• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Title Page
 Dedication
 Preface
 Capitulo I: Donde el amor lo puede...
 Capitulo II
 Capitulo III: Donde el amor triunfa...
 Capitulo IV: Volando hacia su nido...
 Capitulo V: El arrepentimiento...
 Capitulo VI: Las pruebas de la...
 Capitulo VII: La recompensa
 Capitulo VIII: Volando hacia donde...
 Roberto Velot, una perfeccion...
 Back Matter






Title: Amor en pugna
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00076956/00001
 Material Information
Title: Amor en pugna novela
Physical Description: 88 p. : ; 22 cm.
Language: French
Creator: Thabuteau, Amysan
Publisher: Compagnie lithographique d'Haïti
Place of Publication: Port-au-Prince
Publication Date: 1946
 Subjects
Genre: fiction   ( marcgt )
 Record Information
Bibliographic ID: UF00076956
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001501659
oclc - 25352423
notis - AHB4426

Table of Contents
    Title Page
        Title Page 1
        Title Page 2
    Dedication
        Dedication 1
        Page 1
        Page 2
    Preface
        Page 3
        Page 4
    Capitulo I: Donde el amor lo puede todo
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
    Capitulo II
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
    Capitulo III: Donde el amor triunfa sobre el interes
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
    Capitulo IV: Volando hacia su nido de amor
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
    Capitulo V: El arrepentimiento de los Martinez
        Page 67
        Page 68
        Page 69
    Capitulo VI: Las pruebas de la vida
        Page 70
        Page 71
        Page 72
    Capitulo VII: La recompensa
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
    Capitulo VIII: Volando hacia donde el deber los reclama
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
    Roberto Velot, una perfeccion humana
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
    Back Matter
        Page 89
        Page 90
Full Text
















AMOR EN PUGNA


NOVE LA


por


Amysan THAIUTEAU


Todos los derechos reservados






Impresa. en la
"Compagnie Lithographique d'HEaiti
Port-au-Prince
Haiti
1946















S AMOR EN PUGNA

por
AMYSAN THABUTEAU
Esteno-Dactildgrafo

y
Contable
Graduado del INSTITUTEO ESTENO-
-GRAFICO DUPLOYE" Ciudad Trujillo, R.D. (1928)
Estudiante de altos studios de Contabilidad del
S "INTERNATIONAL CORRESPONDENCE
SCHOOLS OF LATIN-AMERICA, Scranton, Pa., U. S. A.
\.' Ex-interprete-traductor y esten6grafo-revisor
\. durante la 3a. Conferencia Interamericana del Caribe
que se celebr6 en Port-au-Prince eh Abril 1941.
Trabaj6 como esten6grafo con el Presidente de
la Delegaci6n Mexicana ante dicho Congreso.





















Dedico esta obra a

Mr. David J. GRAY

President de la "INTERNATIONAL CORRESPON-

DENCE SCHOOLS OF LATIN AMERICA",

Scranton, Pa., U. S. A.

en apreciaci6n de la obra panamericana

realizada por su Instituci6n.

El autor

Amysan THABUTEAU



o 0
@0
0*

















JUVENTUD DE AMERICA :

Escriba hoy mismo a las

ESCUELAS INTERNACIONALES LATINO-AMERICANAS
(INTERNATIONAL CORRESPONDENCE SCHOOLS

OF LATIN-AMERICA)

Scranton, Pa., U. S. A.

y inscribase en uno de los cursos por correspondencia
que dicha Escuela ensefia.
Adquiera una profesi6n lucrative que le permitirA mejorar
su situaci6n.
Miles y miles de j6venes del mundo entero, graduados de
la INTERNATIONAL CORRESPONDENCE SCHOOLS.
son unAnimes a dar testimonio de los beneficios que
gozan con los conociinientos que han adquirido gracias
a esa Escuela que 6s. la mas grande que existe en el
mundo.
Aprenda el Ingl6s, el idioma mis hablado en el mundo,
por el m6todo "LINQUAPHONE" de la INTERNATIO-
NAL CORRESPONDENCE SCHOOLS. Los libros de
textos con los discos reemplazan la presencia del maestro.


S-1-










No pierda su tiempo. Escriba hoy misqp a la INTERNA-
TIONAL CORRESPONDENCE SCHOOLS, Scranton,
Pa. U. S. A.
El tiempo es dinero. TIME LOST IS NEVER FOUND
AGAIN (El tiempo perdido no se recobra jamAs)

PROFESIONES LUCRATIVAS QUE ENSENA LA
"INTERNATIONAL CORRESPONDENCE SCHOOLS"
EN ESPANOL:
AVIATION MOTORS RADIO AND TELEVISION
DIESEL MOTORS CIVIL ENGINEERING
AUTOMOBILE AND MOTORS CONSTRUCTION ENGINEERING
COMMERCE AND PROPAGANDA RAILROAD ENGINEERING
MATHEMATICS AND DRAWING BRIDGE ENGINEERING
STEAM ENGINEERING MECHANICAL ENGINEERING
ELECTRICAL ENGINEERING LOCOMOTIVE AND AIR BRAKES
TEXTILE CHEMISTRY

PROFESSIONS LUCRATIVAS QUE ENSENA
EN INGLES :
Accountancy, Commercial, Business Management, Sales-
manship, Advertising, Commercial Art, Show-Card Lettering,
Complete Architectural, Air conditioning, Plumbing and
Heating, Civil Engineering, Mechanical Engineering, Elec-
trical Engineering, Telegraph Engineering, General Radio,
Refrigeration, Chemical Engineering, Good English, Coal
Mining, Automobile, Air Pilote, Diesel Engines, Ocean Na-
vigation, Machine Shop and Toolmaking, Boilermaker's,
Sheet-metal Workers', Ship Drafting, Steam Engineering,
Locomotive Engineers', Cotton Manufacturing, Semi-Stan-
dard Courses.


-2 -,


















PROLOGO DEL AUTHOR

Querido lector,
El gran amor que tengo para mi pr6jimo me ha ins-
pirado a publicar esta obra escuchando la voz de mi co-
raz6n que me ha dictado su contenido.
Si juzgais que he procedido bien os pido de reuniros
conmigo para ser un ap6stol del bien para la realizaci6n
de estas ideas en favor de la felicidad del genero human.
No espereis encontrar en esta obra una jiya de lite-
ratura. No. S61o encontrareis en ella mis concepts sobre
el amor que debe siempre triunfar sobre los mezquinos
intereses.
S61o encontrareis en ella mis concepts sobre una ver-
dadera comprensi6n entire los hombres tomando como
base el Cristianismo, finic-i soluci6n' para la realizaci6n de
la felicidad humana predicando el amor y la caridad entire
los hombres.
Un gran escritor ha dicho: "Hay muchos hombres
que viven, pasan su existencia y mueren sin dejar huellas
algunas en la arena del tiempo".
Querido lector,
Por favor, no seamos del nimero de estos hombres,


-- 3











luchemos sin cesar para mnejorar la Humanidad, es decir
hagamos una guerra al analfabetismo, prediquemos el ci-
vismo a los series que les hagan falta conocer sus deberes
y sus derechos para ser un element consciente y 'itil a
la Sociedad.
Prediquemos mis amor y mas caridad entire los capita-
listas para que estos vivan en una verdadera harmonia con
los trabajadores haciendo que estos dltimos tengan un
standard de vida que les permit vivir felices.
En el atardecer de nuestra vida, habremos hecho una
obra imperecedera en pro de la felicidad humana.


Amysan THABUTEAU








.'
6B.'
'**a 0"


-4-

















AMOR BN PUGMNA
Capituto Primer
OONDE EL AMOR LO PUEDE TOOC

Por una bella tarde de primavera en que e sol tro-
pical de Haiti resplandecia en el horizonte azul espardende
sus brillantes rayos de oro entire los parnares que bordean
el sendero que conduce al hermoso balneario de Thorlanmd
uno de nuestros mis pintorescos sities veraniegos, situade
a cinco millas de Port-au-Prince, nuestra betfa Capital, se
paseaba acompailada de su criada una beUfisima j6ve re-
cogiendo flores silvestres a lo largo del estrecho cauimo
que conduce a esa hermosa playa.
No lejos de aquel sitio encantador, sehalaba ka qutaa
de sus padres, los esposos Raveto-Martinez quienes har
vendo" de la lejana Esoafia a esta hospitalaria tierra, y
quienes han hecho de esta su patria de adopci6d por na-
turalizaci6n.
Don Ram6n Martinez, a fuerza de perseveracia en el
trabajo, ha Ilegado a ser uno de los mas grandes industrials
del Pais, poseyendo una grandisima FAbrica de CigariUos
que le ha hecho titular "EL REY DEL TABACO", y po(
haher iniciado este negocio en muy pequefa escala vy ltead
por sus iniciativas a un puesto envidiable en et muwa.l co-










mercial 6 industrial del Pais, el Gobierno le ha condecorado
con la Orden Nacional "HONOR Y MERITO".
Hemos hecho un resdmen de las cualidades del padre
de Ines, quien era su hija dnica, la luz de sus ojos.
Su madre, Dofia Maria Ravelo de Martinez era una
esposa ejemplar, caracteristica de la mujer Espafiola, quidn
de una humilde posici6n, ha Ilegado junto con su esposo
a ocupar un puesto elevado en el mundo social fdel
Pais.
Desde temprana edad los padres de Ines le hicieron
ingresar como internal en la gran Escuela de Sefioritas
"Santa ROSA DE LIMA", uno de los mas grandes Co-
legios del Pais dirigido por monjas Francesas done se
educan las hijas de las mis distinguidas families Haitianas.
Ines venia siempre a pasar los meses de vacaciones
con sus padres, pero este afio vino definitivamente a que-
darse, por haber terminado completamente sus studios,
habiendorecibido en aquel colegio una esmerada educaci6n.
Describir la belleza de Ines nos es impossible, s6lo nos
contentaremos en decir que el Hacedor ha puesto todo su
arte como maestro de los maestros en el arte arquitec-
t6nico en modelar este Angel.
Sus ojos parecian dos luceros tan radiantes que fas-
cinaban a todos, los que caian bajo la. fuerza magn6tica de
sus miradas que reflejaban la bondad de su coraz6n. Su
boca diminuta parecia dos granados en flor, y cuando
sonrefa dejaba ver dos hileras de blancos dientes que pa-
recian dos hileras de blancas perlas. Su cuerpo era tan
seductor que su andar tan cadencioso parecia seguir el
ritmo de una m6sica celestial.

-6-


t,











En fin, Inds era una perfecei6n humana.
A esta perfecci6n se unia una resplandeciente belleza
de alma, puesto que Ines reunfa todas las virtudes.
Dasde peqthfia siempre pedia a sus padres el dinero
para sus obras de caridad. Era el angel bueno para todos
los pobrei de aquella region, visitaba personalmente las
fimilias pobres, principalmente las viudas y les Ilevaba los
secorros necesarios. Acogia a todos los hu6rfanos y a todos
los nifios necesitados en el patio de la quinta de sus padres,
les regalaba ropas y lo que necesitaban para sus mir ur-
geptes necesidades.
A este socorro material se unia el socorro spiritual
que Ines prodigaba a todos los nifios que amparaba. Era
para ella un verdadero placer ensefiarles a leer y a cantar
los cdnticos religiosos que hacian elevar sus voces infan-
tiles hasta los p6rticos del Cielo'
En fin Inds era la caridad personificada.
De cual do*en cuando, Inds se paraba en el camino
para aspirer el dulce z6firo que soplaba acariciando sua-
vemente sui sonrozadas mejillas. A lo lejos admiraba el
bellisimo panorama que ofrecia el sol ponintdose en el
ocaso derramando sus dorados rayos por entire el follaje
de este bosque silencioso. Se entretenia mirando los ba-
fiistas que hacian mil es: de le etas al zambullirse en el
agua cristalina de la playa.
,Las aves palmeras dejaban dir sus coloquios al acer-
carse a sus nidos trayendo alimentos a sus crias. Se oia
una mdsica tan melodiosa que ninguna voz humana no
podria entonar, s61o el pAjaro mdsico siempre invisible


-7-


' .' ,' "* .-)-,










posee una voz tan melodiosa,.pero tan pronto se le sor-
prende, el mlsico suspended de vibrar su lira.
Las aves marinas volaban con ripido aletear mojando
sus blancas plumas en el agua 'y alejandose rdpidamente
desapareciendo en el horizonte infinite. Ines se acercaba
de un lugar donde estaba sentado un elegant j6ven quiedn
tenia en la mano un libro abierto y quien mis bidn so-
fiaba que leia.
Roberto, hijo de los esposos Velot-Heureaux era hu6r-
fano desde muy temprana edad. Su padre Don Miguel
Velot, descendia de una de las mds distinguidas families
Haitianas que habian ocupado puestos honorables erf la
Administraci6n Pfiblica, pero que no habian .dejado ninguna
herencia. para sus sucesores. Su madre, Dofia Maria Heu
reaux de Velot era un modelo de esposa virtuosa y habia
muerto dejando al pequeflo Roberto bajo la custodia de
su hermano Don Vicente Heureaux.
El pequefio Roberto era obediente y gentil y cons-
tituia la inica alegrfa del viejo Vicente quifn cifraba en 61
sus mis caras esperanzas.
Cuando cunpli6 seis afios, el viejo Vicente lo llev6 a
la Capital en casa de su padrino, el Licenciado Albert
Remy, abogado de gran fama, quin se constituy6 un se-
gundo padre para e haci6ndole ingresar en la escuela de
los Frailes Franceses de la instrucci6n cristiana "JEAN
MARIE OUILLOUX", una de las escuelas primaries mis
reputadas de Port-au-Prince.
El viejo Vicente se hacia un ,deber de venir perso-
nalmente a la ciudad todas las semanas para visitar a su
Robertico y para traerle las provisions de la semana, ha-





ft




biendo resuelto ayudar al Liceitciadb Remy en sts gastos
para la educaci6n del nifio.
Roberto posefa una inteligencia extraordinaria habiend
-Tegado a conquistar la simpatia de sus maestros. Su nom-
-bre figuraba en todos los cuadros de honor de la escuela,
y cuando tuvo once afios, obtuvo los laureles saliendo
con las notas mas sobresalientes de la escuela en los
eymenes del segundo prictico. Este mismo afio Roberto
ingres6 en la escuela segundaria "LICEO PETION," la
escuela que ha formado los mis grandes literatos y es-
tadistas de Haiti, entrando en el curso que precede al
primer te6rico.
Se acercabanlos exdmenes cuando Ileg6 al Pais un Miem-
bro eminente de la Academia Francesa quien propuso un
premio important para el mejor escrito sobre la vida y
las obras del inmortal Victor Hugo, el escritor de'todos
los siglos.
Los concurrentes debian ser los alumnos de las dife-
rentes escuelas segundarias de Port-au-Prince. Natural-
mente s61o se atrevian a inscribirse en dicho concurso los
alumnos de la Ret6rica, por ser el tema sumamente elevado
y que no estaba-al alcance de todos.
Roberto resolvi6 inscribirse en aquel gran concurso
literario, porque a pesar de las muchas materials que tqnia
que preparar, dedicaba siempre una hora especial a la lee-
tura de las obras de los mis grandes literatos del mundo,
encontrando estos libros en la biblioteca de su padrino.
Su autor favorite era Victor Hugo cuyas obras le cau-
saba la mAs profunda admiraci6n, luego leia las obras de
Lamartine, de Shakespeare y las biografias de los mas gran-


-9-










des hombres del mundo principalmente las de los que se
han formado por sus propios esfuerzos. Admiraba tanto a
los que Ilegaban a triunfar sin ayuda de ninguna especie
que resolvi6 imitarlos, es decir buscar la manera de ganar
el dinero necesario para subvenir a sus necesidades lo mis
pronto possible. C6mo hacer? S61o tenfa doce afios y roga-
ba fervientemente a Di6s para que ie inspirara c6mo re-
solver tan delicado problema que consistia a no* ser una
carga para su pobre padrino y su pobre tfo, ganando hon-
radamente su vida.
Roberto se present resueltamente al local de la ALIAN-
ZA FRANCESA", donde se inscribfan los participants a
dichoconcurso. ElJurado hesit6 de inscribirle por su juven-
tud, pero uno de los maestros de su escuela quierr estaba
present le recomend6 como uno de los mejores y mias
inteligentes delos alumnos del "LICEO PETION", inme-
diatamente le inscribieron.
Roberto trabaj6 dias y noches para preparar su com-
posici6n literaria, y se esmeraba en hacerlo queriendo que
fuese una obra maestra.
En fin lleg6 el dia tan esperado en que iban a dar el
resultado del gran concurso literario. Escogieron el local
del "LICEO PETION" para celebrar dicho acto. En la ga-
leria de la escuela prepararon asientos especiales para los
invitados de honor, adornando todo con las hermosas ban-
deras Francesa y Haitiana,
Fueron invitados por el gran Acad6mico que organize
aquel gran concurso, el Presidente de la Repdblica, el Mi-
nistro de Instrucci6n Pliblica y las mis eminentes perso-
nalidades del Gobierno y del Cuerpo Diplomitico.


-10-










La banda de mdsicadel palacio ejecut6 algunas piezas
en la espera de los invitados de honor. En fin lleg6 el
carro official que traia el primer Magistrado de la Naci6n
coh el Academico Frances.- La banda de misica ejecut6
los himnos nacionales Frances y Haitiano para celebrar
aqdel gran acontecimiento de la comuni6n spiritual de los
dos Pafses.
El discurso inaugural lo pronunci6 el Director de la
escuela, en el que el destacado orador ponder la obra ci-
vilizadora de la Francia inmortal. La parte del discurso que
mereci6 los mas calurosos aplausos fue la siguiente :
"Francia! Eres el faro del Mundo, la cuna de la liber-
"tadyde la igualdad de derechos de los hombres. Francia!
"como ha dicho el inmortal Clemenceau: 0 mi Francia
"querida! en el pasado fuiste el soldado de Di6s, hoy
"eres el soldado de la Humanidad, tu serAs siempre el sol-
"dado del Ideal. En este dia de la comuni6n de espiritu
entiree los representantes mas aut6nticos de la intelectuali-
"dad de nuestros Paises, Sefor Acad6mico, Usted puede
"estar seguro que dentro de este pecho Haitiano late un
"coraz6n Frances."
Los aplausos sucedieron entire el auditorio al oir estas
conmovedoras palabras. El Presidente de la Reptiblica, el
Acad6mico y el Ministro de Instrucci6n Piblica le dieron
la acolada para felicitarle.
El Acad6mico procedi6 inmediatamente a dar el resul-
tado del gran concurso literario que ha organizado. La
mejor composici6n sobre la vida y las obras del inmortal
Victor Hugo fue la de Roberto Velot. Al anunciar aquel
resultado, el premiado fue invitado solemnemente a venir a
recibir el premio ofrecido.


-11-










Roberto se abri6 paso por entire la densa muchedum-
bre que habia venido a asistir este gran acontecimiento y
lleg6 a la tribune of cial. El Acad6mico le di6 las mas ca-
lurosas felicitaciones por su resonante triunfo.
Luego el Presidente de la Repdblica, el Ministro de
Instrucci6n Pliblica, el Director de la Escuela y las demis
altas personalidades que ocupaban la tribune official le fe-
licitaron tambidn haciendole sus mds grandes elogios.
El Academico le entreg6 un cheque de $ 500.00 que
habia ofrecido como premio para el laureado de aquel gran
concurso entregindole al mismo tiempo un diploma de
honor.
Para darle un caracter mis solemne a aquel gran acon-
tecimiento, el Academico ley6 en alta voz la obra maestra
de Roberto Velot.
Cuando el Acad6mico termin6 la lectura, los aplausos
sucedieron de la densa muchedumbre que consideraba
aquella conferencia como una joya de literature.
Lo que mis conmovi6 al pdblico fu6 la ingeniosidad con
que Roberto analiz6 cada uno de los personajes de "LOS
MISERABLES" la obra cumbre de Victor Hugo, la obra que
lo immortaliz6.
El primer personaje de aquella obra que simboliza el
Cristianismo es Monsefior Myriel, encarnando todas las
virtudes, una perfecci6n humana, la caridad personificada,
predicando el desarollo de la instrucci6n pdblica para asi
desterrar la luz de las tinieblas, lo que proporciona que
el hombre sea mis consciente de sus derechos y de sus
deberes para con la Sociedad.
El segundo personaje es jean Valjean,el pecador arre-
12-r-










pentido quien por haber robado un pan para los hijos
de su hermana que morian de hambre, fu6 condenado af
presidio acusado por un agent de policia de robo con
fracture y rebeli6n contra la autoridad. Este personae,
despu6s de haber sufrido las mas grandes crueldades en
la circel, concibi6 un odio acerrimo para la Humanidad
que ha sido tan cruel para Il.
Y luego cuando expir6 su encarcelamiento sali6 con un
pasaporte que le cerraba todas las puertas, puesto que en
Francia en aquella 6poca era precise estar provisto de un
pasaporte para poder viajar de un punto a otro.
Era de noche cuando Jean Valjean leg6 al pequefio
pueblo, cabecera de la di6cesis de Monse~ior Myriel, pero
a pesar de que tenia el dinero necesario para pagar el
hospedaje y la comida para reponer sus fuerzas perdidas,
al ensefiar su pasaporte que le exigian, le fue negado la
hospitalidad en todas parties y hasta venderle un plate
de comida.
En su mente concibi6 mis y mas odio para la Hu-
manidad tan cruel, puesto que teniendo dinero tendria que
sufrir la inclemencia del tiempo, teniendo dinero estaba
expuesto a morirse de hambre y todo 6sto por haber ro-
bado un pan para los hijos de su hermana
Se disponia a pasar la noche en el cementerio buscando
albergue en alguna fosa, cuando encontr6 una vieja quien,
imaginando su intenci6n, le dijo: "Senor, vaya Usted al
presbiterio, Usted encontrara una pequena puerta que
nunca se cierra, entire Usted."
Roberto Velot en su descripci6n hizo una hernosisi-


-13-










ma alusi6n a esa puerta que nunca se cerraba. Esa puerta
simboliza el Cristianismo, verdadero refugio para los afligi-
dos y los desamparados.
Jean Valjean penetr6 por la puerta del presbiterio y
fue recibido por Monsefior Myriel quidn, al ver que era un
pobre viajero fatigado, orden6 que se le sirviera inmediata-
mente la comida, y como Monsefior no habia cenado toda-
via se sent en la mesa a comer junto con el.
Roberto describi6 el asombro del ex-presidiario del
honor que acababa de recibir, pues no s6lo eso, Monsefior
le ofreci6 la hospitalidad para esa noche.
Cuando Jean Valjean acab6 de comer, narr6 su vida a
Monsefior diciCndole que habia sido un hombre honrado
hasta un dia que los hijos de su hermana que eran hu6r-
fanos le pedian pan, y que c6mo el no tenia con que com-
prirselos por no encontrar trabajo en. ninguna parte, y
para no dejarlos morir de hambre, rob6 un pin, pero por
desgtacia fuW descubierto por un agent de policia, y que
al tratar de fugarse tuvo una rifia con el agent, y eso fue
el motivo de haber sido condenado a 20 afios de presidio.
Jean Valjean confess a Monsefior Myriel que l1 estaba
dispuesto a volver a su pueblo para llevar una vida hon-
rada a pesar del odio que habia concebido para la Huma-
nidad a causa de la injusticia de los hombres. Le habian
entregado una suma de dinero que la Administraci6n de la
Cdrcel acostumbraba dar a los presidiarios que han sido
buenos trabajadores y con este dinero contaba establecer
un pequeiio negocio que le permitiera ganar honradamente
su vida.
Pero al llegar a ese pueblo donde todas las puertas le


-14 -










fueron cerradas a pesar de que tenfa con que pagar la
hospitalidad y la comida, el odio que profesaba para los
hombres revivi6 a causa de esa crueldad y que cuando le in-
dicaron el presbiterio y le dijeron que alli vivia Monsefior
Myriel que consideraba todos los hombres como hermanos,
resolvi6 ensayar y que el nunca tendria con que pagarle
esa deuda. El!, un ex-presidiario acogido en el hogar de
Monsefior !. El!, un ex-presidiario comer en su mesa y en su
compafiia! nunca sofiaba con tal honor y con tanta bondad
de parte de ningdin hombre.
Cuando termin6 su narraci6n, Monsefior Myriel prin-
cipi6 a describirle las bellezas de la vida cristiana y la ver-
dadera mission del hombre en la tierra. Mientras hablaba el
santo hombre, lagrimas brotaban de los ojos de Jean Val-
jean. Estaba convencido por las verdades que acababa de
oir.
Monsefior Myriel le aconsej6 de emprender una pe-
quefia industrial que le daria muy buenos beneficios la
cual empleaba muchos brazos teniendo asi la oportunidad
de ayudar a los habitantes de su pueblo.
Jean Valjean vi6 abrirse ante 1l un nuevo sendero, el
mundo le parecia ahora un vasto campo y estaba dispuesto
a hacer a partir de este moment todo el bien que le fuera
possible, es decir amar a la Humanidad para expiar todo el
odio que tenia de los hombres.
Era tarde en la noche cuando Monsefior Myriel termi-
n6 la conversion de Jean- Valjean quien, agradecido, le dijo
que le consideraba como su padre, y luego se despidieron
retirindose cada uno a su cuarto.
Pero el odio de Jean Valjean de los hombres era tan


-15-










grande que en su alma se estall6 una gran batalla: "Si, se
decia,creo en lo que dice Monseiior pero quidn me puede
asegurar que despubs de sacrificarme colmando de bonda-
des a mis pr6jimos no me pagardn con la mis infame in-
gratitud. Monsefor es su santo, 61 me ha regalado una
suma de dinero para aumentar mi pequefio capital pero
tendria que luchar demasiado antes de Ilegar a ser un hom-
bre important. Que hacer? Yo no quisiera hacer el mal."
Luego durmi6 un poco pero se despert6 por la ma-
drugada invadido por una gran tentaci6n. En su cuarto
sobre un armario estaban colocados dos grandes candela-
bros de plata que Monsefor usaba para las misas solem-
nes."
Jean Valjean no pudo resistir mis, se apoder6 de los
dos candelabros, los envolvi6 en su bulto y sali6 sin dejarse
ver de nadie.
Pero por desgracia fu6 arrestado por sospecha y el
Agente de policia, al examiner su bulto, reconoci6 los can-
delabros que todos los habitantes del pueblo conocian.
Amarraron fuertemente a Jean Valjean cuando ya era de
dia y lo llevaron al presbiterio. Uri agent de policia lleva-
ba en la mano los dos candelabros de plata que Jean habia
robado. Una gran multitud de los habitantes dcl pueblo
los siguieron hasta el presbiterio.
Monsefior Myriel, al oir el tumulto que hacian, sali6
al umbral de la puerta para ver lo que pasaba.
El Agente de policia le dijo:
-"Monsefior, hemos arrestado este criminal que le ha
robado sus dos candelabros."
Jean Valjean sabia que ya el mundo se habia acabado

-16 -










para 61, porque robar en una iglesia era considerado como
uno de los mis viles crimenes que se pudiera cometer y
que si no le condenaban a la pena de muerte no esca-
patia de la cadena perp6tua.
Monsefior Myriel respondi6 al Agente:
-"Como se han atrevido Ustedes a arrestar este
hombre por lo que le pertenece. Estos dos candelabros
se los he regalado yo mismo."
Inmediatamente el Agente solt6 a Jean Valjean, entre-
gindole sus dos candelabros y presentindole sus excusas
por la injusticia cometida por equivocaci6n.
Monsefior invite a Jean Valjean, delante de la multitude
a desayunar con 61 antes de proseguir su viaje.
Estos dos actos pfiblicos acabaron de convertir a Jean
Valjean qui6n, tan pronto se encontr6 s61o con Monsefior,
confes6 que habia sido un indigno y un ingrato.
Monsefior no le hizo ningun reproche, s61o le dijo
que 61 debiera haber esperado desayunar con 61 antes de
partir y le aconsej6 de vender los dos candelabros a algun
platero de su pueblo para aumentar su pequefio capital y
que nunca le olvidara.
Jean Valjean vi6 el cielo abrirse delante suyo y se
propuso expiar todos sus pecados para asi hacerse digno
de Monsefior y se despidi6 de 61.
La vida de Jean Valjean despu6s de lo occurido fuW
una vida extraordinaria siguiendo los consejos de Mon-
sefor. Cambi6 de nombre, lleg6 a ser uno de los mis
grandes industriales del Pais y en agradecimento, el Pue-
blo espontaneamente le nombraron Alcalde Municipal.
Jean Valjean fu6 el protector de las viudas, de los


-17-










desamparados, hacia volver al camino de la virtud y del
bien a la mujer caida por falta de una buena directive o
empujada por la miseria, fu6 el protector de la nifiez de-
samparada y en fin se hizo digno de Monsefior Myriel.
El tercer personaje de la obra inmortal de Victor
Hugo analizada por Roberto Velot, es Mario, un genio
pobre, es decir un arquitecto de su propia fortune, dotado
de una prodigiosa inteligencia, se enamora de' la hija
adoptive de Jean Valjean, la cuarta personaje de la obra,
Cosette, la dulce, bella y virtuosa hija de Fantina, la mujer
caida por falta de un puro afecto y por la miseria y quin
fu6 convertida antes de su muerte por el alcalde Jean
Valjean.
Cosette era la luz de los ojos de Valjean quien le leg6
todos sus bienes casindola con Mario.
En fin despues de hacerlos fe ices, Jean Valjean con-
sider6 su misi6n terminada en la tierra, confes6 toda su
vida a su hija y a su yerno y se retir6 para no ser un es-
torbo para la felicidad de ambos.
Hubo un poco de ingratitud de parte de los dos quie-
nes consintieron que Jean Valjean se alejara de ellos al en-
terarse de su pasado.
Pasaron algunos dias sin que tuvieran noticias algu-
nas de ei. Jean Valjean estaba solo, abandonado de lodos,
enfermo y agonizando.
Los dos felices protegidos le buscaron en vano con
todo el remordimiento de su conciencia hasta que por for-
tuna descubrieron la pequefia casita donde agonfzaba el
santo Jean Valjean.
Lloraron su falta. Jean Valjean no les hizo ni el mAs


S18-










Ininirpo reproche, los bendijo dcseindoles todas classes de
yentura y cerr6 los ojos para siempre.
Roberto Velot, al anahzar "LOS MISERABLES" hizo
una magnffica descripci6n de lo que simboliza cada uno
de los. personajes de esa obra y se convirti6 1l mismo en
ap6stol del bien al ensalzar las lecciones practices que el
inmortal Victor Hugo brind6 a la Humanidad en esa gran-
diosa obra.
Uno de los Miembros de la ALIANZA FRANCESA,
Instituci6n cultural Francesa en este Pais, otorg6 una beca
a Roberto para entrar como interno en esta misma escuela
hasta terminar completamenle sus studios, es decir hasta
obtener un titulo de la Universidad.
El triunfo de Roberto asegur6 su porvenir teniendo
su eco en toda la prensa.
Los m.s grades peri6dicos le titularon, unos de"nifio
prodigio", otros le dieron el titulo de "nuestro grande de
12 afios" y en fin fueron undnimes al titularle de "princi-
pe de la juventud."
Roberto Velot fuE solicitado para colaborar con las
mins grandes Revistas literarias en las cuales el destacado
escritor desaroll sus magnificas ideas que consistian prin-
cipalmente en sugestiones para el mejoramiento de la Hu-
manidad sufrida haciendo la guerra a la ignorancia, prin-
pipal causa de los mAs grandes males de que sufre la
Humanidad, y recomendando la adopci6n de medidas sanas
para una verdadera comprension entire los hombres, es
decir para una lharmonja entire los capitalistas y los traba-
jadores tomando como base el amor y la caridad. En re-
simen Roberto predicaba en la prensa y en las estaciones

-19-











de radio pidiendo a todos de trabajar para el verdadero
triunfo del Cristianisno que es la tnica doctrine capaz de
asegurar la felicidad humana.
Roberto escribi6 muy bellos poemas y dramas patri6-
ticos que fueron muy aplaudidos por el ptiblico. Entre
estos filtimoS, "EL HEROE DE VERTIERES" tuvo un
resonante triunfo pues en esa obra se cubri6 de gloria al
dramatizar la batalla definitive de nuestra independencia
haciendo vibrar todos los latidos de nuestros corazones
del mis ferviente ardor patri6tico.




O0*(Ooc 'ooo


-20 -


















CAPITULO 8EGVUDO


Ocho afios pasaron. Roberto termin6 sus studios de
Ingenieria y de Arquitectura y como de costumbre fu6 a
pasar las vacaciones en la casa de su tio.
Este afio sali6 definitivamente de la escuela y tenia
asegurado su empleo en el Departamento de Obras Piiblicas
pues el Gobierno emplea los graduados de la Escuela de
Ingenieria tan pronto terminen sus studios. Pero estaba
muy preocupado porque su tio que es su padre adoptive
era casi un octogenario y l6 no habia tenido otro afecto
en la vida. Rogaba a Di6s que pusiera en su camino una
muchacha que fuera digna de ser la excelente compaiera
que necesitaba para su felicidad.
No lejos del rancho de su tio en una hermosa quinta
viven los esposos Ravelo-Martinez, ricos industriales, quienes
tienen una hija finica, Ines, la bella y caricativa que con-
taba 18 primaveras, conocida de todos los habitantes de
Thorland.
Roberto, negro como un azabache pero de muy finas
facciones, modelo de gentileza, estaba locamente enamo-
rado de la blanca Ines. Nunca encontr6 una ocasi6n de
serle presentado en ninguna parte.
-21-











Habiendose enterado que todas las tardes en los;
meses de vacaciones, Ines iba a pasear por la playa, re-
solvi6 quedarse en el camino por donde tenia que pasar
para powder admirarla de cerca.
Efectivamente aquella tarde Inds, como de costumbre
se acercaba donde estaba sentado el meditabundo Roberto
cuando al tratar de coger una flor silvestre le false el
pie. Rapido como un rayo Roberto corrie hacia ella, le di6
el brazo y pudo por, un verdadero milagro salvarla que
cayera al fondo del precipicio.
Inds le express su agradecimiento en estos tdrminos:
-"Sefor,- Usted acaba de salvarme la vida, como
podre pagarle esta deuda?"
-Sefiorita- contest el gentil Roberto- no he hecho
mas que mi deber de caballero. Le aconsejo que se sienta
Usted a descansar un rato puds esta Usted muy emociona-
da."
In6s, aceptando el brazo que le ofreci6 Roberto, se
sent a su lado sobre el tronco de un Arbol a la orilla del
camino.
-"Sefiorita Inds- le dijo Roberto- yo la conozco
mis de lo que Usted se. pueda imaginar, pero por desgracia
Usted no me conoce. Yo soy Roberto Velot, hijo del viejo
Vicente que vive cerca de la quinta de sus padres. Siempre
venia a pasar mis vacaciones aqui, pero este afio acabo
de graduarme como Ingeniero- Arquitecto, y he venido
a vivir definitivamente con mi iio. Yo arihelaba hace much
de tener el honor de serle presentado pero ese dia no ha-
bia Ilegado todavia para yo tener esa dicha, mAs que hoy
en esta oportunidad que la Providencia nos ha brindado.'
-22-


I I










-"Seior Roberto-contest6 Inds Yo tambien le
conozco de nombre mAs de lo que Usted se imagine, por
sus obras que he leido casi todas, y he tenido siempre
una gran admiracion por el fino y spiritual escritor que
es Usted. Yo bendigo el Cielo de poder coiiocerle hoy
personalmente."
En pocas palabras Roberto le cont6 la historic de su
vida. In6s le escuchaba muy conmovida y Roberto en fin ie
confesd el secret que hacia tiempo le atormentaba.
--"lnds-le dijo-jamAs he conocido el regazo de
ina madre, ni su puro afecto maternal, desde que te vi por
vez primer te am6, no con ese amor vulgar con que sue-
len amar algifios honibres.No.Examine cuidadosamente la
historic de tu vida, y me convenci que s6lo td podrias
hacer mi felicidad utniendo tu vida a la mia para poder
realizar fa double misi6n que debo efectuar en la vida que
consistent en ser un modelo de padre de familiar y mejorar
la Humanidad sufrida. Ines, hasta hoy, he conservado mi
coraz6n virgen de amor, pue he tenido siempre como
norma de vida de amar tna sola vez o renunciar para siem-
pre al amor. Pero para eso tendria que encontrar una mu-
chacha spiritual como td, que no tenga ninguno de los
prejuicios sociales que ahogan los mis puros afectos y
ponen ina muralla inaccesible entire dos series que se aman.
Ines, te ofrezco el lnico amor que cabe en mi. coraz6n.
"Amame, Ins, te prometo amarte hasta despues de la tum-
ba. Si parties piimero cue yo, me esperaras en el camino
para que nuestras almas vuelen hacia la mansion celestial
y asi poder amarnos en esta vida transitoria y tambien en
a eternidad. Ines, dime ? Aceptas el puro afecto que te
bfrezco ?


-23-










Roberto tenfa una fiiiao de Inds Entfe sts ifianos y
dsperaba anhelante su decisl6n de la cual depehdfa sti ft-
licidad.
Ines baj6 la eabezA y iitia ligiriia brot6 dd sus ojos.
Estaba vencida.
Sin darse cuenta, los j6venes enamorados s abraza-
ron y sellaron su ariior con el beso mis pilro, beso del
verdadero amor.
-"Roberto-dijo Ines-te quiero porque tus ideas
coinciden con las mias, siempre he sofado que el hombre
que fuera el compafiero de mi vida fuera un verdadero
cristiano, un hombre spiritual, un luchador, en fin un hom-
bre que tuviera un ideal muy elevado. En mi coraz6n no
cabe ninguna de las vanidades de ecte mundo, quisiera en-
contrar mi felicidad en amar una sola vez, para siempre,
eternamente, hacer una obra imperecedera en favor de mis
pr6jimos y si no encontraria un hombre con todas esas
cualidades, capaz de realizar ese ideal con que he, sofiado,
gustosa renunciaria el amor y entraria en un convento para
no salir jams y dedicaria mi vida a servir los enfermos y
a consolar a los agonizantes. "Roberto, te amo, porque
creo en ti, unarips nuestra vida y seamos felices."
"Pero Ines exclam6 Roberto has reflexionado
bidn? Acaso tus padres aprobarin nuestra uni6n. Piensas
que soy pobre y que eres riea.Tienen tus padres el mismo
concept que td? En este mundo s6lo prevalece la riqueia
material. El materialismo ha matado en la mayoria de los
hombres de hoy el culto de la espiritualidad, delmerito y
de la virtud. Si tus padres son materialistas, tendremos que
luchar arduamente para hacer triunfar nuestro amor."


-24-










-"Roberto- contest Ins nuestro amor triunfari
sobre las riquezas materials, s6lo amo la riqueza de tu
alma. Acaso no crees, Roberto, que el verdadero amor se
compone de heroismo. Lucharemos y saldremos triunfantes
porque SOLO EL AMOR LO PUEDE TODO."
-"Ines del alma mia-- contest Roberto--eres el
angel que Dios me ha enviado para iluminar mi tenebrosa
existencia. Ines, te amo y te amare eternamente".
Oyeron una voz que llamaba a In6s. Era su madre que
habia salido en su busca.
-"Ines, Inesita,-lIlamaba.
y cuando estuvo cerca de ellos, Ines se pard y le dijo:
-" Madrecita, aquf estoy. Tengo el grandisimo placer
de presentarle el j6ven Roberto Velot, hijo del Sefior Vicente,
nuestro vecino que debes conocer. El Sefior acaba de sal-
varme la vida puesto que de no ser por su auxilio, yo hu-
'biera caldo en este precipicio de alli al tratar de coger una
flor."
-"Hija mia-contest6 Dofia Maria-C6mo? No
te hag hecho ningin dafio?
-"No, madre mia contest Ines- graciaaa Roberto.
Dofia Maria, dirigi6ndose a Roberto, le did la mano y
le dijo:
--Sefior Roberto, le doy mis mAs repetidas gracias
por lo que Usted ha hecho para nosotros y le pido que
nos acompafte hasta nuestra casa para presentarle mi es-
poso puesto que desde hoy le debemos una deuda que
no podremos pagarle ni con todo el oro del mundo."
y siguieron el estrecho camino que conduce a la quinta
de los Martinez.


-25-


















(4PIT ULO TR RCGElQ
DONDE EL AMOR TRIUNFA SOBRE EL I1TERES


Una tarde en que los esposos Ravelo Martinez se en-
tretenian oyendo de su radio una estaci6n extrangera que
ejecutaba muy bonitas operetas, la sirvienta anunci6 la vi-
sita del Senor Ernst Brauer a qui6n acogfan en gran sepor
en esa casa.'
El Senior Ernst era urf rico banquero de descendencia.
judia. Muy poco se sabia de sus antecedentes. Se rumoraba
que habia vivido en Alemania durante various afios y lleg6
en Haiti con su esposa qui6n llevaba una vida de recluse
hasta que muri6. Desde su Ilegada emprendi6 el negocio
de compra y venta de objetos usados y de pr6stamos.
Practicaba la usura a pesar de las eyes votadas para im-
pedir ese cruel negocio que se puede titular "e| negocio-
pulpo".
SU negocio prqsper6 rapidamente habiendo Ilegado a
tener inmensos bienes, frutos de las hipotecas fraudulentas
que hacia. Pero lo que asombraba a tod el mundo era
que los Martinez vivian siempre prqtegjdos por el irascible
usurero al punto que tenia las mas intimas relaciones con
ellos por haberlos favprecido siempre prestindoles los

-26 -


'- 1










fondos necesarios para el desarollo de la industrial del a-
baco.
Cuando un dia el Sefior Ernst manifest a los Martinez
que tenia la intenci6n de casarse con su hija y de former
una Sociedad con ellos para desarollar la industrial de Ta-
bacos, ellos acogieron con jibilo la petici6n y Don Ram6n
le contest, hablando en nombre de su esposa, en estos
tirminos :
-"Apreciado amigo Ernst, con muchisimo gusto acep-
tamos su petici6n, pero le pedimos de darnos un plazo
para convencer a nuestra hija y hacerle ver las ventajas de
un tal matrimonio para nosotros. La .queremos tanto y ella
es tin spiritual! Pero abrigamos la esperanza de obtener
su asentimiento y tan pronto lo tengamos, celebraremos
grandiosamente este gran acontecimiento".
El Sefior Ernst contest lo siguiente:
-" Si, mi amigo Ram6n, estoy dispuesto a hacer la
felicidad de su hija, quiero hacer unas lujosas bodas ya
que no me faltan los medios para hacerlo y luego forma-
remos una Gran Compafiia Tabacalera y puede Usted con-
tar que hemos de Ilegar a ser los magnates de la finanza
en este Pais. Esperar6 que Usted me comunique la deci-
si6n de su hija que espero ser favorable para mi".
Desde ese dfa las visits del Sefior Ernst a los Marti-
nez se hicieron mis frecuentes.
Don. Ram6n, un dia, dijo a su hija en presencia de su
esposa:
-"Inesita, mi deber de padre es velar sobre ti para
asegurar tu porvenir. El Senor Ernst, el banquero, acaba
de solicitar tu mano en matrimonio. Tu madre y yo con

-27 -










much gusto aceptamos pero no hemos dado nuestra pa-
labra sin consultarte primero. Hija mia, el Sefior Ernst es
un .hombre rico y respetado en la Sociedad y su nortbre
en nuestra familiar seria una garantia para nosotros. Dime,
hijita mia, aceptas a casarte con 61?" r ,
-"Padre mio- contest Ines- eres el todo para mi,
pero sobre el matrimonio tengo formada mi decision. Te
pido, padrecito mio, por amor de Dios, por lo que mis
quieres, de dejarme libre de escoger el hombre que ha de
unir su vida a la mia. S6 que me quieres lo suficiente, no
puedo career por lo tanto que me obligarias a casarme
con un hombre que yo no quiera."
-"Hija mia- replica Don Ram6n- la vida no 6s
como tu te la imaginas, la vida, el amor, como lo pintan
los poetas, es un suefio, debemos despertarnos y vivir la
realidad tangible. La riqueza, los honors, ser mimado en
la Sociedad son las bases que cimientan la felicidad en
la tierra. El Sefor Ernst nos brinda todo eso. Son muchas
las families que anhelan tener semejante ventaja. Tener en
su familiar uno de los magnates de la finanza!"
-"Padre mio- exclam6 In6s- perd6name, no acepto
porque nunca seria feliz casindome con un hombre que
no quiero, que no es un cristiano como yo, pu6s s6 que
61 es un ateo por lo tanto un materialista, mientras que
yo, soy una ferviente cristiana. Ese hombre tiene tres veces
mi edad y su mujer muri6 de penas a pesar de tener todas
las comodidades, porque se dice que es un hombre sin
afecto que consider su mujer como una esclava y no
como una compafiera. "Padre mio, nunca consentir6 a ca-
sarme con ese hombre aunque me brindara todo el oro
-28-










del mundo, porque lo que anhelo en Ia vida es mi felicidad.
Y luego Ines se retire a su cuarto dejando a sus
padres en una posici6n muy embarazosa. Ellos, sin em-
bargo, no desesperaron y pensaban volver a insinuarla
hasta poderla convencer.
S*
Al dia siguiente de esta escena, el Sefior Ernst vino a
hacerle una visit a los Martinez, y cuando pregunt6 por
Ines, Dofia Maria le contest que su hija habia salido a
dar un pequefio paseo por la playa pero como era cerca
que iba en seguida en su busca.
Efectivamente sali6 y cuando se acercaba de la playa
la llam6 repetidas veces y la encontr6 como hemos visto
ya en compafia del apuesto Roberto.
Cuando legaron a la casa con este tiltimo, Doiia
Maria tom6 la palabra y dijo a su marido:
-"Ram6n, fne place presentarte al j6ven Roberto Velot,
hijo del viejo Vicente, nuestro vecino. El Sefor Velot acaba
de salvar la vida de nuestra hija quien al tratar de coger
una flor al borde de un precipicio cerca de la playa le
false el pie y de no ser por la intervenci6n de el, ella
hubiera caido al fondo del abismo."
-"Hija mia- exclam6 Dop Ram6n- "Que accident!
No te has herido?
-"No, padre mfo- contest Inks gracias a Dios y a
Roberto."
-Sefor Velot- dijo Don Ram6n, dirigiWndose a
Roberto.- a partir de hoy, puede Usted considerarse
como uno de los nuestros, Esta casa es suya y puede
Usted estar seguro que nuestra gratitud por el grand favor


-20-










que le debemos sera eterna. Pero, es Usted el famoso
Roberto Velot, el gran escritor y el-gran orador de quien tan-
to habla la prensa? Pues, SefiorVelot,le felicito, al mismo
tiempo, es un grandisimo honor para nosotros de conocerlo
hoy personalmente ya que Usted es uno de los mrs des-
tacados intelectuales del Pais y ahora podemos contar con
Usted como uno de los intimos de mi casa."
Roberto fuW presentado tambien al banquero Ernst
Brauer quin manifest su admiraci6n por el intellectual
que acababa de realizar un acto tan her6ico al salvar la
vida de la hija inica de los Martinez.
Luego la conversaci6n sigui6 muy amena sobre diver-
sos puntos. Sirvieron bebidas muy deliciosas. Ines prest6
las mis delicadas atenciones a Roberto lo que fuW notado
por los Martinez y el Sefior Ernst. Ines ejecut6 en el piano
algunas selectas piezas que fueron muy aplaudidas por
todos.
Roberto se despidi6 despues de pasar una hora muy
agradable con.los Martinez quienes le pidieron que trajera
su ti6 en su pr6xima visit teniendo ellos el deseo de
estrechar sus relaciones con el padre adoptive del salvador
de su hija.
**
Anochecia ya cuando Roberto sali6 de la quinta de los
Martinez y cuando lleg6 a su casa encontr6 su tio quin
le pregunt6 donde estaba puesto que habia salido desde
el medio dia a lo cual Roberto contest en terminos lienos
de entusiasmo conritndole su'milagroso encuentro con Ines
y termin6 pidiendole que le hiciera el favor siguiente del
cual dependia todo su porvenir:

-30-










-" Padrecito mio, le dijo- mafana quiero que vaya-
mos a visitar a los Martinez como nos- lo ham pedido y
que me solicites la mano de su hija, Inds, en matrimonio
pues nos amamos y s6lo el amor de una muchacha tan
espiritual me servirg de estimulo- para la realizacin de los
altos fines que me propongo de efectuar en Ia vida"
-" Hijo mio contest el viejo Vicente tu sabes
el amor que tengo para ti, tu eres todaiui esperanza, oye
el consej6 que mi experiencia en las cosas de este mundo
te Va a dar: "Roberto, no amargnes tu existencia, renuncie
a este amor que es impossible, acaso no sabes, hijo mio, que-
vivimos ahora en una epoca en que s6lo las riquezas ma-
terialesl predominan cuando se trata de casarse con una
muchacha cuyos padres poseen grandes bienes, y adem-as
se asegura que los Martinez tienen el proyecto de casar
.su hija con un rico banquero. "Roberto, no considered el
porvenir que es incierto,:considere el present, confio en
tu triunfo en un no lejano future, pu6s tu eres un gran
arquitecto, un gran escritor, puedes realizar grades obras,
pero en cuanto alt matrimonio, espere la realizaci6n de tus
proyectos antes de intentar efectuar un acto. tan decisive
del cual depend tu felicidad."
-" Padrecito mio exclam6 .Roberto- por amor de
Dips, solicite la mano de Ines para mi. Creo haber visto el
cielo abrirse al cetciorarme de la sinceridad de sus senti-
mientos. Si no debiera unir mi vida a un angel de virtue
como ella que Dios me ha enviado en el sendero de mi
vida gustoso renunciaria al amor, gustoso renunciaria a esa
dicha para la cuAl creeria no haber nacido."
-"Hijo mion-le contest su ti --tu4s palaibas me
-31-










conmueven hasta lo fntimo de mi ser, s6 que sufres y como
te quiero tanto, sufro de tu sufrimiento. Mafiana iremos en
casa de los Martinez y voy a complacerte, pero tengo la
previsi6n de que vamos a recibir la primera desilusi6n de
nuestra vida".
-"Padre mio-objet6 Roberto--acaso dudas que
el verdadero amor hace hasta milagros, No temamos la pu-
gna del amor conlra el interns por ardua que nos parezca
la tarea".
**
Al dia siguiente eran las cuatro de la tarde cuando Ro-
berto acompafiado de su tio Ilegaron a la quinta de los
Martinez.
Fueron recibidos muy cordialmente por Don Ram6n y
su esposa quienes tuvieron todas classes de atenciones para
ellos. Inds se estaba vistiendo y Dofia Maria mand6 avisarla
por una sirvienta que"se apresurara para venir a recibir los
apreciados visitantes.
Despues de un cambio de impresiones el viejo Vicente
declar6 solemnemente a los Martinez que el motive prin-
cipal de su visit era solicitar la mano de su hija para su
hijo Roberto quidn acababa de graduarse de Ingeniero-Ar-
quitecto en la Escuela tie las Ciencias Aplicadas, siendo
un gran escritor y un j6ven de los mAs famosos de esta
generaci6n. El viejo Vicente ponder los meritos y las as-
piraciones de su hijo y termin6 asegurindoles que su hijo
tenia las aptitudes para fundar un hogar y hacerlo feliza
Cuando termin6 de hablar, Don Ram6n Martinez le
contest en estos tdrminos:
-"Sefior Vicente, siento muchisimo tener que rehu-

-32 -










sar la petici6n que Usted nos hace solicitando nuestra hija
en matrimonio para su hijo a quien reconozco los.mritos
apreciandolos a su just valor porque nuestra hija esta ya
comprometida".
-"NO LO ESTA-exclam6 Roberto, quien veia der-
rumbarse todos los castillos en el aire que habia formado
-si lo fuera, ella que es tan sincera,me To hubiera dicho.',
-"J6veni-replic6 Don Ram6n-acaso no gobierno
mi casa? Es una imprudencia de su parte al tratarme de
mentiroso, mi hija ha de casarse con el hombre que yo le
design. Mi deber de padre es de guiarla para hacer su
felicidad. No permitir6 jams que con su inexperiencia de
las cosas de este mundo ella elija un hombre para casarse
puesto que .para un acto tan decisive, 6s precise una ma-
dura reflexi6n para .su realizaci6n."
-Sefior Martinez- interrumpi6 el viejo Vicente-
retiro mi petici6n porque ya veo que lo que se rumora de
que Usted quiere obligar su hija a casarse con un judio
es cierto. Mi hijo posee el talent, la cultural y toda la ade-
cuada preparaci6n para hacer un hogar feliz y estas cuali-
dades son much mas superiores que todas las riquezas
materials del judio.'
-"Yo tambien exclam6 Roberto, dirigiendose al Sefior
Martinez- renuncio a este amor que es una dicha que
el destino implacable no me ha reservado. Usted es un
materialista y por lo tanto incapaz de apreciar los nobles
sentimentos que me animan. El materialismo ha engendrado
en los hombres todas classes de prejuicios que son las
plagas que azotan la Humanidad." Siga Usted en su sen-
dero en pos de las riquezas materials pero le aseguro


-33 -










que nunca su'hija serifeliz puesto que ella es espiritualista
y tiene una gran belleza de alma. Renuncio al amor, me
dedicar6 a servir la Humanidad sufrida para hacerla feli2
ya que no he nacido para serlo en este mundo, pero tra-
bajare para que mi pr6jimp lo sea."
Roberto y su tio salieron de la quinta de los Martinez
Siguieron silenciosos por el camino, porque la desilusi6n
que acababan de recibir era muy grande. El viejo Vicente
fue el primero en romper este :silencio abrumador y dijo
a Roberto:
-'Tu ves- hijo mio lo que te decia, todo ha pasado
segun lo habia previsto"
-"Padrecito- contest Roberto--djeme s6lo con
mi dolor"
Llegaron en su rancho. Roberto- se sent sobre el
tronco de un, rbol a reflexionar. Veia desarollarse en su
imaginacion todos los planes de ventura .que habfa formado
y est6ico resolvi6 adoptar una nueva norma de vida.

Cuando Roberto y su tfo se retiraron, Don Ram6n man-
d6 a Ilamar a su hija en prqsencia de dofia Maria y le dijo:
-"Inesita, quiero que hoy decidas acerca del proyecto
que tu madre y yo tenemos de casarte con el Sefior Ernst,
puesto que 6e solo espera tu decision para former parte
de nuestra familiar. Como te hemos dicho ya, aceptamoS
con much gusto esta solicitud porque el Sefior Ernst es
una figure important en nuestro mundo social. Que de-
cides al fin? No creo que puedas amar de veras al negro
que ha tenido la pretenci6n de solicitarte en matrimonio."
-"Padre mio- contest Inks- amo a Roberto con


- 34-










toda la fuerza de mi alma. Acaso no 6s el valor intrinseco
del hombre que vale? Acaso Di6s no nos ha creado del
mismo barro? Si! Somos todos iguales, solo el espiritu
vale, la materials transitoria, pero el alma, inmortal! Quiero
a Roberto por la belleza de su alma, por su cultural y por
los nobles sentimientos que le animan, nunca consentir6
a casarme con un hombre por su dinero puesto que no
puedo vender mi vida ni por todo el oro del mundo."
-In6s- exclam6 Don Ram6n- es 6sto el pago que
me das por todos mis sacrificios para ti? Mi dnica am-
bici6n en la vida ha sido siempre hacerte feliz. Todo se
ha perdido. Todo se ha terminado entire nosotros. Jamis
consentir6 que te cases con ese pordiosero y te voy a
desterrar del Pais, te mandar6 a Nueva York a vivir de-
finitivamente con mi hermano y nunca, nunca pisaris mis
esta tierra mientras yo viva."
In6s no pudo retener las ligrimas que brotaban de
sus ojos y se retire a su cuarto. Se arrodill6 delante de
la imdgen de la Virgen y concentrando su espiritu elev6
a la divina Madre esta plegaria:
-"Virgencita milagrosa, madre mia, compadezca el
dolor que embarga mi pobre alma, iluminame, inspirame
lo que debo hacer. Soy victim de la ceguedad de mis
padres. Que debo hacer para que mi padre no me aleje
de .Roberto ?" y se qued6 como transportada en otro mundo
sumergida en un profundo 6xtasis.
Stibitamente un milagro se oper6 en ella. Levant6 la
cabeza y se reanim6, una idea venturosa cruz6 por su
mente:
-"Si- se dijo In6s- gracias Virgencita milagrosa


-35-


II











por la excelente idea que me has inspirado, voy a fingir
aceptar de casarme con el judio para evitar que mi padre
me.destierre, se lo comunicar6 a Roberto y juntos com-
binaremos un plan para hacer triunfar nuestro amor cueste
lo que costare."
En este mismo instant entr6 Dofia Maria akcuarto de
In6s imagin.ndose que iba a encontrarla bafiada en Idgri-
mas. Su. asombro fu6 grande cuando la vi6 radiante de
alegria y le dijo:
-"Inesita mia, oye el consejo de tu madre: Hija mia,
tu proceder me mata, s6 que sufres y yo como madre su-
fro tanto como ti al verte sufrir. Porque no haces un pe-
quefio sacrificio aceptando ese hombre para evitarme este
martirio? Creo que voy a morir de pesar. Iijita mia, no
quieres mAs a tu madrecita"?
-"C6mo Madrecita, como has podido dudar un s6lo
instant que yo pudiera dejar de amarte, te quiero mas que
mi propia vida y para probirtelo, voy a hacer el mis gran-
de sacrificio que 6s el sacrificio de toda mi vida. Acepto
a casarme con el Senior Ernst."
En aquel precise moment pasaba Don Ram6n quien
al ver el entusiasmo de su muj6r y de su hija les dilo:
"C6mo!-Maria--In6s ha reflexionado y ha visto
su error?
-"Si-contest6 radiante Dofia Maria-In6s ha acep-
tado de casarse con el Sefior Ernst."
-"Celebraremos solemnemente este gran aconteci-
miento-exclam6 Don Ram6n--puesto que eso ha sido
la mas gran aspiraci6n de mi vida."
In6s les pidi6 el permiso de dar un pequefio paseo


-36-










por el parquecito porque aquella tarde hacia un calor so
focante.
Ripidamente Ines se desliz6 por el pequeiio sendero
que conduce al rancho del viejo Vicente y cuando Ileg6
encontr6 a Roberto todavia sentado sobre el tronco del
Arbol meditando. Se acerc6 prudentemente y le pas6 la
mano por la cabeza.
Roberto crey6 ver una vision, tanto era su asombro
y le dijo:
-"C6mo! Tu! Ines, ti aqui! No puedo creerlo."
-"Si, Roberto- contest Ines- soy yo en cuerpo y
alma, Roberto s que nunca has dudado de mi am6r, y
se tambi6n que me quieres tanto como yo te quiero.
Roberto, en nombre de este puro amor, te pido a ti y a
tu pactre que perdonen la ceguedad de mis padres," Roberto,
suceda lo que sucediere cuente con mi amor. Hemos na-
cido el uno para el otro. Combinemos un plan para hacer
triunfar nuestro amor. Mi padre me amenaz6 de desterrarme
para Nueva York d6nde mi tio que reside alli si no acepto
a casarme con el Sefior Ernst, el banquero que encontraste
ay6r en casa y para que no me alejara de ti, fingi aceptar
y dentro de un mes proyectan celebrar mis bodas con l-.
Esas bodas no se efectuarin porque juntos encontraremos
la soluci6n del problema."
-Inesita- contest Roberto- ires un angel, nunca
habia sofiado con tanta felicidad. Vas a abandonar todo
por mi, el hogar paterno, el lujo y todo. Inesita, tu minimo
deseo seri una ley para mi, para complacerte nada me
retendrd en la vida puesto que tu amor 6s lo que briliard


-37-










sobre todos los actos de yi vida porque la verdadera
felicidad del hombre consisfe en la paz, la tranquilidad en
el hogar, lo que proporciona la verdadera harmohia que
s6lo el verdadero amor procura."
Estaban sentados sobre el tronco del Arbol y no
habian percibido al viejo Vicente que estaba cerca de ellos
y cuando lo vieron, Ines le dijo:
-" Padre mio, permitame que le llame asi puesto que
6s un gran consuelo para mi. Por amor de Di6s y por mi,
le pido que perdone Usted a mis padres que estAn cegados
por las riquezas materials. Ya ve Usted que s6lo quiero
a su hijo y he fingido aceptar a casarme con el Sefior Ernst
que me han impuesto s6lo para evitar que me alejaran de
Roberto. Ese matrimonio nunca se efectuard."
"Hija mia contest el viejo Vicente eres un
angel, se perdonar y por ti perdono la decepci6n que tus
padres nos hicieron porque eres la bondad personificada."
Y dirigi6ndose a los dos les dijo:
-" Hijos mios,tendreis much que luchar para triunfar
Que Dios proteja vuestro amor! "
Y el viejo Vicente se alej6 dejindolos solos.
Roberto prosigui6 Ines debemos ser lo mis
prudent possible, digame que debo hacer ? Seguire fiel-
mente tus instrucciones."
"Inesita contest Roberto debemos darles una
lecci6n, abandonaremos todo, iremos lejos de aqui, en el
extrangero en busca de la felicidad y para que sea nds
spectacular, huiremos la misma noche de tus-bodas."
-"Si, Roberto replica Inds s6 que eres capaz de
las cosas mAs elevadas, juntos triunfaremos, ser6 tuya para

-38-











siempre en cuerpo y alma, en un chalet como en el mrs
humilde bohio, labraremos nuestra felicidad."
Y luego se despidieron quedindose completamente
transformados al vislumbrar la realizaci6n del ideal que
habian sofado.

Al dia siguiente eran las cinco de la tarde, en el ho-
gar de los Martinez se hacian grandes preparativos puesto
que se iba a celebrar un grin acontecimiento; los espon-
sales de In6s con el banquero Ernst Brauer a qui6n desde
el dia anterior los Martinez habian anunciado la gran no-
ticia de la aceptaci6n de su hija. Con gran jtibilo el Sefor
Ernst les pidi6 que celebraran ese acto con toda pompa,
es decir debian hacer un suntuoso baile en el cial debian
participar lo mis select de la Sociedad Haitiana.
Los m6sicos Ilegaron y principiaron tambi6n a Ilegar
los invitados quienes uno a uno felicita a !os Martinez
por el gran acontecimiento. En fin Ilega el Sefor Ernst
y toda la asistencia le felicit6. Hubieron discursos y bebie-
ron todos a la felicidad de los novios.
En uno de los brindis, Don Ram6n al levantar su
vaso con todos los invitados tom6 la palabra para agra-
decer a todos de haber vanido a celebrar los esponsales
de su hija y entusiasmado dijo que queria que de esas
bodas se hablaran de aqui a veinte afos tanto eran las
pompas en que se van a afectuar.
Bailaron hasta una hora bastante avanzada de la noche
y todos se despidieron.
S

Los dias pasaron sin novedad. Roberto par mredio de


-39-










Maria, la criada de confianza de Ines, le mandaba sus
pequefias cartas y reciprocamente In6s se comunicaba con
el. En el hogar de los Martinez se hacian 'los grandes
preparativos para ese dia tan memorable. Las visits, los
agasajos de todos los amigos de los Martinez se multi-
plicaron. Los regalos de bodas eran multiples porque en
realidad los Martinez eran muy considerados y apreciados
en la Sociedad.
Al fin Ileg6 la vispera del dia de las bodas. In6s tenia
que entrevistarse obligatoriamente con Roberto para no
desmayar en el filtimo instant. In6s obtuvo de su madre
el permiso de ir a respirar en la playa la brisa del mar.
Sali6 apresuradamente y en el mismo lugar de su
primer encuentro Roberto 6 Ines se encontraron.
-"Roberto- dijo Ines- mariana es nuestro dia"
-"Si, Inesita- contest Roberto-mafiana es nuestro
dia."
Ellos se habian comprendido. En su correspondencia
desde el dia que combinaron su plan de fuga, Roberto le
habia dicho todo lo que tenia que hacer: El tendria el
carro preparado en la carretera. Cuando todos estarian
reunidos el dia del matrimonio en el sal6n esperAndola,
ella saldria por una pequefla puerta que da al jardin y se
encontrarian en la carretera para' irse para el Cabo laitiano
y de alli con nombres falsos irian para Kingston a vivir y
alli encontrarian lo que aquf se les negaba. su mutua felici-
dad.
-" In6s exclam6 Roberto t6n valor, s6 el gran sa-
crificio que vAs hacer por mi. S61o el verdadero amor puede
hacer ese milagro. In6s del alma mia, vivir6 eternamente


-40-











para ti. Esta noche a las ocho, voy a pronunciar una Con-
ferencia por radio en ocasi6n del dia del Panamericanismo.
Recueidas que hoy es el 14 de A4ril. Mi Conferencia se
titula "HACIA LA FELICIDAD HUMANA". Quiero que
me oigas. Esta noche, cuando est6 delante del micr6fono,
tu imigen me dard valor porqu6 s6lo mi coraz6n va a ha-
blar ".
-"Si, Roberto contest Ins te oirt, esta noche
no ire con mis padres al teatro, tomare a dltima hora un
pretexto cualquiera para quedarme en casa para oirte por
radid. Roberto, porque tu s6lo hablas de mi ? Tambidn
quizis por mi vas a malograr tu porvenir. Tu has sido el
laureado en los exAmenes finales de Ingenieria y de Arqui-
tectura y pronto el Gobierno iba a emplearte, eres uno de
los mejores escritores de esta generaci6n y vas a abando-
nar todo por mi. Roberto, tu sacrificio es much mayor
que el mio."
-"No, Ines-contest6 Roberto no podremos ca-
sarnos inmediatamente porque Ilevaremos nombres falsos
y tambien eso seri un primer sufrimiento y ademis a pe-
sar de toda mi preparaci6n para ganarme la vida puede
ser que, Ilegados en el extrangero no encuentre trabajo y
ti que nunca has conocido la privaci6n, sufririas y ves a
lo que nos exponemos al abandonar el hogar paterno
escuchando la voz de nuestros corazones que al unisono
vibran par un amor sincere y desinteresado."
-"Roberto- respondi6 InWs- lo acepto todo, con
tal de ser feliz a tu lado, porque sin la abnegaci6n en el
sacrificio no mereceriamos la gloria."
-"Inesita-- exclam6 Roberto- eres un angel, cada


-41 -











dia te amo much mas." Y luego se despidieron retirAn-
dose cada uno a sus respectivos hogares.
*
**
HACIA LA FELICIDAD HBUMANA
Son las ocho de la noche del dia 14 de Abril, dia del
Panamericanismo. Todos los peri6dicos de Port-au-Prince
habian publicado el program del festival radiodifusora
para este gran dia. En dicho program anunciaron que
Roberto Velot, "el principle de la juventud," j6ven escritor
considerado como uno de los mas destacadbs escritores
del Pais iba a pronunciar una Conferencia que Ilevaba el
atrayente titulo: "HACIA LA FELICIDAD HUMANA."
Para que todo el pueblo pudiera oir dicha Confe-
rencia los empresarios de dicha estaci6n de radio colo-
carod porta-voces en el Champ de Mars, principal parque
de Port-au-Prince, y durante el dia se invif6 al Ptiblico en
general a oir la Conferencia de su idolo, Roberto Velot.
Por la noche un piblico denso se habia reunido en
dicho parque porque Roberto Velot era apreciado en todas
las classes sociales a causa de sus escritos en los diversos
peri6dicos. Estos escritos consistian en sugestiones para la
mejoria de la Humanidad sufrida. Los articulos de Velot
eran leidos con avidez por los ricos que veian en 1e un
ap6stol y por los pobres que le consideraban como un
redentor y un verdadero reformador.
Cuando Ileg6 la hora anunciada, Roberto se present
en la estaci6n y principi6 su conferencia:
HACIA LA FELICIDAD HUMANA"

Querido Auditorio:


-42-











"En este grandiose dia en que todas las Naciones de
America conmemoran solemnemente el Panamericanismo,
is' decir en este dia consagrado para festejar este Ideal
tan elevado, tan noble concebido por los pro-Hombres
del Nuevo Mundo: Washington, Bolivar, Monroe etc.,
quisiera poder con elocuencia alabar esta obra que desde
el siglo pasado ha tenido tantos propulsores que han traba-
jado con una voluntad ferrea para cristalizar este ideal tan
elevado en pro de la felicidad humana. Principiemos por
hacer una comparaci6n entire el Panamericanismo y el
cristianismo:
"Hagamos, queridos oyentes ,de las Americas, esta
cuesti6n: Cual is el fin que se propone el Panamerica-
nismo? Y luego de analizar los altos fines del Paname-
ricanismo, analizaremos los principios del Cristianismo.
El Panamericanismo se propone de hacer la felicidad
del hombre en la tierra y el Cristianismo desde hace cerca
de 2000 afios ha plantado las vivaces raices para la rea-
lizaci6n de esa felicidad, pero !os hombres no han querido
comprenderlo asi, y de ahi las interminables guerras cau-
sadas por haber infringido las leyes del cristianismo, finica
soluci6n de todos los problems en la vida del hombre.
"Amemos los unos a los otros, dice el Cristianismo.'
"Practiquemos la verdadera caridad, como nos ha dicho
San Pablo"
"No hagamos a nuestro pr6jimo lo que no quisi6.
ramos que nos hiciesen."
Estos tres preceptos resdmen las bases s61idas para
la felicidad del hombre. La f6 en Dios is lo que pro-
porciona al hombre el amor de su pr6jimo, is lo que nos


-43 -











hace concebir la verdadera misi6n del hombre en la tierra.
Esa fM nos hace ver en cada hombre un hermano,
nos hace vivir espiritualmente puesto que con esa fe,
para nosotros la material, es decir el cuerpo human
6s tin s61o un ropaje que guard en su seno un tesoro
y ese tesoro 6s el espiritu.
Pero es precise que cultivemos ese espiritu, y para
eso debemos convertirnos cada uno en ap6stol del bien.
Es precise instruir con dulzura al ignorante. Hagamos' una
guerra acrrima al analfabetismo puesto que el hombre
cultivado es mAs consciente de sus deberes y de sus de-
rechos. Prediquemos sin cesar el amor entire los hombres,
practiquemos la verdadera caridad y el mundo sera feliz.
Ahora que hemos hecho un resdmen de las bases fun-
damentales para la felicidad humana que consiste en apli-
carnos a cumplir todos los preceptos del Cristianismo que
is la doctrinaque 6s elverdadero refugio para los deshere-
dados de la fortune y la verdadera salvaci6n del mundo,
citemos algunos ap6stoles del Panamericanismo, el cual si
se aplica en todos sus preceptos, sera un sin6nimo de
Cristianismo. Si, queridos oyentes de America, el Paname-
ricanismo tiene los mismos fines que'el rristianismo.
Comencemos por el gran escritor Frances, Victor Hugo
el escritor de todos los siglos. Victor Hugo ha sido el
dnico escritor del siglo pasado que ha escrito una obra
como "LOS MISERABLES" que, examinada en su con-
junto contiene todos los preceptos para la felicidad humana.
"LOS MISERABLES" es la Biblia ilustrada. En esa obra
Hugo combat la ignorancia, causa de los mayores dafios,
y pregona m6todos fAciles para desaparecerla. Hugo pre-


-44-









dica el amor entire los hombres para que todos los que
poseemos algunos bienes creamos industries que em-
plean la mayor parte possible de brazos para asi desapa-
recer el desempleo, una de las causes de la miseria en la
tierra. Hugo predica tambi6n como practicar la verdadera
caridad socorriendo a los que verdaderamente son dignos
de nuestra compasi6n. Es decir Hugo se ha inmortalizado
con esa obra y la Humanidad agradecida ha sabido colo-
carle en un apote6sis de gloria. Se puede asegurar que
"LOS MISERABLES," la obra cumbre de Victor Hugo,
is la obr~ en que estan descritos todos los preceptos del
cristianismo, y el nombre de Victor Hugo debe ser gra-
bado en letras de oro dentro del coraz6n de todos los
que sufren y is precise que todas las Naciones perpetiien
ese nombre y proclamen a Victor Hugo como Bienhechor
y ap6stol de la felicidad Humana.
Queridos hermanos, a que tiende el Panamerica-
nismo ? Acaso no is a la political del bu6n vecino ini-
ciada por el inmortal Francklin Delano Roosevelt, quidn
fue el gran realizador del verdadero Panarpericanismo, es
decir que el Panamericanismo tiende a la ayuda reciproca
entire los Pueblos porque las Naciones del Nuevo Mundo
han comprendido que no nos is possible seguir viviendo
como viviamos antes, completamente aislados. Ahora que
ya ha tocado el fin del gran conflict mundial causado por
el materialismo que cree todos los prejuicios, que engendra
al hombre un orgullo mal fundado de creerse superior a
los demis hombres, is hora de convertir el Panamerica-
nismo como hemos dicho ya, en nuestra verdadera doctrine,
is decir, hagamos del Panamericanismo el Evangelio del
Nuevo Mundo.


-45-









Se acaba de votar la Carta del AtlIntico en San Fran-
cisco para la Seguridad mundial, es decir para evitar futu-
ras guerras. Se ha dado el primer paso hacia la felicidad
humana porque las guerras s6n engendradas ,por el mate-
rialismo que trata de destruir la obra civilizadora del Cris-
tianismo.
Se ha creado la OFICINA INTERNATIONAL DEL
TRABAJO de la cual forman parte casi todas las Naciones
del Mundo. Cuil es la misi6n de dicha. Instituci6n? Sim-
plemente organizer en un espiritu de equidad el trabajo
entire todas las Naciones que 'forman parte de ella, reco-
mendando los mejores sistemas de seguros y los m6todos
mAs adecuados para mejorar la vida econ6mica de los Pue-
blos. Se ha puesto con la fundaci6n de esta Instituci6n la
primera piedra para la felicidad de la Humanidad sufrida
porque 6s precise que el trabajador viva feliz y que en nin-
guna de las Nagiones que formen parte de la OFICINA
INTERNATIONAL DEL TRABAJO falte el trabajo bien
remunerado lo que proporciona que el hombre pueda vivir
sin sosiego, pueda educar convenientemente sus hijos con
el fruto de su labor, creando para ellos una vida mejor en
bi6n de su Patria y de la Humanidad. Es precise que las
Naciones no vivan aislados como vivian, la felicidad de
todas debe ser la norma de la OFICINA INTERNACIO-
NAL DEL TRABAJO.
Queridos oyentes de Am6rica, es precise que en este
dia que en ocasi6n de la celebraci6n del Panamericanismo,
al hablar de los ap6stoles de la felicidad humana, rindamos
nuestro homenaje a la CRUZ ROJA MUNDIAL, Instituci6n
que desde el siglo pasado, ha sido creada para socorrer a la


-46-









Humanidad sufrida. Es' precise que todos en general, ricos
y pobres, ayudemos la CRUZ ROJA que socorre eficaz-
mente el dolor de la Humanidad. Pasa un temblor de tierra,
un cicl6n, una inundaci6n, una epidemia, siempre present
la CRUZ ROJA MUNDIAL presta una ayuda rapida, ins-
tantinea a todos los heridos, los desamparados y los sin
hogares. En la guerra, sin distinci6n de ninguna case, la
CRUZ ROJA MUNDIAL socorre a todos los heridos, ve
en cada herido un hermano que sufre. Se puede decir que
la CRUZ ROJA MUNDIAL 6s el Evangelio viviente.
Hablando de la felicidad humana en este did consa-
grado al Panamericanismo, es precise que creamos un Olim-
po, es decir un Paraiso para perpetuar la memorial de los
iniciadores de la felicidad humana, 6s decir los libertadores,
los que han conducido sus pueblos a ieivindicar sus de-
rechos .de vivir libres como los pajaros como Di6s nos ha
creado: Washington, Bolivar, Hidalgo, Marti, Toussaint
Louverture, Dessalines, Petion, etc., etc. y tambi6n para to-
dos los que desde la venida del Crist6 han contribuido
con sus obras a la felicidad de la Humanidad sufrida des-
de San Vicente de Paula quien fu6 la caridad personificada
hasta Rockefeller, el incomparable filantropo. Estos super-
Hombres, estos predestinados han pasado a la inmortalidad.
Vamos a continuaci6n a alabar las obras de algunos
de los propulsores de la felicidad humana para que siga-
mos.el sendero que nos han trazado hacia un mundo me-
jor :
Abraham Lincoln : Ap6stol de la felicidad humana. Este
genio, guiado por los dictados de su coraz6n, sabia que
nunca llegaria la America, ni el mundo entero a ser feliz si


-47-










hubieran dos categories de hombres. Por eso, defendi6 toda
su vida la causa de la libertad, proclam6 la igualdad de
derechos de los hombres en la gran democracia de Norte
America, y los materialistas le declararon la guerra porque
no querian perder sus esclavos ni que estos fueran ciuda-
danos Americanos con los mismos derechos que ellos. Pero
la causa que defendia Lincoln era just y Di6s estaba de
su parte. El inmortal Lincoln dijo al pobre esclavo negro.
"Ciudadano, tome esta arma, el blanco que quiera arre-
batirtela, querra arrebatarte tu libertad" Qu6 acto mas no-
ble y generoso! Y el triunfo de Lincoln fu6 notable y su
nombre figure entire los grandes libertadores y los ap6sto-
les de la felicidad humana.
Hoy dia, los Estados Unidos de Norte America Os
el Meca, no solamente del Nuevo Mundo, pero del mundo
entero. Sus Universidades estan abiertas de par en par a
todos los hijos de America y su Gobierno y sus Institu-
ciones filantr6picas conceden becas a todas las naciones
latino-AmericanaS para que puedan sus hijos marchar paso
a. paso con ellos hacia la meta de la civilizaci6n modern
y todo 6sto se ha realizado siguiendo el camino trazado
por Lincoln, el bienhechor de la Humanidad.
Don Juan Bosco: Bienhechor de ia Humanidad y ap6s-
tol de la felicidad humana. Ese pobre fraile, -movido por
su gran amor de su pr6jimo, comprendi6 que habia que
emprender una obra para salvar los nifios desamparados,
aquellos nifios que faltos de educaci6n, serian delincuentes
en el future y una carga para el Estado, se present un
dia en un asilo de reeducaci6n y pidi6 al Director .que le
permitiera conversar con susinternos y si seria possible per-


-48-











mitirle salir con dichos internos para dar un paseo y luego
volverian todos juntos con 1l. El Director le contest que
los que 1l dirigia no eran cuarenta niflos sino cuarenta
demonios y apuesta que en el caso que 0 le permitiera
salir con esos cuaranta bandidos ninguno volveria, todos
se irian y no habria manera de capturarlos para salvar la
Sociedad de estos 40 malhechores. Don Bosco insisti6
asegurindole al Director que 6I le garantizaba que todos
volvian y el Director se comprometi6 a darle su puesto si
el lograria hacer tal milagro.
Don Bosco se entrevist6 con los reclusos y fu6 tan
persuasive en el nuevo sendero que les predic6 que todos
aceptaron a salir a pasear con el santo hombre Como
buenos amigos Don Bosco sali6 a pedir ayuda junto con
ellos y los persuadi6 que todos los hombres debemos
vivir como hermanos por el ejemplo que les di6, durmiendo,
comiendo lo mismo que todos.
Al cabo de algunos dias, Don Bosco volvi6 con los
cuarenta internos al Reformatorio sin faltar ninguno de
ellos. El Director cumpli6 su promesa, present su renun-
cia al Gobierno, recomendando al fraile Don Bosco como
mAs capacitadoq que 6l para dirigir el establecimiento.
Queridos oyentes, A qu6 obedeci6 ese cambio?
Simplemente porque 61 Director trataba a los reclusos
peor que a las bestias mientras que Don Bosco los per-
suadi6 que todos los hombres somos hermanos y los
reclusos Ilegaron, de este modo, a comprender el verdadero
sentido de la vida. Creo que no 6s necesario decirles la
labor humanitarian y civilizadora realizada por los Salesianos


-49-











y las monjas Auxiliadoras, las dos Instituciones fundadas
por Don Bosco. Hoy dia, los institutores de estas dos
Congregaciones son considerados como los mejores edu-
cadores del mundo porqu6 preparan adecuadamente a los
niiios desamparados haciendo de ellos elements tiles a
la Sociedad.
Don Bosco trabaj6 personalmente y agot6 todas sus
fuerzas para fundar, organizer en toda Italia Reformatorios
para nifios desamparados y su triunfo fu6 tan notable que
ds considerado como uno de los mis grandes Bienhechores
de la Humanidad y uno de los mds grandes ap6stoles de
la felicidad Humana.
Booker Washington: Bienhechor y ap6stol de la feli-
cidad humana. Naci6 esclavo. Cuando era nifio, un dia se
present delante de un institutor, por fortune, ya se habia
abolido la esclavitud en los Estados Unidos de Norte Ame-.
rica, pidi6ndole si queria ensefiarle a leer y que en cambio
el trabajarfa haciendo la limpieza de la escuela para pagarle
su educaci6n, a lo cual el institutor acept6 gustoso. Ese nifio
tenia una prodigiosa inteligencia, trabaj6 con ardor, estu-
di6 con pasi6n y alcanz6 la cima de sus aspiraciones Ile-
gando a ser uno de los mis grandes catedrAticos de su
Pais. Habiendo conocido en su nifiez todas classes de pri-
vaciones, se inspir6 de la experiencia adquirida en su pro-
pia vida y cre6 un sistema educational que consiste en
trabajar y estudiar al mismo tiempo para los hijos de las
families pobres. Estos, con su trabajo, pagan su educaci6n,
y este sistema esti reconocido como el mejor porque las
families pobres en los Estados Unidos de Norte America
no tienen mis que mandar sus hijos en uno de estos co-


-50-










legios d6nde los preparan adecuadamente ensefiandoles las
profesiones que quieran segtin su vocaci6n y d6nde traba-
jaft ganando con qu6 mantenerse y pagar su educaci6n.
LOOR A BOOKER WASHINGTON, Bienhechor de la
Humanidad y ap6stol de la felicidad humana.
Hershey : Bienhechor de la Humanidad y ap6stol de la
felicidad hurnana. Segin la Biblia un j6ven rico se present
al divino Maestro y le dijo: "Maestro, que debo hacer
para entrar en el reino de los cielos ?
El Maestro le respondi6 :"Venda todos tus bienes, re-
pArtalos entire los pobres y sigueme".
El j6ven rico que era mas apegado a- las riquezas ma-
teriales de este mundo que a las riquezas espiritualis en
el otro, sin decir una palabra sigui6 su camino. HERSHEY,
el millonario que posee una de las mis grandes fibricas
de chocolate en los Estados Unidos de Norte America
regal6 todos sus bienes a un asilo de hu6rfanos. Los nifios
desamparados son recogidos por Hershey y s6n inmedia-
tamente instalados en los edificios pertenecientes a la fi-
brica, all- se les' educa adecuadamente y tienen asegurados
su porvenir aprendiendo las profesiones que quieran y vi-
viendo felices el resto de sus dias.
Que actor mis noble que parece hasta incredible! Puesto
que se puede asegurar que con esa obra Hersey se ha
convertido en una perfecci6n humana.
LOOR A HERSEY, el miximo propulsor de la felicidad
humana y bienhechor de la Humanidad.
David J. Gray: Desde 1891, se ha fundado en la
Ciudad de Scranton, Pennsylvania en los Estados Unidos
de Norte America una escuela por correspondencia que

-51-











Ileva por nombre INTERNATIONAL CORRESPONDENCE
SCHOOLS OF LATIN AMERICA. Esa escuela fud fundada
con la intenci6n generosa de preparar medianle cursos por
correspondencia a los j6venes de families pobres que por
un motivo d otro han tenido que abandonar la escuela a
una edad premature para ganjr su subsistencia pero que
tienen una resoluci6n firme de adquirir ciertas profesiones
lucrativas que les permitan mejorar su situaci6n y tener
una evoluci6n adecuada a sus facultades mentales. El 6xito
alcanzado por dicha escuela no 6s tAn s6lo un exito local,
es un 6xito mundial porque sus administradores han tenido
la generosa idea de crear estos cursos principalmente con
la tftenci6n de los hijos de las veinte Naciones Latino-
Americanas. Que obra mAs noble! Ensefiar 16 profesiones
tecnicas a los hijps del Nuevo Mundo en espafol, en su
propio idioma con s6lo pagar una pequefia cuota mensual!
Con esas profesiones todos los que. ya han terminado
sus studios por el sistema educational de la INTER-
NATIONAL SCHOOLS s6n unanimes a dar testimonio de
la eficacidad de los cursos porque han encontra 'o con
los conocimentqs que han adquirido un modus vivendi
stable.
En cuanto se refiere a la ensefianza delhidioma ingl6s
que 6s el idioma mas hablado en el mundo, el m6todo de
la INTERNATIONAL SCHOOLS 6s el mejor. Los libros
de textos con los discos s6n tan bien preparados y tin
explicativos que se puede asegurar que se aprende el ingles
como si fuera el propio maestro que estuviera present
ensefiando el idioma.
Lo mismo que para la Ingenieria de construcci6n, la

-52-









Contabilidad, la Electricidad y todas las demAs profesiones
lucrativas que dicha Escuela ensefia, los libros de textos
estan escritos para ree.nplazar la presencia del maestro.
La obra de la INTERNATIONAL CORRESPONDENCE
SCHOOLS ds una obra Panamericana y los Oobiernos
de dos de los Paises Latino-Americanos acaban de con-
decorar a su Presidente Mr. David J. Gray, quin eficaz-
mente dirige esta grin escuela que 6s la mrs grande es-
cuela international por correspondencia que existe en el
mundo. Ella ensefia 60 profesiones tdcnicas entire las cuales
16 en espafiol para las 20 Naciones Latino-Amreicanas y
otros Paises de habla espafiol.
En este dia en que celebramos el Panamericanismo
pidamos a todas las otras Naciones Latino-Americanas de
recompensar la obra Panamericanista de la INTERNATIO-
NAL CORRESPONDENCE SCHOOLS como lo han he-
cho esas dos Naciones hermanas Latino-Americanas con-
decorando a su digno Presidente Mr. Gray quien es un
propulsor de la felicidad humana y un bienhechor de la
Humanidad.
Un Asilo para ninos abandonados en .Argentina: Existe
en Argentina un Asilo muy bien provisto de todos los
adelantos modernos para nifios reci6n nacidos cuyas ma-
dres no pueden tender ni educar. En dicho asilo hay un
sal6n cuya puerta nunca cierran. En este sal6n las monjas
que dirigen ese establecimiento han colocado una cuna
para que la pobre madre, victim de un hombre sin cora-
z6n pueda depositar en ella el fruto de sus entrafias y lue-
go irse sin ser vista de nadie.
Esa puerta que nunca se cierra simboliza algo muy


-53-










elevado, porque simboliza la caridad que debe siempre ser
ciega. De este modo, la pobre madre no tiene que aver-
gonzarse para entregar su niflo a la monja quien ha de
criarlo y servir de madre para siempre. Las madres al de-
positar sus nifios en aquiel asilo s6n enteramente libres
para trabajar sin obstaculos y aquellos nifios reciben una
adecuada educaci6n Ilegando. a ser elements tiles a la
Sociedad.
LOOR A LOS PROPULSORES DE LA FELICIDAD
HUMANA que en Argentina han creado esa forma ciega
de practicar la caridad.
Las Prisiones Americanas : Una de las obras que mis
merece. la atenci6n de los grandes hombres de Estado
del mundo 6s el mejoramiento de las cArceles porque las
carceles deben ser lugares d6nde los hombres que ingre-
sen en ellas debian ser reformados. Por eso al hablar de
la felicidad humana debemos hacer los mas grandes elo
gios por'el sistema de carceles establecido en la gran de-
mocracia de Norte America. Alli todos los hombres que
entran a expiar sus faltas encuentran la oportunidad de
mejorar su vida. Pueden instruirse en lo que quieran, apren-
der las profesiones que deseen y tener de este modo el
fire prop6sito de empezar una vida nueva al salir de' su
cautiverio,
LOOR A ESTOS PROPULSORES DE LA FELICIDAD
HUMANA que en los Estados Unidos de Norte Am6rica
han creado un sistema tan human de hacer que los
hombres expien sus culpas y reformandolos al mismo
tiempo en bi6n de la Sociedad y de la Humanidad.
SElie Dubois: Bienhechor de la Humanidad y propulsor
-54-










de la felicidad humana. En 1860, Elie Dubois, el gran Es-
tadista Haitiano siendo Ministro de Instrucci6n Pfiblica del
Gobierno del Presidente Fabre Nicolas Geffrard, uno de
los' mAs progresistas Gobiernos que ha tenid6 Haiti por ha-
ber firmado el Concordato con el Vaticano, asegurando
para siempre las bases imperecederas de las relaciones del
Estado y la Iglesia Romana en Haiti, fund en la Repi-
blica unos colegios para hembras y varones en un sistema
parecido al de BOOKER WASHINGTON que consiste en
trabajo y studio al mismo tiempo. En las escuelas de va-
rones se formaron Ingenieros y mecanicos al mismo tiem-
po y en las de hembras ellas salen maestras de escuela y
aprenden lo que toda mujer debe saber es decir: lavar,
planchar, border, tejer, etc. y s6n tan bien preparadas que
estas escuelas s6n consideradas como las mas eficientes
del Pais.
Hoy dia, la principal escuela por el sistema de Elie
Dubois Ileva el nombre de su fundador y es dirigida efi-
cazmente por monjas Francesas que el inmortal Elie Dubois
habia hecho venir de Francia al Pais segfn los arreglos
hechos entire el Vaticano y su Gobierno en el Concordato
que han firmado.
Miles de turistas visitan y compran las labores de
bordados y de Aejidos a mano realizadas por las alumnas
de la Escuela "ELIE DUBOIS" y la Directora ha tenido
que organizer un sal6n de exibici6n para la venta de dichos
trabajos de arte. La esposa del inmortal Franklin D. Roosevelt
honr6 con su visit a Haiti y cuando visit la Escuela
"ELIE DUBOIS" hizo los mis grandes elogios por las
insuperables labores de bordados y de tejidos realizadas
-55.-









-- -









por las alumnas y esa escuela ha encontrado en esta
celebre primera Dama una protectora que ha reconocido
la excelente obra de las administradoras de dicha escuela
y que ha podido admirar el busto de so fundador a -la
Sentrada del colegio. En el pedestal del busto que la gra-
titud del Pueblo Haitiano ha erigido a su gran Educacio-
nista, esta la estatua de una nifia bordando.
LOOR A ELIE DUBOIS, el gran Educacionista Haitia-
no, propulsor de la felicidad humana y Bienhechor de'la
Humanidad.
Doctor Dants Destouches: Bienhechor de la Humanidad
y ap6stol de la felicidad humana. El Doctor Dant6s Des-
touches, aquel celebre Doctor Haitiano, qui6n fue el Direc-
tor de la Facultad de Medicina de Haiti, fu6 uqo de los
mas grandes filAntropos que ha tenido el Pais. El gran
Estadista Haitiano y filAntropo tambidn, Seymour Pradel,
cuenta un acto de la vida del :inmortal Doctor Dantes
Destouches que merece que citemos aqui al hablar de los
propulsores de la felicidad humana:
"Uu dia, un client del Doctor Destouches, un carni-
cero se present en su Clinica de la Calle Pavee (hoy
Calle Dantes Destouches,) que estaba siempre abierta
para todos los infortunios y le dijo; "Doctor, vengo para
que Usted me consulate, sufro de la vista y temo perder
los ojos" a lo que contest el Doctor Destouches acon-
sejindole que fuera d6nde un especialista, porque 6l era
cirujano y no oculista.
El carnicero fu6 donde el especialista quien le dijo
que tenia que sufrir inmediatamente una operation que le
costaba 100 dolares, suma excesiva para un pobre obrero.


-56-











El pobre carnicero, quidn posefa tan s61o una casi(, vendi6
una pieza por la suma de 60 d6lares pero le faltaba 40
d61ares para pagar al oculista y volvi6 d6nde el Doctor
Destouches y Ilorando le cont6 su caso. Stibitamente, el
Doctor Destouches se levant6 y le dijo al carnicero que
le esperata, se precipit6 ripidamente a su cuarto, abri6 su
armario y cogi6 los linicos 40 d61ares que tenia ese dia
en la casa. Su mujer que habia presenciado la enfrevista
comprendi6 todo y cuando el Doctor Destouches sali6 de
su cuarto con el dinero en la mano, ella le detuvo por el
brazo y le dijo:.
-" C6mo! Dant6s, estas loco, que haces,.vas a dar los
tinices 40 d6lares que tenemos en casa. Y la comida de
los nifios? Como vamos hacer?
-" Mujer, dejame- contest Destouches, plantado -
C6mo crees que por 40 d6lares dejemos que ese pobre
carnicero pierda la vista, c6mo podria 1l ganar el pan de
sus hijos? Tu tienes dos ojos y dos brazos, yo tambien
tengo dos ojos y dos buenos brazos, irabajaremos.
Y el Doctor Destouches entreg6 los 40 Dolares al
carnicero quin pudo hacer su operaci6n y evitar de ser
ciego.
Y relata el Estadista Pradel qu el1 no supo ese acto
de la vida del Doctor Destouches que el dia de su en-
tierro por el carnicero quin se lo cont6 bariado en li-
grimas.
Hoy dia, la gratitud del pueblo Haitiano le ha erigido
un busto de bronce en cuyo pedestal esta una mujer din-
dole a mamar a su niio. Ese monument esta en la Calle
que Ileva su nombre

--57 -










LOOR AL DOCTOR DANTES DESTOUCHES, pro-
pulsor de lafelicidad humana y bienhechor de la Humanidad.
Antinor firmin: Bienhechor de la Mumanidad y pro-
pulsor de la felicidad Humana. Ant6nor Firmin, el m&s gran
intellectual que ha tenido Haiti, 6s un orgullo para la Na-
ci6n Haitiana. Estadista, financiero, diplomatico, escritor
distingudo, Firmin poseia un conocimiento general de todos
las Ciencias Sociales y en este dia en que celebramos el
Panamericanismo, pido a todas las Naciones del Nuevo
Mundo de rendir un tribute de admiraci6n a esje gran Pro-
pulsor del Panamericanismo, quidn en su obra intitulada:
"ROOSEVELT Y HAITI," afirm6 las bases imperecederas
y el verdadero objeto del Panamericanismo y profetiz6
para su querida Haiti como para las demAs Naciones
hermanas del Nuevo Mundo una estrecha colaboraci6n con
la gran democracia de Norte America, patria de Washington,
de Lincoln, de Teodore Roosevelt, del realizador del Pa-
namericanismo Franklin Delano Roosevelt, para poder mar-
char paso a paso con ella hacia la cima de la civilizaci6n
modern realizando asi la felicidad de lbs hijos de Am6rica,
basindose sobre los concepts del Panamericanismo, el
Mundo entero alcanzaria la felicidad para el bienestar de
todos los Pueblos sobre la faz de la tierra.
LOOR A ANTENOR FIRMIN, el gran Panamericanista,
propulsor de la felicidad humana y bienhechor de la Hu-
manidad.
Y para terminar, queridos oyentes de America, les
pido que todos contribuyamos a la felicidad humana.
La felicidad humana 6s la obra de todos en general,
'itos y pobres. Ella no 6s tin s6lo la obra de la Sociedad


-58 -










de Seguridad Mundial que ha sido creada para evitar futu-
ras guerras.causadas por el materialismo implacable.
La felicidad humana no es tampoco la obra que s6lo
pertenece a la OFICINA INTERNATIONAL DEL TRA-
BAJO que ha sido creada para organizer el trabajo en
todas las Naciones del Mundo adoptando los mejores sis-
temas de seguros sociales, desapareciendo el desempleo y
procurando que el obrero sea bien remunerado.
La felicidad humana no 6s en fin la obra que s6lo
petenece a la CRUZ ROJA MUNDIAL cuya misi6n, co-
mo hemos dicho ya, le ha merecido el titulo de Evan-
gelio viviente. No, queridos oyentes de America, la felicidad
humana 6s la obra de todos. Veamos en cada hombre sea
de Europa, del Africa o del Asia, un hermano y si esta
en error, ayud6mosle a levantar como han hecho Don
Bosco, Booker Washington, Elie Dubois, Hersey etc.,
formemos Sociedades Filantr6picas para el mejoramiento
de las cArceles inspirindonos de las prisiones Americanas
como modelo de circel, fundemos como Inglaterra y Es-
tados Unidos asilos para ciegos para ensefiarles a leer y
a trabajar, hagAmnosles felices. Todos a la obra! Trabajemos
a la felicidad humana convirti6ndonos cada uno en ap6s-
tol del bien para que en el atardecer de nuestra vida,
estemos satisfechos de nosotros mismos habiendo realizado
una obra imperecedera en bien de nuestros pr6jimos pre-
dicando entire los hombres el amor y la caridad que s6n
las bases fundamentals del Cristianismo, que 6s la inica
soluli6n para la realizaci6n de la felicidad del'hombre en
la tierra.
He dicho.


-59-










Al terminar su Conferencia, todes los que estaban pre-
sentes en la estaci6n aplaudieron y presentaron sus mis
calurosas felicitaciones a Roberto Velot. En foda la ciudad
no se hablaba mAs que de el y todos estaban muy conmo-
vidos y animados por las reconfortantes palabras del Con-
ferencista.
**
Al dia siguiente, todos los peri6dicos de Port-au-Prince
hicieron los comentarios los mis favorables y elogiosos de
la Conferencia pronunciada por Velot y el Presidente de la
Repfiblica le concedi6 una audiencia en la que Su Excelen-
cia despues de felicitarle, aprovech6 como habia una va-
cancia en la Camara de Diputados por haber fallecido re-
cientemente uno de sus miembros para ofrecerle el puesto.
El Primer Magistrado de la Naci6n termin6 diciendo a Ve-
lot lo siguiente:
-"Roberto Velot, ciudadanos como Usted son los
que necesita mi Gobierno para que sean el pedestal de la
gran Obra de Justicia social que he emprendido para la
prosperidad de nuestro Haiti. Desarolle estas ideas que
Usted pregona en bi6n de nuestro querido Pueblo y haga-
mos felices a todos y nos sentiremos felices nosotros
mismos. "
Roberto Velot contest con felices t6rminos a la ala-
banza de su Excelencia agradeci6ndole por el honor que le
acababa de dispensar.
*
Este mismo dia en el hogar de los Martinez se hacian
grandes preparativos pues era el dia de las bodas de In6s
con el banquero Ernst Brauer.


-60-












Ines, a pesar de sus grandes preocupaciones, busc6
uno de los peri6dicos y ley6 las grandes alabanzas que
hizo la prensa de la gran Conferencia pronunciada por su
adorado Roberto y se enter de su nominaci6n de Diputa-
do por el Jefe de Estado. Su jtibilo no tuvo limits. De
pronto cogi6 un pedazo de papel y escribi6 lo siguiente:

Mi adorado Roberto, te felicito por el ixito que has tenido.
Roberto, por mi vas a abandonar un porvenir tan brillante ?
Que coraz6a tin noble el tuyo Escribeme para consolar mi alma'.
Tuya
INES

y luego Ilamando a su criada de confianza, Maria, le en-
t;eg6 ei recado para que se Jo llevara a Roberto.
Enseguida que Roberto recibi6 la misiva le contet6
lo siguiente:

"Inesita, tu amor vale mas para mi que todo el oro del mundo,
ten valor, te espero a las ocho como hemos convenido, iremos
lejos de aqui, en busca de nuestra tranqnilidad para yo vivir
tan solo por ti y tui sola por mi.
Tuyo

ROBERTO.

Cuando Ines recibi6 ese recado de su adorado, su co-
raz6n se llen6 de alegria y su contenido le sirvi6 de esti-
mulo para prepararse para cump!ir el acto tan atrevido que
iba a cometer.


-61-




















CAPITDULO CUARTO


VOLANDO HACIA SU NIDO DE AMOR


Son las siete y media de la noche, los invitados de
los Martinez a las suntuosas bodas de su hija Ilegaban y
eran recibidos cordialmente. Los misicos Ilegaron tambien
y para deleitar los concurrentes tocaron algunas piezas de
apertura. El baile era para despu6s de firmar el acto civil.
En fin lleg6 el Oficial Civil junto con el novio, el
banquero Ernst Bfauer a quienes los esposos Martinez re-
cibieron con jfibilo y invitaron a esperar la novia que se
vestia.
Mientras tanto Ines estaba en su cuarto con Maria, la
criada de confianza.. Resuelta, Inks prepare su maleta y
cogiendo el esplendido traje con todos sus atavios los co-
loc6 sobre la cama y enganch6 en- el traje un papelito en
el que escribi6 lo siguiente:

"Madrecita, no te apures en buscarme. Voy volando a forniar mi
nido de amor con el hombre que yo quiero.
Adi6s

INES.

-62-











y luego le recomend6 a la criada de'cerrar la puerta y que
si se le.preguntara.por ella que dijera qne se estaba vis-
tiendo.
Ines. abandon la quinta por una pequefia puerta que
daba al jardirr sin ser vista de nadie.
Se reuni6 en la carretera con Roberto y cogiendo el
carro que les esperaba, salieron con direcci6n al Cabo
Haitiano.
Mientras tanto en la quinta de los Martinez la recep-
ci6n seguia muy animada. Hacia ya una hora que el Oficial
Civil y el novio habian llegadoy naturalmente comenzaron
a impacientarse. Dofia Maria fue ia primera en notar este
retardo y excusindose un moment de sus invitados, se
dirigi6 al cuarto de su hija para apresurarla.
"lnds, Inesita, llam6 tocando la puerta.
Nadie contest. Llam6 y toc6 repetidas veces y comenz6
a alarmarse temiendo que alglin accident le habria occu-
rido a su hija. En este precise moment acudieron D6n
Ram6n y various invitados quienes lamaron en vano a la
puerta del cuarto.
Resolvieron forzar la cerradura lo que en un moment
hicieron. Dofia Maria, como por instinto, cogi6 el traje y
descubri6 el papelito y lo ley6 junto con los demis invi-
tados que estaban ansiosos de saber lo que habia occurido
a Ines.
Acudieror el Oficial Civil y todos los invitados y D6n
Ram6n les comunic6 que su hija les habia abandonado.
Todos les manifestaron sus hondos sentimientos por
lo que habia occurido y se despidieron.
*


-63-











SSZ KING*TOVf *
Los fugitives Roberto e Inl s Ilegaron a Cabo Haitiano
y se hospedaron en un hotel bajo falsos nombres. Al dia
siguiente sacaron sus pasaportes para.viajar para Kingston
y fueron tan afortunados que este mismo dia habia un
barco que se dirigia hacia esa ciudad.
Se embarcaron y cuando ya estaban en alta mar Ines
apoyada sobre el hombro de Roberto se paseaba, sobre el
puente del barco y hacian miles de proyectos sobre la
nueva vida que iban a Ilevar.
-Roberto- dijo Ins-- en fin se han realizado nues-
tros proyectos, vamos para el extrangero donde podremos
vivir con toda nuestra tranquilidad, lejos de los que s6lo
adoran las riquezas materials sin tener en cuenta que to
que verdaderamente ennoblece al hombre s6n las obras
que realize en pos de la felicidad eterna en el mundo es-
piritual. "Roberto, se ha realizado el suefio mds grande de
mi vida, has abandonado por mi tu puesto de Diputado,
una posici6n envidiable en el mundo social y politico del
Pais, has abandonado tu padre de qui6n eres la luz de sus
ojos." Todo en cambio de mi amor! Si, Roberto, el amor
hatriunfado sobre el interns. Por eso, te adoro y te adorar6
hasta lo infinite."
-Inesita, respondi6 'Roberto tus palabras me con-
mueven hasta lo intimo de mi alma. Porque hiblas s6lo
de mi? Acaso tu sacrificio no 6s aun much mayor que el
mio? Tu has abandonado el hogar paterno escuchando la
voz de los nobles sentimientos de tu coraz6n la misma
noche de tus bodas con un rico banquero. Son miles de
muchachas que quisieran casarse con un magnate de la
-64-










finanza, para Ilevar una vida lujosa, una vida de prin&sa
Pero tu has preferido el amor puro y verdadero que te
brirrdo -sabiendo que con los falsos nombre& que Ilevamos
no podremos casarnos sino-hasta un dfa quizis muy lejano
cuando volvamos a nuestra patria y que tus padres se
hayan arrepentido de la injusticia que han cometido con
nosotros. "Inesita, has oido hablar de un principle que,
Ilegado el moment de ceffirse la corona real, amaba una
extrangera con el amor mAs puro y verdadero que pueda
existir en el coraz6n de ningfin hombre, pero que las leyes
de su reino prohibia rotundamente de casarse con toda
mujer que no fuese una princess de sangre real. Ese prin-
cipe escuchando tan s6lo la*voz de su puro amor abdic6
la corona y parti6 muy lejos para el extrangero con la
mujer amada, encontrando su felicidad con la reina de su
coraz6n. Inesita, tu eres esa reina para mi coraz6n. Tus
padres quisieron imponerte un principle de la finanza que
no amas y lejos de ellos, los materialistas, vas para el ex-
trange:o para la realizaci6n de nuestros suefios, en busca
de la felicidad que en nuestra patria- nos han negado."
"Inesita, te recuerdas que te lo dije el primer dia que
te confess mi amor, que quiero inmortalizar nuestro amor,
porque como somos devotos cristianos, creemos en la do-
ble vida del hombre, creemos que despues de dejar esta
vida transitoria, nuestras almas han de vivir gozando eter-
namente de la recompensa que el Omnipotente s6lo otor-
ga a los que han lievado una buena vida en este mundo,
es decir una vida consagrada al bien de nuestro pr6jimo,
una vida de amor y de caridad, en fin una vida dedicada
a la perfecci6n de nuestro ser." De este modo, como Ileva-
mos ese Ideal comtin de trabajar- para la felicidad humana,


-65-











junlos realizaremos todo el. 6i6n .que podamros:en, favor de
nuestros pr6jimos y seguiremos amAndonos cUando parta-
mos hacia la morada celestial y asi eternizaremos. nuestra
felicidad."
Roberto 6 Inds luego se sentaron sobre un divan sobre
el puente del barco as oir del radio un concerto de una
estaci6n de Port-au-Prince. Hacia un bello claro de luna y
soplaba un dulce c6firo y se quedaron silenciosos hasta
que vencidos por el suefo se retiraron a descansar.














< :x~~


-66-



















CAPITULO V

EL ARREPENTI~ENTO DE LOS MARTIlFE


Volvamos en el hogar de los Martinez. Hacia dos dias
que buscaban en vano los fugitives sin tener indicios al-
gunos de su paradero. D6n Ram6n no pudo mis resistir
al remordimiento que tenia por la injusticia que habia co-
metido al rechazar a Roberto y su dolor aument6 en inten-
sidad cuando supo que Roberto habia partido con su hija
abandonando el brillante porvenir que le esperaba at ser
nombrado Diputado por el Jefe de Estado y ent6nces resol-
vid hacerle una visit junto con su esposa al padre de
Ro'berto, el viejo Vicente, para obtener su perd6n por la
decepci6n que le habia hecho.
Y efectivamente ese misrno dia, D6n Ram6n, acompa-
fiado de su esposa lamaron a la puerta del bohio del viejo
Vicente qui6n los recibi6 con amabilidad.
D6n Ram6n, tomando la palabra, le dijo lo siguiente:
-" Sefior Vicente, venimos a pedirle nuestras sinceras
excusas por la decepci6n que le hemos hecho y la ingra-
titud que hemos tenido para con Usted y su hijo. Reco-
nocem:.os nuetro error al haber querido obligar a nuestra


-67 -











hija a casarse con ese banquero, cegados por las ventajas
materials, rechazando la solicitud de matrimonio que Usted
nos habia hecho de nuestra hija con su hijo Roberto y
puede Usted estar seguro que estamos sinceramente arre-
pentidos y no nos sentiremos tranquilos hasta que Usted
nos manifieste que nos ha perdonado."
--" Pues, Sefior Martinez y Sefiora les contest el
viejo Vicente les perdono sinceramente y los felicito al
mismo tiempo porque son raras las personas que al reco-
nocer sus culpas las confiesan y tratan de obtener su per-
d6n." Porqu6 no les perdonaria ? Dios nos ordena de per-
donar porque El solo nos perdonard nuestras faltas si per-
donamos a nuestro pr6jimo el dafio que nos hiciesen."
Sefor Vicente interrumpi6 Don Ram6n mi es-
posa y yo le damos nuestras mis sinceras gracias por el
perd6n que Usted acaba de otorgarnos. Ahora, olvidemos
todo, un6mosnos para buscar juntos el par.adero de nues-
tros hijos. Seria para nosostros la alegria mas grande si
pudi6ramos encontrarlos donde quiera que estnr para ob-
tener el perd6n de los dos y poder reparar todo el dafio
que les hemos causado, casindolos para nuestra mutua sa-
tisfacci6n. He sabido por la prensa que su hijo ha sido
nombrado Diputado por el Jefe de Estado quien ha que-
rido recompensarle [por su labor humanitarian en la prensa
y en el radio y por sus innumerables escritos sobre la
justicia social y le felicito y puede Usted estar orgulloso
de tener un hijo tan valioso." Sefor Vicente,si tiene Usted
algtin indicio donde podamos encontrarlos, diganoslo para
ir a buscarlos y aliviar el hondo pesar que embarga nues-
tra alma."


-68-











-" Don Ram6n- cortest6 el viejo Vicente comparto
su dolor pues sufro tanto como Ustedes que estAn privia-
dos de su hija pues a mi me hace falta mi hijo que 6s el
sostin de mi vejez. Pero desgraciadamente no s6 absoluta-
mente nada acerca del lugar donde se han ido y pueden
Ustedes star seguros que pueden contar con toda mi co-
laboraci6n para cualquier cosa en qne yo pueda servirles."
-"Senior Vicente-le respondi6 D6n fRam6n-agra-
decemos muy sinceramente su generosidad para nosostros
y nuestra gratitud por su acto de bondad al perdonarnos
serd para siempre. Puede Usted contar que en nuestro
hogar hay un puesto de honor para Usted, y le reiteramos
nuestras miAs sinceras gracias."
Y luego se despidieron en la m.s perfect harmonia
con el viejo Vicente qui6n estuvo muy amable con sus
ricos visitantes.





oV e oCo
o0
o P


- t9,-


















CAPFTULO VI
LAS PRUNBAS DE LA VIDA


Dos dias despuis de haberse embarcado del puerto
del Cabo Haitiano Roberto 6 Ines llegaron a Kingston.
Se hospedaron en el WALDECK HOTEL, un lujoso hotel,
pero con el prop6sito de buscar una casita limpia y c6moda
pero que a la vez fuese econ6mica. Visitaron la ciudad con
sus almacenes modernos, sus bellas avenidas y su magni-
fico malec6n. Pasaron algunos dias, y por fortune pudie-
ron encontrar un apartamento en el centro commercial que
no era muy barato, pero qu: respondia a sus necesidades.
Ines compr6 dos miquinas de coser y install un pe-
quefio taller de costura para gahiar la subsistencia para los
dos. Las cosas njarcharon a las mil maravillas. Roberto,
todos los dias, visitaba las Oficinas para los sin-empleos,
solicitaba toda clase de trabajo, pero todo en vano.
Asi pasaron various meses. Por desgracia Inds cay6
enferma por el exceso de trabajo y que tambien se acer-
caban los dias en que iba a ser madre. El taller de cos-
tura fracas. completamente y Roberto tuvo que vender
hasta las joyas y las prpndas que posefan para tender a
Inds.


-70-










Al fin Inds por los tiernos cuidados de Roberto me-
jor6 y le brind6 un hermoso var6n. La alegrfa de Roberto
no tuvo limits.
-"Ines le dijo Roberto ese dia- se ha realizado
el ideal-que habiamos soniado de tener un hijo, nosotros
que tenemos ideales tan el-vados, confiamos en el por-
venir, criaremos cristianamente nuestro hijo, le inculcaremos
todos los santos principios que hacen el objeto de nuestra
vida, aceptemos est6icos las pruebas que el Todopoderoso
nos ha enviado para asi conociendo nosotros lo que 6s
el sufrimiento nos apliquemos con todo coraz6n a mi-
tigar el dolor de nuestro pr6jimo cuando triunfemos en la
lucha que llevamos. "Roguemos a Di6s de concedernos
la salud que 6s el principal tesoro del hombre, y espere-
mos lo que el Omnipotente juzgard digno de concedernos."
Pasaron algunos meses. Ines habia conservado una
miquina en la cuil fabricaba camisas para una tienda que
siempre le mandaba trabajo a causa de su especialidad
para todas classes de labores. Tuvieron que abandonar la
casa que vivian por no poder pagarla porque ya todos sus
recursos se habian agotado.
Alquilaron una pequeia habitaci6n adecuada a su si-
tuaci6n econ6mica, pero a pesar de todos sus esfuerzos
Roberto no encontraba ninguna clase de trabajo con que
poder tender a sus mis urgentes necesidades y la salud
de Inds volvi6 a quebrantarse puds ella estaba debilitada
asi como tambidn el niio por las privaciones que habian
sufrido. El casero los amenazaba de hacerles entregar la
habitaci6n si no podian pagarle el alquiler.No podfancom-
prar la leche para el ni'o y el caso de lnds requeria reposo


-71-










y una buena alimentaci6n pu6s ella estaba completamente
anemica.
Roberto como de costumbre ese dia fu6 a la Oficina
para los sin-empleos y al coger el "DAILY GLEANER",
uno de los mas grandes diaries del Pais, vi6 el anuncio
siguiente: "WANTED AN EXCELLENT GARNER WVTH
GOOD REFERENCES"
"National Building & Credit Corporation, Musgrave
Avenue"
("SE NECESITA UN EXCELENTE JARDINERO CON
jBUENAS REFERENCIAS")
CompafRia de Consfrucci6n. y de Cr6dito."
En seguida Roberto se dirigi6 a la Avenida Musgrave
y encontr6 al Presidente de la Compafia, Mr. Wilson, a
qui6n Roberto con toda franqueza cont6 su caso que era
extrangero poseyendo excelentes conocimientos de agro-
nomia y que si se trataba de dirigir convenientemente un
jardin que l1 pudiera harcerlo.
El Ingeniero, captivado por las excelentes maneras de
Roberto y su entusiasmo, le ofreci6 un sueldo que 6ste
acept6 gustoso. En el patio de la casa, hay una muy bo-
nita casita que Mr. Wilson le di6 tambien, para 1e y su
familiar.
Roberto, tan pronto que Ileg6 a su casa le particip6
la buena noticia a Ines quin vi6 abrirse el cielo al ver
terminarse el martirio que tenian por la amenaza del des-
piadado casero y por no tener los cuidados que exigian
su caso y 61 de su nifo.
Este mismo dia se trasladaron a la casa del Ingniero,
y dias despu6s In6s y su hijo estaban completamene res-
tablecidos.


















CAPITULO VII
LA RECOMIPENSA


Pasaron algunos meses sin novedad, y el jardin bajo
la direcci6n de Roberto prosper rapidamente. Un dia, Mr.
Wilson observaba a Roberto que trabajaba con ardor le
dijo:
-"Senor Robert-, estoy persuadido que Usted posee
muy excelentes .aptitudes necesito un colaborador para
administrar "mi Oficina y como veo que Usted es muy or-
denado, quisiera que Usted me ayudara a encontrar quin
le reemplace para dirigir el jardin como lo ha hecho Usted
a mi entera satisfacci6n y que Usted ocupe en mi Oficina
el puesto de Administrador, Encargado tambidn de la su-
pervisi6n del Departamento de Contabilidad."
-"Mr. Wilson- respondi6 Roberto-ya veo que Us-
ted es un hombre de coraz6n- yo soy tambien un expert
Contable y puede Usted estar seguro Ique encontrari en
mi persona un colaborador sincere y dispuesto a darle
toda clase de satisfacci6n en el important cargo que acaba
Usted de darme."
Roberto comunic6 a Ines la fortune que al fin los


-73-












sonri6. Mr. Wilson le di6 a Roberto un sueldo bastante
lucrative lo que le permiti6 alquilar un hermoso chalet con
todas classes de comodidades.
Pasaron various meses, ya el pequefio Robertico tenia
dos afios y estaba radiante de salud. Roberto 6 Ines iban
muy a menudo al teatro, a las playas y vivian felices.
*
Un dia que Mr. Wilson tenia que realizar un pequefio
viaje al interior del Pais, le recomend6 un trabajo de ar-
quitectura para que Roberto lo diera a ejecutar durante su
ausencia a un famoso arquitecto y dibujante que ese dia
no se encontraba en la ciudad. Mr. Wilson tenia una ne-
cesidad muy urgente de ese trabajo y el inico que podria
ejecutarlo en el Pais era dicho arquitecto que habia anun-
ciado que dentro de dos dias Ilegaba.
Mr. Wilson sali6 para su viaje, pero dos dias despues,
el mencionado arquitecto cablegrafi6 a la Compafiia di-
ciendo que habia cambiado de pa-ecer de venir a pasar
una temporada en Kingston y que acababa de firmar un
important Contrato en su Pais que le daba mejor resul-
tado.
E! Vice president de la Compaiia recibi6 el telegrama
y se io comunic6 a Roberto, el Adn-inistrador general de
la Compafia, qui6n asegur6 al Vice-Presidente que tenia
la capacidad suficiente para hacer el trabajo y le rog6 que
no enviara a decirle absolutamente nada a Mr. Wilson, que
esperaran su regreso y que este encontraria su trabajo
hecho a su eniera satisiacci6n.
Roberto trabaj6 dias y noches en la ejecuci6n del
piano para el important edificio que debia ser una joya
de arquitectura modern, puso toda su alma y toda su


-74 -










inteligencia y pensando que ya el moment habia Ilegado
de probar su capacidad rog6 a Di6s que le iluminara y
antes del regreso de Mr. Wilson termin6 el trabajo.
Cuando Mr. Wilson volvi6 a su Oficina, Roberto le
present el piano del cual 61 admir6 la competencia t&c-
nica con que fue ejecutada y lo comunic6 a los Ingenieros
y arquitectos de la Oficina quienes le pidieron que les
presentara al arquitecto que lo habia ejecutado. para feli-
citarle calurosamente por la perfecci6n de la obra. Entonces
el Vice-Presidente de la Compafiia que estaba present in-
form6 que el arquitecto Americano que esperaban para la
ejecuci6n del piano habia cablegrafiado que no podia venir
y que el piano habia sido ejecutado por el j6ven adminis-
trador de la Oficina y supervisor del DEPARTAMENTO
de Contabilidad.
En seguida el Vice-Presidente fu6 al Departamento de
Contabilidad y comunic6 a Roberto el resonante triunfo
que habia tenido al ser aclamado su trabajo que juzgaron
ser una obra perfect.
Roberto se present al Departamento de los Ingenieros
Sy recibi6 las mis calurosas felicitaciones de Mr. Wilson,
el President de la Compafiia y de todos los Ingenieros
y Arquitectos reunidos.
Entonces preguntaron a Roberto porque siendo un tic-
nico de tanta capacidad nunca se lo habia communicado
!a ellos y Roberto conto a todos la historic verdadera de
su vida. Les dijo que Ilevaba ei y su mujer nombres falsos
para encontrar en Kingston una dicha impossible en su
Pais, y les present su diploma de Ingeniere- Arquitecto
de la. Unlersid d de Haiti.
--75-










Mr. Wilson prometi6 a Roberto que en la Reuni6n
Extraordinaria de los Socios de la Compafiia que iba a
convocar para esa tarde que 1l propondria su nominaci6n
para un cargo adeauado a sus aptitudes tecnicas.
Efectivamente la reuni6n tuvo lugar y Roberto fue
nombrado Jefe de todos los Ingenieros y Arquitectos de
la Compafiia y esa misma tarde dieron un suntuoso ban-
quete y Mr. Wilson recomend6 a.Roberto que llevara a
Ines al banquet para que participara a su triunfo.
El banquete.fu6 celebrado con todas pompas en el
primer Club de la ciudad, participando el Gobernador y
las mis destacadas personalidades del Gobierno-y del Cuer-
po DiplomAtico.
Mr. Wilson hizo un brillante discurso realzando el
resonante triunfo de Roberto Velot y al terminar le di6 la
acolada y luego todos los invitados estrecharon la mano
de Roberto y bebieron a su salud y a su prosperidad.


-76-



















4 CAPITULO VI71


VOLANDO BACIA DONDE EL DEBER LOS IRCLAMA


Pas6 un afio sin novedad, Roberto habia conquistado
la simpatia de todos los socios de la Compafiia y de todos
los que 1l dirigia, 6s decir de todo el personal de dicha
Compafiia.
Un dia occuri6 un pequefio incident que estuvo al
punto de sumergir la dicha de Roberto 6 tnes. Hacia va-
rias noches que Roberto Ilegaba muy tarde a su hogar y
decia siempre a su compafiera que por causa del exceso
del trabajo tenia que trabajar hasta tarde en la noche para
poder cumplir con los pedidos de construcciones que te-
nian.
Y por primera vez en su vida Roberto habia mentido.
Oanando un muy buen sueldo con participaci6n en los
beneficios de la Compafia Roberto Ilevaba una vida de
principe y su confiada compafiera que pasaba noches tras
noches esperando a su Roberto que regresara al hogar y
que se apenaba temiendo por su salud nunca hubiera
descubierto el engafio sin6 porque una noche Roberto, al
beber demasiado, se puso complef'amente ebrio y sus


-77-











compafieros de orgias tuvieron que traerle por la madru-
gada a su casa. Al llamar a la puerta del chalet del Mus-
grave Avenue, donde residian Roberto 6 Ines, hicieron un
ruido tin grande que In6s de una vez lo comprendi6 todo.
Ella con toda su serenidad recibi6 a Roberto y le prodig6
todos los cuidados que su caso requeria pero su alma tan
pura se rebel contra la conduct del hombre que idolatra.
Al amanecer, Ines, aprovechando que Roberto toda-
via estaba en un profundo suefio, sali6 con Robertico para
ir a ver a Mr. Wilson, el Presidente de la Compafiia donde
trabaja Roberto. Iba a entrar a .la Oficina con su nifio cuan-
do dos Sefioras, que salian de la Legaci6n Haitiana que
era cercana al Edificio de la Compafiia, al verla con su
hijito la reconocieron. Una de ellas la llam6 y le dijo:
-"Sefiora, perd6name, no es Usted Ines, la hija de los
Martinez ?
Ines experiment la gemoci6n mAs grande de su vida
y reuniendo toda' su, serenidad. respondi6:
-"Soy yo misma, Sefiora- pero no he tenido el ho-
nor de conocerla."
-"Soy la Sefiora Philippe Appolon- respondi6 la
dama- soy amiga de sus padres. Mi esposo y yo aramos
de los invitados a sus bodas con el Sefior Ernst. Pero
desde que parti6 Usted, nunca se ha sabido su paradero
con el Sefior Roberto Velot. Craame, Usted Ines, vuelvan
Ustedes a Port-au-Prince donde sus padres esperan a Us-
tedes para casarlos. Ellos estin completamente arrepentidos
de haber rechazado a un hombre tan distinguido como el
Sefor Velot. Ines, su padre esti muy enfermo y moribundo.
Su larga enfermedad pr6viene del remordimiento de su con-


-78-










ciencia y de su profundo pesar de no poder tener a Uste-
des a su lado. D6n Ram6n tiene moments de delirio y no
hace mris que lamarle hasta que su virtuosa esposa logra
calmarle. SU estado inspira compasi6n. Mi amiga y yo va-
mos ahora para New-York, si volviamos ahora a Port-au-
Prince dariamos la noticia que Ustedes estin aqui en Kings-
ton a tus padres lo que seria.un gran consuelo para ellos.
In6s, cuando piensan Roberto y Usted regresar en Haiti ?
In6s no pudo resistir mas al saber que sus padres se
habian arrepentido de la injusticia que habian cometido-y
abundantes I~grimas inundaron sus mejillas.
-"Muy pronto Sefiora Apollon- respondi6 Ines-
muy pronto, Roberto y yo volveremos alli para recibir la
bendici6n de mis padres."
Y las viajeras se despidieron de Ines acariciando a
Robertico..
4 *
Ines penetr6 a la,Oficina de Mr. Wilson quien al vera .
se apresur6 a recibirla muy cordialmente.
Ella cont6 todo a Mr. Wilson asi tambien su encuen-
tro con las viajeras, pidi6ndole que reprochara su con-
ducta a Roberto y que les permitiera ir a ver a su padre
que moria.
Mr. Wilson le contest muy entusiasmado:
-"No se inquieta iCsted, Seniora, no tengo nada que
reprochar a Roberto qui6n es un perfect caballero. Soy
yo en persona que le Ilevaba a todos los Clubs pues lo
quiero como a mi propio hijo, pero por desgracia, anoche
bebi6 algo mis. Soy yo que tengo que pedirle excusas a
Usted. Arovecho para anunciarle a Usted, Sefora, que pre-

-79-










cisamente acabo de recibir la autorizaci6ri de la GrAn Com-
pafiia de Construcci6n de los Estados Unidos de la cuil
depend. esta de pedir al Gobierno de Haiti para niontar
una FAbrica de Cemento y de fundar al mismo tiempo
una Compafiia de Cr6dito para la construcci6n de vivien-
das baratas para los obreros y 6s sobre Roberto que cuento
para ser Presidente de esa nueva Compafia si su Gobier-
no esta de acuerdo con nosotros. Tan pronto se repone
su marido, le espero para ofrecerle la oportunidad mAs
grande que yo habia sofiado para el para recompensarle
su excelente colaboraci6n y sus meritos personales que he
podido apreciar." Sefiora, puede Usted estar orgullosa de -
tener un esposo de tan altas cualidades y le felicito."
Ines se calm6 con esas reconfortantes palabras, le
express su agradecimiento a Mr. Wilson y se despidi6.
Cuando regres6 a su casa, Roberto estaba completa-
mente respuesto pero al no ver a In6s y a su hijo estaba
muy inquieto y tan pronto la vi6 Ilegar con Robertico le
dijo:
--"lIns, vida mia, perd6name que te engafiaba, hace
much que atraido por los placeres que brindan los Clubs,
me divertia olvidando lo que me impone mi deber de es-
poso y de padre. Te dejaba solitaria y penando mientras que
yo gozaba. Tu que has sacrificado todo por mi, pues con
nuestros falsos nombres no hemos podido casarnos, hace
much que vivimos lejos de nuestra patria, todo eso
por mi, he sido un ingrato, perd6name en nombre de ese
eterno amor que un dia nos hemos jurado."
-"Roberto, olvide todo eso, que ha sido s6lo un poco
de debilidad, pero 6yeme algo muy interesante para no-

-80-










sotros : "Cuando yo iba a ver a Mr. Wilson para pedirle
que te reprochara tu abandon, me encontr6 con dos com-
patriotas nuestras que me han reconocido y me dieron la
triste noticia que mi padre estd agonizando y que hace
tiempo l6 y mi madre se han arrepentido de la injusticia
que nos hicieron. Mi padre delira y en su delirio no hace
mAs que lamarme para cerrar sus ojos." "Roberto, tene-
mos que viajar inmediatamente, tenemos que volar para
ir a la cabecera de mi padre donde el deber nos reclama."
-"Si, Ins exclam6 Roberto- ahora mismo voy a
pedir el permiso a Mr. Wilson que tanto me quiere para
que volemos para all d6nde el deber nos reclama."
"-Pero, espera, Roberto interrumpi6 Ines-- tengo que
participate la gran noticia: Mr. Wilson acaba de recibir
de la Compafiia principal de New-York la proposici6n de
montar una Fibrica de Cemento en Haiti y una Compafiia
de Credito de construcci6n de viviendas para obreros y
te ha designado para ser el Presidente de esa Compafiia y
me dice que 6s en recompensa de tu capacidad y del afec-
to que tiene para ti."-
"C6mo! Ines- exclam6 Roberto- demos las gracias
al Omnipotente por tanta felicidad y por haberme enviado
un santo hombre como Mr. Wilson. Es ahora que vamos
a principiar a vivir la verdadera vida que habiamos sofiado
teniendo la oportunidad de ayudar a miles de families pobres
de poseer su casita, aliviando su dolor pues nosotros sabemos
lo much que sufren los que el desempleo y las circuns-
tancias imprevistas imposibilitan de pagar 'el alquiler de la
casa donde viven por haberlo experimentado nosotros
mismos durante los dias de nuestras pruebas. "lnis, todos


-81-


I I










los dias de nuestra vida. tendremos que bendecir el nom-
bre de Mr. Wilson, salgamos ahora mismo pues debemos
viajar inmediatamente y tratar de ver si Ilegamos a tiempo
antes que tu padre muera."
Roberto 6 Ines salieron para ir a ver a Mr. Wilson
quien al verlos Ilegar los Ilev6 en presencia de los socios
de la Compafia y convocando todo el personal, les anun-
ci6 que 1l habia elegido a Roberto para ir a fundar una
Compafiia id6ntica a 6sta en Haiti. Todos le felicitaron de
la gran distinci6n que habia merecido. Mr. Wilson le en-
treg6 todos los documents, los pianos y Contrato y le
recomend6 que tan pronto que el Gobierno Haitiano es-
taria de acuerdo con las condiciones de dicho Contrato
que 61 viajaria para firmarlo y principiar inmediatamente
la instalaci6n de la Compafia en Haiti.
El Cuerpo de los Ingenieros, Mr. Wilson y los Socios
de la Compafiia les acompafiaron hasta al aeropuerto y
Roberto 6 Ines cogieron el avi6n que los Ilev6 tan s6lo
en algunas horas a Port-au-Prince.














-82-

















ROBsETO VELOT, 7UNA PXRTCcION HUX&NA


Tan pronto Ilegaron en Port-au-Prince, Roberto 6 Infs
se dirigieron inmediatamente d6nde el Oficial Civil y le
pidieron que les acompafiara para hacer un matrimonio in
extremis.
Llegaron en Thorland a la quinta de los Martinez. Dofia
Maria estaba a la cabecera de su esposo moribundo. En
aquel precise moment Don Ram6n deliraba llamando:
"Inesita," "Inesita."
Ines no pudo resistir mis, corri6 y se arrodill6 delante
de la cama donde su padre agonizaba contestando: Pa-
drecito, aqui estoy"
El asombro de Dofia Maria no tuvo limits, y la pobre
madre Iloraba y reia a la vez al abrazar a su Inesita que
hacia cuatro afios que no habia visto.
"- Cilmate, Inesita exclam6 Dofia Maria-deje que
a tu padre se le pase el delirio, entonces podri reconocertt.
Y d6nde esta mi hijo Roberto?
Roberto que contemplaba silencioso esta escena con
las manitas de Robertico en su mano se acerc6 a abrazar
a Doia Maria quiin al ver a Robertico exclam6:
-"Ya veo que Dios me ha dado dos hijos mis'para


-83-










completar mi felicidad. Pero que much siento que Ram6n
va a dejarnos para siempre."
Y cogiendo el nifo entire sus brazos le prodig6 toda su
ternura de madre.
Mientras tanto el moribundo se repuso un poco, abri6
los ojos y vi6 a Ines que le acariciaba.
-"Padrecito- exclam6 Ines- vengo a recibir tu ben-
dici6n."
-"C6mo! mi hija- dijo D6n Ram'6n, reuniendo todo
el resto de sus agotadas fuerza-mi hija has vuelto? Hijita
mia, me perdonas por lo much que te he hecho sufrir?
Gracias, Dios mio, gracias, ahora puedo morir en paz, pero
d6nde estA mi hijo Roberto? para yo obtener su perd6n
antes de morir?
Roberto, al oir D6n Ram6n mencionar su nombre se
acerc6 y dijo:
-"Aqui estoy, padre mfo- contest Roberto.
-"Roberto- le dijo el moribundo D6n Ram6n- me
perdonas por la injusticia que he cometido cuando te re-
chaz6 siendo tan distinguido, me perdonas? hijo mfo, para
yo poder morir tranquilo."
-"No tengo nada que reprocharle a Usted, padre
mio-- contest Roberto todo ha sido el plan del Omni-
potente para hacerme realizar los grandes proyectos que
tenia en favor de la Humanidad sufrida. Padre mio, Ines
y yo s61o esperamos su bendici6n para que el Oficial Civil
que estA present legalice nuesta uni6n y aprovecho para
presentarle un nuevo hijito que le hemos traido."
Y cogiendo a Robertico le hicieron abrazar al viejo
moribundo. Don Ram6n los bendijo y manifest a Roberto


-84-










su alegrfa por haber pensado como primes acta. at desem-
barcar de legalizar su uni6n con Inesita.
El Official Civil los uni6 en los santos lazos del ma-
trimonio. Ese acto en este postrer moment fu6 muy so-
lemne y los parientes y amigos que estaban presents sir-
vieron de testigos.
Cuando terminaron de firmar el acto civil, Dorr Ra-
m6n se dirigi6 a Roberto en los siguientes terminos:
-"Roberto, hijo mio, te felicito y te doy mis mas fer-
vientes votos de felicidad. Amala much a mi lnis que tanto
amo. Obtuve el perd6n de tu padre, mi buen amigo Vi-
cente que ha muerto en tu ausencia."
C6mo interrumpi6 Roberto mi padre ha muerto,
yo que contaba pagarle su desvelos y ser par 1 el sostin
de su vejez. Ha muerto sin yo cerrarle los ojos".
Y las mAs sinceras ligrimas bafiaron sus mejillas.
-"Consu6late, Roberto -exclam6 Dofia Maria- tu
padre vivi6 en la mis perfect harmonia con nosotros y
con bastante comodidad porque la Compafiia de Ferro-
carril habia comprado de 61 una part de sus terrenos para
hacer pasar los rieles de uno de sus trenes y le pag6 una
muy buena suma. Ahora debemos vivir para, Robertico y
para todos los que necesitan nuestra ayuda."
-" Hijos mios exclamd Don Ram6n--ya se acerca
el fin, mi misi6n se ha terminado en este mundo, me han
aprendido Ustedes el verdadero camino que conduce a Dids,
benditos seals! Que sean felices! Adi6s."
D6n Ram6n Martinez cerr6 los ojos para no volverloa
a abrir mis.
El sepelio de D6n Ram6n Martinez tuvo lugar al dia


-85-











siguiente. Fue una verdadera manifestaci6n de la populari-
dad que los esposos Martinez gozaban en la ciudad.
*
Al dia siguiente Roberto solicit uaa audiencia del
Jefe de Estado la cuil le fue congedido. Fue recibido por
el primer Magistrado de la Naci6n quien le manifest su
alegria de volverle a ver.
Roberto le present la solicitud de la grin Compafnia
Americana de la cuil 61 es el representante y le entreg6
los Contratos y termin6 pidiendole su ayuda en estos ter-
minos:
-"Excelencia, un dia me honr6 Usted nombrAndome
Diputado para desarollar en la Cimara de Representantes
las ideas de justicia Social que yo pregonaba lo que hace
parte integrante de su obra gubernamental. Hoy le pido
que acepte la proposici6n de la grin Compafiia de Cons-
trucci6n de New-York de fundar una FAbrica de Cemento
y una CompaFiia de credito para la construcci6n de vi-
viendas baratas para obreros y de la cual ser6 el Director
teniendo la oportunidad de dar el trabajo bien remunerado
a miles de obreros quienes tendrian la ocasi6n de poseer
su casita con s6lo pagar una pequefia cuota mensual hasta
terminar de pagarla. De antemano, Excelencia le aseguro
que asi se realizaria la mAs grande aspiraci6n de mi vida
al tener en mis manos todos los medios de mejorar la
vida a miles de families pobres. Todos los beneficios que
obtendr6 con los bienes personales que tengo ahora serin
puestos a la disposici6n de la CRUZ ROJA HAITIANA
para que esta Instituci6n disponga de esas sumas para las
obras sociales en este Pais y los otros Paises hermanos

-86-











que necesiten nuestra ayuda. S61o conversare para mi, mi
esposa y mis hijos lo estrictamente necesario para vivir
modestamente. Hare en nuestro querido Haiti lo que ha
hecho el gran Hershey, el millonario Americano que regaI6
todos sus bienes a un asilo de huerfanos. Pedird ayuda a
todos los hombres de coraz6n para contribuir conmigo a
desaparecer el desempleo en esta bendita tierra. Fundar6 So-
ciedades filantr6picas para el mejoramiento de las c-rceles
en este Pais, 'para la creaci6n de Asilos para nifios recien
nacidos, para ciegos, para ancianos etc. Pedire ayuda tam-
bien a todos los hombres de coraz6n para ayudar a los
Padres Salesianos, quienes son reconocidos como los me-
jores educadores de la nifiez desamparada, para multiplicar
muchas escuelas de esta indole, para preparar adecuada-
mente todos los nifios cuyas madres no puedan educarlos
convenientemente y asi prepararemos elements ttiles a
riuestra querida Patria.
"En fin har6 todo lo que est6 en mi alcance para
hacer la felicidad de todos los que sufren para que en el
atardecer de mi vida, yo tenga la satisfacci6n de haber ile-
vado una vida completamente dedicada a la felicidad hu-
mana."
Al terminar, el Jefe de Estado le prometi6 a Roberto
todo su apoyo al proyecto de la Orin Compafiia Ameri-
cana diciendole que 1l s6lo creia necesario una pequena
modificaci6n que consistia en que los t6cnicos Americanos
que vengan a dirigir la Fibrica debian ser reemplazados
por nativos tan pronto hubieran de estos tiltimos que tu-
vieran la capacidad suficiente para hacer.el misino trabajo
y que 50o/o de los Accionistas debian ser Haitianos.











El Jefe de Estado le dijo que iba a convocar las Ci-
maras en una Sesi6n Extraordinaria para considerar esta
proposici6n que le parecia muy beneficiosa para el Pais y
luego de felicitar a Roberto le formula sus mejores votos
para la realizaci6n de sus grandiosos proyectos.
*
Al dia siguiente las Cimaras Legislativas fueron con-
vocadas para tratar de la proposici6n de la Grin Com-
paiia Americana representada por Roberto Velot.
Todos los puntos del Contrato fueron aceptados con
la modificaci6n propuesta por el Ejecutivo y el jdbilo fue
tin grande que uno de los Representantes propuso que
se le diera a Roberto Velot el titulo de BENEFACTOR
DEL PUEBLO HAITIANO.
Fue sometida la proposici6n la cudl fue aceptada por
unanimidad.
*
Aquella tarde el Jefe de Estado ofreci6 un banquet a
Roberto Velot para celebrar el resonante triunfo que aca-
baba de obtener.
A este banquet asistieron todo lo mis select de la
Sociedad Haitiana, las mis distinguidas personalidades del
Gobierno y del Cuerpo Diplomatico.
Roberto acompafiado de su esposa y de su madre
adoptive Viuda Dofa Maria de Martinez asisti6 a este grin
banquet recibiendo todos los honors que ha merecido
por haber dedicado toda su vida a la felicidad de su pr6-
jimo y por haber renunciado de Ilevar una vida lujosa con-
tentindose de vivir modestamente habiendo regalado 4odos
sus bienes a la CRUZ ROJA para el bidn de la Humanidad.

FIN.


-88-







BUREAU DE PLACEMENT:
ETAGE MAGASIN "VOGUE- :x cc
ANGLE GRAND'RUE ET RUE DES MIRACLES
(Association des Dipldmis et Etua
l'International Correspondence Shooe
PORT-AU-PRINCE, HAITI
Reconnue d'Utilite Publiqu
Succbs de "AMOR EN PUGNA" de Amy
Journal "LE SOIR" No.
Nous prenons plaisir a publier cette lettre adres
Amysan Thabuteau au sujet de son Roman "AMOR EN I
Angel Cespedes y Casado, Ex-Ministre de la Justic
ecrivains de Cuba:
La Habana, 8 de Diciembre de 1946
Mr. &mysan Thabuteau
Port-au-Prince, Haiti

Mi querido Mr. Amysan,

He tenido el gusto de recibir, por la amhble
amigo, el Ingeniero Sr. Jos6 Garcia Inerarity, el
novela, intitulada "AMOR EN PUGNA", que se digno
con una deferente y honrosa dedicatoria.
Le estoy profundamente reconocido por la di-
objeto, asi como por la oportunidad que me ha prc
su brillante trabajo literario, cuyo merito prince
que desenvuelve y que entrana una leccion moral,
a poner de relieve ante la conciencia de nuestroE
injusto y cruel en los prejuicios raciales y a i3
viados por esos prejuicios, para que no lleven a
no lleven la tragedia al seno de sus families y I
cones sociales, motivo tan contrario a la felici
racial es, en definitive, revelador de una falta
lo cultivan solamente aquellos que, aun viviendo
civilizacion, son ellos positivamente barbaros pe
dad civilizada, verdaderos retrasados mBntales.
Su libro habra de contribuir a aclarar estos
e-,idente beneficio a la cultural universal.
Yo lo felicito cordialmente y aprovecho esta
y presentarle el homenaje de mi simpatia y de mi
testimonio de mi sincera amistad.
MIGUE]

Ci-dessous le temoignage du Manager de
dence Schools, Mr. A.A. Watlington a M
AMORR EN PUGNA" :
Scranton, Febrwary 3P,1956
Dear Mr. Thabuteau,
I enjoyed reading the fine novel which you so kii
Mr. David J. Gray. It has a very unusual plot an(
the end. I congratulate you for your work and
success in every way.










)ipldms et Etudiants de PHONE : 3932
3pondence Shools en Hafti)
I-PRINCE, HAITI
!'Utilite Publique
UGNA" de Amysan Thabuteau
E SOIR" No. du 24 Janvier 1947
lettre adressee a notre compatriote
in "AMOR EN PUGNA", par le Lic. Miguel
de la Justice et l'un des plus illustres

1946





)or la amble mediacion de nuestro comun
:nerarity, el ejemplar de su interesante
iue se digno usted enviarme, avalorado
!ia.
Lo por la distinction de que me ha hecho
Lue me ha proporcionado de conocer y leer
merito principal consiste en la tesis
cionn moral, directamente encaminada
t de nuestros pueblos, todo lo que hay de
siales y a iluminar la mente de los extra-
no lleven a su alma, el pecado, para que
families y para que eliminen de sus rela-
) a la felicidad public. El prejuicio
Le una falta de verdadera civilizacion y
mn viviendo en centros de superior
Sbarbaros perdidos en medio de la socie-
3 mntales.
larar estos concepts, reportandole un
arsal.
?ovecho esta oportunidad para saludarlo
atia y de mi admiracion, asi como el

MIGUEL ANGEL CESPEDES Y CASADO

I Manager de la International Correspon-
blington a Mr. Amysan Thabuteau concernant




Sb you so kindly dedicated to our President
usual plot and keeps the reader interested
our work and wish you a great deal of
A.A. WATLINGTON. Office Manager




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs