• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Title Page
 Titulo primero
 Titulo segundo
 Titulo tercero: De los procedimientos...
 Titulo cuarto
 Appendix
 Bibliography
 Indice General






Group Title: Código contencioso administrativo, Ley 167 de 1941
Title: Código contencioso administrativo, Ley 167 de 1941
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00076992/00001
 Material Information
Title: Código contencioso administrativo, Ley 167 de 1941
Alternate Title: Derecho contencioso administrativo colombiano
Physical Description: 533 p. : ; 24 cm.
Language: Spanish
Creator: Colombia
Marriaga, Rafael ( Editor )
Colombia -- Consejo de Estado
Publisher: Editorial Aplicación Publicitaria
Place of Publication: Bogotá
Publication Date: 1964
Copyright Date: 1964
 Subjects
Subject: Judicial review of administrative acts -- Colombia   ( lcsh )
Administrative courts -- Colombia   ( lcsh )
Genre: bibliography   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Colombia
 Notes
Statement of Responsibility: Con jurisprudencia del Consejo de Estado, comentarios y normas legales complementarias.
Bibliography: Bibliography: p. 553.
General Note: Name of editor, Rafael Marriaga, at head of title.
General Note: Cover title: Derecho contencioso administrativo colombiano.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00076992
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 03179185
lccn - 65069522

Table of Contents
    Title Page
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
    Titulo primero
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
    Titulo segundo
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
        Page 209
    Titulo tercero: De los procedimientos administrativos
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
        Page 219
        Page 220
        Page 221
        Page 222
        Page 223
        Page 224
        Page 225
        Page 226
        Page 227
        Page 228
        Page 229
        Page 230
        Page 231
        Page 232
        Page 233
        Page 234
        Page 235
        Page 236
        Page 237
        Page 238
        Page 239
        Page 240
        Page 241
        Page 242
        Page 243
        Page 244
        Page 245
        Page 246
        Page 247
        Page 248
        Page 249
        Page 250
        Page 251
        Page 252
        Page 253
        Page 254
        Page 255
        Page 256-257
        Page 258
        Page 259
        Page 260
        Page 261
        Page 262
        Page 263
        Page 264
        Page 265
        Page 266
        Page 267
        Page 268
        Page 269
        Page 270
        Page 271
        Page 272
        Page 273
        Page 274
        Page 275
        Page 276
        Page 277
        Page 278
        Page 279
        Page 280
        Page 281
        Page 282
        Page 283
        Page 284
        Page 285
        Page 286
        Page 287
        Page 288
        Page 289
        Page 290
        Page 291
        Page 292
        Page 293
        Page 294
        Page 295
        Page 296
        Page 297
        Page 298
        Page 299
        Page 300
        Page 301
        Page 302
        Page 303
        Page 304
        Page 305
        Page 306
        Page 307
        Page 308
        Page 309
        Page 310
        Page 311
    Titulo cuarto
        Page 312
        Page 313
        Page 314
        Page 315
        Page 316
        Page 317
        Page 318
        Page 319
        Page 320
        Page 321
        Page 322
        Page 323
        Page 324
        Page 325
        Page 326
        Page 327
        Page 328
        Page 329
        Page 330
        Page 331
        Page 332
        Page 333
        Page 334
        Page 335
        Page 336
        Page 337
        Page 338
        Page 339
        Page 340
        Page 341
        Page 342
        Page 343
        Page 344
        Page 345
        Page 346
        Page 347
        Page 348
        Page 349
        Page 350
        Page 351
        Page 352
        Page 353
        Page 354
        Page 355
        Page 356
        Page 357
        Page 358
        Page 359
        Page 360
        Page 361
        Page 362
        Page 363
        Page 364
        Page 365
        Page 366
        Page 367
        Page 368
        Page 369
        Page 370
        Page 371
        Page 372
        Page 373
        Page 374
        Page 375
        Page 376
        Page 377
        Page 378
        Page 379
        Page 380
        Page 381
        Page 382
        Page 383
        Page 384
        Page 385
        Page 386
        Page 387
        Page 388
        Page 389
        Page 390
        Page 391
        Page 392
        Page 393
        Page 394
        Page 395
        Page 396
        Page 397
        Page 398
        Page 399
        Page 400
        Page 401
        Page 402
        Page 403
        Page 404
        Page 405
        Page 406
        Page 407
        Page 408
        Page 409
        Page 410
        Page 411
        Page 412
        Page 413
        Page 414
        Page 415
        Page 416
        Page 417
        Page 418
        Page 419
        Page 420
        Page 421
        Page 422
        Page 423
        Page 424
        Page 425
        Page 426
        Page 427
        Page 428
        Page 429
        Page 430
        Page 431
        Page 432
        Page 433
        Page 434
        Page 435
        Page 436
        Page 437
        Page 438
        Page 439
        Page 440
        Page 441
        Page 442
        Page 443
        Page 444
        Page 445
        Page 446
        Page 447
        Page 448
        Page 449
        Page 450
        Page 451
        Page 452
        Page 453
        Page 454
        Page 455
        Page 456
        Page 457
        Page 458
        Page 459
        Page 460
        Page 461
        Page 462
        Page 463
        Page 464
        Page 465
        Page 466
        Page 467
        Page 468
        Page 469
        Page 470
        Page 471
        Page 472
        Page 473
        Page 474
        Page 475
        Page 476
        Page 477
        Page 478
        Page 479
        Page 480
        Page 481
        Page 482
        Page 483
        Page 484
        Page 485
        Page 486
        Page 487
        Page 488
        Page 489
        Page 490
        Page 491
        Page 492
        Page 493
        Page 494
    Appendix
        Page 495
        Page 496
        Page 497
        Page 498
        Page 499
        Page 500
        Page 501
        Page 502
        Page 503
        Page 504
        Page 505
        Page 506
        Page 507
        Page 508
        Page 509
        Page 510
        Page 511
        Page 512
        Page 513
        Page 514
        Page 515
        Page 516
        Page 517
        Page 518
        Page 519
        Page 520
        Page 521
        Page 522
        Page 523
        Page 524
        Page 525
        Page 526
        Page 527
        Page 528
        Page 529
        Page 530
        Page 531
        Page 532
        Page 533
        Page 534
        Page 535
        Page 536
        Page 537
        Page 538
        Page 539
        Page 540
        Page 541
        Page 542
        Page 543
        Page 544
        Page 545
        Page 546
        Page 547
        Page 548
        Page 549
        Page 550
        Page 551
        Page 552
    Bibliography
        Page 553
    Indice General
        Page 554
        Page 555
Full Text





RAFAEL MARRIAGE


Ex-Presidente del Consejo de Estado de Colombia.
Ex-Rector de la "Universidad del Atlntico".
Ex-Presidente del Tribunal Superior del
Distrito Judicial del Atlntico.
Profesor de Derecho Administrativo en la
Pacultad de Derecho de la Universidad Nacional.
Profesor de Derecho Mercantil y de Derecho
Administrative en la Universidad
"La Gran Colombia".


CONTENCIO


CO DIGO
SO ADMIN I ST RAT I VO


-Ley 167 de 1941-


Con jurisprudencia del Consejo de Estado,
comentarios y normas legales complementarias.











1964

IstRERIA MUNHIAt
Je Emeqee Geltd A.
flmlme e. (e. 14.7. **,









OBRAS DEL AUTOR


"Teora Juridica del Estado Moderno".- Edit.
Renacimiento. Bogot.

Co-redactor del "LAUDO ARBITRAL DEL RIO
MAGDALENA" de fecha 16 de marzo de 1949,
expedido por el Tribunal de Arbitramento reu-
nido en Medellrn. Consta el Laudo de 129 ar-
ticulos y regular las relaciones entire las em -
oresas navieras y los trabajadores vinculados
a la industrial de la navegacin.

"DERECHO COMMERCIAL" Editorial TEMIS,
Bogot, D.E., 196] Tercera Edicin.

Director de la "REVISTA JURIDICA", rgano
de la Sociedad Juridica de la Universidad Na-
cional de Colombia, de 1933 a 1934.

"Comentarios al Cdigo Civil Sovitico". Edit.
Renacimiento, Bogot, 1933. (Introduccin y
notas- Comentarios del Drofesor Carlos H.Pa-
reja).


EDITORIAL APLICACION PUBLICITARIA
IBOGOTA









CODIGO

CONTENCIOSO ADMINISTRATIVE

Ley 167 de 1941
(diciembre 24)

sobre organizacin de la jurisdiccion
contrncioso administrative.

El Congress de Colombia

DECRETA:

TITULO PRIMERO

Captulo I

ARTICULO 16 LA JURISDICCION DE LO gONTENCIOSO-ADMINISTRATIVO
SE EJERCE POR EL CONSEJO DE ESTADO Y LOS TRIBU1
NALES ADMINISTRATIVOS.
Es entendido que jurisdiccin es la fa-
cultad de administrar justicia. Los juzgadores
estn investidos de jurisdiccin, pero su ee-r
jercicio est condicionado por las leyes. "'Isa
jurisdiccin y las formas propias de cada jui-
cio son elements o factors de orden pbli-
co que no dependent de la voluntad de las par-
tes puesto que son la garanta para todos
los asociados". (Casacin, 28 de febrero de
1938).

Es la jurisdiccin contencioso- admi-
nistrativa, una jurisdicci6n especial estable-
cida para conocer y resolver las contiendas
xistentes entire la administracin y los par-









ticulares o entidades de tipo administrative.
Sobre el particular dic Hauriou: es muy natu
ral que a un gnero especial de negocios,co-
rresponda un juez especial que por su origen-
preste garantas especiales de competencia.

La jurisdiccin contencioso-administrati-
va tuvo su origen en la Ley 130 de 1913, y
en su artfcuro lo.-decra:

'!~Ja jurisdiccin contencioso-administra-
tivatitiene por objeto la revision de los actos
de las corporaciones o empleados administra-
tivos en el ejercicio de sus funciones, o con
pretexto de ejercerlas, a petici6n del Minis -
terio Pblico, de los ciudadanos en general, o
de las personas que se crean vulneradas en
sus derechos, en los casos y dentro de los
lfmites sealados en la present ley".

Su finalidad no es otra que la de ampa-
rar a los administrados contra los excess
de la administracin, y tiene adems, segn
la tesis del Profesor Rafael Bielsa, un valor
educativo y tico. Cuandoeel administrado es
lesionado en sus derechos por la administra-
cin, y existan recursos jurisdiccionales para
salvaguardiarlos no debe acudir a sucedneos
repudiados por la moral y la justicia. El re-
curso jurdico no debe sustituirse por la in-
fluencia polftica, ni por la intriga, ni por la
ddiva. "Asf se evita tener que acudir al fa-
vor cuando se debe pedir justicia. Es decir,
que en virtud de los recursos jurisdiccionales,
el administrado adquiera conciencia de su si-
tuacin jurfdica frente a la administracin p-







7

bliba"
Esta jurisdiccin especial es ejercida
actualmente por diez y siete Tribunales Ad-
ministrativos y por el Consejo de Estado co-
mo Tribunal Supremo de lo Contencioso-Admi
nistrativo.
El artrculo 20 del Decreto-Ley n-
mero 528 de 1964, determine lo,siguiente en
relacin con la jurisdiccin contencioso-admi-
nistrativa:
"Artfculo 20. La jurisdiccin conten-
cioso-administrativa est institurda para defi-
nir los negocios originados en las decisions
que tome la administracin, en las opera-
ciones que ejecute y en los hechos que ocu-
rran con motivo de sus actividades, con ex-
cipcin de los casos contemplados en los nu-
merales 2o y 3o del artfculo 73 de la Le y
167 de 1941".

Los dos numerales a que hace refe-
rencia la disposicin, determinan que no son
acusables ante esta jurisdiccin especial: a)
las resoluciones que se dicten en los juicios
de policra civil o penal, y las sentencias pro-
feridas en los juicios seguidos por fraude a
las rentas nacionales, departamentales o mu.
nicipales, y b) las correcciones disciplina-
rias impuestas a los funcionarios pblicos,
except las que impliquen suspension o sepa -
racin del cargo de emipleados' inamovibles se
gn las leyes.

DEL CONSEJO DE ESTADO

En la Constitucin de 1821, expedida









por el Congreso de Ccuta, se cre6 urnConse
jo de Gobierno compuesto por el Vicepresiden
te de la Repblica, de un Mii---ro de la Alta
Corte de Justicia de Colombia nombrado por
el President de la Repblica, y de los Se-
cretarios del e:pa..-.ho. En tl mismo estatuto
se indicaron Ics casos en que el Jefe del Go-
bierno debra oir el dictmen de dicho Conse -
jo, pero sin la .obligaci6n de ceirse a 61.

El rganismo consultivo que se perfi-
la en la Constitucin de Ccuta podrfa consi-
derarse como la fase initial de lo que ms
tarde vino a ser la institucin denominada Con
sejo de Estado.

Las complicaciones polfticas surgidas
en el pas por el inevitable florecimiento de
las ambiciones y de las discordias interiors,
tuvieron su scenario en el Congreso de 1823
cuando de nuevo alor6la tendencia federalis-
ta y se pretendi6 adelantar una reform cons-
titucional, "sin tener en cuenta que no hablan
pasados los diez aos que para revisions de
la Carta exigfa el estatuto vigente".

Aos ms tard, el Congreso de 1827
estim6 necesaria la reunion de una Constitu -
yente que reformara la Carta de Ccuta, "mo
ralmente condenada al descrdito". Al efecto
expidi6 una ley en la que se sefal6 el dira 2
de marzo de 1828 y a la ciudad de Ocana pa-
ra la reunion de la Convencin.

Reunida la Convenci6n se advirti la
imposibilidad de un acuerdo tendiente a armo-









nizar los proyectos de Constitucin que present
taron las dos fracciones en abierta y belige-
rante pugna. De un lado el convencionista Jo-
s Mara Castillo y Rada, a nombre del par-
tido boliviano, present un proyecto de tipo
centralista, y don vicente Azuero, delpartido
santanderista, otro de proyecciones federalis-
tas.
Los boli vianos en minorfa resolvieron
retirarse para dejar sin quorum la Convencin.
Esta habia fracasado. El comentarista J os
Maria Samper radiograffa la situacin de 1828,
en la siguiente form:

"Asi las vicisitudesede la political y
las opuestas exageraciones de los partidos,ha-
bian hecho retrogradar muy considerablemen -
te el derecho pblico en Colombia', a tal punto,
que en much parte la Repblica no subsist ra
sino de nombre. Sus libres instituciones que-
daban profundamente alteradas. La crisis no
poda ser ms aguda ni ms peligrosa, y el
establecimiento de la' dictadura iba a tener por
corolario los ms terrible y deplorables a-
contecimientos".

Sin embargo, la dictadura lofrecida al
Libertador no tuvo las consecuencias previstas
por el seor Samper. Los amplios poderes
que el pueblo le brind, los supo moderar al
expedir como ley fundamental el Decreto or-_
gnico del Gobierno-de Colombia en donde pre
sentaba la creacin de un organisms de con-
trol y de consult de sus propios actos admi-
nistrativos.
En su "Derecho Constitucional Colom









biano", describe sobre el particular el tratadis
ta Francisco de P. Prez:

"Todo indicaba que no era l un ambicioso
-_-lJul~gar, y que al asumir la totalidad de las
r-r;Tesponsabilidades, pretendia solamente ha-
cer el mayor de los sacrificios por la na-
cin que le costaba tantos desengaos y do-
lores.
En su mensaje a la Convencin de Ocaa,
exposicin de honda fflosoffa poltica, per-
duran sintetizados sus anhelos en este rue-
go a los representantes populares:

"Dadnos un gobierno en que la ley sea obe-
decida, el magistrado respetado y el pue-
blo libre; un gobierno que impida la trans -
gresin de la voluntad general y de los man
damientos del pueblo".

De sus verdaderas orientaciones pol-
ticas y de sus ideas de gobierno jams podr
juzgarse por un hecho que las circunstancias
impusieron y que constitua dolorosa excepcin.

Discursos, mensajes yrccrrespondencia
del creador de Colombia, estn pregonando la
vitalidad republican y democrtica de sus as-
piraciones como estadista.

La dictadura no fue nunca au tipo de
gobierno; con palabras y con hechos lo dej
plenamente comprobado; si en horas decisivas
tuvo que aceptarla y asumir la responsabilidad
de plenos poderes, no se debi a la realiza-
cin de ambiciones personales, sino al abne-






11

gado sacrificio de quien no tuvo ms mira que
salvar de todo peligro la causa de la indepen-
dencia americana".

DECRETO ORGANIC
DE LA REPUBLICAN DE COLOMBIA

El Decreto orgnico del Gobierno de
Colombia fue dictado por el Libertador Simn
Bolivar, en Bogota: el 27 de agosto de 1828.
Asr culminaba un movimiento general y espon
tneo de los colombianos que puso en sus ma-
nos la suerte de la patria y le otorgaba, al
mismo tiempo, poderes discrecionales. El men
cionado Decreto rigi cerca de dos aos co-
mo ley fundamental, sustituyendo as la Cons-
titucin de Ccuta. En su ltimo artculo que
era el nmero 26, se estatura:

"El present decreto ser promulgado y
obedecido por todos como ley constitu-
S cional del Estado, hasta que, reunida la
representacin national, que se convocar
para el 2 de enero de 1830, de sta la
Constitucin de la repblica".

Fue, pues, un-:estatuto transitorio,
sin ribetes de peremnidad. El ttulo III no tie-
ne otro significado que la de deshechar la con-
cepci6n absolutista en el mando para crear un
Consejo de Estado integrado por el Presiden-
te del Consejo de Ministros, por los Minis-
tros Secretarios de Estado y por un Consejero
en representacin de cada uno de los departa-
mentos de la Repblica.









FUNCIONES. Segn el Decreto orgaico se se-
alaron a la nueva entidad, las siguientes fun-
ciones: "Preparar todos los decretos y re-
glamentos que hubiese de expedir el Jefe del
Estado; dar a ste su dictmen sobre los prin
cipales actos del Gobierno, y darle informes
sobre las personas aptas para las Prefectu-
ras de los departamentos, las gobernaciones
de las provincias, la magistratura judicial,
los arzobispados y obispados, y los jefes de
las oficinas superiores de Hacienda".

El Congress del ao de 1830 al expe-
dir el nuevo estatuto constitutional, como as
lochabra dispuesto el Decreto orgaico del Go-
bierno de Colombia, seal en el Trtulo VIII,
referente al poder ejecutivo, normas precisas
en cuanto a la organizaci6n y funcionamiento
del Consejo de Estado. All se establecia que
dicha entidad quedaba encargada de dar su dic
taamen sobre la sancin de las leyes y otros
actos importantes que le consultase el Poder
Ejecutivo; de preparar, discutir y former los
proyectos que el Gobierno hubiera de presen-
tar al Congreso, y de informar y dictaminar
respect a algunos nombramientos. La mencio
nada corporaci6n se compondra de diez y o-
cho miembros, as: el Vice-Presidente de la
Repblica, que la-presidirra, los cuatro Mi-
nistros del Despacho, el Procurador General
de la Nacin, y doce Consejeros ms que se-
ran nombrados por el Jefe del Poder Ejecu -
tivo.
En este mismo Ttulo V111, el cons-
tituyente del ao de 1830 estableci otra insti
tucin antes desconocida en la :- nomenclatura









constitutional o sea el Ministerio Pblico.

Al disolverse la Gran Colombia fue
necesaria una nueva Constitucin para la Nue-
va Granda. En este estatuto de 1832 se- con-
serv la institucin del Consejo ,;/de Estado
que el General Bolivar habia introducido al de
recho pblico national en el Decreto orgnico
de la Repblica de Colombia.

El 20 de abril de 1843 fue sancionada
una nueva Constitucin. Ese estatuto fue una
reaccin contra la debilidad ejecutiva que se
perfil durante la vigencia de la Carta ante-
rior, y en ella se adoptaron principios endere
zados a fortalecer el orden pblico y asi lo -
grar la estabilidad de la Nacin. La Constitu-
cin de 1843 ha sido tildada de "monrquica"
por el fortalecimiento al ejecutivo y por los
amplios poderes que se le-di, y su nota ca-
racter:stica vino a ser la supresin del Con-
sejo de Estado. Se crey entonces que este
organism de control dificultaba la accin del
ejecutivo y vino a sustitursele por un Consejo
de Gobierno, compuesto del Vice-Presidentede
la Repblica y de los Secretarios del Despacho.

En el ao de 1885 el Presidente de
la Repblica, Rafael Nez, expidi el Decre-
to de fecha 10 de septiembre por medio del
cual convoc un Consejo de Delegatarios p-ara
iniciar reuniones en Bogot el dra. 11 de no-
viembre. Su objeto era dar al pas una nueva
Constitucin, ya que la de Rionegro de 1863
que acentu la concepcin federalist del Es-
-tado haba fomentado el desquiciamriento de








las instituciones. La Repblica de los Estados
Unidos de Colombia estaba ana>rquizada.

Segn el Decreto de convocatoria ca-
da uno de los 9 Estados federales deberfa es-
tar representado por dos delegatarios; el uno
perteneciente al conservatism y el otro.al li
beralismo. Es entonces cuando surge por pri-
mera vez la paridad polftica en los cuerpos co
legiados.
En el mensaje enviado por el Presi-
dente Nez al Consejo, solicitaba que en las
clusulas de la nueva Constitucin se resta-
bleciera la institucin que servirla al Gobier-
no para asesorarlo en sus mltiples gestiones
o actividades. La comisin encargada de es-
tudiar las iniciativas que el Presidente propo-
nfa, expidi el dia 30 de noviembre del mis -
mo afo el acuerdo sobre la reform. Una de
sus b ases estatua:

"Se establecer una alta corporacin de-
i n ,i...inada Consejo Nacional o Consejo de
Estado, con funciones principalmente de
cuerpo consultor y encargado de contribuir
a la preparacin de las leyes, de former
la jurisprudencia polftica de la Nacin y
de conmutar la pena capital".

Expedida la nueva Constitucin el dra
5 de agosto de 1886, aparece en uno de sus
Tftulos sealado con el nmero Xlll el refe-
rente a la composicin del Consejo de Estado,
de su division en Secciones y de sus atribu-
ciones.









Despus de la guerra de los mil dfas,
y elegido el General Rafael Reyes para presi-
dir el gobierno de la Repblica, de 1904 a
1910, surgieron algunos hechos que con el co-
rrer de los meses se tornaron notoriamente
graves. Las iniciativas oficiales, en su mayo
rfa, eran rechazadas por la Cmara de Re -
presentantes. Estas ocurrencias inclinaron al
Gobierno a adoptar medidas drsticas y an
lesivas para la dignidad de la corporacin le-
gislativa. Y asr fue cmo al finalizar las se-
siones de 1904, "el gobierno apres y des-
terr a algunos representantes".

El gobierno de Reyes por Decreto del
29 de diciembre declare turbado el orden p-
blico, pretextando supuestas iniciativas d: le-
vantamiento en los departamentos de Cundina-
marca y Santander. De esta sudrte empez a
legislar sobre diferentes asuntos, y por me -
dio del Decreto Legislativo de lo. de febrero
de 1905 convoc una Asamblea Nacional Cons-
tituyente y Legislativa. Reunida dicha Asam-
blea expidi diezcAdtrms Legislativos reform -
torios de la Constitucin de 1886. Por medio
del Dcimo se suprimi el Consejo de Estado.
Tanto el Gobiernoccomo los constituyentes es-
timaron que la media se justificaba, pues u-
na entidad como el Consejo entrababa el nor -
mal funcionamiento de la administracin.

Aos despus, en 1914, por medio de
otro Acto Legislativo la Asamblea Nac ional
restableca el Consejo de Estado, con atribu -
ciones iguales a las que tenfa sealadas en la
Constitucin de 1886. Se le asign adems, el









carcter de Tribunal supremocde lo contencio-
so administrative.

El proyecto en mencin fue elaborado
por el doctor Jos Vicente Concha ene el ao
de 1913 con base en el que habian presentado
al Senado, en las sesiones del ao 1911, los
doctors Hernando Holgurn y Caro y Antonio
Jos Cadavid. El Acto Legislativo reformato -
rio de la Constitucin es de fecha 10 de sep-
tiembre de 1914.

La sfntesis histrica en torno a las
vicisitudes que en nuestro pars ha tenido la
institucin del Consejo de Estado, como con-
secuencia de los cambios politicos reflejados a
travs de los aos en sus diferentes constitu-
ciones, conviene enmarcarla con el comenta -
rio del tratadista Jos M. Samper. Dice asr
el ilustre constitucionalista colombiano:

"Rarsimo el pafs civilizado y bien
constiturdo que no cuenta entire sus institucio-
nes una entidad mixta y de alta respetabilidad,
encargada de dar consejo, dictmen y opinion
al gobierno, cuando ste le consulate sobre a-
suntos importantes deadministracin; de con-
tribuir a la obra legislative con la preparacin
de cdigos o de leyes orgnicas de notoria
consideracin; de vigilar la codificacin de
las leyes y hacer constar las mejores reglax-
de jurisprudencia, y de ejercer una especie de
autoridad judicial respect a aquellos asuntos
que, siendo puramente administrativos por su
naturaleza, se vuelven contenciosos y han me-
nester la garanti'a de un fallo superior que









corrija los desaciertos de cualquier amilpleado
de la administracin. Aquel cuerpo mixto lle-
va en casi todos los passes que lo mantienen
el nombre de Consejo de Estado, por cuanto
es una entidad national que represent al Es-
tado y es principalmente un cuerpo consultivo".


ARTICULO 20 EL CONSEJO DE ESTADO SE COMPONE DE SIETE MIEMBROS:
EL PRIMEE DESIGNADO A LA PRESIDENCIA DE LA
REPUBLICAN 1UE LO PRESIDE, Y SEIS VOCALES ELEGIDOS PARA UN
PERIOD DE CUATRO AlfC5 EN LA FORMA QUE DETERMINE ESTA LEY


Esta disposicin ha sido modificada
tanto por el constituyente como por el legisla
dor. El articulo 136 de la Constitucin deter-
mina que habr un Consejo de Estado integra
do por el nmero de miembros que determine
la ley. Posteriormente el Decreto Legislativo
numero 4120 de 1949 en su artculo primero
indic que el Consejo de Estado se compondr
de diez miembros. Y para efecto de sus fun-
ciones, lo dividi en dos Salas: la de lo Con-
tencioso-Administrativo y la de Negocios Ge -
nerales.
Por un nuevo Decreto-Ley 6 Extra-
ordinario, el nmero 528 de 1964, en su ar-
ticulo 21 dispuso que la mencionada entidad
estar integrada por diez y seiss consejeros y
se dividir en dos Salas denominadas asf: Sa -
la de lo Contencioso-Administrativo y Sala de
Consulta y de Servicio Civil.

En cuanto a la inclusion del Designa-
do a la Presidencia, como miembro del Con-









sejo, con facultad de presidirlo, el artculo -
138 de la Carta lo refo)rmo. Esta norma dice
que el Presidente del Consejo ser elegido
por la misma corporacin, y durar un ano en
el ejercicio de sus funciones, pero podr ser
reelegido indefinidamente. En desarrollo de
esta disposicin, el artculo segundo del De -
creto 4120 de 1949 seala que el lo.de di-
ciembre de cada ao, el ConsejoPleno elegi-
r President y Vice-Presidente 'de la corpo-
racin, y cada Sala elegir su respective Pre
sidente. Es entendido que las cuatro salas o
secciones en que se subdividir la Sala de lo
Contenciso-Administrativo como la Sala de
Consulta y de Servicio Civil, tendrn su res-
pectivo Presidente. (Arts 22 y 24 del Decrto
No. 528 de 1964).
Respecto al period de cuatro aos pa
ra cada Consejero que seala la disposici6n -
comentada, es tambin convenient indicar cpe
el articulo 12 del Plebiscito de lo. de di-
ciembre de 1957 determine que los Conseje-
ros de Estado permanecern en sus cargos
mientras observen buena conduct, y no ha-
yan llegado a la edad de retiro forzoso. Son,
pues, Magistrados que tienen el carcter de
vitalicios.

Artculo 3o. Los Conseje:ros de Estado que debe-
rn reunir las mismas- condiciones
exigidas por la Constitucin a los Magistrados
de la Corte Suprema de Justicia, sern elegidos
as: tres por el Senado y tres por la Cmara de
Representantes, y sern renovados.por mitad ca-
da dos aos. Para la eleccin se adoptar el
sistema del cuociente electorEa









Las condiciones que exige la Consti -
tucin, son las siguientes: ser colombiano de
nacimiento y en ejercicio de la ciudadana,te-
ner ms de treinta y cinco aos de edad y
ser abogado titulado; y, adems, haber sido
Magistrado de la Corte Suprema de Justicia,
en propiedad, o Magistrado de alguno de los
Tribunales Superiores de Distrito por un pe-
riodo no menor-de cuatro aos; o Fiscal de
Tribunal Superior por el mismo tiempo ; o
Procurador General de la Nacin por tres a-
os; o Procurador Delegado por cuatro;o Con-
sejero de Estado por el mismo period; o ha-
ber ejercido con buen crdito por diez aos a
lo menos, la profesi6n de abogado o el profe
sorado en jurisprudencia en algn estableci-
miento pblico. (Art. 150 de la C.N.)

La segunda parte de la disposicin
comentada qued sustituida por el artculo 12
del Plebiscito de lo, de diciembre de 1957.
Es decir, los Consejeros no sern elegidos
por el Congreso, ni se renovarn parcialmen
te cada dos aos. Tales funcionarios perma
necern en sus cargos mientras observen bue
na conduct y no hayan llegado a edad de re-
tiro forzoso. En cuanto a las vacantes, esta -
blece el mismo articulo del Plebiscito, sern
llenadas por la misma corporacin. De ah
que si el Decreto-Ley 528 de 1964 crea seis
nuevas plazas d Consejeros, estas ,sern
provistas de acuerdo con el procedimiento in-
dicado en el inciso segundo de su artculo 21
o sea que el Senado y la Cmara de Repre-
sentantes los elegirn por mitad, de ternas
que les pase el Presidente de la Repblica.









Ahora bien, el mencionado artrculo 12
agrega en el inciso segundo: "La ley regla-
mentar esta disposicin y organizar la ca-
rrera judicial".

Del texto anterior se desprende que
como el artculo 12 de la reform plebiscita-
ria no ha sido reglamentado por el legislator,
tal norma no puede aplicarse, su ordenamien
to permnece en suspenso. Sobre el particu -
lar, es pertinente transcribir el comentario
que el professor Alvaro Copete Lizarralde ha-
ce del artculo 111 de la Constitucin Nacio -
nal:
"Ha sbsenido con razn el Consejo de Es
tado que esta disposicin no es aplicable
hasta tanto no se haya dictado la ley que
Sla reglamenta. Siempre que una norma
constitutional defiere a la ley la manera
como ha de aplicarse, su ordenamiento
permanece en suspenso hasta que el le-
gislador haga uso de la atribucin confe-
rida. Tal es el caso, por ejemplo, del
derecho de huelga, cuyo ejercicio debe
ser reglamentado por el legislador.Si no
existiera la ley reglamentaria, el derecho
de huelga no tendra aplicacin prctica.
Si este principio es exacto en todos los
casos constitucionales de igual gnero, en
el que acabamos de ver no admite ningu-
da duda, puesto que justamente se deja
al legislator la determinaci6n de laprue-
ba que ha de acreditar el hecho" (Leccio
nes de Derecho Constitucional").

El gobierno de la Repblica en acta-








miento de lo dispuesto en la norma plebisci -
taria, present al Congreso un proyecto de
ley reglamentario del artfculo 12. En dicho
proyecto se tratan las. siguientes materials:

a) Modo de elegir a los Magistrados de la
Corte Suprema de Justicia y a los Conseje-
ros' de Estado que deban tener el carcter de
vitalicios;

b) Causales de mala conduct y procedi -
miento para aplicar las sanciones correspon-
dientes;
c) Edad de retro forozoso; y

d) Procedimientos para llenar las vacantes
por el sistema de cooptacin. Podria ser el
de la mitad ms uno, o por el de ..las dos
terceras-partes de sus miembros. Con pre-
vio sealamiento de fecha para la eleccin o
sin esa formalidad. Con el voto de los fun-
cionarios que deben ser reemplazados o sin
ellos.
Resulta, pues, del anterior plantea-
miento que los actuales Magistrados del Con-
sejo de Estado como los de la Corte Supre-
ma de Justicia, no son inamovibles. Por lo
tanto, ninguno de los dos organismos puede
hacer uso del sistema de cooptacin para lle-
nar las vacantes que se produzcan.

Decra el seeor Miguel Antonio Caro
en el Consejo de Delegatarios: "La Constitu-
cin no titene por sf misma eficacia direct;
se ejecuta mediante la aplicacin de las leyes
que la desenvuelvan".









Artculo 4o. La persona que fuere elegida Gpose-
jero de Estado deber presentar a la-
Cmara que hizo la eleccin, dentro del trminode
un mes, contado desde el da en que reciba la res
peetiva comuninicacin, las pruebas de que rene
la capacidad constitutional requerida, con el ob-
jeto de obtener la confirmacin de la designacin.
Esta-se har mediante resolucin motivada que pro
pondr la comisin que se design para el studio
de la solicited correspondiente. Sin este requisi
to no podr tomar posesin del cargo elegido

Cuando la persona elegida residiere
en el extranjero, tendr tres meses para solici-
tar la.confirmacin y acompaiar las pruebas para ella.
Esta disposicin ha sido modificada
por el artculo 12 del Plebiscito al determi-
nar que los Magistrados del Consejo de Es-
tado sern inamovibles o vitalicios; es decir,
ya las Cmaras no llenarn las vacantes sino
la misma corporacin, pues el sistema sea -
lado en la enmienda plebiscitaria 'es el deno L
minado de cooptacin. En tales circunstancias,
las personas que fueren elegidas, presentarn
al Consejo de Estado las pruebas enderezadas
a demostrar que renen la capacidad consti-
tucional requerida, con el objeto de obtener
la confirmacin de las designaciones hechas.
La confirmacin es requisito esencial para
tomar posesin del cargo. En cuanto al tr-
mino para presentar las pruebas ser el de
un mes para los que residan en el pas, con-
tado desde el da de recibo de la respective
comunicacin, y de tres meses si la persona
elegida residiere en el extranjero.


No est dems insistir, en torno a









esta disposicin del Cdigo, que el artculo
12 del Plebiscito de 1957 no tiene en s mis-
mo eficacia direct hasta tanto las leyes lo
desenvuelvan. En cuanto a las nuevas plazas
de Consejeros, corresponde a la respective
Cmara que haga la eleccin bastantear las
pruebas que presented los elegidos para con-
firmarles o no la designacin, tal como lo
dispone la norma que se comenta.

Artculo 50. La eleccin de Consejeros de Estado,
tanto de principles como de suplen-
tes, se har en los primeros diez dias del mes de
septiembre del ao respective.

El period legal de los Consejeros
comienza el primero de diciembre siguiente a su
eleccin.
Las personas elegidas para este car-
go debern tomar posesin ante el Presidente de
la Repblica a ms tardar el da en que enpiece
el perodo legal.


Los incisos primero y segundo de
esta disposicin estn modificados por la Ley
21 de 1958, artculo lo., al sealar el da
11 de enero de 1959 como fecha de inicia -
cin de los perodos tanto de los Magistrados
del Consejo de Estado como de los de la Cor-
te Suprema de Justicia. Tales funcionarios
resultaron elegidos por el Congreso Nacional
en el ao de 1958.

La reform plebiscitaria del lo. cde
diciembre de 1957 determine la inamovilidad
de los Consejeros, pero se entiende que tal










carcter se har efectivo una vez reglamenta
da dicha disposicin. En cuanto al artculo lo.
de la Ley 21 que acaba de citarse en concor-
dancia con la norma plebiscitaria, debe con-
siderarse como transitorio y en manera al-
guna como permanent.

El inciso tercero no ha sufrido mo -
dificacin, pues las personas elegidas para
desempear los cargos de consejeros,debern
tomar posesin ante el Presidente de la Re-
pblica.


ARTICULO 6. LOS CONSEJEROS DE ESTADO ESTAN SUJETOS A LAS PRONHI

BICIONES ESTABLECIDAS El EL AT4CULO 105 DE LA CONS-
TITUCION NATIONAL PARA LDS MIEMBBS DBL CONGRESS. ESTE CARGO
INHABILITA> ADEMAS A QUIEN LO EJERCE PARA EL DESEMPEO DE CU-
ALQUIER OTRO EMPLED PUBLIC Y PARA EL EJERCICIO DE LA ABOGACIA.
TAMPOCO PODRA.N SER ELEGIDOS MIEMBROS DEL CONGBRELSO
NI DIPUTADOS A LAS ASAMBLEAS DEPARTAMENTALES SINO TRI1 MESES
DESPUES DE HABER CESADO EN EL EJERCICIO DE SUS FUNCIONES-

El artculo 105 de la ` Constitucin
que cita la norma del Cdigo corresponde al
110 de la nueva nomenclatura de la Carta, y
mediante ella se prohibe a los Consejeros de
Estado hacer por sf, o por interpuesta per-
sona, contrato alguno con la Administracin,
o admitir de nadie poder para gestionar ne-
gocios que tengan relacin con el Gobierno
de Colombia.

La bondad de esta prohibicin es e-
vidente. Los Consejeros no podrn aprove-
charse de sus posiciones para contratar con









la Administracin ni admitir poderes para
gestionar negocios con el Gobierno.

El cargo de Consejero inhabilita para
el desempeo de cualquier otro empleo pbli-
co y para ejercer la abogaca. El acapara-
miento de empleos repugna a la sociedad y
socava la moral administrative. En cuanto
al ejercicio professional por parte de un Con-
sejero, falsea su posicin: el Magistrado de-
be estar exento de toda sospecha.

El segundo inciso del artculo que se
comenta est modificado, en parle,por el ar-
ticulo 108 de la Constitucin Nacional al de-
terminar que los Consejeros de Estado "no
podrn ser elegidos miembros del Congreso
sino seis meses despus de haber cesado en
el ejercicio de sus funciones". Respecto a la
eleccin de un Consejero como Diputado a la
Asamblea Departamental la disposicin' del
Cdigo no ha sufrido modificacin alguna.

El artculo 129 de la Constitucin
determine que tampoco podr ser elegido Pre-
sidente de la Repblica el ciudadano que seis
meses antes'de la eleccin haya ejercido el
cargo de Consejero de Estado.

Ahora bien, los Consejeros de Esta -
do podrn ser nombrados catedrticos en los
establecimientos de instruccin pblica por no
revestir el profesorado carcter de cargo p-
blico.









Artculo 70. Las faltas temporales y absolutas
del Primer Designado sern llenadas
en el Consejo por el Segundo Designado, al cual
corresponde en est.e caso la Presidencia de la
Corporacin.
Cada cuatro aos el Senado de la Re
pblica elegir un Consejero segundo suplente lla
mado a llenar Las faltas temporales o absolutas
del Segundo Designado.
Cuando este suplente entire a ejercer
su cargo, en el caso previsto en el anterior inci
so, tendr las fu.nciones propias de un Consejero
de Estado. La Corporacin ser entonces presidida
conforme se dispone en el artculo 9o-de esta Ley.

Esta disposicin en virtud de la re-
forma constitutional de 1945, qued derogada.
El artrculo 124, 8o delActo Legislativo nme-
ro 1 de ese ao suprimi el cargo de Segundo
Designado a la Presidencia. Por el artculo
38 del mismo Acto Legislativo que corresponde
al 138 de la Carta se estableci que el Pre-
sidente del Consejo ser elegido por la misma
corporacin. Es decir, a partir de la enmien-
da constitutional de 1945 el Designado a la Pre
sidencia'dej de ser miembro del Consejo de
Estado.


Artculo 80. Los Consejeros tendrn dos suplentes
cada uno, designados por las Cmaras
en la misma forma que los principles.
Estos suplentes reemplazarn -a los
principles en las faltas temoorales que ocurran
dentro del perodo legal, y tambin en las absolu
tas mientras se llena la vacant con arreglo a la
ley.
A falta de suplentes que ocupen el








cargo, el Presidente de la Repblica nombrar un
interino, mientras la Cmara a la cual corre,spon
de, hace la designacin a que hubiere lugar.
En principio la disposicin del Cdi
go fue modificada por el artculo 136 de la
Constitucin Nacional (Art. 36 del Al L.n-
mero lo. de 1945) al estatuir que cada miem
bro del Consejo tendra un suplente. Sin em-
bargo, la enmienda plebiscitaria del primero
de diciembre de 1957 al determinar que los
Consejeros serian vitalicios y las vacantes que
se presentaran las debera llenar la misma
corporacin, reform el ltimo inciso del ar-
ticulo del Cdigo como tambin; la norma del
Acto Legislativo de 1945.


Artculo 9o. El Consejo de Estado no podr reu -
nirse sino con asistencia de cinco
de sus miembros, cuando menos. Las sesiones se-
rn presididas, a falta del Designado, por el Vi
cepresidente, el cual ser elegido el primero
de diciembre de cada .ao. A falta de stos pre-
sidir uno de los Consejeros por orden alfabti
co de apellidos


El Decreto Legislativo nmero 4120
de 1949, por el cual se dictan las normas or
gnicas del Consejo de Estado, determine en
su 'artculo primero que la corporacin la in-
tegrarn diez miembros; y al dividirse en
dos Salas vino a dejar su antigua fiSiononxia
de Tribunal unitario. En consecuencia, podr
reunirse con asistencia de la mayoria de sus
miembros si se trata del Consejo Pleno, e
igualmente cada una de sus Salas con la ma -









yoria de los Consejeros que las integran. Co-
mo el Decreto 528 de 1964 aument seis pla-
zas, la mencionada entidad estar integrada
por diez y seis Magistrados.

El mismo Decreto 4120 en su artculo
segundo estatuye que el primero de diciem -
bre de cada ao, el Consejo Pleno elegir
President y Vicepresidente de la corporacin,
y cada Sala elegir su respective Presidente.
Es decir, que como el Designado no forma
parte del Consejo no podr presidir sus se-
siones. Por este aspect tambin debe con -
siderarse modificada la disposicin que se co-
menta.
En caso de faltar el Presidente y el
Vicepresidente, presidir la sesin uno de
los Consejeros por orden alfabtico de apelli-
dos.

Artculo 10. Son aplicables al Presidente y al
Vicepres.idente del Consejo, en lo
pertinente, los artculos 53 y 54 del Cdigo Ju-
dicial.
Segn esta disposicin son aplicables
al President y al Vicepresidente del Con-
sejo, en lo pertinente, los artculos 53 y
54 del C.'J. que son las normas que funcio-
nan la mesa directive de la Corte Suprema de
Justicia. Algunos de los numerales del Art.53
no tienen aplicacin para el Consejo. En cam-
bio el Reglamento de esta entidad expedido el
24 de febrero de 1942 agrupa en trece litera-
les, que correspondent al artculo 23, las di
versas funciones del Presidente, y en el ar-
ticulo 24 del mismo Reglamento se determine









que en ausencia del Presidente, el Vicepresi-
dente tendr las mismas atribuciones.


Artculo 11. El Consejo de Estado formar anual-
mente una liste de sieto Conjueces
destinados a llenar las faltas de sus meembros o
del Presidente, en los casos de impedimento, re-
.cusacin o empate en las decisions.
Son comunes a estos Conjueces las
disposiciones del Cdigo Judicial relatives a los
de la Gortfe Suprema de Justicia y gozarn de la
remuneracin acordada a stos.

El Decreto-Ley nmero 528 de 1964,
"por el cual se dictan normas sobre organize
cin judicial y competencia, se desarrolla el
articulo 217 de la Constitucin y se adoptan
otras disposiciones", dispueso que el Consejo
de Estado estar integrado por diez y seis
consejeros en lugar de los siete a que hace
referencia el articulo 20. y la disposicin que
se comenta. -El mismo Decreto 528 estatuye
que la corporacin se dividir en dos Salas:
la de lo Contencioso Administrativo y la de
Consulta y de Servicio Civil. En cuanto a la
primera se subdividir en cuatro secciones o
salas de cuatro consejeros cada una. En con-
secuencia, ser de diez y seis la lista de
Conjueces que el Consejo de Estado formar
anualmente, elegidos por las Salas y destina-
dos a llenar las faltas de sus respectivos
miembros en caso de que stos se declared
impedidos de conocer determinados negocios,
o por recusacin de las parties o cuando o
curra empate en las decisions que profiera
alguna de las Salas.









Actualmente y de conformidad con
los trminos del Decreto 4120 de 1949 son
diez los Conjueces, pues el Consejo est in-
tegrado por diez Magistrados. Cada una de
las Salas tiene atribucin de elegir los Con-
jueces que les correspondent, en forma sepa-
rada. El mismo procedimiento debe seguirse
con la reform introducida por el Decretoley
528 (artculo 70).

El inciso segundo de la disposicin
que se comenta, artculo 11, seala que son
comunes a los Conjueces del Consejo de Es-
tado las disposiciones del Cdigo Judicial re-
lativas a los de la Corte.Suprema de Justicia,
artculos 58 a 65; sin embargo, no est de-
ms agregar que los Conjueces de'la Corte
son el double de sus miembros.Procedimiento
similar debiera adoptarse para el Consejo.

Artculo 12. Cada Consejero tendr un auxiliar
de su libre nombramiento y remocin.

Artculo 13. El Consejo de Es-tado tendr un pe-
ridico que le servir de rgano o-
ficial, el cual se denominar "Anales del Consejo
de Estado" y ser publicado conforme lo disponga
el 'Reglamento de la Corporacidn.


Es esta una norma de extraordinaria
importancia por cuanto se refiere al rgano
de difusin de los fallos proferidos por la Cor
poracin. La jurisprudencia del Consejo se
encuentra, pues, recopilada en sus diferentes
publicaciones que aparecen con demasiada i-
rregularidad. La primera entrega de dicho r_









gano apareci el 15 de marzo de 1915. Por
la ley 70 de 1930 se cre el cargo de Rela-
tor del Consejo. A este funcionario se le a-
signaron entire otras funciones la de dirigir
los "Anales del Consejo" como tambin la
formacin y publicacin de las doctrinas sen-
tadas por la Corporacin. En el Reglamento
del Consejo estn seialadas las atribuciones
del Relator en su condicin de Director de
los "Anales".








CAP-ITULO II

De los Tribunales Administrativos

Articulo 14. En cada Pepartamento habr un Tribu-
al Administrative, con residencia
en la capital respective. El territorio de su ju-
risdiccin es el del Departamento._
Para los efectos de esta ley agrganSe
las Intendencias y Comisaras a los Tribunales,as:
Al de Bolivar, la Intendencia de San An-
drs y Providencia;
Al de Boyac, la Comisara de Arauca;
Al de Cundinamarca, la Intendencia del
Meta y las Comisaras del Vaups y del Vichada;
Al del huila, la Intendencia del Amazo -
nas y la Comisara del Caquet;
Al de Nario, la Comisara del Putumayo;
Al del Magdalena, la Cnoisara de la Gua
jira, y
-Al del Valle, la Intendencia del Choc.

Esta disposicin ha sido dictada en de
sarrollo del articulo 154 de la Constitucin
Nacional. As, pues, en cada DepartamentD
habr un Tribunal Administrativo, con resi -
dencia en la capital respective. El territo
rio de su jurisdiccin es el del Departamento
con las agregaciones de los territoriors na-
cionales que se enumeran en la segunda par-
te de la nrisma disposicin. No est deris
sealar al respect las siguientes rrodifica-
ciones: la Intendencia del Meta ya no corres-
ponde al Tribunal Administrativo de Cundina-
rnarca. Es en la actualidad el VMeta un De-
partan ento de la Repblica; por consiguiente
tiene un Tribunal Adiministrativo al cual se
han agregado las Comisaras del Vichada y
del Vaups y la Intendencia del Arauca. Este
territorio corresponda, segn el artculo que








se comenta, al Tribunal Administrativo de
Boyac; por este aspect tambin debe consi
derarse modificada la disposicin del Codi-
go. La Intendencia del Amazonas es hoy Co-
misarra Especial, y la Comisara del Caque-
t se elev a Intendencia; ambos territo-
rios estn agregados al Tribunal Adminis
trativo del Huila. Tambin fue elevada al
rango de Intefidencia, la Comisarfa :de la
Guajira. Respecto a la Intendencia del Choc6
que segn la disposicin del Cdigo estaba:
agregada al Tribunal Administrativo del Va-
lle, es en la actualidad un Departamento de
la Repblica y en su respective capital fun-
ciona el Tribunal Administrativo correspon
diente.

Artculo 15. Los Magistrados de los Tribunales
Administrattvosssern de tres (3),
elegidos por el Consejo de Estado para un pe-
rodo de dos! aos, que empieza el primero de
septiembre.

En desarrollo del Plebiscito de 1 de
diciembre de 1957, fue dictada la Ley 21 de
1958 que en su artculo 3o. estatuye la pa-
ridad polftica en los integrantes de los Tri-
bunales Seccionales de lo Contencioso-Admi-
nistrativo. La misma ley 21, sefal como fe-
cha de iniciacin del period legal de los
Magistrados, dos aos, el da lo. de mayo
de 1959. (Artculo 4o.)

Ahora bien, como el Decreto Legis-
lativo nmero 1722 de 1956 hab'a determina-
do que los Tribunales Administrativos serfan
unitarios, un Decreto posterior distinguido









con el. nmero 355 de 1959 dispuso aumentar
en una plaza de Magistrado cada uno de di -
chos Tribunales Seccionales, con excepcin de
Cundinamarca y Antioquia. Es decir, quince
Tribunales estn integrados por dos Magistra
dos,cada uno. En consecuencia, el articulo 15
que se comenta est modificado.


Articulo 16. Para ser Magistrado de un Tribunal
Administrative se require ser ciu-
dadano en ejercicio, abogado titulado,gozar de
buena reputacin y no haber sido condenado a pe
na de presidio o de prisin. Estas condiciones
debern acreditarse ante el Consejo de Estado,
como requisito previo para tomar posesin del
cargo.
Esta disposicin ha sido modifi -
cada por el artculo 67 del Decreto-Ley n-
mero 528 de 1964, que dice:
"Articulo 67. Para ser Magistrado del Tribu-
nal Administrativo se requieren las mismas ca
lidades y condiciones exigidas para los Ma-
gistrados del Tribunal Superior de D istrito
Judicial".
El artculo 155 de la Carta esta-
blece que para ser Magistrado de los Tribu -
nales Superiores se require: ser colombiano
de nacimiento, ciudadano en ejercicio,-abogado
titulado, tener ms de treinta aos de edad y,
adems, haber desempeado en propiedad,por
un period no mentor de cuatro aos, alguno
de los cargos de Magistrado de Tribunal de
Distrito, Juez Superior o de Circuito, Juez
especializado de igual o superior categorfa ,
Fiscal de Tribunal o Juzgado Superior, o Ma-
gistrado de Tribunal Administrativo; o haber









ejercido durante cinco aos por lo menos, -la
abogacra con buen crdito o enseado Dere-
cho en un establecimiento pblico durante el
mismo tiempo.
Acreditadas las calidades y con -
diciones a que hace referencia la disposici6n
constitutional, el Consejo de Estado le im-
parte la confirmacin del nombramiento deMa
gistrado para asr poder tomar posesin del
cargo ante el Gobernador del respective De-
partamento.

Jurisprudencia.

...... La Sala consider: Los artculos 8o,
90, 10 y 12 de la Ley 69 de 1945, reglamen-
taria de la abogaca, dictada en desarrollo del
artfculo 40 de la Constitucin Nacional, atri -
buye a los Tribunales Superiores de Distrito
en primera instancia y a la Corte Suprema la
segunda, el conocimiento de los juicios suma-
rios seguidos a los abogados por faltas con -
tra la delicadeza o el decoro professional. Co-
mo contra las sentencias de segundo grado dic
tadas en estos juicios no procede recurso al-
guno, tienen fuerza de cosa juzgada al tenor
del artfculo 473 del C6digo de Procedimiento
Civil. Por otra parte la ley no atribuye com-
petencia al Consejo de Estado para pronunciar
se sobre comparacin de fallos pronunciados
durante las instancias de la justicia ordinaria,
r para revisar el valor probatorio en que la
Corte Suprema haya fundado sus decisions.

Sentado este principio, la Sala
no puede desatender ni discutir el fallo de 12






5 36


de julio de 1955 pronunciado por la Honorable
Corte Suprema de Justicia en la querella ade-
lantada contra el doctor X.X. y que aparece
publicado en el nmero 2.155, Tomo 80,de la
"Gaceta Judicial".

Aunque no aparece que el doctor
X.X. haya sido condenado a pena privativa de
la libertad, ,la sancin impuesta por la H.Cor-
te Suprema de Justicia en la sentencia ejecuto
riada de que se ha hecho mencin, al tenor
del artrculo 16 del Cdigo de lo Contencioso
Administrative, inhibe al Consejo para CON-
FIRMAR su eleccin". (Sala Plena- 10 de sep
tiembre de 1956).


Articulo 17. Por cada Magistrado principal se e-
legirn dos suplentes personales. A
falta de stos actuarn interinas, nombrados por
el Consejo de Estado.
Tanto los Magistrados principals
como los suplentes e interinos tomarn posesin
de sus cargos ante el Gobernador del respective
Departamento.
Seala esta disposicin que los Ma
gistrados tomarn posesin de sus cargos an-
te el Gobernador del respective Departamento.
Ahora bien, por ausencia del principal y a fal-
ta de suplentes corresponde al Consejo de Es-
tado nombrar los Magistrados en interinidad
-Es esta una excepcin dentro de nuestra orga-
nizacin jurisdiccional, pues el artculo 149 de
la Constituci6n Nacional determine que los Go
bernadores estn facultados para nombrar los
Magistrados interinos de los Tribunales Supe -
riores de Distrito Judicial. Sin embargo, la








excepcin del Cdigo se justifica ya que a los
Magistrados de los Tribunales Administrativ s
les corresponde revisar y resolver actuacio: -
nes de la Administracin Departamental. De
ahi, el que en forma privativa sea el Consejo
de Estado al que le corresponda el nombra-
miento de Magistrados principles e interinos.

Articulo 18. En el mes de septiembre de cada ao
el Tribunal elegir tre X.3)Gonjue-
ces para los fines sealados e,. el artculo 11
de esta Ley.
Seala esta disposicin la fecha
annual en que cada Tribunal Administrativo e -
legir sus respectivos Conjueces destinados a
llenar las faltas de sus miembros, en los ca-
sos de impedimento, recusacin o empate en
las decisions.
Conviene sealar que esta norma
del Cdigo habla sido modificada en cuanto-se
refiere al nmero de Conjueces, por el Decre
to Legislative nmero 1722 de 1956 que cre
los Tribunales unitarios con excepcin del de
Cundinamarca y del de Antioquia. Actualmen-
te esa modificaci6n se mantiene merced al
Decreto nmero 355,de 1959 que aument en
una plaza de Magistrado cada uno de los Tri-
bunales de lo Contencioso-Administrativo. E'n
estas circunstancias quince de los organismos
seccionales de dicha jurisdiccin elegirn dos
Conjueces cada uno, y los Tribunales Admi -
nistrativos de Cundinamarca y Antioquia, cua-
tro Conjueces respectivamente.








CAPITULO III

Del Ministerio Pblico


Artculo 19. El Ministerio Pblico debe intervenir
en todas las actuaciones contencio -
sas que se sigan ante el Consejo de Estado y los
Tribunales Administrativos Ejercer, adems, las
otras funciones que seale la ley en relacin con
estas Corporaciones.
Todas las providencias en los juicios
administrativos que se sign ante estas entida-
des debern ser notificadas al respective Agente
del Ministerio Pblico, quien puede usar con res-
pecto'a ellas de los recursos legales.

Esta norma define claramente las fun-
ciones del Ministerio Pblico en cuanto a
su': ittervencin ante la jurisdiccin de lo con-
tencioso-administrativo. Y asi como las leyes
pueden extender las atribu'ciones tanto del Cbn-
sejo de Estado como la de los Tribunales Ad-
ministrativos sin desvirtuar su ordenamiento
como jurisdiccin especial, corresponde, igual-
mente, al Ministerio Pblico ejercer las o-
tras funciones que se le seale en relacin.
con estas Corporaciones. Tal seria, por ejem
plo, la seialada en el Decreto nmero 1343
de 1937 a los Fiscales del Consejo de netifi
carse de la resolucin que dicta esta Corpora-
cin, mediante la cual se declara que el con-
trato sobre exploracin y explotacin de pe-
trleos que el Gobierno Nacional someti a su
revision, se ajusta-o no a las prescripciones
legales. Tambin cabe citar el Decreto nme-
ro 2630 de 1952 que concede unas facultades
a los Tribunales Administrativos y se sealan






S 39


al Ministerio Pblico sus correspondientes fun
ciones.
Debe, pues, considerarse que la mi-
'sin de esta institucin es la de velar por la
observancia de las leyes y propender al man-
tenimiento del orden jurdico y a .la ssatis-
faccin de los intereses de la comunidad; en
consecuencia, no es possible configurar su po-
sicin- como la de una autntica parte proce
sal. El ministerio fiscal, en lo administra -
tivo, dice Gonzlez Prez en su "Derecho
Procesal Administrativo' -Madrid, 1955- se
limita a dictaminar con arreglo a la ley a-
cerca de la procedencia o improcedencia de
una peticin.
En cuanto al inciso segundo, deter -
mina el -legislador que todas las providencias
en los judcios administrativos que se sign
ante el Consejo de Estado y los Tribunales
Administrativos debern ser notificadas al
respective Agente del Ministerio Pblico a fin
de que pueda usar con respect a ellas los re
cursos sealados en las leyes.


Artculo 20. Las funciones del Ministerio Pblico
se ejercen ante el Consejo de Estado
por el fiscal de la Corporacin. Ante los Tribu-
nales Administrativos se ejerce por los Fiscales
de los Tribunales Superiores de Distrito Judicial,
con excepcin de Bogot y Ccuta, cuyos Tribuna-
les Administrativos tendrn cada uno un Fiscal es-
pecial..
En los juicios administrativos en
que tenga inters un Municipio, ser ste parte,-
representado por el Personero respectivo,al cual
se har intervenir desde la primera prov'dencia
que se dicte ordenando que *se haga la notifica-
cin al respect.








El Decreto Legislativo nmero
4120 de 1949 al crear por el Articulo cuarto
el cargo de Fiscal Segundo'del Consejo de Es-
tado, modific la primera parte de esta dis-
posicin. Ahora bien, el Decreto-Ley 528 de
1964, en su artculo 21 estatuye que la corpo
racin 'tendr cuatro Fiscales". Lo anterior
est significando otra modificacin al articulo
cuarto del Decreto 4120 de 1949. Es decir ,
cuando entire a regir el Decreto-Ley 528 se
aumentar en dos el nmero de Fiscales.

Respecto al Fiscal especial del
Tribunal de Ccuta, el articulo 15 del Decre-
to Legislative nmero 1722 de 1956 lo supri-
mi, adscribiendo sus funciones al Fiscal del
Tribunal Superior de Pamplona.

Es de singular importancia que
las funciones del Ministerio Pblico se ejer -
zan ante el Consejo de Estado y ante el Tri -
bunal Administrativo de Cundinamarca por Fis
cales especiales; es decir, por funcionarios
especializados en derecho administrative. Se
quizo as garantizar su independencia en el e-
jercicio de las importantes funciones que les
estn atribuidas. Y para seguir los lineamien
tos de esta jurisdiccin especial, seria conve
niente que los restantes Tribunales tuvieran
la colaboracin de un funcionario especializa -
do en la rama administrative en la misma for
ma como lo ha dispuesto el legislator para
los dos casos de excepcin contemplados en
la disposicin que se comenta.


El segundo inciso determine que








la falta de notificacin al Personero Municipal
en los juicios administrativos en que tenga in-
ters un Municipio, perfila la nulidad de la
actuacin. Y agrega, se har intervenir des-
de la primera providencia que se dicte al men
cionado representante legal; es, pues, una in-
tervencin de carcter imperative, pues se
trata de un inters particular o de carcter
privado como seria cuando se est en presen-
cia de un contencioso o accin de plen juris -
diccin. Pero "cuando se demand un acto ad-
ministrativo de carcter general, que atae
por igual a todos los municipios o por lo. me-
nos a los de un Departamento, o cuando se de
manda la anulacin de un acto de orden muni-
cipal cuya nulidad en nada afecta los intere
ses particulares del municipiol su interven-
cin es meramente facultativa.. .. Entonces el
municipio o la entidad de derecho plblico res-
pectiva puede hacerse parte en el j'idcio cuan-
do quiere, o bien, puede prescindir .e ello.
Tal es el objeto de la comunicacin de il de -
manda que preve el Art.126". (P. 232 de los
Anales del Consejo de Estado. No.323 a 328).

SLos Fiscales del Consejo de Estado
sern nombrados por el Presidente. de la Re-
pblica para un period de cuatro aos, de
listas presentadas por el Procurador General
de la Nacin, y debern reunir las mismas
condiciones exigidas a los Consejeros de Es-
tado. .(Articulos 139, 144 y 146 de la C.N.)









Artculo 21. En los negocios administrativos el A
gente del Ministerio Pblico actuar
en la forma prevenida en el artculo 19 de la Ley
83 de 1936.
Cuando se siga un juicio ante un Tri
bunal, en cuyas results tengan intereses opues -
tos un Departamento y un Municipio, el Agente del
Ministerio Pblico debe defender los intereses cdl
primero, y lo propio debe hacer tratndose de una
Intendencia o Comisara.
En las acciones de nulidad el Agen-
te del Ministerio Pblico obra en inters de la ley.
El artculo 19 de la Ley 83 de
1936 a que hace relacin el primer inciso de
esta disposicin, dice asf:

"La Procuradura no podr representar los
intereses departamentales y municipales,
sino cuando ellos no estn en oposicin con
los intereses nacionales. Si en el negocio
se discutieren intereses departamentales y
municipales en oposicin, el Procurador
representar los del Municipio".

Fcil es observer, cmo los in-
cisos primero y segundo de- esta disposicin
son incongruentes. En el primero estatuye
que el Agente del Ministerio Pblico debe re-
presentar los intereses municipales de prefe-
rencia a los departamentales, y en el segun-
do inciso dispone lo contrario o sea que debe
defender los intereses departamentales. S in
embargo, el artculo 194 de la Constitucin
Nacional en su numeral 3 establece,entre las
atribuciones del Gobernador, la de llevar la
voz del Departamento y representarlo en los
negocios administrativos y judiciales, pudiendo








delegar esta representacin conforme a la ley
(A.L. No. 1 de 1945, art 86); es decir, que
en virtud de la enmienda constitucionalde 1945
ya no represent el Agente del Ministerio P-
blico a los Departamentos. En consecuencia ,
debe considerarse modificado el articulo 21.

Respecto al inciso tercero que se
relaciona con los juicios en que se ejercitala
accin de nulidad contra los actos de la Admi
nistracin, el Agente del Ministerio P blico
obra en inters de que la ley se cumpla "aun
que sea en perjuicio de los intereses privados
del Estado, de los Departamentos o de.los Mu
nicipios, en su caso, porque hay, por sobre
ellos, un inters superior: la palvaguardia del
orden.jurddico national". Ahora bien. Si en
los juicios no se ejercita la accin de nulidad,
el Agente del Ministerio Pblico obra en re-
presentacin de los intereses privados de ca-
da uno de ellos, segn el caso.

Artculo 22. Los Departamentos, Municipios y de-
ms personas administrativas pueden
constituir los apoderados o voceros que a bien
tengan, segn las reglas generals, para defen-
der sus intereses en los juicios administrativos.


Segn la enmienda constitutional
de 1945, Art. 194 de la Constitucin lacional,
entire las atribuciones del Gobernador est la
de representar a su Departamento en todos
los negocios administrativos y judiciales, pu-
diendo delegar esta representacin; es decir,
que corresponde al Gobernador otorgar a la
persona que ha de" defender al Departamento









en uno o ms negocios administrativos, el co-
rrespondiente poder. En relacin con los mu-
nicipios, es el Personero el funcionario que
debe otorgar el poder en uno o ms negocios -
determinados siguiendo las instrucciones del
respective Concejo. En cuanto a la interven-
cin del Alcalde, nicamente se limita a con-
venir las diversas condiciones del contrato:
trmino, forma de-pago, etc.

Sobre el particular, la jurisprudencia -
del Consejo de Estado tiene establecido que
los Personeros en representacin legal de
sus respectivos Municipios y con fundamento
en la correspondiente autorizacin del Cabildo,
pueden constituir apoderados que defiendan sus
intereses en los juicios administrativos. En i
gual sentido los establecimientos pblicos y
dems personas administrativas pueden consti
tuir los apoderados o voceros que a bien ten-
gan por conduct de sus respectivos jefes,
directors, gerentes, etc.

En relacin con los asuntos admi -
nistrativos que interesan al ramo de guerra
o a la Caja, de Retiro de las Fuerzas Milita-
res que se ventilen ante la jurisdiccin con-
tencioso -administrativa, el Gobierno expidi
el Decreto Legislativo nmero 2629 de 1950,
que dice:
"Articulo lo. Los abogados alservicio
del Departamento Jurdico del Ministe-
rio de Guerra tendrn el carcter de a
poderados permanentes en. asuntos admi
nistrativos que interesen al ramo de gue
rra o a la Caja de Retiro de las Fuerzas








Militares que se ventilen ante la jurisdiccin
contenciso administrative.

Art. Zo. La providencia sobre admisin de to
da demand o por la cual se inicie
el trmite de todo recurso en los negocios a
que se refiere el artculo anterior se notifica
r personalmente por la secretara del respect
tivo tribunal al jefe del Departamento Jurdico
del Ministerio de Guerra, quien en la misma
diligencia sealar el abogado que haya de a-
sumir la personera en el respective negocio.

Art. 3o. Esta funcin se ejercer sin perjui-
C cio de la atribuida por la ley al mi
nisterio pblico en los asuntos a que ge refie
re este decreto".






46 .


TITULO SEGUNDO

CAPITULO IV

De las funciones del Consejo de Estado

Artculo 23. El Consejo-de.:ESstado tiene las fun-
ciones consultivas, administrativas
y jurisdiccionales que se le sealan en las dis-
posiciones de este Ttulo.
Segn los t6rminos de esta disposicin,
las funciones propias del Consejo de Estado
se clasifican en la siguiente forma: a) consul
tivas, b) administrativas y c) jurisdicciona-
les.
Ahora bien, el constituyente de 1945
dispuso que el Consejo se dividir en Salas o
Secciones para separar las funciones que le
compete como Tribunal Supremo de lo Con-
tencioso-administrativo, de las dems que le
asignen la Constitucin y la ley. Y agreg: la
ley sealara las funciones de cada una de las
Salas o Secciones, el nmero de Consejeros
que deben integrarlas y su organizacin inter-
na. (Art. 137 de la C.N.)

En desarrollo de la norma constitucio-
nal, se expidi, primeramente, el Decreto Le
gislativo nUmero 4120 de 1949 en virtud del
cual se estableci que el Consejo de Es tado
se dividir en dos Salas: Sala de Negocios Ge
nerales y Sala de lo Contencioso-Administrati
vo-. La reunion de las dos Salas forma el Con
sejo Pleno. Es decir, hasta la expedicin del
Decreto mencionado, 4120 de 1949, "vena fun
cionando el Consejo de Estado como un tribu-








nal unitario con lo cual surgiron graves difi-
cultades para la resolucin de las consultas
que sobre casos concretos le formulaba el go
bierno cuando consideraba dudosa la interpre-
tacin de algn texto legal, porque si el Con-
sejo resuelve las dudas sobre casos' concre -
tos, puede suceder que esos mismos asuntos
se conviertan en contenciosos cuando el part
cular no se conforme con la decision minister
rial y entonces podra corresponderle al Con-
sejo de Estado conocer de un asunto sobre el
cual ya habra emitido con c epto o prejuzgado'.'
(Francisco de P. Prez -"Derecho Constitu -
cional Colombiano". Tomo II).

Fue, pues, de extraordinaria impor-
tancia la enmienda constitutional de 1945 y su
posterior desarr ollo por el legislator en 1949
al dividir al Consejo en dos Salas para sepa-
rar, como es debido, las funciones que le
compete como tribunal supremo de lo conten
cioso-administrativo, de' las dems que le a -
signen la Constitucin y la ley, entire las cua-
les est la de servir de cuerpo consultivo del
gobierno, etc.
Ahora bien, el sistema prospectado
por el constituyente y desarrollado por el le-
gislador de 1949, Decreto 4120, semantendr'
al entrar en vigencia.el Decreto-Ley 528 de
1964.
Las normas del nuevo estatuto tienen,
desde luego, excepcional importancia auncuan
do no han sido explicadas debidamente por
sus redactores; es decir, se desconoce su his
toria. Algunas de las disposiciones del Decre
to 528, en cuanto a la jurisdiccin de lo con-









tencioso-administrativa, merece que se les
precise su alcance, su radio de aplicacin y
aun sus posibles consecuencias. En cuanto a
las Actas de las sesiones de la Comisin Ase
sora de la Reforma, en donde debe constar las
opinions de sus miembros cuando determi-
nados artculos suscitaron una amplia discu-
sin, aun no han sido publicadas.


Artculo 24. Las funciones consultivas del Const
jo de Estado se ejercen,a solicitud
del Gobierno, en los casos de que tra'tan los ar-
tculos 24 y 117 de la Constitucin Nacional.
Adems se oir el dictmen del Con-
sejo, a solicitud del Gobierno;
lo. Para permitir, en receso del Se
nado el trnsito de tropas extranjeras por el
territorio de la Repblica,;
2o. Para permitir la estacin de bu
ques extranjeros-de guerra en aguas de la Nacin;
30. Para dictar los decretos y reso
luciones en material electoral, a que se refiere
el artculo 3P7 de la ley 85 de 1916;
4o Para abrir crditos al Presupues
to Nacional conforme a lo previsto en el articulo
208 de la Constitucin y en el 29 de la Ley 64
de 1931.
El Consejo actuar como Supremo aqer
po Consultivo del Gobierno en asuntos de admi-
nistracin, y con tal carcter rendir su dict -
men en todos los dems casos no previstos aqu,
cuando el Gobierno as lo solicite o la ley lo
disponga.
Los dictmenes del Consejo de Estdo.
no son obligatorios para el Gobierno,excepto en










el caso del ordinal 4o. de este artculo cuando
el dictmen fuere adverso a la aperture del cre-
dito.
La enmienda constitutional de 1945,
el Decreto Legislativo nmero 4120 de 1949,el
Decreto-Ley nmero 528 de 1964 y otras dis -
posiciones legales que oportunamente se rela -
cionarn, modificaron esta disposicin del C-
digo. En cuanto a los artculos 24 y 117 de la
Constitucin que se citan en el cuerpo de la
norma que se comfenta, correspondent a los ar
ticulos 28 y 121 de la actual nomenclatura c~ns
titucional.
A fin de facilitar el conocimiento de
las disposiciones que modifican el articulo 24
del Cdigo, se transcriben a continuacin las
siguientes disposiciones:

Segn el artculo noveno del Decreto
4120 de 1949, son funciones del Consejo Plena

"1. Emitir los concepts de que tra-
ta el artculo 122 de la Constitucin;
2. Dar los dictmes a que se refie-
re el artculo 212 de la misma Constitucin;
3. Conceptuar en conformidad con
los ordinales lo. y 2o. del artculo 24 de la
Ley 167 de ]941;.
4. Elegir Magistrados de los Tribu
nales Administrativos y declarar las vacantes
a que haya lugar en los casos previstos en el
artculo 41 del Cdigo Contencioso Administra-
tivo;
5. Elegir los empleados de la cor-
poracin, con excepcin de los Secretarios de










las Salas, los cuales sern elegidos por cada
una de ellas;
6. Resolver las controversial en los
casos prefijados en el articulo 37 del Cdigo
Contencioso Administrativo;
7. Darse su propio reglamento'.

Tambin son funciones del Consejo Ple
no, segn el Decreto-Ley 528 de 1964, las si
guientes:
'Articulo 29. El Consejo Pleno, inte-
grado por todos los Consejeros, ade-
ms de las atribuciones que hoy ejerce,
dirimir los conflicts de competencia
que se susciten entire las dos Salas
que forman el Consejo de Estado".

El mismo Decreto 528 establece en su
artculo 21 que el Consejo de Estado estar
integrado por diez y seis consejeros y se divi
dir en dos Salas: la de lo Contencioso Admi-
nistrativo y la de Consulta y de Servicio Ci-
vil. El artculo 22 del mismo estatuto deter --
mina que la Sala de lo Contencioso Administra
tivo se subdividir en cuatro salas o seccio
nes de cuatro consejeros cada una. Ahora bien,
el articulo 24 estatuye lo siguiente:

"Artculo 24. Las cuatro salas o seccio
nes de lo Contencioso Administrativo funciona-
rn separadamente en el conocimiento de los
respectivos negocios, salvo cuando se trate de
modificar alguna jurisprudencia, caso en el
cual lo harn conjuntamente, previa convocato-
ria hecha por la sala o seccin que est cono-
ciendo del asunto".


PLT~ "dl~~hl*PI~iC-L*Iliii-il-iii-iis~-~









De los trminos que el legislator em
plea en el articulo 24 del Decreto 528 de 1.
964 se tiene que cuando se trate de modifi -
car alguna jurisprudencia lo har el Consejo
Pleno, ya que no es otro el significado de la
frase "caso, en el cual lo harn conjuntamen
te", las cuatro salas o secciones de lo Con-
tencioso Administrativo.

Por el artculo 31 del mencionado De
creto-Ley se sealan las atribuciones de la
Sala de Consulta y de Servicio Civil. En la
atribucin primera se indica que a esta Sala
le corresponde ejercer las funciones consul-
tivas que al Consejo de Estado le asignan la
Constitucin y las leyes, "con excepcin de
los casos previstos en los artculos 28,- 120,
numerales 10 y 11, 121 y 212 de la Consti -
tucin Nacional,. para los cuales solo es com
petente el Consejo Pleno".

Las disposicioes sealadas, que- ha-
cen parte de los Decretos 4120 de 1949 y 528
de 1964, desarrollan el principio constitucio-
nal contenido en el artculo 122 de la Carta:

"Articulo 122. En los casos de que tra
tan el artculo 28 de la Constitucin y el 33
del Acto Legislativo nmero 3 de 1910 (Ar-
tculo 121 de esta Constitucin), el Gobierno
debe or previamente al Consejo de Estado
para dictar las providencias de que tratan
dichos artculos. (Articulo 7o del Acto Le-
gislativo de 1914)".

Ahora bien, el numeral 1 del articulo









90. del referido Decreto Legislativo 4120 de
1949 como la atribucin primera del articul o
31 del Decreto-Ley 528 de 1964, se refieren
a los artculos 28 y 121 de la Carta; por el
primero se determine, segundo inciso, que
aun en tiempo de paz, pero habiendo graves
motivos para temer perturbacin del orden p
blico, pueden ser aprehendidas y retenidas,de
orden del Gobierno y previo dictamen de los
Ministros, las personas contra quienes haya
graves indicios de que atentan contra la paz
pblica. Es decir, que se autoriza la adop -
cin de medidas precautelativas cuando se per
filan motivos para recelar una perturbacin
del orden legal, segn la expresin del co-
mentarista Samper. Aos desps, el constitu
yente de 1914 mediante el artculo 7o.del Ac-
to Legislative de ese ao, que corresponde al
artculo ]22 de la Constitucin, dispuso en or
den a exigir una ms firme e important 'ga-
ranta en favor de la libertad personal que el
Gobierno debe or previamente al Consejo de
Estado.
El artculo 121 de la Carta, estatuye
en el inciso primero que en caso .de guerra
exterior o de conmocin interior podr el Pre
sidente, con la firma de todos los Ministros,
declarar turbado el orden pblico y en estado
de sitio toda la Repblica o parte de ella.Tal
declaracin, require, previamente, el con-
cepto del Consejo de Estado quien se pronun-
ciar sobre la conveniencia o inconveniencia
de la media. Se trata de una providencia
del Ejecutivo que reviste gravedad extrema
no slo en cuanto a la responsabilidad que a-
pareja al Presidente y a sus Ministros sino








tambin a la estabilidad institutional del pas.
Sin embargo, esta situacin jurdica especially
sima ha perdido toda su potencialidad y efica-
cia de control merced a la reform del men-
cionado artculo 121.

Los concepts emitidos por el Conse
jo en los casos que contemplan los articulos
28 y 121 de la Carta no obligan al Gobierno ,
pero si representan una fuerza moral indiscu
tible que sin lugar a dudas servirn de freno
al mandatario.
El numeral 2o del articulo 9o del De
creto 4120 de 1949 dice:

"2. Dar los dictav enes a ue se re-
fiere el artculo 211 'e. la ir isma
Constitucin;"

En igual sentido se expresa el articu
lo 31, atribucin 1 del Decreto 528 de 1964.
La excepcin establecida en la en-
mienda constitutional de 1945, hoy art. 212 de
la C.N., en relacin con la obligacin que
tiene el Gobierno de acatar el dictmen emi -
tido por el Consejo de Estado cuando haya ne
cesidad de hacer un gasto imprescindible a
juicio del Gobierno, estando en receso las C
maras, y no habiendo partida votada o siendo
sta insuficiente, de que podr abrirse un cr
dito supplemental o extraordinario, tiene como
antecedente la demand presentada ante la Cor
te Suprema de Justicia acusando como incons-
titucional el ltimo inciso del articulo 24 del
Cdigo. Y ese inciso era del siguiente teqor :









"Los dictamenes del Consejo de Esta -
do no son obligatorios para el Gobierno, ex-
cepto en el caso del ordinal 4o. de este ar-
ticule cuando el dictamen fuere adverso a la
apertura del crdito".

La sentencia de la Corte Suprema de
Justicia fue favorable a las peticiones de la
demand; es decir, declar inexequible el in-
ciso acusado por ser violatorio .del: articulo
137 de la anterior nomenclatura de la Carta.
En su fallo express la Corte Suprema:

"La Constitucin Nacional, en el artfcu
lo 137. confiere al Consejo de Estado la si-
guiente atribucin: 1.Actuar:como ri-erpo-supre
mo consultivo del' gobierno,en asuntos de admi-
nistracin debiendo ser necesariamente oido
en todos aquellos que la Constitucin y las
leyes determine. Los dictamenes delConsejo
de Estado no son obligatorios para el Gobier-
no.
Con sometimiento a este precepto de
la Constitucin han de dictarse las leyes, o
los decretos que regulen las funciones consul
tivas del Consejo. Por tanto, el mandato que
contrarie la regla dicha de que los concepts
del Consejo de Estado no obligan al Ejecutivo,
viola la Ley Fundamental en su articulo 137.

Como en tal situacin se halla el inci-
so final del artculo 24 se impone la consi -
guiente declaracin de inconstitucionalidad".

Refirindose a la excepcin de obliga -








toriedad declarada inexequible por la Corte
Suprema, la Exposicin' de Motivos que acom
pa6 al Proyecto de ley que ms tarde se con
virtio en la nmero 167 de 1941 o sea el Co-
digo Contencioso Administrativo, explicaba en
la siguiente forma el inciso final del mencio-
nado articulo 24:
"El Consejo de Estado, al ejercer la
atribucin especial que le asigna la ley sobre
fuerza restrictive del Presupuesto Nacional,lo
hace, no con el carcter de Cuerpo Consulti-
vo del Gobierno, como errneamente se cree,
funcin sta que corresponde a la Sala de Ne
gocios Generales del Consejo, sino con el es
special de decidir acerca de la legalidad o ile
galidad del gasto proyectado, siendo lgico de
ducir, por consiguiente, que si el crdito
que se solicita es tachado de illegal no podr
hacerse sin violar de modo categrico la ley".

Eliminado, pues, el inciso final del
articulo 24 del Codigo para asi darle forma
a la expresin de que los dictmenes del Con
sejo no son obligatorios para el Gobierno, el
constituyente de 1945 no compartiendo el cri-
terio de la Corte se pronuncio en el articulo
91 del Acto Legislativo de ese ao, que co-
rresponde al 212 de la Carta, consagrando en
forma definitive la excepcin de que para ha-
cer un gasto imprescindible a juicio del' Go-
bierno, estando en receso las Cmaras, y no
habiendo partida votada o siendo sta insufi-
ciente, podr abrirse un crdito por el Con-
sejo de Ministros, instruyendo el correspon -
diente expediente y previo dictmen favorable
del Consejo de Estado. Y el mismo constitu-









yente de 1945 estableci por medio del articu
lo 40 del Acto Legislativo nmero 1 que co-
rresoonde al articulo 141 de la Constitucin,
lo siguiente:
"Los dictmenes del Consejo no son
obligatorios para el Gobierno, salvo en
el cas del articulo 212 de esta Cons-
titucin".
El numeral 3 del articulo 9 del Decre
to 1' 0 de '949 dice:

"Conceptuar en conformidad con los or
'inales 1 y 2 del articulo 24 de la ley
167 de 1941".

En igual sentido se expresa el articulo
31, atribucin primera, del Decreto-Ley 528
-e 1964.
Los ordinales 1 y 2 del artculo 24 de
la ley 167 de 194], Cdigo Contencioso Ad -
ministrativo, corresoonden a los sealados -
con los nnmeros 10 y 11 del articulo 120 de
la Constitucin; por el primero se require
oir el dictamen del Consejo, en receso del
Senado, para permitir el trnsito de tropas
extranjeras nor el territorio de la Repblica.
En iguales circunstancias seria el caso de
maniobras militares de tropas extranjeras so
bre el territorio de la misma. En cuanto al
ordinal 2 del referido articulo 24 del Cdigo,
se require oir el dictamen del Consejo para-
Dermitir la estacin de "buques'extranjeros de
9uerra" en aguas de la Nacin.

El ordinal 1] del articulo 120 de la









Carta, dice:

"Corresponde al Presidente de la Re-
oublica:

Permitir, con el dictmen del Conse
jo de Estado, la estacin de buques
extranjeros en aguas de la Nacin".

Existe, pues, una discrepancia entire
los dos textos. La Carta se refiere a "bu-
ques extranjeros' y la ley 167 a "buques ex-
tranjeros de guerra' en aguas de la Nacin.
Sin embargo, cabe anotar, que el nuevo tex-
to legal que es el articulo 31 del Decreto-ley
528 de 1964 elirrina la discrepancia anotada
al suprimir las palabras "de guerra'. Sobre
el particular no est dems significar que es
timamos r-is apropiada la redaccin del nu -
meral del Cdigo Contencioso Administrativo-
o sea que el dictmen del Consejo debe pro-
ducirse respect a la estacin de buques de
guerra en aguas de la Nacin.

El numeral 4 del artculo 9 del De-
creto 4120 de 1949 indica que son funciones
del Consejo Pleno elegir Magistrados de los
Tribunales Administrativos ya sea en calidad
de principles, de suplentes o de interinos.
Por tanto, corresponde a la misma entidad
declarar las vacancies de dichos cargos en
los casos previstos en el articulo 41 del C-
digo.
El numeral 6 del articulo noveno del
Decreto 4120 de 1949, hace relacin a la pri
mera parte del artculo 37 del Cdigo Conten









cioso Administrativo; es decir, que al Conse
jo Pleno le corresponde decidir las controver
sias que se susciten entire dos o ms Tribu -
nales Administrativos, por razn de juries -
diccin.
En cuanto a los impedimentos y recu-
saciones de los Consejeros, Conjueces y Se -
cretarios de la corporacin y de las excusas
presentadas por stos, segunda parte del ar-
ticulo 37 del Cdigo, es entendido que el De-
creto Legislativo 4120 de 1949 lo modific al
dividir la entidad supreme de lo contencioso
administrative en dos Salas y atribuir a cada
una de ellas la designacin de sus respectivos
Conjueces. Agrega el mismo Decreto que ca-
da Sala elegir su Secretario, y el Secretario
de la de lo Contencioso Administrativo ser
el Secretario del Consejo Pleno.

El nuevo Decreto 528 de 1964 mantie-
ne, en lines generals, la division de la cor
poracin en dos Salas; pero como la Sala de
lo Contencioso- Administrativo se subdividir
en cuatro salas o secciones de cuatro conse -
jeros cada una, le corresponder, por sepa-
rado, a dichas Salas designer a sus respecti-
vos Conjueces: diez y seis en total.

Respecto a los cuatro Conjueces de la
Sala de Consulta y de Servicio Civil, el Go -
bierno los escoger entire los Conjueces que
forman las cuatro salas o secciones en que se
subdivide la Sala de lo Contencioso-Adminis -
trativo, con sujecin a las normas sobre pa-
ridad poltica, manteniendo asi el procedimien
to sealado en el artculo 26 del Decreto 528.









Un Decreto de 1950, el distinguido
con el nmero 2046, seala otra funcin del
Consejo Pleno en cuanto a asuntos electorales
en su artculo 23. Dice asf la mencionada dis
position:
"Artculo 23. Corresponde a la sala
plena del Consejo de Estado conocer
de todos los asuntos electorales que, de a -
cuerdo con las leyes vigentes, sean de la com
petencia de ste".

Como el Decreto-Ley 528 de 1964 :no
est rigiendo, es convenient transcribir el
articulo dcimo del Decreto-Legislativo nme
ro 4120 de 1949 que seala las atribuciones
de la Sala de Negocios Generales del Consejo
de Estado:
"Articulo dcimo. Son atribuciones
de la Sala de Negocios Generales:

1. Las sealadas al Consejo en los or
dinales 1 y 2 del articulo 141 de la
Constituci6n;
2. Las que fueron adscritas a la cor
poracin por la Ley 67 de 1943;

3. Resolver las apelaciones y consul
tas en lo referente a pensioners o recompen -
sas, de acuerdo con lo previsto en el Capitu-
lo XVIII del Cdigo Contenciso Administrativo
y los recursos que se interpongan en los jui-
cios seguidos en primera instancia ante los
Tribunales Administrativos, segn el ltimo
inciso del artculo 4 de la Ley 67 de 1943, y

4. Designer los Conjueces de la Sala'.'









La anterior disposicin del Decreto
4120 de 1949 est en today su plenitud legal.

El Decreto 528 de 3964 mantiene el
mismo sistenma de la division del Consejo en
Salas. Conserva el nombre de Sala de lo Con
tencioso-Administrativo para una de ellas,pe-
ro sustituye la actual denominacin de "Sala
de Negocios Generales" por la de "Sala de
Consulta y de Servicio Civil". Esta Sala en el
nuevo Decreto, 528 de 1964, slo conserve la
primera funcin asignada por el Artculo d-
cirro del Decreto 4120. En cuanto a las atri-
buciones 2a y 3a pasaron a la Sala de lo Con-
tencioso Administrativo, y la 4a al Gobierno
que designar los respectivos Conjueces

El articulo 31 del Decreto 528 de 1964
establece que son atribuciones de la Sala de
Consulta y de Servicio Civil:

"1. Ejercer las funciones consultivas
que al Consejo de Estado le asignan la Cons-
titucin y las leyes, con excepcin de los ca-
sos previstos en los artculos 28, 120, nume-
rales 10 y 11, ]21 y 212 de la Constitucin
Nacional, para los cuales solo es competent
el Consejo Pleno;
2. La revision de contratos que cele-
bre el gobierno national en los casos previs-
tos por las leyes;
3. Las sealadas al Consejo de Estado
en el ordinal 2 del articulo 141 de la Consti-
tucin Nacional;
4. La-s previstas en el articulo 9 de la
Ley 19 de 1953;









5. Decidir las cuestiones que se sas-
citen entire la Nacin y uno o mas dei-arta
rrentos o municipios, entire dos o r-as depar-
tamentos, o entire uno de stos y una intended
cia o comisara o entire cualquiera de las en-
tidades citadas y un establecimiento publico,o
entire dos o ms establecimientos o ermpresas
publicas, sobre competencia de facultades ad-
ministrativas".
Las atribuciones 1 y 3 sealan como
funciones de esta Sala:

a) Actuar como Cuerpo supremo con-
sultivo del Gobierno en asuntos de adrrinis -
tracion. Y la misma norma constitutional a-
grega, que la Corporacin deber ser necesa-
riamente oida en todos aquellos casos que la
Carta y las leyes determine; y

b) Preparar los proyectos de ley y de
cdigos que deban presentarse a las Cmaras
Legislativas, y proponer las reforms conve-
nientes en todos los ramos de la legislacin
(Articulo 141 de la C.N.)

La letra a) se refiere en primer tr
mino a las consultas formuladas por el Go -
bierno en asuntos de administracin, y en se
gundo lugar a todos aquellos casos en que la
entidad deber ser oida ya por exigencia de
la Carta o de la ley. Tal seria, por ejemplo,
lo que determine el Decreto 0753 de 1956 al
incluir entire las actividades que se estiman
de servicio public las relacionadas con la le
tra i) del articulo 1 del mencionado Decreto
0753, que dice:









"i) Cualesquiera otras (actividades) que
a juicio del Gobierno interesen a la seguridac,
sanidad, ense.anza y a la vida econmica. o
social del oiJblo. El Gobierno decidir acer-
ca de la calida. de servicio public de las ac-
tivida. -s ce que trata este ordinal, previo con
cepto kiue solicite al Consejo de Estado".

Es -'ecir, el legislator estim que pa-
ra declarar como servicio pblico una : cual-
quiera de las activi-ades contempladas en el
ordinal i) -:el Decreto 0753 es necesario con-
sultar ,revia-,ente con el Consejo de Estado y
a la Sala que corresponda. Asi sucedi cuan-
do las actividades bancarias fueron declaradas
por el Gobierno como un servicio pblico, pa-
ra efectos del derecho de huelga.

"La banca no es, en Colombia, una ac
tividad absolutamente libre. Por la propia na-
turaleza de los servicios que presta y por los
intereses colectivos que afecta con su activi -
dad, est fuertem ente controlada, de manera
que cualquier hecho que trastorne la eficacia
del servicio no puede pasar desapercibido al
Gobierno que constitucionalmente est institui-
do, entire otras cosas, Dara garantizar permna
nentemente el buen funcionamiento de los ser-
vicios i-blicos en beneficio de la colectividad'.
("Anales del Consejo de Estado").

El a-.arte transcrito corresDondeal con
cepto em.itido por la Sala de Negocios Genera
les del Consejo de Estado, el 11 de mr.ayo de
1959. Al su.rimirse la Sala de Negocios Ge-
nerales -ror el Decreto 523 :e 1964, el articu









lo 3] del mencionado estatuto adscribi esta
funcin a la Sala de Consulta y de Servicio Ci
vil.
En relacin con el derecho de huelga
no est dems significar, que por disposicin
constitutional esta prohibida la huelga en los
servicios pblicos (Art. 18). Ahora bien, se
consider como servicio pblico toda actividad
organizada que tienda a satisfacer necesidades
de inters general en forma regular y conti-
nua, de.acuerdo con un regimen jurdico es-
Decial, bien que se realice por el Estado, di-
recta o indirectamente, o por personas priva
das. (Decreto 0753 de 1956).

En cuanto alas letra b) o sea a la
preparacin de proyectos de ley y de cdigos
que deban presentarse a las Camaras Legisla
tivas o la de proponer reforms convenientes
a la legislacin colombiana, es atribucin se-
alada a la Sala de Consulta y de Servicio Ci
vil del Consejo.
En lo que respect a la Codificacin
Constitucional, estima el Consejo que para rea
lizarla se require autbrizacin expresa del
constituyente. La Sala de Negocios Generales
al absolver una consult formulad por el.Go
bierno, dice con fecha 7 de julio de 1958:

"No hay ninguna norma permanent y
general que le de incumbencia al Consejo en
la codificacion de disposiciones constituciona-
les reformatorias; y solamente cuando el
constituyente lo autoriza: puede y debe inter-
venir en el trabajo- mencionado. Es a este a
quien compete la codificacin constitutional a









r-enos de disposicion expresa que autorice o-
tra cosa, corno sucedi con las reforn-as de
1936 y 1945.1' ("Anales del Consejo de Estado).

El tratadista Rafael Bielsa refirindose
a la codificacin del derecho administrative -
trae los siguientes correntarios:

"Los beneficios de 1a codificacin, co-
rro se sabe, son de dos rdenes: a) desde el
Dunto de vista formal: la generalidad, el r-
todo, la certeza y la tecnica de la's disc-osicio
nes legales; b) desde el cunto de vista sustan-
cial, con -rotivo de la codificacin se advier -
ten mejor las lagunas de la legislacion, la in-
suficiencia de la deterninacin de los derechos
subjetivos, y si se trata del procedimiento,pue
-en cor~mletarse los medios jurisdiccionales -
rrotectores de los derechos subjetivos o -e los
intereses legitimos"

La atribucin 2a a que hace referencia
el articulo 31 del Decreto-Ley 528 y que co-
rresoonde a la Sala de Consulta y de S ervicio
Civil, concierne a la revision de contratos que
celebre el gobierno national en los casos pre-
vistos por las leyes. De ella se tratar al co-
nmentar el Capitulo XXI, Titulo IV del Cdigo
Contencioso Administrativo.

El articulo 31 del Decreto 528 de 1964
se~ala corro atribucin 4a y de competencia de
la Sala de Consulta y de Servicio Civil lo es-
tatuido en el articulo 9o le la Ley 19 de 1959,
sobre reforrras administrativas; Establece es-
t:. :is-osicin que a ella -ebern someterse









los proyectos de ley o de decreto en material
de servicio civil. En cuanto a las absueltas
por sta dentro del trmino mximo de veinte
(20) dias, contados desde la fecha en que oa-
sen al studio del respective Consejero y ten-
drn prelacin sobre los negocios ordinarios.
Cada consult debera presentarse acompaada
de sus antecedentes.

DispOne la Ley 19 que los reoresen -
tantes de los servicios pblicos interesados en
el proyecto, como los representantes del De-
partamento Administrativo del Servicio Civil y,
cuando el proyecto present implicaciones fis-
cales, los representantes de la Direccin Na-
cional del Presupuesto, podran intervenir me-"
diante los escritos que estimen pertinentes,den
tro del trmino de cinco (5)'dias que el nego-
cio permanecer en la Secretaria de la Sala de
Consulta y de Servicio Civil.

La atribucin 5a que el articulo 3] del
Decreto 523 de 1964 atribuye a la Sala de Con
sulta y de Servicio Civil es suficientemente -
clara, y versa sobre competencia de faculta -
des administrativas.

El numeral Zo del Articulo dec ino
del Decreto 4120 de 1949, actualmente vigen-
te-por cuanto no rigen o estn en suspenso las
disposiciones del Decreto-Ley 528 de 1964, a-
signa a la Sala de Negocios Generales el co-
nocimiento de los incidents de excepciones y
tercerias que se susciten en los -juicios ->or
jurisdiccin coactiva en asuntos nacionaler,
cuando la cuantia del negocio, en su accin








principal, sea de quinientos pesos o mas co-
mo as lo dispone el articulo 30. de la Ley
67 de 1943. Tambin la Sala de Negocios Ge-
nerales conocera en segunda instancia de los
incidents de excepciones y tercerias, referen
te a asuntos departamentales o r.unicioales, -
cuando la cuantia del negocio sea de quinien -
tos pesos o mas, segun el inciso segundo del
articulo 4o. de la misma Ley.

Ahora bien, los articulos 3o, 4o. y 5o
de la Ley 67 fueron acusad.os como inconstitu
cionales ante la Corte; entidad que en senten-
cia del 26 de julio de 1944 declaro que "son
exequibles, salvo en cuanto dichas disnosicio-
nes se refieran: 1) a incidents de excepciones
cuando el juicio por jurisdiccion coactiva se
funda en un acto de gestin de la adninistra -
cion, y 2) a tercerias, cuando la que se pro-
ousiere, o alguna de ellas, se tundare en ac-
to de gestion de la administration o en un ac
to entire particulares" (Sentencia de la Corte
Suprerra de Justicia del 26 de julio de 1944 -
"Gaceta Judicial", Tomo LVII,. No.20]0,pg330)

El fallo de la Corte se fundo en el or-
dinal 3o del articulo 148 de la Constitucion;or
dinal que derogo el Acto Legislativo No. 1 de
1945. En consecuencia, desaparecio el funda-
mento que sustentaba la mencionada providen-
cia en el sentido de que ya no es dable 'ha-
cer la distincin entire obligaciones causadas
en actos de gestion y de imperio, sino que co
bija a ambas para entregar su conocimiento,
en este as-oecto y de acuerdo con las reglas
de la Ley 67 de 1943 y de modo exclusive, al








Consejo de Estado". (Aparte de la salvedad de
voto del Consejero Gonzlez Charry de fecha
9 de diciembre de 1963, en el incident de
excepciones propuesto por Victor Ramn Her-
nandez Gaitn dentro del juicio ejecutivo que
se le sigue en el Juzgado 2o. Nacional de E-
jecuciones Fiscales).

Sin embargo, el Consejo de Estado ha
seguido sosteniendo la distincin entire actos
de poder y actos de gestin, hoy abandonada
por compleja y sutil, no obstante lo dispuesto
por el Artculo dcimo, numeral 2o, del De--
creto Legislativo 4120 de 1949.

Ahora bien, como la enmienda cons -
titucional de 1945 derog el ordinal 3 del ar-
ticulo 148 de la Carta que daba competencia a
la Corte Suprema de Justicia para "conocer
de los negocios contenciosos en que tenga par
te la Nacin o que constituyan litigio entiree
dos o ms Departamentos", se revivi en to-
da su amplitud la doctrine cons ignada en los
artculos 3 y 4 de la Ley 67'de 1943. Esta,
pues, la razn del numeral 2 del Artculo d-
cimo del Decreto 4120 de 1949, que se co-
menta.
Respecto a la nueva distribucin de
negocios que se prospect el Decreto-Ley '528
de 1964, es de competencia de la Sala de lo
Contencioso-Administrativo conocer segn el
articulo 30:
"3. De las apelaciones y recursos de
hecho y de los incidents de excepciones y
terceras en juicios de jurisdiccin coactiva,
cuando la cuanta principal del juicio sea o
exceda de diez mil pesos"









J urisprudencia.

"La jurisprudencia del Consejo-ha sido
reiterada en afirmar que dentro del procedi-
miento de excepciones en juicio ejecutivo por
jurisdiccin coactiva,pueden discutirse ciertas
circunstancias que incidan en la situacin per
sonal del agraviado, tales como las atinentes
a la validez del reconocimiento, su notifica -
cin, etc., pero que en manera se puede, por
la misma via y procedimiento, entrar a discu
tir la validez del acto general que establece el
tributo, es decir, su conformidad o inconfor -
midad con las normas jerrquicamente supe-
riores. Claro es que ese exmen puede provo
care y las conclusions a que se llegue pue-
den hacerse valer dentro de un procedimiento
exceptivo, pero siempre y cuando se siga el
correspondiente juicio contencioso-administra-
tivo, en el cual los jueces declared, en for -
ma general y en providencia "erga omnes",que
la norma o normas discutidas se ajustan o pug
nan con el respective precepto superior.
..................................
De lo dicho result claramente que la
via de la excepcin en juicio ejecutivo por ju-
risdiccion coactiva no es la apropiada para lo-
grar la declaratoria de nulidad de un acto ad-
ministrativo, como se ha pretendido con la
planteada por el apoderado del ejecutado, pues
que, la Ley referida contiene preceptos que in
dican la accin apropiada para lograr los fi -
nes que el hecho exceptivo, en este caso adu-
cido, pretend obtener. Si el Consejo acepta-
ra sin ms lo que se le pide, incurrira en
palmaria violacin del articulo 26 de la Car -








ta". ("Anales del Consejo de Estado" Sala de
Negocios Generales 22 de enero de 1960).

El Decreto Legislativo 514 de 1954
inviste de jurisdiccin coactiva a los jueces de
ejecuciones fiscales a los departamentos, pa -
ra hacer efectivos los alcances deducidos por
las contralorfas setcionales, a cargo de los
tesoreros y dems empleados municipales y a
favor de los tesoros de los municipios (Art.l).
Esta norma se dict por cuanto el Consejo de
Estado, en diferentes fallos, desconi la ju-
risdiccin coactiva dada por Ordenanzas a los
Jueces Departamentales de Ejecuciones Fisca
les para hacer efectivo el cobro de alcances
deducidos a cargo de empleados municipales y
a favor de los tesoros de los Municipios,fun-
dndose en que esta clase de jurisdiccin e-
mana exclusivamente de la ley.

Respecto al numeral 3o.,primera par
te, del Articulo dcimo del Decreto 4120 de
1949 que se refiere a pensions o recompen -
sas, conviene sealar que el articqlo 6 del De
creto 1722 de 1956 que dice:

'iEn adelante, todo negocio contencio-
so administrative sobre prestaciones sociales
ser tramitado y fallado por los tribunales
administrativos mediante juicio ordinario, en
accin de plena jurisdicci"

est modificado por el articulo 2 del Decreto
0005 de 1958; es decir, los negocios sobre
prestaciones sociales son de conocimiento de
la Sala de Negocios Generales, mientras entra









a regir el Decreto-Ley 528 de 1964, y en cuan
to al trmite, el correspondiente al juicio or-
dinario. Es entendido que al disponer el legis
lador el trmite en juicio ordinario compren -
de los de plena jurisdiccin y tambien los de
nulidad.
El articulo 2 del Decreto 0005 de 1958,
dice:
"De las apelaciones interpuestas contra
las sentencias dictadas por los tribunales ad-
ministrativos en todo negocio sobre prestacio-
nes sociales, conocera la Sala de Negocios Ge
nerales del Consejo de Estado.

Igualmente conocera esta Sala, en ni-
ca instancia y por el tramite del juicio ordina
rio de los conflicts sobre dichas prestaciones,
cuando sean negadas o reconocidas por la Na-
cion o por organismos administrativos nacio -
nales".
Respecto a la nueva distribucin de ne
gocios que prospect el Decreto-Ley 528 de
1964, es de competencia de la Sala de lo Con
tencioso-Administrativo conocer segn el ar-
ticulo 30, en nica instancia:

"g) de las acciones de plena jurisdic -
cin de character laboral, que no provengan de
un contrato de trabajo, en las cuales se con-
troviertan actos del orden national, y cuya
cuantia sea o exceda de cincuenta mil pesos"

El literal g) del articulo 30 se comple-
menta con el articulo 32, numeral 2 en las le
tras a) y b) del mismo Decreto.









Respecto a las atribuciones que a la
Sala de lo Contencioso Administrativo ha se-
alado el legislator en armonia y desarrollo
de las normas constitucionales, se relaciona-
ran al comentar los articulos 33 y siguientes
del Cdigo


Articulo 25. Los concepts del Consejo,cuando ac-
ta como Cuerpo Consultivo del Go -
bierno, son de carcter reservado. Slo podrn ha
cerse conocer cuando el Gobierno lo estime conve-
niente, o cuando el Consejo solicite autorizacin
para publicarlos y el Gobierno acceda a ello.
Las sesiones de la Corporacin sern
secrets, y a ellas slo podrn asistir sus miem-
bros y el Secretario del Consejo,
Los fallos y resoluciones que se a-
dopten se publicarn en la forma prevenida en la
1 ey.
Expresa esta disposicin que los con-
ceptos del Consejo, cuando acta como cuer-
po consultivo del Gobierno, son de character re
servado. Sobre el particular, no esta dems
o&servar que se justifica plenamente la deter-
minacion de la norma que se comenta, pues
tales dictmenes o concepts no son obligato-
rios para el Gobierno, y su publication por el
Consejo podria suscitar dificultades a aquel.
De ahi que este articulo determine que 'los in
formes o respuestas de la Corporacion slo
podran hacerse conocer cuando el Gobierno lo
estime convenient; pero si el Consejo consi-
dera de excepcional importancia el concept e
mitido, puede solicitar autorizacin para pu -
blicarlo.









Artculo 26. Los Ministros del Despacho Ejecutivo
pueden concurrir a las deliberaciones
de los asuntos respect de los cuales haya de con-
ceptuar el Consejo; pero la votacin del dictmen
slo se har una vez que los Ministros se hayan re
tirado.
Tambin podr el Consejo solicitar la
presencia de los Ministros o de otros funcionarios,
o pedir los informes que requiera el desempeo de
su funcin consultiva.

Esta disposicion arrroniza co lo dis-
puesto en el inciso segundo del articulo ante-
rior, pues la importancia de que las sesiones
sean secrets estriba en el hecho de que la vo
tacion del dictmen s6lo se har una vez que
los Ministros o los otros funcionarios que asis
tan a las deliberaciones se hayan retirado.

El comentarista Jos Maria Samper al
referirse en su obra "Derecho Pblico Interno
de Colombia" a la prerrogativa constitutional
que reproduce la norma que se comenta,se ex-
presa as:

"Puesto que una de las principles atri
buciones del Consejo de Estado es funcionar co
mo Cuerpo Supremo consultivo, respect de los
actos del Gobierno, nada mas natural y necesa
rio que dar a los Ministros voz, pero no voto
en el mismo Consejo: voz,para que expliquen y
defiendan los actos que se consultant; y no voto,
torque, caso de tenerlo, decidirian, confundin
dose el consultant con el consultado, lo que es
inadmisible. La independencia de carcter y de
position es, a los ojos de todos, la primera -
condicin de los Consejeros de Estado".









Artculo 27. Los dictmenes que se adopten sern
transcritos al Presidente de la Re-
pblica o al Ministro que los haya solicitado,ba
jo firma del Presidente del Consejo. Deber ha-
cerse constar el nmero de votbs afirmativos o
negativos con que fue acogido cada dictmeny los
fundamentos de su adopcin.

Con excepcin de los casos previstos
en los artculos 28, 120, numerales 10 y 11,
121 y 212 de la Constitucin Nacional para los
cuales solo es competent el Consejo Pleno,
corresponde al Presidente de la Sala de Nego-
cios Generales, por regla general, y no al
President de la corporacin transcribir al Go
bierno los dictmenes o respuestas considera-
das y aprobadas por dicha Sala. Al transcri-
birse el informed elaborado. por el Consejero
comisionado deber indicarse en la respective
nota u oficio si fue acogido por unanimidad o
por mayoria de votos; en este ltimo caso de-
ber, igualmentetranscribirse el dictamen de
minora. Asi el Gobierno podr estudiar y a-
nalizar las razones expuestas por los diferen
tes miembros de la Sala y decidirse por a-
quel que consider mejor fundamentado.

En los anteriores trminos el Decre-
to 4120 de 1949,Artculo dcimo, seala a la
Sala de Negocios Generales la funcin consul-
tiva. En consecuencia, debe considerarse mo-
dificado en parte el artculo 27 del Cdigo.

El nuevo Decreto sobre organizacin.
judicial y competencia, nmero 528 de 1964,
suprimi la Sala de Negocios Generales para
sealar en su reemplazo la denominada Sala









de Consulta y de Servicio Civil Por el articu
lo 31 atribuye las funciones consultivas a es--
ta Sala, con excepcin de los casos previstos
en las disposiciones constitucionales anterior
mente numeradas.


Artculo 28 Corresponde al Consejo de Estado pre
parar proyectos de ley y de Cdigos
y proponer las reforms convenientes en todos los
ramos de la legislacin.
Igualmente es funcin suya la orde-
nacin y correccin de las ediciones oficiales de
Cdigos y Leyes.

Esta disposicin est modificada por el
Articulo dcimo del Decreto 4120 de ]949 cuan
do seala como atribucin de la Sala de Ne-
gocios Generales, las enumeradas en el ordi-
nal 2 del articulo 14] de la Constitucin.

Una vez entire a regir el Decreto-Ley
528 de ]964, la atribucin sealada por el or
dinal 2 del artculo 141 de la Carta correspon
der a la Sala de Consulta y de Servicio Ci
vil.
Vase el comentario al artculo 24 del
Cdigo en el aparte relacionado con la Sala
de Negocios Generales. Esta Sala es sustitui-
da en el nuevo Decreto 528 por la Sala de Con
sulta y de Servicio Civil.

El tratadista Tulio Enrique Tascn en
su obra "Derecho Contencioso-Administrativo
Colombiano" al referirse a esta atribucin qie
el legislator encomienda al Consejo, destaca
la tesis exDuesta Tor el escritor Ernest Me-









lot en su libro "L'evolution du Rgimen par -
lamentaire!' para afirmar que "la misin -ac-
tual del Parlamento es ms political que legis
lativa, acaso porque, como lo enseaba M.
Laurent, hacer leyes es la ms alta de las
funciones sociales, y si se necesitan especia-
listas para aplicarlas y entenderlas, con ma-
yor razn se deben necesitar para preparar --
las, concept que tiene cabal aplicacin entire
nosotros, eh donde cada dra desciende ms el
nivel intellectual del Congreso".

La codificacin de las normas admi -
nistrativas tiene su origen en la Constitucin
de 1886, y la Ley 57 de 1887 se refiere a la
adopcin de cdigos y a la unificacin de la
legislacion national.


Artculo 29. La funcin sealada en el inciso pri
'mero del anterior artculo puede e-
jercerla el Consejo a iniciativa propia,o .por co
-misin el Gobierno Nacional.
Los proyectos'de ley que el Consejo
resolviere proponer, una vez adoptados por la
Corporacin, sern dirigidos al Congreso,por con
ducto del Presidente del Senado o de la Cmara
de Representantes, quienes les darn el trmite
provisto en los reglamentos respectivos.

Los proyectos de ley que elabore por
comisin del Gobierno se entregarn a este para
su presentacin al Congreso.

La atribucin sealada al Consejo de
Estado, por medio de la Sala de Negocios Ge-
nerales segn la xmodificacin que indica el De
creto 4120 de 1949, Artculo dcimo de pre -









parar proyectos de ley y de cdigos y de pro-
poner las reforms convenientes en todos los
ramos de la legislacin, la puede ejercer de
dos maneras:

a) a iniciativa propia, y
b) por comisin del Gobierno Nacional.

El mismo articulo seala el procedi-
miento a seguir: si es a iniciativa propia, los
proyectos adoptados sern dirigidos al Con-
greso,por conduct del Presidente del Senado
o del Presidente de la Cmara de Represen
tantes; si es por comisin del Gobierno se en-
tregarn a ste para su presentacin al Con-
greso.

Sin embargo,en ocasiones la Sala Ple-
na del Consejo so pretexto de basarse en el
ordinal 2 del artculo 141 de la Constitucin y
prescindiendo de la atribucin especifica que
el Decreto Legislativo 4120 de 1949, en su ar
tculo dcimo, atribuye a la Sala de Negocios
Generales, ha preparado algunos proyectos.
Por ejemplo, el proyecto de ley "por el cual
se dictan algunas disposiciones sobre organize
cin y competencia de la jurisdiccin conten-
cioso-administrativa" que el Consejo de Esta
do -Sala Plena- a solicitud del Gobierno en-
treg a este con fecha 3 de marzo de 1961.

Respecto a la nueva distribucin de ne-
gocios que prospect el Decreto-Ley 528 de
1964, corresponde a la Sala de Consulta y de
Servicio Civil la preparacin de proyectos de
ley y de cdigos, etc. Esta Sala sustituye a









la de Negocios Generales que actualmente fun
ciona. El articulo 31 del Decreto 528, dice:

"Articulo 31. Son atribuciones de la
Sala de Consulta y de
Servicio Civil del Consejo de Estado:
. ...........................................
3. Las sealadas al Consejo de Estado en el
ordinal 2 del articulo 141 de la Constitucin
Nacional".
Al comentar este articulo del Cdigo,
el Profesor Tascn en su obra "Derecho Con
tencioso Administrativo Colombiano", pgina
74, trae la siguiente observacin:

"El articulo solo habla de la iniciati-
va de proyectos de ley por comisin del Go -
bierno Nacional, pero cabe observer que tam
bin el Congreso ha solido comisionar al Con-
sejo para preparar proyectos de leyes so-
bre determinadas materials, como lo hizo por
la Ley 165 de 1938, que orden al Consejo
presentar al Congreso en sus sesiones si-
guientes un proyecto de ley sobre pensions ci
viles, con el objeto de unificar la legislation
sobre el particular vigente"
Artculo 30. Los Consejeros de Estado tienen voz
Sen el Congreso para la discusin de
los proyectos que present la Corporacin.
Las Cmaras pueden requerir la asis
tencia de comisiones r'el Consejo para que inter-
verngan en los debates proyectos de ley que pre
pare, y el Consejo *esigrar tales comisiones.










El articulo 84 de la Constitucin deter
mina que los Consejeros de Estado tendrnvoz
en los debates de las Cmaras o de las Co -
misiones en los casos sealados por la ley.
Con posterioridad a esta norma constitutional,
articulo 13 del Acto Legislativo nmero 1 de
1945, el Congreso expidi la Ley 35 de 1946
"por la cual se desarrolla el artculo 84 de la
Constitucin Nacional". El artculo ] estatuye:

"Tendrn voz en los debates de las le-
yes ante las Cmaras y Comisiones Constitu-
cionales Permanentes:
.... .................
b) Los Consejeros de Estado, cuando se tra -
te de Cdigos y leyes sobre rgimen pol-
tico y municipal, ramo Contencioso-Adminis -
trativo, ramo Electoral y ramo de Pensiones'.'

En su artculo 2 establece la misma
ley, que los consejeros de Estado concurrirn
a las Cmaras y Comisiones Permanentes
en aquellos casos en que especialmente sean
citados por ellas.

De lo anterior se desprende que la ley
35 de 1946 adicion la disposicin del Cdigo.
En el articulo 30 de este estatuto se estable-
ce que los Consejeros tienen voz en el Con-
greso para intervenir en las discusiones de
los diferentes proyectos que present la Cor-
poracin. Ahora bien, mediante lo dispuesto
en la Ley 35 los Consejeros estn autorizados
para intervenir en los debates de las leyes a
que se refiere la letra b) del articulo F sin
que sea necesario el requisito de haber pre -









sentado los respectivos proyectos.

Artculo 31. El Consejo de Estado deber rendir
al Congress, dentro de los quince
primeros das de las sesiones ordinarias, un
informed de sus labores durante el ao inmedia-
tamente anterior.


Es obligacin del Consejo de Estado
rendir al Congreso, dentro de los quince
primeros dias de las sesiones ordinarias, un
informed pormenorizado de sus labores. Se
pretend con esta memorial apreciar si el Go
bierno ha dado cumplimiento a las diversas
decisions proferidas contra los actos de la
Administracin que hubieren sido acusados ,
y tambin servir para destacar la rectitud
y el acierto con que haya procedido la Cor-
poracin al absolver las consultas formula-
das por el Ejecutivo.

Artculo 32. Corresponden adems al Consejo de
Estado, como funciones administra
tivas, las siguientes:
1. La revision de los contratos, licencias o
permisos celebrados o concedidos por el Go-
bierno en los casos sealados en las leyes, y
Qa. Hacer el nombramiento de peritos avaluado-
res de bienes nacionales, cuando la ley
as lo disponga.

Actualmente las funciones administra-
tivas del Consejo referentes a la revision de
los contratos, licencias o permisos celebra-
dos o concedidos por el Gobierno, en los
casos sealados en las leyes, corresponde a










la Sala de lo Contenciso Administrativo, se-
gn lo determine el Decreto Legislativo 4120
de 1949, Artculo undecimo, que modifica el
ordinal 1 del articulo 32.

En cuanto a los trminos empleados
por el legislator en el numeral 1: de "con-
tratos, licencias o permisos", es convenient
advertir que tienen una misma significacin ,
"pues las licencias o permisos revisables por
el Consejo se otorgan en forma contractual, y
si el Cdigo los menciona con distinta deno-
minacin, ello proviene de que el artculo 49
de la Ley 37 de 1931 denomina igualmente coa
tratos o permisos a los referentes a la explo
racin y explotacin de petrleos". (Comenta-
rios de Tascn).

En el nuevo Decreto-Ley 528 de 1964
esta atribucin que estaba asignada a la Sala
de lo Contencioso-Administrativo por el De-
creto 4120 de 1949, corresponder segn el
articulo 31 a la Sala de Consulta y de Servi-
cio Civil:
"Articulo 31. Son atribuciones de la Sa
la de Consulta y de Servicio Civil del Consejo
de Estado:
.......................... ...............
2a. La revision de contratos que celebre el
Gobierno Nacional en los casos previstos
por las leyes".

Es de observer que la redaccin del
numeral es ms tcnica que la empleada
por el legislator de 1941 en su articulo 32
que se comenta.









Ahora bien, no todos los contratos ce
lebrados por el Gobierno, en virtud de autori
zaciones legales, estn sometidos a la revi-
sin del Consejo.

El ordinal 2 del articulo 32 se refie-
re a la funcin at.bib.da al Consejo de hacer
el nombramiento de peritos avaluadores de
bienes na:ioriales, cuando la ley asf lo dispon
ga. Sobre el particular varias disposiciones
del Cdigo Fiscal sealan la intervencin de
dicha entidad en el nombramiento de tales ex -
pertos, asi:
a) en cuanto al arrendamiento,articu-
lo 9;
b), enaj enacin, articulo 13;
c) permuta de bienes, articulo 20; etc.

Las normas citadas del Cdigo Fiscal
prescriben que los contratos a que las mis -
mas se refieren, no pueden hacerse sin que
preceda el avalo de los bienes nacionales por
peritos que nombre el Consejo o por la auto-
ridad a quien este comisione.









CAPITULO V


Artculo 33. El Consejo de Estado, como Tribunal
Supremo de lo Contencioso Adminis -
trativo, y con jurisdiccin en todo el territo-
rio de la Repblica, ejerce sus funciones de la
manera que se establece en las disposiciones si-
guientes.

Antes de comentar esta disposicin, es
convenient hacer las siguientes consideracio-
nes:
Segn el articulo 141 de la Constitu -
cin, es atribucin del Consejo de Estado:

"3. Desempear las funciones de Tri-
bunal Supremo de lo contencioso-administrati-
vo, conforme a las reglas que seale la ley".

Y el artculo 137 del mismo estatuto,
precepta:
"El Consejo se dividir en Salas o Sec
ciones para separar las funciones que le com
peten como Tribunal Supremo de lo Contencio
so-Administrativo, de las dems que le asig-
nen la Constitucin y la ley".

La exposicin de motivos que acompa-
al proyecto que ms tarde se convirti
en la Ley 167 de 1941 o Cdigo Contencioso
Administrative, explica en la siguiente forma
el prembulo de este Capitulo contenido en el
articulo 33:
"No desconocemos el hecho evidence de
que el Consejo de Estado, por sus orgenes
histricos, es ms que todo un Cuerpo consul
tivo y auxiliar del Gobierno en asuntos de ad










ministracin, y que en 'aquellos pauses que,
como Francia y Espaa, le han encomendado
las funciones de alto Tribunal de las conten -
ciones administrativas, la division internal de
la Corporacin en secciones especiales permi
te el ejercicio de estas diferentes actividades
de modo independiente. De ah que no vacile-
nos e4 co-,. i-nar que tienen razn quienes en
Colombia propugnan por una separacin org-
nica de funciones en el Consejo de Estado.Es
indiscutiblemente defectuoso el sistema actual
de encomendar a esta entidad actividades de
naturaleza jurfdica y tcnica tan distintas co-
mo las administrativas y las jurisdiccionales,
para que ellas sean desempeadas como cor -
poracin unitaria. Teniendo el Consejo a su
cargo por ministerio de la Constitucin y la
ley, la atribucin de resolver las con'sultas
que el Ejecutivo le someta; estando obligado
a dictaminar sobre la interpretacin y aplica-
cin de las leyes, asr como sobre la validez
de los contratos y otros actos que el Gobier-
no celebra o ejecuta, no hay duda que cuando
ejerce sobre los mismos negocios su papel
jurisdiccional, hay el peligro de que los ten-
ga ya prejuzgados y de queen cualquier sen-
tido que acte, o incurre en inconsecuencia al
fallar el caso concrete, o se atiene al concept
to emitido sobre el punto de vista general con
ocasin de la consult o dictmen....."

En la misma exposicin de moti-
vos se transcribe el aparte del informed o me-
moria enviado a las Cmaras por el Consejo,
a propsito de las diferentes actividades que









dicho organismo ha de desarrollar:

"El Consejo de Estado debe dividirse
en Salas, previo aumento de su personal, pa-
ra atribuir a la de negocios generals la re-
solucin de las consultas sobre asuntos admi-
nistrativos, en que, al surgir controversial,
no vendra esta Sala sino la de lo Contencioso
a fallar sobre la constitucionalidad o legalidad
de los actos ministeriales acusados ante el
Consej o'.
Pero la division en Salas del Consejo
de Estado no se plasm sino en virtud del De-
creto Legislativo nmero 4120 de 1949 "por
el cual se dictan las normas orgnicas del
Consejo de Estado, en desarrollo del artculo
137 de la Constitucin Nacional". Por tanto ,
el artculo 33 que se comenta ha tenido una
modificacin en cuanto a su contenido espec-
fico.


Artculo 34. Conoce privativamente y en una sola
instancia el Consejo de Estado de
los siguientes negocios'
lo. De las contenciones sobre suministros,emprs-
titos y expropiaciones en tiempo de guerra;
20. De las indemnizaciones a cargo del Estado por
causa de trabajos pblicos nacionales;
30. De los asuntos relatives a la navegacin ma-
rtima o fluvial de los ros navegables,m que
se ventilen cuestiones de mero derecho administra
tivo, en cuanto no sean de la competencia exclusi
va de la Corte Suprema de Justicia (artculo 36,
numeral 2 del Cdigo Judicial);
4o. De las causes o negocios contenciosos sobre
press martimas;
5o De las cuestiones que se susciten entire el Es









tado y uno o ms Departamentos o Municipios, so-
bre competencia de facultades administrativas, o
entire dos o ms Departamentos, o entire uno de s
tos y una Intendencia o Comisara, por el mismo
motivo:
60. De las cuestiones respect a la condicin de
ocultos que tengan los bienes denunciados co
mo -tales;
70. De la decision sobre extincin de la condi-
cin resolutoria de los baldos nacionales ,
conforme al articulo 7 de la Ley 52 de 1931;
8o. De los juicios de revision de las.cartas' de
naturaleza,
9o De los juicios contra las resoluciones y ac-
tos de la Contralora General de la Repbli-
ca, la Superintendencia Bancaria y la Superinten
dencia de Sociedades Annimas;
10. De los recursos contenciosos administrativos
contra los decretos, resoluciones y otros ac
tos del Gobierno, de los Ministros o de cualquie
ra autoridad, funcionario o persona administration
va del orden national, que pongan fin a una ac-
tuacin administrative y que no estn expresamen
te atribuidos a una jurisdiccin distinta;
11. De los juicios electorales, de acuerdo con
el Capt.ulo XX de esta Ley".

SALA DE LO CONTENCIOSO-ADMINISTRA
TIVO.
El articulo undcimo del Decreto
Legislative 4120 de 1949 establece que a la
Sala de lo Contenciso Administrativo le corres
ponde desempear las fnciones que al Conse-
jo de Estado le esti arzL aidas como Tribu-
nal Supremo de lo (C..nt-nciso Administrativo ,
en los trminos del numeral 3 del artlculo 141
de la Constituci6n; es decir, que segn el man
dato legal que desarrolla la norma constitucio









nal se le confiere a la Sala de lo Contencioso
Administrative la ms alta categora jurisdic-
cional ya que con plena conciencia de su mi-
sin jurdica y poltica, decide sobre los ac-
tos de la Administracin para efectos de ajus
tarlos a la legalidad. Viene, pues, el legisla-
dor de 1949 a modificar el artculo 34 del C
digo.
Determine el mismo artculo undcimo
del Decreto 4120 que son atribuciones de la
Sala de lo Contencioso-Administrativo, decidir
en nica instancia, las cuestiones planteadas
en los numerales 1, 2, 3, 4, 5 ,6, 7, 8, 9,
10 y 11 del articulo 34 de la Ley(67 de 1941
o Cdigo Contencioso Administrativo; cuestio-
nes que sern estudiadas separadamente.

Un Decreto posterior al 4120 de 1949
adscribi a la Sala Plena del Consejo lo refe-
rente a asuntos electorales. En consecuencia,
el numeral 11 del articulo 34 deja de ser a-
tribucin de la Sala Contenciosa. Dice la re-
forma legal:
"Articulo 23. Corresponde a la Sala
Plena del Consejo de Estado conocer de todos
los asuntos electorales que, de acuerdo con
las leyes vigentes, sean de competencia de s
te". (Decreto No. 2046 de 1950).

Numeral 1. "De las contenciones sobre
suministros, emprstitos y expropiaciones en
tiempo de guerra";

Este numeral difiere en su redaccion ,
c:,n notable ventaja, al aparte a) del artculo
IJ' de la Ley 130 de .1913 en el cual se esta-









blecia que era del conocimiento del Tribunal -
Supremo, privativamente y en una sola instan
cia:
"a) De los negocios sobre sumi-
nistros emprstitos y expropiaciones en tiem
po de guerra;"
Este literal de la Ley 130 hacia
inter.venir a la Corporacin en a:suntos sobre
los cuales no mediaba controversial alguna.De
ahi, que el legislator de 1941 evitara tal in-
conveniente empleando otro sistema ya que de
los trminos del numeral que se comenta es
necesario que la Administracin se hubiere
pronunciado sobre el particular; es decir, si
el interesado demand la providencia admi -
nistrativa recaida en el respective negocio, le
corresponde conocer de ella a la Sala de lo
Contencioso Administrativo.

Numeral 2. "De las indemnizacio
nes a cargo del Estado por causa de trabajos
pblicos nacionales;"

La competencia de la Sala de lo
Contencioso Administrativo para conocer de
las indemnizaciones a cargo del Estado por
causa de trabajos pblicos nacionales, ha sido
notablemente restringida en virtud de la sen-
tencia de la Corte Suprema de Justicia,de fe-.
cha 20 de junio d'e 1955, al determinar que
slo corresponde a la jurisdiccin contencioso
administrative lo referente a la indemnizacin
-de perjuicios derivados de los trabajos pbli-
cos nacionales cuando stos no comportan la
ocupacin permanent de la propiedad privada.









Numeral 3 'De los asuntos relatives
a la navegacin rraritirra o fluvial de los rios
navegables, en que se ventilen cuestiones de
mero derecho administrative; en cuanto no
sean de la competencia exclusive de la Corte
Suprema de Justicia (articulo 36, numeral 2o..'
del Cdigo Judicial);"

La referencia que hace este numeral.
del articulo 36 del Cdigo de Proc edimiento
Civil en cuanto a la competencia de la Corte
Suprema sobre asuntos relatives a la navega-
cin es del tenor siguiente:

"La Sala de Negocios Generales co-
noce.privativamente de los asuntos siguientes:

2. De las causes o juicios relatives a la na-
vegacin marftima o fluvial en que no se ven
tilen cuestiones de mero derecho administra-
tivo. ni provengan de actos reglamentados por
el Cdigo de Comercio'.

Conviene igualmente sealar que el
numeral 3 del articulo 34 del Cdigo, es re-
produccin del -literal d) del articulo 18 de la
Ley 130 de 1913 "sobre jurisdiccin de lo
contencioso administrative".

Numeral 4. "De las causes o nego
cios contenciosos sobre press maritimas;"

Este numeral como el anterior, es
reproduccin del literal e) 'del artculo 18 de
la Ley !30 de 1913; Al comentarlo trae el
Profesor Tascn las si.iuientes observaciones:








"Este ordinal solo atribuye al Consejo decidir
sobre las controversial que puedan suscitarse
a propsito de la legititmidad o invalidacin de
la presa cuando sta haya sido hecha en el
mar, y la razn consiste en que, conforme al
derecho international, los buques de guerra
se consideran pedazos flotantes del pas cuya
bandera los cubre, y en que el mar, en la zo
na no territorial, no est bajo la jurisdiccin
de ninguna nacin, y no hay, por tanto, tribu
nal local competent para conocer de hechos o
riginados a bordo". ("Derecho Contencioso Ad
ministrativo Colombiano").

La presa, pues, no es otra cosa
que el botin que se toma al enemigo en la gue
rra.
Numeral 5. "De las cuestiones que
se susciten entire el Estado' y uno o mas De
partamentos o Municipios, sobre competencia
de facultades administrativas, o entire dos o
mas Departamentos, o entire uno de estos y
una Intendencia o Comisaria, por el mismo
motivo".
La primera parte de este numeral co-
mo los anteriores, es reproduccin del lite-
ral f) del articulo 18 de la Ley 130 de 1913,
En cuanto a la adicin que introduce el legis
lador de 1.941 (Cdigo Contencioso Adminis-
trativo), es obvia y se justifica plenamente.
Ahora bien, en relacin con las cuestiones so
bre competencias de facultades administrative
que se susciten entire las diversas entidades
de derecho pblico, el Decreto Legislativo 4120
de 1949 en su artculo undcimo haba seala
do a la Sala de lo Contencioso Administrativo








la de decidir sobre el particular mediante el
procedimiento indicado en el Capitulo XVI del
Titulo IV del Codigo Contencioso Administrati
vo, articulos 140 148. Sin embargo, el nue-
vo Decreto-Ley 528 de 1964 determine en su
articulo 31 como atribucin de la Sala de Con
sulta y de Servicio Civil la de:

"5a. Decidir las cuestiones que se susciten en
tre la Nacin y uno o ms departamen -
to- o municipios, entire dos o ms departamen
tos, o entire uno de estos y una intendencia o
comisarfa o entire cualquiera de las entidades
citadas y un establecimiento pblico, o entire
dos o ms establecimientos o empresas pbli-
cas, sobre competencia de facultades adminis
trativas".

Lo anterior, pues, significa que al en
trar en vigencia el Decreto 528 de 1964, la a-
tribucin que actualmente corresponde a la Sa-
la de lo Contencioso Administrativo pasar al
studio y resolucin de la Sala de Consulta y
de Servicio Civil. En cuanto a la redaccin
que se emplea en el numeral del nuevo esta -
tuto, es ms complete. Es decir, abarca si-
tuaciones que antes habian escapado al legisla
dor.

Numeral 6. "De las cuestiones res-
pecto a la condicin de ocultos que tengan los
bienes denunciados como tales;"

Este numeral corresponde al literal h)
del articulo 18 de la Ley 130 de ]913, en su
primera parte. En cuanto a la segunda que de









cia: "en los casos prescritos en el aparte f)
del artculo 30 del Cdigo Fiscal", el legisla-
dor de 1941 la elimin. En consecuencia,co -
rresponde a la Sala de lo Contencioso Admi -
nistrativo conocer privativamente y en una so-
la instancia de las cuestiones respect a la
condicin de ocultos que tengan los bienes ya
sean nacionales, departamentales o municipal -
les.
JURISPRUDENCIA.
Refirindose a este numeral, 6o.del
artculo 34., el Consejo de Estado. Sala de lo
Contencioso Administrativo- en providencia de
fecha 25 de septiembre de 1953, se express
asf:
"Como puede observarse fcilmente,
la ley no distingue si tales bienes, sobre los
que debe recaer la decision del Consejo, sean
nicamente los nacionales, sino que habla de
ellos genricamente "de la condicin de ocul-
tos que tengan los bienes denunciados como ta
les".
De otro lado, se tiene que al tratar
el mismo Cdigo, en el Capitulo VI, "De las
funciones de los Tribunales Administrativos" ,
en parte alguna les asigna la competencia pa-
ra conocer de las cuestiones respect a la
condicin de ocultos que tengan los bienes de-
nunciados como tales y que puedan pertenecer
a los Departamentos o a los Municipios.

Pero aun cuando se considerara qpe
la Ley 167 de 1941 en su artculo 34, ordinal
6, no hubiera fijado la competencia positive
en el Consejo de toda clase de bienes ocultos,
sino solamente de los nacionales,no habiendo








fijado la misma ley la competencia para co-
nocer de esos asuntos en el orden departa --
mental y municipal, tambin sera de la com
petencia del Consejo de Estado, por razn
de la clusula general establecido en el ar-
ticulo 51 del Cdigo, y que dice:

"Artrculo 51. Toda contencin adminis
trativa para la cual no se hubiera sealado
regla particular de competencia en los articu
los anteriores (funciones del Consejo) o en el
Titulo siguiente (funciones de los Tribunales),
o en ley especial, SERA DECIDIDO POR EL
CONSEJO DE ESTADO EN UNA SOLA INS -
TANCIA". (Sburaya la Sala).

En la ley 27 de 1.935, "sobre bienes
ocultos, se definen estos, no solamente para
los nacionales, sino tambin para los departa
mentales y municipales, diciendo que son "a-
quellos que, adems de estar simplemente a-
bandonados en su,sentido material por la en-
tidad duea de ellos, estn en condiciones ta-
les que su carcter de propiedad pblica se
haya hecho oscuro hasta el punto de que para
que entren de nuevo a forma parte efectiva
del Datrimonio comn de la Nacin, de los De
partamentos o de los Municipios, respectiva-
mente, haya necesidad de ejercer acciones
en juicio".
Lo anterior quiere decir que ni por
los Departamentos ni por los Municipios, e
ordenanzas o acuerdos, pueden considerarse
como bienes ocultos otros diferentes de los
cobijados por la definicin establecida en la
ley. Y esta es la razn por la cual el legis-









lador le dio competencia privativa al Consejo
de Estado para decidir "en nica instancia de
la condicin de ocultos que tuvieran los bie-
nes denunciados como tales", sin distinguir a
qu entidad de derecho pblico pertenecan.

En esta Ley se previene en el or-
dinal d) del artculo 4 sustitutivo del artculo
30 del Cdigo Fiscal, respect de los bienes
nacionales -que: '.Si el concept del Ministe-
rio fuere adverso al denunciante, le queda a
ste el derecho de ocurrir a. la_ va contencio-
so-administrativa para que en juicio contradic
torio entire l y el Estado, se decide de la
condicin de oculto que tiene el bien Lo
cual no arguye en favor de la competencia de
los Tribunales Administrativos, cuando los bie
nes no son nacionales porque el trmino "va
contencioso-administrativa" es genrico, y la
Ley posterior, 167 de 1941, seal al Conse
jo de Estado como nica entidad competente
para conocer de estos juicios cualesquiera que
fueran las entidades pblicas a que pertene-
cleran".

Conforme al numeral 60 del artculo
34 del Cdigo, corresponde a la Sala de lo
Contencioso-Administrativo decidir acerca de
la calidad de ocultos que tengan bienes objeto
de un denuncio, cuando por parte del organis-
mo administrative correspondiente se les me-
ga tal calidad- Y agrega la jurisprudencia del
Consejo: esta atribucin jurisdiccional implica
que previamente deben examinarse los funda-
mentos jurdicos del acto o actos que causan
-el' recurso, y si los bienes 'denunciados por










el actor tienen o no la calidad de ocultos.

La Ley 27 de 1935 seala los elemen
tos para configurar la calidad de oculto de un
bien determinado:
a) Abandono material del bien;
b) Oscuridad en el carcter de propie
dad pblica, ya sea respect a la Nacin, al
Departamento o al Municipio; y

c) Necesidad de que para former nue-
vamente parte active del patrimonio de la Na-
cin, del Departamento o del Municipio, se
require ejercer acciones en juicio.

Numeral 70 "De la decision sobre ex-
tincin \de la condicin resolutoria de los bal -
dios nacionales, conforme al articulo 7 de la
Ley 52 de 1931;"

La ley 52 de 1931 seala un njevo
procedimiento en relacin con las adjudicacio-
nes de baldios a colonos, cultivadores u ocu-
pantes con ganados, o a sus causahabientes.A
lli se establece que el dominio se transfiere
de modo definitive, sin quedar sujeto a la
condicin resolutoria establecida por el articu-
lo Zo. de la Ley 85 de 1920. Dice asila Ley
85 de 1920:
"Articulo 20. En toda adjudicacin de
baldios se entiende establecida la condicin re-
solutoria del dominio del adjudicatario en el
caso de que, dentro del trmino de diez aos,
contados desde la fecha de la adjudicacin, no
hubiere ocupado con ganados las dos terceras
parties del terreno, por lo menos, o cultivado
la quinta parte.









En tales casos., el- dominio de los
terrenos adjudicados vuelve a la Nacin "i?-
so facto", y por Ministerio de la ley, y por
tanto, son estos denunciables, por el solo he-
cho del cumplimiento de la expresada condi-
cin resolutoria.

Este artculo debe insertarse en to-
da resolucin de adjudicacin".

Ahora bien, en relacin con la Ley
52 de 1931 a que hace referencia el numeral
70. que se comenta, es convenient transcri-
bir el artculo 5o. que dice:

"El adjudicatario de terrenos bal -
dios a cambio de ttulos de tierras baldias que
hubiere obtenido la adjudicacin despus de la
vigencia de la Ley 85 de 1920 y antes de que
comience a regir la present, podr solicitar
al Gobierno, presentando la prueba del cum
plimiento de sus obligaciones, que declare ex
tinguida la condicin resolutoria...."

El artculo 6o de la misma Ley 52
establece los trminos dentro de los cuales
el Gobierno dictar la correspondiente resolu
cin. Y ms adelante- agrega en el articulo 7:

"Si el Gobierno dentro de los tr-
minos sealados en la present Ley, no re-
solviere sobre la solicitud del adjudicatario,
podr este o su sucesor solicitar al Consejo
de Estado que declare que se han cumplido o
no las condiciones de su-ttulo de adjudicacin.










El Consejo de Estal-o pedir al Mi-
nisterio del ramo los documents pertinentes y
en vista de ellos, previo traslado al Agente
del Ministerio Pblico, y la prctica de las
pruebas que ste solicite y las que estime ne-
cesarias el Consejo, fallara dentro del trmi-
no perentorio e sesenta dias.

Si la sentencia del Consejo de Estado
fuere favorable al adjudicatario se registrar
en la forma legal"

Numeral 8o0 De los juicios de revi-
sin de las cartas de naturaleza";

El Captulo XVII del Cdigo Contencio
so Administrative, artculos 149 156, esta
bece el procedimiento a seguir en los jui-
cios de revision de'las cartas de naturaleza -
expedidas por el Presidente de la ReDblica.Y
segn el artculo 23 de la Ley 22 bis de ]936
en armona con el Decreto 4120 de 1949, ar-
tculo undcimo, corresponder a la Sala de lo
Contenciso Administrativo del Consejo de Es-
tado la revision de cartas de naturaleza, pero
slo a solicitud de uno de los Fiscales, auto-
rizado al efecto por el Gobierno.

Numeral 9o "De los juicios contra las
resoluciones y actos de la Contralori'a Gene-
ral de la Repblica, la Superintendencia Ban-
caria y la Superintendencia de Sociedades A -
nnimas;"

La exposicin de motivos que se a-
compa al proyecto de la que es hoy la Ley
167 de 1941 (C.C.A.), al explicar la innova









cin que trae este numeral en orden a la com
petencia 'del Consejo para conocer de las re -
soluciones de la Superintendencia Bancaria, di-
ce:
"Dentro de los postulados del Dere-
cho Administrativo contemporneo y dentro de
la concepcin del Estado de Derecho, no es
acceptable la existencia de actos de la Adminis
tracin que escapen a la tutela jurisdiccional ,
nico medio- de preservar al ciudadano contra
los abusos del poder. Por este aspect, no se
ve obstculo ninguno en colocar bajo el con-
trol del Consejo de Estado los actos de la Su-
perintendencia Bancaria, por medio de iecur -
so ideitico al que se establece contra las ac -
tuaciones del Gobierno, los Ministros y el Con
tralor General de la Repblica".

La Comisin del Senado modific el
numeral del proyecto en el sentido de asignar
al Consejo competencia para conocer igual-
mente de los juicios contra las resoluciones y
actos de la Superintendencia de Sociedades A--
nnimas que como la Bancaria son secciones
dependientes del Presidente de la Repblica.

La ley 67 de 1943 al referirse al a-
gotamiento de la via gubernativa en torno a
las resoluciones y actos de las entidades a q'
se refiere el numeral 90 que se comenta, di-
ce as:
"Articulo 7o Los recursos que pro-
cE;dan por la va guber-
nativa contra los actos y resoluciones de que
trata el ordinal 9o de,l articulo 34 de la Ley
167 de 194] terminal con el de reposicin an







98 -


te el mismo funcionario administrative que
pronunci la providencia.

Surtida la reposicin se entiende a-
gotada la v'a gubernativa y el acto es acusa-
ble ante el Consejo de Estado conforme al
artculo 34 de la misma Ley".

Esta norma de la Ley 67 est modi-
ficada por el articulo Dcimo-quinto del De-
creto-Ley No. 2733 de 1959, que dice:

"El recurso de reposicin no es obli-
gatorio para el ejercicio de las acciones con-
tencioso administrativas".

Corresponde, pues, a la Sala de lo
Contencioso Administrativo conocer de las de-
mandas contra los actos y resoluciones de los
organismos a que hace referencia el numeral
9o. del articulo 34 del Cdigo.

Numeral 10. "De los recursos con-
tenciosos administrativos contra los decretos,
resoluciones y otros actos del Gobierno, de
los Ministros o de cualquiera autoridad, fun-
cionario o persona administrative del orden
national, que pongan fin a una actuacin ad-
ministrativa y que no estn expresamente a-
tribuidos a una jurisdiccin :-distinta;"

De los recursos contenciosos admi-
nistrativos contra los decretos, resoluciones
y dems actos del Gobierno, de los Minis-
tros o de cualquiera autoridad, funcionario o
persona administrative del orden national,






99

que pongan fin a una actuacin administrative
sern de competencia de la Sala de lo Con -
tencioso Administrativo. Este numeral es una
afortunada ampliacin del literal i) del artcu-
lo 18 de la Ley ]30 de 1913 que sealaba el
conocimiento por parte del Tribunal Supremo,
privativamente y en una sola instancia, "de
los recursos contencioso administrativos con-
tra las resoluciones de los Ministerios, que
pongan fin a una actuacin administrative".

La norma actual, numeral 10, es
de singular importancia ya que su amplitud
permit controlar todos los ramos de la Ad-
ministracin, en el orden national; y garan -
tiza, como lo afirma el tratadista Fritz Flei-
ner, una proteccin judicial contra toda infrac
cin juridica cometida por la Administracin.
Es, pues, la implantacin de la clusula ge-
neral que "consiste en la enunciacin de un
principio que, sin contemplar especialmente
ningn objeto concrete, viene a determinar de
una manera abstract y general el dominio
de una competencia jurisdiccional". (Bonnard)

En relacin con este numeral con-
viene explicar sus trminos. Los Decretos e-
manados del Organo Ejecutivo pueden dividir-
se en cinco classes:

a) Decretos Legislativos, que son los dictados
por el Gobierno en virtud de la autoriza -
tin contenida en el articulo 121 de la Cons
titucin Nacional, y llamados asi por el ar-
ticulo 11 de la Ley ]53 de 1887.







100


b) Decretos Leyes o Extraordinarios,que son
los dictados por el Gobierno en uso de pre
cisas facultades extraordinarias, los cuales
tienen fuerza de ley. (Artculo 76, numeral 12
de la Constitucin Nacional).

c) Decretos Ordinarios, que son los dictados
por el Gobierno en virtud de autorizacin
especial para celebrar contratos, negociar em-
prstitos, enajenar bienes nacionales, y ejer-
cer otras funciones dentro de la rbita cons -
titucional. (Artculo 76, numeral 11 de la Cons
titucin Nacional).

d) Decretos Reglamentarios, originados en la
potestad otorgada al Presidente de la Re-
pblica por el numeral 3o. del articulo 120
de la Constitucin Nacional.

e) Decretos Ejecutivos, que son los dictados
por el Gobierno para ejercer funciones cans
titucionales o legales,como son los que se re-
fieren al nombramiento de empleados.

La enmienda constitutional de 1945
en el articulo 41 del Acto Legislativo nmero
1, establece que a la jurisdiccin de lo con-
tencioso-administrativo corresponde conocer
de las acusaciones por inconstitucionalidad tan
to de los Decretos Reglamentarios como de
los Ejecutivos, y a la Corte Suprema de Jus-
ticia los Legislativos, los Decretos-Leyes o
Extraordinarios y los Ordinarios. ( Articulo
2]6 de la Constitucin Nacional).

En relacin con los decretos a que




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs