• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 La paz individual
 La paz domestica
 La paz social
 La paz internacional
 Advertising
 Back Cover














Group Title: Con Cristo y Maria, un mundo de paz
Title: Con Cristo y Marâia, un mundo de paz
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00075948/00001
 Material Information
Title: Con Cristo y Marâia, un mundo de paz
Physical Description: 14 p. : ; 18 cm.
Language: Spanish
Creator: Andrea, Miguel de, 1877-1960
Publisher: Editorial Difusiâon
Place of Publication: Montevideo Uruguay ;
Santiago Chile ;
Buenos Aires Argentina
Publication Date: 1953
 Subjects
Subject: Peace of mind -- Religious aspects -- Catholic Church   ( lcsh )
Spiritual life -- Catholic Church   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
Statement of Responsibility: Miguel de Andrea.
General Note: "Discurso pronunciado el 14 de agosto de 1953, en oportunidad de la realizaciâon del Congreso Nacional de Congregaciones Marianas Argentinas de Varones."
 Record Information
Bibliographic ID: UF00075948
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 54313200

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Title Page
        Page 1
        Page 2
    La paz individual
        Page 3
        Page 4
    La paz domestica
        Page 5
    La paz social
        Page 6
        Page 7
    La paz internacional
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
    Advertising
        Page 15
        Page 16
    Back Cover
        Back Cover 1
        Back Cover 2
Full Text
SOF F. LIBRAR1E
Mons. Miguel de AnArea
Obispo de Temnos


CON CRISTO Y MARIA

UN MUNDO DE PAZ


Discurso pronunciado el 14 de Agosto
de 1953, en oportunidad de la realizaci6n
del Congreso Nacional de Congregaciones.
Marianas Argentinas de Varones.


EDITORIAL DIFUSION


'3876

















EX_ LIBMS
CUNIVEkSITY of 'FLOqIJDA


V ANIE TIN94iNI




,! ,,


Mons. Miguel de Andrea
Obispo de Temnos








CON CRISTO Y MARIA

UN MUNDO DE PAZ



Discurso pronunciado el 14 de agosto de 1953,
en oportunidad de la realizaci6n del Congreso Nacional
de Congregaciones Marianas Argentinas de Varones.








EDITORIAL DIFUSION


URUGUAY
Cerrito 598
MONTEVIDEO


CHILE
Sto. Domingo 1261
SANTIAGO


ARGENTINA
Herrera 527
BUENOS AIRES



























./ ?.'~ .



CON LAS DEBIDAS LICENCIAS



















HECHO EL DEP6SITO QUE DETERMINE LA LEY

IMPRESO EN LA ARGENTINA PRINTED IN ARGENTINA















C OMIENZO por agradecer de todo coraz6n la oportuni-
dad que se me ha ofrecido de participar en este Con-
greso Nacional de Congregaciones Marianas Argentinas de
Varones. El tema que me corresponde desarrollar es: "Con
Cristo y con Maria un mundo de paz". Consider que seri
muy ventajoso actualizar la noei6n exacta que debemos
tener de la paz que nos proponemos alcanzar.
Paz es la tranquilidad que result del orden. Orden
es la adjudicaci6n y el mantenimiento del lugar correspon-
diente a las cosas, los valores y las personas. Si se perturba
o se contraria, se introduce un desorden que quita la tran-
quilidad. Acontece en lo moral lo mismo que en lo material.
Si por ejemplo un miembro cualquiera del organismo hu-
mano sale del sitio que le corresponde causa malestar y
produce dolor.
Actualizada la noci6n de la paz, aspiraci6n supreme de
este congress, meditemos sint6ticamente sobre lo que es y
lo que debe ser la paz individual, la dom6stica, la social
y la international. Esto es indispensable si se desea contri-
buir al advenimiento de un mundo de paz.


LA PAZ INDIVIDUAL

El requisite indispensable para la felicidad del indivi-
duo es la paz. La paz es un bien moral. Un individuo puede
nadar en la abundancia de los bienes terrenos, pero no sera






MONS. MIGUEL DE ANDREA


feliz, si le falta la paz. La paz, como lo hemos recordado,
es la tranquilidad que result del orden; y orden el man-
tenimiento jerirquico de las cosas, los valores y las per-
sonas. La supreme jerarquia y la finica absolute para todo
individuo es Dios Creador y Legislador. En consecuencia
su deber primordial es el cumplimiento de las leyes de Dios.
Los mandamientos divinos no coartan la libertad humana,
antes bien la preservan y la salvan. Los faros no quitan
la libertad a los navegantes sino que la defienden y la
aseguran sefial6ndoles los escollos en los cuales se naufraga.
El segundo deber del individuo es el respeto de los
derechos de los hombres. Este mandamiento tampoco se
opone a la libertad. El respeto de la libertad ajena es la
mejor garantia de la propia. gY qu6 es lo que necesita
el hombre para el cumplimiento de sus deberes para con
Dios y para con los hombres? Voluntad. Atributo inefable
con que Dios inviste a toda alma humana cuando la crea.
Todos venimos al mundo con ese atributo divino y s6lo lo
pierde el que por sus claudicaciones se vuelve indigno de
tenerlo. Por eso es oportuno recorder que euando Jesucristo
vino a la tierra como Dios Redentori para que los individuos
pudieran reconquistar la paz perdida por sus transgresiones
contra las leyes de Dios Legislador, hizo que los angeles
del cielo aparecieran sobre su cuna para anunciar la paz
a cuantos quieran conquistarla, no requiriendose para ello
nada ms' que buena voluntad. Buena voluntad para el cum-
plimiento de sus deberes para con Dios y para con los
hombres.
Desde hace much tiempo se viene bregando por la con-
quista de los derechos del hombre y no por esto se ha avan-
zado hacia el establecimiento de la paz. Es hora ya de
comenzar a exigir el cumplimiento de los deberes, que es
el medio infalible para conquistar la paz. Para obtenerla
es mis eficiente el que cumple sus deberes que el que recla-
ma sus dereehos. Y es tambien, por fortune, m6s fuerte el





CON CRISTO Y MARIA UN MUNDO DE PAZ 5

cargado de deberes que el armado de derechos, porque el
hombre puede ceder su derecho pero no faltar a su deber.
Son dos los factors principles que conspiran contra
la paz individual: el remordimiento y el miedo. Remordi-
miento es la protest de la conciencia ante la transgresi6n
del deber; miedo, el sobresalto causado por la propia inse-
guridad. Existe por fortune una fuerza moral poderosa
para libertar al individuo de la tirania de esos factors
siniestros: la del amor. El amor terminal con el remordi-
miento porque asegura el perd6n: "Se perdona much al
que ama much" y acaba con el miedo porque todo indi-
viduo que ama a Dios dice con el Salmista: "Aun cuando
tenga *que andar hasta el fin entire nubes de amenazas y,
tinieblas de muerte, no temer6, porque Tf, mi Dios, estas
conmigo".


LA PAZ DOMESTIC


El hombre por una exigencia innata de su naturaleza,
es un ser social. Ni su conservaci6n, ni su desarrollo fisico
ni su progress intellectual, ni su perfeccionamiento moral
le serian posibles en el aislamiento absolute. Por esa exi-
gencia de su naturaleza la vida humana se conserve y evo-
luciona merced a cierto nimero de sociedades evidente-
mente imprescindibles. La primera de todas, la mIs natural,
es la sociedad domestica, la familiar. Esta es la primera
unidad social, el germen de todas las demAs. Ninguna de
las subsiguientes por dilatadas e importantes que sean tie-
nen derecho alguno sobre su esencia y si alguna atentara
contra ella, demoleria su propio cimiento.;
Ahora bien, el agent creador y conservador de la fa-
milia, es el amor, y como el amor human puede desfallecer,
Jesucristo, el Hombre Dios, resolvi6 vigorizarlo y fortalecerlo






MONS. MIdUEL DE ANDREA


con la gracia sobrenatural del 'Sacramento. La familiar asi
constituida y asi sobrenaturalizada se convierte en el mundo
en una ciudadela de la paz, sostenida y custodiada por el
amor. Los padres aman a sus hijos viendo en ellos la pro-
longaci6n de sus propias vidas; y los hijos a sus padres
en quienes ven a los representantes de Dios que se la da.
Por eso el precepto divino no les dice: "amar6is" sino "hon-
rar6is" al padre y a la madre. El amor que les debris queda
erigido en culto. Vuestro coraz6n es 6rgano y adem6s altar
de vuestro amor.
Desgraciados los hijos cuyos padres se vuelvan indignos
de ser mantenidos sobre ese altar; los hijos que debi6n-
dolos amar, no los puedan venerar. Y desgraciados los pa-
dres que se hayan incapacitados de legar a sus hijos la
finica herencia de que se podrian gloriar: la de la honradez
del nombre y de la pureza de la sangre. Ah! Cuando las
flaquezas humans hacen peligrar la estabilidad de la uni6n
de los esposos, habria que gritarles: si no os sentis capaces
de continuar unidos por el amor entire vosotros mismos,
persevered por el amor de vuestros hijos!
El centinela que mantendr6 inviolado el orden de las
relaciones familiares dentro de la ciudadela de la paz es
s6lo el amor. Si falla el amor, se produce el desorden; y
el desorden ahuyenta la paz. Es lo que acontece cuando la
pasi6n profana el sacramento, cuando la infidelidad atenta
contra su vinculo o cuando el interns disgrega a la familiar.
Y si esto acontece en 6pocas en las cuales amos y criados
se ven precisados a cohabitar como adversaries, quedan
denunciadas las causes de la p6rdida de la paz domBstica.


LA PAZ SOCIAL

Las classes sociales son una consecuencia inevitable de
las desigualdades accidentales de los individuos y de las





CON CRISTO Y MARIA UN MUNDO DE PAZ


families. Los abuses y los excess de aqu6llas han creado
la hostilidad que las divide originando el problema formi-
dable denominado: "la cuesti6n social". Problema de tal
manera agudizado que ha llegado a crear en algunos la
convicci6n de que s61o es possible resolverlo, mediante la
supresi6n de las classes. Pero esta supresi6n es tan ut6pica
como la de unificar los diferentes 6rganos del compuesto
human. Podri suprimirse la diversidad de la denominaci6n
de las classes; pero no su realidad. La veracidad de esta
afirmaei6n ya la esta documentando tambidn la experiencia.
Es un hecho de actualidad que aun en los paises donde
impera el regimen de la dictadura del proletariado, proli-
fican los sectors de los dirigentes y de los dirigidos, los
de los usufructuarios de la abundancia y de los sometidos
a la indigencia.
En el process de la supresi6n de las classes, la primer
victim es siempre la clase media. Y esto constitute un
atentado contra el ordenamiento social. La clase media, sin
los incentives de la abundancia y sin las privaciones de la
indigencia, es la que mas ficilmente puede conservar el
equilibrio resultante de la practice de las virtudes cristianas
que dignifican y elevan. La clase media viene a ser como
un puente providencial que une los extremes y facility el
intercambio de las prestaciones requeridas para el logro de
una convivencia ,pacifica. Por otra parte, las classes no son
estiticas. Los individuos y las families tienen un gran esti-
mulo en la posibilidad de cambiar de clase. De la clase
proletaria, pueden ascender a la clase media, de esta a la
burguesa y de la burguesa a la aristocrAtica. Y siempre
result mas intense la satisfacei6n y mas pura la gloria de
recorder de d6nde se asciende que de d6nde se desciende.
La hostilizaci6n a la clase media constitute un atentado
contra el pacifico ordenamiento social. La guerra fomen-
tada por el odio de clase es no s61o anticristiana, es ademas
antihumana. Cada clase es un sector de la misma humanidad.





MONS. MIGUEL DE ANDREA


Y el amor cristiano no puede quedar limitado ni por el
sector de arriba ni por el-de abajo, ni por el de la derecha,
ni por el de la izquierda. Jesucristo ha universalizado el
amor derribando todas las fronteras para extenderlo a toda
la humanidad.
Para lograr por lo tanto la soluci6n de la cuesti6n so-
cial, ~no seria menos violent y mas eficaz el m6todo de la
inteligencia, la comprensi6n y la colaboraci6n entire las cla-
ses, que el de la lucha para la supresi6n de las mismas?
Si las Enciclicas Pontificias en lugar de ser empleadas
para enriquecer bibliotecas, demostrar erudici6n y sostener
pol6micas, fuesen aplicadas pricticamente con hechos en la
soluci6n de los problems sociales -que es lo que constitute
su raz6n de ser- otra seria la suerte de la civilizaci6n
cristiana, ya que el odio quedaria reemplazado por el amor
que quiere si la mayor igualdad possible pero no abatiendo
a los de arriba sino levantando cada vez mas a los de abajo.


LA PAZ INTERNATIONAL

Agitaciones permanentes propias del equilibrio perdido,
est6n sacudiendo en la actualidad al mundo de hoy, cuya
caracteristica es la inquietud generalizada. La situaci6n
present podria describirse con las frases siguientes del Pro-
feta Jeremias: "Esperdbamos la paz y este don no nos ha
llegado...; el tiempo de la consolaci6n y nos sobrevino el del
terror...; el de la rehabilitaci6n y nos debatimos en la
postraci6n. Esperabamos la claridad y estamos en tinieblas;
la justicia, y se nos estk negando; la salud, y la estamos
perdiendo".
No s6 si en otras 6pocas la humanidad ha soportado
una crisis tan intense y tan generalizada de la paz mundial.
Pasan las guerras y la paz no llega. La contraposici6n de





CON CRISTO Y MARIA UN MUNDO DE PAZ


los ideales perseguidos, el entrechoque de los intereses y las
pretensiones de un nacionalismo hipersensible, no s61o neu-
tralizan el progress alcanzado por la supresi6n de las dis-
tancias y la facilidad de los intercambios sino ademds se
utilizan para hondar los abismos de las rivalidades que
separan a las naciones y las razas.
La causa profunda de esta rivalidad international es
la misma que engendra todas las rivalidades humans: el
egoismo. Por esta raz6n, lo inico que puede neutralizarla
es el amor. Asi como el amor a si mismo no debe excluir
el amor a la familiar, ni el amor a la familiar el amor a la
Patria; el amor a la Patria no debe excluir el amor a la.
humanidad.
Tal debe ser el amor cristiano. No puede ser cristiano
el amor que deja de ser human. El cristianismo aut6ntico
presupone y sobrenaturaliza al humanismo legitimo. Como
lo he afirmado repetidas veces interpretando la frase de
un gran Pontifice: el que empieza por dejar de ser human
terminal por dejar de ser cristiano. VWase surgir de la en-
trafia de este concept el acierto del contenido del tema
que me ha sido asignado y que sirve de lema a este primer
Congress Nacional de los Marianos: "Con Cristo y Maria
un mundo de paz."
En nuestros dias, nos llegan desde todos los vientos y
en todos los tonos, los anhelos de paz. Pretenden llegar a
establecerla, los estadistas, los gobiernos, los pueblos. Res-
ponden tanto esos anhelos a la sensibilidad contemporanea
que aun los que la mantienen en jaque alardean de ser sus
partidarios y organizan congress mundiales de la paz. En
su afan de aparecer sus protagonistas con el prop6sito de
ganar la confianza, legan hasta el extreme de presentar a
la Iglesia como enemiga de la paz por su tolerancia, dicen,
con los imperialismos. Con lo cual, sin advertirlo, se denun-
cian como los mfs faniticos perturbadores de la paz. Esa paz
que tanto proclaman no lo obtendrAn jams, porque no em-





MONS. MIGUEL DE ANDREA


plean el finico medio que la podria lograr. Hacen muchos
ensayos y todos sucesivamente -fracasan. Fracasa el de la
fuerza, el de la riqueza y el de la diplomacia. No puede
ser de otra manera porque el inspirador de todos esos en-
sayos, es el inters. y el interns nace del egoismo.
La paz no se conquista ni con la espada, ni con el mar-
tillo y la hoz, ni con la cruz svdstica de puntas quebradas
como si sus brazos caidos lo esperaran todo de la tierra y
nada del cielo. La paz s6lo florece a la sombra bendita
de la cruz aut6ntica de Cristo en ,la que el Amor se inmola
s6lo por amor. Cruz aut6ntica de Cristo cuyo tramo vertical
hundi6ndose por su base y elevdndose por su cispide alcanza
a todos por igual, los de las classes bajas y los de las altas,
para elevarlos juntos hacia Dios; y cuyo tramo horizontal
tiende sus brazos a la derecha y a la izquierda no para
separar a los hombres polarizados y en los extremes sino para
alcanzarlos a todos y atraerlos al centro del coraz6n, sim-
bolo y 6rgano del amor para que se reconozcan por her-
manos y se den el abrazo de la paz.
En los tiempos aciagos en que nos estamos debatiendo,
sobreabundan en todos los 6rdenes sociales, econ6micos,
politicos e internacionales quienes se obstinan en extremar
las apreciaciones de las disidencias que dividen y separan;
es necesario y urgente multiplicar el nimero de los que
;patri6tica y cristianamente, se empefien en hacer valer por
encima de todo, las coincidencias que nos aproximan y
nos unen.
Una gigantesca lucha que absorbers las pequeias disen-
siones se aproxima. Recordando el studio de las conclu-
siones a que llegaban algunos observadores y soci6logos
eminentes de fines del siglo pasado y principios del pre-
sente, qued6 indeleblemente grabada en mi espiritu la afir-
maci6n de que se avecina el tiempo en el cual las divergen-
cias de los diversos sectors y las de los mismos partidos
politicos, comenzarAn a perder la vivacidad del colorido de





CON CRISTO Y MARIA UN MUNDO DE PAZ


sus banderas y a mitigar la acritud de sus programs anta-
g6nicos porque se verin' en la necesidad imperiosa de ahon-
dar en las almas de las masas para imprdsionarlas y mo-
verlas con los principios fundamentals y decisivos que
definen la suerte de la humanidad. Ese tiempo previsto por
aquellos observadores ha llegado ya para nosotros. Lo co-
menzamos a vivir. La humanidad ha empezado a desinte-
resarse de los programs superficiales y todos mds o menos
Ipromisores, para nuclearse alrededor de dos que proclaman
principios divergentes pero fundamentals. Son asi porque
dimanan de los dos concepts opuestos que se tiene respect
del destino de la vida del hombre sobre la tierra: uno la
encierra en la material y la limita, otro la asocia al alma y
la inmortaliza; aqu6l la materialize, este la espiritualiza;
aqu6l concentra todas sus aspiraciones en los valores ma-
teriales, este reconoce la preponderancia de los espirituales.
Esta lucha que ha de ser titanica, tiene su origen en
los iltimos siglos, cuando comenz6 a difundirse la tesis de
la separaci6n 'de lo spiritual y lo material desde las cAte-
dras, las revistas y los peri6dicos. Luego se di6 un paso
mds y se propuso la eliminaci6n de lo spiritual "que debia
ser absorbid6 y suplantado por lo material. Estamos lle-
gando ya a las f61timas consecuencias. La mis trascendental
es la de la lucha gigantesca iniciada ya entire el materia-
lismo y el espiritualismo: el materialismo que actfa bajo
la denominaci6n de comunismo ateo, y el espiritualismo,
bajo la de cristianismo aut6ntico.
SCual de los dos grandes partidos, que tal vez pronto
legardn a ser los ilnicos que apasionen a las multitudes,
triuhfarA? IY con cuAl de ellos lograrA la humanidad es-
tablecer la paz? No podemos dudarlo. Con mayores o me-
nores alternatives triunfara el del espiritu. Aun cuando
para afirmarlo no tuvi6ramos otra raz6n, nos basta la de
la naturaleza de las fuerzas en lucha. Una fuerza material
se quiebra con otra superior y ambas, la vencida y la vie-





MONS. MIGUEL DE ANDREA


toriosa, se formaron del polvo y en polvo se convertiran.
El espiritu en cambio en virtud de su simplicidad esencial
es imperecedero y por consiguiente inmortal. Y segfin el
adagio italiano: "qui dura vince"; el que resisted, el que so-
brevive, es necesariamente el que vence. Los valores mate-
riales no pueden triunfar sobre los espirituales sino cuan-
do 6stos claudican, cuando resuelven ignominiosamente
dejarse veneer.
SY con cual de ellos, lograrA la humanidad la paz? Con
el partido del espiritu. La paz es un bien moral. No es el
resultado del bienestar de los cuerpos, ni el de la opresi6n
de las almas. No es ni enervamiento, ni quietismo de ce-
menterio. Es la tranquilidad spiritual de las almas que
gozan de sus derechos al cumplir con sus deberes.
Pueden los cuerpos hallarse .halagados en un paraiso
de bienes terrenales, mientras sus almas se debate en un
infierno de torturas morales. Y pueden las almas gozar de-
licias espirituales, mientras los cuerpos se hallan sometidos
a privaciones y torturas materials.
En nuestros dias actualizan las victorias del espiritu
millones de cristianos tras las cortinas de hierro, oprimi-
dos bajo la violencia de la fuerza, pero libres en su espi-
ritu, imitadores jubilosos de los ejemplos magnificos que
esta dando a la humanidad de hoy el sereno y heroico Car-
denal Stepinac!



A esta altura conviene insistir en la afirmaci6n de que
la paz del espiritu y en consecuencia la del individuo, de
la familiar, de la sociedad y de la entera humanidad depen-
de exclusivamente de la buena voluntad. Pero cudl es el
motor capaz de impulsar y de mantener en actividad a la
buena voluntad? El amor: el amor a Dios y el amor al
pr6jimo. VWase porqu6 Jesucristo nos impuso el amor como





CON CRISTO Y MARIA UN MUNDO )E PAZ


el primero y m6s grande de los mandamientos. Quien cum-
ple con 61, cumple con todo lo ordenado por la ley y lo
anunciado por los Profetas.
Suele afirmarse que para lograr la paz, basta la jus-
ticia. No. La justicia es necesaria, es insustituible. No puede
haber caridad cuando se falta a la justicia. La caridad no
puede, no debe utilizarse como pantalla de la injusticia.
La justicia condena y remueve los obstdculos y los im-
pedimentos que imposibilitan la paz; pero quien la anhela
y la logra es el amor. Ni caridad, pues, sin justicia, ni justicia
sin caridad. Inspirado en esta doctrine evang6lica, hace m6s
de tres d6cadas grab en mi escudo episcopal esta maxima:
"A la paz por la caridad y la justicia".
No puedo terminar sin hacer-una seria advertencia su-
gerida por los acontecimientos actuales. Las grandes falan-
ges a que me he referido, la que milita por imponer la pre-
ponderancia de la material y la que lo hace por la del espi-
ritu, no tienen visiblemente demarcados los limits de su
beligerancia. Hay dentro de las civilizaciones cristianas una
penetraci6n alarmante de los que doctrinaria o pr6cticamen-
te viven el materialismo. Esta es la quinta column que
facility el 6xito al comunismo ateo.
La resistencia y aun el ataque contra el advance de la
misma, es la gran acci6n conjunta de las Congregaciones
Marianas. iSon 6stas como otras tantas constelaciones dise-
minadas sobre la superficie del universe. Las estrellas que
las forman no pueden, no deben permanecer est6riles e in-
activas. iSu misi6n no es solamente la de dar luz sino tam-
bi6n la de irradiar amor. El amor que reciben de Cristo, lle-
vados hasta El por la mediaei6n de su Madre Santisima. Los
pastors y los Reyes hallaron a Jesucristo en el regazo de
Maria, los congregantes tambi6n. "Ad Jesum per Mariam".
Se llega a Jesucristo por la mediaci6n de Maria.
Dice la tradici6n que cuando la Sagrada Familia mar-
chaba al exilio a trav6s del desierto, el Nifio Jesfis desde






MONS, MIGUEL DE ANDREA


el regazo de Maria, alumbraba la send para descubrirles
los pasos peligrosos. Maria era la custodia viviente llevan-
do a Jesfs que es el Camino, la Verdad y la Vida. Hermosa
vocaci6n la de los Congregantes Marianos en esta eneru-
cijada del camino de la humanidad. Est6n llamados a ser
los heraldos de la paz. "I Benditos los pies de los que andan
por la vida evangelizando la paz y difundiendo el bien!"
A todos los integrantes de estas Congregaciones Marianas,
el Augusto Pontifice Pio XII acaba de invitarlos a hacerse
mfs apost6licos que nunca y constituir para vigorizarse mu-
-tuamente la Federaci6n Mundial en ocasi6n de celebrarse en
Roma el afio pr6ximo el Centenario de la proclamaci6n del
dogma de la Inmaculada Concepci6n de Maria.
Que sea Ella la que aplastando la cabeza del mate-
rialismo, se muestre como la aurora de la paz del mundo.
Sera obra laboriosa y exigiri intrepidez. Pero ya lo ha di-
cho el mismo Pontifice: los pusil6nimes no sirven ni para la
conquista de la tierra ni para la del cielo; conquistadores
son finicamente los intrepidos.
iMadre Santisima, para que comience pronto el reina-
do de la paz en el mundo: "Regina Pacis, ora pro nobis".
Reina de la Paz, ruega por nosotros!









OBRAS COMPLETES DE
MONSEROR MIGUEL DE ANDREA

1-Tomo I: EL EVANGELIO Y LA ACTUALIDAD.
2-Tomo II: EL EVANGELIO Y LA ACTUALIDAD.
3-Tomo III: LA PERTURBACION SOCIAL CON-
TEMPORANEA.
4-Tomo IV: CATOLICISMO SOCIAL.
5-Tomo V: MARAVILLAS DE LA FE.
6-Tomo VI: A LA PAZ POR LA CARIDAD Y LA
JUSTICIA.
7-Tomo VII: DISCURSOS Y SERIIONES.
Cada vol.: Cna. $ 9.- R. $ 7.-


DISCURSOS Y SERMONES DE
MONSENOR DE ANDREA
EN FOLLETOS
AM AR ........................................ R. $ 0.30
AMOR AL TRABAJO .......................... R. ,, 0.30
AMOR DE FRATERNIDAD .................... R. 0.30
AMOR FRATERNO ............................ R. 0.30
ARO SANTO, EL; Esp. $ 0.60 ................ ,, 0.30
ARMONIA DE CLASES ........................ R. ,, 0.30
AYER Y HOY ................................. R. 0.30
CAPITAL Y EL TRABAJO, EL; Especial $ 0.60 R. 0.30
CIVILIZACION MATERIALISTA O CIVILIZATION
ESPIRITUALISTA ........................... R. ,, 0.30
CONPIAR ..................................... R. 0.30
CONSECUENCIAS DE UN LLAMADO; Especial
$ 0.60 ....................................... R 0.30
DERECHOS Y DEBERES ................. ......... ., 0.30
DISYUNTIVA FINAL, LA; .................. B. ,, 0.30
F.A.C.E. EN SUS BODAS DE PLATA, LA; .... R. ,, 0.30







HACIA UN MUNDO SIN ODIOS .............. $ 0.30
HOGAR DE LA EMPLEADA ................... R. 0.30
HORA DE DEBERES. La fuerza victoriosa del Es-
piritu ........................................ ,, 0.40
HUMANIDAD Y BONDAD EL PROBLEMA DE
LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XX ...... R. 0.30
IGLESIA Y LA DEMOCRACIA, LA; ........... R. 0.30
JUSTICIA SOCIAL. Especial $ 0.60 ............ R. ,, 0.30
JUSTICIA SOCIAL CON CARIDAD ............ R. ,, 0.30
LECCIONES DE MI RECIENTE VIAJE ........ R. 0.30
LIBERTAD ESENCIAL, LA; Especial $ 0.60 .... R. 0.30
LIBERTAD FRENTE A LA AUTORIDAD, LA: Es-
pecial $ 0.60 ................................ R. ,, 0.30
LIBERTAD SINDICAL. Especial $ 0.60 ........ R. ,, 0.30
LLAMADO MATERNO ........................ R. 0.30
MENSAJE DE FATIMA, EL; ................. R. ,, 0.30
NECESIDAD URGENTE DE UNA CRUZADA ESPI-
RITUALISTA. Encuadernado $ 1.20 ............ R. 0.40
OBISPOS SOCIALES, LOS; .......... ......... R. ,, 0.30
PA Z ................ .............. .......... R. 0.30
PAZ SEA CON VOSOTROS, LA; ................ R. ,, 0.30
PROBLEMA DEL HOGAR DE LA EMPLEADA SIN
FAMILIA, EL; ...... .......... .... ..... ... R. ,, 0.30
PONTIFICADO Y LA DEMOCRACIA, EL; ...... R. 0.30
RENOVACION ESPIRITUAL ................. 0.30
RESURRECCION ............................... R. 0.30
SANTA TERESITA MISIONERA CONTEMPORA-
NEA DE LA IIUMANIDAD ....... ......... R. ,, 0.30
SINDICALISMO .................... ..........R. ,, 0.30
SINDICALISMO Y LIBERTAD ...............R. ,, 0.30
TRES BELIGERANCIAS, LAS; .... ..........'R. 0.30
VERDADERA DEMOCRACIA, LA; Esp. $ 0.60 .. R. ,, 0.30







Se termin6 de imprimir en los Talleres
Graficos "Pedro Goyena", Ierrera -541,
Buenos Aires, el dia 18 de agosto de 1953,
festividad de San Agapito. 2682-oaaa.

















































Impreso en la Argentina
Printed in Argentina




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs