• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Title Page
 La sociedad teosofica y la...
 Table of Contents
 Que es la muerte?
 Desde la atalaya
 La plegaria
 Annie Besant como ejemplo de alta...
 Annie Besant: una vida ideal
 Annie Besant: la heroica
 La juventud teosofica en la hora...
 La sociedad teosofica
 Sesion Cubana de la sociedad...
 Back Matter






Group Title: Revista teosofica
Title: Revista teosófica
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00073921/00052
 Material Information
Title: Revista teosófica
Physical Description: Serial
Language: Spanish
Creator: Theosophical Society (Madras, India) -- Seccíon Cubana ( publisher )
Publisher: Sección Cubana de la Sociedad Teosofíca
Place of Publication: Habana etc.
Frequency: bimonthly (irregular)[june, 1936-apr. 1938, sept./oct. 1942-1954]
monthly (irregular)[ former feb. 1917-may, 1936, july, 1938-aug. 1942.]
bimonthly
completely irregular
 Subjects
Subject: Theosophy -- Periodicals   ( lcsh )
Imprint -- Cuba -- Havana -- 1923-1939
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba -- Havana
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began in 1917?; ceased publication with July 1956.
Numbering Peculiarities: Publication suspended, June, 1933-Feb. 1934.
Issuing Body: Organo oficial de la Seccíon Cubana de la Sociedad Teosofíca, <1923-1939>
General Note: Description based on: Año 7, no. 1 (15 de enero de 1923) = 2a epoca.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00073921
Volume ID: VID00052
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002944312
oclc - 50336367
notis - APH5965

Table of Contents
    Title Page
        Title Page
    La sociedad teosofica y la teosofia
        Unnumbered ( 2 )
    Table of Contents
        Page 1
    Que es la muerte?
        Page 2
    Desde la atalaya
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
    La plegaria
        Page 12
    Annie Besant como ejemplo de alta intuicion
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
    Annie Besant: una vida ideal
        Page 17
        Page 18
        Page 19
    Annie Besant: la heroica
        Page 20
        Page 21
        Page 22
    La juventud teosofica en la hora actual: ¿cual debe ser nuestra actitud?
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
    La sociedad teosofica
        Page 29
        Page 30
    Sesion Cubana de la sociedad teosofica
        Page 31
        Page 32
        Page 33
    Back Matter
        Page 34
Full Text


Yeo? e sc

oeosoIcaG

(ub ana

o* Una Convencin renovadora.
"v-t Cambiaremos los Tres Objetos
de La Sociedad Teosica?
P, George S. Arundale.
Homenaje a Annie Besant
A. de J. Gonzlez,
ManuelA. Mefauten.
Raquel Cafald.
La juventud Teosfica
en la hora actual
Chic Ramos.

OCTUBRE
1 9 5 9









La Sociedad Teosfica y la Teosofia

President: Dr. George S. Arundale; Vicepresidente: Sr. Hiren-
dra Nath Datta; Secretario: Sr. G. Srinivasa Murti;
Tesorero: Sr. N. Sri Ram.
Organo Oficial del Presidente: THE THEOSOPHIST.
Oficinas Principales: ADYAR, ;Madrs, India.

La Sociedad Teosfica fu fundada en la ciudad de Nueva
York el 17 de noviembre de 1875 por Helena Petrovna Blavatsky
y el coronel Henry Steel Olcott, y trasladada e incorporada en
Madrs, India, el 3 de abril de 1905.
Los Tres Objetos de la Sociedad son:

I.-Formar un ncleo de la Fraternidad Universal de la hu-
manidad, sin distincin de raza, creencia, sexo, casta o
color.
II.-Fomentar el studio comparative de las religiones, filo-
sofas y ciencias.
III.-Investigar las leyes inexplicadas de la Naturaleza y los
poderes latentes en el hombre.

El nico requisito para ser miembro de La Sociedad Teos-
fica es aceptar el primer objeto, referente a la Fraternidad. Nin-
gn escritor o instructor posee autoridad para imponer sus opi-
niones a los miembros, pues dentro de La Sociedad cada cual
goza de plena libertad para conservar sus creencias religiosas, con-
ceptos filosficos, etc., y para expresar abiertamente sus ideas, sin
otros lmites que la cortesa y consideracin para con los dems.
La Teosofa constitute la esencia de la verdad, y es la base de
todas las filosofas, ciencias, religiones y artes. Proporciona una
filosofa que hace ineligible la vida, y demuestra que la evolucin
est guiada por la ms perfect justicia, sabidura y amor. Sita
a la muerte en el lugar que le corresponde, como un incident c-
clico en la vida infinita, que abre las puertas de una existencia
ms radiante. Devuelve al mundo la Ciencia del Espritu, ense-
fiando al hombre a reconocerse como el Espritu mismo, y a la
mente, las emociones y el cuerpo como sus servidores; ilumina las
escrituras y doctrinas religiosas descubriendo sus significados
ocultos, pero sostiene que la Verdad se alcanza por el esfuerzo
individual y no se impone por el dogma.
Los miembros de La Sociedad Teosfica estudian la Verdad
dondequiera que se encuentra y hacen lo possible por vivirla. Toda
persona tolerante y deseosa de estudiar y de trabaiar en pro de
la Fraternidad es bienvenida en La Sociedad, pero de cada miem-
bro depend el expresar eh mayor o menor grado los ideales de la
Teosofa en la vida diaria y llegar a ser un verdadero tesofo.









RE VIS TA

TEOSFICA

CUBANA

ORGANO OFFICIAL DE LA SECCION CUBANA
DE LA SOCIEDAD TEOSOFICA

Vol. XXXV OCTUBRE, 1939 NUM. 10
LA HABANA, CUBA


En este nmero:

Desde la Atalaya, porG. S. Arundale .................... 3
La Plegaria, por Annie Besant ....-................... ...... 10
Annie Besant como ejemplo de alta intuicin, por Andrs
de J. Gonzlez ..................... ... ............ ...... 13
Annie Besant, una vida ideal, por Manuel A. Metauten ...... 17
Annie Besant, la heroica, por Raquel Catala ................ 20
La juventud teosfica en la hora actual, por Chic Ramos ... 23
La Sociedad Teosfica ..... .... ............................ 29
Seccin Cubana de la Sociedad Teosfica ................. 31






















Qu es la muerte?


La muerte es slo un cambio que proporciona
parcial liberacin al alma, arrancndole las ms
pesadas de sus cadenas. No es sino el nacimiento
a una vida ms amplia; el regreso, despus de bre-
ve destierro, al verdadero hogar del alma; el paso
de la prisin al goce del aire libre. La muerte es
la mayor de las ilusiones que nos cercan en la tie-
rra: no hay muerte: no hay ms que cambios en las
condiciones de vida. La Vida es continue, ininte-
rrumpida, ininterrumnpible: "nonnata, eterna, cons-
tante", no se destruye al perecer los cuerpos de que
se reviste. Tanto valdra career que el cielo se de-
rrumba al romperse una vasija de barro como ima-
ginar que el alma perece cuando el cuerpo se des-
integra.




que entr en el brevee destie-
rro" de nuestro mundo el 19
de octubre de 1847, y pas a
"una vida -ms amplia" 'el 20
de septiembre de 1933.











DESDE LA ATALAYA

George S. Arundale

-I-
UNA CONVENTION RENOVADORA
Deseara muchsimo que la prxima Convencin Internacional
de La Sociedad Teosfica que se celebrar en Adyar el prximo
mes de diciembre tuviese un carcter en verdad much ms uni-
versalmente teosfico del que ofrecen en general estas reuniones,
por much que en el plano fsico est centralizada en Adyar.
Deseara muchsimo que la totalidad, o por lo menos la mayo-
ra de nuestros miembros tomara parte, de algn modo, en la Con-
vencin Internacional, de manera que algunas de las deliberaciones
mismas que en ella se efecten ostenten ese carcter de universa-
lidad teosfica por el hecho de que en ellas se exprese la opinion
de todas las Secciones extendidas por el mundo entero, y de un n-
mero muy considerable de miembros individuals de todas esas
Secciones.
Deseara muchsimo que esta Convencin Internacional, ltima
que se celebrar en Adyar durante la actual presidencia, se sincro-
nizara con la expresin de la. opinion teosfica international sobre
una series de puntos de capital importancia, que fuera, en parte,
un resume de la situacin teosfica durante los ltimos siete aos,
y acaso tambin, en parte, una indicacin respect al camino a se-
guir, en nuestro porvenir teosfico. Creo que sera muy til al
nuevo Presidente el conocimiento de la opinion del pblico teos-
fico sobre cierto nmero de asuntos de gran importancia para La
Sociedad Teosfica, y en general, para el Movimiento Teosfico.
D'eber, por supuesto, quedar claramente sentado que esas opi-
niones, sean individuals o colectivas, son absolutamente particu-
lares, sin valor official alguno. Pero no por eso dejarn ide indicar,
con toda precision, en qu direccin fluye en estos moments la
corriente del pensamiento teosfico.
I.- CAMBIAREMOS LOS TREES OBJETOS DE LA SOCIEDAD TEOSFICA?
Como es natural, mi pensamiento se dirige, en primer trmino,
a los tres grades Objetos de La Sociedad. Necesitan acaso algn
cambio? S perfectamente que habr quienes nieguen con el ma-
yor nfasis la necesidad de cambio alguno. Habr hasta quien'es









4 REVISTA TEOSOFICA CUBANA

nieguen que en ningn moment pueda haber motivo para cambiar
en algo la forma actual de los tres grandes Objetos, aunque en
pocas pasadas no dejaron de cambiar con frecuencia. Tambin
habr quienes digan que no es ste el moment adecuado para cam-
biarlos. Pero creo que habr, al mismo tiempo, muchos otros que
con no menor nfasis declared que no slo no hay nada inherente-
mente sacrosanto en los Objetos en su forma actual, sino que de-
ben variar, para adaptarse a los tiempos, que tambin varan.
, Cul es, en primer lugar, la opinion que sobre este punto preva-
lece en cada Seccin? Y en segundo: bien sea una mayora o una
minora la que apoye el cambio, en qu deber consistir, y cmo
habr de efectuarse? Hay que tener en cuenta que el individuo
que ha ing.resado en La Sociedad aceptando sus Tres Objetos en
su formula .actual no puede ser excluido de ella en ningn mo-
mento por el hecho de que dichos Objetos sufran modificaciones
con las que l no est conform.
Qu les parecera que, de un modo completamente extra-ofi-
cial, cada Secretario General solicitara de los miembros de su Sec-
cin, respect a esta Pregunta I, que dijeran
19-Si desean que los Objetos continen en su forma actual.
2-Si prefieren cambiarlos en la form:, que sugiere el doctor
Arundale en The Theosophist de septiembre. Vase ms
adelante.
39-Si prefieren cambiarlos en alguna otra forma, y cul es sta.
Las opinions as recogidas podran incluirse como tema de al-
guna de las deliberaciones de la prxima Convencin Internacional.
Pero repito que todo ello habra de tener un carcter completa-
mente informal, sin que en modo alguno comprometiese a La So-
ciedad a efectuar ningn cambio en los actuales Objetos. Me agra-
dara poder presentar ante la Convencin Internacional la opinion
teosfica del mundo entero respect a los tres Objetos; indicar,
aunque fuese con amplio margen, el nmero aproximado de los
que estn .a favor o en contra del cambio; y exponer las diferentes
sugerencias hechas respect a aquellos cambios que se considered
deseables.
II.--DEBER SER NEUTRAL EL PRESIDENT?

La segunda Pregunta que deberan transmitir los Secretarios
Generales es la siguiente:
Prefiere ousted que el Presidente de La Sociedad exprese con








DESDE LA ATALAYA


toda intrepidez y libertad sus opinions personales sobre los di-
versos problems del moment, incluso por medio de The Theoso-
phist, aun sabiendo que, a pesar de todas sus protests, precauciones
y aclaraciones, es inevitable que ante el mundo externo esas opinio-
nes se considered ms o menos como sustentadas por La Sociedad?
O prefiere usted que el Presidente se limited a sus deberes ejecu-
tivos y a la expresin exclusive de aquellas opinions que en modo
alguno puedan comprometer a La Sociedad?
Por mi parte, no abrigo la menor duda de que es much ms
ventajoso para La Sociedad tener un Presidente que viva y ex-
prese abiertamente sus grades sinceridades personales-siempre
que tome todas las precauciones posibles para no identificar con
ellas a La Sociedad ms de lo que sea completarmente inevitable-
que tener un Presidente que sea poco ms que una mquina o un
autmata.
III.--DEBER LA SOCIEDAD MANTENER PARA SIEMPRE SU NEUTRA-
LIDAD ?
La Pregunta III que quisiera hacer llegar a todos los miembros
es la siguiente:
Aunque en general pueda ser absolutamente inconvenient que
La Sociedad abandon su actitud, permanentemente establecida, de
complete neutralidad en cuanto a toda expresin official de una
opinion determinada sobre los problems con que haya de enfren-
tarse de tiempo en tiempo, no pueden presentarse ocasiones en
que convenga abandonar tal neutralidad? Y en caso afirmativo,
cmo se determinarn tales ocasiones, de modo que el abandon de
la habitual neutralidad exprese plenari:ente la voluntad de la gran
mayora de los miembros?
Mucho he pensado, reflexionado y sentido respect a esto, has-
ta verme obligado a recomendar-como lo hice en el Discurso Pre-
sidencial de 1938-que, aun frente a las terrible negaciones de la
Fraternidad que sufre el mundo, La Sociedad no deba abandonar
su neutralidad. Y no obstante, en lo ntimo de mi sr persiste la
conviccin de que puede muy bien constituir un deber para La
Sociedad-precisamente en inters de esa misma Fraternidad Uni-
versal a que en su Primer Objeto se consagra-ser el portavoz de
aquella Conciencia Mundial que creo que ya est despertando en
todas parties del mundo al reconocimiento de esa Fraternidad. Sigo
creyendo que si La Sociedad hubiera posedo la solidaridad nece-
saria, unida a una positive virilidad, habra podido en 1938 dar









6 REVISTA TEOSOFICA CUBANA
un gran impulso y direccin a este mundo enloquecido-dado el
poder interno que indudablemente posee. En aquellos momen-
tos consider que La Sociedad no estaba pronta a dar ese impulso
y direccin, pero me parece comprender que debiera prepararse
para estar pronta en el porvenir, y planear los modos y medios
de idar al mundo, con el mayor vigor possible, esa direccin que
tanto necesita, pero siempre con las mayores precauciones y res-
guardos.

IV.-Los PRINCIPIOS DE LA TEOSOFA Y SU REAPLICACIN.

Tambin quisiera que los Secretarios Generales plantearan la
siguiente Pregunta IV:

En primer lugar, la declaracin reference a La Sociedad Teo-
sfica que aparece actualmente en la pgina 2 de la cubierta de
The Theosophist satisface a usted plenamente, como bien adecua-
da, tanto a la Teosofa como a La Sociedad Teosfica? Si no le
satisface y quisiera modificarla, qu debera aadrsele, a su jui-
cio? [Para que nuestros lectores puedan contestar a esta pregun-
ta, hemos reproducido textualmente esa declaracin en las pginas
finales de este nmero.-Nota de la Direccin.]
En segundo lugar, cules son las direcciones bien definidas
que deben darse al studio, a la propaganda y a la experimenta-
cin, de acuerdo con los Tres Objetos de La Sociedad?
Qu clase de Teosofa y qu clase de afiliacin a La Sociedar
es ahora, en general, el prximo paso hacia el desarrollo de la fra-
ternidad universal y particular de la religion y las religiones, de
las filosofas, de las ciencias, del descubrimiento de las leyes de la
Naturaleza an ocultas a, nuestra percepcin?
Qu labor debera el miembro de La Sociedad Teosfica em-
prender en estos das de angustia universal, de modo de dar cum-
plimiento pleno a su Teosofa y a su afiliacin a La Sociedad Teo-
sfica en servicio del mundo? Cmo puede cada miembro de La
Sociedad ayudar mejor al mundo en la present crisis general?

El mundo se est desarrollando con gran intensidad y rapidez
en cuanto concierge a todos los grandes departamento de la vida
representados en nuestros Tres Objetos. Nuestra presentacin de
la Teosofa debe ir a la par de ese desarrollo, y nuestros miembros
deberan constituir la vanguardia de ese gran movimiento pro-
gresivo.








DESDE LA ATALAYA 7
Por supuesto, segn mi concept de los Tres Objetos, tanto la
Teosofa como cada miembro de La Sociedad Teosfica tienen un
rea por cubrix much ms extensa que la Fraternidad Universal
de la Humanidad, que la religion, filosofa y ciencia.

V.-- CULES SON LAS VERDADES ESENCIALES DE LA TEOSOFA

Por ltimo, quisiera indicar la siguiente Pregunta V:

Cules son, a su juicio, las verdades esenciales de la Teosofa,
segn su apreciacin particular, y cules consider usted como ver-
dades esenciales de la Teosofa que deben ofrecerse al mundo? O
bien cree usted que no puede haber exposicin categrica, como si
dijramos official, de la Teosofa, y que, si bien todo mienebro goza
de libertad para expresar su propio concept de la Teosofa, de-
ber manifestar al mismo tiempo que no puede existir ninguna
declaracin sobre la naturaleza de esta ciencia, puesto que cada
cual tiene que descubrir por s mismo su propia Teosofa?

Por mi parte, al contestar esta pregunta, afirmara categrica-
mente cules son los principios bsicos de mi Teosofa. Pero tam-
bin .proclamara que hay ciertas enseanzas que deben presen-
tarse ante el msundo como principios generals que constituyen la
Teosofa. Convengo absolutamente en que cada miembro debe
cuidar escrupulosamente de hablar y escribir slo en nombre pro-
pio, y que no habr de establecerse jams ninguna ortodoxia ni
regla conventional respect a la exposicin de la Teosofa ni a su
creencia en ella. Pero sostengo que la Teosofa es una ciencia, y
que, como tal, tiene leyes definidas que reflejan su naturaleza.
Esas leyes debieran darse a conocer, y es necesario, por lo tanto,
precisar cules son.
Me agradara sobremanera que toda Seccin circular una es-
pecie de cuestionario entire sus miembros sobre las preguntas que
acabo de enunciar. Y quisiera recibir la opinion de la mayora y
de la minora, con tiempo para formular un resume que presen-
tara a la Convencin Internacional para su discusin informal.
Es mi deseo que la atencin de La Sociedad Teosfica del mun-
do entero se concentre en la Convencin Internacional que se ce-
lebrar en diciembre en Adyar. Deseo que todo el mundo teos-
fico se tome un inters verdaderamente vivo por sus actuaciones,
por conocer el resultado de sus deliberaciones y por sentirse como
parte integrante de dicha Convencin, de modo que sta no se ce-









REVISTA TEOSOFICA CUBANA


lcbre solamente en Adyar, sino que tenga su sede en el corazn
de cada miembro.
La Convencin Internacional tiene por objeto vivificar a La
Sociedad Teosfica, y este vasto organismo deber ser vivificado
en todas las parties de su sr extendidas por el mundo entero. De-
seo que esta Convencin despierte el fervoroso inters de todos y
cada uno de los miembros de La Sociedad. Saben ustedes si hay
algunos otros modos, o modos mejores, de ampliar y agudizar ese
inters?

-II-

NUEVOS OBJETOS PARA LA SOCIEDAD TEOSOFICA?
Transcribo a continuacin lo que dije sobre este tema hace
unos das en Adyar, rogando a mis lectores que excusen la form
acaso demasiado sencilla y familiar de estas palabras, que no fue-
ron, en principio, ms que una conversacin entire amigos.
Espero que nadie se imagine que tal como es hoy La Sociedad
Teosfica, as habr de ser en todas las pocas por venir. Creo
que debemos darnos cuenta de que La Sociedad Teosfica, en
cuanto a sus formas, principios y mecanismo general, es tan sus-
ceptible de desarrollo como es todo lo dems en la vida. Espero,
tambin, que nadie se imagine, ni por un moment, que ya se ha
dicho la ltima palabra en Teosofa, ni que aun la misma Doctrina
Secret contiene todas las verdades de la Teosofa que en todo
tiempo se darn al mundo. No podemos tener una mente tan limi-
tada como para career que La Sociedad Teosfica, segn es actual-
mente, que la Teosofa segn hoy se expresa, constituyen la reve-
lacin definitive, que en nada pueden cambiar, y que nunca cam-
biarn.
Nos inclinamos a vivir estticamente, en vez de vivir dinmica-
mente. Hay en nosotros cierta tendencia al estaticismo en lugar
del dinamismo, porque el hecho de encarnar significa hacer a la
Eternidad temporalmente esttica, aunque, por supuesto, gracias
a las encarnaciones nos desarrollamos. Mas, no obstante, si se le
compare con las tremendas fuerzas en movimiento de la Eterni-
dad, infinitamente dinmicas, puede muy bien decirse que el Tiem-
po es fijo. Comparado con la Eternidad, el Tiempo, segn lo cono-
cemos aqu abajo, durante las encarnaciones, es lento. Gusto a
veces de pensar que el Tiempo es la mocin lenta de la Eternidad.
No debemos limitar ni la Teosofa ni La Sociedad Teosfica









DESDE LA ATALAYA 9

a un tiempo determinado. Ni tampoco debemos imaginar que H.
P. Blavatsky o H. S. Olcott, A. Besant o C. W. Leadbeater han
dado la. nota invariable para siempre jams en cuanto se refiere
a la Teosofa o a La Sociedad Teosfica. Nadie ha dicho nunca
la ltima palabra sobre nada, ni aun un gran Salvador. Me atre-
vera a opinar, con toda humildad, que ningn gran Instructor
ha dado nunca la ltima palabra de la Verdad. Ha dado una pala-
bra magnfica, hasta una palabra eterna, pero nunca la totalidad
de la Verdad. Sus asertos no pueden ser ms que una interpreta-
cin de la Verdad Eterna, especfica para cierto perodo de tiem-
po, no tanto para la 4poca en que El viva como para aquella que
haya de sucederle.
En cuanto a m, personalmente, no pienso tanto en trminos
de una Teosofa esttica o de una Sociedad Teosfica esttica como
en t.rminos de una corriente, de un fluir, de un continue movi-
miento en ambas. No puede haber crecimiento sin movimiento. No
puede ninguna organizacin ni ninguna persona rendir servicio,
a menos que una u otra estn en continue movimiento, que vaya
desde el menos en que se hayan por el moment hacia el mrs que
est, como si dijramos, a la vuelta de la esquina.
Si yo hubiese de predecir el porvenir, sin la menor autoridad
dimanante del hecho de haberme trasladado a algn elevado plano
y haber vislumbrado desde all ese porvenir, dara nueva expre-
sion a los Tres Objetos de La Sociedad Teosfica para adaptarlos
a los que me parecen ser los cambios de los tiempos. S perfecta-
mente que si se celebrara un plebiscito entire los miembros de La
Sociedad Teosfica, tendra en mi contra una considerable mino-
ra. Pero me aventuro a career que, segn todas las probabilidades,
hay tanta vitalidad general en La Sociedad, que nunca se dejar
limitar dentro de la forma de estos Objetos, que eran muy ade-
cuados a la poca correspondiente a nuestros primeros jefes, sino
que se dar cuenta de la conveniencia de darles forma nueva, de
acuerdo con las necesidades de los tiempos. Muchos habr que di-
gan: "Los Objetos que fueron suficientemente buenos para H. P.
B., H. S. O., A. B. y C. W. L. son suficientemente buenos para
nosotros tambin'. Plenamente reconozco la fuerza de este argu-
mento, aunque en tiempos de esos primeros jefes nuestros se efec-
tuaron algunos cambios; mas, por mi parte, me siento obligado
a de"ir que lo que puede haber sido adecuado para aquella poaa,
quizs no lo sea, necesariamente, para las que vengan despus.
Probablemente, nuestros jefes dieron a La Sociedad lo que La So-









REVISTA TEOSOFICA CUBANA


ciedad necesitaba en aquella poca, los Objetos que daban pleno
cumplimiento al propsito de La Sociedad en aquel tiempo. Pero,
habiendo cambiado radicalmente los tiempos, no ha llegado el
moment de modificar, por lo menos, en algo estos Objetos?
EL PRIMER OBJETO
Formar un ncleo de la Fraternidad Universal de Toda Vida,
sin distincin de reino de la Naturaleza, raza, religion, sexo, cas-
ta o color.
Si yo sugiriera esta modificacin idel Primer Objeto, acaso
algunos dijesen: "Todava no hemos sido capaces de lograr una
Fraternidad Universal de la Humanidad: i cunto menos podra-
mos lograrla de Toda Vida! Cumplamos con lo menos antes de
pretender lo ms." Mi actitud, en cambio, es la siguiente: "Afir-
memos la Vendad segn la comprendemos hoy en da, con su cre-
ciente amplitud y con todas sus consecuencias. Incluyamos espec-
fi:amente al nmero cada vez mayor de series que screen que tam-
bii debe existir un espritu de Fraternidad entire el reino human
y los subhumanos. Algunos dirn que la Fraternidad Humana
implica la Fraternidad de Toda Vida. Me aventuro a pensar que
el concept se empequeece al reducirlo a la palabra "Humani-.
dad". Quizs cuando se formularon los Objetos fuera ms impor-
tante insistir sobre la Fraternidad Universal de la Humanidad,
aunque para ello se prescindiera del aspect ms amplio de la
Fraternidad. Ahora yo me aventuro a pensar que ha llegado el
moment en que debiramos presentar expresa e insistentemente
este aspect ms amplio, llamando la atencin sobre el hecho de
que existe la Fraternidad Universal de Toda Vida. Debiramos ir
a la par del desarrollo de la ciencia, del desarrollo de la filosofa,
aunque no necesariamente del de la religion, porque sta se des-
arrolla much ms despacio que cualquier otro aspect o modo
de vida.
EL SEGUNDO OBJETO
Fomentar el studio comparative de las condiciones existentes
en el mundo y de las fuerzas que en l actan, especialmente la
religion, la filosofa, la ciencia, las artes, la poltica y la vida
social.
Observarn ustedes que en este Objeto se introduce una modi-
ficacin ms radical.








DESDE LA ATALAYA 11
La gente, en general, sufre la peculiar aberracin de career que
un tesofo no debe.ocuparse de poltica. Mucho mejor sera que
se ocupase de poltica que de religion, filosofa o ciencia. Yo no
digo que la religion pueda arreglrselas muy bien sola; pero la
ciencia y la filosofa casi pueden hacerlo. Ms important an que
libros sobre Los puntos de contact entire la Teosofa y la Ciencia
sera un studio fundamental sobre Los puntos de contact entire la
Teosofa, y la Poltica. Hablamos much de la Teosofa en la reli-
gin y de la Teosofa en la ciencia; pero apenas hablamos de la
Teosofa en la poltica, como lo haca Annie Besant cuando lu-
chaba aqu en la India, exponiendo e inculcando los principios
esenciales y teosficos de la vida poltica.
En casi todos los pases la poltica es un establo de Augias.
Tuvo un Heracles que la purificara hace algunos aos. Ahora ne-
cesitamos treinta o cuarenta mil Heracles en miniature para que
efecten esa labor, ya. que por el moment no tenemos a nuestra
disposicin a la gran Heracles en el plano fsico.

EL TERCER OBJETO.

Fomentar el studio de las leyes no reconocidas de la Naturaleza
y de los poderes latentes en el hombre.

En cuanto al Tercer Objeto, me content con dejarlo casi tal
como est, sustituyendo nicamente la palabra "inexplicadas" por
"no reconocidas". Son las leyes no reconocidas, no aceptadas, ms
que las no explicadas, las que queremos estudiar. Por desgracia,
son excesivamente pocos los que prestan ni siquiera la ms ligera
atencin a este Tercer Objeto. Aquellos que le prestan atencin
se consagrarn a l a su manera, cualesquiera que sean las pala-
bras con que se formula.
Es muy difcil llevar a cabo estos cambios, porque todo el que
ha entrado en La Sociedad Teosfica lo ha hecho aceptando los
Tres Objetos tal como ahora se expresan. No estamos casi obli-
gados a obtener la acquiescencia de cada uno de los miembros que
as los acetparon? Pero en nada perjudica lanzar la idea, esbozar
estos cambios. Si la idea es buena, llegar a fruicin a su debido
tiempo. Si es mala, morir por s sola. A m, personalmente, no me
importa que viva o muera, porque s que lo que suceda ser lo me-
jor que pueda suceder.























LA PLEGARIA


Aquel que lucha por ser libre y sufre;
quien, por library al prjimo, combat;
el que, a pesar de los pesares, sigue
en su labor, paciente: aqul,
aqul ora, en verdad.

Quien ama a todos, no desprecia a nadie,
y aun simpata por el malo siente;
el que sucumbe, de una idea, mrtir:
aqul ora, en verdad.

El que en aras de la verdad que aprende
burla y dolor sufre por abrazarla,
y, aunque solo, se atreve a mantenerla:
aqul ora, en verdad.

El meditar da fuerza a la osada.
Sones, no ms, resultan las plegarias.
La ms real de nuestras oraciones
es la accin valerosa. iDe este modo
hay que aprender a orar!
Annie BESANT.
Traduccin de J. Plan y Dorca.













Annie Besant

como ejemplo de alta intuicin

A. de J. Gonzlez

Conmemoracin del sexto aniversario de la de-
sencarnacin de Annie Besant. Logia KUT HUMI,
La Habana., 20 de septiembre de 1939.

IIan t.ranscurido seis aos de que el cuerpo fsico de nuestra
amada Annie Besant, de nuestra madre spiritual, ardiera sobre
la pira de madera de sndalo en combustion. El fuego restituy al
mundo fsico los tomos que sirvieron de vestidura en este mundo
a esa noble alma que, plena de sabidura y amor, consagr toda su
vida a tareas constructivas: se dedic a hacer hombres, como ha
dicho uno de nuestros grandes lderes. Sabemos que la muerte
tiene un significado distinto al que le ha dado la ignorancia del
hombre; pero cuando se trata de estos grandes series que brillan
como astros de primer magnitude en la oscuridad en que se des-
envuelve nuestra humanidad, tenemos que confesar la pena que
nos embarga ante su partida; nos sentimos solos, desvalidos en
este mundo de miseria y dolor, y experimentamos la tristeza de
haber perdido el contact director con el instructor spiritual. Sin
embargo, esto se debe en parte a una ilusin de nuestra persona-
lidad, de los vehculos inferiores que envuelven al alma humana.
Aunque hemos reconocido como un hecho indudable la continui-
dad de la vida despus de la muerte, en condiciones much ms
gloriosas en los mundos superfsicos, nuestra identificacin con la
material de los tres mundos que forman el scenario del drama de
reencarnaciones y muertes, nos hace sentir la sepa.racin del sr
que ha abandonado el mundo fsico; creemos que est muy lejos
dee nosotros y que nos ser muy difcil recibir nuevamente sus ins-
trucciones y el disfrute de su amistad. Los hechos, en realidad, se
produce de otro modo, pues mientras dormimos, con frecuencia
recibimos instrucciones y podemos relacionarnos libremente con
los instructors que han abandonado este mundo. Ellos continan









14 REVISTA TEOSOPICA CUBANA
la. vida tan conscientes como antes, y siempre dedicados al glorio-
so trabajo que un da emprendieron en nombre de Aquellos que
componen el Gobierno Interno del mundo: los venerables Maes-
tros de Sabidura y Compasin. Annie Besant, al igual que los
diversos trabajadores que lucharon con entusiasmo, fidelidad y
devocin, consagrando sus actividades a la noble causa de la Teo-
sofa, se encuentra ahora tan despierta como antes, trabajando
libre de las trabas del viejo y agotado cuerpo fsico, sirviendo de
noble inspiracin a cuantos tienen a suerte de ponerse en contact
con sus confortantes vibraciones. Su voz de excelente conferencis-
ta, plena de sabidura, ha dejado de escucharse en este mundo f-
sico; pero en los plans superiores persiste el imperecedero tan-
matra de su vigorosa mentalidad y alta intuicin, listo a desper-
tar las ms sutiles posibilidades que yacen dormidas en la chispa
divina que evoluciona en el hombre. Un da las palabras de Annie
Besant sirvieron para despertar vibraciones simpticas en muchos
de los que tuvieron el privilegio de escucharlas, y este desperta-
miento pudo ser para ellos la transformacin de un sistema de
vida, la llamada del YO superior hacia el sendero de regreso. Esa
palabra, llena de sabidura, indudablemente ha llevado a muchos
a los pies del Maestro, y es seguro que habr de continuar cum-
pliendo sus funciones bienhechoras, ya que las conferencias de
Besant se han impreso y se han difundido en miles de folletos y
libros, que apenas caen en manos de una persona que ha alcanzado
un grado de evolucin tal que pueda comprenderlas, produce la
reaccin consiguiente, y el alma una vez decidida "a perderlo
todo para ganarlo todo", desecha la inspida vida del mundo y se
consagra a construir su carcter, a edificar las virtudes esenciales
que un da le permitirn la entrada en el antiguo y estrecho Sen-
dero que conduce a las ms elevadas cumbres de la evolucin hu-
mana. En todo este sendero; en toda esta lucha intense del Yo
superior por liberarse de las limitaciones de la material, el hombre
tendr a su disposicin el poderoso auxilio de los trabajos de An-
nie Besant: su traduccin del Bhagavad Gita; sus interesantes
libros sobre la ciencia del Yoga y el discipulado. Puede ser esta
ayuda an ms direct, ms inmediata, cmo ha sucedido en mu-
chos casos, en que fu la misma Annie Besant quien hizo la pre-
sentacin del candidate al Maestro. Dcese que uno de los momen-
tos ms gratos para ella era cuando tena la oportunidad de llevar








ANNIE BESANT, COMO EJEMPLO... 15
a alguien a la presencia del Maestro. En efecto: ella estaba con-
tenta de que un alma ms pudiera ver la luz. No por lo que signi-
ficaba su esfuerzo, ni much menos como demostracin del resul-
tado de su trabajo, sino como medio efectivo de cumplir el man-
dato de Aquellos a quienes su vida estaba totalmente consagrada!
En muchos aspects ha sido estudiada Annie Besant, y en todos
ha ofrecido, indudablemente, muestras inequvocas de su gran evo-
lucin, de la grandeza ide su carcter y de la sinceridad que carac-
teriz sus determinaciones aun cuando stas fuesen errneas, mu-
cho antes de su ingreso en La Sociedad Teosfica; pero uno de los
aspects que a mi juicio present la tnica culminante de su ca-
rcter es la alta intuicin de que siempre di muestra, y que se
revela en la multitud de sus trabajos sobre las ms abstrusas en-
seanzas teosficas. El hermano Jinarajadasa, refirindose a la
intuicin de Annie Besant, en su charla dada en el saln de actos
de la logia Washington, La Habana, el 20 de septiembre de 1934,
pona de relieve que mientras el Sr. Leadbeater necesitaba acumu-
lar una series de hechos, que estudiaba con meticulosidad para
poder llegar a una conclusion, la Sra. Besant, de una simple ojea-
da, extraa la esencia de los hechos y llegaba rpidamente a las
ms firms conclusions. En realidad, la intuicin de Annie Be-
sant era poderosa, y a esa facultad tan desarrollada en ella debe-
mos nosotros la multitud de conocimiento que hoy se encuentran
a nuestra disposicin en los numerosos libros que dej publicados.
En la primer lectura extraemos siempre muy poco de los cono-
cimientos que encierran los trabajos de Besant; pero cuando lee-
mos una y otra vez un mismo pasaje y tratamos de meditar sobre
l hasta comprenderlo, el resultado es sorprendente. Mi experien-
cia personal en este sentido demuestra lo convenient de dar una
primera lectura, relativamente rpida, aunque tratando de com-
prender lo ms possible; despus leer lentamente y meditar sobre
los prrafos ledos. De esta manera vamos poco a poco ponindo-
nos en contact y respondiendo a las vibraciones que despierta la
poderosa mentalidad de Annie Besant, y nuestro esfuerzo resul-
tar ms provechoso todava si infiltramos en nuestro carcter el
fruto de sus enseanzas; es decir, si logramos vivir de acuerdo
con la pureza fsica, emotional y mental que ella tanto recomen-
d. Pero no se crea que es possible comprender a Annie Besant
con una mente cerrada, llena de prejuicios y acomodaticia. La







REVISTA TEOSOFICA CUBANA


intuicin es una facultad superior, muy por encima de las limita-
ciones de nuestra mente concrete, y es preciso destruir las barre-
ras mentales, los concepts falsos, abrir la mente y sentirnos li-
bres, tolerantes y equilibrados, de modo que podamos recibir sin
refraccin el rayo puro que mana de Buddhi, el aspect de sabidu-
ra de nuestro trino Ego.
Quizs no sea apropiado rendir un homenaje de simpata y ad-
miracin a Annie Besant, tan slo poniendo de relieve la nobleza
de su carcter o ponderando la excelencia de sus trabajos. Segura-
mente ella estara much ms satisfecha si algunos de nosotros lo-
grramos conquistar siquiera una parte de esa felicidad, de esa
intense paz que puede recibirse a travs de su sabidura, vaciada
en los numerosos libros y folletos que llevan su honrosa firma.
Propongmonos aprovechar esta oportunidad, en un cambio de
disposicin hacia las enseanzas dadas por 'Annie Besant, y haga-
mos el firme propsito de utilizarlas como fuente de inspiracin,
de conocimiento y de nobleza de vida, y es seguro que muy pronto
habremos de notar los resultados satisfactorios en nuestro carc-
ter, y nos sentiremos colmados de profunda gratitud hacia esa
noble alma, hacia esa guerrera constructora de hombres, que tan
admirablemente supo vertir para nosotros en hermosas palabras
las ms profundas verdades extradas del mundo de la sabidura,
del plano de la intuicin.


Nada hay que sea demasiado noble, demasiado bello, dema-
siado divino para que el hombre pueda alcanzarlo; porque el
hombre est creciendo a semejanza de Dios, por muy lenta-
mente que sea; y el grmen de la Deidad que vive en su interior,
est empezando a florecer en algunos corazones. Doquier que
uno que no sufre es desdichado porque hay otros que sufren;
doquier que una mente humana, que podra entregarse a sus
propios entretenimientos, hall su jbilo en trabajar en auxilio
de la comunidad; doquier que un corazn que posee cuanto es
capaz de dar el amor, no puede ser feliz, sino que se vierte en
amor hacia los desheredados: all se encierra la promesa del
future. En esos series hallaris los constructores de la nueva ci-
vilizacin, los que se sacrificarn para que otros puedan ser
felices.


Annie BESANT.









Annie Besant:

una vida ideal
M. A. Metauten
Conmemoracin del sexto aniversa-
rio de la desencarnacin de Annic
Besat. Logia AMOR, Santa Clara.

Dei corazn del tesofo consciente saldr siempre un senti-
miento de gratitud y de cario hacia una gran mujer que di
su gloriosa vida al servicio de la raza humana. La inmensa mayo-
ra de nuestros hermanos dispersos por toda la faz de la Tierra
no tuvieron el privilegio que significaba estar por algunas ho-
ras cerca del centro principal de la Teosofa contempornea: de
Annie Besant. Pero el tesofo, que conoce e intuye algo de la
constitucin de la Naturaleza, sabe que, en definitive, no era
preciso llegar a conseguir la inestimable oportunidad de cono-
cerla personalmente, porque nuestra conciencia, nuestros clidos
sentimientos de amor y de cario pueden llegar fcilmente, en
todo moment, hacia aquella que, ms que Presidente, fu para
nosotros una Gran Madre, toda ternura y bondad.
El movimiento teosfico, a fines del siglo pasado, necesitaba
de una figure de slidos prestigious en diversos rdenes. Inglate-
rra conoca de un gran corazn que se daba generosamente des-
de su juventud esplndida y sufrida. Todo Londres estaba lleno
de la elocuencia de una mrtir y de un apstol modern: la ex
seora de Frank Besant. As, el juego misterioso de las fuerzas
del destino llev a la gran librepensadora -ilhre y pensadora
profunda por el alcance de sus maravillosos concepts menta-
les-al seno de una Sociedad que la necesitaba a ella y que el
mundo a su vez necesitaba. Blavatsky, la eminente oeultista, a
punto de abandonar su prisin de barro, era el corazn que de-
jara pronto de latir y de propulsar, con sus sstoles y distoles
inmensos, la vida que circulaba por las venas del movimiento ms
notable de los tiempos modernos. Y la seora Besant entr en La
Sociedad por donde entran las almas consagradas y ungidas en
el servicio ms noble que la mente humana puede concebir. De
este modo fu muy pronto la notable embajadora de los Seores
de la Luz Oculta ante la faz del mundo, "el hermano tiernamen-
te amado".
Aos despus, cuando el coronel y patriarch venerable Henry








REVISTA TEOSOFICA CUBANA


S. Olcott se acercaba un poco ms a la luz verdadera al decaer
su morada de care, aquel corazn que lata y transmita la vida
a La Sociedad Teosfica-era entonces ella la Encargada de la
E. E. T.-, necesit transformarse rpidamente en cerebro direc-
tor y brazo que esgrimiera la espada de la Justicia. As, los Sa-
bios Vigilantes confiaron una vez ms en ella, "la llamaron"
como discpula de radiacin inestimable, para que guiara, en-
seara y extendiera, prosiguiendo la tarea de su gran predece-
sor en todo el mundo. En un tringulo formado por el coronel
Olcott, por ella, la iMadre, y por nuestro digno Presidente, el
doctor Arundale, .no pudiera pensarse que ella hara un mag-
nfico papel si la situramos en el punto del vrtice?
Su carcter se presta para un anlisis fecundo por su profun-
didad y envergadura. Tuvo siempre en su corazn las ansias ms
nobles que el alma puede contener. Supo sentir desde nia la
inquietud que mueve al apostolado y al martirio, y en sus enso-
aciones infantiles, cuando se sumerga en aquella corriente de
catarata que era su pensamiento libre y soberano, proyectaba lo
que sera una vida fecunda e ideal consagrada al servicio del
prjimo. Era una mujer spiritual porque viva en el centro de
la vida impersonal que 'era el sacrificio complete y constant de
su ser. Viva en plenitud de auto-renunciacin. Era una mujer
sincera; por eso cambi completamente la corriente de su vida
y la de muchas almas que la seguimos. Nunca vacil una vez des-
pus de haber hallado la solucin a su ardiente bsqueda desde
su juventud: Su carcter tena una integridad absolute. Ms
grande y ms santa a media que poda contemplrsela ms de
cerca.
Los cristianos sustentan el criterio de que al aceptar la fe
evanglica ocurre un nuevo nacimiento en ellos. Los ocultistas
tienen un concept ms profundo de la cuestin, y al recordar-
los quisiera citar una impresin que yo tuve cuando me enfren-
t cara a cara con el movimiento international. Recordaba que
una mujer buena me haba proporcionado esta habitacin terres-
tre que poseo; era consciente de que tena una madre, pero cuan-
do me encontr directamente con la seora Besant, tuve la evi-
dencia de que haba nacido de nuevo al venir a ms estrecho
contact con la Teosofa gracias a sus escritos contenidos en sus
libros y que ese nacimiento se haba, producido merced a la fe-
cundidad spiritual de una MVadre: la seora Besant. Desde en-
tones, yo tengo dos madres: una se nombra Irene, la, otra se









ANNIE BESANT: UNA VIDA IDEAL


llama Ana.
Nosotros no podemos imitar los efectos de una v-ida fecunda
para transformarnos en fuerzas vivientes que eleven los senti-
mientos de la comunidad. No podemos pretender recrearnos me.
ramente con los efectos que producan las causes de una condi-
cin interior de su carcter. Es cierto que sus efectos nos mue-
ven, nos sacuden y nos levantan la conciencia individual. Su vida
es un llamamiento constant, un levntate y anda en el camino de
la victoria en el reino spiritual; un descbrete y concete a ti
mismo, dirigido reiteradamente al Hombre Eterno que mora en
nuestro interior. Esto nos lleva al fundamento del carcter, al
principio inmutable que al evidenciarse result en causa pro-
ductiva de efectos de gloria como ella los produca. Establecerse
sobre una condicin inquebrantable del carcter, el verdadero
- Real carcter, la Individualidad imperecedera en el ho;ibre:
se es el llamamiento que ella nos ha hecho en sus libros de
Teosofa.
A los que vivimos todava en el seno de las tinieblas o en "el
valle sombro" que dijera el mstico sublime y rey David, nos
llegan los falsos sentimientos que nacen del movible fundamento
sobre el cual tenemos nuestras plants. Es por eso que al con-
juro mgico de la voz del Discpulo Amante, que tal era nuestra
Madre, nace en el corazn del pobrecito que somos el senti-
miento de que existe una Realidad slida, fuerte, inconmovible
y victoriosa. Ese es el mayor clamor que debe persuadirnos de
que vivimos en una actitud falsa o errada al considerar la Vida
de que formamos parte. Es la voz que nos dice claramente que
hay un cimiento distinto, aqul en que viven los que han puesto
Sus pies en la Roca de la Eternidad, desde la cual se puede
proyectar la Luz al mundo, el esplendor a la imiseria, la forta-
leza hacia la Debilidad manifiesta de la humanidad saturada de
ignorancia. Nosotros temblamos, como nios que somos, en el
sendero de la vida spiritual y nos confundimos y queremos
hallar justificacin a nuestras debilidades en otros. Ellos, los
que han visto la Fortaleza y la Justicia del Eterno, los que viven
en Ellas, para hacer un sealamiento decisive, permanecen llenos
de una paciencia que jams vacila, un pice, sienten la Fuerza que
Gua el Destino de la Vida de la Creacin hacia la finalidad pre-
concebida por lo Eterno y trabajan como Artistas, en perfect
armona y confianza, creando una obra fuerte y stable para
las edades por venir.












Annie Besant,

la heroic

Raquel Catal

Conmemoracin del sexto aniversario
de la desencarnalcin de Annie Besant.
Logia KUT-HInuI, La Habana, 20 de sep-
tiembre de 1939.

Es impossible que en un homenaje a Annie Besant, ms que la
President de La Sociedad Teosfica, nuestra Madre y Maestra
inolvidable, no se alzara, con emocin hondsima, la voz de la lo-
gia Heracles. Para el Presidente de Heracles, nuestro querido
hermano Rafael de Albear, como para todos los que con l funda-
mos esta logia, despus de aquellos G(randes Seres que han tras-
cendido los umbrales de la humanidad, y junto a los gloriosos fun-
dadores de La Sociedad Teosfica, ha sido Annie Besant el objeto
de nuestra ms acendrada veneracin. Ella, acaso ms que nadie
entire los humans, ha sido nuestra inspiracin y nuestra gua; ella
puso, con mayor claridad de expresin, a nuestro alcance, las su-
blimes enseanzas de la gran precursora, de H. P. Blavatsky; ella
hizo resonar, con mayor amplitud que nadie, en La Sociedad Teo-
sfical la nota bsica de la enseanza teosfica, la Fraternidad
Universal; ella es, en fin, aquel ideal al que quisiramos aseme-
jarnos cuando, despus de Dios saben cuntas vidas, nuestra evo-
lucin nos acerque a las alturas que ella ha escalado ya.
Tan ardientes eran los sentimientos de admiracin y de cario
que en nosotros despertara Annie Besant, que al fundar nuestra
logia, y habiendo hasta entonces pertenecido a la logia decana, la
logia Annie Besant, no acertbamos a despojarnos de ese nombre
que nos pareca inseparable de nuestros ms fervientes anhelos
de conocimiento y de servicio; y, como por no estar permitido que
existan con idntico nombre dos logias en la misma localidad, no
podamos llamar a nuestra nueva agrupacin Annie Besant, re-
solvimos nombrarla Heracles, que no era sino otro modo de seguir
llamndonos de Annie Besant, por ser ste, como es sabido, el ape-








ANNIE BESANT, LA HEROICA 21
lativo que sirve para sealar, en la obra de investigacin ocultista,
Las treinta ltimas vidas de Alcione, a la individualidad, al
ego que fu en su ltima encarnacin nuestra gloriosa Presidenta,
y Maestra, y Gua. Y en verdad que ningn nombre convendra
mejor a esa alma heroica y esforzada. Porque Heracles es el nom-
bre autntico, el nombre griego de aquella figure, ms generalmente
te conocida con el nombre romano de Hrcules, que simboliza la lucia
esplndida del hombre por excelencia, del hombre en va de ascen-
sin, contra todas las tendencies regresivas, bien subhumanas o
bien encarnadas en forms de humanidad. Bien lo consideremos
como uno de los innumerables mitos solares que colman las teogo
nas, o bien como el antepasado legendario cuyas proezas de pre-
cursor fueron sublimizadas por aquel pueblo de artists que con
intuicin profunda haca hombres a los dioses y 'dioses a los hom-
bres, Heracles-en cuya figure se funded probablemente uno y
otro conceptos-era la personificacin del esfuerzo, que en virtud
de su ardor, de su constancia, de su audacia temeraria y de su con-
sagracin a un noble fin de servicio y de altruismo eleva al hom-
bre, por sobre las llamas del final suplicio fsico que destruye su
naturaleza inferior, hasta ms all de los caminos de la humanidad.
Y aquella a quien esta noche rendimos homenaje pblico y ex-
preso, y todas las noches y todos los das, el callado y ferviente
homenaje de nuestra ntima devocin, aquella que en sus ltimos
aos pona a veces bajo su firma estas palabras: "el combatiente",
fu as. En las vidas sucesivas de su individualidad que histrica-
mente conocemos, llamrase Hipacia, o Giordano Bruno, o Annie
Besant, no fu su existencia ms que incesante esfuerzo hercleo,
perenne lucha heroica de lo human en ansia de superhumano
contra lo subhumano. En todas esas vidas se lanz a las hazaas
que la cordura cree imposibles: en todas luch con el len de Ne-
mea del fanatismo, en todas trajo manzanas de oro del jardn de
las Hesprides del conocimiento; en todas combati la hidra de
Lerna :de la ignorancia; en todas lanz un caudal resplandeciente
de Verdad para que purificara los establos de Augias de la supers-
ticin y de la hipocresa. Y si ya en sus dos vidas anteriores vemos
cmo la tremenda furia a veces destructora del hroe de la He-
lada se haba transmutado y sublimizado en noble indignacin
contra el mal, en esta ltima existencia que creemos la ha condu-
cido muy cerca de las cimas del Adeptado, superando incompa-








22 REVISTA TEOSOFICA CTJBANA
rablemente al hroe mitolgico, ya sabe ver a Dios en la faz del
amigo y en la del adversario, y a la vez asemejndose a Heracles
en su simblica trascendental proeza, la liberacin de Prometeo,
ella, intrprete de los arcanos divinos, con su enseanza, con su
consejo, con su ejemplo, con la irradiacin de su espiritualidad, ha
despertado, ha liberado, en muchos de sus semejantes, al hroe
que vive aherrojado en el fondo de toda alma humana.
Sea para ella nuestra gratitud ferviente, porque i cuntos sin
ella no habramos llegado a ver la Luz! Pero la nica ofrenda dig-
na de su memorial excelsa y de los bienes de que nos ha colmado
es, ms que toda evocacin gloriosa, ms que toda internal devocin
la resolucin de seguir, aun en nuestra pequeez, su luminoso
ejemplo, la accin continue, incansable, en pro del ideal a que
ella consagr su vida entera: el de la Fraternidad Universal.




Ningn alma que aspire dejar de elevarse; ningn cora-
zn que ame quedar jams abandonado. Las dificultades no
existen sino para que, vencindolas, crezcamos en fortaleza, y
nicamente aquellos que han sufrido son capaces de salvar.




La fraternidad se extiende hacia arriba y hacia abajo, pot
todas parties, con incontables eslabones de amor, de reverencia,
de compasin, y al extender nuestras manos vacas hacia Aque-
llos que estn muy por encima de nosotros, para que viertan en
ellas las Aguas de Vida, recordemos que nicamente si esas
manos vierten a su vez todo ese caudal, en bendiciones sobre
nuestros hermanos mas jvenes, las colmarn de nuevo los Her-
manos Mayores de nuestra raza.
Annie BESANT.










La juventud teosfica

en la hora actual
Cul debe ser nuestra actitud?

Chic Ramos
Trabajo presentado a la Cuarta Con-
vencin de Jvenes Tesofos de Cuba,
en La Habana, septiembre 3, 1939.
No podemos dudar, hermanos, que la hora que vivimos es una
hoxa de gran trascendencia para la historic humana; una hora que
marca enfticamente un moment de transicin tan solemne y de
tanta resonancia para el future, que result impossible dejar de
considerar los acontecimientos que forman el ambiente que nos
rodea, no slo desde el punto de vista national, sino desde un pun-
to de vista ms amplio y abarcante, del ambiente mundial que
envuelve la tierra y conmina a la humanidad a la realizacin de
una series de consideraciones y de hechos que, como ya he idicho,
result de todo punto impossible pasar por alto, aun cuando nues-
tras posibilidades de observacin sean limitadas.
La humanidad en estos moments confront graves problems
que le urge resolver de inmediato, porque las necesidades de la
vida actual han llevado al hombre a un tal grado de conciencia,
que require la consideracin de su problema y su resolucin r-
pida, por hacerse insoportable, para la inmensa mayora, el stan-
dard de la existencia humana, la lucha por la vida, que ha conver-
tido en un mundo de inferno esta tierra que pisamos, haciendo
tan tirante la resistencia moral y fsica, que se han roto en peda-
zos la paciencia y la cordura. La inteligencia y el trabajo, en to.
dos los pueblos del planet, gritan, a voz en cuello, dos palabras
que levantan vibrantes la conciencia: Libertad y Justicia... Li-
bertad de la vida empequeecida por el hambre y la miseria; por
la tirana y el abuso; y justicia social para todos aquellos que tie.
nen derecho a reclamarla con el sudor de sus frentes y de sus inte-
ligencias oprimidas por el acaparamiento y la explotacin inicua
de los que se creen privilegiados, de los que se creen dueos del
mundo, dueos del bienestar human, que es y debe ser de dere-
cho, por legtima herencia de nacimiento, posesin de todo hombre
que trabaje y que piense.
Cada poca, cada grado de civilizacin, trae consigo ciertos









24 REVISTA TEOSOFICA CUBANA
estados de conciencia, que tienden, a media que ascendemos por
la escala evolutiva, a manifestar la vida en una onda cada vez ms
y ms amplia, abarcando mayores perspectives, ms dilatados ho-
rizontes, con su tcnica propia, y rompiendo consecuentemente,
por esta razn, las barreras que se oponen a su ms amplio expla-
ye de vida, toda esa urdimbre complicada que se llama costum-
bres, leyes, sistemas, mtodos, es decir, todo aquello que pugne
con la nueva tnica en que va a desarrollarse una nueva etapa o
fase de la historic.
Cada tiempo trae lo suyo. Por eso no puede perpetuarse nin-
guna ley, ningn sistema. No porque sean viejos, no porque sean
malos, porque en su poca fueron nuevos y buenos, sino sencilla-
mente porque no son adecuados, en unos moments en que pre-
cisa una renovacin total, en que pensamientos y sentimientos se
han removido, en que ]a vida require un nuevo ritmo para ex-
presarse internal y externamente.
El mundo entero est en pie en dolorosa actitud expectant,
pidiendo un nuevo santo y sea para seguir adelante en la jor
nada. Este es un moment, repito, de.terrible y notable transicin.
No podemos menos que sealar el actual problema poltico-eco-
n.mico del mundo. La humanidad se debate entire dos tendencies
predominantes, tan alarmantes en sus resultados opuestos, y tan
extremists en sus manifestaciones, como indican sus nombres con-
trarios de derechas e izquierdas... La humanidad no conoce to-
dava el equilibrio razonable de la seleccin de lo bueno entire dos
extremos, y as se apia, colrica, resuelta, llena de represalias,
en una u otra alternative: la del totalitarismo de derecha y la
del tambin totalitarismo de izquierda... Y qu busca, herma-
nos, qu busca esa humanidad perdida entire los opuestos de sus
tendencies, entire el odio y la guerra, la ruina y la muerte? Busca
la felicidad, busca la felicidad que proporciona la seguridad del
bienestar que nutre y de la justicia que nivela.
En plena era del Kali-yuga, podemos decir que atravesamos
su perodo ms culminante. Se liquid el karma, el karma del pa-
sado de hombres y de pueblos. Causas mximas que traen consigo,
a travs de los tiempos, mximos efectos. Causas colectivas cuyos
resultados fatales palpamos en el present.
Al final de la Cuarta Ronda, en las postrimeras de un Perodo
Mundial, es natural que se sucedan estas tremendas sacudidas.
Todos sabemos que en la prxima Ronda habr de fijarse defini-
tivamente la lnea que separar las almas rezagadas de las evolu-









LA JUVENTUD TEOSOPICA


cionadas en el consiguiente Juicio Enico. Y es lgico suponer que
los Seores que dirigen la evolucin estn dando al mayor nmero
possible de almas las mejores oportunidades de progress, ponindo-
las sobre el yunque vivo de las pasiones y de las iniquidades, para
probar su evolucin y forjar con ellas, convertidas en crisoles, los
hombres del maana.
Por eso es que la Sabidura Divina, que en pocas pasadas se
di en el misterio del santuario, ha salido hoy a la calle. Se ha
lanzado, a travs de La Sociedad Teosfica, por boca de sus miem-
bros, para recorrer los cuatro mbitos del mundo, como una cla-
rinada, como una voz de alerta que avisa el peligro; como luz en
las tinieblas, para alumbrar las conciencias; como la espada del
Arcngel San Miguel, que, puesta en vuestras manos, habr de
detener el advance del mal y habr de rasgar el velo de la ignoran-
c:a, para mostrar a los hombres el nico sendero y la nica meta
possible para la humanidad.
El joven tesofo debe sentir sobre sus hombros el peso de una
responsabilidad mayor que la de sus predecesores, y debe refle-
xionar hondamente, si es que de veras desea ser un servidor de los
Maestros y un paladn de la Raza. Y debe ser su voz una llamada
perenne a todas aquellas almas que estn prontas a engrosar las
filas de la Evolucin, para salvar del Juicio Eterno, tambin nos-
otros, el mayor nmero. La juventud teosfica debe considerar el
problema del mundo con espritu de comprensin, con imparciali-
dad y benevolencia, con esa mente abierta y ese corazn dispuesto
tan necesarios para todo aquel que desee ser til en esta tarea. Y,
sobre todo, debe procurar siempre, en toda ocasin, ser un resuelto
"orientador del pensamiento de su poca": un verdadero "cau-
ce", en donde el impulso pasional sin freno, sin ruta, de sus her-
manos del mundo, encuentre "curso" y, en vez de ser ese impulse
torrente que devaste, sea corriente fructfera que riegue y fecunde.
El joven tesofo debe ser "molde" de la Divina Verdad que co-
noce; molde en el cual, al verterse el que le imite, tome su ejem-
plo y se edifique.
Esta es una gran misin de la que depend el florecimiento de
grmenes bellsimos que esperan la exaltacin de su palabra y
de su ejemplo, para convertirse en hermosas flores de humanismo.
Y el camino a seguir, hermanos, es ms camino del corazn que
camino de la inteligencia. Es ms razn de sentimientos que razl
de teoras intelectuales, que, llegando a sofocar el cerebro, dejan








.6 REVISTA TEOSOFICA CUBANA
yerto e inmvil el corazn. Ese corazn human, que require ms
comprensin afectuosa, ms inters piadoso y menos especulacio-
nes filosficas, metafsicas, cientficas que a nada prctico con-
ducen.
Siempre ha vivido la humanidad en un mundo de ensueos.
ciencias, filosofas, teoras y ms teoras, que a lo ms plasma
una imagen o modulan un acento. En este mundo propio, exclusi-
vo y subjetivo, se ha sumido el hombre durante siglos, y se ha in-
hibido de la accin, es ms, la ha despreciado, y la consecuencia
de su accin direct sobre las masas, de sus teoras, filosofas, etc.,
slo le ha interesado por vanidad. En todo esto, no ha habido nun-
ca un hecho, como verdad rotunda, que haya resuelto el problema
de la vida del hombre, ni se ha hecho feliz a nadie. Encerrado en
ese crculo de sus creaciones mentales, haciendo clculos sobre el
future, o pensando o aorando el pasado, oscilando entire esos dos
polos, ha perdido siempre la ocasin del moment, la vision exacta,
la realidad tangible de la vida prctica, esa vida tal como se ma-
nifiesta a travs de la sociedad y del hombre. Jams ha dirigido su
atencin al present, y al levantar la muralla infranqueable de
sus ideales subjetivos de su vida in mente, entire l y los dems,
se ha aislado de la sociedad y del mundo. Qu sabe de su her-
mano el "otro" hombre? Qu sabe l, soador hermtico, ego-
cntrico, encerrado como un molusco en la concha de sus sueos,
de e'a libertad, de esa justicia que piden frenticamente los des-
graciados de todo el mundo? Cuntas cosas bellas no se han es-
crito? Cunto buen propsito ahogado en las conciencias, sin
ver jams la luz del sol ? Cabe ms de cuanto se ha soado ? Las
bibliotecas de ciudades y pueblos estn llenas de magnficos libros
y esplndidas teoras, concepts y conclusions, hasta el punto de
que no hace falta aadir ni una palabra ms a cuanto el genio hu-
mano ha concebido; pero... la lucha sigue en pie: el problema
de la felicidad humana, del bienestar para todos, no se ha resuelto.
El divorcio entire el pensamiento y la accin es innegable que ha
hecho estril el buen propsito y la concepcin hermosa...
Hay algo muy important que debemos hacer, hermanos, y
es el dar a conocer al mundo "el valor de la accin". Sin movi-
miento, no hay evolucin; sin accin, no hay progress. Recalque-
mos la inutilidad del propsito, si no se pone en prctica.
Tenemos necesidad de romper esos mundos subjetivos que mo-
nopolizan la atencin y la vida de los hombres que en ellos se en-
cierran y los desplazan de la sociedad, del mundo; tenemos









I.A JUVENTUD TEOSOFICA


que luchar por convertir a cada sr human en un guerrero que
sea capaz ide batirse denodadamente en esa guerra santa que sos-
tienen sobre el planet la Verdad y la Justicia. Hay que dar a
comprender todo el valor constructive del moment present, del
esfuerzo inmediato. Hay que valorizar enigicamente el da de
hoy; y proclamarlo como la fuiica base capaz de sostener los ci-
mientos del maana. Jams podremos ser dueos del porvenir, si
no sabemos atraerlo con nuestras acciones. Por eso, hermanos, la
misin del tesofo es misin de accin, proclamando la Teosofa
prctica, enseando con su conduct, y dndola a todos los vien-
tos, alzndola sobre las bonanzas y sobre las tempestades, sacndola
de las cuatro paredes de nuestras logias, para lanzarla como nota
aguda, de fuerza poderosa, a travs de mares y de continents.
Dice un proverbio americano que "vende ms'el que mejor se
anuncia". Esto nos dice a nosotros que debemos ser activos en la
divulgacin de nuestras enseanzas, de manera que nuestras vo-
ces, unidas en armonioso unsono, cual aquella invasion gloriosa
que hizo famosa la epopeya nuestra, sea otra nueva invasionn"
que explaye su poder spiritual de Oriente a Occidente. Cruzada
magRnfica de la Ley de Dios, en la cual habremos de ser hroes
verdaderos, si llegamos a ser tomados como ejemplos.
Exaltemos la accin; demos nfasis al da de hoy; aproveche-
mos la oportunidad del present para plantar decididos el primer
jaln del porvenir; seamos puentes entire las dos corrientes que di-
viden la humanidad. No hay derechas, no hay izquierdas: slo hay
una libertad que quiere romper sus cadenas, slo hay una justicia
que quiere hacer valer sus derechos. Sacudamos al poeta que sue-
a apartado del mundo, y traigmoslo a nosotros; despertemos al
mstico que, por acercarse a Dios, se ,aleja de los hombres; grite-
mos al materialista, que tiene sentimientos en el corazn, que hay
un anhelo que se agita en la entraa humana; demos al hombre
H:UMANIDAD; humanicemos al mundo, porque el hombre que
quiere separarse de su hermano, peca en su corazn; porque, al
querer ser sabio, al querer ser santo, ser artist, se ha olvidado de
que es "hombre", ha roto el nexo de humanidaid que lo una a
los dems. Pidamos al mundo entero, a todos los que nos rodean, a
los que forman nuestra sociedad, nuestra familiar, nuestro partido,
no importa cul sea ste, pidmosle responsabilidad y conciencia
para sentir y para actuar, y pidmosles tambin esa responsabili-
dald a artists, literatos, msicos, escultores y pintores: conciencia
de su trabajo, para que sepan realiza.r la misin que tienen que








28 :REVISTA TEOSOFICA CUBANA
cumplir en este mundo, y para que el Arte cumpla tambin su
cometido a travs de ellos, que es y debe ser, el de exaltar la natu-
raleza superior del hombre, en vez de degradarla con imgenes vi-
ciosas que empequeecen y prostituyen la vida. El artist, en sus
creaciones, delje dejar tras s el fango de la tierra, para buscar
a Dios en los ms puros concepts de la forma y en .a ms bella
y armoniosa modulacin de los sonidos.
Con decision y entereza, hermanos que, dispersos ahora al
terminar la Convencin, iremos cada cual al puesto que le seal
su destino, formemos el propsito de ir adelante cumpliendo la
labor del mejoramiento human, mejorndonos tambin nosotros
mismos, no deseando ser jams, ni super ni extrahumanos, pues
la idea de la superioridad extrava la lmpida conciencia en su
pureza de intencin, sino sencillamente seamos cada vez ms, con
toda la vitalidad positive de nuestra Raza, ms hombres, ms
humans, para hacer ms asequible a nuestros hermanos la
Divinidad que espera despertar en nosotros, irradiando Su Paz
y Su Belleza; y as como Prometeo escal las remotas alturas
del Firmamento para traer al mundo, como ddiva santa, el
Fuego Sagrado que ilumin la vida de los hombres, escalemos
tambin nosotros esas sublimes alturas de los Cielos, y des-
prendamos de ellas un fragmento de Dios, Su Bien y Su Mise-
ricordia, Dios mismo en toda Su Grandeza, y abramos en la tierra
an surco nuevo para sembrarlo en l...





Pensemos en los millones de hermanos nuestros que viven
en tinieblas, e imaginemos en seguida las exaltadoras energas
nacidas de nuestros sufrimientos, de nuestras luchas, y de nues-
tros sacrificios. En virtud de ellas podemos lograr que aquellos
nuestros hermanos avancen siquiera un paso hacia la luz; pode-
mos aliviar sus dolores, disminur su ignorancia, abreviar su
largo ruta hacia el conocimiento que es luz y vida. Quin de
nosotros que sepa siquiera un poquito no se entregar, en amor
y compasin, a aquellos que todava nada saben?
Annie BESANT.














LA SOCIEDAD TEOSOFICA

Para que nuestros lectores miembros de La So-
ciedad puedan dar la opinion que de ellos solicita
nuestro Presidente Internacional, Dr. G. S. Arun-
dale en la Pregunta IV que aparece en DESDE LA
ATALAYA, reproducimos aqu, traducida textual-
mnente, la declaracin de principios que se pu-
blioa siempre en la pg. 2 de nuestra revista in-
ternacional THE THEOSOPHIST.
La Sociedad Teosfica es una organizacin mundial exten-
dida por el mundo entero, que fu fundada en Nueva York el
17 de noviembre de 1875, e incorporada luego en la India, con
oficinas centrales en Adyar, Madrs.
Es una organizacin ajena a todo sectarismo, compuesta de
buscadores de la Verdad que fomentan la Fraternidad y se es-
fuerzan por servir a la humanidad. Sus tres Objetos express son:
Primero.-Formar un ncleo de la Fraternidad Universal de
la Humanidad, sin distincin de raza, religion, sexo, cast o color.
Segundo.-Fomentar el studio comparative de la religion, la
filosofa y la ciencia.
Tercero.-Investigar las eyes inexplicadas de la Naturaleza y
los poderes latentes en el hombre.
La Sociedad Teosfica est compuesta de hombres y muje-
res unidos por su aprobacin de los anteriores Objetos, por su
resolucin de fomentar la Fraternidad, de suprimir los antago-
nismos religiosos, raciales y de cualquier otra clase, y por el
deseo de reunir a todas las personas de buena voluntad, cuales-
quiera que sean las opinions que profesen.
Su lazo de unin es la bsqueda y aspiracin comn hacia la
Verdad. Sostienen que debe buscrsela por medio del studio, do
la reflexin, del servicio, de la pureza de vida y de la devocin
hacia ideales elevados. Creen que la Verdad ha de obtenerse por
el esfuerzo propio, y que no puede ser impuesta como dogma por
la autoridad. Consideran que la creencia debiera ser el resultado
del studio o de la intuicin individual y no su antecedente, y
que debiera basarse en el conocimiento, no en la mera afirma.-
cin. Ven en toda religion una expresin de la Sabidura Divina,
y prefieren estudiarla a condenarla, y practicarla a pretender
convertir a los dems. La Paz es el lbaro de los tesofos, y la
Verdad el fin a que aspiran.
La Teosofa proporciona una filosofa que hace ineligible
la vida, y demuestra la naturaleza inviolable de las leyes que
gobiernan su evolucin. Sita a la muerte en el lugar que le









REVISTA TEOSOFICA CUBANA


corresponde como un incident cclico en una vida infinita, que
abre las puertas a una existencia ms complete y ms radiante.
Devuelve al mundo la Ciencia del Espritu, enseando al hom-
bre a reconocerse como el Espritu mismo, y a la mente y al
cuerpo como sus servidores. Ilumina las escrituras y doctrinas
religiosas, revelando sus significados ocultos, justificndolas as
ante el tribunal de la inteligencia como, en su pureza original,
siempre lo estn a los ojos de la intuicin. La Sociedad no pre-
tede arrogarse el monopolio de la Teosofa, porque la Sabidura
Divina no puede limitarse; pero sus miembros procuran com-
prenderla cada vez en mayor extension. Todos cuantos simpati-
cen con los Objetos de La Sociedad Teosfica son gustosamente
recibidos como miembros de ella; y de cada miembro depend
llegar a ser un verdadero tesofo.




LIBERTAD DE PENSAMIENTO

Comoquiera que La Sociedad Teosfica se ha difundido am-
pliamente por todo el mundo civilizado y cuenta en su seno con
miembros de todas las religiones, que no renuncian a los dogmas
peculiares de su respective fe, se ha considerado convenient re-
calcar que ninguna doctrine ni opinion, sea quien sea quien la
ensefie o mantenga, liga en modo alguno a ningn miembro de
La Sociedad, pues todos son libres de aceptarlas o rechazarlas.
El nico requisito exigido para former parte de La Sociedad Teo-
sfica es la aceptacin de su primer Objeto. Ningn instructor
ni tratadista, desde H. P. Blavatsky abajo, tiene autoridad para
imponer sus enseanzas u opinions a los miembros. Todos los
miembros tienen igual derecho para adherirse al instructor o a
la escuela filosfica de su eleccin; pero no tienen derecho para
forzar a otro a que abrace la misma opinion. A ningn miembro
de La Sociedad Teosfica se le puede negar el derecho de voto
y el de ser candidate a los cargos oficiales por causa de las opi-
niones que mantenga o de la escuela filosfica a que pertenezca,
pues las opinions y creencias no confieren privilegios ni infli-
gen penas. Los miembros del Consejo General ruegan encareci-
damente a todos los miembros de La Sociedad Teosfica que
mantengan y defiendan estos fundamentals principios de la
Sociedad, que obren de conformidad con ellos y sin temor alguno
ejerzan su derecho de libertad de pensamiento y .el de su consi-
guiente expresin, dentro de los lmites de la cortesa y conside-
racin a los demks.










Seccin Cubana de la Sociedad Teosfica


Scretario General y Presidente del Consejo Directivo: Ester de la Pefa.
Secretario del Consejo:. Celestino Aguilar.
Tesorero: Juan Cruz Bustillo.
Bibliotec:rio: Arcadio Garca.
Seis Consejeros por la Ciudad de La tfabana: Andrs de Jess Gonzlez,
Abelardo Auja, Celestino Aguilar, Alfredo 'Fontana, Juan Cruz Bustillo
y David Whitmarsh.
Seis Consejeros por el Interior: Carlos Acosta, Dolores Anido de Rosell,
Antonio A. Duany, Angel Terradas, Max Lpez e Ignacio Muio.
OFICINA Y BIBLIOTECA:
Veintisiete de Noviembre 164, Apartado 365, Telfono U-2158.
La Habana, Cuba.
LOGIAS DE LA SECTION CUBANA
Provincia de Pinar del Rio
SELENE ........ ..Pres. Leoncio Pascual Vicente.-Mximo Gmez 23,
Pinar del Ro.
Provincia de La Habana
ANNIE BESANT ... Pres. Celestino Aguilar.-La Habana.-27 de No-
viembre 164.-Martes, 9 p. m.
ATMA.. ...... ...,, Juan Alfonso Snchez.-Hierrera 306, Luya-
n, La Habana.-Sbados, 9 p. m.
DHtRUVA ......... Ofelia Calves de Auja.-27 de Noviembre
164, La Habana.-Viernes, 9 p. m.
HERACLES ........,, Raquel Catal.-27 de Noviembre 164. La
Habana.-Jueves, 8.30 p. m.
KUT HUMI ........ ,, Hortensia Daz de Villegas.-27 de Noviem
bre 164.-Mircoles, 9 p. m.
MAHA CHOHAN ....,, Carlos Csar Rodrguez.-Calle 21 No. 458,
Vedado, La Habana.-Sbados, 9 p. m.
MARIE POJTZ......,, David Whitmarsh.-Hospital 622, altos, La
Habana.-Viernes, 9 p. m.
PSIQUIS.. .... ....,, Arturo Villaln.-Estrada Palma 214, Vbo-
ra, La Habana.-Domingo, 9 a. m.
Provincia de Matanzas
DHARMA. .. .... ..Pres. Luis E. Fernndez.-Tello Lamar 75, Matan-
zas.
SOL DE MERCEDES.. ,, Rosa M. de Perera.-Central Mercedes.
Provincia de Santa Clara
AMOR. ........ ...Pres. Roberto Lanier Valds.-Independencia esq.
a Unin.-Domingos, 3 p. nm-Apartado 178,
Santa Clara.
JINARAJADASA .. .. Carlos Acosta.-S. Snchez del Portal 38,
Camajuan.









LEADBEATER.. ....,, Ignacio Muo.-Apartado 33, Sancti Spri-
tus.
MORYA ..........,, Romn Veranes Rojas.-A. del Ro 38, Re-
medios.
SOPHIA R......... ,, Ricardo Valds.-Cristina 171, Cienfuegos.-
Mircoles.
Provincia de Camagey
DJWAL KTUL.... .. Pres. Luis A. Rodrguez Acosta..-Mximo Gmez,
Nuevitas.
LUZ DEL MAESTRO.. ,, Angel Terradas.-Miguel A. Nez 14, Vi-
ga, Camagiey.
MAITREYA.. ...... Francisco Rivera Alfonso.-M'arcial Gmez
92, Ciego de Avila.
Provincia de Oriente
ARMONIA......... Pres. Antonio Segura.-Los Maceo, Sagua de T-
namo.
ARTURO VILLALON.. ,, Jos Ferrer Lpez.-Jobabo.-Viernes, 8 p.m.
XSPERANZA .. .. ,, Pura Ferrer.-Victoria de las Tunas.-Mir-
coles, 8 p. m.
JOSE J. MARTI ....,, Antonio R. Ramrez.-Apartado 48, Holgun.
-Sbados, 8 p. m.
LIBERACION ...... ,, Amado Salcedo.-General Rab 15, Jiguan.
LOTO BLANCO. ....,, Antonio A. Duany.-Avenida 17, Vista Ale-
gre.
LUZ DE ASIA ......,, Enrique Prez Rizo.-Agramonte 7, Palma
Soriano.-Domingos, 3 p. m.
PITAGORAS....... ,, Ramn Caete.-MIerchn 66, Manzanillo.-
Domingos, 2 p. m.
RAYOS DE LUZ. ....,, Juan A. Blanco.-Mrmol 16, Bayamo.-Jue-
ves, 7.30 p.m.
S. RUKMINI DEVI.. ,, Jos Blanco Gelpi.-Apartado 82, Guant-
namo.
UNIDAD.. ........ Amado Proenza.-Marrero 12, Banes.--Sba-
dos, 8 p. m.



REVISTA TEOSOFICA CUBANA
Organo Oficial de la Seccin Cubana de la Sociedad Teosfica
Publicacin mensual.
Director: Jefe de Redaccin: Administrador:
Raquel Catal. Rogelio Gonzlez Ricardo. Ramn Mayola.
Veintisiete dc Noviembre 164 Apartado 365
La Habana, Cuba.
SUBSCRIPTION
Un ao, en Cuba: $1.00 En el Extranjero: $1.25 Nmero suelto: $0.10









COLABORADORES
EN ESTE NUMERO:
ARUNDALE, George S. : Presidente Internacional de La Sociedad
Teosfica. Vase el nmero de enero.
CATAL, Raquel: Directora de esta revista. Vase el nmero de
rmarzo.
GONZALEZ, Andrs de J.: Uno de los miembros ms capacita-
dos de la joven generacin teosfica. Expresidente y ac-
tual Secretario de la logia Annie Besant, de La Habana.
Tesorero y asiduo colaborador de la Hora de Divulgacin
Teosfica que se radia todos los domingos en esta capital,
donde est ofreciendo una muy interesante series de confe-
rencias titulada La ciencia del Yoga.
METAUTEN, Manuel A.: Secretario de la logia Amor, de Santa
Clara. MAiembro muy valioso, por sus aptitudes y su de-
vocin a nuestra causa, de la juventud teosfica.
RAMOS, Chic: Jefe de Propaganda de la Seccin Cubana de La
Sociedad Teosfica en La Habana. Vase el nmero de
febrero.


EN EL PROXIMO NUMERO:
KARMA COSMICO RESULTANTE DE LA VIBRACION UNI-
VERSAL, por Arturo Villlaln.



Hora de Divulgacin Teosfica

Se trasmite todos los domingos de 2 a 3 p. m.

Un program select, destinado
a difundir las enseanzas de la
Sabidura Antigua por todo el
territorio de la Repblica. Con-
ferencias a cargo de distinguidos
miembros de la Seccin Cubana
de la Sociedad Teosfica. Con-
sultas sobre cuestiones teosficas
DIRECTOR SECRETARIO-TESORERO
CATALINA PEREZ A. de J. GONZALEZ
C M C K Direccin Postal: Apartado 130 C 0 C O
970 KLS. LA HABANA 8700 KLS.















































































Imp. B. Prez y Ca. Lamparilla 154. Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs