• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Main
 Back Cover






Title: Puerta inicial
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00076953/00001
 Material Information
Title: Puerta inicial poemas
Physical Description: 1 v. (unpaged) : ; 20 cm.
Language: Spanish
Creator: Bernaldo, Ruben
Publisher: Editorial "Cortes"
Place of Publication: Mexico D. F
Publication Date: [1947]
 Subjects
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Record Information
Bibliographic ID: UF00076953
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001546820
oclc - 25352515
notis - AHG0354

Table of Contents
    Front Cover
        Page 1
        Page 2
    Title Page
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
    Main
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
    Back Cover
        Page 75
        Page 76
Full Text

RUBEN BERNALDO


PUERTA INICIAL
POEMAS


x
Cu. s5i7
B 517t


EDITORIAL "CORTES"
Mixico, D. F.













UNIVERSITY

OF FLORIDA

LIBRARIES







THT'q VQ L' 'l- "- '. :: ':*



FLORisa. L .


_ _






RUBEN BERNALDO





PUERTA INICIAL

POEMAS










EDITORIAL "CORTES"
Mixico, D. F.
















AUTO,RAPHEO

Lq#L MWffiCA











RUBEN BERNALDO


La Editorial Cortes h6nrase en publicar, bajo su
sign, la obra poetica seleccionada del poeta Cu-
bano Ruben Bernaldo.
Desde la hermana Rep6blica de Cuba, ha Ilegado
este artist, deseoso de que la critical mexicana sea
quien determine el valor de su obra.
Hoy editamos este libro, seguros de que la crf-
tica va a encontrar ordenado el clima poetico mas
autentico y la discipline Ifrica mas estricta que en e
existe, tanto que pocos escritores j6venes podrAn va-
nagloriarse de haber depurado con mas carifiosa
obstinaci6n su propia obra.
BLANCA CORTES




Q4 F 1 7A
AUTOGRAPHED

III^
^i
t^h
pt~j/

























ARPIBA EL TELON
POR MERCEDES PINTO








En el scenario estf el escritor que va a ofrecer al public,
la obra que se va a representar... Va a hablar entire montafias
de cart6n, flores pintadas y rios de "hojalata"... VA a proeu-
rar, con su palabra, que el piblico entire en el espectaculo;
asi como los actors tambi6n van a "adentrarse" en los persona-
jes que ha creado el autor de la farsa... Y eso es todo. Farsa...
ficei6n... trucks y apariencias... Para eso esta el escritor pa-
rado ante las bambalinas: para llevar hasta los espectadores la
"idea" que el autor ha plasmado y que, durante dos horas, pien-
sen que todo aquello es la realidad...







Pero, de pronto, el escritor ha visto que, al subirse el tel6n
detrAs de 61, todo lo que habia creido ficci6n, es bella realidad,
jardin florido y perfumadas flores; arroyos cantarinos y rojas
mariposas que dejan en las movibles aguas el centelleo de sus
alas...

La pasi6n, en su torno, es pasi6n; y el sentimiento emerge
de las almas, como sube la blanca niebla del fondo del barran-
co... Se suspended el Animo de quien estaba acostumbrado a
moverse entire telones pintados y fria maquinaria, y no se sabe
qu6 decir ni qu6 explicar. Sobre un trozo de vida palpitante,
s6lo queda poner el coraz6n a su nivel... y, apartdndose un po.
co, sefialar al pfiblico el instant vital que se describe y exclamar:
-"Aqui est la verdad, silence el labio y hable s61o el espiritu
en suspenso... !-"

Lo mismo que a ese supuesto orador a quien se le torna rea-
lidad la fantasia, nos ha ocurrido a nosotros ante este libro de
versos del que es autor el joven poeta cubano Ruben Bernaldo.
Un verdadero alud de poemas extrafios ha invadido el eampo de
la poesia en los filtimos tiempos. Muchos de ellos, innegablemen-
te buenos, con metiforas nuevas e imigenes de sabor filos6fico,
dejan paso, tambi6n, a producciones forzadas, de las cuales se
alej6, indefectiblemente, el sentido de la poesia... Poesia de
rebuscamientos, de falsedad, de pedanteria, entire cuya pintada
hojaresca es dificil encontrar el valor verdadero. El libro de Ru-
ben Bernaldo, escrito por un joven, -y un joven culto- no?
haria pensar en "lo dificil", antes que en "lo sentido" y espe.
rabamos hallarnos en un campo de imagenes desarticuladas, co-
mo el taller de un escultor que hace brotar de su cincel figures
que no forman conjunto...

Hemos leido los poemas de Bernaldo, y un sentimiento de
emocionado regocijo nos ha l1enado el coraz6n. No hay carton
alli ni papel pintado. Es la poesia de la hora present, nueva
en su factura, pero con la musicalidad eterna que es inherente al
verso. Los poemas de Rub6n Bernaldo no "tratan" de ser moder-
nos; lo son, porque pertenecen al sentimiento de un joven, de un
hombre de hoy, que tiene que hablar y vestirse y vivir; como
viven, se visten y hablan los hombres de su 6poca. Asi, sencilla-
mente, y sin propon6rselo, Bernaldo es un poeta modern, porque
l1 responded, en un todo, al adelanto psiquico de la hora, pero






ha sabido, -ain en sus poemas mis fuertes- relegar la estri-
dencia, rodeando el atrevimiento del pensamiento, de la belleza
ritmica, sin la cual la poesia deja de serlo para convertirse en
prosa.

De todo este libro -que nos ha encantado, sinceramente-
preferimos dos poemas que tocan, a nuestro juicio, cumbres in-
sospechadas. Son estos, "La interrogaci6n" y "Desagravio" en
el que, al hablar a Cristo, hace sentir una emoci6n mis profunda
que la que lograria ninguna oraci6n.

Al escribir estas lines, que Ruben Bernaldo, quiere que
vayan en su libro, no lo felicitamos a 61, porque no se felieita al
nuevo manantial que deja correr la linfa de agua pura; felieita-
mos a su patria, a Cuba, que cuenta en su seno con un poeta de
tan hondos latidos, y felicitamos a todos los amantes de la poe-
sia, porque en este joven escritor hay un sentimiento profundo
y puro, de raises sanas y fuertes, que ha de dar al mundo -i Pa-
tria de todos!-un destello de claridad que haga raya en el oscu-
ro cielo de esta hora ...


MERCEDES PINTO






















4




































Escuchad cielos y hablar6; y oiga
la tierra los dichos de mi boca. Gotea-
ri como la iluvia mi doctrine; como el
rocio mi razonamiento; como la iloviz-
na sobre la grama y como las gotas so-
bre la hierba.
Deuteronomio-32: 1 y 2.











p











































































































R.





















CANCION POR TU REGRESO















Exacto ya en la line que marca tu llegada,
estoy vuelto de espaldas ante la fe future,
y, al pintarse la tarde con luz policromada,
haces nacer perfumes junto a'la rosa pura.

Legas ti y se ilumina la ausencia de tal modo,
que se cambia lo triste que destila la vida
por la alegre sonrisa que diviniza todo,
al ver que ya regresas jubilosa y querida.







Se oye el ajeno canto del pajaro cautivo
y, junto a su lamento que cruza la enramada,
el "allegro" infinite de aquel que esti mfs vivo,
al ser libre en la tarde de luz policromada.

Vuelvo a sentirme duefo de la naciente espiga,
del capullo de rosa que la tierra pariera,
del fruto madurado por la sutil fatiga
que hace real la ilusi6n y la quimera.

Y soy, por el milagro de tu regreso cierto,
de nuevo y para siempre mis "yo" que nunca he sido.
Y vivo, nuevamente, junto a mi verso muerto
que en la tarde parece solamente dormido...


























INTERCAMBIO
A OZOAR tAMIRES









Present en tu mirada rediviva,
sin la gracia de angustia surtidora,
existe y prende luz la.sustantiva
llama de tu palabra que enamora.

Nace de ti y de mi, como la viva
belleza silenciosa y creadora
que se expand en tu vida tan active,
tan insondable y tan engafiadora.






Mis versos para ti, porque tu rio
desemboca en mis mares desolados
con un alegre estrepito sombrio.

Asi, te doy mis ocios congelados
por la in6dita muerte de mi hastio,
a cambio de tus suefios no soiados...





















POEMA QUE EMERGE DE TI


A "PEQUE"


Acecho tu mirada de corza agonizante
y tu gemido blanco de vegetal herido.
Imploro tus palabras de sobria arquitectura
y tus silencios llenos de espasmos infinitos.

Espero de tus gestos, el ademin que diga
la verdad ocultada y el afin reprimido.
Soporto, estoicamente, tu vanidad insulsa,
porque sB que conservas intacto mi carifio.







Llego hasta el mismo punto desde donde diviso
el horizonte verde de tus ojos errantes...
Y puedo ver la angustia que marca huellas aureas
en el camino iniitil de mi sangre y tu sangre.

S6 amar lo que se oculta, -como el rubor del alba.
Se presentir aromas de lluvias, y paisajes...
Y, donde nacen cardos, mis versos iluminan
un ancho campo lleno de rosas y trigales.

Llevo en mi tu influencia de inquietud expectante,
y sobre mi la oscura silueta de tu sombra...
Yo no s6 si tfi alegras o enlutas, para siempre,
esta vida que vivo, indescifrable y rota.

Pero eres todo en ella, oh gacela que huye:
el color y las alas, la canci6n y el aroma.
Como un nudo de seda en la c6pula breve,
como un 6xtasis puro que se alarga y se acorta...


























PREGUNTAS
A RUBEN3 SALAZAR MATJ.T











No esti tu horizonte oscuro
buscando in eco sonoro,
alli, por tu instinto impuro?

No estan tus suefios de oro,
esperando la media
y el peso de aquel tesoro








No esti la flor de tu vida
bajo un palio de luceros,
mirando mi gran herida?

Y no estin tus verdaderos
frutos, amplios y fecundos,
dispersos por los senderos?

No contests mis preguntas,
-grandes como cuatro mundos-
una a una, sino juntas...

Y despu6s... Uora conmigo,
que l1orar es bella cosa
cuando estA la tarde hermosa,
cuando se tiene un amigo...




















ESCULTURA
A FEDBDRICO MALI
















Estoy tallando en versos tu figure,
con mano docta, elemental y escueta...

Recobrandose en playas de dulzura
esta la line azul de tu silueta,
que empieza en la expresi6n de tu alma pura
y acaba en no se d6nde que me inquieta.







Disfruto, asi, de tu calor yodado
-donde late un perfume que me excita-
a trav6s del esquema recordado
por mi devota comprensi6n escrita.

Innumerables veces he salido
fuera de mi, sin comprender, y, a veces,
sin saber el porqu6, yo he comprendido
que no es fuera de mi de donde creces.

Sospecho que mi vida he de pasarla
pensando en ti, que anulas otras voices.
Si tengo que sufrirla o que gozarla,
debiera repetir lo que conoces.

Debiera repetir que ti has ltenado
mi soledad, de sol inteligente.
Desde tu coraz6n, emocionado,
recobro los reflejos de mi mente.

Tu anatomia tiene la certeza
de juntar los recuerdos mas dispersos,
cuando estoy cincelando tu cabeza
con la rima inconsdtil de mis versos.

Y, cuando tu mirada, oscura y honda,
se acerca por caminos vegetales...
Que jibilo de luces en la fronda,
y en mi interior que grito de metales!

























LLEGADA
A ROLADO MENESES









Resplandece en mi ser tu primorosa
palabra, que es aroma de armonia,
como ce una lluvia silenciosa
en un mar de profunda geografia.

Me Ilegas por la ruta luminosa
de tu mirada celida y sombria.
Cable de resonancia mentirosa
que va de tu ansiedad hasta la mia.






Me Ilega -por el suefio alimentada-
desde el puerto de luz de la amargura,
tu impasible presencia, vislumbrada.

Y nace en mi interior una dulzura
esencial, porque siento tu llegada
como un placer que en mi alma se inaugura.





















DESAGRAVIO
A RAMIRO MARTINEZ MAZON












Cristo: yo quiero pedirte
perd6n, por lo que te dije.

En el hilo del recuerdo
hay dolores invisibles...

Yo estaba borracho, pero
de liricas penas tristes.
Dime si estis ofendido
por lo que anoche te dije...






Cuando te invoque, en la sombra
de mis fijos dias grises,
acude a mis soledades
-por tu escala hasta mi limite-
con un poco de ilusorias
tolerancias imposibles.

Asi, me veras mis bueno,
y yo te ver6 mis simple,
mis liberado de mitos,
mis de came, mis humilde...

Cristo: yo quiero pedirte
perd6n, por lo que te dije!



















POEMA PARA TU MUERTE































































,i




































r

























A Federico Garcia Lorca











Federico: que tienes ya fria la mirada,
en la frente una palida magnolia te renace,
de piedra palpitante, por donde el agua clara
eleva su pureza como un salmo hacia el aire,
...Y despu6s te quedaste como un crucificado,
(como un crucificado de forma ilimitada)
con la plant en la sombra y hacia a luz tu gesto
de proyecci6n inmensa, magnifica, inexacta...






Los verdugos de Espafia mataron el romance
que estaba en ti, en esencia popular y gitana.
Sobre la tarde gimen las cosas que cantaste,
y las que no cantaste han de llorar mafiana.

Pero ante todo siento tu muerte que dibuja
hacia los firmamentos una rubrica audaz.
Tu muerte que me ciega como ciega la muerte:
(icon emoci6n de miedo!)
cuando de un tajo apaga un coraz6n impar.

Por eso es que yo quiero cantarte, Federico,
(yo se que ti me escuchas, o que me escucharAs...)
en lengua de poesia, pero sin tregua: humana,
Sen voz que sera el filo de un supremo adqman!

Se desbord6 tu sangre como un gran rio de pfirpura
sobre la tierra pr6diga, -novia de eternidad.
Las voces del mafiana en rumbo hacia la historic
cambiarfn a la plena raiz de su caudal.

Y yo te escribo un verso y te doy una lAgrima,
(iqu6 plenitud de vida se agita en mi dolor!)
Perd6name si en ello no encuentras casi nada;
en el verso: lo tuyo, en la l grima: yo...

No quiero una elegia ni un response sin eco,
porque de ansia yo quiero destacar tu perfil.
Sin estrellas los campos, sin estrellas, te digo:
i Federico, la muerte te pari6 varonil...!


























LA INTERROGACION






Debajo de lo que nunea vivi,
mis alli de todo lo que jamis escribi,
hay una interrogaci6n...
S6 que existed la belleza pura
de los manantiales.
Se que el erepisculo (cuando es crepiseulo)
tiene la quietud de los silencios
y un ansia indescriptible.
S6 de la montaiia adusta, inmensa,
y eternamente triste...
Tambien el manantial, el crepisculo y la montaiia,
tienen una infinite y eterna interrogacion.
Nadie les puede contestar...







(Y, a mi, quin me contestara?)
Y la horrible fealdad de lo grotesco,
lo imperfecto y lo oscuro,
pregunta, tambinn,lo que nadie
le puede contestar...
Pero no me import la belleza pura
ni la fealdad repulsiva,
si a trav6s de muchos miles de afios
de gritos y blasfemias,
de inventos y traiciones,
de hambres y de guerras,
de Cristos y de Judas,
siempre, indefectiblemente siempre,
hay una larga, dormida y latente
interrogaci6n.
Para qu6 los ojos y los sentidos
y el cerebro y las manos?
Nada ni nadie puede contra ella, inmutable.
...Es asi, Seior?
0 es que tiene que ser asi?
Debajo de lo que nunca escribi,
mas alli de todo lo que jams vivi,
hay ( todavia!) una interrogaci6n...



























POEMA INNECESARIO

A MARITZA ALONSO
A MARGARITA NORDBECK







Me gustas porque tienes los ojos asombrados,
el alma prodigiosa y la sonrisa oscura;
porque, en el leve trazo de tus labios cerrados,
relampaguea mi nombre como una mordedura.

Cuando el temor se esconde entire tus frases breves,
me gustas, porque me hablas y no me dices nada.
Me gustas porque, a odiarme, yo s6 que no te atreves,
ni a decirme que estas enamorada...







Eres alegre como la voz de una campana
y triste como el canto de un ruisefior cautivo.
Me gustas por tus besos que huelen a manzana
y saben a una cosa sin motivo...

Me gustas porque tiu eres como una paradoja
y porque tienes raros antojos infantiles.
Me gustas porque en tu alma mi soledad se moja
con el agua salobre de tus ojos febriles.

Me gustas por tus manos aceradas y finas,
prestas a la caricia y al estrangulamiento,
donde los dedos fingen diez espinas
que se engarfian, tenaces, dentro del pensamiento.

Me gustas por tus suefios y por la fantasia
que rige la tristeza de tus horas actuales.
Me gustas porque ignoras lo que es la Geometria
y porque sabes cuando, dos cosas son iguales...


























MADRE
A MI HERMATA OIJMPIA










Crece en mi ser tu voz, ya temblorosa,
con amplia comprensi6n ilimitada.
Tu nombre se bifurca en la radiosa
floraci6n de la sombra iluminada.

Mas que tu gesto gris de buena esposa,
quedari tu ademin de madre amada
flotando entire la brisa rumorosa,
con perfume de flor sacrificada.







Qui tierno ruisefior en ti se asombra,
cuando tu voz entrecortada nombra
al hijo que esta lReno de tristeza...

Y quA hermosa tu faz envejecida,
cuando un rayo de luz encanecida
nimba de Aureo fulgor tu alba cabeza!













































V



















93
































































































II

























POEMA DE RESPONSE PARA TU AMOR
A MARIO FrEWA)DM PORA







Concentrado en mi mismo y'con los pies desnudos,
-demasiado sincere para sentirme bueno-
voy rompiendo en pedazos de rencores y odios,
aquello que tuvimos,
aquello que fu8 nugstro, cuando los dos ereimos
en la verdad del cielo.

La arena de esta playa pone alfileres grises
en mis desnudas plants;
y soy un hombre apenas y, apenas, un recodo
del mar que me acaricia...







Y soy Iti lo comprendes? el borde de un recuerdo
que ya se desdibuja en la mente insondable.

Hay que llamar las cosas por el nombre que tienen,
pero, cudl es el nombre y c6mo se pronuncia?
La lengua se ha negado a contestar preguntas,
desde no s6 que dia...
Quisiera comprenderme,
para ver si comprendo las cosas de la vida,
Stodo lo que he vivido! Pero grito y me encuentro
con la ceniza inerte del silencio dormido.
Me encuentro con las horas intactas y con lgrimas...
(con lagrimas que tienen un sabor agridulce).

El mar se me parece a una lAgrima verde
que cayera del cielo.

II-

Tu amor... asi se llama? Pues bien: Tu amor en calma,
aquel que me ofrecias, cuando necesitaba
la e6lica avalanche de un vendaval de besos,
se esti desintegrando sin forma ni rumors,
se estf desintegrando en pedazos de odios
y de amargos recuerdos...

Pero queda en mi, (todavia) aquel reflejo triste
que mataba mis deseos cuando miraba tus ojos.

QuB important las palabras si nunca dicen nada,
si nunca aclaran nada, si no son superiores
a la verdad que expresan... Y, sin embargo,
me gustan las palabras...

Aqui, junto a la orilla de este mar infinite
que se pierde a lo lejos y llega y me acaricia,
estoy, con mis palabras, jugando al soliloquio
terrible de la ausencia.

La sombra de la tarde va cayendo en el alma,
crepusculariamente enferma desde entonces,
desde el dia en que supe que la verdad no existe,






y que todo lo bello que vivimos o ansiamos,
s61o existed en la mente: antena que capta
las mentiras con las que alimentamos
este mont6n de celulas y viseeras y huesos
que, solamente, somos...

-III-

Ti estabas en la ruta de todas las distancias...
Profundamente, hacias resucitar mis suefios
en un deseo tan alto, como si fuera el nido
donde reposa el alma.

Tu amor ha muerto en mi, (isiento que ha muerto!)
y ya no puede hacerme creyente de la vaga
teoria que se agita dentro de la caricia
de tu mirada insomne.

Yo s6 que hay cosas muertas de las que no se debe
hablar, porque los labios las manehan y profanan.
Yo s6 que se debiera olvidar lo que ha sido,
porque todo se acaba...

Pero estoy empefiado en cantarle un response
a tu amor que se ha muerto, y escribirle un poema,
para, asi, eternizarlo a trav6s de los tiempos,
para, asi, recordarlo cuando alguien lo recite,
y decir: I Es possible
que tenga tan pequefio motive este poema!

El mar, en esta playa, parece que comprende
mi soliloquio vano...
Yo naci junto al mar,
por eso, aqui en la orilla, me siento entire lo mio:
tengo un papel y un l1piz en las manos;
el alma taciturna, como siempre, se rompe
contra la roca muda del cerco incomprensible.

Concentrado en mi mismo y con los pies desnudos,
-demasiado sincere para fingirme bueno-
rompo lo que quedaba de aquello que tuvimos,







olvido tanta historic de engafios y miserias,
(lastre que me impedia ascender en la vida)
y me doy cuenta exacta que nunea tuve nada,
que soy un indigente que implora unas migajas
de amor que a otros le sobran...

Y, como aqui estoy solo, me rindo a la tristeza
y Iloro, mansamente, con plenitud de hombre,
sin saber por qu6 1oro... !

























CERTEZA










Tal vez, sin sospecharlo, td me quieres
y suefias en tus noches con mis cosas.
Tal vez, con el perfume de mis rosas,
aromatizas todo lo que eres...

Tal vez, a los demas tA me prefieres,
porque has visto en mis ojos numerosas
promesas y quimeras fabulosas
que se haran realidad, si asi lo quieres...








0. tal vez, hay en tu alma eterno fuego
dode erepitan, para mi las llamas
de -n gran fervor apasionado y ciego.

To si que, annque no quieras, por mi clamas,
y que en to rvo mi nombre es como un rego...
:lYo sZ que tf me amas!
























SOLEDAD CAUTIVA
A RArAXL 0ommZAXn 4









Perdido entire el milagro de tu mirida oseura
y el limited asombroso de tu voZ fRuitia,
voy, Ilevando el ineendio de tu lejana y pura
tristeza que so viste de soledad eautiva...

Me encueotro cou mi mismo, pero de otra manera,
y una pregunta asoiua a mis latbia k.rradi~ a
& Eat en tu frente el nardo de la verdad primeai.,
o eatas doldo se quelman tua irutimas pIAdwak.







Asi como tn acento tambiin se esconde y huye
hacia donde lo ignoto se hace mAs infinite;
asi, mi angustia arrastra el enigma que fluye
de tns ojos que tienen un color inaudito.

Pero llega la noche con sus estrellas rotas,
poblando de fulgores tn soledad desnuda.
Entre tu alma y la mia se esconden las gaviotas.
las gaviotas aquellas del verso de Neruda...

Estis, como he pensado que siempre permaneces;
en esa aetitud misma que siempre en ti sospecho.
Tan distant y present, tan igual, que pareces
un dibujo colgado en la pared del pecho

Por ti estoy adornando de luces mi paisaje,
para que tfi me prestes lo que mAs necesito:
el relieve de tu alma que se quiere ir de viaje
y tus ojos que tienen un color inaudito.


























POEMA SIN EMPERO
A MAReARITA X R1RMIGOVUZ









Yo no sabia que aquella montafia
(aquella que no pueden ver ustedea)
es como una esmeralda gigantes-a
donde viven, sin voz, todas las muertee.

Yo no sabia que eualquier ventana
puede ser un abismo iluminado,
y que nacen del peeho los erepasecula,
sembraudo ea l, colorea ignorados








Que sobreviven, mas alli del cielo, .
las mentiras que encierran las verdades,
y que el suefio florece en las estrellas
para morir al borde del paisaje.

Pero yo s6 que los muchachos tienen
herida el alma por aquel muchacho,
y que la sombra aquella no es tal sombra
sino el reflejo de la luz del canto.

Yo s6 que viven tras las puertas, unas
mujeres que se asoman y me laman...
Y yo sigo sin ver porgue sus rostros
son iguales al rostro de mi hermana!


























VOY A BUSCAR A TU NIRA







Mi nia se ft6 a la mar
de la mano de un estrel...
Pituka de FORONDA.

Voy a busear a tu nifia
que se fu6 con una estrella,
hacia el punto en que la mar
con el cielo azul se besa.

Le llevo un pedazo grande
de azicar y de quimera,
una pequefa nostalgia
y una nocturna tristeza.







Voy a busear a tu nifia
-alba nifia de Aureas trenzas-
para regalarle un largo
restido de primavera,
una alforja de poesia
y una luna sofiolienta.

;Todo lo que tengo voy
a darle para que vuelva!

Esti muy lejos, muy lejos,
jugando a un juego de auseneia
eon tu limpio coraz6n
y tu mirada que suefia...

(Que suefia suefios insomnes
de incertidumbres y penas.)

Salada, espumosa y blanca,
estf tu nifia content;
rodeada de caracoles
y saturada de arena,..

Ah, como rie, dichosa,
mientras t4 I loras por verla!
























SEPARADO DE TI
A rsumADoO AEoQ








Separado de ti; golpeando el grito
que ae asoma a mia labiow de ppeate,.
Con mi ddolw impAvWd y demetet
aui equilibrio natra esrit,

'Ta hurttano td aumo qte uewito
llorar en el doelive de lo a(kQ ets
Tan penotrado dodok laatote
que, on la regain do la impiewd, habitat






Sin la ayuda del suefio necesario,
poblado de exigencias importantes;
turbulento, sensual, c6smico y vario...
Separado de todos tus instantes;
mis triste, much mas, mAs solitario,
que lo triste y lo solo que era antes...
























POEMA DEL RECUERDO AMIGO










Estoy gozando el beso que me diste,
para alargar la gracia del engafio;
para sentir, en medio del recuerdo,
el deleite de seda de tus labios.

La realidad se llena de metales,
y se ienan de ti mis propias manos.
Cuanto mis nos separa la distancia,
mas me apremia el ardor de tn contact.







...Y el esfuerzo amontona las cenizas
que el olvido esparcia en el pasado.

Con qu6 frases hoy puedes alegrarme,
si yo s6 que se ha roto ya el milagro
Si yo se que es initil el ensuefio,
y que pesa la vida demasiado
para luchar con la verdad terrible
que destruye el afin a euchillazos.

Pero trato de hacer que se eternice
tu voz, con sus rumors oceAnicos,
en el recuerdo amigo y poderoso.
Es en ti, que inauguras campanarios
de risuefios sonidos infinitos,
en quien comienza el suefio en que me embargo.

Porque aunque est6s muy lejos o no exists,
te percibo en el viento del verano
y aspiro tu perfume, lentamente,
para alargar la gracia del engafio.
































































!I

























































3




























r


























PORTA CHIUSA


A MAGOY


No s6 si ti me quieres, o es el mundo
con su color de furia desvelada,
quien pinta tempestades y sonrisas
en la calma asexual de tus palabras.

Me rodea una ola de deseos
que pone alfilerazos en mi espalda.








Tf, en el extreme vegetal del dia,
sacudes imposibles esperanzas.
Yo, en el limited inm6vil de la noche,
ineorporo cenizas para tu alma.

Porque me gustas mis cuando me miras
y mis cuando me miras y te callas,
y entire los dos se extiende una profunda
tentative de abismo sin distancia.

No s6 por que yo tengo que decirte
la escondida verdad que se desata
sobre mi desolada transparencia,
o sobre mi certeza desolada.

Aqui, en la noche, desentierro y rompo
recuerdos que murieron de nostalgia...

Y describe tus ojos, como extrafios
motives invariables de la infancia.
Tus manos, como rosas sin retorno
que pueden transformarse, luego, en garras.
Tu euerpo, como un arbol de armonias,
lleno en algin lugar de telarafias...

Y toda tf, como eres, como un algo
que se desborda sobre mi, que avanza
hacia el lugar, remote y escondido,
donde esta mi verdad iluminada.

Porque me gustas mis cuando me miras
y mis cuando me miras y te callas...

























IDENTIDAD
A JORGE BACALLAO









IrA mi eterna rama creadora
por donde vaya tu dolor silente...
Lengua de pura floraci6n ardiente,
con la palabra viva y cavadora.

Un camino abrira mi nueva hora
por donde suefie con sn ardor tu mente.
Sera la realidad mAs indulgent
y mas cerca del grito de la aurora.






Siempre en tu beso, en tu dolor, en todo...
Sin cuerpo ni relieves, igual que una
palida l1uvia de fulgor de luna.

Asi, dentro de mi, de cualquier modo...
Disimil y constant, enarbolada
como mi sangre, en versos derramada...


























POEMA ALTERADO
A UJLrNA RIVAS







Yo he amado la paloma disecada
que esti en el coraz6n de aquel muchacho.
He sentido en mi espalda todo el peso
de mil sueiios amargos.

Pero a ti te he querido, lamiendo
el color de tu huella y tu paso.
Adorando tu piel de amapola,
de hojalata y de bronee. Esperando
que tu voz inaugure horizontes
con el ruido normal de un vocablo.







(Cuando td te sonries, o miras,
o entreabres un poco los labios,
yo me lanzo a torturas que tienen
sugesti6n de sabores contrarios.)

No me mires. No digas mi nombre
con tu acento de tonos extrafios.
Porque quiero pensar que es un juego
este amor que por ti me ha brotado
desde el fondo del alma. Yo quiero
olvidarte, sentirme las manos
libres ya de las tuyas, ajenas
al iniitil y amable contact.

Solitario coral en la nube,
serafin asexual y callado,
quiero ser para el grito encendido
que engendraron la rosa y el nardo.

Quiero ser. En el sueio yo quiero
el rine6n mis'oscuro y mis blanco,
donde gime la muerte escondida
entire rojas guirnaldas de llanto.

Yo quiero ser el hijo de la noche
que llega hasta el altar de Dios, borracho,
para decirle a los violines mudos,
que nunca han fornicado.

Pero no. Te he querido. Th sabes
que te estoy esperando.
Estf abierta la puerta... Dios mio,
el amor se ha fugado!


























ELEGIA
A EV, LIO CORZO



Para alfombrar mi viaje hacia tu sombra,
tienen musgo de ausencia las orillas del tiempo.

Jos6 Angel BUESA.
Qub serena quietud, nocturna y breve.
Bajo mis pies, qu6 largos los caminos.
Para alfombrar mi viaje hacia tu sombra,
clmo se adorna de albas mi carifio...!

Recorre la distancia tuya y mia,
el cable del amor: hijo del ritmo.
Y el empeiio voraz de la esperanza,
en luz sin estrenar se ha convertido.







Queda lejos aquel de la partida,
aquel moment que muri6 en si mismo.
Queda tan lejos ya que, en el paisaje,
sin perfil ni relieve se ha dormido.
Preso en el viento sur del mediodia,
abrasado en el fuego de los siglos.

Una fuerza infinita me substrae
y me infunde el valor que no he tenido.
La fuerza de saberte, oscuramente,
entire suefios lejanos y lascivos,
la mirada vacia de horizontes
y el coraz6n ajeno de latidos.

Yo voy a ti en la rosa perfumada
y en el mensaje vertical del trino.
Palpa mi aroma desolado y triste,
que aelara tu dolor oscuro y fijo.
Oye el reelamo musical del canto,
a trav6s de los tiempos infinitos...
Y veras como cambian, en la ausencia,
aquellos tus tormentos indecisos.

QuB terrible inquietud l1eva la noehe
cuando clava, impetuosa, en mi destino,
su mordida angustiada y su silencio
como un dolor despedazado y vivo...!

Y de repente tfi, en la lejania,
mis allA del deseo, junto al frfo,
pidiendo en tu aislamiento sin contornos
y en un idioma nuevo y peregrine:
eco para tu voz de muda cifra,
luces para tu ciego desvario.

Y en tanto yo, impotente ante lo cierto;
ante lo inmenso, solitario y minimo...
Para alfombrar mi viaje hacia tu sombra,
no encuentro el musgo azui que necesito...!

























POEMA DESNUDO










Para hacer mi dolor mis transitorio,
pinto con tu mirada mi tristeza.
Se arrincona la angustia, solitari a,
y lena de alaridos sin reserve.

M6s que el amor aquel, la voz sonora
de la rosa mas blanca y mas ingenua.
Nadie ha sabido nunea si la brisa
es la esencial llamada de la tierra.







Si pudiera pintarte lo que siento,
no s6 lo que pintarse se pudiera;
no s6 si la importancia de los nombres
se lenaria de vagas consecuencias...

Pero mas que el amor que yo regalo,
estA el amor aquel que td me niegas,
sin saber el porque de mis silencios
y sabiendo el porqud de mis respuestas.

Para hacer mi dolor mas transitorio,
pinto con tu mirada mi tristeza.
Para hacer mi verdad mfs libre y pura,
ahora estoy escribi6ndote poemas...


























YO TE PENSE OLVIDADA








Yo te pens6 olvidada para siempre,
-el olvido es la muerte del recuerdo-
pero siento que estas en mi, esta tarde,
y en la caricia plicida del viento
y en la livida sombra del crepdsculo
que se embriaga con el color del cielo
y en las cosas que tienen la armonia
de la infancia, la rosa y aquel verso...

Al decir: aquel verso, no imagines
que, a aquel que td conoces, me refiero.







Junto a la tarde que agoniza y muere,
en tu mirada pienso...
T6i tienes en los ojos, dos poemas
milagrosos y negros.

No s6 si a ti me lleva la tristeza,
o es el puente de acero
que va desde mi angustia solitaria
hasta el deleite tactil de tu cuerpo.

Estoy pensando en ti... Yo que pensaba
enterrarte en la sima del silencio.
Yo, que pensA olvidarte para siempre,
como se olvida un suefio,
estoy pensando en ti con la certeza
deliberada y honda del deseo... I



































HOMENAJE A MERCEDES PINTO


_ 1_1



















































































1



























Ella











Ella va por la vida con juventud del alma,
recta hacia lo Infinito que es camino de Dios,
enjugando las lagrimas de pupils que Iloran...
Ella, que es la supreme expresi6n del dolor.

Sus claros ojos llenos de sombras inexactas,
son verdes, son azules; insomnes mas alli
del limited impossible de la belleza pura...
(Yo la he visto nimbada por la luz auroral.)


_T_ ___ II_







Madre, hermana y amiga de todos los que sufren,
come sublime simbolo de lo que es el amor.
Sus blancas manos abren ventanas de colors,
con in gesto de seda, con ademan de flor.

Siempre esta su palabra: humana, f6rtil, alta,
abierta en agua clara como de maanatial;
mientras la pena punza su eoraz6n de novia,
su coraz6n de madre que s6lo sabe amar.

Y asi va por la vida, eon juventud del alma,
alumbrando las sendas que ya no tienen luz,
enjugando las ligrimas de pupils que lloran...
Ella que, eomo Cristo, tambikn Ileva una eruz!





















3we rlibm se ftanhni

be imprimir el bia 21 kt julio

be 194Z, en too hialeris Xa cO~abru

be Rfi lo'Pe, Urtix 17Z.'l

AelRxico L A










Date Due




UNIVERSITY OF FLORIDA


, 3 1262 04539 0357
C^'dre/-


Lf!? /PICA


MT~i

FLC"


T' Y OF
ZJ. -;t .


4 5- '7


















































































'7




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs