• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Title Page
 La sociedad teosofica y la...
 Table of Contents
 Nuestra prueba
 Desde la Atalaya
 Pensamientos sobre la crisis
 Albert P. Warrington
 Como ayudar al mundo
 Espiritualismo en la poesia Cubana...
 La teosofia y la electricidad
 Destino
 Meditacion en pro de la confraternidad...
 Seccion Cubana de la sociedad...
 Back Matter






Group Title: Revista teosofica
Title: Revista teosófica
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00073921/00051
 Material Information
Title: Revista teosófica
Physical Description: Serial
Language: Spanish
Creator: Theosophical Society (Madras, India) -- Seccíon Cubana ( publisher )
Publisher: Sección Cubana de la Sociedad Teosofíca
Place of Publication: Habana etc.
Frequency: bimonthly (irregular)[june, 1936-apr. 1938, sept./oct. 1942-1954]
monthly (irregular)[ former feb. 1917-may, 1936, july, 1938-aug. 1942.]
bimonthly
completely irregular
 Subjects
Subject: Theosophy -- Periodicals   ( lcsh )
Imprint -- Cuba -- Havana -- 1923-1939
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba -- Havana
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began in 1917?; ceased publication with July 1956.
Numbering Peculiarities: Publication suspended, June, 1933-Feb. 1934.
Issuing Body: Organo oficial de la Seccíon Cubana de la Sociedad Teosofíca, <1923-1939>
General Note: Description based on: Año 7, no. 1 (15 de enero de 1923) = 2a epoca.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00073921
Volume ID: VID00051
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002944312
oclc - 50336367
notis - APH5965

Table of Contents
    Title Page
        Title Page
    La sociedad teosofica y la teosofia
        Unnumbered ( 2 )
    Table of Contents
        Page 1
    Nuestra prueba
        Page 2
    Desde la Atalaya
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
    Pensamientos sobre la crisis
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
    Albert P. Warrington
        Page 16
        Page 17
        Page 18
    Como ayudar al mundo
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
    Espiritualismo en la poesia Cubana - Milanes
        Page 23
    La teosofia y la electricidad
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
    Destino
        Page 28
    Meditacion en pro de la confraternidad de los pueblos
        Page 29
        Page 30
    Seccion Cubana de la sociedad teosofica
        Page 31
        Page 32
        Page 33
    Back Matter
        Page 34
Full Text


?evmista




ub.bana

3f Desde La Atalaya
George S. Arundale.
%l" aPensamientos sobre la crisis
Geoffrey Hodson.
Albert P. Warrington
George 5. Arundale.
La Teosofa y la Electricidad
Miguel A. Hernndez.

SEPTIEMBRE
1 9 3 9









La Sociedad Teosfica y la Teosofia

President: Dr. George S. Arundale; Vicepresidente: Sr. Hiren-
dra Nath Datta; Secretario: Sr. G. Srinivasa Murti;
Tesorero: Sr. N. Sri Ram.
Organo Oficial del Presidente: THE THEOSOPHIST.
Oficinas Principales: ADYAR, .M\adrs, India.

La Sociedad Teosfica fu fundada en la ciudad de Nueva
York el 17 de noviembre de 1875 por Helena Petrovna Blavatsky
y el coronel Henry Steel Olcott, y trasladada e incorporada en
Madrs, India, el 3 de abril de 1905.
Los Tres Objetos de la Sociedad son:

I.-Formar un ncleo de la Fraternidad Universal de la hu-
manidad, sin distincin de raza, creencia, sexo, casta o
color.
II.-Fomentar el studio comparative de las religiones, filo-
sofas y ciencias.
III.-Investigar las leyes inexplicadas de la Naturaleza y los
poderes latentes en el hombre.

El nico requisito para ser miembro de La Sociedad Teos-
fica es aceptar el primer objeto, referente a la Fraternidad. Nin-
gn escritor o instructor posee autoridad para imponer sus opi-
niones a los miembros, pues dentro de La Sociedad cada cual
goza de plena libertad para conservar sus creencias religiosas, con-
ceptos filosficos, etc., y para expresar abiertamente sus ideas, sin
otros lmites que la cortesa y consideracin para con los dems.
La Teosofa constitute la esencia de la verdad, y es la base de
todas las filosofas, ciencias, religiones y artes. Proporciona una
filosofa que hace ineligible la vida, y demuestra que la evolucin
est guiada por la ms perfect justicia, sabidura y amor. Sita
a la muerte en el lugar que le corresponde, como un incident c-
clico en la vida infinita, que abre las puertas de una existencia
ms radiante. Devuelve al mundo la Ciencia del Espritu, ense-
ando al hombre a reconocerse como el Espritu mismo, y a la
mente, las emociones y el cuerpo como sus servidores; ilumina las
escrituras y doctrinas religiosas descubriendo sus significados
ocultos, pero sostiene que la Verdad se alcanza por el esfuerzo
individual y no se impone por el dogma.
Los miembros de La Sociedad Teosfica estudian la Verdad
dondequiera que se encuentra y hacen lo possible por vivirla. Toda
persona tolerate y deseosa de estudiar y de trabajar en pro de
la Fraternidad es bienvenida en La Sociedad, pero de cada miem-
bro depend el expresar.en mayor o menor grado los ideales de la
Teosofa en la vida diaria y llegar a ser un verdadero tesofo.









RE VIS TA

TEOSFICA

CUBANA

ORGANO OFFICIAL DE LA SECCION CUBANA
DE LA SOCIEDAD TEOSOFICA

Vol. XXXV SEPTIEMBRE, 1939 NUM. 9
LA HABANA, CUBA


En este nmero:


Desde la Atalaya. por G. S. Arundale ..................... 3
Pensamientos sobre la crisis, por Geoffrey Hodson..... ...... 10
El Alma de la Gota, por Santiago Argello..................... 16
Albert P. Warrington, por George S. Arundale ........... 24
Cmo ayudar al mundo, por Santiago Nez R., Lydia Fernan-
dez Jimnez, William Paats y Julia A. de la Gamma ..... 19
Espiritualismo en la poesa cubana: Milans............ ..... 23
La Teosofia y la Electricidad, por M. A. Hernndez ........... 24
Meditacin en pro de la confraternidad de los pueblos.... 29
Seccin Cubana de la Sociedad Teosfica.................. 31






















Nuestra Prueba


Nuestros Maestros no te preguntarn qu es lo que crees: eso
es asunto privado de cada cual; pero s te preguntarn qu
buena obra ests llevando a cabo. Eso puedes muy bien sa-
berlo: para ello posees una norma infalible, siempre que la
apliques con absolute honradez para contigo mismo. Vives
ahora una vida ms elevada, ms pura, ms noble, y sobre
todo, ms altruista, ms til y beneficiosa que la que antes
vivas? Piensas cada vez menos y menos en ti mismo y en tu
progress particular, menos y menos en satisfacer tus deseos y
emociones personales, y ms y ms cada vez en servir a tus
semejantes? Trabajas hoy con mayor celo y constancia que
nunca? Si es as, ests atravesando con xito la prueba que a
todos ofrece la vida cotidiana; ests avanzando, y la bendicin
de nuestros Maestros descender sin cesar sobre ti. Mas los
que por un imaginario desarrollo individual, por una soada
ms complete realizacin de su propio sr abandonan el servi-
cio y el auxilio de sus hermanos, no avanzan sino que retroce-
den. Los hechos, y no las meras palabras, son la seal del ver-
dadero progress.
C. W. LEADBEATER.









DESDE LA ATALAYA

George S. Arundale
NEUTRALIDAD O FRATERNIDAD?

La siguiente manifestacin firmada por cierto nmero de miem-
bros del Consejo General y de representantes de diversos pases
en la Convencin de Benars de 1938, tiene ya el carcter de De-
claracin Oficial del Consejo General de La Sociedad Teosfica,
puesto que ha sido apoyada, sin un voto en contra, por la to-
talidad de los treinta y ocho miembros del Consejo que votaron
sobre el asunto al series sometido, y los restantes se abstuvieron
de votar:

RESOLUTION
Los infrascritos miembros del Consejo General han observado
con profunda aprensin y horror las atrocidades y actos de cruel
agresin que actualmente se cometen, y cmo fuerzas enemigas de la
libertad y del progress humans, que van en contra del gran prin-
cipio de FRATERNIDAD UNIVERSAL que mantiene La Socie-
dad Teosfica, alcanzan predominio en muchos lugares del globo
y amenazan hundir al mundo en nueva barbarie por muchos siglos
por venir.
Por consiguiente, a la vez que apoyan la opinion del Presidente
sobre la inconveniencia de que La Sociedad, como tal, haga cons-
tar oficialmente que condena semejantes atrocidades y actos de
crueldad y de violencia, instant a todo miembro de La Sociedad
en el mundo entero a realizar cuantos esfuerzos le sean posibles,
tanto por el ejemplo como por el precepto, en pro de la causa de
la FRATERNIDAD UNIVERSAL. Opinan, adems, que siendo
ste, ms que otro ninguno hasta aqu, el moment en que todos
los series de buena voluntad deben proclamar y defender activa-
mente la Fraternidad, incumbe en especial a los miembros de La
Sociedad Teosfica el darse cuenta de que de cada cual depend,
en no pequea media, la salvacin y la seguridad del mundo, y
que la neutralidad ante las maldades que cada cual necesariamente
tiene que notar en torno suyo constitute una falta contra nuestro
deber hacia EL PRIMER OBJETO DE LA SOCIEDAD.
GEORGE S. ARUNDALE, Presidente Internacional de La Sociedad
Teosfica.
IIIRENDRA NATH DATTA, Vicepresidente de La Sociedad Teosfica.








4 REVISTA TEOSOFICA CUBANA

G. SRINIVASA MURTI, Secretario Internacional de La Sociedad Teo-
sfica.
N. SRI RAM, Tesorero General de La Sociedad Teosfica.
RUKMINI DEVI, Presidente de la Federacin Internacional de J-
venes Tesofos y del Centro Internacional de Artes.
ADELAIDE L. GARDNER, Secretario General de la S. T. en Inglaterra.
G. N. GOKHALE, Secretario General de la S. T. en la India.
JAMSHED NUSSERWANJI, Secretario General de la S. T. en Ceyln.
E. HUNT, en nombre de WILLIAM CRAWFORD, Secretario General de
la S. T. en Nueva Zelandia.
CLARE TRACEY, en nombre de R. G. LITCHFIELD, Secretario General
de la S. T. en Australia.
IH. VAN DE POLL, en nombre de GEORGES TRIPET, Secretario Gene-
ral de la S. T. en Suiza.
EUGENIA VASILESCU, Secretario General de la S. T. en Rumania.
JELISAVA VRAVRA, Secretario General de la S. T. en Yugoeslavia.
ANNA KAMENSKY, Secretario General de la Seccin Rusa (fuera
de Rusia).
CH. BONDE JENSEN, Secretario General de la S. T. en Dinamarca.
ADELAIDE L. GARDNER, en nombre de SERGE BRISY, Secretario Ge-
neral de la S. T. en Blgica.
A. RANKKA, Secretario General de la S. T. en Finlandia.
T. KENNEDY, Secretario General de la S. T. en Irlanda.
JEAN ALLAN, Secretario General de la S. T. en Escocia.

LA CIVILIZACIN MODERN

Constantemente se me representa la hlea de que eR cada ve:'
ms esencial para cualquiera de nosotros que desee retener el con-
tacto con la vida interna-con esa vida de la que todo cuanto ve-
mos no es sino forma encubrido.ra-, retirarse de tiempo en tiem-
po a las soledades, a los amplios espacios y ocultos retiros done
la Naturaleza an no ha sido esclavizada por el hombre, y dond.e
todava no se han perturbado los grandes silencios.
Mientras ms viajo por dondequiera, ms percibo que la civi-
lizacin, ~,n los detonantes aspects que hoy tanto la deforman -en
sus cacofonas, no en sus armonas-, est ensanchando la sima
que separa al hombre, en general, de la verdadera cultural. La
fealdad de esta civilizacin, sus estridencias de sonido y color, su
bajeza, su vulgaridad, su prostitucin de lo noble a lo bajo: todas
estas indeseables cualidades se extienden por todas parties como








DESDE LA ATALAYA


una infeccin epidmica, de modo que result cada vez ms difcil
libarse de ellas.
Antao, el aspirante a Yogi se retiraba de la vida de sencillez
-segn era entonces el vivir-a la vida de silencio, en la selva
o en algo semejante a la selva. No era grande el cambio, y el si-
lencio de la selva se hallaba con facilidad.
Pero hoy hasta las campias se han contaminado. El actual
aspirante a Yogi tiene que ir muy lejos antes de acercarse siquiera
a gozar del silencio de la selva, y aun si tiene la suerte de encon-
trar una, no sabe nunca cunto tiempo transcurrir sin que la
selva se torne civilizada, y por lo tanto, inhabitable.

LA TRAGEDIA DE LA INDIA

Por ejemplo, uno de los ms tristes espectculos actuales es la
gradual "civilizacin", que es como decir "occidentalizacin",
de la India. Los polticos esclavizados a Occidente llevan al poder
a ministros tambin esclavos de Occidente, que se apresuran a
vaciar a la India en moldes occidentales, ofrecindonos el lamen-
table espectculo de un vino nuevo y destructor vertido en anti-
guas vasijas, que es cosa much peor que el vino nuevo vertido en
odres nuevos, segn sucede en Occidente. La tragedia de la India no
es el dominio extranjero, ni an siquiera la profanacin de su edu-
cacin, de sus artes y oficios, de su cultural, en fin, por las influen-
cias extraas. Su tragedia consiste en el servilismo de sus jefes
y guas, salvo raras excepciones, a ese espritu de Occidente que
durante los ltimos ciento cincuenta aos ha ejercido tan absor-
bente dominio sobre el alma misma de la India.
La bajeza y la sordidez se extienden por todas parties, y las
ciudades de la India estn convirtindose en andrajosas y chillo-
nas imitaciones de las de Occidente.
Adyar queda ya casi demasiado cerca de Madrs, aunque de
ella lo separen siete millas. Y comenzamos a sentir a veces el an-
helo de esa paz que trasciende el entendimiento de la civilizacin
que actualmente poseemos. Se ansa hallar refugio en esos quietos
lugares donde la vida se dasliza plcida e igual, donde las discor-
dias del hombre no perturban la msica ,de la tierra, donde es po-
sible or el canto de la Naturaleza en ascension, y comulgar con
ella, sin que nos ensordezcan los gritos de los que se empean en
dominar a sus semejantes. Ha sido Adyar situado demasiado








6 REVISTA TEOSOFICA CUBANA
cerca de la civilizacin? A veces lo creo. Y sin embargo-bien lo
saben cuantos pasan sus umbrales-en Adyar moran una Paz y
un Poder que ninguna circunstancia externa, hechura de los hom-
bres, puede perturbar.
Adems, creo que con el transcurso del tiempo surgir una ge-
neracin de indios que no ser raza de esclavos, que ser libre, que
poseer fuerza y sabidura suficientes para hacer de nuevo india
a la India. Entonces desaparecern los oropeles y vulgaridades
actuales, y en su lugar surgir una cultural verdaderamente india,
que ser la maravilla del mundo entero. No hay exageracin en
esto. No hago ms que repetir lo que siempre deca Annie Besant
al luchar por la verdadera libertad de la India y la restauracin
de su antigua cultural y formas polticas.

EL TEMPLO DE LA NATURALEZA

Mas entretanto, y en medio de una de estas etapas transitorias
en que no se ha salido an por complete de las antiguas servidum-
bres para entrar en la nueva felicidad, muchos de nosotros suspi-
ramos por ntimos vislumbres, aunque sea de tiempo en tiempo,
de la sencillez, de los silencios, y por lo tanto, de la sublimidad del
amor maternal de la Naturaleza, y de la amistad entire el animal
y el hombre. Porque ha de saberse que en la India, como en todos
los dems pases del mundo, hay lugares recnditos-que algunos
de mis lectores acaso recuerden mientras moran un rato conmigo
"en la Atalaya"-en donde la Naturaleza es verdaderamente ma-
dre, y donde el hombre y el animal son fieles amigos. Hay lugares
donde todas las criaturas crecen en compaa, no con vanos co-
llares de civilizacin en torno al cuello, sino adornadas de todos
los esplendores de la vida natural.
No creo que sea possible ser realmente tesofo sin retirarse, a
intervalos regulars, de los oropeles y estridencias de la civiliza-
cin a gozar de los fragantes silencios de la Naturaleza. Debe ha-
ber tiempos para el puro ser como para el activo ejecutar. Debe
haber tiempos para la reabsorcin en el Uno como para la exterio-
rizacin entire los muchos. Debe haber tiempo para saber como
para experimentar. Y aunque bien s que es possible vivir en es-
pritu de soledad en medio de las muchedumbres, tambin s que
las ms hondas profundidades y los ms vibrantes silencios nece-









DESDE LA ATALAYA


sitan la colaboracin de las quietudes y silencios de la Naturaleza
en los moments en que con mayor intensidad palpita en ella
la Vida.
Todo tesofo necesita perodos de meditacin en que confundir
su vida con la vida circundante, con la vida de la Madre Tierra
en sus rocas y monta.ias y en su suelo fecundo, con la vida de las
flores y de los rboles que brotan del seno mismo de esa Madre
Tierra, y con todas sus criaturas en su vida sencilla y natural. El
tesofo puede orar en templos e iglesias. Puede meditar en santua-
rios, y observer disciplines. Puede celebrar rituales y ceremonies.
Pero todo esto llega y se va: no es permanent. Todas estas cosas
hoy estn aqu, y maana desaparecen. Pero el Templo de la Na-
turaleza es perdurable, y su discipline la obedece todo cuanto vive.
Creo que las reglas y disposiciones de todas las escuelas de eso-
terismo, tanto orientales como occidentales, apenas toman en cuen-
ta la importancia de la comunin personal con la Naturaleza, del
desarrollo conforme a la Naturaleza, del vivir la vida verdadera-
mente natural. Se exhorta al studio. Se exige la observancia de
ciertos modos de vivir. En ciertas escuelas de pseudo-esoterismo se
prometen resultados, en forma de poderes psquicos. Y yo creo que
a todo miembro de toda verdadera escuela de esoterismo debera
obligrsele a retirarse dentro de s por lo menos una quincena cada
ao, apartndose a algn lugar de quietud suma, donde la msica
de la Naturaleza sustituya al ruido de las ciudades y villorrios,
para all "dejarse ir" en complete descanso, y despertar a la vida
de la Naturaleza, en vez de vivir aletargado entire las artificiali-
dades de lo que llamamos civilizacin.
PARA UNA MS PROFUNDA COMPRENSIN

Debiera tambin exhortarse a cada miembro a que llevara .con-
sigo a tal lugar de quietud alguna gran Verdad para su ms hon-
da comprensin, de modo que al despertarse su conciencia superior
pueda conocer con ms realidad lo real. Debera pedrsele que ex-
cluyera por complete todas sus preocupaciones normales, toda lec-
tura, toda correspondencia, toda prensa, todo contact con las for-
mas externas. Y en tal quietud, debiera exhortrsele a descubrir
ms de s mismo de lo que hasta entonces ha conocido, y renovar
y reajustar su vida en trminos de esa expandida comprensin.
Ninguna organizacin puede jams ser para l lo que l puede








8 REVISTA TEOSOFICA CUBANA

ser para s mismo. Y a l toca, de tiempo en tiempo, averiguar
hasta qu punto es probable que las organizaciones que hasta ese
moment le han bastado, continen bastndole en el porvenir.
No deber jams teme.r darse nuevo nacimiento a s mismo, aun-
que esto signifique la destruccin de algunos de los elements
constitutivos de su nacimiento anterior. El, por s mismo, tiene
que ser el rbitro final de su suerte, el capitn de su destino. Su
alma tiene que ser su rey, sin que nadie ni nada pueda reclamarle
el trono.
La Autobiografa de Annie Besant abunda en tales renaci-
mientos, en el abandon de aquello que ha sido muy querido, en
aras de aquello que se siente que ha de se.r ms querido todava. Y
aunque acaso otros deploren lo que a sus ojos es retroceso, regre-
sin ante la Verdad, slo la voz interna-como en el caso de An-
nie Besant-es la que puede decidir qu es lo acertado y qu lo
errneo.
Pero si abandonamos lo que ha llegado a ser para nosotros un
"menos" con objeto de poder penetrar en lo que para nosotros es
un "ms", cuidemos escrupulosamente de no hacerlo con ningn
sentido de superioridad, pensando que hemos dejado atrs a otros,
que vemos con mayor claridad que ellos. Vemos de otra manera que
ellos. Eso es todo. Y en verdad puede ser que con el transcurso del
tiempo veamos nosotros, de nuevo, igual que ellos ahora ven. Cada
uno de nosotros tiene que recorrer el camino que su Yo le ha se-
alado, sin orgullo, en humildad plena, mas con todo entusiasmo
y confianza.

LA IMPORTANCIA DEL RETIRE

Mas con objeto de descubrir el Camino del Yo, debemos hallar
nuestros Yos en los magnos silencios donde ellos resident. Debe-
mos buscarlos en las quietudes y las simplicidades de la Vida.
Para acopiar riqueza de experiencias, el Yo lanza a los mundos
externos los vehculos mensajeros de su Sr. Y fructuosa cosecha
recoge de las fronteras mismas de la vida manifestada. Pero de
tiempo en tiempo esos vehculos-mensajeros deben volver al hogar
para su renovacin, para nueva consagracin y para recuerdo. Y
el hogar del Yo se halla no menos en las soledades que en los mer-
cados.









DlESDE LA ATALAYA 9
No puedo dejar de pensar que hemos insistido demasiado poco
en este tema del vivir en retiro. Tenemos escuelas de verano, pero
muy pocos retiros, si es que tenemos alguno. Y el retiro debe to-
marse en la ms complete soledad possible, no en grupos. Creo que
sera una bendicin para nuestra labor el que todos los aos nues-
tros principles trabajadores, incluyendo a los Secretarios Gene-
rales, conferencistas, Presidentes de Federaciones y de logias, se
encerraran por algn tiempo en las grandes quietudes de la cam-
pifa. Y bien convendra que todo miembro hiciera lo mismo, aun
cuando su quietud hubiese de inclur la presencia de su familiar.
En verdad, no hay motivo para que los miembros de la familiar no
puedan gozar juntos de su quietud colectiva, incluyendo las nece-
sarias distracciones para los nios, y an algn recreo para los
mayores, siempre que se sealaran perodos bien determinados
para que cada miembro de la familiar gozara de su quietud indivi-
dual sin perturbacin alguna. Es impossible ser rgido en esta
poca, y en ningn caso se desea rigidez. Pero todo individuo que
desee la expansion de su conciencia debe vivir de tiempo en tiem-
po all donde pueda expandirla con la menor resistencia possible
y con las mayores oportunidades propicias a esa expansion.

The Theosophist, Adyar, agosto 1939.





La Teosofa no es una doctrine, no es una profesin de fe.
Es la gracia de Dios en nuestra vida; es la fuerza de Dios en
nuestras obras; es el gozo de Dios en nuestro recreo; es la paz
de Dios en nuestro descanso; es la sabidura de Dios en nuestro
pensamiento; es el amor de Dios en nuestro corazn; es la be-
lleza de Dios en todo trato con nuestros semejantes.








Pensamientos sobre la Crisis

Geoffrey Hodson

Respecto al resultado final del process evolutivo de la raza hu-
mana, el estudiante de Teosofa bien informado no puede abrigar
ni desesperacin, ni duda siquiera. Los peligros y catstrofes de
un determinado perodo pueden producirle aguda consternacin,
pero no hacer vacilar su fe en el porvenir de la raza. Est com-
pletamente seguro de su gradual evolucin, que de la barbarie la
lleva hacia un estado de vida individual y racial altamente espiri-
tualizada.
SSobre qu cimientos se basa su fe? Se basa sobre el conoci-
miento; y este conocimiento es, por lo menos, sxtuple.
Primero: El estudiante de Teosofa sabe que nicamente la
forma es lo que perece. Un individuo puede morir en el plano f-
sico, el plano de los efectos, pero no puede morir jams en el plano
spiritual, el plano de las causes. Una civilizacin puede desapare-
cer, pero los egos que la construyeron, y aun aquellos que la lle-
varon a destruccin, son, en cambio, indestructibles. No slo per-
duran eternamente, sino que se desarrollan, y reaparecen dotados
.de mayor sabidura y fortaleza, y en consecuencia, ms capacita-
dos para forjar nuevas civilizaciones. Nada esencial se pierde nun-
ca: todo se conserve en el alma supreme, sea de la raza o del in-
dividuo, como virtud, poder, capacidad, facultad y sabidura. As
pues, la muerte, bien sea de un individuo o de una civilizacin,
no puede desesperar al estudiante de Teosofa.
Segundo: El estudiante de Teosofa aprende que en el arco
involutivo aumenta gradualmente el poder aprisionante y cegador
de la material sobre el espritu, y cuando su predominio alcanza
mxima fuerza, la guerra es inevitable, porque durante ese ciclo
la pasin salvaje y el deseo egosta predominan sobre el dominio
de s, el altruismo y la sensatez. El estudiante de Teosofa aprende
que numricamente la mitad de la Cuarta Raza Raz marca el pun-
to de trnsito del arco involutivo al evolutivo, en que el espritu
del hombre se library gradualmente de las garras del materialismo.
Hasta que no haya transcurrido largo tiempo despus de cruzado
ese punto medio, no es de esperar que la pasin y el egosmo cedan
poco a poco el campo al dominio de s y al idealismo. Tambin se
ensea' en Teosofa que por lo menos durante todo el perodo co-
rrespondiente a una Raza Raz, y probablemente an a dos subra-
zas ms, reinar intenso conflict entire estos opuestos principios.








PENSAMIENTOS SOBRE LA CRISIS


Tercero: El estudiante de Teosofa sabe que en ciertas pocas
ocurren en los Esquemas Planetarios, Cadenas, Rondas y Razas
perodos que se llaman Das del Juicio. Por ejemplo: a la mitad
de la Cuarta Raza, y salvo unas cuantas excepciones, "se cerr la
puerta" para que los animals entrasen en el reino human. Des-
pus de ese moment, "no pueden entrar ms mnadas en el reino
human. La puerta se ha cerrado por este cielo" (1). A mitad de
la Quinta Ronda, ocurrir otra gran "separacin" o "juicio".
Los egos que no hayan avanzado lo suficiente para continuar pro-
gresando con los dems quedarn a un lado hasta que una future
Cadena les ofrezca adecuadas oportunidades de evolucin.
Parece razonable suponer que tambin habr Das del Juicio
para los ciclos menores y los subciclos de evolucin humana. Pro-
bablemente, la gran catstrofe que destruy a Atlantis en 75,025
A. C. constituy un un Da de Juicio para la raza, en que fueron
apartados aquellos que no estaban capacitados para continuar evo-
lucionando con la Cuarta Raza Raz. De modo similar, acaso la
Gran Guerra y la crisis actual constituyan, conjuntamente, el Da
del Juicio de la Quinta Raza Raz. Este concept ha sido muy bien
expuesto por G. E. Suthcliffe en various artculos publicados en
The Theosophist, julio, agosto y septiembre de 1916.
No faltan seales que tal indiquen. Dos ideales para la vida
humana, muy definidamente opuestos entire s, se presentan de
modo clarsimo e inconfundible a la eleccin de la humanidad, tan-
to a los individuos como a las naciones. Estos dos ideales son: por
una parte, la democracia, que significa libertad, justicia y coope-
racin-nacional e internacional-; y por la otra, las actuales for-
mas de totalitarismo, que significant todo lo contrario. As la raza
entera est siendo probada; y, como era de esperarse en este pe-
rodo de la Quinta Raza, la prueba se aplica a la mente, y el lla-
mamiento se dirige a la intuicin. La prueba consiste en la capa-
cidad de reconocer, aceptar y aplicar los ideales democrticos a la
vida humana. El problema se planted en trminos de inconfundi-
ble claridad. No hay conciliacin ni componenda possible: las me-
dias tintas son intiles. Hombres y naciones-todos y todas-tie-
nen que enfrentarse con la inevitable eleccin. La humanidad tiene
que decidir si avanzar hacia la justicia, la libertad, la fraternidad,
la cooperacin y la espiritualidad, o si retroceder hacia la tirana,
la dominacin, la guerra y el materialismo.

(1) La Doctrina Secreta, Vol. I, p. 205 de la ed. inglesa.








12 nEVISTA TEOSOFICA CUBANA

Qu elegirn las naciones? I Quin pasar la prueba de] pre-
sente Dia del Juicio? Aquellas naciones que ya poseen formas de-
mocrticas de gobierno se han alzado, firme aunque separadamente,
en defense de la democracia. Pero el esfuerzo es grande, y el costo,
enorme. Continuarn mantenindose firmes las democ.racias y se
unirn ante este gran problema? Adoptarn aigunas naciones to-
talitarias formas democrticas de gobierno, o bien suceder lo con-
trario ? Estos son los problems y pruebas vitales del present Da
del Juicio de la subraza.
Cuarto: El tesofo sabe que el process de desarrollo de la
mente est inevitablemente colmado de graves peligros. El des-
arrollo excesivo y el mal uso de la emocin hundieron a la Cuarta
Raza Raz en horrenda catstrofe. El superdesarrollo similar de
la mente concrete producir, de cierto, por lo menos iguales difi-
cultades. Dado que atravesamos ahora el perodo crtico en que
las cualidades y poderes de la mente concrete sufren cultivo in-
tenssimo a la vez que comienzan a desplegarse los que pertenecen
a la inteligencia sintetizadora, necesariamente ha de librarse tre-
menda batalla fsica y mental en pro de los ideales, aparentemente
opuestos, de estos dos rdenes de vida mental.
Quinto: Dl estudiante de Teosofa aprende que siempre que
el individuo o la raza penetra en un nuevo nivel de conciencia,
encuentra inevitable resistencia, o, segn diramos en trminos
ocultos, es preciso enfrentarse con el Morador del Umb.ral y ven-
cerlo. La democracia, como ideal poltico, es una expresin fsica
de la conciencia causal. Justicia, libertad, internacionalismo, son
todas cualidades causales. En el process de evolucin racial a lo
largo del arco evolutivo, de seguro llegar la etapa en que esas
cualidades dominarn por algn tiempo la vida humana. Al cabo
cedern el puesto a la forma de gobierno que elijan las mentes
iluminadas por la luz de la intuicin: sta ser "la autocracia de
los sabios que es la salvacin de los necios" [1]. Pero, antes de

[1] Con todo respeto nos permitimos diferir en este punto de la opi-
nin del sabio publicista. Creemos que en una subraza en que predominen
las cualidades bddhicas no habr de existir "autocracia", sino ms bien
una conciencia de grupo que permit al individuo darse cuenta perfect de
las necesidades y aspiraciones de sus conciudadanos, y sentirlas como suyas,
por lo que espontneamente, sin coaccin alguna, actuarn todos o la gran
mayora, conjuntamente en pro del bien comn. Ms all en las sptimas
subraza y Raza Raz, el individuo ser "ley en s mismo para s", sin ne-
cesidad de ninguna consideracin externa; porque estar unido irrevoca-
blemente a la Gran Ley, y ser uno con sus semejantes como ya nos lo
anuncia Krishnamirti.-(Nota de la Direccin).









PENSAMIENTOS SOBRE LA CRISIS


que eso llegue, ser preciso que se realicen los ideales democrti-
cos, y esto no se lograr sin intense resistencia. El Morador del
Umbral de la mente superior-manifestacin monstruosa de las
potentes fuerzas de la mente concrete, agresiva, individualista y
toda separatividad-tendr que ser desafiado, combatido, y domi-
nado al fin.
Sexto: El estudiante de Teosofa aprende que el tiempo est
a favor del progress de la raza: que cada afo, cada siglo, cada
perodo subracial trae consigo un aumento en el poder del espritu
sobre la material, un decrecimiento del poder de la material sobre
el espritu.
Sobre todo, en trances de dificultad y de peligro, el estudiante
de Teosofa recuerda especialmente la gran verdad, el hecho
-fuente de perenne inspiracin-de la inmortalidad e indestruc-
tibilidad del espritu del hombre. He aqu por qu jams llega a
entregarse a la desesperacin. Sin embargo, fuerza es reconocer
que en tiempos de crisis no es siempre fcil vivir slo de fe. En
general. los acontecimientos aislados, por desastrosos que sean,
pueden contemplarse con cierto grado de ecuanimidad. Pero sta
es ms difcil de conservar cuando ante nuestros propios ojos ga-
nan terreno sin cesar, da tras da, los rumbos subversivos y las
tendencies retrgradas.
Dos de esas tendencies, sobre todo, tienen que producer en los
actuales moments profundo recelo y preocupacin en la mente de
los estudiantes de Teosofa: la primera es el gradual crecimiento
del predominio de la fuerza, y, por consiguiente, del miedo, como
principio rector de las relaciones internacionales; la segunda es
la aceptacin general de ese predominio cual si se tratara de cosa
inevitable.
Por otra parte, durante esta crisis racial, ya se ha. presentado
una seial bien marcada de que la. humanidad en conjunto ha avan-
zado bastante en el arco ascendente de la evolucin. La reaccin
del mundo entero contra la guerra constitute un fenmeno muy
alentador. Aun en Alemania, donde el militarismo ha sido incul-
cado en la mente del pueblo desde los albores de la juventud, y
donde ignoraban que no era Checoeslovaquia el nico enemigo que
se disponan a atacar, manifestse ltimamente gran repulsin por
la guerra, as como un inmenso alivio ante la conservacin de la
paz. Esto constitute un progress enorme.
Pero es preciso reconocer que no fu slo el idealismo el cau-








REVISTA TEOSOFICA CUBANA


sante de esta reaccin casi universal contra la guerra. Otra fuerza
actu y est en .accin todava, influyendo poderosamente sobre el
pensamiento y la actitud de los hombres en los moments actuales.
Esa fuerza es el miedo. Tan grande es el temor que inspira la gue-
rra modern, que la humanidad se hall en peligro de aceptarlo
todo, o casi todo, antes que afrontarla. El miedo est ahogando, si
no paralizando, el criterio del hombre, y acallando la voz de la
sabidura y del idealismo. Esta condicin actual coloca un poder
inmenso en manos de los dirigentes de las naciones. Utilizan stos
el temor de sus gobernados, lo mismo que el de los extranjeros, y
promulgan medidas sin calidad moral ni valor perdurable, slo
porque poseen eficacia inmediata para impedir la guerra. El p-
nico de las masas y el temor de las naciones son quiz el mayor
peligro que amenaza a la civilizacin modern. Estos sentimientos
obligan hoy en da a los pauses de Europa y a los Estados Unidos
a gastar casi todos sus recursos en la fabricacin de armamentos,
con grave detrimento de los servicios sociales, educativos y admi-
nistrativos.
No se lleva a cabo ningn progress real hacia el establecimien-
to de una paz permanent. El temor se introduce an en lo ms
ntimo de la democracia, haciendo peligrar sus instituciones y ame-
nazando su existencia misma. Por horror a la guerra, los pueblos
llegan a aceptar sin protest restricciones y coerciones cada vez
mayores, que se suponen necesarias para que la nacin pueda con-
servar la paz. As, estamos viviendo actualmente en una atms-
fera de continue desafo, de amenazas de das rienda suelta a po-
tentes fuerzas destructoras, y por consiguiente, de un miedo que
muchas veces llega a convertirse en terror. Y lo terrible es que
aquellos que ms sufren su influencia apenas se dan cuenta de la
agobiante densidad de esos miasmas de terror que los envuelven.
Ante este espectculo, el estudiante de Teosofa no puede me-
nos de sentirse acongojado, porque ve en tal estado de cosas el
peligro de la esclavitud tanto fsica como mental y las condicio-
nes precisas en que mejor pueden crecer y fructificar la tirana,
la injusticia, la crueldad y la corrupcin. Ningn tesofo puede
contemplar con ecuanimidad semejante perspective. Las bases mis-
mas en que se apoyan el idealismo y la actividad teosficos son las
que se hallan positivamente amenazadas. Por lo tanto, en este mo-
mento. crtico, el trabajo de La Sociedad Teosfica es quiz ms
necesario que nunca hasta aqu. La oportunidad que se present









PENSAMIENTOS SOBRE LA CRISIS


en esta dcada es nica. Y probablemente tambin La Sociedad,
a su vez, est pasando una gran prueba o Da del Juicio. Nos mos-
traremos capaces de pasar de la teora a la prctica, de la Teosofa
encerrada bajo las tapas de un libro y de la Teosofa circunscrita
por las paredes del local de una logia, a la Teosofia aplicada acti-
vamente como solucin de los problems que se presentan al mundo
en el perodo de 1938 19501
Tal es, al parecer, la prueba que estamos sufriendo nosotros
los tesofos. Y el xito depender probablemente much menos
de La Sociedad, del Movimiento en conjunto, que del pensamiento'
y la accin individual de sus miembros. Ha llegado, para cada uno
de nosotros, el moment de la Teosofa prctica y active.

The Anmerican Theosophist, Wheaton, mayo 1939.





El Alma de la Gota


El alma de la gota
dijo: "Quiero ser ms!"
La gota rod entonces,
y se hizo manantial.

El alma de la fuente
dijo: "Quiero ser ms!"
La fuente se hizo ro
de labios de cristal.

Pero el alma del ro
dijo tambin que "ms".
Y el ro abri sus brazos.
Y el ro se hizo mar.

Y cuando ya fu pilago,
sus olas sin cesar
al retorcerse airadas
siguen pidiendo: "Ms!"


La gota del Hombre
tambin pide "ms".
De gota va a ro;
de ro, va a mar.

Pero sus deseos
nunca saciar,
porque busca en cauce
lo que en l no est.

Porque a formas pide
trmino a su afn,
sin saber que lleva
para su ansiedad
dentro de ella misma
todo el Manantial.

Santiago ARGUELLO.









Albert P. Warrington.

George S. Arundale

Al reproducir este hermoso tributo rendido por
nuestro Presidente Internacional, Dr. George Si
Arundale, al gran tesofo A. P. Warrington, recien-
temente desaparecido del plano fsico, la REVISTA
TEOSOFICA CUBANA consagra el ms respetuoso
homenaje de afecto y gratitud a ese esclarecido
hermano mayor, que se hizo amar y admirar pro-
fundamente de la Seccin Cubana, con la que man-
tuvo cordiales relaciones que nos permitieron aqui-
latar sus excepcionales merecimientos.

Es conventional y natural que aquellos cuyo conocimiento de
la vida se detiene ante la muerte expresen profunda pena cuando
un sr querido muere y al parecer se aleja para siempre del me-
dio que lo rodeaba.
Mas para los tesofos la muerte no es ms que un cambio de
trenes en el camino hacia una meta segura, y en el caso de un te-
sofo que ha vivido la vida que vivi Albert P. Warrington, no
puede quedar ni el ms mnimo pesar por que l haya partido
por algn tiempo-desde el 16 de junio-para gozar de un bien
ganado reposo junto a Aquellos a Quienes tan bien sirvi, en un
cielo de donde volver a nosotros pletrico de renovadas energas
para continuar la jornada.
Nacido en 1866 en los Estados Unidos de Amrica, era toda-
va sumamente joven cuando renov en esta vida su contact con
la Ciencia de la Teosofa, y en seguida se afili a La Sociedad Teo-
sfica, progresando desde entonces ininterrumpidamente hasta
convertirse en uno de los ms fervientes estudiantes de Teosofa
y de los ms celosos y abnegados miembros de La Sociedad.
Fu amigo del coronel Olcott, de la doctor Besant y del obispo
Leadbeater, y con ellos trabaj indistintamente en la ms estrecha
cooperacin durante ms de cuarenta aos. Ocup various altos
cargos, entire ellos, los de Secretario General de la Seccin Ame-
ricana, Vicepresidente de La Sociedad Teosfica y jefe de la co-
lonia teos6fica que fund en el valle de Ojai. Casi no es necesario
decir que era uno de los conferencistas ms eruditos, cultos y refi-
nados de La Sociedad.









ALBERT P. WARRINGTON


Pero, ms que todos los honors que sus compaeros y los je-
fes de La Sociedad Teosfica se complacieron en prodigarle, me
es grato recorder de l aquella exquisite bondad y gentileza en que
me atrevo a decir que superaba a casi todos los series humans que
he conocido, dentro y fuera de La Sociedad. Y en estos tiempos
tal cualidad es extremadamente rara, y por consiguiente, tanto
ms preciada.
Recuerdo muy especialmente cmo nos recibi a Rukmaini Devi
y a m, y nos acompa a travs de todos los Estados Unidos, en
nuestra primera visit a aquel pas. Era el anfitrin ms perfect
que nadie puede imaginar. No haba molestia, por cansona que fue-
se, que no constituyera para l un placer; en verdad, como deca
con frecuencia Mrs. Hotchener, a todo desagrado le quitaba el
"des", lo mismo que hace ella tambin. En aquella poca no go-
zaba ya de complete salud. Y sin embargo nadie habra podido
career que no era un joven en la plenitud de los entusiasmos y de
las energas.
Acompa a la doctor Besant en uno de sus viajes a travs
de los Estados Unidos, y fu ntimo amigo y por algn tiempo tu-
tor de J. Krishnamurti y de su hermano J. Nityananda, quienes
sentan por l el mismo profundo afecto que l les guardaba.
Al enfermarse seriamente la doctor Besant, l y su esposa
--cuya compaa y maravillosos cuidados eran para l una ver-
dadera bendicin-se apresuraron a trasladarse a Adyar, donde
se establecieron con objeto de aliviar a nuestra Presidente de la
carga de toda labor administrative. All estaba l cuando ella mu-
ri, y al ao siguiente con la mayor gentileza me di posesin de
la Presidencia, en que la suced.
He dicho que no puede haber ni el ms mnimo pesar por que
haya partido. Esto es muy cierto: porque ni lo hemos perdido, ni
puede dejar de sentirse feliz. Cmo no lo sera, si al fin se ve
libre de su cuerpo gastado, y cerca de los Grandes Seres a Quienes
fielmente sirvi hasta la muerte, sin que, a la vez, haya perdido
ni un pice de la compaa de los que le son prximos y queridos,
ni en aiboluto haya disminuido su actividad en el trabajo!
Ms vivo que nunca est ahora, y ms cerca que nunca de to-
dos los que ama y de todo lo que le interest.
Mas no pueblo dejar de aadir que s existe una prdida que









REVISTA TEOSOFICA CUBANA


sufrimos IC:. que nos quedamos aqu, prdida que su bienamada
esposa siente ms nadie. Es el hecho de no tener ya en el pla-
no fsico a ese espludid) amigo, a ese gentilhombre incomparable.
Eso nos falta, y seguiremos echndolo de menos muy hondamente.
Es un gran vaco fsico, y no podemos dejar de sentirlo con toda
intensidad. Sin duda que cuando disminuya nuestra ignorancia
y crezca en nosotros la verdad, sabremos que no existe tal vaco,
porque sabremos que la muerte no existe. Pero an somos igno-
rantes, y necesariamente tiene que apesadumbrarnos la aoran-
za de lo que ya no vemos porque todava no lo sabemos ver.
Esto es lo que nos apena, y lo que nos une, de todo corazn. a
Mrs. Warrington, en el ms profundo afecto y sentida condolen-
cia. En nombre de La Sociedad Teosfica, le envi, como Presi-
dente, el siguiente cablegrama:
La Sociedad entera se une profundamente a sus sentimientos
ante la muerte de este gran tesofo:

The Theosophist, Adyar, agosto 1939.




Hora de Divulgacin Teosfica

Se trasmite todos los domingos de 8 a 9 p. m.

Un program select, destinado
a difundir las enseanzas de la
Sabidura Antigua por todo el
territorio de la Repblica. Con-
ferencias a cargo de distinguidos
miembros de la Seccin Cubana
de la Sociedad Teosfica. Con-
sultas sobre cuestiones teosficas
DIRECTOR SECRETARIO-TESORERO
CATALINA PEREZ A. de J. GONZALEZ
C M W Direccin Postal: Apartado 130 C O C W.
550 KLS. LA HABANA 6630 KLS









Cmo ayudar al mundo

Recientemente nuestro Presidente Internacional,
Dr. George S. Arundale, dirigi a todos los Secre-
tarios Generales de La Sociedad Teosfica en el
mundo la siguiente pregunta de candente actuali-
dad en los presents moments de confusion, des-
dicha y angustia:
COMO PUEDE TODO MIEMBRO
DE LA SOCIEDAD TEOSOFICA
AYUDAR MEJOR AL MUNDO
EN LA CRISIS ACTUAL?

He aqu algunas interesantes respuestas.

DE CHILE:

POR LA PAZ DEL MUNDO

Ante la aflictiva situacin del mundo, ante el dolor de milla-
res de madres, esposas, hijas y hermanas, que ven el peligro
de que sus series ms queridos sean obligados a marchar
a la guerra, todos los que amamos sinceramente la paz, los que
queremos que haya armona entire los hombres, debemos tra-
bajar tesoneramente por que se establezca en forma definitive
el reinado de la justicia y de la equidad, como nico medio de
llegar a una paz fundamentada sobre una base slida y dura-
dera.
Mas, qu contribucin podemos aportar para que se reali-
cen estos ideales? A mi juicio, todo cuanto est a nuestro alcan-
ce: la conferencia, el libro, la prensa, la prdica en todo sentido.
Pero, por sobre todas las cosas, pensemos en la paz, seamos un
exponente de paz y armona, concentremos nuestro pensamiento
en la paz y pidamos al Todopoderoso que ilumine la mente y el
corazn de los hombres que rigen los destinos de los pueblos,
para que sus gobiernos sean de paz y equidad.
Ammonosnos los unos a los otros con sinceridad, desterran-
do todo sentimiento de separatividad, de desconfianza, de envi-
dia y de rencor, y la paz reinar sobre la Tierra.


Santiago NUEZ R.








20 REVISTA TEOSOFICA CUBANA

DE CENTROAMERICA:
La grave crisis por la que pasa actualmente el mundo exige
la cooperacin active de todas las personas que estn conscien-
tes de lo que est sucediendo, pero muy especialmente de todos
los miembros de la S. T. a quienes se les ha dado la Luz de la
Sabidura Divina para que con su ayuda puedan combatir las
causes que lo han lanzado en este desequilibrio econmico, po-
ltico y moral, y puedan impulsar sabiamente la evolucin en
el crtico perodo por que atravesamos.
En qu forma?-desearan ustedes saber-. Es muy fcil la
contestacin: adaptando sus pensamientos, palabras y acciones
estrictamente a las enseanzas teosficas recibidas.
En la vida privada.-Han de ser: tolerantes, comprensivos,
serviciales, inegostas, rectos, justos, fraternales.
En el trabajo.-Cumplidos y eficientes, cuidando de los tra-
bajos a su cargo como si fueran propios, es decir, interesndose
en ellos como si fuera de algo para ustedes mismos y no para
otros.
En la vida poltica.-Deben acatar religiosamente las leyes
establecidas y ayudar a que los dems las acaten. De no consi-
derarlas justas y equitativas, trabajar abiertamente por corre-
girlas o derogarlas. Combatir el pasivismo que conduce a la es-
clavitud y cultivar, en cambio, la solidaridad, base del progress.
Como gobernantes. -Estudiar ecunimemente los intereses
generals dentro y fuera del pas y actuar de conformidad con
las leyes y sus propias convicciones sin temores, odios ni favo-
ritismos. La impersonabilidad en un gobernante es cosa esen-
cial. El intuir la misin que est llamado a llenar cada pas ayu-
da grandemente al gobernante en el desempeo de su cargo,
pues sabido es que, marchando de acuerdo con el plan de la
evolucin, el triunfo es seguro.
En resume, el tesofo debe ayudar con su ejemplo, la eleva-
cin moral de sus pensamientos, sentimientos y acciones que
forzosamente han de influir de una manera poderosa sobre los
que lo rodean. Colaboremos simultneamente, y el xito coro-
nar nuestros esfuerzos.


Lydia FERNANDEZ JIMENEZ.









COMO AYUDAR AL MUNDO 21
DEL PARAGUAY:

La evolucin del mundo es solamente possible por la evolu-
cin del individuo, y ste puede evolucionar solamente teniendo
la mayor libertad de pensamiento y accin.
Por el fracaso de la Sociedad de las Naciones se ha compro-
bado que el Derecho es una ficcin si no cuenta con la Fuerza
para imponerse.
El ideal es, pues, crear una nueva organizacin mundial,
teniendo en cuenta las bases que anteceden.
Polticamente puede dividirse el mundo actual en dos gran-
des grupos:
Pases con gobierno dictatorial y pases democrticos, stos
subdivididos en pases viejos superpoblados y pases nuevos
poco poblados. En todos estos pases existen miembros de la
Teosofa y la ayuda de cada uno, para realizar dicho ideal, de-
pende del pas en que resident.
Si viven en pases del grupo A, deben continuar el studio
de la Teosofa, mantener el contact con los teosofistas nacio-
nales y an con los de otros pases si no les ofrece demasiado
peligro para sus intereses, tratando tambin de ayudar por to-
dos los medios a su alcance a las vctimas de la dictadura de
su pas.
Los de los pases democrticos viejos deben cerrar ms sus
filas, y organizer el traslado de las vctimas de las dictaduras
a passes nuevos de su grupo.
Los de los pases democrticos nuevos deben tambin estre-
char ms sus filas y fomentar y organizer la admisin en su pas
de las vctimas de las dictaduras.
Los teosofistas de ambas divisions de los pases democr-
ticos deben ayudar para que la S. T. de Adyar prepare un plan
general para la nueva organizacin enunciada en el nmero 3
y, una vez aceptado este plan, proclamarlo en el mundo por to-
dos los medios de difusin y publicidad modern, especialmen-
te la radio.


William PAATS.








REVISTA TEOSOFICA CUBANA


DEL URUGUAY:
De dos maneras que son complementarias y por tanto de-
ben sumarse para producer un nico resultado:
1) Viviendo l su propia comprensin de la Teosofa;
2) Siendo activo en el mundo como element de esa com-
comprensin.
Si un M. S. T. est viviendo en su hogar, en su oficina o ta-
ller, en sus relaciones todas con los dems hombres la Teosofa
que ha asimilado, ese hombre o mujer se convierte en un pe-
queo centro transformador del medio en que vive.
Un miembro de la S. Teosfica que vive sincere y lealmente
su comprensin de la fraternidad universal, ha dejado de lado
los preceptos de raza, religion, credos polticos, etc.
Un M. S. T. que vive su comprensin de la fraternidad uni-
versal, no es, no puede ser, injusto, violent, cruel, opresor. Re-
chaza y repudia, por lo tanto, la injusticia, la violencia, la cruel-
dad y la opresin, cualquiera sea la forma en que ella se mani-
fieste.
Y si ese repudio es sincero y constant, "l se convierte en
una pequea luz que puede guiar a cientos de viajeros"...
Pero aunque vivir la Teosofia es difundir la Teosofa, eso no
parece ser suficiente en estos moments en que las fuerzas de
la injusticia, de la opresin, de la crueldad, de la fealdad, del
mal, en una palabra, se han hecho tan poderosamente activas
en el mundo.
Tengo la firme conficcin que, dadas las apremiantes nece-
sidades del mundo, dado que la mentira, !a injusticia, la opre-
sin y la crueldad en todas sus manifestaciones intentan apode-
rarse de todo lo verdadero, bueno y bello creado por las civili-
zaciones, el M. S. T., sea hombre o mujer, debe ser, en el lugar
en que acta, una especie de Lohengrin, un caballero andante;
cada vez ms enrgico en su repudio a todas las fuerzas del
mal; repudiarlas y combatirlas con altura, con dignidad, con
energa y valor siempre creciente, aunque ello pudiera signifi-
car la prdida de su propia vida.
Con ciento treinta mil M. S. T. as, el mundo sera pronto
salvado.
Julia A. DE LA GAMMA.








Espiritualismo en Mi
Milans
la Poesa Cubana

DIOS EXISTED


Miro y escucho el mar: blando se lleva
de ola en ola a placer, de rizo en rizo,
y ora se aduerma en calma o se conmueva,
el nombre aquel de quien inmenso lo hizo
de rizo en ola acelerando eleva.

Oigo y miro la tierra: aunque la oprima
bruto, ave, insecto y flor, con almo hechizo
abre su frtil manto a cuanto anime,
y el nombre aquel de quien fecunda la hizo
en bruto, insecto y ave y flor exprime.

El aire escucho y miro: en forma lata
suelto se desenvuelve, escurridizo,
y en ecos mil que ambulador delata
el nombre aquel de quien sin cuerpo le hizo
en sus flgidas vueltas arrebata.

Oigo el fuego y lo miro: a par desciende
al aire y tierra y mar inflamadizo,
o bien cuando devora o cuando hiende
el nombre aquel de quien ardiente le hizo
con ureo signo en la tiniebla enciende.

Oigo y miro tu amor: l, oh mi aurora!
tambin este concerto agitadizo
del aire, fuego, tierra y mar decora,
y el nombre aquel de quien tan bello le hizo
desenvuelve y fulgura, canta y llora.


1851.


J'os Jarcinto MILANES.








La Teosofa y la Electricidad.

M. A. Hernndez

Aunque parezca incongruente traer a parangn la ciencia ob-
jetiva de la electricidad con los principios subjetivos de la Teoso-
fa, nos lleva a compararlas su sorprendente ordenacin intrnseca,
su diafanidad demostrativa y la enorme influencia que ambas tie-
nen sobre la elevacin global (si se me permit la expresin) del
hombre, dentro de sus respectivas esferas. Porque as como la elec-
tricidad acelera el progress material del hombre, la Teosofa igual-
mente lo encumbra hacia el conocimiento de s y de su origen di-
vino. La ciencia llena ambas teoras, y en ciertos puntos se com-
plementan admirablemente tocando lo eterno desde lo decidida-
mente efmero. Tanto la electricidad como la Teosofa tienen como
base la luz. En ambas desempea el tomo una misin de esclare-
cimiento. El generator elctrico y la mente humana desarrollan
corrientes, cada una a su manera. Pero la mente humana es ms
potente, inmensamente ms sutil, y de efectos ciertamente ms
sorprendentes.
De la misma manera que la electricidad existi siempre, la Teo-
sofa ha estado con nosotros desde el principio de la humanidad.
Las dos fuerzas estaban ah contenidas, la una en la atmsfera vi-
tal y circundante, la otra en el secret de lo eterno. El hombre
no pareca preparado para domea.r la una ni comprender la otra.
Dos potencialidades de incalculable valor yacan a sus pies por
siglos y siglos sin que su curiosidad o su genio descubrieran el
caudal inmenso all depositado. Se necesitaron milenios para des-
cubrir el poder aprisionado en ese misterioso agent, la electrici-
dad, y doblegarlo al servicio del hombre. Tard ste miles de aos
en descubrir el tesoro spiritual contenido en la Teosofa y anun-
ciarlo al mundo. As como la electricidad permaneci por tantos
miles de aos esperando el desarrollo intellectual y human del
hombre para ponerse a sus pies, la Teosofa durmi por siglos en
los sagrados archives de la ciencia de Oriente esperando empezara
a ceder terreno el dogma y la mstica exaltacin religiosa de los
tiempos. Era necesaria la madurez del entendimiento human
para que tanto la electricidad como la Teosofa brotaran del mis-
mo centro del Infinito para servir al gnero human sin la peli-
grosa posibilidad de que se convirtieran ambas en instruments
de las fuerzas negras.
Que estas dos ciencias, la una dirigida al mejoramiento mate-








LA TEOSOFIA Y LA ELECTRICIDAD 25
rial del hombre, y la otra hacia su elevacin spiritual, se desarro-
llaran casi simultneamente, en la misma ciudad, en el mismo pas,
en laboratories tan cercanos y a la vez tan distintos, es coinci-
dencia que despierta la curiosidad y el inters. Por un lado, Vol-
ta, Galvani, Faraday y Ampre abriendo una brecha para que
entraran los genios prcticos de Morse, Edison y otros; por otra
parte HI. P. Blavatsky y el coronel Olcott abriendo ante los ojos
de la humanidad la sagrada escritura de los sabios de Oriente.
Los unos vitalizando la existencia objetiva con el fruto de sus
invenciones prcticas, los otros alumbrando el caudal subjetivo
con las fulguraciones del EGO. Morse inventando el telgrafo, Edi-
son la bombilla elctrica, el telfono, el acumulador; otros el mo-
tor, el cine mudo, la radio, el cine hablado, la television, etc.; una
sucesin de destellos por una sucesin de genios que no han cesado
de iluminar la hasta ayer sombra peregrinacin del hombre por
el sendero de su va-crucis terrenal. H. P. Blavatsky y el coronel
Olcott iluminando el firmamento spiritual del mundo, fueror
inmensos en el orden en que los colocaban los Maestros para mejor
servir a los designios de la Providencia. Leadbeater y Annie Be-
sant dieron el toque de eternidad a la obra de aquellos apstoles.
As como el genio prctico del hombre dominaba la electricidad
y la haca obedecer a su voluntad, los maravillosos poderes ps-
quicos de H. P. Blavatsky y del colonel Olcott descifraban para
la humanidad los signos sagrados de su apocalptica peregrinacin
a travs de las reencarnaciones. Por un lado, Edison, Tesla y otros
hacienda que el magnetismo produjera una corriente de electro-
nes en un agent de cobre; por el otro lado, H. P. Blavatsky y el
coronel Olcott despojando de su traje esttico a la antigua sabidu-
ra y subrindola con el vestuario dinmico de la Teosofa exot-
rica.
La electricidad ha conducid, al hombre de ciencia a enfrentar-
se con un nmero de fenmenos de tal naturaleza, que lo han he-
cho trazar un signo de interrogacin a travs de sus afirmaciones
materialistas. Se preguntan: Qu es electricidad? aQu es mag-
netismo? Qu'es gravitacin ? Qu es ter? Y no saben contes-
tar. Tal vez les intrigue que puedan medir, usar y hasta cierto
punto controlar estas fuerzas y no poderlas definir. & Quin guar-
da el secret? Ah! Quin?
Por lo que hay en la electricidad de misterio, tiende ella a es-
timular la atencin del hombre hacia el studio de la ciencia. & Quin
no se maravilla ante la formacin del tomo? Es lo infinitamente








26 REVISTA TEOSOFICA CUBANA
pequeo imitando a lo infinitamente grande. Un tomo est for-
nado al igual que un sistema planetario. Alrededor ce un nucleo)
positive que podramos llamar sol, giran a una velocidad de 186
mil millas por segundo electrones negativos que podramos llamar
planets. El nmero de estos electrons negatives depend del ma-
terial en uso. Proporcionalmente hablando, la distancia entire uni
electrn y otro es tan grande como la distancia de un planet si-
deral a otro. Cuando un agent externo, como el del magnetismo,
por ejemplo, altera la natural disposicin de estos electrones nega-
tivos, se produce el fenmeno que conocemos por electricidad.
As que la electricidad, agent de que est hecho todo lo que
existe, da al traste con las afirmaciones de craso materialismo. Lo
que perpleja se libra de las conclusions categricas. Si los genios
de la electricidad usan la electricidad sin comprenderla, nu podrn
negar a Dios porque no Lo comprendan. El signo de interrogacin
adquiere proporciones de espiral frente al misterio de las cosas.
La ciencia est usando ya este espiral en ensayos de ascenso para
ver ms claro desde puntos ms altos.
Si el hombre adelantara en direccin a lo material solamente.
estara perdido irremisiblemente. El progress que no toma nota
de lo que est ms arriba de su cabeza, lleva en s el germen de
la perdicin del hombre. Todo advance con los pies solamente, con
duce al abismo. Hay que ojear las estrellas mientras caminamos,
o el espritu no conocer ms que el lodo. La tierra es la madre
del cuerpo fsico; el cielo, del espritu. El cuerpo es efmero; el
espritu es eterno. Lo que hace al hombre grande en medio de sus
luchas terrenales es algo decididamente de ms valor que el mero
accident de existir. Es su EGO, su esencia divina. Esos mismos
chispazos de genio que lo habilitan para domear el rayo hoy, y
para liberar, tal vez, maana, la fuerza aprisionada en el tomo, no
son ms que ligeros reflejos de lo que atesora en s como ente espi-
ritual. La Teosofa le recuerda de continue ese inmortal patronaz-
go. En medio de sus mltiples ocupaciones, en medio de su afa-
nosa jornada a travs de experiments, de formulas, fenmenos.
teoras e hiptesis, de la accin ininterrumpida, en medio de esa
jornada en que cada pausa era una prdida y cada paso contaba,
Edison tuvo tiempo para ojear las estrellas y descubrir una .de
encantadora magnitude: la Teosofa, ciencia de lo divino, a la que
l se incline para gozar su sombra. El era ya grande cuando II. P.
Blavatsky y el coronel Olcott empezaban a ser inmensos. El brujo
de la electricidad, sin sospecharlo tal vez, se senta atrado por el








LA TEOSOFIA Y LA ELECTRICIDAD 27
aura de esos dos alquimistas del espritu. Porque Edison, como H.
P. Blavatsky y el coronel Olcott, trabajaba para los Maestros, esto
es, para la humanidad. Sus laboratories, aunque cercanos, eran
distintos; pero sus miras eran las mismas: laborar por el bienes-
tar del hombre descifrando las formulas divinas. Ms de una vez
tuvo Edison entire las suyas las manos de 1H. P. Blavatsky y el co-
ronel Olcott. Tal fu el inters que despertara la naciente Sociedad
Teosfica en la mente de aquel hombre maravilloso, que entr de
lleno como miembro de ella, concurriendo a sus reuniones y apor-
tando su valiosa cooperacin.
Causa pena recorder la recompensa que por su parte en la
sagrada empresa recibiera Helena P. Blavatsky. Est de ms re-
cordar a mis hermanos el martirologio a que fu sometida en la
India, su tierra de adopcin y patria spiritual. Los misioneros le
amargaron sus ltimos aos con la hiel de la calumnia y los fal-
sos rumors. No pudindola crucificar como a Cristo, ni quemarla
viva como a Juana de Arco y Giordano Bruno, le asestaron dar-
dos venenosos a su reputacin. A no haber sido por la oportuna in
tervencin del coronel Olcott, hombre avezado en asuntos judicia-
les, esa extraordinaria mujer hubiera aceptado un juicio de Pila-
tos en su afn de defenders de sus detractors. Estos series de luz,
estos espritus excepcionales, vienen al mundo, trabajan, se sacri-
fican. lo dan todo, siembran la esperanza, cultivan los eriales del
corazn y del espritu, sealan cumbres, despejan sombras y for-
tifican voluntades para luego recoger en paga la herencia del cal-
vario. Pero tu obra, ilustre Seora, como la de Edison, perdurar
a travs de los siglos, aumentando en valor en propo.rcin direct
al adelanto de las generaciones por venir.
La electricidad, agent misterioso cuya naturaleza no ha podi-
do an descifrar el hombre, obedece a leyes de escrupulosa exacti-
tud matemtica. Es fenmeno fecundado por lo desconocido y pro-
creando realidades palpables. Es sombra despidiendo destellos. Es
lo invisible y ciego enseando a ver y a leer en lo eterno a la hu-
manidad. Es lo Infinito vitalizando a lo finito. Es Verbo trans-
formndose en forma. Es la manifestacin de lo grande amena-
zando la existencia de lo pequeo.
La Teosofa, ciencia divina, por lo que de comn tiene con
ciertas manifestaciones de la electricidad, dirase que es tambin
una corriente elctrica de una ms sutil conformacin electrnica
Donde los efectos de la electricidad en los cuerpos fsicos son ca-
lor, los efectos de la Teosofa en la mente del hombre son luz, o









28 REVISTA TEOSOFICA CUBANA
iluminacin spiritual. Mientras la electricidad centuplica la fuer-
za del individuo para los fines de su progress material, la Teoso-
fa lo alza hasta las cumbres de lo eterno y desde all le seala las
profundas lejanas do surge como un sol su refulgente EGO.



DESTINO

Cada cual cree-lo sabe o lo presiente-que tiene el suyo
propio. Y cada sr acepta, se somete o se subleva contra su
propio destino. Cumplimos un destino o lo dejamos cumplir. El
Destino es, por consiguiente, algo real, verdico y existente. Es
nuestro y, a la vez, ajeno a nosotros. Es cauce por el que deriva
la corriente de nuestra vida y, al mismo tiempo, es la vida
misma.
Pero para que el hombre pueda cumplir o dejar de cumplir
su destino, require libertad. Slo la libertad crea en el sr hu-
mano su sentido de responsabilidad ante s mismo. Y la respon-
sabilidad es dignidad. El hombre es un sr libre y digno.
Sabe alguien, de modo concrete, qu cosa es el destino y,
ms an, cul es su propio destino? Tal vez lo nico que cabe
es ir descubrindolo a media que se lo va viviendo.
El poltico hace Gobierno o lo combat; el periodista describe
artculos; el soldado pelea, pero no se puede decir que tal ar-
tculo ni todos los artculos; que tal acto de Gobierno ni todos
los actos de Gobierno; que la labor de un da ni la labor de mu-
chos das, sean el destino respective del poltico, del periodista
o del obrero. El destino no es un fin concrete e inmediato. Es
algo ms grande, ms profundo y ms nuestro.
Mi destino no es la casa que ha levantado, ni el libro que he
escrito, ni la batalla que he ganado. Mi destino soy yo mismo.
Ms conocimiento, ms energa, en suma, ms Vida es el
destino de cada hombre. Y dentro de esta vida, de este conoci-
miento, de esta voluntad que el hombre va sumando, da a da,
con todos sus actos, sus dolores y sus esperanzas, es que se va
haciendo su propio destino. Hacerse, construirse a s mismo y
por su propio camino es cumplir un destino, su destino, porque
cada destino es nico y distinto.
Gerardo GALLEGOS.









MEDITACION
en pro de la confraternidad de los pueblos
Del Cuartel General de La Sociedad Teosfica en
Adyar nos llega un folleto que dice as:
Julio 24, 1939.
En Huizen, durante los das verdaderamente crticos de sep-
tiembre de 1938, un grupo de tesofos efectu una especie de reti-
ro, con objeto de hacer cuanto en su poder estuviese-con el pen-
samiento, la voluntad y la aspiracin-por evitar la guerra que
amenazaba de modo tan alarmante.
Ahora, en 1939, la amenaza de guerra es an mayor, y un gru-
po de residents de Adyar consagra todos los das algn tiempo
entire 7.30 y 8.30, aunque no sea la hora entera, a un intent simi-
lar, y en la misma forma que antes se hiciera, agrupando a aque-
llos pases que parecen hallarse ms directamente amenazados, de
modo de tender a cada uno de ellos una vez a la semana. Se han
omitido los pases de la Amrica Central y del Sur, y algunos otros,
por no hallaxse bajo amenaza tan inmediata.
Para esta meditacin, los miembros del grupo no se renen en
ningn sitio. Cada cual hace su invocacin all donde en el mo-
mento se encuentre, y dentro de la hora fijada, consagra a ese
trabajo el tiempo que le sea convenient. Cada cual, adems, usa
su propia "tcnica"; pero la idea consiste en poner en contact
a Adyar-como centro de fuerza en pro de la fraternidad, en su
carcte.r de Oficina Central de La Sociedad Teosfica-con los
pases escogidos como sujeto de meditacin, de modo que las ben-
diciones de la Fraternidad Universal fluyan sobre cada uno de
esos pases y en ellos fructifiquen, para su mayor paz y felicidad.
Con objeto de establecer mayor impersonalidad en la recepcin
y transmisin de fuerzas, se pronuncia la siguiente ofrenda antes
de comenzar la meditacin sobre cada pas:
Yo ofrezco mi voluntad a la Voluntad Unica.
Yo ofrezco mi vida a la Vida Unica.
Yo ofrezco mi vida a la Vida Unica.
"Mi voluntad" es mi propsito eterno. "Mi vida" es mi sen-
de.o evolutivo: "Mi yo" es mi encarnacin actual en ese sendero.
La meditacin terminal con la invocacin
i OH PODERES DE AMOR!
[Publicada en el nmero de junio de esta revista]
Esperamos que en cada Seccin haya muchos miembros dispues-
tos a cooperar con este grupo de Adyar, efectuando una breve me-
ditacin al efecto, a la hora correspondiente a su pas respective.
Pueden pensar en Adyar como Sede Internacional de uno de los
mayores movimientos que actan en el mundo en pro de la Fra-
ternidad Universal, y tratar de convertirse en receptculo de su









30 REVISTA TEOSOFICA CUBANA
fuerza fraternal, para transmitirla a los pases sealados para cada
da. Tambin pueden-y ser conveniente-hacer la ofrenda pre-
liminar y la invocacin final que anteriormente se indican.
Conviene repetir que la meditacin no tiene absolutamente
tiempo fijo: puede ser breve como un relmpago o durar cualquier
nmero de minutes. Lo que importa es la intensidad y la imper-
sonalidad que se ejecute. Y esta intensidad no significa en modo
alguno rigidez del cuerpo ni tampoco ninguna postura fija. La
tranquila flexibilidad es lo que debe caracterizar a este tipo de
meditacin.
Deberamos trazar esos canales desde Adyar hacia los diferen-
tes pueblos, no hacia sus gobiernos, y durante todo el trabajo co-
locarnos en una actitud completamente impersonal.
Se agradecer que aquellos que emprendan esta meditacin co-
muniquen sus nombres a The Publicity Officer, The Theosophical
Society, Adyar, indicando si se proponen efectuarla durante today
la semana o solamente en los das dedicados a auxiliary a determi-
nados pases.
La hora que corresponde en Cuba para efectuar esta medita-
cin es la de 9 a 10 a. m. Y los pases a que se consagra cada da
de la semana son los siguientes:
DOMINGO: India, Birmania, China y Egipto.
LUNES: La Comunidad Britnica de Naciones (Inglaterra, Ca
nad, Sudfrica,. Australia y Nueva Zelandia), Francia y
los Estados Unidos de Amrica.
MARTES: Rusia y Polonia.
MIERCOLES: Los Estados balcnicos y la Europa Central
(Checoeslovaquia, Austria. Hungra, Rumania, Yugoeslavia,
Bulgaria, Grecia y Turqua).
JUEVES: Blgica, Holanda, Suiza y Portugal.
VIERNES: Alemania, Italia, Espaa y Japn.
SABADO: Escandinavia y los Estados del Bltico (Islandia,
Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia, Estonia, Letonia
y Lituania).
Esta indicacin proveniente de Adyar ha llegado a nuestras
manos poco despus de declarada, al fin, la tremenda guerra cuya
amenaza se cerna desde hace aos sobre la humanidad. Las fuer-
zas del bien no han podido evitarla. Razn de ms, a nuestro jui-
cio, para que todos los trabajadores en pro de la fraternidad multi-
pliquen sus esfuerzos por llevar a los pueblos a sentimientos de paz,
de justicia y de comprensin que impidan que lao contienda cruel-
mente iniciada se convierta en catstrofe mundial.










Seccin Cubana de la Sociedad Teosfica


Secretario General y Presidente del Consejo Directivo: Esther de la Pea.
Secretario del Consein: Celestino Aguilar.
Tesorero: Juan Cruz Bustillo.
Bibliotecario: Arcadio Garca.
Seis Consejeros por la Ciudad de Lia tIabana: Andrs de Jess Gonzlez,
Abelardo Auja, Celestino Aguilar, Alfredo Fontana, Juan Cruz Bustillo
y David Whitmarsh.
Seis Consejeros por el Interior: Carlos Acosta, Dolores Anido de Rosell,
Antonio A. Duany, Angel Terradas, Max Lpez e Ignacio Muluo.
OFICINA Y BIBLIOTECA:
Veintisiete de Noviembre 164, Apartado 365, Telfono U-215S.
La Habana, Cuba.
LOGIAS DE LA SECCION CUBANA
Provincia de Pinar del Rio
SELENE ..........Pres. Leoncio Pascual Vicente.-Mximo Gm.ez 23,
Pinar del Ro.
Provincia de La Habana
A.NNIE BESANT ... Pres. Celestino Aguilar.-La Habana.-27 de No-
viembre 164.-1 artes, 9 p. m.
ATMA............,, Juan Alfonso Snchez.--Herrera 306, Luya-
n6, La Habana.-Sbados, 9 p. m.
DHRUVA. ........,, Ofelia Calves de Auja.-27 de Noviembre
164, La Habana.-Viernes, 9 p. m.
HERACLES .... ....,, Raquel Catal.-27 de Noviembre 164, La
Habana.-Jueves, 8.30 p. m.
KUT HUMI ........,, Hortensia Daz de Villegas.-27 de Noviem
bre 164.-Mircoles, 9 p. nm.
MAHA CHOHAN .. .. Carlos Csar Rodrguez.-Calle 21 No. 458,
Vedado, La Habana.-Sbados, 9 p. m.
MARIE POUTZ......,, David Whitmarsh.-Hospital 622, altos, La
Habana.-Viernes, 9 p. m.
PSIQUIS.. ...... Arturo Villaln.-Estrada Palma 214, Vbo-
ra, La Habana.-Domingo, 9 a. m.
Provincia de Matanzas
DHARMA. .. .. ..Pres. Luis E. Fernndez.-Tello Lamar 75, Matan-
zas.
SOL DE MERCEDES.. ,, Rosa M. de Perera.-Central Mercedes.
Provincia de Santa Clara
AMOR... .. ......Pres. Roberto Lanier Valds.-Independencia esq.
a Unin.-Domingos, 3 p. nm-Apartado 178,
Santa Clara.
JINARAJADASA .. .. Carlos Acosta.-S. Snchez del Portal 38,
Camajuan.









LEADBEATER.. ..,, Ignacio Muo.-Apartado 33, Sancti Spri.
tus.
MORYA ..........,, Romn Veranes Rojas.-A. del Ro 38, Re-
medios.
SOPHIA .......... ,, Ricardo Valds.-Cristina 171, Cienfuegos.-
Mircoles.
Provincia de Camagey
DJWAL KIUL.. ....Pres. Luis A. Rodrguez Aeosta..-Mximo Gmez,
Nuevitas.
LUZ DEL MAESTRO.. ,, Angel Terradas.-Miguel A. Nez 14, Vi-
ga, Camagiey.
MAITREYA.. .. ....,, Francisco Rivera Alfonso.-Marcial Gmez
92, Ciego de Avila.
Provincia de Oriente
ARMONIA. ....... Pres. Antonio Segura.-Los Maceo, Sagua de T-
namo.
ARTURO VILLALON.. ,, Jos Ferrer Lpez.-Jobabo.-Viernes, 8 p.m.
2SPERANZA ...... ,, Pura Ferrer.-Victoria de las Tunas.-Mir-
coles, 8 p. m.
JOSE J. MARTI ....,, Antonio R. Ramrez.-Apartado 48, Holgun.
-Sbados, 8 p. m.
LIBERACION ......,, Amado Salcedo.-General Rab 15, Jiguan.
LOTO BLANCO. ... ,, Antonio A. Duany.-Avenida 17, Vista Ale-
gre.
LUZ DE ASIA ......,, Enrique Prez Rizo.-Agramonte 7, Palma
Soriano.-Domingos, 3 p. m.
PITAGORAS.... ....,, Ramn Caete.-Merchn 66, Manzanillo.-
Domingos, 2 p. m.
RAYOS DE LUZ. .... Juan A. Blanco.-Mrmol 16, Bayamo.-Jue-
ves, 7.30 p.m.
S. RUKMINI DEVI.. ,, Jos Blanco Gelpi,-Apartado 82, Guant-
namo.
UNIDAD.. ........,, Amado Proenza.-Marrero 12, Banes.-Sba-
dos, 8 p. m.


REVISTA TEOSOFICA CUBANA
Organo Oficial de la Seccin Cubana de la Sociedad Teosfica
Publicacin mensual.
Director: Jefe de Redaccin: Administrador:
Raquel Catal. Rogelio Gonzlez Ricardo. Ramn Mayola.
Veintisiete de Noviembre 164 Apartado 365
La Habana, Cuba.
SUBSCRIPCION
Uin ao, en Cuba: $1.00 En el Extranjero: $1.25 Nmero suelto: $0.10









COLABORADORES
EN ESTE NUMERO:
ARUNDALE, George S.: Presidente Internacional de La Sociedad
Teosfica. Vase el nmero de enero.
FERNANDEZ JIMENEZ, Lydia: Distinguida tesofa costarri-
cense, actual Secretaria General de la Seccin Centro-
americana de La Sociedad Teosfica.
GAMMA, Julia A. de la: Escritora y conferencista, es una de las
primeras figures del movimiento teosfico en la Amrica
del Sur, Secretaria General de la Seccin Uruguaya y
President de la Federacin de Secciones Sudamericanas
de La Sociedad Teosfica.
HERNANDEZ, Miguel A.: Miembro de la logia Luz en el Sendero,
de la Seccin Puertorriquea de La Sociedad Teosfica.
HODSON, Geoffrey: Gran trabajador teosfico international, ac-
tualmente en Australia. Publicista y conferencitas de al-
tos vuelos, y notable ocultista, se ha distinguido especial-
mente por sus studios clarividentes sobre el reino ang-
lico y los espritus de la naturaleza, la muerte, el naci-
miento, la vida prenatal y las enfermedades desde el punto
de vista oculto. Entre sus numerosas obras figuran La
Fraternidad de los ngeles y de los hombres, The Coming
of the Angeles (La Llegada de los Angeles), First Steps
on the Path (Primeros Pasos en el Sendero), The Miracle
of Birth (El Milagro del Nacimiento), The Kingdom of
Faerie (l1 Reino de las Hadas), Man, the Triune God
(El Iombre, dios trino), Meditations on the Occult Life
(Meditaciones sobre la vida oculta) y The Sczence of
Seership (La ciencia de la videncia).
NUEZ, Santiago: Secretario General de la Seccin Chilena de
La Sociedad Teosfica.
PAATS, William: Agente Presidencial de La Sociedad Teosfica
en el Paraguay.
TRACEY, Clare: Miembro distinguido de La Sociedad Teosfica
en Australia, que ha reanudado recientemente su labor
teosfica en su pas, despus de pasar algunos meses tra-
bajando muy activamente en la Oficina Central de La
Sociedad, en Adyar.
EN EL PROXIMO NUMERO:
KARMA COSMICO RESULTANTE DE LA VIBRACION UNI-
VERSAL, por Arturo Villlaln.
ANNIE BESANT COMO EJEMPLO DE ALTA INTUICION,
por Andrs de J. Gonzlez.
SCUAL DEBE SER LA ACTITUD DE LA JUVENTUD TEO-
SOFICA EN LA HORA ACTUAL?, por Chic Ramos.



















































































Imp. B. Prez y Ca. Lamparilla 154. Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs