• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Ano XIII no 2 - febrero de 1929...
 Seccion oficial
 Cambios en los conceptos cientificos...
 Si actuaramos como pensamos
 Nuestra jefa y krishnamurti
 Unas lineas
 Amado nervo, poeta excelso
 La montaña
 El Dharma del teosofo
 Annie besant y el instructor del...
 La verdad os hara libres
 Rajagopal
 La civilizacion oriental y la occidental...
 La cortesia
 El sufrimiento del mundo
 La viviseccion
 Advertising






Group Title: Revista teosofica
Title: Revista teosófica
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00073921/00026
 Material Information
Title: Revista teosófica
Physical Description: Serial
Language: Spanish
Creator: Theosophical Society (Madras, India) -- Seccíon Cubana ( publisher )
Publisher: Sección Cubana de la Sociedad Teosofíca
Place of Publication: Habana etc.
Frequency: bimonthly (irregular)[june, 1936-apr. 1938, sept./oct. 1942-1954]
monthly (irregular)[ former feb. 1917-may, 1936, july, 1938-aug. 1942.]
bimonthly
completely irregular
 Subjects
Subject: Theosophy -- Periodicals   ( lcsh )
Imprint -- Cuba -- Havana -- 1923-1939
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba -- Havana
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began in 1917?; ceased publication with July 1956.
Numbering Peculiarities: Publication suspended, June, 1933-Feb. 1934.
Issuing Body: Organo oficial de la Seccíon Cubana de la Sociedad Teosofíca, <1923-1939>
General Note: Description based on: Año 7, no. 1 (15 de enero de 1923) = 2a epoca.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00073921
Volume ID: VID00026
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002944312
oclc - 50336367
notis - APH5965

Table of Contents
    Ano XIII no 2 - febrero de 1929 - 2a epoca
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
    Seccion oficial
        Page 63
        Page 64
    Cambios en los conceptos cientificos de la epoca
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
    Si actuaramos como pensamos
        Page 73
        Page 74
    Nuestra jefa y krishnamurti
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
    Unas lineas
        Page 79
    Amado nervo, poeta excelso
        Page 80
        Page 80a
        Page 81
    La montaña
        Page 82
    El Dharma del teosofo
        Page 83
        Page 84
    Annie besant y el instructor del mundo
        Page 85
        Page 86
    La verdad os hara libres
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
    Rajagopal
        Page 91
        Page 92
    La civilizacion oriental y la occidental se complementan
        Page 93
        Page 94
    La cortesia
        Page 95
        Page 96
    El sufrimiento del mundo
        Page 97
        Page 98
        Page 99
    La viviseccion
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
    Advertising
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
Full Text



Revista Teosfica Cubana
PUBLICATION MENSUAL FUNDADA EN 1906
OREGANO OFFICIAL DE LA SOCIEDAD TEOSOFICA DE CUBA ,
Director: Administrador:
LEONARDO AUSUCUA. MIGUEL A. TRUJILLO.
Direccin y Admn.: 27 de Noviembre (Jovellar) No. 8.-Apartado 365
Acogida a la franquicia y registrada como correspondencia de segunda clase
en la Oficina de Correos de la Habana.
Precio de suscripcin: $2.00 al ao. Nmero suelto: $0.20
AO XIII, No. 2. FEBRERO DE 1929- 2' EPOCA
o


VISIT DE MR. L. W. ROGERS


De acuerdo con lo anunciado, en el pasado mes de enero
fuimos honrados con la visit del Presidente de la S. T. en
Estados Unidos, Mr. L. W. Rogers. **,*
Durante su estancia en la Habana di tres confereneias,
en ingls solamente, ya que stas estaban destinadas a tratar
de despertar inters de parte de la colonia de habla inglesa en
la Teosofa, con miras a la fundacin de una Logia con elemen-
tos de dicha colonial.
Aun cuando, co.io era de esperarse, dichas conferencias no
fueron muy concurridas, por tratarse de los primeros esfuerzos
que en ese sentido se realizan, por lo menos ha quedado sem-
brada la semilla en un nmero de los que asistieron; y esto,
unido a las distintas circulares con extractos de las conferencias,
que se enviaron por correo a cerca de mil personas, permit
esperar que en fecha ms o menos prxima pueda quedar cons-
tituida esa Logia.
Di adems Mr. Rogers una conferencia a miembros de la
Sociedad en la Habana, y otra pblica, ambas traducidas al
castellano.
En Cienfuegos di otra conferencia pblica, en el "roof-







garden" del hotel "San Carlos", a la que asistieron cerca de
300 personas de lo ms select de la sociedad cienfueguera.
Upo de las beneficios reportados por esta conferencia fu ayu-
dar a desaparecer la creencia de parte de algunos espiritistas,
de que la Teosofa es hostile al espiritismo, creencia que, por
malas inteligencias tanto de parte de espiritistas como de al-
gunos miembros de la Sociedad, ha venido impidiendo en el
pasado que existan entire partidarios de ambas escuelas, la mu-
tua tolerancia y el mutuo respeto a las ideas, tan esenciales
para la prctica de la verdadera fraternidad. Afortunadamen-
te, esa creencia viene siendo cada vez menos general, pues
cualesquiera que sean los errors o defects que en la prctica
puedan elicontrarse, y que los mismos espiritistas son los pri-
meros en lamentar, por lo menos el que suscribe reconoce los
valiosos servicios que ha venidoc prestando el espiritismo a la
humanidad, contrarrestando en gran parte el materialismo y
demostrando objetivamente la supervivencia del alma y la
realidad de la vida post-mortem.
De igual manera los errors, defects u opinions de algu-
nos miembros de nuestra Sociedad no deben servir de base a
los espiritistas conscientes y sensatos, para condenar nuestro
movimiento ni tacharlo de hostile al suyo.
Aunque por procedimientos distintos, tanto la Teosofa
como el Espiritismo tratan de demostrar la realidad de tres de
sus ensmiknzas fundamentals, a saber: a) la supervivencia del
alme.; b5 la ley de Karma, o de accin y reaccin; y c) la reen-
carnacin. Estos son los puntos verdaderamente vitales, a
juicio del que suscribe, de ambas escuelas, y en vez de consi-
derarse sus respectivos miembros como hostiles, debieran ms
bien mirarse con simpata.
CONGRESS TEOSFICO MUNDIkL
Despus de la propaganda en el pblico de habla inglesa,
el siguiente mvil que determine a Mr. Rogers a venir a Cuba,
fu llevar al nimo de los miembros la importancia de asistir
al Congress Teosfico Mundial, que se celebrar en Chicago a
fines del mes de agosto prximo, al que asistirn todos nuestros
grandes "leaders", incluso la Dra. Besant.
Despus de su reciente enfermedad en Londres, la Dra. Be-
sant no ha dado, ni probablemente dar ms conferencias p-
blicas; en lo sucesivo dar slo nicamente conferencias a
miembros de la Sociedad, y ser el Congreso de Chicago una
de las pocas oportunidades de oirla que se ofrecern a los


PG. 58


REVISTA TEOSFICA CUBAISTA


FEBRERO





REVISTA TEOSFICA CUBANA


PG. 59


miembros en esta encarnacin, especialmente a los que habiten,
como nosotros, en pases que no visit en sus viajes. 0
Aprovechando las tarifas especiales de pasajes que durante
el verano fijan las compaas de vapores y ferrocarriles, as
como los precious reducidos que con ocasin del Congreso con-
seguir en los hotels la S. T. Americana, ser possible asistir
a ese trascendental acto, que se celebra tan slo una vez cada
siete aos, por muy poco dinero.
Creo que todos aquellos miembros que puedan no debieran
dejar pasar esa oportunidad que se les present de ver reunidos
y escuchar a casi todos los principles "leaders".
*. *
VISIT DE MR. D. RAJAGOPAL
Tambin se ha visto nuestro pas honrado con la visit de
Mr. D. Rajagopal, Organizador Internacional de la Orden de
la Estrella, y aunque su labor se limit, desde luego, a la Orden,
deseo decir algunas palabras sobre la misma, ya que gran n-
mero de miembros de nuestra Sociedad pertenecen tambin a
ese movimiento. *
Di dos conferencias pblicas en la Academia Nacional de
Artes y Letras, cuyo local fu galantemente cedido por su Di-
rectiva, a las que asisti numerossimo pblico, especialmente
a la segunda, en que la concurrencia fu desbordante, al extremo
de haberles sido materialmente impossible entrar a, muchas
personas. *
En Santa Clara tambin di otra conferencia concurridsima.
Los peridicos se ocuparon extensamente de su visit y de
sus conferencias, y por regla general con la cortesa habitual
de nuestros periodistas hacia los que nos visitan.
Durante su permanencia en Cuba, Mr. Rajagopal atendi
a medidas importaites para la publicacin de los libros de
KRISHNAJI en castellano, con lo cual podrn darse a conocer los
mismos a los habitantes de este pas.
VIAJE DE MISS POUTZ
En nmeros anteriores habamos anunciado la visit de
Miss Marie Poutz.
Debido a acontecimientos posteriores, esa visit ha quedado
pospuesta para fecha indeterminada.
VIAJE DE JINARAJADASA A SUR AMRICA
Las noticias que se vienen recibiendo de la visit de Mr. Ji-
narajadasa a los pases de Amrica del Sur, demuestran el





REVISTA TEOSFICA CUBANAC


enorme inters que han venido despertando, tanto su perso-
nalidad como sus conferencias.
1 Por el important rotativo La Calle, de Buenos Aires, ve-
mos que a sus disertaciones han asistido auditorios como no
se recuerdan otros en actos culturales, habiendo el pblico es-
cuchado sus palabras durante dos horas consecutivas sin decaer
su inters ni mermar su entusiasmo.
En la important revista literaria La Pluma, de Montevi-
deo, publican una hermosa semblanza, dando a conocer su per-
sonalidad cientfica y su capacidad oratoria y anuncian que las
tres conferencias pblicas que dar en Buenos Aires, dos de
las cualesserin nen la Universidad y la otra en el Ateneo, sern
pronunciadas por el propio doctor Jinarajadasa en espaol.
Por tanto, en Cuba, seguramente lo har tambin en nuestro
idioma, desapareciendo as la tarea fatigosa del traductor.
Debemos ir desde ahora preparndonos para que la recep-
cin que el pueblo de Cuba 13 haga, no sea inferior a la que
han venido dndole los de pases hermanos.
HAPPY VALLBL ASSOCIATION
Hace algn tiempo, el que suscribe tuvo el honor de ser
nombrado representante en Cuba de la Happy Valley Asso-
ciation.
Por un lado, por falta de tiempo para tender debidamente
a los dfe.dres del cargo, y de otro por ser contrario a la acumu-
laciSn de cargos en una sola persona, por estimar que las
respectivas labores se resienten, he decidido poner en manos
de otra persona esa actividad.
Aquellos miembros que deseen servir en esta forma en el
fomento y desenvolvimiento de la region donde habitar la sexta
raza, pueden indicrmelo para dar sus nombres a la persona
que deba hacer el nombramiento en Estados Unidos, y que sta
design al substitute.
CONVENCIN ANNUAL DE LA S. T.
No he recibido an The Theosophist y no puedo, por tanto,
dar detalles completos de la 53' Convencin Anual de la S, T.
Sin embargo, por noticias recibidas por otros conductos,
vemos que la Dra. Besant no pudo presidir el acto, como ha
acostumbrado a hacerlo en aos anteriores, debido a estar su-
mamente ocupada en Calcutta en trabajos urgentes e impor-
tantes, relacionados con la campaa para la obtencin de la
autonoma poltica de la India.


PG. 60


FEBIRRO







Tan apremiantes fueron sus labores, que no pudo siquiera
escribir su Alocucin Presidencial, que en aos anteriores ha
presentado siempre a las Convenciones.
El discurso inaugural de la Convencin estuvo a cargo de
Mr. Arundale.
Mr. KSRiSHAJI tambin habl en distintas ocasiones, con-
testando a preguntas que se le hicieron, y en una de las reunio-
nes hizo las siguientes preguntas a los miembros de la S. T. y
de la Estrella:
"De qu manera estamos nosotros como tesofos, como
idealistas, surgiendo de la obscuridad del mundo? En qu
forma estamos haciendo desaparecer las tinieblas en donde
quiera que nos encontramos? De qu modo estamos provocan-
do una actitud diferente hacia la vida?
"Si os examinais a vosotros mismos, encontraris que habis
cambiado muy poco, aunque profesis ser tesofos o miembros
de la Estrella. Estais siguiendo los mismos viejos mtodos.
No queris romper con las antiguas ideas y creencias, con todos
los viejos vaco mentales, renuentes a descubrir por vosotros
mismos una nueva norma de vida.
"En qu sentido sois distintos del resto del mundo?"
PRBBOGA DEL PAGO DE CUOTAS
Segn se ver por los acuerdos tomados en la ltima sesin
del Consejo Directivo, el plazo para el pago de las cita's anua-
les ha sido prorrogado hasta abril 15. *
Se ruega a todos los miembros que no las hayan hecho
efectivas an, traten de hacerlo antes de que venza esa prrroga,
lo cual agradeceremos, pues ello ayudar a terminar rpidamen-
te la labor inherente al cobro de la" cuotas.
CONSTRUCCIN DEL EDIFICIO SOCIAL
Ya se ha terminado la impresin de las Obligaciones desti-
nadas a levantar fondos para la construccin de nuestro edifi-
cio social.
Las Logias tienen ya tambin las solicitudes de subscrip-
cin, y sera convenient activasen todo lo possible la colocacin
del mayor nmero de Certificados, para powder en plazo breve
tener el dinero suficiente para adquirir por lo menos el terreno,
ya que una vez adquirido ste ser much ms fcil financial
la construccin del edificio, por medio de la emisin de Bonos
Hipotecarios.


1929


, REVISTA TEOSFICA CUBANA


PG. 61








En la ltima sesin del Consejo se trat de la conveniencia
de que al construirse el edificio se hiciese en forma tal que
pef-mitiese alojar en l a un nmero de hijos de miembros de
nuestra Sociedad que tuviesen que venir a la Habana a cursar
sus studios, ya que por mdica cantidad podran tener un lugar
tranquilo donde residir, con las ventajas que tanto a los hijos
como a los padres reportara el poder residir dentro de un
ambiente con ideales como los teosficos.
Tambin se aprob una proposicin de la Logia "Servir y
Amar", en el sentido de dedicar parte del edificio a enseanza
gratuita, en la foyma que oportunamente se organizase; y tene-
mos entenjidoc aunque no tiene el que suscribe la confirmacin
official, que un miembro de dicha Logia ha decidido donar para
ese objeto la cantidad de $1,000,,habiendo tambin comenzado
a organizer un comit de damas para recaudar fondos para el
mismo fin.
Vemos, por tanto, que para hacer una cosa no hay mejor
sistema que COMENZAR A HACERLA. Todo lo dems viene por
aadidura. Y sobre todo, cuanco estamos guiados por el mvil
desinteresado del servicio y nosdisponemos a ser tiles instru-
mentos en manos de Aquellos que rigen los destinos de la huma-
nidad, el comenzar a hacer una cosa equivale a FORMAR UN CANAL
para Sus fuerzas, y contando con stas no habr nada, por
grande o ,fcil que sea, que no podamos llevar a feliz trmino.
(
EL DA DE ADYAR
El 17 de este mes es el da de Adyar, en el que se conmemora
el natalicio de Giordano Bruno, la partida para mundos supe-
riores de nuestro primer president, el Coronel Henry Streel
Olcot y el nacimiento de Mr. Charles W. Leadbeater, fechas
todas ellas memorables.
Espero que las Logias todas celebren dicha fiesta, con el
fin de que fluyan a Adyar, nuestro hogar central, raudales de
pensamientos de amor y gratitude.
E. A. FLIX.


1 *,. N7


PG. 62


REVISTA TEOSFICA CUBANA


FEBRERO,













SECTION ( OFFICIAL



ASUNTOS TRATADOS EN LA SESIN DEL CONSEJO DIREtTIVO CELEBRADA
'EL 13 DE ENERO DE 1929. *

Presentes E. A. Flix, Dr.,Dmaso Pasalodos, Dr. Jos R.
Villaverde, Dr. Jos L. Canto, Francisco Rosado y Rafael de
Albear.
Por ausencia del hermano Secretario ocupa la Secretara
el Vicesecretarioque suscribe. '
El hermano Presidente di cuenta de que, de acuerdo con
el encargo que se le haba confiado por el Consejo, haba ges-
tionado y conseguido, en unin de los hermanos Farias y Fiol,
que se permitiese a la Iglesia Catlica Liberal celebrar sus
sesiones administrativas en el saln de actos del local que ocupa,
sin costo alguno. *. *
VIAJE DE MR. ROGERS: Con respect al viaje de Mr L.eW.
Rogers inform que, segn noticias, llegara el da veinticuatro
de enero y que haba estado remitiendo circulares de propaganda
en ingls y en castellano, para anunciar sus conferencias, tres
de las cuales sern en ingls solamente y dos traducidas al cas-
tellano. De stas una pblica y otra para miembros, ya que el
propsito de Mr. Rogers al realizar su viaje era no slo hacer
propaganda, sino tambin recomendar a los miembros de Cuba
su asistencia en el mayor nmero possible al prximo Congreso
Mundial en Chicago.
Con relacin a los gastos, di cuenta de que Mr. Rogers le
le haba escrito informndole que l se costeara todos los gastos
de vapor, por lo que nuestra Sociedad slo tendra que sufra-
gar los de su estancia en Cuba.
COMISIN GESTORA: Inform asimismo el hermano Presi-
dente de que la Comisin Gestora haba celebrado ya varias
reuniones y que se haban enviado circulares a las logias soli-
citando su cooperacin en la colocacin de los certificados.







El hermano Pasalodos habl haciendo hincapi en la con-
veniencia de adquirir lo ms pronto possible un terreno sobre
elcual emitir bonos hipotecarios, ya que en esta forma podra
facilitarse ms el financiamiento para la construccin del
edificio.
El hermano la Torre present por escrito una proposicin
de la Logia "Servir y Amar", como sigue:
"Al Consejo Nacional de Cuba, de la Sociedad Teosfica:
"El que suscribe, on su carcter de Presidente de la Logia
"Servir y Amar", tiene el honor de someter fraternalmente a
"este Consejo la siguiente proposicin: Acordar que siempre
"que se trate del asunto "construccin o adquisicin del edificio
"social",oque& actualmente est tratando el Consejo Nacional,
"se exprese terminantemente que en tal edificio, imprescindi-
"blemente, se ha de destinar un local para nsanza "pblica
"y gratuita".-Habana, enero 13 de 1929.-J. Ignacio de la
"Torre".
Despus de cambiar impresiones sobre los asuntos indica-
dos, se convino en la indiscutilble conveniencia de la repetida
adquisicin de un terreno, por Cas razones antes indicadas, y se
acord tambin aprobar la proposicin presentada por la Logia
"Servir y Amar".
CUOTAS ANUALES: En vista de que por las circunstancias
econmicas del pas no ha sido possible hasta ahora a todos los
miembieocpagar su cuota annual, el Consejo acord conceder una
prcroga hasta el da quince de abril para que los hermanos
que no hayan abonado dicha cuota puedan hacerla efectiva, lla-
mando la atencin a las Logias acerca de las facilidades para el
cobro que les ofrece el artculo doscientos ochenta y siete del
.Reglamento.
COMUNICACIONES DEL HERMANO CASTANEDA: Con respect a
las comunicaciones y proposiciones dirigidas al Consejo por el
hermano Castaeda, despus de oir las aclaraciones hechas por
el hermano Presidente, se acord, a propuesta del hermano
Albear, darse por enterado de dichas comunicaciones y propo-
siciones, as como aprobar la actuacin dl Presidente Nacional.
Y no habiendo ms asuntos de que tratar, se di por ter-
minada la sesin.
Jos L. CANTO,
Secretario p. s.


PAG. 64


REVISTA TEOSUPICA CUBANA,


FEBRE.RO












CAMBIOS EN LOS CONCEPTS CIENTIFICOS
DE LA EPOCA

POR ALEXANDER HORNE
E S bastante difcil para algunos de nosotros llegar a com-
prender las transformaciones sucedidas en los conceptos
cientficos desde la gran acometida a la ciencia por Mad. Bla-
vatsky en el ao 1875; modific.ciones que han servido para ni-
velar en muchos puntos a la ciencia modern con la sabidura
antigua. El mismo espritu de la ciencia y la actitud de los
cientficos han sufrido un profundo cambio, y aquellas personas
que se encuentren ansiosas poi servir a un mundo pesquisidor
haran bien con enterarse en qu, consistent dichas transforma-
ciones para que as puedan aumentar su capacidad para el
servicio.
LA SUPERSTICIN DEL MATERIALISM
El siglo xix fu una era de materialismo absolute. ,Consi-
derbase entonces a la material como la nica realidad, fuera
de la cual todo lo dems careca de una existencia real. La
conciencia era el product de la actividad cerebral, algo as a
mantra de segregacin cellular, y nada ms. La vida, biolgi-
camente considerada no era ms que la manifestacin de la
actividad de las clulas. El alma era una cosa efmera; la
inmortalidad, un piadoso engao; lo supraconsciente normal,
era una manifestacin de hysteria, y el genio, una especie de
insania. No haba lugar para Dios en tal sistema de razona-
miento, ni justificacin para la ms ligera aspiracin spiritual.
Pero hoy, las cosas ya han cambiado. La ciencia ensancha
su esfera de accin y admite en su seno muchas ideas proscrip-
tas hasta hace slo unos pocos aos en que insista marcarlas
con el sello de la ilegitimidad.
Tomemos por caso el discurso del doctor Mitchell, pronun-
ciado ante la Asociacin Britnica, en el cual dicho doctor se
atreve a tratar sobre "Los Fenmenos Mediunsticos" a una
corporacin como esta, tan llena de pensadores excpticos y
calculadores, y donde, aun ms, se atreve hasta llegar a afirmar






PG. 66 REVISTA TEOSFICA CUBANA FEBRERO

su conviccin en la realidad de la telepata y en la posibilidad
de la supervivencia y comunicacin con los muertos.
Ya en poca tan posterior como el ao 1903, escriba Sir
Oliver Lodge con clara y extraordinaria vision, que "La ten-
dencia modern de la Ciencia se diriga hacia los mundos invi-
sibles; y que mientras ms agotbamos los medios del mundo
fsico, ms y ms nos encontraramos impulsados hacia ese otro
territorio". Tales palabras nos recuerdan otras muy semejan-
tes pronunciadas con 16 aos de anticipacin por otro ms sutil
estudiante de la naturaleza, aunque no fuese considerado como
cientfico en el sentido estricto de la palabra. Dcenos Mad. Bla-
vatsky en Lad Doctrina Secreta, vol. I, pg. 129: "La Ciencia
modern penetra cada da ms y ms en el misterio del Ocul-
tismo, inconscientemente, sin dada, pero sin embargo, de un
modo muy sensible". Esta inferencia fu, por supuesto, ne-
gada por los hombres de ciencia de su poca, pero es muy cierto
que la investigacin cientfica actual se profundiza resueltamen-
te en los hasta aqu llamados do'minios ocultos
Mucho ms significativas<-todava resultan ser las mani-
festaciones de Balfour, quien en su discurso presidential a esa
misma Asociacin, hace ya un cuarto de siglo, dijo: "que sa-
liendo del rancio materialismo en que vivan, algunos cient-
ficos haban llegado a la conviccin de Lodge, creyendo que la
material, an s no es ms que un instrument y un vehculo de
la 6iente", asegurando "que hasta las mismas piedras con las
cuales tropezamos no son otra cosa ms que vehculos menta-
les, incorporaciones sensitivas".
El nmero de cientficos que desert del campo del mate-
rialismo del siglo precedent cual si huyeran de una explosion
de supersticin, va en aumento cada da. El doctor Whitehead,
professor de Filosofa en la Universidad de Harvard, dijo re-
cientemente: "El materialismo cientfico es una arrogancia tal
que muy bien podemos desafiarlo como algo que est en com-
pleto desacuerdo con el progress a que hemos llegado. Podra
no ser considerado como un error, si nos concretsemos simple-
mente a analizar ciertos hechos derivados de las circunstancias
en que concurrieron; pero cuando nos remontamos ms all de
los lmites de la abstraccin por el empleo sutil de nuestros
sentidos, o porque as lo exige la significacin y la interpreta-
cin de nuestros pensamientos, entonces, tal sistema de razona-
miento tiene por fuerza que quebrantarse inmediatamente".
Idntica opinion express. otro hombre eminente, el doctor





SREVISTA TEOSFICA CUBANA


Millikan, renombrado fsico del Instituto Tecnolgico de Cali-
fornia, y descubridor de los nuevos "rayos csmicos". Este
sabio nos dice "que el Materialismo, como comunmente se In-
tiende, es una filosofa tan completamente absurda como irra-
cional, y que es as, a la verdad, como lo juzga la mayora de
nuestros pensadores modernos".
Aun aquellos hechos tildados de "milagros" (palabra un
tanto abusada) encuentran su justificacin en la mente de cien-
tficos no intransigentes. El doctor Gustave Geley, mdico
eminente y director del Institut Metapsychique, de Pars,
hablando acerca de sus experiments relacionados con la mate-
rializacin medianmica del ectoplasma, dijo: '"E,tosaparente-
mente misteriosos poderes de la mente sobre la material senci-
llamente prueban que las leyes que rigen al mundo material no
poseen aquel rigor inflexible y absolute que un da pensramos
que tendran, sino que estas leyes pueden ms bien ser consi-
deradas como relatives, puesto que su accin podra ser modi-
ficada de un modo accidental otemporalmente, y hasta llegar a
ser suspendidas '..
Bastante hemos dicho ya para demostrar el camino que
va tomando el pensamiento modern. Veamos ahora si podre-
mos seguir, ya sea con los ojos de nuestra mente, los pasos que
han trado a la ciencia a su posicin actual.

LA IRREALIDAD DE LA MATERIAL
Nada nos demostrara hoy tanto la complete metamrfosis
del pensamiento cientfico como la llamada teora electrnica
de la material. Antiguamente nos creamos que lo nico que
realmente exista era la material, representada por sus tomos
elementales. Aun aquellas energas, como el calor, la luz, la
,electricidad, etc., tan conocidas por los cientficos del siglo xvim,
estaban consideradas simplemente como formas "impondera-
bles" de material. Despus vino a demostrarse que exista
cierta correlacin entire la electricidad y el magnetismo, la elec-
tricidad y el calor, etc., y con esto surge la idea de que, despus
de todo, tales cosas no eran simplemente ms que diferentes
maneras de expresin de una misma cosa: la energa; y esta
idea de la enega, como algo que existe aparte de la material,
llega a echar races.
Pero ms tarde, al estudiarse la manera como se conduce
una corriente elctrica a velocidades apreciables, se not que el
cuerpo inducido de electricidad aumentaba en peso. No poda


1929


PG. 67






REVISTA TEOSFICA CUBANA


ser, entonces, que el peso de los cuerpos dependiera de la canti-
dad de su fluido elctrico? Esta teora electrnica de la material
no tan solo afirma que es as, sino que tambin sostiene que la
material en s no es otra cosa ms que electricidad. Ella nos
explica que el tomo est formado por un ncleo central de
electricidad positive, alrededor del cual giran uno o ms elec-
trones o unidades de electricidad negative, del mismo modo que
la tierra gira alrededor del sol. &Qu se ha hecho, entonces,
de la material? La conclusion es obvia: se ha desmaterializado
por complete. No existe como material, puesto que es simple-
mente una manifestacin de la energa elctrica.
Los ciefnticos, desde un punto de vista en que se consider
a la material como la sola realidad, pasan a no ver ya ms ver-
dad fundamental que la energa ;mientras que pensadores ms
osados se remontan an much ms, hasta pensar que existed
un algo ms elevado todava; la mente, que es la verdadera
realidad fundamental.
TEORIA CUANTITATIVA
Tal vez llegaramos a pensar que con todo lo expuesto no
quedaba ya ms material por desmaterializar, pero no es as;
esta bella ilusin se deshace al simple choque de la teora quan-
titativa que ahora entra en escena.
El anticuado concept de la material haca que sta fuera
de una consistencia slida y continuada. Una barra de hierro,
por ejemplo, estaba considerada como constituida por'hierro
que llenaba todos los espacios contenidos en dicha barra. Pero
la teora atmica viene a demostrarnos cun falaz es esta con-
cepcin de la material, exponiendo en su lugar el concept de que
existen unas partculas extremadamente dimainutas, que saltan-
do de un lado a otro con extraordinaria rapidez, tal parece como
que se encuentran por todos lados a un mismo tiempo, dando
con esto una apariencia slida a la material. Despus vino la
teora electrnica a demostrarnos que los tomos no eran, en
realidad, partculas de material alguna, sino que eran unos di-
minutos sistemas solares de energa elctrica. Y aqu viene
ahora la teora quantitativa a decirnos que el tomo no es ms
que un sistema vibratorio, y que necesita de un complete perodo
de vibracin para que pueda manifestarse. Trataremos de
explicar esto mediante algunos ejemplos.
Tomemos como causa el sonido. El sonido es una sensacin
producida por un cierto nmero de vibraciones etreas al chocar


PAc. 68


FEBRELO,





' REVISTA TEOSFICA CUBANA


1929


PG. 69


con nuestra membrana del tmpano. El sonido es, pues, ts
fenmeno psicolgico y carece, por lo tanto, de realidad fsica.
Slo una onda sonora complete es capaz de manifestarse comno
un sonido. En un moment dado el sonido puede no existir.
De acuerdo con los partidarios de esta teora quantitativa, igual
que con el sonido y las ondas acsticas sucede con la material y
las ondas de energa. Una onda de energa complete es lo que
pone de manifiesto a la material. En un cualquier moment
dado, la material no existe, puesto que ella es discontinue. Para
emplear el simil del professor Whitehead, diremos, como dice l,
que es como si un automvil apareciera a cada poste que marca
las millas y no se viera entire uno y otro post? .
Pongamos otro ejemplo ms familiar. Abra y cierre su
mano continuamente. Cada vez que su mano se cierra aparece
en evidencia el puo, y cada vez que la mano se abre, el puo
desaparece. En esta analoga, la mano represent la energa,
que es la verdadera realidad; el abre y cierra de la mano se
asemeja al movimiento oscilante de la onda o vibracin; el puo,
esa forma tempJral que la mano asume cuando se cierra, repre-
sentar la material. La material, por lo tanto, no tendr ms
realidad per se que la que tiene el puo. Es un estado, una
condicin, un fenmeno psicolgico, un nombre, pero no es cosa
alguna. Tal es la conclusion metafsica a la cual nos ha llevado,
la ciencia fsica modern.

TEORA DE LA RELATIVIDAD
Pero si con todo esto que hemos explicado nos creemos
que la material ha llegado por fin a quedar completamente des-
materializada, nos equivocaramos con toda seguridad. Tene-
mos todava que oir lo que acerca de ella nos dice Einstein.
Fu Einstein quien nos explic la correlacin que exista
entire la material y la energa, y demostr que ambas entidades
eran trminos convertibles mutuamente, que un gramo de ma-
teria equivala a 9 x 1020 ergs de energa; y que en la transfor-
macin de la material en energa, la material quedaba completa-
mente aniquilada. Con respect a la gravedad, nos demuestra
que sta no es en s fuerza alguna, sino ms bien una propiedad
del espacio. De modo que si un cuerpo celeste atraviesa el
espacio en lnea recta y pasa cerca de otro cuerpo celeste, vemos
cmo se desva ligeramente en direccin a dicho cuerpo antes de
proseguir su viaje. Newton dijo que esta defleccin se deba
a la traccin que ejerce la gravedad. Einstein dice que esta
2





R. VISTA TEos*IcA CUBANA'B


no es cierto; sino que la material produce una curvatura del
espacio en su inmediata proximidad. Un objeto al pasar tiene
fcf;zosamente que viajar a lo largo de dicha curva temporal en
el espacio, y al hacerlo as se desva en direccin del cuerpo que
produce la perturbacin, simplemente porque la curva se en-
cuentra en esa direccin. La gravedad queda con esto demos-
trado que es una cualidad del espacio.
Yentonces, qu se hace la material? La contestacin es
muy significativa mirada desde un punto de vista filosfico.
La material no slo produce esta curvatura del espacio, segn
Einstein, sino que ella no es ms que esa misma curva. En lo
sucesivo, -uando alguna persona os eche en cara que la Teosofa
*nos exige una inmoderada dosis de credulidad, decide que lea
:a Einstein.

LA UBICUIDAD DE LA VIDA
La ciencia, por otra lnea distinta tambin nos demuestra
lo inadecuada que es esta vieja hiptesis del materialismo. Pa-
ra nuestra anticuada escuela, lC vida y la conciencia eran pre-
rrogativas de los reinos animal y human; el reino mineral no
tena vida, y el vegetal posea tan solo escasa energa vegetativa,
desprovista de toda complejidad fisiolgica.
Las recientes investigaciones cientficas nos han compro-
bado e liccho de que la material no es tan inanimada como pa-
rec, puesto que se encuentra en un estado de continue actividad.
Lo que nosotros conocemos por Movimiento Browniano (visible
Sal microscopic), es una fiel demostracin de esa fase de la acti-
vidad atmica impossible de apreciar en toda su extension, pues
los tomos, que parecen tan en reposo, estn continuamente
en una agitacin tan violent que llegan a chocar unos con otros
a razn de cinco billones de veces por segundo. Y no es esto
todo, sino que dentro del mismo tomo se encuentran los elec-
trones girando alrededor de un ncleo central a una maravillosa
velocidad de cien trillones de revoluciones por segundo.
Y as, prosiguiendo por esta senda de observacin, nos en-
contramos con Binet, quien en su obra titulada La Vida Psquica
de los Micro-organismos nos seala que estos organismos son,
indudablemente, capaces de iniciar cierta forma de accin cons-
ciente, y que en muchas de sus funciones reproductivas y de
nutricin, la voluntad consciente a menudo juega un gran papel.
Clifton Carrier lleva an ms lejos su argumentacin al indicar-
nos en un artculo publicado en Atlantic Monthly, de que no exis-


PG. 70


FEBRLO








te ninguna lnea de demarcacin bien clara entire los microorga-
nismos del reino vegetal y los del reino animal, puesto que las
caractersticas especficas que se pretenden hallar en un orden
de microorganisms tambin se hallan presents en el otro, y
viceversa. En otras palabras, que si nosotros le concedemos a
un orden de microorganisms cierta clase de conciencia, no po-
dremos lgicamente negrsela al otro orden. En relacin con
estas ideas vemos que los experiments llevados a cabo por un
cientfico hind, el doctor Bose, se han hecho hoy da clsicos.
Dicho doctor nos demostr que las plants exhiben sntomas de
espanto y de dolor; que pueden ser intoxicaias con drogas,
revividas y matadas. Las plants tienen nervios sensores, y
pulsaciones cardacas, y cada contraccin y expansion de sus
clulas sirve para impeler la .savia desde la raz hasta la ms
distant de sus ramas, a manera de nuestra circulacin de la
sangre. Tambin ha llevado sus experiments al reino mineral,
para demostrarnos que los metales poseen cualidades fisiolgi-
cas. El doctor Otto von Schrcen ha encontrado que las piedras
tienen vida y qe los cristales contienen chispas de vitalidad.
El prncipe Kropotkin mantiene que las aleaciones son de una
naturaleza tan complicada como las clulas orgnicas, y sugiere
que stas deben ser estudiadas como organismos vivientes y no
como material "inerte". Ser, pues, despus de todo lo que
hemos dicho, alguna presuncin exagerada el career, qye esta
escala ascendente de la actividad-atmica, mineral, .vegetal,
animal y humana-no sea otra cosa ms que la gradual mani-
festacin de la inmanencia de Dios, en que cada reino exprese
su gloria a media de su capacidad?

BIOLOGA
El conocimiento del organismo human tambin ha pro-
gresado de modo semejante. El "aura" del cuerpo, por tanto
tiempo defendida por los ocultistas y tan ridiculizada por los
materialistas, encuentra hoy da sus defensores cientficos.
Ella se nos ha hecho visible mediante la pantalla fluoroscpica
y hasta ha llegado a ser fotografiada. El "Ectoplasma"-esa
emanacin fludica del cuerpo human que carece de las carac-
tersticas de la material fsica ordinaria-tambin ha sido foto-
grafiada y sus revelaciones son causa de seria reflexin de
parte de cientficos eminentes.
El doctor Geley, en su obra mencionada, refuta de un modo
muy brillante las clsicas teoras de la seleccin y adaptacin


* REVISTA TE, osFiA CUBANA


1929


PA. 71







naturales, y tambin la teora psicolgica de la subordinacin
funcional (de acuerdo con la cual, la conciencia no es ms que
la (expresin de la actividad de las clulas y centros nerviosos
del cerebro). En un libro repleto de enigmas biolgicos y psi-
colgicos, nos demuestra que no hay ms solucin para estos
enigmas que aquella que se apoya en la teora que l llama un
"psiquismo-dinmico superior" que est por sobre el organis-
mo fsico, para organizarlo, evolucionarlo, repararlo, perfec-
cionarlo, y obrar por l. Nos hace ver que la evolucin es un
esfuerzo consciente hacia la perfeccin de parte de un algo que
trasciende al cuerpo mismo. Ese algo es lo que los religiona-
rios llaman "alIma".
PSICOLOGA
El doctor Geley nos demuestra, adems, que la conciencia
viglica normal es solamente una muy pequea, y en much mo-
dos insignificant porcin de iluestro equipo mental total. La
Psicologa normal nos descubre el hecho de que los niveles
sub y superconscientes de la ipente del hombre son inmensa-
mente ms ricos en capacidad y habilidad potenciales. La me-
moria subconsciente, o "ruminacin subconsciente", la inspi-
racin, la intuicin, el genio, son manifestaciones, no de la his-
teria, sino de algo que se encuentra muy por encima del cuerpo
fsico X sq mecanismo cerebral. Esta nueva psicologa, afirma
el doctor G~;eley, nos muestra la evidencia del alma como una
entidad completamente independiente.

CONCLUSION
Vivimos, pues, en una era de esperanzas. El materialism
ha sido sacudido hasta su base. El da refleja la aurora de un
idealismo cientfico. La educacin cientfica no nos obliga ya
ms a mantener nuestra religion y nuestra ciencia estancadas.
Cuando los fsicos nos demuestran que la material es un fen-
meno ilusorio, tambin podrn ver que el espritu puede tener
como base a los hechos. Cuando los relativistas nos hablan
de un universe de cuatro y de cinco dimensions, tambin po-
drn empezar a comprender que hay en el cosmos espacio para
un mundo spiritual. Cuando los bilogos hablan de la realidad
de aquellas cosas que se encuentran por sobre el cuerpo fsico,
bueno es que tambin crean que el hombre tiene otros cuerpos
ms etreos que el cuerpo denso en el cual se encuentran nor-
malmente conscientes. Y por ltimo, cuando los psiclogos nos


PG. 72


REVISTA TEOS6FICA CUBANA -'


FEBBBRO







demuestran que lo subconsciente y lo superconsciente son re-
giones en las cuales el hombre alcanza un gran caudal de
poderes, y cuya comparacin con la conciencia vigilica normal
result como si fuera un sueo, tambin se debe career que la
mayor aspiracin del hombre sobre la tierra sea la evolucin
de su alma, y la ms pura manifestacin de su poder la vida
spiritual en pensamiento y obra como nos lo ensean la Teo-
sofa y la religion. Lejos de que exista ningn conflict entire
la Religin y la Ciencia, esta ltima nos proporciona el mate-
rial indispensable para las ms nobles enseanzas de la primera.
(Traducido del Theosophist de octubre de 1928, por el doctor J. L. Canto.)
a


SI ACTUARAMOS COMO PENSAMOS

S Para Toms Rodrguez.
I, querido lector; la vida tera ms agradable si actura-
mos tal como pensamos a veces; sera ms dulce si la
humanidad sintiera por ella misma, si el dolor o el placer de
uno de sus miembros afectara o satisficiera a los dems.
Cuando me imagine la vida en la paz, que no he podido
explicrmela en la guerra, siempre que se le haya*i*onocido
a cada individuo el derecho o el deber que tiene con todo lo
que encierra este planet, tal cual debe ser, en mi hogar, unido
por los lazos de amistad que se deben tener entire vecinos,
sintiendo con ellos el dolor que los tortura o el placer que expe-
rimentan, libre de egoismo, de envidia y de todo prejuicio social,
econmico o polticp, me siento dichoso y feliz.
No profeso ninguna secta mstica o religiosa; pero he sen-
tido siempre en lo ms profundo de mi alma el dolor que ha
experimentado cualquier miembro de la humanidad, sin preo-
cuparme en nada su nacionalidad, raza o estado econmico.
Lo he sentido por ese amor gratuito que se tiene por todo
aquello que nos rodea, o bien por todo aquello que sabemos ha
de causar dolor o atenta contra la vida de uno o ms miembros
de la creacin.
Pensad, si es que quereis, en dndo est el mal que habeis
hecho o contribuisteis a hacer ? Pues all mismo donde terminal
el dolor que habeis ocasionado, empezar seguramente vuestro
propio dolor.


0 REVISTA TEOSFICA CUBANA


PG. 73








Imaginaos la vida amando a todo el mundo, querido por
todos y en la que si tennis un pan estais presto a compartirlo
con los dems. Qu felicidad! No habiendo hecho estas es-
tpidas divisions en la tierra, ni pan ni hogar le haran falta
a nadie. Aun es grande la tierra!
Nada es comparable con vivir en donde se ama y se es
amado. Pensad en una vida sin rencores, envidia y sin sed de
venganza. No os sents feliz?
Y mientras yo escribo esta cuartilla, una pulga hambrienta
parece que adivinando lo que voy escribiendo, me cercena la
sangre. Prescindo de mi manera de pensar y de mi amor al
prjimo y la Ipato; pero he aqu que un grillo insoportable no
se cansa e grillar. Me parece a veces que es que se alegra
del mal ajeno y canta; empero me da tambin la impresin de
que ese constant grillar es la protest cvica, incomprensible
para m, por haber muerto yo la infeliz pulguita. Me lleno de
clera y tambin mato el grillo; pero he aqu que ahora me
grita la conciencia, esta conciencia ma tan inflexible y exigente.
Has muerto la pulga y el grllito! Y as me lo repite cons-
tantemente.
Y ahora la lucha indefinida entire mi yo spiritual y mi yo
material. Mi conciencia me acusa dicindome: no debiste haber
muerto la pulga hambrienta ni el grillo insoportable. Si hubie-
ses tenjdo un poco de paciencia, todo habra de haber terminado
a la podtre; pues nunca una pulga se ha comido a un hombre
ni un grillo lo ha hecho sordo. Adems, hubiera bastado ms
limpieza, ms higiene para que ambos axiimales no estuvieran
a tu lado. Has actuado con ellos de esa manera porque son
dbiles, por la razn de la fuerza. Y mi espritu, que es un
poco sentimental, ahora lo siente y tiene para otra ocasin la
experiencia, que sin este error cometido no la hubiese tenido.
Eso de bueno tienen los errors cometidos!, que dan siempre
experiencia al observador, al que quiere perfeccionarse. Y mi
espritu, con esta bella leccin, vuelve a inspirarse en lo noble
y just, grande y sublime y empieza de nuevo a imaginarse
una vida sin odios, rencores ni venganzas.
ANDRS SOSA ALVAREZ.
Manzanillo, diciembre 19 de 1928.


PG. 74


RnVISTA TEOSFICA CUBANA 1


FEBRBERO











NUESTRA JEFA Y KRISHNAMURTI

Por C. W. LEADBEATER.
S\ESPUES de publicado el ltimo nmero de la Revista,
JI nuestra gran president habr alcanzado la edad madura
de 81 aos. Seguro estoy de que todos los miembros de la Seccin
Australiana se habrn acordado de su onomstfccy le enviaran
pensamientos de amor, lealtad y devocin. Siempre que se nos
curre pensar en todo lo que ella he hecho por nosotros, su total
abnegacin y su tan apta dileccin de tantos aos, nuestros
corazones se sienten palpitar henchidos de gratitud, que qui-
siramos demostrrsela con algana prenda de valor en el da
de su santo. Pero qu podramos ofrecerle nosotros a una
persona a quiers el deseo personal y las ambiciones todas ya
nada significant, por haber trascendido toda sensibilidad perso-
nal y vivir como vive ella dedicada por complete a la labor de-
los Maestros?
De hace poco tiempo a esta parte se viene notando entire los.
miembros de la Sociedad Teosfica cierta tendencia a preocu-
parse innecesariamente acerca de lo que ellos llamah discre-
pancias entire las doctrinas enunciadas por Krishnaji y las;
enseanzas recibidas por tantos aos en la Teosofa, dando
lugar a que estas inevitable diferencias se conviertan en tema
de controversial, que a veces se vuelven bastante tontas, por
cierto, aunque muy animadas; pero siempre de carcter repren-
sible. Yo he insistido constantemente con los hermanos a fin
de que no malgasten un tiempo tan precioso ahondando ms y
ms los puntos divergentes que pudieran existir, sino que tra-
tasen de comprender mejor estas dificultades hasta poderlas
sintetizar, y as, ayudar, en vez de obstaculizar el progress de
la humanidad, en el cual estamos todos interesados.
La misma Presidenta nos pide en esto nuestro apoyo, cuan-
do nos dice: "Necesito de vuestra ayuda, muy especialmente
en evitar cualquier sentido de oposicin que pueda surgir entire
estos dos grandes movimientos: el de la Sociedad Teosfica y
la Orden de la Estrella. Existe esta tendencia a la oposicin,
es cierto, pero inevitable, segn yo creo. Mas si as lo recono-
cemos pudiramos evitar un crecimiento pernicioso y hacer por






REVISTA TEOSFICA CUBANA


mantenernos en perfect unin. Es tan natural que la gente
sienta una atraccin y una devocin tan intensas hacia Krishna-
murti, que se olvide de todo y crea que lo dems para nada nos
habr de servir".
La inquietud nace con frecuencia del imprudente celo de los
muy entusiastas, que pudiendo ver solamente un lado de la
cuestin se persuade de que no existe otro y claman por que
el mundo entero reconozca su muy limitada comprensin. Sera
ms prudent que concretsemos nuestra atencin a lo dicho por
los de mayor autoridad; as la confusion y el error seran menos.
Permitidme, puGs, que os traiga a la memorial dos recientes
manifestawioncs que fueron hechas la una, por nuestra Presi-
denta; la otra, por Krishnaji, en la esperanza de que todo aquel
que las lea tendr el buen sentida de tomar el consejo que con
tanta solicitud nos dan.
Dice la Presidenta en su conferencia a miembros de la So-
ciedad Teosfica en la reunion de Friends' Meeting House, en
Londres:
"Cuando el Instructor Mundial aparece, la vida la inten-
sifica, la renueva y vigoriza destruyendo todo aquello que no
cuadra a la labor. Luego brotan nuevas formas de expresin.
As es que cuando yo oigo decir que alguien ha dicho o escrito
,que Krishnamurti y Mrs. Besant se contradicen, l y yo nos
remos'd6ello, porque sabemos que ninguno de los dos podemos
ocontradecirnos. Pero el Instructor Mundial estar con nosotros
por muy corto tiempo, durante el cual derramar la Vida que
ha de sostener generaciones tras generaciones.
"Por tanto, no os mostris impacientes, ni os imported lo que
la gente diga. Recorded que la vida en s hace vacilar a much
gente, que siente su esplendor, su gloria y su radiacin, pero
que se deslumbran y aturden con ella. Nfnguna otra cosa les
satisface por el moment; as es, que no os sintis ofendidos
con ellos, pues nada hay ms grandioso que sentirse arrobado
por una intense devocin, pues escrito est que todo aquel en
cuyo corazn se encierre una gran devocin, la sabidura le ilu-
minar en el transcurso del tiempo. Dejadlos, pues, similar
cuanto puedan y que desechen todo aquello que ya no les sirve
de ayuda.
"A veces me creo que tal parece que nos olvidamos que
la labor usual, por as decirlo, del Instructor Mundial, es la
superintendencia de todas las grandes religiones que han sido
fundadas en el pasado: infundirles vida e inspiracin a todas


PG. 76


FEBRERO








ellas. El tiene que sobrellevar la pesada carga de lo que El
mismo ha descrito como "Mis muchos credos". La vida de 1as
religiones todas del mundo depend de l, y cada una de ellas
tiene que ser guiada, auxiliada, rectificada cuando est en error,
atrada hacia un mejor sendero cuando se ha cometido alguna
equivocacin. Y sin embargo, esa misma frase que yo he cita-
do de "Mis muchos credos" parece como aunarlas a todas en
una sola entidad de fe de la cual l es responsible mientras
dicha religion perdure como una fuerza active en el mundo.
El tendr que tender a todas las religiones con tanta solicitud
y cuidado y tan incesantemente ahora que ha tenido a bien
hacerle una visit al mundo, como en cualquier ctra -poca.
Dicen algunos que ya la labor de la Sociedad Teosfica ha
terminado. Mas i qu importa lo que nadie diga! La Sociedad
continuar para ser, como han dicho los Maestros, la piedra
angular de las religiones del future. Pero esto no es motivo
para que tomemos dicha piedra nagular y se la arrojemos a la
cabeza de nuestro vecino simplPmente porque ataca la Sociedad!
Rimonos de ellos, pero cuand9 no estn mirndonos, no sea
que aparezcamos como queriendo ser superiores, pues esto sera
siempre un error.
"Yo dudo que haya quien conozca a Krishnamurti mejor
que yo, ni quien lo ame con mayor reverencia; pero mi vida
se halla dedicada a otra labor que sera traicin abalrnonarla.
Mi eleccin est hecha de ayudar cuanto pueda al munclo rien-
tras el dbil necesite proteccin, y por ms que me regocije al
ver la maravillosa vida que fluye por el mundo, estoy content
de ser uno de los canales a travs del cual fluya esa vida para
que pueda el sediento beber ms y ms del Manantial de la Vida.
"Por esto os pido que no hagis caso de histories acerca
de desavenencias, separaciones, ni otras classes de tonteras de
que la gente habla. Krishuamurti y yo nos hallamos ligados
por un lazo que nada ni nadie puede romper, y aunque mis m-
todos pueden a veces diferir de los suyos-pues las necesidades
de la gente son bien diferentes-no existed ms que una Vida
Unica de la cual ambos participamos, y esa vida no es de se-
paracin, sino de Amor".
Veamos ahora la otra faz de la cuestin.
Contestando algunas preguntas directamente hechas a
Krishnaji en Amrica, ste ha hecho algunas bien claras y pre-
cisas manifestaciones inequvocas que deben pesar lo bastante
para calmar la agitacin penosa que ha inquietado al palomar


REVISTA TEOSFICA CUBANA


PA. 77






REVISTA TEOSFICA CUBANA


teosfico. En su obra Let Understanding be the Law, dice
Krishnamurti: "No creis que yo sea antagnico a la Sociedad
T6osfica. No tal. Cuesta much energa el ser antagnico de
cualquiera cosa" (pg. 26). "No me tomis como una autori-
dad; no digais que Krishnamurti desaprueba las ceremonies.
Yo ni las apruebo ni las desapruebo. Si vosotros queris cele-
brar ceremonies, celebradlas; vuestro deseo es ms que sufi-
ciente razn para ello. Si no queris celebrarlas, pues no las
celebris; y otra vez os digo que sto es ms que suficiente razn
para no hacerlas. Yo solamente digo que la ceremonia no es
esencial para la,realizacin de la vida" (pg. 12).
Todo, estediante de la vida internal aceptar al instant y
sin much titubear esta ltima manifestacin de Krishnaji.
En las primeras explicaciones acerca de los requisitos necesarios.
para entrar en el Sendero, expuestas por Mr. Mohini Mohun
Chatterji, a nombre del Maestro Kuthumi, en la Logia de Lon-
dres, all por el ao de 1884, nos encontramos con la afirmacin
(tomada de las enseanzas del SeorBudha y de otros sabios
que le precedieron) que de laa Diez Sanyojana, o sea las diez
cadenas que el aspirante tiene que romper antes de alcanzar
el Nirvana, la tercera de ellas es Silabbataparamasa, o la creen-
cia de que las ceremonies, cualquiera que fuesen eran "necesa-
rias para la salvacin".
El seundero del ocultista y del mstico son ambos de igual
y warchda desviacin del tortuoso camino comn; ambos son
atajos que conducen a la gloriosa cima de la montaa. Son
senderos gemelos, y cualquiera de ellos que el hombre escoja
ser resultado de su natural inclinacin y peculiares caracte-
rsticas. Pero precisamente por esta razn de que un hombre
se sienta inclinado en su interior a tal o cual camino, el suyo
propio siempre le parece el mejor y el ms director (que en
realidad as es para l) y siempre est dispuesto a despreciar
el otro camino y a los que por l caminan, tratando de abjurar-
los a que abandonen el sendero que a ellos les corresponde y
que entren en el de l. Hay casos tan extremos que el hombre
duda si ser verdad que la otra send sea tambin un atajo
corto por donde el compaero camina.
Pero siempre ha habido en el mundo estas dos classes de
tipos da series, y supongo que siempre ser igual. Mejor sera
que reconociramos este hecho y cesramos ya de tanto argu-
mentar. En la Sociedad encontraremos estas dos classes de
series; dejemos, pues, que cada uno siga por la lnea de su na-


PG. 78


FEBRERO"





4RIEvIsTA TizOSFICA CU1B3NA


tural inclinacin, sin que tengamos que hacer la ms ligera
crtica del hermano que en igual buena fe parece haber nacido
bajo otra diferente estrella. Nuestros estudiantes debieran
leer con atencin las palabras de nuestra Presidente sobre los
"Mtodos del Yoga", en su libro Introduccin al Yoga, Nece-
sitamos tener ms caridad, tolerancia y serenidad; ms amor
fraternal por sobre todas las cosas, y no proferir nunca una
palabra con precipitacin, ni accin alguna mal considerada.
(Traducido de The Australian Theosophist de octubre de 1928, por el doctor
Jos Luis Canto.)



UNAS ILINEAS

E llevado a mi cuerpo a la orilla del mar: arriba, azul
aljofaradode blanco; ddbajo, azul tambin, con blancos
ndulos flotantes. All lejos, una barca simula gigantesca ga-
viota que nada con un ala de fuera; all arriba, la lmpara
del Logos fulgura con rojeces de horno.
He abierto todas las puertas de mis cuerpos, como si fue-
ran a baarse en los ubrrimos manantiales; me he sentido uno
con el pez que cabrillea entire las olas el platino de sus-e.siumas,
con el pjaro que mece en el ter el arcoiris de su plumaje, son
el caracol de la playa, con el rayo solar, con la zamacueca del
hermano de Gilliat que canta porque le rob sus peces a
Aufitrite... Y mi conciencia se ha ensanchado, mi amor se ha
hecho ms puro, mi indulgencia ms santa.
El Sol me ha hecho nio, y he corrido descalzo sobre la
arena de oro. La brisa me ha acariciado la piel con sus manos
de seda y he sentido emociones musicales. Las ondinas me han
tirado al rostro sus perlas salitrosas, y he gozado a pleno pul-
mn el placer de la sana risa...
Despus he vuelto a la ciudad, con sus ruidos, con sus mi-
serias, con sus vulgaridades y me he puesto triste.
La Naturaleza, tan gentil, cmo nos ensancha!
En cambio los hombres... Bueno; algn da los hombres
tambin sern como ella, con su cielo, su brisa, su mar, su Sol.
Jos DEL C. VELASCO.


PG. 79












AMADO NERVO, POETA EXCELSO


Hf ONRAMOS iustras pginas con el retrato de Amado Ner-
vo, el poeta mstico de nuestros tiempos modernos, el ena-
morado de la Deidad, el cantor de las grandezas humans, el
narrador de grandes cosas, el que, en suma. difundi ideas de
redenci6i en'esta poca en que la poesa se halla casi decadente
y materializada, cantando a las emociones violentas y ensal-
zando un realismo devastador. '
El ave blanca de nuestros tiempos lo han llamado sus
bigrafos; el misionero del amor, le han dicho otros, y todos
estn acordes en su valer y en el inmenso caudal de bellas ideas,
de concepciones hermosas y de la maestra rtmica que manan
sus versos. J
La vida del poeta estuvo llena de incertidumbres y de cam-
bios violentos.
Naci en Tepic, capital de Nayarit, en la Repblica mexi-
cana; estudi humanidades, sin poder terminar la carrera por
la quteiba de las finanzas en la familiar y hacia el ao 1894 se
present en la ciudad de Mxico en solicitud de trabajo, pere-
grinando por las redacciones de los peridicos. Fue por esa
poca cuando escribi sus primeros cuentos y aun sus primeros
poemas.
Sus obras cumbres son La amada inmvil y Plenitud, en
las cuales prosa y verso se dan la mano, para former el ms
hermoso de los bouquets que poeta alguno haya producido
hasta el present.
A Nervo hay que sentirlo; por eso algunos crticos de mente
calculadora y fria han dicho de l que le faltaba arrogancia
en sus composiciones. Arrogancia! Cundo la han tenido los
que como l han llegado a intuir la pequeiez humana?
Nervo ha sido adems un poeta fecundo y sus trabajos, que
forman ya 29 volmenes, tienen un carcter vario, si bien en
todos brilla el artist y el inspirado. En sus primeros tiempos,
un tanto desconsolado con las creencias religiosas qup obtuvo
durante su infancia y juventud, hizo algunas composi-iones de
carcter positivista; pero como ese no era su temperament,



















































O 3
o


El ltimo retrato de Amado Nervo.





2tEVISTA TEOSFICA CUBANA


sino que fu debido a la influencia del medio, apenas la vida
comenz a prestarle sus enseanzas, brill de nuevo el poeta
de la mstica y del sentimiento y comienza una poca glorious ,
que le di nombre y fama.
Nervo am much, vivi la vida con verdadera, sinceridad
y por ello se vi envuelto en el dolor y en la miseria; las teoras
que aprendi de nio no llevaban a los hombres por la send de
la paz y la felicidad. Fu su sinceridad, fu el deseo de verdad
que exista en su corazn quien lo salv de la catstrofe que ha
hecho naufragar a otros de su estirpe y su valer.
El ms grande de los amores del poeta fu una mujer y
cuando pareca haber alcanzado una relative fe'li'idad, el des-
tino se la llev de su lado y para siempre. Este hecho marca
una poca en su vida. Nervo se conmovi en lo ms ntimo de
su ser y por algn tiempo vago sin rumbo, melanclico, triste,
sin esperanza, hasta que algn alma caritativa le ofreci el
consuelo de las ideas y entr encontacto con la Ter.sofa, en
la cual bebi con verdadera ania.
A partir de fste tiempo, su inspiracin crece, su moral se
oriental con paso fire y en sus composiciones brila un amor
sin lmites, una paz infinita y una resignacin que s'.lo la han
poseido las almas que han conocido las excelsas cimas de la
espiritualidad.
Cuando lo sorprendi la muerte, el 29 de mayo,de,1919,
apenas comenzaba su perodo de "superproducciones ";'*Karma
quiso que partiera y cuando vuelva, quizs en una Lpoca mas
spiritual y bondadosa que la present, mostrar los resplan-
dores del genio.
En las letras ocupa su lugar preferente; en las ideas se
le debe consideracin y los tesofos guardian un grato, muy
grato recuerdo, del que verti en sus versos parte de la sabi-
dura divina...
L. A.


1929


PG. 81






nmu rmmrm~~ mmmmmirBinmnt, mmimfnBmiminir



LA MONTAA


Desde que no persigo las dichas pasajeras,
muriendo van en mi alma temores y ansiedad:
la vida se muestra con amplias y several
perspectives, y siento que estoy en las laderas
de la monafia augusta de la Serenidad.
Comprendo al fin el vasto sentido de las cosas
s escuchar en silencio lo que en redor de m
murmuran piedras, rboles, ondas, auras y rosas...
Y advierto que me cercan mil formas misteriosas
que nunca present.
Distingo un santo sell sobre todas las frentes;
un divino me fecit Deus, por doquier,
y noto que me hacen signos inteligentes
las estrellas, arcano de las noches refulgentes,
y las flores, que ocultan enigmas de mujer.
Isa Esfinge, ayer adusta, tiene hoy ojos serenos;
Sen su boca de piedra florece un sonreir
cordial, y hay en la comba potente de sus senos
blanduras de almohada para mis miembros llenos
a veces de la honda laxitud del vivir.
Mis labios, antes prdigos de versos y canciones,
ahora experimental el deseo de dar
nimo a quien desmaya, de verter bendiciones,
de ser caudal peremne de aquellas expresiones
que saben consolar.
Fin mi humilde siembra; las mieses en las eras
empiezan a dar fruto de amor y caridad;
se cierne un gran sosiego sobre mis sementeras;
mi andar es firme...
SY siento que estoy en las laderas
de la montafa augusta de la Serenidad!
AMADO NERVO.











EL DHARMA DEL TEOSOFO


L A doctor Besant nos ensefia que el Dharma significa "la
naturaleza interior caracterizada por el grado de evolu-
cin alcanzado, ms la ley determinante del crecimiento en el
perodo evolutivo que va a seguir".
Hay, pues, dos elements en el Dharma: 1i naturaleza in-
terior en el mximo desarrollo adquirido en el momen'fo en que
lo observamos, y la ley que ha de regir el desenvolvimiento que
sigue.
Por eso, sintetizando con su justeza de iluminado, J. J. van
der Leeuw, dice que el Dharma de un individuo "ser la arm-
nica expresin en la conduct del grado de evolucin del in-
dividuo". 4
No puede expresarse el Dharma con una sola palabra de
nuestro idioma. Tiene much de deber, de ley, de verdad...
Pero ninguno de esos vocablos entraa el verdadero significado
en lo que tiene el Dharma de "relacin" entire el desarrollo de
la naturaleza internal del hombre y la ley imperante en sus pasos
futures. o
Pero lo que s es indudable que el Dharma determine iPna
resultante: nuestra manera de comportarnos, que tiene que ser
adecuada a nuestra evolucin internal.
El salvaje, el hombre primitive, carece de evolucin internal.
Acaba de alcanzar la individualizacin y tiene que entrar en el
largo camino de las experiencias. Cul ser su Dharma? In-
fringir la ley, nica manera de conocerla. Cuando por el placer
e comer se exceda en la comida, ser presa de la enfermedad,
y entonces conocer la ley de la templanza. Y es as como ha
de iniciar su series de violaciones dolorosas, hasta que llegue a
comprender que el dolor es product de la ignorancia y que la
felicidad no la proporciona ms que el cumplimiento de todas
las leyes.
Cul ser el Dharma del TesofoT He ah una pregunta
difcil de contestar. Porque miembro de la Sociedad Teosfica
puede serlo cualquiera que comprenda la fraternidad y desee
cooperar a ella dentro de un ncleo de hombres que anhelen
practicarla. Para eso puede bastar con un poco de buena vo-





REVISTA TEOSFICA CUBANA(f


luntad, impulsada por un corazn sensible. Pero el Tesofo
debe ser algo ms que un simple miembro de la Sociedad Teo-
sfica, por ms que todos ellos se imagine serlo. El Tesofo
debe aspirar a coparticipar de la sabidura divina, descubriendo
su Dios interno y unindose a l; pero en esa aspiracin caben
diversos grados de evolucin y, por ende, distintas manifesta-
ciones de la conduct.
Sin embargo, la aspiracin teosfica la imaginamos como
una especie de denominador comn, que siendo sincera natural-
mente, debe imponernos un deber, una ley, una verdad, todo eso
que integra el Dharma y que es preciso revelar en nuestras
externas manifestaciones, para mostrar siempre al hombre que
est o que quiere con todas sus fuerzas estar en el Sendero.
Si somos Tesofos hemos de ser puros, inegoistas, amables,
sencillos, con la voluntad siempre dispuesta a la enseanza, al
servicio del prjimo, al sacrificio... He ah nuestro Dharma.
Si no tenemos esas caractersti.as no seremos Tesofos; seremos
cualquier otra cosa. Como el siervo en quien concurren las
caractersticas del sacerdote, no es un siervo; de igual modo
que no es sacerdote quien tiene slo los caracteres genuinos
del siervo. (Empleamos las palabras "siervo" y "sacerdote"
como equivalentes de "shudra" y Brahman".)
Decir "soy Tesofo" no significa nada. Vivir la Teosofa
es "ser Tesofo". Hay que traducir en realidad el aforismo
latino: 'hechos, no palabras". Hay que poner el ejemplo a la
altura del precepto. Hay que exponer al mundo nuestra "con-
ducta", "expresando" en ella nuestro grado de evolucin. Ese
es el Dharma del Tesofo, que no puede serlo el salvaje ni si-
quiera el hombre de inferior evolucin. Tesofo es el que, por
lo menos, presiente al Maestro, vislumbra el Sendero y conoce
la Ley de Evolucin. 1 1
Nuestro Dharma es la rectitud: de mente, de palabra, de
accin.
Para llegar a la meta hay que cumplirlo. No olvidemos
que en ella nos espera el Maestro; pero no olvidemos tampoco
que, como nos ensea la Luz en el Sendero, antes de que la voz
pueda hablar en presencia de los Maestros, debe haber perdido
la posibilidad de herir, y antes de que el alma pueda erguirse
en su presencia, es necesario que los pies se hayan lavado en
la sangre del corazn. Y esto no puede lograrse sin cumplir
nuestro Dharma, el Dharma del Tesofo.
JoS R. VILLAVERDE.


FEBRERO-


PiG. 84










ANNIE BESANT Y EL INSTRUCTOR
DEL MUNDO

Publicado en "The Theosophist" de diciembre de 1928.
"Nuestro amado Krishnaji lleg a Adyar el 5 de noviem-
bre, encontrndome yo muy lejos, pero llegu"el,10. Es deli-
cioso estar nuevamente con l y escuchar sus charl`s maravi-
llosas, de tan pura diccin y tan llenas de significado. Pero
son pocas las mentes verdaderamente abiertas; la mayor parte
est impedida por convencionalismos, aherrojada por prejuicios,
con las ventanas cubiertas de eEpeso polvo, con estrias de ne-
blina. Las olas de la vida se lanzan contra ellas y se deshacen
en espuma. Es-terriblemente pattico observer los esfuerzos
que se hacen y que luego quedhn frustrados. "El vino a los
Suyos y los Suyos no le recibieron".
Afortunadamente, todo lo que l dice se anota y ser dado
al mundo. Verdaderamente dichosos somos nosotros, los de la
vida actual, que podemos verle, oirle y amarle.
Cuando l habla derrama vida y amor, que lleniia plena-
mente el corazn aun cuando la gran sabidura que contiehen
sus sentencias confunda a veces el entendimiento. Se destacan
los smiles concisos y apropiados. "Sois con la puesta del
sol y creeis que es la aurora". "Lo que es principio lo tomais
como fin, y como principio lo que es fin". "Nos preparamos
para las catstrofesen vez de evitarlas; creamos la guerra en
virtud de nuestras medidas, en vez de prepararnos para la paz".
,'Nos peleamos con nuestros hermanos, hijos del propio suelo,
y hacemos pactos con lejanas naciones". "Sed tiernos. Sed
considerados con los minerales, las plants, los animals. Sed
tiernos con vuestros sirvientes, con los nios, con vuestros ve-
cinos, y habris creado la paz con las dems naciones".
Y l vive lo que predica; sus preceptos estn vitalizados
por sus actos. Ayer esos preceptos podan condensarse en dos
palabras: "Sed tiernos". Hoy, en estas otras: "Sed verda-
deros".
Su denunciacin fogosa de la hipocresa me hizo recorder
el trueno del Cristo. Ay de vosotros, escribas y fariseos hip-
3






REVISTA TEOSFICA CUBANA i


critas! Devoris las casas de las viudas y para disimular hacis
largas oraciones. Por ello recibiris ms grave perjuicio.
Lo que ms me sorprende es que las gentes exclaman:
"i Qu maravilloso es!"; pero sin abandonar sus costumbres.
No se les ocurre variar de vida. Cuando supe que el Instruc-
tor del lMundo tomara pronto posesin de su vehculo, ped
permiso a mi Guru para renunciar la presidencia de la Sociedad
para acompaarlo a todas parties. Mi solicitud fu denegada,
y se me dijo que prosiguiera mi propia labor. Mi vida descansa
en una complete obediencia a mi Guru y, por tanto, nada ms
dije. Yo s queyl es el Instructor del Mundo y que cada per-
sona que 1o oye debe tomar para s lo que sea apropiado a su
dharma. Sera delicioso ir a todas parties con l y vivir en su
maravillosa presencia, pero cad? uno "alcanza la perfeccin
cumpliendo su propio dharma", y "el dharma de otro est
lleno de peligros". El jefe de la jerarqua me ha ordenado
que reclamee para la India su'lugar entire las naciones" y que
conserve su unin con la Gran Bretaa para la ayuda del mundo.
Mi dharma consiste en obedecer esa orden. For tanto, ya me
encuentre componiendo una minora de uno en el Comit del
Congress de toda la India o, en el future, entire la mayora
que exigir para la India un status poltico igual al de Canad,
prosigo mi labor sindome indiferente que forme parte de una
miniorr. ode una mayora. La voluntad del Gobierno Interno
halbr, l fin, de cumplirse, sea cual fuere el tamao de los
partidos actuales. A la larga, su voluntad triunfar: el tiem-
po es nada. El Congreso podr adoptar cuantas resoluciones
le plazcan; las que sean contrarias a esa voluntad sern
deshechas.

La Convencin de 1928, que tendr lugjar en Benars, ser
por siempre memorable, pues el Instructor del Mundo estari
all, constituyendo su Centro y su Gua. Ahora que l brilla
con tanto poder y con tanta vida, me causa profunda alegra
permanecer a un lado, pues estando l all slo l puede ensear.
He dejado en sus potentes manos la direccin absolute en Be-
nars, y todos los que me amen me servirn mejor sirvindole.
(Traduccin de Francisco Rosado.)


PG. 86


FEBRETOn











LA VERDAD OS HARA LIBRES


RA un predicador extraordinario.
Sabio y gentil, sereno y de ameno discurso, que pona a
menudo una sonrisa beatfica en la majestad inmutable de su
rostro.
Sus ojos tenan el poder del abismo, al pa'? que sondeaban
el fondo de la 'conciencia humana, con un poder ilievitable.
Ponerse ante sus ojos, era confesarse.
Mas era amoroso a la vez que just.
Conoca las imperfecciones y llambalas "hijas de la igno-
rancia'.
Predicaba la Verdad, la LilBertad de Conciencia, la Recta
Conducta y el Propsito de Perfeccin, como medio nico de
alcanzar el crecimiento espiritul.
Llegaba precedido de fama, y numerosos admiradores de
su doctrine le rodeaban, ansiosos de sentir el poder de su verbo,
del que se deca que haca buenos a los malos y mostraba, fcil-
mente distinguible, un seguro Sendero de Perfeccin.
Muchos acercronsele para ofrecerse en servicso.y dedi-
carse al discipulado; pero l a todos amorosamente esquiv.
No quera discpulos; antes bien, anatematizaba el ejercicio de
director de almas y peda a todos que liberasen su conciencia.
Algunos hablronle en actitud humilde y balbucearon mansa-
mente, para queol supirales inofensivos y puros; pero l pos
en ellos su mirada y les pidi que siguiesen la recta conduct,
hasta que fuese escuchado en prdica por todos.
SFueron al fin llenados los deseos de aquella multitud, exal-
tada por el poder de,la Sabidura, que nunca podr ser media
por la ignorancia.
Un amplio y aristocrtico saln, colmado de luces y cora-
zones ansiosos, esperaba al predicador, quien ocupando el lugar
preferente del recinto, habl as:
-El mtodo de mis plticas no es expositivo, porque as
solazara a muchos, y a todos mantendra pasivos, y hablariais
luego de las bellezas de mi lenguaje, sin que en vosotros quedase
planteada la vigorosa revolucin internal que os traigo, capaz
de daros fuerza propia de redencin y perfeccin.






REVISTA TEOSFICA CUBANA (1


-Mi mtodo es interrogativo. Queris que dialoguemos un
poco, amigos mos?
c La numerosa concurrencia se puso de pie para contestar
con franca resolucin: S, pregunta, Maestro; nosotros con-
testaremos.
-Sabed'entonces, mis amigos, que no he venido a ustedes
para hacerr s mis seguidores. Yo soy la Verdad. Mas la Ver-
dad no es patrimonio de hombre alguno. La ignorancia os ata.
La Verdad os libertar. Y pues que soy la Verdad, no os he
de atar a mi carro de fuego; mas s os arrancar violentamente,
dolorosamente, d9 la roca de Prometeo, a'que os tiene la igno-
rancia atados. c Queris libertaros ?
La mano derecha de cada circunstante alzse instantnea-
mente, en respuesta afirmativa, y el predicador de la Verdad
continue as:
-Escuchadme con atencin para que podis responder.
-Estis viviendo en el Mal y debis deteneros. Volved
a la derecha, que es senda del Bien; porque como vais, los que
no lleguen al abismo, se internarn ms y mas en un vasto
campo de tinieblas y dolores, de donde es penosa y lenta la
salida. Hace dos mil aos, vino de lo alto un aviso y dijo:
"el que tiene odos para oir, que oiga"... "la verdad os har
libres". Y estas palabras se han repetido muchas veces en
vuestroe oldos. Decidme ahora: Cuntos de vosotros podis
declgrares libres de pecado y de vergenza?
Los ojos del predicador sondearon a fondo el mbito de la
sala y vi cmo todas las manos se levantaban, declarando as
cada cual que estaba limpio de vergenza.
En el rostro del predicador se dibuj una piadosa sonrisa, y
continue:
-Os declarais sin pecado, porque colnsiderais seguro el
escondrijo de vuestra conciencia; pero all entrar a sacaros,-s
para que os veais bien los unos a los otros. Voy a deciros cla-
ramente cmo vivs. Escuchad:
-Vosotros, los que ments todos los das; los que no sabeis
amar sin egosmo; los que os sents mejores que el prjimo
meneteroso; los que no dais limosna por amor; los que amais
solamente la justicia que os favorece; los que no perdonais
agravios; los que dais la mano con efusin a los que no amais;
los que ejercis la crueldad de la murmuracin; los que no tenis
cuerpos puros y limpios, por qu as os proclamais sin pecado?
Todos los congregados en esta sala quedais aqu clasificados.


Pio. 88


FEBRERO





* REVISTA TEOSFICA CUBANA


Queris ahora que os enumere uno por uno y os lo pruebe?
Ya os dije: Yo soy la Verdad. Por qu ments ante m? Escu-
chad, que os vuelvo a interrogar: Cuntos de vosotros podis
declararos libres de pecado y de vergenza?
Maravilloso efecto de la Verdad! Ninguna mano os le-
vantarse ante los ojos poderosos, que vean en el fondo todas
las escorias de las pasiones humans.
En el rostro del predicador se dibuj una sonrisa compa-
siva; mientras la muchedumbre, como len cogido en la trampa,
se revolva impaciente y silenciosa, sin que uno hubiera capaz
de mirar al rostro de su vecino. La verger-za era manifiesta.
La operacin era dolorosa; pero el Mal esta vz q-edaba ven-
cido por el poder de la Sabidura Divina.
El predicador continue ,as:
-Bien, amigos mos; confesos estais y ensalzados, porque
fuisteis sinceros. Decidme ahora: Queris alcanzar la per-
feccin?
As como ,xiste una conciencia personal e individual, existe
una conciencia colectiva, que race en el plano de las ideas uni-
versales y se intensifica en el de los pensamientos y emociones
comunes. La conciencia colectiva esta vez sonri, con muestras
de felicidad, y la concurrencia levant al unsono sus manos.
-Os habis rendido a la Verdad. Ahora, seguidla fiel-
mente. No la traicioneis, para que no retrocedais.' bed que
hasta aqu habis sido esclavos de costumbres, principios yldog-
mas, que no son el fruto de vuestra experiencia. De hoy en
adelante, estudiad estos amos vuestros y romped con todos
aquellos que no respondan a la Verdad que habis sentido aqu,
por insignificantes o importantes que os parezcan. As alcan-
zaris la libertad de la conciencia. Idos despus a rectificar
todos aquellos vuestros yerros de possible enmienda. As os
pondris a prueba ante vosotros mismos; ya que nadie vendr
a examinaros. As comenzaris a andar por el camino de la
recta conduct. Todo esto debe afincarse en un deliberado
propsito de trascender la llamada perfeccin humana y obtener
la manifestacin de la Divinidad latente en el hombre. Si as
lo hacis, tendris la Felicidad y andaris con paso firme y
consciente por la Vida. Entonces, no os llamaris honrados,
temiendo que descubran vuestras manchas; no os proclamaris
sinceros, mientras ocultais ideas opuestas; no hablaris de
honestidad para ocultar la lujuria; no os llamaris verdicos
cuando estais mintiendo; ni os proclamaris libres cuando sois


1929


PG. 89







mil veces esclavos de los dbiles principios, prejuicios y cos-
tymbres ajenas. Entonces, la Verdad os habr hecho libres.
Este es el talismn de perfeccin que os doy.
Idos ahora, amigos mos, a consultar cada uno con su voz
internal.
Cuntase que fu aquella la ms numerosa asamblea que
en silencio se dispers.
Algunos aos despus, el predicador torn al lugar y a su
alrededor congregronse de nuevo conversos y pecadores, que
escucharon la misma pregunta de otros das: Cuntos de vos-
otros podis declararos libres de pecado y de vergenza?
Tmidu, '-alzse una mano, mientras una voz interrogaba:
Maestro, cmo podr evitar en m la clera, que es la causa de
mi pecado? A sta sigui otra roz, para confesar el pecado de
la mentira; otra el de la vanidad; otra el de la crueldad, y as
la Verdad se abri paso en el corazn de aquellos series.
El Maestro respondi a t'dos a la vez: -As como hacis
ahora; as borraris de vosotros la falsedad. Ved que los
verdicos son limpios de corazn, y los limpios de corazn no
son impuros. Dejad que la Verdad crezca en vosotros y seris
la Verdad misma. Seguid la senda.
En una poca posterior aquella multitud, distribuida por
el mundo, predicaba la doctrine de la Verdad y la Vida y eran
proclkmalos como los verdaderos libertadores de la humanidad.
F. J. FAEIAS.


NN


REVISTA TEOSFICA CUBANA


PA. 90


FEaBBRE











RAJAGOPAL

U N modern filsofo, el conde de Keyserling, ha dicho: "Los
artists deben la enorme estimacin y valoracin de que
disfrutan a una coyuntura que, aunque siga durando acaso
eternamente, no deja por eso de ser accidental. El escultor la
debe a la circunstancia de que nuestro cuerp6, cubierto de ves-
tidos por secular tradicin, ya no puede realizar su valor expre-
sivo, por lo cual nos sorprende como una revelacin el hecho
de que el artist lo realice n su obra. El poeta la debe a la
circunstancia de que la mayor parte de los hombres no sienten
nada por s mismos y necesitan que un sentimiento ajeno les
ensee a percibir en su alma.otro anlogo".
Y yo me J.igo hoy, pensando en Rajagopal, el enviado de
Krishnamurti: "Este joven, qUe tiene el poder de ensearnos
a percibir en nosotros mismos las fuentes de tantas bellezas,
no es ms que un artist de la vida, que conoce el arte supremo
de ella, hasta su ms sublime exaltacin, la felicidad.
El viene a revelarnos cmo est esa felicidad en nosotros,
cmo pudo encontrarla l y cmo la siente y la vive'frishna-
murti, el maestro cantor de la Vida, de quien nos trae el inen-
saje. Y porque es artist lleva en s mismo la revelacin
sublime de la belleza hecha luz, amor y sencillez; llena de nuevos
atractivos, y emana de toda su persona y de sus ojos "buenos",
como los llam un reporter de la capital, tal serena dulzura,
que no podemos menos de pensar: Dnde est la fuente de
tal bendicin?
Y cuando le omos afirmar que todo est en nosotros mis-
mos y que el destruir los prejuicios que nos limitan hace cam-
biar la vida de un modo maravilloso y una fuente escondida
de luminosa alegra y seguridad derrama su bendicin sobre
la existencia, nos ocurre lo mismo que cuando tenemos el cora-
zn rebosante de amor y encontramos un poeta que cante con
honda lernura la misma cancin que llevamos dentro, sin poder
expresarla fielmente. Aquel poema lo aprendemos de memo-
ria, se lo recitamos despus a nuestros amigos y poniendo nues-
tra alma toda en sus palabras, lo susurramos al odo del ser
amado. Nos ocurreesto porque es cierto que todas las perfec-








ciones estn contenidas en nosotros y la revelacin de tal verdad,
que duerme an en nuestro corazn, quiere despertar y cantar
tanbin con el mensaje de Krishnamurti, que contiene la am-
brosa de lo bello y la sencillez de lo grandioso. S, es una
estrofa escondida en nuestra alma, que no hemos sabido an
plasmar en la mente, es un verso sutil y perfect, que habremos
de componer algn da, es la obra de arte de la creacin, reali-
zada en el interior del hombre y es por eso por lo que ahonda
tan pronto en nosotros esta dulce voz, y es por eso por lo que
con uncin escuchamos de los labios sonrientes de Rejagopal el
canto de la vida, la sonata anglica, que no ha de callar cuando
l nos deje, porfue hemos de encontrarla en todo cuanto logre-
mos amar plenamente.
Porque es artist, tal como el escultor que arrancando de
nuestro cuerpo las convencionales vestiduras nos muestra los
verdaderos valores de expresin fsica, l nos muestra la estatua
spiritual que somos en el misterio de nuestro verdadero y eter-
no ser; porque nosotros somos tambin belleza, armona y paz,
porque tenemos el perfect equilibrio de la vida que late mila-
grosamente en cada astro, en cada insecto y en cada flor; por-
que somos un mundo en miniature, con todas las capacidades
posibles para la perfeccin y laten en nosotros fuerzas que
destruyen y crean sueos de belleza, ritmos eternos, mensajeros
de ml amplias visions en otros dilatados horizontes de la
vida. As hay en nuestro interior primaveras y otoos, lluvias
benditas y soplos de huracn, florecimientos y perfumes, radia-
ciones de soles inmensos y palpitaciones de estrellas.
Cuando Rajagopal, peregrino de una santa misin de amor,
repite serenamente las palabras de aquel que ha encontrado
una felicidad perdurable y nos dice: "Ese mensaje inspir mi
vida y yo os lo traigo, con la esperanza de que inspire tambin
la vuestra"; es impossible que el alma soadora y magnfica dc
nuestra tierra, de la cual, para nuestra gloria, llevamos cada
uno una chispa bendita, no se some a nuestros ojos para con-
templar, iluminado por un sagrado fuego, el rostro del joven
hind sereno y puro, como un loto de paz y esperanza.
Lo escuchamos devotamente. Sus palabras tienen un poder
que penetra en el alma con la dulzura de una oracin. El mismo
es el mejor exponente dela verdad que proclama, y a pesar de
que no habla nuestro idioma ni ha nacido al arrullo de la m-
sica de de las risueas palmeras de nuestra tierra, l parece
tambin uno de nosotros, porque guard en su corazn el fuego


FEBRERO


PG. 92


REVISTA TEOSFICA CUBANA r






Z REVISTA TEOSFICA CUBANA


de nuestro sol, lleva en sus ojos la imagen de muchos sueos
claros y alegres como nuestra patria, y en sus palabras la se-
rena cancin de la brisa y la misma alegra sencilla y buena qae
canta, con lgrimas y sonrisas en el corazn cubano.
Nuestra prodigiosa islita, que se pierde como un punto en
el regazo de los mares, ha visto con regocijo pisar sobre su suelo
bienhechor este mensajero que trae de ciudad en ciudad, por
today la Amrica, el cantar sublime que llena su corazn plena-
mente y al que a su paso se unen ansiosos miles y miles de co-
razones del mundo.
Cuba recibe amorosa a este hijo de la misteriosa India y
escucha su mensaje de alegra, cuya sencillez alumbrb, todos los
derroteros de la vida, exalta todas las formas del amor, pone
msica nueva en todos los cantares y es como un perfume sutil
que regala su fragancia por today la anchura del universe.

CLARA GARCA RAMOS.
Santa Clara, 25 de enero de 1929.




LA CIVILIZATION ORIENTAL
Y LA OCCIDENTAL SE COMPLEMENTAN

N el ciclo evolutivo de los pueblos el desarrollo de la in-
ventiva se debe a una plyade de hombres sabios consa-
grados al studio, a la investigacin, santos laicos de las
civilizaciones, propulsores de lo que ms tarde ha de ser la
vida cmoda, regalada, materializada.
En el apogeo de la inventive las civilizaciones obtienen
una florescencia de valores humans definidos, entregndose
una inmensa mayora al lujo, a la sensualidad, al goce pleno de
la vida, especialmente la clase plutocrtica; y otros individuos
se disponen a los goces ntimos del espritu; de aqu los filsofos,
los cientficos, los artists, los escritores, los poetas.
Las civilizaciones, precisamente, decaen cuando el lujo, las
concupiscencias se entronizan.
La civilizacin oriental hace siglos, despus de atravesar
la etapa del derroche y de sensualidad, se consagr una mayora
de individuos al goce supremo del espritu y en l han encon-


___li_______


____ 1


PG. 93








trado su mejor refugio, por entender que el sibaritismo de la
vida no produce ms que hasto, decepcin, amargo escepticismo.
o La civilizacin occidental se encuentra actualmente en esa
etapa de derroche, de lujo, de sensualismo, de goce de la vida.
Mas la influencia, por una parte, de los fenmenos espiritistas,
y por otra la sutil filosofa oriental arcaica, va despertando las
conciencias e infiltrando un sentir de la vida ms noble, ms
elevado, ms perfect.
El dinamismo de las civilizaciones necesariamente tiene
que recorrer esa trayectoria de intense materialidad, porque
de sta dependent las conquistas que el hombre realize para
hacer la existeheia grata, lisonjera.
Mas en la actualidad, que se verifica el raro fenmeno de
encontrarse las dos potentes y opuestas civilizaciones, es posi-
ble lograr una interpenetracin de valores, tanto los que ha
conquistador el viejo oriented con sus supremos esfuerzos por
hacer sencilla y spiritual la vida, como el occidente con sus
grades conquistas materials, ,hermoseando la existencia,, dn-
dole mayores encantos a la naturaleza, rodeahdo de comodidad
nuestro transitorio paso por el mundp.
La vida sencilla e higinica; el desterramiento del lujo su-
perfiluo; el convencimiento de que los placeres llevados al exceso
son perjudiciales; la mutual cooperacin en vez de la ruda lucha
de uwos pontra otros; la orientacin educational conducida para
fines altruistas y con el elevado propsito de dignificar al in-
dividuo, no para modus vivendi; la consagracin de la poltica
para el mejoramiento de los pueblos y embellecer las ciudades;
la evitacin de trabas civiles y aduanales; la equiparacin del
hombre y la mujer en derechos y deberes; la unificacin de las
religiones, por entender que todas adoran a un mismo Dios,
al Dios universal, al Dios infinito. La tolerancia racial acep-
tando que las superiors no deben subyugar a las inferiores
sino apoyarlas, conducirlas, mejorarlas; la confraternidad en-
tre todas las naciones. Todo esto y much ms podra ser un
program capaz de cristalizar en la ms hermosa realidad.
De ser as, el oriented y el occidente se daran un abrazo
fraternal y ambos unidos conquistaran nuestro pequeo mun-
do a la sombra de la ms dulce y bienhechora paz.
Dios lo disponga!
EUGENIO LATE.


PG. 94


]REVISTA TEOSFICA CUBANSTI


FEBBHaRO











LA CORTESIA


E L amor dimanan todas las virtudes, del mismo modo que
del odio dimanan todos los vicios.
Hay virtudes trascendentales, propias para ser practicadas
por el hombre que ha alcanzado la Iniciacin, cuya conciencia
trasciende el intelecto human, y hay virtudes* crrientes, pro-
pias para nosotros, para los que no hemos alcanzado todava
el nivel moral e intellectual del Iniciado; virtudes que practi-
cadas tesoneramente en todos los moments de la vida diaria,
junto con el desarrollo mental, nos llevarn cerca de la Portada,
y en cuyo recinto, los que pexetran, se convierten en "co-
lumnas del templo de Dios". .
La CortesaBes una de las virtudes que, juzgada a la ligera,
podr parecer trivial; pero bieI analizada y practicada sobre
todo, nos demostrar que es un magnfico inicio para el desa-
rrollo del amor.
No nos cansaremos de repetir que el desarrollo de las vir-
tudes es lo que forma el carcter, lo primordial en el,individuo,
y es precisamente lo ms difcil de adquirir. En poca tiempo
se.acrecienta el conocimiento, con la ventaja de que suele allegar-
se con deleite para la mente; pero el acrecentamionto de la virtud
es siempre doloroso para nuestra personalidad, se efecta a costa,
de sacrificios y la humanidad corriente, por lo general, no est
nunca dispuesta al menor sacrificio; de aqu que la evolucin
humana no pueda affectuarse sin la imprescindible ayuda de la
Ley del Karma, la cual obliga al hombre al sacrificio forzoso,
Spor medio de enfermedades, contrariedades, limitaciones, et-
ctera, superiores a nuestra voluntad, que nos azotan y nos
hacen marchar adelante, queramos o no. Resulta oportuno recor-
dar la mxima que dice: "No hay mal que por bien no venga".
No debemos concebir el Karma como fatalismo, ni tampoco de-
bemos revolvernos airados contra sus designios; por el contrario,
debemos tratar de sacar el mejor partido de las experiencias.
La Cortesa obliga al hombre a mostrarse atento y afec-
tuoso con los dems; digo que obliga, en la suposicin de que
no fuera espontnea. El que al principio se ve forzado a ser
atento, acabar por ser un hombre servicial, inmejorable cuali-








dad, la ms hermosa forma de la accin, y al afectuoso, aun
insincero, la continuada prctica le har crear estos lazos, que
l tiempo purificar.
La Cortesa hace que dos desconocidos, al encontrarse o
relacionarse por primera vez se muestren entire s correctos y
respetuosos, no importa que medie entire ellos una repulsin a
primera vista.
Entre personas agraviadas es ms patente el servicio que
presta la virtud de la Cortesa; ella contiene las pasiones por
respeto a los circunstantes y al lugar, y hace que enemigos den
ejenrplo de cordialidad en pblico y hasta en privado. De ser
frecuentes estos encuentros, bajo la sombra de la Cortesa se
acostumbrarn a tolerarse y un da acabarn por ser amigos.
La Cortesa lima asperezas entire los hombres, los atrae y
los une dentro de la correccin y el respeto mutuo. De su prc-
tica surge la simpata y de sta la amistad, que es un aspect
del amor.
No importa que en la mayola de los casos sirva la Cortesa
de mscara para cubrir sentimientos distintos de los expre-
sados; ser siempre en estos casos una bella mscara encubri-
dora de fealdades, y aun cuando este aspect es el menos elevado
de la virtud, puesto que es puramente externo, revelar elegan-
cia y armona entire los components sociales.
El vcio contrario a la cortesa es la grosera. Pinsese en
la, vertajas morales y materials que se derivan de ser corts,
vista la virtud'desde el punto de vista del egoismo; pero pinese
much ms en el servicio que se presta y en la atencin que
se dispensa sin nimo de recompensa, por puro amor.
Aun en los casos difciles de controversial o negacin, la
Cortesa hace,que nuestra firmeza, al expresarse, se exteriorice
envuelta con los ms bellos ropajes del gesto y de la palabra.


JUAN CRUZ BUSTILLO.


REVISTA TEOSFICA CU]3AN


Pa. 96











EL SUFRIMIENTO DEL MUNDO


Cuidad de que ninguno de vuestros actos
no aada nada a la suma total del sufrimien-
to en el mundo.
En vuestra vida diaria aspirad siempre a
ser inofensivos en vuestros pensamientos, en
vuestras palabras y en vustros actos.
O. JrifARAJkDASA.
-i He ah la gruta! He all la entrada de la morada don-
de vers el Espritu del Mund6! Entra, Myrrha!
Myrrha entr. La abertura de la gruta era tan estrecha
que ella haba tenido que encorvarse para poder penetrar en ella.
En medio de la cueva se encontraba una excavacin pro-
funda, parecida aun pozo.
-Myrrha, no has de temer. '. Djate conducir sin apre-
hensin de lo desconocido... si quieres saber. Lo deseas?
-S-dijo la joven.
Un silbido extrao se dej oir. De pronto apareci un
gigantesco murcilago con las alas extendidas. Se aproxim a
Myrrha. Esta no pudo reprimir un estremecimiento de epanto.
Ya tienes miedo, Myrrha? Tiemblas? Qu ser ms
tarde? El que quiere saber debe osar.
Era el murcilago el que hablaba, y en esta voz Myrrha
reconoci la de su gua.
-Osar-dijo Myrrha-, pues quiero ver al Espritu del
Mundo, aquel del cuaj me has hablado, del cual me has trado
el triste mensaje.
S-Entonces sintate sobre mis hombros-dijo el murcilago.
La joven obedeci. El murcilago, despus de haberse ele-
vado por encima del edificio del pozo se decidi a bajar en l,
lentamente primero, despus con rapidez vertiginosa.
Myrrha, los ojos cerrados, casi sin respirar, se agarraba
al monstruo areo. Se arrepenta de haberlo evocado, a pesar
de que este ser dijera ser su gua.
Myrrha era una hermosa y ligera joven de veinte aos. Su
corazn era bueno, y sin embargo, por su misma ligereza, sus
descuidos, sus involuntarias crueldades, su falta de compasin
o atenciones, ella haba ocasionado muchas penas.





PAIG. 98 REVISTA TEOSPICA CUBANA FEBIBRO

Ella haca sufrir sin pensarlo, sin intencin decidida. Por
ejemplo, haba dejado morir un pobre pajarito y una hermosa
plant, confiados a sus cuidados.
Y su gua se haba mostrado a ella y le haba propuesto
el desc2brirle lo que era el sufrimiento del mundo.
Myrrha haba aceptado; le gustaban las aventuras heroi-
cas; sonaba grandes abnegaciones, hasta el martirio...

Bajaba siempre el murcilago en el abismo, y la jven crea
viajar as desde largas horas. Vea a todos lados cosas ex-
traas, paisajes de siniestras rocas alumbradas por rojos ful-
gores, camninos esearpados en que gravitaban series inmundos
medio humans, medio animals, perseguidos por horribles
monstruos alados. Sus miradas ardientes y llenas de odio in-
fernal la angustiaban. Ocultaba su rostro entire los vellos del
murcil] ago.
-, Si ser este el inferno T-exclam.
-Casi puede llamarse una Ispecie de infierno-le contest
el gua. Pero no temas, no nas detendremos aqu.
Al fin, despus de una ligera sacudida, la joven se sinti
depositada en el suelo.
Myrrha abri los ojos.
Un espacio inmenso se extenda delante de ella. Se hu-
biese Vcho un circo gigantesco, rodeado de altas montaas.
SEn medio ,de este circo, una forma humana, un gigante, se
vea sentado o casi acurrucado. Con sus dos brazos sujetaba
un enorme fardo sobre sus hombros; fardo que pareca terrible
si poda juzgarse segn su actitud desfallecida, su respiracin
fatigosa y la expresin de dolor que contraa sus facciones.
Myrrha, vindola as, fu sobrecogida de una inmensa an-
gustia, pues ese sufrimiento era tan intenso que la vista no
poda soportarlo. "-t
-Myrrha-dijo la voz del gua-; este ser es el Espritu
del Mundo. Puedes ver ahora lo que causa su sufrimiento.
Y la joven vi entonces manos por centenares agitarse de
todos los lados del enorme cuerpo. Casi todas traan algo para
aumentar el terrible fardo; unas, piedras; otras guijarros; otras,
arenas; vi algunas con armas, objetos acerados, plomo derre-
tido y aceite hirviente. Y cada vez que algo se una al fardo
cayendo sobre aquellas pobres espaldas encorvadas, una tre-
menda sacudida atravesaba aquel cuerpo enorme, la expresin
dolorosa del rostro hacase ms intense, ms desesperada.






1929 'SEVISTA TEOSFICA CUBANA PG. 99

Y como Myrrha, consternada, consultaba al murcilago con
la mirada, ste le dijo:
-No lo has visto, todo. Fjate ahora...
Entonces, Myrrha vi que entire todas esas manos despia-
dadas haba otras, en muy pequeo nimero por desgracia,
que en vez de aumentar el peso del fardo buscaban el medio de
aligerarlo en parte. Y entire esas manos bienhechoras y valien-
tes, ella vi manos fuertes de hombres y de mujeres, manos
pequeitas de nios y manos arrugadas y temblorosas de los
ancianos... Estas manos agarraban las piedras, el plomo, las
armas, y cada vez un suspiro de alivio dilatabael ancho pecho
del Espritu del Mundo, y una bendicin se oa, a la ve que un
delicioso perfume inundaba el ambiente.
Frente a este misterio, Myrrha dej escapar un torrente
de lgrimas.
Lloraba tan desconsoladamente que no se sinti levantarse
del suelo sobre las alas del murcilago.
Y cuando fu a secarse loGs ojos, se encontr al lado del
pozo, sentada sore una roca.
El murcilago haba desaparecido; slo se vea el gua lu-
minoso, que sonrea.
-i Myrrha, t has visto!... Pero has comprendido? Entre
las manos que hacian sufrir al Espritu del Mundo has re-
conocido tus w,'.-,.:?. Cuntas maldades sin darte ciena!...
iPalabras duras... falta de energa para defender a los'pobres
animals perseguidos y maltratados... negligencia culpable, de-
jando morir de hambre tus pajaritos... las plants que olvi-
dabas de regar, marchitadas por el ardiente sol!... Y todos
tus pensamientos malvolos, envidiosos, egostas... todos han
sido tantas piedras y otros duros pesos aadidos al sufrimiento
del Mundo. Pero tuR buenas acciones, caritativos pensamientos
7 dulces palabras pueden aligerarlo. Y ahora que lo has visto
'"todo, Myrrha, ahora que sabes y conoces... qu harn tus ma-
nost Sern hadas bienhechoras o crueles? gQuires t au-
mentar o aligerar el sufrimiento del mundo?
-I Oh !-dijo ella con el rostro anegado en dulces lgrimas-.
De aqu en adelante slo seris mensajeras de felicidad, de paz
y de consuelo para que ese pobre Espritu del sufrimiento del
Mundo sienta su carga aligerarse... y que El me perdone...
-Nunca olvides tus palabras-dijo su gua deslumbrante-.
La paz sea contigo siempre.
AIME BLEACH.
(Cortesa de Helios, Valencia.)


, -- -.










LA VIVISECCION

LA CIENCIA NO SE ADQUIERE CON LA CRUELDAD
L pblico en general ignora lo que es la viviseccin y esto
explica en parte su indiferencia hacia ella.
La palabra "viviseccin" significa literalmente cortar en
un ser viviente. Entendida en esta manera y sin mayor inves-
tigacin, la prctica de la viviseccin no parece cruel, pues se
hacen op&raciones sobre series humans y con la buena inten-
cin, usando adems anestesia para evitar los dolores.
En realidad se designan con la palabra viviseccin las ope-
raciones que se hacen sobre animals vivientes, no para su
bien, sino con el pretexto de qbservar los efectos, sin tener en
absolute en cuenta sus derechos a la vida, que son los mismos
__ del ser humane y en una misma
creacin natural.
:--..,. 5i La viviseccin es un asun-
to que debe interesar a todos,
.,, pues ante la cuestin de la
j crueldad cada persona tiene su
Yi: .: responsabilidad y su deber.
La forma de cumplir con
.," este deber depender del grado
S: e evolucin mental y espiri-
_* tual de la persona; pero de qule
-;''existen la responsabilidad y el
i i. deber, no cabe la menor duda.
S 'S Si la viviseccin estuviera
'' justificada; si los experimen-
't os se hicieran para bien de la
', .S \ humanidad como lo afirman los
:, vivisectores, deberamos hacer
.. *j; todo lo humanamente possible
para que tales experiments se
Esta estufa es ina de las que se utilizan qe tales experiments
para hervir, tostar o qulemr perros, gatos, llevaran a cabo con el mnimo
conejos y chanchos de la india, hasta que
mueran. En el regisro de e=perimentos de dolor para las vctimas que
consta que esos anirales pueden aguantar
el calor, que oscila entire 200 a 300 grades SUfren en nuestro lugar.
Fahrenheit, durante 10 a 20 minutes. Desgraciadamente se apli-
can los anestsicos solamente en contados casos durante las







investigaciones, porque el empleo de la morfina, cloroformo,
etc., provoca funcionamientos irregulares en algunos rganos,.
por lo cual muchos experiments fracasan, como ocurre conolos
fenmenos de dolor, cuando se hace hervir o tostar el animal'
vivo o se le somete a otro martirio similar.
Referente a la aplicacin de anestsicos durante la vivisec-
cin, dice el doctor Lucas Hughus:
"Cuando se coloca un perro o cualquier otro animal sobre
una mesa, con el bozal o mordaza, atando bien la boca y la
nariz, es impossible anestesiarlo suficientemente, como para
evitar grandes sufrimientos.
"Yo s que los vivisectores hacen la repres'nta2in teatral
de cloroformar, dando lo suficiente para atontarlo ligeramente,
pero es en realidad impossible hacerlo... para producer una
anestesia real".
Adems de conejos, patos, ratas, peces, gatos, caballos,
terneros, monos, cobayos, etc., se usa con preferencia el perro,
este fiel amigo;, que da adems de su gran inteligencia un sin-
nmero de pruebas de su ami,'tad leal y abnegada al hombre,.
hasta sacrificarse para salvarle la vida.
Hace poco publicaron los diarios en Buenos Aires el si-
guiente telegrama, por el cual resalta claramente hasta qu
grado el perro est dotado de inteligencia y amor para u amo:
"Cedar Rapids (lowa).-Un hacendado, C. G. ClaUk, sufri
un ataque al corazn mientras caminaba por 0los rieles del fe-
rrocarril y cay desvanecido en medio de la lnea ferroviaria,
siendo salvado de la muerte por uno de sus perros.
"El perro al darse cuenta que su amo caa mientras que
un tren avanzaba a toda velocidad, hacia l, corri un cuarto
de milla hasta enoontrarse frente a la locomotora y empez a
ladrar desesperadamente hasta que el maquinista, asombrado
por la persistencia del perro, previ algn peligro y detuvo la
march del tren, pudiendo ver que Clark yaca desmayado en
medio de la lnea, mientras que a su lado otro de sus perros
lo cuidaba.
"Clark aun inconsciente, fu llevado hasta la localidad
donde vive, en el mismo tren".
El hombre, que se enorgullece tanto de ser la creacin ms
perfect de la naturaleza, muy poco lo demuestra por la manera
de tratar a los animals y especialmente a los perros y caballos,
que depositan tanta confianza y amistad en l. No solamente
4


1929


REVISTA TEOSFICA CUBAIST


PG. 101





PG. 102 REVISTA TEOSFICA CUBANA FEBRIRO

no los proteje, sino que incurre en actos opuestos a la moral,
pues impunemente los traiciona.
c La traicin es considerada como un acto criminal hasta en
los pueblos salvajes, poco importa que se la lleve a cabo contra
un animal o hacia un hombre, pues el hecho en s es siempre
condenable y desmoralizador.
A pesar de que en nuestros das se habla tanto acerca de
moral, en las universidades se ensea a los estudiantes a trai-
cionar a los animals, costumbrndolos a ella cuando van a
hacer experiments de viviseccin.
Dicen algunos libros de texto:
"Perros. e Suelen ser dciles, en cuyo caso se les llama y
acaricia; luego los sujetan por la piel de la nuca o bien tomando
fuertemente cada oreja con una mano. Evtese hacerlos eno-
jar, etc., etc."
As, un pobre perro que, ya por instinto siente que algo
horrible va a pasar, pensando y confiando encontrar protec-
cin .el que le llama
y acaricia, cae mi-
serablemente en la
So o trampa y sufre luego
S los dolores ms ho-
rribles.
Acostumbrndose
I* a traicionar a los ani-
males se va perdien-
Un perro inmovilizado sobre la tabla de operaciones en dm paulatinamente
tal forma que permit introducir agua hirviendo en sus o paulatinamente el
intestinos mientras est con vida, o injertar los rfiones sentimiento e l
de un cerdo en su cuerpo en lugar de sus propios riiones Si i de la
los cuales eran previamente sacados. compasin y piedad,
lor que queda bien demostrado por lo que dijo el doctor Charles
Taylor en una conferencia contra la viviseccion: "Hay constan-
cia, por un estudiante que estaba present en un experiment
en este pas (Inglaterra), que un perro ya puesto sobre la mesa
operatoria, impresionado por las terrible preparaciones,. se
levantaba sobre las patas traseras con el ademn de rogar por
su vida a cada practicante que se acercaba. Los estudiantes,
conmovidos por esta pattica splica, trataron de salvar al po-
bre animal y ofrecieron comprarlo o hacer lo que fuese exigido
para darle libertad, pero no pudieron conseguirlo. El perro
sujeto, fu cruelmente torturado y luego sacado otra vez para
una repeticin del experiment bajo el cual muri".
Ante estos brbaros espectculos, raro es que el estudiante





REVISTA TEOSFICA CUBANA


recin iniciado no sea el campo de una lucha entire el corazn y
el cerebro, entire su compasin y su impiedad. Lucha cuyas
soluciones son dos: o renuncia a su carrera o ahoga los senti-
mientos ms puros.
Por lo general no duda en perder sus cualidades de human
para satisfacer los pedidos de un cerebro fro y calculador.
La mala causa trae el mal efecto y as como el agua gota
a gota horada la piedra, as tambin, a fuerza de matar y ver
matar, el estudiante pierde la conciencia y la razn.

LA VIVISECCIN NO ES NECESARIA.-ALGUNAS OPINIC7ES AL RESPECT
El argument de que la ciencia contempornea y el arte del
mdico y del cirujano se fundan en gran parte en los experi-
mentos practicados en el pasado sobre perros, se ve refutado
por el hecho de que en Inglaterra ms de dos mil mdicos pre-
sentaron una peticin en la cual' solicitaban excluir los perros
de la viviseccin.
Referente a esto el doctor Fielding-Ould hizo notar:
"No podemos encontrar justificacin alguna al uso conti-
nuo de gatos y perros para la investigacin. Es la opinion
autorizada de muchos hombres de ciencia que los perros y gatos
pueden ser excluidos de los experimentss.
Y el doctor Lambert Ormsby, president del ColegipRoyal
de Cirujanos de Irlanda, es de opinion que: 4
"Los experiments sobre perros no deben cohtinuarse, pues
todo lo que se ha encontrado en esas investigaciones fisiolgicas
para aplicarlo a los series humans, ya se ha descubierto hace
much tiempo y no son necesarias esas crueles repeticiones".
El doctor Ph. Mareschal, en Le Medecin, septiembre 8 de
1907, declar: *
S "Los vivisectores deberan ser separados de la profesin
de la medicine y no se les debera permitir studios ni con-
cederles diplomas. Su vocacin no es idntica a la nuestra.
Su mezcolanza con nosotros es la causa de que algunos de nues-
tros' colegas hayan perdido su salud moral, sus hbitos gentiles
de benevolencia y de compasin que son tan esenciales en la
practica de nuestra profesin".
El doctor Doyen, el sabio francs, en el curso de una in-
terpelacin remarc:
"Es justamente porque se matan intilmente en los labo-
ratorios cantidades de animals, que las investigaciones tera-
puticas son tan estriles".


PG. 103






REVISTA TEOSFICA CUBANA


El doctor Edward Crisp, dijo:
"He llegado a la conclusion que desde un punto de vista
p'rctico muy poco provecho se saca de la viviseccin".
J. M. Stewart, president de la Asociacin Cientfica de
Illinois:
"La viviseccin es horriblemente cruel y prcticamente
intil".
Doctor Ernesto Fewster, un renombrado mdico de Van-
vouver, B. C., hablando recientemente en una conferencia de-
clar "que la experimentacin sobre animals no solamente es
inhumana, sinointil y peligrosa".
.Revereno doctor Wescott, obispo de Durham:
"Si el Ser que nos cre tambin cre a todos los otros
series que tienen un lugar en Su plan providencial: Si Su bondad,
llega hacia ellos-y como cristianos lo creemos-entonces en-
cuentro absolutamente inconcdbible que El haya dispuesto los
caminos hacia el conocimiento er tal forma que debemos adqui-
rir la verdad-y es Su voluntad que la dominemos-solamente
por medio de las agonas indescriptibles de los series que confan
en nosotros".
Si en Inglaterra dos mil mdicos han solicitado de las
autoridades correspondientes que se suprima la prctica de la
viviseocin y muchos mdicos de otros pases europeos y de
Norte Amrica han tenido el valor de pronunciarse pblicamente
en contra de lIa viviseccin, por estar demostrada su inutilidad,
qu corresponde hacer a los hombres de ciencia de la Argen-
tina, que tanto deben al ilustre Sarmiento, fundador de la So-
ciedad Protectora de Animales?
Hay muchos mdicos en la Argentina que condenan la
viviseccin, especialmente por los abusos que se cometen al
repetir experiments que son ya tan conocidos; pero quin
tendr el valor de manifestarlo abiertamente?
Tal vez lo que dijo el doctor E. Reich servir de estmulo:
"La viviseccin no es solamente el ms cruel y ms abo-
minable, sino tambin el peor medio de investigacin, un es-
tigma de la ciencia, el camino ms seguro para brutalizar a los
mdicos y a toda la sociedad, la vergenza ms grande para
nuestra civilizacin, humanidad y religion.
"Cada mdico que condena libre y pblicamente la vivi-
seccin, presta un servicio meritorio a la civilizacin, a la reli-
gin y a la humanidad".


PG. 104


1-FEBaR=O-a





1929' "REVISTA TEOSFICA CUBANA PG..105

LA CUESTIN MORAL
Muchos partidarios de la viviseccin y algunas persons
indiferentes a ella dicen que tal vez desde el punto de vista
"moral" la viviseccin no est del todo bien, pero en cambio,
como ella experiment con animals que son series inferiores
al hombre, tiene derecho a sacrificarles en su beneficio y es por
eso que se puede practicar la viviseccin con objeto de encon-
trar remedios que deberan curar las enfermedades.
Agregan que ni siquiera pudieron suprimir la presa de los
animals por trampas, las corridas de toros, rias de gallos,
peleas de perros y otros muchos abusos ms-; pero con esto
no se pueden excusar los horrores de la viviseccin, torque es
encubrir un mal con otro. Un crime no deja de serlo porque
muchos hombres lo cometan. -
Los juicios de muchos eminentes hombres de ciencia, de
los cuales fueron citados solamejnte unos pocos por no permitir
ms el espacio, demuestran, sin embargo, claramente que no
estn en absoluto de
acuerdo con tal su-
puesta utilidad.
Adems, no se -.
puede descartar la
cuestin moral de las
prcticas de vivisec-
ciOn, salvo en el caso
Obsrvese el poderoso aparato para inmovilizar el animal
de que se la descarte durante las torturas. Claude Bernard, vivisector notorio,
Si dice: poner un bozal a un gato no es ninguna operacin
de la vida humana. sencilla, por cuya razn. Walter acostumbraba en lugar
El nico argument de liacer sta, coser juntos los labios.
substantial contra el asesinato, infayticidio, suicidio, etc., est
basado justamente ,en la cuestin moral. Si se elimina sta,
cualquier barbaridad se puede encubrir o excusar basndose en
su utilidad. Existen an en nuestra sociedad, que se precia de
muy civilizada, criminals de tan bajos sentimientos que sola-
mente difieren del animal en el nombre de humans, pero que
son peores que un animal salvaje por la perversion de sus
instintos.
Y sin embargo si se efectuaran experiments de viviseccin
sobre tales hombres, el pblico protestara en seguida contra
tal acto "inhumano" porque considerara justamente la cues-
tin moral y este sera el nico argument en pro.
No obstante ya hay indicios de que lo que quieren los vivi-
sectores es precisamente que les sean entregados los criminalss







para experimentacin (1). Por lo menos cirujanos de Francia y
Norte Amrica ya han hablado abiertamente en la prensa, pro-
poniendo les sean entregados para la viviseccin los criminals
y los condenados a muerte. As, por ejemplo, dice el doctor
Alexis Carrel, vivisector del Instituto Rockefeller:
"Por qu someter el hombre condenado a muerte a la
electrocucin? Por qu no entregrmelo a m para la vivi-
seccin ?"
Pues si la humanidad se gua, y ciertamente lo hace, por
"cuestiones morales", no tiene derecho alguno de martirizar
al animal para satisfacer un deseo cientfico o para sacar de l
una supuesta utilidad.
Bien` ha dicho el genial crtico Bernard Shaw, que si en
realidad el deseo de saber justificara todos los medios, entonces
"yo quedara plenamente justificado al introducir a mi madre
en un horno para asarla viva, pues as podra adquirir el co-
nocimiento de cunto tiempo poda una seora de su constitu-
cin y edad soportar esa temperature".
En el nmero de Atlntida del 12 de octubre de 1927,,
leemos al respect de la viviseccin:
"La perpetracin de actos morales malos, no pueden re-
sultar, en definitive, de beneficio para la humanidad. La cruel-
dad no puede ser nunca un camino para el perfeccionamiento
humano. ,
"71. la fisiologa no puede adelantar sin infligir horribles
torturas a los animals indefensos es mejor que la fisiologa
se quede donde est. La humanidad puede progresar sin la
fisiologa, pero no sin la piedad".
Existen leyes para proteger a los animals y si un carrero,
pega a su caballo se le aplica una multa; pero cualquiera perso-
na, aun careciendo de los conocimientos cientficos ms elemen-
tales o de anatoma, puede practical libremente la viviseccin
e infligir las torturas ms horrendas a los animals para satis-
facer su curiosidad, sin que haya ley alguna que se lo prohiba.
La eliminacin de la "cuestin moral" trae consecuencias
graves porque mata el sentido de la compasin y piedad, que
juegan un papel tan important en la profesin del mdico y en
el progress human en general. Es por falta de compasin
que existen las guerras, la pena de muerte y muchas otras mise-

(1) En Cuba tenemos ya el problema planteado, faltando tan slo que ae
convierta en Ley. Confiamos en que semejante atrocidad, tamao crime d leas
humanidad no se cometer4 en nuestro pas, que tan grandes muestras ha dade de
sus buenos sentimientos y de su elevacin espiritual.-Nota de la Bedacci6. ..


PG. 106


REv~:ISTATrsOSFICA CUBA8NA"


FEBRE.RO






1929 REVISTA TEOSFICA CUBANA PG. 107

rias humans. El estudiante que se dedica al studio de la
medicine, inspirado en el principio por un ideal altruista, se
ve en peligro de perder esta cualidad tan noble porque est
obligado a presenciar los sufrimientos horribles a que se some-
ten los pobres animals durante la viviseccin, y endurecidos
as sus sentimientos no sera impossible ni difcil que pronto
considerara tambin a sus pacientes como "conejos de ensayo".
La idea de que el presenciar los sufrimientos de los ani-
males durante la viviseccin endurece al estudiante, no es una
mera teora o suposicin y fu tambin observada por el doctor
H. Bigelow (Massachussetts) : ,
"Observad a los estudiantes durante la vivieccn. Es la
sangre, el sufrimiento, no la ciencia, lo que llama su atencin.
Si el servicio en los hospitals em-
brutece a los jvenes estudiantes,
se puede afirmar que la viviseccin
mata sus sentimientos humans y
engendra impasibilidad hacia sus
semejantes''.
Las consecuencias de perder el
sentimiento de la compasin ya que-
daron demostradas por el doctor A.
Carrel, quien pidi criminals para
experimentar; pero el alcance de
tal degeneracin moral pone tam- ',,.
bin en peligro a los enfermos no
criminals, porque el doctor Presto
King, dijo:
"Experimentos director sobre
el hombre es lo que necesitamos".
Y que ya se estn haciendo ta- Los fabricantes de estos bozales de acero
es experiments sobre enfermos de vanaglorian de que son tan resisten-
les experiments sore enfermos dtes que pueden inmovilizar los animals
clnica, lo demuestra la confesin "s fsuertes mentras se torturan sin
anestesia. Aqui un perro est prepara-
do para que su garganta ,sea quemada
-del doctor Rodermund: por medio de la terrible llama de'
"Yo desparram el veneno de soplete.
la difteria, viruela, etc., dentro de la nariz y garganta. Natu-
ralmente, yo no poda decir a mis pacientes lo que estaba ha-
ciendo. Se supona que les di un tratamiento contra el catarro'!.
No crean que esto es un ejemplo aislado, hay centenares O
:tal vez millares de casos similares, y se puede aceptar como
'nna verdad que aquel que es capaz de torturar a un animal har
lo mismo con un hombre cuando se le ofrezca la oportunidad.







PAG.108 EVITA TOsICA UBAA FERER


Por eso el combatir la "viviseccin" no se limita solamente
a proteger a los animals de sufrimientos terrible e intiles,
sino que trata tambin de estimular la compasin y piedad,
que son tan necesarias en la existencia humana y que librarn
al hombre de algunos experimentadores como el professor Slos-
sen, quien dijo:
"Una vida humana es nada en comparacin con nuevos
hechos cientficos... La aspiracin de la ciencia es el progress
del conocimiento human a cualquier sacrificio de la vida
humana".
Con tales medios para ensanchar el conocimiento queda
plenament, denostrado que el pblico no puede quedar indife-
rente ante las crueldades cometidas en la viviseccin, porque
ser l mismo el que sufrir luege las consecuencias.
(Cortesa de Viviseccin, Boletn de la Liga contra la viviseccin, de Buenos
Aires, Rivadavia 2431.)

t-- _


00000000000000000000000000
o o
o o
8 MAISON
0 e ( 0

o DURAND i
0 0
o o
o o
o San Rafael 1, altos o8
o o
o o
o o
O O
o Las ultimas noveda- o
o o
o o
o des de Paris recibi-
O O
O O
o das directamente, o
o o
o o
o d

o o
o o
O Sombreros, carteras, o
o o
o perfumes, cojines. o
o o
o o
oo000000o0 ooooooooooo0000


en los perros
SE -CURA
EN CUPTRO DIRS
lU CVNOPHIIE
,- o Experimente
De venta en Boticas y Farmacia
Dr. Martnez, Amistad y 5. Miguel
Pida folleto gratis a los agents
"LA ClSA DOEL PERRO"
Neptuno y Fmistad /

C0000000000000000000000000
o o
o RENACIMIENTO o
o o
O O
o o
O Extenso y constant o
0 o:
O surtido de Obras o0
O O0
o Teos6ficas o
O O
SSACO ALTA, 16 :-: APTDO. 254 0-
o o
o Santiago de Cuba 8
o o000000O00000
00000000000000000000000000.1


PG. 108


REVISTA TEOSFICA Cu.BANA


FEBRErO






8000000000000 o000 0000 00oooo 00 0oooooo00o0 ooooooooooooo
u 0
8 o
4 ALIMENTACION PARA REilMEN 0
o o
HEUDEBERT 0o
o o
o o
o o
O Ofrecemos a todos los enfermos que necesiten un Rgimen en su ali- O
O mentacin y muy especialmente a los diabticos, los afamados products 0
O marca Heudebert, gracias a los cuales ha quedado resuelto el problema de o
O su ,nutricin. O
o o
O Los mdicos ms eminentes los recomiendan a sus enfermos, en todos O
0 loa pases, porque estn preparados cientficamente y sus resultados son O
0 asombrosos. O
0 Tenemos: Pan "Essentiel" sin miga, especial para disppticos, ent- O
O ricos, obesos, diabticos y convalecientes. O
O Pan Heudebert, para diabticos, con hidratos de carbon. 0
O Pan de Gluten, para diabticos de rgimen severo. Hace disminuir O
O rpidamente la glucosuria. O
O Pan de Aleurona, para rgimen severo, con azoados. 0
S El especial del diabtico.-Pan normal para diabticos, muy agradable. O
o o
0 Varillas con gluten y Bizcochos con gluten.-Muy digestivos. 0
0 0
0 Panes tostados, Longuets y Gressings Heudebert.-No fermentan. O
o 0
O Pan hipoazoalo Heudebert.-Especial para enfermos de los riones, o
0 hgado y corazn. O
o
0 Tapioca Heudebert.-Especial para potajes exquisitos. O
O Harina Superazoada.-Alimento tnico y estimulante de primer orden. O
0 o
o Copos de arroz, de cebada y de avena.-Se preparan con leche o caldo. O
O Especiales para enfermos del intestino. O
o o0
O Legumbres descortezadas.-Conservan el gusto y el aroma. O
O o0
0 Harinas normales, harinas refrigerantes y antidirricas. O
0 a0 0
O Harinas de legumbres.-Conservan el aroma y el gusto natural. O
0 0
O Harina de Malt.-Rica en distasa natural do cebada germinada. O
O O
0 Cacaos y products a base de cacao Heudebert. O
0 0
0 Alimento Tous a base de chocolate.-Semillas de lino Negrine Heu- o
O debert.-Estimulante de las secreeiones glandulares. 0
O Bebidas higinicas, no excitantes. o
O Chocolate con 15 a 20% de '"hidrocarbons totaux", especial para 0
O diabticos. O
o 0
O Sal.-Exenta de cloruro de sodio. O
8 0
Fideos, macarrones, pastas cortadas.-Constituyen un alimento super- O
g azoado, sabroso y nutritivo. 0
o Pdanos toda clase de informes y lista detallada. o
o o
O o
g UNICOS AGENTS: o
O o
I CASA RECALT 0
o
g Pl Y MARGALL, 4Y APARTADO 275. HABANA. |
0 O0O
o 0o
oo000000000000000000000000000oooooooooooooooooooooooooooooooo000000





1
00000000000000000000OOOOOOOOO00000000000000000000000000000000
o CARTAS DE MAESTROS DE SABIDURIA
O o
O por C. JINARAJADASA 0
O 1 tomo con 40 cartas, notas y aclaraciones en extremo interesantes. O
Q Tiene un articulo de la Dra. Besant sobre H. P. B. y sus relaciones con los 0
0 Maestros.
O Precio del ejemplar encuadernado en tela ...... $ 1.00 O
O La misma obra en rstica ... ............ ,, 0.60 O
O O
O LOS ROSACRUCES O
O 0
O por M. MTARTINEZ DE ARROYO o
O O'-
O Este libro es el primero que se public en espaol sobre la famosa Orden O
O Rosacruz y su desenvolvimiento a travs de los tiempos. Contiene retratos O
0
O a pluma de los ms notables miembros en todas las pocas, con datos bio- ,
O grficos y la traduccin complete de la Fama Fraternitatis Rosacrucis, as O
O C
O como la interpretacin de los diversos smbolos.
O Prefo del ejemplar a la rstica ............ $ 1.00
O a misma obra encuadernada en tela ......... 1.40 0O
O LA SABIDURIA ORIENTAL O
O O
O Edicin definitive de las obras del famoso O
O 0
O YOGI RAMACHARAKA Or
O o
O El Oriente tiene su ciencia y filosofa propias, que merecen ser consi- O
O O
O deradas con atencin. Federico Climet Terrer ha emprendido la traduccin O
O de las obras de este famoso autor, en las que est vertido el conocimiento O
O de las edades, con la ventaja de esiar adaptadas a nuestra idiosincrasia O
O occidental. O
0 He aqu los ttulos publicados, O
0
O Cristianismo Mstico. Las ensefianzas del Maestro.-Filosofas y Religiones, O
O de la India.-Bagavad Gita. El Mensaje del Maestro.-La Vida despus de la -
O Muerte. La otra vida. Experiencias.-Sistema Hindu Y.ogui de la Cura por el O
O-
O Agua. Hidroterapia.-Hatha Yoga. Filosofa del bienestar fsico.-La Ciencia Q
O de la Salud. Medicine Psquica.-Curso Adelantado sobre Filosofa Yogi y O
O O-
O Ocultismo Oriental.-Serie de Lecciones sobre Gnani Yoga.-Serie de Leccio-
O cnes (obre Raja Yoga. O
O (, Precio de cada tomo encuadernado en tela .... $ 1.25
0 e OBRAS COMPLETES DE PLATOON O
O Edicin definitive de sus Dilogos, con el argument respective de cada O
O uno de ellos, sus cartas, versos, testamento, etc. Esta es la nica edicin O
O complete y seria que hay en castellano. He aqu los ttulos:
O Dilogos Socrticos. Contienen: Eutifron, Apologa de Scrates, Alcibia- .
O des, Carmidos, Laques, Protgoras, Hipias, Menexeno, Ion, Lisis y Fedro. (Y
O O
O 2 tomos. O
O Dilogos Dogmticos. Contienen: Fedon, Gorgias, *El Banquete, El Pol- O
o
O tico, Timeo y Critias. 2 tomos.
Q Dilogos Polmicos. Contienen: Teeteto, Cratilo, Eutidemo, El Sofista,
O Parmnides, Menon y Filebo. 2 tomos.
O Dilogos Apcrifos y Dudosos. Cartas y Fragmentos. Contienen: El Se- O
O gundo Hipias, El Segundo Alcibiades, Theages, Hipparco, Los Rivales, Timeo O
O de Lcrida, Epinomis, Minos, Clitofn, Axioco, De lo Justo, De la Verdad, O
O O
O Demodoco, Ssifo, Eryxias, Cartas, Versos y Testamento. 1 tomo.
O Las Leyes. Traduccin complete. 2 tomos.
O La Repblica. Con su argument. 1 tomo.
O Precio de cada tomo a la rstica .......... $ 1.20
O Encuadernados en pasta espaola, cada tomo ,, 2.00
O LA MODERN POESIA O
O OBISPO 135. APARTADO 605. TELEFONO A-1171. HABANA 'O
O CERVANVES '
0 GALIANO 62. APARTADO 1115. TELEFONO A-4958. HABANA

000000000000000000000000000000000000000000000 000 0000






0000ooooooo0000ooooo00000000000ooooooooooo0
o o
O o
O LABORATORIES O
O O
O O
o BLUHME Y RAMOS o
o o
o 00-- O
o O
o Se practican toda clase de
O O
o anlisis clnicos. o
o o
0 o
o Especialidad en qumica o
O O
o Sangunea y Serologa. o
o o
o -----
o o
o o
O DIRECTOR TECNICO: O
O O
O O
O DR. R. A. SOLER PRATS O
o o
o O0 o
o o
O AVE. DE LA REPUBLICAN O
O Oc
O Y SAN NICOLAS O
O O
O HABANA O
O O
O A-5780 O
O O
O TELEFONOS A-5879 C
O A-5383 O
o o
O o
00000000000000000000000000

00000000000000000000000000
O O

SP. RUIZ Y 0
0 O
o o
o o

O HERMANOS 0
o o

8 Grabadores g

O P lo o
o o
O O

o o
08 0

T A-Ix88 3

es. A-24o6 o
: o

0 OBISPO 99 o
o 0
O o
, HABANA 0
O 8o
OO OOOOOOOOOOOOOOOOO
"?boibooooooooooooooooooo


00000000000000000000000000
O O
3 USE ZAPATOS 8
o o
O O
o "KIMBO" o
O O
0 -L00--- 0
o o
i LA BOMBA
o o
o o
o Manzana de Gmez a
o o
O O
00000000000000000000000000

00000000000000000000000000
o o

o Dr. Osvado Pochet o
o o
o o
o CIRUJANO DENTIST O
O O
0 -00--- 0
O O

3 Industrial 1oo, (altos) 8
o o
g Habana 0
o o
3O
0000000000000000000000O00

00000000000000000000000000
o o
S"EL PINCEL"
O Materiales para dibui?
O y pinturas. )
O Especialida en Marcos O
o 0
o para cuadros. O
O _
O O0
o O'Reilly 56 Habana
o O
g Telf. A-2332 0
0 3
00000000000000000000000000





o o
0000000000000000000000000
o 0

SJosE E. GraN a
o o
0 CONSTRUCTOR o
O O

0 CALLE MENDOZA
O ENTIRE SANTOS SUAREZ O
O O
O Y SANTA EMILIA O
O O
o Telf. 1-5132
o o
00000000000000000000000000






(c

DE LA ELECTION DEL LUGAR
PARA HACER SUS COMPRAS
DEPEND EL EXITO

ELIJA SIEMPRE LA
CASA GRANDE, POR
ESTAS TRES RAZONES

ECONOMIC
VARIEDAD
NOVEDAD

LA CASA GRANDE
GALIANO Y SAN RAFAEL
HABANA


tLA


RUSQUELLA


TEMPLE DE CORBATAS

Y PAUELOS ELEGANTES


PROPIOS PARA

REGALOS


Obispo o18 Telf. M-2287


gggg8ggggggB838~88a88~88~888888889888988 ~888a8a8~88888888~88888


~888a98~898998~88~8a~~8~8aa8~88~888~F98~
ggggggggggQ5~38~88aa8~&38S88~888d&1~8~8


wg~IW~8~88888W3888888~88898888S88883~88B


c (c






00000000000000000000000000000000000000000000000000000
O 4 O
0 O
0 O
o 0
O 0
O 0
0 0
o 0
o O
O o
o o
o o

O O
O )O
O O
O O
o o
o o
o o0
o o
o
o o
O o
o o

O 0
O O
O O
O O
O O
O O
O O
O O
O O
CO ,: O
O O
oooooooooooooooooooo0OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO


00000000000000000000000000
O o



F. ARBESUN
g oo oo
O O
ESPECIALIDAD EN 8
8 O
g CALZADO A LA MEDIA 8
O o
0
o 0 o
O ULTIMAS o
o o
o o
g NOVEDADES EN MODELS 0
O o
Y PIELES o

o 00
O O
o o
8 Padre Varela o09 8o
o o
8 Telfono A-290o2 o
O o
8 HABANA 0
o oo
O0 0 ...000000000. o
Oo0000000000o0000000000OOO


00000000000000000000000000
O O
o LO MISMO AYER 8
o ________ o

8 QUE HOY
O O
o o
8 Los efectos de Sport 8
O o
o 0

o o
O o
g conservan siempre EL g
o o
o PRIMER PUESTO. o
o G
o o
8 REPRESENTANTES: 0
o O

o o
SSILV, S INCHEZ Y ARAlZ.
0 0
0 La mejor casa de 0
o Efectos de Sports. o
o 0
0
0 O'REILLY 87. 8
o Apartado 561. o
o o
00000000000000000000000000oooooo






0000000000000'000000L0000000000000000000
0 0D
O O
O O



O D
a o
o o

[ DELICIOSO AROMATICO o




0 MOLIENDO SU CAFE EN UN MOLINO ELECTRIC
o O
O 0

0 "E OBT E R PSOLA R S E
0 O
D D
a --Y--- D
o 0

[ COLANDOLO EN UNA CAFETERIA ELECTRIC B
O c. O








"H O T P OI N T" I
O O
El



S SINEMRE TENGA PRESENT NUSTRAS E"
O o
3 FACILIDADES DE PAGO
O O
O o
S---- Y []_ a


















O 0

E SI ES ELECTRIC Y DESEA LO MEJOR E
O 0
0 o
0 SOLAMENTE LO ENCONTRARA EN
o o
O -D
0 TODAS LAS SUCURSALES DE LA 0
0 O
O O



O o
o o
n o
El COElA NUNA DE ELECTRICAL ] .0






















SEl









C] 0
l MOIENDOa SUTCAE ERNSAULENTN NUEL EAco
El El

El El



El S ES LECTICO DEElEEJOR []


El El
El El
El El









El SIEMPRE TENGA PRESENTED NUUESAOOSl E







Ji 'RESTAURANT j
S HIELADOS, REFRESCOS, LUNCH,
CENAS, FRUTAS


i"EL ANON DEL PRADO"

Esta Casa est perfectamente preparada para servir cualquier
BUFFET por important que sea.
Para comodidad de nuestra distinguida clientele, hemos
establecido dos sucursales en el Vedado, una en el
"Cine Trian6n", Linea entire Paseo y A, Telfono F-2403 y otra
en Pro-Arte Musical, Calzada esquina a D (entrada por D)
^ Telfono F-2609.

. Prado Nm.. 110. Telfono M-5141.
* .. *




i Dr. JUAN ANTIGA/ J

ESPECIALISTA EN EL TRATAMIENTO DE LAS ENFERMEDADES
S CRONICAS, POR EL METODO TERAPEUTICO HOMEOPATICO,

S SAN MIGUEL 130 -B. HABANA. TELEFONO U-5712.
* :
Martes, la primera Consulta ... $10.00 Lunes y Viernes, cada Consulta.. $I.00
Las subsiguientes ... $ 5.00 Mircoles ............. 50 cts.
*^ e
* Jueves, la primera Consulta ... $ 3.00 Las Consultas solo se reciben de I a 3
Las subsiguientes .... $ 2.00 p. m., o a hora previamente convenida
* Las Consultas por Telfono $ 1.00 cada una.

* EL PAGO ES SIEMPRE ADELANTADO 4
NOTA IMPORTANTE:-El Dr. Antiga no hace visits a domicilio; el Dr. t
L6pez Blanco, es el que tiene a su cargo este important servicio Profesional. *





OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO0OOOOOOOOOOOOOOO
O O
O < O
O O
O O
0o
o SERVICIO ESPECIAL POR
MEDIDAS, AL INTERIOR o
o DE LA REPUBLICAN. o
o O
o o
O O
o o
o o
O O
c O
C O
O O
O O
O O
0 0
0 ALTA COSTURA o
OO
O O
O O
o o
O O
O O
o PRESIDENT ZAYAS 51 O
o (ANTES O'REILLY) o
0 HABANA o
O a o
O O
O o
O o
000000000000000000OOOOO00000000000OOO0000000000000000

0000000000000000000OOOOOO0000000000000000000000000
O O
o QUE ES UN OPTOMETRIST? o
0 0
O ElSxpe(to, que despus diante la adaptaci6n O
O de n.dirle la curvatura cientfica de unos O
Sy dimensions de sus espejuelos.
O ojos, le proporciona La casa de conflan.m
o una vision clara me- Vanos y ver mejor. O
O O
o E.L ALMENDARES O
o OPTICA O
O O
O OBISPO 54 (DOS ENTRADAS O'REILLY 39 O
O HABANA O
0000OOOOOOOOOoo000OOOOOOOOOOOOOOOOOOoooooooooOO00 O

00000000000000OOOOOOOOO000000000000000000 0OOOOOQOO
0 o
O O
8 JORGE PERRET O
o O
o O
o INGENIERO MECANICO O
O
O O
o DIRECTOR DE LOS "TALLERES PERRET"
o o
o UNION DE REYES o
o o
8 TELEFONO No. 35 APARTADO 2639 8
o o
o o
O TELEGRAFO "PERRET" o
o o
000000000000000000000000000000000000000000000000000000




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs