• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Title Page
 Introduction
 Dios, Trujillo y "selecciones"






Group Title: Cardenas Salazar y la Republica Dominicana
Title: Cárdenas Salazar y la República Dominicana
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00075432/00001
 Material Information
Title: Cárdenas Salazar y la República Dominicana
Physical Description: 11 p. : facsims. ; 25 cm.
Language: Spanish
Creator: Cárdenas Salazar, Manuel
Mitjans, J
Publisher: Editorial "La Información"
Place of Publication: Santiago de los Caballeros Dominican Republic
Publication Date: [1947]
 Subjects
Subject: Politics and government -- Dominican Republic -- 1930-1961   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: Interview by J. Mitjans previously published in "La Razón", May 25, 1946.
General Note: Printed in Bogotá.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00075432
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001128619
oclc - 24435244
notis - AFM5823

Table of Contents
    Title Page
        Page 1
        Page 2
    Introduction
        Page 3
    Dios, Trujillo y "selecciones"
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
Full Text


CARDENAS SALAZAR
Y LA

REPUBLICAN DOMINICANA


EDITORIAL "LA INFORMATION'
SANTIAGO DE LOS CABALLEROS
REPUBLICAN DOMINICANA


i v1/7 C~i/Z IC~~iC







































THIS VOLUME HAS BEEN
MICROFILMED
BY THE UNIVERSITY OF
FLORIDA LIBRARIES.








Impreso en la Editorial Cromos BogotA 1947.













DOS PALABRAS

El senior don Manuel Cardenas Sa-
lazar ha sido un panegirista entusias-
ta del Gobierno actual de la Repui-
blica Dominicana. Los documents
que en este folleto se insertan prue-
ban por si solos hasta qu6 grado se
vinculo dicho senior a Santo Domin-
go y a sus instituciones, y hacen inne-
cesaria cualquiera otra informaci6n
acerca de los sentimientos que en es-
tas paginas se encuentran reflejados
con nitidez meridiana.








A

LATtN
AMERICA




DIOS, TRUJILLO


Y "SELECCIONES"

(De "La Raz6n").

El sensacionalismo politico nos trade de tanto en tanto, el nom-
bre d'e Trujillo, actual president de 1,a repiblica' Dominicana, ago-
ciado a andlisis sociol6gicos en los que la verdadera personalidad
politica del nombrado estadista queda deformada por apasonamien-
tos, escasez de linformacihn o exceso de mala fe, tan evidentes que,
generalmente, les rest 'seriedad aun a los ojos .de lectores que, como
en mi caso, han estado ajenos a las filigranas y sutilezas de la poli-
tica, sea cual fuera. a rbita de 6sta.
Fero, a pesar de mi pasividad en tal terreno, no he podido me-
nos que solbresaltarme al leer en una revista cuyos millones de ejem-
plares circulan por medio mundo -me refiero a "Selecciones del
Reader's Digest"- articulo que firm George Kent y que comienza
con este encabezamiento: 'En Amnrica existe una dictadura much
mis tirinica de lo que fne nunc a la de Hitler'.
En la frase que antecede hay error. Error de concept respect
a Trujillo, error de informaci6n en to,:o lo que "Selecciones" nos
venia contando del candillo alemin entire 1940 y 1945. O quizAs
haya error de calculo en cuanto a la capacidad de anklisis de los
lectores de tal magazine...
A fin de saber que liabia de verdad sobre lo que George Kent
habia escrito bajo el llamativo titulo de: "Dios y Trujillo", busqu6
a algiien que, por haberlo visto de cerca me ilustrara sobre ese h6-
rrido infierno americano al lado del cual, segfin "Selecciones", el
campo de concentraci6n de Dachau era algo asi coma un placido
hotel de turismo a orillas del lago Garda.
Fue en tales circunstancias cuando encontr6 a Manuel Carde-
nas Salazar, joven estudiante colombiano, poseedor de cualidadea
(ivicas, veraz e inteligetite, quien ademis de tales garantias mora-




4 -*


Banicb At .,seA e la, Repi o
r -^ *





S* *..






r-. 4%0, A.AA, ..
..---- *..r..-..oU ,,4 -.. .... .
dt'.,s""'& de la sb. .,omb. .

.. .
'rAeusE.,fdftL t '/: : a 4







b`^ *j y ,L /i- iCONTADOR
V f .-* '. *-


Fotoscopia del cheque pagado al "Hotel Jaragua" para cubrir los gastos he-
chos en ese establecimiento por el senor Manuel CArdenas Salazar.









les, conserve frescas las impresiones de su reciente viaje a la Rept-
blica Donlinicana.
CArdenals y yo hemos analizado, frase por frawe, esa extraiia
mezela de contradicciones que George Kent publicara originalmente
en "The Interamerican" y que, como ya d'ije, "Selecciones" public
en una sintesis reientemente.
Dice Kent, despubs de una hibrida descripci6n geografico-his-
t6rica: "Yale la pena, hacer un viaje a la Repiblica Dominicana, no
tan s61o por recrear la vista en sus paisajes, etcetera, etcetera", fi-
nalizando con 6sto: "... y acaso principalmente, por ver de cerca
una dictadura mis absolute que la de Hitler".
-SAdico! comenta CArdenas-, la declaraci6n de Kent deja
entrever su inclinacitn a gustos de fAcil clasificaci6n psicopAtica.
Si fuera cierta tal aseveraci6n, mas que un cargo a Trujillo lo se-
ria a las otras naciones del continent que jams han rdicho algo
al respect oficialmente.
Pasemos por alto algunos datos biogrAficos, pero, he aqui esto:
"El nombre de Trujillo empez6 a sonar en toda America pocos afios
antes de la guerra a raiz del incident de fronteras llamado la ma-
tanza -de los haitianos..."
-Este es el gran problema national dominican-o. Las fronteras
con Haiti no son simplemente limited territorial sino lines demarca-
doras entire do's cultures opuestas: el negro y su voudou africano y
cl blanco con su cultural e hispanidad... El aisunto fronterizo para
Santo Domingo es un problema que no puede tratarse asi, a la lige-
ra; en vez de escribir articulos que confunden, es menester desarro-
liar una intense campafia. de documentaci6n, 6sta es una de las mis
fuertes tragedies que contempla America... y ante la cual desea
cerrar los ojos. Sobre la matanza haitiana existe el document ofi-
cial del gobierno de Haiti que dice mAs que cualquier comentario
de magazine.
Mas abajo George Kent dice, ladinamente: "Aiio tras afio, los
haitianos habian acostumbrado cruzar la desierta frontera, ya pa-
ra trabajar como peones en la zafra, ya para echar mano de un par
de cerdos, ya para usurpar una parcela". Coment6.
-Los resulta.dos Ide todo esto y sus consecuencias estan expli-
cados en lo que oficialmente admite y decreta el gobierno de Port-
au-Price.
-i.Qu6 hay de cierto en las aseveraciones de Kent de que no
hay sino un fnico partido politico en la rep6blica Dominicana?
-En reciente informed del secretario de relaciones exteriores
de la confederaci6n de trabajadores de Cuba, don Juan Ar6valo, al
president de la C. T. A. L., senior Lombardo Toledano, reconoce que
existed tambi6n en la repiblica Dominicana un partido laborista.

-6 -








































Fotoscopia del cheque cobrado por el seflor Manuel Cardenas Salazar el 11 de
diciembre de 1946.









Tal informed es suficientemente serio como para ser tenido en cuen-
ta...
-i Qu6 hay de cierto sobre la goeringiana debilldad de Trujillo
por exhibir medallas y, especialmente, una regalada por el Duce
Benito Mussolini?
--Condecoraciones? Recuerdo que le han sido otorgadas tanto
por estadistas europeos como por jefes de estado de Am6rica. Preci-
samente Eduardo Santos fue uno de 6stos... Por lo demis he visto
cii varias ocasiones al president Trujillo tanto en la calle como en
el hip6dromo o en el palacio presidential, pero siempre vestido de
paisano.
-Para no prolongar demasiaddo esta interview, abreviamos las
preguntas y limit6monos a las aseveraciones de repercusi6n conti-
nental.
-Pregunte usted.
-Dice el articulista, politicamente, el benefactor procedi6 con
cruel inhumanidad a, la liquidaci6n de sus enemigos. Segfn el calcu-
lo hecho por la Foreing Policy Association y confirmada por nume-
rosos testigos muy dignos de confianza entire tres mil y cinco mil
personas fueron asesinadas. Encarcelamientos y ejecuciones han
disminuido, pero segin dice un miembro del cuerpo diplomAtico de
Ciudad Trujillo, continfian muy ealladamente.
-Si los diplomAticos han informado sus gobiernos -y ese es
su deber- sobre hechos de esta indole, que por su volume no po-
drian pasar desapercibidos, ya habrian roto relaciones. Ahora, si la
repiiblica Dominicana fuera una potencia econ6mica, podria pensar-
se que el interns primara sobre el sentimiento humanitario, pero esa
naci6n antillana. no es un factor decisive en America -a diferencia
de la Argentina y por lo tanto, no se justificaria la. no ruptura sino
como una desestimaci6n y los datos de la Foreing Policy Associa-
tion.
AclAreme --insisto- este otro parrafo: En 1930, cuando la re-
voluci6n contra VAsquez, esa fuerza (se refiere al lejCrcito cuyo je-
fe era Trujillo) permanec'i en los cuarteles. Se justifica esa obe-
diencia?
-U1na actitud contraria de part de Trujillo habria aumenta-
do las estadisticas de muertos .de la Foreing Policy Association.
Cualquiera supone que VAsquez trat6 de sostenerse con la ayuda
del ej6rcito. Esta pasividad de las fuerzas armadas es digna de elo-
gios y no de censuras. La desobediencia de Trujillo evit6 una cruen-
ta jornada al pueblo dominicano. Lo que sigue a continuaci6n es un
elogio al sistema educative, a la political commercial, a las obras pA-
blicas, llevadas a cabo en la administraci6n de Trujillo, y, en gene-
ral desmiente George Kent sus primeras frases.
-8 '/


- 8 --


rl













"A.i
.. a ..... ;"'"- T .
-,~d^^t^' ,. r .'.. .-:*" ,-, '-to .-



:: ., '^ ,.. "* ( ./
,' 4.: /
,'..! .. /, ..._,., <. B....








Fotoscopia de las firmas que figuran al dorso del cheque cobrado por el se-
iior Manuel Cardenas Salazar; las firmas pertenecen al beneficiario y al se-
nor Secretario de la Presidencia, seflor Rafael P. Pichardo, quien firm para
identificar al seflor Cardenas Salazar.


-<







Entiendo yo que la misi6n primordial de un jefe de estado es
el bienestar ,del pueblo que gobierna, no interest el sistema o los
medics para lograr tal fin.
Segfin inform mi entrevistado, la vida del pueblo dominicano
transcurre con los mismos altibajos y zozobras que en cualquiera de
los otros pueblos de Am6rica. La masa. dominicana, en general acep-
ta a Trujillo porque 6ste ha. demostrado cualidades de estadista ya
que ha logrado encauzar y equilibrar aspects de la vida national
descuidados, olvidados o abandon los muchos de estos desde los
tempos de la. colonia.
Todo lo que se diga acerca de intervenir en la political dom6sti
ca dle una naci6n de Am6rica, es peligrosa. No conviene... Feliz-
mente afin se habla del 'buen vecino'. Lamentablemente, con menos
convicci6n que cuando Franklin D. Roosevelt era president de los
Estados UTnidos; pero la semilla sembrada por este gran americano
ha germinado en mayor y mejor concepci6n de las relaciones intera-
mericanas. La situaci6n internal. de cada uno de nuestros pauses es
asunto de exclusive incumbencia national. Cualquiera otra political
que se quiera adoptar s61o serviri para que el 'good neighbinhood'
sea s6lo un, recuerdo de lo que pudo haber sido la base ideal de con-
vivencia de todo un continent.
Despu6s de estas mis consideraciones, reanudamos el reportaje.
-Quiero terminar -le digo a CArdenas- solicitAndole me
cuente ;.qu6 impresi6n se trajo del pueblo dominicano?
-En casos eomo 6ste, una an6edota pinta, a. un pueblo. Escu-
che: Cuando recorriamos Santo Domingo, llegados a Santiago de
los Caballeros, uno de mis compafieros y yo visitamos una joyeria
en busc'a de un regalo para la novia de aqu1l. No hallando lo que
queria, ibamos ya a retirarnos cuando mi compafiero advirti6 que
la empleada del almac6n lucia un espl6ndido par de aretes. 'Como
6stos son los que quiero', exclam6 mi amigo. Nuestro acento dela-
tabai que 6ramos extranjeros, y la muchacha inquiri6 de d6nde 6ra-
mos. Al conocer nuestra nacionalidad y el deseo de mi camarada de
adquirir unos aretes como los que ella lucia y que en el estableci-
miento no los habia, espontaneamente se despoj6 de los suyos di-
ciendo: "Ya que aqui no los hay, l6lvese los mios... Son un recuer-
do de una dominicana a una colombiana'. Esta gentil actitud de
Luz Iternindez -asi se llama la damita- tiene para mi mas valor
que muchos volfimenes de literature panamericanista. Simboliza c6-
mo es el pueblo de la Repfiblica Dominicana. Basta. on esto?
Al dar por concluida la interview y recapacitar lo comentado
pienso que para comprender, estimar y juzgar un pueblo, lo mejor
es convivir con 61, tal como lo ha hecho Manuel Ofrdenas Salazar,
y entonces, deja de tenerse en cuenta la. literature parcial, mal6vola


- 10 -








o errada, que tergiversa los hechos y encona los espiritus. Pienso en
todo esto, y pienso en el articulo de "Selecciones"...
J. Mitjans
(De "La Raz6n", 25 de mayo de 1946).

BogotA, junior 5 de 1946.



Seiior Doctor Joaquin Balaguer, Ministro de la Repuiblica Domini-
cana.-E. S. D.

Senior Mi:nistro:

De acuerdo con nuestra conversaci6n del sAbado ppdo., y si-
guiendo sus sugerencias, presentamos a used nuestro plan sobre
las labores que deben desarrollarse en Colombia a fin de contra-
rrestar 1la propaganda que en este y otros paises vienen adelantando
los circulos desafectos al actual gobierno dominicano.
Como primer media, es aconsejable la publicaci6n de una
series de articuos que informen ampliamente sobre los problems
vitales ide su pais. cuyos titulos serian los ,siguientes: la frontera;
]a economic, la intervenci6n americana; los gobhiernus ldominicanoi h
de 1924 a 1930; arreglo de la denda external; el rIgimlen de aduanas
hasta el afio de 1941; la instrucci6n pfiblica ; l legislaciOn obrera;
el desarrollo agricola; la political exterior; asistencia social; el
pueblo dominicano como entidad sociol6gica, etc.
Ademis, y tambi6n con la finalidad de contrarrestar cuanto se
viene diciendo en sentido negative sore la administration Truji-
11o, se debe abrir una campafia por radio en la cual se tratarAn los
temas antes mencionados, con las variantes necesarias, impuestas
debido .a la diferencia de uno y otro metodlo de propaganda.
Indudablemente, sus cartas-lectificaciones publicadas en "El
Tiempo" han causado buena impresi6n en el pais, pero creemos que
hace falta persistir en tal actividad, y que gentes no domin'icanas
hablen desde su posici6n desvinculada de cargos oficiales. pues, an-
te la opinion pfiblica hace parte de la misi6n de used el defender
,a su gobierno.
La transmisi6n radial, con duraci6n de sesenta minutes cada.
una, se realizaria por las estaciones de Radio Cnistal, emisora de
prestigio en todo el pais que ocupa el segundo lugar por el nfimero
de oyentes, y que posee equipos de ondas larga y corta.
La compenetraci6n que tenemos de los problems fundamenta-
les dominicanos, nos permit ofrecer a usted nuestros servicios des-
de el mismo moment en que estos sean autorizados.


- 11 -




Date Due


De acuerdo con su pedido, nos permitimos presentable el res-
pectivo presupuesto:

Por doce (12) articulos publicables en las condiciones
mencionadas anteriormente .. .. ....... ..$ 2.200.00
1'or doce (12) audiciones radiotelef6nicas segin deta-
lles ya especificedos e incluyendo el costo de la
transm'isi6n... ... ...... ......... ... ......... 1.200.00

$ 3.400.00


Sin otro particular, somos de ousted atentos servidores,




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs