• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Zequeira
 Introduccion
 Epigrafe
 Espana libre
 Sonetos
 Poesias: Festivas y amorosas
 Rubalcava
 Introduccion
 Soneto: A mi hermana
 Poesias amorosas
 Poesias de varios generos
 Index
 Jeroglificos
 Back Matter
 Back Cover






Title: Poesías
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00076950/00001
 Material Information
Title: Poesías
Physical Description: 444 p. : ; 19 cm.
Language: Spanish
Creator: Zequeira y Arango, Manuel de, 1760-1846
Rubalcava, Manuel Justo de, 1763-1805
Publisher: Comisión Nacional Cubana de la UNESCO
Place of Publication: La Habana
Publication Date: 1964
 Subjects
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
Statement of Responsibility: Zequeira y Rubalcava.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00076950
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 000775026
notis - ADW8642
oclc - 01351902
oclc - 25352511

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Title Page
        Title Page 1
        Title Page 2
    Zequeira
        Unnumbered ( 5 )
        Unnumbered ( 6 )
    Introduccion
        Page 9
        Page 10
    Epigrafe
        Page 11
        Page 12
    Espana libre
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
    Sonetos
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
        Page 219
        Page 220
        Page 221
        Page 222
        Page 223
        Page 224
        Page 225
        Page 226
        Page 227
        Page 228
        Page 229
        Page 230
        Page 231
        Page 232
        Page 233
        Page 234
    Poesias: Festivas y amorosas
        Page 235
        Page 236
        Page 237
        Page 238
        Page 239
        Page 240
        Page 241
        Page 242
        Page 243
        Page 244
        Page 245
        Page 246
        Page 247
        Page 248
        Page 249
        Page 250
        Page 251
        Page 252
        Page 253
        Page 254
        Page 255
        Page 256
        Page 257
        Page 258
        Page 259
        Page 260
        Page 261
        Page 262
        Page 263
        Page 264
        Page 265
        Page 266
        Page 267
        Page 268
        Page 269
        Page 270
        Page 271
        Page 272
        Page 273
        Page 274
        Page 275
        Page 276
        Page 277
        Page 278
        Page 279
        Page 280
        Page 281
        Page 282
    Rubalcava
        Page 283
        Page 284
    Introduccion
        Page 285
        Page 286
    Soneto: A mi hermana
        Page 287
        Page 288
    Poesias amorosas
        Page 289
        Page 290
        Page 291
        Page 292
        Page 293
        Page 294
        Page 295
        Page 296
        Page 297
        Page 298
        Page 299
        Page 300
        Page 301
        Page 302
        Page 303
        Page 304
        Page 305
        Page 306
        Page 307
        Page 308
        Page 309
        Page 310
        Page 311
        Page 312
        Page 313
        Page 314
        Page 315
        Page 316
        Page 317
        Page 318
        Page 319
        Page 320
        Page 321
        Page 322
        Page 323
        Page 324
        Page 325
        Page 326
        Page 327
        Page 328
        Page 329
        Page 330
        Page 331
        Page 332
        Page 333
        Page 334
        Page 335
        Page 336
        Page 337
        Page 338
    Poesias de varios generos
        Page 339
        Page 340
        Page 341
        Page 342
        Page 343
        Page 344
        Page 345
        Page 346
        Page 347
        Page 348
        Page 349
        Page 350
        Page 351
        Page 352
        Page 353
        Page 354
        Page 355
        Page 356
        Page 357
        Page 358
        Page 359
        Page 360
        Page 361
        Page 362
        Page 363
        Page 364
        Page 365
        Page 366
        Page 367
        Page 368
        Page 369
        Page 370
        Page 371
        Page 372
        Page 373
        Page 374
        Page 375
        Page 376
        Page 377
        Page 378
        Page 379
        Page 380
        Page 381
        Page 382
        Page 383
        Page 384
        Page 385
        Page 386
        Page 387
        Page 388
        Page 389
        Page 390
        Page 391
        Page 392
        Page 393
        Page 394
        Page 395
        Page 396
        Page 397
        Page 398
        Page 399
        Page 400
        Page 401
        Page 402
        Page 403
        Page 404
        Page 405
        Page 406
        Page 407
        Page 408
        Page 409
        Page 410
        Page 411
        Page 412
        Page 413
        Page 414
        Page 415
        Page 416
        Page 417
        Page 418
        Page 419
        Page 420
        Page 421
        Page 422
        Page 423
        Page 424
        Page 425
        Page 426
        Page 427
        Page 428
        Page 429
        Page 430
        Page 431
        Page 432
        Page 433
        Page 434
        Page 435
        Page 436
        Page 437
        Page 438
        Page 439
        Page 440
    Index
        Page 441
        Page 442
    Jeroglificos
        Page 443
        Page 444
    Back Matter
        Page 445
        Page 446
    Back Cover
        Page 447
        Page 448
Full Text










ZEQUTEIRA Y RUBALCAVA
POESIAS






ZEQUEIRA Y RUBALCAVA


POESIAS














CoMISION NATIONAL CUBANA DE LA UNESCO
LA HABANA
1964
ANO DE LA ECONOMIA


















LATIN AM,,ERICA
































EMPRESA CONSOlDADA Ds ARTzs GC"FICAS TALun 210-03
tHicroR Fiux RODRICUmZ FOMEZNTO 114, LUYAN6, LA HAsANA














ZEQUEIRA

ESPARA LIBRE. POESIAS
















INTRODI 'CCION


Manuel de Zequeira y Arango ,nacio on La Hfaina nrt
agosto de 1764. Descendia de faiLia noble rica siendo -u
padre don Simnn Jossef de Zequeir. y su madre dora Sebls-
tiamr de Arango y Mieireles.
Ingres6 en 1778 en el Rei l Seminari de Snwt Carlos, lonae
estudio historic y literatum. Llegundo. por sus studios cldsic-o
del semilario, a ser cortocido cora tlrductor de las Seiectas.
Comewo la carrera military el 18 de agosto dte !o".. corr
uldete en el Regintielnt de Infanteria de Soria. En I 3 pasv
ai SaCto Domicngo c ctn el je-rcito expeliciotario, pariicip, 'It
los cotbates de Lmt Matric v Yacsi, obteniendo el grado de muo-
teidette gmraictero. En 176 volvio a La Habana, doIbde con-
trajo m narinmonio con doina Nlar ti de Bele Caro. Ert tSlo0 ue
ttormbrado Conwndanlte en ]efe de la Plaza de Coro. wv.o 'o
tomi powesidci de ese cargo.
iE aObril de 1815 paso a \wNtwa GCraMnaa coi Frma.cicoi
Mo~tailo v Ambulodi: tuoe ntumbrado G'ob~ udor Je la proun-
cia do Rio -lacha:; en 1815. CGoemnador Nilitar v Politic de
Santa Marta: en 1810, Tenieitle-rey de Cartaglena y Prv-uii nte
(td a Junta de Real Hacienda. Y Y., en 181l rvyresoi L La I a-
hafta con Real Licericiu v yrauo de CoroneIl de it.aniena.







MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


Zequeira fue miembro de la Sociedad Patri6tica, colabo-
rando con el General Luis de las Casas. Fue redactor del Papel
Peri6dico y colabor6 en El Mensajero Politico Econ6mico, No-
ticioso Mercantil, Observador Habanero y Lira de Apolo.
En 1821 pas6 a Matanzas, donde perdi6 la raz6n. Su mania
consistia en considerarse miembro de la familiar de los Borbones
e invisible cuando se tocaba el sombrero. Muri6 el 18 do abril
de 1846.
Zequeira ha sido considerado coma poeta gpico o heroico,
aunque conventional y artificioso. Su major expresi6n se en-
encuentra en el poema La Pifia, donde puede entreverse cierto afdn
de acercamiento a nuestro paisaje. Tambien son de notar los
trazos de sus sonetos, done a veces, aparecen, sombreros con
visos de nublados, fanfarrones instigados por simples conjeturas,
y hasta noveleros que entrelazan su calidad neblinosa con bu-
ques de marfil nevado. Todo esto pese a la influencia de Gallego
y Quintana.
Biblografia Primer edici6n de sus poesias, en New
York, por el Padre Varela.
-Segunda edici6n, dispuesto por su hijo. La Habana, 1852.
-El poema Espaha libre. Editado en La Habana,
en 1820.
-El poema Batalla de Cortes en la laguna, 1820. Ofi-
cina de Boloita.
-El triunfo de la lira, Habana, 1805.
-El cementerio, Bolona, 1805.
Nota.-En esta edici6n so han mantenido las aclaraciones
que se encontrban en el poema Espafia libre (publiaado en
1820) y en el tomo de Poesias de Zequeira publicadas en 1852.
















EPIGRAFE


4Que ella al reedor del Abol os convoca:
(Sacerdotes venid, venid vestales,
4Ninfas, niios, ancianos, y guerreos
iSrune el himno de paz en mnestm boca.
SIdos de aqui services, id promfaos.
,Con las impuras manos:

















ESPA&A LIBRE


POEIA


Fatigada de triunfos y victorias.
De sangre el rostro y de sudor tefiido.
Contemplando sus glorias
La madre Espafia descendi6 el Pirene.
Con paso majestuoso
Sobre la lanza el cuerpo sostenido.
Tremolaba el penacho polvoroso:
El manto trae rasgado
El escudo abollado:
Y entire festival y seria
Conduce paz y libertad a Iberia.
IY qu6 es del splendor. que de la giuria
Que alla en la trompa de la fama dura,
Y (lio material a la inmortal historic?
lOh Espa ua sin ventura!
lOh valerosa Espaiia!
IQuidn te dijera que tus altos triunfos.
Tanto gloriosa repetida hazafia,
Tanta vertida sangre heroicamente








MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


S61o baldones recibiera en premiol
Grit6 la seducci6n. alz6 la frente
La avaricia inclemente,
Alzola el fanatismo,
Y disparados desde el hondo abismo
Sangrientos siguen sus augustas huellas.
Y en ellas ceban su voraz venganza.
iAy cual destrozan su frondosa olival
ICuil su cuello abrumaron de cadenal
iC6mo astillaron su robusta lanzal
iCuAnto feroz ultraje y vilipendiol
Toda turbada la imperial cautiva,
En sus turgentes venas
Latir no siente aquel marcial incendio,
Que antes bullir sentia:
Desfallece; y postrada de un desmayo,
Los feroces verdugos que la insultan
La arrojan, la sepultan
AIIa en Ia gruta do vivi6 Pelayo.
A sus pies el Le6n adormecido
Se olvid6 de rugir; y la caverna
L6brega parecfa,
La horrenda imagen de la noche eterna.
Sabito un trueno retumb6 en la gruta
Y al instant una sombra se present.
La heroica sombra de Pelayo el grande.
Con la faz arrugada y macilenta
El h6roe gran respeto la tribute,
Y a sus plants postrado
Asi expresaba su dolor profundo.








P 0 P S I A S


,Asi tu majestad han eclipsado?
< Quidn me ciera el vivir? ,O quien me diera
Son6 segunda vez el estanpido
Del bronco trueno, v aunque no responded
La adormecida Espana,
Se estremece, suspira, ca un gemicio
Y el espectro se esconde.
El rumor se escuch6 de la cadena:
Despierta el lecn, v con feroz rugido
Se revuelve erizando la ielena.
En un volcan de rabia convertido.
Cual sucle verse en tempeatuo.a noche








MANUEL DUE /JQUEIRA Y ARANGO


Sobre il alto Pcli6n o alla en los Andes
Herver los rayos y zumbar el trueno,
Y al repetir los estallidos grande
Que retumban por todo el horizontc.
Tiembla el erguido monte,
Y el pastor queda de pavura Ileno:
Tal el fierisimo animal rugia,
la caverna atronaba.
El horror inspiraba.
Y rayos de sus ojos despedia.
Escuch6 Marte su clamor guerrero,
Y desde el sacro Olimpo
Se dispar6 en el diamantino carro;
Y entire una nube enrojecida oculto
Por today 'Mantua enfurecido corre
Inspirando su espiritu bizarre.
Todo lo enciende, lo estremece todo.
Do quier los pechos de valor inflama;
Retumba el parche. y el clarin sonoro
Por las altas regions
Tremenda guerra o libertad proclama.
;No veis cual corren a las armas luego
Los bravos campeones?
Cobra el anciano su aguerrida lanza:
Y respirando fuego
El joven a la espada se abalanza,
Alla el bnito fogoso
Tascando el duro freno.
Bate la arena con el pie y relincha,
Conduciendo al jinete valeroso:
Aci se apresla de la guerra el trueno:








PO ) C S IA


Tordo inuncia terror. espanto. mrerte.
Como enjambre de rApidas hormigas
)Oe salen de sus lobregos hogares.
'Para volver corriendo
A sus grutas trayendo
Las doradas espigas,
Cuando presagian la tormenta fuerte:
Asi por today la extension ibera
Todo se ve bullir. todo se agita.
Y hasta el infante ierno
Con patri6tico labio
Por la alma IiZertad suspira y grita.
Ya ocupan la campaiia.
Con brillantes aceros
Cien legiones de intrepidos guerreros.
Y a darla marchan libertad a Espaiia.
Cual suelen verse los amenos campos
Todos cubiertos de flexible caia
Antes de cosechar el duIce fruto
Que da la fertil Cuba por tribute.
Cuando a merced del viento en clar dia
Mecen y suenan sus inmensas hojas.
Y hacen reverberar sus puntas rojas:
Tal la hispanica legion ondeaba,
Tal el rumor se oia.
Tal tamlbien se mecia.
Tcl el acero vengador brillaba.
SY do6 esta el adalid, el heroe grande
(.Que' hLuete comande
Y la qutie del cello
El ittufcne dtogal quc ac Easpaa ahoga?








MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


DD6nde el que Ileve de la gloria el sello?
Ah! ic6mo todo el coraz6n se exalta,
Y el aliento me falta
Tu inclito nombre al pronunciar Quiroga!
La trompa celestial Caliope, dame,
Y en ella suene su glorioso nombre,
El nombre que a los d6spotas asombre,
Y su infinita heroicidad proclame.
iOh, y cual la anuncia su ademAn guerrerol
Miradle, si, mirad cual centellea,
Y cual descuella como erguida palma,
Y cual la palma su penacho ondea.
Cifiole Marte el formidable acero;
El honor le precede y la victoria,
Y posado en las alas de la gloria,
La bandera batiendo,
Y Ia espada blandiendo,
La libertad de Espaia clamorea,
Y dispone y dirige Ia pelea,
Semejante a su torrente
Que entire brefias su curso precipita,
De la cumbre eminente,
LIevando tras su rapida corricnte
Cuando en su march encuentra:
Asi Quiroga a la balalla, corre,
Y arrollandolo todo el paso agitu,
Y todo tras sus huellas reconcentra...
iQuitn podra resistirl Temblad inicuos,
Temblad. desfalleced, que el cielo es juslo
Y ya marc6 el moment:








P) 3 IA


Si, ya marc6 de !a virtd ef dia:
Y ha marcado 'amhi*n ,v stro fscarmifento
IC0h iVictimas ifustres,
Varones inmortales
Mas que Caton anrte i? irwmo 'irme'
En regocijos convertid log males.
Que termin6 por fin nuestro resloro:
Si, alzad la triste abatida frente.
Que en vez del yuTo que la noi!6 inciemente
La patria os brinda con ei Lauro re oro.
La gloria os acompaiia... 'lMas que iro
De Madrid sobre ei alto capitolio....
Deten. deten !a pianta.
Quiroga icque no adviertes como brila.
Y alegre se levanta
La encadenada reina
De Leon v de Castilla.
Sobre sa augusto y reuigence woio.
Dirige si, dirige aili ia rrence
Veras como *Minerva.
La divina )linerva Je-ie e t ieio
De tu muy just causa codolidaa
Se anticipa iracunda a la vengazda,
lrrayedlo paz y liberal al -1 sueio.
ZNo miras conwK con su cuua lanza,
Para sieimpre aterr l'a vil caterva
De sirenas iiumunJas
.Lue aldouinecl los troas.

SVerUos del Puteu Je la v.oruAio Joe u Fernio s.ptime, .e -;
asoJr.










Con p6rfidos halagos
Y seductores tonos?
iAh!, ya oprimen sus cuellos las coyundas!
Mira c6mo ha plantado.
Para eternal ejemplo,
De nuestra patria en el grandiose temple
El Arbol de la libertad sagrado.
iOh almo don del Cielo!
iArbol de bendici6n! iArbol divino!
Yo te saludo y me prosterno a un tiempo,
Al mirarte tan grande,
Tan frondoso, tan digno,
Que de tu tronco naceran las leyes,
Y seras cultivado por los reyes,
Si. el augusto Fernando te bendice,
Y ante todos procura
Engrandecerte. y cultivarte jura.
Venid. venid los que escuchAis mi lira,
Que ella alrededor del Arbol os convoca:
Sacerdotes venid, venid vestales,
Ninfas, nifios, ancianos y gtuerreros;
Suene el iimnto de paz en nuestra hwii,
Idos de aqui services, id profanos,
No marchiteis sus flores
Con las impurns manos;
Y vosotros tatubien idos, tirnlos.
Cese el encono y li frondosa oli\vi,
Percibid en lugar de los aceros,
Para Itte rde. en nuestras sienes viva.
iEterna execrci6n ii la ladiscordii


MANUE'L VE ZIz-QUI-Ala. A Y ARANGO(







PO0 S A S


Y a Ia cruel sedici6nt Sin hTimillaroq
Los jefes respetad, tened concordia,
Himnos mil a la paz, y mil cantares,
AI compas de las citaras sonoras.
Entonad alrededor de sus aitares.
10 tu Lacy! 0 Poriier heroicas somiras.
Salud, salud eternal
Por ambos ardan olorosas gomas:
Al ver que vuestra sangre
IInstre ha producido
El Arbol grande del ibero suelo
Miradlo desde el cielo
Y cuidad de que nunca sea abatido.
Himnos a Lucy, y a Poriier. v aromas.
Venid. venid. los que escuchais mi irar
Que ella alrededor del ArboL os convoca
Sacerdotes, venid. venid vestales,
Ninfas, niios, ancianos y guerreros,
Suene el himno de gwurra en nuestra boca.
Idos de aqui services, id proianos.
No marchiteis sus flores
Con las ihpuras nmanos.
Y vosotros tambien idos, tiranos.
Y nosotros cantemios
Y con valor juremios:
,.El Arbol de la patria sobeanio,
,*Siciupic quc algun tilduo
,Su toI1Co eatelilicc:
A.\ titentras de Hios Vatial sc luatice,








MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


(Y que fecundo en nuestro suelo crezca



NOTA

Este poema se compuso en las primeras y no completes
noticias del triunfo de nuestra libertad: y por falta de datos no
se hace menci6n de los ilustres compafieros de Quiroga. Y el
autor. que felicita a la patria, madre de tantos heroes, se con-
suela Je no haoerlos conocido entonces, por Ia insuperable di-
i:C-Ltaj de presentar muchos soles en la reducidisima esfera de
su incenio.


L Yersos del poena tie Zaragoza, pur el aittior.


























1 Lb




?C E.L TTTCC
















CANL - _. : -- -
'nto, -I-r lt- ueft -t_mtf *tn, .fi.ilt' 'i""i l




11 0 at lt 1 ,-:I .e -' .' th. tipiii
M ~ti [ .U l }ic l .t :.t>^ ', -'^i.L C, .i ill ^ .' ,








H l"<>., i~lllil OL^. ^ \ ^-^tw l- G^ .;1.







MANUEL DE ZEQUEIRA I ARANGO


Y ti del Pindo soberano Apolo.
Tit que Ia trompa del argivo vate
Cantando el griego military combat;
Hiciste resonar de polo a polo.
Haz que en obsequio de mi numen solo
El raudal de Hipocrene se dilate.
Pues canto de Cortes la heroic hazafia
Que admira al orbe, que ennoblece a Espafia.

iblusa desciende, y de tu luz divina
lJena las frases del concept mio:
Oye mis ruegos, a mi voz inclina
Plhcido rostro, soberana Clio:
Dictame aquella formidable ruina
Que liundi6 en el lago al mejicano brio
Y hat que admire por todos los confines
La poinpa de los Irece herganlincsl

Ya en las tranquilas ondas se mecian
Los baielcs del cdliro halagados
Y a la luz de la aurora parecian
Por la diestria de Flora diulados:
Las ninfas. las sirenas acudiun
Al milagro de ver leios alados
iEstrar a novedad nunca alli vista,
Y el portento mayor de la conquisliit!

En la playa Corte6 junto6 t geente
Y desptus tie invocar a la divina
Providencia, principio uiinipotente
Del valor, y la humena lisciplima,












LDjo: "4l Ci'-io iadstr cinui -Pfninamnfef-
Prosege nurestra a~i'sr: ri *nc;iaina
,Para fijar su ':ulto y ;u< .llares.

Este *es "e sacro b!eto. .o- auretes
hInfructrsosos eran. si -n los jaieies
I<(as se que son invictos nmis -oluaos.
AY se que _i elec uamos 1 .:3ioqueo
.

Hablo de -ta manera: v ai :nometn o
Los fieles argonautas ceeiDraronu
Con jubii) c-muii ei Inanaiimento
Del caudiiJL, y !as waves s 'tocupdron
Levan las aaruias i .ruor, al ,,iento
PaJbeioue-s vy kni^ lespiegarwn;
" enltuiaili despu i--. i" tnnevu-s :naitds.
Al thijo de Diosv h1imo v clitaits.

Et dos bi herLi .a ~y.pu;i Oc nti dta
lba dlumaudo '.as cei ica, oa...
IC g et'nte y ui(.i uics >,.'icua...
biotdI tuenlU Co 'v- a. ciLka'.c.
Pt'li el tmtiO Jte lt'I;U tLo.
Sigte ilUllueanldu it.a- ,iicr.k.o.-L.,
t uC [uluiabanl icti..C Uln.ci.u
'OU lous ople t del cItii .,itH'..


D 0) i ; t








MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


En Ia vanguardia de la diestra hilera
Pedro de Barba un bergantin regia,
Y Morej6n Rodrigo, el de Lobera,
Gobemando otro buque Ie seguia:
Los remos Juan Rodriguez acelera
De otra nave, siguiendolo Garcia:
Juan Portillo despu6s; y Jaamillo
Llevaba en retaguardia a su caudillo.

En la otra division iba delante
Rodriguez, deslumbrando a los tritones,
Y siguiendo sus aguas, vigilante
Gobierna otro bajel Pedro de Briones:
Sotelo sobre un pino fulminante
Daba al aire lucidos pabellones;
Mata, Cambajal, Flores y Diaz
Rigen sus naves por las ondas frias.

Con franjas de pinturas variadas
Mlostraban todos las henchidas velas,
De divers color drizas trenzadas.
Y banderolas de distintas telas:
Con filgidos cristalcs esmaltadas
Relumbraban sus porlas y arandelas:
Y en vcz de gallardetes. con donaire
Sierpes de tafetin daban al aire.

Asi surciahan: y el terrible estruendo
De c6ncavos metales disparados,
Iba en h6rridos ecos repitiendo
El valor de los iberos sollados








POE 9 3 1 A I


Las focas y deifineq van huyendo
A sus antros oscuron, apartadaog
Mientras los nuestros. con marciales pilmpas.
Suenan clarines y sonoras trompas.

A lo intimo del lago naveaban
Las prontas quillas, cuando de repente
Notaron que las ondas se agitaban.
Y en noche se volvia la Ixz de Oriente:
Repetidas centellas se cruzaan.
Bramaba el cielo tormi ablemente.
Abandonan los peces ins mansions.
Y saltan los voraces tiburones.

Entre esta confusion. cada navio
Sobre montes de espuma se ievanta
Hasta los cielos, y el hispano brio
Crujiendo remos a Ia mar quebranta;
Imainaron las vergas su atavio.
Cada cual a rizarlas se adelanta,
Crece el peligro, y con rumor proiundo
Aborta el golf un monstruo turibundo.

Este horrible fantasia -e present
Con semblante ceruleo, mactiento;
Y en sus globos de fuego repCres ta
La venganza y el odJio Uas sngtiirieiito;
Su estatura feroAz colpulellta
Era imagent del utis,'o atrevimieuto;
Biotando de sus labios insolentes
L.as vibras, las hidras, v scJipientcs.








MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO

En su mano siniestra relucia
De una sierpe infernal la ardiente escama,
Y en la membruda diestra sostenia
La triple flecha con que Marte Brama:
Dos torrentes sulfrfreos despedia
En vez de aliento. que al ambiente inflama;
Y antes de abrir sus labios criminals,
Sonaron las trompetas infernales.

Los Manes denegridos suspendieron
Sus atroces voraces ejercicios.
Y a los cnteles tormentos sucedieron
De un silencio profundo los indicios:
El Cenero calll, se contuvieron
De tatalo y Teseo los suplicios;
Y attrrando los montes inms lejanos,
1-lblA el monstrio a los nAuflicos lhispanos.

i .Qu niumen. dijo. conltrt mlis decfelos,
,*_lis tranqullilos alcazares secretos
*Se profanan con belico aptaalo?
\ere mis terlios de clitial, bujctn
,A las v iolencias tic xtilanijcii, Itlato'/
1 podili (Ie pirates sei gulaida
,.-i laguna laslita uqi Ldac.uonolidinl

\,Nou es posilIe: tiln gyitic dIc\iiinjeCito
,- o pcitlc e lluttn, ttic ell 1i1 cOilia;
t l me i Lic ulii A pidii> Ar C A.tc I' li;ihtt,
.' >t1 la OfaI,) U Iad \ eignciig it L, Mid:







P 0 E 3 I


zMueran aquellos que con mano impia

Dijo: v voiviendo :oioai ,.abeza
(Que hasta las nube3s u estatura ,,mpinal
A MI.eico inclinese y con jiereza
<-l anna. dice. guerra a 'a marina:
SGuarneced vuestras naves con r-esteza.
'Preparese el betun con la resina:
<-Alabas. flechas. v honlas resonantes.

_Ul arma. a uerra. guerra, luego, iuego
.Cubrid las playas de animados rauros:
'Quede la armnada- cunvertida en iuego.
O destrozada cun los aoipes Jiuros:
\'ibre el a co la lmecha, sin uet el rtieg
Pecdone a losi sacrieegos impuros.
a-Que caunque -< tienein phr vivienles .o'Ues,
4No L.on 1no .mortalaes .spdloies.

\t*i niIumcn je -a ueiiai -\l \uc La.rsd ntin
,L)epo.itd el trisuico 'eulgeu tte
,Paia quc la 6unbicioun de usis trios
'E li 'us pr -pius delilo "s dai+i.r v.
,Defencled l uestrat aIrU, Ara iC-i, .
.LD lo, illnultv. Jie ia inllicuue gte.i<.

A\NO i iT lU C Lil c11C1.igo i is '1lwil *.







MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


Acab6 de tronar el monstruo horrendo,
Y IIevando hacia atrAs el pulio infando,
Cruji6 los dientes con terrible estruendo,
Y dio aI aire las flechas reguilando:
Un volume de IIamas estupendo
Su negra boca vomitaba hablando:
Rigi6, encar6se al cielo, y de repente
A ocultarse volvi6 el dragon ardiente.

Como suele aquel rayo desprendido
De la diestra de Jipiter Tonante,
Imprimirse con h6rrido estampido
En la tierra profunda en un instant.
Para siempre quedandose esculpido
El estrago del pAbulo radiante:
Asi el monstruo grababa sus razones
En todos los indianos corazones.

Conmovi6se el imperio: resonaron
Los b6licos sangrientos caracoles,
Y finebres las flautas pronunciaron
Tristes presagios a los espafioles:
Los rristicos guerreros se adornaron
De corazas y escudos como soles;
Y el fatal simulacro de Ia guerra
El temor de sus Animos destierra.

Por todas parties suenan los rumors
De los roncos funestos atabales,
Y lucen los penachos tembladores
Entre mil petos, ffilgidos marciales;







P 0 E SI A S


Los Caciques aliados y electores,
Convocaron sus tropas y oficiales;
Y acuden a la playa, en dos momentos,
Los barbaros hermosos regimientos.

Coron6se la margen al instant
De turbantes, de flechas, de escuadrones,
Y el mismo emperador quiso arrogante
Seguir en la batalla a sus legiones:
Prontas ya sobre el pielago sonante
Se miran cinco mil embarcaciones...
iDios Santo! iTantas naves en Ias olas!
ITantas para batir trece espafiolas!

Quiso el monarca con heroico anhelo
Ser testigo ocular de Ia campafia,
Para premier con paternal desvelo
Del soldado infeliz Ia ilustre hazafia;
De este modo razgaba el negro velo
Con el poder a Ia justicia engafia:
Asi aleja pasiones de su silla,
Asi al m6rito premia, aI vicio humilla.

Aqui en Ia playa Zinguatimo* airado
En su rojo dosel asi decia,
Momento de abatir la tirania:

Debe entenderse Guatimozin: el poeta se sirve de la figure me-
tatesis.










NIANULL DE LEQUEIRA Y ARAN(.O


-E1 Ujios. (i Dios terrible ha decretacdo
Que aacielluOs la Sed' de sangre impia:
("(orrainoS. mis x ais..lO. a [as olas,
JWrarns 2 a1 !s entas. espailolas.


\I'. U> iriofte tuie rotise a l rioniento
JNi~ezeS f ltiflieS (IC rlir~trfaaie varies.
YI a id, la\ ts oIni llpetiu vioIento
Z~i tipi tat oiren. \OL t~urarios:
l(i adidLljAlolc'- ITEiSd. udnie alielito:



pi ::rrala \( tt.cLar io!:le~

rn-inc ite a 'iii 1)j iii. CI u.cr~reit'rw;.
!-" !fladas arut ti -
!eaO~dfl O.. r t-hr.
ic;tlaiter bordad~~o. '-t~aup-de'.:
\6IIarlljo.. v roeon lo. rilurero
\~jCltdo l ria(a *.tt- ret.e-. ~dronije..
1nbrazan ircos. v IAir drnji.Ieitoii
i-; aii :aueviad liii -dnaliiis Ju oiwt.



i-. cA10 a,2obtau tret e -,ii naV.
')I )Ciltcj4 I os LV, )(io -. 7ulf ci, tv.

V

I 0 )Ff'.tfi 1 .








P r) i


(.'n -nr.Amadas Pieleqrvccti~
Hfr;nv4en iaq navPe griwince, mnl rrroio.
4rAe :huzog or~vJ1i4.
(Iioleria~n, memhn-io'k jnrroroqno:
Por e( -Iare h-emolan ;itP(irldo
Ve-rdineros pirimaie-, pavorosos:
Y rmtumban -n-ranclo en .no qate"s.
1-nos con otros. chuzos -, rroquete-.

De resonantes -an-amos airmados
Siguen treinta mi lincios iractnaos;
Alktos ce es~atmra. aescarnauos.
Provistos de uliarros tremenunaos;
Con lucidas corazas ie 2oicnauos
Se escudan D oimaies --uncunuos
En forma Je diauema., tremoiantes,
Adornaban jus 'iorricaos -emblantes.

Pisan ioentos e; _Iuceuante Dino
Cuatro 6rigaoia.c. con remcendas uncas,
Llevan pave_.es de e-siaitauio imno,
Llevan rodelas de !a,'wres ricas.
\0 trabajo V~ulcallo co a c -i rno
EF escudo de Aquiies. "ueron fnicas
Sus ulas briiialitets vca.. CiQnpai;dI1al
Cullj lu ~JIpulipt prallocr ue Las 'Oigduas.




Ell aa Idt.Nl), ai' g d
Cull Jilvik:.ik"S P:V'6ftk








MANUEL DE ZEQUEIRA Y MRUNGO


Library -u imperio de los espafioles.
C0omo nuevos Alcides. pretendian:
Que tambien el valor, en climas tales,
Prucura enardecer genius marciales.

Detras de iaquellos con brillantes dardos
Impavidos seis mil precipitan
Ai cistalino golto, honmbres gallardos,
Zxpeftos en aas armas que eiercitan:
Sintos de piedras en sus .omus pardos
3orran la iuz dei sol cuando se agitan:
v ntre pintadas plunmas qi-e umio el arle,
Levadn bodado de oro el estandarte.

Deircs rmarcharon con marcial carijo
ote 'mlii, e-lpuilando 'as espadas
'e >e)cierndl cordante, v paves rvjo
L-udfne2cido lie ianinas plateada.2:
\lostraban sus mejillas (raro antuio)
De sangrientas pinturas salpicadas;
F'ereza :niiitar, inoda arrogant
Con -uLe visien de coiera Ai semblante.

Se present despues fatal catelva
De cuatro mil Tamenes, que agobiabau
Sus hlombros con las armas de reseria.
Y mixtos combustibles que lievaban:
Siguio, por tin, graln chusma con Ia aWceila
Invencion de ias fieras, que enjaulaban
Para echar en !a lid, como leones,
"eqrpientes, tires. osos, escorpioncs.








P 3 A 3

En cuatro divisiones repartirla
-Se previno ia esc:iiara: ,a primer
Fue al guerrero Cainantle cometina:
La segunda a (Quasteica: ia fercera
ILa por Zempoazingo dirigTia:
Rigiendo Terpopantie .a postrera:
Todo pronto ei monarca -Tigiante
Dispuso que zarparan ai instant.

Principian a movers -as galeras
Como eniambre de normigas presurosas:
Lnos baten al aire ias oanueras,
Otros suenan tromperas oeiicoas:
Retumban con -us ecos -as -ibtras;
y heridas de sus voces pavorusas,
Teublaba 'uertemeni e a -aguna,
Y estreirmectn ios monies -e 'a 'una.

Y de la suerte li:msmua ue :i Tonanie,
Sin levantarse Je su a-ieiico rujo,
Al es-uchr el yunquce :etumiiii iett
Del Ciclope traidor, ':inro anfojo.
Y fijando soboe eiols .aihia e
C0ontuvo por piea i u .i u e uu .;io1o,
1\irando en ia sacuiega )..icIln.
.\ ellos propiu;, !abiandiosC Ua :unia.

-Ai Cortes, sin alterta: u rircl,
L adle I LLi.e u i CC\ ciLO 'Tiiil ai
.ue la infiniitt adju iiC .ai g. lmc
C>ontla su propiu eaeii'\on .e.pia.








MAINCEL DE ZEQCEIRA Y ARANGO


El ios contempla. y compasivo siente
De -us contrarios la obstinada ira,
Viendo que al fito de su ardiente espada
Pronto va a perecer [a inmensa armada.

Ya estan Las dos escuadras casi a tiro
DeL bronce: con buen orden navegando:
Precedui gran siiencio: ces6 el giro
Del veloz carro luminoso. estando
Atento en el Cenit: hasta el suspiro
De los cefiros mansos fue faltando:
Los de N1ejico, el cielo. infiemo y tierra
Todo espera el suceso de esta guerra.

\olvieron a bramar los caracoles,
i ai instance los barbaros gentiles
Disparan ilechas a los espaifoles,
Que c'avaron en gabias y mastiles:
Se cttbrieron sus cascos v penoles
e pJungences arpones taln sLttiles,
< ue erian comto entiree puntas titluolantes)
-iiOS de :ldadera a'avegantes.

1 i:nvicto Cortes uranido que Ittego
Zxitaran las bocas de Vuk!cano,
Y apiicandole al mixto el botaluego
LuLellan los gritos del ca~nIl tircao:
El voraz enemigo embistio ciego
A pesar del rigor del bronco hispano;
Zumban las hondas. y en la mar hLrviia
Los giiarros que fieros despedian.











ILos inf#ernafei qjn1 iijraraqioq7
Lfrovan fa muerte a a -npmiqa -rmada:
V Lane a pir4up f;I nUPi c O1estrzoiizto.
Y a[ agna :ae [a gente amontonatia
Puehiase ei mar rip oetos ; -olchados.
Este pierce P4 ftsaCTo. qCune! .a -tsnaca.
AIli se ovf Tin acento ctoioriao.
Y otro quea'a aiqui -n miembros viciio.

Ln este nunto. 7e5_Tsranao -al;a.
E horrjiie ctrntrario remenenco.
Intent eA anoruaie. v con ran -nafia
Intrepiacs se tueron revoivienao:
V se e mboscaco ti paoeil6n :e s pana
Entre Jiuzos. Clue rorman 'none -1orrenuo:
Luego al, se Aprooxirmail. anrroganteS
LiLIan clardos, y esgrimen tos Morncantes.

Sas rnxiws ie on oumoatienie',
. eiutre !ugubres -lauta 1Icyiicanal.
LDaiJO t10' ciaads hjopes 'recueiiteie

Elib-CMlll;Ij.1 !a,; lldltSlit~

EutItCuilxca 1as r'a: .a S IJCaild..
'.. on ..lue"1O lticzL u -11 eIe_';idv )
Mat11 an; )flLC 'Lij lU )o -.00 U.



LOe tcli'c llILQV cfl3d.AuO.

[-I Ik'. .L).1.)~ ljd 0:1i UtlU..)l k.Il U\iO.








MANUt EL. Dr-, Z/.FII'A Y A


Lnos rompen los pernos y los Vorncfs
Otros por sus costados han subido;
Y lidiando Portillo, cuan Le.nidlas
MortaImente cay6 Ifeno de heridas

iAy tristel iCuil estaba y criin mudado!
iComo nadaba en sangre su cabezal
iCuali dejaron su cuerpo dJstrozado,
Y cual su espacla ya sin ~rtaleza!
De palidez Ia muerte h.L:a baiiado
Su terrible semblante. y la fiereza
Noble de su mirar. no despedia
La [Lz que el nuevo mundo confundia.

Las maquinas tronantes de Belona
Duplican vivamente los amagos.
Y haciendo estremecer la ardiente zona
'Nandan el humo por los aires vagos:
En [a tropa infernal que se amontona
Salta la sangre. crecen los estragos:
Y aunque patents los p-?ligrns mirm,.
No cobardes se espantan. ni retiran.

Espesa nube de punzantes flechasi
Volvio el contrario a disparar siangriielo,
L por los aires encen.cdias Imedus
-rroiaban con impetus violeuto:
A-gunas van ardientes y deiecuasi
Tan voraces, que hicieran detrimenito.
Si valor y la active vigilancia
No extinguieran dcl fuego la arrogatncia.











Ni -er;s fn oivide -nruiitarlo
RaCriqo Morf6n que r:antro .nio
Hari qie sea T nomhre A.iehrarto
FDe! A-ntarti c oo -~ i oolo :rfo-
{ si hasta horaa a :ima la -onearvano
La dfensa rue hi ciere --n -TI navio:
Su clarin v mi 'romna etefrnamente
Lievaran 'u ,valor t'e iente -n iente.

Tambien -obre .a :orcda lerenaia
PeJro de Barta -n )aiei. anzanao
_[as muertes iue ravos _.Do -nvia.
La espada comro arne maneanao:
In aiIuvio ie oiearas -esisria
Con -e .scudo umninoso. -uanuo
Por ei te'ribie impuiso -e .tna lecna,
iiuvu u viua '3or -.anrtenta )recna.

I entidoo e'taba ec :nl'ito guerfefo
le -cingre v ue suuor .3iuncIeciao,
_. e siujo abilado. v u, acrou
De ia hlrau.oi uietrdi -icapicinuiao.
Sin olnauire tidia Utt N -o ie u- loitico,
L)e purpuru :iitor camtiijen :.ciiao.
ciUtil iba c .',i tCil t .,ant -ol itU aj.oe.



liiu t 'L C '1. c -le. S
FIUC lod 4811 00,1900.1 de CILuc Usquadne.




l illlioui'i t >qi Clts a ,LO .








M"ANI EL DE ZE; S.A Y APANV,'I


,on -u 5_patia. :orazas eCaripie'
-r"apasana. -ostrancl. sei sifFr.i
Ai -igor le Su jelicas :az-:4a.
-omIore, .-mo an 3.sec:a .las f.piEs.


?3r -ocos .os :~sr.i o-pmiJa.
See m n oniflicro -a --aisc;a armada,
e -nonranres -ie-ra-s cc~.atida,
-nre 'ontrarros EnuqcTs -ogada:
-a ionra -e vencer ca.s ei-ida,
n :zonrra a vicraa tclarada,
in zomie--no tinom. en calma el viento.
in -ener -os remos mcvimiento.


ni :a -mrano el ,~tol-'i estandarte
-er resrsa lei 3aaro enemigo.
4i en :anra rnulh-tu-c ni vale el arte.
Ni iaila I'?r~es a. su ivaler abrio:
ia iauema iaval preparN M.arte
3ata -i :jnirar!ui de quien ya era amigo;
Jaanuo n luevo acc.';ite nte milagwrso
Posrro I_ brazo de late blcFlicoso.

_on Iurferas adas desde cl el,
Raoda v'.rgen aeSelie A ilte.
'aronias -u .-'strro trains.arntt itm velo.
Mostranuo e : ae ,-a t- i l\ tiiiiliaimic,



A-umino su a'. :o.a a esitllA.
I ai -uuii- i e Q ha.-0 cti st iniancia.















!-f.lia IP 'T n r )P rfl a .l qenr ri

4-a r'nn1fuia1 nAr-nor na O'nle TrinniarA det ipmno tle! Ilvirro-
Pr mi :nlrio n cn arna -e>!irnsa

temornr nvenrirhe p a imnana ia irtio

.3 -TI 1a.v-,e I tetrni ,oihrF a -*nirma.
.-<.n oraAro nin rn TTIl '/loliTma.


Ie -u jrazo ne -ermv -n a merra
j'orando Tue nru ecno e pncenaia
?.>r -anicar -n :rito -n ra -erra:

--iTora. ,:enuo iu t, ence -n imonia.
I 4tue i -ts -aves :ontrarlo :iera:
-rlngo i lane Y-)r 2raci'a Tunia isa.

.ultiu aure tll -'.a toniiusita;>.


L rte a rniidge~ lulliiiauO luntiHia.
Huve it te os i0res -zc -:;uiuio lOietda.
deil) -lte AliUO -dtioiic 'ustfd,

A li;ea'. ae j1iltn..u.d a iu .dilgriitha
L JO . ..yC .-.. il" !lIhIpU il eiira


iLitC .>'.C ;.\;...caniu .u : ti o "l tiitilu O
0. \ .'su-L- 7t.il iGlOiC .tI I l v.ot> 'iiuuI0 '.


Jo.du> .-' Uljil. ...dia.l.. x CsiC li n. ,.ic>,O








MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


Ya las contrarias se iban arrollando.
ULnas con otras entire si crujieron:
Se destrozan. se chocan, desbaratan,
Se hunden, se amontonan, se maltratan.

Cual suele verse embravecido toro
Rodeado de infinitos gladiadores,
Sufrir tranquil en Ia mitad del foro
Garrocha v silvo de los toreadores;
Que bramando despues fuerte y sonoro
Colerico embisti6 a los corredores,
Rompiendo miembros y sembrando muertes:
.Asi embistieron nuestras naves fuertes.

Quedaban cuatro buques aferrados
Al baiel de Cortes donde venian
Los cuatro generals, que obstinados
Conibate, a gritos, singular pedian:
Quiso el here que fuesen castigados,
Salt6 a las naves de los que ofendian
NMato a Quastelca, derribo a Chinantle,
Y huveron Zempoazingo y Terpopantle.

En medio de estas ruinas los contraiios
Con duplicada fuerza y mayor tio,
Al aire daban gritos tcmterarios
Vibrando arpones con el arco imlpio
A pesar de los broncos sanguliniatios,
Y a pesar del hispano poderio.
Iruperteriitos lidian, de tal suite
Que se burlaban de la misulmd Lnuit,.








PO ES ,


Ni ef f-t-raqo voraz rie la -nettraia
Ni (I estampido 4ej can-o'n hlirrenro.
N i el mortifern arcior de 'a hataila.
Ni [a ianqre que at ioifo v'a Lifiindo.
Ni Ia centefla que a! Onajet istaiIa.
Ni el humo denso que mos -a -rrbnendo.
Ni los famentos de los moribundos:
Naca aflige sus genios iracandos.

AntPs Lien. con ndomita *sacua.
Segundo advance intentan ;as ezione5,
' contra Cl luego Ce ia artifleria
Remolcaban las 6eras v leones:
-\,as el h6roe cue o0o 0o auverria
Dispuso que asestaran fos cafiones;
CUVos globes Las rejas 5e'.Laracan,
- las cautivas fieras 'e s e aIan.

Libres las be-tias Cie [a carceti, tuego
OFOrmidable catastroie') esuantauas
Con la grita v estrepito cel eiuego.
EnmbL en como furia, desatadas:
Cual se jrroja al golfo alboorio iego.
Cual Je~0.~aJ0 queca fci Jot. arpaias.
Cua! J pide la vida entre su; niientes.
Y :ual iue ileliz pasto uTe .crpienet,.

(. C\O pJ.btfdIUO de UlIZ 9d .a 'ki iuo
\I iiOj~I kUf.ll u\ e \a u..~ire i;ciano.
O aLL tiaGepo de 11i0!o. JianjLo Lin geuuio.O
ElL IdDv lO cprilne ell La p)dteiL ia iuuio.







MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANCO


,Cuando al impulso de mi flecha sola
<,Pense humillar la c6lera espafiola>.

Ain mas iba a decir. pero la muerte
Con su torva guadafia le separa
Su vida, golpe de aquel filo fuerte
Que de troncar vivientes nunca para:
Miralo el padre miserable, y vierte
(Llena de luto la arrugada cara)
De sus nublados ojos larga vena,
Y con su Ilanto el monte y mar resuena.

iDioses! (dijo, mesandose el cabello):
JiOh Dioses ya no existe...! iOh cruda gentel
, Heriste de Ia victim inocente.
<<.C6mo en mi vida no pusiste el sell?
<
"Dulcisima porci6n de mis entrafias.
< Venid, clavadme el venenoso diente.








PO ES A


tiYMas ay' quc roorj crntra mi parer.e
i <_A tiempo que de mi ie cl-perias.

-si exclamaba: y con caduco- brazos
Estrecha el cuello del espectro frio.
Y hecho de pena el coraz6n pedazos
Lo derramaba en fhnebre rocio:
Hasta que (sin oltar los tiernos iazo-!
MIuri6 el anciano del dolor inpio.
iOh guerra. o cruda guerra: ICuantos male-
Con tu tiz6n padecen los mo.rtales

Mientras esto acontctce. arirente i:tooa
De las bocas de fuego despedica.
Prendi6 violent en Ia breada popa
De una barca con mixtos prevenida
Esta con otra su costado topa,
Creci6 luego la ilamada enirecida.
Las nubes de hutm' denso iban at cielo.
Y viose navegante un "longibeio.

Unos entonces hondas despedian.
Otros flechas como atomos lanzaban
Estos destruir las fieras pretendian.
.luchos huvendo a! pielago saltaban.







MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


Saltan las fieras y los perseguian;
Algunos en la hoguera se abrasaban;
Todo era ruina. confusion, y todos
Sufren la muerte de infinitos modos.

Cual suele a veces Aquil6n violent
Desbocarse. y con h6rrido bramido
Arrebatarle al prado su ornamento,
Y desnudar el monte bien vestido;
Sin que se eximan de su rudo aliento
Ni las hojas del alamo atrevido:
Asimismo arrebata el bronce ardiente
Las tristes vidas de la opuesta gente.

Alli se oyen lamentos penetrantes
De un infeliz que derrib6 la bala:
Otro en sangre revuelto, palpitantes
Entrafias junto con la vida exhala:
NIuchos muestran sangrientos los semblantes.
Quien titubeando con los pies reshala.
Quien sobre el lago fatal vace deshecho,
Quien con horrenda herida ofrece el pecho.

AlI se encuentra un cuerpo sin caheza,
Aci se advierte con su escudo un brazo,
Aculla con un miembro se tropieza,
Alli un peto se ve, adelante un mazo:
Este a impulses de brutal fiereza
Demuestra abierto el vientre de un zarpazo:
Y muchos estrellados perecian
Entre las naves que los comprimian.








P 0 E S A S


Alguno medio viva rierramaba
Carios de sangre por nariz y hoca:
Alguno herida frente levantaha
Mirando al cie!o, y a su Dios provoca:
Alguno entire su sangre se anegaba:
Alguno entire las lamas se sofoca:
Y alguno huyendo del violent fue!o
Halla la muerte entire Ias ondas lueuo.

Exanimes flotaban los sangrientos
Espectros sobre el lago: las riberas
Se tifieron de sangre, y los fragments
Nadaban entire escudos y cimeras:
Al compas de espantosos instruments
Se retiran rindiendo las banderas:
Ces6 la hostilidad, y el mejicano
Dej6 el pielago libre al heroe hispano.

Lloraba el padre sobre el hijo herido,
Lloraba el hijo como Hector lloraba,
Este lora al amigo mas querido,
Otro al pariente muerto lamentaba:
Lloro Guatimozin* viendo perdido

No debe dudarse que esta batalla puso en el uiltimo conflict a
los mejicanos, asi por el estrago quu padecieron, como por la impo-ibi-
lidad que hallaron despues en socorrer la plaza con los viveres que entra-
ban por la laguna: de suerte quo pudiera decirse sin exageraciones que
la fabrica de estos bergantines ha sido cl :uias podero.u recursu para
terminar la conquista; pues no solo se afligio a la capital con el bloqueo.
sino que sin ellos quizis no se habria conseguido la prisiun de Gua-
timozin, uiltima y mayor felicidad de la empresa de Cortes.


m







MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


El triunfo, y regio cetro que empufiaba
El imperio gimi6 con lanto tierno.
Y Iloraron las sombras del Avero.

La Gloria entonces con celestes alas
Entre amores y gracias descendiendo,
Llen6 de luces las et6reas salas
Al caudillo guirnaldas ofreciendo:
La esfera se visti6 de ricas galas,
Llegaba aI cielo el armonioso estruendo;
Entre tanto que orlaba Ia Victoria
Las sienes del querido de la Gloria.

De aquel cuyo caracter aguerrido
De prudencia y valor dio testimonio:
Del magnanimo, ilustre y mis temido
Que C6sar, y Alejandro el Macedonio:
Del religioso Numa, distinguido
Mas que fue Augusto el vencedor de Antonio:
De aquel de quien fama no halla ejemplo,
Del heroe que honra de Belona el temple.

Al rumor de los vitores temblaron
Del 16brego palacio los umbrales,
Y en todo el ancho abismo resonaron
Los gritos de las hidras infernales:
Del encendido tartaro bramaron
Los venenosos monstruos y animals;
Y el triste emperador de negras curias
Llor6 culebras, y sudaba furias.*


* Las furias son fcnocidas hajo el nomlre de Diras o Eumenides.








P 0 E A S 49

Con arm6nicas voices las sirenas,
Al duice son de tus templadas liras,
Alegraron de Tetis las arenas,
Y entristecieron las sangrientas Diras:
MAs canoras que amantes Filomenas
Tambien aplacan las funestas iras
Gratas Nereydas, sin cesar cantando
La victoria del inclito Fernando.

Ya de Titan el carro velozmente
Agitaba el cochero rubicundo,
Con Iltigo de fuego hacia occidente.
Y alejandose fue del nuevo mundo:
Parece que a IIevar iba impaciente
La noticia del triunfo sin segundo,
Que IIen6 a Espaiia de esplendor y pompa.
Y dio material a mi cansada trompa.
















EL CEMENTERIO


CANTO UNICO


Desciende, Musa. de Ia cumbre y canta
Con nuevo sistro y con canoro aliento
El piblico Pante6n. el Monumento
Que a Ia SALUD levanta,
Y a la RELIGION pura juntamente
La caridad ardiente:
Para esto iOh ninfa del castalio corol
Tu voz, tu metro, tu favor imploro.

Al triste imperio de la noche oscura,
Donde se quejan las cautivas sombras,
(No entire mullidos lechos ni en alfombras,
Sino con desventura
Arrastrando prisiones y cadenas)
A esta mansion de penas
Me transport una noche que dormia
El entusiasmo de mi fantasia.








INIANUEL DE ZEQUEIRA Y ARAN(G)


A la luz de un relampago violenlo,
Perseguido de un trueno formidable.
Vi que la horrenda Parca inexorable.
Palida y sin aliento
Al Tartaro vol6 anegada en Ilanto,
Y con fatal quebranto,
Postrando el corvo acero en Ia presencia
De Plut6n. para hablar pidi6 licencia.

Con el cetro de bronce sobre el trono
Ligubre estaba el Prfncipe sentado,
De encendidas serpientes coronado,
Mlanifestando encono:
Cual tremendo volcan en viva llama
La negra boca inflama.
Alcanza con su diestra al horizonte.
Y con su frente al mns erguido monle.

Para imponer silencio abre la boca
Vomitando mil monstruos y animals,
Estremece del Orco los umbrales,
Y todo lo disloca:
Al instante en las b6vedus secreias
Retumban las trompetas
Horrisonas, formando tanto estruendo
Como el tronido de la nube horrendo.

Las tres gargantas del C'ervero entonces
Enmudecieron los ladridos roncos:
Call la Envidia sus laments broncos;
Y en ia prisi6n de bronce,








PO p S i A S


D)ondfe gimrn 1w; miseroi -fitta#-;
(Asaron Joi afanes:
Par6 en la F itgia il tremenda barcra-
Y r- ilencfl( el Infiero ov6 a :a Parra.

(LWorando dijo el p~Aido esqueletow
'Preparan los mortales.
iQu6 gran revoludc6nT "Qu16 leroz qiuerra
I 14Por privarte ne! pl.cido usufmncto

,.Htbo Lun tiempo reiiz en que mi ania
.KDe cautivos poblaba e-tas -egiones.
z;trvibando vivientes a nmonton~a
T-
.Con mi voraz guaiian
,De C'qw-lett, cS i los 'empios .nto.
-De la Haibna; con ,uanio--
A-loorres puecrrdn ;i-ifeiz r l z; Maes.
<(Hice continue gcuerra a !os rnorta~es.

D-'Iajo de mi f~xnetr.,t etandarte
&La corrupci~n wlarchab- v !a inlmunktic :
,&Sin que ob'iara 5s gOlpe. ta oericia
, '.SUtlillista el arte:
,D e [ ,,-s UICIpcs \ertOu con frecuencn;iz.
~Salia !a pestilencia,
,Perturhando asquezrosa \ cion ini.uitu
,L)Dc los cristimao, el solamne cuitt.







MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARlANGIl


BVoIaba con los aires el vcncno
,De la funesta peste haciendo estrago.
,La epidemia mortal contaminaba
,Sin que pudiera el mismo insensitive
*Libertarse del halito nocivo.

,La Habana era infeliz, y yo dichosa
( ,Como el padre el contagio inspire al hijo,
,Quizas vendfrian a quedar desierlos.
0a ser s610 deposit de n11terlos.


P'ero va ia PITlD AI) que i'l iih cl e.nviia
< tts.d'rp \l itdll iit



v; i.'t .' ['-.u'.), a! r. i\ iJl ,'ll| it li0In, .)



l' Zl.^. I>LI, 0ks10, 'AT o it"I'..












f>i ;eff' / le' >aS tor4'f" o- imbrai~j
<( Ia kn rnt.amn. .rro

S'' prete;ndo. l lice *U-i Ai mnmmnto

Il d :ae ii a1T Lst41a -iJan -P(?S(m.




-.o :nsairanaco lesnare iE. -:e'!a

ei emoireoi as u. aras -eanones.

_t. nsante os :nclios -arcnes.
r -,Ida f man lae :<-ilicCu


*'u tJi us epeOrs -uinrijouye.
CJil us -enttas -aniren it aur n u-L--




LCpta ti Lt ridjdiO V o0 iu'.iSta o
, 0. dilj .v lio .ie .t^' .Ltt .t dt 5, ..






iljw n i e ,e ,' I li l ef .-1.d.
<, I o Li L


\ i). L j ia.








MANUEL DE ZEQUEIRA Y AIANGO


,Quien mezcla con la cal menuda arena;
< Quien las columns labra y las cornisa:
(Quien para el techo las maderas lisas
.Quien sube al chapitel. quien por [a escala
,4Baja a olmar la pala:
(rQuien amontona el ripio. quien las losas;
(.Quien part v pule las incultas tozas.

,Corre mi lanio nmis cuando recuerdo
.Que diariamenie active vi al prelado
\nimar con su eiemplo a! desmavado.
,Y corregir al lerdo:
Confundido en la plebe de su aprisco
Y hlace que crezcan los pefiascos duros
,Como crecieron los tebanos muros.

.Y de la suerte misma que en la torre
,De -lembrot trajinaron los Titanes,
,Con menos confusion a sus afanes.
,Todo artesano corre:
\Vio concluido el pastor el santo asilo;
* .Aqui a los files dijo dorrrenmos
,Y) al Olimpo de aqui despues irenws.

,Por su influjo loh Plut6n' sali6 esta tarde
,Desterrada la peste de los tclmplos:
.Y el pueblo dando de virtud ejemiuplo
,Hace del triunfo alarde.









P E SA AS


DeI[ fanatismo los estrecihos azos
,fHizo el pastor pedazos
J-)eja sui yugos para sifmnpre rotos.

*Iba delante el estandarte sano
,Que d.a al inierno espanro:

<(Porque a esta institution* v de Manrique*
,Al compass de sonoros instruments
C
LEl politico jefe y el preiado.
'Presididos de un puiebo unumuroso.
,Del asiio dagrado,


El Uutriiiimi Sr. .D Jose Gonzalez Candaioi, Oiispo de Xilias.
U* SI. D. iegqu Mauaiqu;, \iaeis.L e cdiiij g)Oid
cavitim general qud fuo de la isla de Cuba.









TANIJEL OE: /4LQt IRA Y AIRANC,(j


Y it. fa ;alud plLiblicrz Irlrofi-
-;itnttuoso M'iausolet)
i)t' I[a a11 RoIiqion. (londe con p~mpa
012 1 Ito CIc (I[lelari flit i inaI Irompa-

Entran por f`in at (Genusnterro santo
oY ~n la puerta inundamn sas pupiIa;
De relih!oso ilanto-
(ada Iu~al representa on su semblante
Eli placer important
(Qu -iente la x'irtid en ei momento.
(Anc tedia a In patria un monumento.

Si *te Emilio feliz cuando en cI soiio
,De fa fortuna Subbvi,,o a Perseo.
firvandolo cautivo por trofeo
,.En triunfo aI Capitolio:
.\qnr 'Ato. lbs rnortales con inds gloti,%
,,Coisigruen nis victoria:
.A\qUel I lev infelices con prisiones.
'I o'tos lievan al teniplo adoraciones.

1L'n miniStro5 en ia catedra diivina,
V ~isti u Jiscurso ce elegancia,
,Del monumento 1Iogia Ia importancia
,En mistica doctrina:
"Colln Ta voz evanglelica v sonora
,Que a Ia fe corrobora,
,Reniisiones promote Clel prelado
FPor iotdo ci que adi fuer -:put

El Sr. Dr. D. Jolian Joie del Barrio, caiiluigo de ia .'auaii.aa Id
.iatedlrll priuni un discur-o oit la o:wiagra 6i del t-I I itw ia.i








. )2 ?


tF~cJs;~l r iei Itr;jje 3nnfifir.:
pnprincip, r 'pie i;stico i1 ;nitante
r(rn r.,diginga pimpa -rjiiirazntF.-

(fJP flflitO ~slnj1~ .in .fli H- f~iC~q
,Los "no~e ~cr~
, -LegiOneS ce nrifilnre. qwU-runines

,Refonando la tromra l .as :egiones
,Con las himnos 17 cnricos zapraans
-PLi3ic6 par los cilmas apaxracoS
JLas santas benaiclones:
AX Ileganca a -a Duveu-a -el _i:eo.

d. uor-pon~le je S4JLIIt cl e a -irra
Dy-Ic ho d -1Jiait i t~i lij _uterfa.


A c uai uuete -(i ;:ciiit 'Ieic!ILO
"! Curo ace as j iua- igaaatt:




4a'k.L 111;S1110 UMr` lO i:lc




A'.Stc JLL,: Ac pdist.


PulI el uul, Uuui.aiiio -,I. Unua; "'d,
dN C CU01dIQ Iidd.:'"-''-.








MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANCGO


.Ya el contagio y peste no son males
kQue sufren los mortales:
,De epidemias el joven esta exento.
*Con el triste caduco solo cuento.

*Y oira [a devoci6n sus voces claras
.Solo ardera el incienso. Ias aromas,
#Debido culto al Ser Omnipotente,.

La Parca diio: v el dragon inmundo
De negra tempestad cubri6 el semblante.
Y con fetido aliento fulminante
Quiso acabar el mundo:
Erizada ia envidia de serpientes
\ olvi6 a crujir los dientes;
Colerico tron6 el abismo enter.
Y Iloraba ladrando el Can Cervero.

El palido esqueleto con amargo
Sentimiento cay6 de un parasismo.
Y al verlo desplomarse al hondo abismo.
Volvi de mi letargo;
Y entonces conoci que todo el suefio
Era un vivo diseno
Del Cementerio abierto en aquel dia.
Salud y gloria de Ia patria mia.
















PRIMER SITIO DE ZAkRAGOZA


Etemo vive aquel que muere onracio:
Y el que el acero oengador no uibne
En favor de [a patria denodado
Muem en infame olvido sepultado.


Estas que mfras con reliquias. Fabio
Donde otro tiempo, cuando Dios queria.
Zaragoza existi6; la aterradora
De las birbaras huestes. Ningun [abio
A su loor es bastante: aqui se via
El numen del valor en cada pecho,
Un heroe en cada hogar. 'La ves ahora?
Ejeniplo es mustio de los hados, done
Por la codicia vil devastadora.
En cenizas se esconde
El alto alcazar y el dorado techo.
Aqui Belona en sanguinoso carro
Rendir no pudo la invincible gente,
Que el debil muro defendio y las puertas
De la patria con impetu bizarro.
Poniendo el pecho a las silbantes balas.








MIANUE OEl 1)1:01Et) 1'"MA V AP4. XPd


Ji Jlimn ilieni 'r 1 'ervnlz Al yncra;
i ,pidcemlni increment:
No ilespl'ga sus funesta.s alas.
.Mas ique e'i fiego voraz. ptr e[ recinto.
La fl(.a enfcrmeitrnad tdeo desiertas
Plazas v calls. v el baluarte into
Con la espaniola sansgre, desde entonces
No vio fos heroes que con tanta gloria.
Firmes la infame escIavitud lanzando.
Tronar hlicieron los prefiados bronces.
La asoladora fiebre al fin abate.
Como horrido Iuracan los altos pinos,
Los heroes que jamas rindi6 el combat.
Asi viern los vandalos abiertas
Las sendas para entrar..- itriste victoria
Y entraron... r.mas que importa? iCu il trofeo
Hallo por premio su infernal fiereza?
Oye Ia fama: su clarin retumba
Y dice: .reducida: su gloria. su grandeza
,\Ve convertida en pavorosa tumba;
*Y un contagio voraz que el aire inflaia
, ,Pero aun vive -Arag6n. Espafia vive
,Y en cada iiustre aragones recitL
<.Un hiio de Peleo.
Fsto anunciando va !a \'v!oz iaI.











F'(-r rlrmnh qira -f r;arro ;ipninen-,
Y ren m.~tfri r xpreqir n yo repitirpr
Tal#c4 profiqio'; 4i la v;oz pn iera.

F)Pscfrnde -n mi ravor nrumen fivino,
Quo, para decantar accr6n an aita.
Si no me das (l plectro pnerorino.
LUnguida siento que [a voz me aita:
Inflame mi furor tu sacro aliento.
Y hard que suha con sonoro nrino
La gloria de Arag6n ai firmamento.

Dirige. o Fabio, Ia anheiante vista
Al valle que fecunda
El Ebro caudaloso. lCual 2ontrista
Ver su marchito canpo con ia Tnmuna
Sangre. que vertio6 ei Pe'rao nerigo
En la prolija guerra,
CLuando el terrtbie aragoltes a Eyarta
Glorioso dlefndi6' /"N0o ves .a aLtura
Tan, emhe.tida Je Torrero. aonde
Gallardo un ioven de tuntii -igura
Por la elerea region cuai da.irO vino?
Fta Iudrcial y de feltivo trato.

holto call hablar. ell Jisc',uiuir eteaiwo.
De la In .iitud Lalmalte. v UJe. n11galu
QuC Ji C.Pleadol ies~oid
Lc la ppatlial, Cfllcllugu UiUibwi.jO.

\L'u pl1il C !nfelu vC .c111 i 0


p R) P i. a S 1








MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARAN(r,


Y filgida coraza cual lucero
Adomaha su tale peregrino:
En la firme siniestra
Arbolaba el pendon de Constantino,
Y el formidable acero
Blandia con tino en la invencible diestra.
AI punto el labio despleg6 divino,
Y el rostro vuelto a la ciudad de Tubal.*
A san larc v a los inclitos varones
De Zaragoza) soy el Patriotismo,
#En el profundo Lete sin ventura,
La colera sufri del despotismo.
AQuiso grabar en mi de oprobio el sello:

(Do mas centellas el caii6n fulmine
AIIli el primero sufrire el estrago:
4Yo hare que tiemblen las invictas Imetes
(Hare que Ileve en caracteres de olo

* Tubal ?e dice haber sido el fuindador de Zalajl,zu.










'4,10a inqrinrp'6n a nistoria
Qr to:!n 3 rirfltf d~e 1nqriato -h ithr

cf grTlruni~/R. tJniilrm71f
JFfon ql Aip-r Wie "A jint7A riia
fEn an 6nmico rami4o y emiPntplp
Dijo: dle in aita dpsrf-ncA-i6 I f-i mirxo
Como ravo iulaz. -, iiiiente
LUs militarps :,intos -ecorna
Y en todas pazte.- cnrirrio al 0iigro.
lose tan urento -m -a jadina orecna
Como mezciaido -n ~i *-mrnare :ro
Tan veloz toma a -mcenicicia necna.
Yi hace crue ei czncavo neai _-e,7enre.
CjoJe diheriiius ci troue moeorre.
Do quier 2i riumen muteiar e 7ia.
Y asoladora dspaua evoivia:
En e lagrauo "xospiclo
De !a sangre. =n 2ri -'oSo, ?q
En la arruinada torre,
Fit Ia lirremia ,xpio4o6n Je" 2uiicio.
Y en cuaiesquiera pctrte,
Siemlpre: alefltveD'd A. jcdiiOU HljpiCIQ
Fl Pc rioti.imlo :oaiulo f>iero Mlaite.

Mla. vuelve FaJio, :u.rcida_ _a6 iaaes
Del tlwaltiewc),hvate it'1 laiiuii
DVoIde 4ta %c4 Wu&IW
L)"Plegaix L-Cae3 !Zt CgiOr
Rcliqulaz lulln.Zlae",







.MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


Alli batidos fueron de Ia altura,
Donde el valor estableci6 su also:
Alli aguila erguida por el suelo,
Herida al golpe del agudo filo,
Postr6 su agudo vuelo.
Hacia esta parte la atenci6n conduce
Y en confuso tropel verbs mezclado.
Con el morri6n plumado,
El acerado casco qcue reluce,
Y el corvo alfanje, y el hendido peto:
Alli veras el livido esqueleto
Del jinete veloz y furibundo
(Que bramando tronc6 Marte iracundo:
Advierte alli el camino
Que iol16 Lefebre en vergonzosa fuit,
Lleno de espanto, de la suerte misnia
Que Pomipeyo fg6 (del numantino,
Y del inclito Alfonso la morisma.

V\'es de Portillo la olninosa puerta,
Que tantas veces demolida ha sido,
Por las centellas del canf6n sangriento'
Pa\vrida la mente aqtui no acierta
A pintar el intrepido ardimiiento
Del grande aragon6s juia s vencido.
iCuantas veces el ituro destruido
Al estrago voraz de la metralla
De pupulra* vestido [fie creciendo

Los aragoneesa rounpie.rolu hatba lat curtiiuib i cue adoilulhaii ia
alojamientuo, para hacer sacoo y llenarlou de arena c:on que fornmar aus
baterias.








POESIAS


No aI son de lira como la muraila
Que hizo nacer e[ muisico de Tebas.
Si al estampido del caidn horrendo!
AII fue donde intrepida Agustina.
La inmortal heroin,
Marchando sobre victims sin cuento.
Con gentile ardimiento
Menospreciaba por el aire vago.
De silbadoras sierpes el estrago.
iQue impavida corri6, veIoz cual flecna
_l desierto cafi6n! v con la mecna
Que al azufre aplic6 su Iheroica ciestra,
Hizo que el bronce en encendida lama
Escupiera Ia muerte asoladora,
Y que el bronce tambien guarde su fama.
iY Ia tuya tambien, Bureta,* lustre

Del sexo encantador: Tambien la tuva
Eternamente vivira en la historic,
Con la legion de caridad ilustre
Que en pos siguio tus peregrinas hueilas.
Tus huellas que ariocsraron a !a muerte,
Y muerte el filo suspendio de verte.
Acrecdor es tu nomubre a que se incluya,
C(on l ide tus mationas~ L dIonlllas
En el uoble padcron Lie ias Camitas,
C.uando lidialndo eln las dalientcs tilas
Se vieron los heridos,

La condesa Bureta form uu cuerpo de mujeres deatinado : sicwo-
ner los heiidos, y llevarlas proisiones a lad bateria..








tMAN-UEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


Por vuestro heroico celo.
Entre eI h6rrido estrago socorricos.
Cortad. loh Ninfas' para sus hermosas
Scenes. guirnaldas del pieride suelo.
T 'J,,dlas 'amos Je azucena v rosas.

En tanto iqui pavor! en tanto ardia
La jirnusfera en reliimpagos: las bombas
Lis altos tediticios desplomaban.
La metralla Iluvia
Por :ni 6ocas que fuego vomitaban:
Las inilernaes mdquinds trunahan.
Y ci Olirimpo entre el humno se escondia.
o)r uo quier sangre. pur Jo QJLier vrofundos
Su;piro,. rnoribundos
El efo repetia.
Imnto ai tiyaure eln ia lid pervcia el i0ijo.
Lxpirbaa el anciano en ef condiati
Y con eiTrvidu vuz eI sucerdotc.
D ando de honor v de virtue eiCInpIo,
)e!piPezabu eI pairietico e.staitdarte,
Y depreciaba c destructor adzte.
ic yi inillitru dignoll Suss gl ox lviu!
)Lie coln celo piadoso.
PI~ciiicu Ifri vez, utra guccnelo,
(-) jleritabas al triste acqoniizaiktc,
0 iritrepvido VUlaba al peligro
LDe !a lurrisoia i L-d icrnpie vi pi rimtt.,;
Si rr[i SuIkuro plectro 110 c, b A cteruxhzar tu nioxnbrc,









PE 23 A S


Con versos de esnendor -. vrida lenos.
En e sagrado fernmo.o -e la _ioria.
De que es muy ligna tu .irtud. a mnenos.
Admite esta patri6tica memorial.

'Prosigue. F-abio. a .mi antar atento.
Y mira los jarriines
Cuan lugubres queaaron lesiertos.
Queedaron los io-ares :v ontine
Del emporio Je _Marte:
De santa Engracla ei -empio eeregrmo.
De heroes giorosos 7anteon :iusre.
Quedo envueito centre -; :gneo :oredIino.
ian vora2, lue =a -Ln "2unro
Fue convertico -n -aliio .onrunto
De 'rigidas avesas,
i$ sittulacro v ei jutar .ivi'it.

I\'es alli 'a )ate,'ia
Que unl inlgrctto .t a actiria, -t1t niuente.
el iitombe I-ihtiottho .e -ipa i1Oi, ,timrnie
Cultego ai dcil .tSlt ". ;d u Oiliuie
SEi pUctieup.'uo ouiiio.

IC'-pt C. .I bit'il diTr >.i :eOiiiia,
iul quL ; uO iUO ; iito .gO.i l)e.
I cll quc ic",at 't" ic

L 'uc ma.it. a *Jl .o ,e :gnomillia j' clo,
ct f.conigu t\ lIdO^ i \cngdt O.a

La ali>a u.' .la u -a auUicito ucJo.
\ la. L ^'uAiA.ni., 'a xc;'. '.a.Ce trcazi








MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


Del lugubre sepulcro: desentierra
Contigo aquel pufial que a tu inocente
Hijo en Tarifa le quit la vida.
Muestrale. y di que en la africana guerra
Ser quisiste primero filicida
Que con la patria debil e infidente:
Sea tu conduct ejemplo
Que al hombre guie de Ia virtud al temple.
Que hlaceis. decide, los que al dulce canto
Seduciros dejais de Ia sirena,
Que al par que inspira al patriotism espanto,
El coraz6n os Ilena
De ingratitud y rabia viperina?
Volved, ioh monstruos! las inicuas plants
Hacia el santuario del honor, oidme,
Y si aun sois dignos de la voz, decide,
;Qu6 deleite mayor, mayor encanto
Que el amor a la patria? Qu6 atractivo
IMls sensible que honrar los patriots lares.
Las leaves, las costumbres
De nue-'tro hogar nativo?
(Y esquivais la virtue? iDe sus altares
PlIcidus desertais? A la morada
De los nayores vuestros habitada.
Perfidamente procurais la ruina?
iPreferis con acero vengativo
Destrozar, como el sCIn de la I adre
Despedazo el vil hijo de Agtipinu?
,Quereis ganar. comu Erosttato ciego
Y fanatico. flaa dando al fuego
VoraU el templo de la patlia snito?








POE A S


iOh execraci6n! iY el cielo no fulmina
En vuestra frente el rayo destructive
Si el monstruo encantador os brinda gforia.
Y excelso timbre en su robado imperio.
Para que el techo abandoneis dei padre:
Si despues que cautiva nuestros reyes
Promete dulces y benignas eyes,
Os fascina, sabedlo. y vanagloria
De que con placer vais ai cautiverio.
Do atara al cuello la servil cadena.
Que en la future historic
Sera vuestro baldon y vituperio.
Fijad los ojos en el gran Ulises.
En ese ejemplo del amor patricio,
Y vereis como elude el artificio.
De encantadora Circe,
Y perfida sirena en el escollo,
Cuando asido qued6 aI mastii robust.
Vedle con ceilo adusto
Como de amor hacienda sacrificio,
Sordo a la oferta de la amante Diosa,
A la ininortalidad prefiri6 el gusto
De vivir en Itaca;
En la misera Itaca sin comercio;
Para que sus cenizas una losa
Cubra con las ccnizas de Laercio.

\'olva\mos al comibate: Zaragoza
No eia ya Zarargoza ioh Dios que asoubro!
Sino pailida imagen de Numancia.
Llecno de intrepidez v de airogancia








MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


Lefebre intima al espafiol caudilo:
Y eI h6roe Palafox entire el escombro.
Que inspira al mismo sitiador espanto,
Firme plantando el estandarte santo:
Maldici6n, respondi6, patria, o cuchillo.
Y sus belicas huestes con voz IIena
De valor que al Olimpo se levanta:
Fuera. fuera, gritaron. la cadena,
Y oprima-nos con ell a a gsargnrta
De los ccmpeones de Austerli= y Jena.
Cual tremendo volcan que regurgita
Por ronca fauce Ia sulffrea llama,
Y con Ia lava que voraz vomita
Tuesta los campos y Ia tierra inflama,
Envolviendo en su ignifero torrente
La cabafia. el pastor y la simiente:
Asi el mortifero cafi6n, brotando
Por bramadora boca plomo ardiente.
Fue las contraries filus derribando.
Los caudillos y jefes destruyendo.
Y los campos de victims cubriendo.

Cuncrtase que uin noche turbulent,
Una terrible y cspantosa noche,
Cuando rendidos de la lid sangrienta;
Suspendido el combat.
Todos gozaban del prolundo sueno.
Un prodigio se vio. Improvisamente
Tendi6 la noche el tenebroso mlanto.
Y el furor enlut6 de las estrellas
Con iracundo ceAu







POESIAS

RIgi6 la tempestadf: sobhe;-iamente
Entronizando ei Aquil6n, de pspanto
Cubri6 Ia tierra; y fos enormes ,echog
Se vieron titubear del tempo santo.
Do en el silencio de !a tierra fria.
En sus [igubres lechos
Los martires descansan. Con imnia
Saia rugiendo el huracin se~Tua.
Por los montes los cedros incinaron
AI sopio silbador del raudo viento.
Sus elevadas copas.
Retumbo en Io interior el pavimento
Del santuario: las b6vedes tronaron:
Los altares temblaron.
Herida con los rayos del Olimpo,
Semejante a la vez que ios Titanes
Declararon a Jupiter la guerra...
Las lamparas sin [uz, f eemrplo a oscuras
Quedo de pavor ileno vy iedo, cuanuo,
Al palido uucir de las tceiteflas
Se vieron de las fosas tevoiando
Salir soilm'da y Leidcuda. rigurc,
Suspirvs y queic[las
Por la atmhnsera lugu ie lanzcanio:
iAy de ti Zarauoza: tcpila
C(adra cspechc'io al ejai ia C cea tuiLiLba.
iZaraugu... en la buvc! a c~rumba,
Y cual tc.ible "aio que eh'oLd.a,
Peuctlrai e cl laL:nct tieoponiia:
.A\ de ti Zalagoza' :LZa:agoza








MANUEL DE ZEQ:EIRA Y ARAN(;O


\olvi6 la Aurora y tras su carro vino
Iris. la paz benefica trayendo.
Y al Averno Ianzando
Con su luz el oscuro torbellino.
Al punt el patrio numen fue explicando
El vaticinio de los manes triste.
--Iales anuncie: nuestro bien consiste
-En santa lealtad: llamas, heridas.
,Contagio. sangre. muerte quiere el hado
,\iles que opriman nuestro cuello libre.
Etfermo oVive atuel qu,' muere honrado:
,Y el que el acero Lvengaor rwo ibre
Err ifavor de la patri, deruzdaxto,
Mluera enr irtnum olvido sepultatao.
J-De( qu(t- irvnrr las vidus,
S.S'i JI Ienos de vcr Jde l1 ciuclad ilLLstI'?
1'Iuruinus si. miruino.s: deio4s ltstir
<.\ la Ititura I:'pUijai :


"lDe tlu uor y IC ultui J Il bul gralttli-,
Y '11t pal i)f i (iti 11 lor l u V i st" ttatit. ,
Y Y ttt- l ie .tllJo 11 tj m t.u stia ,t ala t k tin.
I('un iu al VII denliiiutu LcUti ptu-i LI
f1 1 Iiil,, vivil IJt-l iavtao tlttc tttatl,tl,

IJ)iju. y c:n Inilo I~i cil llaii gA tLuA
.\ uo lit (,n. dilA v ci un i. yII -tIItu,>













.0* "uAnto a nemor7; a Pnnrhiba
7I :diif* r Tl'rio irriimiento
Y7 a rirutlf'ad -On ?T~e 3P!earon
Las -rooma ire!T ia
Qlaue intr4Trio "-7 erroz r'ier -P-ia-
Cada 'ioqar -orrvrftio n :n :aiuarre
Atacad)o e "0o et _nernmio
Do -n ea'or ri racinaoo -'arre
E! ruego igita :e a Trna 2ueera.
Y :os :--oalos ie -a -argo stiga:
7 j-anto --nc'tentra or uaiaiera arre
Acroveila su :arnara -uaiuraa.
2I :iLune -e umo -e :sconaio .a :erra
Y jvose Z o mrieror .e Qs veKei
. tlrunr ie a irttras o s ),runt-
hue T eutttoculto "alti o.LI 02 Iu: uieS.
u cti atetkuaOct o0 .:avuuj- ouID es.,
' ;to Z a )tf.ita 4u117 -dilAduO -tiict.
Suactt ftLitatikja - .eit aU< eulta.
'-.ti u.- \IEt)LiU.c 'Ai i -uto e tli1,








a' "u uiiiT-a ,.. Luc uio.. il.ja







MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


Llama devora el milagroso tempo:
Todo es sangre, fragor, incendio, muerte,
Horrible estrago y pavoroso ejemplo,
Donde el magnanimo valor se advierte.

Esto ve el patriotism, y fiero como
Sangriento tigre por el dardo herido,
Que por fragosa brefia veloz sube
En pos del cazador enfurecido;
Asi precipitado a la lid vuelve,
Y las haces intr6pidas disuelve.
Cual fuerte soplo de Aquilon la nube
Espesa y negra que enlutaba el aire.
Fue la atm6sfera al punto convertida
En azufrado barbaro torrente
De plomo. fuego. y encendidos globos.
At6nitos, sin vida
Caen los campeones: el terror se ampara
De la enemiga gente:
El jefe se conturba: ni el soldado
Obedece al caudillo. ni el caudi!Io
A contender acierta al que ha fugado.
Lno la imperial insignia desampara:
Otro corre. tropieza. y por el suelo
Deja sus armas: el atroz cuchillo
A otro derriba: Ia Ilorosa frente
Otro levanta amenazando al cie!o,
Y al desplegar el maldiciente labio
Le cubre al punto de Ia parca el velo:
Cual implora clemencia
Del vencecIor. posrando la rodilla:








P 0 S o i A


Este con rapida carrera fuga
Del Ebro hasta [a orilla.
Do al golpe yace de ia crueTl achilla:
Otro en el curso del undoso rio.
Que esquivar el peligro conietura.
Le alcanza ei bronce bramador impio.
Y hall la muerte que _vitar procura.
Por fin. nugaron vergonzosamente:
Sigui6oos Paiafos: v ia victoria
Orlando afabIe de iaurei su rente.
Tambien brindaba al escuacron valiente
Timbres que ilustren a :utura historia.

Al rededor de la tierra jtao i aia
CGiros cincuenta v res, ei rojo carro
Desde el aciago dia
Que Febo el signo visit de cancer.
I T
Svio principio dar al cnoque curo,
Hasta aquel que con mpemu bizarro
El valeroso aragones det muro
Lanz6 de Zaragoza
Al vandalo feroz. h:. goza, oza
De laurel inmoital, cudad lustre.
Mientras ardiendo el espailoi en -uro
Fuego, en las aras Ie la patria iura,
con sangre tinta la ra -gaa rente:
Eterwa guerra a la nation perjura.
laldicii. al tirnt i;nexorablel
:oldcicion v jveactza. eernamente.



















A DXOIZ Y -ELxV REE


SOBRE

E1 DOS DE -MAYO G EN \I-DR1D,


HONRO la Grecia at mmrt ai L-eonicias
Con gus tresciettto veteoso:. CUan'O
E-l choque rcsistio oJlk az rtenrld
De las pir-icas hue'tec drevictaa
Por ta patria expirdlhuo,
Xutes que Jar Zi Ia cauend.

A [ a sAaial 6e-'iis,)ua Je Nlaie.
T101101luallilo 0 11rWriiCL S W114,10LWS'j
L as conItrariai legioalC,
Priniipiaxon lit lid: a i~cui
-I difC diL) lds \ou','01o4 rleih.
Q!LLC eclisalon Al ', ,E,,A U,11 .C
k~c clp~kru el ~A la ai~ac rlu.
Y c ublicloll tit (tiia
L ), pa~ti. III cticp;tu tic(aou
Qwue OILU"1011 L">CUJO
AuI.1 N' Ali111~ t








MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


De los ferrados petos despedidas.
Otra lid, otro empefio, otra pujanza
Pide el peligro: mezclarse las haces:
La espada el persa centellante vibra
Choca contra cl broquel la cruda lanza:
Y el espartano de morir se libra
Redoblando el vigor, y la matanza.
No hlay ni piedad, ni paces;
Petos y cascos, y esqueletos cubren
La arena ensangrentada,
Y horrenda nube de funesto polvo
La luz les roba del sereno dia:
S6lo infausto fragor se percibia.
Ya de Xerxes la turba amedrentada
Iba a esquivar la lid cobardemente,
Cuando un nuevo torrente
De barbaros rodea
A los heroes. que fueron comprimidos,
Y sin respiraci6n. ni movimiento,
En desigual pelea
Sofocados murieron, no vencidos.
Bate el persa las palmas, y retumba
De victoria el clamor: pero la fama,
Dando al clarin el sonoroso aliento,
Las victims or16 de verde rama,
Y alz6 al Olimpo la gloriosa tumba.

A.i intrepido VELARDE, asi DA6IZ
Mayor denuedo, heroicidad mis grande,
En letras de oro con lheroico celo
A la posteridad han transmitido;








POESIAS


Cuando Pirene de la altiva cumhre
LIen6 de plagas el hispano suelo
Derramando guerrera muchedumbre.
v
Sus votos cy6 el numen de Ia guerra.
Y circulando el furibundo carro.
Hizo de Mantua retemblar Ia tierra
Al rechinar los diamantinos ejes
Con impetu bizarre
VELARDE empufia el brillador acero,
DA6IZ la espada centellante empufia;
Y al Parque cual relAmpago ligero
Van, el patrio estandarte desplegando.
iOh prodigio! iOh valor! iOh eterna gloria!
Contra inmensas falanges aguerridas
El casi inerme, y diminuto* bando
De patriots dispute la victoria;
Que con la 6gida fuerte
Los cubre, y guard las preciosas vidas.
Sin mis aceros que el robust puino.
Sin mis muralla que el desnudo pecho,

VELARDE Y DAOIZ sostuvieron el ataque del parque contra mas de
cuatrocientos y cincuenta hombres, teniendo ellos setenta poco o menos,
y 6stos desarmados y sin discipline.








I.MNUEL DE ZEQUEIRA Y .\RANGO


Core a a iucha i escuiadr6n inerte.
in Tue -i estrago iei cafiorn ronante.
Ni .os peiieros ue cercana muerte
Arredrarle udcieran.
Cuanta lustree accion Je aquel moment
Hara n nombre eterno ieroica -Esparna
-acia nijo te ru sue!o un D ios na sido
Que rn :aaa paso -incilo una Iiazaiia.


Entre ei nestrozo asolador Idel once.
.ntre eti iiero poivo. v umo dcenso
La id se :raba, v cdesparece entonces
La nueste. et campo. y ei Olimpo inmenso.
Red6blase ei turor. v los patriots
Con -metlacos aceros arremeten
Sin temor contra uigicdos aifanges:


Chocan. saita ia roja sangre. v rctas.
Entire petos, escudos vy arzotas,
Cubren en torno [a nencendia iarva
Las timidas ialanges
De !os campeones tce Danaik v Jca.
Y al crudo herir del espauhul valiuttv,
Y del bronce tronante al estampido.
Rindi6 Ia espada el adulid* vilitucnt,
Y el infame agresor qued6 vc,..id,.


Cuatrocientos y cincuenta franr:tsen idalim Ia u 1i ui.u ii.uni..u
un coronel que los mandaba, a lob st;ttllLu lvr a 614 p.t Iuna i mll.,
que con un cafi6n defendian el cuartel de attillvtia. vdant i) luallificlto
que public D. J. de A.











En ;aniqr, -in a. e 7 f r;ar ,nhiancin
Lna parte fiA as -e-iones
Del tnemigo nando:
Fuoaron. i. :ugaron. AT rnr-idoo3.
lienos de -xefradion ife -scrmiento.
Despareiern nai "igera -rne
Ali ronco uilbo Ie rnracan -7iolento:
Do auier ;e )ven -us arantos i- iaridos:
La muerte 'os aicanza.
Y caen atroneiIaaos
Soare ia iura 'ierra _onruncidos
Los cauctidlos. Tos eres. os uidaaos.
El ugerrero Daoiz 'us *luellas -Iyue.
Y A ia -nemiga tum'a e ioawanza.
n! aeuQttw o VELAI.Arb US, fSttMsgUc
Cot)o Uyo ae love -lesptreiuicio
_Alk" bOU CSlk i ae ~dA19Ml, 'o 'e efigdfad.

btasta. a ,asc troe"h




'~o ..~ 4a ~LOaid '). 1ci4~-~;U aj~. a~
LNui',cl as u.'i~i~as as c~






Li.U VIIcL U iNk L Lick -


Entic


: : 3 k 3






MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


El flamifero azote sacudiendo.
Los campos cruza el furibundo Marte,
Sobre yertos cadiveres crujiendo.
Por doquier rompe: nada se resisted
AI impetu fogoso
De los veloces brutos que lanzando
Van vivo fuego por nariz y boca,
Y enrojecida sangre van sudando;
Que sangre dean done el carro toca.
AI tremendo crujir del eje fuerte,
AI chasquido del latigo sonante.
Mis que fragor de tempestad horrenda.
Se estremece el imperio de la muerte.
Treme el Olimpo al eco relumbante,

En pos del plaustro polvoroso. oculto
Vuelve el gran tropel de tigres fieros.
Con duplicada gente y mayor rabia,
Que haciendo alarde del feroz insult.
Por tu suelo, ioh NMadrid! se derramaron.
Do cercados tus inclitos guerreros.
A vencer o morir se destinaron.
iOh amor a la patria! Iamor divino!
Tui el numen fuiste de los que esquivaron
De infame esclavitud el yugo indigno:
Por ti es dulce el morir. por ti la guerra
En la ernpinada curnbre de Mo anyo,
Por los campos de Astur y de (Castilla
Son6 su trompa desde el Dos de Mayo;
Por ti cadur el usurpauor de solios:
Por ti la paz disfrutaitt la tieriu.










En Fuego abrasacor. m huimo v oaivo
Convirti6se [a esfera: las iegiones
Por cualquier parte en [a crndad augnsta
Lievan eI luto. destrucci6n v espanto.
La fe rompiendo. yv uramento Santo.
Los hogares. [as plazas. v jas Iailes
Ocupacas se ven 4e combatientes.
Y at ronco trueno d&i caii6n vaL ian
Los mtrros. v [as torres eminentes.
Aqui y -aIi los acerad~os l4Ios
Rompen los quicios, V obmnclauail 7,uenlas-
De SLES duleiios :-acikiicos deSierlta.
Cue! de.troza eI candado. v e* ri erecno,
PVcjYWeS que aVdro ze Saco6 Ut roV.
II ',Un11 cldxv al triste 11oributiD
Qtie -zuspira en su afliido echo;
kcd ze eicucha el !aiucntar ,Yrvfundo
Del alC'ialO uCZ mUIlleCc: 'io dv iiJO,
DC ;IL tarbaric evxinto.: 'Los L taxes
Ccri"'. erteri en patblulos. \ lbigani
yQiie el hijo riluld an'te e iseniIhle ja~rl
Y que la tierna nmadlre
VC01nIua IMirfe al iYKYcfinte ijiflo
V ilntiw acr del vanmalo omiiniosi,
Y a otros al :arro de \ictoria Iigdu.
C0,10 e.,; Nhorrelldl a rio~;,i,, V :Ti~iv
AL afaiic Lj'.. ,lZI\itUOI .. 'a \ ii :aIJdtZI

PC Jc c. tclochc'- b'ri.j'LmO iJtl Scna.
LX- ..l .e C. .c td. !IiiCIIOZ i O. ~ l







MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


iD6 esta la fe pactada, la paz santa
A el espafiol imperio prometida?
iD6 la noble confianza encarecidal
iOh paz! ioh alma deidadl loh cufn en vano
Tu nombre augusto el agresor da al viento?
A tus aras jams Ileg6 el tirano.

DA6IZ Y VELARDE batallando en torno
Del Parque, los aceros
Contra Ia inmensa turba revolvian.
La centuria animando que regian.
Como Ias olas aI saiiudo soplo
Crecen del huracan, asi se agolpa
Del vil contrario Ia furiosa turba.
Y cercados se vieron de escuadrones.
No el temor, empero. los conturba;
Antes bien con ind6mita osadia
Intrepido arremete el sacerdote.
Y el niiio entra en la lid. y la doncellit.
Cual con iniutil lei~o atnometin
Contra el alfange corvo: cual coatn hlondh
Los robustos frisones cont-itan.
Cual sobre palidos espectros Itutlln:
Aquel rasga li humtildc vrsttilttt
Y la ofrect ul cttil6tt rit vC tIe. cbliLpi,
Asi acreciendo el i)tvors,.o relraogg:
La mul servida Imrchli ritvolvitclu
Otro aplica al tauttfr. y Cot la tropa
\Vomitu te broncet des(It-Ai'lr la imnaiti:.
Alli unu mujer futtiedr










Ai herido socorre.
Y otra de belicos pertrechos Iena
La cesta o lienzo, v de temor ajena.
D6 el peligro es mayor ranida core.

Pero 1oh dolor' en [a garganta muda
Queda mi debil voz. ai ver cne orota
De su centro [a tierra
Mlas verdugos. que el soi atomos -eves.
Ya un tropel de vandalos encierra
A los lijos de 'vantua en soio an runto.
Que ya sin respirar. va comprimiaos
V\ictimas seran del cruel tiran.
Como el noble espartano.
De Termopilas en la cruca auerra.
0 como aquellos que admiro Sagunto.
iSalvate o tumene del huror, V\L.aRDE
I;u te salvas tambiet DAOIZ iiustre
L.as vidas conservad. Mlas lay: _tque 'ttiru'
Ftl oule suspcudeI de los aceros
No conl maulo coba~tde,
SOh tigrets carniceros!
\.cabeis Je stllar vuestra ig;ominia.
1\- la brutalidad hacienjo -iatde:
I o s hicS reLpeti qu1e dlan iiustrdJo
tl tculplo de Belona v a, ciaino
OL' LtAL'.-\A) Al Orbe [hal In,.ica.dO
IMlas 0 pCldido suplicaL suas pedltl
bIa t.p.icron i qucqatl pa'tap.tnttcs
L')un rli hcdJas JeC i,,i ,eIaCie..!
N c.\uilllnCs J[epiJdetl







MIANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


El ultimo suspiro... ya finaron...
Y del suelo volaron
Del alto Olimpo a la radiante cumbre:
Y aI despedir el postrimer suspiro
Ardi6 la esfera en fulgidas centellas
Del patrio amor en el hispano suelo;
Y al derramar aquel licor precioso.
Que circulaba en cada ilustre vena,
De indignaci6n cegaron los verdugos
Viendo esmaltarse en rededor la arena.
La muerte en fin con tenebroso velo
Sus ojos eclips6. Caliope aparta
La vista del suceso lacrimoso
Que vio Roma jams, jams Esparta.
iSalud, salud eterna, augustas sombras
En paz yaced en Ia mansi6n de lumbre!
Que vuestro aliento celestial inspire
Desde alli el fuego asolador de muerte
Contra los ga!os, mientras Febo alumbre,
Y que la tierra en su contorno gire.

Enhorabuena recomiende el griego
El valor de sus huestes distinguidas
Por su gloriosa memorable hazafia;
Que si a la Grecia eterniz6 Leonidas.
DA61Z Y \'ELARDE ilustraran a Espafia.

















A LA NAVE DE VAPOR


iQui no pudo alcanzar Ia industrial humana
Y la ambici6n tambiin! El siglo de oro
Vio inventar a Saturno el duro fierro,
Y arando el seno de Ia madre tierra
Obligala a que aborte el gran tesoro
Que en su vientre fructifero se encierra.
iOh siglo de placer! Ti, has sido solo
El pacifico siglo de abundancia.
Quiza debido a tan feliz intent.
IPero oh dolor! Que prontamente el hombre
Lo convierte en mortifero instrument,
Y la que fuera venturosa estancia
De vivientes, del uno al otro polo
Cubri6 de sangre, de perfidia y dolo.

Otra edad se present,
Otro tiempo de audacia y de malicia,
ITiempo que marca nuestro oprobio eteroI
Tal fue aquel cuando con la faz sangrienta
Apareci6 en el mundo la avaricia.
iHorrendo monstruo que abort6 el Averno!
Al vcr su aspect lagubre e iracundo








MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


De luto cubri6 el sol su tez radiante,
Bramaron los soberbios aquilones,
Los brutos de Neptuno se espantaron,
Mil y mil tempestades la anunciaron,
Y en centellas y rayos ardi6 el mundo,
Todo. era gran pavor, y el hombre solo
Alia en su pecho criminal; el hombre
Dio al vestiglo hospedaje, y su inclemencia
No teme ni le espanta.
'Y tdi que hiciste infernal monstruo entonces?
,Que hiciste en premio de fineza tanta?
Nunca escuche tu voz, temble a tu nombre:
Empero es fama que con frente erguida
Y tempestuosa voz asi dijiste
A los que idolatraron tu presencia:
-El noble acero que invent Saturno
-Otro destino tenga: enfurecidos
,Y desde su eminencia
JlMaced que caigan de seguir lieridos
,Los altos pinos y los cedros lfuttes:
,Publad los horizontes
*De xi iuticos hogares;
.Y Jdomaido los homtbtros di. Ne-pltn.
PJeneetrad cun itiettpida o-acdii
,De)de la unia de Itn Ltell Aninam
dlasta 1a tumiLba dutind muerel el dida.
.La ibtcio6n tliju: y pites~loo etl hmlilbre
Aitado culr ddl agudo atein
Y lous obusto. aibolt, deiriha,
.\A ilh, 11 ( lieml1o tlit- ilvebhfcbs dliosja.









POE 3I A S


Con eco Iastimero,
Cefiidas de cipris en vez -Ie 'oas.
Al contempiar, iIorahan profanaino
Sus temples ce esmeraida -ierribaios.

La industria animo ai mnanlo. 7 :onvirtienao
Los cedros en mantiros laiac:os.
Surco el hombre aos iquiaos tspacios
Por do nunca se ovo la voz lumana.
Ni el sopIo horrenco ae Auqmiin adnucao
Ni el bramido dei pieiago sonanre
Pudieron contener la aucaaz onria
De hororizar ia esiera mn uiditance
Turoando su quiwtu y aa aiegrta.
"Por que Jime asvon, :.pr que surcas~t
El proceloso Euxitn
CoLnucienuu en t:u nve .a :tuetl uetffa.
lkJitc! 'uO -It JU c
:. 'uail ue tu ,xetensioin, ct-idi :u iaesc
Pta ir le C o-nii a a lt.nvaur a :teird.
La u-Lutyaiou uo 'u Lt '"loan.
i^ll tu. iinoio c '.-itzii.i rit'3 .
TLu allgonaticiUo uiS. v cil :u ira
tlablien canta.te l ctinanli *:roueo.


"onelCn !o s tiempus v an Clos .c)n
L ii 1mid 11 pdlnl tld i I ;IAc.0A O .T iis0tO..
\ cl plinico C. Cvoz~.. .i :uSnc4 -uia
1 t~ Ia t i los p.\ le'ai p'i V.id U.dOs


' La Ltudd da la ULhaIua.









MANUEL DE ZEQVETRA Y ARANGO


XY !as viste v hoIlaste sus arenas
Despues de dollar el cristalino monstruol
?ui hiciste cue temblara el occidcnte.
Y 'loraron v rierun las Sirenas
Cuanuo 'oLver e vierun
Lievanio un nuevo mundo hacia c oriente.


P mr jim parte Crarnc-
Iupaviao Gzrntx. veIoz vuela
as uigiagas pue-rias de !a Aurora
tasa mncncrar :ei Sc1 [a cuna de oro.
aoito ababir Que aI se adora,
COCUR CarnE'ien Se inflama,
it -.oi -artc ion,( tf mar se yela,
ira -otoper os --nicus cr.ltalcs
70 .10 -C '1L':LChi ICJ Ior;ido% jeCes.
'os ornlpe 're' vtctk>.S v Ind Vcc(s


-iftinuo iatirus nirimrta!T-,
i;irro arl *&(fl U ~~ vc'rgiaICO




f aritbic.1r CGuit~ n&, rt j mIAt t %IjIIhIIIh
11 Viiil I"Iui i


CI IlrICI O~lh q t1 ', %I,iJ ft

Il tit) 'do. p go'. or 114 .u Iw 101t, 11 6101 4

1511 I0 11M111 .M L













Sriri !T~r ~(-?.c 4~j~ ~oT)

F~~~~-" ALno-~r -- -~trLr i fm








S:- na nr uiSte. iu; t i7rP rTe caIjnO
- 7 7air ifl -yir no- e
L-vntrar ;i C4=imno a zeza
F"Ic-r u' _i-emm, t- arrcwn S a mtsavu



Nactf t&wlu -l a nvvZt x, rre't-te.





:it ktCt rLf'"A i.t








t, A ~c~ 1~ cQ-







MANlUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


Para esparcir el bien sobre Ia tierra.
Mas la nave ha trocado su camino,
En lugar de la paz IIeva la guerra,
Y ensangrentar el Ponto es su destino.

;Y\ qu6 no basta al hombre entronizarse
Sobre su globo dorninar Ias ondas,
Y de sangre y de victims saciarse?
No, el eterno anhelar los importuna.
Y dejando a sus plants los imperios
Blanchar v MIongoljid* surcan el iter
Para asaltar los montes de la luna
Y seguir a rnis altos hemisferios.
ICuanto inventor sublime!
Domar las ondus sobre un fragil Icio.
Detener la palabra fugitiva.
El tempestuoso cerio
De la nube ruirur cun frenlt allivli.

Y hluc(r obeditctr al velo, rnyo:
.NiAvr'ur pur h-Ir al Oliimpo:
Todu alr-vido 10 liu iiv-nlIn rl ilhIIile.
Y (On fl-liz trisayo
Conrisetttir liu ptidido. Ailli iJ .nln
Q)m drhi-r, fijuir- it ,mdin.
PIcro urn nu Im-v nina
( Colvitla 1ri atl, i,,on. y nilg tulit ilt.
Exihlu cl t ol ,14- Il ...n 11 inq.


* frlvrfltolCm dt-I filubt am"Malillto-











Otm genio Irv-nfo~. )J-r novnk,- luqtr,
Sobre eI indiano ;;wTelo :-PeOTsld
Para dar a ;u patria rna-r -iVirp,
Como tin numen oarere
Que aspira a Aorninar o -iernentoc.
Danco a la nav -odernso =m1211;o
Contra ef imull1So ie uqacs -intos
Esto concibe Fuiton. -sto 'ntenta:
Pero s;u mente e 0arioa -r mari.
Porque no -ectitica a oue nfl-vnta.
Lielv anslosO a ojensar. aii in oncee
Que no -basta 4 nu no. ue!oe .m iri
El celestial auxliio Je 'ticaJno.
Benin-ameite 2 ,1 )No .a -tetzo
Y hdstu ei rltret vw nerrv te 7ZaLton,
Cil itrCUl zrusttrviv :osAtota
k.L1n dtiCa~t ecltit ; aittui) ;1C~ldd
Del vorttz ek'liertneo ', ')oteO.
Lle 3I lktlttkdlt'kkVO .tIQ 1UcdlhAU'
Vivu la illtagvu ;6! ,,ti ~LLC.l -JUV ~ r
['1k Ia J1'k tlka 'ItdIIQ

QLKL( Cl LALid t ,,I -Et itt,-d.
~~bls i Sllt~t 'C 'ti L "irl, llic:3








Oil ILL V" I It1,








MANUEL DE ZEQUEIRA Y ARANGO


Dijo, y despareci6 cual leve sombre.
Atonito el indiano a poco instant,
De regocijo y sobresalto IIeno.
Vio elevarse la copa
Por propio impulse y sin auxilio ajeno.
_Iirala Fulton reflexivamente:
La abre v la encuentra de sudor bafiada:
Calcula. v de su calculo se asombra.
Su mente al fin divina
La maquina concibe:
La ordena. Ia combine.
La eiecuta al moment.
Y el mar entire sus ondas Ia recibe.

iOh que duIce placer para mis ojos
La vez primer al contemplar la nave
Ligera como el ave.
Surcando a :mpulsos del vapor violentol
Enaiendi o con tan gran portento
Alli plantado en Ia arrnosa orilln
DI trunquilo C'antrnar.* dijc nl ve'rln:
iStlve. oh prodigio dcl -xano. siolve
iQ(ott nuinca t'l ruaw, tu mastil deslro.ir.
Ni en priiat toiquc ttu ndntIo quillln
iPor mil dJuldes tu sptAr gtc erl"

Tun so-prr-ndido cvmo uirl )iir- vot
A la uailuh vlvw v>lar shi phlin

RFi', 'lirn dmg n i itu In bnthi do In 0ilaild d&l M anl..qo4r ll44,l1 n.;
rperilples nets" Vlntyeg,
V I n SA:i r nOl ) JUI O'( IImilll Is# l*ow flko l ls l INl cN t
Aniwr't q- I4 l-J qlum.











Y remwyntfands a 'a n EWW^ntdor at sro Y vof-v?r a 7'4?T -wn JTr 'rln nMyr
Ai me ,'p-rae-
Asi cCar a .a aibre esrnma
Asi ,'3-.ar nt mar .a si.a .-.,
AsiT as -,u p am o .-
A[i
AI hoiz-.te sm --.=amen m.e:n
Aif s? "espaec.e
AI pxnto ?e ji'-S.
Y v-(viendo en -errIno nmc- :e-a.
Otra tea ,n .i ne-ro _e _iare -.


'T:ee-. an- -tuas. ar Mosa m ra
a inventu- sunime .Crr-- S uts e,


Ea "d :Uminta las at ra mui -wam


Tu nmber avlentitktl rtt
Tw; ,tt r, a, wfttttt w t .act trcm",






I tR"k. 4 ( .4t t \tt -a '.VttatK,
T '.x%?;ttw ,tv 'n tu *.








. LANUEL DE ZEQUEIRA V ARANGO


Ni Ilevar el horror por otra esfera:
Sino que orlada de frondosa oliva,
En su giro diumo
Desde el manso Canimar al Almendares,*
Nos recuerde travendo Ia abundancia,
El venturoso siglo de Saturno.


*liu .4tit tl rleu ti, It IdAijj dte I& Hiiidaaw.


















EXCLAMA CIO POETICA

CON MWOTTIO E L.A ?.ISIrON

DE FERNANDO SEPTIC ?OR NAPC'L.CN


Vienrnse esos trazdores
Fingire usgous .pur s-er seniores.
Hist. de ESp. ?art. L


iQue glorioso espectacu-l, jo aieturia,
Mle iecuerdasi IQue honor 'nrmie Nuntan ca,
(Inrmlotal uiohnuilletico -t2 a Jiioiia
Que en cenizas cot1r.-eIvas iida v Olorna)
Ardiendo miro entire vora t incendiio
Tus hijos con intrepida arroganiia,
Antes que soportai el viiipenuio
)c dura esclavituj: pwr tu te.in'to
Oigo el clailor distilto,
untre ruinals dtLtores,
L)Dl tzistc caniano que t t.uc itc lue,
Y ddl hilo que tieiuo sc despite,
Y le lu adUIIe iuCe giailc.t -cxpi
En lua :coiun hoiUel Jando voeas.









M.IANUEL VC ZEI' IIRA Y ARANGO


L~enas miro tus calles de csqviletos.
Y por tus escondrijos inAs scctrtos
Oigo del nifo cl lamentable lanto.
Tremulo viendo la espantosa pira:
El fuego en torno de tits templos gira.
y el Qimulacro santo.
AJ0ordo que fue del numantino.
En ilida ceniza ce convierte
Por no ser conducido al Capitolio.
Tod0 acaha entire el igneo torbellino,
Toco es honor. desolaci6n y muerte;
Y d1 2ran pueblo que Tue de Italia asomhro,
Cuando hizo estremecer Ia altiva Roma.
Convertido en escombro
Triunfa muriendo. de Scipirjn; y dorna
El orguIlo feroz de .u ojfriza.
Sin d.-iar rNr rJd-pojo (liie ( "nias,,,
N' 'tro triurilc a w, lA rlaae.rln vxcini
f (u 'I lunaria% Y ei'-fidr o e8 I ffO~ lezintg,.

'i t es Fspafia: po) 2,11 jhijon gtirt
L a rrjisI'a quri t1 li) flittJlin (111813
I ),l~-rN11,rurg 1o imll) jt), valoiraxrtW-'
Io h() wri)td ar LAd ,jat. A ija n~jaI tpis




Ij. %,I it. Jj1w-rigt dj.- .t atiivr, ts,
A l()ISO ( )N. y .t ~al un- viiiiiaeoit,
coan '11' I.- ;l'rr t-I Its,9#411tui., 41.. J It V~ 14
1. I 1"1101tite, fspin Io#,, Ir4I1,11. "Mo.tu tilvib,









P O E Si f A


Nfint;ond6 4e airnisftad drxicrs rnotivog.
Ifev6) a la patria #I Crcniidlo :lego
C'on nAs oyMidia uf-. inon -4 r oiegr
Y I crjrazon sincern de rERINANDO
~dulO. 'vai a irena .-ncantaclnra .
Del rev cautwvo aue "a ;_naxia --fra.
,0h negra atrocidaiT Deiita -nanlo.-
vOh v cuanto ie -ampiac. fa .iera
Al ver cue el vuigo Lriunlacor 'a aiclama.
Caando e itile -a ranlosa -ama
7- -
Del gran arboll ue juwiter venera.
Antes iana Je un navo xe a !iiera
Que de aumentar os -iewnres a -u ama,
Pules tOgrar :Uzi U: -aUW U cxe xeminio
Flt vez ietf fe-oictciai atrenio.
Mir,! wro je vto i xo 'iunxila
Sobr & rtitpv :arfo, bVUIO 'tdllkto






~C'(\flt)~t JC ikil~Dil l k_ :Uieitkla
ib lW it 1 :i1C .k0.10 id i O







\ ',:d 4L.c .Au [11 J U



\tcdl mc xwupu~.1 r~we;l e~








M.4-NUEL DE ZEQUEIRA Y ARAN(.t)


Para que el orbe encadenado gima,
Y se estremezca el contrapuesto clima
Bajo el yugo infernal. y el albedrio;
Que usurp6 su tirano poderio:
\Vedle alIi sobre el galo capitolio,
Con diadema imperial como Tiberio,
(Pero mas sanguinario) desde el solio
S6Io anhelando el absolute imperio,
Atn mas quiere: 61 codicia ferozmente,
Descontento tal vez con Ia fortune,
\Ver a su plant el globo de la luna;
Y detener aI sol en el oriented;
Y con viles afanes
Ir aI Olimpo como los Titanes.

Y tanta iniquidad, jams oida,
Con que insulta el sagrado privilegio,
Tanta inarme violencia cometida
En la persona augusta de FERNANDO
Tanta sangre vertida
Del glorioso espanol; tantas potenc:ias
Que giirniri bajo el c-tro y deslpli.rmo
)el ~ rAs vil rnornstruo que ablorlo e-l halisttanl
Taratas v tan atrocts delinc:ueci-fni;
Tanta ihjrlaridad doli-entr; tiiito uItt
Q()u- -I urfivto iii(ld- por tIiluilo.
o UN'uri<.,; 1t, iminia! 1 ? /.N4 uwt a podr-ititn
Jf-tf-nyar l hltivez d .t. t ,u 1\ orL, it- u illa y pt ivta il -I -,t-oei-,
ftvo. Ij tci la Iw t J 1tiy ,IA y zitiht (It- i Ifat v,*,
N O, "111lt It lit-l) s ::.#ILI I VII sille'Ofil. VVljub




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs