• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 En la atalaya
 Teosofos prominentes
 C. Jinarajadasa
 Como matar la personalidad
 La montaña
 Ocvltismo
 Vida espiritual y vida mundada
 La teosofia es vida
 Teoria de la relatividad
 A los padres y a los maestros
 Del campo teosofico
 Advertising






Group Title: Revista teosofica
Title: Revista teosófica
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00073921/00031
 Material Information
Title: Revista teosófica
Physical Description: Serial
Language: Spanish
Creator: Theosophical Society (Madras, India) -- Seccíon Cubana ( publisher )
Publisher: Sección Cubana de la Sociedad Teosofíca
Place of Publication: Habana etc.
Frequency: bimonthly (irregular)[june, 1936-apr. 1938, sept./oct. 1942-1954]
monthly (irregular)[ former feb. 1917-may, 1936, july, 1938-aug. 1942.]
bimonthly
completely irregular
 Subjects
Subject: Theosophy -- Periodicals   ( lcsh )
Imprint -- Cuba -- Havana -- 1923-1939
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba -- Havana
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began in 1917?; ceased publication with July 1956.
Numbering Peculiarities: Publication suspended, June, 1933-Feb. 1934.
Issuing Body: Organo oficial de la Seccíon Cubana de la Sociedad Teosofíca, <1923-1939>
General Note: Description based on: Año 7, no. 1 (15 de enero de 1923) = 2a epoca.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00073921
Volume ID: VID00031
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002944312
oclc - 50336367
notis - APH5965

Table of Contents
    En la atalaya
        Page 365
        Page 366
        Page 367
        Page 368
        Page 369
        Page 370
        Page 371
        Page 372
        Page 373
    Teosofos prominentes
        Page 374
        Page 374a
        Page 375
        Page 376
        Page 377
    C. Jinarajadasa
        Page 378
        Page 379
        Page 380
        Page 381
        Page 382
        Page 383
        Page 384
        Page 385
        Page 386
        Page 387
    Como matar la personalidad
        Page 388
        Page 389
        Page 390
        Page 391
        Page 392
    La montaña
        Page 393
        Page 394
    Ocvltismo
        Page 395
        Page 396
    Vida espiritual y vida mundada
        Page 397
        Page 398
        Page 399
        Page 400
        Page 401
        Page 402
        Page 403
        Page 404
        Page 405
        Page 406
        Page 407
        Page 408
        Page 409
    La teosofia es vida
        Page 410
        Page 411
        Page 412
    Teoria de la relatividad
        Page 413
        Page 414
        Page 415
    A los padres y a los maestros
        Page 416
        Page 417
        Page 418
        Page 419
        Page 420
        Page 421
        Page 422
        Page 423
    Del campo teosofico
        Page 424
        Page 425
        Page 426
    Advertising
        Page 427
        Page 428
Full Text




Revista .Teosfica Cubana
PUBLICATION MENSUAL FUNDADA EN 1906
OREGANO OFFICIAL DE LA SOCIEDAD TEOSOFICA DE CUBA
Director: Administrador:
LEONARDO AUSUCUA. MIGUEL A. TRUJILLO.
Direccin y Admn.: 27 de Noviembre (Jovellar) No. 8.-Apartado 365
Acogida a la franquicia y registrada como correspondencia de segunda clase
en la Oficina de Correos de la Habana.
Precio de suscripcin: $ 2.00 al ao. Nmero suelto: $ 0.20
AO XIII, No. 7. JULIO DE 1929. 2a EPOCA


VIAJE DE MR.- JINARAJADASA


Comienzan a llegarnos nioicias de los preparativos que ha
venido haciendo la S. T. de Mxico para los distintos actos a
realizar durante la estancia en dicho pas de Mr. C. Jinara-
jadasa.
Entre ellas notamos: que las autoridades del Estado de Ta-
basco han ofrecido gratuitamente un aeroplano para volar desde
Tabasco a Campeche, a travs del Golfo de Mxico, con objeto
de que pueda dar conferencias pblicas en dichos lugares, de-
bido a que por falta de comunicaciones de otro modo se hu-
biera dificultado.
Es digno de notar tambin,que el Gobierno Federal, reco-
nociendo a Mr. Jinarajadasa como Profesor encargado de una
misin cultural, le ha concedido un libre trnsito para todos los
ferrocarriles mexicanos, permitindole hacer un recorrido que
comprende unas 2,500 millas.
El Ayuntamiento de Tampico es probable lo consider como
hu&sped de honor.
Las autoridades de Guanajuato han ofrecido gratuitamente
el hermoso teatro "Jurez" para sus conferencias pblicas, con
dos bandas militares.








El Rector de la Universidad de Guadalajara ha ofrecido
contribuir monetariamente como el Paraninfo, paWra las confe-
rencias.
Los Masones de Monterrey han invitado a Mr. Jinarajadasa
a visitar su Gran Logia.
De los treinta estados federados, hablar en 20 ciudades.
Se han solicitado las correspondientes audiencias del Pre-
sidente de Mxico Sr. Portes Gil, as como del General Elas
Calles, a fin de que Mr. Jinarajadasa se entreviste con ellos,
segn deseos manifestados.
El Gobernador del Estado de Veracruz costear 12,000 fo-
lletos de propaganda para su distribucin gratuita en Jalapa.
Qu haremos en Cuba que sea igualmente digno de tan
ilustre husped?
Es es de esperar que las autoridades y el pueblo de Cuba, con
su traditional hospitalidad y su amplitud de criterio, as como
su amor por el adelanto cultural de nuestros conciudadanos, den
igualmente todas las facilidades poibles a fin de que su estancia
entire nosotros sea lo ms provechosa para todos.

DICE LA DRA. BESANT.

"En Agosto espero estar en el Congreso Mundial de
Chicago, y he 'aceptado una invitacin del Diputado del Su-
premo Consejo en los Estados Unidos para asistir a una tenida
Co-Masnica despus del Congreso.
"Este es nuestro primer Congreso Mundial, y en lo suce-
sivo se celebrarn cada siete aios.
"Todos los que puedan debieran asistir, a fin de que po-
damos tener una reunin que inspire a la S. T. con nuevas
energas.
"Esto es particularmente necesario ahora en los Estados
Unidos, porque muchos de nuestros miembros demuestran la
muy corriente tendencia a entregarse tan vehementemente a toda
nueva organizacin, por aliada que est a la S. T., como por
ejemplo, la Orden de la Estrella, que olvidan las necesidades
de la Sociedad madre. Y en esta forma encuentro que una carga
aplastante se arroja sobre mis ya sobrecargados hombros."

DOS NUEVAS SOCIEDADES NACIONALES *

Resultado inmediato y visible del recorrido de Mr. Jinara-
jadasa por la Amrica Latina, ha sido la creacin de dos nue-


PG. 366


REVISTA TrOSFICA CUBA11T


JULIO






1929 REVISTA TEOSFICA CUBANA PG. 367

vas Sociedades NaCionales: la del Per, en 17 de abril, que ce-
lebr su primbra Convencin en dicha fecha en la histrica ciu-
dad de Lima, acto en el cual se eligi el Secretario General,
hno. A. Benavente Alczar; y la de Costa Rica, de la que el
hno. Mariano L. Coronado result electo Secretario General.
Sin duda alguna que otro de los resultados de la visit de
Mr. Jinarajadasa por los diversos pases ser la de aumentar
considerablemente el nmero de Logias y de miembros, y espe-
cialmente, el entusiasmo de los miembros y una mayor com-
prensin y ms amplia vision de la Teosofa y de la vida.
El tema de actualidad en el mundo cientfico, son las cura-
ciones por medio de las cauterizaciones en el trigmino; que dan
por resultado especialmente la curacin de distintas formas de
parlisis.
Muchas veces, en la vida intellectual y spiritual, sobreviene
como una a manera de parlisis, de fosilizacin, que detiene las
actividades y estanca el progreso- de las ideas. En esos casos
unos cuantos toqcecitos en es, trigmino spiritual realizan ma-
ravillas y renuevan los concepts y las ideas.
Cuntos de entire nosotros necesitarn esos toquecitos que
tan de mano maestra pueda operar Mr. Jinarajadasa?
DESEN CA~NACIONES
El hno. Manuel Sanz Sabln, entusiasta miembro de la
Sociedad, ha tenido que pasar por la prdida de su querida
esposa, tambin miembro de la S. T., la lhna. Isabel Melero
de Sanz.
En Santiago de Cuba desencarn el hno. Ramn Laurel,
de la Logia H. P. Blavatsky.
Ausencias pasajeras, y no definitivas; mejor dicho, separa-
ciones fsicas momentneas, ya que la vida post-mortem, ms
real que la fsica, slo est separada de esta ltima por nuestra
imposibilidad de percibirla. ,
En estas reunions fsicas, vida tras vida, va el alma aqui-
latando experiencias, templndose y fortalecindose, hasta que
alcanza la verdadera liberacin: la unin con lo Divino, la unin
con la Vida toda.
FORMACIN DE NUEVA LOGIA
Segn habrn visto las Logias por la comunicacin que
oportunamente les fu enviada directamente por la interesada,
qued constituida en el mes de mayo una nueva logia en la Ha-






PG. 368 REVISTA TEOSFICA CUBANA JULIO

bana "lHercles", bajo la Presidencia del hnb. Rafael de Albear.
Confo en que todos los components de esta Logia, ins-
pirados por su amor al ideal, vengan a contribuir con sus acti-
vidades a la mayor difusin de nuestras enseanzas, y al mayor
auge de nuestra sociedad.

DESCUBRIMIENTOS DEL INSTITUTE SMITHSONIANO
Mr. Hany B. Collins, etnlogo y arquelogo del Instituto
Smithsoniano, ha traido de las Islas del mar de Behring lo que
cree son restos de la Edad de Oro de los Esquimales. Cavando
en las prominencias de la Isla de San Lorenzo y la Isla Sledge,
encontr casas de 16 pies bajo el nivel de las de la actual ge-
neracin, y seis pies bajo el nivel del mar, y enterrados en el
cieno aparecieron pedazos de hueso y marfil tallados con ex-
qisitos dibujos, as como toda clase de utensilios domsticos
y restos de grandes villas. Algunos de los cuerpos de estos
antiguos habitantes estaban aun bastante bien conservados por
el hielo. No existe prueba todava acerca de si vinieron del
lado de la Siberia o del lado de Alaska. Hizo el siguiente co-
mentario: "un aluvin result un lugar de recreo para un ar-
quelogo."

ALGO SOBRE MAGIA

La Magia de los Papes ha atrado la atencin de muchos
antroplogos, y un libro recientemente publicado, titulado "La
Magia Orokaiva", por F. E. Williams, describe algunos de los
procedimientos empleados por los Orokaivas de las llanuras del
Norte de Papua (Nueva Guinea Britnica). Dice: "el element
fundamental de la magia consiste slo en desear el resultado,
pero desearlo en esa forma especial a la que llamamos "desear"
o "esperar". Podra hasta decirse que quien espera contra la
esperanza, quien suea durante el da y forma castillos en el
aire, ha practicado la magia en su corazn. Cualquier emocin o
mezcla de emociones puedeni tener cabida en la esperanza-el
hambre, la clera, la lujuria, 'la venganza-o cualquiera otra.
Cuando alimentamos un deseo o a una falsa esperanza, somos
espiritualmente culpables de magia".
Este pueblo no tiene formulas mgicas determinadas, en lo
que se diferencian de otros. Mr. Williams tambin trata de
"culto tar", recientemente desarrollado. (El taro es una espe-
cie de ame). Este culto se ha esparcido rpidamente en un





1929 REVISTA TEOSFICA CUBANA PG. 369

rea considerable. Surgi con un individuo que se crea po-
sedo por los pspritus del taro, de quien reciba las instrucciones
para los ritos necesarios para asegurar una buena cosecha. Al
principio eran sencillos, limitndose a festivales y buen com-
paerismo, pero rpidamente se convirti en un ceremonial y
baile complicado, al que pronto se agreg no slo el aplacar a
los espritus del taro, sino tambin a. los espritus de los ante-
cesores o familiares difuntos que se crea dirigan el crecimiento
del taro. As surgeon las sectas. Mr. William tambin indica
que el vigoroso desarrollo de cultos semejantes se debe a la
supresin de creencias ms antiguas, determinada por los mi-
sioneros y por el contact con la "civilizacin" blanca.
DESARROLLO FSICO DE LOS JAPONESES
Mujeres de mayor estatura parece se han venido desar;o-
llando en el Japn. Su entusiasta entrada en todos los campos
de los deportes est cambiando su constitucin fsica. Les gusta
el tennis, basket-ball, nadar,, salto de prtiga, etc. Grupos de
ellas ascienden al Monte Fuji, y esto se consider como un no-
table espectculo. Las mujeres trabajan actualmente para ga-
nar su sustento, cosa desconocida no hace muchos aos. Al-
gunas de ellas hasta manejdn automviles de alquiler... As
cambia el mundo.
El compasivo corazn de la Madre del Mundo debe segu-
ramente estar angustiado viendo los horrores por los que mi-
riadas de mujeres chinas han pasado y estn pasando para dar
nacimiento a la "nueva mujer".
Primeramente estn desechando algunos de los horribles
grilletes y prohibiciones que las han mantenido limitadas por
muchos siglos. Los pies ligados, el cabello largo, la esclavitud,
los esposos no deseados; estas son algunas de las cosas de las
que estn tratando de librarse.
En las condiciones actuales, pl dolor de los pies ligados debe
desaparecer; el cabello corto, tomado como smbolo de la nueva
libertad, tuvo al principio sus fapticas y mrtires. Los es-
posos no apropiados estn sieiRto descartados por medio del
divorcio, a pesar de la tirana y la persecucin de los familiares
de stos.
Las nias esclavas han tenido evidentemente una poca
digna de compasin. Azotadas, mal alimentadas, vejadas-po-
bres nias-vendidas por sus familiares por el oro. Han su-
frido miserablemente en manos de sus dueos sin piedad. Su








destino est tambin cambiando. Los derechos de la educacin
se estn ofreciendo ante ellas y probablemente lo peor ha pa-
sado ya, aun cuando aquellos que conocen bien las condiciones
reinantes hacen un llamamiento a las mujeres del mundo para
que ayuden a libertarlas de la vida dolorosa que aun llevan.
EVOLUCIN DE LOS DIENTES
Los dientes humans estn presentando cambios que tienen
evidentemente un significado evolutivo. En los molares infe-
riores existe un sistema definido de canales y cspides que es-
tn pasando por un cambio gradual y progresivo. La forma de
las cspides y surcos se estn reduciendo, lo cual es muy ca-
racterstico en las actuales razas blancas, y ms notablemente
en la americana, que en las antiguas o modernas razas eu-
ropeas.
EL CEREBRO HUMAN
Los studios comparativos del cerebro del hombre y del
mono todava continan. "El nico rasgo distintivo del cerebro
human es cuantitativo", dice el professor G. Elliot-Smith. Ex-
cepto esto, region por region el cerebro del gorila es igual al
del hombre. El professor Elliot,Smith parece pensar que la
principal diferencia entire los ramferos y las formas inferio-
res de vida el la corteza del cerebro, en el desarrollo especial
de un rea unificadora u rgano al que llama neo-pallium. Es
el rea especial en la que (1) los nervios de los rganos senso-
rios traen las impresiones, en la cual (2) los estmulos son de
algn modo unificados y registrados, y de la cual (3) son en-
viados los mandates a los msculos. Es, de hecho, "un nuevo
rgano unificador", y en el hombre esta region neo-pallium es
much mayor que en cualquiera otra criatura, y en el lado fi-
siolgico da al hombre mayor personalidad.
KRISH-NAMURTI Y LOS MAESTROS
Mucho se ha dicho y escrito acerca del "sendero director"
preconizado por Krishiiamuri, y muchos son los que han lle-
gado a la conclusion de que debe prescindirse del auxilio del
Maestro para recorrer el Sendero.
Sin duda soy de los que han mal interpretado las ense-
anzas de Krishnamurti; pero analizando el asunto, creo que
la conclusion mencionada pueda deberse a una interpretacin
demasiado literal de sus palabras. Como dijo el mismo CrisS..,


tREVIZST-k TEOSOIFICA CUBAnNA


PG. 370


JULIO





REVISTA TEOSFICA CUBANA PG. 371


en sus prdicas por la Palestina, "la letra mata; el espritv
vivifica".
Si tomamos el libro "A los Pies del Maestro", veremos que
sus primeras palabras en el Proemio son:
"No son mas estas palabras; son las palabras de mi Maes-
tro. Sin El nada hubiera podido hacer; con su auxilio, me ha
sido dado poner los pies en el Sendero."
Estas son las humildes palabras del discpulo que reconoce
la grandeza y superioridad del Maestro, y que contrastan sin
duda con las de poder y suficiencia que pronuncia ahora que
ya ha alcanzado la Liberacin. Me hacen recorder aquellas que
pronunciara el Apstol San Pablo refirindose al desarrollo es-
piritual: "Cuando yo era nio, hablaba como nio y pensaba
como nio; ahora que soy hombre hablo y pienso como hombre".
El Maestro no es necesario para llegar a la Liberacin; de
hecho, sta no puede alcanzarse si no es por el esfuerzo del prlo-
pio discipulo.
El faro gua al navegante en la tormenta: los destellos de
su luz, rasgando las tinieblas de la noche, permiten que el barco
sea conducido a seguro puerto. No es el faro el que dirige el
navo; es la mano firme del,marino la que le hace deslizarse
sobre las encrespadas olas.y vencer las furiosas rfagas; pero
sin el faro, no obstante la ].li;rin y fortaleza del timonel, el
barco se estrellara en las puntiagudas rocas. *
El Maestro es como el faro, que sirve de norte y gua al
discpulo en la cruenta lucha que tiene que sostener en la tor-
menta de la vida. El slo indica, seala la senda a seguir;
es el discpulo el que tiene que recorrerla. Ningn Maestro, por
elevado que sea, puede darle la iniciacin al discpulo; es el dis-
cpulo el que tiene que alcanzarla por su propio esfuerzo; ningn
Maestro puede darle la salvacin, la verdadera Liberacin al
que recorre el Sendero: es el que lo recorre quien tiene que
ganarla por s mismo.
Si formamos del Maestro el concept de un guardian, siem-
pre junto al nio, vigilando sus vacilantes pasos, habremos
sin duda empequefecido la verdadera actuacin del Maestro y
la grandeza del alma que evoluciona en el discpulo. De la
misma manera que el nio tiene que fortalecer por s mismo
sus msculos, dar sus primeros pasos, sufrir numerosas cadas
anates de que pueda marchar con paso firme, as el discpulo tiene
por s mismo que lograr la fortaleza de alma necesaria para re-


1929






Pi. 372 REVISTA TEOSFICA CUBANA JULIO

correr el sendero de la vida, para alcanza "la estatura del
Cristo", como deca San Pablo. e
Los que, creyendo sin duda haber resuelto el problema de
la rpida Liberacin, abandonan y repudian la idea del Maestro,
no hacen ms que cambiar de Maestro. Dejan a un lado los otros
Maestros para ellos conocidos, para aceptar al nuevo Maestro
que se les present, al propio Krishnamurti; y, sin darse cuenta
del cambio, escuchan sus palabras y leen sus escritos y aceptan
sus prdicas, siguiendo ms o menos literalmente su jense-
anzas, con lo cual, a pesar de proclamar en principio que mar-
chan por el "sendero director que los Maestros no hacen falta,
en la prctica no hacen ms que seguir a un Maestro, al Maestro
Krishnamurti.
Cuando aprendemos a tener al Maestro, sin necesitar al
Maestro; cuando aprendemos a recibir y similar sus ensean-
zas, no a seguirlas ciega y literalmente; cuando aprendemos a
marchar con paso firme, y por el camino recto y noble, aun sin
estar en contact con el Maestro, entonces es que estamos en
el verdadero sendero director de la Liberacin. Y el Maestro
puede serlo, ya cualquiera de los que simbolizan la Vida, la
Unidad Universal, como el propio Krishnamurti, ya esa Vida
misma, cuando podemos aprender- directamente de su Gran
Libro.
EL SENDERO DIRECTOR

Y ya que del Sendero Directo hablamos, y tanto se ha dicho
por el mismo Krishnamurti, perdonadme si me atrevo a emitir
mis propias ideas sobre el mismo; pero ellas me han servido
grandemente para llegar a una mayor comprensin y para un
ms ntimo contact con esa ida, y slo por si pudieran ser
tiles a mis hermanos es que me decido a darlas.
Krishnamurti nos habla insistentemente de que debemos tra-
tar de ponernos en contact cn la Vida Misma, con esa Vida
que todo lo compenetra, que todo lo impulsa, que todo lo anima,
que es la verdadera manifestacin del Bien Amado.
Tratando de comprender f' practicar esas palabras, he lle-
gado a comparar el Universo entero con una vasta estacin de
Radio, que constantemente est emitiendo ondas de distintas
longitudes. Los hombres son las estaciones receptoras. Cuaido
logramos ponernos a tono para recibir esas ondas de Vida,
hemos alcanzado el sendero director de la unin con ella de la
misma manera que cuando en una estacin receptora damos





REVISTA TEOSFICA CUBANA


vuelta al botn, podemos recibir la transmisin direct de tal
o cual estacin, segn la longitud de la onda fijada. Para po-
nernos en contact con esa Vida, con el Bien Amado, no necesi-
tamos al Maestro; pero ste nos ayuda a ponernos a tono para
establecer ese contact.
De la misma manera que las corrientes de esa Vida Uni-
versal, al manifestarse en el mundo fsico, son absorbidas por
el cuerpo, dndole la vitalidad suficiente para actuar, as tam-
bin esa misma Vida, manifestndose en mundos suprafsicos,
anima y hace vibrar los vehculos superiores. Ahora bien, todo
este process se realize inconscientemente; cuando ese contact
se establece conscientemente percibimos entonces la unin con
la Vida, con el Universo entero.
Cualquiera puede alcanzar ese estado, no importa el estado
evolutivo en que se encuentre: todo depend del esfuerzo que
se realize. Naturalmente, que para que los que estn en etapas
inferiores, ese esfuerzo tendr que ser mayor que para los que
estn en las superiores; pero la Voluntad Divina, manifestada
en esa Vida que todo lo yuii'-i. y todo lo impulsa, es una pode-
rosa aliada cuando la unimos a la voluntad propia, que no es
ms que una manifestacin iferior de la Divina.
El Sendero Directo no p~s en realidad un camino a recorrer;
es tan slo un estado interno a alcanzar: todos estamos baados
con esa Vida Universal; pero vamos por el mundo compungidos
y agitados, en pos de la iluminacin y la felicidad, sin fijarnos
que esa Vida, esa iluminacin, est dentro de nosotros mismos,
a nuestro alrededor, y que tan solo tenemos que establecer el
contact con ella. Cuando tenemos un alambre conectado con
una poderosa plant elctrica, no tenemos que ir a donde est
esa plant para obtener fluido: tan slo necesitamos dar paso
a la corriente para tener a nuestra disposicin todo el voltaje
que produce.
E. A. FLIX.


1929


PG. 373














TEOSOFOS PROMINENTES

CARLOS W. LEADBEATER

En mi calidad de hombre de tipo co-
rriente que ha viajado y visto ms de
lo regular, como uno, adems, que le
conoce desde diez y nueve aios, que ha
vivido con l en Adyar por algn tiem-
po, y al que casi todas sus opinions le
son harto familiares, as como su vida
diaria, declaro abiertamente y sin res-
tricciones que Mr. Leadbeater es de en-
tre todos los hombres que he conocido,
el ms puro de vida y de pensamiento,
el ms feliz y de ms perfect manse-
dumbre, as como el ms escrupulosa-
n ente sincero y el de ms concentrada
devocin.
C. L. Peococke,
(Comandante de reserve del Ejrcito.)

ODO el mundo conoce el nombre de Carlos W. Lead-
beajer por sus obras cautivadoras y los destellos
luminosos esparcidos sobre numerosos y obscuros
problems. Nadie ms que l ha sabido descorrer el
velo que los hombres llaman muerte, ni sealado
tan claramente los mundos de paz y beatitud done
la ignorancia haba puesto el terror en el domnio de lo desco-
nocido. Miles de individuos han recibido de l ayuda y nimos
en el moment en que sus corazones eran despedazados por la
prdida de los que amaban; as que, bien podemos decir que ]
ha sido un verdadero manantial de consuelo para muchos que
se sentan anonadados por el-dolor.
En su ltima encarnacin fu uno de los discpulos de Klei-
nias-hoy el Maestro D. I.-, que a su vez era discpulo de
Pitgoras, ahora el Maestro Ik. H., el future Bodhisattva. En
su vida actual naci el 17 de febrero de 1847, y hoy soporta
sus 82 aos con la jovialidad y la energa de un joven jugador
de tennis. Tal es la recompensa que otorga la Naturaleza n un
cuerpo que "ha permanecido dentro de la templanza, la sobrie-
dad y la castidad", respuesta fehaciente e irrefutable dada a





)

















rrr














C W D
,A / .f.?e,.-i..
'



//.r











CARLOS W. LEAlDBEATER


3:.

7''


;.1

1f


, 1
,,,r





REVISTA TEOSFICA CUBANA


todas las calumnnias concebidas por la maledicencia y la envidia,
que contra l se han levantado para destruir su especial labor.
Cuando aun era un nio, march con sus padres a la Am-
rica del Sur, donde llev una vida llena de aventuras. En Saved
by a Good (1), relata algunos de estos espisodios y las cica-
trices de sus brazos son pruebas tangibles y grficas de esa
historic. Pasado algn tiempo volvi a Inglaterra, ingresando
en la Universidad de Oxford, pero su carrera sufri una brusca
interrupcin con la quiebra del banco de Overend, Gurnay &
Co., donde estaba colocada su fortune. A pesar de este golpe
inesperado, se orden en 1878 en la Iglesia Evanglica y actu
como sacerdote hasta 1884. Durante parte de este tiempo rea-
liz una series de experiencias espiritistas, obteniendo un am-
plio conocimiento de los fenmenos, aun cuando en l no se
manifest signo alguno de poseer facultades psquicas.
Su diploma de miembro de la Sociedad Teosfica lleva- la
fecha de 1884, pero haba entrado en la misma haca ms de
un ao antes, a consecuencia de haber ledo las obras de Mr.
Sinnett, a quien escribi co'n este motivo, surgiendo entire am-
bos una firme e inquebrantable amistad que aun dura, y siempre
recuerda con entusiasmo su deuda de gratitud para el tesofo
veteran.
Carlos W. Leadbeater no era de los que juegan con las
cosas series, que enfticamente llama "pequeos asuntos";
habiendo reconocido en Mad. Blavatsky un instructor de ocul-
tismo, dej todo para ir con ella a la India. Durante este viaje
se detuvieron en Egipto, donde un da apareci una tercera
persona sentada junto a ella, y l sorprendido peg un salto.
-"Qu buen ocultista!", dijo maliciosamente H. P. Blavatsky
-, y desde aquel moment jams ha vuelto a sorprenderse
cuando ha recibido visits inesperadas. Nunca se hizo ilusiones
sobre sus posibles progress, viniendo a la India nicamente
"para ayudar", barrer los pisos, escribir sobres y trabajar en
algo que fuera preciso. Pero 'su carcter de antiguo discpulo
no tard en manifestarse; su Maestro le di la mano y, para
l que nada solicitaba, ni nadajesperaba, todo le fu concedido.
Su primera experiencia al entrar conscientemente en el mundo
astral nos la refiere en A test of Courage (Una prueba de valor,
en el libro antes citado). Su personal y paciente labor fu re-
compensada por el perfeccionamiento de cada una de sus fa-
(1) Salvado por un espritu. Uno de los cuentos que ilustran su interesante
y encantador libro titulado Tle Perfume of Egypt and Other Weird Stories.


PG. 375






PG. 376


REVISTA TEOSFICA CUBANA


JULIO


cultades, plano tras plano, no 'obteniendo .nada sin haberle
costado su arduo trabajo, como lo ha referido muchas veces,
pero logrando alcanzar la seguridad y dominio hasta el nivel
en que hoy se encuentra, siendo hoy quizs el ms legal de los
discpulos de su Maestro "en el umbral de la Divinidad".
En 1885 sucedi a Damodar en el cargo de Secretario Ar-
chivero de la Sociedad Teosfica, y aquel mismo ao visit a
Birmania con el Presidente y contribuy a implantar all la So-
ciedad. En 1886 march a Ceiln, trabajando activamente en
pro de la educacin, iniciando el establecimiento de lo que hoy
da es el Colegio Ananda. Desde entonces, hasta 1889 que volvi
a Euroa-trayendo con l a su hermanito que haba perdido en
Amrica del Sur, al que haba buscado constantemente desde
que su maestro le haba dicho que se haba otra vez reencar-
nado; pasaba tres meses en la India y el resto del ao en Ceiln,
suC amada isla.
En Inglaterra trabaj en las oficinas de Pioneer, y fu el
preceptor del hijo de Mr. Sinnett y de G. S. Arundale, ha-
biendo este ltimo vuelto a estar a su cargo despus para re-
cibir enseanzas superiores. Fu miembro de la London
Lodge, para la cual hizo numerocas investigaciones, escribiendo
los resultados de algunas de ellas A1 ao de 1894 en su manual
titulado El Plano Astral. La publicacin de este libro fu
motivo para que diera su primera conferencia pblica en
Chiswick Lodge, de Londres. En 1895 vino a Vivir a nuestra
residencia, 19, Avenue Road, y puso sus excepcionales poderes
psquicos a disposicin de los estudiantes que all habitaban,
ayudando particularmente a Mr. Mead en sus clsicas investi-
gaciones, y all permaneci hasta 1899 en que se dej el arriendo
del local.
Su principal labor, desde 1896 hasta 1906, consisti en dar
conferencias y visitar muchos pases, llevando a todos ellos la
luz de la Sabidura Antigua. Nacido para ensear, es infati-
gable en su afn de ilustrar a los dems, sumando muchas
pginas escritas a sus numerossimas conferencias. En su ha-
ber figure una larga lista de 'ibros, llenos de preciosos datos
y expuestos con suma claridad.
En 1906 fu objeto de un terrible ataque que le apart mo-
mentneamente de su labor. Dimiti de la Sociedad, como ha-
ba hecho Elena P. Blavatsky en un caso anlogo para salvarla
del descrdito. En 1908, por un voto unnime de los Secretarios
Generales de las Secciones de la Sociedad esparcidos por el






REVISTA TEOSFICA CUBANA


mundo entero, y (tcho votos en contra de dos de los oficiales
y miembros idependientes del Consejo, se acord que no haba
motivo justificado por el cual no pudiera volver a ingresar en
la Sociedad, y en febrero de. 1909 se vino a vivir a Adyar, rein-
gresando poco despus.
El ha sido recompensado con la obra que le ha sido con-
fiada, en el mayor desarrollo de poderes que le permiten ayudar
ms y mejor, en las sinceras manifestaciones de cario y gra-
titud que de todas parties recibe y en la confianza y respeto que
por l sienten sus colegas. Slo "por medio de muchas tribu-
laciones" entran los hombres en el Reino, pero el camino bien
vale la pena de recorrerlo, porque aquel es el Reino de la vida
eterna, conciencia gloriosa sempre perenne, que ni la muerte
ni las vicisitudes pueden afectarla.
ANWIE BESANT.



















od


1929


PG. 377














C. JINARAJADASA

EL ESPIRITU DE LA INDIA


E halla actualmente en la vecina repblica del Sur,
el filsofo indio C. Jinarajadasa, eminente persona-
lidad mundial en el arte, en la filosofa y en la cien-
cia. Tres aspects de la humana cultural que el
ilustre Maestro de la India ha podido dominar en
toda su luminosa plenitud. La mente occidental cier-
tamente habra de maravillarse ant, el gran prodigio que repre-
senta la reunin en un solo hombre de cultural tan diferente y
tan vasta, uno slo de cuyos aspects sera suficiente para
agotar una larga y laboriosa existencia.
En los ltimos lustros del palsado siglo tambin la civili-
zacin de Qccidente fu conmovida ante la grandeza intellectual
y la magna sabidura de una mujer incomparable. Se hubiera
dicho que Mad. Blavatsky resuma en s la cultural de cien
siglos, tal era la erudicin y la sabidura de esa sublime mrtir,
cuya inmensa y luminosa obra perdurar hasta la consumacin
del tiempo.
Haba de sucederle en la consagracin mundial por el por-
tento de su mentalidad, tan grande que se pierde en los remotos
lmites de la admiracin y el pasmo, Mad. Annie Besant, cuyos
ochenta aos de vida proclaman la ms hermosa exaltacin del
Yo construyndose a s mismo, y ante quien el ilustre Keyser-
ling se quedara grvido de asombro.
Dos mujeres que han delumbrado al mundo con la potent
luz de su espritu, nos muestrai la inmensa altura a que puede
llegar el intelecto human, a nosotros, contemplativos de una
civilizacin y una cultural que se nos antojaran las ms altas
cumbres del progress human. o
Y ciertamente, los casos de Blavatsky y Besant, rusa la
una, inglesa la otra, cuyas obras han sorprendido tan fuerte-
mente el espritu occidental, prstanse a la mediacin ms hon-








da acerca de las cultural y las civilizaciones del planet, para
buscar en el fliscernimiento la fuente milagrosa de la verdad.
O, por lo menos, para hallar el sendero, aunque espinoso y ar-
duo, que nos conduzca o nos acerque al florecido edn de la
Verdad.
Blavatsky y Besant, iniciadora la primer y continuadora
la segunda, del ms grande y vigoroso movimiento espiritua-
lista que han contemplado las generaciones de Occidente, na-
cieron y crecieron en este lado del orbe sin que en l-es lo
cierto-hubieran hallado antecedentes para su magna cultural
y para sus formidable doctrinas explicativas del Universo y
el hombre. En qu fuente bebieron el agua mgica de su fe-
cunda sabidura? En dnde hallaron ese vasto ocano del
conocimiento human? Por qu maravillosos procedimientos
llegaron a adquirir tan extraordinario powder mental, tan asom-
brosa fecundidad del intelecto y del espritu?
Y he aqu las narraciones y la historic nos cuenta en felices
y amargos episodios, en bellas y trgicas leyendas, el eslabo-
nario de sus vidas luminosas, hechas para el prodigio de la
mente y el espritu en las lejanas y misteriosas laboreras de la
India. All, en los encantadoi barrancos del Tibet y en las
mgicas alturas de los IIimalayas, en la sagrada pompa de
Zambhala y en la, mstica quieted de Berars, alj en el Indos-
tn de los milenarios tesoros del espritu, hallaron Blavatsky
y Besant la ms copiosa y autntica sabidura que ha podido
acumular la humanidad a travs de incontables milenios de
existencia.
La India, por quin sabe qu secrets designios cosmogni-
cos, fu y es la depositara del ms alto y fecundo conocimiento
human. Su antiqusima civilizacin se ha ido trasmitiendo
de generacin en generacin, aumentada y enriquecida en cada
una, hasta darnos ahora la ms sorprendente maravilla de cul-
tura en arte, ciencia y filosofa, que ha podido conquistar el
genio human. La India es el ms vivo ejemplo de cultural
spiritual, acaso en el sentido msti2o o religioso, pero en modo
alguno en el otro del fanatismo 'olectivo. Pudiera decirse, s,
que toda la India es un templo de amor y sabidura, un sagrario
del espritu, donde el hombre media y ora, y contempla en la
honldura de su conciencia el melanclico panorama de los siglos.
All sus luminosos sistemas filosficos y religiosos, que nos
dan la clave de la existencia. All su acumulada ciencia de
mil milenios, que prende la antorcha del conocimiento meta-


1929


REViISTA TEOSFICA CUBA11T


PG. 379








fsico. Y en mgico conjunto, la India, patriarch de las nacio-
nes de la tierra, nos abre a la mente y al corazn el ms seguro
camino de la Verdad y de la Vida.
En qu nacin, en qu pas, en qu rincn del mundo, que
no sea la India, ha podido hallarse tan extraordinario acopio de
ciencia y filosofa. Dnde ha podido el hombre alcanzar las
ms excelsas alturas del espritu, que no haya sido en la India?
All en la India. estn los grandes yoguis, los sublimes msticos
que dominant todas las leyes de la naturaleza, y all estn tam-
bin, para dicha y servicio de la humanidad, los grandes Maes-
tros de Sabidura, los superhombres de la raza, libres ya del
dolor y de la muerte.
Cuando Mad. Blavatsky fund en los Estados Unidos la
Sociedad Teosfica, en noviembre de 1875, el mundo occidental
empez a comprender mejor el espritu y la civilizacin de la
India. Antes de esa fecha, ciertamente se haban estudiado en
Europa las filosofas y religiones del Oriente, pero solamente
por diletantismo intellectual, a manera de investigacin cien-
tfica de las civilizaciones de allende al Nilo. No se conoca el
formidable poder spiritual que mova al mundo desde las es-
condidas viharas de los Himalayas y el Tibet; nada se haba
del papel que representaba la India en el gran drama de la
existencia universal. Pero MaU. Blavatsky trajo al mundo de
Occidente el mensaje luminoso del pas del Ganges; trajo el
apostolado de la liberacin humana, liberacin del error y la
ignorancia, y desde la alta cumbre de su sacrificio, ense a la
humanidad el valle de la fraternidad y de la paz, iluminado
por el sol spiritual de la India, extendiendo el oro de su cl-
mide impoluta por el ancho de todas las llanuras.
Este apostolado de liberacin, ese mensaje de fraternidad,
desaparecida Blavatsky, continue su obra, valindose de Md.
Besant, la actual president de la iSociedad Teosfica, y de esa
brillante plyade de filsofos, y sabios, entire quienes figure
en primer lnea el ilustre viajero que se acerca a nosotros
desde las tierras del Sur; 1l maestro C. Jinarajadasa, en rea-
lidad mensajero de la India, como muy propiamente lo llama
Montesano Delchi, el distinguido tesofo argentino.
Viene Jinarajadasa cumpliendo una misin spiritual de
la ms alta y segura trascendencia. Misin de amor; misin
de paz; misin de fraternidad. Nos trae el ms puro y autn-
tico espritu de la India lejana y milenaria; de esa India magn-
fica y sabia que floreci con Krishna, el divino, con Buddha,


PG. 380


REVISTA TEOSFICA CUBA11T


JULIo





REVISTA TEOSFICA CUBANA '


el iluminado, con Ramakrishna de la fraternidad de las religio-
nes; de esa India 'que conocemos en el arte bello y perdurable
de Kalidasa y Tagore, y de esa India pura y sublime, en cuya
lmpida atmsfera de pensamientos blancos, naci, a la luz de
WVesak, el Instructor del Mundo, que sabemos mora en Krishna-
murti.
APUNTES BIOGRAFICOS
Fu en Ceyln, la mstica y dorada Meca del buddhismo
indosttico, y en el ao de gracia de 1875, done el Maestro
viera la luz inicial de su existencia. All, en el sagrado am-
biente de la isla encantada, que reparte a todas las latitudes
cl mstico aroma de la fraternidad y el amor, Jinarajadasa
inspir el hlito profundo de los lotos blancos, que dironle a
su espritu la magia inigualada del arte y la belleza.
Artista naci l. Vino a la vida con la inefable inquieiuid
que hace al hombre idlatra de la belleza. Trajo en el alma
la septicorde lira del poeta. Y al mgico diapasn de las au-
gustas inspiraciones, vibr en la ntima esencia de su ser la
palabra divina, como el hosanna de las redenciones definitivas.
De all el jubiloso apostolado -le su existencia; la dulce alegra
de su amor a la humanidad;, el encanto de darse todo a sus se-
mejantes; el gozo de compartir su pan con el hermano menes-
teroso en la inhspita celda d la vida. l,
Leadbeater, el gran ocultista y sapientisimo yogui, tan fa-
vorecido por la admiracin de filsofos y sabios, pudo descu-
brir, en sus frecuentes viajes al Oriente, el tesoro spiritual que
se encarnaba en Jinarajadasa. Y bajo su tierna y paternal
tutela, educse en el colegio de Saint John de la Universidad
de Cambridge, en donde al joven indio-tena 25 aos-le fu
conferido el ttulo de "Master of Arts," o sea doctor en filo-
sofa y letras.
No era ste sino el comienzo de sus profundos studios y el
inciso de su portentosa mentalidad hecha para los grades y
trascendentales problems del ser. Haba de conducirlo su
inextinguible sed de conocimienito'y sabidura a inves igar las
ocultas regions del espritu, a explorer el desconocido mundo
del hombre. As es cmo, al regresar a la India, despus de sus
studios universitarios en Inglaterra, dedicse a la exgesis
delas religions universales, comenzando con el buddhismo, la
magna y alta religion de las supremas renunciaciones. En el
Colegio Buddhista de Ananda, fu por much tiempo Vice-prin-


PG. 381


1929





PG. 382 REVISTA TEOSFICA CUBANA


cipal. All obtuvo la cierta compensacin te la vida: renun--
ciando a los baldos placeres del mundo y consagracin a un
solo y nico ideal: ayudar a la humanidad; la plena conciencia
de lo ilusorio y fugaz que el mundo fsico aparece a la luz de la
experiencia internal y de la forma; la magna concepcin de
Dios como el poder creador que se manifiesta en el imperio de
la voluntad y la intuicin. Por esto, traduciendo el Maestro
su pensamiento sobre la divinidad, ensea cmo el real objetivo
de la existencia humana es la revelacin de Dios en nosotros
mismos, o sea la realidad del hombre interior manifestada a
travs de nuestras creaciones, de nuestros ideales, de nuestras
ansias de libertad.
El arte es la pasin del Maestro. Ferviente enamorado de la
msica, conoce todos los secrets del pentagrama. Toda la
msica de los grades virtuosos del Occidente, prestan a su
espritu recreaciones inefables. Wagner, su favorite, no hu-
biera hallado un intrprete ms profundo y ms sabio. Todo
el arte de este maestro incomparable, es para Jinarajadasa un
constant motivo de meditacin onsoladora y dulce. Como
artist, ha producido bellas pginas. Sus conferencias sobre
arte son un modelo de erudicin, y esttica. Y de entire el in-
contable nmero de sus escritos, aparecen en volume los si-
guientes: Flores y Jardines (Boceto de un sueo): El arte y
las emociones; l. arte como voluntad y representacin. Todos
ellos libros inspirados, libros magnficos.
Como hombre de ciencia, Jinarajadasa represent un avan-
zado jaln en el' conocimiento human. En su libro "Funda-
mentos de Teosofa", hallamos una muestra de la profunda
ciencia del ''i stro. Ha estudiado la vida de los cristales en
compaa de los profesores Wellen van Hook y van Schorn;
fsico y qumico, no solamente conoce los ,i'iii.. :.' visible o
aprehensibles de la naturaleza, sino sus causes ocultas, o sea
las ocultas leyes de la naturaleza que el cientista modern no
ha llegado an a penetrar. Tanbin es un profundo conocedor
de la Astronoma. Aparte de sus studios realizados en el
campo de la fsica y la qumica~ celestes, hay que contar con su
carcter de avanzado ocultista que le da la vision clarividente
de los plans del Universo y su relacin con el hombre.
En el inagotable venero de los studios filosficos y reli-
giosos, es realmente admirable la sapiencia del Maestro ori@n-
tal. Profundo conocedor de los textos sagrados de todas las
grades religiones, ha traducido su oculta de los hindes; el





REVISTA TEOSFICA CUBANA


Corn del Islamistio; el Zend-Avesta de los persas; la Biblia
de los hebreos y los cristianos, y todos los grandes evangelios
de los Instructores religiosos, handle abierto el tesoro de sus
pIaginas aosas, y all ha visto el Maestro el arduo camino de la
Verdad. El feliz xito de sus trascendentales exgesis, lo
vemos en sus innumerables escritos y en algunos de sus libros:
Naturalesa del misticismo, Cristo y Buddha, La Ley de Cristo,
El El: ,.: .,. Gita (traduccin del sublime canto religioso del
sanscrito al italiano).
Pero he aqu que el gran exgeta haba de acercarse a las
tranquilas y puras aguas de la verdadera sabidura. Y a la
riba del estanque mgico, el alma sitibunda del filsofo re-
fresc sus ansias y apresur el camino. Jinarajadasa convir-
tise en un gran tesofo en toda la hermosa amplitud de la pa-
labra.. Hombre que no slo vislumbr el sendero, sino quie
imprimi su huella en la fragosa send de los siglos. Y fu,
como su Maestro Leadbeater y su alentadora gua la seora
Annie Besant, un ocultista. Hall en la Yoga india-la magna
escuela del conocimiento y la sabidura-el ansiado camino de
la liberacin por el amor. No es que Jinarajadasa haya llega-
do a la meta, cuando el Yo se liberta del dolor de la vida y de
la rueda de los renacimientos, como ense el Buddha; sino que
su espritu se halla en la corriente, en el Senderio de Santidad,
que lo conduca a esa liberacin del dolor. Por eso practice
su apostolado de fraternidad y de paz; por eso ha venido a la
Amrica, trayndonos el mensaje de la India milagrosa y sa-
grada.
Sus escritos son el alimento de las almas ansiosas de luz;
S: vienen apareciendo en todas las revistas teosficas y cul-
turales del mundo. Y sus obras de este tema son numerosas.
A este respect de su vida fecunda pertenecen estos incompara-
bles volmenes de ciencia y filosofa, en los cuales ha derrocha-
do el arte de su fcil y elegant' literature: Fundamentos de
'Teosofa, Snsayos sobre la Reencarnacin (cmo recordamos
nuestras vidas pasadas), Teosofa.Prctica, La Teosofa y el
Pensamiento modern, el Reino dce la Ley, En su Nombre, Yo
Prometo, Aquele que Intercede, Los Dioses En,,cadeados. (con-
ferencias en la Amrica del Sur), Qu ,, ... .'remos, El Nio
Iawiavilloso, Primitivas Enseanzas de los Maestros, Cartas
de Maestros de 8abiduria, obras estas dos ltimas de inmensa
importancia teosfica, pues que en ellas se hallan contenidas
trascendentales verdades cientficas y filosficas que al mundo


PAG. 383


1929






PG. 384 REVISTA TEOSFLCA CUBANA JULIO

occidental parecanle un mgico sueio. No obstante, da a
da, la ciencia ha ido comprobando las afirmaci&nes categri-
cas de los Grandes Maestros que viven en la India. Tambin
ha publicado El libro de Oro de la Sociedad Teosfica, el cual
es la historic biogrfica de la potente sociedad espiritualista,
que lo ha tenido como su Vicepresidente en el perodo de 1921
a 1928 y cuya reeleccin renunci por particulars motivos.
Jinarajadasa conoce la mayor parte de las lenguas muer-
tas, especialmente las orientales. De las lenguas modernas,
domina a la perfeccin el ingls, el francs y el italiano. Del
espaol est haciendo actualmente su aprendizaje. Todas sus
obras, que pasan de veinte, han sido traducidas a numerosos
idiomas, lo mismo que sus incontables escritos, que aparecen en
diarios y revistas del mundo entero. No obstante el enorme
acervo de su produccin literaria, Jinarajadasa no recibe un
cntimo como fruto de tan extraordinaria labor. Todo lo cede
a la humanidad. As, sus viajes-a travs de los cuales casi
no hay pas del mundo que no hlya visitado- son costeados
por sus hermanos, por todos aquellos que ansan paz y frater-
nidad y sienten, como un imperativo de la conciencia, la nece-
sidad de espiritualizar la raza y, aniquilar el genio del mal.
Adems, Jinarajadasa alienta el noble ideal de tender un puen-
te entire las civilizaciones y las cultures de los dos puntos car-
dinales, al parecer antagnicos. Quiere l que Oriente y Occi-
dente se complementen y se fundan, como un seguro medio de
alcanzar un porvenir mejor para la humanidad. A este res-
pecto ha publicado un libro Oriente y Occidente, que desarrolla
ampliamente tan hermoso e interesante tema.
La misin del Maestro indio no es meramente de propa-
ganda teosfica. No es esto lo que interest a su espritu eclc-
tico y sabio. Si no, he aqu lo que dice "La Prensa" de Buenos
Aires, en su edicin del 19 de diciembre prximo pasado:
"Al hablar sobre sus conferencias, explic que no seran
de propaganda por la escuela que profesa. Mis disertaciones
-afirm-versan sobre temas:'completamente ajenos a las dis-
ciplinas teosficas, y no son tampoco una apologa de las
mismas.
"Me concrete a considerar personajes, obras, estado0 o
corrientes espirituales desde un punto de vista teosfico, por-
que en mis conferencias puedo abordar la religion o la poltica,
la ciencia o el arte, lo fsico o lo spiritual, sin distingos, y con





1929 REVISTA TEOSFICA CUBANA PG. 385

el nico objeto de aportar experiencias o ilustrar al pblico al
respecto"
Tal es el hombre. iUn filsofo y un sabio. Un verdadero
yogui, el hombre puro que ha llegado, por la internal discipline
de la voluntad, a manifestar su Yo. Por eso es tan patente la
bondad y la mansedumbre de su alma; por eso es tan vivida
la influencia de su espritu lleno de amor y paz, carente de
todo human egoismo; por eso, en todas parties se le respeta
y se le ama. As hemos podido saber su visit al Papa Po XI,
durante su permanencia en Roma ha pocos aos, durante la
cual el Jefe de la Cristianidad Romana otorgle su apostlica
bendicin. Insigne privilegio dado a un tesofo y budhista,
caractersticas estas que no son, ciertamente, gratas a la Iglesia
de Roma. Pero he ah un hecho que muestra al seor Jinara-
I ,i.!., como el hombre representative de la verdadera frater-
nidad humana. '
INTERPRETACIN DE SU GIRA POR AMRICA
En un da del mes de noviembre del ao prximo pasado
desembarcaba en Ro de Janeiro, procedente de Londres, el
seor Jinarajadasa. Recibaol Brasil la. visit de un hombre
ve\rdaderamente grande.: Grande, no en el sentido general
que damos a esta palabra. Io en el sentido de un famoso
guerrero o un clebre artist. Grande en el'magno sentido
spiritual, que nos hace representar a las inmensas y lumino-
sas figures de aquellos apstoles que iban por las campias de
Jerusaln anunciando al mundo el evangelio del Rab.
As viene Jinarajadasa a la Amrica nuestra, a esta Am-
rica joven que un da supo del dolor de la conquista; otro da,
de la cruenta lucha por la. libertad, y que hoy es a manera de
un pimo racimo de esperanzas, pronto a descargar su fruto y
regular su miel.
Era ya tiempo que el Maestro visitase nuestra Amrica.
El Brasil, recogiendo el alto espritu de sus hermanas de raza,
le di muy calurosa bienvenida. El Uruguay le abri sus doctors
'i, i;Fos y lo colm de honorss' La Argentina sinti el vr-
tigo de la grandeza al recibir la magna figure del Apstol.
Chile agit las campanas del entusiasmo y reson el canto fra-
ternal ante la mgica palabra del esteta. El Paraguay y Bo-
livia sintieron el frescor de la fontana, despus de la dura tra-
vesa; el alma del Maestro fu el oasis. Y ahora recibe el Per
el aliento spiritual del yogui indo, que seguir peregrinando





PG. 386 REVISTA TEOSFLCA CUBANA JULIO

por estas tierras de Amrica, regando en el jardn de su palabra
el agua milagrosa de su espritu puro de artist 4y de filsofo.
Los ms altos valores representatives de la cultural y el
pensamiento sudamericanos se han acercado al Maestro para
beber del manantial de su sabidura. El encanto de su palabra
ha seducido a todos los auditorios. El aura del arhat ha des-
pertado las ms fratas simpatas. Y en el ureo cortejo de sus
pensamientos de amor y fraternidad para los hombre, ha res-
plandecido la estrella de Oriente, traditional mensajera del
amor universal.
Y es que Jinarajadasa, ms que un esteta, ms que un hom-
bre de ciencia, ms que un fissofo, es sobre todo un apstol.
Toda su vida es la ms excelsa proclamacin de la filantropa.
De escala en escala ha ido ascendiendo a los ms altos niveles
del espritu, hasta alcanzar la llama apostolaria que alumbr
sil Sendero. Por l quiere llevar a los hombres sus herma-
nos, sufriendo con ellos sus desvaros y sus tristezas y gozando
con ellos sus placeres y sus encantos. A travs de las pginas
admrables de sus libros y sus escritos, lo mismo que en la m-
sica alada de sus conferencias, vse la figure dulce y mansa del
Maestro, paladn de las ms sanis ambiciones humans, heral-
do de las ms bellas virtudes de los hombres.
Realmente, es incalculable todo el bien que la humanidad
debe al MaestQo Jinarajadasa. Una pgina al azar de cual-
quiera de sus libros, despierta en el corazn una dulce emocin
de bienandanza. Otra pgina, hunde a la mente en la ms
profunda meditacin y alumbra el pensamiento a los horizontes
ms puros. Y en tanto, el hombre siente y piensa, la. Verdad
va abrindose camino, apartando malezas y ahuyentando tinie-
blas; y todo por la magia de un ideal que lleva a la conciencia
la certidumbre de la liberacin por el amor.
No importa que las doctrinas que viene anunciando el Maes-
tro pertenezcan a tal o cual filosofa. No import que la ex-
gesis del sabio haya desentrafado de los archives de la anti-
gedad el polvo de oro de sus enseanzas metafsicas. No
importa que el espritu puro de la India venga con el Maestro
a ensearnos el sublime yoga del brahmin. Venga de donde
viniere, sabemos que la Verdad-que es una-brota de sus la-
bios como el loto sagrado del vieftre de Isis. Sabemos que hay
emocin de amor en su verbo-mantra jubiloso-y hay belleza
en el panorama que pinta su elocuencia. Y un hombre as,
cuya vida es la grfica expresin de sus plticas amables, es





1929 REVISTA TEOSFICA CUBANA


el que lleva por Muestra amada Amrica su blanca tnica de
apstol comeP bandera de paz.
El seor Jinarajadasa se halla ya en tierras del Per (1).
Como en todas las naciones del Sur, su presencia ser recibida
con clido entusiasmo, porque ella tiene un alto sentido espiri-
tual, acaso no sospechado ni intuido. En esta poca de zozo-
bras y de crisis, cuando los pueblos de Amrica empiezan a
comprender cun noble y bella es la vida fraternal, la visit
del filsofo y del apstol de la India tiene el hondo significado
de un mensaje de paz y fraternidad. Mensaje proferido en la
armona de un lenguaje de artist inimitable, que va a tocar
de amor el alma de los pueblos. Acaso la ilusin de un mundo
nuevo inspire a los estadistas el dulce sueo de Jacob. Pero
all, en la vision proftica de los hombres de Amrica, estar
el Maestro Jinarajadasa esplendiendo su blanca tnica de apis-
lol como bandera de paz.
B. CHECA DROUET.
Tomado de "'Teosofa en el Pe-".


zzzzIzIIJ


(1) Su estancia en el Per ha sido el ms clamoroso de los xitos. Ms
de 5,000 personas lo acompaaron del Teatro al Hotel, en Lima. Actualmente
se encuentra en Mjico, y muy pronto lo tendremos en Cuba. (Nota de la D ).


PG. 387













COMO MATAR LA PERSONALIDAD


A personalidad, en sentido general, es nuestra mani-
festacin transitoria; lo que es fsico y psquico en
nosotros, y cuyo conjunto lo forman los cuerpos f-
sico, emotivo y mental.
En el lenguaje corriente se usan much las ex-
f presiones tales como "matar nuestras pasiones",
"matar nuestros deseos", etc., sin que se entienda en su sen-
tido literal, si no ms bien en el sentido figurado de transmutar.
Por lo tanto, la palabra "matar" qae aparece en este ttulo debe
entenderse como transmutar y no como destruir. La vida que
anima nuestros cuerpos no puede ser muerta; pero puede ser
mejor condicionada, y la material que le sirve de vehculo me-
jorar a su vez. Esto es transmutar.
Hay en nuestra personalidad cualidades buenas que no de-
ben ser muertas, por el contrario deben ser mantenidas y aun
mejoradas; estas cualidades son la expresin de nuestro espritu
a travs de nuestros vehculos inferiores; pero hay tambin en
nuestra personalidad cualidades malas, no venidas del Yo es-
piritual, de la chispa divina, que es a semejanza de Dios, sino
del yo inferior, del cuaternario, que es a semejanza del animal,
y tienen su origen en los tomos permanentes del animal indivi-
dualizado cuando fueron transferidos a nuestra personalidad
naciente, all en la noche de los tiempos, cuando la tercera ema-
nacin spiritual, venida del Padre, tuvo lugar en nosotros y
como salvajes ingresamos en el reino human.
Estas peculiaridades de nuestra naturaleza animal, que han
venido creciendo y engordandto, a expenses del reflejo man-
sico, durante muchas reencarnaciones, en las cuales reinaron
"como dueos y seores" y que hoy, medio vencidas, se man-
tienen en nosotros tratando de resistir al espritu triunfapte,
esas peculiaridades, repito, forman la personalidad, cuyo pro-
ceso de transmutacin, rpido o lento, segn la voluntad del di-
rigente, habr de exponer.






3' REVISTA TEOSFICA CUBANA PG. 389

Antes de entrr en material, debo recordarles el simblico
cuadro en q-e aparece San Jorge luchando con el dragn, al
cual mata. San Jorge es el espritu en el hombre que vence y
mata a la naturaleza animal, al dragn. Tambin os recuerdo
el simblico cuadro del Caballero que ante la Portada de la
Iniciacin deja muerto al dragn, a la personalidad, y triun-
fante el espritu, pasa la Portada y pisa el sendero interminable
que habr de conducirlo a las excelsitudes. Estas enseanzas
grficas nos hablan tan a lo vivo que en corto tiempo nos damos
cuenta del por qu y para qu de la muerte de la personalidad.
Presentar estas enseanzas desde el punto de vista cris-
tiano, que es el ms familiar para nosotros y mostrar al Alma
humana esclavizada por el dragn de tres cabezas: el demonio,
el mundo y la care, y con tantos dientes como vicios hay. Tra-
tar de daros a conocer segn mi alcance, quienes son estos eye-
migos del Alma y cmo vencerlos.
El demonio es la ira, la soberbia, la envidia y la avaricia.
El mundo, puede decirse que est caracterizado por la va-
nidad.
La care es la lujuria, la gula, la pereza.
Hay infinidad de vicios,'pero todos ellos dimanan de los
mencionados.
Quin puede decir que est libre de estos vicios? Pocos
son, en verdad, a los que el Demonio no impulsa. Pocos los
fuertes que no se sienten dbiles ante las seducciones del Mundo.
Y pocos tambin los que no estn esclavizados por la Carne.
El vicio va decreciendo por grados segn va aumentando la
virtud contraria. Por ejemplo, si uno es irascible como 80 ser
manso como 20 y si es lujurioso como 30 ser casto como 70.
La ira, cuando se manifiesta con violencia, sacude el orga-
nismo y vela la razn. En su paroxismo convierte al hombre en
un loco, en un verdadero animal. Debemos dominarla. Hay
que darse cuenta de que a nuestra alma nadie puede ofenderla.
Lo que se irrita en nosotros, el amor propio, la negra honrilla, es
la personalidad. Con el esfuerzo,perseverante, que inspire el
alma, va el hombre venciendo ooco a poco este vicio, o lo que
es lo mismo, transmutndolo en mansedumbre al encauzar la
energa.
La soberbia, que es un exceso de estimacin propia, de amor
'i- i.i, con desprecio para los dems, suele manifestarse con
arrogancia, con altanera, y cuando no es tan desmedido se le
conoce por orgullo. Hincha tanto la. personalidad que no deja






PAG. 390 REVISTA TEOSFLCA CUBANA JULIO

espacio para la individualidad. El alma padece de asfixia con
este vicio. Las cadas que sufre el soberbio son tah estrepitosas
y profundas, que gracias a estas tremendas sacudidas va ga-
nando el hombre en humildad; pues no de otra manera bajara
de la ilusoria altura en que mora. Debemos aprovecharnos de
las experiencias que dejan las caidas para evitar las reinci-
dencias.
La envidia, en s, no es querer poseer lo que ptros tengan,
sino un odioso reconocimiento del saber, virtudes, belleza y buena
estrella que tienen los otros y de las que l carece. Con razn
se ha dicho que la envidia es la alabanza de los viles. Si nos
diramos cuenta que desenvolviendo las potencias del alma ha-
llamos todas las perfecciones, no habra motivo para la envidia;
pero el error, que es ignorancia, vela tupidamente el alma y no
deja ver sus posibilidades.
La avaricia es el deseo de posesin que tiene la personalidad
por las cosas materials. Todo lo que represent algn valor
fsico, provoca en el avaro un intenso deseo de poseer; no im-
porta que l est colmado de riquezas, pues mientras ms tiene,
ms desea; ese es su placer; ni le importa el cruel despojo que
esta pueda representar para logP'otros. A fuerza de saciarse
y de perder fortunes, la mayora lde las veces por medios vio-
lentos, le van dando a conocercla inestabilidad de la riqueza,
lo infructuoso 'que le result su desmedida ambicin, y as va
ganando terreno el alma, hasta obligar a la rebelde personalidad
a manifestarse con largueza, como es la voluntad de su Seor.
La vanidad es una forma inferior del orgullo; pues ella
lo original. Como su nombre lo indica: vano, vaco, hueco, ca-
rente de algo, es uno de los defects ms comunes y tambin
uno de los ms tolerables, porque aunque enrede a su vctima
en la malla de la ilusin, no dejndolo avanzar resueltamente
hacia el Yo, no causa dao material aparente a los otros. Es
adems el vicio ostensible de ,as gentes "de sociedad", "del
gran mundo".
La lujuria es un vicio oue se caracteriza por un afn des-
medido de poseer cuerpos del s'exo contrario. Este vicio turba
la mente, deforma el cuerpo emotivo o astral y arruina el cuerpo
fsico. Errneamente se le llama amor a este deseo tan impuro,
tan egosta, engendrador de celos y perturbador de la socie4ad
en general. El verdadero amor no toma sino da. Hay quienes
creen que saciando sus deseos es como se libran del acicate de
ese vicio; pues aunque lo rinden momentneamente en el cuerpo





REVISTA TEOSFICA CUBANA


fsico, lo acrecienan en el cuerpo astral, que es el cuerpo en
donde radice.n las sensaciones, y ms tarde volver con ms
fuerza, con la ayuda de la mente. Los frutos de sufrimientos
que allega, este vicio, imponen temor a la personalidad; treguas
que aprovecha el alma para irse deshaciendo lentamente de
estas amarras, para hacer menos profundas las hincadas del
diente del dragn que lo aprisiona. As va ganando en castidad
segn va perdiendo en lujuria, y llega a la conclusion de que,
en el aliciente placentero e ilusorio de la imaginacin radica
el verdadero aventador del fuego, y dominada la mente se apa-
cigua la hoguera.
La gula es el vicio de los glotones y de los bebedores, que
se recrean con las sensaciones placenteras del gusto y la in-
gestin. Este vicio es corriente y vulgar, y aunque hace much
dao a sus esclavos, es de los menos malos por lo material q.ue
es, si bien la bebida es ms daina en sus efectos. La modalidad
de la energa de este deseo va extinguindose mientras la tem-
planza crece.
La pereza es el vicio de los inertes, de los faltos de voluntad.
La personalidad goza con las sensaciones que le proporciona
la comodidad y el descuido. IITodo esfuerzo es doloroso para
los perezosos. No debe confundirse la pereza con la stvica
quietud. En la pereza, tanto la mente, como el cuerpo astral
y el cuerpo fsico permanecen inactivos, intile's. En cambio,
el stvico apacible, mientras su cuerpo fsico est en reposo,
sus otros vehculos vibrant armoniosamente con las actividades
de su naturaleza spiritual. Si no ponemos en juego nuestra
voluntad para dominar la pereza, vendr el Karma y nos pondr
en condiciones de sacudirla, y la personalidad se ver compelida
a seguir su (para ella) "cruel" destino, que no es otro que ser
diligente.
Haciendo un examen de lo expuesto llegaremos a la si-
guiente conclusion: que todos los vicios de nuestra personalidad
son hijos de nuestra ignorancia y que todas las virtudes de
nuestra alma son hijas de la sabidura. Que todos los vicios
son aspects del egosmo, una formaa del odio; mientras que
todas las virtudes son aspects del altruismo, una forma del
amor.
Si te irritan todas las contrariedades de la vida, grandes o
pequeas, ests posedo por la ira.
Si te crees superior, mejor que los dems, por tu inteli-
gencia, tu destreza, tus riquezas y por tu posicin social, hasta


1929


PG. 391





PG. 392 REVISTA TEOSFLCA CUBANA JULIO

el extremo de sentir desprecio por los que te imaginas infe-
riores, dgote que ests posedo por la soberbia.
Si te mortifica todo bien ajeno, es que el demonio de la
envidia tiene clavado su diente en ti.
Si te sientes impulsado por el insaciable deseo de poseer
cuanto ves, que implique riqueza, sabe que tu alma est presa
por la avaricia.
Si el brillo de tu inteligencia te deslumbra, si la lisonja te
deleita, si "la sociedad" o "el gran mundo" te seducen, si el
mundo, la fastuosidad y el lujo te cautivan y tu propia belleza
te encanta, te digo que ests envuelto por las redes de la vanidad.
Si toda mujer, bella o graciosa, provoca en ti una fuerte
pasin o un mero deseo, puedes estar seguro que la lujuria
perturba tu ser.
Si los platos apetitosos y las bebidas aperitivas despiertan
eln t, no el deseo moderado, sino un desordenado deseo de gus-
tarlos repetidamente, es que la gula te posee.
Si gozas con la intil y egosta inmovilidad mental, emo-
tiva y fsica, porque todo esfuerzo te desagrada, eres un es-
clavo de la pereza.
Cmo matar la personalidld?
Si recordamos que todos los -icios vienen del odio y todas
las virtues dimanan del amor, la contestacin es sencilla:
SERVIr Y AMAi-.
J. CrUZ BUSTILLO.














LA MONTAA

PARABOLA

AY una montaa lejana, much ms all de las
planicies y colinas, cuya supreme cumbre contempla
el valle obscure y los abiertos mares.
Ni nubes, ni densas nieblas cubren jams su
S rostro sereno.
E-i,, sobre las sombras da y noche.
Desde la vasta planicie, 'ningn hombre puede contem-
plarla.
Algunos la vieron pero son pocos quienes alcanzaron su
falda.
Uno en muchos miles de 'nos concentra sus fuerzas y al-
canza esa residencia de eternidad.
Yo hablo de aquella cima,- e la montaa, erena, infinita,
ms all del pensamiento.
Yo clamo de alegra.
Un da un hombre contempl por la abertura de una nube,
la calma faz de la montaa. Detuvo a cada transeunte que
quiso pararse a dar una respuesta, y pregunt del camino que
le llevara ms all de las nieblas. Alguien dijo: toma esta send,
y otros dijeron: toma aquella senda. Despus de muchos das
de confusion y fatigas, lleg a estar entire las colinas.
Un hombre, entrado en aos, sabio en las rutas de las
colinas dijo: "Yo conozco el carnino. T no puedes alcanzar la
montaa, i oh amigo! a menos que seas fortificado por el poder
proveniente de la adoracin a la imagen que est en el lejano
santuario".
Transcurrieron muchos das en apacible culto.
Cansado de adorar implor de hombres que parecan gran-
des en entendimiento.
"S, dijo uno. "Yo conozco el camino. Pero si quieres
alcanzar el cumplimiento de tu deseo, lleva esto contigo, te
sostendr en tu fatiga". Le di el smbolo de su lucha.






REVISTA TEOsFLCA CUBANA


Otro grit: "S". "Yo conozco el canino. Pero muchos
das de contemplacin deben pasarse en el retiro &e un santua-
rio, con mi imagen de la eternidad".
"Yo conozco el camino", dijo otro. "Pero t debes eje-
cutar estos ritos, comprender esas ocultas leyes, debes entrar
en la asociacin de los elegidos y mantenerte ayuno para el co-
nocimiento que te daremos nosotros".
"S ferviente en el cntico de alabanza al reflejo que bus-
cas", dijo otro.
"Ven, sgueme y obedece toda cosa que diga. Yo conozco
el camino", grit otro.
Al final de esta larga andanza, la serena faz de la montaa
fu completamente olvidada. Ahora l vaga de colina a colina
gritando fuertemente: "S. Yo conozco el camino. Pero..."
Hay una montaa lejana, much ms all de las planicies
y colinas, cuya cumbre contempla al valle obscure y los abiertos
mares.
Ni nubes ni densas nieblas encebren jams su rostro sereno.
Est sobre las sombras da y noche.
Uno en muchos miles de aios concentra. sus fuerzas y al-
canza esa residencia de eternidafd.
Yo hablo de aquella cima de la montaa, serena, infinita,
ms all del Densamiento.
Yo clamo de alegra.
J. KRISHNAMURTI.
(Traduccin de Fernando Mrq unii'. Buenos Aires, enero de 1929).
Tomado de la "Eevista Tcosfica Chilena".


PG. 394


JULIO













EL AURA DEL CRISTO


N hermano me ha pedido le describe el aura del
Seor Maitreya. Entindase bien que es completa-
.. Tmente impossible complacerle con una descripcin
1' '1 fsica; ni podemos representarla de modo tal que
,,2l nos de la impresin de ella. Creo que el modo mejor
de tener alguna idea de su apariencia, es represey-
trsela en una vidriera polcroma vvidamente iluminada por
los rayos del Sol.
Su aura es, en primer lugar, extraordinariamente ms am-
plia que cualquiera aura ordinaria. El hombre corriente tiene
nn aura o atmsfera propia, que rodea su cuerpo hasta una
distancia de unos cuarenta y e-nco centmetros, tanto a su al-
rededor como sobre l y bajd l. El aura de un hombre real-
mente evolucionado y altruista.,pronto llega a ser muchsimo
mayor que esto; y el aura de un Maestro es ya enorme, exten-
dindose en muchos casos dos kilmetros y aun ms, en todos
sentidos. El aura del Maha Chohan se ha observado que tiene
un radio de dos mills (tres kilmetros setecientos metros), en
su condicin normal. El aura del Seor Budha se describe en
Libros Sagrados Orientales, englobando en s a personas que
estaban a tres millas de El (cinco kilmetros y medio), en el
plano fsico. La de Cristo puede representarse como de ta-
mao medio entire estas dos ltimas. La del Seor del Mundo,
el Rey spiritual, incluye toda la Tierra; pero, desde luego, no
hay otra como sta, aqu. El modo mejor de imaginarnos el
aura de Cristo es considerar la ilustracin del aura de un Arhat
que se da en el libro El hombre 'visible e invisible. Tiene con
sta una semejanza general, aunque, adems de ser muchsimo
mayor, los colors estn colocados de un modo algo diferente.
El centro del aura es de deslumbradora luz blanca, como
en el caso del Arhat; despus, eliminando el amarillo de esa
parte, hay que dejar el valo sonrosado en su present propor-
cin, aunque extendindolo hacia dentro, hasta el borde de lo






REVISTA TEOSFLCA CUBANA


blanco. Fuera del valo sonrosado, poned un rea de ;i!i,.ri.
en vez de azul; dejad el verde, pero imaginoslo infinitamente
ms vivo. Tras el verde viene una zona de azul y luego color
violeta, como en el libro; aunque fuera del violeta de nuevo se
present una ancha franja de rosa plido luminossimo, en el
cual se funde imperceptiblemente el matiz violeta. Al exterior
se present la radiacin de los colors mezclados, de igual modo
que en el libro. Los rayos de luz blanca relampaguean a travs,
de la misma manera, aunque hasta ellos mismos parecen suave-
mente matizados con el siempre present rosa plido. El aura
en conjunto da la impresin de estar impregnada de rosa de-
licadsimo, aunque brillante en gran parte, como lo est en la
lmina XI del libro de referencia.
Un punto digno de nota es que, en esta aura, los colors
se presentan exactamente en igual orden que en el espectro
solar, aunque estn eliminados el anaranjado y el ail. Pri-
mero el rosa (que es una forma del rojo), luego el amarillo,
-iti.:ilose sucesivamente en verde, azul y violeta. Contin~'
despus en el ultraviolet, esfumndose en el rosa, empezarndo
de nuevo el espectro en una octava ms alta, as como el astral
inferior sigue a continuacin d_ lo fsico ms elevado.
Desde luego que esta es una descripcin muy pobre, pero
es la mejor que podemos hacer. Debe darse por sabido que esa
aura existe enl muchas ms dimensions que las que podamos
representar en cualquier forma. Lo que acabo de hacer, con
objeto de poder responder a la pregunta que se me hizo, es una
cosa equivalent a tomar una vista o seccin de tres dimensio-
nes, lo que creo haber descrito correctamente en lo que ella
abarca. Pero debemos tener present que es possible que con-
siderando el aura desde otro punto de vista, el nuevo aspect
pudiera variar en parte, siendo empero tambin exacto. Es
siderando el aura desde otro punto de vista, el nuevo aspect
dades de los mundos superiores.
C. W. LEADBEATER.
(Traducido de "The Theosop]-st ', por J. G. R.)



,' .- __"__ ,' '..___ *; ^


PG. 396


JULIO













VIDA SPIRITUAL Y VIDA MUNDADA


AL vez sea, entire todas, la ms funesta, la queja que
escuchamos continuamente a la gente reputada como
juiciosa y concienzuda, una queja contra las circuns-
tancias de su vida, que concretan en la siguiente
frase: "Si las condiciones en que me encuentro fue-
ran distintas de lo que son; si por lo menos no qs-
tuviera tan lleno de agitaciones y cuidados, tan ocupado con
el trabajo del mundo, entonces me sera possible vivir una vida
ms spiritual.
Eso no es cierto.
Ninguna circunstancia podr nunca favorecer u obstaculi-
zar la vida spiritual del lihobre. La espiritualidad no de-
pende del ambiente; depended de la actitud del hombre hacia la
vida; y esta noche deseo, si me-fuera, possible, indicaros el modo
por el cual el mundo puede ser puesto al servicio del espritu
en vez de ahogarlo, como creo que desgraciadamente ocurre.
Si un hombre no comprende la relacin existente entire lo ma-
terial y lo spiritual, si l separa. lo uno de lo otro como incom-
patibles y hostiles; si de un lado pone la vida del mundo y del
otro la del espritu, como rivals, antagnicas, enemigas la una
de la otra, entonces las exigencias imperiosas de las ocupacio-
nes mundanas, las potentes sacudidas debidas al ambiente ma-
terial, el atractivo continue de las tentaciones fsicas, y la cons-
tante preocupacin por los asuntos materials, todo eso tiende
a tornar irreal la vida del espritu. Tales cosas aparecen como
la nica realidad, y es necesario, encontrar alguna alquimia,
algn process mgico, mediante'el cual el hombre vea como no
real la vida. del mundo y consider la vida del espritu como la
nica realidad. Si pudiramos hacer eso, la realidad se mani-
festar en la vida del mundo, y esa vida llegar a ser su medio
de expresin y no una venda ante los ojos, una mordaza que
corta la respiracin. Esto es lo que debemos buscar esta noche.
Sabed, cun a menudo en el pasado, ha provocado una res-





P. 398 REVISTA TEOSFICA CUBANA JULIO

puesta negative esta pregunta: es possible a un hombre llevar
una vida spiritual en el mundo? En cualquier pas, en cual-
quier religion, en cualquier poca de la historic del mundo, para
tal pregunta la respuesta fu siempre: no, i el hombre mundano
no puede llevar la vida spiritual! La respuesta nos viene
de los desiertos de Egipto, de las junglas de la India, de los
monasterios y los conventos de los pases catlicos, de cual-
quier comarca o lugar done el hombre ha tratado de encontrar
a Dios rehuyendo la compaa de sus semejantes: pero si para
conocer a Dios y para poder vivir espiritualmente es necesa-
rio evitar el contact con los hombres, entonces esa vida est
vedada a la mayora de nosotros, pues estamos vinculados
por circunstancias que no podemos infringir, a vivir la vida
del mundo y adaptarnos a las condiciones que ella nos impone.
Tratar ahora de mostraros, como tal idea est basada en un
error fundamental y como es fomentada en la vida modern,
en este pas, no tanto por el hecho de pensar en la vida apar-
tada en la selva y en el desierto, en las cavernas o en los mo-
nasterios, sino ms bien por career que las cosas religiosas y
las mundanas deben mantenerse separadas. Tal es la ten-
dencia entire nosotros, a causa'Je la costumbre modern de
querer separar aquello que se llama sagrado de lo que se llama
profano. La gente habla del Domingo como de "el Da del
Seor", como 'i todos los das no fueran igualmente suyos, y
en todos El no debiera ser servido del mismo modo. Eso de
llamar a un da "el Da del Seor" significa negarle la Seo-
ra sobre todos los otros das de la semana, y poner de tal
manera seis parties de la vida fuera de lo spiritual, mientras
queda una sola consagrada al espritu. Este es el modo ha-
bitual de expresarse:-historia sagrada, historic profana,
educacin religiosa y educacin laica-, todas estas frases, tan
comunmente usadas, sugestionan la mente pblica inducin-
dola a asumir un concept errneo del espritu y del mundo.
Lo just es decir que el Espritu es la vida y el mundo la forma,
y que la forma debe ser la expresin de la vida; de otro modo
tenemos por un solo lado un cuierpo privado de vida y por el
otro una vida incorprea, separados en cuanto se refiera a
cualquier influencia recproca efectiva; y deseo dejar bien sen-
tado lo que yo estimo como verdaderos fundamentos de tgdo
just y sano pensar al respect. El mundo es el pensamiento
de Dios, la expresin de la mente Divina. Todas las activida-
des tiles son formas de la actividad Divina. Dios mueve los






1929 REVISTA TEOSFICA CUOBANA


engranajes del mundo y los hombres no son nada ms que sus
manos que tbcan la periferia de la rueda. Todo el trabajo
hecho en el mundo es trabajo de Dios, y sino, no es tal trabajo.
Toda cosa que es til al hombre promueve la actividad del
mundo, y es vista en su verdadera luz cuando se la consider
una actividad Divina, y errneamente juzgada cuando se llama
mundana o profana. El comerciante en su oficina, el nego-
ciante en el banco, el mdico en el hospital, estn tan ocupados
en una actividad Divina, como cualquier predicador en una
iglesia. Hasta que eso no se constate, el mundo queda de-
gradado y hasta que no lleguemos a ver la niica vida en todo,
y todas las cosas radicadas en esa vida, estamos en una acti-
tud profundamente profana, ciegos a la beatfica vision que
consiste en descubrir la nica vida en todo y todas las cosas
como expresiones de esa vida.
Ahora bien, si eso es cierto, si hay una sola vida de la
cual vosotros y yo participamos, un solo pensamiento creador
que origin los mundos y loj mantiene, entonces por ms po-
derosa que pueda ser la existencia Divina no manifestada
(por ms que sea verdad lo que se dice en una antigua escri-
tura hind (1). "Constitu e? Universo con un fragmento de
M mismo, y lo mantengo"f, por ms que sea verdad que la
Divinidad trasciende todas sus manifestaciones, a pesar de
todo eso, la manifestacin es siempre Divina, 'y al compren-
der esto itocamos los pies del Seor. Si es cierto que El
est en todas parties y en todas las casas, entonces El est
tanto en el mercado como en el desierto, tanto en la oficina
como en la selva, y se puede encontrarlo con igual facilidad en
las calls de una ciudad agitada y llena de actividad, como en
la vida alpestre. No quiero decir con esto que no sea ms
fcil para vosotros y para m realizar la grandeza Divina, por
ejemplo, en el esplendor de las nieves eternas de las montaas,
en la belleza de algn bosque, eu el silencio de algn maravi-
lloso valle apartado, donde la Naturaleza habla con audible
voz; lo que quiero decir es que si omos ms claramente all,
es porque somos sordos, no porque la voz Divina calle. Nues-
tra es la debilidad, porque la vida intense y afanosa de las
ciudades nos vuelve sordos a la voz que siempre suena; y si
fusemos ms fuertes, si nuestros odos fuesen ms sensibles,
si eusemos ms espirituales, entonces podramos encontrar la
vida Divina, con igual facilidad en el tumulto de Holborn Via-
(1) Bhagavad Gita, X, 42.


PG. 399





PG. 400 REVISTA TEOSFICA CUBANA JULIO

duct (2) como en las mayores bellezas que ha Naturaleza haya
jams impreso en la soledad de la montaa, en 1a solemnidad
de los espacios infinitos del cielo nocturno. Eso es la pri-
mera cosa que ha de realizarse y que no encontramos, porque
nuestra vista est ofuscada.
Vemos ahora, cuales son las condiciones mediante las cua-
les el hombre mundano puede llevar una vida spiritual, ya que
admito que existen tales condiciones. Os habis preguntado
alguna vez, porqu encontrais a vuestro alrededor objetos que
os atraen, cosas cuya posesin anhelaisT Vuestros deseos
responded a la belleza exterior, al atractivo de los infinitos
objetos desparramados por todo el mundo. Si tales objetos
no fueran colocados para atraeros, no existiran: si fueran
realmente obstculos con qu fin habran sido puestos en vues-
tro camino? La madre que quiere incitar a su prvulo a dar
los primeros pasos, hacer saltar delante de sus ojos algtn ju-
guete atrayente que l trata de alcanzar. Para hacer eso se
endereza, se estira, cae y se levanta, tratando de caminar, y
el valor de la atraccin no est ya en el juguete, que poco des-
pus el nio toma, gasta y tira, deseando algo nuevo; sino en
el estmulo a la vida internal que-o induce a moverse. Del s-
mo modo el Divino corazn materno, por cuyo medio nos n....-
tramos, ofrece continuamente qlgn premio atrayente al alma
joven, inducilidola a dirigir hacia el exterior sus energas
latentes. Nos debatimos, y con muchos esfuerzos alcanzamos
nuestro intent: en breve tiempo el brillante objeto se tra-s-
forma en ceniza, como en la fbula de Milton, y la cosa tan
ambicionada pierde todo atractivo, todo valor, y se desea otra.
En tal forma crecemos; el resultado est en nosotros mismos;
alguna facultad ha sido desarrollada, alguna fuerza interior
se ha convertido en un poder manifestado, alguna capacidad
escondida se ha tornado facultad active. Tal es la finalidad
de la enseanza Divina: el ojeto es abandonado, cuando el
resultado del esfuerzo para obtenerlo se ha cumplido. Y as
nos movemos de un punto a otro, as pasamos de un estado de
evolucin al sucesivo, y bien' que, hasta que no creis en el gran
hecho de los continues renacimientos y en experiencias sin fin,
ser para vosotros impossible realizar por entero la belleza y
el esplendor del plan Divino; an en una sola vida, notaris
como ganis gracias a vuestros esfuerzos, y no ya en viltud
de los frutos con ellos conseguidos; sino porque el resultado de
(2) Una de las calls de ms movimiento de Londres.





1929 REVISTA TEOSFICA CUBANA PG. 401

la lucha est en el*poder que poseeis, o sea con las nobles pala-
bras de Carpenter, restringidas en significado, si no creeis en
la reencarnacin: "Cada dolor que sufr en un cuerpo fu
un poder por m posedo en el sucesivo". Y an en una sola
vida podis advertirlo; en el breve intervalo entire la cuna y
la tumba podis seguir las operaciones de la Ley. Vosotros
creceis no por lo que ganais en frutos externos, sino por el de-
sarrollo interno, necesario a vosotros para el xito en la lucha.
Ahora, si el hombre se ha vuelto sabio gracias a una larga
experiencia, esos objetos pierden su capacidad de atraer y en-
tonces la primera tendencia sera hacia la cesacin de todo es-
fuerzo, lo que significara el fin de todo progress. Cuando los
objetos del mundo son menos ambicionados que lo fueran antes,
entonces es tiempo de buscar un nuevo mvil de la accin para
la vida spiritual consistent sobre todo en obrar por espritu
de deber y no por la recompensa personal que la accin pueda
producer. Consideremos el caso de un hombre mundano, y vea-
mos que es lo que precisa para transformarlo en un hombre
spiritual. Tomemos el ejemplo de uno sobre quien no pueda
caber dudas de ninguna clase de que sea hombre mundano, de
un hombre que est acumularMo una fortune colosal, que tiene
por nica meta de la vida e? dinero, la riqueza. Todo est su-
1ordinado a ese nico objeto, fJI hombre disipar en poco todo
el dinero ganado con tanta lucha: l gastar eil darle comodi-
dades y placeres al cuerpo, el dinero que le hace falta guardar
con el fin de ganar otro tanto. El primer paso que ese hom-
bre debe dar consist en adquirir el dominion de su cuerpo, ha-
bituarlo a la frugalidad, a soportar las privaciones: no deber
1. .: .-,_r en el sueo si con viajar toda la noche le fuera possible
cerrar un contrato; no deber pensar en el reposo si concurrien-
do a una. diversion nocturna le ser possible contraer una amis-
tad, cuya influencia le pueda aportar dinero. Continuamente
en la lucha por la conquista del oro, el hombre debe llegar a ser
el amo del cuerpo externo que viste: hasta que a ese cuerpo
no le queda voz alguna en cuanto a determinar su lnea de acti-
vidad y se someta cual siervo obediente de la voluntad domina-
dora y de la mente dirigente. Esta es la primera leccin que
el hombre aprende: la conquista del cuerpo. Luego llega a la
concentracin de la mente. Si no est concentrado, sus com-
petidores lo aventajarn en la lucha. Si su mente vaga indeci-
sa e incierta ac, all y por doquier, tentando ahora un pro-
yecto, luego otro, sin perseverancia, sin continuidad de direc-






REVISTA TEOSFICA CUBANA


cin, ese hombre est condenado al fracasoe La mente que l
anhelaba alcanzar le ensea a concentrar la me2te; la dirige
sobre un solo punto; la mantiene sobre ese punto cuanto tiem-
po necesite; persevera en su esfuerzo mental continuado, y sus
facultades intelectuales se tornan cada vez ms fuertes, ms
agudas, cada vez ms obedientes a los mandates de su volun-
tad. En tal forma ha llegad, no slo al dominio del cuerpo;
sino tambin al de la mente. 'Y, no ha ganado otra cosa? S,
una fuerte voluntad; solamente el fuerte puede triunfar en una
lucha de tal gnero. As crece el alma en potencia en su es-
fuerzo por conseguir. En poco tiempo ese hombre del cuerpo
dominado, de la mente concentrada, de la voluntad firme, al-
canza su meta y aferra al oro. Y despus? Se da cuenta que
que todo el oro no puede much para hacerlo feliz; de que l
tiene solamente un cuerpo para vestir, una sola boca para ali-
mentar; de que no puede multiplicar sus necesidades, a pesar
de la enorme posibilidad de satisfacerlas, y que despus de todo,
su capacidad para sentirse feliz pis en verdad muy limitada.
Su oro se vuelve una preocupacin en vez de una alegra; el
primer placer debido al xito se debilita, y el hombre se en-
cuentra harto de poseer, hasta 4qe en muchos casos, por mera
fuerza del hbito, no puede hacer btra cosa que acumular mon-
tn de oro intil. Ese dinero V.e vuelve una obsesin ms que
un placer al hbmbre que lo ha ganado.
Qu cosa podr transformar a ese hombre en un hombre
spiritual? Un cambio de finalidad es suficiente. ,Dejad que
en esta vida o en otra cualquiera, se d cuenta de la impotencia
del oro que ha amontonado; dejad que l descubra la belleza
de trabajar para la humanidad; haced que perciba un solo vis-
lumbre del sublime orden de las cosas; que constate como, el
sumo bien de la vida consiste en ofrecerla como parte de la
gran vida que rige los mundos: y entonces, el dominio que aquel
hombre ha adquirido sobre el (uerpo y sobre la mente, ms su
firm voluntad, lo transformarn en poco tiempo en un gigante
del mundo spiritual. El ng precisa cambiar aquellas cualida-
des, sino desembarazarse del egosmo, de la indiferencia al do-
lor human, de la dureza con la que en el pasado trat a sus
semejantes, a fin de poder llegar a la opulencia, dejando sufrir
hambre a millares de hermanos suyos. Debe cambiar su ideal
de egoismo en altruismo, y la fuerza utilizada en aventajar, en-
gaar y oprimir, usarla para dominarse; as tendreis en el
coloso del mercado, al hombre spiritual; su vida est consagra-


PG. 402


JULIO






REVISTA TEOSFICA CUBANA


da al servicio de la humanidad, y l posee solamente con el fin
de poder socorrer y servir. Diferente finalidad, diferente m-
vil y no diversidad de actividad externa; de esa finalidad de-
pende que un hombre pertenezca al mundo o sea verdaderamen-
te spiritual.
No est mal que useis la palabra deber, pues deber es pre-
cisamente el primer paso. Cualquiera que sea vuestra acti-
vidad en el mundo, si comenzais a cumplir vuestro trabajo, no
ya porque os da para vivir-bien que nada tenga de vergonzoso
el ganar los medios que hace possible la vida-si conmenzais
gradualmente a hacerlo, cada vez ms porque debe ser hecho y
no para sacar algn provecho para vosotros mismos, entonces
estais precisamente dando el primer paso hacia la vida espiri-
tual, estais cambiando vuestro mvil; todas las actividades de
vuestra jornada tendrn una nueva meta. El deber debe cua-
plirse; los engranajes del mundo deben estar todos en movi-
miento. Hombres y mujeres deben ser provistos por medio
del trfico commercial, los enfermos deben ser curados, los ig-
norantes deben ser instruidos, justicia debe ser hecha entire el
fuerte y el dbil, entire el rico y el pobre; y colocndose en ese
punto de vista el comerciante,*l mdico, el abogado y el maes-
tro, pueden considerar la vitia bajo un nuevo aspect y decir:
Esta actividad en la que estoy .mpeado forma parte del gran
trabajo del mundo que es obra Divina. Me encuentro aqu para
obrar, y mi deber consiste en cumplir a la perfeccin mi man-
dato. Yo me esmerar en instruir, en curar, en defender o en
estrechar relaciones comerciales de todo gnero, no por el di-
nero que eso me pueda dar, o por el poder que de ello me pueda
derivar, sino en la intensin de que el gran trabajo del mundo
pueda ser dignamente cumplido; y este trabajo ser hecho por
m como servidor de una voluntad superior a la ma, antes que
para mi beneficio personal.
Este es el primer paso, y ni uno solo de nosotros est im-
pedido para hacerlo. Hacindolo, podeis ejecutar vuestros tra-
bajos del mismo modo que antes, pero infunds un nuevo esp-
ritu a vuestra actividad. Obrat porque ese es vuestro deber
en el mundo, en la misma forma que un criado cumple un tra-
bajo para el amo: porque fu mandado, y por pura fidelidad se
ve obligado a hacerlo lo mejor que puede. Ahora bien, toda
aditin de cifras en un libro commercial, today venta de objetos
en el negocio, sera hecha con la inspiracin del sublime ideal:
"Lo hago como parte del trabajo del mundo; tal es el deber


PG. 403








que me corresponde". Y sera considerada, como directamen-
te proveniente de la supreme Voluntad que mueve los mundos,
como nuestra parte en la Divina actividad, en el trabajo univer-
sal. Razn tena Jorge Herbert diciendo que quien barre una
habitacin en la gloria de Dios, hace a la cosa y a. la accin su-
blimes. La vida spiritual es aquella en la que todo se hace
por sentimiento de deber, porcel gran Yo en vez que por el yo
personal; pero recorded que no siempre es fcil. Nada de sub-
terfugios, nada de abandon del trabajo incumplido en ausen-
cia del amo, pues el ojo de nuestro Amo est en todas parties y
siempre vigila. No cabe ninguna distraccin, ningn descuido,
indignos de uno de los divinos artfices, sino de un operario
rstico e ignorante. El arte consiste slo en hacer a la per-
feccin todo lo que se hace; y Dios es siempre artist. No hay
nada, por pequeo que sea, ningn animal aunque solo sea vi-
sible con el auxilio de lentes, que no sea perfect en su belleza,
y cuando ms atentamente lo examineis, ms maravilloso lo en-
contrareis. Estas diminutas diatgmeas que slo podeis descu-
brir con el microscopio, estn plasmadas sobre models geomp-
tricos perfectos. Y para qu, pus? Para satisfacer aquel
sentido de perfeccin, que es un de los atributos Divinos, tan-
to de Dios como del hombre, lo 4ue constitute la prueba del
carcter de un hombre, haya silo llevado, o no, vuestro traba-
jo, al lmite ACS perfeccin consentido por vuestra capacidad:
y considerando la obra, podris deducir el carcter del artfice.
Esto os parecer insignificant, cuando se trate de aplicar-
lo en vuestra casa, en vuestro negocio u oficina. i Todas estas
cosas tomadas una por una son tan pequeas: pero suponed
que todos obraran en tal forma, como quedara cambiada la faz
del mundo! Ningn trabajo ordinario, ninguna cosa con la
cual no pueda contarse, ningn product adulterado, nada que
no sea aquello que pretend ser, el valor nominal y el real siem-
pre idnticos, toda cosa fabricada perfectamente, en una pala-
bra, todo bien hecho en la media que la fuerza y la. habilidad
del hombre lo consienta. Un mundo semejante parecera un
cuento de hadas, una utopa irfposible; pero tal sera el resul-
tado si cada individuo, por su parte cumpliera con su deber
del modo ms perfect permitido por su capacidad. En eso
consiste el primer paso hacia la vida spiritual. iNo est fuera
de vuestro alcance: est junto a cada uno de vosotros.
Pero esto no es todo: hay una etapa de la vida spiritual
todava ms elevada. Ya es much, sentirse cooperador de


PG. 404


REVISTA TEOSFICA CUBANA


JULIO






1929 REVISTA TEOSFICA CUBANA PG. 405

Dios en el mundo *:es much, ennoblecer el propio trabajo, en-
tretejerlo coa- el trabajo universal que se desarrolla en el sis-
tema sin confines de los mundos y los universos; y, como dice
Emerson, "unir el propio carro a una estrella, antes que atarlo
a alguna msera pilastra, toda la vida". Pero an eso no marca
el lmite de nuestro powder; an eso no es lo ms sublime que nos
sea possible alcanzar. Hay una sosa ms grande que el deber:
y consiste en cumplir toda accin como un sacrificio voluntario.
Qu significara eso? No existe el mundo, ni vosotros, ni yo,
sino en virtud del sacrificio primordial, por el cual un frag-
mento del Divino pensamiento se revisti de material, se limit
con el fin de que pudisemos llegar a ser Divinos autoconscien-
temente. Hay una verdad profunda en la gran enseanza
Cristiana del Cordero sacrificado. Cundo? En el Calvario?
No, desde la fundacin del mundo! Esa es la verdad del sa-
crificio. Sin sacrificio Divino, no hay universe. Sin autoli-
mitacin Divina, ninguno de los tantos mundos que pueblan el
espacio existira. Es el grape sacrificio, el sacrificio del Amor
que se limit con el objeto de que otros puedan adquirir exis-
tencia autoconsciente y regocijarse en la perfeccin de la propia
esencia Divina. Y como quefIa, vida del mundo se basa en un
sacrificio, el verdadero vivir'es tambin un sacrificio; y cuando
toda accin se cumple como ui sacrificio, entonces el hombre
se transform en un perfect hombre spiritual. Esto es di-
fcil; pero el primer paso no es tan arduo. Podemos dar con
liberalidad; podemos hacer tiles nuestras vidas; pero i cunta
dificultad para ver fracasar completamente la obra til a la
que consagramos toda nuestra existencia, y mirar las ruinas
con tranquil alegra! Esta es una de las cosas que implica
el sacrificio: podis dedicar toda vuestra vida a algn noble
trabajo, infundir toda vuestra energa en algn plan grandioso,
podeis trabajar, edificar, proyectar y nutrir el parto de vues-
tro ingenio con el amoroso cuidado que una madre concede a su
hijito y, en un moment dado, arruinarse todo en torno a voso-
tros. Falla, se quebranta, mere. Podeis permanecer con-
tentos con tales resultados? 'er qu todo 'se pierde, aos de
trabajo, aos de sacrificio; ver destruirse todo? Si no podeis
soportar tranquilamente eso, significa que estabais trabajando
pala vosotros mismos y no como parte de la actividad Divina.
Por much que vuestro trabajo pueda estar dorado de amor
por el prjimo, era obra vuestra y no trabajo de Dios, y por
eso habeis sufrido con vuestro fracaso. Si hubiera sido verda-






REV~ISTA TEOSFICA CUBANA


deramente Suyo y no vuestro, si hubiera side un sacrificio y no
vuestra posesin, sabrais que cuanto haba de bmeno en dicho
proyecto, debe inevitablemente unirse a las fuerzas del bien en
el mundo, y si El no necesita de la forma por vosotros edificada,
quered ms bien verla destruida, y la vida que no puede morir,
pasar a verificar otras formas que mejor se ajustan al pro-
yecto Divino y forman parte del gran esquema de la evolucin.
Dejad, ahora, que os present lo antes dicho en otra forma,
y vereis exactamente cuanto deseo significaros, si bien de ma-
nera menos abstract. Considered un ejrcito; un ejrcito
que espera el ataque de un enemigo ms poderoso. El coman-
dante en jefe prepare sus tropas, coloca cada regimiento en su
puesto, de acuerdo con un gran plan que todo lo consider e
incluye. Despunta el alba del da de la lucha: del lado del ge-
neral un mensajero parte al galope con rdenes para un joven
capitn que se encuentra en el campo de batalla: "Atacad el
frente que tennis adelante, desalojad al enemigo, y mantened
la posicin hasta nuevas rdenes". El capitn mira el fuerte
que tiene delante, bien sabe que con su puado de jvenes no
puede tomarlo, que la empresa significa mutilacin y muerte
para los hombres que estn bajosu mando; ms an, que si eje-
cuta fielmente las rdenes, probablemente ni uno solo de los
soldados de su pequeo pelotn ver el sol del siguiente da,
pues todos sern barridos por la mortfera metralla que se des-
cargar contra ellos cuando lleven el asalto a la colina coronada
por el fuerte inexpugnable. Se da cuenta de todo. Vacila
acaso? Si eso hiciera sera una traidor, culpable y deshonrado.
Reune sus hombres y slo les dice: "Ha llegado la hora de
apoderarse de aquel fuerte". Los soldados se lanzan al asalto
y son diezmados. De nuevo avanzan y nuevamente dejan un
dcimo de su nmero sobre la pendiente. Repetidamente in-
tentan la prueba, hasta que no queda uno solo de ellos apto para
combatir. Mientras tanto en cotra parte del frente el plan del
general ha dado buen resultado: estando la atencin del ene-
migo, ocupada por ese grupo de hombres que afrontan serena-
mente la muerte, persiguiendd un objetivo inalcanzable, sus
compaeros han puesto en ejecucin el plan del general, y fi-
nalmente, al ponerse el sol, la victoria corona el esfuerzo del
ejrcito, a pesar de los muertos y moribundos desparramados
sobre la falda de la colina. Han fracasado estos ltimos'
As se dira vindolos ah muertos o moribundos: ciertamente
estos hombres han fracasado. Pero cuando sea escrita la his-


PeG. 406


JULIO






1929 REVISTA TEOSICA CUBANA PG. 407

toria de aquella beitalla, cuando una nacin agradecida erija
un monument a los vencedores de esa jornada, en lo alto de
ese monument sern grabadas con letras de oro imperecedero
los nombres de aquellos que cayeron, e hicieron possible la vic-
toria a sus compaeros, aceptando la derrota para ellos mis-
mos.
Comprendeis mi parbola. XNo hay derrota possible cuan-
do el jefe es el Divino Arquitecto del Universo, no hay fracaso
possible, sino inevitable xito: No ser acaso un timbre de
honor el ser llamado al sacrificio para. que el plan pueda ser
llevado acabo? El xito no puede faltar, pues la victoria est
siempre al lado de Dios. Qu ms da, si vosotros y yo sufri-
mos aparentemente una derrota? Qu import si nuestros
mezquinos proyectos se desbaratan; qu importa si a nuestros
planes del moment se los encuentra intiles y son desaproba-
dos? La vida que en ellos hemos infundido, la devocin cn
la que hemos concebido tales planes, la fuerza con la que tra-
tamos de ponerlos en ejecucin, el sacrificio con el que los ofre-
cemos para bien del inmenso'todo, eso nos ha puesto en el n-
mero de los que trabajan por sacrificio, con la Divinidad; y nin-
guna gloria es mayor que la Joria de fracasar personalmente
para asegurar el xito general. Eso es slo para los fuertes,
lo admito. Eso es slo para los hroes. Su obra es su alegra.
Pero tambin, solamente el ver cla belleza, significa ya infundir
algo de tal belleza en nuestra vida. Reconociendo una cosa
como noble, empezamos a encarnar esa nobleza en nuestra vida,
y el simple reconocimiento del esplendor de un ideal es el pri-
mer paso hacia la transformacin en ese mismo ideal.
Suponed ahora que nos sea possible modelar nuestra vida
segn cuanto he intentado inadecuadamente de delinearos: cada
uno de nosotros llegar a ser el hombre spiritual que vive en
la vida mundana y que contribute a plasmar lentamente el
mundo sobre el modelo del Ideal Divino, hacindolo, cada vez
ms, una perfect manifestacin del Divino pensamiento. Tal
es la idea fundamental apta para transformar al hombre mun-
dano en hombre spiritual; y @s hn el mundo, mejor que en
ninguna otra parte, donde eso puede efectuarse. La vida en la
selva, para aquellos que tienen conocimiento de las muchas vi-
das de los hombres, no es nunca la ltima vida de un salvador
de fa raza. A veces una vida semejante ser una de las tantas
en las cuales el hombre se dispone a recoger la experiencia uni-
versal; a veces es un perodo destinado a juntar fuerzas y


_^^^


I _>






REVISTA TEOSFICA CUBANA


acumular potencias que deber enseguida utilizar; pero la vida
de los Cristos de la raza es la vida en el mun&,o y no en la
selva; y aunque alguna vez pueda ser provechoso retirarse a
la soledad, tambin el Dios manifestado se mueve entire las
muchedumbres. Porque all solamente est la gran obra a
cumplir, all estn las pruebas a afrontar, los poderes que han
de hacerse manifiestos. Cuando todas nuestras potencialida-
des estarn expresadas, cuando cada uno de nosotros se habr
convertido en un Cristo ah! podremos salir de la vida exter-
na del mundo para former parte de su vida internal que plasma
la actividad externa; pero aquellos que estn creciendo hacia
aquellas alturas, debern crecer segn la ley de la evolucin
que es ley de experiencia. Slo los perfectos pueden pasar al
otro lado del velo y de all emanar los poderes espirituales de-
sarrollados en la vida del mundo.
k Me parece que no habr uno entire nosotros que no pueda
comenzar a vivir la vida spiritual: el mundo resultar benefi-
ciado, mientras el individuo evolucionar ms rpidamente gra-
cias a sus esfuerzos. Porque vereis, si reflexionais un instan-
te, que cada uno de nosotros trabaja. para modelar la propia
vida de acuerdo con la imagen perfecta, la image de Dios ma-
nifestando en el hombre. No es que Dios no est en nosotros.
SSi as no fuera, como podranmos manifestarlo? El ideal pre-
cede a la manifestacin, el pensamiento crea la forma; y en
cada uno de nosotros duerme, por as decirlo, la imagen Divi-
na, siendo nuestro deber el tomarla manifiesta, para llegar en-
tonces a ser un hombre spiritual. Venid conmigo al studio
de algn gran escultor, no un simple picapedrero, sino uno
de aquellos genios que saben dar vida al mrmol y manifestar
su ideal en forma perfect. Cmo trabaja ese hombre?
Creeis que esculpe una estatua en el mrmol? Nada de eso.
El est libertando una estatua de adentro de la piedra, y est
quitando el mrmol intil quejla circula, que oculta a los ojos
de los hombres la belleza del ideal que l percibe. Tal es el
escullor de genio; en el tosco bloque, que es cuanto vosotros y
yo podemos ver con nuestros pbbres ojos, l descubre la estatua
perfect aprisionada en la roca, y con cada golpe de martillo,
con cada hbil toque del cincel acerca al prisionero a la hora
de la libertad y su ideal a la manifestacin. Lo mismo pasa
con nosotros: somos groseros pedazos de mrmol mientras vi-
vimos en el studio del mundo, muchos de nosotros no desbasta-
dos an, pero con la Divinidad oculta en nosotros, como la es-


PG. 408


JULIO







1929 REVISTA TEOSFICA CIYBA~-A P~G. 409


tatua en el bloque., Vosotros y yo somos escultores, y por me-
dio de nuestra vida la estatua debe ser puesta en libertad; con
el mazo de la voluntad y con el cincel del pensamiento, debe-
mos desembarazarnos de toda la piedra intil que esconde a
la vista de los hombres la divinidad viviente en nosotros y su
gloria an no manifestada. Sois escultores que modelais aque-
llo que sereis en los aos, en los siglos venideros; y cuanto
mayor sea la fuerza con la cual manejeis vuestro martillo y
vuestro cincel, tanto ms pronto llegareis al da de la liberacin,
tanto ms cercana estar la manifestacin de vuestra obra.
Donde quiera que os encontreis, cualquiera que sea la oficina,
fbrica, laboratorio del gran mundo en el cual podais trabajar
tened siempre vivo el ideal que quereis realizar. Sentid la
presencia de la Divinidad aprisionada, que slo vosotros tennis
el alto privilegio de liberal; empufiad vuestros tiles, quitad
la piedra intil, libertad la esplndida estatua, y, entonces os
reconocereis autoconscientemente tal cuales realmente sois
"hombres hechos a imgen de Dios".
ANNIE BESANT.
Conferencia pronunciada en el Ci+y Temple de Londres.


1 I


1929


--


REVISTA TEOSFICA CUBANA


PG. 409





00







LA TEOSOFIA ES VIDA


AY una Teosofa que est escrita en los libros, pero
tambin hay otra que no est escrita en ninguna
parte, sino que vive en todo, es la que alienta en el
corazn del todo. Aquella. Teosofa nos muestra una
ruta, nos impulsa hacia una meta, pero apoderarse
Sde la ruta y vislumbrar la meta es patrimonio slo
del corazn de cada ser human, y esta es una Teosofa que
solo nace en nosotros a travs de nuestros esfuerzos, de nues-
tras experiencias, hasta que pot estar por encima de toda
experiencia nos hayamos convertido en la Teosofa misma que
es Vida. La Teosofa es impujso que nace, a veces desmedi-
damente en nosotros y crece con tal fuerza que llega a conver-
tirse en el ms caro instigador que nos exhorta a marchar en
busca de la cpmprensin final'que es xtasis y fuego, que es
equilibrio y alegra supreme.
Considerar la Teosofa como algo ajeno a nuestra vida, a
nuestras experiencias diarias, a nuestros fracasos y a nuestros
xitos, al afn de que nuestras apetencias garden perfect ar-
mona con nuestro ideal supremo, considerar la Teosofa as es
lo mismo que hablar de un Palacio sin haber traspuesto su
umbral. La Teosofa es Vida, y cuando el hombre lucha con
todo denuedo por seguir su propia intuicin, bien triunfe o bien
fracase, en la media en que haya puesto todo lo que est de su
parte, habr comprendido algo de la Vida misma que es fuerza
y pureza, que es Sabidura supreme.
El hombre no es tan gvranle por lo que hace como por lo
que vive. Y el hombre grande sabe que en la vida no hay
problema chico ni grande, sino que todo depend del juicio que
se pone en su solucin, del discernimiento y decision con que se
afronta aquel. No hay pues, regla de moral que se pueda ipli-
car a los que piensan por si mismos con nimo de hacer las cosas
lo mejor possible. Cuando se llega a esta etapa se reconoce que
la Teosofa no puede considerarse como algo distinto a nuestras






1929 REVISTA TEOSFICA CUBANA


propias vidas o como algo que desde el exterior se nos expone
y pretendemos seguir, sino que es algo que solo se comprende
y se prueba en nosotros mismos, en nuestras adversidades y en
nuestros esfuerzos sinceros, en nuestra inspiracin y abnega-
cin. All en ese punto en que el hombre se desenvuelve con
sus propias fuerzas, no contando ms que con el temple de su
corazn y con la claridad de su comprensin, all en ese punto
que es vida, all es donde se obtienen las verdaderas experien-
cias que son lecciones de Teosofa que nunca se olvidan y que
derrumbando barrera tras barrera, sobreponindose a experien-
cia tras experiencia despus de abrazarlas en toda su extension
con cuanta abnegacin tengamos, nos lleva al supremo equili-
brio que es el resultado de los esfuerzos hechos por ser uno con
la. vida de la Teosofa misma.
La Teosofa es Vida que en todo se agita. Vida que est~
en el corazn del infeliz y en el del bienaventurado, que ilumina
el cielo y colora las flores, que es fuego en el volcn y encanto
en la msica. Es Vida que mada limita, es Vida sempiterna
que reserve la supreme felicidad para el corazn que lucha y
para la mente que ansa. Fuera de ella no hay felicidad ni
bienaventuranza. Ella es el, Poder supremo que es la meta
del que ansa ver y servir y ser uno con la Suprema Voluntad,
porque ella es esta Voluntad misma.
Cuando uno comprendiendo la vida se dispone a realizar
dentro de si mismo esa parte de divinidad que en l reside y la
expand con su experiencia y cumple con su comprensin y
valientemente mete en su corazn la vida misma, experiment
la sensacin del que encontrndose dentro de una esfera la hace
crecer de tamao al extender sus brazos. Y esta es la muestra
de la eterna dicha que la Teosofa sera para el corazn hu-
mano que trasponga sus propias limitaciones.
La Teosofa es Vida, y par- no traicionarla a ella es pre-
ciso que antes seamos incapaces de traicionarnos a nosotros
mismos, porque ella es nosotros mismos.
Regla que no se aplica es coIno si no existiera, el valor de
un principio no est en l sino en el que lo sigue; por lo que lo
important es la realizacin que nos lleva hacia mejor compren-
sin y no las reglas que se siguen como sigue la partitura el
que "ejecuta una pieza musical. Solo nuestra propia compren-
sin es la que nos puede sealar obras que demanden todo
nuestro mximo. Slo nuestra comprensin puede llevarnos a


P;G. 411






REVISTA TEOSFICA CUBANA


parajes de xtasis y conducirnos a la realizacin de nuestro ver-
dadero deber, porque ella es eternamente liberadcra.
Hay un entusiasmo especial que se despierta cuando se
lee un libro sagrado o de Teosofa, pero ese entusiasmo es como
una bella floor que acaba por marchitarse; necesitamos de otro
libro o de releer el mismo, y al fin viene el cansancio o la in-
diferencia, y es que no nos hIamos entregado a nuestra propia
comprensin que es fuente vivificadora que alienta en nosotros
mismos, que prueba nuestro valor y que abre brechas por done
desciende a raudales la luz y la inspiracin. Si pusiramos lo
ledo en manos de nuestra propia comprensin y nos entreg-
ramos a sta, seguramente que ella hara por siempre perdu-
rables nuestros verdaderos y sinceros entusiasmos, y siempre
mantendra vividos nuestros anhelos. La propia comprensin
es como potente sol que ilumina, fuente de entusiasmo y el ver-
dadero tirano, finico capaz de guiarnos hacia la supreme meta.
Quien le teme traiciona a la Verdad que es Teosofa viva.
DR. J. FARIAS GMEZ.


PG. 412


JULIO














TEORIA DE LA RELATIVIDAD


A idea de lo absoluto-no nos referimos al Innomi-
L nado de la filosofa oriental-ha venido imperando
en los conocimientos humans. Se entenda que las
leyes naturales, que han podido descubrirse, son
como las percibimos, de un orden universal tanto en
el espacio como en el tiempo. ;p
En este engao ha vivido la humanidad durante una series
considerable de siglos. Se atuvo, con sobradsima razn, a las
primeras exploraciones del intelecto en su noble propsito de
querer investigar la realidad. As Euclides nos mostr sta del
modo que la percibi y como era possible conocerla por cada uno
de los humans que lo intentara. Una recta es paralela a otra
cuando los puntos de una y otra se mantienen a igual distancia
y prolongadas ambas rectas jans se encuentra.. Este enun-
ciado no poda ser ms exacto, enteramente impersonal, por
tanto cientfico. Hoy sabemos, porque Einstein nos lo ha en-
seado, cuan relative es el mencionado axioma geomtrico.
Nada de particular tiene que todava no se haya compren-
dido, suficientemente, la trascendencia de la naciente teora de
la relatividad generalizada.
La idea de lo absolute en las leyes que presumimos haber
conquistado, talmente haca aparecer el pensamiento llegado a
una meta, a un trmino. De este lugar, de esta meta, de este
trmino, no caba proseguir. Estaba todo andado. Imposible
realizar ms exploraciones. No quedaba otro recurso que
repetir, que rumiar sobre el mismo tema. La Geometra, con
su auxiliar las Matemticas, referir los dictados euclidianos.
La Astronoma concretarse a la bsqueda de algn nuevo pla-
neta que el clculo pudiera acusar. La Paleontologa explorer
la sorteza terrestre en persecuciones de nuevos fsiles. La Bac-
teriologa procurando descubrir alguna nueva especie micro-
biana... Y as todas las ciencias.
Mas he aqu que el espritu inquieto y profundo de ver-








daderos revolucionarios como Poincar y 1Einstein, acometen
valientemente contra la roca milenaria que servi de valladar
al pensamiento, y triunfante lo conducen a vastas regions des-
conocidas en las que no tiene cabida lo absolute, en las que no
se aprisiona la idea, en las que la imaginacin puede recobrar
su vuelo, y las posibles contemplaciones de nuestro mundo y
del firmamento toman nuevoshorizontes, jams explorados por
artists y poetas.
Cierto que de este advance intellectual no van a disfrutar
nuestros contemporneos, pero tendremos, al menos, la dulce
satisfaccin de abonar el terreno para tan bella y noble con-
quista. Estaremos orgullosos de que el dinamismo intellectual
que va a producer el nuevo orden de ideas ser milenario. El
espritu cientfico de nuestra poca perdurar durante un n-
mero inmenso de centuries.
STiempo era ya de que el pensamiento human marchase
hacia nuevos horizontes. La ciencia con sus leyes estrictas,
inmutables, absolutas, lo conduca hacia un materialismo gro-
sero, calculador, egoista. Vans, sino, algunas de sus fr-
mulas: en el mundo los series mantienen una constant lucha
por la existencia en la que vence-l ms apto, dicen los bilogos.
El hombre es un ser proveniente del mundo teolgico, afirman
bilogos y antroplogos. La tierra da vueltas sobre su eje,
asientan severamente los astrfiomos. Todos estos enunciados
parecen ciertsimos, inmutables. La imaginacin aprisionada
entire estas axiomticas verdades sobre ellas borda las ideas.
La ciencia, ya sin cortapisas, puede revisar sus valores,
desechar el grosero materialismo, y conducirse, sin abandonar
sus magnficas conquistas, por el amplio sendero de un mate-
rialismo espiritualista, que ms bien vislumbramos, que ms
bien sentimos, que a decir verdad no sabemos expresar.
Cuantas afirmaciones hace la ciencia son relatives, son
desde nuestro insignificant pilnto de vista human; son defi-
niciones acerca de lo que nos rodea con el propsito de enten-
dernos con nuestros congneres y al propio tiempo satisfacer
nuestro intelecto. Ms esto io quiere decir que esas definiciones
acertadsimas gran parte de ellas, sean verdades indiscutibles,
aun cuando a nosotros los humans, a todos los humans, nos
parezca que efectivamente son una certidumbre, sin lugar a
duda alguna. Ni siquiera lo que vemos, lo que palpamos c.be
asegurar es tal como lo percibimos. Bien lo saben todos los
estudiosos...! Y hasta las explicaciones que los sabios nos


REVIST.kn TiwS6FLCAc CUBANAw


PG. 414


JuLIO






REVISTA TEOSFICA CUBANA


proporcionan para que interpretemos la realidad en su ms
aproximada exactitud, siempre son, al fin y a la postre, agu-
dezas de la inteligencia a fin de tener con aqulla posibles re-
laciones.
La humanidad prehistrica e histrica nos ha enseado
much, nos ha marcado trillos, veredas, senderos, numerosos
caminos; pero nos ha llevado a una cima, a una cumbre. De-
trs, all a lo lejos, queda lo conocido. Ms este conocimiento
no es del todo exacto; represent las mltiples facetas de la
realidad vista con ojos humans.
Observemos esa misma realidad con mirada ms profunda,
con los ojos deslumbrantes de nuestra espiritualidad; permi-
tamos que penetren, sin temor, en el arcano del misterio infinito
que nos rodea. Tratemos de comprender la intrincada malla
que nos circunda, que forma un infinita-unidad, incognoscible.,
inmensa.
Interpretar esa unidad infinite lo mejojr possible, lo que
cabe en los lmites de nuestra inteligencia, ser siempre la ms
elevada aspiracin del hombre, hacindolo el ser ms intere-
sante de todos los mundos que ,onstituyen el inmenso espacio
sideral.
EUGENIO LEANTE.
i*


PG. 415














A LOS PADRES V A LOS MAESTROS

UN RUEGO


SVosotros que tenis a vuestro cargo, la honrosa mi-
sin de dirigir a la nifez y formarla, para su propio
bien y el de sus semejantes, a vosotros, digo, van
dedicadas las enseanzas que siguen.
Haced que vuestros hijos y discpulos, respec-
tivamente, traten no solo de comprender todas y cada
una de las reglas, sino muy principalmente que las practiquen.
Cada ley de las indicadas debera ser observada por el nio
durante una semana o un mes,,bajo la direccin de los padres
y de los maestros.
Y no lo dudis: ser el ms armonioso entrenamiento para
former el carcter de vuestrol hijos y discpulos.
No olvidis, que una persona sin carcter, no ser buen hijo,
buen discpulo, buen ciudadano, ni ms tarde un jefe de fa-
milia, o esposa ejemplar: ser el juguete seguro de las pasiones,
y caer arrastrada por el influjo de un ambiente envenenado o
corrompido.
En cambio, donde hay carcter, es muy difcil la contami-
nacin, y la resistencia es sumamente fcil.
Padres, madres, maestros: protejed a los nios contra la
abulia, o ausencia de voluntai, o de carcter, por ser una de
las ms grades desgracias el llevar esto por lote en la lucha
por la vida.

EL CDIGO MLOAL DE LOS NIOS

Los nios que amen a su pas, se esforzarn en hacerse
fuertes y tiles, a fin de que la Patria pueda ser cada vez ms
grande y mejor.
Para esto, observarn siempre las reglas de la vida recta
que los mejores ciudadanos han observado tambin.






1929 REVISTA TEOSFICA CUBANA PG. 417

LA PRIMERA LEY ES:

La ley de la salud.

El buen ciudadano se esfuerza por poseer y conservar una salud
perfect. La prosperidad de nuestro pas depend de los
que se esfuerzan en ser aptos fsicamente para llevar a cabo
su trabajo diario. Por esta'razn:
19-Evitar que mis vestidos, mi cuerpo y mi alma se
manchen.
29-Evitar contraer costumbres que pudieran perjudi-
carme, y tratar de adquirir o conservar las que me han de
ser tiles.
39-Me esforzar en tomar el alimento, el reposo y el ejer-
cicio necesarios para conservarme en perfect salud.
LA SEGUNDA LEY ES:

Ley del dominio de si mismo.

El buen ciudadano es dueo de si mismo. Los que saben en-
cauzar mejor sus actividqjes, saben tambin servir mejor
a su pas.
19-Tendr cuidado de lo que hablo y no me permitir pro-
nunciar palabras tontas, vulgaris o inconvenient.
2 -Vigilar mi carcter, y no me enfadar cuando las gentes
o las cosas me irriten.
3Q-Ser dueo de mis pensamientos y no permitir que
nunca un vano deseo me haga desviar de una sabia resolucin.
LA TERCERA LEY ES:

La ley de confianza en si mismo.

El buen ciudadano tiene confianza en si mismo. La presuncin
es necia, pero la confianza en si mismo es necesaria a los
nios que quieren hacerse fuertes y tiles.
1-Recibir con alegra lo* consejos de las personas ma-
yores y ms sabias que yo; sin embargo, quiero aprender a
pensar por mi mismo, a escoger por mi mismo, a obrar por mi
mismo.
29--No temer la burla.
3Q-No temer hacer el bien aun cuando los dems hagan
el mal.





PG. 418 REVISTA TEOS6FLCA CUBANA JULIO

LA CUARTA LEY ES:

La ley de la confianza mutual. *
El buen ciudadano es digno de confianza. La. Patria ser ms
grande y mejor a media que sus ciudadanos puedan fiarse
cada vez ms los unos de los otros. Por esta razn:
1-Mis palabras y acciones sern de buena fe. Me guar-
dar de mentir y fingir, de ser solapado, y no ocultar la verdad
a los que tienen derecho a conocerla.
29-La esperanza de no ser descubierto no me inducir a
hacer el mal. Es impossible mentirse a si mismo, y es dema-
siado difcil ocultar la verdad a los dems.
3--No tomar sin permiso aquello que no me pertenezca.
4-Cumplir prontamente mis promesas. Si hago una
promesa insensata, me apresurar a reconocer mi error y pro-
curar reparar el mal que haya podido ocasionar. Procurar
que mis palabras y acciones hagan cada vez ms fcil la con-
fianza mutua. k
LA QUINTA LEY ES:
La ley de la nobleza en el juego.

El buen ciudadano aplica la lI y de la nobleza en el juego. El
juego noble acrecienta y ejercita las fuerzas del jugador
y ayuda a ste a ser ms til a su pas. Por esta razn:
1-No har trampas ni jugar por dinero en ninguna
apuesta. Si no jugase honradamente, el que perdiese no ten-
dra deseo de volver a jugar, y el que ganase' perdera el res-
peto de si mismo. El juego no sera entonces ms que una ocu-
pacin mezquina y cruel.
2--Tratar a mi adversario con cortesa.
3--No jugar por mi prqpia gloria, sino por el triunfo de
.mi equipo y el placer de jugar.
4-Si pierdo, aceptar mi derrota sin enojarme; y si gano,
ser generoso con mi adveisatio.
LA SEXTA LEY ES:

La ley del deber.

El buen ciudadano cumple con su deber.. .El ocioso como el que
se sustrae de cumplir con su deber, vive del trabajo de los





REVISTA TEOSPICA CUBAINA


dems, y les carga la tarea que debera haber realizado
por si mismo; y as, perjudica a sus conciudadanos y a su
pas.
Yo me esforzar por comprender bien mi deber y lo har,
ya sea fcil y arduo. Aquello que tenga que hacer, sabr ha-
cerlo.
LA SPTIMA LEY ES:

La ley del trabajo bien comprendido.

El buen ciudadano se esfuerza por cumplir su trabajo con in-
teligencia. La prosperidad de nuestro pas se debe a los
que han aprendido a hacer bien lo que se debe hacer.
1-Me esforzar por adquirir la mejor educacin possible
y por instruirme todo lo que pueda al lado de los que han apren-
dido a hacer bien su trabajo.
2"-Quiero hacer mi trabajo con inters, y no me limitar
a hacerlo con negligencia o para que pueda pasar. Una rueda,
un riel, un clavo construido descuidadamente, pueden acarrear
la muerte de centenares de hpnmbres.
3-Me esforzar en ejecutar mi trabajo lo ms perfecta-
mente possible, aunque no est present nadie que pueda ala-
barme. Y cuando haya hecho todo cuanto pueda y de la mejor
manera possible, no envidiar a los que hayan obtenido mejor
resultado que yo. La envidia produce un efecto desastroso en
el trabajo y en el trabajador.

LA OCTAVA LEY ES:

La ley de la cooperacin.

El buen ciudadano cooper amigablemente con sus c<,,1i,'i ros
de trabajo. Un hombre solo no podr construir un pueblo,
ni un camino de hierro. Un hombre solo hallara inmensas
d;f;. .lt,,l.: para construir una casa o un puente. Para
que yo tenga pan, los hombres han sembrado y recogido el
trigo; fabricado arados y trillos; han construido molinos
y cavado minas; hecho hornos y acumulado provisions. A
media que aprendamos a cooperar mejor, crecer la pros-
peridad de nuestro pas.
P"-Cualquiera que sea el trabajo que yo ejecute con otros,


1929)


KG. 419





PG. 420 R'EVISTA TEOSFLCA CUBANA JULIO

har la parte que me incumba y ayudar los dems a hacer
la suya.
2--Guardar con orden los objetos y tiles de que me sirva
para mi trabajo. Las cosas no guardadas son casi siempre
molestas, y a veces, difciles de encontrar. El desrden lleva
consigo la confusion y un desperdicio de tiempo y de paciencia.
3--Cuando trabaje con otros, me esforzar en estar siem-
pre content. La falta de alegra deprime a los trabajadores
y perjujdica al trabajo.
49-Cuando haya cobrado mi salario, no me conducir ni
como avaro ni como prdigo. Sabr economizar y gastar jui-
ciosamente.
LA NOVENA LEY ES:

La ley de la benevolencia.
El buen ciudadadno es benvolo. En nuestro pas tienen que
vivir reunidas personas de diferente raza, creencia y con-
dicin. Somos diferentes los :nos de los otros bajo muchos
puntos de vista; pero no formamos ms que un slo y gran
pueblo. Todo acto de malevolencia perujjdica a la comu-
nidad. Todo acto de beneWolencia le es favorable.
19-Yo ser siempre benvolo en pensamiento. No expe-
rimentar jams despecho algno, ni abrigar ningn rencor.
No me creer que soy superior a otros muchachos, por el hecho
de ser de raza o de posicin diferente. No menospreciar jams
a nadie.
2'-Ser siempre benvolo en palabras. No criticar, ni
hablar de nadie con malevolencia. Las plabras hieren o
confortan.
3'-'Ser siempre benvolo en acciones. No asistir nunca
egostamente para que los dems se sometan a mi parecer. Ser
siempre corts. Las personal, groseras, no son buenos ciuda-
danos. No molestar intilmente a los que trabajan. Procu-
rar evitar todo acto de crueldad, y ofrecer todo mi ayuda,
sobre todo a los que ms lYa iecesiten.
LA DECIMA LEY ES:
La ley de la lealtad.

El buen ciudadano es leal. Si queremos que nuestro pas sea
cada vez ms grande y mejor, es necesario que los ciuda-







danos se condtzccan siempre leal y fielmente con sus amis-
tades. .
l1-Ser leal con mi familiar. Obedecer alegremente a mis
padres o quienes los represented con toda lealtad. Procurar
ayudar a cada miembro de mi familiar a que se haga ms fuerte
y ms til.
29-Me conducir lealmente con mi escuela. Lealmente
quiero observer las reglas que rigen para bien de todos, y me
esforzar por ayudar a los dems alumnos a observarlas
tamin.
3'-Ser leal a mi pueblo y a mi pas. Con toda realtad
quiero respetar, ayudar a los dems, a sus leyes y principios
de justicia.
49-Ser leal a la Humanidad. Lealmente me esforzar
en ayudar a mi pas a mantener las relaciones amistosas que le
unen a otros pases.
Si procuro ser leal solamente con mi familiar por lo tanto,
ser desleal a mi escuela. Si me esfuerzo solamente en ser leal
con mi escuela, podra ser desleal con mi pueblo y mi patria.
Si nicamente procuro ser leal con mi pueblo y mi patria, co-
rrera el riesgo de ser tambie desleal con la humanidad. Por
lo tanto, sobre todo quiero ser leal con la humanidad, pues as
lo ser para mi patria, mi pueblo, mi escuela y mi familiar.
Y quien observa la ley de la lealtad, observa las otras leyes
del buen ciudadano.

SE NECESITA UN JOVEN

Que se pare derecho, que se siente derecho, que proceda
con rectitud, y que hable con verdad.
Que sepa contestar cuando se le hable, que pregunte cuando
no entienda, y que no pregunts sobre lo que no le importa.
Que tenga las uas sin "luto", las orejas limpias, los za-
patos lustrados, la ropa cepilfadQ, el cabello en orden y los
dientes bien cuidados.
Que ande rpidamente y con el menor ruido possible.
Que est siempre alegre, que tenga una sonrisa para todo
elimundo, y que nunca est de mal humor.
Que sea respetuoso con todo hombre y atento con toda
seora o nia.


1929


REVISTA TEOSFICA CUBANA


1 PG. 421





PG. 422 REVISTA TEOSFLCA CUBANA JULIO

Que no fume, y que no tenga tampoco deseos de aprender
a fumar.
Que nunca abuse de los jvenes o muchachos, ni permit
que otros abusen de l.
Que cuando no sepa una cosa, diga "No s", cuando co-
meta un error, diga "Me equivoqu", y cuando se le pida algo
que est dentro de su deber o de su recta posibilidad, diga "Voy
a hacerlo en el acto".
Que hable con la frente alta y que diga siempre lo que
consider just, til o necesario.
Que prefiera perder su empleo o ser despedido del Co-
legio, antes que afirmar una falsedad o cometer un felona.
Que demuestre ms inters en hablar bien su idioma, que
en decir una blasfemia, y otras groseras.
Que no se la d de sabio, ni trate de llamar la atencin por
tonteras.
Que se conduzca con natural correccin en presencia de las
nias.
Que no sea egoista y que no bndose a si mismo.
Que sea bueno con sus padres, y que tenga ms confianza
en la madre que en nadie.
Que no sea santurrn, ni pedante; sino franco, feliz y re-
bosante de optimism ante la ida.
A este joven o muchacho, se le necesita por doquiera. La
familiar lo necesita, el Colegio lo necesita, el taller lo necesita.
En el comercio e industries se le necesita; los dems jvenes,
muchachos y muchachas, lo necesitan.
La Patria lo necesita; todo el mundo lo necesita!

LIMPIA ...

Si quieres ascender, si quieres surgir, si quieres dignificar
tu vida, limpia bien tu cuerpo de apetitos, pasiones y deseos;
limpia tu mente de bajas ideas y torcidos pensamientos; limpia
tu espritu de toda suerte da fcas e inmundas impurezas.
Limpia tu cuerpo, que es el vehculo de todos sus atri-
butos superiores, de toda cuanta substancia antihiginica pu-
diera impedir su correct funcionamiento; limpia tu mente de
cuanto pensamiento grosero y nocivo quiera aduearse de olla,
anulando tu voluntad; limpia tu espritu de toda ilusin o in-
fluencia externa que quiera torcer el rumbo director de tu vida







hacia la hermosa ,enda de tu perfeccionamiento, tu felicidad y
la gloria inriaculada de tu ser.
La limppieza del cuerpo es vigor y salud: la limpieza de
la mente es ciencia y amor; la limpieza del alma es sentimiento
y arte; la limpieza del espritu es belleza y sabidura.
Limpia su cuerpo fsico el hombre, y todo l disfruta go-
zoso de un bienestar y una salud que le hacen amar con deleite
la vida; limpia su naturaleza inferior de todo deseo y toda
pasin vulgar, y siente que un ser interno revive y renace en
un paraso de delicias; limpia, su alma de las cizaas y las
malezas que obstruyen el desarrollo y la vida del verdadero
amor, y el alma misma se transform en un jardn de ensueos
y esperanzas donde tiene su trono el Creador; limpia su espritu
de la broza del egoismo y los deseos materials que impiden
el libre ejercicio de su divina accin, y la gloria y la belleza
eterna y divina emerge triunfantes y esplendorosas...
Limpieza. eso es lo que necesitan nuestros cuerpos, nues-
tras almas, nuestros corazones; limpieza, eso es lo que hace
falta a nuestra mente, nuesVro intelecto y nuestro criterio ra-
zonador; limpieza, eso es lo que necesita nuestro pensamiento
y nuestro espritu investigadStr, vido de conocimientos, de fe,
de verdad y de confianza. k
Y como nada hay tan bello, tan hermoso, tan casto y tan
puro como la limpieza, por eso ella es un encantador y agra-
dable privilegio de la naturaleza, en la que puede sintetizarse
todo cuanto de bueno, til y hermoso tienen la salud, la vida,
el amor, el arte y la belleza.
Limpia... Cuanto ms limpia, ms perfeccin.


BIBLIOGRAFIA


Ya en prensa nuestra Revista, hemos recibido, atentamente
dedicado, un nuevo libro de nuestro querido hermano, el notable
periodista Dr. Jos Ramn VAilalerde titulado Cosas del Es-
piritu. A reserve de hacer un studio sobre los interesantsimos
temas que trata, nos permitimos recomendarlo a nuestros lec-
tores.
*


1929


REVISTA TEosFICA CUBANA


PG. 423






*DEL CGAYIPO*

TEOSOFICO*


HENRY FORD Y LA REENCARNACIN

Se suele objetar por los que no son partidarios de la reen-
carnacin que es un obstculo al progress, y que, por lo tanto,
no tiene cabida esta teora en el mundo occidental de las efi-
ciencias.
Gracias a la amabilidad de un miembro en los Estados Uni-
dos, podemos citar algunos prrafos de una entrevista que apa-
reci en el "McClure's Magazine", en la cual Mr. Henry Ford,
a quien no podra tachrsele de ser poco prctico, afirma su
creencia en la Reencarnacin y en otros extremos que son pura
Teosofa. Dice as:
"Algunos parecen career que 1i experiencia es un don o un
talent, pero es el fruto de una larga experiencia en muchas
vidas. Quizs deba explicar que yo creo que estamos reencar-
nados. Usted y yo reencarnams una y otra vez. Vivimos mu-
chas vidas, y acumulamos muchat experiencias. Esta parece
ser un don intuitivo, y es en realidad una experiencia duramente
ganada... e
El Cristo no era ms que un ser "viejo" espiritualmente.
El ver una cosa claramente con la mente hace que tome
forma y se materialice. Para m no hay nada ms comprobado
que la transmisin del pensamiento. En mi, opinion, el pen-
samiento es una fuerza, o si se quiere, el pensamiento contiene
fuerzas. Intensificad vuestro pensamiento e iniciais la fuerza
de atraccin. Concentraos en un trabajo y atrais todas las
cosas necesarias para llevarlo a cabo. Las cosas se forman
por si mismas si mantenis v-estro pensamiento concentrado
en ellas. Si queris tener dificultades, pensad en ellas y las
tendris!
"Lo que llamamos "mal" es simplemente la ignorancia
dando traspis en la obscuridad; cada traspis es una expe-
riencia, aunque algunas veces el precio pueda parecer elevado,
pero es en esta forma que adquirimos experiencias. Los errgres
son la fuente de la experiencia, y continuamos cometindolos
hasta que podemos adquirir toda la experiencia que debamos







REVISTA TEOSFICA CUBANA


3
ganar en e4e planet. Las personas adquieren experiencia
con todo lo que hacen, y casi todas con las que he tenido que
tratar han tenido que adquirirla, aprender. Las personas se
quejan del "jazz". No s much acerca del "jazz"; pero si
necesitan la experiencia que el "jazz" proporciona, con l la
adquirirn...
"Nunca me desaliento, pues siento que estoy aqu para
adquirir experiencias, y ninguna otra cosa importa."
(Tomado de "News & Notes", marzo, 1929).

EL PRESIDENT

Un gran nmero de amigos se reuni en la Estacin de
Victoria, en Londres, el Sbado 4 de mayo, para dar la bien-.
venida a la Presidente a su llegada de la India. La Dra. Be-
sant vino acompaada de la seora Jinarajadasa, y nos sen-
timos realmente felices de -Yer que la Presidente luca tan re-
puesta y tan llena de energas como siempre.
En mayo 8 se celebr una reunin de miembros en la Sala
"Mortimer", en la que ella 'i~ una conferencia.
En mayo 13 parti para Budapest, donde presidi el Con-
greso de la Federacin Europeo, regresando a Londres a fines
de mayo, para asistir a la Convencin Anual le la S. T. de
Inglaterra, en Londres, el primero de junio.
Di despus cuatro conferencias pblicas en jujnio 9, 16,
23 y 30.
El 28 y 29,,,de junio presidi una important conferencia
sobre problems de la India, celebrada en "Caxton Hall, West-
minster, en la que tambin hablaron Sir C. P. Ramaswami Aiyar
y Mr. B. Shiva Rao.

UNA FELItITACIN

Con motivo de la nueva ediciin de "A los pies del Maes-
tro", el president de la Editorial Estrella S. A., Dr. Dmaso
Pasalodos, ha recibido la siguiente carta del Honorable seor
President de la Repblica:
Dr. Dmaso Pasalodos.-Ciudad.
Mi querido amigo:
Con verdadero placer he ledo los bellsimos pensamientos
de Krishnamurti, recopilados en un precioso librito que, en


1929


PG. 425






PG. 426 REVISTA TEOSFLCA CUBANA JULIO

nombre de la Editorial Estrella, has tenido la bondad de ofre-
cerme.
Acepta mis ms expresivas gracias y hazlas extensivas a
los seores editors de "A los pies del Maestro".
Quedo tuyo afectsimo,
(fdo.). GERARDO MACHADO.

FIESTA EN LA LOGIA "H. S. OLCOTT"

Atentamente invitados por su president, tuvimos el gusto
de concurrir a la fiesta de propaganda que organizaron los her-
manos de la Logia "H. S. Olcott", que result brillantsima.
El amplio saln de sesiones de su local, Vives 108 altos,
estaba totalmente lleno de hermanos y oyentes; el program
result hermoso, hubo msica, dulces y refrescos y rein la ms
entusiasta fraternidad.
Nuestra felicitacin a los components de dicha Logia.

VACACIONES

La Logia "Kut Humi" de esta ciudad, ha acordado unas
vacaciones de dos meses, de modo que en julio y agosto no ce-
lebrar sesiones. Esta es la primera vez que en Cuba se pone
en prctica esta idea desde hace much tiempo en vigor en los
Estados Unidos.

HERMANO DE VIAJE c

El hermano Dr. A. Domnguez, president de la Logia de
Victoria de las Tunas, sali la semana pasada rumbo a Europa,
acompaado de su esposa, en viaje de recreo. Lleva intencin
de ver a nuestros jefes y asistir al Congreso de Ommen. Que
le sea provechosa esta visit, son nuestros deseos.

CONFERENCIAS TEOSFICAS POR RADIO

La Logia "Concordia", tiene como una de sus actividades
de propaganda, la transmisin de conferencias teosficas todos
los viernes, por la estacin 2 M. C. de la casa Montenegro y Ca.
que la ha ofrecido galantemente para ese objeto. Las confe-
rencias estn a cargo del hermano Silvano Zanares.








... ~ ~ c.,,,.
S Pan de Gluten, para diabticos de r-
gimen severe. Hace disminuir r-
f- ~ pidamente la glucosuria.


SAUMETACION PARA REIGMEN

. .-- HEUDEBERT

Ofrecemos a todos los enfermos que necesiten un gimen en su ali-
mentacin y muy especialmente a los diabticos, los afamados products
marea Heudebert, gracias a los cuales ha quedado resuelto el problema de
su nutricin.
Los mdicos ms eminentes los recomiendan a sus enfermos, en todos
los pases, porque estn preparados cientficamente y sus resultados son
asombrosos.
Tenemos: Pan "Essentiel" sin miga, especial para disppticos, ent-
riuos, obesos, diabticos y convalecientes.
Pan Heudebert, para diabticos, con hidratos de carbon.
Pan de Aleurona, para rgimen severo, con azoados.
El especial del diabtico.-Pan normal para diabticos, muy agradable.
Panes tostados, Longuets y Gressings Heudebert.-No fermentan.
Pan hipoazoado Heudebert.-Especial para enfermos de los riones,
hgado y corazn.
Tapioca Heudebert.-Especial para protajes exquisitos.
Harina superazoada.-Alimentel-.nico y estimulante de primer orden.
Copos de arroz, de cebada y qe avena.-Se preparan con leche o caldo.
Especiales para enfermos del intestine.
Lcgumbres descortezadas.-Conservan el gusto y el aroma.
Harinas normales, harinas refrige,antes y antidirricas. ,
Harinas de legumbres.-Conservan el aroma y el gusto natural.
Harina de Malt.-Rica en diastasa natural de cebada germinada.
Cacaos y products a base de cacao Heudebert.
Alimento Tous a base de chocolate.-Semillas de lino Negrine Heude-
bert.-Estimulante de las secreciones glandulares.
Bebidas higinicas, no excitantes.
Chocolate con 15 a 20% de "hidrocarbons totaux", especial para
diabticos.
Sal.-Exenta de cloruro de sodio.
Fideos, macarrones, pastas cortadas.-Constituyen un alimento super-
azoado, sabroso y nutritivo.
PIDANOS TODA CLASE DE IN-
FORMES Y LIST DETALLADA ,

UNICOS AGENTS |"
CASA RUECAILT a .-"
PI Y MARGALL 42 APARTADO 275
HABANA


Varillas con gluten y bizcochos
de gluten. Muy digestivos.




















I LA RUSQUELLA
TEMPLO DE CORBATAS
Y PAUELOS ELEGANTES
PROPIOS PARA
SREGALOS

Obispo io8 Telf. M-2287




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs