<%BANNER%>
HIDE
 Front Cover
 Letra al director
 Trabajos preliminares
 Conociminetos utiles para el caso...
 Medidas preventivas contra...
 Destruccion de los huevos - Destruccion...
 Destruccion de la voladora - Destruccion...
 Resoluciones del poder ejecuti...
 Constitucion de las comisiones...
 Materiales empleados
 Anexo














Defensa agrâicola memoria de los trabajos realizados contra la langosta invasiâon del ...
ALL VOLUMES CITATION SEARCH THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00075942/00001
 Material Information
Title: Defensa agrâicola memoria de los trabajos realizados contra la langosta invasiâon del ...
Physical Description: v. : ill. ; 24 cm.
Language: Spanish
Creator: Uruguay -- Ministerio de Industrias
Publisher: El Ministerio
Place of Publication: Montevideo
Creation Date: 1914
 Subjects
Subjects / Keywords: Agriculture -- Periodicals -- Uruguay   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
serial   ( sobekcm )
 Notes
Statement of Responsibility: Repâublica Oriental del Uruguay, Ministerio de Industrias.
General Note: Some issues have distinctive titles.
General Note: Description based on: 1917-1918.
General Note: Latest issue consulted: 1919.
 Record Information
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 40369126
lccn - 21007399
System ID: UF00075942:00001

Table of Contents
    Front Cover
        Page 1
        Page 2
    Letra al director
        Page 3
    Trabajos preliminares
        Page 4
    Conociminetos utiles para el caso de una invasion de langosta
        Page 5
    Medidas preventivas contra la langosta
        Page 6
    Destruccion de los huevos - Destruccion de la mosquita y saltona
        Page 7
    Destruccion de la voladora - Destruccion por evnvenenamiento
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
    Resoluciones del poder ejecutivo
        Page 12
    Constitucion de las comisiones de zona y seccionales
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
    Materiales empleados
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
    Anexo
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
Full Text
fIBRARY


C/jf-a -- 7 -- '- --iJIcxa,^----- -**--&^

REPUBLICAN ORIENTAL DEL URUGUAY
MINISTERIO DE INDUSTRIAL
-------------C-----------~
This volume has been discarded from
the library o Le State Plant Board
of Florid.i:. B vil1e, Florida.





DEFENSE AGRICOLA



SME MORIA

DE LOS

TRABAJOS REALIZADOS CONTRA LA LANGOSTA


INVASION DEL 1914-1915








MONTE DEO
TALLERMB GRAFICOS DEL ESTADO .~,.
1915


S
209
.A45
1914/15







REPUBLICAN ORIENTAL DEL URUGUAY
MINISTERIO DE INDUSTRIES
* ** *-*"-'-c"


DEFENSE AGRICOLA



MEMORIA

DE LOS

TRABAJOS REALIZADOS CONTRA LA LANGOSTA


INVASION DEL 1914-1915









MONTEVIDEO
TALLERES GRAFICOS DEL ESTADO
1915


*
















DEFENSE AGRiCOLA.


Montevideo, 22 de Mayo de 1915.

Sefior. President de la Comisi6n Central de la Defensa Agricola,
don Roman Freire.

Present.
Sefor Presidente:

DIsde que se cre6 la Defensa Agricola, la ]angosta que acaba
de soportar el pals y que inici6 su aparici6n el 1.0 de Agosto
proximo pasado, es la primer por su intensidad que ha' obligado
el esfuerzo de esta Oficina. Ha debido pues realizarse una cam-
pafia por primera vez en forma contra el voraz acridio y si bien
se han presentado en un comienzo dificultades de todo g6nero,
bien naturales en los casos en que una obra grande se debe casi
today A la improvisaci6n, satisfactorio le es A esta Direcci6n el po-
der consignar que el resultado final de la campafia ha sido bueno,
no s6lo por lo much que ha llegado a salvarse de los cultivos
amenazados por la langosta sino tambiAn por lo que queda como
ensefianza y como elements de combat para otras invasiones.
Con erogaciones de ppca importancia se ha podido detener el
advance del acridio en muchos puntos y la campafia h'a sido bien
desarrollada.
Esta Direcci6n, que en todo moment tuvo la confianza y ]a co-
laboraci6n entusiasta de esa Honorable Comisi6n, expone ante la
misma Comisi6n, en los pArrafos adjuntos, la obra realizada.
Saludo al senior Presidente y demAs miembros de esa Honorable
Comisi6n, muy atentamente.


ROBERTO SUNDBERO,
Director.
Carlos del Castillo,
Secretario General.










MEMORIAL



Montevideo, 22 de Mayo de 1915.

E16vese al Ministerio de Industrias aprobando todo lo obrado
por la Direcci6n, y pidiendo autorizaci6n para publicar en folleto
la memorial a que se refiere la present.

RoMAN FREIRE,
President.
Carlos 'del Castillo,
Secretario General.




Trabajos preliminares

Convencida esta Direcci6n de que la lucha contra la langosta
no puede ser la obra aislada de unos cuantos funcionarios pIfbli-
cos, sino la obra de todos los habitantes del pals, agot6 desde el
principio de la campafia todos los recursos para obtener el es-
fuerzo colectivo y pidi6 para ello el concurso de todos los agricul-
tores y hacendados y la cooperaci6n de las oficinas pifblicas con
dependencia en campania, de las empresas de ferrocarriles y de las
Asociaciones Rurales.
Entre los hacendados y los agricultores se reparti6 una exhor-
taci6n en la que al mismo tiempo que se indicaban los funciona-
rios que tendrian la direcci6n de la campafia, se pedia la coope-
raci6n de todos A la obra patri6tica que habia de llevarse A cabo.
Esta exhortaci6n, de la que se repartieron 50.000 ejemplares,
decia lo siguiente:
< La Defensa Agricola hace un llamado al patriotism de los
habitantes de la Repfiblica y pide especialmente A los hacendados
y agricultores su cooperaci6n en caso de que una invasion de
langostas se produzca este afio. Se trata de una calamidad pfiblica
y sera deber de todos contribuir A que el azote sea combatido en
la mejor forma, evitando que su difusi6n cause graves perjuicios
4 la producci6n national.
I'La Defensa Agricola esta dispuesta A proceder con energia y
. con todos los medios A su alcance en la lucha contra la plaga,
pero consider que sus esfuerzos no tendrian los resutltados desea-
bles sino recibe el apoyo general. Por eso quiere hacer llegar su
pedido A todos y espera que nadie dejara de colaborar con ella.









DE LA DEFENSE AGRICOLA


La Defense Agricola tiene, el prop6sito de realizar una campaila
que cueste lo menos possible al pais, evitando recargar el erario
pdblico y esto puede conseguirlo con la buena voluntad y la cola-
boraci6n de todosos s ciudadanos A quienes se le requieren los
servicios en bien coming. Los pequefios esfuerzos aunados repre-
sentan una energia formidable y la colaboraci6n que en este modo
se preste A la Defensa Agricola, podrA veneer la plaga que nos
amenaza.
SLos delegados de la Defensa Agricola, tienen la obligaci6n de
tender todo llamado que se les haga y tienen el deber de dirigir
los trabajos que se realicen para luchar contra la langosta. Los
hacendados y agricultores no deben dudar en llamarlos en cual-
quier moment en que necesiten sus servicios, en la seguridad
que seran de inmediato atendidos.
La Defensa Agricola cuenta con el concurso de los Inspectores
de Ganaderia y Agricultura y a ellos tambi6n podrAn dirigirse
quienes necesiten del auxilio official para la campafia contra la
langosta. La Defensa Agricola espera que su llamado sera aten-
dido y recibido con simpatia por el element productor y desea
que se le dispense toda confianza en su misi6n.?
Conjuntamente con esta exhortaci6n se imprimieron y repartieron
20.000 ejemplares de un folleto sobre la langosta en el que des-
pu6s de hacerse un llamado al patriotismo de los hacendados. y
agricultores y de transcribirse los articulos de la ley que se re-
fieren a las obligaciones de los particulares en caso de invasion
de plagas agricolas, se hacian pfblicos los siguientes conocimien-
tos muy Atiles para poder combatir con eficacia el acridio.



Conocimientos Otiles para el caso de una invasion de langosta

La langosta que invade la Republica es un insecto que cientifi-
camente se le llama Schistocerca Paranensis; por sus instintos
migratorios se la conoce por langosta peregrina 6 voladora.
La langosta voladora se caracteriza por sus grades condiciones
para moverse, lo que hace que recorra enormes distancias y vaya
A causar con su presencia todos los males que el voraz acridio
ocasiona.
Puede decirse que todo lo destruyen; comienzan atacando las
parties verdes y terminan devorando todo aquello que sus mandibu-
las pueden alcanzar y cuando no les quedaotro element se de-
voran unas a otras.









6 MEMORIAL


La laugosta hemlra, despu6s de fecundada, busca un lugar para
dejar los huevos: generalmente va en terrenos limpios, caminos,
bordes de los sembrados. Los huevos quedan enterrados y tapados
por una material viscose que los proteje del exterior.
La langosta puede desovar varias veces y por esta causa el ni-
mero de insects se multiplica enortnemente.
El tiempo que tarda en naber la langosta, despuAs de puestos
los huevos, varia centre 20 y 50 dias segin el tiempo. El frio y la
humedad retardan el crecimiento, en cambio'el calor y un estado
seeo lo aceleran.
Cuando sale del huevo la langosta se llama mosquita: es de co-
lor verde que cambia pronto en oscuro. Forma grupos llamados
manchas, busca protegerse. Come poco y causa pocos dafios.
A los ocho dias sufre su primera muda; toma color gris-ceniza,
mayor tamafio y se mueve mis. La mancha aumenta como tambien
su apetito.
A los veinte dias de nacida tiene su segunda muda. Present
manchas amarillas. Es mas movediza, march A salts, por lo que
se le llama saltona. Come much y su voracidad causa muchos
dafios. Tiene su mayor movimiento en las horas de calar y decrece
por la tarde hasta el dia siguiente.
De los 45 A 50 dias sufre la tercera'muda. El insecto, complete
su evoluci6n y se transform en voladora. En los primeros dias de
este cambio, cuando es voladora nueva permanece en el lugar y
causa relativamente pocos dafios. A la semana mis 6 menos se
levanta en mangas 6 nubes y se aleja. En este estado tiene una
fuerza extraordinaria; come sin descanso y los dafios que causa
son grandisimos.



Medidas preventivas contra la langosta

Entre las medidas preventivas que se aconsejan para defenders
contra la plaga, tenemos:
Calles de desove. Estas calls se dejarAn A los flancos de los
cultivos; serAn de tierra arada, de unos tres metros de anclo.
Alli se echarA la langosta para que desove.
Siembras tempranas. Para que puedan las plants arraigar bien
y retofiar en caso'de ser comidas.
Siembras tupidas. Es- otra condici6n que se indica como com-
plementaria de la anterior.,









DE LA DEFENSE AGRICOLA 7


Disposicidn .de los plantios. Los cultivos deberAn hacerse aten-
diendo A la posibilidad de ataque por la langosta y se contempla-
rAn todas aquellas disposiciones que aseguren una prActica eficaz
de lucha contra el acridio.



Destrucci6n de los huevos

Si no se ha podido destruir la voladora ni evitar que haga sus
posturas, se marcara el lugar donde 6stas se hayan efectuado para
destruirlas. Se reconoce el lugar de desove por la presencia de
langostass muertas, por la blandura' del terreno, por las bocas de
los canutos y por grietas presentadas en el suelo.
Las posturas se pueden destruir con diversos procedimientos.
El arado. Se hacen surcos profundos y se deben enterrar los
desoves A no menos de 15 centinietros ; el enterramiento debe ser
complete y uniform.
La azada y la pala. Se cortan y se deshacen los desoves que.
se exponen al sol 6 se entierran profundamente utilizando dichos
instruments.
Inundacidn. Se emplea cuando la configuraci6n del terreno
permit anegarlo. Hay que tender en cuenta que los canutos resis-
ten much la acci6n de la humedad.
Trituracidn del terreno. Se efectua con aparatos cortantes para
destruir los desoves y secompleta aplastando el terreno con rodi-,
llos 6 el pisar de animals. Estos procedimientos dificilmente al-
canzan A destruir totalmente los desoves y entonces nacerA la
mosquita de aquellos huevos que no hayan sufrido ataques.


Destrucci6n de la mosquita y saltona

Cuando no se ha procedido A la destrucci6n de los desoves ha-
brA que tender su,evoluci6n y una vez sefialado el nacimiento de
mosquita atacarla enseguida porque cuanto mis nueva mAs fAcil
es su destrucci6n.
Se ponen montones de past seco donde irAn las manchas A re-
Sfugiarse y se destruyen por el fuego; se usarAn las mAquinas lan-
gosticidas; las rastras; el palmoteo con litigos, lonas, etc. ; se
utilizarAn liquidos insecticides que tienen buena acci6n por la d6-
bil resistencia de la langosta en su primer estado.









MEMORIAL


Cuando es ya saltona, se usarAn los mismos procedimientos,
que so podrAn completar y auxiliar con barreras, corrales, zanjas,
trampas, etc., todo lo que tiene much eficacia por la condici6n
de que las mangas pueden arrearse con facilidad y hacerlas caer
donde se desea, procediendo con acierto, evitando falsas manio-
bras que obliguen A la langosta A contramarchar y A former re-
molinos que entorpecen la eficacia del procedimiento. Conviene
adoptar de antemano un plan, estudiando los diversos factors que
entran en juego y ejecutarlo tenazmente hasta dar t6rmino con la
plaga.
La distribuci6n de las barreras, la apertura de pozos 6 zanjas,
la formaci6n de corrales, etc., 'se harAn de acuerdo con las cir-
canstancias y procurando siempre de llenar el fin deseado en el
menor tiempo y con el menor desembolso.



Destrucci6n de la voladora

La langosta voladora es la quo present mayores dificultades
para ser destruida. Los recursos que quedan son: ahuyentarla para
no permitir que desove; en las horas tempranas 6 por la tarde
cuando su movimiento es menor puede dirijirsela en zanjas y, po-
zos para destruirla. Cuando se posa en Arboles 6 arbustos no queda
otro recurso que sacudir el follaje con cafias 6 garflos y recoger
la langosta caida en lonas 6 cajones y matarla.



SDestruccion por envenenamiento

El procedimiento de destruir la langosta envenenAndola, se usa
en Sud Africa y Estados Unidos, y se basa en esparcir preparados
6 mixturas secas 6 soluciones que, comidas por el insecto, lo ma-
tan. Estos preparados se hacen con afrecho, melazas y sales de
ars4nico. Hay que tomar las precauciones necesarias para evitar
los perjuicios que dstos venenos puedan causar A personas y ani-
males, por lo que deben ser aplicados por qnien sea capaz de res-
ponsabilizarse de los peligros que un mal empleo pueda ocasionar.



Al mismo tiempo que se pedia el 'concurso de los habitantes del
pais; en la forma'de que acabamos de dejar constancia, se exci-









DE LA DEFENSE AGRICOLA


taba el celo de los Inspectores de zona -dependientes de esta. Di-
recci6n, en.los t6rminos de la siguiente circular que les fu6 pa-
sada con fecha 23 de Julio:
SComunico A usted que siendo probable una invasion de langosta
al territorio de la Repdblica, en el present aio, debe adoptar to-
das las medidas precaucionales tendientes A evitar los efectos da-
finos de la plaga.
cualquiei- irregularidad que se cometiera y esta Direcci6n estA dis-
puesta A extremar su acci6n disciplinaria en este caso que pondrA
de manifesto, ante el pais, del merito de los funcionarios de la
Defense Agricola y de la misma instituci6n.
< Esta Direcci6n esta adoptando medidas de carActer general y
espera que.el senior Inspector empefiarA seriamente toda su ener-
.gia y todos sus desvelos mediante la acci6n de propaganda que'
consider mis acceptable en la zona en que actfa y atenderA de
inmediato todo pedido que se le formula.
SDeberA tambien reunir de inmediato las Comisiones de Zona
de su jurisdicci6n con las que buscarA de iniciar en la forma mis
prActica la tarea contra la probable invasion de langosta.
< DeberA dar cuenta inmediata y suscinta de todo lo que haga,
recomendAndosele que toda su tarea debe encuadrarse dentro de
una prActica razonada y tratando de 'conquistarse buenamente el
apoyo general, tan necesario en casos como el present. Desde- el
recibo de la present el senior Inspector deberA semanalmente en-
viar nota de lo obrado sobre el particular, esto sin perjuicio de
las comunicaciones que correspondan por otra indole. Desde ya se
lleva una carpeta especial en cada Inspecci6n A fin de seguir
paso A paso la obra de cada uno.
< El que suscribe, espera que sabr xresponder. A este llamado
que reclama por interns national y por el buen nombre de'la Ins-
tituci6n, todos nuestros esfuerzos y la mayor actividad. >
Tambi6n, desde el primer moment se solicit6 el concurso de
todas las dependencias del Ministerio de. Industries que tienen de-
legaciones en campafia, pasAndose con ese motivo, la siguiente
nota:


eAl Inspector Nacional de Ganiaderia y Agricultura.

SLa possible invasion de langosta al territorio de la -Repiblica
en el present afio, obliga A adoptar las medidas precaucionales









MEMORIAL


de defense que la prudencia aconseja. Por ese mhotivo y por lo dis-
puesto en el aflo anterior, la Defensa Agricola espera.que el con-
curso de la Inspecci6n Nacional de Ganaderia y Agricultura le
preste, serA tan valioso como patri6tico.
SLa Defensa Agridola pasarA ,comunicaciones A todos los Ins-
pectores Volantes de esa dependencia, poniendoles sobre aviso y
al mismo tiempo en una circular/A repartirse profusamente por la
RepAblica, se ha dado la n6mina de esos mismos funcionarios para
que todo interesado pueda dirigirse 'ellos lo mismo que A los de
la Defense Agricola en caso de requerir el auxilio official.
Esperando que el senior Inspector interpondrA todos sus bue-
nos oficios para el caso de que una tarea comAn contra el acridio
obligue A desplegar toda la actividad y' energia necesaria A fin de
contrarrestar su advance y difusi6n, me es grato reiterarle que esta
Direcci6n esta dispuesta A tender en la mejor forma y aprove-
chando de los recursos con que cuenta, todo llamado que se le
haga. ,



SA1 Inspector de Policia Sanitaria Animal.

< Habiendo probabilidades de invasion de langosta al territorio
de la Repfblica en el corriente afio y tratandose de un caso de
calamidad pfblica por la naturaleza y proporciones que pueda asu-
mir la plaga, la Defensa Agricola espera el concurso patri6tico de
todos para poder realizar la obra mas complete y eficaz de lucha.
Por esos motives pide A esa Inspecci6n su patri6tica colaboraci6n
y dispoilga que todo el personal destacado en campafia comunique
A los delegados ide la Defensa Agricola 6 A esta Oficina Central,
cualquier novedad que notaran y que pudiera servir para la adop-
ci6n de las medidas de defense correspondientes. Al misno-.tiempo,
y A fin de entrar en direct comunicacicn con dichos funcionarios,
ruego.al,sefior Inspector,, si aprueba el pedido formulado, re'mita
una n6mina del personal aludido y los lugares de residencia de los
mismos, de modo que la Defensa Agricola pueda aprovechar la im-
portante colaboraci6n de esos elements en caso necesario. Espe-
rando que el senior Inspector, impuesto de la urgencia ncon que es
menester encarar este problema, resolvera A la mayor brevedad lo
que queda expresado, me es grato saludarlo muy atentamente.









DE -LA DEFENSE AGRiCOLA


iAl Presidente de la Comisi6n de Estaciones Agron6micas.

La Defense Agricola se halla empefiada en preparar todos los
elements que una campafia possible contra la langosta pueda obli-
garle A hacer entrar en juego.
( Con ese motive se dirige A la Comisi6n de.,su digna presidencia
A fin de solicitar el valioso concurso que podrA prestarle en easo
necesario.
SLas Estaciones Agron6micas, con su personal y medios, podrAn
aportar un inestimable contihgente en la lucha contra la langosta
y la Defensa Agricola espera que esa Comisi6n accederA al pedido
formulado disponiendo que esa colaboraci6n sea francamente pres-
tada llegado el moment de requerirla. Agradeciendo desde ya
cuanto esa Comisi6n disponga sobre lo que motiva este petitorio,
me es grato saludar al sefior Presidente con mi mayor considera-
ci6n. n ,>
Se recab6 al mismo tiempo directamente la ayuda de los Inspec-
tores Volantes de Ganaderia y Agricultura y de los Inspectores
Veterinarios A los que le fua pasada nota en tArminos semejantes
A los de las otras comunicaciones hechas sobre el particular.
TambiAn esta Direcci6n pas6 oficio A los Jefes Politicos 6 Inten-
dentes Municipales pidi6ndoles su concurso y A los Presidentes de
todas las Asociaciones Rurales del pais solicitando el apoyo moral
y material de tan importantes colaboraciones.
Se solicit el concurso de las Empresas de Ferrocarriles y sin
formular un pedido concrete sobre el aporte que las mismas em-
presas podrian traer a la obra comdn, comprendiendo que todo con-
curso seria de inestimable valor prActico para el desenvolvimierto
de los planes de defense, se les insinu6 que seria de gran utilidad
que se acordaran las siguientes franquicias:
1.o Suministrar el material informative, con la urgencia que la
indole de la plaga require, para la adopci6n de las medidas consi-
guientes.,
2.a Dar la mayor facilidad A los trasportes que se efectfen de
medios de defense.
3.* Otorgar franquicias al personal que vaya en comision en
campafia para el cumplimiento de servicios ordenados por la De-
fensa Agricola, Por intermedio de la Comisi6n se pas6 nota A los
excelentisimos sefiores Ministros del Interior'y de Guerra y Ma-
rina solicitando su cooperaci6n en forma de ordenar A los,funcio-
narios de la dependencia de esos Ministerios, que se encuentren









I1 I M1EMORIA


por raz6n de sits cargo en condiciones de secundar la obra de la
Defense Agricola, prestasen su concurso en aquellos casos en que
se les reclanara.
Dada asi la voz de alarma, esta Direcci6n tuvo la satisfacci6n
de constatar que su obra seria secundada por una buena parte del
pais. Todas las oficipas pdblicas cuyo concurso fuW reclamado, en
la forma de que hemos dado cuenta, se apresuraron A manifestar
que cooperarian dentro de sus respectivos radios de acci6n, en la
lucha A establecefse contra el acridio. '
Las Empresas de Ferrocarriles ofrecieron con la mayor buena vo-
luntad su ayuda y ofrecieron las siguientes facilidades: transport
libre de los iltiles de defense; libre pasaje al personal de la De-
fensa Agricola 6 informaciones sobre el movimiento de la langosta.
Ademas la Empresa del Ferrocarril Central dispuso que uno de
sus tecnicos de la Secci6n Fomento de la Producci6n, se dedicara
especialmente A colaborar en la tarea de la Defensa Agricola. La;
misma empresa hizo el trasporte 'de los soldados.destinados A ex-
tinguir las mangas de langosta con una rebaja de 75 o/o.
La Asociaci6n Rural del Uruguay, la Sociedad Rural Exposici6n
Feria de Sarandi del Yi, el Club Fomento de Minas, la, Sociedad
Fomento de Paso de los Toros y la Sociedad Agro Pecuaria e Hi-
pica del Salto, respondieron A la circular que se pas6 A todas las
Sociedades rurales, manifestando estar dispuestas A prestar su con-
curso A la campafia contra la langosta.



Resoluciones del Poder Ejecutivo

Con fecha Agosto 1.o el Poder Ejecutivo dict6 A pedido de la Co-
misi6n Central un decreto que establecia lo siguiente ;
1.0 En caso de invasion de langosta el personal destacado en
campafia de la Inspecci6n de Ganaderia y Agricultura colaborarA
en la acci6n A desarrollarse por el de la Defensa Agricola bastando
para ello que la Direcci&n de Asta conlunique en su oportunidad A
la Inspecci6n de Ganadeia y Agricultura la necesidad de esa coo-
peraci6n y el plan que debe ser desarrollado por sus empleados.
2.0 El personal en campafla de la Policia Sanitaria Animal queda
obligado A prestar A la Defensa Agricola todo informed que le sea
solicitado tendiente al fin y dentro de las instrueciones que se le
remitan por aquella Direcci6n.
3.0 El Personal de las Policias en campafla, asi como el ejArcito,









DE LA DEFENSE AGRiCOLA 1


quedan igualmente obligados A prestar el concurso A- que se re-
fiere el articulo 1.". Las fuerzas del ej6rcito que sean empleadas en
la extinci6n de langosta percibirAn de la Defensa Agricola una re-
muneradi6n extraordinaria de diez cent6simos diaries por persona,
todo el tiempo -que presten esos servicios.
4.0 Autorizase a la Defensa Agricola para imprimir y circular
50.000 ejemplares de una exhortaci6n' con instrucciones A los pro-
pietarios, agricultores, hacendados, colonos etc., interesAndolos en
la acci6n de defense A desarrollar.
5.o Ratificase la franquicia telegrAfica concedida por resoluci6n
de 20 de Septiembre de 1913 para todas las comunicaciones a que
la misma se refiere.
6.0 Los gastos que Astas y demAs medidas A adoptarse originen,
se imputarAn A la ley 27 de Octubre de 1908.
Asi, desde el primer moment, el Poder Ejecutivo prest6 la mAs
preferente atenci6n A la obra emprendida por la Defensa Agricola
y tendiente A salvar al pais de la temible plaga de langosta.
El Eprevisor decreto cuya parte dispositiva se acaba de transcri-
bir, puso A disposici6n de la Defensa Agricola valiosos elements
de trabajo que facilitaron la campafia contra el acridio. Decretos
posteriores del Ministerio de Industrias pusieron A disposici6n de
la Comisi6n los recursos votados por la Asamblea y liberaron de
derechos de Aduana A diversos iltiles de lucha contra el acridio
que fu6 necesario importer de la Republica Argentina.
El Ministerio de la Guerra hizo viable la utilizaci6n del ejrcito
cuando su auxilio fu6 requerido, y como se verA en. el curso de
esta memorial, ha sido de buenos resultados el concurso de los sol-
dados.


Constituci6n de las Comisiones de Zona y Seccionales

Cumpliendo con lo establecido por la ley, se procedi6 A dejar es-
tablecidas en todos los Departamentos amenazados por la langosta,
las Comisiones de Zona y Seccionales. Estas Comisiones han con-
tribuido en muchos puntos A facilitar de buen grado el desarrollo
de la campafia contra el acridio y los funcionarios encargados de
esa campafia, han tenido dentro de las mismas Comisiones exce-
lentes colaboradores.
He aqui la forma en que se constituyeron esas Comisiones:









14 M'EAMIORIA




DEPARTAMENTO DE SORIANO

co1MISXON DE ZONA

Juan Reta, Juan C. Barbat, Francisco Costa, Juan Gadea, Pedro
Hors y Carlos T. Pini (Insp. de Zona ).


COMISIONES SECCIONALES

Bequelo-Mateo Galagorri, Pedro J. Paredes, Cilestino Castro-
man, Francisco Pastori y Florencio Bianchi.
Daca-Luis A. Batto, Breno Benedetti, Angel Dufont, Damian
Galay v Vicente Garcia.
Soriano-Francisco Sugo, Eugenio Belen y Juan Ayala.
Dolores--S. Alimendi, German Schwiged, Jose S. Antufia, Angel
Ruy y Luis Rios Olivera.
A. Grande N. Gonzalez, Joaquin Ibarburent, J. C. Peyle y S,
Guruchaga.
Palmitas Juan L. Perdomo, A, Amondarain, R. Sagardia, E.
Colbram y Ramos R. Torres.
Colol6 Marcelino Hunnie, F. A. Centuri6n, M. C. Martinez;,
Rail Borras y Marcelino FernAndez.
! R. S. Gines Jos6 L. Rivas, Pedro Leonard, A. Mela, A. Gon.
zAlez Sampayo y Luis Fores.
Maciel-Francisco Menchaca, Feliz Ordoflo, Fri,:i>;,a, Burghi,
Fausto Madrid y D. GonzAlez Viera.
La Lata B. Miguel Cardona, A. Durafiona, R. C.' Mendoza 6
Ignacio Gallo,



DEPARTAMENTO DE RIO NEGRO,

COMISION DE ZONA

Oscar Orosco, E. Nebel Ellauri, L Cuervo, Eduardo Sarmien-
tos y Guillermo Morgan.









DE LA DEFENSE AGRICOLA 15




COMISIONES SECCIONALES

Primera Seccidn Urbana Francisco Faccio, Juan Tiscornia, Pe-
dro Sucuire, Exequiel Beaulieux y Gilberto Braga.
Segunda Seccidn Urbana Antonio Ariste,, Julio M. Soumaestre,
N. CAnepa, Francisco Riqueterena y Jaime Echeverri.'
Tercera Seccid6 Urbana H. Rodriguez, E. Garbarino, H. Bridg,
Jorge Haedo.
Primera Secci6n Rural-Primitivo Larrobla, E. Meyer, Josb Pih-
tos, Ram6n Mendez y Ernesto Rochet.
Segunda Seccidu Rural Alberto Espalter, Ignacio Silva, A. Pons,
Juan Aguirre y J. Luket.
Tercera Seccid, Rural Juan Echeverri, Casiano Echeverrigaray,
J. V. Crovetto, E. lIugarte y Roberto Fischer.
Cuarta Secciin Rural- Sagusto Perez Vila, E. Yuken, Carlos,
Rosey y Yamay, Gale Rodriguez y Juan Gepp.
Quinta Seccidn Rural Aniseto Patr6n, Josb Ortiz, J. M. Reyes,
Juaii LarzAbal y F. Barbieri.
Sexta Seccidn Rural-Evaristo G. Olivera, P. Cardpzo, A. Alva-
rez, Fernando Barabia y J. L6pez de Haro.


SUBCOMISION DE CANADA GRANDE

V. Carlos Berocay, Sixto Bonilla, Propicio Antuiiez, Luis Pelufo
y Carlos Noriega Castafios.


DEPARTAMENTO DE LA FLORIDA

COMISION DE ZONA

Juan Pedro Martinez, Ignacio Sierra, Juan Curruchet, Carlos
Vanelly y N. FernAudez.


COMISIONES SECCIONALES

1.a Seccidn--Julio O. Dieux, Toribio Perr6n, M. M. P6rez, M.
Arcos y Miguel Irigaray.
2.a Seccidn T. Patr6n, Vicente, Cedrbs, J. Casanova, Ignacio
Acosta y Le6n Judes.









MEMORIAL


3.a Seccidn E. Casiagnin, Quinino Castafio, S. Labrin, Juan
Rodriguez hijo, y Enrique Melgarejo.
4.a Secci6n G. Rodriguez, F. Martinez, B. Noblia/ Atalivio Is-
las y N. Miranda.
5.a Seccidn Domingo Ruy, B. Vidal, N. Simonet, A. Martinez
y Valentin Martinez.
6.a Seccidn Jos6 Rosell6 y Garcia, T. Pereyra, A. Borchi, Ra-
m6n Godoy y N. FAbrega.
7.a Seccin Antonio Silva, L. Calleros, A. Rios, Remigio Gui-
ch6n .y Julio Mayol.
8.a Seccion -J. M. Trias, M. Dominguez, P. Trias y Enrique
Maceras.
9.a Seccidn P. Pereyra, J. Fort, A. Santeguine y M. Arambure.
10.a Secci6n F. Martinez, T. Rodriguez, Lizardo Galleres, M.
Belsa y Estanislao Pinz6n.
11.a Seeci6n A. Silva Pres, M. Ferranday, P. Diaz y T. Azu-
caray.
12.a Secci6n J. P. Lamela, B. Amarella (hijo), Juan SuArez,
Ram6n Eulosio y Juan Aren.
.e.e Distrito-J. Cabrera, Faustino Choca, I. Pacheco, M. Garcia.
2.0 Distrito Diego Cardozo, Cayetano Chamijo, Juan Alvarez,
Alfonso HernAndez y Manudl Rodriguez.
3.er Distrito-Froilan Cardozo, Luciano Cardozo, N. Persiaga,
Luis Gladon y Antonio Dignata.
4.0 Distrito -A. Moreire, B. Bay, E. Cardozo, C. Benino y C.
Lemos.
5.0 Distrito-P. Suarez, Sixto Sambuyo, Sandalio Rodriguez,
Reynaldo Perdomo y Florentino Muriondo.
6.0 Distrito-No se nombr6.
7.O Distrito-Braulio L6pez, E. Piz6n, Isidoro Cartala, Juan Nd-
fiez y Juliano Martinez.
8.0 Distrito-Julio Voz del Marco; P. L6pez (hijo), V. Lennera,
Celedonio Viera y Severino Stewans.
9.O Distrito -Modesto Tejeria, Prudencio FernAndez, Feliciano
Firnense, E. Diez y P. Delfino.

DEPARTAMENTO DE SAN JOSE

COMISION DE ZONA
Secundino C. Benitez, Agustin Estrapes. Fabio I. Freire, Ram6n
B. Sierra y Justino Carbajal.









DE LA DEFENSE AGRICOLA


COMISIONES SECCIONALES

Estacidn Rodriguez-Nazario M. Tejera, B. Nievas, P. Placeres,
Francisco Vives y L. Vifias.
Estaci6n Libertad-J. B. VillagrAn, V. M. Miller, J. J. Paganini,
F. Larr6 y Antonio Irieri.
Estacidna Bifurcacid'--J. A. Daarante, R. HernAndez, L. Dotta,
M; P6rez y Jos6 Sauzo.
Estacidn Chamizo-J. M. Perez, J. L. MAndez, J. Aguirre, Euge-
nio Fajardo y Ram6n Mendez.
Estacion Mal Abrigo-Valentin Acevedo, P. J. Cruz, C. Cabrera,
Jos6 F. Giaccosa y Clemente GutiBrrez.
Estaci6n E. Paullier-Juan A. Prieto, C. Ogande (hijo), Octavio
Ivaldi, Luis Grolero y. Ceferino Mesa.

COMISI6N SUBURBAN

Secundino C. Benitez, Agustin Estradss, F. J. Freire, Romeo
Bacigalupi, A. Cordero, F. Alvarez, M. Silva, F. R. Gil, Antonio
, Pan, C. Larriera, T. Odriozola,. M. Ponte, V. Angulo, H. Bazzano,
C. Acosta, CAndido Marin, A. Lauria, I. Garcia, Silva, Rafael E.
Menendez, Angel Chiolini y Manuel Menendez.



S DEPARTAMENTO DEL SALTO

COMISION DE ZONA

Bernardo G6mez, Manuel Jaccottet, Benito Solari,, Aurelio Novoa, i
Martin Sambaten y Guido Longega (Inspector de zona).


COMISIONES SECCIONALES

Prinhera Seccidn-Esteban Gantron, Pablo Ferrari, Camilo Me-
noni, Santiago Pruso (integrada con el Comisario Seccional).
Seccidn Cerro-E. Kencke, A. Peirano, Pedro Gandin, E. Gomas
!in (integrada con el Comisario Seccional).
Secci4n del Saladero-Juan Carbone, Angel Fiorito, Pascual Me-
noni, Francisco Errandonea, (integrada con el Comisario Seccional).









18, MEMORIAL


Estacid6 Constituci6n- D. P6yez, N. Menegoni, Jos6 Souto, J.
Corbeta (integrada con el Comisario Seccional).
Secci6n Belen-Luis Schapacasse, P., Samd; Tel6sforo Dubarry,
Antonio Giaccheta (integrada con ei Comisario Seccional).
1.a Seccidn Rural-Pedro Ambrosoni, Jos6 Moll, J. Araon, V.
Pierri (integrada con el Comisario Seccional).
2.a Seccidn TRural-Arturo Linares, Jacinto Diaz, L. Meireles, A.
Sacrone (integrada con el Comisario Seccional).
3.a Secci6n Rural- Antonio Mandini, J. Telechea, E. Amorin, F.
Weston (integrada con el Coinisario Seccional).
4.a Seccidn Rural-E. Fornello, D. Devotto (hijo), Josi Carballo,
Enrique Silveira (integrada con el Comisario Seccional)..
5.a Seccidn Rural-Trino de Le6n, Eleodoro Pereira, F. Ilarray,
Juan D. Lucas (integrada con el Comisario Seccional).
6.a Seccidn Rural-Adolfo Rodriguez, Nereo Rekuerman, B. Souza,
L. Barre (integrada con el Comisario Seccional).
7.a Seccidn-Rural-J. Bentos Pereira, J. M. Nobre, Jos6 Esteves,(
M. Villanueva (integrada con el Comisario Seccional).


DEPARTAMENTO DE LA COLONIA

COMISI6N DE ZONA

Bernardo Larralde, Bautista Assandri, Diego Salorio, Coronel
Andr6s Vera y Felipe SuArez.

COMISIONES, SECCIONALES Y DE DISTRITO

Colonia--Carlos Carballo, Egidio Zunino, Francisco P6rez, Fer-
nando Carballo y WAshington J. Torres.
Rosario- Abelardb Carnelli, Modesto Carbajal, Juan J. P6rez,
Carlos Viznone y Benjamin E. Camafio.
Carmelo-Rafael Ord6fiez, Simnon B6, F. E. Galle, S. Mallini y
Abundio Madrid.
I.er Distrito- F. Castiglione, M. Aguiar y Pedro Solsona.
2.0 Distrito -Julio Alvarez, Carduz, M. H. Rivera y MAximo
Luis.
3.e Distrito-J. Rodriguez, ,J. Sans Girons. Antonio Luissi.
4.0 Distrito-NicolAs Sala, Francisco Andrioli y B. Bruno.
5.0 Distrito-E. Andreoli, Antonio Sp6sito y A. Modernel.


* \









DE LA DEFENSE AGRICOLA


6 Distrito-P. A. Bentacour,, Eladio Read y Luis Serra.
7.0 Distrito--J. Feller. Isaac Gugelmi, A. Barreto y F. Zimer.
8.0 Distrilo S. Cioli, I. Ronero, Juan Cedr6s y A. Ennest.
Sexta Seccin : La Pa: Domingo Vira, Pablo E. Long, Daniel
Salom6n, Ricardo T. Wilson y Jos6 Caffarell.
I or Distrito -J. D. Vifia Guich6n, Daniel Muglia, David Ber-
tinat.
2.o Distrito Alejandro Malan y Alfonso Gio.
3.er Distrito Pablo Bertinot, J. P. Malan (hijo) y Juan An-
droni.
4.o Distrito Juan Burgel, Alejo Jurdan y Juan P. Maurin.
5.0 Distrito Pablo Robert, Emilio Ricca'y TomAs Perez.
6.0 Distrito CAndido M. Garcia, Pedro Baes y Bernardo Mar-
tinez.
Sdptima Seccidn: Real de San Carlos -Juan A. Zerpa, Leopoldo
Rivers, Juan Guizot, Juan GermAn y TomAs Assandri.
I.er Distrito Alejandro del Prato, S. Constantino y D. Urrutia.
2.a Distrito--J. Cornet, D. Vignolo y Bautista Pagalday.
3.er Distrito -A. Pan y Orfila, F. German y J. de la Quintana.
Octava Seccidn : Juan L. Lacaze Felipe de la Torre, Armando
Romero, H. Esteban Fuica, Jos6 G. Merera y 'Pedro J. Gadea.
Novena Seccidn : Conchillas Severino Rodriguez, Hector Dias,
Arturo Holl, Juan Luque y Conrado M. Bonet.
I.er Distrito Reginal Boot, Luis Maffei y Carlos Bott.
2.0 Distrito Guillermo Goubody, P. Pertona y Conrado Sfuk.
3.er Distrito F., Iturreguy, Enrique Newton y Te6filo Salveti.
4.0 Distrito Jos6 Sabrigg, R: Bentancour y Tel6sforo Camblong.
5.0 Distrito Rodolfp Buenahora, A. Klaker y Ladislao Dias.
6.0 Distrito Enrique Parizy, Carlos Gilbert y Carlos Klake:
7.0 Distrito Rafael GuimerA, P.- Manito y Jose Bald6 ( hijo).
Decima Seccidn: Cerro-Julio H. Gil, Jose Bonavetti, Eduardo
Vizca, Pedro Sans Girons y Santiago J. Diaz.
1.er Distrito--Hctor Leiva,' E. Mellery y Augusto Massos:
2. Distrito-Santiago Diaz, Miguel Bianchi y J. Mac-Coll.
3.er Distrito-E. Avelino, J. B. Banchers, M. Irureta y L. Batto.
4.0 Distrito-Enrique Avelino, V. de Prati y NicolAs Badano.
5.0 Distrito-Luis Manito, Jaime GonzAlez y Juan Zunino.
Decimaprimera Seccidn: Chile-o--Martin Padernera, Rufino Ar-
buet, MAximo Peloni, Juan Barisoni y Francisco Zarzi.
1.er Distrito-Juan Irureta, D. Ripke y Juan Chipolini.
2.0 Distrito. Alfonso Irureta, R. P. Nieto y Ilis Rabino.









MI'MO RIA


3.er Distrilo P. Eyharavide, J.. Echegaray y Ram6n Armando.
4.0 Distrilo G. Isasmendi, Enrique Rible y Miguel Leiza.
5.o Distrito- E. Charreau (hijo), E. Horrons y Juan Pirini.
6.0 Distrito -Feliz Garron y Jos6 Rovetta.
7.0 Distrito M. Giorelo y Pedro Bardier.
8.o.Distrito Enrique Noble y Francisco Ghiglia.
9.0 Distrito -Angel T6poli y Jos6 Cortela.
10.0 Distrito Alejandro Baldi y Jose Saraldi.
11.o Distrito Severo Sellanes y Guillermo Hellbuch (hiio).
Dncimasegunida Seccia6: Juan Gonzdlez- Carlos V. Vilahunich,
Fermin N. Ibarra, Pablo FernAndez, Juan E. Abot JJlio Tiznes.
1.er Distrito- Carlos Rocha, Carlos Rodriguez y G. Rocha
2.0 Distrito D. Mareyhara y Domingo HernAndez.
3.er Distrito- Francisco FernAndez, L. Miquelena y J. Basta-
rrica.
4.o Distrito Jnan Surt, Miguel Gerracadia y Juan Bonet.
5.* Distrito Modesto Rodriguez, J. Wilson y Jacinto Puentes.
6.0 Distrito G. C. P6rez,,J. Mallarino y Jos6 Esteres.
7.0 Distrito H. Leguizano, Pedro Ibarra y F. Ochaporena.
8.o Distrito David Feliz, Carlos Cudrie y Emilio Felix.
9.o Distrito- Carlos Elizalde, MAximo Dibor y Feliz Urrutix.
10.0 Distrito- Benjamin Duran, Pedro Martinez y A. Zuloaga.
1l.o'Distrito-Antonio EIv..ii, M. Bianchini y Angel Vitales.
12.o Distrito Nicolas Riveiro, H. Vitales y Pablo Cicar.
13.o Distrito Eduardo Riveiro, Pedro Jorajuria y L. Avelino.
Ddcimatercera Seccidn: Miguelete- Gabriel Zabala, Juan Mocho,
Juan Echandi, Juan'F. Luaces, Andres V. P6rez, Jos6 Sant, An-
tonio Maitinez Ovides.
1.er Distrito Juan Recondo, Miguel Berrecochea y S. Barro.
2.o Distrito Juan Salom6n, Alberto Grenen y F. Gortazar.
3.er Distrito Jos6 Garrafine, Antonio Rifo y Antonio. Miranda.
4.0 Distrito- Enrique Rohare, Deolindo Silva y J. Burguello.
5.0 Distrito-- Antonio Sandechea, Alejandro y Ram6n Oviedo.
6.0 Distrito Brigido Quintana, Pedro Irari y Antonio Grela.
7.0 Distrito Jos6 Arribilaga, Artnro Antiftez y R. Oviedo.
8.o Distrito- Valentin Vazquez, J. Jacobinson y Cutifio.
9.o Distrito Silverio Garro, D. Figueroa 6 Inocencio Carro.
10.o Distrito Domingo SAnchez, P. Bentancour y J. Betancour.
11.o Distrito -'Antonio Hernrndez, Alberto Carbo y J. Sedarri.
12.o Distrito P Olivera, Jos6 Horquevie y Miguel Fontana.
13.o Distrito Manuel Olivera, J. Figueira y A. Quintana.









DE LA DEFENSE AGRICOLA 21


14.o Distrito Jos6 Quintana,- Miguel Tudure y F. Quintana.
15.o Distrito David Casamagnaglia, Eugenio y Tomas Delgado.
16.o Distrito A. Casamagnaglia, J. Pena y Esteban Fontana.
17.o Distrito Benigno Rato, F. Santi y Antonio Quintana.
18.0 Distrito E. Quintana, Bartolomeo Rodriguez y R. Rodri-
guez.
19.o Distrito German Alhera,. Juan Rosi y Pedro Quintana.
20 0 Distrito Ricardo Kairan, B. Aguirre y David de Armas.
21.0 Distrito Domingo Belloni, Tomas y Luis Estable;
22.0 Distrito Norberto Lima, Enero Benitez y Luis Madanais.
23.0 Distrito Zen6n Cabral, Bautista Noceti y Alejo Augon.
24.0 Distrito- Federico Bernet, Esteban y David Geymonat.
25.0 Distrito Pedro Long, M. Olascuaga y Eugenio Pacheco.
26.0 Distrito NicolAs Pino, Elias Cairits y Juan Cairds.
27.0 Distrito Ernesto Talm6n, Enrique Pilon y P. Salom6n.
28.o Distrito Juan D. y David M. Salom6n y Pablo Pene.
29.o Distrito Juan D. Mont6n, Manuel Gueimonat y J. Ros-
tagnal.
30.0 Distrito Aurelio Valser, Pablo y Jos6 Rostagnal.
31.0 Distrito F. Vives, Pedro O'Neil, A. Sierra Odiozola.
32.0 Distrito Carlos Solari, A. Martinez y Carat y J. M. L6pez.
33.0 Distrito P. Velez, Guillermo Perez. y L. Cabrera.
34.0 Distrito Amadeo Castro. Casto Baes y Alfonso Sosa.
35.0 Distrito -Eduardo Niifiez, Ram6n Hurriera y Jos6 Baers.
36.o Distrito N. Mantegui y German Detgen.
37.0 Distrito Liborio Velazquez, E. VelAzquez y T. P6rez.
38.0 Distrito Diego Zerpi, Sarntiago Baridon y Jorge Raten.
39.0 Distrito Juan Meffer, E. Bertoletti y Timoteo PArez.
40.o Distrito Fernando Torres, J. Cairds y B. HernAndez Ber-
gara.
Decimacuarta seccidn: Tarariras Pedro Borge, Bernardo Agui-
rre (hijo), Luzmilo Estarracheta, Juan Quimeli y. Miguel Rostagnal.
1.er Distrito Carlos C. PArez, Juan Fripp y R. Cabrera.
2.0 Distrito Florencio Oviedo, Nicomedes Sierra y J. Cardena.
3.er Distrito O. C. Alonso, Clemente J. Dussac y Natalio Viera.
4.0 Distrito --Gustavo Delgero, P. Balbuena y Jos6 Echeverria.
5.0 Distrito Mamerto Gago, Gustavo Delgado y F. Raber.
6.0 Distrito -Jos6 Irari, Eulogio Dafioleytiay B. Elibo.
7.0 Distrito Bartolo Camio, Pedro Guanchero y Marcial Del-
gado.
8.0 Distrito Gregorio Camio, Pedro Munit y Ram6n Taberna.









MEMORIAL


9.o Distrito -. Manuel Diaz, Jacinto Garcia y Mariano L6pez.
10.0 Distrito Luis P. Rivero, Zen6n Poses y Agustin Malea
;hijo).
11.o Distrito- Antonio Blanco, J. Martinez y Camilo T. Duser.
12.o Distrito Daniel Bonjour, J. Giovanettoni y E. Gaymonat.
13.o Distrito-Alberto Malan, Antonio y Alfredo Bonjour.
Dkcimaquinta Seccind: Riachuelo -Alfredo S. Arce, Jos6 Prado,
Candelario Rodriguez, Augusto Pons y Santiago Ricca.
1.er Distrito Ignacio M. Diaz, J. Barolin y A. Bertin.
2.0 Distrito Emilio Malan, J. V. Valverde y D. Bertone.
3.er Distrito M. Valverde, Pedro Rica y Juan Tqlosa.
4.0 Distrito Luis Kuster, Juan Bonjour y S. Justet.
5.o Distrito -Alberto Boerger, J. Fleury y Miguel LanzarA.
6.0 Distrito J. A. Long, Pablo Abodet y Juan D. Clauvie.
7.0 Distrito -Guillermo Hastinga, R. BeltrAn y Pablo Quintana.
Ddcimasexta Seccidn: Cosmopolita Ciriaco Estrada, Aurelio La-
caze, CAsar Diaz Alvarez, Severino Pacheco y Francisco BayB.
1.er Distrito -Nazario Busch'iazo, J., Lostao y P. Calistro.
2.0 Distrito Jos6 H. Perez, Francisco Dotta y T. Bonnet (hijo).
3.er Distrito-Juan*Geen, Bautista AyestarAn y Augusto Ingal.
4.o Distrito-J. b. Bonjour, Eugenio Cond6 y J. P. Bonjour.
5.o Distrito Jos6 M. Loaces, David Pontet y F61ix Mouglia.
6.0 Distrito Juan Walicosqui, Jos6 Babel y J. D. Geymanat,
7.o Distrito Sandalio SuArez, J. Arocena y Pascual Curuchet.
Decimasdptima Secci6n: Colla Silvio M. Berando, Santiago Sphe-
rra, Eduardo Fodere (hijo), Francisco Perdomo y Gabino Zerpa.
/.er Distrito Carlos Uribe, R: SAnchez y Jos6 Rouberriet.
2.0 Distrito B. Berterreche, D. HernAndez y Zacarias Cabrera.
3.er Distrito Bernardo Zunino, L. Aguerre y Martin Aregui.
4.0 Distrito E. Sturzznonegger, A. Zerpa y E. Saritjol.
5.o Distrito Federico Feller, J. Sosa y TomAs Nicola.
6.o Distrito Marcelino Caseo, D. Zerpa y Ricardo Muglini.
7.0 Distrito Paulino SuArez, Juan P. Gardiol y Isidoro Scuto.
8.0 Distrito Carlos Riera, Antonio Alien y Abel Vilat.
9.o Distrito Pedro Llorea, Joaquin Carneiro y A. G6mez.
10.o Distrito C. S. Clavijo, Juan Garat y Juan Cabley.
.L.o Distrito -Juan Hourguevie, D. Bentancour y M. Aguirre.
12.o Distrito Santiago Gratinol, L. Hoffman 6 Isaac Vila.
13.o Distrito Manuel P6rez y Cleto E. Davila.
Dicimaoctava Seccidn: Sierra Juan Soto Chamorro, Miguel Viera'
Francisco Cestau, Gregorio PelAez y Juan Gugolmeier.









DE LA DEFENSE AGRICOLA 23


1.er Distrito Eusebio Zerpa, Enrique Mart ana y Juan Werner.
2.0 Distrito Feliciano Vilat, J. F. Clara y Luis Caborroy.
3.er Distrito Juan P. Martinez, V. Camacho y S. Cabrera.
4.o Distrito Carmelo Viera, Alberto Hilzziger y A. Martinez.
5.o Distrito Juan Martinez, J. Cubero, I Viera y A. Silva.
6.0 Distrito Juan Zerpa, Antonio Berton y A. Lostaunnia.
7.0 Distrito Jos6 E. Cabrera, Eduardo P6rez y Miguel P rez.
8.0 Distrito J. C. Peyla, Miguel Echamendi y A. Catuchaga.


DEPARTAMENTO DE PAYSANDI)

COMISIO)N DE ZONA

Luis Scllunk (Inspector de Zona), Felipe L. Montero, Fernando
Triani, Esteban Carrasino y P. J. Menditegui.

COMISIONES SECCIONALES

Primera Seccidn Rural-P. Nfiiez, D. Ndfiez, Santa Maria
(hijo), J. Echevez (integrada con el Comisario Seccional).
Segunda Seccidn Rural Juan Zichero, J. Mujica,'A. Bercianos,
F. Molina (integrada con el Comisario, Seccional).
I Tercera Secci6n Rural Pedro Fagran, I. L6pez de Haro, On6-
simo Vinchez, Ascencio Melo (integrada con el Comisario Sec-
cional).
Cuarta Secci6n Rural F. Iparraguerre, Filem6n Dutra, J. Scares
da Lima, Bernab6 Medeiros (integrada con el Comisario Seccional)
Quinta Seccidn Rural Ciriaco P. Batista, Isavelino Pereira, E.
Santos, Jose Otero y J. de la Cueva.
Sexta Seccidn Rural--J. M. Martinez, M. Sosa, P. Aphoteloz,
Antonio M. Nieves (integrada con el Comisario).
Sdptima Seccidn Rural- E. Silva, M. Piraza, A. Fresnedoso, A.
Durante (integrada con el Comisario Seccional).
Colonia Porvenir Francisco Zoppi, Pedro Rival, Antonio Angel
Messia, Juan Ronca (integrada con el Comisario Seccional).
j.er Distrito P. Zineto, C. Melano, J. Giordano y J. Greno.
2.0 Distrito G. Acebedo, F. Cocaso, A. Giordano y P. Ottato.
3.er Distrito J. Lautena, Luis Giordano, V. T. Virgilio y A.
Gianoti.
'4.0 Distrito P. Chappuy, J. Rossi, F. G6mez y. A. Trabucatti.










24 MEMORIAL


5.o Distrito- R. Levaggi, C. Luro, P. Godoy y Juan Fresi.
6.o Distrito Juan Daglio, S. Rosedo, L. Beuta y Juan Frachia.
7.o Distrito Pedro Chibandi, C. Chiarini, J. Vial y V. Prozzo.(
8.0 Distrito -A. M. Romero, E. Martinez, L. Betauso y J. Ra-
sedo.
9.0 Distrito Nunciato Tisio, P. Zones. J. Alchurrut y M. Mar-
tinez.
10.o Distrilo- V. del Valla, L. Canale, E. Done y R. Caste-
llanos.
11.o Distrito D. V. Millot, M. Zordo, V. Burzone y A. Bianeai.
12.o Distrito Juan Read, R. Correa, F. Rosa y F. Molivelli.
Prirmera Seccidn Rural: 1.er D. .!,'/. -- Jose Falcone, J. Leopardo
(hijo), J. Delfino y M. Poravisio.
2.o Distrito D. Cadenazzo, L. Vidart, A. Frachia y Jos6 Firpo.
S3.er Distrito E. Borcialla, J. Copello, J. Inel6s (hijo) y Luis
Lonazi.
4.0 Distrito,- Pedro Zeni, M, Cardozo, L. Bianchi y Pedro Bruni.
5.0 Distrito B. Mendoza, E. Lomazzie, A. Carbone y A. Dores.
6.0 Distrito Victor Penet, J. Dotti, E. Alvarez y Poloniq Bor-
ches.
7.o Distrito Pedro Grangella, J. Bueno, M. Vila y S. Giordano.
8.0 Distrito J. Cabrera, M. Capelli, P. Lovazzi y Angel Bicaria.
9.o Distrito--B. Morales, D. Firpo, M. Benentano y Antonio
Vacaro.
10.o Distrito- G. Velassi, V. Panlotti, C. Carbone y Miguel Cairo.
11.o Distrito-Luis Borchi, P. Perrone, J. Zeado yEE. Guilleminot-
12.o Distrito -Angel Mescias, M. Baladas, M. Inchauspe y J.
Dupont.
13.o Distrito Jos6 Rotini, S. Dupont, R. Laurino y H. Borcheti:
14.o Distrito-M. VAzquez Ferreiro, P. Bantomano y J. Crata-
rola.
.15.0 Distrito G. Ruig, F Maruco, E. Marzolek y Agustin Fe-
roni.
16.0 Distrito-E. Furriol, P. Valma, Jos6 Bofano y Rafael Obdone.
17.0 Distrito Isabelino Bulno, Juan Peirano, Pascual Coflazo y
Antonio Morales.
18.0 Distrito Pedro Rival, F. D. Agostini, A. D. Agostini y D.
Ramirez.
19.0 Distrito Jos6 Cassiati, Salvador Buono y Gerardo Guarilla.
20.0 Distrito Onorio Salas, A. B. Dodera, J. Valma y J, Pichi-
qhillo.








DE LA D1EFENSA AGRICOLA


Desarrollo de la invasion


La invasion de langostas, en el period que se informa, comenz6
el 1.* de Agosto de 1914,' iniciAndose por el departamento .de Pay-
sandai por mangas de voladoras procedentes de la Repdblica Ar-

[ 0 d 1
/ 1 0 .i|

gentina; luego apareci6 en el Salto, y sucesivamente invade los
departamentos de Rio Negro, Soriano, Artigas, Florida, Tacua-
remb6, Rivera y Dnrazno. Pequefias mangas realizan invasiones
eu el departamento de la Colonia y otras de escasa importancia,
extendieron sus vuelos hacia el Sur, pasando por Canelones y
algunas dispersal llegaron hasta Montevideo.
Los departamentos que mAs han sufrido los efectos del insecto
fueron los de Paysand*i, Rio Negro y Soriano, 'la circunstancia










MEMORIAL


de sucederse las invasiones entorpeceu y dificultan en gran ma-
nera los places adoptados. de destrucci6n, haci6ndose, en determi-
nados casos, infructuosa today una labor en la cual se agotaron los
medios humans de trabajo y acci6n destructora.
Las mangas invasoras procendentes en su casi totalidad de las
provincial litorales argentinas trajeron rumbos Oeste, Sudoeste
y Sur y las que luego posadas en un punto del territorio de la'
Repiblica, levantaban nuevo vuelo, persistian en esas direcciones
en sus avances.
Las mangas pesadas desovaron preferentemente en las costas
de los rios y arroyos, en los caminos y tierras, sueltas.
La mosquita comenz6 A nacer A p~ediados del mes de Octubre,
y en forma escalonada, en diversos departamentos; de manera que
manifest su presencia el acridio hasta principios de Marzo.
Las particularidades de la campafia, en sus variadas incidencias,
se abstiene esta Direcci6n de insinuarlas, desde que ellas'se de-
tallan en los informes parciales de las Inspecciones agregados
como anexo A la present Memoria.
Siguen A continuaci6n los movimientos de las invasiones habidas
por departamentos:


DEPARTAMENTO DE PAYSANDU

MEMORIAL LANGOSTA 1914-1915

Con fecha 1.o de Agosto se'tuv6 conocimiento por el, Inspector
del Salto de que abajo del Guaviy~ habia invadido una manga
precedente de la Republica Argentina, noticia que fuE confirmada
por la Jefatura Politica del departamento de PaysandA.
Dicha manga se subdividi6, 'dirigi6ndose una parte al Norte v
otra al Sur, extendi6ndose en la costa del Uruguay entire las
Delicias y el DaymAn.
El 5 de Agosto comunic6 el Inspector de Ganaderia y Agricultura
que pas6 una gran manga rumbo al Este, por Chapicuy, y que por
la capital del Departamento, desde las 16 horas del dia 6, pas6.una
gran manga procedente de Entre Rios.
Comunicaciones posteriores confirman que ]as mangasi sin causar
dafio, habian vuelto A territorio argentino. El 12 de'Agosto, el
Inspector General, en viaje por las zonas infradidas, comunic6
que se hallaban mangas chicas en los montes del Queguay, que
una manga, al Norte de Guich6n remoline6 dirigi6ndose al Sur sin









DE LA IEFENSA AGRiCOLA


causar dafio. El 14 de Septiembre invadid de Entre Rios, por
Guaviyfi y Chapicuy, una manga de 25 kil6metros, un tanto pesada,
que en gran parte volvi6 A retornar A la Argentina. El 1.o de Octu-
bre avis6 el Inspector de Ganaderia y Agricultura que el 30 de
Septiembre, A las 16 horas, entr6 una manga por el Norte de la pri-
mera secci6n, de la que gran parte sigui6 rumbo al Norte y en su
mayoria qued6 desovando en diversos puntos. En los alrededores
de Paysandi la langosta desov6 de los dias .2 al 10 de Octubre.
.El 7 de Noviembre pos6 en la 7.a secci6n una manga de 30 ki-
16metros.
La mosquita comenz6 A nacer el 9 de Noviembre en ln a y 2.,

















A- -' -i


Dep6sito de materials en Sayago

secci6n urbana y en la 1.: rural. El 11 de Noviembre invadi6 en
la 1.a rural otra gran manga de voladora de la que parte pas6 A
los montes del Queguay y otra empez6 A desovar de Arroyo Chin-
golo A Curtiembre en una extension de 10 kil6metros. El Inspec-
tor General avis6 el 17 de Noviembre que en la Colonia Porvenir
apareci6 una manga de 20 kil6metros, en estado pesada, abarcando
desde Arroyo Negro a Casa Blanca, y que otra manga se extendi6
hasta Parada Esperanza, teniendo una extension de seis kil6metros.
El mismo dia, del Ferrocarril Midland comunicaron que en Gui-
ch6n apareci6 una manga de 30 kil6metros.
A mediados de Diciembre comenz6 A nacer ]a mosquita en gran
cantidad, hallAndose invadidas A principio de este afio con sal-
tona de la primer invasion, la primer secci6n rural, San Fran-









28 MEMORIAL


cisco, Nuevo Paysandt, Colonia Constancia; segunda secci6n, Pie-
dras Coloradas.; tercera secci6n, quinta secci6n, Guic pn; sexta
secci6n, Queguay; s6ptima secci6n y Colonia Porvenir.

I wmem; a w --- .m m ii


El dia 22 de Enero de 1915, avisa la Inspecci6n que la langosta
de la primer invasion se hall en su mayoria alada y la voladora
causa grandes dafios; en Febrero 8, la Inspecci6n General comu-
nica que casi toda la langosta es voladora, habi6ndose ido ya
much con rumbo Norte y hAcia la Argentina. INoticias confirma-
das poco mas tarde daban por desaparecida la plaga del depar-
tamento.












DE ILA DEFENSA AGRiCOLA


- -
sk


K. '~ :T'"


.,.


Ensayos de barrera









MEMORIAL


DEPARTAMENTO DEL SALTO\

El 5 de Agosto avis6 el Inspector Guido Longega que pas6 en
esa fecha por el Salto una gran manga de langosta, siendo el dia
6 general la invasion por el departamento. En Itapebi y Sain An-
tonio baj6se una manga, comunicando el dia 7 que las mangas
posadas no desovaron.
El dia 13 de Agosto el Inspector General anunci6 que el dia
11, en Laureles, apareci6 una manga de quince kil6metros, y con
fecha 9 de Septiembre, el Inspector de Zona avis6 que en 1I 2.a
secci6n rural posse una gran manga en los montes del DaymAn.
El 2 de Octubre informa que la langosta desov6 en la costa del
DaymAn, desoves que por una creciente del rio, que desbord6,
fueron casi totalmente destruidos.
El 4 de Noviembre'entre Cuar6 Chico y Pelado baj6 una manga
de 35 kil6metros, desovando; constat6se la presencia de langos-
tas en Itapebi, en la 2.a seccein del Salto, en Bel6n y en la 3.a
secci6n, en Palomas.
El 13 de Noviembre se eomunic6 que la langosta desov6 en Ca-
bellos.
El Inspector General, en viaje de inspecci6n, observa la presencia
de voladora nueva de Merinos A Guichi6n y de Algorta A Porvenir.
El 16 de Noviembre en la 2.a secci6n del departamento del Salto,
en las costas del DaymAn, apareci6 la mosquita. Al dia siguiente
comunic6 el Inspector que desde el 12 hay una manga que co-,
menz6 A desovar en Bel6n.
El 9 de Diciembre el Inspector de Ganaderia y Agricuitura co-
munic6 la aparici6n' de mosquita entire los kil6metros 55 y 58 del
Ferrocarril Noroeste y que seguia naciendo en Saladeros y Corra-
les. El 15 de Diciembre empez6 A nacer la mosquita en Belen y
San Antonio, en gran cantidad.
El 18 de Enero de 1915, la langosta se sefiala afiu en Corralito.
El 1.0 de Febrero, rumbo al Sud, pasa por Palomas una gran
manga de voladora. La langosta, desde entonces, desaparece del
departamento.









DE LA DEFENSE AGRICOLA




DEPARTAMENTO DE RIO NEGRO


El 11 de Agosto comunic6 el Inspector de Zona don Carlos T.
*Pini, la aparici6n de langosta en el Paso de los Mellizos en la


Colocando barrera


4.a secci6n policial, teniendo la manga un rumbo de Norte A Sur;
esa comunicaci6n fu6 confirmada por la Jefatura Politica 6 Inten-
dencia del departamento. El 11 de Agosto, en Nuevo Berlin inva-
di6 una manga de 5 kil6metros que iba liviana ; estacion6se luego
en las Islas del Queguay.









II EMOITA


El 14 de Agosto se avis6 que las mangas que estaban en los
Pasos de los Mellizos tomaron rumbo A territorio argentino.
El 15 de Septiembre la langosta hace su aparici6n en Retiro. El
23 del mismo mes, una gran manga pesada invadi6 Fray Bentos y
comenz6 el 22 A desovar en Caracoles.
El 1.0 de Octubre el Inspector comunic6 que la langosta se en-
contraba revoloteando sobre Fray Bentos, habiendo desovado en
las chacras de los alrededores; el 5 de Octubre una gran manga
march rumbo A Port6n Haedo; el 10 se constat6 que la langosta
S desovaba en su mayoria en los campos de la 1.a y' 2.a secci6n po-
ilicial; el 13 de Octubre una gran manga apareci6 en Arroyo Ne-
gro, 3.a secci6n rural; el 15 de Octubre la langosta invadi6 Ia I a
secci6n policial, procedente de Entre Rios, en estado pesada, otra,
manga hace su aparici6n eri lai3.a secci6n urbana y se indica la
presencja de una manga de 8 kil6metros en la 7.a secci6n policial,
la que se hallaba desovando.
El 28 de Octubre, en Cafiada Grande, 4.a secci6n rural, comenz6
A desovar una manga de 5 kil6metros; otras mangas se indican
desovando el 3 de Noviembre entire los arroyos Roman y- Negro.
El 5 de este mismo mes cruz6 por Fray Bentos otra manga liviana
de las 10 A las 14 con rumbo Noroeste. La mosquito apareci6 el
13 de Noviembre en la estancia de' NicolAs CAnepa, Francisco Ola-
zabal, Viuda de Garcel y otras; en esa fecha se senalan nuevas
mangas de voladora en la 1.a secci6n rural.
El dia 15 se hot6 la langosta desovando en gran cantidad en el
camino de Fray Bentos A Mercedes.
El dia 19 el Inspector General constat6 que la mosquita naLih
en forma muy despareja y el 21 anuneia que una manga pesada de
12 kil6metros acamp6 en la 6.a secci6n, de la que parte sigui6
rumbo al Sur.
El 3d de Noviembre se sefiala el nacimiento de mosquito eh gran
cantidad, lo que se confirm el 5 de Enero de esie afio, notAndose
la presencia en los caminos de Fray Bentos A ,Mercedes.
La langosta amenaza su advance sobre Fray Bentos, avanzando
una gran manga hacia esa poblaci6n.
El 12 de Enero comunica el Inspector que en la l.a secci6n
rural de Rio Negro, comienza A aparecer voladora que correspon-
de A la saltona en iltimo period. El 16 de Enero pasan dos man-
gas voladoras para Entre Rios (R. A.).
-El 21, la langosta saltona que evolucion6, se hall transformada
en voladora.









DE LA DEFENSE AGRICOLA


El 23, invade, procedente de Entre Rios, una manga de voladora
que se posa en la ciudad y alrededores causando muchos dafios.
El 4 de Febrero pasa por Fray Bentos rumbo al Sur, una manga
de voladora.
Las mangas procedentes de Entre Rios, levantaron vuelo el 8 de


ii *IM^ T .1 'f"F-^.?F. .*1k$rF-e. ..- I
Deseargando barrera en Paysandit

Febrero, dividi6ndose unas hacia el Sud y otras hacia el Norte;
en las secciones 2.a y 3.a rural la langosta.completa su desarrollo,
habi6ndose retirado de las aladas su mayoria.


DEPARTAMENTO DE SORIANO

Con fecha 20 de Agosto se recibi6 comunicaci6n del inspector
de Zona, avisando que apareci6 en la 7.a secci6n policial una
manga de 5 kil6metros, noticia que luego confirmada& por la Je-
fatura Politica; dicha manga se presentaba pesada y llevaba rumbo
Sudeste.

3.









MEMORIAL


El 9 de Septiembre se indica la presencia de otra manga liviana
en Arroyo Corto, manga que luego desapareci6 con rumbo desco-
noci.do.
El 14 de Octubre se sefialan varias mangas desovando en Zatea,
De Vera y Colol6.
El 9 de Octubre otra en los alredederes de Mercedes y Rincon
I


Los soldados actiando en la camnpaula


de San Gines. El 14 se notan pequefias mangas en la 3.a secci6n.
Comunicaciones del 31 indican que la langosta desova en los cam-
pos de J. L. Rivas, Antonio Mela y Antonio GonzAlez, en la 6.a sec-
ci6n policial, 6 igualmente en los de Martin y Ambrosio Martinez
en Colol6.










DE LA DEIENSA AGRICOLA


El 3 de Novibmbre una pequefia manga desov6 en las chacras
de los alrededores de Mercedes y sigui6 luego runbo A Entre Rios.


uuaerilln ae solatios destruyentuo langosta


El 9 del mismo mes cruz6 por Mercedes una manga liviana con
rumbo Este.
El 15 de Noviembre se constat6 que las langostas que se hallaban
entire Soriano, Dolores y Mercedes, estaban desovando.
SEl dia 23 una manga invadi6 la 3.a secci6n policial, desovando;
el 25 se inspeccionaron las Colonias Rio Negro, Silveira y Estaci6n
Santa Rosa. Se not6 la presencio de mosquita en pequefia cantidad
y una manga en- estado de desove.


Y i
I(:i "









36 MEMORIAL


El 5 de Febrero, nace la mosquita en lo's casinos de Mercedes
A Fray Bentos. El 16 comunica el Inspector que los datos sumi-
nistrados indican haber mosquita en la Colonia Do'Rey con dos
semanas de nacida.
Hasta el 18 se habian inspeccionado alrededor de 700 predios;
se calculan 10.000 kil6metros invadidos comprendiendo'los campos
de Colol6, Rinc6n de San Gines, Palmitas, Bizcocho, Dolores, So-
riano y San Salvador.
El 27 pasa por Mercedes una manga liviana de voladora. Al
Sur y al Este de la ciudad aparecen varias mangas de mosquitas.
El 28 se nota un advance de saltona hacia el Sur de la ciudad, la
que sigue avanzando. La voladora existente el 30 de Enero, tom6
rumbo al Norte.
El 1.o de Febrero una inmensa manga de saltona avanza de
Bizcocho llegando A la Colonia Diaz.
El2 y el 4 sigue su advance por el Este y Sur de Mercedes la
saltona, la que se halla en iultimo period.
El 24 de Febrero, una gran manga de voladora pasa sobre Mer-
cedes, siguiendo parte de la misma rumbo al Sudoeste. En los
primeros dias de Marzo, la voladora comienza A levantar vuelo,
habiendo el 9 del mismo mes tornado rumbo A Entre Rios en su
mayoria.

DEPARTAMENTO DE ARTIGAS

El Jefe Politico, don Eduardo Chiazzaro, el 16 de Octubre avis6
que por la Villa Santa Rosa pas6 una manga procedente de la
Argentina que intern6se en el Brasil; el 19 se indic6 que en las
chacras al Norte de Santa Rosa fueron invadidas por langosta: el
22 el Inspector Longega comunica que la manga de Santa Rosa
es pesada, ocupando cuatro kil6metros en los montes fiscales. El
30 apareci6-una manga en la 5.a secci6n en'los montes del Cua-
reim y otra en el Paso de Le6n, tomando rumbo al Sudoeste; el
31 una manga pr6xima A desovar cubri6 parte de la 7.a secci6n y
otra se encontraba desde ItacumbiX, Afnaquira y A lo largo del Fe-
rrocarril Noroeste de Zanja Honda A Santa Ana; el 7 de Noviem-
bre, la langosta puebla la segunda secci6n desovando; el 9, pro-
cedente del Norte, se constata la aparici6n de langosta en Cabellos,
la que desova el 13, y en la 6.a secci6n se encuentra otra manga
por desovar.
En Enero 18 se indica la presencia de langostas en Cuar6.









DE LA DEFENSE AGRICOLA


Luego no se sefialan nuevas invasions, quedando para fines de
Febrero libre del acridio el departamento.


DEPARTAMENTO DE LA COLONIA

El 9 de Noviembre comunica que en Nueva Palmira invadi6 una
manga de langosta, la que desapareci6 con rumbo desconocido;
I *:*. .-.------- I,


Colocando barrera en Paysandd


el 30 el Inspector de Zena avis6 que varias mangas cruzaron el
departamento con rumbo Sud, habiendo acampado una manga en









38 MEMORIAL

el Carmclo; el 1.o de biciembre, una gran manga procedente de
la Argentina pas6 por Juan Lacaze con rumbo al Norte, y en Co-
lonia Cosmopolita acamp6 una manga. El dia 13 del mismo mes
el Inspector da cuenta de que.las mnangas senaladas al Norte y
Este habian sido ainiquiladas.


DEPAR'TA i ENTOS DE TACUAREMB6 Y RIVERA

El 21 de Noviembre invadi6 la langosta en la 3.a y 9.a secci6n
de.Tacuaremb6 y eii la secci6n de extramuros de Rivera acamp6
una manga; el 26 avisaron del Ferrocarril Central la presencia de
langosta en Pedrera, en Rio Negro y en Chamberlain y en'las
costas del Batovi y Arroyo Malo, desovando mangas.
El 1.o de Diciembre, el Inspector Seccional don Juan A. Val-
dora, comunic6 que varias mangas desovaban en Rio Negro. Las'
invasiones no tuvieron mayor importancia en estos departameitos.


:- .DEPARTAMENTr DE FLORIDA

El 14 de ,Novierhbie eni:.Sarandi Grande, 10.a seccion',,- pasa de
O-: i' .1 Estw una gran nianga de voladora &a gran altura. El 1.o de
Dicienmbre pasa por Puntas de Maciel una manga de voladora en
direcci6n al Sud, e sefiala tambien en Goii; Sarandi y Berrondo;
el 10;: por Florida y'hacia el Sild pasa otra' nmaniai:.E1. 11i n Sa-
randi'Grande, se posa una gran manga .
Las mangas desovan en Cerro Col6rado, Yi y Pufitasde' Maciel;
el'mismo dia indieado pasan por Fray Marcos y Cn.el-i-.llt.- pe
queflas mangas.
El 4 de Enero de 1915, comienza' A aparecer la mosquito en
Gofii.

S, DEPARTAMENTO DE DURAZNO

El 26: de. Noyiembre pasan por Durazno en direcci6n al Sudeste
mangas' de voladoras; nuevas niangwks se sefialai el 1.o de Diciem-
bre. El 3, en la 1.a, 2.a'3.a y.12.a seccibies se constata .langosta
desovando; el 9, en regular cantidad desova en los alrededores
del Durazno. El 29, comienza A aparecer mosquita en Durazno y
Estaci6n Yi.









DE LA DEFENSE AGRICOLA


Materiales empleados

Los elements de que se disponian en el Dep6sito de Sayago y
que fueron obtenidos de las ex-Comisiones de Extinci6n de ]an-
gosta, consistian en 344 mAquina's langosticidas, 43 embudos, 202
lAtigos de alambre, 10 lAtigos de cadena, 4.000 metros de barrera
articulada, 14 regaderas y 3.700 chapas de zinc.
Esta Direcci6n obtuvo autorizaci6n,para construir barrera en el
Dep6sito, y al efecto se adquirieron las materials primas y se con-
trat6 la mano de obra A un tanto por metro de barrera complete
con los clavos fijadores correspondientes. Tambien se hicieron en
el Dep6sito lAtigos, embudos, etc., se compusieron y repararon las
mAquinas en mal estado de uso. El Dep6sito cont6 en esta forma
en poco tiempo con los siguientes tiles para la campafa contra
la langosta.
32.093 metros de barrera de hierro galvanizado.
44.440 a a hojalata.
78.000 clavos fijadores para barrera.
108 mAquinas A fuego sistema aUrrutia>.
658 D> A > RaEyo.
,31 A > < Santa Ireneb.
311 U 199 a a > < Uruguayo ,.
15 >> << Gremil .
780 embudos.
580 leaves.
866 latigos de alambre.
1.750 fichas demarcadoras de desove.
La formna econ6mica con que se procedi6 en todos los trabajos
realizados y en la adquisici6n de las maquinas, implica un gran
ahorro de dinero, como puede observarse en los estados demostra-
tivos de cuentas incluidos en la present Memoria.
Con ]a actividad requerida se procedi6 en todas las tareas refe-
rentes A la preparaci6n de los materials, su acondicionamiento y
remisi6n A la campafia, despachAndose dentro del mAs breve plazo
de tiempo los pedidos formulados por los Inspectores de campafia.
Los cuadros que siguen dan idea del movimiento habido de los
materials despachados en la campafia de que se informa:















MATERIALS ENVIADOS POR EL DEPOSIT DE LA DEFENSE AGRICOLA DURANTE LA INVASION DE LANGOSTA EN LOS MESES
DE SEPTIEMBRE, OCTUBRE, NOVIEMBRE Y DICIEMBRE DE 1914 Y ENERO Y FEBRERO DE 1915


FECIIA Aparatos fuego Barrera .0 ~
CONSIGNADO A DESTINO W. g 0 e s

1914 Marca Cantidad Clase Metros ie "
9x ar "


Jaime M. Sarrasin. .
Jaime M. Sarrasin.
Luis M. Migone
Carlos T. Pini .
Carlos T. Pini .
Carlos T. Pini .
Jaime M. Sarrasin.
Jaime M. Sarrasin.
_Jaime M. Sarrasin.
Jaime M. Sarrasin.
Guido Longega.
Carlos T. Pini .
Guido Longega. .
Luis Schunk. .
Guido Longega.
Luis Schunk .. .
Luis Schunk .. .
Luis Schunk. .
Luis Schunk. .
Luis Schnnk .
Guido Longega .
Guido Longea. .
Estacidn Agron6niea de
Paysandd .
Luis Schunk. ..
Carlos T. Pini .
Carlos T. Pini .


Fray Bentos
11 1) 1
Paysandd
Fray Bentos
Mercedes
Fray Bentos
Paysandui

Fray Bentos

8. Rosa del Cuareim
Fray Bentos
S. Rosa del Cuareim
Paysandii
Salto
Paysandui




Salto


Paysandt

Fray Bentos
a a


Urrutia

Urrutia
Rayo
Urrutia
Rayo


Rayo



Santa Irene
Rayo
Urrutia


Santa Irene

Varias
Rayo
Santa Irene
Iguazil


Sumas . .


- 0

100

50
35
15
2
50

25
25
25


9
29
-12


6


50
5
45


490


Lata articulada













Lata articulada


Septiembre 24
a 29
Octubre 2
S8
S- 10
S 12
S 17
S 17
> 21
S 23
S 29
Noviembre 3
S 3
>i 3
S 5
10
S 12
12
12
S 14
S 17
19
21

S 24
S 24
a 24












A paratos fuego Barrera ,0 |
CONSIGNADO A DESTINO 3 2.
I -C -- .
1914 Marca Cantidad Clase Metros i -a EL
S213._ *_

Sumas anteriores 490 490 275 213 3.720 3.800 463 1.250
Noviembre 28 A. Guarino Fischer Tacuarembd "- 100
S 30 Luis Schunk. .Paysandu Iguazd 32 30 10 -
1' 30 Luis Schunk . Rayo 6 30 20 10 -
S 30 Guido Longega. Salto 24 24 24 24 -
Dicicmbre 1.o Carlos T. Pini .. Fray Bentos ) .48 48 48 48- -
3 A. Guarino Fischer .. Tacuarembd Iguazi 10 10 Lata articulada 100 100 10 -
3 Miguel H. Lezama (hijo). Durazno -- 50 -
5 Luis Schunk. ... Paysandd -- Lata articulada 5.000 5.000 50 -
7 Carlos T. Pini. Mercedes R'yo 48 48 48 48 a a 3.000 3.000 -
10 Guido Longega. Salto IguazA 24 24 10 1.200 1.200 -
10 Guido Longega. . Rayo 26 20 10 26 -
12 Luis Schunk ... Paysandi Lata articulada 5.000 5.000 -
15 Carlos T. Pini .. Fray Bentos Iguazd 50 50 20 a 2.000 2.000 -
19 A. Guarino Fischer Tacuaremb6 R- ayo 24 24 20 24 Fierro galvanizado 999 1.100 20 -
19 Miguel H; Lezama (hijo). Durazno Iguazf 25 25 10 a a 504 504 50
22 Carlos T. Pini. Mercedes a 6.217 6.740 -
24 Luis Schunk ... .Paysandui Ignazd 50 50 --10 5.113 5.681 -
S 29 Carlos T. Pini. Fray Bentos 4.138 4.20 -
30 A. Guarino Fischer Rivera Iguazd 2 22 a 196 220 7
31 Carlos T. Pini Mercedes 0 52 5 25 50 -
S 31 Carlos T. Pini Rayo 48 -

Suma . .. 1.019 927 547 443 37.187 38.545 650 1.350-















o *
FECHA Aparatos d fuego Barrera o .
CONSIGNADO A DESTINO m a 2; 1
S1915 Marca Cantidad Clase Metros m. Ja LLu


Sumas anteriores 1.019 927 547 443 37.187 38.545 650 1.350
Enero 2 Administraci6n F. C. Mi-
Sdland ...Paysandfi Uruguayo 20 12 1 12 Fierro galvanizado 990 1.050
S 5 Luis Schunk. 4.995 5.400 -
5 Vicente Giaccone Estaci6n Gofii Uruguayo 10 10 10 10 Lata arrollada 500 500 -
7 Carlos T. Pini Fray Bentos Varias 11 11 11 -
S 9 Miguel Lezama (hijo) Durazno Uruguayo 15 13 1 -
S 9 Carlos T. Pinit . Mercedes Lata arrollada 3.000 3.20 -
9 Vicente Giaccone Estaei6n Goili Uruguayo 10 10 10 7 300 30 -
9 Miguel H. Lezaina.. Durazno a 10 10 10 10 1 200 900
12 Miguel H. Lezama. -- -- Fierro galvanizado 605 -
S 10 Colonia Do Rey. Palmitas Uruguayo 18 30 26 26 1.432 1.70 -
15 Colonia Do Rey. Estaci6n Palmitas Rayo 12 -
21 ColoniaRusa .Paysand Fierro galvanizado 3.009 3.10 -
S 21 Miguel H. Lezama. Durazno Rayo 10 10 0 6 -
S 22 Carlos T. Pini Mercedes Fierro galvanizado 2.002 2.000
S 22 Jefe de Estacidn R ayo 10 10 10 4 -
1 "26 Carlos T. Pini Fierro galvanizado 1.893 5.100 -
S 26 Carlos T. Pini . a -- L Lata arrollada 3.120 -
30 Colonia Do Rey. E2taci6n Palmitas -- 2.000 2.100 -
Febrero 1.- N. K. Krivoehien C. U. E. Porvenir Rayo 10 10 8 ;6 a 2.000 2.100 -.
S 2 Carlos T. Pini .. Mercedes 5.000 5.100 -
2 Vicente Giaccone Sarandi Grande 306 300 -
19 Vicente Giaceone Florida Uruguayo 5 5 5 -- -
22 Vicente Giaccone Sarandi Crande 5 5 5 -


SUMAS TOTALES . 1.165 1.063 669 560 68.533 71.395 650 1.350










DE LA D)EFENSA AGRICOLA 43



R: RESU MEN

Aparatos a fuego . . 1.165
Agujas : . ... .. '.063
Embudos . .. . .. -669
Llaves 560
Lttigos de alambre. .. ..... 650
Fichas demarcadoras de desov e. . ,1.350
Pinchos de hierro . 7.1.395
SBarrera. ............ .. .68.533

Los materials se entregaban A los interesados quienes al reci-
birse de los mismos firmaban la declaraci6n que sigue por la que
aceptando los precious del arancel estipulado por la Defensa Agri-
cola, se comprometian A devolverlos 6 en su defecto A pagar el
respective imported.
La declaraci6n estaba extendida en la forma siguiente :


F6rm N.o 29. N ...........................
SDEFENSA AGRICOLA'

ENTREGA DE MATERIALS

Declaro haber recibido de la DEFENSA AGRUCOLA lo1 materials
que d continuacidn se expresan, y halldndome conforme con el valor
estipulado de los mismos, me comprometo d devolverlos al serme re-
queridos 6. en su defecto d pagar el imported correspondiente:


'[ I






I II!
T C) I- A I. . .

Fecha..... .
F e c h a ...................... ...... ...... ....... .. ................................... ............. ...................... .... ...... ....
Firma del recibidor ..
F irm a del reci.idor. .. .... ..................... ....... ...................................... ................................... .... .. ....

Domicile

Es agradable tener que indicar que en su casi totalidad los
agricultores A quienes se les entreg6 materials correspondieron
al:llamado de devoluci6n apresurAndose A realizar las' entregas,
las que se efectuaron regularmente, y'una vez en poder de los










44 MEMORIAL,


inspectors se remitian al dep6sito de Sayago, donde sufrian las
reparaciones necesarias para ponerlas en inmediato estado de uso
en caso requerido.
Para poder dar cabida A todos los materials adquiridos y con-
feccionados por la Defensa Agricola, se solicit y obtuvo autoriza-
ci6n para construir un anexo al galp6n de materials que se des-
tinara para el almacenamiento de las barreras, clasificadas conve-
nientemente.
Todo material devuelto serA objeto de una prolija irevisaci6n y
ajuste, de manera que con un gasto minimo dispondra la Defensa
Agricola de una cantidad de elements iitiles para iniciar una
nueva campafia.
,Esta forma de concentrar todo el material en el Dep6sito Cen-
tral, tiene la ventaja de que aparte de conseguirse con ello una
revisaci6n y compostura del'mismo, ofrece la conveniencia deque
disponi6ndose de un limitado stock de elements si 6stos quedan
almacenados en distintos puntos de la campafia, donde su vigi-
lancia no puede ser rigurosa, no prestan en todos los casos, su
utilidad inmediata, porque la irregularidad de las invasiones no.
hace possible la adopci6n de medidas de distribuci6n de materials
anticipadamente, lo que implicaria la necesidad de disponer de un
grandisimo nmimero de elements, cosa A todo punto de vista in-
conveniente.

LOS VALORES SALVADOS

Dos datos comunicados por los Inspectores en sus respectivos.
informes sobre los cAlculos efectuados sobre el valor de lo sal-
vado de la destrucci6n por la langosta, dan, condensAndolos por
Departamentos, lo siguiente:

Salto. .. $ 48.640
Soriano . .. . 87.135
Rio Negro . 16.005
Paysand. .. .. 51.300
Florida. .. ... 157.231
Durazno ... .. 12.000

que represent un total de trescientos setenta y dos mil trescien-
tos once pesos ($ 372.311). Las apreciaciones para estos cAlculos
ha sido seguida con distintos procedimientos por los Inspectores









DB LA DEFENSE AGRICOLA 45


informants como puede observarse en la memorial respective
anexada A la present.
Puede apreciarse que la obra en que -se empefi6 la Defensa
Agricola ha obtenido un 6xito, positive en la economic national
traducido en hechos reales y que el balance final arrojado sign_
fica que los fondos destinados para ser invertidos en la obra de
la instituci6n quedan sobradamente compensados con provecho ge-
neral del pals.

MOVIMIENTOS DE FONDOS

De los $ 52.000 puestos A disposici6n de la' Defensa Agricola
para tender la campafia contra la langosta, se invirti6 en total
la suma de $ 19.457,85.
Como se verA por los estados que van A continuaci6n, la mayor
parte de lo gastado se emple6 en la adquisici6n de materials que
despums de prestar invalorables servicios en la pasada campafia
contra el acridio, ha quedado todo en poder de la Defensa Agri-
cola, que tiene asi, para otras invasiones, que puedan venir, un re-
gular stock de elements de defense.
Esta Direcci6n se permit hacer notar las grandes economies que
ha originado su intervenci6n en la lucha contra la langosta, eco-
nomias que saltan A la vista contemplando, el siguiente cuadro de
lo gastado en las cuatro fltimas invasiones del acridio anteriores
A la creaci6n de la Defensa Agricola.

Campana 1906-1907.-Se gastaron ,$ 57.763,48
Campana 1908-1909.- 27.628,20
Campana 1909-1910.- > > '39.713,57
Campana 1910-1911.- > 34.476,05

Y es de tener en cuenta que de los materials adquiridos en es-
tas ocasiones, se perdi6 la gran mayoria, de manera qne de una
campafia ,para otra fuM necesario improvisar casi todos los ele-
mentos de defense, originando estas improvisaciones gastos cuan-
tiosos A comisiones meritorias honorarias que en aquellas ocasio-
nes tenian' sobre si todo el peso de los trabajos. La Defensa
Agricola ha gastado este afio $ 19.457,85, pero este gasto sirve
para otros afios, desde que todo el material se conserve en per-
fectas condiciones de uso.
'De la forma cuidadosa en que se han invertido los dineros pf-









40 MEMORIAL


blicos por esta Direcci6n, dicen el mejor elogio los siguientes da-
tos: El metro de barrera, que antes se contrataba A $ 0,38, fu&
obtenido por esta Direcci6n .A un termino medio -de $ 0,1'; las
mAquinas A nafta que antes se pagaban A $ 10 y $ 15 cada una,
fueron conseguidas este aho A un precio medio de $ 6.



DEFENSE AGRICOLA.

Montevideo, Junio 11 de 1915.

r Senior Director de la Defensa Agricola, Ingeniero don Roberto
Sundberg.

Senior Director:

En cumplimiento A lo ordenado por.esa Direcci6n, tengo.el
honor de elevar un balance general del movimiento de Caja ha:
Sbido en el rubro Extinci6n de Langostas y un estado demostrativo
de los gastos habidos en cada Departamento invadido, durante la
campafia 1914 -15.
Como complement los referidos Estados, me permit hacer el
siguiente ligero comentario, sobre el resultado de los mismos:


GASTOS

Del detalle que se establece en el balance result que el total
de lo gastado estA representado por 8 19.457,85 pero me voy A
permitir demostrar que esta cantidad queda, en realidad reducidad
A un 40 o/o.
Las mAquinas langosticidas, fierro galvanizado y hojalata que
por el balance representan 12.816,99 han reingresado al Dep6sito
de Sagago, ya en la forma que salieron 6 como barrera, luego si
al reingresar se les descuenta un 10 0/o de su valor primitive, lo
que'es much descontar, tendremos que, los $ 12.816,99 menos
$ 1.281,70 del 10 O/o quedan reducidos A $ 11.535,29 cantidad que
deducida del total invertido $ 19.457,85 viene A dar un gasto neto
de $ 7.922,55 6 sea algo mAs del 40 o/o. .









DE LA DEFENSE AGRICOLA


JORNALES

Las sumas invertidas en jornales civiles y militares son $ 47,10
y 124,80 .respectivamente. Esto para quien como yo tiene alguna
prActica en estos asuntos, debido A su actuaci6n como Inspector
General en la Honorable ex Comisi6n C. de Extinci6n de Langosta,
es uno de los mAs grandes triunfos de la Defensa Agricola, por-
que ello implica reconocer tAcitamente que el campesino ha pres-
tado su cooperaci6n y que va desapareciendo aquella resistencia
A todo lo que emanaaa. de la autoridad, pues si se hicieran resd-
menes de lo gastado en jornales, en campafias anteriores, se podria
comprobar que en cualquier Departamento se ha invertido mayor
suma que lo que este total represent.

NAFTA

S61o se han consumido 243 cajones de este element indispen-
sable para las- mquinas langosticidas, lo que viene A comprobar
que con la direcci6n de personal apropiado, no s6lo se econoniiza
combustible sino que se ahorra dinero.
Otra de las causes que han contribuido A economizar dinero, ya
que la cantidad de nafta era impossible aminorarla, ha sido la buena
voluntad y facilidades otorgadas por el Gerente de la West India
Oil C.O, senior Castells, quien ha vendido la nafta A precio de Dep6.
sito (sin derechos de Aduana) y entregada en cualquier punto de
la Repiblica, sin mas recargo que el imported del telegrama-orden
al agent local, lo que ha representado un enorme ahorro de tiempo
y dinero.
Saluda al senior Director muy atentamente.

Eduardo G. Viana,
Contador.











MEMORIAL


DETALLE DE LOS GASTOS POR INSPECCIONES


Nafta . .
Varios gastos .
Reparaci6n materials
Fletes .. ..
Jornales civiles. .
Jornales militares. .
Compra de materials
Gastos de locomoci6n.

SUMA TOTAL. .


Departamentos



C o 0


$ 47.35




a 60.00

$ 107.35


$ 12.87
a 30.19


> 18.00


$ 91.50
S 1.50
S 4.62


> 210.00


0 136.4
- 59.01
> 201.58
a 43.50
a 89.70
a 9.10
a 330.68


$ 13.60
a 32.65
a 13.90
S3.60
a 35.10
a 122.00


$ 15.00


6$ 1.068 307.62 $ 860).85 $ 220.851 15.00


$ 191.00

$ 191.00


ESTADO DEMOSTRATIVO -DEL MOVIMIENTO DE CAJA HABIDO EN EL
RUBRO EXTINCI6N LANGOSTA DURANTE LA CAMPANA 1914-1915


Ingresos


Octubre 15 de 1915. Recibido de la Tesoreria General
de la Naci6n, Decreto del Ministerio de Industrias,
Setiembre'5 de 1914. En efectivo ... 2.000 00
Noviembre 26 de 1915. Recibido de la Tesoreria Ge-
neral de la Naci6n, decreto Noviembre 14 de 1914,
en Vales Tesoreria .. . .. 20.000 00
Enero 18 de 1915. Recibido de la Tesoreria General
de la Naci6n, ley Diciembre 5 de 1914, en Vales de
Tesoreria . . 30.000 00

$ 52.000 00


Egresos


Compra


de mAquinas langosticidas
" hojalata .
" nafta .
" hierro galvanizado.


$ 2.805 99
. 4.263 00
. 743 55
. 5.748 90









DE LA DEFENSE AGRICOLA 49


Pagado por mano de obra . 2.027 28
S gastos various ... .. 2.291 51
Sreparaci6n de materials 214 65
S fletes extraordinarios y aca-
rreos .. > 250 29
jornales civiles. 47 10
> militares . 124 80
> compra de materials various 9 10
S locomoci6n del personal. '931 68

Total invertido en extinci6n langosta 19.457 85
Perdidas por depreciaci6n de Vales del
Tesoro . . i. > 1.500 00 $ 20.957 85

Saldo. . ... 31.042 15

Sumas iguales S. E. i 0. ... $ 52.000 00

Montevideo, Junio 11 de 1915.
Eduardo Viana,
Contador.


PERSONAL UTILIZADO

El personal de la Defensa Agricola, s6lo fuE necesario aumen-
tarlo con un Inspector Seecional, durante toda la campafia contra
el acridio, trasladAndose A las zonas invadidas los funcionarios
que tenian sus sedes permanentes en localidades hasta'las cuales
no lleg6 el acridio.
Las Comisiones, de Zona y Seccionales honorarias realizaron su
gesti6n sin necesidad de personal rentado extraordinario y se lle-
naron cumplidamente las necesidades del servicio con los ,funcio-
narios que ya tenia la Defensa Agricola y con los Inspectores
dependientes de la Inspecci6n Nacional de Ganaderia y Agricul-
tura. El concurso del ej6rcito fu6 de muy buenos resultados. Los
soldados de los cuerpos de linea fueron utilizados en diversas
zonas de Paysandf, Rio Negro, Soriano y Durazno. A cada solda-
do se le abon6 s 0.10 por dia, y se le provey6 de todo lo necesa-
rio para su transport, alojamiento y alimentaci6n. Los gastos
originados por este concept estan detallados en los estados que
figuran en el capitulo dedicado' al movimiento de fondos.










50 MEMORIAL


Con lo expuesto cree esta Direcei6n, senior Presidente, haber
demostrado bien la intensidad del trabajo realizado para combatir
la invasion de langosta.
La obra ha sido grande y desarrollada toda ella en medio de
las mayores economics, no habiendose realizado mAs erogaciones
que las imprescindibles para el buen 6xito de la campafia.
En la prActica ha tropezado esta Direcei6n con algunos incon-
venientes que serAn fAcilmente subsanados en campafias pr6ximas.
Sobre todo, ha habido dificultades para aplicar multas, por el trA-
mite engorroso que exige la reglamentaci6n vigente, pero estas
dificultades no se presentarAn en el porvenir, porque esta Direeei6n
tiene ya proyectadas las modificaciones que conviene introducir
para ello en dicha reglamentaci6n. Otro inconvenient surgido al
principio de la campafia, la falta de material, no se presentara
tampoco en el future, porque las erogaciones hechAs este afio han
p,-rriniidl- reunir un stock de elements de defense que estarA
pronto para acudir desde los primeros moments alli donde una
nueva invasion se haga sentir. Por otro lado, de los fondos que
han sobrado de esta campafia deberA destinarse una buena part
A adquirir desde ya nuevo material que'aumente el stock actual,
hasta la cantidad de que es necesario disponer para una lucha
proporcionada A una grande invasion, para la que es necesario
star sienpre prevenido.
Lss memories anexas de la Inspeci6n General y de los diver-
sos Inspectores que intervinieron en la campafia realizada, amplia-
rAn los datos de la resefa que antecede.
Esta Direcei6n deja asi cumplido su cometido y esperando haber
respondido en la mejor forma A la confianza que en todo moment
lo ha dispensado la Comisi6n y cumple con un deber en dejar
constaneia de haber sido dignamente secundada en su labor por
todo el personal de su dependencia.
Aprovecho la oportunidad para saludar al seflor Presidente con
la mayor consideraci6nr

ROBERTO SUNDBERG,
Director.
Carlos del Castillo,
Secretario General.

































ANEXO



,





















ANEXO



DEFENSE AGRiCOLA.

Montevideo, Abril 30 de 1915.

Sefior Director de la Defensa Agricola, Ingeniero don Roberto
Sundberg.

Present.
Sefor Director:

Tengo el agrado de elevar A usted el informed relative A los
trabajos efectuados por esta Inspecci6n General en la iltima cam-
pafia contra la langosta.
A fines de Junio se recibieron comunicaciones particulares, in-
formando que el movimiento de langosta en la RepAblica Argen-
tina ya se hacia notar y que amenazaban grandes.invasiones, que
alcanzarian seguramente hasta nuestro pais. Nos comunicaban
tambi6n los lugares donde se iniciaban los 'grandes movimientos,'
que eran en el Chaco y Norte de-Santa F6 en direcci6n al sur de
Reconquista, y en C6rdoba, en Cruz Alta, y nos informaban sa-
ber'asi mismo, que se habia detenido algunos dias en esta parte
debido A la densa niebla y el mal tiempo. Estos datos que se con-
.signan, fueron suministrados por los Inspectores de la Defensa
Agricola y por el ferrocarril de Santa F6.
A principios de Julio recibimos nuevas comunicaciones alar-
mantes, porque indicaban el rApido movimiento de advance que
traia la acridia, que estaba en Calchaqui y RomAn 6 iba con di-
recci6n A las islas del ParanA (Alejandra).
Las invasiones de langosta al pais se iniciaron en los primeros
dias de Agosto, en el departamento de Paysandfi.
Conforme se recibieron las comunicaciones de campafia anun-









MEMORIAL


ciando la aparici6n del acridio, esta Inspecci6n General lo comu-
nic6 telegrAficamente A todos los Inspectores, y se traslad6 A los
lugares invadidos.
La invasion 1914 -1915 se caracteriz6 por la premura con que
invadi6 la langosta procedente de Entre Rios.
Las invasiones se fueron sucediendo con intermitencias mAs 6
menos largas hasta Febrero del corriente aflo.
Las mangas que cruzaban el Rio Uruguay, en general se que-
daban en 16s departamentos del litoral, sin insistir en seguir su
amino hAcia el interior; algunas se internaban y contramarcha-
ban al poco tiempo, sin embargo algunas mangas sueltas, regula-
res, llegaron A Durazno y Florida. A Rivera y Tacuaremb6 arri-
baron mangas sin importancia.
La langosta emigrada de la Argentina visit primeramente el
departamento de PaysarndA, sin causar en este period inicial ma-
yores perjuicios. Luego, dando las invasiones un period de tre-
.gua A los departamentos del Norte, hicieron notar su presencia en
Rio Negro, continuando durdnte un period relativamente largo
el pasaje de mangas de la costa argentina A la uruguaya, y de
esta A la argentina de regreso; este flujo de langosta muy acen-
tuado en las horas de la tarde, qued6 paralizado en Rio Negro,
para continuar algo mis al Sur, en Soriano, y al Norte, en Pay-
sandi, Salto y Artigas.
Por fortune para la fruticultura, las mangas que pasaron en
Salto fueron de escasa importancia, asi como las de Artigas, las
que hicieron su aparici6n en unos campos fiscales de los alrede-
dores de Santa Rosa.
Dificil, sin duda alguna, es precisar con exactitud cual fue el
Departamento mas perseguido por el acridio, por que al intentar
apreciarlo se deben tener en cuenta una cantidad de factors que
es dificil y en algunos casos impossible poder considerar.
Las informaciones en campafia salvando honrosas excepciones,
son de un valor muy relative, pues mientras la generalidad de las
personas que informan lo hacen abultando las cifras, ya sea por
la inconciencia que original la costumbre, 6 bien con el fin de ha-
cer resaltar los perjuicios que la acridia ha ocasionado 6 pudiera
ocasionar; existen otros, los mis ignorantes, por regla general,
que tratan de ocultar las noticias sobre movimiento de langosta,
6 la dan muy reducida y sin atribuirle mayor importancia. Agre-
guemos A 6sto la falta de comunicaciones de campafia, y lo poco
educada en el sentido de hacer conocer el movimiento de la lan-









DE LA I)EFENSA AGRICOLA 0)


gosta ain teniendo obligaci6n, que estA nuestra poblaci6n rural,
y se podrA apreciar la verdad'de lo que aseveramos en otro lugar.
No obstante lo que se ha dicho, habiendo recorrido -personal-
mente los Departamentos invadid6s por la acridia y habiendo
inspeccionado los lugares mAs atacados estamos en condiciones de
poder juzgar con bastante exactitud y creemos que el Departa-
mento de Paysandd fu6 el mas castigado, siguiendole muy de
cerea el de Rio Negro.
Los grandes montes de la costa del Rio Uruguay asi como los
del Queguay, prestaron abrigo A grande mangas" y fu6 de estos
viveros de langosta de donde vinieron los sucesivos ataques que
azotaron A los alrededores de Paysandiu y Fray Bentos.
La cantidad y, voracidad fu6 decreciendo en los Departamentos
de Soriano, si bien caus6 aqui perjuicios de much importancia.
Salto, que debido al mal tiempo que rein6 durante el verano, le
cupo en suerte no ocupar el primer lugar entire los Departamentos
perjudicados, Artigas, Florida y Durazno, fueron atacados por
mangas sueltas, que si causaron algunos perjuicios, estos fueron
debidos mAs que A otra causa, A la poca importancia que se le
di6 A la invasion.
Al poco tiempo de llegar la langosta al pais, empezaba la c6-
pula antes. de hacer dafios de importancia..
Hacemos resaltar esta circunstancia, porque se debe tener muy
en cuenta para el pr6ximo afio.
En la campafia recien concluida he visto extensions grandes
de langostas encimadas, que al atravesar entire ellas apenas se
movian y muchas se dejaban pisar por el caballo. En este period
la langosta pasa por un estado de aletargamiento especial, sumida
en una inmovilidad comparable A laade la postura. Esta oportuni-
dad tan preciosa para destruir la langosta, fu6 este afio lamenta-
blemente desperdiciada; pues los agricultores se limitaban A es-
pantarlas con banderas y latas, trabajo que resultaba ineficaz
dadas las condiciones que caracterizan A la langosta en este pe-
riodo, y s6lo por excepci6n se veia quien mataba.
Si en la campafia de 1914-1915, se hubiera aprovechado este
period letArgico que nos brinda la biologia de la acridia eficaz-
mente, s6lo hubieramos tenido que lamentar el perjuicio acasio-
nado por la langosta que se intern en los montes.
La 6poca que fu6 bien aprovechada, fuW la del period de incu-
baci6n de los huevos, debido A que una active propaganda dde
part de los Inspectores de la Defensa Agricola, que recorrian cha-









56 MEMORIAL


cra por chacra intimando la destrucci6n de los desoves. La acci6n
de la Defensa Agricola fue en algunos Departamentos efieazmente
secundada por la prensa local, la que en su afan de ser itil A los
interests rurales, se informaba en las Inspecciones de los trabajos
que convenia efectuar y publicaba informs de acuerdo con las
instrucciones que alli se le daban.
Para destruir la mosquita y la saltona, ademAs de los ililes em-
pleados corrientemente, se liicieron ensayos con various especificds
fabricados en el Dep6sito de Sayago y con preparados insectici-.
das, habiendose obtenido con algunos de ellos resultados muy
aceptables en la destrucci6n del acridio. Creo innecesario insistir
sobre este t6pico, dado que di6 origen A un informed especial, asi
como el ensayo de barreras oxidadas y pintadas con cal.
El material de extinci6n de langosta con que contaba el dep6-
sito de materials, era exiguo hasta para tender las primeras ne-
cesidades de la campafia que ha fenecido.
Debido A los fondo votados pudo ser instalada en el Dep6sito
una verdadera industrial de barrera que elaboraba mis de mil me-
trbs de barrera diaria. Esta barrera que al principio no se ajus-
Staba A las exigencias de la prActica, fltimamente se hacia en las
mejores condiciones, pudiendo asegurarse que no se ha empleado
jamAs en el pais una barrera que fuera tan eficaz, con un costo
tan .exiguo.
Actualmente el Dep6sito cuenta con unos setenta mil metros,
cantidad suficiente para tender los primeros pedidos, pero may
escasa por otra parte, para ponerle un serio obstaculo al advance
del acridio 6 insuficiente tambien para tirar las lines estrat6gicas.
que tan buenos resultados han dado en la pasada campafia, y que
en la pr6xima serAn prolongadas todo lo que sea possible.
Estas lines de barreras son colocadas de modo que encierran
un gran ndmero de quintas y chacras. Estas cinturas trazadas
teniendo en cuenta las invasions anteriores y las caracteristicas
de la que se espera tienen la double ventaja de que con un nfimero
relativamente reducido de metros de barrera se proteje una gran
extension; ademAs, los agricultores protegidos por esta barrera
trabajan en conjunto en hacer pozos, enterrar langosta, etc., tra-
bajos much mAs eficaces y productivos que cuando se efectfan
aisladamente.
Las barreras estrat6gicas son de resultados positives en los eji-.
dos de chacras, en los lugares donde haya muchas quintas veci-
nas, en algunas colonies, etc., pero imposibles de practicar en la









DE LA DEFENSE AGRICOLA


forma en que se ha hecho menci6n en las chacras aisladas, en
estancias, en algunos' pueblos, etc.
Es para poder satisfacer. la mayoria de estos pedidos prdtegiendo
asi a la agriculture 6 indirectamente a todo lo que de ella es tri-
butario, que la instituci6n creada con el principal fin de combatir
la langosta necesita gran cantidad de metros.
Seria A nuestro juicio suficiente para satisfacer debidamente una
campafia de langosta, intense, de cuatrocientos t. quinientos mil
metros. Con esta cantidad la Defensa Agricola tendria para aten-
der los pedidos justificados de barrera en las zonas mis agricolas
del pais.
Las maquinas, que despues de la barrera es el instrument mis
usado en el combat contra la langosta, han escaseado -en tan
gran proporci6n como la barrera al principio de la campafia. Si
se agrega A esto que las que existian en el Dep6sito eran viejas
y tenian la que menos cuatro aflos, fAcil es, con estds datos pre-
veer una ayuda exigua por parte de esa clase de aparatos.
Afortunadamente al poco tiempo de empezar la campafia se
adquirieron miquinas aunque no todas dieron el resultado que se
esperaba.
Las maquinas son un precioso auxiliar para el agricultor y son
aparatos de tan imprescindible necesidad como lo es cualquier otro
implement agricola.
El secret del 6xito de las maquinas es saberlas usar oportuna-
mente, deben emplearse sobre todo cuando la langosta estA en su
primer estado, period en el que se encuentran reunidas en nian-
chones compactos y dada su poca edad, sus tejidos son d6biles y
aunque el fuego no las ultime, mueren, bastando para esto que se
les driginen quemaduras.
Creo convenient insistir sobre estos auxiliares de tan,buen re-
sultado en la destrucci6n del acridio, pues en algunos departa-
mentos apenas si los usan.
Las causes que hacen que no se emplee tanto como debiera los
langosticidas A fuego son varias. Las citaremos por orden de im-,
portancia :
1. Funcionamiento irregular del aparato.
2. Temor A explosions.
3. Ignorancia del manejo.
4. Alto precio de los aparatos.
5. Elevado precio del combustible.
6. Dificultad en el transport.









MEMOhlA


De los implementos agricolas de los' pequefos agricultores es
sin duda el que debe ser mejor construido .y con material de pri-
mera clause, rechazando aquellos que sufran alteraciones notables
por la acci6n del tiempo: Los aparatos langosticidas tienen un
uso muy limitado, dedicAndoseles casi exclusivamente, como su
nombre lo indica A la extinci6n del acridio. Por esta causa pasan
casi todo el aio inactivos y durante 6ste tiempo las piezas acce-
sorias se i'esieqten y las mAquinas quedan en malas condiciones
de funcionamiento.
Cuando llega la 6poca de invasion del atridio, la' mAquinas que
asi se_hallan, claro es que no funcionan, provocando un serio
desengaflo en el agricultor, que las arrumba para no ocuparse
mas de- ellas.
Es frecuente tambi6n que ya sea por poco euidado al llenarlos,
por contener alguna particular de arena el dep6sito 6 por continue
entorpecimie'nto no produzca una llama pAlida sino fuliginosa y
de escaso calor, causes 6stas que concluyen con la paciencia de
quien los maneja, haciendo como en el caso anterior, que se
abandon el aparato y se prefiera cualquier Otro medio de extin-
ci6n al de las mAquinas.
En Fray Bentos delante de un grupo de agricultores hemos
abierto un caj6n de mAquinas nuevas y al hacerlas funcionar pu-
dimos observer que solo trabajaban regularmente una proporci6n
infina. debido A defecto de las bombas, de las Haves de paso, del
quemador, etc.
DemAs estA decirlo que los agricultores que presenciaron estas
pruebas, no serAn los que hagan mejor reclamo de las, mAquinas
langosticidas A fuego.
En PaysandA hemos probado todas las mAquinas que se manda-
ron al empezar la campafia y podemos decir lo mismo que de las
de Fray Bentos.
En Mercedes, pudimos observer que :la proporci6n de m aquinas
que trabajaban bien, era algo superior A las del departamento ve-
cino.
Los aparatos langosticidas que llegaron A la Colonia Do Rey,
cuando la langosta habia hecho su aparici6n eran de una marca
bueja y de reciente construcci6n y no obstante estas cireunstan-
cias, un veintey cinco por ciento de las mAquinas, no funciona-
ban como debian.
En t6sis general, podemos decir, teniendo presented lo que hemos.
observado en Salto, Paysandd, Fray Bentos, Mercedes y Durazno,









1)E LAA DEFENSE AGRICOLA 59


que las mAquinas funcionaban mal y no satisfacian las necesida-
des para las que fueron enviadas.
Notados los defects trataremos, al concluir lo ielativo A las mA-
quinas, de proponer el medio de obviarlos en lo possible.
En los primeros afios que se eonocieron las mAquinas A fuego de
extinguir langosta, se hizo abuso de confianza en su manejo, agre-
gando A esto que la disposici6n del tanque era distinta A la de las
actuales y much mas peligrosa, pues se llevaba como mnochila;
ademAs la impericia misma de los que hacian funcionar los cita-
dos instruments, hizo que reventaran algunos tanques de nafta,
produciendo heridas de consideraci6n A los que se ocupaban en
ese moment en su manejo. Estos sucesos pasaron de boca en
boca sembrando la desconfianza y la, prevenci6n en el manejo de
las mAquinas. .,
El manejo de los aparatos que tratamos es sencillo, si bien es
necesario aprenderlo. Hemos tenido oportunidad de ensefiar A mu-
chos agricultores su manejo, afin en ,departamentos como Pay-
saindu, donde el uso de langosticidas A fuego es muy. corriente.
Bueno es hacer notar que el agricultor que maneja un aparato
de una marca, se acostumbra A ella y la prefiere A otra, aunque le
reconozca defects al de su predilecci6n.
La diversidad de apar.tos envialos a campana, ha contribuido
tanbi6n A dificultar su vulgarizaci6n; en efecto, si todos los apa-
ratos fueran de una misma-marea, el que aprendiera el manejo de
uno de ellos, sabi-ia el de todos, mientras que en la actualidad se
necesita hacer conocer al agricultor.el funcionamiento de una do-
cena de aparatos para que sea apto para hacer trabajar el"que se
le diera.
Durante la pentltima campafia de langosta los aparatos-. fuego
.costaban de ocho A doce pesos oro cada uno.
El afio pasado, al principio de la' campafia, se pidieron tambi6n
precious altos, para luego bajarlos A la tercera 6 cuarta parte. Sin
embargo el agricultor no tiene noticia de la rebaja y no tenemos
conocimiento de que ninguna casa haya hecho conocer por la cam-
pafia los langosticidas rebajados
Creemnos que seria una sabia media, si la Defensa Agricola
vendiera A precio de costo sus aparatos langosticidas, en buenas
condiciones de funcionamiento.
El combustible inico que gasta la mAquina'de que tratamos es
la nafta, cuyo precio de adquisici6n para el agricultor es muy
elevado; en efecto: hemos tenido oportunidad de observer en la









MEMORIAL


campafia anterior, por ejemplo. que mientras en Montevideo por
cantidades la nafta se vendia A entregar en las distintas capitals
de,los Departamentos A $ 2,95, en Rio Negro se vendia A cuatro
pesos el caj6n, es decir, $ 1,05 mAs caro de lo que era su valor
real
La formula usada cn la iltima campafia por la Defensa Agricola
en sus. compras A la West India Oil, creemos que sea muy acer-
tada.
La venta de nafta destinada A combatir la langosta A precious
reducidos, contribuiria much A que se vulgarizaran las maquinas.
A todos los inconvenientes anotados, hay que agregar uno que
A un ojo poco expert le pasaria desapercibido, pero que en la
prActica es muy important: nos referimos al embalaje de las
mAquinas
Las primeras remesas de maquinas enviadas A Rio Negro y al-
gunas de las que fueron A Paysandd, Ilegaron en tan malas condi-
ciones, que fu6 infitil tratar de hacerlas funcionar, los dep6sitos
abollados, los carios rotos, las bombas sueltas y las laves desol-
dadas, son los efectos del mal embalaje.
Actualmente y sin los apuros que se originaron en los envios
anteriores, es de todo punto convenience y'hasta necesario. estudiar
un embalaje especial para cada mAquina, y tratar de este modo de
solucionar el problema afn pendiente, del arribo en buenas condi-
clones del material que se envia.
Muchos de los inconvenientes de las maquinas, que se han
hecho notar, en el present informed, se podrian salvar estudiando
entire los tipos existentes el mas prActico y haciendole las sustitu-
ciones posibles en el sentido de mejorarlo.
ILa mAquina que se necesita debe llenar las condiciones de
eficacia, las que son dadas por el poder de la llama, la economic
en el gasto de combustible y en el cost, de ligereza en el peso,
de solidez, de facilidad en el transport y simplicidad en el ma.
nejo; A esto debe agregarse la duraci6n del aparato.
Creemos necesario antes de proponer una mAquina langosticida,
hacer un studio detallado de las mas comunmente usadas.
La mdquina < Rayo D reformada. Tiene una forma poco. apa-
rente; la antigua de cafio de bronce es manuable, aunque de es-
casisimo contenido; el generador es defectuoso, dando una llama
muy luminosa y de poco calor ; la Have de paso pierde en la easi
totalidad de las maquinas.
La mdquina < Iguazdi Llena las condiciones de solidez, tiene









DE LA DEFENSE AGRICOLA 61


un peso excesivo, el quemador es inc6modo para destapar, aunque
gasifica bien, el dep6sito es algo grande, y el cafto que une con
el dep6sito de la n'afa con el gasificador es de hierro, debiendo
ser de madera.
El punto de intercepci6n del cafio de la bomba con el dep6sito
de esencia generalmente pierde gas, debidd A que al empujar el
embolo se mueve el mismo canlo y este continue movimiento (fuego)
rompe la soldadura.
El embalaje de estos aparatos es muy dificultoso.
La mdquina z Urrutia >.- Es c6moda para el embalaje, liyiana
la forma es aparente aunque no muy bien equilibrada, el dep6sito
result de poca capacidad, la cAmara gasificadora no satisface, el
gasto de combustible es discreto, las Hlaves de paso apretan muy
mal, preferimos la maquina < Uruguaya, del mismo inventor que
gasifica mejor.
La mdquina a Gremil -No hemos podido coiseguir un funeio-
nemiento perfecio de esta mAquina en la campafia 1914-1915, su
peso no es exagerado pero result costoso el gasto de cApsulas de
anhidrido carb6nico.
La mdquina < El Fdnixe Es de los aparatos con cAmara gasi-
ficadora que trabaja mejor, es liviana, gasta much combustible,
es demasiado larga y creemos no serA de much, duraci6n aun
cuando no se ha ensayado lo suficiente como para pronunciarse
aobre ese particular.
La mdquina < Santa Irene -Es liviana, gasifica muy bien, tiene
una bomba poderosa, tal vez de mayor poder que el que se nece-
sita en'la practice, su costo es relativamente reducido, tiene el
dep6sito muy largo y de poco diAmetro. La uni6n del cafio de la
nafta con el dep6sito adolece del mismo inconvenient que la
La mdquina q La Sanducera-o. Es semejante A la anterior, algo
perfeccionada.
La mAquina i Santa Irene es muy acceptable, para tomarla
como ejemplo tratando de fabricar una,,que obvie los inconve-
nientes que esta tiene conservando'sus ventajas sobre las otras.
Las modificaciones A hacer A la 'mquina citada ,son: en el de-
p6sito que result inc6modo para el embalaje y hasta para el ma-
nejo optando por otro de la misma capacidad, pero de distinta
forma que 6ste, prbvisto de una fina mdflla en el orificio donde se
llena, para evitar que pasen las particular de arena que suelen
contender las latas de esencia.










0Z3 MEMORIAL


El cafio que Ileva la nafta al gasificador, debe ir en la parte de
arriba de la madera quo une esa pieza con el dep6sito para evitar
quemaduras en caso de obstrucci6n del aparato.
La-bornba debe ser de un tamailo mas reducido, que al mismo
tiempo se disminuye el gasto de adquisici6n,: satisface perfecta-
mente las exigencias del gasificador. Este aparato debe ir sujeto
S al eje de madera, no solo por un lado como en el aparato < Santa
Irene sino por dos dAndole asi mayor solidez y evitando que se
double. Por fin el pico del serpentin se debe poder destornillar
para limpiarlo.
Teniendo en cuenta las modificaciones que se han mencionado
se fabric en el dep6sito de Sayago un aparato que si bien no sa-
tisfizo completamente, tal vez porque haya sido construido con
piezas viejas, tiene verdaderas ventajas sobre el %Santa Irene>.
La falta de caflo de cobre de determinado diametro, que exigian
los picos y algunos otros inconvenientes ha motivado la suspen-
si6n momentAnea de nuevos-ensayos.
El aparato reformado de que se habl6 podia ir en cajones espe-
ciales perfectamente embalado ocupando muy poco espacio.
La compostura de los aparatos existentes en el dep6sito es un,
asunto que debe merecer especial atenci6n y no exagerariamos,
si dij6ramos quc actntlmente no funcionan A la perfecci6n ni, un
diez por ciento de las existentes.
Creemos que la Defensa Agricola deberia tener no menos de mil
quinientos aparatos, para satisfacer las necesidades de una inva-
si6n de acridio y nos permitimos Ilamar la atenci6n del senior Di-
rector sobre esta observacion asi como la formulada respect A
las existencias de barrera.
Para concluir con lo que al material se refiere, diremos que es
de urgencia la instituci6n en di'stintos lugares de la Repdblica de
dep6sitos, que estarian A cargo de los inspectors de zona, los que
elevarian -peri6dicamente un inventario de las existencias.
El almacenaje de los materials se haria como es 16gico en las
zonas-mAs perseguidas por la langosta. Se estableceria uno en el
Salto y otro en Mercedes amboss anexos A las inspecciones de
zona.
El personal en campafia en la Altima invasion de langosta fu6,
e1 siguiente: Inspectores de Zona, Inspectores Seccionales.
SEsta inspecci6n general es de opinion, que cuando invada lan-
gosta en cantidad apreciable, aunque no sea mAs que como en el
afio anterior, debe ponerse al frente de cada departamento A: un









DE LA I)EFIINSA AG(iCOLA


inspector de zona y no obligarlos como en la campafia anterior
A que ejerzan su acci6n en dos 6 tres como sucedi6 en los De-
partamentos de Rio Negro y Soriano, por 'ejemplo.
El Inspector de Zona es el representante director de la Defensa
Agricola no solo por el supremo cargo que ocupa en el seno de la
comisi6n de zona, sino por las vinculaciones oficiales que tiene en
la oficina central. Los Inspectores Seccionales por la gerarquia
misma del cargo, no pueden desempefiarse con la desenvoltura ne-
cesaria ni A nuestro juicio es prudent obligarios A que asuinan
en un departamento la direcci6n de los trabajos tan importantes
como son los que tienden A extinguir el acridio, si bien creemos,
que son imprescindibles como colaboradores de los inspectors de
zona.
Los Inspectores Seccionales, queocupan puesto fijo A nuestro
juicio deben tener una renimeraci6n extraordinaria de un peso
diario, siempre que, salgan de las capitals de los departamentos.
Esta asignhci6n es para sufragar los gastos de locomoci6n, para
su debida fiscalizaci6n el Inspector de Zona pondrA su visto bueno
a las planillas quincenales que le presented los Inspectores Sec-
cionales indicando los lugares inspeccionados, los trabajos efec-
tuados, etc.
Con objeto de centralizar las rendiciones de cuentas, el dinero
correspondiente A locomoci6n lo recibirAn del Inspector de Zona A
quien darAn recibo por duplicado.
Cada Inspector de Zona abrirA una cuenta corriente A cada Ins.
pector Seccional.
Es necesario en caso de una seria invasion que en todas las ca-
pitales done se"entreguen materials para combatir el acridio,
vaya un empleado fijo destinado A recibirlos y entregarlos bajo re-
cibo, el que en los ratos desocupados, podria dedicarse A la corn-
postura de mAquinas, arreglo de barreras, enderezar fichas, etc.
En la pasada campafia se sinti6 la necesidad de personal del de-
partamento invadido, para ocuparlo en las tareas de intimar, sefia-
lar los distritos mAs perseguidos por el acridio. Creemos que se
podria emplear en calidad de inspectors algunas personas que han
actuado en campafias anteriores, los que estarian en el desempefio
de sus funciones, tanto tiempo cuanto permaneciera el acridio y
trabajarian A 6rdenes del Inspector de Zona y de acuerdo con los
Seccionales. Para aceptarlos, seria condici6n indispensable que
dispongan de un caballo. La renumeraci6n A darles seria la misma
que el afict anterior es decir, 40 pesos, y 0.50 centesimos diaries
para la manutenci6n delcaballo.









64 MEMORIAL


Hay determinados trabajos en que no hay necesidad de que
sean personas conocedoras de la region en el caso por ejemplo,
de una invasion localiza'da, aqui seria convenient para la Defensa
Agricola y de un valor prActico inapreciable para los favorecidos
que se tomaran estudiantes de agronomia, los que trabajarian sin
sueldo y con un viAtico de uno cincuenta diario para tender su
alimentacion. Nos ha sugerido esta idea, la eficaz cooperaci6n que
hemos tenido de various estudiantes de agronomia en Mercedes, los
que se han desempefiado con la mayor correcci6n y actividad.
Un\temaque es convenient tratarlo con detenimiento es el que
se refiere A la locomoci6n de los Inspectores Seccionales.
Con la remuneraci6n suplementaria de un peso por dia, no es
possible pensar que se costeen sus gastos de movilidad y ademAs
el alquiler del caballo.
De modo que es necesario proporcionarles caballos, los que po-
drian ser enviados, como el afio anterior, desde Montevideo, y
para reemplazarlos convendria gestionar A titulo de prestamo, de
los Regimientos de campafia, como aconteci6 el aflo anterior en
Paysandu, donde galantemente el jefe del Regimiento Coronel
Mur6, puso al servicio de la Defensa Agricola tres caballos.
Cuando se piense en la distribuci6n de los caballos A los Ins-
pectores, bueno es tener en cuenta que el trabajo eficaz de estos
empleados es el de obrar por su presencia, tanto en los casos de
intimaci6n, como en los que deban asumir la jefatura de los tra-
bajos, lo que implica un continue movimiento todo el dia y todos
los dias.
-Se deduce por lo que se ha expuesto, que much parte del 6xito
que puedan tener los empleados de la Defensa Agricola, depend
directamente de los medios de movilidad de que dispongan.
Para concluir la parte de informed general, diremos, que la cam-
'pafia de 1914 -1915, entire otras caracteristicas se destac6 por la
excesiva benevolencia que usaron los Inspectores para con los
remisos en el cumplimiento de la ley. Somos de opinion que el
pr6ximo afio se ponga en practice un sistema mAs impositivo que
en la invasion pasada.
Aunque nos pese confesarlo debemos manifestar, que en esa
material no se debe dejar librado A la buena voluntad del agri-
cultor el cumplimiento de las leyes, sino se quiere fracasar la-
mentablemente.
Las Comisiones de Zona han prestado su concurso y son nece-
sarias para completar la acci6n del Inspector de Zona. No creemos












necesario extendernos much en este tema, pues a ha sido tratado
en todas las memories parciales.
Es convenient darles en la pr6xima campaia mayor intervenci6n
A las Comisiones en General y, dado que actualmente se cuenta
con elements, acceder tambien en lo possible A los pedidos que
formulen, pues estA demostrado que si no se les otorgan los pri-
vilegios que son atributos de sus mismos puestos, no responded en
absolute al fin para el que se-les ha creado.
Los Inspectores de Zona, deben de estar al corriente y mantener
relaciones oficiales y semioficiales con las Comisiones Seccionales,
que pueden -ser preciosos auxiliares en moments de langosta,
ademas de constituir un cuerpo informative de primer orden y de
contribuir eficazmente A que se conozca la Defensa Agricola.
Las Comisiones que hasta ahora no han sido casi utilizadas,
A pesar de los beneficios que podian haber aportado, podrian ser
tiles tambien para combatir las otras plagas.
Creemos que se podria gestionar de la Honorable Comisi6n Cen-
Iral que delegue en las Comisiones de Zona el privilegio que la
ley le acuerda, de nombrar las Comisiones Seccionales.
Es indudable que una medida;de esta naturaleza, aceleraria los
nombramientos y ahorraria el tiempo que ahora distraen sin ven-
taja mayor los trAmites de la centralizaci6n..
Durante la campafia de langosta 1914 -1915, el Inspector General
efectu6 los siguientes viajes de inspecci6n A los Departamentos in-
vadidos 'por la acridia:
Agosto, del 12- 16 Paysanddi y Salto.
Setiembre, del 25-7 de Octubre, A Rio Negro y Mercedes.
Octubre, del 18 28 A Mercedes y Paysandit.
Noviembre, del 6 10,, A Buenos Aires con objeto de adquirir
materials.
Noviembre, del 12-27, A Salto, Paysandu, Rio Negro y Colonia
Rusa.
Diciembre, del 8-14, Durazno y Florida.
'Dieiembre, del 17-24, A Salto, Paysandd y Rio Negro.
Enero, del 7-11; A Florida y Durazno.
Enero,. del 20 -28, Palmitas y Colonia Do'Rey.
Febrero, del 6-15, A Paysandd (ensayo de materialss.
Mayo, del 19-23, A Florida y Durazno.
En todas las inspecciones, hemos torado de acuerdo con los Ins-
pectores de Zona las.medidas A nuestro juicio mAs. acertadas, para
la buena march de los trabajos de extinoi6n de la acridia, des-
pu6s de haber visitado los fpcos mas importantes de langosta.


DE LA DEFENTSA AG~liCOL'A


65










MEMORIA


Se ha tratado de evitar siempre todo gasto excesivo y todos
aquellos que no eran de indispensable necesidad.
Se tomaron medidas gener'ales en lo que al trabajo de los Ins-
pectores corresponde, asi como tambien en las tareas de los sol-
dados que cooperaron de un modo eficaz en la campafia contra la
langosta.
A prop6sito de este tena creemos convenient hacer notar que el
trabajo de la tropa de line es eficaz siempre que haya una per-
sona apta y diligente que los dirija. En la pr6xima campafia debe
echarse mano desde un principio, de este eficaz y econ6mico re-
curso.
En los viajes que se han efectuado hemos tenido relaciones con
las Jefaturas 6 Intendencias y demAs entidades, y en distintas
oportunidades se solicit su cooperaci6n.
Se reunieron Comisiones de Zona y Seccionales, sesionando con
ellas.
Al prihcipio de la campafia existieron. profundas divisions entire
la Inspecci6n Ceneral y Comisiones de Zona de algunos departa-
mentos, motivadas por el dificil moment econ6mico por que atra-
vesaba la Defensa Agricola; afortunadamente el criteria fu6 luego
uniform, desapareciendo toda division.
El verdadero trabajo inmediato de la Inspecci6n General consist
en un sin nilmero de cuestiones que se plantean A cada moment,
no solo entire particulares 6 Inspectores sino entre 6stos y las
autoridades, en interpretaci6b de reglamentos, alcance de las fun-
ciones y areas de los empleados, y muchas de ellas de escaso
valor en apariencia, pero que pueden encarar series peligros, no
solo desde el punto de vista material y legal, sino como prActica
funesta. Todos esos asuntos y cuestiones, que no' se consultant A
la Oficina Central por razones de diptinta indole, deben ser resuel-
tos a la mayor brevedad, pues todos sin excepci6n traen en una
forma 6 en otra, calma y retraso en los febriles trabajos de des-
trucci6n del acridio.
AdemAs de las domunicaciones que figuran en el copiador res-
pectivo y de los despachos telegrAficos enviados desde campafia,
se adjuntan A este informed veinte y cuatro telegramas recibidos en
campafia durante los'meses de Octubre, Noviembre y Diciembre
del afio anterior.,
Para concluir diremos que es nuestra opinion, que en 6poca de
langosta, se dA preferencia poi la premura que ello implica A los
asuntos que vengan de-los Inspectores de campafia. Opinamos de










DE LA DEFENSE AGRICOLA


esta manera, poniendonos en la sitiaci6n desairada y hasta algu-
nas veces algo violent por la que atraviesa un Inspector que se
ve acosado por agricultores, A los que no puede satisfacer en sus
solicitudes, A la espera de resoluci6n superior.
La parte relative al cobro de multas por via judicial, creemos
que.es un asunto que conviene revisar en la.Ley de Defensa Agri-














PaysandiI
fTe-uarembo











Como ver '' el sef ''or Director, A este suscinto informed, adems
d. los tra ectuados pbr la Inspece,.n General, se a
Defense AgDuaricola.


S e junta un maiaindicano los lu es i eci s
el que sus ,lori
SColo,,iT .J "-,. *.-' .-. o -

\^ .... .'^Sut"C iifi... ""' \ .






cola, dado que nos han manifestado que en la actualidad no es
suficientemente preciso.
Como vera el sefior Director, A este suscinto informed, ademas
de los trabajos eiectuados par la Inspeccion General, se agregan
algunas observaciones tomadas en la practice de la campafia an-
terior, que hemos creido de interns, para los fines que persigue la
Defense Agricola. :
Se Ie adjunta un maria indicando los lugares inspeccionadas por
el que suscribe. ,










M1EMORIA


Esperando que el senior Director, luego de, interpretadas las ob
servaciones que en este.informe se formula, las aceeptarA, me es
grato saludarlo con mi mayor consideraci6n.

J. MAIM6 SARRASIN,
Inspector General.




Campafia contra la langosta


DEPARTAMENTO DEL DURAZNO. 1914 1915

Informe

Montevideo, 30 de Marzo de 1915.

Sefor Director de la Defensa Agricola, Ingeniero don Roberto
Sundherg.

Montevideo.

Senior Director:

De acuerdo con la circular nfmero 3, D. 1915, elevo A usted el
present informed, sobre los trabajos efectuados por esta Inspec-
Sci6n, en la lucha contra la langosta.

1 TRABAJOS PREVIOUS

Los trabajos previous consistieron en la inspecci6n de las cha-
cras de la primer y segunda secci6n, tomAndose nota de la su-
perficie aproximada de,los desoves.
Fueron visitados 43 establecimientos con tal objeto. AdemAs. por
'tel6fono se consult de todos los suscriptores de la Compaflia Te-
lef6nica que viven en campafia, sobre la existencia
de langosta y magnitud'de la invasion. En posesi6n de estos .datos
se hizo el pedido de material que se conceptu6 necesario para ex-
tinguir la mosquita una vez que apareciera.
AdemAs en la prensa se escribi6 un articulo sobre las medidas
A tomarse contra la invasion de langosta. Se public una hoja
suelta que acompano A este informed, la cual fuW distribuida por la
policia.









DE LA DEFENSE AGRICOLA 69




LA INVASION

El dia 26 de Noviembre, de mafiana, aparecieron las primeras
mangas con direcci6n hacia el Sud y el Este.'


+


sRI


o 1
NEO id^
sn ft)Q










70 MEMORIAL


SLas seccioneq invadidas fueron: 1.a, 2.a, 3.a, 4.a 11.a y 12.a; las
mangas se presentaban dispersas, ocupando zonas mAs 6 menos
grandes, irregularmente distribuidas, siendo las costas de los rios
y arroyos, los lugares preferidos para desovar, lo que hace dificil
calcular la extension de los desoves y; lo que es peor afn, los
trabajos deextinci6n una vez que aparece la mosquita, son mAs
eostosos cuando no imposibles. Las altas pasturas A causa del
afio lluvioso y el hecho de ser el departamento del Durazno, en
su mayor part ganadero, ha contribuido en gran parte A dificul-
tar poderosamente la lucha contra el acridio.
No obstante Asto, los trabajos realizados por esta Inspecci6n,
con la ayuda consiguiente de los agricultores, fueron suficientes
para contrarrestar los dafios que amenazaban los cultivos y 'son
muy pocos los casos en que la langosta haya causado dafibs de
median consideraci6n.

MEDIDAS TOMADAS CONTRA LA VOLADORA

El procedimiento empleado en las quintas contra la voladora,
fu6 el de todos conocido, espantar la langosta con banderas y
ruido de latas, no dejAndolas posar sobre los plantios que mas se
estiman. Los arbolitos pequefios, cuando fu6 possible se cubrieron
con bolsas. Con 6stos procedimientos fuW possible salvar los mon-
tes y vitias de los alrededores del Durazno.
Se debe hacer constar que todos 6stos trabajos fueron efectua-
dos sin la intervenci6n.,oficial direct, por otro parte innecesaria
por tratarse de la voladora, ya que el que no toma medidas contra
ella. sufre de inmediato las consecuencias.

LOS DESOVBS

En las chacras de la 13.M secci6n fu6 destruida la mayor parte
de los desoves por medio del.arado y la azada, -respondiendo de
este modo los agricultores,/'lo aconsejado por el Inspector seccio-
nal. Las lluvias frecuentes facilitaron esta tarea.

LA MOSQUITA

Fu6 combatida con maquinas langosticidas, todo por las cuadri-
llas oficiales. Los particulares exterminaron grandes cantidades
de mosquito .con paja, pasto y yuyos secos, pero tambi6n emplea-










I)E LA IEFENSA AGRICOLA 71


ron las. mquinas langosticidas, ya porque no es possible hacer
fuego en ciertas parties, ya porque se habia concluido el combus-
tible de que se disponia.


-LA SALTONA

Para destruirla, se emplearon las mAquinas, fuego y barrera en
primer t6rmino y se emplearon los lAtigos cuando ya era bastante
grande.


MATERIAL DISTRIBUIDO Y SU DISTRIBUC1ON

Respondiendo A los pedidos hechos por esta Inspeccidn se reci-
bieron en total los siguientes materials :
65 mAquinas langosticidas marca Uruguayo,, cIguazu y
SRayo ; 1809 metros de barrera, 1904 clavos de hierro, 35 agujas,
33 embudos y,26 Haves, 100 lAtigos de alambre, 20 cajones de nafta
y 60 litros de creolina. El nilmero de pedidos fu6 'de 61 y entire
ellos las tires cuadrillas de soldados; fueron distribuidas 65 mA-
quinas, 1500 metros de barrera y los clavos correspondientes, asi
como 100 latigos.
Los cajones de bencina fueron distribuidos en la siguiente forma:


Ignacio Fumero
Francisco Ruso .
Miguel Castro
Aniceto Martinez .
Loreto Lauzaron.
Francisco Mosio.
Francisco Delgado
Ramon Seudolla.
Francisco HernAndez
Mateo Graciano
MAximo Cantos


Subeomisario de la segunda secci6n
Ignacio Acufia .
Juan Rabiolo . .
Domingo Curbelo .
Filemon Almada. ....
Leoncio Aguirre. ..
Jacinto Cabrera . ..


S 1 laia


S 1 >


1
1 >>


.3 latas
1 lata
S 1 '
. 2 latas
2
2
. 2
2 >
. 6
. 3
S 1 lata
. 1


\










72 MEMORIAL


Julio Silveira. 3'latas
Julio C. P6rez .. ... 1 lata
Cuadrilla official . .. 4 latas

TOTAL ... .. 40 latas


La creolina fu6 distribuida asi:

Juan Rabiolo.. ... . 20 litros
Domingo Curbelo . 8 .
Leoncio Aguirre. .... .. . 12
Cuadrilla Oficial .. .... 20

Tambien se,dieron 6' 1tas de jab6n potAsico A las siguientes
personas :

Juan Garat . 2 latas
Miguel Castro 1 lata
Juan Gutierrez ... .. 1 '
Domingo Curbelo. :. ... 1 '
Dios Gracia Sosa ... ..1 I

De los 1805-metros de barrera faltan devolver 120 metros. Las
barreras devueltas fueron enviadas al Dep6sito.
De las 65 mAquinas han sido reclamadas 61 y enviadas al De-
p6sito, faltan reclamar,3 y una se ha extraviado.
De los latigos recibidos s6lo se usaron 78 y 32 restantes fueron
enviados al Dep6sito. Han sido enviados al Dep6sito 1550 clavos,
faltan reclamar 40, el resto, 214, se han extraviado. Tambi6n se
enviaron al Dep6sito 16 agujas, 14 haves y 28 embudos, habien-
dose extraviado 18 agujas, 13 leaves y 5 embudos.

FONDOS RECIBIDOS Y SU DISTRIBUCl6N

Se recibieroq 100 pesos para pagar los gastos que originara la
campaila contra la langosta. El total de gastos efectuados alcanza
A $ 115.85, en la planilla que acompafia A este informed se detalla
la n6mina de las cuentas pagadas, asi como los comprobantes res-
pectivos.









DE LA DEFENSE AGRICOLA


CONCURSO OFFICIAL Y PARTICULAR

En primer termino, har6 menci6n del concurso prestado por la
Policia, 6sta se encargo de designer Comisiones en todas las sec-
ciones de campafia, y dada la distancia y medios de comunicaci6n
fAciles, qued6 A su exclusive cuenta los trabajos de extinciun,
llevAndose A cabo la destrucci6n de la langosta, con los medios
naturales de que dispone la campafia para estos trabajos: ganado,
past seco, paja, etc. La Intendencla tambi6n prest6 su colabora-
ci6n en la lucha contra laa langosta; todo el material necesario
para combatir la saltona, que habia en cantidad considerable sobre
.la costa del Yi, fu6 pagado por dicharepartici6n. El trabajo fu6
efectuado por 3 cuadrillas de soldados de seis unidades cada una.
La direcci6n de estos trabajos estAn A cargo de esta Inspecci6n.
Exterminaron mAs de 600 manchas. El concurso particular se ma-
nifest6 por la formaci6n de Comisiones encargadas de unificar y,
organizer el trabajo entire vecinos.


CALCULO DE LOS VALORES SALVADOS A LA DESTRUCTION

Hare el cAlculo segfin dos procedimientos distintos:
1.0 Teniendo en cuenta el ndmero de manchas destruidas por la
acci6n official direct 6 indirectamente y el dafio que t&rmino me-
dio puede causar cada mancha.
2.0 Calculando sobre el valor de los cultivos amenazados, los
perjuicios que hubieran sufrido si no se tomaran medidas para
combatir el acridio.


PRIMER PROCED1MIENTO

Las mangas destruidas por las cuadrillas oficiales, pasaron de
600, 18 hombres con 20 dias de trabajo cada uno.
Los chacareros que recibieron mAquinas,, barreras y materials
de la Defensa Agricola, fueron 60. El promedio de manchas des-
truidas por cada uno, puede considerarse como minimum de 25, 6
sean 1500 entire todos. Agregando A Astas las destruidas por las
caadrillas oficiales, pasan de 2100 manchas exterminadas. Supo-
niendo que cada. mancha paede ocasionar perjuicios por valor de
seis pesos lo cual es un minimum bien acceptable, los dafos que










MEMORIA


podrian haber causado esas imangas, serial de 12.600 pesos aproxi-
madamente.


SEGUNDO PROCEDIMIENTO

La superficie cultivada de maiz amenazada por la saltona en el
radio que se hizo sentir la acci6n official, alcanza A 1500 hectAreas
(60 chacras de 25 hectAreas cada una, t6rmino inedio).
La superficie dedicada A huertas en Dnrazno no baja de 300
hectAreas, suponiendo un valor minimo de 20 pesos por hectArea
A los cultivos de maiz y de 500 pesos A los cultivos de huerta, el
valor total de estos cultivos alcanza A $ 45.000. Los perjuicios que
hubieran sufrido las chacras y huertas no pueden considerarse me-
nores de un 25 O/o del valor de las cosechas, lo que haria ascen-
der los daflos A $ 11.250. Se ve, pues, que los perjuicios que hu-
biera ocasionado la langosta no bajarian de $ 12.000.


RECOLECCI6N DE MATERIAL

Al respect s61o tengo que observer el poco apremio que ponen
en devolver los materials prestados A las personas A quienes se
ha atendido por los pedidos que han hecho.


MIAPA

Acompaflo A este informed un mapa del Durazno, indicando ,a
zona invadida, zona en que actu6 la acci6n official y direcci6n de
las mangas.


COMUNICACIONES Y PUBLICACIONES

El nAimero de comunicaciones postales fu6 de 21, el de telegra-
mas 14. Se public una hoja suelta que acompafio y se escribieron
dos articulos en la prensa sobre las medidas A tomarse con motivo
de la invasion.


IMPOSICI6N DE MULTAS

Se trat6 de imponer 7 multas, pero debido al trArnite pesado que
estas exigen, no se estableci6 ninguna.









DE LA IDEFENSA AOHICOLA


OBSERVACIONES

1.0 El concurso de la Policia, no en todos los casos es lo eficaz
\que se desea, ain cuando se cuente con el apoyo decidido de la
Jefatura. Creo que convendria establecer en forma concrete la co-
laboraci6n que debe prestar esta Instituci6n A la Defensa Agri-
cola, indicAndose. que en la Secciones invadidas la Comisaria res-
pectiva pondrAn de uno A tres Guardias Civiles bajo las 6rdenes
de la Inspecci6n de Zona.
2.0 Compostura de mAquinas. Creo de suma conveniencia remi-
tir conjuntamente con el material para combatir la langosta, Atiles
y repuestos para la compostura de mAquinas. 'Con esta media se
ahorraria tiempo y se disminuirian los gastos.
3.0 Hay que hacer notar que si bien el Altimo de los sistemas
de barreras es el mejor, en cambio viene tan mal soldado que en-
seguida de ser usada, se desunen las laminas que la forman.
4.0 Las multas, como he dicho anteriormente, el trAmite dema-
siado complejo, para establecer las multas, di6 lugar A que no se
estableciera ninguna, A pesar de que en muchos casos, es necesa-
rio recurrir A estos extremes para que no se burle la ley.
Me permitir6 indicar la modificaci6n que conceptuo oportuna in-
troducir en la reglamentaci6n vigente. Esa modificaci6n consistiria
en establecer que en todos los cases en que no se hubiera cum-
plido .con las obligaciones que establece la ley en los casos de in-
vasi6n de laiigosta, los funcionarios de la Defensa Agricola 6 las
Comisiones que esta design, establecerAn una multa de cinco A
diez pesos, repitidndose esta cada vez que se compruebe que los
trabajos que deben realizarse no se han efectuado 6 son deficien-
tes. De manera que si al inspeccionar un establecimiento en este
no se han torado las medidas del caso, se impondria de inmediato
la multa. Este es el procedimiento que daria mis resultados, evi-
tAndose de que se obstaculice la lucha contra la langosta por ele-
mentos desinteresados en la extinci6n de este insecto. Como quiera
que sea, 6sta i otra modificaci6n serA necesaria hacer en la ley
actual, para evitar los inconvenientes que se han sentido este aiio
con grave perjuicio de la riqueza national.
Saludo A usted muy atentamente.

M. LEZAMA (HIJO),
Inspector del Departamiento del Durazno.










S 76


DEPARTAMENTO DE FLORIDA

DEFENSE AGRICOLA- INSPECTOR DE ZONA.

Florida, Abril 15 de 1915.

Sefor Director de la Defensa Agricola, Ingenieiro R. Sundberg.

Montevideo.
Muy senior mio :

En conformidad A lo ordenado, por Circular nAmero 3 de fecha
Febrero 18 de 1915, tengo el agrado de elevar al senior Director el
informed difinitivo de la pasada campafia contra la langosta.


I -TRABAJOS PREVIOUS REALIZADOS POR ESTA INSPECTION

Iniciada la invasion esta inspecci6n de zona, procedi6, sin.demora
A- los tratajos de inspecci6n de las zonas invadidas y al nombra-
miento de las Comisiones Seccionales y de Distrito, distribuyendo
A los miembros de las mismas para su difusi6n y conocimiento
comn tambi6n A.los vecinos, folletos de la Ley de Defensa, Agricola,
hojas sueltas, circulares y .demAs material apto A difundir el co-
nocimiento de los debeies que A cada uno correspondia en presen-
cia de la amenazadora invasion, tomando, contemporaneamente,.los
acuerdos del cas6 con la Jefatura Politica 6 Intendencia Municipal


II-INICIACION DE LA INVASION, CARACTEX, INTENSIDAD,
PROCEDENCIA, ETC.

El acridio hizo.su primer aparicion en estado de. voladora con
direcci6n de Norte A Sur, en la segunda ;quincena del mes de No-
viembre 1914 iniciAndose la invasion con' mas 6 menos intensidad
en las siguientes Secciones de este Departamento:
10.a Secci6n Policial, Estaci6n Gofii, con caracteres alarmantes,
abarcando desde los limits de los Departamentos de Flores y Du-
razno hasta Sarandi Grarde en 6.a Secci6n Policial, y unas mangas
de menor-importancia aparecieron en la. quinta Secci6n Policial
Estaci6n Isla Mala, en la 1.a Secci6n Policial, Estaci6n La Cruz y
en la 7.a Secci6n Policial, localidad Polanco. ,


MEBVIORIA








DE LA DEFENSE AGRICOLA


La invasion se caracteriz6 en forma alarmante: mas particu-
larmente en la 10.a Secci6n Policial y en las signientes localidades:
Costa del Avance, Costa del Arrayan, Sauce, Arroyo delfYi, Costa
,r I


I i a,
'6 a
n r:


ablil88


del Tala, Punta del|Maciel, Piedra Colorada, Chacra vieja, Arroyo
Maciel, Arroyo Batovi, Arroyo Sauce y Villanueva, Arroyo Sarandi,
Arroyo Tala, Arroyo Castro, Rio Yi, Arroyo Molles, y .en' la 1.a










MBEMORIA


Secci6n Policial, Estaci6n La Cruz, sobre la cuesta de Santo Do-
mingo, y on la 5 a Secci6n Policial en los alrededores de la Estaci6n
Isla Mala)
Sin demoras y personalmente con repetidas inspeccione' y por
medio de circulares, trat6 de hacer comprender A los vecinos la
necesidid de la demarcaci6n exacta de los puntos de desove, pro-
cediendo A las intimaciones del caso con toda energia cuando Jl
fun necesario.
El desove se inici6 en la segunda mitad de Diciembre de 1914
y para mas amplio detalle y mayor exactitud especifico los campos
en los cuales efectuose el desove con mayor 6 menor intenrsidad.


Modesto Tejeira, costa del
Figueroa H.nos, '
Isaias Gonzalez, a
Prudencio Fernandez. a
Andres Diaz,'
Alejandro Irigoyen,
Hermenegildo Diaz,
Ram6n Labandera,
Delfino H.nos,
Miguel Labandera, a
Fortunate Roleta,
Guillermo Paredez,
Julio Bosch,
Alberto Forissen, a
Juan Nufiez, > a
Isidoro Cortada, a
Jos6 Delgado, .
Hip61ito Martinez,' .
Ramdn Vergara, '
Fidel Umbert, a
Antonio Fortunato, ,
Felipe PBrez, a
Agustin Perez, a
Froilan Cardozo, a
Sixto Zamudio,
Enrique Venoit, .
Luis Fiori,
Laudelino CBspedes,
Antonio Salmini,


A
A







Sa



Yi
Ss

Tf



Sa

Ta
Sa



Ta
Ma



Sa


vance 300 mts.
rrayan 2 500 ,
S 2.000 a
a 1.000
S 1.500
S.* 300
a 1.500
luce 400
a 400
S 200
S. 500 *
uce '2.000 *
a 2.500 a
ala 1.000
1.000
Luce 300 ,
ila. 1.500
randi 400 a
S400 ,
a 1.000 *
Ia 2.000
aciel. 400 >
1.000 a
2 000 a
randi 3.000 .
400 .
: 100 >
S 200" a
," .. 500 a


Cai


tnpos de
n





,) )



:


*

















DE LA DtMFENSA AGRiCOLA


Campos de Paulino SuArez,
S Pascual Rago,
S Jos6 Rodriguez,
S Eustaquio CUspedes.
S Faustino Choca,
SJuan Cabrera,
S Abd6n P6rez,
S Pacheco H.nos,
S Dionisio Garcia,
SEpifanio Olivo,
SFeliciano Olivo,
S Cayetano Clavijo,
S Diego Cardozo,
S Modesto Pacheco,
S Alfonso Cartabarfia,
S Wilson y C.a,


costa del Sarandi

Piedras Coloradas.


Costa de

*


Mac


C11


S4.000 mts.
100
S 500


2.600
S1.000
iel 2.000
S. 1.200
1.600
S 1.400
1.000
1.000
600
icra Vieja 800'
S 500
A 1.000
1.000


III-MEDIDAS TOMA.DAS PARA COMBATIR LA LANGOSTA, CONTRA LA
VOLADORA, LOS DESOVES, LA MOSQUITA Y LA SALTONA

La inesperada aparici6n de la voladora, su intensidad saltuaria 6
irregular, como asi mismo la extremada cantidad de pasto que cu-
bria los campos en el period inicial de la invasion, no permiti6
ataear el acridio por medio de los lAtigos, y esta Inspecci6n se
dedic6 A la rigurosa demarcaci6n de las zonas de desove.
En los alrededores de Gofii como eh la carretera de Isla Mala
A Florida se recurri6 al sistema de remover con el arado las zonas
en las cuales efectu6se el desove.
Sin embargo el verdadero trabajo de extinci6n se inici6 con la
aparici6n de la mosquita; se procedi6 por acaparar toda la paja de
trigo existente ,en los alrededores de las zonas amenazadas, y se
orden6 cortar espinas y pasto aprovechAndose las notches de luna
para cumplir estos trabajos, con el fin de preparar los materials
aptos A las tareas de eptinci6n.
El procedimiento de destrucci6n del acridio que en la prActica
result de mAs eficacia contra la mosquita fuN el de circundar las
mangas con las barreras de zinc, tendiendolas en forma de obli-
gar las mangas A seguir la direcci6n del viento, amontonAndola
luego en un rinc6n donde se les quemaba empleando las maquinas
A fuego.
Otro medio, mAs empirico pero de mAs facil actuaci6n y al al-










MEMORIAL


chance inmediato de tddos, y que se practice con 6ptimos resultados
tambi6n para la saltona, es el de amontonar paja durante la tarde'
dos 6 tres horas antes de la puesta del sol y various metros ade-
lante de la direcci6n seguida'por las mangas; y una vez que 61
acridio se amonton6 sobre la paja se rodeaba A various metros de'
distancia y en forma de circulo fi anillo con.otra paja, luego se le
prendia fuego empezando por la periferia y terminando al centro.
S Me es grato sefialar especialmente el antes descrito procedimiento
por cuyo medio se alcanz6 la complete destrueci6u de mangas ex-
tensisimas, siendo recomendable por la. facilidad de- actuaci6n y
economic.
Para ilustrar mayormente y dejar constancia de la labor realizada
enuncio el detalle de las mangas extinguidas con las superficies
ocupadas por las mismas.


SAUCE DE MACIEL

Juan C. Cabrera, 15 mangas 300 metros cada una y 5 manchones
Dionisio Garcia, 13 mangas 100 metros cada una.
Juan Garcia, 8 mangas 20 metros cada una y 3 manchones.
Faustino Choca, 6 mangas de 50 metros cada una.
Pedro Pacheco, 3 manchones.
Sandalio Garcia, 4 mangas de 80 metros cada una.
Abdon PBrez, 16 mangas de 200 metros cada una.
Modesto Pacheco, 6 mangas de 15 metros cada una.


ENTIRE MACIEL Y CHACRA VIEJA

S Diego Cardozo, 4 mangas de 50'metros cada una.
Alfonso HernAndez, 2 mangas de 50 metros cada una.
Cayetano Clavijo, 5 mangas de 40 metros cada una y 4 manchones.
Manuel Rodriguez, 5 mangas de 20 mWetros cada una.
Feliciano Olivb, 7 mangas de 50 metros cada una. '
Basilio Abreu, 4 mangas de 40 metros cada una y 3 manchones.
Froilan Cardozo, 2 mangas y 2 manchones.


PANTANOSO

Antonio Pignatta, 3 mangas de 40 metros cada una.
Jacinto SuArez, 2 manchones.
Luciano Cardozo, 4 manchones.









DE LA DEFENSA AGRICOLA 81




PAJAS BLANCAS

Clemente Rodriguez, 6 mangas de 40 metros cada una.
Alejandro Moreira, 17-mangas de 50 metros cada una.
Bautista Ballo, 6 mangas de 45 metros cada una.
Emilio Villemur, 50 mangas de 60 metros cada una.
Enrique Santini, 8 mangas de 20 metros cada una.


t PItDRA COLORADA

Amadeo Rodriguez, 2 mangas de 50 metros cada una.
Clodualdo Irigoyen, 3 mangas de 30 metrps cada una y 4 man-
chones.
Pedro Pirelli, 4 mangas de 60 metros cada una y 3 manchones.
Avelino Vignoli, 5 mangas de 30 metros cada una.
Jos6 GonzAlez, 3 mangas. de 40 metros cada una.
Benito Sastre, 12 mangas de 30 metros cada una y 5 manchones.
Antonio Fortunato, 5 mangas de 50 metros cada una.
Fiori Hermanos, 20 mangas de 300 metros cada una.
Antonio Salmin, 10 mangas de 200 metros cada una.


SARANDi Y CASTRO

Paulino SuArez, 5 mangas de 150 metros cada una.
Braulio SuArez, 6 mangas de 15 metros cada una.
Evaristo Pison, 9 mangas de 20 metros cada una.
Jose Bataspe, 6 mangas de 20 metros cada una.
Ram6n Vergara, 3 mangas de 10 metros cada una.
Leopoldo Bourgues, 15 mangas de 25 metros cada una.
Juan Nifiez, 7 mangas de 10 metros cada una.
Isidoro Costada, 6 mangas de 12 metros cada una.


ARRAYAN

Modesto Tejera, 20 mangas de 60 metros cada una y 6 man-
chones.
Isaias Gonzalez, 14 mangas de 30 metros cada una.
Figueroa Hermanos, 12 mangas de 400 A 500 metros cada una.
Prudencio FernAndez, 10 mangas de 40 metros cada una.










MEMORIAL


'Alejandro Irigoyen,,5 mangas de 20 metros cada una.
N. Morales, 7 mangas de 70 metros cada una.
Roman Labandera, 6 mangas de 30 metros cada una,

SAUCE DEL YI

Hermenegildo Diaz, 5 mangas de 40 metros cada una.
Prudencio Diaz, 7 mangas de 30 metros cada una.
Julio Bosch del Marco, 7 mangas de 30 metros cada una.
Paredes y Del Marco, 5 mangas de 40 metros cada una
Leopoldo NtAfez, 3 mangas de 30 metros cada una.
Delfino y Viuda H. Bbsch, 6 mangas de 50 metros cada una.
Guillermo Labandera, 4 mangas de 25 metros cada una.
Pedro G. L6pez, 16 mangas de 40 metros cada una y 6 man-
chones.
Zen6n Labandera, 6 mangas de 40 metros cada una.
Ceferino Esteves, 8 mangas de 40 metros cada una.

GONI Y PUNTA DE ARRAYAN

Carlos Grajales, 6 mangas de 80 metros cada una.
Secci6n Estaci6n Gofii, 21 mangas de 35 metros cada una y 13
manchones.
Nemesio Cabafia, 7 mangas de 30 metros cada una y 8 man-
chones.
Wilson y Compafifa, 8 manchones.
EstebAn Garcia, 15 mangas de 40 metros cada una.
Pedro Belloso, 1 manga de 30 metros y 4 manchones.


ESTACION GONI

Paraje Sarandi

Sucesi6n Olivera, 8 mangas de 30 metros y 3 manchones.
Higinio Martinez, 6 mangas de,35 metros y 6 manchones.
Evaristo Pis6n, 4 mangas de 30 metros cada una.
Juan Fiori, 7 mangas de 20 metros cada una y 5 manchones.
Sixto Zamudio, 5 mangas de 5 metros cada una.
Paulino SuArez, 6 mangas de 25 metros cada una y 3 manchones.
Sandalio Rodriguez, 5 mangas de 25 metros cada una.










DE LA DEFENSE AGRICOLA 83




Paraje Arrayan

Modesto Tejera, 8 mangas de 50 metros.
Fuente Hermanos, 11 mangas de 70 metros cada una.
Prudencio FernAndez, 5 mangas de 40 metros cada una.
Figueroa Hermanos, 7 mangas de 70 metros cada una.
Salvador Morales, 5 mangas de 50 metros cada una.
Alejandro Irigoyen, 3 ma-ngas de 15 metros cada una.
Isaias GonzAlez, 3 manchones.
Hermenegildo Diaz, 4 mangas de 40 metros cada una y 3 man-
chones.
Juan Levisamon, 6 mangas de 30 metros cada una,y 3 man-
chones.


SAUCE DEL YI

Julio Voz del Marco, 4 marichones.
Guillermo Paredes, 5 mangas de 10 metros cada una.
Braulio L6pez (hijo), 3 manchones.
Leopoldo Niufiez, 4 mangas de 30 metros cada una.
Carlos Grajales, 8 mangas de 70 metros cada una.
Cirilo Aldama, 4 mangas de 50 metros cada una.


PARAJE CASTRO Y SARANDI

Juan Bidegain, 4 mangas de 300 metros cada una.
Climaco Bidegain, 8 mangas de 200 A 300 metros cada una y 6
manchones.
Prudencio Ferreira, 20 mangas de 150 metros cada una y 9 man-
chones.
Braulio L6pez, 22 mangas de 200 metros cada una y 3 mangas
de cerca ds 1500 metros cada una y various manchones.
Francisco Guti6rrez, 40 mangas chicas de 60 A 70 metros cada una.
Juan Choca, 10 mangas de 100. metros cada una.
S German de Le6n, 30 mangas de 100 metros cada una.
Paulino SuArez, 25 mangas de 30 metros cada una.
Pedro Lbpez, 15 mangas de 100 metros cada una.
Francisco Gutierrez, 10 mangas de 150 metros cada una y 30 man-
chones.










MEMORIA


Eduardo Saronni, 15 mangas de 30 metros cada una.
Medina Valentino, 30 mangas de 100 metros cada tina y 6 man-
chones.
Delfino Leni, 6 mangas de 30 metros cada una.
Eustaquio Pefia, 6 mangas de 100 metros cada una.
Mrcos Quintero, 10 mangas de 50 metros cada una.
Viuda'Morales, 5 mangas chicas.
Sinforoso 'Umpierre, 6 mangas de 200 metros cada una.
Martinez Echeverry Garay, 20 mangas de 100 metros cada una
y 10 manchones.
Carlos Grajales, 2 mangas de 15 metros cada una y 4 manchones.
Modesto Tejera, 4 mangas de 80 metros cada una y various man-
chones.
Prudencio Fernandez, 3 mangas de 25 metros cada una.
Guillermo Paredes, 1 manga de 20 metros y 4 manchones.
Fuents Hermanos, 3 mangas de 40 metros cada uno y 8 man-
chones.
Cirilo Aldama, 1 manga de 100 metros.
Pedro L6pez, 4 mangas de 20 metros cada una.
Julio Voz del Marco, 5 mangas de 15 metros cada una.
Luis Loiguiera, 2 inangas de 10 metros y 3 manchones.
Alejandro Moreira, 6 mangas de 30 metros cada una.


IV MATERIAL DISTRIBUIDO Y RECIBIDO

Desde el Dep6sito General de la Defensa Agricola de Sayago
esta Inspecci6n recibi6:
Estaci6n Gofii: 800 metros de barrera metAlica con sus respecti-
vos clavos, 20 maquinas A fuego y 20 cajones de nafta.
Estaci6n Saran(u Grande: 300 metros de barrera metalica con
sus respectivos clavos, 5 mdquinas A fuego, 5 cajones de nafta.
Dicho material fuW repartido entire las varias Comisiones y Sub-
comisiones de Distrito como sigue:


ESTACi6N GONI

Draulio Ldpez (hijo)

Barrera metAlica, metros . 60
MAquinas, nAmero . . 4










DE LA DEFENSE AGRICOLA


Clavos, nimero. .. . 58
Nafta cajones, ndmero ... . 2


Modesto Tejera

Barrera metAlica, metros .. 80
MAquinas, ndmero .... .. ... 4
Clavos, nfmero ... .. 80
Nafta cajones, numero .. .. 2


Teodoro Tornaria

Barrera metalica, metros . .. 60
Clavos, ndmero . .. 58


Julio Bosch del Marco.

Barrera metalica, metros . .. 80
Clavos, nAmero . . 80
MAquinas, nfmero.. .. . .. 4
Nafta cajories, numero .. .. 4


Juan C. de Cabrera

Barrera metAlica, metros .. .... 60
Clavos, nAmero .. . ... 58
MAquinas, nAmero . 1
Nafta, cajones .. 1


Froildn Cardoso

Barrera, metAlica .... . 60
Claves, nimeros ... 58
MAquinas, nAmero ....... 1
Nafta latas, ndmero . .. 1


Diego Cardoso

Barrera metAlica, metros . .. 80
Clavos, nfmeros .. . . 78
MAquinas, nAmero .... . 1
Nafta, latas . .. .. 1










86 MEMORIA


Ademas 160 metros de barreras con sus respectivos clavos fueron
consignados al Jefe de la Estaci6n de Gofii para proceder A su re-
partici6n segAn la necesidad, otros 160 metros y respectivos clavos
al sefior Comisario de la Policia con el mismo fin.
Con el mismo fin y en el mismo concept se repartieron entire
el senior Jefe de la Estaci6n y el senior Comisario de Policia al
primeroo 5 cajones de nafta y tres mAquinas y al segundo 5 cajones
de nafta y dos mAquinas.
En la Estaci6n Sarandi se repartieron 300 metros de barreras con
sus respectivos clavos y 5 mAquinas A fuego con 5 cajones de nafta
A la Comisi6n,Seccional para la oportuna repartici6n.

V FONDOS RECIBIDOS Y SU INVERSION

Esta Inspececin se uniform A los criterios.mas extrictamente
econ6micos posibles pues como Anico fondo recibi6 la suma $ 15,
por nota 349, L. 1915, cantidad que fuW invertida en -transportes de
los materials langosticidas segfn correspondientes comprobantes.

VI CONCURSO PARTICULAR Y OFFICIAL PRESTADO A LA INSPECCION

Desde la primera aparici6n del acridio esta Inspecci6n dedic6
su mayor esfuerzo y actividad al nombramiento y organizaci6n de
las Comisiones y Subcomisiones de Distrito, tratando por todos los
medios obtener, de las mismas el mAximo y mAs proficuo esfuerzo
en provecho del 6xito de la enorme tarea A desarrollarse en presen-
cia de la gravedad de la amenazadora invasion.
Yo mismo personalmente acompafiado por los sefiores miembros
de las Comisiones y Subcomisiones y por los sefiores Comisarios y
Subcomisarios de Policia, en cada distrito, coadjuyado por los
dependientes de las antes dichas Comisarias de Policia, dictaba y
practicaba instrucciones prActicas y teoricas sobre los medios de
destrucci6n.
Me es grato sefialar A la atenci6n del senior Director la esmerada
cooperaci6n obtenida de los sefiores components de las comisio-
nes y subcomisiones de distritos, como asi mismo de los sefiores
corAisarios y subcomisarios de policia, vAlidamente auxiliados por
sus subalternos, particularmente en los lugares mAs invadidos.
Esta Inspecci6n realize numerosos viajes 6 inspecciones, obser-
vando y dirigiendo atentamente la buena march de la tarea de
extinci6n. El nfimero total de viajes efectuados' es de 48.










DFI LA DFl WSA-AOR!CL0,A


A continuaci6n procedo A la designaci6n de los sefiores que pres-
taron Amplio y valioso eoncurso A'esta Inspecci6n durante la cam-
pafia de extinci6n del acridio:
Batovi-Juan C. Cabrera, Faustino Choca, Abd6n Pera, Pedro
Pacheco, Dionisio Garcia, Sandalio Garcia, Higinio Iriarte, Mo-
desto Pacheco, Antonio Pacheco, Jests. Garcia, Juan L. Garcia,
Epifanio Olivo y Diolindo Acosta.
Maciel Diego Cardoso, Cayetano Clavijo, Alfonso HernAndez.
Manuel Rodriguez, F1lix Clavijo, Juan Alvarez, Juan Clavijo,
Juan Marcena, C. Telmo, Feliciano Olivo, Basilio Abreu, Pruden-
cio GonzAlez.
Chacra vieja-Froilan Cardoso, Luciano Cardoso, Clemente Ro-
driguez, Natalio Tersalia, Jacinto SuArez, Vicente Cabrera, Do-
mingo Pignatta, Saturnino Pignatta, Antonio Pignatta, Vicente
Pignatta, Sandalio HernAndez, Severino SAnchez, Jacinto Cardoso,
Alberto Cardoso, R6mulo Cardoso, Ulpiano Cardoso.
P. de Maciel-Alejandro Moreira, Miguel Rodriguez, Jer6nimo
Guardia, Francisco Lemos, Domingo Lemos, Carmelo Lemos, Bau-
tisto Valle, Magdaleno Cardoso, Antonio Cardoso, Enrique G. San-
tini.
Tala-Braulio L6pez, Evaristo Piz6n, Jos6 Ganachipi, Angel
Bachi, Juan Nufiez, Isidoro Cortada, Felipe Burgues, Julin. Gru-
milla, Joaquin L6pez, Pedro Oliveira, Iiginio Martinez.
Sauce-Julio Bosch del Marco, Pedro L6pez, Severino Esteves,
Zen6n Labandera, Vicente, Luis y Jos6 Ligueira, Guillermo La-
bandera, Segundo Delfino, Guillermo Paredio.
Avcance--Modesto Tejera, Prudencio Fernandez, Alejandro Iri-
goyen, Hermenegildo Diaz, Feliciano y Tomas Figueroa, Lorenzo
Fuente, Agustin Fuente, Manuel Labandera, Juan Garcia, Juan
Lopardo, Ram6n Labandera, Eulalio Diaz, Lorenzo Fernandez,
Maximo Grampo, Isaias GonzAlez.
Arraydn Amadeo Rodriguez, Carmelo Gonzalez, Manuel Be-
rrueta (hijo),i Mateo Castiglioni, Benito Sastre, Antonio Fortunato,
Jos6 M. Irigoyen, Jos6 Gonzalez.
Estaci6n Gohi Antonio Silva, Manuel Faradans, Nemesio Ca-
banal, Eduardo y Teodoro Tornaria, Enrique Gaut, Sebastian Gas-
t6n, Antonio Garmendia, R6mulo Garal, Salvador Fernandez, Car-
los Cardozo, Eduardo P. Pereira, Miguel Pereira, Ram6n Maidana,
Jos6 y Carlos Gabafia, Francisco VAzquez, Claudino Ferrera, Fran-
cisco Russo, Carlos Grajales, Gustavo Grajales, Exequiel Grajales,
Doroteo Cabrera, Angel Cabrera, Pedro Nffiez, Pascual Chiarello,.










MEMORIAL


Melit6n Gutidrrez, Santos Cabrera, Jos6 de Le6n, Jos6 y Luis Al-,
dama, Pedro Serrando, Anacleto Franchi, Juan Echevarria, Car-
melo Clavero, Fortunato Stevanzi, Valentin Gancio, Jos6 SuArez,
Teodoro Vasque, Isabelino GonzAlez, Andres Balba, Ambrosio Co-
lombo.
Estaci6n Sarandi. -Miguel Belsa, Estanislao Pis6n, J. Rodri-
guez, Comisario de Policia senior Lisardo Callero, digno de espe-
cial menci6n por la obra active 6 inteligente prestada A esta Inspec-
ci6n, Juan Bidegai, Climajo Bidegain, Prudencio Ferreira, Braulio
L6pez, Francisco Gutibrrez, Juan Choca, Semi6n de Li6n, Paulino
SuArez, Pedro L6pez, Juan Canav6, MArco Canav6, Valentin Gon-
zAlez, Medina Valentino, Delfino Lemi, Eustaquio Pefia, MArco
Quitifio,, Sinforoso Umpierre, Martin Echiveregaray, Domingo Ca-
brera.


VII ACCION DE DEFENSE Y CALOULO APROXIMADO DE LOS
VALORES SALVADOS

Los plantios y consiguientes valores salvados por la obra de la
Defense, explicada por esta Inspecci6n, tiene su ilustraci6n fiel en
el adjunto cuadro demostrativo; en la recopilaci6n de los datos
que lo componen esta Inspecci6n cuid6 por recojer las indicacio-
nes mAs rigurosas respondiendo A la verdad; al mismo tiempo se-
fial6 al senior Director la inposibilidad en la cual se encontr6 el
acridio de producer dafios de importancia, gracias A la prontitud y
acierto con que se procedi6 A su destracci6n complete.











89


DE LA DEFENSE AGRICOLA






VALORES SALVADOS DEL ACRIDIO

Secci6n Goli


CASES DE CULITIVOS '
I


w
-i
4 0
0 >
I- c
C


OBSERVACIONES


. 98 $ 100 o 9.800 En vista de no revestir
S. 22 60 1.320 suficiente importanciala
884 40 a 35.360 invasion del acridio en al-
. 7 a 60 420 gunas otras Seeciones men-
1 35 "35 cionadas en esta memorial,
6 a 30 180 crei oportuno concretar los
2 a 45 90 datos tall solo de Goili y
707 a 40 a 29.280 Sarandi.


S Seccidn Sarandi Grande


16 $ 100 $ 1.600
44 a 60 a 1.320
1.880 a 40 a 75.200
12 \ 0 dO a 720
18 a 45 a 810
18 a 30 a 540
21'2 ) 60 a 180
5 1/2 a 35 a 192

3.824 $ 157.231


En la present estadistica
no se comprende el lino,
trigo y algunos otros cerea-
les y forrajes, por haberse
efectuado la coseeha antes
de la aparici6n del acridio.


Concluida la campafia contra el acridio, esta Inspecci6n pas6
aviso A los sefiores presidents de las comisiones y subcomisiones
A fin de reunir el material en las estaciones del'ferrocarril, no fal-
tando de acudir personalmente A los lugares en los cuales las
tareas de recolecci6n 1 exigieron.
En su mayoria el material se encuentra en buen estado, habiendo
sufrido generalmente tan solo aquellos deterioros propios del uso,
verificandose la falta de algunos clavos y metros de barrera, asi
como dos '6 tres mAquinas quemadas.


CONCLUSION

Telegramas A la Direcci6n . .. 25
Notas L. . 16
Notas informes. .. . . 7.
Telegramas A las autoridades . .. 2
Notas A las autoridades . .. 7


Frutales .
Forestales .
Maiz .
Alfalfa .
Papas ....
Moniatos .
Porotos .
Trigos. .
Lino ..


Frutales .,
Forestales
Maiz .
Alfalfa. .
Porotos
Moniatos .
Iluerta.
Papas .













90 MEMORIAL


Circulares .. . 60
Folletos nAmeros 1 5 . ... 120
Hojas sueltas campafia langosta ..... 300
Telegramas A miembros de las comisiones y co-
misarios de policia. 9
Notas A various .. 14
Intimaciones de multas . ..14
Multa. ... .. . 1

Esta Inspecci6n se vi6 en el caso de ser obligada de dirigir
algunas intimaciones de multas A los sefiores: Modesto Tejera,
Fuente Hermanos, Prudencio FernAndez, Alejandro Irigoyen, Ra-
m6n Labandera, Julio Bosch, Alberto Parissen, Cayetano Clavijo,
Wilson y C.a, Lataste Hermanos, dos intimaciones, Francisco Gu-
ti6rrez dos intimaciones, Juan Choca, Paulino SuArez.
Multa efectiva por el imported de $ 50 A Lataste Hermanos.
Relativamente A lag barreras metAlicas, me permit Ilamar la
atenci6n del senior Director que seria mAs prActico adoptar barre-
ras en rollos 6 con los anillos soldados, pues la usada en la cam-
pafia, A su t6rmino, ofrecia el inconvenient de perderse los anillos
con suma facilidad, ocasionando los consiguientes entorpecimien-
tos del servicio para el cual estaban destinadas.
Consigno al mismo tiempo A la apreciaci6n del senior Director la
opinion de que en vista de la esperada proxima invasion del acri-
dio, seria menester preparar con anticipaci6n todo el material apto
A la defense de la Zona A cargo de esta inspecci6n sin esperar la
aparici6n del acridio, circunstancia esta que A ser subsanada pon-
dria A esta Inspecci6n A cubierto de posibles sorpresas.
Asi mismo, reputo ftil y necesario empezar una campafia por
medio de circulares y hojas sueltas apta A difundir entire los hacen-
dados, agricultores, arrendatarios, ocupantes y duefios de campos,
los conocimientos de las disposiciones terminantes y taxativas de
la Ley correspondiente y de los deberes de sus pertinencias.
Tambi6n creo buena media poner en conocimiento de los sefio-
res miembros de las Comisiones y Subcomisiones, de una oportuna
prohibici6n de presentar renuncias una vez iniciada la invasion,
6 mejor establecer un determinado plazo. Creo seria tambi6n me-
dida muy acertada y prudential poder obligar los sefiores cultiva-
.dores. de trigo mantener en reserve la paja fruto de sus cosechas
de afio en afio, en forma que iniciAndose una invasion antes de la
trilla se pudiese contar sobre la existencia de paja del afio ante-










DE LA DEFENSE AGRiCOLA -91

.
rior, esta Inspecci6n pudo este anio apreciar la utilidad y indispen-
sabilidad.
Esperando que el present informed llegue A llenar el mandatp
ordenado A esta Inspecci6n por la circular fnumero 3, Diciembre
de 1915 me es grato saludar al senior Director muy atentamente.

VICENTE GIACCONI,
Inspector de Zona.


/
DEPARTAMENTOS DE SORIANO Y RIO NEGRO

Mercedes, Marzo 3 de 1915.

Sefior Director de la Defensa Agricola, Ingeniero Agr6nonmo don
Roberto Sundberg.

Montevideo.

Senor Director:

Con la present tengo el agrado de remitir A usted el informed
general relacionado con la campafia contra la langosta.
Habiendo terminado la campafia, he de mencionar que he sido
secundado eficazmente en los trabajos realizados por los Inspecto-
res Seccionales: Gramajo, Font y Saez, los cuales ha-n demostrado
muy buenas condiciones para estas classes de tarpas.
Saludo al senior Director muy atentamente.

Firmado: Carlos T. Pini,
Inspector de Zona.



Informe

I TRABAJOS PREVIOUS

En esta area se puede anbtar la distribuci6n de folletos y car-
teles que se relacionan con la manera de combatir el.acridio,
evoluci6n del mismo, leyes que tienen relaci6n con la langosta,
etc. Los folletos se han repartido desde que se inici6 la campafia,
los carteles se hicieron colocar en. las estaciones de ferrocarril,
casas de comercio, comisarias, ciudad, etc.







92 MEMORIAL


II--INICIACI6N DE LA INVASION, CARACTER INTENSIDAD
La invasion de langosta comenz6 el diez de Agosto en el depar-
tamento de Rio Negro, cuarta seccion Policial, paso de los Mellizos.



a t. a

1 .
g ? i I *


inm NU '*...TT





ii i,
,. [,o;. i .- ^ ...- ,-- i
^.. v^^B .







DE LA DEFENSE AGRiCOLA 93

Era una manga liviana que marchaba de Norte A Siir, de 5 kil6-
metros de ancho por 15 de largo. La segunda manga invadi6 el





_











11 de Agosto por Nuevo Belen, *segunda Secin del department












de Rio Negro, tenia 5 kilometros de largo por tres de ancho y
era liviana. En el department de Soriano, apareci6 la voladora
ATriw








era liviana. En el departamento de Soriano, aparecio la voladora









94 MEMORIAL


el 23 de Agosto, en la septima Secci6n Policial, teniendo la manga
cuatro kil6metros do largo por tres de ancho y con rumbo de O.
A E. Todas estas mangas como las que invadierori posteriormente,
procedian de la Provincia de Entre Rios. Hubo mnngas de gran
intensidad, sobre todo en Rio Negro; segin opinion de personas
de edad avanzada, hacia veinte afios que no se veia tanta langosta.
La particularidad de las mangas es que no invadieron todos los
predios sin6 que se localizaban, dado el caso de que en un campo
habia una gran manga y en el del vecino no habia langostas.

III MEDIDAS TOMADAS PARA COMBATIR LA LANGOSTA,>
SLOS DESOVES, LA MOSQUITA Y LA SALTONA

o A la extinci6n de la voladora, muy poco se ha hecho,
S,n6 ser en el radio de chacras y algunos establecimientos aislados.
No se acostumbra A hacerlo y para conseguir que destruyan la
langosta cuando estA desovando, serA necesario hacer una propa-
ganda anticipada.
Por otra parte, como sucede en el departamento de Rio Negro,
hay grades predios dedicados A la garaderia; citar6 un caso por
ejemplo: En el Rinc6n de las Gallinas, existen los establecimientos.
de Morgan, Sunhary, Saladero Liebigs, Galarza y Silveira,, que
suman unas 43.000 hetareas.
Como es de presumirse, en estos establecimientos no existe mAs
personal que el que cuida las haciendas : un capataz, tres 6 cuatro
peones y algnn puestero, gente que tiene sobradas tareas con las
del campo.
TratAndose de invasiones grades se hace dificil la extinci6n de
la langosta en estos predios. Para obligar A poner cuadrillas so
necesitan muchos empleados, ya que esas cuadrillas hay que orga-
nizarlas, darles los materials etc. y como no siempre se cuenta
con buenos elements es necesario formarlos, vigilarlos constan-
temente. y casi para su vigilancia se necesita un empleado por
cuadrilla. Por otra parte el personal en esta zona es muy escaso
y solamente llevAndolo de un centro de poblaci6n, se podrian orga-
nizar cuadrillas.
Hay que tener en cuenta tambi6n el espiritu de la gente de
campo, rebelde por naturaleza A toda imposici6n, ya sean multas
6 cuadrillas, de manera que siempre que se haga abuso de estas
dos armas, la Defensa Agricola serA una instituci6n antipatica
para la campafia. Hay casos en que la rigurbsidad se impone, con









DE LA DEFENSE AGRICOLA


propietarios remisos que no obedecen A la segunda ni A la tercera
intimaci6n.
Mas adelante hablaremos nuevamente de este punto.
La extinci6n de los desoves se efectu6 principalmente dentro de
un radio de chacras. En las estancias se trabaja muy bien con los
ganados, en los rodeos, donde hay desoves. La mosquita se atac6
con past seco, paja, espinas y mAquinas. La paja, como las espinas
dan muy buenos resultados y se hace un trabajo econ6mico.
Las mAquinas en su mayoria eran viejas y parte de ellas des-
compuestas; A juzgar por algunas que funeionaban bien, darian
buen resultado si todas fueran nuevas.
Las mAquinas que funcionaban mejor son las del sistema ,Iguazi,
aunque un poco pesada, es sl6ida. Las mAquinas Rayo se de-
sueldan con facilidad y no tienen solidez. Las (Urrutia> son prAc-
ticas, lo mismo que la a Santa Irene" que son muy manuables. No
se puede abrir juicio sobre las mAquinas empleadas, por ser viejas
y haber perdido en su gran mayoria la fuerza del 6mbolo y como
consecuencia la disminuci6n de las dimenciones de la llama.
La saltona se dtac6 con las barreras, es el period que mAs se
combat la langosta, por eso creo que el material de que se debd
disponer en cantidad es la barrera.
El material recibido, era un poco bajo. La superioridad de los
rollos, sobre la barrera articulada no se discute; es mAs fAcil el
manejo de los rollos y pasa much menos la saltona.. El material
que habia depositado en Mercedes y que se remiti6 al saladero, era
el mAs perfect.
Apesar de haberse utilizado durante various afios, pasAndole gra'sa
6 aceite al emplearla hizo trabajos buenos.
Creo convenient fabricar de esta barrera, en lo sucesivo aunque
es mAs cara, tiene la ventaja de durar muchos afios sin sufrir de-
terioros, cosa que no sucede con la de lat6n, que se oxida muy
facilmente.
Los rollos de esta barrera tienen 20 met*ros de largo por A5 cen-
timetros de altura, consider exagerada la altura, puAs con 40
centimetros seria suficiente.
La barrera de 30 centimetros la salta fAcilmente la saltona cuando
estA en un period avanzado de desarrollo.









MEMORIAL


IV MATERIAL RECIBIDO Y DESTRIBUIDO

En Soriano se distribuyer6n 20.020 metros de barrera, 146 mA-
quinas con sus correspondientes accesorios.
En Rio Negro se distribuyeron 11.391 metros' de barrera y 354
maqunas, ademas se remiti6 al Saladero Liebigs, el material que
habia entregado la Jefatura de Soriano A la Inspecei6n que serian
unos 3.500 metros de barrera (no se puede precisar la cantidad por
ser los rollos deficientes)


V LOS FONDOS RECIBIDOS Y SU INVERSION

Se han recibido para gastos extraordinarios de extinci6n langosta,
en los departamentos de Rio Negro y Soriano, la suma de $ 400,00.
Las distribuciones de estos fondos obran en poder del senior Di-
rector, con las planillas correspondientes.


VI CONCURSO OFFICIAL Y PARTICULAR PRESTADO

El concurso prestado por la Policia en campafia ha sido infor-
mativo. El de la Intendencia Municipal de Rio Negro para la Ins-
pecei6n fu6 muy eficaz, puso A nuestra disposici6n el Corral6n para
depositar los materials 6 hizo trabajar una cuadrilla de 4 hombres
en la extinci6n de langosta. La tropa de linea, trabaj6 algunos
dias en Rio Negro con fuerzas del Regimiento N.o 1, en Mercedes
se conto con la fuerza del 3.o de Caballeria; se solicitaron seis
cuadrillas, A estas comisiones primero se les instruia en el manejo
de las maquinas y barreras y despues se les enviaba A los sitios
donde su concurso era requerido. He de mencionar la laboriosidad
y discipline de estas comisiones, como prueba de ello, estA el agra-
decimibnto de los propietarios donde trabajaron; en realidad, el
verdadero concurso official positive, han sido las cuadrillas del 3.0
de Caballeria, con ellas se extinguieron todas las mangas de sal-
tonas que. amenazaban entrar A Mercedes.









DE LA DEFENSE AGRiCOLA 97




VII LA ACCION' DE DEFENSE Y CALCULO APkOXIMADO DR LOS
VALORES SALVADOS A LA DESTRUCCION

Para que este dato se aproxime A lo real, fua necesario inspec-
cionar los establecimientos invadidos, y los datos van mAs ade-
lante.


VIII- LA RECOLECCI6N DE MATERIALS

Hasta ahora no ha habido entorpecimiento, para activar la reco-
lecci6n se, hanhecho imprimir circulares, dando un plazo hasta el
I.o de Abril, para entregar los materials solicitados.


IX-NtMERO DE COMUNICACIONES POSTALES Y TELEGRAFICAS CIR-
CULARES, INTIMACIONES, ETC., PASAD&S CON MOTIVO DE LA LAN-
GOSTA.

Notas recibidas 65; remitidas 218, telegramas remitidos 143, te-
legramas recibidos 165, circulares remitidas 116.
Imposici6n de multas. Se impuso una multa de $ 60,00 al seniorr
Mariano SuArez en la primera secci6n policial de Rio Negro.
Se impuso una cuadrilla de 9 hombres al saladero Liebig, la
cual trabaj6 una semana y despues hubo que suspenderla, por las
pretenciones cada vez mayores de los obreros.


X OBSERVACIONES Y CONSIDERACIONES GENERALS

La utilizaci6n del ej6rcito 'en la extinci6n de la langosta, seria
el ideal bajo el punto de vista econ6mico.
Con 500 hombres en el departamento de Soriano, ubicados en
las estancias que se sefialan en el mapa, se podria salvar gran
parte de la cosecha de la zona donde actuaran.
En caso de que se contara con este ndmero de fuerza cosa que
no consider dificil (dadas las fuerzas de nuestro ej6rcito y la
importancia que tiene para las zonas agricolas la extinci6n de la
langosta y. los beneficios que se obtendrian ) seria necesario dis-
poner de algunos medios de locomoci6n, como ser carros, caballos
etc., fitiles que podrian ceder las Intendencias, y que son necesarios
para el transport de material y de los mismos soldados.









98 MEMORIAL


Cada veinte soldados estarian distcibuidos en cuatro estableci-
mientos mas 6 menos pr6ximos y i las 'rdenes de un official.
Se han elegido en su mayoria establecimientos ganaderos donde,
por lo com~n, los propietarios se muestran sumisos porque no
tienen nada que 'perder.
.En la prActica se ha constatado que muchas personas trabajando
juntas, hacen menos que pocas bien distribuidas..'
Cada soldado ganaria $ 0.20 que serian pagos por el encargado
del estableeimiento semanalmente.
El propietario tendria la obligaci6n de darles la mantenci6n.

PERSONAL DE LA DEFENSE AGRICOLA

En caso de que este plan fuera aceptado, se necesitaria un ins-
pector departmental y;cinco inspectors seccionales 6 ayudantes.
SerA necesario advertir A los inspectors seccionales que tienen
S que tener caballo y mantenerlo aunque para ello sea necesario
darles mis sueldo; de otra manera el Inspector de Zona tiene
que encargarse con la tarea de proveerlos de medios de locomoci6n.
AdemAs seria itil tener un escribiente (todo este personal para
el period de langosta) que se encargaria de las tareas de oficina
un empleado de.$ 15,00 pesos seria suficiente.
El personal en el departamento de Soriano se distribuiria en, la
siguiente forma :
Mercedes: Un Inspector Departamental, dos ayudantes y un es-
cribiente.
Dolores: Un ayudante.
Palmitas: Un ayudante.
La Lata: Un ayudante.

POLICiA

Las policies en campafias son un gran auxiliar porque ellas son,
las que dan aviso del movimiento de las mangas y el lugar donde
desovan.
"Un poco mAs de actividad en ellos haciendo obligatorio el cum--
plimiento de la ley y. su misi6n terminaria, ya que las policies
cuentan con poco personal y sus areas son mAltiples.









DE LA DEFENSE AGRICOLA !99




INTENDENCIAS

Alas Intendencias se les daria 11 t.izra de extinguir.la langosta
en el radio de las ciudades que comprende cada departamento, y
la defense de las mismas, en caso de invasion de, saltona, cuidAn-
dolas con barreras siempre que fuera necesa'rio.
Estas obligaciones de las Intendencias que de hecho estAn com-
prendidas en la ley de Defensa Agricola; seria convenient hacer-
las constar, asi como el prestamo de carros, caballos, palas, picos,
etc., y otros 6itilss, que seria oneroso adquirir A la Defensa Agri-
cola.


MATERIAL

Al tratar los'distintos m6todos empleados para-extinguir la lan-
gosta ya se habl6 de los materials; solo agregar6 que ,seria ne-
cesario disponer de 50.000 metros de barrera por. departamento
invadido, para tender en forma los ["i~l, .de material.
En cuanto A las mAquinas, los pedidos no son tan numerosos,
por lo caro que result el combustible. Con,cuatro cientas mAquinas
por departamento.creo habria suficiente;
Seria de utilidadtambi6n indicar en el dorso de los recibos de
materials, la manera de utilizar, sobre todo la barrera (colocacion,
pozos, lines, etc.) y. i la vez hacer constar que no son para cercar
y en caso de que asi 1o hiiiera serian retiradas.
Al tratar el plan que formulo hago referencia siempre al depar-
tamento de Soriano., En los depgrtamentos de Rio Negro y Flores
no tienen tanta importancia la extinci6n de la langosta, por tra-
tarse de departamentos en los cuales la agricultura recien comienza
A extenderse.
Rio Negro: Cuenta como zona agricola, la, Colonia Rusa.al norte,
los alrededores y 10 6 12 establecimientos con.agricultura.
Flores: No cuenta con ninguna colonial de importancia y la
agriculture se halla tan desarrollada como, en Rio Negro.,
Soriano: Cuenta con unas 80 A 100,000 hectireas de agriculture;
la zona que circunda Dolores es completamente agricola ; ademAs
estari las Colonias Diaz, Latorre, P6rez, Dorrey y muchos estable-
cimientos que hoy estan colonizados.
Por eso es que ,en.un caso probable-de invasion de langosta ,en










MEMORIAL


el afio pr6ximo habria que prestar especial atenci6a A este depar-
tamento, donde el aeridio puede efectuar dafios de verdadera im-
portancia.
He de agregar que en los lugares donde se ha concluido la
saltona, la voladora no se posa y que donde hay saltona las mangas
que han echado alas, se posan pasado varios dias hasta que la
saltona concluye su desarrollo.
Hay que tener en cuenta que el tempo mis oportuno .para la
extinpi6n de la langosta, coincide con la cosecha de cereales y
las esquilas, es decir, laI poea en que la gente de canpo esta
mis atareada, nuevo y poderoso motivo para que utilicen en una
forma amplia las tropas de line. en la extinci6n de la langosta.-
Mercedes, Agosto 3 de 1915. Firmado: Carlos T. Pini, Inspector
de Zona.

MATERIAL DISTRIBUIDO EN MERCEDES

Asunci6n Lapido, 2 mAquinas y 50 metros de barreras.
Fermin Echevegler, 3 maquinas y'100 metros de barreras.
Luis Ribobla, 2 mAquinas y 160 metros de barreras.
Amadeo Rivarola, 4 mAquinas.
Pedro Brondoli, 1 mAquina y 70 metros de barreras.
Juan Brondoli, 1 maquina y 50 metros de barrera.
Pascual Deandrea, 2 maquinas y 100 metros de barreras.
Angela Escarpa, 1 miquina.
Buenaventura Caviglia, 10 mAquinas y 300 metros de barreras.
Juan Armas, 2 inaquinas y 50 metros de barreras.
Jose Roglias, 3 mAquinas.
Antonio Batro, 3, mAquinas y 50 metros de barreras.
Angel Dufour, 5 mAquinas.
Antonio Gandolfo, 1 maquina.
Pedro Coppa, 1 maquina.
Deolindo Lemonceli, 1 maquina.
Jos6 Colombo, 1 mAquina.
Luis Roglia, 2 mAquinas y 300 metros de baireras.
F6lix Dominguez, 2 mAquinas.
Joaquin Rodriguez, 2 mAquinas.
Carlos Ravena, 2 mAquinas 200 metros de barreras.
Policarpo Mesa, 3 maquinas.
Angela Escarpa, 1 mAquina y 50 metros de barreras.
Jbs6 Abrahan, 1 maquina y 100 metros de barreras.