• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Title Page
 La sociedad teosofica y la...
 Table of Contents
 El ciclo de la voluntad
 Rios de aguas vivas
 Luces blancas en el Tibet
 Nuestro objetivo
 Una logia teosofica
 Los dictadores y la teosofia
 El camino hacia el yo superior
 La neutralidad de la sociedad...
 El destino de America
 Nuestros hermanos los animales
 Foro teosofico
 Sesion Cubana de la sociedad...
 Back Matter






Group Title: Revista teosofica
Title: Revista teosófica
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00073921/00046
 Material Information
Title: Revista teosófica
Physical Description: Serial
Language: Spanish
Creator: Theosophical Society (Madras, India) -- Seccíon Cubana ( publisher )
Publisher: Sección Cubana de la Sociedad Teosofíca
Place of Publication: Habana etc.
Frequency: bimonthly (irregular)[june, 1936-apr. 1938, sept./oct. 1942-1954]
monthly (irregular)[ former feb. 1917-may, 1936, july, 1938-aug. 1942.]
bimonthly
completely irregular
 Subjects
Subject: Theosophy -- Periodicals   ( lcsh )
Imprint -- Cuba -- Havana -- 1923-1939
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba -- Havana
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began in 1917?; ceased publication with July 1956.
Numbering Peculiarities: Publication suspended, June, 1933-Feb. 1934.
Issuing Body: Organo oficial de la Seccíon Cubana de la Sociedad Teosofíca, <1923-1939>
General Note: Description based on: Año 7, no. 1 (15 de enero de 1923) = 2a epoca.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00073921
Volume ID: VID00046
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002944312
oclc - 50336367
notis - APH5965

Table of Contents
    Title Page
        Title Page
    La sociedad teosofica y la teosofia
        Unnumbered ( 2 )
    Table of Contents
        Page 1
        Page 2
    El ciclo de la voluntad
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
    Rios de aguas vivas
        Page 9
    Luces blancas en el Tibet
        Page 10
        Page 11
        Page 12
    Nuestro objetivo
        Page 13
        Page 14
    Una logia teosofica
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
    Los dictadores y la teosofia
        Page 21
    El camino hacia el yo superior
        Page 22
    La neutralidad de la sociedad teosofica
        Page 23
        Page 24
    El destino de America
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
    Nuestros hermanos los animales
        Page 29
    Foro teosofico
        Page 30
    Sesion Cubana de la sociedad teosofica
        Page 31
        Page 32
        Page 33
    Back Matter
        Page 34
Full Text


1< eoista


(0ubana


El Ciclo de la Voluntad


George S. Arundale.


Luces blancas en el Tibet


Nuestro objetiv


Una Logia Teo


E. Norman Pearson.

0o
Federico J. Farias.
sfica
Chic Ramos.


ABRIL


1 9 3 9


a









La Sociedad Teosfica y la Teosofa


President: Dr. George S. Arundale; Vice-presidente: Sr. Hirendra Nath Datta; Secretario:
Sr. G. Srinivasa Murti; Tesorero: Sr. N. Sri Ram.
Organo Oficial del Presidente: "THE THEOSOPHIST"
Oficinas Principales: ADYAR, Madras, India.


La Sociedad Teosfica fu fundada en la ciudad de Nueva York, el 17 de Noviembre de
1875, y fueron sus fundadores la Sra. Helena Petrona Blavatsky y el Coronel Henry Steel Olcott,
ambos actuando bajo la direccin de los Maestros de Sabidura de la Gran Logia Blanca. Esta
Sociedad fu trasladada e incorporada en Madrs, India el 3 de Abril de 1905.

La Sociedad Teosfica est formada por un cuerpo de buscadores de la verdad, no secta-
ristas, quienes se esfuerzan por servir a la humanidad a travs de lineas ticas, y armonizando
la cultural spiritual con el bienestar material. Los tres objetos de la Sociedad son:
19-Formar un ncleo de la Fraternidad Universal de la humanidad, sin distincin de raza,
creencia, sexo casta o color.

29-Fomentar el studio comparative de las religiones, filosofas y ciencias.
39-Investigar las leyes inexplicadas de la Naturaleza y los poderes psquicos latentes en
el hombre.

La Sociedad Teosfica se ha extendido por todos los pauses civilizados, por lo que en la
actualidad se compone de cuarenta y cuatro Secciones Nacionales, las que tienen, por lo me-
nos, una Logia en cada una de las principles poblaciones de los paess respectivos. Cuarenta
y cuatro de estas secciones poseen rganos de publicidad, redactados en el correspondiente len-
guaje del pas. La literature Teos6fica es muy amplia, encontrndose entire sus principles
autores H. P. Blavatsky, H. S. Olcott, Annie Besant, Charles W. Leadbeater, George S. Arun-
dale, C. Jinarajadasa y A. P. Sinnett. Toda Biblioteca Pblica de alguna importancia dispone
de obras teosficas.
El nico requisito para ser miembro de la Sociedad Teos6fica, adems de estar de acuerdo
con el Reglamento, es aceptar el primer objeto que se relaciona con la Fraternidad.
La Sociedad est compuesta de numerosos miembros, muchos de ellas pertenecientes a
determinadas religiones, y otros no afiliados a ninguna religion. Todos estn unidos por la
aceptacin de los objetos citados arriba, por sus anhelos de subsanar los antagonismos de
cualquier clase, por el deseo de unir a los hombres de buena voluntad sin que imported las creen-
cis particulares que ellos profesan, y con el fin de estudiar la Sabidura Divina para apli-
carla a la vida diaria y compartir los resultados de estos studios con las personas que estn
a su alrededor.

Los miembros de la Sociedad Teosfica no se mantienen unidos por una creencia sectaria
comn, sino por la aspiracin y bsqueda de la libertad de pensamiento. Ellos sostienen que
la verdad puede encontrarse por el studio de la Sabidura Antigua, por la perfeccin, medi-
tacin y percepcin intuitiva, por la pureza de vida, y por la devocih a elevados ideales Y la
dedicacin al servicio de la humanidad,

Los Tesofos consideran que la verdad es como un premio que debe ganarse y no un
dogma que se impone por autoridad; por esta razn extienden la tolerancia hacia todos, an
hacia los intolerantes, no como un privilegio que confieren, sino como un deber, ya que persi-
guen acabar con la ignorancia y no castigarla. El Tesofo aprecia cualquier expresin del
conocimiento human como una parte de la Sabidura Divina, por lo que prefiere la compren-
sin antes que la condenacin. La paz y la amistad constituyen el ideal del Tesofo, mientras
que la verdad y el servicio determinan su propsito. La Teosofa constitute la esencia de la
verdad, y es la base de todas las filosofas, ciencias, religions y artes; es la Naturaleza Di-
vina, visible e invisible, y la Sociedad es la Naturaleza Divina que trata de ascender hasta
su fuente de origen. Por ello, la Teosofa proporciona una filosofa que hace ineligible la
vida, y demuestra que la evolucin est guiada por la ms perfect justicia, sabidura y amor.
Sita a la muerte en el lugar que le corresponde, como un incident cclico en la vida infinite,
que abre las puertas que conducen a una existencia mas radiante.

La Teosofa devuelve al mundo la Ciencia del Espritu, enseando al hombre a reconocerse
como el espritu mismo, y la mente, las emociones y el cuerpo como sus servidores; ilumina
las escrituras y doctrinas religiosas, descubriendo sus significados ocultos y sustituyendo el
dogmatismo por la comprensin.
Los miembros de la Sociedad Teosfica estudian la verdad donde quiera que sta se en-
cuentre, y hacen todo lo possible por vivir esa verdad. Cualquier persona tolerante, capaz de
estudiar y trabajar con perseverancia para establecer la Fraternidad, es bienvenido como
miembro de la Sociedad: pero depend de l decidir en qu grado puede expresar los ideales
de la Teosofa en su via diaria. Como la Teosofa siempre ha existido a travs de los ciclos de
la evolucin, tambin existir igualmente en el fyturo, ya que ella es sinmino de la verdau.










RE VIS TA

TEOSFICA

CUBANA

ORGANO OFFICIAL DE LA SECCION CUBANA
DE LA SOCIEDAD TEOSOFICA
Vol. XXXIV ABRIL, 1939 NUM. 4
LA HABANA, CUBA

En este nmero:
El Ciclo de la Voluntad por G. S. Arundale ............. 3
Ros de Aguas Vivas, por Annie Besant................-...... 9
Luces Blancas en el Tibet, por E. Norman Pearson......... 10
Nuestro Objetivo, por Federico J. Farias ................... 13
Relmpago Divino, por R. Brenes Mesn ................ ...... 14
Una Logia Teosfica, por Chic Ramos .. .... ..............15
El Camino hacia el Yo superior .............. ........... 22
La Neutralidad de la Sociedad Teosfica, Opinin de Sidney
A. Cook, Scrio. Gral. de la Seccin Americana de la S. T. 23
La Advertencia, por Leopoldo Lugones ..................... 24
El Destino de Amrica, por Gerardo Gallegos .............. 25
Cul es el Dharma de Cuba? Nuestra encuesta...... ...... 28
Nuestros Hermanos los Animales .......................... 29
Seccin Cubana de la Sociedad Teosfica .. .............. 31























Palabras que debieran recordarse

en toda Logia Teosfica

Queridos compaeros:
La mayor parte de la Gran Obra se lleva a cabo
por medio del Pensamiento y de la Voluntad, y con-
virtindonos en canales para las Fuerzas espiritua-
les que fluyen sobre el mundo. En comparacin con
esto, es muy poco lo que se efecta en el plano f-
sico.,Por consiguiente, quisiera pediros, a todos los
que entris en este local, que recordis que vuestros
pensamientos, formulados en vuestras discusiones,
deberan sembrar buenas simientes en la atmsfe-
ra mental de vuestra localidad; y, lo que es an
ms important, que el solo hecho de vuestra re-
unin, consagrada a un alto propsito y animada
por intense aspiracin, servir, si os mantenis en
armona, de receptculo a una Vida ms elevada
que la vuestra, Vida que, del centro que hayis for-
mado, irradiar sobre la ciudad entera, fortalecien-
do toda buena labor que en ella se realice, y ami-
norando las fuerzas del mal. Que seis capaces de
recibir y de transmitir esta bendicin es el deseo de
vuestra afectsima
Annie BESANT.









EL CICLO DE LA

VOLUNTAD


iJai Manave Jai!

George S. Arundale

Los tesofos son llamados al servicio del Man, Padre
de la Raza Aria, para aplicar sus leyes a la espiritualiza-
cin de nuestra civilizacin modern, adaptndolas a las
necesidades especiales de cada pas.
UNA LLAMADA DEL PRIMER RAYO
Mirando al pasado de La Sociedad Teosfica, se puede percibir
que en sus diferentes etapas se ha dado preferente impulso a dis-
tintos rayos, y, por lo tanto, se les ha pedido a aquellos miembros
que han tenido la necesaria vision, diferente modalidad en el tra-
bajo.
En los principios de la historic de La Sociedad, el impulso, in-
dudablemente, le fu dado al Primer Rayo, porque dicho Rayo es
el rayo constructor y estableci el ritmo que La Sociedad necesi-
taba. Podemos llamarla esencialmente una Sociedad del Primer
Rayo, aunque la influencia del Segundo Rayo tiene que ser inevi-
tablemente fuerte, debido a la influencia del Chohan K. H. Y hace
muchos aos, despus que el Primer Rayo dej sentir su influencia,
el Segundo Rayo comenz a influir marcadamente, sucedindole el
Sptinlo Rayo, y despus otra vez el Segundo.
Ahora se vuelve a or la llamada del Primer Rayo. Un perodo
en que predominar la Voluntad comienza en estos moments para
el mundo entero. Esto no implica que se aminoren los otros as-
pectos de la conciencia, sino que de tiempo en tiempo uno de los
aspects predomina y se infiltra en todos los dems, y as un grupo
eni particular de la Jerarqua toma el mando, como cuando unos
oficiales relevant a otros en las posiciones de mayor importancia.
La fuerza de la Voluntad es la que por un corto perodo (aun-
que no s su duracin) surgir por todo el mundo, y al fortalecer
la voluntad podemos fortalecer todos los otros aspects de nuestra
conciencia. Podemos aprovecharnos de cada brote de poder y uti-
lizarlo para hacer fructificar los otros aspects de la conciencia,








REVISTA TEOSOFICA CUBANA


especialmente aquel aspect que predomine en cada uno de nos-
otros individualmente considerado. Aunque es indudable que pue-
den conseguirse resultados en cualquier otra direccin, hay una
vivificacin especial de la productividad del Primer Rayo. Todos
nosotros pertenecemns a todos los aayos, pero al trabajar en ese
rayo momentneamente, podemos hacer ms efectiva nuestra l-
nea propia, es decir, nuestro rayo individual.
Aunque yo diga que estoy en la actualidad en cierto rayo, si
alguien me preguntase: "Permanecer usted eternamente en ese
rayo particular?", .rehusara comprometerme en cuanto al tiempo
se refiere. En trminos de tiempo, yo soy ese rayo, pero tambin
soy todos los dems. Modificando la frase de Walt Whitman, di-
remos: "Yo soy grande, contengo multitudes de rayos."

LA RENOVACIN DE LA EDUCACIN
Con la manifestacin del Primer Rayo vendr como consecuen-
cia natural la del Segundo Rayo, porque son dos los Fundadores
de La Sociedad Teosfica, y nunca tenemos una manifestacin del
Primer Rayo sin tener tambin una manifestacin del Segundo.
As, pues, tenemos ante nosotros dos objetivos esenciales en
este nuevo ao de 1939, respect a cuyas diferentes permutaciones
y conmbinaciones tenemos que proclamar magnficos cambios, si po-
demos. El primero es la reconstruccin esencial de la vida del
mundo en trminos del Primer Rayo, que, para nosotros, significa:
en trminos de la Ley dada por el Seor Vaivasvata Manu; y el
segundo objetivo es la renovacin de la educacin.
Para aquellos que estn preparados a consagrarse a este gran
Legislador de la estructura de la Raza Aria, y expresar esa consa-
gracin en cualquier sector en particular de la vida en que estn
trabajando, El se convierte otra vez en su General en Jefe, tra-
bajando evidence por mjldio de su Primer Teniente, el Chohan
Morya, y por su Segundo Teniente, la Dra. Besant. Y esta tnica
del Espritu Besant es lo ms prximo que nosotros aqu abajo
nodemos captar del trabajo del Seor Vaivasvata Manu. La misma
Dra. Besant jams sali a trabajar en nombre del Manu, sin que
lanzara el antiguo grito de guerra: Jai Manave Jai! Victoria al
Manu! Aun en Inglaterra y en el Continente, en Amrica y en
otras parties del mundo, cuando ella oa la llamada idel Seor Vai-
vasvata Manu para que algunos de Sus hijos salieran a tratar de
luchar por El, ella, con ojos centelleantes, pronunciaba esa vi-








EL OICLO DE LA VOLUNTAD


brante y animadora invocacin.
EDsta llamada tiene que lanzarse no menos en Occidente que en
Oriente, y estoy completamente seguro de que, si tratamos de con-
sag.rarnos en concentracin y meditacin, pensando constantemen-
te en El, el Seor de nuestra Raza, a travs de la magia de la Dra.
Besant, podremos ser much ms efectivos en nuestro trabajo y
en nuestra contribucin para el xito de Su trabajo para 1939.
Afortunadamente, tendremos a la Dra. Besant a nuestra dis-
posicin, as como a su eminente colega, el Dr. Bhagavan Das,
quien est convencido de que por el bien de su pas y del mundo
el espritu del Manu tiene que saturar al mundo entero. Con slo
que pudiramos meditar sobre El, encontraramos poca dificultad
en conocer lo que quiere. Slo que tenemos que acercarnos a El con
la ms comkpleta inipersonalidad, para poder captar con toda cla-
ridad Sus intenciones. La dificultad, para casi todos nosotros, re-
side en que creemos saber ya qu se debera de hacer. Yo os ase-
guro que no lo sabenros. De cualquier manera, si nos ponemos aun-
que sea en contact remoto con El, a travs de la Dra. Besant y
el Maestro Morya, podremos ver cunto ms eterno es El, y cun-
to ms, por contrast, somos nosotros series temporales que tratan
de adaptar las cosas eternas a las exigencias y al dominio del
Tiempo.

EN NOMBRE DEL MANU
En la India es donde tenemos que ser especialmente activos.
En la India deberan lograrse los mejores resultados, ya que ella
es el hogar de la Raza Aria. Es verdad que tendremos que ir en
contra de innumerables prejuicios, ideas y opinions, polticas y
de otras classes. Qu nos importa que creamos o nos atrevamos a
abrigar la esperanza de estar cumpliendo, aunque sea en grado
mnimo, Sus deseos? Aunque esto no pasa de ser una conjetura,
sin embargo, si nos libramos de la esclavitud de nuestro pequeo
yo, quizs nuestro Yo Superior pueda establecer su reino.
Entrad en el espritu ,del Seor Vaivasvata Manu. Tratad de
conocer todo lo possible acerca de El. Reflexionad sobre aquellas
de Sus declaraciones que os sean asequibles. Yo deseara que pro-
barais vuestras fuerzas en este punto. No es cuestin de posicin,
de conocimientos o de influencia. Lo que importa es El; y el ms
humilde, el ms pobre, el ms simple, el menos eficiente entire nos-
otros, puede acercarse a El gracias a la tremenda virtualidad de la








6 REVISTA TEOSOFICA CUBANA
consagracin, y esa misma virtualidad que nos acercar ms a- El
tambin nos ayudar a efectuar Su trabajo.
Yo pido, a aquellos que vuelven a tierras occidentales, que lle-
ven consigo Su espritu y se enfrenten con todo acontecimiento
actual a la luz de la revelacin que hayan adquirido durante su
estancia en Adyar. La vivificacin de Adyar, en vida y forma en
el plan de 1939, evidentemente se destina a este mismo propsito.
Sinceramente espero que cada miembro de La Sociedad Teosfica
consider como parte de su deber de consagracin al Seor Vai-
vasvata Manu el adaptarse a todo esquena o plan con el que ar-
monice, para la vivificacin del Trabajo. Porque segn se vayan
liberando aquellas fuerzas inmediatas que son ntimam;ente arias,
fluirn las fuerzas esenciales a travs de los vivificados canales.

EL MANU PARA OCCIDENTE

En lo que concierne al Occidente, no debemos pensar solamen-
te en lo que las gentes recibirn, en lo que podrn soportar, sino
tambin en sus necesidades y cmo podrn satisfacerse, aunque
sea a travs de formas que al principio no nos agraden. Me viene
a la mente la era de la Reina Victoria, cuando aquel grupo es-
plndido-Shelley, Byron, Keats, Dickens-se enfrent con la ci-
vilizacin de su poca y la desafi. Hay pasajes magnficos en la
poesa y prosa de esa era, que revelan el espritu de reto y aisla-
miento, de desafo y triunfo. Queremos series que as conmuevan
al mundo. Necesitamos, tanto en Oriente como en Occidente, de
esos series que estn preparados para quedarse solos, y para darle
a cada uno lo que necesita, prescindiendo de las circunstancias y
de las lneas de menor resistencia. No podra haber nada ms glo-
rioso, por ejemplo, para nuestras Secciones en la Gran Bretaa,
Europa y las ,Amricas, que unirse en un espritu de consagracin
al servicio del Seor Vaivasvata Manu, y con toda humildad y sin-
ceridad exclamar: "Esto es lo que Occidente necesita en tal o
cual sector."
Puedo muy bien imaginar cmo podra hacerse esto a las mil
maravillas, no slo en la Gran Bretaa-porque la Gran Bretaa
tiene una misin especial en cuanto a la Comunidad Indobritnica
de Naciones-, sino igualmente en los Estados Unidos de Norte-
anrica. Veo tantas cosas que tienen que hacerse como un reto
aislado! Alguien tendra que empezar, y seguir, y seguir, contra
la corriente de la civilizacin, tanto occidental como oriental. No







EL CICLO DE LA VOLUNTAD


es cuestin de lo que las gentes en la India o en cualquier otra
parte estn dispuestas a aceptar. Es cuestin de decir la verdad
tan completamente desnuda como la podamos presentar, para que
pueda convencer por su propia desnudez.
Recorded al Manu y Su relacin con la Raza Aria, y cmo nos
di las grades Leyes que son tan verdaderas hoy conb siempre
lo han sido. Ciertas adaptaciones sern necesarias; pero en medio
de esas adaptaciones debenmos ver Su realidad y disipar todas esas
nubes de que a veces nos rodeamos, por career que tenemos que
atemperar el viento al cordero esquilado. Hay veces que el cordero
esquilado necesita toda la fuerza del viento, o por lo menos una
rfaga intense. Y ya ha llegado el moment. Estoy absolutamente
convencido de que el mundo puede resistir much mayor parte de
la verdad desnuda. Yo creo que si nos aventursemos, ahora en
estos instantes, a identificarnos con la realidad, veramos-hacien-
do uso de una expresin corriente-que, a la larga, es buen nego-
cio. Tenemos que decir la verdad, y no pretender apoyar lo ele-
vado y grande en lo inferior. Tienen que existir aquellos que al
ensear la Teosofa permanezcan en contact con las necesidades
de la poca; pero deber haber algunos entire nosotros que sean
mensajeros, reformadores, salvadores en pequea escala.

LUZ EN LA OBSCURIDAD

Deseara que la llama del Manu ardiera por toda la India. El
hierro del Primer Rayo est, en estos moments, al rojo vivo en la
fornalla. Si lo sacamos del fuego, podremos hacer grades cosas,
cosas tremendas, siempre y cuando nuestra actitud sea toda hu-
mildad e impersonalismo, y nos sometamos completamente, sin re-
serva alguna, a la Voluntad de los HIermanos Mayores. La ente-
reza personal, la sumisin resuelta a la voluntad de Ellos, con-
juntamente con la humildad y respect a s mismo, y un profundo
sentido de impersonalidad, nos convertirn en muy potentes ser-
vido.res de los Maestros, en estos moments difcilcs por los cuales
atraviesa el mundo.
Qu suerte que el mundo tenga que hacer frente a estas sus
dificultades aqu y ahora, cuando vosotros y yo nos hallamos tan
admirablemente habilitados para ayudarle a vencerlas, cada uno
en su propia lnea de actividad! Qu privilegio el nuestro! Pa-
sar much tiempo antes de que volvamos otra vez a ponernos en
contact con un mundo sumido en tantas dificultades, para que








8 REVISTA TEOSOFICA CUBANA
con nuestra antorcha podamos alumbrar sus tinieblas. Hagamos
el mejor uso possible de esta encarnacin en particular, porque no
ser cosa fcil que el concurso de las circunstancias beneficiosas
vuelva a ser tan grande como lo es hoy en dia.
Y vosotros, jvenes del mundo, sois casi tan privilegiados como
mayores. Ved: nosotros los mayores hemos pasado por muchas di-
ficultades y preocupaciones, y hemos salido ilesos. Vosotros los
jvenes tenis que pasar por vuestras experiencias propias, y sin
embargo, todos sin distincin, hemos sido igualmente benditos.
Estamos frente a grandes dificultades y nos hallamos admirable-
mente preparados para ellas.
Revisemos nuestra armadura, dndole brillo a aquellas piezas
que se hayan empaado por falta de uso. Sea nuestra armadura
tan brillante que casi irradie ms luz de la que refleja. Resplandezca
en nosotros cada facultad con poder, con actividad, con fuerza in-
terna. Salgamos al mundo: unos como trovadores, otros como los
caballeros de antao.
Avancemos llenos el espritu del Manu. Este es Su ao.


The Theosophist, Adyar, marzo 1939.

Traductor: Ernesto Medina, Logia Kut-Humi, La Habana.



Slo cuando se ha aprendido el goce de dar, cuando se ha
visto crecer en fuerza y poder la propia vida porque se ha ver-
tido uno mismo por entero en la vida de los dems, slo enton-
ces se sabe que en el complete servicio es donde se halla la li-
bertad perfect, y que en la entrega plena a los demds descu-
bre el hombre la vida eterna que es su verdadero sr.-ANNIE
BESANT









Ros de Aguas Vivas

Hermanos:
El ms sagrado de los depsitos es el que os ha sido enco-
mendado-no es nada menos que dar impulso a la vida espi-
ritual de la humanidad. Porque Aquellos que gobiernan e
instruyen al mundo han enviado a ste La Sociedad Teosfica,
y vierten a travs de ella Su vida a raudales, para la elevacin
del gnero human. Hay muchos Maestros que trabajan por me-
dio de diversas Sociedades, porque en todas buscan canales
para la efusin de Su vida en el mundo. Mas por esta Sociedad
nuestra, dedicada a la Sabidura Divina, y que es Su Mensa-
jero especial, la Jerarqua enter lanza la poderosa corriente de
Su superabundante amor y fuerza, con objeto de que el mundo
entero reciba Su bendicin.
En el ashrama de los dos Maestros que fundaron la Sociedad,
hay un mapa del mundo, mapa vivo y en movimiento, sobre el
cual se hallan trazadas, con lneas de brillantes colors, las
grandes religiones del mundo, como ros que, brotando de una
sola fuente y dividindose en multitud de riachuelos y arroyos,
riegan de vida spiritual las diversas regions de la Tierra. All
aparece tambin nuestra Sociedad Teosfica: es una lnea de
luz viva, de luz blanqusima, puesto que ella es la guardian de
la Sabidura Antigua que lanza uno de sus rayos por medio de
cada religion; cada logia es, a su vez, una llamita semejante a
chispa elctrica, que se enciende o casi se apaga segn que a
travs de ella la luz viva resplandezca o se amortige. Y Aque-
llos que lanzaron la corriente de agua y de luz viva recorren
con la vista sus ramificaciones, y observan si cada minsculo
centro lanza lmpidamente su luz sobre el mundo, o si la deja
nublarse o descaecer. Tal es vuestra misin, vuestro privilegio,
vuestra responsabilidad. Los ojos que no se cierran nunca velan
sobre el mundo en esta hora angustiosa, preada de porvenir.
Y ven a los diligentes y a los perezosos, a los ociosos y a los
trabajadores. Procure cada uno de vosotros no mostrarse indig-
no de su misin, incapaz para la obra que le ha sido asignada.
Salid al mundo, y que, por vosotros, sobre el mundo brille la
Luz. ANNIE BESANT.

Estas palabras de nuestra inolvidable Madre y Maestra sirvie-
ron de inspiracin al interesante trabajo que inmediatamente re-
producimos.








Luces Blancas en el Tibet
E. Norman Pearson.
En las laderas de los inmensos Himalayas, junto al confn de
la mstica tierra del Tibet, existe un lugar de exquisite belleza y
de avasallador inters para todo tesofo. Es un verde y pintoresco
valle, graciosamente abrigado por las suaves colinas que lo cercan.
Se nos ha dicho que aquel valle goza la bendicin de la presencia
de tres de los Maestros de Sabidura, y que encierra el lugar don-
de se guard la ms asombrosa coleccin de material "oculto", en
un museo confiado a la custodia de uno de los Hermanos Mayo-
res, que constitute grfica reseia del progress del mundo. Tam-
bin se nos dice que en dicho museo figure un mapa en el que
aparecen los grades movimientos religiosos del mundo, designa-
do cada. uno por medio de un color que lo distingue de los dems.
Por la situacin, el brillo y el color de esas lneas puede conocerse
el lugar de origen, el rea de extension, el progress (y tambin la
decadencia), de las .diversas religiones. Mas an: la influencia que
cada uno de esos movimientos ha ejercido sobre los dems puede
apreciarse observando la media en que stos han absorbido el co-
lor del primero, mezclndolo con el suyo primitive, con lo que
quedan patentes a simple vista los resultados de esa mutua accin.
Annie Besant nos dice que en ese mapa figure La Sociedad
Teosfica. Pero su expansion se expresa en lneas coloreadas de
blanco, y sus centros aparecen como refulgentes focos de blancura,
cuyo splendor indica la energa del grupo de donde emana. Nos.
otros, los miembros de La Sociedad Teosfica, formamos parte, en
inmensa mayora, de centros de actividad teosfica. Cada uno de
estos centros est representado en aquel mapa. Y qu revelar
el mapa, a los ojos de Aquellos que lo miran, sobre el centro a
que pertenecemos? Esas luces que nos representan en el Tibet,
son nveamente blancas? Y brillan con vvido fulgor?
Por algn tiempo he estado pensando en esto, y reflexionando
sobre el hecho de que ni su blancura ni su brillo son obra del azar.
Annie Besant dice:
Cada religion, como sabis, tiene su peculiaridad, su mensaje
propio que ofrecer a los humans, y por eso cada una tiene su co-
lor particular; en tanto que la Sociedad Teosfica, cuya labor las
incluye a todas, es blanca, porque en el blanco se funden todos los
colors.
No es evidence que la labor de La Sociedad Teosfica conti-
nuar representada por lneas de luz blanca slo en tanto que








LUCES BLANCAS EN EL, TIBET


tenga un carcter amplio y equilibrado, de modo que efectivamen-
te ella ''a todos incluya"; slo en tanto que de ella broten vivos
rayos de todos ios colors que, lundidos, produce la blanca luz
de la verdad perfect?
Siendo de profesin ingeniero, mi trabajo consiste en trazar
dibujos que ms tarde se materializan en forma de estructuras de
concrete. Una forma, de cualquier clase que sea, no puede perdu-
rar a menos que las lneas de su construccin hayan sido trazadas
en obediencia fiel a las infalibles leyes de la Naturaleza. Lo mis-
mo sucede con la construccin de una nacin, de un organism
cualquiera, de una logia. Existen unas cuantas leyes bsicas que
rigen toda construccin. El trabajo es necesario. Pero este traba-
jo ha de seguir las directrices que han sido trazadas por el Crea-
dor Mismp.
Dios es una Trinidad: as lo ha enseado la Sabidura Antigua
desde tiempo inmemorial. El hombre tambin es una trinidad, "re-
flejo" de Dios Mismo. Pero el hombre no es todava Dios. Es un
Dios en potencia, y la "vida", la experiencia en los mundos de
material, har de l ese Dios que ha de devenir.
As, mientras el hombre existe sobre la tierra, tiene conciencia
de vivir en tres mundos: el undo de la Realidad, dentro de s;
el mundo de las Cosas, fuera de s; y el mundo de la Conciencia,
que es la respuesta de la Realidad a las Cosas, dentro de sus cuer-
pos. Este es el hecho ms fundamental de la Naturaleza. Se basa
sobre la Divinidad innata en el hombre, y condiciona todos los pla-
nes tendientes a su desarrollo. Por eso el gran plan evolutivo de
la humanidad se ha organizado, de modo absolutamente natural,
en tres departamentos bsicos:
1. Religin-que se refiere al munido de la Realidad (Esp-
ritu).
2. Filosofa-que se refiere al mundo de la Conciencia.
3. Ciencia-que se refiere al mundo de las Cosas (Materia).
Que esto lo reconocan los que formularon los tres Objetos de
La Sociedad Teosfica es evidence, porque stos correspondent pre-
cisamente a cada una de aquellas grandes divisions; y el Segundo
Objeto, que se refiere al studioio, o sea al ejercicio de la con-
ciencia, se relaciona con cada una de las tres, al indicar que nues-
tro studio deber tener por objeto la Religin, la Filosofa y la
Ciencia.
Obedeciendo a aquel hecho fundamental de la Naturaleza, los








12 EEVISTA TEOSOFIOA CUBANA
hombres llegan a la Verdad a travs de uno de estos tres grande
portales. El mstico y religioso cruza por el portal de la devocin.
El filsofo llega a travs del portal de la razn. El ocultista y el
cientfico entran por el portal del conocimiento.
Creo que es ideber nuestro abrir esos tres grandes portales a
los que a nosotros llegan en busca de la verdad. Creo que es deber
nuestro exponer la Teosofa como religion, o como filosofa, o como
ciencia, a los que acuden buscando a lo largo de esas diversas vas
de investigacin, y proporcionarles, adems, dentro de la estruc-
tura de las logias, oportunidades para que continen su bsqueda
de acuerdo con su mentalidad y su temperament.
Recientemente llevamos a cabo en Detroit un intent muy de-
finido en esa direccin. No slo ofrecimos al pblico series respec-
tivas de classes sobre Misticismo, Filosofa y Ocultisnp, sino que
dentro de la logia misma el studio se ha organizado en forma an-
loga, y en cada sesin, una vez tratados los asuntos de carcter
general, los miembros se dividen en tres grupos, dedicados respec-
tivamente al studio de la Teosofa desde el punto de vista de la
Religin, de la Filosofa y de la Ciencia. Con el pblico, el plan
ha sido un xito; y en cuanto a la logia, no slo ha aumentado la
asistencia en un 50 por 100, sino que los miembros demuestran in-
ters micho ms vivo en el trabajo, porque cada uno toma as
parte active en un studio que de veras le atrae, y que es el que
mejor se adapta a su naturaleza.
Acaso este mtodo no convenga a algunas otras logias. Mas la
idea que lo inspira merece atenta consideracin. El principio que-
da claramente expuesto, y slo falta interrogar: Cmo lo apli-
car cada logia?
Todos los colors proceden de los tres primarios: rojo, amarillo
y azul. El blanco es la sntesis de todos los colors. Eil rojo-color
del poder-se relaciona, seguramente, con el mundo de la Materia,
y por tanto, con la Ciencia. El amarillo-color del intelecto-evi-
dentemente concierne al mundo del Pensamiento, a la Filosofa. El
azul-color de la devocin-representa al mundo del Espritu, a
la Religin. En la medida en que estas tres grandes ramas de la
actividad humana se equilibren en nuestra labor, brillarn nuestras
luminarias en el Tibet con nveo esplendor. Y si laboramos con
devocin, con energa, con perseverancia, esparcirn fulgor viv-
simo que exprese el fervor de nuestro esfuerzo, la pureza y ple-
nitud de nuestra consagracin.
The American Theosophist.









NUESTRO OBJETIVO

Federico J. Farias.


Nunca negaremos que en las filas de la Sociedad Teosfica los
miembros son libres para discurrir y actuar, siempre que sepan
hacerlo con el debido respeto a los dems; pero s cabe inferir que
nuestra permanencia en la Sociedad habr de tener algn objetivo
determinado; porque no habremos de ser m'ienibros sin saber por
qu y para qu.
Creo que cada miembro podra plantearse estas dos cuestiones:
Por qu estoy en la Sociedad Teosfica? Para qu estos esfuer-
zos mos en la Sociedad?
Probablemente, las respuestas seran de muy variadas formas;
pero el sentido intrnseco de todas ellas, es possible que fuese ste:
Estoy aqu porque amo la Amistad y encuentro que su raz es
Fraternidad; porque amo la Libertad y gusto de asociarme con
aquellos que estn aprendiendo a respetar las opinions ajenas;
porque amo la Justicia, y la Teosofa escolstica me ensea a com-
prenderla y edificarla y la Teosofa internal me lo sanciona; por-
que siento impulsos imperativos de mejoramiento propio y encuen-
tro aqu la escuela tcnica y prctica donde realizarlos; porque
acepto las definiciones dadas acerca del Plan de Dios, que es Evo-
lucin, y porque escucho dentro de m una voz secret que colma
a mi Mente de pensamientos inquisitivos y afirmativos y mueve
mansamente el caudal de mis emociones por un cauce de Paz y
Amor. Por eso estoy aqu. Para eso muevo mis esfuerzos, hacin-
dome ms amistoso con todos, aun con aquellos menos afables.
Para eso estoy aprendiendo a respetar las opinions de los dems,
buscando siempre el fundamento de estas opinions, para compren-
derlas. Estoy aqu para aprender a encontrar la Justicia en el seno
de la injusticia, y como ya s que existe un Plan y que la Sociedad
Teosfica es un instrument de ese Plan, he descubierto que el
instrument del Plan, la Sociedad, ser ms o menos eficiente se-
gn el grado de eficiencia que desarrollen sus miembros. Yo soy
un miembro y reconozco la responsabilidad que asumo con mis ac-
tos. S que mi eficiencia ser la de la Sociedad; mi triunfo, de la
Sociedad; mi fracaso, de la Sociedad; pero la responsabilidad,
siempre ma. Quiero ser eficiente, para que mi trabajo en la So-
ciedad y por la Sociedad sea eficiente. Por tanto, necesito cultural








14 REVISTA TEOSOFICA
teosfica, edificacin personal teosfica y hbitos teosficos. Yo s
que el Maestro me necesita, como a los denms, y que no podr uti-
lizarme hasta que yo present un grado notable de eficiencia. S
que los Maestros estn trabajando para la humanidad por medio
de Su Sociedad Teosfica. S que Ellos estn dando Sabidura
Divina para el mundo, por medio de Su Sociedad, para que Su So-
ciedad la d al mundo, y yo, miembro de la Sociedad, estoy obli-
gado a darla. S que sus enseanzas contienen todos los funda-
mentos de la Ciencia, la Religin, la Filosofa, las Artes y las
reglas de vida para la criatura que avanza hacia la perfeccin. S
todas estas cosas y reconozco el grado de mi. responsabilidad, si las
contengo, si las estorbo o si las desnaturalizo. S que no podr en-
sear bien a los dems lo que no s bien por mi mismo, y s que
debo ensear a vivir y comprender a la media de mi capacidad;
pero s que se espera de m una mayor media cada da.
Todos los miembros conscientes de la S. T. responderan con
el sentido de estas palabras, si se les preguntase: Por qu estn
Uds. en la Sociedad? Para qu sus esfuerzos en ella?
Lo que s sera curioso conocer es la respuesta que pudiera dar-
se a esta otra pregunta: Qu est Ud. haciendo para conseguirlo?





RELAMPAGO DIVINO

Esta maana levant mi mente
como un nfora azul hecha en zafiro,
en demand de luz para mi vida,
y se llen de luz y de infinito.

Desde entonces el rbol de mi vida
se ha poblado de cantos y de trinos,
y bstame mirar el alma ma
para sentir vibrando ese infinito.

S cosas nuevas que aprend mirando
en mi interior, como en abierto libro,
y soy ms fuerte y ms alegre, y siento
dentro de m un relmpago divino.
Roberto BRENES MESEN.









Una Logia Teosfica

Chic Ramos.

La fundacin de la Sociedad Teosfica fu un acto solemne de
gran trascendencia spiritual universal; fundada para la divul-
gacin de las elevadas enseanzas que conocemos con el nombre
de Sabidura Divina, etimologa de la palabra Teosofa, ense-
anza arcaica y la misma siempre, porque no hay ms que una
sola enseanza para la Humanidad a travs de las edades; funda-
da para dar al mundo esta Sabidura, lo ms develadamente po-
sible en nuestra poca, ya que en la antigiiedad fu siempre en-
vuelta en el lenguaje esotrico del smbolo.
Los dos Maestros fundadores de la Sociedad Teosfica con-
trajeron, al fundarla, una responsabilidad moral ante sus herma-
nos de la Gran Fraternidad Blanca, que president el gobierno
oculto del mundo, al career al hombre digno de avanzar, en el
moment present, un paso ms en firme adelante en el camino
de su desenvolvimiento spiritual; responsabilidad que compar-
timos todos los que formamos parte de nuestra gran institucin,
responsabilidad y conciencia de lo que significa para nosotros
la "teosofa" y lo que represent esta "teosofa" en el mundo,
en la colectividad social en que vivimos, comprendiendo amplia-
mente cuanto es nuestro deber con respect al trabajo que hay
que realizar; cmo debemos esforzarnos para llevarlo a cabo,
para rendir una labor cada vez ms eficiente, hasta llegar a ser
instruments idneos para el mismo y para que los Chohanes Mo-
rya y Kut-Humi puedan decir un da al Rey de la Jerarqua:
"Nuestros hermanos menores, los hombres de la tierra, eran en
verdad dignos de nuestro esfuerzo y han sabido cumplir su co-
nmtido."
Como instrument de propaganda de la Sabidura Divina,
es, por lo tanto, la Sociedad Teosfica, de una importancia ca-
pital, y es por esta razn, la nuestra, "una misin sagrada".
La Sociedad Teosfica es una Unidad de poderosas energas
espirituales que, bajando de lo alto, buscan cauce y desenvolvi-
miento "a travs de las Logias", viniendo a ser cada Logia un
canal de estas fuerzas de los Maestros, que, aunque inspiradas
por Ellos, nos toca a nosotros dirigir y distribuir, y "lo que ha-
gamos con estas fuerzas espirituales" es lo que constitute nues-








REVISTA TEOSOFICA


tra responsabilidad y nuestro trabajo. Al recibirlas las dirigi-
mos, modelndolas, y las irradiamos a travs de distintos canales
de expresin; as cada logia tiene su modalidad que le es propia,
emocionalmente. He aqu por qu la fundacin de una logia
de del grado de evolucin de sus miembros, as como de su per-
sonal manera de captar esas fuerzas espirituales intellectual y
emocionalmente. He aqu por qu la fundacin de una Logia
teosfica es tan trascendente como la misma fundacin de la So-
ciedad Teosfica, no solamente en su aspect externo, sino en su
contraparte internal, oculta, all done reside el mvil de toda
accin, al donde nuestra actitud es ms real, ms verdica.
Una logia, como canal de los Maestros, viene siendo as como
un "foco" de sus mismas conciencias, por el cual entran en co-
municacin con la logia; un punto en donde pueden concentrar
sus energas en un moment dado, haciendo sentir su influencia
e inspiracin. Por esto es tan important la actitud internal de
los miembros de una logia teosfica, que pueden atraer o 'des-
viar esa corriente de fuerzas divinas, as como ampliarla o em-
pequeecerla, segn la ndole de sus pensamientos y sentimien-
tos; por esto es tan important la actitud hacia los compaeros
de logia, y hacia todos los dems series que se encuentren en la
vida privada y er la calle; por esto es tan necesario realizar la
mayor cordialidad, la mayor "unidad" entire los hermanos de
logia, pues de esta manera se forma un conjunto armonioso y
pueden vibrar al unsono sus conciencias, sirviendo sus vehculos
emoeionales-4en apacible concordancia-de verdaderos puentes
o ms bien canales, por donde baje entonces ampliamente, a rau-
dales, la energa spiritual. Este compaerismo ha sido siempre
recomendado y proclamado por los 1VMaestros a sus discpulos,
como indispensable para el adelanto spiritual, individual y co-
lectivo del grupo, as como para la realizacin del trabajo que
en conjunto hay que ejecutar.
Al identificarnos con el trabajo de propaganda teosfica, nos
identificamos con los mismos M1aestros, porque este es Su tra-
bajo, y cuanto ms nos empleemos en Su trabajo, ms nos acer-
camos a Ellos. Y Ellos desean y esperan esta identificacin y
que seamos cada vez ms eficientes, ms comprensivos de lo que
significa "el valor trascendental oculto de una logia teosfica,
y el trabajo externo e interno que tiene que efectuar un miem-
bro de la Sociedad Teosfica".








UNA LOGIA TEOSOFICA


La fuerza que viene de lo alto de los Maestros a una Logia,
pide y exige ser canalizada, distribuida y dirigida con el mayor
rendimiento de trabajo possible y de provecho; as debe ser nues-
tra responsabilidad cuidadosa, de que en la distribucin del tra-
bajo de la Logia ste sea repartido equitativamente entire sus
miembros y entire los ms idneos, segn se hayan especializado
en los distintos trabajos o modos de servicio que se ofrezcan.
Mas con slo trabajar en la Logia no puede estar satisfecha tam-
poco nuestra responsabilidad.. Somos acumuladores de la energa-
que se vierte en cada sesin y debemos irradiarla a dondequiera
que vayamos, dondequiera que estemos y quienquiera que sea el
sr que a nuestro lado el karma haya puesto, para recibir de
nuestros labios la Verdad, de la que debemos ser Fuente inago-
table que calme la sed de conocimiento y de consuelo en los de-
ms.
La Verdad, que en la Teosofa encierra la Sabidura Divina,
es manantial de "agua viva", de esa "agua viva" necesaria al
hombre desterrado en este mundo de tristezas; esa "agua", de
la que tanto hablaba el Maestro Jess encomendndola como
Fuente en donde caba el "Misterio, resuelto de la vida y la
muerte", pues exclamaba que todo aquel que la tomara, gozara
de la Vida Eterna y de la Gloria de Dios. Y podramos afirmar
enfticamente, segn la Promesa Divina, que trasciende al hom-
bre a travs de los siglos: "Cada vez que dos o tres de vosotros
se renan en Mi Nombre, en verdad os digo, Yo estar con vos-
otros"; que as Ellos estn con nosotros en nuestras sesiones, que
as es necesario vibrar al unsono en amor y cordialidad como si
estuvisemos en Su Presencia, en toda ocasin en nuestras vidas,
y as tambin estarn junto a nosotros, cada vez que escanciemos
de esta "agua viva" a todo aquel que la necesite para su evolu-
cin.
La seal inequvoca del tesofo es "dar". Mientras dura la
"involucin", y la "involucin existe tambin en el Reino Ho-
minal representada en los tipos inferiores"; el hombre toma de
la Naturaleza y de los dems cuanto necesita para su crecimien-
to y conocimiento, pero al llegar el solemne moment de la evo-
lucin spiritual, pone el pie en firme en el camino que conduce
a la cima del perfeccionamiento, y el hombre ya no toma, sino
que "da"; da ampliamente y se convierte, en virtud de su d-
diva, en colaborador del Plan del Logos. A Su Imagen y Seme-








18 REVISTA TEOSOFICA
janza, se ofrece en el holocaust de una Misa reverente de amor en
el Altar de la Vida, aprendiendo la leccin del sacrificio, la obla-
cin de su propio sr en el servicio del mundo, y sube penosa-
mente la cuesta estrecha como el filo de un pual que siempre
nos atraviesa y que hay que cruzar, porque camino adelante no
hay otro sendero. Es el Rubicn de las almas fuertes, de las que
no temen arrostrar los peligros y dolores que pueden hacerles de-
jar en girones desgarrado su propio cuerpo sobre las zarzas del
camino; el camino de las almas templadas que a manera del C-
sar Romano ante el ro, slo se detienen un moment para des-
pus cruzarlo, dicindose: "La suerte est echada", y lanzn-
dose al porvenir osadamente. Qu important las palmas del mar-
tirio transitorio, si con ellas conquistan los laureles inmortales
del triunfo spiritual?
En el trabajo de una logia teosfica existen dos aspects:
uno es la parte doctrinal, didctica, de la enseanza teosfica,
aspect especulativo cientfico-metafsico de gran propaganda y
conocimiento para los estudiantes, investigadores, miembros o
no de la logia. Comprende la exposicin de la Teosofa y el es-
tudio indispensable de los textos. De ms est el encomiar el es-
tudio y comentario de estos textos, pues cada tesofo debe tene.r
como ideal y deber el llegar a ser un expositor, claro est que a
media de sus fuerzas; pero debe tratar de serlo, ya que as se
aliviara el trabajo recargado de los actuales expositores de nues-
tras logias, que son pocos, y se prepararan los miembros nuevos,
para sucederles en el maana, tratando de ser aptos para conti-
nuar una labor que con tan buen xito los miembros ms antiguos
comenzaron y realizaron. El otro aspect del trabajo de una lo-
gia es, para m, ms hermoso que el doctrinal de exposicin y
base sine qua non de aqul; ste es el aspect educationall",
que conduce a "vivir la Teosofa", es decir, la Teosofa prctica,
hecha "accin". Es la parte principalsima de nuestra misin, y
su fiel cumplimiento es lo que pone a cubierto nuestra responsa-
bilidad como miembros de la Sociedad Teosfica y heraldos de
los Maestros,
Vivir la Teosofa es el mejor exponente de prdica, el ms
convincente. Proclamarla, s, pero, al mismo tiempo, ofrecernos
nosotros mismos como ejemplo. Esto invita a los dems, edifica,
conforta el alma le los que vienen a nosotros debilitados, dolori-
dos por las marejadas pasionales o egostas del mundo; de los








UNA LOGIA TEOSOFICA


que desean palpar una realidad, algo tangible, algo que sea ms
que palabras, ms que conocimiento, ms que studio, que con-
vierta la insoportable existencia humana en algo bueno, digno
de vivirse; y esto slo lo satisface el "hecho", la accin, la Teo-
sofa iplicada a la vida cotidiana de los honbres, la Teosofa
prctica que hace brotar flores en los arenales.
El ejemplo estimula y mneve las conciencias a una compren-
sin ms clara; emociona las almas con vibraciones perpetuas,
fortalecedoras, y converted al pigmeo en un gigante.
Todo el valor rotundo del cristianismo, que revolucion la
tierra y conquist pueblos y naciones en el tiempo mnimo de
unos !.res siglos, fu el calvario sublime de la Cruz; fu el Gl-
gota apoteosis del Amor Humano, de aquel Hombre-Dios de car-
ne y hueso, que venci al mundo y cambi de golpe los destinos
de la tierra. De aquel Hombre Divino que rubric con Su propia
sangre la Verdad de lo que proclamaban Sus palabras. Su con-
ducta escribi el Evangelio; Sus hechos lo testificaron: fueron
Sus acciones los cimientos slidos de toda la cristiandad, de toda
una civilizacin, de toda una poca, de todo un nuevo ciclo.
Si nosotros nos concretramos a exponer solamente la Teoso-
fa con palabras, en teora, por muy hermoso que este conoci-
miento cientfico-espiritual sea, en su Cosmogona y Teogona
trascendente, no sera la Sociedad Teosfica otra cosa que una
Escuela de Ciencia Oculta ms o menos important, una de tan-
tas como las que ha habido desde remotos tiempos. La Sabidura
Divina podramos recopilarla a travs de estas Escuelas, adems
de que en los textos de todas las grandes religiones que han
existido est en fragments. No habramos hecho nada en reso-
nancia, ni nada en efectivo para el progress del mundo.
El gran sabio judo Salomn atestigu la permanencia de la
Sabidura Divina, como Presencia Perpetua entire los hombres,
diciendo que no exista nada nuevo bajo el sol. Y as es; pero...
s: hay algo nuevo, siempre nuevo, no con respect a la instruc-
cin teosfica, que es conocimiento, sino con respect a la "prc-
tica", que es "educacin de la conducta; algo que los Grandes
Instructores han proclamado siempre y que los hombres se ol-
vidan de practicar, aunque lo admiran; algo que nos dice que si
la Teosofa es ciencia profunda del cerebro, es tambin "doctri-
na del corazn" que regular los actos y hace a los hombres me-
jores.








20 REVISTA TEOSOFICA
Para el tesofo, la aplicacin prctica de la Teosofa es lo
esencial, puesto que, como dijo un educador cubano muy acer-
tadamente, don Jos de la Luz y Caballero: "instruir puede cual-
quiera; educar, slo quien sea un Evangelio vivo". En otras pa-
labras, es la manifestacin genuina, hecha conduct, de la doc-
trina de los Budas que nos dice: "Dejad de hacer el mal. Apren-
ded a practicar el bien. Sed puros de corazn."
Dios, la Divinidad, Esencia, en la Ciencia del Conocimiento,
es el Ser Supremo, que sintetiza "todos los Seres": sujeto, en-
tidad, substantive; pero es tambin Verbo en Infinitivo Poten-
cial: "SER". Sntesis de Su Dualidad maravillosa; del Sujeto
y de la Accin. En nosotros reside en latencia que debemos "ac-
tualizar": SIENDO, porque al SER, ACTUAMIOS.
Somos "dioses", dijo un leader nuestro, y facultad de los
dioses y motivo de serlo es "crear", "construir". El Substantivo
y el Verbo, estn unidos en el Sr, como Potencia Inmortal Crea-
tiva; as, "Sr", es SER en Accin. La accin es, pues, indispen-
sable al Sr Potencial, y es constituyente de la Divinidad y del
hombre "chispa de El".
Ejemplo vivo y atributo de la Divinidad es el Bien, y el Bien
no es "esttico", sino "dinmico", porque es creativeo", por-
que es constructiveo", absolutamente positiveo" en la Evolu-
cin Ilumana. El mundo al que corrientemente se califica de ma-
nera arbitraria, no es ni bueno, ni malo; slo tiene valor por la
"ejecutoria" del hombre, y si son malos la vida, la sociedad y el
mundo, como vulgarmente se dice, culpa es de las malas acciones
de los hombres.
En nuestras logias, el verdadero valor de peso de nuestras
enseanzas est en "ensear a los dems a vivir la Teosofa",
como fundamento de la moral ms elevada que jams se haya
como el fundamento de la moral ms elevada que jams se haya
dado. Slo viviendo la Teosofa podr llegar a ser una Verdad
esa palabra que enarbola la Sociedad Teosfica como estandarte:
"La Fraternidad Universal". Palabra que, de convertirse, por
la accin humana, en una realidad palpable, habra de revolu-
cionar la tierra hasta sus cimientos, para dar una base ms firme
y just a la sociedad del porvenir; para hacer la vida de los hom-
bres ms fcil y llevadera, creando un nuevo mundo en donde
los hombres rivalizaran en ser ms hombres de corazn que hom-








UNA LOGIA TEOSOFICA


bres de cerebro; en donde la fraternidad fuera solidaridad perpe-
tua entire individuos y entire pueblos.
Un mundo en pequeo es una logia teosfica. Campo de en-
trenamiento para el tesofo de corazn; para sembrar afectos y
sembrar simpatas, para crear el bien y crear la armona, para
ofrecer a la Humanidad, enjambre catico de hombres desorien-
tados, un oasis de paz y un ejemplo de cordialidad y de servicio
mutuo; enseando a pisar a los que en estos moments crti-
cos de la historic humana sienten el suelo hundirse bajo sus pies,
perdido el pasado, incierto el present, brumoso el porvenir. La
acertada labor de una logia hace el terreno firme, la senda segu-
rada, la orientacin que vislumbre una meta, y la manera grata
de hacer piadosa la existencia humana, plantando a la vera del
camino, como heraldos de los Maestros, como Sus Mbnsajeros,
como los precursores de una raza mejor, la mejor bandera, la
fire conviccin y el ejemplo mejor que ms convince: "la con-
ducta buena"; la condpeta buena, redentora del hombre infe-
rior; la conduct buena, surco profundo del progress human, la
conduct buena, aureola y fragancia que seala y revela al hom-
bre superior.





Los Dictadores y la Teosofa

C. Jinarajadasa, explicando por qu se le neg permiso para
entrar en Venezuela, dice que una de las influencias que provoca-
ron este acto ha sido el hecho de que durante cuarenta aos un
cruel dictador, Gmez, tuvo a Venezuela bajo su yugo hasta hace
tres o cuatro aos. En Colombia, donde se fund hace poco una
Seccin muy floreciente, no ha habido dictadores desde hace se-
tenti aios.


The Theosophical World, Adyar, marzo 1939.










El Camino hacia el Yo Superior



Todo los tesofos deseamos elevar nuestra conciencia, del
mental inferior, perteneciente a la efmera personalidad, al men-
tal superior, expresin de nuestra individualidad. Muchas prc-
ticas se aconsejan para lograr esta finalidad, primera meta de
nuestros esfuerzos. He aqu sencillos y eficaces consejos de
Clara M. Codd, la distinguida conferencista y trabajadora teo-
sfice, para utilizar todos los moments de nuestra vida cotidia-
na en completar aquellos esfuerzos especficos de meditacin
y de discipline de vida encaminados a alzarnos a esos niveles
da conciencia. Dice Miss Codd que contribuiremos a expresar
en nuestra personalidad algo, cada vez ms, de nuestro Yo Su-
perior, procurando da a da:
1. En lo moral: Tomar por gua aquellas palabras de A
LOS PIES DEL MAESTRO: "Qu pensara el Maestro de esto?
Qu hara o dira el Maestro en mi lugar? Porque no debers
jams hacer, decir o pensar ms que lo que juzgues que el Maes-
tro hara, dira o pensara." Si en verdad obedeciramos a esta
indicacin, innumerables pensamientos mezquinos, limitados, y
un sin fin de motivos egostas desapareceran al instant.
2. En lo mental: Esforzarnos de tiempo en tiempo por com-
prender hasta el fondo alguno de los profundos pensamientos
expresados por grades y altos pensadores.
3. En lo esttico: Tratar de intensificar y refinar nuestra
apreciacin de la belleza en todo y en todos: en la hermosura
de la Naturaleza, en la exquisite de un carcter, en el encanto
de la msica, de la poesa, de todas las artes.
4. En la accin: Cumpliendo en belleza todas nuestras co-
tidianas tareas; con exactitud y precision en cuanto se trate de
cosas materials; con afecto y comprensiva simpata en nues-
tras relaciones con los dems series.
Y agrega Miss Codd:
El studio de la Teosofa nos ser inmensamente til, porque
la Teosofa trata de amplios concepts, de vastos principios ge-
nerales. Pero no nos contentemos con leerlos en los libros. Pro-
curemos estudiar su accin en la existencia cotidiana, y amol-
darnos a ellos en nuestras actividades, porque los principios
teosficos son ni ms ni menos que las leyes mismas de la vida.










La Neutralidad de

La Sociedad Teosfica


OPINION DE SIDNEY A. COOK

SECRETARIO GENERAL DE LA SECCION AMERICANA

Es de todos sabido que, en relacin con asuntos de angustiosa
actualidad que a la vez vulneran los eternos principios de frater-
nidad para cuya afirmacin existe La Sociedad Teosfica, nues-
tro Presidente Internacional, Dr. Greorge S. Arundale, a ms de
exponer su propio criterio en el discurso titulado Urgente llamada
a los miembros de La Sociedad Teosfica, que publicamos en nues-
tro nmero de enero, solicit la opinion de las Secciones de la So-
ciedad extendidas por el mundo entero sobre el problema de si
debe o no La Sociedad Teosfica abandonar su neutralidad en to-
dos los asuntos mundiales.
Han empezado a publicarse las respuestas, de las que ofrece-
remos a nuestros lectores por lo menos un resume, para que co-
nozcan directamente cul es, sobre tpico de tan vital importancia,
el criterio teosfico international. He aqu, para comenzar, los p-
rrafos ms salientes de la xespuesta de Sidney A. Cook, como Se-
cretario General de la Seccin Amiericana:
Hace algunos aios, fui yo uno de los que, ante ocasiones e in-
cidentes en la vida mundial drsticamente opuestos a los ms pro-
fundos principios reconocidos por la Teosofa y los tesofos, su-
gerimnos que se formulara una enrgica acusacin contra semejan-
tes procedimientos, si bien mi proposicin consista en que esa de-
claracin fuese pronunciada por la Orden Teosfica de Servicio,
para preservar as la neutralidad de La Sociedad Teosfica. Hoy,
otras ms recientes y much ms graves infracciones de la Ley de
Vida y de Fraternidad han hecho a muchos pensar si no debiera
La Sociedad misma alzar la voz contra esos crmenes, sealando
especficamente las persecusiones y atrocidades con que los hu-
manos demuestran todava su ignorancia de la Buena Ley. Pero
los principles representatives de nuestra Seccin, aunque un-
nime y resueltamente renrueben los gravsimos delitos colectivos
que hoy en da se cometen, screen que siendo La Sociedad Teosfi-
ca, de modo especialsimo, el reflejo, en el mundo externo, de la








24 REVISTA TEOSOFICA
Fraternidad Interna, debe mantenerse en una actitud verdadera-
mente representative de aquella Fraternidad, permaneciendo ca-
llada y neutral, porque, al cabo, todo cae dentro de la Ley. Pero
ese silencio no obliga al miembro, en su carcter individual, aun-
que sea el Presidente Internacional o Secretario General de cual-
quier Seccin, a callar sus puntos de vista en asuntos que de tal
modo ataen al bien de la humanidad; y creemos que harn muy
bien en alzar la voz y llamar la atencin de sus hermanos de La
Sociedad Teosfica y la del mundo externo, sobre toda violacin
de la Ley de Fraternidad. No creemos que fuera convenient que
La Sociedad Teosfica, como organizacin, lo hiciera. Pero s cree-
nlos que, en nombre de La Sociedad Teosfica, el Consejo General
debera de tiempo en tiempo lanzar una positive redeclaracin de
principios, de los Grandes Principios, que contuviese una exposi-
cin de la Ley de Unidad de Toda Vida y de Solidaridad Humana,
basando, al mismo tiempo, sobre esta exposicin, una protest ge-
neral contra toda guerra, contra toda crueldad, contra toda explo-
tacin, como contrarias a aquellas leyes supremas, y altamente
nocivas al progress del mundo.





LA ADVERTENCIA


Pas el filsofo y me dijo:
"Yo puedo darte la verdad."
Distrado por una nube,
dej al filsofo pasar.

Pas el filntropo y me dijo:
"Ven al festn de mi bondad."
Seducido por una rosa,
no tuve tiempo de llegar.

Pas un hada que iba cantando:
"Quin quiere la felicidad?..."
Pero tan rpida volaba,
que era impossible de alcanzar.


Pas el amor y me hizo seas:
con sonrisa confidencial;
pero detrs de un nio ciego,
quin se poda aventurar?

Pas otro da la esperanza,
pas la generosidad.
Ay de m, con ninguna de ellas
me resolva yo a marchar!

Pas al fin la sabidura,
y me dijo con gravedad:
"Ten cuidado, que ya no queda
sino una sola por pasar."


Leopoldo LUGONES.










EL DESTINO

DE AMERICA

Gerardo Gallegos.

As como no hay en los individuos dos destinos iguales, tam-
poco los hay en el destino de los pueblos. Cada cual camina por el
suyo, aun cuando sea para construir, juntos, un mis alto destino,
cowlo en el caso de los pueblos de Amrica.
El destino de un pueblo o de un continent no puede ser otro
que crear una cultural para la humanidad, y la nica manera de
crear esa cultural es forjndose a s mismo un pueblo culto. Sus
expresiones son diferentes. La cultural griega alcanz a realizar su
mxima expresin en la Belleza y en el Arte. La cultural romana
en el Derecho. Legaron a la humanidad en formas artsticas y en
normas jurdicas, respectivamente, esa cultural elaborada en el al-
ma del romano y del griego, al travs de los siglos de su historic.
Amrica nace ahora. Apenas han transcurrido cuatro siglos y
medio desde aquel ao prodigioso en que un navegante europeo
-no se sabe en definitive cul sea su raza ni su patria de origen-
hizo surgir un nuevo continent desde las profundidades, hasta
ese da misterioso, del Mar Atlntico.
Cuatro siglos y medio en la vida de un vasto continent des-
integrado por tremendous choques raciales y culturales en su na-
cimiento, es demasiado poco tiempo, aun cuando de esos largos
aos los ltimos los est viviendo de prisa, con la velocidad de los
trasatlnticos, de los automviles y .de los aviones que enredan y
anudan lneas imaginarias bajo el azul de Amrica.
Porque a un nio se le ponga a caminar en automvil no cre-
cer ni se har hombre ms pronto. Amrica, esta Amrica indo-
hispana que limita por el norte con su hermana la Amrica Anglo-
sajona y por el.sur con las heladas montaas del Polo, puede uti-
lizar la mecnica modern para su expansion y rpido acerca-
miento, y puede, por medio de la intensificada educacin de sus
niasas bucear mns prontamente en las profundidades de su esp-
ritu, pero el camino que ella tiene que andar para cumplir su des-
tino ni es ms corto ni ms largo que el preciso para forjar en su
alma y en la sangre de su raza americana una cultural suya, pro-
pia, distinta y universal en sus proyecciones.







REVISTA TEOSOFICA


Pero, cul el destino de Amrica ? Averiguar o, por lo menos,
presumir cul sea el destino de un pueblo, es ms fcil que cons-
tatar un destino individual. Las perspectives de un pueblo son
vastas en el pasado, van ms all de la Historia y de la Prehisto-
ria. Se idesenvuelven hacia el future en la imperturbable serenidad
del Tiempo.
Cuando el navegante. Cristforo Colomibo arrib con sus tres
carabelas al Nuevo Mundo declinaban dos grades Imperios en
Amrica. Se envejecan dos cultures. El Imperio de los Aztecas
al Norte y el Imperio de los Incas al Sur.
Pero esos Inmperios Azteca e Incaico no fueron ms que desfigu-
rada, menguada expresin de otros pueblos superiores y ms gran-
des que poblaron este continent siglos ms atrs.
En las profundidades de las razas amerindias, buceando en sus
ns remotas tradiciones, se encuentra una cultural cuya expresin
era la Poltica, o sea una acabada organizacin social dentro de
la que la personalidad humana se desenvolva con plenitud. Par-
ticularmente el Imrperio de los altiplanos del Sur conoci de esa
acabada organizacin jerrquica y libre. Comunidad ;de trabajo;
comunidad de tierras; reparto equitativo y libertad individual den-
tro de los deberes sociales y comunales; respeto a la personalidad,
que es respeto a la dignidad humana. Pero esta cultural desapa-
recida como expresin social en la vida de un pueblo supervive
en el alma y en la sangre de los pueblos y las razas aborgenes que
an pueblan extensas regions del continent americano, organi-
zadas segn su milenaria tradicin en "comunidades indgenas"
para el cultivo de la tierra y sus usufructos. A pesar de la servi-
dumbre .a que las redujo el conquistador, persistent en su espritu
las calidades morales y polticas de su estirpe. Pero estas razas abo-
rgenes no slo subsisten en las trgicas vicisitudes de su historic,
sino que imponen las tradiciones de su cultural, al travs del prol-
fico mestizaje indo-ibrico. Retoan con nuevo vigor en el honr.re
nuevo de Amrica, en esta raza indo-hispana, crucero de dos cul-
turas y dos razas milenarias.
De la Amrica anglo-sajona no hay noticias precoloniales de
razas ni de civilizaciones semejantes. No hubo siquiera desinte-
gracin tnico-espiritual a consecuencia de algn formidable im-
pacto de razas. La trayectoria, ms fcil, de su aparicin a la vida
modern fu nada ms que el vigoroso trasplante de un pueblo a
una tierra nueva.







EL DESTINO DE AMERICA


Sin embargo, el nacimiento del pueblo americano del Norte a
la cultural modern trae un sign idntico a la de la Ainrica del
Sur: libertad y respeto a los derechos humans. Los emigrantes
anglo-sajones se embarcaron rumbo al Nuevo Mundo huyendo de
la opresin y de la injusticia poltico-religiosa. Navegaron en bus-
ca de una tierra libre done poder vivir libremente, democrtica-
mente, humanamente. Sobre esta base moral se organize la colo-
nia que un poco ms tarde haba de forjar una gran nacin ame-
ricana con una tradicin inconnmovible de respeto a la dignidad
iamuana y al ejercicio de sus libertades.
Por process biolgicos sociales diferentes; siguiendo trayec-
torias que arrancan de tradiciones ubicadas en distintos puntos de
la historic y del espritu, la Amrica anglo-sajona y la Amrica
indo-ibrica devienen por los causes de la historic bajo un mismo
signo; las dos Amricas cumplen un mismo destino: organizacin
poltica, convivencia social dentro de las normas de respeto a la
libertad humana.
HIoy por hoy, la Amrica Hispana camina a la zaga de su po-
derosa hermana del Norte, en inuchos aspects de su vida econ-
mica y social. Aparte de algunos grandes centros urbanos que pun-
tean la costa del Atlntico y, bastante menos, la del Pacfico, la
Amrica del Sur no es ms que selvas y ros prodigiosos, vastas
regiones casi despobladas y cuyos pocos habitantes explotan la tie-
rra en extensos latifundios al modo de la colonia feudalista. Pero
esta situacin no puede ser definitive. El latifundismo se extir-
par de Amrica por el cambio de ritmo en las leyes econmicas
que le die:on vida. Por sus lejanas tradiciones casi esfumadas en
la niebla de la prehistoric; por su cultural que sobrevive y se vigo-
riza en el mestizaje de razas, el destino de esta Amrica amanece
bajo un solo signio. La cultura de estos pueblos de Amrica-pue-
blos y cultural que se estn haciendo ahora-tendrn como su ca-
lidad peculiar y ms alta una acabada organizacin poltica en la
que convivan el orden, ]a discipline, el deber social con el respeto
a la libertad humana: Republicanismo y Democracia.
En la balanza del tiempo y del espacio geogrfico se equili-
bran las dos grandes Amricas; se equilibran porque son distintas
en la raza, en la historic y en su economna, y porque estn unidas
por un mismo destino.
Si se hojean los anales de cualquier rincn, grande o mnimno,
de esta Amrica vasta y profunda, se descubre que los accidents







28 REVISTA TEOSOFICA
de su historic carecen de importancia ante la hondura de su des-
tino que es su cauce. Tal como para la corriente de un rio carecen
de importancia las rompientes en los pedregales.
A nuestra limitada vision del present circunstancial y anec-
dtico, parece como si el choque violent, tumultuoso de una ola que
se quiebra en espumas alzada por la fuerza desmesurada del viento,
fuera el mar mismo. Es preciso alzar un poco la vista y mirar por
encima de la espuma de unas cuantas olas en una hora de mar vivo,
para saber cmo es el mar de sereno, de majestuoso y de inmuta-
ble. Tal es el destino de los pueblos al travs de los oleajes, rom-
pientes y dramticas vicisitudes de su historic.
El destino no tiene prisa. No le important los accidents. Con y
a pesar de dictaduras y tiranuelos y de anarqua de revoluciones
demaggicas, nuestra Anrica indo-hispana cumplir el suyo. Lo
.que importa es que ese grito constant, sonoro, uniform, que sue-
na con la eterna cadencia del mar--Libertad y Democracia-sea
raz del sentimiento americano; ansiedad y m,xima esperanza en
el alma; sangre en las venas de los hijos de Amrica.
El tiempo-tiempo astronmico-un poco ms tarde o un poco
ms temnprano, eso no cuenta, cristalizar en forms de vida rea-
lizadas este destino.
Un Mundo Nuevo. Una Raza Nueva. Una Cultura Americana
con vastas proporciones universalistas,
Cortesa de Amrica., La Habana, abril 1939.


NUESTRA ENCUESTA
Hlemos reproducido el interesante artculo anterior como nue-
vo estmulo a nuestros hermanos los tesofos de Cuba para que
nos ofrezcan su opinion sobre estos temas que en nmero anterior
brindamos a su consideracin:
Cul es el dharina de Cuba?
Cul es el dharma de la Amrica Hispana?
Cul es el dharma del Nuevo Continente?
Esperamos poder dar a conocer muy pronto lo que piensan los
miembros de la Seccin Cubana de La Sociedad Teosfica respect
a estos puntos cuyo conocimiento -muy especialmente en cuanto
al dharma de Cuba se refiere- tienen verdadera importancia para
los aspects ms trascendentales de nuestra labor colectiva en bien
de la comunidad en que vivimos.









NUESTROS HERMANOS.

LOS ANIMALS


Palabras de Miss LIND-AF-HAGEBY, Directora de la Sociedad
Protectora de Animales, con oficinas centrales en Londres y en
Ginebra, al solicitar la ms estrecha cooperacin de los tesofos
a su obra humanitarian:


Es preciso despertar en la mente humana el sentido -de com-
prensin de los animals y de nuestra responsabilidad para- cn
ellos. Mucha gente parece no darse cuenta de la existencia-y, por
lo tanto, de los sufrimientos-de los animals; y entire stos que
no se dan cuenta figuran, en muchos casos, los mejores, los ms
intelectuales, los nms religiosos, los ms eruditos. En conferencias
y revistas ser preciso exponer una y otra vez el lugar que ocupan
los animals en el plan de la Naturaleza, la belleza de la ley natu-
ral (no su "crueldad", que es casi de lo nico que se habla), la
ayuda mutua entire los animals, las pruebas de inteligencia y de
reflexin que dan en muchos casos las bestias salvajes. Es nece-
sario dar "educacin hunianitaria", no slo a los nios, sino a
casi todos los adults.
Con frecuencia observamos que despus que se les ilustra un
poco sobre la material, casi todo el mundo est conforme en con-
denar ciertas formas de crueldad, mientras excusan o admiten
otras. Una de las formas de crueldad ms generalmente admitidas
es la llamada "viviseccin eientfica", con todos sus horrores. Es
preciso recalcar ura y otra vez que lo que es moralmente malo no
puede ser cientficamente bueno, y que ningn beneficio real y
perdurable puede allegar a la humanidad un sistema ide investi-
gacin basado sobre el sufrimiento, la tortura y la muerte de cria-
turas indefensas.
Ahora bien:' en todos los pauses existen crueldades que llamara-
mos "nacionales", crueldades preferidas, o crueldades product
de una supuesta necesidad commercial y aun de algn prejuicio re-
ligioso. Y ste es el obstculo que impide siempre la aceptacin
general del principio por que luchamos: que no hay crueldad til,
y que ninguna crueldad puede beneficiary ni a la larga beneficia
jams a la humanidad. Como ejenmplos citar las corridas de to-
ros en Espaa y al sur de Francia, la matanza de focas en No-
ruega y en los Estados Unidos, la fabricacin del foie-gras en
Francia, el empleo ide perros como animals de tiro en Blgica,
Holanda, Francia y algunas regions de Alemania, los mtodos








30 REVISTA TEOSOFICA CUBANA
de matanza de los judos y los sacrificios de animales-a veces
terribles-en la India. [Aqu podramos agregar nosotros las des-
dichadamente "tpicas" peleas de gallos en Cuba.] Contra todo
esto es preciso luchar sin descanso.


Y a estas palabras, un comentario de nuestro Presidente Inter-
nacional, el Dr. G. S. ARUNDALE


Tengo entendido que la Orden Teosfica de Servicio se encar-
gar de colaborar con la Sociedad Protectora de Animales. El
dharma del tesofo es cooperar, en toda la media de sus fuerzas,
al empei de reducir al mnimo la crueldad contra todos los rei-
nos de la Naturaleza. Este es el deber ms evidence, y acaso el
ms arduo, de todos los que trabajan en pro de la fraternidad.

The Theosophist, Adyar, febrero 1939.




FORO TEOSOFICO

Para estimular el intercambio de ideas entire los tesofos de
Cuba y para que puedan aprovechar todos el conocimiento de los
que ms saben, abrimos en estas pginas un Foro Teosfico, donde
todos los hermanos puedan enviar breves notas que crean intere-
santes para los dems; donde puedan unos plantear cualquier in-
terrogacin surgida durante el studio teosfico; y donde espera-
mos que stos reciban, de hermanos ms avanzados en el saber, la
respuesta a sus preguntas.
Las comunicaciones se publicarn con o sin el nombre de sus
autores, segn la voluntad de cada cual. Pedimos, nicamente, en
cuanto a la forma, concisin, para que haya oportunidad para todos;
y en cuanto al fondo, que se trate de asuntos de inters general para
el estudiante de Teosofa, para los miembros de la Sociedad Teos-
fica o para la Seccin Cubana en general.
Rogamos a todos remitan sus ideas, sus preguntas, y luego los
comentarios o respuestas a unas y otras, a Foro Teosfico, REVIS-
TA TEOSOPICA CUBANA, calle Veintisiete de Noviembre 164,
La Habana.










Seccin Cubana de la Sociedad Teosfica


Secretario General y Presidente del Consejo Directivo: Esther de la Pefa.
Secretario del Consejo: Celestino Aguilar.
Bibliotecario: Arcadio Garca.
Seis Consejeros por la Ciudad de La Habana: Andrs de Jess Gonzlez,
Abelardo Auja, Celestino Aguilar, Alfredo Fontana, Juan Cruz Bustillo
y David Whitmarsh.
Seis Consejeros por el Interior: Carlos Acosta, Dolores Anido de Rosell,
Antonio A. Duany, Angel Terradas, Max Lpez e Ignacio Muio.

OFICINA Y BIBLIOTECA:
Veintisiete de Noviembre 164, Apartado 365, Telfono U-2158.
La Habana, Cuba.

LOGIAS DE LA SECTION CUBANA


SELENE ...... ..


Provincia de Pinar del Rio
..Pres. Leoncio Pascual Vicente.-Mximo Gmez 23,
Pinar del Ro.


A4NNIE BESANT ....Pres. Celestino Aguilar.-La Habana.-27 de No-
viembre 164.-M\artes, 9 p. m.
ATMA.. ..........,, Juan Alfonso Snchez.-Herrera 306, Luya-
n, La Habana.-Sbados, 9 p. m.
DHRUVA .... ....,, Ofelia Calves de Auja.-27 de Noviembre
164, La Habana.-Viernes, 9 p. m.
HERACLES ........,, Raquel Catal.-27 de Noviembre 164, La
Habana.-Jueves, 8.30 p. m.
KUT HUMI ........,, Hortensia Daz de Villegas.-27 de Noviem-
bre 164.-Mircoles, 9 p. m.
MAHA CHOHAN ....,, Carlos Csar Rodrguez.-Calle 21 No. 458,
Vedado, La Habana.-Sbados, 9 p. m.
MARIE POUTZ.......,, David Whitmarsh.-Hospital 622, altos, La
Habana.-Viernes, 9 p. m.
PSIQUIS.. ........,, Arturo Villaln.-Estrada Palma 214, Vbo-
ra, La Habana.-Domingo, 9 a. m.
Provincia de Matanzas
DHARMA .. .... ..Pres. Luis E. Fernndez.-Tello Lamar 75, Matan-
zas.
SOL DE MERCEDES.. ,, Rosa M. de Perera.-Central Mercedes.
Provincia de Santa Clara
AMOR .. .. ......Pres. Roberto Lanier Valds.-Independencia esq.
a Unin.-Domingos, 3 p. m.-Apartado 178,
Santa Clara.
JINARAJADASA ,. .. Carlos Acosta.-S. Snchez del Portal 38,
Camajuan.










LEADBEATER.. .... Ignacio Muo.-Apartado 33, Sancti Spri-
tus.
MORYA ........ ..,, Romn Veranes Rojas.-A. del Ro 38, Re-
medios.
SOPHIA ........... .. Ricardo Valds.-Cristina 171, Cienfuegos.-
Mircoles.
Provincia de Camagey
DJWAL KUL.. ....Pres. Luis A. Rodrguez Acosta..-Mximo Gmez,
Nuevitas.
LUZ DEL MAESTRO.. ,, Angel Terradas.-Miguel A. Nez 14, Vi-
ga, Camagiiey.
MAITREYA..........,, Francisco Rivera Alfonso.-M'arcial Gmez
92, Ciego de Avila.
Provincia de Oriente
ARMONIA.......... Pres. Antonio Segura.-Los Maceo, Sagua de T-
namo.
ARTURO VILLALON.. ,, Jos Ferrer Lpez.-Jobabo.-Viernes, 8 p.m.
ESPERANZA .... .. ,, Pura Ferrer.-Victoria de las Tunas.-Mir-
coles, 8 p. m.
JOSE J. MARTI. ....,, Antonio R. Ramrez.-Apartado 48, Holgun.
-Sbados, 8 p. m.
LIBERACION ......,, Amado Salcedo.-General Rab 15, Jiguan.
LOTO BLANCO .. ..,, Antonio A. Duany.-Avenida 17, .Vista Ale-
gre.
.LUZ DE ASIA ......,, Enrique Prez Rizo.-Agramonte 7, Palma
Soriano.-Domingos, 3 p. m.
PITAGORAS..... .... 'Ramn Caete.-Merchn 66, Manzanillo.-
Domingos, 2 p. m.
RAYOS DE LUZ. ... ,, Juan A. Blanco.-Mrmol 16,.Bayamo.-Jue-
ves, 7.30 p. m.
S. RUKMINI DEVI.. ,, Jos Blanco Gelpi.-Apartado 82, Guant-
namo.
UNIDAD.......... ,, Amado Proenza.-Marrero. 12, Banes.-Sba-
dos, 8 p. m.


REVISTA TEOSOFICA DE CUBA
Organo Oficial de la Seccin Cubana de la Sociedad Teosfica
Publicacin mensual.
Director. Jefe de Redaccin: Administrador:
Raquel Catal. Rogelio Gonzlez Ricardo. Ramn Mayola.
Veintisiete de Noviembre 164 Apartado 365
La Habana, Cuba.
SUBSCRIPTION
Un ao, en Cuba: $1.00 En el Extranjero: $1.25 Nmero suelto: $0.10








COLABORADORES
EN ESTE NUMERO:

ARUNDALE, George S.: Actual Presidente Internacional de la
Sociedad Teosfica. Vase el nmero de enero.

FARIAS, Federico J.: Uno de los miembros ms distinguidos
de la Seccin Cubana de La Sociedad Teosfica, por la
que ha laborado primero en Camagey y, desde hace
unos veinte aos, en La Habana, especialmente en dis-
cursos, conferencias y opsculos de divulgacin teosfi-
ca, demostrando altas dotes intelectuales. Ex-presidente
de la logia Annie Besant, de La Habana. Obispo Regio-
nal de Cuba de la Iglesia Catlica Liberal, en cuyo local
mantiene, desde hace siete aos, una escuela gratuita
inspirada en principios teosficos.

GALLEGOS, Gerardo: Notable escritor ecuatoriano, hoy resi-
dente en La Habana, donde colabora en la revista Am-
rica, de la que hemos extractado su interesante trabajo.

NORMAN PEARSON, E.: Miembro prominent de la Seccin
Americana de La Sociedad Teosfica, cuya Vicepresiden-
cia acaba de ocupar en el ltimo trienio. President de
la Federacin Teosfiea del Estado de Michigan. Dig-
natario de la Iglesia Catlica Liberal. Miembro del Con-
sejo Directivo de la Seccin, y autor de un excelente
sistema de enseanza teosfica por medio de conferencias
combinadas con pelculas.

RAMOS, Chic: Ex-Presidente de la logia Annie Besant, de La
Habana. Vase el nmero de febrero.


EN EL PROXIMO NUMERO:

AL MIEMBRO DESCONOCIDO, por George S. Arundale.
EL SIMBOLISMO DEL LOTO BLANCO, por Adeltha Pe-
terson.
H. P. BLAVATSKY, por Abelardo Aja.
LA HORA AZUL, esbozo dramtico por Refugio Segn.


















































































Imp. B. Prez y Cla. Lamparilla 154. Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs