Group Title: Boletin Salesiano.
Title: Boletâin Salesiano
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00075624/00047
 Material Information
Title: Boletâin Salesiano
Uniform Title: Boletâin Salesiano (Turin, Italy)
Physical Description: v. : ill. ; 27 cm.
Language: Spanish
Creator: Oratorio Salesiano
Publisher: Oratorio Salesiano
Place of Publication: Turin Italia
Frequency: monthly
regular
 Subjects
Genre: periodical   ( marcgt )
 Notes
General Note: Description based on: Aäno 7, n. 1 (enero de 1892); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00075624
Volume ID: VID00047
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 35918727
lccn - sn 96026719

Full Text




ANO :i .1.PbIcinmesaNO MR de19


BOLETIN


Quien recibiere A un nifo en mi
nombre, A mi'me recibe.
(MATH. xvIII.)
Os recomiendo la nieez y la ju-
ventud; cultivad con grande es-
mero su educaci6n cristiana; y
proporcionadle libros que le en-
sefien A huir del vicio y A prac-
ticar la virtud.
(Pro IX.)
Redoblad vuestras fuerzas A fin
de apartar & la niioz y juven-
tud de la corrupci6n e incredu-
lidad y preparar asi una nueva
generaci6n.
(LEON XIII.)


SALESIANO


Debemos ayudar A nuestros her-
manos & fin de cooperar A la
difusi6n de la verdad.
(III S. JUAN, 8.)
Atiende A la buena lecture, A la
exhortaci6n y & la ensefanza.
(I TIMOTn. Iv, 13.)
Entre las cosas divinas, la mas su-
blime, es la de cooperar con Dios
A la salvaci6n de las almas.
(S. DIONISI.)
El amor al pr6jimo, es uno de
los mayores y mas excelentes
dones que la divina bondad
puede conceder A los hombres-
(El Doct. S. FRANC. do Sales)


-4W( DIRECCION en el Oratorio Salesiano Calle de Cottolengo N. 32, TURIN (Italia) ) f--
* -- r t .. -


STUMARIO.
Los CONGRESS CATOLICOS.
PREPARAIONOS.
LA ESPERANZA. (Carta de una madre recomendando a
su hijo el mejoramiento diario).
CARIDAD PARA CON LAS ALMAS DEL PURGATORIO.
MONS. FAGNANO ANTE EL PADRE SANTO.
ECOS DEL PRIMER CONGRESS INTERNATIONAL SALE-
SIANO.
LA OBRAK DE DON BOSCO EN EL EXTRANJERO. Italia,
Portugal.
ESPAOA. Gerona. De grato recuerdo.
AMERICA. Buenos Aires. Escuela de Artes y Oficios.
Oratorio festivo de Santa Catalina. Lima (Perd).
Discurso del Exemo. Sr. Delegado Apost6lico Mons.
Macchi, en el Acto literario-dramitico-musical ce-
lebrado en su honor en los Talleres Salesianos. -
Bogotd (Colombia). Un nuevo gran Lazareto Nacio-
nal. Conferencia del Rdo P. salesiano Evasio Raba-
gliati. Brasil. Pringles (Rfo Negro).
NOTICIAS DE NUESTROS MISIONEROS. Uruguay. Dos
Cartas del Ilmo. Sr. D. Luis Lasagna. I. Los mi-
sioneros salesianos benem6ritos de las ciencias natu-
rales y de la agriculture. II. Los misioneros salesia-
nos benemeritos de la meteorologia. Chubiit. Seis
conversiones del Protestantismo y otras cinco en vis-
ta. Ser6nase el horizonte.
GRACIAS DE MARfA AUXILIADORA.
NOTICIAS Y VARIEDADES.
HISTORIA DEL ORATORIO DE SAN FRANCISCO DE SALES.
BIBLIOGRAFfA.
COOPERADORES SALESIANOS DIFUNTOS.
GRABADOS. Disefo de una parte de la fachada prin-
cipal y de la iglesia de la nueva casa salesiana en
construcci6n, de Milan.


LOS CONGRESS GATOLIOOS.


-' A cruel y sangrienta guerra que en su
safia infernal suscit6 con particular manera
el espiritu de las tinieblas en esta filtima
mitad de siglo, nadie hay que la desconozca
por poca, ilustraci6n que tenga. El libera-
lismo, 1iltima invenci6n del inferno y re-
sumen de todas las herejias, ha invadido el
mundo entero y especialmente la Europa,
que adopt y puso por obra sus disolventes
y mortiferos principios, que en el campo de
la moral produjeron las mas funestas conse-
cuencias, acreciendo y alhagando en el hom-
bre los desenfrenados deseos de goces mate-
riales y desencadenando sus feroces instin-
tos y pasiones que con el ansia de conseguir
sus perversos fines, todo lo invaden y atro-
pellan; y en el de la ciencia, socabando los
indestructibles fundamentos de la fe, con
los funestos principios del 89, hoy mAs que
nunca practicados y adoptados, extraviaron
las inteligencias, arrancaron A las masas sus
principios religiosos que hasta entonces ha-
bian sido la salvaguardia de la paz dom6stica
y social, y destruyeron el pacifico reinado de
Jesucristo sobre pueblos y naciones.
La Iglesia perseguida, despojada de sus
bienes y en muchas parties privada de sus
legitimos Pastores condenados al destierro
6 a la carcel, no pudo ya valerse de sus in-


Publicaci6n mensual


,,
r-;


ANO X N., 11.


NOVIEMBRE de 1895








.-- 242 -

dubitables derechos, que descaradamente la mientos de fe y de piedad, y Jesucristo vuelve
faeron negados, de predicar la verdad A los a recuperar su perdido dominion en el minudo.
pueblos, de educar la juventud....... Todo Tales y tan, halagiiefios resultados, obra
estaba, pues, perdido, y I donde encontrar son de los Congresos Cat6licosgenerales, de
remedio ? los regionales y de asociaciones particulars
El Padre comfin de los fieles inspirado por como el de Cooperadores Salesianos llevado
el Espiritu Santo, levanta su voz para con- a cabo en Bolonia el pasado Abril y el de
vocar A cuantos ]e quedan hijos sumisos y Terciarios Franciscanos recientemente cele-
ardientemente invitarles A descender : la brado en Asis.
arena y, sin darse punto de tregua ni reposo, Lo conseguido hasta la fecha, debe darns
pelear cuerpo 6 cuerpo contra la hidra de fundadas esperanzas de mAs consoladores re-
la modern herejia, en defense de sus pro- sultados para el, porvenir, pues el espiritu
pios derechos deprimidos, en defense de los religioso VA. 6,pjos vistas despertndose 'yi
derechos de Dios. Afortunadamente ain que- goroso en las naciones en que la nrcibon ca-
daba fe en Israel. Los esforzados soldados t6lica esta mis desarrollada..Siguiendo A este
del Papa, con 6 la cabeza valientes y espe- paso, no estar6 lejano el dia en el que la
rimentados capitanes, cuales son los Obispos, Religi6n recobre sobre el mundo la impqr
obedientes 6 la voz del Padre, aunan sus tancia y saludable influencia que en malhort
fuerzas para tratar de la mas ftil, de la mas le quitara el liberalism; no starr lejauc
santa y sagrada de las causes. Vis unita el dia enel quedestruidas todas las herejia,
fortior, y lo que, aislados, no habian podido y principalmente la de liestrml,4 .dias, padr(
conseguir, lo consigue su uni6n, su obedien- y resumenr de todas, vea el Papa reunirsi
cia y sumisi6n 1 los que: Dios en suinfinita en torno suyo 6 todos los pueblos formandc
Providencia les habia deparado como jefes un solo rebahio yun solo.pastor.
de todo el mdvimiento. 116 aqui el origin Para la consecuci6n de tan noble y sant
de los Congresos cat6licos. empresa, nosotros encarecemos las oracip-
Nada perdon6 el demonio para ahogar en ,nes y.actividad de todos nuestros Ooopera
sus principios una obra que habia de echar dores. Se trata de la.gloria:de Dios, de la
por tierra todos sus malditos planes, poniendo reivindicaci6n de sus derechos, de la salva-
en juego todos sus amafos y astucias que ci6n de las almas, del bien moral y ani ma-
lo acreditan de perro viejo, para introducir trial de la sociedad; se trata, en una pa-
entre las filas cat6licas la desuni6n, eldesa- labra, de secundar los deseos, la voluntad
liento y el espiritu de partido, que a tantas repetidas veces manifestada del Papa, nuestro
excelentes obras cat6licas hace infructuosas. Padre y nuestro !maestro; y nosotros que
i Ni faltaron personas que vieran con males tenemos a honra llamarnos, sus hijos, noso-
ojos este consolador movimiento. Unos, indu- tros que tantos beneficios y favors hemos
Sdablemente inspirados por el padre de la recibido de este gran bienhechor de la So-
mentira, no repararon en medios para con- ciedad Salesiana, debemos acatar sus deseos
trarrestarlo, bien vali6ndose del ridicule, del con el mismo respeto, con la misma sumi-
deprecio 6 de la critical mordaz; otros final- si6n con que acatamos la voluntad de Dios
mente, cat6licos como el que mas, pero aman- de quien 61 es representante en la tierra.
tes de la quietud y de la paz A todo trance
y amigos de transaciones a trueque de no
perderlas, aconsejados por su prudencia y buen
juicio, 6 para hablar en castellano,. por su
miedo cerval y por su poquedad y miseria, PREPAR MONrOS.
lo criticaban y contradecian como inoportuno
6 inftil, y trataban de fanaticos a los que o
con sus obras les mostraban el camino que
- ellos tambi6n debian y no querian empren- A muerte, como todo lo que pasa poi
Sder. Mas, todo en vano. Los verdaderos ca- nosotros una sola vez, no puede menos de
tolicos siguen sin mirar atras el camino que infundirnos respeto. Doblan ante ella su er-
el Papa y sus Obispos, les trazan, y cada guida cerviz los poderosos; las hermosuras
uno.de sus pasos senal6 un nuevo triunfo; palidecen, se desfiguran y descomponen; la
y 1ds resultados hasta el present obtenidos, juventud pierde sus fuerzas y cierra debil.
son en verdad consoladores en extreme, mente sus ojos amortiguados. Lo mismo muere
SYu6lvense A abrir los seminaries; se le- el rico que el pobre, el viejo que el nifio
vanta el destierro y retornan 6 sus sedes El uno entire fausto;de sedas y cortinajes, y
los Pastores de la Iglesia; las 6rdenes y co- el otro en la miseria y entire harapos. Pe
munidades religiosas entran de nuevo en po- ro todo es m6rir; todo es dejar este mundc
sesi6n de sus casas y conventos; se abren para pasaral otro.- Que sea en la cama 6 er
al culto muchas iglesias, y por doquiera sur- la calle, en la. familiar 6 lejos de ella; de unt
gen como por encanto circulos cat6licos deo- enfermedad 6 de una desgracia; 6 sabiendaF
breros; la religion poco A poco se introduce 6 sin saberlo, resignados 6 desesperados; 1lo
en las escuelas; la familiar so inspira en senti- rados 6 no, la muerte siempre es la misma,







- 243 -


Cuando veo esos series dichosos, que olvi-
dados de todo, como si creyeran vivir eter-
naniente, solo ansian divertirse, me pregunto
espintado: g Acaso han hallado ellos el se-
creto de no morir? Ellos que no creen apenas
en la Religi6n, porque no la ven clara, y des-
echan sus verdades, porque a sus ojos son
paparruchas, tal vez han hallado algfin mo-
tivo para career que sera eterna su vida? Y
si no lo han hallado, Lde d6nde tanta tran-
quilidad ?
7 o No ven que por uno y otro lado van ca-
yendo sus amigos? jNo vieron nuncalamuerte
dde algunioT Y si la vieron iles pareci6 cosa
muy ligera y de poca importancia que tan
facilmente la pusieron en olvido? tPor qu6
no hallan eco en su mente aquellas mortales
angustias, aquellos penetrantes gemidos, a-
quiella lucha fer6z''que se retrata en los ojos
del' moribund ?
4'Qu6 teen que todos protestan en6rgica-
niente cuando so trata de decir la verdad 6
un enfermo0?'Su'temor confiesa lo que nie-
gan sus obras. Temen que se estremezca al
pensar en el juicio, que su imaginaci6n exal-
tada representandole & lo vivo la' vida fu-
tura, le llene de espanto; que se parta su
coraz6n viendo lo que acd deja, porque el
coraz6n suele andar tan pegado i este mundo,
que no es facil arrancarlo de 61 sin dolor.
iCudnto mejor fuera que ellos lo mirasen con
aquel interns que lo haria el agonizante si
supiese su peligro!
LEn qu6 manantial been esa mentida paz?
$, Qu6 secret han hallado para no temblar
y para ofender & Dios divirti6ndose a todas
horas? QQub saben, que asi se rien de ]a
muerte en su propio rostro ? gPor qu6 su idea
no agita su vida?
Llegar6 su hora. Su piadosa Madre la I-
glesia no lograri, si no es entire mil obstacu.
los, buscarse paso para abriles los ojos, con-
solarles, enjugar sus l grimas, apartar del
castigo su mirada y mostrarles el cielo que
aun es para ellos. Llegara su hora, y cuando
un rayo de luz, un grito de perd6n, una 16-
grima de dolor, un lay! arrancado al cora-
z6n arrepentido, bastaria para salvarlos, el
mundo les tapard los ojos para que no se
espanten, les ocultara el peligro, les robard
aquellos moments preciosos, dejando que
falte el terreno a sus plants, esperando
que se les hunda de golpe y caigan sin mas
ni mas en la profunda eternidad; y joh sar-
casmo! se servird tal vez para ello de sus
parientes, de sus amigos, de los que mAs le
quieren.
Si es cruel la muerte del que en los dolo-
res de la agonia lucha con su conciencia des-
cuidada, con las imAgenes de sus placeres,
con las sombras del porvenir, no es menos
cruel morir sin saberlo, y hallarse de buenas
6 primeras oprimido por la pesada y eterna
mano de Dios.
La muerte, sabida 6 no sabida, es cruel


siempre para quien no Ileva tranquila su con-
ciencia'; es una hora de horror para quien
no la ve venir de lejos, para quien no la
trae preparada.
Pero yo te aseguro, lector querido,'que si
mueres hoy voluntariamente a ti mismo.y A
todas las'cosas del mundo, al pensar en los
series queridos que fueron y ya no son, pero
que viven tal vez en otra vida mejor como
nos lo dice y nos lo recuerda nuestra santa
Madre la Iglesia, si trabajas constantemente
en tu santificaci6n, y elevas al cielo tus sus-
piros, moriras dulce, humilde y tranquila-
mente en los brazos del Sefior, con la son-
risa en los labios, con la esperanza en el
coraz6n.

VYV-- V V Y V-V-VW VVV-VVY V V VVY-V- VV WVV

.LA ESPEJRIA NITZAA.


(Carta de una madre recoinendando a su hijo
el mejoramiento diario).

i- u.''iio me ha gustado, Enrique mio, el
arranque con que te'has echado en brazos
de tu madre al volver de la clase de Reli-
gi6n. iQu6 cosas tan hermosas y tan conso-
ladoras te ha dicho el maestro! Dios, que
nos ha arrojado al uno en brazos del otro,
no nos separar6, jams; cuando yo muera,
cuando muera tu padre, no nos diremos aque-
llas tremendas y desconsoladoras palabras:
Madre, padre, Enrique, ino te vere ya mids
Nosotros nos volveremos a ver en otra vida,
en la que el que ha sufrido en esta tender,
su compensaci6n; en la que el que ha amado
much sobre la tierra, volverA A encontrar
las almas que ha querido, en mundo sin
culpa, sin llanto y sin muerte, pero debemos
todos hacernos dignos de esa otra vida. Oye,
hijo; cada acci6n buena tuya, cada palabra
de carifo para los que te quieren, cada acto
de atenci6n hacia tus compaiBeros, cada pen-
samiento noble tuyo, es como un paso que
das hacia aquel mundo. Tambi6n te lleva
hacia el mundo aquel cada desgracia, cada
dolor que sufres, porque todo dolor es la ex-
piaci6n de una culpa, toda lIgrima borra
una mancha. Proponte cada dia ser mejor y
mds carinoso que el dia anterior. Df todas
las maiianas: Hoy qutiero hacer algo de lo que
mi conciencia pueda alabarse, y mi padre es-
tard content; algo que me haga ser mds que-
rido ds este 6 aquel compaifero, del maestro,
de mi hermano 6 de otros; y pide a Dios que
to d6 la fuerza necesaria para llevar a cabo
tu prop6sito. Senor, yo quiero ser bueno, no-
ble, valiente, delicado, sincere, ayudadme;
haced que cada noche, cuando mi madre me
d6 el filtimo beso, pueda yo decirla: Tf be-
sas esta noche un niio mejor y mas digno








- 214 -


que el que besaste ayer. Ten siempre en tu
pensamiento aquel otro Enrique mAs feliz
que puede ser despu6s de esta vida. Luego
reza. i Tf no puedes imaginar qu6 dulzura
experiment, cuanto mejor se siente una ma-
dre cuando v6 A su hijo de rodillas! Cuando
yo te veo rezando, me parece impossible que
deje de haber alguien que te mire y te es-
cuche; creo entonces m~s firmemente que
nunca, que hay una Bondad supreme y una
infinita Piedad; te quiero mAs, trabajo con
mAs fe, sufro con mAs fortaleza, perdono con
toda mi alma y pienso con serenidad en la
muerte. iOh Dios mio! Volver a oir despu6s
de la muerte la voz de mi madre, volver A
encontrar A mis hijos, volver A ver A mi En-
rique, A mi Enrique inmortal y bendito; y
estrecharlo en un abrazo que no se acabarA
ya nunca, nunca jamAs, en una eternidad...
;Oh! Reza, recemos, querAmonos, seamos
buenos, y llevemos en el alma esta celestial
esperanza, adorado hijo mio.
Tu MADRE. >



Caridad para con las Almas del Purgatorio.


Si siempre y en todo tiempo un verdadero
cristiano debe abrigar una devoci6n especial
y acudir en auxilio de las benditas Almas
del Purgatorio, much mAs y con particular
manera en este mes que por materna dispo-
sici6n de la Iglesia a ellas estA consagrado.
Son incalculables los bienes, no solo espiri-
tuales mas ain temporales, que de esta santa
prActica y devoci6n derivan, pues es impo-
sible que aquellas benditas Almas, aliviadas
y libradas mediante nuestra caridad de las
abrasadoras llamas del Purgatorio, dejen de
interceder por nosotros ante el trono del Al-
tisimo. Muchos son los testimonies que del
agradecimiento de las benditas Almas te-
nemos, por el alivio que se las proporciona.
El obispo san BristAn tenia la piadosa cos-
tumbre de celebrar misa por los difuntos
siempre que le era possible. Un dia, al ter-
minar el Santo Sacrificio con el Bequiescant
in pace < Descansen en paz >>, se oy6 en
toda la iglesia un concerto de voces, que,
saliendo de la tumba que alli habia, respon-
di6: i Am6n! i Am6n! atestiguando asi el
alivio que Dios les habia concedido.
Y santa Brigida afirma haber oido 6a un
alma del Purgatorio que le decia: < Gracias
sean dadas A los que alivian nuestros pa-
decimientos, > y otra voz que exclamaba A
su vez con mAs fuerza: << Dios y Sefor Nues-
tro, por vuestro poder infinite recompensad
largamente A los files que nos socorren con
sufragios y nos llevan 6 la luz de vuestra
divinidad >> .


Bastan y sobran los testimonies aducidos
para decidirnos y animarnos A una devoci6n
tan consoladora que mitiga y endulza nues-
tro dolor por la perdida de queridas personas,
y que de tantos y tan variados consuelos y
favors es portadora.
Esto no obstante, queremos terminar con
el siguiente hecho para mis ratificarnos en
obra tan santa de la que tal vez en dia no
lejano necesitaremos nosotros y la que cier-
tamente no nos faltarA si ahora con fervor
y diligencia la practicAremos, ya que sere-
mos medidos con la misma media con que
midi6remos.
Una pobre criada habia adoptado la santa
prActica de hacer celebrar cada mes, con el
fruto de sus ahorros, una misa por las almas
del Purgatorio y en especial por la que mAs
pr6xima estuviese 6 entrar en el cielo.
Dios le prob6 la paciencia con una larga
enfermedad en la que consumi6 todas sus
economies, de manera que cuando pudo salir
en busca de ocupaci6n, no le quedaba mAs
que una pequena moneda para hacer frente
A sus necesidades.
(ierto dia por la malana, mientras reco-
rria la ciudad en demand de servicio, pas6
por delante de una iglesia y al entrar en
ella se acord6 que ese mes no habia man-
dado celebrar la misa de su devoci6n, siendo
ese el dia precisamente en el que le corres-
pondia hacerlo. Pero como? no tenia mAs
que unamoneda, y si se desprendia de ella no
tendria con qu6 comer. La piedad y la pru-
dencia humana entraron en lucha, venciendo
al fin la primer: pasa A la sacristia, pone su
ofrenda en manos de un sacerdote y asiste A
la misa con gran fervor y devoci6n.
Terminado el Santo Sacrificio, sale de la
iglesia para continuar sus diligencias no
sin inquietud, pues, en aquel dia la faltaba
el pan para saciar su hambre. Asi caminaba
absorta en estos pensamientos, cuando un
joven pAlido de alta talla y distinguido con-
tinente, se dirige A ella y le dice:
Busca V. una casa donde colocarse A no
es verdad? Bien, vaya V. A la calle tal,
nfimero tantos, en casa de la seflora N. N.,
y hallarA la colocaci6n que le convene.
Y diciendo esto, el joven desapareci6 en-
tre la multitude sin esperar ni aim las gra-
cias de la mujer.
Dirigi6se esta sin dilaci6n & la casa in-
dicada, y al llegar al vestibulo, se encuentra
con una domestica que salia murmurando
palabras de queja y de c61era. Golpea la
puerta con mane timida, y del interior de
una sala, una voz dulce la invita A en-
trar, y se hall6 en presencia de una seiiora
anciana, de venerable aspect, que la inte-
rrog6 con afabilidad acerca de su demand.
Seflora, le dijo la mujer, he sabido
esta maiana que V. necesita una sirvienta
y he venido A ofrecerle mis servicios.
Pero, hija, replic6 la seinora, li que me








- 245 -


dices es bien extrano. Esta mafiana no tenia
necesidad de nadie, pues apenas hace media
hora que he despedido a una criada insolente,
y no hay todavia persona que pueda saberlo.
Dime, pues, I qui6n to envia?
Un caballero joven que me detuvo al
salir do una iglesia, donde fui a hacer apli.
car una misa por el alma del Purgatorio
que estuviere mas pr6xima 6 ver A Dios.
La seffora, perdida en conjeturas, no podia
acertar con la persona que pudiese tan pronto
estar informada de lo que habia pasado en
su casa, cuando la criada, fijando los ojos
en un retrato que estaba colgado en la pared,
esclama:
Seniora, ese caballero es el joven que
me ha enviado a esta casa.
Al oir estas palabras, la seffora lanza un
grito y apenas si puede contender su emo-
ci6n. Era el retrato de su hijo finico que ha-
bia muerto dos affos antes. Abraza A la criada
y le dice:
Tfi mas bien que mi criada, seras mi com-
pafiera pues que eres la salvadora de mi hijo;
le has libertado con tu generosidad, y 61 ha
querido que yo te recompense.... Asi premia
Dios afin en la tierra la caridad con los
difuntos.


Mons. Fagnano ante el Padre Santo.

El 28 delpasado Setiembre, Mons. Fagnano,
Prefecto Apost6lico de la Misi6n Salesiana
de la Tierra del Fuego, fu6 recibido en au-
diencia privada por Su Santidad Le6n XIII.
Transcribimos a continuaci6n la carta que
desde Roma escribia Mons. Fagnano A Don
Rfa, pormenorizando dicha audiencia.

Carisimo Sr. D. ha.

vrAYER fui recibido con gran benevolencia
en audiencia privada por el Santo Padre,
para enterarle de la march de nuestras Mi-
siones de la Tierra del Fuego, Patagonia
Meridional 6 Islas Malvinas.
Le expuse primeramente el estado de nues-
tra casa de Puntarenas que consta de Co-
legio interno, orfanato. oratorio festivo para
niios, dirigido por los Salesianos, y para ni-
ias, por las Hijas de Maria Auxiliadora, y
el de la Misi6n de S. Rafael en la Isla
Daws6n, donde viven mAs de cuatrocientos
indios civilizados, formando un hermoso pue-
blecito con iglesia, hospital, escuelas y de-
mas cosas necesarias para la vida en socie-
dad.
El Padre Santo me pregunt6, en qu6 se
,cupaban aquellos indios.
Padre Santo, le contest, se ocupan


en la tala de los bosques y selvas virgenes
para establecer vias de comunicaci6n, en pas-
torear ovejas, vacas y caballos y en la hor-
ticultura.
gHace much frio en elinvierno?
Beatisimo Padre, este afo hemos tenido
trece grades centigrados bajo cero; en el
verano, por regla ordinaria, sube 6 nueve 6
dies grades sobre cero, y solo muy rara vez
llega 6 los dieciocho; por esta raz6n no pue-
den madurar los cereales ni plantarse arbo-
les frutales.
L De qu6 se alimentaban los indios an-
tes de vuestra llegada I
De frutos salvajes, Santidad, de los pe-
ces quo el mar arrojaba 6 la orilla, de los
pAjaros que podian cazar y principalmente
de tucutucu que es una especie de conejos
muy parecidos A los topos.
iPobre gente! iQu6 gran caridad prac-
tica entire ellos la Oongregaci6n Salesiana!
ADe cuantos Salesianos disponeis para aten-
der A las necesidades de la Prefectura A-
post6lica
De treinta entres sacerdotes, Catequis-
tas y Maestros de artes y oficios, y veinte
Hijas de Maria Auxiliadora, para cuidarse
de las mujeres y las nifas. Ahora he venido
para llevarme al menos treinta personas para
tender A otra nueva Misi6n que emprendi-
mos el aio pasado, y en la que hay mas de
seiscientos indios.
Y esta nueva Misi6n Ldista much de
Puntarenas?
Doscientas millas, Padre Santo; vamos
con el vapor Torino, tomando el Atlantico
y despu6s subiendo un rio durante cinco mi-
llas. Esperamos former pronto un hermoso
pueblo, pues ya se han comenzado todas
las construcciones.
; Ouanto bien hace vuestra Congrega-
ci6n! Es verdaderamente adaptada & los tiem-
pos que corremos. Y esperais que el Supe-
rior pueda proporcionaros el personal?
Si, Beatisimo Padre; D. Rfa estA muy
empeiado en proporcionar personal A es-
tas Misiones y me ha designado treinta per-
sonas.
En el desarrollo de la Congregaci6n de
D. Bosco, que cada ano vB en aumento, so
descubre verdaderamente la bendici6n de
Dios.
Padre Santo, os pido una bendici6n
especial para la Congregaci6n Salesiana 6
Hijas de Maria Auxlliadora, para las com-
panias de S. Luis y S. Jos6 de nuestros Co-
legios y para los Cooperadores Salesianos,
en modo especial para los de Chile.
i Oh! si, si, pues estos hacen una buena
y grande obra sosteniendo vuestras Misiones
y Colegios. Bendigo 6 todos, bendigo 6 los
Cooperadores y 4 sus families.
Padre Santo, mi Superior en uni6n de
todo el Capitulo, me encarga present a
Vuestra Santidad sus humildes obsequios,







- 246 -


especialmente en estas dolorosas circunstan-
cias.
,Conozco a vuestro Superior y su adhe-
si6n A la Santa Sede. Acepto con placer
estos obsequios que me consuelan y les doy
con much gusto mi bendici6n.
Despu6sde haber hablado de otras cosas
y manifestAdole el entusiasmo religioso que
los salesianos ban despertado en el barrio
de Buenos Aires que se llama La Boca, de
todo lo que se alegr6 much, Perd6neme
la molestia, le dije, ahi fuera me espera un
sacerdote salesiano, Inspector de nuestras
Casas de.Sicilia, el cual desea besar el sa-
grado pie VIuestra, antidad. ,
El Papa mlua, seaintrodujera A nuestro
hermano D..Jos6 Bertello; yo le present
A Su Santidad y este'le dijo: -- Cuantas
cnaas tennis en Sicilia?:
Siete, Padre' Sauto, y un noviciado
con seseiita ovicios. Para todos le pido su,
bendici6n. ,
con muchp,gusto os bendigo A vos, :
los Directores de las ecasasga los nifios y-
sus families.'' '. ; : '
Yo me encontraba ',rofundamente conmo-
vido y miraba extnsiado ;i Nuestro santo
Pastor y Padre, al mismo tiempo que inu-
tilmente me estfi)zaba on contener las l6gri-,
mas de gozo Iquo e me agolpaban A loso6jos.
Sinn ain dame de ello cuenta, me,postr6
A los pi6s del Santo Padre y alzando la vis-
ta, vi que me bendecfa.
Bendigame tambidn V., amadisimo Supe-
rior y encomi6ndeme a N. Selor.
Afmo. in 0. IT.
Mous. JosI FrAGNANO.
Prefecto Apost61ico.
Roma 29 de Setiembre de 1895.



EGOS DEL PREMIER CONGRESS
International Salesiano.
--4 -

ADHESIONES (1).
(Conclusi6n).

luestro homenaje al Congreso Salesiano.
(De la Unidn Cat6lica de Madrid).
Si no podemos tomar part en las tareas del Con-
greso que estA presenciando la ciudad insigne,
patria de Benedicto XIV, tumba de santo Do-
mingo de Guzmdn y del desdichado Enzfo, madre
de la ciencia juridica en los modernos tiempos,
s6anos permitido concurrir en espiritu A Bolonia,
A esa gran manifestaci6n de caridad y, de celo
apost6lico, y de amor a la ensefianza y A la be-
neficencia, que tan bien simboliza el Instituto
Salesiano.
1). Y. el Boletin de Octubre.


Anos pasados se reunieron en Londres, Bru-
selas y otras ciudades, Congresos denominado '
de Beneficencia, que seguramente hicieron meno -
que hara el de Bolonia, sin tanto ruido y sin
otros recursos que los del pueblo cat6lic6.'Otras
reunions que llevan este nombre y tr.itan de
infinitas cuestiones generals, figdrasenos que tahl-
poco serdan tan fitiles como:la Salesaiana, y qud
dejarin menos huellas de su paso. "
Como los asuntos que se van A tratar, son'muy
determinados y concretos, y los Sale-i.ii-ok y sis
Cooperadores quieren presentar sus propios ejenm-
plos, solo con dar cuenta' de o que en breves
ailos Ilevan hecho en todas las prites' del n!iindo),
cuumplirian su per.i laiiilna teumentf su plrop,',sitoi
y ext-itarian la admiriici.tn ilel pal,lo. Pero quile-
ren todaria ni.i ,. qluiiren que l. .I,'p.ai'.se-' iviliza-I
do< se conienzai de que grann parte'dei us j6-
venes, varones y hembras, corren 'peligrds: que
para la sociedad son una' -ert-iieiinz.. v para oelos
la muerte' de las almas y la lp'rlida de iii honi-
roso:trabajo; Intentan los Salesiaits' v uplir niu-
chas faltas'de'los Gol.,ierunoi, de ls padres y de'
los maestros, sin otros rcurtiro, qule loe- de la' ca-
ridad ,'cristianas ; ', *,n ;,1, ,* : I, a ''",
Parn cons.e-irltl,1 esa',Congregacin es miisi6o-.
nera, hospitailaria,-docente y- trabajadorit. Dificil
eE:que la juveintud "c..II' dt' uuina i otra de esas
redes que lef'tiende y tu nas que procura enla-'
zarla. Nadie como los Salesianos pue-di; oujurar
los peligros de la cuesti6n social, demostrando
A los obreros ique se' puede ser jiato y caritativo
y hasta Santo, desempefiando el papel de em-
piesario. Bastaria el establecimiento de esos ta-:
leres que tanto prosperan, despues de los ridicu-
los de Luis Blanc, para merecer A la Congregaci6n, :
Salesiana los elogios de todos'los hombres hon-
rados y amantes del pueblo.' .. I
Sustraer A la corrupci6n tantas y tantas almas.
de doutellac iI,,1,,c como en el campo' y en la
ciudnd i,- pit.rl.-i ea otro de los objetos del
Institute. Ventaja ciertamente inapreciable. Clama
al cielo el abuso que viene haciendose, tanto de
la pobreza y' del desamparo como de la escasa,
de la irrisoria remuneraci6n que el trabajo de las
mujeres produce. El trabajo, que se nos habia
dado para rtedlc.i,'in, se ha convertido en medio
de envilecimiento y, de embrutecimiento, y los
economists sin entranas han hecho mas d(-gra-
ciados que la miseria en nuestro siglo. Today gran
capital se ha convertido en nueva Babilonia, que
sentada sobre jirones de pirpura, bebe el cLliz de
la prostituci6n hasta las heces, y de esa corrupci6n
nace el empobrecimiento de los pueblos, la ruina
de las families, el desprecio de la autoridad pi-
plica y privada, la' falta casi universal de "ener-
gias y de caracteres. Como la seducci6n corrompe
A las hijas, la mala organizaci6n del taller sacri-
fica i las madres, y cada vez se hace mAs dificil
que los individuos de las classes desheredadas se
eleven, pues cada vez screen menos, esperan mas,
y mis desalentadas trabajan. Los patrons sin
caridad se burlan del socialismo de cAtedra y del
de Estado, de los proyectos de, Bismarck y de
Guillermo II, del Congreso 6Conferencia de Ber-
lin,' y de las disquisiciones de los sabios, se rfen
y se reiran mientras no veanque, como Aquiles
al ver la muerte de Patroolo, salga por fin de
su tienda para empufiar sus armas nunca' venii-
das la caridad cristi:ina.
Como en la par.ibola del E'van'ielio. en que el
anfitri6n llama al c6nvite A los lisiad;s doetoda
especie, a los pordioseros, ciegos, mancos y10Jos8,









- 247 -


asi la Congregaci6n Salesiana quiere trasformar
la sociedad de los ricos por medio de la sociedad
de los pobres. Si los Cresos no la hostilizan, bueno;
si la ayudan, mejor; pero adn sin esos recursos,
jamAs obra initilmente la caridad cristiana. Ella
hizo que Don Bosco, pobre pastorcillo que no
hubiera tenido influencia alguna, ni adn en su
pueblo, deba contarse ya, gracias A sus discipu-
los, entire los grandes colonizadores. No es dado
tan hermoso prodigio ni A la pluma del escritor,
ni A la espada del guerrero, ni A las combinacio-
nes del politico; donde no estA el espiritu de
Dios, las obras divinas faltan., :
Las herramientas y los caracteres tipogrAficos
que los Salesianos manejan, la palabra del misio-
nero en las Pampas, las oraciones de las Hijas
de Maria Auxiliadora, han hecho maravillas, alli
donde los capitals del opulento banquero israe-
lita Hirsch nada ban conseguido de lo que inten-
taban, unos con dinero y otros con inflnencias,
han querido emular esos trabajos, y ha sido vana
su esperanza. Alli de donde fueron lanzados igno-
miniosa y traidoramente los jesuitas despuds de
haber fundado.una colonia que parecia una crea-
ci6n de fil6sofos de verdad y deo los mejores po-
Ifticos, los Salesianos han, encontrado, por fin,
apoyo, y basta, el extreme de America desde el
itmo, vienen extendidndose y llamando a la ci,
vilizaci6n y A la vida centenares de pueblos sal-
vajes.
SY todo esto lo hacen cuando en las naciones
mAs cultas de nuestra Europa van decayendo las
instituciones de beneficencia municipal y provin-
cial hasta el extreme de reducirse mAs cada dia
el ya menguado patrimonio de los pobres ; Todo
esto lo hacen cuando los grandes presupuestos
nacionales hacen cada dia menos, y no aciertan
los gobernantes A organizer servicios que en te-
rritorios de mayor extension y de menores recur-
sos plantean los discipulos de Don Bosco! Bien
merecen tales hazafias que de tiempo en tiempo
se reunan en Congreso para dar cuenta de lo pa-
sado y estimularse mutuamente para en adelante
los Padres y los Cooperadores.
Ante la magnitude de la obra, desaparecen, con
ser tan grandes, los nombres de Don Bosco y de
Maria Mazzarello, coino los de Pablo y de Apolo
plantando y regando ante la Providencia divina.
H6 squf el sello de las obras grandes; desapa-
rece el hombre sencillo y hasta vulgar instru-
mento en las manos de Dios, solo Senor, solo Al-
tisimo, y linico por su naturaleza grande.


Cooperadores salesianos y su primer Congreso
en Bolonia.
(Del Mensajero del Corazdn de Jes ts de Buenos
Aires).
Dall'orto all'occaso pii viva del lampo
Rifulge, 6 Don Bosco, tua santa bandiera
L'impresa vi splende Azione, Preghiera,
Che il dito del. Sommo Pastore verg6.
(Del himno para inaugurar el referido
Oongreso).
i Idea felicisima !
La obra de Don Bosco ha sido la nubecilla del
Carmelo y el grano de mostaza del Evangelio:
por doquiera'so hallan salesianos.
Peri6dicos y revistas pregonan su apostolado
con justicia y verdad; notabilidades en el hu-


mano saber pronuncian frases de alabanza; go-
biernos americanos le abren pampas y ciudades;
el episcopado de ambos mundos solicita su va-
lioso concurso y la mane augusta del Sucesor de
Pedro la bendice despu6s de encomios y alientos.
Nada es, pues, de admirar que los hijos del'
gran Bosco tengan muy numerosos Cooperadores,
cuya honra y placer veamos cifrada en llevar
fdrreas columns 6 humildes ladrillos para erigir
talleres salesianos.
Con tan lisonjeros precedentes, I qu6 debemos
sentir del primer Congreso Salesiano, que se ha
de verificar en Bolonia (Italia) los dias 23, 24 y
25 de abril? qu6 augurios cabe espresar?
Como pleno conocimiento de su infatigable labor
en favor del pueblo me ha eslabonado A la Pia
Sociedad Salesiana con los herihosos lazOs de en-
tusiasta adhesi6n, no vacilo en afirmar que el
referido Congreso nos presentarA la obra de Don
Bosco A manera de verdadero cauce de ese so-

cialismo modern, desesperado, con bombs y
pufiales de anarqufa, sin frenos religiosos, lleno
de envidias y rencores, amante delujos y sofador
de impossible igualdad.
Ruegoos, por favor, visiteis los talleres de Al-
magro y mi aserto quedarA evidenciado.
En la grandiosa asamblea de Bolonia se rubri-
card, haci6ndola ostensible 4 toda region sale-
siana, la frase de Monsehor Freppel en la CAmara
de Diputados (2 de febrero de 1884). ( Don Bosco
trabaja en Italia por la soluci6n de la cuesti6n
obrera mejor, mil veces mejor que todos los ora-
dores del Parlamento italiano. He aquf la verdad;
esto es innegable. )
En la misma se ha de recorder con carfio la
breve carta del ilustre CUsar Canti al Rmo. Don
Ria al saber el fallecimiento de Don Bosco:
< Despues de haber admirado en D. Juan Bosco
por espacio de 47. aios, la inagotable caridad, el
recto sentido evang6lico, la inalterable paciencia,
no me queda mAs que encomendarme A 61 para
que desde el cielo me impetre la gracia de morir
con la misma fe y esperanza que 61. (2 de febrero
de 1888).
Muy bien escribi6 A Monseinor Lasagna el Pre-
sidente de los Estados Unidos del Brasil, con fecha
6 de diciembre de 1894:
Los Institutes 6 Liceos de Artes y Oficios
establecidos por los Salesianos, prestan relevados
servicios A la Sociedad. La catequizaci6n de los
Indios ofrece ancho campo para el desarrollo del
espiritu filantr6pico y de la misi6n civilizadora
de los Salesianos.
Y de acuerdo con el Presidente del Brasil, per-
sona nada clerical, se hall el Gobierno de Ve-
nezuela que acaba de llamar A un Vicario Apos-
t6lico y cincuenta misioneros, porque < conside-
rando necesario traer & la 6rbita de la civilizaci6n
las inmensas turbas de indigenas que vagan adn
en varias regiones... y viendo que los esfuerzos
hechos anteriormente per el Gobierno de la Re-
pdblica, no han dado el resultado apetecido, -
comprende que la acci6n mis eficaz para ese
efecto eminentemente human es la evangeliza-
ci6n per medio de misioneros cat6licos >).
En espfritu nos uniremos al Congreso Salesiano
para saber lo que hacen los herederos de o aquel
sacerdote bendfico y promoter de tantas y tan
grandes obras buenas, > segdn confesi6n del sa-
bio P. Denza (carta del 4 de febrero de 1888).
Sensible es que el correo europeo haya diferido
en traernos la grata nueva del Congreso, pues si
Don Bosco 6 la Instituci6n Salesiana amn la Am4-








.- 248 -


rica, especialmente las bellas y florecientes co-
marcas del Plata )' segiin dijo Monsefior Cagliero
en la Conferencia del 7 de junio de 1885 en Al-
magro, tambi6n los Salesianos tienen en la Ar-
gentina muchos' ybuenos amigos que algo hu-
-.bieran organizado para- la simpatica reuni6n de
B oloii ai 7; 1 ,, .1
HallAndose de, por medio la inmensidad del
oc6ano, ya no hay tiempo; mas esta desgraciada
coincidencia me sugiere dos proyectos: 10 mandar
un telegrama al Congreso en nombre de todos los
Cooperadores Salesianos de la.Republica y 2 ce-
lebrar otro Congreso sud-americano.
Son ambos realizables d"- D6jolo A la consi-
deraci6n de los buenos:' '. '
,, No ,olvidemois 'el reiterado consejo de Don
Bosc,: Poned.At intefr6s vuestro dinero en, un
Banco que jamAs quiebra y que paga el ciento
por uno. 0 ,
Contribayamos con pequeno 6 crecido 6bolo en
gracia de los nif'os pobres y desheredados de
nuie-tr.as ciiiltade; ~e y' demo, gustosos una limosna
paramlos misioneros de la Patagonia, en la espe-
ranza do secundar uno 'de los fines del primer
Congress, de Codperadores Salesiaios.1 ::
n.Y no hay. I6 a iii ui nai.,ldii .que nuestros'nom-
bres figuraran en el gran libro del progress y
civilizaci6n de la r~ Epdbilica Argentina.,





LA OBRA DE D. BOSCO EN EL EXTRANJERO.

ITALIA..

Una nueva casa salesiana en Mi-
IAn. Como ya indicamos en el numero
anterior, durante el Congreso Eucaristico
se bendijo la primera piedra del magnifico
edificio destinado colegio salesiano, cuyo
disefo presentamos en part en otro lugar
de este nfimero. Este acto de la colocaci6n
de la primera piedra revisti6 una solemni-
dad imponente y bien quisi6ramos descri-
berle por estenso, mas el poco espacio nos
lo impide. Todos los alrededores estaban
engalanados y la llegada del Emmo. Car-
denal Ferrari, la numerosa concurrencia
que todo lo llenaba, le hizo una entusiasta
acogida. Despu6s del ceremonial para estos
cases prescrito, el Oardenal Ferrari diriji6
& la concurrencia algunas conmovedoras pa-
labras, que ponian a las claras el gozo
grande que le invadia por la ceremonia que
acababa de realizar, pues comenzaban A ve-
rificarse sus mds ardientes deseos y dentro
de poco veria surgir el nuevo edificio que
habra de albergar mis de mil nifios. Habl6
despu6s nuestro anado superior D. Rfla,
poniendo de relieve la operosidad de los
Cooperadores milaneses, agradeci6ndoles lo
que en pro de la Obra Salesiana ya habian
hecho y por lo que se proponian hacer. Fu6
muy aplaudido. A este actor han asistido


Jtambi6n el Arzobispode Tirii y los Obispos
de Mondovi, Novara, Guastalla y otro de
quien no conservamos memorial. El nuevo
Institute de S. Ambrosio se edifica en la
calle de Galvani, junto & la estaheii, central,
sobre un irrea- ie,.unos veinto mil uietios
cuadrados; se abrigan fundadas espernuzas,
pues tal es el deseo de todios, de poderlo
inaugurar durante el pr6ximo centenario de
S. Ambrosio .qe tendra lugar en I Q7. El
disefio es obra del,, minentt i4rquiteQot ; D.
,pecilio A pesaui. [ ^ 1 i:'-i

)Olia inule a, ena- sal-.iinua. -- El
15 de setiembre se veridtic en Siomiua nom-
bardo (Milhiu), la solemne aiperhira. de tuna
uueva c i .aa salesitua delida ; lan carid:d
,lel Phro. I). Aurln:.s Tioubini, quli:e la ce-
dliu ii los salesiutos. AA e.ta. tie.t;i asist'i;
Mons. Costarnagna, quien durante ha Misa
de (.Coiuu11 11n o-rd-ino de slblliacollo ;t Inu
cl4rigo .nalesian doctor en teologia, y ben-
'dijo la casa y In capilln. T lambi6uni nistieron
otras muchas distinguidas personas de la po-
blaci6n y de Milan. Por la tarde se hizo una
notable acadeiuia y al anochecer pe,ilumi-
naron todas las casas de la. poblaci6n. La
Misa y Visperas estuvieron 6 cargo de nues-
tros cantores de Turin. Felicitamos ardien-
temente a todos los Cooperadores lombar-
dos que en.pocos meses han abierto varias
casas salesianas y echado los cimientos de
una grandiosa en la capital y deseamos que
tanto esta uieva casa de S. Andr6s como
las restantes, satisfagan los:justos y cristia-
nos deseos y aspiraciones de sus promotores.
*
Medalla de oro. Han sido premia-
dos con medalla de oro en la Exposici6n
Eucaristica de MilAn, los talleres salesianos
del Oratorio de Turin por los notables y va-
riados trabajos presentados. Llamaron prin-
cipalmente la atenci6n los del taller de escul-
tura, entire los que descollaba un grandiose
Via Crucis de alto relieve y decorado con
finisimo gusto, y sobre todo.los de la tipo-
grafia que entire otras muchas cosas ha pre-
sentado el precioso volume de las encieli-
cas de Le6n XIII, que mereci6 diploma de
honor en la Exposici6n Vaticana y medalla
de oro en varias otras'exposiciones y entire
ellas en la de Barcelona, y un riquisimo
misal que ha sido justamente alabado por las
muchas preciosidades artisticas que contiene
y que hacen honor 6 la tipografia salesiana
de Turin. De este misal habl6 ya largamente
el Boletin Salesiano de Marzo del pr6ximo
pasado ailo. TambiBn,ha sido muy admirado
un Relieve .i,, .qiriJfi. Illie represent la Tierra
Santa 200,000 mil veces mas pequeiia de.lo
que es en si. Es obra del Oan6nigo D, Luis
Yescoz, c6lebre por otros no menos notables
relieves, entire ellos uno del Valle de A'.N:tl,








- 249 -


que ifu; premiado con medalla de oro y di-
ploma de 'honor en la Exposici6n Vaticana.


SUna' capilla a Maria Auxiliadora..
:L' onT 1a dbida aiitorizaci6n y api'obaci6n
del Ilmo. Sr. Obispo de Caltaniseta y mer-
ced al incansable celo del ben6merito Coo-
perador salesiano D. 31iguel Cucagliata Giu-
liano, se ha levantado en dicha ciudad una
Sartiitica 'capilla en' honor de Maria Auxilia-
dora, A cuya erecci6n han'contiibuido todos
sus devotos que gracias A Dios son en buen
nfimero. Muy,digno de imitaci6n es este
ejempl6por 'Io ijt qe nosotros aprovechamos
'esta ocasi6n que se nos present para reco-
Smendar cdn gran arador A nuestros queridos
'Cooperadores continue con celo y entusias-
mo concurriiedo con sus limosnas y dona-
tivos la' erecci hlac ;i i) l>tv\ ntae Saniti iJi'Ba-rconaii
a I Maria Auxiliadora, ny.ia's li.i. proce-,
den coni gran parsimonia, pic'k, ial eute por
falta de ricir.so.s. H '
*
La fiesta del RosariO en Beeclii.
Mons.'Fagnano y los cautoles y mfisicos
del Oratorio de Turin, se dirigieron el do-
mingo 6 de Octubre A Becchi, pueblo de
D. Bosco, para celebrar la fiesta de Nuestra
Sefiora del Rosario, siendo tanta la afluen-
cia de gente, Pque las funciones religiosas
Shubieron de celebrarse al aire libre. Despu6s
de comer se hizo una 'aolenuiksiuna procesi6n
con el Santisimo y al anochecer se celebr6
una sencilla academia a la que tambi6n asis-
tieron various oenerables ancianos que re-
,cordaban con efusi6n los afios que D. Bosco
pas6 alli como.pobre y humilde pastorcillo.

*
A la memorial de Domingo Savio.
El dia siguiente 6 la fiesta anteriormente
indicada, el pequefio pueblo de Mondonio
estaba de jfibilo con motive del descubri-
miento de una lapida conmemorativa en la
casa donde muri6 eljoven y virtuoso alumno
de D. Bosco, Domingo Savio. Desde la no-
che anterior todo el pueblo estaba iluminado
y vestido de fiesta. A la entrada del pueblo
y en las called principles se habian levantado
various arcos triunfales. Al Ilegar Mons. Fa-
'gnano, que representaba A D. Rfia, acom-
'pallado de d1s' cantores y mfisicos del Ora-
torio, las campanas se echaron A vuelo y la
numerosa comitiva se dirigi6 ante todo al
cementerio, en el altar de cuya capilla des-
cansan los restos mortales del afortunado0
joven. Despu6s, yendo A la cabeza do todo
el pueblo que en masa' habia salido A reci-
bir A i.ous., el pArroco, el alcalde y todo
el'concejo municipal, se encaminaron al lu-
gar dd la ceremonia, donde D. Trione diri-
gi6' la multitud alzrinas nalabras encare-


ciendo la importancia del acto y recomen-
dando al pueblo y al municipio la custodia
de aquella casa que tan gratos recuerdos
encierra. Acto seguido se descjibri6 la lpida
entire los acordes de la misica y el entusias-
mo del vecindario. La lApida dice asi: El
:9 de Marzo de 1857 murid santamente en esta
casa el jovencito Domingo Savio que habia na-
cido en Riva di Ci' ,;,i el 2 de Abril de 1842.
A los 12 aFos le acogi6 en el Oratorio de 8.
Francisco' e Sales, de Turin, el sacerdote
:Juan Bosco y le elevd d la, mids sublime per-
fecci6n cristiana, narrando despuds sus angel.
licas virtues. en utn aire6,libro, qie traditcido
en varies lenguas, la fanih: hh dioulgado por
todos los imbitos del mtndo. Esta Idpida fud
colocada por sus condiscipulos para que no quede
en el olvido ii"'lugar, honirado con tan vir-
tuosas memories. Acto seguido se leyeron
algunas importantisimas cartas de adhesion,
siendo la primer la que anunciaba la:ben-
dici6n .del Padre: Santo. 'Bien quisi6ramos
poder publicar las de los Emmos. -Cardenales
de Paris, Verona,; Capua, Ferrara y Bolonia
y las de los Arzobispos y Obispos de Turin,
Asti, Fossano 6 Ivrea, mas no nos es posi-
ble. A pesar de esto, no podemos resistir
al deseo de dar A conocer al menos en el
nimero pr6ximo, laimportantisima del Emmo.
Cardenal Parocchi, Vicario de Su Santidad
y protector de los salesianos, y alguna que
otra palabra de las restantes. Terminada la
lectura habl6 Mons. Fagnano, siendo muy
aplaudido, y por iltimo el antiguo alumno
de D. Bosco, D. Carlos Gastini, quien en
nombre de los condiscipulos y compaileros
de Domingo Savio, agredecia A todos los
presents su asistenciaA aquella fiesta. Como
conclusion se dirigieron todos A la iglesia
parroquial, donde Mons. Fagnano les did
la bendici6n con el Santisimo.
*
*
Salida de ochenta Misioneros
Salesianos. Cuando nuestros Coope-
radores reciban el present nfimero, habrAn
ya partido 6 estarAn para partir del San-
tuario de Maria Auxiliadora, de Turin,
ochenta Misioneros Salesianos con destine A
M6jico, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Perd,
Uruguay, Paraguay, Brasil, Argentina, Chile
y Tierra del Fuego, en Am6rica; Argel y
Tinez en Africa y Palestina en Asia.
Al frente de la espedici6n A Am6rica van el
SIlmo. Sr. D. Santiago Costamagna, Vicario
Apost6lico de M6ndez y Gualaquiza y Mons.
Jos6 Fagnano, Prefecto Apost6lico de la Pa-
tagonia Meridional y Tierra del Fuego. Jun-
tamente'partirAn.veinte hermanas Hijas de
Maria Auxiliadora, dirigidas por su Supe-
riora General, que con esta ocasi6n visitara
las casas y misiones que dichas Hermanas
tienen en America.
El Rdo. Sr. D. Rda, sucesor de D. Bosco
en el gobierno de la Congregaci6n Salesiana,









S- 250 -


debiendo satisfacer los enorines gastos de
esta nunmerosa esipedici6n, se recouieuda en-
carecidamente la caridad de las. personas
piadosas. ,
Apoyar'y favorecer con nuestros auxihios,
el florecimiento y propagaci6n de las Mifsiones
cat6licas, es A no dudarlo la obra mas grande
no solo delante de Dios que nos ha de re-
compensar largamente, sino ain delante de
los hombres.
Rogamos, pues, cuantos se encuentren
eti la hpbsibilidad. :de cooperar &t obra tan
important, bien con dinero,,con ornamehttos
sagrados, con prendas de yestir, etc. etc.lo
remitan :cualquierade las Casas Salesia-
hnas ,siguientes y esto en cualquier tiempo
1t ocasi6inj pues sienipre serfibien recibido:
Sarrii; Barcelona, .Gerona Rialp, (L6rida),
lUtrera (Sevilla), Malaga, Sevilla, Santander
y Vigo. .
*Encomendeinos aI:nuetro Seior y no s
olvidemosinuncacen nuestras oraciones de
estbs valeirsos Misioneros que con, tan ar-
diente celo se .consagran, con no. pequefios
:acrificios, no siendo el menor el deber aban-
donar la patria, a la dilataci6n del reino de
Jesucristo. ..


SBRAGA (Portugal).


Fiesta en el Colegio de S. Cayetano
si santo0 Patr6n, .


RIEVERENDISIMO Sn. D. MIGUEL REA.
El espiritu de D. Bosco vA afortunadamente
dilatAndose cada dia mAs y mws en nuestro amado,
Portugal; siendo prueoa elocuente de esto la so-
lemne.fiesta de S. Cayetano, A la que tuvimos el
placer de intervenir y en la que dicho espiritu
se manifest6 en todo su vigor y esplendor.
Bien quisi6ramos poder trasladar al papel las
muchas impresiones en dicho dia recibidas, mas
ni el tiempo, ni el espacio:de que podemosdis-
poner, nos lo permiten. .
La venida de los Salesianos al Colegio de S. Ca-
yetano, fu6 una idea felicisima; idea que se ha
visto confirmada y realzada por la sabia y ben6-
fica direcci6n por ellos desplegada durante el
curse que acaba de finir, y que ha abrillantado'
el primer triunfo en Portugal de una Congrega-
ci6n que de tantos -beneficios ha ya .colmado A
btras muchas parties del orbe cat6lico. .. 1
A la fiesta celebrada el 11 del corriente, no
podia menos de intervenir, come en efecto inter-
vino, el Real Instituto de San Jose, de Oporto,
cuyo Director y Fundador, el benem6rito P. Se-
bastiAn Leitd de Vasconcellos es, no solo uno de
los mAs celosos Cooperadores Salesianos, sino una
copia del immortal D. Bosco; per cuyo impulse
y direcci6n fund6 dicho Institute, el cual se atrae
todas' las simpatias de los portugueses. Nada,
pues, nims natural que a una fiesta Salesiana asis-
tiera un tal Cooperador; asi que el 11 per la


inafianra li gaIba t.on su nifio.A y u Iarida, mienuli
recbi'lo entree Ilo nalud'ds y gritoe de ale-grin de
ambos institutes que se felicitaban de poder cee
lebrar unildos unan nf-sta today iinorwada del espi-
ritu de D. Bo.-r. ; i
Si bie-n seuiilla niode.ta, reisilt6 nuy majes"
tuosa la fluci.'u d e laimafiana: enf'la, ihglesia,
cantfndose en ella una misa 'del Ilmo: .Sr. Ca-
gliero y predicando el Rdo. P. Juan de la Trinidad,
frasciscano, gloria y ornament del ptlpito lor-
tugu6s, sobre la vida del Santo.
Por la tarde el Rdo.-P. Vasconcellos, que solo
encuentra su centro en medio de la juventud,
subi6 al pilpito y con felifsimiua improvis'tci.;u
felicit6 A los alumnos del Colegio por estar bajo
Ia 6gida deo los--Salesianos, y-.1les. ecomend6.: un
amor entrafiable A la S.m" Virgen' Maria. Con la
bendici6n solemn con el Santisimo Sacramento,
se puso t6rmino A Ila funci6n religiosa.
Con numerbsa concurrencia de'distinguidas per-
sonas de la ciudad, entire las que so encontraba
el May Rdo. Sr. Doctor D. Alfonso de Cunha
Guimaraes, secretario y- en este acto represen-
tante del Excmd.- Sr.- .Arzobispo, se comenz6 i
las ocho de la noche un entretenimiento dramA-
tico-musical difiaite' eY qu.e'Se represents el her-
moso drama en cuatro actos. La perla escondida,
y :so antnarcu II core dei Paii, de' Fioraventi
y el' Matin io drl Ilmo6. Sr. Caglierl La ejecu-
ci6n fa6 muy 'superior' cuanto, podia esperarse
do nifos que por vez primer se ponfan en escena;
siendo, por conBiguiente, muy, aplaudidos, come
igualmente la banda de misica de Oporto.
Pero la part mis important de la fiesta fua,
a no dudarlo, la gira campestre que al dia si-
guiente hicieron los dos colegiod juntos precedidos
de suS respectivas bandas, al Ioce, Jesds. Quien
no haya visitado este Santuario, no puede formarse
una idea del maravilloso espectAculo que alli se
ofrece, 'pies no:parece sino que. la naturaleza y
el arte se dieron en Il la mano para former el
mis po6tico y encantador de los vergeles. Visi-
tado el Santuario todo- se dirigieron at vecino
lago donde los nifios pudieron divertirse A su
placer, merced A la generosa amabilidad del Rdo.
Sr. D. Antonio Rodriguez de Sousa, dignisimo
eclesidstic6 de 'Oporto, que puso a su disposici6n
embarcaeiones suficieites. Durante la comida, en
la quo reinaban un immejorable apetito y. una
espansiva alegria, se present el Sr. Conde de la
Feitosa, acaudalado. propietario de Lisboa, el cual
entreg6 A losI Directores la suma .d 20.000 reis
(ci6n pesetas) para que se repartiera .ntre los dos
Colegios. Agradecidos A tan generosb senior; los ni-
fios se dirigieron ai.Grand iHftel, para manifestarle
su reconociiient6bon sus respective bandas; de lo
que conmovido el Srt. Conde i: e quit6:elsom-
brero y comenz6 una colecta entreleos, hu6spedes
del H6tel, que di66 per re.ultado .l suma de 35.00fO
reis, A,la,que. l Puisino aaiadio 10.000. paria -
Colegio de Oportp. Ambas bandaa, en esta o,.a-i6o.
merecieroii eiutisi.iatas al-la iss ipir l.i lI.urt a'ej..cn-
ci6n de su varia'lijin'o repertorio..
Despuds de uL'a o.,nlftotntl- miuricenrla" una
visita de despedida al Saantnnrio.'se mprendi6 la
vuelta a, la ciudad doide6 soeods hizo un ,cordial
y entusiasta recibimiento, poniendo asft el seJlo
a nuestra fiesta. QuierjPDios:-quepronto se pre-
senten niuevas Qcasiones coinmi la prese.ate, para
poder describirlas! De este-modo iri8 iemp'e i<.i:-
cienFoi ia poprula' idaln d. qfue;ya goza lai ,''jre-
gaci6n Salf.-iaiia. Lil.,o:i, Oport6 Pafe y Vaarias
otras localidades suspiran por la ida de los Sa-







- 251 -


resianos y ansian poder albergar 4 los benemEri-
tos hijos de D. Bosco. Y no sera fuera de prop6-
sito hacer notar aqul que muchos portugueses
esperan,con impaciencia BilBoletin Salesiano, en
sum-propia lengua; ip,-i screen que esto contribui-
ria much a dar a conocer cada dia mejor en
Portugal, la Congregaci6n Salesiana.
. Sin otra cosa de particular, hacienda votos por
la conservaci6n de V. R., me subscribe
De, ., 1R. tumilde seriidor
ANTOIIO JosE G6-IEZ
'Cdooperador Salesiano.
:!,Braga.yiAgosto :de 1895 .

to, iro ,----


1E...* SP^Afl ;,; .




D: : De grato, ecurdo,..,
oIN. la mayor aleagria y grata sati anccion
% recordaran por much tieuipo los naiila-
dos de esta, casa salesiana el!dia 13 del p.,p.
Octubre, enriel que dieron un largo, paseo
precedidos'por la'banda de la misma .casa.
El lugar fijado para el paseo era Mediiil,
pueblecito que dista unos ocho kil6metros
de Gerona, y tenia por fin ir a felicitar en
su dia onom4stico al muy. Iltre. Sefor D.
Eduardo;:Fonsdeviela, Marquis de la Torre,
el cual posee en aquel pueblo un hist6rico
,castillo construido en tiempos deCOarlomagno.
Salimos de casa a eso de la una y media
despuds del mediodia, y las tres ya habia-
mos llegado adonde desedbamos.
Colocados los mfisicos y niios en el patio
interior del castillo, el Director subi6 para
felicitar.al Sr. Marqu6s y, para anunciarle
la llegada. Y al comparecer los Sefiores .
la puerta que di al patio, la banda toc6 una
de sus mas bonitas piezas, acabada la cual,
prorrumpieron los niios en fragorosos vivas
al Sr. Marquds. Todo lo cual tanto mds sor-
prendia 6 estos buenos seilores, cuanto que
no sabian nada de todo eso; y no se sacia-
ban de mirar a los pequefios,mfisicos, que
tocaban con bastante acierto. ,..,,
Tocaron despu6s otra march, y co'mo en
aquel moment se acabara la funci6n de la
tarde en la cercanui iglesia parroquial, todo
el pueblo corri6 en masa 6 la casa del Sr.
Marqu6s; y viendo este. que casi todo el
pueblo se habia alli reunido, quiso que se
tocara otra march para el pueblo, y despu6s
nos invite 4 todos 6 subir .4 la sala para
merendar. : ,
En pocos moments habian preparado
una abundante y suculenta merienda. Se
sentaron los nilos 4 la mesa, sobre la
,cual habia muchas cosas, que aun antes de


empezar a comer ya se las habian comido
con los ojos. Empezaron A comer, y era de
ver al Sr. Marqu6s y A su muy distinguida
Senora c6mo estaban ocupados en procurar
que nada faltase 4 los nifios; el Sr. Mar-
ques, que se habia retirado A otra sala con
el Superior y el" maestro de mfisica, A cada
moment se levantaba 6 iba A ver 6 los ni-
flos, repitiendo a menudo A los criados que
estaban sirviendo: sobretodo, que no les
falte nada a esos nifos; la sefiora Mar-
quesa parecia no sabia alejarse de ellos.
Los pobres nifos vi6ndose tratados con
tanta finura y amabilidad, no sabian qu6 de-
cirse, ycalladitos no pensaban mns que en
hacer desaparecer lo quoe Ie poiiiau delanite.
'El orden perfect (ue rein6 durante la me-
rienda fu6 muy alabado por aquellos buenos
sefiores, y se felicitaban por l1 con el Direc-
tor, siendo esto para l'de. grande consuelo,
viendo que sus aviso- ini habian caido en
terreno est6ril.
SD)espu6s de l iierienda quisieron que vi-
sitaramos el graiidioso 6 hist6rico castillo,
en el que'hay"'ernimoliws y espaciosa salas
coni retratos de sus ,antepasados y nuna
grade galeria que'le rodea. Bajamos vi-
sitar una espaciosa bodega y los graneros en
donde habia gran cantidad de trigo y vino
respectivamente, y no faltaron quienes ba-
jaran hasta la cArcel que hay en los subte-
rrineos del castillo; pero tuvieron que salirse
mas que de prisa por el intense frio que en
ella se sentia, y much mas por el miedo,
encontrAndose en lugar tan oscuro.
Subimos de nuevo a la sala; tomaron los
mfisicos sus instruments, y en la galeria, des-
de la que se disfruta de una vista encantadora,
tocaron otra march; y despu6s, lleno el co-
razbn de santa.alegria, mas que satisfechos
del trato esquisito, que habian usado con
nosotros aquellos bondadosos seoiores, nos
despedimos de ellos,. los cuales demostraron
su satisfacci6n entregando al superior una
gruesa limosna para las necesidades de la
casa.
Al partir del castillo la banda toc6 an-
'dando la fltima march, acabada la cual,
saludamos por filtima vez, desde lejos, al
Sr. Marquds y A ]a Sra. Marquesa, quo nos
estaban mirando desde la galeria que rodea
el castillo.
i.Que Dios recompense A estos buenos se-
fores, dAndoles el c6ntuplo de lo que in-
vierten en alivio de los necesitados! Noso.
tros por nuestra part les tendremos siempre
presents en nuestras oraciones, y grabado
quedarA en nuestra mente, por muchos ailos,
la memorial de un dia tan memorable.
*
*
El Rdo. P. Rafael Noguer, misionero sa-
lesiano en M6jico, predic6 un novenario de
Animas en la parroquia de Puente Mayor,
en cuyos confines est& esta cosa. Dada la







- 252 -


reye distannuia que nos separa de la iglesia
,arriquiial, 6 invitados:.por el celoso y dig.
Lo pliiiroco, fuimos casi todas las noches
A. oir el serm6n; y debi6ndose el Domingo,
13 del p, p. Octubre verificar la comuni6n
general como conclusion del novenario, tam-i
bi6n tomaronriparte nuestros .nihos, previa
invitaci6n del Rdo. Sr. PArroco. La compos-
tura con que asistieron al Santo Sacrificio
6 hicieron la santa comuni6n fu6 de grande
satisfacci6n para el Rdo. Sr. 'Cra PArroco,
y tambi6n para el Superior, que celebr6 la
Santa Misa y distribuy6 la Sagrada Co-
muni6n.
El dia antes fiestafde la.Virgen del Pi-
lar, fueron tambi6n A -comulgar A la iglesia
de Pedret (arrabal de Gerona), celebrAndose
en aquel dia ai fiesta mayor de dicho Barrio.
; Quiera Dios'que estos tjietnplos dadol.s por
polrret nifios. sirva para animar A muchos
otros, y prini.ilindent.' ;i'la juventud, A
recibir A menudo, y con las disposiciones
inecesarias la Sagrada Comuni6n cosa
que por desgracia- se mira con tanta indi-
ferencia por la mayor part de los cristianos.


A IE R IC A.
---.g.<---

Los salesianos en Buenos Aires, .

ESCUELA DE ARTES Y OFICIOS EN ALMAGRO.

UN NOTABLE ESTABLECIMIENTO.

Interesante visit.

(De El Argentino).
Habiamos oido repetidas veces hacer grandes
elogios de los establecimientos que en Almagro,
pr6ximo A la calle de Rivadavia, poseen los re-
verendos padres salesianos. So nos habia asegu-
rado que la gran escuela era digna de una ca-
pital europea cualquiera y que los elements quo
\a componian la direcei6n y el nimero de niflos
en ella alojados, la colocaban centre los primeros
establecimientos de su g6nero.
Estos datos y otros muchos que los confirmaban,
nos despertaron el vivo deseo de visitar la Escuela
de artes y oficios de Almagro, lo que hemos efec-
tuado detenidamente, gracias A la amabilidad
de los padres salesianos, quo accedieron A nuestra
demand sin opener la mAs minima objeci6n.
,De nuestra visit, no hemos recogido sino gra-
tas impresiones, y al dar cuenta de ellas A nues-
tros lectores, aunque someramente por la falta
de espacio, nos vemos en el caso de confirmar.
con creces los informes que so nos habian dado,
manifestando con sincere entusiasmo que la ca-
pital cuenta, sin que lo sospeche la gran masa
de la poblaci6n y las autoridades mismas, con
un establecimiento de corte europeo, colocado A


;una altura que permit no envidirir los mejores'
de su g6nero establecidos enEurropa. : :'
No es esta la primer: vez que nos ocupamos,
de la acci6n de los salesianos en la "'Argentina;
a prop6sito de la colonial que poseen en Viedma,
de las escuelas difundidas'en todatla repiblica-n,
Ide sus importantes asilos, en otras ocasiones hoet
'mos tenido oportunidad de elogiatr este poder6do
movimiento de civilizaci6n que ha esparcido por
las mAs lejanas comarcas del pais, elementos de
instrucci6n, levantando edificios, sometiendo tribes
de indios, recorriendo en su totalidad los vastos
y desiertos territories del sud; dando, en fin, en
'todas las circunstancias y en'todas parties, prue-
;bas evideiites de' si; vitalidad y de su fuerza
SLa casa de BuenQs Aires., esta ideique noslacu '
ipamos, es la casa matriz, donde ,o- ian agriipadoi
:los mayores.elementos, y la queopor sus. n'1eanto-
merece todos los elogiosay todos los aplausos.
Ocupa una gran manzana, toda: edificada. ;La
iglesia de San Carlos en el centro, A un lado la
gran escuela practice;; del otro la te6rica; en el
primero donde se forman los obreros (180 mucha-*
chos); en el segundo!,lbs que se alistan para los1
colegios 'nacionales, escuelas norinales, comercio,
etc., (otros 180).,.- j : .... k -.
SEstos dos cuerpos de edificio difieren en la dis-'
tribuci6n. El uno estA compuesto en su plant
baja de hermosisimos talleres;-en la alta dormi-
torios y classes; el otro en la baja tiene classes;
en la alta dormitories. Todo ello rodeado de enor-
mes corredores y de patios como plazas.
Nuestra visit, efectuada cuando la tarde cafa,
no podia dejar do impresionarnos vivamente : ha-
llamos, en efecto, los talleres en pleno movimiento,
la vida revelandose en el enorme edificio por mil
modos diversos, una colmena colossal en acci6n,
todo ello bajo centenares de .lmparas eldktricas.
Cuando conducidos por el R. P. Valentin un
sacerdote amable y bondadoso, nos internamos
en el laberinto aquel, creiamos sofiar. Estamos
tan poco abituados A este g6nero de impresiones
en nuestra ciudad, que lentamente se va evolucio-
nando hacialas grades fdbricas, que de veras
no hallabAmos palabras apropiadas para expresar
nuestra sincera admiraci6n.
No detallaremos, porque el detalle nos llevaria
adonde no,podemos ir, pero diremos si, que guia-
dos como sonAmbulos, seguimos: por uno de los
patios mencionadosy nos hallamos,de pronto en
una immense carpinteria. ; Hermosisimo espectA-
culo! Aqul y all j6venes obreros empefiados en
la Ardua area, con una conciencia y un aplomo
que acusaban una direcci6n admirable y demos-
traban un empefo extrafiolen los muchachos por
llevar A t6rmino la obra entire manos; por todas
parts obras en' elaboraci6n de todo g6nero,
;perfectamente acabadas en sus detalles, sorpren-
dentes,!.
Luego, la imprenta con cinco 6 seis maquinas,
varias en acci6n y el gran taller: la panaderia,
con su inmenso horno cncendiilh lleno de pan';
mAs lejos la sastreria, la,herreria, el esplkndido
taller de encuadernaci6n, la hojalateria, la zapa-i
teria, los motors, la producci6n'de la luz clic-
trica.... :
Por todaspartes las muestras del trabajo, mu-
chas completam6nte terminadas. .
Aqui fabricamos camas, por ei-milil, M-is
decia el padre Valentin. para niuetro- uiiiuiml's .
asilos y nunca damos abasti,
SQu6 inmehsa labor! ;Cuanto sn.rI, iio ,para
haber llegado' tan .pl,.rnlid'. i.;ult.,ldi I Todo





- 253 -


aquello no podia inspirarnos sino un juicio que
salia constant y espontaneamente de los labios;
i qu6 grande y qu4 hermoso!
Pasamos luego a la otra secci6n del gran edi-
ficio y hallamos a los j6venes en plena actividad
como en la anterior; pero, ya en actividad de
otro orden.
En las classes los profesores explicaban diversos
temas, tomaban lecciones, 6 los asistentes cuida-
ban sencillamente los grandes studios.
Tales son las impresiones que hemos recogido
en nuestra visit rdpidamente verificada a la
escuela de Artes y Oficios de Almagro; el lector,
por la rApida enumeraci6n que hemos efectuado,
ha de dar el valor que tiene al esplendido esta-
blecimiento que nos ocupa y que mereceria por
su importancia lo que nos vemos en la imposi-
bilidad de llevar A cabo por falta de tiempo y
de espacio: una resefia digna del esfuerzo que
significa la escuela prdctica de los padres sale-
sianos.
Obra tan magna merece los mas calurosos elo-
gios, que le tributamos gustosos, y la protecci6n
del pueblo y gobierno, que deben estar gratos d
esta obra de civilizaci6n y de progress, que pre-
para tan brillante porvenir d los j6venes que bajo
su protecci6n se educan.



ORATORIO FESTIVO DE SANTA CATALINA.
--

MUY AMIADO SR. D. RfUA.
Por vez primera le escribo desde la casa
de Santa Catalina, con el coraz6n lleno de
jfbilo porque puedo darle noticias segura-
mente para V. en extreme satisfactorias.
Nuestra Pia Sociedad tuvo origen de los Ora-
torios festivos ylos Oratorio festivos fueron
siempre el objeto de los mis solicitos cuidados
de nuestro amado Padre D. Bosco y de su
digno Sucesor. Es por esto que al volver de
Italia para encargarme de la casa de santa
Catalina, mis primeras miras se enderezaron
al incremento del Oratorio festive, seguro de
que de este modo se haria un gran bien y de
que el Sefor abundantemente nos bendeciria.
Mis esperanzas no han sido ilusas. Desde los
primeros domingos de Marzo, los niios llega-
ron i 300, poco despu6s a 500, algo mas tarde
a 700 y ahora podemos asegurar sin peligro
de engaiarnos, que pasan de 800, pudi6ndose
contar en ciertos domingos hasta 1.000.
SSi V. pudiera ver Sr. D. Ria, cuantos y
cuantos nifios grades y pequefios desde todas
las parties de Buenos Aires se dirigen los dias
festivos al Oratorio de santa Catalina! i Si
pudiera presenciar el interns con que apren-
den la doctrine cristiana para powder hacer
sa primer comuni6n! Sobre 800 nifios, 200
pasan de los 18 afios y esto no obstante, sin
ning6n respeto human se unen a los mis
pequefios para aprender el signo de la Santa
Cruz que adn no saben hacer.
Los frutos que obtendremos de este Ora-
torio festive, serin sin duda abundantes y


ya hemos tenido una prueba. En solo tres
meses se han hecho mis de 200 Primeras Co-
muniones de adults; algunos niiios han
dado muestras de su vocaci6n al estado ecle-
siastico y los internos se han aumentado
hasta 300. Esperamos que el Sefior conti-
nuarA bendici6ndonos con m6s abundantes
frutos.
PEDRO MILANO, PBRO.
Buenos Aires 1 de Junio de 1895.

-------4-

LIMA (Perfi).


Dicurso del Exemo. Sr. Delegado Apostdlico Mons.
Macchi, en el Acto literario-dramatico-musical
celebrado en su honor, en los Talleres Salesianos
de Lima (1).
Sn. DIRECTOR :
QUERnIos NINOS.
Encontrdbame todavia lejos del Perd cuando,
al saber que tambidn Lima deseaba aprovechar
los beneficios de las Instituciones de D. Bosco,
me dirigi Rorma y Turin abogando por ella.
Por consiguiente, al constatar hoy que tanjus-
tos deseos han sido satisfechos, experinento en
el alma double content: pues, tengo que felici-
tarme ya como italiano, ya como representante
del Papa entire vosotros.
El nombre de D. Bosco es gloria national de
mi patria, asi como es prez nobilisima de la Igle-
sia. Su obra, por si tan santa y tan simpatica,
bendecida por Dios y por el Papa, estd dando
frutos asombrosos en todas parties; y no hay raz6n
para temer que en este suelo, siempre fecundo

para el bien, no deba prosperar.
Dir6 m6s: el desarrollo mismo de la obra de
D. Bosco demuestra lo providencial de su misi6n:
y el Perd, mis avisado y cuerdo, invoc6 el auxi-
lio de D. Bosco antes que se aproximara el peli-
gro; pidi6 el pararayos antes de la tempestad.
No: Dios que castiga con una mano y sana y
consuela con la otra, nunca deja de colocar el
bien y el antidoto, al lado del mal y del veneno;
y en medio de una turba de malhechores, hace
surjir siempre algin Santo que los detenga y les
convierta.
En ningrin siglo Dios ha suscitado tantos ap6s-
toles de la caridad como en el presented: es una
lucha incesante de corazones cristianos contra
toda clase de infortunios fisicos y morales, que
ya parece estrecho el campo que el mundo le ofrece.
El ejercicio de la caridad es ya tan universal,
multiple y constant, que mis bien que de las lu-
ces, merece el titulo de siglo de la caridad, el
nuestro.
Parecia que todo lo hubiese abarcado la obra
colossal de S. Vincente de Paul; y sin embargo la
Italia sola ha visto levantarse gigantes las em-
presas del Cottolengo en Turin, de Fray Ludovico
de Casoria en Napoles y del P. Simpliciano en
Roma.


(1). V. el Boletin de Octubre.






- 254 -


Y b porqu6 todo eso, sino porque nunca se ha
visto i las bajas capas sociales levantarse tan
atrevidas y furiosas contra las que ellos 1laman
classes privilegiadas, pretextando exigencias y ne-
cesidades econ6nicas y sembrando odios contra
todo privilegio de fortune ? I Qu6 seria ya de Eu-
ropa si sobre esta hoguera que arde no cayese
de continue el rocio copioso y bienhechor de la
caridad Cat6lica ?
Pero D. Bosco quiso dar el golpe a la raiz: y
mientras los otros cuidaban de las consecuencias
del mal, 61 quiso prevenirlo 6 ahogarlo en su ger-


cu ii.lio lit- I.I ,..h ,:. ,, la I.. :.1. a. .r r l.'i.l. I .
e l i l .lIilD i, | 1U,-n D .ll l d I, i l*l.. .* ,I I l l ....ill. -
l.iii '*. .1li. r'-iidi. iia, deliri .1 % i pI a : iih.i, .
V l.,i+iri .. ,!.[. ii i i uu, i :l: .1 1 l .I j t..


bi6n, corresponder al anhelo de todos y d los ca-
ritativos cuidados de vuestros directors.
Cuando les beseis la mano, acompAiieos no solo
el sentimiento del respeto, sine tambi6n el afec-
to de la gratitud. Sed siempre reconocidos 6
vuestra Patria y A D. Bosco.
De mi part, hago votos para que este plantel
league a su adelanto maximo, y para que junto
con las bendiciones de Dios, merezca siempre el
carifio de la culta Lima, y sobre todo el de las
distinguidas matronas que constituyen la Uni6n
Cat6lica de Sefioras.
ld ile-/*.ii iiiiiv ai vl.i-rT i l 1.1 :,IIirli \-'rt 1 .irdl !!l.I-
iltV- t.t:h. iiill d]- llll.* .i:.1 il- I- -,.r VlI.itf. ,, **n Eiin il-
I.,r.- d,-l PF'Ildr S.iut- 11.t In n. lii .1 \-, r.... rl r.. .1
ileS- trl',- I r i i r. y .1I il.l tii ..u -1 .i ..i l. y
il ailt.'i,.,ll ,:- I, ullll lii ll :1 1 Irl'. f I 11i I i1 lu,.i.I
*.uitdifita.


terrible enfermedad de la lepra, inspiraron A
D. Rabagliati la feliz idea de fundar un
finico Lazareto Nacional que reuniera todas
las ventajas y comodidades apetecibles y al
que deberian trasladarse todos los enfermos
para evitar nuevos y mayores contagios. La
bondad y oportunidad de esta idea, sobra-
damente lo prueban el eutusiasmo con que


1II-


obstante la diversidad de naci6n, son tam-
biWn hermanos nuestros en N. S. Jesucristo,
y para que cada uno segfin la media de sus
fuerzas made su obolo para fin tan noble
y humanitario.

6~-E--1-- 5< --- -







7i'

+ 4'


rfi




. I i .


Diselo de una part de la fachada principal y de la Ig sia de la nueva Casa Salesiana en construcci6n, de Milan, v. dg. 2s).


de las carifiosas atenciones de D. Bosco, no po-
deis todavia comprender el bien inmenso que a
vosotros y a vuestra patria hacen estos abnega-
dos Sacerdotes Salesianos. Sois como el ciego en
cuya mano un rico senior deposit una moneda
de oro: necesita que otra persona le explique lo
que acaba de recibir.
No conoceis bastante al mundo para valorizar
los peligros de que os aparta la mano piadosa de
ellos: tampoco os es dado comparar la suerte que
ellos os preparan con la que hubiereis corrido sin
ellos. Por esto debeis creernos A nosotros cuando
os decimos que grande, muy grande es nuestra
dicha, y mayor ani el beneficio que de esta Ins-
tituci6n se deparard A vosotros y al Perl.
Reflexionad que si no fuera asi, ni los Padres
se impodrian tantos sacrificios para una obra
de suyo tan ingrata: y que absorb dia y noche
sus fuerzas y atenciones: tampoco la Sociedad de
Lima asumiria el peso de socorrer pecuniariamente
vuestra educaci6n, ni os rodearian de simpatias
tantos nobles corazones.
Es, pues, vuestro deber y vuestro interns tam-


BOGOTA (Colombia).


Un nuevo gran Lazareto Nacional.


En 1891, como saben muchos de nuestros
lectores, el salesiano D. Miguel Unia con-
sagr6 su vida al servicio de los pobres le-
prosos de Agua de Dios, que carecian de sa-
cerdote que les prodigara en su desgracia
los consuelos de nuestra santa Religi6n.
Desde dicha fecha tanto D. Unia como D.
Rabagliati, Superior de los Salesianos en
Colombia, se dedicaron al alivio no solo
spiritual sino afin material de los leprosos.
Las malas condiciones tanto de este como de
los varies otros lazaretos de la Repfiblica, y
el gran desarrollo que cada dia vB tomando la


ha sido recibida, la pronta organizaci6n de
juntas para recabar recursos y el apoyo que
A porfia prestan todas ls classes de la socie-
dad para su pronta realizaci6n.
Antes de exponer su idea, D. Rabagliati
hizo un viaje por algunos puntos de la Re-
pfblica para madurarla bien y poder ase-
gurar su 6xito. De este viaje conservamos
una larga 6 interesante relaci6n que no nos
ha sido possible publicar ain, pero que en
todo 6 en part la publicaremos la pri-
mera ocasi6n, como igualmente otras noti-
cias posteriormente recibidas.
Al publicar hoy en nuestro Boletin la si-
guiente Conferencia, no tenemos otra mira que
dar A conocer en todas parties A donde nuestro
Boletin llega, la gran miseria y desgracia
de los pobres leprosos, para que al contem-
plarlas, nuestro coraz6n compadecido acuda
en socorro de aquellos desgraciados, que no


CONFERENCIA
Tenida por el reverendo Padre Salesiano Evasio
Rabagliati en la sesion solemne de la sociedad de
san Lddzaro, el dia 7 de julio de 1895.
ILUSTRiSIIO SEROR (1), VENERABLES SACERDOTES,
SENORA. Y SENORES :
Et eurert ei decem viri leprosi,
qui steterunt a long elevaverunt
vocem suam dicentes: Jesu praecep-
tor, miserere nostri. Y salieroon
su eincuentro diez hombres leprosos,
los cuales so pararon A much dis-
tanicia, y levantando su voz, de-
cianle: Jesds Maestro, t6n piedad
do nosotros. (LucAS, xvii. 12, 13).
SCu6nta ternura hay en este hecho del Santo
Evangelio !Oidlo entero tal como lo refiere
San Lucas en el capitulo XVII de su Evan-
gelio: < Mientras iba Jesucristo A Jerusal6n, al
acercarse a una aldea, vi6 que se le iban acer-
(1) Asistia el Reverendisino-6 Ilmo. Sr. Arzobispo de
Bogoti.


2535 -


F-~--" L~RI. ~P~RIB IIIII~Lls~III~CI~


MAIL 4t~--


1P~aC~B~n






- 256 -


cando diez hombres leprosos; pero no se atrevie-
ron A llegar hasta El, porque la ley lo prohibia;
por esto, steterunt a long, se detuvieron A larga
distancia; y levantando su,voz, decianle; Jesds
Maestro, miserere nostri, t6n compasi6n de nos-
otros. Apenas los vi6 Jesds, les dijo: Ite, ostendite
cos sacerdotibus; id, presentdos a los sacerdotes.
Y sucedi6 que mientras iban, se encontraron lim-
pios y sanos. Uno de ellos, al verse limpio, volvi4
A Jesds, alabando al Sefor con grandes voces. Y
cay6 A sus pies con el rostro pegado a la tierra,
Ileno de gratitude ; este era un Samaritano. Dijole
Jesis: 4 por ventura no fueron diez los que que-
daron limpios ? y los otro nueve, I donde estAn 7
No se hall6 quien volviese para dar gracias A Dios,
sino este extranjero. Y afadi6: levAntate, hijo,
vete: tu fe te ha salvado."
Lo primero que se me ocurre haceros notar so-
bre este hecho, es la grande y exquisite bondad
de Jesus para con aquellos pobres 6 infelices le-
prosos. Vedlo. Apenas Jesfs oye la siplica de
aquellos hombres, sin hacer la menor dificultad,
les concede bondadosamente much mas de lo que
ellos le pedian. No permit siquiera que ellos
reiteren su plegaria; no les impone ningdn sa-
crificio como prenda de la gracia que solicitan y
que 1l quiere otorgarles; ni siquiera quiere pro-
bar su fe, antes de obrar el prodigio, como acos-
tumbraba hacerlo en casos parecidos .... nada.
Apenas acaban de hacerle su petici6n, al instant
la gracia es concedida: si, hijos, os concede lo
que pedis: id pronto, id luego, mostrios & los
sacerdotes, como la ley lo ordena, y quedar6is
sanos. Con la Cananea, con la mujer que pa-
decia flujo de sangre, con el Centuri6n y mu-
chos otros, Jesds era algo exigente antes de pres-
tarse A hacer el milagro que le pedian; cuando
menos, queria encontrar fe en ellos; con los le-
prosos, ninguna pregunta, ninguna condici6n,
ninguna demora .... id, presentios A los sacer-
dotes: su obediencia pronto les vali6 A todos una
curaci6n complete. Cosa id6ntica pas6 en otra
ocasi6n parecida : entonces se trataba de un solo
leproso. MAs atrevido, 6 mAs confiado que los
diez leprosos, este llega hasta los pies de Jesis
para adorarle ; y suplicaba: Domine, si vis potes
me mundare; Sefor, si tu lo quieres, me puedes
curar. Oid la contestaci6n de Jesds: Volo, lo
quiero; y en el mismo instant se encontr6 sano,
et confestim mundata est lepra ejus.
En estos dos hechos del Santo Evangelio, qu6
veis vosotros, hermanos mios1 Lo que veo yo:
una grande y exquisite bondad por parte de Jesus.
No hay duda: Jesus siempre se mostr6 bueno y
generoso con los enfermos que recurrian A E1l,
para solicitar su bendici6n y el remedio de sus
dolencias; pero con los leprosos fu6 excepoional-
mente bueno y generoso. 6 A qu6 debe atribuirse
esta conduct especial de Jesucristo? Primero, A
su infinita bondad y misericordia; en segundo
lugar, y esta es suposici6n mia, A lo horrible del
mal que aquejaba A aquellos desgraciados lepro-
sos.
Hermanos mios: no muy lejos de aqui levantan
su voz, no uno, ni diez leprosos; son muchos mas.
En Agua de Dios son ochocientos cincuenta; en
Contratacidn (Santander), no'hace muchos meses
dejA setecientos y mas; y todos ellos levantan su
voz, para que vosotros la oigAis. & Y que dicen ?
L CuAl es su suiplica ? La misma del Evangelio:
Miserere nostri, tened compasi6n de nosotros.
i Oh Si por un moment siquiera vosotros pu-
dieseis ser lo que era Jesus, omnipotentes como


l, yo lo cleo, a costa de los mayores sacrificios,
vosotros volariais a aquellas, dos ciudades del do-
lor, para renovar el milagro de la Judea. Ni uno
solo de aquellos pobres infelices quedaria con sus
dolores, con sus afliciones. Si, si, levantAos, di-
riais todos, pronto, levantios; id A vuestros ho-
gares, al seno de vuestras families, id pronto...
y experimentarfais en vuestra alma la grande sa-
tisfacci6n que se siente despu6s de haber hecho
una obra excelente. Desgraciadamente ni vosotros,
ni yo, ni nadie, podremos llevar A cabo esta obra
eminentemente ben6fica y social. Qu6 hacer en-
tonces ? Permanecer indiferentes, impasibles, a
los clamores de tantos hermanos nuestros, que
sufren, que lloran, que suplican ? Crueldad seria
hacerlo asi; tanto mAs que no se trata de series
extraios para vosotros; son hermanos vuestros,
lo se; los hay alli que estan ligados a vosotros
con el vinculo de la sangre, de la parentela 6 de
la amistad; son todos colombianos, con poquisi-
mas excepciones. Ellos son los que me envian a
vosotros para perorar por su causa. Por amor
de Dios, escribiame uno de ellos en dias pasados,
desde Agua de Dios; por amor del cielo, acepte
la conferencia de la Sociedad de San Ldzaro, y
trate de ser elocuente al perorar y defender nues-
tra causa. Y yo lo har6 con toda mi alma. h Por
ventura puede negarse algo A aquellos desgracia-
disimos hermanos vuestros y mios ? Que Dios
bendiga mis palabras y que sean copiosos los fru-
tos de esta conferencia.
No emplear6 much tiempo para demostraros
y convenceros de que la lepra existed en Colom-
bia; basta tener dos ojos en la frente para verlo,
y el hecho es demasiado piblico para que no
tengAis todos conocimiento de 61. No es necesario
tampoco emprender un viaje hasta el Lazareto
de Agua de Dios para daros cuenta exacts de
que la lepra existed de veras entire vosotros, y
que existe en grande. Aqui, en la capital i cudn-
tos hay! No los v6is, porque ellos prudentemente
viven casi siempre ocultos. i Pobrecitos! conocen
su estado lastimoso, y no quieren desagradaros
con su presencia; pero quo aqui en BogotA hay
enfermos de lepra, y muchos, es una verdad in-
contrastable. Y lo que pasa aqui en la capital,
pasa igualmente en las diversas ciudades de la
Repdblica; en diferentes proporciones, eso si,
pero en ninguna de ellas faltan ya. He encontrado
A muchos, muchisimos, en todos los pueblos de
Santander; no escasean en los pueblos de BoyacA;
tengo datos seguros para asegurar que los hay
en Antioquia, en el Cauca, en donde ya tuvo que
establecerse un Lazareto; en la Costa no abun-
dan, pero no faltan; h de manera que tenemos
ya el lizaro en todas parties ? Si, sefiores; y A
costa de asustaros dir6 una palabra mis. No so-
lamente tenemos ya el mal en todas parties, sino
que lo veremos en una proporci6n alarmantisima.
Hasta hoy, por los datos recogidos privadamente,
yo creia que los enfermos de lepra en Colombia
no pasaban de 15 A 16,000; y conozco que me he
equivocado. Antes de subir 6 este pfilpito, me lo
aseguraba uno de nuestros m6dicos, el sefior doc-
tor Carlos Putnam, miembro de la Academia de
Medicine de BogotA; y 61, despu6s de haber pe-
dido A todos los Departamentos el ndmero precise
de enfermos, obtuvo este resultado: que los en-
fermos de lepra en toda la Repfiblica de Colom-
bia, hasta el 6 de Julio del afio de 1895 es de
i27,250 Hay equivocaci6n en este cilculo 1
; Qui6n sabe! Por part mfa quiero admitir una
exageraci6n, quiero suponer un error en esa cifra,







- 257 -


quiero career que no'llegan 6 20,000; menos to-
daifa; que no pasan de 35,000; b pensAis vosotros
que una rebaja de unos cuantos miles A la cifra'
official, es argument para tranquilizaros ? :Aun
as,' j, cre6ls que no seria muy grave el mal, y que
debdrian ser miy serias-y funestaslas consecuen-
cias para el'porvenir '
Que yo sepa el: clebre Padre Damian, durante
losicatorce afios que pas6 en la isla de Hawai,'
dirigiendo aquel Laiareto, no tuvo nunca en 61
mas de 500 enfermos; y notad que alli eran Ile-
vados forzadamente todos los lazarinos de las nu-
merosas colonial que Inglaterra tiene en el mundo.
,Presentenmente en lasIndias Orientalesn Mau-
galore, no Iparan deo 100, los 'leprosos' reunidos en
el Lazareto. de San Jos6&i cargo de los Reveren-
dos Padres ;Jesuitas -y' segfir unna' corresponden-
cia uy rc'iteinte d. Muy Reverendo Padre Mii-
ller,, Director de aqtlel Lazareto, no 'pasan de 600
todos los enfermos de aquellas comarcas. El Re-
verendo Padre Miguel Unia, eh su viaje A Europa,
el aiio pasado, tuvo ocasi6n de visitar el Lazareto
de La Habaia, y ni encontr6 mas:iue unas po-
cas docenas de enfermos, notando que es riguro-
samente'obligatorio el Lazareto para esa clase de
enfermos.' i,
Recuerdo liaber leido hace:poco Nueva Orlgans se fund6 un Lazareto para enfer-
mos de lepra, y que no llegaban a 20,los ataca-
dos por el mal. En Europa tan solo en Suecia y
en Noruega se conoce esa enfermedad, pero en,
proporciones minimas.. En las demas naciones de
Europa yo creo que es absolutamente desconocida
esta enfernbedad, lo mismo en todas las Repfi-
blicas de Sud-amirica, si se exceptfian las dos
vecinas, Ecuador y Venezuela
Durante quince afios que pas6 en la Argentina,
en el Uruguay y en Chile, no encontr6 ni uno
solo de estos enfermos. De manera que si alguien
tuviera el tiempo y la paciencia.para reunir da-
tos precisos sobre este tema La lepra en el mundo,
el resultado seria que la Repdblica de Colombia,
ella sola, tiene quizAs mis enfermos de lepra, en
sus diferentes manifestaciones, que todas las de-
mAs naciones del universe. De veras que es este
un clculo que asusta y espanta.
(Se continaUrdi).



Los Salesianos en el Brasil. -
De una entrevista tenida por uno de los re-
dactores de la Italia-Reale Corriere Nazionale,
de Turin, con el Ilmo. Sr. Obispo de Rio
Janeiro, que se par6 un dia en nuestro Ora-
torio con elfin de pedir A D. Rfia, Salesianos
para su di kwesis, tomamos lo siguiente:
< Preguntado si pidiendo A los Salesianos
no les propon'a una peligrosa empresa A
causa de la frecuente fiebre amarilla, nos
respondi6 queen part asi era, mas que en
esto mismo seo encontraria un oportunisimo
remedio."
Ciial seria este?
El mejoramiento de las buenas costum-
bres. Yo tenigolaseguridadl de que teniendo A
los virtuosos hijos de D. Bosco, que eficaz-
mente promoverian la prActica de la Reli-
gi6n, poco co co-se lograria estirpar mu-


chos vicios que atraen sobre los culpables la
c6lera divina. Mi antecesor muri6 con este
deseo y yo abrigo la certeza de poder hospe-
dar pronto A estos providenciales Misioneros.
A Cuando?
-- o he podido hablar con D, Rfia por
iencontrarse en Milan, con motive del Con-
greso Eucaristico y para una nueva funda-
ci6n salesiana, pero espero recibir en Paris
una satisfactoria respuesta. Entre nosotros
se ha perdido por complete toda raiz de vo-
caciones religiosas, pues la Masoneria, como
el viento del desierto, ha esterilizado toda
Jbuena inspiraci6n de fe, Mucha pena me
causa A mi que soy obispq y brasileio, deber
lhablar asi de mi patria,. mas la,verdad ante
todo. De cuando en cuando se mandan A
Roma algunos j6venes para educarles en la
sana atm6sfera cat6lica que alli se respira,
pero relativamente A la necesidad que se es-
perimenta, esto no es nada.
Mas I qu6 cosa podrAi hacerse gober-
nando la revoluci6n?
Mayor libertad disfrutamos conla revo-
luci6n, que esperimentabamos con el imperio.
Quisiera completar estas informaciones,
Squ6 es de nuestros pobres emigrantes ?
Es necesario distinguir; los que se que-
dan en las ciudades, bien pronto pierden
sus buenas costumbres y so colocan al nivel
de los naturales; mAs los que se dedican al
cultivo de la tierra, y por consiguiente ha-
bitan en los pueblos conservan mejor sus
costumbres y prAticas religiosas. De cuando
en cuando reciben la visit de un Misionero,
que de 5 A 6 aios A esta parte es un Sale.
siano. Estos misioneros son la salud de a-
quellas pobres gentes, que al mismo tiempo
que se ganan la vida, no pierden el Paraiso.



Pringles (Rio Negro). De una
carta de este punto entresacamos las siguien-
tes noticias referentes A las Hijas de Maria
Auxiliadora.
.<< Comenzamos en Febrero, como siempre,
las classes, y temiamos much fueran pocas
las nifas, que las frecuentaran, pues algu-
nas del alo anterior no podin continuar por
su edad, y se presentaron muy pocas nue-
vas, ya que el Consejo EscolAstico no nos
v6 muy bien y ,hace cuanto puede para qui-
tarnos las nifas; pero ha sucedido todo lo
,contrario; las niiias Ilegaron A 52, nfmero
que nunca habiamos tenido. La escuela del
Gobierno tiene solo dieciseis, pero nos causa
imucha pena por ser mixta, asi que puede
V. figurarse la ruina que resultarA paralas
almas de la mezela de nifios y de nifias
desde los seis A los catorce afios, educados
sin fe y sin temor de Dios. Pobrecitos!
> Nuestras niias son bastante buenas y
frecuentan los Santos Sacramentos. Para la
'fiesta de Maria Auxiliadora que celebramos







- 258 -


el 24 de Junio, se prepararon con una no-
venay un triduo de ejercicios espirituales, que
cbronaron con una comuni6n general. Por
la tarde hicimos por vez primer la proce-
si6n a la que solo asistieron nifas, a escep.
ci6n de alguna que otra mujer. Y no habiendo
side possible en este dia hacer la agregaci6n
de algunas Hijas de Maria, se traslad6 a la
fiesta de los santos ap6stoles San Pedro y
S. Pablo, en.cuyo dia las invitamos 6 todas
A nuestra mesa, invitaci6n qiie fu6 recibida
con entusiasmo, y por la tarde se hizo la
agregaci6n, terminAndose con una plAtica
de (.casii6 y la' 'endici6n con 'l Sautisinmo
Sacrau.enio. > :i,:;
-7


I0TICIAS IDE NUESTROS' MISIONEROS.

URB UG UAY. -
lDOs eartas de rnl n r. S .. D Luis Lasagna.

Los milsioinebis sill.sin.ios lbeneono -
ritos de las ciencias naturales y
delila rrg i lnulltra'i ) .. ;*,"*
Vll!. C'ol6n, 18 de Junio de 1895.
SAmadisimo Padre:

A en otra ocasi6n le : he esceito lar.
gamente sobre mis escursiones atrav6s de
las tribus mas salvajes de Amirica, eritre
las quo hemos esatblecido various centros de
misiones para atraerlas 6 Jesucristo, y ahora
quiero hablarle de muy distinta cosa, si bien
no menos grata A V. En esta me propongo
abrir ante sus ojos otro anchuroso campo en
el que desde hace tiempo despliegan sus
hijos no pequefia actividad y energia;. este
es el campo de las. cieneias naturales que
algunos salesianos cultivan con no pequefno
4xito, dedicndose con preferencia a las que
en la practice ofrecen mas ulitidad y mAs
inmediatos resultados.
Nada le dir6 de los trabajos y fatigas de
nuestro hermano D. NicolAs Badariotti que
ha logrado former la mas hermosa'colecci6n
de 'Cole6ptros que actualmente existed en eli
Brasil, y que armado de potentes microsco-
pios y de una gran paciencia, ha descubierto.
la existencia y estructura de nuevos insects
de la zona tropical, y que tan bien les ha
descrito y clasificado que los sabios de Eu--
ropa y en modo especial los de'Alemania,
estiman en much sus correspondencias y
sus studios y las revistas cientificas han ya
bautizado con su nombre A algunos de estos
insects, como por ejemplo, ,el mirmicofilus
Badariottii: nada de los"profundos studios
sobre la geologia y mineralogia del ITraguay,
del llorado D. Cipriano coadyuvado en sus


cientificas tar6as por D. Menichinelli, Don
Lino del Valle y de D. Morandi quienes.han
formado un museo de mineralogia y que en
los escavos que con buen criterio. y paciepr
cia :han' hecho, "han -encontradoi preoiooss
fdsiles de animals antidiluvianos y' gru
nfimbro de.Agatas y- 6nicesi solo, si quiero
hablarle de los esfuerzosihechos en la ime-
teorologia-y agriculture con tan extraordi.
nario 6xito, que nos tenemos por muy pa.
gados de las fatigas habidas, de los gastos
hechos y de las'luchas que se :han,:debido
sostener : '!'.^ d '* i (;i aii', i j
'ILos hiabitantes de .-stas Reptihlicas -del
Plata, diseminados. sobire'una indibinida sui
ptrficie, se-ifedicaban'ea sou mayor part o6
la cria del ganado, que coftstituiaj::por.,o
tantola fiuiea faente de lai'iqueza pfiblica
y priivada. Sin niuero de'rebafioside.ganado
vacuIno, lan'ar y caballar poblabau Is mno-
n6tdnas 6 interminables Pampas de la Ar.
gentin'a lhasta? la ,Cordillera rdei' los fAndes y'
las ondulantes llanuras del i;Uruguby hasta
los olnflhes!del Baasil. : ;; ,,
:. Odaldo: llegmos nosotros la agricultural
se limitaba;w pocos cereals y llegumbres,
en tal modo que era necesario comprar gran
cantidad deltrigo en' los Estados Unidos
porque la cosecha propia n- bastaba para
satisfacer las necesidades del pais, y la vid
era solamente planta:de jardin que cultiva-
ban algunos afortunados para' gozar en su
mesa de los racimos maduros.
Lejos de trabajar por:estender su cultivo,
todos eran victims de un antiguo prejuicio
may arraigado que les hacia career que era,
incompatible el clima deo Amrica con la vid,
que no eran aptas las tierras, que todaslas
tentativas habian sido infructuosas y tantas
otras cosas no menos peregrines.:
SNingdn cr6dito di yo A semejantes dichos
y desde el primer memento que puse mi pie
en el Uruguay, me propuse obtener vino,
al menos el suficiente para el Santo Sacri-
ficio de la Misa, pues el que aqui se vendia
mas que vino parecia una mezela de dro-
gas y otras porquerias. Oomenc6 per valerme
de la uva salvaje de los jardines, que siendo
may aguosa y de mala calidad, no podia
ciertamenite darme buen vino, pero mezcl6n.
dola, en el moment de la fermentaci6n, con
azufaifas machacadas, obtuvIe un pequefio
triunfo, pues el vino que resultaba era de
bastante buen gusto;y do que mas me, m-
portaba apto para el Santo Sacrificio.
Supliqu6 a los pocos que poseian alguna
cepa me dieran retoffos para plantarlos en
mi vivar y pedi A Italia::de donde el Sr. Ri-
netti, de Montemagnho, en dos diversasoca-
siones me mand6 mas de veinte de diversas
classes, y despu6s de pruebas y mas pruebas
obtuvimos escelentes cualidades ,de uva, de
las que, encontrando algunas tierra y clima
convenient, pr9ducen exorbitantes frutos.
Figfirese V. que las cepas francesas de Ga-








- 259 -


vdrnais y Bourgogne'~ultivadas con el sistema
Guiot, produce por t6rmino medio de 14 a
16' Kg. cada una. 'Era este un maravilloso
espe:teii-ulo y muchos seAiores visitaban el
Colegio para admirar nuestra plantaci6n.
Enihonor'de la verdad, no puedo olvidar
al Sr. Vidiella, quien consumi6 su vida y
part de sus riquezas en este cultivo, y.mer-
ced A cayos trabajos, sus vifiedos son de
los mas florecientes de la Repfiblica, la que
para recompensar los sudores de este gran
hombre, le erigi6 una estatua en Villa Col6n.
i' El viio: es &'xcelente,, come lo; atestiguan
las mnedaillns obtenidan en Ins Exposiciiones
de G6nova, C0hicago y Montevideo; y desde
hace algunos :aos proveemos de vino 6 casi
todas las iglesias, afin las masidistantes. de
la Repfiblica. Mucho me preocupaba dar tra-
bajo y honestas ganancias, a nuestros emi-
grantes, por, lo. que a los, que poseian algfin
pedazo detierra, yyo mismo les regal: las
vides y :les'di instrucciones y-de, esta ma.
nera pronto me vi rodeado de los florecien-
tes viiledos de los Sres. Saettone, Rocca y
Pastorinoi tomando de dia en dia proporcio-
nes tales, queo este filtimo Sr. en pocos alos
vendia en cada cosecha uva :por valor deo
mas de cincuenta -mil pesetas.
De S. Nicolas de los Arroyos hice venir
d nuestros muy amados Cooperadores, her-
manos Montaldo, y les regal6 vides y les di
instrucciones que tambi6n supieron poner en
practice, que al present su cosecha annual
pasa de mil hect6litros de vino.
A pesar de tan halagiieios :resultados,
no estaba aia muy conform, asi que pro-
cur6 despertar en los ricos del pais uu gran
entusiasmo; pero ignorando ellos por com-
plete el cultivo de la vid, les proporcionaba
buenas families italianas que de 61 se encar-
garan A parties iguales en el product y para
evitar diferencias yo mismo ,hacia ,los: con-
tratos que ellos firmabanjr firmindalos tam-
bi6n yo para garantir la fe de ambos; de esta
manera se han podido former los hermosi-
simos vifiedos de los abogados. Sres. Arta-
gaveitia, Gallinal y Arocena; como igual.
mente los de los Sres. Podest6, Lavalle,
Hort6n, Sierra, Echevarria y tantos otros,
con inmensas ventajas para nuestros emi--
grantes y propiettirios, que cultivando la vid
en gran escala poseen viledos que produce
cada alo 30,50 y ain ci6n mil arrobas de uva.
En 'otra carta conitinuar6 desenvolviendo
*este argument que tantos .datos. ofrece 4
nuestros Gooperadores, y que podran servir 6
iiuestr6s j6venes misioneros que poco, a poco
seran llamadosA difundir por: toda la tierra
las luces; del Evangelio y \de la civilizaci6n.:
R.-:,eeciba entire tanto, ainadisimo Padre, el
'testimonio doila *mas sincerea veneraci6n y
1afecto de su afectisimo hijo


- a PY '.


Obispo titular de Tripoli,


Los inisioneroS Salesianos' bene-
meritos de la meteorologia.
'Villa Col6n, l de Julioide 1895.'
.i Amadisimo Padre:

N el Congreso geogrdfico tenido en Ve-
nezuela en 1880, bajo la presidencia del c6-
lebre Fernando Lesseps, se aprob6 undni-
nuemente, como V. record ar, una moci6n
que directamente nos tocaba, es A sal.er, la
de dirigirse 4 Don Bosco para que anuiln'ra
4 sus misioneros a estudiar las condiciones
meteorol6gicas de SudamBrica y con parti-
cular atenci6n los fen6menos que se desen-
vuelven en su part mas meridional, 6 sea,
desde el Rio de la Plata hasta el Estrecho
de Magallanes y Cabo de Horn; ya que allh
se original las borrascas'y terrible uraca-
nes que influyen de una manera extraordi-
naria en el estado general de la atm6sfera.
El autor de esta propuesta fu6 el malo-
grado P. Denza, quieu plresentuido.se des-
pu6s a D. Bosco, obtuvo de 61 una buena
acogida y muy consoladoras promesas.
Y en efecto; habiendo yo en 1881 llegado
a Italia, de Am6rica, re'cibi de D. Bosco el
encargo, 6 mejor dicho, la orden de dar co-
mienzo a un trabajo al que me apliqu6 con
toda mi alma. Mand6 enseguida al observa-
torio de Moncalieri A nuestro misionero Don
Albanello para que aprendiera el manejo de
los instruments meteorol6gicos y 4 cuenta
de las Misiones compr6 los aparatos necesa-
rios para montar un Observatorio de primer
orden, lo que verifiqu6 apenas de vuelta en
Villa Col6n, edificando una torre exprofeso.
Jamas me podr6 olvidar de la solemne
inauguraci6n del Observatorio, que tuvo lu-
gar el 7 de Octubre de 1882. En aquellos
dias se encontraba aqui de paso el ilustre
Prelado Mons. Mario Mocenni, en la actua-
lidad Cardenal de la Santa Iglesia y enton-
ces Internuncio en el Brasil, y 4 61 dedica-
mos el acto, como representante del Papa,
tan amante y decidido protector de las cien-
cias. Asistieron el Ilmo. Sr. Obispo de Mon-
tevideo, numeroso clero y las mis importan-
tes y distinguidas personas de la Repfiblica.
MAs tarde y por indicaciones de D. Bosco,,
Mons. Cagliero fundaba un Observatorio
en Patagones, Mons. Fagnano, uno en Pun-
tarenas y otro en el Estrecho de Magalla-
nes y D. Tomatis uno en S. Nicolas de los
Arroyos; atodos estos se ha aaiadido el de
Paysaridf fundado por nosotros y various
otros menos importantes, abrazando de este
modo con nuestra red la inmensa zona que
media entire el grado 30 de latitud sur y la
estrema punta de la Am6rica Meridional.
SEs verdad que algunos de estos observa-
torios han permanecido estacionarios A causa








-260--


de las graves dificultades encontradas, mas
el nuestro de Villa Col6n ha seguido pro-
gresando no obstante que tampoco nos han
faltado obsticulos que salvar. ;CuAnto hemos
debido sufrir y trabajar! Pero 6 fuerza de
constancia hemos logrado copiosos y abun-
dantes frutos y consoladores triunfos. i
Debo confesar sin embargo, que todo esto
es debido al talent y perspicacia de nuestro
amado hermano D. Luis Morandi que desde
hace diez anios dirige los trabajos del Ob-
servatorio. :
Todos los meses se public un Boletin me.-
teoroldgico, 'en elque A~mis de las minu-'
,iosa- ob.sert-aciones lihehas, se tratan cuestio-
nes cientificas de Altaa importancia; y se
manda A los observatories y centros cienti-
ficos mas importantes del mundo,.
D. Morandi ha reunido y con paciencia y
rara sagacidad discutido los dates obtenidos
desde la fundaci6n de nuestro Observatorio
y otros tomados de los archives del Estado,'
y :lllbicd uua Monografiasobre las lluvias'
en la Repiblica del Uraguay, descubriendo
de este modo la periodicidad de cuatro gran-
des temporales que cada aio en 6poca fija,
se desencadenan sobre estas playas. El distin-
guido ingeniero:y astr6nomo D. Carlos Ho-
nor6, la elogi6 much en los diaries y bau-
tiz6 este fen6meno, popularizAndolo en forma
de proverbio, con el nombre de Ley Morandi.
De la misma manera se han hecho estu-
dies especiales sobre, los grades ciclones
que de vez en cuando nos visitan, destro-
zando los campos, derribando edificios y cau-
sando gran nfimero de naufragios. Don Mo-
randi ha obtenido un exito tal, tambi6n en
este studio, que la mayor part de las ve-
ces los presiente con muchas horas de anti-
cipaci6n y dando aviso A la capitania del
puerto, que al moment da la seiial de peli-
gro, se han logrado evitar grandes desgra-
cias y no pocos desastres maritimos.
Impulsado el Sr. Dupuis comandante del
puerto de Montevideo, por tan importantes
servicios, nos mand6 una -nota official, que
61 mismo hizo publicar en todos los diaries,
elogiando nuestro Observatorio y dbndonos
cordialisimas gracias per haber salvado con
la oportuna previsi6n de temporales, la vida
y los interests de muchos mariners. Tam-
bi6n ahora aparecen de cuando- en cuando
en los diaries repetidos encomios per hechos
semejantes, y hasta el mismo doctisimo Obis-
po de Montevideo, Ilmo. Sr. Soler, ha escrito
varias veces a D. Morandi congratulAndose
con 61 y no hace much tiempo que en un,
hermoso document le lamaba Profeta de la
Ciencia.
Y para que nuestros avisos pudieran lle-
gar mas pronto, el Gobierno ha construido
ex profeso una line telef6nica exclusive que
une nuestro Observatorio con la Administra-
ci6n Central Telef6nica. Todo esto nos oca-
siona, come es natural, much trabajo y


no pocos fastidios, pues apenas amenaza el
tiempo, no hay buque que se haga A la vela
sin consultar antes A nuestro obsei\v-atorio.
Oon motive de la Exposici6n agricola inau-
gurada en Montevideo en el filtimo Abril,
se celebr6 un Congreso de agriculture al que
fueron invitados los hombres mas ilustres
del Estado por su posici6n 6 per su ciencia.
En este congress de doctors 6- industriales
no se veia otra sotana que la del salesiano
D. Morandi, el, cial, uoitibra.do miembro de
tres secciones y relator de dos, tuvo ocasi6n
de hacer patentes su actividad y saber, re-
solviendo iuportautisimin cuestiones o10 solo
cientificas, sino tambibn meior;le<, coino la en
que se trat6 y aprob6 las reforms que de-
bian introducirse en ]a. ensefianza de la ju-
ventud agricola. Tambi6n se obtuvo que se
votase la I'unlrdacn de una red de estacio-
nes meteorol6gicas dependientes de an Ob-
servatorio central. KosotroS presentamos A
la exposioi6nfuina variada inuestra de vinos,
que fueron premiados con medalla,ry sola-
mente nuestro hermano D, Domingo Zatti
gan6 cuatro, por. la miel, por la estructura
de colmenas de nuevo y ventajoso sistema,
por un aparato para extrier la cera y otro
para la miel, y sobre todo.por un licor lla-
mado eucaliptina por estar fabricado con esen-
cia del eucaliptus que aqui tenemos gigan-
tescos y A millones.
Por todo esto, bien podrA V. comprender
amadisimo Padre, que a6mAs del:'bien real
que se hace A la ciencia en general y a estas
poblaciones en particular con semejantes
studios, nosotros nos proponemos desterrar
el rancio'prejuicio:tan estendido en AmBrica
por obra de la Masoneria, que los curas son
retr6grados y oscurantistas, que la Religi6n
es enemiga de la ciencia y del progress, que
la fe corta las alas al genio y es incompa-
tible con la civilizaci6n; cosas todas repeti-
das hasta la saciedad y cantadas en todos
los tones per la prensa sectaria y por las
novelas y libelos de los modernos sabiondos
pero que ante la elocuencia de la evidencia
y de los hechos, se evaporan como la nie-
bla ante los rayos del sol.
No me cabe la menor duda que V. se ale-
grara sabiendo que sus hijos al mismo tiempo
que se afanan en ganar almas A Jesucristo,
mantienen alto el sagrado signo de la cruz
que hacen amar y respetar, :como simbolo
de civilizaci6n y verdadero progress.
Don Vespignani ha empezado en Buenos
Aires la construction de un Observatorio y
nosotros abrigamos la conflanza de poder
dentro de poco agregar: A las secciones me-
teorol6gica, sismica, magn6tica y el6ctrica, ya
existentes, la astron6mica para poder dar
mano 6 trabajos de tal importancia, que: hon-
ren sobremanera nuestra Congregaci6n yla
Patria lejana A la que siempre tenemos vuel-
tos nuestro coraz6n y nuestra mente.
Entre tanto dignese V. bendecirnos y en-








-- 261 -


comendarnos a nuestro Seinor y reciba una
vez' mas los sentimientos de la mas alta
eStima y ,veneraci6n
iDe su Afmno. jfjo

S' Obispo titular de Tripoli.




^.^^^^*^J~tJB T13 ,' t

'Seis 'conversiones del Protestanlismo y.otras cinc
S: .en vista..- Serlnase el horizonte.

S RDMo. SERORI lON ERi A.
-TiESDE setiembre del pasad afio -4 esta
IJ rtei, :el Sefnor ha consolado. la pobre
y perseguida Misi6n dlc Chubut con in buen
niimero de conversiones .' ? -: ::
SEl dia;del Patrocinio de Maria:Santisima
pasaba de la secta luterana 4:la Religi6n
cat61ica una joven de veinte abos. Los pa-
dres satisfechos del mejoramiento de su con-
ducta se mostraron favorables 4 la conversion
de otro hijo suyo de catorce aiibs. Este joven
desea ardientemente retirarse en nuestro
Colegio de san Carlos en Buenos Aires, si-
guiendo el ejemplo de un buen amigo suyo
que de aqui fu6 allA el aiio pasado. Dios le
conceda la gracia de poder satisfacer este
su santo deseo. .
Cinco conversiones mas tuvieron lugar
en el corriente aio. En las fiestas de san Jos6
y de Maria Auxiliadora, obrando la Divina
Misericordia, otros cinco protestantes, des-
pu6s do haber abjurado y detestado su
her6tica doctrine, recibieron el santo Bau-
tismo en el modo que manda la Iglesia Ca-
t61ica.
Estos son frutos maduros y recogidos. Mas
en esta querida Misi6n todavia hay otros
que estan madurando. A fines del pr6simo
junior que enteramente queremos dedicar al
Sagrado Coraz6n de Jesfs, esperamos ver
4 otros seis disideutes entrar eno el gremio
de la verdadera Iglesia. Las relaciones con
ellos, tonian buen camino y Deo adjuvante,
esperamos conquistarlos. Tengo tambi6n ini-
ciadas las relaciones con un mnetodista para
la educaci6n de cuatro hijos suyos, con pro-
mesa de que no se opondr las determi-
naciones de su* conciencia.
Cada dia voy persuadi6ndome mas de que
la via de conversion para estos pobres estra-
viados por el error y fanatismo sectario,
es la inteligencia y el coraz6n de sus hijos,
ilustrados por los esplendores de la fe cat6-
lica y santificados por los santos Sacramen-
tos. Se necesita much tiempo, grades fa-
tigas y paciencia; mas sin duda alguna
saldremos con nuestro intent.


A fines del ailo pasado hechamos los funda-
mentos de dos estancias para recover various
hudrfanos protestantes que la Santisima Vir-
gen nos mand6 en el mes a ellaiconsagrado.
Crecidos en el odio al catolicismo y Ilenos
de desconfianza hacia nosotros, estos infelices
j6venes hacen muy dificiles nuestros esfuer-
zos para con ellos; pero nosotros confiamos en
Dios que nos los mand6, el cual puede sus-
citar hijos de Abrahan hasta de las mas
duras piedras.-
Gracias i la bondad Divina, en la que
hemosisiempre confiado, ha ya .cesado la
atroz guerra que nos habian :declarado los
*sectarios. Audaces cartas,.iterribles an6nimos,
carteles infamantes contra nosotros, expues-
tos en los sitios mas pfiblicos y frecuenta-
dos, sin que la autoridad se opusiera, y cantos
6 insults contra nuestros: mis conocidos
y leales cooperadores, eran el pan nuestro de
cadadia. Al mismo tiemipo( que e-ta obstinada
persecuci6n nos tenia en' continue agitaci6n
de espiritu y obstruia -nuestra cacci6n, nos
consolaba y animaba pensando que es propio
de las Obras de Dios-pasar por duras prue-
bas. Mas ahora el horizonte se ha serenade.
La Providencia ha mandado V este Territo-
rio un Gobernador de sentimientos verda-;
deramente cat6licos, el cual no se avergiienza
de mostrar sus ideas frecuentando la igle-
sia, como un simple particular y educando
cristianamente a sus hijos. Por lo que, si6n-
donos amigo el amo, hasta los perritos por
temor 6 por amor tuvieron que deponer su
hostilidad. No anhelamos su intimidad; la
sola paz nos basta.
Todavia, si el odio no los ciega completa-
mente, las obras de caridad que tenemos
entire manos para el bien de todos sin dis-
tinci6n alguna, las escuelas, el Oratorio

festive para niios y niiias, el taller para
estas y el Asilo para los hu6rfanos, son co-
sas que deben .disipar las foscas nubes de
su mente. & Y el hospital? Precisamente para
vengarnos de los malos tratos recibidos, he-
mos pensado edificar este afio un pequeiib hos-
pital, del que se siente una gran necesidad
en esta ciudad. Muchos de estos pobres co-
lonos no tienen ni familiar, ni techo; viven
al dia, de su trabajo, asi que si les sobre.
viene.alguna enfermedad, quedan abando-
nados como bestias y mueren privados de
today asistencia corporal y religiosa. Uno de
estos infelices fu6 hallado, en su cueva, ca-
daver en putrefacci6n quince dias despu6s
de su muerte.
Es cierto que nosotros por ahora no po-
dremos hacer gran cosa, pero mas vale algo
que nada. No hemos estudiado medicine
mas Dios nos dar4 el acierto; de esto teneo
mos una prueba en la Misi6n del Rio Negro,
donde se esperimenta el donum curationis.
No disponemos de nada: pero si Jesfis, como
podemos esperar, mantiene en nuestro cora-
z6n el ardor de su divina caridad, scremos









- 262 -


compaileros inseparable de nuestros pobres
enfermos, les amaremos como A nosotros
mismos, nuestros serAn sus males, A su llanto
se unir& el nuestro y el Angel del Ohubut
recoger& ciertamente las lAgrimas del dolor
y del amor para presentarlas A: la infinite
Omnipotencia y Misericordia de Dios, que,
no permitirA nos falte nada. Fui educado'
en la escuela de D. Bosco, vi y tomd part
en la fundaci6n del Hospital de Viedma, y
no temo; tanto mAs cuanto que procuramos
asegurarnos el 6xito con la rectitud de in-
tenci6n y la bendici6n, del Illmo. Sr. Ca-
gliero. Este es eel,camino quie ms fAcil nos
parece para acercarnos 6 estos amados her-,
manos nuestros, de cualquier naci6n, religion
6 color que ellos sean.
Entretanto, amadisimo Padre, dignese dar
las gracias del nuestra part A todos los
amados hermanos y Cooperadores Salesianos,
porque A la eficacia de sus oraciones atri-
buimos estos various acoritecimientos, que de-
terminan un paso del.,protestantismo hacia
nosotros. Quien conoce los abismos que nos
separan de la herejia aqui reinante, reco-
nocerA en las referidas conversiones los mAs
admirables milagros de la gracia y miseri-
cordia de Dios. Por esto nosotros ponemos
todas nuestra esperanzas en las oraciones
de nuestros amigos, especialmente en las que
se hacen en el Santuario de Maria Auxilia-
dora y en los noviciados salesianos.-Dignese
ademAs, amad, Padre, encomendarnos A la
caridad de nuestros buenos Bienhechores.
De ellos espero los recursos suficientes para
cubrir las deudas contraidas y continuar en
la via del progress iniciado en esta Misi6n.
Otras cosas tendria que decirle, pero me
falta el tiempo para escribirlas, pues van
A cerrar el correo. Nuestra comunicaci6n .con
Buenos Aires y con el viejo mundo nueva-
mente se nos hace dificil. Hace ya dos meses
que no recibimos cartas y aunque' estamos
a mitad de aio, todavia no nos ha llegado
el calendario litfrgico.
Concluyo saludAndole cordialmente y ro-
gandole bendiga & los salesianos y A las
Hijas de Maria Auxiliadora adeptas A esta
Misi6n, sin olvidar a los convertidos y a
los que esperamos se conviertan pronto, y
especialmente A su

.Devotisimo y- afectisimo hijo
SBERNARDO VACCHINA, Pbro.
Misionerb Salesiano.
Raws6n, 28 de Mayo de 1895.

/.

.


GRACIAS DE MARIA AUXILIADORA.

Maria Auxiliadora consuelo lde:
los alligidos.- A mediados del p. p. A''
gosto recibi una carta de una piadosisima
sefiora, muy devota de Maria Auxiliadora,
en la que me decia entire otras cosas lo si-
guiente: << Adjuntos le incluyo oecho sellos
de 0'25 pts., limosna de una misa, que ruego
6 V. tenga la bondad de celebrar lo' mAs
pronto possible en obshquio dd 'Maria Aixi- ,
liadora, siplicAndola nos alcacee del Sefior
la gracia de que desaperezdan pot complete
las causes que produce aflicion hondisima
A una pobre hermana mia y que la hacen su-
frir moralmente de un mod' indecible. a Hi-
zoso todo segThn sus deseos, y pocos dias
hace la misma seiora me excribia: << Teneie
mos el honor mi hermana y yo de ofrecer a
esa capilla, en obsequio de Maria Auxiliadora,
la pequelia ofrenda con que acompailamos
estas lines, como testimonio de gratitud a
la maternal bondad, que una vez mAs nos
ha dispensado nuestra Santisima Madre, al-
canzAndonos del Coraz6n'de Jesfis, la gracia
que la pedimos. -
SANTIAGo GHmoNE, Pbro.
Gerona, 30 de Setiembre de 1895.
*
SR. DIRECTOR DEL Boleotin Salesiano.
MUY SR. MIO:
Conforme aconseja D. Bosco, he pedido y
conseguido una gracia de Maria Auxiliadara,
y hoy cumplo la part que me falta, ofreciendo
la pequefia limosna que acompafia en libranza
del Giro-Mutuo, y que confio A V. para'que
la d6 el destino quoe proceda a la mayor glo-
ria de Dios, de Maria Auxiliadora y del pro-
gresode la Obra, de D. Bosco.
SuYo ATENTO S. S. Q. B. S. M.
JOSE MARIA ESCORIHvULA.
S. Mateo (Castell6n) 5 de Setiembre de 1895.
*.
Maria salud de los enfermos. -
Estando sana amaneci una dia muy mala
de un dolor de garganta y de todo el cuerpo
y con fuerte calentura, pasando en este
estado la mayor part del dia. A eso de las
seis de la tarde me trajeron una estampita
de Maria Auxiliadora, A quien en uni6n de
mis hijos, pedi me restituyera la salud. Me
dieron en todo el cuerpo una unci6n con cal
y tierra y tom6 un cocimiento de flores de S.
Juan. Despuds.de esto dormi profundamente
toda la noche y al despertar al dia siguiente
toda bafiada en sudor, estaba' completamerite
bien. En. acci6n de gracias doy una peseta
A la Sma. Virgen.
tio de Pa SISTA GAR8IA.
S. AAtonio de Pidua (Mejico) Mar'zo de 1895I








- 263 -


**
De.este mismo punto nos escriben agra.
decides &i Maria Auxiliadora por favors es-
peciales recibidos y mandan una limosna:
Damniana Pacheco por haber obtenido de
Maria la curaci6n de una enfermedad de
los ojos; Juana Pacheco; Timotea Pacheco;
Virginia Gallegos y Petra Solis. De las Pie-
dras (Montevideo) recibimos 50 pts. de S. B.
de M., por:una senalada gracia; y de M6jico
igualmente 50,pts. de A..S. por dos gracias
especialisimas recibidas dela i ngoi able bon.
da, de Maria Auxiliadora; y de Madrid, nos
describe la,,Seflora de F4,no,o menos agra-
decida i Maria Auxiliadora por la'-sensible,
y rapida; mejoria esperimentada por un hijo.
suyo 6 quien much ama y que se encontraba
grave, despu6s:de colgarle, al icuello una me-.
dalla, y, po s varias otras.gracias no: menos
seialadas.

Sr. DIzRECTOn DEL OOLEGIiOISALESIANO.
MEt Eioe. PADRE
Uina devota de Maria Auxiliadora suplica,
SV.y publique. un favor que recibio de tan
tierna Madre. Una noche en que sinti6 unas
agudisimas punzadas, que creia tuvieranun
fatal resultado, la invoc6 con gran fe, y no
ha vuelto A sentir esos dolores; asi que a-
gradecida a tan gran beneficio, suplica 6 V.
la ayude 6 bendecir a tan augusta Madre y
publique el favor como se lo ofreci6 su atenta.
S. Q. S. M. B.,
G-. P. LEAL, DE PIEDRAS.
M6jico, 15 de J.unio de 1895.
*
RDo. P. SUPERIOR DE LOS TALLERES
SALESIANOS de SarriA (Barcelona).
Muy respectable Sr:
Le mando la siguiente relaci6n A fin de
que se digne procurar sea insertada en el
Boletin Salesiano.
I Oh bienaventurada y la mejor de todas
las madres, Maria Auxiliadora! bien sabeis
el regocijo que en estos instantes inunda
mi alma, y la alegria en que mi coraz6n esta
engolfado. Ciertamente que puedo exclamar
como el real Profeta: mi llanto se ha conver-
tido en gozo, y mis aflicciones en alegrias. Y 6 A
qui6n debo yo tan singular merced y tan se-
falado beneficio? A nadie m6s que A Vos,
oh mi cariiosa Madre.'Yo me encontraba en,
horas aciagas y terrible; vela 6 mi queridi-
sima esposa sucumbir bajo et tremendo peso
de una enfermedad grave, rieterada muchas
veces y complicada con otras que la ocasio-
naban dolores agudisimos, y le condujeron
A tal y tan grave extreme, que llegu6 6 per-
der enteramente toda esperanza de que reme-
dio human pudiera librarla de una muerte
pr6xima. En tan critical situaci6n, mi alma no
se olvid6 nunca de Maria, Salud de enfermos,


Consuelo de afligidos, y Auxilio de Cristia-
nos,y 6 media que iba arreciando con mis
furia la tempestad del mal, iba yo con mas
ardor con mis delirio A refugiarme en sus
carinosos brazos: mi coraz6n y mi alma se
elevaban continuamente al cielo .A pedirle
misericOrdia. Coloqu6 un nhimero del Bole- .
tin Salesiano, bajo la almohada de la en-
ferma, y me puse otro en el bolsillo, y con
frecuencia le hacia besar la image de Ma-
ria Auxiliadora de aquel, y yo con much
mss sacaba este para regarle con amargas
l6grimas, y estamparle amorosos besos en-
vueltos con ardorosisimas plegarias.A menudo
iba a la iglesia a presentar mis congojas, mis
temores y mis crueles presentimieuto-s lai
Virgen de los Dolores a Jes is Saemiinen-
tado y 6 San Jos6, y.algo fortalecido y
siempre mks' conflado volvia 6 mi casa i pre-
senciar el cuadro tristisimo'queo alli se des-
envolvia. Prometi unra y mil veces A Ma-
ria Anxiliadora, que: a. mas de' sr conistalite
protector de sus liijos lo. SaIle;ianuos, y de se-
guir la baiidera 'do Jesucritokd y obervar fiel-
mente los preceptos estainpados en la.misma,
daria publicidad A In'grai.ia 6n'el Boletin Sa-
lesano y otras revistas si lograba alcanzarla.
Por fin, cuando Dios'hubo con estos tra.
bajos despertado eon mi cbraz6n nuevos sen-
timientos y descubierto a mi alma nuevos
orizontes, calm el uracdhi tan embravecido, 6
hizo brillar otra vez con todo su esplendor
y hermosura el sol de la salud en el orizonte
de mi casa. ;Bendito sea Dios, que en sus
inescrutables designios, ordena las cosas que
nos suceden de manera que todo redunde en
nuestro favor, encadenando muchas veces ad-
versidades sin cuento, porque son el mejor me.
dio para despertarnos del profundo letargo
en que el mundo y sus vanidades, las pa-
siones con su flera fuerza, y el demonio con
su refinada astucia nos tienen aprisionados I
1 Bendita mil veces Maria Auxiliadora, que
logra siempre para quien de coraz6n la llama,
que se acorten y aligeren las pruebas a que
la divina Providencia quiere someternos, tro-
candolas muchas veces en otras de menos
rigor, y dA alas para llegar mas ligeramente
al punto y situaci6n en que Dios nos quiere
colocados! i Bendita mil veces, ahora y siem-
pre la Reina y Patrona de los hijos de
Don Bosco, que no puede consentir que
ninguno padezca ni perezca y les atrae siem-
pre pronto y eficaz remedio tanto en sus ne-
cesidades espirituales come corporales, come
en efecto asi lo ha hecho 6 este el mas in-
digno de sus siervos!
LORENZO MASANA.
Oliola 13 de Setiembre de 1895.

P. D. Otra persona del mismo pueblo
tambi6n dd gracias 6 Maria Auxiliadora per
haberle socorrido en una necesidad en que
se hallaba.









- 264 -


NOTICIAS Y YARIEDADES,


En honor de San Jose. Se ha
constituido en Roma una Junta para celebrar
el Jubileo del 250 aniversario de la procla-
maci6n de San Jos6 como protector de la
Iglesia por Pio IX, en Diciembre de 1870.
La patrocina su Eminencia el Cardenal Pa-
rocchi, y el Presidente es Mons. Sebastiani,
Can6nigo de Sari Juan de LetrAn. Esta
Junta se propone promover fiestas y nove-
nas en honor del Santo, y ha solicitado de
Su Santidad poder celebrar las fiestas del
Jubileo el tercer domingo de Adviento,
Octava de la Inmaculada Concepci6n.
n decreto de la Oongregaci6n de Ritos
Urbi et Orbi ordena que en este domingo,
en todas las iglesias de Roma y del mundo
donde se haya celebrado novena 6 triduo
preparatorio, se pueda celebrar Misa votiva
solemne, con Gloria y Credo, en honor de
San Jos6, y en las otras Misas so afadira la
conmemoraci6n de San Jos6 tomada en las
oraciones de la festividad del Santo.
*
*
Prorroga. A petici6n del Illmo. Sr.
Obispo de Loreto, el Padre Santo con breve
del 13 de Setiembre, se ha dignado prorro.
gar hasta el 10 de Diciembre el Jubileo que
con motive del VI Contenario de la Trasla-
ci6n de la Santa Casa, habia concedido y
que espiraba el 8 del pasado setiembre. Per
lo que < todos los files de uno y otro sexo
que dentro del prefijado tiempo visiten con
los debidos modes el Santuario Lauretano
y exactamente cumplan en el Senor las obras
de piedad prescritas, podrAn ganar todas y
cada una de las Indulgencias del dicho Ju-
bileo. >
*
El catolicismo en Dinamarca. -
En 1860 solo habia en Dinamarca 800 ca-
t61icos con cinco sacerdotes y dos iglesias.
Hoy son 6000, con 18 iglesias y capillas, y
con escuelas a las que concurren muchos
nifios. Hay mAs de treinta sacerdotes; de
estos, 15 jesuitas, y en los conventos 170
Religiosas, que se ocupan en la ensefianza
6 en asistir enfermos. Por t6rmino medio se
calcula en 200 el nimero de protestantes
que anualmente so convierten al Catolicismo.
*
*
Contra la blasfemia. Don Pedro
de la Vega y GonzAlez, digno Alcalde de
un pueblo de la provincia de Toledo, ha pu-
blicado un oportuno bando prohibiendo la
blasfemia y todo cuanto vaya contra la dig-
nidad de la Religi6n cat61ica y el respeto
que merecen las buenas costumbres.


A continuaci6n copiamos el siguiente pd.
rrafo, que muestra la decision de que est6
animada aquella digna autoridad.
< Todos los dependientes de mi autoridad
estnu obligados A denunciar cualquier he-
cho punible de que tengan conocimiento y
haga relaci6n con este bando, quedando
conminados con la multa de un dia de ha-
ber la primera vez que maliciosamente 6 por
negligencia dejaren de cumplimentarlo, y
con la p6rdida del empleo si reincidieren. >
;Muy bien! Si esta digna conduct tuviera
muchos imitadores, pronto veriamos con pla-
cer inmenso desaparecer de nuestras plazas
y calls, y ain de muchos hogares, el feo y
horrible vicio de la blasfemia, oprobio y
bald6n de series racionales.
*
*
Esto no es nada. Todas las tropas fran-
cesas de guarnici6n en la capital de Tong-king,
estdn formadas en la plaza en tres lines en cua-
dro; n eel lado vaoo se levanta un estrado, quo
ocupa el general Gobernador, rodeado de su Es-
tado Mayor y de sus ayudantes.
El general se dirige a uno de estos dici6ndole:
Buscad 4 la Madre Maria Teresa, Superiora
de la Caridad, y decide que llevais orden de
que se present aquf inmediatamente.
El ayudante part; las tropas siguen formadas;
el general converse con los quee rodean.
Al cabo de media hora vuelve el emisario, y
en medio del mayor silencio dice a su jefe:
La Madre Maria Teresa 'esta ahora 4 la ca-
becera del lecho del cabo Fournier, 4 quien se
le va 6 amputar la pierna, y dice que no puede
abandonar 4 un herido-: animandole tanto con
sus palabras, que el doctor Blesaut afiade que
seria una inhumanidad arrancarla de su lado.
Volved y presenciad la operaci6n; cuando
se concluya haced que venga inmediatamente.
Las tropas siguen formadas; el general vuelve
a su conversaci6n; se pasa media hora, y al fin
la Madre Maria Teresa se present en la plaza.
El general se levanta; manda presentar las
armas y batir march; la humilde Hermana de
la Caridad sonrie a los soldados que la siguen
con miradas enternecidas, y parece que nada de
aquel espectaculo la extrafia lo mas minimo. Tal
es su indiferencia.
Llega al estrado, y al subir el primer escal6n
so detiene; el general A lo alto, y en medio de
un silencio imponente, dice con voz solemne:
< Madre Maria Teresa: cuando teniais veinte
anos, fuisteis herida de bala de fusil auxiliando
A los heridos en el campo de batalla de Balad-
klava.
k En 1859 un casco de metralla os dej6 tendida
en las primeras lines del campo de batalla de
Magenta.
>) Luego estuvisteis en Siria, en China, en M&-
jico, y si no fuisteis herida, no fu6 porque no os
expusi6rais a las balas de cafi6n y de fusileria y
A los sables y lanzas de los enemigos.
>) En 1870 se os recogi6, en Reischoffen cubierta
de heridas de arma blanca, entire un mont6n de
coraceros muertos.
> Todas estas acciones las habeis coronado hace
pocas semanas con una que recuerda los hechos
mis her6icos de la historic.









- 265 -


SCae una granada en la ambulancia que es-
taba A vuestro cuidado; no estalla, pero puede
hacerlo de un moment A otro; causando nuevas
heridas en aquellos cuerpos ya desangrados; pero
estais vos alli; cogeis la granada en vuestros
brazos, sonrefs 6 los heridos, que os miran con
estremecimiento de terror, mas ya por vos que por
ellos y la lleveis A ochenta metros de distancia.
SAl dejarla notais que va a reventar; os arro-
jais al suelo, estalla y se os v6 cubierta de san-
gre; pero cuando acuden a recogeros os levantais
sonriendo como siempre y diciendo: No es nada.
No bien curada todavia, volveis A los hospitals
de donde ahora se os ha llamado.
Mientras el general pronuncia estas palabras,
que inflaman todos los corazones, conocidndose
los esfuerzos de la voluntad para que el entu-
siasmo no estalle en sollozos y aclamaciones, la
Madre Maria Teresa tiene la cabeza baja y los
ojos clavados en un Crucifijo que cuelga de su
cuello.
El general prosigue:
o Madre Maria Teresa, subid y arrodillaos
en el filtimo es6al6n. ,
Asi lo hace.
Entonces el general dA trees golpecitos de espada
A la Superiora de las Hermanas de la Caridad,
ae quita la Cruz de la Legi6n de Honor, se la pone
sobre el hAbito y dice esforzando la voz.
--Os pongo la cruz de los valientes en nombre
del pueblo y del ej6rcito francs; nadie la ha
ganado con mas acciones her6icas ni con una vida
tan complete de abnegaci6n hacia sus hermanos
y de servicios A la patria.
>iSoldados presented las armas!...
Una inmensa aclamaci6n sale de todos los labios.
La Madre Maria Teresa se ha levantado y su
fisonomfa ha vuelto A tomar su expresi6n natural.
-- ie concluido mi general?- pregunta.
-Si, Hermana.
-Pues vuelvo A ver a mi amputado.
iEsto no es nada!


PENSAMIENTOS.


Temed y esperad en Dios. El temor sin la
esperanza conduce 4 Aa desesperacin, al
inferno. La esperanza sin el temor guia 6
la presunci6n y a la temeridad, que condu-
cen a la perdici6n. El temor y la esperanza
juntos guian A la felicidad por el camino de
la f6 y de la humildad.


El tiempo es el pasadizo desde nuestro na.
cimiento a la eternidad.

*
Este espacio que se.llama vida, no es mi
6poca, no es mi mansi6n. La Jpoca de mi
duraci6n es la eternidad: mi mansion estA
en la region de lo eterno.
ANTONIO I. PIc6N.


HISTORIC DEL ORATORIO
DE SAN FRANCISCO DE SALES.

(Oontinuaidsn).
CAPITULO XVII.
La Cuestura de Turfn y los criados del Oratorio. La
polftica y las riquezas de Don Bosco. Juicios de
Urban Rattazzi. Esposici6n y sliplica de Don Bosco
a dos ministros.
Pocos dias despu6s de la referida pesquisi-
ci6n (1), el cuestor Chiapussi llam6 a varies hom-
bres, que sabia habian estado en el Oratorio, 6
algunos de los maestros de los talleres y i algu-
nos criados. Cuando estuvieron reunidos en la
Cuestura les hizo varias preguntas con el fin de
conocer cual fuera la political de Don Bosco, y si
Pio IX le mandaba dinero para asalariar solda-
dos; mas nadie pudo afirmar cosa alguna que
comprometiera nuestra Casa.
Entre los interrogados estaba un tal Domingo
Goffi. antes maestro zapatero y entonces portero.
Contaba unos 40 afios, conocia 6 Don Bosco de
much tiempo y hablaba con gran soltura. Si
bien jamds se hubiera hallado ante la autoridad
pfiblica, no obstante con gran serenidad de Animo
y con el coraz6n. en la mano, respondi6:
Seiior Cuestor, V. me pregunta cuAl sea la
political de Don Bosco; yo le conozco ya hace
muchos afios, y respond que su political consist
en proveer pan 6 sus pobres niios.
Pero .no os habla de ir A alistaros entire
los soldados del Papa para hacer la guerra A
nuestro Rey?
Tal propuesta, A mi ciertamente no me la hizo
nunca, porque como soy cojo, me tendrian que
llevar; mas como portero, trato con todos mis
compafieros y con todos los j6venes interns y
externos del Oratorio, y puedo afirmar que no he
oido decir nunca a ninguno que Don Bosco les
haya ni siquiera mentado tal cosa. Con frecuencia
nos habla de combatir al diablo, con las armas
de la oraci6n y frecuencia de los Sacramentos,
inas jams nombra ni guerra, ni soldados de este
mundo.
Corre voz de que Pio IX le ha mandado
una gran cuantidad de dinero; j sabe V. algo
sobre esto?
S6 que en 1858, cuando Don Bosco fa6 A
Roma, Pio IX le di6 una suma para que conten-
tara A todos" los nifos que frecuentan los tres
Oratorios de Valdocco;. pero no s6 ni creo que
despu6s le haya mandado tanto dinero, como V.
dice. Si fuera asi no so veria tan frecuentemente
salir A Don Bosco 6 ir A pedir limosna por Turin
para sus hu6rfanos, y no seria tan perseguido por
los acreedores. Imaginese, senor Cuestor, que de
cuando en cuando asisto en la porteria A algunas
escenas que me causan compasi6n. Vienen los
acreedores, y sabiendo que A tal hora 61 debe en-
trar 6 salir, le esperan, y luego quien pide, quien
ruega, quien grita, quien amenaza, quien quiere
ser pagado. El pobre hombre promote que satis-
fara A todos, que no hard perder cinco centimos
A nadie, pero que por ahora tengan paciencia,
pues que no tiene nada. Yo mismo he side zapa-
tero y s6 que algunas vtces el proveedor del


(1) V. el Boletfn de agosto.








- 266 -


cuero no quiso proveer mAs, porque Don Bosco
no podia pagarle A su debido tiempo. Puede V.
career, senior Cuestor, que si Don Bosco tuviela
tanto dinero como se dice, ~ no lo emplearia an-
tes de todo en quitarse tales fastidios
Y el dinero que manda A sus hermanos, los
que compran y fabrican casas y palacios, de
donde lo saca I
Esto es falso, senior Cuestor, pues que Don
Bosco no tiene ya ni padre, ni madre, ni her-
manos, sino tan solo uno que trabaja la tierra
con sus hijos.
No obstante me han dicho que en las vaca-
ciones lleva sus nifos A las campafias de Castol-
nuovo d'Asti; ia qu6 casa los conduce?
A su casa; mas esta, lejos de ser rn palacio,
es tan pequefa, que los ninos apenas pueden re-
pararse de la intemperie de la estaci6n, aglome-
rados en' el establo.
SerA como decis, mas no puede negarse que
Don Bosco recibe dinero. Sabria decirme cuales
son sus principles bienhechores?
Creo que Don Bosco tiene en Turin bienhe-
chores que lo socorren, de lo contrario, deberia
dejar morir de hambre A centenares de pobres
nifios, que tiene que mantener, y abandonarles
en la via pfiblica; pero no sa quienes sean sus
bienhechores. Confieso ademas que quisiera que
fueran bienhechores de Don Bosco todos los Tu-
rineses, comprendido el sefor Cuestor y sus de-
pendientes. Si pueden, ayuden tambi6n a Don
Bosco, con la certidumbre de que su caridad sera
bien empleada.
Tales palabras, dichas con la gran sinceridad
de aquel siervo de Dios, hicieron reir A todos los
presented, y uno de los guardias dijo: Habla
como un sabio.
Las referidas pesquisiciones locales y personales
resultaron vanas como las primeras, porque entire
nosotros nada se habia hecho, ni se habia dicho
de cuanto las malas lenguas nos acusaban. Las
respuestas de los nifos y de los criados, dadas a
las capciosas preguntas fueron tan propias 6 inta-
chables, que parecian sugeridas por los Angeles
custodies. En ellas se ve cumplido lo que el di-
vino Salvador dice en el santo Evangelio: Cuando
por mi nombre comparecidreis ante los jueces y los
magistrados, tened fijo en vuestro corazdn no pre-
meditar lo que debeis responder; por que yo os
dard una sabiduria y palabra tal, d la que no
podrdn resistir, ni contradecir todos vuestros ene-
migos (1). Estas reflexiones nos animaban A dar
gracias de todo coraz6n & Dios y A regularnos
siempre como buenos cristianos, ciertos de que
El nos continuaria su potent auxilio.
Tales vejaciones eran para nosotros y especial-
mente para Don Bosco y Don Alasonatti una gran
tribulaci6n; mas por la bondad de Dios nos pro-
porcionaron tambi6n no pocas ventajas. Una de
estas fu6 el que Don Bosco y sus niios se captaran
las simpatias de todos los hombres de bien, y hasta
de aquellos que no estaban de acuerdo con 61
en los principios religiosos, mas qne pasaban por
gentle honest y amantes de la verdaderalibertad.
Los diaries de espiritu imparcial tomaban su
defense, y le ganaban afecto y aprecio con los
cercanos y hasta con los lejanos; nuestros bien-
hechores, movidos A compasi6n y de verdadera
caridad, nos socorrian con mas largueza por amor
de Dios. Algunos de los diputados no reparaban
en calificar de abusos del poder las molestias


(1) S. LUCAS xxI.


que se nos hacian, y los-llamaban actos ilegales d
impoliticos; ilegales, porque 6ran,contrarios a las
leyes; impoliticos, porque se hacianicon perjuicio
de un Institute, que daba pan, albergue 6 ins-
trucci6n A centenares de niflos abandonados, mu-
chos de los cuales, sin tal previsi6n, hubieran did.,
graves fastidios al Gobierno.
Entre otros, Urbano Rattazzi, entbnces no ya
ministry sino simple diputado, mand6 llamar A
su casa A Don Bosco, y cuando este lleg62 se hizo
contar todo cuanto habian hecho y dicho los
pesquisidores. Al oir las .escenas sucedidas, se
mostr6 altamente indignado, y so ofreci6 para
interrogar al Ministro en el Parlamento. Decfa:
- Yo no soy clerical, mas amo, el bien de quien
quiera que sea y, de -:cualquier partido I' a. El
Ministro molestando, 6 permitiendo que sus su-
balternos vayan A molestar tales Institutos, se
hace reo de lesa filantropia, y compete tal ini-
quidad, que merece ser denunciada A todas las
naciones civilizadas. Don Bosco di6 las gracias
al ex-Ministro por sus buenas intenciones en favor
nuestro, mas no juzg6 oportuno permitir que diera
A aquellos hechos tan grande publicidad en la
CAmara de los diputados, creyendo mis conve-
niente abandonar nuestra causa en las manos de
la Divina Providencia, y usar medios pacificos.
Para este fin 61 escribi6 y mand6 al Ministro del
interior, Luis Farini, y al Ministro de instrucci6n
piiblica, una breve exposici6n en form de si-
plica concebida en los siguientes t6rminos:
< Ilmo. Sr. Ministro;
< Ruego respetuosamente A V. S. I. se digne
leer con detenci6n lo que brevemente expongo
acerca de la Casa llamada Oratorio de San Fran-
cisco de Sales, en Valdocco. El sAbado (9 de los
corrientes) por orden de ese Ministerio se hizo
una pesquisa en las escuelas, dormitories, cocina,
refectorio, entradas y salidas y en los registros
donde se anotan los medios con que esta obra
de beneficencia se sostiene. Yo no pude averiguar
los motives que han dado lugar A tales medidas
gubernativas, mas si V. S. quisiera dispensarme
el gran favor de decirmelo, le prometo que pron-
tamente la satisfaria francamente y segdn verdad,
sin incomodar mas 6 las Autoridades gubernati
vas, y sin acarrear dalios tal vez irreparables A
la obra.de los Oratorios. Entre tanto le ruege;
humildemente se digne persuadirse de que yo:
) 10 Habito en Turin hace ya veinte afios, y
he consagrado todos los moments de mi vida
en el Ministerio sacerdotal por las circeles, por
los hospitals, marchando tal vez por las plazas
y calls para alejar de todo peligro A los nifios
abandonados, y enderezarlos A la moralidad, al
trabajo y al studio, segidn su respective capa-
cidad 6 inclinaci6n.
S20 Siempre he trabajado para cumplir los
deberes del sacerdote, sin haber jainds percibido
ni pedido compensaoi6n alguna. Antes bien he
empleado, y lo haria todavia hoy, todas mis ri-
quezas en la construction del actual edificio y en
el sostenimiento de los ninos allf recogidos.
30 He sido siempre completamente extrafio a
la political; no me he jamAs entremetido ni en
pro ni en contra en las cuestiones del dia. Antes
bien, para impedir todo principio de partido, fu6
prohibido en Casa el hablar de political en cual-
quier sentido que fuera. Por lo-que nadie de esta
Casa se ha jamAs suscrito A diario alguno. Esto
he creido convenient hacer, para que el sacerdote
pueda siempre ejercitar su pio ministerio de ca-
ridad hacia su pr6jimo en cualquier tiempo y








- 267 -


lugar, y en medio A cuAlquier forma de Gobierno.
Pero mientras ls aseguro que he sido siempre
extrafio A la political, puedo con igual franqueza
afirmar que no he jamAs dicho, ni hecho, ni in-
sinuado cosa alguna, que fuera opuesta 6 las leyes
del Gobierno.
> 40 Mis escuelas no han sido nunca aprobadas
legalmente, porque son de beneficencia. Mas los
Proveedores, los Inspectores y los mismos Minis-
tros de instrucci6n piblica estaban informados,
y daban su tAcita aprobaci6n con visits perso-
nales, asistiendo A los exAmenes, como hicieron
varias veces el Caballero Baricco, el inspector
Nigra, el Caballero Aporti, y otros. Las aprobaron
tambi6n ayudandolas con dinero, libros, y tal vez
con dispensas y con cartas. En una de ellas el Minis-
tro Lanza nos alienta A la obra de los Oratorios y de
las escuelas que en estos tienen lugar. Este favor del
Ministro de instrucci6n pdblica era en parte mo-
tivado por dos 6rdenes del dia, una de la CA-
mara de los Senadores, la otra de la de los Di-
putados, en las que se recomendaba al Gobierno
del Rey sosteniera y promoviera la obra de que
tratamos. Es cierto que la ley Casati sujeta la
ensefianza & ciertas formalidades, que yo habia
ya comenzado a cumplir con aquel Ministro, que
fud y es insigne bienhechor nuestro. Y tal cosa
habria ciertamente hecho antes de principiar el
afio escolAstico 1860-61, en el que debe cumplirse
la aplicaci6a general de la ley, art. 379.
> 50 De algunos ailos A esta parte, resultando
estrechos los talleres y aumentando las peticiones
de nueyos niios, he destinado al studio un mayor
nimero de ellos. Al present tengo ya un buen
nimero que se gana la vida fuera quien en ca-
lidad de maestro aprobado, quien con la misica,
y otros, habiendo terminado la carrera eclesiAs-
tica, trabajan en diversos pueblos, en el Sacro
Ministerio.
> Si V. S. Ilma., despues de haber leido la
present, creyera oportuno tomar cualquier deli-
beraci6n a este prop6sito, no tengo la menor di-
ficultad en someterme. Solo ]e ruego humilde-
mente se digne hacerlo privadamente como un
padre, que desea que las obras se cumplan del
mejor modo possible; pero no con amenazas, que
traen A tales obras danos tal vez irreparable.
> Ahora que he expuesto lo que mAs me urgia,
recomiendo por ultimo estos mis pobres nifios A
su clemencia; le ruego se digne benignamente
-dispensarme la molestia que le he dado, de todo
coraz6n le deseo todo bien del Cielo, teniendo
por gran honor el poderme profesar con plenitud
de estima y de gratitud
SDe V. S. Ilma.
>> Obligadisimo servidor
,> JUAN Bosco, Pbro.
Turin, 12 de junio de 1860. >,

(Se eontinuard).


BIBIOGRALFI,


LA CRUZ.
Revista religiosa de Espaiia y dends paises
catdlicos dedicada d Maria Santisima en
el misterio de su inmaculada concepcidn;
publicadd con censura y aprobacidn ecle-
sidsticas, por Don Ledn Carbonero y Sol
su propietario y Director: fundada en 19
de novienbre de 1852. Afio XLIII de su
publicacidn.
Esta Revista es exclusivamente religioso-cientfica,
es un libro de consult y de biblioteca, no es pe-
ri6dico de political ni de noticias para satisfacer
la insaciable curiosidad contemporAnea. EstA re-
comendada y may reiteradas veces por la Santa
Sede y por los sefiores Prelados espafioles, por su
ortodoxia, por su efectiva sumisi6n A la censura
eclesiAstica, por su respeto y veneraci6n A los
Sres. Prelados y por el tacto especial con que
estudia lo que ha de callar y lo que con prefe-
rencia ha de publicar, segdn lo exijan las circuns-
tancias, dedicAndose mAs bien A esponer doctrine
que A discutir 6 controvertir, jams A disputar,
sin faltar nunca ni A la dignidad de la ciencia ni
A la caridad cristiana.
Esta ha sido su conduct por espacio de 43
aios, y esta es la mejor garantfa de que LA CRUz
correspond al titulo glorioso que Ileva.
La Revista religiosa LA CRUz public:
I. La traducci6n de los decretos y causes ca-
n6nicas tratadas por las Sagradas Congregaciones.
II. Las disertaciones mAs importantes lefdas
en las Sagradas Congregaciones de Roma sobre
Teologia, Liturgia, Disciplina y CAnones.
III. Los actos oficiales del Sumo Pontifice.
IV. Los actos apost6licos, las Pastorales etc.
V. Los sermones mAs notables predicados en
Espafia 6 en el extranjero.
VI. Articulos doctrinales y pol6micos en defense
del Catolicismo, del Sumo Pontifice, del Clero, etc.
VII. Noticia de las misiones cat6licas y estadis-
tica de los progress del Catolicismo y de la de-
cadencia de las religiones falsas.
VIII. Bibliografia critical de obras cat6licas.
IX. Cr6nica del Pontificado de Su Santidad
Le6n XIII.
LA CRUZ se public el dia 19 de cada mes en
cuadernos de 128 pfginas en 4o. El precio de sus-
cripci6n es 54 reales al ano, 6 27 reales el se-
mestre en Espaina. En el extranjero'y Ultramar
120 reales al afio. No se venden ndmeros sueltos.
Calle de ]a Reina, no. 4, Madrid.


LA PROPAGANDA CATOLICA.
Revista semanal. Yeintisiete afos de pu-
blicacion. Direccidn y administracidn,
Barrionuevo, 19 Palencia.
EstA divididida esta REVISTA en cuatro seccio-
nes: doctrinal, bibliografica, -recreativa y de no-
ticias referentes al movimiento religioso asf en
Espafia como en el extranjero. Para las tres pri-
meras secciones cuenta con ilustrados colabora-







- 268 -


does, y para la filtima, con el cambio de los
mejores peri6dicos y Bpvistas de Europa. Es la
mas antigua de todas las eevistas de Espafia,
except La Cruz. Cuesta dos reales al
mes.


IMPORTANT.


Llamamos la atenci6n de nuestros
amados Cooperadores, sobre la si-
guiente conclusion del Congreso Sa-
lesiano:
< Con un especial y vivo interest el
Congress recomienda la lectura del
Boletin Salesiano, por medio del cual
revive cada dia en sus obras el vene-
rando D. Bosco, y hace ardientes vo-
tos para que la lectura y propagaci6n
del mismo, merced al celo de los Coo-
peradores, trascienda fuera de ellos,
,n manera que su difusi6n sea con-
tinua C ilimitada >.


Siendo el Boletin Salesiano vinculo
de uni6n entire los Cooperadores, en
cuyos pechos alimenta viva la llama
de la caridad, con la relaci6n de lo
que la Pia Sociedad Salesiana hace
en provecho de la juventud pobre y
abandonada y el empleo que dai sus
limosnas y donativos,nadase exige por
la subscripci6n, dejando a cada uno en
la libertad de contribuir a los gastos de
la edici6n con lo que sus fuerzas le
permitan y su caridad le sugiera.
Si cada subscritor pagara con este ob-
jeto, al menos 3 pts. anuales, los gastos
quedariancasiensu totalidadcubiertos.
Agradecemos a todos nuestros lec-
tores la benevolencia que hasta el pre-
sente nos han dispensado, y confiamos
de que en adelante nos la continua-
ran dispensando.
*
Sucediendo con frecuencia que parte
de la correspondencia nos llega multada
por falta de franqueo, advertimos a naes-
tros lectores que el franqueo de las cartas
para el extranjero es 0'2" pts. por
cada 1 s gmn. y fracciones, para
las cartas; y O'O~, por cada SO gim.
y fracciones, para los impresos.


COOPERAOORES SALESIANOS OIFUNTOS.
D. Pedro Marti H.O Barcelona.
SJoaqufn Villavecohia--
> Francisco Rosa y Costa Gerona.
) Gumersindo Cantero Valladolid.
Exmo. Sr. Marquds de Sta. Cruz de Mudela Ma-
drid.
D. Jos6 Novar, Rector del Real Patronato de Santa
Isabel. idem.
> Ram6n Terres Barcelona.
Sra. Viuda de Clavell -
D. Juan de Zulueta -
D. Ram6n Bell6 Martinez, Pbro. Orihuela (Alicante).
D.' Ana Boza y Arias C6rdoba.
D. Bartolom6 Isturiz. Pbro. Pamplona.
> Antonio Togores, Abogado, Barcelona.
D.'-Concepci6n Ardid Zaragoza.
M. I. Sr. D. Carlos Maximo y Navarro, Can6nigo Lecto-
ral Valencia.
D. -Maria Francisca Bonafox Barcelona.
) Dolores Monje Vda. de Murube Sevilla.
) Ram6n Carreras Gerona.
M. I. Sr. D. Manuel Jerez Caballero, Pbro. C6rdoba.
> > >> Jose Jerez Caballero, Pbro.
D. Antonio Crespo, Pbro. Puerto de Sta. Maria (Cd-
diz).
Fernando Naranjo, Pbro. C6rdoba.
) Miguel Mestres Cabafas, Barcelona.
D." Mercedes Durin
D. Francisco A. Galindoy Guerra. -Marchena (Sevilla).
SE. Montursy, Pbro.
> Manuel Garcia Ponce,
SDiego Villal6n:y Villal6n, >>
D.' Adelaida Craodaar6 Garcia > >
M. I. Sr. D. Juan Peyr6, Pbro. Can6nigo de la S. I. C.
Seo do Ur .l iL'rida).
D." Leonor Ferrer. s.l1rr,,. (Barcelona).
> Ana Rocables y Pons. San Martin de Provensals
(Barcelona)
D. Bernardo Jos6 de Olives. Ciudadela (Islas Ba-
leares Menorca).
> Carlos Ricoy M6jico.
Antonio Ambia Pbro. Veracruz (Mdjico).
SManuel Fortufio
D.' Sofia Buch de lglesias
D. Alejandro Candido Alburquerque y Gonzalez.-
Pola de Lena. (Asturias).
SEsteban Mitjans. Sarria (Gerona)
Joaquin Carles. Gerona.
) Abd6n Santiuste. Avila.
D.a Soledad Salazar. Los Navalmorales (Toledo).
Suplicamos enearecidamente a'nuestros lectores so
sirvan avisarnos de la muerte de algdn cooperador
para incluirlo en esta list. Igualmente les suplica-
mos no se olviden en sus cotidianos ejercicios de pie-
dad, de estas almas con quienes en vida estuvimos
unidos con el vinculo de la cristiana caridad. Acor-
d6monos que la caridad de que usgremos hacia las ben-
ditas Almas del Purgatorio, Dios dispondra se use con
nosotros despu6s de nuestra muerte.
REQUIEM AETERNAM DONA EIS DOMINE.

Con aprobaci6n de la Autoridad Eclesijstica Gerente JOS GAMB1NO.
Turin Tipografia Salesiana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs