• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Main
 Back Cover














Group Title: El contrasentido rojo : "la dictadura democratica".
Title: El contrasentido rojo
CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00074984/00001
 Material Information
Title: El contrasentido rojo "la dictadura democrática"
Physical Description: 7 p. : ; 23 cm.
Language: Spanish
Publisher: <s.n.>
Place of Publication: Guatemala
Publication Date: 1956
 Subjects
Subject: Politics and government -- Guatemala -- 1945-1985   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Record Information
Bibliographic ID: UF00074984
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002528943
oclc - 43579295
notis - AMP4823

Table of Contents
    Front Cover
        Page 1
    Title Page
        Page 2
    Main
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
    Back Cover
        Page 9
Full Text





EL CONIRASELTIDO R1JO:


GUATEMALA, FEBRERO DE 1956


"4::70-


r.: 5;cat


5em~octaffica



















EL CONTRASENTIDO ROJO:
"La Dictadura Democratica"






*


GUATEMALA, FEBRERO DE 1956






















En la pAgina 26 del panflelto que estA hacienda circular clandes-
tinamente la Comisi6n Politica del Comit6 Central del Partido
Guatemalteco de Trabajo en el exilio, figure un pArrafo que revela las
aviezas intqnciones del comunismo international de engaiiar al pueblo
de Guatemala con un descomunal sofisma y el cual dice:

"LA EXPERIENCIA ENSEiA AHORA AL PUEBLO QUE SIN
EJERCER LA DICTADURA REVOLUCIONARIA DEMOCRATIC DE
LAS FUERZAS POPULARES Y PROGRESISTAS, TODO REGIMEN
DEMOCRATIC SERA AHOGADO EN SANGRE POR SUS
ENEMIGOS Y NO SE PODRA IR MUY LEJOS EN LA LUCHA
ANTIFEUDAL Y ANTIMPERIALISTA".
Lo que la experiencia ha ensefiado al pueblo realmente, es a
desenmascarar las mentiras y rechazar con indignaci6n la dialectica
burda, con la que los comunistas traitan de disimular sus prop6sitos
nefandos en contra de las naciones libres.
iUna dictadura para preservar la democracia? El tendencioso
follaje de t6rminos abstractos ("Fuerzas populares y progresistas" o
"la lucha antifeudal y antimperialista") no logra esconder el sofisma
de que s6lo con una dictadura se puede hacer perdurable la demo-
cracia. iPuede alguien imaginar la coexistencia de una cosa con la
otra, siendo ambas completaimente disimiles sistemas de vida de los
pueblos y las dos la negaci6n una de la otra?
Aparte de que este novedoso punto de vista del comunismo es un
trasunto de la tesis nazi-facista de que la democracia es d6bil y la
dictadura fuerte, result tan monstruoso como inaceptable en nuestro
medio actual.
El folleto del PGT en el exilio tiene un prop6sito aparente: re-
conocer los errors que los comunistas cometieron durante sus dias
de Gloriaa y poder" len Guatemala y distribuir equitativamente entire
cada uno de los lideres propios y entire quienes les ayudaron desde
los puestos claves del gobierno, las cutpas y las responsabilidades.
A esto los comunistas le Hlaman -haciendo un alarde de infinite
relajamiento de la personalidad humana- "autocritica". Aunque
esa "autocritica" es obligada, temerosa e impuesta desde ultramar
por los grandes jerarcas, para evitarse el trabajo de localizar a los
culpables y purgarlos sin mayors complicaciones. Claro que cuando
los comunistas hacen gala de su dialectica ortodoxa llamada "auto-
critica", Asta persigue la finalidad de "autocriticar" a los demas, en
una bdsqueda ineludible de' victims expiatorias, sobre quienes hacer
caer el peso de la responsabilidad y, por consiguiente, las sangrientas
sanciones.
-3-










Salta a la vista, ademas, que el folleto encierra otra intenci6n:
enviar mensajes particulares a cada uno de los sectores guatemaltecos
y en general al pueblo de Guatemala, para convencerlo de que los
comunistas ,podrian regresar y "portarse bien", sin reincidir en los
yerros del pasado. Pero esos prop6sitos de enmienda que ofrecen
son tan amenazadores que, con solo enunciarlos, nos ponen los pelos
de punta. Algo tan absurdo y monstruoso, como un puerco-espin
con plumas.
Lo que ahora nos sirven en el azafate de su demagogia no tieie
pies ni cabeza. No lo tienen aparentemente; porque para comprender
por qu6 ellos imaginan y planean sus trayectorias -aunque a veces
les resulten tan descabelladas- debe analizarse la gran confabulaci6n
universal que el comunismo viene tramando desde hace casi ocho
lustros, contra la humaxnidad.
El planteamiento de la "revoluci6n mundial", como ellos lamnan a
la confabulaci6n para incluir a todos los pueblos dentro del "paraiso"
sovietico", solo puede apreciarse .a plenitud, revisando los tres as.
pectos tacticos de su gigantescal maniobra:
19) Los procedimientos usados dentro de la Uni6n de Repuiblicas
Socialistas Sovi6tieas, para sojuzgar al propio pueblo ruso y "con.
vencerlo" de que no debe existir otro sistema de vida que el comunista.
29) La tactica aplicada para incorporar a ese imponderable eden
a los paises con los cuales la U.R.S.S. colinda: Lituania, Letonia,
Estonia, Latvia, Polonia, Checoeslovaquia, Alemania Oriental, Hungria,
Rumania, Bulgaria, Albania. Afganistan, Manchuria y China.
30) La conquista "ideol6gica" -por medio de agents del Co-
minform, del Centro Sindical Mundial y demAs organismos interna-
nacionales- de los praises que se encuentran distantes de la U.R.S.S.
y que por de pronto no estin al alcance de su mano.
La finalidad siempre es la misma: destruir a la larga la demo.
cracia -o las tradiciones de los pueblos- e implantar la dictadura.
Sera lo mismo que la llamen dictadura popular, dictadura de las
masas, dictadura del proletariado o "dictadura revolucionaria demo-
crdtica", como la que nos estan ofreciendo los comunistas del PGT en
su panfleto.
Los planes originales de la expansion mundial del comunismo han
sufrido evidentemente una deformaci6n substantial, debido en parte
a los cambios -lease purgas- operados dentro de los cuadros direct.
tivos del Kremlin. No han sido ciertamente halagadores los cambios
producidos.
El objeto de estas consideraciones es el de revelar, como todos los
caminos que el comunismo sigue y hace seguir -largos o cortos-
conducen siempre al mismo destiny: la dictadura roja que destruye
los pueblos, la nacionalidad y la personalidad humana. Nos propo.
nemos analizar cada uno de los tres grandes objetivos que el comunis-
mo mantiene y que hemos enumerado al principio.
19) iCuales han sido las realizaciones de la "dictadura revow
lucionaria democrAtica" dentro de la U.R.S.S.?
Su enumeraci6n es fatigosa y negative. Desde que el movimiento
bolchevique se desbord6 en la Rusia de los zares advino una 6poca

-4-










de sangre y terror. Como las perlas de un collar roto, una a una
fueron caiyendo las tradiciones, las instituciones, los principios y los
valores de aquella nacionalidad. Se liquidaron la aristocracia y la
burguesia capitalist; enseguida lo que llamaron la "aristocracia del
pensamiento"; se bolcheviquiz6 el arte, hasta llegar de lo sublime a lo
ridicule; se falsifica la historic, la filosofia y los .axiomas del derecho.
Se hizo un arbitrario "ensayo" para nivelar los raquiticos remanentes
de la pequefia burguesia con el proletariado. De esa promiscuidad
result la bastardia moral y el relajamiento de la pequefia burguesia,
pero no la elevaci6n moral o civica del proletariado. Se produjo la
destrucci6n absolute e implacable de 30.000.000 de kulaks -campesinos
propietarios de pequefias parcelas- Iporque su resistencia -activa
o pasiva- contra la expropiaci6n, obstaculizaba el desarrollo. de los
koljoses y sovjoses. La esclavitud y el trabajo forzoso fueron res-
taurados: millones de prisioneros de guerra y saldos de comunistas
purgados o sospechosos, gimen en la eterna obscuridad de las minas
del Ural, el CAucaso o Siberia. Vegetan miserablemente talando los
bosques de la Tundra, trabajan en las obras de irrigaci6n, de cana-
lizaci6n, en la construcci6n de hidroelectricas y demAs obras que el
Estado promueve, con el fin de ultimar los preparativos de su aca-
riciada guerra de conquista: la guerra de la U.R.S.S. imperialista,
que pretend obtener por la fuerza lo que no ha logrado con la
inagotable elocuencia de sus sofismas: terminar con la libertad
del hombre!

Alli se ha formado una nueva clase, integrada por la favorecida
burocracia y las jefaturas militares, que en el "eden de la igualdad"
son las Linicas que gozan de las comodidades de la vida burguesa.
La burocracia insaciable ha construido una piramide -monumento
a la negaci6n de la igualdad- que tiene por base a las "masas" de
trabajadores de las ciudades y los campos, quienes no pertenecen
al partido comunista, al que estan afiliados 2.000.000 de rusos: el
uno por ciento de la poblaci6n total. Las capas superiores de La
piramide cada vez mas estrechas y conspicuas, forman la falanje
de la dictadura comunista y concluye con el Politbur6 y, en su v6rtice,
con el zar rojo, o sea el Secretario General del Partido.

Esos sistemas, esa pirdmide invertida, esa negaci6n a la igualdad
y a los derechos humans, es lo que los comunistas nos ofrecen ahora
bajo el marbete de "dictadura revolucionaria democratica.

29) Para comprender en toda su terrible realidad el gistema
brutal que el comunismo ha usado para apoderarse de las naciones
que colindan con la U.R.S.S. -y que ahora forman el nebuloso
mundo de los "satelites de Rusia"- basta enunciar una sola palabra:
la violencia. El zarpazo rojo que ha hecho caer a esos pueblos bajo
su implacable ferula, con la inica sutileza de que el comunismo supo
aprovechar para hacerlo el moment mas oportuno: iLa guerra!

Es este un capitulo que en verdad corresponde a la historic; por
cierto a una historic cruenta que, vista a traves de los afios, permit
retratar a los eternos conspiradores, reptando entire los caddveres
y las ruinas de las ciudades destruidas por los bombardeos y la ar-
tilleria, maquinando la formaci6n de su macabro imperio.

En 1940 el panorama para las naciones libres era sobrecogedor. El
mapa de Europa cambiaba su fisonomia todos los dias, ante el in.

-5-










contenible advance de las divisions panzer del nazismo desbocado
que con el intervalo de horas sometia bajo su yugo a pueblos tras
pueblos.
La dramAtica evacuaci6n de Dunkerque -29 de mayo a 4 de
junio de 1940- y su desconsolador saldo material subrayaba, a pesar
de su heroicidad, la tragedia de una humanidad doliente, que veia
avanzar por todas las fronteras el tropel totalitario. Millones en equipo
belico se habian perdido, aunque de aquel desastroso episodio emergia
con mAs fuerza la moral de los ejercitos aliados.

Las huestes del "Fuhrer" avanzaban sobre Paris; Francia la vio-
lada, habia capitulado -20 de junio de 1940-; Belgica, Holanda Di-
namarca y Noruega, habian sido ocupadas.

El 7 de diciembre de 1941 aviones japoneses atacaron la base de
Pearl Harbor, asestando un golpe artero a la flota del tio Sam.
Este suceso tragico, sin embargo, tuvo la virtud hist6rica de llevar a
la guerra a los Estados Unidos de Norteamrrica y a las repdblicas
latinoamericanas, que se sentian amenazadas del asalto nazista.

La situaci6n de desventaja de las fuerzas democraticas cambi6
y la guerra, que en su primera fase habia sido desastrosa para los
aliados, tomaba un jiro favorable.

Con el suministro de material belico en gran escala de parte de
los EE. UU. y en menos de la Gran Bretafia, la U.R.S.S. pudo resistir
el empuje de las divisions panzer, que fueron detenidas en seco
frente a Stalingrado. La U.R.S.S. que tiene buena memorial para la
venganza, la tiene muy raquitica para los favors y ha olvidado esta
verdad hist6rica.
El hecho desconcertante, sin embargo, dentro de aquel agitado
panorama de la guerra, es que el comunismo estaba planeando ya la
dominaci6n de las Naciones que veian asoladas sus ciudades, quemados
sus campos, diezmadas sus poblaciones y perdidos sus tesoros.

El 2 de enero de 1944 se inici6 la ofensiva area de los aliados
sobre los reductos alemanes y enseguida el desembarco de las tropas.

Rechazadas poco a poco los ejercitos de ocupaci6n hitlerista, bro-
t6 en todos los paises invadidos la guerra subterrinea. Rusia ayud6
a los "partisanos" en esa guerra clandestine, pero al mismo tiempo
aseguraba posiciones, necesarias para perpetrar su implacable designio:
la dominaci6n de aquellos pueblos desangrados, que pronto se dieron
cuenta de que estaban saliendo del sarten para caer en las brazas.

Asi se inici6 la segunda etapa de su esclavitud: la U.R S.S. ocup6
sucesivamente -en intervalo de semanas- cada uno de los paises
"liberados": Bulgaria -8 de septiembre de 1944-, Hungria -24 del
mismo mes-, Yugoeslavia -15 de octubre del mismo afio-,
Polonia -17 de enero de 1945-, Koenisberg -10 de abril de ese
afio-. El 27 de abril fu6 de un significativo tragico para el pueblo
alemin: los ejercitos sovieticos y britanicos hicieron contact en
Torgau, Alemania, produciendose la division del Tercer Reich. El
2 de mayo las huestes comunistas irrumpieron en Berlin, bajo la
protecci6n de las bombas aliadas y combatiendo con armas norteame-
ricanas.


- 6 -










Alemania pidi6 su rendici6n incondicional el 8 de mayo. Europa,
sin embargo, veia surgir de entire los escombros un nuevo peligro: las
mallas de la dominaci6n comunista que se habia extendido al fragor
de la guerra sobre various millones de hombres que desean ser libres.
La situaci6n de esos pueblos es el mas grave problema de la actualidad.
Una parte del antiguo continent, confinada detrds de la cortina de
hierro, bajo la "dictadura revolucionaria democrdtica", la dictadura
popular, o la dictadura roja. La misma que ahora nos ofrecen los
comunistas de PGT.

39) El tercer aspect de esta gigantesca trama -la tActica que
usan los comunistas para infiltrarse en los paises alejados de su
territorio- tiene una. mAs direct importancia para nosotros.

Ellos quisieran tenernos bajo su dominio. Tal cosa figure en sus
planes permanentes. Pero result que han encontrado aqui obstAculos
naturales ipara perpetrar su infiltraci6n total: razones geogrAficas,
political, econ6micas, raciales, ideol6gicas, religiosas, militares y, aim
la acci6n de otras potencias, han formado un valladar frente al im-
plantamiento de un sistema ex6tico que no encaja ni concuerda con
las tradiciones arraigadas durante muchos afios de vida republican.

He aqui una de las razones por la que han tenido que adaptar
a estas circunstancias especiales su propaganda, su agitaci6n y sus
metodos de infiltraci6n. De ahi es tambien de donde han resultado
los grandes absurdos y los sofismas de la dialectica comunista. Sus
grande lerrores y sus crimenes. iAh, si!, porque cuando les fallen
los metodos de simulaci6n y "convencimiento" trasplantan aquellos
horrores de la U.R.S.S. y de sus satellites hasta los lugares mAs
remnotos.

Mientras tanto se han valido de las grandes y legitimas aspira-
clones de nuestros iplueblos; de su miseria, poco desarrollo y estoicismo
ingenito. Han especulado en America con los problems irresolutos,
no para resolvqrlos, sino para crear conflicts y establecer el reinado
de la anarquia. Medran con las diferencias y las pugnas political
y agitan constantemente las aguas para pescar adeptos entire los
lideres sin masas, los oradores sin pfiblico y los politicos sin empleo;
abonan el campo social para crear una innecesaria efervecencia, apro.
vechando la injusticia innegable que impera en la mayor parte de
nuestros paises -a causa de su incipiente economic.

Si hay una dictadura, la combaten, no porque abominen de ella,
sino para incrustarse dentro de las filas de la oposici6n y tomar
ventajas en el moment oportuno; si hay una democracia, o la usan
para sus designios y la destruyen o la atacan para desprestigiar el
sistena.

SPara Am6rica han creado una pintoresca escuela de agitaci6n y
nos traen sus decantados simbolos: la paloma de la paz, la hoz y el
martillo y el pufio en alto; se estudia la psicologia de los pueblos
y so introduced en .el centro de los torbellinos politicos, para de.
mostrarnos al final que ningdn sistema es bueno -que la democracia
es debil- con excepci6n, naturalmente, de la "dictadura revolucionaria
democrAtica", como la Ulaman ahora, pero que mafiana se puede
transformar en la "dictadura popular" que establecieron en Hungria,
en la "dictadura de las masas" que sostienen en Bulgaria, o la

7-










"dictadura del proletariado" que eston levantando a sangre y fuego
en la China de Mao Tse Tung.

En Guatemala trataron de crear un Estado dentro del Estado.
Se infiltr6 en nuestro pais poco despues de la fundaci6n de la III
International en 1919. Pas6 por los vaivenes de todo partido politico
o ideol6gico, perseguido por el poder pdblico, pero que se engrandece
en la clandestinidad.

La revoluci6n comunista en El Savador puso en evidencia el
peligro que corria Guatemala, amenazada no solo por la revoluci6n
social, sino por una possible revoluci6n racial, mAs terrible y sangrienta.
Ubico paraliz6 el movimiento comunista, encarcelando a sus lideres,
pero no pudo desarraigarlo totalmente.

Las puertas de Guatemala se abrieron el 20 de octubre de 1944
y entonces fuimos invadidos, no s61o por los exilados que durante
muchos afios de miseria en el ostracismo habian sido inoculados de
comunismo, sino que tambi6n por agents de todas latitudes que
encontraron aqui la tierra prometida.

Salieron del cautiverio y regresaron del exilio los mirtires del
credo rojo. De esos mArtires se hicieron los "santos" del comunismo
criollo.

Bajo la influencia y la acci6n de agents comunistas guatemaltecos
y extranjeros, se organizaron en Guatemala los partidos politicos re.
volucionarios, que llevaban dentro el g6rmen del credo rojo. Esos
partidos envenenaron al pueblo llevando las doctrinas comunistas
a traves de sus programs y enumeraci6n de principios. Ar6valo
jugaba con el fuego, como un nifio que no conoce el peligro de las
llamas que pronto iban a propagarse.

El cambio de la persona del mandatario en 1951, en vez de
despejar el ambiente de anarquia de las masas que empezaba a pre-
valecer, someti6 a estas a la direcci6n de lideres comunistas gua-
temaltecos, mas fanAticos que los extranjeros y mis papistas que
el Papa.

En menos de tres afios de arbencismo, los comunistas -cortos en
nfmero, pero largos en poder- habian conquistado excelentes posi-
clones y puestos claves dentro del gobierno. Apoyados "generosamen.
te" con los fondos plblicos y la complicidad de los poderes, trans.
formaron a Guatemala en un abceso rojo en el coraz6n de America,

Pero contra el comunismo se levant6 el anticomunismo, como
una expresi6n patri6tica de los guatemaltecos frente al nuevo peligro.
Despues de una dura y desigual batalla -los comunistas tenian el
poder- se logr6 expulsarlos, separarlos de sus posiciones en el go-
bierno, Ahora desde sus refugios extranjeros ofrecen volver para
reparar los yerros pero, frente a ese falaz ofrecimiento, que entrafia
un inenarrable drama para los guatemaltecos, debe rebelarse el pueblo
entero, oonstituirse en un solo frente: el frente de los hombres
que aman su libertad, su patria, sus instituciones democrAticas y
su f6.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs