• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Main
 Acuerdos de la sala de gobierno...
 Escalafon del poder judicial
 Sentencias y autos
 Indice general














Title: Repertorio judicial
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00076996/00006
 Material Information
Title: Repertorio judicial
Physical Description: Book
 Record Information
Bibliographic ID: UF00076996
Volume ID: VID00006
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Table of Contents
    Main
        Page A-36
        Page A-37
        Page A-38
        Page A-39
        Page A-40
        Page A-41
        Page A-42
        Page A-43
        Page A-44
        Page A-45
        Page A-46
        Page A-47
        Page A-48
        Page A-49
        Page A-50
        Page A-51
        Page A-52
        Page A-53
        Page A-54
        Page A-55
        Page A-56
        Page A-57
        Page A-58
        Page A-59
        Page A-60
        Page A-61
        Page A-62
        Page A-63
        Page A-64
        Page A-65
        Page A-66
        Page A-67
        Page A-68
        Page A-69
        Page A-70
        Page A-71
        Page A-72
        Page A-73
        Page A-74
        Page A-75
        Page A-76
        Page A-77
        Page A-78
        Page A-79
        Page A-80
        Page A-81
        Page A-82
        Page A-83
        Page A-84
        Page A-85
        Page A-86
        Page A-87
        Page A-88
        Page A-89
        Page A-90
        Page A-91
        Page A-92
        Page A-93
        Page A-94
        Page A-95
        Page A-96
        Page A-97
        Page A-98
        Page A-99
        Page A-100
        Page A-101
        Page A-102
        Page A-103
        Page A-104
        Page A-105
        Page A-106
        Page A-107
        Page A-108
        Page A-109
        Page A-110
        Page A-111
        Page A-112
        Page A-113
        Page A-114
        Page A-115
        Page A-116
        Page A-117
        Page A-118
        Page A-119
        Page A-120
        Page A-121
        Page A-122
        Page A-123
        Page A-124
        Page A-125
        Page A-126
        Page A-127
        Page A-128
        Page A-129
        Page A-130
        Page A-131
        Page A-132
        Page A-133
        Page A-134
        Page A-135
        Page A-136
        Page A-137
        Page A-138
        Page A-139
        Page A-140
        Page A-141
        Page A-142
        Page A-143
        Page A-144
        Page A-145
        Page A-146
        Page A-147
        Page A-148
        Page A-149
        Page A-150
        Page A-151
        Page A-152
        Page A-153
        Page A-154
        Page A-155
        Page A-156
        Page A-157
        Page A-158
        Page A-159
        Page A-160
        Page A-161
        Page A-162
        Page A-163
        Page A-164
        Page A-165
        Page A-166
        Page A-167
        Page A-168
        Page A-169
        Page A-170
        Page A-171
        Page A-172
        Page A-173
        Page A-174
        Page A-175
        Page A-176
        Page A-177
        Page A-178
        Page A-179
        Page A-180
        Page A-181
        Page A-182
        Page A-183
        Page A-184
        Page A-185
        Page A-186
        Page A-187
        Page A-188
        Page A-189
        Page A-190
        Page A-191
        Page A-192
        Page A-193
        Page A-194
        Page A-195
        Page A-196
        Page A-197
        Page A-198
        Page A-199
        Page A-200
        Page A-201
        Page A-202
        Page A-203
        Page A-204
        Page A-205
        Page A-206
        Page A-207
        Page A-208
        Page A-209
        Page A-210
        Page A-211
        Page A-212
        Page A-213
        Page A-214
        Page A-215
        Page A-216
        Page A-217
        Page A-218
        Page A-219
        Page A-220
        Page A-221
        Page A-222
        Page A-223
        Page A-224
        Page A-225
        Page A-226
        Page A-227
        Page A-228
        Page A-229
        Page A-230
        Page A-231
        Page A-232
        Page A-233
        Page A-234
        Page A-235
        Page A-236
        Page A-237
        Page A-238
        Page A-239
        Page A-240
        Page A-241
        Page A-242
        Page A-243
        Page A-244
        Page A-245
        Page A-246
        Page A-247
        Page A-248
        Page A-249
        Page A-250
        Page A-251
        Page A-252
    Acuerdos de la sala de gobierno del tribunal supremo
        Page B-1
        Page B-2
        Page B-3
        Page B-4
        Page B-5
        Page B-6
        Page B-7
        Page B-8
        Page B-9
        Page B-10
        Page B-11
        Page B-12
        Page B-13
        Page B-14
        Page B-15
        Page B-16
        Page B-17
        Page B-18
        Page B-19
        Page B-20
        Page B-21
        Page B-22
        Page B-23
        Page B-24
        Page B-25
        Page B-26
        Page B-27
        Page B-28
        Page B-29
        Page B-30
        Page B-31
        Page B-32
        Page B-33
        Page B-34
        Page B-35
        Page B-36
        Page B-37
        Page B-38
        Page B-39
        Page B-40
        Page B-41
        Page B-42
        Page B-43
        Page B-44
        Page B-45
        Page B-46
        Page B-47
        Page B-48
        Page B-49
        Page B-50
        Page B-51
        Page B-52
        Page B-53
        Page B-54
        Page B-55
        Page B-56
        Page B-57
        Page B-58
        Page B-59
        Page B-60
        Page B-61
        Page B-62
        Page B-63
        Page B-64
        Page B-65
        Page B-66
        Page B-67
        Page B-68
        Page B-69
        Page B-70
        Page B-71
        Page B-72
        Page B-73
        Page B-74
        Page B-75
        Page B-76
        Page B-77
        Page B-78
        Page B-79
        Page B-80
        Page B-81
        Page B-82
        Page B-83
        Page B-84
        Page B-85
        Page B-86
        Page B-87
        Page B-88
        Page B-89
        Page B-90
        Page B-91
        Page B-92
        Page B-93
        Page B-94
        Page B-95
        Page B-96
        Page B-97
        Page B-98
        Page B-99
        Page B-100
        Page B-101
        Page B-102
        Page B-103
        Page B-104
        Page B-105
        Page B-106
        Page B-107
        Page B-108
    Escalafon del poder judicial
        Page C-1
        Page C-2
        Page C-3
        Page C-4
        Page C-5
        Page C-6
        Page C-7
        Page C-8
    Sentencias y autos
        Page D-1
        Page D-2
        Page D-3
        Page D-4
        Page D-5
        Page D-6
        Page D-7
        Page D-8
        Page D-9
        Page D-10
        Page D-11
        Page D-12
        Page D-13
        Page D-14
        Page D-15
        Page D-16
        Page D-17
        Page D-18
        Page D-19
        Page D-20
        Page D-21
        Page D-22
        Page D-23
        Page D-24
        Page D-25
        Page D-26
        Page D-27
        Page D-28
        Page D-29
        Page D-30
        Page D-31
        Page D-32
        Page D-33
        Page D-34
        Page D-35
        Page D-36
        Page D-37
        Page D-38
        Page D-39
        Page D-40
        Page D-41
        Page D-42
        Page D-43
        Page D-44
        Page D-45
        Page D-46
        Page D-47
        Page D-48
        Page D-49
        Page D-50
        Page D-51
        Page D-52
        Page D-53
        Page D-54
        Page D-55
        Page D-56
        Page D-57
        Page D-58
        Page D-59
        Page D-60
        Page D-61
        Page D-62
        Page D-63
        Page D-64
        Page D-65
        Page D-66
        Page D-67
        Page D-68
        Page D-69
        Page D-70
        Page D-71
        Page D-72
        Page D-73
        Page D-74
        Page D-75
        Page D-76
        Page D-77
        Page D-78
        Page D-79
        Page D-80
        Page D-81
        Page D-82
        Page D-83
        Page D-84
        Page D-85
        Page D-86
        Page D-87
        Page D-88
        Page D-89
        Page D-90
        Page D-91
        Page D-92
        Page D-93
        Page D-94
        Page D-95
        Page D-96
        Page D-97
        Page D-98
        Page D-99
        Page D-100
        Page D-101
        Page D-102
        Page D-103
        Page D-104
        Page D-105
        Page D-106
        Page D-107
        Page D-108
        Page D-109
        Page D-110
        Page D-111
        Page D-112
        Page D-113
        Page D-114
        Page D-115
        Page D-116
        Page D-117
        Page D-118
        Page D-119
        Page D-120
        Page D-121
        Page D-122
        Page D-123
        Page D-124
        Page D-125
        Page D-126
        Page D-127
        Page D-128
        Page D-129
        Page D-130
        Page D-131
        Page D-132
        Page D-133
        Page D-134
        Page D-135
        Page D-136
        Page D-137
        Page D-138
        Page D-139
        Page D-140
        Page D-141
        Page D-142
        Page D-143
        Page D-144
        Page D-145
        Page D-146
        Page D-147
        Page D-148
        Page D-149
        Page D-150
        Page D-151
        Page D-152
        Page D-153
        Page D-154
        Page D-155
        Page D-156
        Page D-157
        Page D-158
        Page D-159
        Page D-160
        Page D-161
        Page D-162
        Page D-163
        Page D-164
        Page D-165
        Page D-166
        Page D-167
        Page D-168
        Page D-169
        Page D-170
        Page D-171
        Page D-172
        Page D-173
        Page D-174
        Page D-175
        Page D-176
        Page D-177
        Page D-178
        Page D-179
        Page D-180
        Page D-181
        Page D-182
        Page D-183
        Page D-184
        Page D-185
        Page D-186
        Page D-187
        Page D-188
        Page D-189
        Page D-190
        Page D-191
        Page D-192
        Page D-193
        Page D-194
        Page D-195
        Page D-196
        Page D-197
        Page D-198
        Page D-199
        Page D-200
        Page D-201
        Page D-202
        Page D-203
        Page D-204
        Page D-205
        Page D-206
        Page D-207
        Page D-208
        Page D-209
        Page D-210
        Page D-211
        Page D-212
        Page D-213
        Page D-214
        Page D-215
        Page D-216
        Page D-217
        Page D-218
        Page D-219
        Page D-220
        Page D-221
        Page D-222
        Page D-223
        Page D-224
        Page D-225
        Page D-226
        Page D-227
        Page D-228
        Page D-229
        Page D-230
        Page D-231
        Page D-232
        Page D-233
        Page D-234
        Page D-235
        Page D-236
        Page D-237
        Page D-238
        Page D-239
        Page D-240
        Page D-241
        Page D-242
        Page D-243
        Page D-244
        Page D-245
        Page D-246
        Page D-247
        Page D-248
        Page D-249
        Page D-250
        Page D-251
        Page D-252
        Page D-253
        Page D-254
        Page D-255
        Page D-256
        Page D-257
        Page D-258
        Page D-259
        Page D-260
        Page D-261
        Page D-262
        Page D-263
        Page D-264
        Page D-265
        Page D-266
        Page D-267
        Page D-268
        Page D-269
        Page D-270
        Page D-271
        Page D-272
        Page D-273
        Page D-274
        Page D-275
        Page D-276
        Page D-277
        Page D-278
        Page D-279
        Page D-280
        Page D-281
        Page D-282
        Page D-283
        Page D-284
        Page D-285
        Page D-286
        Page D-287
        Page D-288
        Page D-289
        Page D-290
        Page D-291
        Page D-292
        Page D-293
        Page D-294
        Page D-295
        Page D-296
        Page D-297
        Page D-298
        Page D-299
        Page D-300
        Page D-301
        Page D-302
        Page D-303
        Page D-304
        Page D-305
        Page D-306
        Page D-307
        Page D-308
        Page D-309
        Page D-310
        Page D-311
        Page D-312
        Page D-313
        Page D-314
        Page D-315
        Page D-316
        Page D-317
        Page D-318
        Page D-319
        Page D-320
        Page D-321
        Page D-322
        Page D-323
        Page D-324
        Page D-325
        Page D-326
        Page D-327
        Page D-328
        Page D-329
        Page D-330
        Page D-331
        Page D-332
        Page D-333
        Page D-334
        Page D-335
        Page D-336
        Page D-337
        Page D-338
        Page D-339
        Page D-340
        Page D-341
        Page D-342
        Page D-343
        Page D-344
        Page D-345
        Page D-346
        Page D-347
        Page D-348
        Page D-349
        Page D-350
        Page D-351
        Page D-352
        Page D-353
        Page D-354
        Page D-355
        Page D-356
        Page D-357
        Page D-358
        Page D-359
        Page D-360
        Page D-361
        Page D-362
        Page D-363
        Page D-364
        Page D-365
        Page D-366
        Page D-367
        Page D-368
        Page D-369
        Page D-370
        Page D-371
        Page D-372
        Page D-373
        Page D-374
        Page D-375
        Page D-376
        Page D-377
        Page D-378
        Page D-379
        Page D-380
        Page D-381
        Page D-382
        Page D-383
        Page D-384
        Page D-385
        Page D-386
        Page D-387
        Page D-388
        Page D-389
        Page D-390
        Page D-391
        Page D-392
        Page D-393
        Page D-394
        Page D-395
        Page D-396
        Page D-397
        Page D-398
        Page D-399
        Page D-400
        Page D-401
        Page D-402
        Page D-403
        Page D-404
        Page D-405
        Page D-406
        Page D-407
        Page D-408
        Page D-409
        Page D-410
        Page D-411
        Page D-412
        Page D-413
        Page D-414
        Page D-415
        Page D-416
        Page D-417
        Page D-418
        Page D-419
        Page D-420
        Page D-421
        Page D-422
        Page D-423
        Page D-424
        Page D-425
        Page D-426
        Page D-427
        Page D-428
        Page D-429
        Page D-430
        Page D-431
        Page D-432
        Page D-433
        Page D-434
        Page D-435
        Page D-436
        Page D-437
        Page D-438
        Page D-439
        Page D-440
        Page D-441
        Page D-442
        Page D-443
        Page D-444
        Page D-445
        Page D-446
        Page D-447
        Page D-448
        Page D-449
        Page D-450
        Page D-451
        Page D-452
        Page D-453
        Page D-454
        Page D-455
        Page D-456
        Page D-457
        Page D-458
        Page D-459
        Page D-460
        Page D-461
        Page D-462
        Page D-463
        Page D-464
        Page D-465
        Page D-466
        Page D-467
        Page D-468
        Page D-469
        Page D-470
        Page D-471
        Page D-472
        Page D-473
        Page D-474
        Page D-475
        Page D-476
        Page D-477
        Page D-478
        Page D-479
        Page D-480
        Page D-481
        Page D-482
        Page D-483
        Page D-484
        Page D-485
        Page D-486
        Page D-487
        Page D-488
        Page D-489
        Page D-490
        Page D-491
        Page D-492
        Page D-493
        Page D-494
        Page D-495
        Page D-496
        Page D-497
        Page D-498
        Page D-499
        Page D-500
        Page D-501
        Page D-502
        Page D-503
        Page D-504
        Page D-505
        Page D-506
        Page D-507
        Page D-508
        Page D-509
        Page D-510
        Page D-511
        Page D-512
        Page D-513
        Page D-514
        Page D-515
        Page D-516
        Page D-517
        Page D-518
        Page D-519
        Page D-520
        Page D-521
        Page D-522
        Page D-523
        Page D-524
        Page D-525
        Page D-526
        Page D-527
        Page D-528
        Page D-529
        Page D-530
        Page D-531
        Page D-532
        Page D-533
        Page D-534
        Page D-535
        Page D-536
        Page D-537
        Page D-538
        Page D-539
        Page D-540
        Page D-541
        Page D-542
        Page D-543
        Page D-544
        Page D-545
        Page D-546
        Page D-547
        Page D-548
        Page D-549
        Page D-550
        Page D-551
        Page D-552
    Indice general
        Page E-1
        Page E-2
        Page E-3
        Page E-4
        Page E-5
        Page E-6
        Page E-7
        Page E-8
        Page E-9
        Page E-10
        Page E-11
        Page E-12
        Page E-13
        Page E-14
        Page E-15
        Page E-16
        Page E-17
        Page E-18
        Page E-19
Full Text






REPERTORIO JUDICIAL

REVISTA MENSUAL FUNDADA BAJO LOS AUSPfCIOS DEL COLEGIO
DE ABOGADOS DE LA HABANA

INSCRIPTA COMO CORRESPONDENCIA DESEGUNDA CLASE EN LA OFICINA DE CORREOS DE LA HABANA

Suscripci6n annual, $7.00 Nuimero suelto . $0.70 Anuncio en el Dirt. $2.00


ANO VI. HABANA, ENERO DE 1930. NUM. 1.


SUM ARIO
Do Administraci6n.-Los Articulos 295 y 212 del C6digo Notarial, por Juan Carlos Andrea.-
Colaboraci6n valiosa.-Comentarios, por Oan.-Colegio do Abogados: secci6n oficial.-Libros y revis-
tas.-Miscelinea.-Acuerdos do la Sala do Gobierno del Tribunal Supremo.-Seutencias y Autos do
la Sala do lo Civil y de 1o Contencioso Administrativo do la Audiencia de Ia Habana.

DE ADMINISTRATION
lIaeomos saber que tenemos ndmeros sueltos do los arios 1925, 1926, 1927, 1928 y
1929 al precio de $1.25 los correspondientes a los tres primeros alios; y de 60 cts. los
do los dos filtimos alios. Para los suseriptores valen $1.00 y 50 ets. respectivamente.
Teuemos coleeriones completas de eos ainos, que valen $6.00 las do los tros pri-
meoros; $6.50 la del cuarto y $7.00 la del 61timo. Para los quo so suscriban a esta
revista, durante el afio 1930, las detallamnos a $4.00 las de los eiaitro primeros aflos
y a $5.00 Cas del iltinmo para facilitarles el adquirir la coleeci6n complete.
Los pedidos deben dirigirse al Administrador, B nudmoro 2S3, entire 29 y 31, Ve-
dado. acompaiiados do su imported y serAn atendidos inmediatameute.
Los quo deseen suseribirse durante el afio 1930, enviarafn a igual direcei6n el imported
adelantado ascendente a $7.00, y los que deseen quo so les envie la revista bajo cubiorta
certificada, se servirfin remitir 96 centavos adicionales y asi se evitarin extravios en
Correos, de los quo no respondemos, pues cuidadosamente euviamos a eada suscriptor el
correspondiente ejemplar en sobre claramente dirigido.
Advertimos a los suscriptores que deseen eneuadernar el afio 1929, que cada seeci6n
tiene numeraci6n distinta; por lo que debe encuadernarse primero la seeci6n de Asuntoa
Generales; luego la de ABuntos sobre Ferrocarriles; despu6s la de Acuerdos del Tribunal
Supremo; y por iltimo, la do Sentencias y Autos y el Indice General. Los Sres. Rambla,
Bouza y Ca., Obispo 33 y 35, improsoros do esta revista, cuidadosamente, siguiendo nues-
tras instruceciones, encuadernan las eolecciones en pasta media espailola por $1.50 y en
pasta espafiola, a $2.00.
Desde el nuimero de Enero, los n6meros sueltos para los no suscriptores valdrAn 70
centavos y para los suseriptores 60 centavos, debido al aumento del precio de suserip-
ci6n a que nos hemos- visto obligados por las razones que decimnos en el ndimero de Di-
ciembre.



LOS ARTICULOS 295 Y 212 DEL CODIGO NOTARIAL

En el nimero correspQndiente al mes de Noviembre ultimo de esta im-
portante revista juridica, vemos unas observaciones que se hacen al articulo
295 del C6digo Notarial con motive de una resoluci6n del Juzgado Municipal.
del Vedado que neg6 a un Notario el derecho de reclamar sus honorarios en
juicio verbal, por considerar obligatorio el uso de la via de apremio; y como









REPERTORIO JUDICIAL

REVISTA MENSUAL FUNDADA BAJO LOS AUSPICIOS DEL COLEGIO
DE ABOGADOS DE LA HABANA
INSCRIPTA COMO CORRESPONDENCIA ODiE UNDA CLASE EN LA OPICINA OK CORRMMO O LA HABANA

Suscripci6n annual, $7.00 Nmrnero suelto .. $0.70 Anunclo *n el Dirt. $2.00

ARO VI. HABANA, MARZO DE 1930. NUM. 3.


SUMARIO
Alen jacta ext. por Jbcdo. Noell.-j-Es vAlldo el poder otorgado a favor del Notarlo autorl-
7anto do In ea'ritural, por Mario Nin y Abarra.-Comentarlos, por Oan.-Coleglo de Abogados: nec-
<-6n olicinl.-Llbrus y revistar..-MlscelAnea.-Acuerdos del Tribunal Supremo.- entencilan y Autos
dI. lI, SHla dic o Civil y de to Contencioso Administratlvo de la Audlencia de la Ilabana.

ALEA JACTA EST (")
El articulo 592 del C6digo Penal que trata del delito de imprudencia te-
iemrarin dice, al final, que si la pena sefialada al mismno es igual o mayor quo
la correspondiente al hecho respective cuando se realize con dolo, aquella
hajarfi a la innediatn.
Es tan indiscutible y notoria la justificaci6n de ose precepto que no re-
quiiere coiientario, ni explieaci6n de ningfin genero. Si la acci6n se verifica
por culpa o descuido no debe tener idWntico castigo que si es ejecutada con
intent o' aldad. Esto no consiente la mis leave dudn. Un individuo tonia un
revolver y creyendo que no esta cargado 10 maneja o mueve con entera des-
preoieupaci6n, y a consecuencia de ello soe escape un tiro que mata a una per-
sona pr6ximan; otro sujeto coje un arma de esa clause y do exprofeso la dispara
contra su enemingo para vengar sencillo agravio causindole la muerte. 1Seran
equiparables ainhos casos on el orden de la represi6n merecida? Iluelga com-
pletaiiente la contestaci6n. Al pritinro poco so le theme, el sOgumido infunde
cl pavor del asesino.
P'ues hien, v Un detenido se fug6 por negligencia de quien lo eustodiaba. La Audien-
cia condeno al acusado con dos meses y un din de arrest mayor. Fe Fiscal
initrpuso recurso de casaci6n por infracci6n de ley hasado en que el delito
tle infidelidad en la custodial de press que se habhra comctido si hubipse me-
diado acuerdo entire el escolta y el custodindo para la evasi6n, es do caricter
grave por tener asignada inhabilitaci6n especial, pena aflictiva segtin el ar-%
ticulo 24, y que por consiguiente procedia una no imenor de 4 Inmses y un dia.
Y el Tribunal Supremo, en sentencia nfimero 244 de 1920, de la que fu6 Po-
nontc (l eminence jurisconsulto que con tanto splendor de cultural lo preside
actualmente, declar6 sin lugar el recurso y que era de pertinencia lo preve-
nido en la iltima part del citado articulo 592, porque 6ste se contrae exclu-
(*) 17n inteligente funcioario judicial, que ocupa elevado cargo, que no desea firmer,
nos ha vnviado (ste y otros articulos para nfimeros sucesivos; y much le agradenemnon Bu
ilustra(da colaboraci6n.-N. del D.





ASUNTOS GENERALS


sivamente a las penas de privaci6n do libertad, y que, consecuentemente, nada
importaba que figurase en el delito intentional la de inhabilitaci6n aludida.
Y el propio Tribunal Supremo, en sentencia 244 do 1925 ---rara coinci-
dencia de numeraci6n para total apartamiento de criterio-, sobre un caso
analogo, cas6 la resoluci6u de la Audiencia estimando que no debi6 poner
cien pesos de multa sino un afio y un dia de prisi6n correctional, porque el
delito de infidelidad mencionado es de naturaleza grave por ser aflictiva la
inhabilitaci6n que lleva y que, por tanto, era de aplicar lo dispuesto en el
primer pArrafo del articulo 592 en cuesti6n y no el Altimo. Diametralmente
opuesta a ]a anterior. Y la misma tesis sustenta la 169 de 1926.
Tan interesante divergencia de apreciaci6n reclama, desde luego, intensa-
mente la atenci6n, porque es muy notable la diferencia de penalidad, segun
que se elija una u otra opini6n.
Si se advierte que son dos y de fechas mis recientes las sentencias quo
optan porque se use el precepto con estricta sujeci6n a su texto, no es do in-
vocarse para los casos de infidelidad de referencia la benignidad expresada;
pero si se juzga pensando algo mAs en el espiritu o prop6sito de la Ley y en
lo que de prActico o positive deben tener todas las determinaciones de ella.
parece que seria de escoger el otro sistema, pues repugna al buen sentido y
a la equidad, eterna fuente de verdadera justicia, que el funcionario venal e
indigno, que menospreciando rudamente su decoro professional y los trascen-
dentales intereses quo se le conflan, libra de la prisi6n al empedernido ladr6n
a cambio de escasisimo oro, sea castigado por ejemplo a seis meses de arrest
por tratarse de hurto de cuantia inferior a cincuenta pesos, y que el mismo
hecho, cuando no es product de la perversidad y desvergiienza sino de la
imprevisi6n de un empleado honrado que carece de toda ilustraci6n y de
claro raciocinio, como por regla general acontece a los que desempefian esos
modestos y mal retribuidos destinos pfblicos, sea reprimido con dos afios
cuatro mess de prisi6n.
11 La raz6n y el sentimiento se rebelan contra tal enormidad!!
Y no se atenda el desafuero o la crueldad por la circunstancia de que on
el primer supuesto se imponga la pena de inhabilitaci6n ademAs de la de
arrest, pues demasiado sabido es lo inofensiva que result casi siempre
aquella en la realidad de las cosas, que es a la que en material de castigos debe
oirse preferentomente.
Cupiera presumir que no es tan inevadible el compromise de subordinar-
so a la letra de la Ley, pues numerosas son los oeasiones en que se abandon
esa ruta para seguir otra distinta ante la posibilidad de tropezar con el escollo
de un absurdo. QuizAs fuera dtil traer a colaci6n la sentencia 45 de 1918 de
dicho Tribunal, en que con relaci6n a una pena conjunta de dos meses de
arrest y multa de $1,500 se consign6 que la prisi6n subsidiaria quedaba re-
gida por la regla primer del articulo 49 y no por la tercera que es la corres-
pondiente a la multa, porque si bien esta se imponia como principal, ese vo-
cablo no se toma s61o en contraposici6n de accesoria, sino para significar cuAl
de aquellas dos es mis gravosa, siendolo incuestionablemente la que consti-
tuye privaci6n de libertad. iNo seria extensible el argument al tema que
nos ocupa y just entender que es principal en ese sentido el arrest con res-
pecto a la inhabilitaci6n, por cuanto su efecto es de mais gravedad y que, en
consecuencia, ha de prevalecer aquRl para graduar la pena de la imprudenciat
Queda, pues, planteado el duelo entire los dos famosos apotegmas del
Derecho Penal "dura lex sed lex" e "indubio pro reo". La suerte esta
echada.
Hasta aqui lleva el primero mejor anotaci6n en la contienda, pero no al-
oanzara victoria deflnitiva mientras no cuente con el consensus general mns
arraigado o consolidado.
LcDO. NOLL.





ASUNTOS GOZNEALES


i.ES VALIDO EL PODER OTOAGADO A FAVOR DEL
NOTARIO AUTORIZANTE DE LA ESORITURA? (*)
Con esta pregunta comienza uno de los interesantes epigrafea del libro
"La Personalidad y su Jurisprudencia", que con tanta utilidad para todos
ha publicado el distinguido Magistrado de esta Audiencia, Dr. Manuel Mar-
tinez Escobar, pronuncidndose el autor por la negative, por nias quo hace
constar que la Audiencia de la Habana, en sentencia reeiente, declare vAlido,
a los efectos de la personalidad, un poder conferido al Notario autorizante
del mismo, con el que este se person en juicio.
Deducimos la anterior opinion de las frases que a continuaci6u do la
resoluci6n de la Audiencia, expone el autor, con tanto sentido ir6nico, cuando
dice: "que no se atrevi6 a agregar, como lo hizo la Direcei6n General de los
Registros de Espaila, en una de sus resoluciones, pero debe recomendwse al
Notario que no lo haga en lo mwesivo, y quo no todo lo que se puede hacer debe
hacerse". Agregando ademfis lo siguiente: "no me extrafiaria que el Supre-
mo rectificase esa doctrine".
El autor no pudo referirse en modo alguno, al nuevo C6digo Notarial,
puesto que este se promulg6 casi al propio tiempo en que se publie6 su libro.
Disponia la antigua Ley del Notariado en su articulo 22, que ningun
Notario podia autorizar contratos que contuvieran disposici6n en su favor
o en que alguno de los otorgantes fuera pariente suyo dentro del cuarto
grado civil o segundo de afinidad, sancionando con la nulidad los instrumen-
tos pfiblicos que contuvieran alguna disposici6n a favor del Notario autori-
zante, y limitandose a disponer que careeerian dc eficacia las disposiciones a
favor de parientes, dentro del grado anteriormente prohibido, articulos 27 y 28.
El articulo 65 del Reglamento para su ejecuci6n, preceptuaba de una
manera terminante que cuando el Notario no establecia mAis que obligacio-
nes propias, podia ser otorgante con la antefirma por mnit y ante mi, y en
igual caso podia autorizar las obligaciones de sus parientes.
No obstante todo lo anterior, el Tribunal Supremo de Espafia, por sen-
tencia de 31 do Diciembre de 1867, declar6 que el contrato de mandate estaba
excluido de la prohibici6n anterior, puesto que el mismo se concretaba a una
simple elecci6n, y porque, independientemente de la voluntad del otorgante,
en todo lo relative a las gestiones judiciales el derecho impone al mandatario
obligaciones y responsabilidades que tieneu mas importancia que los dore-
chos que pueda devengar; y mis tarde el propio Tribunal Supremo de Espafia,
por sentencia de 16 de Marzo de 1869, declar6 que no podia considerarse
nula una escritura de mandate otorgada a favor del Notario autorizante de
ella, en lo que se refiere a facultades para estableeer una reclamaci6n judicial,
porque la niisma no contiene ninguna disposici6n que envuelva un beneficio o
una prestaci6n a favor del mismo.
Nuestro Tribunal Supremo no ha tenido oportunidad de resolver el
punto controvertido, pero ban sido estas anteriores resoluciones del Tribunal
Supremo de Espafia, las que han inspirado la prictica viciosa, de estimar
como vfilidas y eficaces las disposiciones a favor del Notario autorizante.
La sentencia de la Audiencia de la Habana, a que se refierq el Dr. Macti-
nez Escobar, es la No. 65, de 24 de Enero del pasado (**), que se limit
a traseribir en su Considerando uinico, la sentencia del Tribunal Supremo
de Espafia, de 31 de Diciembre de 1867.
Conocemos ademas un auto del Juez de Primera Instancia del Este de
esta ciudad, Dr. Vald6s Anciano, de fecha 18 de Noviembre, tambidn del pa-.

(*) Mucho agraldeemon al estudioso Dr. Nin, nuevo colaborador de esta revista, au
intereeante artlcueo.-N. del D.
(**00) V6ise en Ia pAgina de la seeei6n correspondliente, ndmero de Enero de 1930.





ASUNTOS GENMAL


sado afio, que ya contiene una referencia al C6digo Notarial vigente y que
por interesante copiamos a continuaci6n:
"Considerando: que aT declarar el articulo 116 (Tel C6digo Notarial quo
las disposiciones a favor del Notario autorizante sera nulas, pero no invali-
daran el instrument, ello no quiere decir que tal nulidad comprenda ni
pueda ir referida a la escritura de mandate para pleitos, porque por au natu-
raleza establece obligaciones poro no derechos a su favor personalmente.
Analoga disposici6n contenia el articulo 22 de la Ley del Notariado quo fu6
interpretada en el sentido que va expuesto por la sentencia del Tribunal Su-
premo de Espaila de 31 de Diciembre de 1867; y la Audiencia de este Dis-
trito tiene declarado vilido a los efectos de la personalidad un poder confe-
rido al Notario autorizante del mismno con el que se person en el juicio (sen-
tencin No. 65 de 24 de Encro de 1929), por lo que procede declarar sin lugar
el recurso de rcposici6n que se resuelve".
'omno venos, la prActica no puede ser mAs viciosa, el criterio se subor-
dina a la sentencia de la Audiencia, y esta a su vez se refiere a la sentencia
del Tribunal Supremo de Espafia.
Si tenemos en cuenta la naturaleza juridica del contrato de mandate,
que al ser neeptado engendra obligaciones reecprocas, pasando a ser, en su
consecuencia, un contrnto sinalagmnitico. al rear obligaciones bilaterales, re-
presentadas 1n el mandatario per euanto el mismio ha de seguir las instrue-
clones del andante, e on e unto a 1ste, de remunerar los servicios que le
preste aqu6l, con mayor motivo, cuanto que en el case concrete, el.mandato
es oneroso, por tener el mandatario por ocupaci6n el desempefio de servicios
de Ia especie a que reflner' el mandate, la conclusion que se impone es ter-
ntinante; si hay disposiei6n en la eacritura a favor del Notario, la misma es
inefienz, a tenor del artieutl 116 del C6digo Notarial vigente, que literalmen-
te dice asi: "Las disposiciones a favor del Notario autorizante o de los pa-
rientes del misino dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de
nflnidad. serfin nulans, per no invalidarfin el instrumento.
Bajo In legislaci6n anterior, si In disposici6n era a favor del Notario, el
instrmnienito publico era nulo a tenor del nimero 1" del articulo 27 do la Ley
del Notarindo. y si ern a favor de los parientes. dentro del grado anterior-
mente prohlibido, las disposieiones eran invAlidas: actualmente y bajo la vi-
gencia del (O'digo Notarial. siempre son ineficaces.
Lna Iegislaci6n Notarial ha procurado siempre que el Notario, en los
eatos en que intervenga con tal carActer, estO exento de today sospecha de
parcialidad, y deja de estarlo, a nuestro jnicio, cuando adenias de ser auto-
rizante tie enuial|ier escritura, es a su vez favorecido en ella; y. por consiguien-
te, teininos la fire eonvicei6n tide que nuestros Tribunales dv Justicia impe-
dirfin, en este como en otros easos, (ue continfien las pricticas viciosas, que
infringen. no solamente lo dispuesto en la Ley. sino lo que eonstituye su pro-
pio espiritu.
MARIO NIN Y AnARCA.


COMENTARIOS
En un Juzgado Municipal ae inici6 un expediente para obtener la ins-
eripei6n de un naeimiento que no lo fu- dentro del termino legal, y elevado
el mismo al .luez de Primnern Instancia, ste, al resolver en 6l. llam6 la aten-
ei6n del Juez Municipal sobre el hecho de no haber notifloado el Secretarlo
al promovente la providencia que dispuso elevar el expediente, y. por tanto,
que debia corregirlo: y el Juez Municipal impuso al Secretario una multa de
$15 aplicando al caso el articulo 280 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Nos
parece esta multa arbitraria y lo vamos a demostrar.





ASUNTOS GENERALS


El artoiculo 51 del Reglamento para la ejecuoi6n de la Ley del Registro
Civil dispone quo recibida la informaci6n testifical, so dari vista al Fiscal del
Partido para quo emita su dictamen "y se elevarg luego el expediente do
oficio al Juzgado de Primera Instancia", etc. Ese articulo ni otro alguno
dispone que so notifiquc tal providencia al promovente. Si el Juez (dt Primera
Instancia tiene el criterio que debe ser notificada, por tal cual raz6n de con-
veniencia, pudo recomendar la notificaci6n, pero no estimar cometida una
infracci6n procesal corregible, y el Juez Municipal no dehi6, a pesar del cri-
terio del Juez de Primera Instancia, imponer quince pesos de multa por esa
supuesta infracci6n; en primer lugar, porque los Secretarios s61o pueden ser
corregidos disciplinariamente por infracciones del procedimniento expresa-
mente previstas por la Ley o los reglamentos; en segundo, porque al resolver
no tiene que atemperarse al criterio del Juez de Priinera Instancia, sino a la
Ley; en tercero, porque el articulo 280 do la Ley de Enjuiciamiento Civil no
es aplicable a los expedientes de nacimniento toda vez que s6lo puede aplicarso
euando "se incurriere en morosidad en el desempefio de las funciones que per
esta secoidn le correspondan, o faltare a aJgunas de las fornmdidd4w en la mis-
nui establecidwzs", o sea cuando se falta en una actuaci6n judicial de las comn-
prendidas en la Ley de Enjuiciamiento Civil y los expedientes do naeiiniento
no so trarnitan do acuerdo con esta Ley, sino con arreglo al artfculo 51 del
expresando Reglamnento; y oen cuarto lugar, porque si era aplicablh el articulo
280 de Il Ley de Enjuiciamiento Civil, no debi6 el Juez de Primnera Instancia
sefialar la infracci6n y disponer que el Juez Municipal la corrigiera, sino
debi6 61 corregirla cumpliendo el deber que imtpone el narticulo 371 de la
propia Ley a los Jueces dt Primera Instancia, de corregir en Ins senteneins
que diclen las infracciones (ue notaren on el procedimIiento y en dicho expe-
diente dict6 sentencia y no va a ser apliehle Ina Ley procesal civil eunndo se
traite de auxiliaries y no cuando de Jueces.
Claro esta (itue no tratamos de este asunto con el prop6sito de evidenciar
ni nucho ielonos, a los Jucces que baln intervenido en ese 1asunto, shilo para
contribuir, "iIn ii medida modest de nieistra expericnicia, a que no se repitan
esos lieehos que estinmamos yerros judiciales.
En esta 0poca de renjuste de s1el]dos y de econiioiiiins per parite del
Est|lldo, nos paO)ree0 qlue podrii adoptrse efntre otrns miedidns, una que re-
porltri a1 la lReplibliion, enda naio, t1111 l)neficio de ceitellllnres do miles de
posos, posibleimeintOe idii mill6ti y qu1e ahorrairfi ai los eiudadanos miltiples
molestins con p6rdida de tiemnpo y dinero. Nos referimto al abuso do sus-
pender los juicios orales listat dos veces, lo que origiia, aldemiis de aquel
enior0ue gmsto. 1olestiais y lan congestion de los Tribuniles con necesidad de
aum111entr1 su dotaci6n de funcionarios y auxiliares.
E'l inciso 4" d(l articuilo 746 de lI lley de Einjuiciamiento Criminal, tail
como (qued6 modifieado por el articulo 11 de la Orden 180 de 1900, establece
que si sefialado un juicio oral (printer s(fiulam1iento), el defensor de cual-
quiern de las parties enfernase y no pnieda ser reemnplazado iilinediataiento
conla desigpaci6n (lite haga el defendido, so fijarAi un nuevo dia (segundo
sefinlainiento) para el acto, y si afin entonces dicho defensor u otro nombra-
do por el acusado no pudiera comparecer, el Tribunal nombrari1 uno de oficio
y harai bajo su responsabilidad quo el juicio so efectuie antes de los diez dias
siguientes (tercer seoialamiento). 4
Este derecho so ha convertido en abuso, pues se suspended los juicios por
gusto, aunque con pretextos legales, con perjuicio evident para el erario
piblico y los testigos. &CuAnto cuesta esto al Estadot Recientemente un
juicio oral de Isla de Pinos, con 32 testigos citados, celebrado on tercer se-
flalamiento, ha debido costar unos $500 entire pasajes do ida y vuelta y dietas.
Sup6ngase lo que costaran esos juicios orales do causes de Baracoa, con
pasajes de ida y vuelta en vapor a Santiago de Cuba e indemnizaci6n a los
testigos de cinco o mAs dfas cada vez que concurren.





AS1:frTOS GUENEBLE


De ahf tambien se original la congesti6n de los Tribunales. El primer se-
fialamiento se efectfia dentro de los 20 dias, los otros dos dentro de los 10
siguientes. Consecuencia de ello, que resulten sefialados para un mismo dia
diez o mis juicios orales con 50, 100 o mis testigos, cuando no pueden celebrar-
se mis de cuatro o cinco, y con la secuela del consabido preg6n de los alguaci-
les a las cinco de la tarde de "pueden retirarse los testigos porque no puede
celebrarse su juicio por falta de tiempo". Y asi 5 o mis veces concurren y
vuelven a marcharse sin declarar. Y si no se hacen los sefialamientos dentro
de t6rmino, la Sala de lo Criminal del Tribunal Supremo puede imponer, y
ya lo ha hecho, multas a los Magistrados que hacen el sefalamiento fuera de
16rmino. Y claro esti, centre correr el riesgo de ser multados o de que se
fastidie multiples veces el testigo, la elecei6n no es dudosa. De ahi tambi4n
que nadie quiera asesorar a la Administraci6n de Justicia y que nadie haya
visto, ni oido nada, cuando de los mismos se require su cooperaci6n.
De estas suspensions se original igualmente el recargo de trabajo en los
agents de la policia con esas reiteradas citaciones; el gasto del papel que va
convirtiendo los rollos de Audiencia en informs legajos con las results de
las citaciones que a ellos hay que agregar; y como seeuela necesaria de todo,
que los Auxiliares de los Tribunales no alcancen a pesar de que trabajan en
demasia.
Si esto no reclama medidas legislativas urgentes y beneficiosas para las
areas del Tesoro national, para los ciudadanos que tienen la desgracia de
presenciar un hecho criminoso y en iltimo termino, para los sufridos servi-
dores de la Administraci6n de Justicia, habri que convenir que todo eso que
decimos no sueede y que son inventos de una calenturienta imaginaci6n. Pero
no lo crean asi nuestros lectores, todo eso y algo mas sucede haoe afios y el
remedio no Ilega.
Escritas las anteriores lines leemos en la prensa diaria que el Represen-
tante Dr. Heliodoro Gil ha formulado en la Camara la siguiente petici6n de
datos al Ejecutivo: "I.-El ntimero de juicios de desahucios que se tramitan
diariamente en los distintos Juzgados Municipales de la Habana. II.-Qu6
promedio de sefinalamientos y suspensions diarias tienen las diferentes Salas
de lo Criminal de la Audiencia de la Habana. III.-Cuintos Juzgados y Salas
de lo Criminal deben ser creados en la Habana para administrar justicia
cumplidamente."
Si se restringen las suspensiones, las tres Salas de lo Criminal podrian
ser suficientes, por ahora, "para administrar justicia cumplidamente". En
cambio debe crearse otra Sala de lo Civil que tanta falta hace.
El texto de la nueva Ley de Divorcio se public en el anterior nimero
de esta revista. Por el inciso 13 de su articulo 3 se establece que la separa-
ci6n de los esposos durante cinco o mas aflos, aunque sea anterior a la Ley,
sera causa de divorcio y puede ejerecitarse la acci6n por cualquiera de los
c6nyuges "afin en el caso de ser imputable la causa a quien la ejercite." En
cambio. en el articulo 6, se establece que la acci6n de divorcio "en ning6n
caso puede fundarse en hechos imputables a quien la ejercite.1' Mayor con-
tradicci6n, dentro de un mismo cuerpo legal, no puede existir. No decimos
mis sobre este particular, porque sabemos que en el pr6ximo nuimero de esta
revista so publieari un interesante trabajo sobre 61, debido a la brillante
pluma de un ilustrado colaborador.
Otra enormidad contiene esa Ley. Dispone en el inciso (d) de su articu-
lo 16. que las hijas pasarin al cuidado de la madre salvo los casos que sefiala,
y "no sera obsticulo para esta disposici6n que por sentencia firme, fundada
en la culpabilidad de la madre, este dispuesta la entrega de las hijas al
padre." ,Qu6 dirin en los eirculos juridicos extranjeros de esta Ley que
no respeta la santidad de la cosa juzgadaT
Al publicarse Ia Ley. que reproduce casi tntegramente las de 29 de Julio
de 1918, 4 de Julio de 1927. 7 de Mayo de 1928, 4 de Junio de 1928 y 31 de





ASUNTOB GENEBALES


Julio de 1928, inexplicablemente se reprodujo bajo el nimero 42, el articulo
39 de la Ley de 29 de Julio de 1918 quo tuvo entonces su raz6n de ser. Ese
articulo 39, hoy 42, disponia "quo en los juicios do divorcio pendientes de
tramitaci6n en primera instancia al promulgarse esta Ley, se dara traslado al
actor cualquiera que sea el estado de los mismos, para que en el termino de
diez dias manifieste si se acoge o no al divorcio estatuido por la present
Ley". Tuvo su raz6n de ser, repetimos, porque en la Repdblica no existia el
divorcio con disoluci6n del vinculo, y al establecerse este, hubo, como "cri-
terio de transici6n", que brindar una oportunidad a los actors en esos jui-
cios para acogerse a esa nueva forma. Pero ahora, despues de 12 afios de
divorcio con disoluci6n del vinculo, disponer otra vez "que en los juicios de
divorcio pendientes de tramitaci6n al promulgarse esta Ley", en 10 de Fe-
brero de 1930, digan los litigantes que se acogen al divorcio que establece,
cuando al amparo de la Ley de 1918 ya estan acogidos a ese divorcio, ha sido
un olvido sino imperdonable, si lamentable. Ello ha originado que en algunos
Juzgados de Primera Instancia se haya cumplido al pie de la letra ese articu-
lo, aunque parece que el buen sentido juridico se impondrA, y estimandose
ese precepto un lapsus. so pasara por alto, como si no existiera.
Y asi, legislando a la carrera, o con descuido, van nuestras leyes hacien-
do desmerecer el buen nombre de nuestra cultural juridica.
Por primera vez se ha resuelto en Cuba por el Tribunal Supremo, un
problema relacionado con los beneficios del articulo 467 del C6digo Penal.
Ilemos buscado precedentes en Espafia y no los hemos encontrado. Solamente
sabemos, por lo que dice Viada en sus comentarios al C6digo Penal, que la
jurisprudencia francesa se ha producido en los mismos terminos que ahora
el Tribunal Supremo de Cuba. Se trata de lo siguiente: en una causa por
violaci6n se conden6 al autor y al c6mplice. El autor se cas6 y se declar6
extinguida la pena respect del mismo, pero no en cuanto al c6mplice en m6-
rito a la letra del articulo 467 del C6digo Penal. Llevado'habilmente el asunto
a la Sala de lo Criminal del Tribunal Supremo, esta declar6 comprendido al
c6mpliee en aquellos beneficios. Remitimos al lector a la sccci6n de Misceld-
nea de este nuimero, donde se encontraran los fundamentos de la Audiencia
para negar y los del Tribunal Supremo para conceder lo pedido. La impor-
tancia del asunto nos ha sugerido estas lines para llamar la atenci6n acerca
de asunto quizAs resuelto por primera vez por un Tribunal Supremo, en pue-
blos de habla espafiola.
OAN.


COLEGIO DE ABOGADOS DE LA HABANA
SEOOION OFFICIAL

ACUERDOS.-La Junta de Gobierno en su sesi6n de 6 de Febrero 61timo
acord6:
Dar las gracias al Dr. Jose A. Martinez por la donaci6n que hace al
Colegio de ]a mascarilla que del Dr. Cueto tom6 el escultor Sr. Juan J. Sicre
y que el acto de entrega se efectoe en el dia que se sefialari.
Autorizar la compra de un nuevo linoleum para el piso de la Sala de
armas del Circulo, que durante el period de carnaval se coloque la plata-
forma en el frente del edificio y comprar nuevos juegos de domin6.
Quedar enterada de que el Decano Dr. de C6spedes se entrevistarA con
el Secretario de Hacienda para tratar del proyecto de crear impuestos a los
profesionales. *
Participar al Secretario de Justicia que la Junta estima merito favorable
para el Notario Ledo. Juan Miranda y Urquiza la publicaci6n de sus libros





ASUNTOS GENERALS


"Procedimiento Civil y practice de los Juzgados Municipales" y "Manual
de la Policia Judicial".
Declarar sin lugar la queja formulada por el Dr. Jose L. Font contra el
Dr. Rafael Chac6n y recomendar a ambos que cuiden en lo sucesivo de guar-
darse en los escritos la cortesia propia y necesaria con que los Letrados deben
tratarse en el ejercicio de la profesi6n, guardandose los miramientos y res-
petos debidos.
No acceder a convocar la Junta General extraordinaria solicitada por el
Dr. Domingo Romeu, para tratar del seguro del abogado y auxilios que el
Colegto debe prestar a los colegiados en determinados casos, porque pueden
ser sometidos a la pr6xima Junta General; y que si tiene redactados los pro-
yectados los remita para su studio.
Ratificar en sus puestos a la Comisi6n del Circulo del Colegio y darle las
gracias por su actuaci6n.
Comisionar al Diputado Dr. Prendes para que investigue los incidents
ocurridos el dia 10 de Enero en el Sal6n de Abogados de la Audiencia entire
various abogados.
Quedar enterada de varias bajas solicitadas por colegiados, y de que el
Diputado Dr. Marill ha exhortado al encargado del Sal6n en la Audiencia
vigil y evite se repita la p6rdida de sombreros de los colegiados.
DEBATE.-El dia 28 de Febrero, el Dr. Carlos MArquez Sterling, en el
Circulo del Colegio de Abogados, disert6 sobre material de Impuestos.


LIBROS Y REVISTAS
O(lRAS DE MONTORO: CONFERENCIAS Y ENSAYOS FILOS6FICOS Y IATERARIOS.-
Habana, 1930.-La Comisi6n de Publicidad del "Homenaje a Montoro", pro-
sigue con entusiasmo su labor. Acaba de publicar el volume 1P del tomo 2"
de nas obras de Montoro, el insigne hombre pdblico, y recoge una serie de tra-
bnjos de Ia naturaleza que refleja el sub-titulo. publicados principalmente en
la lRvista Europea., vistaa Contemporinea y Revista de ('uHa. Contiene infs
de 400 pAiginas de brillante prosa. Muy agradecido al ejemplar que se nos
nUvi6.
SamkIMAN, por el Dr. Jose M. Pprez Cubillas.-Habana, 1930.-El distin-
guido Dr. PWrez Cubillas. Profesor de Hacienda Piblica y Legislaci6n Fiscal
de li Universidad. ha hecho un studio biogrifico de Mr. Edwin R. A. Selig-
man, Delegado de lia Universidad de Columbia, al Congreso de Universidades,
con objeto de dar a conocer a "este distinguido professor universitario, fa-
moso publicist de ciencias econ6micas y financieras, consejero t6enico de
gran ninmero de corporaciones industrials de su pals y patriota sincero",
segfin las propias palabras del Dr. PWrez Cubillas, que ha tenido la atenci6n
de dedicarnos un ejemplar. Gracias.
URBANISMO: El DISTRITO CENTRAL DE LA HABANA ES UN CASO CIENTfPIOO
DE URBANISMO RV(tONAL, por el Dr. Francisco Carrera Justiz.-Habana, 1929.
-En la Sociedad Cubana de Ingenieros pronunci6 una conferencia el doctor
Carrera Justiz sobre urbanismo, y en un folleto, dedicado a los alumnos de
su catedra de Gobierno Municipal y Urbanismo, ha sido recogida. Gracias
por el ejemplar enviado.
&DE QUA MANERA LAS UNIVERSIDADES DEBEN PREPARAR AL ALUMNADO PARA LA
VMDA CrviCAT, por el Dr. Francisco Carrera Justiz.-El tema desarrollado en
el Congress Internacional de Universidades de aquel tenor, lo ha recogido el
Dr. Carrera Justiz en un folleto del cual nos ha dedicado un ejemplar. Gracias.
APU2NES PARk EL EXAMEN DE PROCURADOR PtuLco, por el Dr. Juan Mi-
randa y Urquiza.--Santa Clara, 1930.-El Dr. Miranda, Abogado y Notario
de Santa Clara, ha publicado este folleto a solicitud de algunos interesados





ASUNTOS GENERALES


en el ejercicio de aquella profesi6n y para facilitar el examen de los aspi-
rantes. Gracias por el ejemplar dedicado que se nos envi6.
MEMORIA DE 1928-29 DEL COLEGIO DE ABOGADOS DE MATANzAS.-Matanzas,
1930.-Hemos recibido la Memoria de dicho Colegio que denota el entusiasmo
y esfuerzo desplegado por su Junta de Gobierno durante ese afio. Gracias.
EPISODIOS DE LA GUERRA DE INDEPENDENCIA, por el Coronel Jos6 GonzAlez
y Vald6s.-Santiago de Cuba, 1929.-Hemos recibido un ejemplar de la se-
gunda edici6n de este libro, dedicado a recabar fondos para origir un monu-
niento en los "Mangos de Baragui". Gracias y contribuiremos con nuestro
6bolo.
REVISTA DE DERECHO PRIVADO.-Madrid, Febrero, 1930.-He aqui el su-
mario del nfimero que hemos recibido: I.-Ensayo de una teoria general de
los derechos accesorios, por Ren6 Demogue. II.-El cheque en la Legisla-
ci6n inglesa. por J. Ossorio Morales. III.-Indice de Disposiciones publicadas
en Espafia durante el afio 1929, relatives al Derecho Privado. IV.-Jurispru-
dencia: Hipotecaria. Del Registro civil, por J. Dominguez y Barros. V.-No
tas BibliogrAficas: Aramburo (M.) Filosofia del Derecho, por F. Clemente de
Diego.-Kress (H.): Lehrbuch des allgemeinen Schuldrechts (Tratado del
Derecho general de obligaciones), por J. de Dalmases.-Dabin (J.): La phi-
losophie de l'ordre juridique positif specialment dans lea rapports de droit
priv6, por J. Beneyto PWrez.-Karl Heinsheimer, Fritz Gericke y Pontes de
Miranda: Brasilien: C6digo civil.-Ed. Heilfron: Grundriss des Handels-
recht, por E. L. Llorens.--Sainz Montero (L.): La letra de cambio perju-
dicada, como titulo ejecutivo, por C. M. Retortillo.
OTRAS REVISTAS.-Tambign hemos recibido: Revista de Mediina Legal de
Cuba, Diciembre, y La Jurisprudencia al Dia, Febrero.


MISOELANEA
ESTAFA.-No au incomtitucional el inciso 1 del articulo 559 del 06digo
Penal.-El Pleno del Tribunal Supremo, por sentencia de 22 de Febrero de
1930, ha declarado lo siguiente:
Considerando: que los dos recurrentes fueron condenados como autores
de un delito de estafa en grado de tentative, previsto y penado en el inciso 1I
del articulo 559 del C6digo Penal, estimando el Juez que integraba un delito
el hecho de ser sorprendidos cuando intentaban viajar como polizones en el
vapor "Orizaba"; y garantizando el articulo 19 de la Constituci6n, entire
-otros derechos individuals, el de que nadie puede ser sentenciado sino en
virtud de leyes anteriores al delito cometido, result incuestionable que el
citado precepto no ha sido infringido porque se hallaba vigente el invocado
inciso 1 del articulo 559 del C6digo Penal, cuando los recurrentes efectuaron
-el hecho que se menciona.
Considerando: que este Tribunal tiene declarado en sentencia de 4 de
Diciembre ultimo, que el inciso 1 del articulo 559 del C6digo Penal no in-
fringe el 19 de la Constituci6n, porque aquel precepto determine concreta-
mente la defraudaci6n o perjuicio de otro mediante cualquier engafio seme-
jante a los demAs especificados en el mismo, de manera, por tanto, que com-
prende los elements esenciales del delito, y el citado articulo 19 de la Cons-
tituci6n no prohibe que los Jueces o Tribunales aprecien si determinado-hecho
-se halla o no comprendido en los t6rminos gen6ricos o especificos de la ley
penal.
TRABAJO NOCTURNO IN LAS PANADERIAS.-En la Gaceta del dia
26 de Febrero de 1930, se ha publicado el D. P. 243 por el que se resuelve:
Modificar el articulo 9 del Decreto nimero 2133 de 27 de Diciembre de
1928, sobre el Trabajo Nocturno en las Panaderias, el cual quedari redactado
en la siguiente forma:





46 ASUNTOO GNNERALS
"Art. 9.-De toda infracci6n de lo dispuesto en los anteriores articulos
de este Decreto, sera responsible el duefio de la panaderia en que se comet.
El imported de las multas que impongan los Jueces Correccionales, serA
remitido al Alcalde del Municipio a que pertenezea el taller de panaderia,
cuyo duefio haya sido multado, para su ingreso como fondos municipales".
INCONSTITUCIONALIDAD.-El Tribunal Supremo, por sentencia de 17
de Marzo de 1930, ha declarado inconstitucional el Decreto Presidencial nfi-
mero 39, de 13 de Enero pr6ximo pasado, mediante estos fundamentos:
"Considerando: en cuanto al fondo del recurso, que la Constituci6n re-
conoce en su articulo 28 a todos los habitantes de la Reptiblica el derecho de
reunirse pacificamente y sin armas para todos los fines licitos de la vida, y
dada la amplitud con que se garantiza el ejercicio de ese derecho, no es licito
limitarlo cuando se ejercita con cualquiera de los fines que el propio precepto
constitutional indica, sin perjuicio de que, en atenci6n a que no es ilimitado,
se le regule, como la propia Constituci6n autoriza, respect a los derechos que
la misma garantiza con el fin de armonizarlo con otros intereses o derechos,
siempre que al hacerlo no se disminuya, restrinja ni adultere.
Considerando: que examinado a la luz de ese precepto constitutional. que
en el primer motivo del recurso se cita como infringido, el Decreto Presidencial
nuimero 39 del 13 de Enero pr6ximo pasado, por el que se resuelve suspender
desde el dia 15 de dicho mes toda manifestaci6n, mitin o reuni6n de character
politico con las excepeiones sefialadas en el Decreto, no puede dudarse que 6ste
infringe el derecho individual de reunirse con un fin politico, cuya licitud es
forzoso reconocer, por star dicho fin, en atenci6n a su propia naturaleza, com-
prendido entire aquellos a que se refiere el precepto constitutional, puesto que
la suspension de toda manifestaci6n, mitin o reuni6n de esa clase, por period
de tiempo no determinado, y aunque sea provisional o transitoria, produce ne-
cesariamente el efecto de impedir la realizaci6n del derecho de reuni6n; sin
que obste a esta conclusion que la media gubernativa se haya inspirado en
el buen prop6sito y en la necesidad que se da a conocer en su prefmbulo de
no paralizar ni interrumpir la march normal de la zafra, porque con ella se
produce el efecto de disminuir y restringir aquel derecho constitutional, cuyos
posibles conflicts con la tranquilidad pdblica y el orden social no pueden evi-
tarse o resolverse, sino por los medios que ofrecen la Constituci6n y las leyes.
Considerando: en consecuencia, que el citado Decreto infringe el articulo
28 de la Constituci6n, y que siendo inconstitucional en este concept, se hace
innecesario tratar los demas extremes del recurso, en que, con la cita de otros
preceptos constitucionales, se pretend igual declaraci6n.
Considerando: que no es de accederse a la petici6n de que se declare nulo
el referido Decreto, porque a ello se opone el precepto contenido en el articulo
4? de la Ley de 17 de Marzo de 1922, que fija la norma respect a disposiciones
que no tengan el caricter de eyes, al estatuir que siempre que el Tribunal
Supremo declare inconstitucional en mis de dos sentencias un Decreto, Regla-
mento, resoluci6n o disposici6n de character general, la autoridad que la hu-
biese dictado procederA, dentro del termino de veinte dias siguientes a la pu-
blicaci6n de la sentencia en la "Gaceta Oficial", a derogar o a modificar la
disposici6n, salvando la infracci6n de la Constituci6n en que en el anterior se
hubiese incurrido, y si transcurriese el expresado termino sin realizar lo uno
ni lo otro, ]a disposici6n impugnada perderA toda su eficacia y dejara de ser
obligatoria en cuanto haya sido declarada contraria a la Constituci6u."
VIOLACION.--Lo beneflcios del artfoulo 487 del 06d!go Penal aloan-
san a los autores, o6mplices y enoubridores.-Cumpliendo condena el autor de
un delito de violaci6n, hubo de contraer nupcias con la ofendida y presenta-
da ante la Sala, que conoci6 en su dia del juicio, la certifleaci6n acreditativa
de dicho matrimonio, se le aplic6 solamente al autor los beneficios del artieulo
467 del C6digo Penal, declarandose extinguida la pena impuesta. Como que





ASUNTOS GENERALES


tamnbi6n el Letrado del autor era igualmente defensor de la c6mplice y la ex.tin-
ci6n de pena no se hizo para este, hubo de reclamarse ello, sin que por la
Sala se accediera a esta petici6n. Inconforme el defensor hubo de establecer
oportuno recurso de suplica, al que se opuso el Fiscal. La Sala declar6 sin
lugar dicho recurso de siplica e hizo esta finica consideraci6n:
"Considerando: que conforme a lo dispuesto en el articulo 467 del C6-
digo Penal el perd6n presunto de la parte ofendida extinguira la acci6n penal
o la pena si ya se hubiere impuesto al culpable y este perd6n s61lo so presume
por el matrimonio de la ofendida con el ofensor; de lo que es visto que el
benefieio que la citada disposici6n concede s61o alcanza al que habiendo co-
metido el delito repara la ofensa y perjuicio que realiz6 mediante el acto
personalisimo del matrimonio y tal beneficio no puede concederse a quien
cooper a la ejecuci6n del delito, con actos maliciosos que facilitaron al autor
del delito el fin criminal que se propuso, sin reparar en concept alguno el
mal que conscientemente ejecut6, siendo espiritu de la disposici6n que se co-
menta el compensar el perjuicio causado con la celebraci6n del matrimonio
y no que ese beneficio, cuando un autor del delito se case, alcance a todos los
que participaron en su comisi6n y no ban reparado el mal que causaron."
Interpuesto recurso de casaci6n por el defensor de la c6mplice, el Su-
premo Nacional. por sentencia ninmero 44, de 31 de Enero de 1930, declare
con lugar el recurso, siendo la aludida resoluci6n del siguiente tenor:
"Considerando: que el termino "culpable" que se emplea en el articulo
467 del ('6digo Penal, no puede tomarse en el sentido de que est6 uinicamente
referido al autor del delito, segun lo entendi6 la Audiencia, sino a todos aqu6-
Ilos que por algfin concept punible aparezcan interviniendo en su ejecuci6n,
pues no s6lo con su empleo se denominan genericamente a cuantos realizan
algiin hecho o acci6n, de algin modo reprobada, y que do no haberlo querido
asi el legislador, en la oportunidad a que su uso se contrae se hubiera refe-
rido al autor individualizindolo, segfin lo hace cuando en relaci6n a su ma-
trimonio con la ofendida, lo llama "ofensor", sino que de entenderse lo con-
trario se llegaria al absurdo, que no es possible aceptar 16gica ni juridicamente,
de que si dicho enlace se efectfia antes de haberse impuesto ejecutoriamente
la pena, la extinci6n de la acci6n penal que Ileva consigo. libra de toda san-
ci6n a cuantos resulten participes en la comisi6n del hecho justiciable, y en
cambio, si tiene lugar despubs uinicamente alcanzarian al autor, los efectos
de la disposici6n legal, no obstante que el c6mplice y el encubridor tienen
una responsabilidad degradada y que ambas situaciones responded a la pro-
pia causa o raz6n: al perd6n que la ley presume que se otorga al culpable,
que tanto lo es aqu6l como kstos, por el matrimonio de la ofendida con el
ofensor.
Considerando: que sentado lo expuesto, habiendo contraido matrimonio
con la perjudicada el autor de la violaci6n castigada en el caso del recurso,
la pena impuesta a cuantos en la causa fueron condenados en cualquier con-
cepto por dicho delito, result extinguida; por lo cual, como la Audiencia no
lo entendi6 asi y s61o ha declarado esa extinci6n en cuanto al autor y la ha
denegado respect a la c6mplice, se hace precise declarar con lugar el recurso."
REGISTRO CIVIL.-Error substancial.-La Direcci6n de los Registros
y del Notariado, con fecha 13 de Julio de 1929, dict6 la siguiente reapluci6n:
Visto el expediente promovido en el Juzgado Municipal de los Arabos
para tratar de la subsanaci6n del error padecido en la inscripci6n de naci-
miento de Eufemio Chivez y Chavez, al consignarse "que a dicha nifia se le
puso por nombre Eufemia", cuando lo que debe decir es y "que a dicho nifio se
le puso por nombre Eufemio", elevado en consult al Juez de Primera Ins-
tancia de Col6n que la resolvi6 por auto motivado de 29 de Marzo de 1927,
pero disponiendo al mismo tiempo que quedara en suspense su ejecuci6n y
que se elevara el expediente a este Centro por conduct del Presidente de





ASUNTOS GEN RA&LM


la Audiencia de Matanzas para su resoluci6n definitive, todo de acuerdo con
lo dispuesto en el articulo 134 del Reglamento para la ejecuci6n de la Ley
del Registro Civil, modificado por la Real Orden de 17 de Julio de 1885; y
Considerando: que segin aparece de la certificaci6n acompafiada al es-
crito de promoci6n de ese expediente, aquella se refiere al acta de inscripci6n
del nacimiento de la nifia blanca, legitima, Eufemia Chavez y Chavez, y se-
gin la declaraci6n del compareciente en esa acta, dicha nifia naci6 el dia 20
de Agosto de 1907, siendo hija legitima de Francisco Chavez y de Josefa
Chavez, nieta por linea paterna de Jos6 Chavez y Angela Martinez, y "que
a la expresada nifia se le habia puesto por nombre Eufemia"; por lo que es
visto que no se trata solamente de un error al consignar la frase "que a la
expresada nifia se le habia puesto por nombre Eufemia", debiendo deecir
"que a dicho nifio se le puso por nombre Eufemio", como dice el promo-
vente, sino que todo el contenido del acta conviene en que se trata de la ins-
cripci6n de ina hembra de la filiaci6n expresada; por lo cual, de tratarse de
un error, al rectificarse en la forma solicitada, quedarian subsistentes los
otros datos que aparecen en el acta en armonia con el sexo femenino de la
persona inscripta, y es indudable que esa rectificaci6n alteraria sustancial-
mente el acto a que se refiere, afectaria a la esencia de la inscripci6n y al
estado civil y condiciones de la persona de que se trata, por lo que debe le-
varse a cabo conforme a lo preceptuado en el articulo 9 de la Ley del Re-
gistro Civil, es decir, mediante ejecutoria de Tribunal competent, con au-
diencia del Ministerio Fiscal y de las personas a quienes interest.
Resuelvo: evacuar la referida consult en el sentido de que el error que
se dice haberse padecido en el acta de inscripci6n del nacimiento de Eufemia
Chivez y ChAvez, en el Registro Civil adscripto al Juzgado Municipal de los
Arabos, referente al sexo de la persona inscripta, es un error sustancial, rec-
tificable s61o mediante la ejecutoria obtenida en el correspondiente juicio,
conforme dispone el pArrafo 1 del articulo 90 de la Ley del Registro Civil.-
J. C. Diaz, Director.
REGISTRO CIVIL.-La Direcci6n de los Registros y del Notariado de
Espafia, consultada por un Juez de Primera Instancia acerea de la proceden-
cia legal de Ilevar a cabo la subsanaci6n de la omisi6n del dia y hora de un
nacimiento sin mediar solicitud del interesado, y cuya inscripei6n se practice
el afio 1898, por Resoluci6n de 15 de Octubre de 1929, determine que, por
tratarse de una omisi6n imputable al funcionario registrador, puede subsa-
narse con arreglo a la Real Orden 26 de Julio de 1912, y de no mediar ins-
tancia del interesado y dado el interns pdblico de las actas del Registro Civil,
es procedente que el ministerio fiscal inste la rectificaci6n del asiento equi-
vocado.
Esta Resoluci6n la publicamos por el interns que ofrece en Cuba, ya que
su legislaci6n es igual a la de Espafia en esa material.
LA JUBTIOIA AMERIOANA.-Segun la prensa de los Estados Unidoe,
en vista de las acusaciones que ha formulado el Colegio de Abogados de
Nueva York, el Presidente del Tribunal Supremo del Estado, ha dispuesto que
el Magistrado Alberto H. Viale, demuestre las razones por las cuales no debe
ser relevado en el cargo. El document colocado por el Qolegio de Abogados
en manos del Presidente del Tribunal Supremo del Estado acusa a Vitale "de
haber hecho un uso indebido del prestigio, poder e influencia de su cargo", de
haber obtenido un pr4stamo sin garantias de $20,000 y de haber empleado el
dinero en una jugada de bolsa."
COMISION DE JUBIACIONES Y PENSIONES JUDICIALS.-Esta
Comisi6n durante el mes de Febrero recaud6 $21,157.81 y pag6 $31,757.55, por
lo que tuvo un deficit de $10,599.74.





ASUNTOS GENERALS


COMPARIAS DE FIANZAS.-La Secretaria de Agricultura retir6 la
autorizaci6n concedida para prestar fianzas a "La Fiduciaria" y a la "Gua-
ranty Credit Co."
GRACIAS.-Nuestro Director da las mnis expresivas gracias al Cronista
Judicial de "La Regi6n", de Santiago de Cuba, por las frases de elogio que
le dedica asi como a REPERTORIo JUDICIAL, las que much agradece.
NOTICIAS VARIAS.-Impreso ya nuestro anterior nfimero, tuvo efecto
en la Universidad el acto preparado por los estudiantes de la Facultad de De-
recho en honor del ilustre Dr. Antonio SAnchez de Bustamante, que se efectu6
en el aula donde explica sus classes y que presidi6 el Decano de esa Facultad,
Dr. Ricardo Dolz. Se encontraba present todo el Claustro, asi como los
Delegados al Congreso de Rectores y Decanos.
Inici6 el acto el Dr. Dolz, con sentidas frases de congratulaci6n para el
festejado; se devel6 la tarja que contiene esta inscripci6n: "Los Estudiantes
de Derecho dedican este homenaje al Dr. Antonio SAnchez de Bustamante que
desde el 26 de Febrero de 1892, explica en la Universidad la CAtedra de Dere-
cho Internacional" y us6 de la palabra el estudiante Sr. Natalio Chediack.
Seguidamente todos se trasladaron al local de la Asociaci6n de Estudiantes de
Derecho donde el Rector Dr. Inclin descubri6 el busto del Dr. SAnchez de
Bustamante; habl6 el estudiante Sr. Eduardo Lens; tambien el Delegado de
la Universidad de Bolivia, Dr. Carlos Salinas, dedicando grandes elogios al
Dr. Bustamante y a los estudiantes por su hounenaje; y por uiltimo el Dr. SAn-
chez de Bustamante, con su acostumbrada elocuencia, us6 de la palabra para
agradecer el acto.
Damos las gracias por la invitaci6n que se nos hizo para el mismo.
-El Juez Municipal de Temes, en Canarias, que habia contraido matri-
monio hacia s6lo cuatro meses, enloqueci6 sfibitamente, atraves6 el coraz6n de
una pufialada a su consorte y despuks se caus6 a si la muerte con la propia
arm a.
-El Tribunal Supremo del Estado de Colorado, U. S., condeno el matri-
monio por contrato o de "compaiieros". diciendo en un interesante fallo que
"eso no es miis que una prostituci6n legalizada, con nombre de matrimonio".
La sentencia fu6 dietada por el magistrado Greely W. Whitford, contra el ya
difunto Charles M. Duncan, al que se censura "por prostituci6n legal, al precio
de cien pesos anuales".
-Ha fallecido en los Estados Unidos el ex-Presidente de su Tribunal Su-
premo Mr. W. H. Taft, habi6ndose asociado Cuba al duelo de la naci6n ame-
ricana, recordando su intervenci6n de buena voluntad a favor nuestro, en
distintas oportunidades.
-Una hija del Juez de Instrucci6n de Camagiiey, Dr. Manuel Franqui, fu6
lesionada gravemeite en un accident automovilista, asi como otra sefiorita, y
el Fiscal do aquella Audiencia interest se le indemnice con $6,800.
-Ha sido aprobado el proyecto de presupuesto de las obras que habrin
de realizarse en el Palacio de Justicia de Matanzas.
-El Juez Municipal de Santiago de Cuba, Dr. Antonio Barreras, ha ob-
sequiado al Museo Bacardi con valioso cuadro que contiene el aut6grafo de
todos los Capitanes Generales de la Isla desde 1860. w
-Habiendose publicado en la prensa diaria que el Alcalde Municipal habfa
ordenado a la Comisi6n de Impuesto Territorial, que no se expidieran las certi-
ficaciones necesarias para establecer las demands de desahucio, de acuerdo
con lo que previene el articulo 24 de la Ley de Impuestos Municipales, si el
propietario que la reclamaba no justificaba estar al corriente de la tributaei6n
o pago de la contribuci6n al Municipio, el Centro de la Propiedad Urbana,
entendiendo que tal disposici6n no podia ser efectiva sin incurrir, si tal cosa
se hacia, en una manifiesta infracci6n de la Ley, porque precisamente en la





ASUNTOS GENERALS


propia Ley de Impuestos Municipales se dispone c6mo deben ser expedidos
estos certificados inmediatamente y al dia por dicho organismo y tambign los
procedimientos que la Ley pone a disposici6n de la Administraci6n Municipal,
para gestionar el pago de los contribuyentes morosos, hizo las gestiones del
caso, quedando aclarado el asunto en el sentido de que no se demorarfi la expe-
dici6n de las mismias.
-En la noche del dia 19 del actual tuvo efecto en el Aula Magna de la
Universidad, la velada organizada por la "Asociaci6n de Estudiantes de De-
recho", en recuerdo a la grata memorial del ilustre Catedritico Dr. Jose A. del
Cueto, habiendo prestado su concurso a la mayor brillantez del acto, el Rector
Dr. Inclian que presidio el acto, los catedraticos Dres. Dolz y Sanchez de Fuen-
tes que pronunciaron elocuentes discursos y el joven estudiante Sr. Chediack
que una vez inas hizo patent sus talents. Agradecemos la invitaci6n con que
se nos 11onro.
-El Dr. Julian de Soldrzano, atentamente nos ha hecho saber que tras-
lad6 su studio de Abogado a Cuba y O'Reilly, altos del Banco Nova Scotia.
-Ila sido elegido Acad6mico de la Academia de Ciencias Sociales el doc-
tor Ramiro Capablanca, abogado y professor de la Facultad de Derecho.
-En el peri6dico de Londres British Industries, se hace un Ilamamiento
a los exportadores ingleses a fin de que scan lo mis cautos posibles en sus
negocios con Cuba debido a la circunstancia de no ofrecer garantia la Ley de
Suspension de Pagos cubana, la cual. segfin dicho peri6dico, sirve para dolosas
comibinaciones en perjuicio de dichos exportadores extranjeros.
-Han sido operados recientemente con buen 6xito, el Ledo. Francisco de
la Torre, Magistrado jubilado del Tribunal Supremo; y el Ledo. Manuel Fer-
nandez Guevara, abogado y ex-Senador.
-El Dr. Israel Castellanos, Director del Gabinete Nacional de Identifica-
ci6n, ha sido agraciado con el premio italiano de Medicina Legal "Lombroso",
consisteute en diez mil liras, siendo esta la primera vez que sale el premio de
Europa.
-El Dr. Viriato Gutierrez. abogado y Senador, a su regreso de los Esta-
dos Unidos, donde fu6 objeto de una inesperada agresi6n personal, se le reci-
bi6 por un considerable niimero de personas de todos los sectors de esta so-
ciedad.
-Un mndico de una Compafifa de Seguros, que conforme a Ley debe ren-
dir decenalmente una certificaci6n de los asistidos, como al efectuarlo lo hizo
en papel corriente. el Juzgado rechaz6 la certificaci6n. El medico respondi6
al Juzgado que 61 sabe que esa certificaci6n debe expedirse en papel de la Fe-
deraci6n MWdica, pero la Compaiiia no lo suministra, y no quiere ante esto
dejar incumplida la part de la Ley que exige de sus deberes profesionales
esta obligaci6n. Planteado de este modo el caso, como el Juzgado no tiene una
via legal que lo ampare para resolver la cuesti6n, se dirigi6 a la Secretaria de
Sanidad preguntando qux procedimiento debe seguirse en este caso. Aunque
oficialmente no se ha resuelto nada, parece se contestari a esa autoridad judi-
cial que el finico procediniento legal es no admitir la certificaci6n remitida
mientras ho se baga en papel legal.
FALLECIMIENTOS.-Han fallecido: el Sr. Alfonso Reyes GavilAn, hijo
del Oficial de Sala de esta Apdiencia, Sr. Alfonso Reyes Gavilin; el abogado
do esta capital. Dr. Julio de la Torre y Diaz, Letrado Consultor de la Presi-
dencia de la Repilblica; el Sr. Alfredo Camacho, padre del Dr. Optaciano
Camebho. Juez Municipal electo de Remedios; la Sra. Maria Ramos viuda de
Romiin, inadre del Sr. Cirilo Romain. Secretario del Juzgado Municipal de San
Jos6 de los Raminos: el Sr. JosR T. Tarafa. Procurador de Marianao; el Sr. Ma-
nuel Padr6n. Mandatario Judicial de Guanabacona el Sr. Manuel Petisco, Al-
guacil de la Audieneia de la nabana: el Dr. Jos6 Mariano del Portillo, aboga-





ASUNTOS GENEBALES 51
do de esta capital y ex-Magistrado de la Audiencia de Oriente, y el Dr. Rafael
Rizo, Juez Municipal accidental de Palma Soriano.
MOVIMIENTO JUDICIAL.-Despu6s de publicado nuestro anterior ndi-
mero ha habido el siguiente:
Acuerdos de la Sala de Gobierno del Tribunal Bupremo.-Esta Sala Olti-
mamente adopt los siguientes acuerdos:
En 10 de Febrero iltimo, que los Jueces Municipales de cuarta clause pue-
den ejercer sus actividades en lo que tengan por convenient, salvo los casos
de incompatibilidad del articulo 52 de la Ley Organica y en aquellos en que
estin implicados.
En la propia fecha, decir al Juez Municipal de Florida que se abstenga
en lo sucesivo de pedir el nombramiento de Supervisores Municipales y que
en su caso puede dirigirse a las autoridades judiciales superiores pidiendo el
auxilio que sea precise.
En la propia fecha, que los Jueces deben remitir en todos los casos el
dinero por medio de giro postal.
Ascensos.-Ha sido ascendido al cargo de Secretario de Sala de la Au-
diencia de a Habana, el Dr. Emilio Rodriguez Correa y C6spedes, Oficial de
Sala del propio Tribunal.
-Ha sido ascendido al cargo de Juez de Primera Instancia e Instrucci6n
de Isla de Pinos, de segunda clase, el Dr. Antonio J. de Vignier y Riera, que
desempefiaba ese cargo pero con categoria de tercera clase y a virtud de las
facultades concedidas al Ejecutivo al elevarse la categoria a ese Juzgado.
Pasa del puesto 159 del escalaf6n al 148.
-Ha sido ascendido al cargo de Juez Municipal de Isla de Pinos, de
segunda clase, el Dr. Luis Depons y Villasante, que desempefiaba ese cargo
pero con categoria de tercera clase y por idinticos motivos que el anterior.
Pasa del puesto 269 del escalaf6n al 202.
-Ha sido ascendido al cargo de Magistrdo de la Audieneia de la Habana,
el Lcdo. Augusto Saladrigas y Lunar, Juez de Instrucci6n de la Habana.
Ocupaba en el escalaf6n de los de su categoria -el nimero 5. Ingree6 en la
carrera judicial en 14 de Enero de 1906 y ha desempefiado los Juzgados de
Primera Instancia e Instrucci6n de Isla de Pinos y Manzanillo y el de Ins-
trucci6n de Santiago de Cuba, fuW Teniente Fiscal de la Audiencia de Oriente,
Magistrado de la Audiencia de Santa Clara y desempefiba su actual cargo
desde 4 de Septiembre de 1917. Figuraron en la terna para cubrir ese cargo,
el Lcdo. Saladrigas, el Lcdo. Miguel Zaldivar, Magistrado de la Audiencia de
Camagfiey y el Lcdo. Enrique Almagro, Juez Correccional de la Secci6n Pri-
mera.
-Ha sido nombrado tambien Magistrado de la Audiencia de la Habana,
el Lcdo. Agustin Cantefis y del Calvo, que desempefiaba igual cargo en la de
Santa Clara. Ocupaba en el escalaf6ni de los de su categoria el ndmero 16.
Ingres6 en la carrera judicial en 15 de Agosto de 1905 y ha desempefiado los
Juzgados de Primera Instancia e Instrucci6n de Guantanamo, de Primera Ins-
tancia de Pinar del Rio, de Primera Instancia, Instrucci6n y Correccional de
Bejucal y fue Magistrado de la Audiencia de Camagiiey. Figuraron en la
terna para cubrir ese cargo el Ledo. Enrique J. Guiral, Magistrado de la Au-
diencia de Matanzas; el Lcdo. Carlos M. Callava, Magistrado de la deoPinar
del Rio, y el Ledo. Cantefis.
Ingreso.-Ha sido nombrado Juez Municipal de Bayamo, el Dr. Antonio
M. Vallfn y Elias, opositor aprobado nimero 26, que rehus6 el cargo.
-Ha sido nombrado Juez Municipal de Caney, el Dr. Antonio M. Vallin
y Elias, opositor aprobado nimero 26.
Reingreso.-Ha sido nombrado Juez Municipal de Bayamo, el Dr. Euge-
nio de Quesada y Villal6n, Juez Municipal excedente.





ASUNTOS GENERALS


Fiscales do Partido.-Han sido declarados terminados los servicios del
Lcdo. Jose A. Font y Heer, Fiscal de Partido de Trinidad.
-Para cubrir dicha vacant ha sido nombrado el Dr. Juan A. Entralgo
y Mestre.
-Ha sido nombrado Fiscal de Partido de Isla de Pinos, de segunda clase,
el Dr. Angel N. G6mez y Ortiz, que desempefiaba ese cargo con categoria de
tercera clase.
Jueces Municipales.-Ha sido nombrado Juez Municipal el Sr. Gabriel
Varona, de Velazco.
-Han sido nombrados Jueces Municipales primeros suplentes los sefiores
Jose Gonzilez, de Velazco; Delio Blanca, de Santa Cruz del Sur; Dr. Humberto
Sariol, de Nuevitas; Dr. Alberto Dubois, del Sur, Santiago de Cuba; Dr. Jos6
A. Mendez, de Guantinamo; Dr. Humberto Gir6, del Cobre; Dr. Juan Car-
bonell, de Alto Songo; y senior Joaquin Rodriguez, de Los Alfonsos.
-Han sido nombrados Jueces Municipales segundos suplentes, los sefio-
res Dr. Inocencio Poutou, de Guantfinamo; Dr. Bernardo Callejas, del Cobre;
Dr. Rafael Molinos, de Alto Songo; Dr. Miguel Carbonell, del Caney; y doctor
Eduardo Zaldivar, de Los Alfonsos.
Traslado.--Ha sido nombrado Juez de Instrucci6n de Marianao, mediante
traslado, el Dr. Luis M. Cowley y Fernandez Saavedra, que desempefiaba igual
cargo en Holguin. Figuraron en la terna para cubrir dicho cargo, el Dr. Luis
Fernindez y Taquechel, Juez de Instrucci6n de Cienfuegos, el Dr. Cowley
y el Dr. Jos6 M. Giiira e Izquierdo, Juez Municipal de Santiago de Cuba.
Cargos rehusados.-Han rehusado los cargos de Juez Municipal de An-
tilla y Santa Isabel de las Lajas, respectivamente, los Dres. Jose M. Ruiz y
Arturo Martin Lamy.
Jubilaciones.-Ha sido jubilado forzosamente el Sr. Anselmo Fajardo y
PWrez, Escribiente del Juzgado Municipal de Alacranes, con un retiro annual
de $433.02.
-Ha sido jubilado forzosamente el Ledo. Manuel Romin y Moreno, Ma-
gistrado de la Audiencia de Santa Clara, con un retiro annual de $3,251.25,
que serai de $3.825 cuando cese de surtir efectos el Decreto sobre rebaja de
sueldos. El Ledo. Romain 'fu6, ademias, Juez de Primera Instancia c Instruc-
ci6n- de Alacranes y Juez Correccional de Cienfuegos, con 20 afios de servicios.
-Ha sido jibilado forzosamente el Secretario del Juzgado Municipal de
Giiira die Melena. Sr. Ramiro Amnaro y Rodriguez, con un retiro annual de
$753, que podrai elevarse a $837 en igual caso que el anterior.
-Ila sido jubilado forzosamente el Dr. Angel Cortina y Sotolongo, Se-
cretario de Sala de la Audiencia de la Habana, con un retiro annual de $2,528.75,
qui podria elevarse a $2,975 en igual caso que los anteriores.
-Hla sido jubilado forzosamente el Sr. Antonio Quintana y Correa, Se-
cretario del Juzgado de Primera Instancia del Este, con un retiro annual de
$2,068.56, que podra elevarse a $2,433.60 en aquella oportunidad.
Elogio.-En la Memoria del Colegio de Abogados de Matanzas, la Junta
de Gobierno ha consignado lo siguiente:
"La Junta de (obierno se complace en tributar a los Tribunales de Jus-
ticia, desde la respectable Audiencia hasta los funcionarios de menor catego-
rfa, los mins altos elogios por la probidad, justicia e imparcialidad con que
cumplen el sagrado ministerio que la sociedad les ha confiado. Ministerio, en
verdad, cada. vez mis complejo y dificil de llenar con el acierto que lo hacen
nuestros Tribunales, porque la vida democritica modern innecesariamente
acumula mias responsabilidades sobre los hombres que ofician en los augustoa
altares de Themis."
Rumores.-Desde que se di6 a conocer que el sustituto del Ledo. Barra-
qu en la Secretaria de Justicia lo serA el Ledo. Vivanco, corren distintas
version,.s acerca del possible movimiento que habri al eubrirse la Fiscalia del





ASUNTOS GONERALES 53

Tribunal Supremo. Se dice por unos que a la misma ira el Dr. Francisco de
Rojas, Magistrado del propio Tribunal, que sera sustituido por el Dr. Julio
Ortiz, Fiscal de la Audiencia de la Habana, y que este cargo serA para el
Lcdo. Hilario GonzAlez. Otros, por el contrario, dicen que el Fiscal del Tribu-
nal Supremo lo sera uno de estos tres funcionarios: Dr. Francisco Varona,
Teniente Fiscal de ese Tribunal; Ledo. Mario Montero, Presidente de Sala de
la Audiencia; y Lcdo. Alfonso Ramos, Magistrado de la propia Audiencia.
Otros, por fin, aseguran que es cosa decidida que lo serA el primero, o sea el
Dr. Varona. S61o a titulo de rumor damos esas noticias.
Sentencias.-Las Salas de lo Criminal de esta Audiencia dictaron on Fe-
brero las siguientes sentencias: Sala Primera, 63; Sala Segunda, 58; y Sala
Tercera, 86.-Total, 207.
Desde 7 de Enero hasta 28 de Febrero han dictado: Sala Primera, 142;
Sala Segunda, 107; y Sala Tercera, 148.-Total, 397.
-La Sala de lo Civil en Febrero dict6 104 sentencias y en los dos meses
del afio, 213.
-La Sala Tercera de lo Criminal de esta Audiencia durante el mes de
Enero dict6 42 sentencias condenatorias. 14 absolutorias y 4 mixtas, resul-
tando 48 personas condenadas y 3 absueltas.
-La propia Sala en Febrero dict6 67 sentencias condenatorias y 17 abso-
lutorias, resultando 81 personas condenadas y 26 absueltas.
Ayuda.-La Sala de .Gobierno de la Audencia de la Habana, teniendo en
cuenta que la Sala Tercera de lo Criminal esta al dia y el ofrecimiento de
ayuda que csta hizo, dispuso que 52 juicios orales sofialados en la Sala Pri-
mera de lo Criminal se celebren en aquella Sala Tercera que integran los
Dres. Llaca, Le6n y Ramos.
Inauguraci6n.-Para el dia 30 del corriente mes de Marzo estfl sefialada
la inauguraci6n del Palacio de Justicia de Santa Clara.
Expedientes, causes, etc.-La Audiencia de Pinar del Rio ha condenado
al Procurador Sr. Manuel Castillo y Rodriguez, a 11 aflos y 1 dia de inhabi-
litaci6n, por prevarienci6n.
-El mismo Tribunal conden6 al Sr. Angel Vald6s, Juez Municipal de
San Diego de los Bailos, a 11 ailos y 1 dia por prevaricaci6n.
-El Fiscal de la Audiencia de Matanzas ha formulado querella contra
el Juez Municipal de Ceiba Mocha, porque en un expediente matrimonial no
se presentO la certificaci6n do nacimiento del contrayefite ni la prueba testi-
fical supletoria y porque la recaudaci6n del Registro Civil de Julio a Diniem-
bre no se ingres6 hasta el dia anterior a la visit que se gir6 al Juzgado.
--lia sido absuelto en la causa que se seguia al Secretario del Juzgado
Municipal de Iolguin, Sr. Luis Alvarez y Zaldivar, por malversaci6n.
1-1Ia sido absuelto por la Audiencia do Santa Clara el Dr. Rafael Arango,
Juez Correccional de Cienfuegos, en causa por prevaricacion.
-El Juez Correccional de la Secci6n VI suspendi6 de emipleo y suieldo
durante 10 dias al Escribiente Sr. Juan M. Morej6n.
-Ha sido sohreseida la causa por injuries al Juez de Instrucei6n acci-
dental de Santa Clara, Dr. Manuel (16mez y Calvo. seguida contra el Conse-
jero Provincial Dr. Salvador (arcia y Ramos.
-IIan sido declarados cesantes, los Dres. Ruperto Acosta y Joaquil Sa-
lazar, Alguaciles del Juzgado de Instruccion de Marianao.
-Ha sido procesado y suspense de empleo el Sr. Isidro Peeiaranda, Jucz
Municipal de Chambas.
-La Audiencia de Oriente separ6 del cargo de Secretario del Juzgado
Municipal de Sagua de Tfinamo, al Sr. Luis Caballero.
-La Sala de Gobierno del Tribunal Supremo, vista la causa que remiti6
el Juez do Instrucei6n de Marianao por si la misma ameritaba instruir expe-
diente gubernativo contra el Juez Municipal del Oeste Dr. Mahiano Vivanco,
acord6 no haber lugar a disponer ninguna investigaci6n.





ASUNTOS GENERALS


-La propia Sala acord6 que por la Audiencia de Oriente se inicie expe-
diente de correcci6n disciplinaria contra dos Jueces que intervinieron en el
asunto que origin el expediente de correcci6n contra tres Magistrados de
aquella Audiencia a que nos referimos en el nfimero de Febrero.
Licencias.-Se han concedido seis meses de licencia al Oficial de Sala de
la Audiencia de Santa Clara, Sr. Manuel de la Torre, y tres meses al Lcdo.
Luis Sausa, Juez de Primera Instancia del Norte.
Renuncias.-Han renunciado sus cargos los sefiores Dr. Eladio Barroso,
Juez Municipal de Bayamo; Dr. Evaristo A. Cuervo, Fiscal de Partido de Ba-
racoa; Dr. Juan F. Chalons, Juez Municipal primer suplente del Sur, San-
tiago de Cuba; Alfredo Romero, Juez Municipal de Guanabo; Dr. Jos6 A.
Perea, Archivero de la Audiencia de Oriente; Dr. Jos6 M. Chac6n, Juez Mu-
nicipal primer suplente del Centro; Angel Martinez, Secretario del Juzgado
Municipal de Antilla; y Narciso Carb6, Secretario del Municipal de Arte-
nilsa.
Nombramientos.-Han sino nombrados Oficiales de Sala los Sres. Enrique
de los Reyes Gavilin, de la Audiencia de la Habana; y Alberto Clerque, de
la de Oriente.
-Han sido nombrados Secretarios, los Sres. Mariano Mora, del Juzgado
Municipal de Giiira de Melena; Vicente Ferrer, del Municipal de. Antilla;
Arturo Hernandez, del Municipal de Guiimaro; Benigno Trespalacios, Pas-
tor Fundora y Miguel A. Arminin, del de Primera Instancia e Instrucci6n
de Isla de Pinos; Arsenio Cuetara, del Municipal de Isla de Pinos; Lucas
Ponzoa, del Municipal de Artemisa; y Dr. Alberto Cruz, del de Primera Ins-
tancia del Este.
-Ha sido nombrado Archivero de la Audiencia de Oriente, el Sr. Oscar
Santanach.
-Han sido nombrados Oficiales, los Sres. Jose Victorero, Manuel Gon-
zilez y Julio Pino, del Juzgado de Primera Instancia e Instrucci6n de Isla
de Pinos, y Fernando Cu6tara, del Municipal de Isla de Pinos.
-Ha sido nombrado Mecan6frago de la Audiencia de la Habana, el sefior
Antonio Alvarez.
-Han sido nombrados Eseribientes, los Sres. Ram6n FernAndez, de la
Audiencia de la Habana; Manuel Sigler, de la Audiencia de Oriente; Ricardo
del Valle, del Juzgado Municipal de Sagua de Tanamo; Victor Garcia, del
Municipal de Alacranes; Francisco Abreu, DamiAn Riera y Felix Echemen-
dia, del Municipal de Isla de Pinos.
-Han sido nombrados Alguaciles, los Sres. Felino S. Ruiz y Luis F.
Pla, del Juzgado de Instrucci6n de Marianao; Enrique L6pez, de la Audiencia
de la Habana; Anibal Ruiz y Angel Arregui, del Juzgado de Primera Ins-
tancia e Instrucci6n de Isla de Pinos; y Fabian Riera, del Municipal de Isla
de Pinos.
-Ha sido nombrado Conserje, el Sr. Ram6n HernAndez, del Juzgado Mu-
nicipal de Isla de Pinos.
-Ha sido nombrado Mozo de limpieza de la Audiencia de la Habana, el
Sr. Jos6 I. Angueira.
-Ha sido nombrado Mensajero de la Audiencia de la Habana, el senior
Silvio Alvarez.
PROPOSICIONES DE LEY.-Se ha presentado en la CAmara de Repre-
sentantes una por la que se crea "como medida de garantia para el consumi-
dor y de proteeci6n a la tipica industrial national del tabaco" un distintivo que
seri us anillo de papel y una precinta y "todo tabaco y su envase destinado
al consume habrA de ser expendido necesariamente, por el fabricante al deta-
Ilista y por 6ste al pfiblico, con el anillo y la prescinta que dispone esta Ley.
De esta infraoci6n es responsible el fabricante .o almacenista cuando tenga
en su poder tabaco elaborado y envasado en disposici6n de ser vendido, sin





ASUNTOS GENERALS


el distintivo que se establece, y el detallista cuando exhiba o venda el pro-
ducto en esa forma. La infracci6n seri penada con $25 de multa y decomiso
de la mercancia, si el nfimero de tabacos en esas condiciones no excede del
miller. Si sobrepasa de esa cifra, se impondra $25 por cada miller o fracci6n
a mas del decomiso. La reincidencia serA penada con el duplo de la pena
impuesta anteriormente. De estas infracciones serAn competentes los Jueces
Correccionales y el product de las multas ingresara en el fondo para la pro-
tecci6n de la industrial tabacalera, de acuerdo con la Ley que cre6 la Comi-
si6n Nacional de Defensa de esa industrial ; tambien dispone que "cuando se
comprobare el uso del distintivo del tabaco en forma maliciosa, hacienda
aparecer como elaborado a mano el que lo fuere por medio mecAnico, o vice-
versa, el infractor sera castigado con multa de $500, o del duplo en caso de
reincidencia y decomiso de la mercancia. Esta infracci6n tambien sera de
competencia de los Juzgados Correccionales, y el pypducto de las multas se
destinara a igual finalidad que la especificada en elrarticulo 39".
-Tambi6n se present otra por la que se adiciona al apartado 7 del ar-
ticulo 103 de la Ley Organica el siguiente pirrafo:
"...a excepci6n del funcionario que tuviere mis de 50 afios de edad y
hubiese prestado mas de 20 de servicios a la Repiblica, acreditando que ade-
mas de tener familiar a su abrigo, carece de medios de fortune, en cuyo caso
no seri separado sino jubilado."
Dicho articulo 103 se contrae al funcionario trasladado que'si compete
nueva falta, sera separado de la carrera judicial y en cuya sanci6n tenemos
entendido esta comprendido un Magistrado de una Audiencia.
-En el Senado se ha presentado otra por la que se modifica el apartado
D del articulo 1 del capitulo 29 de la Ley de Jubilaciones del Poder Judicial
en la forma siguiente:
"D" las hijas gozarAn de los beneficios de esta Ley, mientras permanez-
can solteras; los hijos, hasta la mayoria de edad, a no ser que se hallen in-
capacitados fisica o mentalmente, en cuyo caso disfrutaran pension durante
su vida; y las viudas hasta que contraigan nuevas nupcias."
-Tambi6n se present en el Senado otra por la que se modifica el inciso
19 del articulo 124 de la Ley Organica del Poder Judicial en el sentido de que
el Tribunal Supreoip en pleno conozca no s61lo de los delitos sino de las faltas
que cometan el Presidente de la Reptiblica y el Presidente del Senado, dispo-
niendose ademAs que en las causes que inicie el Tribunal Supremo "contra el
President de la Repiblica por delitos comunes no podrA dictar en ellas auto
de procesamiento sin previa autorizaci6n del Senado; y adn en los casos en que
sea acusado por estos delitos en que no se haya dictado la expresada resolu-
ci6n, o por cualquier falta, no podri ser juzgado ni sentenciado sin la dicha
autorizaci6n del Senado"; igualmente se modifica el inciso 1 del articulo
127 de esa Ley, en el sentido de que la Sala de lo Criminal del Tribunal Su-
premo conocera de las causes, no s6lo por delitos sino por faltas contra el
President de ]a CAmara de Representantes; tambidn se mc-lifica el inciso 2
del articulo 131, en el sentido de que corresponde a las Audiencias "conocer
en Tinica instancia y en juicio oral y pfiblico de las causes por delitos o faltas
que se sigan contra los funcionarios del orden administrative que eerzan
autoridad, y Subsecretarios del Despacho de la Presidencia, y de todas las
causes cuya competencia no estuviere expresamente encomendada por la Ley
a otros Tribunales"; y por las disposiciones transitorias de la Ley se esta-
blece "que las causes que se hallen en tramitaci6n por delitos o faltas segui-
das contra las personas a que hacen referencia las modificaciones introduci-
das en los articulos 124, 127 y 131 de ]a Ley Organica del Poder Judicial,
seran remitidas por los funcionarios del Poder Judicial que se hallaren co-
nociendo de ellas el Tribunal al que, de acuerdo con las citadas modificacio-
nes corresponda conocer de las.mismas", que "en las causes que se sigan
contra las personas a que hacen referencia las modificaciones ya expresadas,





ASUNTOB GENEBALES


si se hubiere dictado en ellas sentencia condenatoria, afn cuando sea firme y
el condenado se hallare extinguiendo la pena impuesta, se seguira igual pro-
cedimiento al sefialado en el parrafo anterior, y el Tribunal que las recibiere
anulari la sentencia dictada y procederA como si se hubiese iniciado de nuevo
el process"; y que "en las causes en que el sentenciado hubiese ya extingui-
do la condena los process seran remitidos al respective Tribunal para su
archivo."
-Tambien se present otra por la que se crea en Sagua de Tinamo un
Juzgado de Primera Instancia e Instrucci6n de tercera clase, facultandose al
Ejecutivo para hacer por primera vez el nombramiento del Juez.
-En la Cimara se present un proyecto de Ley por el que se establece
que "las penas de las sentencias de los Juzgados Correccionales que consis-
tan en privaci6n de libertad que no excedan de 61 dias, se entenderin con-
nmutadas por una multa e uivalente a raz6n de un peso por cada dia siempre
que el condenado no tenga antecedentes penales, cuya multa se pagara ante
cl propio Juez sentenciador."
-Se ha presentado en la CAmara una enmienda al proyecto de Ley sobre
reorganizaci6n de la Facultad de Derecho, por la que se establece. que "se
considerara equiparado al titulo de Bachiller, para comenzar a estudiar para
Doctor en Derecho Civil, el star desempefiando desde un plazo mayor de
tres ailos el cargo de Secretario Judicial de Juzgado de Instrucci6n, Correc-
cional o de Primera Instancia, y tener no menos de 35 afios de edad." 6Qu6
tendra que ver la edad en este asunto?
-Se ha presentado en la Cimara un proyecto de Ley por el "se prohibe
marcar el ganado- vacuno en el centro de la res y en el cuarto trasero en su
part superior. Las marcas o hierros deberAn quemarse en las quijadas, ore-
jas, cuello y pezufias. La infracci6n de estos preceptos, imputables a quien
realice el hecho, sera castigado con una multa de $100 por cada marca o hierro
indebidamente puesta"; y "seri competente para conocer de esta infracci6n
el Juzgado Correccional correspondiente."
-Se aprob6 en la Camara de Representantes un proyecto de Ley por
el que sea crea el Juzgado Municipal de cuarta clase de Gonzalo de Quesada,
Santa Cruz del Sur, que radicara en el poblado de Pino.
-Se aprob6 tambidn otro por el que se crea-. el Juzgado Municipal de
Mulas, en Banes, de cuarta clase.
-Se aprob6 asimismo-otro por el que- se divide el Juzgado de Primera
Instancia e Instrucci6n de Remedios en dos, quedando adscripfos al primero
los que hoy componen el que aili existe y el Ejecutivo nombrara el personal
del otro.
-Tambicn aprob6 la proposici6n de Ley que ya publicamos en el nfimero
de Diciembre filtimo. creando el Juzgado de Primera Instancia e Instrucci6n
de Bataban6, con los terminos de Bataban6, San Antonio de las Vegas y
Quivican.
-Tambi6n aprob6 la proposici6n de Ley que publicamos en el nfimero
de Diciembre, moaificando el articulo 459 del C6digo Penal sobre estupro y
derogando el 465 que define el delito de rapto.
-Tambidn aprob6 una proposici6n de Ley, por la que "se declara extin-
guido el resto de la condena de los que sufrieren actualmente la pena de ca-
dena perpetua, siempre que hubiesen estado mas de diez afios en prisi6n, ven-
gan observando buena conduct en el penal, ademas de que en la sentencia
condenatoria exista voto particular, disintiendo de la mayoria, favorable al
reo en cuanto a la apreciaci6n del hecho y a la existencia del dolo y en cuya
sentencia no se halle comprobado cual fuere el m6vil del hecho delictuoso."








REPERTORIO JUDICIAL
REVISTA MENSUAL FUNDADA BAJO LOS AUSPICIOS DEL COLEGIO
DE ABOGADOS DE LA HABANA
INSCRIPTA COMO CORRESPONDENCIA DESEGUNDA CLASK EN LA OFICINA DE CORREOS OE LA HABAN

Suscripci6n annual, $7.00 Nfimero suelto . $0.70 Anuncio en el Dirt. $2.06

ANO VI. HABANA, ABRIL DE 1930. NUM. 4.

SUMARIO
Un discurso, por Juan Gntiprrez Quir6s.-Interpretaci6n autfntlca, por Ricardo Dolz.-Reformas
judiciales, por Gast6n Mora.-1El Dolo, por Lcdo. Noell.-Sobre una causa de divorcio, por Rail do
Cardenas.-Comentarios, por Oan.-Colegio de Abogados: Seccl6n oficial.-Libros y revistas.-Misce-
lAnea.-Acuerdos de la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo.-Sentencias y autos de la Sala de 10
Civil y de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia de Ia Habana.

UN DISCURSO
(Lcfdo al inaugurarse el Palacio de Justicia de Santa Clara)
Venimos a cumplir el deber y a realizar el deseo de dar las gracias en
este acto al Ejecutivo, en nombre del Poder que representamos.
Y con profunda complacencia dejamos consignado aqui el testimonio do
nuestro reconocimiento admirativo al Presidente de la Repfiblica que ha re-
velado en la ordenaci6n de esta obra como en muchos otros actos su grande
amor por este pueblo, y a los Seecretarios de Justicia y de Obras Pfblicas que
poniendo de relieve su cultural artistic, han Ilevado a cabo en la edificaci6n
de este palacio de Justicia, una obra notable y han evidenciado como otras
veces, la actividad inteligente con que vienen atendiendo en sus Departa-
mentos respectivos a las mayors necesidades de la Repfiblica, entire las cuales
se hallaba la de construir en la Cabecera del Distrito judicial de Santa Clara,
un edificio de esta indole. En 61 se nos ofrece una prueba mias del interns que
con su clara visi6n ha demostrado siempre el Ejecutivo por el enaltecimiento
de la Administraci6n de Justicia.
Nosotros no contamos con medios de expresi6n suficientemente signifi-
cativos para exteriorizar con exactitud la personal satisfacci6n con que nos
sentimos ligados a este moment feliz de la historic de nuestro pueblo. Y
lamentamos que los afectos y los recuerdos que se relacionan con nuestro na-
cimiento en 61, no tengan en estas circunstancias campo adecuado ni ambiente
propicio para una franca expansion, a causa del caricter official y solemn de
esta festividad.
Por una raz6n analoga, no nos atrevemos a consagrar aqui como quisi6-
ramos, un homenaje apologetico a la memorial de aquel villaclarefio iosigne
que en Feberero de 1869 se incorpor6 a la revoluci6n de 1868; que marc6 en
ella con su muerte uno de los episodios mis trAgicos de la historic de Cuba;
y a quien no le fu6 dado el regocijo de presentir siquiera, que mas de medio
siglo despues, una generaci6n esclarecida y noble, consolidando las conquis-
tas.de una revoluci6n definitivamente victoriosa, habia de rendir en el mismo
pedazo de tierra donde 61 plant su huella, este magnifico tribute de piedra
a la Justicia...
Pero si podemos evocar sin reserve el recuerdo de los hombres eximios
que lo acompafiaron en aquel 6xodo glorioso: el recuerdo de los Lorda, de
los Machado, de los Valdes, de los Garcia, de los Larralde y de otros muchos





ASUNTOS GENERALES


no menos memorables, para decir quo la Repfiblica ha respondido con el civis-
mo de suis hombres y con el esfuerzo de sus jueces, a la idea de la Justicia
grande con quo sofiaron ellos: la quo teniendo su norma en la igualdad, se
desenvuelve constantemente en la aplicaci6n sabia del derecho y en el paci-
fico mantenimiento do la vida social; y la que actuando como garantia de los
interests nacionales y privados, constitute la base de la estabilidad de las
Instituciones pfiblicas y el nexo obligado de todas las relaciones humana. Es
la misma quo venimos administrando desde que se instaur6 la Repfiblica; y
la misina que ha de recibir albergue en este augusto recinto.
El sello de estabilidad y do grandeza que nosotros queremos imprimir a
todas las manifestaciones de la vida de la Repfiblica, esta moldeado en el es-
piritu de nuestras revoluciones. Nuestra imente se alumbra con la luz que
irradian sus precursores y sus ap6stoles, lo mnismo en los periods de sosiego
pfiblico que en los moments alarmantes de agitaci6n political. Pensamos que
son ellos los que establecieron los fundamentos esenciales de nuestro regimen
constitutional; los consideramos como los inspiradores director do nuestras
mejores orientaciones; nos imaginanmos quo es su propia mano, la que realize
la investidura de los hombres representatives de nuestros Gobiernos; nos pa-
rece que la toga que Ilevamos, nos la pusieron ellos. Y a ellos nos sentimos
unidos por la fascinaci6n natural con que se imponen las almas consagradas
por los grandes arrests y por las grandes abnegaciones. De tal modo que
cuando se presentaron aquellos dias-remotos ya-en que el pais se vi6 en-
vuelto en series discordias de partido, y volvimos todos instintivamente la
vista hacia el pasado, como si busciramos inspiraci6n salvadora on el genio
tuitivo de las mnis altas figures de nuestra gesta grandiosa; fueron ellos los
que ofrecinidonos de nuevo la misma vision de gloria que los llev6 al sacri-
ficio. le devolvieron a la conciencia colectiva cubana su primitive y saludable
esperanza en la several rectitud de nuestros Gobiernos, en las excelsas virtudes
de nuestro pueblo, y en el pensamiento puro y en la voluntad firm de los
jueces de la Naci6n.
Podemos considerar aquel pasado como un "palladium" de la Repfiblica.
Vemos en 61 una luz perenne que puede servirnos do orientaci6n moral y
civic; y por eso hemos querido sefialarlo como un recurso supremo para los
moments difieiles. Pensamos que si por acaso algfin dia los jueces advir-
ti6ramos que no nos bastan las normas que nos hemos impuesto para seguir
]a line que conduce a lo just; seguramente encontrariamos en el caudal in-
menso de aquellos nobles recuerdos-los miis grades de todos-estimulos y
energia suficientes, para mantener el alma cerrada a las solicitaciones mun-
danas y la conduct cofiida al cumplimiento del deber.
Tienen los jueces a su cargo un trabajo enervante y dificil. Sidntense a
veces como si estuvieran realizando una obra esteril, sin gloria y sin loa. Es
]a labor excesiva que los conduce en ocasiones al cansancio y a la desilusi6n.
Transcurridos estos instantes de flaqueza, se dan cuenta de que todo sacri-
ficio es fructifero; de que no trabajan por lo que es efimero, sino por lo que
es perdurable; y de que su esfuerzo ha de recibir siemnpre, mnis o menos
pronto, una compensaci6n moral e intellectual, que es la mias grande do las
retribuciones.
Verdad es que no pueden ejercer ellos otro imperio que el que Ilevan
consigo sus decisions y sus mandates, ajustados a la norma que la Ley les
impone. Pero son independiontes y son inamovibles; y cada uno de ellos esta
protegido en sui actuaci6n por la autoridad supreme del Poder Pfiblico a que
perten-ce. No hay por consiguiente, raz6n alguna que impida a los jueces
sentirse confiados y tranquilos. Por esto es que entire nosotros no puede ra-
zonablemente concebirse el tipo del juez timido, del juez debil, del juez que-
joso, del juez perseguido...
Nada ni nadie le intercepta al juez su camino. Sus 6xitos y sus tropiezos
dependent s61lo de 6l.





ASUNTOS GENERALS


Al alborear de cada dia tendreis una vision material de la grandeza do
este palacio, y pensareis satisfechos que los hombres que sirven a la Adminis-
traci6n de Justicia en esta Capital, tienen aqui una sede c6moda y suntuosa.
Horas mias tarde, cuando llegue el moniento de la actuaci6n internal de los
funcionarios judiciales que lo ocupan, cuando emnpiecen 6stos a interpreter
las leyes, a aplicar la doctrine, a fijar los principios, a decidir en suma lo que
en eada caso correspond al patrimonio, al honor, a la libertad o a la vida;
aquella vision material desaparecerai y llevareis entonces en vuestra mente,
lleniindola con ella, la otra vision mias grande de la indispensabilidad de la
Justicia y d lita excelsitud de su ministerio.
No hicimos otra cosa pues, (iue valernos de unia 'orina ret6rica, cuando
nos referiamos a este edificio coino un albergue de la Justicia. El verdadero
albergtie de esta Virtud se encuentra en el alma de los jueces.
Administrada la Justicia de miodo invariablemente igual y reflexivo, que
es a lo que aspiramos nosotros, ella tigurara siempre en la vida de la Repti-
blica como la agenecia infalible de un bien permanent.
JUAN GUTIIH:uREZ Y QuiR6s.


INTERPRETACION AUTENTICA (*)
(.A/ Dr. Jose Rodrigucz Acosta).

Lliinase interpretaci6n aut6ntica la hecha por el misnio legislator; y
comio el logislador no acostumIbra interpret. las l eyes cuya mission corres-
ponde a los tribunales encargados de aplicarla, sucede que, por extension, so
husca la interpretaci6n autentica en el pensamiento del author del proyecto de
ley, o de los que toniaron part en el debate que precede a su aprobaci6n. Y
es el caso que el "pensainiento del legislator", de esa suerte representado, no
guarda en muchas ocasiones congruencia con el proyeeto aprobardo. Me ha
sugerido esta observaci6n el interesante articulo "Reflexiones sol)re a ley
de divoreio", publicado en el nuinero 2.' de Febrero de este afio en el imipor-
tante R.EPERTORIO JIDICIAL que dirige el coinpetentisinlo Magistrado Fran-
cisco Llaca y Argudin y que lleva la firma prestigiosa del tamlbi6n muy co0n-
petente Magistrado Jose Rodriguez Acosta, cuyos dos ilustres funcionarios,
no obstante las multiples ocupaciones de sus eargos, dedican sus actividades
a ese sector, practice y cientifico, de publicidad.
Tres "reflexiones" se bacen en el citado articulo con motive de la filima
ley de divorcio, siendo de advertir que, desde la primera a la filtima, con0
exception de las intermedias, todas fueron redactadas, desde el principio al
fin, por el autor de estas lines. La primera "reflexi6n" afirma la conve-
niencia de disminuir los plazos del mutuo disenso: la segunda critical la en-
trega de los hijos a la madre culpable, no obstante las excepciones consigna-
das; y la tercera echa de menos la falta de garantias de lta mitad do ganan-
ciales que pertenece a ]a mujer. Vamos a ver el pensamiento del legislator
acerca de esos tres puntos; haciendo constar previamente la satisfacci6n que
sionto al considerar que s6lo tres "reflexiones" se han ocurrido sobre la
extensa y dificil legislaci6n de divorcio, por mi suiinistrada al pais, al culto
y expert Magistrado Dr. Jos6 Rodriguez Acosta, y el gusto que experiment
al recoger su articulo, ya que. a pesar de mi empeiio en hacerlo respect del
que public en el propio REPERTORIO JUDICIAL con el titulo "La Refornia Pro-

(*) El siempre estimado y respectable maestro Dr. Ricardo Dolz, uno de los cate-
dritieos mis queridos en nuestra Universidad, nos ha honrado remitiindonos este articu-
lo favoreeiendo asi de modo extraordinario a esta revista y a tal honor correspondemos
con estas lines de sincero agradecimiento.-N. del D.





ASUNTOS GENERALS


cesal ", en el nfimero 1 de Enero de 1929, urgentes ocupaciones me impidieron
realizarlo.
Sobre el mutuo disenso cuyo articulado fuW redactado, mas no presentado
por mi, pens6 que era absolutamente improcedente y'por ello result redac-
tado con aquellos tres plazos de seis meses cada uno. jC6mo fu6 esoT Des-
cubramos secrets del parlaiento. El mutuo disenso fue una enmienda pre-
sentada a mi proyecto, que no tenia esa f6rmula, por el Senador Manuel Fer-
nindez Guevara. Yo me opuse con todo calor; el Senado aprob6 la enmienda
y nme encomend6 su redacci6n sin aceptar aquella conque habia sido presen-
tada. Entonces yo la redact6, obstruccionando el mutuo disenso, con los tres
largos plazos referidos. He ahi el secret y c6mo el pensamiento del legisla-
dor no estaba conform con el proyecto votado.
1.Por que no estaba conforme? Seria largo de exponer este particular;
pero suscintamente referido consignar6 que, en aquellos debates, me opuse a
que se considerara el matrimonio como cualquier otro contrato consexual:
que lo estimaba un contrato especial y solemne que debiera revestir forms
extraordinarias: que no era propio so celebrara ante cualquier Ministro de
cualquier secta religiosa, y por eso, desde mi reformna, qued6 prohibida esa
forima de realizarlo: que debia celebrarse ante los Jueces Municipales, en-
cargados de los actos de la vida civil; y por esas mismas razones me opuse
al disettirse miAs tarde el C6digo Notarial a que se facultara a los Notarios
para celebrarlos, dando caraeter civil o econ6mico a un acto tan trascendental
que sigiiifieaba much mis que un contrato.
Quien tal pensaba del matrimonio no podia participar del mutuo di-
senso. Es mias: a mi juicio y asf lo expuse en aquella ocasi6n, los contratos
no se disuelven por el mero consentimionto, sino por su incumplimiento, ha-
biendo necesidad de sefialar las causes de rescisi6n de los mismos. La volun-
tad no crea el derecho por si solo; lo que lo crea, son los hechos, puesto que
el consentimiento sin causa no produce la obligaci6n. ILa voluntad y tal es
el mutuo disenso no puede fabricar el derecho, sino necesita do la causa,
esto es, del echo real human que produce la norma juridica. El derecho
es regla de la vida, no de la voluntad.
Por consiguiente yo no puedo estar conforme con el articulo que comento
en cuanto desea disminuir los plazos del mutuo disenso nada menos que a
dos meses. Y si en la filtima ley de este afio acept6 la supresi6n de uno de los
tres plazos no fu6 por propia convicci6n sino por transacci6n con ajenos cri-
terios. V6ase como tambi6n en este caso el pensamiento del autor de la ly
anda muy lejos de algunos de sus articulos.
Comprendo que auin limitada la disoluci6n del matrimonio a causes espe-
cificas, podrfi haber ocultaciones de causes afrentosas, sustituy6ndolas por
otras menos degradantes para el culpable; pero este mal siempie sera menor
que el del mutuo disenso, puerta do escape que, si no se sierra algfin tanto,
como lo hice con los tres plazos en cuesti6n, servira para que por ella salgan
todos los divorcios, engafiiandose a los tribunales y dejando en blanco las esta-
disticas con perjuicio notorio de los studios sociol6gicos juridicos.
En cuanto a la segunda "reflexi6n", o sea a la ley que dispuso la entre-
ga de las hijas siempre a las padres, aun culpables, quiero descubrir tambi6n
otro secret para los que no lean el Diario de Sesiones del Senado, y expresar
como esta vez el pensamiento del autor no estuvo muy paralelo con la ley.
Esa ley vino de la Cimara de Representantes ordenando de una manera ab-
soluta la entrega de las hijas a las madres sin distinci6n de casos; yo ful el
autor de las excepciones. Comparto la opini6n del Dr. Rodriguez Acosta
acerea de esa atinada "reflexi6n" suya; pero pi6nsese que hubiera pasado si
yo no hubiese introducido, al menos, las excepciones que se consignan en la
Ley de 4 de Julio de 1927, la que reproduce en la de 6 do Febrero de 1930,
porque esta iultima fu6 mis bien una compilaci6n de las precedentes en esta
material para unificar la legislaci6n de divorcio.





ASUNTOS GENERALS 61

Estoy tambi6n de acuerdo con la tercera "reflexi6n" del notable artfculo,
del Dr. Rodriguez Acosta. Debo sin embargo consignar cual fuA mi pensa-
miento en ese punto. No era propio do una ley de divorcio dictar medidas;
que correspondent al C6digo Civil al regular la sociedad conyugal y casos y
modos de disolverse. Al divorcio le basta ordenar su disoluci6n con arregloo
al C6digo Civil. La mujer necesita que se le garantice su mitad de ganancid-
les, no s61o con motive del divorcio, sino antes del mismo o sea durante la
vida matrimonial, siendo asunto por tanto que debe afrontarse modificando el
C6digo Civil, regulador de la familiar. En cuanto al divorcio, yo consign6 en
la ley de este aflo, vigente, cuanto en esta material podia hacerse, disponiendo
la anotaci6n de la demand de divorcio en los bienes gananciales. Ya, surgido
el divorcio. el marido no podrA realizar los abusos que con tanta justicia
sefiala el distinguido articulista. Los que pueda realizar antes del divorcio
deben ser objeto de una ley; pero no precisamente de la de 6 de Febrero de
1930, objeto de las brillantes "reflexiones" que ban motivado el present ar-
ticulo.
RCARnmo DoLZ.


REFORMS JUDIOIALES
Antiguos y muy experts juristas nos han escrito pidiendonos -y a su
honrosa petiei6n accedemos, con much gusto- que hagamos campafia, o que
escribamos algo, siquiera, "en favor de la conveniencia de realizar las siguien-
tes reforms en nuestro orden o sistema juridico-procesal".
Primera: La supresi6n de la jurisdicci6n contenciosa-administrativa, uni-
ficindola con la civil ordinaria. Es decir, unificaci6n do procedimientos, de
enjuiciamiento civil.
Segunda: La supresi6n de la tercera subasta sin sujeci6n a tipo.
Tercera: La subsanaci6n de la falta do personalidad en cualquier mo-
mento procesal antes de la citaci6n de las parties para sentencia definitive.
Cuarta: La subsanaci6n del defecto legal on el modo de proponer la de-
manda, dentro del t6rmino prudential que sefiale el Juzgado o Tribunal en
la providencia que dicte teni6ndola por establecida.
Quinta: La supresi6n de los escritos de replica y dfiplica.
Sexta: La aplicaci6n "de oficio" del dereeho por el Tribunal Supremo
en los asuntos cuyo conocimiento le correspond.
En apoyo do la primiera de las reforms enumeradas nos dicen los aludi-
dos compafieros: "No hay raz6n cientifica ninguna que aconseje el manteni-
miento del procedimiento contenecioso-administrativo. Esta especialidad o
modalidad debe desapareeer. Sin perjuicio. dosde luego, de que la Adminis-
traci6n deiandada y condenada pueda optar por la indemnizaci6n do dafios
y perjuicios euando estimnse que le seria losivo o perjudicial el cumplimiento
de la sentencia. Esta dualidad de procedimiento civil ordinario y de proce-
dimiento contencioso-administrativo, es incompatible con las esencias de un
r6gimnen republican de Gobierno."
En apoyo de la segunda reform so nos dice: "La tercera subasta sin
sujeci6n a tipo, prescindi6ndose del verdadero valor de la cosa, es un aten-
tado a la moral y al derecho. Equivale, prAicticamiente, a una confiscaci6n o
despojo do la propiedad en favor del acreedor "
En pro de la tercera reform so nos eseribe: "No admitir la subsanaci6n
de la falta de personalidad antes de la citaci6n de las parties para sentencia,
es sacrificar inicuamente el fondo a la forma. Es sacrificar las esencias mo-
rales y juridicas. Esta subsanaci6n se admit ya en casi todos los paises de
Europa, sin exceptuar a la naci6n cuyo derecho civil, mercantil, penal y pro-
cesal rige en Cuba."





ASUNTOS GESfE=ALES


En abono de la cuarta reform se nos describe: "No debe rechazarse o
repelerse una demand por ningfin defecto legal en el modo de proponerla.
Esto es sobreponer la formalidad, la modalidad, a la sustantividad, a la esen-
cialidad del derecho. El procedimiento es de orden piblico, y los Jueces o
Tribunales lo que deben hacer, al advertir el defecto en que so ha incurrido
por el promovente, es sefialar un plazo prudencial para que el defecto so
subsane."
Por innecesarios "deben suprimnirse los escritos de replica y dfiplica, pues
el debate o controversial se agota, puede agotarse, con los escritos de deman-
da y contestaci6n. Aquellos escritos o alegatos son una mera parafrasis, una
simple amplificaci6n de lo fundamental que debe consignarse en la demand
y la contestaci6n."
Por lo que hace a la aplicaci6n "de oficio", del derecho, por el Tribunal
Supremo, en los asuntos de que conoce, se nos dice: "Se ha dado el caso de
que se haya declarado sin lugar un recurso de casaci6n por no haberse citado
por el recurrent la verdadera ley o disposici6n infringida. De donde result
que un litigante pierde su derecho, no se le hace justicia, a pesar de saber el
Tribunal que hay una ley. una disposici6n que a ese litigante da Ia raz6n. y nlo
ampara. Esto subleva la conciencia. Un abogado eminente, que fu6 Decano
del Colegio de la elase, en la Habana, Secretario de Justicia y miembro de 1,
Convenci6n Constituyente, Miguel Gener, era partidario do esta reform.
Otros legistas, no umenos distinguidos, ban sostenido ese mismo criteria."
Por lo que respect a nosotros, tan convencidos estamos do la bondad de
todas las reformnas consabidas, quo acerca de ellas hemos escrito much en
nuestra ya larga vida periodistica. Es possible que no se realicen, o que so
hagan tardiamente. pero siempre es bueno defender lo que parece just, ne-
cesario o convenient. En la carta de los aludidos letrados se combat la
ligereza con que aqui suelen dictarse autos do procesamiento fundados en
falsas o inconsistentes denuncias. y se combat, asimismo, la prisi6n preven-
tiva que sufren los procesados si no constituyen la fianza que so les exige.
Este aspect del problema lo trata, con talent y elevada conciencia, el ma-
gistrado Rodriguez Acosta en un excelente trabajo dedicado a la revista
REIERTORIO JUDICIAL, que dirige, con singular competencia, un colega suyo,
el doctor Llaca y Argudin. Reeomendamos todos estos temns al studio de
los congresistas, que scan abogados. Sobre todo el temia relative a la supre-
si6n del procedimiento contencioso-administrativo, rezago do la legislation
monArquico-colonial, pues es absurdo que laya un sistema procesal para de-
mandar a los particulars. y otro privilegiado para demandar a la adminis.
fraci6n on cualquiera de sus grades.
GAST6N MORA.


EL DOLO

El articulo l' del C6digo Penal declare que es delito toda acci6n volunta-
ria penada por la Ley. Prescindamos por ahora de la omisi6n.
Se ha dicho tanto, tantisimo, del requisite de la voluntariedad que nece-
sariamente ha de hallarse agotado para nosotros el temnia. S61lo plumas muy
doctas pueden escribir algo en ese sentido susceptible de dar la sensaci6n de
novedad. Lo comprendenios perfectaimente, y como la nuestra no es, ni con
miucho, de esa clase privilegiada, nos abstenemos de 'hacerlo para limitarnos
a transcribir algunos detalles de la jurisprudencia national relacionados con
aquel punto para que los lectores de REP-ERTORIO JUDICIAL disfruten la como-
didad de tenerlos a la mano cuando les venga bien utilizarlos en sus faenas
profesionales.




ASUNTOS GENERATES 6

Sabido es que para reputar voluntaria una acci6n en el delito es indis-
pensable que sea dolosa, quo se ejecute maliciosamente, con deliberada inten-
ci6n dailina. Pasemos por alto si pueden usarse sin6ninamente, como se ha
hecho, esos vocablos: dolo, malicia, intenci6n, voluntad, etc., o si cada uno
tiene asignada una acepci6n juridica especial y diferente, porquo ni caben esas
disquisiciones en los estrechos moldes del pequeflo articulo que nos propone-
mos, ni correspondent al inico fin que perseguimos do prosentar simples o so-
meras anotaciones tomadas de la practice para que de ellas se aproveche el
beneficio que encierren.
Faicil es de advertir que de las tres palabras empleadas en la preinserta
definici6n del delito: "acci6n", "voluntaria", "penada", la culminante, la
que lo caracteriza, es la segunda que consideramos equivalent a dolo, de mode
que este es el element esencial, lo que da vida al delito. de tal manerd
que podria decirse: sin dolo no hay delito, descartando, desde luego, los
de carfacter culposo.
Y sin embargo veremos on seguida numerosisimos cases en quo hay dolo
y no existe delito, y otros on que, per el contrario, no existe el dolo y hay
delito. S61o nos referiremos a sentencias del Tribunal Supremo.
De la primera especie son los contenidos on las siguientes sentencias:
353 de 1921, en que fingiendo un individuo que era agent de poliefa de la
Secretaria do Gobernaci6n, orden6 que cerraran la puerta de una casa, lo que
se hizo. y requerido por un vigilante verdadero, le asegur6 que desempefiaba
dicho puesto; y se dijo que no era delito per no ser propio del cargo aparen.
tado el acto realizado. 383 de 1928, en que una joven iba por la calle a un
mandado de su madre, la encontr6 el novio y deseando cohabitar con ella la
llcv6 a deterninado lugar donde lo hicieron; y no se estim6 delito por ausen-
cia de la suslracci6n. 68 de 1922, en que un testigo deponiendo en un expe-
diente viol6 de exprofeso la verdad; y no delinqui6 porque no conducia a
error su falsa declaraci6n. 72 de 1915, en que se quebrant6 el dop6sito cons-
tituido por un inspector del impuesto; y so entendi6 quo no era punible por-
que ese funcionario no so haliaba autorizado para hacer aqu6l. 14 do 1929,
en que un Juez de Primera Instancia, proponi6ndose una estafa, hizo escrito
falso que agreg6 a un pleito y provey6 convenientemente para su prop6sito;
y se le absolvi6 bajo el fundamento de que dado el contenido de dicho escrito
no so interrumpfa la caducidad de la instancia, que era la finalidad persegui-
da. 215 de 1915, on que so falsifie6 burdamento un cheque que trat6 de co-
brarse; y so declar6 que no habia ni falsedad ni estafa porque carecfa de
potQncialidad para engafiar. 173 de 1929, en quo un sujeto recibi6 dinero en
prkstamno, y para garantizar el pago so oblig6 a no disponer del imported de
unos cheques qIue tenia contra el Estado, y a pesar do ello, cuando los cobr6,
so apropi6 de la suma obtenida; y neg6se la pena por ser nulo el contrato sobro
cesi6n do sueldos de los empleados piblicos. 204 de 1914, on que se us6 de re-
v6lver contra una persona sin llegar a disparar por no adaptarse las cipsulas
a la aguja; y per inidoneidad del arma so dice quo no es dolito. Y otras mu-
chas mis que no se citan para quo no result domasiado extenso y mon6tono
el relate.
En otros, bastantes frecuentes cases, al rev6s, no intervene el dolo y so
aprecia el delito; de ese g6nero son los que figuran en las sentencias que
siguen: 148 de 1920, en que so venden botellas con marca gravada sin saber
que no so podia verificar. 207 de 1916, en que un estivador compr6 a un tri-
pulante del barco dondo trabajaba un abrigo do uso en un peso, y cuando
con 61 iba por el muelle con direcci6n a su casa, creyendo quo era licito, se
le conden6 por defraudaci6n a la Aduana. 153 do 1926, en que los Concejales
que no concurren a tres sesiones ordinarias consecutivas cometen el delito do
abandon de destines aunque no lo hagan maliciosamente. 227 de 1927, en
que la duefia de un prostibulo admite una joven menor de edad estimando
con la mayor buena fe de que no ineurria en delito per career que tenia mis





64 ASUNTOS GENERALS

de 21 aflos. 5 de 1928, en que el Presidente de una Junta de Educaci6n, sin
obtener la licencia correspondiente, figure en la candidatura para miembro
de ese organismo. 502 de 1921, en que un comerciante vende su estableci-
miento silenciando una deuda aun cuando no proceda con malicia.
Lo expuesto, desde luego, claramente se ve no es obra de inteligencia o
cultural, sino product de mera labor mecanica consistent en leer paciente-
mente las innumerables senteneias dictadas ya por el Tribunal Supremo, para
espigar en ellas las que ofrezean alguna peculiaridad en el concept que se
deja indicado.
Se puede notar que las del primer grupo comprueban manifiestamente lo
que es axiomatico en el orden penal y que expresamente consagran multiples
sentencias como la 95 de 1922, o sea que no es possible castigar una acei6n
como delito sin que consten con entera certeza todos los elements que inte-
gran 6ste; y las del segundo, que el delito no siempre supone perversidad o
mala intenci6n.
LCDO. NoELs.


SOBRE UNA CAUSA DE DIVORCIO
En la generalidad de los pauses que han adoptado el divorcio como medio
de disolver el vinculo matrimonial, las causes del mismo se pueden clasificar
en tres 6rdenes distintos: el "divorcio-sanci6n", el "divorcio-remedio" y el
"mutuo disenso".
El "divorcio-sanci6n" se concede al c6nyuge que sufre determinado,
agravio por parte del otro, y no es otra cosa, como el nombre lo indica, que
la sanci6n que frente a la infracci6n de uno de los deberes del matrimonio se
le da a ]a parte que sufre la ofensa. Entre las causes que dan lugar a esta
clase de divorcio corresponde incluir el adulterio, la injuria, el abandon del
hogar, etc....
El "divorcio-remedio" se da, no para el caso de infracci6n de los debe-
res conyugales, sino para salvar ciertas situaciones en que el matrimonio, por
circunstancias independientes de ]a voluntad de los esposos, no debe sub-
sistir. Se pueden enumerar entire estas causes, ]a locura, el juego, la embria-
guez, etc....
El "mutuo disenso" no es otra cosa que la conformidad de las dos partes
en ]a disoluci6n del vinculo.
Al promulgarse la Ley de 29 de Julio de 1918, por la que se estableei6
entire nosotros el divorcio con disoluci6n del vinculo matrimonial, se adop-
taron aquellos tres tipos de divorcio: el "divorcio-sanci6n", el "divoreio-
remedio" y el "divorcio por mutuo disenso"; previnikndose por el Art. VI-
s6lo desde luego con respect a los dos primeros-la regla segfin ]a cual la
acci6n de divorcio en ninguin caso se podria fundar en hechos imputables a
qui6n la ejercitase.
Por la Ley de 7 de Mayo de 1928, se estableci6 una nueva causa de di-
vorcio, del tipo "divorcio-sanci6n", la de la separaci6n de los esposos du-
rante diez o mas afios.
Hasta ese moment, cada cual podia encomiar o consurar ]a legislaci6n
en cuesti6n desde sus puntos de vista particulars, pero nada mDs. El legis-
lador, al adoptar el divorcio con disoluci6n del vinculo, aun cuando se juzgase
que su obra era exagerada, era consecuente con los principios que regian en
la material.
No podemos decir otro tanto desde que se promulg6 ]a Ley de 4 de Junio
de 1928, por ]a que se estatuy6 que la causal de la separaci6n se podria ejer-
citar por cualquiera de los c6nyuges, aun en el caso de ser imputable a quidn
la ejercitase.





ASUNTOS GENERALS


Tal disposici6n, reiterada en la nueva Icy do divorcio de 6 de Febrere
filtimo, constituye una evidence infracci6n de un principio do derecho, tan
viejo como el mismo derecho, el de que "nadie puede fundar sus accioncs en
hechos propios ilicitos." (Memoex drlicto suo actionen consequi debtt.
Mientras la ley prevenga ]a obligaei6n de los c6nyuges de vivir juntos,
aquMl a quien le sea imputable la separaci6n, no debe tender derecho a pedir
el divorcio.
Ilay 16gica en las legislaciones que como consecuencia forzosa de la
adopci6n del principio de los revolucionarios franceses, scgfin el cual el ma-
trimonio "no es mins que un contrato civil, han traido a esta material otro prin-
cipio que rige en la de las obligaciones, y segfin el cual tambi6n, el incumpli-
miento por una de las parties de los deberes que impone un contrato, da de-
recho a la otra part para pcdir la resoluciin de (6stc; ,pero d6nde se ha visto
que el abandon de un deer dd nacimiento i un derecho? APucde nacer una
ncci6n donde lejos de existir un derecho lo que hay es un caso de incumpli-
miento?
Es lamentable quite se hagan en nuestros textos legales modificacioncs
qiie, como la que nos ocupa, desdiccen do nuestra cultural juridica.

RAftL DE CARDENAS.


COMENTARIOS
Aprop6sito de una resoluci6n quo dict6 el Jucz de Primera Instancia de
Alacranes, ordenando tachar unas frases reveladoras en la inscripci6n de na-
cimiento do la paternidad de una persona que no conipareci6 al acto, se nos
ha pedido nuestra opinion acerca del articulo 131 del C6digo Civil y vamos
a darla por este medio.
El articulo de referencia autoriza a reconocer los hijos naturals en el
aeta do nacimiento, lo que pueden realizar los padres por si mismos compa-
reciendo conjuntamente ante el Encargado del Registro Civil, o por medio de
otra persona que comparezca en su nombre, con poder especial y aut6ntico
bastante, scgfin 1o autoriza cl articulo 10 de la Ley del Registro Civil. Pero
si comparece s6lo uno de los padres, no puede revelar el nombre del quo no
compareci6, segdn expresa prohibici6n del articulo 132, y si so revela, "so
laeharain de oficio las palabras que contengan aquella revelaci6n" y so im-
pondra la multa quc fija. Por tanto, los Encargados del Registro Civil tionen
que cuidar de no incurrir en la sancion que establece el referido articulo.
A nuestro juicio el artieulo 132 del C6digo Civil contiene una excepci6n
al articulo 9" de ]a Ley del Registro Civil, pues 6ste dispone que "firmada una
inscription, no podrA hacerse en ella rectificaci6n, adici6n ni enmienda quo
altere sustancialmlente el acto a que sC refiere, sino a virtud de ejecutoria", etc.
Por tanto. paru dejar cumplido el articulo 132, no hay minas quo proceder
de oficio.
Ahora bien, 4qui6n es el Ilamado a tachar u a ordenar se tachen las
Frases reveladoras, segfn ordena el articulo 132 del Codigo Civil? *1 articulo
133 del Reglamento preceptua que "toda persona que tuviese noticia do cual-
quier falta. informalidad, fraud o abuso cometido en algdn Registro del Esta-
do Civil, podrai denunciarlo verbalmente o por escrito al Juez de Primera Ins-
tancia respective. El Juez, si creyese digna de tomarse on consideraci6n la
denuncia, adoptara las providencias quo juzgue oportunas para averiguar la
verdad y procederA a lo debris que corresponda." Nuestra opinion es que el
Juez de Primera Instancia, Inspector Permanente del Registro Civil, es cl
Ilamado a ordenar se tachen las tales frases y cl que debe multar al infrac-
tor, pues la multa no se la va a imponer a si mismo el Juez Municipal,





ASUNTOS GMENEALES


ni tampoco el que ocupe el cargo cuando se note la infracci6n, de igual cate-
goria al infractor. La facultad de multar, o sea de corregir, supone superio-
ridad del quo multa sobre el multado, lo que acontece en los Jueces de Primera
Instancia respect de los Municipales de su Partido.
En un peri6dico de esta capital hemos leido lo siguiente:
"En Pennsylvania van a llevar a la silla electrica a una joven mujer con-
victa de haber matado a dos policies. El testigo finico quo ha depuesto contra
ella, es su hijito, de cuatro afios y medio. La inocente criatura comenz6 un dia
a contar aIs horribles aventuras a que habia sido Ilevado y las sigue contando
a policies y reporters, que lo animan con juguetes, caricias y golosinas. Todo
lo cual seri una estratagema, pero eminentemente repulsiva. Las declaraciones
de un nifio no llegado a la edad de la raz6n, contra sus padres (contra su ma-
dre, especialmente), no debieran ser oidas por ning6n Tribunal civilizado."
Tiene raz6n el colega: resultan repulsivas esas declaraciones do hijos con-
tra sus padres o en relaci6n con los mismos. Los Tribunales debian tener fa-
cultades para rechazar de plano, cuando lo estimasen convenient, tales testi-
gos, cuando por su edad, no pueden apreciar la magnitude y trascendencia de
sus actos en relaci6n con sus padres.
En el nimero anterior de REPERTORIO JUDICIAL heinos lcido en el Movi-
micnto Judicial, quo el Fiscal de ]a Audiencia de Matanzas ha formulado que-
rella contra el Juez Municipal do Ceiba Mocha, porque 6ste, en un expediente
matrimonial, omiti6 exigir ]a certificaci6n de nacimiento del contraycnte y la
pruchba testifical supletoria, lo que a su juicio constitute el delito de prevari-
caci6n. Apart do que estimamos que la certificaci6n do nacimiento no puede
suplirse con prueba testifical, porque si el nacimniento no esti inscripto, debe
inscribirse para obtener la certificaci6n del acto; si esa onmisi6n constitute
delito de prevaricaci6n y asi lo llegase a declarar el Tribunal Supremo, habra.
quo iniciar muchas causes. Recientemente, se nos ha dicho, se ha observado.
que hay Notarios que omiten esa justificaci6n. Conque, estin alerta Jueces y
Notarios.
En el pasado nuimero de esta revista hubimos de referirnos a la Ley
de Divorcio, para sefialar el precepto del inciso (D) del articulo 16, quo da
efecto retroactive al mismo y desconoce la sanci6n de las sentencias ejecuto-
riadas. Pues bien, el Representante Dr. Giordano Hernandez, acaba de pre-
sentar una proposici6n de Ley, cuyo contenido podri leerse en la Miscclinea
de este niimero, por la que se modifica aquel inciso y en cuyo preambulo se
dice lo siguiente:
"La Gaceta Oficial de la Repfiblica correspondiente al dia 10 de Febrero.
del afio actual, promulg6 la Ley modificando la que instituy6 el Divoreio, y.
examinada la misma se nota en el inciso "D" del articulo 16 cierta disposi-
ci6n que deberi ser modificada, pues en la prfictica habri de resultar inapli-
cable, por ir contra de las disposiciones emanadas de los Tribunales do Jus-
ticia y cuyas sentencias firmes no pueden ser revocadas por leyes posteriores,
segfn precepto terminante de la Constituci6n. Seguramente no se pens6 que-
los Tribunales de Justicia en muchas ocasiones dejan en poder del padre di-
vorciado la prole, cuando de los autos se desprende que esta mejor garanti-
zada que en compafiia de la madre."
Hay que desear que tal proposici6n sea aprobada on breve, para que no.
padezea el buen nombre de nuestra cultural juridica.


OAN.





ASUNTOS GENEBALES


COLEGIO DE ABOGADOS DE LA HABANA
SEOOION OFFICIAL

ACUERDOS.-La Junta de Gobierno, en su sesi6n del dia 27 de Febrero
iltimo, adopt los siguientes acuerdos:
Nombrar al Diputado Dr. Casuso para que investiguc la queja producida
por el Dr. Juan Hernfndez en contra del cologiado Dr. Francisco Diaz.
Darse por enterada de la queja del Decano del Colegio de Abogados de
Camagiicy contra cl Bufete Martinez Fraga y Alonso Pujol y no actuar por
no ser de su competencia la resoluci6n de los hechos denunciados.
Felicitar al Dr. Clemente Inclan por su exaltaci6n al cargo de Rector de
la Universidad.
Dar las gracias al Colegio M6dico dc Cuba por el palco quo reserv6 al
Colegio en la fiesta en honor del Presidente de la Repdblica.
Informar al Dr. Mario FernAndez que para reingresar en el Colegio tiene
quo abonar su adeudo y la cuota corriente.-
Preguntar a la Dra. Celina Cardoso desde cuando esti ejerciendo en la
Habana, para resolver su solicitud de reingreso.
Condonar al Dr. Antonio Avila sus adeudos desde 12 de Enero de 1927,
on cuya fecha se inscribi6 en el Colegio do Camagiiey.
Quedar enterada de las bajas solicitadas por various colegiados.
Nombrar Ponente al Diputado Dr. Betancourt para que informed sobre el
proyeceto de convocar a una Convenci6n do los distintos Colegios de Abogados"
de la Repiblica, en cl local social.
Nombrar al Diputado Dr. Marill para que informed acerca del proyecto
de dotar al Colegio de una bandera official.


LIBROS Y REVISTAS
ESCRITOS POLfITTCO Y SOCIALES, POR EL DR. JUAN ANTIGA.-Madrid, 1930.
-El tomo 29 de dicha obra, acaba do remitirnoslo el Dr. Antiga, con amabi-
lisima dedicatoria, que muchos le agradecemos. Continda el distinguido es-
critor Sr. J. A. Fernandez de Castro, agrupando en sus piginas, a cuya ini-
ciativa se debe su publicaci6n, la prolifica labor literaria del Dr. Antiga, cuyo
primer volume fu6 saludado con mfiltiples encomiasticos articulos de la
pronsa mundial, como acontecera seguramente con el present que consta de
mis de 400 paginas. Los articulos de este tomo so contraen a la mujcr, a tesis
optimistas y vulgarizaciones medicas. Gracias.
EN DEFENSE DE LOS DERECHOS DEL HOMBRE Y DEL CIUDADANO, POR EL LCDo.
COSME DE LA TORRIENTE.-Habana, 1930.-En este folleto recoge el Lcdo. de la
Torriente, el informed que pronunciara en el Tribunal Supremo en pleno, para
obtener, como obtuvo, la declaraci6n de inconstitucionalidad del Decreto Pre-
sidencial 39 do 1930, quo prohibit las reunions political durante la zafra.
Gracias por el ejemplar remitido.
Er PROCESS DE LA SUPRESI6N DEL SUFRAGIO, POR AURElIO HEVIA.-Habana,
1930.-Hemos recibido este folleto escrito por el ex-Secretario de *Goberna-
ci6n Sr. IIevia a prop6sito de ciertos problems electorales de la Repfiblica.
Gracias..
LA DOMINACI6N INGLESA EN LA HABANA.-Habana, 1929.-Por iniciativa
del Alcalde Municipal, Dr. Miguel M. G6mez, acaba de publicar el Municipio
de la Habana el libro de cabildos de 1762-63, con un prefacio del Dr. Emilio
Roig de Leuchsenring, Comisionado Intermunicipal de la Habana, y so nos
ha remitido un ejemplar. Gracias.
REVISTA DE DERECHO PRIVADo.-Madrid, Marzo, 1930.-He aqui el sumario
de este nfimero que hemos recibido: I.-El derecho de acrecer entire los la-





(is ASUNTOS GENERALMES

mados "ex aequis portionibus", por J. Marti Miralles. II.-Jurisprudencia:
del T. S.: Mereantil, por Ricardo Mur; Administrativa, por C. Martin Retor-
tillo; del Registro Civil, por J. Dominguez y Barros. III.-Publicaciones juri-
dicas de lengua inglesa, por S. Ossorio Morales. IV.-Notas bibliogrificas:
Cammarota: Derecho Hipotecario Argentino.-Arvizu y Aguado: El Derecho
Civil en Navarra y la colaci6n de bienes.-Mari: Anotaciones al nuevo r6gi-
men para la impugnaci6n de patentes industriales y Reforma de la legisla-
ci6n sobre propiedad industrial.-Azpeitia: Derecho notarial extranjero. Ita-
lia, por Carlos L. de Haro.-Roubier (P.) : Les conflicts des lois dans le temps.
-Maroi (F.): Le costumanze giuridiche e la riforma del Diritto private in
Italia, por Jose Vifias.-HIedemann (Dr. Justus Wilhelm): Reichsgericht und
Wirtschaftsrecht (El Tribunal Supremo aleman y cl Derecho econ6mico), por
L. Sancho Seral.
OTRAS REVISTAS.-Tambi6n hemos recibido: Boletin de Legislaci6n, Habana,
Octubre-Diciembre 1930; Revista de Medicina legal de Cuba, Habana, Encro
1930, y La Jurisprudencia al Dia, Habana, Marzo, 1930.


MISCELANEA
EL MENSAJE.-El Presidente de ]a Repfiblica, en su Mensaje del primer
lunes de Abril al Congreso, recomienda, en lo que respect a Justicia, lo si-
guiente:
La reform del articulo 296 de la Ley Orginica del Poder Judicial para
que los Fiscales, cuando viajen oficialmente a mayor distancia de 5 kil6me-
tros de la cabecera, disfruten dicta de $5.
La reform del articulo 295 de esa Ley, para que los Fiscales dc Partido
suplentes devenguen sueldo desde quo comience la sustituci6n.
Se legisle para que los Jueces Municipales do tercera clase puedan soli-
citar cl traslado en casos de vacantes.
Se modifique aquella Ley en lo quo respect a las convocatorias para
oposiciones de aspirants al cargo de Juez Municipal do tercera clase.
So regule el reingreso on la carrera de los Jueces Municipales de tercera
clase excedentes.
Sc aumenten las consignaciones para abonar los haberes a los Suplentes
y las dietas.
Sc regule el pago a los que presten servicios periciales en las causes cri-
minales.
Se legisle de modo que los condenados por delitos que hagan desmerecer
en el concept pfiblico, no puedan ser Procuradores y Mandatarios Judiciales.
Se conceda un afio para inscribir los matrimonios religiosos celebrados
con anterioridad a la Ley de Divorcio que no fueron inscriptos oportuna-
mente.
Y se legisle para establecer on el Registro General de Actos de .Ultima
Voluntad tarjetas ifidices para la mayor rapidez en el despacho de certifica-
eioneS.
REGISTRO CIVIL.-Transcripci6n de inscripciones, notas marginales,
etc., en los libros impresos.-La Direcci6n de los Registros y del Notariado,
con fecha 6 de Febrero do 1930, ha dirigido la siguiente Circular:
"Sr. President de la Audiencia de... Sefior: Por esta Secretarfa, con
fecha 10 de Febrero pr6ximo pasado, sc ha dictado la siguiente circular, ro-
gindole se sirva enviarla a los seiiores Jucces de Primera Instancia de ese
Distrito, los que a su vez deberin remitirla a los Encargados del Registro
Civil de su respective Partido Judicial, para su conocimiento y efectos: "Visto
lo dispuesto por la Ley do 12 de Abril de 1929 estableciendo que los libros
destinados a los Registros Civiles para verificar las inscripciones contendran




ASUNTOS GENZUALM


las actas impresas, dejando en blanco los espacios necesarios para escribir en
ellos los nombres y demas generals de las personas que tengan que figurar
en las mismas, sin que por esa Ley se haya regulado el modo de inscribir en
esos libros los actos del estado civil que se inscriben provisionalmente por otros
funcionarios, como, por ejemplo, los Alcaldes de Barrio, y que por medio de
certificaciones se remiten a los Encargados del Registro Civil para su inscrip-
ci6n definitive, asi como lo referente a los certiflcados de matrimonios reli-
giosos y otros actos del estado civil que no pueden adaptarse en su inscrip-
ci6n a las actas impresas en los libros indicados. En virtud de la necesidad
evidence de regular ese servicio, la Direcci6n resuelve dictar las reglas a que
habrin de sujetarse los Encargados del Registro del Estado Civil al practicar
las inscripciones de los actos sefialados y de cualquiera otras disposiciones
que deban hacerse constar en dicho Registro, conforme a las instrucciones
siguientes:
1 Las inscripciones de nacimientos, matrimonios y defunciones que son
objeto de inscripciones provisionales, de las cuales se remite certificaci6.n a
los Encargados del Registro Civil para su inscripci6n definitive, con excep-'
ci6n de las sefialadas en el articulo 45 de la Ley del Registro Civil y el ultimo
parrafo del articulo 6 del Reglamento dictado para su ejecuci6n, no se haran
por transcripci6n literal de las certificaciones recibidas y se practicaran en
las actas-impresas de los libros a cargo de esos funcionarios, consignando en
cada inscripci6n los particulares que deba contener, segfin el acto a que se
refiera, tomindolos de esas certificaciones, las que se archivaran en el Regis-
tro en el legajo correspondiente, relacionindose en la inscripci6n la certifi-
caci6n en virtud de la cual se practice y el legajo donde 6sta fuere archivada.
2 La transcripci6n de las partidas de nacimiento a que se refiere el
articulo 45 de la Ley del Registro Civil, inscripciones de sentencias de divor-
cios y cualesquiera otras disposiciones quo deban tener constancia en el Re.
gistro, se harin en la hoja u hojas y libro correspondiente, y en el espacio en
blanco destinado a las anotaciones marginales. La parte impresa de cada
pfgina en las hojas que se inviertan en esas inscripciones, se inutilizaran tra-
zando sobrd el impreso,-en toda su extension, dos lineas de tinta cruzadas
en forma de aspa, en los cuatro Angulos se estampara el sello del Juzgado
Municipal y en la parte inferior so escribira con caracteres claros la palabra
"inutilizado", firmando a continuaci6n el Juez Municipal y el Secretario.
3? En general la parte impresa de las actas que por cualquier circuns-
tancia no se utilice, se tacharA pasando sobre ella una linea de tinta, y se
salvarin al final en la forma prevenida en el Reglamento dictado para la
ejecuci6n de la Ley del Registro Civil.
40 Cuando haya de extenderse en el margen alguna transcripci6n o
inscripci6n, se estamparAn las notas marginales a continuaci6n del asiento,
y si no hubiera espacio suficiente, se continuarin en el margen destinado a
estos efectos de la primera hoja utilizable, tachando la parte impresa en la
forma ordenada en el articulo 20, con las oportunas referencias.
5? Los Encargados del Registro del Estado Civil formarin por meses,
por trimestres, por semestres, o por afios, segfin las circunstancias, un orden
de legajos para cada una do las Secciones en que se divida el Registro. Los
legajos de cada Secci6n contendrin las certificaciones y demas documents
por el orden de fecha en que son recibidos y so numerarAn separados y co-
rrelativamente, por el orden con que se former De Vd. atentamente, J. C.
Diaz, Director de los Registros y del Notariado."
ORDENANZAS SANITARIAS.-Modiflcaci6n del articulo 45.-En la
Gaceta do 12 de Marzo de 1930, se ha publicado el Decreto Presidencial 314
por el que se resuelve:





ASUNTOS GENERALS


Primero: Modificar el parrafo 1" del articulo 45 do las vigentes Orde-
nanzas Sanitarias, adicionAndolo en lo pertinent, a fin de que en lo sueesivo
se entienda redactado en la siguiente forma:
(T) Art. 45.-Los grants o polvos que se vendon con el nombre de cafe,
deberain ser exclusivamente constituidos por este fruto. Se prohibe la venta
doe cafe mezclado con sustaneias'extrafias, asi como la de su polvo privado por
la infusion en agua. de los elinentos que le comiunican su aroma, sabor y
propiedades peculiares. Ello, no obstante, seri permitido tambien la venta
de granos o polvo de cafe ampliado en el moment de ser tostado, con grasas
alimentieias, vegetables o animals; pero el produeto ampliado en esta forma,
deberai expenderse de la manera que determine el articulo 13 de estas Orde-
nanzas, para la venta de products ampliados o mezelados con otras sustan-
cias. esto es. en envases, tanto se trate de ventas'al por mayor como al detalle,
en los que se fijarti indispensablemente un r6tulo expresivo de que se trata de
eaf6 (en grano o en polvo) ampliado con grasa, y la clase y proporci6n de la
misma empleada en la ampliaci6n. para de esa manera diferenciarlo del caf6
completamniente puro. Queda terminantemente prohibido el empleo de gra-
sais minerales para ampliar el cafe con cualquier finalidad aunque sea con la
de darle lbrillo on la tostada.
Segundo: Los delaits piirrafos del articulo 45 do las Ordenanzqs Sanita-
rias vigentes, no sufren alteraei6n ni modifieaci6n alguna, quedando, por tan-
to, redactado tal cual aparece actualmente en dicho texto.
ACCIDENTS DURANTE EL TRABAJO.-En la Gaceta de 13 de Mayo
de 1930 se ha publieado el Decreto Presidencial 318, por el que se resuelve:
Primero: Que todos los certifieados mindicos que se expidan con ocasi6n
de los expedientes sore aeeidentes durante el trabajo, so librarfin en papel
official de la Federacion Mlhdiea de Cuba.
Segundo: Que de aeuerdo con el Decreto do esta Presidencia de 28 do
Diciembre filtimo, que dispuso que el precio del papel fuese comprendido en
los ,honorarios medicos que determine la tarifa agregada al Decreto 596 do
29 de Abril de 1928: en los easos que la dicha tarifa no asigna honorarios, se
entiende que el certificado podrii expedirse en papel libre do costo.
Tereero: Que a los fines de lo dispuesto anteriormente la Federaci6n
"M1dica de Cuba, emitiiri certifieados especiales para los casos do accidents
durainte el trabajo a que se retiere el citado Decreto de 28 de Diciembre filti-
mo,. cuyos certificados serain de la forma y precio que a continuaci6n se de-
iallan:
('ertifieado initial descriptivo; que serai emitido en tres ejemplares, ori-
ginal, duplieado y triplicado, al precio de un peso ($1.00) los tres ejemplares.
Certifieado final sencillo; serai emitido en tres ejemplares, original, du-
plicado y triplicado. En esa else de certifieados no podrA certificarse tanto
por eiento alguno de disminuei6n de la capaeidad obrera. Este certificado so
expedirii libre de costo y la Federaci6n que lo imprimiriA lo facilitari. gratui-
tamenie a las Compaiflias Aseguradoras.
Cerlifieado final deseriptivo. con expresi6n de la limitaci6n del tanto por
ciento de ia eapaeidad obrera; serti omitido on tres ejemplares, original, du-
plieado y triplieado, al precio de un peso ($1.00) los tres ejemplares.
Cuarto: Que en los casos en que el m6dico tenga que informar peri6dica-
inente al Juzgado sore el estado del lesionado, lo harA a manera de infor-
me, sin que pueda hacerlo en forma de certificado.
REGISTRO CIVIL.-Pr6rroga para inscribir nacimientos sin expediente.
-En la (acecta de 20 de Marzo de 1930 se public la siguiente Ley:
Art. T.-Se declara en vigor y por un nuevo plazo de doce meses, a con-
tar desde la promulgaci6n de la present, la Ley publicada en la Gaceta
Ofeiial de 18 de Noviembre de 1925, que concedi6 un nuevo plazo de doce





ASUNTOS GENERALS


meses para la inscripei6n do los nacimientos en los Registros Civiles corres-
pondientes. (*)
Art. II.-Esta Ley comenzarg a regir desdo su publicaci6n en la Gaceta
Official de la Repiblica.
AMNISTIA.-A obreroe que hayan cometido falsedad.-En la Gaceta de
24 de Marzo do 1930 se ha publicado la siguiente Ley:
Art. I.-Los beneficios que otorga el articulo 2? do la Ley de 28 de Di-
eiembre de 1927, publicada en la Gaceta Oficial de 29 del mismo mes y afio,
se conceden y serfin aplicables de oficio o a instancia de parte, a las personas
quo perteneciendo a cualquier colectividad obrera hayan sido condenadas por
un delito continuado do falsedad en document official, o de cualquier otra
clase de falsedad en document official, o de cualquier otra clase de falsedad
que prvev y castiga el C6digo Penal, siempre que en favor de ellas concurran
dstos requisites:
Primero: que la pena impuesta, so est6 o no cumpliendo, no exceda de
tres afios.
Segundo: que el m6vil del delito haya sido el prop6sito do intervenir y
deupar cargos en las instituciones obreras donde desarrollaban sus activi-
dades; y
Tercero: que los delitos de falsedad se hayan cometido con anterioridad
al 31 de Diciembre de 1928. -
Art. 11.-Esta Ley regirgi desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la
Repiiblica. (**)
HOJAS PENALES.-Por la Secretaria do Justicia, con fecha 26 de Mar-
zo de 1930, se ha dirigido la siguiento circular:
"Sr. President de la Audiencia de.... Scfior: Habi6ndose recibido en
esta Secretaria una exposici6n de la de Estado, relative a que ha podido con
frecuencia cotmprobar, por informes policiacos, que individuos que han su-
frido condenas por delitos contra la moral y la propiedad, no tienen anteece-
dentes peniiales en el "Registro de Penados" de este Centro, por no haberse
enviado por los Juzgados correspondientes, las Hojas Penales respectivas;
ruego a Vd. haeer llegar a conocimiento de los sefiores Jueces de ese Distrito
la present earta official, a fin de lograr que no dejen do remitirse al citado
"Registro de Penados" iuniiediatamento de dictada la sentencia, las Hojas
Penales respectivas con el objeto do que las certificaciones que se expidan
por-el Negociado correspondiente respondan al fin de su creaci6n. Asimismo
ruego a Vd. en bien do la buena administraci6n, haga llegar a conocimiento
do dichos Juzgados la necesidad on que so esti do que si existe alguna Hoja
Penal por enviar. dicho trinmite so cumpla a la mayor brevedad. Le encarez-
co el aeuse de recibo correspondiente.-De Vd. atentamente, Ricardo Eguilior,
Subsecretario."
LEY DEL CIERRE.-Por Deereto Presidencial 436 do 1930, publicado
on ]a Gaccta de 9 de Abril, se ha resuelto:
Modificar el art. 8? del Decreto Presidencial N? 687 de 6 do Agosto de
1910, el q que quedarti redactado en la siguiente forma:
"Art. 8?-ReputAndose las fotografias como el ejercicio do uA arte, que-
dan exceptuadas do la Ley del Cierre, aunque la jornada no podra ser mayor
de diez horas para los empleados de las mismas."
JUEGOS PROHIBIDOS: Mah-Jong.-En la Gaceta do 11 de Abril do
1930 se ha publicado la resoluci6n de 4 de ese nmes del Secretario de Gober-
naci6n, por la que se resuelve:
(*) Esta Ley puedo verse en ]a .pigina 47 do In Misceldnca. nito 1925.
(**) La Ley de 28 de Diciemibre de 1927 puede verse en la pfgina 8 do la secei6n de
Asuntos Gencrales, afio 1928.





ASUNTOS OEXERALES


Primero: Declarar que el juego de Mah-Jong es de suerte, envite y azar
y en su consecuencia que debe declararse prohibido por este Centro a los
efectos de lo dispuesto en el articulo 354 del C6digo Penal vigente.
Segundo: Que dada la naturaleza de dicho juego, en el cual siempre
interviene la apuesta, o sea, ganancias entire los que lo juegan, no debe esti-
marse como de recreo y puro pasatiempo a los efectos del articulo 602 del
C6digo Penal.
Tercero: Los Gobernadores, Alcaldes Municipales, Cuerpos de Policfas,
Miembros de la Guardia Rural y Guardas Jurados, procederin a perseguir
el juego del Mah-Jong y dar cuenta a la autoridad judicial competent de
los casos.en que intervengan para la resoluci6n que proceda.
Cuarto: El Subsecretario queda encargado del cumplimiento de esta Re-
soluci6n.
NOTICIAS VARIAS.-E1 Tribunal Supremo cas6 la sentencia de la Au-
diencia de Camagiiey por la que se conden6 al Sr. Agustin Marrero a 2 afios,
4 meses y 1 dia por desacato al Juez Correccional de Camagiiey, y lo condena
a 180 dias de encarcelamiento por injuries.
-El Procurador Sr. Clemente Alvarez ha sido condenado por el Tri-
bunal Supremo a 90 dias de encarcelamiento por injuries al Jefe de la See-
ci6n de Pensiones y Jubilaciones de la Secretaria de Hacienda.
-Ha contraido matrimonio el Dr. Francisco Solis y Carrillo, Juez Muni-
cipal de Santo Domingo, con la Srta. Julia Jurado y Carrillo.
-La Asociaci6n de Auxiliares de la Administraci6n de Justicia ha to-
rnado en arrendamiento para su casa social el edificio Genios 16, y en breve
sera inaugurada.
-Los components del bufete Alvarez Escobar, Dres. Armando Alvarez
y Escobar, Armando Alvarez y Pedroso, Rodolfo Rodriguez y Alvarez y
Ernesto Alvarez y Romay, atentamente nos participan haber trasladado su
bufete a Empedrado 34.
-Ha sido postulado para el cargo de Representante por el Partido Po-
pular, el Dr. Aristides Perez, Juez Municipal de Giiira de Melena.
-Se trata de former en esta capital el Comit6 Cubano de la Asociaci6n
international de Mujeres Abogados.
-El Dr. Jose Guerra L6pcz, ha propuesto al Claustro de la Facultad de
Derecho de la Universidad erigir un monument de mArmol y bronce que
perpetfie la memoria del CatedrAitico Dr. Jose A. del Cueto, recientemente
fallecido.
-El dia 2 del actual qued6 inaugurada la biblioteca "Carlos Aguirre
y Sanchez", de ]a "Asociaci6n de Estudiantes de Derecho".
-Utn periddico de esta capital dice que on no lejano dia sera postulado
Representante o nombrado Secretario del Despacho del Presidente de la Re-
pdblica, el Ledo. Augusto Saladrigas, Juez de Instrucci6n do la Secci6n Cuarta.
-Por primera vez ha informado una mujer abogado en la Audiencia de
Matanzas. llamnindose la que le cupo ese honor Dra. Lydia Yiock, de Col6n.
-El dia 5 del actual tuvo efecto en el local do la Asociaci6n de la Prensa
un banqnuete en honor del Dr. Carlos Palma, por sus recientes 6xitos en la
profesi6n de abogado.
-Por el Negociado de Construcciones Civiles se ha formulado proyecto
y presupuesto de los trabajos de construcci6n de estanteria de madera, en
el edificio ocupado por la Audiencia de la Habana.
-H-la obtenido el grado de Doctor en Derecho Civil, a los 85 afios-de
edad, en nuestra Universidad. el Sr. Bernardo Castillo.
-1ha sido procesado por el Juez do Instrucci6n do la Secci6n Primera
en causa por tentative de estafa, el abogado Dr. Garcilaso de la Vega, quien
goza de libertad bajo fianza de $1,000.





ASUNTOS GENERALES


-Dice El Pais que son numerosas las protests que se vienen formulando
contra los certificados mbdicos que cuestan hoy $2, protestando los ciudada-
nos que les celeste esa suma para excusarse de asistir a un juicio cuando su
misi6n es la muy desinteresada de auxiliar a la justicia y que se est& organi-
zando un movimiento para pedir que se alivie al pueblo de esa carga.
-La Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Santiago de Cuba
acord6 enviar a la sefiora del Magistrado Dr. Juan M. Navarrete, trasladado
a la Audiencia de Santa Clara, un bouquet de flores el dia de su partida.
-La propia Junta acord6 enviar una circular a los colegiados para que
no impugnen los honorarios de sus compafieros al extreme de valorar los es-
critos en $10.
-El Magistrado del Tribunal Supremo del Estado de New York, Mo
Geehan, concedi6 una indemnizaci6n de $22,500 a la scfiora Pauline Goodman,
cocinera, que fu6 arrollada por el autom6vil de Mr. Gates Bernard, millona-
rio neoyorkino, porque various neur61logos certificaron que la sefiora Goodman
sufri6 lesiones que la hicieron perder los sentidos del gusto y del olfato, capi-
tales para su profesi6n.
-Ha obtenido en nuestra Universidad, el grado de Doctor en Derecho
Civil, con calificaci6n de Sobresaliente, el Sr. Armando Biosca, que es ciego.
-Las diez Repdblicas que han ratificado hasta la fecha el C6digo Bus-
tamante, son las siguientes: Cuba, Panama, Santo Domingo, Brasil, Perd,
Guatemala, Costa Rica, Haiti, Nicaragua y Honduras.
-El Parlamento de Dinamarca aprob6 un nuevo C6digo Penal que su-
prime la pena de muerte. Hasta ahora disponian las leyes la decapitaci6n
como pena capital, pero esta no se ha aplicado en los iltimos 38 afios.
-El Colegio de Abogados de Madrid ha pedido sea derogado el nuevo
C6digo Penal que no ha sido aprobado por el Parlamento.
-El "New York Sun" informa hoy que Samuel Untermeyer, Abogado de
Mr. William Fox durante los recientes litigios de la Fox Film Corporation,
ha recibido un mill6n de pesos como honorarios por sus trabajos en aquel caso.
Su gesti6n dur6 tres meses.
-La Universidad de la Florida confiri6 el grado de Doctor honors causa
al Dr. Orestes Ferrara, Embajador de Cuba en los Estados Unidos.
-En New York se acaba de fundar un Colegio de Detectives destinado a
la Policia.
-El Dr. Ram6n Goizueta ha formulado, ante el Juez de Instrucci6n de
Marianao, denuncia por falsedad contra los Dres. Marino de Lamar, Jos6
Corbo y Mario Ostolaza.
-El Director de la Gaceta Ofcial ruega a los funcionarios del Estado, la
Provincia y Municipio, en bien de la Administraci6n Piblica, que al library
escritos para publicar en la Gaceta Oficial, estampen sus nombres y apellidos
al pie de los mismos, en letras de molde, a fin de no sufrir errors en la publi-
caci6n de los mencionados escritos.
-Ha sido procesado por atentado a un Escribiente de la Audiencia de
la Habana, el Sr. NicolAs de Cardenas, Presidente del Colegio de Procura-
dores.
FALLECIMIENTOS.-Han fallecido, la Sra. Margarita GAlvez viuda de
Silveira, madre del Lcdo. Julian Silveira, Juez Municipal de esta capital; el
Dr. Oscar Castro, hermano del Ledo. Alfredo Castro y Bachiller, Abogado
Fiscal del Tribunal Supremo; el Ledo. Arturo G6mez de Molina, Magistrado
de la Audiencia de Santa Clara; el Sr. Angel Llanuza, Procurador de esta
capital, y la Sra. Elvira Izquierdo, sobrina de los Dres. Mario y Joaquin
Demestre, Fiscal de la Audiencia de Camagiiey, y Abogado de Oficio de la
Audiencia de la Habana.
COMPA IAS DE FIANZAS.-La Secretaria de Agricultura retire la
autorizaci6n concedida para prestar flanzas a "La Norma" y "La Moralidad".





ASUNTOS GENERALS


MOVIMIENTO JUDICIAL.-Despubs de publicado nuestro anterior nfi-
mero, ha habido el siguiente:
Ascenso.-TIa sido ascendido al cargo de Magistrado de la Audiencia de
la IIabana, el Lcdo. Enriquc Almagro y Elizaga, Juez Correccional que era
de esta capital. Ocupaba en el escalaf6n de los de su categoria el nfimero 6.
El Ledo. Almagro obtuvo su primer nombramiento en 14 de Mayo de 1902,
de Secretario de Sala de esta Audiencia, y en 15 de Junio de 1909 pas6 al
cargo que ahora desempefiaba. Figuraron en la terna el Lcdo. Enrique Gui-
ral. Magistrado de la Audiencia de Matanzas; el Ledo. Ahmagro y el Ledo.
Carlos M. Callava, Magistrado de la Audiencia de Pinar del Rio.
Traslados.-IHa sido nombrado Magistrado de la Audiencia de Santa Clara
el Dr. Juan M. Navarrete y de Paula, que desempefina igual cargo en Santiago
de Cuba y solicit el traslado. Figuraron en la terna el Dr. Navarrete, el
Dr. Eduardo Rodriguez y Sigler, Magistrado de la Audiencia de Oriente, y el
Dr. Juan A. Suairez y de Castro, Juez de Primera Instancia de Holguin.
-lla sido trasladado al cargo de Juez Correccional de la Secci6n Pri-
mera de la Ilabana, el Dr. Manuel Carnesoltas y Agiiero, Magistrado de la
Audiencia de Camagiiey.
Ingresos.-Ita sido nombrado Juez Municipal del Caney, el Dr. Antonio
M. Vallin y Elias, opositor aprobado nuimero 26.
-Ha sido noimbrado Juez Municipal de Bejucal, el Dr. Lucas V. Diego
y Robbio, opositor aprobado nfimero 22.
Jueces Municipales.-Han sido nombrados Jueces Municipales, los sefio-
res Juan HernAndez, de Cabagfin; Bienvenido Romero, de Guanabo, y Manuel
Hernandez. de Jibaro.
-Han sido nombrados Jueces Municipales primeros suplentes, los docto-
res Manuel Gayol, de Sagua la Orande, y Guillermo Alonso, del Centro, Ha-
hana.
-lla sido nomblrado Juez Municipal segundo suplente, el Dr. Jose M.
Carballido, de Giiira de Melena.
Fiscales de Partido.-IHa sido nombrado Fiscal de Partido de Artemisa,
el Dr. Pedro P. Lorenzo v Mederos.
-la sido nombrado Fiscal de Partido de Trinidad, el Dr. Aurelio Gon-
ziilez de la Torre.
Nombramientos rehusados.-El Dr. Lucas V. Diego y Robbio, no acopt6
el noimbraiiento de Juez Municipal del Caney; el Lcdo. Augusto Saladrigas
y Lunar, el de Magistrado de la Audiencia de la Habana, y el Dr. Juan A.
Entralgo y Mostre, el de Fiscal de Partido de Trinidad.
Palacio de Justicia de Santa Clara.-El dia 30 de Marzo tuvo efecto la
inauguraeiOn del Palacio de Justicia de Santa Clara, y aunque se prodigaron
las invitaciones, ninguna se hizo a REPERTORIO JUDICIAL, finico peri6dico de
matiz judicial y dirigido por un fniicionario judicial, por cuyo motivo no
pudo hacerse representar en dicho acto y nada podemos decir por nuestra
cuenta de In alli ocurrido.
Segfin la prensa diaria presidio el acto el Secretario de Justicia, que pro-
nunci6 breves frases para hacer entrega del edificio al Poder Judicial; con-
testandole el Presidente de la Audiencia. Ledo. FustW, para hacer constar que
lo recibia. y el Magistrado del Tribunal Supremo Lcdo. Rafil Trelles y Govin,
ley6 un discurso del Presidente de ese Tribunal Lcdo. Cutierrez y Quir6s,
que no pudo concurrir al acto, y que reproducinos integramente en otro lugar
de este nuimero.
Nuestro Director, que tenia verdadero deseo de conocer dicho Palacio,
el dia 13 del actual se'traslad6 a Santa Clara y lo satisfizo, estimando que
es un edificio muy apropiado. Las Salas de Justicia son verdaderamente sun-
tuosas.





ASUNTOS GENERALS 75

Transferencias.-Por D. P. 408 se ha dispuesto transferir $11,600 de
distintos concepts del Presupuesto del Poder Judicial, al capitulo "Perso-
nal suplente y temporero" de la Secretaria de Justicia.
Y por D. P. 410 se ha dispuesto transferir $9,518.31 de la consignaci6n
"Para publicaci6n do la Jurisprudencia del Tribunal Supremo" a otros capi-
tulos del presupuesto de la Secretaria de Justicia.
Designaci6n.-El Magistrado del Tribunal Supremo, Ledo. Rafil Trelles.
y Govin, ha sido designado por la Sala de Oobierno de esc Tribunal para
integrar el que presidiral las oposiciones a la cAtedra dc Derecho Civil vacant
en la Universidad.
Rumores.-Durante el mes circul6 el rumor de quo habia solicitado su
jubilaci6n el Ledo. Balbino Gonzailez, Presidente do la Audiencia de la Ha-
bana y que habia renunciado irrevocablemente su cargo el Ledo. Luis de
Hechavarria, Presidente de la de Oriente. Dichos rumors carecian de toda
veracidad, pues eran infundados.
Ahora se asegura que serfi nombrado Magistrado de la Audiencia de
Santa Clara, el Dr. Antonio Ruiz y Le6n, Abogado Fiscal de la do la Habana,
y que aspiran a ingresar por el turno tercero, en la carrera, como Magistra-
dos, el Ledo. Angel de la Portilla, ex-Subsecretario de Justicia, y el Dr. Joa-
quin Demestre. Abogado de Oficio de la Audiencia de la Habana.
Sentencias.-Durante el mes de Marzo dictaron las siguientes sentencias
las Salas de lo Criminal de esta Audiencia: Sala Primera, 84; Sala Segunda,
63, Sala Tercera, 60.-Total, 207.
En lo que va de afio hasta 31 do Marzo dictaron: Sala Primera, 226; Sala
Segunda, 170, y Sala Tercera, 208.-Total, 604.
La Sala de lo Civil dict6 en Marzo 128 sentencias y en lo que va de afio
hasta 31 de Marzo, 331.
-La Sala Tercera dict6 en Marzo 60 sentencias, de las cuales 50 fueron
condenatorias, 9 absolutorias y 1 mixta, resultando 56.personas condenadas
y 16 absueltas.
Licencias extraordinarias.-Se han concedido seis meses al Sr. Juan (Gar-
cia. Alguacil del Juzgado Municipal del Norte, Hahana; dos meses al Dr. Jos6
Ferrer, Juez Municipal de Consolaci6n del Sur; un mes al Dr. Gustavo Gis-
pert, Secretario de Sala de la Audiencia de la Habana, y dos meses i la
sefiora Maria 1. Lancis, Oficial de Secretaria de la propia Audiencia.
Causas, expedientes, etc.-El Juez de Primera Instancia del Norte, declare
sin lugar la queja formulada por el Procurtdor Roberto Vernezobre, contra
el Juez Municipal suplente Dr. Juan Sousa.
-Ha sido condenado por la Audiencia do Oriente, el Sr. Genaro Her-
nAndez, Juez Municipal de Yateras, a 11 aflos y 1 dia de inhabilitaci6n para
el cargo de Juez, por prevaricacion.
-El detective Sr. Santiago de la Paz, ha rendido al Jefe de la Policia
Secreta un informed en el que hace cargos contra el Juez Municipal de Ver-
tientes, Sr. Mauricio Pino, quien se traslad6 a esta capital al enterarse del
mismo y se ha publicado que el Secretario de Justicia le ha ratificado su
confianza.
-La Sala de Gobierno del Tribunal Supremo acord( el traslado del Ma-
gistrado de la Audiencia de Camagiiey, Dr. Manuel Carnesoltas y Agilero,
al cargo de Juez Correccional de la Secei6n 1. de la Habana.
-Ha sido separado del cargo de Oficial del Juzgado Municipal de Songo,
el Sr. Jose Caner.
-La Sala de Gobierno de la Audiencia de la Habana, acord6 iniciar
expediente de correcci6n contra el Juez Municipal de Giiira de Melena,
Dr. Aristides Perez, por haberse ausentado del Termino.
-El Ingeniero Sr. Jose M. Carbonell present querella criminal contra
el Juez Correccional de la 5f Secci6n, Dr. Gonzalo Alvarado.





ASUNTOS GENERATES


-La Audiencia de Oriente conden6 a 4 afios de suspension al Secretario
del Juzgado Municipal de Chambas, Sr. Antonio Miranda, por cohecho.
-La Sala de Gobierno del Tribunal Supremo ha suspendido de empleo
y sueldo durante un mes, al Magistrado de la Audiencia de Oriente Dr. Jos6
Vidal y Bosque y ha impuesto una reprensi6n a los tambi6n Magistrados de
ese Tribunal Lcdo. Jose M. Allo y Dr. Juan M. Navarrete, como consecuencia
de un sobreseimiento provisional que dictaron en una causa por atentado al
Juez Municipal de Holguin.
-Ha sido sobreseido por ahora el expediente iniciado al Sr. Pablo G6mez
de la Maza. Official del Juzgado Municipal del Este, que renunci6 ese cargo.
Renuncias.-Han renunciado sus cargos los sefiores Jos6 Betancourt, Juez
Municipal primer suplente de San Jer6nimo; Dr. Arturo GonzAlez, Juez Mu-
nicipal de Bejucal; Dr. Jos6 A. FernAndez de Cossio, Juez Municipal de Pe-
dro Betancourt, que ingres6 en el cuerpo de Registradores de la Propiedad;
el Dr. Antonio Vallin, Juez Municipal segundo suplente de CArdenas, que
ingres6 en la carrera judicial; el Dr. Fernando Rensoli, Fiscal de Partido de
Artemisa; Pablo 06mez de la Maza, Oficial del Juzgado Municipal del Este;
Maria Gorordo, Escribiente del Municipal de Carlos Rojas; Rafael Ren6, Al-
guacil del Municipal de Esmeralda; Waldo Rodriguez, Escribiente del Mu-
nicipal de Artemisa, y Enrique Heredia, Alguacil del Municipal de Campe-
chuela.
Nombramientos.-Han sido nombrados Oficiales, los Sres. Fernando Ro-
driguez, del Juzgado Municipal del Este; Silvio Perdomo, del Municipal de
Artemisa; Francisco Payas, del Municipal de Songo; Osvaldo Abascal, del
Municipal de Giiira de Melena; Everardo Perdomo, del de Primera Instancia
del Este. y Manuel HernAndez. del Municipal de Artemisa.
-Han sido nombrados Escribientes, los Sres. Carlos M. Perdomo, del
Juzgado Municipal del Este; Consuelo Boffil, del Municipal de Carlos Rojas;
Amalio Enriquez, del Municipal de Antilla, y Antonio Porro, del Municipal
de Artemisa.
-Han sido nombrados Alguaciles, los Sres. Bartolom6 Jurado, del Juz-
gado Municipal de Campechuela, y Gilberto Alfaro, del Municipal de Cueto.
PROPOSICIONES DE LEY.-Se ha presentado en la Cimara de Repre-
sentantes una por la que se preceptia que "serA condenado con una pena de
30 dias de cArcel o $300 de multa, todo individuo que realice campafia difa-
matoria contra los products de fabricaci6n national; exceptuandose cuando
6sta sea motivada por un movimiento huelguista."
-Tambien se ha presentado otra por la que se modifica el inciso (D) del
articulo 16 de la Ley de Divorcio en la forma siguiente:
"D. Las hijas pasarAn al cuidado de la madre salvo cuando a juicio de
los Tribunales de Justicia, deban quedar en poder de su padre."
-En la CAmara se aprob6 una proposici6n por la que se crea el Juzgado
de Primera Instancia e Instrucci6n de San Jose de las Lajas, de 2. clase, que
comprenderA los trmninos de Madruga, San Jos6 de las Lajas y San Antonio
de las Vegas y el personal serA nombrado libremente por el Ejecutivo, cuando
6ste lo estime convenient.
-En el Senado se present otra por la que se da al parrafo final del
articulo 194 de la Ley OrgAnica del Poder Judicial la siguiente.redacci6n:
"No obstante lo dispuesto anteriormente, se autoriza a los Magistrados
y Fiscales, Jueces de Primera Instancia y Correccionales y a sus respectivos
auxiliares y subalternos, para ausentarse despues de las horas de audiencia
o pernoctar fuera del lugar donde presten sus servicios, siempre que no sal-
gan de su Distrito o Partido Judicial, segin se trate de Magistrados y Fis-
cales y Jueces, y que puedan regresar a aquellos lugares- antes de comenzar
al dia siguiente las horas de audiencia."








REPERTORIO JUDICIAL
REVISTA MENSUAL FUNDADA BAJO LOS AUSPICIOS DEL COLEGIO
DE ABOGADOS DE LA HABANA
INMCRIPTA COMO CORRESPONDENCIA DE SGUNDA CLASE EN LA OFICINA DE CORREQOS DE LA HABANA

Suscripci6n annual, $7.00 N(smero suelto ... $0.70 Anunclo en el Dirt. $2.00

AFO40 VI. HABANA, MAYO DE 1930. NUM. 5.

SUMARIO
El Cr6dito hipotecario, por Gast6n Mora.-Varlaciones sobre el mismo tema: el culdado de los
hijos, por Jos. RIodrigues Acoata.-La Junta de Protestas, el Ministerio Fiscal y la AdministraciAn Ge-
neral del Estado, por X. I. Z.-Comentarios, por Oan.-El Ledo. FustW.-Colegio de Abogados seccl6a
oficial.-Libros y revistas.-Miscelinea.-Acuerdos de la Sala de Goblerno del Tribunal Supremo-
Sentencias y Autos de la Sala de lo Civil y de lo Contencioso administrative de la Audiencia do iS
Habana.

EL CREDIT HIPOTECARIO
(Con motive del cincuentenario de la Ley Hipolecaria vigente en Cuba)
Mientras en Cuba se consolida y florece el cr6dito hipotecario, se nos dico
que en Rusia o no existe, o agoniza. Esto se debe a que Cuba como todos los
paises de tradici6n juridica romana o de eivilizaci6n occidental, reconoce y
consagra el derecho de propiedad privada. Y donde esta instituci6n existe,
es natural y necesario que haya cr6dito hipotecario y una legislaci6n que lo
organic y regule. Donde no hay propiedad privada, sino colectiva o comu-
nista, no hay necesidad de cr6dito hipotecario. Ya se comprende que habla-
mos de la propiedad raiz de los inmuebles. Los bienes muebles y semovien-
tes tienen la garantia de la prenda. De ahi el cr6dito pignoraticio. Cuando
el cr6dito personal, que se funda en la confianza que inspira un ciudadano,
no existe practicamente, -no bastan las cualidades morales-, los prestamis-
tas, sean personas naturales, sean personas juridicas, piden garantias. Un
refrain francs dice que "s6lo se presta a los ricos".
SEs buena la legislaci6n hipotecaria existente en Cuba? Un legista de
talent y cultural extraordinarios, ya fallecido, dijo de ella, un dia, que era
una ley de usura. Es possible que este juicio result demasiado severo, injusto
quizAs. Ciertamente la Ley es dura y hasta rigida en sus disposiciones para
asegurar, para resguardar el derecho del acreedor hipotecario. Pero si no
fuese asi, no habria o apenas habria quienes prestasen dinero con garantia
hipotecaria. El aludido eminente jurista entendia que era convenient sua-
vizar la Ley Hipotecaria armonizfndola con la equidad. Para 61, el precio
que debia servir de tipo para la subasta no lo constituia el imported de las
responsabilidades preferentes, siempre inferior al verdadero.valor del in-
mueble, ni, tampoco, el justiprecio o avalio hecho o fijado en el contrato de
hipoteca, porque el deudor, obligado por el acreedor, habra tenido que acep-
tar el impuesto por el prestamista. El valor real del bien hipotecado deberfa
ser el precio que sirviera de tipo para la subasta. Mis lejos iba todavia el
sabio letrado. Crefa que al deudor no se le debia privar de su propiedad en
el caso de que el precio obtenido en la subasta no cubriese el credito del
acreedor, sino que lo just y equitativo y hasta lo econ6mico y social, era
entregar la finca al acreedor para que 6ste la administrase o explotase hasta
reembolsarse de su cr6dito.




ASUNTOS GENERALS


Con esta soluci6n decia el consabido jurisconsulto, se impediria lo que
ya ha sucedido algunas veces, a saber, que los licitadores, de acuerdo con el
acreedor, ofreciesen precious muy bajos, inferiores al valor real del inmueble.
Si estas doctrinas prevalecieran, desapareceria, 6 se contraeria much,
el cr6dito hipotecario. Los acreedores quieren siempre plenitud de garantias.
GAsT6N MomA.


VARIACIONES SOBRE EL MISMO TEMA (*)
EL CUIDADO DE LOS HIJOS

El concept de la Patria Potestad sabemos que encarn6 como poder
absolute en el jefe de la familiar romana, donde el hijo se consideraba como
una cosa que estaba en el dominio quiritario de su padre. La Ley 4%, Titulo
VI, Libro 1? del Digesto, comenzaba diciendo: Qui igitur ex te et uxore tua
sascitur in tua potestate est ("Quien nace de ti y de tu mujer esta en tu po-
testad"); y aunque las costumbres primero y despu6s las leyes vinieron a
dulcificar esta instituci6n, lo cierto es que el padre como juez dom6stico tenia
hasta el derecho de vida o muerte sobre su hijo. "Es --dice Ulpiano- el que
tiene el dominio en su casa".
Ya en nuestra legislaci6n hist6rica, a pesar de que sus fuentes brotan
en la Ciudad Eterna, la autoridad del padre se manifiesta mis en armonia con
las eyes de la naturaleza y se convierte en un verdadero magisterio dom6s-
tico de autoridad y protecci6n, que le confiere derechos, pero que, a la vez,
le impone deberes ineludibles que bajo el Fuero Real regul6 la Ley 3%, Titulo
VIII del Libro III, y a los que las Partidas consagraron varias en el Titulo
XIX de la Partida IV. Hizo mis la legislaci6n hist6rica: el Fuero Juzgo y
los Fueros Municipales extendieron a la madre, en defecto del padre, los
atributos del poder de la Patria Potestad, que bajo los tres aspects de legis-
lador, Juez y Sefior de sus hijos, ejercia aqu6l con las. facultades y obliga-
ciones que surgeon de los mismos; opinion de algunos comentaristas del dere-
cho hist6rico que consignamos, aunque no la compare nuestro ilustre Angel
Betancourt, quien entiende que los derechos de la madre, a ese respect, los
adquiri6 por vez primera en el articulo 64 de la Ley del Matrimonio Civil
de 1870.


(*) Con motivo del articulo del ilustre Dr. Ricardo Dolz que se public en el
REPERTORIO JUDICIAL del mes de Abril, hemos recibido una carta del Ledo. Jos6 Rodriauez
Acosta que nos parece convenient publicarla, a sus efectos, como nota de este otro suyo.
Dice asi:
"Habana, 30 de Abril de 1930.-Sr. Dr. Francisco Llaea y Argudin, Ciudad.-Mi
querido amigo y compafiero: Abrumado por los elogios inmerecidos que *me dedica mi
afectuoso amigo y preelaro maestro Dr. Ricardo Dolz y Arango, en an brillante trabajo
intitulado "Interpretaci6n Aut6ntica", que me dedica en el filtimo nfimero del REPEB-
Toaro JUDICIAL que Vd. tan competentemente dirige; quiero hacer constar que al citar al
legislador en mis trabajos publicados en dicha revista, no he querido referirme a los ini-
ciadores de las eyes, ni siquiera a los respetables puntos de vista particulares de los
miembros del Congreso quo intervienen en los debates que las produeen, con los cuales
puedo coincidir, como lo reconoce en cierto aspecto mi ilustre contender; sino a la ley
mnisma, como exponente de ]a voluntad impersonal del Poder Legislativo, porque bien so
yo que las eyes no son ni pueden ser la expresi6n del deseo ni de las opinions de un
lombre, mas que cuando este asume o enearna la funci6n legislative de los cuerpos deli-
berantes que organize la constituci6n del Estado.
No yea, pues, mi fraternal amigo el Dr. Dolz, alusi6n alguna, en mis modestos tra-
bajos, a su persona ni a sus opinions; y ru6gole, amigo Dr. Llaca, que asi lo haga constar
al publicar mi iltimo trabajo ya en prensa; por lo que le anticipa las mas cumplidas
gracias su reconocido amigo y compafiero, Jos6 Bodriguce Acosta."





ASUNTOS GENERALS


Pero sea o no exacto, con ese lastre lleg6 la instituci6n a nuestro C6digo
Civil, que declara en su articulo 154 textualmente lo que sigue: "El padre,
y en su defecto la madre, tienen potestad sobre sus hijos legitimos no eman-
cipados; y los hijos tienen la obligaci6n de obedecerles, mientras permanez-
can en su potestad y de tributaries respeto y reverencia siempre".
Y si a tal declaraci6n se agrega la del articulo 169 del propio C6digo,
en el sentido de que el padre, y en su defecto la madre, perderan la patria
potestad cuando por sentencia firme en causa criminal se le imnonga como
pena su privaci6n, o cuando por sentencia firme en pleito de divorcio asi se
declare, mientras duren los efectos de la misma; es claro como la luz del sol
que para el legislator del C6digo Civil, como lo fu6 para el del process hist6-
rico de nuestro derecho positive desde su origen romano hasta la fecha, la
patria potestad es una instituci6n juridica que integra esencialmente un de-
recho a favor del padre, exclusivamente antes, y de la madre, en su defecto,
despubs, cualesquiera que fueren las modificaciones que en su desenvolvi-
miento a traves del tiempo haya sido necesario introducir, para adaptarla al
progress juridico contemporaneo. Marcelo Paniol y Jorge Ripert, a traves de
una bibliografia que se inicia con Magnin en 1833 y terminal con Lefebvre en
1920, llegan a condensar el concept de la patria potestad definiendolo en el
sentido de que "es el conjunto de los derechos y de las facultades que la Ley
concede al padre y a la madre sobre la persona y sobre los bienes de sus hijos
menores", derechos que les imponen como consecuencia, en cambio, los pesa-
dos deberes que tienen que cumplir en relaci6n con el mantenimiento y la edu-
caci6n de los hijos. Reafirmando, por iltimo, este concept, se han producido
las sentencias del Supremo espafiol de 9 de Junio y 13 de Diciembre de 1909;
y la del Supremo cubano de 18 de Septiembre de 1915.
En consecuencia, pues, de esta doctrine, toda resoluci6n judicial que su-
prima o limited el ejereicio de la patria potestad, en consideraci6n a la coneu-
rrencia de determinadas circunstancias prefijadas por las leyes, envuelve una
sanci6n para quien por ministerio de esas propias leyes se encuentre en el
pleno goce y disfrute de dicho derecho.
Y vamos ahora a concentrar nuestro razonamiento en el campo prefijo de
la tesis que nos proponemos esbozar, o sea, en lo que afecta al cuidado de los
hijos como consecuencia del divorcio, por la relaci6n que ello pueda tener
con la instituci6n de la patria potestad, ya que si esta se original del matri-
monio, el problema del cuidado de los hijos surge tambien como derivaci6n
de la ruptura legal del repetido vinculo.
Las Leyes 9 y 13 del Titulo IX de la Partida 4' proclamaron la doctrina
de la Iglesia Romana en lo que al divorcio se contrae, en el sentido de decla-
rar que s6lo suspendia la vida comiin de los c6nyuges y sus efectos: "los
deben de partir tan solamente que non vivan en uno nin se ayunten carnal-
mente", y entire sus efectos estaba el de poner los hijos bajo la potestad y
protecci6n del c6nyuge inocente: "el que no fue en culpa debe criar e aver a
los hijos en su guarda, dijo la Ley 3%, Titulo XIX de la Partida 4' La de
18 de Junio de 1870 fue mAs lejos, pues no se limit a confiar el cuidado de
los hfjos al c6nyuge inocente sino que al tratar de los efectos del divorcio.
declar6 en el articulo 88 de la Secei6n 3': "La privaci6n por parte del c6nyuge
culpable, mientras viviere el inocente, de la patria potestad y de los derechos
que lleva consigo sobre las personas y bienes de los hijos."
El articulo 73 de nuestro C6digo Civil express el mismo concept aun-
que en forma distinta, porque dice en su segundo inciso: "Quedar o ser pues-
tos los hijos bajo la potestad y proteeei6n del c6nyuge inocente"; y ya al
comentar este precepto no s6lo Scaevola, un tanto difuso hasta entonces, sino
Manresa, fijan la caracteristica esencial del referido derecho. expresando el
primero que es un precepto just la privaci6n de los derechos de la patria potes-
tad, lo que no exime al'c6iyuge culpable del cumplimiento de los deberes inhe-
rentes a ella, agregando que: "los derechos son renunciables, y se entiende





ASUNTOS GENERALS


que los renuncia el que con sus actos da motivo a que se le prive de ellos";
y el segundo discurre de esta guisa: "El articulo 73 confla a los hijos al
cdnyuge inocente, pero asignAndole al culpable la obligaci6n de alimentarlos,
aun cuando por terminante prescripci6n pierda. la patria potestad, que al per-
derla el inarido causante del divorcio, pasan a la mujer las facultades que
conceden los articulos 155 y 156 del C6digo Civil."
De lo que se infiere que en sentir de estos comentaristas, como no podia
ser por menos, la privaei6n de la patria potestad es una sanci6n, porque priva
del derechlo y niantiene latente el cumplitmiento de las obligaciones que nor-
nmalinente no ptueden subsistir en defect de aqul.
En apoyo de esta opini6n, al referirse al C6digo de Napole6n que el nues-
tro copia, y coincidiendo con Laurent. se produce Marcelo Planiol, Jorge
Riport y Andres Ronast en esta sintesis: "Hay que recorder que la patria
potestad ha sido originarianiente una instituci6n estableeida en interns del
padre, y si esta concepcion ha ido poco a poco cediendo puesto a la de la
patria potestad establecida en interns de los hijos, han quedado, sin embargo,
en nluestro derecho. trazas del concept primitive, y la disminuci6n de la
patria potestad en ese punto se ha estimado por el legislator como una san-
cin dcl divorcio..."
Ahora bien: nuestro dereclho vigente ha sufrido la transformaci6n de
tres leyes. la de 29 de Julio de 1918, la de 4 de Julio de 1927 y la de 6 de
Febrero de 1930 quo en 1o reference al cuidado de los hijos no pueden ser
mais interesantes. Rompio en la prinmera con la tradici6n y sigui6 en parte
las huellas del dereclo francs, en que el Tribunal esti investido de la libre
facultad de disponer lo que estime convenient al cuidado de los hijos, sin
estar obligado siquiera a respetar las convenciones que los esposos hayan po-
dido adoptar a este respect. Por nuestra citada Ley el Juez estaba obligado
(articulo XVI) no s61o a mantener durante el period de lactancia a los hijos
en powder do la madre, salvo que alguna causa niuy grave en relaci6n con la
culpable no lo hiciese convenient, sino a respetar los convenios de los c6n-
yuges en este extreme; y on el caso de tener que decretar la suspension o
privaeion de la patria potestad de los padres, entonces podia confiar la guar-
da de los hijos a los parientes, por el orden en que se difiere la tutela. y hasta
a un estableeimiento de ensefianza pfiblico o privado. Y por lo que se ve,
nuestro legislator de entonces parecia haber resuelto definitivamente el grave
problema con superior clarividencia., aritionizando el interns privado de los
hijos con el public o social, e inspirandose felizmente ante todo y sobre todo
on el estinmlo afeetivo de la ley natural, cuya exigencia es necesario recono-
cer que palpita generalmente en el coraz6n de los padres, cualesquiera que
scan las determinaciones que les hayan impulsado a deshacer su hogar; sin
perjuicio de mantener la libre acci6n de los tribunales para proveer en bene-
ticio de los hijos lo mias eonveniente, cuando por aberraciones de la humana
naturaleza aquellos estimulos no se manifestaren.
Pero viene la Ley de 4 de Julio de 1927 y dispone en su articulo 1"' que
las hijas pasariin al cuidado de la madre, lo que acontece aun cuando fuese
declarada culpable por injuria grave de obra o reiterada de palabra; por
tener el vicio inveter.do del juego; por el abandon voluntario del hogar sin
interrupcion por mais d dos afios; y lo que es mais incomprensible aun, por lo
il6gico dtie la medida. por el transeurso de dos afios despu6s de la declaratoria
de ausencia sin haberse tenido noticias suyas; y tal reform se realize para
que asi se dispusiera como media definitive en la sentencia que pone fin al
juicio.
Como se ha vfsto, la legislaci6n de todos los tiempos habia mantenido en
la integridad del derecho al c6nyuge que por ministerio de la Ley lo disfru-
taba, privAndole del mismo s6lo cuando resultara declarado culpable al extin-
guirse el vinculo matrimonial; y la Ley que nos ocupa ha venido a consagrar
la enormidad juridica, contra todos los principios de equidad, e invirtiendo





ASUNTOS GENERALS


los tirminos de la justicia, de imponerle al c6nyuge inocente el castigo de la
pirdida de su derecho y de premier al culpable con otorgarselo a pesar de no
disfrutarlo por ministerio de la Ley, y acaso en perjuicio de los propios hijos
y del interns social. Claro que esto s61o puede ocurrir cuando el interns vri-
vado se sobrepone al interns pfiblico: cuando, como en este caso ha aconteci-
do, por ignorancia o despreocupaci6n, se desconoce el sentido gendrico que
debe inspirar toda Ley, cuya caracterfstica esencial es el de fijar reglas de
conduct generals y obligatorias que se derivan de la naturaleza de las cosas.
que dijo Montesquieu al definir su espiritu; y cuyo concept bajo este aspect,
no ha variado desde el Digesto a la fecha, en que Ulpiano di6 esta brillante
formula: Jura non in singudar personas, sed generaliter constituuntlir.
El mismo legislator asombrado de su propia obra la rectific6 despuks con
cierto atolondramiento en la vigente Ley de 6 de Febrero del aflo actual; y
decimos con cierto atolondramiento, porque ha creado un verdadero caos ori-
ginal de insolubles conflicts. Asi es en efecto: suprimi6 la desdichada f6r-
mula del precepto que regular la sentencia definitive en el juicio de divorcio,
y la introdujo como una cufia en las disposiciones provisionales que el Juez
debe adoptar mientras se sustancia la demand, y ya en este sitio le agrega
este pirrafo: "No serfi obstaculo para esta disposici6n que por sentencia
firme (ISi ain no se ha dictado!) fundada en la culpabilidad de la madre,
este dispuesta la entrega de las hijas al padre, debiendo mantenerse o resti-
tuirse las hijas a la madre, siempre que su culpabilidad no est6 comprendida
en los casos exceptuados (si todavia no se sabe si es o n6 culpable)"; pero
como en estas propias disposiciones se ordena en primer termino que el Juez
se someta a las convenciones que sobre el cuidado de los hijos celebreu los
c6nyuges, y como, por otra part, el articulo subsiguiente establece que las
reglas provisionales acordadas sobre la guard de los hijos serin ratificadas
o modificadas en la sentencia definitive del juicio de divorcio (I en que queda-
mos!), la que habri de contener especial determinaci6n sobre la material;
result que nuestros legisladores con su mits reciente reform han metido a
los tribunales de justicia, en esto del cuidado de los hijos, en un verdadero
laberinto de Creta. jQu6 harA, pues. el Tribunal?
SAceptari el acuerdo de los padres provisionalmente y lo ratificarA en
su sentencia como se le manda en primer termino? jPrescindira de dicho
acuerdo y mandarA entregarle las hijas a la mujer culpable, aunque esta no
le reclame ese derecho? jC6mo se cumplirfi la sentencia en los casos de aban-
dono, ausencia o rebeldia? C6mo podri el Juez disponer, cuando lo estime
convenient, ]a guard de las hijas en establecimiento do ensefianza pfiblica
o privado. teniendo en cuenta los recursos de los padres y la mejor educaci6n
de las mismas y c6mo podra ratificar esa disposici6n en la sentencia definitive.
cuando la madre culpable se la pida? C6mo podri el Juez privar de la patria
potestad a los padres y entregarle el cuidado de las hijas a los parientes, si
se les manda a entregar a la madre, aunn en el caso on que por sentencia firme
se Ie hubieren entregado al padre, quien estarA obligado a restituirselas a su
ex-c6nyuge... ?
Porque todas estas cosas se las ordena el legislator a los tribunales a un
mismo tiempo, en los oeho incisos del articulo XVI, de la Ley'de 6 de Fe-
brero del afio actual.
Ahora bien, hay dos maneras de concebir el Derecho. 0aomo prisionero de
la letra de la Ley y de las formas procesales que rigen su desenvolvimiento,
sin fe en la virtualidad y eficacia de sus eternos principios; o como fuerza
propulsora que al regular ]as relaciones juridicas, salta todas las barreras e
invade todos los horizontes humans, con el fin de mantener el imperio de la
justicia social, cumpliendo asi ese finico objetivo. su finalidad inica.
Con este segundo espiritu hemos entendido siempre que deben ser inter-
pretadas y aplicadas las eyes. porque por algo se ha dicho que "La ley reina
y la Jurisprudencia gobierna"; y por algo tambi6n se ha repetido esa sen-





ASUNTOS GENERALS


tencia desde el mis alto sitial de nuestro Poder Judicial, por quien a la auto-
ridad del cargo uni6 siempre la de ser, por su reconocida jurispericia, el pri-
mero entire los primeros; maestro iniciador de varias generaciones de cuba-
nos, en los complejos problems de la Ciencia del Derecho, cuya vida extin-
guida inesperadamente se apag6 como un faro, dejando por el moment nu-
blado de sombras nuestro horizonte juridico.
Esti, pues, abierto el parentesis: los Tribunales dirin...!

Jost RODRifGUE ACOSTA.


LA JUNTA DE PROTESTS, EL MINISTERIO FISCAL Y
LA ADMINISTRATION GENERAL DEL ESTADO

Viene siendo causa de perturbaci6n en las Salas de lo Civil y de lo Con-
tencioso Administrativo de la Audiencia de la Habana y del Tribunal Supre-
mo, recargadas en extreme de trabajo, la actitud de la Administraci6n Gene-
ral de Estado en relaci6n con las decisions de la Junta de Protestas.
Este organismo, creado por el Decreto 80 de 1909 del Gobierno Provi-
sional de los Estados Unidos en Cuba, tiene por funci6n especial a su cargo,
segidn el inciso 1 de su articulo 1, la de conocer de las protests que en
tiempo y forma legales establecieren los comerciantes importadores contra
la clasificaci6n o valorizaci6n de las mercancias importadas que hicieren los
Administradores de Aduanas, asi como los reparos que en cualquier tiempo
formulas la Administraci6n y que implique una modificaci6n de los aforos
practicados.
Contra sus resoluciones, que serin definitivas en la esfera administrative
para las parties interesadas en la protest, que lo son el reclamante y la Ad-
ministraci6n, se concede el recurso contencioso administrative para ante la
Sala de lo Civil y de lo Contencioso administrative de la Audiencia de la
Habana, todo lo cual ordena el articulo 236 de las Ordenanzas de Aduanas,
con alzada para ante la propia Sala del Tribunal Supremo.
El articulo 242 de estas mismas Ordenanzas establece que "ninguna de-
cisi6n de la Junta podri ser dictada en contra o en oposici6n a sentencias
dictadas por el Tribunal de lo Contencioso Administrativo en casos iguales".
Es decir, que contra las decisions de la Junta se da el recurso contencioso
administrative, tanto al importador, como a la Administraci6n General del
Estado, para que los Tribunales decidan, al resolver estos la cuesti6n, y
queda obligada la Junta de Protestas a atemperarse en lo sucesivo a las re-
soluciones judiciales, al presentfirsele casos idgnticos.
Y se esti dando el caso ins6lito por lo extraordinario, que resuelto por
la Junta una protest en tal o cual sentido, llevado el caso primero a la Au-
diencia y luego al Tribunal Supremo; decidido el asunto en la forma que se
oestim6 ajustado a derecho; la Junta de Protestas atemparindose a la Ley,
obediente al precepto legal citado, en los casos iguales que se le someten, re-
suelve como los Tribunales han decidido, y la Administraci6n, una, cinco,
veinte veeces, recurre ante los Tribunales de lo contencioso administrative.
&Para qu6? Pues para que estos vuelvan a declarar lo que una, cinco o veinte
veces ya han declarado.
Seria tolerable que conocido el criteria judicial en un asunto, si se esti-
mase err6neo, se acudiese otra vez ante los Tribunales con nuevos argumen-
tos para ver de lograr su rectificaci6n. Pero es inadmisible y entorpecedor al
mismo tiempo, que se establezean recursos y mis recursos en asuntos reite-
radamente resueltos por los Tribunales sin aducir fundamentos nuevos, sino





ASUNTOS GENERALS


los mismos ya desestimados por aqugllos. Ello, ademis, resta prestigious a
los Tribunales.
Con esa conduct de la Administraci6n General del Estado, se coloca en
situaci6n dificil y poco airosa al Ministerio Fiscal, que es el que establece
los recursos en nombre de aqu1lla, al delegar en 61 el Secretario de Justicia,
la representaci6n que del Estado tiene; y su Jefe, el Fiscal del Tribunal Su-
premo, dindose cuenta de ello, en su peniltimo Discurso, en el acto de aper-
tura de los Tribunales, hizo constar que se ha dirigido en un caso conm:rto a
la Administraci6n a fin de que, por existir ya various fallos que consagran
determinada doctrine, "a la que ha de ajustarse en lo sucesivo el orz-niismo
aduanal correspondiente, de acuerdo con lo que se dispone en el iltimo extre-
mo del articulo 242 de las Ordenanzas de Aduanas, se eviten nucvos recursos
o se desista de los interpuestos contra sus determinaciones, siguiendo una
vez mis la invariable norma de conduct de este Gobierno de dar y hacer
que se d6 el debido cumplimiento a los fallos judiciales; todo, es elaro, sin
perjuicio de que si por los superiors organismos a quienes la Ley confiere la
mis alta direcci6n administrative en la material, y que debieran ser instruidos
al efecto, llegase a estimarse dicha jurisprudencia contraria a los intereses
econdmicos del Estado, se gestione en la via y forma correspondiente la mo-
dificaci6n legal necesaria del Arancel para salvaguardar dichos intereses, tan
sagrados indudablemente como los que mis respeto puedan inspirar en la
Repfiblica; pero que por ello tienen su legitima y amplia esfera de defense
propia, sin necesidad de acudir a esteril lucha que pudiera resultar en me-
noscabo cuando no del prestigio, del de otra instituci6n que constitute a la
vez seguramente otra rama respetable del propio Estado".
Esto que dijo el Fiscal del Tribunal Supremo con tanta raz6n y buen
sentido juridico y legal y de modo tan elocuente, y que record con ocasi6n
de su referido Discurso, no ha sido generalmente atendido y siguen los re-
cursos establecidos su curso y otros nuevos se establecen.
Nos parece que ha llegado la hora de que termine tal estado de cosas
de todo en todo normal, y que sea atendida la razonada indicaci6n de tan
respectable organismo del Estado, para que al menos no continue restindose
autoridad y prestigio a las resoluciones judiciales y cese el injustificado re-
cargo de trabajo en esos Tribunales, con litigios de esa naturaleza, maxime
si, como es sabido, los mismos siempre estan congestionados por asuntos de
otra indole, al amparo de una administraci6n de justicia gratuita y que
saben explotar litigantes no siempre de buena fe.
X. Y. Z.


COMENTARIOS
Las distintas leyes de jubilaciones que ha ido votando el Congreso, han
sido generalmente justas en su inicio. Ha habido excepciones, como por ejem-
plo, la del Poder Judicial que permitia que un jubilado cobrase un retiro
superior al sueldo que percibia cuando estaba en active servioio. Pero si esto
se remedi6, en cambio las leyes todas van siendo desfiguradas por reforms
posteriores para satisfacer el deseo de tal cual jubilado presunto, o ya le
funcionario convertido en clase pasiva o de alguna pensionista. Por eso es
que los fondos de retiro siempre estAn en quiebra y muriendose de hambre
los jubilados y las pensionistas, salvo los del Poder Judicial desde hace tres
afios a la fecha.
Los cubanos somos muy dados a la piedad, a la conmiseraci6n, lo que no
seria malo si, al serlo, no nos olvidisemos de los perjuicios que con nuestra
conduct irrogamos a terceros.


S83





ASUNTOS GENERALES


Cuando se puso a discusi6n la Ley de Jubilaciones y Pensiones del Poder
Judicial, inesperadamente se le agregaron a la proposici6n de Ley varias
"perchas" para hablar en el argot camera. Una de ellas, pues no nos refe-
riremos a las otras, consisti6 en disponer en 1927, que "las viudas de Ma-
gistrados fallecidos antes de la promulgaci6n de la Ley de 16 de Mayo de
1917, tendrAn derecho a percibir el 50 por 100 del imported de la pension que
les corresponda por esta Ley."
No puede darse precepto mis injustificado, pues, retrotrae los efectos
de la Ley de 1927, a todas las viudas de Magistrados que hubieren quedado
en ese estado hasta treinta afios atras. La brecha estaba abierta, pero con un
exclusivismo intolerable. Porque se otorgaba ese beneficio a las viudas de
Magistrados y no a las de los demas funcionarios judiciales?
Y que la brecha estaba iniciada lo comprueba la proposici6n de Ley
que se ha presentado en la Camara y que se public en la Misceldnea de este
nfimero, por la que se pide se conceda igual beneficio a las viudas de Jueces,
Secretarios de Audiencia y Oficiales de Sala fallecidos antes de 1917.
Si bien nos parece que a las viudas de Magistrados fallecidos antes de
1917 no debi6 otorgarseles pensi6n, porque ninguna Ley de jubilaci6n civil
otorga ese beneficio, nos parece equitativo que se proporcione esa gracia
a las otras aunque no sea mas que para respetar el precepto constitutional que
deja sentado que "la Repliblica no reconoce fueros ni privilegios persona-
les". Lo natural seria derogar aquella reform y no aprobar la de que nios
ocupamos; pues con la primer y la que se avecina, se infligira a la Ley de
Jubilaciones del Poder Judicial una seria lesi6n con perjuicio evidence de
los que vienen contribuyendo a engrosar sus fondos y en plazo no lejano su
quiebra se palparA.
0 El Dr. Pablo F. Lavin, distinguido Abogado de esta capital, joven de
positive mirito intellectual, public en El Mundo del dia 22 de Abril 1ltimo.
un articulo con el prop6sito aparente de disertar acerca de "La Prueba en
lo Criminal", pero realmente con la finalidad de hacer cumplida justicia a
una de las Salas de lo Criminal de esta Audiencia, y de poner de relieve, sin
decirlo, las deficiencies de las demas Salas, pues a ello equivale discurrir sobre
la prueba, las vejeces de nuestra legislaci6n penal, de la responsabilidad del
Magistrado al apreciar la prueba, para decir despugs lo que copiamos segui-
damente:
"Nosotros debemos proclamar que dentro de la vetusta arquitectura ju-
ridico penal que nos rige, de escasos elements de laboratories y de anflisis
antropopsiquicos, hemos observado con satisfacci6n y jfibilo que el Presidente
de la Sala..... de lo Criminal de la Audiencia de la Habana, ha convertido el
Tribunal que preside en un laboratorio admirable de interpretaci6n de la
prueba donde se analiza, con penetraci6n profunda y 16gica irreprochable el
caudal de pruebas de un juicio con tanta maestria y habilidad que logra
siempre reproducir los antecedentes y caracteristicas de un hecho punible
con calor de vida y humanidad, con justicia limpida y serena. Se ha dado en
calificar a ese Tribunal "La Sala de la Benignidad", nosotros combatimos esa
denominaci6n y afirmamos que nunca ha dejado de ser Sala de Justicia es-
trieta; pero eso si, donde todos, delincuentes e inocentes, hallan garantia su-
prema para todas las demands y todos los derechos."
Con ello implicitamente declara el Dr. Lavin, sin decirlo, como ya deja-
mos consignado, que las demis Salas no son laboratories de Justicia, sino de
lo contrario, donde "los delincuentes e inocentes" no "hallan garantia su-
prema para todas las demands y todos los derechos". Y esto lo deducimos
por referirse singularmente a una, y lo han deducido otros cuya opini6n re-
cogemos.
Hemos suprimido del pirrafo reproducido el nombre del Presidente y de
la Sala elogiados, no porque sea nuestro prop6sito impedir se conozca por





ASUNTOS dEk*RAkLi~


nuestros lectores quienes son los encomiados, sino porque deseamos ser piado-
sos con los demis Presidentes y Salas, ya que de ese modo no se divulgara
quienes son los indirectamente censurados, los que seguramente se apresu-
raran a variar de conduct y entrar de lleno en el camino de las rectificaciones.
El dia que tom6 posesi6n del cargo de Magistrado de esta Audiencia
el Ledo. Almagro, se present vestido correctamente de negro, y al verlo un
compafiero, le dijo: "bien se conoce que es usted de nuestra 6poca", es decir,
de aquella en que los funcionarios judiciales no estrenaban el dia de su jura-
mento un chill6n traje a cuadros ni un par de zapatos de estridente color de
marafi6n, lo que se repite a diario.
Hoy todas esas cosas, que a nuestro juicio atafien al decoro personal, al
bien parecer, a las buenas formas y que predisponen favorablemente, son til-
dadas de "boberfas".

OAN.



EL LCDO. FUSTE

El dia 28 de Abril iltimo, impreso el niimero de ese mes de REPEMrrom
JUDICIAL, falleci6 en esta capital el Ledo. Ricardo Fuste y Ballesteros,.,Presi-
dente de la Audiencia de Santa Clara, que estando con licencia en Santiago
de Cuba, enferm6 gravemente y traido con urgencia a esta capital, le sobre-
vino la muerte.
El Lcdo. Fuste perteneci6 al Ejercito Libertador, donde alcanz6 el
grado de Comandante; en 18 de Junio de 1900 fu6 electo por votaci6n po-
pular Juez Correccional de Santa Clara, cesando en 1 de Julio de 1901; en
Diciembre de este afio fue nombrado Juez de Primera Instancia e Instrucci6n
interino de Santa Clara; dias despu6s, Magistrado suplente de la Audiencia
de esa Provincia, cargo que renunci6 por haber sido electo Representante a
la CAmara; en 10 de Junio de 1909 reingres6 en la carrera y desempefi6 los
Juzgados de Instrucci6n de Santiago de Cuba y Camagiiey, Juez de Primera
Instancia de esta ciudad, Juez de Primera Instancia, Instrucci6n y Correecional
de Sagua la Grande, Magistrado de la Audiencia de Oriente y por uiltimo
President de la de Santa Clara, cargo que desempefiaba desde 1 de Octubre
de 1925. Siendo Juez de Sagua la Grande figure cerea de treinta veces en
terna propuesto por el Tribunal Supremo para el ascenso y otras tantas el
Gobierno imperante no lo nombr6. Por su ascenso abog6 entonces el que estas
lines describe desde la Cr6nica Judicial de La Prensa.
Era un cumplido caballero, un patriota y a pesar de sus muchos afios, afm
laboraba con entusiasmo desde su cargo en pro de la Administraci6n de Jus-
ticia. Habia nacido en 30 de Enero de 1857, por lo que contaba 73 afios de
edad.
Emparentado con el General Berenguer, Jefe del Gobierno de Espafia,
del que era tio, dicho military hizo celebrar honras ffinebres en la capilla del
Ministerio del Ejercito.




ASUNTOS GENERALS


COLEGIO DE ABOGADOS DE LA HABANA
SECTION OFFICIAL

ACUERDOS.-En la sesi6n de 10 de Abril iltimo la Junta de Gobierno
adopt los siguientes acuerdos, entree otros do orden interior sin importancia
alguna:
Que se anote en el libro do correeciones la impuesta por el Juez de Pri-
mera Instancia de Bejucal y que confirmr6 la Audiencia, al colegiado Dr. Juan
Morales, de $100.
Acceder al reingreso del Dr. Lorenzo P6rez, sin pago de cuotas atrasadas,
por haber estado ausente desde 1924.
Tener por retirada la queja que produjo el Dr. Juan Hernfndez contra
*el Dr. Francisco Diaz Silveira por expresar el primero que ha podido com-
probar quo so debiO a una mala interpretaci6n y para quo el nombre del doctor
Diaz Silveira quede en el mismo lugar en que so encontraba antes do remitir
la refcrida queja. La Junta acuerda aceptar la carta del Dr. HernAndez y
hacer constar la pena con que ve que se dirijan cargos contra colegiados sin
haberse hecho la debida y formal investigaci6n por los denunciantes, y quo
por ser freeuentes las malas interpretaciones sufridas por los mismos, ello ha
motivado que la Junla tengan opinion desfavorable do los denunciantes, pues
facilmente aeusan a nombre de la Juslicia y del Derecho, resultando luego
por sus propias manifestaciones que ban obrado impulsados por el error.
Eximir por un afio de] pago de cuota al colegiado Dr. Adolfo L6pez.
Quedar enterada de las bajas voluntarias solicitadas por various colegiados.
No lomar en consideraci6n una queja do un senior do Barcelona contra
un colegiado por tratarse do un asunto privado.
Quedar enterada de una comunicaci6n do la Delegaci6n Mexicana al
Congress Pan Americano do Rectores. Decanos, etc., por la que hace present
su reconociniento por la bondadosa hospitalidad del Colegio.
Admitir el reingreso de la Dra. Colina Cardoso mediante el opao de
cuatro mensualidades.
Felicitar al Juez Correccional de la Cuarta Secei6n por haber habilitado
un local para los abogados.
Y nombrar a los Dres. Marill y Fernandez Mederos para que obtengan
del Presidente de la Audiencia de la ilabana que las Salas de lo Criminal
regulen, a ser possible. el comeinzo de los juicios orales con el menor per-
juicio para los abogados.


LIBROS Y REVISTAS
LA RIS$PONSAIIADAD CRIMINAL DE IAS PERSONAS JURiDICAS, POR EL DR. JOSe
A. MARTiN.'.-llahlana, 1928.-HIemos reeibido uni folleto que contiene la
conferencia pronunciada en cl Circulo del Cologio de Abogados en 17 de Agos-
to de 1928, por el Dr. Martinez.
ANTEFP-'OYECTO DE C6DIGO PENAI,. POR ElI DR. FRANCISCO FERNANDEZ PIA.-
HIIabana, 1930.-Ilemos recibido el folleto que contiene ese trabajo del Dr. Fer-
nindez PIii, que se contract al libro prinmero y con el quo contribuyo a la future
labor legislative de nuestro Congreso. Ese trabajo ha sido ya favorablemente
comentado en la prensa diaria. Agradecemos el ejemplar dedicado con que
nos obsequi6 el distinguido compafiero.
CoMIsi6N NATIONAL DE ESTADISTICA Y REFORMAS ECON6MICAS: AUTOPSIAS
PRACTICADAS EN LA R.nEPi'BIICA DURANTE 1929.-Habana, 1930.-Dicha Comi-
si6n ha publicado la referida estadistica que arroja esto resultado: autopsia-
dos 3,169, comprobhindose que do ellos niurieron naturalincnte 689; por que-
maduras 115; por caida 79; por traumatismno'por autom6vil 181; id. por otros





ASUTNTOS OGENERALES


ehiculos 70; electrocutados 43; por otros accidents 269; por homicidio 320;
>or suicidiQ 1,017; por infanticidio 6; y por causes intrauterinas 380.
REVISTA DE DERECHO PPIVADO.-Madrid, Abril, 1930.-Hlemos recibido di-
;ho ntnimero con el siguiente sumario: I.--Auxiliares del comerciante: 1. De-
imitaci6n del concept del auxiliar.-2. Principal y personal.-3. Naturaleza
le la relaci6n juridica centre el cornerciante y sus anxiliares.-4. Interpreta-
:ion del C6digo de Comercio espafiol en este punto.-5. Los auxiliaries en par-
icular: A. Factors; a) Su cualidad de representatives; b) CarActer do au
-epresentaci6n; c) Extensi6n del poder del factor en nuestro C6digo de Co-
nercio.-B. Dependientes.-C. Maneebos. Doctrina sobre su carActer en l)e-
'echo espafiol, por J. Garrigues. II.-Jhrisprudencia: del T. S.: Civil. (Senten-
ias de, 1 a 20 de Enero de 1928. (lceetas de 20 a 26 do Febrero filtimo).
. Propiedad y derechos reales.- I. Obligaciones y contratos.-III. Familia.-
V. Sucesiones, por J. Castin. Enjuiciamiento Civil: 1. Part general.-1I.
lurisdicci6n contenciosa.-Ill. Competencias de jurisdiecei6n, por A. Aguilar.
)e lit Direeciin de los Regist-ros: llipotecaria, por .1. Dominiguez y Hlarros.
REVISTA JURniDCA.-Caracas, Febrero, 1930.--Por primera vez nos visit
,sta ilustrada y iamena revista que dirige el distinguido Dlr. .Jos Rtafatel Men-
loza coni la que dejanios establecido cl canje. lie aqui el sumiario de dicho
limero: Estudio sobre la letra de canibio en el C6digo do Comnircio venezo-
ano, por Carlos Morales; Estudio comiparativo del orden de sucdii r en la
modificaci6n civil veinezolana enitre los afios 1904 a 1922, por ToinAi lizecano;
Plrescripcian decernal, por Rigulo Pc1rez; lja nulidad de las coinpafiias de co-
:nercio, por Angel F. Brue; La xexcepcin de inadinisivilidad por falta de
:iialidad, por A. Valdivieso; Reformas a lit Iey sobre recurso de casaei(Ti, por
J. Eugenio P6rez; El art. 289 del C6digo Civil. por Eduardo Ij6pez y F'. Amo-
res; Venta de li cosa arrendada, por C. Aza; liAgeras anotaciones al margin
le las disposiciones que rigei el delito di injuria tn el C6digo Penal venezo-
lano, por Leopoldo (ionzAlez; Observaciones profesionales, por la I)irecei6n;
Notas de la revista, y Direcctorio de Abogados.
OTRAS REVISTAS.-Tambien hemnos recibido Reiista Cubana de Drrecho,
Ilabana, Enero-Marzo, 1930; La Jurisprudencia al Dia, Ilabana, Abril, 1930;
y Revista de Medicina Legal de Cuba, liabana. Febrero, 1930.


MISCELANEA
EL CINCUENTENARIO DE LA LEGISLATION HIPOTECARIA.-El
dia 1 de Mayo de 1930 se cumplieron eincuenta afios de la vigencia en Cuba
de la Legislaci6n Ilipotecaria.
Este regimen, como recuerda un cologa de esta capital, debi6 quedar es-
tablecido en la Isla el 1( de Enero de 1880, de conformidad con el articulo 2
del R. D. de 16 de Mayo de 1879, pero tuvo que aplazarse su implantaci6n
hasta el 1P de Mayo del dicho afio de 1880, segfin lo dispuso ese R. 1). de 19
de Diciembre de 1879. comunicado a Cuba por la R. 0. de la mismina fecha,
que se public en la Gaceta dc. la Hlabana de 15 de Enero del dicho afio de
1880, por no haber podido ser nombrados, a tiempo, -os R egistradores de
la Propiedad.
Desde esa fecha, 1 de Mayo de 1880, qued6 en vigor la Ley Hipotecaria
hasta el afio de 1893, en el que, sin establecerse en ella reforms radicals que
afectaran al regimen, se hicieron modificaciones de bastante importancia.
Promulg6es una nueva Ley con su Reglamento e Instrucci6n para la Redac-
ci6n de Instrumentos pfiblicos.
Esta nueva Legislaci6n Hipoteecaria, conocida en el foro, en general, por
la "Ley Maura", comenz6 a regir en Cuba el dia 18 de Septiembre de 1893,
vigesimo dia siguniente a su publicaci6n en la Gaceta, o s6ase a su promul-
gaci6n.





88 ASUNTOS GEN. ALES

VETO.-El Ejecutivo vet6 la Ley votada por el Congreso, por la que so
modificaba el apartado D. del articulo 1. del capitulo 2 de la Ley de Jubila-
ciones y Pensiones Judiciales por la que se concedia pensi6n "a los hijos
hasta la mayoria de edad a no ser que se hallen incapacitados fisica o men-
talmente, en cuyo caso disfrutaran pension durante su vida"; por estimar
"en primer termino, no se toma en cuenta si los favorecilos disfrutan de
bienes de fortune que les permitan subvenir a sus necesidades, o est6n con-
fiados a la tutela de ascendientes que tengan la obligaci6n de alimentarlos y
dispongan de caudal bastante para hacerlo con holgura, casos en los cuales
resultaria injusto, por lo menos mientras subsistan mermar innecesariamente
unos fondos ilamados a servir de auxilio para necesidades mis sentidas; y,
en segundo lugar, tampoco se ha tenido en cuenta la circunstaneia, realmente
possible, de que el incapacitado est6 o llegue a estar recogido en Asilos o esta-
blecimientos que el Estado sostenga, hecho gue no puede coexistir con la pen-
si6n sin notoria injusticia."
Se esti dando el caso semejante de que un ex-empleado judicial que esta
en Presidio cumpliendo condena, sostenido, por tanto, por el Estado, men-
sualmente reciba su pension como jubilado; y a evitar eso, tiende en parte el
expresado veto.
DECLINATORIA DE JURISDICCION.-Recientemente se promovi6 ante
la Sala Tercera de lo Criminal de esta Audiencia, en causa abierta a juicio
oral, un articulo de previo pronunciamiento, para que se inhibiese esa Sala a
favor de la Sala Primera del propio Tribunal, del conocimiento de esa causa;
y con fecha 23 de Diciembre de 1929 se resolvi6 lo siguiente:
Considerando: que para que la cuesti6n o excepci6n de declinatoria de
jurisdicci6n pueda prosperar en esta oportunidad, o sea en causa ya abierta
a juicio oral, se require que se pretend que la Audiencia que de ella venga
conociendo, ceda la jurisdicci6n en favor de la de otra Audiencia, y no como
en este caso acontece, que se pide que esta Sala Tercera decline el conoci-
miento de la causa en favor de la Sala Primera, por ser esta la competent
para conocer de las causes por hechos ocurridos dentro de la demareaci6n del
Juzgado de Instrucci6n de la Secci6n Primera y estar designada la Sala Pri-
mera para conocer de las causes de ese Juzgado; porque aparte dre que no se
trata de causa del Juzgado de Instrueci6n de la Secci6n 1P, sino de una radi-
cada en el Juzgado de Instrucci6n de la Secci6n 4%, de las que conoce esta
Sala por haberlo asi dispuesto la de Gobierno de esta Audiencia dentro de las
facultades que le concede el inciso 6? del articulo 206 de la Ley Organica del
Poder Judicial, no puede decirse que la Sala Primera tiene una jurisdicei6n
distinta de la que ejereita la Sala Tercera, porque la que tienen una y otra,
asi como la Sala Segunda, es la misma, es decir, la que corresponde a la Au-
diencia de la Habana para conocer por medio de sus funcionarios de las cau-
sas iniciadas por hechos ocurridos dentro de su Distrito, pues si funciona
dividida en Salas, es respondiendo a la necesidad de repartir el trabajo de
la manera mis ordenada y equitativa possible entire todos los funcionarios
que ejercen la jurisdicci6n de la Audiencia en el mismo territorio; sin que
ello presuponga una distinta jurisdicci6n en cada una de las Salas de lo Cri-
minal de que consta la Audiencia, como asi lo declar6 el Tribunal Supremo
en su reciente auto de 9 de Noviembre de 1929, resolviendo identica cuesti6n;
por lo que no procede remitir la causa a dicha Sala Segunda.
Considerando: que tratandose de causa abierta a juicio oral, en esta opor-
tunidad no procede examiner que Juzgado fu6 el competent para eonocer
de la causa a fin de decidir ahora que se remita al Juzgado que debi6 instruir-
la, porque aparte otras razones que pudieran aducirse en contrario, careceria
de finalidad por que el estado de sumario se ha deelarado terminado.-Fir-
mantes: sefiores Llaca, Le6n y Ramos.





ASUZfTOS GEo ALES

RIFAS NO AUTORIZADAS.-El Fiscal del Tribunal Supremo, con fecha
3 de Abril de 1930, ha dirigido la siguiente circular:
"Sr. Fiscal de la Audiencia de.... Sefior: el primero de los deberes que
impone a nuestro Ministerio el articulo 304 de la Ley Organica del Poder
Judicial es el de vigilar por el cumplimiento de las leyes y reclamar su ob-
servancia, y de acuerdo con ello, me consider obligado a llamar su atenci6n
sobre los brotes ilicitos de rifas no autorizadas, que con la apariencia de re-
galos, vienen realizando algunos comerciantes e industriales para el anuncio
y propaganda de sus products. Me refiero en primer t&rmino al procedimien-
to utilizado por determinados fabricantes de cigarros, que colocan en el inte-
rior de algunas de sus cajetillas, vales o cupones, unas veces objetos, otras bi-
Iletes de loteria, y aun en algunos casos, dinero en efectivo. En otras ocasio-
nes, los vales o cupones son todos de un mismo valor, pero no se colocan por
igual, en todos los objetos puestos a la venta, lo que viene a dar al hecho la
misma naturaleza del anterior. Y si en algunos casos ocurre que con todos los
articulos que se expenden al pdblico se dan cupones de la misma clase, lo cual se
advierte tambien en algunas publicaciones peri6dicas, diches cupones s6lo dan
derecho, coleccionando un nimero determinado de ellos, a obtener un vale o
cedula numerados que luego forma parte de un sorteo-de no utilizarse la
Loteria nacional-mediante el cual puede lograrse dinero en efectivo o su
equivalent; mientras que otros entregan al comprador o anunciante un ticket,
recibo o vale numerado que en un dia prefijado constitute una participaci6n
en el sorteo privado que al efecto se realize con derecho a percibir, caso de ser
agraciado, una suma de dinero. Tales hechos, como otros analogos que se vie-
nen realizando pdblicamente, cual si se tratara de actos licitos, llevan, como
se ve, en su propia naturaleza, la existencia del azar como su principal esti-
mulo; y precisamente ese element es el que viene a constituir la loteria o rifa
punibles; ya que 6stas se caracterizan por el ofrecimiento, contenido en un
billeted, papeleta, cedula, boleta, cup6n u otro titulo analogo expedidos al pd-
blico sin permiso de la autoridad competent, de una cantidad de dinero,
objeto, objeto de valor u otra clase de premio predeterminado, mediante sor-
teo u otros procedimientos cuyos resultados penden del azar en cualquiera de
sus formas esenciales. Asi lo establecia el antiguo precepto contenido en el
articulo 355 del C6digo Penal, llevado al inciso 16, de la Orden 213 de 1900,
en su articulo XLI, en consonancia con cuyas disposiciones hubo de dictarse
la Orden Militar nimero 17 de 16 de Enero de 1902, que en su articulo IV,
prohibe expresamente a las empresas periodisticas, industriales, o de cual-
quier orden, la inserci6n en sus anuncios, vifietas o products, de papeletas,
boletas o cupones numerados, o marcados con letras u otras sefias cualesquie-
ra, cuando los premios se ofrezcan en efectivo o en vales equivalentes; precep-
to este filtimo que despues aparece ampliado por la Orden Militar nimero 77,
de 15 de Marzo de 1902, al comprender entire los premios prohibidos las pren-
das de valor; y cuyas prohibiciones, en sintesis, resultan virtualmente con-
tenidas en el articulo III de la Ley de Loteria vigente. La jurisprudencia de
nuestro Tribunal Supremo en pleno, asi a lo menos aparece haberse produ-
cido, cuando en sus sentencias de 16 y 30 de Septiembre de 8 de Octubre de
1910, s6lo excluye expresamente, como hecho licito relacionado con aquellos
procedimientos, el de ofrecerse al pdblico un regalo previamente fijado que
necesariamente habria de obtenerse mediante la acumulaci6n de un nfimero
determinado de cupones de un mismo valor, colocados en todas las unidades
que se ponen a la venta; ya que en estos casos, por no efectuarse sorteo al-
guno, ni mediar el azar en ninguna forma, no cabe sean comprendidos en las
infracciones punibles que se dejan examinadas. Y como de reprimirse, hasta
obtener su supresi6n, el vicio que esas transgresiones legales entrafian, a la
par que se daria cumplimiento a las exigencias ineludibles de la ley escrita.
servirianse los altos intereses de la sociedad a la que s6lo males indisoutibles
puede reporter costumbre tan reprobable, cual es la de fiar siempre el por-





ASUNTOS GENERALS


venir al azar, este Centro espera que por esa Fiscalia, con el celo que la dis-
tingue, se presto a este asunto la atenci6n que su importancia demand, ejer-
citandose en cada caso de que tuviera conocimiento cierto, la acci6n que co-
rrcsponda.-De Vd. atentamente, J. C. Vivanco."
ALTERACION DE PRECIOS.-La Secretaria de Gobernaci6n ha diri-
gido a los Gobernadores Provinciales y Alcaldes Municipales la siguiente
circular:
"Sefior: Tengo el honor do comunicarle, por la importancia que ticne,
a los efectos de que sea conocido de usted, para que lo haga saber a sus su-
balternos, que la Sala de lo Criminal del Tribunal Supremo de Justicia, en
sentencia de 20 de Diciembre de 1919, tiene resuelto que el articulo 579 del
C6digo Penal, que irmpone sanci6n penal a todas las maquinaciones para al-
terar el precio de las cosas, cuando 6stas fueren alimenticias, u objeto de
primera necesidad, no ha sido derogado por ninguna Ley posterior, ni la
Orderi 213. series de 1900, los comprende centre los delitos sometidos a los
Jueces Correccionales, comno ocurre con el 578, comprendido hoy en el inciso
39 del articulo 41 de la expresada Orden Militar, y que, como quiera que
segun el referido articulo 579, al calificar el delito lo pena con el grado mnixi-
imo de arrest mayor y multa de 250 a $2,500, pena esta con la que en el
C6digo se reprimia el delito previsto en el articulo 568, la definici6n del cual
no ha variado, al declararse su perseeuci6n y castigo de la competencia do
los Juzgados Correccionales.-De Vd. atentamente, J. Rosado Aybar, Subse-
cretario. "
COMPETENCIA.-Tumba de monte.-Acusado un individuo de haber
talado cuatro rozas de mnonte, el Juez Municipal do Sagua de Tanamo se in-
hibi6 del conocimiento del caso a favor de la Jefatura de Montes do la Pro-
vincia por que lo talado no integra una caballerfa, finico caso en que es de
la competencia de los Juzgados Correccionales o Municipales; y llevado el
asunto a la Sala de lo Criminal del Tribunal Supremo, csta resolvi6 por auto
68 de 27 de Febrero de 1930 lo siguiente:
"Considerando: que de los antecedentes que se tienen a la vista consta
que Baldomero Cabreja estA acusado de haber realizado una tumba de cuatro
rozas do monte que equivalent a veinte y dos decimos de caballeria aproxima-
damente y por tanto de una infracci6n del Decreto ntmero 495 de 1926, al
que ha dado fuerza de Ley la de 3 de Mayo de ese afio, el cual Decreto esta-
bleee sanci6n penal para tales infracciones en su articulo 50 que la declare
imponible por el Juzgado Correecional respective; sin que obste para que
6ste conozca del asunto quo la penalidad imponible estA fijada tomando por
base una caballeria (dt tierra como err6neamente ha entendido el Juez Mu-
nicipal de Sagua de Tinamo, pues tal circunstancia ni altera la naturaleza
de la infracci6n ni resta al Juez la competencia que le esta atribuida no s61o
cuando se trata de la tala de un monte de lks a que se alude con extension
de una o mis caballeria sino tambi6n cuando no llegando a esa cantidad lo
talado no sea menor de una hectArea dado lo expresamente dispuesto on el
precitado articulo 1P del Decreto Ley en cuesti6n."
ORDENANZAS SANITARIAS.-En la Gateta de 18 de Abril de 1930 se
ha publicado cl D. P. 470 por el que se resuelve:
Adicionar los articulos 13 y 190 de las Ordenanzas Sanitarias en vigor,
los cuales preceptos quedaran redactados on la siguiente forma:
Articulo 13.-Se prohibe la venta de cualquier alimento o bebida al que
se le haya sustraido en todo o en parte un constituyente de valor alimenti-
cio, o se le haya mezelado con otras sustancias si no se especifica claramente
su composici6n en el r6tulo de los envases, envolturas o cubiertas en que se
tenga en el establecimiento y en los que se entreguen al comprador, advir-





ASUNTOS GENERALS V1

ti4ndosele a 6ste en el acto de la venta. Es permitida la adici6n siempre quo
se exprese en el envase o la cubierta de uno por mil, como mAximum, de ben-
zoato de soda, a los products alimenticios, bebidas y aguas gaseosas refres-
cantes.
So permit tambi6n la adici6n de cuatro por mil (4 x 1000) de coido
b6rico a las salazones de pescado que se vendan o distribuyan al estado seco,
se deje comprobada la fAcil climinaci6n del antis6ptico mediante el lavado o
rcmojado y se entregue al consumidor en envases cerrados que contengan no
mAs de una libra del product, donde se haga constar en idioma espafiol la
naturaleza y proporci6n del antisaptico.
So prohibe fabricar, vender o ceder, asi como autorizar que so fabriquen,
vendan o codan alimentos o bebidas nocivos a la salud, ya sea el efecto t6xico
o nocivo inmediato o tardio.
Articulo 190.-Se prohibe el uso de toda sustancia prcservativa para la
conservaci6n do las carnes destinadas al consume a no ser la sal coman (clo-
ruro de sodio), el azdcar, el humo de madera, el vinagre y la sal de nitro
(nitrato de potasa). Ademas serfi permitida la adici6n de benzoato de sosa
y el Acido b6rico en las salazones de pescado que se distribuyan al estado
seco, con sujcci6n a lo prescrito en el articulo 13.
CAZA Y PESOA.-En la Gaceta de 24 do Abril de 1930 so ha publicado
el D. P. 487 por el quo se resuelve:
1.-Establecer un "Parque Nacional", en la finca del Estado nombrada
"El Cristal", "Realengo del Cristal" o "Sierra del Cristal", situada en los
Terminos Municipales de Mayari y Sagua do TAnamo, en la provipcia de
Oriented, y compuesta de 26,358 hectAreas, 28 Areas y 14 centiAreas, equiva-
lentes a 1,964 caballerias y 751 diczmil6simas de otra.
7--Qucda terminantemente prohibido la caza y pesca dentro de los te-
rrenos do esto Parque, asi como tambi6n la recolecci6n de pichones de los
animals silvestres que on 61 hagan sus crias, incurriendo los infractores en
las penalidades establecidas en la vigente Ley de Caza.
PARTIDO JUDICIAL DE SAN JOSE DE LAS LAJAS.-En la Gaceta
de 26 do Abril do 1930 se public la siguiente Ley del 23:
Articulo inico: Se crea en el Distrito Judicial de la IIabana el Partido
Judicial do Segunda Clase de San Jos6 de las Lajas. que se compondrf de
los Terminos Municipales de Madruga, San Jos6 de las Lajas, San Antonio
de las Vegas, que se scgregan del actual Partido Judicial do Giiines y el Ter-
mino Municipal de Santa Maria del Rosario que se segrega del Partido Judi-
cial do Guanabacoa. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucci6n de dicho
Partido Judicial tendra la misma dotaci6n, personal y funciones do los demAs
de su clase y el personal que lo integre serA nombrado librernente, por pri-
mera y 6nica vez, por el Presidente do la Republica, a quien so concede la
facultad do poner en vigor esta Ley, cuando lo permit el estado del Tesoro
Nacional.
LEY DE ENJUICIAMIENTO CRIMINAL.-Adici6n al articulo 746.-
En la Gaceta de 15 de Mayo de 1930, se public la siguiente Ley del 12:
Articulo inico.--Sc adiciona al articulo 746 de la Ley de Enjuiciamiento
Criminal el siguiente pArrafo que figurara como quinto:
"No obstante si hubiere mins de un procesado y el Tribunal estimare que
no puede celebrarse el juicio conform dispone el pArrafo anterior y uno de
los procesados so encontrare imposibilitado de concurrir a la sesi6n por un
t6rmino mayor de treinta dias, el Tribunal habra do constituirse en el lugar
en que dicho procesado se encuentra, aunque se hallare fuera de su juris-
dicci6n territorial a los fines de celebrar el juicio oral, haciendo al efecto los





ASUNTOS GENERATES


sefialamientos y citaciones oportunas para el mismo, con previo aviso al Tri-
bunal de la jurisdicci6n del lugar que habra de invadir".
SOCIEDAD CUBANA DE DERECHO INTERNACIONAL.-En los dias
5 a 9 de Mayo tuvo efecto la decima tercera reuni6n annual de dicha sociedad.
En la sesi6n inaugural hablaron el Secretario de Estado Dr. Rafael Martinez
Ortiz, el Dr. Antonio Sanchez de Bustamante, el Dr. Cosme de la Torriente y
el Sr. Ricardo Rey, Ministro del Perfi en Cuba; en la segunda y cuarta sesi6n
consumieron turnos sobre distintos temas, numerosos estudiantes de Dere-
cho de la Universidad; y en las restantes, los Dres. Lincoln M6ndez, Gabriel
SuArez, Francisco Gonzailz, Enrique Guiral, Radl de CArdenas, Emilio Roig
y Pedro Martinez Fraga, que tuvo a su cargo cl discurso do clausura. Se
aprob6 una moci6n solicitando la rcelecci6n del Dr. Antonio SAnchez de Bus-
tamante, como Juez titular del Tribunal Permanente de Justicia Interna-
cional de La Haya. Como en los afios anteriores las sesiones se vieron muy
concurridas. Agradecemos la invitaci6n con que se nos favoreci6.
PROPOSICIONES DE LEY.-En la Camara de Representantes se aprob6
una por la que se adiciona al articulo 64 do la Ley Orghnica del Poder Judi-
cial cl siguiente pArrafo:
"Los funcionarios de la dkcima categoria del Escalaf6n Judicial podrAn
solicitar su traslado a otro cargo de igual categoria quo se halle vacante, por
medio de escrito dirigido por cl debido conduct, a la Sala de Gobierno del
Tribunal Supremo de Justicia dentro del t6rmino que aquella fije en aviso
que se publicara en la Gaceta Oficial do la Repuiblica. Cuando dos o mis fun-
cionarios solicitasen traslado a un mismo Juzgado, decidira la Sala de Go-
bierno del Tribunal Supremo, tomando en consideraci6n el tiempo de servi-
cios prestados por el funcionario, y en igualdad de tiempo, tomara en consi-
deraci6n cualquier otra circunstancia atendible a juicio de la Sala. Si decur-
sado el termino fijado por 6ste no se presentase ninguna solicitud de traslado,
el cargo se cubrira en la forma dispuesta en los pArrafos 30 y 4? del articulo
61 de esta Ley".
-Tambien se present otra en el Senado por la que "se dejan sin efecto
las multas, correcciones disciplinarias y demas penas impuestas a Jueces,
auxiliaries y subalternos de la Administraci6n de Justicia, asi como las mul-
tas impuestas a los Abogados por correcciones disciplinarias, posteriores al
dia 1 de Mayo de 1929."
-En la CAmara se present otra por la que "se prohibe fabricar a ma-
quina tabaco dc vitola cuyo precio de venta sea superior a $110 el miller neto"
y "no so podrA fabricar simultaneamente tabaco a maquina y a mano, con la
misma marca registrada" y se establece una penalidad de $500 "al que con-
traviniere estas disposiciones, por primera vez, y de $1,000 en las sucesivas";
siendo los Juzgados Correccionales los competentes para conocer de las in-
fracciones.
-Se ha presentado en la Camara un proyecto de Ley por el que se vota
una nueva Ley de pesca y se castiga "con pena de 30 a 180 dias de arrest
las infracciones para el uso en la pesca, de explosives u otras sustancias, asi
como las cometidas en el empleo indebido de la red o chichorro" y "al que
pescare en 6poca de veda, so le impondrA una multa de $25 a $100 o prisi6n
subsidiaria"; y "al que contraviniere lo dispuesto en cuanto al uso de em-
barcaciones s Ile impondra una multa de $10 a $50." Tambien dispone que
"las demas infracciones no especificadas, se castigarAn de acuerdo con la
gravedad de la misma y en relaci6n con las penas anteriormente determina-
dag" y que "de toda infracci6n serin responsables tanto el patr6n como los
tripulantes de embarcaciones", declarAndose competentes a los Jueces Co-
rreceionales para conocer de las infracciones.





ASUNTOS GENERALS


-Tambien se aprob6 otra por la que se da al articulo 1864 del C6digo
Civil la siguiente redacci6n:
"Art. 1864.-Pueden darse en prenda todas las cosas muebles que est6n
en el comercio, con tal que sean susceptibles de posesi6n. Podran tambi6n
darse en prenda las cosas futuras, siempre que se determine especificamente
en el moment de constituirse la prenda. La prenda sobre cosas futuras sur-
tir& todos sus efectos legales desde que el contrato se otorgue; y el deudor
queda obligado a entregar al acreedor o al depositario designado los bienes
dados en prenda, tan pronto se produzcan, entrega que deberi hacerse cons-
tar de modo fehaciente. Si el deudor dispusiera de los bienes dados en pren-
da, incurrira en la sanci6n establecida por el artfculo 561 del C6digo Penal
vigente."
-En la Camara se aprob6 otra por la que se crean los Juzgados Muni-
cipales do Cauto el Paso y Manati, en Victoria de las Tunas, de cuarta clase.
-Tambien aprob6 otra por la que se adiciona al articulo 223 del C6digo
de Comercio el siguiente parrafo:
"Seri express y no presunta o thcita, la pr6rroga pactada en el contrato
social, aun cuando se hubiese estipulado que la misma tendrfi efecto sin ne-
cosidad de otorgarse nuevo document siempre que conste determinado el
plazo de la pr6rroga, o que esta sea en plazos sucesivos establecidos de ante-
mano".
-En la Camara se present otra por la que se modifica la 7. disposici6n
transitoria de la Ley de Jubilaciones y Pensiones Judiciales en la siguiente
forma: ,
"Septima: Las viudas de funcionarios del Escalaf6n Judicial a que se
refiere el articulo 79 de la vigente Ley Orgainica del Poder Judicial, o sean,
las de Magistrados, Jueces, Secretarios de Audiencia y Oficiales de Sala, fa-
Ilecidos antes de la promulgaci6n de la Ley de 16 de Marzo de 1917, tendran
derecho a percibir el cincuenta por ciento del imported de la pension que les
correspond por esta Ley, y la pension integra si el fallecido hubiere pres-
tado servicios a la Administraci6n de Justicia por mas de diez aflos, cuya
pension so otorgara tan solo con cargo a los fondos de Pensiones y Jubilacio-
nes del Poder Judicial y con arreglo al (lltimo sueldo percibido por cl falle-
cido, a las viudas carentes de bienes de fortune o que tengan necesidad de
trabajar para vivir; extromos 6stos que se acreditarAn en el expediente res-
pectivo por declaraci6n jurada de la interesada que incurrira en responsabi-
lidad criminal por perjurio si faltase deliberadamente a la verdad".
-La Cimara aprob6 un proyecto de Ley regulando ciertas transacciones
sobre el ganado por el que se preceptfia que "el doudor que dispusiere de
las reses gravadas como si estuvieren libres de gravamen, cometeri el delito
provisto on el inciso 5 del articulo 559 del C6digo Penal y penado en el ar-
ticulo 558"; que "el deudor quo abandonare maliciosamente las reses afectas
al gravamen con dafio del acreedor, sin perjuicio de las responsabilidades
civiles on que incurriese como depositario, incurrira en una pena de $31 a
$500 de multa, o de 31 a 180 dias do arresto; que "el deudor que trasladare
las reses gravadas o las vendiere incurrirA en la pena do 31 a $100 de multa
y prisi6n subsidiaria"; que "los administradores de Mataderos, los encomen-
deros, o las personas bajo cuya responsabilidad se hiciere el sacrificio de
reses no sefialadas con la marca-hierro de cancelaci6n, los Veterinarios que
autoricen la matanza de las mismas reses, los que por cualquier titulo adqui-
riesen los cueros, incurrirAn en la pena de $31 a $100 de multa y prisi6n
subsidiaria"; y que "los hechos a que se refiere el pArrafo anterior, en rela-
ci6n con cada una res on que se realice, se considerarain como una infracci6n";
que "el que utilizare una marca do cancelacion ajena, sera castigado con una
multa de $31 y prisi6n subsidiaria por cada res en que las utilice. Con igual
pena srAin castigados los que sefialen ganados con marcas-hierros de grava-





ASUNTOS GENERALES


men, cuando no hayan sido afectados al gravamen por contrato, de acuerdo
con las disposiciones de esta Ley". Todas estas penas seran impuestas por
el procedimiento de la Orden 213 de 1900.
-En la Clmara se ha presentado otra por la que se agrega al articulo
173 de la Ley Orginica del Poder Judicial los siguientes pairrafos:
"En las poblaciones de Pinar del Rio, Habana, Marianao, Giiines, Matan-
zas, Cardenas, Col6n, Santa Clara, Cienfuegos, Remedios, Sancti Spiritus, Ca-
magiiey, Santiago de Cuba, Holguin, Manzanillo y Guantinamo, se establece
durante los dias en que vaquen los Triburiales, segdn lo dispuesto en este ar-
ticulo entire los Jueces de Primera Instancia, Instrucci6n, Correecionales y
Municipales de la Cabecera, un turno, centre dichos Jueces funcionando cada
uno de ellos con jurisdicci6n para conocer de todos los delitos que ocurran
desde las 8 a. m. hasta las 5 p. m. dentro del Termino Municipal a que corres-
pondan. Dicho turno seri regulado por el Juez Decano en la ciudad do la
Habana, y por los de Primera Instancia en las demis ciudades, en la forma
que acuerden centre si los demais Jueces que han do turnarse, poni4ndolo en
conocimiento del Sr. President de la Audiencia respective. Sin perjuicio de
lo antes dispuesto, cualquiera de los Jueces de Instrucci6n podrai entender
en las actuaciones urgentes, o en cualquiera otra de su competencia en que
crea convenient o necesaria su intervenci6n.
Se crea en las ciudades mencionadas anteriormente un servicio perma-
nente do guardia nocturna que se prestara desde las 5 p. m. a las 8 a. m., por
los sefiores Jueces de Primera Instancia, de Instrucci6n, Correccionales y
Municipales de la Cabecera, alternando en dicho servicio seguin el turno que
se establezca por el Juez Decano en la ciudad de la Habana, y por los Jueces
de Primera Instancia en las demnis ciudades. Turnarin asimismo, en dicho
servicio, los Secretarios y Auxiliares de los Juzgados de Instrucci6n en la
misma forma que se establezca para los seflores Jueces. Cada Juez de Guar-
dia conoceri de todos los delitos que ocurran en el T&rmino Municipal res-
pectivo, durante las expresadas horas, dando cuenta y remitiendo lo actuado,
al terminar la guardia, a los Jueces a quienes corresponda."
-Se ha presentado en la Caimara otra por la que "quedan obligados los
duefios de panaderias, a emplear en ]a confecci6n do sus products, tales como
pan, galletas y sus similares, un 10 por 100 de harina pura de yuca, cuya
proporei6n se aumentarfi a juicio del Poder Ejecutivo segin vaya aumentan-
do la producci6n do ese articulo", y los infractores serin multados desde $31
a $100 por la primera infracci6n y los reincidentes con una pena de 60 a 180
dias de arrest, siendo competentes los Jueces Correccionales para imponer
esos correctivos.
-En la Cimara so ha presentado una proposici6n por la que se establece
que "ninglin comerciante, comisionista o intermediario entire el comerciante
y el consumidor podrai expender o detallar products alimenticios a mayor
precio de un 15 por 100 miis de lo quo estos products cuesten en el centro
que los produzean, incluyendose en el precio de este costo, el imported del
flete, de los derechos arancelarios si se trata de importaciones y el acarreo al
lugar donde han de ser detallados"; ni expender products farmaceuticos
ni de vestir "a mayor precio de un 20 por 100 mis do lo que esos products
cuesten en el centro que los produzca"; ni articulos de lujo, adorno o fanta-
sia "a mayor precio de un 30 por 100 mais"; ni cualquier otro articulo no
especificado "a mayor precio de un 30 por 100"; pudi6ndose incluir como
aumento de cost "el imported del seguro de los products, articulos o mer-
cancias de que se trate, durante su transport a la Repiblica", y los infrac-
tores "serin castigados a tenor de lo dispuesto en el C6digo Penal vigente
para los delitos de alteraci6n o confabulaci6n para alterar el precio de las
cosas".





ASUNTOS GENERALS


-Se ha presentado en la Camara otra proposici6n por la que se crea un
sello distintivo del "Colegio de Arquitectos" y toda solicitud de licencia para
obra nueva llevarA "sellos con un valor equivalent a cuatro centavos por
cada metro cuadrado de fabricaci6n"; las de obras menores llevarAn "sellos
con un valor equivalent al 15 por 100 del imported de los arbitrios que se
abonaren por expedici6n de dicha licencia"; los peritajes y tasaciones lie-
varan sellos con un valor nominal de 0'50 a $25 segfin el montante; los peri-
tajes de arquitectura que no se refieran a valorizaciones. llevarin un sello de
$1; se establece "una multa de $25 para las infracciones menores de $10 y de
$25 para las infracciones mayores de $25, Ins cuales.se harAn efectivas junto
con el imported de los sellos no fijados, mediante los Juzgados Correccionales,
a petici6n del Colegio de Arquitectos. El que hubiere incurrido en la multa
deberA satisfacerla dentro de los 20 dfas siguientes a la notificaci6n que a ese
efecto haya sido hecha por el Juzgado Correccional. En caso contrario, abo-
nari el duplo de la multa que se hara efectiva por dicho Juzgado Correccio-
nal". El 50 por ciento del imported de la multa y de los sellos sera para el
Colegio de Arquitectos y el otro 50 por ciento para el Fondo de Jubilaciones
del Poder Judicial.
-Se ha presentado otra por la que se crea el Juzgado Municipal de Ma-
jagua, de cuarta clase, en Ciego de de Avila y empezara a funcionar cuando
lo estime convenient el Ejecutivo.
-Se ha presentado otra por ]a que se dispone que al cesar el Ayunta-
miento do la Habana y crearse el Distrito Central no podra separarse a sus
empleados sin previo expediente; que al camnbiarse de nombre una plaza, sera
nombrado el que antes la servia; al suprimirse una plaza serai nonrbrado el
que la servia para otra y so ordena que "la autoridad o funcionario que por
cualquier motive no cumpliese o contraviniese lo dispuesto en la present Ley
incurriraf en la responsabilidad prevista y penada en el articulo 376 del C6-
digo Penal ".
EL COLEGIO DE ABOGADOS DE PINAR DEL RIO MODIFICARA
SU REGLAMENTO.-Varios abogados de Pinar del Rio han presentado a la
Junta de Gobierno de dicho Colegio un proyeeto de Estatutos por los que se
deroga en todas sus parties el Reglamento vigente. En los nuevos Estatutos
que so proponen se establecen una cuota de entrada de $5, otra trimestral de
$3, una cuota proporcional a los ingresos de cada colegiado consistent en la
fijaci6n en los escritos que firine de un sello que emitirA el Colegio cuyo
valor se fija en $1.00, $0'50 y $0'25; se fijan en $1.00 los dereehos de certifi-
eaciones y ademiAs se establece como fuente de ingreso la venta de un dis-
tintivo para los colegiados. Tambidn modifica de una mnanera radical el pro-
medimiento para las elecciones que han de verificarse en lo sucesivo por co-
rrespondencia, y que hace possible tomen parte en las juntas todos los com-
ponentes aun cuando residan en lugares apartados.
COMISION DE JUBILACIONES Y PENSIONS JUDICIALES.-Du-
rante el mnes de Marzo la Comisi6n recaud6 $29,627.16 y pag6 $29,300.38, que-
iando un superavit de $326.78.
-Durante el mies de Abril recaud6 $30,128.13 y pag6 $33,058.75, por lo
que hubo un deficit de $2,930.62.
FALLECIMIENTOS.-Han fallecido: el Ledo. Ricardo Fust6 y Balles-
teros, Presidente de la, Audiencia de Santa Clara; el Sr. Jos6 R. de la Rua y
Pdrez, Oficial del Juzgado de Primera Tnstancia del Este; el Sr. Jos6 M.
Rarraqu6, hermano del Ledo. Jesuis M. Barraqud, Secretario de Justicia; el
Dr. Antonio Ledo, Abogado de esta capital, hijo del Secretario del Juzgado
le Instrucci6n de ]a Secci6n Primera, del propio nombre; el Dr. Alberto de
la Cruz, Secretario del Juzgado de Primera Instancia del Este; el Sr. Juan
garcia, Alguacil del Juzgado de Primera Instancia del Norte; el Sr. Anto.





ASUNTOS GENERALS


nio Bravo, ex-Juez Municipal de Ceiba del Agua; el Sr. Jos4 Llanusa, ex-
Escribano y ex-Jefe de la Policia Secreta; y ,Gumersindo Novoa, Conserje del
Tribunal Supremo, cargo que desempefiaba desde su fundaci6n y al que el
personal de Magistrados, auxiliares y subalternos dedic6 hermosas ofrendas
florales y acompafi6 en gran nfimero en el acto de su sepelio.
NOTICIAS VARIAS.-Una comisi6n de empleados pfiblicos viene ha-
ciendo gestiones para que se rebaje a $1.00 el precio del Modelo de la Fede-
raci6n Medica en la expedici6n de certificados m6dicos por alguna enferme-
dad que padezean y que se ven obligados a presentar ante el Jefe del Depar-
tamento cuando piden licencia por dicha causa.
-El primer Congreso de la Secci6n espafiola de la Uni6n Internacional
de Abogados so celebrarA en los dias 2, 3. 4, 5 y 6 de Junio, en Madrid. El
acto de la inauguraci6n tendra lugar el dia 3 en el Palacio de Justicia, bajo
la presidencia del Ministro do Justicia y Culto. A este Congreso asistirin
abogados de Francia, B61gica, Portugal y Alemania, y estaran representadas
casi todas las Repdblicas hispanoamericanas.
-Los Abogados americanos Arthur Lager, ex-Subsecretario de Justicia,
Joseph Shalleck y Edward Reynolds, de New York, han sido condenados a
2 afios de presidio por haber sobornado al Jurado que conoci6 de un fraude
de Correos.
-En Columbus, Ohio, un reciente amotinamiento ocurrido en su penal,
origin que perecieran quemados vivos 371 reclusos. El incendio fu6 provo-
cado por los mismos press.
-El Dr. Julio Morales Coello, Capitin de Navio y Presidente del Con-
sejo Superior de Guerra y Marina, acaba de recibir el titulo de Doctor Honoris
Causa de la Facultad Nacional do Derecho y Ciencias Sociales de la Repli-
blica de Panama.
-El Juez Municipal de la Habana, Ledo. Julian Silveira, ha donado a
la Universidad de la Habana el retrato al 6leo de D. Jos6 de la Luz Caba-
llero, debido a Melero; y otro del Ledo. Jesus Benigno Galvez, professor de
Derecho, que fuW de la Universidad.
-En Espaila ha terminado la instrucci6n de una causa que consta de
37 piczas, 20 mil folios, alcanza la altura de dos metros y en ella se han com-
probado 3,580 delitos de falsedad.
-La Cimara do los Comunes, de Inglaterra, rechaz6 por 194 votos contra
50 el proyecto de bill de la CAmara de los Lores que restableci6 en el C6digo
Penal military, la pena de muerte para los delitos de cobardia y deserci6n.
-Ha fallecido en Espafia el Dr. Marcelino Martinez Alcubilla, Director
del famoso "Diecionario de la Administraci6n Espafiola" y del "Boletin Ju-
ridico Administrativo".
-Veinticuatro Notarios de New York van a ser procesados por extrali-
mitacidn de funciones, pues la ley no les permit mAs que el hecho de dar fe
del otorgamiento do documents pfiblicos y no intervenir en su redacci6n lo
que han hecho en various casos, percibiendo honorarios.
-El Tribunal Supremo confirm la sentencia de la Audiencia de Oriente
que condeno al Abogado Dr. Gualberto Olivares a 31 pesos de multa por
desacato al Juez Municipal de GuantAnamo.
-El Ejecutivo ha nombrado una Comisi6n de m6dicos, pedagogos y an-
trop6logos, para que estudien el regimen rai5 adecuado para la reorganizaci6n
del Reformatorio para nifias de Aldecoa.
-Hace meses nos ocupamos de lo que se dio on llamar lio judicial de
Victoria de las Tunas, con motivo de haber procesado el Juez de Instrucci6n
a un sujcto acusado die habor dado muerte a una mujer, procesamiento que
dej6 sin efecto el Juez Municipal Dr. Trelles al encargarse por sustituci6n
de la causa y que process a otro acusado, lo que dej6 sin efecto el Juez de
Instrucci6n al volver la causa a su poder. Pues bien, celebrado el juicio oral





ASUNTOS GENERALS


en la Audiencia de Oriente ha sido absuelto al que process el Juez de Ins-
trucci6n habiendo declarado los padres de la asesinada, que 6l no' era el autor
y si uno de ellos el que process el Juez Municipal y que qued6 fuera de la
causa, la que se dice se abrirA nuevamente.
-El Dr. Luis Machado, abogado de esta capital, ha sido electo Gober-
nador del vigesimo quinto Distrito rotario, o sea el que forma Cuba.
--Se esta organizando una excursion de Abogados que visitara New
York, Buffalo. Niagara, Toronto, Mil Islas, Boston y Haward, que saldrA de
la Habana el dia 19 de Julio y llegarA de regres6 el dia 5 de Agosto.
-El personal del Juzgado de Instrucci6n de la Secci6n Quinta festej6
con un almuerzo. el primer aniversario de la fundaci6n de ese Tribunal.
-El Gobierno de Espafia ha concedido al Abogado Dr. Mario Garcia
Kohly, Embajador de Cuba en dicha Naci6n. la Gran Cruz de Alfonso XII.
-El Juez Correccional de Camagiiey conden6 a 100 dias de arrest a
Angel Alvarez, que se hacia pasar por Secretario Judicial y exigia dinero.
-El Lcdo. Ricardo Lancis, Fiscal Jubilado del Tribunal Supremo, asisti6
en Washington al Congreso de Higiene Mental formando part de la Comi-
si6n que envi6 Cuba.
-Ha sido procesado por falsedad en un acta del Registro Civil, el senior
Pedro Pujol, Procurador de Cienfuegos.
-En un accident automovilista result lesionado gravemente el doctor
Juan Barreto, ex-Juez Municipal del Cobre.
-La Audiencia de Santa Clara ha designado un Juez especial para que
conozca de la causa iniciada contra various m6dicos de Cienfuegos que certifi-
caron que un penado estaba imposibilitado de ser trasladado al Presidio y
contra el Alcaide de la Carcel que parece patrocinaba ese hecho.
-La "Asociaci6n de Auxiliares de la Administraci6n de Justicia" ha ce-
lebrado durante el mes various actos: ]a inauguraci6n official de su casa-club,
al que asistieron numerosos invitados, entire ellos, Magistrados del Tribunal
Supremo y de la Audiencia, siendo todos obsequiados con ponche; una ofren-
da floral a los asociados fallecidos en el hermoso pante6n que posee en el
Cementerio; un almuerzo de confraternidad entire los asociados y un baile
en la casa club que result insuficiente para albergar la concurrencia. Para
el primer acto se nos invite y damos las gracias por la cortesia.
-El dia 15 de Junio se reunirin en la villa de Col6n los abogados gra-
duados en 1917. donde serin obsequiados con un almuerzo por el Alcalde de
dicha villa, que se gradu6 ese afio.
-Ha llegado a la Habana el conocido criminalista espafiol Dr. Fructuo-
so Carpena, procedente de Costa Rica, donde realize una intense labor cri-
minol6gica.
-El dia 17 del actual se reunieron en fraternal almuerzo, en esta capital,
los abogados que se graduaron en 1924 y los que se reunirAn el pr6ximo afio
en esta capital y en Matanzas.
-Ha sido electo Vice-Presidente de ]a Repfiblica de Santo Domingo, el
abogado Dr. Rafael Estrella, reputado como uno de los mis elocuentes de la
Amirica espafiola.
-Los abogados Dres. Ram6n Catala, Max Enriquez Urefia y Gerardo
Portela resultaron premiados en los Juegos Florales recientemente efectua-
dos en esta capital por la Asociaci6n de la Prensa.
-En el Juzgado Municipal del Oeste se registry un incident entire el
Juez Municipal Dr. Mariano Vivanco y el Dr. Marino Lamar,. el que dete-
nido y registrado se encontr6 portaba un pufial.
-Para el dfa 16 de Junio han sido citados los abogados del Colegio de la
Habana para elegir Tesorero, Vicetesorero, Bibliotecario y seis Diputados.
--Segfin el cable, el president de la Corte Suprema de Bolivia ha diri-
gdio un oficio al Ministro de Justicia oponiendose, en nombre de sus subor-





ASUNTOS GENERALS


dinados, a los descuentos fijados para los funcionarios on general por un de-
creto, basindose en que los sueldos asignados al ramo judicial son exiguos, y
pidi6 que se excluya a los funcionarios de la carrera judicial de dicha media.
MOVIMIENTO JUDICIAL.-Despu3s de publicado nuestro anterior nil-
mero ha habido el siguiente:
Ascensos.-HIa sido nombrado Juez de Instrucci6n de Holguin, el doctor
Luis F. Nifiez y Gallardo, que era Juez de Primera Instancia e Instrucci6n
de Victoria de las Tunas. Figuraba en el escalaf6n de los de su categoria
con el nfimero 3. Ingres6 en la carrera judicial como Juez Municipal de
Camagiiey en 15 de Noviembre de 1919'. cargo que renunci6 en 29 de Marzo
de 1920, reingresando como Juez Municipal de GuantAnamo, en 9 de Junio
de 1921 y pasando al cargo que ahora desempefiaba en 17 de Julio de 1929.
Figuraron en la terna elevada al Ejecutivo, el Dr. Nfifiez, el Dr. Jose M.
Guira, Juez Municipal de Santiago de Cuba y el Dr. Enrique Rubio, Juez de
Primera Instancia e Instrucci6n de Artemisa.
-Ha sido nombrado Magistrado de la Audiencia de Camagiiey, el doctor
Osvaldo Carb6 y Russinyol. Juez de Instrucci6n de Matanzas. Figuraba en
el escalaf6n de los de su categoria con el nfimero 5. Ingres6 en ]a carrera
judicial on 30 de Septiembre de 1919 por el cargo que ahora desempefiaba.
Figuraron en la terna elevada al Ejecutivo, el Dr. Carb6, el Dr. Luis Rodri-
guez, Juez Correccional de Remedios y el Dr. Dionisio Lamas, Juez de Pri-
mera Instancia de Camagiiey.
-Ha sido nombrado Magistrado de la Audiencia de Oriente, el doctor
Alberto C6rdova y de Quesada, Juez de Primera Instancia de Pinar del Rio.
Figuraba on el escalaf6n de los de su categoria con el nuimnero 12. Ingres6
en la carrera en 3 de Noviembre de 1919 como Juez Municipal del Sur de
Pinar del Rio. ascendiendo en 8 de Enero de 1920, a Juez de Primera Ins-
tancia e Instruccion de Nuevitas. pasando despues con igual cargo a Pedro
Betancourt: en 3 de Junio de 1922 ascendi6 a Juez Correecional de Camagiiey
y pasando despues al Juzgado de Primera Instancia e Tnstrucci6n de Sagua
la Grande y filtimaimente al cargo que abora desempefiaba. Figuraron en la
terna elevada al Ejecutivo, el Dr. Juan I. Justiz. Juez de Primera Instancia
de Marianao: el Dr. Cordova, y el Ledo. Cesar Lancis, Juez de Primera Ins-
tancia e Instrucci6n de San Antonio de los Bafios.
Traslados.-Ita sido nombrado Juez Municipal de Pedro Betancourt, el
Dr. Manuel F. Barroso y L6pez Quintana, que era Juez de Primera Instan-
cia e Instrucei6n de Mayari y que solicit el traslado. Figuraron en la terna
elevada al Ejecutivo el Lcdo. Juan B. Alfonso y Jorge, Juez de Primera Ins-
tancia e Instrucci6n de Baracoa. el Dr. Barroso y el Dr. Eduardo Cardona y
Irgell6s, Juez Municipal de San Antonio de las Vegas.
-Ha sido trasladado. a petici6n, con igual cargo a la Audiencia de
Santa Clara, el Dr. Eduardo Rodriguez y Sigler, Magistrado de la de Oriente.
Ingreso.-Ha ingresado en la carrera judicial por el turno libre y por
el cargo de Magistrado de la Audiencia de Santa Clara, el Dr. Joaquin J.
Demestre e Izquierdo. Abogado de Oficio de la Audiencia de la Habana desde
4 de Julio de 1913. Figuraron en la terna elevada al Ejecutivo, el Dr. Ma-
nuel Caiifias. Juez de Primera Instancia de Guantinamo: el Dr. Gast6n Ruiz.
Juez de Instrucci6n de Pillar del Rio, y el Dr. Demestre. Solicitaron ir en
terna, por el turno libre, ademnis del Dr. Demestre, los Dres. Eduardo Fi-
gueroa, abogado de esta capital; Eugenio Gonzalez, Teniente Fiscal de la
Audiencia de Oriente; Antonio Ruiz, Abogado Fiscal do la de la Habana;
Carlos Llanes, exAbogado de Oficio del Tribunal Supremo y Alfredo Man-
rara, Fiscal de Partido temporero de esta capital.
Juez Municipal.-Ha sido nombrado Juez Municipal el Sr. Adolfo de l&
Paz, de Guanabo.





ASUNTOS GENERALS 99

-Han sido nombrados Jueces Municipales primeros suplentes los sefiores
Emilio Adan, de Guaimaro; Oscar Alvarez, de Caunao; Guillermo Grau, de
Francisco; Alonso Canellada, de San Jer6nimo; Pedro Loyola, de Punta
Alegre; Raul Amaral, de Chambas; Francisco Vargas, de Arroyo Blanco;
Ignacio Martinez, de Casa Blanca; Dr. Octavio Alvarez, de Jatibonico; y Jos6
Casabuena, del Surgidero de Bataban6;
-Han sido nombrados Jueces Municipales segundos suplentes, los sefio-
res Dr. Isidro Companioni, de Ciego de Avila; Dr. Eduardo Zayas BazAn, de
Nuevitas; Dr. Alfredo Estrada, de General Machado; Ruben Quesada, de
GuAimaro; Dr. Carlos Quevedo, de Santa Cruz del Sur; Pablo Santana, de
Caunao; Manuel Gotor, de Francisco; Rail Garcia, de San Jer6nimo; Manuel
CUspedes, de Cascorro; Ricardo Pastrana, de Minas; Jos6 Mufioz, de Punta
Alegre; Ignacio Gracias, de Chambas; Agustin Luna, de Arroyo Blanco;
Dr. Esther Morales, de Jatibonico; y Dr. Federico Justiniani, del Centro,
Habana.
Visitador.-El Magistrado del Tribunal Supremo Lcdo. Tombs Bordena-
ve, ha sido designado visitador de los Juzgados Correccionales de la Habana,
con objeto de conocer su funcionamiento y si se puede lograr la unificaci6n
de sus procedimientos.
Designaciones.-El Dr. Melchor Fernandez, Magistrado de la Audiencia
de la Habana, ha sido designado Presidente segundo suplente de la Junta
Provincial Electoral.
-El Dr. Andres Domingo Morales, Juez de Instrucci6n de la Habana,
ha sido designado Vocal segundo suplente de la Junta Provincial Electoral
de la Habana. -"
Comisi6n terminada.-Se ha encargado nuevamente de la Fiscalia de la
Audiencia de la Habana, el Dr. Julio Ortiz y Casanova, que hacia cinco aiios
estaba en comisi6n en la Secretaria do Obras Pdblicas.
Sentencias.-Durante el mes de Abril dictaron las siguientes sentencias
las Salas de lo Criminal de esta Audiencia: Sala Primera, 55; Sala Segunda, 52,
y Sala Tercera, 96.-Total, 203.
En lo que va do afio hasta 30 de Abril han dictado las siguientes: Sala
Primera, 281; Sala Segunda, 222, y Sala Tercera, 304.-Total, 807.
La Sala de lo Civil dict6 en Abril 159 sentencias y en lo que va de afio
liasta 30 de Abril, 480.
-De las 96 sentencias que la Sala Tercera dict6 en Abril, fueron conde-
natorias 69, absolutorias 24 y mixtas 9, resultando condenados 79 procesados
y absueltos 37.
Causas, expedientes, etc.-La Sala de Gobierno del Tribunal Supremo
acord6 separar del cargo de Juez Municipal primer suplente del Sur, Pinar
del Rio, al Ldo. Jose Perez y Arias, por haber sido designado candidate a
Representante por un Partido y por sus actividades political.
-La Sala de Gobierno del Tribunal Supremo acord6 archivar por ahora
el expediente de separaci6n que se instruia al Juez Municipal de Bejucal
Dr. Arturo Gonzalez, que renunci6 el cargo.
-La Audiencia de Santa Clara conden6 al Sr. Rafael H. Rojas, Juez
Municipal de Mayajigua, a 2 afios y 1 dia de suspension como autor de un
delito de malversaci6n.
-Ante la Sala de Gobierno de la Audiencia de Santa Clara tuvo efecto
la vista del expediente de separaci6n instruido al Juez Municipal de Isabela
de Sagua, Sr. Conrado Peraza.
Deficiencias.-El Palacio de Justicia de Santa Clara carece de alumbrado
y de fuerza motriz para los elevadores y subir el agua a los pisos superiors,
por falta de consignaci6n.
Renuncias.-Han renunciado sus cargos los Sres. Dr. Jos4 Carballido,
Juez Municipal primer suplente de Casa Blanca; Dr. Aurclio Gonzalez, pri-





ASUNTOS GENEAE


mer suplente de Camajuani; Bienvenido Romero, Juez Municipal de Guana-
bo; Gilberto "Pino, Secretario del Municipal de Cueto; Jose Alpizar, Secreta-
rio del Municipal de Pipian, y Jos6 E. Planas, Escribiente del Municipal del
Sur, Santiago de Cuba.
Nombramientos.-Han sido nombrados Secretarios, los Sres. Antonio
Daumy, del Juzgado do Primera Instancia del Este; Ambrico G6mez, del
Municipal de Cueto; Juan Martinez, del Municipal de San Diego de los Bafios,
y Juan Alcintara, del Municipal de Pipiin.
-Han sido nombrados Oficiales, los Sres. Amparo Guerra, del Juzgado
do Primera Instancia del Este y Walfrido Lora, del Municipal de Songo.
-Han sido nombrados Escribientes, los Sres. Mario Palma, temporero del
Juzgado de Primera Instancia del Este; Francisco PallAs, del Municipal de
Songo; Angel L. HernAndez, del Municipal de Banes, y Eloy Ibarra, del Mu-
nicipal del Sur, Santiago de Cuba.
-Ha sido nombrado Conserje del Tribunal Supremo, el Sr. Ignacio Fer-
nAndez.
-Han sido nombrados Alguaciles, los Sres. Gregorio Bernal, del Juz-
gado Municipal de Viiiales, Emilio Alfonso, del de Primera Instancia del
Norte; y Gui'iermo Carri6n, del Tribunal Supremo.
-Ha sido nombrado Mozo de limpieza del Tribunal Supremo, el sefior
Manuel Perez.
BOLETAS DE PASAJE OFICIAL.-Habiendo observado e'l Presidente
de la Audiencia de Oriente el mal uso que se viene dando a dichas boletas,
ha adoptado distintas medidas con objeto de evitar aquel estado de cosas, las
que iremos publicando dado su interns. Dice asi una de ellas:
"Sr. Juez do Primera Instancia de...-Sefior: Conferida por el Titulo
XII de la Ley OrgAnica del Poder Judicial a esta Presidencia la inspecci6n
y vigilancia de todos los Juzgados del Tcrritorio de esta Audiencia, y con ese
fin y en defense, ademAs, de los intereses del Estado, y con el prop6sito de
conocer en un moment dado la expedici6n por los sefiores Jueces dc las
boletas de pasajes para el transporte de peritos, testigos y de los propios
funcionarios en los casos en que sea menester, he acordado dirigir a U'd. la
present a fin de que recabe de los Jueces Municipales de su Partido envien
una relaci6n semanal de las boletas de pasajes que expidan con expresi6n de
las personas a cuyo favor se hayan expedido, autoridad que ordena su expe-
dici6n, precio del pasaje y motivo del viaje, de manera que Ud. pueda apre-
ciar directamente si se paga por e'l transport los precious de tarifa quo rigen
para el pfiblico, y en los casos que no hubiera tarifa, si se consigna en la boleta
el mismo precio que a los particulares, a cuyo fin inquirira Ud. con la Guar-
dia Rural, Policia Municipal o personalmente, cuil es el precio que debe
pagarse por el viaje, tomando Ud. las medidas que estime necesarias para
que ese precio sea el mis beneficioso para el Estado, al par que equitativo.
De las medidas que adopted y de las irregularidades que observe dara cuenta
a esta Presidencia con su informed mensual para cada Juzgado Municipal y
bajo su mis absolute responsabilidad. Remitiri Ud. a esta Presidencia un
estado mensual que comprenda los propios extremes anteriores respect a
las boletas de pasaje que expida el Juzgado a su cargo y transcribira esta a
los Jueces Municipales de su Partido para su conocimiento y mis exacto cum-
plimiento, formando para cada Juzgado Municipal el oportuno cuaderno, que
exhibiri en su dia al Visitador. Al propio tiempo transcribiri usted esta cir-
cular al Juez de Instrucci6n de ese Partido, para que eleve a esta Presidencia
un estado mensual que comprenda los propios extremes respect a las boletas
de pasajes que expidadicho Juzgado de Instrucci6n.-Sirvase acusar recibo.
-De Ud. atentamente, (f.) Luis de Hechavarria, Presidente de la Audiencia
de Oriente."








REPERTORIO JUDICIAL
REVISTA MENSUAL FUNDADA BAJO LOS AUSPICIOS DEL COLEGIO
DE ABOGADOS DE LA HABANA
INSCRIPTA COMO CORRESPONDENCIA DIE EGUNDA CLASE EN LA OFICINA DE CORREOS DE LA HABANA

Suscripci6n annual, $7.00 N(mero suelto ... $0.70 Anuncio en el Dirt. $2.00

ArO VI. HABANA, JUN10 DE 1930. NUM. 6.

SUMARIO
El art. 276 do la Ley Orginica de los Munlclplos, por Francisco Carrera Jftstiz.--CuAl as el ver-
dadero alcance do la inmunidad parlamnentarial, por FMlix P6rez Porta.-lEs vAlido el poder otorgado a
favor del Notarlo autorizante de la escritural, por A. Nieto Alberte.-Comentarios, por Oan.-Colegli
de Abogados: Secci6n oficial.-Libros y revlstas.-3llscelAnea.-Acuerdos de la Sala de Gobleruo del
Tribunal Supremo.-Sentencias y autos de la Sala de lo Civil y de lo Contencloso Administrativo de l&
Audiencia de Ia Habana.

EL ARTICULO 276 DE LA LEY ORGANIC
DE LOS MUNICIPIOS (*)

El articulo 276 de la vigente Ley Organica de los Municipios, textual-
mente dice: "La infracci6n de lo preceptuado sobre terminos y demas que
se relacione con los recursos de que trata este Titulo, y sobre despacho de los
asuntos, constituyen maliciosa violaci6n de la Ley, y sera penada con multa
de 20 a 100 pesos, por el Juez 6 Tribunal correspondiente, ademas de la in-
demnizaci6n que proceda por los dafios y perjuicios que se hubieren irrogado.
En caso de reincidencia, la multa podra elevarse hasta 200 pesos."
Un distinguido compafiero hubo de consultar a REPERTORIO JUDICIAL aI
qu6 Juez o Tribunal se contrae el precepto transcript, y su ilustrado Director
nos traslad6 la consult por haber sido nosotros uno de los que intervenimos,
dentro de la Comisi6n Consultiva, en la redacci6n de aquel cuerpo legal; y
ello nos mueve a escribir este articulo para tratar de satisfacer dicha consult
en la mejor forma que nos sea possible.
El articulo 276 de la Ley Orginica de los Municipios responded, inica-
mente, a la necesidad que sobre todo en el orden municipal, se hizo sentir
ya en tiempo de la colonia, de establecer una formula por la cual los ciuda-
danos o interesados en asuntos que pendian de la resoluci6n de la Adminis-
traci6n estuvieran garantizados frente a la negligencia o mala fe de los en-
cargados del despacho de los asuntos y de los recursos administrativos.
Entonces, centralizada la Administraci6n, era possible al legislator, como
se hizo en la Ley Municipal de 1877, establecer, en el orden administrative,
responsabilidades a los Alcaldes, Presidentes de los Ayuntamientos, etc. No
obstante, el abandon en el despacho de los asuntos, o la demora indebida en
la resoluci6n de los mismos y de los recursos, aunque en estos ultimos era
possible la queja al superior jerirquico, lleg6 a tal grado, que de ahi la R. 0.
de 21 de Marzo de 1877, "Gaceta de Madrid" del dia 5 de Abril del propio
(*) A la molestia que proporcionamos al Dr. Francisco Carrera Jistiz, Catedratieo
muy distinguido de nuestra Universidad, trasladandole una consult que se dirigi6 a
REPERTORIO JUDICIAL, y que nadie mejor gue 61 podia evacuar, correspondi6 con el presents
trabajo, que por el interns que entrafia, nos apresuramos a publicar, dando una vez mAs
las gracias al ilustrado compafiero.-N. del D.





ASUNTOS GENERALS


afio, que declar6 que "no es legal ni just que las Autoridades y Corpora-
ciones aplacen indefinidamente la resoluci6n de las peticiones que ante ellas
se produzcan".
Al redactar la Ley Organica de los Municipios la Comisi6n Consultiva
se vi6 precisada a abordar este problema, pues, ya descentralizada la Admi-
nistraci6n por virtud de la Constituci6n de la Repdblica promulgada en 1902,
no era possible pensar en quejas ni en responsabilidades administrativas que
se hicieran efectivas por superiores jerarquicos, y la Sub-Comisi6n encar-
gada de redactar el Proyeceto, formul6 el articulo 404, que fue aprobado por
unanimidad, en la sesi6n del dia 15 de Mayo de 1907, y que, en definitive,
pas6 a ser el artfculo 276, objeto de esta consult.
Que le fue imprescindible a la Comisi6n Consultiva abordar y resolve
este problema una vez descentralizada la Administraci6n cubana, lo prueba,
ademis de lo anteriormente expuesto, el que en Espafia, al redactarse el
Estatuto Municipal de 1924, francamente autonomista, se consagr6 la doctrine
conocida con el nombre del "silencio administrative", por la cual se consi-
dera que pasado cierto tiempo sin que la Autoridad resuelva los recursos
previous que se le interpongan, la resoluci6n impugnada causa estado a los
efectos de la Ley de 13 de Septiembre de 1888, que establece y regular el re-
curso contencioso-administrativo, abriendo asi una puerta, para no dejarlos
desamparados, a los derechos de los que esperen la resoluci6n de sus asuntos
de la Administraci6n Municipal.
De modo que, a este respect, en Cuba, la legislaci6n vigente en el orden
municipal y que ampara el derecho individual de petici6n, y las obligaciones
correlativas de resolver y comunicar esta resoluci6n, son: el articulo 27 de la
Constituci6n de la Repuiblica; el articulo 217, inciso 3, del C6digo Penal, y
el 276 de la Ley Orginica de los Municipios, en relaci6n con los articulos 272
y 147 de la propia Ley.
Expuesto lo anterior, para dejar asi aclarado el extreme en que se afirma
el no acertar a comprender el caso de aplicaci6n del articulo 276 citado re-
petidas veces. s61lo nos rest fijar el otro extreme, sobre a qu6 Juez o Tribu-
nal se refiere ese articulo de la Ley OrgAnica de los Municipios.
Que se refiere el articulo a una sanci6n que debe ser impuesta por la
jurisdicci6n penal ordinaria, lo resolvi6 nuestro Tribunal Supremo de Justi-
cia -entiendo que por primera vez- en su sentencia nimero 1, Cont. Ad.,
de 7 de Enero de 1913. Gaceta del dia 7 de Octubre, al decir que: "El
articulo 276 de la Ley Orginica de los Municipios se limita a preveer un
determinado hecho punible, castigable con la pena en dicho articulo sefia-
lada, por los Tribunales de Justicia, o sea, por la jurisdicci6n penal ordina-
ria y distinta de la Administrativa".
Posteriormente, el Tribunal Supremo de Justicia, por su sentencia nu-
mero 89 de 16 de Abril de 1918, conden6 a un Presidente de un Ayuntamiento
del interior de la Repiblica. De este modo qued6 definitivamente confirmada
la competencia de la jurisdicci6n penal ordinaria, debiendo instruir el suma-
rio correspondiente el Juez de Instrucci6n y resolver la denuncia o querella,
en primer termino, la Audiencia respective, dindose, desde luego, contra su
sentencia, el recurso de casaci6n por infracci6n de Ley o por quebrantamiento
de forma.
Actualmente se encuentra pendiente de resoluci6n del Tribunal Supremo
la causa nuimero 992 de 1929, instruida por delito de maliciosa violaci6n de
la Ley Orginica de los Municipios, y pende del conocimiento de la Sala Se-
gunda de la Audiencia de la Habana el sumario ndmero 84 del present afio
1930, instruido por el mismo delito.


D&. F. CARRERA JiSTEz.





ASUNTOS GENERALS


6CUAL ES EL VERDADERO ALCANCE DE LA
INMUNIDAD PARLAMENTARIA? (*)
La ininunidad parlamentaria, o sea la garantia que debe rodear a todo
miembro de un Parlamento para que pueda ejercer libremente y sin coacci6n
las funciones que le estin atribuidas, es una instituci6n juridica tan comen-
tada y estudiada. que quizas sea ella una de las que con mnis bibliograffa
cuente. No vamos, por tanto, a hacer un studio profundo de la misma, sino
solamente a exponer un punto que se nos ocurre y que no hemos visto tra-
tado en trabajo alguno.
El origen de la inimunidad es algo incierto. Para unos. tuvo su origen
en las Leyes 2. y 4. del Titulo XVI de la Partida II, en las cuales mand6
Alfonso X el Sabio que "los Procuradores a Cortes fueran seguros ellos y sus
cosas, desde que salieren de sus casas, hasta que volvieren a ellas, no debien-
dose atrever ninguno a molestarles, herirles, prenderles, ni tomarles cosa
alguna por la fuerza." Y Fernando IV dispuso que se castigara con la pena
de muerte y confiscaci6n de bienes, todo atentado contra los Procuradores, lo
que confirm Alfonso XI en las Cortes de Valladolid, prohibiendo Pedro I a
los Justicias conocer de las querellas que ante ellos se expusieran contra los
Procuradores. Asi lo afirman gran niniero de jurisconsultos, entire los que se
halla el ilustre Mariano Aramburo y Machado, que lo sostiene en su obra
Doctrinas Juridicas.
Ha-. sin embargo, otras autoridades de Derecho Politico y Conqtitucio-
nal. que si bien advierten la'ecerteza de lo que acabamos de exponer, encuen-
tran esos vestigios de inmunidad parlamentaria, en forma tan rudimentaria,
que le atribuyen escaso valor y van a buscar los verdaderos origenes de ella
en la cuna de las libertades individuals: en Inglaterra. Segfin ellos, en los
siglos XV y XVI, algunos miembros de la CAmara de los Comunes se habian
visto envueltos en causes criminals que no tenian otro objeto qu'e entorpecer
la acci6n legislative de los mismos cuando se oponian a los designios de la
Corona. Tantos atropellos se conietieron en este sentido, que la Camara de
los Comunes hubo de protestar siempre, aunque indtilmente, hasta que en
tiempos de Carlos I, menudeando las mismas tropelias, el Parlamento, en just
represalia, se opuso a votar los cr6ditos que el Rey solicitaba. Fud entonees
cuando Carlos, decretando la prisi6n de various parlamentarios, movi6 a todos
a poner termino a esa situaci6n. Y cuando el Bill de Derechos de 1688 se pro-
mulg6 qued6 establecido que la libertad de palabra en el debate y en el pro-
cedimiento del Parlamento no podia ser perseguida, y, en consecuencia, no
podia llevarse a los miembros del mismo a ningfin lugar fuera del recinto del
referido Parlamento.
Fue entonces cuando, a juicio de la mayoria de los escritores, naci6 ver-
daderamente la inmunidad parlamentaria. Fue en Inglaterra, dicen ellos, el
pais libre por excelencia, que di6 origen al Habeas Corpus, donde naci6 a la
vida del derecho, de un modo definido, la instituci6n de la inmunidad parla-
mentaria.
SCual es el fundamento que sirve de apoyo a la inmunidad? Algunos,
ignorandolo, han afirmado que es contraria a los principios democrAticos que
informan las modernas corrientes political, puesto que crea un privilegio es-
pecial para cierta clase de ciudadanos, y en nuestro pais algunos han tachado
de contradictorios los preceptos constitucionales que estableecen la igualdad
de los cubanos ante la Iey y los que crean la inmunidad ante ella. Pero es
que olvidan, sin duda, que la inmunidad no es un derecho. Y tan no es un
(*) El estudioso Juez Municipal de Artemisa, Dr. F61ix PWrez Porta, que reeiente-
mento public una important recopilaei6n de la doctrine hipotecaria, tan fitil al foro, nos
ha favorecido con este interesante studio, que acogemos con gusto y le damos las gracias
por su ilustrada colaboraci6n.-N. del D.





ASUNTOS GENERALS


derecho, que no puede renunciarse a ella. Si un Senador o Representante
renunciase ]a inmunidad, tal renuncia seria nula y no podria tomarse en con-
sideraci6n, pues ese legislator de prop6sitos tan nobles y elevados, no goza de
una prerrogativa, sino que ella existe en provecho del Poder Legislative en
su totalidad, no de alguien en particular. La inmunidad no se establece en
favor de Juan ni de Pedro, sino en favor de toda la Asamblea legislative, en
provecho de los fueros de que debe gozar esa comunidad, que represent, en
teoria, la miiixima y omnimoda voluntad del Estado. La inmunidad no la
ostenta &ste a aqu61 legislator separadamente; la ostenta la totalidad del
Poder Legislativoe, y es por eso lo irrenunciable de su carciter.
Pero esta arma defensive que la Constituei6n ha puesto en manos del
Poder Legislativo, para que serenamente y sin temores pueda cumplir su
misi6n elaborando eyes que deben enearnar la supreme voluntad de la na-
ci6n, se ha convertido en arma ofensiva que ha creado un privilegio irritante
y desconsolador, por lo que se ha pensado en una reform, o por lo menos en
una interpretaci6n menos liberaTde su contenido, aunque nos parece mias viable
la reforina. porque tal comn esti redactado el precepto no podria interpre-
tarse en otro sentido.
Se entiende por algunos que a los Tribunales de Justicia toca la inter-
pretaci6n del articulo 53 de la Constituei6n, que trata de esta material. Y se
fundan para ello en que es el Poder Judicial el encargado de interpreter las
leyes, y la Constiutei6n es, a los efectos de su interpretaci6n. una Ley ordi-
naria. Y asi parece en realidad. Pero el Tribunal Supremo, por resoluci6n
de 14 de Julio de 1913, dictada cuando el ruidoso process motivado por el
homicidio del Ceneral Armando de J. Riva, en que aparecian complicados un
Senador y un Representante, declar6 que a cada Cuerpo Colegislador corres-
ponde fijar el aleance de la inmunidad. Y se corre el peligro, de esta manera,
de que se d6 una interpretaei6n distinta a la inmunidad en cada Calmara, con
lo que tendriamos dos iniunidades. Las CAmaras no han interpretado nada;
lo que han hecho es, salvo rarisimas excepciones, negar los suplicatorios que
el Poder Judicial les ha dirigido cuando ha sido necesario incoar un process
contra alguno de sus miembros.
&Qu6 confusion puede haber al interlretar el articulo 53 de la Consti-
tuci6n? Se han distinguido dentro de ese articulo dos classes de inmunidad,
la absolute y la relative. La teoria absolute de la inmunidad esta contenida
en la primera parte del articulo, cuando dice escuetamente: "los Senadores y
Representantes serAn inviolables por las opinions y votos que emitan en el
ejercieio de su cargo." De modo que no es possible perseguir, encausar o mo-
lestar a un Senador o Representante por las opinions y votos que haya emi-
tido en el seno de su Caimara. Es absolute la prohibici6n de procedarse con-
tra l, y. por tanto. la teoria tle la inmunidad es aqui absolute; no hace dis-
tingos, ni estableee diferencias.
Pero aparte agrega a rengl6n seguido dicho articulo: "Los Senadores
y Representantes sdlo podrfin ser detenidos o procesados con autorizaci6n del
Cuerpo a que pertenezean, si estuviere reunido el Congreso; except en el
caso de ser hallados infraga'nti en la comisi6n de algfin delito." El resto del
articulo es de caricter procesal y no hace al caso. Es esta la inmunidad rela-
tiva. Puede ser detenido o procesado un legislator, en determinadas circuns-
tancias: cuando el Cuerpo Colegislador lo autorice; y cuando sea hallaao
infrayanti en la comisio6 de un delito. Pero, Ise refiere esto a las opinions
y votos emitidos en el ejercicio de su cargo? jD6nde trata esta segunda parte
del articulo de semejante modalidad? De aqui se llega a la conclusion, de que
por los votos y opinions emitidos, injurioso,;, calumniosos, desacatantes, nunca
el legislator compete delito alguno, ni procede elevar suplicatorio a la CAmara
correspondiente para dirigir la acci6n contra uno de sus miembros que se
muestre violent o iracundo. Estai, asi, protegido, por la coraza absolute de





ASUNTOS GENERALS


a inmunidad. Pero cuando el legislator, coetaineamente con el desempefio do
;u cargo como tal, es decir, dentro del period de sus funciones, fuera del
'ecinto del Congreso y por causes completamente ajenas a las funciones legis-
ativas, compete un delito, ~1o ampara la inmiunidad? Si, lo ampara la inmu-
ridad relative. No puede ser detenido o procesado, salvo si es sorprendida
nfraganti, sin la autorizaci6n correspondiente. Y aiin hallado infraganti,
tamnbikn lo protege la inmunidad, plies la frase en este caso y lo preceptuado
nn cuanto a que se dara cuenta al Cuerpo respective para la resolution que
worresponda. presupone que, indudablemente. sin la autorizaci6n para que se
proceda contra dicho legislator, el Juez debe abstenerse de haeerlo.
iOh. brillantlisiiua inmunidad parlamentaria! I/.CuAindo se hahbri querido
?on ella rear una easta de privilegiados, algo asi como en la antigua Roma,
ina east de patricios y otra de plebeyos? Sin embargo, el texto constitucio-
iial no adinite dudas: y lay! del funcionario judicial que proceda contra un
legislador que haya dado imuerte a un indivduo, por cuestiones de faldas, a
los mil kil6metros del Palaeio Legislativo!
Cuando el homieidio del Ceneral Riva. que imneicioiibalnmos. el Fiscal del
Distrito Fiscal de Columbia, Estados Unidos, piublieamente comtent6 nuestra
inimunidad, y, entire otras cosas, dijo lo siguiente: "Los redactores de la
['onstituci6n eubana, iiils explicitos que los de la nuestra, quisieron insertar lo
que nosotros consideranios superflno, esto es, dar tiempo a la C(finara o al
lenado para llanmar al sustituto del procesado, que por el mero hecho de haber
infringido el C'6digo Penal, ipso facto no puede continuar ostentando una re-
presentacion popular de indole le]islativa, y asi. reemnplazAndose al procesado,
no sufre entorpecimiento la votaei6n de una media inmportaute. Yo entiendo
-sigue diciendo- liue alli como aqui, no hallAndose reunida la Legislatura,
y por ended no estando pendiente la resoluei6n de ningfin asunto de interns
macional, ni siquicra hay que demormr los trdmites del process de cualquier
rolpgresista, pui-sto que' no interrumpe la a Esta es otra interpretaci6n de la inmunidad. Lo que se previene es que
la CAimara o el Senado no queden sin qu6rum, viene miAs o menos a decir el
Fiscal, o que triunfe una minoria; y, reemplazando al presuuto delinciiente
.on su sustituto, se obvia el problema. Tal vez respond a ese principio la
inmunidatd relative; pero dentro de nuestra praictica parlamientaria, cuando
Ltn legislator estai sujeto a un proceso, no se le reemplaza sino hasta que por
'idad es permanent.
Pero hay uni problema de orden procesal, que es el que nos ha movido a
escribir este breve studio, y a 61 hemos llegado. Si un legislator cornete un
alelito y la CAniara correspondiente niega el suplicatorio que para proceder
le dirige el Juez competente, /.puede 6ste, cuando dicho legislator deje de
ser tal, iniciar el procedimniento entonces? (0) En otra forma: si la inmunidad
parlamentaria no es impunidad, ni privilegio, sino que responded a un fin, el
[ie no estorbar el libre ejercicio del Poder Legislativo, cuando asi no sea,
muando no quede oprimida la acci6n de 6ste. debe procederse contra el ex-
legislador que viol6 el C6digo Penal? Creemos firmemente que si. Si un Juez
dIe Instrucci6n o Correecional conoce de un hecho en que aparece responsible
an Senador, por ejemplo. dirige suplicatorio al Senado y este lo deniega, a

(*) El enso a que se contrite el articulista yn ocurri6. Slendo Representante por
Oriente el Sr. Lino Don, profiri6 frases que una persona estim6 injuriosas. Cuando ces6
de ser Representante, 6sta present contra 61 la correspondiente querella. Nombrado Juez
Especial el Magistrado de la Audiencia de Oriente Dr. Llaca, prto'es6 al Sr. Dou. Pedida
reformna, basada en que el hecho ocurri6 cuando era Representante, soe opuso resneltamente
al recurso el Fiscal de la Audiencia de Oriente Ledo. Jos6 FernAndez Alvarez en un largo
alegato juridico, y fu6 desestimado. El Tribunal Supremo no tuvo oportunidad de sentar
doetrina sobre el particular, porque el Ejecutivo, haciendo uso de una facultad que la
Ley le concede, declar6 extinguida la acci6n penal.-N. del D.





ASUNTOS GENERALS


juicio nuestro puede ese Juez, sin cometer delito alguno, cuando el culpable
deje de ser Senador, abrir nuevamente el sumario contra l61, detenerle, pro-
cesarle o condenarle, segin del Juez que se trate.
En efecto, dice el articulo 754 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal:
"Si el Senado 6 la Camara negasen la autorizaci6n pedida, se sobreseera
respect al Senador o Representante; pero continuara la causa contra los
demas procesados." No dice el articulo qu6 clase de sobreseimiento debe
dictarse, si libre o provisional. Pero creemos que este ha de ser provisional,
porque no cae dentro de los tres incisos del articulo 637 de la propia Ley, _que
establece los casos en que procede el sobreseimiento libre. Tal vez pudiera
argiiirse que cae dentro del inciso 3, al decir 6ste que procede dicho sobresei-
miento "cuando aparezcan exentos de responsabilidad criminal los procesa-
dos, como autores, c6mplices o encubridores". Pero no nos parece que el ser
legislator sea fina eximente, pues 6stas estan comprendidas solamente en
el articulo 8? del C6digo Penal y ninguna incluye a la que apuntamos. En-
tonces procede el sobreseimiento provisional, y cuando ese sefior legislator
deje de serlo, debe el Juez, si se trata de un delito perseguible de oficio, abrir
nuevamente el sumario, poni6ndolo en curso, y terminarlo con los pronun-
ciamientos que estime oportunos. Otra cosa si seria un privilegio, una fa-
cultad exceptional, un pasaporte para delinquir impunemente. Y ni pudiera
alegarse siquiera la prescripci6n del delito o de la falta, porque entendemos
que la inmunidad habria interrumpido la prescripci6n por no estar el cul-
pable a la disposici6n de la Justicia, lo mismo que se interrumpe cuando el
culpable march a un pals extranjero con el que Cuba no haya celebrado tra-
tado de extradici6n, o no lo haya por el delito cometido, porque en ese caso
tambi6n esta fuera del alcance de nuestros Tribunales.
Sin embargo, no conocemos de ningin caso en que asi se haya hecho.
Cuando se ha sobreseido una causa contra un legislator, ha quedado sobre-
seida ad eternum. i Que seria de nosotros si nuestra Constituci6n hiciese exten-
siva la inmunidad a las deudas, y no s6lo creada la inmunidad penal, sino
tambi6n la inmunidad civil, como lo han hecho, la Constituci6n de Costa Rica
de 1857, la de Venezuela de 1881, la de Colombia de 1886, la de Nicaragua de
1893 y la de Honduras de 1894!!
FftiX PAREZ PORTA.


,ES VALIDO EL PODER OTORGADO A FAVOR DEL
NOTARIO AUTORIZANTE DE LA ESCRITURA? (*)
Con el respeto debido a las resoluciones judiciales adversas, y a las opinio-
nes de los que sostienen la doctrine opuesta, el que suseribe, tanto bajo el r6gi-
men de la legislaci6n anterior al C6digo Notarial vigente, como bajo el regimen
de ese C6digo, ha opinado siempre contra la validez del poder que se otorga
a favor del Notario autorizante de la respective escritura. Sosteniendo tal
criterio, y aunque desde hace no pocos afios ejeree el cargo de Notario, no se
hallara en su Archivo, escritura alguna por 61 autorizada en que se le haya
conferido mandato para pleitos ni de otra clase.
La promulgaci6n del nuevo C6digo Notarial no le ha dado fundamento
para modificar aquel eriterio formado al estudiar las disposieiones pertinentes
de la antigua Ley del Notariado, contenidas en sus articulos 22, 27 y 28. Por-
que, si bien se media, los articulos 66 y 116 del vigente C6digo Notarial con-

(*) Mucho agradecemos al antiguo Notario de Guines Ledo. Nieto, su colaboraci6n
estimable, que result muy oportuna puesto que trae a colaci6n uha sentencia que es des-
conocida del foro y ahora se divulgar&.-N. del D.





ASUNTOS GEERALES 107
tienen, en esencia, la misma doctrine de los citados 22, 27 y 28 de la Ley an-
terior.
En efecto, el articulo 66 del nuevo C6digo Notarial expresa que los Nota-
rios no podrin intervenir como tales funcionarios en contratos en que tengan
interns, o en que sean contratantes parientes del mismo dentro del cuarto grado
de consanguinidad o segundo de afinidad. Comparese el texto de ese articulo 66
con el del articulo 22 de la Ley anterior y se vera que son casi iguales y estin
ambos preceptos inspirados en el elevado prop6sito del legislator de mantener
al Notario libre de toda sospecha de parcialidad en el ejercicio de la important
funci6n que le esta encomendada.
Y si comparamos las disposiciones del articulo 27, nimero 1, y del articulo
28 de la Ley antigua, con las del articulo 116 del modern C6digo, hallamos
que al declarar este filtimo nulas las disposiciones que contenga el instrument
pfiblico a favor del Notario autorizante o de sus parientes dentro del cuarto
grado de consanguinidad o segundo de afinidad, no ha hecho mAs que repro-
ducir las citadas disposiciones de dichos articulos 27 y 28 de la expresada Ley
antigua, con la finica diferencia de expresarse en la vigente, que tales nulidades
"no invalidaran el instrumento.
Es, a nuestro juicio, acertada la opinion que el Dr. Mario Nin y Abarca
expone en el trabajo publicado sobre el mismo tema del present, en la pagina
39 del REPERTORIO JUDICIAL correspondiente al mes de Marzo de este afio; por-
que es cierto que el contrato de mandato, una vez aceptado, engendra obliga-
ciones reciprocas entire el mandante y el mandatario; y el Notario cuidadosa-
mente atento al verdadero espiritu de la Ley no debe autorizar escritura de
mandate en que se le nombre apoderado. No puede negarse que con taq nom-
bramiento result favorecido, cualquiera que sea el punto de vista desde el
cual se mire la cuesti6n.
Y esta habia sido ya planteada, bajo la antigua Ley del Notariado, ante la
Audiencia de la Habana. En juicio sobre cobro de pesos promovido por per-
sona a quien representaba y defendia un abogado, a la vez Notario, que con
este character habia autorizado la escritura de Poder en que le habia conferido
el demandante su representaci6n, fu6 alegada la excepci6n dilatoria de falta ae
personalidad en el representante del actor, por ilegalidad del Poder, por ser el
Notario que lo autoriz6 la misma persona a quien se otorg6 la representaci6n
del demandante. El Juzgado declar6 con lugar la demand, condenando al de-
mandado al pago; pero establecido recurso de apelaci6n contra esa sentencia,
recurso que sostuvo ante el Tribunal superior el Letrado Dr. Manuel Fernan-
dez Supervielle, ese Tribunal en su sentencia nfimero 418, fecha 11 de Octubre
de 1920, revoc6 la sentencia apelada y estim6 con lugar dicha excepci6n dila-
toria mediante este fundamento:
"Considerando: que segfin aparece del testimonio acompafiado, el propio
Dr. D. S. M., que represent al demandante, es el Notario que autoriz6 el Poder
a su favor; y como ese acto esti prohibido al Notario por el articulo 22 de la
Ley del Notariado, hay que reputarlo illegal y procede, por lo tanto, la excep-
ci6n primeramente alegada y la revocaci6n de la sentencia apelada que resolvi6
el fondo del pleito sin resolver nada sobre dicha excepci6n."
Creemos que en las disposiciones del vigente C6digo Notarial no existen
fundamentos para modificar el criteria que, bajo el regimen de la anterior Ley
del Notariado, estableci6 la Sala de lo Civil y de lo Contencioso Administra-
tivo de la Audiencia de la Habana en la citada sentencia, que firmaron Magis-
trados de indiscutible autoridad moral y de elevada competencia juridica. V6anse
sus nombres: Jorge C. Milanks, Jos6 Clemente Vivanco, Gabriel Vandama, Fe-
derico Garcia Ramis y Antonio Echeverria y Alfonso.


Lic. A. NIETo ALBERTE.





ASUNTO6 GENERALS


COMENTARIOS
En la Revista Juridica, de Caracas, que ha comenzado a recibir en canje
REPERTORIO JUDICIAL, hemos leido que la opinion de aquel ilustrado foro esta
dividida acerca de c6mo debe interpretarse el art. 289 del C6digo Civil venezo-
lano, que prohibe al padre o tutor, que tenga menores a su cuidado, de hipote-
car o enajenar en cualquier forma "bienes muebles o inmuebles cuyo valor
individual sea mayor de dos mil bolivares." La discordia la ha producido la
intepretaci6n del vocablo individual.
Dicha Revista Juridica ha promovido una encuesta sobre el particular, y
por lo que hemos leido, unos opinan que "si A. tiene bajo su patria potestad
cuatro menores y va a vender o hipotecar un inmueble valoroso en 2,500 boli-
vares, require, sin duda, autorizaci6n judicial para ello, a fin de que la venta
no sea anulable posteriormente por illegal, ya que no es la cuota-parte que cada
menor tenga en el valor del inmueble lo que debe tomarse en cuenta, sino el
precio individual, propio, caracteristico, intrinseco de 6ste", habida cuenta la
segunda aceptaci6n que el vocablo individual tiene, segfin el Diccionario de la
Real Academia Espaiiola, en cuyo idioma en que esti redactado dicho C6digo.
Otros, por el contrario, estiman que el articulo 289 considera los bienes
no como cosa abstract, que vale mas o menos de 2,000 bolivares, sino como
bienes del menor, es decir, como la cosa de ese menor concretamente, pues es
sobre el menor sobre quien se ejerce en ese articulo directamente la atenci6n
del legislator, y no sobre las cosas que scan propiedad de ese menor considera-
das en si misma." En una palabra: que si el bien vale 5,000 bolivares y la par-
ticipaci6n en 61 del menor s61o es de 1,500, se puede vender sin necesidad de
autorizaci6n judicial, porque son los derechos reales del menor los que se tasan
en 2,000 bolivares.
Mucho nos agradaria que alg in abogado de esta Republica terciara en la
encuesta y por nuestro conduct llegara a conocimiento de la Revista Juridica
la opini6n cubana sobre el particular, ya que el Derecho no tiene fronteras.
Nosotros, por de pronto, declaramos que estamos junto a los que sostienen la
segunda opini6n expuesta.
Un reciente acuerdo de la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo sobre
presentaci6n de escritos, nos ha causado ciertas dudas que vamos a exponer.
Por su acuerdo de 22 de Noviembre de 1929 (*) se dict6 la siguiente regla:
"los escritos que hayan de presentarse al Registro serhn entregados siempre
por los interesados o sus representantes directamente al Encargado del mismo."
Ello responded a los preceptos de enjuiciar que fijan que las parties compareceran
por si o por medio de Letrado inscripto, Procurador o Mandatario Judicial
personado en los autos con poder bastante.
Pero la propia Sala de Gobierno, por su acuerdo de 3 de Marzo de 1930 (**)
resolviendo consult del Dr. Herrera Sotolongo que pidi6 "se aclare que b1
dispuesto sobre presentaci6n de escritos en los Tribunales so refiere a las parties,
sus representantes legales o a calquier persona que entregue el escrito en el
Juzgado. acord6 "que no obstante los t6rminos empleados en el acuerdo de
fecha 22 de Noviembre filtimo, no es absolutamente precise que el escrito lo
present el Procurador o Letrado que lo fir'ma. sino que basta que la presen-
taci6n la haga la persona attorizada al efecto."
IA que persona autorizada se ha querido aludirT 1A la que reciba el en-
cargo de presentar el escrito? En este caso no surtira efecto la presentaci6n
salvo el caso siguiente: cuando la parte representada en juicio haga presentar
un escrito por ella firmado hacienda constar en 61 que no revoca el poder de
su representante, como autoriza la Orden 166 de 1900, en cuyo caso tendra que
comparecer a ratificar su firma.


(*) VWase en la pigina 96 de la secci6n de Acuerdos, afio 1929.
(**) WVase en la pAgina 28 de la Secci6n de Acuerdos, afio 1930.




ASUNTOS GENERALS


En ningfin otro caso surtirA efecto el escrito que no sea presentado por la
part personada por si, o por el Letrado, Procurador o Mandatario que repre-
sente a una parte. Uno de estos tres representantes no pueden autorizar a otra
persona para que por ellos present escritos que deban surtir efecto en actua-
ciones judiciales, al Encargado del Libro Registro de presentaci6n de escritos,
porque el escrito asi presentado es ineficaz. Y decimos ineficaz, porque los Tri-
bunales y Juzgados de lo civil no proven los escritos que no son presentados
por sus producentes acreditado en autos, o cuando mas mandan a ratificarlos.
AdemAs, en iltimo caso, y en el supuesto de que sea bastante tal presen-
taci6n, le6mo se enter el Tribunal que el escrito ha sido presentado "por la
persona autorizada al efecto"T
En la generalidad de las escrituras de constituci6n de hipoteca, para
garantizar obligaciones de prcstamos hechos con anterioridad a la vigencia de
la Ley de Obras 'Piblicas, se determine que serAn de cuenta y cargo del deudor
el pago de todas las coqtribueciones, impuestos o arbitrios estableeidos o que se
establezean por el Estado, la Provincia o el Municipio que graven el capital
prestado o sus intereses", etc. Al establecerse por aquella Ley el Impuesto del
dos por ciento sobre la renta, esos acreedores por criditos hipotecarios anterio-
res a dicha Ley, han reclamado a sus deudores el referido Impuesto, creyendo
algunos que bastaba formular la rcclamaci6n para obtener el pago.
Por primer vez, que sepamos, se ha resuelto la cuesti6n por un Tribunal
y lo fuW por la Sala de lo Civil de la Audiencia de la Habana, que por su sen-
tencia 369, que puede verse en la pAgina 170 de la secei6n de sentencias y
autos, de este aiao, del REPERToRIo JUDICIAL, nuimero de Abril, declar6 que no
obstante aquella clausula, para obtener el pago del referido Impuesto, gs pre-
ciso que "el acreedor, finico obligado por la Ley a satisfacerlo a la Administra-
ei6n, lo hubiera realizado, moment que original la acci6n para reintegrarse de
su imported ; cuyo pago hay que justificar, por tanto, al deudor hipotecario
con arreglo a derecho.
Nos ha parecido convenient Ilamar la atenci6n de nuestros lectores, me-
diante estas lines, respect de la expresada important sentencia.
En el nuimero de Mayo de esta revista, en la secei6n de Acuerdos de la
Sala de Gobierno del Tribunal Supremo, pagina 37, se public uno de fecha 24
de Marzo de este afio, que es de lamentar se haya dictado a pesar de las razones
en que se apoya. Por el mismo se ha dispuesto que los Jueces Correccionales no
consulten a la Sala de Gobierno, ni a ningfin centro official, sobre la inteligencia
de las leyes que hayan de aplicar, "porque son ellos, en el desempefio de la
funci6n que legalmente tienen a su cargo, los llamados a interpretarlas, con
arreglo a su criteria."
Cierto, ciertisimo, es lo que se afirma; pero tambien lo es que la propia
Sala en varias ocasiones absolvi6 consultas que se le hicieron, y nos atreveria-
mos a asegurar que sus components, cinco experimentados Magistrados, cuan-
do tal hicieron, pasaron verdaderos apuros, porque existen leyes, Reglamentos
y Decretos, que para aplicarlos sin ineurrir en desaciertos, se necesita toda la
sapiencia y experiencia de aquellos Magistrados para entenderlos, digerirlos y
aplicarlos.
Basta recordar las disposieiones enmarafiadas sobre carreteras, 'aprovecha-
mientos forestales, sanidad vegetal, etc., para compadecer a esos Jueces Muni-
cipales noveles, aislados, sin libros que consultar, sin opinions que oir, y que
si consultant no es por gusto, sino en evitaci6n de responsabilidades, con verda-
dero deseo de aceertar.
Es lamentable, repetimos, tal determinaci6n de la Sala de Gobierno, ya
que las consultas que evacuaba tienen el inapreciable valor de imprimir una-
nimidad al criteria judicial.
0 En nuestros Comentarios de Febrero, hubimos de referirnos a un oficio
de la Secretaria de Obras Piblicas, a la de Justicia, en el que se hacian graves





ASUNTOS GENERALS


cargos contra los Jueces Correccionales de esta capital que absolvian en algu-
nos casos a los acusados de infracciones del Reglamento de limpieza, a cuya de-
fensa salimos, y manifestamos que seria convenient que la Sala de Gobierno
del Tribunal Supremo adoptase un acuerdo fijando el criterio que debe seguirse
cuando se dirijan quejas como la de referencia.
Pues bien, dicha Sala, por su acuerdo de 1. de Abril de este afio, que se
public en la sccci6n correspondiente de esta revista, nimero de Mayo, ph-
gina 38, ha dictado las reglas que echibamos de menos y dispone que de tales
quejas no se dd traslado a los acusados para excitar su celo, porque ello supone
que se acepta la certeza -del hecho imputado y con ello se falta a la considera-
ci6n que merecen los funcionarios y auxiliares de la Administraci6n de Justicia,
siendo preciso investigar la imputaci6n, si ello "fuere possible o razonable".
Muclo nos complace ese reparador acuerdo.
Cuando se cre6 el Juzgado Correccional de la Quinta Secci6n se crey6
en el foro y en el seno de esa clase de Juzgados, que disminuiria el trabajo en
los existentes. Ello debi6 ocurrir, pero no result asi porque hubo de incurrir-
se en el error, que puso de manifiesto la prictica, de sefialar a los Juzgados
Correccionales la misma demarcaci6n de los Juzgados de Instrucci6n, y asi
result que en el Juzgado Correccional de la Secci6n Primera, al que corres-
ponde la parte commercial de la ciudad, no hay que hacer apenas, pues en una
hora se celebran los juicios, y en los otros, con barrios populosos dentro de
sus limits, comienzan los juicios a las 9 y a las 2 de la tarde estin todavia
por terminar en muchos dias.
Ese error hay que subsanarlo, pues el trabajo hay que distribuirlo equita-
tivamente y no es just ni convenient a los intereses de la Administraci6n de
Justicia que mientras en un Juzgado se celebran 10 6 12 juicios al dia, en otros
se efectfien 100 6 mis. Los Jueces asi disponen de menos tiempo para juzgar
serenamente y sin apresuramientos. Y al pfiblico, el pagano de siempre, no
debe hacersele perder el tiempo con injustificadas esperas ni sufrir molestias
en locales sin comodidades e inadecuados al fin a que se les destina.
Hace meses que se ha hecho evidence el error padecido y no se toman me-
didas para remediar esos males.
El Dr. Pablo Lavin, con motivo de lo que digimos en nuestros Comenta-
rios de Mayo acerca de un articulo que insert en El Mundo, ha publicado otro
en el propio diario, para hacer saber que si bien pudo entenderse su articulo
como nosotros lo entendimos, en uni6n de otros lectores de au producci6n, es-
tuvo muy lejos de su inimo el prop6sito de censurar. Recogemos sus explicitas
manifestaciones para su satisfacci6n y la de aqu6llos que pudieron entenderse
aludidos y censurados por el estimable abogado.

OAN.


COLEGIO DE ABOGADOS DE LA HABANA
SEOOION OFFICIAL

ACUERDOS.-En la sesi6n de 8 de Mayo uiltimo se adoptaron los si-
guientes por la Junta de Gobierno:
Informar a un Juez que los lonorarios reclamados 'por el Dr. Enrique
Guiral deben reducirse a $525 y que se estiman equitativos los que reclaman
los Dres. Juan Fernandez de Castro y Jose A. Echeverria.
-Expresar al Decano Dr. de CUspedes la satisfacci6n de la Junta por
su restablecimiento.
-Autorizar al Secretario para que convoque a Junta General ordinaria
a los 1,336 colegiados.




ASUNT'S GENERALS


-Autorizar al Diputado Dr. Prendes para que adquiera el material quo
se necesite en el Sal6n de Abogados de la. CArcel, para el de la Audiencia y
Cfrculo del Colegio.
-Rechazar los conceptos vertidos por el colegiado Dr. Juan Hernandoe
acerca de ciertos acuerdos de la Junta.
-Dar el pesame a los familiares del colegiado Dr. Antonio Ledo, recien-
temente fallecido.
-Autorizar al equipo de esgrima del Circulo para que participe en el
Campeonato de Espada entire las Asociaciones de Profesionales y obsequiar
con $100 al Profesor de Armas Sr. Ramirez por su entrenamniento.
-Asociarse al movimiento emprendido contra Cuban Telephone Co. y dar
de baja el servicio telef6nico del Circulo.
-Felicitar al Juez Municipal del Este por el local habilitado para los
Abogados en ese Tribunal.
--Quo se haga saber a los colegiados Dres. Ram6n Goizueta y Lucilo de
la Pefia, el disgusto que ha producido el incident en que figuraron como pro-
tagonistas en el sal6n de Abogados do la Audiencia, y que estando la Junta
en el deber de velar por el orden en ese lugar, tiene el derecho de recabar de
sus colegiados el mayor respeto y moderaci6n dentro del mismo, exhortAn-
dolos para que no repitan esa falta.
CONCURSO.-El Colegio de Abogados anuncia su concurso annual con-
sistente en un premino de $400 para la obra de mAs mdrito que constituya un
studio doctrinal y practice o de jurisprudencia sobre alguna o algunas leyes,
6rdenes, etc, o sobre alguna de las instituciones por las mismas creadas, o
sobre algin proyecto de ley presentado y pendiente en el Congreso, o en
relaci6n con un proyecto de ley que se sugiera; y otro de $200 con. el propio
objeto. SerA exclusive para Abogados do nacionalidad cubana y deberan pre-
sentarse ites de 1 de Diciembre pr6ximo.
PREMIO ESPECIAL DR. MARIO DIAZ IRIZAR.-El Colegio tambi6n
anuncia dicho premio, que consistira en dos medallas de oro que se otorgaron
al Dr. Mario Diaz Irizar por el Colegio de Abogados y el Ayuntamiento de
la Habana y que han sido cedidas para dicho premio y so otorgarAn al mejor
trabajo sobre "Marcas de Fibrica". Los trabajos debOern presentarse antes
de 1? de Diciembre pr6ximo.


LIBROS Y REVISTAS
OBRAS DE MONTORO.-Habana, 1930.-Hemos recibido el volume 29 del
tomo 29 de las obras de Montoro, do la edici6n del homenaje que se le rinde
al esclarecido hombre pfiblico. Este volume complete la publicaci6n de sus
conferencias y ensayos filos6ficos y literarios. Cerea de 500 piginas de prosa
select, cuya lectura no tenemos necesidad de aconsejar ante los meritos del
autor. Muchas gracias por el ejemplar enviado.
EL PERIODISTA, EL DIPLOMATICO Y LA NACIONALIDAD, POR EL, DR. Jos. MA-
NUEL CojTImA.-Habana, 1930.-Hemos recibidor un folleto asi titulado que
contiene el discurso que pronunci6 el Dr. Cortina en la Asociaci6n de Rep6r-
ters de la Habana, con motive del homenaje al Embajador de Cuba en Mejico,
Sr. Manuel MArquez Sterling. Gracias.
HOMENAJE NACIONAL A BUSTAMANTp.-Habana, 1930.-Ha llegado a nues-
tro poder un folleto editado por la Comisi6n organizadora de dicho homenajo
que consistiri en Ia decoraci6n de la Sala Bustamante para biblioteca de
Derecho Internacional, adquisici6n de su mobiliario y erecci6n de un busto
del ilustre cubano, como homenaje de sus admiradores.
Jmcios DE DESAHUcIOS INICIADOS EN 1929 EN LA REPTBLICA.-Habana, 1930.
-La Comisi6n de Estadistica y Reformas Econ6micas nos ha remitido los





ASUNTOB GBNERALES


cuadros de dicha estadistica, de los que result que en dicho afio se iniciaron
ante nuestros Tribunales, 51,322 juicios de esa clase, de ellos 47,770 por falta
de pago de la renta. Fueron declarados con lugar 42,132 y originaron 1,315
lanzamientos. Estos datos son referentes a fineas urbanas. Sobre fincas rds-
ticas se iniciaron 605 juicios, de ellos 378 por falta de pago de la rents, de
los que se deelararon con lugar 465 y fucron causa de 94 lanzamientos.
REVISTA DE DERECHO PRIVADO.-Madrid, Mayo, 1930.-Hemos recibido ese
nuimero con este sumario: I.-Don Marcelo Martinez-Alcubilla (necrolo-
gia), por R. FernAndez de Velasco. II.-Iniciativas parlamentarias para la
implantaci6n del divorcio absolute en la Argentina, por Martin T. Ruiz Mo-
reno. Ill.-La acci6n "conmmnuni dividundo" y la propiedad sobre pisos y
habitaciones, por Jose6 M Casado Pallarks. IV.-Cuestiones practicas: IPuede
aplicarse el C6digo Civil a la prescripei6n de deudas contra las Diputacionee
Provinciales?, por Basilio Marti. Las inscripciones previas, por J. A. Gonz6-
les Oliveros. V.-Reseiia critical de la legislaci6n, doctrine y jurisprudencia
francesas en material de Dereeho Privado durante el afio 1929, por P. Champ-
communal. VI.-Jurisprudencia: del T. S.: Civil: I. Parte general.-II. Pro-
piedad y dereehos reales.-III. Obligaciones y contratos.-IV. Familia, por J.
Castan. Enjuiciamiento Civil: 1. Parte general.-II. Jurisdicci6n contenciosa,
por A. Aguilar. VII.-Notas Bibliograficas: Donati (B.): Fondazione della
Scienza del Diritto, por E. Luiio Pefia.-Brenes C6rdoba (A.): Historia del
Derecho, por J. Beneyto P6rez. VII .-Obras recibidas, por Juan Navarro de
Paleneia.
RmVISTA JURIDICA.-Caracas, Marzo, 1930.-Ha llegado a nuestro poder
el expresado nfimero que contiene este sumario: Estudio sobre la letra de
cambio de comercio venezolano, por Carlos Morales; La sucesi6n en derecho
civil, por Celestino Farrera; R1gimen hereditario de los colaterales legitimos,
por R. Marcano; La excepci6n de inadmisivilidad por falta de cualidad, por
A. Valdiviso; Algo acerca del testamento cerrado, por Rodolfo Moleiro; El
art. 289 del C6digo Civil, por Carlos Grisanti; Observaciones profesionales,
por Jose R. Mendoza; La menci6n incidental de hijo natural hecha por el
padre en cualquier document aut6ntico constitute un reconocimiento, por
Federico Oarrido; Jurisprudencia Nacional.
OTRAS R-VISTAs.-Tambifn hemos reecibido la Revista de Medicina Legal
de Cuba, de Marzo y La Jurisprudencia al Dia, de Mayo.


MISCELANEA
RECURSO DE NULIDAD.-No se da en los expedientes sobre jubila.
ciones y pensions ferroviarias o tranviarisa.-La Ley de jubilaciones y pen-
siones ferroviarias, tanto la anterior como la vigente, disponen que contra las
resoluciones del Directorio cabe recurso de apelaci6n para ante la Audiencia;
y el articulo 44 de su Reglamento dispone que habra, ademis, el recurso de
nulidad. En el expedient del empleado ferroviario Sr. Antonio Coujil, la Sala
de Gobierno de la Audiencia de la Habana a este respect declar6 en auto
de 22 de Junio de 1928:
"Considerando: que la Ley de 9 de Octubre de 1923 no autoriza la pro-
moci6n de incidents de nulidad contr. las resoluciones firmes del Directorio
o de las Audencias, en grado de apelaci6n, que concedan o nieguen jubilaeio-
nes o pensions a los empleados y obreros de las empresas ferroviarias o tran-
viarias, o a sus familiares.
Considerando: que aunque el 61ltimo pArrafo del articulo 44 del Regla-
mento de 26 de Enero de 1924 express que contra la resoluci6n de la Audien-
cia cabe el recurso do nulidad, ese precepto carece de eficacia por estar en
abierta contradicci6n con la Ley especial de la material, que no lo admit, ya





ASUNTIS GENEBALES


que la potestad reglamentaria no alcanza a modificar las disposiciones lega-
les, a pretexto de complementarlas, puesto quo las eyes s61o se derogan por
otras leyes; siendo copiosa la jurisprudencia del Tribunal Supremo quo sionta
la doctrina de que ante el conflict entire una Ley y un Reglamento, los Tri-
bunales no pueden hacer otra cosa que aplicar la primera en virtud do su
fuerza obligatoria superior, come emanada del Poder Legislativo a la que on
orden secundario correspond a1 segundo."
Suscribieron este auto los sefiores Gonzilez, Arocha, Betancourt, Llaca,
Montero y Martinez Escobar.
Ncgada la admisi6n del recurso que se establoci6, contra este auto so
estableci6 suplica y no se adniiti6. Entonces se estableci6 recurso de casaci6n,
que tampoco hubo de admitirse. Establecida queja ante el Tribunal Supremeo,
la Sala de Gobierno do dicho Tribunal resolvi6 lo siguieute on 24 de Septiom-
bre do 1928:
"Dada cuenta: determinando la Ley de 9 de Octubre de 1923 en an
articulo 41, comno fnico recurso contra las resoluciones del Directorio, el do
apelaci6n para ante la Audiencia en cuya demarcaci6n prestase sus servicios
el apelaiite, asi coino en el artfoulo 44 del Reglamento de 26 do Enero de 1924,
dictado para la ejecuci6n de la referida Ley, que contra el fallo diotado per
la Audiencia no cabc recurso alguno, except el de nulidad, que se inter-
pondra ante la propia Sa'la, es visto que no hay precepto legal que autopice
el recurso do casaci6n cuya negative de admisi6n motiva la present queja,
por lo quo procede declararla sin lugar."
Este provefdo del Tribunal Supremo complic6 un tanto la cuesti6n, pues
declar6 existeute el recurso de nulidad y mediante esa declaraci6n se solicit6
la admisi6n de aquel recurso je nulidad. La Sala de Gobierno de la Audien-
cia, ello no obstante, volvi6 a dcclarar inadmisible el recurso de nulidad por
resoluci6n de 24 de Octubre de 1928, que dice as!:
"Dada cuenla... ; la Sala acuerda: reiterando lo resuelto por la misma
en auto de 22 de Junio de este afio, resolviendo analoga petici6n de Antonio
Coujil, on este expediente, no admitir el recurso de nulidad establecido por-
quo, segfin ha declarado reiteradamente esta Sala, contra sus resoluciones
dictadas en esta elase de expedientes no precede dicho recurso ni otro alguno
porque no lo autoriza la Ley especial de la material, y si bien lo admit el
Reglamento, como este no puede derogar ni modificar aquella, en el conflict
entire la una y el otro, segfn reiterada jurisprudencia, debe prevalecer la Ley
per su fuerza superior emanada del Poder Legislative; sin quo obste a ello
la providencia del Tribunal Suipremo on que declara sin lugar la queja a que
se contrae el promovente, porque apart de quo se trata de una frase inci-
dental sin traseendencia al punto on ella resuelto, so limita a consignar lo
dispuesto on un articulo del Reglamento, pero sin expresar si debe cumplirso
o no al contradecir un precepto legal, quo es lo resuelto on anteriores acuer-
dos do esta Sala que se mantiene on el presente"
MATRIMONIO NOTARIAL.-Los Notarios no tienen que pagar un peso
por la inscripci6n del matrimonio.-Vista la consult formulada por el Juzga-
do Municipal de Alacranes, para que so le exprese si estA obligado el Notario
Dr. Gerardo Tabfo y Tabio a abonar a ese Juzgado la suma de un peso do
curso legal, imported de la inscripci6n del matrimonio celebrado ante el mismo
por los sefiores Nicasio Diego Rivero y Cruz y Francisco Margarita Samper y
Torres y a que se refiere el inciso 29 del articulo 39 de la Orden 14Q, erice de
1901, o por el contrario dicho Notario autorizante no estA obligado a pagar
dicha suma.
Resultando: que esa consult fu6 formulada por el referido Juzgado Mu-
nicipal al de Primera Instancia de Alacranes, quien. previo informed del Fiscal
del Partido, por providencia de fecha 6 del mes de Mayo pr6ximo pasado,
resolvi6 la consult en el sentido de que debe abonarse por el Notario Doctor




ASUNTOS GENERALS


Tabio la suma de un peso moneda dc curso legal, por la inscripci6n de ese
matrimonio, porque aunque la vigente Ley del Notariado no previene nada
a este respect no deroga expresamente ningin precepto de la Orden Militar
140 de 1901, que estableei6 ese derecho; y estimando el caso de gravedad sus-
pendi6 la ejecuci6n de esa providencia, elevando lo actuado para su remisi6n
a este Centro, al senior Presidente de la Audiencia de Matanzas, el que in-
forma que, a su juicio, la consult debe resolverse en la forma quo lo ha
hecho el Juzgado de Primera Instancia do Alacranes.
Resultando: que en la instrucci6n de este expediente se han cumplido las
formalidades legales.
Considerando: qu(e el parrafo 6? del articulo 6W de la Orden Militar 140,
de 26 de Mayo de 1901, disponia que los Jueces Municipales devengarlan un
peso en moneda de curso legal por la inscripci6n y demfis diligencias de un
matrimonio religioso; siendo derogada la referida Orden Militar por la Ley
de 29 de Julio de 1918, que mantuvo sin embargo la vigencia del artieulo 3"
de esa Orden. que pre---ibe que los derechos u honorarios que se cobrarAn
por la celebraci6n de los matrimonios ante los Jueees Municipales se limitarin
a un peso moneda official.
Considerando: que por lan Ley de 20 de Febrero de 1929, o sea el C6digo
Notarial, en su capitulo V se faculty a los Notarios para autorizar la celebra-
ci6n do matrimonios en nla misma forma que lo autorizan los Jucces Muni-
cipales e instruir los expedientes a ese objeto, mediante el procediniento que
establece; y en el Arancel que va unido a dicho (6digo, se fija como honorario
que devengarain los Notarios por la instrucei6n de expedients de mnatrimo-
nio y su eelebraci6n en el despacho de su Notaria, Ia cautidad de $25.00.
Considerando: que es principio que rige en material de Registro Civil,
que no se contraviene por disposici6n alguna que ordene lo contrario, que la
inscripci6n de cualquier acto del estado civil en dicho Registro, es gratuita,
y. por consiguiente, no estando en vigor actualmente el precepto de la Orden
140 que de modlo expreso ordenaba se abonase un peso moneda official por la
inscripci6n del matrimonio religioso. ese acto, en la actualidad, no devenga
derecho alguno, puesto que el peso que se cobra por los Jueces Municipales,
conform a lo dispuesto en el articulo 3. de la propia Orden, todavia vigente,
es por la celebraci6n del matrimonio que se celebre ante los mismos y no por
su inscripei6n en el Registro Civil, ya que son actos de distinta naturaleza por
raz6n del carketer con que actiann en uno y otro los referidos funcionarios,
y como, por otra parte, los Notarios tienen" derecho a percibir integramente la
cantidad sefialada en el Arancel por la instrucci6n del expediente y la cele-
braci6n del matrimonio, es visto que no estan obligados a abonar ese derecho
u honorario, puesto que la funci6n del Encargado del Registro Civil, no el
Juez Municipal. en ese caso, se limita a inscribir el mitrimonio, acto iste por
el que no estA autorizado a cobrar derecho alguno.
Visto los articulos 124 y 134 del Reglamento dictado para la ejecuci6n
de la Ley del Registro Civil; articulo 121 de la Ley OrgAnica del Poder Eje-
cutivo, Orden 140 de 1901, Ley de 29 de Julio de 1918 y el C6digo Notarial
vigente.
Resuelvo: evacuar la referida consult del Juez Municipal de Alacranes
en el sentido de que los Notarios no estan obligados a pagar el peso moneda
de curso legal a que se refiere el vigente articulo 3" de la Orden 140 de 1901,
por la inscripci6n del matrimonio que se celebra ante esoq funcionarios, de
conformidad con lo dispuesto en el C6digo Notarial. Que esta resoluci6n se
comunique por conduct del Presidente de la Audiencia de Matanzas, al Juez
de Primera Instancia de Alacranes para su conocimiento y efectos, y se pu-
blique en la Gaceta Oficial de la Repiblica para general conocimiento.-Ha.




ASUNTOS GENERA 13S


hana, 3 de Junio de 1930.-J. C. Diaz, Director de los Registros y del Nota-
riado. (*)
CODIGO NOTARIAL.-Los sellos do los incises A. y B. del articulo 275,
es el Notario el que tiene quo abonar su importe.-En un Tribunal'no se ad-
initi6 un testimonio de eseritura porque le faltaba el sell del inciso B. del ar-
ticulo 275 del C6digo Notarial, e interpuesto reeurso de inconstituiiionalidad, el
Tribunal Supremo en Pleno, por sentencia de 3 die Mayo de 1930, Gaceta del
12, ha resuelto lo siguiente:
"Considerando: que lo dispuesto en el precepto citado (el inciso B. del
articulo 275) del (6digo Notarial, no implica desemnholso para los particulars
por el lihecho de que, segfin establece, a fin de former el fondo de jubilaciones y
pensions de los Notarios, se imponga un sello ni6vil de cineuenta centavos on
las copies y testiinonios ya referidos, puesto que son ellos los Notarios quo los
emitan, quienes vienen obligados a abonar su imported, como lo eomprueba, en
relaei6n con el texto de ese preeepto, io que se estatuye en el articulo 293 del
mismo C6digo, at determinar que los particulars s('alo tendrfin el deber de pro-
veer al Notario de los sellos del impuesto del Timbre Nacional, y en la primera
de las reglas generals do su articulo 300, al sefialar que esos sellos del timbre
no estAn incluidos en las eantidades que han de percibir los Notarios con arreglo
a su araneel, por ser de cargo de los interesados, lo que a eontrario sensu signi-
fica que no correspond a 6stos el pago del sello m6vil, quedando a su cuidado,
exclusivainente, el requerimiento de quoe ieo umpla cse requisite, con todo lo
cual result tambi6n ineuostionable que no eontraviene el articulo que se con-
sidera infractor, por el recurrente, de 1o estatuido en el 11" do la Constituci6n,
porque no puede constituir un privilegio, ni niucho inenos de caricter personal,
que aquella contribuei6n se dedique a former un fondo de jubilaciones y pen-
siones que heneficie a los mismos que cooperan con sus recursos econ6micos a
la existencia de tal instituci6n, sin gravar el patrimonio de personas extraiias a
su clase professional; y comio es eonsecueniia ineludible de los mencionados an-
teeedentes, que el preeepto impugnado no varia ni lesiona ninguno de los dere-
ehos que garantiza la Constituei6n, es claro que tampoeo ha podido ocurrir la
infraeci6n de su articulo 37, que el reclamante le atribuye."
Por las mismas razones es de entender que son los Notarios los que tienen
que abonar el sello del inciso A. del propio articulo 275 del C6digo Notarial.
HIPOTECA LEGAL.-No estan afectas al impuesto del 2 por 100 de Is
Ley de Obras PNblicas.-Constituida una hipoteca legal para garantizar la
restituci6n de bienes sujetos a reserve, la Zona Fiscal cxigi6 el pago del refc-
rido Imnpuesto, y establecida alzada para ante el Secretario do Hacienda, en 7
de Mayo filtimno se declar6 con lugar mediante estos fundamentos:
"Considerando: que en este caso so esth frente a una hipoteca legal com-
prendida en el articulo 978 del C6digo Civil, en relaci6n con el caso 2 del
articulo 168 do la Ley Hipoteearia, que obliga al viudo o viuda al repetir matri-
monio, a asegurar con hipoteca legal la restituci6n de los bienes muebles no
enajcenados, en el estado que tuvieren al tiempo de la muerte; lo quo es motive
para que no devengue interns, ni deba exigirse.
Considerando: que el Impuesto del 2 por 100 establecido por el articulo
XVIII de la Ley de Obras Piblicas, antes expresada, s61lo afecta a la renta esti-
pulada en las hipoteecas y censos, que voluntariamente se constituyesen, pero,
nune a aIns que se impongan por expreso mandato de la Ley, sin interns al-
guno, como ocurre on este caso.
Considerando: que evidenciada como lo esti la improcedencia del cobro
realizado por la Administraci6n do la Zona Fiscal de Remedios por concept
(*) Conio REPERTORIO .JUDICIAL ha venido sosteniendo lo quo ha deolarado ahora ofl-
ialhnento la i)irve'i6n do los Registros y del Notariado, se complauo on reproducir esta
resolucidn para conocimniento de sus Jletores.




ASUNTO6 GENERALS


del Impuesto del 2 por 100 en relaci6n con el credito hipotecario de que se
trata, es procedente decretar la devoluci6n de esa suma."
PERJUDICADO Y ACUSADO.-En una causa criminal se tuvo por part
como perjudicado a un individuo; este posteriormente fu6 acusado del delito
y el Juez lo instruy6 de cargos sin que Ilegara a procesarlo; no obstante el
Juzgado lo ech6 de la causa por entender que quien estaba acusado no podia
figurar en la causa como perjudicado y por tanto ser acusador privado. Lle-
vado el caso en apelaci6n ante la Sala Tercera de lo Criminal de la Audieneia,
por auto de 12 de Mayo de 1930, resolvi6 lo siguiente:
Considerando: que si al declarar A. 0. G. fu6 instruido por el Juez de
los derechos que le concede el articulo 109 de la Ley de Enjuiciamiento Crimi-
nal, seguin aparece del testimonio de lugares que se tiene a la vista, ello es de-
mostraci6n de que dentro de lo actuado le resultaba tal caricter, y si en uso
de ese derecho se person y se le tuvo por parte, la circunstancia posterior de
que se le instruyese de los cargos que de la causa le resultan, no le priva de
aquel carfcter de perjudicado no habiendose dictado con posterioridad auto de
procesamiento contra el mismo, de lo que es de entender que tales cargos no se
han convertido en los indicios racionales de criminalidad que, segfin el articulo
384 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, obligan al Juez a dirigir el proce-
dimiento contra el inculpado, en cuyo caso seria possible entender que es incom-
patible se reuniese en una sola persona los caracteres de perjudicado y proce-
sado, a menos que quien ostente aquel caricter de perjudicado y se le process,
acusase de author del delito a otra persona, culpabilidad que corresponderia de-
terminar en el juicio oral.
Considerando: que si se entendiese lo contrario, con facilidad se privaria
a un perjudicado del derecho de usar de su derecho dentro de la causa, pues
bastaria con que alguien se dirigiese al Juzgado haciendole un cargo, para que
instruido del mismo, se le echase del procedimiento y asi no pudiese coadyuvar
con el representante de la sociedad, el Ministerio Fiscal, al esclarecimiento de
los hechos y al resarcimiento del dafio que se le hubiese irrogado.-Firmantes:
sefiores Llaca, Le6n y Ramos."
VETO.-El Congreso vot6 una Ley por la que se autorizaba a los conde-
nados por los Juzgados Correccionales a penas inferiores a 61 dias, a satisfacer
un peso por cada dia de privaci6n de libertad impuesta; y el Ejecutivo vet6
ese proyeato y lo devolvi6, aduciendo que a l le asiste la facultad constitucio-
nal de conmutar las penas cuando lo crea convenient, y porque con la gene-
ralizaci6n que entrafia el proyecto "se incurriria en un procedimiento falta
de equidad, pues, asi como podrian darse casos en que el cambio de la prisi6n
por multa respondiera a los meritos de la persona condenada por una eventua-
lidad, tambien habrian de darse otros en que, por un lamentable imperative de
la realidad, el ciudadano de vida honest y pacifica que se encontrase, por des-
ventura, sujeto a un fallo condenatorio del Correccional, pudiera career de
recursos y verse obligado a saldar con dias de prisi6n la condena que le fuera
impuesta."
REGISTRO CIVIL.-Inscripciones de nacimiento y expedici6n de certifl-
caciones preferentes en period electoral.-Por la Direcci6n de los Registros
y del Notariado, con fecha 26 de Mayo de 1930, se ha librado la siguiente
circular:
"Sr. President de la Audiencia de.... -Sefior: en virtud de varias que-
jas producidas contra algunos sefiores Jueees Municipales, Eneargados del Re-
gistro Civil, por incurplimiento de lo dispuesto en el articulo 1 del Decreto
Presidencial nuimero 808, de 7 de Junio de 1926, que ordena la prelaci6n en las
inscripciones de nacimiento de personas mayores de edad y la expedici6n de
certificaciones de esa clase, cuando son para fines electorales, por este Centro
se ha acordado rogar a esa Presidencia llame la atenci6n de los sefiores Jueces




ASUNTOB GENERALS


le Primera Instancia, para que a su vez lo hagan a los Jueces Municipales,
incargados del Registro Civil, hacia el articulo del citado Decreto, significan-
ioles la necesidad que durante el period electoral, se d& cumplimiento por
*sos funcionarios a la referida disposici6n.-De Vd. atentamente, J. C. Diaz,
director. "
AMNISTIA.-Falsedad.-En la Gaceta de 27 de Mayo de 1930 se public
a siguiente Ley del 23:
Art. I.-Se concede amnistia a los funcionarios pfiblicos y sus co-reos por
os delitos de falsedad en documents piblicos cometidos en el ejercicio de sus
!argos sin circunstancias agravantes y que hubieren sido realizados hasta el dia
.? de Enero de 1929, y cuando en la sentencia se declare que se ignora el motive
)or el que el funcionario accedi6 a la ejecuci6n de los hechos delictuosos y siem-
)re que la responsabilidad civil consistiera en la restituci6n de lo ocupado a
:uando no exista perjuicio material a persona determinada o este se haya re-
)arado o se repare en lo adelante y previamente a la aplicaci6n de la amnistia.
ksimismo comprenderA esta gracia a los particulares que con el funcionario
lubieren sido condenados en la misma sentencia y por los mismos hechos aun-
iue con distinta calificaci6n e imputabilidad.
Art. II.-Los Tribunales aplicaran de oficio o a instancia de parte, los
)eneficios de esta amnistia que regira desde la promulgaci6n de esta Ley en la
7aceta Oficial de la Repfiblica.
TALA DE MONTES.-En la Gaceta de 31 de Mayo de 1930, se ha pu-
)licado el D. P. 700 por el que se resuelve:
Declarar subsistente y en vigor el Decreto nimero 495, de 13 de Abril
le 1926, cuyas disposiciones regiran integramente en lo sucesivo, mientras no
sea derogado o modificado por una Ley.
Dado en el Palacio de la Presidencia, en la Habana, a 29 de Mayo de
1930.-Gerardo Machado, Presidente.-Dr. E. Molinet, Secretario de Agri-
,ultura, Comercio y Trabajo.
Dicho Decreto trata de la tala de los montes altos o virgenes e interest
i los Jueces Correccionales y Municipales.
REGLAfENTO PARA EL ACUEDUCTO DE JARUCO.-Por D. P. 741
publicado en la Gaceta de 7 de Junio de 1930, se promulg6 dicho Reglamento,
que contiene estos articulos que interesan a los Jueces de dicha ciudad:
"Art. 40.-La correcci6n a que se refiere el articulo anterior (la imponible
a los empleados del Acueducto), consistira en multa que no bajara de $5 ni
excedera de $50.
La reincidencia se castigara con multa del valor del duplo del de la pri-
mera que se impusiera. Ninguna multa sera impuesta sin resoluci6n por es-
crito, que se notificarA al multado y se hara efectiva dentro del termino de
tercero dia; transcurrido este plazo sin haberse efectuado el pago, se dara
cuenta al Juzgado Correccional.
Art. 41.-Seran responsables criminalmente por las faltas o delitos co-
metidos en el procedimiento de apremio o con ocasi6n del mismo, todos los
empleados que en 61 intervengan."
LEY ORGANIC DEL PODER JUDICIAL.-Modificaciones de los ar-
ticulos 16 y 64.-En la Gaceta del dia 11 de Junio de 1930 se ha publicado
esta Ley del dia 5:
Art. I.-El apartado (1) del articulo 16 de la Ley Orginica del Poder
Judicial se entendera redactado asi:
(1): Partido Judicial de la Habana. Termino Municipal de la Habana.
(a) Adscrito al Juzgado de Primera Instancia del Norte: Juzgado Municipal
del Norte, Juzgado Municipal de Regla. (b) Adscrito al Juzgado de Primera
Instancia del Sur; Juzgado Municipal del Sur. (c) Adscrito al Juzgado de





ASUNTOS GENERALES


Primera Instancia del Este; Juzgado Municipal del Este, Juzgado Municipal
de Casa Blanca. (d) Adscrito al Juzgado de Primera Instancia del Oeste;
Juzgado Municipal del Oeste, Juzgado Municipal del Calvario. (e) Adscrito
al Juzgado de Primera Instancia del Centro; Juzgado Municipal del Centro,
Juzgado Municipal de Arroyo Naranjo. (f) Adscrito al Juzgado de Primera
Instancia de Almendares; Juzgado Municipal del Vedado, Juzgado Munici-
pal de Puentes Grandes.
Art. II.-Quedan derogadas todas las leyes que se opongan a lo dispuesto
en esta Ley, la cual empezara a regir a los diez dias de su publicaci6n en la
Gaceta Oficial.
-En la Gaceta del propio dia se public esta otra Ley tambi6n del dia 5:
Articulo inico.-Al articulo 64 de la Ley Organica del Poder Judicial se
adicionarf el siguiente pirrafo que se insertara a su final:
"Los funcionarios de la decima categoria del Escalaf6n Judicial podrAn
solicitar su traslado,a otro cargo de igual categoria que se halle vacant, por
medio de escrito dirigido por el debido conduct, a la Sala de Gobierno del
Tribunal Supremo de Justicia dentro del termino que aquilla fije en aviso que
se publicarA en la Gaceta Oficial de la Repiblica. Cuando dos o mas funcio-
narios solicitasen traslado a un mis.mo Juzgado, decidira la *ala de Gobierno
del Tribunal Supremo, tomando en consideraci6n el tiempo de servicios pres-
tados por el funcionario, y en igualdad de tiempo, tomara en consideraci6n
cualquier otra circunstancia atendible a juicio de la Sala. Si decursado el
termino fijado por esta no se presentase ninguna solicitud de traslado, el
cargo se cubrira en la forma dispuesta en los parrafos tercero y cuarto del
articulo 61 de esta Ley."
COMISION DE JUBILACIONES Y PENSIONERS JUDICIALES.-Esta
Comisi6n en Mayo idltimo recaud6 $29,725.33 y pag6 $30,493.04, por lo que
tuvo un deficit de $767.71. En lo que va de afio el deficit asciende a $12,804.08.
COLEGIO DE PROCURADORES Y MANDATARIOS AFIANZADOS
DE GUINES.-Por acuerdo de la Junta Directiva de ese Colegio, nos ha par-
ticipado su Secretario que la Junta Directiva recientemente elect ha sido
constituida en esta forma: Presidente, Sr. Emilio Ricci; Vice, Sr. Daniel Al-
fonso; Tesorero, Sr. Vicente L6pez; Vice, Sr. Luis Arrondo; Secretario,
Sr. Luis SAnchez; Vice, Sr. Pedro Regalado; y Vocales, Sres. Francisco Mede-
ros, Rafael Morales, Manuel Garcia, Alfonso Reyes, Celestino HernAndez y
Migdonio Fleites. Gracias por la atenci6n.
VEDA.-La Secretaria de Agricultura ha enviado circulares a los Admi-
nistradores de Aduanas, autoridades de la Marina Nacional y Alcaldes Muni-
cipales de la Repfblica, participindoles que la veda del "cangrejo moro" ma-
cho comienza el dia 1" de Julio y terminal el 30 de Septiembre, y la de la
cubera, cubereta y caballerote comenzara el 1? de Julio y terminara el 20 de
Septiembre; lo que tamibien interest a los Jueces Correccionales y Municipales.
COMPARIAS DE FIANZAS.-La Secretaria de Agricultura ha retirado
la autorizaci6n que tenia para prestar fianzas a "La Solidaria".
-Hasta 31 de Mayo iltimo adeudan las compafiias de fianzas a la Comi-
si6n de Jubilaciones $2.142,021. (iDos millones!)
FAT.TLLECIMIENTOS.-Han fallecido: el Sr. Narciso Franquiz, ex-Juez
Municipal de Amarillas y Manguito; el Dr. Julio Ortiz, padre del Dr. Fabio
Ortiz, Abogado Fiscal de la Audiencia de Santa Clara, y el Sr. Antonio Quin-
tana, Secretario jubilado del Juzgado de Primera Instancia del Este.
NUMEROUS ATRASADOS.-En la Administraci6n del REPERTORIO JUDI-
cLu, B nimero 283, Vedado, y en la libreria de los Sres. Rambla, Bouza y C%,





ASUNTOS GENERALES


Obispo y San Ignacio, se compran todos los nfimeros de esta revista de
Enero de 1929 que se presented, pagindolos a $1.00.
NOTICIAS VARIAS.-El Supervisor Militar de la Carcel de la Habana
estA gestionando, con el permiso del Secretario de Gobernaci6n, de las personas
cultas, el envio de los ejemplares de libros de desecho y cuanta obra puedan
donarle para la biblioteca de la Carcel.
-Ha sido designada en Mexico una comisi6n de once jurisconsultos, en-
cargada de redactar el proyeeto de un nuevo C6digo Penal, por haberse demos-
trado en la prActica lo inconvenient que result el C6digo Penal implantado en
Diciembre filtimo por el Presidente Provisional, Licenciado Emilio Portes Gil;
y se suprimirin los juicios por jurado y se harAn otras importantisimas inno-
vaciones en las leyes penales de la Repliblica. Con lo ocurrido en Espafia y en
M6xico, hagamos votos porque en Cuba se modifique el C6digo Penal transcu-
rridos otros cincuenta afios, por lo menos.
-Ha sido sobreseida libremente la causa seguida por atentado a un Es-
eribiente de la Audiencia, al Sr. NicolAs de CArdenas, Presidente del Colegio de
Procuradores de la Habana.
-Ha quedado constituida en esta capital la "Asociaci6n de Empleados
de Bufetes y Notarias de la Habana", que propendera a fomentar las relacio-
nes de amistad entire los empleados de Abogados y Notarios, promoviendo la
ayuda mutua entire los socios y favoreciendo el perfeccionamiento intellectual,
professional, artistic y fisico de sus miembros.
-En Pamplona, Espaina, falleci6 un Procurador, tan rico, que dej6 en su
testamento un legado de medio mill6n de pesetas para la Empresa que cons-
truya el ferrocarril de Pamplona a Estella, su pueblo natal.
-El Dr. Marino Lamar retir6 la querella por injuries que habia presen-
tado contra el Juez Municipal del Oeste, Dr. Mariano Vivanco.
-Ha sido declarado hijo adoptive de Gibara, el Dr. Salvador Perez de
Fuentes, abogado que alli ejerce hace muchos afios y que fu6 Juez Correccional
de dicha Villa cuando en ella existi6 ese Juzgado.
-El Presidente del Tribunal Supremo de los Estados Unidos tiene un
sueldo de $20,500 anuales; los Magistrados devengan $20,000. Los Jueces del
Circuito Federal perciben $12,000.
-El Abogado Fiscal de la Audiencia de Oriente, Dr. Pedro Pefia, se frac-
tur6 una pierna, al resbalar en la via pfiblica.
-Ha sido nombrado Profesor de Filosofia del Dereeho de nuestra Uni-
versidad, el abogado de esta capital, Dr. Gonzalo Freyre de Andrade.
-Ha sido operado de un acceso maligno en la cara, el Dr. Eduardo Obre-
g6n, Secretario de la Audiencia de Matanzas.
-El dia 16 de este mes cumpli6 la edad requerida para la jubilaci6n for-
zosa, el Ledo. Jos6 I. Travieso, Magistrado del Tribunal Supremo, que desde
hace tiempo esta disfrutando de licencia por enfermedad.
-Ha empezado a funcionar en el Presidio Modelo, un Tribunal de pena-
dos de buena conduct, que tiene a su cargo conocer de las faltas cometidas
por los demis penados, invgstigarlas y elevar los expedientes a la Jefatura.
-Ha comenzado la construcci6n en dicho Presidio del Hospital, Asilo de
ancianos y Asilo de dementes y de nuevos caminos vecinales, que como los
existentes, se hacen con desperdicios de marmol, alli tan abundante.
-Comenz6 y termin6 sus tareas en Madrid el Congreso Internacional de
Abogados, estando representada Cuba por medio de su Embajador el abogado
Dr. Mario Garcia Kohly.
-El Dr. Pedro Sabi nos ha participado que traslad6 su bufete a Obispo 16.
-Los Alcaides de las Cfrceles de Jaruco y Cienfuegos han sido autori-
zados para instalar aparatos de radio en esos penales.





ASUNTOS GENERALS


-La CAmara de Comercio de Cienfuegos ha recomendado se supriman
ciertos impuestos y so implanted en cambio como obligatoria la letra de cambio
para las transacciones mercantile de toda clase.
-La Comnisi6n de Fiestas y Deportes de la Asociaci6n de Auxiliares de la
Administraci6n de Justicia, acord6 crear el Judiciales B. B. C., una sala de
armas y otra de gimnasio.
-El corresponsal del Diario de la Marina, en Cumanayagua, fu6 agredido
por los hijos del Juez Municipal Sr. Justo IHeriAndez, que se dice es enemigo
de aquel.
-Se ha iniciado por elements politicos liberals una cruzada contra el
Juez Municipal de Ciego de Avila, Dr. Jorge Cowley, con miotivo tie un regis-
4ro que practice en las oficinas de ese partido debido a la perdida de un talo-
nario de cedulas electorales en aquella Junta Municipal Electoral.
-En el interior de la Audiencia de Camagiiey fu6 sorprendido en horas
de la noche un individuo que huy6 y fue preso y que se supone iba a robar
alguna pieza de convicei6n.
-IIan embarcado para el extranjero los Dres. Jos6 del Valle, Juez Muni-
cipal de la Habhana; Juan M. Menocal, Magistrado del Tribunal Supremo, y
Leandro J. Cafiizares, Secretario de Sala del Tribunal Supremo.
--Ila sido reelecto por aclamaci6n Deeano de la Facultad de Derecho do
la Universidad, el Dr. Ricardo Dolz.
-Parte del techo de una galera de la cfircel de Col6n so desplom6.
-Se dice que en breve empezarfi el derribo del edificio que ocupa en part
la Audiencia, para comenzar el edificio que ocupara el Colegio de Abogados.
-El Administrador de RE 'EraTuo JDICIAL,. Sr. Francisco Llaca y Escoto,
se ha graduado de Abogado.
MOVIMIENTO JUDICIAL.-Despues de publicado nuestro nuimero an-
terior ha habido el siguiente:
Ascensoe.-HIa sido nombrado Presidente de la Audiencia de Santa Clara,
el Ledo. el escalaf6n de los de su categoria el nfimero 14. Es de los funcionarios mas
antiguos de la carrera, pues en 1' de Enero de 1899 ya era Oficial de Sala
ide Audiencia y despu6s ha desempefiado los cargos de Juez de Primera
Instancia e Instrucci6n de Manzanillo, OuantAnamo, Mor6n, Alacranes, Be-
jucal y Remedios y el que ahora ocupaba desde 8 de Abril de 1920. Figura-
ron en la terna clevada al Ejecutivo el Ledo. Carlos M. Callava, Magistrado
de la Audiencia de Pinar del Rio; el Lcdo. Diaz. y el Dr. Ricardo Ros, Magis-
trado tie la de Oriente. Como el turno era tercero, solicitaron ir en terna los
abogados Domingo Socorro M6ndez, Alfredo Manrara y Gregorio Sanchez.
-Ha sido nonibrado Juez de Instrueci6n de Matanzas, el Dr. Santiago
Mencia y Oarcia, que desempeiiaba el Juzgado Municipal del Norte de dicha
ciudad. Ocupaba en el escalaf6n de los de su categoria el nimero 7. Ingres6
en la carrera judicial el 5 de Noviembre de 1919 por el cargo que ahora
desemipefiaba. Figuraron en la terna elevada al Ejecutivo el Ledo. Jos6 J.
Casanova, Juez de Instrucci6n de (luantfinamo; el Dr. Jos6 M. Guira, Juez
Municipal de Santiago de Cuba, y el Dr. Mencia.
-Ha sido nombrado Juez de Primera Instancia de Pinar del Rio el
Dr. Arturo I. Bohorques y Trujillo, Juez Municipal electo de Santiago de
Cuba. Ocupaba en el escalaf6n de los de su categoria el nimero 8. Ingres6 en
la carrera judicial en 10 de Mayo de 1920 como Juez Municipal de Bayamo,
pasando despu6s con igual cargo a San Jose de las Lajas. Ascendido a Juez
de Primera Instancia e lnstrucci6n de San Crist6bal en 12 de Diciembre de
1925, pas6 despuns a igual cargo en Bejucal y permut6 hace poeos dias eseo
puesto por el de Juez Municipal de Santiago de Cuba, del que no tom6 pose-
si6n. Figuraron en la terna elevada al Ejecutivo los Dres. Rafael Arango,





ASUNTO GOENERALES


Juez Correccional de Cienfuegos; Enrique Rubio, Juez de Primera Instancia
e Instrucci6n de Artemisa, y el Dr. Bohorques.
-Ha sido nombrado Magistrado de la Audiencia de Oriente, el Dr. Ma-
nuel Calilas y Ponzoa, Juez da Primera Instancia de GuantAnamo. Ocupaba
en el escalaf6n de los de su categoria el nimero 8. Ingres6 en la carrera por
el cargo de Juez de Primera Instancia, Instrucci6n y Correccional de Victoria
de las Tunas en 25 de Julio de 1918, pasando luego con igual cargo a Conso-
laci6n del Sur y ascendiendo al cargo que ahora ocupaba en 7 de Julio de
1921. Figuraron en le terna elevada al Ejecutivo el Ledo. Juan SuArez y de
Castro, J.uez de Primera Instancia de Holguin; Dr. Caifias; y el Dr. Dionisio
Lamas y Almansa, Juez de Primera Instaneia de Camagiiey.
Fiscal.-Ha sido nombrado Fiscal de la Audiencia de la Habana por un.
nuevo period do seis afios, el Dr. Julio Ortiz y Casanova.
Abogado Fiscal.-Ha sido nombrado por un period de seis afios Abogado
Fiscal de la Audiencia de Santa Clara, el Dr. Valentin Artal y Gonzilez, que
ya desempeiiaba ese cargo.
Jueces Municipales.-Ha sido nombrado Juez Municipal de Chambas, el
Sr. Roberto Morales.
-Han sido nombrados Jucces Municipales primeros suplentes, los seflores
Dr. Jose Boue. del Sur, Pinar del Rio, y Angel Cruz, de Guinia de Miranda.
Permuta.-Ha sido aprobada la permuta que de sus cargos concertaron
los Dres. Arturo I. Bohorques, Juez de Primera Instancia e Instrucci6n de
Bejucal, y Antonio Barreras, Juez Municipal del Sur, de Santiago de Cuba.
Abogado de Oficio.-Ha sido nombrado Abogado de Oficio de la Audien-
cia de la Habana, el Dr. Guillermo Lands y Fresneda.
Designaci6n.-Ha correspondido la Presidencia de la Junta Provincial
de Santa Clara, vacant por aseenso del Ledo. Godofredo Diaz, al Dr. Joa-
quin Demestre, Magistrado de aquella Audiencia.
Jubilado.-Ha sido jubilado forzosamente el Lcdo. Manuel Crespo y
Riera, Abogado Fiscal de la Audiencia de Oriente, con un retire annual de
$2,127.12. Prest6 en ese cargo 15 afios de servicios y se jubil6 a causa de la
sordera que se le present.
Licencias extraordinarias.-Se han concedido 3 meses al Ledo. Juan M.
Mcnocal, Presidente de Sala del Tribunal Supremo; Leandro Cafiizares, Se-
cretario de Sala del propio Tribunal; Jos6 del Valle, Juez Municipal de la
Habana, y 6 meses al Lecdo. Jose I. Travieso, Magistrado del Tribunal Supremo.
Sala de Vacaciones. Las Secciones de que se compondri la Sala de
Vacaciones de la Audiencia de la Habana estaran integradas asi: Secei6n
Primera, Magistrados Sres. Luis Le6n, Fernando de Zayas y Gregorio de Llano;
y Secei6n Segunda, Sres. Ram6n Madrigal, Agustin Cantefis y Enrique Almagro,
y seran presididas por los Sres. Le6n y Madrigal.
Sentencias.-Durante el mes de Mayo las Salas de lo Criminal de esta
Audiencia han dictado las siguientes sentencias: Sala Primera, 55; Sala Se-
gunda, 59, y Sala Tercera, 65.-Total, 179. En lo que va de afio, han dictado:
Sala Primera. 336; Sala Segunda, 281, y Sala Tercera, 369.-Total, 986.
La Sala de lo Civil dict6 en Mayo 110 sentencias, y en lo que va de afio
hasta 31 de este mes, 590.
-De Ins 65 sentencias que dict6 la Sala Tercera fueron 48 condenatorias,
15 absolutorias y 2 mixtas, resultando condenados 57 acusados y absueltos 25.
Escalaf6n Judicial.-Es possible que en el pr6ximo nfimero publiquemos
el escalaf6n judicial si para entonces ya estan cubiertos los cargos vacantes.
Causms expedientes, etc.-La Sala de Gobierno del Tribunal Supremo
acord6 iniciar expediente de separaci6n al Juez de Primera Instancia e Ins-
trucci6n de Palma Soriano Dr. Ricardo Oxamendi por no tender debida-





ASUNTOS GENERALS


mente los asuntos civiles de su Juzgado y porque nombrado Presidente de la
Junta Municipal Electoral del Cobre entreg6 el Juzgado en 31 de Diciembre
y no se encarg6 del mismo hasta 14 de Marzo, no obstante lo cual s6lo con-
curri6 a la Junta Municipal Electoral seis dias durante todo ese tiempo,
cuando reiteradamente se le dijo que tenia que tender ambos cargos; y so
nombr6 instructor del mismo al Dr. Juan F. Torres, Juez de Primera Instan-
cia de Santiago de Cuba.
-Ha sido declarado cesante el Alguacil del Juzgado de Primera Instan-
cia e Instrucci6n de Bayamo, Sr. Ram6n L6pez.
-La Sala de Gobierno del Tribunal Supremo separ6 del cargo de Juez
Municipal primer suplente del Crist2, al Sr. Juan F. Pascual.
-La propia Sala separ6 de su cargo al Juez Municipal segundo suplente
de Puentes Grandes, Sr. Jos6 Andux.
-La Sala de Gobierno de la Audiencia de la Habana declare sin lugar
el expediente de separaci6n iniciado, a los Dres. Ernesto de Le6n y Antonio
Enriquez, Secretarios del Juzgado de Instrucci6n de Marianao.
-La Sala Primera de lo Criminal, por sentencia que confirm el Tribu-
nal Supremo, conden6 al Sr. Jose Andux, Juez Municipal segundo suplente
de Puentes Grandes, a un afio de reclusi6n, por falsedad.
-El Tribunal Supremo separ6 de su cargo de Juez Municipal de Ceja
de Pablo, al Dr. Julio A. L6pez y Sanchez.
-La Audiencia de Santa Clara separ6 del cargo de Juez Municipal de
Isabela de Sagua, al Sr. Conrado Peraza.
-Se ha iniciado causa contra los Jueces Municipales de Francisco y Fo-
mento, Santa Clara, por prevaricaci6n, por no haber actuado con motivo de
una denuncia que se les hiciera.
-Ha sido separado de su cargo de Secretario del Juzgado de 1! Instan-
cia e Instrucci6n de San Juan y Martinez, el Sr. Eduardo Le6n.
-Se ha iniciado causa por falsedad contra el ex-Juez Municipal del
Cristo Sr. Juan Pascual, el Secretario Sr. Rafael Rodriguez y el Abogado
Dr. Jorge Hidalgo, a los que se imputa la alteraci6n de fechas en un expe-
diente matrimonial.
-Ha sido procesado en la causa por los sucesos de Artemisa, el Dr. Lu-
cilo de la Pefia, Abogado de Oficio de la Audiencia de la Habana.
-El Fiscal de la Audiencia de Santa Clara pide se imponga al ex-Oficial
del Juzgado Municipal de Cienfuegos, Sr. Pedro Barcala, que se apropi6 de
mas de $5,000 de multas, la pena de 10 afios de presidio y 11 afios de inhabl-
litaci6n. Estuvo rebelde y hace poco fu6 capturado.
Nombramientos.-Han sido nombrados Secretarios, los Sres. Manuel Sar-
torio, del Juzgado de Primera Instancia e Instrueci6n de San Juan y Martinez;
Angel Gil, del Municipal de Cumanayagua, y Juan Poveda, del Municipal de
San Francisco.
-Han sido nombrados Oficiales, los Sres. Adolfo de la Rua, del Juzgado de
Primera Instaneia del Este, y Baldomero Gutierrez, del Municipal del Sur,
Pinar del Rio.
-Ha sido nombrado.Mecan6grafo, el Sr. Ricardo Galbis, de la Audiencia
de la Habana.
-Han sido nombrados Escribientes, los Sres. Jesus Caracuel, de la Au-
diencia de la Habana; Eloy Ibarra, del Municipal de Santiago de Cuba; Jorge
Palomo, del Municipal de Sagua de Tanamo; Carlos Golmes, del Municipal de
Artemisa; Nicolas Lascaille, del Municipal de Guantinamo; Dolores Castillo,
del Municipal de Perico, y Gustavo Ulacia, del Correccional de la Secei6n
Tercera.
-Han sido nombrados Alguaciles, los Sres. Juan B. Rosales, del Juzgado
de Primera Instancia e Instrueci6n de Palma Soriano; Juan Bautista, del de





ASUNTOS GENERALS


Primera Instancia e Instrucci6n de Marianao, y Manuel Maure, del Correceio-
nal de Santiago de Cuba.
-Ha sido nombrado Mozo de limpieza del Juzgado Correccional de San-
tiago de Cuba, el Sr. Jose Loperena.
Renuncias.-Han renunciado sus cargos los Sres. Isidro Pefiaranda, Juez
Municipal de Chambas; Dr. Octavio Alvarez, primer suplente de Jatibonico;
Pedro Jerez, Secretario del Municipal de Cabagin; TomAs Gottorno, Secretario
del Municipal de Cumanayagua; Jos6 HernAndez, Secretario del Municipal de
San Francisco; Jesis Armas, Escribiente del Municipal de Guantanamo; Car-
men Rosell, Escribiente del de Primera Instancia e Instrucci6n de Banes; Luis
Cruzata, Escribiente del Municipal de Sagua de Tanamo, y Francisco Sardifia,
Escribiente del Municipal del Perico.
CIRCULAR DEL FISCAL DEL TRIBUNAL SUPREMO SOBRE TRE-
NES APEDREADOS Y TIROTEADOS.-El Fiscal del Tribunal Supremo di-
rigi6 la siguiente Circular:
"Habana, Enero 14 de 1929.-Sr. Fiscal de la Audiencia de...-Sefior:
El Sr. Secretario de Justicia, con fecha 4 del actual, me dice lo siguiente:
Secretaria en 22 de Diciembre pr6ximo pasado, dice a este Centro lo que sigue:
"En la sesi6n celebrada por la Comisi6n de Ferrocarriles el dia 11 del co-
riente mes, se tom6 el siguiente acuerdo: El Administrador General de los
F. C. U. de la Habana, en escrito N? 2115-11-23-28, informa que el dia 19
de Noviembre de 1928, sobre las 12.08 a. m., al salir del poblado de Cruces
el tren excursionista de Santa Clara a Cienfuegos, fu4 apedreado y tiroteado,
resultando con heridas leves los sefiores Jer6nimo Fernandez y Carlos To-
rres y de gravedad el Sr. Lorenzo Gutierrez. La Inspecci6n General informa
que con la misma fecha se han recibido parties de tres casos de piedras arro-
jadas a los trenes ademas del anterior denunciado por los Unidos. La Co-
misi6n, teniendo en cuenta que se repiten con frecuencia estos ataques, re-
suelve: trasladar este acuerdo a las Secretarias de Justicia, Guerra y Marina
y Gobernaci6n, recordAndoles la denuncia que se les traslad6 en 15 de Agos-
to *1timo presentada por el Ferrocarril Cubano de Hershey sobre el descui-
do en que incurren los propietarios de animals dejandolos pastar por las
lines y los innumerables casos de piedras tiradas a los trenes a su paso,
ocasionando roturas de cristales a los coaches y en muchos casos, lesiones a
los viajeros y personal de los mismos, habi6ndose afiadido a estos casoa el
que motiva este acuerdo, o sea el ocurrido al tren excursionista de Santa
Clara a Cienfuegos, el que fu6 tiroteado, resuiltando heridos tres pasajeros:
por todo lo cual ruega nuevamente a la de Guerra y Marina que d6 las
6rdenes oportunas a los escoltas de los trenes para que de acuerdo con la
Compafiia de Ferrocarril hagan que, siempre que sea possible, los trenes se
detengan al ocurrir uno de esos hechos y traten de detener a los autores
para presentarlos a los Jueces correspondientes, y puedan series aplicadas
las penalidades que disponen las leyes y especialmente el Capitulo XVI de
la Orden 34 de 1902 modificado por la 119. Tambien resuelve interesar de
las Compafifas de Ferrocarril que con su policia especial y demis empleados
cooper a ese servicio, e igualmente interesar de la Policia Nacional y de la
Secreta su interns en este asunto. Lo que tengo el honor de comunicarle."
Lo que en relaci6n con su correspondencia N 1071-26 V. tengo el honor de
trasladar a Ud. a los efectos procedentes.> Y 'lo traslado a Ud. a los efectos
procedentes.-De Ud. atentamente, Jose Clemente Vivanco, Fiscal."
DISPARO DE VOLADORES U OTROS PETARDOS.-El Fiscal del Tri-
bunal Supremo dirigi6 la siguiente circular:
"Habana, enero 14 de 1929.-Sr. Fiscal de la Audiencia de...---Sefior:
El Sr. Secretario de Gobernaci6n, con fecha 9 del actual, me dice lo que sigue:





ASUNTOS GEiIERALES


'"Atendiendo gustoso a la indicaci6n que me fuera hecha por Vd. por
conduct del Sr. Subsecretario, he dirigido con esta fecha la siguiente circu-
lar a los Alcaldes Municipales de la Repiblica: "El Sr. Fiscal del Tribunal
Supremo ha interesado de este Centro se llame la atenci6n de los Sres. Alcal-
des Municipales respect a la frecuencia con que por los mismos se autoriza
a determinadas corporaciones o personas naturales, para disparar voladores
u otros petardos, con los cuales no s6lo se infringe lo dispuesto en el articulo
595 del C6digo Penal, que prohibe que dentro de poblado, o en sitio pfiblico
frecuentado, se disparen arnias de fuego, cohetes, petardos u otros proyectiles
cualesquiera que produzean alarma o peligro, sino que en muchos casos se
han producido dafios en las personas o en las cosas, por lo que el Sr. Secreta-
rio, atendiendo gustoso a la indicaci6n del Sr. Fiscal del Supremo, se ha ser-
vido acordar, por resoluci6n de esta fecha, se dirija a Vd. la present, llamin-
dole la tenci6n sobre lo expuesto, y haci6ndole saber, ademis, que el hecho
a que alude el Sr. Fiscal del Supremo y que prev6 el articulo 595 del C6digo
Penal, estai castigado como falta en el articulo 47 de la Orden Militar 213
de 1900, con multa que no exceda de $30.00, o con arrest que no sea mayor
de 30 dfas; y que el inciso 2" del articulo 32 del Reglamento para la conce-
si6n de licencias de caza, pesca y uso de armas, declare como armnna prohibida
los cafiones de cualquier clase y tamafio; y que de acuerdo con lo establecido
en el 2" pirrafo del articulo 22 del expresado Reglamento, la licencia para
uso de arma no da derecho al que la posee para dispararla en poblado enl
ningiin easo. ni en despoblado con motivo de fiesta national, political, ni de
ninguna otra indole. Es verdad que en algunas Ordenanzas Municipales se
autoriza al Alcalde para conceder permnisos, previa solicitud, para disparar
voladores, petardos, cohetes, etc.; pero no es menos cierto que esa disposici6n
esta en pugna con lo establecido en el articulo 595 del C6digo Penal y que,
por lo tanto, si la fecha de las Ordenanzas es anterior a la del C6digo Penal,
kste ha derogado esa disposici6n; y que si son posteriores, no tienen eficacia
tampoco, porque ningfin acuerdo municipal puede derogar un precepto del
C6digo Penal. Abora bien: me explico que en estas fiestas nacionales, o de
caracter popular, se autoricen por Vd. fuegos de artificio, siempre y cuando
se denucestre en la solicitud que estos serfin dirigidos por un pirotecnico,
pero n6 en los demis casos, en que por olvido de la disposici6n del C6digo
ya citado se vienen otorgando esas autorizaciones que son de todo punto
contrarias a la Ley, como acertadamente llama la atenci6n el Sr. Fiscal del
Tribunal Supremo. Sirvase acusarme recibo de la present. Atentamente de
Vd., Jos, Rosado Aybar, Subsecretario de Gobernaci6n." Lo que tengo el
honor de comunicarle para su conocimiento y efectos que Vd. estime proce-
dentes."' Y lo traslado a Vd. a los efectos procedentes.-De Vd. atentamente,
Jos/ ClemenIc Vivanco. Fiscal."
REGISTRO CIVIL.-Reconocimiento de hijo ilegitimo en expediente do
inscripci6n fuera de plazo.-La Direcci6n de los Registros de Espafia, por
Resolueiin de 27 de Septiembre de 1929, ha declarado que es procedente ins-
truir a petici6n del interesado o del Fiscal, el expediente de inscripci6n fuera de
plazo de un nacimiento, y una vez probado 6ste y la subsistencia e identidad del
naeido, podria extenders el acta con sujeci6n a las circunstancias en que se
liallase el interesado a la feeha del nacimiento, inscribi6ndole como de padres
desconocidos, e imponi6ndole el Juez Municipal dos apellidos usuales y co-
rrientes en el pueblo de la naturaleza del inscrito, pero no pueden ampliarse a
los expediente.s gubernativos de inscripci6n fuera de plazo del nacimiento de
un hijo ilegitimo los medios de reconocimiento establecidos en el art. 131 del
C6digo Civil, aunque en tales expedientes comparezean el padre o la madre que
pretenden reconocer.









REPERTORIO JUDICIAL
REVISTA MENSUAL FUNDADA BAJO LOS AUSPICIOS DEL COLEGIO
DE ABOGADOS DE L.A HABANA
INSCRI PTA COMO CORRESPONDENCIA BDE OUNDA CLAWK EN LA OPICINA MD COMRKOB DE LA HASANA

Suscripci6n annual, $7.00 N6mero uelto ... $0.70 Anunclo on el Dirt. $2.00

AFO VI. HABANA, JULIO DE 1930. NUM. 7.

SUMARIO
La equidad en ol Derecho Hipotecarlo, poi GOst6n Mora.-El acusador privado como testigo, por
(iregorio do IJano.-Alrededor do los ondosos camblarlos, por Alberto Olraudy.-Comentarlos, por Oan.
-Cologlo do Abogadoe: Scccl6n Oficial.-Libros y Revistas.-Miscelauea.-Acuordos do Ia Sala do Go-
bierno del Tribunal Supremo.--Sentencias y Autos de Isa Sala de lo Civil y de lo Contencloso Adminis-
trativo do Is Audiencla do la Habana.

LA EQUIDAD EN EL DERECHO HIPOTECARIO

El Dr. Llnca y Argudin, Director del REPERTORIO JUDICIAI, me ha hecho
el honor de reproducir en su revista unas cuantas lineas que hube de eseribir
para el Diario de la Marina con motivo del "Cincuentenario" de la Ley Hipo-
tecaria vigente en Cuba. Repito que es un honor el que me ha dispensado el
Dr. Llaca y Argudin. no s61lo porque &l es uno -de los Magistrados cubanos
de cualidades que realzan su personalidad intclectual, sino, tambi6n, porque su
revista goza de un alto concept moral y cientifico.
Lo que yo tuve el gusto de escribir para el Diario de la Marina no es un
trabajo formal acerca do nuestra legislaci6n hipotecaria. Se me pidi6, por
mi distinguido compaiiero, el Dr. Andres Segura y Cabrera, un pensamiento,
inas braves ci.artillas sobre el asunto, y lo complaci diciendo, en sintesis, que
cl cr(tdito hipoteeario es una consecuencia del regimen de la propiedad pri-
vada; que ese credito desaparecerfa o se contraeria si se limitasen las ga-
rantias que demandan los prestamistas. Pero que habia legistas eminentes
que entendian que nuestra Ley Hipotecaria es una "ley de usura", porque
todas sus disposiceones tienden, innegablemente, a resguardar el derecho del
:iereedor hipotecario,.desconsiderando y hasta vulnerando el derecho del deu-
dor, propietario del bien grayado con la hipoteea. Se me ha dicho que un
Magistrado inteligentisimo de la Sala de lo Civil de la Audienoia de la Ha-
bana, cl Dr. Rodriguez Acosta, hablando de ia Ley Hipotecaria, ha manifes-
tado que ella no proporciona ningfin medio de defense al deudor. Asi es,
realmente. M1is que ley hipotecaria es una "ley de ejecuci6n de un deu-
dor". Es un procedimiento sumario para cumplir una sentencia civil, que se
contiene en el titulo autentico por el cual se procede. Se dirh que toda ley
hipotecaria, para que no desaparezea o se contraiga el cr6dito de esta clase,
ticne que ser, debe set, rApida, ejecutiva, fulminante. No negarA esto el sabio
legista a quien yo aludo en mi consabido trabajo. Lo que 61 pedia, como
just, era que se llevase la Equidad a la legislaci6n hipotecaria, pues aquilla
era desconocida, ignorada, en esta filtima. Teniendo en cuenta la Equidad,
hubieron de decir los jurisconsultos romanos, y lo han seguido repitiendo los
jurisconsultos de todos los tiempos y de todos los passes de civilizaci6n occi-
dental: summum jus, summa injuria. "El sumo Derecho es la suma injusti-





ASUNTOB GNoRALuS


cia". El legislator ha extremado el derecho en material hipotecaria, con lo
cual lo ha hecho injusto.
Una buena ley hipotecaria no puede, no debe tener mis que una finali-
dad, a saber, garantizar al acreedor el reembolso, el reintegro total de su
cr6dito. La ley no debe garantizarle mAs. No debe darle mfs. Ahora bien;
siempre que al amparo de esa ley pueda un acreedor quedarse con la pro-
piedad, con el dominio de la cosa hipotecada por un valor inferior al que
realmente tiene el inmueble, se realize un despojo, una expropiaci6n, una
confiscaci6n en favor del acreedor. Esto sucede cuando la adjudicaci6n se le'
hace por el importe de las responsabilidades preferentes, imported siempre
inferior al valor real de lo hipotecado. Esto acontece cuando el precio que
sirve de tipo para la subasta es el avaldo practicado en el contrato, porque,
coino dice un sapiente jurista austro-germano, el deudor o prestatario, com-
pelido por la necesidad, tiene que aceptar todas las condiciones que le im-
ponga el aereedor o prestamista, eLtre ellas un bajo avalfio, un bajo justi-
precio del hien que se hipoteca. Exclama el aludido p'rblicista: "No hay libre
contratacidn dtnde no hay libre consentimiento, y no hay libre consentimiento
ddnde el deudor so ve constrefiido a someterse a todas las condiciones que le
impone el acreedor."
El jurisconsulto cubano, cuyas son las opinions que hemos recordado,
dccia que cran frecuentes, muy frecuentes, los casos en que no habia licita-
dores para una subasta, bien porque ellos, de acuerdo con el acreedor, so
retirasen, o bien porque una mala situaci6n econ6mica hacia que los capita-
listas so retrajesen de realizar compras, en subasta o fuera de ella. Otras veces
sucedia que los licitadores, entendidos con el acreedor ejecutante, ofrecian
precious bajos, viles, para que aqu6l se quedase con la cosa subastada por un
precio irrisorio, o, a lo sumo, equivalent al imported de su cr6dito, o al de las
responsabilidades preferentes.
Para nuestro aludido jurista cubano, la Equidad recomendaba que se
modificase la Ley Hipotecaria con arreglo a las siguientes bases: Primera:
El precio que debe servir de tipo para la subasta ec el valor real, verdadero,
de la cosa hipotecada. Segunda: Cuando ese valor no se obtenga con la su-
basta, la cosa hipotecada debe entregarse al acreedor, no para que 6ste la
haga suya por el imported de su credito, sino para que la administre y haga
suyos los frutos o products hasta que se haya reembolsado de la totalidad
de su cr6dito.
No temia el consabido legista que las reforms que proponia produjesen
la desaparici6n o contracci6n del cr6dito hipotecario, porque, a su juicio, con
ellas no dejaba el acreedor de cobrar todo lo que se le debia, que era lo (inico
a que tenia derecho, y porque la hipoteca siempre seria la mejor garantia que
pudicra tener un acreedor, y la inversi6n mis segura para los capitals. La
hipoteca es lo menos azaroso. lo menos fluctuante. Es dificil que estas ideas
se abran paso en las mentalidades dominadas o influidas por "los prejuicios
juridico-romanos". Con la administraci6n de la cosa hipotecada se cobra tar-
de, pero se cobra, y no se priv. de ella a su duefio. Asi se concilia el derecho
a cobrar del acreedor, y el derecho del deudor a conservar su propiedad, a
que no se le despoje de ella por un precio inferior a su verdadero valor. Pero
estas doctrinas, preconizadas por la Equidad, parecerin injustas a los que
screen que el fin del derecho positive hipotecario cs la absorci6n del bien hi-
potecado por el acreedor.
El espiritu de estas nuevas orientaciones del derecho hipotecario palpita
y se ha impuesto al legeslador en la instituci6n de la anticresis, por virtud de
la cual el acreedor adquiere el derecho de percibir los frutos de un inmueble
de su deudor con la obligaci6n de aplicarlos al pago de los intereses, si se
debieren, y dcspu6s al del capital de su crdito. Art. 1881 del C. Civil. El





AtUNTOO GE0 .AE


creedor so adquiere la propiedad del inmueble. Art. 1884 de dicho Cuerpo
egal. He ahi aceptado, en la anticresis, "el principio" de que el acreedor so
!obre con los frutos, conservando el deudor la propiedad. Ese principio de-
icria dominar en la legislaei6n hipotecaria.
GAST6N MoaA.


EL ACUSADOR PRIVADO COMO TESTIGO
Es frecuente que en muchas causes los acusadores privados no constituyan
,epresentaci6n en ellas, asistiendo al juicio oral por au propio derecho, dirigi-
los, como es de rigor, por un letrado, ocupando en los estrados el lugar asig-
iado para ellos o sus representantes; y que en las conclusions provisionales
ormuladas por las parties, se los haya propuesto como testigos para dicho acto.
Nuestra Ley de Enjuiciamiento Criminal, al tratar en la secci6n 2. del
Tapitulo III y Titulo III, de su Libro 39, del examen de testigos, nos dice en
u articulo 704: "los testigos quo hayan de declarar on el juicio oral perma-
lecerfn hasta que sean Ilamados a prestar sus declaraciones en un local a pro-
)6sito, sin comunicaci6n con los que ya hubiesen declarado, ni con otra per-
ona". & C6mo puede cumplirse este precepto on el caso apuntadot
Ello es lo que nos mueve a pergefiar estas lines movidos por el desco de
lue se vea el modo de corregir lo que puede estimarse un defecto o anomalia
le nuestra citada Ley tal como ha quedado modificada en el particular desde
a validez de ]a personeria propia en los juicios.
No se puede rechazar como testigo al acusador privado personado por si
nismo, por este solo hecho, si se le ha propuesto en debida forma, por no haber
orecepto legal prohibitive en que fundarse.
El President del Tribunal, que conoce la excepci6n prevista en el p&rrafo
oexto del articulo 701 de dicha Ley a la regla fijada en su precedente pfrrafo
luinto, de que los testigos serfin examinados por el orden en quo figure sus
iombres en las listas, advirtiendo que el acusador privado estA propuesto como
estigo, por convenir a los fines de la justicia y en este easo para aliviar un mal,
iace uso de la facultad discrecional que aqu6l le confiere, y alterando el orden
n que aparece en la lista de testigos del Fiscal, si no estuviere en ese lugar,
icuerda que sea el primero que declare; y otras veces, no estando propuesto por
1 Fiscal cuyos testigos han de declarar primero, mas si en las de las otras
)artes, copio la alteraci6n a qul se refiere dicho phrrafo sexto ha de ser dentro
Ie cada grupo de los mismos, con el express asentimiento de las parties y por
os fines indicados, tambiin ha hecho que declarara el primero. Pero con eso
io se obvia la infracci6n del expresado articulo 704, que queda manifiesta al
lresenciar el acusador privado las deposiciones de todos los demAs testigos, ha-
)iendose dado lugar con ello a diversos incidents, impidi6ndose en algunos
*asos aclarar extremes importantes, por la circunstancia de oir el acusador lo
lue habian declarado algunos testigos. De suerte que el espiritu o prop6sito
iel legislator que inform6 ese articulo 704, tendiente a evitar confabulacio-
lies, etc., queda anulado.
Recordamos un caso en quo el letrado defensor del procesado pidi6 que se
.)rdenase saliese de ]a presencia del Tribunal el acusador privado mientras de-
.larasen dos testigos que no lo habian efectuado en el sumario y que habian de
leponer sobre extremes nuevos pero relacionados con los hechos objeto del juicio,
a lo que no accedi6 el Presidente del Tribunal por la raz6n de que el juicio no
podia celebrarse en ningin moment sin la presencia, o representaci6n, de una
Lie las parties. En ese caso, estamos seguros, que se hubiese evidenciado, no
oyendo declarar el acusador privado a los testigos, e interrogado 61 -lo que
no podia negfrsele-- despu6s. Alli se demostr6 una vez mAs lo incierto del





ABUNTOS GENERALS


'claro contenido de un document, no obstante ser reconocido por los que en
61 intervinicron; algo ast como el recibo de dep6sito de dinero firmado por un
pobre a un rico, cuando se trataba de un prestap~o usurario que 6ste habia echo
a aqu6l, y para garantizar la negociaci6n.hacfa que se lo firmara, para, si no le
pagaba, -frase corriento-, poderlo meter cn la edrcel. Bien han dicho los
franceses quo cl nombre no hace a la cosa; y nuestros Tribunales se han en-
cargado de dar a a ia isma el nombre que le correspondia; sincdo dc lamentar
que no siempre en todos los casos de evidencia se haya'declarado litigants teme-
rario y de nala fe a un obstinado acusador.
Ifay quien ha ponsado que esa prueba no debia admitirse; pero debemos
rvc'rdar quo la denegaci6n de una prueba, segin nos lo ha dicho reitergda-
mente en distintas forms el Tribunal Supremo, s61o procede en virtud de una
disposici6n prohibitive. ALa.hay en cl caso tratadot rndudablemente que no,
y. nsf pues, el Tribunal no puede rechazar tal prueba. Este es el criteria gene-
ralinente seguido.
Ahorn bien. inirada decade otro 9apecto ]a cuesti6n, que en la generalidad
de los easos, ntendiendo al fin perseguido, puedc o debe darsele escasa impor-
tunein, pero que en algunos result ser grande, tone'mos que recorder asimismo
In conocidan regla, tamnli6nu de viejo reiterada, sobre c6mo ha de practicarse la
prueba, esto es, no 61o (que debe hacerso ante los Tribunales, sino agreg1ndo
qul "con plans solemnnidndes de Ia Ley". Y es visto que.la do que tratamos no
se realize con tod ns Is formnalidades que proviene nuestra. Ley de Enjuicia-
miento ('riimial, pursto que se cumplen los precoptos do otros articulos do la
lisimia al declare el acusador privado; pero quo, seguin lo expuesto, inanities-
Iimnente infringido el 704, quo ordein la separaci6n c mncomunicaei6n do los
testigos, dejaindose, por tanto, de cumuplir esa que es una solcmnidad esencial
prescripta ]por el lIgislador para evitar un possible mnal,
Ante ello puede razonarse que con el autecedente que han de mostrar los
autos de que el neusador privado est(f personado por si mismo. dado que no
podrai eumplirsc en cuinto a 61 0lo preseripto en el citado articulo 704, parece
que no dehia admit irse In prueba juzgAndola no pertinente, esto es, impropia-
nmente, impertinrnlr punesto que, si el articulo 659 dice que. el Tribunal dictar&
auto admitiindo "las (ine consider pertinentes y rechazando las demas", habra
que incluir dichn prueba, por nl circunstancia sofialada, on el segundo de los
dos grupos que formula el articulo. Mas fAeilmente se advierte quo ]a decla-
rnaein del aeunsa dor privatio, que ha de versar con toda seguridad sobre los
heehlos origen del sumario, tiene que estiumarse .prima facie pertinent. y 'que
In Ley, despums de decir que se admintan las pruebas pertinentes, s61o dice que
so rechalncen "las demais", y esta frase induce a career solamente autorizado el
Tribunal pIara no admitir las pruebas no pertinentes. So trata de una prueba
prerstablecid. andveuada y que hasta puede estimarse necesaria.
T'ngnse present que on cuanto al procesade que no so conduzea correc-
tanmente, como es delido, en Ia presencia del Tribunal, conform al articulo 687
de lan expresada Ley, despues de prevenfrselo el Presidente, podrA acordarse
mandarlo retirar, continuando el juicio en su ausencia.
Seria absurdo suprimir la declaraci6n de un acusador privado, que fu6
el lesionado por el procesado, que fuC quien puso oen nimanos del procesado lo
que 6ste hurt o estaf6, etc., etc., por el echo de su personeria propia en la
causa. Lo que hay que ver es el modo do recibir ese testimonio testifleal sin
infringir ningfln.preeepto o regla.
No vemos inconvenient on que se modifique nuestra Ley on el sentido de
que si es propuesto el acusador privado come testigo se le exija que constituya
representaci6n; o bieh que so disponga en ella que se present ante el Tribunal
y despues permanczca en el local, pero fuera de la presencia del Tribunal, como
cualquiera otro de los testigos, hasta que deba declarar y despu6s de declaltar;




ABUNTOS GEN RALE8 1S

y bien que so faculte para que a petici6n del Fiscal o de la defense del procesado
ie le haga salir de la presencia del Tribunal cuando 6ste lo estimq convenient.
Do todos modos es necesaria la modifleaci6n de la Ley en ese extreme.
GREGORIO DE LLANO.


ALREDEDOR DE LOS END080S CAMBIARIOS (*)
En el nuimero del mnes de Junio del pasado afio de 1928 public el Magis-
Irado (luillermo de Montagfi un articulo en esta revista en el quo sostiene la
;esis, ya admitida por Benito, Cueto y Ricardo M. AlemAn y aceptada igual-
nente por la Audiencia do la Habana en copiosisimas sentencias, do que con-
Forme a lo dispuesto en el vigente C6digo de Comercio pueden endosarse, con
ns consecuencias propias de esa clase de cesiones, las letras do cambio vencidas
lue hayan sido oportunamente protestadas. En sfhtesis sostienen los patrocina-
lores de esa doetrina quo pueden endosarse Ins letras vencidas y que no pueden
;erlo las que estdn perjudicadas y las que, a la vez, est6n vencidas y perjudi-
*adas.
Para sostener ese criteria so apoyan finicamente en la redaeei6n del ar-
ieulo 466 del C6digo de Comercio; en su "castiza y clara redacci6n", como
ifirma Montagi. Par6eemne, empero, que ni filol6gicamente, ni 16gicamente, ni
ifin anal6gicamente puede entendorse el precepto en tal sentido. "No podrAn
'ndosarse -dice el articulo- las letras no expedidas a la orden, ni las vencidas
* perjudiendils". Quiero decir. ereo yo, -siguie;ido tambi(n la opini6n de tra-
adislas respetables-, que no pueden endosarse ni las letras vencidas ni las
etras perjudicadas, y cualquicra de ellas que scan endosadas estarAn com-
)rendidas dentro de lo que dispone el segundo pArrafo do ese articulg. De sos-
ener que, por la castiza redaeci6n del citado precepto legal, es necesario, para
a invalidez de los endosos, que 6stos se efectfen precisamente en las letras ven-
nidas y a In vez perjudicadns, habrA que convenir en que las letras perjudicadas
oliamente pero no vencidas pueden etidosarse, y no creo que tal opinion pueda
ter sostenida por los corifeos de la doctrine que impugnamos.
El aeta de protest -complemento indispensable para utilizar las acciones
Nambiarias judiciales- ha de reunir necesariamente los requisites sefialados
mn el articulo 504 del C6digo de Comercio, entire los cuales figure el de contender
*opia literal de la letra, do su aceeptaci6n y de todos los endosos; es una foto-
,rafia exacta de la letra. IY c6mo se va a obtener ello si despuis de vencida
a cambial y protestada por no haber sido pagada el portador de ella la endosa,
o cual puede ocurrir -segfin la tesis contraria- no una sino varias veeces7t
rn ese protest, que debe presentarse al Juez conjuntamente con la letra para
)btener mandamiento de ejecuci6n contra el deudor, no pueden constar los
)osteriores endosos, y el Juez ha de despachar aqu61 con vista de la letra y del
protest segfin el articulo 521 del C6digo Mercantil. Podra objetarse -y al-
zuien lo ha hecho- que el Notario cumplira con su deber transcribiendo s61o
os endosos contenidos en la letra hasta entonces, y asunto concluido. Si, con-
Aluido para l6, porque para el tenedor de la letra empicza entonces su calvariov
,ues el requisite ese de incluir todos los endosos de la letra tiene por finalidad
dentificar la misma cuando sea presentada con el protest en la reclamaci6n
judicial que se establezeca, y como que el Juez, al confrontar Ia letra con el
ieta, la fotografia con el original, vera que son disimiles, rechazara la demand.
El C6digo de Comercio, en su articulo 520, faculta al librador y a cual-
luiera de los endosantes do una letra protestada para exigir, luego que Ilegue
(*) Publicamos el present articulo del compotente Juez de Primera Instancia deO
['ienfuegos Dr. Giraudy, otro funelonario judicial que honra con su colaboraci6n estam
Iolumnas, y le damos las gracias.-N. del D.





ASUNTOS VEMVRALES


a su noticia el protest, que el portador de la cambial rei se is porte con los
gastos legitimos y les entregue la letra con el protest y is cuents de resaoa.
4C6mo podri hacerse esto cuando so descanozca quidn es el actual portador de
]a letra, puesto que el iltimo que aparezca del protest la *edi6 a Tvex y ast
se habrAn ido sucediendo los endosatariost
Represente la cambial un contrato de cambio o de cr6&ito, es un instru-
mento creado para 'vivir exclusivamente el tiempo indicado en ella y s61o du-
rante ese lapso de tiempo puede ser endosada. Su portador, para "conservar"
:us acciones judiciales contra los que deban asegurar el pago o, reintegrarle su
imported, debe protestarla, pero toda transferencia que se haga de ese doenmento
despues de vencido como tal instrument es una Cesi6n. Por ello es quo en las
letras debe ponerse, al crearlas, la fecha do su vencimiento, que es aquella on
que el librado debe pagarla, y por ello es quo tal requisite no se pone en los
endosos, pues el endosatario, que adquiere la letra del endosante y le paga su
importe, sabe cuando vencera la cambial. Por eao es que, de acuerdo con lo
dispuesto en el articulo 448 del C6digo de Comercio, los libradores deben entre-
gar a los tomadores, de acuerdo tambidn con el artioulo 500 del prepio euerpo
legal. segundos o posteriores ejemplares de esos instruments, pero siempre que
los pidan antes del vencimiento de las letras. tPero es coneebible quo nadie
adquiera una letra, por la que paga sn importe, despubs de constarle que el
librado deudor no lo ha querido pagar? Entre endosante y endosatario se ce-
lebra un contrato de compraventa; gouAndo se venee para el librado esta nueva
obligani6n de pago puesto que ya la establecida en la letra habia vencidot El
endosatario puede dirigirse contra todos los endosantes anteriores a 6l para el
cobro dtie lo que so le debe por la letra; ise concibe que adquiera una cambial,
sabiendo de antemano que el librado no la pag6, para dirigirse entonces contra
los anteriores eedentes entire los euales estA precisamente el que le transfiri6 ese
docunmento?
Es cierto que el citado precepto del C6digo de Comercio se presta a con-
fusiones: imas para interpretarlo estAn los jurisperitos. Ya desdo los viejos dias
del Digesto los jurisconsultos romanos afirmaron quo las leyes no deben leerse,
sino interpreter su sentido, desentrafiando de la letra, a veees oscura, el espiritu
y la esencia del precepto. Ilasta San Pablo proclam6 quo la letra del Evangelio
mata y que s6olo su espiritu vivifica.
El C6digo de 1829 s6lo hablaba de la prohibieidn do endosar Ias letras per-
judieadas; nada decia de las veneidas. Silvela, en la exposici6n de motives, nada
afirnia respect a la diferencia entire el precepto anterior y el vigente: la dife-
rencia entire ambos consiste en que en el derogado s61o se habla de letras perju-
dlicadas -ique no podrAn endosarse- y el actual se reflere a las letras vencidas
y perjudicadas. Si el legislator hubiera querido deecir lo que se le atribuye,
esto es, que es necesario que las letras, para no ser endosables, adolezcan de
los dos defects conjuntamente, no habria redactado el articulo en esa forma,
puos entonces labrA que interpretarlo en el sentido de que las letras perjudi-
eadas pueden endosarse, lo cual es inadinisible. ValgAmonos de un silogismo:
es asi que el precepto quo analizamos s6lo prohibe endosar las letras vencidas
y a Ia vez perjudicadas; la letra que so me present esta perjudicada, pero no
vencida: luego puede endosarse. &Se comprende el peligro do una interpreta-
ci6ni literal ani tratAndose de una l ttera? Del propio mode lque el artieulo del
t'6digo es anfilolOhgiieo al liablar de "letras no expedidas a la orden", lo es
tambi6n cuando trata de las vencidas y las perjudicadas. Se redact6 como esta
seguramente para evitar la eaeofonia resultante de la repetici6n adverbial: wo
pueden endosarse, etc., ni las veneidas, wi las perjudicadas. Es neceesario con-
eatenar esa disposiei6n con los demnias eslabones de ese cuerpo de doctrina legal
que es el C6digo. Esta doctrina, por otra parte, no es ex6tica en el derecho





ABUIITO G NUALn


cambiario: la admiten generalmente Ian legialaciones extranjeras y expresa-
mente la conaagr6 el Reglamento del Haya. Convengamos, pues, en que las le-
trns vencidas no pueden endosarse.
ALBRTro GimAuvY.



COMENTARIOS

Recientemnente El Mundo, de esta capital, al igual que nosotros, se ocup6
bajo el rubro "Las flanzas y las compafifas insolventes", del funcionamiento
dc las conipafiias que son autorizadas para prestar flanzas y no las pagan; y
robutste'en las que vertimos en el nfimero do Enero do esta revista, nos pareco
convenient reproducir aquel trabajo que ast dice:
"El problemna planteado a la Secretaria de Agricultura, Comercio y Tra-
bajo, a la Comisi6n de Jubilaciones del Poder Judicial y a numerosos proce-
sados, per las coipaNiias de fianzas insolventes, os muy digno do cuidadosa
it.tnci6n por part de las autoridades encargadas por la Constituei6n y las
hlyes de Ina Repiblica de tender este asunto, no digamos que trascendental,
pijro eiertamente lnny interesante.
So trata, en efecto, de una complicada situaci6n, perjudicial para los
.lutces y Magistrndos pensionados o retirados, y para las personas quo por
.uiniquier niotivo so vean obligadas a prestar una flanza, que crea un intrin-
Para eonfrontar los ineonvenientes del caso, pongamos un ejemplo acla-
rador. 1)e acuerdo con las leyes vigentes, un grupo de hombres de negocios
deciden constituir una compafiia do flanzas, y al efecto, entire las numerosas
forinma de garantizar sus operaciones que la legislaci6n sobre la material lea
proporcionan (*), escogen la mAs sencilla: gravar una propiedad. Llenadas
estas forimalidades, coinienzan sus trabajos. Abren una oficina, nombran un
buen niiiitero do agintes, y comienzan a constituir fianzas ante los Tribunales
de la Repfiblicn. A poco el ntimero de fianzas pasa de various cientos y las can-
tidades garantizadas de algunas decenas de miles de pesos. En esas condi-
ciones, un dia los Tribunales requieren a la compania para quo pague la flanza
del procesado tal, quo ha escapade a la acci6n judicial, y al contact con esta
realidad surge el fracaso de todo el sistema. La companiia es insolvente. El
gravamnen constituido por la misma para responder de sus operaciones, en
ocasiones es puramnente ilusorio, puesto que se ha constituido sobre una pro-
piedad que no vale, ni aproximadamente, lo que so suponia, o que ya tenia
otros gravinmenes. Y en todo caso, resultarA insuficiente, puesto que el
tuiimero y nla euantia de aIns fianzas garantizadas es do todas maneras muy
superior al de la garantia efectiva prestada. (**)
Cumpliendo lo establecido en nuestras leyes, la Secretaria do Agricul-
lirn, Comnrcio y Trabajo, so apresura on estos casos a retirar la autorizaci6n
parn prestar flanzas a Ins companiias en cuesti6n. Ahora bien, -y aqui surge
el problmnia-, qut~ tivnen que hacer todos los procesados que habian pres-
lzdo fianzas por la cotipanila en cuesti6n? Sencillamente: volver a prestar

(*) So ineurre on error al hlrerse esta afirinaei6n. El articulo 418 de la Ley OrgA-
6i.a del Potder Ejeentivo require quo "todi conipailia de flanzas deposit en la Tesoa.
r'ria (General do la Repuibli>c la lantidad sefialada por la Lov en valores eotizables, de-
,larndlos admiisibls pnari dicoliefeto, por el Secretario de Itiieunda, antes do quo so lo
ai'elte eonomo fiadorzi"; y at pesar del precepto claro de oes Ley, so los admnite flanza
hiipot (**) La garauutia es s6lo de $25,000 nomninales.





ASUNTOB GENE ALZS


nueva flanza por medio de otra compafifa, con Ia cual es, possible que en breve
le suceda algo semejante. &Y quidn paga a los procesados estos fraudes de
que son victims? jQu6 acci6n pueden ejercer contra las compafifas que los
han defraudado de tan lamentable manera?
Por otra part, como uno de los ingresos destinados al Fondo do Jubila-
ciones del Poder Judicial esta formado por las fianzas y responsabilidades
financieras do estas compaiiias, result que el fondo tiene que verse en el aire
al fracasar, como fracasan en casi todos los casos, los sistemas empleados para
cobrar luego a esas compaiifas que resultan del todo insolventes.
Para que pueda comprobarse hasta que punto se ha extendido este pro-
blieia. basta indicar queo en 31 de Octubre pasado unas tres docenas de com-
paiiias dtie fianzas adeudaban muy cerca de dos millones de pesos."
0 En el anterior ndinmro de REPF.RTOMIO JUDICIAL hubintos do referirnos
a la encuesta al)ierta por la Revista Jitridica, de Caracas, acerea de c6mo debo
entenderse el articulo 2S9 del C6digo Civil venmzolano; pues bien, en estas lines,
nos vamos a referir a otra cuesti6n que tiene alli dividida la opinion del foro.
En el primer caso motive la diseordia la interpretaei6n del vocablo individi l:
en el segundo, determinar si una y que aparece en el texto de un artieulo del
propio C6digo. debe ser una o.
El articulo 845 do aquel C6digo dispone: "En el testaniento cerrado de-
berin observarse las solemnidades siguientes: 1' El papel en que est6 escrito
el testamtento o por lo menos el que le sirva de cubierta, estari cerrado y sellado
de mainra que el testamento no pueda ser extraido sin ruptura o alteraci6n del
pliego, y se harn cerrar y sellar de esa misma manera en presencia del Regis-
trador y de cinco testigos vecinos del lugar del otorgamiento, que sepan leer
y escribir."
Unos entienden que la segunda y griega. la de la frase "y so hara cerrar",
es una errata, y que debe entenderse dicha frase "o se hara cerrar", etc., pues
alegan que c6muo se va a cerrar lo que ya estii cerrado: y otros dicoen que la
y estA bion emnpleada y adueen para ello que lo corrado por el testador serA
cerrado a su vez por el Registrador, y que el testatiento debe quedar bajo dos
cubiertas igualnente coerradas. La Corte de Casaci6n se ha decidido por de-
clarar quo se trata de un error tipogrifico.
Cuando en nuestro foro se discutan problems anAlogos, debemos acor-
darnos do estos easos de Venezuela, los que se repiten on todos los pauses donde
existen Abogados.
En la nota de acuerdos de la Junta de Gobierno del Colegio do Aboga-
dos de esta capital, que en otro lugar de este nimero public REPERTORIO Ju-
DICIA,, aparece que han ol2tenido los dos primeros premios del Concurso Juri-
dico de aquel Colegio, los Dres. Juan M. Menocal y Rafl L6pez Castillo, dos
colaboradores de esta revista, a los que nos complacemos en felicitar calurosa-
mente por su 4xito.
OAN.


COLEGIO DE ABOGADOS DE LA HABANA
BSBOION OFIOIAL
ACUERDOS.-La Junta de Gobierno acord6 en sesi6n de 17 de Mayo
uiltimo:
Nombrar a los Dres. Mario Garcfa Kohly y Francisco Fernandez P1i
para que concurran a nombre del Colegio al primer Congreso de la Secci6n
Espafiola de la Uni6n Internacional de Abogados que debe celebrarse en
Madrid.
-En sesi6n celebrada en 1 de Junio aeord6:





ASUNTOS GENERALES


Leidas las 17 candidaturas presentadas para las elecciones de miembros
de la Junta, el Diputado Dr. Marill pidi6 que se rechazaran laa scis propues-
tas por el Partido Laborista por entender que dentro del Colegio no deben
existir partidos ni political; fu(' rechazada su nioci6n y se acord6 admitir todas
lis presentadas por star ajustadas a las disposiciones del caso, y recomendar
a la Junta General adopted los acuerdos pertinentes para impedir en sucesivas
elecciones que las candidaturas Ilevan lemas y nombres do partidos, las quo
s61o deben aparecer firmadas por los colegiados que las propongan.
-En sesi6n extraordinaria celebrada el dia 12 de Junio acord6:
Quedar enterada de que el Jurado para calificar los trabajos presentados
en el Concurso Juridio. co, puesto de los Dres. Carlos Miguel de Cespedes,
Juan C. Andreu, FIlix Martinez Giralt y Guillermo Chaple. recibi6 diez tra-
hajos, adjudic6 el primer premio de $400 al Dr. Juan M. Menocal por su tra-
hajo El inipuesto constitutional", el segundo premio de $200 al Dr. Rail
L6pez Castillo por su trabajo "Ley do la capacidad de la imujer easada de 18
de Julio do 1917" y otorg6 menci6n honorifica al Dr. Carlos 1M. Moran por
su trnabajo "La Liegislaci6n del trabajo on Cuba republicana; que no se
presenutf ningi>n trahnjo en opeitn al "Preniio Mario Diaz Irfzar"; imnprimir
ins dos priumerns ohbrs premiadas, y dar nn voto de grains a los components
del Jurado.
Quedar asimismio enterada do que el Jurado recomiionda so modifiquen
las bases del concurso scfialando el minimumiu y ,inixinuumn de paginas de los
trabajos y so amplie el plazo del Jurado para dictaininar. y que esas reco-
mendiciones se sometan a la Junta General.
-En sesitn ordinaria. colebrada el misnio dia 12 do Junio acord6:
D)nr el p6sane a los colegiados Dres. Carlos Miguel de C6spedes y Miguel
Suiiroz (padre e hijo) por la perdida do familiares que han experimentado.
Inslalar los teolfonos on el Circulo tan pronto so d6 por terminada la
eanipauia contra la eompaiiia concesionaria.
Pedir al Secretario de Gobernaci6n install un tel'fono en et Sal6n do
Abogadios de In Caircel y so perinita el access en el penal despuis de las 6 de
la tarde a los Al)ogados.
Instilar un metro contador de fluido el6ctrico para los ventiladores y
limparas del alumibrando en el Sal6n de Abogados de la Audiencia.
Quedar onterada que el equipo de esgrima del Circulo gan6 la copa do-
nada por el Dr. Carlos Aliguel de C(spedes on el campeonato do espada entire
clubs de profesionales, y .felicitar a dicho equipo compuesto de los doctors
Mafialich. Zenen, Llans6 y Sardifia y a los suplentes Dres. L6pez y Espinosa.
Aprolar la Memoria annual preparada por el Secretario y el informed annual
del Tesorero.
Felicitar al Bibliotecario Dr. Menocal por haber obtenido el primer pre-
mio d(el Concurso Juridico de 1929.
Quedar enterada de (que ln existencia en canja es de $6,825.94.
Quedar enterada de que el Cologio do Abogados do Matanzas di6 las
gracias por las atenciones dispensadas por nmiembros do esta Junta al doctor
lHoracio Martinez Franque miontras estuvo detenido por asuntos politicos.
Inforunar que los honorarios que reclaman los Dres. Braulio Gonzalez y
Mario Chardiet on dos juicios civiles, son equitativos.
EDIFICIO SOCIAL.-Por D. P. 843 do 1930 so ha dispuesto el inicio de
las obras do construcci6n del edificio para Colegio y Circulo de Abogados de
la Habana y ln apropiacion de un crcdito initial do $120,000 con dicho objeto.
ELECCIONES.-En Junta General han sido electos para integrar la
Junta de Gobierno los siguientes colegiados: Dres. Eduardo Betancourt, Te-
sorero; Jos6 de Ajuria, Vice; Juan M. Menocal, Bibliotecario; Alfredo Marill,
Pablo Lavin, Miguel de Le6n, Ram6n Masforroll, Urbano Godoy y Servando
Pernfindez, Diputados.





ABUNTOS GENERATES


LA MASCARELLA DEL DR. CUETO.-En la tarde del dia 17 del actual
mes, tuvo efecto el acto de recibir e instalar en la Biblioteca del Colegio, la
mascarilla del Dr. Jos6 A. del Cueto, donada por el Diputado del Colegio
Dr. Jose A. Martinez, acudiendo un select y numeroso concurso de Abogados
que llen6 completamente el local.


LIBROS Y REVISTAS
INTRODUCCI6N A LA CIENCIA DEL DERECHO, POR G. RADBRUCH.-Madrid, 1930.
-La Biblioteca de la "Revista de Derecho Privado" se ha enriquecido con la
publicaci6n de este libro del Profesor de la Universidad de Heidelberg, Herr
G. Rodbruch, traducido al castellano por el Dr. Luis Recasens, professor de la
Universidad de Salamanca, con un pr6logo del Dr. Fernando de los Rios, pro-
fesor de la Universidad de Granada que recientemente estuvo en esta Repfi-
blica. Su primer capitulo trata del Derecho en general y los sucesivos de las
siguientes ramas del Derecho: Politico, Privado, Mercantil, Econ6mico, Obre-
ro, Penal, Judicial, Procesal, Administrativo, Eclesiastico e Internacional, y
terminal con otro titulado "La Ciencia Juridica". Dicho esto es de comprender
lo fitil que result el libro en los distintos aspects que esboza y en los que su
autor deja las huellas de su saber. Gracias por el ejemplar que se nos ha en-
viado.
DELITOS COMETIDOS CON OCASI6N DEL EJERCICIO DE LOS DERECHOS INDIVIDUA-
LES GARANTIZADOS POR LA CONSTITUCION, POR DIEGO V. TEJERA.-Habana, 1930.
-Otro gran trabajo ha dado a la estampa el incansable Fiscal de la Audiencia
de Matanzas, cuya recopilaci6n, como todas las anteriores, tanto beneficia el
studio de los delitos a que se contraen sus libros. Este consta de cerca de 600
piginas. Muchas gracias por el ejemplar que nos ha dedicado.
(GRANDES HOMBRES DE CUBA, POR MARIO GARCiA KoHLY.-Madrid, 1930.-
Con amable dedicatoria hemos recibido un ejemplar de ese libro que nos envia
su autor, en el que analiza la vida de Felix Varela, Jose de la Luz Caballero,
Jos6 Antonio Saco, Jose Marti, Antonio Maceo y Manuel Sanguily, pues, conmo
dice en el pr6logo, "habla fInicameUt.e de los pr6ceres muertos". Agradecemos
el recuerdo.
LAS REFORMS DE LA LEY ELECTORAL, POR EL DR. Josi M. CORTINA.-IIa-
bana, 1930.-El discurso que pronunci6 el Senador Sr. Cortina en la sesi6n del
dia 30 de Marzo uiltimo, en ese Cuerpo Colegislador, al preseritar dos proposi-
ciones de Ley modificando el C6digo Electoral, ha sido recogido en un folleto
asi titulado, del que hemos recibido un ejemplar. Gracias.
GENERAL GERARDO MACHADO Y MORALES: SUS DISCURSOS Y SU OBRA DE GO-
BIERNO, POR EL LCDO. ANTONIO BERENGUER Y SED.-Habana, 1930.-El Lcdo. Be-
renguer ha tenido la atenci6n de entregarnos un ejemplar del tomo 59 de su
referida obra de recopilaci6n gubernamental. Nuevas gracias.
MANUAL CfVICO DEL MILITARY Y POLICIA CUBANO, POR EL LCDO. ENRIQuI VA-
LENcIA.-Habana, 1930.-Un pequefio folleto asi denominado hemos recibido de
manos de su autor. Nuevas gracias.
ESTADISTICA DE DIVORcios.-Habana, 1930.-La Comisi6n Nacional de Es-
tadistica y Reformas Econ6micas acaba de publicar los cuadros contentivos de
la referida estadistica, de los que aparece que durante el afio 1929 terminaron
en la Repfiblica 462 juicios para disolver el matrimonio.
REVISTA DE DERECHO PRIvADo.-Madrid, Junio, 1930.-Hebos recibido dicho
niimero, cuyo sumario es como sigue: I.-Introducci6n a la ciencia del Dere-
cho, por Fernando de los Rios. II.-Cuestiones practices: El Registro de la
Propiedad y el Banco de Espafia, por F. Alvarez Caseos. III.-Resefia de legis-
laci6n, doctrine y jurisprudencia italianas en material de Derecho Privado du-
rante el afio de 1929: I. Legislaci6n.-II. Literature juridica. Derecho civil..





ASUNTOS GENERALS


Derecho mercantil. Derecho procesal.-III. Jurisprudencia, por L. Mossa. IV.-
Jurisprudencia: del T. S.: Enjuiciamiento Civil (Continuaci6n). II. Jurisdic.
ci6n contenciosa.-III. Competencias de jurisdieci6n, por A. Aguilar. V.-Notas
bibliogrhficas: Caroselli (Dott. Oscar) : L'associazione in partecipazione, por E.
Langle.-Rosenthal (Alfredo) : Wettbewerbsgesetz nebst den materiellen Vors-
chriften des Warenzeichengesetzes.-Gierke (Julius v.): Handelsrecht und Schif-
fahrtsrecht.-Frankenstein (Ernst) : Internationales Privafrecht, por E. L. Llo-
rens.-lloeniger (Heinrich y Georg) : Derecho industrial (Colecci6n de leyes
alemanas), por Manuel Troyano.
REVISTA JURiDICA.-Caraeas, Abril, 1930.-IIa llegado a nuestro poder di-
cho ninimero con este material: Alhanee del art. 241 del COdigo Civil, por Ce-
lestino Ferreira; Voeaci6n hereditaria de los colaterales ilegitimos, por Tulio
Chiossone; Derecho sueesoral, por Tomnfis Liscano; Sobre el regimen sucesorio
de los colaterales privilegiados, por Tito Gutirrez; La excepci6n tde inadmisi-
bilidad por falta do cualidad, por A. Valdivieso; El art. 289 del C6digo Civil,
por P. Pineda; Causal de recusaci6n, por Emiilio Faria; Anotaciones y comen-
tarios; Observaciones profesionales; Biibliografia national y extranjera.
OTRAS REVISTAS.-Tainbien heinios reeibido La J u.ritqpruMlenia al Dia, Junio,
1930; Revista dc Medicina Legal de Cuba, Abril, 1930; Revista Cubana de Dere-
cho, Abril-Junio, 1930; Revista de la Universidad, Febrero-Marzo, 1930; y Bo-
letin Oficial de la Secretaria dc Comunicaeiones, Junio, 1930.


MISCELANEA
REGISTRO CIVIL.-Matrimonios religiosos: cuando podrAn ser inscrip-
tos en el Registro Civil.-La Direcci6n de los Registros y del Notariado, en 31
de Enero de 1929, resolvi6 lo siguiente:
Visto el escrito presentado por el sefnor Angel Maristany, solicitando se
ordene la transcripci6n en cl Registro Civil a cargo del Juzgado Municipal de
(iiira de Meleia, del inatrimionio que coiitrajeron sus padres Prudencio Maris-
tany y Rojas y Luis PWroz y (lonzailzx, ante el ciura plrroco de la iglesia de
San Joss de ese pueblo, el dia 26 de Junio de 189'2; y
Resultando: que el senior Angel Maristany, acomipaii6 a su solicitud, como
prucha para acreditar su pedinmento, una certificaci6n expedida por cl Cura
Parroco de la iglesia de "San Jos'" de Giiira de Melena, contentiva de un acta
extendida en la fecha de 5 de Julio de 1926, de un imatrimionio que so dice
celebrado por Prudencio Maristany y Rojas con Luisa Pcrez y (onzailez, el dia
26 de Junio de 1892; acta o diligencia levantada de conforrmidad con un De-
creto del Ohispo Diocesano, para acreditar el matriinonio celebrado en la fecha
indicada, por haberse queinado el archivo de dicha parroquia el dia 5 de Enero
de 1896.
Considerando: que las certificaciones de partidas de inatrimonios can6nicos
expedidas por los PArroeos, para que se les considered con eficacia bastante al
efecto do ordenar la transcripci6n de las misinas en los libros del Regiatro
Civil, deberAin serlo de actas levantadas en el nimomento de la celebraci6n do
esos inatrimonios, es decir, en el dia y hora en que 6stos so hubiesen celebrado,
y consignadas, on la misma fecha, en los libros respectivos de la parroquia.
Considerando: que cualquiera que sea el procedimiento que conforme al
derecho can6nico se haya seguido por las autoridades eclesiaisticas para acredi-
tar un niatrimonio celebrado ante el Cura Pfirroco de Giiira do Melena, en la
expresada fecha do 26 de Junio de 1892, si bien tendra eficacia bastante ante
dichas autoridades, no la tiene en el orden civil, ya que la prueba de la exis-
tencia de un matrimonio, a los efectos de reconocerse su validez en ese orden,
y su inscripci6n, por consiguiente, en los libros del Registro Civil, debe produ-
cirse ante las autoridades judiciales competentes, de conformidad con los pre-




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs