de
sus protests insistentes de inocencia, fue condenada a reclusi6n perpetua. Pero
uri abogado del foro de Tulle, Barbaud-Larriviere, antes del fin del debate,
consigue que Raspail, que era un hombre de gran talent, pero con una cultural
inferior y que a pesar de sus procedimientos charlatanescos gozaba de una re-
putaci6n inmensa, fuera a Tulle, pero un accident de la silla de post en el, curso
del camino hizo que llegara cuatro horas despuks de dictada la sentencia. Du-
rante los meess que siguieron, Raspail acumul6 trabajos y memories en favor
de Mme. Lafarge, que dirigi6 al Tribunal Supremo y donde aseguraba que el
marido no habia muerto envenenado. Orfila guard silencio. El Tribunal con-
firm6 la sentencia, alegando que el expertisage era, en suma, de poco peso, y
que s6lo los eargos morales importaban.
Dnrante este tiempo, tonia Francia se dividi6 en Lafargistas y Anti-Lafewr
gistas, legando a producirse vcrd.ccros motInes.
Maria Chapelle sufri6 su condena en la Cfrcel Central de Montpellier, en
donde escribi6 sue ",Horas de Prisi6n" y en la que la poblaci6n se reunia a fin






ASUNTJ8 gQNERALES


de ver el paiiuelo que ella agitaba a trav6s de los barrotes de una ventaas, que
servia do serial para poner fin a las manifestaciones. En dichos muros ae ha
pretendido poner una placa conmemorativa.
Doee afios despues, en 1852, Napole6n III, indult6 a Mine. Lafarge; perO
esta interesante mujer, gastada en lo fisico, como en lo moral, no tard6 eft mrtir
en Ussat (Ariege), protestando siempre tesoneramente de su inocencia y re-
deada de la mayor parte de las simpatias de Francia, que la erefa inoeente. Ba
abogado, el celebre Lachaud, le hizo construir an monument, done deMdr6ea
sus restos.
Este process tuvo consecuencias en Medicina Legal. Raspail, lastimado por
el triunfo de Orfila, lo atac6 en plenos juicios oralea y Ileg6 a aMegrar que el
ars6nieo existia en todas parties, "que existia e el sill6 de los jueces y sw M.
Orfiln minismo." Orfila le rcfut6 fuerfemente y lo ret6 en pfiblieo, a que hiciese
las experiencias ante el Tribunal, pero Raipail tuor que confesarse derrotado.
La persecuci6n de Raspail y sus discipulos eantra Orfila y su memoriia
parece no tener explicaci6n, porque, por lo general, una divergencia de orden
cientifico no Ileva al punto que Raspail lo hizo aensando a Orfila --que era una
figure de Francia de primer magnitude y Decano de la Facultad de Paris-
de hahler polvoreado de ars6nico las viseeras de Lafarge para que el aparato de
Marsh diera sus manchas caracteristicas.
Y mas raro aun, que 72 afios despues del suceso, al dia siguiente de la
muerte del sobrino e hijo adoptive de Orfila, Agregado a la Facaltad de Paris,
el nieto de Raspail public un libelo virulent que tendia a deshonrar la vida
cientifica del gran quimico frane6s.
Los dos liombres no eran ignales.
Orfila, trahajador ineansable, asoci6 su vida profesoral a la vida profesio-
nal. y siendo muy fiel a los mitodos experimentales, cre6 la toxicologia, renov6
la medicine a legal. fund el Musco que lleva sU nombre en Paris y logr6 los mis
altos puestos universitarios.
Lispail fiiu de 1n orden inferior y se le podra earacterizar diciendo, qu'
no supo itnerse rcn .an cargo. ni conservar un cargo, y reparti6 so vida entire el
cliarlatanismo y las insurreciones politieas.
El odio de Raspail a Orfila. trasmitido a su descendencia, nace de que varias
v<'ces. en cu ('sas juidi(ialR s. so enfrentaron, y especialmnnte en 18.39 se encontra-
ron en el proeeso Merceir. donde Orfila ohlig6 a Raspail a confesar su ignoran-
via. liiihiillae'i(in (pie ('ste nun'a perdon6.
DR. ANTONIO BARRERAS FERNINDE.


COMENTARIOS

Es un hecho eonocido por todos, que la Sala de Gobierno del Tribunal
Supremo. si no promovi6, si auspici6 la filtima rebaja de sueldos de la series de
que ha sido objeto el Poder Judicial en un afio. Estudi6 como debia realizarse
para que resultase lo menos lesiva para la mayoria y aconsej6 a los funcionarios
judiciales que la aceptasen como un mal necesario y hasta dejando sentado que
la disposiei6n que contiene el artieulo 89 de la Constituci6n de que "la dotaci6n
de los funcionarios del orden judicial no podrA ser alterada sino .en periods
mayores de cinco aiios y por medio de niia ley". no fu6 escrita "con el Animo
de que so la consider tan iniperiosanmente preceptiva que pudiera representar
en ningin moment un obstAculo insuperable a la soluei6n de situaciones difi-
ciles para la vida general del pais", segfin dijo el Presidente del Tribunal Su-
preuno en un Mlnisaje o Alocucion que hubo de dirigir al Poder Judicial y que
publlic RnIE'RTORIO J.DICIAL en el nfimero de Octubre del afio pasado.






ASUNTOS GENERALS


Pretendi6 el Tribunal Supremo con ass sugerenoias, que sa rebajaae la ca-
tegoria de muchos Juzgados que a su juieio la tienen superior a la qua debe eo-
rresponderles, habida cuenta las funciones de unos y el trabajo que rinden otros,
y heeha esa rebaja "en beneficio del mayor nimero, para no gravar a todo el
personal de la Administraci6n de Justicia con un alto descuento sobre los auel-
doe", hacer possible la de estos mediante una escala que podia ser la del 18, 15
y 12 por ciento, seglin los haberes, con lo que se conseguiria diaminuir en un
25 por ciento el Presupuesto fijo del Poder Judicial. Y los subalternos no su-
fririan merma alguna.
1o se hikiefoh las cosas coinm achsejo, siho qu be dismhiuyerdn las con-
A4gnaciones y sueldos en un 25 por 100 y ya se palpihn las ooi etiedW ias ii Ioa
I6garea de loT alts ftthcioiaridU, Ipe~o tdmbifh en los de leo iifelofes.y gian-
Tdenente en 0lo de Ido auxiliares y subalteriiO s.
Qdue lo' tle iridic6 el Tribtiial Suipremo estaba justificadd, 19 deiitiestra en
part Ia 9etadietica que oe public en el preseilte nfitnero en d! Mv4htiento Ju-
didcka. Vksa dolt ella cdtho un Jutgado, quite ;rdic6 66 caUitas ild f 1991, e de
segunda clase, y en eainbio otro, el de MZygar, que rldic6 2,790, es de tercera
clase. Obs4rvese como otros varies Juigad6o quoe ti tldiditi 400 eautis al afio,
son de segtnda elase, y en caribio son de tercera doase otrob de ddble radicaci6n.
Ahora v!ase el siguiente estado coinparatito entire los haberes mensuales
que disfrutaron algunos funcionarios judiciAles eh 1899 y 1930 y el que ahora
di.frutan, del que hay que descontar el 3% para el fondo de jiibiliciones:
1899 1980 1932

President del Tribunal Supremo. . . .. $ 500 $ 00 $ 510
President de Sala. . . . . . .... 479 700 446
Magistrados. . . . . . . . ... 450 650 414
President Audiencia IIabana. . . . .. 450 600 382
President de Sala. . . . . . ... 416 550 350
Magistrados y Presidentes de Provincias. 75 500 318
Magistrados de Provincias y Jueces de la Habaria. 333 364 298
En los demins eargos oeurre lo mismo, es decir, se percibe haber menor que
en 1899!) espuds de la asoladora Guerra de Independeneia. Los Jueces Muni-
cipales de tercera clase, que a su vez son Presidentes de las Juntas Municipales
Electorales, devengan el irrisorio sucldo de $135.
Menos mal que el Tribunal Supremo, no obstante esas contrariedades, aiin
ha tenido decision para dirigir un Mensaje de aliento al Poder Judicial, el cual
podrfn leer nuestros lectores en la pAgina 9 de la secci6n de Acuerdos del Tri-
bunal Supremo, correspondiente a este niimero, y el que con toda seguridad
confortarA el espiritu de los asi Ieajustados.
Magistrados, abogados, periodistas y pfiblico en general, estAn contested
en que durante el acto del juicio oral de la causa conocida poi "la de la mderte
del Valet", filtimamente vista ante la Sala Primera de lo Criminal de la Au-
dieneia de la Habana, se revel6 como un gran abogado eriminalista, un joven
modesto y timido en el que nadie habia fijado su atenci6n por falta de opor-
tunidad propicia que lo hieiese destaear y que desde ahora niereorfe toda la
-consideraci6n que su valimento require y que irA in crescendo, si, come es de
esperar, sigue encaminando sus pass seriamente, como hasta aquf, en el ejerei-
eio de la profesi6n. Nos referimos al abogado Dr. Enrique Fuentes y Carrillo.
Que su esfuerzo no fu4 baldio, lo demuestra el fall. Se pedia pena de
muerte y un Magistrado vot6 la absoluci6n, dos 17 afios y s61o dos votaron por
la pena capital. El extraordinario desmenuzamiento de la prueba que hizo el
defensor, asi es calificado, seguramente consigui6 esa disgregaci6n de .votos.
Como siempre nos hemos sentido extraordinariamente inclinados en favor
de los abogados j6venes, que por su esfuerzo, valimento, perseverancia y de-
cente bregar, merecen el triunfo, nos apresuramos a escribir estas lines para






ASUNTOS lENERALES


dejar constancia en estas piginas de ese 6xito brillante que de modo uninime
es reconocido. Todo estimulo, por modesto que sea, como el nuestro, no debe
faltar a los que comienzan y deben llegar a la meta.
OAN.


LIBROS Y REVISTAS

LECCIONES DE LA EXPERIENCIA, POB EL LCDO. CRIST6BAL DE LA GUARDIAN Y
MADIn.-Habana, 1932.--El Lcdo. de la Guardia; ex-Secretario de Justicia
y antiguo abogado de esta capital, con aquel titulo ha hecho imprimir un folleto
-del que n&b dedic6 amablemente un ejemplar- que estA dirigido al Colegio
de Abogados de la Habana "y muy especialmente a los abogados que empiezan
a ejercbr'la profesi6n", euyas lecciones merece la pena que lean tambien los
abogados maduros. En estilo sencillo y llano, narra incidents, recuerda ane-
dotas y traza normas de conduct. Estan muy bien inspiradas y en ellas se dan
sanos consejos. Recomendamos su lecture.
DIAmo JuDIcIAL.-Habana, 1932.-Hemos recibido como en afios ante-
riores el "Diario Judicial", que -viene dando a luz el Sr. AndrBs Garcia, Sedre-
tario Judicial y que tan 6til result al *foro.
REVISTA JURIDICA.-Caracas, Septiembre.-Contiene este nimero: -Aeci6n
de deslinde, por R. Parra; Dafios y Perjuicios, por T. Chiossone; Tratados'Pos-
tales de Venezuela, por F. V61ez; Comentarios BibliogrAficos, por L. Loreto;
Jurisprudencia Nacional.
OTAS REVISTAS EXTRANJERAS.-Hemos recibido Revista de Derechb y Le-
gislacid, Caracas, Noviembre; Los Tribunates, M6xico, Enero; y Revista del
Colegio de Abogados, Buenos Aires, Noviembre-Diciembre.
REPERTomo ELEcToRAL.-Habana, Enero y Febrero.-Nueva revista que di-
rige nuestro Administrador Dr. Francisco Llaca y Escoto. Contiene la legisla-
ci6n electoral, resoluciones del Tribunal Superior Electoral y Sala de lo Civil del
Tribunal Supremo en material electoral y numerosos acuerdos del primer Tribu-
nal citado. Muy itil para los Jueces Municipales, Presidentes de Juntas Muni-
cipales Electorales y politicos.
OTBAS REVISTAS.-Hemos recibido Revista de la Asociacidn de Viajantes del
Comercio, Enero; Boletin Oficial de la Secretaria de Comunicaciones, Noviem-
bre; Revista Telefdnica Cubana, Enero; y La Jurisprudencia al Dia, Enero.


MISCELANEA
INFRACCIONES DE LAS DISPOSICIONES SOBRE TRIBUTACION
DE LOS IMPUESTOS SUNTUARIOS.-En Gaceta extraordinaria de 23 de
Enero de 1932, se ha publicado la ley del 22, de la cual interest a los Tribuna-
les lo siguiente:
Capitulo XI.-De la forma de tributaci6n de los impuestos suntuarios.-
Articulo I.-La forma de cobranza del impuesto sobre consume suntuario, crea-
do por la Ley de 29 de Enero de 1931, queda modificada y se regirA por los
preceptos contenidos en la present ley.
Si-t. TI.-La recaudaci6n del impuesto estarA a cargo de quien venda, su-
ministre los articulos y objetos o preste servicios de lujo.
Art. III.-El vendedor-recaudador percibirA un diez por ciento como pre-
mio de cobranza sobre las cantidades que obtenga por el impuesto.
Art. IV.-EI vendedor-recaudador expedira y entregara al consumidor un
tal6n en el que al consignar la cantidad recibida podran englobar el precio del






ASUNT06 GENEKALa


articulo o del servieio eon el imported del impuesto; pero en la matrizsque' de-
bera conservar en sa poder el vendedor-recaudador, hard constar separadamen-
te ambos concepts. Ademas estark obligado a ilevar el "Libro Oficial del Im-
puesto sobre Consumos Suntuarios", en el que anotar& diariamente el resume
de las operaciones, que tendra que convenir con la suma de dicha matrix en
cada dia, detallando en la casilla correspondiente el imported de la venta o ser-
vicio, el del impuesto, y el del premio de cbbranza.
Art. V.-El vendedor-recaudador ingresari antes del dia 10 de cada mes,
el imported de la recaudaci6n del mes anterior, en la Administraci6n del Distrito
Fiscal, la que le entregark la correspondiente Carta de Pago para su resguardo.
El retraso dark lugar al pago de los intereses de mora sin perjuicio de las res-
ponsabilidades que procedan.
Art. VI.-Los vendedores-recaudadores que ocultaren los documents ne-
cesarios para la comprobaci6n de la liquidaci6n del impuesto o formularen de-
claraciones falsas o se valieren de cualquier otro medio para evadir el pago de
este impuesto, seran castigados, la primer vez, con una multa igual a la can-
tidad adeudada que impondri la Administraci6n, y las infracciones sucesivas
seran castigadas con la misma penalidad en la via administrative y ademAs se
dark cuenta del caso a los Tribunales ordinaries, considerandose la reincidencia
como delito, para la aplicaci6n de una multa no mayor de mil pesos o prisi6n
no mayor de un afio, o ambas penalidades a la vez, a juicio del Tribunal qut
conozca del caso. Los que auxiliaren al vendedor-reoaudador en la realiaci6n
de los hechos anteriormente definidos y penados, incurriran en multa adminis-
trativa de $150 a $250, e igual pena se aplicark a los que obstaculicen o impi-
dan la investigaci6n y fiscalizaci6n del impuesto, sin perjuicio de las demis
responsabilidades en que pudieran incurrir en cases de delitos, cuyo conocimien,
to correspond a la jurisdicci6n ordinaria.
Art. VII.-Cometeran el delito de estafa, a que se refiere el artfculo 558
del C6digo Penal, los vendedores-recaudadores que habiendo percibido de los
cpntribuyentes el imported del impuesto, no verifiquen el pago al Estado, y den
lugar al inicio de la via de apremio.
Art. VIII.-Estos preeptos sobre el impuesto de consume suntuario empe-
zarAn a regir al transcubrir treinta dias naturales contados a partir de su pu-
blicaci6n en la Gaceta Ofiida. (*)
INF1AOOIONES DE LA LEY DE LOTERIAS.-En Gaceta extraordina-
ria de 23 de Enero de 1932, se ha publicado la Ley del 22, de la cual interest a
los Jueces Correccionales y Municipales lo siguiente:
C'apitulo XV.-De las infracciones de la Ley de LoterSf.-Articulp I.-Las
infracciones de la Ley de la Renta de Loteria Nacional que consistent en estable-
cer, extender o facilitar loterias particulares, rifas, bazares, t6mbolas, los cono-
cidos por terminales, bolitas, charadas, o cualesquiera otros juegos de asar pro-
hibidos per la ley, se castigaran per los Jueces Correccionales con multa de 31
a 500 pesos, cuando los infractores sean banqueros, promotores, agents o me-
diadores; y con multa de 1 a 30 pesos a los puntos o jugadores. En defeeto del
pago de la multa, se sufrir un dia de arrest per cada 2 pesos que dejare de
pagarse. En caso de reincidencia la pena puede 6er de privaci6n de libertad,
que no podrA exoeder en ning6n caso de 180 dias de arrest. (0*)
Art. II.-E1 articulo 34 de la Ley de la Renta de Loteria Nacional, que-
dark redactado en los siguientes t6rminos:
"El product de la rent de la Loteria Nacional, asi como la part corres-
pondiente de las multas que impongan los Tribunales de Justicia a' lds infrac
stores de esta ley y todo lo que por 4sta se produzca, ingresarn en la Tesorerft

(*) Rige eta ley, por tanto, desde el dia 21 de Febrero de 1932.
,.(**) Observese que es potestativo del Juez condenar a arrest en ease de reineideneia.







ASUNTOS GENERALS


de la propia Renta, con excepci6n del tanto por ciento que le corresponde al
Tesoro Nacional como product en cada sorteo.
Los sorteos se liquidarAn dentro de los ocho dias siguientes de su celebra-
ei6tn."
Art. 111.-Los billetes o titulos de loterias extranjeras que se decomisen
en las causas tramitadas con motive de la infracci6n de la Ley de Loteria, serii
entregados al HIospital para Lcprosos de "San Lizaro", en el Rinen, a fin
de quc dichlio Hospital gestione el cobro de los mismos, caso de resultar premia-
dos y los ingrese en el fondo para atenciones de esa InstitueiOn.
Art. IV.--io dispuesto en este Capitulo regirA desde su publicaci6n en la
(aclcta Oficial.
AMNISTIA.-Delitos contra las personas cometidos por miembros de las
Policies Nacional y Municipal y por militares conjuntamente con aqu6llos.-
En In (Ga:cra de 27 de Enero de 1932 sc' ha publieado la siguiente hey del 27:
Artiiulo I. Se concede amnistia para todos los delitos contra las personas
comprendidos oii los (Capittilos II, 111 y VII del Titulo VIII del Libro Segundo
del C('tdligo Penal y sus colexos, realizados por los miembros de los Cuerpos de
Policia Naiioinl o Municipal. nsi omio por los militares que resulted conjun-
tamenite responsables con los indicados policies durante el period de tiempo
eompr'ndido entire el I de Enero de 1929 y el 2(i de Enero de 1932, eualesquiera
que sea el grado de tparticipaci6i n quc hiyan side conietidos y el trAmite del
procediniicnto criminal en que so eneuentren al ser promulgada esta ley, ann-
quc en dichos procedimientos aya reecaido sentcncia firm condenatoria.
Art. II.-Cualquiera que sea el Juzgado o Tribunal que conozea de las
eausas incoadas por los delitos coinprendidos en esta ley, remitirni los autos a
la Audienia respective. con el objeto de que dicha Audiencia dicte la resolu-
ei6n que corrcsponda, lo cenal deberhi liaerse de oficin o a instaneia de part.
Contra el auto o resolucei6n proiedente dietada por la Audiencia en los easos a
q iu esi a 1hv so refiere s' concedeln los recursos ordinarios establecidos por la
Ley de Enjuieiamienito C(riinial cuanudo los autos o resoluinones son dictados
por los Triibualaes iniferiores, con la solar difercnciai de q(1u se estableceran para
anie el Trilnnal Supremo, y ademinis cl otorgado per la Iey de 13 de Enero de
1932. publienida on la Ga(cta Oficial del dia 14 en l a misma forma, mode y eon-
diciones en el retfrido articulo estableeido.
Art. 1ll.-Esta Iey comenzar!i a regir desde sn publicaci6n en la Gaccfa
Oficial de la Repfiblica.
AMNISTIA.-Delito de falsedad en document official previsto en el
caso 1" del articulo 310 del C6digo Penal.-Ei n la G(hwft de 27 de Enero de
1932 so ha publieado la siguiente ILey del 27:
Articulo I.-Se concede ainnistia a hlo eondeniados en seiteneia fire a la
promulgaci6n tde esta ley, por el delito de falsedad en doemnento official pre-
visto en el articulo 310. caso primero. del Cixiigo Penal. modifieado por la Ley
de 24 de Marzo de 1917 y cometido en document acreditativo del pago de inl-
puesto al Estado. siempre que no se ihaya perjudieado el Tesoro Pfiblico, apro-
piAndose eaudales pereibidos por el propio Estado, y que Ihabiendo sido realizado
el delito per varies, de acuerdo, en la deelaracitn dte liechos probados de la sen.
tencia condenatoria, aparezta eonsignado que se iginora (em11o y d6ide se pu-
sieron'de neuerdo para apropiarse deterninada eantidad.
Art. IT.-- sta ley empezara a regir el dia de su publieaei6n en ]a Gaceta
Official de la Repiblica.
INFRACCIONES DE LA LEY SOBRE ALCOHOLES Y AGUARDIEN-
TES.-En la Gaccf(a de 27 de Enero de 1932 se ha publieado la Ley del 26, de
la cual interest a los Tribuinales los siguientes articulos:
Art. X.-Los dueiios de ffibrieas de alcooles y de licores, los de laborato-
ries quimicos, perfumistas, droguistas y farmaeuticos y demAs industriales enu-







.&UNTOS GENURALM


mwrados anteriormente que violaren las disposiciones oontenidas en esta Ley y
en su Reglamento, y los almacenistas o comeroiantes que ampliaren los licoree .
vinos, defraudando las rentas que por coneepto del Impuesto recauda el Estado,
incurrirAn en multa por la primera vez de $1 por cada litro o fracci6n de
litro que represent la defraudaci6n, $3 en la segunda y $5 en cada una de las
restantes; sin gue dichas multas puedan exeeder de $1,000, $3,000 y $5,000 res-
pectivamente, a mais de exigirseles el reintegro del Impuesto que represent la
totalidad de la defraudaci6n si no fuere ocupada la mercancia, que, de serlo,
caeri en pena de comiso a favor del Estado.
Los demAs industriales o entidades que trafiquen con otros articulos de los
gravados por el Capitulo I de Ia Ley de 29 de Enero de 1931 que violaren las
disposiciones contenidas en el mismo y on su Reglamento, defraudando las ren-
tas que por este concept recauda el Estado, incurriran en multa por la pri-
mera vez de $1 por cada unidad imponible que represent la defraudaci6n y $3
en las subsiguientes, sin que dichas multas puedan exceder de $1,000 y $3,000
respectivamente, a niis do exigirseles las mercancias que hubieran pasado al
c Si el defraudador no satisfaciere la multa y el reintegro del Impuesto acor-
dado porque result insolvent, la Administraci6n trasladark a la jurisdioci6p
ordinaria el expedient incoado, y el Juez competent (*), en defecto del pago
de la cantidad reclamada (**) le impondri pena de prisi6n que fluctuari entire
seis meses y tres aiios, segin el grado de reincidencia en que se halle el infractor.
En iguales responsabilidades incurririn los que poscan mercancias de origen
clandestine o fraudulent y los que conduzean mercancias a sahiendas de su
procedeneia clandestine o fraudulent.
Art. XI.-Toda persona natural o juridica que construya, venda o instale
aparatos de producer aleoholes o aguardientes, queda obligada a notificar a la
Secretaria de Hacienda por conduct de la Secci6n del Impuesto del Empr6stito
de 35 inillones, los aparatos que construya, venda o install. El incumplimiento
de este precepto serf castigado administrativamente con multa de $1,000, y de
no satisfacerse, se cursarn el expedient a la jurisdicci6n ordinaria para qua el
.linex competent, imponga pena en defeeto del pago, consistent en seis meses
a trees aiios de prisi6n segfin el grado de reincidencia.
Art. XII.-Los fabricantes de alcoholes, aguardientes, licores y vinos que
no soliciten previamente de la Secei6n del Impuesto de 35 millones, el permiso
neeesario para la instalaci6n y funcionamiento de su industrial, serin considera-
tdos como clandestinos y sujetos a la jurisdicci6n ordinaria, y los Jueces comr
petentes, a miis de acordar el decomiso de la mercancia asi producida y apara-
tos productores, impendrain a los duefios la pena de $500 de multa, seis messe
de prisi6n o ambas penas.
Art. XIV.-Los Agentes de la Administraci6n de Hacienda que por negli-
gencia, abandon de sus funciones u otras causes dieren lugar a que se cometan
defraudaciones al Estado, a mas de declararseles cesantes, quedarAn sujetos a
la jurisdicci6n ordinaria, en la que se impondri pena que fluctuarf entire seis
meses y tres afios de prisi6n, si del expediente administrative de que conociere
resultare comprobada su responsabilidad. (**)

(*) Obs6rvese que en este articulo, asi como en los dos siguientes, se habla de Jues
.ompetente. Nos parece que deberA entenderse el vocablo como equivalent a Tribunal o
Autlieneia.
(**) Asimismo debe fijarse el lector quo en este arteculo y en el siguiente, no so
pewmite "al Juez competent" examiner la procedencia o improcedencia de la multa, sine
que per el no pago se dispone la imposiei6n de pena de privaci6n de libertad.
(***) A diferencia de lo que q e previene en les artioulos IX y X, en este articulo XIV
se permit al Tribunal examiner el expediente administrative para fijar la responsabili-
dad criminal del acusado.







ASUNTOS GENERALES


Art. XV.-Las multas que impone esta Ley y las que determine su Regla-
mento, la totalidad de los reintegros del Impueqto, y el product de la venta de
los articulos decomisados, ingresara en la cuenta especial del Impuesto del Em-
prestito de 35 millones.
Art. XVI.-E1 Presidente de la Repfiblica dictara las 6rdenes, decretos y
reglamentos que fueren necesarios para la ejecuci6n de esta ley, fijando las
sanciones no previstas en la misma.
Art. XVII.-Se derogan las disposiciones transitorins del mismo Capitulo I
de la Ley de 29 de Enero de 1931. (*)
Art. XVII.-Esta ley comenzark a regir desde lai feelia en que tenga pu-
blicaci6n en la (klccta Oficial de la Repdblica.
JUZGADO MUNICIPAL DE BANAO.-En la (Gafeta de 1" de Febrero
de 1932, se lha publlindo el siguiente Deereto:
llaciendo uso de la facultad que me otorga el filtimo p;'irrafo del artiiculo
16 de la Ley Orginica del Poder Judicial, resuelvo:
Tri'sladar la cabecera del Juzgado Municipal de Haino. del Partido Judi-
cial de Sancti Spiritus, de Banao a Tunas de Zaza, que so eucuentra dentro de
la deniarcacion de dilho Juzgado Municipal. Fste l)ecreto conenzari a regir
a los veinte dias de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Repfiblica. Comu-
niquese el present Decreto a los sefores Presidenits del Tribunal Supremo y
de la Ailie Gaccht Oficial de la Repfiblica, para general conocimi ento.--labana, Enero 29
de 1932.-Oltario A 'crhoff. Secretario de .1ustiiia.
AMNISTIA.-Delitos de malversaci6n, falsedad en document official y
prevaricaci6n.-- n la (;Gacta de 3 de Febrero de 1932. so ha publicado la si-
guiente Ley del 2:
Artivclo I.--S ctoncedte aillnistil por los delitos do malvers.ci6n, falsedad
en doceiniilo ofivcial y prevaricaci6n que dolosa o imprudentemeinte se hlayan
cometido auntes del 31 de D)iciembre de 19311 en rela'ci6 con el minejio (Ie fon-
dos piiblicos del Estado y que hasta la feeha de la promulgacidn dto esta I ey
no 11yanv sido inv'estigados en procedimieintos judiciales.
Art. 11.-Los Tribunalcs aplicarin de oficio a instan'ia de part. los be-
leficios de esta aI1mnistia. (lue regirni desde sli pulliccidun on (enla (wcla Oficial
de la Repfiblica.
AMNISTIA.-Delitos de falsedad, estafa y malversaci6n.-En la Gacela
de 3 do Febrero d l 1932, so ha 1puilclicado la siguiente Ijy del 1':
Articulo 1.-Sc concede amnistia por los delitos do falsedad. estafa y mal-
versaei6n realizidos por .Juntas de Patronos, y a sus correos.
Art. IT.-LTos Tribunales aplicarin de oficio o a instancia de part los be-
neficios de esta anmistia que regiri desde su publiaci6n en la (Gaeta Oficil'
de la Repuiblica.
REGLAMENTO GENERAL DEL EJERCITO.-En la Ga'cta de 3 de Fe-
brero de 1932 so ha publlicido el D. P. 116 de 1932, del eual interest conoter a
los Juet s y Tribunales las siguientes disposiciones por su relaci6n con la Ley
de 17 de Febrero de 1932 que on este mismo nfimero reproducinos:
En uso de las facultades que me confieren la Constituci6n y la Ley Orgi-
nica del Ej&rcito, a propuesta del Seeretario de la Guerra y Marina, resuelvo:
Primero: Modificar el Capitulo XXXVII del Reglamento General del
Ej6reito, on la forma siguiente:
Art. 880.-La Milicia se compondra de los organismos siguientes:
1 El Cuerpo de Policia Nacional de la Habana.

(*) VAase en la Gaceta extraordinaria del mismo dia.







ASUNTOS GENERALS


2 Los Cuerpos de Policia de Seguridad de todos los Tnrminos Munici-
pales de la Repfiblica.
3 Las Compafiias que se organicen con paisanos.
Art. 895.-Los miembros de la Milicia estaran sometidos a la Ley Penal y
ie Procedimiento Militar en tiempo de guerra, sedici6n, rbheli6n o de grave al-
tcraci6n del orden pfiblico o mientras estuvieren suspendidas las garantias cons-
htucionales.
Art. 897.-El Presidente de la Repfiblica dispondri lo conducente respecto-
i la forma en que haya de organizarse la Milicia y a la oportunidad en que la
Inisma deba ser llamida al servicio; y determinara el tiempo que durarf el
ilistamiento, y la ascendencia de los sueldos que disfrutariin los Oficiales y
ilistados de dieha Milicia, que no desempciien ningfin cargo civil rctribuido,
tsi como las asignaciones que les correspondan con lo dispuesto en los articulos
S85, 891, 892 y 896.
Segundo: Llamar al servicio conform a lo prevenido en el articulo 897
del Reglamento General del Ej6rcito, modificado por este Decreto. el Cuerpo
liC la Policia Nacional y los Cuerpos de la Policia de Scguridad de los TWrmi-
nos Municipales de la Repfiblica. que forman inrte de la Milicia Nacional.
Tercero: Los Secretarios de li (luerra y Marina y Gobhrnaci6n, quedan
oncargados, en la part que les concierne, del umniplimiento de lo que on este
I)ecreto sc dispone.
Dado en el Palacio de la Presidencia, Inhaana, a los 2 din.s del mes de
Febrero di 1932.--Urardo Machado. Presidente.-C. (M. Id Rojas, Secretario
de la Guerra y Marina.
GUARDA JURADO.--l Srciotliario de l(oloernaci6n, por resolucin pu-
blicanda en la (Gatcta de 4 de Fclrero de 1932, ha dcelairadol loi siguicnte que
interest a los Tribunales:
Priimero: Aelarar que el nounbra'nmiento de Guarda-J urado earee de valor
y efincain, no pudiendo ejercor lis funciones do tall e que ostento el cargo,
mllridulo *;n'l<'/; i dte Ill corri'spondlil iit0' llicc11in p>;ii i)ortlar la r lnis o sv ( illcnllntre
venida a I (que posea, por tener miins dc un a1iio dc1 expedida.
Segundo: El Subs crctario de este I)espacho, queda eneargado del cum-
plimiento deo que por la presented so dispone.-La llahana, Febrero 2 de 1932.
---Orta'io Zuibizarrtl'a, Secretario de Go(lornavi6n.
FABRICACION Y VENTA DE TABACOS TORCIDOS, CIGARROS Y
PICADURA NO AMPARADOS POR MARCA INDUSTRIAL.-En ]a Gaceta
do 6 de Febrero do 1932 sc ha publicado el 1). P. 155 de 1932, del que intcresa
a los Triulnales lo siguiente:
Tereero: D)esde el dwcimo quinto dia siguiente al de la publicaei6n de este
Decreto en la Gaceta Oficial de la Repfiblica, queda terminantomente prohibida
la fabricaei6n y venta de tabacos toreidos, eigarros y picndura, cuando estos pro-
duetos no estin amparados por una area debidamente registrada. La infrac-
ci6n de lo que este articulo dispone seri ceastigada de acuerdo con lo establecido
en las Leves Penales en general y especialmente en las Leyes Reguladoras de
los Impuestos que gravan la manufacture y venta de los products mencio-
nados. (*)
AMNISTIA.-Violaci6n.-En la G(heta de 13 de Fcbrero de 1932 se ha
publicado la siguiente ley del 13:
Articulo I.-Se concede amnistia a los condenados por sentencia fire o
no, como autores del delito sefialado en el artieulo 453 del C6digo Penal y faltas
incidentals, cometidos antes del 10 de Octubre de 1930. siempre que concurran
las circunstancias de no haberse dictado auto de procesamiento en la causa
contra los mismos y haber apoyado el Ministerio Fiscal alguno de los motives
(*) Rige este Decreto desde el dia 22 de Febrero de 1932.







ASUNTOB GENEUALEB


del recurso de casaci6n establecido por el condenado, en el acto de la vista ante
el Tribunal Supremo de Justicia. Los amnistiados a virtud de lo dispueato en
el present phrrafo serfi reintegrados en el cargo que desempeiiaban al ser
condenados, en cl caso de haberlo perdido a consecuencia de la condena.
Art. II.-Los Tribunales aplicarAn de oficio oa instaneia de parte los be-
ueficios de esta amnistia que regira decade su publicaei6n en la Gaceta Oficial
de la Repfiblica.
TERMINOS JUDICIALES.-En la Gaceta de 16 de Febrero do 1932 se
lha publicado la siguiente Ley del 15:
Articulo 1.-Desde el dia 2 de Febrero on curso hasta el dia 3 de Marzo
venidero, se declaran en suspeuso todos los tiriuinos judiciales en los as.untos
civiles o criminals o coonteneioso-admiinistrativos, sometidos a la jurisdicai6n
de la Audiencia de Oriente o de los Juzgados de lnstrucci6n, Priimera Instancia,
C'orr ccional o M tinicipales de la ciludad de Santiago de Cuba; coneoptuAndose
para el ce6mputo de los tnrminos judiciales, e.e periado dt tiempo, como inhabil.
So exceptuan los t6rmiinos judiciales de los euales depend la situaci6n de algfin
detenido o preso.
Art. II.-Se dclaran ell suspenso durante igual period de tiempo, todas
las sanciones que las hlyes de Enjuiciamiento, OrgAnica del Poder Judicial o
cual(uietr otira disposicion sefialhn a litigantes, 1'rocuradores, Letrados, Manda-
taritos. iM1i.striados, lui't.s, ftiunionarios o auxiliaros de la Adminiistraci6n de
Jlusticia (1Iu radi(iquil en lia Ciudaid y l'artido Juditial de Santiago tie Cuba,
por no hiaber aetuado o resuelto dentro de los tOrminos legalese los asuntos a
ellos eniconentdados o sometidos a su jurisdieci6n.
Art. III.-Esta Iey surtirh sus efeetos con retroactividad al dia 2 de Fe-
brero en curso.
AMNISTIA.-Amnistia de delitos y faltas cometidas por funcionarios
pfiblicos.-Eu lia Gacctr de 17 de Felrcro tie 1932 se ha publicado la siguiento
Ley del 16:
Articulo 1.-Se concede amnistia a los delitos o faltas cometidos por fun-
ciotniirii.s o tniiip)aleos pibhlicos, en el ejercicio de sus cargos, sielinpre que la
pelin imnipistla lity.i sido de suspensionn o imulta o inlabilitari6b no constitii-
y!4tlio 'sils pet'llus, 'ln estos calsos. anteciedenltts t 'raiels, los que serial Iborralths
del Registro de l'leados de In Secretaria de Justicia, y los hechos hayan sido
realizados antes del 20 de Mayo del anio de 1926.
Art. lI.--Taembii'n sc concede amnistia a los antecedentes penales de los
diliths o t'lilas oinlltidos pii r iinionarios o emplendos publicos en el ejercieio
de sis c'argos. (iu'e Ihlluieiren extingnido la pena impuesta, los qu(e .erAn borra-
dos del leRgi.stro dv I'cnados de la Secretaria do .In ticia, y no estariu impedi-
dos (sic) en 1ningu6ia 1de las ineapaeidtdes del (6digo Electoral, y siempre quo
los helhos havan sido realizatdo, antes del 20 de Mayo del afio de 1926.
Art. Ill.- Los Tribunalcs aplicaran de oficio o a instaneia de parte los
henbficios de esta aimnisti.a que regirf desde su publieaci6n en la Ga4eta Ofi-
citil de la Repliblica.
AMNISTIA.-Falsedad en document oficial.-En la Gaceta de 17 de Fe-
brero de 1932, se ha publicado la siguiente Ley del 16:
Articulo I.--S concede aninistia por el delito de falsedad en document
official, cometido por funcionario pfihlico, hasta el 30 de Octubre de 1930, siem-
pre que fuesen veterans de la guerra de independencia, carezcan de anteee-
dentes penales y en la senlencia so lea haya apreciado la atenuante de su buena
tonducta, para aplicarle la autorizaci6n que al Tribunal confiere el segundo
pfirrafo del Apartado "F" del articulo 313 del C6digo Penal, imponi6ndoseles
la pena en la mitad de su minimum.







A8UNTOR OGNERALE


Art. II.-Los Tribunales aplicargn de oficio o a instaneia do part los be.
neficios de esta amnistia, que regirt desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial
de la Repiblica.
JURISDIOOION DE LOS TRIBUNALES DE LAS FUERZAS DB MAR
Y TIERRA.-En la Gaceta de 17 de Febrero do 1932, se ha publicado la ni-
guiente Ley del 17:
Articulo I.-Los Tribunales de las Fuerzas de Mar y Tierra, ademniA de
los casos establecidos en la vigente Ley de Procedinmiento Militar, tendrAn juria-
dicei6n exelusiva para juzgar las causes siguientes:
1I.-Las seguidas por las infraceiones de la Ley dt Explosivos de 10 de
Julio de 1894, cometidas dentro o fuera de zona military o naval, conjuntanieute
por militares, policies, marines y paisanos, o solamente por paisanos.
2).--uas seguidas contra eualquier persona, aunque no est6 sujeta al ser-
vicio mnilitar o naval, por los delitos de ineendio" y "estrago", provistos en
el C6digo Penal ordinario, enando loa cometieren duraute la zafra, o asase el
period comprendido centre el 19 de Diciembre al 31 de Mayo, on los eaftavura-
les, maquinarias o edificios de los ingenious o centrales dt fabricar azficar, o en
Ihs pueIntes, alantuarillas, lines, estaciones, edificios o dtependencia.s de los fe-
rrocarriles de servieio piblieo, o de los referidos ingenious o entrales; asi como
a los alinacenes destinados a dep6sitos de Imateriales, envases y frutos agricolas.
3).--Las seguidas por los delitos de "traiei6n" y espionagee", previstos y
penados on la Ley Penal Militar cometidos dentro o fuera de zona military o
naval, conjuntamente por militares o marines y paisanos o solamente por pai-
sanos.
4).-Las seguidas por todos los delitos y faltas coometidos por los miembros
de la Milicia, en tiempo do guerra, scdici6n, rebelin o ide grave alteraci n del
ordon pfiblico, o nientras estuvieron suspendida. las garantias eonstitueionales.
Art. II.--En la instruceiin de lns cansas de que conocerai la jurisdicci6n
do guerra, de acuerdo con lo prevenido en el articulo anterior, y on la oelebra-
ci6n do la vista ante el Consejo de (iucrra, tnnto euando se sigan contra mili-
tares o marines o contra c stos. y paisanos, como cuando se sign Anicamente
contra paisanos, se obscrvarfn las disposieiones de la Ley de Procedimiento Mi-
litar y de lIa Ley de Iteorgainizaei6i d(e los Triblunales dic las Fu'erzas de Mar Y
Tiorra.
Art. II.-Correspondera disponer la formaei6n de las causas mencionadas
en el art. 19, al Presidente do la Repfiblia o al Jefe de Estado Mayor enando
so anese a un Oficial, 'Oficial Supernumerario o Sub-Oficial, y al Jefe. del Dis
trito en euyo territorio se hubiere cometido el delito, aunque tfuera en Ingar
urbanizado cuando se sigan contra paisanos o alistados. Cuando la infracci6n
de la Ley de Explosivos se hubiere cometido en cnalquier lugar urbanizado de
la Provincia de la IHabana, corresponderh al Jefe del Distrito Militar de esta
Provincia.
Art. IV.-Quedan derogadas todas las leyes que sc opongan o contradigan
las disposiciones do esta ley, con excepAi6n de lo dispuesto en la Segunda Dis-
posicion Transitoria de la Ley de 13 de Enero de 1932. (*)
Art. V.-Esta ley comenzarA a regir en la fecha de an publicaci6n en la
Gaceta Oficial.
Disposici6n Transitoria.--Los Jueces y Tribunales de la jurisdicci6n or-
dinaria que conozcan o esten conociendo, en la feeha de la vigencia de esta ley,
de alguna causa comprendida en el articulo 1P, en la que afin no se hubiere
dietado sentencia o auto de sobreseimiento definitive, se inhibirin de su 'cno-
ciento y remitirfn, dentro del t6rmino de veinte dias, todo lo actuado a la
4utoridad military o naval a que corresponda, dejando a sn disposici6n al pre-
sunto culpable.

(#) VWase en la pigina 11 de la Seeci6n do Awsunls Generaes, nfiaero de ~inero.'






ASUNTOB OENERALES


00MISION DE JUBILAOIONES Y PENSIONZ8 JUDIOIALB& -Los
ingresos que tuvo esta Comisi6n en Enero dltimo fueron los siguientes: saldo
anterior, $3,671.79; por multas correccionales, $4,598; per sobrantes, $8,384.54;
por descuentos, $4,546.39; por fianzas, $249.32'; por correcciones disciplinarias,
$233.61; por accidents del trahajo, $211.64; y por multas Registro Civil, $124.77.
-Total, $17,020.06.
Hizo los siguientes pagos: por jubilaciones y pensions, $10,622.71; por
sueldo del Secretario, $100: por material, $5.80; por devoluciones, $27.60; y al
fondo de desocupados, $224.-Total, $10,980.11.
Sunman los ingresos, $17,020.06; y los egresos, $10,980.11. SuperAvit,
$6,039.95. Con este sobrante y lo ingresado hasta el dia 8 de Febrero, se pudo
pagar el me.s de Enero con el (65 pr 100 de descuento, pues se mand6 pagar
el 35 por ciento.
COMPA*IAS DE FIANZAB.-La Sccretaria de Agricultura retire la
autorizaci6n concedidfa para prestar fianza. a La Americana.
-Se ha iniciado causn en el Juzgado de Instrucci6n de CArdenas, per rs-
tafa, contra la compafiia La Fidclidad; y en el de Cienfuegos se sigue otra
contra la compaiiia La Esfera.
-Se ha autorizado para funcionar a las compaiiias de fianzas "La Coope-
rativa" "La Reuni6n" y "La Opulencia". con garantia hipoteearia.
-rla sido condonada por el Ejecutivo una multa de $100, impuesta al
Sr. Juan W. Cadwell, y que correspondia al fondo de jubilaciones.
COMPRAMO NUMRO S O SUELTOS.-Nilmeros del RwPETOImo JUDI-
CIAL correspondientes a Abril,. Mayo, Junio, Julio, Agosto, Septiembre, Octu-
bre y Diciembre de 1928 y Enero de 1929, se compran en la libreria de los
Sres. Rambla. Bouza y Co., Obispo y San Ignacio. Se pagan a peso. Tambien
coleeciones de 1925 y 1928. Se pagan a seis pesos.
FPALLECIMIENTOS.--Han fallecido: la Sra. Maria Josefa Calvo y Ro-
drigues, esposa del Juez de Primera Instancia del Este, Lodo. Juan Vald6s An-
ciano; el Sr. Ililario Martinez y Gonzilez, Secretario del Juzgado de Instrue-
ci6n de Guantinamo; una hija del Dr. Eduardo Obreg6n, Secretario de la Au-
diencia de Matanzas; el Dr. Alberto Fernfndez y Diaz, abogado de esta capital,
que informando ante la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo le sobrevino un
eolapso eardiaco y expire momentous despub.s; el Sr. Ram6n Amo, Alguacil del
Juzgado Municipal de Antilla y el Sr. Jos(- M. L6pcz, Oficial del Juzgado d"
Instrucci6n de Sancti Spiritus.
NOTICIA8 VARIAS.-Un terremoto produjo en la ciudad de Santiago de
Cuba grandes derrumbes y desgracias personales. El edificio de various pisos
que ocupaban la Audiencia y Juzgados ha tenido que ser abandonado y su fun-
eionamiento se interrumpi6. El personal judicial no sufri6 dafio alguno. El
President de la Audiencia de la Habana, en su nombre y en de los Fiscales y
Magistrados, telegrafi6 al de la Audiencia de Oriente congratuindolos por no
haber sufrido desgracias personales.
-El Colegio de Abogados de Santiago de Cuba, por igual motive, ha teni-
do que abandonar el local que ocupaba y que se derrumb6.
-Ha sido electo Presidente de la Fundaci6n Luz Caballero, de Matanas,
el Dr. Diego V. Tejera, Fiscal de la Audiencia de ese Distrito.
-Desde el dia 10 de Febrero, las horas de oficina del Registro de la Pro-
piedad del Noroeste, son de siete a una de la tarde.
-El Registro de la Propiedad del Mediodia se traslad6 a la calle de
Aguila 73, segundo piso, y las horas de oficina seran de 8 a 2 de la tarde.
-El Registro de la Propiedad de Oriente se traslad6 a la caea Consulado 92.
-El Estado de Chihuahua, M6xico, aprob6 una ley de divorcio "por co-
rreo". No sera precise compareeer personalmente para obtener el divoroio, pues






ASUNTOS GENERALES


se concederA ]a disoluci6n del vinculo conyugal mediante poder, al ser solioi-
tada la aeparaci6n por las dos.partes interesadas. Los divorcios per mutuo di-
senso seran concedidos en un dia, requiridndose veinte para los casos en quo
haya litigio per una de las parties o ambas. Los hombres divorciados podrAn
casarse otra ves inmediatamente, pero:las mujeres en la misma condici6n han
de esperar nueve meses. El costo de un divorcio sera de $120, o sea unos oin.
cuenta d6lares al cambio aetpal. La ley fija tambien que Is custodia de lo* hijoe
menores de seis aflos y de las hijas que no cuenten catorce sera encomendada a
la esposa, pero exige que los dos padres contribuyan al mantenimiento de la
prole.
-El Colegio de Abogados de Manzanillo eligi6 la siguiente Junta de Go-
hierno: Decaio, Dr. Luis de Cubas; Tesorero, Dr. Carlos L6pez; Secretario,
Dr. Juan Manuel Mestre; Diputados: Dres. Mario Le6n, Francisco GutiBrrez,
GuillermQdel Casero, Joaquin Serralta,.Marcelino VAzques y Maria Luisa Font.
-- I Colegio de Abogados de Santiago de Cuba, enterado del rumor ciruo-
lantc .n aquella Provincia de que los sellos usados de bastanteo son utilizados
nuevamente, acord6 dirigirse a los Jaeces pididndoles vigilen el no uso de los
mismos.
-El Fiscal de la Audiencia do. Pinar del Rio ha formulado conclusions
acusatorias contra .el Registrador de la Propiedad de Artemisa, pidiendo se Ie
imponga multa de $581 porque en una inscripci6n de expediente posesorio pidi6
$200 en vez de los $6.25 que marca el Arancel.
-El Dr. Juan F. Nodarse, Jues de Instrucci6n de Col6n, trasladado a
Guanajay, ha side despedido en dicha villa con afecto y obsequiado con un
ponche de honor, a cuyo acte asistieron las principles personalidades del lugar.
-Hemos lefdo que al Conserje de la Junta Municipal Electoral del Perico
Ne le ha procesado per perjurio, porque en una cauia al declarar per segunda.
vez, se desdijo de lo que primeramente declar6. Creemos que eso no puede pros-
perar, porque los testigos a61o incurren en perjurio per lo que declare n en
acto del juieio oral.
-Los 668 press trasladados de la Carel de Santiago de Cuba a la de la
IIabana, con motive del derrumbe del edificio a cauma del terremoto, han 11e-
gado en un estado lastimoso, pues segfn se ha publicado 411 padecen de earn,
32 estAn sordos a causa de insects en los oldos y muchoa trafan cabellos tan
largos que le Ilegaban a los hombros, pues han dicho que hacfa cinco aflos no se
pelaban ni se bafiaban. 555 de ellos han pedido quedarse en esta capital. Todos
fueron rapados, bafiados y aislados al llegar antes de ser internados en las
galeras. Se ha dicho tambi6n que la Secretaria de Gobernaci6n ha promovido el
expediente de separaci6n del Jefe del penal.
-El ilustre abogado espafiol Sr. Angel Osorio Gallardo tuvo que renunciar
el cargo de Decano del Colegio de Abogados de Madrid, per las censuras de quo
fu6 objeto en una junta general. Se eligi6 para sustituirle al no menos ilustre
abogado y orador Sr. Melquiades Alvarez.
-Llamamos la atenci6n de nuestros lectores, del Directorio telef6nico ju
dicial que publicamos en la pagina segunda de la earitula de RBPEroaro Ju-
DICIAL.
-La Sala de lo Criminal del Tribunal Supremo confirm Is senteneia de
la Audiencia de la Habana que conden6 a Pedro SAnchez, que agredi6 a dos
Escribientes del. Juzgado Municipal del Centro, de esta capital, en un acto ofi-
cial y que fu6 condenado a 1 afio y 1 dia, per atentado.
-El nuevo C6digo Penal filipino que comenz6 a regir el dia 1 de ejte afio,
prohibe la publieaci6n en la prensa de las declaraciones dadas en los Tribunalex
que perjudiquen el honor o la moral privada de algfn individuo, lo que se
castiga con prisi6n y multa.
-En anterior n6mero dimos cuenta de un process seguido en Alemania
contra varies m6dicos, acusados de negligencia en la aplicaci6n de vacunas an.






88 A#tU*TW OEwRALtBi
tithberedoes qte dostd UA vida a 16 mnied. Hoy aireifamoioe qe 61 conoeido es-
penialista profeior. Jotge Iycke, Jque as`mi6 tdda la iespoeaabilidad, fu6 eon.
tlado a dos Uot di e' 6et.
-Prema Libre, de Santiago de Cuba, dice qua el edifiei6 de la AudieMadi
se esti reconstruyenido a ioda prisa que q denro de an mee el Tribunal star
iiitalado nuevamente en el mismo. Se ha di est que mientras tanto oeupe
el local del isti~iio Provincial de Segunda efnanaa.
-Tambin inform dieho colegaa que e mta feew ntrwyendo' el loeal del
oilegio de Albogados.
-La Chreel de Santiago de Cuba pard aer hinstAlada proeitoiAlmente
en el Castillo del Moire de auella capital.
-En un peri6dieo se di6 id notieia de qia el Presideile del Tfibanl Sa-
premo habta heeho aua viata a la Jefatirna del Estado MayOr Gekeral d61
Ejreito y la edal es eqnivoeade p6rque tal *isit. do tati efeoto.
-Se ha publiaade un~ eatedlstiek de los eir.~e-da' Idt peiadd6 que ie-
eiben instrueeida priitaria erl el Presidie lkloie, de it q4e eifita cd de 66
que se examinaron, 174 fueron aprobados y finalizaron sus studios, que fb le
149 analfabetos que ingresaroti en el segundo seetif6 d4e *Ao PAddo, s61o 69
aiguen eareciendo de eonoehinierttos; y qde ya fttdiM 50 jPetiadbt les qOe tll
ban aprendido a leer y escribir.
-El Sr. Antonio SAnchez de Biistatnafte y Moldrt ha sido elgido' Act-
dam6ieo corespondiente de ia Sociedad Aleorana de Pilosoffl del berecho, con
totivo de an libro sobre Stainteler, del que dimos cuerita en el nuiiero de Julid
de 1931.
-El diatio Infornacids, ent su edici6n del dia 15 del actual Wres, dice lo
siguiente: "El Fiscal del Tribunal Supremo, Dr. Ricardo LAbhis, en sui visit
de hoy a Palacio, dijo a tuestro reporter que se propofa deprirar en todo lo
#(e tu#ieia a su alcance, el Poder Judicial."
-El Dr. Jose Fresneda Etchegoyen, que guard prisi6n lor causa political,
en la que personalmente se defiende, al ser trasladado a la Audiencia para el
juicio oral, fu6 despojado por un Brigada de Is Ckreel, del C6digo Penal y
apuntes que llevaba para su defense. Formulada denuncia, el Juez Correccio-
nal de la Cuarta Secei6n conden6 al Brigada a dos pesos de multa, por coaeci6n.
-Ha sido trasladado de Camagfiey al Castillo del Principe, el Dr. Gonzalo
del Cristo, Decano del Colegio de Abogados de aquella capital, preso por eausa
political.
-La Fiscalia de la Audieneia de Santiago de Cubs ha sido instalada pro-
visionalmente en la casa del Fiscal Lodo. Isaac Juara.
-Durante el dia del terremoto en Santiago de Cubs y en los sucesivos,
no se registry un solo caso de robo o saqueo en la cindad.
-Ha sido muy felicittdo el Dr. Praneiceo Fernandez PIA, Abogado Fiscal
de la Audiencia de Oriente, por un articulo que publie6 en un diario de Santiago
de Cuba, en el que da bases para la organiaaci6n de la reconstrueei6n de la
ciudad.
-La Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de la Habana ha dado de
baja a 371 colegiados.
-Numerosos abogados de esta capital estAn siendo suspendidos en el ejer-
cieio de la profesi6n por la Salt de Gobierno de esta Audiencia por no haber
pagado las multas que le faeron impuestas por las Salas de Justicia por via de
correcei6n disciplinarian, y los nue ban reeurrido ante el Tribunal Supremo han
visto cohfirmada dicha suspension al declararse sin lugar el recurso.
--a sido nombrado un Teniente del Ejereito Director de la Escuela Re-
formatoria para Varones, en Guanajay.
MOdVIMEI TO JDVOIAL.-Despugs de publicado el anterior nAmero
de esta revista, ha habido el siguiente:






a ONTOB GENmAIuLE


Fiscal del Tribunal Supremo.-Ha side nombrado Fiscal del Tribunal Su-
premo, el Lcdo. Ricardo R. Lancis y P6rez. El Lodo. Lanocs deempeif6 ese
cargo desde 22 de Octubre de 1920 hasta 17 de Jumno de 1922, en que se jbih6.
Ascensoe.-Ha sido nombrado Juez de Primera Instancia e Instruoei6n de
Baracoa, el Dr. Enrique Hart y Ramirez, Juez Municipal de Trinidad. Figu-
raba en el escalaf6n de los de su categorta con el nfmero 17. Ingresd en ta
carrera en 27 de Enero de 1926 per el cargo que ahora desempefaba. Figu-
raron en la terna los Dres. Manuel G6mez y Jose MS Abella, Jueoes Munici-
pales de Esperanza y Florida y el Dr. Hart.
-Ha sido nombrado Juez Municipal del Sur, de Matanzas, el Di. Juan' .
Dulzaides y Quibus, Juez Municipal de Uni6n de Reyes. 'iguraba en el escad
laf6n de los de sn categoria con el n6mero 8. Ingres6 en la carre' en 3 de
Noviembte d'f 1919 c fto Jitew M'nicipal de Sabaiilfla, cai~ qte reftfei6 en
25 de Agosto de 1922, reingrcfthdo etr 16 de Ag~e~o de 192 pwr el oargo q*
ahora desempeliaba. Figuraron en la tetra los Dres. Lucas Ponzoa, Jues de
Primera Instancia de Manzanillo; JuliAn P4rez, Jueg Maricipal de La Salud,
y el Dr. Dulzaides.
-Ha sido nombrado Juez de Primera Instancia e Inetrueei6t de Pamna
Soriano, el Dr. Eduardo R. Ndfiez y Nfifiez, Juez Municipal de San Jose de
las Lajas. Figuraba en el escalaf6n de los de su categoria con el nfmero 7.
Ingres6 en la carrera como Juez Municipal de Jiguani en S de Septiembre de
1923. pasando despuds a igual cargo en Ceja de Pablo y al que ahora desem-
pefiaba. Ascendido a Juez de Primera lustancia e Instrdeii6n de Mayari y
Baracoa, no acept6. Figuraron en la terna los Dres. Ndfiez, Josa GarcerAn,
Juez Municipal de San JosA de los Ramos, y Arturo Rebollar, Juez Municipal
de Cifuentes.
Juez Municipal.-Ha sido nombrado Juez Municipal primer suplente, el
Sr. Isidoro Rios, de Banao.
Fiscales de Partido.-Ha sido declarado cesante el Dr. Raimundo Meno-
cal y del Cueto. Fiscal de Partido de la Labana, cargo que desempefiaba des-
de 2 d D)icieumlre de 1915.
-Para cublir el anterior cargo ha sido nombrado el Dr. Miguel Figueroa
V Miranda.
--Ia sido nomhrado Fiscal temporero de ln Ilabana, el Dr. Pedro Baste-
rrerhea y D)iaz, Imsta 30 de Junio pr6ximo.
Sentencias.-Las Audiencias de la Repiblica durante el afio 1931 dicta-
ron las siguientes sentencias:
1.-Habana . . ... Civiles: 1,606. Criminales: 1,804. Total: 3,410
2.-Oriente . . ,, 377. ,, 1,783. ,, 2,160
3.-Santa Clara . . .. 201. ,, 974. ,, 1,175
4.-Camagiey . .... ,, 134. ,, 526. ,, 660
5.-Pinar del Rio. . . 70. ,, 463. ,, 533
6.-Matanzas. . . .... ,, 97. ,, 421. ,, 518

Totales. . 2,485. ,, 5,971. ,, 8,456
-Durante el mes de Enero las Salas de lo Criminal de esta Audiencia han
dictado las siguientes sentencias: Sala Primera, 41; Sala Segunda, 44, y Sala
Tercera, 52.-Totales, 137.
-De las 52 sentencias dictadas por la Sala Tercera, 38 fueron condenato-
rias, 10 absolutorias y 4 mixtas. Fueron condenados 47 acusados y absueltos 17.
-La Sala de lo Civil de esta Audiencia en Enero dict6 90 sentencias.
Oposiciones.-La Secretaria de Justicia ha dispuesto se celebren oposi-
ciones para cubrir 18 plazas de aspirants a Jueces Municipales de tercera
clase. El Tribunal de Oposiciones, por sorteos efectuados en el Tribunal Su-
premo y Audiencia de la Habana, ha quedado constituido asf: Presidente,
Ledo. Juan M. Menocal, Presidente de Sala del Supremo; Dres. Francisco de







ASUNTOS GENERALS


Rojas y Julio Ortiz, Magistrados de ese Tribunal; y Lcdo. Antonio Echeve-
rria y Dr. Melchor Fernandez, Magistrados de la Audiencia. El Sr. Fernan-
dez sera el Secretario del Tribunal.
-La convocatoria para 18 plazas de aspirantes se public en la Gaceta de
22 de Febrero en curso. El plazo para presentar las solicitudes y documentaci6n
venee a las cinco de la tarde del dia 19 de Marzo pr6ximo y los ejercicios comen-
zarki el siguiente dia 23, a la una de la tarde, en el Tribunal Supremo.
Licencias extraordinariac.-Se ban concedido a los Dres. Alberto Gaicia,
Juez Municipal de Quivican; Andres Luera, Juez Municipal de 0Bauta; Raul
Pichardo, Juez de Instrucci6n de la Habana; y Ernesto Ruiz. Juez Municipal
de Yaguajay.
Causas radicadas.-Durante el afio 1931 se radicaron las siguientes causes
en los Juzgados de Instrucei6n de la Repdblica:


1.-Mayari (3f). .. ..
2.-Santiago de Cuba (2*).
3.-Cuarta Secci6n (1). ..
4.-Segunda Secci6n (1). .
5.-Quinta Secci6n (1) . .
6.-Cienfuegos (2?) ....
7.-Santa Clara (2). . .
8.-Camagiiey (2) . . ..
9.-Tercera Secci6n (19) . .
10.-Primera Secci6n (1)). ..
11.-Remedios (2). . . .
12.-Matanzas (2) . . .
13.-Marianao (2). . . .
14.-Sagua la Grande (2?) .
15.-Cardenas (2) . . .
16.-Giines (2) . . . ..
17.-Sancti Spiritus (29) . .
18.-Holguin (2) . . ..
19.-Col6n (2) . . . ..
20.-Puerto Padre (39) . .
21.-Guantanamo (2f9) .....
22.-Mor6n (2) . . ...
23.-Artemisa (3) . . .
24-Manzanillo (3) . . ..
25.-Ciego de Avila (39) . .
26.-Bayamo (3) . . ..
27.-Palma Soriano (3f) . .
28.-Victoria de las Tunas (39)
29.-Banes (39) . . ....
30.-Bejucal (3) . . ..


2,750
2,400
1,827
1,814
1,587
1,572
1,271
1,234
1,169
1,153
1,118
1,045
1,039
982
939
931
853
793
772
764
758
720
717
709
628
594
576
565
418
396


31.--Guanabacoa (2). . .
32.-San Crist6bal (3). . .
33.-Trinidad (39) .....
34.Baracoa (3) . . .
35.Pinar del Rio (2). . .
36.-Consolaci6n del Sur (39).
37.-Florida (3). . . . .
38.-Alacranes (2) . . ..
39.-Santa Cruz del Sur (39).
40.-San Antonio Bafios (29) .
41.-Guanajay (2). . . .
42-Pedro Betancourt (2). .
43.-Jaruco (3) . . . .
44.-Guane (3) . . . ..
45.-San Juan y Martinez (39)
46.-Gibara (39) ........
47.-Nuevitas (3) . . ..
48.-Isla de Pinos (2). . .


386
372
350
339
338
338
315
304
288
271
263
259
243
219
200
180
165
66


Total. . 36,990


1.-Audiencia
2.-
3.-
4.-
5.-
6.-


Habana. . .
Oriente . .
Santa Clara. .
Camagiiey. ..
Matanzas . .
Pinar del Rio.


10,882
10,846
6,146
3,350
3,319
2,447


Total. . 36,990


Como en el afio 1930 se radicaron 38,795 causes, en 1931 se radicaron 1,805
causes ipenos.
SCausas, expedientes, etc.-El Fiscal de la Audiencia de Pinar del Rio
interest para el Juez Municipal de San Diego de los Baflos 2 afios, 8 meses y
11 dias de suspension, por cohecho; y 1 afio, 8 meses y 21 dias de prisi6n, per
infidelidad en la custodia de documents.
-Ha sido procesado por cohecho y prevaricaci6n el Juez Correccional de
Pinar del Rio.
-El Fiscal de la Audiencia de Pinar del Rio ha formulado querella por
prevaricaci6n contra el Juez Municipal de Bahia Honda, porque en un juieio
correctional se comprobaron dos faltas cometidas por un acusado y s6lo pen6
una.






ASUNTOS GENERALES


S-Se ha iniciado causa contra el Alguacil del Juzgado Municipal de Santo
Domingo, Sr. Ram6n Paz, porque trat6 de agredir con un revolver al Juez
Dr. Francisco Solis.
-La Audiencia de Oriente acord6 archivar por ahora el expediente de
separaci6n contra el Sr. Luis Fuentes Parra, Juez Municipal de Saa Arriba, por
haber presentado la renuncia del cargo.
-La Sala de Gobierno del Tribunal Supremo acord6 la separaci6n del
Sr. Crist6bal Bory, del cargo de Juez Municipal segundo suplente de Omaja.
-Se ha iniciado causa contra el Sr. Arturo Fewer, Oficial del Juzgado
de Primera Instancia del Centro de esta..capital, que agredi6 a tiros al Vigi-
lante de la Policia que lo detuvo por orden superior.
-El Tribunal Superior Electoral declar6 sin lugar la recusaci6n formu-
lada contra el Presidente de la Junta Municipal Electoral de Santo Domingo,
Dr. Juan F. Solis, Juez Municipal del lugar.
-Ha sido declarado cesante el Sr. Arturo Drago, Alguacil del Juzgado Mu-
nicipal de Caney.
-Se ha iniciado expediente al Juez de Instrucci6n de Matanzas, intruyen-
dolo el Magistrado Lcdo. Benito Costo.
-Ha sido procesado el Juez Municipal de Casilda.
-El Fiscal de la Audiencia de Santa Clara pide 4 afios de prisi6n y 12
afios de inhabilitaci6n, para el Sr. Armando Gibert, ex-Secretario del Juzgado
Municipal de Sagua la Grande.
-La Audiencia de la Habana ha mandado former expediente de separa-
ci6n al Secretario del Juzgado Municipal de Santa Maria del Rosario.
Nombramientos.-Ha sido nombrado Secretario el Sr. Esteban Garcia,
del Juzgado Municipal de Meneses.
-Han sido nombrados Oficiales, los Sres. Jos6 Camejo, de la Audiencia de
Santa Clara; Vicente Guerra, del de Instrucci6n de Sancti Spiritus; Carmen
Picazo, del de Primera Instancia del Centro; Ren6 Calderin, de la Fiscalia del
Tribunal Supremo; Felino Pedraza, del de Instrucci6n de Sancti Spiritus; y
Luis Jerez, del Municipal de Palma Soriano.
-Ha sido nombrada Mecan6grafo, la Srta. Carmelina Rodriguez, de la
Fiscalia del Tribunal Sunremo.
-Han sido nombrados Escribientes, los Sres. Rail Romero, de la Audien-
cia de Santa Clara; Rail P6rez, de la Audiencia de la Habana; Isabel Rizo, de
la Fiscalia del Tribunal Supremo; Adolfo Richard. del Municipal de Col6n;
Ana Castillo, de la Audiencia de Matanzas; y Rosa Leal, del Municipal de Pal-
ma Soriano.
-Han sido nombrados Alguaciles, los Sres. Salvador Rodriguez, del Juz-
gado Municipal de Antilla; Jos6 Cos, del Municipal de Carlos Rojas; y Miguel
Delgado, del de Primera Instancia e Instrucci6n de Artemisa.
Renuncias.--Han renunciado sus cargos los Sres. Dr. Aurelio Lorenzo,
Juez Municipal primer suplente de Camarones; Rafael Mufioz, primer suplente
de Cabazin; Israel Urquia, Oficial de la Audiencia de Santa Clara; Antonio
Ripoll, Secretario del Juzgado Municipal de Meneses; Jose Carbajal, Secreta-
rio del Municipal de Casilda; Arturo Ferrer, Oficial del de Primera Instancia
del Centro; Adolfo Richard, Escribiente del Municipal de Col6n; Salvador Ro-
driguez, Alguacil del Municipal de Antilla; Maximiliano Rosas, Secretario del
Municipal de Casilda; v Francisco Sardifias, Escribiente del Municipal del
Perico.
LEY DE ENJUICIAMIENTO CRIMINAL.-Art. 16: no es inconstita-
cional.-El Pleno del Tribunal Supremo ha declarado por sentencia de 16 de
Enero de 1932, lo siguiente:
"Considerando: que la Constituci6n declara el derecho a la libre emisi6n
del pensamiento como uno de los individuals que garantiza, al establecer en
su articulo 25 que toda persona podra libremente, y sin sujeci6n a censura pre-






-ASUN08 MENEBALrS


via. por medio de la imprenta o por cualquier otro proeedimiento; pero como
pudiera incurrirse en responsabilidad al ejercitar de modo abusive ese derecho
y la Constituoi6n no podia autorizar atentados contra la honra de las personas,
el orden social o la tranquilidad piblica utilizando aqu6lloa procedimientos,
dej6 a salvo en el propio articulo la posibilidad de exigirla a. quienes por alguno
de dichos medios cometiere los referidos atentados.
Considerando: que el articulo 816 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal
no infringe el 25 de la Constituci6n que se deja examinado, pues i bien auto-
riza el secuestro de los 9jemplares del impreso o de la estampa y el mole de
6sta, por medio de los cuales se hubiere cometido el hecho, que por revestir
caracteres de delito, hubiere dado motive a la formaci6n de causa criminal, es
indudable que la comisi6n del delito por medio de la imprenta, excluye la in-
vocaci6n ftil del derecho constitutional que se pretend defender en el recurso
y que dicho articulo s61o contiene una media procesal posterior que se estima
necesaria para la persecuci6n y caatigo del delito, la que no estA prohibida en
el articulo 25 de la Constituci6n, y que con ella no se viola el citado precepto
constitutional, de igual modo que no afectan legitimamente a ningun otro de-
recho, las medidas anAlogas dispuestas por otros preceptos procesales para la
persecuei6n de los demAs delitos; y de aqui que la atribuoi6n que aquel articulo
impugnado de la Ley procesal, confiere a la autoridad piblica para llevar a
cabo aquella medidas necesarias, no se opone, sino que se ajusta al sentido y
aleanee de la excepei6n que pars el case de delito estableee el artioulo 25 de la
Constituci6u, al derecho de la ibre emisi6n del pensamiento."
IMPT5WTO DL TIMPB! .- acratoa proiviAo fplWO p yeo Vte-
ranos.-El Subsecretario de Hacienda, con fecha 19 de liero de 12S%, ha re-
suelto consult sobre el particular en la siguiente forma:
"Sr. Manuel Espinosa, San Miguel 212, altos.-Ciudad.-Seior: En con-
testaci6n a su escrito de fecha 18 de Diciembre iltimo, en el que interest se le
aclare si a los escritos de promoci6n de expedientes de pension de Veteranos
deben fijarseles los sells del Timbre de que trata el apartado h). inciso 1 del
articulo 2" de la Ley de 31 de Julio de 1917, conform ha quedado redactado per
la de 29 de Enero del aio ppdo., he es grato significarle que el senor Subse-
cretario del Ramo. con fecha 19 del actual mes, ha resuelto su consult en el
sentido de que teniendose en cuenta que la exenci6n contenida en el articulo 25
de la Ley de Pensiones a miembros del Ejercito Libertador y su Cuerpo Auxi-
liar Civil, s61o se contrae a las certificaciones de dichos expedientes, sin que
dieha exenci6n aleance ni pueda hacerse extensive a los escritos de promoei6n
de los mismos, por falta de disposiei6n express de la Ley, y teniindose en
euenta que los escritos de promoci6n de expedientes de jurisdicci6n voluntaria
estAn expresamente gravados con $0.20 en sellos segfin el apartado h) del ar-
ticulo II de la Ley de 31 de Julio de 1917, eonforme ha quedado redactado por
la de 29 de Enero ppdo.-De Ud. atentamente, A. Caraballo, Jefe de Asuntos
y Rentas Interiores."
RKTIRO MARITIMO.-Manera de aoreditar la edad en los expedientes.
-La Direcci6n de los Registros y del Notariado, por resoluci6n de 11 de Sep-
tiembre de 1931, ha declarado lo siguiente:
Visto el present recurso de alzada interpuesto per Juan GonzAlez y Gon-
zAlez contra la resoluci6n del Juez de Primers Instancia del Centro de esta
capital; y
Resultando: que Juan Gonzalez v Gonzalez, de acuerdo con lo dispuesto
en et articulo 51 del Reglamento para la ejecuci6n de la Ley del Registro Civil
y al solo dfecto de justificar su edad en expediente de pension con arreglo a la
Ley sobre Retiro Maritime, promovi6 diiigneias y ofreei6 nfaorai6n testi-
fical a fin de que se dictara auto aprobando los extremes referidos ante el
Juagado Municipal del Eate.







A8UNTTOS UENMRLES 43

Resultando: que con el escrito e interrogatorio se Ie di6 traslado por el
Juzgado al Fiscal de Partido, sicndo 6ste de parecer que el expediente debA
trainitarse conform al articulo 51 de la Ley del Registro Civil.
Resultando: que recibida la informaciu testifical declararon los testigos
Pablo Balsinde y Pedroso y Avelino Aguirre y Colts conform al interrogato-
rio presentado, dindose nuevamente traslado al Fiscal de Partido, el cual no
encontr6 inconveniente en que se aprobara dicha iuformaci6n.
Resultando: que clevado el expidicnte al Jluzgado de Primera Instancia del
Centro de esta capital, resolvi6 l te por sentencia de fecha 10 de Agosto fltimo
que si bien la Ley de 3 de Octubre td 1923t de Pensiones y .1ubilaciones a los
veterans, en su articulo XIV deterniiii que euando el derecho me basa on la
edad, on el caso do no habhrse destruido el archive Registro y no obstante no
apareeierc la inscripci6n y el nacimiento fuere anterior al afio 1885, se probari
la cliad por el procedinIiento dispuesto on la 1.ey (.:'neral del Registro 'ivil;
con 0o ell P present, caso no s61o no se estit n vel quei dichos preceptos legalese
deternuina, por no tratars e e una pension a veteran, y si de 111 expediente
de lietiro Maritimo, sino que tauipoco sto hian cuniplido todos los lrequisitos que
para la tramnitavoi6 de estos expedientes exigen las leyes de la material; por lo
que procede declarar sin lugar la solicitud del promovlnte Juan Uonzfilez y
(lonzAlex y collnsecuelntpmente no ha lugar aprobar la informaci6n producida a
los etectos de justificar su edad.
Resultando: que inconforme el promovente Juan UonzAlez y Oonzilez con
esta resoluci6n, estableei6 recyrso de apelaei6n para ante esta l)irecei6n de los
Registros y del Notariado.
Considerando: que el articulo 25 del lReglamonto dictado para la ejecuei6n
de ia Ledy de 4 de Jlulio de 1927, sobre Retiro Maritimo, dispone que a today
solicited de jubilaci6n se acomnpafiari entire otros documnentos, fe do bautismo o
vertifieado de inscripci6n de nacimiento del Registro Civil, y cuando so justi-
fique la dt4saparici6n de los archivos que deban expedirlos, so sustituiri cual-
ulliera de estos doC'un ntos eon un expedielnte a perpetuulam memorial; no es-
tando, por consiguiente, previsto el caso del interesado que habiendo nacido
antes de In fecha de 1' de Encro de 1885, no aparezca bautizado ni haya habido
dt4struiceioi de archivo, por 1o que es necesario aeudir al prtecpto de mAs ficil
aplicaci6n que resuelva el caso, por analogia con los que fueron previstos; y
l6gicamiente hay qule entender que la disposieidn umejor applicable es la del mismo
articulo 25 (del Rtglaniento indicado, debinudose pronover, para acreditar la
edad en hlo casos on que so eneuenit ra el intere.sado en este expedient, Juan Gon
bailey y' (ionz.lezx, el expedite a perpetmlatu mienlorialni, y 1no, buscando esa ana-
login on otras disposicines legales, el sefiilado en el articulo 51 del Rieglamento
dictudo ipra la ejecucion d l lac I y del Regtistro Civil, que para easos semejantes
respecto i pensiones de veteranos, dispone el articulo XIV de la Ley do 3 de
O()tubre dtl 1923.
Itesuelvo declaar sin luiar el presentov recurso tdo almada establetido por
.Ilanu (loinzilex y GonzAlez eontra la sentencia del .luez de Primera Tnstancia del
('entro do esta capital, (lle no admiti6 para anreditar la edad on un expediente
de retiro maritinio. el procedimiento qule indica el articulo 51 del Reglamento
dlictado par Ia la ejeueioi dte la Iy el, Registro Civil; y, por consiguiente, con-
firmar dicha sentencia, today vez que el procedimiento adecnado para ese easo,
aplicfindolo por analogia. es el que sefiala el articulo 25 del Reglamento de la
Ley de 4 de Julio de 1927, sobre Retiro Maritimo, o sea el expediente a perpe-
tuam memnoriamr. Y comuniquese esta resoluci6n al Jucz de Primera Instaneia
del Centro de esta Capital, con devoluci6n del expediente elevado, para su noti-
ficaci6n a las parties y para que se ejecute.-J. C. Diaz, Director.
QUBJA CONTRA LOS JUECES.-E1 Colegio de Abogados de Santiago de
Cuba, en sesi6n de 23 de Enero de 1932, adopt el siguiente acuerdo:






ASUNTOB GENERALa B


"Que las facuttades atribuidas a los Colegios de Abogados en el n6mero 4
del articulo 330 de la Ley OrgAnica del Poder Judicial, de defender, como lo
juzguen convenient y cuando lo considered just, a los individuos del Colegio
perseguidos en el desempefio de su profesi6n; y en el nfimero 4 del arteculo 7
de los Estatutos. del Colegio de Abogados de Santiago de Cuba, aprobados por
la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo en 8 de Noviembre de 1927, el que
dispone, ademAs, que el Colegio deberi tambi6n adoptar, segin su prudent
arbitrio las medidas que estime convenient o necesarias en defense de sus aso-
ciados contra cualquier clase de actos injustos, de los que pudiera derivarse
perjuicio para la profesi6n; debe racional y legalmente entenderse en el sen-
tido de que esa defense de los colegiados no puede Ilegar al extreme die dilu-
cidar la justicia o injusticia intrinseca de los fallos o decisions de los Jueces
o Tribunales recaidos en pleitos en que el Abogado ha intervenido, para de ahi
decidir si el Letrado ha sido perseguido en el desempefio de su profesi6n, pues
tal cosa implicaria la supervision de los actos de aquellas autoridades, misi6n
que no tiene el Colegio de Abogadqs, dada su naturaleza y fines.
Que esa tutela o protecci6n del Abogado* perseguido en el desempefio de
su profesi6n se refiere a la que el colegiado necesite para realizar todos los actos
formales exteriores que exija el buen desempeiio de sus deberes profesionalce
y la franquicia que le corresponde para ejercer su profesi6n.
Que el Colegio de Abogados no puede sustituirse en la persona individual
del Letrado para ejercitar los recursos y derechos que a l1 le confieren las
leyes (ohrando por si o a nombre de sus clients) para recusar funcionarios
judiciales por raz6n de enemistad, u otra, para exigir a estos responsabilidad
civil o criminal, ni para promoter ante los correspondientes organismos judi-
ciales expedientes administrativos por causes imputables al funcionario judi-
cial; en primer lugar, porque los actos mencionados no le estAn encomendados
al Colegio de Abogados ni a su Junta de Gobierno; y en segundo, porque los
ilerechos concedidos por las Leyes de Enjuiciamiento Civil y Criminal y la
OrgAnica del Poder Judicial a los perjudicados por las decisions y fallos de
los Jueces no son delegables a esta Junta de Gobierno.
Que limitada la exposici6n del colegiado a relacionar una series de reso-
luIiones del Juez Municipal, las que critics acerbamente por su notoria injus-
ticia, es visto que la Junta de Gobierno no puede tomar en consideraci6n la
queja por no contener hecho alguno que la coloque en disposici6n de adoptar
ninguna de las medidas que los preceptos referidos en la Ley Organica y Es-
tatutos invocados, rectamente interpretados, le conceden."
PROPOSICIONES DE LEY.-En la CAmara de Representantes se pre-
sent6 una por la que se dispone que los empleados de hoteles, restaurants, ca-
fes, cabarets y similares tienen que ser cubanos por nacimiento o naturaliza-
ci6n o aereditar su ;esidencia scis meses anteriores a la fecha en que fueren
colocados y disfrutarAn un haber no menor de $20, y la infracci6n de esas dis-
posiciones se castiga con multa de $5 a $100, imponibles por los Juzgados Co-
rreccionales.
-En el Senado se present otra por la que se dispone que requisites han
de cumplirse por los duefios de casas al alquilarlas, y si no los eumplen y en
ellas se cometiere alguna infracci6n de la Ley de Explosivos, seran castigados
como autores de simple imprudencia o negligencia.
-Otra por la que se consider delito de usurpaci6n professional, el ejercicio
de profesiones sin titulo de la Universidad o debidamente revalidado, con pena
de 6 meses a 2 afios de arrestto; se declare illegal el ejercicio de la eartoman-
cia, adivinaci6n, magia, brujeria, astrologia, quiromancia, clarividencia, hipno-
tismo, marsmerismo y cualquiera otra aliado del charlatanismo, salvo los actos
de supercheria que se celebren en los espectAculos p6blicos para entretenimien-
to, y con pena igual se castigan esos actos.









REPERTORIO JUDICIAL
REVISTA MENSUAL FUNDADA BAJO LOS AUSPICIOS DEL COLEGIO
DE ABOGADOS DE LA HABANA
a NSCRIPrA COMO CORRESPONODNCIA DIE GUNDA CLASS EN LA OFICINA DE CORREOS DO LA HAMANA

Suscripci6n annual, $7.00 N(mero suelto $0.70 Anuncio on el Dirt. $2.00

AIO VIII. HABANA. MARZO DE 1932. NUM. 3.


MEDIDAS IMPROCEDENTES CONTRA LA REALIZACION
DE LA PRENDA
IIace ya bastante tiempo que en una brillante senteneia de la que fu6 po-
nente el competentisimo magistrado Dr. Manuel Martinez Escobar, declar6 la
Sala de lo Civil de esta Audiencia que "si bastara la interposici6n de una de-
manda para que no pueda hacerse efectiva la responsabilidad de la prenda y
hasta para arranearla del powder de sus legitimos tenedores, la garantia de los
hienes muebles y, especialmente, la de los valores al portador seria ilusoria;
y al faltar la confianza en la misma, que es la fuerza que le da vida, desapa-
receria el er6dito pignoraticio." Esta doctrine, elegant y s6lida, ha side cons-
tantemente mantenida por el Tribunal; pero, ello no obstante, todavia en los
'lltimos afios, mereed a solicitudes inis o menos hibilmente deducidas, se ha
obtenido el dep6sito de la prenda y la suspension de la subasta para su enaje-
naci6n, ora come diligencia preliminary promovida por terceros invocando el
articulo 496 de ]a Ley rituaria. era a instaneia del deudor que impugna la
validez del contrato, comno mi'dida precautoria que previene el abuso y ase-
gura a la vez el cumplimiento del fallo a dictar.
El primer supuesto ha side objeto de examen y resoluci6n por la Sala en
los ocasiones recayendo idWnticas sentencias, en la primer de las cuales, dic-
tada con el nfmero 1234 el dia 19 de Noviembre de 1929 y publicada en la
,pgina 493 del tome de 1930 de este REPERTORIO, pueden verse las conclusions
a que Ilega el Tribunal.
En relaci6n con el segundo ha de observarse ante todo que, generalmente,
no, se pide el dep6sito como simple media do aseguraci6n del fallo, sin dulda
por la certidumbre de su improcedencia, dadas la indole del derecho del acree-
dor prendario y la naturaleza del procedimiento privilegiado que la Ley le
concede. De ahi que, procurando soslayar la doctrine a que anteriormente nos
hemos referido, se haya buseado un punto de apoyo en las previsiones de los
articulos 1859 y 1870 del C6digo Civil, armonizindolos capriehosamente con
el 1426 de la Ley de trimites.
Pero, a mi juicio, tampoco es defendible en ese terreno la pretension,
per las razones que siguen.
La prohibici6n de usar las cosas dadas en prenda y la sanci6n del uso no
autorizado o del abuse no autorizable, conteflidas en los citados preceptos del
C6digo Civil, son consecuencia direct del principio segiin el cual el acreedor
s6lo las tiene en dep6sito, sin perjuieio de la acci6n que sobre ellas le da su
er6dito y cuyo ejercieio leva implicito el derecho esencial de venderlas para
hacerse pago, consagrado por el articulo 1858 del propio C6digo.






ASUNTOS OENERALES


De acuerdo con aquel principio, cuando el aereedor viola su dep6sito en
cualquiera de las dos forms apuntadae, se concede al deudor la facultad de
pedir que se le paite la prenda y se eategq a otra peraoma q, al recibirla,
contrae a su vez las obligaeiones del depoditario respeeto de ambos contratan-
tes, haci&ndose cargo de su guard y cuidado para sustraerla "durante el con-
trato" al riesgo sefialado, y restituirla en su dia a quien corresponda.
De esta rational inteligencia de la naturaleza de la prenda, tal como la
definen y regular lee articulos indieados en reaci6 con el 1866, el 189 y e
1871 del C6digo Civil, se derivan algunas afirmaciones que aelaran y explican
los derechos a ejercitar per el deudor, fijando sus limits naturales y su al-
cance juridico.
La primer de estas afirmaeiones es la de que el articulo 1870 no establece
una media de aseguraci6n o cautela de indole procesal, tendente a sujetar el
bien a las results de un juicio, si no un derecho sustantivo de protecci6n, in-
dependiente de todo procedimiento anterior o coetaneo, y creado, con absolute
separaci6n de las acciones de otra clase a utilizar por el deudor, inicamente para
los fines y dentro del campo peculiar y propio del eontrato, sin que pueda
extenderse mis allA de su t6rmino, ni impedir la enajenaci6n de la prenda por
incumplimiento de la obligaci6n garantizada. Demuestran la existencia inde-
pendiente de estas protecciones sustantivas diversos preceptos del misno cuerpo
legal, tales como los articulos 173 (dep6sito de valores mobiliarios de los hijos
sujetos a la patria potestad), 474, 491 y 494 (fianzas y garantias en determina-
das formas del usufructo), 1349 (aseguraci6n de dote) y otros, en que se esta-
blecen, conformaidolas y subordinAndolas especialmente al acto o contrato
donde se original, sin que sean nunca reelamables como resultado o para el
inicio de pleitos en que se diseuta ]a eficacia, la extension, o las consecuencias
del mismo.
La segunda afirmaci6n es la de que el dep6sito del articulo 1870 no preve
ni se anticipa al abuso, naciendo el derecho a pedirlo, no de la simple sospecha
o de la caprichosa aseveraci6n del deudor, sino de un acto cierto del acreedor
que, a juicio del Tribunal, integre aquel abuso o, por lo menos, patentice (y va
esto include una interpretaci6n extensive del texto) su indudable prop6sito
de cometerlo. Por lo tanto el dep6sito, que ha de ser media de proteeci6n a
un derecho vulnerado y no de agresi6n a otros derechos, precisa la declaraci6n
judicial, previa o conjunta, de haberse usado extra pacto o abusado contra ley
de la prenda, y no debe fundarse en la mera posibilidad de que los hechos
generadores de la solicitud puedan mas tarde estimarse, o no, constitutivos
e las causes en cuya realidad o segura inmineneia es que descansan la recla-
maci6n de la parte y la potestad del Juez. En corroboraci6n de lo dicho basta
recorder que cuando el legislator quiere franquear la adopci6n de precaucio-
nes per el simple temor de un heeho, sin esperar su acaecimiento, lo consign
expresamente, segfn lo hace en el articulo 1338 de Ia Ley rituaria, o concede
desde luego el derecho a exigirlas en el instant de surgir el vinculo contractual
o legal, como resultado de algunos de los preceptos del C6digo Civil anterior-
mente citados. Bueno sera advertir qun no obstaria a la declaraci6n de haberse
o no abusado de la prenda, la eircunstancia de fundarse en el propio abuso la
nulidad alegada en el pleito; porque bastaria entonces al litigante malieioso
afirmar la transgresi6n sin ofrecer element alguno de prueba y con total
ausencia de raz6n, para obtener el dep6sito, aprovechando el exeesivo temor a
prejuzgar aspects de fondo; y porque nada se opone a la previa estimaci6n de
los principios de demostraci6n y motives existentes en el moment de pedirlo,
al solo efecto de acceder el mismo o denegarlo, sin perjuicio de que, con mayor
amplitud de justificaciones y arguments, se resuelva en definitive lo contrario.
La tercera afirmaci6n es la de que el deposito s61o proecede enaado el
acreedor tiene las cosas en su poder. Y la ras6z es obvia. Si la prenda se on-
euentra per acuerdo de las parties en posesi6a de un tercero, nada importa lo







ASUNTOS GENERALES


que haga ni los contratos (lue en relaci6n con la misn a celebre el acreedor: en
primer lugar porque, o ellos serfn licitos, y entonces nunca se traducirin en la
efectiridad del uso o abuso, imposibles en la prAitica a menos de contarse con
la complicidad del depositario contra quien, si quebrantase el dep6sito, tienen
otras aeciones ambos eontratantes; y en segundo lugar porque result baldio,
initial y earente de objeto un dep6sito de seguridad que no aumenta ni dismi-
nuye la ya existence, ples tauto .si se dejan las Cosas en manos del mismo de-
positario, como si se entregan a otro, queda en libertad el aereedor de continuar
realizando negotiaciones vAlidas o nulas sobre si er('dito y las eosas pignoradas.
I'or eonlsiguiente, el dep6sito por alinso. ldecretado para los fines del juicio
declarativo estableeido o ainunciado, no responded a las previsiones del articulo
1870; y e l quel se eireunsleribe a sus trmiainos, no altera la sitiuacrinl tI los intere-
sados. Litego las solicitudes a que ine vengo refiriendo, en cuanto persigien
una imodificacidn stistancial de sun natiurleza, convirtiendo la proteeci6n sns-
tantiva y contractual lque autoriza el preeepto, en uina aseguraeiin procesal de
las osas para villneularlas, no ya fuera. sino contra la voluntad del legislator.
a unl pleito casi siemnpre interpuesto deslpus de aininciarse la subasta, no son
admiisibles, puesto que, al eabo. tanto vale paralizar ildefinidamienti la reali-
zavei6n de la prtmda, comio consenitirla en la apariencia lhaeindola intitil o im-
posiblle 1en la pritetica mediante su enlladenailientto a la trailitacion lenta e
inseguro termiiuo de un litigio; y cl misino o parevido perjuicio cause a la sus-
pension del r'emate, que la double aienniaza representada para los licitadores por
aquella sujeei6n y por el peligro dIe 11n fall qo (' no1 s sallie hasta done podra
aleanzarle.s. si a las consecuenelias del procediiiienito en qiue va a dictarse st,
sonmtit la prenda sin limitaei6n alguna.
Estableleidos eii Ihs parrafos Ipreviedett's la total iindpeiideniiia del pre-
eepto tdel C'digo Civil, nutevo v post'erior. reslipeto de los deI la 1ey Proe'Csal.
siendo evident lai iiapllicabilidad del articulo 1421i de la segunlla al easo por no
e'st;lrs' c' ll nii lo Ide los slplestos quei oi)itelip)la. I)poil, a l)pollelrs el pilllto
final a etsth.s nIotas. si no .se hubieral inttentuao e(n'titrar otra base a la iiimdida on
el argmi'iinlito Id ser diserecional o ilimlitada la fiacultlad judicial para sit adop-
ei6n.
En lo tocaiite i l articulo 187) dtlI ('adig o ('ivil. no cabe sostener que( la
alidiil potestad no esta conldicitllada ni tiell liiiites )precisos. debiendo usar.se
discreetionaliienliti: pues1 ('1omo demuestra Ila sinipl' lev'tira del texto legal, la
cotldiciotlan su.s opios ttrnilinos al sefialar el Iit'io easo i tion ('l piCede ejereerse
(\lso o abilso d(e la prendal la foroma e llque ha de lleva-rse it ca ho (el de t)sitot
y so limited natural en el tiemipo (lia ej(ewt'iian o el tiuiiplimieiiiito).
LIa afirnaiilsin de e.sa. atlqi iinsostenible. potestad discrecional se hla tornado
de la setntcinliia dietada por el Triluiil ta Suipeno espafiol en 9 dte lulio de
1910, hajo l nurot itn 97, sobre interpretatridn del articulo 1428 de la LeIy Pro-
cesal espaiiola (1426 de la nuestra). ii el iue sl eontfierein, al co)ntrario de lo
quie oeurrte a oil il del (Cdigo Civil. Ifatiltades disereeionales al Juez sin indi-
varle niedidas t'oneretas ni inedios de ejettitarlas; y precisainente inantiene aqu,-
lla senteclia, no la absolute libertad do aceordar el Juez que de su doctrine lha
querido deiducirse. sino la tesis op)uesta. al clonsignarI q(iue "si hien los Jue.es
y Tribunales pueden adoptar a instaniia del demaiidante las medidas que las
t'irciiunstania.s hivieren pre'isas para asegurar la efeetividad del fallo que re-
eaiga, tal faeultad del articulo 142S de la Lev de Enjiiiiciamiento Civil cst4.
subordintda a la singular iatitral'za de la cosa litigioa ya lat especial 'eyis-.
lacilo que la riy'g." Asi, pues, esta doctrine, lejos de Ilevarnos a entender la
potestad en el sentido de conceder o near libremenete kltieposito. nos trade a la
conclusion de que el powder de otorgarlo esti subordinado a la naturaleza sin-
gular de la-prenda y a su peculiar regulaci6n legislative, desconoeidas y vulne-
radas de ignal manera en esta filtima hip6tesis que en las anteriormente exa-







ASUNTOS GENERAL.E3


mititdas. cuando me priva, de efietteia en Ia prAetica a ia garantia constitulda
por el deudor, ahtora interem.ido en de.struirla.
('ohl to qite queda denostrailo. i at i opiiii6n, Ill manifiesta iiuprocedencia
tde tales niedidas, soliicitadas sill dervto. atl anmparo de una disposicion inapli-
vabic' o a Il solubra de till libre irbitrio *i wIicvia creado i Intt(rpt'etalti va i'lte ntIII





EJECUCION DE UN FALLO FIRME OMISO 0 DIMINUTO

Eliel ('jch Iieto (it'"I, su ttinl( lel(' pmd 1)1oira-e11 )l il5 ll .111 / 11t111 11.1 colt
el 0 de (1111.l jeclilllill dle st'iitelcvia dictalda iior cl1 Jlutvz dIvl l'rilll(r41 I stativl,
11 (flit, Oillilsa o) (iijmliItl. Diistilttls probllm1111 proves-alvs PIRcdt'ti ttlvseltalrse
4141 lives. I'llo tit, t'llos. es el siiif('S


.4p E'll t'i O ll j iv i I 111 vo'b l v l'1teil cohr d o 11111'. St. pi di .~ I'll el'tl I 'll r el ll' tdl la it sm
pnpt'iolt. tit etiti sianlla ('fe sc ciee e'1 1v11'g .Apc r lada ll 'llpt'iditiv sci 1 la- 'Z d's


del el~idtl.1 acompal~la ititieIp~t c uiisitit'' de l f ciut apar 4'ge la jt' i'Vc itt 4l dell-ts

(1.it l' v et' Ito. ttjttliP )1 11' Itt 5'g llhti v o IIv iona i1mra vrtx 1r 1ue't o maiba-
ral lF1:l ."l sit,, hienvs en perjlvio de ;its at.rroedon El .111M a(Tt'de a to s I1I liv'tlad si







[w'rotiliI'l vn e lo lipitto de Ill t1't1 ei dleo 41 nii t' Ilc dt'llr Iar'Atjtlillieltto ('isi







411 11 s'tiI' i'n' i ialgiii 1 tl '( Ip Id 110 P( t ti llo('II Il tl ( 'jl l sill pit'II d'eI I t S I ItI('It-


b'i Irti(ll 0 7:15 141 o c s~llC a o l'sl'M ta' I. estIT1 'c 4111. V i .11WZ. Nt lt lit11 tl I ll t Il-al' it
selltenIi a. 1' 11 eli' rtt it;1 1 11 IIll ('ill t'1v lit. 10ll 1411 4111 cra ll dcii 'l t I' 5os de tivtrev -
la elivsticn. dejandtlo sill 44e cto vI eill bargo. Ape 'lll' Ca a In wlliI't'llcia. eI Juez de~i s
Prillient (Il1)1slanci a re('l va lit (lvI inferior. 1wro sill que. vii ]os otisilci ~ llll leratillos IlihO













e Los (ratio. osietttll1o corntrttrio Italia icen qen te. Si )It'll 41 t IItll'l0d l istil. ioarccti('
)I(ensldeb a'te. Setide Iia rcll d eitt'rti Sll In dt'll('llivi. v 11i114(l)nt 41." Itt I tIz bde 1
de c~rc colos bnlle s para a vab( I o ordc~inr s t~llad ll ur l se l ln lcia de lal

vn derovirlo, opta'tll p n r Il bl se- 1ln\ IlrcPto.F1lp'i1c1da.pl'.11 CI
Los part idarios de l it prz tr mera havolil doclIsar Nil l. esis ell (('1110 baso a el nwr o







ASUNT'Y GUFNERALES


fallo omiso 0 diminuto. Confornip nt nrtivilo :3aM. (it' hin leyV die trAmitem, en
lans sntencins deben lineerse las deIelariat'ioies ( lito exiijnu his Jpretetlsionlis do-
duidn-Ns en e11 Ipltito por las pirtes y devidioiidn todos to.; puntos litigionso quo
hayaun sido 013je10 det debate, de tail modo title, emando eli ellas no M, euniplell
esos reqnisitos. se (in Iitgar ail reetirso d(i t, isneitin por infratcciin dot lty quo
antorizat el nIioro tercero del artivllo 1 690( do in Ley de Einttj iuiawiiento Civil,
(-onto ti 0110 dle'll'fld)o reiteradtllklte late ei 'r'i-iimmit 8uprcnio. Y, no Nolaniento
c(lihte este 'cvurso.. sillo que tallibitini pr4'd0o e Porregir disc iptillinariniicnteo &I
.1110/z (pw(icti 14 Itvo it eilt, pules (sto revv'i l' tie Sit Prte, de05tllidit y ltibindono
Y e'l coll iunlii'llI Ipr'.ilj0io p lant Ihis poi ites.
Si e'lii e iIo (lilt' lios otillpI, ]a Julrtt' (iisptlsitiva 0 fallo dit' I scvilt4l('iU.
dc'jil de rt-sol vel' stthre ilno de los pulitos del debate comno to fit- ci 4 lemargo
pr'v('11tiivt Imi'aIlt Ill sohi't' los hieull e ( cd 1(ll(or1 all (IIilie 1ste se op ioi 'llto S6io
It' I' or.ii di car il a t'l lor. plcs db i' l) Iedir cvitanllo tie estV c 1(11o tdiadlis
(1(10' 'iil 0 'j lt't' i 0 rai Ia ejolle'illi d(11 flllo, V'onl ci1 dqrc~ h o q iti 14' reeollcco c
ndivulo11( 362 tit, lit Leyt prioeesa 1. fii ol a ei'm0ll tit, a. fienitene il dcii I o del tioriii Ilto,
le'~ml. N.. .0 lit) lincerlo, deble sufril. ('.I S(Ao. Inls e~ollseelivicleilUN de sit e'llipable1
:bi niid (111. Tian i's 05 s, (il. qUcO isell l t 01101(i die 19 dtit .1111110 de' 1906, el 'I'i'ihinal
Sixpi'llo usm dee't'il'ado tqe In scitenviit &' soglmltda itistaiit'in. r'vot'atoi'ia de, lit
priiit'ir. illuilicitnllient ('colnfirmlia lit de0 (t't' vit tmaio ntjielo ilo 11111' Iibieluofo sido.
Ilintorlill de( 1.1 ilpelnelitlmjl, no etsttl comprendido en e) ('l wit es dH (icho prIommein-l(il
lijelit). Y Ill do( 9 tet'.11111(1o det 190S, (lilt' his l'csohiviolncs mini vez firint's, no
pii'tidel sol. lnfori'ads ell fornin inlgilia, io 1 piniciio 11(11' p illtI all jcefillati'iiiS.
('(1111 11t 1 t'l ''.'. vit WllmS. 1 (0 ti 0 1111 l(llte I(tIt Pd pritiso Y I vl'ro n(o n1mraovi'tc i i Vona-

1111 t' d (11oil Ia t l~i 1 ll'ccc s i ('ill c 'iSi. I i tts o 1.1111 (1 11 0 a sit t io con-

plelcs Si enI In vcollipll-eevi'cc~lCill dlhcB l t,, Ioni-tes exponerc lo que a sit der~cehlr con-

rTesolti\ver st itFl to(iis sit11; pretlmsiolles y Si 1llt p)'rilill c l a dtor (lt' (pw I el fltintl (do

iiItllos jtli, c ios t 'rotdoi' i sill et' o. t 1111 11v 1 tt u t'l i lt) 11llt'il sotl' t11' ( 'Sn l intl' In d


p 'l'otuii'sc p rlos. peeiiooos t dt lIi'tit'ii 141 de t'll~' his 1111 ic (l'pr didllnos poV~lt' s
rill. dct prolruist' 51. chOllI fttidni ay fl1'i' tlo' i't Uf'd)ore i(ntia l d N siP etdito, iICro esu bie-
n(',bl (illild. oi lii pit'l' t''(lr defilill Veteto en ('lip sentiiniait, s si Mlin por capricho



(11111 S-itl deldo liraitdol iluriiair lit vr~intd npeto,'11t1111( () liiartando esus mdit d~o.
grairmitiii (lilt, IV ot1rgal lit ley. Y Vat estn fortiml, Von ectit limitneiib n, debf, hitet~r-
pr Mi fl- Itr illos Ju s do arterduo 1416 tit('01 Loy (it- estiin qtllepueo tipojrsei
litomits i iistiib e qitativn, quo tenciahim titiindo ('Oel(lllo oio deudoreR a nornam
protec~rtornls de 811 hilellil fallial y al no ser 1 wrttirlmdos en In po s emio'n de mum' nl~ bie-
nes, emindlno lilt nereedotr deninsindo revecloso v impneiente, mostiene por enp~richo
(piet sit dendtor trata tie burlar\ sit cri'dito trieultmido1 o molbaratando sit,; hieines.
Ali opiniim e cstA (to aciterdo (-on m (lite estimain que puede dejarse $in
efecto 0 vinborgo e (n ]a sentencia iRun cuandlo m% condlenatoria, sienipre q cue,
neogldo por cl itledor hlnularsoe en los easos del articnlo 1398, no in prulbe el
acreedor y quo ol articulo 1416 no tiene nil nlit'aico absoluto, ide till modo quo,
94siemliiprc'', al condeflla, deha ei .Tnez. ratifionl' cI onimbargo.
Conmo un nmal trazado bosquejo hoeaors tratado de prosentar aigmnaos de los
aspects quo present uni problema procesis tain interesante. Esperanios quo
otros ompaiieros, con mayor ilustraei6n, den it onneer %i18 opiiiionesa quo nos
servirfin do orientapi6n hacia el clanino dcl acLierto, sefialando los errores en
quo hayaniaos incurrido.


DR. ALBERTO VILCHES GoNZuLz,







OU AVUNTOS GENERALS

OOIENTARIOS
En el ninmero de Febrero de 1931, hubimos de referirnos a ana sentencia
del Tribunal Supremo de Espaia, que resolvi6 que los espaiioles residents en
Cuba, que contraen matrimonio ante los Jueces Municipales como Encargados
del Registro Civil, en obediencia a las eyes naeionales de nuestra Repiblica,
realizan un acto nulo, porque deben contraerlo ante el C6nsul de Espafia, segfin
una ley de esta naci6n. Dicha senteneia se reprodujo en ese numero de Febre-
ro, en la secei6n de Miscelinea.
Anteriormente habia declarado lo mismo el Tribunal Supremo de Espaiia,
eontrayendose a un matriinonio efectuado en la Repiblica Argentina.
No sabemos si nuestra representaci6n diplomitica por propia inieiativa, a
si por sugesti6n de la Seeretaria de Estado, inici6 o no gestiones tendientes a
buscar solucion a un problesna que tanto afecta a la familiar eubana, ya que hay
numerosas cubanas casadas con espaFioles ante el Juez Municipal, que estin ane-
nazadas.de que su matrimonio sea declarado nulo por los Tribunales espai6les.
Pero si sabemos por el conduct del cable, que el Encargado de Negocios
de la Repfiblica Argentina "estA negociando, al parecer con 6xito, la anulaei6n
de tal disposici6n y la posibilidad de que sean vAlidos los matrimonios hayan
sido convalidados o no por los Oficiales consulares." Agrega el cable que "el
Ministerio de Estado espafiol encuentra just y 16gica tal demand y una ley
se dara en breve por virtud de la eual desapareTera dle la legislaei6n espafiola
tamafia anomalia."
'Oportuno habrai de resultar que nu.stra Cancilleria refueree la demand,
si es que dej6 tomar la delantera a la de la Repfihlica,Argentina.
El Diario de la Marina, en reciente editorial tittilado "Rectifieacidn
convenient y possible se ocupa del reajuste de sueldos del Poder Judicial, y
aunque lo estima initial, insisted en su punto de vista, expuesto antes de que la
rebaja se votase por el (ongreso. de que vista dehio ser gradual porque la del
25 por ciento para todos no se ajusta a la e'quidad.
A este respect dice: "No implica el mismo saerificio la merina del 25 por
100 de sueldo para el Presidente del Tribunal Supremo. que para el mais mo-
desto alguacil del miAs insignificant Juzgado. Para uno. represent privarse
de algunas cosas superfluas. a lo sumo prescindir de algo que no es esencial
para la vida, mientras que para el humilde subalterno los pesos que se restan
de su liaber seguramente se notan en su pobre mesa. agravan su penuria y qui-
zAs hagan pasar hanmbre en su hogar. Lo hecho a este respect. por el moment,
no tiene remedio. Pero la reiteradas lamentaciones iue se produce desde que
se promulg6 la Ley del reajuste del Poder Judicial, demuestran que lo require
y que debe aplicarse tan pronto como sea possible. El Ejecutivo acaba de en-
viar al Congreso el anteproyecto de presupuestos, y ficil seria aprovechar la
oportunidad de que van a votarse los gastos generales de la Naei6n, para recti-
ficar las reducciones sin alterar el resultado de las economics que con ellas so
buscaron y obtuvieron."
Y a rengl6n seguido, despu6s de various razonamientos sobre el particular,
agrega: "A nuestro juicio, la burocracia, en general, debe ser limitada a lo
indispensable, pero bien remunerada, especialmente y por lo que import a
todos los eiudadanos, la rama que comprende a la Administraci6n de Justicia.
Nada, pues, nos complaceria tanto como ver, no ya restableeidos los sueldos del
Poder Judicial, sino aumentados, y con expresarlo significamos que no quisi4-
ramos, pese a lo que proponemos atendiendo a razones morales, que ninguno de
sus miembros tuviese que padecer el menor quebranto en sus limitados esti-
pendios."'
En el anterior numero de esta revista huhimos de ocuparnos de esta im-
portante euesti6n.






ASUiTOTB 81NCRALU


4 La Orden Militar 465 de 1900, del G(obierno Interventor, modifio6 0
articuo 632 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal on el seatido de quo lon
abogados que no devuelvan la causa que se les entregne para conolusiomes,
dentro del t6rmino de cineo dias, o de la pr6rroga, que es de otros cineo dias,
incurrira en una multa de cineo pesos jor dia de demora. Algunos han dome-
rado la devoluei6n hasta un mes, y clayo eati, en este caso, come en los demAs,
han quedado incuraos en aquella multa.
Como en defect de pago no eabe nias que la via de apremio y &ta nunoa
da resultado. la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo, en el aflo de 1929,
se erey6 en el deber de diotar un Reglamento usando de las facultades que le
da la Ley OrgAnica del Poder Judicial y a virtud del mismo, ouando el Abogado
no paga la multa, se inicia expedient gubernativo y en 61 se auspende on el
ejercivio de la profesi6n al que incumpli6 el deber de abonar la multa on quo
incurri6.
La Audiencia de la liabann, a fines de 1931, dos aflos despuba de dietado
aquel Reglainento. visto el incumplimiento reiterado del deber de los abogados,
siguiendo el ejemplo de la Audiencia de Oriente, se vi6 en la necesidad de em.
pezar a cumplir dicho Reglamento y s, han iniciado infinidad de expedientea
y ya han side suspendidos numerosos abogados en el ejercicio de la profesi6n.
Y han comenzado los lamentos y las imputaciones. No so culpan los aboga-
dos de haber dado motive a la multa, por no haber devuelto la causa al trans-
currir los diez dias que se le concedieron para el trimite de conclusions; no
se eulpa a ]a Sala que lea impuso la multa, ni a la Audiencia que los suspendi6,
ni a la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo que dict6 el Reglamento, sino
a la Comisi6n de Jubilaciones y Pensiones, porque entienden que a ella se debe
ese estado de cosas, en su deseo de que los abogados paguen y engrosen el fondo
con las multas impuestas a los mismos, per su morosidad.
Y la Comisi6n no ha heeho la menor gesti6n para que se dietase el Regla-
mento, ni ha instado para que se cumpla. Y si las hubiese heeho, nada so lo
podria iniputar, porque el articulo 12 de la ley que cre6 la Comisi6n, le im-
pone, entre otros, el delbr de "plantear todas las reclamaeiones quo se esti-
men pertinentes en defense del Fondo de Jubilaciones y Pensiones, pudiendo
dirigirse directamente por condueto de su Presidente a todos los Centros admi-
nistrativos y judidiales."
OAN.
--- Im--

LIBEOS Y BEVISTAS

EL PLAN DEL PROPESOR SELIGMAN, El MUNICIPIO Y EL MOMENT CUBANO,
POR EIL DR. FRANCISCO CARRERA JOSTIZ.-ITabana, 1932.-Como su titulo lo
indica, este trabajo del Dr. Carrera Jtistiz tiene per objeto comentar dicho plan
y sacar consecuencias para remediar la grave crisis econ6mica que atraviesa
la Rep6blica.
ExPEDIC6N DEL VAPOR "DAUNTALSS".--Habana, 1932.-El Midristro Ple-
nipoteiiciario de Cuba en B6lgica, comandante del Ej6reito Libertador, soier
Luis Rodolfo Miranda, ha recogido en un folleto su relate, publiesdo en IE
Mwndo de esta capital, de ese episodio de nuedtra Guerra de Indepeudendia y
del que fuW protagonist por venir como Jefe de Deseambrco.
ESTADOS DE HABITANTES Y ELEsTORES, POR LA DIRCOI6N GENERAL DEL
CsNso.-Habana, 1932.-Mediante esta publicaci6n official que acabs de re-
partirse se sabe el n6mero de habitantes y el de electores de la Rep6blioa, per
barrios, municipios y provincial, con sus graficos y estados comparativos co-
rrespondientes segin arroja el Censo de 1931.
RamIA B DE iuao PrIvAno.-Madrid, Febrero.-He aqut el sumario:
I.-El Problema de la Tierra, por Carlos L. de Haro. IT.--4nT iesala del






ASUNTOS GENERALS


articulo 1083 del C6digo Civil, por Fernando G. Alcazar. III.-Jurispruden-
cia: del T. S., por J. Castin y F. Bonet. IV.-Revista de Revistas, por Juan
Ossorio. V.-Notas Bibliogrificas. VI.-Libros recibidos.
REVISTA JURIDICA, Caracas, Octubre-Diciembre.-Contiene:.Prelusi6n, por
Jose R. Mendoza; Acci6n de deslinde, por Ramiro A. Parra; Estudio sobre la
letra de cambio en el C6digo de Comercio venezolano, por C.Zekrales; Apunta-
ciones analiticas sobre el C6digo de Procedimiento civil, por R. Marcano; Bre-
ves monografias sobre temas de Derecho Internacional Privado, por C. Farre-
ra; La crisis econ6mica de Venezuela y sus remedies, por Jose R. Mendoza;
Al marge del sexo, por D. Mendoza; Existencia de la iesti6n prejudicial
civil a quese refiere el ordinal del articulo 227 del di de Enjuiciamiento
Criminal, por J. B. Alvarez; Bibliografias; y Jurisp ncia Nacional.
OTRAS REVISTAS EXTRANJERAS.-Hemos recibido: vistaa de Derecho y Le-
gislaci6n, Caracas, Diciembre; Los Tribunales, M6xico, Febrero; y Revista de
Direito Commercial, Rio Janeiro, Enero-Marzo.
REVISTA PENAL.-Santiago de Cuba, Febrero.-Ha comenzado a publicar-
se esta revista mensual bajo la direcci6n del Dr. Francisco Fernandez Plk,
Abogado Fiscal de aquella Audiencia y dedicada a asuntos penales en general
y con el siguiente program a desarrollar: la reform de nuestro regimen pu-
nitivo, mediante la abolici6n de la pena de muerte; creaci6n de Tribunales para
menores; sistema penitenciario progresivo; condena condicional; libertad pre-
paratoria y constituci6n de los Patronatos de reclusos y liberados.
REPERTORIO ELECTORAL.-Habana, Marzo.-El niimero contiene las leyes
electorales filtimas; las cuatro Instrucciones dictadas por el Tribunal Superior
Electoral en Febrero; siete Resoluciones de dicho Tribunal en recursos contra
convocatorias y sesiones de Comit6s Ejecutivos de Partidos Politicos; la secci6n
de Asuntos Varios y quince acuerdos de la Junta Central Electoral y diez del
Tribunal Superior Electoral. La suscripci6n annual es de $3 y la semestral $1.60.
Los suscriptores de REPERTORIO JUDICIAL 'eden recibirla por dos pesos al afio
escribiendo a 2 nimero 87, Vedado. //
OTRAS REVISTAS.-Hemos recibidn dBoletin Oficial de la Secretaria de
Comunicaciones, Diciembre; Revista d4; 4 Asociaci6n de Viajantes del Comer-
cio, Febrero; y Revista Je Medicina Legal de Cuba, Noviembre, de la Habana;
y Boletin de InformaciJn Agricola, Octubre, de Santa Clara.


MISCELANEA
FIANZAS.-En Gaceta extraordinaria de 23 de Enero de 1932, se ha
publicado la Ley del 22, de la cual interest a los Tribunales lo siguiente:
Capitulo XIV.-De las fianzas en Tesoreria.-Articulo I.-Las fianzas o
garantias que en asuntos judiciales o administrations, se presten o se depositen
en la Tesoreria General de la Repuiblica, o en todo Juzgado, Tribunal, Oficinas
o dependencias de eualquiera de los tres Poderes del Estado, de la Provincia,
del Municipio o del Distrito Central, y sin excepci6n, en cualquiera y en todo
caso en que deban prestarse, serin constituidas, necesaria e imprescindiblemente,
en valores del Estado cubano, o en moneda de curso legal, o en una o mIs p61i-
zas emitidas por una o mis compaiiias, legalmente organizadas y que tengan
expedidas a su favor autorizaci6n para realizar operaciones de afianzamientos,
sin que puedan aceptarse ni exigirse otras de distintas formas o naturaleza.
No obstante lo anteriormente dispuesto, los Tribunales de Justicia podrin
en los asuntos judiciales de que conozcan, aceptar la fianza personal o hipote-








ASUNTOS GENERALS


,caria conforme a la legislaci6n vigente, en aquellos casos en que asi lo resuel-
van expresamente. (*)
Art. II.-Las Compafiias de Seguros de todas classes, de afianzamiento, de
riesgos y accidents, y de garantias, a que se refiere el apartado primero de la
Orden Militar nfmero 181 de 27 de Septiembre de 1899, y las que se dediquen
a los seguros que se mencionan y establecen en la Ley de 12 de Junio de 1916,
promulgada en la edici6n de la Gaceta Oficial de la Repfiblica, correspondiente
al 16 del mismo mes y afio, y su Reglamento, autorizadas para realizar sus ope-
raciones, cualesquiera que sea la naturaleza o clase de ellas, la cuantia o ascen-
dencia de la garantia y la forma en que la prestaron en favor del Estado, y los
tramites que cumplieron para obtener la autorizaci6n, continuarin realizando
dichas operaciones sin que deban ni est6n obligadas a llenar nuevas exigencias
ni cumplir mis requisitos; pero a todas aquellas que en lo sucesivo, desde la
vigencia de esta ley, soliciten dicha autorizaci6n, se les podra otorgar, inica y
exclusivamente si constituyen, previamente, el dep6sito o garantia antes men-
cionado, con que van a responder del resultado de sus operaciones, precisamente
en moneda de curso legal o en valores del Estado Cubano, ajustindose para
constituirlos per cada clase de negocio, a la clasificaci6n y cantidades siguien-
tes: Compafiias de Seguros contra Incendios, $250,000.00; Compafiias de Segu-
ros contra Accidentes en el Trabajo, $250,000.00; Compaiiias de Riesgos y Acci-
dentes, $150,000.00; Compaiiias de Seguros sobre la Vida, $150,000.00; Com-
paniias de Seguros Maritimos, $150,000.00; Compafiias de Afianzamientos,
$150,000.00; Compafiias de Garantias, $150,000.00.
La autorizaci6n otorgada en favor de persona juridica para dedicarse a la
realizaci6n de una, de varias b de todas las operaciones propias de cualesquiera
de las diferentes Compafiias que anteriormente se mencionan, s6lo podri ser
cancelada, por resoluci6n de la Secretaria de Agricultura, Comercio y Trabajo,
publicada en la Gaceta Oficial de la Repfiblica, y mientras ello no ocurra estarA
en todo su vigor y las p6lizas que emita dicha entidad, o en su caso, sus causa-
habientes, surtirdn totalmente sus efectos legales, siendo obligatoria su acepta-
ci6n en los asuntos en que fueren presentadas, y la referida autorizaci6n y los
derechos que de la misma se driven, sin llenar tramites ni requisitos especiales,
podrAn ser vAlidamente objeto, en forma expresa o tAcita, de todos aquellos mis-
mos actos, convenios o contratos de que pueden serlo las demAs classes de dere-
chos, de igual o distinta naturaleza, que las disposiciones legales vigentes reco-
nocen, conservando toda su eficacia legal, sin que por los mencionados pactos,
convenios o contratos que se celebren, ni como consecuencia de ello, pueda en-
tenderse que se cancelan, restringen, limitan ni modifican la autorizaci6n alu-
dida, ni los derechos en cuesti6n.
Art. III.-Las Compafiias Nacionales que al comenzar a regir esta ley ten-
gan m6s de cuatro afios de organizadas, que comprendieren de manera express
y terminante entire sus fines u objeto social, precisamente, segun los Estatutos
redactados en la escritura de organizaci6n, dedicarse a realizar diversos actos,
negocios u operaciones, correspondientes, especial y privativamente a alguna, a
todas o a varias, de las distintas compafiias que se relacionan y especifican en
el articulo o apartado primero de 1, Orden Militar nfimero 181, de fecha 27 de
Septiembre de 1899, siempre que para la realizaci6n de una o mis classes de
'dichos actos, negocios, u operaciones, propias de cualesquiera de esas compa-
fiias, est6n autorizadas con anterioridad a la vigencia de la present ley, sin
necesidad de cumplir otras disposiciones o requisitos ni de llenar mas tramites
o formalidades establecidas o que se establezcan en lo sucesivo, quedan expresa-

(*) Nos parece que este pArrafo autoriza a los Jueces y Tribunales disponer que las
fianzas sean personales o hipotecarias, en cuyo caso no podra prestarse mediante p6lizas
de compafiias de fianzas. Cuando no exijan fianza personal o hipotecaria podra prestarse
ten las otras forms autorizadas.







ASUNTOS GENERALS


mente autorizadas para efectuar todos los mencionados actos, negocios u opera-
ciones consignadas en sus referidos estatutos y, aunque en 6stos no est6n com-
prendidas, para realizar tambien todas aquellas contenidas y reguladat por las
disposiciones de la Ley de 12 de Junio de 1916 promulgada en la edici6n de la
Gaceta Oficial de la Rep6bliea del dia 16 del mismo mes y afio y en su Regla-
mento, para lo cual no estin obligadas a constituir nueva garantia o dep6sito,
ni a modificar o ampliar el que tengan constituido para responder del resultado
de las operaciones que primeramente se le autorizaron, el que, desde luego, que-
dark tambi6n afecto a las responsabilidades de todas las nuevas operaeiones que
por esta ley se les autoriza.
Art. IV.-Toda compaiiia que en la actualidad tuviese constituida la ga-
rantia o dep6sito en favor del Estado en valores extranjeros, dentro de los
sesenta dias siguientes a la promulgaci6n de la present ley, deberan sustituirlo
por otros, consistent en moneda del curso legal o valores del Estado Cubano, y
si en el termino especificado no cumpliera esta disposici6n, sin mas trmnite,
quedara cancelada la autorizaci6n otorgada en su favor y en virtud de la cual
realize sus operaeiones en el territorio national, cesando la eficacia del dep6sito
o garantia de que se trata.
Art. V.-Sin perjuicio del impuesto de sells del Timbre y otros cuales-
quiera a que en la actualidad esten sujetas las p6lizas emitidas por las eompa-
flias a que se refiere este capitulo, los cuales quedan ratificados, cada una de
dichas p6lizas que en lo sucesivo se emitan, cualesquiera que sea su ascendencia
y el asunto en que se present, ademis, pagara un nuevo impuesto, que por la
present ley se crea y establece, destinado a los Fondos Generales de la Naci6n,
el que se dejara satisfecho, fijandole sellos del Timbre Nacional por valor de
un peso, sin cuyo requisite serh nula y sin ningin valor ni efecto.
Art. VI.-Quedan derogadas expresamente todas las leyes, reglamentos, de-
cretos y demas resoluciones o prescripeiones legales que, en todo o en parte, se
opongan al eumplimiento de las disposiciones del present Capitulo que comen-
zara a regir ovensta dias despubs de su publicaci6n en la Gaceta Ofioial. (*)
PLEAS ENTIRE BOXEADORES 0 LUCHADORES.-En la Gaceta de
12 de Febrero de 1932 se ha publicado la siguiente resoluci6n del Secretario de
Gobernaci6n que interest a los Jueces Correccionales y Municipales:
Por cuanto: La Comisi6n Nacional de Boxeo y Luchas, fue creada por
Decreto de esta Secretaria de fecha 13 de Diciembre de 1921, teniendo a su
cargo la supervision de los especticulos donde se efectien today clase de luchas
entire hombres, ya sean de boxeo, greco-romanas y otras de igual naturaleza,
disponiendose en el mismo que los Ayuntamientos no pueden conceder autori-
zaci6n pars espectaculos de la indole eitada sin que los empresarios aeompa-
fien eertificado de la Comisi6n Nacional de Boxeo, aceptando el program.
Por cuanto: El referido Organismo ha comunicado a este Centro que fre-
cuentemente tropieza con dificultades para haoer cumplir sis Reglamentos en
el interior de la Repiblica, donde a veces se celebran peleas y exhibiciones de
boxeo entire personas que no tienen carnets de boxeadores y en ocasiones me-
diante programs combinados a espalda del mismo.
S Per cuanto: La cooperaci6n eficaz por part de los seiiores Alealdes Muni-
eipales y de los Delegados Militares de esta Secretaria, donde estos existan, 0s
*haee necesaria para evitar la continuaci6n de tales hehos.
Por tanto: En uso de las faeultades de que estoy investido, resuelvo:
Primero: Recordar que tanto las peleas entire boxeadores o luchadores,
como las exhibiciones, inicamente pueden celebrarse cuando han sido aproba-
"da por la Comisi6n Nacional de Boxeo y Luchas, previa la presentaei6n opor-
tuna y en forma reglamentaria, de los correspondientes programs, pues de lo
(*) RegirL, por tanto, este Capitulo el dia 23.de Abril de 1932.







ASUNTOS GENERALS


ontrario se incurrira en la falta que prevy el inciso 1 del articulo 605 del
l6digo Penal.
Segundo: Que en las peleas sdlo pueden tomar parte boxeadores provis-
es por la Comisi6n de su carnet como tales, de acuerdo con el articulo 1' del
leglamento de la Comisi6n National de Boxeo y Luchas puesto en vigor por
,sta Secretaria el 15 de Julio de 1922, puies de lo eontrario puede incurrirse en
,I delito que seiala la Ley de 26 de Julio de 1878, o en la falta sefialada en e4
Lrticulo 607 del C6digo Penal en relaci6n con el articulo 47 de la Orden 213
le 1900, o en la falta prevista en el ineiso 1" del articulo 599 del C6digo Penal.
Tereero: Que en dichas peleas solamnente pueden actuar como Anuncia-
lohs. Cronometristas, Arbitros y ,Jucces. las personas hahilitadas para desem-
efiar esos cargos, a quienes la Comision Nacional de Boxeo haya expedido ear-
icts. Los infractores pueden incurrir en la falta que preve tambiiin el inciso 1I
lel articulo 599 del (Cdigo Penal.
(uarto: Que en los especticulos de esta clasc, cuando se cobra al pIblico
mualquier suma por concept de entrada, s6lo pueden aetuar como empresarios,
as personas o entidad&s provistas con carnets de promotores o las autorizadas
ior la Comisi6n para ofreeer exhibliciones.
Quinto: Que la ('omisi6n Nacional dIe Ioxco y Luehas design general-
nente en cada lugar donde se efectiian pleas, un l)elegado o representante, al
*ual debe prestarse today cooperaci6n para el dsemipeIio de su cargo y a ciyas
irdenes deben ponerse todos los agents de policia, pibhlica o privada, que
)resten servicios en el local del especticulo, conform al articulo 39 del Regla-
nento de la Comisi6n Nacional de Boxeo y Imjhas, aprohado por esta Secre-
aria en 15 de Agosto de 1925.
Sexto: Que solamente debe permitir.s la celebraci6n de pelcas o exhlibi-
'iones de boxeo y luichas, cuando el Delegado de la Comision o algin funcio.
ario de la misma informed que el program de que se trate ha sido autorizado
)or aquel Organismo.
Stptimo: Los Alcaldes Municipales y )'legados Militares de esta Secre-
aria. dehen informer al Presidente de la (omisi6n Nacional de Boxeo y Lu.
,has. cualquier anomalia que ohscrven cn los spectetculos de la clase indicada,
. fin de que ]a misma pueda conocer de ellas y acordar lo procedente, sin per-
iuniio de poner los liechos en conoeimiento del ,Juzgado competent, cuando loN
'stimen constitutivos de delito o falta.
Octavo: Publiquese en la Gacetfa Oficial, y remitase eopia a la Comisi6n
Vaeional de Boxeo y Luchas a sus efectos.
Noveno: El Subsecretario de este )Despacho queda encargado del cumpli-
niento de lo que en la present se dispone.
La Habana, Febrero 6 de 1932.-Octtvio Zubizarreta, Secretario de GlO
ernacion.
REGLAMENTO DE DERECHOS REALES.-Art. 115.-En la Gaceta de
17 de Febrero de 1932, se ha publicado la resoluci6n del Subsecretario de Ha-
tienda, que asi dice:
Por cuanto: Por el parrafo primero del articulo 115 del Reglamento para
a Administraci6n y Realizaci6n del Impuesto sobre Derechos Reales y Trans-
nisi6n de Bienes, se dispone que: "por ningfin motivo podrAn los interesados
liferir el pago del inmpuesto liquidado, ni ain a protest de reclamaci6n contra
a liquidaci6n practicada, sin perjuicio del derecho a la devoluci6n que pro,
,ediese."'
Por cuanto: Para la interpretaci6n del precepto anteriormente sefialado
la d. tenerse en cuenta que el art. 157 del propio Reglamento dispone: "qui
os acuerdos definitivos que dicten las Oficinas con arreglo a su:. r-snpctivas
itribuciones, en todo asunto cuyo plazo de apelaci6n no se halle especialmente
leterminado, causarin estado, sin que contra ellos se admit ulterior recurso






ASUNTOS GENERALS


administrative"; sefialando el t6rmino de quince dias respeeto a los de las Ofi-
cinas Liquidadoras y el articulo 166 prev6 que todo recurse de alzada "se esta-
blecerh ante quien corresponda, por conduct de la Oficina contra enyo acuer-
do se reclama, fijando la obligaci6n de informer lo que proceda y hacer constar
necesariamente el dia en que se notified el acuerdo apelado, el t6rmino conce-
dido para intentar su reform y la fecha con que se ha presentado la aIpea-
ei6n"; sin que en dichos articulos ni en ningun otro del Reglamento se esta-
blezea como requisito necesario para recurrir en alzada el ingresar en firme
el dep6sito de la liquidaci6n.
Por cuanto: Se hace necesario regular el contenido del articulo 115 del
Reglamento para la Administraci6n y Realizaci6n del Impuesto sobre Dere-
chos Reales y Transmisi6n de Bienes en cuanto a la admisi6n de las alzadas se
refiera, asi como inodificar el criterio hasta a-hora sustentado de exigir como
requisite para las reclamaciones en pripnera instancia el ingreso en firme de
la cuota liquidada, sustituy6ndolo por el previo ingreso a dep6sito para recla-
mar, ya que tal cambio no varia el aseguramiento del Estado, puesto que el
pago es efectivo. y sin embargo favorece a los contribuyentes al obtener devo-
luciones rapidas de cobros indebidos, lo que actualmente se dificulta por el
sistema establecido.
Por cuanto: Al establecerse este nuevo procedimiento de ingreso a dep6-
sito para reelamar de las liquidaciones del Impuesto sobre Derechos Reales y
Transmisi6n de Bienes, debe especificarse con claridad que esa Inedida s6Io debe
alcanzar cuando se trate de reclamaciones en primer instancia, ya que expre-
samente so determine por el articulo XXXI de la Ley de 4 de Julio de 1928,
modificada por la de 29 de Enero de 1931, que para admitirse el recurso con-
tra las resoluciones de los Jefes de SeeciOn y Director de Rentas Terrestres de
esta Secretaria se hace necesario el ingreso en fire de la cantidad objeto de
la reclamaei6n. y en euanto a la Superioridad se refiera se hace requisite in-
dispensable. para acudir en alzada de sus reclamaciones, en la forma dispuesta
en el articulo 155 de la Ley del Poder Ejecutivo, el ingreso en fire dado lo
dispuesto en el art. 4' de la Ley de lo Contencioso Administrativo de 13 de
Septiembre de 1888.
Por euanto: Esta Secretaria esta facultada por los articulos 128 y 129 del
Reglamento para la Administraei6n y Realizaei6n del Impuesto sobre Derechos
Reales y Transinision de Bienes para adoptar la media que se pretend.
Por tanto: en uso de las facultades que me estin conferidas, resnelvo:
Primero: Que la exigencia del previo ingreso para reclamar contra las
liquidaciones y resoluciones dictadas por los Administradores de Contribucio-
nes e Impuestos de las Zonas y Distritos Fiscales de la Repfiblica, se efectlie
~nediante dep6sito, que seri liquidado por la Oficina correspondiente una vez
que se diete la resoluci6n, es decir, devolviendose al interesado, o ingresan-
dose en fine la eantidad objeto de la reclamaci6n, segfin proceda y se dispon-
ga en cada caso, por el que resuelva.
Segundo: Que cuando se trate de recursos contra resolnciones dictadas por
los Jefes de Secci6n y Director de Rentas Terrestres de esta Secretaria, el inr
greso se realize necesariamente en firme para cumplir lo dispuesto en el ar-
ticulo XXXI de la Ley de 6 de Julio de 1928, modificado por la de 29 de
Enero de 1931.
Tercero: Que en todos los casos, al extenderse los recibos de dep6sito, se
expresarA que se expide al amparo de lo dispuesto en la present Circular y
sujetos a su disposicion.
Cuarto: Que se comunique la present a las Administraciones de Contri-
'buciones e Impnestos de las Zonas y Distritos Fiscales de la Repiublica, para
su cumplimiento, y publiquese en la Gaceta Oficial de la Rep6blica y Boletin
Wde la Secrctaria para general conocimiento.-P. A. del senior Secretario.-
R. R. Altunaga. Subsecretario de Hacienda.-Febrero 2 de 1932."






ASUNTOS GENERALS


LICENCIAS DE ARMAS.-En la Gaceta de 23 de Febroro de 1932 se ha
publicado el D. P. 224 que asi dice:
Haciendo uso de las facultades que me estin conferidas por la Constituci6n
y las Leyes, a propuesta del Seeretario de Gobernaci6n, resuelvo:
Adicionar al articulo 3' del Reglamento par a la conesi6n de Licencias de
Caza, Pesca y Uso de Armas, el pilrrafo siguiente:
"El Secretario de Gobernaci6n podrA, tambi6n, cuando lo demanden las
necesidades de orden pfiblico, revocar o dejar sin efecto las Licencias que haya
expedido de las classes Primera, Segunda y Octava."
Dado en la Ha.bana, Palacio de la Presideneia, a 17 de Febrero de 1932.-
Gerardo Machado, Presidente.-Octafio Zubizarreta, Secretario de Goherna-
ci6n.
AMNISTIA.-Falsedad en document piblico.-En la Gaceta de 25 de
Febrero de 1932 se ha publicado la siguiente ley del 23:
Articulo I.-Se concede amnistia a los funcionarios puiblicos y sus correos
por los delitos de falsedad en document pil)lico, cometidos en el ejercieio do
sus cargos, sin circunstancias agravantes, que hubieran sido realizados hasta el
dia 19 de Enero de 1932, y cuando en la sentencia se declare que los m6viles
del delito no fueron los del luero en su verdadero sentido. o que no se express
o se ignore el motive por el que el funeionario accedi5 a la ejecuci6n de los
hechos delictuosos y sicmpre que la responsabilidad civil consistiera en la res-
tituciSn de lo ocupado, o cuando no exist perjuicio material a persona deter-
minada, o waste se haya reparado o so repare en lo adelante y previamente a la
aplicaci6n de ]a amnistia. Asimismo comprender. esta gracia a los particula-
res que con el funcionario hnhieren sido condenados en la misma sentencia y
por los mismos hechos, con la misma o con distinta calificaei6n o imputabilidad.
Art. II.-Los Tribunales aplicartin de oficio o a instancia de parte los
beneficios de esta amnistia que regirit desde su publieaci6n en la Gaceta Oficial
de la Repfiblica.
INFRACCIONES DE LAS DISPOSICIONES SOBRE TRIBUTACION
DE LOS IMPUESTOS SUNTUARIOS.-En la Gaceeta de 27 de Febrero de
1932 se ha publicado el D. P. 242 por el que se modiffican las Secciones III y
IV del Reglamento de 13 de Febrero de 1931, promulgadas por el D. P. 224
de 1931, como consecuencia de la Ley de 29 d Encro de 1932 (*), del que
interest lo siguiente a los Jueces y Tribunales:
Primero: Aprobar la modificaci6n de las Secciones III y IV del Regla-
mento promulgado por el Decreto N? 224 de 13 de Febrero de 1931, relatives
a la cobranza del Impuesto sobre consumes suntuarios, cuyas secciones se enten-
derin redactadas asi:
Scccidn IV.-Infracciones y Penalidades.-Art. 10?-Los vendedores-re-
caudadores que ocultaren los documents necesarios para la comprobaci6n de
la liquidaci6n del impuesto o formularen declaraeiones falsas o se valieren de
cualquier otro medio para evadir el pago de este impuesto, seran castigados, la
primer vez, con una multa igual a Ia cantidad adeudada que impondri la
Administraci6n, y las infracciones succsivas serin castigadas con la misma pe-
nalidad en la via administrative y ademks se dari cuenta del caso a los Tribuna-
les ordinarios, considerandose la reincidencia como delito, para la aplicaci6n
de una multa no mayor de mil pesos o prisi6n no mayor de un afio, o ambas
penalidades a la vez, a juicio del Tribunal que conozca del caso. Los que auxi-
liasen al vendedor-recaudador en la realizaci6n de los hechos anteriormente de-
finidos y penados, incurrirLn en multa administrative de $150 a $250, e igual
pena se aplicara a los que obstaculicen o impidan la investigaci6n y fiscaliza,

(*) La Ley de 29 de Encro de 1932 puede verse en la pigina 28 de esta seeci6n,
afio 1932, ndmero de Febrero.






ASUNTOS GENERALS


ci6n del impuesto, sin perjuicio de las demis responsabilidades en que pudie-
ran incurrir en casos de delitos, cuyo conocimiento corresponde a la jurisdicei6n
ordinaria.
Art. 11--Cometeran el delito de estafa a que se refiere el articulo 558 del
C6digo Penal, los vendedores-recaudadores que habiendo pereibido de los con-
tribuyentes el imported del impuesto, no verifiquen el pago al Estado y den
lugar al inicio de la via de apremio; por consiguiente, cuando ocurriere este
caso, simultineamente con el inicio del expediente de apremio, el Administra-
dor de la Zona o Distrito Fiscal respective comunicara el hecho a.la autoridad
judicial correspondiente.
Segundo: Que las anteriores modificaciones sobre la form de cobranza.
del Impuesto empezarin a regir el dia 23 de Febrero de 1932.
El Secretario de Hacienda queda encargado del cumplimiento de este De-
creto y dictara cuantas disposiciones estime convenientes para su mejor apli-
caci6n.
Dado en el Palcgio de la Presidencia, en la Habana, a 20 de Febrero de
1932.-Gerardo Machado, Presidente.-Mario Ruiz Mesa, Secretario de Ha-
cienda.
FABRICACION Y VENTA DE TABACOS TORCIDOS, CIGARROS Y
PICADURA NO AMPARADOS POR MARC INDUSTRIAL.-En la Gaceta
de 3 de Marzo de 1932 se ha publicado el D. P. 268, el cual interest a los Jueees:
Priniero: Prorrogar el t4rmino seiialado en el articulo 3 del Decreto Pre-
sidencial N? 155 de 1932 (*), a seis meses contados desde el dia siguiente, inclu-
sive, al de la publicaci6n en la Gaceta Oficial de dicho Decreto N" 155 de 1932,
o sea el 6 de Febrero de 1932.
Segundo: Que durante dicho termino puedan los fabricantes de tabacos,
cigarros y picadura, continuar la elaboraci6n a que se dedicaban, pero debiendo
cumplir estrictamente las disposiciones vigentes relatives a impuestos y tribu
tos, debiendo las Administraciones de las Zonas Fiscales respectivas suminis-
trar a dichos fabricantes, ya anteriormente inseriptos en dichas oficinas a los
efectos de la tributaci6n y que justificaren haber solicitado debidamcnte el re-
gistro o inscripei6n de su marca de fabrica, los sellos necesarios para poner a
la venta sus products.
Tercero: Los sefiores Secretarios de Hacienda y de Agricultura, Comercio
y Trabajo, quedan encargados del cumplimiento de lo que por el present se
dispone.
Dado en el Palacio de la Presidencia, Habana, a 29 de Febrero de 1932.
-Gerardo Machado, Presidente.-Dr. E. Molinet, Secretario de Agricultura,
Comercio y Trabajo.
REGLAMENTO PARA EL CUMPLIMIENTO DE LA LEY DE 31 DE
DICIEMBRE DE 1930 SOBBE USO DE HARINA DE YUCA EN EL PAN.
-En la Gaceta de 4 de Marzo de 1932 se ha publicado el D. P. 275, del cual
interest a los Jueces Correccionales y Municipales los siguientes articulos:
A propuesta del Seeretario de Agricultura, Comereio y Trabajo, y en uso
de las facultades que me conceden los articulos III de la Ley de 31 de Di-
eiembre de 1930 y 68 de la Constituci6n, resulvo promulgar el signiente Re-
glamento:
Articulo 1-Por harina de yuca se entiende el product integro obtenido
de las raises de la yuea despues de lavadas, desprovistas de la epidermis o eu
ticula obscure, convertidas en polvo blanco e impalpable, con todo o part del
almid6n que contengan.

(*) El D. P. 155 de 1932 v6ase en la pigina 33, de esta secei6n, nfimero de Febrero.






ASUNTOS GENERALS


Art. 9-Para la debida fisealizaei6n del eumplimiento de f ILy de 31
de Dieiembre de 1990 (*), todo el pan que se elabore para eonanmo pibliee de
cualquiera de las species, conocidas por pan de agua, pan de mantcea, pan de
Viena, pan de leche y cualquier otro de fabricaci6n diaria y corriente, a base
de harina de trigo, debera tener un peso determinado, de aeuerdo eo las dis-
posiciones de este Reglamento.
Art. 10-Los industriales solamente podran fabricar las siguientes classes
de raciones, tomando como base la libra de 460 gramos que serA la unidad de
media: Pan de una libra, 460 gramos; Pan de media libra, 250 gramos; Pan
de un cuarto de libra, 115 gramos; Pan de un octavo de libra, 57.50 gramos.
Podran, sin embargo, confeccionar panes de mayor peso que el de una
libra.
Art. 13'-Los expendedores de pan al pfiblico seran solidariamente res-
ponsables con los industriales o fabricantes, por los fraudes en el peso del ar-
ticulo. Se exceptilan los empleados o dependientes del industrial o estableci-
miento que se dedican a llevar pan a domicilio, siempre que no tengan el carae-
ter de vendedores ambulantes con utilidad sobre el precio de la venta de la
mereancia.
Art. 149-A los efectos de la comprobaci6n del peso del pan, se tolerar.
la falta no mayor de 150 gramos en 10 libras (diez libras), cualquiera que sea
la especie que se tome para hacer la pesada, en peso, que nunca sera menor de
diez libras. Pero si por tres veces consecutivas se comprobara la falth de 150
gramos, el industrial incurrirA en responsabilidad.
Art. 15--Toda persona esta autorizada a denunciar a las autoridades, la
falta de peso del pan, sujetindose a lo que en este Reglamento se dispone acer-
ea de la forma que habrA de comprobarse el fraude.
Art. 16--La Secretaria de Agricultura, Comercio y Trabajo, es la compe-
tente para deelarar infractores a los industriales panaderos en .el articulo 1?
de la ley, y dar cuenta de las infracciones, debidamente informadas, a los res-
pectivos Jueces Correccionales, a los efectos de la imposici6n de la penalidad
tque corresponda, segun los easos. (**)
Art. 189-Los infractores de este Reglamento en cuanto a lo, dispuesto
sobre el peso del pan, quedaran incursos en las responsabilidades previstas en
el Capitulo 6?, Capitulo 13 del Libro 2 del C6digo Penal, que trata de las ma-
quinaciones para alterar el precio de las cosas; en las previstas en el Titulo 2,
del Libro 3, del mismo C6digo; y en las penas que para las mismas senala la
Orden 213 de 1900.
Art. 19--La Secretaria de Agricultura, Comercio y Trabajo, es la llama-
da a evacuar lhs consultas o aelarar las dudas que pudieran presentarse en el
cumplimiento de la Ley y del present Reglamento.
Art. 200-Este Reglamento empezara a regir el dia 1? de Abril pr6ximo
en cuanto al peso y sellado del pan, y en sus denis extremes el 10 de Julio
de 1932.
Art. 21.-Quedan derogadas en todo o en parte las disposiciones vigentes
que se opongan al cumplimiento del present. Reglamento.
Dado en el Palacio de la Presidencia, en la Habana, a los 29 dias del nes
de Febrero de 1932.-GOrardo Machado, Presidente.-Dr. E. Molinet, Secreta-
rio de Agricultura, Comereio y Trabajo.

(*) La Ley de 31 de Diciembre de 1930 vase en la pfgina 19 de esta seeei6n, alo
1931, nitnero de Enero.
(*) Este aticulo- da a eatender que al Juez s6lo eorreeponde aplicar la pena, sin que
se le permit apreeiar ]a eulpabilidad, pues dispone que el Seeretario del ramo. es quien
bars las eelaraei6n de infractor del industrial aeusado.






ASUNTOS GENERALS


REGLAMENTO PARA LA RECOLEOCION Y CONDUGCION uW LAS
ARENAS MARITIME, FLUVIALES Y DE YACIMIENTOS MINHErAL S.
-Llamamos la atenci6n de nuestros lectores sobre que en la Gaceta del dia 5 de
Marzo de 1932, se ha publicado dicho Reglamento.
COLEGIO DE ABOGADOS DE nAEIANAO.-La Sala de Gobierno del
Tribunal Supremo en 15 de Febrero iltimo aprob6 los Estatutos del nuevo
Colegio de Abogados de Marianao.
COMISION DE JUBILACIONES Y PENSIONS JUDICIAIES.-Du-
rante el mes de Febrero tuvo los siguientes ingresos: saldo anterior, $6,039.95;
por multas correccionales, $4,238; por descuentos, $4,943.53; por sobrantes,
$2,017.91; por fianzas, $512.48; por correcciones, $68.38; por accidentes del
trabajo, $199.64; por multas Registro Civil, $77.66; por devoluciones, $5.13.-
Total, 18,102.68.
Hizo los siguientes pagos: a jubilados y pensionistas, $10,448.01; sueldo
del Secretario, $100; material, $5.85; desocupados, $98.75.-Total, $11,470.04.
Suman los ingresos, $18,102.68. Suman los egresos, $11,470.04.-Superavit,
$7,450.07. Con este sobrante y lo recaudado hasta el 14 de Marzo por cuenta
de Febrero, se acord6 pagar en ese dia, dicho mes de Febrero, a los jubilados
y pensionistas el 62 por 100 de sus retires y pensions.
FALLECIMIENTOS.-Han fallecido:.la Sra. Amelia Maria de la Maza y
Artola, esposa del Lcdo. Gonzalo del Cristo, Juez Correccional de la Habana;
el Dr. Esteban Tome y Martinez, Abogado y Notario jubilado de esta capital;
el Dr. Lorenzo del Portillo y Plasencia, Abogado, Teniente Coronel Auditor
del Ej&reito y Vocal del Tribunal Superior de Guerra y Marina; el Dr. Joa-
quin Coello y Marruz, Abogado de esta capital, que fu6 muerto por cuestiones
political, en su propio bufete; y el Sr. Rail Forcade y Mora, Auxiliar de la
Fiscalia del Tribunal Supremo.
MOVIMIENTO JUDICIAL.-Despues de publicado el niimero anterior
de esta revista, ha habido el siguiente:
El President del Tribunal Supremo.-Dcsde los primeros dias de este
mes comenz6 a circular la noticia de que el Presidente del Tribunal Supremo,
Lcdo. Juan Guti6rrez y Quir6s se jubilaria. Despues se confirm la noticia al
saberse que habia presentado su solicitud y dirigido a la Sala de Gobierno un
Mensaje de despedida en el que expone las razones que le impulsaron a tomar
esa determinaci6n; que la Sala la dej6 sobre la mesa; que sus components
habian hecho gestiones privadas para que desistiese; que habia insistido; que
reunido el Pleno, ante el mismo, de viva voz expuso sus razones, recibiendo
en ese acto sus components una copia de aquel Mensaje; y per 1ltimo, que se
habia dado curso a su solicitud a la Secretaria de Justicia y que 6sta inconti-
nenti procedi6 a pedir al propio Tribunal Supremo el informed de ley previo
a la concesi6n de la jubilaci6n.
Tal noticia, como es de suponer, caus6 la natural sensaci6n dentro del
Poder Judicial y la ha producido en otros sectors al conocerse las declara-
ciones trascendentales que ha consignado en su Mensaje el Lcdo. Guti6rrez
Quir6s.
Expresa en primer termino, que su salud esti quebrantada y require la
dejaei6n por tiempo indefinido del trabajo continuado y obligatorio que de-
mandan los deberes oficiales; y despu6s que es su creencia que debido al es-
tado actual de los asuntos piiblicos esta imposibilitado de ser. itil desde su
puesto a la Administraci6n de Justicia dentro del program de mejoramiento
que se propuso al aceptar el cargo; consigna la complacencia con que ha com-
partido con sus compafieros de Tribunal los trabajos de la funei6n judicial y






ASUNTOS GENERALS


la pena natural con que se retire de la esfera de acci6n de un Poder del Estado
cuyos altos intereses han absorvido durante decadas, su actividad y anhelos.
Se contrae a la iniciada depuraci6n del personal judicial con el prop6-
sito de robustecer gradualmente el prestigio de la Administraci6n de Justi-
cia; recuerda el cfimulo de acucrdos tornados en el ejercicio de la funci6n re-
glanientaria y consultiva de la Sala; los trabajos realizados por 6sta para
dejar sentada la independencia de la funci6n judicial y el mantenimiento de
la autoridad de los jueces que parecia ignorada o desconocida y para que por
todos se asigne a la Administraci6n de Justicia la importancia, la indepen-
dencia y la dignidad de un Poder; y para inculcar a los funcionarios judi-
ciales que son soberanos en el ejercicio do su ministerio, que no dependent de
nadie y que la judicatura constitute el niicleo indispensable de una robusta
nacionalidad.
Recuerda que el Poder Legislativo y el Ejecutivo acompaiiaron al Poder
Judicial en su deseo de mantenimiento de la independencia de este, puesto
que el primcro someti6 a la Asamblea Constituyente la ampliaci6n del articulo
8: de la Constituci6n para que el Tribunal Supremo nombrase a los funcio-
narios judiciales, lo que aquella no aeept6; y que el Ejecutivo remiti6 un
proyecto de Ley en el propio sentido al Senado, y que este aprob6, estando
pendiente de aprobaci6n de la (ilnara de Representantes.
Agrega, que se deseaba enaltecer a la Administraci6n de Justicia y sin
embargo, el estado actual de cosas parece presentarla a los ojos de la Naci6n
como un organism debilitado o deprimido. Y a este respect recuerda heehos
oeurridos. entire otros. las distintas leyes votadas por el Congreso limitando
las funciones do los Tribunales y ampliando la de los Tribunales Militares.
Recuerda las distintas prevenciones heehas a los Jueces y Tribunales para
el nmejor cumplimiiento de sus deheres y analiza los resultados obtenidos y las
dificultades con que so ha tropezado en ese camino. y revela las gestiones
privadas que ha realizado para obtener el remedio para aquellas.
Y hace iienci6n, en el traiscurso de la relaci6n, de los hechos que moti-
varon los acuerdos de 2 dr Febrero; 6, 9 y 22 de Mayo, 3 de Junio y 21 de
1)iciembre de 1931, todos los cuales se han publicado en esta revista en su
oportunidad.
Tenemos que declarar que es impossible extractar el extenso Mensaje que
consta de diez y seis piginas, pero lo consignado es la sintesis del trascenden-
tal document que ha dirigido a la Sala de Gobierno, dice, porque es el
linico organism que puede recoger "una exposici6n como la present, a la
que quiza pudiera darse mailana la significaci6n y el valor no desdefiable de
un relato hist6rico, documentado y sereno. que deje sefialadas aunque no sea
mis que a grades rasgos y en un aspecto; algunas de las vicisitudes de la
Adlministraci6n de Justicia on uno de los moments de la historic de Cuba";
y terminal el Dr. (intierrez consignando que le queda la esperanza, apoyada
por sus votos. "de que'al amparo de la gesti6n de in Sala de Gobierno, hono-
rable y sabia. vuelvan a tener pronto nuestros Tribunales de Justicia dias
tranquilos. de jurisdicci6n plena, de funci6n expedita y de autoridad respe-
tada."
Ascenso.-Ha sido nombrado Juez de Instrucci6n de Col6n el Dr. Ramiro
Roncurrell y Alonso. Juez de Primera Instancia e Instrucci6n de Trinidad.
Figuraba en el escalaf6n de los de su categoria con el niimero 5. Ingres6 en
la carrera en 7 de Noviembre de 1919 como Juez Municipal de Santa Cruz del
Sur, pasando despues al de Palmira y ascendi6 al cargo que ahora desempe-
fiaba, en 6 de Octubre de 1925. Figurarof en la terna los Dres. Joaqufn Ba
rroso, Juez de Primera Instancia e Instrucci6n de Pedro Betancourt; el doctor
Enrique Rubio, Juez de Primera Instancia de Camagiiey, y el Dr. Rencurrell.






62 ASUNT06 QEaN .ALE8

Trasaadoe-Ha sido nombrado a peti~ter 1 F tbdlf 1wAp
Santa Clara, el Dr. Alberto C6rdova y de QOqeada, que deseafpibQ
cargo en la de Oriente. Figuraron en la terna, el Dr. Jes6is Rodriguei, M-
gistrado de la Audiencia de Camagiiey; el Dr. Norberto Mejfas, Magistrado de
la de Oriente, y el Dr. C6rdova.
Penhta.-Se aprob6 la permuta que de sus cargos aoordaron los doctors
Enrique Maza y P6rez y Jose Argote y ValdBs, Jueces Municipales suplen-
tes, de San Antonio de las Vegas y San Nicolis, respectivamente.
Juees Municipales.-Ha sido nombrado Juez Municipal de Francisco,
el Dr. Humberto Sorial.
-Ha sido nombrado Juez Municipal primer suplente de Manguito, el
Dr. Julio Sotolongo.
Sin efecto.-Se ha dejado sin efecto el nombramiento de Juez Municipal
primer suplente de Banao *hecho a favor del Sr. Isidoro Rios.
Radicaci6n.-Las Salas de lo Criminal de esta Audieneia, durante el aio
1931 radicaron las siguientes causas: Sala Primera, 3,091; Sala Segunda,
3,955, y Sala Tercera, 3,879.-Totales, 10,905.
Sentencias.-Durante el mes de Febrero dictaron las siguieutes senten-
cias las Salas de lo Criminal de esta Audiencia: Sala Primera. 57; Sala Se-
gunda, 57; y Sala Tercera, 63.-Totales, 177.
-En lo que va de afio hasta 29 de Febrero, dictaron: Sala Primera, 98;
Sala Segunda, 101, y Sala Tercera, 115.-Totales: 314.
-De los 63 sentencias que dict6 en Febrero la Sala Tercera, 43 fueron
condenatorias, 19 absolutorias y 1 mixta, resultando 56 acusados condenados
y 24 absueltos.
-Durante el mes de Febrero dict6 la Sala de lo Civil de esta Audiencia
123 sentencias, y hasta 29 de Febrero Ileva dictadas en el afio, 213.
Cauaas, expedientes, etc.-La Sala de fGobierno del Tribunal Supremo
declar6 sin lugar la petici6n del Fiscal de que se sobreseyera en el expi-
diente seguido al Juez Correeccional de Pinar del Rio, por los indicios que
arrojan los cargos que en 61 figuran.
-La propia Sala acord6 former otro expediente de separaci6n al mismo
Juez, por las acusaciones que se le han hecho de coheoho.
-La misma Sala separ6 de la carrera judicial al Juez Municipal de Ma-
druga, Dr. Carlos Gonzilez y JordAn.
-Para el dia 28 de este mes se sefial6 la vista de uno.de los expedientes
de separacion seguidos al Juez Correceional de Pinar del Rio.
-Se ha descubierto que un empteado del Juzgado Municipal de Guana-
baeoa se ha apropiado mis de $600, imported de la recaudaci6n del Registro
Civil.
-Se ha iniciado en el Juzgado de Instrucci6n de la Secci6n Tercera una
causa contra el Juez Municipal de la lHabana que preside la Junta Municipal
Electoral.
Lioencias.-Se ha coneedido una de tres meses al Lcdo. Temistocles Be-
taneourt, Magistrado del Tribunal Supremo.
Oposicione.--Han solicitado presentarse en las oposiciones de aspiran-
*tes a cargos de Jueees Munieipales de tereera clause 107 abogados.
Renmncias.-Han renunciado sus cargos los Sres. Jose Perez, Juez Muni-
cipal primer suplente de Santa Lucia; Jose Milands, Escribiente del Juzgado
de Primera Instancia e Instrucci6n de Bayamo; Salvador Rodriguez, Algua-
cil del Municipal de Antilla; Jos6 Canellas, Secretario del Municipal de Ya.
guaramas; y Jose Contreras, Juez Municipal primer suplente de Omaja.
NombramiM-to.-Ha sido nombrado Secretario del Juzgado de Instruc-
ci6n de Guantanamo, el Sr. Maximino Suarez.







ASUNTOS GENERALS


-Han sido nombrados Oficiales, los Sres. Vicente Guerra, del Juzgado
de Instrucci6n de Sancti Spiritus y Felix Alfonso, del Municipal de Palma
Soriano.
-Han sido nombrados Escribientes, los Sres. Juan Cinta. del Juzgado de
Primera Instancia e Instrucci6n de Bayanio; Pedro de la Torre, del Correcoio-
nal de la Secci6n Cuarta; Ana Maria Silveira, del de Primera Instancia del
Centro: y Luis PWrea, del de Primera Instancia de Bayarno.
-Han sido nombrados Alguaciles, los Sres. Jorge Alvarez, del Juzgado
de Primera Instancia e Instrucci6n de Bayamo; Jestis Rodriguez. del Muni-
cipal de Antilla, y Ruben Russinyol, del de Primera Instancia de Matanzas.

NOTICIAS VARIAS.-El Scnado aprob6 una ley sobre revilida de ti-
tulos extranjeros que estA siendo muy discutida entire los profesionales y la
prensa. En el Colegio de Abogados se ha presentado la siguiente moci6n:
"La Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de la Habana acuerda diri-
girse a ]a Cimara de Representantes de la Reptiblica, a fin de que estudie
con detenimiento el proyecto procedente del Senado de la Reptiblica, por el
que autoriza a los poseedores de titulos academieos expedidos por Universi-
dades extranjeras, sin la categoria universalmente reconocida como de prime-
ra a la Universidad de Ia Habana. a ejercer libremiente la profesi6n para que
les habilita los titulos que poseen, sin el examen de revalida, teniendo pre-
sente al diseutirlo. el privilegio que ello entrafia y el evidence perjuicio que a
numerosa elase de abogados irrogaria su aprobaci6n. Dirigirse a los demlis
Colegios de la Rcpilblica a fin de que si estinan just la protest que contra
la aprobaci6n de dicha ley inicinamos. so sirva mostrar su conformidad, ele-
vando sus particulares determinaciones a la C'inara de Representantes, y ha-
ciendole saber nuestra actitud a los demAs Colegios. Federaciones y Asocia-
ciones de profesionales. para si desean independientemente tomar alguna
acci6n en defense de los interests dlc ss fesions 1ofsion asociados."
-El Abogado y Representinte Dr. Jose Alberni, ha sido objeto de un
robo, en su domicilio, que se hace ascender a nis de $2,000.
-El Secretario de Justicia. seg6n se publie6 en Enero, anunci6 indultos
con nmotivo del 24 de Febrero, pero al llegar la feeha, entonces dijo que se
aplazaba la concesi6n de esa gracia para otra fecha patri6tica venidera.
-El Colegio de Abogados de Sancti Spiritus envi6 al de Santiago de
Cuba $100 para auxiliary a los damnificados por el terremoto.
-Los Ahogados I)es. Mario de Ostolaza y Marino i Lamar, y el Procurn-
dor Sr. Jos6 Corbo, han sido comprendidos en reciente ley de amnistia.
-El Abogado y Notario 1Dr. Oscar Miiioso, fuO asaltado por su propio
chauffeur y dos individuos mis y despojado de $5,000.
-El Abogado y Representante Dr. Pedro Martinez Fraga, en un acci-
dente automovilista, ha recibido graves lesiones.
-El Sr. Laureano FernAndez y Camacho, Secretario del Juzgado de
Primera Instancia e Instrucci6n de San Crist6hal. aspira dentro del Partido
Conservador, a la Alcaldia Municipal de dicho pueblo.
-Ha quedado en vigor en Espaiia el divorcio con disolucion del vinculo,
y segimn el cable, los bufetes de abogados estin conociendo de numerosas pe-
ticiones de divorcio.
-Se estA organizando el Colegio de Abogados de Guanabacoa, habi6n-
dose celebrado ya la primera reuni6n con esa finalidad.
-Segfin la prensa diaria seri sobreseido el expediente iniciado contra
e! Alcaide de la Circel de Santiago de Cuba, por los hechos a que nos referi-
mos en el niimero anterior.






ASUNTOSB GENERAL


-Los Dres. Evelio Tavio, Leonardo Selles, Oscar Ochotorena y Joe Gon-
zalez Fantony, se han asociado, segfn nos participan y han instalado Sa es-
tudio, en O'Reilly 49.
-El Abogado Dr. Mois4s Vieites pronunci6 una conferencia en la socie-
dad Amigos de la Cultura Francesa, que vers6 sob're "El adulterio como de-
lito en la legislaci6n cubana y en otras legislaciones".
-Se va a habilitar la cArcel de GuantAnamo para recibir los press trai-
dos de Santiago de Cuba que tienen pendiente el juicio oral de su causa.
-El Fiscal del Tribunal Supremo ha dirigido a los components del
Ministerio Fiscal una circular para que se persiga el desnudo pornogrifico,
de algunos grabados que se vienen publicando, y como algunos peri6dicos se
h.n alarmado, dicho funcionario ha dicho lo siguiente: "Mi inieiativa tiende
a evitar que la pornografia tome mayor vuelo y logre extenderse en propor-
ciones tales que despues se haga diffcil contenerla. Ella es tan s61o una es-
pecie de dique para los anuncios inaceptables por inmorales. Sin embargo,
yo no tendr6 culpa alguna si determinados fiscales, interpretando mal mi
punto de vista, se extralimitan en la aplicaci6n de la citada circular."
-La Audiencia de Santa Clara se ha dividido en tres secciones para la
celebraci6n de los juicios orales y vistas civiles.
-Ha sido recusado ante el Tribunal Superior Electoral el Presidente
de la Junta Municipal Electoral de Alacranes, que lo es el Juez Municipal de
dicha villa.
JURIBDICCION MIITAR.-Ley de Orden PNblico.-La Sala de lo Cri-
minal del Tribunal Supremo, por auto 46, de 10 de Febrero de 1932, resol-
viendo cuesti6n de competencia entire el Juzgado de Instrucci6n de Camaguiey
y la jurisdicci6n military, ha declarado lo siguiente:
Considerando: que el mero hecho de estar conociendo la Jurisdicci6n
Military de la causa nimero 54 de 1931, en la que se investiga la comisi6n de
los delitos de conspiraci6n para la rebeli6n y otros mas, en que estan compren-
didos miembros del Directorio Estudiantil de Camagiiey, y entire ellos el
acusado Luis Carrillo Barroso, no justifica que tambi4n deba conocer de los
delitos de atentado a agent de la autoridad y homicidio cometidos en la per-
sona de un soldado de la Guardia Rural de que aparece acusado el citado
Castillo, ocurridos con posterioridad al inicio de la referida causa y que in-
vestiga el Juzgado de Instrucci6n de Camagiey, pues este hecho, en atenoi6n
a la manera como aparece ejecutado y a la circunstancia de no ser military la
persona a quien se imputa debe conocer de el la jurisdicci6n ordinaria, sin
que pueda aceptarse el criterio de la military para sostener que a ella corres-
ponde su conocimiento, basada en que existe declarado el estado de guerra
en la provincial de Camagiey y rige la Ley de Orden P1blico, que a tenor de
sus preceptos contenidos en los articulos 23 y 28 la autoriza a conocer de
ellos, toda vez que .para estimarla competent seria preciso no s61o que se
hubiesen cometido los delitos de rebeli6n o sedici6n sinq ademAs que el acu-
sado fuese jefe principal de esa rebeli6n o sedici6n armada no military, lo que
no estA justificado.
Se declara que el Juzgado de Instrueci6n de Camagiey es el competent
para conocer de los hechos que se investigan en la causa que instruye radi-
cada al n6mero 1219 de 1931 por los delitos de atentado a agent de la auto-
ridad y homicidio de que aparece acusado Luis Castillo y Barroso.
COMPRAMOS NUMEROB SUELTOS.-Ndmeros del REPwromzo Jum-
IAL, correspondientes a Abril, Mayo, Junio, Julio, Agosto, Septiembre, Octu-
bre y Diciembre de 1928 y Enero de 1929, se compran en la libreria de lee
Sres. Rambla Bouza y Ca., Obispo y San Ignacio. Se pagan a peso. Tambi4n
c.olecciones de 1925 y 1928, a seis pesos.










REPERTORIO JUDICIAL
REVISTA MENSUAL FUNDADA BAJO LOS AUSPICIOS DEL COLEGIO
DE ABOGADOS DE LA HABANA
I NSCRIPTA COMO CORISPONDIENCIA OR WGUNDA CLASS EN LA OFICINA OD CORREOB OD LA HABANA

Suscripci6n annual, $7.00 NGm*ro suelto ... $0.70 Anunclo on *e Dirt. $2.00

ARlO VIII. HABANA, ABRIL DE 1932. NUM. 4.


UNA CONSULT OFICIOSA, NO PARTICULAR

Uno de nuestros mis j6venes abogados, el Dr. Francisco Llaca y Escoto,
dirigi6, hace tiempo, una exposici6i (*) a In Sala de (lobierno del Tribunal
Supremo, en la que sugeria la conveniencia de que, por medio de reglas, hi-
ciera ecsar la disrrepancia de criteria que. a su juicio, existed entire los Juccee
respect a los medios de prueba eficaces para acreditar la legislaci6n extran-
jera (que ha de ser aplicada en los casos en que se solicit la declaraci6n judi-
cial de herederos de quienes no sean ciudadanos de la Repdblica.
La Sala de Gobierno no tuvo a bien acceder al ruego del compafiero, por
estimar que el asunto no era propio de la funci6n gubernativa de la misma,
puesto que se halla sujeto a las normas de la ley o a las decisions de la juris-
prudencia. (**)
A riesgo de que se me aplique la frase caustica de un ilustre historikdor
modern, referente al Marques de Miraflores, el mls cortesano de los mis altos
consejeros politicos de la Reina Isabel Segunda, la abuela del iltimo monarca
espafiol, al que precedi6 en el destronamiento, de que era muy aficionado a
(*) La exposiei6n del Dr. Llaca y Escoto asi dice: "Habana, 21 de Abril do 1931.
-Sr. President del Tribunal Supremo, Sofior: Con motive de haber desempefiado du-
rante part de los meses de Marzo ltimo y Abril corriente, el cargo de Fiscal de Partido
8iplente de la Habana, he advertido el siguiente hecho que me permit poner en so co-
nocimiento por ai cree digno el asunto de someterlo a Is Sala de Gobierno de su Presi-
dencia. Es el siguiente: A virtud de haberae autorizado por la Ley de 31 de Mayo do
1928, "Gaceta" de 5 de Junio, que los Tribunales nacionales hagan la declaratoria do
herederos de los extranjeros, lon que aplicarin la ley national del fallecido; y habiendo
declarado la Sala de lo Civil dol Tribunal Supremo con reiteraci6n, que la legislaciin
extranjera es una cuesti6n de hecho que hay que probar en el asunto en que haya qua
aplicarla; result que hay una diversidad de criterios sobre el particular que pareee acon-
sejar so dicten reglas para aunar el procedimiento en los Juzgadoe, pues lo que es per-
mitido per unos, no lo es por otros. He observado lo siguiente en relaci6n con el "affi-
davit". En un asunto, un abogado que se dice es espafol, y graduado en una Universidad
de Espafla, y un abogado que tambi6n dice es espailol pero graduado on la UPiversidad
de la Habana, sin justificar su nacionalidad ni procedencie del titulo, han jurado que la
legislaci6n espanola on material de declaratoria do herederos es la que consignaron en so
escrito. Eete no fuW ratificado. En otro esunto se me dice que quien emiti6 el dictamen
fu. la Embajada Espafiola mediante oficio dirigido al Juzgado o certificaci6n entregada
al interesado. En otro se trajo el dietamen emitido por dos abogados del pals de origen.
Tengo tambi6n noticias de otras modalidades. SEs possible tener por aereditada la legis
laci6n extranjera de modo tan informal, sin solemnidad alguna, ni garantia de autentioi-
dad? iDebe en un Juzgado hacerse una cosa que no se admite en otrof Ello es perjudi-
cial al buen orden de la Administraci6n de Justicia. Ruego a Vd. disimule la moleotia
que pueda proporcionarle con esta exposici6n, habids cuenta el alto interns que la inspire.
-De Vd. respetuosamente, F. E. IUaca Escoto."
(**) V6ase el acuerdo de la Sala de Gobierno on la pigina 80 de Ia Secci6n de
Acuerdos, afio 1931.







ASUNTOS OENERALES


dar opinions que nadie le habia pedido; y expuesto, asimismo. a que el digno
hijo del Director de esta ilustrada revista piense, muy juiciosamente, por cierto,
que no le satisface la sustituci6n de la consult official y, por todos concepts.
autorizadisima del Estado Mayor General de la Magistratura cubana por la
oficiosa y modest de uno de nuestros muches abogadwos expondrf mis puntos
de vista acerca del particular, haci6ndome la ilusi6n engafiosa de que, merced
a un feliz retroceso en el curso de mi vida, soy uno de esos Jueces desacordes
que tiene pcndicn te de rcsoluci6n una declaratoria de herederos de un ciuda-
dano extranjero. (')
Debo hacer constar, ante todo, que, con el mayor respcto, di la antes
expresada denominaci6n military a la mas alta representaci6n del Poder Judi-
cial influenciado por el recuerdo de una ancdota enaltecedora atribuida a
uno de los hombres mnis prestigiosos que han pasado por cl Ministerio Fiscal.
muy exacta;. se'fin cl testimonio respetabilisimo de una persona queo ne nmerece
el Mayor credito. Siendo Fiscnl dc li Audiencia do Miatanzas el Dr. Andnis
de Orozvo y Arascoa. ftu llanl:ldo a su despachlo por el (oherntador Miliar
americano de la Provincin para tratarle de un asunto rolacionado con su car-
go, y contrariado por la mainra con que Il hablaba. l pIroegunto Ibruscamiente:
--4.Que c:tlesgria ticnce \Vd. cni el ejd('rito dt si pais' -- lat de Coronel. le res-
pondi6 el (obcrnador. Pues yo tengo nl de General en la Magistratura del
mio, dijo el senior Orozco. cortando con esa frase la eseabrosa conversaci6u.
Moses despucs. siondo ya Fiscal de la Audiencin de la Habana, hallifndose nta-
caddo d unn fuerte gripped, Ic comunic6 uno do sus suhordinados una instruc-
ci6n cnojosa del (Gobernador Militar dc la Isla. Incorporandose en la cana, Ie
contest: -Voy a ver inmedintamentc al General W'ood y dccirle quo 1o que
pretend no puede hacers.c aunque ime muern. Y a pesar de las prudentes
observaciones que se le hicieron, fu6, sc lo dijo... y se imurio. Ful unl gran
funcionario. Mcrecia nhabr vivido miis tiempo.
C('oil'ormne a Ins regielas dil 1)rehllo Ilttermicional Privindo, >in (quc se lbasa
cl Ilamiado estatuto personal, admitido en los articulos 9! y 10". parrnfo so-
gundo. del (6digo Civil, Ills succsiones Icgitimas y Ins testamentarias, asi rcs-
pec'to al ordeni de srtl'eder contoi a Ili cliantl t di los drecchos succsorios y ala;
validez intriiiseea de sus disposiciones, so regular por la Icy national de la
persona de cuya sucesi6n so trata. cualesquiera que scan la naturalexa de los
bicnes y el pais en que sc encucntrcn.
Al aniparo de esa disposici6n, sc hicieron por Jueces cubanos nuchas de-
claraciones de herederos. aplicando eyes extranjeras. Yo he hecho varies.
Una. en extremo complicada. de uni alemana, fu, acaso, el asunto que mais
prenciipaciones me liha prnducido en mi ya Ilarga carrera judicial. A la saaz6n
enitetidia que ci .el ticuilo 10" del (C'digo facultalia a nuesiros .iueces a regular
los dereclios slcesrios de los extlnrlnjeros por sii legislaci6)n inaional, porque
los d(i otros plisea s itilra euiiilir sis prolpils leycs con reluieijl a sits coIniul-
dliddalios, Io necesitain qtiue las ajelas los alitorictln.
La famosa sentencia del Tribunal Supremo nfinero 14, de 2 de Febrero
de 1918, estim6 err6nea esa praictica; acab6 con tales declaraciones de herede-
ros. Proclam6 resueltamente la incompetencia radical y absolute de los Jueces
nacionales para acordarlas, conform al articulo 45 de la Ley de Eitranjeria.
Aunque, anteriorimenit lae niumero 65, dc 14 de Diciembre de 1901, mantuviera
tn fallo en que el Juez so declar6 incompetent para hacer la declaraci6n de
herederos de un ciudadano ingls por falta de jurisdicci6n de los 'Iribunales
cubanos, no se consider por muchos abogados (yo, entire ellos) resuelto com-
pletamente el punto, por haberse limitado la expresada sentencia, en lo esen-

(*) Muy al coutrario de lo que supone el Ledo. Martinez Eccobar, el Dr. Llaca y
Escoto se felicita de haber provocado, con su gesti6n ante el Tribunal Supremo, el inte-
resante articulo que hoy con gusto publicamos.-N. del P.






ASUNT08 OBNERAALB


cial, a declarar quo la. resoluci6n reourrida no pudo infringir el artfoulo 10t
del C6digo Civil, invocado en el reourso. puesto que dioho artliulo "da reglaa
respect a la legislaoi6n que, en determinados casos, han de rogir en el terri-
torio national y los dereohos que asisten a los extranjeros, pero no contiene
precepto alguno relative a la competencia de los Tribunales que han de deci-
dir acerca de esoa derechos." Fu6 la sentencia de 1918 la que traz6 orienta-
icones definitivas on sentido contrario al quo hasta lntolncoe hnahi prildomai-
nado.
La vigencia de ans leyes extranjeras que hayan do ser apliandas por los
Jecces nacionales hay que acreditarln, cotmo una cuesti6n do hecho. en hia
actuaciones en que se interest su aplicaci6n, prucab que incumbe al que la
solicits. La jurisprudencia espafiola y la cubana han mantenido siempre esta
invariable doetrina. Los Jucces, oficialmnnte, no conocen otra legislaci6n que
la national de su pats.
Pero jcuril es la prueba adecunda parn producir csn justificaci6ny1 Ksta
Vs, procisainento, la Ionsultt intentada por el joven Dr. Linen, a cuyo recto
sentido juridico choca la diversidad de prActicas que. s atin dice, sc observa
on los distintos Juzgndos do la Repiblica.
Muchas, en efecto, so han aceptado. Lals que a unos parecon bueons A
otros los desagradan, El criteria qur ha inspirado a los Jucces dista tmucho do
ser unifornic. A competnteos y honorable abogados espafioles y americnnos
que aqut ejjrcen dignamnente su profesi6n, so les ha lievado cono testigos para
qtue deela'ren acercn de las Ieyes do sus respectivos passes. So alcra este fun-
damento: el punto es do heeho; luego sore cso hleho caben today ns ispru)hus,
y centre ellas In testifical. En apariencia result esc fundamento formidable.
pero en rnalidnd os dhbil, lan admiisibilidad de in prurha es indudable; nl dis-
cutible es su eficaein. tEs oficaz? No croo qlic conl testigos, por mils respeta-
bles que senl. se acredite uin particular do hooho de tanta importancia cofno
nl existencia y In subsistencia de unin Icy extranjern. qu( ha do ser dcitsivo
para la resoluciim de un ploito.
Meclos H'rl ptalih l, p)r id(litian ra611, cs el utiliziIr c(olII I Istlig s a1 ilo-
andos nacionales. Si no son cfiences los del pals d( qu11 proc(ed lia Iy extran-
j'irn, e(.i)mo) van n sert llo s (Id furc' (rI l mIistllo, aI11qIII(U'e n l '61 hinyi vivido y
ejcreidot Si nl Jione no sc Ic admitt'n sus opilnioiin propins por los estldioR.
qult haga de legislaciones fxtrafias. ce6mo va n aldmitir cnomo articulo de ff
las opinions particulars, formnada tambiiCn miinlianit el studio. de otros abo-
gados ante 61 presentndos coino testigosa
So ha Ilevado tamibitn comno prueha tn acta notarial otorgadan ei l pals
cxtranjero. on la que dos o tires nabogados del mismo expresna su criteria res-
pecto al particular. Son declarnciomns tef~irifiianls sinl jlirnllllOnto y sill r'pr(-
guntas, prestadna ante el Notario en nl propia nact. R Es mins ficaz nl decla-
raci6n do un testigo por el hecho de que se presto ante un Notario y no ante
el Jucz del pleito?
.Y si el Notario oxtranjcro da fe en iuna ('scritulra( de qiu so hiallan vi-
gentes en su patria leyes, euyo texto copia literalmentec No es esa. clerta-
inente, funci6n propia de los Notaries, pero si la escritura se present en nues-
tros Tribunales, segfin la jurisprudencia cubana (sentencias de 15 de Abril de
1913 y 7 de Mayo de 1927), como antes se indica, tiene a su favor la presun-
ci6n de legitimidad, o sea la de que el Notario, conforme a sus leyes propias,
a las que, finicamente, debe atenerse, estA facultado para el acto que realize.
A los que le niegan eficacia incumbe la demostraci6n de que las manifesta-
ciones del Notario carecen de valor legal.
En las declaraciones de herederos, sin embargo, come no existe una ver-
dera contenci6n entire parties, sin que a ello obste la intervenci6n del Minis-
terio Fiscal, limitada a velar por el cumplimiento de las leyes, el problema se






ASUNTOS GENIALES


complica. Seria muy aventurado fundar una declaraci6n de esa lase, que,
una vez fire, autorizaria al que la obtuvo a trasmitir inmediatamente a ter-
ceros el caudal hereditario, en un document que, conform a las regla gne-
rales del derecho que regulan la fuerza probatoria de la prueba documental,
se consider ineficaz, o, por lo menos, de muy dudosa eficacia. Confieso que
si yo fuera Juez, antes de lanzarme a ello, lo pensaria muy much. La presun-
ei6n de legitimidad (en juicios declarativos, a los que se refiere la doctrine),
no atajaria el impulse de mi conciencia. Exigiendo un aumento de justifiea-
ci6n no se lesions ningin derecho; en cambio, podria lesionarse deelarando
herederos a quienes tal vez no lo sean.
La mejor prueba, a mi juicio, consiste en una certifieaci6n expedida en la
nnai6n extranjera por un funcionario piblico capacitado para autorizarla, en
la que se inserted el texto literal de las leyes que se desee conocer, con expre-
si6n de que estAn vigentes. El texto es el hecho; la apreciaci6n juridica de ese
hecho corresponde al Juez nacioial. Ese funcionario puede ser el Ministro de
Justicia o uno de sus subordinados. La presunci6n de legalidad de ese docu-
mento, por su origen, no debe preocupar a ningin Juez. &De que mejor fuente
puede procedert
Hace muchos aiios, el Tribunal Supremo de Espafia, antes de decidirse a
dar o no su exeouatur a la ejecuci6n de una sentencia francesa, acord6 pedirr,
por la via diplomatic, al Ministro de Justicia de Francia, un informed acres del
criteria que predominaba en su naci6n respecto al cumplimiento de las ejecuto-
rias espaiiolas. Obtenido el informed, se le apreci6, pero... no se le acept6. El
Ministro afirm6 que en Francia no se cumplian las sentencias espafolas; el
Tribunal declar6 que eso ocurria antes, pero no entonces. Y aplicando una
reciprocidad de practices, de la que no estaba enterado el Ministro de Jus-
ticia frances, autoriz6 la ejecuci6n del fallo. Mis tarde, el Tribunal Supremo
de Cuba, en auto de 11 de Septiembre de 1906, declar6 que en Francia, nY
por la ley ni por la jurisprudencia, se da cumplimiento a las sentencias
extranjeras. Cito el caso porque otra resoluci6n cubana (auto del T. S. de
11 de Enero de 1900) declar6 que la alegaci6n de que en el pais extranjero
se cumplen las sentencias de Cuba es material de hecho que debe acreditar
el que solicit el ex-ecuatur.
El C6digo Notarial ofrece una soluei6n practice. En su articulo 122
permit a los extranjeros que otorguen documents ante Notario cubano y
acreditar su capacidad legal para el acto que realize por medio del C6nsul
General o del representante diplomatic de su pals.
El precepto se contrae exclusivamente al otorgamiento de las escrituras
piblicas, y no a las actuaciones judiciales, a las que, dada la naturaleza del
cuerpo legal de que form part, no podia, o, por lo menos, no debia regu-
lar, pero es lo cierto que otorga a los representantes diplomitieos y consula-
res extranjeros la facultad de certificar los textos legales vigentes en ens
respectivas naciones. Esto es lo que le da mayor importancia. Las certifica-
ciones de esos funcionarios, acerca de ese particular, son vilidas en el terri-
torio de la Repdblica; son eficaces; produce efectos legales.... Tienen ea-
pacidad para expedirlas, conformes a las leyes del pals en que estAn aeredi-
tados, aunque no la tengan con arreglo a las del suyo propio, cuya represen-
taci6n ostentan. Si 6stas se lo prohiben, claro es que se negarAn a darlas.
Seria lo sensible.
Hay que Ilegar, forzosamente, a esta conclusion. Si los aludidos funeio-
narios pueden legalmente autorizar diehas certificaciones, hay que conceder
a 6stas fuerza probatoria en lo que respects a la capacidad de aquellos para
susoribirlas, que es lo primero a que hay que tender al apreciarlas como ele-
mento de justificaci6n en juicio y fiera de 61. Bajo ese aspect, el de la uti-
lidad que proporciona a los interesados en la aplicaci6n de leyes extranjerai






ASUNTOS GENERALS


por los Tribunales cubanos, el precepto notarial es digno de alabanza. Solu-
ciona de moment dificultades a veces insuperables.
Ese criterio ha sido mantenido por la Audiencia de la Habana. Recuer-
do que, como prueba de una cxcepci6n de arraigo, se llev6 al pleito una certi-
ficaci6n de un representantc diplomitico o consular de dicha Repiblioa. El
Tribunal estudi6 muy detenidamente las disposiciones legales transoritas, y
apreciando su contenido de modo distinto al quo present el document, de-
sestim6 la excepci6n. Los hijos de Confucio, como todos los litigantes, siem-
pre ganan.... cuando tienen raz6n.
MIANUEt MARTNFN, EsconAn.


LA EXAGERACION DE UNA DOCTRINE ('

Aun cuando. en tesis general, puede decirse que no son los abogados en
ejercicio los mis llamados a critical los fallos de los Tribunales, labor esta
que compete mas bien al publicist o tratadista de cuestiones de derecho, hay
"asos, sin embargo, en que el anklisis o critica de una sentnecia que tiende a
".stablecer un derrotero en la jurisprudencia sobre determinada material y a
rear una doctrine legal, puede y debe hacerse per el abogado practicante
lo mismo que por el publicista. Pensando asi es que nos hemos decidido a,
dedicar este articulo al examcn do algunas sentencias del Supremo en las quo
este Tribunal ha consignado cual es su concept actual sobr cel llamado
"riesgo professional" en los casos de accidents del trabajo.
Amplio, mirs amplio de la cuenta a nuestro juicio, cs e ccriterio del Su-
premo en la material; cosa curiosa, a la verdad, en un Tribunal que mis bien
se ha distinguido por lo contrario, es decir, por su Itlndencia a interpreter Ins
leycs en sentido restrictive.
La primer sentencia en que el Supremio entra a considerar de Ileno esta
cuesti6n del riesgo professional, es in limty diseuitida de 12 de Noviembre (d
1925, discutida en el propio Tribunal, pues hubo diseordia en In Sala de li
Civil y voto p1articulhir de los M;igist rauks discordaninrs, y por li critical (**)
en la que fij6, por decirlo asi, el derrotero quo despues ha venido siguiendo
en la material.
El caso e eel de un obrero de unns canteras que t.onia como deber el aco-
modar al terminar Ins horns laborables, various tanqlues vacios en un cami6n
del patrono, para que los llevasen al pueblo y ser devueltos al dia siguiente
con agua para las necesidades del trabajo; y que, el dia del accident, una
vez que coloc6 los tanques en el cami6n mont6 en dicho vehiculo para tras-
ladarse al pueblo y ya en el camino sufri6 el aecidente al ser lanzado del
canii6n por uno de los tanques que so desprendi6 del lugar en que iba co-
locado.
El Supremo, en sala de discordia, declare el caso como de accident del
trabajo por estimar que "a tenor de lo dispuesto on el articulo IV de la Ley
de 12 de Junio de 1916, que conccptfia indemnizables los accidents ocurridos
a los obreros con motive y en el ejercicio de la profesi6n y trabajo que reali-
zan y dentro del amplio espiritu qne ha presidido on todas parties a la forma-
ci6n de las leyes de esta clause, es evident que quiso el legislador comprender
todos los accidents que sufran los obreros empleados, no s61o los acaecidos en
el lugar del trabajo, sino que tambi6n los que sohrevengan antes o despu6s,

(*) A prop6sito do lU sentenrinas del Trihunil Supremo de 2. de Septiembre de 1929
y 18 de Junio de 1930 en material do accidentes del trabajo.
(**) V6anse los comentarios quo a esta sentoncia dcdic6 en La Jurisprudecwia al Dia
el Dr. Mario Diaz Cruz.







ASUNTOS OGBNEALES


o en lugar distinto, siempre que est6n ligados de manera pr6xima con su
servicios, y hasta los que traigan su causa de hechos agregados, anexos o
derivados del trabajo que tengan per costumbre realizar y de los cuales puede
resultar alg6n beneficio al patrono."
No acertamos a comprender donde vi6 el Supremo o la mayorla) el
beneficio que se le derivaba al patrono del hecho de que el obrero, termi-
nada ya sus labores en la canter, en vez de irse a pie para el pueblo, lo
hiciese en el cami6n del patrono. El beneficio en todo caso era para el obrero
que se evitaba la fatiga de caminar; pero para el patrono, positivamente, no
se derivaba del hecho beneficio alguno, ni director ni indirecto, ni pr6ximo ni
remoto.
Estimamos mis just el criteria de la minoria que entendi6, que el caso
no puede admitirse como accident del trabajo porque el obrero "terminada
su labor y separado ya del lugar donde la realizaba qued6 fuera del Ambito
de protecci6n y responsabilidad del patrono"; "porque tenia libertad de elec-
ci6n en cuanto a vias y medios de regresar a su casa y escogi6 el cami6n Ani-
camente por su comodidad y beneficio"; porque "la costumbre de hacerlo,
a la par que otros compaiieros, y la tolerancia del patrono, no pueden dar al
hecho el caricter de acto neccsario", y porque "por lo tanto el accident no
provino de riesgo especifico, propio y peculiar de la industrial, sino del gen&-
rico comfin a todas las personas en igualdad de circunstancias."
Esta, la del voto particular de los Magistrados discordantes, es a nuestro
modesto juicio la sana doctrine. Todo accident que no provenga de un
riesgo especifico, propio y peculiar de la industrial en que el obrero se em-
plee y que por el contrario provenga de un riesgo comiin a todas las perso-
nas, no es tal accident del trabajo.
En el Supremo, sin embargo, ha prevalecido la doctrine sentada por la
mayoria; como lo demuestra la sentencia de 25 de Septiembre de 1929, mis
explicit todavia lque la Interior y dietada on el caso de un obrero que al
dirigirse a su trabajo fu6 muierto por un cami6n que .hubo de alcanzarlo.
Declara el Supremo que "el heeio de dirigirse el obrero a su trabajo es un
acto ligado a slu actividad como tal obrero y qule hay que comprender dentro
de las actividades del triibajo", porque "desde el moment en que el obrero
se poi en movimiento para ir a su trabajo, sustraido como se encuentra a
lodo otko empefio que no sea el de emprender su acostumbrada labor, puede
decirse que se pone al servicio del patron ejecutando algo que, si no es pro-
piamente el 1ra1ajo. tiene sin duda lugar con occasion del m1ism1o."
No podemos star conforms con estas declaraciones, en las que se exa-
gera la doctrine hasta el extreme de declarar como riesgo indemnizable, a
lenor de la Ley de Accidentes del Trabajo, todos aquellos en que incurre un
ob1rero desde el inlstante en que pone un pie fuera del dintel de su casa para
dlirigirse a su trabajo, hasta que regresa terminadas sus labores.
1,Los riesgos que core un obrero al transitar por una calle de la ciudad
para ir a su trabajo o para regresar a su hogar, o al viajar en un tranvia u
otro vehiculo pfiblico, son acaso distintos o mayores, que los que corre cual-
Iuiera otra persona que transit por las ealles o monte en uno de esos vehicu-
los? &Es que el hecho de ser obrero. Ileva implicito de por si un grado de in-
defensi6n, contra los diversos accidents que pueden sobrevenirle a todo
aquel que sale a la calle, menor que el de los demas mortales?
Un poco mis y se Ilegari a declarar quc hay riesgo professional en todos
los actos de la vida de un obrero, pues si basta que haya una relaci6n cual-
quiera, por remote que esta sea, entire el trabajo a que se dedica el obrero
y el acto que ejecutaba al ocurrir cl accident para que exist el accident del
trabajo. positivamente cualquier funci6n que ejecute el obrero, inclusive las








ooasi6n de su trabajo, porque no hay ninguna que no pueda relacionarn mia
o menos direotamente con su labor habitual. Para trabajar, volviendo a nues-
tro ejemplo, hay que dormir y hay que comer, pues el obrero que no ooma o
no duerma o lo haga deficientemente, no puede rendir una labor satisfac-
toria a su patrono. Por lo tanto, hay que convenir en que todo obrero al
comer o al dormir, esta ejecutando un acto del que se deriva a sn patrono un
beneficio o utilidad; y si mientras come o duerme le ocurre un accident, se
puede sostener con la 16gica de la sentencia que comentamos que se trata de
un acidente del trabajo.
Y este ejemplo que hemos puesto nos trae como de la mano a ocuparnos
de la mis extraordinaria de las sentencias dictadas hasta ahora por el Su-
premo en la material, a saber: la N? 112 de 18 de Junio de 1930, en la que
se declare accident del trabajo la muerte de un obrero ocurrida mientras
dormia.
Se trata del caso de un obrero que se acost6 a dormir debajo de un carro
de ferrocarril y fue muerto al poner el carro en movimiento. El Supremo de-
clara que el aecidente ocurri6 "con ocasi6n de las labores habituales del obrero",
hacienda al efecto el siguiente razonamiento:
"DeclarAndose por la Sala sentenciadora que el obrero muri6 a la hora
en que se realizaba la faena a que estaba adscripto, en el lugar destinado a la
misma y hallandose dormido debajo de un carro de ferrocarril donde descan-
saba en espera de que llegase el empleado necesario para realizar la operaci6n,
hecho ese corriente entire los obreros de su indole, es incuestionable que por el
sitio, el moment y la situaci6n, se hallaba el obrero en su labor y con ocasi6n
de esta oeurri6 la muerte."
Esta senteneia no resisted la mis ligera critical.
SC6mo puede decirse que un obrero que estaba durmiendo, y descansando
se hallaba en su labor y con ocasi6n de 6sta encontr6 la inuerte? .Es que la
circunstancia de que el obrero muriera "a la hora en que se realizaba (no por
el, puesto que estaba durmiendo, sino por otros) las labores a. que estaba ads-
vripto y en el lugar destinado a la misma", puede convertir el caso en accident
ocurrido con ocasidn del trabajo encomendado a la victim? Qud labor era la
que estaba desempefiando este obrero, si como hemos visto estaba durmiendo y
descansando? ~Es que una persona dormida es susceptible de ejecutar labor
alruna? Parece ser que si. puesto que la sentencia lo dice; pero en realidad
hubi6ramos tenido por loco al que nos hubiera hecho esta afirmaci6n antes de
conocer este fallo. (*)
Forzoso es convenir que el Supremo ha ido demasiado lejos en esta su sen-
tencia de 18 de Junio de 1930. Es cierto que ha sido consecuente con la doc-
trina establecida en la de 25 de Septiembre de 1929, pero ha exagerado tantb
la doctrine, que ha llegado al absurdo de decir que ese obrero, que estaba dor-
nido, se hallaba desempefiando sus labores y encontr6 la muerte con ocasi6n
del desempefio de sus funciones.
El precisar si un accident sufrido por un obrero lo ha sido con ocasi6n del
trabajo que desempefia es dificil, ciertamente, por los factors diversos que
concurren en cada caso y que hay que entrar a considerar; pero si el juzgador
se limit a buscar la relaci6n de causa a efecto y a apreciar tan solo las cir-

(*) No se nos oculta que hay easos en que, no obstante eatar durmienr n el Isegu-
rado al ocurrir el accident, tenga derecho a la indemnizaci6n. Tal un marincro que se
lesinn6 o perece en un naufragio ocurrido mientras dormia. Pero ello es porjli en este
easo el riesgo professional se extiende a todos los actors de la vida desemperiar sits labores en el buque a que pertenece no puede dejar de estar embarcado
a su bordo y sujeto en todo moment a los riesgos consiguientes a la navegnci6n. Por lo
tanto si encoentra la muerte o se lesiona en un accident ocurrido a su barco Cs inc'les-
tionable que ello le ha ocurrido "con oeasi6n" de su labor de marinero del buque sinies-
trado. Pero esto no guard analogia con el caso de la sentencia.






ABUNTO8 GENERALIB


cunstancias que de manera mas o menos direeta han podido contribuir al su-
ceso, y desechando las circunstancias remotas es lo mas probable que diote un
fallo just; mientras que si por el oontrario prescinde de la relaci6n de causa-
lidad, o va a buscar 6sta en las posibilidades mis remotas, es casi segura que
falle arbitrariamente.
En conclusion, estimamos que el Supremo en estas senteneias que hemos co-
mentado y especialmente en las de 25 de Septiembre de 1929 y 18 de Junio de
1930, ha llevado a limits no sofiados por los tratadistas la doctrine del riesgo
professional; y siendo de desearse una rectificaci6n de la doctrine en aentido
mis restrictive y su acomodaci6n al criteria, bastante amplio per demas, sus-
tentado en el voto particular de la senteneia de 12 de Noviembre de 1925.
CARLos M. VmaxNA.


MODO DE OBTENER LAS IMPRESIONES
DACTILOSCOPICAS (*)
El C6digo Notarial, en el iltimo pArrafo del articulo 112, consigns:
"En los cases en que el compareciente no sepa o no pueda firmar, deberi,
ademis, imprimir dactilogrificamente en ell fltimo pliego a contitluaci6n de
lo escrito los 10 dedos de sus manos o los que tuviera, lo que se hark constar en
el documento"
Al estipular los requisites que debe reunir el Certificado notarial de iden-
tidad, en el articulo 132, inciso (I), dice:
"Ostentar a un lado y otro de la firm del identificado las impresiones
daetilogrificas de sus 10 dedos o los que tenga."
En ambos eases, como vemos, se habla gen6ricamente de impresiones dac-
tilogrificas, sin hacer alusi6n alguna acerea de la forma en que deben ser obte-
nidas. Debemos, pues, decir algo sobre este punto que es fundamental.
Los dactiloscopistas diferencian dos classes de impresiones, las volteadas,
asi denominadas porque ofrecen el dibujo papilar de toda la yema del dedo, el
cual se imprime volteando el dedo de un borde a otro, y las plans, asi llama-
das porque se toman por la simple aposici6n de los dedos, o sea, por la mera
aplicaci6n de los dedos entintados sobre el document, come si los dedos exten-
didos se apoyaran sobre B1.
La primer, o sea, la impresi6n digital volteada, es mas amplia, mis ele-
gante, brinda today la filigrana papilar a la observaci6n del perito, cuando la
estudia, clasifica o coteja; pero es mas dificil de lograr per requerir cierta
practice en la persona que la toma.
La segunda, o sea, la impresi6n digital plan, es mAs reducida, mis mo-
desta, s6lo ofrece la parte noble del dibujo digital; pero es mas fceil de
obtener per solo necesitar un poeo de cuidado por parte del operator.
La impresi6n volteada es ftil porque recoge los detalles del esquema pa-
pilar en toda su extension; pero como exige la impresi6n aislada de los dedos,
puede sueeder que, por deseuido del operator o habilidad del identificado, se
altered el orden de los mismos y rest facilidad a la identificaci6n. En cambio,
la impresi6n plan muestra los dedos por su orden anat6mico y descarta toda
posibilidad de error, por cuyo motive se utiliza rutinariamente como control.
Se colige, por lo tanto, que la impresidn digital plan es la impresi6n ideal
para los Notarie.

(*) Este trabajo fu6 escrito a nuestra instaneia por el Dr. Catellanon paa quo
figurase en nuestro libro Legislaci Notoaril d Coba, y no parece tan interested que lo
reprodncimos en esta revista.-N. del D






ASUNlITO GENERA.iS


Despuds de estas breves censideraciones, indeclinables para la certera eon-
cepci6n del asunto, diremos que, para obtener buenas impresiones digitales, se
require el siguiente material:
Un rodillo pars batir la tints y aplicarla sobre la yema del dedo.
Un mirmol, cristal grueso o planeba metilica, lisa, pulimentada y limpia,
no mentor de einco pulgadas cuadradas, para extender y batir la tinta sobre
ella, con el mismo rodillo que se utiliza para entintar los dedos.
Un tubo de tints dactilografica o, en su defect, un tubo de tints tipogri-
fica, negra, mate y que seque pronto.
La tinta de gomigrafo, la que se emplea en las almohadillas de los sellos
de goma, es an6mioa, fugas y no resisted la acci6n del tiempo en las escrituras,
ni actas matrices. Se mantiene mis cuanto mejor sea; pero desaparece al fin.
Debiera estar prohibido su empleo en daitilograffa legal. La firm anat6miea
del analfabeto, que otra cosa no es su impresi6n digital, como la del ineapaci-
tado para firmar, debe tener id~ntiea perdurabilidad que la tinta empleada en
la eonfecci6n del document.
Una vez puesto el material sobre la mesa, el proceder meeanico seria el
siguiente:
1P Echar sobre el cristal o plancha la cantidad suficiente de tints para
lee pulpejos de una persona, para los euales basta el volume de un hbieharo.
20 Se extiende y bate uniformemente con el rodillo. teniendo la precau-
ci6n de dejar una part de la plancha sin entintar, a fin de que, en easo que se
observe exceso de tints, pueda extenderse en ella la tinta sobrante.
3? DespuBs de haberse seeado bien las manos el identificando, pues la
excesiva sudoraci6n de los tr6picos dificulta a veces el entintamiento uniform
de los dedos, se aplica la tints eon una presi6n moderada, comenzando por la
inano derecha. 861o debe entintarse la cara palmar de la iltima falange, no
siendo precise sobrepasar el sureo de flexi6n o pliegue articular del dedo. Una
vex entintados los cuatro dedos (indice, medio, anular y mefiique). se le pide
al sujeto que los una todos y que, sin el mds leave mowintesto de frote, con mo-
derada presi6n, los apoye sobre el doeumento en cuesti6n. Se le reeomienda
que levante verticalmente la mano, para que no frote, y una vez alsada 6sta,
se mira la impresi6n obtenida. Si ha quedado fuerte, es decir, muy entintada,
se bate nuevamente la tints y se extiende Bsta hasta la part limpia de la plan-
cha, que se impregna con el exceso; si, par el contrario, la impresi6n estA
dbbil, o sea, falta de tints, se afade un poeo mAs de 6sta sobre la planeha y so
bate nuevamente. Eh igual forms se precede con la mano izquierds que, sin
duda alguna, saldrA much mejor por la experiencia adquirida per el opera-
dor con la impresi6n anterior de los dedos de la mano derecha.
Ahora bien, como los pulgares son mas cortos y distan de la extremidad
distal de los otros dedos, una vez.impresos el indice, medio, angular y mefiique
de eada mano, se entintan e imprimen juntos, uno al lado del otro, para que,
en la parte media del document, cads pulgar quede al lado del indice de la
mano correspondiente.
AdemAs, como los analfabetos o incapacitados para firmar no saben, ni
pueden haeerlo tampoco al margen de los pliegos, podria utilizarse la impre-
si6n plans del pulgar derecho, o el izquierdo, si faltare aqu6l.
Por fltimo, la tints se elimina de los dedos con un poeo de beneina, gaso-
lina, luz brillante o xilol. *Con cualquiera de estas substancias se. disuelve la
tints que hizo objetivo el diseflo papilar que aeompafia al hombre desde los
albores del cuarto mes de la vida intra-uterina hasta muchos dfas despuas de
iniciada la putrefacei6n eadavirica.


D& Ismra CAsTILzANoS






ASeNTOS GENEALES


COMENTARIOS
La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo acaba de resolver, por sentencia
que se reproduce en la Misceldnea de este nimero, que en los divorcios per mu-
tio disenso no intervene el Ministerio Fiscal y que la$ sentencias que en esos
casos se dicta, no tiene que ser consultada a la Sala de lo Civil de la Audiencia
respective.
Es la tereera vez que el Tribunal Supremo da la raz6n al Dr. Llaea y
Argudin en asuntos de divorcio, quien como Juez de Primera Instancia de Ia
Habana sostuvo criteria distinto al entonces imperante, por lo que e le califie6
'de Juez innovador" y a la postre no result tal, sino que interpret exacta.
.mente la Ley del Divorcio; y que en este asunto del mutuo disenso mantwvo,
como Magistrado de la Sala de lo Civil de. la Audiencia de la 'Habana, la
tesis que nhora declare eJ Tribunal Suprenio. VWase sino su voto particular en
la pagina 122 de su libro Legislaci6n sobre el Divorcio en Cuba, siendo de con-
signarse que el Magistrado Sr. Antonio Echeverria mantuvo igual criteria, se-
gfn apareee de un voto suyo reproducido en la pagina 123 del expresado libro.
0 Un Juez de la Repfiblica, ha hecho la signiente declaraci6n extraordi-
naria al dictar una sentencia en un expediente sobre aceidente durante el
trabajo:
"Considerando: que no es de aceptarse la plus petici6n alegada por el de-
mandado, porque esa excepci6n como tal es admisible en los ejecutivos, smn qwu
sea permitida ea xinguna otra close de juicios, aimque en la prietica se utilisa
con much frecuencia, sin que pueda ser tenida en cuenta por los Tribunales al
dietar sus resoluciones, porque la Ley de procedimiento civil ya determine en
su articulo 532 las que pueden ser propuestas y en el juicio ejecutivo se agrega
la de plus petici6n.".
S61o una lamentable equivocaci6n ha podido inspirar la declaraci6n d!
que la plus petici6n nada mis puede alegarse en el juicio ejeeutivo. En 6ste
y en todos los juicios se puede alegar como excepci6n perentoria.
El invocado artictlo 532 sefiala cuiles son las excepciones que como dila-
torias pueden proponerse, es decir. dentro de los seis dias siguientes al de la
notificaci6n de la providencia en que se made a contestar la demand, en
cuyo easo no estari obligado el demandado a contestar esta hasta que se eje-
cutoric el articulo.
Pero en la contestaci6n a la demand. el articulo 541 autoriza al deman-
dado a hacer uso de las excepciones perentorias que tuviere "y de las dilato-
rias no propuestas en el t4rmino sefialado en el articulo 534"; y, por consi-
guiente, la de plus petici6n, o sea sefialar el exceso que cometiere el actor pi-
diendo mis de lo procedente. Cuando el actor pida mis de lo justo en la
cantidad, en el mode, en el tiempo y en el lugar, al contestar el demandado
puede alegar la plus petici6n, para que el Juez, al dictar sentencia, si el actor
se excedi6, no por error sino por dolo y no se apartara de lo que pidi6 de mas,
absuelva al demandado condenando al actor en las costas come litigante teme-
rario o de mala fe; y si pidi6 por error, pueda condenar al pago'de lo probado
y absolver al demandado de lo no probado, con la declaraci6n de costas pro-
cedente. Y nada nuevo decimos.
OAN.
----------------- --------------..-

LIBROS Y REVISTAS
SUIMARIQ DE LAS LEYES DE CUBA PROMUIaADAS DE 20 DE MAYTO DE 1902 HrsTA
31 DE DICIEMBRE DE 1931. POR MANUEL CABBALLAL Y PUENTE.-- abana, 1932.
-Hemos recibido un ejemplar de este libro, que como muy bien dice el Doctor







A&3UNTOS GENERALTs


JosI M. Cortina en el pr6logo, "es notable per la exactitud de los datos, por
la ordenaci6n de las materials y per la breve y clara sintesis hecha de todas las
leyes dictadas en el pais y que estAn comprendidas en la obra." EstA heeho en
forma de almanaque y en la pigina correspondiente al dia 2 de Enero, por
ejemplo, estin las leyes que en ese dia de todos los aios desde 1902 hasta 1931
se han publicado, con una sintesis de las mismas su fecha y la de la GOaeta en.
que se publicaron, con expresi6n de la pAgina en que aparecen insertadas.
Contiene un "Prontuario de las Secciones del Indice General de materials" y
el "Indice de materials Consta de 619 piginas que denotan la extraordinaria
labor del autor, que es Perito Mercantil y Jefe de Administraci6n de la Se-
cretarfa de Hacienda. Despu6s de su publicaci6n. no puede concebirse que-
alguna oficina ni bufete de abogado carezca de este libro eficaz, en el que se
ponen de manifiesto "la paciencia, In laboriosidad, el m6todo y la inteli-
gencia" del author. repitiendo otra frase del Pr. Cortina.
LA MORAL Y LA POLITICA, POR EL DR. ARTI-RO ALBERNI.-Habana, 1932.-
Este folleto es un studio presentado al Presidente de la Cimara de Repre-
sentantes por su autor, acerca de dichos particulares.
REVISTA DE DERECHO PRIVADO.-Madrid. Marzo.-Ile aqui el sumario: I. El
deredho de familiar en la Constituci6n de la Repfiblica espaiiola de 1931, por
Francisco Delgado; II. La Constituci6n Espailola y el Dereeho Internacional
Privado. por Federico de Castro; III. El Derecho Privado Alenmin en el nio 1931,
por Hermann Schoch; IV. Notas sobre el concept de frutos, por C. Martin Re-
tortillo; V. Cuestiones practices, por Jos4 Alvarez de Toledo; VI. Jurispru-
dencia: tie la Direcci6n de los Registros: hipotecaria. por Joaquin Domin-
guez: y VII. Notas Bibliogrfificas.
REHISTA. Ji'RiDICA. Caracas, Enero.-Hte aqui su suniario: Estudio sobre
]I letra (Id cenmbio en el C6digo de (omercio venezolano, por Dr. C. Morales;
Apuntaciones analiticas sobre el C6digo de Procedimiento Civil, por Dr. R.
Mareano: Breves monograffas sore temas de Derecho Internacional Privado.
por 1)Dr. C. Farrera; Arts. 426 y 427 del C6digo Penal. por L. Bastidas; Critica
de Jurisprudencia. por Dr. J. R. Mendoza y Bibliografia.
(AC('ETA JUDICIAL.-QuitO, Febrero.-Por primnera vez nos ha visitado esta
revista. 6rgano de la Corte Suprema de Justicia del Ecuador, que dirige el
Secretario de Sala de la misma Dr. Tito A. Rodriguez. Corresponderemos a
la visit dejando establecido el canje.
()TRAS REVISTAS EXTRANJERAS.--I enios reeibido Los Tribuniaes, Mexico,
Marzo; Georgetmcn Law Journal, Washington. Marzo; Revista d-cl Colegio de
Aboyados. Buenos Aires, Enero-Febrero: y La Revista de Derecho, Jurispru-
d(Incia y Administraei6n, Montevideo. Septiembre.
REPERTORIO ELECTORAL.-Habana. Abril.-Contiene este nuinero ur
acuerdo de la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo, en asunto electoral;
seis resoluciones del Tribunal Superior Electoral; el almanaque electoral del
mes: once acuerdos de la extinguida Junta Central Electoral; y treinta y
tres acuerdos del Tribunal Superior Electoral.
OTRAS REVISTAS.-Hemos recibido Revista de Medicina Legal de Cuba, Di-
eiembre; Revista de la Asociacidn de Viajantcs del Coniercio, Marzo; Boletin
del Centro de la Propiedad Urbana, Marzo; La Jurisprudencia a? Dia, Marzo;
y Revista Telefdnica Cubana, Marzo, de la IIabana; y Boletin de Informaci6n
Agricola, Noviembre, de Santa Clara.






ASUNOrS GOENanLes


MISCELANEA
EL MENSAJ.-En su Mensaje al Congreso con motivo de su apertura,
el Ejecutivo, en lo relative a Justicia, recomienda la reform integral de
nuestra legislaci6n y que a ese efecto reorganizarA la Comisi6n Naoional
Codificadora; reitera las indicaciones que sobre reforms legislativas ihfdic6
en su anterior Mensaje; que deben establecerse, aunque de manera mode-
rada y discrete, la condena y libertad condicionales; la rehabilitaci6n y pro-
tecci6n de los penados cumplidos; la modificaci6n de las circunstancias agra-
vantes y atenuantes; que se deje a los Tribunales mayor libertad de aprecia-
ci6n para el aumento y disminuci6n de las penas; que se declare de use y
tenencia ilicita las armas de fuego, cuando no constituya infracci6n de la
Ley de Caza u otra especial; se regule las apelaciones de sentencias correc-
cionales en inateria de delitos; hla bolici6n de la adopci6n y los censos; se le-
gisle cuidadosamente sobre los contratos de aparceria y colonato; se establez-
ca la prenda agricola; que se simplifiquen los procedimientos civiles; se d&
autoridad al Juez para que atendiendo m&s al fondo que a la forma. impida
que la justicia result sacrificada a un ritualismo exagerado; se reformen
los recursos de revisi6n y casaei6n para que el Tribunal Supremo resuelva
siempre el fondo de las cuestiones; se reform la legislaci6n industrial; la
ley de indulto para que no sea precise un decreto por indulto, que se publi-
quen en la Gaceta por el orden numirico y que sean ejecutivos al siguiente
dia de su publicaci6n; y que los Tribunales lo apliquen aunque sea en dig
inhAbil.
IMPUESTO DE DERECHOS REALES.-Donaciones.-En la Gaceta de
15 de Marzo de 1932. se ha publicado la siguiente Circular de la Secretarfa
de Hacienda:
"Por cuanto: Esta Secretaria viene observando la disparidad de crite-
rios que en la actualidad mantienen las Administraciones Fiscales al practicar
las liquidaciones per el inpuesto sobre Derechos Reales y Transmisiin de
Bienes en los actos de donaciones inter-vivos.
Por cuanto: El nuniero 15 del articulo I. Capitule 7? de la Ley de 29
de Enero de 1931. remite la liquidaci6n de las donaciones en general, al tri-
buto sefialado para las herencias, segin su cuantfa y el grado de parentesco
entire el donante y el donatario; por lo que es legal entender come intenci6n
express del legislator, y corrobora a su vez la redacci6n del precepto del
nfmero 19 (herencias) del propio articulo, que el gravamen a que quedan
obligados los actos de donaciones es inico y exclusivamente el que sefiala las
distintas escalas que para las herencias lleva la propia tarifa del arttculo y
capitulo antes citado.
Por cuanto: En consideraci6n a lo antes expuesto. no puede ser de apli-
caci6n a los actos de donaciones inter-vivos, las liquidaciones especiales que
preceptian los parrafos adicionales que contienen algunas de las escalas para
la tributaci6n por herencias. pues 6stos se refieren expresamente a las trans-
misiones hereditarias; lo que de igual modo result en cuanto al n6mero (1)
despues de la letra d) del nimero 32 de la propia tarifa, que exime del pago
del Impuesto: "Las transmisiones efectuadas por herencia cuando la por-
ci6n hereditaria individual no exceda de $1,000 m. o."
Por tanto: En use de las facultades delegadas por el senior Secretario,
de acuerdo con el articulo 63 de la Ley del Poder Ejecutivo, resuelvo:
Primero: Que en la liquidaci6n del Impuesto sobre Derechos Reales y
Transmisi6n de Bienes en actos de donaci6n entire vivos, se atienda exclu-
sivamente a los tipos que sefialan las distintas escalas de la Tarifa para la
tributaci6n por herencias. segun su cuantia y el grado de parentesco, entire
el donante y el donatario, con exclusi6n de las liquidaciones especiales que






ASUNTOS oZNERALF.


como pfrrafos adicionales contienen algunas de dichas escalas, asi como de
la exenci6n a que se refiere el nfmero (1) despu6s de la letra d) del ndmero
32 de la propia Tarifa, por referirse estos preceptos expresamente a transmi-
siones hereditarias.
Segundo: Que se comunique la present Circular a las Administraciones
de las Zonas y Distritos Fiscales de la Repiblica para su conocimiento y
cumplimiento, asi como al senior Jefe de la Sccci6n del Servicio Central, para
su publicaci6n en el Boletin Oficial dc esta Secretarfa y Gaceta Oficiat de la
Rep6blica.-P. A. del senior Secretario. R. R. Altunaga, Subsecretario de Ha-
cienda.-Febrero 28 de 1932."
CONVENIO DE EXTRADICION ENTIRE CUBA E ITALIA.-Llama-
mos la atenci6n de nuestros lectures acerca de dieho convenio, que se ha
piblicado en la Ga(cca de 30 de Marzo de 1932.
REGLAMENTO PARA EL CUMPLIMIENTO DE LA LEY DE 31 DE
DICIEMBRE DE 1930 SOBRE USO DE HARINA DE YUCA EN EL PAN.
-Eu la Ga cela de 31 de Marzo de 19:32. so ha publlicdo el Dr. P. 379. por el
que se resuelve:
Primero: que el artieulo 10 del Reglament'o contenido en el Decreto uinmero
275 de feehla 29 de Febrero del corriente afio. publicado en la Gaccta. Oficial
del dia 4 de Marzo (*), quede redactado en la siguiente forma:
Articulo 10--Los industrials solamente podrin fabricar hls siguientes
elases de raciones, tomando como base la libra de .460 gramos, que seri la
unidad de media: Pan de una libra, 460 gramos. Pan de media libra, 230
gramos. Pan de un learto de libra. 115 gramos. Pan de un octavo de libra,
57.50 gramos.
PodrAn. sin embargo, confeccionar panes de mayor peso que el de una
libra.
Segundo: que en todo cuanto no se deja modificado queda vigente el
referido Decreto n6mero 275 de fecha 29 de Febrero del corriente aiio.
Dado en el Palacio de la Presidencia, en la Habana, a los 29 dias del mes
de Marzo de 1932.-Gerardo Machado, Presidente.-Dr. E. Molinet, Secretario
ilk Agricultura. C(omercio y Trabajo.
DIVORCIO.-Las sentencias decretando el divorcio por mutuo disenso
no tienen que ser consultadas a las Audiencias y en ellas no intervene el
Ministerio Fiscal.-Iniciado un divorcio por mutuo disenso ante el Juez de
Primera Instancia de Santiago de Cuba, 6ste dict6 sentencia favorable y dis-
puso elevar los autos en consult de la sentencia, y la Audiencia de Oriente
deelar6 nulo todo lo actuado por no haber intervenido el Ministerio Fiscal,
e interpuesto recurso de casaci6n, el Tribunal Supremo. por sentencia 54 de
4 de Marzo de 1932. ha casado la sentencia de la Audiencia bajo estos fun-
damentos:
Considerando: que nuestra vigente Ley de Divorcio ha mantenido siem-
pre. a trav6s de sus distintas modificaciones, dos classes de procedimientos
para sustanciarlos, segfn se trate del divorcio en general o del especial Por
mutuo disenso; el primero, adoptando los trimites del juicio declarative de
mayor cuantia con las modificaciones establecidas en la propia ley, que va
sefialando los diversos articulos de que se compone el Capitulo 69, todos ar-
monizables con la amplia estructura del juicio ordinario; y el segundo, me-
diante un ordenamiento singular, absolutamente distinto de las restantes sus-
tanciaciones del enjuiciamiento civil, encaminado a hacer constar la libre y
persistent voluntad de los esposos de separarse; diferenciandose, por tanto,
esencialmente entire sf, en que el Ilamado general, constitute, como el decla-

(*) V6ase en la paginn 58 de la Secci6n de Asautos Generales, nimero de Marzo.






78 ASUNTOS GENERALES

rativo a que se ajusta, una verdadera contienda, es decir, un juioio 'donde
litigan parties, entire las que figure el Fiscal, asi para lo principal como par todas
las ineidencias; en tanto que el especial no participa do ee earactor, pues en
el mutuo disenso el litigio no existed, ya que no hay en 41 otro heoho a com-
probar, salvo, es claro, el matrimonio y la edad de los o6nyuges, que -la vo-
luntad de 6stos de separarse, ni otro derecho alegable que el de expresar
cada esposo, libre y reiteradamente, ante el Jues, aquella voluntad; trash de
lo cual viene la sentencia displviendo el vfneulo matrimonial.
Considerando: que este segundo prooedimiepto, al que consagra la ley
de la material por entero el capitulo 7, no da intervenci6n al Fiscal en nin-
guno de sus tramites; y ebmo no autoriza la elevaci6n en consult a la Sala
de lo Civil de la Audieneia respective, del fall disolutivo del vinculo, no
apelado per las'partes, como acontece con los fundados en causales de otra
elase, donde se considers apelante al Ministerio Fiscal, no hay t6rminos hibi-
les para entender, tomando como base de interpretaci6n anal6gioa la forzosa
intervenci6n que alli se otorga a esa entidad, que la tenga igualmente y por
dicha circunstancia de la consult, en el mutuo disenso; ni siquiera aparece
autorizada por lo dispuesto en el nfmero .5 del articulo 304 de la Ley Orga-
nica del Poder Judicial, que le excita a interponer su oficio en los pleitos que
versen sobre el estado civil de las personas, pues con today evidencia dicho
precepto, sin imponer al Fiscal su intervenci6n obligada en todos los juicios
de la aludida elase, ha de entenderse que se limits a sefialarle su misi6n, con-
corde con la naturaleza y fines de su ministerio, en aquellos que por la ley
eI esti expresamente indicado hacerlo a nombre del interns piblico que re-
presenta.
Considerando: que la Sala sentenciadora, al interpreter en el fallo recu-
rrido los preceptos de la Ley de Divorcio en el sentido de ser, por legal, in-
dispensable la intervenci6n del Ministerio Fiscal en los de mutuo disenso, y
revocar la sentencia apelada con anulaci6n del juicio de que se trata, donde
se prescindi6 de esa intervenci6n, infringe dichos preceptos en la forma a que
se contraen los anteriores fundamentos de la present, como se acusa en los
motives A. y B. del recurso; por lo que procede la casaci6n del fallo reca-
rrido, sin hacer especial condena de costas."
Y en la segunda sentencia declare asimismo el Tribunal Supremo:
'.Considerando: que no autorizando la vigente Ley de Divorcio Ia ele-
vaci6n del fallo en consult a la Sala de lo Civil de la Audiencia respective
cuando la causal que lo motiva es el mutuo disenso de los c6nyuges, procedi6
indebidamente el Juez de Primera Instaneia de Santiago de Cuba al hacerlo
asi en el caso de autos y ]a Audiencia de Oriente al sustanciar la segunda
instancia; por lo que debe declararse mal sustanciada dicha segunda instan-
cia y anularse todo lo actuado a partir de la providencia de 5 de Mayo de
1931 del Juez de Primers Instancia aludido, disponiendo se elevara el fall
en consult a la Audiencia y nulas las actuaciones de la segunda instancia.
Firmantes: sefiores Tapia, Edelman,, Trelles, Avenda io, Figeroa (Ponen-
te), PuFttes y Ortiz.
ABEAg CORPUS.-Por sentencia de 2 de Febrero de 1932 ha resuelto
el Pleno del Tribunal Supremo lo siguiente-
"Considerando: que el derecho a solicitor de la autoridad o funcionario
competent, un mandamiento de Habeas Corpus por prisi6n o detenci6n arbi-
traria, no estA exclusivamente referido por las disposiciones de la material a la
persona que,-por encontrarse privada de libertad, resultaria la favorecida con
su ejercieio easo de accederse a la excarcelaci6n, sino que atentas aquellas nor-
mas a la necesidad de garantizar ampliamente el disfrute de la libertad indi-
vidual, principio de dereeho piblico solemnemente afirmado por la Constitu-
ti6n en su articulo 20, estableeen, tanto en -este articulo como en el segundo






ASUNTOS GENERALS


de la Orden 427 de 1900, sobre Habeas Corpus, entire otras reglas tendentes aI
r3conocimiento y proteeei6n de aquel derecho, la de que pueda solicitar el man-
damiento, a mfis del propio perjudicado, cualquier ciudadano a su nombre;
etmpleando de esta manera quien lo efecti~e el inico medio procesal existente
al efecto, en el equal finaliza today gesti6n de Habeas Corpus, quienquiera que
sea su iniciador.
Considerando: que circunscripto a esas normas adjetivas el ejercicio do
tal dereeho, no es licito a quien lo haya intentado sin 6xito, rebasar los limits
de la esfera legal en que iinicamente le era dable hacerlo valer, para aprove-
charse de otro procedimiento diferente, siquiera sea la via exceptional de la
incounstitueionalidad, a menos de verificarlo con sujeci6n a las disposiciones de
la ley de la material en concordancia con las de la Orden de Casaci6n (articulos
4" ie la Ley de 31 de Marzo de 1903 y 19 y 26 de la Orden 92 de 1899), que
olligan a quien no comparece por si a presentar poder de la persona por quien
lo haee; sin que pueda argiiirse de contrario que, en el de Habeas Corpus se
ha comparecido usando del amplio derecho constitutional de pedir cualquier
cildadano a nonbre de otro encarcelado, su libertad inmediata; porque, apart
de que el segundo parrafo de dicho articulo estA indicando la necesidad de que
aI petici6n se acomode a la ley, que no puede ser otra que sa citada de Habeas
Corpus, en tanto es ejercitable ese dereeho a todos concedido, en cuanto se uti-
lice dentro del perimetro procesal que le es propio, al que queda limitado, pues
deja de serlo al invocarse en otra promoci6n que, cual la de inconstitucionali-
dad, no lo reconoce, y lejos de admitir su ejercicio, condiciona rigurosamente
la comparecencia del propio interesado cuando no la efectia por si.
Considerando: que cabe ain mfs tener en cuenta las apuntadas razones
al advertirse que la acci6n concedida a cualquiera persona para pedir en un
procedimiento de trimites sumarios la excarcelaci6n de un preso injustamente
privado de libertad, no puede por menos de considerarse p6blica, ya que su
empleo no esta prohibido a ningfn ciudadano ni se require para sostenerla
otro titulo que el de tal; y esta circunstancia hace patent que el fracaso de
una petici6n asi formulada no puede subsanarse acudiendo al medio indirect
del recurso de inconstitueionalidad, porque organizado 6ste bajo el principio
mantenido en el articulo 83 de la Constituci6n, o sea, como una contienda
entire parties, s6lo a los ineresados en ella serAn sus trAmites asequibles para
obtener una deelaraci6n de aquel linaje; no a terceras personas, para quienes,
coimo ha reconocido otras veoes este Tribunal, estA vedado el acceso a contiendas
semejantes, reservadas por la Constituci6n al derecho afectado de los recla-
mantes, en euyo exclusive interns las permit; y si alguna lay autorizase a
cualquier ciudadano para pedir con empleo de estos recursos la libertad de un
preso, esta ley estaria en pugna con la esencia del citado articulo 83, no otra
que la de proseribir las controversies de esta clase que se entablen por aquellos
a quienes no se ha aplicado la disposici6n tildada de inconstitucional; criteria
que habria de prevalecvr aun en el easo. que no se da en relaci6n con este asun-
to. de existir'otro precepto de la ley fundamental que contradiga dicho articulo."
COMPETENCIA.-Ante el Juzgado de Instrucci6n de Cienfuegos se
present una querella por delito privado; el Juez, estimando que el delito se
habia cometido en la Habana, se inhibi6 a favor de un Juzgado de esta capi-
tal, que no acept6 conocer del asunto, hacienda saber que de insistirse en la
inhibici6n, se tuviera por planteada formal cuesti6n de competencia; enton-
ces el Juez de Cienfuegos manturo su criteria, dispuso la radicaci6n del su-
mario y la prictica de diligencias y elev6 testimonio de lugares al Tribunal
Supremo, que por auto 72, de 29 de Febrero de 1932, deelar6 lo sigufente:
Considerando: que tratindose de un delito privado, como el de injuries g
y calumnias objeto de la querella, venia obligado el Juez de Instrucei6n deo'
Cienfuegos a cumplir lo dispuesto on el articnlo 313 de la Lev procesal cril






AISUNTOS (GNEIMLES


ininal. desestimando aquella si no se consideraba competente para instruir
el sumario objeto de la misma; pero en manera alguna inhibirse de oficio,
defiriendo In jurisdicci6n en favor del Juzgado de la Secei6n Tercera, a pesar
de la oposici6n que respect a ese extreme formula el querellante; por lo que
al persistir en que no le correspondia el conocimiinto del asunto, debi6 limi-
tarse asi acordarlo y no disponer la praictica do diligencias y la radicaci6n
de In cea;sa; y como in lugar ide promover dicho Juez la citada inhibici6n
estaba en el deber de abstenerse y no rear un conflict procesal quo es anor-
rnal, ello oblige a esta Sala ineludiblemente a declarar mnal formada la pre-
seinte euesti6n dto eompetencia.
INCONSTITUCIONALIDAD.-No es inconstitucional la Ley de Emergen-
cia Econ6mica en cuanto exige se fije a las demands un sello del Impuesto
del Timbre.-Por sentcinia 12, de 23 do Marzo de 1932, nuevamente ha decla-
rado el Tribunal Supremno en Pleno que la Ley de Emergencia Econ6mica en
cuanto exige fijar un sello del timbre a nas demands que se establezcan en los
.l.iuzi.; os. it, es inicnistitiuional. El fillo 'uti deit site votos en ese sentido.
(d Ills Sres. MeItnoa;l. Iordeniiave. almia, Catu rla, Rojas. I'nentes y Ortiz; y
scis e el de tiue es incionstitueional. de los Sres. Tapia, Edelnann, Rabell,
Trelles. Saleedo y Vandama. Los fundamieutos son los mismos consignados en
la scntencia que dict6 en el aiio 1930 y que aparece en la pigina 221 de In
S-ccito (l e Isunts Gnr ratles (de t sti revi staI eorreslpoldienlle i este a io. En esl
sentencia volairon los Sr1,s1. Vandauln y Fiientes en senitidlo contrario al que
-lora eIIitieron.
MATRIMONIO CIVIL DE ESPAROLES.-EK Ministro dle Justieia de
Espai;i. ihi lirigidlo i '.lueresy C('osules espatioles la signiiente ('ireular. lIue
reprodueiiiios por i r ltt''r a los stibditos dle esa iiameili n C'uba :
"Priiiero: Se deelara derogada li Real Orden de 28 de Diciembre de
!9!(). y en consecuenceia no so exigirA a los que soliciten la eelebraci6n del ma-
Iriioono civil deelaraci6n a:lguna respect de sus creeneias religiosas ni de la
religi6n que profesen.
Segundo: El todos los Juzgados munnicipales de la Repfibliea y Consula-
dos de Espaiia en el extranjero existirin impress de declaraci6n para solici-
tar la deelarneion del matrinionio civil, formados con arreglo a los models
qlue adjuntos se publican, con el fin de que puedan ser llenados por los soli-
vit.antes. Estos impresos serin facilitados gratuitamente por los Jucces Muni-
cipales y por los ('6iisules y Vieecinsules. que deberan dar a los interesados
las instrueeiones para llenarlos debidamente, y todas las denris que scan pre-
cisas para la celebration del matrinionio, sin que por esto puedan percibir de-
reehos ni retribuei6n alguna."
COMISION DE JUBILACIONES Y PENSIONS JUDICIALES.-En el
niniero anterior so padecid un error tipografico al consignar los egresos del
nies de Febrero. Los ingresos fueron $18,102.S6: los egresos $10,652.61 y el
sobrante $7.450.07.
-Durante el mes de Marzo hubo los siguiiietes ingresos: saldo anterior,
$7.450.07; por multas correecionales. $4,407; por descuentos, $10,254.69: por
sobrantes. $5.813.73; por fianzas. $699.84; por correceiones, $119.10; por aeci-
dentes del tral;ajo. $29S.92; por multas Regristro Civil. $57.75.-Total.
$29,101.10.
Ilizo los siguientes pagos: a jubilados y pensionistas, $19.343.35; sueldo
del Secret ario, $100: material, $30.55: desocupados, $5.75.-Total. $19,479.65.
Suman los ingresos, $29.101.10. Suman los egresos. $19,479.65. Superavit.
$9,621.45. Con este sobrante y lo recaudado hasta el 11 de Abril se mand6
pagaur en ese dia por 'ulenta del es de M zo los t I'jubtailados y pensionistas.
el 55 por 100 de sus retiros y penisiones.






ASIUNOS GENERALS


OOMPARBIA DE FIANZAS.-Las Compaiifas de Fianzas debian en 31
de Marzo de 1932 al fondo de jubilaciones y pensions judiciales, $3.864,952.
-Se ha concedido autorizaci6n para funcionar con garantia hipotecaria a
las coinpaiias de fianzas "La Auditora". "la Eureka", "La Regular". "La
Constelaci6n", "La Aseguradora Nacional", "La Excelsa", "La Trasconti-
nental", "La Cordialidad" y "La Fraternal".
-Ha sido condonada por el Ejecutivo una multa de $100 impuesta a
li "Compaiifa de Asfalto del Mariel", que correspondia al fondo de jubila-
ciones y pensions judiciales.
-Se ha iniciado causa por estafa contra la compafiia de fianzas "La
Uni6n Comercial".
-El dia 23 del actual mes comenz6 a regir la nueva ley sobre compa-
fiias de fianzas.
COMPRAMOS NUMEROUS SUELTOS.-Ndmeros del REPERTORIO JUDICIAL
correspondiento a Abril, Mayo, Junio, Julio, Agosto, Septiembre. Octubre y
Diciembre de 1928 y Encro de 1929, se compran en la libreria de los sefiores
Rambla Bouza y Ca., Obispo y San Ignacio. Se pagan a peso. Tambien colec-
ciones de 1925 y 1928, a seis pesos.
NOTICIAS VARIAS.-Bolivia y Venezuela han ratificado el C6digo de
Derecho Internacional Privado SAnchez Bustamante. Hasta ahora lo han ra-
tificado Cuba. Brasil, Costa Rica, Santo Domingo, el Salvador, Guatemala,
Haiti, Honduras, Nicaragua, Panama, Pert', Bolivia y Venezuela. Total, 13.
--Segfn una estadistica recientemente publicada en el Hospital de De-
mentes existen 217 delincuentes, de ellos 54 quo ban dado muerte a personas.
-Ha sido nutorizado el Colegio de Abogados do Guantanamno para que
use el Escudo Nacional, en su papel timbrado.
-El Subseeretario de Justicia Dr. Manuel Capestany, sc traslad6 a San-
tiago de Cuba, con objeto de solucionar lo relative a locales para los Tribu-
nales de dicha capital y fu6 objeto de una recepci6n en el Colegio de Abogados.
-El abogado Dr. Carlos Alzugaray, fu6 victinia de un robo en su domi-
eilio. ascendente a mnis de $500.
-El lobihrino espafnol acordt indultar a todos los penados de nmis de 70
aiios de edad. que cumplen condena en aquella Repdblica.
-El Dr. Carlos Llanos, abogado de esta capital, disert6 en "La Alianza
Feminista" sohre el tema "Derechos especificos de la mujer en nuestra legis-
laci6n vigente".
-El Colcgio de Procuradores de Oriente eligi6 la siguiente Directiva:
Decano-Presidente. Sr. Carlos M. Villal6n; Vice, Sr. Juan A. Rodriguez; Se-
eretario-Contador, Sr. Arturo Ferrer: Vice- Sr. Manuel M. Moya; Tesorero,
Sr. Rafael Clhac6n: Vice. Sr. Adeoato Carvajal: Diputados. Sres. Francisco
Logas, Eligio Carri6n, Luis Garriga, Augusto Marifio, Emilio GonzAlez, Fer-
nando Galindo; Suplentes, Sres. Generoso Savigne, Juan Uriarte, Jos6 Rosell,
Giordano Lora. Enrique Matheu y Armando Salas.
-El Dr. Mois6s Vieites. abogado de esta capital, en el Circulo de Cultura
Francesa, ilisert6 sobre el "Adulterio en la legislaci6n cubana y en las legis-
laciones extranjeras".
-En Col6n trata de constituirse la "Asociaci6n de Procuradores Pdbli-
cos" y qued6 electa la siguiente Comisi6n Gestora: Presidente, Sr. Oscar Ro-
driguez; Secretario, Sr. Clemente Mesa: Tesorero, Sr. Ernesto Collazo; y
Vocales, Sres. Abraham Sabines, Fernando Diaz, Pedro Averhoff y Brigido
Pardo.
-El Presidente de la Audiencia de Oriente, ha dirigido una circular a
los Jueces, prohibiendo que en horas de audiencia piblica se permit a los
auxiliares y subalternos, como a cualquier otro empleado, permanecer en man-






82 AP#s%% oMW,4'L

gas de eamiaa; por oeteudr que ello deadipe del reapetq y la ooIaider&a ih
que es debido ala Adlnitra de Jtalte.
-Infrmaci ha quoae aupira a un pueito de Boprsetantme par la
Habana y per el Partido Coservador, el Dr. Gonulo Alvarado, JUs Gorreo-
cionql de la Habana.
-El local destinado a las piezas de convioi6 on in Audiencia de Oriente,
ha sido violentado y se aupone efeotuado un robo.
-El Tribunal Superior Electoral deelar6 sin lugar la reousaoi6n del Pre-
sidente de la Junta Municipal Electoral de Alaeranes que desempefa el JTu
Municipal del lugar.
-Ha side inaugurada en Manhattan, New York, una coroel de mujeres
que ha costado dos millones de pesos y en ella se han aplioado todoa loa ade-
lantos: cristales a pruebas de balas; barrotes a prueba de sierras; altar rota-
torio dividido en trees sectors para judios, cat61icos y protestantes; hospital
magnifico; duchas, celdas con espejos de metal, agua fria y caliente, etc.
-El dia 30 de Marzo reanud6 la Audiencia de Oriente los juicios orales
que hubo que suspender como consecuencia del terremoto, que come es sabido
dej6 su local en p6simas condioiones.
-El Fiscal de la Audiencia de la Habana interest 180 dias de enearcela-
miento para el Sr. Guillermo Cevallos, por injuries al Juez Municipal de Re-
gla, Dr. Aurelio Morales.
-Se trata de unificar las Secretarias de Estado y de Justicia, como on
pasadas 6pocas, para introducir economics en el Presupuesto Naeional.
-El abogado de Giiira de Melena, Dr. Juan Loredo, result herido en un
nccidente automovilista.
-En plena Audiencia de Camagiiey, se suscit6 un incident al querar
agredir al abogado Dr. Rogelio Rivas. el Gobernador Provincial interino seflor
Rafael Agiicro, per asuntos politicos.
-El Dr. Jorge Cowley, Juez de Primera Instancia e Instrucci6n de Ciego
de Avila e ha querellado contra el Director del Diario de la Trochet por injuries.
-El Colegio de Abogados de Madrid obsequi6 al colegiado Lodo. Manuel
Garcia Prieto. MarquBs de Allucemas, con motive de haber cumplido cin-
cuenta afios de miembro del Colegio, con un Album de firmas y una plaea de
ore, esmalte. brillantes, zafiros y rubies, costeada por suscripci6n entire sus
companeros.
-En lo sucesivo el Presidente del Tribunal Supremo en Espafia sera ele-
gido con caracter vitalicio por una Asamblea que estari integrada per trees
Magistrados de Audiencia, tres Magistrados del Tribunal Supremo, el Fiscal,
diez Diputados, cinco Magistrados de distritos, cinco Fiscales, cinco Jueces de
lo criminal, seis Abogados, cinco Profesores universitarios de la Facultad de
Derecho, un Notario Pdblico, un Secretario Judicial, un Procurador, un repre-
sentante de la Academia de Ciencias Morales y Politicas y otro de la Academia
National de Jurisprudencia y Legislaoi6n.
-En El Mundo, de esta capital, y en Las Noaicias, de Santiago de Quba,
ha side muy elogiada la actuaci6n del Juez de Primers Instancia de Holguin
cerca de los Jueces Municipales pars el mejor desempeflo de los deberes de
kstos como Encargados del Registro Civil.
-Segdn cl Mensaje Presidencial dltimo al Congreso, desde 1 de. No-
viembre hasta 10 de Mair.,, eursnron por la Secretaria de Estado 97 exhortos
de tribunals cuhanos a ribunales extranjeros y 13 de 6stos a aquellos.
-En Gtzccta extraordinarily de 2 de Abril sc ha publicado el Escalaf6n No-
tarial, del que result ser el mAs antiguo el Dr. Rodolfo Armengol, de la Ha-
bana, que tom6 posesi6n en 20 de Julio de 1892 y el mis modern el Dr. Ma-
nuel (GtiCrrez y Jimene. de Camarones, que tom6 posesi6n el 14 de Diciembre
de 1931. Figuran en 61 715 Notaries.









to y Mos. ," '
-Lo que reasaron 1a Presidente de Ia Jnto uanipal .edtoral 4*t
Habana, Dr. Eduardo Lens, Jaue Muaclpal di sta aspita Ue aprtai do
e4a.
-El Departamento de Juticia de los Estado Unid ha of o e as4 o a
organisar una galeria international do eriminales, eon arehivoe que saydn
Ia iadntiftiaoi6h y perseeunei6 d ddelineuente.
--e ha dieho en la presa diaia que no habri resjite de sueldos de
personal en el pr6ximo presupuesto.
-Posteriormente se ha dicho que los sueldos del Poder Judicial Orin rMs
duoidos en un cinco por eiento.
-El Colegio de Abogados de Marianao ha elegido la siguiepte Junta de
Gobiero: Deccano, Dr. Antonio Millas; Seeretario, Dr. Magdaleno Chils; Vice,
Dr. Ceferino Granda; Tesorero, Dr. Hilario Gonziles; Vice, Dr. Leopoldo Mar-
tines; Diputados, Dres. Rodolfo Nogueira, Mario Colete, Joe6 Rivero y Enr-i
que Ndfiez; y Bibliotecario, Dr. Gabriel Novoa.
-Los abogadoe Dres. Antonio Berenguer y Ramirez y Mario Fern4oez,
han sido acusados de participar en el fraude del Ayuntamiento de esta capi-
tal, reeientemente desoubierto.
ONFIUNGIA.-En el Ciroulo del Colegio de Abogados pronunei6 en
la noche del dia 16 del actual una conferencia el professor de la Univerindad de
Damasco, Dr. Habib Estefano, que vers6 sobre "iQui es el Dereehol", y en
ouyo acto recibi6 el conferencista una Medalla de Oro con que lo obeequi6 el
Colegio. El acto qued6 muy lucido, pues se vi6 el Circulo colmado de profe-
sionales y el Sr. Estefano fue muy felicitado per su oraci6n profunda e ins-
tructiva, aleanzando muchos aplausos.
FALLJEIMIENTOS.-Han fallecido el abogado Dr. Nicolis Azcrsate,
de esta capital; la Sra. Irene Carbonell de Chae6n, madre del Abogado Fiscal
do esta Audiencia Dr. Francisco Chac6n; la Sra. Maria Ana Ajuria vda. de
GAlbis, madre political del Dr. Julio Ortiz, Magistrado del Tribunal Supremo;
y el Sr. Fcrnando Rodriguez, Secretario del Juzgado Municipal del Este, de
la Habana.
MOVIMIENTO JUDIOIAL.-Despuks de publicado el nfmero anterior ha
habido el siguiente:
La Presidencta del Tribunal Supremo.-El dia 11 del actual mes cee6 en
eTcargo de Presidente del Tribunal Supremo. el Ledo. Juan Guti6rrez y Quir6s,
que tom6 la determinaoi6n de jubilarse per las, razonea que dimos a conocer en
el anterior nfmero, poniendo t6rmino as a su larga earrera judicial, que tuvo
su inioio en 14 de Agosto de 1899, como Teniente Fiscal de la Audiencia de
Santa Clara, pasando en 6 de Octubre de 1900 a igual cargo en la Audiencia
de Matanzas; aseendiendo en 20 de Noviembre de 1901 a Jues de Primera
Instancia del Centre de esta capital; pasando en 19 de Diciembre de ese s-io
a Magistrado de la Audiencia de Santa Clara; aeuendiendo en 19 de Oetubre
de 1904, a Fiscal de la Audiencia de la Habana; en 15 de Junio de 1909, a
Magistrado del Tribunal Supreme; en 27 de Julio de 1923, a Presidente de
Sala del mismo; y en 15 de Mayo de 1925, a la Presidencia del Tribunal. Antes
de abandonar el eargo dirigi6 a los Presidentes de Audienoia el siguiente oficio:
"Habana, Marzo 29 de 1932.-Sr. President de la Audiencia de......
-Seflor: Muy pronto habri de retirarme definitivamente de la Presidens
cia del Tribunal Supreme en virtud de las causas que he dejado consignada
en mi mensaje a la Sala de Gobierno de 8 de los corrientes. Figuran entire






84 ASUNTmOBs aNais

estas causes mi salud por una part, y por otra el antagonism entire las ne-
cesidades del estado actual de los asuntos piblicoe y las justas exigenoas de
la Administraci6n de Justicia. Nuestro program de mejoramiento de los
tribunales, que today la judicatura conoce, no ha podido cumplirse, a causa
de una eerie de circunstancias desgraciadas, y no es possible intentar hoy ttil-
mente su desarrollo porque todas las promesas en eate sentido se ban trooado
en realidades precisamente contrarias a lo que se esperaba; con lo dual ha
quedado interrumpido el curso de Mste empefio, que seguramente no habrA
de ser abandonado. No pudiendo ver satisfeohos ahora los prop6sitoe que me
han acompafado en el cargo, he comprendido lo infructuoso de mi permanen-
cia en 61, teniendo en euenta la indispensabilidad de los principios a que
hemos venido ajustindonos, y he pensado que debla dejarlo vacant para que
lo ooupara otro hombre que no habiendo sentido desde la Jefatura de este
Poder Tas desazones originadas en la realidad present, por lo que stafe al
orden de los tribunales, pudiera intentar con animo mAs desembarazado y
por consiguiente con mayores probabilidades de dxito, todas las gestiones que
hayan de ser hoy possible en pro de la justicia. Contemplo los cargo judi-
ciales como si fueran baluartes de Ia defena national en la labor diaria por
la recta administraci6n de la justicia. Estoy acostuntbrado a considerar a
los jueees como la garantia mAxima del regimen indispensable del derecho.
Y me complazeo en verlos consagrados a la consecuoi6n del bien general que
va indefectiblemente servido en el oumplimiento estrieto de los deberes ptf
blioos. Pero quisiera antes de retirarme, tratar de hacer llegar al alma de
cada uno--de los jueces y de sus auxiliares un hAlito de esperansa y de fe
que fuera capas de mantenerlos satisfeohos y tranquilos, en medio de los sa-
orificios quo frecuentemente Ileva consigo la observaci6n de una conduct
recta. Y quiero asimismo que reciban en esta comunicaci6n el testimonio de
los votos que hago por la screna y firm defense de su p6blica autoridad, por
In celosa y just guard de su jurisdicci6n, por el acierto en la aplicaoi6n del
derecho, y por el mantenimiento de la indepeudencia del Poder Judicial.
Sirvase, Sr. President, trasladar a los funcionarios y auxiliaries judiciales de
ese Distrito, este mensaje que el deber me dicta, y que Ileva para Vd. y para
todos ellos un salndo cordial de despedida.--De Vd. atentamente, Juan Gutit-
'rre y Quirds, Presidente."
-Para ocupar el cargo de Presidente del Tribunal Supremo, ha sido
nombrado el Ledo. Jos6 G. Clemente Vivanco y Hernindez, Fiscal jubilado
del propio Tribunal. Ingres6 en la carrera judicial on 14 de Junio de 1909
como Magistrado de la Audiencia de la Habana, ansendiendo a Presidente
de Sala del propio Tribunal en 4 de Julio de 1921; a Magistrado del Tribunal
Supremo, en 5 de Julio do 1922, y a Fiscal del propio Tribunal, en Junio de
1925, en cuyo cargo ces6 al ser jubilado en 8 de Dieiembre de 1930, para
pasar a la Secretaria de Gobernaci6n y despu6s a la de Estado que ahora
desempefiaba al reingresar en el Tribunal. Tom6 posesi6n el dia 18 de eate
mes, con el ceremonial de costumbre y asistencia de funcionarios judiciales.
abogados. otros components del foro y partioulares, pronunciando el Ledo.
Vivanco breves palabras para expresar los prop6sitos que le animan en favor
del Poder Judicial al asumir la Jefatura del mismo. Y ha dirigido a los Pre-
sidentes de Audiencia el siguiente mensaje:
"Habana, Abril 18 de 1932.--Sr. President de la Audiencia de......
--Sefior: Al tomar posesi6n de esta Presidencia deseo, como uno de mis
primeros actos, dirigir a Vd. y por an digna mediaci6n a los demis compa-
iieros de ese Distrito Judicial, mi mis afectuoso saludo y con 41 un cordial
mensaje de buena voluntad que leve a todos la expresi6n sincera de mis
mejores deseos por el mayor auge de la Administraei6n de Justicia y la ven-
tura personal de sus buenos y leales servidores. Si durante mi permanencia








en este eargo, y contribuyendo aunque modestamente, con ouanto me sea da-
ble para ello, pudiera lograr el mantenimiento absolute, en sa mis alto gra-
do, del prestigio que por su altesa moral y efloienoia corresponde, tiene y
mereee nuestra Administraoi6n de Justicia, actuando todos con el oelo y
probidad que cuadra a su mini6n augusta, como siempre ha prooedido, para
nuestro orgullo national, la mayoria de sua funoionarios que tanto la han
prestiglado, se habri visto oblmadamente satisecha la legitima e indelina-
ble aspiraci6n de quien decade hoy, tras oorta ausencia, vuelve a entire
honrado al enoontrarse de nuevo entree sus mis modestos pero mai oonstan-
tea y leales servidores.-De Vd. atentamente, Joas Clenwnte Vivwoo, Presi-
dente."
FiMal-Ha aido nombrado Fiscal de la Audiencia de la Habana per un
nuevo perlodo de seis afos, el Dr. Beoaredo Garoci y Fernandes.
JUeews NunlipalHe.-Han sido nombrados Jueoes Municipales primeros
suplentes, los Bres. Basilio Barreto, de Guatao; Dr. Fernando Figueras, de
Florida; Dr. Juan M. Mestre, de Mansanillo; Dr. Joas Medina, del Cobre;
Dr. Manuel Quintero, de Marti; y el Dr. Juan Torres, de Cartagena.
Fscales de Partido.-Ha sido nombrado Fiscal de Partido de Helguin,
el Dr. Oscar Tamayo y Ruis.
-Ha sido nombrado Fiscal de Partido de Sancti Spiritus, el Dr. Jorge
Mendigutia y L6pes Rogina.
Traalados.-Han sido trasladados a petioi6n los siguientes Jueoes Muni-
cipales: Dr. Jos4 Peiiate, de Canast a Madruga; Dr. Jes6s Figueras, de Ca-
baingun a Uni6n de Beyes; Dr. Claudia Padr6n, de Rodas a Trinidad; y
Dr. Manuel Ponce, 'de Bolondr6n a San Jose de las Lajas.
-Ha sido nombrado Jues de Primera Instancia e Instrueei6n de Trinidad,
el Dr. Enrique Hart y Ramirez, electo para igual cargo en Baracoa. Figu-
raron on la terna para cubrir ese puesto los Dres. Ricardo DIaz, Jues de Pri-
mera Instancia de Nuevitas; el Dr. Hart, y el Dr. Arturo Rebollar, Jues
Municipal de Cifuentes.
Permuta.-Ha sido denegada la permuta que coneertaron los Dres. Ra-
miro Reneurrell y Enrique Hart. Jueees de Primera Instaneia e Instrucei6n
de Trinidad y electo de Baracoa, respectivamente.
Jrubllaonea.-Ha sido jubilado voluntariamente el Ledo. Juan Gutierrez
y Quir6s, Presidente del Tribunal Supremo, con un retire annual de $4,800.
-Tambi6n el Sr. Victorino Blaneo y L6pez, Secretario del Juzgado Mu-
nicipal de Canasi, con un retire annual de *564.9q.
Lioencias.-Se han concedido las siguientes lieeneias extraordinarias:
cuatro mess mis al Dr. Fernando de Zayas, Magistrado de la Audienoia de
la Habana, y tres meess al Dr. Gast6n Ruis, Juez de Instrueei6n de Pinar del
Rio.
kentenias.-Dnurante el mes de Marso las Salas de lo Criminal de esta
Audieneia ban dictado las siguientes: Sala Primera, 61; Sala Segunda, 66, y
Sala Tereera, 63.-Total, 190.
En lo que va de aio hasta 81 de Marso ban dietado: Sala Primers, 159;
Sala Segunda, 167, y Sala Teroera, 178.-Totales, 504.
-La Sala de lo Civil, en Marxo, diet6 122 sentencias, y en el aio basta
31 de Marzo, 335.
-La Sala Teroera diot6 en Marzo 68 sentenoias, de ellas 46 condenato-
rias, 16 absolutgrias y 1 mixta; resultando 50 aeusados condenados y 18 ab-
sueltos.
Cauas, epedientes, etc.-La Audienoia de Oriente declare compren-
didos en una amnistia de las Altimamente votadas por el Congreso, a los
Sres. Eduardo Aguilera, ex-Juez Municipal de San Andr6s; Antonio Fernan-
dez, Secretario, y Ram6n Pintado, Proeurador.






86 iMAuros ONomgihtai

--El ial de la Audienoia de esta capital intersbe 4 aios y 2 i4ie ide
prisi6n para el Sr. Arturo Ferrer, ex-Oficial del Jusgado die Primera Inatan-
cia del Centrb, por disparo, atentado y lesiones.
-La Sala de Gobierno del Tribunal Supremo separ6 de su cargo al Juez
Municipal segundo suplente de Cienfuegos, Dr. Juan Calderaro.
-El Juez Municipal de Guanabacoa archive por ahora el expedient de
separaci6n iniciado contra el Escribiente Sr. Jes6s Guanche, por haber re-
nunciado el cargo.
-La Sala de Gohierno del Tribunal Supremo acord6 former expediente
de separaci6n al Juez de Primera Instancia e lnstruoci6n de San Juan y
Martinez.
-Tambicn acord6 iniciar expediente de correcci6n al Juez Correcoional
de la Cuarta Sccci6n.
-En el Juzgado de Instrucci6n de Cardenas se inici6 causa contra el
Sr. Juan M. Hernaindez, Oficial del Juzgado Municipal de MAximo G6mez,
por que nombrado Inspector Electoral. desempei6 el cargo no siendo elector,
lo que prohibe el C6digo Electoral.
-El Juez Municipal de San Luis iici6 expediente de separaci6n contra
el Escribiente Sr. Roberto Estrada.
-El Fiscal de la Audiencia de la Habana ha formulado conclusions
acusatorias por falsedad para los Dres. Jorge Adams y Rafael Pel&ez, Jueces
Municipales de Bataban6, y Sr. Pedro la Rosa, Oficial de dicho Juzgado, in-
teresando para los mismos 6 aiios de prisi6n.
-El dia 11 de este mes tuvo efecto ante la Sala de Gobierno del Tribunal
Supremo el acto de vista del expediente do separaci6n seguido contra el
Juez Municipal de Cienfuegos. El Fiscal retir6 su acusaci6n.
Renuncias.-Han renunciado sus cargos los Sres. Dr. Jose M. Badell,
Fiscal de Partido de lIolguin; Luis Bagarotti, Juez Municipal primer su-
plente de Vicana; el Dr. Francisco Diez. segundo suplente de Trinidad; Luis
Jerez, Escribiente del Juzgado Municipal de Palmn Soriano: Zoila Ortuibo.
Escribiente dcl Municipal de B.itns; Roberto Estrada. Escrihiente del Mu-
nicipal de San Luis: Miguel Giro. Alguacil del Municipal de Guantanamo;
)Dr. Lauro Angulo. Jun. Corrcccional de Pinar del Rio; Pedro SAnchez, Se-
cretario del Juzgado Municipal de San Francisco; Juan Garcia. Secretario del
Municipal de San Miguel del Padr6n; Gustavo Lamas, Secretario del Muni-
cipal de Guaniquical; Francisco Payas, Escribiente del Municipal de Songo;
Jose F. Moret. Eseribiente del Municipal del Sur de Matanzas; Dr. Ricardo
Mendigutia, Fiscal de Partido de Sancti Spiritus; Dr. Enrique Lamar, Juez
Municipal de Los Palacios; Rogelio Robert, Secretario del Municipal de
Puentes Grandes; Dr. Miguel Carbonell. Juez Municipal primer suplente del
Caney; y Dr. Eduardo Cutit, primer suplente de Antilla.
Nombramientos.-Han sido nomhrados Secretarios, los Sres. Gustavo La-
mas, del Juagado Municipal de nGaniquical; Chsar Garcia, del Municipal de
Puentes Grandes; y Fernando Rodriguez. del Municipal del Este, Habana.
-Ha sido nombrado Auxiliar de la Fiscalia del Tribunal Supremo, el
Sr. Le6n Lle6.
-Ha side nombrada Mecan6grafo la Srta. Mercedes Larios, de la Fisca-
lHa del Tribunal Supremo.
-Han sido nombrados Escribientes, los Sres. Luis Jerez y Rosa Leal,
del Juzgado Municipal de Palma Soriano; Josc Jerez, del Municipal de Ba-
nes; Roberto de Castro, del Municipal de Ouanabacoa; Otilio Gutiirrez y
Agustin Sandoval, del de Primera Instancia e Instrucci6n de Artemisa;
Newton Suarez, del Municipal de San Luis; Juan Dominguez, del Munici-
pal de Songo; Joa6 PWrez, del Municipal del Sur de Matanzas; y Alejandro
Tester, temporero del Municipal de Sagua la Grande.






ASUNTIS GERUALEM


-Han sido nombrados Alguaciles, los Sres. Rafael Perez, del Municipal
de Banes; Nicolas Dagnery, del Municipal de San Luis; y Juan Ochoa, del
Municipal de Guant&namo.
LA JUBTIOIA AMERICANA.-El New York World, ha publicado la no-
ticia, que traducida, asi dice:
"Joseph Keller, de 43 afios, veeino de la Avenida de St. Nicholas 822,
padre de 5 hijos pequefios, estuvo hoy acusado en la Corte de Harlem de un
delito de hurto. Se Ic acusaba de que el dia 21 de Enero se habia apropiado de
un cesto con viveres de un carro manejado por Joseph Scalari, empleado de la
Busy Bee Grocery, de Park Avenue 1,061.
El Juez Maurice H. Gotlieb pidi6 so le explicara el hecho. Keller, que ha
permanecido preso durante la tramitaci6n del juicio, manifest6 Ilorando quo
el no hahia podido soportar quo su mujer e hijos se fueran muriendo de ham-
bre gradualmente. Su mujer e hijos tambitsn se hallahan presents en el juicio.
El .-uez (olictb, con la voz temnilorosa se dirigi6 al acusador Sol Haas y le pre-
gunto si insistia In In aesaei6n, el que eontest6 que no y que no estaba ente-
r;ido de la situaci6n econOmiea del aeusado.
El Jutez (lotlieb le di6 las gracias y le pregunto a Keler si tenia dinero.
Este contest negativamente y entonces el Juez le di6 $0.50 y una carta para
el Bricken Fund, situado en Broadway 1,385, del que es director, instruyendo
al Secretario para que Ie entregara a Keller $25.00. Tambi6n prometi6 el Juez
conseguirhl trahajo al acusado."
PROPOSICIONES DE LEY.-Se ha presentado en In Ciminra ide Repre-
sentantes una por la que "se concede amnistia para todos los delitos de fal-
sedad y perjurio, eometidos por empleados o funcionarios pfiblicos o particu-
lares, en el trimite on qiue se encuentre la causa, siempre que los hechos hayan
aeciweido antes del 1" de Enero de este nfio."
-Otra por la que se dispone que los auxiliaries y subalternos de los Juz-
vados tendriin derceho a disfrutar de un mes de licencia con sueldo al aia, sin
qle puedan distrutar do ella mAs de uno. a a i vez, en cada Juzgado.
--Otrn pnr nl que se prohilw la inmigraei6n obrera durante dos ailos y la
infraeci6n so castiga con multa de $1.000 o eon prisi6n de 6 meses, o eon ambas
a la vez.
-Otra por la que se supreme la consult de las sentencias en los juicios
sore divoreio.
-O-tra por nl que "so concede aminiistin a los condenados. auinque dichli
condena no soa firnie, por lesions graves cuyo delito se haya efectuado antes
del dia 31 de Dieiemnre de 1931, y siempre que carezcan de antecedents pe-
unles."
-Otra, que fu6 aprobada, por la que se concede "amnistfa a los delitos
de falsedad en documento official o nmerantil. malversaci6n de caudales pibli-
cos e infidelidad e n la custodial de docuntentos piblicos, conetidos aislada o
conjuntainente por funcionarios y enmpleados pthlicos que no scan de eleeci6n
popular, o por otras personas, hayan sido condenadas o no con anterioridad
al 1" de Enero de 1932."
-Otra por la que se concede amnistia "para los delitos de estafa, hurto
simple o con grave abuso de confianza y falsedad en document mercantil,
realizados o cometidos desde 30 de Junio de 1927 a 31 de Diciembre de 1931,
siempre que los autores de cualquiera de tales delitos carezcan de anteceden-
tes penales y no hayan sido condenado. por sentencia fire, dentro de ese
period de tiempo."
-Otra por la que "se concede amnistia por el delito de uso de documen-
toe falsos, previsto y penado en el artioulo 318 B. del C6digo Penal, tal como
qued6 modificado por la Ley de 24 de Marzo de 1917, siempre que en el mismo







ABUNTOS OENIBALB


no hayan concurrido circunstancias agravantes y el condenado no haya tenido
participaci6n material en la confecei6n del document falso."
-Otra, por la que "se amnistian todas las multas impuestas como co-
rrecciones disciplinarias a los funcionarios y auxiliares del Poder Judicial, asf
como las impuestas por los Tribunales de Justicia a los Abogados como con-
secuencia del ejercicio de su profesi6n"; y se dispone que "los expedientes que
se hubiesen iniciado con ocasi6n de las mismas sertn sobreseldos de oficio o
a instaneia de parte en el trimite en que se encontrasen."
-Otra por la que "se amnistian las infracciones, faltas, y omisiones que
no constituyan delito, penadas con multa, en que hayan incurrido desde dos
afios auteriores a la vigencia de esta Ley los Magistrados. Jueces y demAr
funcionarios. auxiliarcs y subalternos de la Administraci6n de Justicia; y a
los Abogados. Procuradores, Mandatarios Judiciales, hayia side o no objeto
ld expedient, o ya las multas haynn sido impucstas."
-Otra por la que se dejan "sin efecto las separaciones dictadas, desde 19
de Agosto de 1928 al 1" de Entro de 1929. contra Jucces liunicipales y Correc-
cionales, (qe liuhbicsen sido disignados libreennte por el Poder Ejecutivo en
cumplini p livoi de leycs especiales, sivinpre q(u so trate de aquellos contra los
u114e no sr hullbiere inlicilao c:nsa criminal alguna durante el tieimpo que ejor-
cicroni sus funciones. los 11u' dlcberain ser repue'sto)s n cargo do igual catego-
ria : los que deseinpefiaron al ser scparados. a cuyo cfecto, en caso do no haber
vacant aIguna d olilos, oc(up.-irfii la priniera qne de los inismios ocurra."
Otra por la (qu so redacta el: artclulo 162 de la Ley Orgiinica del Poder
JudicialI. asi:
"Art. 162.- -n cada J.uzgado Municipal habrat un Sceretario que autori-
zarai todos los actos y, adcemnis. un Suplente, que podrA ser uno de los Auxilia-
res (dl .fuzgado para los casos de ausencia, enfermedad o cualquier otro im-
pedimeinto leg'itimo del titular. En los J.uzgados Municipales de Primera Clase
hahri dos Secretflrios Auxiliares, en los que podri delegar el p'ropietario, o el
suplI'nt (n1 los c('sos i'ln quil s'a necesario, los cuales funcionarios auxiliaries sertin nom-
brados tninhiin entire los empleados del Juzgado. Corresponderf al Juez Mu-
nicipal hacer las designaciones del Suplente y de los Auxilinres. pudiendo va-
rinrla cuando lo crea conveniente"
OPOSITORES APROBADOS.-El dia 25 de< l actual tle'nina ron las oposi-
clone's ld aspirants ll cargo de ..luicz. Muniiciidil dI' tercera clase. le aqui la
relaOri6 i de los triunfadores y su calificaci6n:
1. Robvrto T. (larcia y livero. 72.li(66.-2, Jlose Argote y Vald6s. 71.800.-
3. Eloy Merino y Brito, 71.--4. lluniterto R. Ilernfindez y Nodarse, 68.400.-
5. (inillermio Morales y Nfii'z, (i5.i66.-6, RaIil de los Santos y Hernindez.
;5.;((0).- 7. Antonio F. (C:mps y Schwiep. 65.200.-- .IosC- F1. Fcrnindez y Pi-
loto. 65.)66.-9. Eduardo Cutid' y Alvarez, 65.--10. Juan .1. Firnfindez y Tru-
jillo. (;3.600.--11. los( U. (1. urni y Barnet. 63.466.-12. Ricardo Rodriguez y
Vahldts. (2.866.- -13, Loren'za Negrct y Valdis, 62.S00.-14. Waldo Medina y
Nli'ndhez, (i2.--15. Jos6 Mv. Noval y (lutiitrrcz. 61.266.-16. Manuel tlernandez
y IlHerindoez, 60.S00.--17, Antonio Mv Vicra y. Machado. 60.--IS. Roberto E.
Igl-sias y (artaya, 59.S00.--19, uan Delgado y (lonz~ilez. 59.600.-20, Enrique
Frrmindlcz y Ros, 59.400.-21. Victor (Uounzilez y DiAvalos, 58.400.-22, Ha-
mnin Vidal y Diaz. 58.66.- 23, Antonio (onzailez y Parra, 57.466.-24, Felix
(". Pino y Dclgado, 57.66.--25. Jorge 11. PIrez y Bringuier, 57.33.-26, Hum-
h'rto V. Quifiones y del Sol. 57.-27, Manuel M. Veranes y Rojas, 56.600.-
2S. Henry Salazar y Parejo, 56.400.-29, (lustavo Rodriguez y Perez, 56.200.-
30. Josts M. Soublette y Sotre, 55.900.









REPERTORIO JUDICIAL
REVISTA MENSUAL FUNDADA BAJO LOS AUSPICIOS DEL COLEGIO
DE ABOGADOS DE LA HABANA
INSCRIPTA COMO COIRRSPONDRNCIA ODE GUNDA CLA EN LA OFICINA DE CORRKOB D LA HABANA

Suscripci6n annual, $7.00 NG(mero suelto . $0.70 Anuncio on Ie Dirt. $2.06

APO VIII. HABANA, MAYO DE 1932. NUM. 5.


ABUSOS DESHONESTOS
Por fortune, nunca bastante bien loada, este delito se compete con poca
frecuencia, relativamente. Execrable estigma social sobrevendria si tomase
increment(o la comisi6n del mismo porque se propagara la protervia y depra-
vaci6n de quienes i iinsensatos!! pretenden satisfacer brotes desenfrenados do
irracional sensualismo utilizando la insipida inocencia de tierna edad, la in-
conscicnte locura o imbecilidad, y la opuesta voluntad ajena, siendo asi quo
precisamlente en el afecto o mutuo desco radical la caracteristica spiritual de
esa funci6n gendsica.
No es propicio realmente a problems de complicaci6n y dificultad y por
tanto no reclama que ensanchemos el conciso molde de que nos valimos para
In breve exposici6n de los anteriores delitos.
Seguiremos, como es natural, el mismo sistema de ajustaci6n a la juris-
prudencia porquc nucstro plan es, ya lo hemos dicho, contribuir con estas
recopilaciones do datos, que otro nombre no cable, a que los patrocinadores de
RtKi'RTORIO JuniciAl, puedain encontrar aquella, sin demoras, en los casos que
de la misma se auxilien.
El articulo 455 del (Ydigo Penal dice: "el que abusare deshonesta-
iimnte de persona de uno u otro sexo, concurriendo cualquiera de las circuns-
tancins expresadas en el 453, sera castigado, segiin la gravedad del hecho, con
li jena de prisi6n correctional en sus grades medio y niximio."
Los particulars, consiguientemente, a tratar son: deshonestidad, victi-
na. violencia, y pena.
Dcshoncstidad.-No la define el C6digo y no es un vocablo de concept
conereto y precise, de tal modo que baste enunciarlo para comprender en se-
guida de qud y de cuAnto se habla, sino que por el contrario tiene esa palabra
mun acepci6n muy amplia que va de lo poco o insignificant a lo much y
imuy grave. Deshonesto es lo que carece de honestidad, lo que ofende al
pudor o recato y claro esti que esa ofensa puede ser leave o de intensidad
segfin la naturaleza de la acci6n realizada, y debido a esa vaguedad o inde-
terminaci6n, a que es susceptible de mas o menos el agravio a la decencia,
a la castidad o a la moral es que, como singular excepci6n a lo normal, se
fija una penalidad de indole discrecional de manera que sea possible recorrer
libremente de uno a otro extreme, del minimo al mAximo, atendiendo sola-
mente, o mis que a nada, a la proporci6n del ataque.
La sentencia 260 de 1920 dice que es abuso deshonesto cualquier acto
hibrico u obsceno no encaminado al ayuntamiento carnal; alude a quien con
ofrecinientos logr6 que una nifia entrara en su casa y sentAndola en una
mesa le succion6 los 6rganos genitales. La 28 de 1921, de igual contenido,






ASUNTOS GENERALES


o sea toda acci6n librica, menos el coito, y se contrae a un individuo que le
introducia el pene en el ano a un nifio de ocho afios.
En varias sentencias se declar6 que no se ejecuta con el tacto solamente,
sino tambi6n por medio de la vista.
Con cl tacto.-La 168 de 1917, sobre que desnud6 una nifia, la sent6 en las
picrnas y le tocaba la cara.-La 254 de 1921, alusiva a un sujeto que pasaba
las manos por el cuerpo de tierna nifia para satisfacer insanos deseos.-La 65
de 1922, puso el pene en el ano del menor sin llegar a introducirlo.-La 95
de 1922 abraz6 y bes6 a un niiio de ocho aios rozandole a la vez el pene erecto
por las nalgas.
('on la ristta.-La 160 de 1924, el author se masturb6 delante de dos niiios
tde 9 y 10 1itlis dici(indoles (iql ern iniuy bueno.-La 162 de 1924 se bnj6 los
pantalones y mostrandole a una nifia sus 6rganos sexuales le decia "mira
ntlla".--Lan 91 de 1928 id~ntica a nl precedent.
I'ictima.---Ahora so consigna expresamente que el delito se refiere a las
personas de uno y otro sexo, no cable pues la interrogaci6n iiue sto formula
ni el dc corrupei6n de menores. La duda con respect al i6timo estaba jus-
tificnda. pues dada su naturaleza era excusable pensar que rezara s61o con
las hembras, pero on el otro no, porque es fileil darse cuenta que tan realiza-
ble e ccon aquellas, como con los varones, y adernis la praitica lo pone cons-
a111teienite dt maniiiifiesto; cnasi nllis co llunlts son lol de sxujeto pasivo mnaseIl-
lino. La sentencia 94 de 1920 dice que no so require honestidad on la victiia.
iolclncia.-Rteviste tries forinas. tomadas del dclito do violacidn, a saler:
cunndo sc usa de fuerza o intimidaci6n; cuando In parte ofendida so hall pri-
vaId de rniaOn; y si tsta tice incenos de 12 aitos dr edad.
('lon rela'i6in a In primern convieone adelntar que neercai do ese requi-
sito de lia fuerza, quoe s ecomfinl a los dos delitos citados, In jurisprludoencia
formaind par;i tl dtie violncion lha mantenido insisltmente el criterio de( que no
ts indislpensable qlue acquclla sea irresistible o invienible sino que es suili-
cieite ecunlquier ncto de fuerzn, v-ianse Ins srenten cins 3145 detl 1919. 160 tie 1923,
250 de 1923. 68 de 1926 y 289 de 1928.
D1) Ins pronuncindas on delito do abusos decshonestos son citlables Ins qutl
siglicn': la 237 de 1913 (Ique dice quc In ly no fija. ni cs datble que fije. el
gratdo dc fuerza que ha dc eslxecifiair el delito. y es bastante que cl culpable
agnrl'irna pr el brazo al nifio de 12 aiios y contra su voluntad ti ino ternas
on la maniiigun tdonde Ie introdujo el nmienibro viril en el ano. Lai 154 de 1927
referente al he1eh de (ilue 111 sujeto invit6 a unn amiga parn Ilevnrla a su
casa c'n autoinm6vil y en el tryceeto. sin autorizici6n nlguina It toe6 Ins pier-
unls. qiniso iiieter li 1111111i (n 1l seno y In h'bes, lodo cllo a pesnr de In et llrgical
protest de ella, que nl fini se Inzniia del nutom6vil para evitarlo.-LaI 154 de
1921 sobrc eli caso de que u11n joven hlablaba por telfono en un estanlleci-
ieniclo etn q(ue s61o habin un dependiente por ser do nochec. y 6ste acercindose
le dijo: dnme un beso, y conno se negara In abraz6, bes6 y apret6 un peelio,
sufriendo aquelln iiperhmina cn ]a luclia. La Audiencia estimi6 que habia
delito doe nbusos dcslonestos. y el Tribunal Supremo, falta de vejaci6n porque
se desconocin el ulterior prop6sito de aqucl y la ofendida tenia 20 aflos.-
]La S2 ld 118 expresiva de que no es indispensable que figure la fuerza u
oposici6n si la part ofendida no tiene ain doce afios.-La 149 de 1918 que
pena a quien frotabn el pene por la regi6n sexual de una nifia de 10 afnos, sin
que hubiese ejercido violencia para lograrlo.-La 303 de 1926 que hace 1o
propio al que con halagos consiguc saciar active pederastia en un menor de 9
aros.
('(o respect a la segundn, esto es, que sea menor de 12 afios el perjudi-
cado. tenemos: La 41 de 1921 declara que cualquiera que sea la edad con tal
que no rebase del limited indicado; se habia alegado que una nifia de 5 afios
no despierta apetito carnal a ningtfn hombre.-La 115 de 1928 por quebran-






ASUNTOS GENERALS


tamiento, que contray6ndose al delito de violaci6n, siendo de consiguiente
aplicable al de abusos deshonestos, consign6 que no importaba que el agent
desconociera que el ultrajado no habia cumplido todavia 12 afios, si ast era
en efecto.
Y de la tercera especie de la violencia, consistent en que la persona
agraviada est6 privada de raz6n no hemos encontrado ninguna sentencia del
Tribunal Supremo, y en verdad que no so necesita, pues viene a tener un as-
pecto anhlogo al de la edad que se acaba de examiner y son difcfiles las dudas.
Pena.-La sentencia 358 de 1922 reconoce que la de este delito no se sujeta
a las reglas que da el C6digo Penal para a aplicaci6n de las penas; se atiende
Anicamente, o principalmente, a la gravedad del hecho.-La 303 de 1926 ex-
pone que no tiene trascendencia discutir si concurre o no la agravante de
abuso de confianza, pues con o sin ella puede el Tribunal poner la pena en la
extension quo a su juicio proceda, habida cuenta de la mayor o menor grave-
dad del atentado al pudor.-La 149 de 1918 dice que si coexist otro delito
de pena menor so impone la del de abusos deshonestos en el grado mnximo
y dentro de 6ste la cuantia que correspond a su gravedad; se trataba de un
individuo que frotando su pene en la bulba de una nifia le comunic6 una en-
fernmedad gonoc6cica.-La 80 de 1924. dictada para un caso igual de esos dos
delitos, aplica la pena con arreglo al articulo 88 tambidn. pero ailade que Asta
debe emplearse on el grado medio por no mediar circunstancias modificativas.
coimo previene el SO, pfrrafo primero.-Es contradictoria de la que antecede
y en nuestra luodestisima opinion aquella esta mis on consonancia con el
espiritu de la penalidad de que se habla por cuanto le cons'rva, siquiera sea
en el grado, su peculiarisimio earfcter de discrecional, mientras que la segunda
resoluci6n mencionada subordina la cantidad de la pena en todos los aspects
a; ns disposieiones de los nrticulos 88 y 80 que rigen para las ordinarias o no
vxceptuadas.
Agotados ya los tenmas propios del delito on studio, adicionemos algunas
anotiaionets relncionndas con el inismno quIe quizia span uitiles.
Este delito ofreece la partieilaridad de que a veers el agent no Ilega a
realizar todos los aetos que eran neceesarios para la ejecuci6n de su lujurioso
intento y sin embargo el delito no es frustrado o tentative sino consumado,
porque con lo que ya ha verificado en pos de su finalidad recibe suficiento
lesi6n el pudor. quedando, por tanto, integrado de inodo perfect aquCl. Tal
sueederia si proponiendose el goce lascivo con eyaculaci6n, rozando su pene
en la regi6u genital de la nifia, extra el miembro a la vista de ella y cuando
st dispono a frotarlo en la forma apetecida, le sorprenden y desiste; basta el
conjunto de la escena y la exhihici6n del 6rgano sexual para que ya lasti-
nada la castidad de aqu6lla, exist el delito consumado.
La sentencia 438 de 1921 corrobora esa apreciaci6n. Sucedi6 que el acu-
sado invit6 a dos nifias de 7 y 9 afios para que entraran en su casa con
objeto de que vieran unas postales. y ya dentro ambas. se baj6 los pantalones
y mostrfndoles sus 6rganos genitals les dijo que se lo tocaran, lo que ellas
no quisieron. La Audiencia conden6 por tentative de abusos deshonestos y
el Tribunal Supremo dijo que el delito alcanz6 su cabal consumaci6n, puesto
que lo Ilevado a cabo por aqul6 entrafiaba por si solo grave ultraje al pudor.
-La 395 de 1928 en que result que el procesado Hev6 a su cuarto un menor
de cuatro afios con ideas deshonestas, y cuando le habfa ya quitado el traje
fu6 descubierto por la madre, frustrandose asi el prop6sito de aqucl. La
Audiencia calific6 de tentative y el Supremo pen6 por delito consumado ba-
sandose en que dada la edad del niiio y el Animo con que se le desnud6 es de
estimarse que se atent6 gravemente a su pudor, y que de consiguiente por
ello el delito obtuvo su perfeeci6n total aunque el impulse genesico no fuera
satisfecho.-La 254 de 1921 ocurri6 que un criado se introdujo de noohe en
la habitaci6n donde dormia una nifia de ocho afios y al objeto de satisfacer







ASUNTOS GENERALS


sus desoos fibricos, comenz6 a pasarle las manos por el cuerpo, y antes de
llegar a las parties genitales despert6 aqu~lla y como diera gritos, el hechor
se fug6. La Audieficia entendi6 que era tentative, y el Tribunal Supremo,
delito consuimado, porque 6ste se integra desde. el instant en que hay un
acto que ofende en forma grave los sentimientos de pudor y honestidad.-
La 212 de 1917 present la misma conclusion por el propio fundamnnto.
La Audiencia conden6 por tentative y el Tribunal Supremo por delito con-
sumndo en el siguiente suceso: hallabase sola en su hogar una nifia de siete
nios y un sujeto la condujo a un cuarto interior con miras deshonestas y
amarrandole brazos y muslos la ech6 sobre un saco y en los moments en
que se desabrochaba los pantalones para ejecutar su designio fud sorprendido
y eseapo.
Al rev6s de lo narrado aeonteee en la que sigue: La 431 de 1921, el.pro-
cosado llevo la niiia do 11 aiios a una habitaci6n y desabotonindose los pan-
1alones y ealzonoiillos Ic propuso que le agarrara el pene. lo 1que ella no hizo
y huy6. La Audiencia conden6 un delito consumado y el Supremo en grado
de lentativa aduciendo que aqul no us6 active o pasivamente del cuerpo de
]a misna. y aunque el al)uso deshonesto se perpetra por la mera exhibici6n
de Ins partesar pudetndas. ino aparecc que nsi tuviese lugar: y la 318 de 1928
juzga comio tenlativa el hecho de que un homibre. deseando aeariciar a una
mnujer con miras libricas, como ella se opone resueltamente, la sujeta fuer-
tomiiint y Ia intimida con un revolver, sin que a la postre sea complacido
porque ella ihuye.
Lcno. NOEi,.



PREFERENCIA DE LA HIPOTECA LEGAL DEL ART. 168,
INCISO 5" DE LA LEY HIPOTECARIA (')

1.-El problemino qu e O dispute y que se desca resolve estriba en si re-
matl:lo u11 imlltelde en la via de apremio seguida plr el Municipio para el
cobro del impueslo territorial correspondiente a la filtima anualidad y la
part vencida de ai corriente. amparado por la hipoteca legal, adquiere el
rcimatador diclo inmuelcle libre de graviiienes y tiene, por consiguiente, el
derceho de pedir y oltener la cancelaci6n on el R,'gistro de todos los que
pesen sobre el mismo, incluso una primer hipoteea vohluntaria. En breves
C1111inos;: icuail es la situaci6n de un primer acreedor hipotecario frente al
impnelsto territorial que afecte a la fine hipoteeada a favor de diehis cor-
poraciolls puiblicas? t.Quii riesgos o peligros corre ese acreedor si dicho im-
puesto no se paga?
IT.-Es obvio que el iunico impuesto que puede preoeupar al acreedor
hipoteeario es el Ilamado ftrritorial. o sea aquil que gravite do un modo director
sohre el inmueble hipoteado. que goza del derecho de preferencia y de hipo-
teea legal. segin los articulos 168 y 21S de la Ley Hipotecaria, en relacion con
el 179 de la Ley de Impnestos Municipales. el 216 de la Ley Orginica de los
Municipios y los articulos 160 y 63 de la Ley Provincial.
En Cuba el impuesto territorial corresponded principalmente al Municipio,
que es el eneargado de reeaudar para el Estado y la Provincia sus participn-
eiones respeectivas n el misino. La Provincia percihe un tanto por eiento sobro
el correspondiente al Municipio y lo mismio el Estado respect al que le asign6
(*' El estimado conmpafiero Dr. Frannisco Delluund, del foro de Santiago de Cuba,
nos ha f:vorecilo con este tr:nfhjo por el que evacuu una consult que destol los Estados
Uniido, le dirigiera The National City Bank of New York, y le damos las gracias por sn
ntenci6n.-N. del D.






ASUNTOS GENEALES


]a Ley de Obras PNblicas de Julio de 1925, pues antes de la vigencia de esta
no percibia ningdn impuesto de esa indole.
El Municipio no s61o recauda para si y para el Estado y la Provincia,
sino que tambien, cuando el referido impuesto territorial no es pagado volun-
tariamente por el contribuyente, utiliza la via de apremio 'establecida en el
Capitulo 1V, Titulo IV de la Ley de Impuestos Municipales. para hacer efec-
tivo dicho impuesto impagado, que comprende englobadas las participaciones
que en l1 corresponden a la Provincia y al Estado (Art. 60 Ley Provincial).
De suerte que el finico procedimiento de apremio a seguir para el cobro
del impuesto territorial correspondiente al Estado, a la Provincia y al Muni-
cipio. es el establecido por los articulos 208 al 235 de la hnencionada Ley de
Impuestos Municipales, cuyo articulo adicional manda que "para todos los
triimites no previstos sobre apremio y remote (de dicha via de apremio admi-
nistrativa) se estarA a lo dispuesto respectivanente en la Ley de Enjuicia-
miento Civil y en la Hipotecaria y su Reglamento".
Es decir, que en esa via de apremio administrative rigen como supleto-
rios los preceptos de la Secei6n Segunda. del Titulo XV, Libro Segundo de la
Ley de Enjuiciamiento Civil, que se refieran al embargo y remate de bienes
inmuebles, entire los que se hallan los articulos 1487 y 1488 que exigen se
traiga al expediente de apremio, antes de procederse al avalio y subasta, cer-
tificaci6n del Registro de la Propiedad expresiva de las hipotecas, censos y
gravamenes de today especie a que esten aqullos afectos, y de que si efectiva-
mente resultaren gravados, seg6n dicha certificaci6n, se le haga saber a los
interesados en tales graviimenes o hipotecas el estado de la ejecuci6n para que
intervengan en el avalfo y subasta de los bienes, si les conviniera.
Jamtis en Cuba, ni en Espafia, que yo sepa (de Cuba puedo asegurarlo),
el Estado, la Provincia y el Municipio ban exigido la constituci6n de una hipo-
teca especial, ni han hecho uso del derecho que a ese respect les conceden los
articulos 218, pArrafo filtimo, y 158 de la Ley Hipotecaria; y, por consiguiente,
no hn tenido aplicaci6n en cuanto a esas corporaciones se refiere el procedi-
miento de los articulos 165 y 166. en defeeto de otro que fijaren los reglamen-
tos administrativos, segfin el articulo 167, trdos de dicha Ley Hipotecaria.
El Municipio siempre ha empleado su via de apremio especial administra-
tiva, establecida por la Ley de Tmpuestos Municipales, por ser la mas expedite,
mias ficil y menos dispendiosa. ya que la constituci6n de la hipoteca especial
es susceptible de una contienda incidental ante los Tribunales de Justicia
(Punto 5' del art. 165 de la Ley Ilipotecaria).
IIT.-Sentados los anteriores antecedents como necesarios para resolver
los problems que puede afrontar un primer acreedor hipotccario frente al
impuesto territorial impagado, paso a tratar de hacerlo en las siguientes lines.
Es fundamental en material hipotecaria el aforismo: Prior tempore potior
jure (Primero en tiempo el primero en derecho). Como asimismo es otro axioma
juridico que la hipoteca cs un contrato accesorio. Dice el articulo 1857 del C6-
digo Civil que uno de los requisites escnciales del contrato de hipoteca es que
Rsta se constitiva "para asra r cl reuiplimiento de Ina obligation principal";
es decir. que sin esta no puede legalmente existir hipoteca.
Luego, sentados estos principios fundamentals, el primer paso que debe
dar el cnpitalista para dar su dinero a prestamo con garantia hipotecaria de
nn inmueble. sea fincn rfistica o urbana, es ir al Municipio a cerciorarse si
estas se hallan o no al corriente en el pago del impuesto territorial.
Si la finca nada debe por ese concept en la fecha del otorgamiento de la
escritura de hipoteca, si estA al corriente en el pago del impuesto territorial
que pesa sobre ella especialmente, no puede en este caso hablarse de hipoteca
legal ticita, ni de ninguna otra a favor del Municipio, del Estado y la Pro-
vincia, simple y sencillamente porque en aquel moment no existia obligaci6n
principal, ya que la finca nada debia, estaba al dia en el pago del impuesto.







ASUNTOS GENERALES


Es cierto que el Municipio, la Provincia y el Estado tienen hipoteca legal
tticita sobre los bienes de los contribuyentes por el imported de la iltima anuali-
dad y la parte vencida de la corriente no pagada; que tambi6n es cierto que
es la finica de las hipotecas tAcitas que ha quedado como reminiscencia del
derecho antiguo hipotecario, contrariando los principios en que descansa nues-
tro nuevo sistema referentes a la especialidad y la publicidad de las inscripcio-
nes; que como tal hipoteca tAcita no necesita inscribirse de manera especial y
exprcsa, ya que el legislator presume que el impuesto territorial es de todos
conlocido; pero no es menos eierto que esa hipoteca legal tacita, para que sea hi-
pl)otce ;a favor del prestamista o acreedor la finea este en descubierto por el im-
puIcsto territorial que pese sobre ella, inico caso en que puede decirse que diclia
obligaci6n'existe; pues de lo contrario, si la finea esti al corriente cuando so
otorguc lai hipoteea voluitaria, como no cxiste hipoteea legal preferentc, esta
ltiwma, o .sea el credito del hipoteeario serit el preferente erga otmnes, si del
Rcgistro no aparecen otros inscriptos con anterioridad.
Asi lo ha entendido el Tribunal Supremo de Espaila en su sentencia nfi-
imctro 2.59. (l 11 tide JumIio de 1884 (pilgina 419, tomo 55 de la Revista), resol-
viendo un caso anAlogo, por no decir id(ntico al que ike estoy refiriendo. No
hago un resumnin de ese fallo para no hacker demasiado extenso este trabajo y
porqluc puede leerse en el tomo de la jurisprndencin qiue dejo indicado. Dicho
Superior Tribunal eas6 una sentencia que ordn6 la canecelaci6n de una hipo-
tesca constituiida con anterioridad a los descubiertos por contribuei6n territo-
rial. In eial revoc6 po(r el fundamento, entire otros, de que "es doetrina legal
dti qi las hipoteeas no pueden existir sint qiue e'rista li obligation que asegu-
rtal, (por(qi' sen 10 que(t ftuese la garantia (uli correspondiese Ia la Hacienda por
los dlescullierltos de las quotas dte eontribucihn correspondientes a lo.s aios cono-
micos de 1S73 a 1874 y 1S74 a 1875, que fiicron los oeasionales de la venta del
imoiin'lle, itq rllt (irantt iiiit l j iunmis podr( i (co stit ir t in( hipotef t (IttI rior a 'tI
(qut quciedl inscrita en febrero tie 1865'." (Penfiltimao Considerando en relacioi
C'on el sceniiiido motivo de la primer part del recurso).
Por consiguiiente, el primer aercedor hi)poteeario no corre peligro alguno,
ilnes s g01ra1\'ainell tes pref're"ite. g, zal tid prioridtadi si al tiicp'l o die constit irse
si hlipotet a lit finca hipotevada estaha al corriente cen cl pago del impuesto
territorial. No puedle existir nll ese aso hipoteca legal alguna preference a su
eredito, por la simple y sencilla raz6n de no existir una obligaci6n principal
que t:sta pudiera garantizar a favor del IMunicipio. Nada puede temer a ese
respect.
Si, por el ceotrario, la fine hipotecada estuviese en descubierto o adeu-
dando el impuesto por la filtima anualidad y la part vencida de la corriente,
al ticiimpo de constituirse la hipoteea voluntaria, entonces ,sta quedaria pos-
puesta a la hipoteea legal ticita a favor del Municipio, de la Provincia y el
Estado; y si para el cobro de esos descubiertos garantizados con hipoteca
legal, se rcmatase la fine en la via de apremio administrative antes expre-
sada, el rematador tendria derecho a que so cancelase la hipoteca volunta-
ria, por ser un gravamen posterior, librando el Alcalde Municipal, equipa-
rado en il easo a la autoridad judicial, el oportuno mandamiento al Regis-
trador te la Propiedad, de acuerdo con lo dispuesto en el parrafo segudo
del articulo 125 de la Ley Hipotecaria.
Naturalmente que el acreedor hipotecario que se viera en esa situaci6n
podria library la finea pagando el imported de lo adeudado por el impuesto,
ya que< antes de saearse a remate por el Municipio 6ste tiene que notificarle
el estado de la ejecuci6n para que tome part en la subasta, si le conviniere;
por otra part, el Municipio para acordar el remate tiene que agotar todos
los recursos previous de perseguir los bienes muebles del deudor, especial-
mente las rentas de la finca y hasta la administraci6n de 6sta, segfn los






ASTYNTOS GIONEALUI


articulos 221 y 222 de la Ley de Impuestos Municipales. La subasta del in-
mueble es el l6timo y desesperado recurso. Tiempo y oportunidadea sufi-
cientes brinda la ley al contribuyente y al acreedor hipoteeario para evitar
el remate del inmueble.
IV.-Expuesta la situaci6n del acreedor hipoteoario, cuando al tiempo
de constituirse su hipoteca deba o no deba eontribuei6n territorial la fine
hipotecada, veamos ahora ou1l aeria su situaoi6n por el impuesto que dejase
de pagar el dueflo con poaterioridad a esa feoha.
En esas condiciones el Munieipio no goea del derecho de hipoteca legal
tacita, sine de un derecho preferente a cobrar el imported de una anualidad
vencida del impuesto y la part devengada de la anualidad corriente, que le
concede el articulo 179 de la Ley de Impuestos Municipales en relaci6n con
el 218 de la Ley Hipotecaria y el 1924 del C6digo Civil, inciso 1'.
Esa prelaci6n o derecho legal preferente consist: 1V-En que si el
Municipio remata In fine en la via de apremio, no puede el rematador pedir
la cancelaci6n de la primer hipoteca del acreedor, porque 6sta surgi6 y so
inscribi6 en una fecha anterior a la en que se ocasionaron los deosubiertos
en el pago del impuesto. El rematador tiene que respetar la hipoteca.
20-En que si el acreedor hipotecario remata la finca en el procedimiento
ejecutivo hipoteeario, el rematador adquirente, quienquiera que eate sea,
tendrA quo responder y pagar solamente al Municipio el imported de una anua-
lidad y la part devengada de la corriente, como responsabilidad preferen-
to, a tenor del articulo 172 del Reglamento Hipotecario.
3"-Si el Municipio embarga y anota su embargo en el Registro (Art. 219
Ley de Impuestos Municipales) por un imported superior de contribuciones
n dos anualidades, quienquiera que adquiera la finca del deudor contribu-
yento de manera extrajudicial o voluntaria, tendrA quo responder de la hipo-
tcca y del total del impuesto constant de la anotaci6n del embargo.
4"-En el caso del parrafo anterior, el que adquiera la finca por remate
etcrctundIo cpi el ejecutivo sumario del aereedor hipotecario, o si 6ste so la
adjudica on dicho procedimicnto, s6lo responded por el tiempo de contribu-
ciones a que se refiere el articulo 179 de la Ley de Impuestos Municipales,
con derccho a obtener la cancelaci6n del embargo del Municipio oualquiera
que sea la cantidad que 6ste amparo mediante mandamiento al Registrador,
conform al articulo 125 de la Ley Hipotecaria.
En conelusi6n: Primero: Existe la hipoteca legal ticita a favor del Mu-
nicipio y las otras entidades pfiblicas; pero tan s6lo para garantizar una
anualidad y la parte devengada de la corriente no pagwada del impuesto terri-
torial.-Segundo: Para que esa hipoteca sea preference a un tercero, es indis-
pensable tender a la fecha en que este adquiere su derecho real, pues ess
hipoteca legal s61o garantiza los descubiertos de ese impuesto ocasionados
on tiempo anterior a dicha focha, porque ellos son los que constituyen la
obligacion principal, cuya existencia como requisite esencial aquella debe
garantizar.-Tercero: Que los deseubiertos posteriores a esa feoha de adqui-
sici6n del tercero, no estin asegurados con hipoteca legal preferente, sino con
un derecho comfin de prelaci6n, nunca con un derecho de hipoteca respect
a ese tercero, porque serfa una hipoteca sin obligaci6n principal, lo cual es
un absurdo.
FRANJCrco DB LLmNDt.


DIGNO DE APLAUSO
Se nos ha pedido por personas muy estimadas, que recomendemos, si lo
creyesemos digno de loa, el proyeeto de ley, muy meditado, en el que so pro-







ASUNTOS GENERALES


pone, por algunos Senadores, que "a partir del present ejercicio econ6mico
se eleve a la cantidad de $250,000 la consignaci6n de $86,400 que "para fun-
cionarios suplentes e interinos. y casos de double paga", figure en el capitulo
6," articulo linico: Personal Suplente y Tcmporero, del Presupuesto fija del
Poder Judicial.
Son tan evidentes, tan incontestables las razones que abonan dicha pro-
posicion de Icy, que ellas se imponen a todo el cque las conoce. Tiende la mis-
ma a resolve la situaci6n dificil en que ha colocado a los Jueces Municipales
Suplentcs la demora en el pago de los haberes que han devengado durante
muchos mess en que vienen desempciiando esas funciones puiblicas, realizando
istas, y principalmente los de la capital. una labor verdaderamcnte abruma-
dora por el n(umcro inmenso de juicios sometidos a su studio y decision.
El autor de estas lines ha tenido ocasi6n de comprobar, por si mismo, cuAn
grande y Iabsorlbcntt es cl tralhjo Iquc lleaorI'a pIs sobre los Julzgiados MunIi-
cipales de esta ciudld.
Existia cen cl Ircsupluesto fijo del Poder Judicial tiun capitulo cn el Piqu
st conisigimlal un crlCdito dhe $120.000 anuales "para funcionarios suplentes
c iitcrinos y casos dc dobhl paga". Con enrgo a cste e.apitulo cobran sus
nlilceres los Jiicres M11nicipales Siilentcs. A consecucncia de un primer
rejuste o economic. ese crddito se redujo a $86,400. Otro rcajuste hajo cl
mincionado cr6dito a 1, sumlni de $76.000. Esta consignaci6n ha rcsultado in-
Nuficicnte. En el cjercieio (Id 1924-25., quedaron por cubrir. de dichas aten-
sioncs: $56.957.40. En el de 1925-26. $SS.069.23. En el de 1926-27. $123.277.58.
En el de 1927-2S. $11S.635.95. En el de 1928-29, $125.116.45. En In actuali-
dad se ndenda n los Jueces Municipales Suplcntes de In IRepiblica, por sis
hhbercs devengados durante el cjereicio fiscal dc 1929-30, $82,663.8,1. Durante
rl ejcrcicio dc 19:0-31. $121,941.45. Y por lo que ha decursado del ejer-
cicio fiscal de 1931-32 $315.. U$ n total de $237.750.81. 1)ehe advertirse
que con cargo a] presupllesto en vigor. afin no han sido satisfcchos los sucl-
dos devenlgados por los .Iicces Municipanils Suplentes desde el mies de Octubre
fiitiiiio i: lai feeh. Vista 1a insuficiencita dcl cridito consigiado para esta
atenlcion. el Poder E';jeetivelio li recontildado que se anllment. y cn igual sen-
tido iha opinado In Sala de (lohierno del Tribunal Supremo de Justicia en
suis acierdos de 26 de Eniero dc 1931 y 1S de Mayo del propio afio. Todos los
datlos qui antiecedcn rcsult.mn Id utn documi nito fidedigno qiie se nos ha
Onvindo.
Ante nla rave situncion econ6mien que afrontan por la faltai del pago
de sus lbhelrcs. los .Ilees Munici)piles Sup1le(nles tide la ll:hlna. entiendell
algifunos compeltentes cmplenados dle lis Secretal' ric't s die JIusicin yV de la de lla-
cicnda. iue el Podcr Ejecntivo (porin. Ipor vin de excepcion, disponer el
pago de los suchtlos rati'asdos corresi)olndiientls a dicz y 11iiiNe mieses de labor.
3 co n mn 1otal aproximado de $40.000, a pesar de que la mayor part de la'
suinta adeuld:ida corrcsponde a los ejercicios fiscales de 1929-30 y 1930-31.
cllyos presluptestos lodNIvin n to se l' n li iq idaido. set'illln re'Z:a l11 not1a ( e t11 ne-
mos delantc. Esos $40,000 pudieran arbitrarse del siguiicnte modo. ITliliziln-
do los ingresos extraordinnrios que provieiien de Inl difcrencia entre el
cost y el valor en circulneidni de lai moleda dc plati que(llit cslig llcii mlo a
Cuba. ITtilizanido los ingresos proveniuites de la liquidation del lianco Na-
cional de Cuba. ITtilizando los ingresos procedentes de lta Ley dc 22 de Enero
Iildtiino. Todos ,sos ingresos "no lienen el carlicter de "ordinarios" o "pre-
suIpustados", raz6n por la, cual puede disponer de ellos cl Ejecuitivo pnra
cubrir atencionics del Estado. Otra solucion. a nuestro juicio. pudicra ser la
dc pagar los haberes de que hablamos con "Ccrtifinados" o "Obligaciones"
o "Pagar's de Tesorcrila". con o sin inltcrs, amortizables en los plazos quc
sc fijen. Esto se ha liecho, a veces, para pagar atrasos, en algunos paiscs
de Europa y Amnrica. Los tcnedorcs de csos docunicntos de pago podrian






'ABUWI'O GINMMULA


negociarlos, ai les conviniese. Pero lo mejor seria aprobar el consabido pro-
yecto de ley ai se pudiera disponer de la suma que en 41 se express. Lo que
import es quoe s olucione, de cualquier mode, este problema que tanto
afecta a la vida econ6mica de los seflores Jueoes Municipales Suplentes, a
los que ahora un trabajo judicial excesivo, agobiador, absorbe la mayor parte
del tiempo que pudieran dedicar a sus asuntos profesionales.
GAST6N MOIA.


QUESTION CORREOOIONAL
AComete falta o delito el dunefo de un perro no vacunado que muerdc a
una persona?
La Direcei6n de Sanidad, per la Circular nfmero 478 de 1927, vigente,
cursada a las Jefaturas de Sanidad, interpret disponiendo que en cuanto a las
personas mordidas por perros, habia que distinguir tn delito y una falta; que
debe considerarse delito cuando se comprueha que un perro no vacunado o
fuera del perfodo de inmunidad quo concede la vacuna muerde a una persona,
porque en esos casos existede por parte del duefio del perro una grate desobe-
diencia a las disposiciones sanitarian, y agrega que "ademAs compete una falta
el no tenerlo con el bozal y amarrado como esta dispuesto; que cuando el perro
bien vacunado, pero sin bozal y sin star anarrado, muerde a una persona, se
integra una falta a lo dispuesto en las Ordenanzas Sanitarias que debe casti-
garso con el maximum de la multn, a reserve do dar cuenta al Juzgado Correc-
cional por las lesions que haya producido el perro."
Reconocemos los motives de defense social que ha inspirado a la Direc-
ci6n de Sanidad, pero no podemos compartir igual criterio por estimar que
esta en pugna con la legislaci6n vigentc.
En el REPERTORIO JDInCIAL, obra de innegable utilidad, especialmente
para los Jueces que nos encontramos en aisladas regions de la Isla, so insert
en la edici6n correspondiente a Octubre de 1929, el acuerdo de la Sala de
Gobierno del Tribunal Supremno iegindosn a evacuar la consult del Juez
Municipal de Agramonte en relaci6n con la citada circular, en que se inquiria
c6mo debfa penarse el caso tratado. Lai Sala no evacu6 la consult per "ser
los Jueces los llamados en cada caso a interpreter y aplicar la ley".
Como es innegable quo el asunto ha ofrecido dudas y que pudiera dar
lugar a una resoluci6n injusta por funcionarios novatos, vamos a considerar
el asunto con nuestra opini6n y tal vez ast se ofroeca la oportunidad quo
alguien ilustre mejor esta cuesti6n, aparentemente baladi, y que pudiera dar
motive a una causa por prevaricaci6n con todas sus consecuencins, contra el
funcionario que se dejara impresionar por el criterio expuesto on la circular.
La legislaci6n vigente sobre Ordenanzas Sanitarias, en el articulo 330
de' Ta Ley de 6 de Julio de 1914 dedica una secci6n a tratar de las infraccio-
nes y penalidades y s61o consider como delito la infracci6n de los articulos
siguientes de las Ordenanzas Sanitarias promulgadas en 12 de Enero do 1906:
articulos 42, 43, 53, 56, 60, 63, 66. 85, 120, 170, 239, 241, 242, 243, 272, 284,
286, 350, 367, 373, 463, 475, 484, 485, 489, 507, 526, 553 y 592 y que cn las presen-
tes Ordenanzas correspondent a loa articulos 7; 16 (phrrafos V1, 2? y 6?) ; 17; 20;
23; 32 (pfrrafo 41); 43 (phrrafos 1? y 29); 73 (pirrafo 1); 114; 115; 116;
121 (pArrafo 1); 133; 141 (parrnfo 10); 142; 160; (pArrafo 3?); 173 (plirafo
13); 175; 223 (parrafo 1l); 224 (pArrafos 29 y 31); 238; 239; 246; 264 (pa-
rrafo 1); 270 (pirrafo 3), y 305 (parrafo 39).

(*) Con gusto insertamos emto articulo ldl Juez Municipal do Cabezas, Dr. Caneda,
con el que nos hii favorecido y por ou atenci6n le damoe las gracias.-N. del D.






ASUNT08 GOEN ALBe


La Orden 213 de 1900 robustece lo que dejamos expuesto, enumerando
en el articulo LI inciso 43 (agregado por Orden posterior) centre los delitos
de caracter correctional, los que infringen cualquier articulo de los especi-
ficados anteriormente.
En esos preceptos se observe que no esta comprendido como delito el
hecho de order a una persona el perro no vaeunado y es sabido que las
eyes no pueden modificarse ni derogarse sine por leyes posteriores, y es
evidence que no tiene fuerza legal la citada circular a los efectos de que se
estime como delito el hecho relatado.
Las Ordenanzas Sanitarias, en su articulo 330, apartado B, dice: "Que
las infracciones no especificadas anteriormente o la negative o descuido en
cumplir cualquier disposici6n legal de la Secretaria de Sanidad y Beneficen-
cia, sero considerado como falta"; y prohibiendose por el articulo 228 de dichas
Ordenanzas que los perros cualquiera que sea su clase y tamafio anden sin
bozal por las calls de la poblaci6n y sin la chapa de inscripci6n del Ayupta-
miento respective, dicha prohibici6n por no estar enumerada en la ley como
delito, integra una falta, constituyendo tamibii'n falta la flgativa. que equivale
a la desobedicrcia, en cuanto a cumplir cualquier disposici6n de Sanidad, claro
esta, siempro quo se ajuste a la Icy.
A nuestro juieio no puede ofrecer dudas que la infracci6n a que nos re-
ferimos no puede ser considerada como delito, y aunque estf estatuida en la
ley como falta, no estai comprendida en la falta de lesions contra las personas
como dice en la circular de referencia la Direcci6n de Sanidad. La falta que se
produciral en cste caso esta prcvista en el inciso 3" del articulo 607 del C6digo
Penal.
"El lieclho de d(jar un porro suelto que mordi4 a una persona constituyo
la falta no contra iersona detr'rininada sino contra los intCrr.ses g!cnralrs I/
rigimtn de la pohlaci;n a quo se contrae el nfmero 3' del articulo 607 del
C(digo Penal, etc."; soguin sientencia del Tribunal Supremo de 1" de Junio
de 1900 (Gac. de 28 de Julio). Sobro cl mismo asunto es interesante la sen-
tencia de 22 d, .Junio do 1899 del Tribunal Supremo de Espafia, ambas inser-
tas -n lai obra' El I'Procdimir nto ('orrrerciontar cn Cuba. del Dr. Illaa y Ar-
gudin.
)R. CEcuIo CANEDA.


COMENTARIOS
Lia Ley de 22 de Enero de 1932, que cnpez6 a regir el dia 23 de Abril,
solre fianzas, altera sustlacialimnte algunos articulos de la Ley de Enjui-
ciamiennto Criminal, y vamos a intentar demostrarlo.
El articulo 529 modificado de la Iey procesal criminal, dispone que el
Juez. al decrotar la prisiun hajo fianza, "fijarai la calid ad y la cantidad dr
la (11e se hubicire de prestar": y el 591 e)stallece (que' "la fianza podra ser per-
sonal, pignoraticia o hipoteoaria."
Y el artic.ulo 1' del capitulo 14 do aquella Ley de 22 de Enero de 1932,
ahora dispoine que "'la fianzas o garantia. que en asuntos judiciales.... se
preston.... scruin constituidas, necesaria e imprescindiblemnntc, en valores
del Estado cubano, o en moneda de curso legal, o en una o mas p6lizas emi-
tidas por una o mais compafilas, legalmente organizadas y que tongan expe-
didas a su favor autorizaci6n para realizar operaciones de afianzamientos,
sin que puedan aceptarso ni exigirse otras." Y agrega cl articulo lo siguien-
te: "No obstante lo anteriormente dispuesto, los Tribunales de Justicia po-
drfn en los asuntos judiciales de que conozcan, aceptar la fianza personal o






a~sWOc Os ekMUAL


hipoteearia conforme a la legislaci6n vigente, en aquellos cases en que as lo1
resuelvan expresamente."
Consecuencia de lo expuesto es lo siguiente: 1 que los Jueces ya no tie-
nen que sefialar la calidad de la fianza y Ia 8610 la cantidad; 2? que 6sta puede
ser constituida, a eleeoi6n de quien deba prestarla, en valores del Estado
eubano, en moneda de curao legal o en p61izas de eompafias de fianzas auto-
rizadas; 3 que no puede exigirse sean de distinta forma o naturaleta; y 4
que ello no obstante, ouando el que tengs que prestar fianza ofresea fianza
hipotecaria o personal, si el Juez o Tribunal lo resuelve expresamente, podrA
conatituirla en una de esas dos formas.
Hemos hecho el anilisis que precede, porque lefdo rApidamente ese ar-
ticulo 1' parece, a primer vista, que la fianza no podra prestarse on valores,
dinero o p61izas de fianzas cuando los Tribunales resuelvan que sea personal
o hipotecaria, cuando lo que quiere decir es que se prestarA "necesaria e im-
prescindiblemente" en valores, efectivo o p61iza de fianza, salvo que se ofrez-
cn personal o hipoteecaria y el Juez o Tribunal "resuelvan expresamente"
aceptarlas en esa forma.
Otra particularidad de esa Ley de 22 de Enero es que priva en parte a
los Jueces y Tribunales de la facultad que tienen, segfn el articulo 596 de
la ley procesal, de calificar la fianza, pues cuando se trata de p61izas de
compafilas de fianzas, dispone el pArrafo segundo del articulo 2?, que mien-
tras la Secretaria de Agricultura no canceled la autorizaci6n prestada a una
compafiia de fiansas, "las p61izas quo emita dicha entidad, o en su ease sus
causahabientes, surtirfn totalinente sus efectos legales, siendo obligatoria su
aceptaci6n en los asuntos en que fueren presentadas." Esta limitaci6n de
Ins facultades que el articulo 596 citado concede a los funcionarios judi-
ciales, no constituiria un peligro para In causa pfiblica, o para los inte-
reses privados, si Ia Seeretaria de Agricultura cuinpliese, cono es de es-
perar que ahora lo cumnpla estrictamente, el articulo 418 de Ia Ley Orgf-
nien del PoIdr Ejecutivo, que dispone que cunndo el dep6sito o garantin de
una coiopaniia de fianzas fucre embargado, "se ordenara a In comapafiia que
lo reponga inmediatanente, y mienltras esto no se vtrifiuque, la compafifa no
cstarn cn rondicioncs lh'Ials de prestar nuceras fianzas, do todo lo cual darn
cuenta el Secrctario de hacienda al de Agricultura, para que se proceda con
arreglo a la Ily". es decir, a suspender la compafiia que est6 en esas condi-
ciones mientras no reponga la part afectada de su garantin.
Los eyes todas son mAs o menos buenas mientras se cumplan, y las
haceen pPsimns, generalmente, los que debiendo cumplirlas estrictamente, re-
huyen ese deber. Por tanto, si se cumple el articulo 418, el pArrafo segundo
del articulo 2. no anienaza ningfin interns. Sino se cumple, las compafiias de
fianzas no deberin nl fondo do jubilaciones cuntro millones como hoy adeu-
dan, sino diez millones nmis en breve plazo.
Por filtimo: lo dicho no emnpece parn que cuando a un Juzgado o Tribu-
nal conste que una compnafif de fianzas adende mni de $25,000, es decir, que
su garantia hipotecaria este absorbida por incnutaciones de fianzas no satis-
fechas, deje incumplido el articulo 1829 del ('6digo Civil, pues el Tribunal
Supremo, por acuerdo de su Sala de (obierno de 30 de Julio de 1930, resolvi6
que los mismos deben admitir las fianzas "sin perjuicio de oualquiera otra
resoluci6n ulterior, si posteriormente conocen la insolvencia de la compafila
fiadora", en cuyo caso es de cumplirse el articulo 1829 del C6digo citado.
Parecia 16gico suponer o entender que desde 19 de Septiembre de 1893,
en que comenz6 a regir en Cuba la Ley Hipotecaria y su Reglamento, a la fecha,
habrian ya quedado disipadas las dudas y resueltos todos los problems que
esos textos hubiesen suseitado en la prActica. Pero no es as!, a juzgar por el
articulo que bajo el rubro "Las Tereeras Subastas" public el Dr. Francisco
J. Villaverde en el Diario de la Marina correspondiente al dia 20 de Mayo actual,







ASUNTOB GENERALEL


que su gran extension impide se reproduzca en esta revista. Sintesis de la
opini6n del Dr. Villaverde, que sabemos respaldan otros abogados, es la si-
guiente:
Que los prinmeros hipotecarios no tienen derecho a solicitar mAs que una
subasta, pues a ese efccto es que en la escritura se tasan los bienes, para que
sirva de tipo a la finica itue dispone el articulo 127 de la Ley Hipotecaria; que
celebrada esa subasta, sin postores, tienen los acreedores hipotecarios el de-
recho de adjudicarse los bienes por los dos tercios del avalbo, respondiendo
de todas las cargas anteriores que hubiere y consignando el exceso que result
una vez cubierto su cridito. apoyando su afirnaci6n con la cita de los articulos
127 y pairrnfos tercero y illtinmo del 128. ambos dei la hey Hipotecaria. 168, 175
y pairrafo s6ptinio del 172 del Reglamenlto y reglas 5. de los articulos 34 de la
listruccidn y 176 dcl Cddigo Notarial; y que si no se utiliza este derecho, como
h]o artieulos de In leCy de ;Enjuiciamiiento Civil son coinplementarios de la Ilipo-
tecaria, pueden solicitor hi adininistracion del bicn hipotecado. como dispone
el artieulo 1503 de In ey procesal civil, sin perjuicio de que si no les convi-
iiie'e seguir en clla pidian despulus, dt ncucrdo con cl 1527, que se saque la
finen a sulbisila con rlebja dcl 25 por 100 del avalio. y si no hubicre postor.
solicitru la adjudicnci611 de la finea por las dos tereerns parts de ese valor
reblajado en cniiato sea necesario para completar el pago, sin que jminus pue-
dan pedir .y ol)btner so celebre una tereera subnsta sin sujeei6n a tipo, pues el
articulo 1497 de la Ley procesal civil prolihe terminnntemente, sin excepcio-
nes ii distingos. asf dice, que en los remates de bienes muebles e inmuebles se
admiitan postures tle no cubran los dos tercios de su avalhio.
Y con1 relncei6n a los segundos y posteriores aereedores hipotecarios sos-
ticle. con ciita ( del pirrafo cuarto del artfrulo 128 de la Ley, que podrAn cele-
brarse a su inistnlciia. despu6s de la primer sin postores, las segundas subas-
das que convengnn a sus intereses, con rebaja del 25 por 100 del tipo sefia-
lado pa.'ari la )priiiera, con ill de (que esa reducci6n deje cubiertos los cr6ditos
anteriores. como ordena cl pairrafo octavo del articulo 172 del Reglamento;
pudiendo, on 1deferto Ide postores. adjudicarse el iniiimule por los dos tercios
del pre'io reducido. sin que lpuedan pedir tereera subasta sin sujeci6n a tipo.
No salwcmos (quel secmni preferliblh de prosperar la thesis del Dr. Villaverde,
si 1I1 tercern subastin coinm Ihasta aqui. o la administraci6n de los bicnes hipo-
leadlos a Ia (iute segulranmente s anogleriin los acreedores hipoteearios, porquc,
('on111 e(s Inat.ii'al, si 6stos para eolrar sus criditos tienen (qoe dar hoy a sus
dloildores el exeeso entire el vnlor dt estos y los dos tercios del avaluio de una
propiedad que Ilni hag inversioines sore ella. preferiranh tomar la finea en adiministraci6nu
per in er'tcrnumi que "hli de ser fun'sta parn los interests del dupfio de los bie-
nes y semillero de discussions judiciales entire slste y el adminlistrador". segfin
frisc del 1)r. Rieardo i)olz vertida on su libro "El Juicio Ejecutivo".
Y tamlbienl sermi possible ocurra en ese caso. en el de triunfar dicha thesis.
ique los alcreedolres hipoteearios abandoned el ejercieCiio de la acei6n real de-
rivada del contrato aceesorio de hipoteea y utilicen, en lo sucesivo, la acci6n
personal consiguieinte a la oblignai6n principal de pr6stamo. amiparados por
la sentelnia nmilaero 501. de (i de Junio de 1910, de nuestro Tribunal Supremo,
y eiitonces, imedianti el juicio ejeeutivo. so lograri lo que segfin el Dr. Vi-
Ilaverde es imposihle en el procediiniento sumario: las tereeras subastas, pues
nos parece luNy dificil q1ue aliorn. a los cuarenta y seis afios de regir la Ley
de Enjuiciamiento Civil. se aplique el articulo 1497 s6lo por lo que dice, y no
en relaceion con los otros qull Ie siguen y rigen en los cases a que responded.
Pero creemos que, no obstante el artfculo del Dr. Villaverde. no se alte-
rari el status present. En primer lugar. porque el author de la Ley Ilipoteca-
ria. el insigne Mauran en su exposici6n a las Cortes al remitir la misma, explica
sufieientemente que no lquiso decir en el articulo 127 al consignar en 61 "6ni-




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs