• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Table of Contents
 Colecciones arqueologicas superficiales...
 Contribuciones a la arqueologia...
 Materiales para el estudio lexicografico...
 Ambito y limites de la antropo...
 Los conceptos de patron cultural...
 Notas sobre el palenque de San...
 Apendice I
 Apendice II
 Explicacion de las laminas
 Bibliography
 Postscriptum
 Back Cover














Group Title: Divulgaciones etnologicas
Title: Divulgaciones etnolâogicas
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00075972/00001
 Material Information
Title: Divulgaciones etnolâogicas
Physical Description: v. : ill. ; 25 cm.
Language: Spanish
Creator: Universidad del Atlâantico -- Instituto de Investigaciâon Etnolâogica
Publisher: El Instituto
Place of Publication: Barranquilla Colombia
Frequency: irregular
completely irregular
 Subjects
Subject: Ethnology -- Colombia   ( lcsh )
Antiquities -- Colombia   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Colombia
 Notes
Statement of Responsibility: Universidad del Atlâantico, Instituto de Investigaciâon Etnolâogica.
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 3 in abr. 1952.
General Note: Description based on: Vol. 3, no. 5 (juin. 1954).
 Record Information
Bibliographic ID: UF00075972
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 02445226
lccn - 59037969
issn - 0408-599X
 Related Items
Preceded by: Divulgaciones del Instituto de Investigaciâon Etnolâogica

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Title Page
        Page 105
    Table of Contents
        Page 106
    Colecciones arqueologicas superficiales de barranquilla y soledad
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 142a
        Page 142b
        Page 142c
        Page 142d
        Page 142e
        Page 142f
        Page 142g
        Page 143
        Page 144
    Contribuciones a la arqueologia del bajo magdalena (plato, zambrano, tenerife)
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 162a
        Page 162b
        Page 162c
        Page 162e
        Page 162f
        Page 162g
        Page 162h
        Page 162i
        Page 162j
        Page 162k
        Page 163
        Page 164
    Materiales para el estudio lexicografico de la lengua inga
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
    Ambito y limites de la antropologia
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
    Los conceptos de patron cultural y analisis funcional en la antropologia moderna
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
    Notas sobre el palenque de San Basilio, una comunidad negra en Colombia
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
        Page 219
        Page 220
        Page 221
        Page 222
        Page 223
        Page 224
        Page 225
        Page 226
        Page 227
        Page 228
        Page 229
        Page 230
        Page 231
        Page 232
        Page 233
        Page 234
        Page 235
        Page 236
        Page 237
        Page 238
        Page 239
        Page 240
        Page 241
        Page 242
        Page 243
        Page 244
        Page 245
        Page 246
        Page 247
        Page 248
        Page 249
        Page 250
        Page 251
        Page 252
        Page 253
        Page 254
        Page 255
        Page 256
        Page 257
        Page 258
        Page 259
        Page 260
        Page 261
        Page 262
        Page 263
        Page 264
        Page 265
        Page 266
        Page 266a
        Page 266b
        Page 267
        Page 268
        Page 269
        Page 270
        Page 271
        Page 272
        Page 273
        Page 274
        Page 275
        Page 276
        Page 277
        Page 278
        Page 279
        Page 280
        Page 281
        Page 282
        Page 283
        Page 284
        Page 285
        Page 286
        Page 287
        Page 288
        Page 289
        Page 290
        Page 291
        Page 292
        Page 293
        Page 294
        Page 295
        Page 296
        Page 297
        Page 298
    Apendice I
        Page 299
        Page 300
        Page 301
        Page 302
        Page 303
        Page 304
        Page 305
        Page 306
        Page 307
        Page 308
        Page 309
        Page 310
        Page 311
        Page 312
    Apendice II
        Page 313
        Page 314
        Page 315
        Page 316
        Page 317
        Page 318
        Page 319
        Page 320
        Page 321
        Page 322
        Page 323
        Page 324
        Page 325
        Page 326
        Page 327
        Page 328
        Page 329
        Page 330
        Page 331
        Page 332
        Page 333
        Page 334
        Page 335
        Page 336
        Page 337
        Page 338
        Page 339
        Page 340
        Page 341
        Page 342
        Page 343
        Page 344
        Page 345
        Page 346
        Page 347
        Page 348
        Page 349
        Page 350
        Page 351
        Page 352
    Explicacion de las laminas
        Page 353
        Page 354
        Page 354a
        Page 354b
        Page 354c
        Page 354d
        Page 354e
        Page 354f
        Page 354g
        Page 354h
    Bibliography
        Page 355
        Page 356
        Page 357
        Page 358
    Postscriptum
        Page 359
        Page 360
        Page 361
    Back Cover
        Back Cover
Full Text
UNIVERSIDAD DEL ATLANTICO


ivu a coies
E t n 6oksas
1 d i _.


VOL. III No. 5


JUNIOR 1954


BARRANQUILLA-COLOMBIA S. A.


INSTITJTO LE INVSTIaIQN











Divulgaciones
Etnoldgicas


..;* .4.


Director &d Edcacid Nacional
del Atasnic
Ram6n Renowitzky



+


Rector de I Universidd
dd Adahico

Alberto Goenaga






Dmecar ddl Iaiso d.e Imetiamcid
Caros Angulo V.ic
Carlos Angulo V.








UNIVERSIDAD DEL ATLANTICO
INSTITUTE DE INVESTIGATION ETNOLOGICA
************<********Ln W I *M rltB~

VOL. III No. 5


JUNIOR 1954


CORRESPONDENCIA Y CANJE: APARTADO NAL. No. 495


BARRANQUILLA-COLOMBIA S. A.


4 8 m s s 9------`---.-~------


^DWoulgWeioHC 0M~efi

















SUMARIO
Pigina

Colecciones Arqueol6gicas Superficiales de Barranquilla
y Soledad

Por Carlos Angulo Vald6s 107


Contribuciones a la Arqueologia del Bajo Magdalena
(Plato, Zambrano, Tenerife)
Por Gerardo y Alicia Reichel Dolmatoff 145


Materiales para el studio lexicogrifico de la lengua
Inga

Por Jean Caudmont 165


Ambito y limits de la Antropologia

por Enrique PWrez ArbelAez 187


Los concepts de patr6n cultural y anilisis funcional
en la Antropologia modern

por Celia Stopnicka Rosenthal


Nostas sobre El Palenque de San Basilio, una comunidad
negra en Colombia

por Aquiles Escalante 207-



















COLECCIONES ARQUEOLOGICAS SUPERFICIALES
DE BARRANQUILLA Y SOLEDAD (Colombia)


CARLOS ANGULO VALDES.



INTRODUCTION

Desde principios de 1.952, el Instituto de Investigaci6n Etnol6gica
del Atl6ntico viene desarrollando un plan de trabajo sobre la arqueo-
logia del Bajo Magdalena. Dicho plan se basa en una series de exca-
vaciones met6dicas tendientes a establecer la estratigrafia cultural
de sus ltimos 111 kil6metros de curso, o sea, la del tramo comprendi-
do entire el Canal del Dique (brazo occidental del mencionado rio)
y su desembocadura (Lam. I). AdemAs, aspiramos encontrar, si nos
es possible, las correlaciones culturales entire esta Area y las que
han sido excavadas en el vecino Departamento del Magdalena,
en el norte de Venezuela y con las fases cronol6gicas establecidas por
Irving Rouse (7-11-41), en las Antillas Mayores.
Al finalizar el afio habiamos excavado los siguientes sitios: Ba-
rranquilla, Soledad y Malambo Viejo (1).

(1) Asiento originario de la poblaci6n de este nombre, visitada por
Jer6nimo de Melo en 1531 y por Don Pedro de Heredia en 1533.
"otro dia por la mariana se partieron de alli los chripstianos (se
refiere a la expedici6n de Heredia) 6 fueron a comer a un pueblo
que se dice Macacoabi, donde les dieron bien de comer 6 algund
oro: 6 alli vino un indio que los chripstianos de Sancta Marta, 6
m6s cierto algund portugu6s, le nombraron Melo, por causa de un
capitAn portugu6s llamado Melo que por mandate del Gobernador
Carcia de Lerma habia entrado antes por aquel rio con ciertos
navios" (2 VI 289) De alli fue trasladado, en la adminis-
traci6n del Virrey Sebastian Eslava al lugar que actualmente
ocupa: "Veinte iglesias son las... de los pueblos de indios fueron
la de Los Cerritos, adonde se traslad6 el pueblo de Malambo"
(4 VIII 24).


~~ ~~ ~~










-108-


Como este ambicioso plan de trabajo require adn various meses
de actividad en el campo y en la elaboraci6n del material para su
publicaci6n, hemos resuelto presentar en estas notas, a manera de
anticipo, dos colecciones superficiales recogidas en las ciudades de
Barranquilla y Soledad, lugares que, segAn lo indicado arriba, han
sido ya excavados sistemAticamente.

DESCRIPTION DE LOS SITIOS

1) Barranquilla.-Capital del Departamento del Atlntico. Se ha-
lla situada en la margen izquierda del rio Magdalena, a 17 kil6metros
de su desembocadura. Su piso esta constituido por un banco de calizas y
margas del Mioceno superior (6-V-443), el cual se halla suavemen-
te inclinado hacia el Oriente. En su desarrollo ha seguido en cierto
modo la direcci6n del rio, pues de sur a norte tiene aproximadamente
8.100 metros de extension, mientras que de este a oeste, s61o alcanza
5.600 metros. En la actual urbanizaci6n Los Alpes, extreme occiden-
tal de la ciudad, se encuentra el punto mis elevado: 127 metros sobre
el nivel del mar; en cambio, en la puerta Mayor de la Iglesia de San
Nicolas, a escasos centenares de metros del rio Vagdalena, ya tiene
4 metros. Climkticamente se halla icorporada al regimen de la lla-
nura colombiana del caribe, con una temperature media de 289 y un
promedio annual de lluvias de 879 mm. repartidos entire los meses de
abril a noviembre.
Hasta el afio de 1.952 no se habian ejecutado en Barranquilla, ni
e(n sus 'alrededores pr6ximos, excavaciones sistemAticas. Algunos
historiadores de la localidad Ilegaron a suponer que el lugar ocupadb
por ella no habia sido asiento de pueblos primitives. Apoyaban esta
hip6tesis en los cronistas de la conquista, quienes en realidad no se-
fialan este hecho, asi como tambi6n en las tradiciones recogidas de
sus primeros pobladores, en las cuales no aparece una sola alusi6n al
respect (1). Sin embargo, desde fines del siglo' pasado ya existen


(1) Segin version de don Domingo Malabet (8,9-10), que es la mis
comin entire los barranquilleros, su fundaci6n tuvo origen en un
hecho accidental. Alrededor de 1.629, habitantes de la vecina po-
blaci6n de Galapa se vieron obligados, a raiz de una prolongada
sequfa, a emigrar con sus ganados hacia el rio Magdalena. Prime-
ro ocuparon el lugar denominado "Sabanitas de Camacho"; mis
tarde La Playa (hoy Corregimiento Eduardo Santos), desde don-
de se inici6 un nuevo movimiento migratorio hacia el Sur sin
perder de vista la margen izquierda del rio. Este movimiento ter-
min6 en las "Barrancas de San NicolAs" que ofrecieron mejores
condiciones para el desarrollo de las actividades ganaderas y de










-109-


pruebas evidentes de lo contrario. Es probable que el poco interns
que para aquella 6poca despertaba entire nosotros la arqueologia y la
escasa difusi6n que tuvieron las noticias sobre hallazgos prehist6ricos
en la ciudad, hubieran contribuido a tal estado de cosas. Aquel-os
hallazgos, unidos a recientes descubrimientos, aseguran para Barran-
quilla una importancia insospechada en la arqueologia del norte de
Colombia. A fines del siglo XIX. por ejemplo, el senior Antonio Luis
Armenta, escribia: "Hace afios que el sector urban comprendido en-
tre el antiguo cafio de Las Compafiias (2) por el Este, la Calle de
Obando (3) por el Occidente, la Carrera Topacio (4) por el Norte y
la Carrera del Rosario (5) por el Sur, que mide alrededor de 7 hec-
tareas, constitute un vasto osario que la poblaci6n prehispAnica de
aquella region y las riberas comarcanas destin6 para el reposo defini-
tivo de la ceniza de sus compatricios. En el cuadrilatero que he'de-
marcado, que se muestra en el plano de la Fig. 1, (6) he presenciado
(dice el autor) la exhumaci6n accidental en distintas 6pocas, desde el
afio de 1898, de numerosas urnas cinerarias (no, urnas funerarias)
contentivas de restos humans; un esqueleto complete en cada una
de ellas enterradas a un metro a poco mas de la superficie del suelo.
En los lotes sembrados en la cuadricula A y B del piano, que fueron
de mi propiedad: Calles de Caldas (7) y de Santander (8), pude ob-
servar una aglomeraci6n bastante densa de aquellas urnas, contiguas
a las otras, hasta 6 o mis por cada metro cuadrado; en los lotes C y D,
que tambi6n fueron de mi propiedad, los vasos cinerarios se encon-
traban mis separados. En muchos otros lugares dentro del perimetro
que he delimitado, se han desenterrado ollas de barro con huesos de

cuyo diminutive, se origin mis tarde el nombre de la ciudad.
"Los primeros ocupantes del terreno al recorrer la orilla de la
ci6naga encontraron en dos o tres puntos algunas barrancas de
poca altura, y en virtud de eso, primero de modo festive y des-
pues con seriedad, lo llamaron Sitio de las Barrancas de San Ni-
colas cuyo nombre llev6 por much tiempo, segin consta por do-
cumentos que posteriormente hemos consultado.... y comenza-
ron los desmontes y la demarcaci6n de solares, sin tender a reglas
de ninguna especie y cada uno obr6 segin su leal saber y enten-
der. Esto sucedia en el afio de gracia de 1.629, segin lo afirma el
senior Juan Jos6 Nieto en su Geografia de la Provincia de Carta-
gena, publicada en 1.839" (8,9-10).
(2) Enlace fluvial entire el rio Magdalena y la ciudad de Barranquilla.
(3) Actualmente, Calle 42.
(4) Actualmente, Carrera 50 B
(5) Actualmente, Carrera 46
(6) No poseemos dicho piano
(7) Actualmente, Calle 38
(8) Actualmente, Calle 40










=110-


esqueletos humans al practicar excavaciones superficiales para ci-
mientos de muros divisorios de habitaciones y de otras obras anAlogas;
la erosi6n causada por las corrientes pluviales en algunas calls tam-
bi6n ha descubierto bastante de aquellas sepulturas que datan de mis
450 afios atris. Es possible que el area de la antigua necropolis sea ma-
yor que la descrita en estas notas; pero computando un promedio de
tres unidades por cada metro cuadrado, llegaremos a la conclusion'
muy acertada de que mas de medio mill6n de esqueletos de
segundo entierro (1), en lo que constitute hoy una -zona cen-
tral de la ciudad de Barranquilla. No se han encontrado objetos
de oro ni utensilios o artefactos de alguna clase en las urnas
contentivas de los esqueletos. Hasta donde he podido observer,
parece que los crAneos de aquellos aborigenes pudieron cla-
sificarse como braquic6falos, no recuerdo que algunos fuesen deter-
minadamente dolicoc6falos, si bien es cierto que no pude obtener uno
solo que conservase su integridad; los huesos se encuentran en estado
excesivamente frAgil, pudiendo pulverizarse en muchos casos con li-
gera presi6n del indice y del pulgar. Esos residues orgAnicos expues-
tos durante cuatro y medio, cinco o mas siglos a la humedad y seque-
dad alternadas de las Iluvias y el aire atmosf6rico y a los Acidos y o-
tros agents corrosivos del terreno, se encuentran muy alterados. Al-
guna vez obtuve una mandibu'a inferior intacta, dentadura sana,
pieza maxilar de estructura poderosa, ment6n recto, ancho, los extre-
mos de la quijada muy abiertos. Se comprendi6 que, no pudiendo de-
dicar much tiempo y espacio a esa suerte de investigaciones, me fal-
t6 la oportunidad para determinar si aquellas calaveras revelan la de-
formaci6n artificial que. acosturhbraban los panches, los caribes, que
angostaban y alargaban hacia arriba la b6veda cran6ana de los va-
rones mediante el empleo de tablillas o paletas compresoras desde la
edad temprana; pero juzgo que practicando las exploraciones con el
debido cuidado, sera facil descubrir si alli existen esas peculiaridades, y
determinar ademis numerosos e interesantes rasgos 6tnicos, prop6sito
que por si solo justificaria la inversion de recursos pecuniarios, por
alguna entidad official, para conducir una series de bien dirigidas y
cuidadosas investigaciones.
"Todas las urnas que he examinado en aquel sector, a execpci6n
de la que se menciona mis adelante, exhibieron una alfareria de ma-
nufactura grosera, de barro ordinario arenoso; vasijas esf6ricas algo
achatadas, llenas de la misma arena arcillosa que las rodea. Pueden
extraerse con mejor 6xito esos vasos sacAndolos enteros en bloques
con su contenido, precipit-i-dolos previarmente para someterlos luego a
la desagregaci6n lenta y moderada bajo el grifo del acueducto, con lo
cual disminuye la ruptura de los huesos ya fragmentados.
"En el lote que indica el punto B del piano el nuimero 123 Norte


(1) Dato exagerado










-Ill--
de la Calle Santander (1) el afio de 1.918, descubri (afiade) una urna
de factura especial muy diferente 'de las otras antes observadas de
forma c6nica en la mitad inferior, que se distinguia notablemente en-
tre todos sus cong6neres hasta entonces observados por mi. Sobre esa
urna de forma de tinajuela encontr6 una como especie de tapadera o
corona de arciPa muy fina, de color rojo muy oscuro, tendiente al
negro, superficie de brufiido o tersura casi esmaltada; la pieza es de
una solidez tal, que el golpe del "cavador" (del "barret6n" que dicen en
Bogota), al levantar la tierra, apenas caus6 una ligera dentellada o
mela en el borde superior del excelente ejemplar, de fina cerAmica;
el filo de la herramienta s61o pudo cortar una abolladura superficial.
Esta urna de cerimica debi6 de ser introducida por los antiguos ba-
rranquilleros desde tierras muy lejanas, posiblemente de las faldas
de la Sierra Nevada de Santa Marta. Las pecu'iaridades de aquel
hallazgo me indujeron a escudrifiarlo con atenci6n, suponiendo que
se trataba de los restos de algun cacique; m6s no pude encontrar otra
cosa que las acostumbradas piezas del armaz6n 6seo de un cuerpo hu-
mano. No tengo noticia que en la zona de la necr6polis descrita se
hayan encontrado piezas esculturales o de talladura en ceramica, ni de
decoraciones o esmaltes vitreos; sin embargo, en el cruce de la Calle
de Jesuis (2) con la Carrera del Rosario (3) punto E del plano, Fig.
1, encbntre por los afios de 1897, hace mas de ocho lustros, cuando yo
construia la linea del tranvia de Jesis por cuenta del empresario cu-
bano Francisco J. Cisneros en la zanja para los cimientos de la rampa
que alli erigi, una tapadera de olla, de arcilla cocida, manufacture
indigena antigua toda tallada en bajorelieve, con trazos sim6tricos.
Esa tapadera de arcilla tallada la obsequi6 al Sefior Yeatman, Geren-
te del FF.CC. de Barranquilla, a quien present ademAs numerosas ha-
chas de piedra recogidas por mi en las mensuras que practique en la
gran Isla de Momp6s. Todos estos objetos arqueol6gicos esltn en el
Museo de Historia Natural del Estado de Ohio, al cual los remiti6 el
Sefior Yeatman" (3-1-5-8).
Un hal!azgo accidental hecho en el mes de Julio del afio pr6xi-
mo pasado por unos obreros de las Empresas Publicas Municipales en
los alrededores del Country Club, consistent en un entierro secun-
dario y posteriormente la gran cantidad de material osteol6gico, ce-
ramico y litico puesto al descubierto por moto-niveladoras de la Casa
Urbanizadora Parrish & Cia. en los arreg'os de la Urbanizaci6n Nue-
vo Horizonte, nos permit suponer que estos ultimos hallazgos y los
sefialados por el senior Armenta en el siglo pasado, forman parte de
de un vasto yacimiento arqueol6gico sobre el cual se haila asentada
hoy la ciudad de Barranquilla.

(1) Actualmente, Calle 40.
(2) Actualmente, Calle 37.
(3) Actualmente, Carrera 46.










-112-


Al parecer, las capas culturales mis densas de estos Ildtimos des-
cubrimientos se encuentran en los predios de las actuales urbanizacio-
nes Nuevo Horizonte, El Granadillo y Los Alpes, ubicadas todas en
el extreme occidental de la ciudad. En la primera de ellas cjecutamos
dos excavaciones sistematicas (de aqui proviene una de las coleccio-
nes superficiales, motive de estas notas) y en las restantes, various po-
zos de ensayo.
La urbanizaci6n denominada Nuevo Hirizonte, ocupa los predios
comprendidos entire las calls 82 y 85, con las carreras 40 y 43. Constitu-
ye uno de los lugares mAs elevados de la ciudad (109 metros sobre el ni-
vel del mar). Desde alli se domina casi todo el panorama de la ciudad,
gran parte del curso bajo del rio Magdalena hasta las proximidades de
su desembocadura, un corto tramo del mar Caribe y una gran porci6n
de las tierras bajas y anegadizas del Departamento del Magdalena. A
partir de esta urbanizaci6n el terreno desciende suavemente hasta ]a
ribera izquierda del rio, siendo por consiguiente ficilmente accessible
desde cualquier punto de la ciudad. El material cultural superficial es
muy escaso y se reduce solamente a 347 tiestos.
2) Soledad.-Cabecera del municipio de su nombre. Se halla ubi-
cada a 5 kil6metros del sur de Barranquilla y sobre la margen occiden-
tal del rio Magdalena (L6m. I); un pequeiio caiio, denominado tam-
bi6n Soledad, hace mis f6cil el enlace fluvial. Fue fundada pocos afios
despu6s que la ciudad de Barranquilla en el sitio que hoy ocupa (1). En
el extreme meridional de la poblaci6n de Soledad existe una amplia
planicie que se conoce con el nombre de Loma del Chuchal. En dicho
lugar ejecutamos una excavaci6n met6dica. De alli proviene ademAs,
la otra de las dos colecciones arqueol6gicas superficiales que hoy pre-
sentamos, consistent en 119 fragments de cerAmica.
El nombre de Chuchal (2) se debe a los numerosos dep6sitos de
conchas marinas, entire las que predominan la Aphrodina tippanar y la
Ostra plumosa, que han quedado al descubierto con la erosi6n, espe-
cialmente en las cArcavas formadas por el agua de las lluvias, donde
aparecen revueltas con fragments de cerAmica.
La planicie tiene una extension aproximada de 20 hectAreas, con
suave inclinaci6n hacia la ci6naga de Mamonal, que es alimentada por

(1) "Soledad.... fundada en 1.640 por Melchor Caro... como su o-
rigen fue el de una posesi6n destinada a Porquera, esta circunstancia
di6 motivo A que se le diera este nombre en el principio. Un tal Alfon-
so Leiva con otros espafioles que se situaron alli, impulsaron su pro-
greso" (1-37).
(2) Chucha. S. F. Zool. Se usa en las poblaciones maritimas (del norte
de Colombia) por almeja, coquilla (que no trae la Ac.) o coquina que
dicen en Andal, especialmente la concha que encierra este pequefio
molusco. Es incorrect chuchal. s. m. Sitio en que se hallan regadas en
el suelo muchas chuchas....... (5-97).










-113-


el rio Magdalena a trav6s del cario Soledad y con una altitude media
de 18 metros sobre el nivel del mar. La mayor parte del terreno se
encuentra cubierto de una capa de tierra humifera que fluctia entire
30 y 50 centimetros de espesor, debajo de la cual hay otra de arcilla
calosa que, a su vez descansa sobre una de tipo limoso. Las arcillas de
laguna son abundantes en el extreme oriental de la planicie, cuyas par-
tes bajas son fAcilmente inundables con las avenidas peri6dicas del
rio; hoy son aprovechadas en gran escala en la fabricaci6n de ladrillos.
En algunos puntos donde la.capa humifera ha desaparecido completa-
mente,.quedan pequefios calveros dentro del matorral achaparrado
que caracteriza la vegetaci6n, cubiertos de arcilla calosa y manchados
con 6xido de hierro.
La Ci6naga de Mamonal debi6 constituir en el pasado una gran
reserve para la pesca y para la caza de aves semiacukticas. Hoy, a pe-
sar de la forma inmoderada y nada racional con que se ejercen estas
actividades, la poblaci6n obtiene todavia, no sin grandes esfuerzos, la
cachegua o matacaimAn(Dora crocodilli), el bocachico, (Prochilodus
magdalenae), la dorada (Brycon moorei) y el bagre (pez, Pseude-
platysoma) principalmente. Viven en grupos muy reducidos el pato
piscisi (Dendrocygna), el pato barraquete (Anasdiscors), .la garza
blanca (Casmerodius albus agretta), la.garza morena (Andrea cocoi),
pato agujo (Anhinga anhinga) y el gallito de ci6naga (Sacana).
El material cultural superficial es, como en el caso de Barran-
quilla, poco abundante. Estas manifestaciones arqueol6gicas visible
continian al sur, hasta el lugar denominado La Bahia, amplio codo
que forma el cafio Soledad en su extreme meridional (Lam. I).

Barranquilla: CerAmica
La colecci6n arqueol6gica superficial recogida en Barranquilla
asciende a 374 tiestos, que se distribuyen asi:

Tiestos Cantidad. %
Bordes 79 21.1
Bases 5 1.4
Otros 290 77.5
374 100

BasAndonos en una terminologia binominal se pueden establecer
las siguientes classes de cerimica:
a). Barranquilla CarmelitaAspera
b) Barranquilla Carmelita Lisa
c) Barranquilla Roja Aspera.
d) Barranquilla Roja Lisa
e) Barranquilla Gris Lisa
f) Barranquilla Gris Incisa










-114-


g) Barranquilla Negra Lisa
h) Barranquilla Negra Incisa
i) Barranquilla Ocre Rojizo.

La distribuci6n cuantitativa de las mismas, es:

Clase de cerAmica Tiestos
Barranquilla Carmelita Aspera 194 52
Barranquilla Carmelita Lisa 89 24
Barranquilla Roja Aspera 25 7
Barranquilla Roja Lisa 10 2.5
Barranquilla Gris Lisa 13 3
Barranquilla Gris Incisa 16 4
Barranquilla Negra Lisa 7 2
Barranquilla Negra Incisa 2 0.5
Barranquilla Ocre Rojiza 18 5
374 100


A) BARRANQUILLA CARMELITA ASPERA.

Pasta

1) Color: Carmelita Oscuro, carmelita claro, gris y negra.
2) Inclusiones y desgrasante: Algunos tiestos tienen inclusiones
diminutas de conchas marinas y/ restos de vegetables carboniza-
dos. El desgrasante esta constituido por granos de arena en
cantidad apreciable. Pequefios guijarros que aparecen forman-
do parte del desgrasante sugieren que no se tuvo cuidado en
la selecci6n de la arena emplada para tal fin.
3) Textura: ordinaria.
4) Fragmentaci6n: De los 194 fragments que representan a esta
clase de cerAmica, 64 acusan forma aproximadamente rectan-
gular. La zona de fragmentaci6n de los mismos, rara vez es lisa.
5) Dureza: Mediana. Algunos tiestos se desmoronan con alguna
facilidad al frotar la superficie fragmentada.
6) Cocci6n: Defectuosa..Los fragments tienen sonido sordo y un
grueso niicleo que, en muchos casos, se confunde con las pa-
redes internal y externas de los mismos.
7) Defects: Pequefias hendiduras aparecen en la zona del n6cleo.
Alli el desgrasante se despreride con facilidad, dando la idea
de que la pasta no fue suficientemehte amasada.










-1I5-


Tratamiento de la superficie

1) Color: Carmelita oscuro.
2) Dureza: Mediana.
3) Textura: Muy aspera. No hay diferencias en el tratamiento de
los cuellos y bordes de los recipients.
4) Brillo: Ausente.
5) Bafio: Ausente.
6) Defectos: Pequefias cavidades, hasta de 2mm. de profundidad
y 5 mm.de ancho mAximo, son muy frecuentes. Estas se de-
ben al flcil desprendimiento de guijarros pequefios que debie-
ron former parte del desgrasante.


Pintura: Ausente

Estructura

1) Manufactura: Las vasijas, al parecer, fueron elaboradas a par-
tir de un trozo de arcilla. Las paredes internal y externas de
los tiestos, asi como sus zonas de fragmentaci6n, no muestran
el empleo de bandas en espiral.

Forma

1) Se trata de recipients grandes y medianos, globulares y sub-
globulares con cuellos de median altura. En general, son va-
sijas de factura ordinaria que llegan a tener hasta 10 mm: de
espesor. Los restos de humo que aparecen en algunos frag-
mentos, hace pensar en una ceramica utilitaria.
2) Bases: No se encontraron.
3) Asas: S61o se present un caso entire los 194 tiestos. Es un
asa incipiente en forma de mamel6n, correspondiente a una va-
sija de cuello reducido y se halla muy cerca del borde (8, Lam.
II).
4) Bordes: Biselados hacia adentro, biselados hacia afuera, bise-
lados verticalmente, biselados hacia adentro con amplia acana-
ladura en la parte superior; redondeados y ligeramente ha-
cia afuera (Lam. VII).
Decoraci6n: Solamente un fragmento aparece decorado. Se tra-
ta de conjuntos de triangulos conc6ntricos que fueron graba-
dos con un objeto de punta abombada y que se desarrollan en
bandas horizontales. Entre banda y banda, corre una profunda
incisi6n que establece el limited entire 61los (4, Lam. II.)










-116-


B) BARRANQUILLA CARMELITA LISA

Pasta

1) Color: Gris, ocre rojizo y carmelita oscuro. La primera es mas
frecuente, pues aparece en el 76% del total de los fragments
de esta clase de ceramica.
2) Inclusiones y desgrasante ': No se observan. El desgrasante es-
ta constituido por arena muy triturada.
3) Textura: Bastante fina.
4) Fragmentaci6n: De los 89 tiestos, 56 acusan forma rectangular.
Las zonas de fragmentaci6n son bastante parejas.
5) Dureza: Mediana.
6) Cocci6n: Bastante buena. Los fragments tienen sonido meta-
lico y nmicleo reducido. En pocos casos aparecen en la superfi-
cie zonas de tonalidad mas oscura.
7) Defectos: No se obesrvan.

Tratamiento de la superficie.

1) Color: De carmelita oscuro a carmelita claro.
2) Dureza: De median, a alta.
3) Textura: Fina.
4) Brillo: Pocos fragments tienen esta caracteristica, la cual
realzan con diminutos cristales de mica.
5) Bafio: Todos los tiestos se hallan recubiertos de un fino engobe
(1) del mismo color de la arcilla con que fueron elaborados.
6) Defectos: No se obesrvan.

Pintura: Ausente.

Estructura.

Manufactura: Los recipients fueron elaborados. a base de la
tecnica en espiral. Las bandas fueron muy bien alisadas. En po-
cos tiestos se aprecian irregularidades y estas se manifiestan en
las paredes internal debido a un escaso pulimento. Las bases
fueron elaboradas por separado y luego soldadas al cuerpo de
la vasija, estando la pasta fresca. En las junturas internal y
externas, se aprecian suaves movimientos de brocha.

Formas

1) Recipientes medianos y pequefios, globulares y subglobulares.


(1) Equivale a bafio, o slip, en ingl6s.










-117-


2) Escudillas.
3) Botellones.
4) Tetripodos; vasos tripodes (?)
5) Bases: Anulares, tronc6nicas y en forma de mamelones para
los tetrApodos o los vasos tripodes (?)
6) Bordes: Bise!ados hacia afuera, biselados hacia adentro, bise-
lados rectos, redondeados hacia afuera, redondeados hacia
adentro y redondeados rectos (LAm. VII).

Decoraci6n: Grabada. Motivos de tipo geom6trico hechos a
base de lines rectas y puntos. En algunas vasijas, 6sta se ma-
nifiesta en lines paralelas e inclinadas que se desarrollan alre-
dedor del cuello o en triAngulos conc6ntricos en nimero de dos,
que ocupan tambi6n esta parte de los recipients (14 y 15, LAm.
II). Incisiones perpendiculares al borde, que bajan hasta la
base del cuello, limitadas en1 sus extremes por sendas lines
horizontales, -tambi6n incisas (16, LAm. II). Cuando las para-
le!as son dos, van de una a otra, lines verticales y lines obli-
cuas, formando entonces una series de triAngulos, cuyas super-
ficies se encuentran ocupadas por puntos incisos, con la par-
ticularidad de que 6sta fue nuevamente alisada despu6s de
practicar estas incisiones, (20, LAm. II). Hay bordes dentados
y escotaduras hechas en los limits del cuello con el cuerpo
de la vasija (17 y 19, LAm. II). No hay un solo caso de decora-
ci6n modelada.
Para gravar esta cerAmica, se utilizaron punzones de punta
abombada hasta de 3 mm. de diametro mAximo y espAtulas
afiladas que hicieron possible incisiones profundas con pare-
des convergentes hacia el fondo.

C) BARRANQUILLA ROJA ASPERA.

Pasta

1) Color: Ocre rojizo, carmelita oscuro, gris y negra.
2) Inclusiones y desgrasante: No se observan. El desgrasante es
siempre arena muy gruesa, mezclada a veces con pequefios
guijarros.
3) Textura: Ordinaria.
4) Fragmentaci6n: Los fragments son mAs o menos rectangula-
res y triAngulares, predominando los primeros. Las zonas de
Sfragmentaci6n son indentadas.
5) Dureza: Baja.
6) Cocci6n: Baja. Siempre aparece un grueso nicleo que ocupa
la casi totalidad del espesor de los recipients.
7) Defectos: Pequefias grietas que denuncian escasa compacta-
ci6n de la pasta.










-118-

Tratamiento de la superficie

1) Color: Rojo.
2) Dureza: median.
3) Textura: Ordinaria. Esta se acentda con la presencia de abun-
dantes granos de arena que forma parte del desgrasante y que
se desprende con facilidad.
4) "Brillo: Ausente.
5) Bafio: Ausente.
6) Defectos: Pequefios huecos que, al parecer, estuvieron ocupa-
dos por guijarros diminutuos. Zonas de tonalidad oscura son
frecuentes debido a una cochura defectuosa.

Pintura: Ausente.

1) Manufacture: Por la vista y por el tacto, se observa que las
vasijas fueron elaboradas a base de bandas en espiral, si bien
el alisamiento de 6stas result defectuoso en las paredes inter-
nas de los recipients.

Formas

1) Vasijas globulares y subglobulares medianas.
2) Bases: No se encontraron.
3) Asas: No se encontraron.
4) Bordes: Biselados hacia afuera, biselados hacia adentro, redon-
deados hacia afuera (Lim. VII).
Decoraci6n: De los 25 fragments, s61o uno aparece decorado.
Se trata de pequefias escotaduras hechas en la parte inferior
del borde, que es la mis saliente (3,Lam. III).'

D) BARRANQUILLA ROJA LISA
Pasta
1) Color: Rojizo, carmelita oscuro y gris.
2) Inclusiones y desgrasante: Diminutas particular de vegetables
carbonizados. Como desgrasante se utilize arena muy tritu-
rada.
3) Textura, bastante fina.
4) Fragmentaci6n: Predomina la forma rectangular en los frag-
mentos y la cara de 6stos, es mis bien pareja.
5) Dureza, relativamente alta.
6) Cocci6n: Bastante pareja. Los tiestos tienen un sonido pare-
cido al de la porcelana. En la mayoria de los casos no aparece
nccleo.
7) Defectos: No se observan.










-119-


Tratamiento de la superficie

1) Color: rojizo.
2) Dureza: Alta.
3) Textura: Fina.
4) Brillo: Sobre la superficie, bien pulida, se refleja fMcilmente
la luz.
5) Bafio: Todos los fragments se hallan recubiertos por un ;fino
bafio de color rojizo.
6) Defectos: No se observan.

Pintura: Ausente.
Estructura.
1) Manufactura: En la elaboraci6n de las vasijas se utilizaron
bandas de arcilla en espiral, que luego fueron alisadas con
esmero. Los cuellos se hicieron por separado y despu6s se sol-
daron al cuerpo de los recipients.
Formas
1) Vasijas globulares y subglobulares grandes y medianas, de
cuellos relativamente altos.
2) Bases: No se encontraron.
3) Asas: No se encontraron.
4) Bordes: Biseladas hacia afuera, redondeados y ligeramente
hacia afuera y redondeados y bastante proyectados hacia a-
fuera (L6m. VII).
Decoraci6n: Grabada. Esta se manifiesta solamente en escota-
duras irregulares hechas en sentido oblicuo o vertical en la
parte inferior de los bordes. Para las incisiones, verticales se
utilizaron esp6tulas plans y relativamente anchas (5y6, LAm.
III).

E) BARRANQUILLA GRIS LISA'

Pasta

1) Color Negro a gris.
o 2) Inclusiones y desgrasante: Hay inclusiones de color negro y
carmelita oscuro, asi como diminutos cristales de mica. En al-
gunos tiestos el desgrasante es arena de granos gruesos. En
otros, no se reconoce facilmente.
3) Textura: MAs bien fina y densa.
4) 'Fragmentaci6n: Rectangular y triangular de paredes indenta-
das.
5) Dureza: Entre median y alta.










-120-


6) Cocci6n: Bastante pareja. No hay ndcleo.
7) Defectos: No se observan.

Tratamiento de la superficie

1) Color: De gris claro a gris oscuro.
2) Dureza: Alta.
3) Textura: Fina.
4) Brillo: La Luz se refleja con facilidad. Como en algunos ca-
sos de la carmelita lisa, esta caracteristica se realza con la
presencia de numerosos cristales de mica.
5) Bafio: Todos los fragments poseen un fino baiio del mismo co-
lor de la arcilla utilizada en la elaboraci6n de las vasijas.
6) Defectos: No se observan.

Pintura: Ausente.

Estructura:

1) Manufacture: La utilizaci6n de bandas en espiral, se aprecia
ficilmente con la vista y por el tacto. El Anico borde que po-
seemos de esta clase de cermnica, fue elaborado con una larga
pastilla semicilindrica estando afin la pasta fresca.

Formas

1) Vasijas globulares y subglobulares de median tamafio.
2) Bases: Altas tronc6nicas.
3) Asas: No se encontraron.
4) Bordes: Semicilindricos, desarrollados hacia afuera (un solo
borde).

Decoraci6n: Ausente.

F) BARRANQUILLA GRIS INCISA

Pasta

1) Color: Negra y carmelita oscuro.
2) Inclusiones y desgrasante: Pequefias inclusiones de color blan-
co.
El desgrasante es arena bien triturada. Sin embargo, en unos po-
cos fragments la arena fue utilizada sin triturar.
3) Textura: Fina y compact.
4) Fragmentaci6n: el 68% de los tiestos acusan forma rectangu-
lar.
En el resto predominan los triangulares. Las zonas de fragmen-










-121-


taci6n no son dentadas.
5) Dureza: Mediana.
6) Cocci6n: Defectuosa. Esta se manifiesta en el sonido sordo de
los tiestos y en un grueso nicleo que, en algunas ocasiones se
confunde con las paredes internal y externas de los mismos.
Zonas de tonalidad m6s oscura son frecuentes en la superfi-
cie.
7) Defectos: No se observan.

Tratamiento de la superficie

1) Color: grisAceo.
2) Dureza: Relativamente alta.
3) Textura: lisa, sin Ilegar a fina.
4) Brillo: menos brillante que la gris lisa.
5) Bafio: Todos los fragments tienen un fino engobe dado con
arcilla del mismo color de la utilizada en la elaboraci6n de
los recipients.
6) Defectos: Pequefias cavidades son frecuentes en el extreme
inferior de las vasijas y afectan prindipalmente el bafio.

Pintura: Ausente

Estructura

Manufactura: Se utilizaron bandas de arcilla en espiral. Estas
fueron mejor alisadas en la superficie externa. Los bordes se fi-
guraron con cintas semicilindricas de escaso diametro, soldadas en
estado fresco al extreme superior dkl cuello.

Formas

1) Vasijas globulares y subglobulares, medianas y pequefias.
2) Bases: No se encontraron.
3) Asas: Incipientes y en forma de mamelones muy aplanados.
4) Bordes: Biselados hacia afuera, redondeados hacia afuera
LAm. VII).

Decoraci6n: Grabada y modelada. Como en el caso de la carmelita
lisa, aparecen conjuntos de triAngulos concentricos en nfimero de
dos, que se desarrollan a todo lo largo del cuello. Sin embargo, a-
parece un element nuevo: dos espacios trapezoidales diametral-
mente opuestos, en cuyo centro surge un pequeiio mamel6n en-
cerrado por dos circunferencias concentricas que se interrumpen
brevemente en la zona inferior del borde y en la base del cuello
(16, LAm. III). En otras ocasiones, el mamel6n aparece ocupando
la superficie del triAngulo menor. Puntos incisos, hasta de 3 mm.










-122-


de diAmetro, se desarrollan en una double hilera, a partir de la re-
gi6n inferior del borde. En algunas ocasiones los puntos incisos, en
Ila zona indicada, se combinan con una profunda.acanaladura que
recorre sin interrupci6n la parte superior del borde. La decora-
ci6n modelada se manifiesta en pequefios mamelones que simu-
lan asas incipientes o en representaciones zoomorfas, como el ca-
so del fragmento 13, Lam. III, que imita una rana estilizada en
posici6n de salto.

G) BARRANQUILLA NEGRA LISA

Pasta

1) Color: Negro y carmelita oscuro.
2) Inclusiones y desgrasante: No se observan inclusiones y el des-
grasante es siempre arena de granos gruesos en gran cantidad.
La arcilla utilizada contiene abundante material orgAnica carbo-
nizada.
3) Textura: Pasta mal amasada y de textura ordinaria.
4) Fragmentaci6n: Predominan los tiestos de formas rectangular
y triangular.
5) Dureza: Baja y facil de desmoronarse.
6) Cocci6n: Defectuosa. Los fragments tienen un sonido sordo
y un grueso nicleo que, como en la carmelita aspera, se con-
funde en algunos casos con las paredes internal y externas de
los recipients.
7) Defectos: Son frecuentes profundas fisuras en la region cen-
tral del nicleo o en las proximidades de las paredes. Analisis
microsc6picos comprobaron que estas grietas estuvieron ocu-
padas por restos de vegetables.

Tratamiento de la superficie.

1) Color: Negro, originado por la oxidaci6n.de la material orgAni-
ca que contenia la pasta.
2) Dureza: Relativamente baja.
3) Textura: Mas bien ordinaria.
4) Brillo: Ausente.
5) Bafio: Ausente.
6) Defectos: La mayoria de los fragments dejan ver anfractua-
siones, que son resultados del escaso pulimento.

Pintura: Ausente

Estructura:

1) Por el tacto y a simple vista, se aprecia que en la elaboraci6n










-123-


se utilizaron bandas de arcilla en espiral. Una pequefia cin-
ta, so'dada en la parte superior del cuello, simula en casi to-
dos los casos un borde mal acabado. Las bases fueron elabo-
radas por separado y luego soldadas estando la pasta fresca.
Para dar mayor consistencia a la soldadura de la base, se hi-
cieron profundas incisiones oblicuas y paralelas en el fondo
de los recipients.

Formas
1) Vasijas globulares y subglobulares grandes y medianas.
2) Escudillas.
3) Bases: Anulares.
4) Asas: No se encontraron.
5) Bordes: Redondeados y ligeramente proyectados hacia afuera.

Decoraci6n: Ausente

H) BARRANQUILLA NEGRA INCISA.

Pasta
1) Color: Gris.
2) Inclusiones y desgrasante: Inclusiones de color negro y amari-
llo.
El desgrasante es, en algunos casos, arena muy triturada; en
otros, 6sta se utiliz6 en su forma natural.
3) Textura: Relativamente fina y densa.
4) Fragmentaci6n: La casi totalidad de los fragments son rectan-
gulares.
5) Dureza: Bastante alta.
6) Cocci6n: No es muy regular y con frecuente nicleo carboni-
zado.
7) Defectos: No se observan.

Tratamiento de la superficie.

1) Color: Negro.
2) Dureza: Alta.
3) Textura: Mas bien fina.
4) Brillo: Muy acentuado.
5) Baiio: Todos los fragments poseen un fino bafio, dado con ar-
cilla diferente a la utilizada en la elaboraci6n de los recipien-
tes y la cual se caracteriza por la presencia de abundante ma-
teria organica.
6) Defectos: En aquellas zonas donde el pulimento fue defectuoso,
se aprecian pequefias anfractuasiones, cuyas aristas dan la
impresi6n de agrietamiento de la capa que constitute el bafio.










-124 -


Pintura: Ausente

Manufactura: En la manufacture se utilizanron bandas de arcilla
en espiral, las que son fAciles de apreciar, pese al esmerado pu-
limento que se manifiesta en las superficies externa e internal
de los tiestos.

Formas

1) Pequefios recipients subglobulares, de cuello muy corto.
2) Escudillas.
3) Bases: No se encontraron.
4) Asas: No se encontraron.
5) Bordes: Redondeados y ligeramente desarrollados hacia aden-
tro, redondeados y suavemente proyectados hacia afuera
(Lam. VII).

Decoraci6n: Dos lines incisas y paralelas circundan la una, la
juntura del cuello con el borde y la otra, los limits entire el
cuello y el cuerpo de las vasijas. Pequefias escotaduras irregu-
lares y con tendencia a ser oblicuas y paralelas, se prolongan
a todo lo largo de la aparente division entire el cuerpo y el
cuello (10 y 11 Lim. III).

I) BARRANQUILLA OCRE ROJIZA.

Pasta

1) Color: Gris y ocre rojizo.
2) Inclusiones y desgrasante: Particulas diminutas de vegetables
carbonizados. Eldesgrasante es arena de granos finos en poca
cantidad.
3) Textura: Bastante fina y densa.
4) Fragmentaci6n: Triangular y rectangular.
5) Dureza: Alta.
6) Cocci6n: Bastante pareja. No aparecen zonas ennegrecidas'en
la superficie y los tiestos tienen sonido metalico.
7) Defectos: S61o en pocos fragments existen pequefias fisuras,
que estuvieron ocupadas por restos vegetables.

Tratamiento de la superficie

1)> Color: Ocre rojizo.
2) Dureza: Mediana.
3) Textura: Lisa, sin llegar a ser fina.
4) .Brillo: Ausente.
5) Bafio: Todos los fragments se hallan recubiertos con un bafio










-125-


muy denso que, al parecer, fue dado con una arcilla muy car-
gada de 6xido de hierro. Este bafio, que por su densidad for-
m6 una capa de apreciable espesor que puede levantarse en
algunos puntos, suelta con facilidad el color ocre rojizo.

Defectos: Pequefios huecos, que se formaron al carbonizarse
los elements vegetables que contenia la arcilla.

Pintura: Ausente.

Estructura:

1) Manufacture: Es fAcilmente observable que la tecnica emplea-
da fue la de bandas en espiral que luego fueron alisadas con
esmero, tanto interior como exteriormente. Los cuellos fueron
elaborados por separado y despu6s soldados al cuerpo de las
vasijas.

Formas

1) Recipientes globulares y subglobulares grandes y medianos,
con cuello relativamente altos. En algunos casos, los cuellos
tienen forma abombada.
2) Escudillas.
3) Bases: No se hallaron.
4) Asas: Ausentes.
5) Bordes: Biselados hacia afuera, redondeados hacia afuera,
redondeados hacia adentro (Lim. VII).

Decoraci6n: Grabada. Como en el caso de la cerAmica negra in-
cisa, esta se reduce a dos paralelas que se desarrollail la una,
en la parte superior del cuello para delimitar con bastante cla-
ridad el borde y, la otra, en el extreme inferior, figurando una
separaci6n acentuada entire 6ste y el cuerpo del recipient
(7 y 9, Lam. III).


MISCELANEA

Objetos de ceramica

a) Un disco ligeramente c6ncavo, de paredes alisadas con esmero y
sin decorar. Las superficies, de color carmelita claro, fueron bien
pulimentadas y se hallan recubiertas con un fino bafio del mismo
color. Tiene 37 mm. de diametro y 5 mm. de espesor (17, Lam. III).
b) Resto de la extremidad inferior izquierda de una figuring. Dicha










-126-

extremidad es maciza y de estructura cilindrica. La superficie, que
es de color carmelita oscuro, fue recubierta con un baiio de color
grisaseo. Al parecer, fue elaborada por separado y soldada luego al
cuerpo de la figurina estando la pasta fresca. Carece de decoraci6n.
Medidas: 44 mm. de alto, por 18 mm. de diAmetro (18, Lim. III).
c) Cuenta de double silueta, con perforaci6n cilindroide. Medidas: 18
mm, de alto, por 17 mm. de diametro mAximo (20, Lim. III).

Objetos liticos.

a) Un fragmento de hacha pulimentada de forma paletoide y con se-
fiales de uso (21, Lam. III).
b) Fragmentos de una mano de moler hecha en arenisca cuarcitica y
con claras manifestaciones de uso.


Soledad: CerAmica


La colecci6n arqueol6gica recogida superficialmente
consta de 119 tiestos, que se reparten asi:


Tiestos


en Soledad


Cantidad


Bordes 18 15
Bases 3 2.
Fragmentos de figurinas 19 16
Otros 79 66
119 99

Entre ellos hemos reconocido las siguientes classes de ceramica:

a) Soledad Carmelita Aspera
b) Soledad Carmelita Lisa
c) Soledad Negra Lisa
d) Soledad Ocre Bafiada

Cuantitativamente, esta ceramica se distribuye asf:

Clases de ceramica Tiestos %
Soledad Carmelita Aspera 66 67
Soledad Carmelita Lisa 22 22
Soledad Negra Lisa 4 4
Soledad Ocre Bafiada 6 6










-127-


A) SOLEDAD CARMELITA ASPERA

Pasta

1) Color: Negro, gris, carmelita y rojizo.
2) Inclusiones- y desgrasante: No se observan inclusiones. El des-
grasante es arena sin triturar. En algunos casos aparecen pe-
quefios guijarros hasta de 3 mm. de espesor.
3) Textura: Ordinaria.
4) Fragmentaci6n: Rectangular y triangular, -con paredes inden-
tadas
5) Dureza: Mediana.
6) Cocci6n: Defectuosa. Esto se aprecia en el sonido sordo de la
mayor parte de los fragments y en un grueso nicleo que o-
cupa la casi totalidad del espesor de las vasijas.
7) Gran porosidad del nicleo y frecuentes fisuras con sefiales de
que estuvieron ocupadas por restos de vegetables.

.Tratamiento de la superficie.

1) Color: De carmelita claro a carmelita oscuro.
2) Dureza: Relativamepte alta.
3) Textura: Ordinaria.
4) Brillo: Ausente.
5) Bafio: Ausente.
6) Defectos: La arena sin triturar que constitute el desgrasante,
se manifiesta en gran cantidad contribuyendo a hacerla m6s
Aspera. Ademas, el desprendimiento de granos de arena y pe-
quefios guijarros, dejaron sobre 6sta numerosas cavidades.

Pintura: Ausente.

Estructura

1) Manufactura: Las vasijas fueron elaboradas a base de bandas
en espiral, alisadas luego con esmero. Las bases se confecciona-
ron por separado y despies se soldaron al cuerpo de los reci-
pientes, estando la arcilla h6meda.

Formas

1) Vasijas globulares de gran tamafio y de cuello muy reducido.
2) Bases: Anulares y tronc6nicas. No todas las vasijas poseen ba-
ses.
3) Asas: No se encontraron.
4) Bordes: redondeados hacia afuera, redondeados hacia adentro
y redondeados rectos (LAm. VII).










-128-


Decoraci6n: Ausente

B) SOLEDAD CARMELITA LISA

Pasta

1) Color: Carmelita y gris.
2) Inclusiones y desgrasante: No se observan inclusiones. En al-
gunos tiestos el desgrasante es arena triturada; en otros, 6sta
se utilize en su forma natural.
'3) Textura: Bastante compact y densa.
4) Fragmentaci6n: Siempre rectangular y triangular, predomi-
nando la primera.
5) Dureza: Relativamente alta.
6) Cocci6n: Muy regular. La mayor parte de los fragments po-
seen un ndcleo reducido y un sonido que, si bien no es el de la
porcelana, es bastante claro.
7) Defectos: En pocas ocasiones aparecen fisuras (diminutivas
que, al parecer, estuvieron ocupadas por restos vegetables.

Tratamiento de la superficie.

1) Color: De carmelita claro a carmelita oscuro.
2) Dureza: Alta.
3) Textura: lisa, sin llegar a ser fina.
4) Brillo: Opaco.
5) Bafio: Todos los fragments poseen un fino bafio del mismo
color de la arcilla utilizada en la elaboraci6n de los recipients.
6) Defectos: No se observan.

Pintura Ausente

Estructura

1) Manufactura: Como en la carmelita aspera, las vasijas se elabo-
raron a base de bandas de arcilla en espiral. Los cuellos y
bordes, asi como las bases, se hicieron por separado y despues
se soldaron al cuerpo de los recipients estando la pasta fresca.

Formas

1) Vasijas globulares y subglobulares mediaias y pequefias, de
corto cuello.
2) Bases: No se encontraron.
3) Asas: No se encontraron.
4) Bordes: Redondeados y ligeramente desarrollados hacia afue-
ra, redondeados y fuertemente proyectados hacia afuera y re-












dondeados y suavemente -desarrollados hacia adentro (Lam.
VII).

Decoraci6n: TriAngulos conc6ntricos en numero de dos, se de-
sarrollan a manera de una ancha banda a todo lo largo del
cuello de los recipients. Lac superficie del triAngulo menor
se encuentra ocupada por profundas lines incisas horizonta-
les y bastante anchas que mantienen, pese a la soluci6n de con-
tinuidad que hay entire triangulo y triAngulo, un sorprendente
paralelismo a todo lo largo del cuello. Hay casos en los cuales
desaparecen los triAngulos y con ellos, las soluciones de conti-
nuidad de cada una de las paralelas, que a menudo'son tres o
cuatro. En otras ocasiones, las paralelas ocupan tambi6n el
cuerpo de los recipients, dando a la superficie un aspect co-
rrugado. Otros fragments s6lo muestran pequefias escotaduras
paralelas y ligeramente inclinadas, que acentdian el limited en-
tre el cuello y el cuerpo de los recipients (4, 5, 6, Lim. IV).


D) SOLEDAD NEGRA LISA

Pasta

1) Color: De negro a gris.
2) Inclusiones y desgrasante: Inclusiones diminutas de color car-
melita oscuro. El desgrasante es arena muy triturada.
3) Textura: Fina y muy densa.
4) Fragmentaci6n: Rectangular y triangular, con paredes inden-
tadas.
5) Dureza: Alta.
6) Cocci6n: Bastante pareja.
7) Defectos: No se observan.

Tratamiento de la superficie

1) Color: Negro. S61o un fragmento present, al parecer, restos
de un bafio de color crema.
2) Dureza: Alta.
3) Textura: Fina.
4) Brillo: Muy acentuado. La luz se refleja con facilidad en casi
todos los fragments.
5) Bafio: Con excepci6n de un tiesto que tiene restos de un bafio,
al parecer crema, los demis estin recubiertos de un fino en-
gobe de color negro, que sin duda fue dado con la misma ar-
cilla utilizada en la manufacture de los recipients.
6) Defectos: No se observan.










-130-


Pintura: Ausente.

Estructura

1) Manufactura: Como en las tres classes de cerdmica anteriores,
se utilizaron, bandas en espiral que luego se alisaron con bas-
tante cuidado, tanto interior como exteriormente.

Formas

1) Recipientes globulares y subglobulares medianos y pequefios,
de -cuello reducido.
2) Bases: No se encontraron.
4) Bordes: Redondeados y proyectados hacia afuera (Lam. VII).

Decoraci6n: Ausente

E) SOLEDAD OCRE BARADA.

Pasta

1) Color: Gris y carmelita claro.
2) Inclusiones y desgrasante: No se observan inclusiones.
El desgrasante es arena triturada.
3) Textura: Bastante fina y compact.
4) Fragmentaci6n: Triangular, con paredes lisas.
5) Dureza: Alta.
6) Cocci6n: muy buena. Los fragments tienen sonido metalico
y nuicleo reducido.
7) Defectos: No se observan.

Tratamiento de la superficie.

1) Color: Ocre rojizo.
2) Dureza: Alta.
3) Textura: Lisa. sin llegar a ser fina.
4) Brillo: Ausente.
5) Bafio: Todos los tiestos poseen un fino bafio crema, sobre el
cual se aplic6 luego otro de color ocre rojizo. Ambos bafios a-
fectaron las superficies internal y externa.
6) Defectos: En algunos fragments se aprecian suaves protube-
rancias alargadas y horizontales, que denuncian un defectuo-
so alisamiento de la superficie, particularmente a la altura del
cuello. AdemAs, al frotar la superficie, el bafio ocre rojizo de-
saparece con relative facilidad, como la tiza.










-131-


Estructura

1) Manufactura: Bandas de arcilla en espiral se utilizaron en la
elaboraci6n de los recipients.

Formas

1) Vasijas .globulares y subglobulares, medianas y pequefias de
median cuello con, o sin bases.
2) Bases: El inico ejemplar que poseemos, represent una base
cilindrica.
3) Asas: No se encontraron.
4) Bordes: Pianos y bastante proyectados hacia afuera, redondea-
dos y suavemente desarrollados hacia afuera (Lam. VII ).

Decoraci6n: Ausente.

Con la colecci6n antes estudiada, se recogieron tambi6n 19 frag-
mentos de figurinas. Se trata de representaciones biomorfas de aspec-
to rechoncho en la mayoria de los casos,. con decoraci6n incisa y mode-
lada. Al parecer, dichas figurinas se utilizaron a manera de asas en
grandes recipients, con la particularidad de que las antropomorfas y
ornitomorfas fueron colocadas con la espalda hacia la superficie ex-
terna de las vasijas, en actitud que recuerda la del guardiAn, mien-
tras que aquellas que simulan ranas o tortugas, aparecen en posici6n
contraria y dafi la idea de que intentan penetrar en los recipients.

La figurina 11, de la LAmina IV, corresponde al primer grupo.
Es de color carmelita oscuro. El tronco, que se elabor6 a partir de un
trozo de barro aplanado, tiene forma convexa. Esta disposici6n per-
miti6 que entire la espalda y la superficie de la vasija, se obtuviera
un acentuado paralelismo. Las extremidades, asi como la cabeza, se
hicieron por separado y luego se soldaron estando la pasta fresca.
Los brazos y las piernas, de estructura cilindrica, se proyectaron ha-
cia arriba y hacia abajo, respectivamente, hasta encontrar la super-
ficie externa de la vasija. El craneo manifiesta un achatamiento an-
teroposterior y los ojos, la nariz, la boca y las cejas, se simularon con
pastillas. Sobre el pecho se ejecutaron profundas incisiones verticales
que, al parecer, se prolongaron por las extremidades. A la altura del
vientre se desarrolla una cinta de arcilla que va hasta el nacimiento
de cada hombro y sobre la cual se hicleron incisiones oblicuas.

Medidas:

Altura total: 6.5 cms.
Altura de la cabeza: 3 "
Anchura maxima: 6 "










-132-


Se desconoce la longitud de las extremidades y con ello
su separaci6n probable de la superficie externa de la va-
sija.
La figurina 12 de la Lamina IV, pertenece al grupo de la anterior.
Es tambi6n carmelita oscuro. En ella la cabeza y el tronco forman
casi una sola cosa y ademis, se caracteriza por su aspect rechoncho y
pesado.

Medidas:

Altura total: 6 cms.
Altura de la cara: 2.5
Ancho mAximo del tronco 4.5 "

Se desconoce la longitud de las extremidades y con ella
su separaci6n probable de la superficie externa del re-
cipiente.

Figurina 14 (Lam. IV). Cabeza antropomorfa maciza, con achata-
miento anteroposterior, finamente acabada y de color gris. Como en
los casos anteriores, fue elaborada por separado y posteriormente sol-
dada al cuerpo. Los ojos fueron simulados con un par de pastillas
circulares y aplanadas sobre las cuales se ejecutaron sendas incisiones
tubulares. Para la nariz y las orejas, se utilizaron tambidn pastillas
soldadas. A la altura de la boca corre una cinta delgada de arcilla
que circunda la parte inferior de la cabeza, a manera de collar, a
juzgar por las numerosas incisiones paralelas y oblicuas que en ella
aparecen. Este ornamento surge nuevamente a la altura de la fren-
te, simulando una diadema.

Medidas:

Altura total de la cabeza: 2.5 cms.
Anchura maxima de la cabeza: 3.5 "

Figurinas '13, 15 y 16 (Lam. IV). Son representaciones ornitomor-
fas. La figurina 16, es el finico ejemplar hueco de la colecci6n de los
19 fragments; pero por la decoraci6n, por la soldadura de lo que de-
bieron representar las alas y por la posici6n de frente, forma con las
figurinas 13 y 15, que son de estructura maciza, un conjunto que pue-
de incorporarse a las ya estudiadas. Aqui, como en las figurinas 11, 12
y 14,subsiste la idea de collar y diadema.

Figurina 16.- Medidas:

Altura total del fragmento: 4.5 cms.
Anchura maxima: 4.- "










--133-


Se desconoce su separaci6n probable de la superficie de
la vasija.

Figurina 13.- Medidas:

Altura total del fragmento: 3.5 cms.
Anchura mAxima: 3.-

Se desconoce su separaci6n probable de la superficle de
la vasija.

Figurina 15.- Medidas:

Altura total del fragmento: 3 cms.
Anchura mAxima del fragmento: 3.5 "
Se desconoce su separaci6n probable de la superficie de
la vasija.

Figurinas 1 y 2 (LAm. V). Representaciones zoomorfas de color
carmelita oscuro. Estas simulan ranas y fueron elaboradas a partir
de un trozo de barro aplanado. Las cabezas, asi como las extremida-
des, se hicieron por separado y luego se soldaron al cuerpo la pasta
fresca. Fueron colocadas de frente a las vasijas dando la idea de que-
rer penetrar al interior de Astas. Los ojos se representaron con pasti-
llas esf6ricas relativamente proporcionadas al tamafio de la cebeza. A
partir de 6stos, se desarrolla una larga cinta de arcilla que corre por
la region dorsal y sobre la cual se ejecutaron profundas incisiones ho-
rizontales y paralelas.

Figurina 1.- Medidas:

Longitud total del fragmento: 7 cms.
Longitud de la cabeza: 2 "
Ancho mAximo del cuerpo: 4.5
Longitud de las patas delanteras: 4.5
Separaci6n mAxima de la superficie ex-
terna de la vasija: 5

Figurina 2.- Medidas:

Longitud total del fragmento: 3.5
Longitud de la cabeza: 1.5 "
Ancho mAximo del cuerpo: 2.5
Longitud de las patas delanteras: 1.-
Separaci6n mAxima de la vasija: 1.5 "

Figurinas 3 y 4 (LAm. V). Representaciones zoomorfas. Al pa-










-134 -


recer, se trata de tortugas burdamente acabadas, de estructura ma-
ciza y de color carmelita claro a carmelita oscuro. Las extremidades y
las cabezas se trabajaron por separado y luego se soldaron a los res-
pectivos cuerpos. Como las figurinas 1 y 2 (Lam. V), fueron coloca-
das de frente a la superficie externa de las vasijas y tambi6n dan la
impresi6n de querer penetrar al interior de 6stas. La decoraci6n es
modelada e incisa y se hall circunscrita a la cabeza y a la parte su-
perior del tronco.

Figurina 3.- Medidas:

Longitud total del fragmento: 6.5 cms.
Longitud de la cabeza: 3.- "
Ancho maximo del cuerpo: 6.5
Diametro de las extremidades su-
periores: 2.- "
Espesor mAximo del fragmento, torado
a la altura de la parte inferior del cuerpo 1.- "
No se conoce la separaci6n probable de la superficie ex-
terna del recipient.

Figurina 4.- Medidas:

Longitud total del fragmento: 5.5 cms.
Ancho mAximo del fragmento: 4.5
Longitud de la cabeza: 1.8 "
No se conoce su separaci6n probable de la superficie ex-
terna de la vasija.
Con fla colecci6n anterior recogimios tres fragments ex6ticos
(L6m. V, Figs. 5, 6 y 7). De 6stos, dos son restos de bases, la una anu-
lar y la otra, de estructura cilindrica. Esta iltima present en su ex-
tremo inferior un pequefio reborde semicilindrico proyectado hacia a-
fuera y entire 6ste y la soldadura del fondo de la vasija, se notan an-
fractuasiones muy pronunciadas que revelan un p6simo acabado y que
contrast con el de la superficie internal, que es bastante lisa. Es de
co'or crema claro y el reborde inferior se halla cubierto con restos
de pintura ocre rojizo. La de forma anular es mejor acabada; en ella
se utiliz6 la misma clase de arcilla; carece de pintura y es de estruc-
tura vidriada. El tercer fragmento es un resto de cuello con su reborde,
correspondiente a una vasija de considerable tamafio, de fina factura,
con decoraci6n a base de puntos y lines y con restos de pintura roja de
apariencia mineral, sobre fondo crema.
Mientras los primeros fragments pertenecen a una misma clase
de cerAmica, el tercero es completamente distinto y corresponde a la
cultural Tairona, material que hemos encontrado ya en las excavacio-
nes sistemAticas de Barranquilla. Los fragments de bases, anterior-
mente descritos, son de manufacture modern. Este material nos.










-135-


permit anticipar la posibilidad de contacts culturales entire el grupo
al cual perteneci6 esta colecci6n superficial, con los taironas y espa-
fioles, detalle que sera de gran utilidad para un intent de cronologia,
cuando presentemos los resultados de las excavaciones met6dicas re-
cientemente ejecutadas alli y que serin tratadas en el studio de con-
junto que venimos realizando desde el afio pasado en los iltimos 111
kil6metros de curso del rio Magdalena.

CONCLUSIONS

Las naturales limitaciones que nos imponen estas colecciones ar-
queo16gicas superficiales, no nos impide del todo para hacer ciertas
observaciones generals, las cuales, como acabamos de indicarlo, se-
rAn ampliadas cuando presentemos el- resultado final de nuestras in-
vestigaciones.
Hasta el present no hemos encontrado una estrecha relaci6n
entire la cerimica recogida superficialmente en Barranquilla y So-
ledad. En la primera de las localidades nombradas hemos determina-
do nueve classes de ceramica, mientras que en la segunda solamente
cuatro:

1) Barranquilla Carmelita Aspera 1) Soledad Carmelita Aspera
2) Barranquilla Carmelita Lisa 2) Soledad Carmelita Lisa
3) Barranquilla Negra Lisa 3) Soledad Negra Lisa
4) Barranquilla Negra Incisa 4) Soledad Ocre Bafiada.
5) Barranquilla Roja Aspera
6) Barranquilla Roja Lisa
7) Barranquilla Gris Lisa
8) Barranquilla Gris Incisa
9) Barranquilla Ocre Rojiza

Aqui no aparecen las Roja, Gris y Ocre Rojiza; en cambio, surge
la Ocre Bafiada.
La cerAmica Carmelita Aspera de ambos sitios acusan mis di-
ferencias que semejanzas. En ambas el desgrasante es arena sin tri-
turar y la presencia de pequefios guijarros hace pensar en que no hubo
previa selecci6n en la escogencia de este desgrasante. Sin embargo, en
Barranquilla, al lado de la arena, son frecuentes diminutas inclusio-
nes de conchas marinas. En cuanto a la manufacture es facil apreciar
que esta clase de cerimica de Soledad fue elaborada a base de ban-
das en espirales, mientras que la de Barranquilla se confeccion6 a
partir de un trozo de barro. Son frecuentes las bases anulares y tron-
c6nicas en Soledad y nulas en Barranquilla.
La diferencia se acentda aun mis en los tipos de bordes. Para la
fltima de estas localidades tenemos cinco tipos: a, b, c, d, e, (Lam
VII) y tres, que son completamente diferentes, en la segunda: aa, bb,
cc. (Lam. VII). Predomina en Barranquilla el borde biselado ya sea










-136-


recto, sea ligeramente hacia afuera o hacia adentro; en cambio en So-
ledad, es caracteristico para la Carmelita Aspera, el borde redondeado
recto, redondeado y ligeramente hacia afuera o fuertemente desarrolla-
do hacia adentro. La cocci6n es defectuosa y en ambos casos existe un
grueso nicleo, generalmente de apariencia porosa. Carecen de bafio y
el aspect Aspero de las superficies, Se realza con el desprendimiento o
afloramierito de los granos de arena, como consecuencia del uso o de
la erosi6n. Los tiestos que poseemos de Soledad, correspondent a va-
sijas globulares, forma que es tambien frecuente en Barranquilla,
donde existe asociada a la forma subglobular y a una decoraci6n de ti-
po geom6trico (LAm. II, Fig. 4); detalle ausente en Soledad (LAm. IV,
Figs. 1 y 2).
Cosa semejante ocurre con la Carmelita Lisa. La gama de bordes
es mAs extensa en Barranquilla y comprende los tipos t, g, h, i, j, k, 1.
(LAm. VII), mientras que en Soledad apenas son tres: aa, bb, cc. (Lam.
VII). Aqui sigue subsistiendo el borde redondeado, de igual modo que
el biselado en Barranquilla, que caracterizan a la Carmelita Aspera,
de estos dos sitios, respectivamente.
La decoraci6n modelada no existe para la Carmelita Lisa de So-
ledad.
En Barranquilla y Soledad, la decoraci6n modelada se halla au-
sente de esta clase de cerAmica, pero el motive decorative hecho a
base de lines incisas paralelas: 2, 3, 4 (LAm. VI), asi como la idea
triangular: 4, 6 y 19 (LAm. VI), parecen guardar cierta relaci6n, si
bien dicha decoraci6n es mas compleja en Barranquilla.
En cambio, la Negra Lisa de Soledad, corresponde a una cer6-
mica bastante fina y comprende recipients medianos y 'pequefios; en
Barranquilla, esta clase es burda y al parecer, fue utilizada para fines
dom6sticos.
Fuera de estas tres classes de cerAmica que no podemos agrupar en
un complejo cultural inico, no hay para estos dos sitios otras compa-
raciones posibles en el moment.
La ceramica de Barranquilla da la impresi6n de un material cul-
tural mAs evolucionado, por la variedad de formas, el mejor acabado
y la relative riqueza de los motives decorativos.























EXPLICACION DE LAS LAMINAS


LA MINA I

Area del Bajo Magdalena, excavada hasta la fecha por el Insti-
tuto de Investigaciones Etno!6gicas. En la parte superior, a la derecha,
el Departamento del AtlAntico y el extreme NW. del Departamento del
Magdalena, con el tramo de los 6ltimos 111 ki!6metros de curso del
rio Magdalena, objetivo principal de nuestros trabajos.

LAMINA II

Fig. 1.- Fragmento de cerAmica Carmelita Aspera. Colecci6n Su-
perficial de Barranquilla.
Fig. 2.- Fragmento de cerAmica Carmelita Aspera. Se trata de un
pedazo de cuello con reborde. Colecci6n Superficial de Ba-
rranquilla.
Fig. 3.- Fragmento de cuello con reborde, perteneciente a cerAmica
Carmelita Aspera. Colecci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 4.- Fragmento de cerAmica Carmelita Aspera, con decoraci6n
incisa. Colecci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 5.- Fragmento de cuello con reborde, correspondiente a cerA-
mica Carmelita Aspera. Colecci6n Superficial de Barran-
quilla.
Fig. 6.- Fragmento de cuello con reborde, correspondiente a cerAmi-
ca Carmelita Aspera. Colecci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 7.- Fragmento de cuello con reborde, correspondiente a cerami-
ca Carmelita Aspera. Colecci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 8.- Fragmento de cuello con reborde, perteneciente a cerAmica
Carmelita Aspera; contiene ademis, un asa incipiente en
forma de mamel6n aplanado. Colecci6n Superficial de Ba-
rranquilla.
Fig. 9.- Fragmento de cuello con reborde; 6ste present amplias es-
cotaduras en su parte inferior y corresponde a la ceramica
Carmelita Aspera. Colecci6n Superficial de Barranquilla.










-138-


Fig. 10- Fragmento de cuello con reborde. En la parte media de 6ste,
se desarrolla una linea incisa muy fina. Pertenece a la ce-
ramica Carmelita" Aspera. Colecci6n Superficial de Barran-
quilla.
Fig. 11- Fragmento de cuello con reborde; en el extreme inferior de
6ste y a manera de limited, corre una linea incisa, poco pro-
funda. Pertenece a la cerAmica Carmelita Aspera. Colecci6n
Superficial de Barranquilla.
Fig. 12- Fragmento de cuello de double silueta, con un reborde; per-
tenece a la cerimica Carmelita Lisa. Colecci6n Superficial
de Barranquilla.
Fig. 13-Fragmento de cuello de double silueta, con decoraci6n incisa
en su parte superior; corresponde a la ceramica Carmelita
Lisa. Colecci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 14- Fragmento de una vasija Carmelita Lisa, con restos del cuer-
po, cuello y reborde. A lo largo del cuello se desarrolla una
decoraci6n grabada a base de lines anchas inclinadas y pa-
ralelas. Colecci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 15- Fragmento de cuello con reborde. Gran parte del cuello se
halla ocupado con una decoraci6n grabada, que es mas pro-
funda que la del fragmento 14. Pertenece a la ceramica Car-
melita Lisa. Colecci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 16- Fragmento de cuello con reborde, perteneciente a la cer6-
mica Carmelita Lisa. Muestra tambi6n decoraci6n grabada.
Colecci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 17- Fragmento de borde con profundas escotaduras a lo largo
de su parte mas saliente. Ceramica Carmelita Lisa. Colec-
ci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 18- Fragmento de cuello con reborde. Hacia la parte media de
6ste se desarrollan una series de puntos incisos. CerAmica
Carmelita Lisa. Colecci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 19- Fragmento de cuello con reborde. En este caso la series de
puntos incisos aparece en la parte inferior del borde. CerA-
mica Carmelita Lisa. Colecci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 20- Fragmento de cuello de un botell6n, con decoraci6n graba-
da; en este caso como ocurre en los fragments 14 y 15, des-
pu6s de extraer la pasta al ejecutar la decoraci6n, se alis6
nuevamente la superficie. Ceramica Carmelita Lisa. Colec-
ci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 21- Fragmento de base tronc6nica. Ceramica Carmelita Lisa. Co-
lecci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 22- Fragmento de una escotadura, con decoraci6n incisa; per-
tenece a la cerAmica Carmelita Lisa. Colecci6n Superficial
de Barranquilla.
Fig. 23- Base anular. Ceramica Carmelita Lisa. Colecci6n superficial
de Barranquilla.
Fig. 24- Base anular. Sobre el fondo de la vasija se ejecutaron lines










-139-


incisas cruzadas, para darle mayor consistencia a la solda-
dura de la base. CerAmica Carmelita Lisa. Colecci6n Su-
perficial de Barranquilla.

LAMINA III

Fig. 1.- Fragmento de cuello con reborde. Ceramica Roja Aspera.
Colecci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 2.- Fragmento de cuello con reborde. Ceramica Roja Aspera.
Colecci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 3.-- Fragmento de cuello con reborde. En la parte inferior de
6ste aparece una series de escotaduras verticales; este tipo
de decoraci6n lo encontramos tambi6n en la Carrhelita As-
pera, Carmelita Lisa y Roja Lisa. Corresponde a la ceramica
Roja Aspera. Colecci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 4.- Fragmento de cue'lo con reborde. Sobre la superficie de
este,aparecen anchas escotaduras verticales. Ceramica Ro-
ja Aspera Colecci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 5.- Fragmento de cuello con reborde, perteneciente a la cera-
mica Roja Lisa. En la parte inferior del borde se desarrolla
una decoraci6n a base de pequefias escotaduras, que dan la
impresi6n de una sierra. Cerimica Roja Aspera. Colecci6n
Superficial de Barranquilla.
Fig. 6.- Fragmento de cuello de un botell6n. CerAmica Roja Aspera.
Colecci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 7- Fragmento de cuello de forma abombada, correspondiente a
la cer6mica Ocre Rojiza. Colecci6n Superficial de Barran-
quilla.
Fig. 8- Fragmento de cuello con reborde a la altura media del cue-
1lo se desarrolla en forma de semicirculo una pastilla de
estructura semiesf6rica. Cer6mica Ocre Rojiza. Colecci6n
Superficial de Barranquilla.
Fig. 9.- Fragmento de una escudilla; dos incisiones paralelas delimi-
tan con bastante claridad el cuello, del borde y del cuerpo
de la vasija. Ceramica Ocre Rojiza. Colecci6n Superficial de
Barranquilla.
Fig. 10- Fragmento de una vasija. Pequefias escotaduras ejecuta-
das en la parte inferior del cuello, delimitan 6ste, del cuer-
po del recipient. Ceramica Negra Incisa. Colecci6n Su-
perficial, de Barranquilla.
Fig. 11.- Fragmento de vasija. Dos Iineas paralelas establecen un
limited bastante aproximado entire el cuello, el borde y el
cuerpo del recipiente. CerAmica Negra Incisa. Colecci6n.
Superficial de Barranquilla.
Fig. 12.- Fragmento de cuello con reborde cilindrico; corresponde a
la cer6mica Gris Lisa. Colecci6n Superficial de Barranqui-
lla. /










- 140-


Fig. 13.- Fragmento de vasija. Una incisi6n bastante acentuada de-
limita el borde. Dos hileras paralelas de puntos incisos y
uha rana estilizada hecha a base de pastillas soldadas, cons-
tituyen la decoraci6n. Cerimica Gris Incisa. Colecci6n Su-
perficial de Barranquilla.
Fig. 14.- Fragmento de cuello con reborde. El cuello fue decorado
a base de lines inclinadas y para'elas, muy d6biles.
Fig. 15- Fragmento de cuello con reborde. Una incisi6n en la parte
superior del cuello, delimita con bastante c'aridad el borde.
CerAmica Gris Lisa. Colecci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 16- Fragmento de cuello con reborde. El borde se halla bien de-
limitado por una incisi6n profunda. Ademis, semicirculos
Sconcentricos, dentro de las cuales aparece un incipiente ma-
mel6n, constituyen la decoraci6n. Cerimica Gris Incisa. Co-
lecci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 17.- Disco ceramico, ligeramente c6ncavo, de paredes cilindri-
cas y sin decorar. Es de color carmelita claro. Tiene 37 mm.
de diAmetro y 5 mm. de espesor..Colecci6n Superficial de
Barranquilla.
Fig. 18.- Fragmento de la extremidad inferior izquierda de una fi-
gurina, de estructura maciza, de color carmelita oscuro. Fue
elaborada por separado y soldada lu6go al cuerpo de la fi-
gurina. Mide 44 mm. de alto y 18 mm. de diimetro. Colec-
ci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 19- Pie izquierdo de una figurina, hecha en arcilla. Es de es-
tructura maciza y de color carmelita oscuro. Colecci6n Su-
perficial de Barranquilla.
Fig. 20- Cuenta de arcilla de double silueta, de color carmelita oscuro
y con perforaci6n cilindrica. Mide 18 mm. de alto por 17 mm.
de diAmetro mAximo. Colecci6n Superficial de Barranquilla.
Fig. 21.- Fragmento de hacha pulimentada, con sefiales de uso.
LAMINA IV

Fig. 1- Fragmento de cuello con reborde. Correspondiente a la cera-
mica Carmelita Aspera de Soledad. Colecci6n Superficial de
Soledad.
Fig. 2.- Fragmento de cuello con reborde, perteneciente a la cerA-
mica Carmelita Aspera de Soledad. Colecci6n Superficial
de Soledad.
Fig. 3- Fragmento de cuello con su reborde, correspondiente a la
ceramica Carmelita Lisa de Soledad. Colecci6n Superficial
de Soledad.
Fig. 4.- Fragmento de cuello con reborde. Al parecer, todo el cuello
estuvo cubierto con este tipo de decoraci6n incisa, que con-
siste en triAngulos conc6ntricos y lines incisas, horizon-
tales y paralelas. Pertenece a la cerAmica Carmelita Lisa. de









-141-

Soledad. Colecci6n Superficial de Soledad.
Fig. 5.- Fragmento de vasija, correspondiente a la ceramica Carmeli-
ta Lisa de Soledad. La decoraci6n grabada, que lo caracte-
riza,parece que se ejecut6 a todo lo largo del cuerpo del re-
cipiente y lu6go se aliz6 nuevamente la superficie, dando una
impresi6n corrugada. Corresponde a la ceramica Carmelita
Lisa. Colecci6n Superficial de Soledad.
Fig. 6.-Fragmento de -vasija Carmelita Lisa, de Soledad. La forma
casi recta de las paredes del recipient no permiten determi-
nar el cuello. Tres lines incisas horizontales y paralelas,
constituyen la inica decoraci6n. Colecci6n Superficial de
Soledad.
Fig. 7- Fragmento de vasija globular. Corresponde a la ceramica
Carmelita Lisa de Soledad. Colecci6n Superficial de Sole-
dad.
Fig. 8.- Fragmento de cuello con su reborde, perteneciente a la cerA-
mica Ocre Bafiada de Soledad. Colecci6n Superficial de So-
ledad.
Fig. 9.- Fragmento de cuello con su reborde, perteneciente a la ce-
ramica Ocre Bafiada de Soledad. Colecci6n Superficial de
Soledad.
Fig. 10- Fragmento de base cilindrica, correspondiente a una vasi-
ja Ocre Bafiada de Soledad. En ella es facil apreciar sefiales
de la soldadura, en la cual no se ejecutaron previamente
incisiones, como ocurre en la Carmelita Lisa de Barranqui-
lla. Colecci6n de Soledad.
Fig. 11- Fragmento de una representaci6n antropomorfa maciza que,
al parecer, fue utilizada como asa. Colecci6n Superficial de
Soledad.
Fig. 12- Fragmento de una representaci6n antropomorfa (?). Como
la anterior, parece haber sido utilizada como asa. Colecci6n
Superficial de Soledad.
Fig. 13- Fragmento de representaci6n ornitomorfa (?). Colecci6n
Superficial de Soledad.
Fig. 14- Cabeza antropomorfa. Colecci6n Superficial de Soledad.
Fig. 15- Cabeza ornitomorfa. Colecci6n Superficial de Soledad.
Fig. 16- Fragmento de representaci6n ornitomorfa.

LAMINA V

Fig. 1.- Fragmento de representaci6n zoomorfa. Colecci6n Superfi-
cial de Soledad.
Fig. 2.- Fragmento de representaci6n zoomorfa. Colecci6n Superfi-
cial de Soledad.
Fig. 3.- Fragmento de representaci6n zoomorfa. Colecci6n Superfi-
cial de Soledad.
Fig. 4.- Fragmento de representaci6n zoomorfa. Colecci6n Superfi-











-142-

cial de Soledad.

LAMINA VI

Motivos decorativos caracteristicos de la ceramica arqueol6gica
superficial de Barranquilla y Soledad.

LAMINA VII


Tipologia de bordes
Barranquilla y Soledad.


de la cerAmica arqueol6gica superficial de


--o--











LAMINA I










.j Z B
ATLANTICO










SIAPE










BARRANQUILLA

JUAN MINA





S1 \I







LOCALIZACION APROXIMADA DE VIEJO ,i
LAS EXCAVACIONES ARQUEOLOGICAS EJE '
CUTADAS EN BARRANQUILLA, SOLEDAD Y
MALAMBO ViEJO ) "' -'' /- /
ARROYOS- MALAMBO
ClENAGAS CARACOL1 r
CAMINOS -----

ESCALA

I 80K P 80_



Area del bajo Magdalena, excavada hasta la fecha por el Instituto de Investigaci6n
Etnol6gica del Atlantico.










LAMINA II


1'va


Sin


t1 '
A- >*


,'. .-,. *., IH.
V..,.,








k* .
5
,, ::

~X' ;'i "


0"D


.* 1' .' '::'~
1: 1.'C a ,
~""
Irr. I
r
*B,:
~. ri
~x~1~


Barranquilla, colecci6n superficial.- I a 11, Carmelita Aspera; 12 a 24, Carmelita Lisa.


l. o -
o


~f ~i
~:~BII;.XI* ;* .~5'

..,.
";' ;~,
ph.' j


p9


t-r~


21


23








LAMINA III


41


.UJ


S




&


*:

::4


9


Barranquilla, colecci6n superficial.- 1 a 4, Roja Aspera; 5 a 6, Roja Lisa; 7 a 9,
Ocre Rojiza; 10 a II. Negra Incisa; 12, Gris Lisa; 13 a 16, Gris Incisa; 17 a 21,
Miscelanea.


.t


' P*~l

'~cF; -


~9*qll~
a










LAMINA IV


hk -,'


'*

ri-~Efs~~
;_. ...
.. j.. .

~
"si~ j


8


13


Soledad, colecci6n superficial.- I a 2, Carmelita Aspera; 3 a 7, Carmelita Lisa;
8 a 10, Ocre Banada; 11 a 16, fragments de figures, posiblemente asas.


4""*mlft-
*^- *-t _


-:rt~S~
4


4:;

~~
s









LAMINA V












U
a,





S 2

U


U
e,
u









-0
U

1 U


0.
(J
kQ












BARRANQUILLA

1 ( 1 1 i 11 t t i 1 1
2


inmi


~
i\





'''""

'
''
...-.-1__


1 2 14


/ j r,, p1


18


i 7


SOLEDAD


Decoraci6n de la ceramica obtenida superficialmente en Barranquilla y Soledad.- I,
Barranquilla Carmelita Aspera; 2 a 6, Barranquilla Carmelita Lisa; 7, Barranquilla Ro-
ja Aspera; 8 a 9, Barranquilla Roja Lisa; 10 a 13, Barranquilla Gris Lisa; 14 a 15,
Barranquilla Negra Lisa: 16 a 18, Barranquilla Ocre Rojiza; 19 a 20, Soledad Carme-
lita Lisa.


LAMINA VI


4
",\ \


16


20


7 10



I/hkbK /Ow




!iK


* *






LAMINA VII


BARRANQUILLA



CarmeihA Aspera ) Carmeliha lifa


Grl I n
Gris Incipf


SOLEDAD


Wt >1 It
cc DD EE FF I )d If Ocre Rojiza
Carrelib' Aspera Carrpelifa ifa

Tipologia de Bordes de la cerAmica de Barranquilla y Soledad, obtenida
superficialmente.










-143-


BIBLIOGRAFIA

1.- Nieto (Juan Jose). Geografia Hist6rica, Estadistica y Local de
la Provincia de Cartagena, Repdblica de la Nueva Granada, des-
crita por Cantones. Boletin Historial de Cartagena. Nos. 34-35 y
36. Afio IV. Abril de 1.918. Cartagena.

2.- Oviedo y Vald6s (Gonzalo Fernandez de ). Historia General y
Natural de las Indias. Asunci6n, 1.944.

3.- PNrez de Barrada (Jos6). Colombia de Norte a Sur, Tomo I,
Madrid, 1.943.

4.- Posada (Eduardo) e Ibfiiez (P. M.). Editores. Relaciones de
Mando. Bogota, 1.910.

5.- Revollo (Monsefior Pedro Maria). Costefiismos Colombianos.
Barranquilla, 1.942.

6.- Raymond (Eduard). Informe sobre una Misi6n Geol6gica en los
Departamentos del Magdalena y Atlantico. Compilaci6n de los
Estudios Geol6gicos Oficiales de Colombia. Tomo V. Bogota,
1.942.

7.- Rouse (Irving). La Arqueologia en las Antillas Mayores. Acta
Venezolana. Tomo II, Nos. 1-4. Caracas, 1.947.

8.- Vergara (Jos6 Ram6n) y Baena (Fernando E.). Barranquilla,
su Pasado y su Presente. Segunda Edici6n. Barranquilla, 1.946.




















CONTRIBUCIONES A LA ARQUEOLOGIA DEL BAJO
MAGDALENA (Plato, Zambrano, Tenerife).
GERARDO Y ALICIA REICHEL DOLMATOFF

En octubre de 1953 el autor tuvo la oportunidad de efectuar, en
misi6n del Instituto Colombiano de Antropologia, un corto viaje de
reconocimiento a una zona riberefia del bajo rio Magdalena, de la cual
hasta entonces se carecia por complete de informaciones arqueol6gi-
cas. (1) Esta zona abarca las poblaciones de Plato y Tenerife en el De-
partamento del Magdalena, y la de Zambrano en el Departamento de
Bolivar. Las investigaciones llevadas a cabo se limitaron a la localiza-
ci6n de sitios y a la recolecci6n de materials superficiales cuya des-
cripci6n y anilisis son el objeto de la present comunicaci6n.
En la descripci6n siguiente observamos las mismas normas esta-
blecidas en nuestras investigaciones anteriores (Reichel-Dolmatoff,
1951; 1953). Para la determinaci6n de los colors hemos usado el dic-
cionario de Maerz & Paul (Maerz and Paul, 1950), por sernos inacce-
sible el de Ridgway. Los grades de dureza se determinaron de acuerdo
con la Escala de Moh y el tamaiio de las particular del desgrasante
con la de Colton. En los detalles de textura de la pasta nos hemos ce-
fiido esencialmente al esquema de Shepard (Kidder & Shepard, 1936).
Presentaci6n de datos
PLATO
En las inmediaciones de la poblaci6n de Plato se localizaron tres
sitios extensos que designaremos de aqui en adelante con los nombres
localmente usados, a saber: Policarpa, Jabonal y Galofre. El sitio de
Policarpa abarca gran parte del barrio del mismo nombre, situado so-
bre un terreno ondulado y erosionado en las afueras del poblado, en-
tre 6ste y las orillas orientales del rio Magdalena. El terreno es areno-
so, atravesado por profundas zanjas erosionadas y s61o esporidicamen-


(1) Este viaje se efectu6 en compaiia del Profesor Thomas J Price,
de la Northwestern University (EE. UU.) y actual Jefe de Sec-
ci6n del Instituto Colombiano de Antropologia, al cual expreso
mis sinceros agradecimientos por su colaboraci6n.


~










-146-


te cubierto por una escasa vagetaci6n de arbustos y pastos. Aun en
6pocas de fuertes lluvias e inundaciones, la zona arqueol6gica no se
afecta por las crecientes del rio ya que ella se limita a terrenos eleva-
dos. El material cultural expuesto por la erosi6n consiste en millares
de fragments cerAmicos, artefactos liticos, objetos de concha, espi-
nas de pescado y huesos de animals de presa. Es aparente que se tra-
ta de un antiguo sitio de habitaci6n, combinado con basureros y en-
tierros. Este filtimo rasgo no fue observado personalmente sino nos
fue descrito en detalle por varies informadores de la localidad quie-
nes habian excavado tales entierros en bisqueda de objetos de oro
que aparecen con alguna frecuencia en ellos.
El sitio de Jabonal abarca una loma situada entire las riberas del
rio y la oril'a septentrional del brazo que conecta a 6ste con la Laguna
de Sarat6. Las caracteristicas fisicas y culturales son las mismas co-
mo las anotadas para el sitio de Policarpa.
El sitio de Galofre abarca una series de elevaciones en las mismas
riberas del rio, a unos 4 kil6metros al Noroeste de la poblaci6n y mues-
tra id6nticas caracteristicas a las descritas para los dos sitios anterio-
res.
Los tres sitios abarcan una extension aprodximada de un kil6me-
tro cuadrado y se destacan por la gran densidad de fragments que
literalmente cubren el suelo por todas parties; la profundidad de los
dep6sitos culturales no parece ser muy notable y alcanza por lo ge-
neral apenas unos 50 centimetros except en el sitio de Galofre par-
tes del cual parecen formadas por yacimientos que se acercan a .ur
metro de espesor.
El material cultural fue recogido superficialmente en todos los
tres sitios, sin efectuar excavaciones en ellos. Desde luego se impuso
asi un criteria de selecci6n, de manera que no trataremos de 61 en
t6rminos cuantitativos, sino exclusivamente cualitativos tipol6gicos.
Ya que las tres colecciones superficiales coinciden en los detalles de
sus caracteristicas, se analizarin en conjunto. El material litico, los
objetos de concha y metal, asi como algunos objetos miscelineos de
ceramica forman un conjunto aparte ya que proceden de la .xca-
vaci6n de entierros, efectuados por uno de los habitantes de Plato del
cual adquirimos esta pequefia colecci6n; en su totalidad se trata de
hallazgos efectuados en el sitio de Policarpa y asociados a entierros
primaries y secundarios.
Descripci6n cerimica (Total: 1.025 fragmentss.
PLATO ROJA BASADA
Pasta
(1) Color: tipico: 45, A-3 (Platinum): gama. 46, B-6; 46, A-4,
13, A-4 (Gravel); 13, A-6 (Tawny Birch).
(2) Inclusiones: blancas de tamafio median, negras y micosas
finas; todas brillantes y de forma irregular. Las bla:ca: ; on
algo transparentes.










-147-


(3) Textura: desgrasante esparcido, granular, denso, a veces
algo friable.
(4) Fragmentaci6n: en direcci6n irregular, con fractures obli.
cuas a la superficie. La cara fracturada es tosca y granulo-
sa.
(5) Cocci6n: en atm6sfera oxidante, muy pareja; no hay nicleo
carbonizado.
TRATAMIENTO DE LA SUPERFICIE
(1) Color: tipico: 4, A-10 (Woodland Rose); gama: 4, B-11
(Pheasant Testaceous); 5, A-10 (Rose Beige); 4, 1) 11; 6,
C-9 (Rose Stone); 6, G 10 (Cedar Wood Tokay); 6, F-10
(Aragon; 6, A-11 (Vassar Tan); 5, A-9 (Longchamps); a-
tipico: 6, A-9 (Manon).
(2) Dureza: 3.5 a 4
(3) Regularidad: tiene leves estrias paralelas, pero no muy rec-
tas, tanto en el interior como en el exterior.
(4) Textura: lisa a arenosa, dependiendo de lo erosionado del
bafio.
(5) Brillo: es excepcional cuando el bafio esti bien conservado.
(6) Bafio: todas las piezas estAn cubiertas en el exterior por un
bafio grueso que s6lo en recipients de amplia abertura se
extiende al interior. El color ha sido dado con una soluci6ri
espesa de la misma greda.
(7) Defectos: el bafio es muy blando y fAcilmente delesnable.
Cavidades alargadas y finas, sobre todo en el interior, debi-
do a la inclusion de aire al alisar el barro muy himedo.
(8) Pintura: ausente.
Estructura
(1) Aparentemente en t6cnica de espiral, muy unida. No se ob-
serva la t6cnica seg6n la fragmentaci6n sino s61o raras ve-
ces al tacto.
Forma
(1) Borde: generalmente exterior.
(2) Labio: exterior, adoriado, a veces con una linea incisa en
el centro.
(3) Cuerpo: recipients aproximadamente semiglobulares, con
silueta angular y amplia abertura.
(4) Base: anular ancha y a veces alta.
(5) Espesor: de 4 a 6 mms. como promedio; excepcionalmente
15 mms. en parties del borde, base, etc.
Decoraci6n
(1) Incisa: lines de 1 mm. de ancho, a 0.5 mms. de profundidad,
paralelas, redeando el recipient, enmarcando lines de










-148-


puntos pero' sin former motives incisos en si. Instrument
de punta roma. Finas crestas marginales desplazadas.
(2) Punteada: lines de puntos ovalados, sencillas, doubles o tri-
ples, generalmente acompafiadas por dos lines incisas.
(3) P6lstica:'a) zoomorfa: representaciones de ranas o de cabe-
citas biomorfas;
b) "ojos" aplicados, formados por peloticas de barro, aplas-
tadas y luego provistas de una incisi6n transversal.
(4) Punzada: profundas punzadas oblicuas a la superficie, le-
vantando asi parte'del barro superficial, de modo que se for-
ma una especie de escama semiesf6rica saliente. El instru-
mento parece haber tenido una punta acanalada redondeada
en su extreme y de 2 a 3 mms. de ancho. Se forman hileras
sencillas, doubles o triples.
(5) Impresa-escalonada: impresiones sucesivas hechas con un
instrument de punta recta plana, tirAndolo en linea recta
sobre la superficie y hacienda presi6n cada 5 mms. aproxi-
madamente. A veces se emple6 un instrument de cinco
puntas.
SALOA GRIS MODIFICADA
Pasta
(1) Color: tipico: 7, A-i; gama: 6, A-i; 8, A-7.
.(2) Inclusiones:. blancas de tamafio median, negras y micosas
finas; todas brillantes y de forma irregular. Las blancas son
transparentes. La mica es mis abundante que en la cerA-
mica Plato Roja Bafiada.
(3) Textura: desgrasante moderado; tamafio median; la textu-
ra general es granular y mAs bien friable.
(4) Fragmentaci6n: en direcci6n irregular, con fractures obli-
cuas a la superficie; caras fracturadas toscas y granu-
losas.
(5) Cocci6n: a temperature reducida; no muy pareja. No hay
ndcleo carbonizado. El color varia frecuentemente en la
misma pieza.
Tratamiento de la superficie

(1) Color: tipico: 7, C-7 (Bonito Fuscous); gama: 7, A-8 (Rose
Gray); 3, A-10 (Japan Rose); atipico: 8, A-i; 5, C-8.
(2) Dureza: 3.5 a 4.
(3) Regularidad: leves estrias muy paralelas, tanto en el exte-
rior como en el interior.
(4) Textura: lisa a arenosa, dependiendo de lo compact de la
superficie.
(5) Brillo: frecuente en piezas bien alisadas.
(6) Bafio: ausente.










--149-


(7) Defectos: no se observan.
(8) Pintura: ausente.
Estructura
(1) Aparentemente en ftcnica de espiral, muy unida. La t6cnica
se observa en la fragmentaci6n y a veces al tacto.
Forma
(1) Borde: exteriores e interiores.
(2) Labio: exterior, casi siempre decorado.
(3) Cuerpo: recipients en forma de copa, bandejas pandas, ra-
ras veces recipients subglobulares o globulares.
(4) Base: generalmente anular; frecuentemente alta, cilindri-
ca y delgada, teniendo todo el recipient forma de ciliz.
(5) Espesor: de 4 a 10 mms. como promedio; excepcionalmente
mis de 10 mms. en parties del borde, base, etc.
Decoraci6n
(1) Incisa: lines de 1 a 1.5 mms. de ancho y 0.5 mms de pro-
fundidad, paralelas, sencillas, doubles o triples rodeando el
recipient; a veces cruzadas formando rombos horizontal-
mente aplanados. Instrumento de punta aguda, fina, raras
veces roma. Excepcionalmente se observan finas crestas
marginales desplazadas.
(2) Lineas de puntos redondos, ovalados o triangulares, produ-
cidos por instruments con puntas de su correspondiente
forma, formando hileras doubles, triples, raras veces sencillas.
Generalmente en combifiaci6n con incisiones.
(3) PlAstica: poco frecuente; aplicaciones en forma de peloti-
cas de barro, aplastadas y a veces con incisi6n transversal.
(4) Punzada: poco frecuente; profundas punzadas oblicuas a la
superficie, levantando a veces parte del barro superficial.
cf. Plato Roja Bafiada.
(5) Impresa: impresiones producidas con la punta de un ins-
trumento, prensindolo casi horizontalmente sobre el barro
de la superficie.
MAGDALENA HACHURADA
Pasta
(1) color: tipico: 15, A-1; gama: 12, B-3 (Larck Parchment);
15, A2 (Traprock Seabird).
(2) Inclusiones: cuarzo blanco de tamafio median hasta muy
grueso, algo transparent; ademis cerAmica ocre molusa (?)
(3) Textura: desgrasante esparcido, granular; muy friable.
(4) Fragmentaci6n: muy irregular con fractures muy granulo-
sas.
(5) Cocci6n: en atm6sfera oxidante; no muy pareja; a veces se
observa un leve nuicleo carbonizado central y manchas ex-
teriores de ennegrecimiento.










-150-


Tratamienfo de la superficie.
(1) Color: tipico: 12, B-7 (Corck): gama: 13, A-3 hasta 13, A-5
(Cuban Sand; Folkstone a Nougat Burl Wood); atipico:
.46, D-l; 12, A-3 (Atmosphere-Mauve Blush).
(2) Dureza: 3
(3) Regularidad: muy irregular; fuertes estrias producidas con
un instrument fibroso (especie 'de cepillo ?), paralelas y
cruzadas, formando acanaladuras hondas y finas, sobre to-
do en el exterior.
(4) Textura: muy granulosa.
(5) Brillo: ausente.
(6) Bafio: ausente.
(7) Defectos: fisuras y cavidades por penetraci6n del desgra-
sante a la superficie y por inclusion de materials vegetables.
A veces hay fisuras por espirales mal unidas.
(8) Pintura: ausente.
Estructura
(1) Casi seguramente en t6cnica de espiral, observable en el in-
terior de los recipients:
Forma
(1) Borde: grueso, exterior.
(2) Labio: algo adelgazado, redondeado.
(3) Cuerpo: problablemente subglobular o globular, con corto
cuello cilindrico;
(4) Base: redondeada; no existe base anular.
(5) Espesor: de 10 a 12 mms. promedio; excepcionalmente has-
ta 15 mms. en parties del borde.
Decoraci6n
(1) Incisa: lines incisas de 1 a 2 mms. de ancho y de 1 a 2 mms.
de profundidad, cruzadas; forman un motivo de rombos
grandes alrededor del cuello. Primero se aplicaron las li-
neas en direcci6n de derecha a izquierda y de arriba hacia
abajo; luego lines en direcci6n de izquierda a derecha de
arribla hacia abajo, cruzandose con las primeras. Fuertes
crestas marginales desplazadas. El instrument debia tener
punta aguda.
(2) Plistica: uno o dos cuerpos discoides toscamente modelados,
aplicados en uno.o ambos lados del cuello, sobre la franja
incisa. Se aplicaron antes de ejecutar la decoraci6n incisa.
PLATO ROJA PUNTEADA
Pasta
(1) Color: tipico: 47, A-5; gama: 47, A-5 a 47, A-7.











-151-


(2) Inclusiones multicolores, de tamaiio median; forma irre-
gular.
(3) Textura: desgrasante no se observa;, friable.
(4) Fragmentaci6n: en direcci6n irregular, con fractures obli-
cuas o rectas a la superficie. La cara de las fractures es tos-
ca y granulosa.
(5) Cocci6n: en atm6sfera oxidante; poco pareja; fuerte niicleo
central.

Tratamiento de la superficie

(1) Color: tipico: 4, B-9; gama: 4, C-7; 4, D-18.
(2) Dureza: 2.5 a 3.
(3) Regularidad: tiene levels estrias paralelas, no muy rectas.
(4) Textura: arenosa, aparentemente por erosion.
(5) Brillo: ausente.
(6) Bafio: ausente.
(7) Defectos: no se observan.
(8) Pintura: ausente.

Estructura

(1) No se observan debido al pequefio tamafio de los fragmen-
tos.

Forma

(1) Borde: generalmente exterior.
(2) Labio: redondeado sin estar adelgazado.
(3) Cuerpo: no se observe. cf. Estructura.
(4) Base: no se observa. cf. Estructura.
(5) Espesor: promedio de 10 a 12 mms.

Decoraci6n

(1) Incisa-Punteada: lines de 1 a 1.5 mms. de ancho y de 0.5
mms. de profundidad, formando triAngulos rellenos de pun-
tos redondos o algo ovalados,-a veces profundame.nte impre-
sos.

OBJETOS LITICOS

El total de objetos liticos consta de 163 especimenes que se clasi-
fican de la manera siguiente:

5 pequefias hachas y cinceles
23 volantes de huso
11 brufiidores









-152-


92 cuentas de collar
25 esquirlas de obsidiana
7 objetos problematicos

Hachas Cinceles. Se trata de pequefias hachas de forma trape-
zoidal, con filo casi recto y cabo algo redondeado. La.forma basica es.
casi cuadrilateral, es decir el instrument es relativamente corto y an-
cho. Todos los objetos estin bien pulidos y s6lo con un lente de au-
mento se observan muy finas estrias de pulimento. El ejemplar mas
grande mide 5.5 por 5cms. por 2 cms. de espesor; el material es una
piedra muy densa de color negrusco. (Lam. IX, Figs. 1-5). Un cincel
alargado, con filo arqueado y el otro extreme fragmentado, mide 7 cms.
de largo y estA manufacturado de una piedra dura verdosa (Lim. IX
Fig. 7).

Los volantes de huso son de forma discoide (13 ejemplares) o
c6nico-truncados muy bajos (9 ejemplares). El ejemplar mis grande
mide 4 cms. de diAmetro y el mAs pequefio 18 mms. de di6metro. El
grueso de los volantes discoides es de unos 8 mms. mientras que el de
los c6nico-truncados es hasta de 18 mms. La perforaci6n central es de
5 a 6 mms. y es bic6nica aun en los discoides. Algunos de los volan-
tes estin decorados con lines grabadas sencillas que rodean la peri-
ferie o cortas incisiones marginales; la decoraci6n se observa en 9 e-
jemplares (LAm. IX, Figs. 15-18). Un ejemplar atipico tiene forma de
dos conos truncados unidos por la base.

Los brufiidores son cuarzos redondeados de forma- ovalada o en
forma de almendra, de superficie muy lisa. Su uso como pulidores y
brufiidores de cerAmica se observa por el desgaste de los extremes o
bordes. Su diAmetro varia entire 4 y 5 cms. (Lim. IX, Figs. 9-12).

Entre las cuentas de coPar hay 87 de forma cilindrica corta, casi
discoide. Su diAmetro es de 7 mms. aproximadamente; el material es
piedra pizarrosa gris o verdosa. Las superficies estan bien pulidas pe-
ro la manufacture no es muy uniform (Lam. IX, Figs. 24-26, 31). Dos
ejemplares tienen forma de proyectil, con una depresi6n taladrada en
el extreme superior y dos finas perforaciones laterales para suspender
el objeto (LAm. IX, Figs. 25, 26). El material es cuarzo rojizo bien pu-
lido. Un ejemplar (Lam. IX, Fig. 31) tiene forma de bot6n y consiste
de un disco en cuyo centro hay una depresi6n taladrada que a su vez
tiene una double perforaci6n bic6nica para pasar el hilo. El material es
cuarzo rosado.'Una pequefia cuenta de piedra blanca tiene forma c6ni-
ca, con perforaci6n sencilla transversal (Lim. IX, Fig. 24) y otra de
cuarzo rosado es de forma cilindrica pero carece de perforaci6n.

En los objetos de obsidiana -se trata principalmente de descon-
chamientos y algunos nicleos. Un ejemplar represent un raspador se-
milunar con retoques secundarios en el filo (LAm. IX Fig. 33) y algu-










-153-

nos otros ejemplares de menor tamafio.muestran retoques secundarios
en ambas caras de un filo, siendo posiblemente fragments de puntas
de flecha o de cuchillos y raspadores (Lim. IX, Figs. 34, 35).

Los siete objetos problemAticos son los siguientes: una piedra se-
miesf6rica ahuecada pero aparentemente natural, de un diam'etro de
4.7 ems. El interior muestra estrias y abrasiones que indican su uso
(Lam. IX,Fig. 14); un objeto perforado y decorado en tres caras con
incisiones paralelas. La superficie estA bien pulida y el objeto puede
tal vez haber servido para decorar cerAmica o tambi6n como gancho
de un propulsor (?) (Lam. IX, Fig. 22). Su largo es de 4 cms. Un ob-
jeto parecido tiene forma de ave y mide 4.3 cms. de largo (Lam. IX,
Fig. 21). Tres fragments con perforaciones bic6nicas y cortas inci-
siones decorativas marginales parecen ser fragments de adornos per-
sonales (Lim. IX, Figs. 19,'20, 23). Un fragmento de un hacha (?)
muestra pulimento en una cara (Lam. IX, Fig. 13).
OBJETOS DE CONCHA

Los 72 objetos de concha se pueden clasificar asi:

5 cascabeles
7 pendentifs bic6nicos
5 discos
2 rectangulos
5 agujas
S41 cuentas de collar
7 fragments

Los cascabeles consistent de conchas de Oliva sp. cuya base se ha
recortado y pulido mientras que el otro extreme ha sido perforado por
medio de un corte transversal que penetr6 la pared. Un ejemplar tie-
ne una linea incisa alrededor del extreme inferior (LAm. X, Figs. 1,2).
Los pendentifs son las puntas de una concha, recortadas en todas las
caras y provistas de una double perforaci6n en su parte superior re-
cortada (Lam. X, Figs. 4, 5). Los cinco discos de concha son de uso
problematico.ya que carecen de perforaci6n o de,decoraci6n. El mas
pequefio mide 9 mms. de diAmetro y el mAs grande 31 mms. (Lim. X,
15,19). Los dos rectAngulos miden 25 por 35 mms. y 15 por 18 mms.
respectivamente. El ejemplar mns grande tiene un espesor de 6 mms.
y fue pulido en cuatro caras formando filos que podrian indicar'su
uso como raspador. (Lam. X, Figs. 13, 14). Algunos objetos alargados,
de secci6n redonda o rectangular y forma cilindrica o triangular muy
alargada podrian haber servido de aguja. Uno de ellos (Lam. X, Iig.
8) muestra en la parte fragmentada una perforaci6n como el ojo de
una aguja. Su largo alcanza hasta 4 cms. (Lam. X, Figs. 6-8, 10-12).
Las cuentas de collar son tubulares, de un largo aproximado de,20 a
23 mms. y con perforaci6n bic6nica (Lam. X, Fig. 16). Media docena









-154-


de ejemplares son mbs gruesos y cortos y un ejemplar tiene una per-
foraci6n transversal. Algunos pequefios fragments de concha mues-
tran cortes o pulimento que indican su uso como adornos o instru-
mentos (Lam. X. Fig. 17).

OBJETOS DE METAL

Los pocos objetos de metal hallados en asociaci6n con los entie-
rros, consistent en dos casbabeles de cobre y una nariguera de cobre.
Uno de los cascabeles es alargado en forma de pera o de gota, estando
su extreme adornado con la representaci6n de un hilo enrollado en
forma de espiral; una pequefia piedra colocada en el interior produ-
ce el tintineo. El objeto mide 31 mms. de largo. El otro cascabel es ti-
pol6gicamente distinto, siendo ancho y aproximadamente semiesferi-
co, provisto de una argolla para suspenderlo. Carece de piedra en el
interior. Su diametro maximo es de 21 mms. (Lam. IX, Figs. 29, 30).
La nariguera tiene forma semilunar y fue manufacturada en la tecni-
ca de falsa filigrana y mide 4.3 cms. de ancho maximo. Es de oro muy
puro. (LAm. X, Fig. 9).

OBJETOS MISCELANEOS DE CERAMIC

Algunos objetos de cerAmica deben mencionarse separadamente.
Las Figs. 1 a 3 de la LAmina VIII muestran fragments de pequefios
platicos c6ncavos, decorados en el interior con incisiones profundas ra-
diales, y muescas en el borde. Su diametro aproximado es de 10 cms.
y su espesor de 1 cms.; pertenecen aparentemente a la cerAmica Saloa
Gris Modificada pero su superficie es granulosa y s6lo bien alisada en
un ejemplar. La Fig. 4 de la LAmina VIII muestra una asa vertical for-
mada por dos cuerpos retorcidos. Las Figs. 5,6 y 8 de la Lamina VIII
representan adornos biomorfos que probablemente formaban parte de
recipients cerAmicos. En la misma LAmina la Fig. 7 es un objeto que
represent la parte superior de un silbato y en el v6rtice de la cabeza
se observa el canal de aire. Otros silbatos, tipol6gicamente distintos,
se ilustran en la LAmina VIII, Figs. 11 y 14. El primero represent un
ave y el segundo un mamifero (murci6lago?). ambos provistos de 4
perforaciones y produciendo cinco notas. Su largo mAximo es de 6 y
8 cms. respectivamente. El objeto Fig. 10 de la LAmina VIII represen-
ta la parte inferior de un sello y las Figs. 13 y 15 son fragments de ro-
dillos cilindricos huecos. La Fig. 16 (LAm. VIII) muestra un pequefio
embudo con cuatro finas perforaciones en el fondo, siendo el objeto a-
dornado por incisiones. Su diAmetro es de 4.8 cms. La Fig. 17 (Lam.
VIII) muestra un brazo de una figurina antropomorfa (?) y la Fig. 12
de la misma LAmina una copa diminuta de 24 mms. de alto y modelada
directamente de barro gris. Los objetos ilustrados en las Figs. 20 y 21
(LAm. VIII) son pies de copas altas y la Fig. 18 (Lam. VIII) muestra
la parte superior de otro pie, con parte del fondo de la copa y el cuer-
po modelado discoide entire la parte inferior del.recipiente y la supe-









-155-


rior del pie. El objeto Fig. 19, Lamina VIII es de uso problemitico y
esta formado porun cilindro de barro cuyo centro muestra una fuerte
ranura anular; su largo es de 5 cms.

Las cuentas de collar de barro cocido son frecuentes en la zona
de Plato. Generalmente se trata de pequefios discos gruesos de greda
gris, negra o rojiza pero a veces de cuentas colgantes en forma alarga-
da y de greda gris muy bien pulida (Lim. IX, Figs. 27, 28). Existe un
ejemplar cilindrico largo de barro rojo y otro en forma de proyectil,
tambi6n de barro rojo. Los dos fragments ilustrados en la Lmnina II,
Figs. 26 y 27, muestran parties de coladores de cerAmica gris, un rasgo
muy caracteristico en Plato.

ZAMBRANO

Lo zona arqueol6gica hallada en Zambrano abarca parte del ba-
rrio llamado Pelabolsillo, en la secci6n septentrional del pueblo y si-
tuado sobre leves colinas bastante erosionadas. La densidad de los
fragments superficiales no es muy alta, pero el material no deja de
ser abundante e indica, como en los casos anteriores, una zona de o-
cupaci6n humana combinada con basureros.

La co!ecci6n superficial consta exclusivamente de fragments ce-
r6micos (253). Tipol6gicamente se trata del mismo material descrito
para Plato, estando presents las mismas. cuatro classes cerAmicas. Sin
embargo, caben algunas observaciones adicionales acerca de ciertas
modificaciones locales.

Plato Roja Bafiada: el bafio es menos grueso y en lo general las super-
ficies son mis arenosas y erosionadas que en Plato. No se observan ba-
ses; la dureza de la superficie varia entire 3.6 y 4. La decoraci6n inci-
sa consiste s61o de lines sencillas y la punzada unicamente se obser-
va en algunos bordes y formando una sola hilera. Muescas impresas
marginales en los hombros, bordes u otras parties angulares, son fre-
cuentes. La decoraci6n punteada y plastica no se observa.

Saloa Gris Modificada: el color superficial de esta ceramica es algo mAs
rojizo que en Plato donde predominan tonalidades grises. La dureza
de la superficie varia de 3.5 a.4 Estin presents todos los modos deco-
rativos para Plato, aunque menos bien ejecutados except en los pla-
tos pandos de borde decorado. La decoraci6n plastica de peloticas ad-
heridas es poco frecuente y 6stas carecen de incisiones transversales

Magdalena Hachurada: en el desgrasante no aparecen particular que
eventualmente pudieran ser fragments de ceramica molida, tal como
se sugiri6 en Plato. Casi todos los fragments muestran un fuerte nl-
cleo carbonizado.











-156-


Plato Roja Punteada: existe un solo ejemplar, pero su examen nos deja
ver que se trata de la misma clase descrita para Plato.

TENERIFE

El sitio arqueol6gico de Tenerife se encuentra aproximadamence
a un kil6metro al Sur del poblado, sobre una loma que forma un ba-
rranco alto en la orilla oriental del rio Magdalena; localmente el lu-
gar se llama Torrecilla. Hacia el rio el terreno cae abruptamente bas-
ta el nivel del agua, mientras que hacia el Oriente descienide gradual-
mente. El lugar esta cubierto densamente por rastrojos y pastos que lo
protegen contra la erosi6n, pero en algunas parties se observant zanjas
o barrancos con materials culturales. Estos restos sin embargo no son
frecuentes. La colecci6n consta de 80 fragments que tipol6gicamente
difieren marcadamente del material hallado en Plato y Zambrano, por
lo cual es necesario describirlo en algin detalle, aunque hay que tener
en cuenta que la escasez de fragments no permit una descripci6n ti-
pol6gica muy precisa. Aparece otra vez aqui la cerAmica Magdalena
Hachurada, en esta ocasi6n con ciertas variedades de bordes. Por lo
demAs hemos distinguido provisionalmente dos nuevas classes cerAmi-
cas que designaremos como Tenerife Gris y Tenerife Roja. A conti-
nuaci6n daremos su descripci6n.

TENEIIFE GRIS

Pasta

(1) Color: tipico: 56, A-1; atipico: 31, A-1.
(2) Inclusiones: generalmente blancas de tamaiio median, ne-
gras y..algunas micosas; brillantes y de forma irregular, a
veces transparentes.
(3) Textura: desgrasante esparcido de arena; granular, denso
y friable.
(4) Fragmentaci6n: en direcci6n irregular, con fractures obli-
cuas a la superficie; caras fracturadas granulosas.
(5) Cocci6n: pareja, a temperature reducida: fuerte ndcleo
carbonizado.

Tratamiento de la superficie

(1) Color: tipico: 14, A-2 (Slate Gy Kasha Beige, Oriental
Pearl); gama: 14, B-5 (Drab Sand Dune, Mode Beige); ati-
pico: 8, A-1; 7, C-1.
(2) Dureza 3.
(3) Regularidad: leves estrias paralelas, sobre todo en la parte
superior de los recipients.
(4) Textura: arenosa, a veces lisa. Lo arenoso no depend tan-
to de la erosi6n de la superficie sino es aparentemente su









-151-


acabado natural.
(5) Brillo: excepcional, en piezas bien conservadas y alisadas.
(6) Bafio: ausente.
(7) Defectos: ocasionalmente se observan fisuras y cavidades
por la inclusion de material vegetal.
(8) Pintura ausente.

Estructura

(1) Probablemente en t6cnica de espiral, al juzgar por la frag-
mentaci6n y el tacto.
Forma

(1) Borde: exteriores gruesos.
(2) Labio: exteriores gruesos, redondeados.
(3) Cuerpo: plates y bandejas pandas, de tarnaio median;
hombros angulares, sin asas.
(4) Bases: plans, a veces anulares interrumpidas a trechos.
(5) Espesor: de 4 a 6 mms.; mas grueso en los bordes y hom-
bros.

Decoraci6n

(1) Incisa: cortas lines verticales paralelas agrupadas en cin-
co o seis, dirigiendose del borde a la periferie del hombro
angular; muescas profundas marginales en el hombro.
(2) Punteada: campos sin delimitar, rellenos de puntos pandos.

TENERIFE ROJA

Pasta

(1) Color: tipico: 39, A-1; atipico: 31, A-1.
(2) Inclusiones: blancas de tamafio median y negras, rojizas fi-
nas y brillantes de forma irregular; a veces transparentes.
(3) Textura: desgrasante esparcido hasta moderado de arena
fina.
(4) Fragmentaci6n: irregular, con superficies granulosas, per-
pendiculares u oblicuas a la superficie del cuerpo.
(5) Cocci6n: en atm6sfera oxidante, pareja. A veces se observa
un nicleo carbonizado central.

Tratamiento de la superficie

(1) Color: tipico: 13, A-6 (Tawny Birch, Sandstone Cream
Beige); gama: 13, B-3 (Biarriz Miami Sand; Elmwood).
(2) Dureza: 3.
(3) Regularidad: raras veces se observan estrias.











-158-
(4) Textura: arenosa, raras veces lisa.
(5) Brillo: ausente.
(6) Bafio: ausente.
(7) Defectos: pequefias cavidades y fisuras son frecuentes.

Estructura

(1) Probablemente en t6cnica de espiral.

Forma

(1) Borde: exteriores gruesos.
(2) Labios: redondeados o aplanados.
(3) Cuerpo: globular o subglobular, de tamafio median.
(4) Base: ocasionalmente anular.
(5) Espesor: de 4 a 8 mms.; mis grueso en bordes y bases.

Decoraci6n

(1) Excepcionalmente una linea incisa sobre el labio o muescas
pequefias marginales poco profundas.
DISCUSSION
Vistas en conjunto y de una manera muy general, las cultures
de Plato y Zambrano, principalmente en lo que se refiere a la cera-
mica descrita, pertenecen sin duda a la tradici6n reciente de la alfa-
reria incisa hasta ahora identificada en las orillas del bajo rio Magdale-
na. Al examiner ahora estos dos conjuntos locales en mis detalle, se ob-
servaZn ademis algunos factors diferenciales que deben tratarse por
separado, ya que podrAn servir en el future como base para aprecia-
ciones cronol6gicas y espaciales. Por cierto la escasez num6rica del ma-
terial descrito asi como su caracter de colecci6n superficial, dan a nues-
tra discusi6n comparative un caracter altamente especulativo y que
no permit ir mis alli de meras sugerencias.
La ceramica que hemos designado como Saloa Gris Modificada,
muestra claramente un parentesco estrecho con el complejo estudia-
do por nosotros en Saloa (Reichel-Dolmatoff, 1953), tanto en los aspec-
tos generals de su manufacture como en los detalles de decoraci6n,
los bordes y las formas. Caracteristicas de Plato-Zambrano sin embargo
son las copas en forma de caliz, con bases cilindricas muy altas. En
lo que se refiere a la ceramica Plato Roja Bafiada, su parentesco cori
Saloa (Periodos I y II) es asimismo muy probable. Observamos en
ella los tan caracteristicos "ojos" aplicados, las hileras de puntos en-
marcados por lines incisas y el arreglo de la decoraci6n en bandas ho-
rizontales. EstA ausente sin embargo el motive de la espina de pes-
cado, caracteristicas en Plato, pero muy poco marcadas en Saloa, son
la decoraci6n profundamente punzada y la impresa efectuada con un
instrument de multiples puntas. Esta iltima aparece por cierto en un
fragmento de Caiio de Mono (Reichel-Dolmatoff, 1953; Lim. XXI, Fig.










-159-

4) y fragments con decoraci6n punzada, aunque menos profuda-
mente, se observan a veces en Saloa (Reichel-Dolmatoff, 1953). Res-
pecto a las formas que por cierto son dificiles de reconstruir dado el
caricter tan fragmentario del material, se observan ciertas semejan-
zas entire esta ceramica y las classes incisas de Saloa: los recipients
pandos en forma de plato abierto y los coladores en forma de embu-
do. Los adornos biomorfos plAsticos, tan caracteristicos de la cerami-
ca Plato Roja Bafiada no los conocemos de Saloa; en cambio falta en
Plato-Zambrano la copa fina, con pintura.
La clase Magdalena Hachurada se observ6 por vez primera en
los sitios de Plato-Zambrano-Tenerife y no la habiamos identificado
anteriormente en otros lugares. Sin embargo creemos poder sugerir
que ella tiene una extension muy amplia y la comparamos tentativa-
mente con los materials hallados por nosotros en el Alto Magdalena
(Reichel-Dolmatoff, 1943, Fig. 15) y con algunos materials ir.6ditos
del Museo Etnol6gico del Instituto de Investigaci6n Etnol6gica de Ba-
rranquilla y el de los Hermanos Cristianos del Colegio Biffi de la mis-
'maciudad. Es debido a estas consideraciones que hemos designado
esta clase ceramica con un binomio general y no localmente limitado.
La clase Plato Roja Punteada esti representada por pocos frag-
mentos pero su examen detallado parece justificar su identificaci6n
como tipo aparte.
Sintetizando y resumiendo se puede sugerir que bisicamente el
complejo Plato-Zambrano consta de dos classes: Plato Roja Bafiada y
Saloa Gris Modificada, muy problablemente contempor6neas. Las otras
dos classes (Magdalena Hachurada y Plato Roja Punteada), por ser
tipol6gicamente muy diferentes, podrian eventualmente representar
rasgos importados desde afuera o tambi6n podrian considerarse como
separadas cronol6gicamente del complejo basico. Su posici6n relative
sin embargo no la podemos indicar, si aceptamos esta filtima posibili-
dad.
Ya que no pudimos observer personalmente los entierros de Pla-
to, los parentescos de las asociaciones (litos, conchas, etc.) con el com-
plejo cerAmico, son muy inseguias: Nada indica que se trata de dos
cultures diferentes, pero tampoco nada nos indica 10 contrario. Por
cierto es notable que las semejanzas de los objetos liticos, de concha
y metal con los de Saloa (Reichel-Dolmatoff, 1953) aparecen ser muy
escasos. Naturalmente hay que tener en cuenta que en parte estas di-
ferencias se podrian explicar ecol6gicamente, por la relative cercania
del mar en el caso de Plato o tambi6n por caricter de ajuar funerario,
para el cpal no tuvimos paralelas en Saloa.
En lo que se refiere a relaciones extraculturales dentro de las
areas arqueol6gicas vecinas, algunas sugerencias parecen razonables
aqui. El parentesco basico con las cerAmicas incisa de Saloa y a tra-
ves de ellas con las del rio Cesar, parece evidence (Reichel Dolmatoff,
1951; 1953). Los cascabeles de cobre y el silbato ornitomorfo indican
relaciones con el area de la Sierra Nevada (Mason, 1936; 1939). Hacia
la costa los parentescos con la cultural de TubarA son evidentes (An-









-160-


gulo, 1951).
Finalmente nos parece possible sugerir tentativamente cierto pa-
rentesco con las cultures del corte de Los Tamarindos, notablemente
con la de Valencia (Kidder, 1944). Me refiero aquf ante todo a los a-
dornos de la ceramica Plato Roja Bafiada y su aparente semejanza
con los adornos de,la Fase Valencia (Kidder, 1944; LAm. VIII a XI).
Tambi6n quisiera lamar la atenci6n sobre la aparente semejanza en-
tre nuestro material de la clase Plato Roja Punteada y algunos frag-
mentos de la Fase Cabrera (Kidder, 1944; LAm. II, Fif. 3; LAm. V, Figs.
31, 33). Si comparamos ademAs las figurinas femeninas de la Fase Va-
lencia con las de Tubara (Angulo, 1951, LAms. III a VI), nuestras su-
posiciones parecen aun reafirmarse mejor.
La posici6n cronol6gica de los materiales culturales de la zona
Plato-Zambrano, se debe tratar tanto desde el aspect de la documen-
taci6n hist6rica, como de la comparaci6n tipol6gica con horizontes o
periods cuya posici6n relative nos es conocida. Tanto Plato como Zam-
brano fueron fundadas en territorio indigena a mitades del siglo XVIII
y eran resguardados hasta comienzos del siglo XIX. Plato pertenecia
al territorio de los antiguos Malibu y luego de los Chimila (Reilche!-
Dolmatoff, 1951), de manera que una identificaci6n de los materials
aqui descritos con la cultural de tribus hist6ricas, no es del todo im-
posible; tambi6n hemos demostrado que el desarrollo mis reciente del
complejo de Saloa cae ya en la 6poca hist6rica (Reichel-Dolmatoff,
1953). Por otro lado las comparaciones tipol6gicas sea con el Area de
la Sierra Nevada, sea aun con la Fase Valenciana, indican tambi6n un-
horizonte reciente, tal vez protohist6rico apenas. Estamos pues inclina-
dos a atribuir a nuestro conjunto Plato-Zambrano esencialmente la
misma edad reciente como la de las cultures mencionadas.
Ain no nos hemos referido en esta discusi6n a los hallazgos de
Tenerife. Ellos aparentatemente no forman parte del complejo Plato-
Zambrano sino representan un foco diferente y cuyos components
poco se relacionan con los materials culturales que acabamos de a-
nalizar. Sin embargo, observamos en la cerAmica de Tenerife un cier-
to parentesco con el Periodo Horno del rio Rancheria (Reichel-Dol-
matoff,1951). En efecto, los pocos fragments de la cerAmica Tenerife
Gris corresponde en much detalles a la ceramica Horno Negra Inci-
sa y bien podria tratarse aqui de un tipo ancestral del cual se desarro-
llaron las dos classes Gris y Negra del Periodo Horno. Las paralelas a
las cuales nos referimos consistent ante todo en los detalles de la pasta,
tratamiento de la superficie, formas, bordes y decoraci6n. La cerAmi-
ca Tenerife Roja en cambio, coincide asimismo en ciertos detalles con
la clase Horno Roja Ocre. No obstante la escasez num6rica del mate-
rial de Tenerife, la comparaci6n detallada con las classes gris y negra
del Periodo Horno, permit sugerir tal parentesco. Asi pues aunque
basAndonos en evidencias muy escasas, perece possible atribuir al ma-
terial de Tenerife una edad relativamente mayor a la de Plato-Zam-
brano, correlacionandolo tentativamente en este caso con el primer
horizonte pintado.






















EXPLICACION DE LAS LAMINAS

Lfmina I

Figs. 1 a 19: fragments ceramicos de Plato; Plato Roja Bafiada.

Lamina II.

Figs.1-16: fragments cerimicos de Plato, Saloa Gris Modificada.

Figs. 17-19: Magdalena Hachurada; Figs. 20-23; Plato Roja Punteada;

Figs. 26-27: fragments de coladores; Figs. 28-31; fragmentos con a-
dornos de la cerAmica Plato Roja Bafiada.

Lamina III.

Figs. 1-2: fragments ceramicos de Plato; adornos de la cerAmica Plato
Roja Bafiada. Figs. 3-8; fragments de Zambrano.

Lamina IV.

Figs. 1-11: fragments ceramicos de Tenerife. La Fig. 5, represent
parte de una base anular interrumpida a trechos, lo mismo como la
Fig. 9.

Lfmina V.

Bordes y bases de la cer&mica de Plato.

Limina VI.

Bordes y bases de la ceramica de Zambrano.

Lamina VII.

Bordes y bases de la ceramica de Tenerife.










-162-


Lamina VIII.

Objetos miscelAneos de Plato. Figs. 1-3, platicos c6ncavos; Fig. 4: asa
retorcida; Figs. 5,6 y 8: adornos biomorfos; Figs. 7, 11, 14: silbatos; Fig.
10: sell; Fig. 12: vasija diminuta; Fig. 13, 15: fragments de rodillos
cilindricos; Fig. 16: embudo con colador; Figs. 18, 20, 21: bases de co-
pas en forma de cA!iz; Fig. 19: objeto problemktico de barro.
Limina IX.

Objetos miscelaneos de Plato. Figs. 1-5: hachas; Figs. 6, 8, 9-12: bru-
fiidores; Fig. 7: fragmento de cincel; Fig. 13: fragmento de hacha (?);
Fig. 14: piedra ahuecada; Figs. 15-18: volantes de huso; Figs. 19, 20, 21,
22, 23; objetos problemAticos de piedra; Figs. 24-26: cuentas de collar
de piedra; Figs. 27-28: cuentas de collar de barro; Figs. 29-30: cascabe-
les de cobre; Fig. 31: bot6n de piedra; Fig. 32: collar de cuentas de ba-
rro; Figs. 33-35: artefactos de obsidiana.
Lamina X.

Objetos de concha y .metal de Plato. Figs: 1-2: cascabeles de concha
(Oliva sp.); Fig. 3: pendentif; Figs. 3-4: conchas perforadas; Figs. 6-8,
10-12: agujas (?); Fig. 9: nariguera de oro; Figs. 13-14: places de con-
cha; Figs. 15-16: discos de concha; Figs. 17: cuenta cilindrica de con-
cha; Fig. 18: objeto fragmentado de concha; Fig. 19: bot6n de concha;
Figs: 20-27: cuentas de collar de concha.


-o----











LAMINA I


t* *


l
A,


II
0 10p
4 i *t


j t*;..


S4 *4


9


hA"


.3

- 4 -
s ,
.8 *.*-' i


J
ath
Ntf Y

2 :'
'-


t Ni









12
C -.
II







I'


Ceramica de Plato.


70.


* 2


K


*--`


i. e



^r, *^'


N


r 9 1, I


. ;-1


.5 I


'4


o


.1


r./


4
II
I


40f









LAMINA II


fi J
p ..
..l r'


a


6
tat
i, rf";


IS


yA 9


;*rae


1zi




- 28


31,


('ernmica de Plato.


ti-4


11

II


2
2?


,29


*Zo


13










LAMINA III


r -~


N


NI t'* ssa


3


4-- 5


... .
7-


Ceramica de Plato (Figs. 1-2); Ceramica de Zambrano (Figs. 3-P).


I7Jg









LAMINA IV













I



















9 i
:SS..,a mi'










-


Ceramica de Tenerife.









LAMINA V


R, -1(s de la cerAmica de Plato. Primera y segunda fila: Plato Roja Banada; tercera,
cuarta y quinta fila: Saloa Cris Modificada.









LAMINA VI


Bordes de la ceramica de Zambrano. Primera y segunda fila Plato Roja Banada;
lercera, cuarta v quinta fila: Saloa Gris Modiicada.





LAMINA VII


'I


./p


ii
(.


4t


t_,
I I


C


Pordes de la ceramica de Tenerife. Tipos de bases


( .







LAMINA VIII


*1
V


7


'I
II


- o




13


L19


.AP






20
: ;;i
: ;,/ ?'" :*


Objetos miscelaneos de ceramic de Plato.


6


~=: rS
.~Clp*p_ ~ f

-.d~A

Ji
cs'
rC5


It


8


1?







LAMINA IX


a'. I;-
.j
emi


6






19

-5 I,


)2j'ZS5


I,:


'Is


'7-ran*
La


'20


26


32

939


Objetos miscelaneos de Plato.


4




^W^Qd


16


(74


1m



FI ,



23

30 31


- u~srr- ^11nnr










LAMINA X


Objetos de concha y de metal de Plato.


~









-163
BIBLIOGRAFIA

Angulo Vald6s (Carlos): Arqueologia de Tubari (Municipio del
Departamento del AtlAntico). Divulgaciones del Instituto de Investiga-
ci6n Etnol6gica; Vol. II, Ng: 3, pp. 7-53. Barranquilla, 1951.
Kidder II (Alfred): Archaeology of Northwestern Venezuela.
Papers of the peabody Museum of American Archaeology and Ethno-
logy, Harvard University, Vol XXVI, NO 1. Cambridge, 1944.
Maerz (A.) & Paul (Rea M.): A Dictionary of Color. Second Edi-
tion; McGraw-Hill Book Company, Inc. New York-Toronto-London,
1950.
Mason (J. Alden): Archaeology of Santa Marta, Colombia. The
Tairona Culture. Part I, Report on Field Work. Field Museum'of Natu-
ral History; Publication NV: 304, Anthropological Series; Vol XX, N9
1, Chicago, 1931.
Mason (J. Alden): Archaeology of Santa Marta, Colombia. The
Tairona Culture. Part II, Section 1. Objects of Stone, Shell, Bone, and
Metal. Field Museum of Natural History; Anthropological Series; Vol.
XX, N? 2, Chicago. 1936.
Mason (J.Alden): Archaeology of Santa Marta, Colombia. The
Tairona Culture. Part II, Section 2, Objects of Pottery. Field Museum
of Natural History; Anthropological Series; Vol. XX, N9 3, Chicago
1939.
Reichel-Dolmatoff (Gerardo y Alicia) Las urnas funerarias en la
cuenca del rio Magdalena. Revista del linstituto Etnol6gico Nacional;
Vol. I N9 1, pp. 209-281. Bogota, 1943.
Reichel-Dolmatoff (Gerardo y Alicia): Investigaciones Arqueol6-.
cas en el Departamento del Magdalena, 1946-1950. Parte I: Arqueolog-
gia del rio Rancheria; Parte II: Arqueologia del rio Cesar. Boletin de
Arqueologia, Vol. III, Nos. 1-6, Bogota, 1951.
Reichel-Dolmatoff (Gerardo): Datos hist6rico-culturales sobre las tri-
bus de la antigua Gobernaci6n de Santa Marta. Publicaciones del Ins-
tituto Etnol6gico del Magdalena, Santa Marta; BogotA, 1951.
Reichel-Dolmatoff (Gerardo y Alicia): Investigaciones arqueol6-
gicas en el Depto. del Magdalena: 1946 1950; Parte III: Arqueologia
del Bajo Magdalena. Divulgaciones Etnol6gicas; Vol. III, N9: 4, pp. 1-
123. Barranquilla, 1953,
Shepard (Anna 0.); The Technology of Pecos Pottery. in: Kidder,
Alfred Vincent and Shepard, Anna O0: The Pottery of Pecos, Phillips
Academy, Yale University Press, New Haven, 1936.





















MATERIALS PARA EL STUDIO LEXICOGRAFICO
DE.LA LENGUA INGA

JEAN CAUDMONT


A.- Introducci6n

I.-Generalidades:

El vocabularo de la lengua Inga que presentamos a continuaci6n
represent una parte del material recogido durante nuestras investiga-
ciones sobre este idioma, cuyos resultados han sido ya en parte publi-
cados (1).
Publicaremos pr6ximamente un esquema morfol6gico de esta len-
gua que comprendera comparaciones sistemiticas con los morfemas
del Quichua y terminara la series de articulos que venimos publican-
do sobre la estructura de este interesante idioma de la Comisaria del
Putumayo.
El Inga es el dialecto mis septentrional de la lengua Quichua.
Como lo explicamos en otra publicaci6n (2) es tambi6n, por influencia
del castellano, una forma bastante diferenciada de la lengua de los
invasores Incaicos. El material recogido corresponde a la region de
.Santiago o sea el limited occidental del idioma. Seria interesante estu-
diar tambi6n el Inga de la region de Mocoa que present muchas for-
mas mis arcaicas con un grado menor de aculturaci6n.
En el vocabulario se encontrarin generalmente las formas com-
puestas o derivadas bajo la palabra o raiz primitive. En el caso de los
verbos hicimos figurar siempre la raiz verbal puda o sea la raiz que a-
parece delante el sufijo nkapa. Como la raiz queda siempre invariable
es muy facil former sobre ella cualquier forma derivada por medio
de los numerosos sufijos de formaci6n verbal.

2.- Anotaci6n del idioma:

En el articulo publicado anteriormente y titulado "Los Fonemas
del Inga" hemos utilizado una notaci6n fonol6gica estricta o sea utili-
I










-166-


zando para representar cada fonema un simbolo sencillo. En este voca-
bulario por razones prActicas utilizamos la ortografia fon6mica que
hemos propuesto, para escribir el Inga, en nuestras Cartillas de Alfa-
*betizaci6n elaboradas para el Instituto Colombiano de Antropologia
(3). Esta ortografia' estA basada en la ortografia traditional espafiola
para facilitar la alfabetizaci6n bilingiie de los indigenas pero queda sin
embargo perfectamente fon6mica. El lector encontrari a continua-
ci6n el cuadro de los fonemas ingas representados en esta ortografia
y podrA compararlo con el cuadro semejante publicado en notaci6n
fon6tica en el articulo arriba mencionado (4).
Como se puede totar, se utilizan algunos digramas para evitar la
indroducci6n de simbolos ajenos al a'fabeto espaiiol, pero no hay nin-
guna posibilidad de confusion en la interpretaci6n de ellos.

COSONANTES:

Bilabiales Dentales .Prepalatales Velares
Oclusivas

S(sordas) p t ch k
Fricativas
(sordas): s j
Nasales
(sonoras): m n fi
Liquidas
(sonoras): 1 11
Vibrante
(sonora): r

Semi-Consonantes: w y

VOCALES.

Cerradas: i u
Abierta: a

Los simbolos: p, t, s, j, m, n, fi, I, i, a, u, se pronuncian como los so-
nidos espafioles correspondientes. La Ch se articula como en castellano
pero puede alternar en algunos casos con ty (t palatalizada): La w y
la y se pronuncian como en Ingl6s. La 11 es una lateral palatalizada co-
mo en el espafiol de Castilla. La r corresponde al sonido r suave del
espafiol en ipero!
Hay que notar que la i y la u tienen una latitud de articulaci6n que
varia de i a e y de u a o respectivamente. Se debe notar tambi6n que
p, t, k se realizan sonoras despu6s de una consonante nasal o sea como
b, d, g respectivamente, pero sin que estas variantes combinatorias
puedan ser consideradas como fonemas (5)
Ademis de los simbolos que representan los fonemas del Inga,











-167-


utilizamos en los pr6stamos del castellano, los fonemas siguientes de
esta lengua: o, e, f, b, d, g, pero solamente en las palabras no asimiladas
en el sistema de la lengiua indigena.
No hemos indicado el acentd t6nico que cae generalmente en la
peniltima silaba de las palabras y no tiene nunca valor fonol6gico.

B.- Vocabulario (6)

-A-

abandona-: r. v., abandonar
abandonankapa; para abandonar
abori (si)-: r.v., aborrecer
aboris (i)ka: aborreciendo
acha: hacha
acha mafiachiway!: pr6stame el hacha
achala-tayta: abuelo
achika: various
achika sillukuna: ufiada
achka: 1.- bastante
2.- largo
achka ajcha yukami: tiene el pelo largo
alegre: alegre, content
alegre miyuyachiwaku: estoy content
alikri-, aligria-: r. v., alegrarse, estar alegre
aligriankapa: para estar alegre
algodon: algod6n
algodon rwana: ruana de algod6n
alku: perro
alpa: tierra
allanka: quizis
allichi-: r. v. acomodar
allichinkapa: para acomodar
allilla: bien
allimanta: despacio
allimanta riy: vaya despacio
allinchi-: r. v., componer
ampi-: r. v., curar
ampinkapa: para curar, hay que curar
amiku, amigu: amigo
amsa: oscuro, de noche, oscuridad
amsa yaku tamiyankapa: esta oscureciendo como pa-
ra lover
anaku: faldas
anchuri-: r. v., quitarse' (de un lugar)
anchuriy!: quitese de aqui!
anchurinkapa: para quitarse
anku: 1.- raiz










-168-


2.- vena
afianku: hormiga
apa-: r.v., Ilevar
apankapa: para llevar (a casa)
apamudor: traidor
apamu-: r. v., traer
apamunkapa: para traer
apari-: r. v., cargar
aparinkapa: para cargar
api-: r. v.,coger, capturar
apinkapa: para coger
ari: si


arma-: r. v., bafiarse
armankapa. a bafiarse: bafio
asawachi: pulsera indigena
asi-: r. v., reir
asinkapa: para reir.
asllita: poco
asta-: r. v., acarrear
astankapa: para acarrear


(de todo el cuerpo)


aswa: chicha
atari-: r. v., levantarse
atarinkapa: para levantarse
atarinkapa kama-manta: para levantarse de la cama
atawalpa: gallina
atun: alto, grande
atun pweblo: Sibundoy (Putumayo)
atun pweblo chukanki u santyagu-manda chukanki:
eres de Sibundoy o de Santiago?
atun flajta kukuspa baylankapa i aligriankapa
upyaspa aswa: tacando una flauta grande para
bailar y siendo alegre y tomando chicha.
awa: arriba
awa-: r. v., tejer
awankapa: para tejer
awanimanta: de arriba abajo
awapi: arriba
ajcha: cabello, pelo
achka ajcha yukami: tiene el pelo largo.
ajchasapa: peluda
aya: picante
aycha: care
aycha kuru: gusano de care
aychusu: carnoso
ayni-: r. v., responder, contestar
ayninkapa: para responder
aysa-: r. v., tirar, sacar (un objeto)
aysankapa: para tirar











-169-


ayta-: r. v., echar patadas

CH -

chaki. pie
chakira. collar ndigena
chakla: chacla, "bajita en el monte"
chalwa: pez, pescado
champa: zanja, acequia
chanka: pierna
tbapsi-: r. v., sacudir
chara: todavia
chara chaypi kanki: todavia estas allA!
chasiska: seco
chaski-: r. v., recibir
chaskinkapa: para recibir
chawj: mitad
chawjpi puncha: medio dia
chayma: alli
chaypi: allA
chayra, chara: todavia
chi: aquel
chri punku kama: hasta esta puerta
chi warmi: aquella mujer
chillapi: allA
chima: alli
chima kachaska: ya lo mand6 alli
chima tukuy: "hAgase pa'yA"
chinkwal: ciego
chiri: rio
chisi: tarde
chisi apwanki-: Buenas tardes!
chisi michayarka: lleg6 tarde!
chisya-: r. v., tardar
chisyankapa: para tardar
chisimanta: anoche
chisimanta wakachiska: guardado de anoche
chisyaku: se esti haciendo tarde: ya me voy!
chiwanki: prestado
chiya: basta
chuchu:seiio
chumpi: faja
chumpilla-: r. v., fajar
chunka: diez
chunka suju: once
chunka iskay: doce
chupa: rabo
chura-: r. v., poner (sobre algo)









-170-


churu: caracol
chusa: vacio
chusayachi: r. v., vaciar, desocupar
chusku: cuatro
chusku warmi: cuatro mujeres
chuspi: mosca, mosquito
chuspi kaniwaku: me estAn picando los moscos
chuspisito: mosquito
chujllu: mazorca:
chujllukuru: gusano de mazorca

-I-

ima: cualquier cosa
ima ujsata apamunki?: que hierba trais?
ima-kata suchika chi?: c6mo se llama eso?
imapa: por qu6?
imata: qu6?, c6mo?
imata muskuskanki kunantuta?: de qu6 sofi6 esta
noche?
imata sutika chi warmi?: C6mo se llama esa mujer?
inti: sol
inti fiachar awapika, risunchi: el sol estA alto (ya
es de dia), hay que irnos.
inka: inga (lengua)
inka kallu: la lengua inga
inkanu: inga (indio); ingano
inkanu-kuna mikanchi: nosotros somos inganos
iskay: dos
iskay-kuna: los dos
iskay-kuna kanchi: estamos los dos
iskay sacha: dos Arboles.
iskay patsa: doscientos
iskay chunka: veinte
iskampa-: r. v., escapar
iskrimi-: r. v., escribir
iskun: nueve
iskun chunka: noventa
iskun patsa: novecientos
ismuska: podrido
ismuska papa: papa podrida

-J-

Jakanamijuy: Jacanamijoy (Apellido)
jirumi: mal
jirumi yuyachiwaku: acatarrado
juntachi-: r. v., lenar









-171-


juntachinkapa: para llenar

-K -

kacha-: r. v., enviar, mandar
kachaska: enviado
kachankapa: para mandar
kachi: sal
kafe: cafe
kafe upyankapa: para beber cafe
kaku-: r. v., untar
kakurisa pumada nuka brasuta: unto una pomada
sobre mi brazo
kalpa-: r. v., correr
kalpay: corre!
kalpay lijero: corre ligero!
kallu: 1- labio, lengua
2.- lengua, idioma
kam: ti
kam atunmikanki: ti eres grande
kam yura mikanki: t6 eres blanco
kam llulla mikanki: td eres mentiroso
kam rinki chima: tu vas alli
kam chipi kanki: t6 estas alli
kam upyay kay kafe: tomas este cafe!
kam maymantatakanki: de donde es Ud.?
kam inka rimatur chukanki: sebes hablar inga?
kam-kuna: vosotros
kama: cama
karha- hasta
kampa: tuyo, de ti
kampa sombrero: tu sombrero
kampa chuka?: este es tuyo?
kampa wampra: tu hijo
kampa tayta: tu padre
kampa tayta ka?: y tu padre donde estA?
kami-: r. v., insultar
kaminkapa: para insultar
kampu: campo
kampumami riku: se va para el campo
kancha: interior de la casa
kancha-lado: fuera de la casa
kanchapi: afuera
kanchis: siete
kanchis chunka: setenta
kanchis patsa: setecientos
kani-: r. v., order
kaniy: muerda!










-172-


kaninkapa: para morder
kara: piel
kara-: r. v., regular, dar
karankapa: para regular
karaskaki: te regalo
karaskaki kay lapis: te regalo este lIpiz
karaway: regaleme i, dame!
karaska: lo que le dan
kari: hombre, var6n
kari-kuna: los hombres
kari pwanki!: Buenos dias!
kari wampra: nifio
kasaska: asado
kasaska aycha: care asada
kaspi: madera, palo
kaspi anku: raiz
katanka: cobija
katanka mantachiriy intipi: tienda la cobija en el sol
katanka mafiachiway: pr6stame una cobija
katu-: r. v., vender
katunkapa: para vender
katuway: chi sombrero: v6ndeme este sombrero
kawa-: r. v., mirar
kaway: mire!
kawankapa: para mirar
kawari-: r. v., parecer, comparecer
kawarinkapa: para comparecer
kawarinsamamunkapa kaypi: para venir a compa'ecer aqui
kay' este, aqui
kay wasipi yaykunimi punkuta: entro en esta casa
por la puerta
kay lapis karaway!: regaleme este lipiz!
kay warmi: esta mujer
kay senior: este senior
kaynawajawa aychata kuchusa kusankapa: con esta
navaja cort6 la care para asar
kaya: mariana
kaya tutata samunki: mariana por la mariana, venga
kaya yakumi upyankapa kani: maiana voy a beber
agua
kaya-: r. v., llamar
kayankapa: para llamar
kayay: 1melo!
kaykama: hasta aqui
kayka: aca
kay lado: ac~
kayllalla-: r. v., acercar
kayllallankapa: para acercarse









-173-
kayma: alli
kayna: ayer
kayna yakumi upyarkani: ayer bebi agua
kaypi: aqui, en este lugar
kaypi pufiunkapa posada mafiachiway: d6me aloja-
miento para dormir aqui
kayta: 6ste
kichwa: quichua
killa: luna; mes
killa tuta. noche de luna
kimna-: r. v., vomitar
kimsa: tres
kimsa kari: tres hombres
kimsa chunka: treinta
kimsa patsai trescientos
kincha: cerco
killu: amarillo
kucha: tendido
kucha yaku: lago, laguna
kuchi: puerco
kuchi: "kamsa" (lengua de los indios de Sibundoy)
kuchu-: r. v., cortar
kuchusa: a fin de cortar
kuchunkapa: para cortar
kuchu: borde, orilla, limited
kuka: coca
kuku-: r. v., tocar instrumentt)
kolebra: culebra, serpiente
kulika: pollito
kulki: plata
kumpafia-: r. v., acompafiar
kumpafiankapa: para acompafiar
kunkari-: r. v., olvidar
kunkariy: olvide!
kunka: cuello
kunkur: rodilla
kunkuri-: r. v., arrodillarse
kunuti-: r. v., calentar
kunutikumi inti: hace calor ("esti calentando el sol")
kunsija-: r. v., aconsejar
kunsijankapa: para aconsejar
kuri: oro
kuri yukankiku: tienes oro?
kuridor: corredor
kuridorpi: a fuera (de la pieza)
kurki: plata
kurki yukankiku: tienes plata?
kuru: gusano











-174-


aycha kuru: gusano de care
chujllu kuru: gusano de mazorca
kusa-: r. v., asar
kusankapa: para asar
kusni: humo
kuta-: r. v., moler
kuyuchi: sacudida, vaiv6n
kuyuchi-: r. v., manear
kuyuri-: r. v., mover

L -

lamucha: trapo
lapis: lipiz
lapis mafiachiway iskriminkapa d6me un 16piz para
escribir
libramati: balanza
limpya-: r. v., limpiar

LL -

llakiy: pena
lakispa: tristeza
llakispa mikani: estoy con pena
lamka-: r. v., tocar
llamkay!: toque!
Ilamkankapa: para tocar
llasa: pesado
Ilenso: tela, lienzo
lliki-: r. v., romper
llikinkapa: para romper
Ilikiy: rompe!
Ilulla: mentira
llullu: tierno
lUunchi: pared
llusi-: r. v., salir
lusinkapa: para salir
llusinkapa munami: quiero salir
SM-'

machasi: receloso; vergonzoso
machasi kimikani: soy receloso
macha-: r. v., embriagarse
machaska: se embriag6
machite: machete
majata: abono
maki: mano (el brazo desde el codo hasta la mano inclusive)










-175-


mama: mama
mama achala: abuela
mama-ninku: madrastra
mana: no
mana-: r. v., negar
mana allilla iskrimirpika warllinkami: si ti no es-
cribes bien, le hace dafio.
manallasa: liviano
manima: nada; no hay; no
manka: hogar
manta-: r. v., tender
mantankapa: para tender
manta: de (origen)
manima karu kanchu: no es lejos
manima yuyariwanchu: no me acuerdo
.manima kontento kanichu: no estoy content
manima atun kanichu: no soy grande
mafia-: r. v., pedir
mafiankapa: para pedir
mafiachiwa-: r. v., prestar
mafiachiway: pr6stame!
mapa: sucio
markaska: bautismo
maska-: r. v., buscar
maskankapa: para buscar
maskay: busque!
mayiya-: r. v., lavarse
mayiyankapa: para lavarse
mayma: donde
maytu: capacho (en hojas de Arboles)
mikani: soy
miku-: r. v., comer
mikuy: come!, comida
mikunkapa: para comer
mikukunkapa fiami ora: ya es hora de comer
mikunkapa rinkapa chaujpipuncha: para ir a comer
al mediodia
mikukunimi: estoy comiendo
ministiwa-: r. v., necesitar
ministiwankapa mika: me va a necesitar
misa: mesa
misa ukumami chan suj machete: debajo de la mesa
hay un machete
misitu: gato
miski: sabroso
munanime riksinkapa: quierQ conocer
muyuchi-: r. v., dar vueltas, voltear
muyuchinkapa: para dar vueltas











-176-


mucha-: r. v., besar
muchankapa: para besar
much: beso
muku-: r. v., mascar
muna-: r. v., amar
munankapa: para querer
nuka munani: yo quiero
kam munankichu: tu quieres
pay munani: 61 quiere
nukanchi munachimi: nosotros queremos
kamkuna munankichichu: vosotros quer6is
paykuna munanchu: ellos quieren
nukami munayki: yo te quiero
nukami munani: yo lo quiero
kam munawankichu: tu me quieres
kam munankichu: tu los quieres
pay kamta munani: 61 te quiere
pay fiami muna: ella ya quiere
munaykimi: te quiero
munanimi. quiero
musu: nuevo
muti maytu: paquete de maiz (para comer durante el trabajo)

-N-

. nikuni-: r. v., decir
nina: candela


nuka: yo, m


nina kusni: el humo de la candela
nina sintichinkri: vaya encender la candela
nina rupariku: el fuego de la candela
nina kaspi: tiz6n
i
nuka chaki:'mi pie
nuka tayta: mi,padre
nuka warki: mi hermano
nuka yaku upyasa: yo voy a beber agua
nuka yakumi upyakumi: yo estoy bebiendo agua
nukapa sayariska tayta: mi padrino de matrimonio
nukapa markaska tayta: mi padrino de bautismo
nukapa kunwirmaska tayta: mi padrino de confir-
maci6n
nukapa markasma mama:, mi madrina de bautismo
nukapa kunwirmaska mama: mi madrina de con-
firmaci6n
nuka wakanimi kulli chipapwajmanta: Iloro porque
pe'rdi mi plata
nuka wakanimi nuka mama wafiujmanta: Iloio por-
que se muri6 mi mama










-177-


nuka amigopa waurki kampumami riku paypa wa-
sima, paypa warmi kaskama: el hermano de mi
amigo se va al campo, a su casa donde estA su
mujer
nuka amigopa waurki: el hermano de mi amigo
nukaka atun mikapi: yo soy grande
nuka amigopa sombrero: el sombrero de mi amigo
nuka mikunkapa: yo como
nukawa: conmigo
nuka rikunimi aycha rantinkapa: yo voy a comprar
came
nuka amigo kawarkami paypa wamprata nuka pa-
nipa jartinpi: mi amigo vi6 a su hijo en el jar-
din de mi hermana
nuka ija: mi hija
nuka munanima yachanka kay kulombyapi inaytuku
millun jintita cha: yo quiero seber cuantos mi-llones
de habitantes hay en Colombia
nuka kawjsanimi paypa: yo vivo con 61
nuka upyasa kayta: voy a tomarlo
nukanchi: nosotros



fiajcha: peine
fiajchachi-:r. v., peinar
iiajchachinkapa wawata: peinar un nifio
fiajchari-: r. v., peinarse
iiajcharinkapa: para peinarse
fiampi: camino
nfami: ya
fiami amsayaku: ya estA oscureciendo
fiaiiu: delgado
fiawi: ojo
fiawi mijma: cejas
fiukafiitu: nieto (probablemente) "mi nieto" con fiuka variante de
nuka "yo, mi"
iiujpa: primero
-P-
pacha: faldas (cf. anaku)
paja: paja
pakaku-: r. v., ocultar
pakakuy: oculto!
pakakuy: oculte!
pakari-: r. v., amanecer
paki-: r. v., quebrar
pampa: valle
pani: hermana










.-178-


panka: legumbres, hoja de Arbol
papa: papa
paskarayami: abierto
patsa: cien
iskay patsa doscientos
kisa patsa: trescientos
pay: 61; ella
pay munami: 61 quiere
pay munami chaskinka ima karaska: 61 quiere re-
cibir loque le dan
.pay kawjsami nukawa: 61 vive conmigo
paypa tayta: su padre
paywa: con 61
paykuna: ellos, ellas
pi: en
kuchupi: en la orilla
kanchapi: afuera (de la casa)
pi: qui6n
picha-: r. v., limpiar, barrer
pichka: cinco
pichka chunka: cincuenta
chunka pichka: quince
piki-: r. v., nigua
pilla-: r. v., insultar
k pillankapa: para insultar
pirsima-: r. v., "santiguar"
pirsinaspa: "santiguando"
pisku: pijaro
pitaka: qui6n?
pitaka rimaku kamta: qui6n estA hablando contigo?
pitaka samujka: qui6n ha venido?
piti-: r. v., arrancar
pitincapa: para arrancar
puchika-: r. v., hilar
puchuka-: r. v., acabar, terminar
puti-: r. v., poder
putirinkachu: si se pudiera
puka: rojo
pukusku: maduro
plitano pukusku: platano maduro
pullitu: pollitos
puncha: claro; dia
punchaya-: r. v., aclarar
punchayankapa: para aclarar
punku: puerta
punkumanta samui kayma: venga a la mu.rta
punkupi: fuera de.la casa; en la puerta
pufu-: r. v., dormir











-179-


pufiunkapa: para dormir
pupu: ombligo
puri-: r. v., andar
purutu: frijoles
pusaj: ocho
pusaj chunka: ochenta
chunka pusaj: dieciocho
pusaj patsa: ochocientos
pusajpuncha: semana (ocho dias)
pusu: hueco
pujilla-: r. v., jugar
pujilankapa: para jugar
pujllador: jugador
pujllasiki: jugal6n
pujllasiki wampra: nifio jugal6n

-R-

ramti-: r. v., comprar
rantinkapa: para comprar
ri-: r. v., caminar
rinkapa: para caminar
rinkunimi: yo voy
riy: vaya!
riy chi punku kama: vaya hasta la puerta!
riksi-: r. v., conocer
riksinkapa: para conocer
riksido conocido
rima-: r. v., hablar; hacer el amor
rimay: hable!
rimanka: a fin de hablar
rimankapa: para hablar
rinri: oreja
ruku: viejo
rukusacha: selva, monte ("arboles viejos")
rukuyachi-: r. v., gastar una cosa
rumatisa: catarro
rumi: piedra
rumu: yuca
rupa: calor
rupachi-: r. v., quemar
rupaku: fuego, llama
rupariku: fuego, llama
rupayachi-: r. v., calentar
rura-: r, v., hacer
rurankapa: para hacer
rwana: ruana
rukuyachiska: ya usado, gastado










-180-

-S-

sacha: Arbol
ruku sacha: monte, selva
sacha-kuna: los Arboles
sachukfi: montafia
saki-: r. v., dejar
sakinkapa: para dejar
sakirka: ya dej6
sakikampa nombre: dejar su nombre
sama-: r. v., reposar
sama aysankapa: para respirar
samari-: r. v., reposar
samay-: respiracion
samay yujsinchinkapa: para expirar
samu-: r. v., venir
samunkapa: para venir
samuy: venga!
samuy kayma: ven acA!
samuy samanki: entire a descansar!
samujka: ha venido
pitaka samujka: qui6n ha venido?
saparu: canasta
saparu kaypi chami: aqui esti el cesto
sara: maiz
sara kutay mulinupi: muela maiz en el molino
sarita: maiz
saru-: r. v., pisar
sarunkapa: para pisar
satiswaspa: "santiguando"
sayari-: r. v., pararse; meters de pi6
sayariska: matrimonio
senior, sifiur: senior
sepilla-: r. v., cepillar
sika-: r. v., subir
sillu: ufia
sillu-kuna: ufias
simi: baca
simikara: labios, boca, lengua
sinchi: m6dico
sinka: nariz
sintichi-: r. v., encender, prender
siriri: r. v., acostarse
sita-: r. v., botar
suju, suj: uno; otro
suj wata: un nifio
suj puncha: pasado mariana
suj puncha kama: adi6s!











-181-


suj punchata: ante ayer
sujta: seis
sujta chunka: sesenta
chunka sujta: dieciseis
sujta patsa: seiscientos
suma: bello
sumamitu yachiwaku: estoy bien; soy feliz
sunka: higado
surku-: r. v., sacar
surkuy sako: saque el saco!
surkunkapa: para sacar
sutipa: cierto
sutu kumi: esta goteando (en la casa)
suyawa-: r. v., esperar
suyaway: espere un moment!

T-

talli-: r. v., vaciar
tampu: rancho
tamya: lluvia
tamya-: r. v., Hlover
tamyankapa: para lover
tamyami: Ilueve
tamyaku: estA iloviendo
tanta: pan
tantachi-: r. v., recoger en el suelo
tantachiy: rec6jalo!
Tantiyuy: Tandioy (Apellido)
taruka: venado
taruka maki: mano de venado (para curaciones)
taruka chaki: pata de venado (para curar las crisis
nerviosas)
tari-: r. v., hallar
tarsa-: r. v., lavar (ropa)
tawina: bast6n
tawina mafiachiway: prestame un bast6n
tayta: padre
nuka tayta ninka: mi padrastro
timpuchi-: r. v., hervir
tisa-: r. v., hilar
truka-: r. v., cambiar (espafiol "trocar")
trukankapa: para cambiar
trusa-: r. v., trozar
tujya-: r. v., reventar
tuka: saliva
tuka-: r. v., escupir
tukwi: todos










-182-


tullu: hueso
tupachi-: r. v., unir, ajuntar
tupu: media
tupu-: r. v., medir
tupulli: camisa (de mujer)
turu: barro
turuwa llunchiska wasi: casa de barro
turtilla: arepa (espaiiol "tortilla")
tusta: seco
tuta: noche
tutamanta: mariana (cf. kaya)
tutata: por la mafiana
tutayaku: ya esti haciendo tarde
tyami: hay
tyari-: r. v., sentarse

-U--

uchpa: ceniza
uchu: aji
uchulla: pequefio
uplla-: r. v., abrazar
ujsa: hierba
ukucha: rat6n
suj ukucha: un rat6n
ukucha chupa: cola de rat6n
ukupado: ocupado
ukupado mikani, suyaway!: estoy ocupado, espere un
moment!
uku lado: adentro (de la casa)
ukupi: dentro
uma: cabeza
umutu: corto
umputu lapis: un lipiz corto
unayawa-: r. v., demorar
unayawarka: demor6
unuyawarka mana utika samujkam: me demor6,
no pude venir pronto.
unkuj: enfermo
suju unkuj: un enfermo
unkuj mikani: estoy enfermo
unkujri-: r. v., enfermarse
unkujriwami yapa trabajaspa: me enferm6 por traba-
jar demasiado
upa: tonto (cf. espafiol "opa, opita")
upa kari: hombre loco; hombre enamorado
upalla: callado
upalla-: r. v., callar










-183-


upya-: r. v., beber, tomar
upyaspa: tomando
upyadero: vaso
ura, ora: hora
ura: bajo
urapi: abajo
uray: bajada
urayka-: r. v,, bajar (tambi6n "urayku")
uraykunkapa awanimanta: bajar (desde arriba)
urma-: r. v., caer
urmankapa: para caer
urmarka: se cay6
usa: piojo
utika: apure!
utika lijero apirese!

--W-
wa: con
nukawa: conmigo
wajllichi-: r. v., dafiar
wajra: ganado, oveja
wajra chupa: rabo de ganado
wajra tullu: hueso de ganado
waka-: r. v., Ilorar
wakachi-: r. v., guardar
wakachiska: guardado
wakuchi-: r. v., colgar
wakuchiska: colgado
wampra: nino
wankuchi-: r. v., enredar
waiiu-: r. v., morir
wanuska: muerto
wafiuchi-: r. v., matar animalse)
kuchi wafiuchinkapa: para matar un cerdo
waranka: mil
warki: hermano
warkuchi-: r. v., colgar
warmi-: mujer, hembra
warmi wampra: nifia
warmi- kuna: mujeres
wasa: espinazo, column vertebral
wasatrumpa: cojo
wasi: casa
wasi kincha: cerco de la casa
wasi ukupi: dentro de la casa
wasi punku: puerta de la casa
wasima-: r. v., llevar a casa
wata: afio










-184-


waykupi: abajo
wayra: aire, viento
wayraku: estA venteando
wichay: cuesta
wichay sikankapa: subir
wijsa: est6mago
wijsa anawaku: estoy con dolor de est6mago
wiki: ligrimas
wiki kalpawami kaykama: las ligrimas me corren
hasta aqui
wira: manteca, grasa
wira aycha: care gorda
wiru: cania
wisa: est6mago (cf. wijsa)
-Y-
yachachi-: r. v., ensefiar
yachachinkapa: para ensefiar
yachachiska: ensefi6
yachachidor: maestro:, "ensefiador"
yacha-: r. v., saber, comprender
yachankapa: para-saber-
yachankapa allilla: comprendo perfectamente
yachayku-: r. v., aprender
yachaykunkapa: para aprender
yachaykuska: aprendi6
yakankichu: si tiene
yaku: agua; rio
yaku playa: playa de rio
yaku timpuchi-: r. v., hervir agua
yalinchi-: r. v., pasar (a otra part)
yali-: r. v., pasar
yamta: lefia
yana: negro
yapa: aumentado; demas; demasiado; muy
yapa atun chuchu yuka: tiene los senos muy grandes
yayku-: r. v., entrar
yaykuy: entire!
yaykuspa yalli: que pase!
yuka: tiene
yuka-: r. v., tener
yukami tiene
yukachi-: r. v., regular
yukaschiskapa: para regular
yukachisaki: te regalo
yukachiway: regAleme!
yura: blanco.
yuya-: r. v., pensar
yuyari:- r. v., acordar





















NOTAS

(1).- Jean Caudmont; Los Fonemas del Inga, Revista Colombiana de
Antropologia, NQ 1, pjs. 357-389, Bogota 1953.

Jean Caudmont: La Influencia del Bilingiiismo como factor de
transformaci6n de un sistema fonol6gico. Revista Colombiana de An-
tropologia, N 2, Bogota 1954.

Jean Caudmont: Cartilla de Alfabetizaci6n: Inga Castellano (Edi-
ci6n Preliminar). Institute Colombiano de Antropologia, 1954.

(2).- Cf. Los Fonemas del Inga. Pjs. 361-362.

(3).- Cf. Cartilla de Alfabetizaci6n: Inga-Castellano, Prefacio.

(4).- Los Fonemas del Inga, p. 363.

(5).- Los Fonemas del Inga, pjs. 370-378.

(6).- Los fonemas estan clasificados.en el siguiente orden alfab6tico:
a, ch, i, j, k, 1, 11, m, n, fi, p, r, s, t, u, w. y.

Las palabras o parte de palabras de origen espanol estin indica-
das en negrita, para diferenciarlas claramente de las palabras o morfe-
mas genuinamente indigenas.

La abreviatura: r. v., significa: raiz verbal.

Algunas traducciones propuestas por los informants van entire
comillas ( ).


o


_ ____L~~_




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs