• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Main
 Colegio de abogados de la...
 Escalafon del poder judicial
 Acuerdos de la sala de gobierno...
 Sentencias y autos
 Index














Group Title: Repertorio judicial
Title: Repertorio judicial : revista mensual fundad bajo los auspicios del Colegio de Abogados de la Habana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00076996/00007
 Material Information
Title: Repertorio judicial : revista mensual fundad bajo los auspicios del Colegio de Abogados de la Habana
Physical Description: Book
Language: English
Creator: Colegio de Abogados de la Habana
Publisher: Colegio de Abogados de la Habana
Place of Publication: La Habana
Manufacturer: Rambla, Bouza y Ca.
Publication Date: 1931
 Record Information
Bibliographic ID: UF00076996
Volume ID: VID00007
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Table of Contents
    Front Cover
        Page 1
        Page 2
    Main
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
        Page 219
        Page 220
        Page 221
        Page 222
        Page 223
        Page 224
        Page 225
        Page 226
        Page 227
        Page 228
        Page 229
        Page 230
        Page 231
        Page 232
        Page 233
        Page 234
        Page 235
        Page 236
        Page 237
        Page 238
        Page 239
        Page 240
        Page 241
        Page 242
        Page 243
        Page 244
        Page 245
        Page 246
        Page 247
        Page 248
        Page 249
        Page 250
        Page 251
        Page 252
        Page 253
        Page 254
        Page 255
        Page 256
        Page 257
        Page 258
        Page 259
        Page 260
        Page 261
        Page 262
        Page 263
        Page 264
        Page 265
        Page 266
        Page 267
        Page 268
    Colegio de abogados de la Habana
        Page A-1
        Page A-2
        Page A-3
        Page A-4
        Page A-5
        Page A-6
        Page A-7
        Page A-8
        Page A-9
        Page A-10
        Page A-11
        Page A-12
        Page A-13
        Page A-14
        Page A-15
        Page A-16
    Escalafon del poder judicial
        Page B-1
        Page B-2
        Page B-3
        Page B-4
        Page B-5
        Page B-6
        Page B-7
        Page B-8
    Acuerdos de la sala de gobierno del tribunal supremo
        Page C-1
        Page C-2
        Page C-3
        Page C-4
        Page C-5
        Page C-6
        Page C-7
        Page C-8
        Page C-9
        Page C-10
        Page C-11
        Page C-12
        Page C-13
        Page C-14
        Page C-15
        Page C-16
        Page C-17
        Page C-18
        Page C-19
        Page C-20
        Page C-21
        Page C-22
        Page C-23
        Page C-24
        Page C-25
        Page C-26
        Page C-27
        Page C-28
        Page C-29
        Page C-30
        Page C-31
        Page C-32
        Page C-33
        Page C-34
        Page C-35
        Page C-36
        Page C-37
        Page C-38
        Page C-39
        Page C-40
        Page C-41
        Page C-42
        Page C-43
        Page C-44
        Page C-45
        Page C-46
        Page C-47
        Page C-48
        Page C-49
        Page C-50
        Page C-51
        Page C-52
        Page C-53
        Page C-54
        Page C-55
        Page C-56
        Page C-57
        Page C-58
        Page C-59
        Page C-60
        Page C-61
        Page C-62
        Page C-63
        Page C-64
        Page C-65
        Page C-66
        Page C-67
        Page C-68
        Page C-69
        Page C-70
        Page C-71
        Page C-72
        Page C-73
        Page C-74
        Page C-75
        Page C-76
        Page C-77
        Page C-78
        Page C-79
        Page C-80
        Page C-81
        Page C-82
        Page C-83
        Page C-84
        Page C-85
        Page C-86
        Page C-87
        Page C-88
        Page C-89
        Page C-90
        Page C-91
        Page C-92
        Page C-93
        Page C-94
        Page C-95
        Page C-96
        Page C-97
        Page C-98
        Page C-99
        Page C-100
        Page C-101
        Page C-102
        Page C-103
        Page C-104
        Page C-105
        Page C-106
        Page C-107
        Page C-108
    Sentencias y autos
        Page D-1
        Page D-2
        Page D-3
        Page D-4
        Page D-5
        Page D-6
        Page D-7
        Page D-8
        Page D-9
        Page D-10
        Page D-11
        Page D-12
        Page D-13
        Page D-14
        Page D-15
        Page D-16
        Page D-17
        Page D-18
        Page D-19
        Page D-20
        Page D-21
        Page D-22
        Page D-23
        Page D-24
        Page D-25
        Page D-26
        Page D-27
        Page D-28
        Page D-29
        Page D-30
        Page D-31
        Page D-32
        Page D-33
        Page D-34
        Page D-35
        Page D-36
        Page D-37
        Page D-38
        Page D-39
        Page D-40
        Page D-41
        Page D-42
        Page D-43
        Page D-44
        Page D-45
        Page D-46
        Page D-47
        Page D-48
        Page D-49
        Page D-50
        Page D-51
        Page D-52
        Page D-53
        Page D-54
        Page D-55
        Page D-56
        Page D-57
        Page D-58
        Page D-59
        Page D-60
        Page D-61
        Page D-62
        Page D-63
        Page D-64
        Page D-65
        Page D-66
        Page D-67
        Page D-68
        Page D-69
        Page D-70
        Page D-71
        Page D-72
        Page D-73
        Page D-74
        Page D-75
        Page D-76
        Page D-77
        Page D-78
        Page D-79
        Page D-80
        Page D-81
        Page D-82
        Page D-83
        Page D-84
        Page D-85
        Page D-86
        Page D-87
        Page D-88
        Page D-89
        Page D-90
        Page D-91
        Page D-92
        Page D-93
        Page D-94
        Page D-95
        Page D-96
        Page D-97
        Page D-98
        Page D-99
        Page D-100
        Page D-101
        Page D-102
        Page D-103
        Page D-104
        Page D-105
        Page D-106
        Page D-107
        Page D-108
        Page D-109
        Page D-110
        Page D-111
        Page D-112
        Page D-113
        Page D-114
        Page D-115
        Page D-116
        Page D-117
        Page D-118
        Page D-119
        Page D-120
        Page D-121
        Page D-122
        Page D-123
        Page D-124
        Page D-125
        Page D-126
        Page D-127
        Page D-128
        Page D-129
        Page D-130
        Page D-131
        Page D-132
        Page D-133
        Page D-134
        Page D-135
        Page D-136
        Page D-137
        Page D-138
        Page D-139
        Page D-140
        Page D-141
        Page D-142
        Page D-143
        Page D-144
        Page D-145
        Page D-146
        Page D-147
        Page D-148
        Page D-149
        Page D-150
        Page D-151
        Page D-152
        Page D-153
        Page D-154
        Page D-155
        Page D-156
        Page D-157
        Page D-158
        Page D-159
        Page D-160
        Page D-161
        Page D-162
        Page D-163
        Page D-164
        Page D-165
        Page D-166
        Page D-167
        Page D-168
        Page D-169
        Page D-170
        Page D-171
        Page D-172
        Page D-173
        Page D-174
        Page D-175
        Page D-176
        Page D-177
        Page D-178
        Page D-179
        Page D-180
        Page D-181
        Page D-182
        Page D-183
        Page D-184
        Page D-185
        Page D-186
        Page D-187
        Page D-188
        Page D-189
        Page D-190
        Page D-191
        Page D-192
        Page D-193
        Page D-194
        Page D-195
        Page D-196
        Page D-197
        Page D-198
        Page D-199
        Page D-200
        Page D-201
        Page D-202
        Page D-203
        Page D-204
        Page D-205
        Page D-206
        Page D-207
        Page D-208
        Page D-209
        Page D-210
        Page D-211
        Page D-212
        Page D-213
        Page D-214
        Page D-215
        Page D-216
        Page D-217
        Page D-218
        Page D-219
        Page D-220
        Page D-221
        Page D-222
        Page D-223
        Page D-224
        Page D-225
        Page D-226
        Page D-227
        Page D-228
        Page D-229
        Page D-230
        Page D-231
        Page D-232
        Page D-233
        Page D-234
        Page D-235
        Page D-236
        Page D-237
        Page D-238
        Page D-239
        Page D-240
        Page D-241
        Page D-242
        Page D-243
        Page D-244
        Page D-245
        Page D-246
        Page D-247
        Page D-248
        Page D-249
        Page D-250
        Page D-251
        Page D-252
        Page D-253
        Page D-254
        Page D-255
        Page D-256
        Page D-257
        Page D-258
        Page D-259
        Page D-260
        Page D-261
        Page D-262
        Page D-263
        Page D-264
        Page D-265
        Page D-266
        Page D-267
        Page D-268
        Page D-269
        Page D-270
        Page D-271
        Page D-272
        Page D-273
        Page D-274
        Page D-275
        Page D-276
        Page D-277
        Page D-278
        Page D-279
        Page D-280
        Page D-281
        Page D-282
        Page D-283
        Page D-284
        Page D-285
        Page D-286
        Page D-287
        Page D-288
        Page D-289
        Page D-290
        Page D-291
        Page D-292
        Page D-293
        Page D-294
        Page D-295
        Page D-296
        Page D-297
        Page D-298
        Page D-299
        Page D-300
        Page D-301
        Page D-302
        Page D-303
        Page D-304
        Page D-305
        Page D-306
        Page D-307
        Page D-308
        Page D-309
        Page D-310
        Page D-311
        Page D-312
        Page D-313
        Page D-314
        Page D-315
        Page D-316
        Page D-317
        Page D-318
        Page D-319
        Page D-320
        Page D-321
        Page D-322
        Page D-323
        Page D-324
        Page D-325
        Page D-326
        Page D-327
        Page D-328
        Page D-329
        Page D-330
        Page D-331
        Page D-332
        Page D-333
        Page D-334
        Page D-335
        Page D-336
        Page D-337
        Page D-338
        Page D-339
        Page D-340
        Page D-341
        Page D-342
        Page D-343
        Page D-344
        Page D-345
        Page D-346
        Page D-347
        Page D-348
        Page D-349
        Page D-350
        Page D-351
        Page D-352
        Page D-353
        Page D-354
        Page D-355
        Page D-356
        Page D-357
        Page D-358
        Page D-359
        Page D-360
        Page D-361
        Page D-362
        Page D-363
        Page D-364
        Page D-365
        Page D-366
        Page D-367
        Page D-368
        Page D-369
        Page D-370
        Page D-371
        Page D-372
        Page D-373
        Page D-374
        Page D-375
        Page D-376
        Page D-377
        Page D-378
        Page D-379
        Page D-380
        Page D-381
        Page D-382
        Page D-383
        Page D-384
        Page D-385
        Page D-386
        Page D-387
        Page D-388
        Page D-389
        Page D-390
        Page D-391
        Page D-392
        Page D-393
        Page D-394
        Page D-395
        Page D-396
        Page D-397
        Page D-398
        Page D-399
        Page D-400
        Page D-401
        Page D-402
        Page D-403
        Page D-404
        Page D-405
        Page D-406
        Page D-407
        Page D-408
        Page D-409
        Page D-410
        Page D-411
        Page D-412
        Page D-413
        Page D-414
        Page D-415
        Page D-416
        Page D-417
        Page D-418
        Page D-419
        Page D-420
        Page D-421
        Page D-422
        Page D-423
        Page D-424
        Page D-425
        Page D-426
        Page D-427
        Page D-428
        Page D-429
        Page D-430
        Page D-431
        Page D-432
        Page D-433
        Page D-434
        Page D-435
        Page D-436
        Page D-437
        Page D-438
        Page D-439
        Page D-440
        Page D-441
        Page D-442
        Page D-443
        Page D-444
        Page D-445
        Page D-446
        Page D-447
        Page D-448
        Page D-449
        Page D-450
        Page D-451
        Page D-452
        Page D-453
        Page D-454
        Page D-455
        Page D-456
        Page D-457
        Page D-458
        Page D-459
        Page D-460
        Page D-461
        Page D-462
        Page D-463
        Page D-464
        Page D-465
        Page D-466
        Page D-467
        Page D-468
        Page D-469
        Page D-470
        Page D-471
        Page D-472
        Page D-473
        Page D-474
        Page D-475
        Page D-476
        Page D-477
        Page D-478
        Page D-479
        Page D-480
        Page D-481
        Page D-482
        Page D-483
        Page D-484
        Page D-485
        Page D-486
        Page D-487
        Page D-488
        Page D-489
        Page D-490
        Page D-491
        Page D-492
        Page D-493
        Page D-494
        Page D-495
        Page D-496
        Page D-497
        Page D-498
    Index
        Page E-1
        Page E-2
        Page E-3
        Page E-4
        Page E-5
        Page E-6
        Page E-7
        Page E-8
        Page E-9
        Page E-10
        Page E-11
        Page E-12
        Page E-13
        Page E-14
        Page E-15
        Page E-16
        Page E-17
        Page E-18
        Page E-19
        Page E-20
Full Text






REPERTORIO JUDICIAL

REVISTA MENSUAL FUNDADA BAJO LOS AUSPICIOS DEL COLEGIO
DE ABOGADOS DE LA HABANA

DIRECTOR:

DR. FRANCISCO LLACA Y ARGUDIN
PRESIDENTo OK ALA O L.A AUDINCIA Of LA NAU AU

ADMINISTRATOR:

DR. FRANCISCO E. LLACA Y ESCOTO
ABOGADO


REDACCION Y ADMINISTRATION;
CALLE B NUMERO 283, ENTIRE 29 Y 31 (VEDADO).-HABANA
TELEFONO: F-2965


AIfO 1931


HABANA
MraiKNTA Y PArPLUrIA Dn RAMLA, BoUZA v CA.
Pr v MASCALL NO6u. 33 v 35
i 93

LIBRARY
F OF
EDWARD SCHUSTERZ
I Lai i










REPERTORIO JUDICIAL
REVISTA MENSUAL FUNDADA BAJO LOS AUSPICIOS DEL COLEGIO
DE ABOGADOS DE LA HABANA
INCNRIPTA COMO COSMIPONDONCIA R MUIUNDA CLAS EN LA OPICINA OD COImRR D LA HAANA

Suscripci6n annual, $7.00 N N6mero suelto .. $0.70 Anunclo on el Dirt. $2.00

AfRO VII. HABANA, ENERO DE 1931. NUM. 1.

SUMARIO
A npostros Ilctoren.-'Purden ls cueationes do eomilwtemnla cataloiarse tocniramentp ontrp lan
excepelonuos ditatorRiat. por Ramiro F. Morls.-El divorrio do extranJerom on Cubs. por Antonio INs.
robar.--Colaborae6n vallona.-Los horrors do In torture polletaca en New York, por Elena dp Ia
Torre.-(Comentarto. por O()n.-Cologlo do Abogados: S eol6n Oflctal.-Libros y Rtovlstan.-Minceli-
nea.- Aeuv'rdoo do In Mala di G(oblerno dcl Tribunal Supremo.-8ontenrlas y Auto@ de In Shal do to
'Ovil y do to Contenciomo Adminiatrstivo dp Is Audiencta do Ia Habana.-Indlee.-Abogadom inarrlptou
en l. Coei'lo dp Is llabona.

A NUESTRIO8 LEOTOBES
En el ntimero de Diciembre hubimos de decir que tenfamos el proyeceto,
"para el easo do contar con el nfimero sufleiente de favorecedores en el pr6ximo
afio, do publiear cl RIPERToRIO JtrnItcAL todos los meses como hasta aqui y
ademAs un Rolrtfn decenal con la Miscehlana."
Sentimos decir que no nos es possible llevar a vias de hecho el proyeeto,
porque no contamo. con el nAimero de suscriptores necesarios para afrontar esa
media que aumentaria en crecida cantidad el costo de la revista. Por tanto,
seguirA publiefndose RiaPERTORIo JUDICIAL como hasta aqui.
Y cumpliremos lo ofrecido de dar con cada nuimero un indice provisional,
a reserva do publicar al finalizar el afio, el acostumbrado indice general.

4PUEDEN LAS OUESTIONES DE COMPETENOIA
CATALOGABSE TEONICAMENTE
ENTIRE LAS EXCEPOIONES DILATORIAS? (*)
El presented studio, que s6lo publieamos por cuanto 61 pueda servir part.
ilustrar y aclarar una cuesti6n sobre la cual existen muchas y muy encontra-
das opinions, nos fu6. sugerido con motive de un pleito de mayor cuantia quo
sostenemos ante uno de los Juzgados de Primera Instancia de esta Ciudad.
La part contraria nos aleg6 la incompetencia de jurisdicci6n en el tri-
mite do contentaci6n a la demand y, al redactar la efplica del ensrito por
medio del cual tal trAmite evacu6, planted la ouesti6n de competencia por
declinatoria en forma subsidiaria. Ello nos llev6 a sostener en el trimite de
replica que la dicha euesti6n habia sido propuesta extemporaneamente, puesto
que la dicha parte, al ordenar los pedimentos de su saplica, lugar indieado,
segfin la jurisprudencia, para concretar aquello' habia usado la f6rmula si-
(*) Con guoto publeamon el presented trabajo eon qub nos ha favoreldo el Dr. Be-
miro Fernindez Morls at qua agradecemos hayas eeogido esta revieta para publiear au
intoresante estudio.-N, del D.






ASUNTOS GENERALS


guiente: "Que oponiendo a la demand las excepeiones de incompetencia do
jurisdicei6n por compromise de sujetar la cuesti6n a amigables componedo-
res; y st'HMiIDA IAMENTE por declinatoria a favor de otros Juzgados".
Y razonamos que, sieudo siempre previa la cuesti6n de la declinatoria de
eompetencia. al proponerse en subsidio, esto es, para el caso de no estimarse 1o
que se ha propuesto como principal, se incidia en el easo del sonmetimiento
tficito a que se contrae el inciso segundo del articulo 58 de la Ley de En-
juiciamiento Civil, porque si la parte demandada gestiona, despu6a de per-
sonado. titque se declare que el Juzgado no puede entrar en el fondo del asunto
por deberse decidir antes por amigables componedores, y s61o para el caso de
que no lo Ilegue a estinar asi, es que se propone subsidiariamente la declina-
toria en favor de otros Jueces, fAcil era colegir que se haeca gesti6n, despu6s
de personado en juicio. que noit era la de proponer en forma la declinatoria.
Habia que convenir, per consecuencia. en que nos hallabamos frente a un caso
prActico de pr6rroga de jurisdicci6n, entrando mis tarde a discutir la cues-
ti6n que planteamiios en el sentido de estimar que las cuestiones de compete
eia s-io pueden plantearse en la forma y en la manera que determinan los
articulos 76 y siguientes de la Ley dt, Enjuiciamiento Civil, negando a tales
cuestiones la consideration de excepciones dilatorias que una antigua y arrai
gada praicliea en nuestros Tribunales les ha venido reconociendo.
Para que se pueda mejor entender nuestro pensamiento y result lo mAis
comprensible nuestra tesis. vanos a apticipar las siguientes cuestiones de in
terpretaeini respeeto de Io ique estimamos propiamente dicho jtrisdiccidn y 1o
que puede Ilamarse competencin: a) Son c.cstiowns de competencia aquellas qut,
afectan a Jueces y Tribunales de igual grado que tienen jurisdicitln para resol-
ver sobre determinado asunto. b) Son curstioncs de jurisdiccidn aquellas qui,
reetain a .lueces o Tribunales de distintas potestades jurisdiceionales.
En el primer caso, es incuestionable (iue nos hallariamos frente a una
(ue.sti6in de vompeteneia y en el segundo a una contienda de jurisdiceion, ya
que la 111111a eelaria fundainentalmente a Jueces o Tribunales de igual grad<
con jurisdieeii6n para resolver, pero que por cuniquier motivo, legal o contrae
tual. les falta la eoimpetenvia, y la otra el eonflieto impliearia siempre la luelih
cnilre dos jurisdicciones excluyentes entire sf.
T)e aquni se sigue que cuando hany jurisdicci6n y falta de competencia, s,
dice (iue e.sta es relative, por lo mismo que, -en iuy contadas excepciones, tI
sometimiiento de las parts provoca la pr6rroga de la jurisdieei6n; y quil.
cuando falta la jurisdioci6n. la fall de competencia es absolute, porque cli
tal easo no esta en la voluntld d(e las parties hacerla desaparecer.
Estos razonamientos no constituyen, conio pudiera pensarse, meras inven-
eiolis nuestras. El titulo II del Iibro I do In Ley de Enjuiciamiento Civil.
establece clamiaitnente la division que themos dejado expuesta. Este titulo si
denomina ans: DW LA COMPETENCIA Y DE LAS CONTIENDAS DE JITRISDICCI6N. Ve:-
Mos aliora contme l Ley expresa el pensaniento del legislator.
Este tiftulo a que nos estamos reflriendo, comprende cuatro secciones. L:.s
tres primeras. con excepci6n de los articulos 112 y 113, que carecen hoy dl,
aplicaei6n entire nosotros, estfin dedicados excelusivamente a las euestiones d<'
compelencia entire Jueces y Tribunales de igual grado con jurisdicci6n par:1
resolver en el asunto que ante ellos pueda llevarse per las parties, como noto
riamente lo express el articulo 80, incluido en la secei6n tercera de ese titulo.
La secei6n euarta es la Anica que e coniagra a las contiendas de juriSid'.
ridn que pueden suscitarse entire la Administraci6n Pilbliea y los Tribunalew dli
lustieia, y en ella se determinan las formnas, solemnidades y casos en que tale
contiendas jurisdiecionales pueden promoverse.
Sentado lo anterior vayamos al punto que nos propusimos al formula esit
trabajo, de si las uewstiones de competencia per declinatoria pueden plantears.
como excepeiones dilatorias, y si la deelinatoria por falta de competencia, n






-ASUNTOS GENERALES


per falta de jurisdicei6n, puede atribuirsele t&enicamente la consideration y el
character de una exception dilatoria.
La Ley de Enjuiciamiento Civil en su articulo 582, sefiala como finicas ex-
ecpeiones dilatorias admisibles,. entire otras, la INcOMPETENCIA DE JURISDICCI6N.
Lo dicho anteriormente sobre euestiones de competencia y contiendas de juris-
dicci6n, que son cases diametralmente distintos, nos servirA para afirmar ahora
quite puede faltar Ja competencia en jueces que tengan jurisdicei6n, pero que no
puede haber competencia en Jueces y Tribunales o autoridades que carexcan de
juri.sdicein. Por ejemplo: un Juez de Primera Instancia, cualquiera que sea el
lugar de su destino. tiene jurisdicci6n para conocer y resolver un litigio que
verse sobre eantidad mayor a $500.00; pero serA competent para conocer de
modo preference aqutl- del. lugar en que debe cumplirne la obligaci6n, salvo la
voluntad de las parts, que pueden someterse expresa o tAcitainente.
Quiere ello decir que las cuestiones de competencia s61o pueden promoverse
y sostenerse entire Jucees o Tribunales de igual grado que gocen o disfruten de
idt'-ntica jurisdieei4n; y que ls contiendas de jurisdicci6n s6lo pueden promover-
so y sostenerse entire nla Administraci6n General del Estado, Ia Provincia o el
AMunicipio y los Tribunales. Luego, cuando la Ley dice, reflriendose a una ex-
cepeini( dilatoria. INCOuPETENCIA N D JitisnccuAN, no se estA-refiriendo a la falta
lie eompetencia del Juez para conocer del asunto que motive la incompetencia,
sino a In falta tie jurisdicci6n de ese funcionario. Por ejemplo: si ante un Juez de
a jurisdieci6n civil se promoviera una demand conteneioso-administrativa, el
'iscal, o cualquiera parte interesada, podria alegar la incompetencia de juris.
ticri(n como exeepci6in dilatoria, porque tal es el carActer (lue tendria la eues-
,iVn; pero no podria, en cambio, ni el Fiscal, ni ninguna.otra part, planter
!uesti6n de competencia por declinatoria, porque esas cuestiones s6lo pueden
aronmovrse ante Jucces o Tribunales de igual grado y con identica jurisdieci6n,
en este easo no serian de igual grado ni' disfrutarian de la misma potestad
uri.sdlieional Jueees o Tribunales que no fueran de la jurisdieoi6n civil y
tros de la jurisdicci6tti contencioso-administrativa.
Toda euesti6n do competencia, pues, eoti excepci6n do aquella a que se con-
raen las articulos 112 y 113 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, produce nece-
arianiente la suspension del procedimiento, segin ,elaramente lo estatuye el
rticulo 114 de la propia hey, y todas las netuaciones practicadas hasta la de-
isi6n dte la competencia son validas, segun tambina lo dispone el articulo 115,
o que no aconteec nunca en aquellos casos en que la falta do competencia es
onsecueneia de la falta de juriadieci6n.
Cuando se decide una euesti6n de competencia, de acuerdo con lo estable-
ido en el articulo 92 de la Ley de Enjuieiamiento Civil, so remitirAn las actua-
iones al Jueo o Tribunal que se estime competente con emplazamiento de las
>artes por t6rmino de 15 dias. Cuando el Juez declare con lugar la excepei6n
oe incompetencia de jurisdieei6n, ya se hubiere propuesto dentro del t6rmino de
eis dias que sefiala el articulo 534 de la Ley procesal, ya al tiempo de contestar
a demand, declare, no que l carece de competencia, sino que le falta juria-
icei6n; y en ese easo, aunque no lo establezea en el auto o en la sentencia que
Il efecto diete, claro se estA que laWt parties tendrAn aue aeudir a la jurisdicei6n
*orrespondiente.
Que estos razonamientos no pueden reputarse obra del capricho o de la
antasia, lo demuestra de modo evidence el contenido del articulo 79 de la Ley
)rocesal. Dice este articulo: "Las declinatorias se ssianwiardn como excep-
iones dilatorias, seg6n previene el artioulo 536". Y este articulo dice en au
iltimo pArrafo lo siguiente: "Evacuado este traslado se sittaoiard y decidird
I eir'felo en la forma establecida para los incidentss.
Por manners Rea que al deecir la Ley qu(e las declinatorias so sustanciarAn
an la forma establecida para las excepeiones dilatorias y que Astas, una k es eva-
-uado el traslado, se sustanciarin y decidirAn en la forma establecida para lon






U LBSUNMO GENERULI

inoidentes, es olwio quo no reeonoee a stax filitimna el earficter ospeefffev do
kriden Irs, iii tttribuye a aquciias In coiidiei6u de erxetpcionee dilafevi a. La
L~ey. at (iotir tal. solo fija oi procodiniiento a soguir en el vaso quo e wplmnteen
-cetionttets (de eotnapt'tctia~, o so aleguen extoepoionium dilatorias en el ftimite ax
oportitnidad del artri ii'o 534.
Toda IIs 8.vcvitn Segutidat del Titulo 11 del Libra I do In Ley de Hrijuicia-
fllivilto Civil. osti' voonsagratda a (lotermiinar In contpeteuvin doe los JuOces y ?ri-
hunit11los ell lom eluso; Y en1 lit forma. (lit lIt tuisnin ostablece; y enl nittgfin momento
cit oSA sevcitil se' tuthh de jeerisdicrh~m, Io (lio estA vvidneniatndo lo neertaci. do,
'Oltam eoxtsideratoiotts.
Im cttesti~titit doit jtristlit'oi(I vs prAeficantttnte util problems tie potestad.
d(o lioder. tit, atttoritltt(. tie fttoultzd. Lat factzltad, In pott-tad, is, autoridad ov ol
podor sotn Io tttisto 4quo jttrisd itoitn, provosatientte liablatudo. So dice que rs6lo
el Tributnal $tpronto tiene In fat'ultmi tio dotidir sobre In eonstitucionalidad de
Ins leyes. AbIi tiotith se dive favultad, palttle det'irse (cle mimmo niodo. eon infis
propietdad. jitrtrkict'i6nl.
ElI inistio principio~ ostt emintttittdt y tlosettvtilto ott In Ley (10 Enjuiciei.
inienttt C'ivil ott stt :trtivulo 51). aI detopritinar quto In jurisdiceit~m ordinaria serA
]at tiniva comnptceirnt pairn vonocor tit Ims Itegcios viviles, etc.. etc. Lia quo quipre-
devir (lio Itt e'qonpr~ciant 1-44 stibordintind Pit todom los vasois a In jvrdied~a. EW
otros tUrttinots: qtt' pur ltit, Itaya con,.pelen-via. procisat. inouestionablemente
que haya juri'sdiceiate.
('utitdo se Mebgat. ptivs. In inwompetwtcrif (to jurisdid4ne, respecto tio tin
J1 ez7 (lite t'ztrcoo de ('omtetntclint. peor qite tiotto ,prisdioeviln, so hace tin dispa-
rate 0 rovesat it vodttrantdtt iimetat~ttblemetittt los 'rpinito4 jurfdicts. porque en
eSt. vats III intolutpootein tno resuiltat o so produce pot fat'adt do jnrisdicei6n, sin*
por Wtint de vottpototenvi. titl es vosta hien tistinta.
Trrti atttddom tit, tit aunto vivil, dot aviluexio eon el artfoulo 51 (it In Ley,
provestid. todos los .1 tiocs v Trahttnslos tio Iax jurisdivei6n ordinaria eatfin fawd-
tatios. portna vottocr y tbooidit'. HI artivulo 56 do In propia Ley atubordina, In comn-
potot'llill. ltt sttttistittl exptosat u taivita do lats panle-. lo quo no podria aeontever
rospoet-o do lit jurisdicei6n, ya tit tuo ,ta Ito pttode wor ntodificada, por In voltintad
tie Ins ptirts. Politto ttotot'iametuoe Io estattleoc el segitudo pirrato dt' esto artioulo,
III dispontto quo lit stltuisitlin t'xprea o tAvita milo puede haeorao a *luez o Tribu-
tnal qutl vjorzat *jtrisdict'iilt ordinatrin y title in tottga patra ronocer tie In ittiuns
chiso d too eno e tl ttaistto grado.
IDitIto vsto. preguntttottos: ~ it-arin on lo posible itlqe tin picito eontenejoso-
.a(Itittist rtttivo tpudit'rn protutverso ante nn luez tio In printers intitancia, estAn-
-dolte attrilmido Ai V0oncitttivttto. do ose atsuttto at In jurisdii'cit~n contencioso-admi-
mistrat ivaT t Is notorio (uoite o, por to uisnito quo to prohibit exprmilunento In
LPN. N. es opttosl o IlI r"tIgintctt do sepatravi~tt do jurisdiecioates.
Vlon 10(0 to vptex~u'to. N* voliviondo ai punto quo ntos hluittatnos propnesto m.-
I tdittr y rvotIvvr lit valor do~ esmus vonsidorateiottes. no toientno4 duds, algiina en
eontetstair negal tvanttottelto Ia ouosIMtine qu Iabitamos formulatlo, sostonttendo que
lit doolittalotilt tde Cotulpetenvil Ito es 1114tet-epeloopn dilatorni y, por Io wiismfo, no
put-de propottorso t'otuo tatl dent no del tt`nwino del artfeulo 534, ni al tieanpo
dte coittott i znIt doitanttn.
0s (jilo )tall opinattlo Y t'oltifiual opinuttdo Pin vontrario, so apoyan en e
vontttnitto del atntitttbo 5:17 tie lit Ley pntwt'sal, por expresar oste articulo queo c
.1 tiez Iproveetrn proviaeteittt soitne In derlinaaor# -y In litis pcttdcatia. Ili so hu-
hieron pt'opttsto algittts (te tstta-, t'xve)pv~ionv,. Veon ineiltdo one artlettlo on Is
st'epi6j, St-guittda del ('spit ulo It dcl] Liltro 'I d1 tie liey proeesal, bajo i& deno-
Ilittaittt'~t'11 tHIAS, .t*TIOK U'~tt)l5 tL.AIUAk(, )to serfa dtfetii convonir en quo esa
'efertttici extal hieolta. ftinia Y cxc~niuanionnto, en reincitin c-on In deciiuatoria, de
jurimfivei~ta. it (juot se eontrue oi ineiso prinioro del1 articuilo 532 tle In Ley, quo
.vs el segundo tie Ima 'Socei6tt, y kio a III dieelitttoti de cwnpvtencia a quo se






ASUNTS0 GENMLBS


contrae, regular y desenvuelve la Seeei6n Tercera del Titulo II del Libro I de la
tan repetida Ley procesal.
No se olvide, al discurrir sobre este particular aspecto de la ouesti6n, que el
empleo' de los vocablos on la ciencia de la legislaci6n, no se hace por mera ret6-
rica, sino con el fin de que aquellos, sustancial y cumplidamente, expresen un
concepto claro y precise. Ast, cuando la Ley dice incompetewoia de jwrisdoci6ds,
notoriamente estA expresando que se refiere a la ineompetencia quo adviene per
lit falta de jurisdiejo6n del que conoce, porque, de lo contrario, la Ley se hubiera
limitado a decir incomptinitia en forma gen6rica, y entonoes la locuci6n, per
to coiuin, aharcaria todos los casos sin limitaei6n.
Agrt'(guise a to expuesto que el eoncepto excepoidn, procesalmente conside-
rdeo, signifiea el niedio que tiene a su aloance el demandado para enervar la
-aocion de quien to demand, por cierto tiempo o definitivamente. En el primer
easo so llamarA dilatorin y on el segundo perentorin. Y eos no es. en ningtmn caso,
la resultante tie la de(linatoria de competencia, pues en este caso no es la acei6n
In que so coinhate. sino que se dispute la preferencia del Juez para conocer del
nasunto que so promueve para que su conocimiento se difiera at competente, tal
niomo lo determine el articulo 92 de la Lev procesal; mientras que 1n el caso de
la exeepci6n, ya so trato de las perentorias, ya do la dilatorias expresadas on
los articulos 532 y 533 die la propia Ley, al ser estimadas, ponen fin al pleito y
haeen impo.sible su t*ontiquaei6n, salvo, en algunos easos, mediante su repro-
dueei6n.
Y se explica que son asi. Alegada la ineompeteneia de jurisdieci6n, por el
motive de cstarle atribuido el eonoeimiento del negocio a otra jurisdioci6n, que
v's el caso a que se refiere el articulo 532, al ser estimado, pone fin al juicio. Y
para que el propio negoeio pueda ser ventilado y resuelto ante la jurisdieei6n que
le corresponda, serfi neeesario establecer nuevo juicio o reclamaei6n en la forma
procedente.
Ina corruptela tide antiguo consagrada on nuestros Tribunales, por la na-
tural eonfusi6n que esta cuesti6n ha suseitado en el Animo de los interpretes, ha
determinado que se hayan estimado multitud do exeepeiones de incompetencia
dt jurisdicci6u, fundadas en la no competencia del Juez para conocer do modo
preference, en relancin aon otro de igual grado y jurisdicei6n, del asunto que
se le somete; y en esos enaso, come para consagrar la verdad de lo que estamos
sosteniendo, los autos no so han remitido al que so estim6 competent para que
lietara sentencia con vista de sus resultancias, sino que el pleito ha feneeido
y, para si continuaci6n. ha sido preeiso reproducirlo, entire otros motives, por-
que no proinovida neusti6n do eompetencia on forma, al declararse incompetent
l .Ineiz -digamos indebidamente porque lo que se discutia no era su compe-
tencia, sino su jurisdieeion- por conseeuencia necesaria habia que estimar nulas
todas las netunciones, ya que el hmnio caso en que esa validez se reconoce es aquel
a que so contrap el articulo 115 de la Ley procesal.
Por eso deiuaos anteriormente que la excepei6n so usa para enervar la
nwei6n, no parn diseutir la competencia del Juez que tieno jurisdicei6n, habida
enenta qtue esto solo puede hacerse on la forma y on la manera que determinan
los articulos 72 y signientes de Ia Ley proeesal; y que, al alegarse la de ineom-
peteneia de jurisdicei6n. respect del Juez que la tiene, se violentan los princi-
pies que informan esa material.
Si para reforzar nuestro argument fu6ramos al campo de lo contencioso-
administrativo, en 1l encoutrartamos que la exeepci6n de incompetencia de jju-
risdicei6n. que en el articulo 46 de la Ley do la material se le atribuye la condi-
ei6n de dilatoria, siemipre afecta a la jurisdiccei6n del Tribunal, nunca a la com-
petencin relative del miismo. no obstante que tambi4n en el Reglamento de dicha
Ley y en el articulo 54 del Deereto N? 548 de 24 de Abril de 1915 se determine
que pueden plantearse cuestiones de competencia entire los Tribunales enoarga-
-dos de resolver los negocios contencioso-administrativos, per ser supletorias en






8 ASUNTOS GENERALES

esos casos las disposiciones de fa Ley de Enjuiciamiento Civil, tal como lo deter-
inina el articulo 1(05 'de' la Ley de lo Conteneioso-administrativo.
Ilabiamos dicho tambi4n, y repetimos ahora, que la dcclinatoria de. compe-
tencia no puede ser incluida elitre las excepciones dilatorias, y que 6stas no
pueden procesalimente ser confundidas con aquella, porque la declinatoria. de
comipetencia, por su naturaleza, no enerva la accion. no decide el-pleito, ni en su
fondo ni en su forma, sino que difiere el conocimiento del negocio al Juez que
se repute competent.
I'uede sostenerse, ademins. que ambnos edneeptos, el de la jirisdicci6n y el
de la icompetencia, estin ineridiananiente expresados on los dos easos del. ar-
tiulo 53 de la Ley proeesal, en el cual. para mejor identificarlos, los seniala cou
la dehida separaei6n. Dice asi dicho articulo:
Para ique los Jnueees y Tribunales tengan comnpetencia se require: a) Que
el eonocimiento del ploito o de los actos en que intervengan estW atribuido por
la Ley a ia AUTORIDAD que ejerran. b) Que les correspond el conocimiepto del
plito de' la aceidn con PREFERENCIA a los demais J.ueces o Tribunales de Isu
inismno grado.
Lo tra'nseriplo de la Ley de Enjuiciamiento Civil confirnia.lo que ya ha-
hsiamos expuesto respeecto de que JURISDICCItN era lo mismlo qite AUTORIDAD, que
I'ODnRV. y (que COMI'ETENCIA era, ademias de. Pso, PRiBFERE NCIA., siendo asi que es
posilie eneontrar falta de competencia eol jurisdiceiin. pero no competencia
con falta de jurisdiecitn.
Eserito, pues. lo que anteeede, razonado conio se ha visto al calor de los
pree)ptos legales que regular, define y desenvuelven la-materia de compete
cia y dte excepciones, no creemos que puedan ahrigarse dudtas sobre lo fund
mental de esta disertaci6n: ,que la exeepei6n de incmtnpetenwia de juirisdiocidl.
propuesta dentro del t6rmnino del articulo 534 de la Ley procesal, o al tiemipo
de contt.star la demand, nuncea puede ser motivada por la falta de competeneia
que se atribuya al Juez que conozea del asunto, respecto de otro de igual grado
y con idintiea jurisdic'i6n, sino por carecer el Juez, ante el equal la exeepeion
de inoomiplteneia de jurisdieei6n se planted, de autoridad, de facultad, en una
palabra. de jurisdicei6n. Y, consiguientemente. cuando tal ocurre. es decir.
cuando la tal exeepci6n de incompeteneia se planted, mine puede afectar a l
eompetencia del Juez que, por el solo hecho de no haberse proniovido en forming
la question de competencia, puede y debe resolve el fondo del asunto, si el
conocimiento de 'ste le estuviera atribuido por la nsutoridad que ejerza, no por
vuesti6n de preferencia.
Por eso, abundando en ideas que ya henmos expuesio, llegamos a la conclu-
si6n tie que cuando el demandado, despubs de personado en juicio, hace eunl-
quiera gesti6n que no sea la de proponer en forma la declinatoria, se somete
ticitamente al Juez que eonoce del asunto; y que la exeepei6n de incompetencia
de jurisdicci6n, propuesta en cualquiera de los dos instantes del articulo 5:4
de Ia Ley procesal, s61o puede prosperar en el finico caso en que el conocimiento
del negocio no est4 atribuldo al Juez por la autoridad que ejerza. En los dem.-is
casos el planteamiento de esa excepei6n no puede privar el conocimiento del
asunto al Juez que tenga autoridad pars conocer del mismo, no por raz6n tie
preferencia, y el demandado que la plantea se somete ticitamente.
Y es 16gicamente, perfectamente natural, que asi sea. El que contest uniu
demand, contradice, pugna, formaliza la litis. Dispute todos y cada uno de Ios
aspeetos del debate, desde la falta de autoridad del Juez para conocer del asun-
to, no por raz6n de preferencia, hasta la falta de raz6n del demandante,panr
pedir, desde las meras cuestiones formales, defecto legal en el modo de proponer
la demand, falta de personalidad, falta de reclamaci6n en la via gubernati-
va, etc., etc., hasta la falta de acci6n, la novaci6n, la cosa juzgada, etc., etc. lIa
resoluei6n del Jues en cualquiera de esos easos, pone fin al pleito, finaliza la
4itis, y para su continuaci6n, en el caso de tratarse de una cuesti6n de formal






ASU NTOS GmtMALs 9

la resuelta, serk necesario reproducir la acci6n ante el propio Juez, salvo euando
la reeoluci6n recafda se hays fundado en Ia falta de autoridad del mismo para
conocer del asunto, procediendo entonces haeer la reclamaci6n ante la Autori-
dad o Tribunal correspondiente.
El contestar la demand, pues, cualesquiera que fueren las extepeiones que
se alegaren, es hater gesti6n distinta a la de proponer en forma la-deelinatoria,
por lo mismo oue 'sta s61o puede proponerse en la forma que express el ar-
ticulo 72 de la Ley procesal, no solamente diciendo al Juez: "t6 eres hicompe-
tente", sino agregando: :"separate del conocimiento del asunto y remite los
autos al competent que lo es Tal, por tener prefereneia sobre ti".
Que esa f6rmula del articulo 72 de la Ley procesal no se usa, ni se puede
usar, cuando se planted una exeepei6n de cualquier naturaleza, es notorio. En
el caso conereto de la incompetencia de juridiocide, por career el Juez de la
competencia a que se contrae el inciso 1 del articulo 53 de la dicha Ley, al sea
estimada por el Juez ante el que la misma fui planteada, la declaraci6n que
recaiga jams puede afectar a la competeneia del funcionario judicial por raz6n
de preferencia, sino a la autoridad, de que se halle investido para conocer del
asunto, por estarle atributdo ese conocimiento por la Ley a la dicha autoridad
ue ejerza.
Admitido, pues, que la declinatoria por falta de preferencia en el Juez para
onocer, respect de otro de su mismo grado, no es una excepoi6n, sino una cues-
16n de competencia que es forzoso plantear en la forma y manera que deter-
ninan los articulos 72 y siguientes de la Ley procesal, terminemos estas modes-
as consideraciones con una fdtima y no menos interesante custi6n.
Si declinatoria de competencia tiene por fundamento sustraer del conoci-
jiento del Juez ante la cual se promueva el asunto ante 61 lievado, por estimar-
que existe otro de sir mismo grado que tiene preferencia sobre 41, len qu6
lomento procesal puede promoverse en forma esa cuesti6n de competencia por
eclinatoria o por inhibitoria? HIasta ahora se ha considerado err6neamente que
los juicios declarativos de mayor cuantia ello debia hacerse en el t6rmino
jado por el articulo 534, o al tiempo de contestar la demand, porque se ha
itendido que se trata de una excepci6n dilatoria. Pero si nos fijamos en el
)ntenido de la legislacei6n a esa material aplicable, a mayor abundamiento, como
icen algunas sent'encias, verfamos mis precisado el error ambiente de consi-
erar esa cuesti6n como exeepci6n dilatoria.
En efecto, fijandonos en el contenido ,de los articulos 75 y 76 de la Ley
rocesal, arribaremos ficilmente a la conclusion de que las cuestiones de com-
etencia es possible pr6moverlas siempre, por aqu4l que no se haya sometido
,cita o expresamente, en cualquier estado del procedimiento, antep que re-
aiga en el mismo sentencia firme, es decir, senteneia contra la cual no se da
eaurso alguno. Dieen dichos invocados preceptos:, N
"Art. 75.-No podri proponer la inhibitoria ni la declinatoria el litigante
ue se hubiere sometido express o tacitamente al Juez o Tribunal que conozca
el asunto."
"Art. 76.-Tampoco podrah promoverse ni proponerse euestiones de com-
etencia en los asuntos judiciales terminados por sentencia flrme."
A Cual es la gesti6n, despubs de personado en juicio, que produce someti-
iento ticito de acuerdo con el incaso 2 del articulo 58 de la Ley procesal f Las
iniones estan muy divididas, y la jurisprudencia, por su parte, result en al-
nos casos contradictoria. Ast se ha dicho por los Tribunales Supremos de
uba y Espania que una solicitud de pr6rroga para contestar la demand im-
lica y no implies sometimiento ticito, no obstante que esa solicitud se hace des-
u3s de personado en juicio, es decir, despubs de haberse acreditado la perso-
lidad con que tal solicitud se deduce; pero abandonando este pequefio aspect
la cuesti6n, si nos veremos obligados a softener que el planteamiento de cual-
ier excepci6n, despues de persommta*i" g ji. .w -_.. M n..-.-.- -






U ASUNTOS GENERALS

metimiento tacito, torque se le reconoce competencia al Juez para resolver sobre
la cuesti6n que se le plantea, aun euando la tal exeepei6n sea la de incompetencia
de jurisdieci6n. El que se excepciona litiga, pugna, contradice y formaliza un
debate judicial que no se reflere nunca a la competencia del Juez por raz6n de
preferencia, sino a la competencia por falta de autoridad para conocer del
pleito, que es cosa muy distinta; y aunque se me puede objetar que en las cues-
tiones de competencia, especialmente en las delinatorias, el procedimiento a
seguir es el mismo dispuesto para las excepciones dilatorias, con lo 'que tambiwn'
hay debate, contestar6 que, en esos casos, la competencia del Juez, por raz6n de
preferencia con otro de su mismo grado, se niega de modo exclusive y por los
medios establecidos en la Ley para ello. ,
Es cierto que en la incompeteneia de jurisdicei6n, alegada en cualquiera
de los moments del articulo 534, el debate se abre y se desenvuelve en relaci6n
con la competencia del Juez ante la que se promueve; pero aunque me vea obli-
gado a repetir concepts ya expuestos, para hacer mis comprensible mi particu-
lar punto de vista, permitaseme insistir en que esa competencia no lo es por
raz6n de la preferencia a que se contrae el inciso 2 del articulo 53, sino por no
estarle atribuida por la Ley a la Autoridad que ejerce et conocimiento del asun-
to. Luego, cuando el Juez resuelve en estos casos, no decide la competencia en
favor de ningtin otro de su mismo grado, sino que se abstiene del conocimiento
del asunto por no estarle atribufdo por la Ley a la autoridad que ejerce. Esto as
incuestionable.
No pueden, pues," catalogarse tecnicamente las cuestiones de competencia
centre las excepciones dilatorias. y el hacerlo en la forma en que se ha venido
haciendo hasta ahora, implica un grave error procesal y un olvido de las dis-
posiciones de la Ley de la material.
RAMIRO F. Moafs.


EL DIVORCIO DE EXTRANJEROS EN CUBA ()
He lefdo en un diario americano que la Habana iba a hacerle ia compe-
tencia en el negocio del divorcio a Reno, pequefia ciudad -18 mil habitan-
tes- del EAtado de Nevada, ciudad que vive casi exclusivamente de ese ne-
gocio.
Segfin el diario americano, a consecuencia do una reform en la Ley, el
divorcio sera tan.facil en la Habana como en Reno, y cbmo la capital cubana
es mayor, miAs divertida y esti mis cerca que Reno de una gran part de la
Uni6n Americana. se llevara alguna clientele; a la cual, ademAs, la atraerA el
libre consumo de bebidas alcoh6licas, que no existe en el Estado de Nevada.
Se calcula que los divorcios produce anualmente a Reno entire tres y cuatro
millones de dollars, lo eual es algin dinero, como dicen aqui, some money. Para
una poblaci6n de 18 mil habitantes, tiene nada menos que 47 hotels, 25 limpia-
dores y planchadores de ropa, 120 abogados y 35 establecimnientos de masaje y
otras artes para embellecer al seko femenino.
Siempre hay alli unas mil personas forasteras relacionadas con el divorcio;
setecientas son divorciantes y el resto se compone de parientes, amigos o criados
de ellos. Y no olvidemos a los nifios destinados a cambiar de padre o de madre,
segfin lo requiera el argument; esta es la nota triste.
Los mis de los divorciantes proceden del Estado de Nueva York; otrosade
Massachusetts, Nueva Jersey, Illinois, Pensilvania y el Canada; casi today gente
de buena posici6n y los dos tercios mujeres.
(*) Nos parece do extraordinaria actualidod el present articulo del genial eseritor
cubano Antonio Escobar, resident on New York, ya que en estos momentoo se trata de
modificar la Ley de Divoreio par atraer a Cuba un nacleo do americanoe.-N. del D.






ASTJNTOS GENE9ALEB 1


A este personal lo lleva a Reno la facilidad de divorciarse; y la presencia
de este personal Ileva a los embaucadores que viven de predecir el porvenir, las
profetisas indostinicas, los adivinadores que leen en la palma de la mano, los
eehadores de cartas, etc.
Al parecer, a las mis de las divorciadas, al verse libres de un marido, les
interest saber que suerte les agtiarda con el sucesor o si llegari a haberlo. Esta
es la nota supersticiosa; y la romantica -porque hay romanticism en todo, hasta
en los Mensajes que envia al Congreso Mr. Hoover- la da un rio con el nom-
bre de Truckee y qpe pasa por Reno. Las divorciadas, cuando salen del tribu-
nal que les ha roto la coyunda, van a uno de los puentes de ese rio y echan al
agua su anillo de matrimonio. Esto.en Espafia, en Francia o en Italia habria
inspirado alguna sentida obra poitica, luego puesta en music por un melodista
que la haria popular.
I Por que el divorcio es mas ffcil en el Estado de Nevada que en los otros
8 de la Uni6n, en todos los euales lo hay, except la Carolina del Sur? En
Nevada, hasta el afio.15, se exiia .una residebcia de 6-meses en el Esthdo para
oder presentar la demand, menos tiempo que en los otros Estados, y esto di6
Nevada sobre todos una veiYtaja que atrajo a los demandantes. Se reform la
ey para exigir un afio de residencia y de aqui result una depresi6n en la in-
ustria del divorcio; depresi6n a la cual se puso tOrmino con otra reform, hace
afios, que s6lo require tres meses de residencia.
IEs que en Cuba se exige una residencia menor, que convertiria a la Ha-
ana en competidora de' Reno, o se trata de alguin otro atractivo de la Ley
ubana I No lo s6, torque no conozco esa Ley, que, segftn parece, se ha modi-
eado en estos filtimos meses. <(*)
Sin duda, los divoreiantes pobres, y algunos qie tienen que trabajar en
eno para vivir. preferiran ir a esta ciudad si la tienen mas cerca que la Ha-
na, que al inconiveniente de la distancia se une el de ser tierra extranjera, y,
r lo tanto, menos propicia para que los americanos consigan trabajo. ,
Pero los ricos acudirAn, de cerca o de lejos, a la Habana, mis agradable
ra ellos, no s61lo que Reno, st que tambien que las grandes ciudades ameri-
nas, en invierno; y en lo que atafie al capitulo de bebidas alcoholicas, todo
afio. Ahi se bebe libremente, y a precious razonables, vinos, cervezas y licores
legitimidad indudable, mientras que aqui lo genuine cuesta tin dineral y la
mayor part de lo que se consume es espireo y pernicioso para la salud.
El dato antes mencionado de que los divoreiantes gastan en Reno de trees
cuatro millones de dollars anuales, acaso sea exagerado; pero aunque los mi-
nes no pasen de dos y de estos s61o uno tome el camiho de la Habana, no se
be mirarlo con desd4n, porque, cdmo dicen en Francia, no hay gapancia pe-
efia, pas de menus profit.
Por supuesto, habrA que arreglar el detalle del anillo iupeial, que en Reno
arrojado al rio Truckee. No hay rio que pase ypor la Ha'bana (**), pero ahi
itn las aguas del Golfo que son utilizables y acaso algunos anillos vayan a
rar a los buches de tiburohes.
ANTONIO EScosAK.


COLABORACION VAIIOSA
Durante el afio 1930 se ha wisto favorecido RDPERTOeiO JUDICIAli como en
os anteriores, con la colaboraci6n de distinguidos abogadps y funciona'ios ju-
ciales, lo que much nos ha satisfecho, ya que se -trata de produceiones vali i.
que han honrado estas colunias.
(*) LA Ley no ha sitdo 5modifleada, sino se trata' de modiflear.- N. 'det'.
(**) El Sr. Escobar se ha olvldado del ;io Almendares que atraviesa tI capital et S n
tes con Marianao.-N. del D.


11 1






ASUNTOS GENERALES


Hemos publicado articulos de los estimados compafieros Dres. Gast6n Mora,
Ricardo Dolz, Juan Carlos Andreu, Rail de Cardenas, Joaquin FernAndez de
Velazco, Ma'rio Nin, Fraincisco Carerra Jiistiz, Adolfo Nieto, de Gaines; Gon-
zalo Freire de Andrade, Ricardo M. Aleman, y del medico Dr. Antonio Barre-
ras, sobre un asunto m6dieo-legaL
Tambi6n se hah insertado trabajos de los funcionarios judiciales Dres. Ma-
nuel Martinez Escobar, Jos6 Rodriguez Acosta, Ledo. Noell, Gregorio de Llano,
Alberto Giraudy, Felix P6rez Porta, X. 7. Z. y Luis F. Nifiez Gallardo.
Para el present afio ya contamos con muchos articulos product de esas
firmas y de otras que aparecerin por primer vez en estas coluinnas, y espera-
mos que todos nos seguiran ayudando en la ardua labor de sostener una revista
de esta naturaleza en moments tan dificiles como los que venimos atravesando.
A todos nuestras mis efusivas gracias.


LOS HORRORES DE LA TORTURE POLICIACA
EN NEW YORK

Emanuel H. Lavine, veteran reporter policiaco, ha publicado un libro
que titula The Third Degree ("El Tercer Grado"). En traducci6n exacta este
significa la tortura a que los presuntos asesinos y eriminales son sometidos por
la poliefa cuando 6sta busea afanosa el eselarecimiento de la verdad que los
acusados suelen negar tenaces. Pocos son, sin embargo, los que pueden resis-
tirse al "thrid degree" y. muchos horrorizados confiesan a veces culpas que no
cometieron.
El autor relata, con verismQ abrumador, los tormentos inquisitoriales de
que ha sido testigo.
Ha visto c6mo se golpeaba a un hombre en la nuez hasta hacerle arrojar
sangre por la boca y c6mo se sentaba a otro en un sill6n de dentist sosteni6n-
dole dos hombres por los brazos mientras un tereero le barrenaba una muela
hasta llegar a la quijada. No puede describir -dice- todos los martirios pre-
seneiados porque son tantos y tan diversos que no los recordaria.
He aqui uno de los casos relatados por Lavine y presenciados por 61, como
tantos otros durante los veintincinco afios que ha tenido a su cargo el repor-
taje en las Estaciones de Policia.
Se trata de un muchacho de diez y ocho afios, Joseph Rumore, que con
otros dos dispararon contra los detectives Henry H. Hoffman y Thomas Ham-
mill, en el atraco de un comereio de la Octava Avenida el dia 20 de Enero de
1926. Rumore fuW el tinieo eapturado y por el espiritu de compafierismo tan
corriente entire la gente de bronce, se neg6 a declarar los nombres de sus e6m-
plices.
Le llevaron a uno de los salones de la Estaei6n de Policia correspondiente.
Le golpearon sin piedad con los clubs, le dieron patadas, jugaron a la pelota
con su cabeza sobre las paredes y sobre el suelo. Durante dos horas se turnaron
los policies en este macabro trabajo, entrandd trescos y animosos en el cuarto y
saliendo a los poeos minutes jadeantes y sudorosos por el ejercicio. El mucha-
cho, desmayAndose a intervals y a intervalos volviendo en si, continuaba
mudo. Su cuerpo era un guifiapo y ya no podia sostenerse. Le sentaron entonw
ces en un sill6n al que le amarraron los brazos y tirando fuertemente de sus
cabellos le sostuvieron la cabeza levantada mientras el sargento deseargaba un
terrible golpe con su club en la nuez del culpable. Un ehofro de sangre le sali6
por la boca. Por segunda y tercera vez se repiti6 el golpe y al verse amenazado
por el cuarto el muchacho con voz agonizante di6 los nombres y direceiones de
sus compafieros, cayendo en un sopor parecido al de la muerte.






AStINTOS GENEiALES


Innumerables casos de esta indole y todavia mis crueles, se relatan en el
libro de Lavine. La sensaci6n que deja su lectura ha causado en el piblico un
horror espeluznante, porque ella deja pAlida todas las suposiciones que pudieran
hacerse sobre el "third degree".
El comisionado de policia Edward P. Mulrooney, ha escuchado en su
despacho la lectura de algunos de los capitulos del libro de Lavine. Con la son-
risa en los labios y sin que su rostro de hombre bueno revelara la menor emo-
ci6n, se ha limitado a decir serenamente:
-Niego en absolute que en el Departamento de Policia de Nueva York
ocurran tales cosas. Y en el caso de que ocurrieran no irian los detectives a
permitir ciertamente que-un periodista las presenciase.
En el pfiblico en tanto hay un sentimiento de repulsi6n hacia estos miedios
violentos de buscar una verdad, y la compasi6n se hace mas fuerte que el mismo
sentimiento de justicia, aunque tal vez sea la justicia plena y bien administrada
la que va cerrando cArceles en Inglaterra, mientras en otros paises los press
se amotinan en protest por el haeinamiento en que tienen que vivir.

ELENA DE LA TOmRE.


COMENTARIOS
Segfin inform a El Pais, de esta capital, su corresponsal en un pueblo de
la Repi.blica, cinco campesinos, pertenecien.tes a una familiar, "sacrificaron una
vaca que se robaron, enterrando en la tierra la care product de este hurto
y llegando hasta comerla en estado de absolute putrefacci6n"; y Ilevados al
Juzgado Municipal, el Juez absolvi6 a uno por ser menor y a los otros cuatro
acusados los conden6 al maximo de la pena, es deeir, a 180 dias de encarcela-
miento a cada uno. "Todos se confesaron autores-del hecho y dijeron que lo
habian realizado impelidos por el hambre", dice el corresponsal.
iA que tristes reflexiones se presta la anterior noticial Ella revela que
efectivamente en Cuba hay hambre por falta de trabajo, pues no condibe la
mente humana que se coma care putrefacta sino teniendo much hambre quien
tal acto realize. Y que hubo un Juez que al juzgar ese easo no se sinti6 hombre
y no vislumbro en el porvenir que si la miseria contin-fa en Cuba y lega
a no pagarse los sueldos, 61 a su vez podrA tener hambre y sentir las terrible
llamadas del est6mago, que no admite esperas, y severe y duro como la roca,
sin que su coraz6n se conmoviera ante muestra tal de lo que en Cuba por 'des-
gracia viene ocurriendo en eiudades y campo, conden6 a esos hombres, seme-
jantes suyos, al mAximo de la pena. i Terrible Justicia
En cambio, la Audiencia de la Habana, el 6 de Enero de 1900, conociendo
de una causa de hurto seguida contra J. H., "padre de larga familia, teniendo
a su abrigo a su mujer, hermanas y cinco hijas, a las que eon trabajo honrado
aliment6 y mantuvo hasta que el decreto de reconcentraci6n... le oblig6 a tras-
ladarse al pueblo de Giiines, donde desprovisto de recursos y medios de trabajo
vi6 morir de hambre y miseria a dos de sus hijas, y desesperado, contemplando
moribundos tambi6n de hambre a las o"tas tres, sin hallar recursos en au tra-
bajo que no conseguia, ni en la caridad pfiblica, ya agotada para remediar los
males de los suyos", se apoder6 siendo de noche de una ternera, "la benefici6
inmediatamente, guisando y comiendo part de la care en -uni6n de su familiar
antes de ser de dia y salando el resto para comerlo.posteriormente", absol-vi6 al
acusado porque al apropiarse de la ternera "no tuvo otro objeto que saciar el
hambre propia y de sus hijas, salvando a -stas de la muerte." Firmaron eata
sentencia los Magistrados sefiores Fernando Froyre de Andrade, Presidente;
Emilio Iglesias y Nicasio Estrada Mora.






ASUNTOS OENERAI.ES


Procedieron los Magistrados como hombres, pensando lo que ellos habrian
heclio en semejante situaci6n, puesta en uIdia su hambre y su honradez, y
se sintieron misericordiosos y absolvieron. Es eierto que el Tribunal Supremo
cast la senteneia por est mar eometido el delito de hurto, segin-la letra dura de
la Ley; pero ese alto Tribunal, de oficio, apreci6 a favor del aeusado la eircuns-
taneia atenilante "de la extrema necesidad a que II. y su familiar se veian re-
du(idos a causa de la reconeentraei6n forzada y dura de los campesinos", la
lique apreei6 de "atenuante inuy ealifieada", y le inpuso tin mes y un dia de
arrest, es detir, el uiniiiinini de penn. Aunaron lo legal eon la equidad.
Firinaron la sentencia del Tribunal S-upremo los esclarecidos patriots y
Magistrados, seiiores Antonio Gonzalez de Mendoza, Pedro (Gonlzlez Llorente,
.lose M. Garcia Montes, Angel Betaneoutrt y Octavio (iberga, todos fallecidos
para desgracia de Cuba.
ililonor a su inemnorin!
So nos liha pregintado por un letrado de la provincia de Santa Clara,
o6nio puede ser inseripta la defuniiuii de unil eubano, que yendo a bordo de un
hareo inercante e spafiol. en viaje a M'jico, se suieid6 arrojAndose al mar y cuyo
vadAver no pudo ser recolbrado, lo que se hizo constar en las diligencias suma-
riales inicindas por el Capitiin del bluque, (que se entiientran en powder de uno
de los C('onsulados de Cuba en la Reptblica mejiecana; pues exi.ste la duda de si
)puede lhaerse la iinsCripei6n de lahi defunei6n en el Registro Civil del lugar de su
nauiniiento o liltiha vecindad que tuvo el suieida en Cuba, o si basta para jus-
tificar la defunei6n tl1n testinionio del Consulado en el que se transeriban los
partieldares uitle eonstan de la stunaria llevada a eabo por el Capitan del barco.
Nuestra I'glislaci)n no prev' el caso, pues solo se contraen sus preceptos a
los fallecinientos oteurridos en huques nacionales de guerra o mercantes, que
seglin el artieulo 35 de la Ley del Registro Civil, se haran constar primera-
ilont' power atietl. (iew extendera'ni los Contadores de los buques de guerra o los
Capitalnes o 'at rones dte llinqes iereantes, segfin el easo, que desempefian fun-
eiones de Envalrgiados de Registro Civil, a tenor del articulo 2' del Reglamento,
Ia que se inscribirii enI el Registro Civil respective, o sea en el de su domicilio, si
lo tuviere COllocido. y en otro caso, en la Seeretaria de Justieia.
Pero e'ino no es possible (que tn eubano fallezca y no pueda inseribirse su
defunii6no, to iqule acarreria no poeos perjuicios, por ejemplo, a sus herederos;
v conil 1o 110 lde avreditarse la defunci6n con el testimonio de aquellas dili-
gencias, porque el artieulo .327 del C6digo Civil dispone que las aetas del Re-
gistro Civil serfin la prueba del estado civil, hay que aeudir a los preceptos de
nue.stra legislation, inediante los euales pueda, por analogia, suplirse el silencio
o vacio de la Ley.
A nuestro juieio, en el expresado easo, hay que solicitar la inscripei6n de
la defunei6n ante el Agente consular de Cuba en cuyo poder obran aquellas dili-
geneias sunmarias. e inseripta, obtener la transcripei6n en el Registro Civil del
domicilio en Cuba del fallecido, o en la Seeretaria de Justicia.
Nos baslinos para ello eun easo andlogo resuelto por la Direcci6n de los
Registros de Espalia en 25 de Abril de 1930, Botetin de 30 de Julio. Consul-
tado por tin 6 Cnsul el procedimiento a seguir para la inscripei6n de la defun-
ei6n tie dos aviadores. euvyos restos, liallados en las costas de su jurisdicei6n, se
presume que son los tide dieihos aviadores; la Direeei6n resolvi6 que, a falta de
precepto ieglamentario taxativamente ajustado al easo, aplicase por analogia
el artieulo 91 de la Ley del Registro Civil (analogo al 35 de Cuba), el Deereto
de 10 de Mayo de 1873 sobre nacimientos (analogo al artieulo 51 del Reglamen-
to. de Cuba) y la R. 0. de 28 de Septiembre de 1900, que dispuso que dicho
Deereto tuviese aplicaci6n a las defunciones ocasionadas por haber caido y des-
aparecido en las aguas del mar un tripulante o pasajero de un buque durante
la navegaci6n, no existiendo entire nosotros disposici6n similar en Cuba a dieha
Real Orden.






ASINTOS GENERAI.ES


Y si bien en ese caso consultado se encontraron restos y en el de nuestro
consultant no han aparecido, existe el siguiente precedent entire nosotros.
Habiendo desaparecido el Sr. Melehor Loret de Mola del vapor "Julia" en alta
mar y a gran distaneia de la costa, cuyo cadaver no se recuper6, la Secretaria
de Estado y Justicia, por resoluci6n de 7 de Julio de 1904 dispuso, contra el
,riterio del Juez Municipal de Santiago de Cuba, que se inscribiera la defunci6n
por las razones en ella aducidas y que no reproducimos por su mucha extension,
pero la cual puede ser ficilmente consultada. (*)
Nos parece que con estos antecedentes a la vista el Agente Consular de Cuba
podria inseribir la referida defunci6n, y si a ello se negase, seria de acudir a
la Direcei6n de los Registros y del Notariado de nuestra Repfiblica, donde se
pesaria.n las circunstancias del caso y se re.solveria en consecuencia. Tambi4n
podria plantearse el caso ante la Direcci6n y hacer lo que ella resolviera, que
seguramente seria lo que nosotros sugerimos on estas lines a nuestro consul-
tante, por ser lo mnis hacedero.
0 Tenemos noticias de que en distintas ocasiones un Magistrado del Tri-
bunal Supremo, al resolverse recursos de casaci6n en asuntos civiles, ha pre-
tendido se aplicara la Orden 3 de 1901 sobre temeridad o mala fe a litigantes
que han recurrido, a su juicio, sin raz6n alguna y s61lo con el fin de demorar el
(1umplimiento de las sentencias condenatorias (ique recayeron en pleitaos en que
fueron part. sin que su eriterio prevaleeiese.
Y leyendo la Gaceta de Madrid, de 7 de Noviembre de 1930, hemos trope-
zado con la sentencia de 16 de Marzo de 1929 en la que se declar6 lo siguiente
Considerando: que instituido el beneficio de pobreza con el fin de que
pueda defender sus derechos ante los Tribunales de Justicia el pobre lo mismo
que el rico, no es licito prevalerse de el para complicar y alargar el curso del
pleito en perjuicio de las parles y de las exigeneias de la Ley y de la justicia
misma; y no pudiendo desconocerse la temeridad y mala fe que entrafia el pre-
sente rewurso, y que por el abuso que el recurrent ha hecho de aquel beneficio
ain se haya pendiente de ejecuei6n la sentencia de primera instancia dietada en
19 de Diciembre de 1923, se impone hacer uso de la facultad que a los Tribu-
nales otorga el articulo 5' del R. D. de 3 de Febrero de 1925, condenando en
las costas de este recurso al recurrent con el apremio personal establecido en
dicha soberana disposici6n."
Puede que ahora prospere la iniciativa de aquel .funcionario, malograda
hasta el present.
0 En otro lugar de este nfimero, public REPERTORIO JUDICIAL, un intere-
santisimo articulo del notable periodista Sr. Antonio Escobar, que habiendose
enterado en New York de que en Cuba se trata de facilitar el divorcio a los
extranjeros, pint a en el, con colors vivos, los beneficios que proporciona a Reno,
SEstado de Nevada, la liberalidad de su legislaci6n que hace fAcil al forastero la
obtenci6n del divorcio.
Ese artieulo constitute una magnifica propaganda a favor de la pretendida
reform. entire nosotros, de la Ley del Divorcio, que es esperada con ansia en los
Estados Unidos y lo demuestra el pedido de centenares de folletos desde esa
Repuibliea a la casa editor de los sefiores Rambla Bouza y Ca., donde ereyeron,
cuando se public la Ley de 6 de Febrero de 1930 que refundi6 todos los pre-
ceptos sobre divoreio contenidos en distintas leyes, habia sido liberalizado, en
favor de los extranjeros, ese cuerpo legal.
El senior Escobar da un argument de fuerza irresistible en favor de la
modifieaci6n de la Ley, sobre todo en esta 6poca de gran penuria en Cuba, donde
los abogados y hotels no ganan una peseta y es el siguiente: En Reno, con
solo 18,000 habitantes, existen 120 abogados y 47 hotels y se calcula que los
(*) La resoluci6n de 7 de Julio de 1904 puede verse en la pAgina 343 del libro "Le-
gislaei6n eobre el Registro Civil del Estado Civil en Cuba", power el Dr. Ilaea y Argudin,
tereera edici6n.






ASI'NTOS GENEaR.Il.ES


que alli van a divorviarse, (lite tienen que vivir sobre tres meses en el Estado.
dejan al aio de tres a eintro millones de pesos de benefleio para Ia ciudad, roefo
bienhieehor, anualmente renovado. y mediate el eual florece alii la prosperidad.
Lean nuestros lettores ese artieulo y hagan los demAs eomentarios que su lectura
sugiere. Taimnhin pueden leer en la Mi~eelnea dos proposieiones de Ley intro-
thitieldo en Ciuba la favilidad del divoreio para los extranjeros.

OAN.


COLEGIO DE ABOGADOS DE LA HABANA
SEOOION OFIOIAL
ACUtERDOS.-La .iunta ti t (lobierno adopt los siguietntes en 13 de No-
viemhbre ultiimo:
Fueron nombrnildos miembros del .lurado del Coneurso J.urldico. los doe-
tores Uabriel I'ichardo. Ernesto Dihigo y lulitin M. Ruiz.
Deelarar no hlher lugar a inthrvenir en nla in'vestigaocin de heehos ocu-
rridos el dia 30 de Septienmbre, con objeto de depurar las responsabilidades en
que pueda Ibher ineurrido el Inspector de Policia Dr. Ainciarte por estar co-
nociendo del heeho los Triunniales y por los superiors jerArquicos de dieho
funeionario. (iqui es abogado.
Interesar del Dr. Alberto ti'iarrill ratifique su solicitud de baja.
Quedar enternda die it conmunienacion del Dr. Marinello, en que da las gra-
cias al Dleeano y Junta de (ohierno por las atenciones que tuvieron con 41
mientras estuvo tn lin ireetl. por atsuntos politicos.
Nombrar al I)ipitado D)r. Ajurin para que investigue una queja del doctor
Manresan contra el D)r. (Garvilaso de Ia Vega.
1)ar a eonoeer por la tablilla que los herederos de li seiiora Seralina Mo-
rej6n resident ten Sagua In Grande.
P'articipar al l)r. BIetaneourt qule el Colegio no facility el distintivo a los
eolegiados.
D)eeir al Dlr. .losb Fuente.s, lez Municipal suplente de San NicolAs, que si
lo dlesca se Ite darn de haja. pero no por ser uInez. pues para serlo se require ser
lhogado en ejerchieo.
Corresponder al saludo del unevo Deeano del Colegio de Abogados de
Camagiiey.
Que se remita un libro para lia iblioteca de la Escuela Pfiblica 12 de esta
capital.
Distribuir entire los nliembros dtie la Junta los ejemplares del libro "Un
nuevo Cildigo Penal del Extremo Oriente", del Dr. Jos6 A. Martinez.
Aprobar lai eomunicaci6ln quet el Colegio dirigirA al Tribunal Supreino en
relaci6n eon los abolados no inseriptos.
Ordenar al Administrador del Circulo que mientras subsistan los aetuales
acontevimiientos exija scan eumplidas las disposiciones que se dieten por
las Autoridades en relaci6n con la ocupaci6n del portal del Circulo; que tome
las mnedidas oportunas para que euando ocurran alteraciones del orden impida
que el Cireulo sirva de refugio a elementos extrafios, y que en -los casos im-
previstos deberA atenerse a las instrucciones de los Comisionados del Circulo
y en su defeeto de los miembros de la Junta de Gobierno alli presented.
-En la sesi6n de 27 de Noviembre ae toniaron estos otros:
Quedar enterada de las bajas de colegiados ocurridas.
Informuar al Juez Municipal del Vedado y Juez de Primera Instancia de
Gilines. que deben redueirse los honorarios que reclanan trees letrados.






ASUNTOS GENERALS


Conceder un afio de exenoi6n de cuota y condonar su adeudo al Dr. Pedro
P. Sedano.
Condonar su adeudo al Dr. Rogelio Bernal y que quede inscripto a partir
de Diciembre.
Enviar un cable al Embajador de Cuba en Madrid a fin de que so interest
por el Dr. Manuel Secades, e informe acerca del tratamiento que recibe en el
Manicomio de la Corufla.


LIBROS Y REVISTAS
En esta secei6n seguiremos ocupAndonos brevemente, como la indole de
la inisma require, do los libros y revistas que so nos remitan, y de una vez por
todas anticipanmos las gracias a los remitentes.
FoRMUtILARIo PARA LOS JUZaGADOS MUNICIPALES, POR EL DR. LoRENzo DELGADo.
-lHabana, 1930.-La Biblioteca Juridiea de Autores Cubanos y Extranjoros
ha publicado su primer volumen, asf titulado, en ol que el Dr. Delgado, en
sus diez y siete capitulos, vierte el resultado de su experiencia en el studio
de los textos legales, de la jurisprudencia y de los'tratadistas mAs concep-
tuados. En sus 465 pAginas encontrarAn los Procuradores y Mandatarios, una
orientaci6n para planter los asuntos judiciales que se les encomienden y
para hacer frente a los problems que puedan presentarseles en aquellos. Con-
tiene preceptos de las Leyes OrgAnicas del Poder Judicial y de Enjuiciamiento
Criminal, (6digos de Come dio y Civil, Reales Ord'nes y Ordenes Militares,
con comentarios, notas y resoluciones del Tribunal Supremo y cuanto hace
referencia a los asuntos civiles de que conocen los Juzgados Municipales.
LEY OROANICA nME POWDER JUDICIAL, POR EL Da. ANDafs M. LAZCANO Y MA-
z6N.-Habana, 1930.-El Juez de Primera instancia o Instrucci6n de Guana-
jay, Dr. Lazeano, acaba de publicar dicha Ley acotada convenientemente con
otras disposiciones legales, con los Acuerdos de la Sala de Gobierno del Tri-
bunal Supremo y nuchos preceptos que aumentan la utilidad del libro, quo
result utilfsimo para Jueces, Magistrados, Fiscales y para los que aspiren a
ingresar en la carrera judicial y al foro en general. Obra do paciencia y mi-
nuciosidad llamada a un 6xito de librerla.
INSTRUCCIONES E INSTANCIAS, POR iL DR. LORENZO DELWADO.-Habana, 1930.
-Esta otra obra del Dr. Delgado contiene toda clase de Formularios en el orden
administrative para gestionar cualquier asunto en las Secretarias y Oficinas
Pdblicas. models do solicitudes para Expedientes de ciudadanfa; inscripcio-
nes judiciales y de Marcas y Patentes; Antecedentes penales, etc.
PENAS DE Mt ERTE: VEINTICUATRO D)ECRETOS DEL LCDO. JEstFs MARIA BARRA-
Qut y AoDu.-Hlabana, 1930.-Hemos recibido un ejemnplar de la nueva edi-
ci6n aumentada del libro ast titulado, en el que se reproducen los Decretos
que ban recaido en causes donde los acusados fucron condenados a morir en
garrote.
PAGINAS DEL PROCESO DIB-RAMIA.-Venezuela, Caracas, 1930.-Contiene
toda la actuaci6n de los distinguidos letrados Carlos Morales y Carlos Pina-
celes en el juieio de referencia, que dur6 nueve aieos, y las resoluciones de los
Tribunales que contribuyeron al convenio de pago que puso t6rmino a ese rui-
doso asunto.
CONTROVERSIAL DE CONSTITUCIONALIDAD, INTERPUESTA POR EL DR. PEDRO HE-
RRERA SOTOLONOO.-Habana, 1931.-Habiendo clausurado por Decreto el Pre-
sidente de la Repdblica nueve peri6dieos de esta capital, los mAs importantes
de la Repdblica, entire ellos El Pais, el Dr. Herrera ha aeudido ante el Tribunal
Supremo sosteniendo la inconstitueionalidad de esa media y el folleto recoge
Bu alegato.






AsI N'x'Ts til N R.Al Fs


I-I IN. CAR LO NAN. 1 4 I, rVr. 'E; tlrrcIeiIIroe Iisiziuh 194) Eiu'v Rerseis Iii~ tit I it li
C:Iiuuia, Dr,~ C'iuis at ii 0ItIa'5 q-Iiihu olle'p v''o'. V i thitiuI t'uIt'ieva in 8lsjit'i e Im
(ti, sit \.~oil)
ANV R1 OFe Ir % SV1e'6N 01- SANIM11i VVUTii:AI., 11929-:10. ilahatiam, 1930.-
I'ste' aIlmarito. es tl ''ltIet i ill rotui/atit) die 1. labor el taliiaeii po t'si tufi-
k il allerist'ini a hIl SI't-e' irta ia tit, A.\,rivut'iitin. (' Ime'It'e i iua jeit y~ lil t iitit
,II u re'eiit 'etIei a o l e. v(Ie'IIo I )o I tg'I~:e I Iok't IIiiia I Iiit Ia I t, voie'I' IritIia'e Sr. .itsiIs L, Vetga

I 11m,111 .ii m'ci \I I 1931ia i'~ E". niitigiue S't're'iarit .Iiittivia' Sr'. Ali-

ill- IS tlic iAhi'.1i tit. V;3. ?0Ill ti b .\i'i v ) tit, O ettibro'e t1 92~2 y Ley Oi'gilicht

UnI t% .Iiui iocitt' PI 'iiwe'eo. Mdid. Diveeriscic it'l ii'i'eeoi t930. It c'cn tos oiil

'I. S.: C ivil ise'ttenit-N'~IN k- e .1 it Jno a 31 tit, Ov'tihrc dic 192S) : It. ilga



v'oui et's .\elrntii I ll. Rie'si iie' 1)'i IVar coi'a es pl I' .1' ti' a I~tl. E.1li' I itr -
porA,'ii'i Adilt In' 92' i\nnor C.it i' Ii t MipiL till'tu ti ot n tticl eIt.t R'coii.sla tit,

ta1t 1e' Ix eiii-irtiA I op'. 1 im 'a rion eito; et. No it\- IviijtIo b el 19: W. ite I I tporo


tit 1920, por ~sl'~ It '. 10 M ''e'lnio: l aihcit l~ i t-61(11H 1t d''~i' 'o deto ie'jiii. por A.
I'iiero I 'e ,', lo b lt l'e, el 1 lit, tie 'ltrasj i'ihell I ct loisaihrc .' vl'iirr'
E'ugenu jio': V1i1r1 ('fPill' I )eonii'iiih Itdomitt0~citt cit 1). See'i'iozc vlpntie \o

ifllfle'ltI~fe I)iii'ni'e'1 reibido iiclciit ut Ilj/ci. i vitticiiur I ivil;lbe, vi t

. I SO'ettit'ifill? de I le't ief lIt S Cti I ( 'e~Tlnt'etR I )it'ielibih'e. v fItaet it def f Y is/lro de tif
I .,'6cJ~leuil I lcatiill. I )ij'Ici"it1'C1 re, do n I itI in im~ y JBeile hDtie' d fle 'if~fite'gifl Agrii..
Cola:. Oct iiici'. tit, Santa C lara.



MISCELANEA

LICENCIAS DE ARMAS.-Eti Il a irhe tt d~e 12 do' IDie'ivinre titt, 1 930 m,
piubl'itt'i hli sigiiiitt'li i'cxtciliit'iici del' Self-e'i'e riu die ( hih rtriniuicim
I miliiir:o : I e'j:Ir. siil it'fe'e' diui'.a1t, i' i' tie'ipei cI'l Aqiet estJi uItspt'i~idills
hil, m rlui ti' Inis cstait iiias vii Iei'. nii't tiit'llto" ya tvillteii dec Ill Coillstlttitlebii I 15. i;.
17. 19. 22, 23. 2.1 v 2SI tothis las livit'Ciit'N t'\jw~dilins de Ills tilaw's eIlilet, (c 61111


ills liveitt noli ''eiiis t'iiid,1 'i vIIliri'a to aollt'l'itu'.
T 'I'e l'er) : ut'11 a 1 Ils itii ii'i e't o dei v~t i' c a II stiIlit'I ili. ii ltviiiIs tit! lax En ltil.s
'li 41111, puit'talui ilvit'l''iI pen' ci ilxt de' ul'irims shin live't'iit s. se' It-, retire lit Iit'en ia









("itat'ttl EIi Subset'retn rio tie esto D espaeiio qt'tivd evien t'gmto thl cuntpii-
to telilo teitut Io u or lIt prem'sutv He ol~eid ttio se d ispotit'. ink ('114i vultpeoral- 4
surl' ir sits efeet os tiestit' sit pltii'e~t i'll Am ]aecr G t-fIf 01i~'aJ ine i1.1 H441lien y
St'ril voitlictitieti a1 los Sevrtaittrios tit, .itt1t it'i- lin Y d ltit 'i'rm y Ma'iN1161 y it Ins
,Jeft's tit, los 01'ttepos tit, In Poi'tciit Naviotiai v Set't''t Nnt'iottni. Itthail, 11
de I) hvivihi't' de' I9 0, J:t. .ost / e C Irt-111f I V vit ) 'ne.set'rc'tla rio tit, ct'ttt i'l
LEY ORGANIC DEL PODER JUDICIAL.-Art. I-'. -i'~t In 6twel'ca tie,
~2: tit, livit'ineih' tie, 193(0 se' pthiiet, lin sigttieittt' iwey tit, In pi'tcpin foi'th:
Artit'iio 1. -Se det'inra ven viigot y pot' lilt ttlteo iiiavt ti dioe 411Ott1SeIS It
V1t'olt1a iestie la 111-41111111 at'itil tie hi" proilt'it. III Le~ vpItlulientli till lit 6arei'tut
Of~jivia tie 1-1 tie, lliiemit, de ii 192!9 ("'), iptc stispolttiii iititatitei ulkl 11to itts
e'fect'os dIii at tieillo 3" tie, la ixty Ovt'gtivtia AIM! Pi'orlt .ltlit-ili.

(;actac Ofie'i~d (11, In i%,et'jiblii':t.
USO DE HAR2INA DE YUCA.-Nuevo dolita.-Hi'i In (?aerfa tie 2 dtit
Eiieto tie, 19:0 Ne hla ptihlivadot In sk~tiont'utt (It, *.I' tie- IDiieittht' atittri'r.
Art. 1. A~ pa:rliii Ali, In lioitkiiit, ic snler. (Iiithi'ia oblignildos Ito
dtfiueiis dei tuutiii't'tans. a*eitltji'a'ent Ain lt vo 1t'vettjt tii d sus5 protnit'tos tnites cublit
p~tt all ielta y1 su Stil itiilain's. tilt tie? lilt! t'ieitlo (it' hlar'itu pura it tit, i sill


-' ~t'i' t'Iv tit, litcas.a p r in


;\H.cc' It. () Ic'Ic tine h i i espti ti I IIdsoea.l oieltl '10 a tiil 11

fract-itl, v i t,, ioll si'E v id'12 i' it l ic t, ihi eaiic t' i t I st' si''i Alia t it tt' vl u ient



hi011 wnrt ).I'in'ii 111 iii' aplicniitsiclltit, 'i Inst 1w 'ai v. 'is ittitii~' t 'u

Ar't .5 W .~'ji~ili' 1.ill clgirii ait llitisn d io.- Y11 itt'l Insv doit ic'iia l (itvi l si' re
tii'I' p fi'iial titli aIn ol iblitni. pta tteeilite' i'iitin u''.soli


tzI'Ne01ioutii'diEv dt'oe pt9it0t sois losI'l I itti'litIo os ii(i0,h10 lh"itii'u'in iiW tnit,

t'it'us nelas i'll0;h t llt' s ;1e : 1:11tet'tod iti~a~ is'itin trnte on ivii1ir y (IVtt
I n ait it'i I f i l ust it'll i q et it.1, u s i' l'enIit'ltio Its. vm is v ls iliin l' t oii
li t' ret'u'de In Querd U1os al t't't iosdi' In ttt'ii.'titi 1'lrvt it o y( it lIt'r' 114t'ilttt tlit,'
Civl- enltt'I ridSo civil lhtit, volt'5 COil(itl'lt tl cllttpili infilttiY prtiec10 ijde pet'r-

i'es 11t'st it I )et' it ize (It' y p re.SIvlvli lr frd tIvvo

Scc ndo Dfc,1101 ((,'ic i'ci,111,-a ost es!.ic dt sthiily g av p r


AS.NTOS ENFRAIJ.MS






AST'NTOS GENEIALES


Dado en el Palacio do la Presidencia, Habana. a los nueve dias del mes
de Enero de 1931.-Gerardo .lMachado, Presidente.-C. M. de Rojas. Secretario
de la Guerra y Marina.
ORDENANZAS SANITARIAS.-Art. 262.-En la cuesti6n do competen-
cia promovida centre el Juez Correcional de Camagiicy y el Jefe Local de
Sanidad. acerca de quien es compelente para conocer do la infracci6n de
aquel articulo que eastiiga el hecho de enterrar un cadaver fuera de cemen-
terios, ha resuelto lo siguiente la Sala de lo Criminal del Tribunal Supremo,
por auto 398. de 28 do Novicmbro de 1930 (Gar. 23 Diciembre):
Considerando: que el acto de dar sepultura a un cadAver fuera de los
cementerios. esii cormprendido comeo una infraceidn de las Ordenanzas Sani-
tarias on el arliculo 262 de la misma. que prohibe ese hecho, estimado como
falta por el apartado (b) de la socei6n 5. del Decreto N" 894 de 26 de Agosto
de 1907 del Gobernador Provisional. ya que no estAi incluida entire las que, a
tenor de lo dispuesto on cl apartado (a) do dicha Secci6n. han de ser consi-
deradas como delito y come la competencia para conocer do las faltas origi-
nadas por infracciones de la naturaleza de las apuntadas estA atribuida al Jefe
Local tie Sanidad del lugrar donde el hecho ocurriera. por virtud de lo esta-
luido on el apartado K del articulo 330 de dichas Ordenanzas. es indudable
que el finico competence para conocer de la que so trata es el Jefe Local de
Sanidad de Camagiiey en cuya demareancin se cometio la que es objeto de
la present conlroversia, todo de acuerdo con la doctrine sentada por esta
Sala on caso anailogo, en si auto inimero 254 do 11 de Agosto de 1927. (*)
Firmantes: sefiores Mcnocal, i'abcll. Bordenac., Palma (Ponente) y Vli-
daurrelta.
REGISTRO CIVIL.-Rectificaci6n de errores.-Como en Ias oficinas del
Registro Civil en Cuba so inseribon las defunciones de los asilados on hospi-
tales por oflcio del Director del establecimintlo donde ocurran. nos parece
conveniente informal a nuestros lectores, espeeialmente a los Jueces 'Munici-
pales. que Li Direction do los Rcgistros de Espaiin, donde existe legislaci6n
anAiloga la nuestra. por Resoluci6n de 14 de Julio de 1930, deelar6 que la
comuninccitl do un Hlospital clinieo expedida con objeto de rectificar la ins-
cripei6n dte defuncion practicada on el Resistro Civil, no es document ade-
cuado para sulsanar errors cometidos en circunstancias tan escncinles como
son la edad. naturaleza, filiacion y nomhre del esposo do la fallecida inscrita,
por no sor el Comisario de dicho oHospital autoridad a esos efectos. y que las
rcteifieaciones que so hagan on los Registros de entrada y salida de dicho
esableecimiento no pueden tlonr la eficacia que la mencionada Real Orden
atribuye a los documents officials, si bien los iuteresados pueden obtener las
rectificacionos pretendidas cumpliendo los requisitos seoialados en la Ley.
COMISION DE JUBILACIONES Y PENSIONS JUDICIALES.-La
Sala de (iohicrno del Tribunal Supremo. por quinta vez ha nonibrado la si-
guiento Comision: Presidente. Dr. Franciseo lanca; Suplente, Ledo. Mario
Montero; Vocales. Ledos. Wenceslao Gilvez y Arturo lleviai y Suplentes,
Ledo. llilario 0(onzi.1lex y Dr. Carlos Revilla.
-LIa Comision durante el mes de Diciembre recaud6 $17,046.46 y pag6
$30.474.53. por lo que turv un deficit de $13.428.07. El deficit durante el afio
1930 .Isecniidi() a $S9.519.92.
1 as Comipafiias de It'ianzas adeudahan a la Comision el dia 19 de Enero
de 1931. la anutidad de $2.714.546 (dos millones. setecientos eatoree mil qui-
nit'lltos eul;renli y seis pesos).
(*) El auto 214 tie 1927 puede verse en In pAgina 71, tonio 2o. del libro "El Proce-
dimiento Correceional en Cuba ", segunda ediciin, del Dr. Llaea y Argudin.






ASUNTOaS GENERALLES


-La Comisi6n durante el afio 1930 tuvo los siguientes ingresos: Por
multas, $123,173; por sobrantes de personal, $38,278.55; 'por tres por 100 de
descuento. $87,707.27; por corrocciones disciplinarian, $4,947 A3; por flanzas,
$28,580.96; por accidents durante el trabhajo, $7,117.72; por nacimientos,
$899.95.-Total. $290,704.88.
La propia Comisi6n tuvo durante el propio afio los siguientes egresos:
Por pago de jubilaciones y pensions, $368,727.58; por sueldo del Seeretario,
$1,200; por material, $118.50; por devoliciones, $178.72.-Total, $370,224.80.
El deficit, por tanto, fuO de $89.519.92.
La Comuisi6n para gastos de material cuenta con $480 al ario, y como s61o
se gastaron $118.50, hubo una economic de $361.50.
FALLEICIMIENTOS.-Han fallecido: el Sr. Ulises Valdes y GonzAlez, hijo
del Juez de Primera Instancia del Este Dr. Jestis Valdes Anciano; la sefiora
Rosa Pina. madre del Secretario dcl Juzgado Municipal de Cruces, Sr. Rene
Pinam la Sra. Cirila Canals, viuda de Sinchez, madre del Ledo. Leopoldo
SAnchez, Juez Correccional de la Habana; la Sra. Caturla de Laredo, hermana
del Magistrado del Tribunal Supremo Lcdo. Marcelo de Caturla; los abogados
de esta capital Ledos. Oscar Fonts Sterling y Rafael Escasena.
NUMEROS SUELTOS.-En la papeleria de los sefiores Rambla, Bouza y
Ca., Obispo y San Ignaeio, se compran todos los niimeros de REPERTomo ,i,-
wCIAI. que se presented, correspondientes a los meses de Abril, Mayo y Junio
de 1928 y Enero de 1929. Se pagan a peso. Tambihn se compran colecciones de
1928 al preeio de $6.50 cada una.
NOTICIAS VARIAS.-La Audiencia de Santa Clara conden6 a Jose
Reyna. por injuries al Jues Municipal de Cruces, a 180 dias de encarcela-
iniento.
-La Audiencia de la Habana conden6 a Fred. Blanco, como autor de
injuries al Juez de Primera Instancia de Giiines, a $100.
-En el Diario de Banes se public una queja del Mandatario Judicial se-
fior Pedro Cabrera, porque se ha dispuesto por el Juez Municipal que s61o so
inscrihan 9 nacimientos por dia, debiendo los interesados en ellos comparecer
antes de las 8 de la mafiana a coger turno.
-En Inglaterra se ha propuesto la supresi6n de la pena de muerte du-
rante cinco afios.
-El Colegio de Abogados de Madrid, a pesar de estar rigiendo la Ley
Marcial, se reuni6 y separ6 del cargo de Tesorero honorario, al abogado sefior
Rodriguez de Vigurf, porque siendo Ministro de Economia del Gobierno es-
pafiol, sancion6 las penas de muerte impuestas a dos capitanes que seo evanta-
ron en Jaca proclamando la Reptiblica.
-Se ha iniciado causa contra el Jefe de Policia de San Juan de los Yeras
por desacato al Juez Municipal del lugar.
-En la Universidad se extrafian que el Ledo. Alberto Pascual y Arguie*
lies no haya recogido su titulo de Liceneiado en Derecho Civil y Can6nico
expedido el afio 1909. Dicho letrado hace muchisimos afios falleci6 en Car-
denas.
-El Colegio de Procuradores de Santiago de Cuba eligi6 nueva Direc-
tiva, que componen los seflores: Presidente, Pedro Berguez; Vice, Jos6 Rosell,
Secretario, Armando Salas; Vice, Rafael Olmes; Tesorero, Francisco Pres;
Vice, Juan Uriarte; Diputados: Carlos Villal6n, Francisco Logas, Eligio Ca-
rri6n, CAndido Dubl6n, Manuel Valenciano y Manuel Moya; Suplentes: Mi.
guel Bou, Andr6s Sab6n, Fernando Galindo, Eduardo Guasch, Mariano Por-
tuondo y Bernardino Castellanos.
-El Colegio Notarial de la Habana eligi6 la siguiente Junta Directiva:
Decano, Dr. German Wolter del Rio; Primer Censor, Dr. Emeterio Santovenia;






ASUNTOS GENERALES


Segundo Censor, Dr. Jos6 Luis Pessino; Primer Vocal, Dr. Abelardo P. Mar-
tinez; Segundo Vocal, Dr. Mario B. de Rojas, y Secretario, Dr. Ram6n M.
Ruiz.
-Ha sido sometido al Parlamento britinico para su aprobaci6n un pro-
yecto de Ley sobre el trifico, a virtud de la cual, si se aprueba, toda persona
antes do dedicarse a manejar un vehiculo mecAnico deberk prestar fianza por
cinco mil libras esterlinas para garantir su responsabilidad civil por acciden-
tes a terceros.
-En un peri6dico hemos visto quo una persona se anuncia como "Pro-
curador en Derecho".
-Segfin so ha publicado en ]a prensa diaria, a virtud del reajuste de
sueldos efectuado en la Secretaria de Obras Piblicas, habrA Abogados del
Departamento Legal que devengarAn $39 de sueldo al mes.
-Los Dres. Fernando Zayas, Mario. Guillermo y Justiniano de Rojas,
Mario Nin y Jesus Ledo, atentamente nos han hecho saber que se han asocia-
do c instalado su bufete y Notaria en Cuba 49.
-El Colegio de Abogados de Cienfuegos eligi6 la siguiente Junta de
Gobierno, segin atentamente se nos participa: Decano Honorario, Dr. Jose A.
Frias; Decano-Presidente, Dr. Julio Castillo; Tesorero, Dr. Abelardo Bequer;
Secretario, Dr. Manuel Hidalgo; Vocales Diputados: Dres. Jose A. Frias, Jos6
A. Cabrera, Enrique Olascoaga, Pedro L6pez, Juan A. Echeveite y Jos4 Gon-
zAlez.
-La Audiencia do Santa Clara absolvi6 al Alcaide de la Circel de Cien-
fuegos y a los cinco m6dicos que certificaron la enfermedad de un penado que
debia ser trasladado al Presidio y estaba en la Carcel de la filtima ciudad.
-El Dr. Fructuoso Carpena pronunci6 el dia 19 de afio, en la Carcel de
la Habana, una conferencia que vers6 acerca de "La Cruz Excelsa Peniten-
ciaria".
-Han contraido matrimonio el Dr. Ruben Morn, Abogado Fiscal de la
Audiencia de Santa Clara y la Srta. Elvira Borges.
-El Instituto do Cooperaci6n Intelectual y la Sociedad de Naciones, ins-
tituciones europeas, han incluido a Cuba en la lista de las naciones que difi-
cultan con derechos aduaneros la importaci6n do libros, entire ellos los de de-
recho, salvo los libros religiosos.
-El Dr. Rufino Perez Landa, abogado do esta ciudad, obtuvo el premio
que ofreci6 la Academia do la Historia para el mejor studio acerca del ilustre
patricio Bartolom6 Mas6, el quo consta de nueve tomos.
-La Sala de Gobierno del Tribunal Supremo devolvi6 a los Colegios de
Abogados en formaci6n, de Giiines y Guantinamo, sus Estatutos provisiona-
les, para que introduzean en los mismos determinadas modificaciones a objeto
de poder aprobarlos.
-La propia Sala acord6 iniciar expedient de correcci6n al Procurador
Sr. Juan R. Medina, que no acude al Tribunal a notificarse.
PROPOSICIONES DE LEY.-Se ha presentado una en la Camara de Re-
presentantes por la que se reconoce a todos los funcionarios de los Poderes
Legislative. Ejecutivo y Judicial, y Provinciales y Municipales, de nombra-
miento o elecci6n, el derecho a percibir la diferencia entire el sueldo que reci-
ban a virtud de reajuste y el que devengaban segun el Presupuesto de 1929-30;
la que se pagarfi cuando las circunstancias lo permitan y el d6bito serA acre-
ditado a los empleados a partir desde la publicaci6n del Decreto Presidencial
No 25 de 1930.
-Se ha presentado otra en la CAmara por la que se declaran competen-
tes a los Tribunales para conocer "de las solicitudes de divorcio presentadas
por extranjeros, cuyos matrimonios se hubieren concertado en el extranjero;
cuando la causal sea el mutuo disenso y fueren acompafiadas de un juramento






ASV1ZTQS GENEUALES


de intenci6n de residencia en el territorio national, por ambas parties ; y "si
a los treinta dias, previa la comprobaci6n de residencia, fuera ratificada la in-
tenci6n de disoluci6n del vinculo matrimonial, los Tribunales resolveran de
acuerdo con las leyes vigentes."
-En la Cmnara se ha presentado otra proposici6n por la que se dispone
que los Tribunales cubanos "conocerAn de las demands de divorcio de extran-
jeros que hayan contraido matrimonio fuera de Cuba, cualquiera que sea la causa
alegada, ya se haya producido 6sta dentro o fuera del territorio de la Repdblica,
siempre que sea de las comprendidas en la Ley de 6 de Febrero de 1930"; que
para ello serA precise inseribir el matrimonio en el Registro Civil; que la certi-
ficaci6n de la transcripci6n costarA $10; que el promovente deber. haber resl-
dido en Cuba previamente 30 dias, declarar su intenci6n de residir en Cuba por
mnedio de acta notarial, y mediante otra acta, al transcurrir esos 30 dias, jurar
que no se ausent6 durante ese plazo; que las comparencencias del articulo 36
de la Ley de Divorcio, se reducirAn a 30 dias cada una; que las notificaciones,
eitaciones y emplazamientos no tendrAn que ser personales y si entenderse con
la representaci6n de las parties; que las citaciones de los articulos 23, 24 y 34,
cuando se trate de casados en el extranjero, no seran personales, sino con dicha
representaci6n; que en los casos de divorcio de extranjeros casados en el extran-
jero, no se elevaran los autos en consult y quedarAn firms, cuando se trate de
rebeldes, a los 30 dias, sin recurso de audiencia; que en los otros casos de divor-
cio de extranjeros, la demand se sustanciarf por los trimites del juicio de me-
nor cuantia; y que son aplicables a los extranjeros casados en el extranjero,
divorciados de acuerdo con esta Ley. y que deseen contraer nuevo matrimonio
en Cuba, las disposiciones legales existentes en la Repfblica; y como disposicio-
nes transitorias se establece, que en los juicios de divorcio de extranjeros en
tramitaci6n, durante el termino de die% dias, manifestarAn los interesados si se
acogen a esta Ley y en su caso y oportunidad, se dictarh sentencia, quedando en
vigor ]a legislaci6n national en cuanto no se oponga a esta reform.
MOVIMIENTO JUDICIAL.-Despuhs de publicado el nuimero anterior,
ha habido el siguiente:
Teniente Fiscal.-Ha sido nonibrado Teniente Fiscal de la Audiencia de
Matanzas, por un nuevo period de seis aflos, el Dr. Manuel de Para.
Ascenso.-Ha sido nombrado Juez de Primera Instanbia e Instruccei6n de
Mayarf, el Dr. Arturo Rebollar y Martinez, Juez Municipal de Cifuentes.
Ocupa en el cscalaf6n de los de su categoria el ndmero 6. Figuraron en la
terna elevada al Ejecutivo. el Dr. Rebollar, el Dr. Ignacio Garrido, Juez Mu-
nicipal de Palmira, y el Dr. Juan J. Dulzaides, Juez Municipal de Sabanilla.
No acept6 el ascenso. Ya son cinco los Jueces que no han aceptado ir a Mayari.
Traslados.-Ha sido trasladado al Juzgado Municipal de Manzanillo, a
petici6n, el Dr. Alvaro SAnchez-Cifuentes y Paz, Juez Municipal de Marti.
Permutas.-Ha sido aprobada la permuta concertada por los Dres. Raul
L6pez, Juez Municipal de Guanajay, y Jos6 Mis, Juez de Primera Instancia
e Instrucci6n de Artemisa.
-Tambi6n se aprob6 la que concertaron los Sres. Obdulio Rieumont y
Francisco Ruiz, Secretarios de los Juzgados de Primera Instancia e Instruc-
ci6n de Consolaci6n del Sur y Guane, respectivamente.
Jueces Municipales.-Han sido nombrados Jueces Municipales primeros
suplentes, los Sres. Juan Cancio, de Arroy6n de Flores; Ricardo Pastrana, de
San Jer6nimo; y Dr. Eduardo Cuti6, del Norte, Santiago de Cuba.
-Ha sido nombrado Juez Municipal sugundo suplente el Sr. Jos6 R.
Castillo, de Arroy6n de Flores.
Fiscales de Partido.-Ha sido declarado cesante el Dr. Rafael Pdrez y
Silveira, Fiscal de Partido de Guane.






ASUNT0 GENERALS


-Ha sido nombrado Fiscal de Partido de Guane, el Dr. Tomas de Ro-
mero y Garcia.
-Se ha dispuesto que el Dr. Alfredo Manrarn continite prestando servi-
eios de Fiscal de Partido temporero de la Habana hasta 28 de Febrero pr6-
xiimo.
Abogados de oficio.-Ha sido declarado cosante el Dr. Luis A. Rubio y
Rubio. Abogado tie Ofieio die la Audiencia de Pinar del Rio.
-IHa sido nombrado Ahogado de Oficio de la Audiencia de Pinar del Rio,
el Dr. Aurelio G(6mez de Molina.
-Hla sido nomnrado Abogado de Oficio de la Audiencia de Santa Clara.
plazat de nueva creaci6n. el Dr. Enuilio Campos y liozano.
Nombramientos rehusados.-Se ha tenido per relusado el noimbratmiento
de Fiscal dvl Tribunal Supremo hlecho a favor del Dr. Miguel A. Campa.
-Se ha tenido por rehusado por el Dr. Arturo Rebollar, Juez Municipal
de Cifuentes. el ascenso a Juez de lPrinmera Instaneia e lnstrucci6n de Mayari.
Excedente.-Ila sido declarado excedente, el Dr. Arturo Martin Lamy,
ex-Juez Mlunicipal deit, Ceja de Pablo.
Comisi6n.-Se encuenlra preslando servicios en la Fiscalia de la Audien-
cia de la Ilahana, el Dr. Valentin Artal. Teniente Fiscal de la de Caniangiiey,
si biein no firma escritos.
Jubilaciones.-Han sido jubilados forzosamente el Sr. Ranm6n Blanco y
Knriquiez. Alguacil del lJuzgado Municipal de Pedro Betancourt, con un retiro
annual de $291.60; y la Srta. Maria L. Puig y Balart. Escribiente del Juzgado
Municipal del Centro. con un retiro annual i de $437.40.
--lHa solicitado su juhilaci6n el Sr. Benjamin Cuni, Secretario del Juz-
gado de Primera Instancia ti de Col6n.
Licencias.-Se han concedido 6 meses al Sr. Jos6 M. Ruiz. Juez Municipal
de Santa Isabel de las Lajas; 3 ineses a la Sra. .osefa D1iaz. Mecan6grafo de la
Audiencia de la habana: 5 meses y 24 dias, al Sr. Manuel de la Torre, Oficial
de Sala de la Audiencia de Santa Clara: y 3 meses a la Sra. Petronila del
Castillo, Oticial de Seeretaria de la Audiencia de Ia Ilahana.
Or6dito.-Se ha concedido por el Ejecutivo a la Audiencia de la Habana
uno tie *6.000 para material debido y no satisfeeho.
Radicaci6n.-Las Salas de lo Criminal dte la Audiencia de la Habana ra-
diearon durante el anio 19i30. lns siguientes causas: Sala Primera. 3,326; Sala
Segunda. 4.803. y Sala Tercera. 4.020.-Total. 12,149.
-La Sala de to Civil de la Audiencin de la Habana radic6 durante 1930
los siguientes asuntos: Civiles. 1.537; Contencioso administrativos, 954; Expe-
dientes de pensions civiles. 231 ; Recursos de la Comisi6n de Retiro Maritimo,
76; Idem de la Comisi6n de Ferroviarios. 194.-Total, 2,992.
Visit do inspecci6n.-El Magistrado del Tribunal Supremo Ledo. Tomas
Bordenavt,. ha reanudado la visit que comenz6 a girar hace varies meses y
que suspendi6 por tener que integrar la Sala de to Criminal.
Oaussa, expedientes, etc.--El ex-Sargento de la Policia de Bayamo, senior
Tetilio Ptlrez, se quej6 al Presidente de la Audiencia de que el Juez de Pri-
mnera Instancia e Instrucci6n accidental Dr. Manuel Echeverria lo agredi6
causaindole lesions.
-La Audiencia de Santa Clara conden6 al Sr. Conrado Peraza, ex-Juez
Municipal de Isabela de Sagua a 10 afios de inhabilitaci6n por un delito de
malversaci6n con reintegro.
-La Sala de Gobierno del Tribunal Supremo acord6 se forme expediente
tie correcci6n al Juez de hnstrucci6n de Marianao. que designado Presidente
de la Junta Municipal Electoral de Quemados de Giiines, no aoudi6, a objeto
de determinar si estuvo motivada su exousa.






ASUNTrO OENERALaS


-La Sala de Gobierno del Tribunal Supremo acord6 former expediente
de traslado al Juez de Primera Instancia e Instrucei6n de Mor6n, que se dice
esta enemistado con la mayoria de los Abogados y Procuradores del Partido.
-Ha sido procesado el Juez Municipal de Arroyo Naranjo, Sr. Ram6n
Led6n.
-La Audiencia de Santa Clara archive por ahora el expediente de sepa-
raci6n iniciado al Juez Municipal de San Pedro, Sr. Jesfis Arbolaez. por haber
renuneiado el cargo.
-La Audiencia de la Habana ha mandado former nuevo expediente de
correeci6n al Juez Correccional de la Primera Secci6n, Habana, y nombr6
instructor del qiisauo, al Magistrado Ledo. Enrique Almagro.
OAUSAS RADIOADAS.-Durante el afio 1930 se radicaron las siguientes
causes en. los Juzgados de Instrucci6n de la Repfiblica:
1.-Santiago de Cuba 2,645 31.-San Crist6bal. ... 465
2.-Giiines. .... 2.057 32.-Guanabacoa .. 400
3.--Se-ci'>n Segunda 1,700 33.-Pinar del Rio. .... 395
4.-Se,.itin Cuarta. .. .... 1,649 34.-Baraeoa. . 394
5.-Sagua la Grande 1,589 35.-Florida. ... 370
6.-Seyci6n Quinta. ... 1,524 36.-Consolaci6n del Sur. 347
7.-Saneti Spiritus. .. 1,490 37.-Alneranes. . 323
8.-Remedios. . 1,469 38.-Trinidad . 315
9.-Cien fuegs . 1,381 39.-Guanajay. ... 304
10.-('n giiey. .. 1,310 40.-Santa Cruz del Sur. 285
1l.-Primern Seeeion. 1,187 41.-S. Antonio de los Bafios. 266
12.-Santa Clara. 1,185 42.-Guane. .... 259
13.-Seceiin Tereera. .. 1,046 43.-Pedro Betaneourt 254
14.-Mayari .......... 1,012 44.-Artemiisa...... ... 248
1i).-Cirdenns. . 1,008 45.-Gibara. .... 222
li.-Matanzas. ... 998 46.-S. Juan y Martinez. 212
17.--Marianao. .... 978 47.-Nuevita. .... 143
18.--Puerto Padre. 933 48.-Isla de Pinos. ... 86
19.-Holguin. ......... 930 -
20.-Ciego de Avila .. .... 787 Total. 38,795
21.-Palma Soriano. .. 780
22.-Bejueal. .. .. .... 761
2:1.-Colon. .... 760 1.-Audiencia Habana. 12,124
24.-G(antanamo. .... 733 2.- .. Oriente. 10,072
25.-Mor6n. .... 702 3.- ,, Santa Clara. 7,429
26.-Bayamo. . 663 4.- ,. Camagiiey 3,597
27.-Victoria de las Tunas. 627 5.- ., Matanzas. 3,343
28.-Manzanillo. ..... 615 6.- ,, Pinar del Rio. 2,230
29.-Banes. .......... 518 -
30.--Jaro. .... 493 Totales. 38,795
Sentencias.-Las Salas de lo Criminal de esta Audiencia durante Diciem-
bre dictaron las siguientes sentencias: Sala Primera, 48; Sala Segunda, 54, y
Sala Tereera, 56.-Total, 158.
Durante el anio 1930 dicta*ron las siguientes: Sala 'Primera, 723; Sala Se-
gunda, 622, y Sala Tercera, 777.-Totales, 1,922.
-La Sala de lo Civil en Dieiembre diet6 134 sentencias y durante el afio
1930 dict6 1,503.
-La Sala Tereera de lo Criminal dict6 en Diciembre 45 sentencias conde-
natorias, 8 absolutorias y 3 mixtas y resultaron condenados 57 acusados y ab-
sueltos 12.
-Las Audiencias de la Reitiblica durante el afio 1930 dietaron las siguien-
tes sentencias:






ASUNTOS GENEB LES


1.-Habana. .. Civiles: 1,503 Criminales: 1,922 Total: 3,425
2.-Oriente .... ,, 400 ,, 1,904 ,, 2,304
3.-Santa Clara. ,, 217 ,, 994 ,, 1,211
4.-Camagiey. ,, 143 ,, 522 ,, 665
5.-Pinar del Rio. .... ,, 86 ,, 489 ,, 575
6.-Matanzas. .... ,, 108 ,, 412 ,, 520

Totales. .. .. 2,457 ,, 6,243 ,, 8,700
Renuncias.-Han renunciado sus cargos los Sres. Dr. Jorge Aguayo, Juez
Municipal primer suplente de Alquizar; Dr. Alejandro Garcia, primer suplente
de Caibarien; Esperanza G6mez, Escribiente del Municipal de Manguito; y
Pedro SAnchez, Secretario del Municipal de CabagAn.
Nombramientos.-Han sido nombrados Secretarios, los Sres. Valentin
Asencio, del Juzgado Municipal de Antilla; y Pedro Jerez, del Municipal de
Cabagin.
-Han sido nombrados Escribientes, los Sres. Gonzalo G6mez, del Muni-
cipal de Manguito; y Antonio Ruiz, del Municipal de Mantua.
-Han sido nombrados Alguaeiles, los Sres. Antonio Blanco del Municipal
de Pedro Betancourt y Luis Ruiz, del Municipal de Mantua.
REGISTRO CIVIL.-Matrimonio religioso.-La Sala de lo Civil del Tri-
bunal Supremo, por sentencia 177, de 4 de Noviembre de 1930, ha declarado
lo siguiente:
Considerando: que celebrado el matrimonio can6nico de R. G. y J. P. G.
en la Parroquia de Pinar del Rio, el dia 12 de Enero de 1886, con los requi-
sitas, formas y solemnidades establecidos por la Iglesia Cat6lica, y las dis-
posiciones del Concilio de Trento, admitidas en aquella fecha como leyes vi-
gentes, no puede negarse que dicho matrimonio produjo todos los efectos ci-
viles en cuanto a las personas y bienes de los contrayentes, ya que con su cele-
braci6n se origin la comunidad de vida de ambos y la de sus intereses.
Considerando: que la omisi6n de la formalidad de la inscripci6n del refe-
rido matrimonio en el Registro Civil, dejando incumplido lo dispuesto en el
articulo 23 de la Ley que empez6 a regir en este pals desde el 1 de Enero de
1885, y en los articulos 59 y 60 del Reglamento dictado para su ejecuci~n,
hasta el 25 de Junio de 1928, en que aquella se llev6 a efecto. despues de in-
terpuesta la demand origen del present pleito, esa circunstancia no es obs-
ticulo a la producci6n de los referidos efectos civiles respect a la persona y
bienes de los expresados e6nyuges, ya que en ninguno de los articulos citados
se establece como sanci6n, por esa falta de inscripci6n, la perdida de los efec-
tos civiles mencionados; por lo que son improcedentes los motives del recurso.-
Firmantes: sefiores Tapia, Edelmann, Avendailo (Ponente), Vandama y Fuentes.
FIANZA DE ARRAIGO.-La Sala Tercera de lo Criminal de esta Au-
diencia, por auto de 13 de Octubre de 1930, resolvi6 lo siguiente en el rollo de
la causa 698 de 1929 del Juzgado de la Secci6n 5a:
Considerando: que los articulos 280 y 281 de la Ley de Enjuiciamiento
Criminal preceptfian de manera clara, express y terminante, que debe prestar
fianza para asegurar las results del juicio el extranjero que pretend inter-
poner una querella, salvo que lo excluyan de ello Tratados Internacionales o
el principio de reciprocidad.
Considerando: que como el precepto es de caracter absolute y por tanto
comprende a todos los extranjeros sin excepei6n alguna, no es possible excluir
de su observancia a los espafioles sin que haya una disposici6n legal que
expresamente lo prevenga, lo que no ocurre, pues la inica que pudiera invo-
carse a ese respect es el Tratado de Paris, y fAcil es de advertir que alud*






ASUNT0S GENP 48s 27

solamente a los -espaioles que se hallaban en Cuba cuando "ee convehio inter-
nacional se acord6 por la necesidad de hacer -para' aqu641os una legislai6n
especial, ya que como pasaban bruscamente de sfbditos nacionales a extran-
jeros, era natural preveer la probabilidad de que ese ripido e inesperado cam-
bio de ciudadania pudiera ocasionar series trastornos en el ejercicio de su
derecho, siendo esa la raz6n de que se equiparasen a los cubanos; mas como
.tal raz6n no alcanza, ni puede alcanzar en manera alguna a los que posterior-
mente entraran en Cuba, no es dable extender a los mismos las prescripciones
de una estipulaci6n que careceria completamente de fundamento; por lo que
en consecuencia es indiscutible que no cabe aplicar al recurrente el beneficio
de que se hace alusi6n, toda vez que, como ya se dijo, cuenta 30 afios de edad
y se inscribi6 en el Registro del Consulado de su naci6n en 1920.
Considerando: que la disposici6n del Presidente de la Repdblica y el
Acuerdo de la Sala de Gobierno que se traen a colaci6n en el recurso, no au-
mentan las razones de 6ste porque no constituyen disposiciones o resolucio-
nes, sino simplemente una indicaci6n de que se tenga present el Tratado de
Paris cuyas clAusulas se conceptian vigentes.
Considerando: que los extranjeros inicamente se ven libres del requisite
de la fianza en los dos supuestos de excepci6n a que se contrae el apartado
final del articulo 281 de la referida Ley ritual, o sea cuando asi lo estatuyen
Tratados Internacionales o es procedente por el principio de reciprocidad; y
ninguna de esas dos circunstancias concurren en el caso de que ahora se
trata, pues no ha mediado concerto de esa especie entire Cuba y Espafia, ni
oe ha probado que en las leyes de dsta no se exija a los cubanos la fianza expli-
eada, que es cuando result susceptible de utilizaci6n ese criterio de recipro-
-idad aludido, dado que es norma aceptada en todas las legislaciones del mun-
to que para dispensar de la fianza a un litigante extranjero es imprescindible
ue en cl pais de su origen no se imponga la misma a los naturales del Terri
orio en que ha de mantenerse la cuesti6n judicial correspondiente, cuya prue-
)a incumbia incuestionablemente al promovente del recurso, ya que asi lo tiene
econocido la jurisprudencia national en mfultiples ocasiones, y es por demas
6gico toda vez que para 6l era el provecho de su gesti6n.
Considerando: que no es aducible que el articulo 280 se refiera exclusi-
*amente a la querella, porque es aforismo juridico universalmente reconocido
I practicado "que donde existe la misma raz6n debe haber identica disposi-
i6n"; y bajo el aspect de que se habla, la situaci6n del extranjero que es-
ablece una querella es igual, exactamente igual, a la del extranjdro que in-
enta personarse en un process que ya se encuentra en curso, puesto que uno
y otro se proponen acusar y ambos con ello pueden causar perjuicios que
:orren el riesgo de no ser reparados por la falta de residencia de aquil en
este pais, que es precisamente lo que determine la exigencia de la fianza en
!uesti6n, y siendo asi, no cabe duda que para los dos ha de adoptarse la pro-
pia media, esto es, exigirse la garantia mencionada.
Considerando: que para justificar una diferencia que permit exigir la
ianza al extranjero querellante y no al otro que comparece despu6s de incoa-
io el sumario, no cabe alegarse que en el segundo caso no le son imputables
os dafios y costas que se originen, toda vez que el process se hubiera instruido
in su intervenei6n, pues sabido es que puede suceder, y suede con freeuen-
ia, que el Fiscal solicita el sobreseimiento de la causa, con lo que terminaria
otalmente esta y sin embargo continda su tramitaci6n hasta la sentencia por-
ue el acusador privado pide la apertura de juicio gral y sigue: sosteniendo la
cusaci6n, en ouyo supuesto es indudable a todas luces que 61 seria el finico
esponsable de las erogaciones y perjuieios sobrevinientes a partir de ese ins-
ante.-Firmantes: sefiores Llaca, Le4n (Ponente) y de Llano.






ASITNTOS GENERALS


JUBILATION DB UN EMPLEADO QUE NO HA 00NTIBUIDO AL
FONDO DE JUBILAOIONES.-Un interesante caso de jubilaci6n acaba de
resolver la Sala de lo Civil de la Andiencia de la Habana por auto de 16 de
Diciembre de 1930. Un sefior fu6 nombrado para un cargo en el Conaejo Pro-
vincial de Pinar del Rio, que desempeii6 desde 8 de Julio de 1921 hasta Marzo
de 1923, sin percibir sueldo, pues se estim6 illegal su nombramiento y no se
le abon6 en espera do lo que resolviesen los Tribunales que declararon illegal
el nombramiento, por lo que no contribuy6 al fondo de jubilaciones, y nom-
brado en 1" di Septiembre de 1928 para otro cargo, .fallecei el dia 9 de ese misnmo
ImIs. lit aqui la resolution:
Considerando: que habiendo prestado Mestre mnis de once aiaos de ser-
vicios a la Administraci6n Pdblica tienen derecho su viuda y sus hijos no
exceptuados legalnente a una pension equivalent al 33 por ciento del mayor
haber que deveng6 durante mins de un anio. o sea de $990 anuales.
Considerando: que no obsta a lo expuesto la cireunstancia de que el
a cial. que el veto se mantuviera mis tarde despues de resoluci6n de los Tribu.
nales y despues eso motive no se le hubieran abonado los sueldos percibidos.
pues habiendo prestndo servicios efectivos en un cargo p6blico del que se le
dinl posesidn por el organismo official Ilamado a hacerlo. no es possible pres-
cindir de la eomputaci6n tde esos servicios a los efectos de la jubilaci6n, ya
que son computables segfin el articulo 2" de la Ley de 25 de Junio de 1919,
hasta los que se prestan por empleados nombrados con el caracter de tempo-
reros y que los efectos de las resoluciones administrativas y judiciales rela-
tivas al veto se limitaban a su separaci6n del cargo y a la reposici6n del que
to desempefiaba anteriormente pero no a la remuneraci6n de su haber que
dehbit haborse h'echo mensualmente. y sin que de ser asf. comprendiera la
devoluci6n de los haberes pereibidos, ya que los mismos presupuestos tienen
consignaciones especiales para el double pago a empleados en casos de reposi.
cion de empleados cmsantes.
Considerando: que tampoco obsta a lo resuelto la eircunstancia de que
no haya podido contribuir al fondo de jubilaci6n por la falta de pago de esos
haheres, pues aparte de que el dereeho a la jubilaci6n no puede quedar subor-
dinado al incumplimiento de la obligaci6n de satisfacer los servicios presta-
dos. el artfeulo 3, de la antes expresada Ley, modificado por el 1 de la de
23 de Junio de 1922, autoriza la inclusion como servicios prestados del tiempo
que estuvieran cesantes los empleados mandados a reponer por la Comisi6n
del Servicio Civil siempre que ahonen el 3 por 100 de su haber durante ese
ese tiempo al series satisfeeho.-Firmantes: seilores Arocha, Martinez Escobar.
Echcrerria. Rodrigwez Acosta y de Zayas.
Voto lMrticilar.-Considerando: que vetado el nomhramiento de Mestre
parn el cargo de Jefe del Despacho del Consejo Provincial de Pinar del Rio, y
no habitindosele abonado sueldo por raz6n de ese cargo, no puede computArsele
el tiempo que lo desempeii6, a los efeetos de la jubilaei6n o pension.
Considerando: que no hahiendo contribuido al fondo de jubilaci6n en lo.
distintos puestos puiblieos que ha desempeinado mAs que durante los nueve dias
que estuvo empleado en la CAmara de Representantes, falta la base para nla
determinaeitln de la pension. conform al fillimo pfirrafo del articulo 3" de la
.ey de 25 de Junito de 1919. modifieado por el V1 de la de 23 de Junio de 1922.
Se deelara no haher lugar a conceder la pension solicitada.-Firmante:
Sr. Martinez Escobar.









REPERTORIO JUDICIAL
REVISTA MENSUAL FUNDADA BAJO LOS AUSPICIOS DEL COLEGIO
DE ABOGADOS DE LA HABANA
4INCRIPTA COMO CORMESPONDINCIA DE MOUNDA CLASK EN LA OFICINA DE CORRIO. Dg LA HABANA

Suscripci6n annual, $7.00 Numero suelto $0.70 Anuncio *n el Dirt. $2.00

A O VII. HABANA, FEBRERO DE 1931. NUM. 2.

SUMARIO
T rit6 filosoftl. pr (ftsttn tor&.--Contrit el -crtdito territorial. por Rail do lrdenas.-Sobro
Jan s.acions jutilialen.. par Milx WPra *Ports.-Comenntarios, pr 0an.-Cologlo do Abogados do
Ia lialmna: S&.ia6n OfiVil.-Libroa y revistas.-Mliscelnea.-Aruprdos do Is Sat& do Gohlerno del
Trilitnal ys;pr,',.--bentecilai y Autos 1, la Salan do lo Vivil y do to Contorncloo-adminlstrativo do
in %;;dienria do In lihlaant.-Aboliadoat incriptoa on el Cologto do Ia }Habana.-Indlce.

TRITE FILOSOFIA
El inuy ilustrado jurisconsulto cubano, doctor Casasfis (), en sus Estu-
'e Kohiler.: .
"TTodo o quie aeaeee es necesario. Oeurra 1k que ocurra. aunque sea la
bra del demionio, el heeho llena su fin en la evoluci6n y labor por el Avance
cl pro'(so universall.
Para el distinguido jurista cubauo, es la doetrina de Kohler una "aspbrri-
mii doetrirn fatalista. contraria a los prineipi(s metafisieos". Es, realmente,
leasonsoladoran, Ptarque-"si'4! b 1Q tLe>1li.erocurrido y" oeuiire ha sido y es ne-
,csario; si el lhech'o liena, realize un fin en la evoluei6n, y labor por el advance
el proceso universal", ah, entonces se acab6 la doctrine de la responsabilidad
Dioral del honmbre. Porque nadie seria responsible de lo que acaece, "porque
fllo es necesario, y porque el hecho consumado -inevitable porque era nece-
uario- llena un fin, trabaja en el advance del process universal. Lo repetimos.
Ponfornie con la teoria de Kohler, no habria responsabilidad, porque no habria
libertad. No hay,. pues, eulpAbilidad en nadie.
Guerras monstruosas han desolado a la humanidad. Crimenes horrible
e bhan coinetido. Lo miismo por el Terror Rojo que por el Terror-Blanco. La
historia hunmana es una historic de sangre y de IAgrimas.. Eila ensefia, en todas
sus pAginas, que el hombre ha sido siempre el todo del hombre. Homo honinis
upus. Y todo ha sido necesario. iY todo eso realize un fin, y todo eso trabaja
Pu el advance del proceso universal!
SIY qu6 process es este T A d6nde va, pues, la humanidad terrestre a tra-
vs de lo que Louis Blanc, Ilamaba "un oeeano de sangre y de ligrimas"?
Si todas las monstruosidades que han ensangrentado, afligido, horrbrizado
la humanidad; si tales siniestros aeceeidos han sido necesarios, fatales, y
'llenan una finalidad, y laboran por el advance del proeeso universal", ia que
uiestras, luchas, nuestros esfaerzos por la justicia, por ]a moral, por el bien,
Sla beJeza. por la libertad, por el progresot Todo eso seria inftil en el
(*) El Dr. Joe4'Exp6sit9 Ca~asd,.aludido por el Dr. Gast6p Mora, ek 4itL nguido
olahdrador de esta revista, Jues' Munieiepal de San Antonio de.lab Vegas y fu4 op sitor
Ia Ca&edra ae Filosofit del Dereeho de nuestra Unlveksidid.-N. del b. '






ASUNT06 GENERALES


sentir de Kohler, porque "lo necesario siempre acaece". Y no se debiera desew-
perar ante los hechos, por males que fuesen, "porque llenan un fin, porque
laboran per el progress del proceso universal".
De aceptarse la teoria de Kohler, habria que borrar todoe los C6digos, to-
das las sanciones; habria que suprimir, que cancelar el derecho. ISi todo ea
necesario, segfin Kohlerl ISi todo acaece fatalmentel Los sanatorios, los re-
formatorios. tendrian que sustituir a las ehrceles, a las prisiones. Los m6dicos,
los psiquiatras, a los jueces y careeleros. Y habria que pedir, con Victor Hugo,.
"Piedad para todos". Con el exeelao poeta habria que entonar himnos a lo quo
61 llamaba "La Piedad Suprema".
Segin la teoria de Kohler, no habria m6rito en ninguna obra buena. Ni
dembrite en ninguna obra mala, porque entrambas habria acaecido fatalmente.
Y no habria que lamentar "el heeho malo", "el heeho protervo", "el hoeho
inmoral", porque todo hecho, cualquiera que sea, "llena un fin en la evolu-
ci6n y trabaja per el advance del process universal". Esta teoria, esta doctrine
es desoladora; es disolvente.
Es cierto que el bien y el mal; que la virtud y la maldad; que la bell at
y la fealdad; que la libertad y la servidumbre; que la riquexa y la miseria;
qule la felicidad y la despracia, andan meselados, confundidos en el destiny
human. Pero todo el esfuerzo de la conciencia, de la culture, de la civiliza-
ci6n debe dirigirse a reducir. eada vez mAs; a suprimir, si fuera possible, todo
lo que de triste y doloroso e injusto hay en el hombre y en la sociedad.
MAs consoladora, mAs reconfortante, mAs risuefia, es la filosofta optimist
del noble patriots que mementos antes de morir tragicamente, durante los dian
del Terror frane~s del 93, hubo de exelamar: "El gOnero human sera felis..."
Esa felicidad la esperaba de la justicia, del progress, de la libertad, de la cien-
cia, del trabajo, de la confraternidad universal, del bienestar. De todo eso quat
haee la vida mAs digna y amable...
GAsr6K MRoA.


CONTRA EL CREDIT TERRITORIAL
Come si no fueran pocas las diflcultades de nuestra vida econ6mica en el
memento present. unas consecuencia de eausas o fen6menos mundiales, otras
product de calamidades internal., el Tribunal Supremo ha querido contribuir
con su pincelada al cuadro de tales desdichas, infligiendo rudo golpe a sector
tan important dte nuestras finansas come el crdito territorial, al resolver,
como lo ha hiecho, en sel.tencia de 19 de Diieimbre dltimo, que una obligaci6n
personal, anotada en el Registro de la Propiedad. goza de preferencia sobre
otra de earAeter real inscrita, con posterioridad a la anotaci6n, aunque haya
sido contraida con anterioridad a la feeha en quae sta fu6 tomada.
Examinemos los antecedentes de la cuesti6n, ya que la trascendencia de Ia
resoluci6n de que se trata, amerita que tratemos del easo con algin deteni-
miento.
El Sr. Rafael Pardo hubo de constituir dos creditos. uno simplemento
ewriturario, en favor de la "Compafiia Azuearera Ceballos". en 7 de Abril
de 1923 y otro hipotecario. en favor de la Srta. Carmen Laredo, con garantia
de la .inca "La Yamagua", en 4 de Septiembre del propio afio.
La "Compailia 'Auearera Ceballos" estableei6 un juicio ejecutivo en
cobro de su er6dito y en este procedimiento se dispuso la anotaci6n de un em-
bargo sobre la antes eitada fines, que fu4 practicado en 12 de Junio de 1926;
con posterioridad a esta fecha, o sea en 1 de Abril de 1927, la Srta. Laredo ins-
eribiA su er6dito hipoteeario y como abrigara temores de que el aereedor per-
ronal, es deeir, la "Compajila Asucarera Ceballos" cobrara su er4dito con






ASUNTOS GENERALS


preferencia al do ella, estableei6 en el aludido pleito una tereeria de mejor de-
recho; 6sta fu6 resuelta en an favor por sentencia de la Audiencia de Came-
giiey, pero estableeida casaci6n, ha sido anulada dioha resoluci6n, dictandose
otra, por la que se declare sin lugar la demand de la tereeriata.
Como se ve, lo que en definitive se ha venido a resolver por nuestro mAs
alto tribunal de justicia. es que una obligaci6n personal, anotada en el Re-
gistro de la Propiedad, goza de preferencia sobre otra de carketer real, ins-
crita con posterioridad a la anotaci6n, aunque haya sido contraida con ante-
rioridad a la feeha en que 6sta fuW tomada.
Veamos abora, a la luz de los Considerandos de esta resoluci6n, cuAles son
los fundamentos en que se la haee descansar.
Con arreglo a lo dispuesto en los articulos 1875 del C6digo Civil y 146 de
la Ley Hipotecaria, se dice que para que la hipoteca quede vAlidamente cons-
tituida es indispensable que se inscriba en el Registro de la Propiedad el docu-
mento en que tenga su origen, sin que su poseedor pueda ser considerado como
hipotecario, ni gozar del privilegio de tal, mientras no se realize dicha ins-
mripei6n, que en este concept, toca resolver la cuesti6n de acuerdo con el ar-
fieulo 1924 del C6digo Civil en an tercer apartado, a euyo tenor los creditos
hue sin privilegio especial consten en eserituras publicas tendrAn preferencia
bntre si por el orden de antigiledad de las feehas de aquellas, y que siendo eato
Isl, habiendo sido contraida la obligaci6n de la tercerista eon posterioridad a
la personal, o sea la constitufda en favor de la "Compafifa Azuearera Ceballos",
R esta uiltima le corresponde la preferenoia.
Examinemos ahora la doetrina que en contradieei6n con esta tesis, inva-
iablemente venian sosteniendo los Tribunales de Espafia y de nuestra Repf-
lita, en consonancia con ciertos prineipios que constituyen la esencia, por ast
lecirlo. de toda nuestra legislaci6n hipoteearia, en la seguridad de que tal
aamen servirA para poner de manifesto la gravedad de la sentencia' de que
e trata.
Es dificil diseurrir sobre tn tema que tenga relaci6n con la Ley Hipote-
aria. sin que sea de rigor hacer refereneia al concept del tercero, segin dieha
jey..
Don Manuel Calder6n y Neira, el autor, que al decir de nuestro malogrado
ompafiero, el Lecdo. Jos6 Ricardo Garcia Menocal, trat6 la material con mayor
cierto, definia asi el tereero: "el que ha inscrito un derecho real, habi4ndolo
Idquirido de persona que en el Registro apareea con derecho a trasmitirlo".
Ahora bien; el que preventivamente anota un derecho, no goza de las
,referencias que tiene el tercero, esto es, el que ha inscrito el suyo; es piues tor-
ero el que inscribe, no el que anota. A Porqu? t Por la sencilla raz6n de que
egfin rera el articulo 70 de la Ley Hipotecaria, mientras la anotaci6n no se
onvicrte en inseripeion. no surte los efeetos de Asta.
Siendo esto asi. no es de extrafiar quo en el articulo 44 de la Ley Hipote-
aria. que gmuarda oneordaneia con el parrafo nuarto del 1923 del C6digo Civil,
prevenga que el derecho del acreedor que obtenga una anotaci6n preventive
su favor, se reduzea a ser preferido a aquellos otros acreedores que tengan
untra el mismo deudor otro crdito contraido con posterioridad a su anotaci6n.
El Tribunal Suprem9 de Espafia ha definido con toda pfecisi6n el alcance
el precepto que acabo de citar y que es el mismo alrededor del cual gira la
iestion que se ventil6 en la casaci6n de que nos estamos ocupando. EH innu-
erahles sentencias, entire otras, las de 17 de Junio de 1875, 8 de Julio de 1876,
de Abril de 1878, 26 de Enero de 1881, 10 de Octubre de-882, 8 de Mayo
1884, 19 de Febrero de 1886, 25 de Octubre de 1895, 7 de Marzo de 1896,
de Enero de 1899 y 28 de Enero de 1903, reiter6 la doctrine siguiente:
Tanto por la disposici6n terminante del art. 44 de la Ley Hipotecaria; como
r la jurisprudencia eon arreglo a 41 establecida por el Tribunal Supremo,
anotaci6n preventive de un embargo, resultado de una providencia judicial






ASUN'T08 GENERAILES


y dirigida tinicamente a garantir las consecuencias del juicio, no crea ni declare
ningtin dereeho ni alter la naturaleza de las obligaciones, ni mucho menos
convierte en real hipotecaria la acci6n que anteriormente no tenia este carfc-
ter. ni produce otros efeetos quo los de que el aereedor que la obtenga sea pre-
ferido en euanto a los bienes anotados solamente a los que tengan contra el
miismo dendor otro cr6dito eontraido con posterioridad a dieha anotaci6n."
El President de nuestro Tribunal Supremo, en resolunein te 12 de Junio
tdi 1901. reeaida en un Recurso Gubernativo y la Sala tie Gobierno del propio
Triunald. en resolunidn de 4 ide Noviembre de 1918, reeaida tiamhin en otro
re'icurso del misnmo eiiriheter. hihieron dc apliear lai propia doctrine.
'onset'lt'leni de esta es. que inientras el acreedor personal no convierta
sat anlotneioin en inseripeioi. puede inseriblir su dere lao el aereedor real que ad-
quirid t'on inttrioridnd a aquella anotaii6n.
Il aquii conxo di.seurre MoIr'll y Terry sohre la material: "El acrtedor
personal iAodri ohtener anoitai6n prevent iva tid su dereeho; pero mientras no
adqliiern d ereeho real sore el ininleble anotido, no puede alegar preferencia
s.oho los poseledores tidc dlcrt'hos real's, lo enal consist no en que no sea ter-
et'i,. .sino on la iinaurtlena do sn deretho respective. Anuque el hipotecario
inscri'ba de'spus su dtroelho. el ariiculo- 19!23 del-' idigo Civil. cousidera sn
er1lito preferental it qu e se aio0t6. Io cuail lin ti, eutenderse, sin embargo, siemi
pre que el aureedor personal no eonvierta an es su dereeho personal en un de-
irt'lo real sore el Inisllmo innuleble. porque entontes s apoyarin en iln titulo
inscrito. y los no, inscritos dti otro enialquier teero no podria perjudiearle".
t'aldihern v Neiri. ilustra tambhin la material eon cl ejenmplo siguiente:
" .\. vende a li. ina lhnva iqule Aste no itnserile y luego es embargiada esa finea
a1 ilstniiiia de t'.. enl virtud d( un ercdito tque tient rontra A., y es anotade
el ,imlhargo: por mais que 1t. no tiine inscrito y C. tieue anotado, no obstant,
1. vineerti n en tereeria de dominio y olhtendra sentenein -para caneelar lax
anotuiiotn e inscrihir libre la tinea: esto se. explica porque '. no es terecro.
1Distinln serin 11 sohlifin si \1. diese tiitipo a quelt' se It, adjudiense a C. la finely
en piago dc su eredito, e inscrihiese la adjudicaei6n polrque en tlal 'aso, C. ale
Xrir*i c'on xit\o el principiO. titulo no inserito no perjudiea a tr'eero."
Es olivio Illet' Ins rnzones (qiut se hii t nitldo en ale>ntola para enteinder qna'
la anotacitn preventive no da pirreferenia il que la hayn obtenido vmon respec o
a los wiereedores anteriores. ilihan dit' pinto eniando el derecho tie es aereedor
anterior nuean do inn oblitnxein d ti, tariecer tan tipitaamente real como la
hipoteen. ya qte 'sta suljeta diretia e inniedintamente los hienes sore que .s'
inmpone. eunaliiern que sea su poseedor, coino rena el artienlo 105 tie la ljc.
Ilipotwaria. il etnnpliHniento de, la obligaeidn para teya seguridad futi eon,
tituida.
\'amos a eitar various ensos. resuailtos por el Trihunlal Suprenlo de Espaii:.
dtit, ereedores por obligneionezs do earacter real a quienes no eausaron perijm
ios nlas anotationes preventivas que st haiian tomado antes tie que inscribic
ran sns titulos.
En seutencias de 7 dle Junio de 1881 y 16 de Diciembre tie 1892 se resolvio
lo siguiente: "l'a anotacion preventive tie embargo no da al aereedor que 1:l
ohtiene prefereneia. respe to doe otros anterioros, ni ohsta a la venta o adjudi-
eav'ion tie la finea solire que reete, para el pago de aqunllos. ann cuando esia
transxmisi6n no so hlga oinstar en el Registro".
En otra senitencia, de 12 de Mayo de 1886, se consign la miama doctrine
en los terluinon siguietmtes: "'Con arreglo a lo dispuesto terminantemente vtn
el artieulo 44 de la Ley Hlipnteearia y a lo declarado' eon repetici6n .por Al
Tribunal Supremo, entire otras sentencias, en la de 19 de Febrero iltimo, 1i
anotaei6n preventive de un embargo, acordada por providencia judicial y di-
rigida tnieamente a garantir las consecueneias del juicio, no crea ni declare
dereeho alguno. no alter tampoeo la naturaleza. de las obligaciones, ni puede






ASITNT'm GENERAI.S 33

eonvertir en real e hipotecaria la acci6n que carecea de este earicter, y no
produce otros efeetos que los de que el acreedor que la obtenga sea preferido
en euanto a los bienes anotados solamente, a Ios que tengan contra el misino
deudor otro crcdito contraido con posterioridad a dicha anotaci6n. Limitadi
a este efeeto la anotaci6n del embargo practicada a instaneia del acreedor, no
puede lastimar el dereeho de dominio que eu las fineas ohjeto de la demand
de tereeria. adquiere un tereero, ainos antes, por virtud de un onutrato de com-
pra-venta ".
No hay mA s que una excepei6n a ja regla, no hay mAs que un easo en
qiie una anotavidn otorga la eondici6n de teroero: la que hace el acreedor re-
ficvionario. soree la tlin que ha refaccionado. surte todos los efeetos de uta
hilmpotn. dice el artieulo 59 de la Ley tantas veeces citada.
Es inexplicable el error de la Sala al eonsignar que do aeuerdo con el
artiiulo 146 de la propia Ley, por no haher sido inscrita la hipoteena de la ter-
cerista. no so in puede considerar vAlidaimente constituida y que eln onseeuen-
ri.a dilicha hipoteea es un er6dito tan simplenmeinte eseriturario conto el de sn
iliutagonista. 8,lo Se pImede haeor semejante afirmnaeidn olvidAndose de que la
e.y Il ipotearia es la Ley del Tercero. El precepto que se anaha do citar. silo
!st(i escrito para una persona, para la que inscrihid el derecho que adquiri6,.
Ic quien .s'grin el Registro so lo podia trasuitir. pVro no para todas ins denilts.
Aquiel error conduce a la Sala a otro: a afirnar que tratAndose ide dos
eredditos iiguales, por ser amihos simplemente eseriturarios, la cuestidn se delbi
resolver do acuerdo con el C'divgo Civil, y qu(e en esa virtue, en eonsonianeia
von el pretepto do aiuel cuorpo legal contenido on sit articulo 1924, easo 3",
licme la prefereniia el cmits antiguo, que es en este easo el dte la '"Colpaifiia
Aziuearer Co'hailos": no. la preferencia en este easo no la dan las feehias, la
euest in se dehe re.solver en eonsideraei6n a lI respcetiva naturaleza de los
rt' dit os.
1tolho es onmtsiglnar. qui',' esta senteriia. ell hi qule tall lalnietabhlalnento se
have olvido de ique li finalidad de la Ley llipoteearia, no es otra que la de
velar por el cridito territorial. y qutitle ha prodmnido asombro y hasta tenor
centre lis geans a quienes preo'epant estos asuntos. por la puerta que involtim-
lariamente se ha ahierto a la manila fe, no fuN votada por unanimidad; e-xiste un
voto particular que avaloran la.s irtmas del propio Presidente del Tribuniial el
Ledo. ,lnuan Guti6rroe Quirds, y de los Magistrados Ledos. Juan Federico Edel-
nann y Gabriel Vandamna, frente a la mayoria, formada por otros eunatro so-
ifores Maistrados. Es al menos una esperanza, de que la novisima doctrina no
sea reiterada.
RAULt, DF, CARDENAS.


SOBRE LAS SUSTITUCIONES JUDICIALES
En el ninmero de Agosto uiltimo tie RE'ERTORto J.TUTCIAT,, se public un
artivulo del eulto Juez de Instruecidn de Holguin, Dr. Luis Felipe Nfifiez Ga-
lardo. euyo interesante trabajo lleva por titulo "Los Jueces suplentes en nues-
ra legislacidn". La leetura de ese trabajo nos ha movido a eseribir estas lines
,or no star nosotros conformnes con ciertas apreeiaciones del distinguido com-
afinero.
Es imuy eierto. como afirma el Dr. Nfifiez Gallardo al comenzar sn studio,
lue un alto (altisimo, diremos nosotros) funcionario del Poder Judicial hiz
onstar pfiblicamente las perturbaciones que produce los cambios incesantes
e Jueees. Aunque ello es muy eierto, y siempre nos ha preocupado el pro-
lema. sobre todo cuando entreganios el Juzgado en manos de un desconocido,
o vemos la manera de evitarlo, aunque si de atenuarlo. Y es inevitable, por-






ASUNT'OS GENRs


que no es possible que el Juez desempefie de un modo ininterrumpido Bus fun-
ciones, porque se les confia misiones espeeiales, tiene deberes eleetorales, se
enferma, necesita ventilar .un asunto particular, etc. Y ello haee que, aunque
sea por cortos dias, el funcionario judicial se vea alejado de asu tareas eotidia-
nas. Pero podria atenuarse ello en grado samo, no con la formula a que se
refiere el Dr. Nuifiez Gallardo, sino apartando a los Jneces y Magistrados de
las tareas electorales, descanso enorme moral y material, restringi6ndose las
licencias, no por parte de quienes las conceden, sino por quienes las disfrutan,
-solicitandose s6lo en casos verdaderamente necesarios y por el tiempo indis-
pensable, y no abusindose tampoco de la designaei6n de Jueees especiales.
El sistema a que se reflere el Dr. Nnfiez Gallardo adolece de un grave in-
,conveniente. Se trata de establecer Jueces suplentes, con sueldo fije, sustituyan
*o no, sin qune puedan ejercer la profesi6n de Abogado. Ea primer lugar, no
hay recursos econ6micos para mantener ese ej6rcito de Jueces ociosos. En
Begundo tcrmino, carecerian de la dehida prietica, motivado per su inactivi-
dad. En tercer lugar valdria mAs ser Juez suplente que propietario, porque el
primero cobra y no trabaja, aunque cobraria menos, desde luego, y el segundo
cobraria algo mis, pero trabaja, y ello significa sufrir disgustos, mortificacio-
nes (hay que ver lo que es ser Jues, sobre todo Municipal an funciones co-
rreccionales en ciertos lugares) y estar al borde de que so le forme causa por
prevaricaci6n por haber resuelto un asunto con criterio' personal y nuevo. 1 Y
con ello se evita la entrega del Juzgadot No, porque' seguirfin las licencias
(dereeho que no puede negarse) y lo que es poor, las licencias para pasear,
agotando la no usada y que como no puede acumularse, vale la pena aprove-
charla, segin algunos, seguirin las funciones electorales preferentes, las cau-
sas especiales, las investigaciones privadas, etc.
Poro, se dirfi, lo que desea es restringir las sustituciones, con el cuerpo de
Jueces Suplentes. Ast, cuando un Juez de Primera Instancis pida licencia,
no lo sustituira el Municipal, y el Suplente a hstc, sitio que el Municipal con-
tinuarA en su cargo y el suplente sustituirA al de Primera Instancia. Asi, se
dira, s6Io hay un sustituto actuando, no dos.
SY no seria peligroso que un suplente fuere siquiera momentAneamente,
el Jefe del Partido Judicial. con superioridad sore los Jueces Municipales del
anismno, Jueves de carrera quoe han entrado en ella por oposicion (hablamos de
la mayorfa) y que se verian, con ese sistema, por debajo de un Juez "a ratos"
que no tihen praitiea sufieiente para dictar ni una providencia de mero trk-
miile? ('laro. quo hay Jueees supleniles muiy entendidos, como los hay propieth-
rios que no sahen mais que leer el (VCdigo mal leido. Pero esa es la excepei6n y
no la regla. La regla. para prestigio del Poder Judicial, es que el Juez propie-
tario, comno que a diario ha de resolve multitud de problems, tiene-una pre-
paraci6n nilis eliciento que un .1uez ae.iidental; mas afin, si sabe aprovechar los
0on1wiimlienitos y lai experiencia que vaya adquiriendo, es mnis entendido que un
Abogado anlt igo, porque a la mesa del Juzgado van a convergir todos los
asuntos dti los hufetcs de ia looalidad y afin algunos de muchos letrados de
fuera de ella. Y i.no eausaria ademfis depresi6n en en el Animo del Juez Muni-
cipal propietario, verse hiajo la jorarquia de un suplenteT Y en las Audiencias
bhabria Magistrados .suplentes para evitar que sustituyan a los propietarios.
los Jueces doe Priimern lIuslancia, Instrueci6n y CorreccionalesT
No es ese el remedio a nuesiro modesto entender. Antes que sostener un
escahaf6n do oeiosos, quo devengue haberes con cargo al Estado, es neecsario
invertir ese dinero, que ello costaria, en rear mas Salas en algunas Audiencias
que lo estAfn pidiendo a. gritos, mas Juzmados en muchos lugares de la Repfi-
blica v en aumentar la categoria de muchos que buena falta les haee.
Y ya que hablamos de estas cosas, diremos algo mis otro dia con referencia
a nuestra.Ley Organica.
F^ux PfiRB PowrA.






ASUNTOs eNBALE


OOMENTARIOB
El Decreto Presidencial 999 de 1925, al disponer como han de expedirse las
certificaeiones de actas de nacimiento de hijos naturales legitimadoe por sub-
siguiente matrimonio y que desde luego estA inspirado en un laudable prop6-
sito, ha producido tales confusiones, que dicho Decreto ha resultado perturbador,
no obstante lo cual se ha persistido en mantenerlo sin modificaeiones, a pesar
de los conflicts que ha producido, produce y producira por sus t6rminos no
bien meditados. Al publicarse ese Decreto se hicieron distintos comentarios en
relaci6n con el mismo, entire eHos, el siguiente del Dr. Llaca y Argudin, quo
forma parte de la nota 60, de su libro Apkndice a su otro libro Legiskdoi6
sobre el Registro del Estado Civil, en la cual, al examiner el expresado Decreto
en cuanto dispone que esas certificaeiones se expediran siempre sin consignar
la nota marginal que produce la legitimaci6n, so dice lo siguiente:
"Pero lo que result ins61ito es que se ordene a los Eneargados del Re-
gistro Civil que no expidan certificaeciones en otra forma. (Porque se priva al
hijo natural legitimado por subsiguiente matrimonio del derecho de poder pe-
dir y obtener se le expida una certifioaci6n literal del aeta de su nacimiento
con las notas marginales consiguientes a su legitimaci6n, si no le imports tener
en su poder un document del que result tal acto o cuando le convenga a sus
intereses acreditar el mismo? Y cuando haya que aereditar en juieio la per-
sonalidad del hijo, en relaci6n con sus padres, por que se impide que el propio
Eneargado expida la certificaei6n literal del asiento y sus notas marginales
que le pidan los Tribunales de oficio o a instaneia de parte "
Y a rengl6n seguido sefiaaba una disposici6n espafiola de 1917, que fu4
seguramente la que inspir6 el ,Deereto Presidencial, por la que se autoriza
expedir certiflcaciones sin notas, y certificaciones eon notas segin se pidan
por el interesado o por los Tribunales, no como se ordena en el Decreto Pre-
sidencial, en el que se dispone que se expidan pero cambiando determinada pa-
labra de la inscripei6n, lo que a la postre s61o sirve para pregonar el subsiguien-
to matrimonio de los padres cuando se perseguia la finalidad de silenciarlo,
como result en el caso de inscripei6n de un hijo natural reconocido por s61o la
madre o el padre.
Pues bien, a pesar de que la disposici6n. espafiola s6lo autoriza expedir
certificaciones sin notas para el interesado y con notas cuando la pidan los
Tribunales; la Direcei6n de los Registros de Espafia por resoluci6n de 12 de
Mayo de 1930, posterior a la nota del Dr. Llaca y Argudin, ha declarado "que
la Real Orden de 12 de Mayo de 1917 (*) que dispone que las certificaciones
do inscripciones de nacimiento de hijos naturales legitimados por matrimonio se
expidan segfin cl estado de dereeho definitive que acusen, sin las notas mar-
ginnles que consten en las respectivas inscripciones, se propuso evitar se per-
petuase en las certifieaciones la nota de ilegitimidad de origen cuando ha sido
subsanada por una legitimaci6n, siendo, por tanto, manifesto que aquella dis-
posici6n se diet para favoreeer a los interesados, pero no puede proponerse
privar a los mismos del derecho de obtener una certificaci6n comprensiva de
las notas marginales, cuando por cireunstancias especiales les convenga acre-
ditar alguno de los extremes que aparezcan on ellas."
Esta Resoluci6n de la Direccei6n de los Registros de Espaiia, viene a ro-
bustecer ]a argumentaci6n de aquella nota transcript del libro del Dr. Llaca
y Argudin, y seguramente inspirarfi a la Direcci6n de los Registros de Cuba
adoptar id6ntico criterio si hubiese Encargado do Registro Civil que se negase
a expedir una certificaci6n con la nota consiguiente a la legitimaci6n a los
interesados que la pidiesen expresamente* en esa forma, o cuando la soliciten
los Tribunales.

(*) Puede verse en la plgina 48 del citado libro Apindice del Dr. Llaca y Argudfa.








En lan Seeitil d, Mi, Ww i,,'nia correspondiente a ste sin't ero podrain
leer nm'stros lettores ina trallsendetal s'ntteiai del Tribunal Suprento de
Esplatl'a que' ensalr sentsalcini entree los expauhle's que s>' lhan ado en Cuba,
plt's In 'lla s, di'elara que el espafil quti 'e oi 'si Itepuihliea efectiia su matri-
imolio mate el .l1e', Municipal y nio anut e'l Chosul dit Eslafia. eontrac tim mla-
Irimonio nulo. y pa.ltudo a vias dlO hl'ho declare uulo Il quti' et'ftuariint n
esta ciidad dtie In la l ina. el dil 17 tid l)icietluht' dti 1921, las personas men-
t'ioualidla s en tl s r isollititn.
'laro ,st'.tl tulle' los espiafltles tilte st, h1iu a sii stlo i tl ('1111 aitep l .1 Jila
Mniut'iipal y que han aliht'hado en sita Naeiiiin y to pii'ntis, volver a KEpauila. les
i lldiri inlUy simtt uidatio tti1 thuraeti6n. portlie ei sit>sios anitt, atilel fUnileiiona-
rio. 0t'41 litlrtitilotliio sirlir.'ir en t t l odos sits t'fo'tos, p'ro ia los iti'le pol4'i< sll
volver a los patriots la'res y ast s' I'aNarlon. so Il\s roan ti' n conflieto. put\s tn
ES 1ia n otill s'rti n 'ntsiri'dernOls nitis '(o' eollmnt o i thi'tios.
NO l>I'nIt s a;prestilradt it r*'ll'rod>ie iir esa sotell t 'it tall prolto tie 01 ll ios
o'eintos en tIeraido. ptara dar el grito dtil alarua y mstgrir a Ilas iltlhall q(te piell-
sten i00teorati'r malriimolio jou oll spolh's. e xija iilq Il at'lIt so e feeotti' nat t' l
Juez Municipal do Cuba para que surta 'eecto en lia ol'ptibli'an, it s ,sta ino
It' da v-alidt'z ;il at inatrimioiiio ',tUi'>tnaldo Iln Cuil allito los t' iles e xtralnijeos,
Y tihiilui t'sa Nav'iiu a la tipit tardi' o teiioprano plt'doti traslailarse. t)o los vnya a niel-
rrir 1 i qlit la Ia pollti' st'iora o t\vmiltoa ( i' ast eon l un paisatto oil Cu'ia. lit v
i'oi eil varies hijos y sIi iumarido. atl tliar I EspnAia, pidit In dtl'lairatorian dti
ntlid;idal dI' itso malrimoniot, ao l o qli pie no niieedi nii Iel .1ii7srado ili li Aiudielti'iat
y si el Trihuinl Sulli't at dieltr la soit nteita a qi\e vi'tliti nios eantitrayp'idomtis.
quedatludo oI'n otolidiciiiti dtI ni soltera. ini a.saida. Ini vinda y si do liurladia.
SIL.os .l iet'es Mlniitipleal'es Supliintes, sLpin" dite' til peritdioti. pasti ill
estois iimomntos por ml a situitatotin c'onoii'an e' xtretio angiistiona, dehido al
hii'elto tit, l> ,,ers't a.otatid yt dv'sde, >l nti's dti Novicunhre t'iltimo la 'ol isipuai-
cion pretilpns%;il P o 1ar Int ti' sro a a s s paan i Ilos s 'lhlos qtie I, p'tilhe'n
>oiito retlribl'iu'nii pr sits servicios: v sildtil t enllsa dtel agita muitl ti o tit, ("s'
foiudo ie t' \Iraordinairio a1i1iiiiiuto eni las sustitieitn's i'o tiilia li Relnihli'on. niio-
tivado. iintre oita.s aenusas. potr Il e'lo'brain d itill t't teliones o i t'l paslido nlilo.
ior emoisinuit ii'. si s vol a il eio rdit r nario. Ip'r'starii si'r-
vi ,ios los s.illiup lle's dluriait'l iwho ini'ss .silt p mos. sit qu l ii' qi, I lit o i'5 i1ii oit ttil m i a ios alt oti ,'rior l's, tie 'olirar sis
lihailre despus dit, liquidars' >'l Presuptti'sto animal porqu iI'l d6ttlit nio lo
permnitirai.
Es d,' e'sperar timu' li S eretaria dt, .lu.sticin s int 'resari'ti por remiloiar esa
situanciin anhoiuala.
IAN.


COLEGIO DE ABOGADOS DE LA HABANA
8COOION OFFICIAL
No hIn'os recibido al corrar costa e(divioi copin dit los neuerdos que hayan
podido atloptars, por su .Junta do (lobierno, despxuis do las sesiones que re-
swfiat s on rl uintero do E'nero.


LIBROS Y REVISTAS
Dr lirmNA. nl. R(noCS.rMA) BENITO AYARTr, roRt_ Lcoo. ANTo to BRAvo
CoRmwoso.-Itlabana. 1930.-En un folleto so ha dado a conocer dicho diseurso


ASUNTOW GNERAI.ES






ASUNT"S OENSEALBA


protunnejato anull In Audionvin de' Oriente por el Le~do. Bravo Corrtoain. til
t'jt'itpli' Jot it' mal I emos rertibido.
1'ltiVlt7T) PAIIA vx, Lryx O"~Ntex otiu Dtsmrro ("EsTRAIM 1 1nA Thw N~UIw-A
ti~t., Tiu..-Itliahn to 1931 .--lleutt rovibidto tio ejeutujlao, do diehun prop-meo.
t ralrajr del Dri. 'Voniuti Fel'ipe y 'a~maehio,

1)iremottr dtit rl' Libolf'r. do' die'io puelito hti reolzdo Pt tin lihu'n los atrtioutos
qu ha.jo vi riub~roit "r' trnuesiones- publien dieho histrunuaunri piimetin y hin
0%tuio~ ]v!rt Immilr' dtittietivuuu'ao' ito Ojt'rplar.
Ii()~l ~ M,'l 0I.A MIRIlACO)N PTRAOTIVttA "'M'l-tiN CAUNlTO IlAniA'. At,

mitatrir vii vi .12 imiyersarol'irte m fillievlaikr'attth o tilscil 'veolritill on it anfollvoi.
NIIT ovu r, at: )oti~uo PuuuVAtui-'Mudritl. Rerntr.-.--le'gi n onem.4ro poder
Wo 1lllut'Ero t'oil este stuttulrlt I.-. onltriirutit'in ni t'ntdio tip tits onttrnim von ern
Ir'jtr' k, I ulaaittr mixi ornO. por t' ionrcio Ftubini I 3t-uurisprnttdfmia: del TV. S.-
Ivil kxvllft de' I` die Noaivtruuhee a 27 dit Dvienit'itrr tie 1928) : t. PortoI Outorai.
-I 1. P ropitllad %, dovoif'Et'Itt ron Ios-1 tI. I )l igavoioneN' v voaid ra trws.-W. Snelet
iorlos,.11m. .1. V.1%1.11a1. DO~ In I irveroinu do Ins i'"Visirlm tiiipottemrill y tiol
eZIN isro C'ivil. pam' .1. 1 )mu 3llgtet llarm'rtw.- ii Norta hihi iolvixu en-o (Iitnt`iioz
t Jtlt 'tlnxlilutrl hi Ilar-ioata vrromtuoriai por Aifltralo Polo.
Rvl~asi-i. I..~ 'to Du-w. Irwsvitw-,viNeA v At\l1~lu~~t1TRAclt'. Mmtviio
4-f ilbrmo. 19:10. I 1inoaur Irooibido par primrntr vor' 1 Infit~iuvtr n do' 15 y 31 tit ese
I' io ri i v a rt'vista. quto oiif'mta :12 ailtw (it, vitin.
r ntvaxti' in, Tambiri1'tit hen- rot'ibitio lReek~to 'Trlefrfilliv ('ubnnei. Env-
[Ir lii-h#fl ri, CII-ro fir to dcIIropirdad (.'batits. Etiort'r f1ln#tit# Ofitqal de la
('9111i ltCm 01tco heClithe n Onireo
111m. I )iv~rillbro. I rJmarejcae~'~ ofI I)f. Kuut'ra. y Ei 7'rr,11 eI-4114. Febret'h'r,
]: Ii Ii.111m ylrlf Bafldifii (If' loftrmat~ifft'ND .3 qieo'la, Novionuibro. lit,' Suan CiIn rat.



MIBOELANEA
LEY DE EMEiRGENCIA ECONOMICA Y DE TR2IBUTACION FISCAL.
Eli ]a fn'rlOrfr d't~frfim e' i 29 itn Kviit'En (it, 119:1. so libli'iintbI le'y tit, In
rr Jpintl'~I ~lr que I vonivil tos ltri ni IIlmoll prov )eplot' t) il' jlidftet's.1U al fi fori el wt'ller
fl 'va Ios TVri I' tltl pon Iom nPin i fi 't' Ill"; f i 01 oo II 1h 1t h 1:1 aatitonifll do (f11P
111,~ i 'r 11 itv llitot (i al ilil11 f I rfall tIlo-4i. pori~iiO. vollin devt' o s an1(14 11 tos. sri in IlsOet.1i
ItcN 14,1N preeltt'pIoN t ill it'nt oina it al i'orlo y Triuni letsnI
Inipuesto del Timbre.-Capitiol 4"-'-A ml. 1. I-nin apartaidoiS it. V, 1). K~.
11 v K nt'1 lim-iso 1' del tirtit'oln 2`~ (tr I41 I4e doVn 31 ntit .1 Iitno tit, 19.1 7. moi-tfi
arIth ptrr In tit' 1' lit .3 alif) tie 11920. quiedarinm r(n't-tat'titos asi
It. tit Ian. t-writluItrtis o) doltit'Ilit'ton otorgunactio ante Ntrtario l'6liv~oO. o
-orrI o ellraff) sit" a roll ivos, pt' losn queo 111ditr tvosa 0 tititid"A, soIt s lt' ijlll11 It
tVfpiiSas 1111fori/Ils ti~Sn'1los dto ulelitrl-to vo11 Josn nig'itit'll Ie tip)om dtr~tdt $100.00
Ista $-500.00. $0.20) lunis tdt '*50.01) hw~ant '3,000.0o. $0.50,ima.; lidt $3:00.00l~
a-t a .$6.1)0o.00, $1.0.111.11 tit, d *I;.M000.01401) $lit 10.000.0o .0.00.) nitu. tdn
0).000,00)( hast a $20,041).0.X) $.1,00- inis dit, $20.Oi)0.00 halnta $50,000.00, $10.00;
ti t, $50.000,00. $15m.00
Qilvdan trxproaeutrntfr etilinpt'rmldidin eni to Lo del uinupoont, laqu eopins
1115 t'net-jtnt'as do Prott'nto (it letrats dtit eatnhiat y otros (loolloltota unervanuti-
IDit-hosindoeumenfttos llt'varibi un eoun (ton *0.50 si el importo del miento no
f''dtit tlt' y0 t ill acilci do' *1. (1o $5.0M1 en fldelantit.
Eli Ion vont ratuis do arretuuamimit'mt o so vltvumlnA segilin el .innto tota do
ret'mt (lilt delic pe~rcibir el arrendador. on rc~ehla-n von Mi nu~mnro de 11.1mos, de
zn det arrondaminuito y de los de pr6rroga en sm easo.






ASUSTOCS mOOUM


Cuando no se se~a~e ]a ouata tie I& traasaooidn do q w ~utrato, im sviW6
ma* arroglo at riuuximm do la eoala antoijr.
L", eopiats antoritadas do lars esoerituras doe tostamuaoto Iepdos donaaoi-
*105 ouaeqir otras disposiiones ouya meficc depend& del taltoeimiento
-del otor~gunte, llovarAn so~lls sgegdu ol valor dotoe Wormiee dealaradoet 81 no,
'ospeoifioa ol valor do los *uimuws, ilovarA sollos par valor do W5 sa ol easo do,
que I# eopia Adol testaunouto sea utilisads xiniowrmnto pars to* O tlue dois obton'.
-oidu de pouzi6ii o trwqpaso do In udmisa pertounoeuote u miowbrow del Hjhroito
Libertador, no tributoril por vonooptu do Imptiesta do Rlols. del Tiiahro.
(!,-Los rtecibos privados doe cautidad, lotras do osasbio, Iibruaas pags.
Ws v'aleR, doeninuellto d0 giro Vu gvuorul, wmi~nuas y vmprobanttts do todug
olasos, von exepoitdn do lo& doe ordou interior, a los ftnes do Is ewitabilidad
oxlusivauaonto, sorAu Roltadw it dmo Qrdo coun Iasigente osoala. do $10.00
a $50,100, $0.10, doe $50.01 a $100.01), *0.20; doe *100.01 a $50U.00, $0.50; doe
*500.01 a *1.000.00, $0.75; dto *1,000.01 n $2,000.00 $1,00, do *2.00O0M a
$5,000,00, $2.00; mayores tie $5,1000,00, *5.110
E.-Los documents privados dit eutunpavoixta, ov.imn, arrondauetiovts y
otros en los tquo moiedo cosa o oautidlad, zo sellarAn do eatterdo Qo an is otla de
Itt lotra B,
)fn lot' eRsos on quok I'D .4011111 14 Coiaanti do In tranMoo66n SO moltarA 00o
arreg-lo al nAxiyauin do In oseala.
IA-Las p6lizas y doemutontos ell gtn.rati wx quo qo consignuo oontrtos dit
afauxamniouto por Ins compailiwi do flauma a partleulatre pamgrmintinr today
4,lase dto servieios, obligaei6~n o rosponsabilklad eatro partioulame auto la ad-
zninistraoi6n o ont prott'diuinionos jtxdivialos. W p~lixats do sogurea do todus
ulases. mexpto lws doe vida, Ilevarin solloe a ruh~ do vuatro contavos pwr eada
voin postms o t'raiiuma. quoe iuporto Itt eantidad do allnuamuiento. DNebo imt
puoesto se liquidoAe cou rvlavi6l at lw, prillims qflv privibu In(amoipuflia o out!-
dud asepirmraora.
bits recibos (d0 las,, prima,, llevc rAit 64wlos etlO orrvospmtdiontes a so 01411
ftia. eotirorute a It% vskala dot ht Writa C.
lelvnr~ikt sells tie vitw~o ventnVos onl Vada pilgifn o platif title 4o "tilive lat,
eseritturas atwirives (luo so prottovoloti por Im; Notarios y los libros do Iteglgtros
tio in Propiodad, tio loss Registros yteemle (tdo los Registros do Hailbaret
viones o de zia Propiedad Naval.
II.-La IpaplOta de delmloIttnitda los, ,jiioios vorhwaWo y doe desaluoloio quo'
(Ita'senl 0t los O1 uti~aos Mituioialmtxs. IlevarAu sollois dto $0A10.
Laks donmiands dot toonor enautiai y. Ins ejovittivag y do prooodimionto hipo
teenrio. Pit cautidad do $3100 a $1,500, llevarAu en In prixuora pAgiua na Rollo
tie $0.20.
Las dt-mmauds oil los juieios ordinarios deelarativos do tiayor cuantia '
ell ht t'joettifivOs, o de prtoeodinivioto hipotovario, Pit vantidad superior a $1,5MU.
llevariAn ont It pr imera. pilgina solIos Ivor valor doe $1.
Ell ins dom.i^o; juieolos stutarios y ont la4 netuaionos do jurisdicoi~u v'nlnt'
taria atsi vouno on log expodimites wnitrimonialos. dto todas olusos tie pondri nim
sollo do $0.120 vin In prim~orn pighina do In demanda o itistanoia on quo so po

Enx los roetirsos gubernativ-st de todast elwmeg eontra ro-soluolonoR dietad i~
p~or fmtiitr del Est1ado, Ias Provinvins o los Atunioipios, asta oomo on lo'4
osorito& anxiintiando dichos reoursoq, so flijaAn sellos par dips oontavos,
Sorh rtequisito indispensable Is fliaoi6n do los so~lls reforidos pars qniO
puetla difrselps our,*.
Sp exeop61mt do lo preooptundo om lva pArra~toasjutorlores a las person
quo laayan obtenldo doelaratoria doe pobireza, sin perjuioio del rointegro on itl
oportunidid, tie aenerdo con las loyea procosabs.II







,.-Las eertifaeiones quo m expidan por las oftolua del I tado, la Pro.
rinsia o el Munioipio, o do cualquier seot& o regi06n y li, quo expidan loe
wcretarios de las soeidades y compaltas particular lolearan sellos power valor
le $0.20.
Art. MI.-Es obligatorio on eada easo el uso o expediel6a do lea domoen-.
io sujetos al hipuesto, ijaeia do lee sollos orrompondientem y an iutiliap.
?i6n, sindo rosponsables solidarios per las intraeines quo resulton, los quo
los expidan eon quienes los posean eon oualquier earoaetor
CareeerAn do eflearia on today elam do aetos y no seran admitidoa per lam
icinas phblieas ni tribunals, los documento quo no oontongan loa solls ei-
lidoe o quo contenitndolos no estuvieron debidamente inutiliados.
Art. IV.-El apartado I del te iso P del art S de la Loy de 81 do Julio
1917 modifl8ada por la de P1 de Julio de 1920 quoedari rodactadq sat:
I.-Los titulos acadOmioos expedidoa power la Univeridad Nacional lleva-
in sellos per valor de $20,00. Los demAs tttuls o crtfleados do aptitud y
iplomas do todas elases, exeopto los q1e so expidan a itegistradorea y Notario.
evarAn un sello per valor de $10.
Los titules o nombramioento quo el Gobierno expida a los. Reistradores y
otaris. HlevarAn sellos del timbre national, power valor de $*30 los de primer
ase; de $20 los de aoegunda y de $10 los de tereera.
Los titulos o nombramientos de procuradorea o mandatarios ilovarn oe-
lo power valor de $10.
Art, V,--El ineiso 19 del art, 2" de la Ley do 31 de Julio de 1917 modif-
*ada por la de 19 de Julio de 1920, so adlieona con los aiprientes apartados:
0.-Las eortiflaeiones o autoriaeiones justifloativas do eao hieo y adioi6n
Re nombres y apellidos qua so expidan *per la Direoeihn de lo Registroa y del
Notariado llevaran selloa power valor do $25.
P--Las sertifteaeiones quo Re expidan para justiflear aeton do Ultima Vo-
luntad levarn sellos power valor do *0.50 si fueren neativaa y de $1 at tueren
kflrmativao de un solo aeto, adicionAndoaeles sell power valor .$1 per oada ato
;Ahs quo so eertflque.
Q.-Laa eertifleaciones o autoriuaiones que aso expidan relative a dispon-
mas do impedimento para eontraor matrimonio, Ilevarn selloa power valor do $35,
r las que so eoneodan relativaa a dispenaa do edictos para eontraor matrimonio
[levaran sllos per valor de $10.
,-Las oeertifleaeiones que se expid&n on relaoi6n con anteeedeotea pena-
les Ilevaran sello power valor do $0.80,
S.-Las crtifleaeiones quo so expidan por los parroaos respeetivos o power
Iuienes legltimamento los austituyan, do partidas do los libros parroquialea.
Pualquiera quo fnuere su finalidad, Ilevara sallos del timbre per valor do $0.50.
Cuando swan con fine de peonsione do todaa clauses que st aso deoolare on
la misma eortifleaei6n, estarAn exentas.
Lo dispuesto en los apartadoe anteriorea no so aplicarA ouandq los intere-
adoe fueren doeelarados pobree o la expediae6n proceda haeerla do ofieio.-
Las solicitude do expediei6n de certifloado no UlvarAn sello.
Art VII.-El art. 4? de la Ley de 1t de Julio do 1920, quedarA redactado
"Bn caso de iafraeei6a u omii6n 'aeo oxigirA do la persona responsible el
ago del impuesto dejado de satisfacer y ademAs en conoepto de reeargo por
a primer vw el duplex y el ouAdruplo por las siguientw..
Su imported on todos loa eases podra abonarse pot lugreb eorriente, unlaa-
ose duplioado do la carta de pago al expediente respeetivo.
Art. VIII.-Los quo impidioren o etorbar~ on oualquier forma la flea-
0ai6na de eate impuesto, aeourrirn on multa no menor de $25 ni mayor de $150.
Art. X.-Laa diapoeiolone do ette Capituto comenuarin a regir a loo trea
de la publieaoif6 de Ia pre4mte Loy on la ete O de lado I Repiblioa.






ASUNTOB GENERIULJS


Impuesto General aobre utilidades.-Capitulo 6?-Art. I.-Desde la vi-
gencia do esta Ley se establece una contribuci6n o impuesto sobre las utili-
dades o beneficios netos segin las tarifas que se copian mis adelante.
Art. II.-Esta sujeta al pago de esta contribuci6n o impuesto: toda per-
sona natural o juridica, national o extranjera por raz6n de utilidades o bene-
ficios netos que haya obtenido dentro del territorio cubano, o que sean satis-
fechas, dentro o fuera do la Repiiblica, por personas naturales o juridicas, do-
miciliadas o residents en ella, o que se paguen en territorio cubano aunquc
radique fuera de 61 la persona deudora.
Art. IIl.-Para la cohranza do la contribuci6n o impuesto a que se refie-
ren los dos articulos anteriores so establee.n las siguientes tarifas:
TARIFA PRIMERA.-Sob re las rnlradaos.-Pagarin sobre sus sueldos, salaries
o retribueiones de cualquier clase con arreglo a esta escala de utilidades anuales:
de $1.200 a $2.400, $0.75% ; de $2.401 a $3,600, $1.001',, ; de $3,601 a $4,800.
*1.2.)%: de $4,801 a $6.000, $1.50% ; de $6,001 a $7,200, $1.75% de $7,201 a
$8.400, $2.00'; : de $8.401 a $9.600, $2.25% ; de $9,601 a $10,800, $2.50r,- ; d;
$10,801 a $12,000. $3.007 de $12,001 a $15,000. $4.00c9 ; de $15,000 en ade
lante, $5.00';.
A las personas easadas y a los solteros, cabeza de familia que justifiquejn
cUnimlidanmcnte tener bajo su amnparo y protecci6n parientes dentro del segun
do grado de conisaiguinidad, se hari una bonificaci6n del 10% sobre su im-
pue.sto liquidado y una bonifi'aci6n adicional de 21% por cada hijo.
(4) Los Abogados, Medicos. Ingenieros, Arquitectos, Procuradores, Man
datarios Judiciales, Dl)cntistas, Profesores de Ensefiantra Elemental, Superior N
de Ulnivcrsidad. Institutes, Escuelas Normales y demia Centros elementales
Superiors de ensefianza y Peritos Titulares. Veterinarios y cualesquiera otros
profesionales que realicon trabajos independientes sin sujeei6n a sueldo o re
muneracion fija y peri6dica.
(8) Los Registradores de la Propiedad, los Mereantiles y Notarios.
Para oblener la cantidad tributable so sumnara al sueldo todo lo que s,
asovie a 6ste en conceplo de sobresueldo, gastos ordinarios o extraordinarios y
en general. unalquier otra remuneraci6n.
En los casos de esta Tarifa. cuando no se trate de haberes, sueldos, retri-
licion o remuncraci6n anAloga. para obtener el liquid imponible se deduci-
rAn los gastos necesarios. de aunerdo eon lo que disponga el Reglamento do
esta Ley.
Art. XIII.-Adenias de las garantias que la legislaci6n vigente otorga, so'
reeonocera al Estado como acreedor preferente por coneepto del impuesto dcl
1/2%? sobre la venta y entrada bruta, sobre el establecimiento mercantil o
industrial y sus mercancias, por el imported de la tiltima anualidad y la part
devengada de la corriente.
En caso do suspension de pago o quiebra, el Estado se hari pagar inme-
diatamente con cargo a cualesquiera bienes del deudor por el imported de 1a
ultima anualidad o periodos vencidos del mes y la parte devengada de Ja co-
rriente de los impuestos a pagar sin perjuicio de los derechos que puedan asis-
tir a los acreedores preferentes.
Art. XV.-Los Secretarios de los Juzgados de todas clases y tribunales st,-
periores, hajo su responsabilidad personal y direct, notiflearin al administra-
dor fiscal que correspond, en el plazo y forma que fljari el Reglamento, l:s
sentencias de remate dictadas en juicios ejecutivos seguidos en virtud do con-
fesi6n judicial del deudor o de documents, a cuyo pie no conste la nota lde
liquidaciOn del impuesto de Derechos.Reales, a fin de que dicho administrator
tome los datos necesarios sobre la cuantia y fecha en que sea exigible la contri-
buci6n de utilidades para que se persiga el pago de ella dentro o fuera de los
autos. segoin procediere.






ASUNT08 GSNTELALES


Art. XXII.-Todo el que, estando obligado al pago de la contribnci6n que
establece esta Ley, no hiciere, ante la Administraci6n Fiscal de su domieilio,
la declaraci6n de contribuci6n a que este obligado, serA eastigado con una
multa no menor de $25, ni mayor de $100 por la primera vex y hasta de $500,
por cada una de las siguientes.
Todas las personas naturales o juridicas comprendidas en este capitulo
tendran que expresar una declaraci6n expresiva de su nombre, domicilio y ne-
gocio a que se dediquen en la Administraci6n de Hacienda que corresponda al
lugar donde radiquen, debiendo hacer esta declaracion dentro del plazo de un
mes de la vigencia de este precepto.
La falta de cumplimiento de este precepto serA castigada con multa no
mayor de $100 m. o. que se cobrar& por la Administracion o en su defecto por
el Juzgado Correccional respective.
Art. XXIII.-El contribuyente que declare falsamente bajo juramento,
en cualquier informed que deba rendir a la Administraci6n de Hacienda serA
castigado con pena de $100 a $500 o de uno a seis meses de privaci6n de libertad,
que conocerA el Juez Correceional del lugar en que se cometa la infracei6n.
Art. XXV.-EI derecho del Estado a reclamar o a exigir el pago de eual-
quier clase de impuestos, as[ como hacer rectificaciones en el pago o liquida-
ci6n provisional de los mismos, prescribe a los einco ailos, si no tuviere otro
termino menor de preseripei6n en la legislaci6n vigente al promulgarse esta
Ley, en cuyo caso regirA este, contados desde la fecha en que, con arreglo a
los preceptos legales. debe pagarse la cuota y en el caso de rectifieaciones, desde
la fecha de la carta de pago del impuesto. Cualquier reclamaci6n hecha al
contribuyente por agent del fisco interrumpirA la preseripcion, que se aplicarA
siempre que proceda. sin perjuieio de la responsabilidad en que incurra el
funcionario culpable de haberla producido.
Art. XXVI.-Los administradores fiscales, los ejecutores o agents de
apremios del Estado, la Provincia o el Municipio y los administradores de
aduanas. al finico y exclusive objeto de proceder al embargo y cumplimiento
de las disposiciones que regulan la via de apremio, podrAn penetrar de dfa
en el domicilio de los deudores del Estado. la Provincia o el Municipio cuando
kstos fueren personas juridicas o se tratare del lugar en que estuvieren estable-
cido cualquier comercio o industrial. Para poder penetrar en el domicilio par-
ticular de una persona fisica sin su consentimiento, se exigira el mandamiento
judicial correspondiente que expedirhn los Jueces de Instrucci6n.
Impuesto de Derechos Reales y Trasmisi6n de bienes.-Por el capitulo 7
se modifica la tarifa hasta ahora vigente.
Registro Civil.-Capitulo 110-Art. T.-EI art. 115 del Rcglamnento para
la ejecucion de la Ley del Registro Civil, quedari redactado asi:
"Articulo CXV.-R.-Las certificaciones expresadas en los anteriores ar-
ticulos se expediran gratis cuando los solicitantes fueren pobres, y cuando las
reclame alguna autoridad sin instancia de parte interesada que no haya obte-
nido declaraci6n de pobreza".
Fuera de estos casos y los demas en que establecieren excepciones las dis-
posiciones del ramo, se pagarfn por ellas los derechos siguientes:
Por las de actas de nacimiento y defunci6n. . $1.00
Por las de aetas de matrimonio. . .... 1.50
Per las de actas de ciudadania. ..................... 2.00
Por las de actas de documents existentes en el Registro no excediendo
aqu6llas de un pliego.. ............ ......... 1.50
Por cada pliego que exceda . . 0.50
Por la fe de vida, domicilio o residencia y estado. .... 0.50
Por las negatives do existencia de, cualquier asiento o documento. 0.50
Por cualquier otra certiflcaei6n. . . ... 0.50






4z ASUNTOS GENERAL&B

La inscripci6n de matrimonios en los Libros del Registro Civil, ya sean
autorizados por los Jueces Municipales, o por cualesquiera otros funeionarioa
pfiblicos, devengara un peso.
Nuevos delitoU.-Capitulo 11"-Art. X.--Se crea un impuesto de oinco
centavos por cada cup6n, postal, boletin, sello, contrasefia, limina, grabadb
o cualquier otro objeto que se agregue a cada cajetilla de cigarros.
Pagarfi tambien este impuesto lo que se ofrezea sceparadamente o en cual-
quier otra forma o mantra al pfiblico como un estimulo para la venta de ci-
garros.
Esos cupones, postales, boletines, sellos, contrasefias, fiminas, grabados u
objetos cualcsquicra deberin colocarse necesariamente en la parte exterior de
la cajetilla.
El impuesto se hara efectivo por medio de un sello que se colocara en
cada uno de los citados objetos y sera inutilizado con el nombre, puesto en
letra impresa, de la marea que lo us6 y con la expresi6n del dia en que el sello
se coloec.
Pecro lo dispuesto en el present articulo y en el articulo 12 siguiente no
podr't regir sino seis meses despuhs de promulgada la present Ley, en cuyo
tiempo podrAn bacer una liquidacitn de las existencias de postales, contrase-
fias, etc., los .interesados sin el pago del impuesto establecido.
Art. Xl.-.a infraceion de lo dispuesto en el articulo anterior, bien por
no colocar el sello en el objeto eorrespondiente, o hien por no inutilizarlo en la
form debida. o bien por poner el dicho objeto en el interior de la cajetilla, o
por haber faltado en eualquier otra forma o manera, serA constitutive de de-
lito y se castigarfi con $500 de multa por cada infracci6n.
Articulo XII.-Se prohibe, por razones de salud pfiblica,. el uso de las
eajetillas o envases vaclos contentivos de cigarros, para otorgar, por su reco-
gida o canje, cualquier clase de premio o regalo.
Igualniente se prohibe el canje de etiquetas, eupones u otros objelos simi-
lares que se utilicen o empleen en todos los produetos o articuJos en general,
para ser canjeados por premios o regalos.
Art. XIIT.-La infraccion de la disposition contenida en el articulo pre-
cedente, cualiuiera que sea la form en que se produzea, sera constitutiva de
delito y so eastigarA con multa de $50 a $500 por cada infracci6n.
Art. XIV.--Se prohibe asimismo la colocaeion de monedas n otros signos
i objetos representatives de dinero en las eajetillas o envases de cigarros.
La infraccion de esta disposici6n serA constitutiva de delito y castigada con
multa de $500 por cada infracci6n.
Art. XV.-Los delitos definidos en los articulos precedentes seran de la
competencia de los Jueces Correccionales.
Art. XVI.-Las disposiciones de este Capitulo comenzarin a regir a los
tres dias de la publicaci6n de esta Ley en la Gaceta Oficial de la Repfiblica, a
excepei6n de las establecidas en los articulos 10 y 12 del propio Capitulo.
Capitulo 14?-Disposiciones Generales.-TUndkcima: Para tener derecho a
sacriflear ganado vacuno, lanar o de cerda en cualesquiera mataderos, se exigen
los requisitos siguientes:
(1).-Estar debidamente inscripto en el Ayuntamiento y en la Zona Fis-
cal respective como encomendero.
(2).-Llevar los libros exigidos a los comerciantes y en especial los que
determine la Secretaria de Hacienda para obtener la comprobaei6n de las com-
pras de ganado, precios, peso, nombre del vendedor y nombre y domicilio del
comprador, asi como cuanto sea necesario para la debida pereepei6n de los im-
puestos establecidos.
(3).-La infracci6n de eualesquiera de eatas obligaciones hara incurrir al
contraventor en una pens de $100 de multa o cien disa do eneareelamiento,






AXUNTOS GENUMALI


imponibles p'or el Jues Correecional del Distrito donde se hubiera realizado la
transgresi6n legal.
Arancel Notarial.- Capftulo 14- Disposiciones generales.- D4cimater-
cera: Los Notarios no estaran obligados a cobrar por el Aranoel del C6digo No-
tarial, del que nunca podrAn excederse, mientras dure la vigencia de esta Ley.
GARANTIAS CONSTITUCIONALES.-En la Gaceta de 5 de Febrero de
1931 se ha publicado la siguiente Ley del 4:
Art. I.-Se autoriza al Ejecutivo Nacional, pars suspender cuando lo
estime convenient, en todo o parte del territorio national y mientras persist
el estado de perturbaci6n del orden piblico, las garantias establecidas en los
articulos 15, 16, 17, 19, 22, 23, 24 y 28 de la Constituci6n.
Art. II.-Durante la suspension de las garantias que se determinan en
esta Ley, regiri la Ley de Orden Piblico, de 23 de Abril de 1870, mandada a
publicar en Cuba, el 24 de Septiembre de 1879, except en aquellas de sus dia-
posiciones que se refieren a garantias constitucionales que no puedan suspen-
derse en la Repfibliea, conforme al articulo 40 de la Constituci6n.
Art. III.-Igualmente se le autoriza para que pueda tender a los gastos
que ocasionen las medidas extraordinarias que- fuere necesario adopter, dispo-
niendo a ese efecto de los fondos del Tesoro en la forma que consider opor-
tuno, informando al Congreso.
Art. IV.-Esta Ley regira decade su publicaci6n en la Gaceta Ofiiad de la
Reptibliea.
-Y en la Gaceta de 10 de Febrero de 1931 se public el D. P. 207 que
resuelve:
Primero: Suspender en todo el territorio national y mientras persist el
estado de perturbaci6n del orden pfiblico, las garantias estatuidas en los ar-
ticulo< 15. 16, 17, 19, 22, 23, 24 y 28 de la Constituci6n de la Repdblica. ,
Segundo:--Que el Secretario de Oobernaci6n quede encargado del cum-
plimiento del present Decreto.
Dado en la Habana, Palacio de la Presidencia, a 6 de Febrero de 1931.-
Gerardo Machado, Presidente.--Josd Clemente Vivanco, Seeretario de Gober-
nacei6n.
DIETAS PARA LOS MIEMBROS DE LAS JUNTAS CENTRAL Y
PROVINCIALES ELECTORALES.-En la Gaceta de 7 de Febrero de 1931
so publie6 la siguiente Ley del dia 14:
Art. I.-Los miembros de ]a Junta Central Electoral percibirin una diet
de $15 por cada sesi6n a que asistan, sin que la suma total que perciban por
este concept, cada mes, pueda exceder de $200. Los Miembros Politicos de las
Juntas Provincialis Electorales, percibirAn una dieta de $10 por cada sesi6n
a que concurran, sin que la suma total que perciban por este concept, cada
Tnen, pueda exceder de $150. Los miembros ex-oflcio de la Junta Central Elec-
toral percibirAn la dieta correspondiente ademas del sueldo de funcionarios.
Art. II.-Se autoriza al Ejecutivo Nacional para incluir en los Presu-
puestos de la Secretaria de Gobernaci6n, en la part que correspond, los cr&-
ditos necesarios para el cumplimiento de la present disposici6n.
Art. III.-Esta Ley comenzara a regir desde su publicaci6n en la Gaceta
Ofwial de la Republica.
Como se ve quedan excluidos los Magistrados y Jueces que integran las
Juntas Provinciales Electorales.
EXPORTACION DE HIJOS 0 POSTURAS Y FRUTO TIERNO DE
PIRAS.-En la Gaceta de 7 de Febrero de 1931, se ha publicado la siguiente
Ley del din 4:






AS7NTOS GENERALS


Art. I.-El artieulo II de la Ley d la exportavi6n dte hijos o postures de pifias, quedarai redactado en la siguiente
fornia:
"Art. II.-Los infractorets de estia Ley ser~i condenados por los Juzgados
('orrecionales respectivos a uniIi multa no nmenor de cien pesos ni mayor de
quiiintos, y 1n easo de reineiden'cia a pena no menor de treinta dias ni mayor
tie viento ochenia."
Art. II. -Esta Ivy coinenzarai i regir desde st publiveicin on la Gaceta
Ofiriail de lIa Repi)fliva.
Mrdiaiitel esta 1ey se sbsiina la omnisinu qiIe se padevi( al votarse la Ley
de 20 de .Junio de 19!128 a no conisigliar (lie los .1neces ('orreeionales lhabrian
de t'lnnoer lde la int'ralciin soblre lo (qI i limiiinos id llainar la atenid(n en
(rstfls voliluinias, scgfii ipltede v'rse el el mlinero de Julio de 1928. piginla 113.
LICENCIAS DE ARMAS.-E in la G('cia de 14 de Febrero de 1931 se ha
piiilie';iid lI sig-Iienit resoltciin ilcd h S cretaria'l de ( ol)erniacio6n:
I'riniero: ID)e.ijr sin (t'l'e'to duirante el tiemipo garnaitins eslIatidas en los articilhos va citmdhs deI hI ('oistittieion. todas Ins
liveneians expedidns de Ins chises i se dejani mencioiinadas.
Iegtiiudo: Que dlnranil igiridl tiinpo que(de ill suspenso la expedici6n de
lIs licneias reteridas en el pail'ruio anterior, exeeptiianlo las que tengan (l(qu
expedirse a (luiardi .lurados y Vigilantes Noetilrnos.
Tv'rcv'ri: Qui a los infrae-tores dc esta Resoltiiinil, ademnis die las faltas en
(qile piied iiinci irrir pilo el use (1' arnia.s sin licencia, se I's retire la liceneia
ofortnghd. vounimiiii dose a este ('enitro.
('iarli: El e ulbsec re'ario de cste Despal o quiedia evienarga tileilto de io qui por la presented Itesoltieion se dispoin, hi cval empezar1i a surtir
suis el('ctlos dcsdv si p|iillieciti6'in en la Gccrta Oficiil de la Reptiblica y sent o-
iiinniiada a los Scvretarios de .Instieia y de la (liiurra y Marina y a los Jefes de
los ie'nrpos de la Polivia Nacional y Secreta National.
IInhamn, 12 de F'ehreiro d' 1931.---P. A. del s;nfor ,ecretario. Orclavi Zubi-
:''irr lti. S ii re'(l tario.
REGISTRO CIVIL.-Matrimonio de espafioles en Cuba.-Son nulos si
se celebran ante el Juez Municipal y no ante el Co6nsul de Espafia.-Enu la
(;wri*Ia. de' 11adrid. vrorespondienth al dia 24 die Nov'imbre de 1930, reciente-
niiite l1'..l;i a a la ia;]inai heImos lhido hi iini)orlantisima sentencia de la Sala
Priimeir' de lo Civil del Tribunal Supremno de spafia. de 2' dle Abril de 1929,
qule (nsllSr;i sensa.rii n vnftre los esplfioles nll C'ila, caisados ante el .Tuez Muni-
eipall y no antoe eI ('in.sul di Espnfia. pues enl ella se dierara lo signiente:
('onsidtrando: quei el niitrinionio it' ])arai los etatolicos es lili sacriinento,
y plra todos los delnils. eialesqliii era qtie seani sus confiesiones religiosas y aiin
iatra aiilellos (qlte no prol'iesan ninguna religiIn )nositiva, constituyo algo im-
portanti' vy esenial tn la vida de (lidenvs lo contraen, no s6lon en cl orden pura-
meiint' pa'lrticilair y privado, sino inlbi<' n en rl pfihlieo on relaei6n eon la so-
vildad y 0l Esttdo. pIr lo eail ial instituiii li h sido siempre atendida por el
Poder pfilieo y regnulmda por leyes espeeiales en todos los pnueblos y en todos
los tiimlpos Se la ha eonsiderado romno acto traseendental y pfiblico, do orden
social, base y fundaimento de la famiilia, el conjunto de las euales integra la
Naei6n: y. por tanto, su (elebraniin ha estado siempre revestida de solemni-
dades, ide ritos ya menranmente extrinseeos y fornimales, ya intrinsecos y necesarios
paria I eseneia de la instituei6n en euanto a su validez y a sus efectos juridi-
cos, asi para los contrayentes, como para la prole.

(*) La Ley de 20 de Junio de 1928, puede verse en la pdgina 113 de esta seceei6n,
afino 1928.






ASUNtWO8 NEIiALES


Considerando: que en Espaina el estado de derecho vigente conforme a lo
ispuesto en los articulos 9, 11. 100, 101 y 326 del C6digo Civil, posterior este
la Ley y al Reglamento del Registro Civil de 1870, en lo que afecta al ma-
nimonio es que, afin prescindiendo de su earicter sacramental segfin lo esta-
lecido en el Coneilio de Trento, ley obligatoria del Reino, es tanto su impor-
incia y es tal su trascendencia familiar y social, que en el puramente civil y
rspccto de sus efeetos juridicos, para su validez precisa que se celebre con
sistencia del Juez Municipal respeetivo o de quien haga sus veces, y que done
o hay Juez Municipal, como acontece en el extranjero, tenga efecto ante nues-
os t'6nsules, que son los que fuera de Espaiia asuinmen en tal respect las
inciones enconiendadas a los Jueces Municipales, en representation uno y
ros del Estado. (que no quiere, porque no debe dejar de intervenir en el acto
la eelebraciIn del niatrinionio para solemnizar y garantizar sus efectos
riles.
Considerando: que en el orden al present recurso, es un echo probado
e los espafioles D. Manuel Caeiro Ferro y doiia Maria Ramos Rivas, cat6li-
,, sin dejar de ser espafioles, contrajeron en la IIabana el 17 de Diciembre
1921, nmatrimonio civil ante el Juez Municipal o Eneargado del Registro
-il del distrito del Oeste, de dicha ciudad; que despuks de tener un hijo,
ironn a Espafia. donde estuvieron unidos unos cuantos meses, al eabo de
etales el Caeiro se separ6 de si esposa. y liabiendo aquRl formulado ante
JIuzgndo de l'rimera Tnstancia de Caldas de Reyes, demand, solicitando
inlidad de dieho matrimonio, fundfndose en que no se habhia celebrado
mo estA dispuesto en las eyess de Espaiin, ante el Consul de esta Naei6n en
labana, lo mismo el Juzgado primero que la Audieneia respectiva despues
clararon vilido dielho matrimnonio en tales condiciones ilegales celebrado.
('onsiderando: (que sin haberse hasta entonces presentado otro caso .alguno
revolver por este Supremo Tribunal, en orden al casamiento de espafioles en
extraiijero, avaceia el celebrado en la Reptbliea Argentina por dos sujetos
mnecionalidad espafiola, y con el pleito promovido entire los c6nyuges surgio
nevesidad de que esta Sala, y asi lo hizo en la senteneia de 1. de Mayo de
19. de'larase, interpretando 1o dispuesto respeeto a la validez o nulidad de
malrimonios eiviles eelebrados por espafioles ante un funcionario civil de
Naci6n, en la eual se contraen aquellos, y no ante el C6nsul de Espaiia, en
Sarticulos antes meneionados del C6digo Civil, estableei6, como no podia
nos (de hacer, la doctrine de que tales matrimonios, con snjeci6n a lo legis-
o iien Espafia, debian ser deelarados neesariamente nulos; y, por tanto,
luiera ciiando se dicto por la Sala de lo Civil de la Audiencia de La Corufia
semnteneia boy reeurrida (y en la cual no s6lo no se acata, sino que con harto
co respeto se comenta y se dispute la aludida sentencia de este Tribunal), no
)iere mnits que 6sta, como quiera que en ella se establece la verdadera doctri-
y se da acertada interpretaci6n a los repetidos articulos del C6digo Civil,
palmario que la sentencia impugnada en el present recurso ha incidido en
infracciones que en el mismo se le atribuyen, toda vez que el prop6sito y
pensamiento que tuvo el legislator al dictar el C6digo Civil, fu6 induda-
imente el do que el Estado espaiol, por la capital y extraordinaria impor-
icia del matrimonio y por ser 6ste de caricter pfiblico, no podia hacer
acion de su dereeho, y a un tiempo de su deber, de intervenir en la cele-
ei6n de los matrimonios espafioles en el extranjero por medio de sus re-
*sentantes legitimos en tales funciones, o sea por los C6nsules de nuestra
cinn en el lugar o pais en que se contraigan, sin que a esta interpretaci6n
la Ley se oponga en modo alguno el principio de derecho international locus
it actunm, inaplicable en este punto complete, ya que se refiere s61o a
solemnidades externas, y porque en realidad no puede haber otra orienta-
precisa que la del interns general de cada pais, ni tampoeo la necesidad o
veniencia de los particulares contrayentes, toda vez que por encima de






ASUNTOS GENERALS


6stas debe estar el supremo interns social y pfiblico de la Naci6n, y porque
ademas en tanto que subsista lo dispuesto en los supradiehos articulos del
C6digo Civil, y no se modifique su sentido juridico, es obligado que por los
Tribunales se declared nulos los matrimonios celebrados en el extranjero ante
funcionarios civiles de la naci6n, en que se contraen, pero no de nuestros C6n-
sules, finicos que, como los Jueces Municipales, representan al Estado espafiol
en tan important y trascendental funci6n, y por ended es obvio que al no en
tenderlo asi ni deeclararlo asi la sentencia impugnada de la Sala de lo Civil de
la Audiencia de La Coruia, infringe notoriamente c interpret con error lo,
artienlos y disposiciones legales citados on los motives de casaci6n alegados.
qui forzosamente deben ser estimados.-Firmantcs: Diego Maria Crehuet, Luis
lbargiirn, Diego Medina, Jose (Grorcfa 1Valdecasas y Saturnino Bajo.
FALLECIMIENTOB.-Ilan fallecido: la Sra. Tomasa del Castillo de Va-
rona, esposa del insigne Enrique Jose Varona y madre political de nuestros
estimados colaboradores Dres. Carlos Varona y Gast6n Mors.
-Tambit n falleci6 el Ledo. Juan V. Pichardo y Gonzalvez, Fiscal jubi-
lado del Tribunal Supremo, quo huho de desempefiar los cargos de Magistrado
de las Audiencias de Pinar del Rio y Ilabana y Presidente de la de Santa Clara.
Era padre del Dr. Ratl V. Pichardo, Juez de Instrucci6n de la Habana y del
Dr. Rodolfo Pichardo. Secretario del Juzgado de Primera Instancia del Cen-
tro. Fu6 jubilado voluntariamente en 30 de Mayo de 1925.
NOTICIAS VARIAS.-El Fiscal de la Audiencia de la Habana ha intere-
nado la penn de mnuerte para cl abogado Dr. Segundo R. Calder6n, que di6
inuerte al tambirn Abogado Dr. Jose Hill.
-El Juez Correccional de Cienfuegos conden6 a 180 dias de encarcela-
miiento a un sujeto que hurt6 dos vasos.
-El Juez de Instrucci6n de la Secci6n Primera, process en causa por
cstafa al Ledo. Manuel Pruna Latt6, quedando en libertad mediante flan7.a
de $1,000.
Por el Consejo Supremo de la Federaci6n Internacional de la Cru:
Pcunith.eiria quc radiea en Espaiia. han sido nombrados Consejeros "ad ho.
norem". cl Dr. Ewamiino Regiiciferos. ex-Sceretario de Justicia; Presidente d'
la Sceeiu ('h)aimn, el Dr. Maoiss Vicites; Vocal asesor. el Dr. JosE R. Villa-
verde y Cons,,jero. el Dr. LeIn Ichaso.
---Segini dtos publicatlos por In lspecei6n General dc Prisiones existen
en "stls 5.791 penados y 1.3S.5 press. Eu el Presidio existen 2,832 penados. y
en la c iire de la Ilabana 1.231. Entre ellos hay 64 parricidas, 126 asesines.
1.058 hotmicidas y 5 infanticidas.
-El Senador Dr. Dolz manifesti en el Senado el dia 2 de este mues, q,'"
en lla lhanin estnhan funcionando 55 casas cde juegos.
-El (Gohierno de Chile aeord6 pedir a In prensa suprimna l"nov'i:i
policial" en hien de la moral puiblica y se limited a dar euenta del hecho.
--El Eserihiente teumporero de un uznido de Tistruceion do esta <'api:.1
Sr. ,EnriIue ('omnell,. ail tqued(lr eesanto al terminarse el crudito de tempo,'
ros. so privd de la1 vidla.
El periodieo do iesla capital Informaiuirin pidi6 que so reglamente ,I
.irego quic it ahora vieon funcioanduo a espalI'is dte la hey.
--El Supervisor de Cama'iiey, c(on un Teninte y 6 soldados, se preser i
on el Jiuando-Municipal de Florida y practice un registro por habersele e':-
nunciado quie 'n esa oficina se eslaban acumuilando armas y parque con p '-
positos sediciosos, comprohando que las arms que alli habia correspondi n
a determitnados juicios como piezas de conviecion.
-La Corte Suprema de Justicia de M6xico ha resuelto quo para que um
juicio de divorcio seguido en M,'xi, lenga valides, seri necesario preci-;i






ASU2~*OS GUXUAM


mente quo se notifique personalmente a la parte demandada la promoci6n del
juicio, no siendo suficiente el proeedimiento de enviar al boletin judicial las
notificaciones correspondientes. Los empleados judiciales deberin, por lo tan-
to, afanarse e investigar hasta qua la encuentren a la persona interesada en
saber que se ha solicitado en su contra la desvinoulaci6n matrimonial.
-El Dr. Helio Rodrfguez Ecay, atentamente nos participa que traslad6
su studio de Abogado al Edifloio Bacardi.
-Durante el afio 1930 se registraron en la Repiblica, 3,683 suicidios.
-Los Dres. Aurelio Concheso X Pablo Lavin, amablemente nos parti-
cipan que han establecido su studio de abogados en bonsulado 7.
-Los certifleados expedidos por los medicos estin incluidos dentro dcl im-
puesto establecido en la Ley de Emergencia Econ6mica y, por lo tanto, debe
fljArsclcs veinte centavos en sellos del Timbre Nacional; y ast lo ha comunicado
a todos los Jefes Locales de la Sanidad el Director de Sanidad.
-El abogado Dr. Manuel Copado, acusado de injuries al Ej6rcito, vertidas
en la defense de un client en un juicio correctional, fu6 absuelto por el Juez
Municipal de Trinidad.
- -Ha visitado la HIabana Mrs. Jeanette Boill, abogado, ex-Fiscal y Jues de
o Criminal en New York.
-El Capitan Castells, Jefe del Presidio, trata de implantar el Jurado com-
uesto de reclusos de buena conducts, para juzgar las faltas que cometan otros
penados.
-Los Guarda Jurados que por su numero constituyen un verdadero cuerpo
de policia auxiliar de los otros Caerpos de Seguridad de la Repdblica, y que
evitan que el Estado tenga que aumentar el personal de 6stos, ban sido objeto
de la Ley de Emergencia Econ6mica debiendo pagar $50 de impuesto, siendo
el sueldo de la mayoria de ellos de $30 al mes.
-Un senior de holgada posici6n econ6mica abon6 su pasaje en el ferrocarril
subterrAneo de Madrid y recibi6 por equivocaci6n un billete que valia un cen-
tavo ineios que el que correspondia al viaje de dicho pasajero y como el Ins-
pector le reclanim6 el centavo y otro de reeargo, a lo que se neg6 el viajero, so le
ha inieiado causa por estafa de dicho centavo.
-Ilan sido nombrados pars constituir durante cuatro aflos el Consejo de
Guerra Superior de las Fuerzas de Mar y Tierra, el Capitin de Navio Dr. Julio
Morales Coello, Coroneles Julio Sanguily. Rogerio Caballero y Dr. Seraffn Es-
pinosa y Tenientes Coroneles Juan. Cruz. Uustillo, lIeriberto llcrnAndez y
Dr. Lorenzo Portillo; Fiscal, el Teniente Coronel Dr. Antonio Mesa; Auxiliares
del Fiscal, Teniente de Navio Lorenzo Camacho y CapitAn Dr. Carlos Reyes; y
Secretario, el CapitAn Francisco Soler.
-Durante el nmes de Enero cost al Estado la ianutcnci6n de press y
penados $47.630.
-El Dr. Carlos E. de la Cru., nos ha participado que traslado su studio
de Ahogado y Notario a Cuba 98, altos.
COMISION DE JUBILACIONES Y PENSIONS JUDICIALES.-Esta
Comision recaud6 en Enero iltimo $23,549.55 y pag6 $31,246.24, por lo que
tuvo un deficit de $7.696.69.
NUMEROS SUELTOS.-En la papelerfa de los Sres. Rambla Bouza y
Oa.. Obispo y San Ignacio, se compran todos los nfimeros que se presented del
REPERTORao J'DrCIAL correspondientes a los meses de Abril, Mayo y Junio do
1928 y Enero de 1929. Se pagan a peso cada uno. Tambien se compran colec-
*iones de 1928 al precio de $6.50 cada una.
MOVIMIENTO JUDICIAL.-Despus de publicado el nAmero anterior,'
a < urrido el siguiente:






ASITNTOS GENERALS


Fiscal.-lia sido nombrado Fiscal de la Audiencia do Matanzas por un
nuevo period do seis afios, el Dr. Diego V. Tejera y areaf.
Ascenso.-lla sido lnoniiirido coil ascenso Juez de Printera Instancia e
Instrucciill de Mayanri. el Dr. Arniando 06mez y Anaya, Juez Municipal de
.Jarn'Uco, qle figure e'n el escalaf6n de los de si categoria con el mnitnero 12.
Fimrirn vion tn terna elevada al Ejecutivo. los Dres. Ipnacio Garrido, Juez
Municipal tde Palmira. .1111 I)ulzaides. Juez Municipal de Sahanilla y el
i)r. ( tili'Z. 1fi rel' saldo tel alseeiiso y vanlli seis que' 1o neaeptan ese aseeiiso.
Traslados.-I In sido t r'aslllddo I petitciln Il tlenrgo de .'I nle Municipal dC
('alab..bar dt Saigim. el Dr. Iralncisco A. IY'rez. ique Io es de ('nmp1echliela.
11. sido tir:slidndo a. pticitn aill carngo (d' .it'z Municipall dti Mrtf. el
Dr. lJoniiiiill luiz. (ique lo s de (C'osolacioi del Norte.
Permuta. lli sidto a)iroltidni l:i tlli' d slus r('ilrgos concel'rtiroii los Docto-
rcs la iiil 1l'1pez. y .ost'1 Mits. ueit i Miiiiicil tide (humiiajny y .luez de Prinlera
I nstlin i-i e I nstl'r eit'in di Art'inisii, resipeetivaiiiiltelt.
Jueces Municipales.-lia sitlo noniiirado .luiez Municiiipal di San Pedro,
el Sri. Artuiro Montl.
Letrados auxiliares temporeros.---Se ha iprorro.taido il t6l'iniiio por cl
uintl se les nomlrtiii il Dr. Octavio I~nag's y lcdo. Eliuardo de la Vegn. Letra-
dos ;uxiliiiles de Ins Fiscelis di l.dis Audienciias de Mahtinzas y Ori'lte. res-
pletivainnill;t: y ihn esatdo ei igual c:n1i o el Dr. Jos 'iit'uentcs q(ilu priestaba
ser'vicios ion i Auldielcia de la Inlahana.
Comisi6n Asesora del Ejecutivo.-lian sido nioimhridos para iiintgrarla cl
31agislrado del Tribunlil Supremin Dr. Migiiul Fligiuroa .v los Magistrados dtie
las A.iidie'nciis de 1Iatali.za.: y Smit:a (Chlra. Dres. (onualo 0. Pumnariega y
'raincisco Solis y Scrretario de lin misimi. el Sr. Einrique iRcyes, Oficial de
Sailn de la i .\ludincin do i, liIlamI.
Fiscales de Partido.-S, Imh dtido por Iermi'innda la coniiiisitin (lue deseii-
peifiha 1l D)r. FIrancisco di los eyes. ,'iscal de PIlrtido te la lhilana.
lli sidlo noumlbrido Fiscal do, I1'litilo interino de Puerto Padre, el doctor
Fl'ral'isro t'rez CisIIneros.
Licencia extraordinaria.-S h1m concedido litcncia extraordinaria do scis
milt'S.t'S al 'ldo. .uliai Silveira. .Ilt,. Municipal de la Ilabana.
Franquicia oficial.-I) conl'ormidiaid con el art. !," del cap4tulo 3' de li
Iey d 29 de Enero de 1931i. iel Pr'sidt ntl e die ia Repllflica. por D). P. 168,
Glrrlit d I, 5 de Febrero. hIa concedido frani(iicia postal al Presidente y Fiscal
y Fiscal del Tribunal Suprrilo.
Por 1). P.I'. 19i. tirric de 5 dt l''el)iiro, so li etoneedido frauquicia
postal a los Ale'idets tie lis CAircrles, Agent, s itde li Polieia Secreta, Comisi6n
deJ .ulilacioncs y P'nsiones .1udiciales. Fiscales Municipales (sic), Jefes de
las Policiais Judicial y Secrel'i. JI'efe dih Presidio Nacional, ancces de Primera
listlaneian. Inslriuccidu. Municipales y Correceionales y Prcsidentes y Fiseales
ile Audivncia.
-I'or 1). P. 171. ii'et dit 5 ditte Fb'ero. s li h concedido franquicia tcle-
graiica al iiresidiento y Fiscal del Tribunal Supremlo.
-Por 1). P. 172. Gai(ch dti 5 de Febrero. se hli concedido franquicia te-
legrafiaen. a los Prisidcntes y Fiscales ttde Audiencias, Jueces de Primera Ins-
taucia. Inst ruc'citin. (orretccionales y Municipales, Agentes de la Policia Sc-
creta,. Alenides tie CArceles y ,Jefes de las Policias Secreta y Nacional.
--Por D. P. 217. Gacicla de 12 de Febrero, se ha concedido franquicia do
certificaeiidn postal, al Presideniite Fiscal del Tribunal Supremo, Presiden-
tes y Fiscales dtc Audiencins. para rcuiitir correspondencia relacionada con
actuaciones judiciales, Jueces dit Primern Instancia, Instrucci6n, Correciona-
les y Municipales y Fiscales de Partido, para enviar correspondencia rela-
cioiida fuiicain'iite con aetuaciones do inmportancia, dirigida a distintos lu-
gares de aqudllos en que radique el remitente; Secretarios de Salas del Tri-






ASUNT03OS GBUALM


bunal Supremo y de las Audiencias; Libros Registros del Estado Civil(sic).
Todos podrAn usar esa franquicia para remitir, ademas, fondos pdblicos, che-
ques, letras, recibos, 6rdenes y demas documents relacionados con obliga-
ciones del Estado y excepcionalmente aquella otra correspondencia official que
por su indole e importance debe ser cursada con tal seguridad, En toda la
correspondencia se estampara en el sobre el sello official.
i-Por D. P. 227 de 1931 se ha concedido franquicia telegrhfiea a los Presi-
dentes de Sala del Tribunal Supremo y de las Audiencias; a los Secretaries de
dichas Salas y Audiencias. al Presidente do la Comisi6n de Jubilaciones y Pen-
siones Judiciales, Jefe del Presidio, de lIs Policias Municipales y Fiscales de
Partido.
Bentencias.-Durante cl mes de Enero dictaron las siguientes senten-
cias las Salas do lo Criminal de esta Audiencia: Sala Primera, 48; Sala Se-
gunda, 23, y Sala Tereera, 49.-Totales, 120.
-La Sala de lo Civil durante ese mes dict6 89 sentencias.
-La Sala Tercera dict6 36 sentencias condenatorias, 11 absolutorias y
2 mixtas; resultando condenados 47 acusados y absueltos 17.
Causas, expedientes, etc.-La Audiencia do Caimagiley conden6 al scfior
Miguel Bctancourt. Secretario del Juzgado Municipal do Florida a 3 ailos,
6 moses y 21 dans de presidio correccional y a 12 anios de inhabilitaci6n, por
nmalversaci6n de $3,665.
-El Tribunal Supremo confirm la sentencia de la Audiencia de la Ha-
bnna, que conden6 a los sefiores Eladio y Ram6n Herrera y Bernab6 Labar-
cena; Juez, Juez Suplente y Secretario del Juzgado Municipal de El Cano,
a 6, 7 y 6 aieos de reclusi6n, por falsedad.
-El Fiscal de la Audiencii de' Santa Clara, ha rcmitido al Juez Munici-
pal de Yaigunjay un escrito on el que so consigna que el Secretario del Juz-
gado Municipal de aquel pueblo, al verificar unos deseargos en un expediente
de separaci6n que so le instruye expres6 que el Sr. Camilo Afiel, siendo Se-
cretario del referido Juzgado hubo do verificar distintas falsedades en el
tdmo 19 do la Secei6n de Defunciones do aquel Registro Civil.
Renuncias.-Han renunciado sus cargos los Sres. Dr. Radl L6pez y Cas-
tillo, Juez de Primera Instancia c Instrucci6n electo de Artemisa y nombrado
Registrador de la Propiedad de Gibara: y que. ocupaba .el numera 7 en el
ekcalaf6n de los do su categoria; Ricardo Pastrana, Juez Municipal segundo
suplente de Minas; Ralfi Torres, Escribiente del Juzgado Municipal del Sur,
Santiago de Cuba; y Francisco Llopiz, Alguacil del Municipal de Manzanillo.
Nombramientos.-flan sido nombrados Escribientes, los Sres. Inocente
Montes de .Oca, del Juzgaido Municipal del Centro; Nilo HernAndez, del Muni-
cipal del Stir; Francisco Ruiz, del de Primera Instancia.e Instrucci6n de Santa
Cruz del Sur y Teresa Casais, del Municipal de Alquizar.
-Ha sido nombrado Alguacil del Juzgado Municipal de Manzanillo, el
Sr. Pedro P. Triana.
-Ha sido nombrado chauffeur de la Fisealia del Tribunal Supremo, el
Sr. Manuel Garcia.
PROPOSICIONES DE LIY.-Se ha presentado una en la Camara de Re-
presentantes por la que se dispone no se tengan en cuenta "a ningin efecto, los
antecedentes penales de delito o falta cometido durante el regimen de la domi-
naci6n espafiola"; se ordena a los Tribunales que apliquen "de oficio o a
instancia de parte las disposiciones de las leyes de amnistia que se hayan dic-
tado desde el cese de la dominaci6n espafiola, a t6dos los delitos en ellas com-
prendidos, aun cuando los condenados hayan extinguido las pen.as en el mo-
mento de la promulgaci6n de cualquiera de esas leyes, 'sin que, en ningun caso
puedan apreciarse estos antecedentes penales para agravar la responsabili-
dad criminal en los nuevos delitos cometidos por las personas a quienes afec-






ASUNTOS GENIERALE1


ten las condenas antes referidas"; que las autoridades administrativas no ten-
dran en cuenta, a ning6n efecto, los antecedentets de referencia; y que en el
Registro Central de Penados "se tachara de oficio todo antecedente derivado
de delitos comprendidos en cualquiera de las leyes de amnistia dictadas des-
pu6s del cese de la soberania espafiola".
-Tambien se ha presentado una en la Camara de Representantes, por la
que se dispone que quedan relevados de la obligaci6n de hacer guardia nocturna
en el Jungado de Instrucci6n correspondiente de la Ciudad de la HIabana los
Jueces de Primera Instancia del Partido Judicial; y se derogan todas las dir
posiciones, 6rdenes y decretos que se opusieren a su cumplimiento.
-Tambien se present otra por la que se permit la entrada de today elase
de gallo fino de pelea de procedencia extranjera, pagando un impuesto de $15.00
cada uno, y los infractores seran responsables de delito y juzgadoa por la Orden
213 de 1900.
-Tambien se present otra por el que se crean dios Juzgados Municipales
de cuarta clase, en el Partido Judicial de Manzanillo, uno en Cieneguilla, Cam-
pechuela; y otro en Zarzal, Manzanillo, que comprenderk el barrio del Zarsal
y el cuart6n de Nagua. ,
-Tambien se present otra por la que se dispone que "todas las leyes que
se pongan en vigor llevaran, al ser publicadas por el Poder Ejecutivo, un ni-
mero de orden correlativojiesde el 1 en adelante, correspondiente a cada aflo";
y que "la Seeretaria de Justicia proceda a catalogar y ordenar la coleeei6n
oflcial de todas las leyes que se publiquen y las que estmn en vigor, a euyo fin
podra utilizar a los abogados consultores de las distintas Secretarias pars que
con los propios de la Secretaria de Justicia realicen dicha labor."
-Tambien se present otra por sla que se modifica el inciso 2 del articulo
280 de la Ley Organica del Poder Judicial, que quedari redactado de la ma-
nera siguiente:
"Haber cumplido 25 ailos de edad; los Abogados Fiscales y Tenientes Fis-
cales del Tribunal Supremo y las Audiencias; 21 de edad los Fiscales de Par-
tido y 30 alios los Fiscales de las Audiencias."
-En el Senado se aprob6 una por la que se concede una diets de $10 a los
miembros ex-oficio de las Juntas Provinciales Electorales.
REGISTRO CIVIL.-Ciudadania.-La Sala de lo Civil del Tribunal Su-
premo, por sentencia de 5 de Febrero de 1931, ha declarado lo siguiente sobre
ciudadania cubana:
Considerando: que en esta demand contencioso electoral esta justificado
que Emeterio Zorrilla y Reboul, naci6 en Cuba, en esta ciudad de la Habana,
el dia 9 de Febrero del afio 1890, siendo sus padres naturales de Espafia; que
el expresado Zorrilla y Rehoul, con fecha 15 de Abril de 1924, compareci6 ante
el Juer Municipal Encargado del Registro Civil del Vedado y renunci6 la
ciudadania espafiola que posela por sus padres, a fin de gozar, de acuerdo con
la 2' Disposici6n Transitoria de la Constituci6n, la ciudadania cubana y que
solicit6 y obtuvo de la Seeretaria de Estado el 4 de Octubre de 1924 mediante
el cumplimiento de los requisites legales el certificado de nacionalidad.
Considerando: que dado lo antes expuesto, es de apreciarse que aI con-
dici6n de ciudadano cubano del referido Zorrilla y Reboul, tiene en su apoyo
la mencionada Disposici6n Transitoria que declara que los nacidos en Cuba
que fueren eiudadanos de un pals extranjero podrAn gozar de, la nacionalidad
cubana renunciando la que tenfan, y, consiguientemente, que siendo ciudadano
cubano por nacimiento, desde el dia 15 de Abril de 1924, en cuyo dia renunei6
la ciudadanla espafiola, era eligible para el cargo de Representante a la CA-
mara en las pasadas elecciones de 1 de Noviembre del afio de 1930.
Considerando: que la inscripci6n que aparece hecha del expresado indi-
vidno en 6 de Agosto de 1919 en el Libro correspondiente del Cotsulado Ge-
neral de Eapafla en esta Capital como ciudadano espafiol, aparte de no liaberse






ASUNT08 GENERAMK


ustificado que se Ilevase a cabo mediante declaraci6n jurada y justificada con
nformaci6n testiflecal o pareecida por el inscripto, como afirma el demandante,
d que en la misma aparezea para nada la firm de aqu61 autorizando el asiento
,erificado al folio 423 del tomo 11 del Registro, lo que permit suponer que se
fectu6 teniendo en cuenta que son espahioles, segin el inciso 2 del articulo 1
[e la Constituci6n del Reino de Espafia, los hijos de padre y madre espafioles
unique hayan nacido fuera de Espafia y teniendo como antecedentes las que
habian efectuado, siendo aqu6l menor de edad, en los afios 1904 y 1906 sus
padres, naturales de Espafia, Emeterio Zorrilla y Bringas y Maria de los Do-
res Reboul de Zorrilla y que aparecen a los folios 387 y 310 respectivamente
l Tomo 2t de los que componen el expresado Registro, seguin se ha compro-
ado con los certificados obrantes en los autos, aun cuando la referida ins-
ipci6n del impugnado se hubiese realizado a instancia suya, nunca puede
ner el alcance que pretend el demandante en cuanto al fondo del problema,
a se hubiesen inscripto como espafioles, ora no lo hubiesen hecho sus padres
sidentes en Cuba, durante el afio transcurrido desde el 11 de Abril de 1899
sta igual dia y mes de 1900.
Considerando: que en el supuesto de que sus padres se hubiesen inscripto
mo espafioles, dentro del t6rmino expresado, al pedir Emeterio Zorrilla y
boul y obtener del Consulado de Eipafia su inscripci6n como ciudadano es-
iiol que era, por ser hijo de padres espafioles, que aun no se habia acogido
la 2f Disposici6n Transitoria de nuestra Constituci6n, no limit ni alter6 el
recho de renunciar aquella ciudadania de acuerdo con la 2* Disposici6n
ransitoria citada, como to hizo el aft 1924, ya que en la misma no se flj6
ngiin t6rmino para ello, y, en el supuesto de que sus padres no se hubiesen
serito durante el t6rmino del afio, desde Abril de 1899 hasta igual mes de
X00 y hubiesen resultado potr esa emisi6n ciudadapos cubanos al constituirse
Repfiblica, tambi6n lo seria Zorrilla y Reboul por ser hijos de padres extran-
ros nacionalizados cubanos, nacido 61 en Cuba, y ni la inscripei6n en el Con-
lado de Espafia, le privaria de esta nacionalidad cubana, ya que, con arre-
a las leyes de dicho pals, no se inscriben las opeiones a la ciudadania en el
nsulado seguin se acredita con el documento de fojas 37, ni el hecho de
ber ocurrido el afio 1924 al Juzgado Municipal del Vedado, para renunciar
ciudadania espafiola que no tenia, tuviera trascendencia alguna, toda vez
1e resultaria un acto inocuo.
Considerando: que Zorrilla y Reboul, conserve la ciudadania cubana ad-
lirida del modo expresado en el primer Considerando, sin que las alegaciones
1 demandante que se ban examinado lo priven de ella.
Considerando: que por lo expuesto debe confirmarse la sentencia recu.
ida en apelaci6n, declarando sin lugar el recurso interpuesto, sin hacer es-
'cial imposici6n de costas, dada la indole de la cuesti6n debatida.-Firmantes:
*es. Tapia, Edelmann, Trelles, Avendaiio, Vandama, Fuentes y Ortiz.
LEL AUTO MANDANDO DAR LA POSESION JUDICIAL DE UNA
NCA EN AUTOS DE JURISDICTION VOLUNTARIA TIENE FUBEZA
DEFINITIVO?-AmparAndose en el art. 2055 de la Ley de Enjuicia-
ento Civil y Ilenando sus requisitos, B. solicit6 del Juzgado de primer ins-
ncia la posesi6n judicial de una finca.
El Juez, en armonia con lo preceptuado en el art. 2056 de la misma ley,
rt6 auto en 13 de Septiembre mandando dar la posesi6n solicitada sin per-
cio de tercero de mejor deirecho.
Se da la posesi6n judicial el 17 del mismo mes, haci6ndose constar en la
igencia, la oposiei6n formulada en aquel acto por R., que tenia la finca en
cario y que fuW requerido a instancia del que obtuvo la posesi6n.
El 21 del propio mes, el precarista R. comparece ante el Juzgado por we-
to firmado por 61 6nicamente, oponi6ndose a Ia posesi6n judicial, fundin-






ASUNTOB GENEmALES


dose en que la finea de que so trataba era de sn propiedad segfan copia de
e scritura que acompafiaha. 6 invocando lai disposiei6n del art. 1816 de la ya
citadn ley.
El Juigado, toinando en eonsideraci6n el citado art. 1816, diet6 auto en
23 del mnisio n'es, dejando sin efecto el auto del 13, declarando contencioso el
expedieniit y mandando que Ins fineas quedas en e en estado que tenian antes
de solieitar lit posesi6n.
Entiende el que consult, iue con este filtimo auto, dejando sin efecto el
interior. st iinfringie el pirrafo 2" del art. 1817 de I l ley, puesto que el escrito
dt I no era tiun recurso contra cl auto del 13. pue.sto que no se interpuso con
sijt't'in a ls forms estanbleidts par IIn jurisdiedi6n conteneiosa.
Todn vez qIe cl auto del 13 mandando dar In posesi6n, tiene fuerza do defi-
nitivo, siqnuira sen eon el I.arni'ter interior propio do todas las resoluviones en
la jurisditvint voliintaria, cree el que tiene el honor de dirigirse a lit Revista.
1i> pir. opo(lelrse yva a hi posesion judicial dada, lhhia q(ue' recurrir cii form
t('oitria 'l I Into qile io la billn tlerefildo.
En el esrrilo de R. opolioiti'dos i a ln posesi6n se invocaii tambhi6n algunas
sen lt'ncinas del Su)prem'no. de Ins iue se desprende debe p)re'valt'er lit disposici6i
del 111rt. 181(6, tl. tiihllielT' que seat In forminla eI qle so forilule Il oposi'ion.
'Con estos a tie lentes se preguinit. jse ha in'ringido per el Juzgado el
p)irrirfo 2" del art. 1817 detl Ia ley de Eli*ujpuieciniitlo Civil .
C(N miontio civill ni seogi' .Ins resolneionies dto la jurisprudericin estl bhien claro
hlstha el |>iiiiro de no o'rever dudins, la excepei6n que estanlece el pArrnfo 2"'
del art. 1817, excluyyciido die ln regla general del pi'rrafo 1"' los autos que tengan
caurlter' tit dcefinilios., o lo quie vs lo niisnio. que delban ejecutarse. desde luego,
IIunitiure St'li rt'soluliolutns que no l eiii) sn estado ni tllngan fuierza de cosa ji'zgitda.
In i alglii os i.st llntos td In j lri.tdie'viu voliiuntria. per sui indole especial, los
uultos i ue diehtt.I los ,Iitees avcediendo Ia o soliiltado pneden y deben tener ea-
ric-t'tr tie dflinitivo.s, coImo por ejoinplo. teu los dehp6sitos de personas, aperturas
v protocolizacioles de t est aieuntos, talinlbitun tiienen enrAitetr de definitivos los
autos conlra los cuales la ley niega todo recurso coino en el easo del art. 1886,
p'ro lit dttt' considcrarse comno deliiiitivlo pira los efeetos expre.sdtlos del citado
art. 1817 e'l Ilito nuilanindlo dnur I:n post'sitin judicial tie Iun tfinvi, si existent las
vircul' stalncias quie i o'ltc'ilrret ei t' l eniso de lit colisiiltn.
'ontsidernimos aplitnahle.s a 'est ean.so Ins doctrines sentadas en la sentencia
d(e S tdit Felhrero dt 1905 (de EsIlmfi) en los siguientes tmrnlinos.
Ann dadas Ins condiciones coi que so naeurdn la posesion judicial en la
via de jurisdiceitn voluntaria. es evidence q(tie eiando hayn sido toncedida sin
eonoeimiento de tercero a quien ])iueda afettar, cste no pierde su dereelio para
oponerse n ella en hi ulii.sma via. si no hia transurrido el tietnpo precise para
(lqui dielha posesiot produzen los et'ertos legales ia que so refiere el art. 165,5 de
la Ii'y de Enjuirianuienio ('ivil.
*Que si lit part i quien perjudila ditlia resolucitln. al notifeiArsele la dili-
geneia de pososit'n. no obstaile estir i'-1 iosiycndo la fine, aeudi6 al Juzgado
para q\e se dejljse sin effcto vtl auto pose.sorio y .se deelarase contencioso el expe-
dient', rl Tribuinal (ique de'niegue tal pretensi6u por el supuitsto fundamento do
sn1 extemporaneidatd, infringe los arts. 377, 1816, 1820 y 1823 de la Ley proeesal
y lI 4-.1 del C('digo Civil, pues aqunlla doctrine s6lo seria aplicahle si se tratase
de un oposilor pile huhiesme sido larte en juieio respect del que podria tener el
enri'ter di deftinitiva la resoluei6n reeaida euando se le negara el derecho a
oponerse, pero no enando .se trata de quien teniendo interns reconocido en la
posesi6n aeordinda, no ha sido oldo pi notificado, sino despuks de dada la pose-
si6n, y much inenos labiendo recurrido 'contra, ella en tOrmino habil desde que
tuvo conoc.imicnto de lai misma.-A. Charrin.









REPERTORIO JUDICIAL
REVISTA MENSUAL FUNDADA BAJO LOS AUSPICIOS DEL COLEGIO
DE ABOGADOS DE LA HABANA
INSCRIPTA COMO CONMMPONDSNCIA DKbIUNDA CLASS N RLA OPICINA OR CORNOB DK LA HABANA

Suscripcl6n anual, $7.00 NGmao *sulto .. .$0.70 nAnuneio n *Il Dirt. $2.00

ARO VII. HABANA. MARZO DE 1931. NUM. 3.

SUMARIO
Azanmlento. por el Lcdo. Noel.-Cuostlona do compoteonoa, peor Alberto Giraudy.-Algo sobre
un fallo del Tribunal Supremo, por Rogollo Bernal.-Comentarlo, por Oan.-Colglo de Abogados de
Ia HIbana: Seeci6n Ofielal.-Libros y revista.-Aouerdos do I& Sala do Goblerno del Tribunal 8o-
pir.mo.--Sentontilat y Autos dp Is Sala de lo Civil y do Is, Contencloso Administrativo de Is Au-
direcia de la Habana.-Abogados lnscriptos en el Coleogo de Ia Habana.-Indlca.

ALZAMIZNTO
Este delito present una singularidad digna de menciqnarse y es que ha
ido poco a poco cayendo en desuso hasta el punto de que hoy es ya sumamente
diffeil encontrar, entire miles, una causa radicada por alzamiento. &Y,a qu6
obedece No creemos que sea precisamente porque haya dejdulo de cometerse
el delito, que es lo' natural presuntir, pues no se descubre raz6n de character
privado o de orden piblico que as .lo determine, y por el contrario sabido es
que en el seno de la muy respectable clase de los comerciantes hubo siempre,
hy y habri in eternum ciertos elements, eseasos quiz&s, en honor de ella sea
dicho. que imp'acientes por llegar cuanto antes a la meta de sus aspiracionos
hursftiles acortan el camino apropiAndose de lo que recibieron y en buena
ley no les pertenece af'n sino a los primitivos duefios y luego legitimos.aerve-
dores. Heinos visto muchos process en que se llama simulaci6n de contrato
a o1 que bien-pudiera ser alzamiento mercantil y posiblemente esto dark la
vxplicaci6n, por lo menos en parte, de la rara desaparici6n de dicho delito.
Mnts como no ha de acontecer en todos los casos ese cambio de calificaci6n de
lal nmanera que de hecho result derogado el precepto que define el delito de
;ilza.miento, vamos a examiner brevemente lo que la jurisprudenoia haya re-
.niielto con relaci6n al mismo.
El articulo 547 del C6digo Penal dice: el que se alzare con sus bienes en
perjuicio de sus acreedores, serA castigado con la pena de presidio mayor ai
fuere comerciante y con ]a de presidio correctional en su grado maximo a
presidio mayor en el medio si no lo fuese.
Es indudable, manifiestamente indudable, que el texto es claro y preciseo
y (ue sin necesidad'de labores exeg4ticas permit comprender en seguida que
iuede cometer el delito una persona que es comerciante y tambi6n otra que nok
to sea, con entera independencia un caso de otro, pues el articulo consta de
dos secciones,.una, la primera, que describe el delito o dice cuando tiene
lugar, y otra, -la segunda, dedicada exclusivamente a sefialar la penalidad,
y como aquella no distingue, no cabe distinguir, y quedan por conaiguiente
incluidas en la misma ambas personas, comerciantes y no comerciantes; .ade-
in1is al consignarse la locuci6n "el que se alzare con sus bienes", cabe la pro,






ABUNTOS GENERALEB


gunta, gquidnes son los que se alzan?; y el propio precepto responded, el co-
merciante y quien no lo es.
Aunque la redacci6n del articulo no consiente dudas respect a los que
son susceptibles de Ilevar a cabo la comisi6n del nismo, no han faltado sus
cavilaciones en ese sentido, pues se lleg6 a creer que s6lo. era possible para
los comerciantes, conduciendo a esa apreciaci6n lo siguiente: primero, que
el delito se denomina com6nmente alzamiento mereantil; segundo, que el
significado gramatical del vocablo alzamiento, segin el Diocionario de la
Academia, equivale a quiebra fraudulent; tercero, que de 41 se hace useo en
el C6digo cuando se habla de la quiebra, y cuarto, que es muy probable que
no se haya tramitado jams una causa por alzamiento que no se contraiga a
los comerciantes. Mas por fundadas que parezean esas consideraciones huel-
gan completamente y para nada deben tenerse en cuenta dado que, como se
dijo, el articulo en cuesti6n alcanza por igual a los que se dedican al comer-
cio y a los que en 4ste no figuran, es dable perfectamente descomponer ese
artfculo en dos sin que se empaiie lo mais minimo su diafanidad, ni sufra el
mas ]eve nienoscabo su contenido o alcance, uno, el comerciante que se al-
zare, etc., etc., sera castigado cou Ia pena tal, y otro, el que sin ser comer-
ciante se alzare, etc., etc., serA penado, etc., etc.
Todas las palabras principles que forman el cuerpo del articulo trans-
crito constituyen atributo capital del delito y por tanto haremos de cada una
de ellas un epigrafe para agrupar separadamente las resoluciones del Tribu-
nal Supremo.
Comnrciante.-Como se usa el termino escuetamente, sin aditamento algu-
no, es forzoso entender que se emplea con el significado que le es privativo en
el tecnicismo juridico, con el que le asigna el C6digo de Comercio, y conse-
cuentemente precise much tender a lo que hate previene por cuanto si es
requisite esencial para el delito, en su primer tipo, que el culpable sea comer-
ciante y como tal Anicamente es conceptuable quien merezca esa denomina-
ci6n con arreglo a las prescripciones del citado C6digo, claro es que si para
cste no cuadra el calificativo al inculpado, el delito no existiri.
Es de gran conveniencia no olvidar. que concordando el articulo con el
551 del mismo capitulo, es de opinarse que cuando el comerciante no estA
matriculado o inscripto, aunque ejerza habitualmente el comereio, no incu-
rrirA en el delito, pues la segunda de esas disposiciones, que alude a los que
carecen de la inscripci6n, s61o les declare responsables de los otros delitos que
surgeon de la quiebra. Sin embargo es de suponerse que esa circunstancia de
la inscripci6n ha perdido importancia o eficacia en la prActica, pues nunea
hacen hincapi4 en ella las sentencias, y ello viene de acuerdo con la del Tri-
bunal Supremo de Espaiia de 10 de Junio de 1885 relative a que la falta de
inscripei6n en la matricula de comercio no es motive bastan-te para eximir de
la responsabilidad de que se trata al que habitualmente ejerce el oomercio.
La sentencia national ndmero 76 de 1922, es la 6nica que se contrae di-
rectamente al concept del comerciante, declarando que no es 6bice que sea
menor de edad, porque segin los articulos 1300, 1304, 1261 y 1264 del C6digo
Civil, los contratos otorgados por menores no son nulos per se, sino anulables,
y les obligan a restituir cuando se enriquecen con lo percibido.
Que se alzare.-Eata expresi6n ha llevado a pensar que es imprescindible
para el delito que el agent se vaya inopinadamente del lugar en que reside o
tiene su establecimiento, lo que esta en harmonia con la acepci6n que corriente-
mente se atribuye a ese verbo, y ast decimos que el Tesorero del Ayuntamiento
se alz6 con los fondos municipales si apropiindose de 6stos ha desaparecido del
pueblo de su domicilio para ir a otro extranjero que le sirva de refugio o se
ignora el rumbo que tomara. Mas, multiples son las resoluciones de nuestro
Superior Tribunal que no aceptan el criterio.






ASUNTOS WENULE


La 251 de 1918, dice que la fugs del deudor no es element substantial
del delito, sino que se oculten o desaparesean los bienes para que no puedan
cobrar los acreedores; se trataba de un comerciante que por la noche sustrala
sigilosamente las mercancias para impedir que aqu6llos enoontraran en que
hacer efectivos su cr6ditos.
La 189 de 1915. declara que siempre que por cualquier medio desapare-
Pen los bienes para eludir obligaciones; el culpable pasaba las existencias de
su estableoimiento para la casa contigua a travys del tabique que las separaba,
para librarse del juieio ejecutive que me le interpuso.
La 297 de 1915, del mismo tenor mas o menos, y alusiva a quien despues
d(e adquirir mercancias de elevado imported vendi6 simuladamente su eatable-
eimiento en escritura publioa para no abonarlas.
La 36 de 1927. expresiva de que la caracterlstica es ocultar los bienes
para caer on insolvencia; cerr6 su tienda y abri6 otra como si fuera de dis-
tinto duefio, todo para no pagar lo que debla.
La 39 de 1919. de id4ntic9o espiritu, y con relaci6n a un sujeto quo com-
pr6 un estableimniento comprometiendose a saldar las deudas quo se indi-
caban en In escritura y cinco dias rnms tarde lo cierra traspasando antes las
mircanicias a otro lugar, por lo que no cobraron los acreedores a pesear de los
juicios verbales que con ese fin entablaron.
La 76 de 1922, consigna que por el sentido traditional de la frase "alsar-
se con los bienes" lo que caracteriza al delito es quo el deudor oculte sus
hienes para aparentar insolvencia.
La 167 de 1927. expone que no import cual sea el medio utilizado para
ocultar los bienes, con tal que se haga.
La 55 de 1929, que afirma que no es necesario que se fugue el deudor,
basta que oculte sus bienes.
Es casi ocioso aclarar que la ocultaci6n de los bienes no ha de consistir
indefectiblemente en que se trasladen a sitio invisible o deseconocido para los
aereedores, sino que lo interesante es que ~stos se vean incapacitados para
lograr el 4xito de su acci6n, porque con hipoteeas, embargos, etc., se ponen
aqudllos en condiciones de quo terceras personas posean derechos preferentes.
Bienes.-Las sentencias 189 y 299 de 1915 y 209 de 1929 expresamente
Ilaman la atenci6n acerca de que no es indispensable que so oculten todos los
hienes del patrimonio del deudor, sino que es sufficient que se afeoote u oculte
la mayor part de ellos de modo que por la reducida cuantla de lo subsistente
no quede a los acreedores esperanza de solventar sus creditos.
Perjticio.-L6gico es que para decir que se perjudican los acreedores es
necesario antes que nada que scan verdaderos o legitimos acreedores y quo
scan de naturaleza legal las obligaciones que en benefieio de ellos pesen sobre
0l culpable.
La sentencia 209 de 1929, decidi6 que no habia delito en el heoho de que
on individuo siguiera un juiceo ejecutivo por una letra de cambio que su her-
mano le habia librado en page de una deuda, sin que 6ste, o sea el ejeoutado,
entorpeciera o demorase en ninguna forma el procedimiento con la idea de
que aqul cobrase mis pronto que los demas acreedores, -ya que 6stos no
pueden alegar que se lea infiri6 perjuioio, ilegitimo, decade luego, que es el
punible.
Peno.-Una pars el comerciante y otra pars quien no lo es; mAs grave la
primer que la segunda.
Y se ve sin esfuerzos la rae6n de esa diferencia, pues dada la costumbre
tan generalizada de. que la* operations merneitileii de verifiquen a base del
credito, just es imponer min castigo a la deslealtad del deudor per ser much
mayor el peligro que se quiere precaver en proveecho del mismo comereio.
La sentencia 55 de 1929, reoay6 al delito de que un oomerciante confa-
bulado con un individuo que no lo era otorg6 a 4ste una escritura de vents






ASLYNTOS GENERALS


simulada para burlar a los acreedores y se imnpuso al segundo la pens seAa-
lada para quien es comerciante, siondo asf que la del quo no lo es tiene menor
categoria, y so aleg6 que no era possible aplicarle la mas benigna porque 61 no
ocult6 bienes suyos, sino que coadyuv6, como coautor, a ocultar los del otro.
Prima face parec qu(e 6sto soe halla on contradioei6n con los cases de hurto
cualificado o malversaci6n en (ue cooper respectivamente un sujoto que no
es criado o emploado, puesto que en ellos el eastigo no es igual para los dos
participes, poro tan pronto so fije algo la atenci6n so nota que en esos delitos
no pasa 1o mismuao que en el otro que es objeto deo la comparaci6u, pues on
ellos, dejAndose intacto el hecho, so da la double calificnci6n que reclama
la different condici6n do sus authors, hurto domnstico para el criado y simple
para el compaiitero que no lo es, manlversaoibn para el funcionario y estafa
para el particular, itientras que para imponer al co-roo no comierciante au
pena peculiar ihabria que inudar el aspect deo la custi6n, pues ella s61o pro-
cedt, cuando lo ocultado es dtie su pertenencia, lo que no aconteco.
Expucsto ya todo lo conernieunte a los atributos del delito, afiadamos
aligtnos apuntts, quite qulin isab scan tambitltn de utilidad.
La sointencia 65 de 1928. se contrite a un comerciante que vendi6 sue
bienes para no pagar, y no so condotn6 al coimprador; quizdss porque no se
probara quoe IetutI6 de main fr.
La 297 do 1915, resuelve que cuanudo la simulaci6n do contrato interviene
on el delito do alzaniento, -como succde en Ins ventas simuladas dl( comer-
ciante n quite ants zatludios-- aiqu'i es factor integrated do aste, formando
una sola entidad penable.
La 167 de 1927, que enaindo so hace un contrato simulado de venta para
el alzaiiiento, conmo 6 st c's de ntis gravedad y trascendencia en el ordon jurl-
dico, absorbed al otro.
lin 372 do 1928, que quien contribute con el comercianto a ema simula-
oi6n, no es encubridor porque aNu neci6ni es coetina.
Ias 297 do 1925 y 76 de 1922, hablan de que cuando el culpable paga
despucs dt la instauraci6n del proceso, modiflea solanmente lo tocante a la
responsnlbilidad civil.
Y pnra terminar, una preguntn: 1('6mio so regula la responsabilidad civil
en eslos dclitos, a ecuiles bases so ha de ajustart
Supongainos un cointrciaute que debte diez partidas deo a do mil pesos
eada unit y quo al apereibirse qIue itno do esos acreedores lo ejecuta simula
venta do todo lo que contiene su casa eonerocial para evitar que to cobren.
K En el fsllo condenatorio dtie o criminal debe ordenarse que indemnico al
ejtcutante y luogo (luerellante cl valor do an acrcencia, o a todos los acreedo-
res plr Cunuto todos resultia perjudiendos con el traspaso de los bienes, a
la indeinnizaci6n no hit do nacordarse tonando en consideraoi6n las deudas.
sino el imiporte de lo qut el acusador poseia y etnujen,. pnesto que en realidad
el danio que con In venta fieta produce consisted en que el acreedor no puede
colrar on allo to que so Ie debe y por consiguiente si 61lo habia meroanclas
por valor de inil pesos, no puede decirse en justicia quo caun6 un perjuioio
mayor dti esa sunia, ya que aUin n el supunesto de que no hubieso realizado su
acci6n delictuosa no hubria adquirido mayor cantidad el acroedorT
LoDo. Nous.


OUESTIONES DE COMPETENCIA
Recientenmente se plante6 ante un Jues de Primera Instancia el siguiento
easo de procedimiinto: el actor en el pleito reclamaba la declaraci6n de un
derocho determinado, y uno de los demandados, al contestar la demand, aleg6






ASUNTOS GENERALS


lei. exorpoidn de incompetencia de jurisdicci6n que autoriza el caso primero,
articulo 532 do la Ley de Enjuiciamiento Civil, por el fundamento de que,
dada Ia cuantia de la cosa litigada, no era competent el Juez ante quien se
produjo la demand para conocer de &sta. El Juez, e sau sentcncia, declar6
con lugar dicha excepei6n y no entr6, por tanto, a resolver ni el fondo del
pleito ante M1 plantendo, ni la excepci6n do imporsonalidad quo tambidn fui
opuosta a la denmandd.
Nuestra Ley procesal civil, en el ya citado precepto, reconoce ciertamen-
ite, entre Ins excepoiones dilatorias, la do incompotencia do jurisdicci6n, la
enil,. sewAin el artfculo 72, podrA plantoarse por inhibitoria o per declinato-
rill. en los tfrminos que el propio precepto y los que e sigueon doterminan.
Aunque nuestra Ley procesal adolece (le defecto de eonfundir la juris-
dicci6n con la competencia, error que posiblemente time su ralt en quo tam-
hi'n en 61 incurred el C6digo procesal italiano, divide, empero, claramente las
dlistintas cuestiones de competencia, absolutas unas y relatives otras, quo pue-
diln plantearso durante Ia sustanoinci6n del pleito.
I'ara nuestro legislndor esas cuestiones de compotencia afeetan una de
,istas forms: pueden referirse a Ia material que sea objeto del litigio, a la
ciia di la miusmna, al grado del Tribunal quo deba conocer de la litis y a
In lerritorialiduld de 6ste. En la doctrine cientiflen actual generalmente so
(.Insifican como absolutes, esto eS, come cuestiones que, por afectar at interns
ptiblico, no pueden ser motive de sumisi6n por las parts en el ploito ni modi-
htiands por ellas, aquellas cuestione's do competencia quo so refleran al grado
del Tribunnl, a la material discutida y a la ouantla litigiosa. Que ol legisla-
dor (id Espaita iucorpor6 a nuestro derecho adjetivo esa dootrina to evidenoia
la simple loctura de los artfoulos 61, 74. 490 y 495 de la Ley do Enjuiciamien-
to Civil. A virtud dte sas disposiciones, on ningAn caso podrAn someterse
his parties express ni tiicitaimente, para el recurso do apolaci6n, a Jues a Tri-
Iuinl different d( aqiuel a quien ost6 subordinado el quo haya conocido en
primera instancia; el Juez que so crea incompetent por raz6n de la material
podirA abstenerse de conoeor dlt, asunto que se lo somota, oido quo haya sido
el Fiscal, proviniendo a las parties que usen do su derecho ante quien corres-
potnda, y tanto el Juez de Primera Instancia cuando se trate do declarativos
dhe mayor y incnor cuantia como el Municipal on case do juicios verbales
d.iiran at jnicio la tramitaci6n correspondiente do acuerdo con lo solicitado
pir el actor, a no ser que so crean incompetentes por raz6n de la ouantia
litigiosa, on cuyo easo lo declararAn nsa por medio do auto, proviniendo al
:citor que une do su derecho ante Juez cofApetonte. Do modo que, como hemos
visto. no estA al arbitrio do las parts oecoger l Juox quo hayn do resolver
exsas cuestiones, y cuando los interesados no eastn conformes con la interven-
ei6n del Juez on o as mismias necesariamonte habrAn do manifestar esa inoon-
I'ormidad por el procedimiento especial que para cada caso la propia Ley
'statuye y del que no oeuparemos mAis adolante.
En cambio, cuando la euesti6n do compotoncia es relative, porque roA-
ri'ndose a la torritorialidad del Juez eoeapa al ordon piblico y afeota exclu-
,ivinmento a los interests privados y particulars do los litigantes, entonces
,I legislador va aTn mAns allA y permit que tales cuestiones puedan resolverse
:in' per Jueces particulars modianto el contrato do compromise quo autoriza
11 '1 digo Civil on su articulo 1820 y reconoce expresamente la Ley procesal
,in su Articulo 486(, con plans salvedades de que trata ose precepto en los pirra-
,s i prinmero y segundo, esto es, que no podrau someterse las parties a la deci-
ioln arbitral aquellas cuestiones que afecten a derechos politicos, honortficos,
'\ciicionet y privilegios porsonales, filiaei6n, paternidad, interdicoi6n y demAs
.ui, versen sobre el estado civil y condici6n do las personas, ni aquellas on
,iie. con arreglo a las leyes, deba intervenir el Ministerio Fiscal. Si, no obs-
lante, Ins parties no quieren usar de esa facultad que la Ley los otorga para






ABUNT'06 GBNERALJ


comprometer en un tercero la decision de sus cuestiohes y desean, en oambio,
que estas sean resueltas judicialmente, aun ast el legislator les reconoce el
derecho de escoger libremente el Juez que deba fallarlas por medio.de la su-
misi6n express o ticita de que trata la Ley de Enjuiciamiento en su articulo
56 y que desenvuelve en los posteriores articulos. Salta aqui con toda clari-
dad la diferencia, primero, entire ]a jurisdicci6n y la competencia en su double
aspect de absolute y relative, y luego, que la excepci6n de incompetencia de
jurisdicci6n que los demandados pueden opener en la forma y dentro de los
tirminos tratados en el articulo 532 y siguientes de la Ley rituaria no es otra
que la relative que se refiere a la territorialidad, inica a la que alcanza la
autarquia individual. Cuando el demandado es citado ante el Juez que co-
noce de la demand, o promueve la cuesti6n competencial ante el Juez que a
su juicio debe resolverla para que reclame del que lo ha citado el conoci-
miento de la litis, o acude ante 6ste y plantea la propia cuesti6n. Si opta por
este procedimiento, necesariamente ha de veriflearlo en los terminos prefija-
dos por la Ley, bien como excepei6n dilatoria propiamente dicha, dentro de
los seis dias contados desde el siguiente al de la notificaci6n de la providencia
en que se made a contestar la demand (articulo 534) si se trata de juicio
declarative de mayor cautnia, bien al contestar la demand si no lo verific6
antes en esa clase de pleitos.
Pero es indudable que cuando el demandado no esta conform con la
clase de juicio promovido por el actor, por entender que aquel debe sustan-
ciarse en distinto procedimiento. o cuando tampoco se conforme con la cuan-
tia o valor dados por el demandante, forzosamente ha de plantear esta cues-
ti6n en forma distinta a la que la Ley ofrece para las excepciones dilatorias,
y no como lo hizo el demandado en el pleito a que nos venimos refiriendo.
Porque aqui no se trata de ninguna excepci6n y menos de la incompetencia
de jurisdicci6n. Cuando el demandado -reza el articulo 491 de la Ley- en
los juicios de mayor y menor cuantia no se conforma con el valor dado a la
eosa litigiosa o con la elase de juicio propuesto por el actor, lo expondri por
escrito al Juez dentro de los primeros cuatro dias del trmnino concedido para
contestar la demand, acompafiando en su caso los documentos en que funde su
derecho. Ese termino es improrrogable. El Juez en su vista dark a ese ar-
ticulo la sustanciaci6n que disponen los articulos 492 y siguientes. Es decir
que si no obstante la disposici6n del articulo 490, en que se faculta al Juez
para que, de oficio, rechace la demand por ser incompetent (competencia
absolute) aqu6l sustancia el pleito, todavia puede el demandado oponerse a
las pretensions del actor; pero a condici6n de que lo verifique dentro del im-
prorrogable termino que sefiala el articulo 491. Si ese termino es improrro-
gable, c6mo aceptar que el demandado pueda plantar esa cuesti6n des-
pu6s, bien excepcionindose dentro de los seis dias que tiene para articular
excepciones dilatorias de que trata el articulo 534, ya al contestar la deman-
da conform al 5417
El error de la sentencia que comentamos se enraiza en el hecho de haberse
confundido la distinta naturaleza de cada una de estas cuestiones y en haber
olvidado que la excepci6n de incompetencia del articulo 532 comprende sola-
mente la competencia territorial. A ella se refiere el legislator cuando en el
articulo 74 manda que en ningun caso puedan promoverse de oficio, en tanto
que. como vemos, de oficio deben plantearse las demis.


ALBlERTO G IRAUDY.






AsyVN1 o omGInumas 59

ALGO SOBRE UN FALLO DEL TRIBUNAL SUPREMO (*)

Objeto de variados comentarios, easi todos adversos, ha sido la senten-
cia del Tribunal Supremo fecha 1' de Diciembre del afio pr6ximo paado; y
hasta mi distinguido amigo y compafiero competentisimo, el Dr. Ra6l de
Cardenas, en interesante trabajo publicado en esta misma Revista, ha lie-
gado a decir: "El Tribunal Supremo ha querido contribuir con au pincelada
a! cuadro de miserias y calamidades de nuestra vida econ6mica", afirmaei6n
a mi juicio err6nea e inmerecida, por lo menos, en este asunto.
Se afirma que la citada sentencia en definitive, ha venido a softener "que
una obligaci6n personal, anotada en el Registro de la Propiedad, goza de. prefe-
rencia sobre otra de cardcter real, inscrita con posterioridad a la anotada, aun-
que haya sido contraida con anterioridad a la fecha en que fu6 tomada la ano-
taci6n." Semejante herejia juridica, no lo ha dieho, ni podido decir nuestro
mis alto Tribunal, por muchos defects que se le quieran atribuir.
Sostengo, salvando todos los respetos, que los adversaries de la tesis con-
tenida en la resoluci6n que studio, padecen lamentable error, se colocan en
punto de vista completamente distinto al aceptado por el Tribunal, y olvidan,
la necesidad de resolver, para analizar la sentencia, una premisa que el Tribu-
nal planted y resuelve previamente a la resoluci6n en que concede preferencia
al tercerista que anot6 su embargo con anterioridad a la inscripei6n del credited
hipotecario. Esa soluci6n previa, east fundada en claros y terminantes pre-
ceptos de nuestras leyes vigentes, basada en la jurisprudencia y en la doctrine.
La soluci6n del faolo, lejos de atacar al crbdito territorial, lo garantizsa, lo fer-
tifica, aceptando el criterio de la publicidad, base del mismo. Tratemos de jus-
tificar estas afirmaciones.
Precisa, para ello, estudiar e interpreter aquellos preceptos a que me re-
feria en el parzafo anterior, preceptos del C6digo Civil y de la Ley Hipotecaria
vigentes en Cuba, y que son los aplicados por el Tribunal para resolver ew
ncesti6n previa, que no es otra, sino determinar: si la hipoteca no inscrita es
valida, o no. El Dr. CArdenas y los opositores de la doctrine contenida en la
sentencia (incluso el voto particular) parten de una aflrmaci6n, que el fallo
no acepta y qse precisamente resuelve en contra: la validez de la hipoteca. Y
el problema consiste en determinarla, de acuerdo con los hechos del pleito.
Estos son los siguientes: Rafael Pardo constituy6 en 4 de Septiembre de
1923 hipoteca a favor de la Sra. Carmen Loredo, que no inacribe hasta 1? de
Abril de 1927. La "Compafiia Azuearera Ceballos", duefia de un eredito cons-
titutdo con anterioridad a la del cridito garantisado por la hipoteca, sigue jui-
cio ejecutivo y embarga la finca hipotecada sin estar inscripta la hipoteca
anotando su cridito en Marzo de 1926. Con posterioridad se inscribe la hipo-
teca y la duefia del cr6dito hipotecario establece terceria de mejor derecho,
cario no inscrito carece de validez.
sEstA bien resuelto el problemat Seguramente. tPor qu6t Porque el
art. 1875 del C6digo Civil copiado literalmente dice asl: "Ademas, de los re-
quisitos exigidos en el art. 1857, es indispensable para que la hipoteca Puede
rilidamente constituida que el document en qua se constituya sea inscrsto en
id Registro de la Propiedad." Con este precepto concuerdan el 146 y 159 de
la Ley Hipotecaria exigiendo la inscripci6n para la validez de la hipoteca vo-
luntaria y legal.
(*) Acogemos con gusto este articolo del Ledo. Bernal, ex-Registrador de la Pro-
pi",lad, con que favorece a esta revista, en el que insert en opinion favorable acerea del
fl':lo del Tribunal Supremo que en nimero anterior coment6 el Dr. Rail de Cardenas, y
lh' lanos las gracias por haber escogido esta reviata para dar a conoter aquella.-N.
1l0 D.






ASUNTOS OKNERALES


C06mo deben interpretarse esos preceptost No solamente aplicando por
analogia, los articulos del ealitulo 4?, titulo 2, libro 4? del C6digo, sino todas
las teorlas modernas en material de interpretaci6n brillantemente consignadas
por Dans en su obra "La interpretaci6n de los contratos juridicos", esos ar-
ticulos 1875 y sus concordantes de la Ley Ilipotecaria deben interpretarse, sits
duda alguna afirmando que la hipoteca no inscrita carece d6 validez, doetrina
que reafirma el principio de la publiidad base del er6dito territorial. Debe
llegarse a esta soluei6n, sin diseutir, sin necesidad de hablar "del tercero" y:
con la sola enunciaci6n del precepto. Y esta opinion no es nuestra, estA con-
firmada:
A) Sinchez Romin, tomo 40, edici6n de 1899, pAg. 945, apartado 14, dice:
"Para que la hipoteca quede vdlidamente constitufda es element formal que
sc inscriba en el Registro de. la Propiedad."
B) Manresa. Tomo 12, pig. 481. edicion de 1907, dice poeo mAs o menos:
es evidence, que constituyendo una carga real y efectiva, limitativa del domi-
nio, mncrsita ser registrada. y corresponde al principio do la publicidad uno
de los mis eseneiales del sistemna hipoteeario.
C) Martinez. pAg. 48 tomo II, consigna "que sin el reqsisito de la ims-
cripwin Ia hipoteca es nula"'; y
D) El Supremo Tribunal de Espaila, en sentencias de 20. de Noviembre
de 1901 y 11 de Diciembre de 1903, afirma que no produce efecto la hipoteca
si no sc inscribe porquie necesita para quedar constiituda con valides que se
camphl con 'es requisito. siendo estre indispensable (*). De manera, que a la
pregunta, de si la hipoteca a favor de la Sra. Carmen Loredo, constitnida por
Pardo y no inscrita cuando la "Compaaina Azucarera Ceballos" anot6 su em-
bargo, debe estimarse como un derecho real. precise eontestar, que no lo es,
que no estaba viilidamente eonstituida al hacerse la anotaci6n.-
Por ello, la senteneia de 1' de Dieiembre de 1930 estA bien dietada, no
mereco eritica porque precisamente por estimnar que la hipoteca no fuW vAlida-
niente constituida resuelve el problema de la preferencia de er6dito a favor do
la eseritura niis antigua. El primer Considerando del fall lo dice elaramente:
"Considerando: que con arreglo a lo dispuesto en los, artieulos 1875 del
C6digo Civil y 146 do la Ley Ilipoteearia, para que la hipoteca quede vAlida-
mente constituida, es indispensable que el docuniento en que so eonstituya sea
inscrito en el Registro de la Propiedad, en virtud de cuyos preceptos y los
principios on que doseansa el sistema dosenvuelto en la Ley lHipotecaria es for-
zoso admitir que un er6dito sea cual fuere su origen y naturaleza, garantizado
con hipoteca, no debe reputarse legalmente hipoteeario, y producir los efectos
do tal, respect a las personas qiue no hayan intervenido en .el acto o contrato
inserito. sino desde la fecha de su inscripeinu."
De ahi, que el fallo se fund en el artieulo 1924 del C6digo Civil y do
aeuerdo con este precepto. resuelva la terceria, dandole la preferencia al cre-
dito nims antiguno por el orden de las feehas de las eserituras.
El voto particular para resolver en contra de la opinion do la mayoria,
parole del fundamento de que el cr6dito pospuesto. era hipotecario atendida la
conformidad de las parts (lase el primer Considerando) y por ello disiente
de la opinion en eontrario.
Por todo lo consignado, debemos terminar sosteniendo. la reetitud y jus-
ticia del fallo que analizamos, y conste. que no somos partidarios decididos de
las resoluciones de nuestro unis alto Tribunal porque eon verdadero sentimien-
to, conocemios su afiin de busear el modo de soslayar los problems, buseando
defeetos insignificantes para no resolverlos.
Ro uIo BERNA.,.

(*) Y el Tribunal Supremno nuoetro, per wentencia unmero 67, de 15 de Junio do 1915;
p&g. 247 de "'La Jurisprudeucia al Dia", eonflrma la misma doetrina.-N. del A.






ABUNTOS GENERATES


COMENTARIOS
Tnesperadamente. el Ejecutivo dirigi6 al Congreso un Mensaje acompa-
iiando un proyeeto de Ley, que segin au preombulo, y ast es efeetivainente,
tiende a consolidar la personalidad del Poder Judicial. Y decimos inespe-
radamente, porque cuando el Congreso propici6 la reform constitutional,
incluhy6, entire lo que debia ser objeto de la reform. lo que ahora solicita el
Ejecutivo: pero In Asamblea Constituyente no acept6 incluir en la Constitu-
ei6n los preceptos que recomend6 el Congreso para fortalecer el desenvolvi-
mniento de aquel Poder; y la derrota, hacia presumnible la perdurabilidad del
estado actual de cosas.
Entonces alz6 su voz el Presidente del Tribunal Supremo y en su famoso
diseurso de 1" de Septiembre de 1928. pronunciado en el acto de apertura do
los Tribinales, declar6 que el Poder Judicial es igual a los otros dos Poderes,
el Ejecntivo y el Legislativo, y con un valor y unt autoridad constitucional-
mente iguales. que no porque los nombranieutos del personal los hiciera el
Ejecutivo a propuesta en terna de la Sala de Oobierno del Tribunal, habia
shilordinaci6n a este Poder, del otro, porque la independencia no csta vineu-
inda en el nombrnaiento de Jueces. ni quedaba disminuida porque el Tribu-
unl Supremo signiese careciendo de lan facultad de nombrar a los componen-
tes del Poder Judicial: y declarando que el Congreso, que casi unfinimemente
hahia aprobado In reform de la Constituci6n en el sentido de consignar en
ella expresamente la facultad de que el Tribunal Supremo nombrase el, per-
sonal judicial, a pesar de la negative de la Asamblea Constituyente, podia
mediante una Ley. conferir esa facultad al expresado Tribunal, porque nin-
gu,,i preeepto constitutional a ello se opone, como asi es en efecto y reconoce
el President de la Reptblica.
Esta sugesti6n del Presidente del Tribunal Supremo, on todo minoento
sosteniida, la acogi6 el Ejecutivo. y sometido el proyecto at Congreso, ha sido
aproiado por el Senado, y.aun(qne se dice serai combatido en la CAmara de
Representantes. se espera que al fin lo apruebe tambin.
La refornma sustancialnento consist on conferir al Tribunal Pleno los
ioimbranmientos de funcionarios judiciales de las categories 4P, 5!. 6W y 7', me-
diante terna que le someterA la Sala de Gobierno; a tsta los de las catego-
rias S 94 y 10: y al Tribunal Pleno de Ins Audiencias. los nombrainientos
de Jueces Municipales de 4' clase y sus suplentes. mediante terna de las res-
pt'etivas Salas de (lobierno; que correspondera a la Sala de Oobierno del Tri-
hunal Supremo la facultad que hoy tiene el Presidente de la Repfiblica para
concieder licencias, aceptar renuncias, aprobar permutas y convocar a oposi-
ionies: y quo el Fiscal no tenga voto en las Salas de (obierno.
Quedari facultado el Presidente de la Reptiblica para nombrar, con la
aprohaci6n del Sonado, el personal del Tribunal Supremo, porque eso lo dis-
pone, expresaiente el articulo 68 de In Constituci6n de la Repiblica.
Es innegable la traseendeucia de In reform que rope con lan tradici6n
di, luengos ailos, robusteee Ia personalidad del Poder Judicial y tenderfi se-
"uramtente a aIn meijor armonina entire los Poderes. Es unn reform que al
ser ley. como dijo el Presidente del Tribunal Supremo, constituirA motiveo
de aloria para el Congreso y el Ejecutivo, asf como un adelanto notable para
la Naci6n."
0 No hace much el Ejecutivo, acogiendo una plausible iniciativa del'
hlefe del Presidio Modelo. CapitAn Castells, de recompensar con rebaja de
"onldena a los penados que se distingan por su buena conduct y actuaci6n
dianrios; pero se omiti6 Ilenar previamente a su promulgaci6n ciertos requi-
sitos que ordena la Ley de Indultos para la viabilidad del perd6n total o
partial. Y como el articulo 30 de esa Ley dispone que "el Decreto de indultoi






ASUNT013 OUxKLLU


que no contenga los requisites fijados por el articulo 27, ni sex promulgado,
en la forma dispuesta por el artfculo 28, serA nulo y no podra ser cumplido
por el Tribunal sentenciador", las Salas de lo Criminal do sl Audiencia de
la Habana se vieron en el ineludible deber do no cumplir el Deereto de re-
ibaja de condenas; y hecho saber a la Secretarfa de Justicia, 6a8a inmediata-
niente orden6 se cumplieson dichos requisitos, lo que tuvo efecto, y publica-
des nnevos Decretos de rebaja, on la forma que dispone la Ley, har sido cum-
plidos por dichas Salas y los penados ya disfratan del beneflcis alcanzado
por su buen comportamicnto. Y asi todos quedaron satisfechos, en primer
iugar la Ley.
Otros Tribunalis, no acomodaron su actuaci6n a lo expresado' y a pesar
de los preceptos claros. precisos e imperativos de Ia Ley de Indultos cumplie-
ron el Decreto, si bien hubo quien salv6 su voto que public un perf6dico de
'esta capital, en el sentido de que no procedia cumplirlo.
Por cierto que uno de los Tribunales en que tal cosa hubo de ocurrir,
ncord6 so cumpliera el Decreto de rebaja bajo el fundamento "de lo dispuesto
on la Constituci6n", y efectivamente, la Carta fundamental de la Repdblica,
on su articulo 68, inciso 15, dispone que correspond al Presidente (le la Re-
pdblica "indultar a los delincuentes con arreglo a lo que prescribe la Ley";
luego si 6sta dispone la forma en que la gracia ha de eoncederse, preciwamente
por lo que dispone la invocada Constituci6n no debi6 cumplirse el Decreto
de rebaja de condenas.
En el peri6dico La Prensa, do New York, se public el dia 13 del actual
la siguiente noticia cablegraflca procedente de Caba:
"El process contra unos presuntos ascsinos.-Iiabana, 13 de Marzo (AP).-
So inici6 ayer la vista de la causa seguida contra un grupo de personas acu-
sadas do haber intentado dar miuerte al official Sabino Ramirez, de la policia
national. Los acusados son los doctors Francisco Llaea Argudin, Greorio de
Llano y Alfonso Ramos Mantilla. Se dice que uno de los tres dispar6. su arma
contra el referido Sabino en ocasi6n en que el of4cial les ordenaba detener su
autom6vil parn registrarlo, en cumplimiento del reciente decreto del gobierno
que autoriza la inspccci6n dc todos los vehiculos que entren o salgan de la
ciudad. El fiscal de la acusaci6n doctor Francisco Chae6n Carbonell, pide la
sentencia de un afio, ocho meses y 16 dias de prisi6n para cada uno de los acu-
sa dos."
Asi se describe la Historia. Los Magistrados encargados de jvwgar a los
titulados pistoleros que agredieron al poliefa Sabino Ramirez, figuran en la
noticia coino "unos presuntos asesinos". Seguramente que los Magistrados
victims de la equivocada noticia se limitarin a lamentarla; pero si fueran ame-
ricanos y estuvieran en los Estados Unidos y se decidiesen a actuar como allit
se acostumbra, el error costarfa a La Prena o a la Prensa Asociada que apa-
rece trasmisora de la noticia, no poco dinero, porque la difamaci6n allii se castiga
con fuerte indemnizaci6n.
OAN.


COLEGIO DE ABOGADOS DE LA HABANA
BOOGION OFFICIAL
ACUERDOS.-He aqui los adoptados por la Junta do Gobierno en sesi6n
de 8 de Enero:
Informar al Juzgado Municipal del Vedado que los $135 por honorarios
que rcelama el Dr. Lorenzo Delgado son equitativos.
Aceptar la renuncia presentada por el Vice-Tesorero Dr. Jos6 A. de Aju.
ria motivada per haberse enterado de que un grupo de Abogados pedia la
renuncia de la Junta en pleno,






AMUNTOO mZZU&M


Quedar enterada de los miembros que asistieron a la recepoi6n del Pre-
sidente de la Repfblioa, de 19 de aflo.
Designer al Bibliotecario Dr. Menocal para que continfte los dos expe-
dientes que se siguen al Dr. Garcilaso de la Vega.
Quedar enterada de las bajas solicitadas por Colegiados.
No contribuir al "Homenaje a Leonor P6rez" por no haber eantidad en
presupuesto con ese objeto.
No acoeder a lo interesado por el Dr. Pedro Diago, de recomendar se
modifiquen las reglas acordadas en relaci6n con el libro de presentaci6n de
escritos en los Tribunales.
Condonar las cuotas vencidas al Dr. Manuel de la Mesa.
Hacer present a la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo el agradeci-
miento de la Junta por su acuerdo de 15 de Diciembre de 1930 (*) relacionado
con los abogados no inscriptos en el Colegio v que se publique en un folleto
con la lista de los Abogados inscriptos.
Condonar las cuotas atrasadas menos las cinco iltimas y la de Enero, a
los colegiados que lo soliciten antes de 11 de Abril, abonando cada mes dos
cuotas hasta liquidar el adeudo; condonar las quotas atrasadas menos las
referidas a los colegiados dados de baja solicitando% su reingreso previo el
pago correspondiente de $5; y el incumplimiento privarA a los beneficiados
de Io que se les concede.
Que el Tesorero, cada tres moses, d& cuenta con la relaci6n de colegiados
imorosos.
Aprobar el pago de $442 al impresor de los libros "El Impuesto Consti-
tucional" y "La Moneda Cubana" del Dr. Menocal.
Adquirir seis juegos de domin6 para el Circulo.
Nombrar una Comisi6n integrada por los Dres. Llans6, Lavin, Latour y
Prendes, a la que podrin asociarse los demas mniembros de la Junta que lo
deseen, para que se entreviste con el Secretario de Gobernaci6n, Jefe del Ej4r-
cito y demas autoridades, interesandose por la libertad de los press politi-
cos Abogados..


LBAtoS Y REVISTAS
DERECHO INTERNATIONAL PRIVADO (TOMO 1), POR zL DL ANTOmo SAN-
vHEZ DE BUSTAMANTz.-IIabana, 1931.-Acaba de publicar el Dr. Sanchez de
Bustamante este libro que "no es un tratado, sino *un breve resume de las
explicaciones de catedra, redactado con el prop6sito de facilitar la tarea de
los estudiantes" de dicha asignatura, como express el autor. Hace tiempo que
hacia falta un libro de esa naturaleza, en el que se compendiasen todas las
teorias, opinions, etc., y, por tanto, se facilitase el studio y examen de esa
asignatura. Mucho se lo agradecerin los estudiantes.
LBaSLACi6N s80BRE EL DIVORO EN CUBA, POB FRANCISCO LLACA Y AzSUDfN,
-Habana, 1931.-Acaba de aparecer este libro dividido en cineo parties: la
primer, contiene todos los preceptos legales vigentes sobre divorcio, con diso-
luci6n del vinculo y sin disoluci6n; la segunda, comprende lo relative a ambas
formas de divorcio; la tercera, lo referente al divorcio sin disoluci6n del
vinculo; la cuarta, lo que regular el divorcio con disoluci6n, y la quinta, today
la jurisprudencia que no tiene lugar adecuado en las parties segunda, tercera
y cuarta. AdemAs, contiene un ap6ndice donde se reproduce la legislaci6n
pendiente en el Congreso. Cada precepto legal va seguido de notas y corres-
(*) 31 aeunrdo de 15 de Diciembre de 1980, puede verse en sl pAgina 4 de Is seeei6a
de Acver do del TribHl 8upremo, aflo 1931,






ASUNTOS OENERALES


pondiente doctrine. Contiene mis de 300 sentencias del Tribunal Supremo y
de la Sala de lo Civil de la Audiencia de la Habana.
JHON A. RAWLINS, POR EL Da. EMETERIO SANTOVENIA Y EcRAIDm.-Habana,
1931.-El laborioso Dr. Santovenia, en un folleto, ha recogido el discurso que
pronunci6 en la Academia de la Historia de Cuba en la sesi6n celebrada para
conmemorar el primer centenario del nacimiento de ese ilustre var6n que
"propugn6 el advenimiento de una organizaci6n political nueva, con todos
los atributos de la soberanfa, en el suelo de la Grande Antilla", digno por
consiguiente de que se ensalce su grata memorial.
BARTOLOMI MAS6, POR EI, DR. EMETERIO SANTOVENIA Y EcHAMD.-Habana,
1930.-Tambien el Dr. Santovenia, ha publicado en otro folleto el discurso
que ly6 en la propia Academia de la Historia en la sesi6n celebrada para
conmemorar el primer centenario del nacimiento de aquel ilustre patricio.
DISCIoso DEL DR. ANTONIO GARCfA HERNANDEz.-Habana, 1931.-El que
pronunci6 el Dr. Garcia, en la sesi6n solemne conmemorativa del 138" aniver-
sario de la fundaci6n de la Sociedad Econ6mica de Amigos del Pals, ha sido
recogido en un folleto y en Rl se refiri6 brillantemente a la grave crisis de
los Centros docentes.
MEMORIAL DE LOS TRABAJOS REALIZADOS POR LA ADMINISTRACI6N MUNICIPAL
D'RANTE EL E.tERCICIO 1929-30.-El Alcalde Municipal de la Habana, Dr. Mi-
guel Mariano G6imez nos envi6 un ejemplar de su brillante memorial.
ESTADfMSTICAS RELATIVES A DIVERSAS CLASIFICACIONES DE LA POBIACI6N PENAL.
-Isla de Pinos, 1931.-El Jefe del Presidio Modelo, Capitfn Castells, ha pu-
blicado distintas estadisticas hasta 31 de Diciembre de 1930. en las que clasi-
flea los delitos en relacion con in raza y nacionalidad de los delincuentes, su
edad, su profesi6n y -ficio y grado de culture individual y contiene datos sobre
el funcionamiento de In escuela del penal. Ilegando a la conclusion de que han
dismiinuido los ingresos primaries y de reincidentes comparando hlos afios
1921 con 1930.
RIVISTA DE DERECHO PRIVADO.-MIndrid, Febrero.-lIe aqui el sutmario de
este ni'mero: 1.-El Contrato Colectivo del Trabajo en In Legislaci6n y en la
Doctrina itnlianas. por (Muido Zanobini. 1l.-El art. 41 die la L',y Hipotecaria,
por 1). Alunde Curiel. III.-Jurisprudeucia: del T. S.: Enjuiciamiento Civil:
1. Jurisdiccion eontenciosa.-11. Competencias de jurisdicci6n, por A. Agui-
lar.-Administrativa. por lteanrklo-F: de Veleasce. IV.-Notas Bibliogrfificas:
Rocco (Alfredo); Principios de Derecho mereantil, por Emilio Langle.-L6pez
Castillo (Dr. Rauil): Capacidad civil de la mujer casada, por J.. CastAn.-
Cosack (Konrad): Lehrbuch des Handelsrechts.-Joaniquet (Aurelio): Los
pr6stamos sobre mercancins en las leyes mereantiles, por Antonio Polo.
REVISTA JUahnrcA.-Caracas;, Diciembre.-He aquf el sumario de este nd-
mero: Acci6n de deslinde, por R. A. Parra; Estudio sobre la letra de cambio
en el C6digo de Comercio Venezolano, por C. Morales; Estudio sobre el arren-
damiento de Olras en la legislaci6n venezolana, por E. L6pez: La mujer no
puede pedir Ia declaratoria do siniulnci6n de actos-ejecutados por el marido.
por A. Calatravn; La competencia mercantil ante el Tribunal en los Estados,
por Eugenio Perez; Lia cesaci6n de pagos, por R. Cisneros; Observaciones pro-
fesionales, por Jose R. Mendoza: Doctrina y Jurisprudenoia Nacionales.
LA REVISTA DE DEREteIO, JURISPRUDENCIA Y ADMINISTRACL6N.-MontCvi-
deo, 15 y 30 de Noviembre.-Hemos recibido ejeinplares de esos nfimeros con
nutrida lectura.
OTRAS REVISTAs.-Tambi Cuba, Noviembre; Revisla Cubana de Drreeho, Oetubte-Diciembre.; Revista de
la Asociaridn .de Viajantes, Febrero; Boletin de la. Secretary de Comanicacio-
nes,. Febrero; El Tranviario, Marzo; La Jurisprudencia al Dia, Febrero; Bole-
tin del Centro de la l'ropiedad Urbana, Febrero, de la Habana; y el Boletin de
Informaci6n Agricola, Diciembre, de Santa Clara.






ASUNTOS GENMLAL3


MISORLANEA
REGLAMENTO PARA EL CAPITULO 100 DE LA LEY DI EMBBNEN-
OIA BOONOMICA.-Por D. P. 224 de 1981, publicado en la Gaceta de 16 de
Febrero, se publio6 dicho Reglamento, que guard relaci6n con el Impuesto
sobre Consumeos Suntuarios.
REGLAMENTO PARA EL CAPITULO 90 DE LA LEY DE EMEB0EN-
CIA EOONOMICA.-Por D. P. 225, publicado en la Gaoeta de 16 de Febrero,
se public dicho Reglamento que guard relaci6n con el Impuesto sobre Espec-
ticulos, sobre el que llamamos la atenci6n especialmente de los Jueces Correc-
cionales y Municipales.
LEY ORGANIC DEL PODIR JUDIOIAL.-Artoule 280.-En la Gaoeta
Official de 28 de Febrero de 1931, se public la siguiente Ley del 25:
Art. I.-El inciso 2 del articulo 280 de la Ley OrgAnica del Poder Judi-
cial, quedara redactado de la manera siguiente:
"Haber cumplido veinte y cinco afies de edad, los Abogados Fiscales y
Tenientes Fiscales del Tribunal Supremo y las Audiencias; veinte y un afies
de edad los Fiscales de Partido y treinta afios los Fiscales de Audiencia."
Art. II.-Esta Ley comenzari a regir desde su publicaei6n en la Oaceta
Of(wial de la Repdblica.
MATERIAS EXPLOSIVAS.-Por D. P. 289 de 1931, publicado en la Ga-
crta Oficial de 28 de Febrero y rectificado en la de, 2 de Marzo, se declara lo
siguiente, que guards relaci6n con la Ley de Explosiyos y. que interest a los
Jueces de Instrucci6n, Audiencias y Tribunal Supremo:
I.-Se consideran materials explosives:
(a) Toda mezela o cuerpo comnpuesto, cuya combinaci6n o descomposi-
ei6n d& lugar a un desprendimiento- rpido de gases, capaces de producer etee-
tos dinamicos. utilizables en mineria, obras publicas, balistica o. pirot6enica.
(h) Todas las substancias ineendiarias de fAcil inflamaci6n, tales como,
el f6sforo blanco, el sulfuro de carbon y los productss de la destilaci6n de
la madera o de la hulla a de cualquier otro.
(c) Todos los cuerpos gaseosos, simple, o compuestos o liquidos atomi-
zados o s6lidos finamente divididos. o pulverizados o que ,por cualquier otro
procedimiento al esparcirse en la atm6sfera la hagan nociva, apfixiante o irres-
pirable, tales como el cloro, sulfuro de etilo biclprado, cloropierina, bromoto-
lueno y substancias arsenicales.
(d) Toda preparaci6n de substancias 'para 'hacer mezela tales *como
Rack-a-Rock, Break-Hills, Rompe-Rocas y demis anfilogas. Los explosives tipo
Sprengel y todas las materials primas de cunlquier clase que puedan dedicarse
a la fabricaci6n de explosives, substaneias incendiarias o gases de aplicaci6n
martial como clorato o perclorato -de potasio, de amonio ysodio; azufres, ni-
tratos de potasio. de amonio de estroncio y barita; magnesio, sulfuros, alumi-
nio. aceite mirbano. Acidos-cloridrieos, sulfurito, nitrico, pierico, etc.
(e) Nitro carbonados explosives, 6teres nitricos explosives (Nitro gli-
cerina) derivados explosives de los azucares y poliglucosas derivados explo-
sivos (Nitro celulosas) derivados explosives de fenoles; derivados explosi-
vos del Acido benzoico (Acido nitro-benaoico), etc.
(f) Los eartuchos en general, espoletas, fulminantes de todas classes, te-
tryl. estopines y proyectiles de todas clases, asi como implements de piro-
teenia. .
(g)' Toda nueva adaptaci6n, preparaci6n o.invenci6n que tenga efeetos
explosives, incendiaries o que pueden ser de aplicaci6n en la quimica martial.
(h) Todas las substancias destinadas .a la fabricaci6n.de materials colo-
ranntes y de perfumeria,-tales come eetoma Michler, anilinas, etc.






ASUNTOS6 GENERAI


II.-Todo el que imported, export, almacene, fabrique, distribuya o em-
plee las antedichas substancias y produceos, se proveerk de una licencia expe-
dida por la Secretaria de la Guerra y Marina.
V.-Los importadores s61o podrAn vender dichas substaneias y. produe-
tos a los Farmaceuticos o Droguistas, Laboratorios e Industriales legalmente
establecidos, mediante vale por duplieddo firmado por el duefio, encargado,
director facultativo o tdcnico del establecimiento comprador, dejando archi-
vado uno de los ejemplares y remitiendo el otro a la Jefatura del Distrito o
Capitanfa de Escuadr6n a que correspond el territorio donde resida.
Los que residan en la Provincia de la Habana, remitiran esos duplicados
al Jefe de la Secci6n de Material de Guerra del Estado Mayor del Ejercito.
VI.-El importador anotara en el Libro Registro, por orden cronol6gico
de fechas, las entradas y salidas de mercancias con expresi6n del nombre y
domicilio del Farmaceutico, Droguista, Director de Laboratorio o Industrial
comprador. En el caso de que el importador sea un Farmaceutico o Droguista
que tenga una Farmacia anexa a su Drogueria anotara en su libro Registro las
cantidades que pasen a la Farmacia para el despacho de formulas.
Vlll.-En cada establecimiento donde se venda o en cada Laboratorio
donde se elaboren las substancias o produotos mencionados en este Decreto,
se llevarA un Libro Registro que tendrA un encasillado para cada uno de los
particulares siguientes: Existencia de substancias y products. Cantidad ven-
dida. Nombre del comprador. Domicilio. Observaciones.
IX.-La licencia para el trifico y distribuci6n de las substancias y pro-
ductos mencionados, se expedira por la Secretarfa de la Guerra y Marina.
XI.-Los Laboratorios y expendedores 'anotarAn eada dia en el Libro
Registro las operaciones que se efectden y harhn un balance diario de la exis-
tencia de esas substancias o produotos explosives.
XIV.-Los infractores de las disposiciones de este Decreto, serin puestos
a la disposici6n de la autoridad judicial correspondiente, como responsables
del delito comprendido en el ndmero tercero del articulo 3 de la Ley de 10
4e Julio de 1894, sobre represi6n de atentados por medio de explosives.
XV.-Quedan derogados todos los Decretos, 6rdenes y reglamentos que
se opongan a lo que por el present Decreto se dispone.
Dado en la Habana, Palacio de la Presidencia, a los 27 dias del mes de
Febrero de 1931.-Gerardo Machado, Presidente.-C. M. do Rojas, Secretario-
de la Guerra y Marina.
Los articulos que no se reproducen son de car&cter administrative.
PISOA.-En la Gaceta de 7 de Marzo de 1931 se ha publicado la siguien-
te resoluci6n que dispone:
Primero: Prohibir toda clase de pesca en los tramos de los rios, lagos y
lagunas siguientes: "Rangel", en el lugar conocido por finca "El Retiro",
San Crist6bal; "Contramaestre", en el lugar conocido por finca "Ventas de
Casanova", provincia de Oriente; "Almendares", en los alrededores de la
Taza de Vento, provincia de la Habana; "Mayabeque", desde los lugares co-
nocidos por su nacimiento hasta el compartidor inmediato a la carretera de
Guines a San NicolAs; "San Juan" y sus afluentes "Cafias" y "Los Molinos",
en los lugares conocidos por flnca "La Sierra" o "El Amparo" y en la repress
que existe en la plant de hielo "Los Molinos", provincia de Matanzas; "Ma-
curijes", en el lugar conocido por fine "Mameyal", Consolaci6n del Norte;
"Sagua", en el lugar conocido por fine "Chavarria", Consolaci6n del Norte;
"San Antonio de los Baflos", entire los lugares conocidos por "Planta Hidro-
el4ctrica" y "Laguna de Ariguanabo"; lago del "Country Club", Marianao;
rio "San Crist6bal", en el lugar conocido por fine "San Francisco", provin-
cia de Pinar del Rio; "San Juan", entire los lugares conocidos por "Hoyo de
Monterrey" y "Cayo Bonito", San Juan y Martinez; "Santa Cruz del Norte",






ABUKTOS GflRR&


en el lugar conocido por finca "Balcels", Central Hershey, Jaruco; "Quibf",
en la finca del sefior Edgardo Crabb, Reparto del Country Club, Marianao y
en aquellos tramos de rfos o lagunas que mAs adelante se determine por esta
Secretaria.
Segundo: Se decreta veda absolute pars la pesca de las truchas en todos
los rios y lagunas de la Repiblica, prohibi4ndose su capture o pesoea, circula-
ci6n y venta hasta que otra cosa se disponga.
Tercero: A los infractores de esta disposici6n se les castigara con arre-
glo a lo dispuesto en los articulos 14, 15 y 41 del Reglamento General de
Pesca vigente.
Cuarto: Publiquese esta resoluci6n en la Gaceta Ofica, comuniquese a los
Administradores de las Aduanas, Alcaldes Municipales y desele cuenta a la
Junta Nacional de Pesca con la present en la primer sesi6n que se celebre.
Habana, Marzo 2 de 1931.-Dr. E. Molinet, Secretario de Agricultura, Co-
inercio y Trabajo, Presidente de la Junta Nacional de Pesca.
PARTIDO JUDICIAL DE REGLA.-En la Gaceta de 9 de Marzo de 1931
se ha publicado la siguiente Ley del dia 2:
Art. I.-Se crea el Partido Judicial de Regla, que comprenderA el terri-
torio del t6rmino municipal del mismbo nombre, en el Distrito Judicial de la
Habana; modificindose, por consiguiente, en lo pertinente, los artfculos 15 y
16 de la Ley OrgAnica del Poder Judicial. Dicho Partido tendra un Juzgado
de Primera Instancia e Instrucci6n y el Juzgado Municipal, con funciones de
Correccional, radicado hoy en la cabecera del T4rmino Municipal de Regla.
Art. II.-Los Notarios residents en dicha localidad podrin optar en el
plazo de dos afios por el Distrito y residencia Notarial de Regla o el de la
Habana, al que actualmente se encuentran colegiados, quedando sin efecto las
leyes y disposiciones que se opongan al cumplimiento inmediato de este pre-
cepto.
Art. III.-El Ejecutivo Nacional hark las inclusiones oportunas en el
Presupuesto Nacional, para la dotaci6n del Partido Judicial que power esta Ley
se crea.
Art. IV.-Se autoriza al Ejeucltivo Nacional para nombrar libremente, por
primera vez, las personas que han de cubrir los cargos de nueva creaci6n o
que resultaren vacantes por ascenso, con motive de la formaci6n del Partido
Judicial de Regla, facultandosele ademAs para realizar el gasto que esta Ley
supone, cuando el estado del Tesoro Pfiblico lo permit, o no sea gravoso al
desenvolvimiento econ6mico de la Naci6n.
En la Ley no se expresa qu6 categoria tendran los Juzgados a que se
contrae la misma.
LEY DE DIVORCIO.-Adici6n.-En la Gaceita de 11 de Marzo de 1931
se ha publicado la siguiente Ley del 7:
Art. I.-El plazo de seis meses fijado por los incisos (d) y (e) del articulo
36 de la Ley de 6 de Febrero de 1930, publicada en la Gaceta del dia 10 del
propio mes, se reducirA en los divorcios que se estAn tramitando actualmente,
a treinta dias, quedando sin efecto el divorcio que con arreglo a este articulo
soe decrete, si los c6nyuges, al cumplirse treinta dias de la sentencia, concu-
rren ante Tribunal competent y solicitan de comfin acuerdo la nulidad del
divorcio decretado. Si no lo hicieren la sentencia tendri el caricter de ejecu-
toria a todos los efectos.
Art. II.-Esta Ley comenzara a regir decade la fecha de su publicaci6n en
la Gaoeta Oficial de la Repdblica y deroga cuanto se oponga a su cumplimiento.
RBGISTRO CIVIL.-Oertifoadonesa inscripci6n deo matrmonio.-Por
D. P. 349 de 1931, publicado en la Gaceta de 13 de Marzo, se ha puesto en






ASUNTOS GENERALS


vigor, para la administraci6n y cobranza de los impuestos que autoriza el
Capitulo 11V de In Ley de 29 de Enero de 1931 (*). el siguiente Reglamento:
Art. 1"-Las certifieaeiones de actos del Registro del Estado Civil o de
documents existentes en el misnio, y la inscripci6n de matrimonios en los
Libros de dieho Registro, tanto los autorizados por los Jueces Municipales,
conmeo los que 1o sean por Notarios o ('nsules, devengarin los dereehos que
determine el articulo 115 del Reglamento de In Ley del Registro Civil, modi-
ficado por el artieulo 1" del Capitnulo Undeeimo de la Ley de 29 de Enero
de 1931. a saber: Por las de naciniento v defuneion. $1.00; por las de matri-
imonio. $1.50; por aIns de ciuddaania, $2.00; por Ins de documents existentes
en el lRegistro, no exeediendo aquellas de un oliego. $1.50: por eada pliego
itue exceda, $0.50: por la fe de vida, domicilio o residencia y estado, $0.50;
por las negatives de existencia de cualquiera asiento o document. $0.50; power
cuahluiera otra certifieaci6n, $0.50: por Ia inscripci6n del matrimnonio, $1.00.
Art. 2"-La expedici6n de lans certificaciones a que se refiere el articulo
anterior. procederti a solieitud de part. aeompafiando los veinte centavos
($0.20) en sellos del Timbre Nacional. que determine el apartado k) del inciso
1" del artieulo 2" de la Ijey de 31 de ]Julio de 1917. modificada por nla do 29
de Enero de 1931.
Art. 3"-Tambit'n procederai dieha expedici6n euando so solicite de ofieio
por alginm ,luez, Tribunal o autoridad competente.
Art. 4"-El pago de los dereehos de las certitienciones a que so refiere
el artieulo 1" se efectuara en el aeto de nla solirititud y podri realizarse en
electivo. eteek o giro postal. En estos dos filtimos casos, el cheek o giro so
hari a Ina orden del .Juez Municipal respective.
Art. 5"--El pago de los dereehos por la inscripeion de Imatrimonios ten-
drit lugar en el propio acto en lque 6ste se realize. si lo antorizare el.lTuez
Municipal. luanndo so verifique ante Nota'rio o C6nsul. tstos estartAn obliga-
dos a remitir al Iuez Municipal respective el imported de los derechos de la
inseripcion conjuntainente con el expeditnte matrimonial.
Art. 6"--Los .Ineevs Muinicipa ils esttin obligados a expedir a los intere-
sados recibo por Ins enatidades |ite plr stios se les entregue conmo pago de
los dereheos de la ertifieaciones triillolies.
Art. 7"-No se dari curso a ninguna solicited hasta tanto sean cumpli-
dns aIns disposicioit's ite los artieulos preeedentes.
Art. S"--1,os .unees Municipales proeedernit al ingreso en la Zona o Dis-
trito Fisceal (de sn demnareaci'n. los dins I" y 16 de ceda mies. de aIns cantida-
de's reenadndls por estos der'elhos. dulrnatle la qulincena. En el enso de que
los dias sefialaidos no fueren lalorablles. el intgreso se realizarai al siguiente
ilia hitibil. Dichos funcionarios estarant obligados a presenter relaci6n cir-
etistnaeiada tit, nas eantitdades qlue deblnn ingresal'.
Art. !)--L-o dispuesto en los articeulos 1". 2" y 4" de este Reglatento. no so
aplieara ecunndo el interesado Ilnya obtenido deelaraci6n de pohbrza, en la
forma que determine Ia Ley.
PARTIDO JUDICIAL DE GUANABACOA.-En Ia CGacta de 13 de Mar-
zo de 1931 se ha publieado 1,a siguiente Ley del 10:
Art. I.-Se erea en el Partido Judicial de (uanabacoa. un Juzgado de
Primera Instaneia y un Juzgado Correceional, ambos de segunda clase, que
deherain funcionar con un personal. dotaci6n. gastos de material y demas ser-
vicios iguales a los que correspondent a los de esa categoria y no se prevenga

(*) Eato enpitulo 119 puede verse en Ia pfAgina 41 tie la 'spcu tit de Auntms Gemerales,
numero de Febrero de 1931.






ASUNTOS GENERALS 69

en esta Ley; y los cuales Juzgados, una vez establecidos, se independizarAn
de los de Instrucci6n y Municipal, respectivamente, a los que unidos vienen
funcionando.
Art. II.-El actual Jusgado de Primera Instatecia e Instracei6n, quedar&
constituyendo el Juzgado de Instrueei6n solamehte, y el Juzgado Municipal
y Correccional quedarfi constituyendo el Juzgado Municipal solamente, con
ias atribuciones que. a los de su clase, confiere la Ley Organica del Poder
Judicial y demas disposiciones de la'vigente legislaci6n, except en cuanto
al Juzgado Municipal *de las que so previenen para los mismos en material
criminal.
El Juzgado de Primera Instancia, de nueva creaoi6n, tendra las atribu-
ciones que correspondent a los de su elase, previstas en la Ley OrgAnica del
Poder Judicial y demAs disposiciones de la vigente legislaci6n; y el Juzgado
Correecional, tambi6n de nueva creaei6n, tendrA las atribuciones que tcores-
ponden a los de su clase, previstas en la Ley OrgAnica del Poder Judicial y
demins disposiciones do la vigente legislaci6n, y ademas, jurisdicci6n y com-
ptencia para conocer. perseguir y castigar al igual que los delitos, las faltas
(pie ocurran en su deniarcaci6n judicial, con exclusi6n, tan solo en cuanto
Sh Ils faltas, de aquellas cuyo conocimiento viene conferido a los Juzgados de
cuarta clase del termino municipal.
Art. III.-Por virtud de esta Ley, quedarAn los Jueces que actualmente
desempefian los Juzgados de Primers Instancia e Instrucci6n y Municipal y
Correctional, asi como el personal de dichos Juzgados, ejerciendo las fun-
ciones tan s61o inherentes a los Juzgados de Instrucci6n y Municipal respec-
tivainente, facultindose al Ejecutivo.Nacional, por primer vez, para nom-
hrar libremente a los funcionarios que deban desempefiar los otros dos, siem-
pre que reunan los requisites de la Ley OrgAnica del Poder Judicial para ser
Jueces de segunda clase.
Asimismo podrf el Ejecutivo Nacional. por primers vez, nombrar libre-
miiente el personal que bajo la denominaci6n de auxiliares se design por la
Ley en cada uno de los Juzgados que se crean, consistiendo cl personal para
vl Juzgado de Primern Instancia, en tres Secretaries. tres Oficiales y dos
Alguneciles: y para el Correccional, un Secretario, tres Oficiales y ui Algua-
cil eon el haber y la categorfiaiguales a los de su clase, correspondientes a
los Juzgados que por esta Ley se crean, siempre que reunan los requisites y
I! capacidad que la Ley OrgAnica del Poder Judicial previenen.
Art. IV.-Si los cargos de Jueces de nueva creaci6n resultaren cubiertos
por funcionarios de la carrera judicial, cuyo nombramiento motivara la
vacante del que desenpeiiara, queda el Ejecutivo Nacional per virtud de
esta Ley, expresamente facultado para cubrir las vacantes que ocurran libre-
inente con tal que las personas n6fmbradas reunan los requisites legales exi-
iihbles al efecto, quedando en suspense y sin aplicaci6n a los efectos de esta
!Ly exclusivanmente lo dispuesto en el capitulo III del titulo III de la Ley
Orgi'iica del Poder Judicial sobre la provision de cargos judiciales.
Art. V.-So autoriza expresamente Al Ejecutivo Nacional para sufragar
los gastos que ocasione la instalaci6n de lbs dos Juzgados de nueva, creaci6n
; lque esta Ley se contrae, asi come para el funcionamiento de los mismos
desde su instalaci6n hasta tanto se incluyan en el Presupuesto Fijo las can-
,idades o sumas necesarias; tomrAndolas con cargo a los fondos del Tesoro
no afoctos a otras obligaciones o a los sobrantes de cualquier cr6dito presu-
pucstal.
Art. VI.-Esta Ley comenzarA a regir inmediatamente despu6s de su
publicaci6n en ]a Gaceta Oficial, delay Reptiblica; pero la instalaci6n de los nue-
vos Juzgados, asi como la designaei6n de las personas que habrAn de cubrir
ins nuevas plazas que por virtud de la Ley se crean, podrA cubrirlas, total o
parcialmente, el Ejecutivo Nacional en la oportunidad que estime convenient,






ASUNT08 0K12;ZASO


sin limitaci6n alguna, de conformidad con las urgentes necesidades del servi-
cio y el estado del Tesoro Piblico.
REGISTRO CIVIL.-Derechoa que deben cobrane por los natritmniai.
-La Direcci6n de los Registros y del Notariado, por Circular de 12 de Marzo
altimo, ha dicho lo siguiente:
"Sr. President de Ia Audiencia de..... Sefior: Tengo el honor de tras-
ladar a Vd. rogandole lo haga a los sefiores Jueces de Primera Instancia de
ese Distrito, y 4stos a su vez a los sefiores Jueces Munieipales Encargados del
Registro Civil, la comunicaci6n del Jefe de la Secci6n de Rentas Interiores
de la Secretaria de Hacienda, aclarando el alcance del 1ltimo parrafo del
articulo 1 del Capitulo X1 de la Ley de 29 de Enero 61ltimo, respect a los
derechos que deben cobrarse por la celebraci6n e inscripci6n de matrimonio:
"Tengo el gusto de referirme a su atento escrito de fecha 9 de Febrero iltimo,
en el que solicita se le aelare cunles son los derechos que debe cobrarse por
]a celebraci6n e inscripci6n de los matrimonios en el Registro Civil a su car-
go. Me es grato significarle que el senior Subsecretario ha resuelto con fecha
28 de Febrero iltimo su citada consult en el sentido de que conforme a lo
dispuesto en la Orden Militar No. 140 de 1901, debe cobrar $1.00 por la cele-
braci6n de cada matrimonio, y, ademas, otro peso por la inscripci6n de ese
propio matrimonio en los Libros del Registro Civil, conforme a lo dispuesto
en el 61timo pArrafo del articulo 19 del Capitulo XI de la Ley de 29 de Enero
uiltimo. Por los matrimonios que efectfen otros funcionarios piblicos tam-
biin debe cobrar los derechos correspondientes a la inscripci6n en los Libros
del Registro a su cargo."-De Vd. atentamente, J. C. Diaz, Director.
REGISTROS MERCANTILES DR LA HABANA.-En la Gaceta Ofwial
de 12 de Marzo de 1931 se ha publicado el D). P. 344 que resuelve:
Prinmero: Dividir en dos el actual Registro Mercantil de la Habana, que
se denominarAn Registro Mercantil Primero de la Habana y Registro Mercan-
til Segundo de la Habana.
Al Registro Mercantil Primero correspondera la inscripci6n de los co-
merciantes y sociedades situados en las casas o lugares marcados con los nd-
meros impares. o sea al lado izquierdo de las calls, de Norte a Sur y de Este
o Oeste, y de los buques.
Al Registro Mercantil Segundo correspondera la inscripci6n de los co-
merciantes y sociedades situados en las casas o lugares marcados con los nd-
meros pares, o sea al lado derecho de las calls, de Norte a Sur y de Eate a
Oeste, y de las Compaiflas de Ferrocarriles a que se reflere el articulo 10 del
Decreto nimero 1,556 de 31 de Octubre de 1908.
Segundo: Ratificar en el cargo de Registrador Mercantil Primero de la
Habana al Lcdo. Jorge Alfredo Belt y Mufioz, y nombrar Registrador Mercan-
til Seguudo de la Habana al Dr. Guillermo Castellvi y Vinent.
Dado en el Palaeio de la Presidencia, en la Habana, a 9 de Marzo de 1931.i--
Gerardo Machado, Presidente.-O. Averhoff. Secretario de Justicia.
IMPUESTO DE DEREOHO8 REALES.-Por la Secci6n de Rentas Inte-
riores de la Secretaria de Hacienda con fecha 13 de Enero de 1931 se dict6 la
siguiente resoluei6n que nos parece de interns para nuestros lectores:
Considerando: Que la Ley de 31 *de Mayo de 1928, publicada en la
Gaceta Ofcial el dia 5 de Junio del propio aiio de 1928, en su Art. II dice que
todos los actos a que dieran lugar los expedientes previstos en los articulos 9?
y siguientes de la Ley de 22 de Oetubre de 1904, sobre terrenos procedentes de
haciendas eomuneras, quedan exentos del pago del impuesto de transmisi6n de
bienes, conocido por Impuesto de Derechos Reales.
Considerando: que habiendo sido promovido el expediente de dominio
que nos ocupa a tenor de lo preceptuado por el articulo 99 y siguientes de la






ABUNT08 GENRALUB


Ley de 22 de Octubre de 1904, sobre terrenose proeedentes de la hacienda co-.
inunera "Santa Fe", es visto que el mismo se encuentra comprendido dentro
de los beneficios de exendi6n de pago del Impuesto de Derechos Reales, ya
que no es necesario como entendi6 la Administraei6n Fiscal de Remedios el
que sea requisite indispensable para poderse acoger a los beneflcios de dicha
Ley de 31 de Mayo de 1928, que se hall iniciado el deslinde de la hacienda
anteriormente, puesto que la citada Ley no hace distingo alguno y por lo
tanto no cabe distinguir, por lo que es procedente acceder a la devoluci6n
solicitada por el interesado.
Por tanto: Resuelvo: Declarar con lugar el recurso de alzada inter-
puesto por el Sr. Silvino E. Garcia y Balmaseda como apoderado de los
Sres. Maria Edelmira Ordiales y Ruiz y Marcelo Fernando de la Cruz Can-
ra y Ordiales por las razones expuestas en los Considerandos de esta Resolu-
ci6n, y en su consecuencia que se deje sin efecto la liquidaci6n No. 258 de
1930, praoticada por la Administraci6n Fiscal de Remedios y se le ponga al
expediente de dominion de que se trata la nota de exenci6n correspondiente,
devolvi6ndosele al interesado la cantidad de $140.91 que indebidamente se
le cobr6 por la liquidaci6n que se ordena dejar sin efecto.-Comuniquese, etc.
-A. Caraballo, Jefe de la Secci6n de Rentas Interiores.
POLIOIAS ESPEOIALES HONORARIOS.-Por resoluci6n de la Secre-
taria de Gobernaci6n de 1 de Marzo de 1931, Gaceta del 6, se han dejado sin
efecto los nombramientos de Policias Especiales Honorarios expedidos hasta
ese dia por dicha Secretaria.
COMIBION DE JUBILACIONES Y PENBIONES JUDICIALUB.-En el
lines de Febrero la Comisi6n recaud6 $17,309.02 y pag6 $31,030.74, por lo que
tuvo un deficit de $13,721.72.
OOMPAIAS DE FIANZAS.-Se ha retirado la autorizaci6n para pres-
tar fianzas, por la Secretaria de Agricultura, a las compafiias "La Constitu-
cional", "La Protecci6n" y "La Aurora".
FALLEOIMIENTOS.-Han fallecido la Sra. Maria del Carmen Alamilla,
viuda de Gonzalez Lanuza, ex-Secretario de Justicia; el Lcdo. Adolfo Gil y
Picache, abogado de esta capital, y el Sr. Eusebio Lavin, subalterno jubilado
de la Audiencia de Matanzas.
NUMEROS SUELTOS.-En la papeleria de los Sres. Rambla, Bouza y
Ca.. Obispo y San Ignacio, se compran todos los nfimeros sueltos que se pre-
senten del REPERTORIO JUDICIAL correspondiente a los meses de Abril, Mayo
y Junio de 1928 y Enero de 1929. Se pagan a peso cada uno. Tambi6n se
compran coleceiones de 1928 al precio de $6.50 cada una.
LEGIBLACION SOBRE EL DIVORCIO EN CUBA.-El President de
la Republica autoriz6 al Dr. Francisco Llaca y Argudin, Presidente de-Sala
de esta Audiencia y Director de esta revista, para publicar, sin caracter ofi-
cial, en un libro que tendra por titulo el de estas lineas, la legislaci6n de la
miateria con comentarios y anotaciones.
NOTIOIAS VARIAB.-El Consejo de Ministros del Gobierno de Espafia
aeord6 revisar el nuevo C6digo Penal.
-Los Dres. Pedro y Antonio Martinez Fraga, Guillermo Alonso Pujol,
Salvador Acosta Tovar y Juan Fernandez de Le6n, que integran el Bufete
Martinez Fraga-Alonso Pujol, atentamente nos participan que lo han tras-
ladado a Habana 49, altos.
-La Sala de Gobierno del Tribunal Supremo no aprob6 la reform de
los Estatutos acordada por el Colegio de Abogados de Pinar del Rio para que
la Junta de Gobierno acuerde la separaci6n de los colegiados y de fijar un






ASUNT06 GENERALS


tanto para el Colegio por eada escrito que produzean los Abogados y por la
inseripei6n de su titulo, porque todo ello es contrario a la Ley Organica del
Poder Judicial.
-La propia Sala aprob6 las modificaciones de sus Estatutos acordadas
por el Colegio de Abogados de Sancti Spiritus.
-El Subsecretario del Presidente de la Repfblica de Santo Domingo,
Sr. Marino Cestero, mat6 al Dr. Manuel G6mez, Magistrado del Tribunal Su-
premo, durante una fiesta en el Consulado de la Repibhlica Argentina.
-El Dr. Eugenio de Quesada, Juez Municipal de Bayamo, en viaje en
autom6vil de la Habana a dicha ciudad, sufri6 lesiones al chocar el autom6-
vil con otro y ser lanzado a la cuneta.
-En los filtimos cinco afios se han graduado de Abogado en nuestra
Universidad, 891 estudiantes.
-La Audiencia de Camagiiey condenu al chauffeur Alfonso Fernandez,
que arroll6 a la hija del Juez de Instrucei6n de dicha ciudad, a la que caus6
gravisimas lesiones, a la pena de 4 meses de arrest y $4,000 de indemni-
zaci6n.
-Ha quedado solucionado con la intervenci6n de cuatro amigos, la
cuesti6n personal suscitada entire los abogados Dres. Jos6 E. Bringuier y
Octavio Pardo, de Mor6n.
-El Dr. Luis F. Almagro relate en El Pais el juicio celebrado en el Juz-
gado Correecional de Camagiiey, en que fu6 acusado un Cabo del Ejercito,
de lesiones y unos estudiantes, do escindalo, resultando condenados 6stos a
$50 y el primero a $5; y agrega que el Cabo so indign6, se revolvi6 airado
contra el Juez en plena Sala de justicia, le increp6, ech6 mano a la funda do
su rev6lver que no pudo esgriinir porque lo habia dejado al entrar y quiso
arrancarle el que portaba un compainero con este resultado: "Corre-corre
consiguiente, alarma, gritos, pies en polvorosa y al fin, un official, dicen que
el supervisor, casualmente present, se Ileva al energico Cabo de un brazo,
paternalmente. Denuncia al Presidente de la Audiencia y consiguiente inhi-
bici6n a favor de la jurisdicei6n military "
-El Colegio Notarial de la Habana ha pedido a la Secretaria de Gober-
naci6n recuerde a los miembros de las Policias Urbana y Rural, el deber en
que estfin de respetar, arnparar y auxiliar a los Notarios Piblicos en el des-
empefio de sus funciones.
-En una de las ventanas exteriores del edificio que ocupa el Tribunal
Supremo, fu6 colocado un pequeiio petardo que se encontr6 por un empleado con
la mecha apagada.
-Recordamos a los Juecees Correccionales -y Municipales que el dia 15
de Marzo comenz6 la veda de la mojarra que terminal el dia 15 de JuUio
pr6ximo.
-El Supervisor Militar do Camagiiey present ante el Fiscal de la
Audiencia de Camagiiey una denuncia contra el Juez Correccional de esa
ciudad porque conden6 a un Cabo del Ej6rcito a $5 de multa, y el Fiscal
dispuso no haber lugar a proceder.
-El corresponsal del Diaiio de la Marina en Calabazar de Sagua inform
que en .Mata fu6 sorprendido un juego al prohibido y el Juez conden6 a 50
dias de prisi6n al duefio de la casa y a 35 dias a once jugadores. Dice el
corrseponsal que en Mata se jugaba pfiblicamente, por lo que los jugadores
coneurrian considerandose garantizados, como aqui en la Habana oeurre, viAn-
dose sorprendidos cuando menos lo esperaban.
-Durante la pr6rroga se han inscripto 2.197 nacimientos en el Juzgado
Municipal del Norte; 2,473 en el del Sur: 2,475 en el del Este; 2,081 en el del
Oeste. y 3,068 en el del Vedado.-Totales, 12,294. En el Municipal de Santa
Clara se inscribieron 4.600 nacimientos.






ASUNTOS GENERALS


--Segun Informacid6, hasta el dia 16 de Marzo, hablan explotado en la
ciudad 218 bombas y petardos, se han efeotuado 806 registros domiciliarios
y 293 detenciones por asuntos politicos.
-Se ha iniciado eausa por falsedad al Notario de Yaguajay Dr. Roberto
Garcia, por haber expedido un testimonio de poder con feoha 25 de Marzo,
cuando dicha fecha aun no habia llegado. I
-En el Juzgado Correccional de .Santa Clara,' al ser absuelto un indivi-
duo, acusado de amenazas en un mes veinte veces por una sefiora, 6sta se
arrodilf6 implorando a gritos justicia divina, afirmando que el acusado tstaba
protegido por brujos, pues siempre se le absuelve.
-El Secretario de Justicia, en conversaci6n con un periodista de El Poas,
dijo que en breve se designara una. Comisi6n Codiflcadora, pequefia y mo-
desta, que trabaje de verdad y proponga la modificaci6n de nuestros cuerpos
legales; manifestando que no es partidario de una transformaci6n absolute
de los C6digos, sino de que se adapten a las realidades de la hora present.
-El Alcaide del Presidio de Joliet, Estados Unidos, donde es sabido ban
ocurrido des6rdenes de la mayor gravedad, que ban causado dafios que se
han apreciado en un mill6n de pesos, ha declarado que los mismos se han
d cuentes como los mismos presidiarios.
-La Publicidad, de Guanabacoa, en sucesivos articulos hace grandes
elogios del Juez de Primera Instancia e Instrucci6n Dr. Miguel A. Rodriguez
y Morej6n; del Juez Municipal, Dr. Virgilio Arango y Mestre; del Juez Mu-
nicipal suplente Dr. Miguel Ochoa y GonzAlez, y del Fiscal de Partido, Doctor
Sergio Ponce y GonzAlez.
-La Asamblea Legislativa de la Repfiblica de El Salvador, aprob6 el
C6digo de Derecho Internacional Privado o C6digo Bustamante. Son doce
las Repiblicas que lo ban admitido.
-Ha fallecido el Presidente del Tribunal Supremo del Brasil, Dr. Leoni
Ramos, a los 73 afios de edad.
-Ha sido reelecto Presidente de la Asociaci6n de la Prensa el distin-
guido abogado, periodista y orador, Dr. Rafael M. Angulo.
-Se dijo que la recaudaci6n de los nuevos impuestos era tan buena, que
los sueldos se aumentarian en Marzo. Ahora el Secretario de Hacienda ha
declarado que ello ocurrira en Julio.
-En Baltimore se aplica aun la pena de aMotes. Un sujeto maltrato de
obras a su esposa y ha sido condenado a sufrir diez azotes. El Juez ha con.
sentido que el penado, despubs de ser azotado, si lo desea, permanezca cinco
dias en la chrcel para "refrescarse". La Legislatura del Estado tratarA de su-
primir esa pena.
-Una pareja de la Guardia Rural allA por la regi6n oriental acus6 de
iniorales a dos artists porque iban en un tren, ella durmiendo en brazos de
Ml. El Juez los absolvi6. Esa pareja esta "atrasada" y para "ecivilizarse"
debia pasar una temporada por aca.
-Ha sido electo Gran Maestro de la Gran Logia de la Isla de Cuba, el
distinguido abogado Dr. Wolter del Rio.
MOVIMIENTO JUDICIAL.-Despuis de publicado el nfimero anterior de
esta revista, ha habido el siguiente:
Magistradou.-Han sido nombrados Magistrados. de las Audiencias de
Oriente y Santa Clara, plazas de nueva creaci6n, los Dres. Antonio Penabad y
Julio 0. Guerra.
Abogado Fiscal.-Ha sido nombrado Abogado Fiscal de la Audiencia de
Santa Clara, plaza de nueva creaci6n, el abogado Dr. Carlos A. Acosta.
Asceno.--Ha sido .nombrado Juez de Primera Instancia e Instrucci6n de
Mayari, el Dr. Ignacio Garrido y V zquez, Juez Municipal de Palmira y electo






ASUNTOS GENERAIZS


de Cruces. Figura en el escalaf6n judicial con el n6mero 20. Ingres6 en la
carrera en 6 de Marzo de 1926 por el cargo que actualmente desempefia. Figu-
raron en la terna elevada al Ejecutivo los Dres, Garrido, Juan J. Dulzaides,
Juez Municipal de Sabanilla del Encomendador y el Dr. Jose M. Abella, Jues
Municipal de GuAimaro.
Traslados.-Ha sido trasladado a petioi6n, al cargo de Juez Municipal de
Consolaci6n del Norte, el Dr. Jos4 M. GonzAlez y Acosta, que lo es de Rancho VeloL.
-Tambidn ha sido trasladado a petici6n, al cargo de Juez de Primera
Instancia e Instrucci6n de Artemisa, el Dr. Le6n M. Soublette y Sostre, que
desempefia igual cargo en Banes. Figuraron en Isa terna elevada al Ejecutivo,
el Dr. Soublette, el Dr. Jorge Cowley, Juez de Primera Instancia e Instrucci6n
de Ciego de Avila y el Dr. Julian Perez, Juez Municipal de La Salud.
Ingresos.-Han ingresado en la carrera judicial como Jueces Municipales
de tercera clase. los Dres. Reinaldo R. Machado y CArdenas, nombrado para
Mantua; y Elpidio Garcia y Tuduri, para Jiguani. Eran los iltimos oposito-
res aprobados.que quedaban por ser nombrados.
Juez Municipal.-Ha sido nombrado, Juez Municipal segundo suplente, el
Dr. Ismael Quintero. de CArdenas.
Fiscal de Partido.-Se ha dispuesto que el Dr. Alfredo Manrara siga pres-
tando servicios de Fiscal de Partido temporero de la Habana, hasta 30 de
Junio de 1931.
Abogado de Oficio.-Ha sido nombrado Abogado de Oficio de la Audien-
cia de la Habana, el Dr. Manuel Villal6n y Groso.
Ascenso rehusado.-Se ha tenido por rehusado por el Dr. Armando (6mez,
Juez Municipal de Jaruco. su ascenso a Juez de Primera Instancia e Instrue-
ci6n de Mayari.
Permuta.-Se aprob6 la permuta que de sus cargos concertaron los docto-
res Guillermo Freyre y Llovet y Luis F. Moreno de Ayala y Fernandez, Jueces
Municipales de Camajuani y San Juan de los Yeras, respectivamente.
Veto.-El Ejecutivo vet6 la Ley por la cual se crean dos Juzgados Muni-
cipales de cuarta clase en Manzanillo, porque ello original gastos y se dispone
que empiecen a funcionar inmediatamente.
Sobre licencias.-El Presidente del Tribunal Supremo ha dispuesto li-
brar la siguiente circular:
"Habana, 27 de Enero de 1931.-Sr. President de la Audiencia de....-
Sefior: Habiendo advertido el Sr. President de este Tribunal quie frecuente-
mente al elevarse por su conduct al Sr. President de la Repdblica, en cum-
plimiento del Decreto Presidencial de 8 de Noviembre de 1924, solicitudes de
licencia extraordinaria que autoriza el pArrafo tercero del articulo 190 de la
Ley Organica del Poder Judicial, no se informal sobre las licencias disfruta-
das por el solicitante en los tres afios judiciales anteriores y en lo transcu-
rrido del que esta en curso, por orden de aqu6l dirijo a Vd. la present, pars
su cumplimiento y para que, a su vez, lo circule con igual fin a los Jueces co-
rrespondientes de su Distrito, recomendandoles que al dar curso a una solici-
tud de licencia de esa clase no omitan el referido. informed, ya que esa omisi6n
pueda causar perjuicio a los interesados por el ,tiempo que se demora en recla-
mar y recibir ese antecedente, que es indispensable.-De Vd. atentamente,
Leandro J. Caofizares, Secretario."
Jusgados Municipales vacantes.-Actualmente estan vacantes 'los Juzga-
dos de tercera clase de Vueltas, Ceja de Pablo, Sagua de Tanamo, Yateras y
Antilla. No existen opositores aprobados para cubrirlos, por cuyo motivo
pronto habra que convocar a oposiciones.
Transfereniuas.-Por D. P. 267 de 1931 han sido autorizados el Presi-
dente y Fiscal de la Audiencia de Santa Clara y los Jueces' de Primera Ins-
tancia, de Instrucci6n, Correccional y Municipal de Santa Clara para trans-






A8UNTOB OENWUALD


ferir a otros Tribunales y a otras ofBeinas del Estado los muebles, maquinas de
escribir y demAs enseres que no se encuentren en uso.
-Se ha dispuesto transferir $7,915.50 al capitulo "Para funcionarioa tem-
poreros", que se tomaran de otros capitulos del Presupuesto del Poder Ju-
dicial.
Sentenlasa.-Las Salas de lo Criminal de esta Audiencia diotaron en Fe-
brero las siguientes sentencias: Sala Primera 51, Sala Segunda 50 y. Sala Ter-
cera 69.-Totales 170.
En lo que vaode aflo hasta 28 de Febrero ban dictado: Sala Primera 99,
Sala Segunda 73, y Sala Tercera 118.-Totales 290.
-La Sala de lo Civil dict6 en Febrero 24 sentencias y en lo que va de
aiio hhsta 28 de Febrero, 113. Esta Sala estuvo durante mas de un mes embar-
gada en las apelaciones electorales.
-La Sala Tercera dict6 en Febrero 46 sentencias c6ndenatorias, 19 abso-
lutorias y 4 mixtas, resultando condenados 54 acusados y absueltos 31.
Jubilaciones.-Ha sido jubilado forzosamente el Sr. Panfilo PAez, Mozo de
limpieza de la Audiencia de Pinar del Rio, con un retire annual de $367.20.
Causes, expedientes, etc.-El Fiscal de esta Audiencia ha pedido para el
,Iuez y Secretario del Juzgado Municipal de San Miguel del Padr6n, sefiores
lRam6n Led6n y Miguel A. Cobos, 4 afios, 9 meses y 10 dias de presidio, 12 de
afios de reclusi6n, 10 afios de prisi6n mayor. 1 afio, 8 meses y 21 dias de pre-
sidio y 35 aflos de inhabilitaci6n por los delitop de malversaci6n, falsedad,
infidelidad en la custodia de documents y prevaricaci6n, y la Sala Primera
de lo Criminal decret6 su prisi6n con exclusion de flanza.
-El Procurador Sr. Francisco Mufioz, denunoi6 al Juez Municipal de
Arroyo Naranjo por haberle pedido dos pesos extra per el pronto despacho
de una certiflcaci6n del Registro Civil.
-El Fiscal de la Audiencia de Santa Clara ha formulado querella por
prevaricaci6n, contra el Juez Municipal de Rancho Veloz, porque acusado un
individuo de haber cobrado un vale also y pretendido cobrar otro, radic6 el
echo como estafa y en juicio correctional lo conden6 a 180 dias de encarce-
lamiento, cuando debi6 remitir lo actuado al, Juzgado de Instnucei6n por tra-
tarse de un hecho de la competeneia de 6ste.
-Ha sido declarado cesante el Sr. Heliodoro Morales, Alguacil del Juz-
gado Municipal de Bauta..
-Se ha iniciado expediente de separaci6n contra el Sr. Juan Soler, Secre-
tario del Juzgado Municipal de San Miguel del Padr6n.
-La Sala de Gobierno de la Audiencia de la Habana declar6 sin lugar un
expediente de correcci6n iniciado contra el Juez Correccional de la Secci6n
Primera, y con lugar otro imponi4ndole una reprensi6n.
-La propia Sala declar6 sin lugar, el expediente de correcci6n iniciado al
Juez de Instrucci6n de Marianao, que se exeus6 de presidir una Junta Elec-
toral, habida euenta la justifleaci6n que aport6.
RBeuncias.-Han presentado la renuncia de sus cargo los Sres. Eduardo
Zaldivar, Juez Municipal segundo suplente de Los Alfonsos; Jos6 RI. Robaina,
primer suplente de Las Martinas; Juan B. Pineda, Secretario del Juzgado
Municipal de San Francisco; Pablo Bello, Secretario del Municipal de La Mu-
lata, y Agustin Sandoval, Oficial del de Primera instaneia de Marianao.
Ncmbramientoa.-Han sido nombrados Secretarios alo Sres. Jose A. La-
vastida, del Juzgado Municipal de Artemisa; Pedro SAnchez, del Municipal de
San Francisco, y Pedro Gaithn, del Municipal de La Gloria.
-Ha sido nombrado Oficial del Juzgado de Primera. Iutaneia de Ma-
rianao, el Sr. Francisco Morej6n. .
-Han sido nombrados Eseribientes, los Sres. Mario Palma, Mercedes En-
sefiat y Miguel A. Oliva, del Juzgado de Primera Instancia del iate; Oscar






ASUNTOS GENERALES


Alvarez, Esther Martinez, Carmen Fuentes, Ricardo Villate y Agustin Veiga,
del Municipal del Este.
-Ha, sido nombrado Alguacil, el Sr. Macario Rodriguez, del Juzgado Mu-
nicipal de Bauta.
-Ha sido nombrado Mozo de limpieza, el Sr. Jos6 R. Robaina, de la
Audiencia de Pinar del Rio.
PROPOSICIONES DE LEY.-En el Senado se ha presentado una por la
que se modifica el nimnero 7 del articulo 1690 de la Ley dle Enjuiciamiento
Civil, en la forma siguiente:
"7"-Cuando en la apreciaci6n de las pruebas haya habido error de de-
recho o error de hecho, si este filtimo result de documents o actos aut6nticos
que demuestren la equivocaci6n evidence del juzgador, o, tratlndose de las
pruebas testifical y pericial el error consista en la infracci6n de reglas de
sana critical reconocidas en una Ley, o en la jitrisprudencia, o a indicaci6n,
por primera vez, del recurrent. la estimare procedente el Supremo."
-Tambi6n se ha presentado en el Senado una por .la que se crea un Re-
gistro de la Propiedad de segunda clase en Regla, que nombrara libremente
l1 President de la Repiblica y hasta que se ponga en arcando el Juzgado de Primera Instancia e Instrucci6n de Regla, dependeri
del Juez de Primera Instancia del Norte de la Habana, que sera Juez Dele-
gado.
-Tambien se present en el Senado otra por ]a que se dispone que "los
Notarios no podrfin constituirse fiadores de los contratos que autoricen, ni,
intervenir como tales funcionarios en conrtratos en que tengan interns, 'o en
que scan contratantes parientes del mismo dentro del 4. grado de consan-
guinidad o 2" de afinidad; pero no existira esta incompatibilidad cuando los
parientes del Notario concurran en calidad de representantes o apoderados
de otras personas naturals o juridicas."
-Tambidn so present otra en el Senado por la que "se concede amnistia
total a todos los delitos comunes penados con multa, cometidos antes del dia 2
de Noviembre de 1930 por personas que formen parte de cualquiera de las
Asambleas de los Partidos Politicos legalmente constituidos."
-He ha presentado en la Cimara de Representantes una por la que se
prohibe "durante diez afios la siembra de caf 'en la Repfiblica a partir de 10
de Enero de 1933" y se dispone que todas las Autoridades y especialmente
las Fuerzas .Armadas dedicadas al Orden P(iblico en los campos, Alcaldes
Municipales y sus agents y subalternos cuidaran de la observancia y cum-
plimiento de esta Ley, paralizando cnalquier siembra que se intent Ilevar a
cabo con infracci6n de sus preceptos y denunciando a los infractores a los
Tribunales, que serin castigados con multa de $100 a $500 y con la inmediata
destrucci6n de lo sembrado indebidamente, que serfi levado a cabo por la
propia Autoridad o Agente que formul6 la denuncia y con cargo al infractor
los gastos.
-Tambien se present otra por la que so adiciona al articulo 322 de la
Ley Organica del Poder Judicial el siguiente parrafo:
"Los funcionarios y empleados de la Secretaria de Justicia, que sean
abogados, que desempefien o no funciones t~enicas, podrin ejercer su pro-
fesi6n con las limitaciones consignadas en el pArrafo anterior."'
-Tambi6n se present otra por la que se dispone que estAn obligados a
responder con brevedad y rigurosa exactitud todos los ciudadados de la Re-
puiblica y personas naturales o juridicas a quienes se dirija la Comisi6n Na-
cional de Estadistica y Reformas Econ6micas, en-solicituid de datos o infor-
mes de cualquiera clase, salve las que afecten el decoro, el respeto al.secreto
professional y a la conveniencia privada y el incumplimiento seri eastigado
por los Juzgados Correccionales con multa de $5 a $50. -










REPERTORIO JUDICIAL
REVISTA MENSUAL FUNDADA WAJO LOS AUSPICIQS DEL COLE O10
PE ABOGADOS PR LA HABANA
INSCmIPTA COMO IA D SSUN#A CLAW M .A WICIIA D COMO l I HAAA

Suscripci6n anaal, $7.00 Ninro uelto 0.7 Anun on el Dirt. $.00

ARO VII. HABANA, ABRIL DE 1931. NUM. 4.

SUMAR TO
Reform procesal, por GOt6n Mora.-Interprethel6n del procedimlento criminal, pot Mario NIn
y Abarea.-Episodlos do un Abogado. pot El Conde de Romanones.-Comentarios, pot Oan.-Col*slo
de Abogados de *l HAbana: Secol6n Oflclal.-Llbros Y revistas.-Aeuerdos de Ia Bala de Goblerno del
Tribunal Supremo.-Sentencias y Autos de Ia Sala de 1o Civil y de lo Contenoloso Administrativo do
In Audiencla de la Habana.-Abogados inolriptos en el Coleglo de Il Habana.-Indice.

REFORM PROCESAL
Se nos inform que distinguidos juristas de esta capital, opinan que debe
hn eerse la siguiente reform procesal, que califican de necesaria y trascendental.
Consiste ella en establecer:
Primero: Que Ia falta de personalidad en los litigantes, o en sus represen-
tantes, serA subsanable -ast como cualquier defect o informalidad procesal-
en todas las instancias, antes de la citaci6n de las parties para sentencia.
Segundo: Que los jueces y tribunales deberdn acordar, para "mejor pro-
vteer", que se practique cualquier diligencia de prueba que considered necesaria
pitra fallar en conciencia, aunque no sea de las taxativamente sefialadas en el
articulo 340 de la vigente Ley de Enjuiciamiento Civil.
Tereero: Que el Tribunal Supremo deberd aplicar "de oficio" el derecho,
en los asuntos todos de su competencia, pudiendo, en consecuencia, resolverlos
ewii arreglo a las leyes vigentes que consider aplicables al caso, aunque no so
hiayan eitado por las parties litigantes.
IIemos dicho que los aludidos juristas califican de ne.cesaria y trascendental
la reforms que recomiendan. Lo es evidentemente. Es oportuno recorder que
dle ella era partidario un ilustre jurisconsulto cubano, de much talent, de
muliha cultural y de rica experiencia; el Dr. Miguel Gener, que fu6 Decano del
'olegio de Abogados, de la Habana, Secretario de Justicia, y Delegado a la
Convenci6n Constituyente que redact6 la ley fundamental de 1901. 'Esa reforms
se comprendia en su excelente program de renovaci6n juridica.
Nosotros, modestos letrados, aleccionados por nuestros studios y por la
experiencia, siempre hemos abogado por la consabida reform. En pauses de alt#
cultura juridica son subsanables las faltas de personalidad y los defects de
forma-antes .de la citaci6n de las parties para sentencia. Aquf se ban perdido
no pocos pleitos por "in.sufioie.tw" del poder aeompaniab don la demand, y
a pesar de que la falta de peraonalidad, real--o equivocadamente supuesta-se
habia subsanado con otros podepea que 9e trajeron a los autos antes de la cita-
ci6n para aentencia. Algunos de los aludidAs pleitos los promoviepn extrajep~
que se mostraron sorprendidos de haberlos perdido por semejante "falta de per-
sonalidad", recordendo que la ~ s ubsanado anmte del proaueciamiento deo






ASUNTOS GENERAIr


fallo. En Cuba se han perdido algunos recursos de casaci6n-uno de ellos inter-
puesto por un extranjero, segin se nos dijo hace ya algin tiempo-porque en
vez de citarse o invocarse determinados preceptos legales, que eran los proce-
dentes, o aplicables al caso, se citron otros, que no lo amparaban.
El fin primordial, uinico, que persigue la ley, es inquirir 'la verdad por
medio de los tribunales; es realizar la justicia, dando a cada uno lo que es suyo.
Como la reform que se propone facility la consecuenci6n de ese fin, juzgamos
muy loable la reform que se indica, y por su implantaci6n hacemos votos.
Es, realmente, chocante con el espiritu modern y las ideas modernas, que
en los pleitos se antepongan los requisitos de forma, las modalidades procesales,
a las realidades, a las esencias del derecho. I Que no sean admisibles los documen-
tos justificativos de la personalidad cuando no se han presentado con la demand I
Una legislaci6n procesal que asi se hall organizada-organizaci6n forma-
lista, formularia, curialesca, "leguleyista"-, donde el fondo se sacrifice a las
ritualidades, es incompatible con el espiritu de un verdadero procedimiento cien-
tifico, que debe admitir y practicar todas las pruebas necesarias para comprobar
y establecer "los hechos"-base del derecho-, y con los ordenamientos de 6ste,
que imponen la realizaci6n de la justicia por encima de today dificultad de ea-
ricter formal. La verdad esta sobre todas las convenciones procesales.
GAST6N MoaA.


INTERPRETATION DEL PROCEDIMIENTO CRIMINAL

Un sujeto de derecho. procesado por el Juez de Instrucci6n, establece con-
tra su resoluci6n el oportuno recurso de reform, interesando se le admit, en
subsidio, el de apelaci6n, si fuere desestimado el de reform. 'Admitido en defini-
tiva este recurso en un solo efecto para ante el Tribunal superior, se forma el
correspondiente testimonio de lugares y se emplaza a las parties por el t6rmino
que sefiala la Ley; pero llegado el dia sefialado para la celebraci6n de la -vista,
la Sala, de oficio, dicta la providencia del tenor siguiente:
"IIabiendo ingresado en el Tribunal los autos principles de la causa a que
se contrae ]a present apelaci6n y habi6ndose formulado conclusions provisio-
nales por el Ministerio Fiscal y entregada la misma a la representaci6n de la
acusaci6n privada, se suspended el acto de la vista sefialado para el dia de hoy,
por no poderse retrotraer el procedimiento".
Con esta resoluei6n, que segiin se nos informa constitute praetica constant
y uniform de una de nuestras Salas, ignorando si las otras dos de lo Criminal
mantienen el mismo criteria, se infringen, no s61o preceptos legales en vigor, sino
que se lesiona directamente un interns juridico tutelado en la esfera de acci6n
del Derecho Penal.
El art. 384 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal deja a la complete y libre
apreciaci6n del Juzgado de Instrucci6n "los indicios racionales de criminali-
dad" a los efectos de dictar auto de procesamiento contra determinada persona;
pero la propia Ley, al permitir a las parties recurrir contra dicha resoluci6n, y
subordinar esta libre apreciaci6n al eriterio mas deliberado y reflexive del Tri-
bunal superior, concede a los interesados un derecho, que no debe ser descono-
cido en modo alguno.
Al dictarse injusta o err6neamente auto de procesamiento contra determi-
nada persona, se ataca directamente el interns juridico de sun honor, se le obliga
a concurrir peri6dicamente ante el Juzgado o Tribunal que conoce de la causa,
y tiene ademAs la obligaci6n, en extreme penosa, de comparecer personalmente
a las sesiones del'juicio oral y tomar asiento en el banquillo de los aeusados.
No existe precepto alguno en la Ley de Procedimiento Criminal que prive
a un procesado del derecho que le asiste de someter al buen juicio y decision de






.ASUNTOS OPMEUALE1


;ala la. facultad de revocar la libre apreciaci6n que sobre los indipios racio-
es de criminalidad se concede al Juez de Instrucci6n. Entender lo contrario,
lejar, como se desprende de la providencia transcrita, al cr.iterio del Minis-
io Fiscal, este extreme, significa para el sujeto la p6rdida de un derecho que
[ey le concede.
Con la celebraci6n de la vista no so retrotrae eq modo alguno el procedi-
!nto. con mayor motive cuanto que la apelaei6n es admitida, en estos cases, en
solo efecto; -es decir, sin que por ella se suspend el curso de la causa prin-
Rl.
El articulo 230 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, claraminte precep-
que devueltos los autos por el Fiscal, se sefialarA dia para la vista, en la que
y los defchsores podran informar lo que tuvieren por corweiiiente a su de-
1o: y este articulo, que se encuentra en el Titulo X,'del Libro 1, referente
)s recursos contra las resoluciones de los Tribunales y Jueces de Instrucei6n,
nada entorpece la tramitaci6n y celebraci6n del correspondiente juicio dral.
Si se tiene present, ademAs, que constitute prActica (*) corriente la cele-
-in de juicios orales en que s61o existen "acusados" contra los euales no so
dictado auto de procesamiento, se pone de manifesto el derecho que a los
imos les asiste, en el sentido de poder celebrar la vista en el recurso de ape-
O11.
Preeisamente, de conformidad con el articulo 6388 de la Ley de Enjuicia-
nto Criminal, redactado con arreglo a lo dispuesto en la Orden Militar 109,
S!9, que introduce una novedad, sin precedent en nuestro proce4imiento:
e los aeusados no procesados. el Fiscal del Tribunal Supremo recomend6 a
subalternos (pAg. 47, Memoria de 1900-901) que adoptaran este procedimien-
-a que no existe otro, cuando se les eleven sumarios sin procesados y, no obs-
e, estinmen que hay m6ritos_para acusar a determinadav personas.
Por desgracia todos sabemos que nuestra Ley de Procedimiento Criminal
'e' en lo absolute de la uniformidad cientifica de conjunto que se require
I esta clase de Leyes; que las sucesivas reforms introducidas en la misma
irtidl de diversas Ordenes Militares dictadas por el Gobierno Interventor,
*n. que, mas que un "C6digo", como le denominan los articulos 16 y 111, ten-
o utin mosaico de enjuiciamiento criminal; pero si a estas deficiencias, que
ptoo han preocupado a nuestros legisladores, agregamos interpretaciones do
inturaleza, nos alejamos much de los principios juridieos que informan
raina tan important del derecho.
MARIo NIN Y ABARCA.


EPISODIOS DE UN ABOGADO (")
liegres6 de Italia a fines del afio 85, ineorporandome muy pronto al
Ir ColegiQ de Abogados de Madrid. Existian entonces los Ilamados "de
-es", con muy buen acuerdo suprimidos, pues los pobres no merecen ser
,gados a la solicitud de los Licenciados noveles para servirles de mate-
le aprendizaje. EstA bien, o estA mal, que los aprendices de medico dise-
en los anfiteatros los cuerpos de los mns miseros: al fin, esto no les
lice dafio; mas los ensayos de los abogados pueden ser mortales.
*) Esto que so seflala por el articulista, no es pr&ctiesa corriente, sino procedimiento
leeido 'or la Orden 109 de 1899 al modiflcar el articulo 633 de la Ley de Enjuicia-
I Criminal.-N. del D.
**) El Conde de Romanones, Sr. Alvaro de Figueroa, Abogado, ALcalde de Madrid,
:do, Ministro, Presidente del Consejo de Minietros, uno de los Arbitros qd Espaft
te muchos afios y millonario, en el primer tomo de fu libro Notas de una vida, no ha
publicado, relata de modo interesante an eorta vida de Abogado, lo que-seguramente
con gusto nuestroe lectores y por ello lo reproducimqL.-N. del D.






ASUNTOS GWUA1.LI


Conseguf uno de los nombramientos; gracias a 61 pude, en poco tiempo,
tener una clientele numerosa, pero poeo hicida.
Pronto, sin embargo, cobr6 la primera minute: treinta duros. Intensa
satisfacci6n me produjo la del dinero ganado por el propio esfuerzo. Fn6 mi
client un labrador, acusado del delito de hurto; en su defense tuve buen
6xito y consegui la absoluci6n.
Despu6s defend a toda clase de procesados: por robo, violaci6n, estafa,
adulterio, homicidio, asesinato, etc., etc. Frecuent6 las Eseribanias y las
Relatorfas y trab6 conocimiento con su complicado e interesante personal.
Tambi6n entendi en delitos de imprenta, defendiendo a Carlos Malaga-
rriga, periodista prestigioso, republican; poco despu6s aqu6l marchaba a
Buenos Aires, donde ha logrado fama y fortune.
S61o dos causes de notoriedad me fueron encomendadas: la del frane6s
Hillairaud y la de Vicente Camarasa, uno de los tres autores del horrendo
crime Ilamado "de la Guindalera".
Ficil y simpitica era la defense de Hillairaud. Una exaltaci6n del pa-
triotismo, influyendo en su espiritu desequilibrado, le condujo al intent de
matar al Mariscal rendido y entregado en Metz.
Alguien ha dicho, y es cierto, que determinados aspects del patriotism
s6lo son sentidos por quienes tienen sus fronteras amenazadas; por eso el de
los franceses llega con frecuencia a estado de verdadera hiperestesia.
Hallfbase Bazaine en su despacho, cuando entr6 Hillairaud. Contaba el
exaltado patriot en su declaraci6n que, al contemplar al Mariscal, eneorvado
por los afios, inerme y caduco, no se decidia a realizar el atentado; mas como
Ilegara Bazaine en el curso del coloquio, y para justiflcar en cierto modo su
conduct, a recorder que la Alsacia y la Lorena no habian sido siempre fran-
cesas, y por eso podian no ser consideradas como parte integrante del terri-
torio national, culmin6 de nuevo su indignaci6n y, sacando un cuchillo, le
asest6 un golpe, y rapidamente huy6. La herida producida result leve, y
cur6 en pocos dias.
En su defense alegu6, en primer t6rmino, la eximente de locura, y llev6
a informar delante del Tribunal, para apoyar esta tesis, a mis buenos amigos
y compafieros del Ateneo los doctors Simarro y Escuder; lo hicieron de modo
brillante. Ambos se colocaron pronto a la cabeza de los fren6patas espafioles.
El Fiscal se opuso tenazmente a admitir como buena esta tesis, sostenien-
do, con asombro del auditorio e indignaci6n mia, que cuanto habia escuchado
de labios de los medicos y de la defense eran s61lo elucubraciones sin base,
hijas de las nuevas doctrinas penales, rechazables en defense de la sociedad.
Esto hoy no seria capaz de repetirlo ningdn representante de la Ley.
Conservo integro mi informed por -aberlo escrito para publicarlo en la
Revista de Jurisprudencia y Legislacidi, y, al reelerlo al cabo de cuarenta y
dos afios, aun cuando nunca me satisface cuanto digo y escribo, lo encuentro
muy bien. Dirigiendome al Tribunal dije, entire otras cosas: "'Tened, sefior,
en cuenta el estado de los espiritus en Fraxicia. Recordad que todos los odios
y todas las aspiraciones de esta naci6n se hallan hoy encerrados en estas dos
palabras: Alsacia y Lorena. No es absurdo suponer que al escucharlas de los
labios del hombre que tuvo el infortunio de entregar a Metz, constitiuyeran
para un buen francs el mAs grave de los insults y le determinaran al acto
que, apenas oldas, realize."
El argument era de fuerza y encerraba gran verdad; afios despu6s, por
el contenido de esas dos palabras, ofrendaban su vida a la patria mill6n y me-"
dio de franceses. Sin embargo, no fu6 tornmado en consideraci6n por el Tribu-
nal de Derecho, e Hillairaud fu6 condenado al mAximo de la pena: nueve afios,
que cumpli6 en el presidio de Cartagena. Si el exaltado patriota hubiera com-
parecido ante el Jurado, seguramente habria sido absuelto.






ASUNTOB emE&i US


Mucho eontribuy6 esta sentencia a aumentar en mi el demmor por Ui
profesi6n. y amenguar mi fe en la justieia hnmana. Puse en aquella causa
todos mis afanes, y la falta de buen 6xito me desanim6 casi por complete;
digo "casi", porque ann tuve arrests para aceptar la defense de otra causa,
y causa perdida de antemano: la de Vicente Camarasa, quien, por el precio
de siete pesetas, asesin6 a Pelipe Iglesias, consorte de Francisca Pozuelo, por
sugesti6n de 6sta y de su amante Cantalejo.
Era el desdichado Camarasa tipo perfect del criminal nato. En la comi-
si6n del crime llev6 su fiereka a ejeeutar actos del mas cruel y repugnante
refinamiento.
Al preguntarle por' qu6, sin conocer a la victim, se habia ensafiado de
tal modo, se limit a decirme: "Le cort- sus concieOcias." Para 41, la concien-
cia residia en 6rgano por -nadie sospechado de tal misi6n. La frase de aquel
bruto, salida de labios de Marafi6n, hubiera hecho fortune y quizi servido de
punt de partida para uha nueva teoria psieofisiol6gica.
Se verific6 la vista de la causa en juicio oral y pfiblico y ante una enorme
espectaci6n, defraudada, pues las declaraciones de los procesados y de los
testigos nada ofrecieron de interesante. Eran los autores series vulgares con
alma de fiera. Mis esfuerzos en defense de Camarasa resultaron initiles, y fuW
condenado a muerte, estrenando el patibulo de la Crcel Modelo.
Le acompafi. en la Capilla; mantfivose en ella con serenidad e indiferen-
cia pasmosa. Ante series de tal condici6n, los mayors enemigos de la pena
de muerte quiza vacilen en sus principios y en sus convencimientos.
Por necesidad de la defense, habia insistido en mi informed sobre la mayor
responsabilidad recayente en la mujer, verdadera animadora del delito. No
puedo olvidar la mirada de hiena moribunda, llena de odio, que me lanz6
cuando me encontr6 con ella en la Capilla. Sin salir de 6sta prometi colgar
para siempre la toga; y asi lo he cumplido.
Coincidi6 la ejecuci6n de Camarasa con la vispera de mi primera elecci6n
a Diputado a Cortes, y abandon el ffinebre lugar sin tener arrests para pre-
senciar la subida de mi defendido al patibulo, y fuime a tomar el tren para
Guadalajara, lleno el inimo de entusiasmos y henchido el coraz6n de espe-
ranzas. Esta es la vida.
Initiles fueron cuantos esfuerzos realic6 para obtener de D. Manuel
Alonso Martinez, Ministro de Gracia y J.usticia, el indulto; initil la insisten-
cia de su hija en pedirselo.
Camarasa, que habia asesinado por siete pesetas, sentfa escruipulos por
no poder pagar sus deudas, y, entire 6stas, consideraba la mas apremiante la
contraida conmigo por los servicios en su defense prestados, expresando con
repetici6n su contrariedad. Ante su insistencia y para tranquilizarlo, le decia
yo: "Alguna vez me pagaras esta deuda; puedes estar seguro de ello." Y
asi fu6: pasaron los afios, y -un dia, siendo yo Alcalde de Madrid, cierto ami-
go, pasado de la buena a la adversa fortune y colocado por mi de conserje en
el Cementerio del Este, se present en mi despacho Rleno de satisfacci6n y,
entregAndome una pieza de cinco pesetas, muy ennegrecida, casi de color de
azabache, me dijo: "He aqui el imported de una minute que usted nunea
pensaria cobrar." Cogiendo la moneda le pregunt6: "iY qui6n es el clientet"
"Camarasa -me contest6-. Esta mafiana, al hacer la monda (*), ilevando sua
restos a la fosa comiun, de su faja cay6 este duro, y recordando que usted
habia sido su defensor, me he apresurado a trafrselo."
Aunque nunca he creido en los amuletos, llev6 aquella moneda en el bol-
sillo durante no poco tiempo; mas desaparecido su negro color, debi de darla
(*) La monda es el acto de redoger los restos en las sepulturas no perpetuas para
Ilevarlos al osario eom6fn.


81






5Z ASUNTOS GENERAI S

'inadvertidamente confundida con otras. Prodfijome la pdrdida del amuleto
gran disgusto, pues me result eficacfsimo, coincidiendo con afios de gran
suerte.
Es amuleto tan recomendable como diffeil de obtener.
EL CONDE DB ROMANONES.


COMENTARIOS
Un funcionario judicial se ha dirigido a nuestro Director, inquiriendo del
mismo si sabe para que sirve el Escalaf6n Judicial, pues siendo .funcionario
antiguo. ocupando en Ml lugar prominent. no se le ha propuesto para bl ascenso
y si a Jueces que estin hasta veinte o treinta puntos despues que el, sin que
sean conocidas "las cualidades estupendas de sapiencia de esos compafieros"-
favorecidos por la Sala de Gobierno al ser incluidos en terna. Y refiriendose
al consejo que desde esta secci6n dimos de que no deben renunciarse los as-
censos, se dice en In propia carta si deben resignarse a ir a ciertos lugaTes
los nombrados porque otros no quieren ir y donde no se puede educar conve-
nientemente los hijos, mtentras se nombra y se manda a buenos lugares a. los
parientes de personajes encopetados.
Verdaderamente el escalaf6n de nada sirve. Tan poco es su valor, que
el Tribunal Supremo confeccioni en 1911 el escalaf6n provisional, y a pesar
de que han transeurrido veinte aiios todavia no form el escalaf6n definitive.
Si no fuera porque el Director de REPERTORIO JUDICIAL lo public de tiempo
en tiempo. nadie sabria que lugar ocupa en el mismo.
Las ternas las confecciona la Sala de Gobierno de acuerdo con los ar-
ticulos 59 y siguientes de la Ley OrgAnica del Poder Judicial, y la inica pre-
venci6n que en ellos se hace a ese respect es de que se propondri siempre el
nomnbre de funcionarios que tengan las aptitudes necesarias y para ello se
tomarA en consideraci6ii "el tiemipo de servicios". Es decir, que se impone
la selecei6n. No dispone siquiera un turno de antiguledad.
Bueno o malo. lo cierto es que la Sala de Gobierno propietaria tiene un
sistema y lo sigue, sin alterarlo en proveeho de persona determinada. Siempre
propone, entire los mis antiguos. a los que conceptfia. dentro de su criterio,
mas aprop6sito para el cargo a cubrir, y a los que propone una vez sigue
incluyendolos en terna. Pero ocurre que viene el perfodo de vacaciones y los
components de la Sala que asume entonces las funciones de Sala de Go-
bierno. que no conocen aquel criterio. o si lo conocen no lo estiman bueno,
.actfian libremente y de ahi esas ternas que a veces han sido tan comentadas
dentro del Poder Judicial. porque rompen con el criterio de la Sala propie-
taria y con el conocido sistema de proponer a los que ya fuenon incluidos en
terna. y que se crea. en algunos easos. que se ha querido favorecer a deter-
minada persona, y si es 6sta pariente de "personaje encopetado", al mismo
se atribuye el milagro y no a las condiciones del favorecido.
Pero sea lo que sea. no desmaye el funcionario judicial que a nuestro
Director se dirigid. Recuerde lo que se dijo en un discurso de apertura de
los Tribunales respect de la carrera judicial: que es carrera de sacrificios.
Persevere. contini'e celoso desenvolviendo sus actividades, rectifiquese a si
mismo, y espere el premio. Unos lo reeciben antes, otros despues. Tenga fe.
Y, sobre todo. no renuncie jamJs al ascenso.
0 La Ley de Emergencia Econ6mica. al establecer por el articulo 1 de
su capitulo 11. que se cobre un peso por la inscripei6n de los matrimonios
en los libros del Registro Civil, aunque scan autorizados por los Jueces Muni-
cipales. ha roto nuevamente el principio que inform esa instituci6n de que
la inscripci6n de cualquier acto del estado civil debe ser gratuita. La pri-






-ASUNMO m&ZBLZB


mera vez se quebrant6 euando por la Orden Militar 140 de 1901, arteiulo 6,
ae dispuso que se cobrase un peso por la inscripei6n de los matrimonios efec-
tuados ante los Ministros de eualquier confesi6n religiosa autorizada, cuyo
precepto tendfa a no privar al Estado del peso que se eobra por todo matri-
monio efectuado ante los Encargados del Registro CiviL No hubiera pareeido
mal a nadie que-dicha Ley de Emergencia Econ6mica dispusiese se cobrase
un peso por la inscripci6n de los matrimonios efectuados ante Notario, ha-
bida cuenta aquel precedent. Pero cobrar un peso por celebrar un matri-
.monio civil y un peso por inscribirlo, cuando la inscripci6n es la obligada
consecuencia de la celebraci6n, pareee un poco fuerte.
Con motivo de la investigaci6n que se ha iniciado cerca de la admi-
nistraci6n municipal de New York, se han publicado datos interesantes sobre
el complicado sistema judicial de la ciudad, que tambi6n se ve envuelto en
dicha investigaci6n. !
Los Jueces de Poliefa, o City Magistrates, que son cuarenta y siete, son
nombrados por el Alcalde por un period de diez afios. Cada Juez percibe un
sueldo de $10,000 por afio. El Juez superior percibe $18,000. De la investi-
gaci6n result que algunos de ellos en un par de afios han acumulado cerea
de un mill6n de pesos. Cinco de los Jueces han sido destituidos y quince en
total son objeto de la investigaci6n.
Ademas de dichos cuarenta y siete Jueces, hay sesenta Jueces Municipa-
les que perciben $12,000 al afio y el Presidente de ellos $15,000.
Existe ademis, el Tribunal Federal compuesto de doce Jueces, el Tribu-
nal Supremo del Estado con otros doce. el Tribunal de la ciudad tambien con
doce. los Tribunales de Condado, el Tribunal de Sesiones Generales, el Tribu-
nal de Sesiones Especiales y los Tribunales de Menores.
El total de salaries de los Jueces de la ciudad y sus auxiliares asciende a
unos veinte millones de pesos al afio.
Reproducimos de Informaci6n las siguientes lines que no necesitan co-
mentarios. pues a si mismas se comentan:
"Diez mensualidades del anterior ejercicio econ6mico se les adeuda a los
Jueces Municipales suplentes. En el present, tampoco han cobrado a partir
del iltimo mnes de Octubre. La situaci6n de estos funcionarios es precaria y
comprometida. Encargados de administrar justicia han de impartirla bajo
el agobio de sus personales problems y de perspectives econ6micas ingratas.
Dichos Jueces. segin el hermoso principio juridico, han de dar a cada cual
to suyo. Ellos, sin embargo, no perciben lo que legitimamente les corresponde.
Ahora corre el rumor -hasta ellos ha llegado por lo menos-- de que los
adeudos del pasado presupuesto y del present a partir del transcurrido No-
viembre. seran incorporados a la deuda flotante para satisfacerlo en hora
propicia al Tesoro Nacional.
Todos sabemos que la justicia es gratufta. Pero no las funciones judi-
ciales. Esos Jueces a quienes nos referimos estAn sujetos, como todos los
hombres a perentorias necesidades humans. Su angustioso problema hay que
resolverlo cuanto antes."
0 Seguin el cable, el Rey de Espafia, antes de abandonar el trono, resta-
bleci6 el. jurado para los juicios orales, instituci6n que comenzara a funcio-
nar el primer cuatrimestre del pr6ximo afio.
El jurado- fu6 suprimido por la Dietadura del General Primo de Rivera
y se di6 como raz6n para ello, que nunea di6 grandes resultados y servia,
cuando las luchas de los sindicalistas, para que no se pudiera castigar a los
asesinos. Los sindicalistas amenazaban por correo a los miembros de los jura-
dos y estos daban siempre un veredicto de inculpabilidad, con lo que el pro.
cesado o procesados tenfan que ser declarados absueltos ain en el caso de
que hubicran sido anresados en el mismo moment de realizar el hecho.






AsUtTros O tanalb


6 El Director de esta revista, que nos costa dediea a la misma todos
sus desvelos y afanes por mejorarla cada vez mas, de euahdo en cuando recibe
satisfacciones con las que se ve recompensado moialmente en asu empresa.
No hate much tiempo, el Presidente del Tribunal Supremo, sin gesti6n al-
guna, di6 orden de que se adquiriese la colecci6n complete de REPiBToMO JU-
DIIAL para la Biblioteea de ese organismo; various abogados de los Estados
Unidos se han suscripto espontAneamente; de una librerfa de Alemania le han
pedido las colecciones de 1929 y 1930; la Universidad Harward be ha suscripto
con orden de que a fin de afio no se le pregunte si desea renovar la suscrip-
ci6n pues hasta nuevo aviso debe considerarse que quiere serlo de modo per-
manente; de la Biblioteca del Congreso de Washington se pidi6 tambien la
colecci6n complete a una libreria de esta capital; el Colegio de Abogados de
Buenos Aires. Repdblica Argentina, ha solicitado la remisi6n de la colecci6n
complete; un conocido bufete de Wall Street, tambien ha pedido las 6ltimas
colecciones, etc.
Si el foro cubano dispensase mayor protecci6n a esta revista, alcanzaria
una importancia extraordinaria, ya que su Director irfa aumentando su vo-
lumen y, por tanto. su utilidad serfa mayor, que es a lo que aspira constan-
temente.
OAN.


COLEGIO DE ABOGADOS DE LA HABANA
SBOCION OFFICIAL

ACUERDOS.-En la sesi6n de dia 5 de Febrero dltimo, adopt6 la Junta
de Oobierno los siguientes:
Quedar enterada de que la Comisi6n nombrada en anterior sesi6n visit
al Secretario de Gobernaci6n para interesarse por los Abogados press por
causes politics y que dicho funcionario informi6 que no podia dar permiso
para visitarlos porque el Gobierno habia acordado que no se hicieran a fin de
conjurar un conflict de orden interior, pero que hacia saber que estaban bien
atendidos y que complacerfa cuanto antes al Colegio poniendolos a disposi-
ci6n de las autoridades civiles y militares; y que posteriormente fu6 puesto
en libertad el Dr. Suarez y otros.
Aprobar la actuaci6n del Vice-Decano al contestar desvirtuando las car-
gos hechos por el Diputado Dr. Miguel Suarez al publicar su renuncia en El
Mundo.
Aceptar la renuncia del Dr. SuArez, "sin que la Junta admit los fun-
damentos en que se apoya, vista la insistencia con que ha sidd presentada, y
lamentar de verse privada en lo future del. concurso del Dr. Suarez".
Informer al Juez Municipal de Giiira de Melena que consult cuanto
pudieran importer los honorarios do un Letrado por evacuar ocho consultas
y el studio, redacci6n y firma de una denuncia, que pueden ascender a $300,
pero quo no se puede afirmar por desconocerse los detalles del caso.
Informnar al Presidente de la Audiencia que se ha resuelto la referida
consult.
Informer al Juez Municipal del Vedado que se estiman justos los $150
que por honorarios reclama el Dr. Samuel Giberga en un asunto.
Felicitar al Decano Dr. de CUspedes por haber sido elegido Presidente del
"Uni6n Club".
Aprobar la gesti6n del Tesorero Dr. Betaneourt para que se publique en
BEPERORIO JrDiciAL todos los meses la relaci6n de Abogados inscriptos en el
Colegio.






ASUNTOS QENXRALEM


' Solicitar del Presidente- de la Reptblica la concepi6n de la franquicia.
postal al Colegio por tratarse de organistoo ofcial. con funciones pfblicas, pke-'
vistas en la Ley. : .
Quedar enterada de las bajas solicitadas por varies coleglados.
Deeir al Sr. Genaro Armada que la baja de su hijo como colegiado tiene
que ser solieitada por este.
Decir al colegiado Dr. Suarez que habiendose acordado por la Junta los
actos que sugiere no puede tomarse en consideraci6n su petici6n, ast cbmo
tampooo tomaIr $500 para auxiliar a los colegiados detenidos por no haberse
solicitado alguno por los interesados.
Quedar enterada de los colegiados que se han acogido a la amtnistia par-
cial de cuotas atrasadas y concederla.
Eximir del pago de cuota durante un afio al colegiado Dr. Carlos Do-
mfnguez y hrt reinscripci6n sin el pago de lo atrasado al Dr. Enrique Varela.
Informar al Dr. Carlos Betancourt que no se ha recibido su escrito y
que lo que dice pidi6, espontaneamente hubo de acordarse por la Junta.
Nombrar Diputado al Dr. Francisco Iznaga para cubrir la vacant del
Dr. SuAr'ez.
CONFERENOIA.-El dia 15 del actual mes, pronunci6 una brillante con-
ferencia en el Circulo del Colegio de Abogados el Dr. Luis de Feria, graduado
de las Universidades de la Habana y Paris, la que vers6 sobre "La Distin-'
ci6n clAsica entire el Derecho real y personal, durante el primer cuarto del
siglo XX" y result muy interesante, siendo muy aplaudido por el numeroso
concurso que a la misma asisti6.


SIIBROS Y REVISTAS
DEREcHo INTERNATIONAL PRIVADO (tomo 2), POR 'EL DR. ANTONIO SAN-
CHEZ DE B'STAMA-NTE.-Habana, 1931.-Nos ha favorecido otra ver el Doctor
Sanchez de Bustamante con el envio del segundo tomo de su gran obra. de la
cual 'empezamos a ocuparnos en el nimero de Marzo. En el primer tomo
desarroll6 lo siguiente: Nociones Preliminares, Historia y exposici6n de los
principalWs sistemas de Derecho Internacional Privado; Principios fundamen.
tales; Los primcipios fundamentals en el Derecho-positivo; y La npcionalidad,"
la naturalizaci6n y el doyiiieilio. Y este segundo tomo estA todo 61 dedicado
al Derecho civil- international.
LAS INSCRIPCIONES, POR EL Lcno. MANUEL MARTfNEZ EscoBAa.-Habana,
1931.-Editado por la "Biblioteca Juridica de Autores Cubanos y Extranie-
ros". ackba de publicarse otro libro del competent Magistrado Ledo. Mhrti-
nez Escobar,. que nos ha favorecido con un ejemplar-, el cual, como su tituilo
indica, esti dedicado a desarrollar las distintas cuestiones o prqblemas que
pueden.suscitarse alrededor de las inscripciones en los Registros de la Pro-
piedad. Todo lo relacionado con esos centros result, para los mis del forp,
siempre nuevo, dificil o irido. Son pocos los que se dedican a esa material.
Por consiguiente,-un libro que analiza los preceptos legales y agrupa la juris-
prudencia relacionados con los mismos, presta un inapreciable servicio.
CUADROS DE PROPORCIONES ENTIRE! LOS ALUMNOS MATRICULADOS Y LOS GiRADUA-
DOS EN LAS DISTINTAS PACULTADES DR LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA.-Habana,
1931.-La Comisi6n Nacional de Estadistica y Refo-rmas Econ6micas ha pu-
blicado dichos cuadros, de los que result que en la Universidad se matricu-
laron en el afio 1929-30, 6,921 alumnos, de ellos 727 en Berecho Civil; 103 de
Derecho Pdblico; 116 de Notariado; y 247 de Abogado (nueva denomiiaci6n).
Total 1,193 y .se graduaron 244.
REVISTA DE DERECHO PRIVADO.-Madrid, Marzo.-He aquf el sumario de
dicho numero: "I.-Don Marceliano Isabal Bada (Necrologia), por L. Sancho






ASUNTOS GENERALS


Seral. II.-La venta de la hacienda y la prohibici6n de concurrencia, por M.
Rotondi. mI.--Jurisprudencia: del T. S.: Civil (Sentencias de 28 de Diciem-
bre de 1928 a 31 de Enero de 1929): I. Parte,general.-H. Propiedad y dere-
chos reales.-III. Obligaciones y contratos.-IV. Familia.-V. Sucesionies, por
J. Castan.-Sobre accidents del trabajo, contrato de trabajo y Tribunales
industriales, por J. IV.-Libros recibidos, por Juan N. de Palencia.
REVISTA JuRiicA.-Caracas, Enero.-He aqui el sumario de este nimero:
Acci6n de deslinde, por R. Parra; Estudio sobre la letra de cambio en el
C6digo de Comercio venezolano, por C. Morales; Estudio sobre el arrenda-
miento de obras en la legislaci6n venezolana, por E. L6pez; iPuede pedirse
el divorcio despu6s de decretada la separAci6n de cuerpos?, por J. P6rez;
Las personas morales y su responsabilidad penal, por J. R. Mendoza; La con-
tabilidad mercantil, por R. Naranjo.
LA REVISTA DE DERECHO, JURISPRUDENCIA Y ADMINISTRACI&N.-Montevideo,
Diciembre.-Llega a nuestras manos este numero con este sumario: &Puede la
mujer divorciada, en defense de su dote, deducir terceria de mejor derecho en
una ejecuci6n seguida por uno de los acreedores personales de la sociedad con-
yugal ?, por Federico Escalada; Aspecto econ6mico del ejercicio de la Aboga-
cia, por J. M. Gonzalez; y Jurisprudencia.
REVISTA DEL COLEGIO DE ABOGADOS DE BUENOS AImE.--Septiembre-Octubre.
-Por primera vez hemos recibido la visit de esta ilustrada publicaci6n de la
Repfblica Argentina, que cuenta nueve afios de existencia y dirige el Doctor
Enrique Gil. He aqui el sumario: El hombre y el derecho international piblico,
por CUsar Diaz Cisneros; Trasmisi6n a los herederos del socio fallecido del ca-
pital que pertenece a su causante en la sociedad, por Ricardo Marc6 del Pont;
Naturaleza econ6mica, juridida y ticnica del contrato de seguro, por Jorge
Lascano; Impugnaci6n de inconstitucional del art. 188 del C6digo de Comer-
cio en los juicios por devoluci6n de fletes; Legislaci6n; Jurisprudencia admi-
nistrativa; Acuerdos de la Federaci6n Argentina de Colegios de Abogados y
Acuerdos del Colegio de Buenos Aires. Queda establecido el canje.
Los TmBUNAu .-M6xico, Marzo.-Por vez primera tambien recibimos
esta revista que dirige el Ledo. Belisario Becerra, conteniendo resoluciones
interesantes de aquellos Tribunales. Queda establecido el canje.
RBVISTA Dz DERECHO Y LEGisLACI6N.-Caracas, Enero-Febrero.-Vuelve a
visitarnos esta revistp que dirige el Dr. Alejandro Pietri y el sumario de este
ndmero es el siguiente: Sobre la responsabilidad derivada del dafio produ-
cido por las cosas inanimadas de que uno se sirve o estan a su cuidado, por P.
.3smein; Los principios juridicos en el juicio Dib-Ramia, por A. Pietri; Ac-
-ciones prejudiciales penales, por R. Cisneros; Consideraciones acerca del dafio
moral, por R. Naranjo; y Ley de Aviaci6n. Queda reanudado el canje.
OmTS BEVISTAs.-Tambien henros reeibido La Jursprudeioia al Dfa, Mar-
zo; Botetin de la ecretaria de Comnuicawones, Febrero; Revista de la Aso-
cwiids de Viajantes, Marzo; El Tranviario, Abril; y Retista de MeodWis legal
de Cuba, Diciembre, de la Habana; y Boletin de Informaoon Agricola, de
Santa Clara.


MISCELANEA

REGLAMENTO PARA LA ADMINISTRATION Y COBRANZA DEL
IMPUESTO ESPECIAL SOBRE ALCOHOLES, LICORES, GASEOSAB, etc.
-Por D. P. 396, de 1931, inserto en la Gaceta Ofwial de 23 de Marzo, se ha
puesto en vigor dicho Reglamento cuyo conocimiento interest a los Jueces y
Tribunales.






ASUNTOB GENEURAiS


GARANTIAS CONSTITUCIONALES.-En la Gaceta Oficia de 28 de
Marzo de 1931, se ha publicado el D. P. 431, por el que se resuelve:
t Primero: Que desde la feeha de la convocatoria hecha por el organism
electoral correspondiente, para la celebraei6n de eleceiones parciales, hasta
la terminaci6n total de 6stas, quede en suspense y a ese solo objeto, en los
lugares donde la elecci6n haya de ilevarse a cabo, el Decreto Presidencial
nfmero 207 de Febrero 6 del corriente afio, suspendiendo las garantfas cons-
titucionales.
Segundo: Inniediatamente de celebradas las elecciones parciales a que
el present Deereto se refiere, qudari nuevamente en todo su vigor y fuerza
el citado Decreto nfmero 207 en los lugares sefialados en el parrafo anterior.
Tercero: El Secretario de Gobernaci6n queda encargado del cumplimien-
to de lo dispuesto en el present Decreto.
Dado en la Habana, Palacio de la Presidencia, a 26 de Marzo de 1931.-
Gerardo Machado, Presidente.-Josi Clemente Vivanco, Seeretario de Gober-
naci6n.
Por D. P. 541 de 1931, publicado en la Gaceta del dia 23 del actual mes
de Abril, se ha resuelto:
Primero: Dejar sin efecto el Decreto Presidencial ndmero 207, de 6 de
Febrero de 1931, publicado en la Gaceta Oficial del dia 10 del propio mes, en
euanto a la suspension de las garantlas estatuidas en los articulos 15, 16, 17,
19, 22, 23, 24 y 28 de la Constituci6n de la Repiblica, en las provincias de
Pinar del Rio, Matanzas y Oriente, que por este decreto quedan restablecidas.
Segundo: El Seeretario de Gobernaci6n queda eneargado del eumpli-
miento de lo dispuesto en el present Deereto.
Dado en la Habana, Palacio de la Presideneia, a 18 de Abril de 1931.-
Gerardo Machado, Presidente.-Jos6 Clemente Vivanco, Secretario de Gober-
naci6n.
LEY ORGANIC DEL PODEBU JUDICIAL.-Artioulo 42.-En la Gaceta
Ofsibal de 7 de Abril de 1931 se ha publicado la siguiente Ley del 2:
Art. L-El pArrafo tercero del articulo 42 de la Ley Organica del Poder
Judicial, quedara redactado en la siguiente forma:
"En ningin caso podri el Juez Municipal de primera, segunda y tercera
elase, por raz6n de sustituciones, ascensos, traslados, comisiones ni licencias
(a menos que 6stas fueren por raz6n de enfermedad justificada), cesar en el
ejercicio de sus funciones como Presidente de la Junta Municipal Electoral
hasta, que haya sido fijada la relaci6n provisional de boletas votadas".
Art. II.-Esta Ley regiri desde su publicaci6n en la waceta Ofwial de la
Repdblica.
LIY ORGANICA DEL PODEB4 JUDIOIAL.-Articulo 322.-En la Ga-
Ceta Ofwial de 7 de Abril de 1931 se ha publicado la siguiente Ley del 2:
Art. I.-El articulo 322 de la Ley Organica del Poder Judicial, quedara
adicionado con el siguiente pArrafo:
"Los funcionarios y empleados de la Secretaria de Justicia, que sean
abogados, con exeepci6n del Subseeretario y de los Direetores de Justicia y
de los Registros y del Notariado, desempefien o no, funciones t6cnicas, podran
ejercer su profesi6n con las limitaciones consignadas en el pArrafo anterior".
Art. II.-Quedan derogadas todas las leyes, 6rdenes, decretos, reglairen-
tos y cualquier otra disposici6n que se oponga al exacto cumplimiento de la
present que regira desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Bepdblica.
AMNISTIA.-Delitos de atentado e injuria contra Juces Municipale o
Correccionales.-En la Gaceta OfIcial de 7 de Abril de 1931, se ha publicado
la siguiente Ley del 2:






ABUN ENML


Art. I.-Se concede anmnistia a lo, ooidemidosepet f delitos 'de tefitadq
e injuries hechas por medio de Ia prensa, que se halle' pr6fugos o oaumpliendo
condena, comnetidos contra Jucces Municipales o CGrreccionales, siempre que
al cometerse el delito de atentado, el autor no hubiere ocasionado lesiones a
dichos Juecees, siempre que en todos los casos kstos hayan sido separados de
la carrera judicial por el Tribunal Supremo, antes o despuea de haberse dioe
tado la sentencia condenatoria por los expresados delitos.
Art. II.-Los Tribunales aplicarin de ofieio o a instancia de parte los be-
neficios de esta amnistia.
AMNISTIA.--Deltoa electorales.-En la Gaceta Ofkial de 7 de Abril de
1931. se ha publicado la siguiente Ley del 2:
Art. I.-Se concede amnistia a los responsables, condenados o no power los
delitos y faltas previstos y penados en el C6digo Electoral y sus modifleacio-
nes. cometidos desputs del. 28 de Junio de 1928 y con anterioridad al 25 de
Noviembre 1930.
Tambi n se concede amnistia por los delitos castigados con penas co-
rreccionales. siempre que en la seutencia se haya declarado que el heche
ocurri6 por aspiraciones antag6nicas a posiciones en asambleas o comitis po-
liticos.
Art. 11.-Esta Ley se aplicarA de oficio o a instancia de parte por la
Audiencia que conociere de la causa, y si no estuviesen las actuaciones en 8u
poder, se le retuitir6n sin dilaci6n para la inmediata aplicaci6n de esta amnia-
tia on el trAmite en que se encuentre la causa. Contra el auto que ]a aplique
o In deniegue eabrit el reeurso de casaci6n en el t6rmino y por los trimites
que regulan dieho recurso en lo Criminal.
Art. 111.--Esta Ley regiri desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la
Roepiblica.
LEY DE ORDEN PUBLI00.-Art. 6&: ea inconstitucional.-El Pleno del
Tribunal Supremo. por sentencia de 27 de Marzo de 1931, ha declarado lo
siguiente:
Considerando: que conform an lo dispuesto en el articulo 25 de la Cons-
tituci6n de la Republica. toda persona podra libremente y sin sujeci6n a pre-
via censura emitir su pensamientit de palabra o poir escrito, por medio de la
imprenta, o por cualquier otro proeedimiento. sin perjuicio de Nls responsa-
bilidades. que imponen Ins leyes cuando por aiguno de aquellos medios se
atente contra in horn de las personas. el orden social o la tranquilidad pd-
bliea. *
Considerando: que el articulo 6'. do la Ley de Orden Pfblico, al autorizai
que se proponga al (lobierno y en caso urgent se acuerde la suspension de
las publicaciones que prepare, exciten o auxilien la comisi6n de los delitos a
que dicho precepto se refiere, infringe el artleculo 25 de lk Constifi6,~or-
que ataca el derecho que a toda persona reconoce de emitir libremente el
pensamiento por medio de la imprenta, ya que con la suspension de la publi-
caci6n se Ie priva del instrument adecuado para expresar lo que piensa im-
pidiendole que sus ideas scan conocidas al circular el impreso que las con-
tenga. derecho de tanta importancia que los constituyentes, al autorizar la
suspension de los derechos individuals que dicha Carta Fundamental garan-
tiza, no lo incluyeron entire los que podian ser objeto de tan extraordinaria
media. no justificada por tanto en ningfin caso, power grave que sea la situa-
ci6n. y de ahbi que el dereeho constitutional de que se trata, result en todo
tiempo y circunstancias un derecho invnlnerable.
Considerando: que no obsta a lo expuesto el hecho de la possible ejecu-
ci6n de actos punibles al ejercitar aquel derecho, puesto que, como se ha
indicado, el precepto constitutional prevy6 esa eventualidad, ya' que cuida de
declarar que su disposici6n no excluye la responsabilidad exigible, segun las






ASUM'O ONNNAMi


leyes, a quien a ilo diere kgar, pero-sin privarlo del dereeho quo de modo
tan claro y absolute dej6 garantiza4o por el misnm.
iftentes: aefiorn Getiv*res. T"pwe X"e68cL, Edamfensn "beu, reUtu,
Saleode, Vowamta, Paljwia Vida rretj RoRes, ,pent. y Ortt.
MROISTkOA MNKOATLt a Db LA HABAAIA.-Desde el d(a 1? de
Abril corriente, comensaron a funcionar los Registros Mercantilea 1 y 2k
de la Habana.
NUOMROS BUMLTOf.-En sl papeleria de los Sree. Rambla, Bousa y
Ca., Obispo y San Ignacio, se compran todos los numerous sueltoe que so pre-
senten del RuRmwoI JVDICIAL correspondientes a los meoes de Abril, Mayo
y JUnio de 1928 y Enero de 1929. Se pagan a peso eada uno. Tambi6n se
compran coleeeciones de 1928 al precio de $6.50 eada una.
FAT.ICIMISETOS.-Han fallecido, el Ledo. Lorenzo D'Beci, abogado
de esta capital y ex-Representante a la Camara; la Sra. Maria Luisa Andrade,
esposa del Ledo. Crist6bal de la Guardia, ex-Secretario de Justicia; el Ledo.
Ram6n Ebra y Escoto, ex-Subsecretario de Justicia e Instrucci6n Pfblica; el
Dr. Pedro P. Lubian, abogado de esta capital. victim de un accident auto-
movilista; el Coronel del Ejroeito Libertador Sr. Rodolfo Zayas y Ochoa, pa-
dre del Seeretario del Juzgado de Instrucci6n de la Seeei6n Cuarta, Sr. Mi-
guel A. Zayas; la Srta. ]tlisa Cantefis y Gonzalo, hija del Magistrado de la
Audiencia de la Habana, Ledo. Aguatin Cantefis y del Calvro; el Sr. Mariano
Quintana, Procurador de Santiago de Cuba; el Dr. Antonio del Junco y An-
dr4, hijo del ex-Seeretario de Justicia Ledo. Emilio del Junco y Pujadas; la
Sra. Asunci6n Balado viuda de Castillo, madre de la Oficial de Secretaria de
esta Audiencia, Sra. Petronila del Castillo viuda de Landts.
NOTICIAS VARIAS.-EI Procurador do Placetas Sr. Juan de Dios Ce.
peda, persona estimable seg in dice un peri6dico, al ser agredido por una per-
sona a la que reclamaba el pago del alquiler de un afio de una casa de su
propiedad, hizo uso de un revolver hiriendo de gravedad a dicho deudor.
-Ha quedado constitutda en esta capital la "Comisi6n Nacional de Bi.
bliograffa de Cuba", y de sus >veinte socios de nftmero son abogados los
Dres. Herminio Portell, Ram6n Catala, Emeterio Santovenia. Fermin Peraza,
Juan M. Dihigo, Francisco de P. Coronado, Fernando Ortiz, Jos6 A. Rodri-
guez Garcia y Francisco Llaca y Argudin.
-La Asociaci6n de Auxiliares de la Administraci6n de Justicia feste-
jar& el dia 20 de Mayo el primer aniversario de la inaguraci6n de su casa-club.
Para esa fecha habran terminado de pagar el mobiliario, mesa de billar y
aparato radio. Ha sido objeto de felicitaciones el haberso instalado un dis-
pensario medico para los socios.
-El Colegio de Abogados de Buenos Aires presta los siguientes servi-
cios gratuitos: servir de mediador para quo Ileguen a un acuerdo abogados
y parties acerca de los honorarios de los primeros; biblioteca; suministra an-
tecedentes de legislaci6n, doctrine y jurisprudencia national y extranjera;
consultorio juridico diario e informaci6n sobre Registro de juicios univer-
sales.
-El Fiscal de esta Audiencia ha solicitado la imposici6n de 3 aotis, en
causa por estafa, al Lcdo. Manuel Pruna Latt6.
-Han sido nombrados para integrar la Comisi6n de Legislaci6n Compa-
rada y Unificaci6n de Legislaciones, los Dres. Enrique Hernindez Cartaya,
Fernando Sanchez de Fuentes. Juan C. Zamora, Antonio Valverde, Santiago
Gutibrrez de Celis, Pedro G. de Medina, Carlos Marquez Sterling y Gustavo
Gutidrrez Sinchez.
-Se ha iniciado causa contra el Administrador del "Central Zorrilla"
por atentado a agent de la autoridad, toda ves que al personarse en el in.






90 ABUNs o05NZRALM
genio el Notario Dr. Luis Garela Galbraith para haoer un requerimiento, lo
insult, amenaz6 y golpe6.
-Ha side restablecido el Jurado en los juicios orales que se celebren en
las Audiencias de Espaia y quo suprimi6 el Diotador Primo de Rivera.
-El Abogado de Matanzas, Dr. Mario Muro, ha side electo Gobernador
Rotario do Cuba.
-El nuevo Alcalde Municipal de Pinar del Rio, lo es el Procurador
Sr. Francisco Sarmiento.
-Cuatro penados, con un insatiable deseo de libertad.' incendiaron el
establecimiento penitenciario de Columbus el 21 del pasado mes de Marzo.
Tresecientos veintid6s preson perdieron la vida durante el incendio. Uno de
los conspiradores imuri6 al horde do la locura, espantado de au propia obra.
Otro trat6 de ahorcarse; pero los escoltas llegaron a tiempo de cortar la cuer-
da antes de que muriese. El tercero confes6 plenamente su delito y el cuarto
ha eompletado los detalles de la tragedia.
-El Dr. Mario Diaz Cruz, Director de La Juitsprudencti al Di~, ha sido
reelecto Presidente del "Club de Ajedrez de la Habana".
-lin sido nomibrado Procurador General de la Repdiblica de Espafia, cargo
equivalent al de Fiscal del Tribunal Supremo, el distinguido abogado y pe-
riodista Ledo. Angel Galarza. que fut4 condenado reeientemente a seis afios
de presidio en causa political.
-La Audiencia de Oriente ha condenado a dos sujetos a $100 de inUlta
porque insultaron il Jue. Municipal de Fray Benito. Sr. Pedro Blanco, el que
al Ilegar itn ei cnf y eneontrarlos fornando esocndalo, los requiri6.
-litn sido proecsada today la policia municipal de Alacranes por prevari-
eaei6n e infidelidad en Ia c.ustodia de presss, porque permitian a un penado
salir todos los dins del Vivae a pasear oen un autom6vil que guardaba en Ia
propia Jefaturn.
-EI Trihunal Supremo resolvi6 que In causa iniciada contra el Teniente
del Ejtrcito lWIetor iHerrero. por deseaato al Juez Municipal interino de Nue-
vittas. Dr. liumlterto Sariol. con motive de un juicio correctional, correspond
su eonoeimniento a la jurisdicei6n military.
-KI Tribunal Supremeo acord6 que por el Colegio tie Abogados de Giiines
ell formaei6n. so redtneten eo forma definitive sus Estatutos.
-Han surgido como candidates al cargo de Decano del Colegio de Abo-
gados de In llahtnia. los Dres. Ricardo Dolz y Arango. CatedrAtieo de la Uni-
v-rsidad y Uafael Ouas e InclAn., Presidcnte de la CAmara de Representantes.
-Ila side objeto de favorables comentarios Ia actitud del Presidente de
la Audiencia de Oriente, Dr. lauis de Ileehavarria y Limonta. con motive de
las 4: muerles uisteriosas que han ocurrido en Santiago de Cuba, mientras
fuN Supervisor de esa Proyincia el Comnandante Arsenio Ortia. que ha cesado
en el cargo y euya eonducta s. investiga por las autoridades civiles y mili-
tares.
-El Dr. Bernardo Caranms nos participa que ha instalado su Notaria
en el Edifleio Ajuria, Habana 86.
-La Junta Directiva del Colegio de Procuradores de la Habana, ha so-
licitado se ceelebre sesi6n para que ante ella eomparezea el Procurador senior
Jos A. Borges. para que ratifique las sencionales declaraciones que hizo en
La Senama. sobre el horroroso tortor que dice le fuW aplicado en el Castillo
de Atarts por orden del Juez Militar que conocia de las diligencias iniciadas
por la bomba que explot6 en el Ayuntamiento, para arrancarle una confesi6n,
lo que no so logr6.
-Dice el Corresponsal del Diario de la Maria, en Matanzas, que en esa
ciudad se afirma que estA indicado para Secretario de Estado el Dr. Diego V.
Tejera. Fiscal de la Audiencia de. esa Provincia.






ASUNTOe GIn&Uam


RUG=T=O GIVML-La Direooein de lea Registros de Espaal, por Re.
soluoi6n de 28 de Mayo de 1980, on un oaao en quo ae pidi6 que fure trans-
crita en Milaga la partida de tautismo de una nifia recogida on Bahta Honda,
Cuba, donde falleoieron sus padres en aoci4n de guerra, y que al ser bauti-
zada en 14 de Enero de 1927, dice el solicitante que la reoonooi6 como hija
adoptive k reeolvi6 que s61o precede la inseripoi6n on virtud do sentencia ju-
dfcial. con arreglo al Decreto de 1 de Mayo de 1873, artteulo 6P, pudiendo,
despu4s de verificada la inscripei6n, adoptar a la nifa, de conformidad con
lo preeeptuado en el C6digo Civil, Punda la Direcei6n su resolucl6n on quo
el naeimiento de la nifia pudo y -debi6 ser inacrito on el Registro Civil del
lugar en que neei6 y en.que la partida de bautismo reference a la nifia, aun-
que estuviera debidamentte legalisada con arreglo al articulo 2? del Real
Deereto de 6 de Octubre de 1901. no ea document tranaeribible en ningin
Registro espafiol, por existir en Cuba Registro Civil los afioa de 1896 6 1897,
en, que se supone que naeci6 la interesada.
PROPOUIOIONES D LIBY.-Se ha presentado una en la C6mara de Re-
presentantes, por la que se modifica el artioulo 190 de la Ley OrgAnioa del
Poder Judicial, en la forma siguiente:-
"Art 190.-Todo Magistrado del Tribunal Supremo o de Audienoia, tiene
dereeho. ademiis de su vacaci6n o licencia annual, a una licencia power raa6n de
enfermedad de un mes con sueldo durante el afio; asimismo tendr.n derecho
a un mes con sueldo para asuntos propios. Los Jueces, ademis, del mes a quo
se contrae el artleulo anterior, tendrin derecho a quince dias de licencia con
sueldo. por la misma rax6n de enfermedad. Fuera de estos cases today licencia
se coneederi sik suoldo. pero no podri exceder de seis meses. El funcionario
que haya disfrutado licencia tree aflos consecutivos, no podr& obtener otra
durante los tree siguientes. Exceptuando de esta exclusion los eases de en-
fermedad grave. debidamente justifioados. que ponga en peligro la vida del
fancionario, en los cuales el Presidente de Ia Repdblica o el Secretario de
Justieia. segin correspond, podri conceder licencia per el tiempo que here
necesario sin exeeder de seis meses".
Tambien modifiesa l articulo 309 en la forma siguiente:
"Art. 309.-Los funcionarios del Ministerio Fiscal del Tribunal Supremo
y Audiencins, tienen derecho. ademAs de sus vacaciones o licencias anuales, a
una licencia de un mies en el afio. concedida per raz6n de enfermedad; asi-
mismo tendran derecho a un mes para asunto propio durante el afio."
-Se ha presentado otra conteniendo las bases para una nueva reform
constitutional quo traiga el restableoimiento de la normalidad polities tan
gravemente alterada centre nosotros, entire ellas, Ias siguiento:
'"IV.-Independencia del Poder *-Judicial.-Forma de realizar aste los
nombramientos do su personal.-Creaci6n de un Tribunal especial para co-
nocer y' juzgar de las acusaciones graves que ae formulen contra el Tribunal
Supremo o sus miembros.-Requisitos para los miembros de oste Tribunal y
forma de elegirlos. El Tribunal Supremo conocerA y resolve& de los recursos
y apelaciones que sefiala la Ley de Enjuiciamiento Civil y Criminal y ademas
sobre la inconstitucionalidad de las leyes, los que fallari siempre en el fondo
sin tender a defecto de forma. Resolver& estos recursos por la simple soli-
citud de un ciudadano adn cuando no se le hubiera aplicado las Ley, decreto
o disposici6n controvertida de inconstitucionalidad en los casos en que se
trate de lesi6n a los derechos individuals garantizados por la Constituci6n o
electorales o los que afectan a las garantias politics de la libre emisi6n del
pensamiento. de reuni6n y de asociaci6n. Se fijarAn preceptos que hagan
efectivo el Habeas Corpus y que delimiten las jurisdieciones, a los efectos de
impedir la intromisi6n de la jurisdicei6n military en la ordiiaria o vice versa."
"VII.-No podrtn ser objeto de amnistia ni indulto las omisiones, in-
fracciones, delitos y faltas que se cometan contra los derechos individuals






ABUNTOS GENIVRAMIS


garantizados por la Constituci6n, los de libre. emiai6L del pensamiento, los
de asociaci6n y reuni6n y los previstos y penados en el C6digo Electoral, asi
como los delitos de malversaci6n y todos aquellos en los que por.funciona-
rios o particulares el Estado, la Provincia o el Municipio resulten perjudica-
dos econ6micamente, a no -ser que lo acuerde el Congreso por el voto favora-
ble de las cuatro quintas parties de los components del Senado y de la Ca-
mara".
-Tambien se present otra por la que se dispone que para obtener el
titulo de Procurador, en cuanto a la edad, s61o se require haber eumplido
21 afios, en cuyo sentido se modifica el inciso 1? del articulo 341 de la Ley
Organica del Poder Judicial.
-Tambien se ha presentado otra por la que se prohibe en lo absolute,
por todos y cada uno de los Sub-Puertos de la Repiblica, toda clase de im-
portaci6n, los que s61lo serin utilizados para exportar; se fija a cada saco de
azicar que se export por los Sub-Puertos un impuesto de 20 centavos y se
dispone "que los que infringieren esos preceptos seran sometidos al .proce-
dimiento de los Juzgados Correccionales y condenados con penas de $500 a
$5,000 de multa o prisi6n de seis meses a un afio o con ambas penas, caso
de reincidencia."
-Tambi6n se present otra por la que "se concede amnistia a las faltas
penadas por la aplicaci6n del Reglamento para regular las correcciones dis-
ciplinarias imponibles a los Abogados, Procuradores y Mandatarios Judicia-
les", debiendo los Tribunales de ofieio o a instancia de part aplicar los be-
neficios de esta amnistia a todos los que se encuentren sujetos a dichos expe-
dientes y los que se encuentren cumpliendo alguna penalidad derivada de la
aplicaci6n del Reglamento mencionado en el articulo anterior.
-Tambi6n se ha presentado otra por la que se dispone que mientras por
una Ley, no se definan los delitos de caricter politico, bastari que por alguna
de las parties se sostenga que el delito que se imputa tiene su origen en alguna
lucha de cariz politico, para que no pueda ser aplicada la pena de muerte;
que en ningun caso dejara de resolverse un recurso de casaci6n en que se
alegue la infracci6n de un precepto constitutional o de cualquier otra Ley,
por la omisi6n de un requisite de forma, pues el Tribunal Supremo, de oficio
procederi dentro del termino de diez dias al que advierta la omisi6n a subsa-
narlo, librando al efecto los oportunos despachos y sefialando concretamente
a la parte en que consiste tal omisi6n para que dicha part si de ella depen-
diere, lo subsane dentro del termino de quinto dia; que en ningin caso podrai
ser juzgado por la jurisdicci6n military ninguna persona acusada, que no per-
tenezca a las Fuerzas de Mar y Tierra, y si fuere detenida, no podra darsele
muerte bajo pretexto alguno.
-Tambi6n se present otra por la que al articulo 534 de la Ley de En-
juiciamiento Civil se le afiadira el siguiente parrafo: "La excepci6n de falta
de personalidad a que se refieren los incisos 2? y 3 del articulo 532 de la Ley
de Enjuiciamiento Civil, ya se alegue como dilatoria o perentoria, podra sub-
sanarse en cualquier estado del juicio."
-Tambien se present otra por la que se adiciona al articulo 3 de la
Ley de Amnistia de 5 de Junio de 1924 el siguiente parrafo: "Se declaran
tambidn comprendidos en los beneficios de esta Amnistia a los que para el
cumplimiento de la pena impuesta por cualquier delito no hayan tenido, ni
tengan que sufrir prisi6n en ninguno de sus grades, siempre que la pena se
refiera a hechos cometidos con anterioridad al 31 de Diciembre de 1925, de-
biendo en consecuencia desaparecer su constancia, de oficio, o a instancia de
parte, del Registro General de Penados de la Secretaria de Justicia."
-Tambien se ha presentado otra por la que se modifica el parrafo 20 del
articulo 141 de la Ley Organica del Poder Judicial, que quedari redactado
asi:






-BIV dZZU


"Conooer en primer instaneia y juioio verbal las reolamaciones -uya
cuantia no exoeda de $500 moneda official ; exceptuindose los procedimientoa
bipoteearios de los cuales conocerin los Jueoes de. Primera .Instancia cual-
quiera hue sea su cuantia, tramith6dose de coiforiiidad con lo pre.eptuado
en la Ley Hipotecaria. Si la cuantia excediere de $300 y las parties utiliza-
ren Letrados, o Procuradores o Mandatarios, los honorarios de 6stos se ten-
dran incluidos en las costas. Los Jueces Municipales de Cuarta. claue cono-
cerin solamente en primer instancia y juicio verbal, de las reelamaciones
que no excedan de $100 moneda official, eon la excepoi6n a que e refiere el
parrafo anterior."
-Tambi6n se present otra por la que se dispone que "todo comerciante
o industrial establecido en la Repfbliea en cualquier giro, que tomare como
argument el gravamen de los nuevos Impuestos para la subida de precio en
eualquier clase de articulo o mercanoias que exceda de la cuantia que sefiala
la mencionada Ley, incurrirf en un delito del que conocerfn los Jueces Co-
rreccionales, asesorhndose de los delegados de la Secretaria de Agricultura
o Hacienda para comprobar que el delito se ha cometido, en cuyo caso se le
impondra multa de $100 a $500; y los reincidentes seran condenados a seis
meses de prisi6n.
-Tambien se ha presentado otra por la que se modifiesa el inciso 1? del
articulo 183 de la Ley OrgAnica del Poder Judicial, que debera quedar redac-
tado asi: (7).-Las vistas y sentencias de los interdictos, juicios ejecutivos,
apelaciones sobre denegaci6n de pruebas, recursos de amparo a la posesi6n,
juicios de desahucio y cualquiera otro negocio que la Sala estime de carActer
urgente; y se dispone que "los sefialamientos de vistas de recursos conten-
cioso-administrativos hechos para los meses de vacaciones, quedaran sin efec-
to, procedi6ndose a transferirlos de oficio para la fecha posterior que corres-
ponda."
PUEDE CONTRATARSE EN CUALQUIER CLAUSE DE MONEDA.-
El Letrado Consultor de la G mara de Comereio, con fecha 4 de Marzo de
1931, ha evacuado al Presidente de esa corporaci6n, la siguiente consult:
"Tengo el honor de referirme a la consult formulada por la Compafiia
Importadora de Viveres de Sagua, S. A., sobre si incurren en penalidad por
estipular en los documents piblicos y privados, tales como facturas, cuen-
tas, etc., que dichos documents tienen que ser liquidados en moneda de los
Estados Unidos de Nbrte-America y tambien que si hecha esa estipulaci6n
dichos documents tienen que ser pagados en la moneda que se indica con
exclusion de cualquier otro signo fiduciario, aunque sea declarado de circu-
laci6n forzosa. En relaci6n con este punto puedo participarle que es libre
pactar el pago de obligaciones en cualquier especie de dinero national o
extranjero y que, en su consecuencia, no se incurre en penalidad alguna por-
que se pacte el pago en moneda americana. Es dificil prever cual serA el
estado legal que pudiera originarse con referencia a una legislaci6n que to-
davia no se conoce en sus terminos, pero de todos modos es possible suponer
que cualquiera ley que se promulgara no podria alterar los derechos adqui-
ridos ni modificar los contratos celebrados a la sombra de la legislaci6n actual,
pues la ley que tal hiciera seria de efecto retroactive en contravenci6n con
lo dispuesto en los artfculos 12 y 13 de la Constituci6n de la Republica, en
virtud de los cuales ninguna ley tendra efecto retroactive y las obligaciones
de character civil que nazcan de los contratos o de otros actos u omisiones que
las produzcan, no podran ser alteradas por el Poder Legislativo ni el Eje-
eutivo.-Mario Diaz Cruz."
COMISION DE JUBILACIONES Y.PENSIONES JUDICIAL La
Comisi6n recaud6 en Marzo $17,913.51 y pag6 $30,346.77, por lo que hubo
un deficit de $12,433.26.-El deficit en 31 de Diciembre de 1930 ascendfa a






ASUNTOS GENEBALE


$89,519.92, y agregado el d6fieit de Enero, Febrero y Marzo de 1931, que as-
cendi6 a $33,851.67, da un gran total el deficit de $123,371.59. *
COMPAAIAS DE FIANZAS.-Las compafilas de fianzas adeudaban en
31 de Marzo de 1931 a la Comisi6n de Jubilaciones y Pensiones Judiciales
$3.108,746.
MOVINIENTO JUDICIAL.-Despues de la publicaci6n del anterior nfi-
mero. ha habido el siguiente:
Subsocretario de Justicia.-Ha renunciado ese cargo el Dr. Ricardo Egui-
lior y Vinent, electo Representante.
-Para desempefiar ese cargo ha sido nombrado el Dr. Giordano Hernfn-
dez y Dou, ex-Representante, que ha sido autorizado por el Secretario del
Ramo para que por si resuelva los asuntos de indole ordinaria.
Abogado Fiscal.-Ha sido nombrado Abogado Fiscal de la Audiencia de
Santa Clara, por un period de seis afios, el Dr. Fabio Ortiz y Pirez.
-Ha sido nombrado Abogado Fiscal de la de Camagiiey por un period
de seis anios, el Dr. Alvaro Armifian y Rodriguez.
Ascenso rehusado.-Se ha tenido por rehusado el ascenso al cargo de Juez
de Primera Instancia e Instrucci6n de Banes por el Dr. Ignacio Garrido, Juez
Municipal de Cruces.
Reingreso.-Ha sido nombrado Juez Municipal de Vueltas, el Dr. Arturo
Martin Lamy, Juez excedente.
Permuta.-Han concertadlo la permuta de sus cargos los Dres. Delio Cas-
tellanos y Lorenzo Aufi6n, Jueces Municipales de Santa Maria del Rosario y
Vifiales, respectivamente.
Fiscal de Partido suplente.-Para sustituir al Fiscal de Partido do la
Habana Dr. Eladio Mederos, mientras disfrutase de licencia, fu6 nombrado
Fiscal suplente, por el de esta Audiencia, el Dr. Francisco Llaca y Escoto.
Condonaci6n.-El Presidente de la Republica condon6 las multas 4e $235
y $280 que por la Audiencia de Camagiicy se impusieron al abogado Dr. Ma-
nuel Tome, por demorar ia devoluci6n de causes, cantidades que correspon-
den al fondo de jubilacionbs judiciales.
Opositores.-Figuran como opositores para ingresar en el Cuerpo de As-
pirantes a Registros de la Propiedad, los Dres. Eugenio de Quesada. Jorge
Siberio, Felipe Luaces, Pedro Cantero y Marcelino Albuerne, Jueces Munici-
pales de Bayamo. Cabafias, Florida. Santa Clara y Baracoa, respectivamente;
el Dr. Ricardo Trelles, Secretario de la Audiencia de Pinar del Rio, y el
Dr. Francisco Pubehara, Fiscal de Partido de Palma Soriano. Las plazas son
veinte y los aspirantes 73.
Sentencias.-Las Salas de lo Criminal de esta Audiencia durante el mes
de Marzo dictaron las siguientes sentencias: Sala Primera, 46; Sala Segunda,
58. y Sala Tercera, 67.-Total. 171.
En lo que va de afio hasta 31 de Marzo han dictado: Sala Primera, 145;
Sala Segunda. 131. y Sala Tercera. 185.-Totales, 461.
La Sala de lo Civil dict6 en Marzo 135 sentencias y en lo que va de afio
hasta 31 de Marzo, 248.
-La Sala Tercera durante el mes de Marzo dict6 67 sentencias, de ellas
40 condenatorias. 17 absolutorias y 4 mixtas, resultando condenados 56 aeusa-
dos y absueltos 27.
Casas, expedientes, etc.-El Fiscal de la Audiencia de Santa Clara soli-
cita para el Juez Municipal de CabagAn 2 afios de suspension, acusAndolo de
haber escrito una carta .pidiendo $3 por una certificaci6n del Registro Civil
que vale 40 centavos. 1
-El Juez de Instrueci6n de Trinidad ha procesado al Sr. Jesuls ArbolAez,
ex-Juez Municipal de San Pedro, por cohecho y exacci6n illegal, por haber






ASUNTOOS QUaALUM


exigido $15 y $20 por dos matrimonios y haber pedido $12 por subsanar un
error padecido en una inseripei6n de nacimiento.
-La Audiencia de Santa Clara aeord6 la separaei6n del Secretario del
Juzgado Municipal de Yaguajay, Sr. Adolfo Batard.
-El Tribunal Supremo acord6' former expediente de separaci6n al Jues.
Municipal de Bauta, instruyendo el mismo el Juez de Primera Instancia e
Instrucci6n de San Antonio de los Bafios.
-La Sala de Gobierno del Tribunal Supremo aeord6 no haber lugar a
iniciar expediente al Juez Municipal de CabaiguAn en funciones de Juez de
Primera Instancia de Sancti Spiritus, a virtud de queja del Dr. Jos6 M. de la
Cruz.
-El Fiscal de la Audieneia de Santa Clara ha solicitado 11 afios y 1 dia
de inhabilitaci6n, por prevaricaci6n, para el Juez Municipal de Rancho Veloz,
por haber condenado como autor de estafa al autor de un delito de falsedad.
-La Sala de Gobierno del Tribunal Supremo dejo sin efecto la corree-
ci6n de reprensi6n que la Audiencia de CamagUiey le impuso al Juez de Pri-
mera Instancia e Instrucci6n de Mor6n, Dr. Ceferino Saiz y'de la Mora.
-La propia Sala acord6 no haber lugar a investigar los hechds que im-
puta el Sr. Amalio Soto, al Juez Municipal de Banes.
-El Juez de Primera Instancia e Instrucci6n de Pedro Betancourt ad-
mniti6 una querella interpuesta contra el Dr. Andris Luera, al que se acusa
de que siendo Juez Municipal de Agramonte firm6 ap6ecrifamente a nombre de
una persona un escrito y por su intervenci6n en ese hecho'se ha procesado
ya al entonces Secretario Sr. Ceferino Cuervo.
Jubilaci6n.-Ha sido jubilado voluntariamente el Sr. Benjamin Cunt y
Varela, Seeretario del Juzgado de Primera Instancia de Col6n, con un retiro
annual de $1,555.20.
Renuncias.-Han renunciado sus cargos los Sres. Dr. Jose Moreate, Fis-
cal de Partido de Palma Soriano; Dr. Francisco Pubehara, Juez Municipal
primer suplente de Palma Soriano; Armando Valera, segundo suplente de
PipiAn; JosA Lavastida, Oficial del Municipal de Candelaria; Godwal Maceo,
Alguacil del de Primera Instancia e Instrucei6n de Puerto Padre.
Nombramientos.-Ha sido nombrado Secretario, el Sr. Abilio Duran, .del
Juzgado Municipal de Vueltas.
-Ha .ido nombrado Oficial, el Sr. Carlos Martinez, del Juzgado Munici-
pal de Candelaira.
-Ha sido nombrado Escribiente, e1 Sr. Ram6n Lorenzo, del Juzgado
Municipal de Candelaria.
-Han sido nombrados Alguaciles, el Sr.. Manuel Almaguer, del Juzgado
de Primera Instancia e Instruccei6n de Puerto Padre, y la Srta. Elvira Car-
bonell, de la Fiscalia de la Audiencia de Matanzas.
LA JUSTICIA AMERICANA.-De un peri6dico americano tomamos lo
siguiente:
"A la 1 y 45 minutes de la tarde de ayer el Magistrado Edward Weil y el
Vigilante Dominick Paolo, de la Estaci6n de Pblicfa de la calle 126 Este de
New York, dieron muestras de una gran glotonerfa. Habia pasado la hora
del almuerzo del Magistrado Weil, quien habia celebrado ya distintos casos
en la Corte de Policia del Oeste. El vigilante Paolo, que habfa estado de posts
toda la noche hasta las 8 de la mafiana, hora eh que se dirigi6 directamente a
la Corte con un detenido sin haberse desayunado, teniendo ademas que volver
a la post hasta las 12 p. m. de ese dia, lleg6 al paroxismo de su indignaci6n
cuando oy6 al Seecretario anunciar un receso de 45 minutes para almorzar.
-Su sefiorfa -dijo el vigilante Paolo dirigi6ndose hacia la barra-, qui-
siera tener la bondad de celebrar mi casbI
-IQu6T -exclam6 el Magistrado Weil con asombro- Ya he dicho -que
la Corte se suspendia para almorzar.






ASUNTOS mWulm


-Puede ser -insisti6 el vigilante Paolo-, pero yo he estado trabajando
desde la media noche y tengo una familiar que me. espera y con quien desearia
star un rato; otros cases han aido celebrados-y...
-tQu6 clase de pelicula es 6stat -interrumpi6 el Magiatrado Weil ool6-
rico- Es esa una conducts imppopia de un Agente de la Autoridad.
-Yo no lo creo asi -objet6 Paolo-. Todos los Abogados que han con-
currido aqui han celebrado sus casos. Usted ha perdido un tiempo precioso
oonversando con sus amigos y yo mientras tanto sentado aquf, pacientemente
esperando.
-~Quof Qu6?t Qui? -exclam6 el Magistrado Weil en un ereciente
asombro de incredulidad- Deme su nombre y el n6mero de su chapa. Ya
arreglaremos este asunto con el Jefe de la Policia.
El vigilante Paolo di6 al esten6grafo su nombre y numero de la chapa,
pero continuaba en voz baja protestando del atropello que con &l se cometia.
-Yo adn sigo creyendo que estoy en mi derecho -decia Paolo-. Mi
trabajo consiste en andar las calls y a estas horas no he dormido, no he
desayunado ni he almorzado. Yo no puedo cumplir bien mi deber cuando
tengo que trabajar toda la noche, si antes no duermo algunas horas. iQuiere
Vd. tener la hondad de llamar mi caso el primero cuando reanude la audien-
cia a las 2 y 30T
-Eso sera decidido a su tiempo, -dijo el Magistrado Weil secamente,
y sali6 precipitadamente para almorzar y el vigilante Paolo algo abatido sali6
en busca de su restaurant.
El almuerzo hizo prodigios en la disposici6n de ambos hombres. El caso
de Paolo fu lIlamado el primero, cambiAndose entire el y el Magistrado timi-
das miradas.
-Yo comprendo que he estado algo violent en lo que le dije a su Sefiorfa
-se aventur6 a deeir el vigilante-, y yo le pido por ello mil perdones.
-No hay de que -aleg6 el Magistrado Weil con su cara radiante-.
Hemos estado discutiendo sobre algo en que no estAbamos de acuerdo; pero
en lo que a mi respects estoy arrepentido de lo que le he dicho olvidando todo
lo ocurrido."
OERTIFICACIONES ZXPEDIDAS POR ASOCIACIONES.-El Letra-
do Consultor de la Camara de Comercio Cubana ha evacuado la siguiente
consult del Presidente de esa sociedad:
"Tengo el honor de referirme a la consult que se formula a este De-
partamento por encargo de usted, sobre si las certificaciones que expida la
soeiedad N. N.. estAn sujetas al Impuesto del Timbre de que habla el ar-
ticulo 1", letra K, del capitulo 4 de la Ley de Emergencia Econ6mica;
participaindole que. a juicio de esta Consultoria, las certificaciones que expida
dicha Corporaci6n no estan sujetas al Timbre sefialado en dicho precepto,
toda vez que el mismo se refiere a las oficinas del Estado, la Provincia o el
Municipio oa las oficinas de cualquier secta.o religion o las que expidan los
Secretarios de sociedades o compaiiias particulares. En ninguno de los casos
referidos se hall la sociedad N. N.. la cual es una asociaci6n regida por el
decreto-ley de 13 de Junio de 1888, pues si bien en el lenguaje vulgar se
auelen Ilamar sociedades a las asociaciones, es lo cierto que en el lenguaje
tecnico. que es de suponerse el utilizado por las leyes, cada una de ellas tiene
ana significaci6n distinta; no pudiendo titularse "sociedades o companifas",
que son las constituidas en armonia con los preceptos de los C6digos Civil
y de Comercio. a las asociaciones que se constituyen en ejercicio del derecho
que concede el articulo 28 de la Constituci6n de la Repdblica, o sean aquellas
en que los habitantes de la Republica se asocian para fines licitos de la vida
y sin Animo de lucro.-Mario Diaz Crns."









REPERTORIO JUDICIAL
REVISTA MENSUAL FUNDADA BAJO LOS AUSPICIOS DEL COLEGIO
DE ABOGADOS DE LA HABANA
I mNCtPTA COMO coIA OR MUNA CLAW WN LA OFICINA oD CORNEA OR LA ADANA

Sucripci6n annual, $7.00 NAmero suelto ... $0.70 Anunclo on el Dirt. $2.00

ARO VII. HABANA. MAYO DE 1931. NUM. 5.

SUMARIO
La lndependeaela del Poder Judicial. por Juan Gutifrrn Qulr6a.-la prenda sobre blenes futuros y
el Registro Prendario, par Guillermo de Montg6.-La quiebra y los libros de contabilidad, par Ricardo
N. AlemAn.-Algo sobre la admial6a de flansa correctionales. par Alberto Vlches y Gonaasle.-Sobro
el miamo term, par Reollo Bernal.-Comentarios, por Oan.-Cologto de Aboadoas de la Habana: Secalon
Oflcal.--Libros y reistas.-Misceldnes.-Acuerdoa do la Sala de Goblerno del Tribunal Supremo.-Saon-
tenciu y Auto, de la Sals de 1o Civil y de lo Contencioao admlnistrativo de la Audiencla 4e Ia Habana.-
Abogados inacriptom ea el Colegio de la Habana.-Indiee.

LA INDEPENDENCIA DEL PODER JUDICIAL (*)

La independencia tiene su reconoeimiento en el regimen de la division
de los Poderes y en nuestra Constituci6n, que da a los Tribunales de Justicia
la facultad privativa de aplicar las leyes. El principio tambien es reconocido
por la Ley Organica del Poder Judicial, pues al establecer las reglas para el
funcionamiento de los tribunales, lo hace sobre el supuesto de la autonomia
del Juez.
Cuando se dice que el Poder Judicial no es independiente se hace una
afirmaci6n juridicamente falsa. Nos parece que cuando se habla de falta de
independencia en el Poder Judicial. no se hace referencia a la funci6n, sino
a los components del organismo de que el Estado se vale para ejercerla.
Si el Poder Judicial tiene la facultad de separaci6n o traslado de sus
imiembros, de igual modo debe gozar tambien de la facultad de nombrarlos
con las limitaciones que establece la Constituci6n, ya que de esa manera la
autoridad de la judicatura quedarfa robusteecida y desaparecerfa quizA esa
sombra de possible parcialidad conque la gente suele representarse a la Admi-
nistraci6n de Justicia.
-Bajo un principio de several moral, la reform seria innecesaria, ya que
no debe suponerse que quien desempefia la funci6n judicial desvia su actuaci6n
para servir un interns cualquiera; pero estimo saludable la reform, porque
con ella suprimirfamos de la mente del pueblo el motive que se supone co-
rruptor de ]a voluntad del Juez.
En mAs de una ocasi6n solemne se ha dicho en la apertura de los Tribu-
nales, que si nuestro Congreso recogiera estas indicaciones cesaria probable-
mente la duda en la opini6n pfiblica respect a la independencia del funcio-
nario judicial.
No hacemos consideraciones respect al principio de la soberanfa de los
Poderes, porque son cuestiones bien conocidas. La soberanfa reside en el
pueblo y el proyeeto de Ley sobre nombramientos judiciales que en virtud- de
(*) El Mundo, diario important de esta capital, formula al Presidente del Tribunal
Supremo la siguiente pregunta: "jQu6 opina usted de la independencia del Poder Judi-
eialf"; y nos parece convenient, dada la indole de esta revista, reprodueir su contesta-
ei6n.-N. del D.






ASUNTOS GENERAL


un mensaje del Presidente de la Republica aprob6 el Senado, es consecuente
con el principio politico y constitutional que exige que del pueblo dimanen
todos los Poderes pfiblicos, porque en la constituci6n del propio Tribunal
Supremo, cuyos miembros han de hacer los nombramientos, intervienen dos
de estos Poderes nacidos del sufragio.
El mencionado proyecto tiene precedentes. En Mexico, conforme al ar-
ticulo 97 de la Constituci6n, los Magistrados de Circuito y los Jueces de
Distrito son noinbrados por la Suprema Corte de Justicia de la Naci6n, la
cual puede tambitn con arreglo al mismo articulo, nombrar Magistrados de
Circuito y Jueces de Distrito supernumnerarios, facultad que aparece corrobo-
rada en el articulo 3 de la Ley Orginica del Poder Judicial de la Federaci6n
y articulo 14 de la misma.
En Costa Rica, segin el articulo 118 de la Constituci6n, corresponde al
Supremo Tribunal hacer el nombramiento de los Jueces de Primera Instan-
cia y demnis funcionarios que design la ley.
En Honduras, el pirrafo sexto del articulo 78, Titulo V de la Constitu-
ci6n. confiere .a la Corte Suprema la facultad de nomlbrar los Magistrados de
las Cortes de Apelaciones y los Jueces de Letras departamentales y seccio-
nales.
En San Salvador. es atribuci6n de la Suprema Corte de Justicia nombrar
los Jueces de Primera Instancia, conforme al articulo 102 de la Constituci6n,
pfrrafo segundo.
En Panama, de acuerdo con el articulo 92 de la Constituci6n en los Tri-
bunales y Juzgados ordinarios que la ley establezca, los Magistrados y Jueces
scrAn nombrados por la Corte superior en jerarquia.
En resume: La ley de los nombramientos judiciales es buena-tal vez
indispensable-para disipar la duda quo la suspicacia crea respect a la in-
dependencia de los Jueces. Pero nuestra judicatura es independiente en de-
recho.
La base fundamental de su independencia estA en la inamovilidad, ga-
rantizada por la propia Constituci6n; y la salvaguardia de inamovilidad esti
encomendada exclusivamente al Poder Judicial. No se necesitan on realidad
nuevas leyes que garanticen esta independencia.
Hemos dicho repetidas veces que la independencia del Poder Judicial
depend del Juez finicamente, y que el Juez esti obligado a identificarse con
ella y mantenerla.
JUAN GUTIrBREZ Y Qum&iS.


LA PRENDA SOBRE BIENES FUTURES Y EL
REGISTRO PRENDARIO
En los primeros dias de Marzo del pasado afio fu6 aprobado por la Cimara
de Representantes un interesante proyecto de Ley del culto y distinguido letrado
Jorge Garcia Montes creando la prenda sobre bienes futurost El proyecto, al
romper con el concept traditional del contrato, busea soluciones adecuadas a la
indole peculiar de nuestras fuentes de riqueza y a nuestra organizaei6n agricola
y econ6mica. La indispensable necesidad del financiamiento previo a la produe-
ei6n, para el cual, aparte las insuficientes que brinda la Ley de Refacci6n Agri-
cola, no hay otra garantia que la de la tierra. a menudo sujeta a eargas perpe-
tuas o temporales constituidas con finalidad distinta, inspir6 al author el demeo
de eneontrar una formula que, ajustandose a la realidad present, facilitara el
modo de ofrecer recursos a la agriculture, evitando, dentro de lo possible, el
frande, mediante la identificaci6n especifica de los bienes y la sanci6n penal
subsiguiente a su perpetraci6n.






ASUNmB GMNUAL


Desde luego que en todo intent de esta naturaleua gobierna I& voluntad y
el pensamiento un interns preponderante que, sin anular los demAs, ae lee sobre-
pone. Ya deola Huber en la Exposici6n de Motives del C6digo Suizo, al explioar
por que se desisti6 de incluir en sus preceptos la hipoteca mobiliaria, que, a su
juicio, no deblan sacrificarse ciertos intereses econ6micos al peligro de las de-
fraudaciones, ya que "cada uno debe vigilar sus derechos". En estos casos
-agrega- es el inter6s del propietario el que pravelece y no hay para qu6
preocuparse de los abuses; pues si se admit la instituci6n en el Derecho Civil,
habri de confiarse al Penal la represi6n del traspaso de los muebles gravados a
terceros.
El argument se ha estimado d6bil por gran nfimero de tratadistas; y el
propio C6digo Suizo, si bien permit el pacto de 'venta con reserve del dominio
en los bienes muebles (articulo 715), lo prohibe respect de los ganados, cuya
pignoraci6n sin entrega (articulo 885) s61o consiente previa inscripci6n ,y en
favor de institutes estrechamente fiscalizados.
De todos modos en Cuba, por las razones apuntadas, conviene considerar
hasta que punto y en que forms las necesidades del credit agricola aconsejan
desdefiar el riesgo a correr power los derechos de acreedores y terceros, subordi-
nandolo al interns predominante de la producci6n, para que sea possible el en-
sayo con suficientes probabilidades de 6xito.
Hasta ahora la prenda sobre bienes futures se traducfa, cuando much, en
una promesa de constituirla. El proyecto la convierte en prenda actual, que
surte todos sus efectos juridicos desde el otorgamiento, incluso frente a los
terceros a quienes, por consiguiente, ha de anunciarse su existencia. En el con-
trato regulado por el C6digo Civil la publicidad result del hecho material de
la entrega: la tenencia del bien por el acreedor o el depositario es el simbolo y
da la certidumbre del gravamen (sin perjuicio del instrument notarial consta-
tador de la fecha) por cuanto esa tenencia entrafia una situaci6n manifiesta y
conocida. Ahora. al faltar la entrega, se haria ineludible la inscripei6n que, en
nuestra Apoca, no encierra ya ninguna novedad. En efecto, fuera de los paises
que, como Alemania, han buscado la soluci6n del problema agrario en el credito
personal (cajas Schulze-Delitzch, Raiffeisen, sociedades agricolas de Haas, Co-
operativas, etc., etc.), la prenda inscribible es decade hace afios conocida y utili-
zada, aunque no en el sentido de autorizarla sobre las cosas actualmente inexis-
tentes en el patrimonio del deudor, sino tan solo para fundar en el constitute
posesorio la garantia real, dejando las miquinas, sembrados y reses gravadas en
sus manos. Asi encontramos incorporados generalmente el Registro Prendario
a la Prenda Agricola, instituida en Italia desde la Ley de 1887, en Francia a
partir de la de 1898, en Espaiia desde la de 1917, en el Brasil con much ante-
laci6n al Q6digo Civil y en la Argentina a contar de la Ley de 1914.
Bueno serA advertir que la inseripci6n por si sola es insaficiente para evitar
los riesgos del negoeio y los fraudes a que se presta, no ya en lo tocante a la
pignoraci6n de las cosas futures, sino tampoco en las que existen en el moment
de su creaci6n en poder del obligado. En Francia, a pesar de las reforms de
1906, 1925, 1927 y 1928 la instituci6n no ha dado buen resultado. En Italia,
donde se permit el contrato finicamente con las Cajas Agrarias, las Cooperati-
vas y otras entidades semejantes, previa autorizaci6n y bajo la vigilancia del
Estado, tampoco ha sido todo lo satisfactorio que se esperaba a juzgar por las
nuevas leyes y decretos de 1922, 1923, 1924, 1925, 1927 y 1928. Y en el Brasil,
Coelho Rodriguez y Andrade Figueira lamentan amargamente el. fracaso del
sistema.
El nudo gordiano del problema estA en la dificultad, hasta ahora insupe-
rable, de la identificaci6n: en la ficil sustituci6n de unos frutos, products y
animals por otros y en las simulaciones de muertes, p6rdidas, roturas, dete-
rioros y degradaciones cualitativas y. cuantitativas, no imputables a la persona
que viene obligada a su conservaci6n. Y esta dificultad, enorme en la prenda






1UU ASUNTOS GENERALEB

agricola, tiene forzosamente que acrecentarse en la de cosas que todavia no se
han producido. La identidad especifica s61lo en parte la elude. El niimero y la
calidad no son calculables en todos los casos, ya que el rendimiento de un cultivo
y sus events (el estimado que se dice para las zafras de azficar) es esencial-
mente aleatorio. Y lo mismo sucede con el precio probable en el mercado.
Hasta donde se estorbarian, al interferirse, la venta de la cosecha o cosechas
pr6ximas con los adelantos a cuenta del precio, que es negociaci6n frecuente, y la
prenda de que se trata, es otro obstAculo que debe tomarse en cuenta. Asimismo
seria preciso determinar cUidadosamente el orden de prelaci6n de este er6dito
prendario en relaci6n, por ejemplo, con los refaccionarios; y con los procedentes
de los salaries de obreros y mozos de labranza, de la adquisici6n de semillas, pos-
turas, abonos, mfquinas, aperos y reses, del precio del arrendamiento y de la
extension hipotecaria, entire nosotros vigente todavia, a los frutos pendientes,
algunos de los cuales podrian, en caso de sentirse inseguros de cobrar sus titula-
res, crear serious problems a la explotaci6n de la tierra.
Por filtimo, la manera de impeler al propietario, cuando proceda hacerlo
antes de la ejecuci6n de la prenda, a la entrega de las cosas susceptibles de serlo
para la material consumaci6n del contrato, habria de asegurarse cuidadosamente
estatuyendo un procedimiento sumario y coactivo.
Tales son, ligeramente esbozadas, las principles dificultades a veneer. Que
todas scan insalvables, como se pretend por los adversaries de la Prenda con
Registro no parece admisible. En otros paises se insisted (y continuara segura-
mente insistiendose) en hallar soluciones aceptables. Para nosotros acaso sean
preferibles todos los peligros de la instituci6n a su abandon definitive. En lo
que respect a las maquinas (sin excluir los autom6viles) se ha llegado a obte-
ner en el extranjero un funcionamiento regular de la garantia. Un bien estu-
diado modo de identificaci6n especifica o individual, segfin las circunstancias y
las cosas, para cada grupo o clase de bienes, dentro de un maximum y un mini-
mum de valoraci6n aproximada, con fiscalizaci6n estricta de la producci6n o del
uso; un orden rational y arm6nico de prelaciones; un conjunto adecuado y eft-
ciente de sanciones; la mayor o menor limitaci6n de las pignoraciones a deter-
minadas entidades cooperatives o de otra indole; y un sistema correlativo de
seguro, pueden, quizAs, llevarnos al establecimiento de la instituci6n en condicio-
nes que la hagan positivamente titil y eficaz, dandonos la media exacta en que
cabe supeditar los diversos intereses en juego al que consideramos predominante,
y marcandonos la frontera mis allia de la cual no debe pasarse para que no que-
den desamparados econ6mica y juridicamente los derechos que aquellos intere-
ses representan.
Bstas breves notas, escritas al correr de la pluma, no tienen mAs objeto que
Ilamar la atenci6n de los estudiosos hacia la interesante y sugestiva cuesti6n
en ellos apenas enunciada. Repitiendo una vieja frase podemos decir que la
semilla estA en el sureo. Vengan quienes pueden y deben hacerlo a decidir si
es forzoso o convenient dejarla secarse alli donde ha caido, o si por el contrario
merece, como creo, el amoroso cuidado del cultivador inteligente para que la
plant germine, se desarrolle y rinda frutos sazonados y jugosos en un porvenir
cereano.
GUIAERMO DE MONTAGE.


LA QUIEBRA Y LOS LIBROS DE CONTABILIDAD

Se podria asegurar, con base suficiente para ello, que nuestro C6digo de
Comercio, dada la redaeci6n de algunos de sus preceptos, impone a los comer-
eiantes la obligaci6n ineludible de Ilevar libros, es decir, determinados libros, en
los euales exige el eumplimiento de various requisitos, unos de forma, que afectan




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs