Group Title: Boletin Salesiano.
Title: Boletâin Salesiano
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00075624/00037
 Material Information
Title: Boletâin Salesiano
Uniform Title: Boletâin Salesiano (Turin, Italy)
Physical Description: v. : ill. ; 27 cm.
Language: Spanish
Creator: Oratorio Salesiano
Publisher: Oratorio Salesiano
Place of Publication: Turin Italia
Frequency: monthly
regular
 Subjects
Genre: periodical   ( marcgt )
 Notes
General Note: Description based on: Aäno 7, n. 1 (enero de 1892); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00075624
Volume ID: VID00037
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 35918727
lccn - sn 96026719

Full Text



ANO X N. 1.


Pnblioaci6n mensual.


ENEBO de 189a


BOLETIN SALESIANO


Quien recibiere & un nifo en mi Debemos ayudar A nuestros her-
nombre, A mi me recibe. manos A fin de cooperar A la
S(MATir. XVI.) difusi6n de la verdad.
Os recomiendo la nifez y la ju- (III S. JUAN, 8.)
ventud; cultivad con grande es- Atiende A la buena lecture, A le
mero su educacion cristiana; y exhortaci6n y a la enseianza.
proporcionadle libros que le en- ..(I TIOTI iv, 13.)
seen A huir del vicio y a prac- AI
ticar la virtud. Entre las cosas divinas, lamas su-
(Pro IX.) blime, es la de cooperar con Dios
& la salvaci6n-de las almas.
Redoblad vuestras fuerzas & fin
de apartar A la nifiez y juven- (S. Diorslo.)
tud de la corrupcion e incredu- El amor al pr6jimo, es uno do
lidad y preparar asi una nueva i los mayores y mas excelentes
generaci6n. dones que la divina bondad
(L-uo XIII.) puede conceder & los hombres.
(El Doct. S. FRANc. do Sales)


--<( DIRECCION en el Oratorio Salesiano Calle de Cottolengo N. 32, TURIN (Italia) ) -+-


SUAIIAIno.
A'ISOS IMPORTANTES.
CARTA DEL SAC. MIGUEL RUA ,i los Cooperadores y
Cooperadoras.
ROMA. El Misionero Don Tomatis a los pids del
Santo Padre.
ESPARA. SANTANDER. Fiesta de Santa Cecilia:
GER6NA : SEVILLA. Inauguraci6n de una banda
instrumental: MXLAGA. Nueva fundacion Sa-
lesiana.
LA OBRA DE D. BOSCO EN AM~ERICA: ECUADOR.
eQu6 son los Talleres Salesianos y cuanto we gasta
en ellos? (Conclnsi6u).
NOTICIAS DE LOS MISIONEROS DE D. BOSCO: PA-
TAGONIA MERIDIONAL: ECUADOR. Implantacios
definitive de la Misi6n de Gualaqniza.
SANTIAGO DE CHILE. Siimpltica fiesta: Actua-
lidad.
NOTICIAS VARIAS.


YvYYYVVYYYYYYvYyYyyYYYvYYVYYVYYY

AVISOS IMPORTANTES


A fin de dar cada dia mis y mayor gloria a Maria por su
constant protecci6n al pueblo cristiano 6 Importoncla 6 Inte-
r6s al Boletin, levando con esto a muchos el conocimlento
de la Congregacidn Saleslana y do sus multiples obras y con
ella los Inmensos blenes que en todas parties produce, y
a fin de que los cooperadores que fallecleren redban todo


el bl6n que segun su Reglamento tienen derecho a percibir, nos
permitimos hacer a nuestros lectores los siguientes Importan-
tes avisos:
1I Suplicamos encarecidamente a nuestros Blenhechores
nos manden las relaclones de las gracias quo obtuvieren de
nuestra querlda Madre Maria Auxlliadora para glorifcarla
publlcandolas. Si los favors no son tan sehalados 6 no parece
convenlente publicarlos, pueden tan solamente decirnos: .. N.
dd gracias d Maria Auxiliadora por uno d va-
rios favors especialcs recibidos de su.mano.
2 Pero lo que sobre todo les recomendamos es nos den
pronto also de los cooperadores parientes, amIgos 6 conocidos
que murleren, para que publlcandolo en el Boletin y dando
de ello aviso, puedan hacerse por sus almas los sufragios que
prescribe el Reglamento. Este es un gran consuelo para las
famillas y un alivio Importantislmo para los finados, sl por
acaso so encontraren en el lugar de purgaei6n purlflcandose de
las maculas de que ninguno estamos exentos.
30 La falta de recibo, la tardanza y los errors en a.
direcci6n del Boletin, so remediarln a media que so nos
vaya avisando.
40 Por iltimo recomendamos a todos trabajen con empebo
para atraor nuevos y generosos Bienhechores para que con
sus auxillos, pueda extenderse mis y mAs la Obra de D. Boas
para la salvacln de la juventud especlalmente pobre y aban-
donada.







aQ8t eli O5I11l-

CAU. T ASPERDOTE MIGUEL RUA

.Salesianos
,qz sr~yiJ,6to&it~~n Cowgradgloes:

0 efizar el nuevo
WRI~oaiibojV~gb (iff bras 'ralizadas
f'14I 'S;6'4nf himno de qcciJSn de gra-
~tiE III'IsML4X fl AiUdci~i ciiI' II~'b c)?i iuil
el 111Z`

-~~~~~*c humr~7~~ pic Ii ii1IQlS lC0Ilu~l.
Iilald~~~, ~qcsp~I uiiealli'~~ min \i~ r Ic ctl' d 1]



a03na~ig4bi s~~ol~uir-*'.mfi iii W a~ti izm

(E1~Ic d Isj3*'Ij, vosotroz, bc-
oorrssAso tinOs dlores
I :!ft $'L esre a st ra in to,
~ 3b 51iiS

Rl ,Idi,,~~~~P~aPlO( s~O\9W9 11~2e8 n ald Is

Providencia quo continuamento velwodulnb
A~ddqi~wkAV a A,.,VfO~tj~qco ;
1~





j~~~j V Fq ~ 1
e1,a an ume y






i ~ i e ~ s i ~ ~ u y s h g fls o g h a
briasco~ dediada SaT~
6cmr DhAB4 0saw t Rc
q~i If glijf IiIs


I Pei~dO u X'

escuelsas IN sd s linos. t0b~nob I
AiilneefrPmws ech~qpaulklildesjl "t~j cJ1AssZlss& ha-
briasco dedcicada dB San Joaq *f)YPCB16
110 bre Rva A anicut~i~ l~,,,'~tisi 3Iice i



I,)- Sa21esianos v s-tis aluninzos. A21snob 1


2-

Instigados por muchas y continues ins-
tancias aceptamos las Escuelas Apost6-
licas fnndadas por el celo infatigable del
conduigo Ortalda en Martineto barrio de
Turin. Hago los mrs ardientes votos para
que las Escuelas Apostl6icas dirigidas
lor los Hijos de Don Bosco continue
dando los abundantes frutos que dieron
bajo su anterior director.
Los j6venes Sicilianos qune se preparan
a la noble misi6n de educar A ]a juven-
tiil tiAilmeniite inorada fija on S. Gregorio.
M')ieiior el Obispo de Catanzaro en
la (.allaria confi6 a los Salesianos su
-e iinario, al que se agregaron las escuelas
lemiienitales y las del bachillerato.
En cl pasado noviembre los Hijos de
1Don i Bsco tomaron la direcci6n1 de un
iusitituto de. huerfanos en Castellamare
le Estal)ia, done fueron recibidos con
-i tlnd entusiasmo.
-.Juilcho me place anunciaros que las
--eitc-nls Salesianas inauguradas el 15 do
octubre en Cavaglia, patria do Juan
: iesn autor, como muchos creen, de la
--mitaLiti~ de Cristo, son frecuentadas por
au -nixd-ero de j6venes, que correspon-
"-iriily-bien a cuanto se hace por su
educaci6n 6 instrucci6n.
En Avigliana, poco distant de Turin,
WOSp qb gS n roso apoyo de pias per-
sonas v especialmente de una familiar,
'~hyb~ i eintIf oiheron ya desde el prin-
:aDlwoiufiasablesinooperadores de Don
SOns,, I 1fti6Bt lai hermosa iglesia de
i vrgen d'd s o'lagos con el adjunto
-aowspffto- tantorisarso-habitado por los
F i de'TflW a Ua'i;fnpchinos y que
-ePtos :dthiernatahaindoar por falta de
feYB 6fSI Il .(etia- : ,ai ft ivina Provi-
-dealoia7, risiwesaiaaIppr nuestros bienhe-
chores, los medios necesarios para hacer
en la nueva casa las incAspe'nsables y
urgentes reparaciones.

termihadas las' construociones Cl' personal
Salesiano fu6 a tomar la direcci6n del
Oratoga~ tMAvP']j f1 lile~@ ajArecate
en la Lombardia.
'Hace ya various anos que los buenos
C a tes

60Bi!gg i ell efo ar Aldl1
qp984Wgbo, esVa lidl a^Md^a mli@.
< iF,4sinuedi(?8lS<^teft^)iSwidW!& zaptr i z and Slin-
oEt"is8iellUatfltiie~la*qa drootraihte figug







-3-


daciones, super todas las dificultades, se
provey6 de un local, y nosotros pudimos
desde el dia de la Inmaculada Concepci6n,
fecha por tantos titulos memorable en la
historic de nuestra Pia Sociedad, esta-
blecer algunos Salesianos para dar. prin-
cipio al Oratorio festivo. En Milan, como
en otras ciudades, son humildes los prin-
cipios de la Obra Salesiana; mas para
nosotros es un indicio seguro de una
especial protecci6n de Dios y de la ex-
tensi6n que tomara para bien de mayor
ndmero de j6venes, tanto mis que este
Oratorio principi6 con la bendici6n del
Vicario de Jesucristo en la tierra.
En la Suiza se fund6 una tercera casa,
el Oolegio Pontificio de Ascona, cuya
direcci6n aceptamos a instancias de su
Excelencia Reverendisima el Obispo Ad-
ministrador del Cant6n Ticino.
La caridad de nuestros amigos de
Trento nos oblig6 abrir una segunda
casa de artesanos en aquella ciudad.
Recordando el empefio con que nuestro
amado Padre Don Bosco se esforzaba en
promover la agriculture para impedir que
la juventud se aglomerara en las gran-
des ciudades con gran peligro de sus
almas, recibi con complacencia varias
propuestas para fundar colonies agricolas
en Francia, y, gracias a la cooperaci6n
de generosos bienhechores, pudimos ini-
ciar una en Courcelles junto a Paris, otra
en Nizas cerca de Montpellier, y una
tercera en Mordreux, no lejos de Dinan.
Muy numerosas fueron las peticiones
que de nuevas casas hicieron los bene-
m6ritos cooperadores espafioles, mas por
la escasez de personal nos debimos limitar
por ahora a las fundaciones de Vigo y
Malaga.
No os -desagradard la noticia de que
en .el pasado ano 1893 los Salesianos
se establecieron tambi6n en Portugal,
donde ya de muchos afios eran esperados.
Hacia ya algun tiempo que existia en
Braga un institute para pobres artesanos,
dirigido por el piadoso Sacerdote Fran-
cisco de la Cruz. El con sus bienhechores
queria.confiarlo a los Hijos de D. Bosco.
Finalmente en el lltimo noviembre pu-
dimos satisfacer el deseo de aquel celoso
Cooperador portugu6s y de sus.amigos.
En la Polonia ya hace algunos afios
que ejerce de parroco en Miejsce un sa-
cerdote salesiano, el cual principi6 A re-
coger en la casa parroquial algunos po-
bres nifios necesitados de instrucci6n y


de apoyo. Despues hubimos de "mandar
ayuda de personal al pobre pkrroco que
por si s6lo no podia tender 4 tanto 'tra-
bajo; a lines del pasado afio el ndmero
de asilados Ilegaba a cincuenta.

Casas d1 institute d las Hijas de Iaria Anxiliadora


El campo de acci6n abierto al celo de
las Hermanas de Maria, Auxiliadora en
el pasado afio ha dilatado tambi6e con-
siderablemente sus confines, y no sera
desagradable 6 los Cooperadores Sale-
sianos saber al menos en resume el de-
sarollo que hicieron alguhas de sus casas
ya existentes, y las nuevas fundaciones
que se hicieron.
En primer lugar debo notar los p6r-
ticos y otros locales 4ue se edificaron en
Niza Monferrato para el Oratorio festivo
y para la Escuela de trabajo de las ninias
externas, las que acuden siempre en mayor
numero.
En Torrion junto Bordighera, en
Casal Monferrato y en Ali Marina en Si-
cilia con nuevos editicios se ampliaron
los locales y se pudo recibir mayor nd-
mero de educandas y de alumnas externas,
que con reiteradas instancias pedian la
entrada.
Deseaba y era sumamente necesario el
adquirir un local adaptado para Oratorio
festive para las nifias de nuestra parroquia
del Sagrado Coraz6n de Roma. Hacia ya
various afios quelas Hermanas vivian en
una pequeia casa. La Divina Providencia
nos hizo hallar finalmente un local muy
aprop6sito para nuestro fin, tanto.por su
extension, como por su posici6n. Las
Hermanas viven ya en 61: y esperamos
que la misma Providencia vendri en
nuestra ayuda para pagar el local.
Las fundaciones hechas en 1894. por
las Hermanas de Maria Auxiliadora son
diez y siete. Para ser breves notaremos
tan solo las mas importantes.
Junto 6 Niza Monferrato se termin6
la Casa San Jos6,, donde se reuniran
aquellas hijas que en la piedad, en los
trabajos mujeriles y en el estudio:se pre-
parardn a ejercer toda obra de caridad,
propia de.su vocaci6n, ya en la patria,
ya en las Misiones.
Invitadas, aceptaron' Asilos Infantiles
en Busca, en Esparone y en Cassolnovo,
con adjunto Oratorio. para nifias. Esto
mismo hicieron en. Vizzini en Sicilia,


fundadas en 1894.


r







-4-


done ademas se abrieron escuelas y la-
boratorios. Otra casa con Oratorio festive
se abri6 en Marsala por reiteradas ins-
tancias de benembritos cooperadores.
En Espafia se fund colegio, escuelas
y laboratorio en Valverde del Camino
provincia de Huelva, y iltimamente, A
instancias del Muy Excelentisimo Car-
denal Arzobispo, tomaron la direcci6n de
una casa de hu6rfanos en Sevilla.
En Africa se abri6 una casa en Mersel-
Kebir junto A Oran. En diciembre par-
tieron las Hermanas para TDnez, done
tomaranla direcci6n de un asilo dej6venes
hudrfanas pobres, fundado por la carita-
tiva hermana Josefa Civalleri, la que
siendo ya de avanzada edad, deseaba
confiar a manos seguras la obra que tan-
tas fatigas le habia costado.
De la America me bastar6 apuntar:
la Colonia Uribellarrea en la Repiblica
Argentina, la casa de MWjico, ]a de San
Pablo en el Brasil, la de Talia y una se-
gunda en Santiago de Chile, la del Chubut
en la Patagonia, y la de la Candelaria
en la Tierra del Fuego.

lueyas fundaciones en las Missiones
duranle el ano 1894.

Mientras penp6bamos en proveer i las
necesidades de Europa y nos ocnpAbamos
de fundar nuevas casas, superaba todos
mis pensamientos el levar socorros a
nuestros queridisimog hermanos de las
Misiones diseminados por toda la faz de
la tierra.
Estudiando atentamente el estado de
nuestras Misiones, me persuade mis y
mAs de la necesidad de multiplicar en
aquellas escabrosas regions los insti-
tutes donde poder recoger A ]a juventud,
instruirla y formarla sigun la vida cris-
tiana; sin esto se corre el peligro de que
sean vanos todos los sudores y sacrificios
del Misionero. He aqui porque en este
afo fueron diez y seis las nuevas casas
abiertas en las Misiones.
Monsefor Cagliero, sufrfa en gran ma-
nera al ver que en grades y poblados
centros faltaban los auxilios de los Mi-
sioneros; per lo que estableci6 una nueva
residencia en la part occidental junto
A las Cordilleras.
Necesarias y urgentes peticiones nos
haEcan de Chile y de la Tierra del Fuego;
por esto ya en mayo se embarcaban al-
gunos Salesianos para Valparaiso, donde


dieron principio i una casa Salesiana.
De este modo fueron satisfechos final-
mente los deseos de aquellos buenos Coo-
peradores,, A quienes hacia ya algunos
arios que les habiamos dado nuestra pa-
labra. Pero esto no bastaba. En el pa-
sado julio el sacerdote Domingo Tomatis
emprendia el largo y penoso viaje de
America A Europa para pedir socorros.
Por no desapradar a un personaje, cuyos
deseos son 6rdenes para nosotros, tan
obligados le estamos, en Santiago, ca-
pital de Chile, ademas del Asilo de la
Pdtria para artesanos, debimos aceptar
el Patrocinio de San Jose, important ins-
tituto capaz de contener mas de 200
alumnos. Igualmente en los alrrededores
de Santiago, en Macul, fu6 iniciada una
casa para Oratorio festive, escuelas y
colonia agricola, y especialmente desti-
nada a aquellos j6venes que desean ama-
estrarse en las varias. ocupaciones y fa-
tigas de la vida salesiana.
En el Peri, el director spiritual del
Institute Sevilla, Don Antonio Riccardi,.
fund6 este afo un asilo de artes y oficios
para nifios pobres y abandonados en la
ciudad de Lima; ya principia A dar fru-
tos consoladores.
El Prefecto Apost61ico Monsegfior Jos6
Fagnano nos daba la dulce nueva de que
finalmente, superadas immensas dificul-
tades, se ha podido penetrar en la Isla
Grande de la Tierra del Fuego y fundar
una residencia para los Salesianos y otra
para las Hijas de Maria Auxiliadora, que
fueron denominadas de la Candelaria. A
este mismo tiempo pedia medios pecunia-
rios y personal para las grandes necesi-
dades de aquella Misi6n, cuyos principles
parecen ser visiblemente bendecidos por
Dies. Le mand6 lo m6s pronto que me
fu6 possible personal; y espero que la Vir-
gen Auxiliadora le proveera de los medios
materials que necesita.
El mismo Monseior Fagnano tuvo el
consuelo de adquirir un pequefio vapor,
con el que se hacen much mAs faciles
las comunicaciones entire las varias resi-
dencias de su Prefectura Apost61ica y
much mAs possible la evangelizaci6n de
aquellos pobres salvajes. Es cierto que
todavia no se ha pagado, esto no obs-
tante esperamos que la Providencia no
dejara incomplete una obra tan nece-
saria.
La casa de M6jico tom6 un desarrollo
considerable y ademis se fnnd6 otra en







- 5 -


Puebla, ciudad important de aquella
Republica.
En 1891 el Obispo de Caracas en Ve-
nezuela, vino a Turin para llevarse al-
gunos Salesianos y fundar un Oratorio
-en su ciudad episcopal. Le dimos nuestra
palabra, pero sin fijar tiempo. Hasta
ahora, despu6s de tres afios, no ha sido
possible complir nuestra promesa, fun-
dando dos casas, una en Caracas, capital,
y otra en Valencia ciudad important de
aquella Repdblica.
En el Ecuador, donde se nos confi6 un
nuevo Vicariato Apost6lico, se principi6
trabajar y 6 llevar la gracia de la re-
denci6n a los Jivaros de M:ndez y Gua-
laquiza y se estableci6 una casa en las
cercanias de dicho Vicariato, en Ouenca,
y otra casi en el centro, en Cualaquiza.
Entre todas las Misiones, esta es la mas
dificil y la mis necesidada de socorros.
Esperamos sin embargo que sera tambien
la mas fructuosa.
SMonseior Lasagna visit las immensas
florestas del Mato Groso en el Brasil, y
estableci6 una casa para los hijos de los
salvajes en el territorio de Cuyuba, done
ya resident algunos sacerdotes y cate-
quistas, haciendo continues excursions
poraquellos alrrededores, donde viven tan-
tas almas que todavia no conocen D Dios.
En Pernambuco, el pasado diciembre,
Jos Salesianos principiaron A trabajar
especialmente por los nifios pobres y
.abandonados en un Oratorio y en labo-
ratories preparados a este fin.
El Boletin Salesiano os describi6 deta-
lladamente la solemn inauguraci6n de la
Colonial Agricola Uribellarrea, junto A
Buenos Aires, por esto me basta notarla,
afiadiendo que en Bernal, otra parte del
territorio argentino, poco distant de la
capital, se levo a cabo la construcci6n
dde una casa destinada a preparar maestros,
asistentes y buenos artesanos, de que
tienen necesidad los institutes salesianos
de aquella region.
Por ultimo debo apuntar la fundaci6n
de una casa de artesanos en Tdnez. El
gran Cardenal Lavigerie, en las varias
visits que hizo a nuestro amado Fun-
dador, y especialmente cuando se hall
eon 61 en Paris, lo instaba 4 que quisiera
dirigir sus solicitudes a la region de
Tduez Don Bosco descendi6 a la tumba
sin poder cumplir sus designios, pero
-nosotros no hemos olvidado su deseo y
an este iltimo aro enviamos a TUnez


algunos Misioneros y algunas Hijas de
Maria Auxiliadora.

Propuestas para ao 1895.
Al terminar esta mi relaci6n no puedo
ocultar la maravilla que me causa la
multitud de obras que, el deseo de salvar
almas, las reiteradas peticiones de ilustres
personajes, y la caritativa asistencia de
nuestros amados Cooperadores nos hi-
cieron emprender; y no creo engafiarme
pensando que vosotros estais tan mara-
villados como yo. Es cierto que al aceptar
propuestas procedimos con la mayor pru-
dencia y que medimos nuestras fuerza;
mas debo confesar que ahora sentimos el
peso de los compromises que hicimos.
Sabeis ya, oh benemnritos Ooopera-
dores, que nuestros institutes no tienea
rentas seguras, y que se apoyan dnica-
mente en la caridad de sus bienhechores;
por esto no es el todo el fundar una casa,
sino hay que persuadirse que su funda-
ci6n trae consigo continues 6 inmensos
sacrificios que debemos sufrir para que
correspond a su fin. Es necesario pro-
veer el mantenimiento a los nifios y al
personal, 6 la implantacio6 de las escuelas
y laboratories, y casi siempre el inere-
mento que toma el institute nos obliga
A hacer obras de reparaci6n y de en-
sanche. Todo esto me ha inspirado al-
gunas propuestas que yo con el coraz6a
en la mano os voy & exponer y que, casi
estoy para decir, forman el program
para el corriente afio.
1. En vista del gran ndmero de casas
,abiertas en 1894, seria convenient no
abrir, al menos durante este nuevo ano,
si no aquellas para las que estamos ya
comprometidos. No ignore que a various
caritativos Cooperadores que tratan con
nosotros de nuevas fundaciones, les sera
desagradable esta noticia; pero esperamos
que la aprobaran considerando que es
absolutamente necesaria para el bien ge-
neral de toda nuestra Pia Sociedad.
2. Varios institutes nuestros, y no son
pocos, estAn en gran estrechez por nue-
vas adquisiciones y construcciones. Por
lo que si las obras que antes levaba
entire manos me impedian el prestarles
socorro, hago votos para que al menos
en el corriente afio, no tomando otros
compromises, me sea possible socorrerlos
eficazmente.
3. Algunos de nuestros directors, IIe-
vados del celo y de la caridad, y mas







-6-


todavia movidos por el extreme aban-
dono en que gemian muchos infelices
nifos aumentaron mas de cuanto les era
possible el n6mero de sus asilados no re-
cibiendo nada 6 muy poco de pension.
Esta fu6 la causa por la que en tan di-
ficiles tiempos, se vieron obligados a
contraer graves deudas, tan s61o para
proveer a las cosas mis necesarias, como
el alimento y vestido. Conflo en vuestra
caridad para pagar, al menos en parte,
a sus acreedores, de cuya paciencia no
quisidramos abusar.
4. Las interesantes relacionesde nues-
tros Misioneros de la Patagonia, de la
Tierra del Fuego os dicen el floreciente
estado de aquellas Misiones y las her-
mosas esperanzas que nos dan para el
porvenir. Son tambiei muy consoladores
los frutos de las primeras tentativas he-
chas en los territories salvajes de los
Jivaros y del Mato Groso. No quisiera
que retrocedieran estos progress, por
esto gran parte de mis cuidados.se diri-
girAn A aquellas Misiones, seguro de que
no disminuira vuestra caridad, antes bien
me alentareis y mandareis abundantes
socorros.
5. Por fin serfa mi deseo el no abrir
otras Casas, para reservar A las ya exis-
tentes el personal que podremos former
pues les es absolutamente necesario. Con
mids tan abundante especialmente en las
Misiones, ya eran demasiado pocos los
obreros, y todavia la muerte vino A rom-
per las filas. Espero que vuestra genero-
sidad ie ayudarA tambidn A sostener las
varias casas done se preparan Sacer-
dotes, Profesores, Asistentes y Maestros
de artes, para que pueda satisfacer las
incesantes peticiones de nuestros Direc-
tores.
Ahora no me falta mas sine el daros
una buena noticia. A fines del pasado
afio recibi fervientes sutplicas de los ce-
loses Cooperadores de la Bolonia para
que les permitiera celebrar en aquella
insigne ciudad un Congreso de los Coo-
peradores Salesianos. Su Eminencia Re-
verendisima el Cardenal Arzobispo Do-
mingo Svampa no solo se adhiri6 A'la
idea, sino que benignamente se dign6
tomar la presidencia honoraria: se ha
formado una junta de distinguidas per-
sonas para preparar los trabajos: todo
bace esperar que saldri bien. Yo no sola-
mente acepto tal propuesta, sino que re-
conocido doy las mns sinceras gracias


al que me la hizo; y ya desde ahora os
invito a quo tomeis parte y concurrais
en el mayor nimero p6sible, mientras os
ruego eleveis A Dios las mas fervientes
oraciones, para que el I"r Congreso de los
Cooperadores Salesianos result rico en
frutos para gloria de la Religi6n y pro-
vecho de ]a civil Sociedad.

Conclusion. .

1 Al concluir debo pediros perd6n si con
la extension de esta carta he abusado
de vuestra bondad. iEran tantas las cosas
de que debia hablaros! Y ademas cdmo
ser breve escribiendo A amigos, A her-
manos, A generosos bienhechores, que se
dignan tomar con empefio todas las obras
buenas, y especialmente las referentes A
los hijos de Don Bosco?
Muy bien s6 que nuestros Coopera-
dores no son deaquellos que no piensan
en otra cosa que en acumular riquezas
creyendo hallar en ellas libertad, bien-
estar, descanso, en una palabra, la fe-
licidad: vosotros hallais todo esto en el
ejercicio de ]a caridad. Vosotros no imi-
tais a aquellos que con el oro se fabrican
una cadena, la mAs pesada de las ca-
denas, que los encorba fatalmente hacia
la tierra. Ellos sacan de los bienes del
mundo un principio de muerte; vosotros
sacais un element de vida: iO biena-
venturados vosotros que pe.nais en el mise-
rable y en el pobre! ; Cuan grande es mi
alegria cuando os veo A mi lado!
El Cura de Ars, con quien, segiin mu-
chos, nuestro amado D. Bosco tenia tanta
semejanza, decia: ; Afortunados de nos-
otros d quieves los pores vienn d pedirnos
la lim nsna A otros nos la piden per ellos
i Si ellos no vinieran, nosotros deberiamos
irles d buscar!... i Y, porqu(t? porque los
pobrecitos son los mas amados amigos
de Dios; porque el Divino Juez juzga
hecho A 61 lo que se hace A los pobres;
porque son ellos los que atraen las ben-
diciones del cielo sobre sus bienhechores
y un dia los introduciran en la beat
eternidad. Estos y otros pensamientos
familiares a vuestra piedad, me hacen
esperar de vosotros benigna compasi6n
si me hago tal vez importune al pediros
vuestra caridad.
En tanto que os doy las mAs cordiales
gracias por cuanto hicisteis por nosotros,
os aseguro -que cada dia los nihios de
todas nuestras casas, los pobres salvajes







-7-


ya convertidos en nuestras Misiones, las
Hijas de Maria Auxiliadora, y todos los
Salesianos implorariin sobre vosotros las
mas grandes bendiciones. Dignese el Se-
fior oir nuestras oraciones y concederos
una larga y feliz vida llena de m6ritos
y coronada (10 una preciosa muerte en
el conspecto de Dios.
Con el mrs profundo respeto y ]a mlas
viva gratitude de vosotros, benembritos
Cooperadores
Hilumildisimo y Obligadisimo Servidor
Turin, 1 de Enero de 1895
Sac. MIGUEL RUA.

S, A. ,,,.., A .,. A A A A A.. ;, ., .. ,,. ,, .
r.0 t ,t :7 '. .. .' i r i ^- .^ .' ^ .' i -


ROMA

El Misionero D. Tomatis ti los piCs
del Santo Padre

Deseando inuestro Misionero.D. Domingo
Tomatis que dirige la filtima espedici6n a
la Tierra del Fuego, Chile y Perui, tener el
singular consuelo de ser bendecido por S.
Santidad antes de salir de Italia, despues
de las funciones de despedida celebradas en
Turin la tarde del filtimo dia de Octubre, se
dirigi6 a Roma.con dos nuevos Misioneros,
Flabbi y Dellavalle, elegidos entire sus com-
paiieros para representarlos ante el Papa,
teniendo la dicha de ser recibidos la tarde
del 10 del ultimo Noviembre. Y, feliz combi-
naci6n. Era el mismo dia en que D. Toma-
tis, diez y nueve aiios antes, habia sido ad-
mitido con los primeros Misioneros Salesia-
nos, 64 besar el santo pie del Papa Pio IX
de feliz recordaci6n.
A eso de las 4 entraba el Santo Padre
eu la sala de los tapices donde le esperaban
Don Tomatis con sus companeros, un Parro-
co, un 'sefor y tres nobles sefioras milane-
sas. Primeramente se dirigi6 iI las sefioras
que mas cerca de 61 estaban; despues s6
adelant6 un poco quedaudo frente A D. To-
matis y poniendole la mano sobre la cabeza
le pregunt6 qui6n era.
Santo Padre, contest al memento el
Prelado que le acompaiiaba sin dar tiempo
4 Don Tomatis, este es el Sacerdote D. To-
matis, Misionero Salesiano, y estos indi-
cando A Flabbi y Dellavalle son tnmbi6n
Salesianos, Misioneros de D. Bosco.
Sois, pues, Salesianos ?
Si, Santo Padre, respuso D. Tomtis,
somos Salesianos.
Muy bien; y i done vais?
Santo Padre, vainos i America en nid-


mero de cuarenta; veintid6s para la Tierra
del Fuego, Chile y Peru y los restantes
para otras distintas parties dte a Am6rica
del Sur-
Vais cuarenta?...'Bravo, bravo! Oh!
mirad como los Salesianos vais adelante..,.
Eh D. Bosco era un gran hombre... yo le
he bien conocido, era muy amigo mio, venia
A verme con frecuencia.... nos hemos visto
muhas veces....
Santo Padre, nuestro Superior 1). Rita
ruega rr Vuestra Santidad bendiga a, todas
las Casas de los Salesianos 6 Hijas de Ma-
ria Auxiliadora, y en mode especial A las
treinta y nueve fundaciones llevadas cabo
en este afio de 1894.
Treinta y nueve Casas!?...
Si, Santo Padre.
Habeis abierto treinta y nueve Casas!?
Pero ved c6mo progresan los hijos de Don
Bosco. Muy bien. 1 ireis tambien A` Milan,
no es verdad?
Si, Santidad, creo que en Enero 6 Fe-
brero....
Una de aqu6llas seiloras que habia escu-
chado todo el didlogo, no pudo menos de coi-
firmar lo que decia Don Tomatis: Si,
Santo Padre, iran en Febrero.
En Febrero, bien, estoy muy content.
Y volviendose 6 la seiiora, afiadi : Milan
posee ya muchas piadosas instituciones, pero
afin no tiene a los hijos de D. Bosco.... y
los necesita mucho... los hijos de D. Bosco
hardn un gran bien a la javentud, mayor-
mente con los talleres de artes y olicios.
Despu6s, dando con suma amabilidad tres
golpecitos ii Flabbi y dejandose besar la
mano por D. Tomatis y Dellavalle, se volvi6
al PArroco y al otro senior y se entretuvo
con ellos un moment. Volviendose luegpo
D. Tomatis; Os bendicir6, le dice, ben-
digo a todos.... in Nommine Patris et Filii et
Spirits Sancti. Amen. Y esto hecho, se mar-
ch6 con paso ligero y seguro, dejandoles ii
todos arrodilladus y pesarosos de verle par-
tir tan pronto.
Don Tomatis volvi6 de Roma en extreme
consolado por la gran bondad y exquisite
afabilidad con que fu6 tratado per el Papa
Leon XIII; y en la facilidad y vivacidad
de su palabira y en la agilidadad de sus
movimientos, advirtio Ia robustez de natu-
raleza y la 6ptima salud del Papa. Espere-
mos pues, y pidamos I D)ios nos conserve
afin ad multos annos A tan gran Pontffice!


Don Tomatis con sus veintid6s compafne
ros de viaje sali6 (1e Turin la tarde del 23
de Noviembre; el 25 zarparon del puerto de
La Pallice (La Rochelle, Francia) en direc-
ci6n 6 sus misiones y esperamos lleguena
tiempo para celebrar las fiestas de Navidad







-8-


BISILGAX DE LORETO.







9


E SP AITA

SANTANDER

Fiesta de Santa Cecilia

El dia 22 del filtimo Noviembre, fiesta de
Santa Cecilia, los niios y j6venes que com-
ponen las classes de canto y misica instru-
mental del Oratorio de Don Bosco, con sus
senores Maestros y Superiores, celebraron
con gran solemnidad la fiesta de su Santa
Patrona.
Durante la misa de comunidad, se can.
taron con gran afinaci6n y gusto various mo-
tetes en obsequio de la Santa. Las comu-
niones fueron muy numerosas y en extreme
edificantes.
Los j6venes trabajadores que por raz6n
de sus quehaceres no pudieron asistir 4 la
comuni6n en dicho dia, la trasladaron 6 hi-
cieron el siguiente Domingo.
Por la tarde se les obsequi6 6 todos los
muisicos y cantores con una buena merienda
y un paseo extraordinario.
Todos quedaron muy contents y satisfe-
chos y con un buen recuerdo de esta fiesta
de familiar.
Lo repetimos y repetiremos siempre. Los
hijos del inmortal Don Bosco, ejercen en
nuestro pueblo una obra verdaderamente
grande y de regeneraci6n en los hombres de
maiana que han de constituir nuestra socie-
dad santanderina. Si, como muchas veces,
por desgracia, sucede, los padres no ponen
impedimentos 6 tan grande obra, nada ten-
dremos que temer maflana de estos ninios, ya
hombres, pues serAn buenos cristianosy por lo
mismo honrados ciudadanos y excelentes pa-
dres de familiar que educarAn 6 sus hijos en los
sanos principios de la Religi6n Cat6lica, en que
ellos se educaron, iniciando por lo tanto un
tan ansiado movimiento de retroceso en la
via de la desmoralizaci6n que con harta
pena nuestra han emprendido y por la que
se precipitan las gentes trabajadoras de nues-
tra desgraciada ciudad.


GERONA

-Los acojidos en la granja de los padres
salesianos, han formado una banda bajo la
direcci6n de un padre salesiano y del cono-
cido professor de esta cindad sehor Vidal.
Muy poco tiempo hace que los j6venes edu-
candos emprendieron el studio del divino
arte y.ya el filtimo lines ensayaron en con-
junto la march real y alguna otra piece-
cita del alcance de los alumnos.
Segin noticias, los j6venes son unos ven-
ticuatro y de estos, dieciseis tocan ya ins-


trumento y ocho estan en los ejercicios de
solfeo, y son los que hoy tiene la granja
acojidos; de ellos, veinte permanecen gra-
tuitamente; cuatro pagan algo A la funda-
ci6n, de modo que el bien que hacen los
padres salesianos es muy grande. Esos j6-
venes, hijos de families pobres, encuentran
en los padres, maestros que les dan oficio,
les mantienen, les educan y les ponen en
camino de poder seguir una carrera si asi
les place, sin otro fin que el que tuvo Don
Bosco, el de sacar de la vagancia y a veces
del mal 6 j6venes que de no encontrar a su
paso ]a caridad, seguirian el camino del
vicio y la perdici6n.
Hoy veinte j6venes se dedican 6 la agri-
cultura y los cuatro restantes se preparan
para seguir carrera, lo cual justifica lo que
en otras ocasiones hemos dicho respect 6
las fundaciones salesianas.
(La Lucha Dbre-6-94).



SEVILLA

Inauguracion de una banda
instrumental

iCuAn ingeniosa es la caridad cristiana y
qu6 tiernos y hermosos cuadros nos ofrece
cada dia A nuestra consideraci6n llenos de
una belleza sublime y arrebatadora! La ca-
ridad se amolda A todas las edades, A todos
los estados, todo lo abarca y en sus dife.
rentes matices puede admirar nuestra corta
inteligencia las maravillas de la exquisite
ternura del Coraz6n Divino.
TUno de estos hermosos cuadros fu6 el que
tuvimos el gusto de contemplar el domingo
pasado, 2 del coriente, en la Santisima Tri-
nidad entire los buenos Hijos de D. Bosco,
que nos llen6 de la mas viva satisfacci6n.
Con raz6n podemos lamar a este var6n, in-
signe, el santo popular del siglo XIX, porque
entire el pueblo, entire la clase obrera fu6
precisamente en donde realize los numerosos
prodigies de su fecunda caridad. El candor
y llaneza de este Hombre de Dios, que res-
plandece en todas sus obras, arrebata y
atrae, y ese mismo candor y llaneza han
heredado los Hijos de tan gran Padre.
Queda excluida de las fiestas Salesianas
toda ostentaci6n y todo ese aparato de in-
discreta etiqueta que coarta y prime; las
fiestas de Don Bosco son fiestas de familiar
son desahogos del coraz6n.
Se trataba de la inauguraci6n de la banda
instrumental que en muy corto tiempo se ha
organizado en favor de lajuventud sevillana
por los Salesianos. Veian estos que no has.
taba ocuparse de los niiios de tierna edad
apart4ndolos de la corrupci6n y de los ma-







- 10 -


los ejemplos que reciben las mis veces des-
graciadamente por part de sus mismos pa.
dres, sino que era precise extender sus cui-
dados a los j6venes tambi6n y adults 'que
en mayors peligros se encuentran, y h6
aqui, que en la imposibilidad de abrir por a-
hora escuelas nocturnas, reunen en breves dias
con el poderoso aliciente de la misica 6 unos
cincuenta j6venes de dieciseis a treinta afios
y forman una banda que esperamos ha de
competir muy en breve con las mejores de
la capital, dada la solercia de los Padres,
las buenas disposiciones de los alumnos y
la condici6n de los instruments que es in-
mejorable, siendo de una de las mis renom-
bradas fabricas de Italia.
Apesar del mal tiempo 6 la hora estable-
cida ya estaba el hermoso y espacioso sal6n
lleno de bote en bote. Se abri6 la funci6n
con un melodioso himno 6 Don Bosco, can-
tado por los rapazuelos de la Puerta del Sol
ya conocidos por ex-honderos de antaio y
ahora por sus euf6nicas gargantas. Quien
los viese en la calle y los oyera luego can-
tar tendria que hacer un colosal acto de f6
para career que aquellos pilletes formaran
tan dulce armonia.
Sigui6 luego un oportuno dialoguito entire
tres de aquellos vivarachos y empez6 acto
seguido la representaci6n del drama Un Ve-
neno 6 sea la profanaci6n del dia festive,
compuesto por el Doctor Francisco Fenoglio,
de la Congregaci6n Salesiana. La oportuni-
dad del argument, ]a delicadeza de los pen-
samientos y la viveza de la escena junta-
mente con lo grafico de los personajes hacen
del tierno y hermoso drama un verdadero
modelo. Es un argument candente y tris-
temente hist6rico en que se ven los terrible
castigos que Dios descarga sobre los profa,
nadores del dia festivo.
DespuBs del segundo acto tuvo lugar la
presentaci6n de los mfnsicos por el Director
de .la casa, el Rvdo. Sr. D. Pedro Ricaldone,
el cual con breves pero eficaces palabras
animaba a los seiores cooperadores y Coope-
doras A seguir trabajando en pr6 de la Obra
Salesiana en esta capital, exponiendo al
mismo tiempo los proyectos del desarrollo
que piensan dar durante el present afio
esta incipiente casa 6 hizo patent la grande
necesidad en que se encuentran, hacienido,
por filtimo, un tierno llamamiento A la p(u-
blica, caridad. Al concluir la breve exhorta-
ci6n se levantaron calurosos vivas A Don
Bosco y a su santa institudi6n y por nuestra
part ha,;emos los mis fervientes votes pala
que tengan pronta y complete realizaci6n
los deseos de los buenos Hijos de D. Bosco,
que responded a una necesidad apremiante
de nuestros tiempos, a la formaci6n y edu-
caci6n del obrero cristiano, mediante opor-
tunos y bien organizados talleres.
Sigui6 luego la hermosa ejecuci6n del
primer acto del Fabbro que mereci6 repetidas


ovaciones y aplausos. Aquel brillante allegro
del bate, bate acompaiiado del acompasado
sonido de los martillos entusiasma; y excita
a la mas dulce alegria el contemplar el mo-
vimiento de la escena animada por los bu-
lliciosos aprendices ocupados en sus diferen-
tes cic[6picas faenas. Es sumamente pat6tica'
aquella cavatina.
Yo aqui no pido-Plata ni oro
Pan y trabajo-Por Dios imploro.

Pero en done lleg6 al colmo nuestra ad-
miraci6n fu6 al oir las encantadoras melodies
del tiernisimo duo-Incomparable, dulce hijo
mio-Aquella era mfisica del cielo y la voz
argentina y suave del j6ven herrero enter-
necia hasta hacer derramar IAgrimas.
Concluy6se con la repetici6n del himno i
Don Bosco y sali6 la numerosa concurrencia
sumamente complacida del grato entrete-
nimiento.
Quisiera tener palabras eficaces para en-
carecer la importancia de esta instituci6n,
que es precisamente la que llena las nece-
sidades de nuestros dias y responded a las
exigencias de nuestros tiempos. La inmortal
Enciclica del Santo Padre A los obreros tiene
su complete aplicaci6n en la Obra de Don
Bosco. iOjala respondan generosamente mu-
chas personas al llamamiento que hizo el
Superior del Institute y todos concurran a
former part en la suscripci6n que se ha
iniciado en favor de esta Obra que ha de
redundar en gran provecho de la juventud
sevillana librAndola de los abismos del so-
cialimo y del anarquismo A donde la llevan
desgraciadamente esos perversos maestros
de la impiedad y del crime, de los cuales
no sabe librarse una sociedad desprestigiada
6 impotent.
(Diario de Sevilla del 7 de diciembre de 1894).

------8-

MALAGA

INueva fundacion salesiana

Sn. D. MIGUTEL RBA.
MUY R.do SUPERIOR Y PADRE :
Deo gratias. El Vi6rnes a las 8 de la ma-
iiana, vispera de la Purisima Concept 6u,
llegAbamos a la hermosa ciudad de Malaga,
los Misioneros que se dirigen a M6jico y yo,
encargado de la fundaci6n salesiana en esta.
ciudad.
No estando el Sr. Obispo que lleg6 aquella
misma noche, nos recibi6 su secretario, el
cual nos obsequi6 con una buena comida,
adaptada a la circunstancia del dia que era
de vigilia.







- 11 -


Despuds de comer, acompaiiamos d los
Misioneros al vapor C('iri,,ia, el mismo que
aqui nos habia traido desde Barcelona. Iban
muy tranquilos y me encargaron much sa-
ludara a V. en su nombre, y t todos los
Superiores. del C pitulo.
Los malaguefio estan muy' satisfechos y
contents porque se ha servido V. mandar-
les los Salesianos, por lo que le dan las
gracias.
Me hospedo en el palaeio de su Ilma y
tengo por compafiero al novicio coadjutor
Antonio Cotta. El jueves espero llegue de
Sevilla D. Mauricio Arato y entonces empe-
zaremos el Oratorio festivo~y abriremos al-
gunas classes externas.
Carisimo Padre: si en todas parties es ne-
cesaria la Obra de nuestro inolvidable padre
D. Bosco, lo es ciertamente mas en esta
ciudad donde abundan tanto y tanto los ni-
lios desamparados por complete. Nunca lo
hubiera creido si no lo hubiera visto con
mis mismos ojos. Saliendo por la noche a
recorrer la ciudad en compafia de un Senor,
he visto cerca de las puertas de las igl6sias
y die algunas casas particulares, a muchos
niilos vagabundos. Yo preguntaba k uno, a
dos, 4 trds, ( veinte, a treinta: Tienes pa-
dre, madre, oficio? y daban ganas de ilorar
al oir la contestaci6n de todos, pues ni te-
nian padre, madre, ni oficio. Tanta miseria,
tanto abandon, tanta orfandad, hacen venir
a la memorial muchos hechos de la vida de
nuestro padre Don Bosco.
Muchas dificultades se me ponen por de-
lante y, joven inexperto come soy, necesito
de una manera especial de sus oraciones
para poderlas veneer. Ya s6 que V. pide
por mi y que me ha mandado su bendicidn:
esto me da valor y Animo para seguir adle-
lante. Gracias por todo; ya procurare poner
en practice todos sus consejos.
Bendiga nuevamente a este su humilde y
obediente hijo en J. C.
EPIFANIO S. FUMAGALLI Pbro.
M:laga 7 Diciembre 1894.

n A0I A PA n A A A A A n n A A A IA A AA A A A A A
-7 .. . ............. -. ...... ......... .. .7,


ECUADOR


1n 0 son los Talleres Salesianos,
y cuianto se gasta en ellos?
(Libertad Gristiana do Quito).
(Conclusi6n).


Pasemos ya 4 tratar de las rentas'que reci-
ben los Directores de los Talleres Salesianos,
y de la inversion de 6llas; mas para hacernos


cargo de este asunto, pongamos la conside-
raci6n en las entradas y salidas del iltimo
bienio, contando desde Julio de 1892 d Mayo
de 1894. El que dudare de la exactitud de
las cifras, puede recurrir al Ministerio de Ha-
cienda para cerciorarse de la verdad, y des-
mentirnos en case de error ti omisi6n. 'No
tememos la luz; antes la deseamos y busca-
mos con toda sinceridad para que brille la
honradez acrisolada de los hijos de Don Bos-
co en todo su esplendor, y conozoan las gen-
tes prevenidas en contra suya, cnun prodi-
giosa y fecunda es la caridad verdadera:
hablen los nfimeros.
Desde Julio de 1892 recibi6 el Estableci-
miento, en dos quincenas de Aduana, las su-
mas siguientes:


En Julio .. ...
> Agosto .. ...
S" Septiembr .
> Octubre ..
> Noviembro ..
) Dioiembre . .
a Enero de 1893 .
> Febrero .. ...
SMarzo . .
SAbril ...
) Mayo . .
Juno .....
a J lio . .
> Agosto .
Septienbra .
SOctbre . ..
Noviocibre .
> Dioiembre ...
a Enoro de 1894 .
SFebroro .. .
Marzo . .
S Abril . .

Total en los 21 mess ".


$ 1.346,,79
1.774,,70
1.270,,10
862,,90
1.78,,74
2.204,,51
1.68 ,,02
1.611,,92
1.210,,51
1.512,,00
2531,,70
2 461.,68
2.137,,88
2 :-. ,
1., 65,,81
1.868,10
'2.041, ,40
2.430,,10
1.296,,10
1.173,,20
1.236,71
1.466,59

$ 38.415,,94


Antes de dar cuoeta de la inversi6n de es-
to capital, hemos de observer que el Gobier-
no debe pagar con 61 105 becas de alumnos
de todas las provincias de la Reptiblica, a ra-
z6n de echo sucres mensuales para gastos de
alimentacidn, alumbrado, libros y tiles de
enseiianza, etc. Es verdad que el numero
de los niiios que gozan de beca no ha llega-
do al de 105; pero no ha bajado de 96 a 98;
mhs para calcular con rigor no hagamos
cuenta sine de 94, que no han faltado nunca.
La pension qne debe darse a cada salesiano
para alimentos, vestidos, etc., es de 25 su-
cres mensuales: a los maestros de taller hay
que pagarles rent, segfin la contrata quo
cada uno tiene celebrada con la Casa, todo lo
cual debe erogarse de las unidades de la
Aduana, cuyo prodncto hemos puntualiza-
do. Entran ademis los sneldos de emplea-
dos subalternos, m6dico, sirvientes y los gas-
tos del culto, de medicines y fitiles de es-
critorio.









- 12 -


INVERSION
DE LAS CANTIDADES PERCIBIDAS DE LA ADUANA POR
LOS TALLERES SALESIANOS DE QUITO DESDE EL
10 DE JULIO DE 1892 HASTA EL 10 DE MAYO DE 1894.

1 S92.
Julio.
Por pensi6n de 13 Salesianos,
& $ 25 por mes .... .$ 325,,00
Por pensi6n de 94 alumnos,
A $ 8 por mes ... 752,,00
Por 'sueldo A los Maestros y
empleados . $ 609,,00 $ 1.686,,00
Agosto.
Por pension de 13 Salesianos,
A $ 25 por mes .. 325,,00
Per pension de 94 alumnos, A
$ 8 por mes . .. 752,,00
Por sneldo 'los Maestros y
empleados . 648,,00 1.725,,00
Septienmbre.
Por pension de 13 Salesianos,
a $ 25 por mes . 325,,00'
Por pensi6n do 94 alumnos, A
$ pr mes . .. 752,,00
Por sueldo A los Maestros y
empleados . .. 799,,00 1.876,,00
Octubre.
Por pension de 13 Salesianos,
A $ 25 por mes . 325,,00
Por pensi6n de 94 alumnos, a
$ 8 pr mes . 752,,00
Por sueldo a los Maestros y
empleados . .. 829,,00 1.906,,00
Noviembre.
Por pensi6n de 13 Salesianos,
A $ 25 por mes .. 325,,00
Por pension de 94 alumnos. A
$ 8 por mes . .. 752,,00
Por sueldo a los Maestros y
empleados . .. 829.,00 1.906,,00
Diciembre.
Por pension de 13 Salesianos,
A $ 25 por mes .. 325,,00
Por pensi6n de 94 alumnos, A
$ 8 por mes . .. 752,,00
Por sueldo A los Maestros y
empleados . .. 829,,00, 1.906,,00


1893.
Enero.
Por pension de 18 Salesianos,
A $ 25 por mes .. 550,,00
Por pensi6n de 94 alumnos, &4
$ 8 por mes . .. 752,,00
Por sueldo a los Maestros y
empleados .. .. 964.,00
Febrero.
Por pensi6n de 18 Salesianos,
a $ 25 por mes .. ... 550,,00
For pension de 94 alumnos, &
$ 8 por mes . 752,,00
Por sueldo a los Maestros y
empleados . .. 964,,00
Marzo.
Per pensi6n de 16 Salesianos,
a $ 25 por mes .. 400,.00
Por pension de 94 alumnos, A
$ 8 por mes . 752,,00
Por sueldo a los Maestros y
empleado . .. 964,,00
Suma y sigue $


2.266,,00


2.266,,00






2.116,,00
17.C53,,00


Suma anterior $ 17.653,,00
Abril.
Por pension de 16 Salesianos,
4 $ 25 por mes .. 400,,00
Por pension de 94 alumnos, 4
$ 8 por mes . 752,,00
Por sueldo a los Maestros y
empleados . .. 964,,00 2.116,,00
Mayo.
Por pension de 18 Salesianos,
a $ 25 por mes .. 500,,00
Por pensi6n de 94 alumnos, a
$ 8 por mes . .. 752,,00
Por sueldo 4 los Maestros y
empleados . .. 884,,00 2.136,,00
Junio.
Por pension de 18 Salesianos,
( $ 25 por mes . 500,,00
Por pension de 94 alumnos, A
$ 8 per mes .. ... 752,,00
Por sueldo a, los Maestros y
empleados .... 884,,00 2.136,.00
Julio.
Por pension de 18 Salesianos,
6 $ 25 por mes .. 500,,00
Per pensi6n de 94 alumnos, 4
$ 8 por mes . : 752,,00
Por sueldo a los Maestros y
empleados .. 889,,00 2.141,,00
Agosto.
Per pension de 18 Salesianos,
4 $ 25 por mes . 450,,00
Por pension de 94 alumnos, A
$ 8 por mes . .. 752,,00
Por sueldo A los Maestros y
empleados .... 899,,00 2.151,,00
Septiem bre.
Por pension de 18 Salesianos,
A $ 25 por mes . 450,,00
Por pension de 94 alumnos, .a
$ 8 por mes. . .. 752,,00
Por sueldo a los Maestros y
empleados . 899,,00 2.151,00
Octubre.
Por pensi6n de 18 Salesianos,
$ 25 por mes .. 450,,00
Por pensi6n*de 94 alumnos, a
$ 8por mes . .. 752,,00
Por sueldo a los Maestros y
empleados .. .1.028,,50 2.230,,50
Noviembre.
Por pensi6n de 18 Salesianos,
A $ 25 por mes ...... 450,,00
Por pension de 94 alumnos, A
$ 8 por mes 752,,00
Por sueldo A los Maestros y
empleados .....1.028,,50 2.230,,50
Diciembre.
Por pensi6n de 18 Salesianos,
a $ 25 por mes .. 450,,00
Por pension de 94 alumnos, a
$ 8 por mes . 752.,00
Por sueldo A los Maestros y
empleados ...... 1.115,,30 2.317,,30
I 894.
Enero.
Por pension de 18 Salesianos,
A4 $ 25 por mes . 450,,00
Por pension de 94 alumnos, A
$ 8 por mes ..... 752,,00
Por sueldo a los Maestros y
empleados . .. 1.115,,39 2.317,,30
Suma y signed $ 39.579,,6










Suma anterior 39.579,,60
Febrero.
Salesianos.
. . 400,,00
alumnos, .4
. . 752,,00
Maestros y
. 1. 5,,30 2.267,,30


Marzo.
Per pension de 16 Salesianos,
a $ 25 por mes .. ...
Por pension de 94 alumnos, a
$ 8 por mes .
Por sueldo A los Maestros y
empleados . .
Abril.
Por pension de 16 Salesianos,
a $ 25 por mes . .
Por pension de 94 alumnos, A
$ 8 por mes . .
Por sueldo 6 los Maestros y
empleados .. ...


400,,00
752,,00
1.115,,30


400,,00
752,,00
1.115,,30


Total de los gastos $


2.267,,30





2.267,.30

46.381,,50


(Resulta, pues, que en los veintiiun meses
4;r recibi6 de la Aduana la suma de $ 38.415,
,'I; y se gastaron en los mismos $ 46.381,50,
lo que da una diferencia de $ 7.965,56, con-
tra los Padres Salesianos.
Dijimos que el Gobierno paga la pension
de 94 alumnos de las provincias de la Repfi-
blica; conviene ahora advertir que el mismo
Gobierno costea el vestido y el lavado de
quince de 6stos; veintitres son acudidos, en
part 6 en todo, por sus padres 6 parientes
y los cincuenta y seis restantes lo reciben todo
gratuitamente de la Casa. No se nos culpard
de exagerados si calculamos en dos sucres
cincuenta centavos mensuales lo quo gasta
cada nifo en ropa, calzado y lavado, incluso
el uniform del Establecimiento. Pues asi y
todo el gasto llegaria 6 $ 140 por mes, y en
los veintiin mess $ 2.940.
Pero lo admirable es que, ademds de los
alumnos ya mencionados, hay ciento diez y
ocho mantenidos, vestidos y costeados de todo
en todo por los Padres Salesianos. Si la Ca-
ridad fuera tambi6n calculadora como nos-
otros*-no tendria raz6n para decir que en
estos ciento diez y ocho nifios ha gastado,
en los veintifin meses, la enorme suma de
veinte y seis mil diez y nueve sucres?
Hay quienes aseguran que el product de
los Talleres sube 6 una cantidad ingente,
con la cual podrian hacerse casi todos los
gastos de la Casa; pero los que asi juzgan
no consideran que dichos Talleres no son de
artesanos versados en el arte, sino de niios
ap rendices que para llegar A labrar un obje-
to vendible han echado A perder diez veces
el material necesario para elaborarlo; no re-
flexionan que la mayor part de las obras
que hasta ahora se han trabajado son para
el uso de la Casa: alli se han labrado las
puertas y ventanas, los muebles, las cerra-
duras etc.; la carpinteria ha tenido que pro-


Por pensi6n do 16
a $ 25 por mes
Por pension do 94
$ 8 por mes
Por sueldo a los
empleados .


- 13 -


veer A la imprenta de todo su inmenso mo-
biliario; la herreria tiene que trabajar para
la carroceria; la zapateria y sastreria ape-
nas si alcanzan 4 abastecer las necesidades
del Establecimiento. La imprenta comien-
za a funcionar recientemente, de modo que
el dia de hoy tiene en contra suya un Debe
de $ 749,, 69; la industrial de loza que sera
verdadera fuente de riqueza, cuesta ya
$ 868,,60. y no da aun product alguno; la en-
cuadernaci6n, oflcio reci6n abierto tambi6n,
tiene un deficit de $ 284,,29. Pero 4 pesar
de todo 6sto, despues de cubiertos todos
los gastos, hay un saldo 4 favor del produc-
to de los Talleres en general de S 1.185,81,
lo quo nos hace concebir la grata esperanza
de que despu6s de algunos alios podr4 sub-
sistir este bello establecimiento casi por si
mismo; pues para entonces habra ya j6venes
capaces de dirigir los talleres, con sueldos
much menores de los que seopagan hoy; la
Casa, ya abastecida de lo necesario, no consu-
mir4 en si la mayor part de las obras que
se trabajan; y los niios mis adiestrados en
su oficio no ocasionarmn tanta p6rdida de
materials.
Y dde d6nde habrd sacado el Padre Direc-
tor las sumas ingentes que se han invertido
en los nisios? LQu6 mano generosa le ha so-
corrido con tanta liberalidad para suminis-
trar pan y vestido a los hu6rfanos? En par-
to la de la caridad; en part la del sacriticio;
y en part tambi6n, confesemoslo sencilla-
mente, la del celo que nosotros, hombres del
mundo llamariamos irreflexivo y poco pru-
dente, pues le ha conducido 6 cargarse de
deudas en Europa y en esta ciudad, como
costa muy bien al Banco Internacional y 4
otros acreedores.
Ya se habia llegado al punto doloroso de
tener que despedir de la Casa A los ciento
diez y ocho nfios que mantiene; y asi suce-
diera si el Ilmo. Selior Arzobispo y el Excmo.
Senor Presidente no le hubieran prometido
acudir con generosa mano para el sost6n de
estos pobres nifos: iloor eterno 6 los bien-
hechores munificos de la orfandad!
He aqui por qu6 el cargo que ha lastima-
do en lo intimo el coraz6n del Padre Cal-
cagno y el de sus compafieros ha sido el que
se les hace de. Permitasenos callar ese in-
sulto ofensivo A su dignidad y honradez sa-
cerdotales que nos abrasa de vergiienza co-
mo si nosotros fu6ramos los reos de ingrati-
tud tan negra. ;Con que la pureza escrupu-
losa con que maneja los fondos del Estable-
cimiento, la several economic, la diligencia y
solicited con que arbitra medios de proveer
i las premiosas necesidades habian de ser
pagadas con la calumnia que se embosca en
la sospecha para herir certera, pero irrespon-
sablemente! Si el Padre Calcagno tuviera
el intent de ir atesorando dinero en Europa
Lseria tan necio que mantuviera 6 costa de
sacrificios ciento diez y ocho nifios sin reci-






1
- 14 -


bir pension alguna, cuando esas cantidades
ahorradas acrecerian inmensamente el valor
de sus enviosl? Qu6 absurdo! Injusticias
como 6stas son capaces de'irritar afin h las
alnas santas que buscan su content y su
gloria en la humillaci6n. El yerro del Padre
Calcagno (si con palabra tan several puede
calificarse el exceso de su caridad) ha consis-
tido en hacer much mis de lo possible; pero
ino es 6sto siquiera disculpable en quien se
ha criado viendo los admirables prodigies
de un Don Bosco y las obras estupendas de
la Providencia Divina en favor de los Talle-
res Salesianos?
Confesemos por amor de la justicia y de
la honra national que son pocos, muy pocos
los que se han atrevido A mancillar la honra
de los Padres Salesianos; y entire esos mis-
mos estamos seguros que no faltan quienes
lo han hecho por error de concept 6 cega-
dos por los impetus de pasiones pasajeras
que ofnscan en el alma la luz de la verdad.
Los que han solicitado para si la direcci6n
de la Escuela de Artes y Oficios no saben
para qu6 la han pedido: 6tros son sin duda
los que lo saben.
Es impossible que nuestros artesanos hon-
rados, juiciosos y laboriosos sean enemigos
de la Escuela de Artes y Oficios en que se
estin.educando sus compatriots, sus her-
manos, los hu6rfanos y los desamparados;
es impossible que ellos vean competidores de
sus oticios en los discipulos de los Talleres
Salesianos, cuando no hay alli sino pobres
niiios aprendices' y cuando por otra part,
algunos de los artesanos ocupan, 6 pueden
ocupar luego el puesto de maestros con re-
muneraci6n no mezquina.
QiiQerrian los artesanos derribar esta Ca-
sa bendita que puede ser maiana el ini-
co asilo de sus hijos hu6rfanos tambidn?
Una larga enfermedad, un rev6s de fortune,
un negocio imprudente pueden ocasionar la
ruina do una familia, en particular cuando
es tan poco lo que el artesano alcanza a6 aho-
rrar de lo que gana con el trabajo honrado;
y Ino sera un consuelo para el padre mori-
bundo, al dar la filtima mirada sus peque-
fitelos queridos, saber que hay en su Patria
un albergue que los recoja, una mane que
les d6 pan, un maestro honrado que les en-
seofe, un padre caritativo quo los adopted por
hijos? .
Reverendo Padre Calcagno, quien ha es-
crito estas pocas lines no tiene interns nin-
guno en lisonjearos, ni espera mercedes ma-
teriales que le recompense su escaso traba-
jo; s6lo el amor de la verdad y de la justi-
cia y el sincere inter6s que tiene por la pros-
peridad del Ecuador le han puesto la pluma
en la maho y obligado a quebrantar, por
una vez, la antigua resoluci6n de callar siem-
pre: quiera Dies que sus pobres palabras de
defense, indignas por cierto de una causa
tan noble y tan hermosa, den algfin consue-


lo Ai vuestro coraz6n atribulado en estos dias
de amarga prueba; quiera Dios que llas
sean poderosas A poner concordia en los A-
nimos adversos para que en today la Repfi-
blica no haya mas que un alma y un co-
raz6n que ame, bendiga y proteja A los Ta-
leres Salesianos.




NOTICIAS DE LOS 1IISli NEi:IS DE DON BOSCO

PATAGONIA MERIDIONAL

Puutarenas; 13 Marzo de 1894.
RDMO. SENOR DON RUA;
Por divina disposici6n este ano me toc6
a mi y al catequista Marabini ir girando
o evangelizar los pueblos de la Patagonia
Meridional y del Estrecho de Magallanes.
Coimareas visitadas.
Las comarcas principles que visitamos
fueron: Correill, Palomaro, Laguna Blanca,
Rio del Surdo, Los Mores, Caiad6n Verde,
Dos Lagunas Pelichas, Caiiad6n Cachimba,
Cangamo Monokaike, Sequetemaike, San-
kaike, Menekaique, La Forqueta, Rio Coy-
Julet, Hotitelaike, Tres Chorillos de las d6s
Lagunas Salinas, Catiad6n de la Uegua Que-
mada, Monte Li6n, Santa Cruz, Caiiad6n del
Baile, Rio Chico de Santa Cruz, Rio She-
hueno Chalia, Corpenhaiken, Chonkekaiken,
Oshihekaiken Menel-kniken S. Julian,
Las Salinas, Cainid6n de las Vacas, Gallegos
Chico, Gallegos Grande, Paleaike, Ascaike,
y Cabeza de Mar.
Providencia de Dios.
Durante nuestro largo viaje atravesamos
varies rios y lagos. Llevabamos un guia
poco practice. por lo que nos hubimos do
regular por el sol y por la brfijula, lo que
todavia no era suficiente en comarcas tan
dificiles.
Despues que el viajero ha andado todo el
dia molestado ya del viento, ya del granizo,
y ve trasmontar el sol en medio de una vasti-
sima llanura que el ojo no abraza, sin hallar
donde pasar la noche, ni un poco de agua
con que humedecer su garganta, i oh, c6mo
se siente entonces la necesidad de recurrir
al cielo i c6mo aparece espontanea sobre el
labio la oraci6n! Por varias veces nos vimos
en tal caso.
Era una noche oscura, y todos ibamos en
busca de agua, mas ningfn indicio se pre-
sent6 nuestros ojos; todo era brido y seco.
Por lo que plantamos nuestras tiendas para
descansar un poco: mas el pensamiento de
que al dia siguiente debia dejar de celebrar








- 15 -


la santa Misa por falta de agua no me de--
jaba dormir; y vuelto hacia Maria Auxilia-
dora con fe le decia: << Virgen Santisima,
ved en que circunstancias nos hallamos. Re-
troceder en busca de agua nos es impossible
y sentiria much quedarme sin celebrar la
santa Misa. Vos, que en las bodas de Ca-
nam dijisteis a vuestro divino Hijo: Vinum
non habent, repetid ahora : Aquam non habent.
Acordaos que maiiana es sAbado, dia a vos
dedicado. >> Hecha de coraz6n esta oraci6n
me adormeci. Cuando A las dos de la maliana
una final lluvia caia sobre nuestra tienda:
nuestro primer pensamiento fu6 el de la ce-
lebraci6n de la santa Misa. Tomamos las
basijas que teniamos y las pusimos fuera de
la tienda para recojer aquel mand celestial.
Poco despues cesaba de lover: recojimos el
agua de las basijas, y tubimos la necesaria
para powder celebrar. i Como no ver en este
hecho la mano de la Providencia! Cele-
brada la santa Misa, emprendimos de nuevo
el camnino, medio dia hallamos agua para
saciar nuestra sed y la de nuestros caballos.
Otra noche, despu6s de haber pasado ,6
nado el rio Santa Cruz, se nos escaparou dos
caballos y muri6 el mejor que nos quedaba,
y nosotros sin dinero, sin amigos ni cono-
cidos, lejos de casa y sin que todavia hubie-
ramos hecho la mitad de nuestro viaje, no
sabiamos que partido tomar. Recurrimos A
nuestra amorosa Madre, la Providencia, y
ella, como siempre, vino en nuestra ayuda.
En breve nos hizo hallar amigos, dinero,
caballos y todo lo necesario para continuar
nuestro viaje. i Oh Providencia Divina, cuan
grande eres!
Descripecidn de la -Pampa tie Pata-
gonia.
En general la Pampa de Patagonia es una
extensa Ilanura que parece nivelada. So re-
corren muchas leguas sin ver un arbusto:
todo es a rido: la tierra es de color de plomo,
arenosa; la poca yerba que produce es dura,
seca y de tal modo punzante que ni los ani-
males pueden comerla.
Los habitantes viven infelizmente: olvi-
dados de Dios y de su alma, crian sus hijos
sin educaci6n alguna, por lo que crecen en
la ignorancia de sus mas estrechos deberes.
Viven en grupos, distantes diez, veinte y
hasta cien kil6metros los unos de los otros,
por esto es may dificil la relaci6n y cormu
nicaci6n entire ellos, a veces se anda por
todo un dia sin hallar una persona, ni una
casa.
Para formarse una idea de esta tierra,
bastara recorder las denominaciones que
suelen dar A las cinco parties en que esta
dividida. De Puntarenas hasta el. rio del
Surdo, pasando por Laguna Blanca, se llama
Tierra de la miseria; del rio del Surdo f
Coy-Julet, Tierra de la desolacidn; de Coy-
Julet 4 Santa Cruz, Tierra de la desesperacidn;


de Santa Cruz A Corpenkaique y San Julian,
Tierra de 1d muerte, donde no se hall ni
pAijaros siquiera. La extension menos deso-
ladora es de Palcaike 6 Cabeza del Mar,
junto Puntarenas, que es llamada Tierra
discrcta. En los alrededores de Santa Cruz
la tierra parece maldecida: alli no aparece
una nube sino para traer viento 6 granizo.
Generalmente hallamos gente buena, simple
y caritativa; en todo el viaje no se nos neg6
mas que una vez la hospitalidad, y esto fu6
por una familiar protestante.

Visita al Comandante y al-Capitiln de
Santa Cruz. Ilendicion de un ce-
nienterio. Necesidad de un sacer-
dote.
En Santa Cruz fuimos d visitar al Coman-
dante del nuevo presidio military. Nos recibi6
con grande afabilidad, sabiendo que 6ramos
hijos de Don Bosco, hacia qui6n nutre gran
veneraci6n. Conoce 6 Monsefior Cagliero, A_
Don Costamagna, a Don Piccono y 4 Don
Fagnano. Nos invit6 6 comer, y al dia si-
guiente, primero de cuaresma, quiso que
celebrara la santa Misa a sus soldados; y
antes de dejarnos partir, nos hizo promoter
que volveriamos, como lo hicimos el tercer
domingo do cuaresma, en cuyo dia hizo
asistir al santo sacrificio a todo el presidio,
sin excluir 4 los oficiales y A muchisimas mu-
jeres y nitios. Concluida la Misa bendeci,
por invitaci6n del Comandante y A petici6n del
pueblo, un pequeilo cementerio de 40 m. q.

Antes de partir fuimos tambi6n a visitar
al capitin de dicho presidio, el quo nos re-
cibi6 afectuosamente como el anterior. Nos
invit6 A comer y nos manifesto su, gran ad-
miraci6n por nuestra obra. Nos inst6 al
mismo tiempo que rogAramos al Prefecto
Apost6lico Don Fagnano para que proveyera
de un sacerdote 4 aquel presidio.

Cortesia del Gobernadoi de Gallegos.
En Gallegos son muy deseados los hijos
de Don Bosco para la educaci6n de la ju-
ventud. Tambien aqui visitamos al Goberna.
dor para pedirle permiso para plantar nuestra
tienda en su territorio. No permitir6 nunca,
respondi6 el cortes Gobernador, que levanten
su tienda en un pueblo de tantas casas. -
Llam6 consejo al juez, al m6dico, al se-
cretario y al delegado de policia para ver
si se podia hallar una habitaci6u libre con
dos camas, mas la respuesta fue unanime y
negative. Entonces, Excelencia, dije, no
buscamos camas, nos basta un sitio donde
podernos retirar, pues estamos acostumbrados
4 dormir sobre la desnuda tierra. Siendo
asi, dijo el Gobernador, vengan a mi casa
y nos acomodaremos del mejor modo possible.
Al dia siguiente, despuds de celebrar la
santa Misa y administrar dos bautismos,
volvimos a emprender nuestro viaje.







- 16 -


Encuentro con los indios.
Nuestra misi6n era principalmente dirigida
A los salvajes tehuelcas, sin descuidar a los
civilizados que lo necesitan tanto como los
primeros.
En el primer toldo de Indios hallamos A
la madre que fumaba en gruesa pipa. Nuestra
presencia no la alter6 lo mAs minimo y fran.
camente me pregunt6: Traes licor ?
No, respond, los licores haceen mal,
no se deben beber.
Es cierto, afiadi6, yo no bebo; tan solo
cuando veo la gente bailar alegremente, tomo
un poquito. Vienes 6 vender otras cosas ?
No, vengo 6 bautizar tus hijos, para
que sean mAs buenos y puedan ir despu6s
de la muerte al cielo.
Tu bautismo L no los hari morir ?
No por cierto, antes bien los harA estar
mejor, alejando A gualicho (al diablo) de su
coraz6n. La india me miraba con aire miste-
rioso. Y conociendo que se preciaba de ser
chilena, le dije: Oye, todos los chilenos
son cristianos y ninguno ha muerto por re-
cibir el bautismo: y tfi L non eres chilena 7
Si lo soy, pero tal vez tu no lo eres....
tu me engafas.....Eres Argentino.
Te aseguro que no soy Argentino. Vengo
de Puntarenas que es territorio chileno.
--Bien, afiadi6 despu6s de largo silencio,
si eres chileno te dejo bautizar A mis hijbs;
pero cuidado con engafiarme.
Nos pusimos a instruir a toda la familiar
y despu6s de una convenient preparaci6n
les administramos el santo bautismo. Despu6s
continuamos nuestra misi6n por todo el ter-
ritorio. En various toldos hallamos indios com-
pletamente embriagados, y por lo tanto no
se pudo hacer nada.
En general hallamos 6 los indios bien dis-
puestos A recibir la palabra de Dios y A
hacerse cristianos, especialmente desde el
territorio de Santa Cruz al de Corpenhaike.
Celebramos la santa Misa en various toldos.
La siguiente nota le dara una idea de lo
que, gracias 6 Dios, se pudo hacer :
Bautismos 6 los indios Tehuelcas N. 103
> > Onas. > 1
S>> Araucanes >> 1
>> los civilizados >> 10
Total N. 115
Comuniones (de las que 10 pri-
meras y de estas A 2 indios) > 15
Matrimonios . > 5
Misas celebradas en pfiblico > 22
> > privado .> 37
Bendici6n de un ceinenterio.
> de una gran cruz co-
locada sobre un monte.
Abjuraci6n de una protestante.
Esto es cuanto se pudo hacer en la fl-
tima misi6n dada en la Pampa, que nos vino


a.costar mAs de 1500 pesos, equivalents &
unas 3000 Pts. Ademis del fruto referido,
creo que se ha obtenido otro muy grande,
y es que ha renacido la fe on muchos, que
casi la dejaban apagar. Por todo sean dadas
infinitas gracias al Senor, que quiso servirse
de tan d6biles instruments para dilatar su
santo reino.
Concluida nuestra Misi6n volvimos A Pun-
tarenas.
Nos bendiga, oh amado Padre, y nos re-
cuerde siempre en sus santas oraciones. Le
beso la mano y con respeto, estima y afecto
me profeso
Hde. y aff. hijo en Jesucristo
Sac. MAGGIORINO BORGATELLO.


ECUADOR

Implantacidn definitive de la Misidn de Gualaquiza.
En tanto que publicAbamos la relaci6n del
primer viaje de esploraci6n al Vicariato de
Mendez y Gualaquiza hecho por nuestros
Misioneros del Ecuador, los diaries de Quito
nos anunciaban la partida de dos Sacer-
dotes y dos Catequistas Salesianos con tres
maestros de arte, que de aquella capital se
trasladaban ( Cuenca y de alli a Guala.
quiza para establecer definitivamente la
Misi6n Salesiana I favor de aquellos Jivaros.
Llevaron consigo las erramientas necesarias
para implantar I su debido tiempo los labo-
ratorios de cerrajeria y carpinteria indispen-
sables para poder construir la iglesia y casa
necesaria.
Inmediatamente despuns de esta partida,
en Cuenca, Sigsig y en todas las poblaciones
de alguna importancia situadas en el camino
de Gualaquiza se ha suscitado un grande
entusiasmo por la colonizaci6n de aquel te-
rritorio, y muchas families de la montafia
descienden 6 cultivar aquellos terrenos pro-
digiosamente f6rtiles, seguras de' ser asisti-
das spiritual y hasta materialmente por los
Misioneros.
Para la historic de esta Misi6n notaremos
de paso que Don Spinelli, el Sacerdote Sa-
lesiano que fu6 A Gualaquiza en el primer
viaje, volvi6 por segunda vez a celebrar
con los Jivaros las santas fiestas de Navidad.
La alegria que 61 gust6 en aquellos santos
dias es indescriptible.
En estos dias hemos recibido de Guala-
quiza la siguiente carta: es la primera que
recibimos de aquel lejano pais.
AMADISIMO SENon DON RIA.
Gualaquiza, 26 Marzo de 1894.
Por fin despu6s de tantos deseos y suspiros
llegamos 6 primeros de marzo a nuestra







- 17 -


a.mada Gualaquiza, centro de la nueva Misi6n
de Oriented que nos fu6 confiada.
Nuestra comitiva se compone de cuatro
misioneros: dos sacerdotes, Don Spinelli y
el que subscribe; dos socios coadjutores, Pan-
cheri y Jurado; de tres maestros de arte
para nuestros nuevos laboratories, un guia
y various muleteros que nos conducian los
baules y equipajes.
En la convicci6n de que sera cosa agra-
dable A V., amadisimo Padre, 6 los amados
Superiores y hermanos de Europa y A los bue-
nos Cooperadores, A todos los cuales reco-
miendo fervorosamente A sus oraciones A mi,
A mis compafieros y A los pobres salvajes,
le describe como mejor puedo nuestro largo
y fatigoso viaje.

Salida de Quite.
El Adios de nuestros hermanos.
El dia 4 febrero, vigilia de nuestra salida
de Quito, los buenos hermanos y alumnos
quisieron darnos su afectuoso Adi6s con un
hermoso acto literario-musical que nos en-
terneci6 hasta verter lAgrimas. Ademas A
la noche, concluidas las oraciones, arrodi-
llados en el presbiterio, recitamos las oraciones
de los peregrines y se renov6 para nosotros
la hermosa funci6n hecha ocho Arios hace
en el santuario de Maria Auxiliadora en
Turin. El Senor Director, Don Luis Calca-
gno, en su nombre y A nombre de todos los
Salesianos, maestros de arte y alumnos de
Quito nos dirigi6 la palabra, llena de fervor,
de celo, de afecto al mismo tiempo que de
dolor por la separaci6n. Pocas veces le he-
mos oido hablar con tanta elocuencia, con
tanto entusiasmo. Era el padre que alen-
taba A sus hijos A combafir con valor contra el
enemigo de nuestra salvaci6n; era el Director
de nuestra alma,' que vi6ndonos alejar de
su lado, nos daba sabios consejos y tiles
enseianzas; era el hermano mayor, que
en nombre de Dios y del Superior General
mandaba A sus hermanos menores A predi-
ear el Evangelio, fundar una nueva Misi6n
entire los salvajes Jivaros de Gualaquiza y
de Mendez, en lugares A selvas virgenes,
donde hace mAs de cien afios derramaron la
sangre los intr6pidos hijos del gran Ignacio.
De las exortaciones, de los consejos pas6 A
4arnos el Adi6s en nombre de todos.
Con las lAgrimas en los ojos, en medio de
la general emoci6n, nos salud6 recordAn-
donos las siempre amadas y santas palabras
de nuestro amado Padre y fundador Don
Bosco, dirijidas A nosotros cuando arrodi-
Ilados A sus pids recibiamos su iltima ben-
dici6n que nos debia acompaiiar sanos y
salvos A la capital del Ecuador; nos reco
mend6 la observancia constant y exacta de
nuestras santas reglas, de amarnos, de estar
siempre unidos de mente y de coraz6n, de
haber gran caridad y celo por la salud de


las almas y obrar siempre en la prosencia
de Di6s y por Di6s. Fueron, amado Padre,
mementos de paraiso, quejamAs se borrarAn
de nuestra mente, ni de nuestro coraz6n.
Ouando concluy6 de hablar se pas6 al
abrazo. Nuestro amado Superior y los her-
manos sacerdotes y cl6rigos vestidos do
sobrepelliz, se hallaban dispuestos on el pres-
biterio en la presencia del Evangelizador de
los pueblos Jesfts en el Sacramento, nos
abrazaron y besaron con fraternal afecto;
despu6s pasaron los coadjatores, los nifos
estudiantes y artesanos que besAndonos la
mano nos decian llorando: Padre, cuando
podremos tambind nosotros partir para el
oriented.
Concluida la funci6n, nos retiramos a des-
cansar; mas Ac6mo era possible descansar
en la iltima noche que pasabamos en Quito?
Trabajamos hasta pasada media noche, para
concluir de preparar los fltimos equipajes
que debiamos Ilevar con nosotros; entire
tanto nuestros amados cl6rigos no cesaban
de visitarnos, de saludarnos y de recomen-
darse fervorosamente para que luego los lla-
mdramos A las misiones del oriented. A la
mailana siguiente, 5 de Febrero, nos levan-
tamos pronto, y dicha la santa Misa y cum-
plidas nuestras prActicas de piedad, A las
seis dejAbamos la hermosa capital del E-
cuador.
De Quito A Cuenca. Dbs nuevos e-
dificios para los Salesianos.
A las tres de la tarde Ilegamos A Lata-
cunga, dondepasamoslanoche en un albergue
y fuimos tratados con bastante cortesia. A-
provechando la ocasibn, hemos visitado en
esta pequefia ciudad el grandiose edificio
que so estA edificando para nosotros los
Salesianos, y que se espera de concluirlo,
si no diminuyen los medios, en el t6rmino
de d6s afios. PodrA contender unos trescientox
alumnos y sera sin duda alguna el mAs her-
moso monument de la pequefia Latacunga
que cuerita ya various Institutes religiosos,
en los cuales se hace un gran bien educando
religiosamente tanta juventud. Su situaci6n
entire Quito y Ambato le dA un clima muy
saludable, por lo que sus habitantes crecen
fuertes, robustos y amantes del orden y de
la limpieza que se admiran en la capital.
A la mainana del 6 de febrero, hechas las
acostumbradas prActicas de piedad, tomamos
sitio en la diligencia y partimos para Am-
bato. Llegamos hAcia las 2 de la tarde, y
aqui termin6 el viaje en coche. Luego que
hubimos tornado un poco de alimento, fuimos
A ver A nuestro amado agent Senior Porras,
que avisado de nuestra legada nos esperaba
para proveernos con amorosa solicited de todo
lo que nos pudiera ocurrir. Y en efecto nos
busc6 dos buenos caballos de silla, various
de carga y un buen guia. Tambi6n Ambato
desea los Salesianos, y se dispone, segiin se







- !S -


dice, & darnos un grandiose edificio, edifi-
cado hace algunos afios para Colegio Na-
cional.
Es ciudad mas grande 6 important que
Latacunga, de buen clima, de terreno f~rtil,
renombrado especialmente por sus trigos, y
abundant ademAs en toda clase de fruta y
excelente uva. Hay un hermoso Seminario,
dirijido por los Padres Lazaristas y depen-
diente de la Archidi6cesis de Quito. Las
calls son derechas, limpias y bastanto c6-


aieos hace, apenas supo nuestra llegada,
vino A saludarnos y a1 invitarnos para dar
la benedici6a A sus buenos parroquianos
que hacian un triduo solemne en reparaci6n
de los muchos pecados que se habian come
tide dnrante el carnaval. Muy contents nos
prestamos para las confesiones y ofrecimos
nuestras Misas para comodidad de la pa-
rroquia : so trabaj6 Imucho y con provecho.
A la mariana siguiente, 7 de febrero, cele-
brada la S. Misa, partimos para Riobaiba.


INDIA TEHUELCA DE SANTA CRUZ.


modas; las casas hermosas y simitricas; es,
on su pequefez, una de las mis hermosas
eiudades de la Repfiblica.
Dejamos 6 Ambato para dirigirnos M[o-
oha, pequefo arrabal, donde llegamos al
anochecer despu6s de un viaje bastantebueno,
tan solo estorbado por una especie de corrida
de toros hecha con ocasi6n del carnival,
que nos oblige 6 desviar algfin tanto del
amino que nos habiamos marcado. Aqui
tomamos reposo en un pequefio albergue, el
mejor del lugar, y tuvimos ocasi6n de sufrir
algdn tanto por amor de Di6s. El PArroco,
que ya nos habia conocido en Quito, donde
habia acompaiiado 6 Don Costamagna cuatro


HIcia las once pasamos el gran Chimba-
razo, que con su cima cubierta de nieve
casi perpetua, so levanta gigantesco hasta
las nubes y domina todas las montafias adya-
centes. A las tres y media de la tarde lie-
gamos a nuestro Culegio de Sto. TomAs en
Riobamba y fuimos recibidos por aquel Di-
rector Don Fuzarini, por los amados hermanos
y alumnos con grandisimo afecto: los nuevos
miisicos nos hicieron oir sus hermosas mar-
chas recientemente aprendidas y todos nos
querian honrar como mejor sabian y po-
dfan, obligandonos asi Ai entretenernos hasta
el dia siguiente.
Riobamba es una de las cuatro 6 cinco







- 19 -


udades principles del Ecuador; el Obispo
s el mismo Monsefior Andrade, el quo ha-
iendo hecho el afio pasado un viaje A Italia,
u6 A visitar el Oratorio de Turin, donde
jued6 muy satisfecho del recibimiento que
so le hizo; las calls son hermosas y c6modas,
frecuentemente es molestada de un fuerte
viento, que, levantando much polvo, im-
pide andar con comodidad y admirar sus
bellezas. Viven muchas comunidades reli-
giosas que atienden la juventud hacien-
dola qrecer pia, estudiosa y laboriosa.
La maiiana del 9 de febrero, provistos de
buenas cabalgaduras y de experts guias
partimos para Cuenca, distant unos cuatro
6 cinco dias de camino. Despu6s de muchas
horas, llegamos bastante cansados, A un pe-
queio arrabal, llamado Guamote. Estando
ausente el PArroco, que hallAbase asistiendo
A su madre moribunda en Riobamba, nos
albergamos 6 hicimos noche en una especie
de posada.

Una gracia de Maria.

Al dia siguiente, 10 de febrero, celebrada
pronto la santa Misa, A las 5 tomabamos de
nuevo nuestro camino para Chupalla, arrabal
de cerca 3000 habitantes, donde fuimos reci-
bidos cordialmente por el celoso PArroco y
provistos de cuanto necesitAbamos. Nos trat6
muy bien, y creo que es Cooperador Sale-
siano, ademas obtuvo, no hace much tiempo,
una gracia de la Virgen de Don Bosco, de
que me hizo la relaci6n y desearia fuesepu-
blicada en el Boletin. Se trata de lo siguiente:
algunos meses hace le proporcionaban gran-
des disgustos algunos de sus parroquianos,
porque se mostraba bastante energico en
exigir que todos cumplieran sus deberes reli-
giosos. Como si esto no bastara, algunos de
los liberals circunvecinos se unian A los
desaconsejados parrcquianos para escitar una
querella. El buen Sacerdote volvia bien por
mal edificando una hermosa iglesia, en gran
parte por cuenta suyn, y le pagaban con
nuevos disgustos. Este hombre de Dios ha-
biendo oido hablar de Don Bosco y de las
muchas gracias que obtuvo de Maria Auxi-
liadora, se volvi6 Ileno de confianza 6 esta
buena Madre, prometiendo para las Misiones
Salesianas de Gualaquiza nueve sucres,
cuando lo librara de las persecuciones que se
habian levantado en contra suya. Maria San-
tisima segfin se v6, acept6 la promesa hecha
en favor de las Misiones de Don Bosco y
lo libI6 por complete de sus perseguidores.
Lleno de reconocimiento nos entreg6 los
nueve sucres, invitandonos a unirnos A 61
para dar las debidas gracias por tan seoa-
lado favor.
Mas volvamos A nosotros. La mafiana del
once, despu6s de dar las debidas gracias A
nuestro generoso bienhechor montamos A
caballo, para atravesar el gran monte de


Azuay, tan funesto en los dias de invierno.
HAcia las once Ilegamos felizmente A la cima
y disfrutamos de los hermosisimos paisajes
que se, presentaban 6 nuestra vista. Mas he
aqui que.A medio dia, mientras estAbamos
para tomar un poco de alimento, apare-
cieron densas nubes que oscurecieron nuestro
hermosisimo orizonte, se sucedieron fre-
cuentes relampagos y truenos y cay6 una
lluvia torrencial con grueso granizo que nos
acompai6 en nuestro camino por cuatro ho-
ras. Finalmente, cuando fu6 la voluntad de
Di6s, el temporal pas6 y pocas horas despu6s
llegAbamos A Cafar, barrio de tres 6 cuatro
mil habitantes. Nos fuimos directamente 'la
casa parroquial, donde en ausencia delpArroco
fuimos recibidos y cordialmente acojidos por
dos buenos sacerdotes que hacian sus veces
hasta tanto que volviera de Cuenca. Y siendo
dia festivo, prestamos muy contents nuestra
obra en favor de los fieles reunidos en gran
nfimero para las sagradas funciones.
El dia 12 partimos para Azoguez, A las
nueve poco mias 6 menos. Llegamos a las
cinco y media y fuimos recibidos con esqui-
sita cortesia por los Padres Oblatos, religio-
sos dependientes de nuestro gran bienhechor
y amigo cuencano el Seiior Doctor Can6nigo
Don Matavelle, del que habian recibido or-
den de recibirnos como A hermanos.
Todavia no hacia media hora que descan.
sabamos, cuando Ilegaron A hacernos una
agradable sorpresa nuestros amados herma-
dos Don Bruzzone y Don Spinelli: puede
imaginarse con cuanta alegria nos hemos
vuelto A ver y A abrazarnos de nuevo. El
Senor Don Matavelle desde Cuenca nos man-
d6 por tel6grafo un afectuoso saludo. Pre-
sentamos nuestros obsequies al Senior Go-
bernadOr y A los hermanos de las Escuelas
Cristianas y fuimos recibidos con gran afa-
bilidad. Azoguez cuenta cerca de site mil
habitantes, su terreno es muy f6rtil, su clima
es muy bueno y dista pocas horas de Cuenca.

Alegre recibimiento en Cuenca. -
Un gran amigo.
Cerca de las once del 13, saludados y da-
das las gracias A nuestros bienhechores; par-
timos para la florida y culta Cuenca, donde
nos detuvimos unos 12 dias para entender-
nos con la Autoridad local sobre cosas rela-
tivas 6 nuestras Misiones y proveernos do
lo necesario para continuar el viaje y para
el primer implanto de las mismas. Vinieron
A nuestro encuentro otros hermanos de Cuen-
ca, el senior Miguel Davila, insigne bien-
hechor de nuestro Colegio de S. Luis, y va-
rios j6venes A caballo. No le dir6 con cuanto
entusiasmo nos han recibido los amados her-
manos Cuencanos, pues mis palabras no bas-
tarian A describir los recibimientos honestos
y alegres que nos hicieron.
Don Matavelle quiso ser el primero en







- 20 -


visitarnos, y abrazandonos decia con la mAs
grande emoci6n: < Finalmente habeis ve-
nido a traer la salud A esta provincial y ,
los numerosos salvajes de Oriente que de
much tiempo os deseaban y' por vosotros
suspiraban.
Oh, sed bienvenidos! Yo pongo a vuestra
disposici6n mi persona ytodas mis cosas y
mae tendr6 por afortinado si os puedo ser
util en alguna cosa >> Y prob6 con los hechos
que es uno de nuestros mAs generosos Coo-
peradores, antes bien es un padre amoroso
que extiende su caridad A todas nuestras
obras de la Repfiblica Ecuatoriana. El es
muy docto y virtuoso, con6nigo, diputado,
y fundador de Congregaci6n de los Oblatos
de Maria que tiene por fin el proveer de
buenos y celosos parrocos estas bastisimas
parroquias.
En los dias que.nos detuvimos en Cuenca
dictamos los ejercicios espirituales a los j6-
venes de nuestro Colegio y quedamos edifi.
cados de su comportamiento y del fruto que
parece han sacado. Dimos gracias & Dios y
: nuestra Madre Maria Auxiliadora.
La autoridad eclesiAstica y civil nos reci-
bi6 con gran benevolencia y pudimos tra-
tar de muchas cosas pertenecientes a nuestras
Misiones. El Obispo, Mons. Le6n, el Admi-
nistrador Apost6lico, Mons. Benigno Pala-
cios y el Vicario General demostraron gran
simpatia por la obra de Don Bosco.
La ciudad de Ouenca es para el Castellano
lo que Florencia para el Italiano, y es tam-
bi6n cuna de grades hombres, entire los
*euales el actual Presidente de la Repoiblica.

De Cuenea a Gualaquiza Varias
paradas fructuosas.
Finalmnnte la mailana del 26, saludados
los hermanos, dadas las gracias a nuestros
amados Cooperadores, nos pusimos de nuevo
-en viaje, aumentando nuestra caravana de
otros tres maestros de arte para instruir a
los pobres salvajes.
Panchieri y yo al anochecer Ilegamos 4 un
pequehio arrabal, llamado 8. Bartolo, done
gentilmente fuimos hospedados y provistos
de cuanto tuvimos necesidad por el diguisimo
PArroco, y alli esperamos A los otros que
legaron 4 la mariana siguiente 27. Aqui yo
hube de comprarme otro mulo, porqua el que
tenia se hallaba tan desfalleoido que no po-
dia continuar por mis tiempo.
H4cia las di6z, despu6s de haber dado las
gracias a nuestro buen bienhechor, partimos
para Sigsig y liegamos a las tres y media,
odonde fuimos cortesnente recibidos por los
hijos del senior Miguel Moscoso, nuestro buen
amigo, y hospedados generosainente por el Muy
Rdo. PArroco Don Jos6 Piedra, hermano del
PArroco de San Bartolo, que nos obsequi6
en Su casa por casi cuatro dias. Es ver-


daderamente un hombre de Di6s y por esto
es amado y venerado de su pueblo.
Nos hizo promoter que volveriamos A vi-
sitarlo otra vez y nos ofreci6 si mano para
todo cuanto se nos pudiera ofrecer. Le ma-
nifestamos del mejor modo possible nuestro re-
conocimiento, prestdndonos a confesar y A pre-
dicar el domingo que pasamos en su com-
paiia, dando a sus parroquianos mayor
comodidad para santificar la fiesta. El dia27
nos despedimos del dignisimo PArroco y del
resto de nuestros buenos amigos y 0oope-
radores para principiar la part mAs fruc-
tuosa de nuestro camino A Gualaquiza.
Aquel buen PArroco con las principles Au-
toridades y otros buenos amigos quisieron
todavia salir A acompanarnos en unas tres
horas de camino, d4ndonos con esto otra
prueba de su grande afecto que recordare-
mos toda nuestra vida.
Despuds de haber andado varias horas,
Ilegamos al anochecer A Chigiunda. que mAs
bien que arrabal es una reunion de cabanas
de paja. Aqui tuvimos ocasi6n de ejercitar
la pobreza evangelica. Por la mahiana, ha-
biendo improvisado como mejor supimos una
capilla, confesamos, se celebr6 la santa Misa,
se administr6 la santa Comunian A varias
personas y con cuatro palabras familiares
tratamos de alentar A aquella pobre gente
4 pensar en la salud de su alma. Por fin,
los exortamos 6 preparar una capilla y les
prometimos que volveriamos 6 celebrar las sa-
gradas funciones lo m4s a menudo que nos
fuese possible.
Partiamos A las echo, y pasando por Ro-
sario y San Jos6, sitios poco habitados, lle-
gamos a las cuatro y media a Ouchipamba,
donde el senior de aquellos lugares, senor
Quintanilla, nos reci'bi con gran afabilidad,
y nos di6 todo lo necesario para today la
comitiva.
Apenas so supo nuestra .llegada en la ha-
cienda y en sus alrrededores, aquellos habi-
tantes que algunos meses antes habian pro-
bado, despues de largo tiempo, las dulzuras
de nuestras santa Religi6n,.cuando pas6 Don
Spinelli con Pancheri, esta vez corrieron
tambi6n en gran numero para vernos, oirnos,
prepararse A hacer sus devociones y A oir
la santa Misa. Era para nosotros y para ellos
un dia de gran fiesta; nos enternecimos
todos hasta verter lagrimas y bendecimos de
todo coraz6n al Selor por habernos'llamado
A servirlo en estas misiones. Exortamos tam-
bi6n A estas gentes A edificarse una capilla,
asegurandoles que pronto nos volveriamos
4 ver.
Distribuimos como recuerdo estampas, me-
dallas, etc., como habiamos hecho en los otros
sitios done nos hemos deteuido, nos pusi-
mos en camino, andando por seuderos de
cabras mejor quo de hombres; hacia las seis
de la tarde del prianero de marzo eutrAbamos
solemuemente ea Gualaquiza pasando bajo







- 21-


arcos triunfales preparados por los pobres
salvajes que, llamados por una campana rota,
corrian numerosos A nuestro paso, aclaman-
donos como llegados entire ellos en el nombre
del Sefor. Como era nuestro deber, entramos
inmediatamente en la capilla, y dimes gracias
al Sefior por habernos guiado sanos y salvos
hasta el lugar de nuestra Misi6n.

En Gualaquiza Los salvajes corren
a nosotros Primeros Bautismos.
Los primeros dias nos alojamos en la casa
de nuestro amigo el Senor Guillermo Vega,
en tanto que con su ayuda preparamos del
mejor modo que nos fu6 possible una capilla,
donde poder tener siempre con nosotros A
Jesfis Sacramentado, ya que teniendo A Jesfis
nada nos falta. Los salvajes de los sitios ve-
cinos vienen a unirse con los de Gualaquiza
y un gran nfimero viven con nosotros. MAs
de una noche he debido dividir nuestras
mantas y sAbanas con ellos, y no bastando,
afiadir la sotana y el paleto, para que se pu-
dieran cubrir. Las primeras noches no dormia
muy tranquilo, temiendo despertarme en el
otro mundo, pero despuds me he puesto en
las manos de Di6s, dispuesto A dar hasta mi
vida por su amor.
Considerando el character de estos salva-
jes debemos esclamar con el Salmista: Nisi
Dominus aedificaverit domum, in vanum labo-
raverunt qui. aedificant earn. SerA tal vez
Ilegado el tiempo de recoger algin fruto de
las seculares fatigas de aquellos incansables
pregoneros de la divina palabra, de los hijos
de San Ignacio? Oh! permitalo el Cielo!
En los dos domingos que ya hemos pasado
aqui en Gualaquiza la capilla no bast6 6
contener a los Jivaros que intervinieron a las
sagradas funciones: hubimos de improvisar
un pfllpito en medio de la capilla para ha-
cernos oir de.aquellos que contra su volun-
tad se hallaban fuera. Hemos bautizado a
tres Jivaros y estamos preparando A otros. Y
hemos acogido en nuestra compania seis
hijos desamparados.
Aqui hay much trabajo tambi6n para las
Hijas de Maria Auxiliadora. Para el afio
pr6ximo si se pudiera preparar una cara-
bana de media docena, esperamos de poder-
les preparar una casa decent. Convendra
tambi6n aumentar nuestro personal, man-
dAndonos hermanos dispuestos al trabajo,
al sacrificio, y A la abnegaci6n.
Y para los gastos, como haremos Yo me
recomiendo a V., amadisimo senior Don Rfia
6 mejor A nuestros buenos Cooperadores,
pues debemos fabricar la iglesia y la casa
y no tenemos dinero, antes bien contamos
ya con deudas.
jDesea saber como estamos de alimentos?
No tenemos ni pan, ni vine, sine meliga, yuca,
pldtano y un poco de came; bebemos la sa-
brosisima chichn, 6 tambidn agua; mas hasta


el present disfrutamos todos de perfect
salud.
Es intenci6n nuestra y de Don Calcagno
consagrar todo el Vicariato al Sagrado
Coraz6n de Jesfis. Esta nueva Casa, segfin
el deseo espresado por las Autoridades e-
clesiastica y civil, estA puesta bajo el patro-
cinio del grande misionero del Chiablese,
S. Francisco de Sales, y es llamada Colegio
y Misi4n de San Francisco de Sales.
El primer joven que hemos recibido come
interno, el 7 marzo, se llama Miguel, nombre
tan amado de todos nosotros, porque nos
recuerda A V., amado Padre, y nos hace
esperar bi6n de nuestra Casa y que sera
protegida y defendida por el grande Arcangel
contra las asechanzas del enemigo infernal.
El clima es saludable y el suelo produce
bastante meliga, yuca, pldtano, azucar y cafe-
se puede decir que estamos en un continue
verano.
Hoy Pancheri va A visitar el territorio-
oriental de este Vicariato, con el fin de pre-
parar el mapa que debe presentarse en el
pr6ximo Congreso ecuatoriano.
Acepte, amadisimo Padre, mis obsequios,
los de mis amados hermanos, los de los nifios
que instruimos, A quienes hablamos todos
los dias de V. y que le aman, porque saben
que V. R. les desea todo bien.
Bendiganos A todos, nos asista con sus,
oraciones y venga luego en nuestro socorro.
Le beso con filial afecto la diestra bendita
y le ruego quiera presentar mis respetos &
los amados Superiores de esa, me profeso
ahora y siempre en Jesis y Maria
Obligadisimo hijo
FRANCISCO MATTANA
Pbro.
14:,~, g~ilYl.INlill ||,l~l~lZS i ,III I 1, | i~l,'il,~l~lf i ,bI I I I'*],],1,,! I ,,

SANTIAGO DE CHILE

Simpatica fiesta.
El domingo 30 se verific6 en el Colggio,
Patrocinio de San Jos6 el acto literario mu-
sical con quo se conmemoraba el 22 aniver-
sario de la fundaci6n de dicho Colegio.
A la hora indicada en las invitaciones una
numerosa concurrencia, en la que notamos
a muchas distinguidas families de nuestra
culta sociedad, llenaba el local destinado
para el acto. Este era el vasto pAtio con-
vertido en imponents salon adornado con
gusto.
En el fondo se veia el proscenio y los lados
estaban decorados con bonitas cortinas de
tful, con banderas y guirnaldas.
La representaci6n del drama en cinco
actos K Seyano arranc6 nutridos aplausos
en sus escenas culminates, manteniendo
vivo interns en los oyentes.







- 22 -


El desempehio fu6 bastante feliz, notdn-
dose en los niios que tomaron part en la
pieza much soltura en el porte esc6nico y
una excelente escuela do declamaci6n.
Los papeles de Seyano, Sereno, Bibiolo,
Ortensio, Livio, R6gulo y Macr6n fueron in-
terpretados con much verdad y merecieron
una especial aprobacion de la concurrencia.
El esclavo africano tuvo al pfiblico en
continue hilaridad 6 hizo reir much con
sus grotescas salidas.
El drama<< Seyano w es una pieza de cos-
tumbres romanas en los tiempos de Tib6-
rio y su principal interns gira al rededor de
los sucesos politicos de la 6poca y especial-
mente la conjuraci6n del p6rfido Seyano.
Estd escrita por un padre salesiano en un
estilo sencillo que pone estos grades suce-
.os al alcance de los nilios.
La part musical ejecutada por la or-
questa del establecimiento no dej6 nada que
desear, desempefiando perfectamente las bo-
nitas piezas anunciadas en el program.
Llamaron la atencion dos romanzas de
Monsefor Cagliero:- < Lo Spazzacamino > y
:< El hijo del desterrado >. Esta iltima fu6
muy aplaudida, pues A lo hermoso de su
composici6n se ajiadi6 la feliz ejecuci6n que
agrad6 sobre manera a la concurrencia.
La zarzuela << El hijo del huaso en el
colegio > arranc6 nutridos aplausos, pues
fu6 ejecutada con much perfecci6n.
Las composiciones en castellano, franc6s,
ingl6s, latin 6 italiano, con un 6xito tan
feliz como el que tuvieron, dan una prueba
mais que fidedigna del interns y acierto con
que se cultiva en ese col6gio el studio de
las lenguas estranjeras.
Por lo visto el col6gio prosper dedia en din.
No es ya el asilo que en otro tiempo brin-
dara hospedaje al infeliz huerfano. Hoy se
v6 convertido en un plantel de educaci6n de
primer 6rden donde se educan j6venes de
-excelentes families do esta localidad.
Solo nos resta felicitar a los alumnos que
tan bien desempeliaron sus respectivos pape-
les, tanto los quo tomaron part en la repre
sentaci6n del drama, como los que desem-
penaron la parte musical. Enviamos nuestras
felicitaciones a los laboriosos hijos de Don
Bosco y al mismo tiempo confesamos que
nada nos inspira mayor interns que estas
manifestaciones de la educaci6n modern,
,cristiana y regeneradora de la sociedad.
,. --- -- :.
S ACTUALIDAD.
Nusstra visits. Da cOmo se instalaron.' La
obra de dos afis. Caid3ms, de la casa
salesiana porqu3 es obra de carilad y obra
de patriotism.

SEn varias ocasiones habiamosoido hablar
de los talleres salesianos. Los conoceremos
A'la primer oportunidad, deciamos nosotros,


dejando al tiempo la realizaci6n de aquel
deseo. ,ion cuAntas cosas que interesan no
sucede lo mismo?
Y despu6s de muchos dias y mesos en-
vueltos en otras preocupaoiones, pudimos
al fin visitarlos anteayer. Supimos alli que
habia estado en esa maiiana el Presidente
de la Repfiblica con el mismo objeto. Supo-
nemos que recibiria la misma impression
favorable que nosotros.
Esta impresi6n es la que vamos d tras-
mitir t los lectores dando A: conocer, una
vez mAs para muchos, los talleres salesia-
nos establecidos en Santiago en enero de
1893 sin ningun g6nero de recursos. De-
cimos mal, porque los hijos de Don Bosco
llegaron A nosotros ofreciendo sus. esfuer-
zos, su voluntad, todo lo que son, para dar
a los hijos de la indigencia un porvenir
seguro deitro de la honradez laboriosa. La
sociedad de Santiago, ellos lo saban, no
podia dejar de responder A idea tan gene-
rosa y ben6fica. Los recursos m,)rales levan
dentro d3 si los m-teriales.

Empezaron poco 6 poco, a pasos conta-
dos. El pan de hoy era para hoy solamente.
Al despertar del siguiente dia no habia
nada; el fuego estaria hecho cenizas apa-
gadas y la olla vacia. ,Vendrian esos pri-
meros elements de vida?'Si, venian, lle-
gaban a la casa salesiAna deaqui, de alli,
de gentes desconocidas, de lugares inespe-
rados.
Se instalaron muy pobremeate con des-
hechos, con muebles desvencijados, con la
limosna piadosa.6 indiferente. Despu6s el
primer taller surgi6. Llegaron los nifios para
darle vida.
Hoy aquello es hermoso. Ciento cincuen-
ta y cinco niios dirigidos por treinta y un
maestros, atareados, afanosos, llenando de
ruidos la casa, inclinados sobre su obra con
la seriedad postiza y risueia del aprendiz,
divididos hlbilmente en pequefos grupos,
sim6tricamente ordenados. Y por sobre aquel
centenar de cabecitas trabajadoras, el humo
de fabrica en actividad, el polvo impercep-
tible del taller, el olor A madera, a fragua,
A todos los elements de la industrial puestos
alli en movimiento.
jQu6 mano bienhechora ha reunido A tan-
tos hijos de la indigencia?
Cuando se. piensa en las precocidades ma-
16volas, en las promiscuidades peligrosas y
funestas que vemos & la: sombra de la mi-
seria popular; cuando recordamos que bajo,
el mismo techo se encuentran el .viejo bo-
rracho y- la mujer liviana y la inocencia de
diez atios; cuando tropezamos con tantos y
tantos ninios que exhiben andrajos en medio
del mAs absolute abandon, pno es verdad
que no se puede sino bendecir esta obra
santa llamada A dar al pueblo dias mejores?







- 23 -


Los salesianos establecidos en Santiago
tienen en la actualidad talleres de carpin-
teria, ebanisteria, tapiceria, encuaderna-
ci6n, marroquineria, zapateria, sastreria y
herreria.
Todo eso es necesario verlo.
Se trabajan muebles acabados, para sa
tisfacer exigencias de buen gusto, muebles


las buenas por supuesto un ojo de la
cara. Alli hay de todas classes y tamafios,
de cuero ruso y de cocodrilo, de todas for-
mas, etc. Las hemos comparado con las
mejores de Europa y no hemos encontrado
direrencia ni en la calidad ni en detalle
alguno del trabajo.
Y para decirlo todo de una vez, hay tan-


Iglesia del Lazareto de Aglia de Dios (Colombia).
(El saceido'e que se d:visa en el grupo es D. Miguel Unia).


de todos precious y calidades. En el ramuo
de encuadernaci6n no hemos encontrado en
otras partes trabajos mds bien concluidos.
Pero ]o que mas nos llam6 la atenci6n
fu6 el taller de marroquineria, industrial
que por primera vez se implant entire nos-
otros. Naletas, carpets, carteras billete
ras 6 carteras para billetes, como querLis
lamarlas, todo !o concerniente al ramo,
se fabric alli como no nos viene mejor
de Europa. No sabemos si los cueros les
llegan de alla preparados; suponemos que
si. Hacemos un servicio al piblico reco-
mendando las carteras, que cuestan hoy -


tos pedidos para las obras de cada taller,
que la casa no puede satisfacerlos.
Se comprendera que los salesiAnos deseen
ensaucharlos y que deseen todavia insta-
larlos en mejores condiciones. Podrian asi
perfeccionar cada trabajo que el pfiblico
les encomendara y proporcionar a sus nifios
los medios adecuados para que salgan do
alli con un oficio aprendido 6 conciencia.
Podrian todavia colocar otros talleres que
correspondieran industries desconocidas
entire nosotros, ensanchando de este mode
los horizontes de las classes obreras.







- 24 -


En dos aros ban hecho much, lo que
nadie hubiera podido esperar. Tienen, fe-
lizmente, un local espacioso con capacidad
para centenares de nifios y para una acti-
vidad industrial digna del porvenir. LConse-
guir~An aprovecharlo, transfomar esos grades
patios perdidos, desmantelados, ruinosos, en
salones de talleres, en laboratories del arte
industrioso, de la industrial sencilla 6 artis-
tica? gConseguiran recoger de las calls de
Santiago A los abandonados, a los muchachos
sin nombre, a los bijos de la miseria 6 del
crime, para devolverlos 6 la sociedad con
conciencia moral, cono fuerzas capaces de
cooperar al bien comfin?
Corresponde la respuesta 6 la sociedad
misma. Si ella se interest por el porvenir
del obrero, llevard 6 la casa salesiana el
eoncurso que necesita para realizar su vasto
y magnifico program.
El gobierno podria tambidn Ilevar a ella
su contingent, como otros gobiernos de A-
m6rica, como el de la Argentina, el del E-
cuador, el de Colombia, el del Brasil y hasta
el municipio pobre de Lima. De entire 6stos
hay algunos que, penetrados de la impor-
tancia de la obra, proporcionan at los sale-
sidnos todas las maquinarias. Los salesianos
de Santiago estAn llenos de solicitudes para
que d6n cabida en su establecimiento 6 cen-
tenares de niios sin porvenir. Sin recursos,
ic6mo satisfacer esos deseos?




NOTICIAS VARIAS

La Santa Casa de Loreto.
El dia 10 del pasado Diciembre se cumplia el
sexto centenario de la milagrosa traslaci6n, por
ministerio ang6lico, de la Santa Casa donde tuvo
lugar la solemne y para nosotros felicisima em-
bajada del Arcangel S. Gabriel A la Immnaeulada
y siempre Virgen Maria, anunciandola su Mater-
nidad divina.
Con este motive, solemnisimas han sido las
fiestas que alli se ban celebrado -y A las que han
contribuido los j6venes cantores del Oratorio de
S. Francisco de Sales de Turin, que han side
muy felicitados por los dos Eminentisimos Car-
denales Arzobispos, por nmAs de catorce Obispos
y por las distinguidas personas que asistieron,
por lo bien que supieron desempefiar su dificil
cometido y por el esplendor que prestaron 6 tan
grandes solemnidades.
Su Santidad el Papa Leon XIII, en un breve
que public el 23 de Enero de 1894, exortaado A
todos los cristianos ,4 celebrar con especial solem-
nidad el Sexto Centenario de la Translaci6n de
la Santa Ca a de Loreto, ha abierto el tesoro
de las Santas Indulgencias en favor de los' peroe-
grinos que iasiten tan insigne y santo monument
durante el tiempo que media entire el primer Do-
.mingo del Santo Adviento, hasta la Dominica,
inclusive, de la Santisima Trinidad, del present
aio.


Nueva Casa Salesiana en Vigo.
Debido 6 la munificencia y al celo infatigable de
,nuestro insigne Cooperador Don Leopoldo G6mee.
que decide tiempo ha, anhelaba poder hacer este
excelente favor a su ciudad natal, el hines, 13
del pasado Diciembre, salieron de SarriA (Bar-
celona), en direcci6n a Vigo, vArios Salesianos
para dar comienzo A esta nueva fundaci6n.

Los Salesianos en Portugal.
A fines del pasado Octubre, un grupo de Sale-
sianos partia del puerto de G6nova en direcci6n
a Portugal. Hicieron alto en Barcelona y por
tierra se dirigieron A Braga done eran ansiosa-
mente esperados y donde se encargaron de un
antiguo Institute de tan important ciudad.
Esperamos poder, en los pr6ximos numerous, dar
6 nuestros lectores mas amplias noticias sobre
esta dos recientes fundaciones.
Don Unia.
En una carta llegada del Lazareto-de Agua de
Dios, se nos comunica la triste nueva de quo el
pobre Don Unia, al poco tiempo de encontrarse
de huevo entire sus queridos leprosos, ha side
asaltado por su antigua enfermedad, por lo que,
segin orden facultativa, so ha trasladado 6 Bo-
got6, con gran disgusto suyo y de los leprosos. -
Rogamos a nuestros lectores unan sus oraciones
6 las incesantes que aquellos desgraciados dirigen
al cielo por la salud de su muy amado padre.
Patagonia.
Este afio se ha notado con gran consuelo nuestro,
un nuevo enfervorizamiento especialmente en los
hombres, en la fiesta que en obsequio 6 su santa
patron la Virgen del Carmen se celebra en Pa-
tagones. Por esto, fu6 muy considerable el ni-
mero de los que se acercaron A los santos Sacra-
mentos. Las escuelas de Viedma y Patagones
fueron frecuentadas por mAs de 600 nifios y ni-
fias. Esto es una prueba de la conflanza que
dichas poblaciones ponen en los Misioneros Sa-
lesianos.
Un buen ramillete de flores recogidas
por la Cordillera.
Don Mateo Gavotto misionero ambulance de
Chosmalal (Patagonia), en la fiesta onoma6stica
de nuestro superior general D. Miguel R6a, le
enviaba juntamente con los deseos de felicidad
y larga vida, el siguiente ramillete de flores &
mejor diclo, de frutos cogidos por la Cordillera
chilena desde el 26 de Mayo A fines de Diciem-
bre: 150 bautismos, 1200 confesiones, 1154 comu-
niones, un gran ndmero de matrimonios, y varies
centenares de sermones, instrucciones y catecis-
mos liechos a aquellos pobres gauchos que reci-
ben siempre al Misionero con muestras de jdbilo
y reconocimiento. Y aprovecha la ocasi6n para
suplicar 6 Don Rda se sirva mandarle otros ope-
rarios vangelicos a aquella vifa, pues es inmensa
la extension que cada afio debe recorrer para po-
der visitar a lo menos una vez A aquellos habi-
tantes, sucediendo no pocas veces no poder llegar
a tiempo para prestar los auxilios religiosos A los
moribundos. Boguemos, pues, al Seior de la mies.

Can aprobaei6n de la Antordad Eclesiastica Gerente JOSE GCABINO.
Turin Tipograffa Salesiana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs