Group Title: Boletin Salesiano.
Title: Boletâin Salesiano
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00075624/00029
 Material Information
Title: Boletâin Salesiano
Uniform Title: Boletâin Salesiano (Turin, Italy)
Physical Description: v. : ill. ; 27 cm.
Language: Spanish
Creator: Oratorio Salesiano
Publisher: Oratorio Salesiano
Place of Publication: Turin Italia
Frequency: monthly
regular
 Subjects
Genre: periodical   ( marcgt )
 Notes
General Note: Description based on: Aäno 7, n. 1 (enero de 1892); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00075624
Volume ID: VID00029
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 35918727
lccn - sn 96026719

Full Text



P o m uO 1


BOLETIN


Quien recibiere A un nifio en mi
nombre, A mi me recibe.
(MATH. xvIII.)
Os recomiendo la nifiez y la ju-
ventud; cultivad con grande es-
mero su educaci6n cristiana; y
proporcionadle libros que le en-
sefien A huir del vicio y a prac-
ticar la virtud.
(Pro IX.)
Redoblad vuestras fuerzas A fin
de apartar A la nifiez y juven-
tud de la corrupci6n 6 incredu-
lidad y preparar asi una nueva
generaci6n.
(LEON XIII.)


... rI4


SALESIANO


Debemos ayudar A nuestros her-
manos A fin de cooperar A la
difusi6n de la verdad.
(III S. JUAN, 8.)
Atiende A la buena lectura, A la
exhortaci6n y & la ensefanza.
(I TIMOTH. iv, 13.)
Entre las cosas divinas, la ms su-
blime, es la de cooperar con Dios
A la salvaci6n de las almas.
(S. DIONISIO.)
El amor al pr6jimo, es uno de
los mayores y ms excelentes
dones que la divina bondad
puede conceder A los hombres.
(El Doct. S. FRANC. do Sales)


-- ( DIRECCION en el Oratorio Salesiano Calle de Cottolengo N. 32; TURIN (Italia) )M--
, ... ~*". .... ... ^~-"- -"T-y ... . .....-.'...-*


SUMARIO.
El mes de Mayo.
ROMA. Para coronaci6n y t6rmino del Jubileo Epis-
copal do S. S. Le6n XIII.
Un breve de S. S. Le6n XIII en favor de la Sociedad
de los devotes de Maria SS. Auxiliadora.
Norma para erigir la Pia Sociedad de los devotes de
Maria Auxiliadora.
Reglamento de la Sociedad.
INGLATERRA. La solemnidad de S. Francisco de Sa-
les; Un pequeio cuestor.
BRASIL. Recepci6n hecha A Mons. Lasagna.
La revoluci6n y los Salesianos.
Gracias de Maria Auxiliadora.


EL MES DE MAYO.

AVISO.
Como en este aio el 24 de mayo ce-
lebra la Iglesia la solemnidad del
Corpus Domini, con la debida licen-
cia, la fiesta de Alaria Auxiliadora
tendrd lugar en el Santuario de su
nombre en Turin el 25 de mayo.
La conferencia que en tales ocacio-
nes se da en la vigilia, se efectuard
este aio el s(dbado 26 despiss de me-
diodia. El domingo 27 continuard la
fiesta en honor de Maria Auxiliadora
y el lunes 28 se hardn los sufragios


prescritos por los Cooperadores di-
funtos. Invitamos encarecidamentec 4
nuestros Cooperadores que no pueden
concurrir ( esta solemnidad, se unan d
lo menos en espiritu d los que visitan
dicho santuario, para obtener de la
Santisima Virgen cuantas gracias es-
pirituales y temporales les sean nece-
sarias. El mes de mayo es el mes de
Maria Auxiliadora: honremosla, pues,
particularmente en este tiempo como
d nuestra dulcisima Madre.
Que ninguno de sus devotos deje pa-
sar un dia de este mes sin invocarla
con mayor fervor y hacerle algin pe-
queito obsequio.
Es de imitar sobre todo el ejemplo
de los qu e para honrarla no solo vi-
sitan uno de sus santuarios 6 altares
oycn la santa Mlisa, etc., sino que re-
ciben ademds los santos sacramentos.
Recordemos que todo obsequio hecho
d Maria serd para ventaja nuestra;
puesto que, clla nos asegura que los
que la honran obtendrdn la vida e-
tcrna. Qui elucidant me, vitam ae-
ternam habebunt (Eccl. xxiv, 31).


~__


ANO IX.- N. 5.


Publicaoi6n mensual.


MAYO do 1894








- 54 -


ROMA A
= + ,


Para coronacida y tirmlno del Jubileo Episcopal
de SS. S Leb XIII


Un acto literario-musical.
Nuestros alumnos del Asilo del Sa-
grado Coraz6n de Jesfis en Roma, que
hace un aio daban comionzo al afio ju-
bilar de Su Santidad inaugurando con
toda solemnidad dicho Asilo, nada juz-
garon mas oportuno que celebrar ahora
uri acto literario-musical', digno do la
escogida concurroncia de cardenales, ar-
zobispos, obispos, monsefoores y otros
personages cclesidsticos y seculares.
H16 aqui lo que leemos sobre el parti-
cular en uno de los peri6dicos de aquella
ciudad:
< El Sr. Dr. Don C6sar Cagliero, Su-
perior de los Salesianos en Roma habia
enviado muchas invitaciones, elegante-
mente cstampadas, en las cuales so ex-
presaba en hermosos versos latinos el
objetoy program de la simpaticafiesta(l).
La parte principal del acto fu6 una co-
media en latin Cui Leo Tertius nomen est

Roma, 28 de febrero do 1894.


(1) Caesar Cagliero Sacerdos
Salesianorum in urbe Procurator
Tibi in Domino salutem.
Primo die menisis proximi Martii
Hora fere tortia post meridiem
Moi quos litteras puelli doceo,
Agent latinam recentem fabulamn,
Cui Leo Tertius nomen est inditum.
Mei actitarunt iam latinam fabulam
Magna cum docti populi frequentia
Rein placuisse tune Romanis gaudoo.
Mi hi pota nuper hane composuit,
Et dedicari voluit Pontifici,
Suo qui totum replet orbem Nomine.
Adest et Italis decus, praosidium.
Ut belle aptetur tanto viro et commode
Ingenio nostri virorum temporis,
Magistrum vexant qui supremum fidei,
Tute videbis, veneris si dummodo.
Nee assa voce fiunt; more sod moo,
Stabunt cantores, stabunt et tybicines,
Qui corda numeris hilarant adstantium.
Habebis horam saltem sic laetitiae.
Nam res angustae nos premunt undique,
Adhuc nee ulla fulget spes solatii...
Invabit otio frui ergo quod fact
Bonum nobis Leo Pater Sanctissimus.
Sic annus apte iubilaris clauditur.
Qun melius possint? Tibi praesens Deus
Omen duit bonum felix in posterum.


inditum, compuesta expresamente para
esta circunstancia. La comedia en la cual
se desarrolla magistralmente el asunto en
elegantisima forma latina, y porfecta-
mente representada por los alumnos ob-
tuvo nutridos aplausos y la admiraci6n
de todas las personas competentes. El
autor de dicha comedian es el sa-erdote
salesiano Dr. Francesia, Inspector de la
Congregaci6n, y egregio poeta.
Otras semejantes ha hecho y han sido
representadas con igual 6xito en Turin
y otros lugares, y seria de desear que
las reuniera todas en un volume.
La ejecuci6n tanto de la part litera-
ria como de la musical del acto fu6 per-
fecta y demostr6 muy: a las claras el pro-
greso de los alumnos y la competencia
y celo de sus educadores.
A mas do los grandes aplausos de
cuantos tuvieron la suerte de asistir a
61 y de las congratulaciones especiales
recibidas de S. E. el Cardenal Vicario,
quien se dign6 honrar dicho acto con su
presencia, los Salesianos tuvieron la ma-
yor satisfacci6n que en tales circunstan-
cias podian esperar, con recibir un elo-
gio de part del mismo Sumo Pontifice
Le6n XIII, dirigido al Procurador de los
Salesianos en Roma el dignisimo Doctor
Don C6sar Cagliero:

ILMO. SR.:
Despu6s de haber leido al Padre Santo
la carta que V. S. le envi6 ayer, tengo
el gusto de anunciarle que ha sido muy
grato a S. S. el pensamiento que esa co-
munidad ha tenido de festejar la termi-
naci6n del ario jubilar con un acto lite-
rario-musical y con la representaci6n de
la comedian Ledn XIII, compuesta por el
sacerdote salesiano Dr. D. Juan B. Fran-
cosia.
S. S. me encarga manifestar su com-
placencia a V. S. y en serial de especial
benevolencia da de coraz6n la bendici6n
Apost61ica implorada por V. S. a V. S.,
al autor de la comedia y a los alumnos
y superiores de ese Asilo.
Al cumplir este encargo me es grato
confirmarle mi consideraci6n distinguida.
De V. S.

Affmo. S.
M. Card. RAMPOLLA


Roma, 28 de febrero de 1884.













UJ0 BRUR .i Do ES E SANT-IlAI' j LON X1I1

EN FAVOR DE LA SOCIEDAD DE LOS DEVOTOS DE MARIA SS. AUXILIADORA



SFIN de promover y difundir mas y mAs la devoci6n a Maria Santisima, invo-
*i.i cada bajo el glorioso titulo de Auxilio de los Cristianos, la Santidad de
Le6n XIII con especial benevolencia so ha dignado conceder al Rector Mayor de
la Pia Sociedad Salesiana la facultad de erigir la Asociaci6n de los devotos de
Maria Auxiliadora en todas las iglesias y oratorios piblicos de dicha Pia Sociedad,
y asimismo de agregarla A la Archicofradia del mismo nombre erigida can6nica-
mente en Turin en el santuario consagrado a Maria Auxiliadora.
Agradecidos profundamente al Supremo Gerarca de la Iglesia por tan insigne
favor ponemos aqui el texto original de tan precioso document con la traducci6n
respective.


LEO PAPA XIII.

Ad perpetuam rei memorial.

./ ~UF multa ac varia pietatis, caritatis et
\:.,. studiorum institute ad curandam pro-
ximorum salute Joannes Bosco Sacerdos
felicis recordationis in pluribus locis fun-
daverit, turn etiam ad pia Sodalitia animum
convertit, eaque ut exorirentur, ac tam So.
ciorum numero, quam virtute florerent, valde
fuit auctor. Probe noverat pientissimus vir,
et animarumsalutis studiosissimus, plerosque
homines, qui se in religiosae vitae discipli-
nam tradere sunt alieni, facile posse piarum
Sodalitatum legibus obtemperare, et sic in
virtute permanere. Quos vero ipse e vivis
demigrans alumnos discipline suae, quasi
renascentem propaginem in vinea Domini
reliquit, ii vestigia pone sequuti Praeceptoris
sui, et pias Sbdalitates fovent, et eas pro-
pagandas diligenter curant.
Etenim dilectus Filius Sacerdos Michael
Rua, Moderator Summus Salesianorum, uni-
versae christianae reipublicae benevertere
opinatus est Piam Sodalitatem Mariae Opi-
ferae, in Ecclesia eiusdem tituli Augustae
Taurinorum ad Archiconfraternitatis gradum
jam plures annos ante evectam, ad omnes
Ecclesias Congregationis Salesianae posse
proferri, sea alias Confraternitates in Ec-
clesiiO Congregationis supradictae erigiposse,
et ad memoratam Archiconfraternitatem ag-
gregari. Nos qui nihil optare magis, atque
in oculis habere solemus, quam animarum
salutem aeternam, ad hanc opinionem facile
accedimus, quia salutiferam proximis indi-
camus. Quapropter moti precibus a supra-


LEON PAPA XIII

Para perpetua memorial de la cosa.

El sacerdote Juan Bosco, de feliz memorial,
despu6s de haber fundado en various lugares,
muchos y diversos Institutos de piedad, de ca-
ridad y studio para procurar la salvacion de
los pueblos, pens6 en asociaoiones piadosas y
se empeiE6 grandemente en que se levantasen y
florociesen tanto con respect al nimero de so-
cios como d la virtue. Aqucl hombre piadosi-
simo y lleno de celo por el bien de las almas
bien conocia que la mayor part de los hombres
que no se sienten movidos d abrazar la vida
religiosa, puedenfacilmento observer las reglas
de asociaciones de picdad y perseverar de este
modo en la virtue. Por otra part los hijos
de su institute, que dej6 d su muerte como al-
miciga renaciente en la viia del Seiior, si-
guiendo fielmente los ejemplos de su padre las
promueven y tratan de propagarlas con dili-
gencia. Nuestro amado hijo el saccrdote Miguel
Rua, Rector Mayor de los Salesianos,juzg6 seria
conveniente d la religion que la Piadosa Aso-
ciaci6a de Maria Auxiliadora, elevad~ ya de
muches anlos 6 archwofradia en el santuario
que con el mismo titulo existed en Turin, se
estableciese tambija en todas las iglesias de
dicha congregaci6n, agregando cada una de
ellas d la Cofradia mencionada. Nos que nada
deseamos tanto ni tencmos mds en mira que la
salvaci6n eterna de las almas, hemos convenido
de bucn grado en tal deseo como ventajoso al
pr6jimo. Por cuyo motivo en atencidn d la si-
plica hecha d Nos por el sobredicho Rector
Mayor, absolvicndo y considerando como ab-
sueltos, con respect d esto, de today excomu-









dicto Rectore Maximo ad Nos admotis, et
omnes et singulos, quibus Nostrae hae Lit-
terae favent, ab quibusvis excommunicationis
et interdicti, aliisque ecclesiasticis censuris,
sententiis et poenis, quovis modo, vel quavis
de causa latis, si quas forte incurrerint, hujus
tantum rei gratia absolventes, .et absolutos
fore censentes, Apostolica Auctoritate Nostra,
teuore praesentium, Sacerdoti dilecto Filio
Michaeli Rua, hodierno Congregationis Sa-
lesianae Rectori Maximo, suisque in hoc ho-
noris atque auctoritatis gradu Successoribus,
ut ipsi alias Sodalitates ejusdem nominis
atque institute ubique locorum domus et Ec-
clesiae Congregationis existent, erigere, ser-
vatis tamen forma Constitutionis Clementis
PP. VIII Decessoris Nostri et Apostolicis
ordinationibus desuper editis, erectasque ad
Archiconfraternitatem supradictam aggre-
gare, et Sodalibus, dummodo per se vel per
procuratorem suum aggregationi praesentes
sint, omnes et singulas Indulgentias, pecca-
torum remissiones et poenitentiarum, rela-
xationes, eidem Archiconfraternitati a Sede
Apostolica concessas, et aliis communicabiles
impertire, et communicate licite possint, et
valeant, perpetnum in modum concedimus
et largimur. Pari autem Auctoritate,Nostra
Ecclesias singalas dictae Congregationis Apo-
stolico privilegio decorare volentes, ut quan-
documque Sacerdos aliquis cujusvis Ordinis,
Congregationis et Instituti vel'.saecularis
vel regulars, Missam ad. altare ubi erecta
Dst Confraternitas pro anima cujuscumque
e Sodalibus Christifidelis, quae, Deo in cha-
ritate coniuncta, ab hac luce migraverit,
celebrabit, ut anima ipsa de thesauro Ec-
clesiae Indulgentiam coisequatur, ita ut
ejusdem Domini Nostri Jesu Christi et Bea-
tissimae Virginis Mariae Immaculatae San-
ctorumque omnium meritis sibi suffraganti-
bus, a Purgatorii poenis, si ita Deo pla-
cuerit, liberetur, perpetuo concedimus, et in-
dulgemus. Decernentes praesentes Litteras
firms, validas et efficaces, semper existere,
et fore, suosque plenarios et integros effects
sortiri et obtinere, ac illis, ad quos spectat
et pro tempore quomodolibet spectabit, in
omnibus et per omnia plenissime suifragari,
et irritum esse et inane, si secus super his
a quoquam, quavis auctoritate, scienter vel
ignoranter contigerit attentari. Non obstan-
tibus Oonstitutionibus et ordinationibus A-
postolicis, et, quatenus opus sit, praedictae
Archiconfraternitatis etiam juramento, con-
firmatione Apostolica, vel quavis firmitate
alia roboratis statutis, consuetudinibus, ce-
terisque contrariis quibuscumque.
Datum Romae apud Sanctum Petrum sub Annilo
Piscatoris die xix Januarii MiDCCCXCV, Pontificatus
Nostri Anno Decimosexto.
(Loco sigilli.)

ALOYSIUS Card. SERAFINI.


nidn, entredicho u otra censura y pena ecle-
sidstica, en cualquier modo y por cualquier
causa infligidos, caso de haber incurrido en
alguno, a.todos y cada uno de aquellos en fa-
vor do los cualcs expedimos estas Letras, y por
Nuestra Autoridad Apost6lica, segin el tenor
de las presents concedemos perpetuamente al
amado Hijo, sacerdote Miguel Rua, actual
Rector Mayor de la Congrcgaci6n Salesiana y
6 sus sucesores en este honor y autoridad que
puedan erigir vdlida y licitamente otras Aso-
ciaciones del mismo nombre e institute en todo
lugar donde existan Casas 6 iglesias de la Con-
gregaci6n, observando, con todo, *la forma de
la Constitucidn del Papa Clemente VIII y las
disposiciones ya publicadas sobre esta material,
y agregar d la mencionada Cofradia las Aso-
ciaciones erigidas, ed impartir y comunicar d
los socios siempre que esten presents 6 re-
presentados on la agregacidn por un procura-
dor, todas las indulgencias, rcmici6n de peca.
dos y condonaciones de penitencias concedidas
d la misma Archicofradia por la Sede Apos-
t6lica y que son comunicables. Queriendo asi-
iismo conforme d Nuestra Autoridad honrar
con privilegio Apostdlico cada una de las igle-
sias de dicha Congregaci6n, concedemos y acor-
damos en perpetuidad que en cualquier tiempo
que un sacerdote do cualquiera Orden, Congre-
gaci6n 6 Instituto secular 6 regular que celebre
la misa, en el altar done esta erigida la Go-
fradia, por el alma do cualquier fiel asociado
que halla salido de este mundo en gracia de
Dios, dicha alma goce del tesoro de la Iglesia,
tal indulgencia, que mediante los mdritos de
Nuestro Seior Jesucristo, de la Bienaventu-
rada Virgen Maria y de todos los Santos, si
es del agrado de Dios, quede libre de las penas
del Purgatorio.
Deeretamos que las presents Letras conser-
ven ahora y sempr si r su fuerza, valor y efica-
cia, que tengan y obtengan pleno y entero efecto
y tornen en todo y por todo d gran ventaja de
aquellos d quienes se refieren y se referirdn en
lo venidero, y que sea nulo y sin valor todo
atentado que en perjuicio de la present con-
cesi6n, hiciese a sabiendas 6 por ignorancia
cualquiera autoridad 6 pesar de las Constitu-
ciones y disposiciones apostdlicas, y, en'cuanto
fuese menester, de los estatutos, las costumbres de
dicha Archicofradia y todo lo demds en eon-
trario corroborado aiin con juramento con
confirmacidn apostolica, 6 con cualquiera otro
titulo.

Dado en Roma en S. Pedro, bajo el anillo del Pes-
cador el dia 19 de enero de 1891, aiio decimosexto de
nuestro pontificado.

(Lugar del sello).

LuIS Card. SERAPINI.


-- 1;8 i
_i---i-iiD







- 57 -


para origir la Pia Sociedad de los devotos de Maria Auxilia-
dora y para agregarla a la Archicofradia del mismo nom-
bre, can6nicamente establecida en su santuario de Turin,

Los Directores de las Casas 6 iglesias sa-
lesianas que deseen erigir la Sociedad de
los devotos de Maria Auxiliadora y agre-
garla a la Archicofradia del mismo nombre
conforme a las Constituciones del Papa Cle-
mente VIII y demas disposiciones Apost6-
licas mencionadas en el rescripto anterior
deben observer lo siguiente:
1. Es menester que la iglesia ft oratorio
donde quiere erigirse la Sociedad sean pft-
blicos. Los directors de nuestros colegios y
asilos que no tienen iglesia ni oratorio pfi-
blico pueden establecer la Sociedad interna-
mente para todos sus moradores y hacerlos
participants de todos los favors de la So.
ciedad, con tal que se manden -apuntar los
nombres en la Cofradia mds vecina, 6 en el
Santnario de Maria Auxiliadora de Turin.
2. No se puede en un mismo lugar es-
tablecer mas de una sociedad del mismo
nombre, eiusdem nominis et institute, salvo
que diste la una de la otra no menos de tres
millas italianas, equivalentes A cuatro kil6-
metros y medio.
3. Es necesario hacer una sfiplica al
efecto al Ordinario Diocesano, designando
la iglesia y altar en que se quiere establecer
la Sociedad, y acompatiindole una copia del
reglamento de la misma, 4 fin de obtener
su aprobaci6n y consentimiento por escrito
y la comendaticia para la erecci6n y agre-
gaci6n.
4. En seguida enviaran este consenti-
miento y comendaticia al Rector Mayor de la
Pia Sociedad Salesiana, quien se apresurara
A enviar el diploma respective de erecci6n
y agregaci6n con un catAlogo de los privi-
legios 6 indulgencias concedidas A la Ar-
chicofradia. Este catalogo no se publicarA
sin manifestarlo al Diocesano del lugar en
que se quiere establecer la Sociedad.

ADVERTENOIAS,
1. Se recomienda encarecidamente 4a los
Directors de cada Sociedad erigida can6ni-
camente, envien cada ailo A la Archicofra-
dia de Turin una n6mina complete de los
nuevos socios, a fin de poder conocer mejor
el desarrollo y progress de la misma.
2. En los lugares en que por falta de
iglesia it oratorio pfiblico salesianos no se
pudiese erigir can6nicamente dicha sociedad,
los Directores de nuestras casas fi otros sa-
cerdotes delegados por el Rector Mayor tie.
nen la facultad de admitir en la Sociedad A
todos los files que lo solicitaren, a' condi-


ci6n de que inscriban sus nombres y apelli-
dos en la Sociedad mas cercana erigida ca-
n6nicamente, 6 en el libro general de la
Archicofradia de Turin. Esta es condici6n
indispensable para gozar de las gracias con.
cedidas A los socios.
3. Del mismo modo, conform al Breve
anterior, done no existed casa alguna sale-
siana los fieles que deseen participar de las
gracias acordadas a los socios pueden agre-
garse A la Sociedad aun por medio de una
persona designada al efecto. Recomendamos
por tanto A nuestros benem6ritos Coopera-
dores se sirvan hacer inscribir los nombres
y apellidos de los interesados en la Cofradia
mds cercana 6 en la Archicofradia de Turin.
4. Convene, pues, notar que no es ne-
cesaria la presencia de los que quieren ins.
cribirse, ya que la Archicofradia de Maria
Auxiliadora no tiene formula alguna espe-
cial que exija la presencia fisica. iNo obs-
tante la S. Congregaci6n de las Indulgen-
cias recomienda vivamente que se asista
personalmente 4 la aceptadi6n A fin de evi-
tar inconvenientes y abuses.
5. Recordamos asimismo que los Parro-
cos y cuantos tienen cura de almas, y los
Directores de Colegios 6 casas de educaci6n,
6 institutes de beneficencia, segin el Regla-
mento de la Sociedad que publicamos a con-
tinuaci6n, pueden A su vez agregar a cual-
quiera de las personas confiadas 6 su cui-
dado, con tal que manden el nombre de
los socios al Rector del Santuario de Maria
Auxiliadora, que lo es tambi6n de la Archi-
cofradia.
6. Finalmente los interesados en obtener
c6dulas de inscripci6n en la Sociedad, re-
gistros, imAgenes, cuadros, estatuas 6 me-
dallas de Maria Auxiliadora pueden diri-
girse al Director de la Libreria Salesiana
en Turin.


REGLAMENTO DE LA SOCIEDAD
de los devotes de Maria Santisima Auxiliadora (1

I.
)eberies de los Socios.
1. Con autorizaci6n del Ilmo. y Revmo.
Sr. Arzobispo de Turin h4llase can6nica-
mente erigida en el Santuario de Turin, con-
sagrado A Maria Auxiliadora, una piadosa
Sociedad de sus devotes, con el fin.de pro-
mover la gloria de la divina Madre del Sal-
vador para merecer la protecci6n de ella en
vida y sobre todo en punto de muerte.
(1) Esta Sociedad fu6 por S. S. Pio IX erigida en
Archicofradia con todos los honorees, preeminencias,
prerrogativas, derechos y privilegios de costumbre,
en el Santuario de Maria Auxiliadora en Turin el.5
de abril de 1870.







- 58 -


2. Dos cosas se propone especialmente:
Difandir la devoci6n A Maria Santisima y
la veneraci6n A Jesfis Sacramentado.
3. Se empeiiaran los socios con la pa-
labra y el consejo, con las obras y su in-
fluencia en contribuir al decoro y devoci6n
de las novenas, fiestas y solemnidades que
en honor de Maria y del Santisimo Sacra-
mento se celebren en el curso del aiio.
4. PondrAn asimismo gran interns en la
difusi6n de buenos libros, imagenes, meda-
llas y en asistir y procurar que otros asistan
a las procesiones en honor de Maria y de
Jesfs Sacramentado, a la mesa eucaristica,
6 la santa Misa y 4 acompaiiar el Santo
Viitico.
5. AdemAs pondran gran diligencia
en impedir la blasfemia y cualquiera con-
versaci6n contraria a la religion 6 a las
buenas costumbres y en remover todos los
obstfculos que puedan impedir la santifica-
ci6n del dia festivo.
6. Los socios'recitarAn cada dia despu6s
de las oraciones de la mailana las siguientes
jaculatorias en honor de Jesfs Sacramen-
tado y de Maria Santisima: Sea alabado y
agradecido en todo moment el Santisimo y
Divinisimo Sacramento. Maria Auxilium Chri-
stianorum ora pro nobis. En cuanto A los
sacerdotes basta que en la misa tengan in-
tenci6n de rogar por todos los agregados a4
esta Sociedad. Estas oraciones serviran de
vinculo 6 los socios de modo que sean como
un solo' coraz6n y alma para honrar como
es debido a Jesfis Hostia y i su augusti-
sima Madre, y participar de todas las obras
de piedad de los mismos socios.

II.
Ventajas espirituales de los socios.
1. Para ayudarse mutuamente 6 caminar
por la via de la salvaci6n, todos los socios
hacen comunes entire si las obras buenas que
ejecutan en privado 6 en pfiblico, en la igle-
sia de Maria Auxiliadora 6 en otra parte.
II. ParticiparAn de las prcticas de pie-
dad que se hagan.en el altar mayor de esta
iglesia: altar privilegiado perpetuo,.segin
el breve de S. S. Pio IX de 26 de febrero
de 1875.
(EBn este breve se concede un altar privile-
giado en cada una de las iglesias de la Socie-
dad Salesiana, para todos los sacerdotes secu-
lares y regulars que celebren en ellos por los
fieles difuntos. Ultimamente S. S. Ledn XIII
con el breve publicado arriba enriqueci6 atn
con el privilegio de altar cotidiano privilegiado
perpetuo el altar en que se erija can6nicamente
esta Sociedad, scan sacerdotes seculares 4 re-
gulares los que celebren en el por las almas
del Purgatorio).
Todos los dias feriales, d las seis de la
mariana y los dias festivos i las siete, se ce-


lebrara una misa en el altar de Maria Au-
xiliadora y se recitard la tercera parte 'del
Rosario y otras oraciones. El glorioso Pon-
tifice Pio IX en un breve de 16 de marzo
de 1869 concedi6 100 dias de indulgencia ~
cuantos tomaran parte en este ejercicio de
piedad.
(El mismo Sumo Pontficoe concedi6 que esta
indulgencia fuese por tres aios, para todos los
feles cristianos y en todas las iglesias salesia-
nas y ademds 300 dias por cada vez que se
oiga devotamente la predicacidn 6 instruccid6
del Catecismo que hiciese un sacerdote sale-
siano, recitando ademds un avemaria).
Todas las tardes se cantarhn algunas ala-
banzas sagradas, se hara lecture spiritual
y oraci6n, se dar ]la bendici6n con el San-
tisimo Sacramento y se recitari nuevamente
ana tercera parte del Rosario.
SIII. Todo asociado puede ganar indul-
gencia plenaria desde las primeras visperas,
al entrarse el sol, en las solemnidades si-
guientes: ISatividad, Circuncisi6n, Epifania,
Ascenci6n de Nuestro Sefior al Cielo, Do-
,ningo de Pentec6stes, Corpus Domini, In-
maculada Concepci6n (8 de diciembre), Na-
tividad de Maria (8 de setiembre), Presen-
taci6n al temple (21 de noviembre) Anun-
ciaci6n (25 de marzo), Visitaci6n (2 de julio),
Purificaci6n (2 de febrero), Asunci6n de
Maria al Cielo (15 de agosto), Maria Auxi-
liadora, Titular del Santuasio (24 de mayo)
y un diaa al aio A elecci6n del socio, con tal
que en tales dias visit la iglesia, oratorio
6 altar de la Sociedad, ruegue por la con-
cordia entire los principles cristianos extir-
paci6n de las herejias y exaltaci6n de la
Iglesia Cat6lica; esto es, por la intenci6n del
Sumo Pontifice. (Pio IX, Breves de 16 de
marzo de 1869 y de 29 de enero de 1875).
(Tal indulgencia plenaria puede ganarse tam-
bidn por cualquier cristiano en las fiestas ti-
tulares de cada iglesia do la Sociedad Salesiana,
visitando la respective iglesia ii oratorio pd-
blico, y on la fiesta de S. Francisco de Sales
(29 de enero), visitando cualquiera iglesiaper-
teneciente 4 la misma Sociedad, si arrepenti-
do se confiesa comulga y ruega por la in-
tenci6n del Sumo Pontifice (Pio IX, 9 de mayo
de 1876). Ademds dicha indulgencia plenaria
con cedida d los socios en las siete principles
fiestas de Maria, 4 saber : de la Inmaculada
oncepci6n Natividad, Presentacidn, Anun-
ciacidn, Visitacin, Purificacidn y Asunci6n
puede ganarse igualmente por todo field cris-
tiano, con tal que confesado y comulgado, vi-
site en dicho dia una iglesia de la Sociedad
Salesiana y ruegue alli por la intencidn del
Sumo Pontifice. (Le6n XIII, 28 de junior de
1884).
IV. Indulgencia plenaria el dia en que
se haga inscribir en la Sociedad (Pio IX,
11 de marzo de 1870).
V. Indulgencia plenaria en articulo de










muerte, si confesado y comulgado, pudiendo
hacerlo, invoca devotamente el Sacratisimo
Nombre de Jesfs con la boca 6 al menos
con el coraz6n contrite (Ledn XIII, 15 de
cetiembre de 1888).
VI. Todo socio con intervenir a las prac-
ticas de piedad que so hacen en este San-
tuario, como triduos y novenas solemnes en
honor de Maria, puede ganar una vez al dia
indulglncia de site aiios y site cuarentenas
(Pio IX, 16 de marzo de 1869).
Conviene notar que para ganar dichas in-
dulgencias plenarias estA siempre prescrita
la confesi6n y la comun6n, salvo que el socio
tenga la piadosa costumbre de confesarse
semanalmente; en cuyo case basta el estado
de gracia y la comuni6n (S. Congregaciao de
Indulgencias, 9 de diciembve de 1763). Para
ganar la indulgencias parciales basta hacer
las oraciones it obras con coraz6n al menos
contrite y devote.
VII. Todo socio que diga contrita y de-
votamente: Maria Auxilium Christianorum,
ora pro nobis, gana 300 dias de indulgencia
cada vez; con tal que frecuente las ca-
sas, iglesias fi oratorios festivos de la So-
,ciedad Salesiana (Le6n XIII, 22 de abril
de 1879).
VIII. Todas estas indulgencias, plena-
rias 6 parciales son aplicables A .las almas
del Pnrgatorio (Pio IX).
IX. Indulgencia de 100 dias una vez al
dia diciendo la sola invocaci6n Auxilium
Christianorum, ora pro nobis (Le6n XIII, 15
de setiembre de 1888).
X. Todos los ailos en el primer dia que
el rito lo permit, pasada la fiesta de Maria
Auxiliadora, se canta una misa de Requiem
y se hacen otros sufragios particulares por
las almas de todos los socios difuntos y en
especial por los que han sido lIamados por
Dios en el curso del afno.
XI. Cuando un socio cae enfermo 6 sale
de este mundo serA encomendado especial-
mente en las oraciones que se hacen cada
dia en el altar de Maria Auxiliadora, siem-
pre que se de aviso.
III.
Aceptaeiones.
I. Quien desee ingresar en esta Pia
Sociedad hara escribir su nombre, apellido
y lugar de su residencia en el registro que
seotiene en la sacristia del Santuario de
Maria Auxiliadora. En tal ocaci6n recibiri
una imagen 6 medalla bendita de Maria
Auxiliadora (1) y el opfisculo que trata de
esta Sociedad.
(1) Se recomienda Ilevar devotamente esta medalla
al cello en obsequio de Maria y para ganar muchas
indulgencias que por ello estan conoedidas. Esas in-
dulgencias estgn enumeradas en el Elenco de las In-
dulgencias Apost6licas 6 Papaes, aprobado por la Sa-
grada Congregaci6n de Indulgeneias.
HIIllase en venta en la Libreria Salesiana de Turin.


II. Los Parrocos y todo sacerdote que
tenga personas i su cuidado, como Directo-
res de colegios y de casas de educaci6n 6
de institutes de beneficencia pueden agregar
A cualquiera de sus sfibditos, con tal quo
manden el nombre apellido y lugar de resi-
dencia de los solicitantes al Rector de la
iglesia, que, comose ha dicho, lo es tam-
bi6n de la Sociedad.'
III. No hay obligaci6n alguna pecuma-
ria: cada uno da lo que gusta para los gas.
tos que ocurren en la novena y fiesta de
Maria Auxiliadora y en las demas funciones
que celebra la Sociedad.
Visa supraseripta Statuta sen Capitula a
Kobis firmata tamquam praedictae piae Socie-
tati ac fidelium pietati consona approbamus,
reservata obis Facultate eaden variandi, iuxta
rerum ac tempornum circumstantias.
Datum Taurini die 18 aprilis 1869.
TFirmnatus:
t. .ALEXANDER Archiepisc.


Declaracion.
Bien que se recomiende encarecidamente
observer dicho reglamento a fin de gozar de
las ventajas espirituales y especialmente de
las santas indulgencias, para evitar toda
ansiedad de conciencia, se declara que la
observancia del mismo no obliga bajo pena
de pecado mortal ni venial, salvo que se tra-
tara de cosas ya mandadas 6 prohibidas por
Dios 6 la, Iglesia.
Visto, nada obsta para la impresidn,
Turin, 27 de febrero de 1894.
MIGUEL LOTTERI Prove. Gen.




INGLATERRA



La solemnidad de S. Franeiseo de Sales.

Teniendo este. afo nuestros hermanos do
Londres la nueva iglesia del S. Coraz6n de
Jesfis, quisieron celebrar con ins6lita pompa
]a fiesta de S. Francisco de Sales.
Grato nos es hacer una sucinta relaci6n de
ella tanto porque se trata de los honors he-
chos 6 nuestro Patrono, como porque la mi-
si6n de los Salesianos en Battersea es no s61b
en provecho de los cat6licos, sino una especie
de apostolado en favor de los protestantes
que asisten con frecuencia y no en escaso
nfimero A la iglesia del Sagrado CQraz6n.


- to -









- (36 --


Precedi6 i la solemnidad una novena que
comenz6 el 26 de enero, la cual consistia en
recitar tna tercera parte del Rosario y dar
]a bendici6n con el Santisimo Sacramento.
La dominica que ocurri6 dentro de la no-
vena el Rev. Te61. Whereat, PArroco de la
iglesia del Carmen, predict sobre las escue-
las salesianas. La cuesti6n sobre la ense-
iianza es en Inglaterra, como en todas parties
de interns capital : el gran nilmero de es-
cuelas gubernativas protestantes, la como-
didad de los lo-
cales y facilida-
des que se dan
para asistir a ell-
as, traen cons-
tantemente pre-
ocupados ;i los
sacerdotes que
ven con frecueni -
cia A cat6licos
poco instruidos
mandar A: ellas
sns nifnos para
que aprendan lo
que se quiera
menos su propia ;''
religion. El elo-
cuente orador
con palabra
clara, fcil y ele-
gante hizo tocar
comoconlamano
la necesidad de
fundary sostener
escuelas cat6li-
cas. Y no fueron
vanas sus pala-
bras.
Hermoso fnu
el espectaculo
que presentaron
los fieles el dia
de la fiesta, 3 de
febrero al acer-
carse ~i la sagra-
da mesa. A las
11 a. m. l1eg6 i Illmo. Sr. BUTT.
laiglesia elIllmo
Sr. Butt, Obispo
de Southwark quien se digno asistir de
pontifical a la misa solemne, y detenerse
afun para confirmar, como a cien nimios, des-
pnus de mediodia.
La mfisica instrumental y vocal fu6 digna
de la circunstancia y nada dej6 que desear.
La iglesia estaba atestada de gente, entire
la cual era de notar muchos protestantes,
atraidos por el esplendor y majestad del
culto catl6ico.
El Ilmo. Sr. Butt que conoce los origenes
y progress de nuestra casa exclamaba lleno
de satisfacci6n S: S e re qw Dios estd con cos-
otros; (ddemosle gracias de todo co'razoin.


A Jas 3 1[2 p. ii. tuvieron lugar las con-
firmaciones. La palabra llena de unci6n del
ilnstre prelado conmovi6 profundamente al
auditorio.
A las 7 p se llenaba nuevamente la
iglesia de bote en bote para el canto de las
visperas, el panegirico de nuestro Patrono,
pronunciado por el sacerdote salesiano Don
Bonavia y ]a procesi6n del Santisimo Sa-
cramento. La iluminaci6n con luz el6ctrica
era de grande efecto; el altar estaba ador-
nado con el mAs
delicado gusto
y las filas de ni-
nisas vestidas de
blanco, que es-
parcian stores
por el camino de
la procesi6u, el
(leroinfantilque
precedia :i lo s
sacerdotes que
acompafiaban el
Santisimo, todo
despertaba en el
alma los mis
dulces y religio-
sossentimientos.
Al dia sigui-
ente se celebra-
ron los sufragios
de costumbre
d por nuestros
bienhechores di-
fantos.

Un pequello euestor.
Es este un nifio
de aspect vivo
y simpAtico, el
cual oyendo que
se queria edificar
una grande igle-
sia cat61lica en
el barrio de Bat-
tersea y que so
bisbo de Southvark. roquerian para
el objeto cuan-
tiosas sumas
tuvo el generoso pensanxiento de concurrir
d la obra del modo siguiente:
Guard6 las pequefias monedas que le da-
ban sus padres para dulces y embelecos, y
de tiempo en tiempo las llev6 al PArroco
salesiano. En seguida, en su tiempo libre,
se puso lleno de brios 6A colectar limosnas
y A recorrer al efecto las casas de puerta
en puerta, con la licencia de sus padres que
admiraban su piedad. No hay casa ni tienda
en que no centre y esponga ing6nuamente el
objeto de sn visit. Su candor, franqueza y
bondad mueven los corazones y no hay ca-
t61ico que no le de una pequeila moneda.


)O






- 61 -


Hijo mio, le dice un protestaute, te has
equivocado, yo no soy romano. No im-
porta, se trata de construir una hermosa"
iglesia en nuestro barrio. Levantaremos
otra nosotros. Esta bien; pero comenzad
ahora por ayudar a la construcci6n de esta.
Y es tan atento y comedido que ann los
discidentes tratan de complacerle. En la
fiesta de la consagraci6n de la iglesia sirvi6
de caudatario 6 Mons. Cagliero y ahora es
ya cl6rigo al servicio de la iglesia.

*
Otro episodio nos le da 6 conocerl me-
jor. Un dia so present al.Parroco para en.
comendarle la 'celebracin de algunas misas
de requiem.
tPor qui6n han de aplicarse? le pre-
gunta el Parroco.
Por el alma del Sr. Doctor... quo acaba.
de morir.
~ D6nde has conseguido este dinero?
Se lo dir6: el Sr. Dr..... era un buen
cat6lico y amigo mio. Hacia much bien en
el barrio de Battersea y cada mes me rega-
laba un chelin (como cinco reales de ve-
116n), para nuestra iglesia. Ahora que el
Sefnor le ha llamado 6 si, temiendo que na-
die pensase ya en 61, pues no tenia parien-
tes, y hubiese de pasar largo tiempo en el
Purgatorio he pensado en aliviar su suerte
y he conseguido recoger esta pequeiia can-
tidad para que se celebren misas por su
alma.
Bien, querido hijo, que el Seiior te ben-
diga y avive en tn coraz6n los generosos
sentimientos.
Tales como este son los angelitos de la
Tierra de los Santos.


BRASIL


Recepi6n hecha i lions. Lasagna.
(Antes de la guerra).
Habiendo sido menester reducir por ahora
la extension del Boletin Salesiano espafol, A
causa de. enfermedad de su traductor, no ha
sido possible hablar de los homenajes hechos
6 Mons. Lasagna en diversos puntos de A-
m6rica y especialmente en el Brasil. Copia-
remos ahora una relaci6n recibida tiempo
ha, y que no ha perdido su interns:
REVMO. SENOR:
Las fiestas solemnes celebradas en el Bra-
sil 6 la llegada del Ilmo. Sr. Lasagna, an-
siosamente esperado por los Salesianos y sus
Cooperadores fueron brillantisimas, manifes-
tandose en ellas el grande afecto y venera-
ci6n que tienen todos 61 sacerdote que ha
trabajado ac6 tantos aros con paternal ter-
nura y celo infatigable.


La legada.
A las 11 a. m. del 9 de julio anclaba en
el puerto de Rio Janeiro el majestuoso vapor
La Plata, en el cual venia Mons. Lasagna
con su secretario D. BAlzola, con nuestro
coadjutor S. Delpiano, el sacerdote D. Gas-
taldi y yo, que habiamos ido 6 Montevideo
a recibir 4 Monseior 6 fin de acompaiarle
en este viaje'de tres cortos dias, y el cual
fi6 felicisimo, tanto A causa del buen tiempo
como del.magnifico barco.
Dos horas despu6s aparecia a los lejos or.
nado con cien banderas el elegant vapor
Ferry, con capacidad para 500 personas, que
hace al servicio regular entire Rio Janeiro y
Nietheroy. A media que mias se acercaba
distinguianse mejor los acordes marciales de
la banda de mfisica del colegio salesiano de
Nictheroy y se notaba una agitaci6n de pa-
iluelos que designaba el entusiasmo de los
nifios.
Alegres, sonoros y repetidos vivas uni6-
rouse a un himno musical para saludar 6
Monsenior cuando el Ferry se acerc6 al La
Plata.
Al pasar de un vapor d otro MonsOiior
fu6 acogido con vive cariffo por numerosas
personas, seculares y eclesiasticas y por to-
dos los nuestros que habian ido a recibirle.
Contados los niiios del colegio, no eran me-
nos de 300.
El Dr. D. J. Augustin dos Reys, professor
de la escuela politdcnica de Rio Janeiro,
con voz vibrante y sentidas palabras did la
bienvenida mis cordial a Monsefior en un
breve discurso, que fu6 celebrado con nu-
tridos aplausos.
Entre tanto, al son de la misica y en gra-
tisima conversaci6n llegamos 6 Nictheroy,
donde todos montamos en tranvias, prepa-
rados de antemano, y nos dirigimos a nues-
tro colegio de Santa Rosa, 6 corta distancia
del puerto. Nuestra capilla estaba llena de
bote en bote. Cant6se el moteto Sacerdos et
Pontifex, compuesto expresamente para esta
ocasi6n, por D. Ricardo Ferreira de Car-
valho, que lo dedic6 6 Monsefior.
Se enton6 en seguida un Tedeum solemn
y por fin el Tantum ergo, en tanto que Mon-
sehor daba la bendici6n con su divina Ma.
jestad.
En seguida entraron todos en el colegio,
donde se habia preparado una comida para
Monsefior y sus compafieros, y luego hubo
iluminaci6n, fuegos artificiales, mfisica, etc.
Asi se termin6 este inolvidable dia.
Muchas fueron las visits de personas de
todas las classes sociales que recibi6 Monse-
for durante la semana: todos le felicitaban
y se felicitaban por la dignidad 6 que re-
cientemente se habia dignado elevarle el
Padre Santo.










La fiesta de San Luis Gonzaga.
.En el domingo siguiente, 16 de julio, ce-
lebribase aqui la fiesta de San Luis Gonzaga
con comuni6n general de los alumnos y misa
solemne de pontifical. Nuestros niiios ejecu-
taron con bastante precision una hermosa
misa del maestro Ilache. En la funci6n de
la tarde pronunci6 el panegirico del Santo
Mons, Luis Raimondo da Silva Brito, el
mis renombrado orador sagrado de Rio Ja-
neiro. Era parroco de Nictheroy 6 la llegada
de los primeros Salesianos y tuvo cuidado
exquisite en ayudarlos y atenderlos. Nom-
brado mAs tarde Vicario General del Ilmo.
Sr. D. Pedro Lacerda de gratisima memo.
ria, permaneci6 en este cargo hasta la muerte
de dicho prelado, animado siempre de las
mejores disposiciones para los hijos de
Don Bosco. Principi6 Monseilor por hacer
un elogio precioso de la dignidad episcopal
y luego hizo el panegirico de S. Luis con
un estilo adaptado a todas las inteligencias
y dirigi6ndose on especial A los nifios.
Despu6s de la bendici6n con el Santisimo
que puso fin A la fiesta, todos pasaron a ver
la iluminaci6n de los patios los fuegos ar-
tificiales y a oir la mfisica de nuestra banda.
El espiritu religioso de estd:solemnidad a-
compaiiado de santa y franca alegria llenaba
de satisfacci6n A cuantos asistian a ella, y
todos se retiraron bendiciendo la Obra de
Don Bosco.

Demostraciones de los Cooperadores.
Las fiestas en honor de Mons. Lasagna
no terminaron hasta el domingo siguiente,
24 de junior, con una grandiosa manifesta-
ci6n'de nuestros Cooperadores que coincidi6
con la que A su vez le hacian los alumnos
organizando un lucido acto dramitico-mu-
sical. Nuestros excelentes Cooperadores ha-
bian nombrado desde el principio una co-
misi6n para disponer todo lo necesario al
digno recibimiento de Monseiior y para ha-
cerle una demostraci6n particular con ha-
cerle un obsequio que atestiguaso su res-
peto y afecto.
Componian la Comisi6n los Sres.:
Com. D. Guillermo Morrissy, Presidente.
Dr. D. Jos6 Peixoto Fortuna Secretario.
Sr. D. Joaquin J. Vieira, Tesorero.
Dr. D. Agustin dos Reis.
Cons. D. Juan C. Bandeira de Mello.
Esta Comisi6n habia hecho una suscrici6n
para la compra de un pectoral con su res-
'pectiva cadena de oro La cruz se fabricO,
en la ciudad de Rio Janeiro y es de much
gusto.
El dia 23, a las 12 11i2p. m. llegaban de
Rio 4 Nietheroy en tranvias especiales, y
precedidos do nuestra banda numerosos Coo-
peradores. Recibi61os Monseiior A la entrada
del colegio y luego acompaiados de otros


muches invitados pasaron al teatro del co-
legio y se di6 principio 6 la fiesta, con po-
ner el Sr. Dr. D. Agustin dos-Reis en ma-
nos de Monselior el present de que hemos
hablado, no sin pronunciar antes un brillante
discurso sobre la Obra de Don-Bosco y la
gran cuesti6n del dia, la de la clase obrera.
El discurso fuC muy aplaudido y publicado
elegantemente en nuestra tipografia. Proce-
di6se en seguida al acto dramatico-musical,
y es just decir que el desempeiio de los j6.
venes actors fu6 tan lfcido y sin tacha
que no cesaron de recibir sinceros aplausos.
Terminado el acto pas6 Monsefior, con
unos cien invitados, a unos Agapes al fin
de los cuales pronunciaron hermosos brindis
el Sr. PArroco de Curityba (Parana), el
Com. Morrissy, el Dr. Reis, Don Manuel de
Espirito Santo y el hijo del bar6n Pinto
'Lima. Monsenor di6 las mas cordiales gra-
cias a todos y con entusiastas palabras con-
fort6 y anim6 4 nuestros Coopexadores para
el trabajo, sin desfallecer en la grande obra
emprendida; esto es, en la. Obra de Don
Bosco, a fin de que pueda ella dar buenos
ciudadanos 6 la patria y celosos sacerdotes
4 la Iglesia.
Era ya tarde, cuando tantos buenos ami-
gos de Monselior se retiraron renovAndole
las expresiones mas intimas do afecto. Di6-
ronles tambi6n las gracias nuestros mfisicos
con repetidos vitores seguidos de una esco-
gida march musical.
El dia 19, dedicado 6 San Vicente de Paul,
Monsefior presidia la solemn Asemblea Ge-
neral de la Sociedad de San Vicente en Rio
Janeiro. En el discurso que alli pronunci6,
exhort6 A los socios t fundar Oratorios fes-
tivos, refiri6 los resultados verdaderamente
prodigiosos que se reportan con ellos y ma-
nifest6 la gran necesidad que Rio Janeiro
tiene de tales Oratorios.,
- Monselior pas6 en seguida a Lorena, Gua-
rantigueth y Pindamonhangaba, en cuyos
pueblo fu6 acogido con no menor entu-
siasmo. Los Colegios Salesianos y las casas
de las Hermanas de Maria Auxiliadora no
quedaban en zaga a las manifestaciones del
pueblo y de los seiiores y autoridades civi-
les y eclesiasticas.
Los diaries de aca han hecho grandes elo-
gios de Monsefior; pero es tiempo de con-
cluir esta.
Le saluda afite. su hijo en J. 0.
PEDRO ROTA
Sacerdote.

La revoluci6n y los Salesianos.
Todos saben los sucesos que de tiempo
atras ocurren en el Brasil con motive de la
revoluci6n que comenz6 a principios de Se-
tiembre del ailo proximo pasado. Varies di
nuestros Cooperadores nos han preguntad(


- 62








-63 -


cual ha sido la suerte de los Salesianos; y
hemos tenido la satisfacci6n de responderles
que, gracias a Dios y a la protecci6n de
Maria Auxiliadora, nuestros hermanos con-
tinfian alli estimados y bien queridos de
todos. No obstante rodeados do gravisimos
peligros, para no exponer la vida de los a-
lumnos, los de Nictheroy, los enviaron, part
A sus casas y part a los colegios de S. Pa-
blo y de Lorena; y el de Santa Rosa fu6
convertido en almac6n de alimentos para los
pobres de la ciudad y en hospital para los
enfermos y heridos, bajo la inspecci6n de los
Salosianos, como lo manifiesta la correspon-
dencia siguiente:

S. Pablo, noviembre do 1893
REvYMO. SR. D. RUA,
La noticia que le Ileva esta mia no es de
las mias consoladoras. Bien sabe V. R. c6mo
Dios hace pesar su mano sobre el pobre
Brasil. A mAs de las epidemias 6 incendios
que afligen a esta poblaci6n, el 6 de setiem-
bre se declaraba una terrible guerra civil,
con motive de la cual los Salesianos hemnos
debido cerrar el colegio de Santa Rosa en
Nictheroy.
Como este colegio se hall en los afueras
de la ciudad, y estA separado de ella por
una alta colina, no nos amedrent6 al prin-
cipio el estampido de los cafiones, bien que
aun del patio de la casa fu6semos expecta-
dores del combat entire las fortalezas y los
acorazados; pero despu6s de algunos dias
las balas de las naves cayeron dia y noche
en todas direcciones sobre la ciudad y algu-
nas pasaron silvando ya sobre nuestro cole-
gio ya por los costados.
Nuestros nifos y nosotros confiabamos en
Maria Auxiliadora, quien nos protegi6 de
todo dafo. Pero era de temer que faltasen
los viveres para nuestros 250 nifos; pues
que desde el principio de la guerra so habia
suspendido toda comunicaci6n entire Rio Ja-
neiro y Nictheroy. Decidi6, por tanto el Sr.
Director Don Pedro Rota enviar a sus casas
A los alumnos, y una part del personal a
los colegios de Lorena y S. Pablo.
Envi6 una circular A los padres de fami-
lia .y public en los diaries la determinaci6n
tomada para mayor seguridad de la vida de
los niios; mas estando interrumpidas las
vias de comunicaci6n pocos se presentaron
para retirarlos. Fu6, pues, menester resol-
verse a llevarlos todos a los colegios de Lo-
rena y de San Pablo, subiendo la Sierra de
Friburgo y pasando luego a la line de Mi-
nas Geraes, de modo que so hiciera en un
dia el camino que por mar se hace en una
hora. Di6se nuevo aviso a los padres de fa-
milia y el 6 de octubre, cada uno con su fardo
a la espalda partial A la estaci6n a las dos
de la maiana, a pesar del agua y del fango.


El camino parecia interminable, tan miserable
era el estado en que nos hallabamos. Por fin
llogamos A las 4 6 la estaci6n y'emprendi-
mos viaje per una region encantadora. Ca.
minor de Friburgo vinieron 4 saludarnos.los
RR. PP. de la Compaiiia de Jesfis, y los 200
jovenes do su floreciente colegio saludaron
desdo lo alto del patio nuestros niios agi-
tando pafiuelos.
A las 7 '/, de Ia tarde llegamos A Barra
de Pirahy donde quedaron algunos de los
nuestros con quince nifios para seguir el ca-
mine de Lorena. Io continue con otros hasta
este colegio, adondo llegu6 el 7 de octubre,
6 las 10 de la noche, y el grueso de la ca-
ravana sigui6 para Rio Janeiro adonde lleg6
A las 11 do la noche.
Alli muchos eran esperados por sus padres,
do modo que s61o quedaron.quince nilios, los
cuales fueron hospedados en la noche con
gran caridad por los PP. Lazaristas, y al
dia siguiente iban a sa vez al colegio de
Lorena.
Me preguntara V..R. si la casa de Niot-
heroy ha quedado abandonada. No, alli qued6
el Director con Don Barale, tres cl6rigos y
algunos coadjutores.
El Gobierno les ha encomendado la distri.
buci6n de viveres a los pobres, con lo quo
la casa ha quedado convertida en almac6n.
Rogamos A Maria Auxiliadora a fin de que
cese pronto esta guerra que siembra de des-
gracias al Brasil. Nos encomendamos con
el mismo objeto las oraciones de V. R. y
de todo nuestro institute.
Besa las manos de V. R.
Su devotisimo hijo
J. GRIIFI
Sacerdote .
*
Niotheroy, 1* de dioiembre 1883
REV.MO Y AMADiSMO PADRE,
Tresmeses hace que una gl.rra shi,' riniita.
multiplica las victims en L]., ciiildlels 4dl,
Rio Janeiro y Niotheroy y prodiclu gra;l :I-
flicci6n y miseria A causa de la esiasgz de
viveres.': :' '" :
En medio de tamafa'',Alaamidad, q*ue ,is
oblig6 A cerrar el colegio, l Seioor ha qji:t-
rido servirse de nosotros comuo do hLuniilk.-
instrumentos para; aliviar' en part lantas
desgracias. ;
Hace como dos 'ineses quo esftano.s ucar-
gados por el Ghlifi'rno I.in; dlistribuir \iv-in ,i
A los pobres de la ciulald. ToduI. las n..ir.d-
nas, durante dos I; tres Iho'rns, unuestrli ;-u.I
ofrece un singular .u.speto, Iresentainlio :i la
vista 800, 1000 ymU s r 'S.i)ua.- que lletI.Oai
A recibir una racidno de ea-ire, harina y .i1-
dias, alimentos princiliales do estos lugares,
que les son- distribuiil,.s por personas del
colegio. A :las ms necesitadas se les da
tambi6n dinero proporcionado por el Go-








- 64 -


bierno, y asi la casa, de Sta. Rosa remeda
en-pequefio lo qne en tiempo de Jos6 eran
los grades graneros de Fara6n.
La cane que se da es la cecina traida de
la Repfiblica del Plata; la harina es de man-
dioea, que para muchas families sirve de
pan, y las judfas bien condimentadas son
un plato exquisite. Con esto cualquiera puede
vivir c6modamente, y much mas si a ello
se agrega un poco de cafe.
No es esta nuestra inica ocupaci6n. Con-
vertido en fortaleza el hospital de Nictheroy
a causa de su excelente situaci6n, ha sido
menester trasladar los enfermos a otra casa.
Pidieronnos esta obra de caridad y acepta-
mos con much gusto la indicaci6n. Asi el
Colegio de Santa Rosa es un hospital con
175 enfermos. Aqui estin menos expuestos
al peligro de las balas; pues aunque no po-
cas hayan pasado por alto 6 cercanas nin-
guna ha caido dentro, que sin duda Maria
Auxiliadora nos protege. Ademas los pobres
no tenian capellhn en el hospital, y aqui
estamos dos a su servicio, de modo que no
ha muerto ningino en 6sta sin los santos
sacramentos.
Nada mas de particular. La ciudad esta
en estado de sitio. Nos encomendamos en
las oraciones de nuestros hermanos y Coo-
peradores, 6 fin de que el Sefor se digne
hacer cesar tantas desgracias.
Sirvase V. R. encomendarnos particular-
mente &i Maria Auxiliadora.
De V. R. humilde y obmo. hijo
PEDRO ROCA
Sacerdote.



GRACIAS DE MARIA AUSILIADORA.

Curacion instantinea. Hacia
como un mes que padecfa en el dedo pulgar
de la mano derecia un dolor tan agudo que
no me dejaba tranquilo ni de dia ni de no-
che. No habia remedio que diese resultado
alguno. Un dia teniendo, delante de mi el
Boletin Salesiano, al mirar la imagen de
Maria estampada en la fachada me ocurri6
decir: Oh Virgen Santisima, vos quo obte-
n6is.tantas gracias, ved que este mal me
impide celebrar el Santo Sacrificio, tened
piedad de mi y conseguidme la salud. Al
instant mismo ces6 el dolor, con 16 que no
hubo que pensar en hacer operaci6n alguna,
como aconsejaban los m6dicos, ni de correr
el peligro de perder el dedo y no poder ya
celebrar por toda la vida.
i Gracias infinidas 6 Maria Auxiliadora I
DOMINGO DOGNIBENE
SCura de Brione.
Turin, 3 de eetiembre de 1893.


*
*
La santa Comuni6n en honor de
Maria Auxiliadora. '- Hacia tres me-
ses que una seeiora guardaba cama y apenas
podia comer cosa alguna. Su debilidad habia
llegado a un grado extreme. Acudi6 enton-
ces a Maria Auxiliadora pididndole le hi-
ciese la gracia de poder alzarse y recibir la
comuni6n en el Santuario que le esta con-
sagrado, el dia de su fiesta, 24 de mayo.
El 23 llena de fe, segura de obtener la
gracia, se alza y val A ofrecor a los Salesia-
nos, para honrar a Maria un reloj con ca-
dena do oro. Se confiesa y luego parece re-
cobrar nueva vida. Volvi56 su casa, y el
24 asisti6 de nuevo a la iglesia, comulg6 y
presenci6 afn todas las fiestas que se cele-
braron en ese dia.




Turin, mayo do 1893.

Gracias a Maria. Angitstiado por
una enfermedad al est6mago que me pro-
ducia fuertes dolores, una noche que me
parecia estar 4 punto de morir recurri a
nuestra bondadosa Madre Maria Auxiliadora
y ofreci una limosna para su santuario de
Turin en caso de mejorar. He obtenido la
gracia y ahora le envio mi humilde limosna
de trenta pesos.
De V. A. S. S. q. b. s. m.
LUCAS, BEERRA
Cooperador Sales. (1).
Chile, Chillan, 29 de junio de 1893.

(1) El Sr. Becerra es ya conocido por los antiguos
lectores del Boletin. Cuando Mons. Cagliero atrave.
saba en 1887 la Cordillera do los Andes para dirigirse
a Chile, y sufri6 una horrible cafda del caballo y se
hallaban desolados sus compalieros de viaje, sin saber
a quien volverse en aquellas alturas, la divina Pro-
videncia envi6 alli l medico D. Lucas Becerra, ,md-
dico que ejercia su profesi6n en el campo. Este Sefor
hosped6 a Monseiior on su casa y le asisti6 con tan
solofito cuidado 6 inteligencia que consigni6 en breve
tiempo mejorar notablemente al enfermo, de modo que
pudiera continuar su viaje. Despu6s de Dios y do Ma-
ria Auxiliadora es, pues, al Sr. Becerra a quien so
debe la.conservaci6n de una vida tan querida para
nosotros y tan fitil g la sociedad y g la Iglesia.


Con aprobaeibi de la Autoridad Eclesiitica -Gerento JOSbi AMBINO.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs