Group Title: Revista teosofica
Title: Revista teosófica
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00073921/00042
 Material Information
Title: Revista teosófica
Physical Description: Serial
Language: Spanish
Creator: Theosophical Society (Madras, India) -- Seccíon Cubana ( publisher )
Publisher: Sección Cubana de la Sociedad Teosofíca
Place of Publication: Habana etc.
Frequency: bimonthly (irregular)[june, 1936-apr. 1938, sept./oct. 1942-1954]
monthly (irregular)[ former feb. 1917-may, 1936, july, 1938-aug. 1942.]
bimonthly
completely irregular
 Subjects
Subject: Theosophy -- Periodicals   ( lcsh )
Imprint -- Cuba -- Havana -- 1923-1939
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba -- Havana
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began in 1917?; ceased publication with July 1956.
Numbering Peculiarities: Publication suspended, June, 1933-Feb. 1934.
Issuing Body: Organo oficial de la Seccíon Cubana de la Sociedad Teosofíca, <1923-1939>
General Note: Description based on: Año 7, no. 1 (15 de enero de 1923) = 2a epoca.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00073921
Volume ID: VID00042
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002944312
oclc - 50336367
notis - APH5965

Full Text





Revista Teosfica Cubana
PUBLICATION MENSUAL FUNDADA EN 1906
ORGANS OFFICIAL DE LA SOCIEDAD TEOSOFICA DE CUBA
Director; Administrador:
RAFAEL DE ALBEAR. Dr. CRISTOBAL O. SAAVEDRA
Direccin y Admn.: 27 de Noviembre (Jovellar) No. 10.-Apartado 365
Acogida a la franquicia y registrada como correspondencia de segunda clase
en la Oficina de Correos de la Habana.
Precio de suscripcin: $ 2.00 al afo. Nmero suelto: $ 0.20

AO XV. Nos. 11 y 12 NVBRE.-DICBRE. DE 1931 2a EPOCA





S6UMAmRIO@ -



Pgs.

Seccin Oficial..................... ................ 242
El Mensaje de la Presidenta .......................... 244
Noticias ................ ........................ 245
El Da del Juicio y la Raza venidera ................. 246
H ostilidad ............. ... ............... ... ...... 266
El ancho y el estrecho sendero ................ ....... 268
El Cambiante mensaje............................... 270
Observaciones oportunas .. ....................... .. 280















SECTION OFFICIAL

DEL CONSEJO DIRECTIVO

En la sesin extraordinaria celebrada el da 25 de octubre
ltimo se tomaron los siguientes acuerdos:
19-Aprobar el acta anterior.
20-Reelegir en su cargo de Secretario del Consejo al que
subscribe.
3"-Dar la bienvenida a los nuevos Consejeros electos en la
ltima Convencin, y hacer constar el beneplcito con que ve
el acierto de estas elecciones.
49-Aprobar el presupuesto para el ao 1931-32, ascenden-
te a $ 1,362.00 para gastos, distribuidos en la misma forma que
el ao anterior.
59-Ratificar por unanimidad en sus respectivos cargos a
los siguientes hermanos: seor Francisco Rosado, tesorero de
la sociedad; seores Rafael de Albear y Cristbal Saavedra,
director y administrator de la REVISTA TEOSFICA CUBANA; se-
or Jos L. Canto, bibliotecario.
6'-Las prximas sesiones del Consejo sern los domingos
en horas de la tarde.
7-Por afectar directamente al Consejo, se di cuenta de
los acuerdos de la Convencin relatives a uno de la anterior
Convencin referente a dar un voto de confianza al president
de la S. T. de Cuba para que, en nombre de sta, solicitara de
los poderes pblicos de la nacin la abolicin de la pena de
muerte. Los aludidos acuerdos consistieron, segn copia del
acta remitida pbr el Secretario de la Convencin, h. Moiss
Daz, en revocar.el primitive acuerdo y en consignar y dirigir
un voto de censura al Consejo Directivo por el procedimiento
empleado en el antes mencionado acuerdo, tratando de invali-
darlo y tomando una resolucin que corresponda tomar nica-
mente a la Convencin, y no aplazara esta resolucin para lle-







REVISTA TE.-.j.sr' CuBANA


gado el moment oportuno. El Consejo, luego de estudiado el
asunto, acord por unanimidad: Primero: Declarar que no con-
sidera merecedor de tal voto de censura al procedimiento que
emple en relacin con el aludido acuerdo, y segundo: Consig-
nar en acta las razones por las cuales estima inmerecida esa
censura. Son las siguientes: a) Porque el Consejo no trat de
invalidar los acuerdos de la Convencin, cosa que no poda ha-
cer, sino declarar que el Presidente Nacional no poda cumplir
acuerdos que no se ajustasen a la poltica seguida por la Socie-
dad: Y recomend que el Presidente comunicara las explica-
ciones del caso a los Delegados a la Convencin, cosa que hizo
el President en los trminos que estim ms en armona con
los objetos sociales (uno de los cuales es no sostener creencias
de ninguna clase) y con la soberana de la Convencin (limita-
da, como ocurre en todas las Asociaciones, por sus Estatutos
o Bases Fundamentales). b) Porque desde el moment en que
la Convencin revoc su anterior acuerdo demostr estimarlo
improcedente y, con ello, coincidi con la opinion del Consejo,
que por eso precisamente declar que el Presidente no poda
cumplirlo.
Asistieron a esta sesin los siguientes Consejeros: Doctor
J. R. Villaverde, Presidente; Rafael de Albear, Cristbal Saa-
vedra, Federico J. Farias, Francisco Rosado y el que suscri-
be.. Dr. O. Pochet, Presidente de Logia.
Lo que se public en cumplimiento del artculo 33 del Re-
glamento.
Vto. Bno.:
Dr. Jos R. Villaverde, Jos Farias Gmez,
President Nacional. Secretario del Consejo.


~mC~i


PG. 243














EL MENSAJE DE LA PRESIDENT EN SU
CUMPLEANOS

Nuestra Presidenta acostumbra enviar un mensaje a los
miembros de la S. T. cada ao, el 19 de octubre, con motivo de
su cumpleaos. En este ao ha enviado los dos que publicamos
a continuacin:

I

Nos agrada pensar en los Maestros como en nuestros her-
manos mayores, como Ellos bondadosamente se llaman a s mis-
mos. Estamos nosotros tan dispuestos a reconocer al criminal
ms bajo como nuestro hermano ms pequeo, que necesita
nuestro ms tierno cuidado? Enviemos todos los das durante
el nuevo ao un pensamiento de amor a nuestros hermanos ms
pequeos de todo el mundo.

II

Propsito para el da del cumpleafos.

Cada da, y durante todo el da, en el prximo ao, tratar
pacientemente de armonizar mi vida con la del Cristo que exis-
te dentro de m.
NI BESANT.















NOTICIAS

Segn leemos en The Theosophist de noviembre, la salud
de Mrs. Besant est muy lejos de ser buena, y sus fuerzas no
pueden aumentar a causa de dificultades de la digestin. Toda
clase de cuidados, mdicos y de otros gneros, se le estn dedi-
cando, pero ella misma ha dicho repetidas veces que est espe-
rando la llamada de su Maestro para irse, y que le es indife-
rente que sea ms pronto o ms tarde.

Del "World Theosophy", correspondiente al mes de di-
ciembre actual, tomamos la siguiente nota: "Grande y pro-
funda pena sintieron los teosofistas d eCalifornia cuando le-
yeron en los peridicos de la maana la noticia de la muerte
de la Dra. Besant. La mayora la creyeron autntica por que
fu comunicada por un cablegrama de Bombay, va San Fran-
cisco. Inmediatamente enviamos un cable preguntando, a Ad-
yar, y se nos contest que la Dra. Besant haba estado extre-
madamente mal, pero que haba pasado la crisis satisfactoria-
mente, que sus fuerzas iban creciendo y que ya no estaba con-
finada al lecho."
Indecible es nuestra alegra al poder trasladar a nuestros
hermanos y lectores tan grata noticia, tanto ms, despus de
las que a principios de noviembre nos alarmaron.

Con el laconismo cablegrfico, y sin que despus hayamos
obtenido otras noticias, hemos sabido la sentida muerte de
nuestro hermano el connotado tesofo espaol doctor Mario
Roso de Luna, ocurrida en Madrid el da 7 de noviembre. Da-
remos ms detalles tan pronto los obtengamos. Por ahora, nos
limitamos a dar la noticia y, con ella, manifestar nuestro senti-
miento por la prdida en el plano fsico de tan valioso miembro
de la S. T.






S REVISTA TEOSFICA CUBANA


Tambin tenemos la pena de lamentar la desencarnacin de
uno de los ms antiguos y constantes miembros de la S. T.
nuestro querido hermano seor Antonio Bru, que falleci en
Santiago de Cuba el 27 de octubre ltimo. Miembro siempre,
y alguna vez president de la Logia H. P. Blavatsky, trabaj
con fe y constancia en pro de la teosofa desde que ingres en la
S. T. en 5 de septiembre de 1910. Es una sensible prdida para
todos, y por ello expresamos nuestro sentimiento.

La Logia Heracles, de la Habana, nos pide que avisemos
que su domicilio social ha sido trasladado a la calle F nmero 5,
entire 3 y 5, Vedado, donde se ofrece a todos los miembros y
simpatizadores de la teosofa. Sus sesiones son los domingos
de 4 a 51/2 de la tarde.

Tambin el Director de esta revista ha cambiado su domi-
cilio a la casa calle 25 N" 221, entire G y H, Vedado. Ruega que
se tenga en cuenta, para evitar demoras, en los casos que a l
se refieran.




EL DIA DEL JUICIO Y LA RAZA VENIDERA

Por E. G. SUTOLIFFE

(Traduccin de "The Theosophist", por E. Medina)

(Continuacin.)

La division del grupo arriba mencionado en doce classes
se puede comparar con otros hechos de igual naturaleza. Jess
tuvo doce discpulos, y Jacob,' el prototipo de un Manu que em-
pieza una nueva raza, tiene doce hijos, que es el origen de las
doce tribus de Israel. Cuandose forma la sexta raza en Califor-
nia, el Man tendr doceO hijos, o sase uno por cada signo del
Zodaco. (El Hombre.)
Las doce classes de vrgenes arriba mencionadas tienen,


PG. 246


NOVBRE.-DIC.






REVISTA TEOSFICA CUBANA'


pot lo tanto, la misma relacin con el Man de la quinta raza,
que los doce hijos de la sexta raza tienen con El.
De esto surge una pregunta de gran inters. Es la sus-
pensin de algunos de estos doce subgrupos de vrgenes, el
hecho oculto que se dice simblicamente en la narracin de las
diez tribus perdidas de Israel? Porque apareca tal como si
la existencia de estas diez tribus as como las de los Reyes Da-
vid y Salomn fuera pura mitologa. Salomn y su templo son
la base de la Masonera, detrs de la cual estn escondidos los
Misterios Antiguos. Si esta conjetura es correct, los conoci-
dos Servidores del Grupo (1) son las dos tribus de Judah y
Benjamn, quienes encarnaron en la cuarta raza dejando las
"diez tribus perdidas" en el Nirvana intercatenario, hasta que
la quinta raza estuviese lista para poder recibirlas. Qu hay
de esa creencia rara que muchos tienen, contraria a toda evi-
dencia histrica, y sin embargo tan persistent, que los ingle-
ses y otras naciones son las diez tribus perdidas de Israel?
Esto slo lo screen los ignorantes, pero los ignorantes tienen
empleo en la economa de las cosas. Sirven para llevar tradi-
ciones valiosas que de otra manera se perderan y tambin
para indicar hechos futuros que proyectan sus sombras por
delante. Sus mnadas no son ignorantes y quizs estn en con-
tacto con las mnadas del Grupo (2) las diez tribus perdidas
que estn ahora encarnando en esas naciones para llevar a la
quinta raza al zenit spiritual y dar la bienvenida al Cordero
que ellas siguen dondequiera que El fuere. Con esta teora, las
mnadas del Grupo (1) las tribus de Judah y Benjamn, tu-
vieron que reencarnar ms temprano debido a que estaban slo
circumcidados, teniendo slo el instinto del sexo parcialmente
puro. Pero las mnadas del Grupo (2) o sus vehculos inferio-
res, fueron bautizados, sus pies se haban lavado en la sangre
del corazn (Buddhi) y estaban preparados para erguirse en
la presencia del Maestro.

"Y yo le dije: Seor, t lo sabes. Y l me dijo: Estos son
los que han venido de grande tribulacin, y ha nlavado sus
ropas y las han blanqueado eni la sangre del Cordero. Por esto
estn delante deli trono de Dios, y le sirven da y noche en su
templo; y el que est sentado en el trono morar entire ellos.
No tendrn ms hambre, ni sed; y el sol no caer ms sobre


1931


PG. 247









ellos, ni otro ningn calor. Porque el Cordero que est en me-
dio del trono los apacentar, y los guiar a las fuentes vivas
de las aguas. Y Dios limpiar toda lgrima de los ojos de ellos."
(Rev. VII-14-17.)
"Antes que los ojos puedan ver, deben ser incapaces de
llorar. Antes que el odo pueda or, tiene que haber perdido
su sensibilidad. Antes que la voz pueda hablar en presencia
de los Maestros, debe haber perdido la posibilidad de herir.
Antes que el alma pueda erguirse en presencia de los Maestros,
es necesario que los pies se hayan lavado en la sangre del co-
razn." (Luz en el Sendero.)

La historic de la separacin de las diez tribus de Israel
de las otras dos vale la pena de ser investigada. Cuando el
Rey Salomn muri, las tribus de Israel llegaron a Rohoboam
su sucesor y dijeron: "Vuestro padre hizo muy pesado nuestro
yugo, por lo tanto, hacer ahora que la gravosa servidumbre que
nos impuso sea ms fcil de llevar y te serviremos." (Cron.
2-X-4). Esta carga gravosa se debi al gran costo del Templo,
el cuerpo monosexual del hombre despus de la division de los
sexos en la tercera raza, y estos sufrimientos estn registrados
en la evolucin de la cuarta raza en Atlntida. Ya sabemos nos-
otros lo gravoso de dicha carga. Como la respuesta no fu sa-
tisfactoria, las diez tribus rehusaron servir, mientras que las
dos tribus de Judah y Benjamn, nuestro Grupo (1) de Servi-
dores se sometieron y encarnaron en la cuarta raza, en la poca
desagradable relatada en "El Hombre" y en "Rents in the
Veil of Time". Las palabras empleadas por los que se negaron
a servir son significativas: "Qu parte tenemos con David,
ni herencia en el hijo de Isa? Israel, cada uno a sus estancias;
David mira ahora por tu casa." (II de las Cron. X-16). David
era, aparentemente el que fabricaba o el Manu de la cuarta
raza y Salomn de la quinta. El esfuerzo de David de erigir
el Templo fu un fracaso, ya que su continent tena que ser
destruido, y tuvo que dejarlo a Salomn, el Manu de la quinta
raza, quien tuvo xito. La herencia del Grupo (2) era con Salo-
mn, y no con David, por lo tanto, el significado de la res-
puesta. La frase "Israel, cada uno a sus estancias" tiene tam-
bin un significado que vale la pena anotar. Por qu tiendas
y no casas? Porque tiendas son hogares temporales, y su en-


PG. 248


REVISTA TEOSFICA ClUBANA


NOVBrE.-DIo.









carnacin fu slo temporalmente retrasada hasta que la quin-
ta raza estuviese lista. Un milln de aos: es una pequea frac-
cin de un da de Brahma.
Las palabras usadas por Rehoboam, que tanto ofendieron
a las diez tribus, dan aun ms luz al significado esotrico de
la historic. "Mi padre agrav vuestro yugo, y yo aumentar
vuestro yugo; mi padre os castig con azotes, y yo con escor-
piones." (Idem, 14).
Ya haban sufrido bastante la ponzoa del Escorpin en
la Cadena Lunar, y haban aprendido la leccin mientras que
el Grupo (1), las tribus de Judah y Benjamn, necesitaban un
poco ms de pulimento en este sentido, slo estaban circums-
cidados.
El signo del Escorpin, la casa acutica de Marte, est
diametralmente opuesto a Tauro, la casa terrenal de Venus y
los dos signos se encuentran en el centro del Zodaco. Su in-
teraccin represent la generacin fsica. El Sol est en Tauro
en la primavera, y el perodo usual de fecundidad, trae el na-
cimiento en el solsticio internal, por lo tanto, Escorpin-Tauro
trae el Chrestos al nacimiento en la "humillacin". (D. S.
vol. III). Aries es el signo fogoso de Marte (Buddhi) y Libra
es el signo areo de Venus (Manas) y estos dos signos estn
tambin diametralmente opuestos. La cooperacin es Buddhi-
Manasica o Kriyashakti. El Sol est en Libra en el Otoo y el
perodo de fecundidad trae el nacimiento en el signo Buddhico
o fogoso de Leo. Este es el nacimiento del Cristo en triunfo.
Las mnadas del Grupo (2) las diez tribus perdidas, son los
Leones de la tribu de Judah (Rev. v. 5) y nacen en triunfo.
Las mnadas del Grupo (1) la tribu de Judah, son Leones en
grmen y durante cierto tiempo nacen en la humillacin por-
que "Judah es un cachorro de Len" (Gnesis, XLIX-9).
Las mnadas conocidas como los "Leones Fogosos" y los
"Leones de Vida" que representan a los Cristos nacidos en
triunfo en el signo del Zodaco Leo, son el ms elevado de los
grupos de las Llamas Sagradas (D. S. vol. I, 234). Son proba-
blemente la parte del Grupo (2) a quienes les fu possible con-
tinuar su evolucin en los Globos E, etc., con el Manu y el
Bodhisatva de la quinta raza. Son el nucleolee" del Mundo
Divino superior. "Son idnticos en un particular con la Triada


1931


REVISTA TEOSUFICA CUBANA


PG. 249








superior Sephirotal". Toman su nacimiento del triple signo
Virgo-Libra-Escorpin, unificado en el signo areo de la ba-
lanza Libra, y transform los diez signos en doce. Son los
Diez Muslos del Hombre Celestial, formados al final de la Ca-
dena Lunar, y "emanan de la; Virgen Celestial, la Gran Madre
de todas las religiones, el Andrgino"; Su smbolo es la Es-
trella de seis puntos o el tringulo double, o el tringulo entre-
lazado de la Sociedad Teosfica.
Pero entire el Crestos nacido en 'humillacin y el Cristo na-
cido en triunfo, hay un estado intermediario, etapa de lucha
que lleva a la victoria final. Este estado intermediario ataie
ms a los Servidores del Grupo (2). Este segundo orden de
Seres Celestiales son los prototipos de las Jivas encarnadas o
Mnadas que suplen el Alma Divina, Buddhi. Mercurio es el
planet Buddhi; y su casa area es Gemini, en el cual el entra
en Mayo. El mes de Mayo deriva su nombre de Maia, que viene
de la raz "ma" (nurse) y entire los Griegos vino a significar
"madre". El mes de Mayo fu por consiguiente consagrado a
Mara, la madre de Jess. Maia es la madre de Mercurio o
Hermes, cuyo padre era Jpiter. Por lo tanto Gemini, los Ge-
melos Celestiales o Virgen bisexual, es la casa area y mental
de Mercurio. El es el "Mensajero" de su Padre Jpiter, el
Messiah del Sol; su nombre, Hermes, significa el "Intrprete",
la Palabra, eLLogos. "Yo soy aquel a quien llamis el hijo del
Padre (Jpiter) y Maia. Dejo al Rey de los Cielos y vengo a
ayudar a vosotros los mortales." Mercurio cura a los ciegos y
vuelve la vista mental y fsica. Diametralmente opuesto al signo
Gemini est el signo Sagitario, la casa fogosa de Jpiter o
Buddhi. El Sol est en Gemini en Mayo y este perodo de fe-
cundidad lleva al Sol el signo de Pisces en Febrero-Marzo.
Pisces, el signo acutico y su smbolo de los dos peces, puedn
representar el future hombre bisexual, temporalmente sumer-
gido en el astral. Es el vientre del future Hermafrodita Mercu-
rio-Venus o Hermes-Afrodita, porque Venus o Afrodita, es
exaltada en el signo de Pisces y se convierte en la madre de
una raza superior de hombre, las vrgenes bisexuales de la raza
venidera, la sexta, Jess escogi a pescadores como discpulos.
"Y andando junto al mar de Galilea, vi a Simn y a Andrs
su hermano, que echaban la red en la mar, porque eran pes-


PG. 250


REVISTA TEOSFICA CUBANA


NOVBBE.-DIC.








cadores. Y les dijo Jess: Venid en pos de m, y har que seais
pescadores de hombres." (Marcos, 1-16-17). Un pescador es
uno que saca peces del agua al aire, o los eleva del astral a
un plano Mansico, donde los sexos estn unificados, as es
que "pescadores de hombres" son esos que alzan a la huma-
nidad del estado monosexual al de Hermafrodita. Los hijos na-
cidos en el signo bisexual Pisces, crecen a la madurez, al estado
de padres, el Hermafrodita o Gemeles Celestiales de Gemini.
Ambos signos de Sagitario y Pisces son las casas de Jpi-
ter, el padre de la raza, un signo fogoso y el otro acutico. El
signo fogoso Buddhi, generando con el signo areo o mansico
Gemini, es Buddhi-Manas. Esto surge temporalmente de la ca-
sa acutica del padre Pisces, como el sexo separado Kama-
Manas, pero como contiene el germen de Buddhi-Manas, crece
al estado de la madre Maia, la Virgen de sexo dual, o Gemelo
Celestial, Gemini, la casa del hijo Mercurio. El Mercurio es
el metal de la Alquimia, que transmuta los bajos metales en
Oro, y:restablece la Edad de Oro, por lo tanto, las palabras sig-
nificativas de la profeca Sibilina:

"Ahora desciende de los reinos ceelstiales una nueva pro-
genie. Recibe t, oh casta Lucina! con propicia sonrisa al
Nio que ha de cerrar la present Edad de hierro y abrir en
el mundo entero la edad de Oro... Venid, queridos hijos de
los Dioses, gran descendiente de Jpiter."
"Cuando los Fariseos buscaron un signo del cielo, Jess
dijo: No se dar signo alguno... sino el sign del profeta
Jons ", (Mateo ......).

"El signo de Jons es el de Oan o Hombre Pez de
Niniveh... seguramente'~o hubo otro signo que el del Sol vuel-
to a nacer en Piscis. La voz de la Sabidura Secreta dice que
aquellos que buscan signos no podrn recibir otro sino el del
Hombre-Pez Ichthys que vuelve, Oannes, o Jons que no podr
hacerse caree" (D. S.)
El tipo de la progenie segn se describe aparece ser el re-
presentado por la Diosa Griega Atenas, En Atenas la .cualidad
masculina predominaba y estaba conectada con el agua, uno
de los ttulos que se le di, Tritogeneia, que significaba "nacida
del mar". Era la Diosa de los consejos de Guerra, de las artes


1931


RFviSTA TEOSUFICA CUBANA


PAG. 251







REVISTA TEOSFICA CUBANA


e industries femeninas. Ms tarde se convierte en la Diosa de
la paz, pero toma especial inters en las ocupaciones de la mu-
jer y toda la vida intellectual. En la escultura representan a
Atenas como un tipo brillante de belleza femenina y desde la
poca del escultor Fidias, la caracterstica de la Diosa, era la
de una verdadera calma, fuerza consciente y claro intelecto.
Los ojos ligeramente bajos significa una actitud pensativa, la
frente clara y abierta; la boca indica firmeza y resolucin. To-
do sugiere una forma ms bien masculine que femenina. (Ency.
Brit., vol II, pp. 829-30). Esto ms bien implica el tipo inde-
pendiente y econmicamente libre de la mujer de la actualidad.
Atenas era hija de Jpiter y, como su padre, era asombrosa
por su sabidura y consejos. Su padre se trag a su mujer antes
de su nacimiento y Atenas surgi triunfalmente de la cabeza
de su1 padre. Esto indica claramente la generacin por Kriyas-
hakti, y la desaparicin de los sexos separados. La Diosa Roma-
na igual a Atenas era Minerva, cuyo festival se celebraba en el
19 de Marzo, cuando el.'Sol est aun en Piscis, aunque cerca de
donde se une al signo de Aries. Jpiter orden a su hija Atenas,
llamar una nueva raza de hombres del fango dejado por las
aguas del Diluvio. (D. S. II.) Piscis es el signo duodcimo del
Zodaco y represent las ltimas doce Ilabores de la humanidad
en su ascenso del estado de Cristos nacido en humillacin al
Cristo nacida ein triunfo. En el da 19 de Marzo,, el sol est en o
cerca del ltimo grado de Pisces y este ltimo grado se dice es
simblico de la frase "est terminado", las ltimas palabras
del Cristo crucificado en la cruz de la material (Juan, XIX-30).
La Diosa Atenas, por lo tanto, es el'tipo de la "nueva mu-
jer" la Eva modern, la madre y nurse de la nueva raza de
hombres, y la digna esposa de Adn future, el hombre-Cristo.
"Porque a la manera de que todos en Adn mueren, as tam-
bin todos en Cristo sern vivificados... Fu hecho el primer
hombre Adn en alma viviente. El postrer Adn fu hecho en
Espritu vivificante." (1 Cor. XV, 22-25).
La sptima raza, como la primera, no ver la muerte, por-
que la muerte se debe a la falta de equilibrio (Libra) debido a
la division de los sexos.


PA. 252


NoVBRE.-Dio.






REVISTA TEOSFICA CUBANA


III
La Diosa Athene fu primramente la Diosa de la Guerra y
era la nueva mujer en la lucha con el hombre sobre el sufra-
gio, etc., etc. Pero despus se convirti en la Diosa de lai* Artes
e Industries, los trabajos de la Paz, que es en lo que la nueva
mujer se ha convertido desde la guerra, y continuar hasta que
se termine la guerra. La afirmacin que Jpiter orden a su
hija Athene former una nueva Raza del fango de las aguas del
Diluvio se explica ahora. El diluvio destruy a Atlntida, el
continent de la Cuarta Raza; el fango se compone de tierra y
agua, y la generacin fsica se simboliza por la conjuncin del
signo terrenal Tauro y el signo acutico Scorpio. El Toro de
Tauro es el smbolo del generador masculino en el plano fsico,
as es qu con Marte en Tauro su consorte Venus tiene que es-
tar en Scorpio y la Tierr y el Agua de estos dos signos cons-
tituyen el fango que produjo la Quinta Raza. Es, entonces, el
trabajo de Athene o la mujer nueva, traer a la existencia la
raza ms elevada del fango' del Diluvio, la Quinta Raza, y esto
lo har restringiendo el exceso de sexualidad. As como la pri-
mera Eva fu la causa de la cada del hombre, la, nueva Eva
ayudar a levantar al hombre y llevarlo otra vez al Paraso.
Athene o Minerva, tiene un hermano, Perseo, quien rescat
a la encadenada Andrmeda. Andrmeda encadenada a las ro-
cas de la playa expuesta al monstruo marino es liberada por
Perseo que mata al monstruo. La playa, conjuncin de la tierra
y el mar) simbolizan la generacin en Tauro-Scorpio, y Andr-
meda, amarrada a las rocas es por lo tanto, la mujer esclavi-
zada por la generaciM fsica. Perseo, es el nuevo hombre quien
cooper con la nueva mujer en combat contra la excesiva se-
xualidad en la cual ha cado la humanidad,
Se nos present a la Andrmeda desnuda con los signos de
Aries y Tauro dibujados'en las caderas, que implica que el prin-
cipio generativo se ha elevado sobre estos dos casas de Marte
y Venus en el sign mental de Geminis la Virgen gemelo del
Cielo. Debajo de los pechos hay una estrella de diez puntos que
indica los diez signos del Zodaco en vez de doce, as es que
Virgo-Libra-Scorpio se han convertido en un signo. En el ab-
domen hay un sol, que indica. que est en cinta con el Sol, el


1931


PG. 253







REvIsTA TEOSFICA CUBAISA


Cristo triunfando. (Veritas, A. Hall y, Compaa, pg. 86). Me-
tis, la madre de Athene a quien Jpiter se traga, es la Sabidura
Divina o Buddhi (D. S. Vol. primero). El Monstruo marino que
pona en peligro la vida de Andrmeda, y de quien ella es li-
bertada por Perseo, fu el modelo que inspir al arte primitive
cristiano del pez que se trag a Jons. (Ency. Brit. Vol. 21,
pg. 187). Es por lo tanto idntico al signo Piscis. Todo esto
nos/lleva a la conclusion que Athene y su hermano Perseo son
los prototipos de la nueva raza de hombres y mujeres que
ahora bajarn de las regions celestiales, cuyo principio tan
claro se puede ahora ver. Son los perdidos servidores del grupo
nmero 2.
Maia, la madre de Mercurio con Jpiter, origen de la nue-
va Raza venidera, es una de las siete hijas de Atlas, todas las
cuales constituyen las siete estrellas de las Plyades. La estrella
Maia tard ms de veinticinco mil aos en ser registradas en
el signo Geminis, y el movimiento de precesini aun no la ha
trado all. En 1886 su ascensin recta era de 54 grados 23, mi-
nutos, y su declinacin 24 grados 1 minute Norte. Su longitud
en la elptica fu de 58 grados 5 minutes, o 28 grados 5 mi-
nutos en Tauro, y latitud 4 grados 23 minutes Norte. En la
actualidad (1915) su longitud es 28 grados 30 minutes en Tau-
ro, y entrar en el signo Geminis en el ao 2024 donde quedar
hasta el ao 4000. Esto dar amplio tiempo para la encarnacin
de los servidores del grupo nmero dos.
Tauro, el Toro, con su signo opuesto de Scorpio, estaba es-
pecialmente relacionado con la Cuarta Raza, y Caldea, pueblo
de Cuarta Raza, lo consideraba sagrado. Es el signo de la ge-
neracin fsica. (D. S. Vol. I). Y la Cuarta Raza tuvo que es-
tablecer la separacin de los sexos, para reemplazar a los Ta-
mas de la Tercera Raza con los Rajs, pues de otra manera se
hubiera la evolucin atrasado demasiado. Pero estos dos sig-
nos no son los ideales de la Quinta Raza, que, por haber adqui-
rido la necesaria energa para evolucionar por Rajs, tienen
ahora que desarrollar esto en Sattva, o la ms elevada armona,
estableciendo Kriyashakti. El ideal de la Quinta Raza est
por lo tanto en los dos signos de Sagitario-Geminis. Los cuernos
de Tauro para nosotros los de la Quinta Raza representan el
Mundo, la carne, el Diablo; entiree todos los males del mundo,


PG. 254


NOVBRE.-DtC.







REVISTA TEOSFICA CUBANA


de la carne y del diablo, lbranos, oh, Seor" (Servicio eclesis-
tico)., Esta es la peticin que los buenos fieles deben hacer des-
pus de sus oraciones matutinas, los domingos, mircoles y vier-
nes. El domingo consagrado al Cristo triunfante, el mircoles
a Mercurio, el Instructor de la Alquimia Espiritual que trans-
muta nuestras pasiones en poderes y el viernes a Frigu, la mu-
jer de Woden, el Mercurio anglo sajn y la Diosa del matri-
monio. Como Mercurio o Woden es Buddhi, que se une a Manas,
como Budhi-Manas o el poder de Kriyashakti, el matrimonio
Woden-Frigu es la generacin por Kriyashakti, y del resultado
de dicha unin nace Balder, el Cristo escandinavo. Viernes es
el' da de la crucificacin y el domingo el da de la resurreccin
de Balder triunfante o el Cristo. Tal parece que los copiladores
de nuestro servicio eclesistico no han procedido sin asistencia
oculta, porque el Maestro Jess siempre est en encarnacin, y
sta a cargo de la evolucin de las iglesias cristianas.
El ideal de la Quinta Raza, no es como el de la Cuarta, la
combinacin de Tauro-Scorpio, sino la combinacin Sagitario-
Geminis. Esto no significa el nacimiento de Cristo en triunfo,
sino la etapa que lo precede. El nacimiento en Piscis, la exal-
tacin de Venus o Eva, la madre de la Nueva Raza. En el es-
tado de la humanidad bi-sexual en embrin, la entrada de, la
estrella Maia, la madre de Mercurio (Buddhi) el mensajero de
los dioses, en Geminis es un hecho important.
Maia era una de las Atlntidas, las siete hijas de Atlas, que
son las siete Plyades, las seis hermanas son Electra, Taygeta,
Asterope, Merope, Alcyone y Celaeno. (D. S. vol. II). Estas
siete hijas son el smbolo de las siete sub-razas de la cuarta
raza. Pero por la ley de analoga-"as como es arriba es aba-
jo"-pueden representan las siete razas del cuarto Globo de la
sptima ronda de la cadena-lunar. Las montaas Atlas, creo
que fueron en un tiempo llamadas las montaas de la luna. El
ascenso de las siete hermanas a las estrellas de las Plyades
pueden, por lo tanto, corresponder a su despedida de la cadena-
lunar para entrar en la cadena intercatenaria, Nirvana, de don-
de vienen a la cadena-terrenal cuando la evolucin terrenal les
est propicia. Podemos as llegar a la conclusion que las siete
Atlntidas son siete grupos de egos del cuarto Globo de la
cadena-lunar segn se da en "El Hombre", de los cuales seis


PG. 255








han llegado previamente y el Grupo (2) de Servidores que res-
tan, de la estrella Maia, tienen aun que llegar. La raza venidera
"unir la dulce influencia de las Plyades" a la carroza de la
evolucin humana, como el Iniciado Job tan poticamente lo
expresa:
"Detendrs t los deleites de las Pliadas? o desatars
las ataduras de Orion?" (Job. III-31).
La constelacin de Sagitario est simbolizada por un ser
con la cabeza y los hombros de un hombre y el cuerpo de un
caballo. Sobre su cabeza hay una cruz radiante, que indica su
desarrollo future de lo animal de su naturaleza inferior al
Cristo triunfante. Lanza una flecha de su arco a la ponzoa, de
Escorpin que tiene un significado similar. (Veritas, p. 12).
Las dos estrellas que dan su nombre a la constelacin Ge-
minis son Castor y Pollux. Su madre Leda se une en una noche
con su esposo, y con el Padre de los Dioses, Jpiter. La conse-
cuencia es que el hijo del esposo, Castor, es mortal y el hijo
de Jpiter, Pollux, es inmortal. (D. S. vol. II). Pollux, sin em-
bargo, rehusa vivir sin su hermano, y eventualmente obtiene
un favor de Jpiter, que prcticamente los hace a ambos in-
mortales. El significado de Gemini, por lo tanto, es muy pare-
cido al de Sagitario, y el significado de ambos signos es claro.
Esto sirve para ensearnos que los autores de los smbolos de
las constelaciones eran iniciados en los misterios, y da fuerza
a la muy repetida frase que la historic de la humanidad pasada,
present y future est escrita en las estrellas.
"La historic del mundo desde su formacin y hasta el fi-
nal esta escrita en las estrellas, est recordada en el Zodaco
y Smbolo Universal, cuyas claves estn guardadas por los
Iniciados."
"Las Serpientes de Sabidura" han guardado sus anales
muy bien, y la historic de la evolucin humana se puede tra-
zar en los cielos como tambin se traza en las paredes de las
cuevas. La humanidad y las Estrellas estn unidas indisolu-
blemente debido a las Inteligencias que gobiernan.
En el Surya-Siddhanta (I-14) se nos dice que el da de los
Dioses es la noche de los Demonios y vice versa, y podemos
aplicar esta misma regla quizs a las actividades de los hom-


PAG. 256


REvIsT-& TEOSFICA CUBANA


NOVBRE.-DIC.









bres y la Jerarqua. Durante la noche intellectual que cay so-
bre los hombres en el milenio obscuro, (A. D. 400-1400), la Je-
raqua Oculta aparece estar sumamente ocupada, pues al salir
de dicha noche intellectual, las razas de la humanidad parecan
haber sido provistas de otra mentalidad. En el Este surge el
Mahabharata, el Ramayana, los Puranas y la extensa literature
publicada en los volmenes de los Libros Sagrados del Este,
que son los fragments y recopilacin de una literature aun ms
extensa. En el Oeste tenemos la Biblia, las leyendas del Sagrado
Grial (Ioly Grail) y el Rey Arturo y su Mesa Redonda. En
estas Escrituras o ediciones revisadas 'de las antiguas escritu-
ras, estn escondidos bajo glifos y smbolos los Misterios Anti-
guos que relataban el pasado, present y future de la huma-
nidad; y la nueva humanidad reflexiona sobre estos relatos y
se asombra como un nio 'con los cuentos de hadas. Es el p-
bulo mental con que la humanidad empieza su nueva encarna-
cin, el nuevo enigma presentado por la Esfinge que las na-
ciones tienen que resolve o morir.
Pero esta historic escrita en smbolos no se confina a la
tierra porque la historic se describe tambin en los cielos, en los
geroglficos de las constelaciones, cuyo origen ningn hombre
ha podido encontrar. El siglo dcimonono confiado en sus co-
nocimientos superiores, empez a remodelar estos geroglficos
celestiales, y as los destruy para el future Oedipus. El nio
haba entrado en la juventud y empez a despreciar los cuen-
tos de la niez. Entonces algo asombroso pas. Un Maestro
Masn, del ms alto grado, probablemente el Conde de San
Germn, o un emisario director de El, vino a Londres alrededor
del ao 1820, con el propsito de convocar una especie de cn-
clave con el Gran Maestro de Inglaterra, el entonces Duque de
Essex y el Gran Maestro de Dinamarca. Trajo con l una co-
leccin de mapas de los cielos, con figures bellamente decoradas
e iluminadas. Fueron examinados por el Dr. Crucifix y otros
altos hermanos de la fraternidad, pero para'todos ellos estaban
hermticamente sellados.

"Y es a vosotros toda vision, como palabras del libro se-
llado, el cual si dieren al que sabe leer, y le dijeren: Leed
ahora esto; dir: No puedo, porque est sellado. Y si se diere


REVISTA TEos6FIca CUBANA


PG. 257









el libro al que no sabet leer y se le diga: Leed ahora esto l
dir: No s leer." (Isaas, XXIX-11-12).

Alrededor de esta poca (1820) Alejandro Jameson publi-
c un Atlas de los cielos, un nuevo libro colegial conteniendo
dichos mapas; cmo los obtuvo, es un misterio. Enrique Mel-
ville, un Masn entusiasta, sigui sus studios, y en 1850, o
sase treinta aos despus de su publicacin, trat de seguir su
origen visitando al grabador Neele, que era entonces de muy
avanzada edad. Neele le dijo que era intil hablar con. Jamie-
son,, porque l era slo un hombre de "tijeras", un hombre
que cortaba los trabajos de otros y los una en forma de libros.
Dijo que, los originales eran muy grandes, esplndidamente di-
bujados y brillantemente iluminados; y usando las propias
palabras de Neele, "parecan mapas de frailes extranjeros".
De esta manera misteriosa le fueron dados a la humani-
dad una vez ms verdaderos mapas de los cielos y una; de las
claves de los misterios. Enrique Malville incluy algunos de
estos mapas en su libro Veritas publicado en 1874, el ao ante-
rior a la fundacin de la Sociedad Teosfica y es de dicho li-
bro de -donde los comentarios arriba mencionados se han co-
piado (pg. 5). Melville trat desesperadamente de interesar
a los principles masones en esos mapas celestiales que son la
clave de la Masonera, pero no tuvo xito, porque el studio
de los mapas envolva trabajo. Como muchos saben, la Maso-
nera implica labor y descanso. La labor ha sido relativamente
un fiasco, pero en compensacin el descanso ha sido un gran
triunfo. De esta manera la Masonera se ha escapado de ser su-
mergida entire las ruinas de las otras Escuelas Ocultas; sin pe-
ligro ha flotado boca arriba hacia un asilo. El xito de su otra
funcin, la labor, se verificar en la nueva era. Es evidence
que aquellos que formularon la conduct de las Logias Mas-
nicas entendan bien la naturaleza humana.
Por medio de estos mapas tan misteriosamente devueltos
a nosotros, se puede demostrar aun ms que la historic de la
humanidad est escrita en las estrellas. Anteriormente se ha
llamado la atencin que el Zodaco movible coincide con el fijo,
o sase el Zodaco de las constelaciones en la poca del pralaya
menor (A. D. 600). Pero debido al movimiento Precesional, a


PG. 258


REVISTA TEOSFICA CUBANA


NOVBRE.-DIC.







REVISTA TEOSFICA CUBANA


razn de 72 por ao, los dos Zodacos no concuerdan en po-
sicin. El signo Sagitario est ahora sobre la constelacin Es-
corpin, y el signo opuesto de Geminis sobre la constelacin
Tauro. As es que la constelacin del Escorpin se eleva del ele-
mento del agua al element del fuego, que equivale a cambiar
d transmutar lo astral a lo buddhico, mientras que la constela-
cin terrenal Tauro se eleva al plano mental. De esta manera
se facility la transmutacin de las bajas pasiones a sus equiva-
lentes. espirituales. Igualmente pasa con el signo Pisces que es
el signo del nacimiento por medio de la generacin por Sagi-
tario-Geminis, porque Pisces est ahora sobre la constelacin
Aquarius, y as toma el aspect de un signo areo o mental
donde los sexos se unifican. El signo de Aquarius es una series
de ondas que no significant agua, sino la lnea divisoria entire
el agua y el aire, es por lo tanto, la unin entire los plans as-
tral y mental. La figure de Aquarius es la de un hombre va-
ciando un jarrn de agua. Al descender el agua por el aire;' el
pez, cuyo ojo es la estrella Fomalhaut, nada hacia arriba; 'as
Aquarius lo surte con agua hasta que pueda desarrollar la fa-
cultad de respirar el element ms til, aire.
Esta superposicin de la constelacin Tauro, Escorpin y
Pisces por los signos Geminis, Sagitario y Aquarius, en la ac-
tualidad slo est completada en dos terceras parties, y desde
que el movimiento Precesional es en un signo unos 2100 aos,
el process de la superposicin se completar de aqu,a 700 aos
o alrededor de 2600; la poca escogida para la formacin de la
sexta raza en California. ("El Hombre").
Podemos ver, por lo tanto, que la poca de antemano es-
cogida para este hecho importantsimo, es en la cual las in-
fluencias ms elevadas sern ejercitadas por la superposicin
de los signos y constelaciones.
Si aplicamos, para aun ms pruebas, el mismo principio a
hechos pasados, podemos escoger la poca A. D. 500 cuando los
signos y constelaciones coincidan en ambos Zodacos. Enton-
ces el signo de Tauro estaba sobre la constelacin Tauro y el
signo Escorpin sobre la constelacin Escorpin. Esto intensi-
fica la tendencia de abusar de la generacin fsica, y el Impe-
rio Romano cay bajo las orgas de excess sexuales. Esto ex-
plica la razn por la cual los primeros cristianos reprimen el


P.G. 259







REVISTA TEOSFICA CUBAINA


instinto sexual, pues era el terrible peligro de esa poca y en
consecuencia muchos de ellos vivan como hermitaos.
"En poco tiempo haban ms cristianos viviendo en los
lugares desiertos, en cuevas y bosques que en los mismos pue-
blos y ciudades. Algunos huan de la persecucin, otros por el
Espritu; y sin duda, todos al encontrarse recluidos del mundo
empezaron a tomar parte en la idea meditativa del Cristia-
nismo... Sin embargo los que se fueron a los lugares apartados,
como aquellos que huyeron a la persecucin, as como los que
salieron voluntariamente para encontrar a Dios en la soledad,
eran tentados "por el diablo", como ellos decan... Estaban
solos y anhelaban la compaa, especialmente de las mujeres.
Y el diablo tentador era un dragn que nunca se poda matar...
No era un fenmeno poco frecuente irse al desierto "para sal-
var< el alma". Los lugares salvajes de la tierra empezaron; a te-
ner nombre. Los hermitaos vivan donde nunca haban vivido
series humans y los curiosos iban a verlos. Por sus virtudes
espirituales hicieron al desierto, rido en el sentido materialis-
ta, florecer como una rosa." ("El Macimo de Marta" y "El Ca-
mino de Mara", Stephen, Graham, p. 221-23).
Esto continue por various siglos hasta que el terreno de la
civilizacin moribunda fu fertilizada con la semilla del Cris-
tianismo; entonces los desiertos de Egipto y la Arabia, la cuna
de la nueva religion, fueron invadidos por los Turcos. "Las
joyas fueron extradas de las persianas e ikones, los monaste-
rios y las iglesias fueron derribadas, los monjes y hermitaos
pasados por las armas y prcticamente toda la evidencia ma-
terial del Cristianismo fu arrasada tal como si un temporal de
la misma arena muerta le hubiese cubierto. Un ao el desierto
sonaba con las campanas cristianas acompaadas con los sal-
mos cristianos; al siguiente ao todo era desolacin." El mi-
lenio de obscuridad lleg.
Como una prueba ms del principio de las influencias mu-
tuas de los Zodacos fijos y movibles, si vamos hacia atrs un
ciclo Precesional, o sase alrededor de 13,000 aos, nos lleva al
ao 11,000 B. C., encontramos al signo Tauro sobre la, constela-
cin Escorpin y el signo del Escorpin sobre la constelacin
Tauro. Tenemos as una intensificacin de la influencia Tauro-
Escorpin, y esta influencia sobre los series de la cuarta raza


Nr\OVBRE.-Die.


PG. 260






REVISTA TEOSFICA CUBANA


de Atlntida, quienes eran especialmente susceptibles a los abu-
sos del instinto sexual, encontramos que los Poderes Obscuros
pudieron vencer a los Blancos y la humanidad descendi a las
regions de Pan, a las profundidades ms bajas de la animali-
dad y lujuria, as es que se hizo necesario destruir el continent
entero en 11,000 B. C. ("The Theosofist", Feb. 1918, p. 514).
Mr. C. W. Leadbeater nos dice que hace casi trece mil aos que
triunfaron los Poderes Obscuros, lo que est muy cerca de lo
arriba mencionado.
Tal evidencia nos ayudar quizs a darnos buena cuenta de
los hechos astrolgicos en su verdadero significado. Se nos
dice en la D. S. (Vol. III) que un ciclo del Kali Yuga finaliz
en 1897 y la publicacin del tercer volume de dicho trabajo
se retras hasta dicho ao. El ciclo que finaliz en 1897, empez
con una gran conjuncin planetaria, y dos aos despus fina-
liz; en Diciembre 3 de 1899 hubo otra conjuncin planetaria.
Ahora bien, todas esas conjunciones son de gran importancia
y constituyen un ao climatrico de la humanidad que tienen
que ver con cambios espirituales universales. Podemos mirar
dicha fecha como el comienzo de un nuevo ciclo, cuyo carcter
ser indicado con la configuracin de Dic. 3 de 1899. Si se erige
un horscopo a la hora de la conjuncin, al meridiano de Green-
wich, que es el meridiano aceptado por todas las naciones civi-
lizadas, el resultado ser asombroso. La hora de la conjuncin
es 1h. lm. 50s. a. m., la hora de Greenwich, y con slo dos ex-
cepciones'todos los planets estn tan cerca de Sagitario y Ge-
minis, y las dos excepciones estn tan cerca de agitario que
estn dentro de la rbita. En Geminis, arriba del horscopo,
gobernando la dcima casa, est situado el planet Neptuno.
En Sagitario estn los planets Urano, Sol, Luna, Mercurio y
Saturno; Venus est en el primer grado del signo Capricornio,
pero dentro de la constelacin Sagitario, mientras que Jpiter
est en el grado 26 de Escorpin y dentro del orbe de Sagita-
rio. As es que la influencia entera planetaria del horscopo de
la nueva era est contenida en los dos signos de Geminis y Sa-
gitario, los signos que se infiere sern los instruments para
elevar las bajas pasiones de, la humanidad al nivel budhico y
que estn especialmente relacionados con traer a la encarnacin
a los altamente desarrollados Servidores de la Cadena-Lunar


PG. 261






PAG. 262 REVISTA TEOSFICA CUBANA NOVBRE.-DIC.

conocidos como el Grupo (2) que aun no se han unido a nuestra
evolucin terrenal. Si nos presumimos, lo que es muy probable,
que este grupo empez a encarnar alrededor de 1899 sern' aun
muy jvenes para ser destruidos en la present guerra, pero de
la suficiente edad para tomar parte en la reconstruccin que
seguir.
Tal es, entonces, la posicin de la poca actual y ser bien
en conclusion, resumir los principles resultados a que hemos
llegado,
(1) Hemos llegado al estado crtico en la evolucin del
cuarto Globo de la actual ronda terrenal, cuando el Da del
Juicio de tercer orden tiene lugar, y esos que no han llegado
a cierto standard sern retrasados hacia el tercer globo, al pla-
neta Marte, mientras que la evolucin ms avanzada de Marte,
se unir4 al mundo.
(2) Los Servidores avanzados, los del Grupo (2) se uni-
rn a nuestra evolucin del Nirvana intercatenario de la cadena-
lunar. Este grupo es la base de la historic de las diez tribus
perdidas de Israel, que eran demasiado avanzados para unirse
a la cuarta raza y el principio de (la quinta. Es, un Grupo espe-
cialmente unido al Bodhisattva de la quinta raza, lo mismo
que los Servidores del Grupo (1) estn unidos al Bodhisattva
de la sexta raza. Los das del Armageddon siempre se han aso-
ciado en el pensamiento del Occidente con otros tres hechos,
viz., el comienzo de una nueva raza, el Segundo Advenimiento
del Instructor del Mundo y el Da, del Juicio; porque estos cua-
tro hechos estn definidamente unidos en las Escrituras Bbli-
cas. Esta asociacin no se debe ignorar por el estudiante, por-
que ni el pensamiento del hombre ni las escrituras que nos han
producido, no se han dejado al azar. El Maestro Jess siempre
ha estado detrs del Escenario para guiar y controlar las reli-
giones a su cargo. Las palabras que se atribuyen al Cristo; con
relacin al Armageddon son, por lo tanto, significativas:

"Porque habr entonces grande afliccin, cual no fu des-
de el principio del mundo hasta ahora, ni ser. Y si aquellos
das no fuese acortados, ninguna carne sera salva; mas por
causa de los escogidos, aquellos das sern acortados." (Mateo,
XXIV-21-22).









Esto est de acuerdo con el asentimiento actual, que si es-
tos das no se acortan la civilizacin se destruir. Yo he ense-
ado que la progresin astrolgica en el horscopo de la nueva
era indica que el peor karma de las naciones sera precipitado
en 1915 y el conflict cortado en 1916 por la victoria de los
aliados. Lod elegidos referidos en el texto pueden ser los Servi-
dores del Grupo (2) que vienen en encarnacin alrededor
de 1899. Si la guerra se prolongase, stos seran atrados a la
guerra, as es que la pronta conclusion los salvar.
Tal parece que en la actualidad, en los cielos, las almas de
los hombres se estn dividiendo en dos grupos, los corderos y
los carneros, los que se han de quedar en la evolucin terrenal
y'los que sern transferidos a Marte.
"Cuandd el hijo del hombre vendr en su gloria, y todos
los santos ngeles con l, entonces se sentar sobre el trono de
su gloria. Y pondr las ovejas a su derecha, y los cabritos a la
izquierda. Entonces el Rey dir a los que estarn a su, derecha:
Venid, benditos de mi Padre, poseed el reino aparejado para
vosotros desde la fundacin del mundo, porque tuve hambre
y me dsteis de comer; tuve sed, y me dsteis de beber; fu
extranjero, y me recogisteis; desnudo, y me cubrsteis; enfermo,
y me visitsteis; estuve en la crcel, y vinisteis a m. Entonces
los justos le respondern: Seor, cundo te vimos hambriento,
y te sustentamos? o sediento, y te dimos de beber? Cundo te
vimos extranjero, y te recogimos? o desnudo, y te cubrimos?
cundo te vimos enfermo, o'en la crcel, y vinimos a ti?
Y respondi el Rey, les dir: De cierto os digo que en cuanto
lo hicsteis a uno de estos mis hermanos pequeitos, a m lo
hicsteis. Entonces dir tambin a los que estarn a la izquierda:
Idos de m, malditos, al fuego eterno, que est aparejado para
el diablo y sus ngeles." (Mateo, XXV-31-41).
Literalmente esto aparece algo duro, pero debemos de re-
cordar que la separacin ser por un Eon, y que, astrolgica-
mente, Marte es un planet fogoso. Ui hombre spiritual con-
denado a vivir en Marte, experimentara todos los horrores de
estar permanentemente asociado al diablo y sus ngeles, pero
para el materialista de cierto tipo, Marte es ideal.
Desde el principio de la evolucin en este Mundo hasta la
poca en que la humanidad lo deje, no ha habido perodo tan
important o tan crtico como el present. El Advenimiento del
Instructor del Mundo, aunque de tremenda importancia, no ea


REVISTA TEOSFICA CUBANA4


PG. 263







REVISTA TEOSFICA CUBANA


un hecho nico. Ya ha ocurrido y ocurrir otra vez. Pero el
Advenimiento del Instructor del Mundo simultneamente con
el Da del Juicio para el globo es un hecho nico que no tiene
paralelo en el cuarto globo de la cuarta ronda. Dividir la po-
ca de la guerra de la de laPaz, y todo hecho histrico proba-
blemente ser fechado desde la era que ahora empieza. Es la
poca de la humanidad por excelencia.
Para los que leern de aqu a mil aos, cuando ya la sexta
raza est formada segn se describe en "El Hombre", el es-
tado del mundo actual, les ser evidence que no se hubiera po-
dido traer una evolucin tan pacfica sin que hubiese habido
los cambios indicados. Implica que el plan evolutivo por medio
de la guerra ha terminado su curso. Cuando el Armageddon
haya acabado, la humanidad sabr que su estado de guerra ha
acabado. Cuando esto se lleve a cabo el corazn de las naciones
darn un tremendo suspiro de paz.
"Consolad, consolad a mi pueblo, dice vuestro Dios. Ha-
blad segn el corazn de Jerusalem, decide a voces que su tiem-
po es ya cumplido; que su pecado es perdonado; que double ha
recibido de la mano de Jehov por todos sus pecados. Voz que
clama en el desierto: Barred camino a Jehov, enderezad cal-
zada en la soledad a nuestro Dios. Todo valle sea alzado, y
todo monte y collado se abaje, y lo torcido se enderece, y lo
spero se allane. Y la gloria de Jehov se manifestar; y toda
carne juntamente ver que la boca de Jehov habl. Voz que
deca: Da voces. Y yo respond: Qu tengo que decir a vo-
ces? Toda carne yerba; y toda su gloria como flor del campo.
La yerba se seca, y la flor se cae; porque el viento de Jehov
sopl en ella. Ciertamente yerba es el pueblo. Scase la yerba,
cese la flor, mas la palabra de Dios nuestro permanece siem-
pre... He aqu que el Seor Jehov vendr con fortaleza, y su
brazo se enseorear. He aqu que su salario viene con l y su
obra delante de su rostro. Como pastor apacentar su rebao;
en su brazo coger los corderos, y en su sobaco los llevar;.pas-
torear suavemente las paridas." (Isaas, XXI-1-11).
Desde la victoria de los Poderes Obscuros en Atlntida hace
13,000 aos, aparecen como el poder dominant, y la historic de
la humanidad ha sido una larga pesadilla de horrores. La vic-
toria se debe al hecho que la mayora de la humanidad ha
estado a favor de su dominio, y la larga noche de terror era el
karma natural de tal eleccin, pero en esta ocasin la mayora


PG. 264


NOVi3RE.-Die.









de la humanidad est contra las Fuerzas Obscuras y la Jerar-
qua de la Gran Logia Blanca ganar. ("TheTheosophist",
Feb. 1916, pp. 514-5). Puede quizs que este ms grande pesar
que el mundo ha experimentado, ser tambin el de su goce
ms grande, y cuando pensemos sobre esto nuestros corazones
se hincharn de amor y gratitud hacia los nobles hroes que
estn luchando en la supreme batalla del mundo, quienes por
su sacrificio nos libertarn e inaugurarn una vez ms una, Di-
vina dispensacin sobre la tierra. Al principio de la Edad de
Oro, el, Ser glorioso, el Seor del Mundo, conocido en el Este
bajo el nombre de Sanat Kumara, se apareca anualmente a sus
hijos para bendecirlos ("El Hombre"). El hecho del pasado
volver a pasar en el future y Su voluntad ser hecha en la
tierra como en el Cielo. Los valientes hroes, por lo tanto, que
estn conquistando las fuerzas del mal y ganando para nos-
otros la emancipacin sobre los campos de batalla de Arma-
geddon, nos restaurarn otra vez la Edad de Oro como nos
predijo la profeca Sibilina. Ellos son las "puertas" y las
"puertas eternas" por las cuales el Rey de la, Gloria entrar.
"Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, y alzaos vosotras
puertas eternas, y entrar el Rey de Gloria. Quin es este
Rey de Gloria? Jehov el fuerte, valiente; Jehov, el valiente
en batalla. Alzad, oh puertas, vuestras cabezas y alzaos o puer-
tas eternas, y entrar el Rey de Gloria. Quin es el Rey de
Gloria? Jehov de los ejrcitos, l es el Rey de Gloria. Selah."
(Salmos, XXV-7-10).


FIN


1931


REVISTA TEOSFICA CUBANA


PG. 265














HOSTILIDAD

POR

CHIC RAMOS

Hace siglos que el hombre viene empuando un arma siem-
pre, moral o material contra los dems, con un deseo de pre-
ponderancia y rivalidad lamentables, y no por esto ha resuelto
el problema de la vida, cada da ms difcil, pues nada se alivia,
nada se remedia, y por el bien de unos pocos, es enorme la can-
tidad de perjuicio de los ms. As conviven con el hombre, la
miseria, el vicio, el crime, que roen la sociedad de todas las
naciones, mltiplicndose en todo el mundo las crceles, los bue-
deles, los petrechos de guerra.
Hay un enemigo de la raza que amenaza la estirpe humana
con la degeneracin y el exterminio, cual es la hc-stilidad, el
antagonism" y como en la gran guerra, hombres de distintas
nacionalidades se reunieron 'para hacerle frente al enemigo,
ante el peligro comn, as debemos tambin nosotros reunirnos
ahora que la leccin de fraternidad ha sido dada al mundo.
Debemos prepararnos para la gran batalla que ha de library
la comprensin inteligente en rebelin magnfica contra la hos-
,tilidad, esa ponzoa del mal. La comprensin nos ofrece el
campo vastsimo de la cordialidad, de la simpata, pues ella
conoce el verdadero valor de los series y de las cosas, abarcando
la humanidad entera en afectuosa disposicin sin distinciones,
pues la simpata empleada en la prctica de la vida cotidiana,
es compaerismo que al comprender el problema ajeno se con-
vierte en servicio desinteresado, caridad y justicia, razones po-
derosas de la Fraternidad, que difunden la paz y la armona
entire los hombres.
La hostilidad continue hace mantener a los series en una
actitud negative, obstrusionista, que estorba la accin del pro-






REVISTA TEOSFICA CUBANA


greso; el hombre evolucionado por el contrario es positive,
tiene siempre la voluntad de hacer, y facilitando el camino a
todos no conoce el impossible cuando se trata de hacer un be-
neficio.
Quien quiera que sea el que quiera llegar, amigo o enemigo,
estamos obligados a ayudarle, porque con ello colaboramos con
el Plan Divino que realize la perfeccin, hacia cuya cumbre
vamos. Una red inmensa nos envuelve a todos con el resultado
de nuestras acciones recprocas, pues el que ayudamos, ser
nuestro colaborador en el future y no obstaculizando el camino
a nadie, nos beneficiamos, porque llenamos de gloria nuestro
deber del porvenir.
Individuos y colectividades, pueblos y naciones, forman la
rueda infinita de las transmigraciones. La reencarnacin lleva
nuestra individualidad a todos los rincones del mundo a apren-
der entire todos los pueblos, eslabonando las razas, los rangos,
las creencias, a travs de las cuales pasamos de personalidad en
personalidad, existencia tras existencia.
La guerra, el regionalismo, con toda la secuela de sus bajas
pasiones, no tienen razn de ser. Todos somos hermanos, aun-
que la manifestacin de la individualidad, difiera segn los
distintos grados de evolucin en cada cual y -produzca esa des-
igualdad que se observa en la expresin de la vida, en esa mul-
tiplicidad de caracteres, formas, temperamentos, etc. La gran
familiar humana exige de cada uno de sus miembros una labor
en beneficio de la comunidad. Cooperemos, pues, todos al xito
de la fraternidad, desde los diferentes sectors en que nos ha
colocado nuestra present encarnacin. La labor es distinta
en cada ser, segn su idiosin crasia, conocimiento, pero ser
eficiente si logra realizar una buena accin.




= -- A-
fflm^~ 1!i-.--^ OW-iE r- 5 =mafiswa SIES^
^SW9VWtSsiWiW'y'iH i 00-r^r1Lfvi" swB


PG. 267
















EL ANCHO Y EL ESTRECHO SENDERO

MAHA-JONI Y JINA-JONI

Por su alto inters teosfico traduzco hoy, sin comentarios,
el captulo ltimo del libro de la gran exploradora Alejandra
David-Neel, que lleva por ttulo Msticos y magos del Tibet, ca-
ptulo que he comentado como tantos otros de esta autora en mi
obra El Tibet y la Teosofa, en curso de publicacin por El
Loto Blanco, de Barcelona.

De un modo general, el mundo religioso tibetano se divide
en dos parties. La primera abarca a cuantos preconizan la
prctica de mis preceptos morales y reglas monsticas como
medios de salvacin, en la segunda se engloban todos cuantos
prefieren un mtodo puramente intellectual, libertando de toda
regla, sea cual fuere, al que la siga.
No se crea por eso que un abismo separa a las dos classes
o sistemas. Rarsimos son los religiosos de aquella categora
que no reconozcan que la vida virtuosa y la discipline monstica
por excelentes y hasta indispensables que puedan ellas ser, no
constituyen en s ms que una mera preparacin para la vida
superior. En cuanto a los partidarios de la segunda va, todos,
sin excepcin, admiten los efectos bienhechores de mi extricta
fidelidad a las leyes morales y religiosas. Mas an: unni-
memente declaran que ello es lo ms recomendable para la
mayora de las gentes. Una conduct pura, la prctica de las
buenas obras, en especial la de la caridad; el despego ante los
intereses materials y la tranquilidad de espritu hacia las
cuales tiende la vida monstica deben conducir lenta, pero se-
guramente a la iluminacin que es la salvacin.









El otro mtodo es el que estos denominan el sendero di-
recto, y es por ellos considerado como peligroso en el grado
ms alto, cual si, como dicen los Maestros que lo ensean, en
lugar de seguir el camino que contornea la montaa en subida
graduada hacia la cumbre, se intent escalar esta en lnea recta,
subiendo por las tajantes rocas y franqueando por un hilo ex-
tendido los abismos. Un equilibrista privilegiado, de vigor
excepcional y libre de vrtigos, es quien puede lanzarse a seme-
jante prueba, y hasta los ms aptos no estn libres de un desfa-
llecimiento repentino, que los lance al abismo, cual alpinistas
presuntuosos, y les lleve a los grados peores de la perversidad.
Tales son las enseanzas de las dos escuelas al tenor de letrados
y msticos. Pero tales eruditos y pensadores forman en el
Tibet, como en todas parties, una nfima minora, y mientras
que entire los partidarios de la regla "se encuentran numerosos
individuos llevando una vida vegetativa en los monasterios,
bajo la capa de la libertad complete se cobijan infinidad de
gentes nada apropsito para escalar cima alguna, pero a los
que no se puede negar la calidad de ser harto pintorescos. Toda
la gama de hechiceros, adivinos, necromantes, ocultistas y ma-
gos, desde los ms miserables hasta los que ocupan las ms
elevadas posiciones sociales, se encuentran entire ellos, y nada
ms divertido que las interpretaciones originales suyas acerca
de la conquista integral "nacida de sus cerebros desequilibra-
dos ".
El clero official, es decir, los monjes de la secta de los ge.
lupas, vulgarmente denominados casquetes amarillc-s, fundada
por el Reformador Tsong-Kha Pa, se pronunciaron en favor
de las reglas. Entre las sectas no reformadas o semireforma-
das de los bonetes rojos, de los Sakyapas y Khasyudpas: el
lama Marpa y sobre todo el clebre poeta Milarespa eran de-
cididos partidarios de la va direct. En cuanto a los Sakyapas
que debutaron por la misma poca, fueron en su origen magos,
y las ciencias ocultas fueron especialmente cultivadas en sus
monasterios y an lo son hoy, pero la filosofa les hace actual-
mente una gran concurrencia entire la gente ms select de los
religiosos. Por supuesto, los verdaderos Adeptos del camino
director se encuentran sobre todo fuera de los monasterios, y
constituyen la poblacin de las ermitas y viven como anacoretas
en el desierto o en las cimas nevadas, los motivos a que obedecen


1931


REVISTA TEOSFICA CUBANA


PG. 269









los que as se encaminan hacia el Sendero peligroso son de
rdenes diferentes: unos esperan encontrar all la respuesta a
problems filosficos que los libros resuelven ms que a medias;
otros anhelan poderes mgicos; algunos presienten que por
encima de todas las doctrinas existe un conocimiento ms com-
pleto y que pueden ser descubiertos otros aspects de la exis-
tencia por aquel que ha desarrollado rganos de percepcin ms
perfectos que los de nuestros ordinarios sentidos y tratan de
intentar el adquirirlos. Ellos han comprendido que todas las
buenas obras del mundo son impotentes para libertar de la pri-
sin del mundo al ego, y buscan el secret del nirvana. En fin,
un pequeo nmero de curiosos medio excpticos se ven impe-
lidos por el deseo de experimentar acerca de lo que haber pueda
de cierto en las singulares leyendas soto-voce, transmitidas aqu
y all respect de ciertos raros fenmenos producidos por los
grandes aldjorpas.
Mario Roso de Luna.



EL CAMBIANTE MENSAJE DE LA TEOSOFICA

Por I. A. HAWLICZEK
(Con notas de C. Jinarajadasa.)

En el moment actual muchos se preguntan si la Sociedad
Teosfica tiene desde ahora en adelante algn valor para el
mundo, o si la disminucin en el nmero de miembros y tambin
en la cantidad de pblico que asiste a nuestras conferencias
pblicas indica que la Sociedad ha llenado ya su objeto y se
encuentra en perodo de desintegracin. El autor de estas l-
neas est convencido, por el contrario, de que, lejos de haber
llegado a su fin, la labor de nuestra Sociedad tiene por delante
de s posibilidades casi ilimitadas de ulterior desenvolvimiento
y servicio. Las dudas actuales surgeon del hecho de considerar
la situacin actual desde un punto de vista demasiado inmedia-
to, lo que impide observer su relacin tanto con el pasado como
con el porvenir.
La Teosofa es la Verdad eterna, ilimitada e invariable.


REVISTA TFOSFICA CUBANA


PG. 270


NOVBRE.-DiO.









Incluye toda clase de manifestacin, tanto las visible como
las invisibles; abarca toda fase de conciencia, desde el tomo
hasta el Logos; se expresa en aquello que al hombre place lla-
mar "el mal" como en aquello que nombra "el bien". Es in-
teligente, porque se expresa en formas inteligibles.
Cuando esta sabidura eterna penetra en el campo de la
actividad humana, con su sucesin de fases dentro del mundo
del tiempo, se revela como un mensaje variable con respect
a ese mundo. Como demostracin de ello, pueden recordarse
los experiments de ndole teosfica efectuados cada centuria
por la Jerarqua Oculta, de los cuales es nuestra Sociedad el
ms reciente ejemplar, aunque los antiguos tesofos no fueran
conocidos por tal nombre.
La Edad Media fu un perodo de expresin emotiva, por
lo cual la labor teosfica de la poca consista en tratar de des-
pertar la Mente Inferior, puesto que ste era el subsiguiente
aspect de conciencia que la humanidad deba desarrollar. Co-
prnico, Paracelso, Kpler, Galileo y Bacon, por no citar ms,
laboraron todos hacia ese fin, abriendo el camino a un reaviva-
miento de la actividad cientfica. Otros grupos similares se
encargaron de producer el Renacimiento en el campo de la lite-
ratura y la Reforma en el mundo religioso.
Ya establecida "la mentalidad cientfica", la Teosofa
hall su nueva expresin en aquel grupo de pensadores espar-
cidos por toda Europa, precursores de las diversas revolucio-
nes sociales y polticas, de las cuales fu la Revolucin Fran-
cesa la ms spectacular. En tanto que los esfuerzos anteriores
haban ayudado al hombre a realizarse a s mismo como indivi-
duo inteligente, esta nueva enseanza, al estimular la Mente
Superior o Mente Sinttica, despert en l la conciencia de que
era una unidad social, sujeta a los deberes de consideracin
para con los otros miembros del grupo a que perteneca.
Otra nueva tarea se ofreca a la Sociedad Teosfica del
siglo xix: no ya la enseanza de un socialismo de grupo, sino la
de una fraternidad universal, sin distincin de raza ni de color,
de clase ni de religion. Esto implica el estmulo de la concien-
cia intuicional o bdica, que es, por el moment, la labor prin-
cipal de nuestra Sociedad.
En la misma Sociedad Teosfica modern puede obser-
varse una sucesin de cambios en la naturaleza de su mensaje,


REVISTA TEOSFICA CUBANA


PG. 271









aunque pertenezcan todos ellos al gran tema bsico de la Fra-
ternidad Universal. El primer aspect fu el violent ataque
de H. P. Blavatsky contra el materialismo cientfico y el ecle-
siaticismo materializado de su poca, que hizo que los tesofos
fueran considerados anti-cristianos. Luego aparecieron el Bud-
dhismo Esotrico de Mr. Sinnet y otros libros dedicados al es-
tudio de las religiones orientales, de modo que el concept ms
spiritual de la vida que en ellas se encuentra pudiera ser tras-
plantado al suelo occidental. Entonces se dijo que los miembros
de la Sociedad eran budistas. Este aspect fu substituido, a
su vez, por la fase educational iniciada por el coronel Olcott en
Ceiln, y que di por resultado el establecimiento del Colegio
Central Hind y de otros colegios teosficos en distintos luga-
res del mundo. Casi todos ellos han ido saliendo de manos de
los tesofos, a media que los ideales que representaban han
ido siendo ms generalmente aceptados por el mundo externo.
Inmediatamente surgi una poca de filosofa y metafsica
a la que han quedado unidos los nombres de G. R. S. Mead y de
Bertram Keightley; la sigui una ola de investigaciones ps-
quicas, de las cuales son las obras del obispo Leadbeater el
ejemplo ms notable.
La sexta fase fu tica, y en ella la atencin se dirigi espe-
cialmente hacia el karma, la reencarnacin, las leyes de la vida
superior y otros temas similares. En realidad, esta fase es la
que ha terminado. Puede que todava sea necesario que la So-
ciedad explique el mecanismo de estas leyes, pero no lo es ya el
dedicar muchas sesiones a demostrar su realidad.
La sexta fase es la de actividad prctica en que hemos en-
trado hace poco. Se distingue por el crecimiento de la Orden
Teosfica de Servicio y de otros movimientos que unen a la
Sociedad con el mundo en general.
De todo lo anterior puede deducirse que siempre que un
aspect particular de la Teosofa, al que la Sociedad ha pres-
tado especial atencin, se populariza y penetra en la conciencia
del mundo en general, ha llegado el moment de que la Sociedad
misma cambie, emprendiendo algn nuevo aspect de su labor.
Esta es condicin esencial de la continuacin de su existencia.
A menos que la Sociedad se halle, como si dijramos, a la cabe-
za de la humanidad en general, indicndole cul ha de ser su
prxima etapa de desarrollo, desaparece su razn de ser.


PG. 272


REVISTA TEOSFICA CUBANA


NOVBRE.-DIC.









En relacin con este asunto, el studio del Gran Plan Evo-
lutivo nos ayuda a prever, por lo menos en trminos generals,
cules habrn de ser las sucesivas etapas que nos aguardan.
As no se labor en las tinieblas, sino que se halla uno capaci-
tado para percibir aquellos movimientos de carcter mundial
que indican la nueva era, y para consagrar todas las energas
que poseemos a su advance y desarrollo.
Ciertas consecuencias siguen invariablemente a un cambio
de esa clase. En cualquier perodo particular de su historic, la
Sociedad Teosfica atrae a sus filas a aquellos individuos que
simpatizan con el mensaje especial que en esos moments ella
est dando al mundo. Al cambiar la naturaleza del mensaje, se
present esta alternative: aquellos miembros que son capaces
de adaptarse al nuevo estado de cosas permanecen dentro de la
Sociedad, y la ayudan a llevar a cabo su labor en la fase sub-
siguiente; y por otra parte, aquellos que por cualquier motivo
no pueden adaptarse a dicho cambio, se sienten descontentos y,
por ltimo, se apartan o renuncian a su afiliacin. Pero-y es
muy important hacerlo notar-llevan consigo el mensaje que
ms especialmente les interesan, y lo transmiten al mundo ex-
terno, donde gradualmente se esparce por la vida y conciencia
de la humanidad corriente.
Por el moment, sin embargo, parece como si la Sociedad
perdiera terreno. Pero cuando ha habido tiempo para que el
nuevo mensaje sea claramente formulado, atrae l entonces a la
Sociedad nuevos grupos de miembros sobre quienes ese aspect
ejerce especial atractivo, y la Sociedad en conjunto sigue su
march con renovado vigor. Tal ha sido el verdadero signifi-
cado de las diversas sacudidas que ha atravesado la Sociedad
Teosfica durante el curso de su historic. Despus de cada una
de ellas, no slo ha visto acrecentados su vida y su vigor, sino
que ha dado un cambio en su mtodo de presentar la verdad.
Actualmente estamos pasando por la ltima de esas per-
turbaciones, de la cual son causa aparente las enseanzas de
Krishnaji. La causa real se halla, no obstante, en el hecho de
que el estmulo dado al mundo durante los ltimos cincuenta
y cinco aos, y muy especialmente durante los ltimos quince
aos, ha despertado al fin una respuesta en las gentes. Est
comenzando a popularizarse, y saliendo de manos de la Socie-


1931


REVISTA TEOSFICA CUBANA


PG. 273









dad Teosfica, cuyo deber consiste ahora en emprender otros
aspects de su labor.
Este cambio comenz con la fundacin de la Orden de la
Estrella de Oriente en 1911. En aquella poca se nos instaba
enrgicamente a no tratar de formular los detalles del mensaje
que esperbamos, sino ms bien a cultivar la facultad de reco-
nocer la Verdad en cualquier aspect en que pudiera aparecer,
en cualquier forma en que el Instructor Mundial considerase
convenient presentarla. En una palabra, se instaba a los te-
sofos a desarrollar la intuicin mental, aquella facultad de con-
ciencia que caracterizar a la sexta subraza, y por medio de la
cual se reconoce la Verdad por percepcin direct, sin necesidad
de razonamiento ni argumentacin.
En 1925 empezaron a notarse tambin los efectos de ese
estmulo en el mundo externo. Se sucedieron rpidamente el
cambio de nombre y de objetos de la Orden y su disolucin
final, lo cual significa que aquel estmulo haba pasado a actuar
sobre el mundo en conjunto. Mas al regocijarnos hoy por ello,
no olvidemos que sin la Sociedad Teosfica (o, a falta de ella,
de algo que la hubiera substituido) no habra habido ni Orden
de la Estrella ni Krishnaji (1).
A estos cambios acompaa invariablemente una disminu-
cin temporal del nmero de nuestros miembros. Unos aban-
donan la Sociedad porque han avanzado, dentro de la Sociedad,
lo ms lejos que les es possible. Otros se dan de baja porque
quieren consagrarse por complete a la presentacin de la Ver-
dad, segn aparece a travs de Krishnaji, la cual, superficial-
mente, aparece a veces contraria a aquella que ha estado
promulgando la Sociedad Teosfica. Es perfectamente natu-
ral y just que todos esos se retire; no obstante, esa retirada
ofrece dos peligros que hemos de procurar evitar. Justo es
que se retiren, porque en el mensaje de Krishnaji encuentran
la realizacin plena de su temperament. Han dejado de con-
siderar la vida desde el punto de vista oculto, convirtindose
en los msticos de su poca. El ocultismo pertenece a todas
las pocas; el misticismo es siempre de un tipo especial que

(1) lEs necesario extender la aplicacin de esta ley hasta el punto de decir
que sin la Sociedad Teosfica, o sin algo que la sustituyera, el Instructor del
Mundo no habra podido llevar a cabo su labor? Seguramente que la Gran Je-
rarqua no se halla tan limitada como todo eso.-O. J.


PAG. 274


REvisT'A TEOSFIdA CUBANA


NOVBRE.-DiC.









corresponde a una era particular, y vara a media que se su-
ceden los tiempos. El ocultista ve las posibilidades de nume-
rosas lneas de evolucin y de muchas etapas de conciencia;
trabaja por aquellos que le interesan ms hondamente, segn lo
determine su temperament. Pero cuando, en el curso de la
historic, la tnica del temperament mundial llega a coincidir
con la de su propio temperament, halla en ella satisfaccin
complete, y se convierte en el mstica de esa poca. Esta es
su liberacin. Sintindose de acuerdo con la conciencia de la
poca, deja de percibir toda presin externa, porque semejante
presin no se debe sino a la carencia de ese acuerdo. No existen
ya lmites para l: no hay para l ningn afuera. Todo le
parece estar adentro, y es libre,-aunque no signifique esto
necesariamente, que haya llegado a la perfeccin definitive.
Esta libertad puede obtenerse, en verdad, en cualquier nivel
de la evolucin en que uno se halle.
Los dos peligros que anteriormente mencionamos son, en
primer trmino, que la persona que sigue esa lnea determinada
pretend obligar a la Sociedad Teosfica, en conjunto, a adop-
tar esa misma actitud y la acuse de ser infiel a su misin si
as no lo hace. En segundo trmino, por parte de la Sociedad
se plantea algunas veces el problema de la lealtad. Como muy
bien dice Krishnaji, eso est completamente fuera de lo que
se trata. Cuando un embrin human que ha ido creciendo
dentro de las protectoras entraas de la madre, se separa, en
el sentido fsico, de aquella vida a la que debe su existencia
misma, y nace al mundo como individuo separado, no se habla
de ingratitud ni de deslealtad. Cuando, unos aos despus, el
joven o la muchacha cuya infancia ha sido cuidada en el hogar
de sus padres, al llegar a mayora de edad, lo abandon para
cumplir sus deberes como ciudadano independiente, tampoco
nadie habla de ingratitud. Por qu nombrarla, pues, cuando
un grupo de individuos, nutrido en las entraas de la Sociedad
Teosfica, encuentra su misin particular en la vida, y empren-
de una carrera independiente para llevarla a cabo? Un ver-
dadero sentido de la fraternidad, junto con un poco de imagi-
nacin y de comprensin, nos ayudara a evitar ambos peligros.
Volvamos, empero, al tema principal. La Sociedad Teo-
sfica ha dado un impulso al desarrollo de la intuicin mental,
y ahora esta hija nuestra, bajo la inspiracin y la gua de Kris-


1931


RFVISsTA TFOSFICA CuBANA


PG. 275







REVISTA TEOSFICA CUBAlA


hnaji, ha adquirido la fuerza suficiente para efectuar su labor
en el mundo sin nuestra proteccin especial, mas no, segura-
mente, sin nuestro amor y comprensin. Qu queda, pues,
que hacer a la Sociedad? Su labor consiste en continuar
guiando al mundo, contribuyendo a prepararlo para ulteriores
etapas de desenvolvimiento. Ello implica no menos de quince
distintas y especficas variedades de conciencia relacionadas
con las quince subrazas que han de sucederse antes del final de
la present Ronda. Tarea colosal, en verdad, aunque afortuna-
damente no sea preciso efectuarla toda a la vez. Esta labor
puede agruparse en tres grades categoras. Primera: la di-
reccin de la Quinta Raza Raz y del mundo en general, apart
de aquella especialmente relacionada con la sexta subraza. Se-
gunda: la preparacin de la Sexta Raza Raz, cuya aparicin
se espera para dentro de seis siglos; y tercera: el trabajo rela-
cionado con la sptima subraza aria, que conduce a la Sptima
Raza Raz (1).
Al trabajo de la Quinta Raza-Raz en general correspondent
dos principles canales de actividad, la Orden Teosfica de Ser-
vicio y la Universidad Teosfica Mundial. La primera propor-
ciona los medios de llevar la inspiracin de la Teosofa a todos
los caminos de la vida, a todos los tipos de actividad humana,
dndole en ellos aplicacin prctica. Podemos estar absoluta-
mente seguros de que no es preciso que la orden de Servicio
establezca una series de organizaciones que sean como un dupli-
cado de las que ya existen en el mundo, sino que ms bien ha
de unirse a ellas, infundindoles ms y ms aquella inspiracin
que nicamente la Teosofa, con sus enseanzas sobre la Fra-
ternidad y su conocimiento del Plan, puede proporcionar a un
mundo semi-ignorante. Es en verdad, un llamamiento prctico
al mundo para que en l despierte la realizacin Bdica de la
unidad; y todo miembro de la Sociedad debiera ser capaz, si
lo desea, de hallar salida adecuada a sus energas en forma de
servicio prctico.
Lo que hace la Orden del Servicio para el mundo de la
accin, lo realize la Universidad Mundial en el campo de la
ciencia. En este movimiento puede observarse un esfuerzo cada
(1) Una pregunta: gNo ha de nacer la Sptima Raza Raz de la sptima
sub-raza de la Sexta Raza aRaz, que es la "austral-americana", y no de la
Quinta, que es la aria?-C. J.


NOVBRE.-DIC.


PG. 276









vez mayor por demostrar la unidad de la vida. Mientras hasta
ahora ha habido numerosas ciencias de las formas, cada una
con su esfera particular, y su tcnica, aparatos y expositores
correspondientes, se nota ahora el surgimiento gradual de una
sola y nica Ciencia de la Vida, de la cual las diversas ciencias
aparecen como expresin parciales en direcciones determi-
nadas, pero sin significado absolute de por s, salvo en cuanto
que se relacionan con la bsica Ciencia de la Vida. La "Rela-
tividad" es la palabra popular que expresa la relacin entire
esas ciencias, pero la Ciencia de la Vida las reune en un todo
nico.
Tambin esto corresponde a la introduccin de la concien-
cia bdica en la Mente Superior de la Quinta Raza Raz. En la
Orden de Servicio se manifiesta como Fraternidad Universal
conducente al servicio prctico; en la Universidad Mundial se
convierte en ciencia universal, conducente a la relatividad apli-
cada a todas las ramas del conocimiento human. El deber de
la Sociedad Teosfica consiste en ser la inspiradora de ambas
organizaciones, marchando as a la cabeza del mundo en estos
dos aspects de la vida bdica en la poca actual.
He aqu un campo de actividad que puede muy bien agotar
hasta el extremo lmite nuestros recursos. Y hay, adems,
otras actividades: es preciso preocuparse de las razas futuras,
pues ello entra tambin dentro del campo de accin de la Socie-
dad Teosfica. Al parecer, la Raza Aria fu fundada hace
unos 100,000; pero la preparacin para ella comenz desde
1,000,000 A. C. Por lo tanto. no es demasiado pronto para que
la Sociedad Teosfica del Siglo XX comience a ocuparse acti-
vamente de los preparativos de la Sexto y Sptima Razas
Races.
Necesariamente, esta labor se halla en el moment actual
much ms especializada, y por consiguiente es menos compren-
dida, y considerablemente menos popular que el ms amplio
campo de actividades referente a las razas existentes hoy en
da. Este aspect de la labor se realize por medio de la Iglesia
Catlica Liberal y de la Co-Masonera (1).
Como quiera que existen considerable prejuicios contra
ambos movimientos, recordemos que aunque puedan ser ellos
(1) Esta es la opinion personal del autor, y estrictamente en ese sentido
se publica.-C. J.


1931


REVISTA TEOSFICA CUBANA


PG. 277







REVISTA TEOSFICA CUBANA


realmente parte de la labor de la Sociedad Teosfica, en modo
alguno incumbe a ningn miembro de la Sociedad, en particular,
la obligacin de tomar parte en ninguno de ellos (2). No obs-
tante, s forma parte del deber de todo miembro abarcar dentro
de su concept y prctica de la Fraternidad Universal a todos
aquellos a quienes su dharma lleva a laborar en esas organi-
zaciones.
Al observer a la Iglesia Catlica Liberal, nos llama la
atencin la semejanza de su tcnica con la de los servicios en
los templos de la colonia de la Sexta Raza Raz, segn se des-
criben en los ltimos captulos de El Hombre. De dnde y
cmo vino? Adnde va? Y al par se observa una diferencia
muy significativa. En la Iglesia Catlica Liberal se espera del
congregante que d su contribucin individual de amor, de
fuerza, de valor, de jbilo, de sabidura, de belleza, etc., hasta
el punto mximo de su capacidad. Pero esto no basta. No slo
debe elevar su conciencia hasta el lmite ms elevado que le
sea dable, sino que tambin ha de unirse a los dems, para for-
mar con ellos una conciencia nica. La Liturgia lo ayuda a
lograrlo. Basada sobre slidos principios psicolgicos, comien-
za por actuar en el nivel de conciencia habitual de la persona
corriente, y lo lleva paso a paso a cimas cada vez ms altas de
expresin spiritual, hasta que llega a una unanimidad con los
otros miembros de la congregacin tan complete como sea posi-
ble. Surge as una especie de mentalidad nica, pues la congre-
gacin, ayudada por la liturgia familiar, acta como una sola
inteligencia en vez de actuar como mera colocacin de individuos.
Esta mentalidad nica se extiende tambin hasta incluir a al-
gunos de los ngeles, aunque actualmente la realidad de estos
series est muy lejos de haber llegado a la percepcin de la hu-
manidad en general.
La diferencia a que antes nos referamos consiste en la
ausencia del sacramento. La obra de la Sexta Raza Raz con-
siste en expresar la unidad de la conciencia bdica, que puede
describirse muy bien por medio del trmino unidad de senti-
mientos. No es lo mismo que la conciencia intuitiva de la

(2) Por una razn much ms sencilla an: la de que ninguna de esas dos
actividades "forman parte de la labor" de la Sociedad. Pueden constituir el
trabajo de muchos tesofos, individualmente considerados, pero en modo alguno
el de la Sociedad.-C. J.


PAG. 278


NovBBE.-Die.









sexta subraza que ahora despunta, sino que se trata de una
extension de esa misma conciencia ms all del nivel mental
superior. La humanidad modern no puede alcanzar directa-
mente semejante unidad, sino por medio de un smbolo. Por
eso tenemos hoy el Sacramento de la unidad en el amor, que
por medio de un canal simblico, estimula el verdadero corazn
del amor en todos los miembros de la congregacin, contribu-
yendo as a efectuar gradualmente el cambio de la unidad meen-
tal de hoy a la unidad de sentimientc. (1) de maana. En la
Sexta Raza Raz esta unidad existir normalmente como rea-
lidad consciente, y por lo tanto no necesitar ningn smbolo
que la present.
El movimiento Co-Masnico difiere de la Francmasonera
corriente en el mismo sentido en que la Iglesia Catlica Liberal
se diferencia de las iglesias cristianas de carcter ms ortodoxo.
Es de notar que la tcnica masnica, que incluye ntima coope-
racin con todos los reinos invisibles de la Naturaleza, tiene por
objeto producer la unidad de voluntades. Hay muchas funcio-
nes especiales en cada logia masnica, y cada una de ellas ha de
cumplirla un individuo distinto. As como la salud y utilidad
del cuerpo fsico como vehculo bien organizado de conciencia
dependent de que cada rgano realice su funcin propia en el
moment que le corresponde, y en perfect armona con todas
las dems parties del organismo, as tambin el xito en el fun-
cionamiento de una logia masnica depend del perfect cum-
plimiento, por parte de cada miembro de la logia, del deber es-
pecial que le ha sido asignado, en obediencia a la voluntad nica
que a todos inspira y anima. Tambin en este caso se emplea
hoy en da un simbolismo para estimular un estado de concien-
cia que tendr direct y franca realidad cuando aparezca en
el mundo la Sptima Raza Raz.
Tales son las dos lneas especiales de trabajo para unos
pocos (2). La mayora de los miembros de la Sociedad Teos-
fica hallar probablemente til empleo para su actividad en las
direcciones que les ofrezcan la Orden Teosfica de Servicio y

(1) "Unanimidad" sera, etimolgica y estticamente, la palabra adecuada
para expresar en castellano esta hermossima unidad, si el uso no la hubiera vul-
garizado en sentido muy distinto. (Nota del Traductor).
.(2) Seguramente que la Gran Obra no es tan limitada como para no ofrecer
ms que estas dos?-O. J.


1931


REVIsTA TEOSFICA CUBAIST


PG. 279







REVISTA TEOSFICA CUBANA


la Universidad Teosfica Mundial (3). Pero sean cules sean
las lneas de actividades que escoja cada cual, recordemos cons-
tantemente que no hay ms que una Vida Unica en el mundo,
una Conciencia Unica que se expresa en todas estas diversas
formas: No hay jams conflict alguno en la Vida, y la Frater-
nidad est basada sobre el hecho fundamental de la Vida Unica.
Llevando por gua este gran principio, la Sociedad Teosfica
puede avanzar con confianza hacia el esplndido porvenir de
utilidad cada vez mayor que la espera, de modo que pueda llegar
a ser en verdad, como predijo un Maestro, "la piedra angular
de las religiones del porvenir".
Traduccin de Raquel Catal.




OBSERVACIONES OPORTUNAS

POR

GEORGE S. ARUNDALE

Respuestas a algunas preguntas formu-
ladas en una reciente reunin de la Fede-
racin de Logias Teosficas de la Califor-
nia Meridional.
Acaso consideris como gran audacia por parte ma que me
venture a contestar preguntas; pero el Maestro Morya observ
hace algn tiempo que agradaban los audaces, lo cual hasta
cierto punto lo anima a uno a ser audaz. Por mi parte, creo
que pasaremos un rato agradable. Hacer preguntas es cosa
muy interesante, y contestarlas tambin lo es. Es muy grato
sentirse de acuerdo, y es aun ms grato no estar de acuerdo de
tiempo en tiempo. Afortunadamente, nadie puede pronunciar
palabras definitivas, por lo menos en este mundo. No consi-
deris, pues, definitive, nada de cuanto os diga, por ms que,
como sabis, viaje yo por el mundo al servicio de los Hermanos
Mayores. Esto no quiere decir,-y deseo que lo comprendis

(3) Yo tengo todava vvida conciencia de que el empleo til de mi actividad
se hall en la Sociedad Teosfica, pura y simplemente.-O. J.


PG. 280


NOsBRE.-])IC. ,








bien claramente-que lo que yo diga constituya la voluntad de
los Hermanos Mayores. Con frecuencia no s expresar exac-
tamente lo que Ellos desean que se diga, por lo cual en ningn
sentido deben tomarse mis palabras como un evangelio. No
tienen nada que ver con eso. Tomadlas y bastar con ello,
como simples palabras de George Arundale, que est tratando
de hacer todo lo que puede por expresar con claridad lo que
ha logrado entender. Y as, como bien sabis que su compren-
sin es considerablemente limitada, tomaris bondadosamente
cada respuesta como meramente suya. Si creis, no obstante,
que pueda haber en ella algo que pertenezca a los Hermanos
Mayores, recibidla con muy buena dosis de comprensin, y con
un puado de sal de discernimiento. Henos aqu, por ejemplo,
ante un chapuzn en aguas profundas.
PREGUNTA: Hay conflict entire la labor de la Sociedad Teosfica y la
de Krishnaji? Qu deben hacer los miembros de la Sociedad con respect a
ello'
RESPUESTA: He aqu una pregunta muy til. Creo que
debo ser completamente franco. Es peligroso ser completamen-
te franco. Mientras con mayor franqueza se expresa uno, ms
fcil es que se le entienda, cite y comente errneamente.
Estamos hoy ante un Gran Misterio, es decir, ante la pro-
yeccin o manifestacin de un gran instructor. Doy esto por
aceptado plenamente. Por supuesto que habr quienes lo nie-
guen. Podrn discutir la existencia del Gran Instructor, po-
drn discutir la manifestacin en un vehculo dado. Ahora
bien: a la luz de recientes studios se reconoce que este asunto
es sumamente intrincado. Por mi parte, yo recuerdo que en
1908 y 1909, antes de que apareciera en absolute Krishnaji en
el mundo, antes de que nadie supiera nada acerca del Adveni-
miento, recuerdo muy bien-repito-que no se explicaba clara-
mente, en absolute, cmo empleara el Gran Instructor el vehcu-
lo que haba elegido. No se saba con gran precision si habra
una toma de posesin complete, o una ocupacin intermitente
del vehculo, como en el caso de Cristo con Jess hace dos mil
aos; y las opinions se inclinaban hacia esta ltima idea de
una ocupacin intermitente. Creo que la Dra. Besant y el Obis-
po Leadbeater estaban de acuerdo en este punto. Despus, las
cosas siguieron su curso, y nuestra Presidenta pareci en ge-
neral inclinarse, especialmente a la luz de ulteriores experien-


1931


REVIsTA TEOSFICA CUBANA.


PG. 281









cias, a la conclusion de que probablemente habra algo en el
sentido de una ocupacin permanent del vehculo. No sera
necesariamente algo de la clase que sus primeras investigacio-
nes les haban llevado a esperar, sino algo de carcter menos
concentrado, pero no obstante, bien definido y probablemente
no intermitente. El Obispo Leadbeater se inclinaba, en general,
a seguir sosteniendo la teora de la ocupacin intermitente, que
expresaba, con otras palabras, al hablar de la idea del embudo,
que creo se public en The Theosophist hace algunos aos. Se
trataba de un embudo, de un canal que descendiera de las regio-
nes superiores, donde se hallara realmente interpenetrado por
la conciencia del Seor, disminuyendo esa penetracin a media
:que descendiera a regions inferiores, a pesar de tratarse del
mismo y nico canal. Desde el punto de vista de esta investi-
gacin, puede decirse que nuestra Presidenta tena razn, y que
el Obispo Leadzeater tambin tena razn. Es todo tan compli-
cado, que nada puede asegurarse. Visto el asunto desde cierto
punto de vista, existe el canal, y desde otro punto, vemos los
elevados estado de conciencia, donde se intensifica la presencia
del Seior, y las regions inferiores, donde no predomina esa
intensificacin de la Presencia, sino la personalidad de Krish-
naji. Bien: el hecho es que no se ha llegado a ninguna conclu-
sin terminante, positive, con respect al asunto.
Se arguye a veces que despus de todo, eso a nedie importa,
si no es a Krishnaji. No estoy de acuerdo con esto, porque
l es hoy en da una figure mundial, por lo cual me parece que
en cierto sentido se trata de un asunto de inters pblico. Desde
.cierto punto de vista, parece esto una impertinencia; pero desde
otro punto, es muy natural que las gentes quieran saber si estn
delante del Seor, si el Seor ha descendido de Su morada en
los Himalayas, y si, como si dijramos, ya no est all, sino que
se ha concentrado aqu, de modo que el Seor es quien habla
en todos los moments. Es muy important saber si esto es o
no es, como cientfico. No es important en el sentido de sa-
berlo para career o no career lo que dice, porque es completamente
contrario al sistema seguido por todo gran Instructor el hecho
de que un individuo cualquiera sea obligado, en cualquier forma
que fuere, a seguirlo, a career lo que El diga, ni aun a aceptarlo,
en general o en detalle. As, pues, de una cosa podemos estar
bien seguros, y es de que aunque resolvamos discutir el asunto


PAG. 282


REVISTA TEOSFICA CUBANA


NOVBBE.-DIC.








de la naturaleza de la conciencia de Krishnaji, hemos de recor-
dar que todo el efecto de la presencia del Seor entire nosotros,
de cualquier clase que sea esa presencia, quedara desvirtuado
si nos mperamos en erigirlo como autoridad.
Tengo, si me es permitido expresarme as, conocimiento
bastante extenso de muchos de los Grandes Instructores; y lo
ltimo que cualquier Gran Instructor permitira a uno de sus
chelas o discpulos sera el erigirlo en autoridad, citar Su
opinion salvo en circunstancias excepcionales, o ir ms all de
lo que sea sopesar en la balanza las afirmaciones del Maestro
y dejarlas o tomarlas, segn la mejor intuicin de que el dis-
cpulo sea capaz.
Por lo tanto, la cuestin de la naturaleza actual y positive
de la conciencia de Krishnaji es, en realidad, asunto de impor-
tancia puramente tcnica. No es cosa de importancia tica, en
absolute. Se trata de algo estrictamente tcnico. Hasta donde
alcanza mi criterio, no tengo la menor vacilacin en reconocer
que se trata de una fuerza tremenda, lanzada al mundo y que
proviene directamente del Seor.
Si se me pregunta: "Se trata de una encarnacin?", y no
se me ata a cualquier interpretacin especfica de mi respuesta,
contestar sin la menor vacilacin: "Si." Pero continuara
diciendo que, en estos asuntos ocultos, la experiencia nos ensea
que cuando un Gran Ser emplea un vehculo, es preciso tener
siempre en cuenta la ecuacin personal de ese vehculo, de modo
que por muy magnfica y pura que sea la corriente de vida
que descienda del Seor, habr de quedar afectada, inevitable-
mente, por la ecuacin personal del individuo a travs del cual
se manifiesta ese influjo de vida.
Sabemos que as sucede en el caso de la Dra. Besant. Creo
que no ha existido ningn otro canal ms maravilloso que ella
para transmisin de otra gran corriente de fuerza. Parece
como si quedara eclipsada; como si dijramos, por Krishnaji;
y no obstante, tambin es ella el vehculo de un Gran Instructor.
Asimsmo lo es, en gran parte, el Obispo Leadbeater; y sin em-
bargo cuando se observa a una y otro, con gran reverencia,
pero con acuciosa atencin, se nota que de tiempo en tiempo,
inevitablemente, la personalidad, la individualidad del vehculo
afecta a la vida que fluye a travs de l. Hay algo de aprisio-
namiento, de constriccin. No tengo competencia para fijar


1931.


REVISTA TEOSFICA CUBANA


Pio. 283









hasta donde llega ese aprisionamiento en los distintos casos.
En cuanto a nuestra Presidenta se refiere, s puedo decirlo,
porque ella misma me lo ha revelado. Precisamente, cuando
estuve en Adyar, en el mes de abril de este ao, me dijo: Que-
rido amigo, volviendo la vista atrs, y recorriendo toda mi vida,
veo muy claramente las ocasiones en que no llegu a cumplir
bien." Por supuesto que desde nuestro punto de vista, muy
inferior al de ella, nos parece que ha cumplido maravillosamente
su misin en todos los moments. Y no obstante, ella sabe en
qu moments falt algo para que la cumpliera. No he cono-
cido, ni aun estudiando pocas remotas, ningn caso de un indi-
viduo prominent en donde no haya existido algo que hasta
cierto punto haya modificado la naturaleza de ese potente in-
flujo de vida.
Es consciente de ello el Seor? A mi juicio, la respuesta
es, sin la menor vacilacin, afirmativa: El es un Gran Maestro,
un Gran Manipulador de Fuerza. Pero conoce perfectamente
la naturaleza de los instruments que emplea y toma en cuenta
esa naturaleza. Tiene un trabajo especial que realizar, y ha
de efectuarlo dentro de ciertos lmites de tiempo. No puede
hacerlo El mismo, directamente, no puede trasladar de Los
Himalayas, hasta aqu Su propio cuerpo fsico, porque inme-
diatamente ste se hara pedazos. Necesita emplear un instru-
mento, y tener en cuenta sus inevitable imperfecciones, por
pocas que sean; y necesita tambin concentrar ese instrument
en una lnea especial de trabajo. Tiene que concentrarlo en
una faceta especial de la Verdad Universal, en una palabra
especial de la Gran Frase Espiritual que los Grandes Instruc-
tores pronuncian conjuntamente para la liberacin del mundo.
Si consideris todo esto desde el punto de vista cientfico,
no os dejaris llevar por nadie, en ningn sentido, sino que cada
vez en mayor media os retiraris dentro de vosotros mismos.
Y al escuchar a Krishnaji, o al oir a la Dra. Besant, o a cual-
quiera de los dems Mensajeros del Rey que en estos moments
se presentan al mundo externo, si sois juiciosos, si poseis intui-
cin, tendris gran cuidado en recibir de cada uno de ellos, en
aprovecharos de lo que todos os brindan, y de ocuparos de lo
que individualmente os concierna.
Yo, por mi parte, no ser tan necio que me limited a uno solo
de los manantiales de donde fluye la vida. Beber hasta col-


PG. 284


REVIsTA TEOSFICA CUB.&NA


NOVBRE.-DIO.








marme del manantial de mi querido hermano Krishnaji, y tam-
bin del de nuestra Presidenta, y del Obispo Leadbeater, pero
me propongo seguir mi propio camino. Cuando me dicen:
" Cmo podis conciliar el hecho de ser co-masn y obispo de
la Iglesia Catliga Liberal y otras cosas por el estilo con lo
que dice Krishnaji?", contest: "No me he dedicado a intentar
conciliaciones. Ni tengo tiempo para eso, ni tampoco me in-
teresa." No soy ningn juglar de profesin. No soy uno de
aquellos que pueden torcer las palabras hasta el punt de hacer
muy fcilmente, decir o querer decir a Krishnaji lo que l no
dice, o lo que dice que no quiere decir. Krishnaji es bien ine-
quvoco. Dice repetidas veces: "Todas esas cosas-la Teoso-
fa, las religiones, las ceremonies, etc.-no tienen nada que ver
conmigo." Perfectamente; pero s tienen muchsimo que ver
cc.nmigo. "Los Maestros, el karma, la reencarnacin, la vida
despus de la muerte-dice-nada tienen que ver conmigo."
No? Muy bien: Krishnaji sabe lo que est haciendo. Quizs,
si yo me hallara en el caso de Krishnaji, dijera todo eso que
l est diciendo. Pero estoy en otro departamento. Tengo mi
labor propia que hacer; y esta labor se'halla en la Teosofa, en
la Sociedad Teosfica, y en las dems actividades a que estoy
dedicado. Las gentes nos dicen: "Vosotros mismos dijisteis
que el Instructor del Mundo iba a encarnar, y ahora que ha lle-
gado, El rechaza todas esas cosas. iQu vis a hacer, en vista
de esto?" No os preocupis de lo que yo voy a hacer. No me
aportis en vuestras confusiones, vuestras dudas y dificultades.
Enfrentos con ellas. La pregunta ms important es sta:
"Qu vais a hacer vosotros en vista de de esto?" Si no hacis
nada, bien: tendris que esperar unas cuantas encarnaciones
antes de alcanzar la liberacin que se logra recorriendo el sen-
dero de Krishnaji, el mo, o el vuestro. Si tomis el asunto
en serio, os diris: Qu es lo que voy a hacer con respect a
esto?" Si procedis con juicio, llegaris a la conclusion de
Krishnaji, que de un modo u otro descubriris que es semejante
a la ma, queridos amigos: que cada individuo debe seguir su
propio sendero. Pero puede seguirlo muy bien, tomando un
poquito de aqu y otro poquito de all, y utilizndolo todo para
avanzar ms deprisa por el sendero de la vida.
Doy por supuesto que Krishnaji sabe lo que est haciendo.
S que lo sabe muy bien. El es algo magnfico. Todos nosotros


1931


REVISTA TEOSFICA CUBANA


PG. 285









estbamos inmensamente orgullosos de l; orgullosos de que
la Sociedad Teosfica le hubiera dado quizs el primer impul-
so; orgullosos del hecho de que precisamente a dos de los
Hermanos Mayores que viven en el mundo externo fuera en-
cargada su primera educacin, la que contribuy a capacitarlo
para ser la fuerza esplndida que es hoy en da. Si l tiene que
apartarse ahora de todas las formas, ceremonies, iglesias, tem-
plos y) organizaciones, tanto, mejor. A la Sociedad Teosfica le
convene enormemente saber quienes son sus adictos inconmo-
vibles,, quienes son los que se han consagrado a ella de veras
y no pueden ser barridos de ac para all cual dbiles pajuelas
por los inevitable torbellinos que surgeon cuando se alza en me-
dio de nosotros La Presencia: un tremendo huracn de readap-
taciones.
Yo voy por mi camino, Krishnaji va por el suyo; y en ver-
dad no hay ms que un camino, como acaso, sepamos muy bien
l y yo "all arriba"; aunque aqu abajo juguemos con el arco-
iris, all en lo alto, no brilla sino la nica luz blanca.
PREGUNTA: Continuar la obra de la Sociedad Teosfica durante algunos
afos ms?
RESPUESTA: Oh, ya lo creo que s! El hecho es que la, la-
bor de la Sociedad Teosfica apenas ha empezado. No hemos
tenido ms que unos mseros cincuenta aos para trabajar. Sa-
bis que hay quienes creen que la Sociedad se ha sobrevivido.
En Londres hay quien dice: "Para que segus en ese movimien-
to ya gastado y anticuado? Eso es cosa muerta." Y yo respond:
"Esperen, para que vean", empleando una famosa frase de As-
quith, el difunto Primer Ministro de la Gran Bretaa. La Socie-
dad Teosfica se ha estremecido un poco. Sabemos muy bien
que gran nmero de miembros se han apartado de ella. Espera-
mos que vuelvan; son personas que no han arraigado con toda
el alma en la Teosofa, que' no se dan cuenta de su esplendor,
que no poseen la intuicin suficiente para saber que no hay nada
ms glorioso en el mundo, en el moment actual, que ser miem-
bro de la Sociedad Teosfica. Esas personas ven cualquier otra
cosa por otro lado, y diceni "Tenemos que ir tras de aquello",
y all van corriendo. Cuando uno deja algo aqu para correr tras
de alguna otra cosa ms all es muy frecuente decir luego:
"Amigo mo, cunto me alegro de haber abandonado ese mo-


PG. 286


REVISTA TROS6FICA CUBA11T


NOVBRE.-DIC.









vimiento ya tan decado!" y esto se dice pala justificar! el ha-
berse ido. Necesita uno engaarse a s mismo con la suposicin
de que en verdad ha valido la pena ir de aqu para all; y mien-
tras corre, condena con todas sus fuerzas aquello que abandon.
Esa gente dice: "iOh! Yo dej hace much tiempo la Sociedad
Teosfica con su karma, su reencarnacin, sus \Ihi:tros y de-
ms. Cmo es possible que siga Vd. ah?" Y yo contest: "Pues
ya ven ustedes: yo contino perteneciendo a 1a Sociedad." Lo
ms probable es que volvis a ella, queridos amigos. Porque las
mariposas no permanecen much tiempo en ninguna parte.
La Sociedad Teosfica est auni en los comienzos de su la-
bor. Adyar cobrar nueva vida en un prximo porvenir, y al
leer el nmero de octubre de "World Theosophy", veris hasta
cierto punto la parte que a mi juicio representar en ello nuestra
amada Presidenta. Hay quien dice: "La Presidenta acab desde
hace tiempo." Y eso no es verdad. Mientras ella viva, no que-
remos ms Presidente que Annie Besant. (Grandes aplausos.)
Hoy escrib al Obispo Leadbeater dicindole: "Dondequiera
que he estado (y vuestros aplausos acaban de probarlo una vez
ms) he hallado a la inmensa mayora de nuestros miembros
apasionada, devotamente leales a nuestra Presidenta; no quie-
ren que otro ninguno los presida." No es as? (Exclamacio-
nes: "S, s, excelente", y aplausos.) Porque a veces hay quien
pregunta: "Y quin la suceder?", y yo contest: Contem-
plad la magna huella de su pie, y ved si podis hallar otros que
la llenen." Me replican: "Y los vuestros?" "Son muy peque-
os si se les compare con esa huella." "Bueno, y los de C. Jina-
rajadasaT", y entonces digo: "Quizs juntando los suyos con
los mos, algo podra hacerse; pero de todos modos, sera un
andar un poco vacilante." El Obispo Arundale no es candidate
a la presidencia, ni tampoco lo es C. Jinarajadasa. Yo dije hace
poco a nuestra Presidenta que si se atreviera a abandonarnos,
la perseguira mi ms profundo disgusto. Y entonces ella se
puso un poco nerviosa, y decidi quedarse por algn tiempo ms.
Qu podemos hacer sin ella? Pensemos en lo que es, en lo
que ha sido para todos nosotros. Contemplemos esa figure va-
lerosa, indomable. Nadie ha seguido a la Verdad como ella.
Nadie se ha sacrificado por la Verdad tan ardorosamente co-
mo ella. Nadie como' ella le ha consagrado todas sus energas.


1931


REVISTA TEOSFICA CUBANA


PG. 287







PG. 288 REVISTA TEOSFICA CUBANA NOVWRE.-DIC.

Y de eso sufre ahbra. Est agotada, cansada hasta morir, y no
obstante, dentro de ella an se yergue el guerrero; y aunque
hasta cierto punto deja a sus servidores hacer algo de su labor,
siempre que ha de tomarse una decision important, tenemos
que presentarnos ante ella con los papeles, y nunca firma uno
sin decir: "Tengo que verlo." Y todos nos quedamos pensando
si lo que hemog'resuelto estar bieri o no. Y a veces agrega lue-
go "Esto no sirve. Yo lo escribir." Tal es la realidad de los
hechos. Para los detalles corrientes, confa en el mecanismo de
segunda clase que somos nosotros. Pero cuando se trata de, algo
grande, inmediatamente entra en juego, y es de hecho nuestro
jefe y gua lo mismo qu lo ha sido siempre. No imaginis por
un solo moment que no es capaz de. ser hoy para nosotros todo
cuanto fuera en pocas pasadas. Es nuestro deber librarla de
toda cuanta presin nos sea possible quitarle, pero ella contina
erguida como nuestra Gran Estatua de la Libertad, y de m
puedo decir que ha de seguirla hasta la Vida Eterna, y creo
que muchos son los que se han jurado hacer lo mismo. Bien es
que as sea. La Sociedad no iha muerto: os doy palabra de
ello. (Grandes aplausos.)
(Concluir).
(Traducido de "World Theosophy" de noviembre de 1931).




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs