• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Title Page
 Half Title
 Presidencia
 Ley Constitucional de la República...
 Decreto Ley para la regulación...














Group Title: Constitucion (1934)
Title: Ley constitucional de la República de Cuba
CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00074081/00001
 Material Information
Title: Ley constitucional de la República de Cuba y Decreto ley para la regulación de las huelgas
Uniform Title: Constitución (1934)
Alternate Title: Decreto ley para la regulación de las huelgas
Physical Description: 70 p. : ; 18 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba
Publisher: Cultural
Place of Publication: Habana
Publication Date: [1934?]
 Subjects
Subject: Strikes and lockouts -- Law and legislation -- Cuba   ( lcsh )
Labor laws and legislation -- Cuba   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Record Information
Bibliographic ID: UF00074081
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 000661674
oclc - 23830422
notis - ADK1925

Table of Contents
    Title Page
        Page 1
        Page 2
    Half Title
        Page 3
        Page 4
    Presidencia
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
    Ley Constitucional de la República de Cuba
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
    Decreto Ley para la regulación de las Huelgas
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
Full Text




LEY CONSTITUTIONAL
-- DE LA
REPUBLICAN DE CUBA
Y
DECRETO LEY
PARA LA--
REGULACION
DE LAS
HUELGAS







CULTURAL, S. A.
OBISPO, 135
HABANA



























LATIN
AMERICA























LEY CONSTITUTIONAL PROVISIONAL
DE LA REPUBLICAN DE CUBA

















PRESIDENOIA


Cuando, el 24 de febrero de 1895, se levanta-
ron en armas los eubanos contra Espafia para
establecer en su tierra una Repiblica indepen-
diente y soberana, en seguida se preocuparon de
darse a si mismos una Ley Fundamental, como
ya lo hicieron en su dia los hombres que, al con-
juro de Carlos Manuel de CUspedes, se alzaron
el 10 de octubre de 1868 en la Demajagua para
libertar a la colonia de su vieja metr6poli, de-
jando de ser sdbditos de Espafia para convertir-
se en ciudadanos de un pueblo libre. Por eso se
dieron en 1895 la Constituci6n de Jimaguayfi y
en 1897 la de La Yaya y de ahi que siempre los
cubanos que vivian al amparo de la Revoluei6n
gozaran de derechos garantizados por las Cons-
titueiones revolucionarias.
Cuando los Estados Unidos de America nos
ayudaron en 1898 a libertarnos de Espafia y se
-5-











comenz6 a preparer al pais para inaugurar la
Repiblica de Cuba el 20 de mayo del 1902, fe-
cha en que entr6 a former parte de la comuni-
dad international, muchos de los mis grandes
hijos de Cuba, de los que mas se habian distin-
guido por la fuerza de su inteligencia o de su
brazo en las contiendas por la libertad, en unas
libres elecciones fueron designados Delegados a
la Asamblea Constituyente que, en 1901, aprob6
la finica legitima Constituci6n que, desde el es-
tablecimiento de la Repfiblica, ha regido nues-
tros destinos.
Las modificaciones que, con atropello de la
Constituci6n y de las leyes, se hicieron en 1928
de algunos articulos de esa Ley Fundamental de
1901, produjeron toda la terrible perturbaci6n,
todo el desastre que, iniciado en 1927, aun sub-
siste como consecueneia de la tirania que, al am-
paro de las mencionadas reforms, se estableci6
en nuestra patria.
Porque resultaba inmoral que subsistiesen pre-
ceptos constitucionales ineorporados a la Cons-
tituci6n de 1901, po01 consecuencia del golpe de
estado que signific6 la mencionada reform, el
primer gobierno revolucionario que se estableci6
a la caida de la situaci6n political que tanto dafio
ha causado a nuestra Naci6n y a su pueblo, asi
-6-









como a su er&dito international, se apresur6 a
limpiar de ellos dicha Constituci6n.
No existe, pues, ningdn motive rational o le-
gitimo que aconseje seguir privando a naeiona-
les y extranjeros, aunque sea temporalmente, de
los mis sagrados derechos y libertades de que
se les ha privado al dejar de lado, como se hizo
en el Estatuto de 14 de septiembre de 1933, la
Constituci6n de 1901, si bien es verdad que su
derogaci6n o suspension no ha sido en ningfin
moment taxativamente acordada, ordenada o
deeretada.
No se coneibe que si, en los moments de mis
intense labor revolucionaria, como la que vivi6
el pueblo cubano en la guerra iniciada el 24 de
febrero de 1895 y que dur6 hasta que, el 12 de
agosto de 1898, se firm, en Washington, el Pro-
tocolo de la Paz entire Espaia y los Estados Uni-
dos de America, ningiin grupo de personas res-
petables entendi6 que nuestro pueblo podia vivir
sin el disfrute y el amparo de una Constituci6n,
ahora, despues de la eaida del regimen tiranico
que durante cerca de siete aios combatieron mu-
chos hijos de Cuba, no se establezean las nece-
sarias limitaciones a las facultades del poder
piiblico y de las autoridades y se mantenga pri-
vado al pueblo de los derechos inaleniables que
una Constituei6n le garantice, ya que sin las
-7-










unas ni los otros no es possible que pueda vivir
ninguna comunidad civilizada.
Es por ese error, y s61o por ese error, por lo
que, desde el 5 dq septiembre pasado, se vive en
Cuba en un estado de intranquilidad perma-
nente, privado el ciudadano de todos sus dere-
chos y con las mAs omnimodas facultades los
gobernantes y funeionarios pfiblicos.
Se ha estimado por algunos que debiera esta-
blecerse en toda su fuerza y vigor la Constitu-
ci6n de 21 de febrero de 1901. Pero, atendien-
do al estado de opinion que en el espiritu p-ibli-
co se ha formado contra ella, y habida cuenta
de que muchos de sus Titulos carecen de apli-
caci6n actualmente, dada la organizaci6n espe-
cial que debe tener el Gobierno Provisional, 6ste
ha estimado que es mis convenient, como lo ha
hecho, discutir, acordar y promulgar preceptos
constitucionales que, sin apartarse en lo possible
de los principios bAsicos de nuestra organizaci6n
fundamental, la adapten a las necesidades del
moment actual, haciendo tambi6n mis eficaz
el ejercicio de los derechos individuals.
Por todo lo expuesto el Gobierno Provisional
de Cuba, formado por el Presidente Provisional
de la Repfiblica y los Secretarios del Despacho
que suscriben, interpretando la voluntad del
pueblo, cuya mayoria estiman representar,
-8-









.RESUELVE:


Aprobar y promulgar la siguiente:

LEY CONSTITUTIONAL DE LA REPUBLI-
CA DE CUBA

TITULO I

De la Naci6n, de su forma de Gobierno y del
Territorio Nacional

ARTiULO 19--El pueblo de Cuba es un Esta-
do independiente y soberano, cuya forma de go-
bierno es la republican.
ART. 2---Componen el territorio de la Repfi-
blica la Isla de Cuba y la Isla de Pinos, asi como
las demis Islas y Cayos adyacentes que con ella
estaban bajo la soberania de Espafia hasta la
ratificaci6n del Tratado de Paris de 10 de di-
eiembre de 1898.

TITULO II

De los cubanos

ARTicuLO 3'-La condici6n de cubano se ad-
quiere por nacimiento o por naturalizaci6n.
ART. 4'-Son cubanos.por nacimiento:.
-9-









Primero.-Los nacidos en el territorio de la
Repfiblica.
Sin embargo, los hijos de padres extranjeros
podran, al llegar a la mayoria de edad, reclamar
su inscripei6n en el Registro correspondiente,
caso en el cual perderan la ciudadania cubana.
Segundo.-Los nacidos fuera del territorio de
la Repiblica de padre o madre cubanos.
Tercero.-Los nacidos en el extranjero de pa-
dres naturales de Cuba que hayan perdido la
nacionalidad cubana, siempre que, cumplida la
mayor edad, reclamen su inscripci6n, como cu-
banos, en el Registro correspondiente.
ART. 59-Son cubanos por naturalizaci6n:
Primero.-Los extranjeroa que, habiendo per-
tenecido al Ejercito Libertador, reclamaron la
nacionalidad cubana dentro de los seis meses si-
guientes a la promulgaci6n de la Constituci6n
de 21 de febrero de 1901.
Segundo.-Los espafioles residents en el te-
rritorio de Cuba en 11 de abril de 1899 que no
se inscribieron como tales espafioles en los Re-
gistros correspondientes hasta igual mes y dia
de 1900.
Tercero.-Los africanos que hayan sido escla-
vos en Cuba y los emancipados comprendidos en
el articulo 13 del Tratado de 28 de junio de
1835 celebrado entire Espafia e Inglaterra.
10-









Cuarto.-Los demis extranjeros que, estable-
eidos en Cuba antes del primero de enero de
1899, hayan conservado su domicilio despubs de
dicha fecha, y reclamado la nacionalidad cuba-
na dentro de los seis meses siguientes a la pro-
mulgaci6n de la Constituci6n de 21 de febrero
de 1901.
Quinto.-Los extranjeros que, despu6s de
cinco afios de residencia en el territorio de la
Repfiblica, y no menod de un afio desde que de-
claren su intenci6n de adquirir la nacionalidad
cubana, obtengan carta de naturalizaci6n con
arreglo a las leyes.
Sexto.-Las extranjeras casadas con cubanos
por nacimiento o naturalizaci6n, siempre que no
opten por su ciudadania de origen.
ART. 69-La condici6n de cubano se pierde:
Primero. Por adquirir la ciudadania ex-
tranjera.
Segundo.-Por admitir empleos, estipendios u
honors de otro Gobierno sin licencia del de la
Repfiblica.
Tercero.-Por entrar al servicio de las armas
de una Naci6n extranjera sin la misma licencia.
Cuarto.-Por residir el cubano naturalizado
cinco afios continues en el pais de su nacimien-
to, a no ser por raz6n de empleo o comisi6n del
Gobierno de la Repliblica.
S-11-









ABT. 79-La eubana casada con extranjero
sera siempre considerada ciudadana cubana.
ART. 89-La condici6n de eubano podrA reen-
perarse con arreglo a lo que prescriban las leyes.
ART. 9--Todo cubano est& obligado:
Primero.-A servir a la Patria con las armas
en los casos y formas que determine las leyes.
Segundo.-A prestar cuantos servicios sean
necesarios en los casos de emergencia, seg6n se
determine en Decretos-Leyes.
Tercero.-A contribuir a los gastos piblicos
en la forma y proporci6n que dispongan las
leyes


TITULO m

De los extranjeros

ARTfCULO 10.-Los extranjeros residents en
el territorio de la Repiblica se equiparan a los
cubanos:
Primero.-En cuanto a la protecci6n de sus
personas y bienes.
Segundo.-En cuanto al goce de los dereehos
garantizados en la Seeei6n Primera del Titulo
siguiente, con excepci6n de los que en ella se
reconocen exclusivamente a los nacionales.
12 -










Tereero.-En cuanto al goce de los derechos
civiles, en las condiciones y con las limitaciones
que establezca la Ley de Extranjeria.
Cuarto.-En cuanto a la obligaci6n de obser-
var las Leyes, Decretos, Decretos-Leyes, Regla-
mentos, Resoluciones y demfs disposiciones
que est6n en vigor en la Repiiblica.
Quinto.-En cuanto a la sumisi6n a la potes-
tad y a las resoluciones de los Tribunales y
demas autoridades de la Repiblica.
Sexto.-En euanto a la obligaci6n de contri-
buir a los gastos piiblicos.


TITULO IV

De los derechos que garantiza esta Ley Cons-
titucional

SECCION PRIMER

Derechos individuals

ABTIcUo 11.-Todos los cubanos son iguales
ante la Ley. La Repilblica no reconoce fueros
ni privilegios personales.
ART. 12.-Las Leyes penales tendrin efecto
retroactive si fueren favorables al delincuente o
procesado, except si el beneficio aprovechare a
los reos de delitos eleetorales de carActer doloso.
13 -











ART. 13.-Las obligaciones de character civil
que nazcan de los contratos o de otros actos u
omisiones que las produzcan no podrAn ser anu-
ladas ni alteradas por ninguno de los Poderes
del Estado.
ART. 14.-No podra imponerse, en ningin
caso, la pena de muerte por delitos de caracter
politico, los cuales serAn definidos por la Ley.
ART. 15.-Nadie podra ser detenido sino en
los casos y en la forma que prescriban las Leyes.
Se procederA en todos los casos y por todas
las autoridades o sus agents, a levantar acta de
la detenci6n, hacienda constar la autoridad que
la ordena y la causa que la provoca, asi como el
lugar adonde haya de ser conducida la perso-
na detenida. De esa acta se entregara copia,
antes de que transcurran las veinticuatro horas,
a la autoridad judicial correspondiente. A ese
efecto, se creara un Registro de Detenidos y
Presos, en la forma que determine la Ley.
ART. 16.-El hecho de hacer uso de las armas
contra el detenido o preso que intent fugarse
hara responsables a su autor del delito cometido
segdn las leyes.
ART. 17.-Todo detenido sera puesto en liber-
tad o entregado al Juez o Tribunal competent
dentro de las veinticuatro horas siguientes al
acto de la detenci6n.
-14-










ART. 18.-Toda detenci6n se dejari sin efece
to, o se elevara a prisi6n, dentro de las setenta
y dos horas de haber sido entregado el detenido
al Juez o Tribunal competent. Dentro del
mismo plazo se notificara al interesado la pro-
videncia que se dictare.
ART. 19.-Nadie podra ser preso sino en, vir-
tud de mandamiento de Juez o Tribunal com-
petente.
El auto en que se haya dictado el mandamien-
to se ratificara o repondra, oido el presunto reo,
dentro de las setenta y dos horas siguientes al
acto de la prisi6n.
ART. 20.-Nadie podri ser procesado ni sen-
tenciado sino por Juez o Tribunal competent,
en virtud de leyes anteriores al delito y en la
forma que 6stas establezcan.
ART. 21.-Toda persona detenida o presa sin
las formalidades legales, o fuera de los casos
previstos en esta Ley Constitueional o en las
demAs leyes, sera puesta en libertad a petici6n
suya o de cualquier otra persona, mediante un
sumarisimo procedimiento de Habeas Corpus
ante los Tribunales ordinarios de Justicia. Es-
tos no podran declinar su jurisdicci6n en nin-
gun caso, ni por ninguna causa, a favor de Tri-
bunales de otro orden.
Seri obligatoria la presentaei6n de toda per-
sona detenida o presa, sea esta civil o aforada,
-15 -










cualquiera que sea el poder o la autoridad o
funcionario civil, military o naval o persona o
entidad que la retenga, sin que pueda alegarse
obedieneia debida.
Si no se presentare, ante el Juez o Tribunal,
a la persona detenida o presa, se decretark la
detenci6n del infractor, que sera juzgado como
reo de un delito de desobediencia grave por el
Tribunal ordinario competent, sin perjuicio de
la investigaci6n y el castigo de los otros delitos
que resulten cometidos. De igual modo se pro-
cedera contra toda persona, sea civil o aforada,
que tenga custodiado al detenido o preso.
ART. 22.-Nadie estA obligado a declarar con-
tra si mismo, ni contra su c6nyuge o su parien-
te, dentro del cuatto grado de consanguinidad
o segundo de afinidad.
La persona que infringiere esta garantia indi-
vidual, haciendo declarar, por cualquier medio,
al detenido o preso contra si mismo o contra las
indicadas personas, ineurrira en la pena corres-
pondiente a los responsables de un delito de
coacci6n, si el hecho realizado no constituyere
un delito mis grave. La declaraci6n asi pres-
tada no sera vAlida.
A ninguna persona podrA hac6rsele declarar
contra otra usando de la violencia..
Ninguna persona detenida o presa podra ser
incomunicada, y los que infringieren esta dis-
-16-










posici6n incurrirAn en la pena correspondiente
a los responsables de un delito de detenci6n
illegal.
ART. 23.-Es inviolable el secret de la corres-
pondencia y demas documents privados, y ni
aqu6lla ni 6stos podran ser ocupados ni exami-
nados sino por disposici6n de autoridad compe-
tente y con las formalidades que prescriban las
leyes. En todo caso se guardari secret respec-
to de los extremes ajenos al asunto que motivare
la oeupaci6n o examen.
Tambi6n se declara inviolable, en los mismos
terminos, el secret de la comunicaci6n telef6-
nica y telegrafica.
ART. 24.-El domicilio es inviolable, y, en su
consecuencia, nadie podra entrar de noche en el
ajeno sin el consentimiento de su morador, a no
ser para auxiliar o socorrer a victims de delito
o desastre; ni de dia, sino en los casos y en la
forma determinados por la ley.
En caso de suspension de esta garantia, serA
necesario, para penetrar en el domicilio, que lo
haga la propia autoridad competent, mediante
acuerdo escrito, del que se dejara copial autori-
zada al morador o a sus familiares, o al vecino
mis cercano, segiin proceda. Cuando la auto-
ridad delegue en un agent suyo, se procederf
del mismo modo.


-17-









ART. 25.-Nadie podri ser compelido a mu-
dar de domicilio o residencia sino por mandate
de autoridad competent y en los casos previstos
por las leyes.
ART. 26.-Toda persona tiene derecho a emitir
libremente sus ideas y opinions, vali6ndose de
cualquier medio de difusi6n, sin sujetarse a pre-
via censura; sin perjuicio de las responsabilida-
des que impongan las leyes cuando por algunos
de esos medios se atente contra la honra de las
personas, el orden social o la tranquilidad pfi-
blica.
En ningfin caso podri recogerse la edici6n de
libros o peri6dicos sino en virtud de manda-
miento de autoridad judicial competent.
No podra decretarse la suspension de ningfin
peri6dico sino por sentencia fire.
Ningin impreso de autor o editor que resida
dentro del territorio national podri ser repu-
tado clandestine.
ART. 27.-Es libre la profesi6n de todas las
religiones, asi como el ejercicio de todos los cul-
tos, sin otra limitaci6n que el respeto a la moral
cristiana y al orden piblico.
La Iglesia esta separada del Estado, el cual
no podra subveneionar en caso alguno ningin
culto.
ART. 28.-Toda persona tiene derecho a diri-
gir peticiones a las autoridades, a que sus peti-
-18-









ciones sean resueltas y a; que se le notifique las
resoluciones que a ellas recaigan.
Las leyes fijarAn t6rmino para dictar resolu-
ci6n en las peticiones formuladas y en todos los
recursos administrativos que se concedan y para
su notificaci6n a los interesados; pero en ningin
caso podrin esos terminos exceder de noven-
ta dias.
Vencido el termino que la ley conceda, o el
de noventa dias, si 6sta no establece otro menor
o no lo tiene seialado, sin que se haya dictado
la resoluci6n y notificado la misma a los inte-
resados, se entenderi declarado sin lugar el re-
curso establecido, y podra interponerse el que
contra esa resoluci6n consigne la ley.
ART. 29.-Todos los habitantes de la Repfbli-
ca tienen el derecho de reunirse pa'cificamente
y sin armas, y el de asociarse para todos los fi-
nes licitos de la vida.
ART. 30.-Toda persona podrA entrar en el te-
rritorio de la Repfblica, salir de 61, viajar den-
tro de sus limits y mudar de residencia, sin ne-
cesidad de carta de seguridad, pasaportes u
otros requisitos semejantes, salvo lo que se dis-
ponga en las leyes sobre inmigraci6n y las fa-
cultades atribuidas a la autoridad en caso de
responsabilidad criminal.
ART. 31.-Ningin cubano podra ser expatria-
-19-









do ni a ninguno podri prohibirsele la entrada
en el territorio de la Repiblica.
Los extranjeros residents o domiciliados po-
dran ser expulsados del territorio de la Repi-
blica previa sentencia de Juez o Tribunal, con-
forme a un procedimiento sumario que la ley
determine y por las causes que ellia sefiale, o
por resoluci6n fundada de autoridad competen-
te, de acuerdo con lo que dispongan la Ley de
Inmigraci6n o cualquier otra.
ART. 32.-La ensefianza primaria es obligato-
ria. El Estado cuidara preferentemente de la
instrucci6n y educaci6n de loo ciudadanos.
Toda persona podra aprender o ensefiar libre-
mente eualquier ciencia, arte o profesi6n y fun-
dar y sostener establecimientos de educaci6n y
de ensefianza; pero corresponde al Estado la de-
terminaci6n de las profesiones en que exija titu-
los especiales, la de las condiciones para su ejer-
cicio, la de los requisitos necesarios para obtener
los titulos y la expedici6n de los mismos de con-
formidad con lo que establezcan las leyes.
El Estado tendril la alta inspecci6n de todos
los establecimientos de educaci6n y de ensefian-
za privada.
ART. 33.-Nadie podri ser privado de su pro-
piedad sino por autoridad competent y por cau-
sa justificada de utilidad pfblica, previa la co-
rrespondiente indemnizaci6n. Si no procediere
-20-









este requisite, los Jueees y Tribunales ampara-
rAn y, en su caso, reintegrarAn al expropiado.
ART. 34.-No podra imponerse, en ningfin
caso, la pena de confiscaci6n de bienes.
ART. 35.-Nadie esta obligado a pagar con-
tribuci6n, impuesto ni multa, tenga esta o no
caricter penal, que no estuvieren establecidos
por las leyes y cuya cobranza no se hiciere en
la forma prescripta por las mismas.
ART. 36.-Todo autor o inventor gozara de la
propiedad exclusive de su obra o invenci6n, por
el tiempo y en la forma que determine la ley.
ART. 37.-La enumeraci6n de los derechos
garantizados expresamente por esta Ley Cons-
titucional no excluye otros que se driven del
principio de la soberania del pueblo y de la
forma republican. de Gobierno.
ART. 38.-Las Leyes, Decretos, Decretos-Le-
yes, Reglamentos, Ordenes y disposiciones de
cualquier clase, sean cuales fueren el poder,
autoridad o funcionario que los hubieren die-
tado, que regulen el ejercicio de los derechos
que esta Ley Constitucional garantiza, serin
nulos si los disminuyen, restringen o adulteran.
El Tribunal Supremo lo declarara asi a peti-
ci6n, en todo tiempo, de eualquier ciudadano
en la forma que determine esta Ley Constitu-
cional para los recursos de inconstitucionalidad,
sin que puedan volver a apliearse.
21 -










SECCION SEGUNDA


Derecho de Sufragio

ART. 39.-Todos los cubanos de uno u otro
sexo tienen derecho de sufragio active y pasivo
en las condiciones y con los requisitos y excep-
clones que determine las leyes.
El sufragio popular determinari la forma de
Gobierno de la Repfiblica y la designaci6n de
sus mandatarios.
ART. 40.-La legislaci6n que promulgue el
Gobierno Provisional fijara las condiciones en
que pueda ser ejercitado el derecho de sufra-
gio, asi como las leyes y el procedimiento que
aseguren la pureza del mismo.


SECCION TERCERA

,uspensi4n de las garantias constitucionales

ARTfCULO 41.-Las garantias establecidas en
los articulos decimoquinto en su pfrrafo pri-
mero, d6eimoseptimo, d6cimoctavo, vigesimo
tercero, vig6simo cuarto, vig6simo quinto, vi-
gesimo sexto en sus pArrafos segundo y terce-
ro, vigesimo noveno, trigesimo y trig6simo pri-
-22-










mero, Secci6n Primera de este Titulo, no po-
dr&n suspenderse en toda la Republica ni en
parte de ella sino temporalmente y por un
plazo no mayor de sesenta dias naturales y
cuando asi lo exija la seguridad del Estado,
en caso de invasion del territorio o de grave
perturbaci6n del orden que amenace la paz
pfiblica.
Si estas circunstancias subsisten seran nece-
sarios nuevos decretos para suspender las ga-
rantias, sin que en ninguno pueda fijarse un
termino de duraci6n de la suspension mayor
que el consignado anteriormente.
ART. 42.-E1 territorio en que fueren sus-
pendidas las garantias que se determinan en
el articulo anterior, se regira, durante la sus-
pensi6n, por la Ley de Orden Piblico, dictada
de antemano; pero ni en dicha Ley ni en otra
alguna podri disponerse la suspension de mis
garantias que las ya mencionadas.
Tampoco podra hacerse, durante la suspen-
si6n, declaraci6n de nuevos delitos, ni impo-
nerse otras penas que las establecidas en la
legislaci6n vigente al decretarse la suspension.
Las autoridades o funcionarios pfiblicos que
suspendieren alguna otra garantia, o 6stos o
sus agents que cumplieren Leyes, Decretos-
-23-










Leyes, Decretos, Reglamentos, Ordenes o dis-
posiciones de cualquier clase, sean cuales fue-
ren el poder, autoridad o funcionario que las
hubiere dictado, que violent lo establecido en
el articulo 41, no podran alegar la. obediencia
debida, e incurrirAn por eso en la responsabi-
lidad criminal que determine las leyes vigen-
tes, siendo siempre de los Tribunales ordina-
rios la competencia para conocer de estos
casos.
Queda prohibido al Poder Ejecutivo el ex-
trafiamiento o la deportaci6n de los ciudada-
nos, sin que pueda desterrarlos fuera del terri-
torio de la Repfiblica, ni detenerlos mas de
diez dias sin hacer entrega de ellos a la auto-
ridad judicial, ni repetir la detenci6n durante
el tiempo de la suspension de garantias. Los
detenidos no podran serlo sino en departa-
mentos especiales de los establecimientos pi-
blicos destinados a la detenci6n de procesados
por causa de delitos comunes, sin que en nin-
gin caso los detenidos, procesados o penados
por delitos politicos puedan ser recluidos en
los mismos locales que los detenidos, procesa-
dos o penados por delitos comunes.
La infracci6n de las prohibiciones consigna-
das en este articulo sera perseguida y penada
por los Tribunales ordinarios.
24--









ART. 43.-La suspension de garantias de que
se trata en el articulo 41, s6lo podri dictarse
por medio de un Decreto-Ley acordado en
Consejo de Secretarios.

TITULO V

De la Soberania y los Poderes Pfblicos

ARTiCULO 44.-La soberania reside en el pue-
blo de Cuba, y de este emanan todos los Pode-
res Puiblicos.
La legislaci6n asegurarh el libre y constant
ejereicio de la soberania popular.

TITULO VI

De los Poderes Pfblicos

ARTiCULO 45.-E1 Poder Piblico se ejerce:
Primero: Por el Presidente Provisional de la
Repfiblica.
Segundo: Por el Consejo de Seeretarios.
Tercero: Por el Consejo de Estado.
Cuarto: Por el Poder Judicial.
Quinto: Por los demis organismos y autori-
dades establecidos en la legislaci6n.
-25-









TITULO VII


Del Poder Ejecutivo

SECCION PRIMERA

Del ejercicio del Poder Ejecvtivo

ABTfcULO 46.-E1 Poder Ejecutivo se ejerce
por el Presidente Provisional de la Repiblica
Sy su Consejo de Secretarios.

SECCION SEGUNDA

Del Presidente de la Repu blica y de sws atribu-
ciones y deberes

ABafcuLo 47.-Para ser Presidente Provisio-
nal de la Repiblica se require:
Primero: Ser cubano por nacimiento o na-
turalizaci6n, y en este filtimo caso haber ser-
vido con las armas a Cuba, en sus guerras de
independencia, diez afios por lo menos.
Segundo: Haber eumplido treinta y cinco
aflos de edad.
Tereero: Hallarse en el pleno goce de los
derechos civiles y politicos.
No podrh ser Presidente Provisional de la
Repibliea ningfin miembro de las Fuerzas Ar-
-26-









madas, ni los que de ella hubieren formado
parte, sino despues de cinco aflos de haber de-
jado de pertenecer a las mismas.
ART. 48.-El Presidente Provisional ostenta-
rh siempre, y a todos sus efectos, la represen-
taci6n de la Naci6n.
ART. 49.-Corresponde al Presidente Provi-
sional de la Repfiblica:
Primero: (a) Sancionar, promulgar, cum-
plir y hacer cumplir los Decretos-Leyes y las
Leyes de la Repiblica.
(b) Dictar los Reglame'ltos para ]a mejor
ejecuci6n de los Decretos-Leyes y de las Leyes.
(c) Expedir los Decretos y las 6rdenes
que, para cuanto incumba al gobierno y ad-
ministraci6n del Estado, creyere convenient,
sin contravenir en ningfin cas o establecido
en la legislaci6n.
Segundo: Nombrar, remover y aceptar las
renuncias a los Secretarios del Despacho, con
o sin carter.
Tercero: Nombrar, remover y aceptar las
renuncias al Presidente del Consejo de Es-
tado y al Alcalde Municipal de ]a Habana,
de acuerdo con el Consejo de Secretarios.
Cuarto: Dirigir las negociaciones diploma-
ticas y celebrar tratados con las otras na-
-27-









cones, debiendo someterlos a la aprobaci6n
del Consejo de Secretarios, sin cuyo requisite
no tendrAn validez ni obligarAn a la Rcpu-
blica.
Quinto: Nombrar, con la aprobaei6n del
Consejo de Secretarios, al Presidente, Magis-
trados, Fiscal y Tenientes Fiscales del Tri-
bunal Supremo de Justicia, a los Fiscales de
las Audiencias y a los Representantes Diplo-
mfticos de la Repiblica.
Sexto: Nombrar, para el desempefo de los
demis cargos instituidos por la ley, a los fun-
cionarios correspondientes, cuyo nombramien-
to no est6 atribuido a otras autoridades.
S6ptimo: Suspender dando cuenta al Con-
sejo de Secretarios, el ejercicio de los derechos
que se enumeran en el Articulo 41 de esta
Ley Constitucional, en los casos y en la forma
que se expresan en los articulos 42 y 43.
Octavo: Indultar a los delincuentes con
arreglo a lo que prescribe la ley, except
cuando se trate de funcionarios pfblicos pe-
nados por delitos cometidos en el ejerecico de
sus funciones.
Noveno: Recibir a los Representantes Diplo-
maticos y admitir a los Agentes Consulares
de otras naciones.
D6eimo: Disponer, como Jefe Supremo, de
-28-









todas las fuerzas armadas de la Repfiblica,
fijando su nimero, organizAndolas, reorgani-
zindolas y nombrando a sus jefes y oficiales.
D6cimo primero: Proveer a la defense del
territorio de la Repuiblica, dando cuenta al
Consejo de Secretarios, y a la conservaci6n
del orden interior.
D6cimo segundo: Recomendai al Consejo de
Secretarios la adopci6n de los Decretos-Leyes
y Resoluciones que creyere necesarios o tiles.
Decimo tercero: Poner en vigor los Presu-
puestos Nacionales.
Decimo cuarto: Convocar a sesiones ordina-
rias y extraordinarias al Consejo de Secreta-
rios cuando lo estime oportuno o lo soliciten
cuatro de los miembros del Consejo.
ABT 50.-El Presidente Provisional no po-
dra salir del territorio de la Repiblica sin
autorizaci6n del Consejo de Secretarios.
ART. 51.-El Presidente Provisional de la
Repdiblica sera responsible ante el Tribunal
Supremo en Pleno, constituido en Sala de
Justicia, por los delitos de carActer comfin
que cometiere durante el ejercicio de su car-
go, pero no podra ser procesado ni detenido
sino por el voto de las dos terceras parties del
nimero total de miembros que constituyan el
Tribunal Pleno.
-29-









SECTION TERCERA


De la sustituci6n presidential

ARTfcLO 52.-En todos los casos en que
vacare la Presidencia Provisional de la Repfi-
blica, y mientras no estuviere designado el
nuevo Presidente Provisional en la forma es-
tablecida en el articulo 53, asumira las fun-
ciones de Presidente Provisional, hasta que se
haga dicha designaci6n y ocupe el cargo el
designado, el Presidente del Tribunal Supre-
mo de Justicia, o la persona que estuviere des-
empefiando este cargo.
ART. 53.-Cuando vacare definitivamente la
Presidencia Provisional de la Repfiblica, se
procedera a la designaci6n de un nuevo Pre-
sidente Provisional por un Colegio Electoral
integrado por los miembros del Consejo de
Secretarios y del Consejo de Estado, Colegio
que sera presidido por el Presidente del Con-
sejo de Estado.
Para elegir Presidente Provisional en la
primer votaci6n, se requerir& el voto de las
dos terceras parties del nimero total de miem-
bros que compongan el Colegio. Si no hu-
biere quorum o no obtuviere ninguna persona
-30-









ese niimero de votos en primer votaci6n, se
celebrar& una nueva sesi6n a las veinticuatro
horas de la primer, y resultarA designado
quien obtenga la mayoria de votos de los
asistentes.

TITULO VII

Del Consejo de Secretarios

SECCION PRIMER

Su organizaci6n

ARTiCULO 54.-El Consejo de Secretarios
estarA integrado:
Primero: Por el Presidente Provisional de
la Repfiblica.
Segundo: Por el Secretario de Estado.
Tercero: Por el Secretario de Justicia.
Cuarto: Por el Secretario de Gobernaci6n y
Guerra.
Quinto: Por el Secretario de Hacienda.
Sexto: Por el Secretario de Obras Piblicas.
S6ptimo: Por el Secretario de Agricultura.
Octavo: Por el Secretario de Comercio e In-
dustria.
-31-









Noveno: For el Secretario del Trabajo.
DBcimo: Por el Secretario de Instrucei6n
Pdblica y Bellas Artes.
Decimo primero: Por el Secretario de Sa-
nidad y Beneficencia.
Decimo Segundo: Por el Secretario de Co-
municaciones.
D6eimo tercero: Por el Presidente del Con-
sejo de Estado, y
Decimo cuarto: Por el Alcalde Municipal de
la Habana.
Habri, ademis, un Secretario de la Presi-
dencia, que lo sera a su vez del Consejo, con
voz, pero sin voto, y no mis de dos Secretarios
sin cartera, cuando el Consejo acordare su
creaci6n.
El Consejo de Secretarios por medio de De-
cretos-Leyes podra, a propuesta del Presidente
Provisional, dividir las Secretarias del Depar-
tamento y crear otras-
ART. 55.-Para ser Secretario del Despacho
se require:
Primero: Ser ciudadano cubano.
Segundo: Haber cumplido veinticinco afios
de edad.
Tercero: Hallarse en el pleno goce de los
derechos civiles y politicos.
-32-










SECCION SEGUNDA


De las atribuciones del Consejo de Secretarios

ARTfcuLO 56.-Son atribuciones propias del
Consejo de Secretarios:
Primero: Acordar cuantas medidas legisla-
tivas de carActer general estimare convenien-
te, dictando al efecto los Decretos-Leyes co-
rrespondientes.
Segundo: Aprobar los tratados que negocia-
re el Presidente Provisional de la Repfiblica
con otras naciones.
Tercero: Aprobar los nombramientos y re-
mociones que haga el Presidente Provisional
de la Repuiblica de los Secretarios del Despa-
cho, del Presidente y Miembros del Consejo
de Estado y del Alcalde Municipal de la Ha-
bana.
Cuarto: Aprobar los nombramientos que
haga el Presidente Provisional de la Repfiblica
del Presidente, Magistrados, Fiscal y Tenien-
tes Fiscales del Tribunal Supremo de Justicia,
de los Fiscales de las Audiencias, y de los
Representantes Diplomaticos de la Naci6n.
Quinto: Discutir y aprobar los Presupuestos
de Gastos e Ingresos del Estado.
33-









Sexto. Acordar emprestitos. Para esta deci-
si6n se require el voto conforme de las dos
terceras parties de los miembros del Consejo
de Secretarios.
Sptimo: Dictar disposiciones para el re-
gimen del comercio interior y exterior.
Octavo: Establecer las contribuciones e im-
puestos de caricter national que scan necesa-
rios para satisfacer las necesidades del Es-
tado.
Noveno: Conceder amnistias, pero esta fa-
cultad no podri ejercitarla en relaci6n con
delitos electorales de caracter doloso. Por de-
litos de otra indole cometidos con motivo u
ocasi6n de las elecciones y por los de malver-
saci6n de caudales pfiblicos, s61o podrAn ser
amnistiados los que hubieren cumplido la ter-
eera parte de la pena de privaci6n de libertad
impuesta.
D6cimo: Acufar moneda, determinando su
patr6n, ley, valor y denominaci6n.
D6eimo primero: Regular los servicios de
comunicaciones, ferroearriles, caminos, cana-
les y puertos, creando los que exija la conve-
niencia pfiblica.
D6cimo segundo: Fijar las reglas y proce-
dimientos para obtener la naturalizaci6n.
-34-









DIeimo tercero: Declarar la guerra y apro-
bar los tratados de paz que el Presidente de
la Repfblica haya negociado.

SECCION TERCERA

De la iniciativa y formacide de los Decretos-
Leyes, su sanci6n y promulgaci6n

ARTfcULO 57.-La iniciativa de los Decretos-
Leyes se ejerceri por el Presidente Provisional
de la Repfiblica o por cualquiera de los otros
miembros del Consejo de Secretarios.
ART. 58.-Los Decretos-Leyes acordados en
Consejo de Secretarios serin sancionados y
promulgados por el Presidente Provisional de
la Repfiblica con el refrendo del Secretario
del Ramo que corresponda, y se publicarin
en la "Gaceta Oficial" dentro de los diez dias
siguientes a dicha sanci6n.

SECCION CUARTA

De las sesiones del Consejo de Secretarios

ARTfCULO 59.-El Consejo de Secretarios se
reunir, cuantas veces fuere necesario o con-
veniente, convocado por el Presidente Provi-
-35-










sional de la Repiblica, por su iniciativa o a
solicitud de cuatro de sus miembros.
Para poder celebrar sesi6n, deberAn estar
presents la mitad mis uno de sus miembros,
y los acuerdos se tomarAn por mayoria de vo-
tos de los Secretarios, except cuando otra
cosa dispusiere esta Ley Constitucional.

SECCION QUINTA

De los miembros det Consejo de Secretarios

ARTfcULO 60.-Los Secretarios del Despacho
con Cartera desempefiaran las funciones que
la legislaci6n les confiere por raz6n de su
cargo.
Los Secretarios del Despacho sin Cartera,
desempefiarAn las funciones que especifica-
mente .les encomienden el Presidente Provisio-
nal y el Consejo de Secretarios.
ART. 61.-Todos los Decretos-Leyes, Decretos,
Ordenes y Resoluciones del Presidente Provi-
sional de la Repiblica, habr'n de ser refren-
dados por el Secretario del Ramo correspon-
diente, sin cuyo requisite carecerAn de fuerza
obligatoria y no serAn cumplidos.
ART. 62.-Los Secretarios del Despacho se-
rAn personalmente responsables de los actos
-36-










que refrenden- Los miembros del Consejo de
Secretarios seran, solidariamente, responsa-
bles de los aetos que, juntos, acuerden o au-
toricen. Esta responsabilidad no excluye la
personal direct del Presidente Provisional de
la Repdblica.
ART.. 63.-Los miembros del Consejo de Se-
cretarios, con excepci6n del Presidente Provi-
sional de la Repiblica, serin responsables,
ante la Sala de lo Criminal del Tribunal Su-
premo de los delitos que cometieren durante
el tiempo en que ejercieren sus funciones.
ART. 64.-Los miembros del Consejo de Se-
eretarios jurarAn o prometeran ante el Presi-
dente Provisional de la Repiblica, al tomar
posesi6n de sus cargos, desempefarlos fielmen-
te, cumpliendo y hacienda cumplir esta Ley
Constitutional y las demis de la Repiblica.

SECTION SEXTA

De los secretaries auxiliares del Despacho

AsTfcuLo 65.-El Consejo de Secretarios po-
dr& acordar el nombramiento de Secretarios
Auxiliares para las Secretarias de Estado y de
Hacienda, con las funciones que acuerde asig-
narles.
-37-









TITULO IX


Del Consejo de Estado

SECCION PRIMERA

Su organizaci6n

ARTfiULO 66.-E1 Consejo de Estado estark
formado por no menos de cincuenta ni mas de
ochenta miembros, nombrados y removidos por
el President Provisional de la Repfiblica, con
la aprobaci6n del Consejo de Secretarios.
Al hacerse las designaciones para miembros
del Consejo de Estado, se cuidara de que en
6ste figure representantes de las organizacio-
nes revolucionarias, la Agricultura, la Indus-
tria, el Comercio, el Trabajo y la Prensa.
ART. 67.-El Presidente Provisional de la Re-
pliblica designara, con la aprobaci6n del Con-
sejo de Secretarios, al Presidente, los Vice-
Presidentes y los Secretarios del Consejo de
Estado.
AaT. 68.-Para ser miembro del Consejo de
Estado se require:
Primero:. Ser ciudadano eubano.
Segundo: Haber cumplido veintiin afios de
edad.


-38-









Tercero: Hallarse en el pleno goce de los
derechos civiles y politicos.
Cuarto: No desempefar otro cargo retri-
buido de nombramiento del Gobierno, except
el de Catedratico por oposici6n de estableci-
miento official, obtenido con anterioridad a la
designaci6n.

SECCION SEGUNDA

De las atribuciones y funcionamiento del
Consejo de Estado

ARTICULO 69.-Son funciones propias del
Consejo de Estado:
1P Integrar, con los miembros del Consejo
de Secretaries, el Colegio electoral a que se
refiere el articulo 53.
29 Asesorar al Presidente Provisional y al
Consejo de Secretarios en cuantos asuntos le-
gislativos soliciten su consult.
39 Recomendar al Presidente Provisional y
al Consejo de Secretarios las medidas de ca-
racter legislative que estimate convenientes.
49 Preparar el proyecto de Legislaci6n Elec-
toral y del Censo.
Los Decretos-Leyes sobre Legislaci6n Elec-
toral y del Censo no podran ser acordados por.
-39-









el Consejo de Secretarios, sin haber oido an-
tes al Consejo de Estado.
59 Las demhs que le estuvieren expresamen-
te atribuidas en esta Ley Constitucional o en las
demfs que se dictaren.
ART. 70.-El Presidente, los Vice-Presidentes
y los Secretarios del Consejo de Estado jura-
rAn y tomaran posesi6n de sus cargos anite la
Sala de Gobierno del Tribunal Supremo.
ART. 71.-Los demas miembros del Consejo
de Estado lo harAn ante la mesa del mismo.
ART. 72.-E1 Consejo de Estado quedara
constituido cuando estuvieren nombrados cin-
cuenta de sus miembros y abrira sus sesiones
previa convocatoria que hara su president.
ART. 73.-E1 Consejo de Estado acordarA el
reglamento por el eual habra de regirse.

TITULO X

De la inmunidad

ARTiCULO 74.-El Presidente Provisional, los
Miembros del Consejo de Secretarios y los
Miembros del Consejo de Estado seran invio-
lables por las opinions y votos que emitan en
el ejercicio de sus cargos.
Los miembros del Consejo de Seeretarios y
los miembros del Consejo de Estado s6lo po-
-40-









drAn ser privados de libertad con autoriza-
ci6n del cuerpo a que pertenezcan, excepto en
el caso de flagrante delito, caso en que se dara
cuenta lo mas pronto possible al cuerpo respec-
tivo para la resoluci6n que corresponda.
Si transcurrieren treinta dias naturales de
haberse pedido, por un Juez o Tribunal, al
Consejo de Secretarios o al Consejo de Estado,
la autorizaci6n para privar de libertad a uno
de sus miembros, sin que el Cuerpo resuelva
sobre la autorizaci6n, se entendera Bsta con-
cedida.
Si se negare expresamente la autorizaci6n, se
instruira el process, aunque sin privarlo de li-
bertad, a no ser que opusiere resistencia al
curso del procedimiento, pero, una vez firme la
sentencia condenatoria, tendra que cumplirla,
aun cuando ella implicare la p6rdida de li-
bertad.
TITULO XI

Del Poder Judicial

SECCION PRIMER

Del ejercicio del Poder Judicial

ARTicuro 75.-El Poder Judicial se ejerce
por un Tribunal Supremo de Justicia y per
-41 -









los demAs Tribunales que les leyes establezcan.
Estas regularAn sus respectivas organizaci6n y
facultades, el modo de ejercerlas y.las condi-
ciones que deban concurrir en los funcionarios
que los compongan.

SECTION SEGUNDA
Del Tribunal Supremo de Justicia
ARTicuwL 76.-Para ser Presidente o Magis-
trado del Tribunal Supremo de Justicia, se re-
quiere:
F1 Ser cubano por nacimiento.
2" Haber cumplido treinta y cinco afios de
edad.
39 Hallarse en el pleno goce de los derechos
civiles y politicos y no haber sido condenado a
pena aflictiva por delito comfin.
4" Reunir, a.demas, algunas de las circuns-
tancias siguientes:
Haber ejercido en Cuba, durante diez afios,
por lo menos, la profesi6n de abogado; o des-
empefiado, por igual tiempo, funciones judicia-
les; o explicado, el mismo nfmero de afios, una
cetedra de Derecho en establecimiento official de
ensenanza.
Podran ser tambi6n nombrados para los car-
gos de Presidente y Magistrado del Tribunal
Supremo, siempre que reunan las condiciones

-42-









de los niimeroa primero, segundo y teroere de
este articulo.
a) Los que hubieren ejercido, en la Magis-
tratura, cargo de categoria igual o inmediata-
mente inferior, por el tiempo que determine la
ley.
b) Los que, con anterioridad a la promul-
gaci6n de esta Ley Constitucional, hubieren sido
Magistrados del Tribunal Supremo de Cuba.
El tiempo de ejercicio de funciones judicia-
les se computara como de ejercicio de la aboga-
cia, a los Abogados para poder ser nombrados
Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia.
ART. 77.-E1 Presidente, los Presidente de
Sala y los Magistrados del Tribunal Supremo
seran nombrados por el Presidente Provisional
de la Repfiblica, con la aprobaci6n del Consejo
de Secretaries.
ART. 78.-Ademis de las atribuciones que les
hayan sido anteriormente sefialadas y de las
que en lo sucesivo les confierarL las Leyes y los
Decretos-Leyes, correspondent al Tribunal Su-
premo de Justicia las siguientes:
Primero: Conocer y juzgar de los delitos de
character comin que cometieren el Presidente
Provisional y los miembros del Consejo de Se-
cretarios, durante el ejercicio de sus cargos
respectivos, en la forma que determinan los
articulos 51, 62 y 63 de esta Ley Constitucional.
-43-









Segundo: Conocer de los recursos de casaei6n.
Tercero: Dirimir las competencias, entire los
Tribunales que les sean inmediatamente infe-
riores o no tengan un superior comin.
Cuarto: Conocer de. los juicios en que liti-
guen entire si el Estado, la Provincia y el Mu-
nicipio.
Q. nto: Decidir sobre la constitucionalidad de
las Leyes, Decretos-Leyes, Acuerdos, Decretos,
Reglamentos, Ordenes, disposiciones o actos de
cualquier clase, sean cuales fueren el poder,
autoridad o funcionario que los hubieren dic-
tado o de que emanaren, a petici6n de parte
afectada o a solicited suscrita por no menos
de veinticinco ciudadanos que estin en el pleno
goce y ejercicio de sus dereehos civiles y poli-
ticos. El reeurso de inconstitucionalidad estable-
cido a petici6n de parte afectada se presentara
dentro del termino que determine la ley, y el
suscrito por no menos de veinticinco ciudada-
nos, en cualquier tiempo. En los recursos de
inconstitueionalidad, el Tribunal Supremo de-
bera resolver siempre el fondo de la reclama-
ci6n, a cuyo efecto sefialari un termino para
que los recurrentes subsanen los defects de
forma que contuviere el recurso.
Declarada la inconstitueionalidad de una
Ley, Decreto-Ley, Decreto, Reglamento, Orden,
-44-









disposici6n o acto de cualquier otra clase, no
podr& aplicarse nuevamente en ningfna forma
ni con ninfn pretexto.
Sexto: Nombrar, ascender, trasladar, suspen-
der, corregir y separar 4 loA funcionarios de la
Administraci6n de Justicia, y aceptar sus re-
nuncias de acuerdo con la legislaci6n con ex-
cepci6n de los que se mencionan en el articu-
]o 77 de esta Ley Constitucional.
Los nombramientos, ascensos, traslados y se-
paraciones se harin por el Tribunal Supremo
en Pleno por el voto de las dos terceras parties
del niimero total de sus miembros, debiendo
tenerse en cuenta la antigiiedad, capacidad y
m6ritos del que se design.
El ingreso en el Poder Judicial se hara por
el sistema de oposici6n y concurso, formandose
una list de elegibles en la forma que deter-
mine la legislaci6n.


SECCION TERCERA

Disposiciones Generales acerca de la Adminis-
traci6n do Justicia

ARTicuLO 79.-La Justicia se administrara
gratuitamente en todo el territorio de la Re-
pfblica.
-45 -









ART. 80.-Los Tribunales ordinarios conocf-
ran de todos los juieios, ya sean civiles, cri-
minales o contencioso-administrativos.
La jurisdicci6n ordinaria serA la nfica com-
petente para conocer de los delitos cometidos
por civiles; y la military juzgara a sus miem-
bros por delitos cometidos por 6stos dentro de
zona military y tambien cuando sean acusados
conjuntamente con civiles de delitos que afec-
ten al servicio de las armas. En este easo los
civiles serAn, tambien, juzgados por la juris-
dicci6n ordinaria.
Cuando el delito sea cometido por miembro
de las fuerzas armadas y el perjudicado sea
civil, la Sala de lo Criminal del Tribuna Su-
premo, resolveri, como cuesti6n prejudicial, si
el conocimiento corresponde a la jurisdicci6n
ordinaria por no tratarse de delito que afecte
al servicio de ]as armas o ser esencialmente
military.
La propia jurisdicci6n ordinaria sera la.
inica competent para conocer de todos los
delitos e infracciones electorales.
ART. 81.--Las resoluciones firmes de los
Tribunales tendrin que cumplirse sin excusa
alguna, salvo el caso de imposibilidad material
apreciada por el propio Tribunal que hubiere
dictado la resoluci6n. En este easo, el Tribu-
-46 -









nal determinari la indemnizaci6n que deba
abonarse al perjudicado, la cual sera, pagada
con cargo a fondos disponibles del ejercicio
corriente o, en su defecto, se incluira en el
ejercicio siguiente.
ART. 82.-No se podran crear, en ningfin
easo, ni bajo ninguna denominaci6n, comisio-
nes judiciales ni tribunales extraordinarios.
Los Tribunales de las fuerzas armadas se
regularan por una Ley orginica especial, que
sera aplicable solamente a sus miembros.
Las Leyes Penales Militares no podran de-
finir ni castigar mAs que delitos y faltas esen-
cialmente militares, ni comprender a ninguna
otra persona que las pertenecientes a las fuer-
zas armadas-
ART. 83.-Ningtin funcionario del Poder Ju-
dicial podra ser suspendido ni separado de su
destiny o empleo, sino por raz6n de delito u
otra causa grave debidamente acreditada y
siempre con su audiencia.
Tampoco podra ser trasladado sin su con-
sentimiento, a no ser por motive evidence de
conveniencia pfiblica.
ART. 84.-Todos los funcionarios del Poder
Judicial seran personalmente responsables, en
la forma que determine las leyes, de toda in-
fracci6n de ley que cometan.
47 -









TITULO II


Del Ministerio Fiscal

ARTiCULO 85.-El Ministerio Fiscal consti-
tuira un cuerpo independiente, cuyos miem-
bros gozarfn de los beneficios otorgados por
el articulo 83.
ART- 86.-El Fiscal y los Tenientes Fiscales
del Tribunal Supremo y los Fiscales de las
Audiencias seran nombrados por el Presidente
Provisional de la Repfblica, con la aprobaci6n
del Consejo de Secretarios.
ART. 87.-El Fiscal del Tribunal Supremo,
los Tenientes Fiscales del propio Tribunal y
los Fiscales de las Audiencias constituiran la
Junta de Fiscales, que tendra a su' cargo el
nombramiento, los ascensos, las suspensions
y los traslados de todos los miembros del Mi-
nisterio Fiscal, con excpeci6n de los mencio-
nados en el articulo 86.

TITULO XI

Del regimen Provincial y Municipal

ArBTcuLO 88.-La organizaci6ni del regimen
provincial y del municipal serA objeto de un
Decreto-Ley orgfnico -provisional.

-48-









TITULO XIV


De la Hacienda Nacional

ARTfcULO 89.-Pertenecen al Estado. todos
los bienes existentes en el territorio de la Re-
pibblica que no correspondan a las Provincias
o a los Municipios, ni sean, individual o co-
lectivamente, de propiedad particular.

TITULO XV

De la duraci6n del Gobierno Provisional y la
Asamblea Constituyente

ARTfCULO 90.-El Presidente Provisional de
la Repiblica que tom6 posesi6n de ese cargo
el dia 18 de enero de 1934, cesari el dia que
sefiale la Convenci6n Constituyente-
Si durante dicho termino vacare la Presi-
dencia Provisional, el sucesor la desempefari
por el resto del tiempo que faltare hasta la
fecha que sefiale la Convenci6n Constituyente
para la toma de posesi6n del Presidente electo
de acuerdo con la Constituei6n que adopted.
ARTfciCu 91.-Los miembros del Consejo de
Estado desempefiaran sus cargo hasta la fe-
cha que fije la Convenci6n Constituyente.
-49-









ARTfcULO 92.-A la mayor brevedad possible
el President Provisional pondrin en vigor la
Ley del Censo y la Legislaci6n Electoral que
acordari el Consejo de Secretarios, oido el
parecer del Consejo de Estado.
Dicha Ley del Censo y la Legislaci6n Elec-
toral referidas tendrAn por objeto preparar
la reunion de una Convenci6n Constituyente.
ART. 93.-El Presidente Provisional convo-
cari a elecciones generals, que se celebrarAn
antes del 31 de diciembre del corriente afio,
para elegir Delegados a una Convenci6n Cons-
tituyente, que se reunira dentro de los sesenta
dias siguientes a la fecha de su elecci6n.
ART. 94-La Convenci6n Constituyente re-
dactari y aprobara libremente la nueva Cons-
tituci6n de la Repfiblica.
ART. 95.-La Convenci6n Constituyente de-
beri tener redactada y aprobada la nueva
Constituci6n dentro de los cuatro meses si-
guientes a la fecha de la inauguraci6n de sus
sesiones y esa Constituci6n sera promulgada
por el Presidente Provisional dentro de los
diez dias posteriores a su aprobaci6n.
ART. 96.-Las pr6ximas elecciones generals
y la trasmisi6n de los poderes al Gobierno que
deba sustituir al Provisional se realizarAn con-
forme a lo que disponga la nueva Constituci6n.
-50-









TITULO XVI


Sobre sanoiones y amnistias

ARTicULo 97.-Un Decreto-Ley decidiri so-
bre la validez o nulidad de las amnistias dic-
tadas por los gobiernos anteriores, establecien-
do el regimen de las sanciones revolucionarias.

TITULO XVII

De la reform de esta Ley Constitucional

ARTfCULO 98.-Esta Ley Constitucional no
podrf, despub de los 60 dias de su promulga-
ci6n, reformarse, total ni parcialmente, sino por
el acuerdo de las dos terceras parties del nfi-
mero total de los miembros del Consejo de Se-
eretarios y acuerdo tambien de las dos terceras
parties del niimero total de los miembros del
Consejo de Estado.

TITULO XVIII

De las Obligaciones Internacionales

ArTfcuLO 99.-El Gobierno Provisional res-
petara y cumplira los compromises de earfc-
ter international legitimamente contraidoz por
los Gobiernos anteriores, asi como todos los
-51-









tratados vigentes, sin perjuicio de lo cual ne-
gociar& la modificaci6n del Tratado Permanen-
te entire Cuba y los Estados Unidos de America,
para establecer las relaciones political entire
ambas naciones sobre un regimen de absolute
igualdad.

DISPOSIOIONE8 GENEBALES Y
TRANSITOBIAS

Primera: Se rectifica la declaratoria conte-
nida en el Decreto Presidencial nimero 1298
de 24 de agosto de 1933 sobre nulidad de la
reform constitutional promulgada en 11 de
mayo de 1928.
Segunda: Se deja sin efecto la Constituci6n
de 21 de febrero de 1901.
Tereera: Se ratifica la destitucci6n de los
funcionarios eleetivos acordada por el Decreto
Presidential nfimero 1298 de 24 de agosto
de 1933.
Cuarta: Se dejan sin efecto los Estatutos
para el Gobierno Provisional de Cuba promul-
gados en 14 de septiembre de 1933, except en
lo relative a los Tribunales de Sanoiones.
Quinta: Se declaran sujetos a revision por
el' actual Gobierno Provisional los nombramien-
tos hechos por los anteriores en el Poder Judi-
-52-









cial, en las Seecretarias del Despacho, en los
Gobiernos Provinciales y en las Alealdias Mu-
nicipales.
Sexta: Todas las Leyes, Deeretos, Beglamen-
tos, Ordenes y demAs disposiciones que est6n en
vior continuaran observandose, en cuanto no se
opongan a esta Ley Constitucional, mientras no
fueren especialmente derogados o modificados.
Septima: Hasta tanto se promulgue la Ley
Organica para el regimen de las Provincias y
de los Municipios, las funciones de los Gobier-
nos Provinciales y Municipales, se llenaran por
Gobernadores y Alcaldes interinos, quienes ha-
brin de atemperarse en lo que fuere possible, a
la legislaci6n de la material; y seran nombrados
libremente y removidos, por just causa, por
el President Provisional con la aprobaci6n del
Consejo de Secretarios.
Oetava: Las disposiciones del articulo 81 no
serin aplicables a las sentencias dictadas con
anterioridad a la promulgaei6n de esta Ley
Constitutional.
Novena: Los preceptos de esta Ley, Constitu-
cional relatives a la inamovilidad de los miem-
bros del Poder Judicial y del Ministerio Fiscal
comenzarAn a regir a los noventa dias de la
promulgaci6n de la present.
Durante el termino de suspension de esos
-53-









preceptos el Presidente Provisional, con la
aprobaci6n del Consejo de Secretarios, hara la
reorganizaci6n del Poder Judicial y del Minis-
terio Fiscal, designando libremente a los fun-
cionarios correspondientes.
Decima: El Consejo de Secretarios queda
autorizado para modificar, adaptindolos a las
necesidades de la Repiblica, los Presupuestos
vigentes para el ejerecico econ6mico de 1933
a 1934.
D6cimaprimera: Las penas de muerte que se
dicten durante la vigencia de esta Ley Consti-
tucional o se encuentren pendientes de ejecu-
ci6n no serin cumplidas en tanto no se produz-
ca la voluntad national, en la Convenci6n
Constituyente que dB a la Repiiblica su Cons-
tituci6n definitive, respect del mantenimiento
o de la abolici6n de la pena capital.
DBcimasegunda: Todos los funcionarios y
empleados piiblicos deberin jurar o promoter,
acatar y defender esta Ley Constitucional.
Igual juramento o promesa prestaran los
miembros de las fuerzas de Mar y Tierra.
El juramento o promesa deberA prestarse
dentro de los treinta dias'siguientes a la pro-
mulgaei6n de esta Ley Constitucional, ante el
funcionario o empleado que legalmente deba re-

-54-









cibirlo o, en su caso, dar posesi6n al funciona-
rio o empleado de que se trate.
Dieimatercera: Esta Ley Constitucional se-
ra promulgada por el Presidente Provisional y
todos 'os demas miembros del Consejo de Se-
cretarios.
Decimacuarta: Esta Ley Constitucional co-
menzara a regir desde la fecha de su publica-
ei6n en la Gaeeta Oficial de la Repfiblica de
Cuba.
Dada en el Palacio de la Presidencia, en la
Habana a los tres dias del mes de febrero de
mil novecientos treinta y cuatro.

CARLOS MENDIETA, Presidente Provisio-
nal; Cosme de la Torriente, Secretario de
Estado; Roberto Mindez Peiate, Secretario
de Justicia; Felix Granados, Secretario de
Gobernaci6n y Guerra; Joaquin Martinez
Saenz, Secretario de Hacienda; Daniel Comp-
te, Secretario de Obras Piblicas; Carlos M.
de la Rionda, Secretario de" Agricultura y
Comercio; Juan Antiga, Secretario del Tra-
bajo; Lwis A. Baralt, Secretario de Instruc-
ci6n Piblica y Bellas Artes; Santiago Ver-
deja, Secretario de Sanidad y Beneficencia;
Gabriel Landa, Secretario de Comunicacio-
nes; Emeterio S. Samtovenia, Secretario de la
Presidencia.
-55-
























DECRETO LEY PARA LA REGULATION
DE LAS HUELGAS

















CARLOS MENDIETA Y MONTEFUR, Presi-
dente Provisional de la Repiiblica de Cuba,

HAGO SABER:

Que el Consejo de Secretarios ha aprobado y
yo he sancionado lo siguiente:
POR CUANTO: El Gobierno reconoce la
necesidad urgente de tender mfiltiples deman-
das y reivindicaciones de las classes trabajado-
ras, y se apresta a procurar, dentro del limited
de sus facultades, la mayor satisfacci6n a las
humans y precisas necesidades del proletariado.
POR CUANTO: Para el logro de la finali-
dad apuntada se require no s6lo escuchar y
recibir las bases o reclamaciones de las classes
trabajadoras, sino, ademhs, investigar y tender
la situaci6n en que se encuentran los patrons,
industriales, comerciantes y cuantos mis tienen
estrecha relaci6n con el trabajador.
POR CUANTO: Este Gobierno, desde la fe-
cha en que se hizo cargo de la administraci6n
-59.-









pfiblica, ha tratado de hacer el studio mis for-
mal de todas las euestiones que afeetan a distin-
tas classes sociales, no s6lo al objeto de terminar
estados de huelgas que afectan de moment al
orden piblieo, sino tambi6n para resolver las
cuestiones planteadas entire el capital y el tra-
bajo; sin que haya podido lograr de manera eum-
plida ese prop6sito, debido precisamente a la se-
rie de dificultades creadas mediante los concier-
tos de distintos sectors del trabajo y en algunos
casos de profesionales, lo que ha hecho imposi-
ble a los funeionarios gubernativos toda actua-
ci6n que no fuera la precisa a conjurar un paro
general que afectaria la vida de los ciudadanos
y a la seguridad del Estado.
POR CUANTO: Se require un trrmino
prudential para el studio de los problems
apuntados, y una dedicaci6n constant a la re-
soluci6n de los mismos, sin que pueda ser inte-
rrumpida esa necesaria labor por los conflicts
de orden piblico que tienden a rear estados de
huelga de car&cter general equivalentes a la pa-
ralizaci6n de servicios indispensables al pueblo
para la vida normal y civilizada.
POB CUANTO: Se ha comprobado que mil-
tiples paros y estados de huelga son decretados
a perjuicio de las propias classes sociales y traba-
jadoras y sin contar con la aprobaci6n de una
-60-









mayoria con grave perjuicio a las mismas que
sufren las consecuencias naturales de la falta de
trabajo y de la carencia de medio econ6mico
para cubrir sus mis perentorias necesidades por
lo que es evidence que debe regulars el ejercicio
del derecho de huelga al objeto de que no se uti-
lice por minorias en perjuicio del mayor nimero
social o de trabajadores.
POR CUANTO: La frecuente repetici6n de
determinados conflicts de la naturaleza social
expresada original verdaderos estados de alarm
y de peligro contra los ciudadanos y obliga a los
funcionarios piblicos a prestar la debida aten-
ci6n al mantenimiento de aquellos servicios in-
dispensables para la vida ordenada del Estado;
por lo cual es procedente que, aparte del respeto
merecido al derecho de huelga de las classes tra-
bajadoras, se proceda a regular ese legitimo de-
recho, en forma que su ejercicio sea compatible
con los derechos del pueblo en general al man-
tenimiento de los servicios de caricter piblico,
sin la prestaci6n de los cuales no seria possible la
vida ciudadana.
POR TANTO: En uso de las facultades que
le estni conferidas en la Ley Constitucional de
la Repiblica, el Consejo de Secretarios resuelve
dictar el siguiente
-61-









DECRETO-LEY NQ 3


CAPITLO I

De la regulacidn provisional de las huelgas

Articulo 19-Se reconoce a los obreros y pa-
tronos el derecho a former coligaci6n y huelgas.
El derecho de obreros y patrons a former
coligaciones y huelgas no podri usarse conjunta
o indistintamente y en ningiin caso sin previo
aviso a la Secretaria del Trabajo con ocho dias
por lo menos de anticipaci6n. Con este aviso
debera acompafiarse relaci6n de las reivindica-
ciones o peticiones y de las razones en que las
mismas se apoyen.
Art. 2--Inmediatamente despu6s de recibir el
aviso a que se refiere el articulo anterior, el se-
fior Secretario del Trabajo designarh. una Comi-
si6n Local de Cooperaci6n Social presidida por
un funcionario de la Secretaria del Trabajo e
integrada por tres representantes del gremio
obrero que anuncie la huelga y tres de la empre-
sa o firma patronal correspondiente. Esta Co-
misi6n debera reunirse, actuar sin perdida de
tiempo y dictar su resoluci6n en plazo improrro-
gable de siete dias habiles.
Art. 3'--La parte que no est conforme con
el acuerdo a que se refiere el articulo anterior,
-62-









podri recurrir de 61 ante la Comisi6n Nacionai
de Cooperaci6n Social, que sera presidida por
el Secretario del Trabajo e integrada por los
funcionarios o asesores o t6cnicos designados
respectivamente por los Secretarios de Goberna-
ci6n, Comereio e Industria y del Trabajo, y por
tres representantes del gremio y tres del patro-
no o empresa respective. Esta Comisi6n deberi
resolver dentro de siete dias habiles prorroga-
bles cuando ello fuera indispensable y previo la
conformidad de la mayoria de sus miembros; y
su acuerdo no sera de cumplimiento obligatorio
para las parties interesadas, quienes podrAn re-
currir a la huelga o coligaci6n, except en el
caso en que las demands o reivindicaciones hu-
bieran sido satisfechas o declaradas ilegitimas
por dicha Comisi6n.
Art. 49-Las coligaciones o conciertos para
huelgas en ramos distintos de la producci6n sera
licita cuando se trate de trabajo igual o similar
a juicio de la Comisi6n a que se refiere el pi-
rrafo anterior y las demands o reivindicaciones
afecten a todos los sectores coligados.
En los casos en que exist organizaci6n de tra-
bajadores o de patrons debera reunirse Asam-
blea plena convocada al efecto para que con la
mitad mas uno de sus eomponentes y en vota-
-63-









ci6n secret pueda acordarse la huelga o paro
conforme a las disposiciones de este Decreto-Ley.
Caso de que la reuni6n a la Asamblea no pue-
da hacerse personalmente, se correra un refe-
rendum al objeto de conocer la voluntad de
los components de la misma.
Art. 5--Todos los acuerdos de obreros o pa-
tronos sobre paro o huelga deben ser tomados
en reunion o asamblea de cualquiera asociaci6n
o sector de trabajadores y en los locales desti-
nados a sus respectivas juntas o asambleas.
Art. 69-Queda prohibida la propaganda para
impedir el trabajo o fomentar huelgas fuera de
la circunscripci6n o lugar del sector de trabajo
afectado por alguna demand o reivindicaci6n
y ejercer coacciones para producer el paro o la
huerga en sectors de trabajo no afectados por
desconocimiento de algin derecho o por recla-
maciones o reivindicaciones previamente estable-
cidas conforme a los preceptos de este Decre-
to-Ley.
Art. 7--No se reputara licita la huelga gene-
ral provocada por la eoligaci6n o concerto entire
seetores del trabajo o patrons cuando no exis-
tan las condiciones sefialadas en los articulos an-
teriores y cuando ademis el paro o huelga colo-
que a los habitantes del pals en estado de peligro
por la falta de luz, agua, tel6fonos, telegrafos,
-64-









asistencia m6dica o farmaceutica y servicio de
extinci6n de incendio y de transportes de mane-
ra absolute.
Art. 89-Los servicios de alumbrado, gas, agua,
farmac6utico, de asistencia m6dica, los de correos
y tel6grafos, telefonos, extinci6n de incendio y
transportes por su carkcter de necesarios a la
vida de los ciudadanos se atenderAn en todo
tiempo, sin'excusas, por los empleados y funcio-
narios de las distintas ramas de la administra-
ci6n general del Estado, aun cuando en esos sec-
tores del trabajo se decreten estados de huelga.
En todos los casos en que se declared estados
de huelga con abandon del trabajo sin que las
demands de reivindicaciones o peticiones ha-
yan sido sometidas al procedimiento estableci-
do por este Iecreto-Ley, y results; en aque-
llos en que hubiese sido declarada por el
organismo competent, ilegitima la demand
o petici6n e ilicito el estado de huelga; en
aquellos en que no obstante haber sido resuelta
favorablemente la demand o petici6n se ape-
.lase al abandon del trabajo, el Estado prote-
geri debidamente la organizaci6n del trabajo
interrumpido.
En todo otro caso en que el abandon del
trabajo se produzca, la acci6n del Estado no
seri empleada para quebrantar el estado de
huelga.
-65-









CAPIuLO II


Disposicione Penales

Articulo 9'-Toda persona o representante de
entidad, compafiia o empresa que se niegue a
aceptar la jurisdicci6n de la Secretaria del Tra-
bajo o comisiones en la forma establecida por
este Decreto-Ley para la conciliaci6n de los con-
flictos que surjan entire el capital y el trabajo
o que induzcan a que otros le nieguen esa juris-
dicci6n y para ello provoquen huelgas, lock-out
u otro atentado contra los medios de producci6n,
seran castigados con prisi6n de seis meses a
dos afios.
Art. 10.-Todo extranjero que comet alguno
de los actos punibles a que se refieren los ar-
ticulos anteriores, agite o realice propaganda a
esos fines, o que participe en la direcei6n de
cualquiera de aquellas actividades, aunque fue-
ran acordadas dentro de los derechos reconocidos
en el present Decreto-Ley, seri castigado con
la pena de expulsion inmediata.
Art. 11.-Las Asociaciones de cualquier indo-
le querealicen cualquiera de los aotos ilicitos a
que se contrae el present Decreto-Ley serAn de-
claradas ilegales y disueltas, sin perjuicio de las
responsabilidades en; que hubieren incurrido sus
directors, representantes y components.
-66-









Art. 12.-Toda infracci6n a los articulos del
19 al 8$, ambos inclusive, del present Decreto-
Ley serA penada con una multa% de $ 50 a $ 500
o con la pena de arrest de treinta a ciento
ochenta dias, o con ambas penas, a juicio del
Juez o Tribunal. La pena se impondri, en todo
caso, a los directors de todo estado de huelga o
lock-out y a los representantes de las entidades,
empresas o asociaciones que realicen la infrac-
ci6n, sin perjuicio de las responsabilidades en
que por iguales causes incurran sus compo-
nentes.
Art. 13.-Se adiciona el articulo 504 de la
Ley de Enjuiciamiento Criminal con el siguien-
te pirrafo:
"Procedera tambi6n la prisi6n provisional on
todos los casos de faltas o delitos previstos y pe-
nados en el present Decreto-Ley y en todos los
casos de delitos comprendidos dentro del Capi-
tulo V del Titulo I del Libro Segundo del C6di-
go Penal a que se refiere el parrafo anterior de
este Decreto-Ley. Los Jueccs, de oficio o a ins-
tancia del Ministerio Fiscal, deberin inmediata-
mente decretar dicha prisi6n provisional."
En tales casos no se aceptari la prestaei6n do
fianza para gozar de libertad.
Art. 14.-Dentro del termino de 48 horas de
la publicaci6n de este Decreto-Ley en la Gaccta
67-









Official de la Republica, -la Sala de Gobierno de
las Audiencias procederfn inmediatamente a
designer Jueces especiales que conoceran de las
causes que se inicien per los delitos previstos y
penados en el present Decreto-Ley. En caso
de que el nmuero de causas instruidas asi lo hi-
ciere neeesario, las Audiencias podrAn, cuando
lo estimen oportuno, aumentar el n6mero de esos
Jueces Especiales, sefialndole a cada uno los
t6rminos territoriales de su competencia.
Art. 15.-Los Jueees deberAn resolver sobre la
situaci6n del detenido dentro del termino de 24
horas que fueren puestos a su disposici6n, de-
cretando neeesariamente la prisi6n provisional
si hubiere indicios rationales para estimar que
ha eometido delito y deberan instruir los suma-
rios en un plazo maximo que no excederA de
diez dias.
Art. 16.-Detenido un extranjero por delito
contra el orden pdblico, sera puesto inmediata-
mente a la disposici6n del Juez de Instrucei6n
del Distrito, el cual procedera por via sumari-
sima a instruir la causa oportuna, dentro del
t6rmino mAximo de ocho dias, reclamando de
los archives correspondientes 'los antecedentes
de ciudadania del detenido. Esta prueba debe-
ri practicarse en termino de cinco dias habiles;
y si dentro de dieho t6rmino no acredita el de-
S-68 -









tenido su condici6n de ciudadano cubano, el
Juez dictari auto en el que aprecie las pruebas
que aporte la policia y caso de comprobarse la
culpabilidad en dieho auto, la expulsion del de-
tenido del territorio national, poni6ndolo a ese
efecto y para cumplir dicha orden a la disposi-
ci6n del Secretario de Gobernaci6n. El auto de
expulsion tiene caricter definitive.

Disposiciones finales

Primera.-Se aplicaran en cuanto no se opon-
gan al cumplimiento del present Decreto-Ley
las disposiciones de la Ley de Enjuiciamiento
CriminaL
Segunda.-Todos los casos de huelgas y coli-
gaciones que ahora existen, y de los que se ha-
yan producido paro en el trabajo, bien sea con
carfcter general o simplemente partial, queda-
ran en suspense; y las demands de reivindica-
ciones o peticiones que los determine, se repro-
duciran por los interesados ante la Secretaria
del Trabajo dentro de las 72 horas siguientes a
la promulgaci6n del present Decreto-Ley, en la
forma y para ajustarse al procedimiento que en
el mismo quedan establecidos. Transeurrido
que fuere el t6rmino sefialado, la Secretaria del
Trabajo, en aquellos casos en que los interesados
-69-









no hubieren reprodueido sus demands de rei-
vindicaciones o peticiones, se consideraran las
mismas como reproducidas a los efeetos sefia-
lados.
Tercera.-Este Decreto-Ley comenzar- a re-
gir desde su publicaei6n en la Gaceta Oficiah de
la Repfiblica y quedara sin ning6n valor ni efee-
to desde la feeha en que se-promulgue el C6digo
del Trabajo.
POR TANTO: Mando que se cumpla y eje-
cute el present Decreto-Ley en todas sus parties.
Dado en el Palacio de la Presidencia, en La
Habana, a los seis dias del mes de febrero de mil
novecientos treinta y cuatro.-CARBos MENDIE-
TA. FrLIx GRANADOS, Secretario de Goberna-
ci6n y Guerra.


-70-




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs