• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Main














Title: Las primeras crisis economicas de Cuba y sus relaciones con el comercio de los Estados Unidos
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00075393/00001
 Material Information
Title: Las primeras crisis economicas de Cuba y sus relaciones con el comercio de los Estados Unidos
Physical Description: 2-10 numb. : ; 28 cm.
Language: Spanish
Creator: Guerra, Ramiro, 1880-1970
Pan American Institute of Geography and History
Publisher: s.n.
Place of Publication: Washington
Publication Date: 1935]
 Subjects
Subject: Economic conditions -- Cuba   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
Statement of Responsibility: por el Dr. Ramiro Guerra y Sánchez
General Note: At head of title: Segunda asamblea general del Instituto Panamericano de geografia e historia, Wáshington, del 14 al 19 de octubre de 1935.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00075393
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 000129424
oclc - 23442850
notis - AAP5439

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover
    Title Page
        Title Page
    Main
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
Full Text






LS PRflAERAS CRISIS EJONOIICAS DE- CUBA

y SUS RELDCIONES C0N EL COT1C10o B)E
LOS ESTADOS M-IDOS
POR EL c
DR. RAYIRO GUERRA Y SAT CIZ



















SEGUINDl ASUsiLA GENERAL

IDL

ISUTITUTO PAKllERICANO IE GEOGRAFIA E HISTORIC

Ushington, del 14 al 19 de octubre de 1935.





.LAs PHIllERS Iti"SIs EitanMIAs

IE CIUA Y SOS RELCICNES CON

EL CCOIECIO IB LOS ESTADOS

UNIDOS


POR EL

Dr. Ramiro Guerra y S&nchez

Ea-proftsor de Historia de Cuba de la
Universidad de la Htebna, Miambro de
la Sociedad Geogr iiic de Cuba.










LAS PRIMRAS CRISIS SCO~IIIICAS DE CUBA Y SUS REIa IOIES

CON EL COUERCIO 1R L4O ESTADOS UNID06.


0


Lam crisis econ6mlcas, entendiendo por tales les perturbaciones

graves y aibitaa del equilibrio general de loa negocios al posarse de

un period de expansion a otro de depresi6n, no son desconocidas en la

ye large historic del deserrollo econ6mico, social y politico de Cuba.

Lojos de ello, hen sido tan frecuentes, que cada generaci6n ha conoci-

do sl suya, y a veces mrs de una.

Las crisis parecen ser inherentes a la organizaci6n econ6mica

del capitalism. En tal virtud, no aparecen en un pals sino cuando la

empress capitalist ha alcanzado cierto grado avenzado de desarrollo.

En Cuos, por tal raz6n, las crisis propiamente dichas, o sea las cri-

sin de superproducci6n, no se produce sino a portir del Altimo tercio

del siglo XVIII, estrechamente vinculadas siempre con la industrial azu-

cerera, por ser sata la empresa industrial mda important de la com-

nided.

Lu iAdustria ezucarero so estcbleci6 an Cube en la Gltime d6ecdn

del siglo XVI, fuertemento protogidc por el Estcdo, a fin de proporcio-

ncrle a Ic ala agn articulo de exportaci6n, deapu s de quedar extin-

guidos los lavaderos de oro y reducide la colonial a sl mayor niseria.

Pero el miamo Estado quo ayud6 a crearla, le impidi6 cracer y desarro-

larae, a virtud del rigido monopolio mercantil que EB.paa ejercia an

sus colonies, cerradas al trgfioo con e extranjero. Durnte mAs de

siglo y medioi Il industrial vegaet pobremante, sin beater a cubrir ni

adn la neoesidades del oorto mercado mntropolitano.

84371










Loe ingloess ocuparon la HLbena en 1762, ebrieron el puerto a

todos los buquos de benders ingloae e introdujeron miles de esclavos,

lo cucl di oalgdn impulso c la ogricultura. Posteriormento Ccrlos III

concdi6 alguncs frcnqui -iA al comarcio colonial, y el desnrrollo de

ir. produccida cubnra sagui6 en aumento. El rmrr .do consumidor, no obs-

tcnto, continucbn roducido R Espuiae En 1778, ya Cube fcbric6 mas azl-

ocr do Ic nocesaria paro ol consume y 1i exportrci6n a Cadiz. L zafra

de 1779 crroj6 un exceso algo mayor, y empozcron a ooumulLrso sobrtntos.

El prncio del aszcrr, el.si fijo en ocho y seis centovos pcre los azicc-

res blinco y quebr do rospectivomente, desde 1762, comena6 a decker.

Una tipic crisis de superproduccin porecic ontonces inevitable.

L guerra do indepondencio do los E.tedos Usidos s-lv6 It situacidn.

En 1779, Espcaf, clirdr de Frnucie, tom6 parto junto a aste on lo lucha

contra lr Gran BrotcBh, y so dispuso a combatir a los ingleees en ls

Floridas y Georgic. Carlos III pemit 6 a sus aliedos que se oprovi-

sionaz n n la Habana, cuyo puerto se abri6 a los buques de guerra y

mercantes de los franceaes y los norteamaricanos. En la Habana, base

de operaciones de los espaloles, se reunieron grande escuadras espaEo-

las y francesas, asi camo lcs numerosas tropes que Li mando de Cllvez

iban a luchlr contra los britinicoa. El ccmarcio que desde el puerto

espaBol de Bilbao se habia iniciado con las colonies inglesas rebeldes,

pars envier armes, municionos y otroa efectos a la Hebona, de donde se

romitfan a Nueva Orleans, y deede dicho lugt.r por el mississippi cl in-

terior de los Eatadoe Unidos, cument6 muy considercblemnte, sobre todo

decade Ic Hr.bLna, grf.cif s n Ics atives gestiones y iL buen cr4dito de

que goz-bo Ir. Oliver Plook, ol cgente commercial de los Eatedos Unidos

y del Estcdo do Virginia en Huerv Orlenas.











So ho eclilr do quo an los cuLtro rdos quo dur6 1L guerro, do 1779

a 1783, on 1 HEbuna entrr.ron no monos de 35 millonos do pesos. He ahl

coam dich gu ad y ol trfico quo durrnte 1L miso se inici6 con los

Estados Unidos, produjo el primer period de grr.n prosperidnd en la Is-

la, al cunl did impulso cl dosarrollo do su riquasz, a It prr que le

parmitid prestir algdn concurso i los nortocmaricinoa on su luchr por

ln libertcd.



Los cBos de appnsi6n inicii.dos on 1779 so redujuron a los cuttro

qua ur ron Io s hostilidrdes. Al firnrrse l. pnz, t.s escur-drcs y los

ejmrcitos se retiraron, Espaea cerr6 los puertos cubanos al comercio

con los Estedos Unidos, y volvi6 a su rigido y anticuedo aistems de mo-

nopolio mercantil. Cuba perdid en un dia todos les ventajas de que ha-

bia disfrutado. El azdcer, el aguardiente y las miles, cuya producci6n

se habia aumentado por el estimulo de la demand y el incentive del

alto precio, se encontraron sin slaida y sin compradores, porque ni el

mercedo esponol podia ye absorber la abundanci productive de la Isle,

ni la marin. espoaolc contcbc con brcos suficientes prrc el transport.

En lo que a los Estr.dos Unidos tocc, el perjuicio que sufrieron con el

cierre de los puertos cubanos tombi6n fut muy considerable. El inter-

crmbio nerdntil quo brbicn inicicdu de hrrincs, stCczones y // otros

efectos, p.rrn recibir nzdonr y nicles, loa hcbie sido muy provechoso,

y cano con Ic independnncicL s part.iiz5 totalmente su conarcio con lcs

Indias Occidentcles inglesas, al trdfico con Cubr. los e irr my neceso-

rio y podit supllr con venteja cl que perdnin con J-aicr. y Irs Anti-

lea Manores. 1l cbsurdo proteccionismo espcnol rsultucb igualmente

porjudioial ppor cubanos y nortearn iornof.








-4-


La industric nrzucrrorr fu4 lr quo m's sufri6, porquo er 1r. que

hr.bia olcernzdo nryor doscrrollo, constituic 1r. principal fuente de

riqueza y aportab eol mnyor volumen do In exportaci6n do in Isln. El

preci, so rdujo r ir. cunrtn part, y n7 n rsi, el n.zdnr nc enucntrrbo

comprodores. El procio corrionte yc dich, do uch i:. seis centi Ys 1U

librc, qua hnble oumontr.d much', durnnte los cuctr. oaus do oxpensi6n,

se redujo c dos centcvos y hr st unc. Con, It. prod. iccin no fu6 cor-

tr.dA en ol primer mmanto, el czdcrr se ncumunl en los n-cirenas de ln

Hrbonn y en los ingjni.s. El esfusrso qua so recliz6 pcrt tronoportor

prrte de los asbrintes c C0diz result indtil.

En 1789, nl csmwnzcr lo Revuluci6n Fri ncesm, on Ice muolles de di-

cha ciudrd so sontabrn rozagcdos msa de 25,000 crjLe de azdcaar de a 16

rrobas, quo nO hrbcin podidd vendorso c ningdn pr~cio.

L-r prohibici5n osprfoln ca:natituic unc flgrornte wiolnci6n de los

principios de Ic geogrr.fia economic. oveantr.bc unf brrr ro entire dos K

more-doa insedirtos qua podien istcblecer un intorcrmbio provechwso, y

ccustrb graves e injustificdos dafos c rjabos pueblos.

El puriodo do I.s "vccr.s flrrcs" -numbre que so los di populrrments

en Cubeo los do cgudr doprosi6n- ccmonzedo an 1785, se prolong vLrios

alos. En 1789, sus ofactoa, on ir foxm de unr prrrlizocina gonerpi,

so hccfin sontir de manorr muy ponusa a intonsc. En dichc aio, Ins

constrntos paticiunos do lose c-eerclantos y productoues de Cubn en

Madrid, lgraron quo so autorizaro ln libre introduccian de oselrvos en

I Isela durEnto dos alcs, y quo se permitierc, dodo in penuria de los

productores y Ir fr.lt de numrtrio de los mialm, pager dichos esclc-

vos on aIz cr y otros j fratcs do le. criculture y in industrial cute-

nos, los ouales los oaoroirntua de esclrvos, oxtrtnjoros en a macyo-










ra, podrian extraer librement. La concesidn atenud alg la crisis sin

hacerla desaparecer.

Cerea de dos afios despuis, un apoderado del Ayunto iento de ln Habana,

corporacion quo represents entonces los interests de los productores de la

Isln, so hallaba an Madrid ocupado en gestionar la prdrroga de il concesio6n

del libre trifico de negros, prgxinm a venceras. Tenia ya informs de cue el

rey resolverfa favorablenento su pcticidn, cuando por un correo special so

recibid an la Corte, cl 19 do Novilere de 1791, nl. mtici- do la sublevccidn

do los esclavos do la colonial frncesoa de Haiti, y do Ik dostruccidn casi to-

tal do la rituncz do dicha colonial. Haiti or? on la 6poca cl principal pals

productor do gdnoros troirc-lcs dcl Dindo, do cnForr. cuo al conision.do del

Ayuntmicnto h.banoro no Io fuu dificil provor lo vuc hrbif do ocurrir. Una

alza rppidc y coisidro.ble on ol prccio del azcc.r, cl .gurrdicntc, les mie-

los, cl ccfS y otros articulos do los trdpicoo, or- inovit.blc I dosgrr.cia

del pals vocino croa. c. Cuba una gr.n oportunidrd. Los productores cubanos

podrfcn ovnder on oxcolontos condicionos sus sobrr.ntcs .:lm.con.dos, y si

so cdal-nt.bca con rapidoz a dosarrollcr su agriculture y su industrial, y

obtonian do Espani l. libort.d omorcial, podrian sustituir a Ifiti y suplir

su f ltc acro gr-. contre cabstocodor do articulos do los trdpicos.

El diligcnto hpodor.do d c I ab-na, sin porder ticLpo, drigil um

roprcsntaci6n ci roy. Erplic'.b- los inc=culnblcs b-ncficiocs Cu par.- Cuba

y Espadl podrian dorivarsc do lo ccurridc on HBiti, y ofrccia cxponer, cowo

lo hizo poocs somnns m.s tcrdo on un inferno muy notable, las mndi&.s que

dobfan adoptcrso parc. alcanzcrlos. Ins provisions del conisionado cub.no

so confir-mron may prontc. El cazcar, do los dos contr.vs libbra a cue ws

ostcb. vondiocdc, s-lt a 14 y 15 contavos. A nadio I, cupo duda do quo on

Cubr. podrfn hscorao mlllonos. Ic Isle, una colonic pobrisim hrsat onton-











cos, podrlti Uogcr a. vaor tr.nto come los gr-ndes y ricos virreinatos de

Moxico, Nuovc. Grr.ncda y Pero.

El scculrr monopolio ospaiol tonca tan hondas rfoccs, y los comorcin-

tos de CAdiz g~o lo usufruct -aban ejorcan una influoncia ten podorosa n n

il Cortc, quo aunquo los iroductorcs cubamos clcanzaron algmnas inpcrtr.ntcs

concosionos, no pudioron obtenor in principal y mas noccscrio do todas: la

libortad de ccmcrcio con ol oxtrcnjcrc. A principios do 1793, noda hbia

podido logrrso on coo sontido, y cl umonto ripide do 1 producci6n camn-

zab. a acumular sobrr.ntes que la ascasoz do barcos ospr.aolcs impede~ n transpor-

tcr a Europa. Per fortune para Cuba, on cl mism ao o cstall6 ai guerra

entro Espoai y cl gobierno rcvolucionrxio do Francii. In mcrincr franccsc

corto Ins ccunicaciones con in nctrpoli, y ol Capitdn Goncrli do Cuba asumni

in responsebilidd do abrir los pucrtos al cccrcio do los extrenjeros nou-

trales. Co m Inglatorra se a.bstccia on sus posocio:Cs coloniclcs, la modida

oquivalfa, roclnonto, a autoriar ol comorcic con los Estados Unidos.

Las leyos gcogroficas, sin trabas artificirles on succninc, conenz-ron

a cunplirso con l: roaudacin de un active trdficc ontre Cutb y los Estados

Unidos, Para mabos pueblos se inicid un periodo de intcnsa c-ctividad nr-

cantil, con precious nuy rcnuneradoros rra cambas parts. Un largo y prospero

perlodo do "viacs gordr.s" dcscrrolld la riquezm doe i lIs. a tal punto y

cre6 on sta tan mstos intorosos, quo Espari, zucuncuo intent rcpetid.-

nente, no pudo prohibir ya ds, do rmncrn. absolute, cl comcrrcio nortonmri-

cano en Cuba, ten uni nnos y cl-orosas fucron las protcst.s do los cubanos

cadc vez quo procured llevarlo a ofocto. Hubo aios on quo cl -zPccr volvio e

cotizarso a 12 centavos In librr., y cl cc o a 30 ccntrvos. Ia expansion

econonica de Cuba ful tan important, que do esos nios puod opincrse que

data au gron riqucz azuccrera, oxtendida a otrr-s roes do u producci6n.










Algunas cifras dan idon do lr. mism. La cxportaion do azicar, quo on 1787

era de 24,498,000 libras, se olevaba on 1802 a 81,761,000, y 1r do caf6,

linitada on 1792 a 7,104 arrobas, Ulogaba on 1807 a 82,892 arrobas. Casi

todo csto ccorcic so hr.bfa con los Estatos Unirls y on barcos cnricrnos,

porquo aparte do lo ya dichc do quo la Gr .n Brcta~ a so cbastoca on sus

colonies, los britdnicos ontrczoon an u larga guerre ccn los ospciolcs

desdo 1796.

Los Esta~os Unidos elcacmarcn tcnbion grandos bocrficios on su camrcio

con Cube. On ostudic do las estadisticcs, onsefi gio 3c.s cxportociones

norto~erictms, quo fueron do $26,100,000 on 1795, se olovaron a 35, 48 y

67 millones do posos on 1794, 1795 y 1796, Ia vez que cl procio de l.

hcrina subfa de $5.07 ol barril on 1791, a $12,05 y $12.45 on 1794 y 1795.

El aunonto de Irs ixportacdors caricrars y dcl procio do las horinas no so

debid al nuevo cso3rcio con Cube exclusivmnonte, pcro cste ccntribuyo a dicho

acroccntcniento on no poqucai prcporcion. Los bcoficios fucron rccfprocos --

pare cubes pcrtes.


En el clcro horizonte occ nnico Co Cubr y do los EsCtlcs UidCosri3ricron,

no obstante, nubos qui lo llcaron do sanbr.. Rcanudc.a Ia guorra entree

Napoloan Bunaprte y in Gran Brcteaf dospuos de la corta tregua do In paz do

Amiens, Espafa so habr. viest obliged a tonr porte en ia nsarc dcsdo 1804,

on contra do los britinicos, por no podor rosistir Ia prcsi6n quo sobro clla

ojerel. ol E-porador. E maoi'o i o las dificultodcs ce la Gucrrc, ol omorcio

con los Eatbeos Unides, pafs neutral, Ic asogurrba a Cube un abasto abundant

a procios vontajosos, y In oxportcaion tnlta6n a prccios rcmncrcativcs, do su

azaccr, su cfo Y y doas produetos. Pero los procodimiontos do bloquoo quc

cpolcron tento los finccsos cocm los inglosos contra ol adverscrio, no tar-

daon on crocr grindes obstculos cl trafico intormciolo.1










Duesfo del mar, los ingleses apelaron a las medidas mis several y ais

perjudiciales contra los neutrals, para bacer efectivo el cerco contra

Bonaparte. Alarmados e irritados por el rapido desarrollo de la marina

mercante y del comercio norteamericanos, extremaron sus nedidad contra ostos,

que parecfas prxilmos a arrebaterles audaoente la hegemonia marntim que

ejercfan desde la 4poca de Cromell y las guorras nav-les contra Holanda.

Protestaron los Estados U"iidos repetidemente contra las 6rdenes restrictivas

del apbierno ingles y las abusivas y vejatorias practices de In marina de

guerra britanica con los buques do bandera americana, pero Jefferson no se

decidi6 a apelar a Ins arms, y confindo en que la naci6n podia bastirse a

si misma por clgIn tienpo, hizo cprobor por el Congreso Ic series de medidas

que, con la ley del Enbargo, ordenaron In suspension del comercio exterior y

eloanrre de todos los buques en los puertos.

El grande y costoso error de Jefferson se puso inmodictamonto de nmni-

fiesto. In pnvorosa crisis economic que comenzd por pcr.lizcr today actividad

morcantil on las poblaciones costeras, so extendip may pronto hasta a los 1ms

apartcdas regional agrfcolas del poas. No cabe dentro del plan de este breve

studio extendernos sobre este punto; pero in famosn ley del Embcrgo, que

dostrey6 la popularidad de cJfforson, lo lleva a ccsar on in prosidencin en

nedio del mayor cbatimiento y croo un ostado gonoral do dcsospcrccidn y de

miseria, probd dosdo hooe uns de 125 afos, que el pueblo do los Estrdos Unidos,

como ol do todas las nciones de un alto nivcl do civilizcion, no pnode pas-r-

se sin un active y extonso comercio exterior, a pcsar do sus inmonsos rocursos

y de su grandoza.

Por si cl mabcrg provocd una crisis sin paralelo on los Estcdos Unidos,

fue mIyor con, si acbe, la que acarroo innedicanmnto en Cuba.

In estrooha solldcridcd oconSica ountr los dos p isos quedo damstrrdA








en tdminos may rigurosos, son una car~ n abrardora do sufrimionto y do misc-

i para oi pueblo cubnno. In pa rli r idn do las importcciones, t-nto come

a de las exportcciones, fu bruson y absolute, con cl dbble efoeto do oncre-

cer, hasta tripicarr o cmdrupllcar el valor do los mismos, los articulos

oxtronjeros, y de daprocicr, hasta lc...rte o quinta pcrte, el precio del

azucar y del ccfs.

In cotimzcoin do la primore bajd a un conta-o y frceci in laibmr, y in

del ccaf cl fnfim procio de tros centavos. In sublevacign del pueblo mndrile-

ao contra los franceses cl 2 do Mayo do 1808, oncentr6 a Cuba en el pcrlodo

mna agudo de la crisis, lo cuac contribuy c agravar lns porturbcciones socia-

les y polfticas quo per entoncos so produjeron y duraron tres o cuatro Cios,

inclusive los nDtines ontifrancesos que ocurrieaon n i Habana on la ultima

docona de Mayo do 1809. Creyoso on la Isla tembidn quc el Embargo era una

modida especialmonto dictada contrr. Espafa, a cause do In tirantcz existcnte

entire las dos mciomes por i cuostidn do las Floridas. In idea do quo In

hostilid.d ontre ombos pueblos determinarfa una interrupeitn indefinida del

intorcambio morcantil cubano-amnoricano, dobe habcr side la consa fundamental do

in manifestcciAn do anexionismo quo atoncoB so produjo, nl primem on la

historic de in Isle, y que, sogIn las evidencis histdricas, lc fub hechb al

Genoracl Janms Wilkinson, durante na visited atici.-l quo hizo a la Habana, a

fines do Murzo do 1809, en ol dosompeBo de une comisi6n do su Gobiorno ante

ol Capitdn Goneral, Marquos do Somoruclos. Los agcntes do F.nci a o Ingle-

terr tuvioron noticias do quo on loe nueve dais quc Wilkinson porianocid on

in Habana, osto rocibiM ofortas de rnexion do ciortas personas do in ciudad.

In Gron Brotaia y el gobiorno francs hicioron, con tel motive, fuortes ropre-

sentacionos ante el president i&dison.







-to-


Otrcs porturbrcionos politicr.s y socir.los quc actonces ocurrieron on

Cube, no cr.ben on los lfmites do esto tr-.bajo.

In grcn crisis ocasion.dr. por cl Emb-r@ fug doblcmcnto significtiv..

No solo doj6 probeda i- ostrcchb soliderid.d ccondnicc moncionc-. mns

arriba, sino quo puso do manifiosto otro hocho cuc an lo porvenir so

ropetiric muches voices: Ics grr.ndes crisis cconomicas, producidas sicapre

on rolccin con cccmorcio nortcnmoricco, tondrfan invmriablcmento un

c~oomitacnte do porturbc.ionos socih os y politics on In Isla, y cstas

crearin complieccionos y dificultcdos on I. pollticv. interior y exterior

do los Estcdos Unidos.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs