• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Al Capitán General de esta...
 A mi madre
 Prelude
 I - Orígen de la institucion de...
 II - Epoca contemporánea, ó sea...
 III - Porvenir de la institucion...
 Epílogo
 A mis lectores
 Himno á España
 Table of Contents














Group Title: Memoria sobre los voluntarios de la Isle de Cuba : Consideraciones relativas a su pasado, su presente y su porvenir
Title: Memoria sobre los voluntarios de la Isle de Cuba
CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00074016/00001
 Material Information
Title: Memoria sobre los voluntarios de la Isle de Cuba Consideraciones relativas a su pasado, su presente y su porvenir
Physical Description: v-xiv, 233 p. : ; 20 cm.
Language: Spanish
Creator: Otero y Pimentel, Luis
Publisher: La Propaganda literaria
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1876
 Subjects
Subject: History, Military -- Cuba   ( lcsh )
History -- Cuba -- Insurrection, 1868-1878   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
Statement of Responsibility: Por el capitan D. Luis Otero Pimentel.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00074016
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 000176148
oclc - 23131947
notis - AAU2626

Table of Contents
    Front Cover
        Page i
        Page ii
    Title Page
        Page iii
        Page iv
    Al Capitán General de esta Isla
        Page v
        Page vi
        Page vii
        Page viii
    A mi madre
        Page ix
        Page x
    Prelude
        Page xi
        Page XII
    I - Orígen de la institucion de voluntarios, etc.
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
    II - Epoca contemporánea, ó sea desde 1868 hasta la fecha, etc.
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
    III - Porvenir de la institucion de voluntarios de la isla de Cuba
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
        Page 219
        Page 220
        Page 221
        Page 222
    Epílogo
        Page 223
        Page 224
        Page 225
        Page 226
        Page 227
        Page 228
    A mis lectores
        Page 229
    Himno á España
        Page 230
        Page 231
        Page 232
        Page 233
    Table of Contents
        Page 234
        Page 235
Full Text










LOS VOLUNTARIOS


DE LA ISLA DE CUBA.















LOS VOLUNTARIOS
DE IA

ISLA DE CUBA.

CONSIDIBACIONIS IELATIVAS A 8S PASADO, S1 PfSISTI
Y SU PORVENIR.
POR L CAPITAL
D, LUIS 0OT.P110 rIMNTUoL.

-OFICIAL I. DE LA SECCIO AkqCHIV DE LA CAPITAlIA GENERAL
DE DICHA ISLA.










H ABA N A.
LA PROPAGANDA LITBRABIA.
IMP, ENTA--LIBRE ,IA-PAPELER, A.
Calle de O'Reilly, n1iAm. 54.
187 6.









97



LATIN
AMERICA
L:! TEL)


Esti obm o propiedad de ono otor quwn eroegiri
aote I ley i quien In reimprima inni penni0flo0













Q(tems*.Sr. Capital (neral be esta gsla.




TXCMO. SR.;



D. Luis OTERO Y PIMENTEL, Capitan Oficial xde la Sec-
cion Archivo de esta Capitania General, ante V. E., con el
mis profundo respeto, dice:-Que animado de sentimientos
patri6ticos, se decidi6 & escribir la obra que tiene el honor
de elevar las superiores manos de V. E., titulada: "Memo-
ria sobre los Voluntarios de la Isla de Cuba. Consideraciones
relafivas d su pasado, su present y su porvenir."-Como
V. E. puede dignarse observer por el texto, la sintesis de di-
cho trabajo esta descrita con las palabras Patria, Rey, Auto-
ridad, perseverancia y union intima, fraternal 6 indisoluble
entire todos los defensores de la honra de Espafia ante el l&-
baro santo de nuestra Nacionalidad, como 6nico y seguro
medio de que este territorio, resfo de nuestra antigua gran-
deza'y que yace regado con la sangre de tantos Cides, sea
siempre protegido por la gloriosa bandera que le di6 el ser
entire los pueblos cultos y civilizados.-Al tener la honra de
suplicar a V. E. se digne otorgarle su superior permiso pa-
ra imprimir y publicar dicha obra; el autor la deja reveren-
temente bajo la poderosa egida del Excmo. Sr. Capitan
General Don Joaquin Jovellar y Soler, cuya vida guard
Dios dilatados afiQs, radiante siempre de pura gloria, como












la que hoy circunda su ilustre nombre.-Habana 23 de Enero
de 1876.-Excmo. Sr.-Luis OTERO Y PIMENTEL.-Excmo.
Sr. Capitan General de esta Isla.




"Capitania General de la siemprefiel Isla de Cuba.-E. M.
-Seccion 4--Dada cuenta al Excmo. Sr. Capitan General
de la instancia promovida por V. acompafiando la obra que
ha escrito, titulada: "Memoria sobre los Voluntarios de la Isla
de Cuba. Consideraiones relatives d su pasado, su present y
su forvenir," dicho Excmo. Sr. se ha servido concederle su
superior permiso para imprimir y publicar la citada obra, re-
solviendo tambien se le prevenga, que oportunamente faci-
lite un ejemplar de la misma para esta Dependencia y otro
para elevarlo al Excmo. Sr. Ministro de la Guerra, al propio
tiempo que se le d6 cuenta de dicho trabajo, recomendan-
dolo eficazmente por si tiene A bien premier su aplicacion,
laboriosidad 6 inteligencia demostradas en bien del servicio.
-De 6rden de S. E. lo comunico A V. para su conocimien-
to, satisfaccion y efectos consiguientes.-Dios guard A V.
muchos afos.-Habana 4 de Febrero de 1876.-El Briga-
dier Jefe de E. M.-P. I.-El Coronel 2 Jefe, Pedro del
Mdnzano.-Sr. Capitan D. Luis Otero y Pimentel, Oficial
io de esta Capitania General."



Subinspeccion General de Voluntarios de la Isla de Cuba.-
Circular.-El Excmo. Sr. Capitan General ha tenido A bien
conceder autorizacion al Capitan Oficial i? de la Seccion










VII
Archivo de la Capitanfa General, D. Luis OTERO Y PIMEN-
TEL, para imprimir y publicar una obra que ha escrito, titu-
lada: Memoria sobre los Voluntarios de la Isla de Cuba," la
cual di i conocer la noble mission de los Voluntarios, su or-
ganizacion, origen de la institution, creacion de los prime-
ros cuerpos en 1855, sus servicios de guaricion y de guerra
hasta la fecha, sus sacrificios pecuniarios, consideraciones
sobre la necesidad de la constancia y la union intima entire
todas las instituciones armadas y el profundo respeto A la
Autoridad, para sacar inc61ume el honor de las armas Espa-
fiolas en la actual contienda.-Y considerando muy util para
todas las classes del Instituto la adquisicion de dicha obra,
lo digo A V. para su conocimiento y g fin de que se sirva
disponer Ilegue al de los cuerpos de Voluntarios de esta ju-
risdiccion, A quienes la recomiendo, para que los que deseen
suscribirse A ella puedan verificarlo.-Dios guard & V. mu-
chos afos.-Habana 9 de Febrero de 1876.-El General
Sub-inspector, Onofre Rojo.











A MI MADRE.


Uno de tus preciosos consejos, querida madre,
el mas sublime entire Ids sublimes, que ha per-
manecido siempre fijo en mi mente y que no
olvidare jams, esti concebido en los siguientes
terminos: "Sobre todo, hijo mio, el temor de
Dios, la gloria de la Reina (i) y el honor de la
Patria. Asf honraris mi memorial y la tumba de
tu padre..-.."
En moments bien supremos marcaste i tu
hijo, baiada en lagrimas, una senda que se-
guira hasta el sepulcro; y i falta de mayores
pruebas que no me es dable ofrecerte, recibe hoy
en ese confin de la madre pitria, en ese suelo
clasico del amor, del sentimiento y de la ternu-
ra, la dedicatoria de esta ingenua y humilde
production; la cual tiende a ensalzar, cual se
merecen, los hechos de nuestros compatriotas
que tuvieron la suerte de hacerse acreedores, en
esta apartada region de la metr6poli, a la gracia
del Rey, hijo de aquella augusta Seniora y al
agradecimiento de la patria.
Tu siempre obediente hijo,
Luis.
JIABAxi, mCERo DE 1876.

(z) La magma Siora Dofia Isabel II.
















PIROITO3-0-



No moriris jams, y vuesta suete
Viviri de la ptria en la memorial:
La tumba de los hombres, es la mermte;
La tumba de los heroes, es la gloria!
Joss MONmoY.

La institution de Voluntarios Espafioles de la
Isla de Cuba adolece de un vacfo que se deja
sentir con harta frecuencia, alli donde la exacti-
tud y la realidad de los hechos que con tanto
entusiasmo y perseverancia tiene realizados, no
impera 16gicamente en la conciencia de todos.
Por punto general suele compararsela con los
Cuerpos ciudadanos, cuya organization obedece
A una idea political mas 6 menos laudable, y cu-
yo entusiasmo no puede tampoco negArseles in-
terin aquella idea es personificada por las altas
Camaras del Estado; pero que desaparece como
"flor de un dia" desde el moment en que aque-
llas modifican en lo mas mfnimo la forma 6 esen-
cia de su organization fundamental. De aquf
result la inmediata decadencia de su buen es-








XIV
el que pueda contribuir a su mayor brillo y per-
feccionamiento. Dichosos, mil veces, los que
puedan revestirla de todo el explendor, de todo
el renombre y de toda la grandeza a que es
acreedora.
Entre tanto, paso a dedicarle el modesto fruto
de mis limitadas fuerzas; para que al menos, sir-
va de base a plumas doctas y competentes en
una obra que sera muy dilatada, pero en cuyo
feliz termino brillaran los clarisimos y radiantes
destellos de la gloria.
















M=E2ZM1OR11-&


SOBRE

LOS VOLUNTARIOS DE CUBA.



I.

Origen de la institution de Voluntarios.-Cuerpos de Vecinos
Nobles en el aSo de 1850.-Disolucion de Jos mismos.-
Creacion de los frimitivos Cuerfos de la Corporacion actual.
-Nombres de los _efes que entdnces los mandaron.-Breve
resefia de sus servicios Iasta el a o de 1868.

En el mes de Febrero de 1855, tuvo conoci-
miento el ent6nces Excmo. Sr. Capitan General
de esta Isla D. Jose Gutierrez de la Concha, de
que en la nacion vecina, los Estados Unidos de
America, se preparaba una nueva expedicion pi-
rAtica contra esta Isla; y asi mismo no se escape
a su innegable celo y perspicacia, que la tal ex-
pedicion se proyectaba de acuerdo con infcuos
planes de sedicion que se fraguaban en este ter-
ritorio por los enemigos del nombre espahiol.








2 LOS VOLUNTARIOS

He dicho que se proyectaba una nueva expe-
dicion, porque ya en el afio 1850, el traidor Nar-
ciso L6pez habia conducido a estas playas otra
de aventureros, de que inmediatamente dieron
buena cuenta las fuerzas del ejercito, auxiliadas
por el concurso unanime del pais; cuya intento-
na frustrada di6 origen a la creacion de unos
Cuerpos de ciudadanos leales con el nombre de
Nobles vecinos, que prestaron buenos servicios
interin no se recobr6 la complete tranquilidad de
la Isla, pero que se disolvieron al desaparecer el
peligro por no ser ya necesarios sus servicios.
Su existencia, pues, ha sido muy efimera, co-
mo breves fueron los moments del trastorno
ocasionado por aquellos ilusos y traidores.
Volviendo al afio 1855 result que, el Excmo.
Sr. Capitan General Concha, para prevenir y
contrarestar cuanto de gravedad pudiese aconte-
cer, dict6 muy oportunas y acertadas disposicio-
nes, que tuvo la suerte de ver coronadas del me-
jor exito; descollando entire todas, por su impor-
tancia, la relative al alistamiento y armamento,
en Cuerpos voluntarios, de los espafioles insula-
res y peninsulares que expontaneamente quisie-
sen tomar las armas en defense de la integridad
del territorio.
Es notable el bando publicado con dicho ob-
jeto en 12 del citado mes y afio; y como por
otra parte tiene en e1 su origen una institution










DE LA ISLA DE CUBA. 3

que tan importantes servicios estaba llamada A
prestar, creo oportuno trascribirlo integro. Dice
asi:
"Siendo notorio que en various puntos de los Estados Uni-
dos se prepare una expedition piritica contra esta Isla,
compuesta de aventureros de todos los paises que aspiran a
encontrar en ella la fortune de que carecen: atendiendo a
que conviene utilizar activamente todas las fuerzas del ej&-
cito para repelerla de un modo pronto y vigoroso, cualquiera
que sea el punto 6 puntos en que los filibusters puedan
presentkse: y aceptando las reiteradas y ardientes ofertas que
recibo de todas parties, dictadas por el honroso sentimiento
de hacer respetar la gloriosa ensefia de nuestros antepasa-
dos, la integridad del territorio de Cuba y la seguridad de
las personas y propiedades de sus habitantes; en uso de las
facultades extraordinarias que me. compete;
Ordeno y mando:
Articulo I En esta capital y en todas las Tenencias de
Gobierno se procederi desde luego al alistamiento y arma-
mento de todos los buenos espaioles de ambos hemisferios
que voluntariamente lo deseen, y que tengan la edad de i8
S50 afios.
Articulo 2? Esta fuerza se denominarfi "Voluntarios" del
punto en que residan, y se organizari constituyendo una
compaifa de cada cien hombres con las classes de oficiales,
sargentos y cabos correspondientes, y un batallon de cuatro,
seis i ocho compahifas. Cuando 6stas excedan de ocho se
formaran dos 6 mis batallones; si no legan A cuatro com-
pondrAn un tercio.
Articulo 3? El Gobiero nombrara de entire los alistados
los jefes y capitanes que deban mandar esta fuerza; y dichas
classes propondran al Gobiero los oficiales subalternos y eli-
girin los sargentos y cabos. Por la Capitania General se dic-
tarAn las disposiciones necesarias para proveer de armamen-
3









4 LOS VOLUNTARIOS

to y municiones A los Cuerpos de Voluntarios y para regula-
rizar su servicio cuando fuere necesario.
Articulo 4? En cada Capitanfa pedanea se organizaran
tambien secciones de Voluntarios conforme A las bases esfa-
blecidas asi de infanteria como de caballeria.
Articulo 5? Los Goberadores y Tenientes de Goberna-
dores efectuarAn inmediatamente el alistamiento arreglindose
a las expresadas bases.
Articulo 6? Las mismas autoridades alistaran al propio
tiempo todos los soldados cumplidos y los paisanos volunta-
rios que se les presented con objeto de aumentar la fuerza
de salvaguardias en sus demarcaciones respectivas con arre-
glo A lo que se ha practicado para organizer la fuerza de esta
clase que en el dia exista en cada Tenencia de Gobiemo.
Articulo 70 Se satisfarin por los fondos del Estado los ha-
beres de estos salvaguardias. Cada 25 hombres formaran
una seccion al mando de un official con un brigada y dos ca-
bos: cada cuatro secciones constituirAn una companfa A las
6rdenes de un capitan.
Habana, 12 de Febrero de 1855.--Jos DE LA CONCHA."

Como se ve, la organization de los Voluntarios
de la Isla de Cuba data del 12 de Febrero de
1855, y seria quitar la luz al sol, si alguien pre-
tendiese negar al autor de tan excelente idea,
una gloria imperecedera que sera, seguramente,
una de las mejores muestras de su esclarecido
ingenio. El document preinserto corresponde
por su energia, correct estilo y galana frase, a
la elevacion del pensamiento.
No es nuevo en la historic de los pueblos el
armar y constituir en unidades orgAnicas a los
hombres tiles para las faenas del servicio, siem-









DE LA ISLA DE CUBA.


pre que los mismos pueblos se han visto ataca-
dos en sus afecciones mas intimas; pero la ver-
dad es que, generalmente, el belico entusiasmo
de esas masas ha desaparecido inmediatamente
que pas6 la fiebre del moment; mientras que el
buen espiritu y entusiasmo de los Voluntarios de
Cuba, si alguna alteracion ha sufrido en tan lar-
go period de tiempo puede estimarse beneficio-
sa; porque si hoy su faz no revela aquel ardor
que Antes tenia encerrado en su mente y que le
impedia distraerse en otro objeto que no fuese
el de la Patria, si hoy no existe aquel delirio de
otros dias que aun cuando eleva el espiritu has-
ta el sacrificio, puede tambien ser causa de exa-
jeraciones y temeridades; en cambio queda in-
tacto el verdadero y natural entusiasmo por la
*Patria, queda serenidad de animo y una firmeza
en la idea, que debe mortificar much mis todavia
a nuestros enemigos. La sensatez y cordura que
acompafia todos sus actos del servicio, la pru-
dencia y circunspeccion con que se ocupan de
los.mismos asuntos y el buen deseo y exactitud
con que desempefian el cometido que se les con-
fia, les hace infinitamente mas poderosos y res-
petables.
Indudablemente, los Cuerpos y ejdrcitos que
nutren sus filas con individuos voluntarios, tienen
una ventaja sobre los que lo verifican por otros
sistemas; y la diferencia es todavia mayor, si se









6 LOS VOLUNTARIOS

la consider en relacion con el sistema de reclu-
tamiento forzoso. Hay infinitos hechos que pu-
dieran aducirse en apoyo de esta asercion, pero
seria ocioso ocupar tiempo en referirlos, cuando
es innata en todo el linaje human, y hasta en
los irracionales, la condition de mostrar siempre
much 6 poca repugnancia hacia aquellos traba-
jos 6 profesiones que no han merecido nuestra
vocacion; midntras que desempefiamos gustosos
otros de diverse indole, aunque sean mas inc6-
modos, mas espinosos y menos retributivos.
Esta verdad debi6 pesar en el animo de la
Autoridad que, en 1855, organize las fuerzas
ciudadanas de esta Isla y que, en union de las
veterans del ejercito, habian de repeler a las
provocadoras; y creo como infalible que, el hecho
de haber sido voluntario y no forzoso, el alista-
miento de aquella epoca y los posteriores que
dieron lugar al considerable desarrollo del insti-
tuto, ha influido notablemente en que este con-
servase siempre su buen espiritu y alcanzase el
estado lisonjero en que hoy le vemos.
Los sucesos ocurridos con posterioridad al afio
de 1855, nos ensefian de un modo patente que
la institution de voluntarios no solo produjo
6pimos frutos en aquellas complicadas circuns-
tancias; sino que sus efectos han prevalecido
hasta el dia; pues se observa, que allf donde
dicha organization fue mas estensa y los cuerpos








DE LA ISLA DE CUBAL 7

6 fracciones mas numerosos; mas vivo se ha
mantenido siempre el amor a la PAtria. Buen
ejemplo de ello, lo tenemos en la zona que com-
prenden lasjurisdicciones de la fidelfsima Vuelta
Abajo, donde en aquella epoca tuvo mayor desar-
rollo la citada corporation. Y eso que, sin duda
por no sospechar siquiera que este hermoso pais
encerrase en su seno series tan ingratos y desna-
turalizados, que pudiesen dedicarse a convertirlo
en horroroso paramo, la institution fum en des-
censo cada dia por no proveerse sus bajas natu-
rales, y qued6 poco menos que en cuadro, much
antes de que el escandalo de Yara viniese a tur-
bar nuestra profunda y en parte censurable con-
fianza.
Inmediatamente que el Excmo. Sr. Capitan
General Concha comunic6 las 6rdenes corres-
pondientes para la organization de los cuerpos
de Voluntarios, se procedi6 por las autoridades
yjefes encargados de cumplimentarlas, al alista-
miento y armamento de las mismas; y en el
breve plazo de dos meses transcurridos desde la
publication del Bando expresado, contaba esta
Isla con un respectable contingent en todas las
poblaciones para desempefar el servicio de
guainicion de las plazas y auxiliar a los cuerpos
del ej6rcito donde fuese necesario.
El 22 de.Abril del mismo ano 1855, fueron
revistados en gran parada por el Excmo. sehor









LOS VOLUNTARIOS


Capitan General, todas las fuerzas de voluntarios
de la Habana y sus inmediaciones, quedando
S. E. altamente satisfecho del estado de brillan-
tez e instruction con que se presentaron, como
lo manifest de oficio al Excmo. Sr. General
Subinspector del institute, y este lo hizo pdblico
en la 6rden general del cuerpo.
He aqui las palabras del Excmo. Sr. Capitan
General relatives al mencionado acto.

"Me es muy grato consignar & V. E. en esta comunica-
cion, que ayer qued6 altamente satisfecho del estado de bri-
llantez 6 instruction con que se presentaron en la parada los
batallones, compaifas sueltas y escuadrones de voluntarios
de la capital. Los voluntarios de la Habana, identificados
en sentimientos con el ej6rcito, lo estin ya en todas las dotes
militares. Igual complacencia me causaron las compaifas de
Guanabacoa y secciones del campo de ambas jurisdicciones,
por su adelanto en la instruction y buen espfritu de que
estin poseidas para opera, si fuese necesario, con las fuerzas
de este ej6rcito y contribuir A la defense comun.
Higalo V. E. saber asf en la 6rden general del Cuerpo,
afadiendo que dar6 cuenta al Gobierno de S. M., de tan
leal comportamiento, y de que al paso que la Isla cuenta
con esta interesantisima garantia mis de 6rden piblico, el
trono de la Reina y los derechos de Espafia tienen una nue-
va y poderosa fuerza organizada para su conservation.
CONCIA."

Ya en aquella epoca habia fructificado la mala
semilla sembrada por los que primeramente se
dedicaron d inocular en la inexperta juventud el








DE LA ISLA DE CUBA. 9

6dio a los objetos que mas debieran adorar; ya
las sociedades secrets habian concertado los
medios sediciosos de action que consideraban
mas adecuados para llegar i la realizacion de
sus traidores planes, y'ya en muchos centros de
ensefianza se habia abusado miserablemente de
la confianza que los padres de los discipulos ha-
cian de los preceptores (I) pues con mas 6 me-
nos claridad, pero con talent sumo, procuraban
dirijirlos por la torcida senda del deshonor y del
precipicio; y asi es que, cuando se recibi6 la no-
ticia de la pr6xima salida de los Estados Unidos,
de la expedicion piritica, contaba en la Isla con
bastantes simpatizadores decididos A trastornar
el 6rden piblico.
Mas con lo que no contaban seguramente,
era con el leal ejercito de reserve que instan-
tAneamente se puso sobre las armas, agrupin-
dose en torno de la Autoridad para defender la
integridad national; y cuyas fuerzas creian sor-
prender desprevenidas.
Juizguese,. pues, cuil seria el disgusto de los
enemigos de Espaia al ver la noble decision del
pais, hAbilmente preparada por la Autoridad;
disgusto que solo puede compararse con la sa-
tisfaccion de los leales y del gobernante, al exa-
[z] Las pernidcosisimas mximas de algunos profesores anti-paoles, fueron in-
dudablemiente jis perjudiciles que ningun otro elemento con que hayan contado les
sepaatistas. De gran leccion debe servir los padres de familiar, pra que no djen sus
hijos merced de personas desconocdas 6 de antecedentes dudoso.








10 LOS VOLUNTARIOS

minar el excelente espiritu de los nuevos defen-
sores del nombre de Espafia en America.
El numero de los Cuerpos, compafifas y sec-
ciones de infanteria organizados, ascendia en 30
de Abril de 1856 a 12 batallones, 36 compaifas
sueltas y 172 secciones, con un total de 2 coro-
neles, i teniente coronel, 16 primeros coman-
dantes, 12 segundos comandantes, 18 primeros
ayudantes, 15 segundos idem, 6 abanderados,
17 medicos, 10 capellanes, 114 capitanes, 313
tenientes, 349 subtenientes, 180 sargentos pri-
meros, 605 segundos, 4 tambores mayores, 72
cornetas, o10 tambores, 848 cabos primeros,
650 segundos, 12,330 voluntarios de la misma
arma, y el de los escuadrones y secciones de ca-
ballerfa, ascendi6 a 16 de los primeros y 240 de
los segundos, con un total de i coronel, 14 pri-
meros comandantes, 13 primeros ayudantes, 6
segundos idem, 5 medicos, 35 capitanes, 176 te-
nientes, 195 alf6reces, 84 sargentos primeros,
294 segundos, 25 trompetas, 530 cabos prime-
ros, 141 segundos y 6,504 voluntarios.
Bien merecen la distinction de figurar en esta
Memoria aquellos patricios que fueron los pri-
meros en vestir el honroso uniform del Volun-
tario, y que por sus merecimientos alcanzaron la
alta confianza de ser nombrados para el mando
de tan leales cuerpos; y por lo tanto paso gus-
toso a consignar sus nombres:










DE LA ISLA DE CUBA. II


General Subinspector del Cuerpo.

Excmo. Sr. Mariscal de Campo, D. Gregorio Brochero.

Plana Mayor.


Colonel ...........

Otro...............
Teniente Coronel Ma-
yor ............

Otro.............
Ayudante Mayor.....
Otto..............
Comandante ........


Excmo. Sr. D. Jos6 Maria Herrera
y Herrera, Conde de Fernandina.
D. Jacinto Larrinaga.

D. Jos6 Manuel de Espelins y Es-
quivel.
D. Francisco Javier de Zaragoza.
D. Laureano Fernandez de Ciceres.
D. Jos6 Fontanills y Llovet.
D. Nicolas Lopez de la Torre y Rodri-
guez.


Primer Batallon de la Habana.


PAimer Comandante..
Segundo idem.......
Aimmer Ayudante....
Segundo idem ......


D. Jos6 Maria Morales.
D. Martin Riera.
D. Jos6 Miangolarra.
D. Jos6 Maria Zamora y Quesada.


Segundo Batallon de la Habana.


DPimer Comandante..
Segundo idem......
Primer Ayudante.. ..
Seundo idem.......


D. Salvador Sama y Martf.
D. Rafael Rodriguez Torices.
D. Juan Canet y Erro.
D. Gregorio Ortega.


Tercer Batallon de la Habana.

AKimer Comandante.. D. Ramon Just.
Segundo idem...... D. Francisco Ventosa.
rimer Ayudante.... D. Marcelino Larreu.
Segundo idem........ D. Isidro Ramon.










12 LOS VOLUNTARIOS

Cuarto Batallon de la Habana.
rimer Comandante.. D. Manuel Ramos Izquierdo.
Segundo. idem....... D. Francisco Jose Calderon y Kessel.
Pimer Ayudante.... D. Miguel de Hano y Vega.
Segundo idem....... D. Jos6 Pablo y Xiques.
MA ico............ D. Manuel Antonio de Itarrola.
Escuadrones Voluntarios de la Habana.

Coronel........... D. Tomis de Reina.
Cazpfian........... D. Manuel B. Pereda.
Otro............... D. Julio Alfonso.
Otro.............. D. Joaquin de Arrieta.

Jurisdicolon de Guanabacoa.
Guanabacoa.
Comandante........ D. Santiago Barrientos.
Aimer ayudante.... D. Tiburcio de Armenteros.
Segundo idem....... D. Francisco Fernandez de Castro.

Jurisdiccion de Bejucal
Bejucal.
Ca itan............ D. Juan Villa.
Bataban6.

Teniente........... D. Jos6 Bordas.
Quivican.
Otro.............. D. Tomas Serra.
San Antonio de las Vegas.
Ofro.............. D. Jos6 Gabriel Felipe.
GabrieL
Otro............. D. Antonio Manzano.










DE LA ISLA DE CUBA.


Juriediccion de Guanajay.


Capitande infantetla. D.
Otrodecaballeria.... D.


Otro de infantera.... D.
Teniente de caballera. D.


Otro.............. D.
(
Teniente........... D.


Capgitan........... D.


Guanajay.
Pedro Llerardi.
SManuel Bustamante.
Mariel.
Jos6 Pio Gutierrez.
SManuel Rico Arango.
Cabaas.
Jos6 Antonio Franquis.
7ayajabos.
Emeterio Palacios.
3uayabal.
Andrds Manresa de Fraga.


Ceiba del Agua.
Subteniente......... D. Juan Corp y Juli&
Artemisa.
Teniente........... D. Ramon Sierra de Porras.
Cabaas.
Caitan........... D. Juan S. Aguirre.
Quiebrahacha.
Teniente........... D. Felipe Arozena.

Juriedicion de Guinea.
Giiines.
Mayor comandante de
caballeria........ D. Jos6 Manuel Arredondo.









14 LOS VOLUNTARIOS


Capitan de infanteria. D. Francisco Ruiz Herrera.

Isla de Pinos.
Teniente deinfanteria D. Alejo Sala.
Alferez decaballera.. D. Eugenio de Coloma.

Jurisdiccion de San Antonio de los Baaos

INFANTERIA.

San Antonio.
Capitan........... D. Antonio de Porto.
Me'dico........... D. Gaspar Ceferino de los Reyes.

Giiir.

Subteniente.......... D. Marcelino Odriozola.

Alquizar.
Otro.............. D. Francisco Zorrilla.

Vereda Nueva.

Otro.............. D. Francisco Cojo.
CABALLERIA.

San Antonio.

Capitan........... D. Gregorio Gonzalez.

Giirm.

Alf/rez............ D. Pedro Montes.

Alquizar.
Otro............. D. Jos6 Hernandez Aloy.

Vereda Nueva.

Olro.............. D. Francisco Gandarilla.











DE LA ISLA DE CUBA. 15


Gobea.

Teniente.......... D. Juan Vifas.

Jurisdiccion de Santa Maria del Rosario.

INFANTERIA.

Santa Maria.

Capitan........... D. Pedro Antonio Becerra.

San Jos6.

Teiente.......... D. Jos6 Boffill.


.Otro..............



Otro..............



Otro..............




Capitan...........


Teninte ...........


Otro..............


Otro..............


Tapaste.

D. Bernardino Sanchez.

Managua.
D. Gerardo Rigau.

San Francisco.

D. Juan Berach.

CABALLERIA.

Santa Maria.

D. Jos6 Meguircel.

San Jos.

D. Eusebio de Tomas Barroso.

Tapaste.

D. Jos6 de la Cajiga.

Managua.

D. Ramon Fisell.











x6 LOS VOLUNTARIOS


San Francisco.
Otro.............. D. Jos6 Sanleda.

Jurisdiction de Santiago de las Vegas.

INFANTERIA.


Capian.... ....... D.

(

Subteniente ......... D.



Otro............. D.


Otro.......-....... D.


Otro.............. D.



Otro............. D.



Otro.............. D.




C
Catlfan........... D.


Alffrez ............ D.


Santiago.

Joaquin Ramirez.

.alabazar.

Jos6 Rafael Catali.

Wajay.

Francisco Benitez Larrinaga.

Cafio.

Pablo Mazorra.

Bauta.

Mariano Pascual.

Guatao.

Francisco Castro Palomino.

Boyeros.

Adrian Jos6 de Armas.

ABALLERIA.

Santiago.
Juan Diaz Suarez.

aalabazar.

Angel Morales,.










DR LA ISLA DR CUBA.


Otro..............


Otro..............


Otro.............


Teniente...........


Wajay.
D. Simon Perez de Teran.
Caflo.

D. Isidro Marin.
Bauta.

D. Jos6 Garcia Molina
Guatao.
D. Francisco Vildosola.


Jurisdiccion de San Cristdbal

INFANTERIA.

San Crist6bal.

Capitan......... D. Victor Sanz y L6pez.
Candelaria.

Teniente.......... D. Luis Labandera.

Palacios.

Otro............. D. Agustin Bou.
San Diego.

Oto.............. D. Jos6 Bernab Torrens.

San MArcos.
Otro............... D. Simon Maspule.










I1 LOS VOLUNTARIOS


DISTRITO DE CINCO VILLAS.

Jurisdiccion de Villaclara.

INFANTERIA.

Villalara.


Ylana Mayor, Coman-
dante ...........
Idem, Segundo idem..
Idem, Ayudante.....


Subteniente ......


Otro..............


Otro....... ......


Otro..............


Otro .............


Otro..............


Otro.............


Otro..............


D. Francisco Villa.
D. Pablo Rivalta.
D. Juan Vidaurreta.

San Juan.

D. Santiago Lafont.

Esperanza.

D. Simon Llaurador.

Baez.

D. Ignacio Fama.

Seibabo.

D. Juan Maria Rodriguez.

Manicaragua.

D. Sebastian Capull.

Malezas.

D. Fernando Arango.

San Lazaro.

D. Agapito Aznaga.
Anton Diaz.

D. Ricardo Escribano.










DE LA ISLA DE CUBA. 19

Pelo Malo.

Otro............. D. Antonio Aleman.
San Diego.

Otro.............. D. Jos6 Antonio Franco.

CABALLERIA.

Villaclara.

Comandante........ D. Pedro Nolasco.
PAimer Ayudante.... D. Joaquin Lamira.
Primer Comandante.. D. Mariano Borrel.
Segundo idem....... D. Leandro Melgares.
Primer Ayudante.... D. Vicente Perez Garnach.
Segundo idem....... D. Juan Viviano de Lara.

Jurisdiccion de Trinidad.

COMPANIES DE MATRICULADOS.
Trinidad.

Primer Comandante.. D. Manuel Llanos.

INFANTERIA.

Giiinia de Miranda.

Capitan............ D. Jose Llantada.

Sipiabo.

Otro............. D. Jos6 Maria Madrigal.

Tayaba.

Subteniente......... D. Jos6 Maria Hernandez.

Guaniquical.

Teniente........... D. Juan de Dios Turifio.










20 LOS VOLUNTARIOS


Otro .............


Otro..............
Oto .............
Subteniente ........




Primer Comandante..
Ayudante...........


Alferez......-......


Yeniente ..........


Otro ..............


Capitan............

Rio

Otro..............


Otro..............
Teniente...........


Palmarejo.

D. Andr6s Gonzalez.

Casilda.

D. Antonio Felid.
D. Manuel Hernandez.
D. Francisco Argiielles.

CABALLERIA.

Trinidad.

D. Justo German Cantero.
D. Lino de Lara.

Giiinia.

D. Jos6 Maria Fernandez.

Cabagan.

D. Joaquin Falconet.

Guaniquical.

D. Domingo Galiano.

Rio de Ay.

D. Jose Pedraja.

de San Francisco.

D. Manuel Corell.

Casilda.

D. Pedro Jos6 Valdespino.
D. Jose V. Echaniz.










DB LA ISLA DB CUBA. 1S


Jurisdiccion de Cienfnegos.
INFANTERIA.

Cienfuegos.

Primer Comandante.. D. Manuel Hector.
Segundo Idem...... D. Domingo Sarria.
Primer Ayudante .... D. Fernando Palacios.
Segundo Idem ...... D. Jos6 Corps.
FAsico............. D. Isidro Castaneira.
Capellan........... D. Sebastian de Trolla.

Partido de las Lajas.

Capitan............ D. Jos6 Galan.

Pueblo de las Lajas.


Otro.........


Otro.........




Comandante...
Ayudante......


Capitan.......
Otro........


Otro ........


Otro ........


..... D. Eulogio Gonzalez.

Yaguaramas.

..... D. Fernando Alvarez.

CABALLERIA.

Cienfuegos.

..... D. Jos6 Rodriguez de Trujillo.
..... D. Manuel Rodriguez Gutierrez.

Lajas.

..... D. Manuel Jesus Curbelo,
..... D. Narciso Madrazo.

Soledad.

..... D. Antonio Barrera.

Medidas.
..... D. Dimaso Sota.










22 Los VOLTJNTAfRlO

Yaguaramas.
Otro.............. D. Rafael Rodriguez.

Camarones.
Ofro........ ..... D. Manuel Seston.

Cumanayagua.
Otro............. D. Manuel Castellano.

Jurisdiccion de Sancti Spiritus.
INFANTERIA.

Sancti Spiritus.
Capitan............ D. Agustin Esponda.

Cuyaguaya.
Subteniente......... D. Luis Aragon.

Chambas.
Otro.............. D. Luis Ortiz.

Banao.
Otro.............. D. Jos6 Osomi.

Algodonal.
Otro.............. D. Fidel Torres.
Gibaro.

Otro.............. D. Tomis Villegas.
Santa Luisa.

Otro.............. D. Genaro Diaz.
Ciego de Avila.

Otro.............. D. Pedro Calleja.










DE LA ISLA DE CUBA. 23

Moron.

Otro............. D. Francisco Visegro.

CABALLERIA.

Sancti Spiritus.

Capitan...... ....... D. Manuel Gomez.
Chambas.
Alfbrez............ D. Dionisio Tajas.
Banao.

Otro.............. D. Jorge Castillo.

Algodonal.
Otro............ D. Francisco Taboada.

Gibaro.
Otro............. D. Juan Rivas.

Santa Lucia.
Otro............. D. Rafael Cruz.
Ciego de Avila.

Otro............. D. Jorge Diaz.
Moron.

Otro............. D. Cayetano Angulo.

Jurisdiccion de Remedios
INFANTERIA.
Remedios.

Comandante........ D. Antonio Martinez de Villa.
Primer Ayudante.... D. Antonio Jimenez Donato.










LOS VOLUNTARIOS


Comandante........
Primer Ayudante ....


Teniente...........


Otro.............


Otro..............


Otro...............





Tenient ...........


Otro..............


Otro..............


Otro..............


D. Fernando Rojas.
D. Miguel de Toro.

Guaracabulla.

D. Herm6genes Elosegui.

Taguayabon.

D. Benigno Villa.

Vega Alta.

D. Francisco Baranda.

Santa F6.

D. Juan Rojas.

CABALLERIA.

Candelaria.

D. Jos6 Zaraya.

Palacios.

D. Jaime Bou.

San Diego.

D. Martin Salgado.

San Marcos.

D. Luis Ibarra.


Jurisdiccion de Bahia Honda.

INFANTERIA.

Bahia Honda.

Capitan............ D. Hip6lito Sarari6.









DE LA ISLA DE CUBA.


Pozas.

Tniente............ D. Jose Girbal.

San Diego de Nuiez.
Otro.............. D. Wenceslao Suarez.

Consolacion del Norte.
Otro.............. D. Juan Maria Medil.

Cuarton de San Cayetano.
Otro............... D. CArlos Ambonin.
CABALLERfA.
Bahia Honda.
Teniente.......... D. Francisco Gonzalez del Busto.
Pozas.

Ofro............. D. Andr6s Rodriguez.

San Diego de Nuisez.
Otro............. D. Celestino de Morlote.
Consolacion del Norte.
Otra............. D. Sebastian Berrondo.

Juridiccion de Matanzaa.
Matanzas.

Primer Comandante.. D. Cosme de la Torriente.
Segundo idem....... D. Francisco Roguete Pujol.
Otto.............. D. Jaime Oseras.
Otro.............. D. Francisco Ruiz Izquierdo.
Otro............... D. Antonio Montenegro.
inmer Ayudante..... D. Francisco de Paula Espinosa.
Segundo idem....... D. F6lix de Vera y Morejon.










LOS VOLUNTARIOS


Teniente.....


Otro .......


Otro.......


Otro........


Otro .......


Otro .......


Otro .......


Otro .......


Otro .......


Alferez .....


Otro.......


Teniente....


Caimarioca.

....... D. Andr6s Gonzalez.

Sabanilla.

....... D; Francisco Cabrera.

Cabezas

....... D. Vicente Salvado.

Ceiba Mocha.

....... D. Dionisio de Torres y Culler.

Santa Ana.

...... D. Francisco Soler.

Corral Nuevo.

....... D. Juan Gonzalez.

Alacranes.

....... D. Francisco Batarrechea.

Camarioca.

....... D. Jos6 Reguera.

Sabanilla del Comendador.

....... D. Angel Zapatin.

Cabezas.

....... D. Jos6 Bell6.

Ceiba Mocha.

....... D. Miguel Perez.

Santa Ana.

...... D. Pedro Salles.










DE LA ISLA DE CUBA.


Otro.............


Otro..............


Otro.............


Guamacaro.

D. Jos6 Latorre.

Corral Nuevo.

D. Manuel Fernandez.

Alacranes.

D. Jos6 Valladares.


Jurisdiccion de Pinar deJ Rio.
Pinar del Rio.

Comandante........ D. Juan Ventura Pequefio.

Consolacion del nur.


Teniente. ..........


Otro ..............


Otro..............
Otro..............


Ottro..............


Otro..............


Otro..............


Otro...............


D. Jos6 Prats.
Giiane.

D. Isidro Perera.

Mantua.
D. Bartolom6 Anlet.
D. Ignacio Echaveste.

Palizadas.

D. Jos6 Perez Castafieda.

Rio feo.

D. Joaquin Jos6 Pintado.

Santo Tomfs.

D. Agustin Hernandez Alvarez.

San Jose.

D. Vicente Amat.









28 LOS VOLUNTARIOS

Punta de Palma.
Oto.............. D. Berardo Fernandez.
Lajas.
Otro............. D. Juan Hernandez.
Herradura.
Otro .............. D. Angel Crespo.
Pilotos.
Otro............. D. Pedro Mat6.
Paso Real.
Otro............. D. Joaquin Pifiera.
Ojo de.Agua.
Otro............... D. Joaquin de la Pefia.
Rio Hondo.
Otro............. D. Ramon Duefias.
Lefia.
Otro.............. D. Santos Cue.
Hato Quemado.
Otro............. D. Alejandro Martinez.
Carb6.

Otro.............. D. Pedro Prats.
Granadilla.
Alf/rez............. D. Crist6bal Mas6.
Pueblo.
Teniente........... D. Jose Campos.









DE LA ISLA DE CUBA. 29.

Galafre.
Otor............. D. Ignacio Echavarrfa.
Tirado.
Otro............. D. Antonio Montragull.
San Sebastian.
Otro.............. D. Magin Guasch.

Jurisdiction de Cdrdenas
INFANTERIA.
CArdenas.

Primer Comandante.. D. Pedro Pallimonjo.
Segundo idem....... D. Manuel Fernandez Cabarcos.
PIimer Ayudante.... D. Gaspar Izaguirre.
Segundo idem....... D. Manuel Gimenez.
Guamutas.
Teniente........... D. Jos6 Argilelles.
Cimarrones.

Otro.............. D. Joaquin Barcel6.
Macurijes.
Otro............... D. Luis Llanos.
Cantel.
Otro.............. D. Secundino Carreras.
Ceja de Pablo.
Otro.............. D. Hermenegildo de la Torre.
Palmillas.

Otro.............. D. Ramon Gimenez Romero.










30 LOS VOLUNTARIOS


Otro............





Teniente.........


Otro............


Capitan .........
Otro.............


Otro ...........


Teniente. .......


Capitan ........



Otro...........





Teniente........



Otro. .........


HanAbana.

D. Jos6 Prendes.

CABALLERIA.

Cardenas.

.. D. Jos6 Capdevila.

Cimarrones.

.. D. Felipe Secada.

Guamutas.

.. D. Mauricio Urzainqui.
.. D. Ciriaco Llorand6.

Macurijes.

.. D. Jos6 Marfa Diaz.

Lagimillas.

.. D. Juan Duarte.

Palmillas.

.. D. Jos6 Vergara.

Hanabana.

.. D. Francisco Diaz Noriega.

CABALLERIA.

Caibarien.

... D. Hip6lito Escobar.

Yaguajay.

... D. Juan Ibafiez.










DE LA ISLA DE CUBA. 31


Guadalupe.
Capitan............ D. Antonio Ruiz.

Juriediccion de Sagua la Grande.

INFANTERIA.

Sagua.
Capitan...... ..... D. Fernando de Eguilar.

Colonia de Santo Domingo.
Subteninte......... D. Jose Llera.

Carahatas.
Otro............. D. Manuel Bentia.

Viana.
Otro............. D. Antonio Fernandez.

CABALLERIA.

Sagua.
Teniente.......... D. Cayetano Angl6s.

Colonia de Santo Domingo.
Otro.............. D. Remigio Burgos.

Viana.
Alferez............ D. Sebastian Calvo.

Quemado.
Otro.............. D. Santos Pio Ceballos.

Cifuentes.
Otro.............. D. Victorio Garcia.










dg LOS VOLUNTARIOS


Otro.............


Otro..............


Otro.............


Yabfi.

D. Rafael G. Cuesta.

Rancho Veloz.

D. Pedro Ramis.

Alvarez.

D. Jos6 Lonjino Chavos.


DEPARTAMENTO ORIENTAL.
Jurisdiccion de Cuba.
PRIMER BATALLON DE INFANTERIA.

Cuba.

Primer Jefe....... D. Luis Garcia de Luna.
Segundo Idem...... D. Pedro Latorre.
Tercero Idem....... D. Manuel Castillo.
Meidco............ D. Pedro Elias Carbonell.

SEGUNDO BATALLON DE INFANTERIA.

Coronel........... D. Juan Jos6 Caula.
Segundo Comandante. D. Ramon Sanchez Soto.
Mayor comandante.. D. Vicente Serra.
Primer Ayudante ... D. Jos6 Serrano.
Capellan........... D. Francisco Javier Querol.
Caney.


Comandante........


Capitan ..... .....


D. Antonio Vinent Eola.

CABALLERIA.

Caney.

D. Jos6 Soto.









DR LA ISLA DR CUBA, 33


Juradicion de las Tunas
INFANTERIA.
Tunas.


Capian ............
Tienite ...........
Otro..............


Subteniente.........


Otro ......... .....


Otro..............


Alfirez....... ...


Otro..............


Otro ............


Otro .............


Otro..............


Teniente...........


D. Jose Almeida.
D. Jose Antonio Mercader.
D. Miguel Rosende y Camillar.

Rural.

D. Andr6s Licea.

Manati.

D. Manuel Gonzalez.'

YariguA.

D. Santiago Acosta.

Unique.

D. Juan Vilanova.

San Agustin.

D. Juan Rodriguez Rebelga.

Cabaniguan.

D. Narciso Massot.

Rompe.
D. Vicente Irizagarra.

Canto.

D. Jesus Maria Parra.

CABALLERIA.
Tunas.

D. Manuel Esmoriz.











34 LOS vOLTNTARIOS


Alfirez..... ......



Otro..............



Otro.............



Otro...............



Otro..............


Otro..............


Otro ..............


Rural.

D. Jos6 Miguel.

Manati.

D. Francisco Agramonte.

Yarigua.

D. Bernardo Torres.

Unique.

D. Jos6 Illas.

San Agustin.

D. Andr6s Rodriguez.

Cabaniguan.

D. Pelegrin Tataran.

Rompe.

D. Miguel Villanueva.


Jurisdiccion de Bayamo.

INFANTERIA.

Bayamo.

Ayudante.......... D. Juan Bautista Mendieta.
Teniente.......... D. Pedro Lesmes.

Horno.

Otr............... D. Aniceto Gomez.

Guisa.

Otro.............. D. Joaquin Dalmau.











DE LA ISLA DE CUBA. 35


Jurisdiccion de Baracoa.
INFANTERIA.

Baracoa.

Capitan........... I). Luis Maria Lavin.
Otro.-........-.... D. Victoriano Garrido.

CABALLERIA.

Baracoa.

Capitan............ D. Juan Rodriguez.

Jurisdiction de Jiguani.

INFANTERIA.

Jiguani.

Capita n............ 1). Manuel Martinez.

Baire.

Subteniente ......... D. Luis Mestre.

Concepcion.

Oro.............. D. Jaime Moreno.

Jurisdiccion de Guantdnamo.

GuantAnanmo.

INFANTERIA.

Capitan....... .... D. Antonio Figueras.

SJurisdiccion de Manzanillo.

INFANTERIA.

Manzanillo.

Capitan........... D. Domingo Modrofiero.
Otro.............. D. Manuel Oquendo.










36 LOS VOLUNTARIOS

Jurisdiction de Gibara.
INFANTERIA.
Gibara.
Capitan........... D. Atanasio Calderon.
Jurisdiccion de Nuevitas.
INFANTERIA.
Capitan.......... D. Jos6 M" Formoso.


Desde el moment que quedaron organizadas
las fuerzas de Voluntarios de toda la Isla,. pres-
taron en union del Ejercito y demis institucio-
nes armadas, el servicio de guarnicion de las
plazas y contribuyeron eficazmente al feliz exito
de las operaciones Ilevadas a cabo contra los fi-
libusteros, cuyos planes se desbarataron rapida-
mente, merced a la energia y prevision de la
Autoridad Superior de la Isla y al concurso de
todos los leales.
La mayor parte de los cuerpos y fracciones de
las jurisdicciones invadidas por los pirates, se
consideraron movilizados desde el primer mo-
mento para toda clase de servicio y operaciones
de campafia; y en las restantes de la Isla, no solo
se cont6 con ellos para disponer inmediatamente
de todas las fuerzas del ejercito, sino que tam-
bien tomaron parte con el mayor entusiasmo en
las operaciones del campo, encaminadas a soste-









DE LA ISLA DE CUBA. 37

ner el espiritu public y a velar por la tranquili-
dad de la tierra.
El dia 20 de Setiembre de 1855 habian cesado
ya las circunstancias extraordinarias porque en-
tonces atraves6 el pais, y regresado el ejercito
a las poblaciones; y por esta razon estim6 opor-
tuno el Excmo. Sr. Capitan General descargar a
los Voluntarios del servicio que venia pesando
sobre ellos en la Capital, quedando sumamente
satisfecho de su lealtad y desinteres.
He aqui el escrito en que asf lo dispuso:
"Excmo. Sr.:
Habiendo cesado las circunstancias que impulsaron a los
individuos que componen los batallones de Voluntarios de
esta Ciudad, Ilevados de sus filantr6picos deseos, a ofrecer
sus servicios para aliviar a la guarnicion de esta plaza en
aquellos en que se les emplease, he dispuesto que la fuerza
de Voluntarios cese desde el dia de mariana de cubrir las
guardias que, con tal motive han tenido A su cargo, dandoles
las gracias en mi nombre por los servicios que han prestado
en esta occasion, que consider como una nueva muestra de
los sentimientos patri6ticos que los animan."
Como puede verse por el resdmen de los
Cuerpos de Voluntarios, de que dejo hecha men-
cion mas arriba, el pid y fuerza de la corporation
en toda la Isla era ya ent6nces respectable; pero
en el trascurso de tiempo que media entire esta
fecha y la del io de Octubre de 1868, disminuy6
considerablemente, segun dejo dicho, por conse-
cuencia de las bajas naturales que no se consi-








LOS VOLUNTARIOS


der6 necesario reponer; y de ahi el que cuando
fu6 precise opener resistencia a los secuaces de
Cespedes, hubiese necesidad de reorganizar los
diversos Cuerpos y fracciones, y de crear otros
nuevos, bajo anilogas bases, que habian servido
para organizer los primitivos; cuyo excelente
espiritu no se habia extinguido por fortune.
Lo ocurrido ent6nces, no debe olvidarse
nunca.
El dia que en los fertiles campos de Cuba no
resuene el grito de guerra que todavia escucha-
mos con honda pena; el dia que no se oiga mis
que el alegre canto del honrado labrador, dedi-
cado a sus habituales faenas; el dia que desde el
Cabo de San Antonio hasta la punta de Maisf no
se lancen mas gritos que los de Espafia, Rey,
Fraternidad; el dia en fin, que Dios se digne
otorgarnos la ansiada paz que necesita este pais,
para volver a ser el mas envidiable del mundo;
ese dia la institution de Voluntarios de Cuba,
satisfecha de la gloria que le haya cabido en esta
contienda, es just que descanse. Es just que
se la deje reposar de las fatigas. que con tanto
entusiasmo, como desprendimiento, ha sabido
sobrellevar en esta azarosa situation; pero nada
seria mas impolitico ni desacertado que olvidar
ni siquiera un moment cuanto ha valido, cuanto
vale y cuanto debe valer siempre.
Con meditadas y previsoras disposiciones,








DE LA tSLA DE CUBA. 39

puede sosteherse constantemente, y aun ele-
varse a mayor altura su buen espiritu 6 instruc-
cion, asi como el pie y fuerza en que hoy descansa
esta Corporacion, y de este modo nuestros
enemigos no lograran nuncajamis encontrarnos
desprevenidos, si tienen la osadia de promover
nuevos des6rdenes y escandalos que tanto
cuestan al pais y 6 la nacion entera.
De este modo, la fuerte column que consti-
tuye el her6ico Ejercito, la intrepida Marina, los
bizarros Voluntarios, las decididas Milicias y los
arrojados y fieles Bomberos, intimamente unidos
al pie del labaro santo de nuestra nacionalidad,
sera column de bronce que no mellaran los mis
rudos golpes, vengan de donde vinieren. -. .-



















Epoca contemnordnea, d sea desde 1868 hasta lafecka.-Estado
de la Isla antes de la guerra.-Grito de Yara y noticia de la
revolution de la Peninsula.-Gran parada y alocuciones del
General Lersundi.-Noble actitud de los Voluntarios y osadia
de los separatistas.-Generosidad de Espaiia.-Ingratitud de
los indultados.-Servicios de los Voluntarios.-Notables decre-
tos del General 7ovellar.-Pid y fuerza de la institution.

Vamos a entrar en el period mas breve, pero
tambien mas important, que cuenta de existen-
cia la institution de Voluntarios: vamos a entrar
en una epoca de luto, de lagrimas y de perfidia,
por una parte; y de lealtad y heroismo, por la otra:
enuna poca, que escribira la historic con letras de
sangre y de oro. De sangre para anatematizar
la reprensible conduct, los criminals designios
y los negros hechos de los espiritus ambiciosos
y turbulentos que, con ingratitud inaudita, hicia
la nation que tantos bienes les habia otorgado,
hacia el Gobierno de quien habian recibido ho-
nores, distinciones y preeminencias, y una con-
fianza de que abusaron miserablemente; y, con
letras de oro, para grabar de un modo indeleble
el patriotism, la lealtad, los sacrificios de todas








LOS VOLUNTARIOS


classes y los hechos gloriosos de cuantos tomaron
las armas para contrarestar los inicuos y bien
tramados planes de aquellos perfidos e ingratos.
La isla de Cuba, venia disfrutando los benefi-
cios de una felicisima paz; y todas las arterias del
progress se desarrollaban visiblemente al punto
de que, en muy pocos afios, la verfamos A la
altura de los pueblos de mas vida. La agriculture
en grande escala, producia fortunes inmensas,
(que nuestros enemigos aprovecharon despues
en contra de los que habian protegido sus pro-
piedades) y los honrados y modestos labradores;
disfrutaban los pingiies frutos de su sudor, en
medio de una abundancia, de una tranquilidad
de espfritu y de una interior satisfaccion, que no
reconocian ejemplar en ningun pueblo. Los im-
puestos eran tan insignificantes, que apenas se
conocian ni se apercibia de ellos el contribuyen-
te. La industrial, hasta ent6nces poco esplotada
por la facilidad de adquirir los recursos naturales
del pais, que eran la fuente inagotable de su ri-
queza, empezaba, sin embargo, a exhibir su
simpatica figure; y el estado del comercio era
tan floreciente, que prometia la mas segura ga-
rantia deuna no lejana fortune, A cuantos le dedi-
casen su trabajo, su aplicacion y su constancia.
Por doquiera nadaba la abundancia; en todas
parties reinaba la alegria, el regocijo y la frater-
nidad; y la isla de Cuba, como unica escepcion,







DE LA TSLA DE CUBA. 43

quizas, en el mundo, no tenia hudrfanos ni
pobres.
No se veian aqui, como en otras parties, esos
seres desgraciados, desvalidos, demacrados y
casi cadavericos, que parten el corazon de las
almas de buen temple. No se veian esos s6res
infantiles que pululan por otros pueblos y que
hoy se advierten tambien en muchos de este
pais, implorando la caridad pulblica, en una len-
gua que todavia no aciertan a pronunciar.-
i Infelices!
No se veian, en fin, esos respetables ancianos
que, meditabundos, abatidos y abrumados por la
desgracia, esperan A Ia intemperie, abrasados
por el sol 6 ateridos de frio, el 6bolo del caritativo
transeunte; quien, dicho sea de paso, suele mi-
rar cuadro tan triste con un estoicismo que hiela.
Al infortunado que perdia aquf los autores de
sus dias en temprana edad, sobribanle deudos 6
amigos protectores, que se hiciesen cargo vo-
luntariamente de su subsistencia y education;
n6 con el bastardo interns de aprovechar sus
servicios; n6 para tenerle en condiciones de que
A cada paso recordase su desdicha; n6 para dife-
renciarle de los propios hijos, pues adn le guar-
daban mas consideraciones.
Los centros de beneficencia A que el Gobierno
atendia con paternal solicitud, podian conside-
rarse superfluos.







44 LOS VOLUNTARIOS

La isla de Cuba, era, pues, un pals privilegia-
do y bendecido por Dios.
Asi viviamos antes de Ilegar al aciago dia que
marcara en los fastos de la historic una nueva
era completamente opuesta; y tal era, descrita
en un solo rasgo, la situation y la felicidad de
los habitantes de esta provincia espafiola, antes
del dia io de Octubre de 1868.
Sin embargo de tanto bien que el pals encer-
raba en su seno, no faltaban seres desnaturali-
zados que, sin meditar, 6 meditando quizas, en
la trascendencia de sus prop6sitos, en los males
y calamidades sin cuento que tal conduct ha-
bia de acarrear a todos sus compatriotas, y adn
m s de cerca a los mismos que vieron la luz en
este suelo; nada pudo detenerlos en la torcida
senda que habian emprendido; y, a pretesto de
ocuparse en los misteriosos y ambiguos ritos de
la l6gia mas6nica, de que hacian alarde, cele-
braban frecuentes reuniones donde promovian y
concertaban sus insidiosos planes de infidencia.
Llega el dia citado; y coincidiendo con la noti-
cia de gravisimos sucesos ocurridos en la Penin-
sula, tan graves que apenas podiamos career en su
certidumbre, y que dejaron at6nitos a los buenos
espafioles de esta Isla; coincidiendo, repito, con
aquella noticia, se recibe en la Habana la de que
se habia dado en el poblado de Yara, jurisdic-
cion de Bayamo, el grito de independencia; ca-








DE LA ISLA DE CUBA. 45

pitaneando las fuerzas sublevadas Don CArlos
Manuel de Cespedes (i), abogado oscuro y de
conduct inmoral.
Se hallaba ent6nces mandando en esta Isla
como Gobernador Capitan General, el Excmo.
Sr. Teniente General Don Francisco Lersundi,
autoridad de much prestigio y de no comunes
conocimientos. Inmediatamente que tuvo noticia
de lo ocurrido en Yara, dict6 las mas termfnan-
tes disposiciones que estim6 del caso, y orden6
la salida de fuerzas para sofocar 6 contener el
movimiento.
Desgraciadamente, el ejercito con que ent6n-
ces contaba esta Isla era sumamente reducido pa-
ra tan vasto territorio, y este descuido, si se me
permit hablar asi, deberd servir de lecripn pro-
vechosa para lo sucesivo.
A la noticia del movimiento de Yara recibida
en la Habana, siguieron instantaneamente las de
casi todos los pueblos de la Isla, en el sentido de
que el movimiento tenia ramificaciones genera-
les; por cuya razon todos demandaban el auxilio
de fuerzas armadas; y esto deben tenerlo muy
present los que pretenden saber mas de lo que
sabia el ilustre y malogrado Sr. General Ler-
sundi, antes de decir que debi6 enviar inmedia-
(r) Tanto ste como la mayor part de los cabecillas que iniaon la rbelion, ya
pagaron con su vida su innenso delito y lamentable extravio, muriendo hasta despre-
ciados de sus propios secuaces.








LOS VOLUNTRIOS


tamente todos los cuerpos a la jurisdiccion de
Bayamo.
Tan firme y franco en su caracter, como leal
servidor de la Patria y de la Reina, el Sr. Gene-
ral Lersundi no ocult6 a nadie el profundo sen-
timiento que el cambio verificado en la Peninsula
habia impreso en su corazon; y, antes bien, lo
hizo public al dirigir su voz a los habitantes de
este pais, recomendandoles sensatez y cordura, y
asegurandoles que, ante todo, era espafiol y que
su deber era conservar esto por Espafia y para
Espana.
Con viva impaciencia esper6, y esperaron los
leales habitantes de esta Isla, los refuerzos que
consideraba necesarios y suficientes para sofocar
la rebellion siempre que vinieran pronto y reuni-
dos; pero el estado de los Animos en la Peninsu-
la, despues de una conmocion tan profunda, no
permiti6 sin duda, hacerlo con la oportunidad
que era de desear.
Muchos de aquellos nuestros hermanos creye-
ron de buena f6 que el movimiento de esta Isla
tenia por objeto adherirse al Ilevado a cabo en
la Peninsula, pues los emisarios de CUspedes,
que de antemano se habian diseminado por la
Madre Patria, aseguraban con todo el ingenio
de que nuestros enemigos son capaces,. que los
de Yara y Bayamo gritaban "Viva Prim! -"
Y cuenta que fue necesario para encarrilar la








DE LA ISLA DE CUBA. 47

opinion public tan tristemente extraviada, que
todos los espafioles de Cuba nos esforzasemos
por demostrar A nuestros deudos y amigos de
allende el oceano, las verdaderas aspiraciones de
los regeneradores de Cuba: como asi mismo para
convencerles de que no se contentarian con las
libertades que, segun se anunciaba, debia condu-
cir y condujo A estas playas el sucesor del Exce-
lentfsimo Sefior General Lersundi, Sr. Capitan
General D. Domingo Dulce.
Las razones que en apoyo de este aserto ha-
bia que aducir, eran tan obvias, como convin-
centes y categ6ricas. Los insurrectos de Yara
habian levantado una bandera; habian rasgado,
pisoteado y estrujado la de castillos y leones; y
A las benevolas, paternales y humanitarias alo-
cuciones de nuestras autoridades, habian contes-
tado "que de Espafia no querian ni la sangre que
corria por sus venas." Ingratos!
En tan dificiles circunstancias, indeciso el pue-
blo leal espafiol, aunque indignado por la negra
traicion de nuestros enemigos; el Excmo. Sefior-
Capitan General Lersundi, determine revistar
en gran parada A las pocas fuerzas de volunta-
rios que ent6nces existian en la Habana y sus
inmediaciones: se les present vistiendo el hon-
roso uniform de voluntario; las reconcentr6 y
form en semicirculo en el extenso campo de
Marte; tom6 la bandera de uno de los batallo-









48 LOS VOLUNTARIOS

nes; y, con elocuentisima e inspirada-frase, con
ese magnetismo electrico que arranca del alma
para penetrar en. los corazones, dirigi6 estas
integras 6 casi integras palabras a los volunta-
rios e inmenso ndmero de espafioles que habian
acudido con el interns de escuchar la voz de la
Autoridad.

"ESPAIOLES (dijo): Esta bandera que nuestros antepasados
"implantaron en est4 apartada region de la Madre PAtria;
"esta bandera que recorri6 victoriosa casi todos los ambitos
"de la tierra; que recuerda tantos hechos gloriosos que no
"caben en la historic; que di6 sombra & nuestra cuna y guar-
"da las cenizas de nuestros padres: la bandera espafiola, en
"fin, acaba de ser rasgada, pisoteada y vilmente ultrajada
"por una partida de hijos perfidos 6 ingratos de este suelo
"que gritan "Muera Espafia!"
"No son ellos solos los que pretenden seguir ultrajando
"cuanto de sagrado encierra nuestro corazon de leales espa-
"fioles, pues en otros puntos de la Isla se preparan nuestros
"cobardes enemigos a provocarnos a la lucha; y ante tamaia
"ofensa, ante tamafia traicion permitireis que Ileven A cabo
"sus inicuos designios ?"

Atronadores y unanimes Vivas a Espana y al
Capitan General lanzados por los Voluntarios
y por todos los demas leales espafioles que oye-
ron sollozando tan arrobadoras frases, fue la con-
testacion de todos los oyentes. Fue el rugido
del leon que horroriz6 a la serpiente, fue el grito
de alerta que son6 hasta los iltimos confines de
esta Isla, haciendo temblar a nuestros enemigos;









DE LA ISLA DE CUBA. 49

y fue (dfgase lo que se quiera en contrario) la
salvacion de Cuba.

"La bandera de la Patria continue6 diciendo el General)
"estd desplegada: todos los buenos espafioles, insulares y pe-
"ninsulares tienen el deber de defenderla, todos tienen el de-
"ber de concentrarse en torno de la Autoridad; todos tienen
"el deber de former en las filas de los leales Voluntarios; y
"yo os prometo que vengaremos la ofensa inferida 4 nuestra
"gloriosa ensefia y a nuestra.querida Pitria."
"Voluntarios y espaiioles: iViva Espafia!"

No hay pluma capaz de describir el magico
efecto de esta alocucion, ni el cambio ventajosi-
simo que 'desde aquel moment se oper6 en
todos los' animos y que se trasmiti6 como por
encanto a todos los espafioles de esta Isla.
Terminado aquel acto military, el Excmo. Sr. Ca-
pitan General, fue victoreado con febril entusias-
mo, y desde tan feliz moment nadie pens6 mas
que en la salyacion de la integridad de la Patria.
Los verdaderos patricios pasaron inmediata-
mente a palacio para ofrecer el mas incondicional
apoyo a la Autoridad; y esta dict6 las disposi-
ciones oportunas para la creacion de los nuevos
cuerpos de Voluntarios y reorganization de los
existentes, siendo tal la actividad y desprendi-
miento de los jefes 6 individuos de los mismos,
que en un brevisimo plazo, se encontraban dis-
puestos a acudir al punto donde fuesen necesa-
rios sus servicios; despues de haber adquirido en









LOSUOLUNTARIOS


las fAbricas de los Estados Unidos, y de propia
cuenta, el armamento de los mejores sistemas de
precision y de haberse uniformado y equipado
sin gravamen para el Erario.
El campo de Marte y las demas plazas y pa-
seos de la capital, asi como las demas poblacio-
nes de la Isla, se transformaron en verdadero
campamento military, donde millares de hombres
se ejercitaban con admirable entusiasmo en las
nociones de la tictica y en el manejo de las ar-
mas; por lo que bien pronto adquirieron tanta
exactitud y uniformidad en los movimientos y
evoluciones que, mis bien eran propias de tropas
regulates que de fuerzas ciudadanas.
Los cuerpos que existian anteriormente en la
Habana eran cuatro batallones de linea con nu-
meracion correlativa del i9 al 4? y un regimien-
to de caballeria.
Los nuevos se organizaron por el 6rden si-
guiente:
Quinto de linea, como por ensalmo, siendo su
compafiia de Cazadores la primera que tuvo la
gloria de presentarse organizada.
Primero de ligeros, con igual rapidez y entu-
siasmo.
Compania de Gufas del Capitan General,
prontamente y con entusiasmo.
Sexto batallon de linea, con actividad 6 igual
entusiasmo. .









DE LA ISLA DE CUBA. 51

Septimo de idem, con idem idem.
Escuadron. de hisares, con el mismo entusias-
mo.
Segundo de ligeros, algo mas tarde, con el
mismo entusiasmo.
Primero y segundo de Artillerfa a pie, idem
idem.
Batallon de Artillerfa rodada, idem idem.
Batallon de Ingenieros, con el mismo entu-
siasmo.
Los cuerpos del interior de la Isla se organi-
zaron simultineamente con los de la Habana.
Desde el moment que cundi6 por la capital
de esta provincia la infausta; nueva del suceso
ocurrido en Yara, sus simpatizadores de la Ha-
bana. y otras plazas del interior, los mismos que
en la mayoria pasaron despues a engrosar las
filas rebeldes.6 oa conspirar y auxiliar la insur-
reccion desde el extranjero; no pudiendo repri-
mir toda la perversidad que en gran d6sis tenian
reconcentrada en su pecho, empezaron con el
mayor descaro y cinismo, a dirigir los mas gro-
seros insultos a todas aquellas personas que con-
sideraban fieles al Gobierno y a la Patria. No
respetaban clase ni sexo, y cuanto mis debil le
hallasen, mas se cebaban en la provocacion.
A media que las fuerzas de ejercito iban de-
jando la guarnicion de las plazas a los voluntarios
para dirigjrse al teatro de las operaciones, au-








52 LOS VOLUNTARIOS

mentaba la osadia de los simpatizadores de la
traicion; y se multiplicaban sus insultos, no obs-
tante el gran respeto que les inspiraba el caricter
fuerte y energico que reconocian en el Sr. Ge-
neral Lersundi. Para ellos, la question estaba
resuelta tan pronto saliesen para el campo todos
6 la mayor parte de los cuerpos del ejercito, por-
que aprovechando la coyuntura y suponiendo a
los voluntarios sin condiciones ni valor suficien-
tes para oponerseles, tomarian la ofensiva en las
plazas, y con poco 6 ningun esfuerzo se posesio1
narian de ellas inmediatamente, disponiendo A
la vez de las fortunes y de la suerte de los pe-
ninsulares y de cuantos no coadyuvasen a la
realizacion de sus criminals fines.
Sabian mejor que nosotros que la Madre Pa-
tria no podria enviarnos refuerzos por algun
tiempo; hasta que las cosas volviesen a su natu-
ral estado; creian tener bien preparado el terre-
no para un simultaneo movimiento en todas las
poblaciones; pero no contaban con el numeroso
ejercito de reserve que habia producido y estaba
produciendo el mdgico grito de "Viva Espafia"
lanzado por la Autoridad.
Empero, bien pronto reconocieron la fortaleza
de la barrera que se oponia a su paso, y se des-
engaiiaron de que a los Voluntarios no les fal-
taba valor ni resolution para cumplir su de-
ber.








DE LA ISLA DE CUBA.


El Excmo. Sr. Capitan General Lersundi,
puso a buen recaudo a los principles promove-
dores e instigadores de la rebellion a quienes se-
guramente habria hecho sentir todo el rigor de
la ley, si les hubiese alcanzado otra epoca, por
lo que reserve el ulterior destiny de los delin-
cuentes para cuando Ilegase su sucesor con atri-
buciones mas amplias. Este desembarc6 en la
Habana el dia 4 de Enero de 1869, hacidndose
cargo inmediatamente del mando de este terri-
torio que le entreg6 el mismo General Lersundi,
quien embarc6 despues para la Peninsula, abru-
mado por el peso de dolores morales muy pro-
fundos que, seguramente, le habran acompanado
hasta el sepulcro.
La despedida que hizo el pueblo de la Haba-
na a tan cumplido caballero, fum de las mas tier-
nas y carinosas que registra la historic, y la ex-
tensa y magnifica bahia de dicha capital, con sus
mil naves empavesadas, cubierta hasta los topes
de inmensa muchedumbre que salia a dar a aque-,
Ila autoridad la iltima prueba de su afecto, pre-
sentaba un golpe de vista admirable. El General,
fijo en la popa del vapor-correo, demostraba,
conmovido, su agradecimiento por- .. aquella
elocuente ovacion; y las ligrimas arrasaban sus
ojos.
La sublime alocucion con que se despidi6 de
los leales habitantes de esta.Isla, dice asi:









54 LOS VOLUNTARIOS

"SOLDADOS, marines y voluntarios espafioles en la Isla de
"Cuba:-Pr6ximo ya a entregar a mi sucesor un mando que
"no busqud y que, aunque honroso, solo pude aceptar bajo el
"imperio de circunstancias extraordinarias, vengo hoy a daros
"un carifioso adios y auguraros prosperidad y gloria military,
"si gloria military pudiera encontrarse en el triunfo de enemi-
"gos cuya inica evolucion es huir y cuya vida y cuya fuerza
"consiste en su propia debilidad.
"Al inaugurarse el escandalo de Yara os dirigf mi voz
"recordindoos sencillamente vuestra elevada mission y mi es-
"peranza en que todos cumplirfais con vuestro deber, y vues-
"tro deber y vuestra mission han sido cumplidos de un modo
"que jams podri olvidarlo vuestra Pitria agradecida. Los
"unos corristeis A los campos donde se present la revuelta,
"y en veintiseis encuentros habeis mostrado que los enemigos
"que teneis delante no estin A la altura de vuestro denuedo:
"los otros volisteis a cruzar las costas, y no contents con el
"cumplimiento de vuestro encargo especial, aprovechisteis
"toda occasion para uniros en tierra con vuestros compafieros
"de armas y compartisteis con ellos la satisfaccion de des-
"bandar y perseguir a los insurrectos: los otros, en fin, los
"voluntarios, dejasteis vuestros negocios, abandonisteis vues-
"tras fortunes y sin mas estimulo que el del amor i la PAtria,
"mas de treinta y cinco mil espafioles empufiAsteis volunta-
"riamente las armas y guamecisteis en cuerpos organizados
"casi todos los pueblos de la Isla, dando con ello un ejemplo
"digno de vuestros antepasados y de la santidad de la causa
"que defendeis.
"Todos, soldados, marines y voluntarios, todos habeis me-
"recido bien de la Nacion Espafiola y alcanzado titulos a la
"gratitud de los habitantes honrados y pacificos de la Isla,
"porque el conjunto de fuerzas que habeis traido al pie del
"libaro santo de nuestra nacionalidad, constitute por si solo
"una fortaleza inespugnable para 6sta y una esperanza fun-
"dada para la Isla de la pr6xima y complete pacificacion del










DE LA ISLA DE CUBA.


"territorio Oriental, todavia perturbado y victim del espiritu
"de bandolerismo que caracteriza esa faccion menguada y
"solo conducente hoy A desgarrar las entrabias de la misma
"tierra que pretestan defender.
"Si pudo haber peligro aqii para el dominio espafiol (que
"no lo hubo jams) cuando los graves acontecimientos de
"Setiembre iltimo vinieron A sorprendernos en el suefio de
"la confianza de que este pafs fidelfsimo no podia abrigar
"en su seno elements de perfidia y de traicion, ese peligro
'pas6 y no queda ya de 61 mas que una gran perturbacion
"campestre en forma de partidas, faltas de todo, encerradas
"pr6ximamente en el territorio donde nacieron en Octubre y
"que, apesar de las dificultades que la naturaleza y las condi-
"ciones del pais oponen A su exterminio, estfn condenadas A
"desaparecer ante la accion en6rgica de los elements pode-
"rosos de que dispondri discretamente mi sucesor.
"La paz de la Isla esti pr6xima, no lo dudeis; pero si
"quereis lograrla pronto y conservarla much, precise es que
"los buenos espaioles vivais prevenidos A toda asechanza de
"los que, impotentes por si prara arrancar A nuestra PAtria
"querida este pedazo de su gloria y nacionalidad, procurarAn
"llevaros & exageraciones, como medio de romper vuestra
"confianza en 1,a Autoridad y destruir la fuerza de la union
"de los buenos patricios ante la cual han visto que el akora
"d nunca de la consigna revolucionaria ha quedado reducida
"A ni ahora ni nunca por el camino de la fuerza.
"Conservad vivo como hoy ese amor A la Pitria: tened
"confianza en la Autoridad legitima que os made: estad
"prevenidos Ala asechanza de los astutos, despreciad el bulto,
"el ruido y el espanto con que os pintarAn las circunstancias,
"como lo han hecho ya, y vereis evaporarse esa rebellion,
"acariciada por muchos ilusos en la teorfa; pero impossible y
"espantosa hoy para la Isla desde que se ha presentado en
"el camp de los hechos con su aspect sanguinario y des-
"tructor.









50 LOS VOLUNTARIOS

"Yo parto, soldados, marines y voluntarios, en obediencia
"al destino que los sucesos de la Madre Patria me hayan de-
"parado; pero salgo con honda pena en mi corazon de no
"seguir compartiendo con vosotros la envidiable mission de
"restituir por complete A este territorio su paz perdida, y so-
"bre todo con el dolor de separarme de mis soldados cuando
"todavia quedan aqui enemigos de la PAtria que combatir.
"Consu6lame, sin embargo, la seguridad de vuestros futu-
"ros triunfos y el indudable, pr6ximo y feliz 6xito de vuestra
"empresa, porque espafiol y miembro de la gran familiar mi-
"litar, mi satisfaccion esti donde estAn vuestras satisfacciones
"y mi gloria donde estA la grandeza de mi PAtria, de esa PA-
"tria, soldados, marines y voluntaries, que agradecida os
"contempla y en cuyo nombre os saluda al grito de "Viva
''Espafia!" y con ella la paz y ventura de Cuba,
"Vuestro Capitan General.-LERSUNDI."

Como se habia anunciado, el Excmo. Seiior
Capitan General D. Domingo Dulce, fue porta-
dor de las libertades conquistadas por la revolu-
cion de Setiembre y de la mas grata prerogative
que puede poseer una Autoridad, cual es la de
perdonar al extraviado.
Muchos de los detenidos por la Autoridad
saliente, habian desempefiado en la administra-
cion del pais cargos muy elevados y de confian-
za suma; y esta circunstancia les habia facilitado
el contact con todas las superiores autoridades
del mismo; por lo que el Senor General Dulce co-
nocia personalmente, desde su epoca anterior de
mando, a la mayoria de aquellos A quienes, indu-
dablemente, juzgaba caballeros, A pesar de todo.








DE LA ISLA DE CUBA. 57

Us6, pues, con ellos, como con todos los com-
prometidos en la rebellion, de aquella generosa
prerogative: concedi6 a los levantados en armas
la mis amplia amnistfa, seiialAndoles un plazo
de cuarenta dias para prestar obediencia al go-
bierno; levant6 la censura previa a la prensa
peri6dica y concedi6, finalmente, cuanto habian
pedido los mis exigentes partidarios de un 6rden
de cosas que, la inmensa mayoria de los espa-
fioles consideraba, fundadamente, como escalon
para la autonomfa y la independencia.
Si el proceder de los separatists (no es po-
sible darles nombre mas comedido), habia me-
recido hasta ent6nces el anatema de todo hombre
honrado y amante de la tranquilidad de la tierra,
jdzguese la calificacion que merecerA el posterior
en- que pagaron con la mas negra felonfa 6 in-
gratitud, tan sefialada muestra de bondad e
indulgencia.
Los que ent6ncespodian evitar al pais los hor-
rores de una guerra fratricida, siquiera fuese en
agradecimiento de tanto favor, lejos de obrar
asf, se dedicaron con m-s ahinco a la obra ini-
ciada; mandaron emisarios ai C4spedes exhor-
tindole la. continuacion de Ia guerra, pasaron
unos: A engrosar las filas rebeldes, se dedicaron
otros A organizer las -huestes laborantes de las
poblaciones, tomarea la- libertad de imprenta
como absolute licencia para ofender y ultrajar








LOS VOLUNTARIOS


los mas cars objetos que son el idolo del espa-
fiol leal, dando A sus publicaciones el caracter y
forma mis incendiarios, hasta el extreme de
ensalzar la insurreccion; y los mas influyentes,
mas ilustrados y mas delincuentes, pasaron al
extranjero a organizer y constituir las tituladas
Juntas revolucionarias que, merced al capital
que habian adquirido a la sombra de la bandera
de Castilla, 6 que habian heredado de sus ante-
pasados, tanto perjuicio causaron a la Nacion
espatiola.
Las provocaciones e insultos a los amantes
de Espafia, rebasaron ent6pces el limited de la
mas refinada osadia; el repentino 6 inesperado
desarrollo de la institution de Voluntarios que
se aumentaba por moments con inesplicable
entusiasmo, escit6 de tal manera la bilis de
nuestros enemigos, y caus6 tan fuerte desazon en
su animo, que la excesiva hiel contenida en los
vasos del higado se les reflejaba en el semblante,
perturbando su organismo hasta el estremo de
inclinarlo a los mas criminals excess.
Seria difuso resefiar los ataques injustos y ale-
vosos de que han sido objeto cuantos se precia-
ban de ser espafioles y especialmente los que
salian a la calle vistiendo uniform del Ejercito
6 de Voluntario, y por lo tanto, solo citar6 algu.
nos casos ocurridos en la Habana.
Un official del ejercito que pasaba s6lo por








DE LA ISLA DE CUBA.


una calle de extramuros, tropez6 con tres mozal-
vetes que, a pesar decorresponderles ceder la
acera a aquel, por la razon de Ilevar el mismo el
lado derecho; fingieron marchar distraidos en
animada conversation que no les permitia ocu-
parse de cosa tan nimia. El official, creyendolo
asi, y no sospechando siquiera que aquella falta
de urbanidad entrafiase premeditacion 6 malicia,
les dej6 franco el paso, siguiendo su march por
el centro de la calle; mis no bien lo habia efec-
tuado, cuando uno de los tres compafieros diri-
gi6 a los demis, en voz bastante clara para que
pudiese ser oido de aquel, las siguientes signifi-
cativas palabras: "~No os he dicho que era
soldado'de papel?"
El aludido di6 inmediatamente la vuelta, y
apresurando el paso, volvi6 a tomar la acera que
Ilevaba para tropezar de nuevo con los provoca-
dores; y al llegar a la inmediacion de ellos les
dijo: "Caballeros: Ilevo la derecha y me cor-
responde la acera." Apenas le dieron tiempo
para pronunciar esta frase; de repente se vi6
acometido por los tres con revolver en mano.
Afortunadamente no fueron muy diestros en el
manejo del arma, y pudo derribar con su espada
al mis osado, que cay6 mortalmente herido,
huyendo los dos restantes despues de haber
visto la suerte del compafiero.
Una entusiasta j6ven, cantinera, fu6 alevosa-
10








60 LOS VOLUNTARIOS

mente asesinada por el hecho de demostrar su
afecto a la Madre. Patria.
Un soldado de ingenieros del Ejercito, fue
acometido de improvise por un negro en la calle
de Mercaderes, que le dispar6 un revolver a boca
de jarro, pasAndole rozando la bala entire el
brazo derecho y la tetilla del mismo costado, sin
que milagrosamente le hiriese: el negro empren-
di6 la carrera sin dar lugar al ofendido de repo-
nerse; pero el punto no era de los mejores para
evadirse impunemente, pues apercibidos del
hecho muchos de los espaioles que transitaban
por la misma calle y los de las casas inmediatas
consiguieron su detencion. Interrogado. acerca
de los m6viles que le habian inducido a cometer
aquel crime, dijo: que su amo je habia ofrecido
la libertad por el primer Voluntario 6 soldado
que matase -----..
Algunos pobres negros sirvieron, como este,
de instrument a los que no tenian el valor su-
ficiente para arrostrar las consecuencias de su
incalificable conduct; y no pasaba un dia en que
no ocurriese alguna desgracia en la persona de
los leales, y mas que todo, en la de los Volun-
tarios; hasta el extreme que se han visto estos
obligados a demostrar que se engafiaban mise-
rablemente nuestros enemigos si les suponian
sin aquel valor que es inginito en el soldado
espafiol.









DE LA ISLA DE CUBA. 61

En just y propia defense hicieron, pues, algu-
nos ejemplares que, indudablemente, evitaron la
continuacion de la intranquilidad 6 inseguridad
personal que existi6 por algun tiempo; y lleva-
ron al animo de los separatists el intimo y triste
convencimiento de que los voluntarios "no eran
soldados de papel."
En la calle de Colon vivian dos sefioras pe-
ninsulares, agenas por complete A toda idea po-
litica, y en una tarde que se hallaban solas en
casa, fueron Ilamadas a la reja de la sala por un
grupo de hombres a quienes no conocian. Ha-
biendoles preguntado una de ellas, que se les
ofrecia, contestaron con la mayor frialdad que no
tenian mas objeto que prevenirlas de que se em-
barcasen para su pafs en el primer vapor, ppr-
que de lo contrario pagarian con la vida su per-
manencia en Cuba. Las atribuladas sefioras, les
interrogaron sobre el motivo de semejante ame-
naza, cuya pregunta satisfizo al moment el mIs
descarado de todos, diciendo que la misma suer-
te tenian reservada para cuantos habian venido
de Espafia, empezando 61 por su mismo padre.
iNo puede darse mas lamentable aberracion!
iEl hijo se cree con mas derecho A la casa, por
haber nacido en ella, que el padre, que la edific6
con el sudor de su frente!
iY esta absurda filosofia, le induce A los mas
execrables prop6sitos!








62 LOS VOLUNTARIOS

Por este tiempo ocurri6 el escandalo del tea-
tro de Villanueva. Venia trabajando en el una
compania titulada "Bufos Habaneros," que se
habian hecho celebres por sus ataques a la mo-
ral y a la cultural.
Los principles directors del laborantismo en
la Habana, concibieron el pensamiento de que
se llevase a cabo una function a beneficio de los
insurrectos en armas; y al efecto distribuyeron
casi todas las localidades entire los simpatizado-
res; de modo que muy pocas cayeron en manos
de leales espafioles.
Desde un principio se not6 en aquella escogida
concurrencia el ribete de un liberalism refinado;
y el entusiasmo sali6 de quicio en el moment
en que los actors entonaron una inocente can-
cion, cuyo final era un viva a Carlos Manuel; al
que contestaron los espectadores agitando ban-
-deras insurrectas y prorumpiendo en voces se-
mejantes acompafiadas de algunos "mueras."
Los pocos espafioles leales que existian allf,
ayudados por los guardias municipales que se
hallaban de servicio en el local; protestaron con-
tra aquel acto y se trab6 un combat que ocasio-
n6 bastantes desgracias.
Inmediatamente se vi6 circundado el edificio
por los Voluntarios que se apercibieron de aquel
suceso; y, a no ser porque los traidores se fuga-
ron por una salida falsa que de antemano hab ian








DE LA ISLA DE CUBA. 63

preparado, buena leccion recibirian. A tiempo
acudieron los voluntarios, apesar de todo, para
dirsela muy ejemplar a la mayoria; pero como
verdaderos soldados esperaron la 6rden de la
Autoridad para obrar con arreglo a sus instruc-
ciones. Alli acudi6 en breve el Excmo. Sr. Ge-
neral Segundo Cabo D. Felipe Ginov6s Espinar,
respectable anciano a. quien tenian profundo afec-
to todos los. espafioles; y a su presencia se veri-
fic6 el reconocimiento de todos los departamen-
tos del edificio.
Los excess cometidos por los peri6dicos se-
paratistas, habian Ilegado al extreme de obligar
al Excmo. Sr. Capitan General a retirar la li-
bertad de imprenta.
Escandalo analogo al de Villanueva, ocurri6
tambien en la Universidad, donde una parte de
los estudiantes quiso celebrar, a su modo, las li-
bertades concedidas por el Gobierno; prorum-
piendo en voces subversivas y haciendo trizas el
retrato de una augusta y magnanima Senora que
no tenia nims delito que ser espafiola.
La guardia del principal y reten de Volunta-
rios, establecidos en el Cuartel de la Fuerza, se
apercibieron inmediatamente del hecho; pero no
les fud possible, apesar de su gran deseo, pasar a
imponer a los alborotadores el debido respeto,
por no contrariar A quien calificaba el escandalo
de inocente desahogo. -..








64 LOS VOLUNTARIOS

Seria, como dejo dicho. mis arriba, area de-
masiado larga y pesada hacer una cita simple
de todos los actos semejantes a los referidos,
que se sucedieron en un period breve de efer-
vescencia; en todos los cuales dieron los Volun-
tarios sefialadas muestras de sensatez y cordura.
No prescindire, sin embargo, de dos hechos
notables que por si solos bastarian para dar idea
exacta de lo bien que desde el primer memento,
comprendi6 su elevada mission la institution de
Voluntarios.
Dispuesto por la Superior Autoridad de esta
Isla, la deportacion a Fernando P6o de algunos
de los individuos hechos prisioneros con poste-
rioridad a la publication del decreto de amnistia,
y sefialado el dia del embarque en el vapor de
guerra San Francisco de Borja, una muchedum-
bre inmensa, concurri6 al muelle y plazas inme-
diatas, llevada de la natural curiosidad de pre-
senciar aquel acto.
En el moment mismo en que la confluencia
apenas permitia a nadie el moverse, ocurresele
a un desgraciado lanzar un grito subversive que
las leyes castigan severamente, como delito de
lesa nacion.
El pueblo en masa se indign6 por esta osadia,
y el delincuente habria pagado inmediatamente
su delito, si dos bizarros jefes de Voluntarios,
auxiliados por algunos individuos del mismo ins-








DE LA ISLA DE CUBA. 65

tituto, y otros de policia, no le librasen de la c6-
lera de los leales que se apercibieron de lo ocur-
rido; consiguiendo, a duras penas, y merced al
prestigio de aquellos jefes, conducirle al inmedia-
'to Cuartel de la Fuerza, donde se hizo cargo de
6l la fuerza de Voluntarios que estaba alli de
servicio.
La noticia cundi6 como el relampago entire la
muchedumbre, e instantAneamente se agolp6
esta a la reja y tipias del cuartel, pidiendo la
muerte del reo y pretendiendo apoderarse de el
por la fuerza, lo.que parecia inminente.
En tan critic moment, el capitan d& la com-
pafiia de Tiradores del segundo batallon, D. Jo-
s6 Leonardo Echaniz, ljos de intimidarse por la
gravisima situation en que se encontraba, y sin
perder ni un Apice de su serenidad habitual, hace
marchar de frente la fuerza a sus 6rdenes, de
antemano formada en batalla, y colocandola in-
mediata y paralela A la puerta del edificio, cuya
reja estaba a punto de ser derribada por aquel
vendabal de pasiones humans, con voz firme y
resuelta dijo: "-Sefiores: el reo esta a disposi-
cion de la Autoridad y bajo la custodia de los
Voluntarios. Estos no mancharan jams su nom-
bre permitiendo un asesinato. "
Volviendo despues a su fuerza di6 las voces de
mando siguientes: "Compafiia: preparen--ar-
mas ------








66 LOS VOLIUNTARIOS

No se sabe que admirar m6s, si el notable
comportamiento del capitan 6 la discipline de su
fuerza que, impavida y resuelta como el, ejecut6
la 6rden de su Jefe.
Nadie os6 penetrar en aquel recinto donde el
honor se enlazaba con el heroismo, y todos res-
petaron tan nobles prendas en el compatriota
y en el amigo ..----
El reo sufri6, en su oportunidad, la pena a que
le conden6 un Consejo de guerra mandado
reunir de 6rden del Excmo. Sr. Capitan Gene-
ral; pero la institution de Voluntarios salv6 al
pueblo de la Habana de una mancha de sangre.
El otro hecho en que los Voluntarios de la
Habana dieron una sefialada muestra de sereni-
dad y de esquisita prudencia y valor, tuvo oca-
sion con motive de la criminal intentona del
campo de la Punta, ocurrida en Abril de 1869.
Debiendo ser.ejecutados en dicho campo dos
reos de ocultacion de un dep6sito de armas, y
de muerte y heridas graves a dos ajentes de la
Autoridad, formaron el cuadro para aquel acto
fuerzas de todos los cuerpos de la guarnicion de
la Capital.
No es en la Habana donde por lo comun
concurren muchos espectadores a un acto tan
imponente, pero el dia sefialado para el cumpli-
miento de la ley en las personas de los reos
Leony Medina, la confluencia era extraordinaria.








DE LA ISLA DE CUBA.


Uno de los delincuentes, despues de hallarse
en el terrible lugar de la ejecucion, pidi6 permi-
so para diiijir su voz al Pueblo, lo cual se le per-
miti6, creyendo que sus palabras serian las mo-
rales y cristianas que en tales casos suelen diri-
jir ani aquellos mas perversos y habituados en
el crime; pero sucedi6 todo lo contrario;
prorumpi6 en insultos y voces subversivas, sien-
do esta la serial para que los simpatizadores de
la traicion lanzasen sobre el cuadro una nube de
proyectiles, que maravilla no hubiesen ocasiona-
do un des6rden en las filas de los leales.
Con esquisita prudencia, los oficiales de'las
respectivas fracciones, mandaron variar de
frente la segunda fila para contener cualquie-
ra ataque brusco, y una y otra fila permanecie-
ron impividas interin se Ilenaron todos los re-
quisitos de la ley.
Algunos individuos dte diversos institutes ar-
mados y los espahioles leales que habian concurri-
do como espectadores, se vieron precisados a sos-
tener la lucha provocada por los constantes tras-
tornadores del 6rden, y ocurrieron bastantes
desgracias; pero la discipline, sangre fria y digno
comportamiento de las fuerzas de Voluntarios,
evit6 una confusion espantosa y el conflict de
una collision general donde habrian ocurrido in -
numerables muertes.
En aquellas dificiles circunstancias, las bien
II








LOS VOLUNTARIOS


organizadas fuerzas del laborantismo, se desvi-
vian por ocasionai conflicts en todas las -pobla-
ciones de la Isla y especialmente en la Habana,
donde tan funestas sociedades eran mas nume-
rosas; pero todas sus asechanzas perversas se
estrellaron contra la sensatez y cordura de los
leales, prudentemente dirigidos por los dignos
Coroneles y demais Jefes y Oficiales.
La circunstancia de hallarse de servicio el
Teniente del segundo batallon, D. Miguel So-
brado, la noche de uno de los acontecimientos
ocurridos en aquel period de agitacion, le pro-
porcion6 occasion de demostrar una entereza de
animo y un profundo conocimiento de su deber,
que le vali6 la mas favorable, notoria y honrosa
calificacion. Por sus servicios eminentes, presta-
dos en aquellas critics circunstancias, ha mere-
cido tambien el antiguo capitan del tercer bata-
llon D. Jose Rojas, cuyo entusiasmo es notoria-
mente reconocido y aplaudido, una esplicita
felicitacion de las Autoridades, extensive a su
brillante compafifa, digna competidora por su
buen espiritu de las mejor organizadas.
Muchas citas justisimas pudieran hacerse, es-
pecialmente de los Jefes y Oficiales, que con
constant perseverancia y esquisito tacto vienen
desde el principio de la campafia sosteniendo un
mando mas espinoso y dificil de lo que A prime-
ra vista parece, por ser muy limitada su accion








DE LA ISLA DE CUBA. 69

gubernativa, que quiz's no este en relacion con
los deberes que su cargo les impone en los actos
del servicio; pero siendo mi Animo evitar que la
critical several no pueda tachar este trabajo de
apasionado; ni siquiera mencionare alguna de
aquellas classes mas distinguidas, con quienes,
en su mayor parte, precisamente me unen lazos
de amistad. Ademas, mi objeto primordial es po-
ner de manifiesto la indole de toda la institution,
y si desciendo a algunas citas personales, que
casualmente recaen en personas a quienes en su
mayoria no tengo el honor de conocer siquiera,
esto es debido a los antecedentes autenticos que
he podido recoger al reunir los datos necesarios
para esta memorial, y a que los hechos realiza-
dos por dichas personas son de los que caracte-
rizan a la respectable corporation de leales espa-
fioles de que me vengo ocupando. Conste, pues,
que entire los relegados al olvido quedan mis ami-
gos y aun muchas personas a quienes debo pro-
fundo agradecimiento.
Nuestros enemigos procuraron sacar gran par-
tido de un hecho que ocurri6 en el tiempo de
mayor efervescencia y cuya gravedad no se me
oculta. Es el que se relaciona con la ditnision del
Excmo. Sr. Capitan General D. Domingo Dulce.
Incompetente para juzgarle, mixime teniendo en
cuenta las infinitas causes que contribuyeron al
enardecimiento y antagonismo de los animos, y









LOS VOLUNTARIOS


abrigando por otra parte la conviction de que
impera en la conciencia de todos los buenos la
necesidad de velar en todo tiempo por el princi-
pio de Autoridad, que debe ser inviolable, porque
asi lo exije ia salud de la Patria, la salvacion de
Cuba y nuestro propio honor; solo trascribire las
palabras pronunciadas por aquel Sr. General
cuando ya habia dejado el mando de esta Isla.

"Si la defense de mis hechos, dijo, ha de servir lara depri-
mir en lo mks minimot una Corporacion A quien se debe, en
gran parte, la conservation de aquel territorio, prefiero ca-
liar. Ademks, el hecho de una insignificant minoria no hace
regla general, y no debe olvidarse que ha sido un exceso de
patriotism, movido por la oculta mano del laborantismo."

Sucedi6 en el mando a aquella autoridad, el
Excmo. Sr. Capitan General D. Antonio Caba-
llero y Fernandez de Rodas, quien reconociendo
los meritos y circunstancias que concurren en la
institution de Voluntarios, no solo rechaz6 los
ataques que se la dirigian por una parte de la
prensa national y-por la asalariada del extranje-
ro, sino que e1 mismo se inscribi6 como Volun-
tario para demostrar cuan digna era de aprecio
la corporation que los enemigos de Espafia se
esforzaban por desprestigiar.
En las diferentes salidas que efectu6 al inte-
rior de la Isla para dar de cerca impulso a las
operaciones de la guerra, le acompafi6 constante-
mente la brillante Compafnia de Guias, que man-








DE LA ISLA DE CUBA. 71

daba el entusiasta cubano Excmo. Sr. D. Jose
Olano y Caballero.
Hallandose accidentalmente en la Habana un
ilustre voluntario honorario de Artilleria, en la
epoca de la primera excursion de dicha Autori-
dad al Departamento Central, solicit y obtuvo
su venia para acompafiarle en concept de orde-
nanza, y una vez alli pidi6 tomar.parte como tal
soldado en extensas operaciones con las colum-
nas de los Sres. Coroneles Chinchilla y Cubas,
asistiendo a dos acciones de guerra y distinguien-
dose en las mismas por la bizarria que tie-
ne tan acreditada; se le recompense con la cruz
roja del merito military que mas tarde le permut6
S. M. por la placa de la misma 6rden.
El distinguido voluntario A que aludo, es el
primer centinela y defensor de la honra de Es-
pafia en America, Excmo. Sr. D. Jose Ferrer de
Couto, cuyos eminentes servicios prestados como
director del peri6dico El Cronista de New-York,
son bien conocidos.
La institution en general sigui6 cubriendo to-
dos los servicios de las plazas y fuertes inmedia-
tos a las mismas, la conduccion de reos, la per-
secucion de bandidos en combination con la
guardia civil, y muchos de campafia que dejaron
siempre satisfechos los deseos de las Autorida-
des.
En los puntos del interior de la Isla mas azo-









72 LOS VOLUNTARIOS

tados por la guerra, son innumerables los hechos
de armas en que tomaron parte, ya en union de
individuos 6 cuerpos del ejercito, 6 ya completa-
mente aislados.
Dos batallones movilizados cuyas fuerzas se
componian casi en su totalidad de individuos
procedentes de los cuerpos de Voluntarios que
con el mayor entusiasmo habian ingresado en
ellos para tomar parte mas active en las operacio-
nes de campafia, hicieron prodigios de valor en
los infinitos encuentros tenidos con el enemigo en
el Departamento Oriental; y esto prueba el buen
espiritu de la fuerza; del que se saca excelente .
resultado cuando hay jefes que saben utilizarle
ventajosamente. Son estos cuerpos los bizarros
batallones de Matanzas y Valmaseda.
Tambien el batallon del Orden organizado por
un distinguido patricio cubano el Excmo. Senor
D. Francisco de Acosta y Albear, y en el cual
habian ingresado muchos voluntarios, dej6 siem-
pre muy alto el nombre de Espafia en las mu-
chas acciones libradas contra los rebeldes; siendo
notable el entusiasmo con que tan leal espafiol
abandon las comodidades que le proporciona-
ba la vida tranquila en medio de una inmensa
fortune, por defender los cars objetos atacados
por los traidores. Mas no. se limit a ofrecer su
vida en holocaust de la Pitria; porque sus inte-
reses estuvieron siempre dispuestos a utilizarse








DE LA ISLA DE CUBA.


en beneficio del Estado. jQu6 contrast entire
este proceder y el de los promovedores de la in-
surreccion!
La situation especial porque durante once me-
ses atraves6 la ciudad de'Puerto Principe al prin-
cipio de la campaia, di6 occasion a aquellos Vo-
luntarios de prestar tan duro servicio como el
que desempefiaban sus hermanos del'Ejercito,
tanto en la defense de la plaza y sus fuertes
como en el aprovisionamiento de viveres y for-
rages que el estado aflictivo de aquella hacia ne-
cesarios; y adn hoy les vemos en union de los
de Nuevitas, emplearse constantemente en la es-
colta del ferro-carril entire ambas ciudades y en
otros servicios de verdadero riesgo y fatiga que
les hace acreedores a mencion muy honorifica.
Los servicios prestados por los Voluntarios de
Victoria de las Tunas y su comportamiento en
la her6ica defense de aquella plaza, sostenida por
un pufiado de valientes soldados, merecen la mis
profunda veneracion.
Coino hechos gloriosos y de much suerte
pueden citarse tambien la accion sostenida por
los Voluntarios de Trinidad en el campo deno-
minado "El Papayal," donde el titulado genera-
lisimo Cavada, acompafiado de las mis escogidas
fuerzas insurrectas de todas las Villas, se presen-
t6 con objeto de posesionarse de dicha ciudad en
occasion de no existir en la misma mas que unos








LOS VOLUNTARIOS


cuarenta individuos del Ejdrcito, pertenecientes
al bizarre batallon Cazadores de Isabel II. Los
Voluntarios, pues, en union de estos cuarenta
valientes salieron al encuentro de las masas ene-
migas, infinitamente superiores en numero: las
rechazaron her6icamente obligandolas a empren-
der la fuga, dejando en el campo treinta muertos,
armas, municiones, botiquin y algunos prisione-
ros.
El otro hecho tuvo lugar posteriormente 6 sea
en 20 de Setiembre de 1870. Al amanecer cun-
di6-por la ciudad la noticia dada por el vigia de
que un buque sospechoso estaba a la vista en el
horizonte hacia el O. de la poblacion. Inmedia-
tamente se vieron invadidas de curiosos todas
las azoteas de los edificios, y se adquiri6 el con-
vencimiento de que los expedicionarios estaban
saltando en tierra.
Tampoco ent6nces existian en la poblacion
mas que unos treinta soldados del aguerrido ba-
tallon Cazadores de Baza; y era precise prepa-,
rarse para un rudo choque que hacia prever la
osadia del buque, a cuyosfilibusteros se suponia
en connivencia con los insurrectos de tierra.
La autoridad military, senior Coronel D. Julian
Bardaji, procedi6 a organizer la column que de-
bia batir a los enemigos y apresar al buque pi-
rata; y con tal objeto sali6 el batallon de Volun-
tarios acompafiado de aquellos individuos de








DE LA ISLA DE CUBA. 75

Baza, A las 6rdenes de la mencionada Autoridad
y llevando de 2? Jefe al Comandante D. Juan
Sabain, i." Jefe accidental del Batallon, empren-
diendo una march forzada bajo los rayos del
sol mis abrasador de los tf6picos, que no debili-
taba ningun ligero soplo de la brisa.
SEl. vapor filibuster titulado Salvador Nassau
habia sido abandonado por los expedicionarios,
que en numero inferior al que se suponia, se ha-
bian internado en el bosque sin esperar la action
que parecia inminent6. Dejaron todo el impor-
tante cargamento de armas, municiones y per-
trechos de guerra, de los cuales una gran parte
fue encontrada en el bosque donde la habian
ociultado los fugitives. Algo antes de la llegada
de la column lo verific6 tambien la fuerza del
destacamento de Guanayara, perteneciente al
batallon Cazadores de Simancas; y todos reuni-
dos procedieron A los reconocimientos del terre-
no que el Jefe estim6 oportuno disponer; siendo
.despues conducido el vapor filibuster a Casilda,
puerto de Trinidad.
La decision con que los Voluntarios desempe-
5iaron estos arriesgados servicios, compite con-la
bravura de los soldados del Ejdrcito; y aunque
uno de mis cuidados es huir de toda cita perso-
nal, no seria just dejar de consignar el notable
ejemplo de ardor belico dado por el ent6nces ca-
pitan de la bizarre Compaiia de rifleros, D. San-
12








LOS VOLUNTARIOS


tiago Soto del Valle. Este fue el primero que,
notando se dilataba la march de la column con
efectuar el traspaso del rio Guaurabo en las car-
retas y caballos destinados al efecto, no repar6 si-
quiera si era peligroso el paso y entr6 resuelta-
mente en el rio seguido de los entusiastas Don
Antonio Couceiro, D. Fernando Rubies, Don
Guillermo Erro y demas oficiales, classes y sol-
dados de la Compaiifa, vadedndole con agua has-
ta la cintura; cuyo ejemplo siguieron las demas
fuerzas.
Las ciudades de Cienfuegos, Cardenas y Sa-
gua la Grande, esos pueblos llenos de vida y de
entusiasmo, donde tanta actividad, resolution y
desprendimiento se ha notado en todas las oca-
siones dificiles; no satisfechos con el servicio de
las plazas, frecuentes salidas a operaciones y sa-
crificios pecuniarios que en general exige la ins-
titucion, organizaron y movilizaron guerrillas vo-
lantes que dieron magnificos resultados en las
respectivas jurisdicciones.
En armonfa con sus recursos prestaron tam-
bien eficaz apoyo, y lo siguen prestando en la
actualidad, los de Santa Clara, Sancti Spiritus,
Manzanillo, Holguin, Gibara y Santiago de Cu-
ba; mereciendo todos repetidos plicemes de las.
Autoridades.
Los Voluntarios de Matanzas tienen piginas
muy gloriosa s, no tan solo por las ocasiones que








DE LA ISLA DE CUBA. 77

se les presentaron de prestar servicios como mo-
vilizados, sino por el ardiente deseo que siempre
han demostrado de acudir al punto de mas ho-
nor. Su actitud firme y resuelta impuso respeto
a las huestes laborantes qtre, relativamente ha-
blando, eran alli tan numerosas y osadas como
en la Habana. Se organize al iniciarse la cam-
pafia un Comite Nacional, compuesto en la ma-
yoria de individuos del mismo seno de la institu-
cion. Aquel Comercio compuesto de voluntarios,
sostuvo por su cuenta durante mas de un aiio el
batallon de movilizados que Ileva el nombre de
dicha ciudad, y otras fuerzas encargadas de re-
correr los partidos rurales del mismo distrito. El
Comite prest6 incalculables servicios A la just
causa que defendemos.
El teson con que los Voluntarios de las ricas
jurisdicciones de Guantanamo y Baracoa en el
Departamento Oriental, ayudaron al Ejercito a
defender los derechos de Espana y del Rey, solo
es comparable con el de los leales de Pinar del
Rio y con todos los del territorio del Departa-
mento Occidental, donde nuestra gloriosa ense-
fia se ha mantenido siempre enhiesta.
El pufiado de valientes que desde el principio
de la campafia ha venido constituyendo las aguer-
ridas Escuadras de Sta. Catalina de Guazo, me-
receria los honors de una epopeya de la lira de
Ercilla. El nombre de los Perez, tan pr6digos








78 LOS VOLUNTARIOS

de su sangre, pasara a la historic con caracteres
indelebles.
Con el distinguido y notable comportamiento
de los de Guazo, compete el de los de Fray Be-
nito, cuyo capitan es incansable.
Los Voluntarios de Santa Cruz del Sur, des-
pues de un constant y penosisimo servicio en
la poblacion e inmediaciones; permanecieron en
el campo en continue movilidad con fuerzas del
Ejdrcito; siendo tal su patriotism y desinteres,
que sin embargo de los escasos recursos con que
cuentan por punto general, dejaron en favor del
Estado los haberes que les habian correspondido.
El estado de las Villas era grave, desde el mo-
mento en que los insurrectos del Camagiiey cru-
zaron la trocha del Jucaro A Moron en direction
al O. Implicaba la gravedad,. mas que otra cosa,
ese fantasma de fuerza y poderfo con que era
harto comun suponer i las partidas capitanea-
das por el dominicano Maximo Gomez, y la tAc-
tica que desde un principio adoptaron de fraccio-
narse con el pufial en una mano y la tea en la
otra. Esto hacia temer por la suerte de los hon-
rados campesinos que, en un moment, podian
perder su hacienda, su vida y hasta el honor de
sus families: por lo tanto se hizo indispensable
reconcentrar en aquel territorio numerosas fuer-
zas del Ejdrcito y de Voluntarios para dedicarse
unas a perseguir al enemigo y otras a cui-








DE LA ISLA DE CUBA. 79

dar las propiedades del rico y del pobre.
Desde ent6nces salieron alternando entire sf
los diferentes cuerpos de Infanteria, Caballerfa,
Artilleria e Ingenieros de la Habana, Matanzas
y Cardenas para compartir con el Ejercito las
glorias y penalidades de la campania, en la que
vienen demostrando una abnegacion y entusias-
mo dignos del mayor encomio.
La .bizarrfa y notable comportamiento de la
fuerza del 4 batallon de la Habana en los en-
cuentros que sostuvo con el enemigo, superior
en numero, los dias 27, 28 y 29 de Agosto lti-
mo, hallandose dicho cuerpo movilizado en aquel
territorio, han merecido los mas honrosos place-
mes del Excmo. Sr. General en Jefe del Ejerci-
to, y la distinction de ser propuestos a S. M. el
Rey (Q. D. G.) para una recompensa.
Los espesos bosques pertenecientes d la Ju-
risdiccion de Remedios, han sido preferidos por
los insurrectos de las Villas para centro de sus
guaridas; y de ahf el que las fuerzas de Volun-
tarios de la misma tuviesen que efectuar varias
salidas en union de las tropas del Ejercito, y ais-
ladamente, para rechazar al enemigo en sus cor-
rerias, siendo, como en todas parties, ensalzada la
noble aspiracion que demostraban de medir sus
armas con las de aquellas partidas de malhecho-
res.
El Regimiento de Caballerfa Voluntarios de








LOS VOLUNTARIOS


Camajuanf, fu6 el primero del Instituto que por
consecuencia de aquella invasion se moviliz6 A
las 6rdenes de sus bizarros Jefes sefiores Coro-
nel y Teniente Coronel Martinez Fortun y Ver-
gara, que tantos y tan relevantes servicios tienen
prestados A la causa de Espafia; con la suerte de
haber alcanzado numerosas veces, merced A su
pasmosa actividad, A las partidas de incendiarios
y malhechores; y de batirlas con extraordinario
6xito, sin que la voz de "A machete," con que los
rebeldes crefan intimidar A los Voluntarios, sir-
viese mas que para enardecer su entusiasmo y
para lanzarse con mas fmpetu sobre los contra-
rios, al oir de su arrojado Jefe la significativa
frase: "iPues A machete, Voluntarios!"
Si bien cada individuo de este Cuerpo serfa
merecedor de una estAtua que recordase su me-
moria, no puedo dejar sin mencion especial, el
nombre de un entusiasta y venerable anciano
que, sirviendo como Voluntario en el mismo, en
union de sus tres hijos, ha pasado por el duro
trance de perderlos a todos en esta campafia, pe-
leando como heroes por su Patria y por su Rey,
sin que por eso decaiga el Animo de tan leal es-
pafiol, cuyo comportamiento, unido al de sus va-
lientes hijos, bastaria para patentizar cuAles son
las aspiraciones de los buenos insulares, si no
hubiese otros infinitos hechos que las ponen de
manifiesto.








DM LA ISLA D CUBA. 8S

El voluntario de referencia, padre de aquellos
martires de la Patria que vendieron cara su
vida, se llama D. Jose Mejias. iLoor a su nom-
bre! El comportamiento del regimiento de Ca-
majuanf, mereci6 en distinfas veces los mis ca-
lurosos placemes de todas las Autoridades de
quienes dependia, y una especialisima felicita-
cion de S. M, por los triunfos que supo alcanzar
en las diferentes acciones sostenidas con los in-
surrectos.
Los enemigos de Espafia han'venido hacien-
do constantemente esfuerzos inauditos, por lle-
var el luto y la desolacion i la unica zona donde
no logr6 penetrar el genio del mal, pero el es-
fuerzo de los leales Voluntarios y el de la escasa
Guardia Civil, fue suficiente para esterminar en
I870 la partida de Arredondo y otra muy re-
ciente de que hare mencion mis adelante; sin
que se les haya dado tiempo de trastornar el
Pais.
A los filantropos extranjeros, que tanto inte-
res tienen demostrado por nuestros asuntos in-
teriores, perdiendo un tiempo precioso para
ocuparse de los propios que bien lo han menes-
ter, y ain a los mismos que en la Peninsula han
osado dirigir injustos ataques a los Voluntarios
de Cuba, sin tener siquiera una idea de la reali-
dad de los acontecimientos, podriamos pregun-
tarles, que institution ciudadana tiene dado mis








82 LOS VOLUNTARIOS

ejemplo de constant entusiasmo, desprendi-
miento y generosidad?
Incompetentes para aquilatar la d6sis de amor
a la Patria que el espafiol leal de Cuba conserve
en su corazon, ni la safia con que nuestros ene-
migos empezaron atacando tan caro objeto, no
pueden tampoco juzgar hasta que punto son
dignos de admiracion los hechos del noble y
sufrido institute que, en su dia, brillaran en la
historic como una grandeza de Espafia. Si; las
paginas de la historic contemporanea enorgu
lleceran a nuestros hijos y cubriran de carmin a
- cuantos, direct 6 indirectamente, han pretendi-
dojustificar la conduct de los secuaces de Ces-
pedes.
Vinieron los Voluntarios de toda la Isla pres-
tando ademas, como anteriormente, el recargado
servicio de las plazas, y efectuando las salidas al
campo que estimaron oportuno determinar las
diferentes Autoridades, durante las epocas de
mando de los Excmos. Sres. Capitanes Genera-
les Valmaseda [I0], Ceballos y Pieltain, mere-
ciendo de todos el m.s distinguido concept por,
su nunca desmentido patriotism; sin que en
este trascurso de tiempo haya ocurrido nada es-
traordinario que le relacione con la institution,
pues apenas merece los honors de tal, un suceso
de que se valieron nuestros enemigos para atri-
buir a los Voluntarios el desenlace del process








DE LA ISLA DE CUBA.


relative A un delito incalificable, y de los mis
execrables que pueden haber cometido los ene-
migos de Espafia.
La safia y perversidad de estos ya estaba bien
de manifiesto desde el principio de la campafia,
pues en varias ocasiones se les ha visto cebarse
de un modo cobarde y salvaje en los cadiveres
de los soldados muertos en accion, a quienes
daban sepultura sus compafieros y encontraban
despues desenterrados y mutilados de un modo
horroroso.
Me ocupare, sin embargo, de aquel aconteci-
miento, siquiera sea en honor a la memorial del
valiente patricio que fu6 birbaramente asesina-
do por los enemigos de Espafia, y cuya tumba
profanaron despues los simpatizadores de la mis-
* ma causa.
Cuando en los primeros moments de la in-
surreccion se presentaron los separatists con
empuje y osadia, y los buenos espafioles se
aprestaron a la defense, dispuestos a vender
muy cara su nacionalidad; un corazon noble y
varonil se dispuso a manejar el fusil y la pluma
en defense de los cars intereses que tan injus-
tamente atacaban los del escandalo de Yara y
sus auxiliadores.
Para el efecto sent plaza en las filas de los
Voluntarios, y fund el peri6dico politico La
Voz de Cuba.









54 LOS VOLUNTARIOS

D. Gonzalo Castafon fue el valiente y leal
espafol que se puso I la cabeza de aquel pe-
ri6dico, en el cual rebati6 con arguments s6-
lidos e incontrovertibles, las doctrinas de nues-
tros enemigos, contribuyendo eficazmente en
union del decano de la prensa, el ilustrado y
sensato Diario de la Mlarina, 4 levantar el espi-
ritu espafiol con detrimento de las ideas separa-
tistas.
La conduct de D. Gonzalo Castafion, irrit6
extremadamente a los enemigos de Espafia; y
para vengarse de e1 concibieron el prop6sito de
proponerle un reto como caballero, al que no
tuvo inconvenient en acudir, suponiendo al pro-
vocador una dignidad que estaba muy lejos de
poseer.
Se convino en que Cayo Hueso seria el punto
en que debia librarse el lance de honor; y fue el
lugar del crimen mas horrendo que registran los
anales de la historic. Preparabase Castafion en
su alojamiento para salir y presentar noblemen-
te su pecho al contrario en campo raso, cuando
es avisado de que cinco caballeros deseaban ha-
blarle. No bien llegaron estos personages al
umbral de la pueita del gabinete donde aquel
se encontraba, descubrieron ifistantAneamente
igual numero de trabucos y dispararon con safia
sobre el desprevenido campeon, que qued6 exa-
nime al instant.








DE LA ISLA DE CUBA. 85

Esta infausta noticia caus6 profunda sensacion
en la Habana y en toda la Isla, pues en todas
parties contaba aquel desgraciado, con numero-
sos amigos y ardientes simpatias. Conducido su
cadaver A esta capital, se Ie di6 en ella sepultura
asistiendo A este acto todos los buenos espano-
les, como iltima muestra del afecto que habian
merecido sus relevantes servicios.
Cuando, transidos de dolor, conduciamos el
cadaver de Castafion a su iltima morada, entire
el tanido melanc6lico de las campanas y el eco
de las marchas finebres; yo, sobre aquellos ru-
mores, ofa otro eco que me partia y me helaba el
alma: ofa el sollozo de dos desgraciados hudrfa-
nos de padre y madre que aquel dejaba en el
mundo, de los verdaderos sacrificados en esta
vertiginosa tragedia.
Los birbaros no han asesinado a Castation,
cuya vida espinosa no le era tan agradable para
los humans ejercicios, que pudiese temer su fin.
Aquellos traidores proyectiles ban asesinado a
dos inocentes criaturas; a dos Angeles, huerfanos
ya de madre, que no habian manchado la tierra
,con ninguna falta.
Los golpes asestados a aquel adalid de la
honra de Espaia, era un nuevo ataque al cora-
zon de la PAtria; y por lo tanto, la memorial de
Castation, qued6 grabada en la mente de todos
los espafioles, donde vivira eternamente.








LOS VOLUNTARIOS
*


Los enemigos de Espafia, no satisfechos con
haber asesinado al que consideraban como con-
trario temible, se rebajaron hasta el extreme de
profanar y ultrajar su tumba, cuando ya habian
trascur'rido mis de dos afios desde que el frio
marmol venia cubriendo sus cenizas .-----
Una parte de los estudiantes de las facultades
de medicine y cirujia, de la Universidad de la
Habana, quizA los mismos que en epoca anterior
habian promovido en los claustros de aquel edi-
ficio, el escandalo que mencione mas arriba y
que habia quedado impune por calificarsele de
inocente desahogo, fueron los que cometieron
este sacrilege delito.
Cierto es que el pueblo se indign6 por este
incalificable hecho; y que una parte de e1 pidi6
d la Autoridad que el fallo de la ley recayese
sin contemplacion; pero no es menos exacto, que
la Autoridad habia detenido ya A los delincuen-
tes y se disponia A castigarlos como merecian,
antes de que el pueblo se apercibiese de nada y
de que una insignificant parte de el pidiese de
un modo nunca disculpable, porque la accion de
la Autoridad debe mantenerse siempre muy es-
pedita, pidiese, repito, el castigo de los culpa-
bles, tomando una buena parte en la asonada
nuestros encubiertos enemigos, siempre Avidos
de ocasionar conflicts.
Este suceso ocurri6 durante la primera 6poca


86








DE LA ISLA DE CUBA.


de mando del Excmo. Sr. Capitan General Con-
de de Valmaseda, pero en occasion en que S. E.
se hallaba ausente de la Capital dirigiendo de
cerca las operaciones de campafia.
Nuestros enemigos y los detractors de la
institution de Voluntarios, siempre activos y di-
ligentes para crear atm6sfera contraria al buen
nombre del mismo cuerpo, procuraron por todos
los medios imaginables, tergiversar siempre los
sucesos y pintar a los separatists como victims
de una tirania extremada, achacando a los Vo-
luntarios la mayor parte de todos aquellos he-
chos que podian presentar revestidos de una fe-
rocidad excesiva. Aunque en algun tiempo no
dejaron de sacar fruto de sus engafiosos 6 injus-
tificados clamores, el tiempo se encarg6 de de-
mostrar que el mencionado cuerpo, lejos de me-
recer tales censuras, se habia hecho digno de la
admiracion de propios y extrafios y del profundo
agradecimiento de todas las classes que aspiran
al bien de este pais.
Meditemos un moment sobre la importancia
de sus servicios y sacrificios durante todo el pe-
rfodo de lucha que va transourrido. Pes6 sobre
ellos sin interrupcion el recargado servicio de
todas las plazas y de muchos fuertes inmediatos
A las mismas, gravitando sobre los interesados
durante todo el tiempo ocupado en estos servi-
cios, su alimentacion, asistencia, reposicion de








8A LOS VOLUNTARIOS

armamento, vestuario y demis atenciones ane-
jas al mismo servicio. Esto, despues de los. con-
siderables gastos que les origin la compra del
armamento y equipo.
Si a tales desembolsos unimos los ocasionados
por las movilizaciones repetidas, y agregamos ta
consideration de que la mayoria de los Volun-
tarios son ciudadanos de modest fortune que
viven de su oficio, profession 6 trabajo corporal
del que depend tambien la subsistencia de sus
families; y si echamos por iltimo un cilculo de
la ascendencia de tales sacrificios, ent6nces nues-
tra admiracion sube de punto y raya en lo infi-
nito.
La resefia de todos los servicios de guerra en
que tomaron parte fuerzas de Voluntarios, seria
operation dilatadisima, sino impossible, por la cir-
cunstancia de que no en todos los parties se hacia
mencion de la clase y procedencia de la fuerza
que componian nuestras columns de operacio-
nes; pero, sin embargo, citar6 en breve extract
aquellos de que exisfte conocimiento piblico y
official.
En Noviembre de 1869 empezaron A cubrir
los puntos de Pinar del Rio, Guanajay, Cabafias
y Bahia Honda los Voluntarios de la Habana en
relevo del Regimiento del Rey. El primer cuer-
po a quien cupo la suerte de salir, fue el segundo




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs