• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Title Page
 La sociedad teosófica y la...
 Table of Contents
 Desde la atalaya
 El simbolismo del loto blanco
 Al miembre desconocido
 Madame Blavatsky
 H.P. Blavatsky, profeta de la ciencia...
 Mensaje de los ninos Cubanos en...
 Espiritualismo en la poesia Cubana...
 Convencion de la federacion oriental...
 Vista de los jovenes teosofos de...
 Seccion Cubana de la sociedad...
 Back Matter






Group Title: Revista teosofica
Title: Revista teosófica
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00073921/00047
 Material Information
Title: Revista teosófica
Physical Description: Serial
Language: Spanish
Creator: Theosophical Society (Madras, India) -- Seccíon Cubana ( publisher )
Publisher: Sección Cubana de la Sociedad Teosofíca
Place of Publication: Habana etc.
Frequency: bimonthly (irregular)[june, 1936-apr. 1938, sept./oct. 1942-1954]
monthly (irregular)[ former feb. 1917-may, 1936, july, 1938-aug. 1942.]
bimonthly
completely irregular
 Subjects
Subject: Theosophy -- Periodicals   ( lcsh )
Imprint -- Cuba -- Havana -- 1923-1939
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba -- Havana
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began in 1917?; ceased publication with July 1956.
Numbering Peculiarities: Publication suspended, June, 1933-Feb. 1934.
Issuing Body: Organo oficial de la Seccíon Cubana de la Sociedad Teosofíca, <1923-1939>
General Note: Description based on: Año 7, no. 1 (15 de enero de 1923) = 2a epoca.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00073921
Volume ID: VID00047
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002944312
oclc - 50336367
notis - APH5965

Table of Contents
    Title Page
        Title Page
    La sociedad teosófica y la teosofía
        Unnumbered ( 2 )
    Table of Contents
        Page 1
        Page 2
    Desde la atalaya
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
    El simbolismo del loto blanco
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
    Al miembre desconocido
        Page 14
        Page 15
    Madame Blavatsky
        Page 16
    H.P. Blavatsky, profeta de la ciencia moderna
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
    Mensaje de los ninos Cubanos en el dia de buena voluntad
        Page 24
    Espiritualismo en la poesia Cubana heredia
        Page 25
    Convencion de la federacion oriental de logias teosoficas en Manzanillo
        Page 26
        Page 27
        Page 28
    Vista de los jovenes teosofos de cienfuegos al central "Mercedes"
        Page 29
        Page 30
    Seccion Cubana de la sociedad teosofica
        Page 31
        Page 32
        Page 33
    Back Matter
        Page 34
Full Text


? eista


17!eo..iy ea

Oubana

3k Desde La Atalaya
, George S. Arundale.
El Simbolismo del Loto Blanco
Adeltha Peferson.
Madame Blavatsky
Ofelia Calves de Auja.
II. P. Blavatsky, profeta de la
ciencia modern
Alexander Horne.

MAYO
1 O ao










La Sociedad Teosfica y la Teosofia


President: Dr. George S. Arundale; Vice-presidente: Sr. Hirendra Nath Datta; Secretario:
Sr. G. Srinivasa Mirti; Tesorero: Sr. N. Sri Ram.
Organo Oficial del Presidente: "THE THEOSOPHIST"
Oficinas Principales: ADYAR, Madras, India.


La Sociedad Teosfica fu fundada en la ciudad de Nueva York, el 17 de Noviembre de
1875, y fueron sus fundadores la Sra. Helena Petrona Blavatsky y el Coronel Henry Steel Olcott,
ambos actuando bajo la direccin de los Maestros de Sabidura de la Gran Logia Blanca. Esta
Sociedad fu trasladada e incorporada en Madrs, India el 3 de Abril de 1905.

La Sociedad Teosfica est formada por un cuerpo de buscadores de la verdad, no secta-
ristas, quienes se esfuerzan por servir a la humanidad a travs de lneas ticas, y armonizando
la cultural spiritual con el bienestar material. Los tres objetos de la Sociedad son:

19-Formar un ncleo de la Fraternidad Universal de la humanidad, sin distincin de raza,
creencia, sexo casta o color.

29-Fomentar el studio comparative de las religiones, filosofas y ciencias.
39-Investigar las leyes inexplicadas de la Naturaleza y los poderes psquicos latentes en
el hombre.

La Sociedad Teosfica se ha extendido por todos los pases civilizados, por lo que en la
actualidad se compone de cuarenta y cuatro Secciones Nacionales, las que tienen, por lo me-
nos, una Logia en cada una de las principles poblaciones de los paless respectivos. Cuarenta
y cuatro de estas secciones poseen rganos de publicidad, redactados en el correspondiente len-
guaje del pas. La literature Teos6fica es muy amplia, encontrndose entire sus principles
autores H. P. Blavatsky, H. S. Olcott, Annie Besant, Charles W. Leadbeater, George S. Arun-
dale, C. Jinarajadasa y A. P. Sinnett. Toda Biblioteca Pblica de alguna importancia dispone
de obras teosficas.

El nico requisito para ser miembro de la Sociedad Teosfica, adems de estar de acuerdo
con el Reglamento, es aceptar el primer objeto que se relaciona con la Fraternidad.
La Sociedad est compuesta de numerosos miembros, muchos de ellas pertenecientes a
determinadas religiones, y otros no afiliados a ninguna religion. Todos estn unidos por la
aceptacin de los objetos citados arriba, por sus anhelos de subsanar los antagonismos de
cualquier clase, por el deseo de unir a los hombres de buena voluntad sin que imported las creen-
cis particulares que ellos profesan, y con el fin de estudiar la Sabidura Divina para apli-
carla a la vida diaria y compartir los resultados de estos studios con las personas que estn
a su alrededor.

Los miembros de la Sociedad Teosfica no se mantienen unidos por una creencia sectaria
comn, sino por la aspiracin y bsqueda de la libertad de pensamiento. Ellos sostienen que
la verdad puede encontrarse por el studio de la Sabidura Antigua, por la perfeccin, medi-
tacin y percepcin intuitive, por la pureza de vida, y por la devocin a elevados ideales y la
dedicacin al servicio de la humanidad.

Los Tesofos consideran que la verdad es como un premio que debe ganarse y no un
dogma que se impone por autoridad; por esta razn extienden la tolerancia hacia todos, an
hacia los intolerantes, no como un privilegio que confieren, sino como un deber, ya que persi-
guen acabar con la ignorancia y no castigarla. El Tesofo aprecia cualquier expresin del
conocimiento human como una parte de la Sabidura Divina, por lo que prefiere la compren-
sin antes que la condenacin. La paz y la amistad constituyen el ideal del Tesofo, mientras
que la verdad y el servicio determinan su propsito. La Teosofa constitute la esencia de la
verdad, y es la base de todas las filosofas, ciencias, religiones y artes; es la Naturaleza Di-
vina, visible e invisible, y la Sociedad es la Naturaleza Divina que trata de ascender hasta
su fuente de origen. Por ello, la Teosofa proporciona una filosofa que hace inteligible la
vida, y demuestra que la evolucin est guiada por la ms perfect justicia, sabidura y amor.
Sita a la muerte en el lugar que le corresponde, como un incident cclico en la vida infinite,
que abre las puertas que conducen a una existencia ms radiante.

La Teosofa devuelve al mundo la Ciencia del Espritu, enseando al hombre a reconocerse
como el espritu mismo, y la mente, las emociones y el cuerpo como sus servidores; ilumina
las escrituras y doctrinas religiosas, descubriendo sus significados ocultos y sustituyendo el
dogmatismo por la comprensin.

Los miembros de la Sociedad Teosfica estudian la verdad donde quiera que sta se en-
cuentre, y hacen todo lo possible por vivir esa verdad. Cualquier persona tolerante, capaz de
estudiar y trabajar con perseverancia para establecer la Fraternidad, es bienvenido lom 0
miembro de la Sociedad: pero depend de l decidir en qu grado puede expresar los. ede
de la Teosofa en su via diaria. Como la Teosofa siempre ha existido a travs de los ciclos de
la evolucin, tambin existir igualmente en el future, ya que ella es sinmino de la verdua









RE VIS TA

TEOSFICA

CUBANA

ORGANO OFFICIAL DE LA SECCION CUBANA
DE LA SOCIEDAD TEOSOFICA

Vol. XXXIV MAYO, 1939 NUM. 5
LA HABANA, CUBA

En este nmero:

Desde la Atalaya por G. S. Arundale ........ .......... 3
El Simbolismo del Loto Blanco, por Adeltha Peterson...... 9
El miembro Desconocido, por George S. Arundale ........... 14
Madame Blavatsky, por Ofelia Calves de Auja...... ....... 16
H. P. Blavatsky. por Alexander Horne ................ ......... 17
Mensaje de los nitos cubanos en el da de buena votuntad 24
Espiritualismo en la Poesa Cubana: Heredia.............. 25
Covencin de la Federacin Oriental de Logias Teosfi-
cas en Manzanillo ............ ........... ............ 26
Visita de los Jvenes Tesofos de Cienfuegos al Central
"Mercedes"........................................... 29
Seccin Cubana de la Sociedad Teosfica ..-.......-..... 31








Principios fundamentals de


LA DOCTRINE


SECRET,


obra capital de H. P. Blavatsky


Un PRINCIPIO Omnipresente, Eterno, Ilimitado, sobre el cual
today especulacin es impossible, porque trasciende a cuanto el
hombre es capaz de concebir, y no puede ser sino empequefie-
cido por toda expresin o semejanza humana. Esta Causa Infi-
nita y Eterna es la Raz sin Raz de todo cuanto fu, es y ser
jams.

II

La Eternidad del Universo en total en un plano sin lmites,
y que, peridicamente, es campo de accin de innumerables
Universos que sin cesar se manifiestan y desaparecen; la ab-
soluta universalidad de aquella ley de periodicidad, de flujo
y reflujo, de crecimiento y decrecimiento que la ciencia fsica
ha observado y comprobado en todos los reinos de la Natu-
raleza.

III

La identidad fundamental de todas las almas con el Alma
Suprema Universal, aspect esta ltima de la Raz Desconocida;
y la inevitable peregrinacin de today alma a travs del Ciclo
de Encarnacin o Necesidad, de acuerdo con la Ley Cclica y
Krmica durante today su duracin.











DESDE LA ATALAYA

George S. Arundale

VERDAD Y COMPASIN

Tenemos por lemia de La Sociedad Teosfica: No hay Religin
ms elevada que la Verdad, y es en realidad un lema esplndido,
porque es un lema dinmico, que nos incita a buscar y buscar, a
agregar siempre algo a nuestro acopio de experiencias, porque la
Verdad es esquiva y sin cesar nos llama desde la lejana, oblign-
donos a preguntarnos dnde estar y a buscarla, pues, por todas
parties. La Verdad que acabamos de descubrir no puede durarnos
sienipre. Nos durar por muy poco tiempo, si somos libres; aunque
pueda durarnos por aos de aos, si somos esclavos. No hay final,
no hay conclusion en la Verdad, porque la Verdad de niaana al-
tera la Verdad de hoy. Aquello que ms cierto sea para nosotros,
sufre cambio esencial a media que una nueva Verdad despunta
en nuestros horizontes. Por eso es la Vida fascinadora, seductora,
maravillosa; por eso es ella todo cuanto podramos desear-a pe-
sar y con todas sus tragedias-: porque a media que la Verdad
se revela a nuestra vista, a nuestra indagacin, descbrensenos
nuevos panoramas de fuerza, belleza y actividad, y con entusiasmo
cada vez ms intenso jugamos el gran juego de la Vida. No hay
libro, no hay persona que encierre o represent, de modo definiti-
vo, la Verdad. Aun los ms elevados series, aun las escrituras ms
arcanas, slo revelan su Verdad en la media en que somos capa-
ces de coiprenderla,y pueden existir, en unos y otras, honduras
tras honduras de Verdad que slo a travs de edades sin fin lo-
graremos descubrir.
Adems, el conocimiento definitivo-y aun con frecuencia el
inmediato-de la Verdad tiene que venirnos de adentro, por fuer-
te que sea el estmulo que reciba de afuera. Cierto, muy cierto que
no hay Religin ms elevada que la Verdad. Pero tambin puede
afirmarse que no hay Verdad ms elevada que la de nuestros pro-
pios Yos, que no hay Religin nms elevada que la de nuestra pro-
pia restauracin-en el plano de la conciencia del Yo-a las fun-








4 REVISTA TEOSOFICA CUBANA
damentales y primaries Realidades del Sr. La Religin es asunto
tanto individual como colectivo. La fe de un individuo es tan
grande comt la de una raza o de una nacin. Los Salvadores del
Mundo vinieron a suscitar en cada uno de nosotros su propia Re-
ligin, y en modo alguno constituy su inters exclusive el esta-
blecimiento de un cdigo general de conduct. A tu propio yo s
fiel... y entonces no podrs ser desleal con ningn otro sr. He aqu
una sublime religion; y tanto ms cuanto que gradualmente apren-
damos a escribir ese yo con Y mayscula.
Pero no basta decir que no hay Religin ms elevada que la
Verdad. Hemos de proclamar a seguidas su corolario: No hay
Deber (Dharma) nms elevado que la Compasin. El Deber (Dhar-
ma) es una forma de Religin; y el ms claro concept que de l
podemos formarnos es el de Compasin: una profundidad cada
vez mayor de comprensin, y, en consecuencia, de lo que bien po-
dramos llamar apasionada simpata por todos los que necesitan
simpata-y, quin no la necesita?
Me doy cuenta de que deseara que estas dos frases formaran,
conjuntamente, el lema de La Sociedad Teosfica. La Verdad no
basta. Debe expresarse en trminos de Compasin. De qu sirve
toda nuestra erudicin teosfica, si no nos dota de la sublime vir-
tud de la Compasin? Nuestro saber puede servirnos, individual-
mrente, para vivir con ms agrado la vida. Puede servirnos tam-
bin, colectivamente, para idear un mundo ms prspero y ms
dichoso. Pero, ante todo y sobre todo, debe llevarnos a penetrar
cada vez ms y ms hondamente en el abismo de las desdichas de
cuanto nos rodean, de modo que procuremos inmediatamente ali-
viarlas, a la vez que nos empeamos en construir el nuevo mundo
que la Teosofa nos ha revelado.
SNos atreveremos a suponer que los Maestros de Sabidura y
de Compasin que dieron al mundo la Teosofa y La Sociedad
Teosfica eran o son indiferentes a los dolores del mundo, a sus
terrible penalidades, a la espantosa desesperacin en que viven
sumidos millones y millones de individuos? Blasfemia, y no me-
nos, fuera suponerlo. Ellos dieron al mundo la Teosofa pa.ra que
hubiese ms Fraternidad real. Ellos dieron al mundo La Sociedad
Teosfica para que hubiese ms Fraternidad real. Dieron al mun-
do la Sabidura Antigua, o ms bien, restauraron un fragmento








DESDE LA ATALAYA


de ella, con objeto de que hubiese en el nundo ms Fraternidad
real. Y nosotros, aqu abajo, disputamos, no por resolver en qu
formas podr expresarse mejor la Fraternidad, sino sobie lo que
es ortodoxo y lo que es heterodoxo, sobre lo que es respectable y lo
que no lo es. Disputamos sobre La Doctrina Secreta, de H. P.
Blavatsky, sobre cul de las ediciones es genuina y cul es esp-
rea. Disputamos sobre las enseanzas, llegando hasta el extremo
de condenar tal o cual enseanza porque no nos agrada o porque
la consideramos inortodoxa, o de aprobar tal o cual otro porque
nos acomoda o la creemos ortodoxa.
Estamos jugando el juego, viejo y ms que viejo, de discutir
sobre las formas y desdear la vida. Qu le importa a H. P. Bla-
vatsky cul de las ediciones de La Doctrina Secreta merece nues-
tra aprobacin o creemos verdaderamente suya? Gracias a Dios,
tiene ella un alma demasiado grande para tales mezquindades.
Qu les importa a los Maestros cul es la enseanza que nosotros
canonizamos y cul la que colocamos en nuestro pequeo Index
Expurgatorius? Qu sabemos, de cierto, en uno u otro caso?
No deber ser libre la bsqueda de la Verdad? Y, no debe-
r ser libre para nosotros todo libro y toda enseanza? Se atre-
ver algn miembro a constituirse en rbitro definitive sobre lo
cierto y lo falso para los miembros de La Sociedad Teosfica? H.
P. Blavatsky nunca se erigi en tal. El coronel Olcott jams se
erigi en tal. La Dra. Besant jaM4s se erigi en tal. El obispo
Leadbeater jams se erigi en tal. En realidad, cada uno de ellos
declar explcitamente ms de una vez que daba lo mejor que
poda, pero lo que eso que daba no debera tomarse sino conto in-
dicacin, como sugerencia, jams y en ningn concept como doc-
trina o artculo de fe.
Todos cuantos pretendan establecer ortodoxias en nuestra So-
ciedad en trminos-como siempre tiene que ser-de sus propias
personalidades, estn perjudicndola gravemente, al negar a cada
miembro su perfect libertad de pensamiento, de creencia, de ac-
tividad. Y parte de mi trabajo como Presidente consiste en defen-
der a todo miembro contra esas empequeecedoras influencias. Que
cada miembro proclame su propia Verdad segn con sus propios
ojos la ve. Pero que no exija nunca que los dems la vean como
l la ve.








6 REVISTA TEOSOFICA CUBANA
En vez de malgastar y contanminar as nuestras energas, recor-
demos que la bsqueda de la Verdad no terminal con su solo ha-
llazgo, sino con la expresin :de ese hallazgo en trminos de cada
vez nis amplia y ms sabia Compasin. Seguramente que no tene-
mos que preocuparnos en pensar cul ser la enseanza verda-
dera y cul la falsa. Seguramente que no tenemos que preocupar-
nos por aquellos puntos en que los dems difieran de nuestra opi-
nin, ni aun de nuestros propios concepts sobre lo cierto y lo fal-
so. Sintmonos felices en el goce de nuestras propias Verdades
individuals, sean las que fueren; pero, sobre todo, asegurmonos
de que estamnos entregados al empeo de dar a esas Verdades el
valor que los Maestros se propusieron que tuviesen, a mi juicio,
en todos los casos: valor que se expresa en trminos de compasin
y de servicio hacia aquellos que slo ven en la vida desdicha y
desesperacin.
No hay, me atrevo a decirlo, Verdad ms elevada que la Com-
pasin. El mundo entero sera feliz y pacfico si por toda su ex-
tensin se esparciera el espritu de Compasin.
En lugar de ella, vemos extenderse la implacable crueldad, la
opresin, la tirana; y para enfrentarnos con stas, tenemos el
poder de la Teosofa y de la afiliacin a La Sociedad Teosfica
Tenemos lo que se llama apaciguamiento palabra de debilidad
y de miedo, de avenencia con la crueldad, con la implacabilidad,
con la opresin, con la tirana. No nos atrevemos a oponernos a
esos mensajeros de las tinieblas, porque somos demasiado dbiles:
Nuestros Gibraltares se hallan indefensos. Nuestros hogares care-
cen de fuerza para defenders. Nuestro imperio es una casa divi-
dida contra s misma, puesto que dentro de l se enfrenta y opo-
nen Oriente y Occidente: la India, la 'Gran Bretaa y los otros
Dominios sustentan propsitos encontrados, para nuestra verguien-
za e inexcusable inutilidad.
La Compasin no reina. Parece, ms bien, que la crueldad le
ha usurpado el trono. Y, sin embargo, nosotros los tesofos tene-
mos nuestra Teosofa y nuestra Sociedad Teosfica. Tenemos a
nuestra disposicin la fuerza, la sabidura, la belleza y la activi-
dad de una y otra. Somos custodios de su poder, de su sabidura,
de su belleza, de su actividad. Y, qu est haciendo cada uno de
nosotros con todos estos tesoros, para el inmediato alivio de la








DESDE LA ATALAYA


angustia que colma al mundo entero? Nuestras utopas tienen que
esperar. Nuestras panaceas y curas tienen que esperar. El mundo
necesita de la alccin de los tesofos, as como necesita de la actuan-
te buena voluntad de todos cuantos saben que el mundo es actual-
irente desgarrado por las fuerzas del mal.
En mi Discurso Presidencial dije que no es ste el moment de
que La Sociedad en conjunto acte en ese sentido; y sigo tan con-
vencido de ello como siempre. Pero s repito que cada miembro, de
por s, est obligado a actuar en la fornra que consider mejor, y
tambin declaro que constitute un deber para La Sociedad Teo-
sfica, en su carcter colectivo, el incitar a todos y cada uno de sus
miembros a la accin en bien del mundo, dejando al criterio de
cada cul decidir la lnea de accin que le dicten su conciencia, su
experiencia, su sentido de afiliacin a La Sociedad y su studio
de la Teosofa.
Quisiera instar a todo Secretario General, a todo funcionario
de cada Seccin, a todo funcionario de cada logia, a que se empe-
ara en incitar a cada miembro a cumplir con su deber, a demos-
trar actividad y comprensin, a traducir su Teosofa y su afilia-
cin a La Sociedad Teosfica en trminos de servicio a todos los
que sufren.
Llevando al frente el oriflama de la Compasin, marchemos en
defense de todos los que son injustamente atacados, de todos los
dbiles e indefensos, de todos los que hoy se hallan a merced de
la fuerza.
Yo me pregunto si la generalidad de nuestros miembros consi-
derara adecuado y convenient el instituir el 19 de diciembre de
cada ao como Da de Compasin, no con objeto de celebrar re-
uniones, sino como expresa recordacin de que la Compasin es
el ns urgente deber de los tesofos en el miando entero. El 19 de
diciembre de 1882, H. P. Blavatsky y H. S. Olcott se establecieron
definitivamente en Adyar para hacer de ste el Cuartel General
de La Sociedad Teosfica y tambin para iniciar aqu su trabajo,
tanto en la India como en el resto del mundo. Tiene, pues, este
da, significado especialsimo para todos nosotros; y si es cierto
que el sublime propsito con que se entregaron al mundo externo
los dones magnficos de la Teosofa y de La Sociedad Teosfica,
fu, y es, el de suscitar una sabia y poderosa compasin en los







8 REVISTA TEOSOFICA CUBANA
corazones de todos los hombres y mujeres de buena voluntad es-
parcidos por el mundo entero, parcenos que el 19 de diciembre es
fecha muiy adecuada para que recordemos especialmente el prop-
sito real y esencial de los does recibidos. En todo caso, los que
residimos en Adyar consagraremos todos los aos ese da a un pro-
fundo recogimiento dedicado a sentir, a vivir, a evocar la Compa-
sin y a lanzar ese sentimiento-fuerza, como un bendicin, sobre
el mundo entero.

The Theosophist, Adyar, abril 1939.



Hgase sentir de todos que hay un poder que sostiene la
Sociedad y que nos proporcionar cuanta fuerza nos sea nece-
saria, que nos capacitar para mover el mundo con slo que
nos unamos y trabajemos como con una sola mente, con un
solo corazn. Los Maestros slo exigen que cada cual haga lo
mejor que pueda, y sobre todo que se esfuerce de veras por
sentirse uno con sus compaeros. No es un insulso acuerdo
sobre asuntos intelectuales ni una impossible unanimidad res-
pecto a los detalles del trabajo lo que se necesita, sino una sin-
cera, profunda y cordial devocin a nuestra causa, que impulse
a cada uno a ayudar hasta el extremo lmite de sus fuerzas a
cualquiera de sus hermanos a trabajar por la causa, est o no
de acuerdo con el mtodo exacto de llevar a cabo see traba-
jo.-H. P. BLAVATSKY.

Slo cuando la Teosofa haya cumplido su ms sagrada e
important misin-es decir, la de unir firmemente a un cuer-
po de hombres y mujeres de todos los pases en los lazos del
amor fraterno y de la consagracin a una labor puramente al-
truista, no en empeos inspirados por motivos egostas-slo
entonces ser la Teosofa algo ms que una fraternidad nomi-
nal. Ello ser, en verdad, una maravilla y un milagro que la
humanidad ha estado esperando en vano durante siglos y si-
glos, y que ninguna asociacin humana ha realizado hasta
aqu.-H. P. BLAVATSKY.









EL SIMBOLISMO

DEL LOTO BLANCO

Adeltha Peterson














Vivimos en un mundo de innumerables smbolos. Ellos son el
resultado del intent del hombre por comunicar sus ideas a sus
hermanos. Nosotros llaamaos a estos smbolos palabras, pero cada
palabra es slo el smbolo de alguna cosa efectiva, real. Para su-
gerir o comunicar a otro la impresin de esta realidad, se emplea
algn sonido o combinacin de sonidos, algn punto o lnea, o
combinacin de lneas, y, por consiguiente, el ms fiel smbolo
o la palabra ms descriptive es aquel que ms sugiere en su natu-
raleza intrnseca la idea que se intent transmitir.
Obsrvese el efecto real que produce al odo las frases "agua
burbujeante" y "las tinieblas cubran la faz del abismo".
Y los dioses tambin se contunican entire s, y tratan de trans-
mitir a la joven humanidad, limitada por los tres mundos, enor-
mes concepts ms all del tiempo y del espacio; y para hacerlo,
ellos, como nosotros, usan smbolos; slo que sus smbolos visuales,
en vez de ser lneas y rayas, carentes de significado propio, son
bellas, eternas formas naturales- models fundamentals de la
creacin-; y sus smbolos auditivos, en vez de ser una sucesin
inesttica de ruidos como nuestras palabras, son acordes de melo-
das que llegan a fundirse en la Palabra sin sonido de la cual se








10 REVISTA TEOSOFICA CUBANA
dice: "Dios lanz Ia nota, y el universe surgi al sr y a la vida."
Uno de esos smbolos es el Loto.
De l se ha hablado en las antiguas Estanzas of Dzyan, de las
que dice La Doctrina Secreta que fueron tradas de Venus por los
Seores de La Llama para usarse como Manual para la construc-
cin de nuestro mundo. El loto ha sido
... tenido como sagrado desde la ms remote antigedad por
los hinds arios, por los egipcios, y ms tarde par los budhistas.
Fu reverenciado en China y Japn, y adoptado como emblema
cristiano por las Iglesias Griega y Latina, que hicieron de l un
mensajero, como ahora lo hacen los cristianos, que lo han susti-
tuido por el nenfar o lirio.

La significacin e importancia del loto, a los ojos de nuestra
reverenciada Fundadora, Madame Blavatsky. se deduce de los si-
guientes prrafos de La Doctrina Secreta:

El plano del Loto existe no solamente como embrin en minia-
tura en su semilla (caracterstica fsica), sino que su prototipo est
present en una forma ideal en la luz astral desde el albaa" has-
ta la "noche" de un perodo manvantrico.

Al hablar de una referencia sobre la "Flor del Poder" de la
Cuarta Raza, en las Estanzas de Dzyan, dice:

La Flor de Poder no es el Loto; lo que pueda haber sido en
aquel perodo, quin podra decirlo

Seguramente esto reafirman la Dra. Besant y el obispo Lead-
beater, quienes desde sus primeras observaciones nos revelaron el
maravilloso hecho de que la invisible form~a mental creada por la
meditacin sobre el autosacrificio divino era el capullo del loto
entreabierto; y que nuestros centros de fuerza en el cuerpo asu-
men la forma de flores de loto, mientras que el sistema solar en
conjunto, examinado con la vista internal, semeja una flor de loto.
Muchos concepts han sido dados a la mente y al corazn de
la humanidad por medio del smbolo del loto. He aqu algunos
mencionados en La Doctrina Secreta:

LA SEMILLA DEL LOTO

Las semillas de los Lotos, aun antes de que germinen, contie-








EL SIMBOLO DEL LOTO BLANCO


nen hojas perfectamente formadas, formas en miniature de aque-
llo en que se convertirn un da, como plants perfectas... lo que
simboliza el hecho de que los prototipos espirituales de todas las
cosas existen en el mundo inmaterial antes de que dichas cosas lle-
guen a materializarse sobre la tierra.
Es, pues, un verdadero smbolo de la evolucin.

EL CRECIMIENTO DEL LOTO

El loto crece a travs del agua, enraizndose en el ilus o fango
y abriendo sus flores al aire libre. As simboliza el loto la vida del
hombre y tambin la del Cosmos; pues La Doctrina Secreta ense-
a que los elements de ambos son idnticos y que ambos se des-
envuelven o evolucionan en la misma direccin. La raz del loto
sumergida en el cieno represent la vida material, el cruce del
tallo a travs del agua simboliza la existencia en el plano astral,
y la flor, flotando sobre las aguas y abrindose a los cielos, es em-
blema del sr spiritual.
As, el crecimiento del loto ha sido por largo tiempo el smbo-
lo de la vida del hombre en los tres mundos.

LA PLANT DEL LOTO

La trimurti o trinidad hind... en el mundo de las ideas...
Creacin, Conservacin y Destruccin, o Brahma, Vishn y Shi-
va; en el mundo de la materia... Tierra, Agua y Fuego, o el Sol,
[es] simbolizada por el loto, que vive de la tierra, del agua y del
sol. El loto, consagrado a Isis, tuvo la misma significacin en Egip-
to, mientras que en el simbolismo cristiano, el loto, que no exista
en Judea ni en Europa, fu sustituido por el nenfar o lirio.

LA FLOOR DEL LOTO

La flor del loto, en manos de un ngel o de un dios, siempre
ha representado la idea de la Dualidad, o sea Creacin y Genera-
cin. En la religion cristiana, en todo cuadro de la Anunciacin,
el arcngel Gabriel se aparece a la Virgen Mara sosteniendo en
sus manos un ram;o de lirios. Este ramo, que simbolizm el Fuego
y el Agua, o sea la idea de la Creacin y Generacin, represent
precisamente la misma idea que el loto en las manos del Bodhisat-
ta cuando anuncia a Maha-Maya, madre de Gautama, el nacimien-
to del Buddha, de un Salvador del mundo. As, tambin, los egip.
cios representaron constantemente a Osiris y Horus con la flor de
loto, porque ambos eran Dioses Solares o Dioses del Fuego.








1r REVISTA TEOSOFICA CUBANA
Otra cita respect de esta dualidad:

Una de las figures simblicas de la Dual Fuerza Creadora en
la Naturaleza materiala y fuerza en el plano material) es Padma,
el nenfar de la India. El loto es product del calor (Fuego) y del
Agua (vapor o ter); el Fuego se consider en todos los sistemas
filosficos y religiosos, aun en el cristianismo, como representacin
del Espritu de la Deidad, como principio generador activo, y el
Eter, o el alma de la material, la Luz del Fuego, como el principio
pasivo, del cual eman todo lo que en este universe existe. De aqu
que el Eter o Agua sea la Madre, y el Fuego sea el Padre.

Siendo el loto smbolo de dualidad, seguramente podemos com-
prender por qu "Aquel que siempre encarna cuando la fe comien-
za a decaer en el mundo... Padmapani, el Avatara", representante
del Segundo Logos Divino, es figurado y llamado "Aquel que sos-
tiene un loto blanco", "Salvador del mundo" o simplemente "El
Portador del Loto", porque El devuelve a un mundo sin fe el Di-
vino Principio Dual de Cristo: "La Flor de Loto" (pues, lo mismo
cuando esta Fuerza de Cristo acta en nuestras aspiraciones de
sacrificio propio, que si lo hace en los chakras o centros de fuerza
de nuestros cuerpos, construye para s una forma donde trabajar.'
una Flor de Loto).
Pero bajo estas muchas lecciones relativamente exotricas en-
seadas a travs de la "Flor de Poder" de nuestra Quinta Raza,
est ese fundamental principio esotrico del cual es el loto verda-
dero smbolo. Porque se nos dice que al loto se le represent sur-
giendo del ombligo de Vishn, y que sobre, sus verdes y grande
hojas Brahma se sienta a meditar para crear un universe. En aque-
llas antiguas Estanzas de Dzyan, las ms antiguas escrituras sa-
gradas del mundo, el loto simboliza la Idea divina de manifesta-
cin en la mente del Logos, en cuya semilla se encierra la perfect
forma de un universe todava no surgido a la existencia. Es el
smbolo del !divino Ideal de un universe en el corazn de Dios,
nuestro Padre, aun antes de que los Logos creadores hayan visto
dentro de l las formas arquetpicas que copiar para la construc-
cin y modelacin de un universe manifestado. El Universo Per-
fecto, el Loto, exista dentro de la conciencia del Logos aun antes
de los comienzos de la manifestacin tangible. Es el smbolo de la
creacin csmica, del nacimiento csmico. 'Exacta es, por lo tanto,








EL SIkMBOLO DEL LOTO BLANCO


la vision de aquellos que, despierta la vista interior, han percibi-
do nuestro sistema solar en forma de flor de loto.
Su joya es el Hombre, o Dios, y cuando se canta: "i Oh, la
Joya en el Loto!", ellos pronuncian la antigua plegaria: Oh, el
Dios dentro de m!".
Como esta forma divina y perfect en la conciencia de Dios se
convierte en la matriz csmica del universe manifestado, comprn-
dese con perfect claridad por qu en el antiguo Egipto "La diosa
Hiquit, en forma del anfibio sapo, encerrada en una flor de loto",
es el smbolo de la resurreccin o renacimiento; smbolo que hasta
los primeros tiempos del cristianismo, cuando fu g.rabado en las
lmparas de las iglesias con estas sencillas palabras: "Yo soy la
resurreccin".
Como el loto en su ms remoto significado siniboliz el naci-
miento, es sumamente adecuado, desde este punto de vista, que el
da escogido por nosotros para celebrar el trnsito de las formas
objetivas de nuestros Fundadores fuese llamado por Madame Bla-
vatsky "El Da del Loto Blanco", puesto que ella misma haba
escrito:
Ya sea como Loto o como nenfar, significa una sola y misma
idea filosfica, es decir, la Emanacin de lo Objetivo desde lo
Subjetivo, la Ideacin Divina, que pasa de lo abstract a lo con-
creto o forma visible.

As ella di, a aquellos que se dolan de su partida, la promesa
de su future trabajo objetivo en el mundo, de su renacimiento re-
presentado en este snbolo de la resurreccin, el loto blanco.

World Theosophy, Los Angeles.

Traductor:' Federico Bustillo, logia Annie Besant, La Habana.








Al miembro desconocido

George S. Arundale

Una vez terminado mi Discurso Presidencial y ofrecido en
humilde homenaje a Aquellos que siempre nos otorgan much
ms de lo que merecemos, percibo instantneamente Su bonda-
dossima respuesta, en forma de bendicin sobre La Sociedad
today, y, a travs de La Sociedad, sobre el mundo entero.
Pero muy especialmente percibo cmo esta bendicin va,
como si dijramos, en busca de aquellos miembros esparcidos
por el mundo entero, sobre cuyos fieles hombros descansa la
grata pero fuerte carga de la labor teosfica. En toda logia, sin
excepcin alguna, hay miembros para quienes su afiliacin a
La Sociedad y a la logia constitute su delicia, su paz, que aman
y consideran su Teosofa como su ms preciado tesoro, y su afi-
liacin a La Sociedad Teosfica como valiossimo don que de
los Maestros han recibido.
No contribuyen a la labor teosfica con su erudicin y su
sabidura, porque quizs creen poseer muy poco de una y otra.
No contribuyen con su actividad, porque acaso no puedan des-
arrollar much. Hablan muy poco, si es que hablan. Nunca fi-
guran en el estrado presidential. Si ocupan algn cargo, es car-
go sin representacin external, que les permit permanecer en su
amada oscuridad. En las reuniones, se conforman con escuchar.
Durante el studio, gozan guardando silencio. En las discusio-
nes, no toman parte. No se presentan como candidates para
nada. No toman partido alguno en las disensiones. Cuando lle-
gan a la logia visitantes distinguidos, ellos se ocultan en algn
rincn. Pero son la sal de la logia, de la Seccin a que la logia
pertenece, y de La Sociedad enter. Siempre que su logia se
rene, de seguro que se les hallar en sus puestos, para dar a
la reunin la fuerza de su silenciosa presencia. Y vidamente
reciben la Teosofa que se les ensea. Si hace falta dinero, in-
mediatamente dan ms de lo que pueden. Si hay que trabajar,
ayudan hasta ms all de sus fuerzas. Pero a la hora de los elo.
gios no figuran para nada. Los presidents de La Sociedad lle-
gan, president y pasan. Los funcionarios de las logias gobiernan
hoy para desaparecer maana. A unas exhortaciones suceden
otras no menos ardientes. Un movimiento tras otro, una activi-
dad tras otra, son lanzados o auspiciado con todo entusiasmo








AL IIEMBRO DESCONOCIDO 15
por lo que ven la salvacin del mundo en cada uno de esos hi-
jos amados de su mente. Pero ellos, los miembros humildes y
desconocidos, se quedan. Sern leales al Presidente mientras
presida, sea quien fuere, y diga lo que diga. Honrarn a los fun-
cionarios de su logia, porque su lealtad as se lo exige. Darn
su mejor comprensin a cada distinto movimiento; y acaso se
unan a cada uno de ellos a media que aparezca, no sea que
su ayuda vaya a faltar en caso en que fuese necesaria. No creen
saber exactamente lo que los Maestros se proponen con todo
esto, y, por tanto, prefieren pecar por carta de ms que de me-
nos. Si cometen de tiempo en tiempo algn error, en su afn de
no perder oportunidad de servir, ese error apenas cuenta, al
compararlo con la devocin pursima que llena sus corazones.
Desde el punto de vista del mundo, tiene muy poco que dar.
Desde el punto de vista de los Maestros, sus dones son de los
ms bellos y valiosos. En Adyar, que es su hogar verdadero, el
hogar que acaso nunca vean con sus ojos fsicos, pero que es
ms suyo que de muchos otros, habr un pedazo de terreno que
les ser dedicado, en gratitud a su servicio, con una estela de
mrmol, rodeada de las ms hermosas flores de Adyar, don-
de se lea:
A AQUELLOS MIEMBROS DESCONOCIDOS
DE
LA SOCIEDAD TEOSOFICA
CUYA SILENCIOSA LEALTAD Y SACRIFICIO
ASEGURAN A LA SOCIEDAD
LA CONSTANT BENDICION DE LOS MAESTROS.
Con estas bellas y sentidas palabras terminaba nuestro Presi-
dente Internacional, Dr George S. Arundale, su Discurso Presi-
dencial del ao pasado, cuyos principles prrafos reprodujimos
en nuestro nmero de enero. El noble propsito del Dr. Arundale
ya se ha, convertido en realidad. El 8 de mayo del present ao,
como una de las ceremonies de celebracin del Da del Loto Blan-
co, da de recordacin y gratitud, en acto sencillo y a la vez con-
movedor por la honda emocin de su significado, fu develada en
Adyar una estela de mrmol con la inscripcin trazada par nues
tro Presidente, como perdurable tributo, en el Hogar de los Maes-
tros, a los miembros desconocidos-leales y abnegados-de La So-
ciedad Teosfica.









Madame Blavatsky

Ofelia Calves de Auja

Madame Blavatsky, fundadora ide La Sociedad Teosfica, tan
extraordinaria como amada por los tesofos de los primeros tiem-
pos de nuestra Sociedad, ms que una persona real, parece una
figure tomada de Las Mil y Una Noches, pues sus hechos slo tie-
nen paralelo en las narraciones de este libro, que, pareciendo un
libro de cuentos infantiles, encierra un profundo ocultismo.
No podra ni pretend encerrar a esta portentosa mujer en
unas cuantas hojas escritas. Ruego a los que me leen me perdonen
no ser todo lo claro y elemental que acostumbro; pero se. trata de
nuestra maestra, del manantial alimentador de todos nuestros ros
del saber tesofico.
No tratar de ella como psquica, pues no acabara; ni puedo
tratar su profunda ciencia, pues todava no la alcanzo; pero po-
demos mirar algo de sus hechos maravillosos.
Madame Blavatsky, junto con el coronel Olcott, fu entrenada
en una lamasera del Tibet, prxina a su Maestro: nico caso en
nuestra historic.
Cuando Blavatsky nos explica el misterio de los pescadores de
perlas del sur de la India, que, desprovistos de todo, se lanzan a
un mar de tiburones voraces, y sin embargo vuelven con su pre-
ciosa carga, sin experimentar fracasos, nos quedamos admirados.
Cuando Blavatsky nos da la clave de por qu los pastores san-
tos, los Todds de Nilgiri, Montes Azules, a pesar de llevar sus ga-
nados y sus perros por un ocano de bosques y llanuras infestados
de fieras, alimafias, clera y bubnica, consrvanse inatacados pas-
tores, ganados y perros, slo ella nos lo ha dicho.
Cuando Blavatsky nos rasga el velo de Isis y nos dice cmo el
divino Seor el Cristo, viendo cmo el budismo se corrompa en
el Tibet, encarna como Tsong-Kapa creando la orden de los cas-
quetes amarillos y purificando el budismo...
Corto este eslabn de la infinita cadena blavatskiana con esta
sola frase: estudiad y amad a Blavatsky.









H. P. Blavatsky,

Profeta de la Ciencia Moderna

Alexander Horne

Cuando H. P. Blav.atsky entr en escena en su ltima encar-
nacin, la ciencia estaba todava casi en paales. Engreda con la
caracterstica arrogancia de la juventud, lanzaba un reto a la su-
premaca de los concepts mentales ms firmemente establecidos
hasta entonces, y amenazaba extender por el mundo entero el fer-
mento del ms inflexible y complete niaterialismo y descreimiento.
Frente a la creencia en un Dios celoso y vengativo, en un cielo
y un inferno muy concretos, casi materials; en un hombre for-
mado, como si dijramos, manualmente, del polvo de la tierra, unos
seis mil aos atrs, la ciencia haba empezado a recorrer los cie-
los con poderosos telescopios, y pareca decir a todos: "Vedlo por
vosotros mismos: no hay tal Cielo, ni tampoco hay Dios." Obser-
vaba, adems, inconfundibles signos de parentesco entire el cuerpo
del hombre y el de otros series inferiores, lanzando as la creencia
en aquella creacin especial al limbo de las muertas supersticio-
nes. Y mirando hacia atrs, descubra que la edad de nuestro pla-
neta y de sus habitantes no puede medirse por miles, sino por mi-
llones de aos.
As, desde diversos puntos de vista, la ciencia desacreditaba a
la Biblia, y para muchos esto equivala a aniquilar el fundamento
y la significacin de la vida misma.
En semejante scenario de lucha, de vrtigo y de angustia
mental haba ide efectuarse el trabajo que constitute la vida misma
de H. P. Blavatsky. Profundo significado tiene el hecho-aunque
para muchos no pase de mera coincidencia de que apareciera
ante el mundo en los precisos moments en que la ciencia mate-
rialista haba alcanzado el punto culminante de su devastadora
influencia: en el moment psicolgico ms .adecuado para la obra
que estaba destinada a realizar. Y, sin embargo, para el mundo
occidental, no vena ella de ninguna renombrada sede del saber,
no posea diplomas de conocimiento ni insignias de autoridad. Su
Universidad haba sido un apartado retiro, all en los Himalayas;








REVISTA TEOSOFICA CUBANA


sus catedrticos, "dos sabios de Oriente".; sus libros de texto, unos
cuantos manuscritos de hojas de palma; su toga y birrete, el chal
popular de las mujeres de Rusia. Pero algo haba en aquel entre-
namiento tan peculiar que le permiti combatir con xito la arro-
gancia y el dogmatismo reinantes en el mundo cientfico; y, sin
bibliotecas que consultar ni erudicin propia en que apoyarse, lo-
gr mantener vivo en torno suyo el inters del mundo durante un
cuarto de siglo, produjo dos obras de magna erudicin, y coloc
los cimientos de una nueva era de pensamiento y de saber.
El examen de sus dos principles obras, Isis sin Velo y La Doc-
trina Secreta, nos abruma bajo la magnitude de conocimientos que
encierran. A cada paso, la .autora refuta las precipitadas conclusio-
nes formuladas por la ciencia entonces modernna, y oponindo-
les las afirmaciones multicentenarias de la Ciencia Oculta, demues-
tra victoriosamente cunto ms profunda, ms razonable y ms
altamente inspiradora es la ciencia aprendida de sus adeptos ti-
betanos, y cun absolutamente irrazonable result, frente a su sa-
bidura, el escepticismo materialista.
Con el transcurso del tiempo vemos cmo la posicin que ella
adopt ha sido ms que vindicada, y cumplidas muchas de sus pro-
fecas cientficas. El blanco principal de sus ataques fu, por su-
puesto, el materialismo en total. Una y mil veces seal que la cien-
cia verdadera no poda ser materialista, y que, mientras ms pro-
gresara la ciencia occidental, ms se acercara a la realizacin de
esta verdad fundamental.
Esta realizacin, esta comprensin plena y profunda, es, hoy
en da y en general, ms o menos cosa corriente. Por todas parties
omos a los ms altos representantes de la ciencia en sus diversos
aspects atestiguar que el materialismo, como filosofa cientfica,
ha hecho bancarrota y que sufre el ms complete descrdito. Pupin,
Millikan y Einstein, en Fsica; Haldane, Julin S. Huxley y J.
Arthur Thompson, en Biologa; Bergson y Driesch, en Psicologa;
Whitehead y Overstreet, en Filosofa, y otros muchos ms, sealan
una y otra vez el hecho de que para un simple ordenamiento de
hechos desnudos podr bastar el mtodo materialista, pero que
para la comprensin de esos hechos, es decir, para la formacin ;de
un concept coherente e ineligible del mundo, result absoluta-
mente insuficiente y completamente falso. As, despus de sesenta








H. P. BLAVATSKY


aos de intense investigacin, las grades autoridades cientficas
del mundo han llegado, con respect al materialismio, a la misma
conclusion proclamada desde un principio por H. P. Blavatsky
como resultado de sus studios ocultos. En aquella poca dijo ella,
en el primer volume de La Doctrina Secreta-: "Las gentes siem-
pre se han burlado de todo lo que no sea vulgar y han rechazado
con desdn toda idea que se salga de lo corriente, para acabar, al
fin, por aceptarlas." Y, de hecho, he aqu cmo, cumplido el pri-
mer tercio del siglo XX, los hombres de ciencia aceptan, como re-
sultante ineludible de sus propios descubrimientos, aquellas mis-
mas verdades que provocaran su risa desdeosa cuando las pro-
mulg una mujer a quien les plugo acusar de charlatanismo y su-
persticin. Cunto tiempo y cunta energa se habran ahorrado
con slo tomarla un poco en serio y tender a algunas de sus mu-
chas indicaciones!
Examinemos ahora algo ms detalladamente unas cuantas de
las conclusions de la ciencia modern, comparndolas con las en-
seanzas ocultas.
En Fsica y Qumica se haba sostenido durante largo tiempo
la teora de que el Universo visible y tangible constitua la reali-
dad nica, cuya base era la material bruta, movida por una fuerza
inanimada, mecnica. Los hombres de ciencia de ayer mofbanse
de la creencia de que el Universo hubiese podido ser creado, por
la formula Ifgase la luz; y, en general, era objeto de su burla
desdeosa today creencia en realidades suprasensibles, as como la
para ellos ininteligible fraseologa del mstico y del ocultista. Hoy
en da, ha llegado tan lejos la desmaterializacin en el campo cien-
tfico, que los hombres de ciencia hablan, completamente en serio,
de la curvatura del espacio, sea cual fuere el significado de esta
frase (a menos que el espacio sea, como ense H. P. Blavatsky,
un plenum, y no un vaco) ; y en cuanto a la solidez de este nues-
tro Universo tangible, se ha probado desde tantos puntos de vista
que no es ms que una ilusin ptica, que ya ese punto carece de
inters cientfico.
La material inerte no es ya material inerte para el hombre de
ciencia. Porque la investigacin microscpica ha revelado la vio-
lenta y continue actividad que agita a las molculas de material
aparentemente inanimada; y aun en el mismo tomo invisible te-








REVISTA TEOSOFICA CUBANA


nemos, no una partcula slida e iuerte, como ante se creyera, sino
un verdadero sistema solar en miniature, con cargas elctricas que
giran en torno de sus centros nucleares con inconcebible rapidez.
En eso ha venido a parar aquella material inanimada, de la que
H. P. Blavatsky dijo que no tena nada de muerte, sino que slo
estaba limitada y constreiida en su manifestacin vital.
En cuanto al Universo en conjunto, H. P. Blavatsky dijo que
era tambin la manifestacin de una fuerza vital, de un principio
creador: una solidificacin, una materializacin del Espritu. Res-
pecto a esto, es interesante observer que el doctor Overstreet, en
su ltimo libro, The Enduring Quest [La Continua Bsqueda],
habla del Universo, no segn el concept materialista, sino como
expresin de la energa creadora. Michael Pupin hace lo mismo;
y el professor Henderson, en dos obras muy notables, demuestra
que el medio fsico en que vivimos no ha podido ser mero resul-
tado del azar, sino que parece, segn toda evidencia, haber evolu-
cionado con el propsito claramente definido de hacer possible la
vida y conservarla.
Cuando H. P. Blavatsky dijo que el Espritu y la Materia no
eran sino los polos opuestos de la misma Sustancia, los cientficos
materialistas se rieron de ella. Hoy en da, Einstein afirma exac-
tamente lo mismo respect a la Materia y la Energa. "La Ener-
ga-dice-se hace visible en forma de Materia, y la Materia, a
su vez, puede desvanecerse en form de Energa." Por ltimo,
Millikan, con su descubrimiento de la Radiacin Csmica y su sub-
siguiente solidificacin en tomos materials, demuestra que la ra-
diacin podra muy bien haber sido el punto inicial de nuestro
Universo material, y as la frase Hgase la Luz comienza a asumir
nuevo significado y nuevo inters, vindicando con ello el mtodo
alegrico (que es el mtodo teosfico) de interpretacin de la Bi-
blia.
En un caso especialmente notable han recibido las enseanzas
de la Ciencia Oculta positive corroboracin. La ciencia official en-
seaba que los elements fsicos eran fijos e inva.riables, y consi-
deraba como cosa risible la creencia de los alquinmistas de que un
element pudiera transmutarse en otro. H. P. Blavatsky, no obs-
tante, defendi la alquimia a machamartillo, haciendo frente a la
oposicin y, aun ms, al ridculo: hoy en da vemos cmo la alqui-









H. P. BLAVATSKY 21

mia ha sido vindicada precisamente por la ciencia modern. Los
elements han sido transmutados en el laboratorio, llegndose has-
ta hacer realidad lo que leyenda pareciera: producer el oro por
process artificiales, enormemente costosos, s, desde el punto de
vista econmico, pero exactos desde el punto de vista cientfico.
Como resultado de tales experiments ,los sabios de hoy admiten
abiertamente que, despus de todo, los alquimistas, por lo visto, no
eran tan locos como pareca.
En el campo de la Biologa, observamos igualmente una rever-
sin complete de la anterior actitud cientfica. Para H. P. Bla-
vatsky, la Vida era la realidad supreme, y la Materia slo el ve-
hceulo que haca possible la manifestacin de la Vida. Pero para
los hombres de ciencia de su poca-para I-Iuxley, Tyndall y los
dems-]a Materia era lo supremo, y la Vida y la Conciencia,
meros subproductos de aqulla. El cuerpo vivo no era ms que un
mecanismo; y la aspiracin, para ellos muy factible, de la ciencia
consista en que algn da todo fenmeno vital fuese descrito o
descompuesto en todos sus detalles con la precisa exactitud ide
una operacin mecnica. Hoy en da, en cambio, los hombres de
ciencia no se sienten, ni con much, tan seguros en esa esperanza;
y unos cuantos, con el doctor Haldane a la cabeza, se han apar-
tado con resolucin de todo concept mecanstico, afirmando au-
dazmente que la vida no ser nunca comprendida por complete
como lo es el funcionamiento de un mecanismo, por la sencilla ra-
zn de que un organismo vivo no es un mecanismo. Sealan, por
el contrario, que, a media que progress la ciencia, no ser la Bio-
loga la que haya de interpretarse en trminos de Fsica y Qumi-
ca, sino que la Fsica y Qumica sern interpretadas en trminos
de Biologa: en otras palabras, la Materia habr de ser interpre-
tada en trminos de Vida, por ser sta una mayor realidad que
aqulla.
Otro cambio similar ha sufrido la doctrine de la evolucin.
Esta fu considerada en un principio como process completamen-
te mecnico. La actuacin lde la seleccin natural, la adaptacin
al ambiente, la supervivencia de los ms aptos, eran, para los cien-
tficos de ayer, procedimientos por completos fatales, preordena-
dos. Ahora, por el contrario, han surgido teoras, como la doctrine
de la Evolucin Emergente, del professor Morgan, en que cada nue-








22 REVISTA TEOSOFICA CUBANA
vo aspect desarrollado se consider como nueva creacin, espon-
tnea e inesperada, y no como mera reordenacin de elements me-
cnicos preexistentes; o como la Evolucin Creadora, :de Bergson,
cuya esencia es el mpetu vital. Para Bergson, la Vida es como el
gneo cohete que asciende en llamas hacia el oscuro cielo, y la Ma-
teria, slo la enfriada ceniza que de aquel fuego cae sobre la tie-
rra. Y J. Arthur Thompson, en su libro de texto sobre la evolu-
cin, llega hasta admitir que la herencia pueda defender tanto de
factcres superfsicos como de factors fsicos: declaracin altamen-
te significativa en labios de un hombre de ciencia. En todas estas
recientes expresiones de la evolucin hay cierto reconocimiento
-aunque sea un vislumbre-de aquel "espritu" que "sopla don-
de quiere", en vez de la afirmacin rotunda de un mero process
mecnico inanimado. Por ltimo, el professor Julin S. Huxley
-quizs el mejor bilogo de Inglaterra-demuestra que en cada
etapa progresiva de desarrollo se observa una mayor liberacin de
potencias vitales: una manifestacin de vida ms libre, ms vi-
brante, ms abundante; con lo que se aproxima resueltamente a
la teora de la evolucin sostenida por H. P. Blavatsky, quien vea
el espritu divino encerrado en todas las formas y consideraba la
evolucin slo como la liberacin de esas potencialidades divinas.
Tambin en Psicologa los sabios de hoy se rebelan ms y ms
contra la enseanza materialista de que la conciencia es slo un
epifenmeno, una especie de espuma fosforescente producida por
la actividad cerebral. Y tienden ms y ms, por el contrario, a
considerar que la actividad mental tiene existencia propia, de
acuerdo con los concepts psicolgicos de Bergson, de Driesch y
otros grandes representantes de esta nueva escuela, para quienes
la mente y el cerebro no son product una de otro, sino entidades
completamente separadas. La enorme trascendencia de este con-
cepto consiste en que de l depend el problema supremo para la
humanidad: la supervivencia personal. Porque si la mente es cosa
separada del cerebro, puede continuar existiendo despus de la
desintegracin de ste. Y as vemos cimo la ciencia misma permit
ya la discusin desapasionada sobre este punto de inters vital que
antes pareca no pertenecer sino al campo de la fe religiosa. Ac-
tualmente, muchos sabios estn convencidos de la realidad de la
supervivencia personal, y otros muchos se inclinan a considerarla
por lo menos como una hiptesis bastante razonable.








H. P. BLAVATSKY


Vemos, pues, cmo la ciencia, en sus tres principles divisio-
nes-Fsica, Biologa y Piicologa-pasa de la actitud materialis-
ta a la idealista; del escepticismo a la amplitud mental; y de una
filosofa de desesperacin a una filosofa de esperanza.
En qu media se debe este cambio a la influencia, direct o
indirecta, de H. P. Blavatsky, es cosa impossible de precisar. Pero,
sea como fuere, es muy de notar el hecho de que ella se adelant
a su poca y anunci muchos de los cambios que luego se han efec-
tuado en el terreno cientfico. Observamos hoy que muchos de los
principios que tan valientemente defendiera han llegado a conver-
tirse en lugares comunes de la ciencia contempornea, y muchas
de las doctrinas por las que contra todos combati figuran ya en
los cursos de studio de todas las Universidades. Una cosa, sobre
todas, proclam abiertamente: que a cada siglo que pasara, mayo-
res seran los rayos de luz de la Verdad que sobre el mundo de la
ciencia y del pensamiento humans lanzaran los custodios de la
Sabidura Antigua, y audazmente indic la direccin que segui-
ra ese camino de iuz. Como acabamos de ver, muchas de sus pre-
dicciones ya se han cumplido. No es, por consiguiente, aventurado
afirmar que el studio de los principios fundamentals que ella
proclam nos convierte en heraldos de la ciencia del porvenir, gra-
cias a la cual una mayor cantidad del saber oculto pasar a cono-
cimiento y posesin del mundo en general.



Bella Iniciativa Teosfica

Desde hace algunos aos, y por iniciativa de los nios del Pas
de Gales, Imperio Britnico, el 18 de miayo ha sido consagrado
como Da de Buena Voluntad, en que los nios de diversos pases
envan a sus compaeritos del mundo entero un mensaje de fra-
ternidad y simpata, en expresin del ansia de mejor compenetra-
cin entire todos y del deseo de paz universal que alienta en el co-
razn de los ciudadanos del future. Este ao, a sugerencia de la
Secretaria General de la Seccin Cubana de La Sociedad Teos-
fica, los nios de Cuba se han unido por primera vez a esta bell-
sima celebracin, merecedora de todo estmulo: Jos miembros del
Club Infantil Jos Mart, organizado bajo los auspicios de los ac-
tivos tesofos de la logia Sol de Mercedes, enviaron a los dems ni-
os del mundo las sentidas palabras que reproducimos en la si-
guiente pgina:








Mensaje de los nios cubanos

en el da de buena voluntad.

Mayo 20 de 1939.

Salud, pequeos amigos de todo el mundo!

Los nios del Club Infantil JOSE MARTI, radicado en el Cen-
tral MERCEDES, provincia de Matanzas, Cuba, saludan a los ni-
os de todas las naciones de la tierra en el da 20 de Mayo, uniendo
este aniversario de la fundacin de nuestra, Repblica a la Saluta-
cin que anual9mente lanzaremos a los cuatro puntos cardinals,
con motivo de la celebracin del DIA DE BUENA VOLUNTAD.

Nosotros somos un grupo de nios campesinos que nos hemos
unido bajo el nombre del Apstol de la Libertad de este pas, para
laborar por un future mejor, no slo para nuestro pueblo, sino
para todos los habitantes del Planeta.

Los hombres de hoy malgastan las riquezas que deban dedicar
a mejorar nuestras condiciones de vida y nuestra educacin en
material de guerra, y cuando los hombres estn en guerra, los ni-
os sufrimos todas las consecuencias.

Las personas mayores, sin contar con nosotros, han desenca-
denado el odio, el dolor y la ruina en todas parties; nosotros, al
unirnos el Da de Buena Voluntad, iniciamos nuestra Campaa de
Comprensin y Acercamiento entire todos los nios del mundo.

Pequeos amigos del mundo entero, somnos hermanos en la gran
familiar humana. No tenemos por qu temer unos de los otros, ni
pueden existir entire nosotros recelos ni enconos.

Los nios del Club Infantil JOSE MARTI llaman a sus ami-
gos del mundo entero, invitndoles a tomar parte en la Gran Cru-
zada de Fraternidad y a ser en el porvenir los honbres buenos de
quienes no tendrn que defenders los nios de maana.









Espiritualismo en
Heredia
la Poesia Cubana















INMORTALIDAD

Cuando en el ter flgido y sereno
Arden los astros por la noche umbra,
El pecho de feliz melancola
Y confuso pavor sintese lleno.

Ay! As girarn cuando en el seno
Duerma yo, inmvil, de la tumba fra...!
Entre el orgullo y la flaqueza ma
Con ansia intil suspirando peno.

Pero... qu digo? Irrevocable suerte
Tambin los astros a morir destina,
Y vern por la edad su luz nublada.

Mas, superior al tiempo y a la muerte,
Mi alma ver del mundo la ruina,
A la future eternidad ligada.
Jos Mara HEREDIA.
(Dibujo de Caravia)








Convencin de la Federacin Oriental

de Logias Teosficas en Manzanillo

Con gran inters y expectacin era esperada la Convencin
que haba de celebrarse en Manzanillo el da 30 del pasado mes
de abril, ya que era la primera que tena lugar en la ciudad del
Guacanayabo.
A la cada de la tarde del sbado 29 empezamos a llegar los
miembros de las distintas logias de la provincia. Una ligera in-
quietud nos embargaba, pues ignorbamos la acogida que el p-
blico manzanillero dispensara a las enseanzas teosficas. Bien
pronto los hechos se encargaron de demostrarnos lo infundado de
nuestros temores, ya que el xito super a todas nuestras esperan-
zas. Pero no adelantemos los acontecimientos.
A las ocho y treinta de la noche del sbado 29 tuvo lugar una
reunin de miembros y simpatizadores en los salones de la Alian-
za Femenina, gentilmente cedidos por la Directiva. Presidi el acto
el Sr. Ramn Caete, president de la logia Pitgoras, e hizo uso
de la palabra el Dr. Max Lpez, con la sencillez y eficiencia que lo
caracterizan. Su charla vers sobre el modo de teosofizar nuestras
vidas, y agrad extraordinariamente a todos.
El domingo 30, a las diez de la maana, era el Crculo Manza-
nillo el punto de reunin. All haba de celebrarse el acto pblico,
ya que la Directiva haba tenido la amabilidad de ofrecer el local,
que, por su amplitud y situacin en el lugar ms cntrico de la
ciudad, resultaba excelente para el caso. A las diez y treinta abri
el acto el Sr. Alberto Aza, distinguido miembro de la logia Pit-
goras, pronunciando breves palabras. Acto seguido el Sr. Angel
Ramrez ejecut al piano un bellsimo nmero de msica. Des-
pus, se dej or la palabra suave, serena y persuasive de la Srta.
Mara G. Duany. Habl de las distintas civilizaciones, del legado
que nos han transmitido, y de cmo a veces ha sido parcialmente
destruido por la ignorancia de los hombres. Fu muy aplaudida.
A la Srta. Duany sigui ese capullo de artist que es Cuquita Sa-
bater, con la recitacin de una bellsima poesa que tuvo la virtud
de emociona.r profundamente al auditorio. Y tras otro nmero de
msica ejecutado por el Sr. Ramrez y una. poesa bellamente dicha
por la Srta. Elvira Maci, pronunci el Dr. Max Lpez su magn-
fica conferencia titulada El Problema Social es un Problema del
Hogar. Hizo vibrar de entusiasmo a todos los presents, entusias-
mo que se manifest por medio de atronadores e interminables
aplausos. Cerr el acto el Sr. Ramrez con un nmero de msica,
en el que 'demostr una vez ms su maestra.
De all nos trasladamos a la Capitana del Perto, sitio elegido








CONVE,NCION DE LA FEDERACION ORIENTAL 27
para el almuerzo vegetarian que los tesofos de Manzanillo ofre-
can a todos los participants de la Convencin. All fuimos fina-
mente atendidos por todos los miembros de la logia Pitgoras, y
muy especialmente por el teniente Sr. Jos Snchez Herrero, del
que conservamos muy gratos recuerdos y cuya amabilidad es slo
comparable a su modestia. El almuerzo result un verdadero ban-
quete. Y en un ambiente de sinceridad, simpata y fraternidad,
transcurrieron cerca de dos horas.
A las dos de la tarde di comienzo la que podemos llamar se-
sin privada de la Convencin. Cada uno traslad su silla al aire
libre, a un costado del edificio, y all, acariciados por las brisas del
Guacanayabo, "bajo el cielo y junto al mar", tuvo lugar una de
las sesiones ms encantadoras que hemos presenciado jams. Abier-
to el acto, y a invitacin del president de la Federacin, Sr. An-
tonio A. Duany, el Dr. Max Lpez tom la palabra para exulicar
que ya estn a la venta los boletos que se acord emitir en la l-
tima Junta Directiva celebrada en Ciudamar, con el fin de vender-
los entire los miembros de la Federacin para satisfacer el compro-
miso de pago de uno de los solares donde se encuentra el Centro
Teosfico. Tal fu el entusiasmo despe.rtado y tan grande la de-
manda de boletos, que el Presidente hubo de llamar la atencin
acerca de que deba dejarse la oportunidad de contribuir a los
miembros que no estaban presents. Esto tiene fcil explicacin,
ya que el Centro de Ciudamar es el hijo spiritual de la Federa-
cin, es el product indiscutible de ocho aos de Fraternidad. Y,
qu no hacen los padres por sus hijos?
Habla el Sr. Antonio A. Duany. No queremos elogiarlo por no
incurrir en su desagrado. Unicamente diremos que su charla, en la
que trat de lo que es el hombre desde el punto de vista materia-
lista, religioso y teosfico y de la forma en que march hacia la
Liberacin, no fu una charla teosfica de tipo corriente, sino un
product de sus largos studios, meditaciones y experiencias y,
como tal, -nos dej material suficiente para pensar durante various
das. Como el que piensa creemos que march hacia la compren-
sin, es indiscutible que el Sr. Duany nos prest un gran servicio.
Seguidamente, una breve e interesante discusin aclaratoria en la
que tomaron parte various hermanos, contribuy a la amenidad del
acto.
Al mismo tiempo que los "menos jvenes" escuchbamos la pa-
labra docta del Presidente de la Federacin, los Jvenes Tesofos
celebraban una interesante sesin bajo la direccin de la Sra. Pura
Gmez y de la Srta. Mara G. Duany.
Llega el moment de determinar el lugar donde ha de celebrar-
se la prxima Convencin. El Dr. Max Lpez sugiere que sea Ba-
yamo, ya que su situacin en el centro de la provincia lo hace ac-








REVISTA TEOSOFICA CUBANA


cesible para todos; pero luego, recordando que en el mes de julio
debe celebrarse una Junta General en Ciudamar, l mismo recti-
fica y pide que la prxima Convencin tenga lugar en el Centro
Teosfico. Todos aceptamos con entusiasmo. All nadie estar de
visit. Ciudamar es la easa de todos los miembros de la Federa-
cin, de todos los tesofos!
El reloj, con su tic-tac inexorable, nos seala la hora de par-
tir. Son las cinco de la tarde. Con pena, nos despedimos de nues-
tros hermanos de Manzanillo, que tantas amabilidades y finezas
han tenido para con nosotros. Pero al mismo tiempo, nuestro co-
razn rebosa de alegra, pues hemos podido comprobar una vez
ms que Fraternidad, en nuestra Federacin, no es una mera pa-
labra, sino un hecho indiscutible, y que la ciudad de Manzanillo
es un terreno frtil donde, confiamos, ha de dar muy buenos fru-
tos la semilla teosfica que los batalladores miembros de la logia
Pitgoras se afanan en sembrar.
Resea por Irene Sirs, Secretara de la Federacin Oriental
de Logias Teosficas, y de la logia Loto Blanco, Santiago de Cuba.


ESPIRITUALISMO EN LA POESIA CUBANA
Nuestra nueva seccin

A pesar de la creencia general de que Cuba no es pas de ten-
dencias espiritualistas, nosotros, inspirados por la sabia indicacin
de nuestro gran hermano C. Jinarajadasa, queremos sealar la rica
vena de espiritualidad que cor.re a travs de la poesa cubana, es
decir, de la ms honda y genuina expresin del sentir de nuestro
pueblo.
Dentro de los moldes catlicos en que a unos encerraba la tra-
dicin racial, otros en mero gesto de individual rebelda, y muchos
con ms claros vislumbres de la Ciencia Eterna, de la Sabidura
Divina, apenas hay un solo lirico de Cuba en cuyo canto no vibre
el ansia, la certeza o la aspiracin espiritualista.
De ese tesoro, la primera joya no deba ofrecerla sino el ms
excelso de los poetas de Cuba, Jos Mara Heredia, el apasionado
amador de Cuba, de la Naturaleza, de la Justicia, de la Libertad...
Iniciamos, pues, esta series con un bellsimo soneto de aquel a quien
Mart llamara, en un rapto de clida veneracin "padre Here-
dia", y a quien se rinde en estos das especial homenaje de admi-
racin con motivo del centenario de su muerte, ocurrida en M-
xico en 7 de mayo de 1839.









Visita de los Jvenes Tesofos de Cienfuegos

al Central "Mercedes"

El domingo 30 del pasado mes de abril, numerosos miembros
del Grupo de Jvenes Teosfos Antorcha y de la logia Sophia, se
dirigieron al Central Mercedes, para celebrar una hermosa fiesta
de elevado sentido spiritual y fraternal.
Fueron recibidos por el Grupo de Jvenes Tesofos y la logia
Sol de Mercedes, de este Central.
Tambin acudieron, en representacin de la logia Dharma, ide
Matanzas, las Sras. Rosario Castillo y Luisa Bertrn, Madrina de
Honor esta ltima del Grupo de Mercedes, y el joven tesofo Sal-
vador Fernndez Beltrn.
En la glorieta rstica del Club Infantil Jos Mart, institucin
que dirigen los tesofos de este Central, tuvo lugar el almuerzo
vegetarian en que tambin participaron muchos nios del Club.
La Sra. Hortensia Alberich, culta profesora de la Escuela Su-
perior de Cienfuegos y organizadora del Grupo de Jvenes Te-
sofos Antorcha, se dirigi a los nios, exhortndoles a seguir por
la ruta emprendida, viviendo las sanas enseianzas teosficas con-
tenidas todas en las doctrinas del Apstol cuyo nombre lleva el
Club Infantil.
Una comedia representada por los nios, Los apuros de Libo-
rio, fu grato deleite de los presents.
A las .dos de la tarde di comienzo el acto pblico en los salo-
nes de la progresista Sociedad Renacimiento, galantemente cedidos
hicieron uso de la palabra, entire otros, el Sr. Ricardo Valds, Pre-
sidente de la logia Sophia; el Sr. Roberto Casals, en representacin
del Grupo Antoroha; la Sra. Luisa Bertrn, la Sra. Hortensia Al-
berich, que interpret magistralmente el gran poema de Fonseca
EZ himno future, y se sucedieron poesas y monlogos por miem-
bros del Grupo de Mercedes y los nios del Club Infantil. La par-
te artstica correspondi a un grupo de simpticas jvenes teso-
fas de Cienfuegos, que deleitaron con preciosas canciones, y las de
Mercedes, que cantaron su ma.rcha official, Adelante, Juventud, del
maestro O. Ugarte.
Rein durante todo este inolvidable da un espritu de frater-
nal camaradera, de comprensin e identificacin spiritual, que
se extenda entire todos los presents, inundando los corazones de
franca alegra, lo que hizo que la Presidente de la logia Sol de
Mercedes, al cerrar el acto, expresara la inmensa satisfaccin que
senta al ver cmo el objetivo principal de La Sociedad Teosfica
va arraigndose en los habitantes de Mercedes, sorprendiendo a
todos la unificacin, la armona, el acercamiento que poco a poco








REVISTA TEOSOFICA CUBANA


reina entire todos los que aqu conviven, quienes comienzan a sen-
tirse como miembros de una sola familiar, y esto hace presumir lo
que espera a la humanidad del future, cuando los hombres, libres
de prejuicios raciales, clasistas, nacionales, religiosos, reconozcan
la Unidad de la Vida y se amen como verdaderos hermanos, esta-
bleciendo el Nuevo M/'undo sobre firmes bases de Solidaridad, Jus-
ticia, Amor y Paz.



La Seccin Cubana de La Sociedad Teosfica, celebr el da 8
,de este mes, la conmemoracin del Da del Loto Blanco, homenaje
dd gratitud y amor a nuestra venerada Fundadora H. P. Blavatsky
en el aniversario de su muerte. Despus de cantarse el bello Hichno
a la Teosofa, leyeron algunos hermosos prrafos de La Luz de
Asia y del Bhagavad Gita, los hermanos Juan Cruz Bustillo y Hor-
tensia Daz de Villegas, alternando con nmeros de msica, y la
Secretaria General, Esther de la Pea, ,dijo sentidas frases en tri-
buto a la inolvidable Maestra fuente y corazn de La Sociedad
Teosfica, y express el afecto y recuerdo de nuestra Seccin por
los hermanos que durante el ao pasado abandonaron este plano
fsico.



Hora de Divulgacin Teosfica

Se trasmite todos los Domingos de 8 a 9 p. m.

Un program select, destinado
a difundir las enseanzas de la
Sabidura Antigua por todo el
territorio de la Repblica. Con-
ferencias a cargo de distinguidos
miembros de la Seccin Cubana
de la Sociedad Teosfica. Con-
sultas sobre cuestiones teosficas
DIRECTOR SECRETARIO-TESORERO
CATALINA PEREZ A. de J. GONZALEZ
C M W Direccin Postal: Apartado 130 C O C W
550 KLS. LA HABANA 6730 KLS.










Seccin Cubana de la Sociedad Teosfica

Secretario General y Presidente del Consejo Directivo: Esther de la Pea.
Secretario del Consejo: Celestino Aguilar.
Bibliotecario: Arcadio Garca.
Seis Consejeros por la Ciudad de La Habana: Andrs de Jess Gonzlez,
Abelardo Auja, Celestino Aguilar, Alfredo Fontana, Juan Cruz Bustillo
y David Whitmarsh.
Seis Consejeros por el Interior: Carlos Acosta, Dolores Anido de Rosell,
Antonio A. Duany, Angel Terradas, Max Lpez e Ignacio Muo.

OFICINA Y BIBLIOTECA:
Veintisiete de Noviembre 164, Apartado 365, Telfono U-2158.
La Habana, Cuba.

LOGIAS DE LA SECTION CUBANA

Provincia de Pinar del Rio
SELENE .......... Pres. Leoncio Pascual Vicente.-Mximo Gmez 23,
Pinar del Ro.
Provincia de La Habana
ANNIE BESANT .. ..Pres. Celestino Aguilar.-La Habana.-27 de No-
viembre 164.-M1artes, 9 p. m.
ATMAA......... .. ,, Juan Alfonso Snchez.-derrera 306, Luya-
n, La Habana.-Sbados, 9 p. m.
DHRUVA ... ..... ,, Ofelia Calves de Auja.-27 de Noviembre
164, La Habana.-Viernes, 9 p. m.
HERACLES ...... ..,, Raquel Catal.-27 de Noviembre 164, La
Habana.-Jueves, 8.30 p. m.
KUT HUMI ........,, Hortensia Daz de Villegas.-27 de Noviem-
bre 164.-Mircoles, 9 p. m.
MAHA CHOHAN ....,, Carlos Csar Rodrguez.-Calle 21 No. 458,
Vedado, La Habana.-Sbados, 9 p. m.
MARIE POUTZ...... ,, David Whitmarsh.-Hospital 622, altos, La
Habana.-Viernes, 9 p. m.
PSIQUIS.. ........,, Arturo Villaln.-Estrada Palma 214, Vbo-
ra, La Habana.-Domingo, 9 a. m.
Provincia de Matanzas
DHARMA .. .. .. ..Pres. Luis E. Fernndez.-Tello Lamar 75, Matan-
zas.
SOL DE MERCEDES.. Rosa M. de Perera.-Central Mercedes.
Provincia de Santa Clara
AMOR. ...... ....Pres. Roberto Lanier Valds.-Independencia esq.
a Unin.-Domingos, 3 p. m.-Apartado 178,
Santa Clara.
JINARAJADASA .... ,, Carlos Acosta.-S. Snchez del Portal 38,
Camajuan.









LEADBEATER........,, Ignacio Muo.-Apartado 33, Sancti Spri.
tus.
MORYA ...... ....,, Romn Veranes Rojas.-A. del Ro 38, Re-
medios.
SOPHIA .......... Ricardo Valds.-Cristina 171, Cienfuegos.-
Mircoles.
Provincia de Camagey
DJWAL KUL.. .... Pres. Luis A. Rodrguez Acosta..-Mximo Gmez,
Nuevitas.
LUZ DEL MAESTRO.. ,, Angel Terradas.-Miguel A. Nez 14, Vi-
ga, Camagiey.
MAITREYA.. ...... ,, Francisco Rivera Alfonso.-M'arcial Gmez
92, Ciego de Avila.
Provincia de Oriente
ARMONIA. ........ Pres. Antonio Segura.-Los Maceo, Sagua de T-
namo.
';:,ARTURO VILLALON.. ,, Jos Ferrer Lpez.-Jobabo.-Viernes, 8 p.m.
S'PERANZA ...... ,, Pura Ferrer.-Victoria de las Tunas.-Mir-
:.' coles, 8 p. m.
JOSE J. MARTI. ....,, Antonio R. Ramrez.-Apartado 48, Holgun.
-Sbados, 8 p. m.
LIBERACION ...... ,, Amado Salcedo.-General Rab 15, Jiguan.
LOTO BLANCO .. .. ,, Antonio A. Duany.-Avenida 17, Vista Ale-
gre.
LUZ DE ASIA .... ..,, Enrique Prez Rizo.-Agramonte 7, Palma
Soriano.-Domingos, 3 p. m.
PITAGORAS.. .. ... ,, Ramn Caete.-M-erchn 66, Manzanillo.-
Domingos, 2 p. m.
RAYOS DE LUZ. ... ,, Juan A. Blanco.-LMrmol 16, Bayamo.-Jue-
ves, 7.30 p. m.
S. RUKMINI DEVI.. ,, Jos Blanco Gelpi.-Apartado 82, Guant-
namo.
UNIDAD.. ........,, Amado Proeza.-Marrero 12, Banes.-Sba-
dos, 8 p. m.


REVISTA TEOSOFICA CUBANA
Organo Oficial de la Seccin Cubana de la Sociedad Teosfica
Publicacin mensual.
Director: Jefe de Redaccin: Administrador:
Raquel Catal. Rogelio Gonzlez Ricardo. Ramn Mayola.
Veintisiete de Noviembre 164 Apartado 365
La Habana, Cuba.
SUBSCRIPTION
Un ao, en Cuba: $1.00 En el Extranjero: $1.25 Nmero suelto: $0.10











COLABORADORES
EN ESTE NUMERO:


ARUNDALE, George S.: Presidente Internacional de La Socie-
dad Teosfica. Vase el nmero de enero.

CALVES DE AUJA, Ofelia: Colaboradora, durante largos afios,
de los trabajos de su esposo, el ingeniero Abelardo Auja,
distinguido miembro de la Seccin Cubana, en la logia
Annie Besant, de La Habana. Fundadora, con el inge-
niero Aja y otros miembros de Annie Besant, de la lo-
gia Dhruva, en esta capital, cuya presidencia ocupa ac-
tualmente.

HORNE, Alexander: Miembro distinguido de la Seccin Ameri-
cana de La Sociedad Teosfica, Federacin de Califor-
nia. Ingeniero, frecuente colaborador de The Theosophist,
autor de interesantes studios sobre La Doctrina Secreta
y de various trabajos de ocultismo experimental.

PETERSON, Adeltha: Despus de haber trabajado brillantemen-
te en la Seccin Americana, pertenece hoy al Departa-
mento de Prensa de la Oficina Central Internacional de
nuestra Sociedad en Adyar, y es, adems, uno de los se-
cretarios de nuestro Presidente, Dr. G. S. Arundale.




EN EL PROXIMO NUMERO:

LOS PIONEROS DE DIOS, por C. Jinarajadasa.
HORA AZUL, por Refugio Segn.
EL MAESTRO, por Ramn Mayola.















































































Imp. B. Prez y Cla. Lamparilla 154. Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs