Group Title: Boletin Salesiano.
Title: Boletâin Salesiano
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00075624/00032
 Material Information
Title: Boletâin Salesiano
Uniform Title: Boletâin Salesiano (Turin, Italy)
Physical Description: v. : ill. ; 27 cm.
Language: Spanish
Creator: Oratorio Salesiano
Publisher: Oratorio Salesiano
Place of Publication: Turin Italia
Frequency: monthly
regular
 Subjects
Genre: periodical   ( marcgt )
 Notes
General Note: Description based on: Aäno 7, n. 1 (enero de 1892); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00075624
Volume ID: VID00032
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 35918727
lccn - sn 96026719

Full Text







B OL ETIN SnALTE SIAO d

BOLETIN SAE SIANO


Quien recibiere 6 un nifio en mi
nombre, A. mi me recibe.
(MATH. xvin.)
Os recomiendo la nifez y la ju-
ventud; cultivad con grande es-
mero su educaci6n cristiana; y
proporcionadle libros que le en-
sefien A huir del vicio y a. prac-
ticar la virtud.
(Pro IX.)
Redoblad vuestras fuerzas & fin
de apartar & la nifiez y juven-
tud de la corrupci6n e incredu-
lidad y preparar asi una nueva
generation.
(LEON X11I.)


Debemos ayudar & nuestroe her-
manos A fin de cooperar a la
difusi6n de la verdad.
(III S. JuAN, 8.)
Atiende & la buena lectura, & la
exhortaci6n y & la ensefianza.
(I TIMOTHY. IV, 13.)
Entre las cosas divinas, la m&s su-
blime, es la de cooperar con Dios
A la salvaci6n de las almas.
(S. DIONISIO.)
El amor al pr6jimo, es uno de
los mayores y mas excelentes
dones- que la divina bondad
puede conceder & los hombres.
S (El Doct. S. FRANC. do Sales)


--+w( DIRECCION en el Oratorio Salesiano Calle de Cottolengo N. 32, TURIN (Italia) )]--
...w .... .a ..0 ...------ a.- ----...... a a...


SUMARIO.
BAP.CELONA. Casa Salesiana de Sarria. Fiesta
de San Juan en los Talleres de Sarrit. Fiesta del
Sagrado Coraz6n. Conferencia del R. P. Rinaldi.
SEVILLA. En la Trinidad. En honor de Maria
Auxiliadora.
HOSTAFRANCHS (Barcelona). La fiesta de Marfa
Auriliadora. Carta de Utrera.
GEPONA. Los hijos de D. Bosco.
AMERICA. Los Salesianos en el Paraguay.
MAiJco (Puebla). Nueva Casa Salesiana.
ECUADOR. El Oratorio festive de Vinces. El
Oratorio festive de Quito.
Gracias de Maria Auxiliadora.
Expedici6n 6 Mendez y Gualaquiza.
Necrologia. Lista de.los Cooperadores fallecidos.







BARCELONA

Casa Salesiana de Sarria.
Fu6 para nosotros dia de verdadero jAbilo,
el 15 del pasado abril, por la gran fiesta
que hicimos en obsequio de san Jos6, Pa-
tr6n de la Iglesia universal y particular-
mente Protector de la clase obrera. En las-
primeras horas de la mafiana de dicho dia,


estando nuestra capilla lena de bote en
bote, con la asistencia de todos los nifios
y j6venes interns de esta casa, apareoi6
acompafiado de numeroso clero un venerable
anciano, quien con sus canas y cuerpo de-
crdpito demuestra lo macho que ha traba-
jado para la propagaci6n de la-fe batdlica:
era el Ilmo. Sr. Obispo de Armenia (Asia),
hu6sped ilustre que honraba nuestra humilde
morada con su visit. Despuds de revestido
con los ornamentos propios de su Rito, co-
menz6 el santo Sabrificio de la Misa segfin
el Ritual hebreo que varia bastante en lo
accidental del latino. Al moment de la ele-
vaci6n rompi6 la banda con los acordes de
la march real, como homenaje debido al
Senor de cielos y tierra que en tan augusto
moment so dignaba bajar entire nosotros.
Durante la santa Misa y en el instant opor-
tuno, se acercaron como unos cuatrocientos
ninos A la sagrada Mesa y recibieron con el
mayor fervor y compostura el Pan de los
Angeles de manes del Ilmo. Celebrante. No
pocos de los circunstantes Iloraban por la
emoci6n que les causaba aquel acto conmo-
vedor. Oimos terminada la Misa d muchos
padres de familiar que decian; felices nilos
que aqui se eduean; esto parece la antesala
del paraiso: en todas parties deberian existir
tales centros de moralidad y religi6n...
En la Misa mayor estuvo llena de nuevo
nuestra hermosa capilla con los niios asi-


ANO II 19 8


Pllhlinaniiin mansnal.


. AGOSTO do 1894.







- 98 -


lados y de los que frecuentan la Casa, con (
multitud de personas pertenecientes 6 todas
las clases sociales y tambi6n las Hijas de
Maria Auxiliadora, el altar profusamente I
iluminado, con una hermosa imagen de san t
Jos6 que ocupaba un tabernaculo precioso s
en su part izquierda, destac6ndose en el i
lado opuesto un bellisimo estandarte color
azul, en cuyo centro se veian bordadas de I
realce una sierra y una azucena, simbolos (
de la virtud y del trabajo; el camarin de 4
Sla Virgen artisticamente adornado con bellos (
y variados ramos de flores, todo ofrecia
un conjunto encantador y sorprendente. Des- t
pu6s de haberse cantado un solemn Te t
Deum, segfn costumbre de las casas-Sale-
sianas, comenz6 el santo Sacrificio el Rdo.
Sacerdote Dr. Don Julio Barberis, maestro
general de, novicios de nuestro Instituto,
quien A este prop6sito habia venido de Tu-
rin. Nuestra orquesta acompai6 una gran- 1
diosa partitura de un c6lebre compositor sa-
lesiano, tomando part en el desempefio de i
Sla misma mis de cien voces. Un dignislmo i
sacerdote, cuyo nombre siento no recorder
ahora, pronunci6 despu6s del Evangelio, un i
inspirado panegirico en honor de S. Jos6.
Con no memor solemnidad que en la ma-
.iana continue por la tarde esta fiesta en-
cantadora, cantandose Visperas con md
sica y verificndose despues la bendici6n'del
estandarte, por el Rdo. Sr. Inspector de las
casas salesianas de Espahia. DespuBs de una
elocuente pl6tica del referido Superior, sali6
la procesi6n por varias calls, ostentandose
en el centro de ella la imagen de San Jos6
y el referido estandarte. De regreso A la casa
salesiana el Ilmo. Sr. Obispo de Armenia,
di6 la bendici6n con el Santisimo Sacra-.
mento al numerosisimo concurso.
Acabada esta bellisima fiesta religiosa,
pasaron los nifos al local destinado para la
representaci6n de dramas eminentemente mo-
rales, donde con admirable gracia y senci-
llez ejecutaron el titulado: Una esperanza 6
el pasado y el porvenir de la Patagonia, en
cuya obra so ve la admirable influencia de
los Misioneros, hijos de nuestro venerando
Padre Don Bosco, en aquel pais.





Fiesta de San Juan.

Sarrig (Barcelona), 1 de julio de 1894.
il. Revdo. Sr. D. Miguel Rua.
Mi MIUY VENERADO PADRE:
Me creo en el deber de dar a V. B. una
sucinta relaci6n de la fiesta de S. Juan, que


)ste afio hemos celebrado con mas solemni-
lad, si cabe que las anteriores, en conme-
noraci6n del venerando D. Bosco, nuestro
undador, y aprovechando al propio tiempo
an propicia ocasi6n para celebrar el aniver-
;ario del Rvdo. D. Felipe M. Rinaldi, Ins-
pector de las casas salesianas de Espaia.
Como una semana hacia que nuestro su-
perior se habia alejado de la casa, cuando
l sabado, 23, vispera de S. Juan, 6 las
112 de la tarde, estando el patio magnifi-
:amente adornado con banderas y otros sig-
los que denotaban nuestra alegria, encon-
;randose al frente un gracioso trono, y es-
ando atestado de niios y gente external,
apenas los primeros percibieron que el es-
perado se acercaba prorumpieron en alegres
vitores que resonaban por los aires y subian
i los cielos.
Entrando en el patio conla sonrisa en los
abios fu6 saludado por una alegre march
jecutada entire grandes aplausos. Acompa-
iaban al Sr. Superior el Sr. Alcalde de Sa-
rri, en representaci6n del Gobernador civil
le Barcelona, Excmo. Sr. Don Ram6n La-
rraca; el distinguido Sr. Don Antonio Cu-
drillo, Concejal del Excmo. Ayuntamiento
de Barcelona, como representante de su dig-
aisimo president el Excmo. Sr. Don Jos6
Colloso. Ademas el Sr. PArroco de Sarria,
el de la Iglesia de Bel6n de Barcelona, los
senores D. Narciso Pascual, D. Leandro
Mella.y otros seilores, sacerdotes y protec-
tores de la Obra. Asistieron tambien al acto
arias comisiones de asociaciones de Barce-
lona invitadas al efecto. Sentados en la pre-
sidencia, quedaron 6 la derecha del Superior
el Alcalde de Sarrik, 'y la izquierda el
Sr. D. Antonio Cudrillo. Apenas acab6 la
banda, subi6 A una pequefa tribune, si es
permitida la palabra, preparada "al efecto,
D. Vicente Schiralli, professor de filosofia,
para recitar el himno de ocasi6n dirigido al
Sr. Superior. Una vez recitado, la banda
juntamente con unas cien voces lo enton6,
cuya majestad y fantasia honraban al bene-
m6rito compositor. En ella ademSs de re-
saltar el buen gusto y la inspiraci6n, se
reflejaba el sentimiento y amor hacia un
padre como D. ,Rinaldi. En seguida se pre-
sent6 D. Jos6 M. Calasanz, Catedratico" de
latin y ret6rica, el cual con un bien traba-
jado discurso lleg6 a demostrarnos c6mo las
obras de D. Bosco y las de S. Felipe Neri,
cuyo nombre lleva el Sr. Superior,,tienen
una semejanza sin limits. Despues do otras
muchas composiciones la banda rompi6 en
una de las piezas que mds merecen la aten-
ci6n. Era esta Poitpurri, fantasia descrip.
tiva, cuya majestad hacia elevar nuestro
espiritu 6, lo alto. .Fu6 verdaderamente una
de las piezas que mas- admiraci6n causaron
en el animo de los presents; pues en ella
so manifest a primera vista el adelanto de
estos niios obreros en el arte de la mfisica.







- 99 -


El buen gusto, el acierto con que supieron
ejecutarla nos hacian admirar el pensamiento
de nuestro Padre D. Bosco, el cual ademas
de la piedad y trabajo queria la misica y
otras alegres diversiones. En ella, como el
mismo nombre lo indica, habia un poco de
todo, de modo que no faltaban solos que con
tanta maestria fueron ejecutados que m6s
bien que aprendices parecian maestros de
gran talent. Despu6s de haber recibido los
mayores aplausos, especialmente de la gente
external, dej6 oir su voz D. Ram6n Zabalo,
quien con una bellisima comparaci6n, nos
demostr6 el character salesiano, cual es el
de ser hombre de Dios, alegre y ap6stol, y
su t6rmino cual es el cielo. Acto seguido se
presentaron ninos y j6venes, los cuales qui6n
en latin, qui6n en castellano, qui6n en prosa,
quinn en verso, todos encaminaban sus pa-
labras 6 ensalzar las virtudes del insigne
D. Bosco y festejar cual se merece el ani-
versario de nuestro Sr. Superior D. Rinaldi.
jDejar6 pasar por alto el acierto y buen
gusto que tuvieron en el desempeilo de su
cometido ? La respuesta la dan. ios sefiores
y ,sefioras asistentes, los cuales aun saliendo
por la calle iban pregonando las maravillas,
que, decian, habian visto y oido. Yo s61o
le dir6 que muchos de los asistentes, embe-
lesados, prorrumpieron en acolorados aplau-
sos cuando aun no habia bajado de la tribune,
el que habia cumplido su cometido. El filtimo
que se present ante (la presidencia) el Su-
perior fu6 un nifio externo de 6 afios, el cual
con la inocencia en el coraz6n y la sonrisa
en los labios, con las manecitas cruzadas,
recit6 unos versos infantiles.
La gente al ver que tan diminuta cria-
tura pronunciaba tan claramente las pala-
bras, en los excess de su admiraci6n, pro-
rrumpfa en desaforados aplausos. Pero aun
la obra no podia decirse bella; pues faltaba
su perfecci6n, y esta perfecci6n se la di6 el
mismo a quien estaba encaminada. Pues 6
los pocos minutes levant6se y yendo 6 la
misma tribune, para mejor ser oido, nos diri-
gi6 Ia palabra. Cambio repentino! Ya no se
dejaron oir aquellas palabras tan elocuentes
que hasta el moment se habian escapado de
aquella tribune. La elocuencia se convirti6 en
dulzura. Las merecidas alabanzas que se le tri-
butaban ya no hacian eco en nuestros oidos;
sino que aquel hombre menospreciandose 6
sf mismo y no haciendo caso de aquellas
palabras que 61 decfa meros cumplimientos,
atribula todo el honor 6 D. Bosco. Dirigi6
palabras de gratitud 6 las dignisimas auto-
ridades y demas personas alli presents, ani-
mando A los nifios 6 la oraci6n y al trabajo
y a que abrigaran' siempre en sus tiernos
corazones la preciosa perla de la gratitud
hacia los bienhechores, pues solamente con
la cooperaci6n de estos se puede llevar 6
cabo la dificil tarea de moralizar 4 la clase
obrera. Dijo tambi6n que debiamos ser tanto


m6s agradecidos, cuanto que por medio de
la active cooperaci6n de various selores do
Barcelona, la Congregaci6n Salesiana habia
obtenido del Gobierno el gran beneficio de
la exenci6n de quintas para los Salesianos
y novicios de la misma, cuya grata noticia
se hall insert en la gaceta del 17 de
este mes.
Por fin acab6 una fiesta tan grande con,
un examen de los regalos hechos al Supe-
rior, entire los cuales mencionar6 los m6s
principles: un cAliz de plata dorado de muy
buen gusto, regalado por los novicios de la
casa; un precioso terno blanco, ofrenda de
todos los niiios. Ademas cada taller present
alli un trabajo fabricado con today maes-
tria y elegancia, sobresaliendo una peana
para colocar el viril cuando se da la ,Ben-
dici6n con el Santisimo. Y despues entire
vivas y aplausos todos los seilores se fueron
retirando, no sin encomiar antes la obra
de D. Bosco, felicitdndose de que Barcelona
tenga una Congregaci6n que pueda enderezar
por el camino del deber 6 tantos infelices
que irian perdidos.
Para coronar este hermoso dia todos los
alumnos se dirigieron 6 la capilla para recibir
la bendici6n solemn con S. D. M. que daba
4 todos el Sr. Inspector.
A la mariana siguiente, fiesta de S. Juan,
hubo misa de comuni6n para today la casa,
en la que asistieron multitud de gente ex-
terna y bienhechores salesianos.
A las 10 el Sr. Superior celebr6 el Oficio
solemn, que cantaron los niilos con acom-
panamiento de orquesta, piano y harmonio.
Ocup6 la sagrada catedra el Rvdo. S. Sacesa
quien con un' elocuente discurso demostr6
que si hoy venerabamos en los altares 6 san
Juan Bautista, llegaria un dia en que ve-
nerariamos 6 Don Juan Bosco. No puedo
dejar de referir el aseo y buen gusto que
brillaba en el altar. En medio de 61 se des-
cubria una imagen de S. Juan, rodeada de
flores entire numerosos cirios encendidos;
desde el camarin de la Virgen estaban pen-
dientes en forma de manto una multitud de
coronas de flores, ocupando el primer lugar
una en la que estaba escrito en el centro,
con letras doradas el nombre de S. Juan,
de modo que muy bien podria decirse segfin
frase de un c6lebre escritor que resplandecia
alli una rica pobreza. Por la tarde despu6s
.de las Visperas, con misica, hubo ademas
Bendici6n con S. D. M., que di6 el Revdo.
Superior. Durante la bendici6n la banda de
la Oasa Salesiana de Barcelona, que habia
venido con el objeto de visitar alSr. Supe-
rior, enton6 la march real, lo que sirvi6
para dar mas realce a la fiesta.
Despu6s de la bendici6n hubo funci6n de
teatro, representandose La Patagonia, 6 la
que asistieron tres bandas Salesianas 6 sa-
ber: la internal, la external y la de Barce-
lona, las cuales nos recreaban con sus alegres







-- 100 -


y variadas piezas. Dificilmente se borrarAn
de nuestra memorial fiestas tan solemnes y
expansivas, las cuales dejarAn en el Animo
de todos el mAsipuro content, y ea de suponer
que V. R. se llenara de placer al ver que,
en esta casa, que tanto ama, se hace, aun-
que en pequelio, lo mismo que en la casa
madre de Turin.
Se ofrece con el mayor respeto A V. tR.
su afmo. hijo en:J. C.
MANUEL B. HERMIDA, Pbro.



Fiesta del Sagrada Corazdn de Jesss cn Sarii

(Barcelona).,

Los hijos por regla general son el retrato
y la corona de sus padres. Oonforme con
esta ley de la naturaleza, los Salesianos en
todas parties son la image viva de su padre
Don Bosco.
Notoria es la tiernisima devoci6n de 6ste
al Sagrado Coraz6n de Jesis, como lo prue-
ban las casas dedicadas A este Deifico Co-
raz6n y sus exhortaciones especiales A fin de
celebrar con toda solemnidad el dia que le
estA Consagrado.
Como hijos de tal padre los Salesianos de
SarriA (Barcelona) solemnizaron el dia 8 del
actual con esplendidez inusitada a causa de
dos novedades que hubieron de dar A .la
fiesta un tone especial: la presencia del
Excmo. 6 Ilmo. Sr. Obispo de la Di6cesis,
con motivo-de estar haciendo su visit pas-
toral a la parroquia de Sarrid'y el acto li-
terario-filos6fico de los novicios.
Comenz6 la fiesta con la misa de Comu-
nidad celebrada por el Dr. Cararach, cate-
drAtico de filosofia en el Seminario de Bar-
celona, en la que comulgaron los adscritos
al Institute Salesiano, los aspirantes y mu-
chos nifios de la casa.
A las nueve soepresent6 el Exmo. 6 Ilmo..
Sr. Obispo y fa6 recibido con los acordes de
la banda de mfsica en el sal6n-teatro, que
ofrecia un lermoso golpe de vista tanto por
su decorado sencillo, pero artistic, como por
el nAmero de novicios cl6rigos y artesanos,
aspirantes, nitios interns y externos, ade-
mAs de los superiores y personas distingui-
das y bienhechoras de la casa, que lenaban
completamente el espacioso local. Tomado
asiento en el sill6n trabajado ad hoc por los
asilados se le dirigieron tres felicitaciones :
una en latin, otra en espafol y otra eni ca-
talan. .
A la primera contest tambi6n en latin
agradeciendo de todo coraz6n el recibimiento
que se le hacia, dando gracias a los supe-
riores por sus esfuerzos en favor de la clase
pobre y abandonada, y manifestando deseos


de que los ninios lleguen A ser benem6ritos
de la Religi6n y de laPatria. I ,
A la felicitaci6n en castellano, en la que
al propio tiempo que se celebraba su bienve-
nida se hacia notar la paridad que existia en-
tre el modo de pensar y obrar de D. Bosco
y el modo de pensar y obrar de S. E. por el
mismo 6 id6ntico amor A la clase obrera y
pobre, demostrado por 8. E. en el fltimo
Congress Cat6lico de Zaragoza y aun en la
capital de Barcelona, 6 igual amor tambi6n
al sacerdocio, por lo much que ha trabajado
y trab-ija en la restauraci6n de los studios
en los Seminarios, asi como D. Bosco por
inedio de sus hijos procura former planteles
que surtan de alumnos dignos aquellos Se-
minarios, contest con un lenguaje sencillo
y familiar que nos recordaba el de nuestro
Fundador, que en efecto, cuando el aiio 1886
vino D. Bosco A Barcelona, le refiri6 6ste
el vivo deseo nmanifestado por Su Santidad
Le6n XIII para que poni6ndose ambos de
acuerdo trataran de fundar aqui, junto A
los Talleres, un Seminario para misioneros
donde bajo la direcci6a de los Superiores pu-
dieran formnarse ya de entire los nifios asi-
lados que tuvieran vocaci6n, ya tambi6n de
los que la Providencia les deparara, lo cual
ademAs de ser de gran beneficio'para la Re-
ligi6ri redundaria en honra de la Di6cesis de
Barcelona. Que con sumo agrado estaba
viendo que aquellos sus prop6sitos iban te.
niehdo un feliz cumplimiento, puesto que
observaba-'muchas sotanas entire los presen-
tes, y congratulAndose de nuevo de todas
estas cosas y animando A unos y A otros en
sus buenos deseos di6 la pastoral bendici6n.
Acto seguido visit la capilla y principa-
les departamentos de la casa.
A las 10 112 se cant6 la misa solemne a
toda orquesta de Sunyer, y predic6 el citado
Dr. Cararach con notable unci6n y elocuen-
cia acerca de las finezas del Sagrado Cora-
z6n de'Jesfis.
A la tarde, despu6s de un trisagio, can-
tado tambi6n A toda orquesta, tuvo lugar el
acto filos6fico de los novicios bajo los p6r-
ticos de la part nueva del establecimiento.
En la prelusi6n so di6 a entender quo
aquel acto estaba dedicado en primer t6r-
mino A honrar al Sagrado Coraz6n de Jesfis
y despu6s A dar patents muestras de la su-
misi6n filial de los Salesianos A la Santa
Sede al secundar los deseos manifestados por
el sapientisimo Le6n XIII en su Enciclica
Aeterni Patris.
Los alumnos lucieron sus aptitudes y la-
boriosidad en el studio de una material tan
dificil como important, dejando sumamente
complacido al auditorio .
En los intermedios la banda de mfsica y
un coro de cantores ameniz6 la fiesta, quo
termin6 bien entrada la noche.







- 101 -


Conferencia del Padre Rinaldi.

(Del Correo Catalcn).
La conferencia que el Rdo. P. Felipe M"
Rinaldi, inspector de las casas salesianas,
de Espana, di6 el viernes pr6ximo pasado
en el sal6n de la Asociaci6n de Cat6licos
result un acto de much satisfacci6n para
los cooperadores y bienhechores de las obras
de D. Bosco. Con sencilla palabra hizo una
relaci6n del estado de las casas que tienen
fundadas en Sarrid y en Hostafranchs. Por
ella nos consta que entire ambas casas se da
instrucci6n y educaci6n a unos 1445 j6venes,
De estos unos 515 son interns y viven de
la Providencia divina; los demas 930 son
externos y todos estAn repartidos de la ma-
nera siguiente: Entre interns y externos
hay 95 que estudian para la carrera ecle-
siastica; 104 inscritos en las tres bandas de
mfisica, banda de los talleres salesianos,
banda obrera de San Jos6 y la banda de
San Vicente de Sarrid; 250 que aprenden
un oficio; 275 de las classes nocturnas; 40 de
la secci6n especial preparatoria para la pri-
mera Comuni6n.
En cuanto 6 la part moral, es imponde-
rable el bien realizado. Todos estos j6venes
direct 6 indirectamente reciben, quien mis
quien menos, los saludables efectos de la
religion. Lo cual por ser continue y cons-
tante no deja de influir poderosamente en
sus animos de modo que las ensefianzas que
hoy dia reciben, esperamos las recuerden y
practiquen por toda su vida.
En la casa de Sarrid los talleres tuvieron
un desarrollo y mejoras muy importantes
que permitieron aumentar el nfimero de asi-
lados, a tal punto, que por ser insuficiente
la actual capilla de Maria Auxiliadora, fu6
precise empezar la construcci6n de la part
de la misma destinada para el ptblico.
Para el sostenimiento de tan importantes
obras no hay duda que ocurren gastos ex-
traordinarios. Pasan 6stos de 150,000 pesetas
anuales, llegando las entradas de las peque-
Has mensualidades y suscripciones, tan s6lo a
53,000 pts.
STales datos prueban 6 toda evidencia cuan
insuficiente es la m6dica pension que algu-
nos pagan para su sostenimiento.
Se ha dicho m6dica pension y debemos
afiadir que muy numerosos son lo que ni
llegan siquiera a pagar diez pesetas men-
suales; mientras que pasan de 280 los edu-
candos y mantenidos gratuitamente. Estos
filtimos son, en su mayor part, hu6rfanos
de padrp y madre.
En consecuencia el Padre Rinaldi invoc6
laa caridad de los senores Cooperadores y
bienhechores suplicdndoles que personal-
mente 6 por los medios que su piedad les
indicase vengan en auxilio de las obras sa-


lesianas, haci6ndose de este modo acreedores
, las bendiciones de Dios y de los hombres.
Levant6se despu6s el doctor senior don Bar-
tolom6 Feliu, y con elegant frase, inspirada
en los mks altos sentimientos de la caridad
evangelica, hizo una calurosa peroraci6n,
animando a todos A trabnjar con los Sale-
sianos por la juventud obrera, esperanza de
la Iglesia y de la patria.
Puso t6rmino 4 la reunion el senior don
Narciso M"a Pascual, president del Patro.
nato del Obrero, quien demostr6 c6mo ayu-
dar 6 los Salesianos es cooperar A la res-
tauraci6n de la actual sociedad y de la rea-
lizaci6n de los deseos de nuestro Santo Padre
Le6n XIII que en todo tiempo, pero espe.
cialmente en estos dias, encarece sobre ma-
nera se proteja, eduque, se salve'a la claso
trabajadora.

I Ti 11 f ii 111111 II III I TTi nfTT TIT -


SEVILLA


En la Trinidad


El teatrito de Don Bosco.
(Del Diario de Sevilla de 0 de janio).
Como complement de la solemne funci6n
religiosa que celebraron para honrar a la
que el pueblo en su lenguaje eminentemente
expresivo y filos6fico llam6 Virgen de Don
Bosco, y tambidn como en acci6n de gracia
A los Sres. Cooperadores que coadyuvan con
su protecci6n a esta Obra, dieron los RR.
PP. Salesianos, el domingo 3 del corriente,
conform se habia anunciado, una funcion-
cita de teatro, A la que tuvimos el gusto do
asistir, y nos quedamos verdaderamente ad-
mirados. Aquellos alegres y dulces instan-
tes no se nos pueden borrar de la memorial!
Con fidelidad admirable se vela puesto en
todo su vigor el precepto del poeta latino
utile dulci, porquo veiause bellamente enla-
zadas y armonizadas la alegria y la utilidad,
la diversion y la educaci6n. El teatro es un
medio sumamente educativo y por eso lo
escogi6 el gran podagogo del siglo XIX, el
inmortal Don Bosco para servirse de 61 como
de un aliciento poderosisimo para atraer
A las juveniles inteligencias quo deseosas
de amenidad y solaz, lo van, tristemente
buscando en ese inmundo lodazal, que asi
debe apellidarse el teatro modern, que de-
generando en todo y por todo del noble fin
para el cual habia nacido, se troc6 de centro
y escuela de moralidad en una sentina ve-
nenosa de perversas ensefanzas y emponzo-








--10 -


fiadas costumbres. Estabamos citados para
las tires de la tarde y al l1egar lo primero
que llamaba nuestra atenci6n era el ver pin-
tada en los rostros de aquellos vivarachos
mozalbetes, la mas,pura alegria y satisfac-
ci6n. ICon qu6 ansia no era deseado el ins-
tante en que se levantaria :aquel'pesado y
eterno tel6n! Pero yascomienzan, se oyen
Jos melodiosos acordes del piano diestra-
nente tocado por el joven maestro don Ma-
nuel Serrano y rompen con el Duo de la
Africana por supuesto con la letra habil-
mente cambiada y es arrebatador aquel coro.
Cantomos los sevillanos
Un himno de inmenso amor
A todos los Salesianos
Y sa santo Fundador.
Sigui6 luego un drama tiernisimo en un
acto titulado La vocacidn de san Luis, que
.hizo derramar a1grimas a todos los circuns-
tantes. .Qui6n hubiera podido siquiera sos.
pechar, viendo la soltura y gracia con que
desempelaban sus papeles, que bajo de aque-
llos trajes 6 la antigua espaiiola se oculta-
ban los terrible ex-honderos, que hacian
un dia intransitables aquellos parajes! Se
cant6 el clasico duo I due Poeti, de Mazza,
y represent6se despuds una hermosa comedia
en dos actos titulada Una buena lecci6n,
llena de utilisimas ensefianzas para todos, y
al alcance aun de las mss tiernas inteli-
gencias. En los entreactos cantaronse dos
zarzuelitas del maestro Costamagna, sacer-
dote salesiano y por filtimo represent6se la
Gasa de campo, terminandose la funci6n con
el Coro de los locos, c6lebre producci6n del
maestro Fioravanti. Lo que mas nos causaba
admiraci6n era el oir la afinaci6n con que
cantaban aquellos dificiles y largos coros y
el ver la soltura y franqueza con que de-
sempefiaban sus papeles, todo lo cual supone
un trabajo paciente y esmerado por part de
los Padres que se hicieron acreedores A la
mas sincera felicitaci6n. La numerosa con-
currencia formada por las principles fami-
lias de la aristocracia sevillana, por nume-
roso clero, can6nigos y religiosos, al salir
del teatrito no sabia encontrar palabras bis-
tantes para demostrar su satisfacci6n d la
par que ensalzaba y encarecia esta Insti-
tuei6n admirable, que todo lo abarca y de
todo se sirve para llevar almas a Dios y for-
mar hombres honrados que sean un dia el
sost6n y la gloria de la sociedad.
Nosotros, a la vez que repetimos la mas
cordial-enhorabuena al Director de dicho
institute el Revdo Padre Matias Buil, que
tan incansablemente trabaja en favor de',la
juventud sevillana, no cesaremos de enco-
mendar esta obra a la caridad de todos, A
fin de que pueda muy pronto ensancharse el
campo de la misi6n Salesiana, y podamos
ya ver instalados esos talleres cristianos, en
los cuales A la par que se forman ilustrados


artesanos 6 industriales, se forman tambi6n
esos campeones de la fe, que son, ban side
y seran siempre la base y el sost6n de toda
sociedad.



En honor de Maria Auxiliadora


(Del Diario de Sevilla del mi6rcoles 30 de
mayo de 1894).
Hermosa y grata sobremanera result la
funci6n que celebraron el domingo 28 del
corriente los RR. PP. Salesianos para hon-
rar A su Excelsa Patrona, Maria Auxilia-
dora. En el poco tiempo que llevan de estar
en Sevilla se puede decir sin temor de exa-
geraci6n que ban obrado verdaderos pro-
digios de caridad. La obra de Don Bosco,
el taumaturgo del siglo diecinueve, esta lla.
mada a regenerar la sociedad, ya que so
ocupa en la educaci6i de los niiios, los hom-
bres de mainana, haci6ndolos obreros cris-
tianos y cultos y apartandolos de esa atm6s-
fera emponzoiiada que ios trajo el libera-
lismo cuyos frttos nos vemos tristemente
obligados A contemplar cada dia en los des-
manes y horrorosos crimenes del socialismo
y de los anarquistas.
Con previa invitaci6n habianse convidado
a los Sres Cooperadores y, Cooperadoras de
dicha Obra, para que tomaran part en la
fiesta, a la que se di6 principio con la Misa
de Comuni6u a las ocho, en la iglesia de la
iSantisima Trinilda.I. iQu6 espectaculo tan
tierno y conmovedor el ver 6a aquells mu-
chedumbre de niios haraposos y azote un,
dia de las calls y plazas ahora arrodillados
a los pies de la Virgen entonando con sus
voces argentinas las glorias de Maria. Cantd-
ronse escogidos motetes y antes de la Oomu-
ni6n, que fue muy numerosa, el Sr. Director
de dicho Instituto, D. Matias Buil les dirigi6
breves pero efiedees palabras para animarlos
a huir A todo trance del pecado, a fin de
que el Nifo Jesfis reine siempre eh sus
corazones.
A las .diez y media tuvo lugar la Misa
cantada y la conferencia a los Sres. Coope-
radores y Cooperadoras, en la artistic y
hermosa iglesia de San Andr6s Ap6stol,
cuyo pArroco el R. Sr. D Jos6 Camacho
habiala ofrecido al efecto. Asistieron 6 ella
los nilfos que pasan de doscientos. So em-
pez6 con el canto de.unas melodiosas leta-
nias del Madonno de un efecto admirable y
acto seguido, comenzaron 6 cantar la belli-
sima y justamente renombrada misa de Maria
Auxiliadora 4 tres voces, hermosa composi-
ci6n del Ilustrado Mons. Cagliero, Obispo
salesiano. Aquel coro suavisimo de cuarenta
voices infantiles que con una afinaci6n admi-
rable daban la mds exacta interpretaci6n a la







- 103 -


artistic y dificil composici6n, legaba al co-
raz6n y enternecia hasta las lgrimas. A los
acompasados y graves acordes de los kiries
suceden los vivaces y brillantes allegri del
Gloria, con tal brio y gallardia que causaba
grandisima .admiraci6n en todos los oyentes.
El motete Sit nomen Domini que cantaron al
ofertorio fu6 de una delicadeza y ternura
admirables y aqu61 solo de soprano no pare-
cia misica de esta tierra sino dulcisima me-
lodia celestial.
Despu6s de la Misa cantada el Superior
de dicho Institute di6 una hermosa confe-
rencia 6 los Sres. Cooperadores y Coopera-
doras, dAndoles cuenta de lo que habian
hecho en el poco tiempo que llevan en esta
capital 6 insinuindoles al mismo tiempo lo
much que aun queda por hacer. Todo lo
esperamos, decia, de vuestra caridad. I Qu6
sera de estos pobresniiios el dia de manana
cuando salgan de nuestras escuelas? Triste
en verdad es el porvenir que les espera en
ese' mundo olvidado de Dios y emponzoiado
por la revoluci6n y el anarquismo. L Y qui6n
no derrama lgrimas de conmiseraci6n al
contemplar estas tiernas almas que se estin
perdiendo miserablemente? Y aqui exponif
el plan de Don Bosco, que, Dios mediante,
piensan desarrollar muy pronto, .& saber la
Obra de los Talleres, y con sentidas frases
encomendaba A la caridad de los Coopera-
dores dicha obra y d sus pobres nifios. Qui-
siera tener voz mis autorizada para poder
llamar la atenci6n de todos sobre esta nueva
instituci6n que nacida ayer se ha propagado
con una rapidez portentosa en todas las
parties del mundo y educa hoy en sus casas
el asombroso nfmero de trescientos mil ni-
fios. He aqui el verdadero socialismo. He
aqui la soluci6n del pavoroso problema so-
cial que est, minando A la sociedad.
Cooperemos i la formaci6n de obreros cris-
tianos, que tengan amor a la virtud y al
trabajo y cada taller se convertiri en un
temple y las horrendas blafemias y len-
guaje desesperado del obrero sin f6 sucederin
los dulces canticos de la paz y del amor del
obrero cristiano.
Damos mientras tanto-la mas sincera en-
horabuena a los RR. PP. Salesianos por su
hermosa fiesta y hacemos votos para que
pronto Sevilla tambi6n participe en mas am-
plia esfera de los beneficios de su obra re-
generadora y eminentemente social.
Un Cooperador Salesiano.


HOSTAFRANCHS (Barcelona)



La fiesta de Maria Auxiliadora en el Instituto Salesiano.

Revmo. Sr. D. Miguel Rua Turin.
MI VENERADO SUPERIOR:
El 3 del corriente mes fu6 dia de sumo
regocijo y santa alegria para esta casa, a la
vez que para todo el barrio, con motive de
la fiesta de Maria Auxiliadora. Durante
el mes de mayo se honraba a nuestra buena
Madre con una hermosa funcioncita,' d la
cual asistia gran concurso de obreros, de
ambos sexos, atraidos sin duda por los cantos
acompaiados de mfisica instrumental, que
en ella ejecutaban con singular afinaci6n
nuestros j6venes c'antores.
El dia de la fiesta era por todos esperado
con gran deseo, como lo manifiest6 la nu-
merosa concurrencia quo asisti6 d todas las
funciones, y en particular 6 la Comuni6n
general, que sin duda fu6 la mas concurrida
de cuantas celebramos desde que nos halla-
mos aqui establecidos.
La prensa cat6lica de esta capital habl6
de nuestra fiesta, hacienda detalladas rese-
fnas y cooperando de este modo i propagar
la devoci6n a la Virgen invocada con el ti-
tulo de Auxilio de los Cristianos. Quisiera
transcribirle todas las relaciones que publi-
caron; pero fuera demasiado extenso. Me li-
mitar6 d enviarle tan s6lo la del Diario Ca.
talin, el cual en su nuimero del dia 5 decia
lo siguiente:
< El domingo el Instituto Salesiano de
Hostafranchs, celebr6 la fiesta de su excelsa
Patrona Maria Santisima invocada bajo el
titulo de Auxilio de los Cristianos.
< Solemnisimas resultaron las funciones
celebradas con tal motivo en la espaciosa
capilla de aquel ben6fico establecimiento.
cual asisd6 un grandisimo nfmero de tra-
bajadores de todas classes y edades, celebr6se
a las diez un solemn oficio, cantando la es-
colania de aquella casa la grandiose misa
del maestro Quirici. El serm6n estuvo i cargo
del Revdo. padre Riera, escolapio, quien con
elocuente y sencilla palabra anim6 a su nu-
meroso auditorio, confiar en Maria Aux.
liadora.
N> o menos concurrida fle la funci6n de
la tarde en la que el Rdo. padre Antonio
Aime, director do aquella casa pronunci6 un
notable serm6n, explicando los motives quo
tenemos los espafioles de acudir con toda
conflanza a la Virgen Auxilio de los Cris-
tianos.
Un precioso Tantum ergo, la solemn ben-
dici6n y el besamanos 6 la Virgen fueron







- 104 -


digno remate A tan solemn fiesta que de-
jarA en todos los vecinos de aquel gran
Barrio un memorable recuerdo. >
En aquel dia nos convencimos de la falta
absolute que tenemos de una grande iglesia,
si queremos tender A las necesidades espi-
rituales de este inmenso barrio, poblado en
su mayoria por la clase trabajadora. Nos
hallamos casi en las mismas condiciones en
que se encontraba el barrio de Valdocco en
los primeros arios en que nuestro amado
,padre D. Bosco (D. E. G. E.) fundaba esa
-bendita casa del Oratorio.
Quiera la Virgen Sma. Auxilio de los Cris-
tianos renovar en Barcelona el milagro que
hizo en Turin, levantAndose tambi6n aqui
un grandiose temple, que, cual faro lumi-
noso, disipe las espesas tinieblas morales y
religiosas que nos rodean.
Ayfidenos, Rdo. Padre, con sus oracio-
nes a alcanzar esta gracia. Bendiganos A
todos y en particular A este su afectisimo
hijo en el Sefior.
Q. S. M. B.
ANT. AIME Pbro.
Barcelona (Hostafranchs). 8 de junio de 1894.



UTRERA.
MUY REV. SR. D. MIGUEL EUA:
Muy querido Padre en el C. de Jesfs.
Invitado por el Sr. D. Ernesto Oberti, Di-
rector del Colegio del Carmen y por los
maestros del Oratorio festive de S. Diego
de esta ciudad de Utrera tuve el honor de
asistir, el pasado domingo, festividad de san
Juan Bautista, A la repartici6n de premios
que tuvo lugar en el local donde se halla
establecido dicho Oratorio.
Puedo decirle con toda franqueza que lo que
goc6 y disfrut6 en aqul1 breve rato no hay
frase con que describirlo; grande era mi
complacencia al ver la gracia y desparpajo
con que leyeron aquellos pobres nihos, las
composiciones po6ticas dedicadas A Maria Au-
xiliadora, A nuestro amado Don Bosco, 6
nuestro querido Director y A todos los que
nos honramos con el titulo de Cooperadores
de la Obra Salesiana. Mucho se fj6 nuestra
atenci6n en los dos discursitos que se leye-
ron en latin y en frances.y en modo parti-
cular en el dialoguito en verso dedicado A
los Bienhechores, con que termin6 tan agra-
dable acto.
LY de los premios qu6 le dir6? Fueron.
muchos y buenos todos ellos consistentes en
ternos de tela y lana, ropa interior, como
oamisas y calzoncillos, bastantes pares de
alpargatas y various libros, con el titulo de
E1l J6ven Instruido.
La elecci6n de esta clase de premios hecha


por los Padres Salesianos, a mi modo de ver
y al de otras personas que han hablado con-
migo sobre el particular, e excelentisima,
pues en verdad, era necesario que se viese
el estado de suma pobreza en que estos in-
felices se encuentran para poder juzgarlo
con mAs exactitud.
; Ouanto debemos los hijos de Utrera A los
hijos del inolvidable y querido Don Bosco!
iCon cual empeio debemos todos esfor-
zarnos para ayudarlos en su obra eminente-
mente itil a la sociedad!
De V. s. s. q. b. s. m.
Un Cooperador Salesiano.
Utrera, 30 de junio de 1894.




GKERONA.



Los Hijos de Don Bosco.
De El Baluarte de Gerona tomamos los
phrrafos siguientes:
Don Bosco el ap6stol ferviente y conven-
cido, el hijo ilustre de Italia y una de las
estrellas brillantes del hermosisimo cielo del
Cristianismo, llevado por su amor inmenso
al pobre y al humilde, al menesteroso y men-
digante ha hecho un bien incalculable a la
sociedad, con la fundaci6n de sus talleres,
on donde se cultiva el amor al trabajo.
La ley dolorosa del trabajo, que no acaba
de connaturalizarse con el hombre, la de.
senvuelven y la hacen humana los Salesia-
nos, con las dulzuras inefables de la Reli-
gi6n que tiene consuelos para todos, y de
muchachos desarrapados y haraganes que
en las calls y en la plaza con el est6mago
vacio y frio el cuerpo se hubieran educado
en la escuela del crime, forman obreros in-
dustriosos, inteligentes y cristianos, que a-
portan A la sociedad un caudal de energias
y actividades, que de otra suerte se hubie-
ran perdido en las indolencias de la pereza
est6ril, representando una fuerza muerta y
una negaci6n infecunda.
Pero si los Talleres en donde se ensefian
las industries y las artes, tienen una impor-
tancia innegable, este inter6s sube de punto
cuando se trata de las Granjas agricolas
como la de esta provincia, destinadas A fo-
mentar el cultivo de la tierra y progress de
la agriculture, tan descuidada en Espaia,
que en esta material dista much de estar A
la altura de los adelantos de la ciencia mo-
derna.
Estas Granjas son dignas de todo aplauso
y protecci6n por los altisimos y vitales in.







- 103 -


tereses que desarrollan y por estar A su
frente un personal peritisimo, que ha estu-
diado con amor y con convicci6n esta prin-
cipalisima base de la riqueza de un pais.
En la agriculture no hemos adelantado
nada y s6lo nos guiamos por la rutina in.
veterada y por la costumbre, sin aplicar a
ella los principios de la ciencia, que tantos
resultados han dado a las demas naciones.
que no cuentan con la fertilidad fecunda de
nuestro suelo. Rehacios A toda innovaci6n,
nuestros labradores tratan la tierra del modo
que lo aprendieron de sus padres y no ad-
miten en su tenacidad ignorante otros tra-
tamientos, m6todos y utensilios que los que
han aprendido en el hogar.
Por esto son de indiscutible utilidad estas
Granjas, donde los j6venes con un studio
te6rico-prActico de la agriculture podrian
despu6s de diseminarse por la provincial ser
el principio de una transformaci6n, de s6lidas
y seguras ventajas para el prbductor y el
jornalero, cuya ruda y fatigosa labor seria
sustituida por la maquina centuplicadora del
trabajo.
Aqui donde el gobierno lo deja todo a la
iniciativa individual, fuerza es que los par-
ticulares den vida y calor A estas fundacio-
nes utilisimas, fuentes de producci6n y de
riqueza.
Esta creemos nosotros una manera posi-
tiva y practice de protege al obrero mAs
bien que endilgarle declamaciones insustan-
ciales 6 insipidas, que no le acallarAn el
hambre ni le ofrecerAn un asilo en las bo-
rrascas de la lucha por la existencia.
Pan y hojas de catecismo, ha dicho un
eminent Purpurado, se necesitan para re-
solver el problema obrero; esto es, hay que
proporcionar a dste alimento spiritual y cor-
poral. Sin el primero hac6is del obrero un
impio y un sectario feroz; sin el segundo lo
entregAis A los horrores de la miseria con
vistas a la desesperaci6n.
Admirablemente resuelta queda la cues-
ti6n en los Talleres salesianos, 4 los que no
heinos de escatimar el aplauso sincere y el
elogio fervoroso.
Estas ligerisimas impresiones nos las ha
sugerido la comunicaci6n que nos ha diri-
gido el director en esta provincia Sr. D. San-
tiago Ghione, participandonos la oportuna
idea que ha concebido, de fundar una banda
musical, que proporcionarA ratos de solaz y
esparcimiento a los asilados, que les servirA
para rehacer las fuerzas gastadas en el tra-
bajo.
Nos asociamos a4 la idea y desde hoy las
personas que quieran contribuir A la reali-
zaci6n de tan magnifico proyecto, pueden
acudir a la Administraci6n del Baluarte,
donde se recogerAn las limosnas y donativos
que A tal efecto se entreguen.

S. D.


AMEIRICA


LOS SALESIANOS EN EL PARAGUAY


Documentos importantes.

Montevideo, mayo 8 de 1894.
A S. S. Dr. D. Venanoio V. L6pez, Ministro
de Relaciones Exteriores de la Repzblica del
Paraguay Asunci6n.
SR. MINISTRO:
Aunque el principal deber reglamentario
de mi cargo es el fomento de loa intereses
del comercio y de la navegaci6n, no he
creido agena A mis funciones ninguna ini-
ciativa que pueda redundar en beneficio del
Paraguay.
Llam6 siempre mi atenci6n y fu6 objeto
constant de mis studios 6 investigaciones
la. desgraciada condici6n de los indios del
Chaco y el abandon de una part de la
juventud en la Asunci6n y pueblos de la re-
pfiblica, donde vegeta aquella en los vicios
6 ignorancia mAs complete. Sin embargo,
estoy convencido por mis viajes al Chaco y
A las principles poblaciones del Paraguay,
que existen condiciones de mansedumbre en
los indigenas y aptitudes de natural despejo
en nuestra juventud abandonada para rege-
nerarlos y hacerlos fitiles en la escuela del
trabajo. Es obra de humanidad incorporar
esos elements A la civilizaci6n, asegurando
el bienestar y el progress del Paraguay.
No siendo eficaz otra propaganda que la
religiosa para iniciarlo en la civilizaci6n y
conociendo las ventajas prActicas del cris-
tianismo para Ilenar aquellos fines, care-
ciendo hoy el Paraguay de today cooperaci6n
en el Rio de la Plata para mejorar sus con-
diciones morales y materials, me dirigi ofi-
ciosamente A fines de 1892 A la Secretaria
de S. S. Le6n XIII, habiendo obtenido la
siguiente contestaci6n:
< Sr. don Matias Alonso Criado, CGnsul Ge-
neral del Paraguay Montevideo.
< ILLMO. SR.:
o Al acusar recibo del apreciable pliego
> de V. S. de fecha 6 de noviembre pr6-
> ximo pasado, me apresuro A participarle
> que ihmediatamente hice una relaci6n al
> Santo Padre de cuanto en 61 me comuni-
> caba.
> Tengo ahora que manifestarle que Su
> Santidad, dolorosamente impresionado por
> la descripci6n del deplorable estado en
> que se encuentran los indios del Chaco
>> Paraguayo me ha ordenado interesar al







- 106 -


> Rdo. P. Rector General de los Salesianos
> para ver si es possible fundar una Misi6n
> en el Chaco dirigida por aquellos religio-
> sos. He tratado de ejecutar con solicitud
> la orden recibida y espero que los deseos
> manifestados por,V. S. puedan ser reali-
> zados, y con sentimientos de distinguida
> consideraci6n me declare de .V. S.
>> Afmo. servidor .,
> M. Card. RAMPOLLA

E Roma, 15 de diciembre de 1892.

La orden Salesiana fu6 fundada en Italia
en 1841 para consolar A los que sufren, para
instruir y moralizar las classes pobres de la
sociedad.
Tuvo inmediatamente gran incremento en
las principals naciones de Europa, y hoy
tiene varias reducciones agricolas de indios
y escuelas de artes y oficios y colegios de
ensefanza elemental y secundaria en M6jico,
Colombia, Ecuador, Perf, Chile, Argentina,
Uruguay y Brasil. El Paraguay no podia
ser una excepci6n en Am6rica, y sus classes
desvalidas van 6 recibir pronto los benefi-
cios de la progresista instituci6n Salesiana.
Hoy salen de Montevideo para Asupci6n
en el vapor Las Mercedes el Ilmo. Sr. Dr.
Don Luis Lasagna, Obispo de Tripoli y su
Secretario el Rdo. Don Juan Balsola, para
estudiar practicamente la creaci6n de una
Escuela de Artes y Oficios para nifios y'
nifias pobres en la Asunci6n, como las que
funcionan en Almagro (Buenos Aires) y en
la Estanzuela (Montevideo), y una reducci6n
agridola para los indios del Chaco, como las
stablecidas en las islas Dawson, Tierra del
Fuego, Patagonia (Chile y Argentina) y
Amazonas, Ceard y Minas Geraes (Brasil.
El senior Obispo de Tripoli es el Inspector
General de la Orden Salesiana en el Brasil,
Uraguay, Paraguay, Misiones, Corrientes, y
Entre Rios, y' sus grandes y relevantes
dotes de inteligencia, virtud y actividad per-
sonal se deben las principles fundaciones
salesianas que tanto bien han hecho 6 Sud
Amdrica.
Desde Asunci6n seguird viaje el Doctor
Lasagna para Cuyaba (Matto Groso), donde
el gobierno y diocesanos respectivos han dado
las mayores franquicias y apoyo moral y ma-
terial para la instalaci6n de los Salesianos
en aquel lejano Estado del Brasil, tan li-
gado al Paraguay por su posici6n geografica.
El ilustrado Gobierno de Asunci6n, just
apreciador de las necesidades del pals, debe
dispensar 6 los Salesianos todo el apoyo que
merece su abnegada misi6n civilizadora y los
beneficios que reportarAn al Paraguay, al
que se le labre hoy una aurora de regenera-
ci6n moral y social.
Tengo especial honor y satisfacci6n.en re-


comendar eficazmente a V. E. el Ilmo. senior
Obispo de Tripoli, esperando obtenga toda
clase de facilidades por part de mi gobierno
para realizar su misi6n evangelica en el Pa-
raguay.
Con este motive reitera al senior Ministro
el testimonio de su mayor consideraci6n y
aprecio S. S.
MATIAs ALONSO, CRIADO
C6nsul General del Paraguay.




MEJICO (Puebla)



Nueva Casa Salesiana.
Dice el Amigo de la Verdad de Puebla:
< Recordaran nuestros lectores que en el
nfmero de El Amigdode la Verdad corres-
pondiente al 24 de febrero anunciamos que
el 26 del misnio tendria lugar la bendici6n
de la primera piedra que iba 6 ponerse para
inaugurar un Colegio salesiano en la casa
nfim. 2 de la calle de Cardenas, en el barrio
alto de esta ciudad.
Hizose asi, en efecto. Reunidos en un
gran solar de la misma casa el Sr. Vicario
General, Can6nigo Don Victoriano Covarru-
bias, various Sres. Capitulares y Sacerdotes,
asi como algunas sefioritas y caballeros dis-
tinguidos, fu6 bendecida solemnemente la
primer piedra por el referido Sr. Vicario
General y colocada en una especie de al-
veolo, en cuyo hueco se deposit un perga-
mino con un acta que- firmaron todos los
que pudieron hacerlo. He aqui copia de la -
referida acta:
< En la ciudad de Puebla de los Angeles,
veintiseis de febrero del ano del Sefior de
mil ochocientos nbventa y. cuatro, siendo
Obispo de esta Di6cesis el Ilmo. Doctor
Don Francisco Melit6n Vargas y Goberna-
dor del Estado el se~or General Don Mucio
P. Martinez, reunidas en la casa nfm. 2 de
la calle de Cardenas del barrio del Alto de
San Francisco las personas invitadas, de las
que algunas suscriben la present, el seinor
Vicario General y Dean de esta santa Ca.
tedral, en nombre del Ilustrisimo Prelado
diocesano, bendijo la primera piedra de las
nuevas construcciones que van efectuarse
en la reterida casa destinada al Colegio,
Talleres Salesianos de San Ignacio, para ni-
ios pobres, apadrinando este acto solemn
las sefioras D" Dolores Bulnes, Da Ines Ca.
rrillo de Alvarez, Da Concepci6n E. de O.
vando y los senores Don Jos6 Maria Botello,
Don Jos6 de la Luz Traslosheros y Don
Eduardo Ovando. >>








- 107--


Para constancia' y'memoria se levanta la
present.
Asistieron ademAs A dicha bendici6n las
j6venes que forman la Asociaci6n de Hijas
de Maria de la Parroquia de la Oruz, quie-
nes durante el acto estuvieron cantando con
gran piedad y devoci6n algunos himnos,
dirigidas por el Sr. Vicario de dicha parro-
quia, Pbro. D. Ignacio Gonzalo de Arriaza.
Hubo tambi6n algunos discursos, siendo
muy notable el que pronunci6 el R. P. Sa-
lesiano D. Rafael M. Piperni, quien enco-
mend6 la obra a la caridad de todos, pues
s61o de ella se esperan los recursos necesa-
rios para continuarla y concluirla.
Ha pasado apenas un mes, y aunque estos
recursos no han abundado. el celo del senior
Vicario General D. Victoriano Covarrubias,
del referido P. Piperni, del Sr. D. Ignacio
Benitez y de otras personas ha hecho tales
esfuerzos que se, ha logrado habilitar un
dormitorio y en la pr6xima semana, quiza
dentro de dos 6' tres dias, seran recibidos
treinta ninos, inaugurando de este modo el
Colegio Taller.
Dicho se est6 que solicitudes abundant;
pero como, lo repetimos, no abundan los re-
cursos, han sido desechadas con harta pena.
;Dios quiera 'mover los corazones de las
personas caritativas!




EC-UADOR



El Oratorio Festivo de Tincss.
En celebraci6n del 2 aniversario de su
fundaci6n la simpatica Sociedad del Oratorio
Festivo del 8. Corazsn, establecida en Vinces,
di6 una pfiblica Velada literaria y musical
t la memorial del inclito protector de los
obrcros,' Don Bosco, el dia 31 de enero, 6 la
cual concurri6, juntamente con el pueblo, lo
mas granado de aquella important pobla-
ci6n.
El 6xito de la funci6n fu6 brillante y dej6
6 todos los concurrentes sumamente conm-
placidos. El fundador, el sostenedor incan-
sable de aquella Sociedad es el Sr. Cura
Vicario D. Antonio Metalli, el cual, con-.
forme al fin del Instituto, en los dias de fiesta
recoge, instruye y entretiene con diversions
honestas A los j6venes de su Parroquia.
Y al efecto, inaugur6 una magnifica banda
de mfisica, en la cual figuran muchos nifios
lujosamente uniformados. Hizo construir dos
lindos botes Don Bosco 10 y Mragarita Bosco,
cuya tripulaci6n estA formada tambi6n por
nifos del Oratorio, los cuales ostentan, en


los dias de fiesta, vistoso uniform de ma-
rinero.
En suma,, el R. Sr. Metalli con su dul-
zura, con su actividad, con su entusiasmo,
se atrae a toda la buena juventud de Vinces
y es objeto de las simpatias de todas las
personas de bien.
iOjald que todos los RR. Parrocos fund.
ran en su parroquia, para bien de la juven-
tud, un Oratorio Festivo como el de Vinces!
Mandamos al R. D. Metalli y a todos sus
eutasiastas alumnos, nuestras sinceras feli-
citaciones.
(El Industrial).


El Oratorio festive de Quito.

(De El Industrial, de 21 de marzo).
El domingo 5 de los corrientes tuvimos
ocasi6n de presenciar una de aquellas fiestas
populares que dejan siempre en el coraz6n
del obrero profundas impresiones de alegria
y consoladora esperanza.
En uno de los patios de los Talleres Sa-
lesianos unos chiquillos desarrapados los
mis, pero vivarachos, risuenos, alegres, jue-
gan, corren, saltan llenando el aire con pal-
moteos y gritos que les arranca el entu-
siasmo, principalmente cuando ganan una
partida a sus adversaries, 6 se les ocurre
algfin nuevo medio de meter bulla.
El taiido de una campanilla interrumpe
aquella jarana...
iLa rifa! la rifa! gritan todos a voz en
cuello, y se precipitan hacia un punto,
donde se ha adornado con algunas telas,
con pretenciones de colgaduras, una part
del sotechado.
i Aqui fu6 Troya! Los pilluelos toman de
asalto el reparo que defiende los disputados
premios de toda probable invenci6n. Es un
estr6pito, una baraunda.sin igual. Todos quie-
ren ser los primeros en sacar la suerte; so
empujan, rifen, gritan. Es la escena mhs
divertida de este mundo. Pero pronto entra
la calma; el Director del Oratorio un joven
Salesiano, alto, que descuella sobre toda la
muchedumbre, impone silencio, y aquel hu
racn de chillidos poco, a poco se va cal
mando admirablemente. Los entusiastas ni-
los cuentan con ansias sus buenas notas
reunidas en un mes de asistencia al Orato
rio, y con las cuales sacaran otros tanto
billetes de las Rifas que van 6 empezar.
Uno echa el ojo a un par de botines
le parece ya ponerlos en sus pi6s desm
dos; otro a un pailuelo de seda, a una e'
tampita, a los juguetes; 6ste se fija en un
Virgen representada a muchos colors, aqu
ojea un espejo, un librito elegant; uni
desean para si esta cadena de reloj otr
aquel cuadrito con un marco de plata, ur
pilita de agua bendita..... y siempre risu







- 108 -


ios, siempre bulliciosos. A ratios el que di-
rige el sorteo sale con un ; Viva Maria Au-
xiliadora! 1 Viva san Josd! I Viva D. Bosco!
y por toda esa pilleria de cars de pascuas
con voz que no cable encarecer, se repite,
iViva!
SPor qu6 tanto bullicio en toda esta mu-
chedumbre de pilletes? LPor qu6 tanto afan
y celo en los religiosos que .andan entire,
estos nifios sucios, los mas,. y andrajosos?
Preguntas son dstas, para quien las entiende
de muy profundo sentido. TrAtase de arran-
car del vicio y de mil peligros A esos nifios
que mafiana seran hombres. El domingo para
ellos (como para un sin nfimero de hombres)
no es dia de Dios.
Don Bosco cuya fama ya ha sonado por
todos los Angulos del mundo, lastimado on
el coraz6n por ver perderse 6 tanta juven-
tud, basa sobre el Oratorio Festivo la obra
colosal que Dios le encarg6 fundar, tras
un primero, otros cinco en la sola Turin, 6
cada uno de los cuales acuden de 500 6 800'
nifios y j6venes.
Tras 6stos, otros: y esta instituci6n por
su impulse es propagada en la mayor part
de Europa.
Pudiera alguno mirarla con indiferencia,
otros, quiza, con encono. Pero nadie A quien
estk A pecho el interns de las buenas cos-
tumbres de la religion y el porvenir do la
patria, nadie que sepa escudrifar en el por-
venir incierto y lleno de temores, deja de
admirarla y apoyarla cuanto le cabe.
Qu' es un Oratorio Festivo?
LQu6 se hace en 617
COull es su objeto principal?
Brevemente: es un lugar de reuni6n A la
par que de alegre y honest esparcimiento,
donde acuden nifios y j6venes & pasar la
fiesta; en 61 se corre, se grita, se juega, se
oye la explicaci6n del catecismo, se aprende
el canto, la misica, la gimnasia; su fin (il-
timo es apartar en los dias festivos de los pe-
ligros de corrupci6n A los niios y j6venes.
Quien conoce y deplora los males que d
nuestra sociedad aquejan no puede dejar de
descubrir A ojos vistas las inmensas ventajas
y los efectos de regeneraci6n que de tal ins-
tituci6n se consiguen. Aquellos mismos que
miran con desprecio 6 mofa toda obra que
lleva el sell de la religion, aclamaron esta
como de eficacia trascendental, para curar
las muchas llagas de la humanidad present.
Oigase un testimonio por cierto no tacha-
.blI de clericalismo 6 de espiritu de part.
C6sar Lombroso professor de antropologia
criminal en la universidad de Turin ha-
blando no ha much 6 los estudiantes del 6
curso de medicine acerca de la plaga del
alcoholismm, despu6s de enumerar las distin-
tas medidas inftilmente adoptadas por las
autoridades, para disminuir, ya que no des-
truif, sus tristes efectos, concluye .propo-
niendo.... los: Oratorios Festivos: y aliade


que si bien est6 61 muy ajeno de reveren-
ciar la sotana del sacerdote, no obstante,
es indudable que no hay medio mejor para
preparar una juventud honest, que reco
gerla los dias de vacaci6n, y entretenerla en
permitidos pasatiempos y recreaciones: cual
se acostumbra, ni mas ni menos, en los Ora-
torios cat6licos.
Concluiremos.
Ojal6 en nuestra capital que disfruta de
los goces proporcionados por la acci6n vi-
vificadora de toda clase de religiosos abne-
gados en el cuidado de la nifiez, podamos
dentro de no much tiempo, ver reunidas
las fiestas, en uno de semejantes Oratorios,
todos los nihos y j6venes que actualmente
las pasan en las calls y plazas, sobre todo
los que se ocupan durante la semana en los
talleres. OjalM se cumpla nuestro deseo de
ver esta instituci6n floreciente aun en toda
la Repitblica. Fuera 6sta entire las muchas
que tenemos una prenda de un porvenir muy
lucido para nuestra patria.
Riobamba, Cuenca, Vinces, ya saborean
los frutos de obra tan sobresaliente. No di-
remos que en Quito se haya estado mano
sobre mano. Como que jamAs se ha omitido
sostenerla, mediante el sacrificio de unos y
la cooperaci6n 6 caridad que ha distinguido
a los otros, especialmente 6 un grupo de
sefiores muy dignos de ser imitados. Pero
lo que queda por hacer y lo que ardorosa-
mente anhelamos es much mis. QuisiBra-
mos, en una sola palabra, quitar y amparar
del peligro & todos los j6venes, y asi pre-
parar una generaci6n completamente, y bajo
muchos respects, honrosa para el Ecuador.


LW- P- M5 ai- b w-- -


GRACIAS DE MARIA AUXILIADORA,



RDO. SR. D. MIGUEL RUA:
Queridisimo Padre:
Con el coraz6n henchido del mds vivo
agradecimiento doy publicidad al senialadfi
simo favor que la Virgen de D. Bosco acaba
de realizar conmigo. Atacado por tres fuerteA
golpes de apoplejia, que me ponian A las
puertas de la muerte, los m6dicos no encon.
traban remedio para mi enfermedad y ha-
bianme pronosticado que seria victima-de
uno de esos ataques. No sabiendo ya 6 quien
acudir para curar de enfermedad tan espan-
tosa, puse toda mi confianza en Maria Au-
xiliadora, prometiendo regular una estatua
de la Virgen del mismo nombre A esta casa







- 109 -


de Sevilla si me libraba de mel tan terrible.
a Oh maravilloso poder y bondad de esta
Madre tan tierna! Con cuanta raz6n se ha
dicho que ninguno de cuantos han implorado
su protecci6n ha sido abandonado !
Empec6 juntamente con toda mi familiar
una Novena y el filtimo dia habi6ndonos
acereado todos al celestial banquet ya
Maria me habia prodigiosamente curado.
Pero en vista de que esta enfermedad puede
tener algunas largas interrupciones y repe-
tirse despues de algfn tiempo, concluida la
Novena comenc6 un Triduo diciendo con
today conflanza: < Madre mia, si estos tres
dias no me repite el accident es serial de
que me hab6is otorgado la gracia para siem-
pre y yo publicar6 el milagro; y de este
modo decia para mi: < Asi quedarA compro-
metida. > Y h6me aqui que no habiendo re-
petido en un mes que ha trascurrido desde
la filtima vez y sinti6ndome curado del todo
cumplo mi promesa, y quisiera tener mil
lenguas para poder cantar las alabanzas de
Aquella'A quien desde hoy mis que nunca
me consagro.
Rudgole pues, publique en el Boletin Sa-
lesiano cuanto antes el mencionado favor y
despues de darle las mas cordiales gracias y
encomendarme a sus oraciones me creo muy
dichoso en repetirme su hijo en el Coraz6n
de Jesus y de Maria,
MANUEL SERRANO "NUEZ.
Sevilla 15 junio 1894 (Instituto Salesiano de la
Sma. Trinidad).

*

iBendita sea Maria Auxiliadora!

Valverde del Camino, 2 de julio de 1894.
Sr. Director del Boletin Salesiano.
MUY S. MiO:
Molestado durante nueve meses por un
fuerte dolor reproducido peri6dicamente, sin
que bastase, para su desaparici6u los recur-
sos de la ciencia, me encomend6 6 Maria
Auxiliadora, cuya eficaz intercesi6n implore
haciendo una novena. No desminti6 la Madre
de Dios lo que S. Bernardo ha consignado
de Ella, pues debiendo aparecer el dolor,
siguiendo su march peri6dica, el tercer dia
de la novena, quiso Maria Auxiliadora que
en absolute desapareciera; agradecido a cuyo
favor le ruego lo inserted en el Boletin Sal'e-
siano, segin prometi 4 la que se apellida Au-
xilium Christianorum.
S. S. it. B.

ANDrES DE MORA.


SGloria a Maria!

Barcelona, 32 de Julio de 1894.
Sr. Director de los Talleres Salesianos
Sarria (Barcelona)
MUY Sn. Mio:
Htabiendo acudido I la Santisima Virgen
Auxiliadora para obtener por su poderosa
mediaci6n una sehalada gracia, prometi dar
una limosna A los Talleres Salesianos de
Sarrid y hacer pliblico mi agradecimiento en
el Boletin, si alcanzaba di(ho favor.
Obtenida la gracia que deseaba, doy gra-
cias & Dios y 6 la Santisima Virgen Auxi.
liadora por cuya intercesi6n creo haberla
alcanzado; cumplo gustosisimo mi promesa,
mandAndole 25 pesetas y suplic6ndole se
sirva publicar esta carta en el. Boletin Sa-
lesiano.
Aprovecho esta ocasi6n para repetirme de
V. con la mis distinguida consideraci6n aifno.
SS.
Q. B. S. M.
EA 6N CXTAL. VALLS
Cooperador Saleiaano,





EXPEDITION A MENDEZ Y GUALAQUIZA.
(Continuaci6n).

El valle de Gualaquiza. Primera con-
versacion con los Jivaros.
Desde la loma de las Tres Oruees coldm-
brase el hermoso panorama del valle de Gua-
laquiza. IQu6 estupendo cuadro! El rio de
aguas cristalinas y puras, culebrea majes-
tuoso entire cafaverales y plantaciones de
caf6, de plitanos, de limones, etc., etc., per-
tenecientes 6 los enables de la parte inferior
de la colina; la part superior y las lomas
adyacentes estdn enteramente cubiertas por
espesos bosques de un color verde-oscuro,
que present agradable contrast con el verde
claro de las plants cultivadas.
Aquf la naturaleza ostenta una vegetaci6n
verdaderamente gigantesca y portentosa. El
animo del viajero se recrea, y se olvidan
todos los sustos pasados al contemplar aque.
has innumerables bellezas y misteriosas ma-
ravillas.
Pero para llegar a ese pedazo de paraiso
terrenal, el viajero debe prepararse a pasar
por un camino horrible, lleno de fangales,
de troncos de Arboles caidos, de trampas
formadas por redes de races que se arras-
tran, se levantan, se cruzan, se retuercen







- 110 -


en ese cieno, en el cual se hunden, A veces, las
pobres bestias, saliendo del paso muy mal-
tratados tanto ellas como el cansado ginete.
Por fin, llega-
mos felizmente .
al valle. En Yu-
maza (nombre
que se da a la
primer choza
quese encuentra ,
sobre el camino) .
hallamos unos
veinte cristianos
que, al saber
nuestra llegada,
nos habian sali-
do al encuentro,
para darnos la
bienvenida. Pe-
ro nuestras mi-
radas se dirigie-
ron pronto, con
gran satisfac-
ci6n, hacia algu-
nos jivaros, los
cuales, empu-
fiando su indis-
pensable lanza .
con la mano iz-
quierda y dAndo- .
nos la derecha,
francos y arro-
gantes, nos dije- C
ron j Cdmo estan- .
do?
D6bese adver-
tir que los jiva-
ros de Gualaqui-
za, por el contac-
to que han [te-
nido y tienen con
los blancos, sa-
ben todos ha-
cerse discreta-
mente compren- .
der hablando en / '
espalol; pero
los verbos los
traducen siem- -
pre en gerundio.
Trabamos con
ellos una curiosa
conversaci6n,
explicindoles el
obj eto de nuestra ./
visit, dici6ndo- .
les que habiamos '
venido para en-
selarles a tra- El tipo
bajar el hierro
y hacer con 61
machetes, lanzas, cuchillos, etc. Sobrema-
nera contents, mirdbanse unos 6 otros con
fruici6n, y corrieron llevar la buena no-


ticia A los demks que nos esperaban, en la
pequefia planicie del collado, donde existia
la iglesia y la casa-misi6n, construida por
el R. P. Pozzi.
Enla actualidad
estAn completa-
miente destrui-
das, y con las
tablas que se
pudieron salvar,
los eristianos de
Gualaquiza han
preparado para
nosotros una ca-
q sita con dos pe-
queios cuartos.
Con palos, ramas
y barro constru-
yeron tambi6n
7. una pobrisima
*'. capilla, adonde
nos dirigimos,

p j bajo de dos como
arcos triunfales,
hechos con ra-
mas y adornados
con flores y her-
mosas avecillas
.-2 disecadas: nos
S vimos. rodeados
en un instant
por una turba de
S jivaros: hom-
bres mujeres,
nifios, se apifia-
ban A, nuestro
derredor, ofre-
ci6ndonos yucas
y aves embalsa-
madas.
Despu6s, con
salvaje sencillez
y franqueza, nos
dijeron: Y vos
qud regalando ?
Contestamos
que todavia no
habian Ilega-
do nuestras car-
gas, que traian
ouchillos, ma-
chetes, agujas,
,hil0 etc., cosas
,todadestinadas
para ellos. Satis-
fechos con estas
promesas, vol-
vieron muy con-
Jivaro. tentos sus ha-
bitaciones.
Los dias siguientes venian en grupos A
visitarnos y A recibir los regalos prometidos.
Estos salvajes son muy curiosos A la par que







- 111 -


codiciosos. Lo quieren ver y observar todo
y de todo piden; pero debo confesar que
no adverti tocaran una hebra de hilo sin
permiso. Al contrario, se me asegura que
entire los jivaros no instruidos por los malos
ejemplos de ciertos blancos, es considerado
mal jivaro aquel que miente y roba.
El Sr. Guillermo Vega, considerando la
estrechez y la pobreza suma de los peque-
fios cuartos que nos habian preparado, nos
convid6 con repetidas instancias. 6 tomar
alojamiento en su casa. Accedimos 6 las in-
vitaciones de tan cumplido caballero, y, como
dije A V. R. mas arriba, estuvimos en su
habitaci6n durante todo el mes, siempre aten-
didos por 61 con exquisite delicadeza.

Taita Naranza.

Empezamos las visits A las casas de nues-
tros salvajes y la primera la hice A un ji-
varo ya anciano, pero todavia esbelto y ro-
busto, llamado Naranza. Me acompai6. con
dos Misioneros Franciscanos, el R. P. Luis
Torra, Superior de la Misi6n de Zamora, y
el R. P. Antonio Gonzalez, que habian dado
a la saz6n un paseo de Zamora 6 Guala-
quiza.
La casa de Yaranza estd situada .al otro
lado del Bomboiza y no pudimos visitarla
esa misma tarde porque las continues lluvias
habian engrosado tanto el rio, que no pudi-
mos vadearlo.
Fu6 necesario pasar la noche en la flo-
resta. Hicimos de prisa, con ramas y gran-
des hojas, una pequeila cabafa, para defen-
dernos de la Iluvia; se prepare un gran
fuego, para secarnos los vestidos completa-
mente mojados, y, sobre las brasas, se asa-
ron unos pedacitos de yuca, que felizmente
se encontraron en una huerta abandonada.
Con ese poco de yuca y con dos cajitas de
sardinas que traian los Misioneros Francis-
canos, comimos regularmente. Yo estaba muy
cansado; rezamos de coraz6n las oraciones
de costumbre, y nos echamos a dormir sobre
la hfumeda hierba, debajo del techado. Con-
fieso francamente que tuve que sobreponerme
A un principio de temor que nacia en mi
Animo en el silencio de aquella floresta. Se
me habia descrito a los jivaros como 6 bar-
baros feroces; a poca distancia del lugar de
nuestro descanso habia acontecido la triste-
2nente c6lebre matanza de los obreros del
Sr. Vega, y uno de nuestros gufas nos con-
taba que el paraje era frecuentado por ser-
pientes venenosas.....
SEmpezabamos a6 ceder al suelio, cuando
una ilavia torrencial se descarg6 sobre nues-
tro mal construido rancho, moles tndonos
toda la noche. Al amanecer, un espantoso
estruendo.nos hizo levantar- todos de sobre-
salto: era un arbol qua habia caido junto
A nuestra cabala.


Nos acercamos a ]a orilla del Bomboiza,
para llamar 6 los jivaros canoeros y, despu6s
de largo esperar, Vinieron dos robustos sal-
vajes, con una pequeia y estrecha canoa,
para hacernos esguazar el rio. Vacilamos
todos, y no nos podiamos determinar 4 en-
trar en esa peligrosa embarcaci6n, aventu-
randonos en aquellas torrentosas aguas. Sin
embargo, me hice animo, me encomend6
6 mi Angel Oustodio y salt a la canoa.
Los dos jivaros me preguntaron si sabia
nadar. Contest que no, pero que no impor-
taba, 6 hice sefia que se alejaran de la orilla.
No se hicieron repetir la orden. Dan mano
a los remos y, con una agilidad sorpren-
dente, me llevan en un moment 6 la otra
orilla. Lo mismo hioieron con los dem6s, y
nos dirigimos todos a la casa del anciano
lVaranza. La habitaci6n del viejo jivaro la
encontr6 limpia, sim6trica y hasta elegant;
como son casi todas las de los otros jivaros.
Pocos son los trastos de sus casas: centre
los mas comunes se cuentan, el conocido
tunduli, para las sefales de alarma; los es-
cudos hechos con madera liviana, para la de.
fensa personal en los combates; la lanza,
compaiera inseparable del jivaro, que no la
deja ni por un instant al separarse de su
casa; las bodnqueras con saetas, a veces, en-
venenadas, para la caza de animals. En
todas las habitaciones hay telares y husos,
para hilar y tejer algod6n, con el cual for-
man sus sencillos vestidos. En la casa de
taita Naranza vi un objeto particular que
no tienen'todos los jfvaros, una shanza:
V. R. sabe que con este nombre se indica
la piel de una cabeza humana momificada y
reducida d la tercera parte de su volume
primitive. Me han dicho que los jivaros pre-
paran las shanzas de este modo: muerto un
individuo, le cortan la cabeza, desolldndola
de modo que la piel quede lo mas entera po-
sible; echan esta piel en agua hirviendo,
mezelada tal vez, con hierbas por ellos co-
nocidas, y despu6s la colocan sobre una pe-
quefla piedra redonda y bien caliente; con
el calor, las fibras de la piel se contraen
poco 6 poco, tanto que se reduce much el
volume de la misma, pero conservando in.
tacta la cabellera, y, mas 6 menos, las fac-
ciones del individuo.
En cuanto yo vi la shanza pregunt6 a Na-
ranza, 6 qui6n pertenecia, y 61 me respon-
di6, con resentimiento, que no era suya,
sino de un jivaro de M6ndez, que desde ha-
cia poco tiempo se hospedaba en su casa.
Se present el Mendeno diciendo con arro-
gancia: Esta shanza mia siendo, jivaro Pongo
matando d mi hermano; yo matando 61, cor-
tando cabeza, haciendo shanza. Es de adver-
tir, que taita Naranza me habl6 con resen-
timiento, porque los salvajes de Gualaquiza
consideran mal jivaro al que acostumbra
todavia hacer shanzas; y si alguno hay que
se atreva a hacerlas, halagado principal.







- 112 -


mente por lo que ganaria vendi6ndola (por
una shanza reciben ordinariamente una esco-
peta), no mata nunca A sus vecinos, sino
que va en busca de alguno de sus enemigos
que viven lejos.
Atendidos finamente por el mismo Naranza,
nos despedimos'por la tarde, para volver a
Gualaquiza. El anciano jivaro se opuso te-
nazmente A nuestra salida, porque las aguas
del rio estaban todavia muy crecidas y juz-
gaba que el vadearlo era exponernos al pe-
ligro de ahogarnos. Viendo nuestra resolu-
ci6n, de mala gana nos concedi6 dos de sus
hombres canoeros, los cuales, con su acos-
tumbrada agilidad, nos llevaron en un mo-
mento A'la otra orilla. Llegamos A Guala-
quiza al anochecer. Mientras nosotros nos
entreteniamos con los jivaros algo distantes
el P. Joaquin visitaba la habitaciones de
los alrededores, y de este modo, en breve
tiempo, pudimos xnocer A nuestros futures
feligreses. (Continuard)





NECROLOIA.

El 10 de Junio, fiesta del Sagrado Coraz6n
de Jesds falleci6 el Sr. Don Eduardo Zozalla
insigne bienhechor de nuestro institute.
El Sr. Zozalla fu6 quien en uni6n -de su
hermana regal6 20,000 metros cuadrados en
la Colonia de Santa Julia (M6jico) para una
fundaci6n salesiana, y no content con esto
contribuy6, todabia generosamente A la cons-
trucci6n que alli se hace.,
Muri6 cristiano fervoroso y con todos los
auxilios de la religion.
Lo racomendamos 6 las oraciones de nues-
tros Cooperadores.


LISTA DE LOS COOPERADORES FALLECIDOS
en Espana y Amdrica


Quinza D' Ana Valencia.
De Cortada Da Carlota Barcelona.
Gali D. Jos6 Barcelona.
Barreiro Hermida D. Antonio Pontevedra.
Fontcuberta de Pascual D* Mercedes Barce-
lona.
De I. Carmona D. A. Sevilla.
De Lora y Riva D. N. Sevilla.
Sabater D. Felipe Barcelona.
SAnchez D. Agustin Sevilla.
Bartol D. Pedro Zaragoza.
Climaco Roda D. Juan Guadalcanal.
Burgat Rdo. Sr. D. Juan Gerona.
Rico y Gil D. Calixto Burgos.
Campillo D. Pedro Jos6 Sevilla.
Garcia D. Ignacio Cartagena.
Ammetlla D. Jos6 Sabadell.


Manuel D. Jos6 Albacete.
Perez D. Domingo Cartagena.
Lopez Freire D. Jose, Parroco de Noya (Corufia).
Martin D. Leoncio Sevilla.
Barberan D. Jos6 Pa,- Lorca (Murcia).
Munuera D. Vicente -
Moya y Vazquez D. Francisco E. E. Valverde.
Mora Bernejo D. Jos6 M' Valverde del Ca-
mino (Huelva).
Jimenez D. Norberto Hellin (Albacete).
Escopa D. Agustin Buera (Huesca).
Becerra D. Sebastian, Ec6nomo Sta. Cruz So-
villa.
Salm6n D. Juan, Pdrroco de Figueroa (Urgel).
Vives y Monj6 Rdo. D. Sebastian Ciudadela
(Menorca).
De Vilagaya Sra.-Baronesa Barcelona.
Boix D. Segismundo Pbro >
Sagrista y Coll D. Francisoo Valencia.
Gomez D. Mariano Miguel Ilmo. Obispo de Vic-
.toria.
Vilar D. Julian, Arcipreste de Almodovar (Ciu-
dad Real).
Solanos D. Narciso, Parroco de Foolo (Huesca).
Tello D. Julio, Ec6nomo de S. Bartolom6 Se-
villa.
Lopez D. Martel PArroco Arcos de la Frontera
(Sevilla).
Diaz D. Agustin- Utrera (Sevilla).
Olivares y Amises D" Balbina Barcelona.
Alvarez D. Jos6 Lorca (Murcia).
Bejarano D. Mariano M6jico
Beistegni DI R6mula -
Barbedillo D' Luz -
Bonanni D" Maria >
Conttolcue D* Maria -
Abarca D. Agustin Morelia
Rodriguez de la Sala D. Leandro
Obispo de YucatAn -
Arteaga D' Maria Caracas (Venezuela).
D. Daniel Vizcaya Pbro. > A
D. Jos6 Ram6n Rodriguez Pbro.
Norberta D" Rada a
D" Lafidaeta Julia >>
D' Juana G. de Cabeza
D" Maria de Jesis Eligio a )
D" Maria M. de Arteaga
D" Isabel Lucero >)
D" Avelina de Garcia 0 a
,D" Eusebia Clemente a a
D~ Petronila P. de Garcia a
D" Hercilia de Padr6n 0
Da Carmen de Rivas )
Da Ramona Cabrera A
Da Socorro de Salas 0
Da Francisca Reina A >
D" Concepci6n de Castillo >
Da Isabel Gonzalez, ,
D' Ana Josefa de Alvarez >
D* Concepoi6n Garcia
D. Benjamin Qiienza Valencia
D. Eliseo Portillo Pbro.'- Villa de Cura.



Requiescant in pace!



Con ,pprobaciia do la Autoridad Eclesiastica Gerenta JOSE GAMBINO.
Turin Tipograffa Salesiana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs