• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Revista teosofica Cubana
 En la atalaya
 Seccion oficial
 Carta de despedida de Madame...
 H. P. B.
 Indeales
 Teosofia, obra de los siglos
 Determinismo visible y oculto
 Es la teosofia un credo?
 El escultor Antonio Bourdelle
 Aclaracion
 Ocultismo
 Hubo Romanos en Arizona?
 El gran templo de Osiris
 Advertising






Group Title: Revista teosofica
Title: Revista teosófica
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00073921/00029
 Material Information
Title: Revista teosófica
Physical Description: Serial
Language: Spanish
Creator: Theosophical Society (Madras, India) -- Seccíon Cubana ( publisher )
Publisher: Sección Cubana de la Sociedad Teosofíca
Place of Publication: Habana etc.
Frequency: bimonthly (irregular)[june, 1936-apr. 1938, sept./oct. 1942-1954]
monthly (irregular)[ former feb. 1917-may, 1936, july, 1938-aug. 1942.]
bimonthly
completely irregular
 Subjects
Subject: Theosophy -- Periodicals   ( lcsh )
Imprint -- Cuba -- Havana -- 1923-1939
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba -- Havana
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began in 1917?; ceased publication with July 1956.
Numbering Peculiarities: Publication suspended, June, 1933-Feb. 1934.
Issuing Body: Organo oficial de la Seccíon Cubana de la Sociedad Teosofíca, <1923-1939>
General Note: Description based on: Año 7, no. 1 (15 de enero de 1923) = 2a epoca.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00073921
Volume ID: VID00029
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002944312
oclc - 50336367
notis - APH5965

Table of Contents
    Revista teosofica Cubana
        Page 237
    En la atalaya
        Page 238
        Page 239
        Page 240
        Page 241
    Seccion oficial
        Page 242
        Page 243
        Page 244
        Page 245
        Page 246
        Page 247
    Carta de despedida de Madame Blavatsky
        Page 248
        Page 249
        Page 250
        Page 251
    H. P. B.
        Page 252
        Page 253
        Page 254
        Page 255
        Page 256
    Indeales
        Page 257
        Page 258
    Teosofia, obra de los siglos
        Page 259
        Page 260
        Page 261
        Page 262
        Page 263
        Page 264
        Page 265
        Page 266
        Page 267
        Page 268
        Page 269
    Determinismo visible y oculto
        Page 270
        Page 271
    Es la teosofia un credo?
        Page 272
        Page 273
        Page 274
        Page 275
    El escultor Antonio Bourdelle
        Page 276
    Aclaracion
        Page 277
    Ocultismo
        Page 278
        Page 279
        Page 280
        Page 281
        Page 282
        Page 283
        Page 284
        Page 285
        Page 286
    Hubo Romanos en Arizona?
        Page 287
        Page 288
        Page 289
        Page 290
        Page 291
        Page 292
        Page 293
        Page 294
        Page 295
    El gran templo de Osiris
        Page 296
        Page 297
        Page 298
    Advertising
        Page 299
        Page 300
Full Text



Revista Teosfica Cubana
PUBLICATION MENSUAL FUNDADA EN 1906
OREGANO OFFICIAL DE LA SOCIEDAD TEOSOFICA DE CUBA
Director: Administrador.
LEONARDO AUSUCUA. MIGUEL A. TRUJILLO.
Direccin y Admn.: 27 de Noviembre (Jovellar) No. 8.-Apartado 365
Acogida a la franquicia y registrada como correspondencia de segunda clase
en la Oficina de Correos de la Habana.
Precio de suscripcin: $2.00 al ao. Nmero suelto: $0.20
AO XIII, No. 5. MAYO DE 1929. 28 EPOCA


H. P. BLAVATSKY


N 8 de mayo, el de 1891, la Tierra visti de luto
por la partida de un Gran Ser, y los mundos
invisibles se regocijaron con el advenimiento del recin
llegado.
La mujer herona, la mrtir de corazn noble y senti-
mientos puros, abandon su cuerpo, para volver, es cierto,
pero no en las filas de su "querida Sociedad", sino donde
Karma dispuso, y desde done vela por su obra con amor
materno.
"Mantenos unidos", fueron sus ltimas palabras, y
unidos hemos estado a travs de todas las borrascas y la
Sociedad Teosfica sigue su march triunfante difundiendo
hz de verdad y agua de vida a este mundo que tanta
necesita.
Hoy que alborea un nuevo da en el que la Presencia
del Instructor sacude las conciencias mostrndoles la ruta,
digamos a H. P. 3.: "Seguiremos unidos ahora y por
siempre".
La Direccin.






PkG. 238 I~E VISTA TEOSFICA CUBANA MAYO


CONFERENCIA DE LA DRA. BESANT


El domingo 3 de Marzo la Dra. Besant di en Adyar una
conferencia a los a los M. S. T. sobre "Krishnaji y Su Men-
saje" de la cual doy los siguientes prrafos, que sin duda sern
de inters para los miembros de Cuba:

"Krishnaji dice a menudo cosas raras y extraordinarias,
pero el Seor Jess dijo una much ms extraa: "A menos
que comais la carne del Hijo del Hombre y bebais Su sangre
no habr vida en vosotros! Esta frase result demasiado di-
fcil para algunos de sus seguidores, y dijeron: "Esto es un
dicho muy fuerte", pero Simn Pedro tuvo un vislumbre de
inspiracin cuando su Maestro le pregunt: "Quin dicen los
hombres que soy yo?" y l contest: "Seor, a quin otro po-
dramos ir?" Entonces Jess le bendijo diciendo: "Bendito
seas, Simn. Estas palabras no vienen de un hombre sino del
Padre."
"Si ejercitseis vuestras mentes para conocer sus poderes
de clara comprensin, podrais percibir much ms de la verdad,
especialmente en lo que respect a Krishnaji. El dice cosas
que son sorprendentes, pero nunca le he odo nada tan sorpren-
dente como las palabras que he mencionado del Seor Cristo.
Muchos las tomaron literalmente, en vez de considerarlas como
un gran simbolismo.
"Quisiera que aplicseis estas ideas a Krishnaji, y segu-
ramente estarais menos confundidos de lo que estis ahora.
El dice cosas que son sorprendentes, y cuando va directamente
en apariencia, en contra de lo que hace alguna persona pro-
minente, no hay que maravillarse de que las personas se con-
fundan. Krishnaji dice que no queremos formas. "Desechad
vuestras formas y ceremonies," etc., y algunos comienzan a
pensar: "Bueno, debo obedecer esto? Algunos dicen que la
Dra. Besant hace estas cosas... "


PG. 238


REVISTA TEOSFICA CUBANA


MAYO








Su gran mensaje es la felicidad. Una persona no puede
menos de ser feliz si sigue las leyes de la naturaleza, que son
expresiones del Logos de nuestro mundo. H. P. B. deca que
la ley de gravitacin no exista. Existe una atraccin entire los
objetos, s, pero podeis contrarrestarla empleando una fuerza
adecuada. Debemos usar lo que se llama el sentido comn.
Algunos lo tienen en gran media, otros en poca. Como dijo
una vez el Maesrto: "Aquel que hace lo que puede, hace bas-
tante para nosotros."
Sabeis que hay tres maneras de leer las Escrituras. Una
es tomarlas como historic, otra como las estudia el hombre in-
telectual, que las lee con el intelecto muy despierto y toma slo
aquella parte que le parece cierta, y la otra es la que emplea
el hombre spiritual que se preocupa poco de la expresin li-
teral y percibe las grandes verdades espirituales.
Encontraris muy difcil descubrir ningn otro mtodo que
pueda emplear el Instructor del Mundo cuando desciende a
nuestro mundo ordinario para hablar de manera que pueda
influir en los hombres en miles de aos venideros. Sus ense-
anzas tienen que ser en forma alegrica, sencilla, que encierre
alguna verdad demasiado grande para ser dada en palabras. La
msica, por ejemplo, ejerce una influencia ms poderosa que
las palabras. Mozart deca que haba moments en que oa una
sola cuerda y que en esa cuerda haba toda una sonata que
poda percibir aun cuando pasasen esos moments. Tennyson
express algo por el estilo. Encontr una manera de repetir su
nombre que le permita alcanzar un estado interno de conciencia
en la que la muerte pareca ser una "risible posibilidad", frase
que sin duda llama la atencin. Evidentemente, sala de su
cuerpo.
Cuando un hombre alcanza un poder elevado, es muy di-
fcil arroparlo en el lenguaje ordinario, y algunas veces si su
sistema nervioso es muy sensitive es estimulado hasta un grado
ms all de lo normal, este curioso poder llamado genio se
manifiesta en forma de msica, belleza y expresin ms per-
fecta. Tenis cada uno de vosotros que aprender cules son
las leyes de la naturaleza que os permiten una mayor manifes-
tacin, ser ms tiles, y entonces los Maestros pueden utilizarlos
como instruments para llegar a otras personas, porque todas
esas cosas son como peldaos. Ellos se encuentran a lo alto
de una larga escalera y descienden dos o tres escalones para
ponerse en contact con nosotros. Esta es la manera en que


1929


REVISTA TEOSFICA CUBANA


PG. 239






REVISTA TEOSFICA CUBANhA


yo os aconsejara pensar en Krishnamurti, como un experi-
mento, y en esta forma lo comprenderis mejor cuando dice co-
sas sorprendentes.
Si Krishnaji dice cosas que os confunden, mi consejo es
que le escuchis atentamente y hagis todo lo possible por com-
prender el significado evidence de sus palabras y si entonces
encontris que esos diversos significados estn en conflict,
dejadlas a un lado por algn tiempo y continued poco a poco,
y encontraris que llegar un moment en que las compren-
deris. Recorded que l emplea palabras determinadas para
producer los efectos que desea. Es much mejor tener dos
piernas y caminar sin muletas. Debiramos ms bien tratar de
comprender todo lo que podamos en vez de argumentar. La
argumentacin es la tendencia lgica de la mente inferior. Si
hay algo que percibs y sents que es cierto, seguidlo y ved lo
que ocurre. Una vez le pregunt a H. P. B. "Qu debo ha-
cer?" Y ella me dijo: "Bueno, querida, hazlo y ve lo que
ocurre". Le contest: "Sera bastante desagradable que se me
dijese hacer algo que trajese malos resultados". Y ella con-
test: "Para qu est tu conciencia?" Pens en esto, y me
di cuenta de que yo saba que la conciencia no era la voz de
Dios, sino la voz de nuestras pasadas experiencias en otras vi-
das. Cuando vuestra conciencia no habla, debis de tomar otro
camino. Recorded las palabras de la Biblia: "Aquel que ama
su vida la perder, pero aquel que la pierde por M, la en-
contrar."
Progresis dando saltos en la obscuridad, pero impul-
sados por un fuerte sentimiento interior que os dice que es lo
que debis hacer. Podis permanecer sentados cmodamente,
pero as no llegaris muy lejos. Si alguien viene y me dice:
"Que es lo mejor que puedo hacer?" Mi contestacin sera:
"Encontradlo por vos mismo". No se hace en realidad un
bien al decirle a una persona lo que sabemos sera lo mejor para
ella. Debe crecer por sus propias decisions, y no por las de
los dems. Lo nico que importa es la Voluntad del Maestro
y sta os lleva siempre hacia adelante. El utilizar vuestro
discernimiento cuando os encontris con dos caminos a seguir,
os da oportunidad de progresar. Si os equivocis sufrs, pero
no volveris a cometer el mismo error. Si encontris que no
os da resultados, habris aadido esta leccin a las dems, y
esto os ayudar a decidir bien la prxima vez sobre el mismo
asunto. Esa es la manera en que algunos de nosotros hemos


PG. 240


MAYO







hecho grandes progress. Si cometis errors, las personas os
lo echarn en cara y os dirn: "te has equivocado"; pero todos
tenemos que hacerlo as si queremos progresar.
CUOTAS ANUALES
Deseo llamar la atencin de las Logias acerca del acuerdo
tomado en la sesin del Consejo Directivo de Abril 14, prorro-
gando el pago de las cuotas anuales hasta Julio 15.
PROPOSICIN DE ENMIENDA DE LOS OBJETOS DE LA S. T.
El Consejo tambin acord someter a la consideracin de
los miembros la proposicin hecha por Mr. Peter Freeman de
eliminar el segundo y tercer objetos, y dejar slo el primero.
Tratndose de un asunto de inters para todos, es conve-
niente conocer la opinion de la mayora, a fin de que quien
represent a nuestra Sociedad en el prximo Congreso de
Chicago pueda saber exactamente a qu atenerse con respect
al particular.
Se est preparando para ser enviada a las Logias, una
comunicacin sobre este asunto, con un modelo para contesta-
cin, que se ruega llenar y enviar antes del 15 de Agosto
VIAJE DE MR. JINARAJADASA
Es de gran importancia para las Logias del interior que
deseen que Mr. Jinarajadasa vaya a su localidad, que lo co-
muniquen lo antes possible a la Secretara General.
Sin este dato, no es possible preparar el itinerario, y una
vez fijado ste, no sera possible hacer ningn cambio, ya que
ello trastornara completamente todo el recorrido.
Es tambin necesario que a la mayor brevedad remitan las
Logias que no lo hayan hecho las cantidades ofrecidas para
costear los gastos de viaje. No slo hay que tender al com-
promiso que internacionalmente tenemos de contribuir con un
minimum de $300 a los viajes por vapor, sino que tambin hay
que hacer frente a la propaganda en gran escala que es nece-
sario llevar a cabo, sin la cual no podran obtenerse de su visit
a Cuba los beneficios que todos deseamos.
E. A. FLIX.


1929


REVISTA TEOSFICA CUBANA


PGo. 241





ail nu Mmllm ium ffmalii.imimmun a mlliznilun1mimii mimiiiimi1Dimi mif jlni iilflJ1lnnn mJni i mlll miit luillflllllllmimi llmi








"- SECTION OFFICIAL


ACTA No. 210

Sesin ordinaria del Consejo Directivo, de 14 de Abril de 1929.
Asistentes: E. A. Flix, Dr. J. R. Villaverde, Dr. Dmaso
Pasalodos, Dr. J. I. de la Torre, F. Rosado, A. Sotolongo, Dr. A.
Domnguez, Antonio Chao, Dr. J. L. Canto. Por ausencia del
hermano Secretario ocup la Secretara el Vicesecretario que
subscribe.
Se ley y fu aprobada el acta de la sesin anterior, cele-
brada el da 13 de Enero de 1929.
Cuotas anuales.-A propuesta del hno. Dr. de la Torre, se
acord ampilar hasta el da 15 de Julio el plazo para el pago
de las cuotas anuales y que se enve a las Logias una relacin
de los miembros que no han pagado an, recomendndoles a la
vez la adopcin de una cuota adicional mensual con la cual
crear un fondo con que pagar oportunamente las cuotas
anuales.
Mejoras de la Revista.-El hno. President di cuenta de
las mejoras introducidas en la Revista, gracias a la colabora-
cin de algunos hermanos, que ha permitido que su publica-
cin se costee con sus propios ingresos.
Considerando el desenvolvimiento brillante que va toman-
do la Revista, lo que trae como consecuencia un exceso de tra-
bajo para los hermanos que tan celosamente vienen desempe-
ando los cargos de Director y Administrador de la misma, el
Consejo acuerda: Dar un voto de confianza al hno. President
a fin de que, de acuerdo con los mencionados Director y Admi-
nistrador, nombre, si stos lo creen convenient, a otro her-
mano que cooper con ellos al mayor auge y desenvolvimiento
de la Revista.





REVISTA TEOSFICA CUBAAA


Adquisicin de terreno para la Logia "R. de Albear".-Di6
cuenta tambin el hermano Presidente de que la Logia "Ra-
fael de ,Albear" de Morn, haba conseguido de la Compaa
Nacional de Fomento de dicha ciudad, la cesin gratuita de un
lote de 300 metros de terreno, con la condicional de que en el
breve plazo de dos aos, a partir de la fecha de la cesin, haya
comenzado la construccin de su edificio.
A este respect hizo constar el hno. Rosado, que errnea-
mente se le haba tribuido a l el xito en las gestiones para la
adquisicin de esos terrenos, ya que l tan slo se haba limi-
tado a reexpedir por correo al Administrador del Reparto,'sii
comentario alguno, la carta de la Logia solicitando la cesin.

Comisin Gestora Pro Edificio Social.-El hno. President
di cuenta de que ya se haban impreso las obligaciones cuya
emisin se autoriz, y que se haban comenzado a recibir subs-
cripciones de hermanos y Logias, ascendiendo el total de lo
suscrito hasta esta fecha, a la cantidad de $138.00.
Tambin di cuenta de que un hermano haba donado un
automvil "Buick", modelo 1925, con el fin de que fuese ri-
fado entire los miembros, habiendo una emisin de mil papele-
tas a un peso cada una.
Como quiera que para poder llevar a cabo esa rifa sera
necesario recabar la correspondiente autorizacin del Gobier-
no, y estimando el Consejo el hacer esa solicited y llevar a
cabo esa rifa pudiera ser mal interpretada del parae del pi-
blico, acuerda:
Dar las gracias al hermano donante por la eficaz contri-
bucin que con su donacin hace al fondo de construccin, que
se acepta, desde luego, por el Consejo, prefiriendo ste, sin em-
bargo, que, por los motivos indicados, procediese a la venta del
automvil y que entonces entregase a la Comisin Gestora la
cantidad que en efectivo percibiese como imported de'la venta.

Proposicin de enmienda de los objetos de la S. T.-En re-
lacin con la proposicin que ser presentada en el prximo
Congress Mundial en Chicago por Mr. Peter Freeman Secreta-
rio General de la S. T. en Gales, para que sean eliminados el
primero y segundo objetos de la Sociedad, y a propuesta del
mismo hermano Presidente, se acuerda:
Circular entire las Logias la proposicin de Mr. Peter Free-
man, a fin de someterla a un referendum entire los miembros


1929


PG. 243





REVISTA TEOSFICA CUBANA


de la S. T. de Cuba, y que en esta forma quien represent a
sta en dicho Congreso pueda, al dar su voto, hacerlo de ma-
nera que refleje el sentir de la mayora respect a dicho asunto.

Estacin de Radio.-Inform el hno. President que des-
pus de haber circulado entire los miembros del Consejo el pre-
supuesto para la instalacin de la Estacin de Radio, dado por
la Casa Karman, as como la oferta de compra hecha por el
Sr. B. Barri, haba venido a verle el hno. Teniente Luis Casas
para proponerle que a cambio de que se le prestase durante dos
meses el motor de la Estacin mientras reciba otro, ordenado
a Estados Unidos, l se comprometa a hacer las reparaciones
necesarias en la Estacin hasta ponerla en perfect estado de
funcionamiento, de acuerdo con todos los requisitos exigidos
actualmente por el Gobierno para esta clase de aparatos, que-
dando limitado el costo de instalacin en el local de la Socie-
dad a tan slo la colocacin de las antennas, almbres necesarios
y adquisicin de un nuevo acumulador, caso de que no sirviese
el que tiene el actual equipo.
Que l, estimando beneficiosa para los intereses de la So-
ciedad la proposicin hecha por el hno. Casas, la haba acepta-
do, a reserve de la ratificacin del Consejo, habiendo procedi-
do el hno. Casas a recoger la Estacin y estando actualmente
llevando a cabo su reconstruccin.
El Consejo, despus de deliberar, acuerda:
Aprobar la actuacin del hno. President en relacin con
este asunto; y a propuesta del hermano la Torre, tambin
acuerda:
Que de manera Oficial se comisione al hno. Casas para que
se haga cargo de la instalacin en el local social, as como tam-
bin de su funcionamiento una vez instalada, y de organizer
todo lo relacionado con la propaganda de nuestros ideales, com-
binando los programs necesarios.

Adresograph.-El hno. President inform que aprove-
chando la oportunidad que se haba presentado de adquirir en
condiciones econmicas un equipo mecnico para poner direc-
ciones en cartas y sobres, as como la cooperacin econmica
ofrecida por la. Logia "Servir y Amar", haba adquirido dicho
equipo a un costo total de $115.40, distribuidos en la siguiente
forma: Mquina impresora y 3,000 marcos, $90.00; 3,000 pla-
cas e impresin de 800, $25.40. De cuya cantidad total la Lo-


MAYO


P. ~244






REVISTA TEOSFICA CUBANA


gia "Servir y Amar" haba ofrecido contribuir con una can-
tidad proporcional, as como tambin contribuira la Revista a
sufragarla, y el resto correspondera pagarlo de los fondos ge-
nerales de la Sociedad.
El Consejo acord aprobar la compra de dicho equipo en
las condiciones mencionadas.

Proposicin de la Logia "Concordia".-Se di lectura a
la comunicacin de la Logia "Concordia", proponiendo que el
hno. President Nacional sea enviado al Congreso de Chicago,
para que l represent a nuestra Sociedad Nacional, ofreciendo
contribuir con la cantidad de $10.00 para los gastos de ese
viaje, y proponiendo que se inicie una recaudacin entire las
dems Logias con ese fin, y caso de que faltase para cubrir el
imported total, fuese suplido con fondos de la Sociedad.
Despus de deliberar, el Consejo acuerda:
Tomar en consideracin dicha proposicin, en vista de la
necesidad de que nuestra Sociedad Nacional est oficialmente
representada en tan important acto, y que sea circulada entire
las Logias todas, a los efectos mencionados.

Tumba del Hno. Salvador de la Fuente y Romero.-El
hno. Pasalodos da lectura a una proposicin del hno. J. Farias
Gmez, para que sea reparada la tumba que existe en el Ce-
menterio de Coln, donde fueron sepultados los restos del her-
mano Salvador de la Fuente.
No se tom acuerdo sobre este asunto, en vista de haberL
manifestado el hno. la Torre que ya la Logia "Servir y Amar"
haba tomado el acuerdo de llevar a cabo dicha reparacin, su-
fragando los gastos de la misma.

Viaje de Mr. Jinarajadasa.-Habiendo manifestadc el her-
mano Presidente que, segn las ltimas noticias recibidas,
Mr. C. Jinarajadasa se encontrara a mediados de Mayo en
Costa Rica, de donde ira, por la costa del Pacfico, a Mjico,
y de este pas a Cuba, y teniendo en cuenta que falta ya poco
tiempo para su llegada, especialmente si por cualquier motivo
decidiese venir directamente de Costa Rica a Cuba, el Consejo
acuerda:
Nombrar una Comisin integrada por los hermanos y her-
manas siguientes: Ana Mara Borrero, Dulce Mara Borrero
de Lujn, Raquel Catal, Rafael de Albear, Francisco G. Cas-


1929


PG. 245









taeda, Dr. J. R. Villaverde, Dr. J. I. de la Torre, Francisco
Rosado y Luis Casas, para que en unin del hno. President
Nacional se ocupe de todo lo necesario para los preparativos
de su llegada, propaganda antes de la misma, actos durante
su estancia entire nosotros, etc., etc.

Balance Trimestral.-El hno. President present el lti-
mo Balance, de fecha 31 de Marzo, el cual fu aprobado.
Y siendo las ocho p.m. y en vista de lo avanzado de la
hora, se di por terminada la sesin.


Vto. Bno.
E. A. FLIx,
President.


Jos L. CANTO,
- Secretario.


BALANCE DEMOSTRATIVO DE LA
SITUATION ECONOMIC
DE LA SOCIEDAD TEOSOFICA DE CUBA
EN MARZO 31 DE 1929.



SUMAS SALDOS
DEBE HABEBR DEBE HABE


CAPITAL .......... .......
N. City Bank. Cta. de Ahorros (1)
Caja ..........................
Nat. City Bank. Cta. Corriente ..
Biblioteca (2) ..................
M obiliario ......................
Logia "Annie Besant" .........
Estacin Radio .................
Departamento de libros .........
Logia "'Luz de Oriente" .......
Logia 'Maitreya" .............
Logia "Pitgoras" .............
Logia Gautama ..............

Sumas a la vuelta.....


$ 2.004.92
S656.81
, 2.146.55
, 2.858.55
829.50
787.58
S 10.00
S325.00
S375.71


$ 3.895.89

, 2.053.84
,, 1.815.96



S 251.07
, 3.00
.06
2.90
5.25


........ $ 1.890.97
$ 656.81
92.71 ...
,, 1.042.59 ..
,, 829.50 ..
S787.58 ...
S 10.00 ...
S325.00 ...
124.64 ...
.. 3.00
........ .06
........ 2.90
........ ,, 5.25


$ 9.994.62 $ 8.027.97 $ 3.868.83 $ 1.902.18


(1) Esta cuenta de Ahorros represent cantidades recaudadas para la Cons-
truccin del Edificio Social, con anterioridad a la formacin de la Comisin
Gestora.
(2) El valor en Octubre 19, 1928 era $797.73, la diferencia de $21.77 repre-
senta inversiones por mejoras en la misma y $10.00 por libros recibidos en pago.


PG. 246


RrwIsTa TwSFICA CUBANA


MAYO






1929 REVISTA TEOSFICA CUBANA PG. 247

SUMAS SALDOS
DEBE HABER DEBE HABER

Sumas de la vuelta..... $ 9.994.62 $ 8.027.97 $ 3.868.83 $ 1.902.18
Fondo construccin casa .... .... ........ ,, 607.56 ......... 607.56
Revista ........................ ,, 661.02 ,, 881.85 ........ ,, 220.83
A. Maynade ................... ,, 80.35 345.41 ........ ,, 265.06
Intereses fondo construccin casa ......... 49.25 ........ ,, 49.25
Prstamo estacin radio ........ ........ ,, 160.60 ........ ,, 160.60
Manuel Pinares ................. ....... ,, 2.00 ........ 2.00
Alquileres (3) .................. ,, 200.00 ........ 200.00 ..
Departamento de Propaganda, (4) ,, 243.10 ,, 2.50 ,, 240.60 ........
Donativo en efectivo ........... ........ ,, .25 ........ ,, .25
Legin Karma y Reencarnacin .. .........,, 6.00 ........,, 6.00
Mes de la ofrenda .............. ........ 138.56 ........ ,, 138.56
Cartas constitutivas ............ ......... ,, 5.00 ........ ,, 5.00
W. A. Gowrie ................. ,. 22.00 40.25 ........ 18.25
Donativos various ................ ........ ,, 1.60 ........ ,, 1.60
S. Manzanares .................. ,, 9.00 ....... ,, 9.00 ...
L. V. Cid ..................... ........ ,, 2.50 ....... ,, 2.50
The T. P. I-ouse ................, 47.50 80.93 ........,, 33.43
Viaje Mr. Jinarajadasa. Donativos ........ 359.55 ........,, 359.55
Cuotas entrada 1928. (Suspenso). ........,, 2.00 ......... ,, 2.00
Viaje Mr. Jinarajadasa. (G. Nac.) 64.76 ........ 64.76 ........
Francisco del Toro .............. ........ .75 ..... ..... .75
Cuotas anuales 1928. (Afiliados). ........ 11.25 ........ ,, 11.25
S 1929 ,, .... ,, 822.00 ........,, 822.00
,, ,, 1929 (Fam) ... ...... ,, 54.00 ........,, 54.00
1929 (Nac.) .. ......... 18.00 ........ ,, 18.00
Rama Zanoni, Sevilla ........... ........ 14.25 ........ ,, 14.25
Abelardo Auja .................. ....... 9 ........ 9.60 ...
Rafael Riera ................... 4.30 ..... ,, 4.30 .
Reserva depreciacin Est. Radio .. ....... 32.50 ........ ,, 32.50
Reserva depreciacin mobiliario ........ ,, 67.75 ........ ,, 67.75
Cuotas entrada 1929. (Afiliados). ........,, 62.00 ....... ,, 62.00
Fondo de publicaciones .......... 15.30 ,, 7.10 ,, 8.20 .......
M material ...................... ,, 136.48 .... ,, 136.48 ...
Imprevistos ..................... ,, 62.15 ........ ,, 62.15 .......
Personal ....................... ,, 75.00 ........ 75.00 ...
Telfono ...................... ,, 11.00 ........ ,, 11.00 ...
Com. gestora pro edificio social ,, 51.80 ........ ,, 51.80 ........
Mobiliario. (Adressograph) ...... ,, 90.00 ........ ,, 90.00 .......
Adresograph. (Placas) .......... ,, 25.40 ........ ,, 25.40 .....

$11.803.38 $11.803.38 $ 4.857.12 $ 4.857.12


Vto. Bno.
E. A. FELIX, DR. A. VRETTOS,
President Nacional. Tesorero.








(3) Esta cuenta de Alquileres slo cubre hasta Febrero 28, 1929.
(4) El Debe indica los gastos y el Haber los donativos.






wnmmssnlnnDsil m5"m5mall55mfllil aunsanmmlm


CARTA DE DESPEDIDA DE
MADAME BLAVATSKY



NT UESTRA inolvidable Jefa hace aqu un llamamiento por
la unidad entire las filas, deplorando nuestras desave-
nencias sobre sutilezas.



El siguiente artculo est tomado de un gran folio re-
cibido en el Cuartel General, titulado '"Reminiscencias perso-
nales de los primeros das de la Sociedad Teosfica", por
John W. Lowell, M. S. T.
Mr. Lowell es uno de los primeros fundadores de la So-
ciedad Teosfica que trabajaron en unin de H. P. B. y del
Coronel Olcott.
Esta carta fu el ltimo mensaje de Mad. Blavatsky a los
Tesofos Americanos. Est firmada por ella el da 15 de
abril de 1891, precisamente tres semanas antes de abandonar
su cuerpo fsico, en mayo 8. Este mensaje fu ledo por Mrs.
Besant ante la Convencin de la Sociedad Teosfica Ameri-
cana, celebrada en dicho ao.
Sera convenient que los Secretarios de Logias conser-
varan copia de tan important document, para que lo leyeran
el da del Loto Blanco. Aquellas personas que lo lean ahora,
les sera provechoso volverlo a leer otra vez mas adelante,
pues como pasa con todos los escritos de Mad. Blavatsky,
mientras ms veces se leen ms se revelan sus profundos sig-
nificados.



"Sufriendo tan continuamente de mi cuerpo como ahora
estoy, el nico consuelo que me queda es saber de la Santa
Causa, a la que he dedicado toda mi salud y mis fuerzas; pero
ya que ellas me faltan ahora, slo puedo ofrecerle mi ms in-
tensa devocin y mis nunca escasos buenos deseos por el xito
y la prosperidad. Compaeros Tesofos, me siento orgullosa
de vuestra noble labor en el Nuevo Mundo. Hermanas y Her-
manos de Amrica, os doy las gracias y mi bendicin por vues-
tra incesante labor en pro de nuestra causa comn, tan que-
rida de todos nosotros.






REVISTA TEOSFICA CUBANA


"Dejad que os recuerde una vez ms que dicha labor es
ahora ms necesaria que nunca. El perodo que hemos llega-
do a alcanzar es y continuar siendo, una era de grandes con-
tiendas y de esfuerzos continuados. Si la Sociedad Teosfi-
ca puede mantenerse firme, mejor; si no, aun cuando la Teo-
sofa se mantendr inclume, la Sociedad perecer, y quiz de
manera no muy gloriosa, y el mundo sufrir por ello. Son mis
ms fervientes deseos no llegar a contemplar tal desastre en
mi present encarnacin. La naturaleza crtica de la situa-
cin que atravesamos es tan conocida de las fuerzas que lu-
chan en nuestra contra, como de aquellas que estn a favor
nuestro. No perdern oportunidad alguna para sembrar la
semilla de la discordia y aprovecharse de las equivocaciones
y movimientos en falso, instilando la duda en los corazones
para as aumentar las dificultades; alentando las sospechas, de
modo que por todos los medios habidos y por haber puedan
llegar a cercenar la unidad de la Sociedad, diezmando y dis-
persando las filas de nuestros compaeros. Nunca, jams,
como en los moments presents ser mayor la necesidad que
tienen los miembros de la Sociedad Teosfica de recorder y
llevar grabados en sus corazones la vieja parbola del haz de
lea: divididos podrn quebrarlos, inevitablemente, uno a uno;
pero unidos, no habr fuerza en la tierra capaz de destruir
nuestra Hermandad. Mas, he notado con gran pesar cierta
tendencia que existe entire vosotros, igual que entire los Teso-
fos de Europa y Asia, a las desavenencias sobre pequeeces, y
a permitir que vuestra propia devocin hacia la causa Teos-
fica, os conduzca a la desunin. Creedme cuando os digo que,
aparte de las tendencies naturales inherentes a las imperfec-
ciones de la naturaleza humana, nuestros siempre alerta ene-
migos se aprovechan de vuestras ms nobles cualidades para
traicionaros y conduciros por el mal camino. La gente escp-
tica se reir de estas declaraciones y, quiz, habr muchos de
vosotros que pongan poca f en la existencia real de estas te-
rribles fuerzas mentales, subjetivas e invisibles; pero que no
por eso dejan de ser, asimismo, unas fuerzas vivientes y po-
derosas que influyen en vuestro ambiente. Pero ellas existen,
y yo conozco a ms de uno entire vosotros que las ha sentido,
y se han visto precisados a reconocer estas extraas presiones
mentales. Aquellos de vosotros que sean abnegados y since-
ros devotos de la Causa, poca o ninguna impresin les causa-
rn; mas, aquellos que sobrepongan su orgullo personal al de-


1929


PAG. 249








ber contrado con la Sociedad Teosfica, y aun por sobre el
juramento a su divino Ser, para ello s ser el efecto general-
mente desastroso. Nunca result tan necesaria la propia vi-
gilancia como cuando sentimos un deseo personal de mando
y la vanidad herida se viste con las vistosas plumas del pavo
real de la devocin y la labor altruista; pero en la present
crisis por que atraviesa la Sociedad, cualquier falta del domi-
nio propio y de la debida vigilancia ha de ser fatal en todos
los casos. Pero estas tentativas diablicas de nuestros pode-
rosos enemigos e irreconciliables adversaries de las verdades
que hemos promulgado y mantenido, se pueden anular si cada
uno de los miembros de la Sociedad se contentara con servir
como una fuerza impersonal para el bien, indiferente a todo
elogio o censura que pudiera recibir, y mientras sea til al
propsito de la Hermandad; as el progress obtenido asom-
brara al mundo, y el Arca de la Sociedad Teosfica se vera
fuera de las aguas del peligro. Vuestra situacin de explora-
dores de la sexta sub-raza de la quinta raza raz, tiene sus in-
conveniencias y riesgos peculiares, as como tambin sus ven-
tajas. El psiquismo, con todas sus tentaciones y peligros, se
desarrolla, necesariamente, entire vosotros, y debis tener cui-
dado a fin de que ste no exceda al desarrollo Mansico y al
Espiritual. Las facultades psquicas bajo el perfect control
y direccin del principio Mansico, son valiosos auxiliares en
el desarrollo; pero cuando estas facultades se encuentran en
un estado de desenfreno, dominando en vez de ser ellas las do-
minadas; utilizndoos, en vez de ser utilizadas, conducen al es-
tudiante a la ms peligrosa de las alucinaciones y a una verda-
dera destruccin moral. Vigilad, pues, atentamente, este des-
arrollo, inevitable a la raza y al perodo evolutivo en que vi-
vimos, para que pueda seros til con el tiempo para el bien y
no para el mal; y as recibiris por adelantado las muy since-
ras y eficaces bendiciones de Aquellos cuyas bondades nunca
os fallarn, si no fallais vosotros.
"Y con esto, queda dicho todo. No me encuentro lo su-
ficientemente fuerte para escribir un mensaje ms extenso,
much menos no teniendo necesidad de ello, cuando mi amiga
y mensajera de confianza, Annie Besant, que es hoy mi brazo
derecho, podr explicaros mis deseos con mayor y mejor faci-
lidad que pueda yo escribirlos. Despus de todo, estos deseos
y pensamientos mos podra yo resumirlos en esta breve sen-
tencia, que es el palpitante anhelo de mi corazn: "Sed Te-


PAI. 250


REVIsTA TEOSFICA CUBANA


MAYO






REVISTA TEOSFICA CUBANA


sofos y trabajad por la Teosofa". Ante todo y siempre la
Teosofa, pues la prctica de ella ser lo nico que podr sal-
var al Mundo occidental de ese sentimiento egosta y poco fra-
ternal que divide a las razas y a las naciones unas de otras;
y tambin acabar con ese odio y distinciones sociales que son
el anatema de los llamados pueblos Cristianos. Unicamente la
Teosofa podr salvarlos de caer en el materialismo voluptuo-
so que ha de degenerarlos y corromperlos, cual ha pasado ya
con otras civilizaciones. En vuestras manos, pues, dejo con-
fiado, hermanos, el porvenir del siglo venidero; y as como es
de grande lo confiado, grande, muy grande, ser tambin vues-
tra responsabilidad. El tramo que me queda ya de vida es
corto, mas si alguno de vosotros habis aprendido algo de mis
enseanzas o alcanzado con mi ayuda siquiera un vislumbre
de la Verdadera Luz, yo os pido en recompensa fortalecer la
Causa, con cuyo triunfo la Verdadera Luz, ms resplandecien-
te y ms gloriosa aun por vuestros esfuerzos personales y co-
lectivos, iluminar al mundo, y de este modo pueda yo, antes
de partir de este cuerpo gastado, contemplar ya asegurada la
estabilidad de la Sociedad.
"Que la bendicin de los grades Maestros, del pasado y
del present, sea con vosotros. De mi parte, recibid toda la
complete seguridad de mis puros y eternos sentimientos de
amor fraternal, y las ms sinceras gracias de todo corazn
por la labor que todos habis rendido."
De vuestra fiel servidora,

H. P. BLAVATSKY.
Traducido del "'Mesengcr"', por el Dr. Jos L. Canto.







g~'~,~C)


1929


PG. 251














H. P. B.


AS ltimas producciones, en la literature y en la oratoria,
de los que hemos dado en llamar nuestros leaders, tal co-
mo si en los plans superiores se hubieran puesto de acuerdo,
coinciden en la esencia de sus sendas exposiciones dismiles, en
proclamar lo que actualmente se conoce por el Sendero Directo.
El Mensaje de Mr. Krishnamurti, tan diversamente inter-
pretado por los que, con o sin autoridad para ello, han tratado
del mismo, parece ser la causa bsica de esta rara y original
concomitancia de pareceres.
Ms de una vez, a la luz de estos motivos, luego de haber
escuchado un brillante discurso o haber ledo un no menos ful-
gente artculo, hseme ocurrido esta pregunta caprichosa in
mente: Cul sera la actitud de Helena Petrovna Blavatsky en
los moments actuales? Y est acaso dems decir el ddalo
de proteicas congeturas en que se ha sumido mi mente.
De una y de otra manera, el moment que desgrana ahora
la arena del reloj de Cronos es tan interesante que la mente del
Pensador se abisma en una maraa de conjeturas al pretender
avizorar, sobre las praderas impalpables del future, la manera
cmo la Gran Hurfana del porvenir, al lanzar una retrospec-
tiva ojeada sobre nuestro inquieto present, habr de juzgar la
obra de los que, quieras o no, estamos embarcados en la espi-
ritual chalupa de los hijos de la Luz. Estamos viviendo en das
de maravilla tan estupenda, que los mismos lobos marines ave-
zados a las tormentas implacables de los altos mares, no saben
con certeza absolute a qu parte de los horizontes en tinieblas
van a dirigir sus catalejos. Y los que siempre nos dieron la
sensacin definitive de la firmeza incontrastable, vacilan sobre
el puente, junto al timn...
En estas condiciones, llega el 8 de mayo de 1929, aniver-
sario de la desencarnacin de la gran rusa, trayndonos el sutil
perfume de su heroica vida en remembranzas placenteras, ya
que retrotraen a nuestras conciencias aquellas concatenadas
grandezas que fueron el maremagnum de su vida, s; pero acude


IPIPUIUIPILmir.iuunimPim~nmmnntliiurnnil i~U~Ll~ll~n~LdllllllllllO
P~strJr~mj~_Jf~~~'zl~~G~I~Mt~m~~~~C~s~~







1929 IIEvI5TA TEOSFICA CUBANA P~G. 253


tambin a nuestras mentes un consciente desconcierto que casi
nos incapacita para la emisin serena de las ideas. Ebullicin!
Desconcierto! i Torbellino! Busilis!
Hay, sin ltgar alguno a la duda, una obra extraordinaria
llevada a cabo en el plano mental (no entremos en disquisicio-
nes manidas) por Helena Petrovna Blavatsky; hay una obra de
pasmosa efectividad, de genial mrito, que asombra por lo viril,
por lo profunda. Pero habr muchos que objeten, con razn,
que la devocin a la Gran Causa, de la inmortal matrona, corri
parejas con su caudal de sapiencia. Y en tanto que stos en-
cienden velas amarillas en el altar de su recuerdo, aqullos alum-
bran cirios azules en el suyo a la paladina heroica.
Para los que queman todo el incienso de su admiracin a
la autora de la DOCTRINA SECRETA, como para los que loan a la
tierna compiladora de LA Voz DEL SILENCIO, mi corazn palpita
en vehementes expresiones de confraternal complacencia. Pero,
acaso atendiendo ms que a otra cosa al moment que est
transcurriendo, por un cmulo de razones que la pluma no es
adecuado vehculo a expresar, es la vida, la vida tormentosa,
la vida inquieta toda de ella, de la inmortal herona, la que
capture el cmputo mayor de mis motivos admiradores, con el
decisive amor.
La vida de ella, esa vida de inquietudes, de desagrados,
de incomodidades, de tropiezos, de disgustos, de todo lo que
puede dar la conciencia de los hombres empotrada en el fsico;
esa vida es la que me admira, la que me subyuga.
En su niez ya despuntan sus excepcionales facultades,
demostradas en el dominio de los espritus de la Naturaleza,
que nos transmiten sus bigrafos, haciendo resaltar el caso de
la ondina con aquel chicuelo su compaero de juego, lo que
nos muestra su progress psquico; pero a la vez nos hace con-
geturar los inconfesables disgustos que ha. de haber sufrido en
un ambiente de cruda incomprensin como aquel en que su alma
spiritual, como un loto de sabidura, abra su corola al viento
de la ignorancia predominante en aquellos cortesanos y nobles
de inocua estolidez.
Ms tarde, su matrimonio, socialmente impuesto por un
medio de mogigatera y convencionalismos de hielo, acaso reali-
zado, no obstante, para que en su torno bordara risibles leyen-
das la prosa inconsulta de algn literato de a tanto la cuartilla,
tejiendo as la malla que haba de ocultar el tesoro de su frrea


1929


REVISTA TEOSFICA CUBANA


PAG. 253


--







voluntad manifestada en actos quebrantadores de todas las ru-
tinas burguesas.
Sin espritu de crtica, tan solo con aquella sagaz observa-
cin que adquieren los lectores de sus obras inclumes, se ve al
moment que su boda no fu ms que un pretexto indispensable
al desarrollo de aquella admirable pelcula de portentos que fu
su vida estoica. Por eso dur lo que dura la sombra del cuervo
que vuela sobre el cristal de un lago. Menos que un rasgo
krmico cumplido, fu una transitoria necesidad ineludible.
Y sus viajes? Con respect a ellos hemos observado esta
nota curiosa: nunca fu a donde quiso ir, llevada por su volun-
tad librrima y decidida. Viajaba, no en barcos y en trenes,
sino en ms extraos vehculos: en las circunstancias. Las cir-
cunstancias de su vida, el dharma que tena "sobre" los hom-
bros, la llevaban donde ella tal vez no hubiera querido ir. Por
eso sus viajes no son ms que un detalle pintoresco de su vida
en agitacin.
Aseguran los que pueden hacerlo sin el peligro de ser des-
mentidos, que senta el dulce orgullo de haber estado en el Thi-
bet, y el recuerdo de su visit a aquellas regions admirables
avivaba en su alma gozosas reminiscencias. Puso, adems, su
plant donde muy pocos viajeros sern osados de llegar, y ade-
ms fu llevada en coche hasta un lugar... que nadie puede
ir a visitar- en nuestros das, porque nadie sabe el sitio en que
est. En uno de sus viajes fabricc" una taza con materials
que muy difcilmente pueden ser encontrados por los alfareros,
en la tierra que pisan los hombres.
Pero de todos sus viajes, el que seguramente tuvo trascen-
dencia ms palmaria, con toda seguridad que fu cuando recibi
la orden de trasladarse a New York. De ese viaje naci la
Sociedad Teosfica, con todas sus grandezas.
No era ella, en verdad, la ms a propsito para presidir
esta organizacin cuando se tiene en cuenta que su labor ins-
tructora era ms a propsito para que fuera otro el encargado
de organizer la magna obra, y ms teniendo en cuenta que, jun-
to a ella, tena la habilidad personificada austeramente en el
Coronel Olcott, carcter emprendedor y experimentado, auna-
dor sagaz de voluntades yuxtapuestas. Cuando tratamos de
columbrar a travs de la tela del Tiempo la obra que fu in-
dispensable realizar en aquellos das, no podemos menos que
admirar la previsin de ELLOS al escoger dos tipos que de una
mnanera tan cabal se completaban. Pero all en lo ms recn-


PG. 254


REVISTATF,0SFICA CUBANA


MAYO






REVISTA TEOSFICA CUBANA


dito de nuestro interior, sin que seamos lo suficientemente fuer-
tes a evitarlo, surge en seguida una cosquilleante curiosidad
que, a la postre, se transmuta en esta incomplete formula:
Quines seran los dos series elegidos para substituir a los dos
excelsos mencionados, en el caso de que ellos no hubieran com-
pletado la talla que se les haba asignado? Sabemos, por ejem-
plo, que si Mr. Krishnamurti no hubiera podido "completar"
las condiciones requeridas para la magna labor que Su dharma
le impona, el probable substitute nos encanta por su carcter
y por su tica gentil, realmente adecuada al caso, juzgando
atrevidamente a la luz de mi pauprrima concepcin; pero, al
par, inquiero entire los personajes truculentos de la hora, busco
los dos "suplentes" y... a otra cosa!
El incident de los Coulomb no slo no logra despertar en
m el menor disgusto, tal vez por la distancia del tiempo, sino,
lo que es ms, me parece tan lgico que llego a career que el
cuadro hubiera estado incomplete sin esa pincelada. Nace esta.
concepcin de una paridad escalonada de casos que trato de
hurgar en anlogas circunstancias, desde ciertos puntos de vista
y aceptando la vulgaridad de la conciencia humana empotrada
en el fsico. Sin Avellaneda, la obra de Cervantes sera menos
gloriosa; sin Zoilo, la grandeza de Homero no sera tan pura.
Cristo convirti a Jess en una luz; pero Iscariote, que fu una
sombra, sirve a maravillas para hacer destacar la magnitude
spiritual del mago de Betsaida.
Con toda probabilidad de acertar, puede aseverarse que el
reconocimiento a que fu sometida, en moments odiosos, tiene
que haberla producido ms spero dolor que la traicin de los
dos protervos, ya que el certificado no era ms que la prueba
hirviente de que sus calumniadores eran una horda de incons-
cientes.
No hay orgullo tan repugnant como el de los ignorantes
que se creen sabios. La sabidura del "marchamo", por su
matiz de aprisco, es mendaz.
El corazn nos palpita aceleradamente en el pecho cuando
recordamos la batahola de infamias que volc sobre ella una
parte de esa misma humanidad a la cual tan piadosamente ella
mostraba la recta senda del honor. Ncleo felino que cierra
los ojos del alma ante quien le da el alimento del espritu. Pero
al fin, tena que suceder: las simientes arrojadas por ella en el
cantero removido, han dado su fruto algunas y otras, convenien-
temente abonadas por agricultores experts, anuncian la feliz


1929


PG. 255








cosecha que ansiamos todos los que anhelamos el advenimiento
de la era que est preparando el Instructor Mundial. En este
8 de mayo, por eso mismo, es infinito el caudal de agradecidos
que elevan reconocedoras plegarias, pas loas a la egregia. rusa
de los ojos penetrantes. Y de ao en ao aumentar la fa-
lange...
Ms de una vez he pensado en el torbellino de emociones
que debe haber perturbado el equilibrio normal de la ilustre
Annie Besant cuando al contemplar los mortales despojos de
su instructor en las lides ocultas, desfilaba por su mente aque-
lla vida austera y magnfica, con heroicidad sublime consagrada
a la implantacin en el mundo de los humans del ms puro
ideal que pueden acalorar los paladines de las causes altas.
Qu voluntad la suya! Era de acero templado en la fra-
gua del dolor que purifica. Cuando su verbo lo traduca en
frases, si era perentorio el moment, pareca un kshattryya
que avalora la magnitude de sus responsabilidades y, como su
Venerable Maestro, eran cortas sus frases, "como las de quien
est acostumbrado a ser obedecido sin rplica".
Qu amor el suyo! Como que se le debe haber inundado
el espritu de jbilo-aunque su rostro mostrara pena-cuando
pudo substraer a su cuerpo de la comodidad de un camarote de
primera para que una hermana desolada enjugara sus lgrimas
con el pauelo de la gratitud...
Llev a cabo labores increibles; pas por estrecheces ine-
narrables; luch frreamente en el campo del combat de la
Vida; pero i ay!, logr cumplidamente lo ms grande a que pue-
de aspirar un ser human: cumpli su dharma.
Ha dejado una estela de enseanzas tan valiosas, tan admi-
rables, que muchos de sus discpulos, despus de pertenecer a
la Sociedad que ella fundara, con fervor de idlatras se decla-
ran blavatskianos, como si pretendieran interceptar el paso de
la progresiva luz, hija legtima de la Evolucin. No: ella nos
da la emocin de un audaz cndor que en la maana remontara
el vuelo hacia el azul y, con sus propias garras, desflecara la
cortina de nubes que intercepta la luz del Padre-Sol. Pero des-
pus otras guilas, tambin de potentes garras, en el mismo
vuelo han deshecho la tienda de brumas que, ms all, impeda
el complete brillo del Rey del Cielo.
En este 8 de mayo, al recorder la excelsa obra de la ilustre
hermana mayor, la proeza de su vida, no habr un solo miem-
bro de nuestra Sociedad que no abra de par en par su alma


PG. 256


REvIsT-& TEOSFICA CUBANA


MAYO





REVISTA TEOSFICA CUBANA


rebosante de veneracin amorosa, de fraternal reconocimiento
a la respectable dama, a la venerable herona. Es el da del
Loto Blanco. Porque en medio de las miserias de la vida, ese
da la gratitud, como una blanca flor, abre su corola al viento
de la espiritualidad.
Jos DEL C. VELASCO.
M. S. T.



IDEALS


L ideal es, en la vida de los series, el motivo que hace po-
sible esta misma vida. Vivir sin ideales es vivir mu-
riendo.
Cuando el ideal se eclipsa en nuestras almas, la intran-
quilidad nos desva o la inercia nos estanca.
No hay lugar para el hasto en un corazn lleno de fe, de
esperanza y de caridad.
Los que llevan una vida ociosa, sin provecho para ellos y
sin utilidad para nadie, suelen ser press del aburrimiento.
El ideal inspira consuelo en la opresin, paciencia en la
injusticia, conformidad en el fracaso y valor en la lucha.
Para las almas nuevas, las que andan los primeros pasos
en el sendero de la vida, sus ideales se concretan a las sensa-
ciones: conservacin, reproduccin y posesin. No importa
que los ideales de esta clase de gente sean del ms bajo tipo
egosta; pues es sabido que en los primeros peldaos de la escala
humana el egosmo es un incentive de la evolucin.
Para las almas medianamente evolucionadas, en las cuales
la mente y la moral empiezan a tener notable desarrollo, los
ideales se caracterizan por sus tintes de pureza, no exentos de
manchas.
Y para las almas verdaderamente grades, cuya evolucin
traspasa los lmites de lo vulgar, estos ideales, por su amplitud
y profundidad, son casi inconcebibles para nosotros, si acaso
vislumbrables.
Los que tienen la suerte, dir ms bien el poder de con-
cebir un gran ideal, caminan ms derechamente hacia la meta;
pero los que alimentan pequeos ideales, de corta duracin, cada
vez que uno de stos se les derrumba, por el logro de ellos, la


1929


PG. 257







decepcin o el hasto los embarga y mientras no venga uno
nuevo a reemplazarle quedan perdidos en el camino, o estan-
cados. Estos estancados dan un tipo de hombre muy corriente:
el tibio, de los que con razn se dijo que los arroja el Padre.
Suelen estos hombres ser considerados como buenos. Ellos no
hacen un dao; pero tampoco le hacen un beneficio a nadie. Ni
la pasin los exalta ni el amor los desborda. No prestan nin-
guna utilidad a la comunidad en que viven. Son indiferentes a
todo; pues no sienten ni con unos ni con otros; pero se apro-
vechan de los unos y de los otros: son los znganos de la so-
ciedad.
En verdad se ha dicho que "no slo de pan vive el hombre".
Como son los individuos, as son las naciones. La historic
nos habla de pueblos pequeos que extendieron su poder en el
mundo por la fuerza de sus ideales y contra los cuales nada
pudo. Ejemplos son: Grecia, Roma, Britania y las trece Co-
lonias de Norte Amrica. Cuando se eclipsa el ideal se eclipsa
el poder.
Lo mismo pasa con las religiones: cuando la prstina ver-
dad fulgura, enciende los corazones de los creyentes y encuentra
eco en todas las almas; pero cuando nuevos dogmas materializan
y desfiguran el ideal religioso, decae el entusiasmo, desaparecen
los gnsticos, que son los verdaderos intrpretes de la doctrine
y con el tiempo el mismo sacerdocio, presa de la duda, nada
tendr que ofrecer a los fieles.
El ideal ha precedido siempre toda empresa; pues nada
puede ejecutarse sin planearse antes y este mismo plan no es
ms que una condensacin del ideal.
Si no tienes un ideal, bscalo; lo puedes encontrar en la
institucin que sirves, en la profesin que desempeas, en el
hogar, en la patria, en la religion, en el studio o en la huma-
nidad en general. Bscalo y hllalo, porque sin l la vida no
es digna de vivirse y t debes vivir.
JUAN CRUZ BUSTILLO.


PG. 258


REvIsT-A TFOSFICA CUBAIST


MAYO





Ilullimfuillllli lll llmiullumiul u lUl l iiiimHiililimiil Ult iiiunlBiimuiiiiinu uuuMumum







TEOSOFIA, OBRA DE LOS SIGLOS


(Con motivo del Da del Loto Blanco, de 1929)

L da 7 de julio del ao 1873 lleg a New York la seora
Helena Petrovna Blavatsky. Este suceso no tendra de-
recho a singular mencin si la seora Blavatsky no hubiese
iniciado el movimiento ms trascendental de nuestra era con
el arribo a ste, uno de los puertos ms cosmopolitas del mundo.
La seora Blavatsky traa una sagrada misin, cuyo inicio
estaba resuelto que tuviese lugar en Estados Unidos de Norte
Amrica.
Quizs ella, al llegar a New York, desconociera en toda su
magnitude el verdadero alcance de su misin; pero seguramente
no ignoraba el propsito en abstract. Haba recibido una
orden de su Maestro, lacnica, pero inconfundible, y ello bas-
taba para que fuese cumplida fielmente por aquel leal servidor
que se haba sealado en el "servicio" a travs de luengos siglos.
Veamos cul era la misin de la seora Blavatsky.
Es una marcada tendencia de la conciencia humana, la de
fundirse en la forma con la cual se relaciona, quizs por efecto
del poderoso impulso involutivo que la hace descender hasta el
corazn de la material para regresar triunfante en su ascensin
evolutiva, llevando el madurado fruto de la experiencia, que es
Sabidura.
En efecto, la tendencia de la humanidad en el eplogo de
todas sus pocas, ha sido la de identificarse con la forma y
subordinarse a su expresin, ignorando la fuerza de Vida que
la mantiene. De aqu los repetidos impulsos humans para
tributar sus diversos cultos por medio de las imgenes, hasta
rendirse a la forma en el enervante aspect idoltrico.
Contra esta tendencia, que sume a la conciencia en un sue-
o, como de crislida, vienen siempre los Grandes Instructores.
Hosarsiph, cuyo nombre bblico es Moiss, que significa El
Salvado, puso todo su esfuerzo en libertar al pueblo de Israel
del culto idoltrico. Y ello se revela en su indignacin al des-





REVISTA TEOSFICA CUBANA


center del Sina y sorprender al pueblo en acto de idolatra al
becerro de oro.
El Seor Buda ante los suplicios de purificacin que vea
en los Yoguis, los Brahmatcharis y los Bhikchus, esclavos de sus
formas, preguntbales: "Son eternos vuestros dioses, herma-
nos mos?"
El Cristo deca a la Samaritana: "Mujer, creme, que la
hora viene, cuando ni en este monte ni en Jerusalem adorareis
al Padre. Vosotros adorais lo que no sabis; nosotros adora-
mos lo que sabemos; porque la salvacin de los Judos es. Mas
la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores
adorarn al Padre en espritu y en verdad; porque tambin el
Padre tales busca que le adoren. Dios es Espritu, y los que
le adoran, en Espritu y en verdad es menester que le adoren.
(San Juan-IV-21-24).
Y vemos cmo aquel espritu idoltrico, por que anhelaba
la mujer de Samaria, barrido de su conciencia por el Poder del
Seor, ha venido creciendo de nuevo en el culto cristiano, al
extremo de notarse en los fieles una manifiesta predileccin
hacia determinadas imgenes, con dejacin de otras anlogas,
atribuyendo a aqullas mercedes y poderes, que si los concibie-
sen inherentes a la entidad representada, cualquier image ten-
dra para ellos igual valor en su culto.
Hay aqu una Vida embrionaria sumida en el corazn de
la forma y movida por la conciencia csmica, que labor en ella
y substitute las potencialidades de Voluntad, Sabidura y Amor,
que es el trino aspect constructive del hombre a travs de todos
los cultos y todos los esfuerzos.
No hay duda alguna acerca de esta marcada tendencia del
hombre que le incita a confiar a la fuerza extraa, aunque di-
vina, el trabajo que l puede realizar con sus potencialidades
propias e inactivas, pero inclumes y suficientemente capaces
de toda eficiencia, tan pronto la Voluntad acta, la Sabidura
encamina y el Amor mueve y relaciona.
En todos los sectors principles del esfuerzo human: en
la Ciencia, en la Filosofa, en la Religin y a veces en el Arte,
el hombre se esfuerza por vivir parasitariamente a costas de la
energa csmica, que siempre, porque es divina, est dispuesta
a suplir las inactividades humans, en espera de su redencin.
La lnea de esfuerzos consecutivos a travs de siglos, con
tendencia a descubrir el hilo energtico de todos los sucesos,
de todas las leyes, de todos los principios y de todas las causes


PG. 260


MAYO







y efectos en el hombre y en la Naturaleza; esta lnea de impul-
sin inagotable, es Teosofa.
Aun cuando tiene entire nosotros la Teosofa cierto carcter
eclctico, en su aplicacin por medio de la Sociedad Teosfica,
no es ste, en realidad, el complete carcter y la absolute natu-
raleza de la Teosofa. Ella es ms que lo que podemos expre-
sar los hijos de los hombres; porque es Theos y Sophia (Dios
Divinidad) y Sabidura); es Sabidura Divina. Por tanto, no
fu creada por el hombre; mas s es ste su seguidor, su canal
cuando alcanza el grado de Perfeccin. No es tampoco Teoso-
fa un trmino de nuestros das. Ya fu empleado por los
filsofos alejandrinos o Filaleteos, en el siglo ii de nuestra Era.
La doctor Besant, en las Conferencias de Londres, de 1907,
refiere que "en el siglo xii un poderoso personaje, a la sazn
resident en el Tibet, orden a la Fraternidad que en el tercer
cuarto de cada siglo se hiciera un esfuerzo para iluminar a
Europa". Y el seor Leadbeater, en su obra Los Maestros y
el Sendero, inserta un cuadro sinptico del hermano Fritz Kunz,
donde se demuestra cmo desde el tercer cuarto del siglo xiim
se ha venido haciendo el esfuerzo ordenado a la Fraternidad.
En 1275, Rogelio Bacon inici el resurgimiento de la cultural
mental, democratizndola y dando lugar a lo que ms tarde fu
Renacimiento. En 1375 Cristin Rosenkreuz di un enorme
impulso a la difusin de cultural, iniciado por Bacon. En 1475
apareci Gutenberg, para darnos la imprenta y se continue con
relative provecho la obra de Rosenkreuz por medio de la Re-
forma y en pleno Renacimiento. En 1575, Francisco Bacon
hace retirar un tanto las miradas sobre la Religin y el Arte
Cristiano y las lleva hacia la Ciencia, hacia la observacin y
experimentacin de las leyes de la Naturaleza y da amplitud y
vigor al idioma de Shakespeare, como si lo preparara para el
uso de un Gran Instructor future. En 1675 hubo un marcado
intent de "unin de classes" por medio de sociedades secrets.
En 1775 el Conde Saint-German vino a remover los grmenes
dejados en el siglo xiv por la libertad poltica, y brota la Revo-
lucin Francesa, desgraciadamente desnaturalizada en su des-
envolvimiento. Y por ltimo, en 1875, merced al sacrificio de
los divinos Maestros, Moria y Kuthumi, la Fraternidad di a
la humanidad la Sociedad Teosfica, con su magnfica secuela
,de movimientos afines de su seno nacidos, entire los que estn
la Comasonera, la Iglesia Catlica Liberal y especialmente la
Orden de la Estrella, que prepare la mente del mundo para el


1929


RFviSTA TEOSFICA CUBAIST


PAG. 261






PG. 262 REVISTA TEOSFICA CUBANA MAYO

actual Advenimiento del Seor. Esta fu sin duda la oportu-
nidad de la sagrada misin que llev a la seora Blavatsky al
puerto de New York el da 7 de julio de 1873.
Pudiera decirse que el program de la Sociedad, en sus
tres objetos actuales, es una sntesis de los consecutivos esfuer-
zos verificados desde el siglo xm. Los primitivos Estatutos de
la S. T. revelan con ms claridad esta capital finalidad: des-
entraiar la Verdad del corazn del smbolo, ya que el smbolo
es el nfora donde se guard la sagrada enseanza de los Gran-
des Instructores.
Insertamos los Estatutos primitivos para que el lector me-
dite brevemente sobre la finalidad atribuida.
1'-Mantener vivas las intuiciones espirituales del hombre.
29-Combatir y rechazar, despus de la debida investiga-
cin comprobatoria de su irracional ndole, todo linaje de mo-
gigatera, ya fuere en intolerable sectarismo religioso, ya en
creencia en milagros u otros hechos sobrenaturales.
39-Fomentar el sentimiento de fraternidad entire las nacio-
nes y contribuir al intercamibo international de artes tiles y
products industriales, por medio de consejos, informes y coo-
peracin con asociaciones e individuos dignos de ello, con tal de
que la Sociedad no obtenga beneficio ni inters alguno de sus
cooperativos servicios.
4-Procurar el conocimiento de todas las leyes de la natu-
raleza y contribuir a difundirlo, con especial cuidado de esti-
mular el studio de las menos comprendidas por las gentes del
da, llamadas por ello ciencias ocultas. Las supersticiones y
leyendas populares, aunque fantsticas cuando se analizan, pue-
den conducir al descubrimiento de importantes y durante largo
tiempo perdidos secrets de la Naturaleza. Por tanto, la So-
ciedad se propone seguir esta lnea de investigacin, con la es-
peranza de ensanchar el campo de las observaciones cientficas
y filosficas.
5-Coleccionar para la biblioteca de la Sociedad y trans-
cribir informes exactos acerca de las diversas tradiciones y le-
yendas de la filosofa antigua, y cuando la Junta Directiva lo
crea oportuno, difundir dichos informes con el fin de traducir
y publicar valiosas obras originals, extractos y comentarios de
las mismas, as como para que las personas eruditas en sus
respectivas especialidades den enseanzas orales sobre ellas.
6-Fomentar por todos los medios posibles la educacin
no sectaria en los pases donde sea necesaria esa reform.







79-Finalmente, y es lo principal, alentar y ayudar a los
socios en su mejoramiento intellectual, moral y spiritual. Pero
ningn miembro podr utilizar en su propio provecho los cono-
cimientos que le hubiere comunicado un individuo de la Primera
Seccin. Quien quebrantare esta regla ser expulsado de la
Sociedad. Antes de comunicar dichos conocimientos, habr de
comprometerse con solemne juramento quien haya de recibirlos
para no emplearlos en beneficio personal ni revelarlos a nadie
sin permiso del instructor.
Detengmonos ahora en un examen grfico sobre nuestros
tres actuales objetos de la S. T.:
19-Formar un ncleo de Fraternidad universal de la Huma-
nidad, sin distincin de raza, creencia, sexo, casta o color.
Este objeto tiene un aspect externo: human, y un carc-
ter interno: spiritual. La humanidad ha tenido siempre ese
deseo; pero slo ha logrado la forma externa, en su aspect
social; mas no la internal, el spiritual. Los casos positivos han
sido individuals y a base de haber alcanzado la "estatura del
hombre perfecto.
Repetimos que el hombre es consuetudinario esclavo de la
forma. No bucea. Busca en el aspect externo el carcter de
la forma y la ilusin le burla constantemente. De ah los sm-
bolos expresivos de la Fraternidad. Ignora el hombre que al
dar la diestra a su prjimo, buscan con el contact externo, la
Unidad Interna.
En la lmina I aparecen los ms caractersticos smbolos
de la Fraternidad. Entre las figures contenidas en el dibujo
observemos con preferencia la llamada Caduceo de Mercurio.
El uso de esta figure tiene pocas de aparentes contradicciones.
El trmino caduceo viene de cadere, CAER; porque se le atribua
la virtud de hacer caer las discordias. As era llevado en tiem-
pos de guerra, como en los das de paz, por heraldos y embaja-
dores. Su origen aparece en la Mitologa griega, donde se dice
que fu regalado por Apolo a Mercurio cuando ste le di la
lira de siete cuerdas. Si nos detenemos brevemente a examiner
el significado de Apolo y Mercurio, fcilmente encontraremos
la promesa alegrica que entraa el caduceo. Apolo conduca
el carro del Sol; por eso era llamado Febo. "Mat a los c-
clopes y fu arrojado del cielo, peregrinando entonces much
tiempo sobre la tierra, donde fund various orculos". Mercu-
rio, hijo de Jpiter y Maya, fu arrojado del Olimpo por robar
a los dioses. Inspir el comercio, la elocuencia y el robo entire


1929


REVISTA TEOSFICA CUBANA


PG. 263







los hombres. Maya, en snscrito, es Ilusin; smbolo de todo
lo que est sujeto a cambio.
Los que han estudiado la leyenda de Padmapani, el Uno en
el Loto, hallarn una estrecha relacin entire Apolo sobre el
carro del Sol, y la Joya en el Loto; que puede ser Bodhisattva,
Krishna, Buda, Cristo o cualquier otro nombre que podamos dar
a nuestro divino Yo (1). En esta leyenda estn perfectamente
hermanados el Sonido, el Color y la Luz, cuyo significado in-
terno encubre ingeniosamente la alegora. Esta misma relacin
encontramos entire Apolo y Mercurio, de la Mitologa griega.
La primitive forma del caduceo es una vara de olivo cuya
cabeza es nudosa y se bifurca en dos ramas que, encorvndose
hacia abajo, tienden a unir sus extremos. Ms tarde evolucion
este smbolo, quizs porque en ello intervinieron los iniciados en
ciencias ocultas y cobr la forma actual: una vara alada con dos
serpientes que, cruzndose, la circunvalan y ascienden hasta al-
canzar la unin de ambas con la cabeza del caduceo y hacer los
tres una sola figure.
En la India llaman brahmadanda a la espina dorsal (Bas-
tn de Brahma) y grficamente en Ocultismo se expresan los
tres aires vitales pasando a travs de la mdula espinal: uno
central, que equivale al cetro de Mercurio (puro akasha) y sus
dos aspects a travs de dos canales colaterales, que serpentean
alcanzando los centros de fuerza en su evolucin. El canal
central es Sushumna y los colaterales ida y pingala. Este es el
Kundalini o Fuego Serpentino, de que se nos habla en la Doc-
trina Secreta de H. P. B. y en Los Chacras, del seor Lead-
beater. Las dos alas del caduceo representan el poder de ele-
varse a los plans superiores de conciencia, conferido por el
fuego serpentino desarrollado (2).
Cuando el hombre alcanza aquel elevado estado de con-
ciencia que equivale a la Unidad, se encuentra dentro del cora-
zn del smbolo del caduceo, realizando su significado de
Amistad.
Otro smbolo de Fraternidad vivid es el de la cruz Svas-
tika, que encontramos en la lmina I. Esta es descrita por el
seor Leadbeater en su obra El Credo Cristiano, como sigue:
"Siempre implica movimiento, el poder creador en actividad;
porque las lneas que se agregan en ngulos rectos a los brazos
de la cruz, se suponen representar llamas lanzadas hacia atrs,

(1) D. Secreta, t. III, opsculo I.
(2) La Vida Oculta en la Masonera, G. W. Leadbeater.


PG. 264


REVISTA~ TEOSFICA- CUBANA


MAYO












k8~f d Y!~0~




N~I~ tii~
.-.-____








a media que la cruz gira en redondo, con lo que se indica do-
blemente la actividad eterna de la Vida Universal, primero por
la incesante emanacin del fuego procedente del centro por los
brazos, y sgundo por la rotacin de la cruz misma."
El smbolo de la Svastika ha sido probablemente dado al
hombre para que ste entienda que ha de buscar dentro de s
mismo la "actividad eterna de la Vida Universal", nica y real
que le hace sentirse Uno con todos los dems.
La flor del Loto, smbolo del crecimiento spiritual, tiene
un amplio significado de Fraternidad en la asidua aplicacin
de este principio. Su forma alegrica y su desarrollo hacen
pensar en la evolucin internal del hombre, que abre su natu-
raleza spiritual al Sol de Amor a travs del lgamo de las
aguas estancadas. Este smbolo fu tomado por los cristianos,
substituyndolo con la figure del lirio que salpica el Manto de
Mara y es, posiblemente, en su evolucin cristiana el origen
de la flor de lis, que introdujo en la herldica la Orden de Ca-
ballera.
El segundo objeto de la S. T., es: "Fomentar el studio
comparative de las religiones, literaturas y ciencias de los Arios
y de otros pueblos orientales."
Mr. Peter Freeman, secretario general de la Seccin de
Gales, cree que la S. T. debe tener un solo principio: "Formar
un nclo de Fraternidad Universal"; pero es que ese ncleo
no podr moverse sin un procedimiento autorizado o convenido
y sta es la finalidad de los Objetos que siguen al primero.
No podr el hombre extraer Sabidura de los smbolos (y
si toda la manifestacin con forma es Maya, toda la manifes-
tacin es un smbolo) mientras no sepa encontrar el nexo que
une los fragments de la Vida infundida en ellos.
La lmina II contiene smbolos de distintas religiones y
rdenes secrets, y nada dirn estas figures a los ojos cerrados
ante la esencia unificadora de las religiones arias, aun cuando
se hagan supremos esfuerzos por formerr el ncleo de Frater-
nidad Universal", porque no son conocidos los secrets esla-
bones de la cadena.
El Sello de Salomn, el "Ojo de la Providencia", la Ser-
piente de Sabidura Eterna, la Media Luna Mahometana, las
pirmides iniciticas de los Faraones, el altar de piedra de los
Parsis, donde el fuego est repitiendo al creyente de Zarathus-
thra la frase de los orculos: "Cuando contemples el fuego
sagrado, informed y resplandeciente y deslumbrante por todo el


PG. 266


REVISTA TEOSFICA CUBANA


MAYO







COMPACT IVE-
*.- RELIGION *

^
d Af^'~9t

^-- n-Jf






REVISTA TEOSFICA CUBANA


mundo, oye la Voz del Fuego"; el antiguo smbolo de la cruz;
ninguno de estos smbolos tendr utilidad para fraternizar si
el hombre no ha entrado por el sendero de exploracin internal
y external .
El tercer Objeto actual de la S. T. es: "Investigar las le-
yes inexplicadas de la Naturaleza y los poderes psquicos la-
tentes en el hombre".
La lmina III entraa los smbolos mantenedores de los
principios ocultos, en busca de los cuales march el que atiende
al tercer Objeto de la Sociedad.
Entre las Columnas del Templo vese una imagen de mujer,
que bien pudiera ser la pitonisa Teoclea, recordndonos las
enseanzas pitagricas, donde el Maestro haca buscarse a s
mismo al discpulo en las profundidades del ser, para distin-
guirse del no ser.
La rueda alada siempre ha sido entire los hombres un sm-
bolo de progress; pero cuntos toman el smbolo para vivirlo?
La Rosa-Cruz del Conde Rosenkreuz contiene un imperative
irrecusable y una promesa divina: es la cruz del sacrificio sobre
el amor a Dios y a la humanidad.
Como se ve, todo smbolo contiene un mandato implcito y
provechoso. Todo smbolo es dinmico, cuando es entendido,
o exttico, si incomprendido. Teosofa es realizacin, desdo-
blamiento del corazn del smbolo. La ignorancia adora; la
Sabidura transform.
La Teosofa es la fuerza que despierta de su esttica a la
conciencia.
El cientfico acadmico, el religioso dogmtico y el filsofo
ortodoxo son los respectivos antagonistas del cientfico alqui-
mista, del religioso ocultista y del filsofo autodidctico. En
la hueste de los primeros el nexo es Teogona; en la de los se-
gundos, Teosofa.
Cuntos siglos cuenta ya esta lucha? Quin ganar la
partida?
En los tiempos presents las probabilidades sonren al te-
sofo, porque todos los edificios externos se resquebrajan y
crujen ante el vendaval de Sabidura que los azota. El cient-
fico acadmico siente que sus leyes se ensanchan de modo tal
que rebasan del marco estrecho a que le confinaron las concep-
ciones arcaicas y escapan a las montonas y seculares definicio-
nes y clasificaciones. Einstein y Curie han burlado los bsicos
principios cientficos que aun mantenamos desde los tiempos


MAYO


PAG. 268















OCCULTISM


___ ___


____~____







de Euclides y Epicuro. El religioso dogmtico contempla
absorto y desconcertado el desarrollo progresivo y firme de la
Doctrina de la Evolucin, mantenida en todos los tiempos; mas
nunca como ahora tan popularizada. El filsofo ortodoxo no
sabe cmo explicar el origen de los concepts y tendencies ac-
tuales, que llevan el sello individual y hacen un infinito mosaic
de ideas afines.
La obra de la seora Blavatsky corona con xito su es-
fuerzo en nuestros das. Fu comenzada en un pasado lejano'
e ignorado por los hombres, y ahora reanudada, y llega el mo-
mento de recoger el fruto.
La humanidad es regalada con el present de los dioses:
Sabidura. i Oh Teosofa, obra de los siglos!
Si para los tesofos la Ley es comprensin, recordemos
aquel proverbio latino que dice: "laborare est orare", que sig-
nifica: laborar es orar. Por tanto, tesofos, OREMOS.
F. J. FARINAS.



DETERMINISMO VISIBLE Y OCULTO


N el fondo de todo determinismo, possible de narrar, exis-
te otro invisible, desconocido, oculto, que a lo ms nos
permit concederle una aproximada interpretacin.
Muchos seran los ejemplos que podra citar a fin de acla-
rar lo dicho.
Exponemos el siguiente hecho que har comprender las
ocultas mallas que rodean cuanto acontece a nuestro alrededor.
Se ver cmo el joven cubano Carlos Aguirre, en circunstan-
cias extraordinarias hall la muerte en la plaza de toros de la
ciudad de Bayonne. El periodista J. R. Chenard (1), nos va
a describir con su atildado lenguaje el trgico suceso:
"Un da en Bayonne, march a una corrida de toros y
cae para siempre... Pero result necesario que nos demos
cuenta del "role" funesto que jug en esta tragedia la oculta
voluntad que todo lo dirige y que, como Tarquino, a veces se
complace en destrozar las ms preciadas y hermosas flores.
Carlitos no permaneci en la localidad que ocupara en el inicio
(1) "La Discusin", dc 28 de Mayo de 1925.


PG. 270


REVISTA TEOSFICA CUBANA


MAYO





REVISTA TEOSOFICA CUBANA


del espectculo... Para que cayera fu necesario que aban-
donara su palco, porque vi a unas amigas en otro lugar de la
plaza, y que marchara a sentarse ms cerca del redondel. Una
vez all distrjose conversando con sus amigas norteamerica-
nas, y en eso ocurri el terrible lance. Cuadrse el cornpeto
ante el matador y ste meti el estoque; pero el bruto al sen-
tirse herido, con un gesto instintivo remeci la testuz y lanz
la espada al aire. Pensad ahora. Esa espada no cay a pocos
metros de distancia, como es lgico; sino que merced a la fuer-
za enorme que le imprimiera el toro, salt la barrera y fu pre-
cisamente a partir el corazn del muchacho cubano, que se ha-
ba inclinado en ese moment para charlar con sus compae-
ras. Tampoco el estoque cay malamente, sino que lleg al
final de su carrera como una saeta, de punta. La hoja de esa
clase de espada pesa ms que el puo, de manera que fu por
delante. Todo estaba previsto y todo sucedi como tena fa-
talmente que suceder."
Los descredos dirn al leer el anterior relato, que fueron
raras coincidencias, casualidades, concatenacin de hechos que
dieron lugar al doloroso suceso. Nosotros decimos: que se reu-
nieron con today precision las circunstancias necesarias para que
el suceso se realizase; como atinadamente dice el cronista:
"para que sucediese lo que tena que suceder".
La verdadera sabidura, y es precisamente de la que pre-
suman magos y teurgos de la antigedad, es conocer algunas
de las circunstancias que preparan un suceso y conducirlo por
otro sendero. Pero este conocimiento pertenece a materials
ms profundas que no sabramos abordar.
Interprete cada quien los actos que se verifican en el de-
curso de su vida y se dar cuenta precisa de ambos determi-
msmos, que por cierto no subsisten independientemente, sino
que se encuentran ntimamente ligados. Cual tteres que se
mueven por hilillos invisibles somos nuevos juguetes de los
imperceptible process de las fuerzas ocultas que nos rodean.
En resume diremos: que no son los hechos product de
las circunstancias, como se admite generalmente, sino que las
circunstancias preparan la realizacin de los hechos. Lo que
es muy distinto. Es, como si dijramos: una inversin del de-
terminismo positivista.
EUGENIO LEANTE.


1929


PG. 271





i ll i lulltalumm l ii lllIIlllll i 1 i1 1 YU.lllI I IllnllI I i1,i1 m li l lilllllnn ,IuUL H 1 1 u t t








ES LA TEOSOFIA UN CREDO?
POR C. JINARAJADASA


S la Teosofa un credo? La mayora de las personas creen
que los tesofos profesan una creencia particular. Para
el criterio pblico los Tesofos vienen a constituir otro cuerpo
religioso en su conjunto de creencias exactamente lo mismo que
cualquiera de las dems religiones conocidas. Desde luego que
nosotros no podemos despojar la mente pblica de la idea de
que la Teosofa es un credo; pero podemos y debemos aclarar
a los miembros de las Logias que la Teosofa no es un credo.
Debemos probar que la Teosofa no es un credo en la aceptacin
ordinaria de la palabra, dando a conocer a los que vienen a
nuestras filas cul es el verdadero propsito de la organizacin
llamada Sociedad Teosfica.
Cul es nuestro propsito? Quin podr declarar cul es
es propsito de la Teosofa? Los Maestros lo han declarado;
los dos fundadores de la Sociedad, H. P. Blavatsky y HI. S.
Olcott, una y otra vez han proclamado en sus escritos el pro-
psito de la Sociedad, lo mismo que la Dra. Besant. Yo no
creo que ninguno de nosotros haya entendido completamente
en la generacin present cul es el propsito final de la Teo-
sofa. A m me parece que las generaciones venideras descu-
brirn en el propsito de la Teosofa ciertos elements que nos-
otros no podemos descubrir ahora, y que, por lo tanto, es en
realidad impossible decir hoy cul es el propsito final y com-
pleto de la Teosofa y de la Sociedad Teosfica.
Adems, el propsito de la Teosofa tiene que variar en
gran extension para cada miembro individual. Ese propsito,
tal como usted lo ve, tal como lo ve mi vecino, tal como lo
veo yo, est sometido a ligeras diferencias, aunque todos po-
damos estar unidos en los puntos fundamentals. Precisamente
la belleza de la Teosofa estriba para m en el hecho de que
sea diferente para cada uno de nosotros. El carcter especfico







de la Teosofa es que cada uno de nosotros puede llegar a al-
canzar su propia vision de lo que la Teosofa es.
Hoy deseo yo presentar la vision ma acerca del propsito
de la Teosofa. Para m el propsito de la Teosofa es dual;
y entindase que cuando digo Teosofa quiero significar por el
moment nuestro trabajo como un cuerpo de Tesofos que trata
de proclamar la Teosofa. De estos dos propsitos, el primero
es ayudar a cada individuo a descubrir su propia religion indi-
vidual. Es completamente cierto que en el mundo hay muchas
religiones; pero para que cada uno de nosotros pueda llegar
a vivir una vida fructfera es preciso que construya su propia
religion. En la Teosofa se nos ofrece una masa de conoci-
mientos de las religiones pasadas, de las tradiciones del misti-
cismo y tambin ese admirable cuerpo de conocimientos que
llamamos Ocultismo. Todo este conjunto de conocimientos debe
ser presentado al miembro dentro de la Logia, no como un credo
para ser aceptado, sino ms bien como una gua que ha de ayu-
darle para hacer un viaje. El ingreso en la Sociedad y la acep-
tacin de ciertas ideas de los libros teosficos, no son ms que
el principio de la bsqueda de la verdad. El hallazgo de la
Teosofa es una experiencia individual. Solamente cuando
cada uno de nosotros encuentre por si mismo la Teosofa, po-
dremos vivir una vida verdaderamente efectiva, en que la re-
ligin sea lo mismo que el negocio y ambos se conviertan en
filosofa.
A fin de que aquellos que vienen a nosotros puedan llegar
a descubrir con la mayor rapidez possible su propia religion, la
sabidura que se present en nuestras conferencias y classes de
studio no debe ofrecerse dentro de ningn sentido de auto-
ridad diciendo: "Aqu es donde est la sabidura, H. P. Bla-
vatsky dice tal cosa; la Dra. Besant dice tal otra cosa; usted
debe aceptar eso". Esa es la forma en que a veces tratamos
de resolver las dificultades de la gente, como si el hecho de dis-
crepar de nuestras convicciones constituyera un pecado. Por
el contrario, esa discrepancia es seal de cierta virtud original,
y una vez que reconozcamos esto, nos daremos cuenta de que
la misin del tesofo no es proclamar un credo que deba ser
aceptado por los dems tesofos, sino despertar el espritu de
investigacin y el deseo de marchar hacia adelante en el des-
cubrimiento de la verdad. As llegaremos a convertir nuestras
Logias en centros reales de fortaleza e inspiracin.
As, pues, debemos considerar como un axioma en nuestro
trabajo en las Logias y en nuestra propaganda pblica, el hecho


1929


REVISTATFosFicA CUBANAA


PG. 273






REVISTA TEOSFICA CUBANA


de que no vamos a ofrecer algo que deba ser credo, sino ms
bien, algo que deba ser investigado para que sirva temporal-
mente como gua; pero en todo moment no debemos perder de
vista que cada persona debe marchar por su propio camino
para descubrir su propia y nica religion. Para ayudar a una
persona a descubrir su propia y nica religion, es de gran ne-
cesidad estimular en l la aplicacin de la Teosofa a todos los
campos de la actividad y studios humans. No debemos co-
nocer el valor intellectual de su belleza. Hay algo muy notable
en las ideas, y es que las ideas son fundamentalmente insepa-
rables de la accin. Una idea grande y poderosa engendra
siempre accin, porque las ideas son centros de poder. Una
idea es siempre un centro de revolucin.
De modo que es un hecho que nosotros no entendemos el ver-
dadero valor interno de una idea teosfica hasta que no la apli-
camos en nuestra conduct. Y es por eso que debemos en todas
nuestras logias teosficas inspirar a los miembros para que
apliquen la Teosofa a la vida y traten de entender como se
cambia la vida a la luz de la Teosofa.
El segundo propsito es para mi proclamar que la sabidura
crece con el crecimiento del universe. Hoy est muy generali-
zada la idea de que por que la Teosofa es tan maravillosa,
tenemos ya en nuestra literature teosfica todo lo que ha de
conocerse de la sabidura. Esta es una errnea concepcin de
la que tenemos que librarnos. Aun considerando la sabidura
que los Maestros hayan alcanzado acerca del universe, lgica-
mente esa sabidura no puede ser la sabidura ltima, de lo
Infinito, porque el universe est siempre creciendo, expandin-
dose, y seguramente todas miriadas de sucesos del porvenir con-
tribuirn en alguna forma a la perfeccin final de la sabidura.
Por lo tanto, al tratar de entender la Teosofa no debemos
partir de la presuncin de que tenemos toda la Teosofa por el
hecho de que poseamos la Doctrina Secreta y tantas otras obras
teosficas. Slo tenemos una parte, una parte maravillosa, en
tanto cuanto se refiere a nuestras vidas actuales; pero supon-
gamos que furamos con nuestra Teosofa a una gran congrega-
cin de Dhyan Chohans, por ejemplo. Probablemente ellos nos
dirn: "Oh, s, eso es magnfico; pero eso no es ms que el
A B C; pueden ustedes darnos algo ms? Nios, eso est
muy bueno para ustedes, pero hay cosas much ms grandes
que han de venir" Es ese sentido de la amplitud infinita de
la sabidura el que necesitamos tener siempre con nosotros.
Por eso necesitamos despojar nuestras Logias de toda clase


PG. 274


MAYO






REVISTA TEOSFICA CUBANA


de barreras, de modo que dejemos expedito y franco acceso a
toda clase de conocimientos que el mundo nos pueda dar.
Cada Logia Teosfica debe, pues, ser un mundo en mi-
niatura; no meramente un sitio para tratar de religion sola-
mente, sino en donde se desarrolle algo el espritu crtico cien-
tfico, si no por todos a lo menos por algunos de sus miembros.
Los tesofos tenemos que precavernos contra un gran pe-
ligro; tal es, llegar a una conclusion final sobre lo que es Teo-
sofa. Hasta que el universe no se haya terminado no podre-
mos llegar a esa conclusion. Hasta entonces la sabidura es
algo que evolucionar indefinidamente. Si por el moment hay
ciertas ideas reconocidas acerca de lo que es el tomo perma-
nente, no olvidemos que esas ideas no son finales acerca de la
construccin de tomo permanent. Pero usted podra decir:
"la Dra. Besant dice eso". S, pero eso no es final. Podra
usted decir: "Los Maestros dicen eso". Pero tampoco eso es
final. Nosotros somos investigadores de la sabidura, y tene-
mos que aceptar que ninguna de nuestras conclusions puede
ser final.
Cuando realmente vivimos la Teosofa es cuando por pri-
mera vez empezamos a conocer su valor interno, esto es, en su
poder creador. Una persona puede haber ledo la "Doctrina
Secreta" una docena de veces, pero las ms sencillas verdades
de la Teosofa no han desarrollado el poder latente en ellas
hasta que su carcter haya cambiado y hecho dinmico. Un
nio puede conocer solamente la simple verdad de la reencar-
nacin, pero si la ha vivido, si cree en ella y ve la alegra que
hay en ella, tendr un carcter much ms dinmico que el
estudiante de la "Doctrina Secreta".
Cortesa del 'Heraldo Teosfico" de Puerto Rico.


PG. 275


1929





llBlflluligu tlmtiul4llNmllll iiffllllst"ilui tlmillHiln m l iMinif iim liii ftifiinm 1i 1lliftiifi mil l Biniltnllllillllffiln lll tlll tllflllllll ni ilininflllfll








EL ESCULTOR ANTONIO BOURDELLE

Habiendo tenido ocasin el gran escultor francs Antonio
Bourdelle, de encontrarse con el filsofo Hind Krishnamurti,
recibi tal impresin ante su poderosa personalidad, que pidi
encarecidamente se le permitiera fijar sobre el bronce los
rasgos del joven maestro que est preocupando intensamente
a los hombres y mujeres que, en la India, en los Estados Uni-
dos y en Inglaterra, acuden ansiosos a escuchar sus confe-
rencias sobre la vida y sus problems.
Krishnamurti accedi al pedido del escultor, lo que di
lugar a la carta que traducimos, y que el talentoso artist
escribi reconocido a la persona que le concedi la entrevista.
Dice as:

GRADEZCO a Vd. infinitamente el que haya querido pe-
dir a Krishnamurti que consintiera en consagrarme un
poco de su tiempo, a fin de que yo pueda intentar crear un docu-
mento; su cabeza o su busto. Le ruego le agradezca por los
instantes que l pone a mi disposicin.
Vd. puede contar conmigo. Har todo lo necesario para
tener un studio donde nadie pueda entrar, ni antes, ni du-
rante el tiempo que se me consagre. Yo volver a adoptar por
primera vez, despus de mis primeras investigaciones artsticas,
las leyes del trabajo que he puesto en accin para crear la ca-
beza denominada "Apolo en el combate, y emprender el mis-
mo combat contra las sombras. Vd. me dice que dispongo de
ocho das; es un infinito y es bien poco. Pero yo descanso, pues
me ser necesario hacer un llamamiento a todas mis fuerzas,
para, de la forma humana, ascender hasta los rasgos espirituales
que debern confundirse con los ritmos astrales.
Yo cuento con Vd. para arreglar las cosas lo mejor possible.
Yo no digo que har el busto; yo digo la cara, la cabeza, el cuello,
es ah donde reside todo. El busto puede hacerse de toda la
cara; esa ser la obra. Es imprescindible que no se me dis-
traiga durante la bsqueda, que ser several. Pongmonos en
guardia, pues ocho das es poco, a pesar de que ellos debern
ser en mis esfuerzos, el total de mis cuarenta aos de studio.
Yo admiro al joven maestro, yo lo admiro por sobre todas
las cosas; l est solo, y sin embargo, es toda una fuerza, un






1929 IREvIsTA TEosFicA CUBANA P~iG. 277


ejrcito de heroes. El conocimiento que l tiene de la inmor-
talidad, es lo que solo puede mantenerle en su esfuerzo que
supera a nuestras fuerzas.
Asistir Vd. al taller? El trabajo ser a dos plans, una
parte apoyndose sobre la admirable cabeza, sobre el puro
rostro y el segundo trabajo ser hecho por mi sin el model;
ser la belleza que deber descubrir sin su ayuda.
Dos fuerzas estarn en accin; la fuerza de los reflejos
tomada directamente de los rasgos del joven maestro, y la otra
fuerza ser yo solo presentando el rostro a los astros, para ar-
monizarlo con ellos. He aqu el double gesto, uno que nacer
del centro: Krishnamurti, el otro nacer de los mundos pr-
ximos y lejanos para dar vida a su rostro. Me ser necesario
mirar al maestro para despus olvidarlo casi, presentando los
ngulos de su rostro a todo lo que yo presiento del cosmos.
Yo no he hecho nada semejante ms que una sola vez en mi
vida, y voy a rehacerlo. Krishnamurti no est solamente en
su cuerpo fsico, en su care perecedera; es cierto que la estruc-
tura de la lmpara es bella, pero hay que aclararla de la luz
interior, de la llama sin fuego, de la fresca llama que aletea
y es espritu. Se da cuenta Vd. del trabajo?
Su viejo amigo,
ANTONIo BOURDELLE.
Vosgos, Agosto 23 de 1927.
Traduccin de Alvaro A. Araujo. Cortesa de la hermosa revista uruguaya
"La Pluma", de Febrero de 1929.



ACLARACION


Por encargo expreso del hermano Francisco Rosado y de
los miembros de esta Logia, nos es grato hacer constar que la
cesin del terreno para construir en l su edificio fu debida
tan slo a la filantrpica iniciativa del coronel Jos M. Tarafa,
a quien la Logia ha acordado otorgar un diploma de gratitud
por su generoso donativo.
Con gusto hacemos la aclaracin.


REVISTA TEOSFICA CUBANA


PG. 277


1929









6 OCVLTISHO @


EL AURA DEL CRISTO


U N hermano me ha pedido le describe el aura del Seor
Maitreya. Entindase bien que es completamente impo-
sible complacerle con una descripcin fsica; ni podemos repre-
sentarla de modo tal que nos d la impresin de ella. Creo
que el modo mejor de tener alguna idea de su apariencia, es re-
presentrsela en una vidriera polcroma vvidamente iluminada
por los rayos del Sol.
Su aura es, en prime rlugar, extraordinariamente ms am-
plia que cualquier aura ordinaria. El hombre corriente tiene
un aura o atmsfera propia, que rodea su cuerpo hasta una
distancia de unos cuarenta y cinco centmetros, tanto a su alre-
dedor como sobre l y bajo l. El aura de un hombre realmente
evolucionado y altruista pronto llega a ser muchsimo mayor
que esto; y el aura de un Maestro es ya enorme, extendindose
en muchos casos dos kilmetros y aun ms, en todos sentidos.
El aura del Maha Chohan se ha observado que tiene un radio
de dos millas (tres kilmetros setecientos metros), en su con-
dicin normal. El aura del Seor Buddha se describe en Libros
Sagrados Orientales, englobando en si a personas que estaban
a tres millas de El (cinco kilmetros y medio), en el plano fsico.
La de Cristo puede representarse como de tamao medio entire
estas dos ltimas. La del Seor del Mundo, el Rey spiritual,
incluye toda la Tierra; pero, desde luego, no hay otra como
sta, aqu. El modo mejor de imaginarnos l aura de Cristo
es considerar la ilustracin del aura de un Arhat que se da
en el libro El hombre visible e invisible. Tiene con sta una
semejanza general, aunque, adems de ser muchsimo mayor,
los colors estn colocados de un modo algo diferente.
El centro del aura es de deslumbradora luz blanca, como
en el caso del Arhat ;despus, eliminando el amarillo de esa
parte, hay que dejar el valo sonrosado en su present propor-
cin, aunque extendindolo hacia dentro, hasta el borde de lo






REVISTA TEOSFICA CUBANA


blanco. Fuera del valo sonrosado, poned un rea de amarillo
en vez de azul; dejad el verde, pero imaginoslo infinitamente
ms vivo. Tras el verde viene una zona de azul y luego color
violeta, como en el libro; aunque fuera del violeta de nuevo se
present una ancha franja de rosa plido luminossimo, en el
cual se funde imperceptiblemente el matiz violeta. Al exterior
se present la radiacin de los colors mezclados, de igual modo
que en el libro. Los rayos de luz blanca relmpaguean a travs,
de la misma manera, aunque hasta ellos mismos parecen suave-
mente matizados con el siempre present rosa plido. El aura
en conjunto da la impresin de estar impregnada de rosa de-
licadsimo, aunque brillante en gran parte, como lo est en la
lmina XI del libro de referencia.
Un punto digno de nota es que, en esta aura, los colors
se presentan exactamente en igual orden que en el espectro
solar, aunque estn eliminados el anaranjado y el ail. Pri-
mero el rosa (que es una forma del rojo), luego el amarillo,
fundindose sucesivamente en verde, azul y violeta. Contina
despus en el ultraviolet, esfumndose en el rosa, empezando
de nuevo el espectro en una octava ms alta, as como el astral
inferior sigue a continuacin de lo fsico ms elevado.
Desde luego que esta es una descripcin muy pobre, pero
es la mejor que podemos hacer. Debe darse por sabido que esa
aura existe en muchas ms dimensions que las que podamos
representar en cualquier forma. Lo que acabo de hacer, con
objeto de poder responder a la pregunta que se me hizo. es una
cosa equivalent a tomar una vista o seccin de tres dimensio-
nes, la que creo haber "descrito correctamente en lo que ella
abarca. Pero debemos tener present que es possible que con-
siderando el aura desde otro punto de vista, el nuevo aspect
pudiera variar en parte, siendo empero tambin exacto. Es
completamente impossible explicar en el plano fsico las realida-
des de los mundos superiores.
C. W. LEADBEATER.
(Traducido de The Theosophist, por J. G. R.)


1929


PG. 279





imm afluma tu l 'in5Miill~ l uiml1niwI 11 lan intuttiiimiiai a nu~ ai aguMi Iu = tit







TEORIA Y PRACTICE DE LA MEDITATION


"'Aquel que pretend oir la voz del Nada,
"el Sonido insonoro o la "'Voz del Silen-
cio", y comprenderla, tiene que enterarse
de la naturaleza del Darana, la intense y
perfect concentracin de la mente en algn
objeto interno, prescindiendo de lo externo.
(H. P. B. La Voz del Silencio.)
i A Meditacin es el mtodo cientfico de organizacin y
desarrollo evolutivo de los cuerpos fsico, astral y mental.
La Conciencia del Ego Superior no puede realizar el trabajo
de los mundos o plans superiores de la Vida o Existencia,
cuando no puede disponer de un cuerpo o vehculo, muy tenue
o sutil, de la misma naturaleza que la material que el mundo o
plano en que se realize la labor del Ego.
La exploracin o investigacin del mundo de nuestra Con-
ciencia es muy poco conocida de la mayora de las personas,
que ignorant completamente la gloria y majestad que les est
reservada con el desenvolvimiento de todas las facultades fsi-
cas, morales, intelectuales y espirituales, que los capacitar
eficientemente para usarlas en beneficio de la humanidad.
Para que la Vida pueda manifestarse por s misma en ac-
cin, tiene que expresarse en formas amoldadas a las activida-
des en el mundo material, para expresar los poderes de la Vida
que se desarrolla, como medio de progress evolutivo de todos
los series.
Las diversas y variadas ocupaciones diarias de la Vida
hacen perder al individuo las generadas fuerzas que crea la
mente, para emplearlas en el mundo que nos rodea.
Toda la voluntad, energa o poder human se utiliza en el
mundo externo. No puede librarse de las impresiones de su
ambiente alrededor y obrar libremente en s mismo durante
las horas de la vigilia. Cuando se present esta oportunidad
en el estado de sueo, debido a que el cuerpo fsico ha perdido
la conciencia del plano o mundo fsico, el EGO O alma humana
est fuera de sus cuerpos de material densa y etrea.






REVISTA TEOSFICA CUBANA


Si el hombre puede actuar en sus cuerpos o vehculos abso-
lutamente, debe ser cuando el mundo externo est ajeno a l,
como el estado de sueo, y que el espritu, la conciencia del EGO
obre internamente y sensibilice sus instruments de accin, sen-
sacin y pensamiento concrete.
Para poder conseguir ese estado de perfect paz, equilibrio
y tranquilidad de la mente, es necesario conocer el process
ordinario del pensamiento, aprender a pensar ordenadamente,
evitar los pensamientos vagabundos, concentrar la mente en un
alto ideal que nos saque de las vulgaridades de la vida diaria,
extraer la quinta esencia de nuestro Ser Interno, para dirigir
y gobernar conscientemente nuestras costumbres y fomentar el
carcter sobre la firm roca de la sabidura spiritual.
Despus de estos preliminares indicados, podemos pasar a
estudiar los tres estados por que pasa la Conciencia en su pro-
ceso mental: la Concentracin, la Meditacin y la Contem-
placin.
La Concentracin consiste en fijar la mente en una sola
idea, en una sola cosa, sin permitir que se desve o distraiga
con alguna otra clase de ideas, cosas o pensamientos, es decir,
aislar la mente concrete del mundo externo para concentrarla
en el interno.
Es una tarea algo difcil de realizar, pero debe ser un ejer-
cicio practicado en alguna extension, cuestin de tiempo, para
que pueda hacerse perfect beneficio de progress ulterior.
El pensamiento es el poder creador que empleamos para
former imgenes mentales, pensamientos-formas o ideaciones,
de acuerdo con las ideas que encierran. Es nuestro poder prin-
cipal y tenemos que aprender a mantenerlo bajo nuestro ,abso-
luto dominio, de manera que lo que produzcamos no sean
fugaces ilusiones inducidas por las circunstancias exteriores,
sino verdaderas imaginaciones generadas por la Conciencia
desde el interior.
Los individuos partidarios de las doctrinas de Pirrn, que
negaba el poder del hombre y de la mujer para alcanzar la
Verdad, constituyeron la escuela de los escpticos, entronizada
en nuestros das; pero si el inventor no hubiera podido imagi-
nar el telfono ordinario o inalmbrico, la radiotelegrafa, la
television, los modernos aparatos mecnicos aplicados a la na-
vegacin terrestre, martima y submarine; a las naves areas
que surcan el inmenso espacio uniendo los mares y los conti-
nentes; las diversas aplicaciones de la ciencia a la vida humana,
elaboradas en la soledad del laboratorio de fsica y qumica;


1929


PG. 281






REWVISTA TEOSFICA CUBANA


los variados medios de las artes decorativas, plsticas o del
diseo, en fin, todos los elements vitales de que la Biologa,
la Medicine, la Teraputica, la Patologa y la Microbiologa han
descubierto en los organismos y en los mundos ultramicoscpi-
cos mediante el microscopio, sin olvidar los inmensos campos
siderales abiertos al astrnomo, al meteorlogo y tambin al
vasto conocimiento de la Astrologa, muy poco cultivada en
nuestros das, repetimos, no seran patrimonio de la humanidad
tan ricos y preciosos medios de nuestra actual civilizacin. Las
imaginaciones de esa vasta e inteligente plyade de sabios no
fueron correctas desde el principio, pues en caso contrario to-
dos los inventos humans hubieran realizado su objeto con el
mayor xito desde el principio, sin los fracasos ni los experi-
mentos intiles que han precedido siempre a la produccin de
todo instrument o mquina servicial y prctica. La nica
forma de hacerla cierta y segura es manteniendo el pensamiento
enfocado sobre un asunto, objeto o idea, excluyendo todo lo
dems. El pensamiento es un gran poder que nos hemos acos-
tumbrado a malgastar. Se le permit fluir sin objeto alguno
en cosas triviales de la vida, as como se deja que el agua caiga
a un precipicio sin utilizarla antes que mueva una turbina.
Los rayos del Sol difundidos sobre la superficie de la tie-
rra produce solamente un calor moderado, pero si se concen-
tran slo unos pocos por medio de un cristal de aumento, son
capaces de producer fuego en el punto focal. Este hecho cien-
tfico recuerda la pgina histrica del ilustre gemetra Arqu-
mides, que por medio de sus espejos ustorios quem las naves
del general Marcelo, que sitiaba la ciudad de Siracusa, concen-
trando los rayos solares sobre aquellas embreadas embarcacio-
nes de enemigos.
As, la fuerza del pensamiento, los rayos del Ego Superior
son tambin el mejor medio de quemar las naves de los malos
sentimientos y adquirir el verdadero conocimiento de la natu-
raleza humana. Si se concentra el pensamiento sobre un
asunto, se abrir camino a travs de cualquier obstculo y re-
solver el problema objeto de nuestra atencin concentrada.
La persistencia, la perseverancia o la constancia son las
caractersticas que se obtienen en todo resultado prctico. No
tiene utilidad alguna el realizar el ejercicio dos o tres maanas
o semanas y dejar de practical otro tanto tiempo. Para que
sea efectivo es necesario hacerlo fielmente una maana tras
otra, sin descuidarlo nunca.
Puede elegirse cualquier asunto de meditacin, de acuerdo


PG. 282


MAYO





REVISTA TEOSFICA CUBANA


con el temperament o convicciones del individno, siempre que
sea puro y mejore la mente por su tendencia altruista. Unos
se concentrarn en Cristo; otros, a quienes les gust:en las flores,
especialmente, pueden tomarlas como asunto de concentracion.
El objeto importa poco, pero cualquiera que l sea debemos
imaginarlo viviente y con todos sus detalles. Si es Cristo un
Maestro de Sabidura, debemos imaginarle con toda vitalidad,
con rasgos movibles, llenos de vida. Sus ojos, con una expre-
sin radiante de amor, de paz y dulzura. Debemos construir
un ideal viviente y no una estatua. Si es una floor, debemos,
imaginativamente, plantar la semilla en la tierra, fijando bien
nuestra mente sobre ella. Despus mirmosia desarrollarse,
echando raicillas, que penetran en la Ti,.-il-, en forma de espi-
ral. De las races principles miremos cmo salan miriadas
de pequeas raicillas, ramificndose en todas directions. En-
tonces el tallito comienza a surgir de un color deliciosamente
verde. Crece; sale una yema; dos pequeas ramitas aparecen;
de stas brotan pednculos con hojitas. Entonces surge un ca-
pullo en la extremidad; crece hasta que llega un moment en
el que se abre y sale una hermosa rosa purpurina entire la ver-
dura de las hojas. Se desarrolla en el aire emitiendo un deli-
cioso perfume, que sentimos perfectamente, como cuando llega
hasta nosotros la embalsamada brisa estival, todo ello hermo-
samente creado por nuestros ojos mentales.
Unicamente, cuando imaginamos en forma tan clara y tan
distintamente como lo expresado, penetramos ciertamente en el
espritu de la concentracin. Cuando se ha podido mantener
la mente sobre las imgenes as creadas, puede tratar de ha-
cerse desaparecer sbitamente la image y fijar la mente en el
vaco, sin oscilaciones mentales, esperando recibir el conoci-
miento del anlisis de la flor. De sta manera apredemos la
historic ntima del objeto de Meditacin, que es el inteligente
process de la Vida que anima y penetra todos los series, cual-
quiera sea la cantidad elegida por nuestro particular tempera-
mento individual.
El secret de los prodigios del fakir consite en su habili-
dad para determinar en los espectadores una ilusin sensoria
que les hace ver lo que no existe en realidad. La voluntad
concentrada del fakir produce la neutralizacin de la grave-
dad, dominando la fuerza o energa vital, y as el cuerpo fIsico
levita en el aire. Cuando ocurre algo notable en un rincn de
la India, por remoto que sea, por ejemplo, una revuelta popu-


PG. 283


1.929






REVISTA TEOSFICA CUBANA


lar o la aparicin de algn instructor religioso que predica
nuevas enseanzas, aquel mismo da llega la noticia o todos
los mbitos del pas, sin necesidad de ferrocarriles ni telgra-
fos, de telfonos ni radios, con gran sorpresa de los europeos
all residents, que comprenden que algo extrao ocurre, pero
cuya verdadera causa no conocen hasta algunos das despus.
Cuando la famosa sublevacin de los cipayos, la noticia de cada
movimiento se saba en toda la India pocas horas despus de
la ocurrencia, de modo que fracasaban los esfuerzos de las au-
toridades inglesas para explicar tan rpida difusin. Todos
cuantos leen la prensa diaria, saben el espritu de rebelin con-
tra el gobierno ingls, y los atentos observadores de aquel es-
tado de cosas prevn que tarde o temprano ocurrir un levan-
tamiento national que emancipe a los indos del yugo ingls.
Sea de ello lo que fuere, lo cierto es que hoy existe en la India
un perfect sistema teleptico entire las diferentes parties del
territorio, que difunde las noticias relatives al movimiento na-
cionalista. En las grandes ciudades de Calcuta, Madrs, Bom-
bay y dems poblaciones indostnicas, sucede que por la ma-
ana todo sigue su curso ordinario, mientras que por la tarde
los ingleses residents en ellas notan que los indos les dirigen
miradas burlonas. Es que se ha recibido la noticia de alguna
ventaja obtenida en tal o cual punto por los conspiradores. Y
el nico medio de comunicacin ha sido la telepata.
Otro ejemplo prodigioso de la concentracin, es el fen-
meno del crecimiento del mango. El fakir empieza a former
un mogote de tierra, en el que plant una semilla de mango.
En seguida entona su acostumbrada cancin con acompaa-
miento de cmbalos y tambores, y hace unos cuantos pases
magnticos sobre el mogote en que est plantada la semilla.
A los pocos moments se ve brotar la. cspide del terromonte-
ro la nueva plant, que rpidamente va creciendo hasta la al-
tura y tamao de un mango adulto con hojas y flores. Des-
pus las flores se transmutan en frutos que maduran a la vista
del espectador, hasta que finalmente el fakir los arranca y los
reparte entire la gente del corro para que los prueben. En-
tonces invierte el fakir el procedimiento, y el rbol se va em-
pequefieciendo y desmedrando poco a poco hasta reducirse a la
semilla plantada en la diminuta parcel de tierra. En algunos
casos el fakir vara el espectculo y recomienda a los especta-
dores que conserve cuidadosamente en la mano los mangos
que les distribuyen; pero sucede, que al desaparecer el rbol


PG. 284


MAYO






REVISTA TEOSFICA CUBANA


desaparecen tambin los frutos de las manos de los especta-
dores.
Otro de los juegos favorites de los fakires es el del mu-
chacho peonza, que consiste en hacer dar vueltas al ayudante
ms pequeo como si fuera una peonza o trompo de los utili-
zados por los chiquillos, y las vueltas van siendo cada vez ms
rpidas, hasta que el muchacho vorticea por s solo y empieza
a subir aire arriba en lnea espiral y se pierde de vista. A los
pocos minutes el muchacho se present en medio del corro como
si llegara de muy lejos, o bien reaparece en el aire y va bajando
como una spiral humana hasta posarse a los pies de su amo.
Existe otra clase de fenmenos realizados por los teurgos
de la India, muy superiores a los de los fakires, no ilusorios
como los de stos, sino de verdadero inters cientfico, que de-
notan admirable dominio de concentracin de las fuerzas na-
turales, incluyendo la vitalidad.
El fakir toma entire las manos una vasija llena de agua
clara, que un juez examine, ambas cosas, detenidamente. En
seguida, dando muestras de concentracin mental y respirando.
al propio tiempo rtmicamente, enva al agua una corriente de
fuerza prnica. A los pocos moments se llena el agua de
unas burbujas semejantes a las que se forman en el agua hir-
viente, y no tarda en comenzar la ebullicin, como si se la hu-
biese sometido a cien grados centgrados de calor.
Por iltimo, existe otro fenmeno muy important para in-
vestigar qu fuerza produce los efectos del agua sujeta a la
concentracin de prana. En dicho experiment se conect la
vasija por medio de un tubo con una caldera de vapor en mi-
niatura, de las que sirven de juguete, y el resultado fu que
cuando la efervescencia lleg al mximo de intensidad, la di-
minuta caldera se llen de un flido semejante a vapor y el
mecanismo unido a la caldera empez a funcionar.
Creo, suficientemente explicado el efecto que produce la
concentracin de la energa mental sobre los distintos objetos
de la Naturaleza, tanto de orden material, psquico o intelec-
tual, para hacer hincapi sobre la necesidad de cultivar los
ejercicios de esta clase, si es que desamos sacar algn prove-
cho de la vida encerrada hasta en la ms diminuta partcula
de material, y extraer el conocimiento que d la comprensin
total de la evolucin de todos los series del Universo.
As, como en la concentracin enfocamos el pensamiento
sobre un solo objeto, idea o cosa, construyendo una image


1929


PG. 285






REVISTA TEOSFICA CUBANA


clara, objetiva y viviente de la forma sobre la que deseamos
adquirir conocimiento; en la Meditacin, seguimos el process
de la historic del objeto, idea o cosa, con todos los detalles del
mismo, respect a las relaciones que guard con el reino a que
pertenece; as, tambin, en la Contemplacin, se suspended todo
process mental, sin imaginaciones o pensamientos de ninguna
clase; pero teniendo delante de la vista mental el objeto de
concentracin, hasta que poco a poco se va desvaneciendo,
como; la nubecilla por el claro sol tropical, y aparece la Vida
Spiritual encerrada all, para darnos el verdadero conoci-
miento del misterio, que concurre al desarrollo, conservacin y
evolucin de los organismos y su relacin con la Vida Uni-
versal.
Cuando hemos llegado a tan excelsas cumbres de abstrac-
cin mental, observaremos con gran regocijo, que todos somos
parte de Vida Unica; que el objeto de nuestra contemplacin
est conectado con los dems organismos vivientes; que la flor,
constitute un lazo con otras diversas variedades de la bella
floresta; que el Alma o Espritu-Grupo del rosal comprende
tambin a los variados insects que de l se alimentan; que el
parsito y su presa son emanaciones de aquel Alma-Grupo,
porque cuando ms ascendemos en los dominios de lo invisi-
ble, hay menos formas separadas y distintas, y la Vida Una
predomina ms completamente, imprimiendo sobre el investi-
gador el hecho supremo de que no hay sino la Vida Universal,
en la cual todos vivimos, nos movemos y tenemos nuestro Ser.
Los minerales, las plants, los animals y los series hu-
manos son manifestaciones de la Vida Universal, cuyo hecho
suministra las bases de la Fraternidad, una Fraternidad que
lo incluye todo, porque son emanaciones de Aquella Vida. El
concept de Fraternidad que tenga su fundamento en cual-
quier otra organizacin social, que no sea la Vida Unica, fra-
casar irremisiblemente, porque tiene por objeto la separativi-
dad, el egosmo y la limitacin personal.
Por medio de la Meditacin-dice la Doctora Annie Be-
sant-podemos aprender a utilizar las grandes fuerzas que exis-
ten en nosotros, y a utilizarlas con el mayor efecto possible. A
media que las usamos aumentarn su potencia, hasta que con
sorpresa y alegra veremos cun gran poder de servir po-
seemos.
As, la M'editacin es el mejor medio de progress spiritual.
JUAN FERNNDEZ.


PG. 286


MAYO













HUBO ROMANOS EN ARIZONA?


POR HELEN R. CRANE

H ACE unos tres aos que cerca de un camino llamado
Silver Bell, que conduce del poblado de Tucson, en Ari-
zona, a la frontera mejicana, se realize un descubrimiento ar-
queolgico, que de verificarse su aparente realidad, dara lugar
a una complete revision de la historic primitive de Amrica.
Fu un hallazgo accidental de algunos cuantos objetos que
parecen ser artefactos de los romanos, y las fechas que en ellos
se ven inscritas datan de muchos siglos antes de que Coln se
aventurara a atravesar los mares rumbo a estas tierras de
Oriente. Este primer descubrimiento fu seguido das despus
por la exhumacin de otros cuantos objetos ms de igual natu-
raleza, habindose descubierto en total como unos cincuenta
objetos, entire los cuales se cuentan espadas, lanzas, jabalinas,
emblemas religiosos (que seguramente se usaran en las pro-
cesiones) y muchas classes de cruces.
Estos objetos llevan inscripciones en latn y en hebreo, y
algunos pocos en ambos idiomas. Pueden clasificarse en cua-
tro grupos: militares, religiosas, conmemorativas e histricas;
estas ltimas son breves relatos del pueblo judo-romano que
en el ao 775 abandonara Roma atravesando los mares hacia
unas tierras desconocidas que ellos llamaban Calalus, en donde
vivieron por espacio de 125 aos, hasta que finalmente fueron
destruidos por sus enemigos. Estas inscripciones histricas se
hallan escritas por algn escriba que firmaba con las ini-
ciales O. L.
Tan important descubrimiento ocurri de la manera
ms sencilla y sin ningn cacareo, como suele acontecer siempre
con los verdaderos, importantes acontecimientos. Tuvo lugar
un da en que un comerciante de Tucson, llamado Charles E.
Manier, festejando a su padre que haba venido desde Califor-
nia para hacerle una visit, se le ocurri llevarlo de paseo por








el camino de Silver Bell, en donde existen unos grandes hornos
de cal abandonados.
El padre, interesado por los hornos, quiso bajar a verlos.
Mientras bajaban por la hondonada que hace la excavacin,
algo bastante extrao que sobresala de un lado de la calera,
les llam la atencin y se pusieron a desenterrarlo. Era el bra-
zo de una cruz de plomo. Desenterraron la cruz por complete,
y aquella misma tarde la limpiaron y examinaron en presencia
del dueo del terreno. Estaba hecha de un modo bien rstico,
soldada al medio con unos reaches. Su superficie estaba ta-
llada con dibujos de caras, coronas, hachas y jeroglficos, sobre
los cuales parece que haban derretido cierta especie de cera
que los conservara.
El seor Manier se puso inmediatamente al habla con la
Universidad de Arizona, establecida en Tucson, y all se eje-
cutaron los plans para la excavacin del terreno alrededor de
los hornos. Tomronse todas las precauciones debidas para
evitar cualquier error o mala interpretacin. El Dr. Bryan
Cumming, president de la Universidad, as como tambin un
renombrado arquelogo, hicieron entonces sus manifestaciones
a la prensa local. Deca el Dr. Cummings: "Estoy convencido
de que los objetos encontrados estaban enterrados profunda-
mente en una capa de caliza compact, que nunca haba sido
removida, y que estos artefactos deben de haber permanecido
all por largo tiempo. Tambin estoy convencido de su auten-
ticidad, pero por quin fueran fabricados y cmo y cundo
trados a esta parte sur de Arizona, son cosas que no puedo
aventurarme a decir hasta tanto no haya yo examinado con
mayor detenimiento los hechos y circunstancias que rodean a
estos objetos en cuestin".
Han pasado tres aos desde que el doctor hiciera tales
aclaraciones, y en carta reciente que de l he recibido, se abs-
tiene de decir nada ms respect a este asunto, pues durante
todo este tiempo nada se ha encontrado que pueda justificar
la autenticidad de las reliquias. Este hecho en s ha dejado
ms que perplejos a todos los investigadores, pues no se han
encontrado ni esqueletos de la gente muerta, ni cacharros de
alfarera, ni vestigios de fuego; nada, en fin, ms que estos ar-
tculos de metal, que pudieran darnos alguna indicacin de la
presencia en dicho lugar de estos aventureros judos-romanos.
No lejos del sitio del descubrimiento existe una gran ex-
cavacin llena de agua, que se llama "Nine Mile Water Hole",


PG. 288


REVISTA TEOSFICA ICUBAIST


MAYO






REVISTA TEOSFICA CUBANA


y se cree possible que este lugar sea el ltimo scenario de esta
gente al encontrar aqu el "desdichado fin" tantas veces vati-
cinado por la persona que firma las incripciones. El agua es
muy escasa en estos desiertos alrededores, y es muy natural
pensar que cualquier caravana en peregrinacin hubiera hecho
un alto para descansar cerca de esta excavacin.
Pudiera ser tambin que emigraran del campamento, cuya
historic tan brevemente se relata en las incripciones, en busca
de mejor tierra de promisin, y al acampar en este lugar fueran
acechadas y sitiadas por sus enemigos. Esto nos explicara el
hecho de no encontrarse ninguna huella de su ciudad. Pero,
entonces, queda este otro problema: Con qu objeto el enemigo
victorioso hace desaparecer del campo de batalla los cadveres
de los vencidos! Pu para quemarlos sobre alguna pira mien-
tras entonaban sus cantos de guerra victoriosos? (costumbre
que no tenan los indios); y por qu razn se olvidan de car-
gar con estos tesoros histricos y religiosos que deben de haber
sido protegidos con esmero por aquella gente derrotada, y que
nos result de todo punto impossible el career que no hubieran
sido igualmente apreciados por aquellos a cuyas manos iran
a parar?
Las tristes profecas de O. L. se realizaron con toda segu-
ridad. Su pueblo debe haber prosperado al principio de haber
llegado al nuevo pas, pero con el tiempo sus enemigos se con-
vierten en demasiado poderosos para ellos. O. L. dice que esta
gente romana abandon Europa en el ao 775 A. D. bajo el
mando de un tal Theodorus, considerado como "un hombre
muy justo. Que atravesaron el mar hasta llegar a unas tie-
rras desconocidas que llamaban Calalus, en donde se encontra-
ron con un pueblo nativo, los Toltezus, con los cuales sostuvie-
ron una series de guerras hasta exterminarlos.
Este Theodorus, de "excelsas virtudes", rein 14 aos, su-
cedindole despus Jacob, que rein 6 aos; y luego por orden
sucesivo reinaron desde Israel I a Israel VII. Los records
dicen que este pueblo errante tena un ejrcito de 700 soldados
nativos, y que mandaban en grades ciudades; lo cual nos prue-
ba que se haban aliado a los nativos o que los sometan a su
servicio.
Israel III fu desterrado por "haber dado la libertad a los
toltezus, siendo el primero en quebrantar las costumbres". Esto
parece como que seala el comienzo de grandes guerras que fi-
nalmente culminan en la destruccin del pueblo. Actualmente


PAG. 289


1929






REVISTA TEOSFICA CUBANA


se supone que estos judos-romanos fueron finalmente barridos
por complete por estos toltezus libertados, puesto que sus ene-
migos parecen haber hecho uso de la misma clase de armas que
ellos usaban. Las armas de madera y de piedra que usaban
los indios no pueden dejar las huellas que se observan marcadas
en las espadas de plomo.
Pugna con este razonamiento el no haberse encontrado
nunca las armas que los indios usaron contra ellos. Los roma-
nos deben haber guardado con much cautela su secret de ela-
borar el metal, pues no existe evidencia alguna de que los in-
dios lo conocieran.
Se original ahora la pregunta: qu se hicieron de las armas
que dieron lugar a la victoria? Jams se han recuperado, ni
tan siquiera se ven indicios de ellas en las pinturas indias.
El Dr. Chas. T. Vorhies, professor entomlogo de la Univer-
sidad de Arizona, que estuvo present al tiempo del descubri-
miento de muchos de estos objetos y que tom fotografas de
ellos "in situ", dice:
"Estoy satisfecho, segn mis propias observaciones, que las
capas de gravel, caliza y tierra superpuestas, no haban sido
tocadas antes por mano alguna en tiempos histricos o recien-
tes, y que presentaban todas las apariencias de haber sido de-
positadas por process naturales. La capa de caliza en la cual
se encontraban los objetos empotrados, estaba superpuesta por
otras dos capas ms de igual naturaleza. No exista ni el ms
ligero aspect de que estos objetos hubiesen sido enterrados
bajo tierra, ni aun siquiera en poca bastante remota."
Y el Dr. A. E. Douglass, professor de la misma Universidad,
quien ha sido causa en estos ltimos aos de universal atencin
en el mundo cientfico por sus mtodos de averiguacin de fe-
chas antiguas, de acuerdo con sus dems compaeros en lo que
respect a la condicin intacta del terreno, dice:
"Yo he presenciado el desenterramiento de seis de estos
objetos metlicos empotrados en la firme capa caliza que se
encuentra a profundidades de 30 a 60 pulgadas, y los he foto-
grafiado antes de ser extrados. Ninguno de tales objetos po-
dra haber sido sacado con las manos simplemente, o con la
ayuda de algn pedazo de madera como suele hacerse con los
objetos enterrados en la tierra ordinaria. Podra haberse ex-
trado alguno de ellos cortndolo con un cuchillo, pero por lo
regular era necesario hacerlo a fuerza de pico. Las capas de
caliza que cubran los objetos era fcil seguirlas en toda su


MAYO


PG. 290






REVISTA TEOSFICA CUBANA


longitud, pues no presentaban signos de violencia alguna segn
poda examinarse en la pared vertical a media que progresaba
la labor. Me parece de todo punto impossible que estos artcu-
los hubiesen sido depositados en el subsuelo en aos recientes;
ni tampoco he visto seales de la influencia espaola. Su si-
tuacin en la capa dura de caliza indica que se trata de una
poca muy antigua."
La influencia espaola a que se refiere el Dr. Douglass, es
como contestacin a ciertas insinuaciones que se haban hecho
referentes a que dichas reliquias pudieran haber sido tradas
por los monjes espaoles que en los siglos XVII y XVIII atra-
vesaron varias veces estos desiertos, poca en que todava nin-
gn hombre blanco haba visitado tales lugares.
Los gelogos que han examinado el lugar, atestiguan que
el estrato en que dichos objetos se encontraron data aproxima-
damente de la misma fecha que nos dicen las inscripciones. En
una estratificacin ms superficial, se han encontrado los obje-
tos de alfarera de los indios, quienes se sabe que anduvieron
vagando errantes por estos llanos del suroeste hace muchos
cientos de aos. Se conoce la fecha en relacin con esta alfa-
rera y su situacin en el subsuelo coincide con su poca reco-
nocida; por tanto, esto constitute, segn dicen los cientficos,
una garanta ms de la edad que tienen estos objetos de plomo.
Una de las cruces pesaba 90 libras y meda 17/2 pulgadas
de largo por 13 de ancho. Estaba labrada de un modo bastante
tosco y su apariencia era como de haber sido amoldada en la
tierra spera. Su anlisis qumico nos revelo un gran por cien-
to de oro y plata ligado al plomo, tal cual nos resultara si de-
rritisemos ciertos minerales metalficos que son nativos del
sur de Arizona.
Los objetos con inscripciones histricas y commemoratives
parecen haber sido hechos durante la estancia de los aventu-
reros en este pas, pues el metal usado pudieron haberlo obte-
nido muy fcilmente en esas regions. Los objetos militares y
religiosos, se cree que fueron trados de su pas, pues son de
plomo con una gran cantidad de antimonio, amalgam que no
se encuentra en Arizona.
La prirema de las cruces se encontr a una profundidad
de 65 pulgadas por sobre el nivel del terreno, cuyo espesor es-
taba compuesto de 30 pulgadas de cieno y roca movible, por
debajo de la cual haba unas 29 pulgadas de tierra virgen y el


PG. 291


1929








resto de caliza slida. La cruz se encontraba incrustada en
esta caliza.
Esta caliza o piedra de cal se obtiene en la parte suroeste
de los Estados Unidos y los indios la utilizaban en la fabrica-
cin de sus casas y para hacer objetos de alfarera, virtues que
no eran desconocidas a estos primeros exploradores, puesto que
entire sus objetos de metal se encontr tambin uno fabricado
con esta clase de piedra o pasta hecha yeso, la cual present
unas cuantas inscripciones y dibujos representando el busto de
una persona.
Hay una cruz que es ms delgada que las dems y tiene la
figure de una serpiente enroscada por toda ella, con la cabeza
mirando hacia la palabra "Calalus" y el rabo abarcando una
placa sobre la cual hay grabado un mapa emblemtico del an-
tiguo Imperio Romano, sealando la posicin que ocupan Roma
y Calalus.
Muchos de los careteres hebreos se encuentran en esta cruz
y en el cuerpo de la serpiente. Cerca de la base de la cruz se
ven un tridente y otra figure de la serpiente emblemtica. Dicen
los historiadores, que la cruz y la serpiente son emblemas que
usaron los judos durante su cautividad en Egipto, y que as
como los partidarios de Moiss se olvidaron de estos smbolos
en su peregrinacin hacia la Tierra de Promisin, aquellos que
permanecieron en el Africa continuaron emplendolos. Tam-
bin se sabe que los egipcios los usaban en sus ritos ocultos.
Estos smbolos deben haber sido muy populares entire los judos
romanos, puesto que aparecen con bastante frecuencia en las
inscripciones y en la empuadura de todas las espadas.
En una de las cruces conmemorativas se leen las palabras
"In memorial", "Britain", "Romane", "Gaul" y "Seine".
Hay, adems, tres retratos con sus respectivas inscripciones de
Jacob, Theodorus, Israel, debajo de ellos. En esta cruz se en-
cuentra la historic de este pueblo despus de abandonar a
Roma, escrita en latn, en sentencias breves y en criptogramas,
cuya traduccin se debe al Dr. Frank Fowler, professor de Li-
teratura Clsica en la Universidad de Arizona.
El registro histrico de este pueblo se divide en dos pero-
dos distintos: la conmemoracin de los hechos histricos antes
*de llegar a Calalus y las crnicas de su vida en el nuevo mundo.
La gloria de Roma se haba eclipsado y Carlomagno reinaba en
Europa al tiempo de su partida, por ms que ellos no hacen
mencin de estos hechos. Accio fu un general romano que


MAYO


PG. 292


REVISTA TEOSFICA CUBANA





REVISTA TEOSFICA CUBANA


arroj a Atila de la Galia en el ao 451, y Teodorico fu el rey
de los visigodos que ayud a Accio en dicha empresa.
Hay entire las inscripciones dos fechas antiguas, 560 y 705,
que evidentemente conmemoran algunos acontecimientos reli-
giosos, puesto que aparecen debajo de dibujos de templos gra-
vados en una pieza que tiene la forma de abanico. Hay tam-
bin la figure de una gorra eclesistica a manera de corona
que se observa en las espadas y en muchos otros ojetos, y el
mapa antiguo romano aparece en ellos con frecuencia. Entre
los dibujos puramente religiosos se observa un jarrn del fuego
sagrado con una cuchara para incienso, el cliz y la paloma,
un ngel vengador, otro mensajero de paz con su trompeta y
un candelabro para siete velas.
Los dibujos restantes representan caras romanas, hachas
de armas britnicas, medialunas, tridentes, espadas anchas ro-
manas, y en un lugar aislado aparecen las iniciales C. S., que
quiere decir "Cnsul del Senado".
O. L. describe muy suscintamente, aunque nos dice que "hay
much ms que bien pudiera decirnos". Nos relata una series
de reyes desde la poca del desembarco en Calalus hasta la
fecha aparente del complete aniquilamiento de dicho pueblo.
El ltimo record est fechado en el ao 900 A. D. y nos habla
de su inminente destruccin.
Toda la historic de este pueblo ha tenido que ser prcti-
camente interpretada de las inscripciones hechas en latn, pues
las que estn en hebreo son tan fragmentarias que result casi
un impossible el deducir nada sin la ayuda del latn. Entre las
muchas cruces hay una que est por concluir, pues slo, tiene
inscritas unas cuantas sentencias y la escritura terminal de un
modo precipitado, cual si el escriba se hubiese visto de repente
interrumpido.
Los objetos religiosos fueron probablemente dedicados al
dios de los hebreos, pues no hay alusin alguna de influencia
cristiana, ni nada que pueda en concrete atribuirse a la antigua
religion de los romanos.
Hay un smbolo que ha sido causa de un inters extraordi-
nario: la escuadra y el comps masnico, tan conocido en todas
parties. Este smbolo aparece por dos veces en un estandarte
para procesiones.
Pero result que despus de haber tenido lugar el descu-
brimiento de estos artefactos, se ha descubierto, a 100 millas
de distancia, otro emblema masnico, desenterrado en las rui-


1929


PG. 293






REVISTA TEOSFICA CUBANA


nas de Casa Grande, antiguos lares de una raza roja hace tiem-
po extinta. Este smbolo consiste en un casco o granada
(shell) tallada con los "cinco puntos de la Masonera". Se
cree que los moradores de Casa Grande florecieron hace 2,000
aos y que por razones desconocidas de los cientficos desapa-
recieron hace unos 1,000 aos.
Este casco encontrado bajo el piso de una casa es trabajo
de los indios, pero no cabe duda que debe haber sido cosa su-
gerida por fuente extraa, puesto que se dice que los indios del
suroeste no tenan conocimiento alguno de la Masonera terica
ni operative. Sabemos que al sur del Ro Grande los indios
posean maravillosos conocimientos de la Masonera operative,
lo que no posean los indios del Norte Amrica. Los "hoho-
kums", que as llamaban los indios Pima a estos indios desapa-
recidos de Casa Grande, orientaban sus templos valindose de
la Estrella del Norte, pero las paredes de estos templos estaban
hechas de ese amasijo de yeso de caliza que amoldaban con
pies y manos. Segn la opinion de los arquelogos que se han
dedicado a estudiar estas cosas del suroeste, la civilizacin de
los indios de Casa Grande debe ser contempornea con la de las
gradess ciudades" de los romanos en Calalus.
De todos modos y en alguna forma, estos indios hohokums
tienen que haberse puesto en contact con la civilizacin de
Oriente; de lo contrario no podran haber tallado ese smbolo
masnico en dicho casco. Sern estos indios los toltezus
conquistados de que nos hablan los romanos, y que luego fue-
ron libertados por Israel III? He aqu dos grades misterios
que encierran estas tierras del suroeste de Amrica, y la so-
lucin de uno de estos misterios podra quiz traernos la luz
con que resolver el otro.
Las espadas y jabalinas excavadas en la calera de Silver
Bell, son todas de diferente tamao y peso, pero distintamen-
te del tipo romano. Hay algunas que estn rotas, y cuyas
hojas y empuaduras se encontraron a cierta distancia unas
de otras, cual si hubiesen sido rotas en algn combat, la em-
puadura marcando probablemente el lugar donde cayera el
guerrero.
En una de las empuaduras se ve grabado un animal de
pescuezo y rabo muy largos, semejante al diplodocus prehis-
trico, cierta clase de dinosaur cuyo esqueleto se ha encon-
trado en Colorado. Las espadas estn todas ellas hechas del
mismo metal y perfectamente templadas. Su tamao regular


PIG. 294I


MAYO,








es de 16 a 17 pulgadas, y su peso aproximadamente una y un
tercio de libra. La mayora de las lanzas, como las espadas,
parece que fueron rotas en el ltimo combat.
El peridico Arizona Daily Star public al tiempo del pri-
mer descubrimiento, lo que sigue:
"Estas reliquias no se encontraron todas a igual nivel, pues
unas estaban enterradas a mayor profundidad que otras. Al-
gunas podran desenterrarse con bastante facilidad, otras era
necesario sacarlas a fuerza de pico y hacha, dejando un molde
perfect sobre la base slida.
"La profundidad a que estaban enterrados estos objetos,
la firme cementacin del estrato de gravel, la condicin intact
de la caliza y tierra superpuestas, formaban un sello de natu-
raleza que cubra estos objetos, muy impossible de falsear; sello
que ha permanecido intacto a travs de los siglos, segn nos lo
indican las fechas inscriptas en las tablas firmadas por "O. L."
La gran antigedad que muestran estos objetos metlicos
segn fecha en ellos inscripta, la combinacin original de tan-
tos detalles y el desenvolvimiento de las condiciones especiales
en el viejo mundo occidental, son cosas que no pueden fcil-
mente duplicarse ni mixtificarse y que conjuntamente con el
cuidadoso examen de las relaciones que guardian el terreno,
nos confirm, sin lugar a un pice de duda, la autenticidad de
los artefactos descubiertos. Item ms, entire los testigos com-
petentes que se encontraban presents en el lugar de la excava-
cin haba muchos miembros de la facultad de la Universidad de
Arizona, y todos ellos se han expresado de un modo convincente
sobre la autenticidad del descubrimiento."
Qu se hicieron estos aventureros judos romanos y cmo
pudieron atravesar los mares hasta llegar a Calalus? Dnde
desembarcaron y cules fueron estas "grandes ciudades" de
que ellos nos hablan? Estas son preguntas que no han sido ni
sern, quiz, jams contestadas. Tres aos han pasado ya y
nada sabemos hoy ms que ayer. Quin sabe si algn da da-
remos con la clave de tan fascinates problems!
(Traducido del Theosophist de diciembre, por el Dr. Jos Luis Canto.)


1929


REVISTA TEOSFICA CUBANA


PG. 295











EL GRAN TEMPLE DE OSIRIS

Para los que estn ansiosos.

Lo poco que se conoce del lugar sagrado y misterioso
donde slo pueden penetrar aquellos que han ganado con sus
propios esfuerzos el permiso, no es suficiente a autorizarnos
ni aun siquiera para exponer una dbil idea de lo que es
aqullo.
Desde remotas edades, all se concentran todos los pensa-
inientos de los Grandes, para de este modo analizar y juzgar
a los nuevos aspirantes.
Sus poderosos y msticos atractivos no son otra cosa que
la gran demostracin del Poder de los Poderes. Dichoso y
feliz es aquel que puede contemplarlos! Desgraciado y muy
infeliz es aquel que no debe contemplarlos y que lo desea!
En todas las pocas y edades, el Ocultismo, que es el mis-
terio, ha necesitado de medidas muy enrgicas para evitar la
divulgacin de los misterios, que son la barrera salvadora de
la evolucin de las razas humans.
Por esta razn, y debido a esta precaucin, se exige una
preparacin lenta y llena de grades vicisitudes.
Todo candidate debe ganar la batalla franca y leal con
sus propios pasos a travs del Sendero, la corona de espinas,
que es la exigida para ser considerado como nefito. Debe
de pasar a travs de todos los senderos menores para poder
llegar al Sendero de la Luz.
Necesita una gran fuerza de voluntad propia para no su-
cumbir ante los grandes y terrible peligros que a cada paso
que da (en las menores) encuentra. Para lograr ser aceptado
en lo menor, tambin hay que batallar, tal vez con ms ahinco
y con ms peligro. Muchos, pero muchos, son los enemigos que
engendra la Pasin y a sta hay que colocarla fuera del al-
cance del propio individuo. Los peligros son mayores, por-
que es acometido constantemente por s mismo, ayudado de sus
proslitos: sus producciones de antao.
Tiene que combatir con la propia Naturaleza, no para lle-








gar a dominarla, no, sino para hacerse digno de ella. Estos
son los peligros ms grandes, porque son los ocultos e impe-
netrables.
Hay que desarrollar la fuerza de voluntad, product de
los pensamientos altruistas y abnegados. Hay que dominar
por complete, de una manera lgica y eficaz la Tentacin, que
no es ms que el recuerdo del centro inferior: "El centro de
Judas. El mal o sase la Involucin". Hay que lograr poder
para la identificacin con el Cristos, el Ejemplo, la Unidad, el
Bien o sase la Evolucin.
Est muy bien pensado el querer progresar para poder
substituir la Inferioridad con la Superioridad, pero hay que
detenerse a meditar para no caer en el error y suponer que es
area fcil, como el studio de un curso universitario; no, esto
no sera grande, ni tendra el concept sublime de Todo
en Todo.
El simple estudiante materialista estudia muy cmodamen-
te, ejercita con ejemplos impropios y se adormece en ensueos
de Maya. No conoce el sacrificio y desde sus primeros pasos
en los studios se revela lo que es: material unificada. Aprende
a conocer, para ejercitarla despus, la obra ambiciosa y egosta:
vivir para s.
No debemos por esto criticarlos, ni aun juzgarlos, porque
esa es la involucin; pero dentro del Ocultismo debemos men-
cionarlos para hacer comprensible lo misterioso que es la causa
que a ello gua.
El estudiante de Ocultismo estudia por el ejemplo propio,
rechazando los tentadores reflejos que llegan a su alrededor,
producidos por Maya. Es un grado de adelanto no concedido,
sino ganado por l mismo.
Este es su principio en los senderos menores, y es de ne-
cesidad, llegado este moment, que sepa lo que es Sacrificio,
lo que es Identificacin y lo que es Sabidura.
Sacrificio es: obediencia, humildad, renuncia de todo lo
que hace vibrar a la personalidad inferior. Es tambin: reco-
nocimiento propio, es despertar, es la identificacin con el
Logos.
Identificacin es: sacrificio nico, aspirar, reconocer al
Cristos en s mismo.
Sabidura es: sacrificio, identificacin y la unidad. Los
tres en uno y el uno en los tres: el Logos en sus manifestaciones.
La Meditacin y la Reconcentracin abstract hacen que


REVISTA TEOSUFICA CUBANA


1929


PG. 297







el estudiante progress gradualmente en sus conocimientos, ejer-
ciendo siempre el dominio sobre sus facultades menores.
El studio le indica la experiencia de los que van ms ade-
lantados que l y por lo cual ha de pasar luchando con todos
los peligros, exponiendo a s mismos, por propio ejemplo.
En el curso preliminary' comprender su fortaleza, si se
consider fuerte para la lucha. Si as sucede, tiene entonces
que olvidar a todos para estar solamente en el Todo. Debe
identificarse con la Creacin y sumisamente provocar los gran-
des y vivos deseos de adelanto.
Debe estudiar, analizar y comprender bien, pero bien, las
tres parbolas del Cristos:
"Dejad padre, madre, hermanos y familiar, para llegar
a m."
"Seguid mi ejemplo y seris mis discpulos."
"Indentificaos con el pecado y con el pecador y entonces
seris dignos de la Grandeza del Padre."
Sabido es que no todos pueden o deben seguir una senda
para lo cual aun no estn preparados, pero s pueden o deben
principal a hacer esfuerzos, dentro de su esfera de accin, para
en el porvenir lograr obtener algn conocimiento que les deci-
da a aceptar la Verdad como Verdad.
Hay que luchar titnicamente con los excess provocados
por la mente inferior en identificacin complete con el cuerpo
fsico viciado. Hay que dominar con la mente superior todos
los actos y acciones del Cuaternario Inferior para reducirlo a
la inercia nica y absolute: "la muerte de sus principios".
Despus de esta lucha y de los grandes sufrimientos que
de esta prctica, que es: hacerse superior a los dolores que se
experimental para reconocer el sufrimiento como su prximo
curso.
La dominacin del Cuaternario Inferior nos da la primera
idea de nuestro gran principio nico y, por lo tanto, nos con-
cede el conocimiento del sendero oculto.
Colocados ya en esta situacin o en este punto, empezamos
a realizar el primer deseo dentro de la Superioridad: ser ad-
mitido como candidate a prueba.
Nada ms debe de ser explicado en estas lneas para no
provocar, en aquellos que aspiren, la debilidad, por lo que
las termino, dicindoos:
Oh, Estudiantes, sed sumisos ante las provocaciones
todas!


PG. 298


REV'ISTA TEOS6FICA CUBAIST


MAYO






1929


REVISTA TEOSFICA CUBANA


PG. 299


I Mantenos firmes en las filas de los aspirantes, para que
no sufris las consecuencias de la dbil resistencia!
Si no os encontris fuertes, esperad y tratad de fortale-
ceros!
Si queris gloria, no os internis en este Sendero, porque
aqu slo hay sufrimientos!
iLos misterios del Templo slo pueden ser conocidos por
aquellos que sean capaces de afrontar sus corrientes interiores!
Si no estis preparados, renunciad a este pensamiento!

JORGE O'BOURKE.
Marzo 19 de 1929.



i:ndependeria 38 Avello Hno. y Ca.
Telgrafi: AVELLO
Aparado 121 LA CASA DE AVELLO el-S
e oBo 2612 Trajes ien he sSanta Claraar os a c le s
Telfono 2612 rajes bien hechos y articulos para cballeros


0000000000000000000000000O
O O0
O O0
o o
o o
o0
SOPTICA MODERN
o o
O Correccin de los errors de o
O refraccin, por medio de len- o
O tes por los mtodos cient- O
o o
o ficos ms modernos, espe- O
O juelos y lentes finos de todas o
0 classes, ojos artificiales y
0 cristales para operados de o
o o
o cataratas. O
O O
o O
8 Miguel G. Gutirrez 8
o O
o Dr. Optometrisla O
o o
O MACEO No. 43 TELF. 2796 o
0 o
o SANTA CLARA. S. C. o
o O
o o
o o
o Casa establecida hace 20 aos o
o o
SAlta garanta en todos los O
o trabajos o
o o
O o
00000000000000000000000000


000000000000OOOOOOOOO000OOOO
O O
O O
O FRUTAS ESCOGIDAS DEL PAIS O
0 0
O Y EXTRANJERAS O

o FRUTERIA
o o
o o
S"La 2Y Catalana" 0
o o
o VIVERES FINOS, LICORES, O
O o
O REFRESCOS Y HELADOS O
O O
O DE O
o o
O O
O O
0 JAIIME VENTOSA 8
o o
o o
8 Cuba y Obrapa o
o o
o 0
8 Tel M-5463 8
o o
o HABANA o
o o
o o
O ESPECIALIDAD EN CESTOS DB O
o FANTASIA PROPIOS PARA REGALOS o
O O
0 o
O Se sirven pedidos para el interior. O
O O
o o
o00000D00000DO0000DOOO0000O










'A Pan de Gluten, para diabticos de r-
j._, 1 gimen severo. Hace disminuir r-
pidamente la glucosuria.


.~~^ ALIIMENTACION PARA REGIMEN

,- -- HEUDEBERT

Ofrecemos a todos los enfermos que necesiten un egimen en su ali-
mentacin y muy especialmente a los diabticos, los afamados products
marca Heudebert, gracias a los cuales ha quedado resuelto el problema de
su nutricin.
Los mdicos ms eminentes los recomiendan a sus enfermos, en todos
los pases, porque estn preparados cientficamente y sus resultados son
asombrosos.
Tenemos: Pan "Essentiel'' sin miga, especial para disppticos, ent-
ricos, obesos, diabticos y convalecientes.
Pan Heudebert, para diabticos, con hidratos de carbon.
Pan de Aleurona, para rgimen severo, con azoados.
El especial del diabtico.-Pan normal para diabticos, muy agradable.
Panes tostados, Longuets y Gressings Heudebert.-No fermentan.
Pan hipoazoado Heudebert.-Especial para enfermos de los riones,
hgado y corazn.
Tapioca Heudebert.-Especial para protajes exquisitos.
Harina superazoada.-Alimento tnico y estimulante de primer orden.
Copos de arroz, de cebada y de avena.-Se preparan con leche o caldo.
Especiales para enfermos del intestino.
Legumbres descortezadas.-Conservan el gusto y el aroma.
Harinas normales, harinas refrigerantes y antidirricas.
Harinas de legumbres.-Conservan el aroma y el gusto natural.
Harina de Malt.-Rica en diastasa natural de cebada germinada.
Cacaos y products a base de cacao Heudebert.
Alimento Touj a base de chocolate.-Semillas de lino Negrine Heude-
bert.-Estimulante de las secreciones glandulares.
Bebidas higinicas, no excitantes.
Chocolate con 15 a 20% de "hidrocarbons totaux", especial para
diabticos.
Sal.-Exenta de cloruro de sodio.
Fideos, macarrones, pastas cortadas.-Constituyen un alimento super-
azoado, sabroso y nutritivo.
PIDANOS TODA CLASE DE IN-
FORMES Y LISTA DETALLADA

UNICOS AGENTS '.
CASA RECALT 'uV
Pl Y MARGALL 4/2 APARTADO 275-: -'
HABANA ,i.a. a .


Varillas con gluten y bizcochos
de gluten. Muy digestivos.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs