• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Half Title
 Obras de Jose A. Rodriguez...
 Title Page
 El donativo del diablo
 La siempreviva
 El instituto Cubano
 Album Cubano
 Egilona
 El heroe de Bailen
 SAB
 Dos mujeres
 Guatimozin
 El amor, las mujeres y el...
 Poetica
 Un historiador Frances de la vida...
 Folletos contra la anexion
 Protocolo de antiguedades
 De antano
 Heredia como historiador
 Francisco
 Canto epico
 Articulos de costumbres
 Una coleccion Cubana
 Antonelli
 El espeton de oro
 Dos padres para una hija
 El colera en la Habana
 Sociedad patriotica Cubana
 Extracto de las primeras actas
 Dictamen
 Copia de actas
 Table of Contents














Title: Papeles viejos
CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00074030/00001
 Material Information
Title: Papeles viejos
Physical Description: 178 p. : ; 20 cm.
Language: Spanish
Creator: Rodríguez García, José Antonio, 1864-1934
Publisher: Cuba Intelectual
Place of Publication: Habana
Publication Date: [n.d.]
 Subjects
Subject: Latin American literature -- Bibliography   ( lcsh )
Spanish literature -- Bibliography   ( lcsh )
Genre: bibliography   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )
 Record Information
Bibliographic ID: UF00074030
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001107440
oclc - 24184144
notis - AFK3805

Table of Contents
    Front Cover
        Page 1
        Page 2
    Half Title
        Page 3
    Obras de Jose A. Rodriguez Garcia
        Page 4
        Page 5
        Page 6
    Title Page
        Page 7
        Page 8
    El donativo del diablo
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
    La siempreviva
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
    El instituto Cubano
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
    Album Cubano
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
    Egilona
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
    El heroe de Bailen
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
    SAB
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
    Dos mujeres
        Page 45
        Page 46
    Guatimozin
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
    El amor, las mujeres y el matrimonio
        Page 51
        Page 52
    Poetica
        Page 53
        Page 54
    Un historiador Frances de la vida de Cervantes
        Page 55
        Page 56
    Folletos contra la anexion
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
    Protocolo de antiguedades
        Page 61
        Page 62
    De antano
        Page 63
        Page 64
    Heredia como historiador
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
    Francisco
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
    Canto epico
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
    Articulos de costumbres
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
    Una coleccion Cubana
        Page 105
        Page 106
    Antonelli
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
    El espeton de oro
        Page 111
        Page 112
    Dos padres para una hija
        Page 113
        Page 114
    El colera en la Habana
        Page 115
        Page 116
    Sociedad patriotica Cubana
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
    Extracto de las primeras actas
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
    Dictamen
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
    Copia de actas
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
    Table of Contents
        Page 179
        Page 180
Full Text





PAPELES VIEJOS


POR


Jose A.


Rodriguez Garcia


HJaUNA
IWApgZnA IConi INTELLECTUAL















PAPELES VIEJOS








Obras de Josd A. Rodriguez Garcia


DERECHO
De los requisitos previous para Estudios.
contraer matrimonio. Program de Principios de Eco
Dos delitos y dos penas. nomia industrial.
HISTORIA
Croquis hist6rieos. sal (Heredia).
Program de Historia general. Los Rifiigos. (Hay traduc-
Leeeiones de Historia Univer- ci6n inglesa: Nanigoes'.
GEOGRAFIA
Principios de Geografia. Program de Noeiones de Geo-
Ensayo de un program para grafia.
la gradual ensefianza de la Programa de Geografia ele-
Geografia elemental. mental.
Program de Principios de Bibliografia de la Geografia
Geografia. elemental.
PFLOLOGIA


Del laismo, leismq y Iptawe, 2
edici6n. .
Gramatiquerias, 29 edici6n.
Cubanismos.
Del g6nero grammatical.
Bibliografia de la Gramatiea
Castellana.
Bibliografia de la Gramatica
y Lexicografia eastellanas, y
de sus studios afines.-Pu-
blicados el 19 y 2? vol. folio
mayor.
Program de Principios de Gra-
matica, 10a edici6n.
Program de Noeiones de Gra-
matica. 18 edici6n.
Indiee de Gramatica eastellana,
29 edici6n.
Program de Elementos de
Gramitica.
Ensayo de un program para
la ensefianza gradual de la


Girtimptjca stell~np
Program de Prineipios de Or-
tografia.
Program de Nociones de Or-
tografia.
Program de Ampliaei6n de
Gramatica.
Program de Rudimentos de
Gramdtica, 28 edici6n.
Prineipios de Gramitica, 89
edici6n.
Nociones de Gramdtica, 138 edi-
ei6n.
Prineipios de Ortografia, 9
edici6n.
Nociones de Ortografia. 13 edi-
ei6n.
Resume de An&lisis gramati
cal, 29 edici6n.
Rudimentos de Gramidtica, 3
edici6n.


MATEMATICAS
Programs de Elementos de Programa de Elementos de
Aritm6tiea. Geometria y Trigonometria.
Program de Principios de Al- Programa de Nociones de Con-
gebra. tabilidad.








L ITERATURA
I. Critical y SAtira.
uacetillas Papeles nuevos.
Croquis literarios. Notas critical
Notas literarias, 3. edici6n. De la Avellaneda.
Vida de Cervantes y Juicio del Conatos de articulos.
Quijote, 3. ediei6n. Juegos Florales.
Cartas sobre Nueva Jauja. Critical y .ilra.
Dias de guerra. Articulos cervdnticos.
Esbozos critics. Calamo current.
Papeles viejos. Cosas.
II. DidActica
Program de Literatura Pre- fiola.
ceptiva, 2a edici6n. [ndiee de Literatura espaiola,
Indice de Literatura Preeepti- 2. ediei6n.
va, 2. ediei6n. Literature Preceptiva, 4s edi-
P'rograma de Literatura espa ci6n.
III. Poesaa. novela. etc.
De mi album. El robo de las Torres de Nues-
Cositas. tra Sefiora (id.), 2. edici6n.
Versos y prosas. El portador de la bolsita (id.),
Apuntes sobre el amor. 3- edici6n.
Cherubino y Celestini (tradue- Fieeiones
ei6n), 4. ediei6n. Venid a mi...
De ajena cosecha (id.), 3. edi- Semblanzas satiricas (en pre
ei6n. paraei6n).
La Mosca (id.), 4a ediei6n. Muerte de amor (id.).
GrariAtica y Literatura
Programs de Gramitica y Literatura.
Program de Ortografia y Redacci6n de documents.
PEDAGOGiA, EDUCACI6N, ETC.
De ensefianza. Cartas de Paquito.
VARIEDADES
Cuba Inteleetual, 1. 6poea. Cuba Intelectual, 2a. 6poca. 11
Los Domingos Literarios. afios.
Teatro Cubano, 4 vols.
BIBLIOGRAFiA
Vanse las seeciones de Filologia y Geografia.
En Literature, Papeles nuevos y Papeles viejos.
EN PUBLICATION.
Bibliografia de la Gramatica y Lexicografia Castellanas, y
de sus studios afines. Vol. III: eontinuaci6n de los Tratados
generals de la Gramdtica, folio mayor.
Cuba Intelectual, segunda 6poea.-Se public en euadernos de
32 o mas paginas eada bimestre, folio mayor.
Sonetistas Cubanos. Ve la luz en dieha revista.
EN PREPARATION
Abed Cubano (ediei6n en folio y otra en octavo).
Galeria Cubana (id.).
Antologia poetica cubana (id.).








PAPELES VIEJOS



POR



Jose A. Rodriguez Garcia


HABANA
IMPRENTA *CUBA INTELLECTUAL









Es propiedad del antor















Es propiedad del autor.




















El Donativo del Diablo






-j El opisculo que voy A describir someramen-
te muestra la cubierta de color amarillo usual,
en los comedies del eiglo pr6ximo pasado, en las
obras dramAticas.
En la primer plan dice:
S "Circulo Literario Comercial. I| La Esp;:ia
. Dramatica. |1 Coleccion de obras representadas
con aplauso en los teatros de la Corte. II 8 rs. ||
SMadrid: Rios, Monier, Cuesta."
La segunda plan y la tercera ocipalas el
catAlogo de las obras cuya propiedad habia e!
Circulo adquirido; la cuarta, los "puntos de
venta".
No hay anteportada.


OEM am







10 RODRIGUEZ GARCiA

El frontis (y Ilegamos A lo que importa):
"EL DONATIVO DEL DIABLO, iI drama en tres
actos, y en prosa, II por || la Excma. Sra. Dofia
G. Gomez de Avellaneda. II Representada por
primera vez II en el Teatro del Principe el 4 de
Octubre de 1852. (Grabado con atributos tea-
trales: mascara, etc).-N9 195. I| Madrid. I1 Im-
prenta A cargo de C. Gonzalez: calle del Rubio
NQ14. 11 1852."
En la segunda hoja, la dedicatoria de la pro-
piedad; A la vue'ta:


Personas

Ida Keller...........
Marta ...............
Mujer joven la.......
Mujer joven 2W.......
El Baron de Charmey
El Conde de Montsal-
vens ...............
Juan Bauta Keller......
Arnoldo Kessman....
Nicolas Bull..........
Tomas Huber.............
Antonio, pastor......
Otro pastor..........
Un official austriaco.


Actores

Dofia Josefa Palma
Dofia Dolores Perez
Dofia Crmen Espejo
Dofia Josefa Menendez
Don Julian Romea.

Don Antonio Pizarroso
Don Antonio de Guzman
Don Pedro Delgado
Don Pedro Lopez
Don Jos6 Perez P16
Don Calisto Boldun
Don N. Martinez
Don Patricio Sobrado







PAPELES VIEJOS 11

El Alcaide del Castillo
de Montsalvens....... Don LAzaro Perez
Un hombre de armas Don Jos6 Mas
Uncriado............ Don Ger&nimo Gonzalez
Un notario, que noha-
bla- .... ......:.
"Soldados austriacos, Criados, Mujeres y
Pastores.
'La escena pasa en Suiza, canton de Fribur-
go, corriendo el primer tercio del siglo XV."
Luego, el drama, desde la pagina 5 hasta
la 69.
La que habria de Ilevar el 70:
"Gobierno civil de la provinAia de Madrid".
-Madrid 11 de Octubre de 1852
"Examinada por el Censor de turno, y de
conformidad con su dictamen puede represen-
tarse.
Diaz."

HabrA notado el lector la errata 6 descuido
de la portada, en la cual se ve "representada"
por "representado" (el drama).
La impresi6n no pasa de lo corriente en estas
obras y en esa 6poca.
El folleto mide 20'5X13'6 centimetros.






12 RODRiGUEZ GARCiA

La Velada del helecho 6 El Donativo del
Diablo es una de las leyendas mAs interesantes
de cuantas compuso la Avellaneda, que descolla-
ba en este genero: en El Donativo del Diablo,
enamorada del asunto, le Ilev6 al teatro.










Oil"



















"La Siempreviva"




La Siempreviva se public en la Habana
durante los afios 1838 y 1839. La portada dice:
"La II Siempreviva |I dedicada || A la juven-
tud habanera. II.Contiene II Articulos de Cien-
cias, Literatura, Bellas Artes, &".
Viene luego la indicaci6n del tomo: despuns
el pie de imprenta:
"Habana.. Imprenta del Gobierno y Capita-
nia General por S. M."
Por iltimo, uno de los afios dichos.
La plan mide 19'7 por 12'5 en el volume
que nos sirve para esta ligera resefit; es decir, en
uno que ha recortado el encuadernador.
El primer tomo consta de anteportada, por-
tada, una introducci6n (todo lo cual da una hoja
y V plans preliminares), 364 piginas y una de
erratas.







14 ROPRIGUEZ GARCiA

El segundo la anteportada y la portada 357
pAginas (se lee por errata, 257) y una llana con
enmiendas y notas.
Los grabados, pocos y no mAs que pasa-
deros.
La impresi6n, bastante clara, hecha en me-
diano papel.
En los dos fnicos volimenes que conocemos
(ignoramos si fueron mis, y, si los hemos visto,
no hacemos de ello memorial la suscripci6n lie-
g6 a 541, 6 acaso mis, pues se advierte que no
acaba la lista.
La revista se publicaba por entregas que no
llegaban a cien piginas.
Eran los redactores: Antonio Bachiller, Ma-
nuel Costales, Jose Betancourty Jos6 Q. Suzarte.
No escasearon los colaboradores. Ojeando
los voldmenes vemos las firmas siguientes:
P. A. Auber, J. S. Jorrin, M. Costales (de quien
hay various articulos), J. Z. G. del Valle, I. Vi-
vanco (que fu6 de los mAs activos), A. Gonzalo,
J. B. C., Francisco de Orgaz, Jose Maria de la
Torre, J. J. Ruz, Cirilo Villaverde, Ram6n V6lez,
Alejandro Brusa, Juan Manuel de Castro, Agus-
tin FranciscoValerio, Eduardu G. de Linares,
Narciso de FoxA y Mariano Chancel; sin hacer
cuenta de los que se encubrieron con seud6nimos,
ni de los trabajos traducidos ni de mera repro-
ducci6n.







PAPELES VIEJOS 15

Como se ve, LaSiempreviva tuvo redactores
y colaboradores que dejaron por siempre jams
sus nombres grabados en la modest historic de
nuestras letras, y otros de quienes tal vez no
quede mis recuerdo que el originado por la lec-
tura de libros apenas hoy consultados.
Estas revistas antiguas no son inutiles para
el estudioso, si es amante de las cosas patrias.
Porque son exponentes de la cultural de los cu-
banos, setenta afos ha; cultara, si no extensa,
s6lida en los pocos que la tenian; revelan el ardor
y la generosidad con que casi todos apoyaban
una empresa literaria cualquiera, y ponen A
la vista aspects desconocidos, 6 punto menos
-que ignorados, de varones tan benemeritos como
Antonio Bachiller y Cirilo Villaverde.-Lo pre-
sente (harto conocida es ya la sentencia) es hijo
de lo pasado y engendra lo porvenir: bueno seria
que no loolvidase estageneraci6n que comienza,
la cual, sin perjuicio de mirar hacia adelante,
y aspirar A seguir avanzando incesantementc,
deberia on alguna que otra o.casi6n convertir la
atenci6n A las pleyades de compatriotas distin.
guidos que tantos ejemplos dejaron dignos de
imitaci6n. Esos patricios merecen recuerdo y
gratitud.





















El Institute Cubano

He reimpreso el informed de don Jos6 de la
Luz Caballero en various nfimeros de mi revista
"Cuba Intelectual".
Vayan ahora unas notas para los que no han
visto el volume.
En plan que ha recortado el; encuadernador
no alcanzan las dimensions 28 y 18, de largo y
ancho, respectivamente.
La impresi6n, en grandes caracteres, no des-
cuella por el buen gusto.
Cada plan tiene 32 lines de lectura, salvo
en los presupuestos, donde son 43 y el tipo mAs
pequefio.
La anteportada lleva una orla. Al centro:
"Instituto Cubano".
La portada dice asi:
"Informe I1 presentado II a la Real Junta de
Fomento II de II Agricultura y Comercio II de esta








18 RODRIGUEZ GARCiA

isla, II en sesi6n de 11 de Diciembre de 1833 II en
el espediente sobre traslacion, reform y amplia. II
cion de la Esauela Nautica establecida en el
pueblo de Regla, refun- 1I diendola en un institu-
to cientifico con arreglo a las necesidades del
pais. II Ymprimese por acuerdo de la misma Jun-
ta. || (Aqui un bigote) II Habana: 1h34. II (Otro
bigote) II Imprenta del Gobierno y Capitania
General por S. M."
Todas las letras son maydscula;. Excepto
la voz "Impr;mese" (por cierto que lleva la ini-
cial griega), ninguna palabra esta acentuada.
A la vuelta de la portada: .."Semina potius
quAn flores."-Bacon."
"Advertencia" (ocho liness. -Sobre que el
informed lo public la Comisi6n sin haberse dis-
cutido por la Junta.
"Acuerdo" (paginas I-III. Las tres hojas
precedentes no se han contado).
"Otro".-En hoja aparte.
Comienza el informed: pAginas 1-151.
Fecha final: "Habana 11 de Diciembre de
1833".
Firma: "Nicolas de CArdenas.-Jos6 de la
Luz".
LUese al pie: "Fin de la primera parte".
No hubo ninguna otra (que yo sepa).
"Indice de lo mAs notable" (una hoja).
Acaba con las "Erratas sustanciales".







PAPELES VIEJOS


Copio aquBl:
"Advertencia.
"Acuerdo de 11 de diciembre aprobando el
informed en todas sus parties, disponiendo su im-
presion y sefialando los fondos para realizar el
proyecto, con otros particulares.
"Otro acuerdo de 18 de diciembre n6mbran-
do la Comision convenida en el anterior.
"Introduccion del informed.
"Su division.
"Motivos de la traslacion.
"Planta del Instituto.
"Ensefianzas preferentes para lo sucesivo.
19 Clase prActica de Composicion.
29 Clase especial de Mktodo, o sea Normal,
para former maestros de escuela.
39 Clase de Geometria y Mecanica aplica-
das alas artes.
"Especificacion de las ensefianzas que desde
luego se establecerAn o ampliarAn.
19 MatemAticas.
29 Dibujo lineal.
39 NAutica.
49 Fisica.
.59 Quimica.
69 Lenguas vivas.
"Nimero de profesores y otros empleados.
"Testos.
"Presupuestos.







20 RODRiGUEZ GARCiA

"Consideraciones sobre el modo de surtirse
de instruments.
"Presupuesto para las classes de Matemiti-
cas y Delineacion, con la nota de libros, utensi-
lios, e instruments necesarios.
"Idem para la de NAutica.
"Idem para la de Fisica.
"Idem para la, de Quimica.
"Idem para practicar investigaciones mas
estensas y especiales.
"Nota de los reactivos mas necesarios para
un laboratorio.
"Idem de los libros para las classes de Fisica
y Quimica.
"Resumen de los presupuestos.
'"Sueldos.
"Aditamento al articulo "Sueldos".
"Resimen general.
"Medidas generals para asegurar la estabi-
lidad etc.
"Calidades de los profesores y medios de lo-
grar los mas id6neos.
"Conclusion".
*
*


Tal es, yendo no mas a lo saliente, la forma
de este famoso trabajo. Lo que toca al fondo no
corresponde a este lugar. Basten, por ello, algu-
nas observaciones.






PAPELES VIEJOS 21

Aunque firman el Informe dos, segin Ba-
chiller, Calcagno y otros, consta que lo redact6
La Luz.
El segundo de los citados describe:
..."es un modelo de erudici6n y bien decir,
el mejor plan administrative y a la vez el mas
complete tratado de pedagogia escrito en Cuba:
61 revel6 hasta donde alcanzaba el fil6sofo haba-
nero en eonocimientos filos6ficos, filol6gicos y li-
terarios".
El Institute no lleg6 a establecerse,



















Album Cubano

El volume, que consta de 384 paginas, mas
trees hojas con dos piezas musicales, tiene la
portada esta:
"Album cubano I de I lo bueno y lo bello. I
Revista quincenal, I de moral, literature, bellas
artes y modas. I Dedlicada al bello sexo I y di-
rigida I por Dofia Gertrudis G. de Avellaneda. I
Tomo I. I Habana. I Imprenta del Gobierno y Ca-
pitania General por S. M. I calle del Teniente
Rey nim. 13. I 1860."
Todos los caracteres, segin es uso, son ma-
yfsculas.
La plan mide, en el ejemplar que tengo a la
vista, recortado por el encuadernador, 32 centi.
metros de largo por 22 de ancho.
Es a double column, en papel median.
La impresi6n, bastante clara, en pliegos de
cuatro pAginas, como se advierte por las signa-


ZT -T-7 T -T.








RODRiGUEZ GARCiA


turas, Ileva double orla o marco en cada pla-
na.
Las lines son 47 en column; el tipo, entire
d6s.
Los nfimeros (no hay indicaci6n de ellos, si
no es el titulo de la publicaci6n) fueron doce
publicados desde mediados de febrero, porque la
revista se retras6. El ultimo ndmero sali6 a
fines de julio o en el mes de agosto. pues un ar-
ticulo lleva la fecha del 22 de aquel mes.
Dividiase la publicaci6n en tres secciones, de
acuerdo con lo que declare el frontis.
Colaboraron en aqu6lla escritores de fuera y
de la Isla. Vense firmas de autoras muy cono-
cidas: Ferndn Caballero, Angela Grassi, Maria
del Pilar Sinu6s, entire las peninsulares; Luisa
P6rez de Zambrana, Felicia, Martina Pierra, en-
tre las cubanas.
Escritores como Alarc6n, Ariza, Castelar,
Garcia Tassara, Serra, La Sagra, Hartzenbusch,
Rodriguez Rubi, Catalina, espailoles; Guerrero,
Blanchet, Mendive, Palma (R.), Guiteras (E.),
Navarrete y Romay, Pifieyro, Gelabert (F. de
P.), Zenea, cubanos; Garcia de Quevedo, Calca-
io (J. A.), hispano-americanos; y corto la lista
para no prolongarla en demasia.
De la Avellaneda son:
To bueno y lo bello.-Articulo que inicia el
peri6dico (pAginas 8-4).








PAPELES VIEJOS 25

La montafia maldita (quecomienza en el pri-
mer ndmero). Esta leyendala reprodujo despu6s.
La mujer (que principia en el nimero segun-
do). HAllase al final de la titulada Colecci6n
complete,
Dos palabras:en recuerdo de la autora de los
anteriores versos se titula otro articulo referente
a Maria Verdejo-y DurAn; malograda poetisa es-
pafiola (paginas 78 y 79).
La dama de Amboto, tradici6n vasca, que
incluy6 en la precitada Colecci6n.
La fior del ngel. Cimo la precedent.
Hay una Guleria de mujeres celebres en que
algin articulo, como el de Isabel la Cat6lica
(piginas 266-268) Ileva la firm de la Avellaneda,
y otros tienen al pie asteriscos, quizAs porque no
quiso firmarlos.
Aspasia (piginas 300-301) pertenece a esa
series.
Alfonso el Sabio, poesia quo se hall en el
tomo primero de las Obras.
Catalina II.-Apliquese lo dicho (paginas
359 y 360).
Ademas de varias poesias que la aurora no
olvid6 en su colecci6n definitive, y que se reco-
nocen facilmente, hay un Romance escrito en
-una hora de desvelo en las playas de San Sebas-
tidn, reproducido en las Poesias (1869) con el ti-
tulo de El Pescador.








RODRIGUEZ GARC A


Revista literaria.-Celebra varias revistas
coet.neas, "insistiendo" en elogiar a Villergas;
alaba a Zorrilla (La flor de los recuerdos), a Gue-
rrero (drama Seis mujeres). y a don Juan de
Ariza, autor de la novela Antes y Despueds. (El
articulo a Zenea y a otros es- breve (pAginas 379
y 380), muy cordial.
Algunos articulos y anecdotas no van fir-
mados: pudieran ser de la Avellaneda.
Aunque la portada y el indice (pAginas 382
-384) declaran que el tomo es primero, solo que-
d6 el volume.
Lo mejor de cuanto la poetisa incluy6 en el
Album Cubano bien cuid6 de recogerlo en la co.
lecci6n do sus obras; lo restante, a la verdad, no
merecia los honors de la inclusion, porque per.
tenece al numero de esas cosillas que todos los
escritores fecundos redactan al correr de la plu-
ma e impelidos por las circunstancias o la nece-
sidad: satisfacen, de moment, "el fin para que
fueron" escritos, pero se quedan fuera de los um-
brales del regio alcazar del arte.



He repasado el Album, por lo cual puedo
afiadir pormenores, para quien guste de ellos.
He aqui el indice, en la part que nos interest :
Simrou Begghum. -PAginas 12y 13.-Firma:
***







PAPELES VIEJOS


La mujer.--Paginas 34-37.--VIII seccio-
nes.
Carta a la Sra. Da. Gertrudis G6mnez de
Avellaneda, por Ram6n Zambrana.-PAginas 38
-40.-Sobre la Filosofia y la Moral.
SLa lira rota.--Pginas 43-44.--"Epistola a
mi amiga Tula".-Es de Teodoro Guerrero.
Hay poesias de Elena G6niez de Avellaveda
y Cerro. En la pigina 56, Al cefiro malinal.
Ultimo acto de la Traviata, articulo de Jose
Fornaris.
Galeria de mujeres celebres.-Pigina 74.-
La consabida firm de los "tres asteriscos". -
Trata de varias mujeres.
La modestia, poesia de Maria Verdejo y Du-
rar.-Articulo de la Avellaneda seguidamente:
Dos palabras en recuerdo de la autora de los
anteriores versos.--Pginas 78 y 79.
Santa Teresa de Jesds.- PAginas 107-108.
Con los tires asteriscos.
Las siete palabras y Maria al pie de la cruz,
poesia que pas6 a las Obras.
La dama de Amboto.-PAginas 109-112.-Ya
citada.
A Dios.-PAginas 137-138.
Semiramis.-Articulo extractado de la bio-
grafia compuesta por D. Julian Saiz Milands.-
Paginas 138.139.
Pan-Hoei-Pan.--Otra mujer celebre, y como







RODRIGUEZ GARCiA


tampoco es original este articulo, firmaria por
eso con los asteriscos.-Pigina 170.
La flor del dngel.-PAginas 172-176. -Qued6
menciorada.
Veo una Historic de la Filosofia, que lleva
tambien *.-Es un extracto de Manuel Ca-
banyes.-Acaba en la pigina 200.
Carts del Sr. La Sagra a la Sra. Avellaneda.
Villa Clara, mayo 30 de 1860.-PAginas 201 204,
-Describe trajes y costumbres. Recuerda a poe-
tas antiguos.
Victoria Colonna.-PAginas 207 y 208.-Los
tres asteriscos.
La flor del dngel.-PAginas 209-213.-Si-
gue.
La mujer.-Paginas 326 329.-Continuaci6n
de los precedentes articulos.
Carta 2n. del Sr. La Sagra.-Fecha en abril
3.--Pginas 231-233.-Peri6dicos, etc.
En la 234 se reproduce la poesia de Palma
A la coronaci6n. Lleva nota en que se advierte
que la redacci6n .e aprovecha de hallarse ausente
la poetisa elogiada.
Sofonisba.--Pginas 236-7.
El romance de que trate.-PAginas 239-240.
La mujer.-Continfia.-PAginas 259-262. -
IV-VIII.
Carta Sa. de La Sagra.-Abril 17.--Pgin~i
262 3.-Tiene carActer cientifico.







PAPELES VIEJOS 29

Isabel la Catdlica.-Extracta el panpgirico
de clemencin.-PAginas 266-268.
Improvisaci6n. 'Yendo la autora..."-PA-
ginas 268-270.-La poesia misma que se halla en
las Obras.
Revista.-Paginas 283-287.- Bailes, fiestas,
etc.-Firma: los tres asteriscos.
Grandeza de Dios.--Pginas 298-300.-- En
las Obras.
Geile. Aspasia.-PAginas 300-1.-Con su fir-
ina.
Revista.--Pginas 316-319.
Alfonso el Sabio.--Pginas 331-335-Poesia.
Trat6 de ella.
Catalina I, emperatriz de Rusia.--Pgina
335.-(Tres asteriscos).
Revista, por Carlos Navarrete y Romay.
Catalina II.--Pginas 359-360.-Con la pro-
pia firm de la autora.
A la linda Julia.-PAginas 365-366.-En las
Poesias.
Revista.-P~ginas 373-379.-Otra vez los as-
teriscos.
Y Revista literaria.-PAginas 379-380.

c?7~SI








EX"-.1-T_:-Iz S_"


Egilona


81 pAginaa oen octavo (196 milimetros por
122), con el papel y la impresi6n corriente en es-
tas obras.
Portada, dedicatoria, tres actos.
La portada es literalmente:
"Egilona. J Drama trAgico I en tres actos y
cuatro cuadros:l pr 1 la sefiorita de Avellane-
da. I Entredos hojas de laurel, "M. D." I Ma-
drid. I.Imprenta de D. Jose RepullBs. I Febrero
de 1845."
Al dorso los "interlocutores:" Egilona, Ro-
drigo, Abdalasis, Habib, Caleb, Zeyad, Erme-
senda, Godo 19, Godo 29, "Un paje arabe".
No express qu6 autores hicieron estos pape-
les, mas la dedicatoria nos hace saber que la
obra fu4 apresuradamente escrita para un bene-
ficio de la "apreciable actriz" dofa BArbara La-
madrid de Salas.








32 RODRiGUEZ GARCiA

Acto I.-Escena I.-Caleb. -Murmurs de ad
jefe Abdalasis, a quien no perdona que se haya
unido con Egilona, que aborrece.
Escena II.-Egilona y Ermesenda.-Confi-
dencias. Egilona no esta tranquila. Es cristia-
na y estA unida a un moro. Su alterada con-
ciencia le present la image de su esposo don
Rodrigo.
Escena III.-Las dos, Abdalasis y Caleb.-
Este participa que han Ilegado los cautivos.-Es-
cena que pone de manifiesto la pasi6n de Abda--
lasis, cada dia mas enamorado de Egilona.
Escena IV -Habib y Caleb.-Este, que us
un traidor, a quien ciega el despecho porque
Egilona no le ha correspondido, trata de indis-
poner a Habib contra Abdalasis.
Escena V.-Aparece este, jefe moro, quien
pronuncia pocos versos, que preparan la
Escena VI.-Abdalasis, Caleb, Rodrigo, dos
godos y guardias.-Aqu6l, muy generoso, da li.
bertad a los cautivos.
Escena VII. Abdalasis y Rodrigo.- Sin
embargo, se queda este, para descubrirsele. Es
cena de pasi6n y celos.
Escena VIII.-Ambos mis Ermesenda.--Ab-
dalasis manda a su desgraciado rival a un cala.
bozo.
EscenalX.-Abdalasis y Ermesenda, en bus-
ca de aquel, por la inquietud de Egilona.







PAPELES VIEJOS


Tal es la exposici6n. Descansa, pues, en la
creeicdia de que el uiltimo rey godo no muri6 en
ta batalla vulgarmente llainada de Guadalete
I-(afirniie6 que ha originado obras como El pu-
e aldel godo), y ello es causa de que, preso des-
pubs, se halle con su esposa unida al general
vencedor.
Veamos el acto segundo.
Escena primera.-Egilona y Ermesenda.-
Breve coloquio que prepare la
Escena II. Dithas. Abdalasis. Egilona
cuenta su estado de preocupaci6u, Abdabasis se
apresura a retirarse, inquieto asimismo.
Escena III.-Egilona y Ermesenda. De la
mudanza se queja aquella.
Escena IV.-Abdalasis.-Lucha de su gene-
rosidad con su pasi6n: su rival estA cautivo, des-
pu6s de haberlo perdido todo: cetro, esposa, bie-
nes, honra... Pero Abdalasis ama a Egilona...
Escena V.-Abdalasis y Caleb, que solicit,
en nombre de Habid, una entrevista.
Escena VI.-Abdalasis y Habid.-Es el se-
gundo el musulmAn fiero, intransigente. Re-
prende a su amigo y jefe Abdalasis lo que consi-
dera 61 flaquezas del Emir.
Escena VII.- Abdalasis y Caleb. Toma
sus precauciones el amenazado Abdalasis.
Escena VIII.-Caleb. Egilona, Ermesenda.-


33








4ODRiGUEZ GARCiA


Egilona trata de salvar al cautivo, aunque ig-
nora quien es.
Escena IX.-Egilona, Ermesenda.-Egilona
lament que est. a putlto de perecer un cristiano
indefenso, no obstante que Abdalasis habia pro-
metido ser piadoso.
Escena X.-Caleb, Habib.-Prosigue el pri-
mero su labor traicionera, buscando el perder a
Abdalasis.
Escena XI.-Habib. Zeyad.--Llega 6ste con
misi6n secret, que no declara; pero ya se en-
tiende que es contra Abdalasis.
Acto tercero, primer cuadro:
Escena primera.-Don Rodrigo en la prisi6n:
sus ployectos de venganza.
Escena II.-Rodrigo, Caleb.-Procura exci-
tar a Rodrigo contra Abdalasis; pero, al fin, don
Rodrigo penetra su intenci6n.
Escena III. -Aparece Egilona, que impide a
Caleb asesinar a don Rodrigo.
Escena IV. -Rodrigo, Egilona.-Didlogo de
los esposos, interrumpido por Abdalasis, Caleb
y otros.
Escena V.-De violencia y pasi6n. Deses-
perase el enamorado Abdalasis al ver a Egilona
en brazos de Rodrigo.
Escena VI.-Un paje comunica al Emir que
una muchedumbre, sublevada, pide la muer-
te de Egilona. Temor de esta por Abdalasis a


34








PAPELES VIEJOS


quien ama. Este amor se manifiesta al temer
por la vida del Emir.
Cuadro segundo, con cinco escenas:
I.-Habib, Zeyab.-Habib le da cuenta de
los uiltimos sucesos.
II.-Caleb se refugia en la mezquita, done
pasan estas escenas.
III.-Abdalasis y el paje.-Aqu6l ha Ilamado
a Rodrigo, a Egilona y a los dos jautivos que li-
bertara.
IV.-Abdalasis admiral por su nobleza a los
cristianos al renunciar a Egilona y dejarlos a
todoa libres.
V.- Todos los personajes.-El motion estalla.
-Muere el Emir (fuera de la escena); se desbor-
da la pasi6n de Egilona, que destroza y pisotea
el estandarte musulman, y, cuando van a ma-
tarla, se traspasa el pecho con una espada de que
se apodera.
**
Toda la tragedia estA, como era de esp)erarse,
en romance heroico.
No queria su autora que figurara Egilona
centre sus composiciones dramiticas; renunci6 a
corregirla, pues nada le satisfacia en ella.
Afirma la Avellaneda que compuso esta obra
en tres dias: el esfuerzo asombra, pues no bajan
de dos mil los versos, y en el plan no se advier-
ten los descuidos naturales de la festinaci6n.




















El hdroe de Bailen


Reproduzco la portada:
"El h6roe de Bail6n. I Loa improvisada [ por
la Excelentisina sefiora Da Gertrudis Gomez de
Avellaneda, I y los sefiores I Don Adelardo Ayala,
Jos6 Maria Diaz, | Mariano Zacarias Cazurro,
Gregorio Romero Larrafiaga, I Juan Ariza, Ga-
briel Estrella, Isidoro Gil y I Eduardo Asquerino.
I Seguida de una corona poitica j dedicada a la
memorial I del Excmo. Sr. General Castafios."
Grabado: various atributos militares.
"Madrid. I Imprenta que fu6 de Operarios A
cargo de D. F. R. del Castillo. I calle del Factor,
nfim. 9 ) 1852."


Son 36 las p6ginas en octavo, del tamafio co-
rriente en las obras dramiticas que se imprimen
en Espafia (204 milimetros por 104).







RODRiGUEZ GARCIA


La impresi6n, asiinismo la comun, carece de
anteportada.
**
Personas y actors:
La Inmortalidad, dofia Josefa Palma.
El Genio de la Gloria, dofia Manuela Ramos.
Espafia, dofia Juana Samaniego.
El Genio de Andalucia, don Julian Romea.
El de Asturias, don Florencio Romea,
El de Arag6n, don Antonio Pizarroso.
El de Castilla, don Antonio Lozano-
El de la Ambici6n, don Jos6 P16.
Pueblo espafiol, coristas y acompafiamiento.

*

La escena es una selva: "en el fondo el tem-
plo de la inmortalidad con las puertas cerra-
das".
Escena I.-El Genio de Espafia.-Se lament
de su soledad. No hay guerreros ya como antes.
Escena II.-El Genio de !a Gloria y Espafia.
-La Gloria llama a Espafa, que Ilora por haber
perdido a Castafios; encarece su valor; Espafia le
pide que admit en su temple al general.
Escena III.-Espafia, el Genio de la Gloria y
el de la Ambici6n.-Esta declara que ella sola
puede abrir aquel temple. La Gloria la increpa.
Escena IV.-"Dichosy el Genio de Castilla",
quien narra la lucha por la independencia.








PAPELES VIEJS 39

Escena V.--"Dichos y el Genio de Arag6n".
-Ocho octavas reales consagradas a cantar las
proezas de aquella comarca.
Escena VI.-"Dichos y el Reino de Astu-
rias''.-Once serventesios dedicados a encarecer
el esfuerzo de los asturianos en aquella memo-
rable guerra.
Escena VII.-"Dichos y el Genio de Andalu-
cia".-Redondillas. Intervienen todos.
Escena VIII. -La Inmortalidad, que abre su
tEmplo para que todas las provincias coloquen
alli el nombre de Castafios.-Coro.
*
*

La Corona Poetica -onsta de nueve poesias,
cuyos autores son Angela Morej6n de Massa, To-
mAs Rodriguez Rubi, Branlio A. Ramirez, Jos6
Selgas, Emilio Bravo, A. Tuset, Julian Santin
de Quevedo, Eugenio Rubi y de nuevo el Rami-
rez; los mAs, como se ve, hoy olvidados.
*
*

Reimprimi esta loa, para darla a conocer
en el pais, en el nimero primero de Cuba Intelec-
tual, segunda 6poca, el afo de 190!9.




















aSAB ^


,La obra consta de dos volimenes.
La plan, en un ejemplar que ha recortado
el encuadernador, catorce y medio centimetros
de largo, pero la composici6n no llega a los diez,
con veinticinco lines. El ancho es de un deci-
metro, y no habrA perdido much en el corte pa-
ra la encuadernaci6n.
El tipo es claro, el papel fino y no de la me-
jor calidad.
La anteportada dice:
"Sab".
'Primera parte".
La portada:
"Sab" (titulo que recalta)
"nirvela original" (otro carActer)
"p6d' (esta en cursiva)
"lasefiorita" (tipo mas espaciado)
"Dofia Gertrudis Gomez" (letras g6ticas)








42 RODRIGUEZ GARCiA

"de Avellaneda" (con mayisculas).
Aqui se ve un bigote.
"Dedicado por la autora a si respetable
amigo el efior don Alberto Lista".
Esas dos lines en letras mayisculas de tipo
pequefio.
Otro bigote o line de separaci6n.
"Madrid 1841".-En itAlica.
"Imprenta calle del Barco nuim. 26".-Ma-
yisculas que descuellan por lo negro.
"Dos palabras al lector".-Hoja sin nii-
ineros.
Sigue la novela, que tiene estos capitulos:
I.-Con un epigrafe de Cafiizares. PAginas
7-26.
II.-Epigrafe de Gallego.-27 a 38.
III.-Un verso de Cafiizares.-39 a 54.
IV.-Do, versos d-e lista.- 55 a 68.
V.-Cita de Heredia.-69 a 84.
VI.--Cuatro versos de un romance an6nimo.
-85 a 99.
VII.-Otra vez Cafiizares.- -100 a. 108.
VIII.-Lista de nuevo.-109 a 124.
IX.-Cinco versos de Heredia.-121 a 142.-
Por errata se lee que el capitulo es el VII.
X.-Unas lines de' Walter Scott. escritas
en Guy Mannering.-143 a 172.
XI.-Cita de Shakespeare: Macbeth.--173-193.
Al pie:








PAPELES VIEJO


"Fin deI la primer parte.
La segunda, en la anteportada, este solo
nombre:
"Sab".
La portada igual a la del primer volume,
sin la dedicatoria.
Cinco capitulos y una Conclusi6n, en 152 pd-
ginas, 41 menus que el tomo anterior.
I.-Epigrafe tornado de Cinq-Mars, novel
de Alfredo de Vigny.-Paginas 5-27.
II.-Cuatro versos de Lope.-28-55.
III.-Cita de Larra, El doncel de D. Enrique
el Doliente.-56-75.
IV.-De Quintana.-7(i-93.
V.-Ouatro versos de Garcia Guti6.rez. -El
Paje.-76-111.
"Conclusi 6n." -Cuatro versos de Metastasio
con la version castellana.-112-152.
Varias notas, al pie de las plans a que co-
rresponden, explican el significado de algunas
voces usadas en Cuba.





















Dos mujeres


Cuatro tomiitos en 169
Mide la plan once y medio centimetros por
ocho, pero las mirgenes inferior y superior exce-
den de cuatro, las lines son 21 y el tipo es bas-
tante grande.
Mediana impresi6n, generalmente clara.
Los volfmenes pertenecen a la Biblioteca de
recreo.
Portada, literalmente:
"Dos mugeres. I Por I la sefiorita de Avella-
neda. | Tomo I. I Madrid, 142. | Gabinete Lite-
rario, | calle del Prlncipe, N. 25".
Anteportada con el titulo de la Biblioteca.-
Al dorso, en dos lines: "Establecimiento tipo-
grAfico, calle del Sordo, nom. 41".
A la vuelta de la portada. en tres lines:
"A su respectable amigo el Sr. D. Juan Nica-







46 RODRiGUEZ GARCiA

sio Gallego. Gertrudis Gornez de Avell.ae-
da."
*
S*

En el tomo segundo, la anteportada y porta-
da iguales al primero.
Capitulos IX-X VI, 230 pAginas.

*

El tomo tercero como los anteriores.
Empieza una series de capitulos: I-VI, que
acaba en la pAgina 79, pero al llegar a la 80, su-
mados 6stos con los anteriores debian dar XXII,
que, con el nuevo, hacen XXIII. y se lee XXII,
y sigue el orden hasta el XXX, que conclude en
la pAgina 221.
El XXIX estA, por erratt, asi: "XXVIX".

*

El tomo IV varia de los precedentes en que
es de 1843.
No tiene mis que.73 piginas, con los capi-
tulos XXXI, XXXII y XXXIII.
Ya se ha dicho que ninguno lleva titulo.





















Guatimozin


Es el nombre que se halla en ]a anteportada.
El frontis:
"Guatimozin [ iltimo emperador de M6jico.
INovela hist6rica I pur la sefiorita Gomez de
Avellaneda. Tomo I. Madrid: I Imprenta de
D. A. Espinosa y Compania, I calle del Caballero
de Gracia. 1 1846".
Todo en letras mayuisculas y diversidad de
tipos, segfin to usual.
Medida de In plana: trece por nueve centi-
metros.
Impresi6n algo borrosa en ocasiones, papel
corriente.
La pAgina tiene 32 lines.
170 de aquellas en el volume primero.
Catorce son los capitulos:
I. HernAi Cort6s y Motezuma.--Pginas








48 RODRiGUEZ GARCiA

II. La familiar imperial de M4jico.-17-34.
III. Visita de Cortes a Motezuma.-35-4U.
IV. La fiesta popular.- 51-67.
V. La revista.-69-77.
VI. La audiencia.-79-94.
VII. Prisi6n de Motezuma.-96-104.
VIII. Situaci6n de la familiar imperial.-
105-160.
IX. Motezuma en la prisi6n.-111-118.
X. Qualpopoca.-119-123.
XI. Acusadores, jueces y verdugos.-125-
133.
XII. La conjuraci6n.-135-147.
XIII. La partida.-149-162.
XIV. Progresos de Cort6s.-16.3-170.-- or
descuido se ve "Capitulo IIV".
*
**

En el tomo segundo, anteportada y portada
como el primero.
148 paginas con XI capitulos:
I. La convocatoria.-5-24.
II. Nuevos presos.-25-37.
III. El vasallaje.-38-43.
IV. Agitaci6n.-44-53.
V. Agravase la situaci6n de Cort6s.--55-67.
-La primer voz esti con b.
VI. Guerra.-69-81.
VII. Muerte de Motezuma.-82 93.








PAPELES VIEJOS 49

VIII. Heroismo.-95-106.
IX. Eleonsejo del astr6logo.-107-120.
X. La noche triste.-121-136.
XI. Fin de la noche triste.-137-148.

*

Las dos hojas preliminares del tomo III igua-
les a las de los precedentes.
145 pAginas. Los capitulos:
I. Amor sin esperanza.-5-21.
II. Terminaci6n del amor.-23-29.
III. Otra perdida -31-37.
IV. Guatimozin emperador.-39-35.
V. Esposo, padre y rey.-56-63.
VI. Disposiciones del emperador.-65-71.
VII. Cortes en Tlascala.-73-80.
VIII. Visitainesperada.-81-94.
IX. Hernan Cortes en Tezcuco.---95-107.
X. La epidemia.---109-118.
XI. Nuevas alianzas.--119-127.
XII. Embajadas de paz y proclamas de gue-
rra.--129-137.
XIII. Batalla de TlacopAn y Tacuba.---139-
145.
*

De 147 consta el tomo cuarto, cuyas dos hojas
primeras son como queda expresado.
Quince capitulos y un epilogo:
I. Cortes de vuelta a Tezcuco y nueva ex-







50 RODRiGUEZ GARCiA

pedici6n.--PAginas 5-11.---El filtimo vocablo con
s, no x, y naturalmente, la o sin acento.
II. Gloriosa defense de Xochilmilco.---13 19.
III. Conspiraci6n de Villafafia---21-30.
IV. El senedo de Tlascala y Xicotencal.---31
-38.--Este iltimo nfmero, por eriata, aparece
como "31".
V. Xicontencal---39-47.
VI. Cerco de M6.jico---39-57.
VII. El plan de los treinta dias y su modi-
ficaci6n.---59-67.
VIII. Derrota de Cortes.---69-74.
IX. Nuevos esfuerzos de Guatimozin para
salvar al imperio.---75-83.
X. Embajador--85-91.
XI. Quilena y sus hijas.---93-100.
XII. Toma Alvarado el Teocali, y entra
Cortes en Tenoxtitln.---101-108.
XIII.---Ultimos esfuerzos.---109 116.
XIV. Guatimozin prisionero.---117-124.
XV.-El martirio.---125-131.---Se lee "111".
Al pie de la pagina iltima, "Fin de la novela";
pero sigue (133-147) un Epilogo, que es precisa-
mente lo finico reproducido por la autora an la
colecci6n que de sus producciones hizo. Alli tie-
ne el titulo de Una anecdota de la vida de Cortes
y ocupa las piginas 157-174 del tomo V.






















El amor, las mujeres y el matrimonio


Cuentos, pensamientos y reflexiones, colec-
cionados, compuestos, traducidos y emperelija-
dos por Manuel del Palacio, Madrid, Duran. 1864.
349 pAginas en octavo.-Libro curioso, ameno,
que se halla, much tiempo ha, agotado. No fal-
tan las colecciones asi, bastantes fitiles para ma-
nejarlas los eruditos a la violeta, pues ii ellas
se aparenta lectura que no se ha hecho y se cita
a multitud de escritores cuyas obras no se han
visto ni por el forro. Palacio estuvo acertado en
esta obra colectiva, que alcanz6 ,xito inerecido.

*

En lo que si no Anduvo nada acertado fu6 en
malgastar las dotes que le habian sido concedi-
das.
Acometi6 empresas literarias inferiores a su
talent y a sus cualidades de poetic. Malgastaba








52 RODRiGUEZ GARCiA

uno y atras, empequefiecido por la insignifican-
cia del prop6sito.
Pudo ser much, y, a lo que parece, quiso
limitarse a ser poco.
Ninguna raz6n tuvo para enfadarse con
Clarin, cuando le calific6 6ste de "medio poeta".
Cierto que, si hubiese querido, habria "subi-
do" mas; pero en literature no vale querer, sino
poder y ejecutar, y la calificaci6n nace de la
obra realizada, no de la que se presume que pue-
de hacerse, sea fundada, o sin fundamerito, la
presunci6n.






















Poetica


Es la de don Ram6n de Campoamor. Madrid.
1883. 139 p6ginas en octavo. Releo, al cabo de
muchos afios, este delicioso oplisculo. Clarin, Va-
lera, Balart, otros criticos, lo examinaron despa-
ciosamente al aparecer: "todo esti dicho", por
tanto, pero bueno sera reccrdarlo. Entre bromas
y veras, enojado contra sus censores, Campo-
amor ensefia much y es, en todas las piginas
de su libro, amenisimo. Claro que muchas de sus
afirmaciones no resisten el mas ligero examen,
otras hay que son incontrovertibles.
*
*

4Y por que no habri logrado fama de prosis-
ta el celebrado poeta? Su prosa brilla con luz
propia: no es cuerpo opaco que con la ajena
luzca. Aparte de poseer caracteres propios, tiene
cualidades raras, dignas de gran estimaci6n.







54 RODRiGUEZ GARCiA

Parece que no gusta aplaudir por mas de
una causa, y es mas c6modo clasificar de esta
suerte, sin el debido studio; porque 6ste requie-
condiciones y tiempo, y de aqu4llas, por lo me-
nos, carecen los mas, que se contentan con repe-
tir, dindolos como si fueran propios, los juicios
ajenos.





















Un historiador frances de la vida de

Cervantes


"Apuntes critics de Luis Vidart, correspon-
diente de la Real Academia de la Historia".
Madrid, Sucesores de Rivadeneyra, 1891. -21
piginas en octavo.
El laborioso y discrete Vidart public various
folletos cervAnticos:
"Algunas ideas de Cervantes referentes a la
literature preceptiva". 16 pAginas. Madrid, Ari-
bau, 1878.
"Los bi6grafos de Cervantes en el siglo
XVIII". 35 pAginas y una hoja. Madrid, Suce-
sores de Rivadeneyra, 1886.
Estos, que no he logrado ver:
"Cervantes, poeta 6pico".
"El Quijote y la clasificaci6n de las obras
literarias".








RODRiGUEZ GARCiA


"El Quijote y el TelBmaco".

*
**

El que motiva estas lines se reduce a una
noticia de la obra que compuso Emilio Chasles
con el titnlo de Michel de Cervantes et sa vie,
son temps, son oeuvre politique et litteraire.
Sabe a poco; mAs esto no quiere decir que
no sea plausible su publicaci6n, porque al cabo,
hay en 61 datos que no carecen de interns.
De este cuaiernito, como de los restantes
opdsculos mencionados, tratar6 en un libro que
prepare, complement de mi obrecilla sobre el
gran Cervantes.





















Folletos contra la anexi6n



Mas de medio siglo ha pasado, y, no obstan-
te, el libro encierra cuestiones que pueden con-
siderarse de "actualidad". Cubanos afanosos de
conocer la historic de su pais, solicitos en la
bisqueda y adquisici6n de cuanto ha ejercido
mayor o menor influencia en el desenvolvimien-
to politico y literario de la patria, no han omiti-
do esfuerzo para poseer un ejemplar de este
volume, que se ha escapade a todas sus inves-
tigaciones. Pocos son los que lograron tenerle:
uno de ellos el que esto describe.

*

La portada es como sigue:
"Folletos I escritos por D. Jos6 Antonio
Saco, I contra la I anexion de la Isla de Cuba I







53 RODRIGUEZ GARCIA

a los Estados Unidos de America I Tomo alnico.
I Nueva York: I Roe Lockwood 6 hijo I Libreria
americana y extranjera. I Broadway, No 411. |
185i". f
Las paginas son 233, de muy compact com-
posici6n y en octavo. Se trata de una de esas
impresiones que suelen llamarse econ6micas.



He aqui los folletos:
El primero carece de portada especial. Lle-
va este titulo, muy del estilo y gusfo de su autor:
"Ideas sobre la incorporacion de Cuba en
los Estados Unidos".
La paginaci6n Ilega al nrmero 29, pero las
plans preliminaries (que son las de todo el libro)
suben a seis.
Tiene la fecha de 1848.

*

El segundo folleto so titula:
"Replica I de I Don Jos6 Antonio Saco I A los
anexionistas que han impugnado I sus j Ideas so-
bre la incorporacion de Cuba I en los Estados
Unidos".
Pie de !- portada:
"Madrid. I Imprenta de la Compaflia de Im-
presores y Libreros del Reino I 1850".




. *' .


PAPELES VIEJOS 59

Es del afio 1849, y fu6 compuesto en Calais.
Son 118 las paginas (31-1418 del tomo).
Esta dividido en varias secciones, y, como
todos !os escritos del inol'idable publicista cu-
bano, es interesantisimo por muchos concepts
para los habitantes de Cuba.

*

El tercer opdsculo es asi:
"La I situation political de Cuba I y su re-
medio, por I Don Jos6 Antonio Saco. ( Paris. I En
la imprenta de E. Thunot y compafia. I Calle
Racine, del Odeon. 1 1851"..
Poginas 149-178 dela colecci6n mencionada.

*
*

La cual finaliza con el cuarto trabajo; a
saber:
"Cuestion de Cuba I o sea j contestacion al
"Constitucional de Madrid" y a Don Jose Luis
SI Retortillo, impugnadores del folleto intitulado
| "La situation political de Cuba y su remedio |
por I D. Jos6 Antonio Saco. I Paris. I 1852".
Desde la llana 179 (es decir, que le corres-
ponde este n6mero) hasta la 233.
El tercero de los opisculos omite la fecha en
que se acab6 de escribir, contra lo acostumbrado
por Saco; el iltimo si la tiene (marzo 3 de 1852),






RODRIGUEZ GARCIA


pero (y esto nos causa extrafieza) carece de lu-
gar de impresi6n.
**
La noticia precedent se escribi6 con motive
de reproducirse en la revista. Cuba Intelectual
los folletos de que da somera cuenta.


a-- ao





















Protocolo de antiguedddes



El "Protocolo de Antigiiedades, Literatura,
Agriculture, Industria, Comercio &. por Joaquin
Jose Garcia" se public en la Habana el afio de
1845.
Al pie de la portada del primer volume se lee:
"Imprenta de M. Soler, caile de la Muralla
Num. 82.-1845".
A la cabeza de la primera entrega:
"Cuantos escritos se inserten en esta obra,
serAn de interns permanent, que no espiren con
las pasageras y accidentales circunstancias de
la 6poca de su publication."
Ya entendera el leyente que se respeta la
ortografia, reproducicrdo exactamente el texto.







62 RODRIGUEZ GARCIA

El segundo tomo sali6 de la "Imprenta de
D. Vicente de Torres, calle de la Reina, N. 35."
Aquel tiene 480 piginas, y 330 el otro. La
impresi6n de ambos nd pasa de median, si llega.
El tamafio de la plana, en un ejemplar re-
cortado por el encuadernador, 21'3 x 15'2.
La suscripci6n fue numerosa. Eu aquellos
dias se hallaba fAcilmente protecci6n para una
empresa periodistica.
El Protocolo no escasea en curiosidades de
nuestro pais. Ni se limitaba'a los asuntos nues
tros: reproducia escritos hist6ricos, principal-
mente biogrAficos, de literature francesa, espa-
fiola, etc.
La "Biblioteca del Instituto de la Habana"
posee un ejemplar, bastante bien conservado,
que pueden consultar los aficionados a estas
cosas.






















De antaio



GUANAJAY


Uno de los colaboradores del "Plantel", revis-
ta habanera, decia en 1839:

"Por los datos que he adquirido de Guanajay, no me ha-
llo en el caso de fijar la epoca de su fundaci6n; todo lo que
puedo decir a mis lectores es que por los alos de 1.695 ya era
curator, segfin se infiere de la noticia dada en 1.838 por el Sr.
cura y vicario forineo D. Carlos Jos6.Alfonso, quien la sac6 de
un libro que existe en los archives de la parroquia. Corre des-
de el 25 de mayo de 1.695.
"Los limits de la antigua jurisdicci6n se cree que fueran
Marianao y Barro al E., siguiendo hasta la costa por los lin-
des de Cousolaci6n, y de aqui a los terminos de Quivicdn y Ba-
taban6, volviendo por el N. A Marianao".

Habla de la situaciorn ipografica del pueblo,
y afiade que contaba 23 calls, 4.500 "almas de
todas condiciones, sexos y edades" (la expresi6n







64 RODRIGUEZ GARCIA

nos causa bastante gracia), 2 escuelas de "pri-
mera educaci6n y 87 tiendas.
En el afio expresado tenia el partido de Gua-
najay 70 ingenios, 29Z cafetales, 73 potreros y
634 "sitios".

TACON

El domingo 15 de abril de 1838 se estren6 el
teatro acabado de construir. La primera obra
que se represent fu6 Don Juan de Austria o la
vocacidn.-Decimos que "se estren6" en ese dia,
porque en 6l se di6 la primera funci6n teatral,
pero dos meses antes se habian celebrado seis
bailes de disfraces.
Activo como pocos, templado el animo para
toda clase de adversidades, D. Francisco Marty
fue var6n de los que favorecen a un pais con su
espiritu de empresa, su decision, su tenacidad y
su tino para los negocios. Tal era el fundador
de este importantisimo teatro, de fama universal.
El espl6ndido edificio, en vias de realizarse,
que el Centro Gallego construira en esa manzana,
respetando cuanto merezca conservarse, dara a
la capital uno de sus mejores adornos y contri-
buirA poderosamente al embellecimiento de esa
parte de la poblaci6n.
Recordemos lo que Tacdn fu6: bu nombre es-
tA intimamente asociado a la historic de nuestra
cultural.






















Heredia como historiador (1)




Grande fama alcanz6 Heredia como poeta, y
en ella no le ha excedido ningfin otro de la AmB
rica, a no ser, acaso, Bello, por muchos conside-
rado y nombrado "Principe de los poetas hispa-
no-americanos." Decida quien tenga autoridad
para tanto, a ouAl de los dos corresponde la pri-
macia, pero advi6rtase que de todas suertes na-


(1) Al decir a secas Heredia, claro estd que me refiero al
linico Heredia nuestro, porque el otro, su pariente y hom6ni-
mo, que ha alcanzado merecidameute grande fama tambien, es
frances, aanque naciera cubano, pues en frances describe y "en
frances piensa," y francesa es su gloria; es el de Fran-
cia, por mis que, con g >zar renombre en la brillante nacidn
latina, le tenga ya ganado en el mundo todo civilizado y por
mas que el hecho de haber nacido en Cuba redunde en honor
nada pequefio de la tierra en que viera la luz hombre tal.







RODRIGUEZ GARCIA


da impide que a esa familiar real, inica que pue-
den admitir pueblos, como el nuestro y los ame-
ricanos todos, republicanor, se la consider com-
puesta de various o muchos Infantes o Principes,
con sendos sefiorios, en absolute entire si indepen-
dientes, y cuya importancia se equilibre y hasta
en cierta manera se complete, porque la gloria,
valer y poderio de cada uno redunde en honra y
provecho de todos cuantos en los sefiorios dichos
habiten.
Del poeta Heredia, no s6lo en el idioma nues
tro, sino en otras lenguas, be ha dicho ya cuanto
habia que decir, y no soy yo por cierto el llama-
do a agregar noticias peregrinas a las copiosas
de su vida que se conocen, ni a formular nuevo
juicio, que se afiada a los numerosos.que de sus
poesias so han hecho, y pasme por lo exquisite
de la investigaci6n psicol6gica; por la maestria
en refialar bellezas no vistas hasta ahora; por el
saber estAtico con que, en prosa depurada por re-
finado gusto, exponga lo q'e el poeta vale, sefia-
lando el lugar que le corresponde en la historic
literaria; por la destreza o habilidad artistic
con que la abundosa y sabia doctrine manifieste
construyendo parrafadas cuyas palabras una, co-
mo el consumado joyero engarza piedras cuya
hermosura y valor cuantioso quedan casi oscure-
cidos ante la belleza y el m6rito del engarce.
Mas modesto es el fin de este articulo; porque







PAPELES VIEJOS


al cabo, s6 yo que mi vaso es pequeflo y me con-
formo con beber en 61; sin que diga esto con la
altivez con que hablaba Musset, cuyo vaso, aun-
que lo contrario 61 dijera, era bien capaz.
De Heredia como historiador, no s6 que nadie
haya tratado, a lo menos con algdn detenimien-
to; y sin que pretend yo llenar vacio alguno, es-
cribo estas lines a modo de noticia bibliogrifica
de una obra hist6rica de nuestro amado poeta,
la cual, aunque no fuese mas que por ser de 61,
merece que la conozcan todos; como sin duda ha-
brA alcansado ya aprecio de los que eu Cuba cul-
tivan las letras, no a guisa de espada que se es-
grime en busca y conquista de ilicitas granje-
rias; no para cohonestar o intentar realizar fines
totalmento ajenos a los que inspira finicamente
el amor al arte; pero amorosamente fijos los ojos
en ideal que informa la vida, en la cual se efec-
tia o tiende a efectuarse, y con desd6n implaca-
ble para las mezquindades de una realidad a me-
nudo ruin.

*

De los cubanos bien podria decirse lo que con
frase que si puede ser tildada de inmodesta, es
evidentemente exacta, de si propio afirm6 Anto-
nio Maria Fabi6; es, a saber: que se han asomado
a las ventanas de todas las ciencias. Y algunos








68 RODRIGUEZ GARCIA

han hecho mAs que asomarse: han entrado en esa
sefiorial vivienda y por derecho de conquista se
han sentado y hasta repantigado en los sillones
de la sala principal, com') duefios de aqu6lla,
sin que voz alguua se levantara en son de pro-
testa, pero si acogida la presencia con aplauso y
regocijo de los demas sefiores.
La Historia no ha sido olvidada. Cultiv6la
magistralmente el insigne Saco, quien al escribir
su, por desdicha, no acabada "Historir de la
Esclavitut," erigi6 soberbio monument a nues-
tras letras: harto harA y grande sera, muy gran-
de, quien a Saco iguale, que el excederlo,-se me
entoja tal, a lI menos, -serA bueno para pensar-
lo, impossible para alcanzarlo. Y "los tres pri-
mitivos historiadores,"Arrarte, Urrutia y ValdAs,
con sus curiosas investigaciones; Calcagno, cul-
tivando ampliamente la biografia;Vidal y Mora-
les, archivo viviente de nuestra historic political
y literalia; ejemplos son, entire otros que citaria
si importara para el caso escribirlos todos, que
constituyen pruebas fehacientes de la capacidad
de los cubanos para el cultivo de la ciencia his-
t6rica.
Y vivo esta para honra y gloria nuestra, y
por y para ambas vivo est6 largos aflos, Manuel
Sanguily, de cuya cultural e ingenio tenemos
tantas muestras, y cuya nombradia aumentarA,
si cabe, cuando de a luz su "Historia de la Re-








PAPELES VIEJOS 69

voluci6n Cubana," empresa magna cuyo interns
e importancia no iguala entire nosotros otra al-
guna, que s61o 61, quizas, podria llevar a t6rmino
dichoso, con utilidad, ensefianza y deleite de la
generaci6n actual y de las venideras (1).


























(1) Por consideraci6n digna de set atendida, que nace de
ciertas circnnstancias que pcdrfa calificar de personalez, tengo
que suprimir on extenso parrafo que consagraba a la ensefian-
za de la Historia en nnestra Universidad: las circunstancias
aludidas desaparecerdn y el parrafo se publicard entonces, sin
que nadie pueda tildar a su author, injustamente sin duda, pero
con visos de raz6n.























La portada de la obra de que trato contiene
esto:
"Lecciones de Historia Universal, por el
ciudadano Jose Maria Heredia, Ministro de la
Audiencia de M6xico;" sigue la indicaci6n del
tomo, y luego el pie de imprenta, que dice:
"Toluca; 1832. Imprenta del Estado, a car-
go de Juan Matute."
Cuatro son los tomos, y en dozavo: el prime-
ro consta de 221 paginas de lectura compact,
una en blanco y dos de indice; 231, incluidas
las tres del indice, tiene el segundo; 207 el ter-
cero, mis una en blanco, y 194 con II de indice
el cuarto. El papel es menos que median, y la
impresi6n bastante desigual. Y doy tantos por-
menores, porque s6 que los bibli6filos gustan de
ellos.
En el dorso de la portada del tomo primero







RODRIGUEZ GARCIA


se lee la sentencia latina Inducti discant, ament
meminisse periti, a cuyo frente, en la pAgina
que sigue, se ve la dedicatoria, la cual dice:
"A la interesante juventud mexicana, afec-
tuosamente dedica estas lecciones, El Autor."
Una Advertencia ocupa las pAginas 5 y 6, la
cual es un hermoso ejemplo de honradez litera-
ria; tanto mas hermoso, cuanto que es sobrema-
nera raro: revela, por otra parte, el carActer ele-
vado de Heredia. Declara en la Advertencia 6ste
que, hallandose en los Estados Unidos, conoci6
los "Elementos del professor Tytler, que se usan
en los colegios de aquel pais," emprendi6 con
gusto su traducci6n; "pero no tard6 en conocer
(afiade) que si mi trabajo habia de ser ftil, era
necesario refundir aquella obra. Tytler, como
buen ingles, y que escribia para los j6venes de
su tierra, da a la historic britanica una prefe-
rencia poco racional sobre la de los otros reinos
de Europa, de los que se olvida, o habla muy
ligeramente. Ademas, sus Elementos s6lo al-
canzan al reinado de Luis XIV, y era precise
completar el cuadro interesantisimo del Altimo
siglo y el tercio del present que va corrido, en
cuyo period han ocurrido sucesos de inmensa
importancia e inacabable influjo sobre la suerte
future del genero humano"
"Por lo mismo,-continia Heredia,-en la
historic antigua casi no he hecho mAs que seguir








PAPELES VIEJOS 73

a Tytler, haciendo las alteraciones convenientes
para corregir inexactitudes o salvar omisiones
que no pudo evitar en un trabajo tan vasto y di-
ficil. En la bistoria modern me he torado con
61 ain mayores libertades. Para el period en
que me ha faltado su direcci6n, he procurado
acercarme a la dichosa facilidad y concision de
su estilo, y consultado infinidad de libros, de los
que me han parecido mejores."
Los mAs, con much menos trabajo, decla-
ran original un libro, que no pasa de ser copia o
remedo de otro; y no lo es, como ya se habrA
visto, el de Heredia.
El cual acaba la "Advertencia" dicha mani-
festando su "respetuosa gratitud a los goberna-
dores de los Estados de M6xico y Zacatecas, don
Melchor Mfizquiz y D. Francisco Garcia, por su
generosa protecci6n" a la empresa que habia
acometido y realizado. "Estas lecciones-agre-
ga-acaso no hubieran visto la luz pfiblica, sin
el favor de estos ilustres ciudadanos, que em-
plean dignamente la supreme autoridad en pro-
mover la ilustrati6n, fnica fuente de la morali-
dad de los pueblos."
La Advertencia esti fechada en Toluca el 25
de noviembre de 1831.


*
* *







74 RODRIGUEZ GARCIA

Catorce pAginas dedica luego Heredia a de-
terminar su concept de la Historia, explicar los
fines de 6sta y exponer las ventajas de su studio.
"La filosofia ensefiada con ejemplos segun el di-
cho de Dionisio de Halicarnaso," es para Heredia
la Historia; porque "todas las leyes de la moral
y reglas de conduct se prueban por la experien-
cia, y se someten constantemente a su examen.
La historic (la describe ahora con mindscula, y
antes emple6 la mayfiscula), que afiade a nues-
tra experiencia un tesoro inmenso do la ajena,
nos da pruebas innumerables para veri-ficar to-
dos los preceptos de la moral y de la prudmncia."
Ventajas son estas generals: "tiene tam-
bi6n varias species de utilidad para las diferen-
tes personas que la estudien, segfin su rango en
la sociedad, y las ocupaciones.a que dediquen su
vida;e interesando la curiosidad, combine el
agrado con el provecho."
La Historia es la grande escuela de la cien-
cia politica,-afirma Heredia,-por lo cual ha de
estudiarla todo hombre que viva en un pais libre
y tenga "una educaci6n regular." Pero "es ne-
cesario que se estudie bajo un plan, pues acaso
no hay ciencia que con mis facilidad pueda per-
vertirse." No ha de ser pasatiempo est6ril, ni
alimento de la vanidad, ni ha de usarse para sos.
tener preocupaciones de partido y fomentar el
fanatismo politico. "Ninguna ciencia se ha me-







PAPELES VIEJOs 75


todizado menos", aparte de que "las fuentes de
las preocupaciones son infinitas." Ademis de la
importancia de poder distinguir entire lo verda-
dero y lo falso, la atenci6n s6o1 debe dirigirse a
verdades tiless" por lo cual "es muy peligrosa
la lectura de memorial, colecciones de an6cdotas,
etc., porque muchas de estas obras ofrecen las
pinturas mAs depravadas, debilitan la confianza
en la virtud y presentan la naturaleza humana
bajo el aspect mas desfavorable y odioso."
Asertos hay entire los que acabo de consig-
nar con los cuales me hallo desconforme, pero
como el rebatirlos no entra en el prop6sito mio,
callo las razones en que fundo mi disentimiento
y continiio extractando fielmente a Heredia.
Capital es el pArrafo este, que copio integro:
"Hay muchas dificultades en la formaci6n
de un plan de studio, y mayores se encuentran
cuando se quiere dar una idea instructive de la
historic general. La utilidad debe conbinarse
con el pasatiempo, debe chocarse con preocupa-
ciones, consultarse la variedad de los gustos,
pesar las aspiraciones political, y juzgar y deci-
dir sobre puntos vivamente discutidos. El que
proponga este plan, debe tener a la vez firmeza
de carActer y moderaci6n de sentimientos. En
muchos casos tendra que desentenderse de la po-
pularidad y sacrificarla al testimonio de su con-
ciencia. Debe desatender toda consideraci6n







76 RODRIGUEZ GARCIA

parcial e inferior, y dirigir exclusivamente sus
miradas al fin que debe tener la educaci6n, a for-
mar hombres de bien y buenos ciudadanos."
Expone el autor que prop6sitos le animan:
"bosquejar una pintura progresiva del genero
human desde los primeros tiempos de que tene-
mos noticias aut6nticas hasta nuestros dias: de-
linear el origen de los estados e imperios, los
grades contornos de su historic, las revolucio-
nes que han experimentado, las causes que ban
contribuido a su progress y engrandecimiento,
y las que han causado luego su decadencia y
ruina."
iC6mo cree salir airoso de su intent Here-
dia? Nos lo da a conocer inmediatamente: "Pa-
ra conseguir estos objetos, ha sido precise fijar
la atenci6n en las costumbres de las naciones,
sus leyes, la naturalhza de los gobiernos, su re-
ligi6n, sus adelantos intelectuales y sus progre-
sos en las artes y ciencias." iNo es esto, pues,
un cuadro de historic pragmAtica, inspirado por
las doctrinas de la escuela hist6rica y siguiendo
los procedimienros de Savigny y Montesquieu?
Ampliamente consigna y razona Heredia el
plan de su curso, al cual plan ha de ajustarse en
las ochenta y ocho lecciones de que 6ste se corn-
pone. El historiador s6lo conoce dos metodos:
opuestos son y uno u otro se ha seguido hasta
entonces al "dar lecciones acad6micas de histo.







PAPPELES VIEJOS


ria: el uno present un orden cronol6gico estric-
to de acontecimientos: el otro una series de inda-
gaciones sobre various puntos de derecho pfblico
y doctrinas de political ilustradas con ejemplos
de l1 historic antigua y moderna" Desecha el
primero porque "s6lo ofrece una Arida cr6nica
de acontecimientos, sin mis conexi6n entire si
que la del orden del tiempo," y cuanto al segun-
do, "es insuficiente para desempefiar los fines
mis importantes de la historic, que son desen-
trafiar las causes de los efectos, descubrir los re-
sortes de las acciones humans, desenvolver los
progress de la sociedad, y los del engrandeci-
miento y ruina de los estados y los imperios."
Mas todavia hay mayor inconvenient: "si con-
finamos la hist, ria a dar ejemplos para doctri-
nas political, perdemos su efecto como escuela
de moral;" y al decir esto, no hace Heredia mis
que insistir en un pensamiento que antes expre-
s6, el cual, si en cierto sentido es exacto, no lo
es en otro de no menor importancia. Porque Ala
Historia no ha de ser maestra en la vida political,
cual lo es en todos los restantes 6rdenes de la
vida?
Considerando las desventajas de los meto-
dos dichos, Heredia se declara partidario de "un
termino medio entire estos extremes," procuran-
do "remediar la imperfecci6n de los dos, unien-
do las ventajas de cada uno de ellos." C6mo ha







78 RODRIGUEZ GARCIA

de efectuarlo nos lo dice on los dos pArrafos si-
guientes, en el segundo de los cuales traza un
plan a modo de sincr6nico con feliz atisbo de un
m6todo que habian de seguir, ampliamente
desarrollado ya y perfeccionado, en diversas
naciones, y siguen todavia historiadores eminen-
tes:
'A la vez de tender a la cronologia en
cuanto es necesaria para mostrar los progress
del genero human en la sociedad, y dar ideas
justas del estado del mundo en todos los diferen-
tes siglos a que se extiende la historic aut6ntica,
atenderemos mis a la conexi6n de los asuntos
que a la del tiempo, al delinear el engrandeci-
miento y ruina de los imperios y sus revolucio-
nes. Por eso no empleamos el m6todo comdn de
dividir la historic general por 6pocas o eras."
"Si examinamos el mundo en cualquier pe-
riodo de la historic antigua o modern, observa-
remos generalmente una naci6n o imperio pre-
dominante a quien todos los demis aparecen su-
bordinados, y a cuya historic pueden referirse
por una conexi6n natural los principles sucesos
que se hallan en los anales de las otras naciones.
Nos proponemos presentar a la vista como obje-
to principal, este imperio predominante, deli.
near con mayor cuidado su historic, y tocar las
otras s6lo incidentalmente, cuando tenga cone-
xi6n natural con ella".







PAPELES VIEJOS 79

No se aparta Heredia del yerro que cometie-
ran muchos antores, y en que caen nopocosahn,
de considerar que la historic de los judios no de-
be entrar en el plan de un curso como el suyo, y
la da luego compendiosamente, por via de ap6n-
dice, "para que otros lectores no hallen-dice-
este vacio en nuestro curso."
Menuda noticia del expresado plan con so-
meros juicios de tarde en tarde. sigue a seguida
y ocupa no menos de ocho pAginas. Yo seguir6
tambien a Heredia, recorriendo tras 61 ese cami-
no que anduvo, aunque procurar6 hacerlo con
rapidez y ser breve, lo mAs breve que possible me
sea, a fin de no dar al traste con la paciencia del
acaso ya cansado lector.



















III


Para Heredia, toda la Historia se divide en
dos grandes edades solamente, aunque 61 no las
llama asi: la "Antigua" y la "Moderna," sin que
haya subdivision alguna. A sesenta montan las
lecoiones consagradas a la primera de las edades
dichas, incluyendo las diez dedicadas, en el ap6n-
dice mencionado, a los judios y a ochenta y ocho
las concernientes a los tiempos modernos. Mis
rico en divisions era ya Floro en su compendio
de las hazafias romanas.
Dicho se estA que Heredia no conoci6 la Pre-
historia: las dos primeras lecciones, tituladas:
"Primeras noticias aut6nticas de la historic del
mundo" y "Naturaleza de los primeros gobier-
nos; leyes, costumbree, artes y ciencias de los
siglos primitivos," no pueden por ningfin con-
cepto considerarse como studio de Prehistoria,
y sus ocho paginas, para el historiador actual







82 RODRIGUEZ GARCIA

llenas de errores,-quo no daba mis de si la
ciencia en aquel tiempo,-recuerdan algunos pa-
rrafos de ciertos tratados de sociologia: si, son,
particularmente las seis filtimas, o sea las que
ocupa la lecci6n segunda, uno como bosquejo
sociol6gico, pero de la socivlogia incipient no
constituida todavia, no de la que cultivan luego
Spencer y Letourneau, para no citar mAs que
dos nombres ilustres.
La historic de los pueblos que anteceden al
griego, no es mAs que una introducci6n al estu-
dio de la de 6ste: nada menos que dos veces ex-
presa Heredia pensamiento de falsedad tan no-
toria. No admira, pues, que luego consagre5ni-
camente cinco paginas a los-egipcios y fenicios
en sendas lecciones, sin que haya en today la
"Historia antigua," excepci6n liecha del .Aperi-
dice susodicho, ninguna otra lecci6n referente a
un pueblo oriental: del Oriente no vuelve a -ha-
blarse en la obra de Heredia hasta que Persia
lucha con los helenos, y mIs tarde, en la "Edad
Moderna" y como lueg') veremos, en ambos ca-
sos en lo que dice relaci6n tan s61o con el temna
principal del historiador, el cual trata incidental
y brevisimamente del pueblo oriental que nos
ocupa.
No hablemos ya de la Prehistoria, que, au-
xiliada por la Geologia, la Paleontologia, la Ar-
queologia y la Antropologia,-sin que entren







P APELES VIKJOR- 83

ahora en cuenta otrab ciencias, que tambi6n la
auiiUan, hunqueL:con menor eficacia,-ha pro-
gresado y progress pdr mo.lo portentoso, y pre-
senta hoy biblioteca nutridisima de obras admi-
rables, cuyo studio, para hacerlo a conciencia,
ocuparia largos afios de la vida de un hombre
inteligente y bien preparado para emprenderle:
no hablemos, porque Heredia no pudo "anticipar-
se a su tempoo" y hallAndose donde se hallaba
no pudo tampoco tener noticias, dadas la escasez
y la dificultad de los medios de comunicaci6n in-
telectual de aquel eiitonces, de los esfuerzos y
trabajos que hacian algunos contemporaneos su-
yos verdaderamente ilustres. Pero si creo,-la
verdad sea dicha,-que con las mismas fuentes
hist6ricas conocidas en tiempo de Heredia, y que
0l ciertamente no ignoraba, podia haber com-
puesto con mayor ariplitud esta parte-que de-
bi6 ser interesante e importante-de su obra, par-
te a la cual no di6 importancia alguna, con lo
cual le neg6 y quit todo interns.
Prescindamos, pues, del Egipto, para cuyo
studio, aparte de la Biblia y de las escrituras
antiguas, tenemos centenares de libros y folletos,
en que. Maspero, Tiele, Lenormant, RAwlison,
Wilkinson, Ebers, Mariette y no pocos egipt6lo-
gos mas, nos han dicho cuanto de 61 se puede sa-
ber, segin el propio testimonio de los egipcios;
el cual testimonio di6 a conocer en 1S22 el insig-







84 ODRIGQUEZ GARCIA

ne Champoli6n, que alcanz6 por estupendo saber
e ingenio a descifrar los geroglificos famosos, y
con ello abri6 ese mundo al studio de los sabios
europeos y americanos; prescindamosde los cal-
deos, con no menor empefio y fruto estudiados,
desde que se descifr6 la escritura cuneiforme que
ellos usaban (y evitare en adelante citar nom-
bres de los cultivadores de "cada rama," porque
facilmente puede darse con los mas distinguidos
en cualquier manual de Historia Universal); pres-
cindamos de los chinos, de cuya historic nos dan
menuda noticia libros modernos que, a partir de
1776, en que aparecieron las c6lebres Memorias
de los misioneros de Pekin, se han publicado en
considerable nimero; prescindamos de los arias
y sus ramas, lo que equivale a prescindir de los
origenes de los actuales pueblos europeos, y, por
lo tanto, de los civilizados de America; studio
6ste de la historic de los arias, indios e iranios
que puede hacerse en nuestros dias en multitud
de obras (se cuentan por centenares), en las que
se han apurado todos los recursos de la maravi-
llosa ciencia modern para dar cumplida cuenta
de la procedencia y vicisitudes de tales pueblos,
empresa ardua y que pasma; de no menor vigor
intellectual, si no le alcanza mayor, que los asom-
brosos descubrimientos e inventos que se hayan
realizado en las artes y ciencias en que se fun-
dan las industries todas. Y despues que se haya







PAPPELEf VIEJOS 85

prescindido de todo esto, iqu6 resta de la histo-
ria antigua? -Resta bastante ciertamente; todo
lo que Duruy llama "historiagriega" e historica
romana;' pero, aunque mucbo fueron los griegos
y much los romauos, trunca queda la Historia
sin el studio de los pueblos orientales, y nada
excusarl, nada podrA excusar, omisi6n como la de
no estudiarlos en un tratado para la ensefianza,
si no con detenci6n verdadera, dedicAndoles la
atenci6n mayor possible en un libro elemental. Y
si las mas de las investigaciones hechas acerca de
la historic de los pueblos orientales y los mas de
los conocimientos-frutos de esas investigaciones
-que hoy se alcanzan, son posteriores a la obra
de Heredia y adn a la vida misma de su autor
ilustre, bien conoci6 6ste los libros de los histo-
riadores latinos y griegos, que le suministraban
datos suficientes para resumir siquiera la histo-
ria de los pueblos dichos, con la deficiencia, na-
turalmente, originada del desconocimiento de
las novisimas fuentes hist6ricas, cuya aparici6n
y conocimiento han renovado, punto menos que
totalmente, el period llamado oriental.


**


A setenta ascienden las paginas dedicadas a la
historic de Grecia, que comprende diecinueve







RODRIGUEZ GARCIA


lecciones, de las cuales en catorce se consignan
hechop y. en las. cinco restantes se filosofa sobre
aqlallos, y se estudian las artes griegas, y los
poetas, historiadores y fil6sofos hel6nicos.
Estimable es el resume este, porque estA atcer-
tadamente compuesto; aunque en nuestros dias,
despu6s de la Historiade Grecia, por Grote y la
Historic Griega, de Curtius, a las que han pre-
cedido y seguido numerosos studios, algunos
dignos de ser calificados de monumentales, como
io han sido ya ambas Historias, parezca hasta
infantil (ciencia en mantillas) un trabajo, aun-
que sea hechos a conciencia, que se reduce a ser
epitome o resume de Herodoto, por ejemplo.
A bien que de esto no tuvo culpa Heredia.
Cabe.decir lo mismo de las veinticuatro leccio-
nes en que nuestro autor nos da cuenta de los
origenes, vida, desenvolvimiento, grandeza y de-
cadepcia, literature, filosofia y costumbres del
pueblo romano; porque no se halla en ninguna
de ellas indicio de que conociese los trabajoa de
Niebuhr, cuya Historia Romana se public en
1811, y nos cita s6lo a Dionisio Halicarnaso y a
otros autores antiguos, estimable, sin duda, pe-
ro cuyo conocimiento no basta para conocer la
historic del pueblo rey; historic rehecha ya,
gracias a la colosal labor efectuada por el celebre
historiador expresado, y por el cien veces ilus-
tre M6mmsen y.la pl6yade de sabios que han







PAPELES VIEJOS


seguido las huellas'de entrambos, los cuales hi-
cieron studio concienzudo de los' escritores an-
tiguos y de los monumertos; sometidos aqu6llos-y
sttos a la mas escrupulosa critical. Cuanto a los
escritores modernos que:menciona Heredia en
la lecci6n L, titulada: "M6todo de estudiar la
historic antigua," olvidados estin por su insigni-
ficancia, como Millot y Turselline, de quienes
nadie hace ahora el mas minimo caso; pero las
nueve piginas que nuestro autor consagra a este
asunto revelan el cuidado exquisito- que en la re-
dacci6n de la obra pusoy me confirman en la idea
de que, si se hubiera dedicado con mayor con-
sagraci6n al studio de la historic, y, sobre todo
si hubiese alcanzado tientpos mas avanzados, ha-
bria producido un tratado verdaderamioite Tota-
ble,:porque eualidades tenia para ello.


.


La "Historia Antigua" terminal, seginm Here-
dia, al aparecer las naciones g6ticas, las- cuales
estudia en doa lecciones, en que analiza sus cos-
tumbres, leyes y gobierno, antes de su estableci-
miento en el imperio romano y despus 'que se
estableeieron en. 1.
Salta de aqui nuestro author a la Arabia, cuyo
estufdio constitute la lecci6n primer de las







88 BR IGUEZ GARCIA

ochenta y ocho que dedica a la "Historia Moder-
na," y a seguida trata de los francos, de la Igle-
sia, de los anglo-sajones, espafioles, alemanes,
suizos y turcos; todo de manera muy compendio-
sa sin determinar bien los origenes de los pueblos
y preocupado s6lo con sefialar los sucesos capita-
les, por lo cual no puede darse el leyente exacta
cuenta de este period tan extenso e important
de la Historia. Pero ya cuando Ilega al siglo
XVI, el autor se detiene y el compendio acrece
considerablemente en importancia: los descubri-
mientos, singularnente el del Nuevo Mundo: las
luchas religiosas; las guerras de conquista, par-
ticularmeute las que tuvieron por teatro el conti-
nente americano; las luchas political, con espe.
cialidad la Revoluci6n britAnica; "las guerras de
independencia",-y no hay que decir que tuvo
particular cuidado en la de Ambrica:-todo estA
habilidosamente resumido y no se advierte falta
de consideraci6n. No escasean los juicios hist6ri-
cos, expuestos con mesura y tino, y afn el estilo
y el lenguaje me parecen en toda esta part dig-
nos de mayores alabanzas, que los que podrian
merecer en el resto de la obra. Hasta se ocupa
de China, Jap6n y India,-bien que no sea el lu-
gar mAs oportuno ni el generalmente seguido, y
sean tambien deficientes, a ojos vistas, las fuen-
tes que han conocido para trazar esas paginas.







PAPELES VIEJOtJ 89

Pero, a la postre, result meritorio el esfuerzo y
digno, por ello, de encomio.



Al terminar la obra, Heredia recuerda a Cu-
ba, que "nos presenta-dice-a los sabios fil6so-
fos Varela y Saco." Retrespo-agrega-ha escri-
to la historic de su patria, Colombia, en cuyo
parnaso brillan los nombres de Bello, Madrid y
Olmedo. "Si la posteridad concede lugar entire
ellos como poeta al autor de estas lecciones, di-
rd que Cuba fue su patria".
Dulce y amoroso recuerdo tuvo de ella el in-
signe compatriot cuando quiso acabar su obra
con estas palabras, tan dignas de ser conocidas.
Por amor a su patria queria el gran Heredia,
como se advierte facilmente del context de
ellas, que, si alcanzaba nombradia, se supiera
que era cubano; y Cuba le ha proclamado y pro-
clama una de sus glorias mis legitimas y puras,
no s61o por lo que es como poeta, sino por lo que
fug como hombre: noble y puro, en 61 vali6 mis
el hombre que to que vali6 el poeta, con valer
6ste tanto; y si el oscuro escritor que firma estas
lines exhuma en estos parrafos,-sin calma,
pero gustosamente escritos,-las olvidadas Lec-
ciones de Historia Universal del ciudadano
Jose MARiA HEREDIA, en que, si so observan







90 RODRIGUEZ GAltCIA

yerros de poca monta, nacidos principalmente
del estado de los conocimientos hist6ricos en
aquella 6poca, se notan, en cambio, las disposi-
ciones felicisimas de su preclaro autor por el
cultivo de ia ciencia y sus grades dotes de
escritor didactico; si tarnafa empresa ha acome-
tido quien esto describe, su devoci6n sin limits
al canton inmortal del NiAgara se la ha inspira-
do, y con ella, el celo por 'su gloria, el gusto de
revivir (si cabe decirlo en cierto modo)& el recuer-
do del vate, y el patribtico empefio de que se
conozcan integramentM personalidades como la
de aqu6l, por casi todo el mundo tepido s6lo por
poeta, como si no hubiera sido prosista de nota,
jurisconsulto e historiador; empefio patri6tico
que inicia, en lo que respect a Heredia, con el
desmedrado studio a que, temeroso de pecar de
cansado, da aqui punto final.


Diciembre de 1899.






















Francisco.

El favorable juicio de reputados escritores,
como Villaverde y Delmonte, lo ratifica el lector
entendido y desapasionado.
Cierto que se hallan:en esta obra no pocos
descuidoR, de 6sos a cuyo examen reduce toda
su labor critical los que padecen tristeza por la
nombradia ajena; mas el relato es conmovedor,
animado, interesante; como que.lo inspiran sen-
timientos nobles y delicados.
Es Francisco novel cubana abolicionista
que precedi6 en muchos afios a la famosisima
de Enriqueta Beccher Stowe (La cabania del
tio Tomds), y, como producci6n de la juventud,
si carece de la correcci6n que el autor muestra
en sus escritos posteriors, tiene, en. cambio,
cierta deliciosa espontaneidad, que la hace de
muy grata lecture.




C,


RODRIfUEZ GARBCif 93

Tocante al sentimiento que anima sus pfgi-
nas, muchos, cual La Luz, Iloraron al leerlas.
Don Ansehno SuArez y Romero conocia, tal
y como es, su Francisco; aspiraba al triunfo mo-
ral, no al meramente literario: va su libro con-
tra la esclavitud, cuyos horrores pinta, y no en
pos de aplauso.
"Pero confieso describee al finalizar el pr6lo-
go), que despues de tantos afios que han trans-
currido desde que mirando de cerca nuestra
vida campestre, trazaba con ind6cil mano los
capitulos de Francisco, siempre que los vuelvo
a leer, recibo la misma impresi6n que cuando
los escribia. Sin querer me Ileno de tristeza y
acabo sin poderlo remediar por derramar ligri-
mas. Suelo reirme de mil palabras y giros mal
usados y de inultitud de redundancies y repeti-
ciones enfadosas; pero en cuanto contemplo a
Dorotea y a Francisco, victims de una institu.
ci6n horrenda, pienso quo la critical literaria mAs
several habra de ahogar sus censuras para com-
padecer a aquellos dos esclavos desventurados
juntardo su Ilanto con el mio. Es triunfo que
me enorgullecerA."

**

He reproducido el volume cuya portada es
como sigue:
"Francisco. | Novela cubana I por I Anselmo







PAPELES VIEJOS


SuArez y Romero. I (Las escenas pasan antes de
1838) I N P L (enlazadas) I Nueva York Iin-
prenta y libreria de N. Ponce de Leon I 40 y 42
Broadway. I 1882.
156 piginas en octavo (182X 123 mm.).
Una hoja de guard, frontis, "Advertencia"
y la novela dividida en seis capitulos sin epi-
grafes.






















Canto 6pico




La anteportada dice:
"A! Descubrimiento de AmBrica".
En el dorso se lee al pie:
"Es propiedad del autor".-Imprenta del
Faro".
En la portada:
"Canto 6pico I sobre I el descubrimiento de
Am6rica por Crist6bal Colon. I Su autor I D.
Narciso de Fox6. Premiado. I Habana. I Publi-
cado por el Liceo Artistico y Literario. I Diciem-
bre de 1846."
La primera linea, la cuarta, la quinta y la
sexta con mayfisculas, variadas las restantes, y
el todo con una elegant nota.
El opfsculo consta de 31 piginas en cuarto







96 RODRIGUEZ GARCiA

(222 milimetros por ciento cincuenta, en un
ejemplar que se ha recortado para la encuader-
naci6n).



*



En la pagina que habria de Ilevar el 5 si tu-
viese nfmero, y en la 6:

"Acta del Jurado reunido en los dias 19 y 22 de
noviembre de 1846, a fin de calificar las
composiciones presentadas al certamen lite-
rario abierto para la celebration de los Jue-
gos florales, sobre el tema primero del pro-
grama "Un canto 6pico al descubrimiento
de America por Colon."

Rennida la Junta facultativa el dia 19, y
presents los mimrnbros del Jurado, Sres. D.
Bias Os6s, D. Francisco Mufioz del Monte, D.
Anacleto Bermudez, D. Jos6 Zacarias Gonzalez
del Valle, y D. Jos6 Silverio Jorrin, se di6 cuen-
ta del dictimen de la comision, compuesta de
los sefiores tercero y cuarto nombrados, y en el
cual se proponia la adjudicacion del premio ofre-
cido en el program A un canto epico que Ileva-
ba por lema las palabras de Propercio: "Si defi-







PAPELES VIEJOS 97

ciant vires &." presentado al concurso el dia 25
de octubre. Acto continue, se procedi6 a la lec-
tura de las trece composiciones que habian en-
trado en la competencia; y como se hubiese ve-
rificado la de cinco, entire ellas las dos mejores,.
que desp'ies de la propuesta para el premio, ha-
bian Ilamado la atencion de los sefiores infor-
mantes; existiendo entire aquellas y esta una
muy notable diferencia, el Jurado se manifesto
unanimemente inclinado A aprobar el referido
dictamen. Sin embargo, aunque seguro de la
justicia de esta resolution, por las garantias
que le ofrecian la ilustracion y conocida probi-
dad de los miembros de la comision, A ruego de
estos, acord6 celebrar una segunda session, A fin
de leer tudas las composiciones restantes. Con
tal objeto, volvi6 A reunirse el dia 22, y a este
acto concurri6 tambien el Sr. D. Jos6 Antonio
Echeverria, nombrado miembro del Jurado, y
que no habia asistido al anterior. Concluida di-
cha lectura, el Jurado insisti6 en su primera re-
solucion respect A la adjudicacion del premio;
acordando ademas: 19 que no habia lugar a la
adjudicacion del accesit; y 29 que siendo el can-
to premiado, A pesar de los lugares que pudiera
encontrar en el" una critical several, altamente
honroso para el Liceo y el pais, y acreedor por
tanto A una distinction extraordinaria, una vez
que el Jurado no podia separarse de los terminos







RODRiGUEZ GARCIA


del program, a costa de sus miembros se hicie-
se una edicion de todo lujo para presentarla al
autor como una muestra de aprecio que les me-
recia, reservando solo algunos ejemplares para
el Excmo. Sr. Patrono y Junta delegada del Li-
ceo, mesas de las demAs secciones y socios fa-
cultativos de la de Literatura; y por iltimo, pa-
ra el Excmo. Sr. Duque de Veraguas, ultimo
descendiente del inmortal Descubridor. Habana
y Noviembre 22 de 1846.-Bias San Millan, pre-
sidente.-Isidoro Araujo, secretario.
"NoTA.-Que en el acto pfiblico de la distri-
bucion de los premios, celebrado el dia 23 con
asistencia del Excmo. Sr. Patrono, abierto el
pliego correspondiente al lema del canto pre-
miado, result autor de este el Sr. D. Narciso de
Foxi.-San Millan.-Isidoro Araujo, secreta-
rio."

La Junta, como se ve, era competent, y
procedi6 cual habia de esperarse.
La generaci6n actual, poco iada a la histo-
ria literaria de su pais, desconoce a don Bias
OsBs, uno de los abogados y literatos mas dis-
tinguidos de aquella 6poca.
Mufioz del Monte logr6 celebridad como
poeta y su nombre "queda" en el parnaso his-
pano-americano.
Bermidez goz6 de extraordinaria fama co-







PAPELES VIEJOS


mo jurisconsulto y escritor. Sus versos fueron
tambi6n aplaudidos.
GonzAlez del Valle fue bastante fecundo, y
aun en nuestros dias se han reproducido obras
suyas.
Jorrin, uno de los hombres de mayor c ultu-
ra que la patria ha tenido, era una autoridad
literaria.
Echeverria, exquisito prosista, componia
delicados versos, aunque inferiores a su prosa.
Sin embargo, para el despecho no hay "pres-
tigio" que valga. QuizAs algfn poetilla calum-
ni6, injuri6, patale6... iDoce quedaron sin men.
ci6n siquiera, y puede que various se considera-
sen superiors al mismo Homero!
Tocante a Foxa, no fu6 su triunfo Anico el
logrado en esta ocasi6n: el cantor de la natura-
leza cubana tiene puesto distinguido en nuestro
Parnaso por mAs de un titulo.



*



En la siguiente hoja vemos el lema:

Si deficiant vires, audatia certe
Laus erit; in magnis et voluisse sat est.
PROPERTY.







1CO RODRiGUEZ GARCiA

En seguida, el Canto gpico.
Sesenta y seis octavas reales, que no me pa-
recen de igual merito. En conjunto revelan fa-
cultades.
Despu6s de la invocaci6n, el poeta nos des-
cribe la despedida en Palos, el viaje azaroso,
las vacilaciones de la chusma y la conjura con-
tra el Almirante, la grandeza de 6ste y su vic-
toria.
No escasean los iasgos felices, las descrip-
ciones bellas, los versos bien construidos.
Pero no se trata de un juicio, sino de una
modest nota bibliogrifica, que debe ya con-
cluir.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs