• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Table of Contents
 Editorial
 El concepto del libro, por Jorge...
 La vida bibliografica de Don Antonio...
 Actividades musicales y certamenes...
 La "coleccion universitaria" de...
 Literatura profesional, por Carmen...
 Notas y comentarios
 Obituario
 Del colegio y sus miembros














Group Title: Cuba bibliotecologica.
Title: Cuba bibliotecológica
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00074948/00002
 Material Information
Title: Cuba bibliotecológica
Physical Description: 8 v. : ; 26 cm.
Language: Spanish
Creator: Asociación Nacional de Profesionales de Biblioteca
Colegio Nacional de Bibliotecarios Universitarios
Publisher: s.n.
Place of Publication: La Habana
 Subjects
Subject: Libraries -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: ser.1 v. 1-2 (no.2) 1953-June 1955; 2 época, v. 1-5 (no.2), 1956-June 1960.
Issuing Body: 1953-55 issued by Asociación Nacional de Profesionales de Biblioteca; 1956-60 by Colegio Nacional de Bibliotecarios Universitarios.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00074948
Volume ID: VID00002
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 000304653
oclc - 04111731
notis - ABT1236
issn - 0574-6442

Table of Contents
    Table of Contents
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
    Editorial
        Page 5
        Page 6
    El concepto del libro, por Jorge Aguayo
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
    La vida bibliografica de Don Antonio Bachiller, por Ana Rosa Núñez
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
    Actividades musicales y certamenes de arte en la biblioteca publica piloto de medellin para la America Latina, por Julio César Arroyave C.
        Page 17
        Page 18
    La "coleccion universitaria" de la biblioteca general de la Universidad de la Habana, por Jorge Aguayo
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
    Literatura profesional, por Carmen Rovira
        Page 24
        Page 25
        Page 26
    Notas y comentarios
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
    Obituario
        Page 34
    Del colegio y sus miembros
        Page 35
Full Text






CNBU (

) Cnr~rr r


REVISTA TRIMEST RAL
Organo Official del COLEGIO NATIONAL DE BIBLIOTECARIOS UNIVERSITARIOS

2 Epoca, Volumen II Enero-Diciembre de 1957 Numero 1-4

Inscripta como correspondencia de segunda clase en la Administraci6n de Correos
de La Habana.


EDITORIAL .. .. .. .. .. .. .. .. .... .... .. .. .. .. 5
EL CONCEPT DEL LIBRO, Por Jorge Aguayo .... .. C 7
LA VIDA BIBLIOGRAFICA DE DON ANTONIO BACHILLE M j
Por Ana Rosa Niitez .. .. .. .. .. .. .. ... .. .. .... .. .. .. .. 11
ACTIVIDADES MUSICALES Y CERTAMENES DE ARTE EN LA BIBLIOTECA
PUBLIC PILOTO DE MEDELLIN PARA LA AMERICA LATINA,
Por Julo CUsar Arroyave C. .... .. .. ...... .. .. .. .. .. .... 17
LA "COLECCION UNIVERSITARIA" DE LA BIBLIOTECA GENERAL DE LA
UNIVERSIDAD DE LA HABANA, Por Jorge Aguavo ...... .. ........ 1
LITERATURA PROFESIONAL, Por Carmen Rotira ......... .... .. .. 24
NOTAS Y COMENTARIOS ............................. .... .. 27
OBITUARIO ... .. .. .......... .... .. 34
DEL COLEGIO Y SUS MIEMBROS .......... ........... ...... 35


LA HABANA CUBA
6c-^5


Cuc~


















CUBA BIBLIOTECOLOGICA
Organo official del Colegio Nacional de Bibliotecarios Universitarios.

Redacci6n y Administraci6n: Calle 27 No. 663, Vedado, Habana, Cuba.


Director:
Dra. CARMEN ROVIRA


El Colegio Nacional de Bibliotecarios Universitarios fu6 constituido de acuerdo con la
Ley No. 4 de 13 de noviembre de 1944, que dispone la colegiaci6n de los profesionales univer-
sitarios. El Colegio se constituy6 oficialmente con fecha 31 de mayo de 1955, y sus Estatutos
se publicaron en la Gaceta Oficial de la Repfblica de Cuba del dia 15 de julio del mismo afio.
El Colegio Nacional de Bibliotecarios Universitarios agrupa en su seno a todos los bibliotecarios
graduados en la Escuela de Bibliotecarios de la Universidad de la Habana y en los Cursos de
Tecnica Bibliotecaria (1946-1952) de la Escuela de Verano en la propia Universidad. Esti
regido por un Comit6 Ejecutivo, formado en la actualidad por las personas siguientes: Blanca
Rosa Sanchez, Presidente; Ana Rosa Nfiiez, Vicepresidente; Maria Iglesias, Secretaria; Maria
de los Angeles Acosta, Vicesecretaria; Evidia Blanco, Tesorera; Maria Victoria Morales, Vice-
tesorera; Carmen Rovira, Estela Giroud, Miriam Tous (Vocales).
Cuba Bibliotecoldgica se public trimestralmente. Precio de suscripci6n: $1.50 al afio. N6me-
ro suelto: $0.50. Los miembros del Colegio Nacional de Bibliotecarios Universitarios tienen
derecho a recibir gratuitamente la revista.
La responsabilidad de los articulos firmado:; recae exclusivamente sobre sus autores. El
Colegio Nacional de Bibliotecarios Universitarios y la Direcci6n de la revista se hacen respon-
sables solamente de los editoriales, informaciones y notas sin firmar.
Cuba Bibliotecol6gica solicita canje con publicaciones similares, nacionales y extranjeras.
Los articulos que aparecen en Cuba Bibliotecologica se encuentran indizados en Library
Literature y en Contents in Advance.
Los materials de este n6mero se entregaron a la imprenta con fecha 27 de diciembre
de 1957.


IMPRENTA DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA



















r6(to eia


Al reanudar la publicaci6n de CUBA BIBLIOTECOLOGICA, superadas
algunas de las circunstancias adversas que dificultaran su aparici6n durante la
mayor parte del aFo 1957, hemos querido hacerlo con un ndmero que com-
prenda todo el volume, para tratar en lo sucesivo de que la aparici6n de cada
nueva tirada coincide con el fin del trimestre que lleva como fecha.
No es cosa fdcil, en un medio como el nuestro, reunir el material necesario,
de interns general, para llenar cuatro veces al aio una revista professional, por
muy modestas que sean sus dimensions. El trabajo diario absorb todas las
energies. Unos bibliotecarios no se creen con capacidad suficiente para escri-
bir algo cuya extension sobrepase la de uno o dos pdrrafos. Otros no creen
tener nada que decir que pueda interesar a sus companeros o a los colegas de
otros paises. Finalmente, aquillos cuyas firmas aparecen una y otra vez,
opinan que ha llegado el moment de dar paso a la gente nueva. A todos
ellos replica CUBA BIBLIOTECOLOGICA que el que estd agobiado de
trabajo siempre puede encontrar un par de horas libres; que no se necesita
ser un literate para exponer sencilla y claramente un tema sobre el que se tiene
conocimientos; que una experiencia personal, una idea propia, por insigni-
ficante que parezca, puede ser de gran interns y utilidad para los demds; y
que la prdctica y los conocimientos de los maestros son siempre bien recibidos
mientras las nuevas generaciones dan sus primeros pasos en la literature
professional.
En una profesi6n nueva como la nuestra no hay nada que pueda substituir
a la investigaci6n cientifica y a la publicaci6n de trabajos propios. Cada
libro sobre nuestra ciencia que public un colega, cada articulo professional
que aparece en una revista o en un peri6dico contribute a aumentar nuestro pres-
tigio y a dar a conocer el nivel superior de nuestra profesi6n, siempre y cuando se
trate de temas originales. Si se quiere erradicar de una vez y para siempre el
falso concept del bibliotecario como mero conservador de libros, uno de los
medios mds eficaces estd a nuestro alcance: escribir, investigar sin descanso,
dando a conocer a todos la existencia de una ciencia de bibliotecas y de unos
series, hombres y mujeres, que la cultivan seriamente y con entusiasmo.
Para ello necesitamos de la cooperaci6n de todos, a fin de que CUBA
BIBLIOTECOLOGICA se convierta en el portavoz de la profesi6n biblio-
tecara cubana en su aspect mds elevado, y en esta forma se difunda por Cuba
y por el extranjero.
CUBA BIBLIOTECOLOGICA, 6rgano de un colegio de profesionales
universitarios, no puede convertirse, por esta misma raz6n, en cartilla de popu-









6 CUBA HIBLIOTECOL)GICA

larizaci6n. El articulo de divulgacion elemental no debe tener cabida en ella,
pues su lugar es la revista no professional, la prensa diaria o el folleto explica-
tivo. Ni ha de ser la revista, ni lo ha sido nunca, instrument para dirimir
problems personales ni para recoger ataques o alusiones veladas. No ha de
tener pues un cardcter poldmico, ni a6n contra la verdad a media o la falsedad
abierta.
Con la ayuda de todos los responsables de la profesionalizaci6n de las bi-
bliotecas de nuestro pais, CUBA BIBLIOTECOLOGICA aspira, mds que
nunca, a convertirse en la publicaci6n de enlace de nuestros profesionales con
los bibliotecarios de los demds pauses, acogiendo en sus pdginas los trabajos de
nuestras principles figures, asi como de algunas extranjeras, dando a conocer
las actividades profesionales de nuestros colegiados, y recogiendo, en breve sin-
tesis, los principles acontecimientos bibliotecol6gicos en el extranjero, para
mantener el contact necesario con el mundo entero.















EL CONCEPT DEL LIBRO


Por Jorge Aguayo


Al intentar en este breve ensayo un nuevo anilisis del eterno dualismo del
libro, postulado que se halla en la raiz mis profunda y en la supreme raz6n
de ser de la profesi6n de bibliotecario, conviene contrastar ciertas ideas rela-
cionadas con unos de los vocablos -libro- que mis se resisten a una defi-
nici6n que satisfaga plenamente a bibli6grafos y bibliotec6logos.
La palabra escrita, redactada por la misma persona que concibe una idea
o por otra diferente, es lo que en puridad nosotros entendemos que debe ser
el punto de partida de una definici6n del libro, si bien, en una acepci6n gra-
matical que no atiende a su contenido, aqu6l es la reuni6n de muchas hojas
de papel, impresas o manuscritas, cosidas o encuadernadas juntas.
Todavia la ley espafiola circunscribe la denotaci6n del t6rmino libro a
las obras de mis de doscientas piginas, quedando asimismo fuera de ese con-
cepto cualquier entrega de revista o diario, por muy voluminosa que sea. En
algunos paises el limited entire folleto y libro es de cien piginas; en otros, de
sesenta y cinco, y asi segun la ley del lugar.
Desde el primer capitulo de cualquier manual de bibliologia los estu-
diantes noveles aprenden a conocer que papiro y pergamino son sin6nimos
de libros en manuscrito, asi como que la piedra, el metal, la cera, el barro y
otros elements materials materialss escriptorias) han servido a la humanidad
desde muy antiguo para registrar y preservar su pensamiento.
Que hasta ahora el hombre haya registrado y transmitido sus ideas, unas
veces por medio de los caracteres graficos que forman la escritura de las
lenguas indoeuropeas; otras, por los que forman las escrituras ideogrificas,
como la de los chinos, o jeroglificas, como la de los egipcios, en nada hace
variar el hecho constant de haber sido el invento de la escritura el aconte-
cimiento que ha condicionado y sefialado la aparici6n del libro en la historic.
No es la lengua escrita la finica caracteristica que determine el concept
libro, porque con la grafia que usan los mfisicos; con los simbolos de las
altas matemrticas, y con los otros caracteres y notaciones propios de cada
especialidad, cuya comprensi6n esta vedada por entero al profano, se publican
libros igual que con los caracteres del idioma. Tambien entran en el con-
cepto libro los mapas, los plans, las estadisticas y cualquier otra manifes-
taci6n del intelecto human, por ejemplo, la reproducci6n grifica de las obras
maestras de los artists.
Los libros en relieve para lectores privados de la vista (sistema Braille,
Lucas, etc.), presentan por primera vez caracteres que rompen abiertamente
con aquillos que han fijado desde muy antiguo el concept clisico del libro
como medio grifico-visual de comunicar el pensamiento.
En los libros para ciegos es el tacto el que sirve de vehiculo para llegar
al pensamiento del autor. Consecuentemente, las sucesivas ediciones de estos
libros s61o tienen interns si afectan ese sentido, que es el inico que debe tomarse
en consideraci6n para seleccionar una edici6n con preferencia a otra.









CUBA BIBLIOTECOL6GICA


Pero si el libro tactil tiene un alcance relativamente limitado, el aparato
de grabar el sonido, para el mensaje que nos Ilega por la palabra hablada.
ha ievolucionado profundamente el concept traditional del libro grifico-
visual. El libro parlante. -que tal es el nombre que recibe la grabaci6n del
libro- al fijar cuanto se dice: discurso, novela, teatro, poesia, cuento, obra
cientifica, critical de arte, etc., hace cuajar en molde diferente, sin el empleo
del arte de la imprenta, aquello que s61o ha de Ilegar a nosotros a travis
del oido.
De mis esti que sefialemos el nuevo mundo que se abre a ciegos, analfa-
betos, nifios, e incluso a personas que no pueden hacer uso excesivo de la
vista. Mundo de limits a6n no definidos, que supone ya una concepci6n
enteramente diferente de las dos primeras acepciones del libro que hallamos
en el Diccionario de la Lengua Espaiola (18a. ed., 1956): "Reuni6n de
muchas hojas de papel, vitela, etc., ordinariamente impresas, que se han cosi-
do o encuadernado juntas con cubierta de papel, cart6n, pergamino u otra
piel, etc., y que forman un volumen; o tambi6n: "Obra cientifica o literaria
de bastante extension para former volumen. Ni los concepts de hoja ni
volume pueden tener ya valor exclusive en una definici6n modern del libro.
Siempre hemos discrepado totalmente de estas dos definiciones del Diccio-
nario, porque ellas atienden mis al material empleado y a la naturaleza fisica
del libro ("papel", volumeen, "vitela", extensionn') que a su contenido
intellectual. Quizi la Academia, que, en la nueva edici6n de su Diccionario,
tinto vocablo ha remozado o redefinido a la luz de las exigencias de la
realidad, ha olvidado encarar la cuesti6n del libro en sus dos aspects: como
substancia y como forma, como contenido y como continent, como espiritu
y como material.
Los nuevos inventos han reducido la escritura y la notaci6n a limits punto
menos que microsc6picos, hacienda possible libros con caracteres imperceptibles
a simple vista, en que la material ha quedado reducida a su minima expresi6n,
por ejemplo a una simple cartulina fotoimprensa, contentiva del texto microfo-
togrifico complete de un volume. La cinta cinematogrifica, ademis, ha hecho
possible la reproducci6n de libros muy voluminosos (diarios, enciclopedias,
revistas, etc.), en ediciones que caben en una caja no much mayor de las que
se usan para guardar lipices.
Pero el punto a precisar y elucidar en la b6squeda de una definici6n mo-
derna del libro -si es que el libro, en su dualidad, puede ser definido a satis-
facci6n- se explica mejor con un ejemplo tomado de una obra clisica de las
letras espaiiolas.
Cuando decimos de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha que
es un libro inimitable, nos referimos, hecha abstracci6n de la metifora, a la
obra del genio literario de Cervantes. Hablamos, pues, del libro como espiritu,
independiente de la inevitable encarnadura bajo la cual se present. Porque
como objeto fisico, el libro, en el ejemplo que estamos considerando, s6lo puede
tener interns en tanto que cuerpo mis o menos perfect en que ubicar el alma
de la obra, reproduciendo con mayor o menor fidelidad el texto original de
Cervantes.
Que el Quijote se edite modificando la ortografia de la ppoca en que se
escribi6, para facilitar la difusi6n de la obra, no constitute ninguna acci6n
ieprobable, como lo seria, y aun crime de lesa cultural, cuando no estafa,
si suprimiesemos, sin advertencia previa, algunos capitulos del original.
De esta obra en cuesti6n se han publicado multiples ediciones: en facsimil,
critics, en miniature, ilustradas, arregladas, abreviadas, en caracteres tipogri-









CUBA BIBLIOTECOL6GICA


ficos pequefios o grandes, y su texto ha sido vertido a todos los idiomas
cultos del mundo. Pero lo important, en la dualidad espiritu-materia, sigue
siendo el primer t6rmino; el segundo no es mis que la envoltura necesaria.
En la actualidad, el Quijote puede ser editado en libro parlante, en micro-
tarjetas o en microfilm, e incluso en caracteres para ciegos. Si sometemos,
pues, la definici6n del Diccionario a la prueba de estas ediciones, nada queda,
que sepamos, de la acepci6n primera: "Reuni6n de muchas hojas de papel...
(etc.) ".
La importancia decisive que tiene una exacta comprensi6n del libro como
indisoluble dualidad se aprecia en toda su extension en la catalogaci6n de las
obras. En efecto, seg6n predomine el concept o el objeto en la edici6n del
libro, asi la entrada de la descripci6n dejari constancia de que en el dualismo
entire espiritu y material la balanza se ha inclinado a favor del autor de la obra
o de la persona responsible de su apariencia fisica. Este iltimo caso se
present mayormente en las variadas formas del trabajo de compilaci6n.
Colocado el catalogador en el ingulo visual de este dualismo del libro,
result much mis sencillo resolver los diferentes problems que presentan las
obras y sus ediciones en el process de su descripci6n. Seri asi possible reducir
a un corto n6mero de reglas todos los casos que puedan presentarse, ya que la
cuesti6n fundamental esti en la soluci6n del conflict creado por las metamor-
fosis del libro desde el manuscrito o document original hasta el libro parlante,
pasando por todas sus envolturas editoriales.
Debido al predominio imponente del libro como objeto fisico, existe el
prejuicio, desafortunadamente muy difundido entire bibli6grafos y cataloga-
dores, de considerar con menosprecio el trabajo de poca extension, restindole
importancia a las breves lines, al ensayo de pocas paginas, al articulo de
revista o de diario, etc., hasta el punto de que para la Academia tiene categoria
de libro s6lo el que reine determinados requisitos fisicos.
Pero, como hemos visto, lo que importa en el libro no es su exterior.
sino su contenido, except que se trate de obras cuyo destino es la presenta-
ci6n misma de ese exterior: libros de arte, impresiones valiosas, encuadernaciones
de lujo, etc. Empero el valor intrinseco o conceptual del libro no depend
de su extension. Muchos de los mis extraordinarios aportes cientificos de
los tiempos modernos han sido anunciados al mundo en pocas piginas.
Lo que debe predominar en la labor del bibliotecario, y, por supuesto
-si ello fuera posible- en la del editor financiero, es el interns por la conser-
vaci6n de la pureza del texto original de la obra, y tal objetivo debe ser el
verdadero punto de partida de la profesi6n de bibliotecario.
La incomprensi6n del dualismo del libro ha influido desfavorablemente
en la concepci6n de los sistemas clisicos de clasificaci6n (v. gr. Dewey, Library
of Congress), en los que ha predominado lo fisico sobre lo spiritual del
libro. En los nuevos sistemas (v. gr. Ranganathan), por el contrario, preva-
lecen criterios mis en consonancia con la necesidad de resolver algunos de los
problems bibliogrificos mis apremiantes de la humanidad, tal como la infor-
maci6n universal (documentaci6n) sobre cualquier asunto.
La concepci6n traditional de los clasificadores partia de la idea del libro
como lo define el Diccionario de la Lengua Espaiiola, que, seg6n hemos visto
ya, no toma en consideraci6n la esencia de aquel, sino su forma. Asi, cuando
estudiamos una clasificaci6n clisica, lo que observamos es que los tirminos
llevan una sucesi6n lineal que no se repite, salvo raras excepciones, en otras
parties del esquema, igual que ocurre con los objetos que lamamos libros, que
mantienen en las estanterias una colocaci6n relative a la par que invariable.









CUBA BIBLIOTECOLOGICA


Las ideas que los terminos expresan no se alinean en la mente humana
siguiendo direcciones preestablecidas. Depende del punto de vista desde el cual
analicemos la cuesti6n, o de las relaciones a que obliga el studio. La Biblia,
por ejemplo, en lo que respect al Antiguo Testamento, es el libro sagrado
del pueblo judio, y, en lo que atafie al Nuevo, el de los cristianos de todo
el mundo. La misma obra, para el literate, es uno de los monumentos lite-
rarios mis antiguos de la humanidad; para el historiador, una de las fuentes
de la historic antigua; para el moralista, un precioso document sobre la
conduct humana; para el cultivador de la lengua hebrea, una obra insustituible,
y, en fin, para el ge6grafo, una guia de la toponimia antigua. Se ve, pues,
c6mo la misma obra esta conectada con tantos asuntos diferentes que todo
intent de relacionarla exclusivamente con ideas avecindadas, v. gr., con otros
libros sagrados, result err6neo.
En la dualidad concepto-objeto (o espiritu-materia) lo que debe interesar
primeramente es el libro-concepto, no el libro-objeto, y si este iltimo es la
forma en que se plasma aquil, el primero sin el segundo seria como una idea
que no hallase modo de expresarse.
En conclusion, podriamos afirmar que en una redefinici6n del vocablo
libro es s61o la aceptaci6n de su dualidad la que daria sentido a la nueva
corriente en la profesi6n de bibliotecario basada en el predominio del libro-
concepto sobre el libro-objeto.
Si fuesemos a hallar una definici6n nueva que reflejase el significado de
ese dualismo, diriamos que libro es cualquier porci6n, pequena o grande, del
pensamiento human, transmitida por escrito o por los simbolos de una especia-
lidad, difundida por procedimientos mecdnicos, fotomecdnicos o audioparlan.
tes, y comunicada al pr6jimo usando materials de cualquier clase y adoptando
cualquier forma o extension.















LA VIDA BIBLIOGRAFICA DE
DON ANTONIO BACHILLER Y MORALES
Por Ana Rosa NdFez.

Para mejor apreciar la labor bibliogrifica de Bachiller es necesario al
menos resaltar algunas de sus innumerables dedicaciones y actividades. Cuando
recorremos las etapas de su vida vemos como intervino con ritmo vertiginoso
en todas las mis sobresalientes manifestaciones culturales del pais. Es una de
esas figures del siglo XIX que se perfilan desempefiando un papel principal
en el process de la cultural y de la nacionalidad, y que hemos visto cruzar en
este luminoso siglo, distinguiendose con brillo propio en sus multiples activi-
dades y ocupaciones, por su actuaci6n siempre vigilante en favor de los intere-
ses de Cuba y de los cubanos. Es un constant y esforzado animador de la
cultura cubana. Lo evidencia asi su paso por las aulas de la Universidad de
La Habana, del Seminario de San Carlos, de la Sociedad Econ6mica de
Amigos del Pais, del Instituto de Escuelas Dominicales, del Instituto de
Segunda Ensefianza de La Habana, modelando y aireando las mentes de sus
alumnos, muchos de cuyos nombres han pasado ya a la historic de nuestra
patria.
Alternaba las aulas de estas instituciones con los trabajos y comisiones a
que le designaba el gobierno de la Colonia: Sindico del Ayuntamiento de
La H-abana, Secretario de la Caja de Ahorros y Descuentos, Inspector de la
Instrucci6n Primaria, Diputado de la Casa de Maternidad y Beneficencia, y
tantas otras honrosas designaciones en las cuales trabaj6 incansablemente cua-
jando su vida en los moldes definitivos por la causa p6blica y en virtud de
los cuales y por el celo con que desempefi6 estos servicios, recibia de aquella
Sociedad en que vivi6, el 12 de diciembre de 1862, la honrosa Real Orden
de Carlos III, en just reconocimiento por sus multiples servicios prestados
a la Colonia.
Le conocemos como abogado, poeta, periodista, agr6nomo, historiador,
investigator, arque6logo, economist, poligrafo, sindico, censor, y nos asom-
bramos al pensar c6mo disponia del tiempo necesario, tan vital en la clase
de empefio en que se distingui6 al ofrecernos su paciente, laborioso y extenso
trabajo bibliogrifico, que reclama como condici6n esencial tiempo para la
bfisqueda y recopilaci6n del material. Pero es que lo fundamental de su espi-
ritu, la raiz de su cultural, la imagen de su alma humanitarian estaba en su
acendrado amor hacia los libros, entroncando su vida con todas aquellas biblio-
tecas que existian en su tiempo asi como dejando a la posteridad su marcado
amor hacia los libros en su Catilogo de libros y folletos, asi como en su Cati-
logo de Publicaciones Peri6dicas.
De la amplia producci6n de don Antonio Bachiller y Morales, su obra
fundamental es sin duda alguna, los Apuntes para la historic de las letras y
de la instrucci6n piblica en la Isla de Cuba, insuperada expresi6n cultural
en que abarcaba, inventariaba, y revelaba la cultural cubana desde sus inicios
hasta la propia fecha de su publicaci6n, en el afio de 1861.
Constituyen los tres tomos de esta obra, una magnifica contribuci6n
al studio de la historic, la educaci6n, literature, ciencias y las letras en
general de la evoluci6n cultural cubana.









CUIBA B.131110TECO1.GiIICA


Y es precisamente en esta obra, al final de la misma, que aparece el Cata-
logo de libros y folletos publicados en Cuba desde la introducci6n de la im-
prenta hasta 1840 inclusive, que es el trabajo bibliogrifico mAs complete hecho
entonces por un cubano, y que le hizo ser mas tarde conoci io como el Padre
de la Bibliografia Cubana.
Es este Catilogo de suma importancia, por lo que de repercusi6n posterior
habria de tener en todos aquellos, que interesados vivamente en los studios
por 61 iniciados, se darian a la noble tarea de rectificar, completar y continuar
la ardua labor por 61 comenzada. A su modo de ver constituia este trabajo la
parte mis incomplete que ofrecia a sus compatriotas en su obra los Apuntes,
temiendo que resultase en extreme "pobre y diminuta", a pesar de haber
invertido en 61 much tiempo y haber sido este trabajo mis que fatigoso. Es
la primera bibliografia national cubana, revestida de tales caracteristicas de
amplitud que son mis que suficientes para servir de pauta a los studios biblio-
grificos en Cuba. Con esta tarea llevaba a la realidad uno de sus prop6sitos
mis nobles, como todos en los que se empefiaba y hacia los que prestaba su mas
ardiente interns y amor.
Era este el firme y definido de divulgar y dar a conocer a los demAs
todo aquello que en su cerebro enciclopidico tenia registrado. Nada de egoismo
en este much conocer y si se desvelaba en atesorar conocimientos no era preci-
samente para complacerse en la egoistica posesi6n de los mismos. Las ideas,
los concepts, los conocimientos deben moverse con la rapidez del aire y llegar a
todos para asi mejor contribuir al beneficio comfin. Su mayor anhelo era
servir a su pueblo, desprendiendose de lo que no debe ser jams pertenencia
privada, la cultural. Transmitir lo que sabia, la fuente de donde habia tornado
sus conocimientos, todo lo que aprendia era su mis caro afAn, su cristianismo
bien entendido. Y es a travys de los libros que s61o puede atesorarse la cultural,
y ain mis, llegar a conocer a fondo una epoca, una forma de vida. En este
caso se proponia no dejar que pasaran inadvertidas para los cubanos y para la
cultural occidental las obras de los que escribieron en nuestro suelo y para los
nuestros, desde la introducci6n de la imprenta hasta 1840 inclusive.
El caricter sintitico que le imprime a esta parte de los Apuntes, no le im-
pide relacionar aquellos aspects sobresalientes e indispensables a la buena
organizaci6n de un plan gendrico bibliogrifico. Bachiller en sus trabajos se
preocupaba por ofrecer una infinita variedad de informaci6n sobre las fuentes
en que bebiera su extraordinaria erudici6n y asi veremos c6mo en cualquiera
de los mismos relaciona mis de una docena de obras y escritos que consultaba
permitiendonos de este modo tener noticias y orientaciones sobre las publica-
ciones de su 6poca. Sin embargo, en ninguna de ellas pretendi6 una relaci6n
clasificada de las mismas y s6lo fu6 en una parte de sus Apuntes que se di6 a
realizar esa labor. Su prop6sito pues no era otro que el de conservar para el
future el nombre de todas las publicaciones que se hicieran en Cuba desde la
introducci6n de la imprenta hasta 1840 inclusive, no conformindose s61o con
recoger las que se publicaban en la ciudad de La Habana sino tambien aquellas
que se editaban en el interior de la Isla. Desde este punto de vista su biblio-
grafia es ante todo cientifica e intellectual, en cuanto al prop6sito que pretendia,
no asi en cuanto a la forma pues adolece de ticnica, orden y detalles en muchos
puntos, pero no debemos olvidar que al no tener predecessor en la carrera, los
datos que nos suministra son suficientes a los efectos de los prop6sitos que
6l se hiciera para publicar su obra.
Recoge en su Catilogo 187 publicaciones entire libros y folletos y supo-
nemos que tal relaci6n de obras constituyen el reflejo y la verdadera fisonomia
del movimiento intellectual de Cuba principalmente en el turbulento y expan-
sivo de los periods en que hubo libertad de imprenta.








CU13A BIBLIOTECOl.6GICA


La enumeraci6n de todos los folletos, libros y papeles publicados en esos
afios de interns particular y de encarnecimiento de las polemicas, constituyen
un dato curiosisimo para todos aquellos que sientan inclinaci6n hacia los estu-
dios hist6ricos asi como para la historic misma de nuestro pais. Resulta de
interns destacar las fuentes en las cuales Bachiller encontr6 el material necesario
para dar redacci6n a su fatigoso y paciente trabajo bibliogrifico. Nos inclina-
mos a pensar que sus varias y multiples ocupaciones pfblicas fueran canteras
en las que pudo recoger mis de una buena informaci6n. Los Archivos de las
Oficinas del Gobierno y de las Corporaciones mismas con las que estuvo ligado
le ofrecian noticias que dificilmente hubiera podido reunir de otro modo.
Su propia condici6n de escritor y periodista le abria las puertas de librerias
e imprentas en las que era mis que conocido, para que objetivamente pudiera
dar fe de todo lo relacionado con las obras que en ellas se encontraban o que
se habian publicado, o estaban en vias de publicaci6n.
En otras casos suponemos aceptara como veraces, por la autoridad de quie-
nes intelectualmente asi se lo merecian, las informaciones y noticias con respec-
to a muchos impress, libros y folletos que nunca vi6 y de los que s6lo tuvo
noticias en la forma a que anteriormente hemos hecho menci6n. De estas fuen-
tes de informaci6n podian sin duda alguna derivarse noticias susceptibles de
errors ya que basaba las mismas en la buena fe de algin amigo o conocido.
Eran tambi6n fuentes de informaci6n los anuncios y referencias que aparecian
en los peri6dicos sobre las obras que se encontraban en vias de publicaci6n
o en ventas, estas son las menos y no tan susceptibles de errors como la infor-
maci6n recibida por otras manos, a nuestro modo de ver en extreme peli-
grosas, por poder ficilmente incurrir en errors que de seguro se mantendrian
posteriormente por la impossible comprobaci6n de la certeza de las mismas.
Es de aceptarse las critics que desde el punto de vista de la exactitud y acu-
ciosidad de su trabajo podian derivarse de esta buena fe del autor,, pero no
obstante, al repetir sin pruritos que no habia visto la obra, o en las condiciones
que habiase enterado de la possible existencia de las mismas, en un moment
determinado, no indica mas que su intenci6n Ilena de sinceridad hacia todo
lo que podia llevar a conocer el product de las plumas cubanas de aquellas
6pocas que incluia, asi como abrir el paso a las investigaciones futuras con el
fin de que se comprobase todo lo que de cierto o incierto habia en su modest
contribuci6n a la incipiente bibliografia national.
A estas fuentes a las que ya hemos hecho menci6n bastarianos citar las
que le brindaba su propia Biblioteca particular, rica en contenido y muy al dia,
al de su posici6n como professor y animador de la cultural, sus constantes lec-
turas sobre todo lo que se publicaba, su contact con los autores e intelectuales
de la 6poca, que en su mayoria y por tener con 41 relaciones afines, acudian en
busca de consejo y orientaci6n para la redacci6n y composici6n de sus trabajos.
Fueron todas estas fuentes las que le permitieron levar a su obra el caudal
de su propia investigaci6n y de sus propios conocimientos para hacer de ella
una contribuci6n estimada y fitil a la 6poca en que surgi6.
Con su gran desinter6s, su complete probidad intellectual y sobre todo su
absolute sinceridad, se di6 a la encomiistica labor que suponia afios de.con-
sagraci6n honest sin desmayos ni claudicaciones a la causa de las letras
cubanas.
No poseia como ya hemos visto fuentes precisas de informaci6n: era esta
obra el fruto de su labor personal. A cada caso traia nuevos datos y realizaba
nuevas investigaciones. Dividi6 su Catilogo s61o atendiendo al orden crono-
16gico en 4 parties: 1) Bibliografia propiamente dicha, 2) Adiciones a los
afios de 1802 a 1826, 3) Impresos sin afio determinado y 4) Notas sobre
libros devotos. Relacionaba e incluia Bachiller en su Bibliografia obras escritas









CUBA BIBIAOTECOL6GICA


en espafiol, en latin, en gallego, etc., es decir que no observamos en ella restric-
ciones de lengua, asi como tampoco de material, pues nos ofrece siguiendo siem-
pre un orden estrictamente cronol6gico obras sobre literature, historic, eco-
nomia, teologia, matemrticas, derecho, etc., resaltando en todas ellas los datos
necesarios para la identificaci6n de la obra tales como autor titulo, edici6n,
lugar de publicaci6n, imprenta, afio de publicaci6n y otros datos.
Parte important en la exposici6n de su Catalogo la constituyen las notas
de indole diversas que incluye en cada obra que describe hacienda uso de sus
amplios conocimientos en todas las materials, de sus propias investigaciones y
de su ferviente deseo de transmitir lo que de ellas o acerca de ellas conocia. Son
el aporte y la huella de Bachiller a lo que s61o hubiera resultado una relaci6n
fria y mon6tona, al carecer de ese toque personal que le imprimi6 su autor.
Estas notas son de indole muy diversas y casi todas sintiticas y breves no
impididndole este caricter de brevedad el relacionar aquellos aspects sobresa-
lientes e indispensables para mejor conocer las obras que describe. Es un gran
acierto de Bachiller haber incluido estas notas en las obras que describe porque
asi permit tener un conocimiento en algunos casos, de sobre lo que las mismas
trataban, dando oportunidad a los especialistas que consultaran su Catilogo
a extraer bases sobre datos seguros y de ficil access. Era de desear que en su
trabajo hubiese incluido muchos mis particulares de verdadero interns para
nuestra cultural posterior, pero creemos que con los datos que nos suministra,
asi como las notas de caricter informativas, hist6ricas, descriptivas, critics,
y de contenido, que incluye en cada obra descrita son mis que suficientes a los
efectos de los prop6sitos que se traz6 para publicar su Catilogo.
Es innegable la importancia y valor del Catilogo de Bachiller, no obstante
habersele criticado la falta de un verdadero plan cientifico y los defects tic-
nicos de que adolece. A pesar de esto elbibli6grafo cubano realize una labor
de m6rito digna del aplauso de sus compatriotas, conociendo las condiciones
en que trabaj6, y no s61o por estas, sino que su vasta obra sirvi6 de punto
de partida a la bibliografia cubana y siempre quedari, aunque aparecieran otras,
como ya ha sucedido, con todos los requisites indispensables en esta clase de
empefio, como la primera y como una prueba mis de que no todos los cubanos
son incapaces de un esfuerzo desinteresado.
Su obra bibliogrifica expuesta en su Catilogo se complete con la publi-
caci6n del Catilogo razonado y cronol6gico de publicaciones peri6dicas de
1781 a 1840 ambas fechas inclusive.
Antonio Bachiller y Morales, interesado desde su mis temprana edad en
el periodismo cubano, representative de las ideas y de la vida diaria de Cuba,
di6 siempre muestras de ser un buen periodista entire sus mfiltiples actividades,
siendo no s61o redactor sino tambien colaborador en importantes peri6dicos
de su 6poca y fu6 tal su producci6n en dichos peri6dicos, que hizo possible,
que Antonio L6pez Prieto, en su obra "Parnaso Cubano", dijera: "no ha
existido en Cuba peri6dico de mirito que haya dejado de tener en nuestro
respectable amigo, un colaborador de los mis ilustrados y constantes". Y es
pues que Bachiller, colaborador, redactor y admirador del periodismo cubano
queriendo dejar constancia de los peri6dicos que circulaban o habian circulado
en la Isla de Cuba, desde 1781 a 1840 se di6 a la 6til labor, desde el punto
de vista hist6rico y literario en nuestras letras cubanas, de redactar una lista
cronol6gica de las publicaciones peri6dicas que se publicaban en Cuba durante
el period de tiempo ya antes mencionado. Seg6n el propio Bachiller esta
secci6n debia estar unida a la que comprendia los libros y folletos, es decir
a su Catalogo, pero como a su modo de ver el periodismo es la mejor expre-
si6n del movimiento literario de un pueblo determine publicarle en secci6n
aparte.









CUBA BIBLIOTECOL6GICA


Este Catilogo de publicaciones peri6dicas incluye no solamente peri6dicos
sino otras publicaciones peri6dicas como Anales, Memorias y Revistas, aunque
el nfmero de peri6dicos descritos excede a las otras publicaciones antes citadas,
por lo que pudi6ramos decir, que se trata de un verdadero Catilogo de pe-
ri6dicos.
Este Catalogo de peri6dicos no solamente es de gran importancia desde el
punto de vista bibliogrifico sino tambien para los estudiosos interesados en la
producci6n hist6rica, literaria y periodistica de Cuba en el siglo XIX, ya que
las mas autorizadas plumas de la epoca colaboraron en esos peri6dicos con
importantes trabajos, dejando en las paginas de los mismos gran parte de su
producci6n, hacienda que estos peri6dicos fueran al mismo tiempo voceros
informativos y culturales, cientificos, literarios, pues "la finica oportunidad
que se daba al escritor cubano para exponer sus ideas, estaba en las columns
de las revistas y peri6dicos de la 6poca, especialmente a todo lo largo del
siglo XIX, desde el Papel Peri6dico de la Habana hasta la Revista Cubana y
el Figaro".
Bachiller ha hecho possible con este Catilogo de las Publicaciones Peri6dicas
del siglo XIX que no mueran en nuestros dias la mayor parte de la produc-
ci6n literaria y cientifica de tantos cubanos ilustres, perpetuando el nombre
de tantos peri6dicos en que colaboraron, constituyendo una valiosa fuente a los
investigadores.
Es prop6sito nuestro en este studio de ambitos bien modestos, dejar
patente y limitada la figure del sabio erudito don Antonio Bachiller y Morales
en el campo de la bibliografia, asi como la importancia que encierra su tra-
bajo en relaci6n con su tiempo y la influencia posterior que tuvo su callada
y constant labor en el campo cultural e intellectual de nuestra cultural cubana.
Su obra, gran iniciativa, consuelo real y de valia para los amantes del saber,
recogia un balance de lo que habia dado el intelecto cubano, las mentes,
los corazones y los recuerdos de una vida intellectual de una 6poca anterior a la
suya asi como de la suya propia. Era algo vital para su present y para el
future promesa de superaci6n en el campo bibliogrifico. La labor realizada
por Bachiller en el campo de la bibliografia es en extreme generosa procurando
con ella la prictica de 6pocas anteriores y de su propia 6poca a traves de hom-
bres verdaderamente interesados en el progress de Cuba y en dejar constancia
de su interns en la producci6n intellectual de nuestro pais. Bachiller era de
esos hombres que tenia perfect dominion del pasado cultural y se adentraba
en 61 escrutando y recopilando en fuentes diversas, con el fin de conseguir el
material necesario, con el que sorprenderia el present de su 6poca con una
obra en extreme original. Su saber no fu6 nunca un saber solitario, sino un
saber en funci6n de los demis, de la mayoria, de aqui su interns en dar a cono-
cer con su Catilogo la producci6n de libros y folletos de su Patria compren-
diendo el vasto period de 1724 a 1840. Para 61, cada libro tenia una utili-
dad que le era propia, si bien 6sta podia ser mis o menos extensa y ese concept,
unido al amor que profesaba a los libros, y al deseo de transferir a los demis
las fuentes de su propio saber, le llev6 a realizar su obra bibliogrifica de la
que nos dice: "no he tenido predecessor en la carrera, y no es extrafio que est6
diminuta y pobre; pero tal como la ofrezco tiene la calidad de inica; que
mis compatriotas la completen. Y es precisamente aqui en este ruego "que
mis compatriotas la completen, donde a nuestro modo de ver, esti la mayor
importancia de su obra en aquel entonces novisimo campo de la bibliografia,
en el interns desinteresado de no ser el 6nico, pero si el primero, que se diera
a tan ftil tarea.
No tenia predecesores en su carrera, pero exigia continuadores en la
misma que completasen lo que 61 habia iniciado, bien en el sentido de continuar









CUBA BIBLIOTECOL6GICA


la labor emprendida o bien que sus continuadores afiadieran a su "diminuta y
pobre labor", lo que se habia escapade a su b6squeda y recopilaci6n. La im-
portancia de su trabajo estriba pues, a nuestro modo de ver, no s6lo en haber
sido el primero en esta carrera sino en haber marcado la pauta a sus compa-
triotas para que continuasen su iniciativa con igual entusiasmo, y con el fin
cientifico de poner al alcance de las mayorias, pues su saber era en funci6n
de ellas, todo lo que el intelecto cubano produjo, producia o podia producer.
Su obra era una gran iniciativa a la que 61 reclamaba continuidad y ya hemos
visto, como en este caso no hubo oidos sordos y su labor ha sido continuada,
ampliada y mejorada en extreme, en los suplementos publicados por Eusebio
Valdes Dominguez en 1879, Francisco Jimeno en 1880, Domingo del Monte
en 1882 y Manuel P6rez Beato en el mismo afio, ademis de sus propios
suplementos publicados en 1880, 1881 y 1893, en la Bibliografia de Carlos
M. Trelles, posteriormente y en Fermin Peraza Sarausa en la actualidad.
Sin duda alguna su obra sirvi6 de orientaci6n basica y marc6 el camino a
seguir a los que posteriormente se interesaron en completar su obra y mantener
al dia el balance de la producci6n intellectual cubana. En el moment en que
surge su obra, tiene esta gran importancia, no s61o por lo que de original tenia
su empeiio, sino porque no se conocia trabajo de esta indole con anterioridad
en nuestro pais. Fu6 en aquel moment 6nico y como tal aceptado en gran
estima.
El tiempo, el progress en el campo bibliogrifico y la inteligencia acorde
dc otros muchos interesados en estos studios, fueron causes mas que sufi-
cientes para que la originalidad de aquel trabajo bibliogrifico, que era el
Catilogo de Bachiller, se fuera borrando para dar paso a otro valor, que a
nuestro modo de ver es el que boy en dia posee esta obra. Nos referimos al
valor hist6rico, por ser su obra bibliogrifica indice de los grades de cultural y
civilizaci6n de la 6poca que cubria, contribuyendo a la difusi6n de la cultural
cubana, facilitando no pocos, y, en esto era gran ayuda a los investigadores
y eruditos en sus trabajos y gestiones y favoreciendo e impulsando el amor al
libro y a su divulgaci6n, tanto la inmediata y direct, como la remota, ya que
entire ambas forman parte del fin primordial que pretend la bibliografia.
Su valor actual es pues hist6rico, por haber sido el primer trabajo biblio-
grifico cubano, que le mereci6 el just calificativo de "El Padre de la Biblio-
grafia Cubana".















ACTIVIDADES MUSICALES Y CERTAMENES DE ARTE EN LA
BIBLIOTECA PUBLIC PILOTO DE MEDELLIN PARA LA
AMERICA LATINA()
Por Julio Cesar Arroyave C., (Director)

La necesidad de convertir la biblioteca p6blica de cada ciudad o aldea en
un foco de vida social para que todas las personas hagan uso de los libros,
por la lectura direct de los mismos o por el prestamo a domicilio, ha obligado
a pensar en recursos para fomentar el interns de las personas y, en tal forma,
se han promovido diversas iniciativas dirigidas a favorecer la actividad de
la Biblioteca Publica Piloto de Medellin (Colombia). Entre estas iniciativas
estin las actividades musicales que se desarrollan en la Biblioteca de varias
maneras.

Conciertos Infantiles.
Para estos conciertos se dispone de una colecci6n de discos muy bien selec-
cionada con obras de todas las epocas, cortas y ejecutadas en forma muy sen-
cilla. Las tiendas de m6sica ofrecen muchisimos discos, por lo cual es ficil
escoger una buena selecci6n de temas infantiles. Hasta donde ha sido possible
se ha formado con los nifios un grupo sistemitico de oyentes a los cuales
se hacen preguntas claves para que demuestren sus conocimientos. El grupo
tiene cada ocho dias como minimo una reuni6n en la cual escuchan una pe-
quefia obra, se hacen comentarios sobre ella y sobre otras oidas anteriormente,
se muestran ilustraciones de los instruments o los misicos o las escenas musi-
cales, y se hacen anotaciones muy claras y sencillas sobre las caracteristicas de
la ejecuci6n. Las anicdotas relacionadas con las obras o con los autores son
del mayor agrado para los chiquillos. A veces se combine la sesi6n de miisica
con el dibujo de algun objeto o escena relacionados con la obra. Peri6dica-
mente se hace el program en forma viva aprovechando a un pequefio artist
que toca el piano, violin, arm6nica, acorde6n o un instrument tipico. Tam-
bi6n result de much interns presentar peliculas sobre temas musicales como
parte de las actividades del grupo. Y de la misma manera a menudo se hacen
demostraciones corales muy sencillas con los nifios a una y dos voces. Pero
el sistema por excelencia para ir creando en los nifios una conciencia de la
muisica y un amor por la misma consiste en ilustrar cuentos con mfsica inci-
dental, y tambien hacerles oir melodies suaves y muy gratas al oido en los
ratos de lectura libre.

MuVsica para los adults.
Siendo la m6sica una fuente de posibilidades en la educaci6n de adults,
la Biblioteca de Medellin la ofrece con gran amplitud en su discoteca donde
estin representados muchos g6neros, escuelas, autores e interpretes. La Biblio-
teca da facilidades para escuchar en cualquier moment obras de muisica por
medio de equipos de fidelidad y un catilogo de autor, titulo y material. Ade-
mis, estimula la funci6n de oir m6sica en comfin por medio de un concerto
semanal en discos, lo que equivale a oir en un teatro un concerto complete.

(1) Torado del Boletin de la Unesco pala las bibliotecas, vol. XI, No. 11-12,, nov.-dic. 1957.









CUBA BIBLIOTECOLOGICA


Este tipo de program se anuncia aprovechando la cooperaci6n de la prensa,
y a veces se invitan a los aficionados haciendoles llegar una tarjeta o convidin-
dolos por telkfono. Las combinaciones que pueden conseguirse con una buena
discoteca son numerosas, y en los programs se incluyen al lado de obras cono-
cidas otras nuevas de gran belleza. Aqui se present la oportunidad para hacer
explicaciones a media que se desarrollan los programs, con lo cual las gentes
logran captar el significado artistic que represent. Las personas, en lugar de
molestarse porque se les interrumpe con explicaciones la audici6n de la obra,
se muestran satisfechas por la ayuda que reciben para comprender perfecta-
mente lo que oyen. Cuando menos cada dos meses se present en la sala
general de la Biblioteca a un conjunto, un solista, un cantante o un coro para
hacer vivo el program, que ordinariamente se escucha a base de discos. En
estos casos se edita el program con anticipaci6n y se distribuye profusamente
dando asi a la ocasi6n mis categoria que a las corrientes. Nunca se pierde de
vista que el prop6sito de la actividad musical en la biblioteca es former el
gusto y suscitar en las personas la apreciaci6n del arte.
La Biblioteca ha logrado sostener el interns de grupos mixtos de niios y
nifias formados por sesenta chiquillos. Igualmente ha mantenido el interns
hasta de cien personas adults. A muchos conciertos, cuando el solista viene
precedido de alguna fama, asiste hasta un miller de personas, lo cual quiere
decir que se Ilena por complete el local.

El Dibujo animado infantil.
Los nifios son sumamente aficionados al dibujo, las artes plisticas en
general y los trabajos manuales.
Hemos observado en la Biblioteca que a los programs de este tipo vienen
nifios de los diversos sectors de la ciudad a tomar parte durante la ejecuci6n
de estas labores a una hora determinada. A veces se logran magnificas obras
cuando la director del program organize las disposiciones artisticas sobre un
genero determinado, por ejemplo el dibujo de mufiecos animados, que fascina
a los chiquillos. La prictica semanal tiene por fin producer trabajos que se
envian a un concurso annual en el que se otorgan premios. Llevando el pro-
grama de tal modo se asegura la originalidad de los trabajos y se mantiene a
los nifios interesados en la labor de la Biblioteca.

Concurso de Arte Fotogrdfico y otros certdmenes.
Aprovechando la afici6n de los adults a la fotografia y la abundancia de
libros sobre arte fotogrifico y tecnica fotogrifica, la Biblioteca Piblica Piloto
logr6 interesar ficilmente no s6lo a los aficionados a la fotografia sino a las
mismas casas de articulos fotogrificos para que tomaran parte en un concurso.
El resultado fu6 muy bueno y a raiz del certamen surgi6 un club de fot6-
grafos aficionados. Este tipo de concurso es convenient realizarlo cada dos
afios para darle mis categoria; mientras llega la fecha indicada se aprovecha
el tiempo para realizar exposiciones.
De la misma manera se organizan concursos de caricaturas, acuarelas, afi-
ches y aeromodelismo, especificando siempre con buena anticipaci6n las bases
del concurso, hacienda la mayor propaganda possible por la prensa hablada y
escrita, la cual esti siempre dispuesta a colaborar generosamente, y preparando
los actos de exhibici6n y entrega de premios, de manera que la comunidad
quede ampliamente informada sobre el certamen. Las satisfacciones y sorpre-
sas qu traen estos concursos son elements que contribuyen a la exaltaci6n de
la obra de la Biblioteca como centro de cultural.















LA "COLECCION UNIVERSITARIA" DE LA BIBLIOTECA GENERAL
DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA.
Por Jorge Aguayo

La Biblioteca General esti dando comienzo a la organizaci6n de una colec-
ci6n especial de estatutos y reglamentos de la Universidad, reglamentos y acuer-
dos de las Escuelas, memories anuales, planes de studio, discursos inaugurales
programs, obras de texto, tesis de grado, panegiricos de profesores, etc. y cuan-
tos documents y publicaciones sean de particular interns en el conocimiento de
la historic de la Universidad.
Cada universidad debe conservar este tipo de colecci6n, preservando para
el future no s6lo las manifestaciones de sus actividades academicas y docentes,
sino tambien los mis variados aspects de su vida de relaci6n, sean congress,
reuniones, conferencias, mesas redondas, etc., verificados con el concurso de
profesores universitarios en su caricter de tales. Tambi6n tendrin su lugar
en la colecci6n las actividades de estudiantes y graduados que hayan dejado
una huella en la historic universitaria.
Como el deber de fomentar esta biblioteca especial s61o puede asumirlo
la universidad por su propia cuenta, salvando para la posteridad los docu-
mentos que componen su historic, se precisa de una dedicaci6n total por
parte del conservador que tenga a su cuidado la encomienda, no bastando
con la atenci6n habitual de los bibliotecarios ni con la clasificaci6n general
adoptada por la biblioteca, sin hablar de las condiciones que debe reunir el
professional que se haga cargo de la colecci6n.
El sistema de clasificaci6n que aqui insertamos es s6lo un esquema para
desarrollar. Sigue un orden 16gico, principiando por la legislaci6n y los
estatutos y reglamentos generals, y terminando por la obra de extension uni-
versitaria. De la elecci6n rectoral y presupuestos se pasa a la historic, biogra-
fia y memories, siguiendo luego con la docencia en todas sus manifestaciones,
hasta finalizar por las actividades estudiantiles y por las de los graduados.
La notaci6n del sistema esti compuesta de letras. Se aparta pues de los
nimeros del sistema Dewey, seguido por la Biblioteca General; y como la
"Colecci6n Universitaria" proyecta depositarse en una sala especial, cuando
las circunstancias asi lo permitan, huelga todo intent de acoplar el sistema
a la secuencia numbrica de la clasificaci6n actual.
El proyecto, brevemente explicado en estas lines, de fomentar una colec-
ci6n especial universitaria, tiene muchos antecedentes en todas parties del
mundo. Y es que s61o la universidad puede tener interns en conservar para el
future su propia historic, lo que tambien ocurre con la historic de la patria
chica en la colecci6n de las bibliotecas locales.
Agradecemos aqui a la Direcci6n de la revista el espacio concedido para la
inserci6n de la clasificaci6n que pasamos a reproducir.
La Clasificaci6n
A Legislaci6n y Estatutos. Escudo. Himno. Reglamentos de las Facultades,
Escuelas, Catedras, Seminarios y Departamentos.
AC Constituci6n de la Reptiblica. Autonomia.









CUBA BIBLIOTECOLOGICA


AD Leyes. Reglamentos.
AE Estatutos.
AF Escudo. Emblema. Bandera.
AH Himno.
AR Reglamentos de las Facultades, Escuelas, Citedras, Seminarios y
Departamentos.
(Ej. AR
B.G.
1938 i.e. Reglamento de la Biblioteca General de 1938.)
(Para los proyectos, aiadir p; ej.
AE
1942p i.e. Estatutos de la Universidad; pro-
yecto.
Para los comentarios, afiadir z; ej.
AE
1942z i.e. Comentarios a los Estatutos de la
Universidad del afio 1942.)

B Reglamentos generals del personal docente, t6cnico, administrative y sub-
alterno.
BA Docente.
BB Tcnico.
BC Administrativo.
BD Subalterno.
BE Reglamentos especiales.
BI Informes del personal docente, tecnico y administrative.

C Elecciones y toma de posesi6n del Rector. Actuaciones del Rector y del
Consejo Universitario.
CE Elecci6n del Rector. Toma de posesi6n.
CI Informes rectorales, declaraciones del Consejo Universitario.
CU Resoluciones del Consejo Universitario.

D Presupuestos. Informes y acuerdos del Consejo Econ6mico. Tesoreria.
DD Presupuestos.
DE Informes y acuerdos del Consejo Econ6mico.
DS Secretaria.
DT Tesoreria.

E Historia (general) de la Universidad.
EF Fundaci6n, desarrollo, reforms, etc.
EL Historia de las Facultades, Escuelas, Catedras, Seminarios y Depar-
tamentos.
EN Labor de Citedra.
EP Acontecimientos particulares, visits, etc.
(Ej. EP
1871
Vald6s Dominguez i.e Vald6s Dominguez, Fermin. El fusilamiento de los
estudiantes de medicine. 1871.)
ER Provisi6n de Citedras, Memorias, debates, discursos de recepci6n, etc.
ET Albumes de recortes de diaries. Colocados por orden cronol6gico.









CUBA BIBLIOTECOLOGICA


F Biografias, documents y manuscritos; elogios y homenajes; investigacio-
ciones cientificas; necrologias y panegiricos de profesores.
FA Biografias colectivas.
FB Biografias individuals.
FD Documentos y manuscritos. (Expedientes Acadimicos).
FE Elogios, homenajes, condecoraciones. (cf. R)
FI Investigaciones cientificas y producci6n original. (cf. P)
FP Panegiricos, necrologias, etc.

G Memorias-anuales.
(Ej. G
1874.)

H Catilogos, folletos y volantes de informaci6n general.
(Ej. H
1937 i.e. Catilogo y Memoria 1937-38.)

I Publicaciones peri6dicas oficiales. Ediciones universitarias monogrificas.
Trabajo cientificos.
IA Publicaciones peri6dicas oficiales.
IE Ediciones universitarias monogrificas. (Libros, folletos, etc.)
(Ej. IA
Boletin i.e. Boletin Oficial Universitario;
IE
Luz
AFO i.e. Luz y Caballero, Jos6 de la. Aforismos.)
IM Trabajos acadimicos: discursos, conferencias, folletos, etc.

K Actos inaugurales: discursos, prospects, resefias, etc.
KD Discursos. Oraciones.
(Ej. KD
1920 i.e. Discurso inaugural de 1920.)
(Para los actos especiales (inauguraci6n y clausura) de cada Facultad, subdi-
vidase por 6stos; ej. KD
D
1891 i.e. Apertura de ]a Academia de Derecho en
el curso 1891-1892.)
KP Prospectos.
KR Resefias.

L Plan de Estudios. Certificados, titulos, diplomas, etc. Organizaci6n de la
ensefianza.
(Ej. L
Ar
1936 i.e. Plan de studios de la Escuela de Arquitectura.)

M Publicaciones (incluyendo revistas) oficiales y semioficiales de las Fa-
cultades, Escuelas, Citedras, Seminarios, Departamentos y Dependencias.
(Ej. M
Ar
Arquitectura i.e. Arquitectura; revista de la Facultad de Arquitectura.)
(cf. L, N)









CUBA BIBLIOTECOLOGICA


N Programs de las asignaturas.
(Ej. N
V
1936 i.e. Program de una asignatura de la Escuela de Veterinaria del
anio 1936. A continuaci6n puede afiadirse el nombre de la asig-
natura, abreviadamente.)
NL Lecciones, classes, etc.
NP Programs de ingreso.

O Bibliografias universitarias: generals y particulares.
OG Generales.
OP Particulares.

P Textos de los profesores, syllabus, conferencias, preguntas de examen, etc.
(Ej. P
Aguayo
Higiene i.e. Iligiene escolar del Dr. Alfredo M. Aguayo.)

R Actividades y distinciones de los profesores y funcionarios.
RA Actas de congress, mesas redondas, conferencias en que participen
profesores y funcionarios. Informes y memories de profesores y
funcionarios.
RH Honoris Causa.
RI Invitaciones y distinciones a profesores y funcionarios. (cf. FE)
(Ej. RI
1954
Massip i.e. Invitaci6n al Profesor Salvador Massip para concurrir a un
congress.)
RP Premios y Becas (Ordenados cronol6gicamente y por apellidos).
(Ej. RP
1905
Nfiez.)
RT Trabajos realizados por encomienda.

S Tesis y becas. Ensayos estudiantiles academicos. Premios, etc.
SA Tesis.
SB Becas.
SE Ensayos.
SP Premios.

T Revistas estudiantiles. Publicaciones de los estudiantes. (cf. U)

U Actividades estudiantiles. Fechas conmemorativas; anuncios, programs,
manifiestos, reuniones, congress, resefias, etc.
UB 27 de Noviembre.
UC
UE 30 de Septiembre.
UG
UH
UL F.E.U.
UN
US Sociedades y grupos various.


V Datos biograficos de estudiantes.









CUBA XBI1LIOTETCOliGICA


W Fiestas de los graduados. Biografias de los mas distinguidos.
WA Albumes de graduados. (Ordenadas por cursos).
WC Conmemoraciones.
WG Graduados distinguidos. (Ordenados por apellidos).
WS Asociaciones de graduados. Colegios profesionales.

X Descripciones de la Universidad; sus edificios y departamentos. Critica.
XP Pianos.

Y Fotografias de la Universidad y retratos de sus profesores.
YF Fotografias de la Universidad (Por lugares y edificios).
YK Fotografias de los actos y acontecimientos.
YP Retratos de los profesores. (Por orden alfab&tico de apellidos).

Z Extensi6n universitaria. Escuela de Verano. Cine. Galerias, exposiciones,
etc. Teatro. Coral. Deportes.
ZC Cine.
ZE Escuela de Verano. (Por cursos o sesiones).
(Ej. ZE
1946
Biblioteca i.e. Cursos de TUcnica Bibliotecaria de la Escuela de Verano
en 1946.)
(Para los Prospectos afiadir p; ej.
ZE
1941p.)
ZG Galerias, exposiciones, etc.
ZH Teatro.
ZK Coral.
ZO
ZS Deportes.
ZT















LITERATURE PROFESSIONAL
Por Carmen Rovira.

I odo bibliotecario bien informado, para estar al dia en lo que concier-
ne a su profesidn, debe conocer cierto ndmero de publicaciones de
cardcter professional, tanto nacionales como extranjeras. Para dar a
conocer algunas de ellas iniciamos con este ndmero la present secci6n,
esperando que en ella colaboren todos nuestros compaieros, dando a
conocer aquellas publicaciones de interns para los bibliotecarios que
lleguen a sus manos, ayudando asi a difundir su conocimiento.

Contents in advance.
Esta original revista, que inici6 su publicaci6n en 1955, se limita a repro-
ducir en foto-offset y en tamafio reducido las tablas de contenido de los ni-
meros corrientes de un gran numero de revistas de bibliotecologia, bibliografia,
documentaci6n y archives de todas parties del mundo. De este modo, hojeando
sus piginas, el lector puede saber de inmediato si ha aparecido en alguna
revista de otro pais un articulo cuyo tema le interest, lo que le permit tratar
de conseguirlo. Esto se facility por medio de una Union List of Library
Periodicals que se public separadamente y se mantiene al dia mediante revi-
siones peri6dicas, que permit la rapida localizaci6n de dichas revistas en muchas
bibliotecas norteamericanas. La subscripci6n a Contents in advance seri de
$5.00 al afio, a partir de 1958. Su direcci6n: Box 784 G.P.O., New York 1,
N. Y.

Mousaion.
Esta publicaci6n seriada aparece en Pretoria, Africa del Sur, publicada por
H. J. de Vleeschauwer, professor de la University of South Africa. Cada nfi-
mero contiene una monografia en ingles, francis o alemin, sobre temas de
bibliografia y bibliotecologia. El n6mero 12, que hemos tenido en las manos,
esti dedicado a "The University of South Africa and its Department of
Library Science", con datos interesantisimos acerca de las caracteristicas de
aquella Universidad y de su Escuela de Bibliotecarios. Resulta de sumo inte-
res el desarrollo detallado de su plan de studio en las materials profesionales,
con un enfoque plenamente universitario.

Revista Bibliogrdfica Libreria Marti.
Ha alcanzado ya mis de veinte n6meros y su cuarto afio de vida esta revista,
que tiene como Jefe de Redacci6n al compafiero colegiado Andres Alonso.
Dedicada en su mayor parte a relacionar las novedades de libreria en venta en
aquella empresa, da cabida tambikn a breves articulos y resefias de libros,
de gran interns para el bibliotecario.

Revista Bibliogrdfica Chilena.
De format similar a la anterior, se empez6 a publicar en 1956 esta
revista, en la que aparecen, clasificados por materials, los libros y revistas publi-
cados recientemente en Chile, a veces con breves anotaciones, y con un indice








CUBA. BIBILIOTECOL6GICA


por autores y otro por materials. Es un auxiliar de gran utilidad en la selec-
ci6n de libros, porque nos da a conocer la producci6n bibliogrifica chilena.



Boletin Bibliogrdfico Mexicano.
Editada por la Libreria Porrua desde 1940, esta publicaci6n nos mantiene
al dia acerca de lo editado en aquel pais, asi como de un buen nfimero de
publicaciones extranjeras. Se trata, pues, de otro buen auxiliar en la tarea,
bastante ardua, de la selecci6n de libros en una biblioteca.



Boletin Bibliogrdfico de la Oficina Nacional de los Censos Demogrdfico y
Electoral.

Como uno de los resultados de la estancia en Cuba de Miss Phyllis G.
Carter, de la Biblioteca del Congreso de los E.U., que fu6 designada para
organizer y entrenar el personal de la Biblioteca de la Oficina Nacional de los
Censos Demografico y Electoral, se ha iniciado la publicaci6n del Boletin
Bibliogrifico de dicha oficina. En 61 aparece mensualmente una lista de las
publicaciones recibidas por la Biblioteca, clasificadas de acuerdo con un sistema
especial adaptado a las necesidades de la misma. Tambi6n contiene una secci6n
de "Notas bibliogrificas y noticias", con comentarios acerca de algunas publi-
caciones de censos, estadisticas y otras materials de la especializaci6n de la
Biblioteca. Este Boletin, dentro de su sencillez, seri de gran utilidad como
referencia para otras bibliotecas, en lo que a su especialidad se refiere.

*

En el Boletin de la Unesco para las bibliotecas, correspondiente a noviem-
bre-diciembre de 1957, se anuncia la aparici6n de la revista inglesa Industrial
librarian and technical book toorld, que trata acerca de los problems de las
bibliotecas t6cnicas e industriales, y que seri sin duda de gran utilidad para
los compafieros que se especialicen cn estos tipos de biblioteca, que van adqui-
riendo cada dia mayor importancia.



Acaba de aparecer el tan esperado Manual de fuentes de informaci6n, por
Josefa Emilia Sabor, dentro de la colecci6n "Contribuciones bibliotecol6gicas"
que public la Editorial Kapclusz, de Buenos Aires. A reserve de comentar
mis extensamente esta obra en nuestro pr6ximo nfimero, desamos llamar la
atenci6n a nuestros lectores acerca de tan important libro, que viene a llenar
un gran vacio en la literature bibliotecol6gica en lengua espafiola. Queremos
destacar asimismo que la parte correspondiente a Cuba del Ap6ndice se debe
a la compafiera colegiada Dra. Rosina Urquiza Garcia, especializada en asun-
tos de esta indole.

*- *. *

Publicado por el municipio de Marianao, ha aparecido recientemente el
Indice General de la Revista Cubana, 1935-1952, compilado por el Director
de la Biblioteca Municipal de aquel t6rmino, Dr. Rub6n Alfonso Quintero.








CLIUX IIIBBLIOTECOL6GIC


Con la seriedad y la laboriosidad que le caracterizan, el compilador nos
ha dado quizis el indice de revista mis fitil y mis modern de los publicados
hasta ahora en nuestro pais. Siguiendo los m6todos y la forma de presentaci6n
de los mis importantes indices norteamericanos (Reader's Guide y otros de la
casa H. W. Wilson), el Indice General de la Revista Cubana incluye en un
solo alfabeto los asientos de autor y de material, en los que se anota la indica-
ci6n de autor, titulo, volume, piginas y fecha de cada trabajo, en forma con-
cisa y clara. En los asientos de material, los epigrafes estin tomados de la
traducci6n espafiola de la lista de Sears, con los envios correspondientes. En
los asientos de autor hay algunas desviaciones de las reglas mis generalmente
aceptadas por las bibliotecas cubanas, que no nos acertamos a explicar, como
son el asiento de Fray Bartolom6 de las Casas por su nombre de pila en vez
de su apellido; el nombre del Sr. Embajadoi de Chile en Cuba asentado bajo
Bello, Edwards en vez de Edwards Bello, Emilio, y algunos otros pequefios
errors, que una revision minuciosa probablemente hubiese eliminado.
Es lAstima que el procedimiento empleado para la publicaci6n del Indice
(mime6grafo) no permit una mayor variedad de tipos y libertad en la com-
posici6n tipogrifica, lo que hubiera aumentado la claridad del texto, permi-
tiendo diferenciar, por ejemplo, el nombre de una persona tomado como autor
y el mismo nombre torado como material, o destacar las subdivisions de
algunos epigrafes.
En un breve pr6logo, el compilador destaca la funci6n del bibliotecario
como propiciador del acceso a nuestras principles revistas, carentes en su
mayoria de indices, y explica el origen de la obra que estamos comentando,
iniciada con unas fichas analiticas de los principles articulos, incluidas en el
catiogo de la Biblioteca, y continuada luego hasta llegar a su complete desa-
rrollo y su publicaci6n.
Felicitamos al Dr. Alfonso Quintero por su labor, que esperamos serviri
de estimulo y ejemplo para ir completando, poco a poco, los indices de nues-
tras revistas mis importantes, de los que tan necesitado esti el investigator.















NOTAS Y COMENTARIOS


El nimero de septiembre de 1957 de la revista College and Research
Libraries public un articulo, lleno de datos interesantes, acerca de las biblio-
tecas universitarias en la Argentina. Seg6n su author, el Dr. William V.
Jackson, de la Universidad de Illinois, se nota en los filtimos afios una ten-
dencia a la centralizaci6n y coordinaci6n de los recursos t6cnicos de las distintas
bibliotecas dentro de cada universidad; a un mejoramiento de las colecciones,
gracias a un aumento de los presupuestos, y a una reorganizaci6n de las tec-
nicas y los servicios de acuerdo con las tendencies mis modernas.
El autor nota tambi6n que el servicio de consult esti todavia poco desa-
rrollado; que muy pocas bibliotecas cuentan con un catilago diccionario, siendo
lo mis corriente un catilogo de autores y a veces un catilogo clasificado; que
el sistema de clasificaci6n mis usado es el de Bruselas, a pesar de lo com-
plicado de su ordenaci6n en los estantes; y que algunas bibliotecas, especial-
mente las mis pequefias, siguen el sistema de localizaci6n fija.
En cuanto a la adquisici6n de obras, destaca las dificultades provenientes
del cambio de moneda, y la importancia alcanzada por el canje de publicacio-
nes como medio de aumentar las colecciones, tanto de libros como de revistas.
Una de las cosas que mis llam6 la atenci6n al visitante norteamericano
fue la dispersion de los recursos bibliotecol6gicos de las universidades argen-
tinas en un gran numero de bibliotecas de facultades, escuelas, institutes y
departamentos. La falta de coordinaci6n entire todas ellas constitute el prin-
cipal obsticulo para un rendimiento mis eficiente. El Instituto Bibliotecol6gico
de la Universidad de Buenos Aires fue creado como centro bibliogrifico para
remediar esta situaci6n, lo que todavia no se ha conseguido plenamente.
Segun los datos ofrecidos en el articulo, las siete universidades argentinas
poseen, en conjunto, mis de dos millones y medio de volimenes, de los cuales
un mill6n 300,000 pertenecen a la Universidad de Buenos Aires en sus dis-
tinto departamentos. (C. R.)



Entre los articulos aparecidos en el numero de septiembre de College and
Research Libraries se destacan dos trabajos presentados durante la Conferencia
Anual de la American Library Association en Kansas City, Missouri, a fines
de junior. En ellos se plantea el problema del rango professional del personal de
las bibliotecas universitarias norteamericanas, hacienda hincapi6 en el hecho
de que en un buen n6mero de ellas se reconoce un rango equivalent al del
personal docente a los bibliotecarios con titulos acadimicos superiores. Otras
universidades consideran a los bibliotecarios como una clase aparte, que varia
segfin los casos, mientras que otras universidades -estatales en su mayoria--
los incluyen dentro de la clasificaci6n del servicio civil, como los demis emplea-
dos pfblicos.
No hay duda que para el bibliotecario professional, con studios superiores
que lo colocan al mismo nivel que el personal docente, lo ideal es que est6
considerado dentro de la misma categoria que este iltimo, tanto desde el punto
de vista econ6mico como del de otras prerrogativas, pero esta consideraci6n








CUBA BIBLIOTECOLOGICA


debe ser merecida por los bibliotecarios por su labor propiamente professional,
por su preparaci6n academica, por sus trabajos de investigaci6n y por su acti-
tud desinteresada en pro de la cultural, y no simplemente por la posesi6n de un
titulo universitario. (C. R.)


El Premio Margaret Mann, el mis codiciado entire los catalogadores y
clasificadores norteamericanos, que se entrega anualmente a la persona que mis
ha sobresalido durante el afio en estas disciplines, fue otorgado por la Ame-
rican Library Association en 1957 al distinguido professional David Judson
Haykin. Mr. Haykin, autoridad mundialmente reconocida en el campo de la
catalogaci6n por materials, es el autor de la obra Subject Headings: A Practical
Guide, publicada en 1951, y actualmente esti preparando un c6digo para la
asignaci6n de epigrafes, que serb sin duda la obra mis complete sobre la
material.
Por su labor durante largos afios al frente de la Subject Cataloging Divi-
sion de la Biblioteca del Congreso, tambien posee Mr. Haykin conocimientos
profundos en material de clasificaci6n, por lo que fu6 designado editor de la
nueva edici6n de la Clasificaci6n de Dewey (16a.), que se publicari pr6xi-
mamente, ocupando este cargo desde 1954 a 1956.
Persona afable y bondadosa y notable lingiiista, Mr. Haykin goza de
generals simpatias dentro de la profesi6n. Posee un buen dominion del espa-
iol, y various bibliotecarios cubanos se sienten honrados con su amistad.
Felicitamos al colega norteamericano por tan merecido premio, que afiade su
nombre al select grupo de catalogadores y clasificadores contemporineos que
han obtenido el Premio Margaret Mann: Lucile M. Morsch, Seymour Lubetz-
ky, Maurice F. Tauber, etc. (C. R.)


El nimero de septiembre de 1957 del ALA Bulletin reproduce en su
totalidad el discurso inaugural de la nueva president de la American Library
Association, Miss Lucile M. Morsch, titulado "Promoting library interests
throughout the world". El discurso refleja fielmente la fuerte personalidad
de su autora, y su interns por la proyecci6n en el campo international de la
gran labor que esti realizando la A.L.A.
Miss Morsch viene trabajando desde hace muchos afios en la tarea de hacer
llegar la influencia norteamericana a los demis paises, y especialmente a Lati-
noamerica. Participante de la Primera Asamblea de Bibliotecarios de America,
en 1947, fue enviada dos afios mis tarde a visitar un buen nimero de biblio-
tecas latinoamericanas. Posteriormente, como Chairman del Special Committee
on Cooperation with Latin American Catalogers and Classifiers, de la American
Library Association, tuvo oportunidad de estrechar mis sus lazos con un
buen nmimero de bibliotecarios de nuestra America.
El trabajo de Miss Morsch contiene una aguda observaci6n, que, a nuestro
entender, toca muy en la realidad a nuestro caso national en material de biblio-
teca. Pregunta la autora que esfuerzos se han realizado en el pais para que los
40,000 estudiantes y los 1,000 profesores extranjeros registrados este afio en
la Naci6n Ileguen a conocer lo que las bibliotecas norteamericanas estin hacienda
en el campo de la cultural y el saber. iCuintos de estos extranjeros -pre-
gunta Miss Morsch- retornan a sus hogares con una apreciacion correct del
significado del sistema de las bibliotecas de aquel pais? Y hasta llegar a sugerir
que se persuade a algunos a permanecer un afio mis en los EE. UU. a fin de
tomar un curso en las escuelas de bibliotecologia.








CUBA BIBLIOTECOLOGICA


Para los que hemos constatado la incomprensible ignorancia de muchos
de los profesionales formados en las universidades norteamericanas cuando de
bibliotecas se habla, las palabras de Miss Morsch arrojan una luz vivisima sobre
el fen6meno del hombre que habiendo hecho uso diario de las bibliotecas de
los Estados Unidos regresa a su pais para reanudar sus actividades docentes
sin preocuparse en lo mis minimo por el atraso de sus propias bibliotecas.
(J. A.)


La Direcci6n General de Archivos y Bibliotecas de Espafia anuncia en un
folleto sus "Cursos para la formaci6n tecnica de archiveros, bibliotecarios y
arque6logos", que se vienen ofreciendo desde hace various ainos en Madrid. En
lo que se refiere a bibliotecas, la ensefianza se divide en dos cursos: general o
normal, y superior. Para matricularse en el primero se require el titulo de
bachiller superior o maestro. Una vez obtenido el diploma del curso normal,
puede el alumno matricularse en el curso superior.
Las asignaturas para el primer curso son las siguientes: Catalogaci6n simpli.
ficada, Clasificaci6n bibliogrifica, Administraci6n y organizaci6n de bibliote-
cas, Bibliografia de referencia general, Ordenaci6n catalogrifica y Servicios
adjuntos de la biblioteca. Para el curso superior son: Documentaci6n, Catalo-
gaci6n especial, Bibliografia especial, Historia del libro y de las bibliotecas, y
T6cnica de las artes grificas.
Todos los afios se matriculan en los cursos varies alumnos hispanoameri-
canos, sin que hasta ahora, que sepamos, haya concurrido ningfn cubano.
** *

A nuestras manos ha llegado, con el retraso habitual a que nos tiene ya
acostumbrado el correo hispanoamericano, el Alcance No. 1 (marzo de 1956)
de la Revista de la Facultad de Agronomia de la Universidad Central de Vene-
zuela. El n6mero esta dedicado enteramente a editar el Curso de instruccidn
en el uso de la Biblioteca y preparacidn de bibliografias (86 p.), escrito por
Celestino Bonfanti, Encargado del Servicio de Bibliotecas y Publicaciones de
la Facultad de Agronomia.
Escrutando la tabla de material, el indice alfabetico y el texto mismo de
la obra, el folleto result no solamente una excelente introducci6n sobre el uso
de la Biblioteca, sino un buen epitome de bibliotecologia. Muy itil, dada la
escasa bibliografia espafiola sobre la material, es el capitulo Fuentes de informa-
cion bibliogrdfica, en que se da una breve historic y explicaci6n de las princi-
pales publicaciones peri6dicas que se encuentran en esa biblioteca venezolana.
De interns es la propiedad con que traduce la palabra abstracts por revista
de compendios, y de merito es el capitulo sobre la Preparacidn de bibliografias.
de que tan necesitados estan los noveles bibli6grafos hispanoamericanos, dema-
siado apegados a los metodos inadecuados de la catalografia.
En la bibliografia predomina con exceso el libro blibliotecol6gico, y son
escasas las citas especificas de guias destinadas a instruirse en el uso de la
biblioteca y a preparar bibliografias, de que da buena muestra la literature
norteamericana de la material. De todos modos concuerdan bien el alcance
y contenido del folleto con el de la bibliografia citada. La obra merece una
cubierta propia, independiente de la que trae la revista, que le quita much
de la personalidad a que tiene derecho. (J. A.)
*








CUBA BIBLIOTECOLOGICA


El nfmero 11 (once) de Fenix; revista de la Biblioteca Nacional del Peru,
aunque corresponde al afio 1955, se termin6 de imprimir el 26 de junio de
1957, y lleg6 a la Biblioteca General de la Universidad de la Habana con
fecha 20 de noviembre.
En este n6mero se continue la tercera parte del erudito trabajo de Ricardo
Arbulf Vargas, que fuera nuestro discipulo en la Escuela Nacional de Biblio-
tecarios del Peri, en 1944. Las dos parties anteriores de este interesantisimo
trabajo salieron a la luz en los n6meros 9 y 10. Se titula: Prontuario de cla-
sificaci6n, en nuestro criterio un excelente texto para el professor de la material.
Advertimos una pequefia equivocaci6n en la corta bibliografia al final del
trabajo. La cita del Manual del autor de estas lines tiene el pie de imprenta
de la primera edici6n en vez del de la segunda.
La contribuci6n de mayor interns prictico para el professional, aparecido
en ese numero, es el de la Bibliotecaria de la Estaci6n Experimental Agricola
de "La Molina" (pequefia poblaci6n de la Repfblica de Chile), la Sra. Ama-
lia Cavero de Cornejo, y titulada: Encabezamientos de material para bibliotecas
agricolas.
Confiesa la autora que ella ofrece una traducci6n incomplete de la lista
de epigrafes de la Biblioteca del Congreso de Washington (edici6n 5a.).
Sobre esto dice textualmente: "Los encabezamientos que se incluyen en nuestro
trabajo no son exclusivamente agricolas, sino que ellos correspondent, tambi6n
a las ciencias afines o relacionadas y de las cuales es impossible desligarse".
La lista, que comprende 122 piginas de la revista, tiene el interns de mos-
trar, al propio tiempo, frente al epigrafe en espafiol, el epigrafe correspon-
diente al idioma ingles.
Aunque no somos partidarios de traducir listas existentes, no dejamos
de reconocer la enorme utilidad que puede reporter una traducci6n, excelente
como vista, en la elaboraci6n de una lista original de epigrafes en espafiol, lo
que constitute la supreme aspiraci6n sobre la material entire los bibliotecarios
de habla espafiola. El trabajo, impreso con pulcritud, merece el saludo de
bienvenida de todos los bibliotecarios de America; y el autor de estas lines
entiende que debe ser tomado en consideraci6n como uno de los buenos
aportes de la literature professional. (J. A.)



El "Boletin Bibliotecnico" del Dr. Antonio Alemdn Ruiz.
En febrero de 1958 se cumplirin veinte afios de la publicaci6n del primer
n6mero del Boletin Bibliotecnico, la mis antigua de las revistas de temas
estrictamente bibliotecol6gicos que se haya editado en nuestro medio. Quere-
mos aprovechar esta oportunidad para rendir un p6blico tribute de recorda-
ci6n a tan ejemplar empresa.
El Boletin public trece nimeros, desde el afio 1938 hasta fines de 1941;
seis salieron a la luz en 1938, tres en 1939 (uno double tres en 1940, (uno
double) y uno de resume del afio, en 1941. Todos los nfmeros se distribu-
yeron gratuitamente. Fundada y financiada por el Dr. Antonio AlemLn Ruiz,
la revista represent un meritisimo esfuerzo por dar a conocer el pensa-
miento verniculo sobre la profesi6n de bibliotecario, doce afios antes de que
6sta quedara consagrada definitivamente en la Universidad de la Habana.
Es interesante anotar que el primer nfmero contiene una exposici6n de las
cuestiones que iban a ser tratadas en el Boletin, y que se resume, con el








CUBA BIBLIOTECOLOGICA


titulo de Lo que nos falta, en siete puntos fundamentals, el mis important
de los cuales es la preparaci6n del bibliotecario. "Urge que el personal de las
bibliotecas -(vease punto 3, pig. 3 del nimero inicial)- tenga la prepara-
ci6n requerida para que sus miembros dejen de ser simples empleados ruti-
narios que tratan la biblioteca como cualquier otra forma de labor burocritica".
El inico trabajo professional que contiene el nfmero de febrero de 1938
es una relaci6n de obras bibliotecol6gicas del doctor Homero Seris titulado:
Bibliografia minima de biblioteconomia. No era aquella epoca, como saben
todos los que la vivieron, 6poca de la profesi6n en sus inicios, sino de funda-
dores que el tiempo no habia madurado afn.
Los profesores M. T. Freyre de Andrade y J. Aguayo hicieron sus pri-
meras armas en ese Boletin, que fu6, bajo la direcci6n del doctor Alemin, la
precursora de las revistas bibliotecol6gicas de Cuba, asi como el instrument de
publicidad casi finico en pro de la fundaci6n en Cuba de una escuela de biblio-
tecarios. Para los que todavia sientan dudas sobre el punto los remitimos a la
lectura del Boletin Biblioticnico, con la seguridad de que hallaran datos de
extraordinario interns para la comprensi6n del present moment de la pro-
fesi6n de bibliotecario. (C. R.)


Desk Set (Cosas de Mujeres), de Katherine Hepburn y Spencer Tracy, en
cinemascope, es una de las peliculas de las cuales se puede afirmar que tiene
interns para el gran piblico y tambien especial interns para los biblio-
tecarios. Aunque el tema de la pelicula -el conflict entire el trabajo profe-
sional dentro de una biblioteca de informaci6n y la aparici6n de una miquina
electr6nica que contest toda clase de preguntas- esti tratado con extrema
comicidad y buen gusto, es lo cierto que la cuesti6n que se plantea es tan
humana y de tal actualidad, que uno se olvida de las situaciones c6micas de
la pelicula para salir del especticulo plenamente convencido de que el conflict
del hombre modern frente a la invasion de la miquina no puede resolverse
mis que poniendo esta a la disposici6n de aquel, y no s6lo para ahorrarle
horas de trabajo, sino para incrementar su limitada capacidad humana de
servir al pr6jimo. La maquina, si, pero no para suprimir fuerza humana de
trabajo, sino para lograr, dentro de las mismas circunstancias, que cada ser
human sirva mas y mejor.


Benjamin A. Custer, editor de la Clasificaci6n Decimal de Dewey, ha dado
recientemente a la publicidad un informed sobre el estado actual de la labor
editorial de la 16a. edici6n de la Dewey Decimal Classification, explicando a
los bibliotecarios c6mo sera la nueva edici6n y cuales serin sus mis destacadas
caracteristicas, comparando las ediciones 14a., 15a., y 16a. El trabajo se
titula: Dewey 16; a preview and report to the profession, y sali6 publicado
simultaneamente en Wilson Library Bulletin (vol. 32, November 1957, p.
197-204, 206) y en Library Resources and Technical Services (vol. 1, No. 4,
Fall 1957, p. 165-179).


La Medalla Melvil Dewey (The Melvil Dewey Medal) ha sido concedida
este afio a Wyllis E. Wright, Bibliotecario del Williams College. Mr. Wright
ha tenido una destacada participaci6n en la edici6n de varias publicaciones
profesionales, tales como la Union List of Serials y el Catalogers' and Classi-
fiers' Yearbook. Ha ocupado, entire otros destacados cargos, el de Presidente
del Decimal Classification Committee y de la Association of College and
Research Libraries.








CUBA BIBLIOTECOLOGICA


En enero de 1957 la Junta de Administraci6n del British Museum anunci6
su prop6sito de publicar una edici6n complete del catilogo de British Museum,
impresa en offset, que comprenda las obras con que contaba su biblioteca hasta
fines de 1955. La edici6n constari de 250 a 300 vol6menes, calculindose
que podri estar terminada en el breve espacio de cinco o seis afios. En el
anuncio se ruega a las personas o instituciones interesadas en suscribirse al
catilogo que comuniquen su intenci6n de hacerlo, para poder calcular la de-
manda probable de la obra antes de iniciar su impresi6n.

*

La Asociaci6n Costarricense de Bibliotecarios nos comunica la integraci6n
de su Directorio para el period 1957-1958, que esti constituido en la forma
siguiente: Presidenta: Srta. Carmen Quir6s S.; Secretario General: Prof. Efrain
Rojas R.; Secretaria de Actas: Srta. Leticia Alvarado A.; Tesorera: Srta. Nelly
Kooper D.; Fiscal: Srta. Fary Malick S. Felicitamos al nuevo Directorio y
le deseamos toda clase de 6xitos.

*

La Biblioteca de la Universidad de Sto. Tomas de Villanueva nos envia
algunas de sus estadisticas, que reproducimos como datos de interns para los
colegas, y como estimulo para que otras bibliotecas tambien nos remitan resfi-
menes y estadisticas de sus actividades. Durante el afio escolar que va del 1 de
septiembre de 1956 al 31 de agosto de 1957, la Biblioteca prest6 a domicilio
un total de 14,809 libros. Las materials de mayor circulaci6n fueron, en este
mismo orden: Ciencias Sociales, Lengua y Literatura, Religi6n, Ciencias Puras,
Bellas Artes y Filosofia. Durante este mismo period se catalogaron 2,922
obras, con un total de 3,860 volfimenes. La Biblioteca recibe regularmente
un total de 413 revistas, de las cuales 122 lo son por suscripci6n, 108 por
canje y 183 por donativo.



Por su interns para nuestros lectores, reproducimos a continuaci6n dos
informaciones aparecidas en el Boletin de la Unesco para las bibliotecas, Vol.
XI, No. 11-12, Nov.-Dic. 1957:
Comenio y los libros.
En conmemoraci6n del tricentenario de la publicaci6n en 1657 en Ams-
terdam de las Opera diddctica omnia de Comenio, la Unesco esti preparando
un volume de textos escogidos de la obra del que fu6 "uno de los primeros
en propagar las ideas en las que se inspir6 la Unesco en el moment de su
fundaci6n".
En toda su obra, Comenio subray6 la importancia de los libros y de la
lectura; figuran a continuaci6n algunas de sus ideas, resumidas por el Dr. Ja-
romir Kapecky, de la Escuela Superior de Normalistas, Praga.
En Diddctica magna, su gran tratado, en el que hace una defense razonada
de la eficacia de la educaci6n, Comenio escribi6 que en las escuelas de primera
ensefianza los libros deberian prepararse especialmente para cada clase, presen-
tando en cada material de studio los conocimientos en forma progresiva, desde
los mis generals hasta los mis especializados. Para el nivel universitario, reco-
mienda el empleo de res6menes detallados de libros que darian a los que no
tienen tiempo para leer gruesos volimenes una idea general sobre la obra de un








CUBA BIBLIOTECOL6GICA


autor determinado. De esta manera el lector podria elegir los autores que
desee estudiar con mayor detenci6n. Esos resfimenes pueden publicarse separa-
damente (para que sean accesibles a las personas de escasos recursos finan-
cieros o a los que no pueden leer obras mis voluminosas), o como un
anexo a las obras del escritor, a fin de que el lector pueda formarse una
idea general antes de leer el libro.
En Leges scholae bene ordinatae, Comenio define el libro en el mis amplio
sentido como todo lo que ensefia y perfecciona. Hay libros de Dios y libros
humans. Los libros de Dios son tres: el libro de la naturaleza (es decir, el
mundo en si), el libro de las Escrituras y el libro de la conciencia. Los libros
humans contienen explicaciones y ejemplos de las cosas.
En su disertaci6n De primario ingenia collendi instrument sollerter ver-
sando libris oratio, Comenio declar6 que el estudioso debe amar a los libros
mis que al oro y las piedras preciosas; debe extraer de ellos el polen de la
ciencia y llevarlo a la colmena de la cultural y poseer perfect conocimiento
de c6mo emplear con mis provecho ese tesoro de sabiduria torado de dis-
tintas fuentes.
Los libros son nuestros amigos mis fieles; con ellos podemos platicar,
pues todo lo saben, y sus palabras serin siempre sinceras, claras y directs.
Los libros nos dan discernimiento, guia, aliento y consuelo y traen hasta
nosotros lo present y lo mis remote. Despreciar a los libros es despreciar
a la sabiduria.

Fomento de las publicaciones y de las bibliotecas para la infancia.

La Biblioteca Internacional de la Juventud (Munich), uno de los "pro.
yectos asociados" de la Unesco, acaba de recibir una subvenci6n de la Funda-
ci6n Rockefeller de Nueva York para emprender un program de dos afios
consagrado al fomento de las publicaciones y de las bibliotecas para la infancia
y la juventud en Africa, Asia y America Latina. Este program, cuya direc-
ci6n estari a cargo de la Sra. Jella Lepman, fundadora de la Biblioteca Inter-
nacional de la Juventud, incluiri las actividades siguientes: se enviarin a
quienes lo soliciten listas de libros, especialmente establecidas para tender a
las necesidades de cada pais, y colecciones de libros escogidos entire las publi-
caciones internacionales destinadas a la infancia y a la juventud; se ofrecerin
para su presentaci6n en los paises interesados las exposiciones de libros y pin-
turas infantiles de la Biblioteca Internacional de la Juventud; la Biblioteca
de la Juventud recibiri a las personas interesadas en estudiar y recibir forma-
ci6n y les ayudari a presentar peticiones de becas; se inauguraran seminarios
sobre los mejores mitodos para fomentar las publicaciones destinadas a la
infancia.
Se publicari un boletin con informaciones sobre los libros y las biblio-
tecas para la infancia que tambi6n serviri como tribune para discutir cuestiones
y problems importantes en esta esfera.



















OBITUARIO


Libri; International Library Review, acaba de publicar su entrega 213, nu-
mero combinado correspondiente al volume 7, afio de 1957. Desde su fun-
daci6n en 1950, Jean Anker habia venido publicando, como fundador y edi-
tor en jefe, la mejor, o si no la mejor, por lo menos la mis original revista
international de asuntos bibliotecol6gicos y bibliogrificos aparecida en el
mundo. Publicada en tres idiomas (ingles, frances y alemin), cuenta entire
sus editors nombres internacionalmente famosos.
Ahora el iltimo numero nos trae la noticia de la muerte de Jean Anker,
acaecida el 2 de febrero. Especializado en biologia y, mayormente, en zoologia
y genitica, dedic6 los iltimos tres lustros de su vida de casi 64 afios, a dirigir
el Departamento Cientifico y Medico de la Biblioteca de la Universidad de
Copenague.
No s61o fund Anker la revista Libri, sino tambien Centaurus, consa-
grada a la historic de las ciencias exactas, la biologia y la medicine. Durante
muchos afios estuvo dedicado a la confecci6n de un catilogo clasificado de
todos los libros de ciencias naturales y de medicine publicados desde 1900.
En este particular orden de cosas, Anker puso a contribuci6n no s61o su talent
para la elaboraci6n de un sistema de clasificaci6n adecuado a esa colecci6n,
sino su devoci6n al trabajo diario de supervisor las tareas del catilogo.
Erudito y bibli6grafo, esto filtimo en la mis alta acepci6n del vocablo.
Anker era uno de los bibliotecarios de mis autentica reputaci6n dentro y fuera
de su pais. Con su muerte pierde la profesi6n uno de los animadores mis
laboriosos y entusiastas que tenia la bibliotecologia mundial.
CUBA BIBLIOTECOLOGICA rinde tribute de sincera admiraci6n y
respeto a la memorial de Jean Anker, erudito bibliotecario y arquetipo del
professional.


















DEL COLEGIO Y SUS MIEMBROS


En las elecciones celebradas el dia 20 de
octubre de 1957, result electo por aclama-
ci6n el siguiente Comit6 Ejecutivo, que regi-
ri los destinos del COLEGIO NACIONAL
DE BIBLIOTECARIOS UNIVERSITARIOS
durante el period comprendido entire no.
viembre de 1957 y octubre de 1959:
President:
Blanca Rosa Sdnchez Dominguez.
Vice:
Ana Rosa Niiiez Gonzdlez
Secretaria:
Maria Iglesias Tauler
Vice:
Maria de los Angeles Acosta Espinosa
Tesorera:
Brigida Evidia Blanco Milldn
Vice:
Maria Victoria Morales Travieso
Vocales:
Carmen Rovira Bertrdn
Estela Giroud Carreiio
Miriam Tous Incldn.
El nuevo Comit6 Ejecutivo tom6 posesi6n
en una sencilla ceremonia privada que tuvo
lugar el dia 4 de noviembre.

Siguiendo la pauta trazada por otros cole-
gios profesionales, el COLEGIO NACIONAL
DE BIBLIOTECARIOS UNIVERSITARIOS
acord6 no celebrar este afio el Dia del Libro
Cubano y del Bibliotecario el pasado 7 de
Junior.

Con motivo de la estancia en Cuba de la
bibliotecaria norteamericana Miss Phyllis G.
Carter, de la Biblioteca del Congreso, que
pas6 various meses en la Habana organizando
la biblioteca de la Oficina de los Censos De-
mogrifico y Electoral, el Comit6 Ejecutivo
del COLEGIO le ofreci6 una merienda, que
tuvo lugar en los salones del Lyceum y Lawn
Tennis Club. Durante la misma la distin-
guida colega norteamericana coment6 con las
asistentes distintos aspects de su labor de
organizaci6n de una biblioteca especializada
*


Durante el pasado verano de 1957, la com-
pafiera colegiada Dra. Evidia Blanco se tras
lad6 a la ciudad de Nueva York, donde tom6
dos cursos en la prestigiosa Escuela de Bi-
bliotecarios de la Universidad de Columbia.
Dichos cursos, dictados por Maurice F. Tau-
ber, una de las mayores autoridades nortea-
mericanas en material de catalogaci6n y cla-
sificaci6n, se titulaban "Technical services in
libraries" y "Current problems in technical
services".


La compaiiera colegiada Dra. Esther Mencia
ha sido nombrada para ocupar una plaza en
la Biblioteca del Instituto de Segunda Ense-
fianza nfimero 1, de la Habana.



Tambien inici6 recientemente sus labores
como bibliotecaria del BANDES la compaiie-
ra colegiada Dra. Maria de los Angeles
Acosta.


La compailera colegiada Dra. Maria Victo-
ria Morales, de la iltima promoci6n de la Es-
cuela de Bibliotecarios de la Universidad de
la Habana, ha entrado a form~ar parte del
personal de la Biblioteca "Marti-Lincoln"
del Instituto Cultural Cubano-Norteamericano.



Por renuncia de la Dra. Isabel Pruna La-
madrid, qued6 vacant el cargo de Bibliote-
cario de la Facultad de Filosofia y Letras de
la Universidad de la Habana, habiendo sido
designada para ocuparlo, en tanto no se cele-
bren oposiciones al mismo, la compaiera
colegiada Dra. Hilda Mencia.

*

El cargo de Director de la Biblioteca de
la Universidad Central "Marta Abreu" en
Santa Clara, fu6 cubierto recientemente por
concurso-oposici6n. El Tribunal, formado por
various bibliotecarios miembros del Colegio,
otorg6 dicha plaza al compafiero colegiado
Dr. Felipe Pacheco.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs