Group Title: Revista teosofica
Title: Revista teosófica
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00073921/00023
 Material Information
Title: Revista teosófica
Physical Description: Serial
Language: Spanish
Creator: Theosophical Society (Madras, India) -- Seccíon Cubana ( publisher )
Publisher: Sección Cubana de la Sociedad Teosofíca
Place of Publication: Habana etc.
Frequency: bimonthly (irregular)[june, 1936-apr. 1938, sept./oct. 1942-1954]
monthly (irregular)[ former feb. 1917-may, 1936, july, 1938-aug. 1942.]
bimonthly
completely irregular
 Subjects
Subject: Theosophy -- Periodicals   ( lcsh )
Imprint -- Cuba -- Havana -- 1923-1939
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba -- Havana
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began in 1917?; ceased publication with July 1956.
Numbering Peculiarities: Publication suspended, June, 1933-Feb. 1934.
Issuing Body: Organo oficial de la Seccíon Cubana de la Sociedad Teosofíca, <1923-1939>
General Note: Description based on: Año 7, no. 1 (15 de enero de 1923) = 2a epoca.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00073921
Volume ID: VID00023
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002944312
oclc - 50336367
notis - APH5965

Full Text






REVISTA TEOSOFICA
Organo de la Seccin Cubana de la Sociedad Teosfica
FUNDADA EN 1905
Director; RAFAEL DE ALBEAR Administrador: GUILLERMO ORDOEZ
Direccin y Admn.: Oquendo 14, altos. Apartado 365. Habana.

PE MA : N T E
La Sociedad Teosfica es responsible solamente de los documents oficiales
insertados en la Revista Teosfica. La Secretara General es responsible
de los artculos no firmados; de los artculos firmados con el nomrbe o
iniciales son responsables sus autores o en su defecto sus traductores.
Advertimos a nuestros lectores, para evitar errors y confusiones, siempre
desagradables, que la nica, legtima y verdadera Sociedad Teosica, que
fu fundada en 1875 por Helena Petrowna BlIvatskv y Henry Steel 01-
eoott, tiene su Cuartel General en Adyar. (India Inglesa,) y que esta Sec-
cin Cubana que forma parte de ella, tiene sus Oficinas en la Habana.
Oquendo 14, altos, no teniendo relacin ni conexin con cualquiera otra
Sociedad que emple t6rminos relacionados eon la teosofa, o diga que
profesa sus doctrinas.

AO VIII.-N 11.-15 DE NOVIEMBRE DE 1924.-2" EPOCA




Carta Trimestral del Vice-Presidente


Traducido por Miguel A. Prez. M. S. T.

Desde que llegu a los E. U. en junior 14 he estado continua-
mente dando conferencias de ciudad en ciudad, hasta el da de
la apertura de la Convencin annual de la Sociedad Teosfica
Americana. Esta empez el da 8 de agosto y dur hasta el da
13, feha en que se cerr la Convencin con un banquet.
El trabajo de la Sociedad Teosfica Americana progress con
toda armona, siendo de notar el gran entusiasmo conque ste
se lleva a cabo. De sus actividades, dos merecen especial men-
cin: una de estas es una series de lecciones por correspondencia
sobre Teosofa segn el modelo de los cursos de correspondencia
educacionales que existen en este pas. Le segunda es la crea-
cin de un fondo especial para subvencionar a un cierto nmero
de conferencistas que se envian a aquellas parties del pas done
no existen Logias, creando centros que ms tarde habrn de
desarrollarse en Logias. Uno solo de estos conferencistas logr6
organizer veintitrs Logias nuevas en el pasado ao.
En vista del xito obtenido, los miembros en la Convencin
donaron este ao $ 8,046 para los trabajos que habrn de reali-
zarse en los lugares referidos.







REVISTA


Hoy contino mis viajes, dando conferencias por espacio de
ocho semanas y visitando veintiocho ciudades ms.
A continuacin transcribo mi discurso pronunciado en la
Convencin Americana. Me he esforzado en hacer resaltar la
conviccin que tengo de que nosotros los teosofistas debemos,
no slo estudiar una gran filosofa spiritual, sino tambin tra-
tar de discernir el hilo de espiritualidad en todas las empresas
materials.
Llegar a Bombay antes de celebrarse la Convencin Anual.
Mi prxima carta describir la Convencin y sus actividades.

O. Jinarajadasa.
Chicago, septiembre 12, 1924.


DISCURSO DEL VICEPRESIDENTE PRONUNCIADO EN LA
CONVENTION DE LA S. T. AMERICANA
EL 11 DE AGOSTO DE 1924

Difcilmente reconocemos a la Teosofa como una filosofa de
accin. Cuando por primera vez nos ponemos en contact con
la Teosofa, nos inspira porque nos explica a nosotros mismos.
La doctrine de la Reencarnacin y Karma desvanece en nosotros
la idea de injusticia que antes nos dominaba y nos ensea que el
sendero de la Verdad y la Vida estn dentro de nosotros y no
fuera.
Pero este es slo el primer paso en su descubrimiento. El
segundo empieza cuando la Teosofa se ve como un evangelio
de accin colectiva que pueda por s sola regenerar al mundo.
Nos ensea como el hombre que vive colectivamente, como na-
ciones debe hacer su obra, no solamente en el campo religioso,
sino tambin en el de los negocios, en el cvico, en el cientfico y
en el del arte.
Nuestra labor como teosofistas se divide en dos etapas. En la
primera se adquiere con precision las verdades fundamentals
de la Sabidura Divina. Esto ya lo hemos conseguido en los Es-
tados Unidos. La segunda etapa es "teosofizarlo" todo: la re-
ligin, la educacin, las ciencias, las artes, las leyes, la medicine
y muy especialmente la poltica y los negocios.
Sobre los tesofos principalmente recae la responsabilidad de
guiar rectamente el desarrollo de su nacin. Han recibido la
Sabidura Divina para ese preciso fin. El crime y la ignorancia,
la pobreza y las enfermedades, son antisociales porque obstrnyen
la revelacin de lo Divino en el hombre y, como teosofistas es-
tamos comprometidos a laborar por la revelacin en el hombre de
lo Divino. hallndose todas las actividades sociales comprendidas
en el terreno de la labor teosfica.








TEOSOFICA


Existen tres actividades, en mi opinion, que si son debida-
mente eneausadas, contribuyen en gran media al rpido desa-
rrollo de una nacin; estas son: la educacin, la poltica y los
negocios. La educacin y la poltica se hallan ntimamente liga-
das entire s, tratando la educacin del mejoramiento del indivi-
duo y la poltica del mejoramiento de la comunidad. De una
buena educacin surgeon las ms nobles formas de la vida nacio-
nal. De un sistema, politico, moral y puro, se deriva la mejor ex-
presin possible del carcter individual.
Pero la mejor educacin, as como el sistema poltico ms
ideal, fracasan irremediablemente si los hombres y mujeres que
diariamente rinden su labor, no alcanzan a comprender que la
religion es inseparable de los negocios. El comercio represent
la organizacin del pas en su aspect creador. Las actividades
creadoras de un pueblo pueden desorganizarse muy fcilmente,
causando miseria y degradacin, por la explotacin del ms dbil,
mientras que si por el contrario, estas mismas actividades son
rectamente guiadas se podra llegar a la realizacin de la Utopia.
En estos das de organizacin y mtodo, dira que todas las co-
sas dependent de los principios que influyen sobre los negocios,
pudiendo tambin afirmar que hasta tanto nuestras ideas Teos-
ficas no inspiren nuestros negocios, nos hallamos en la primera
etapa de nuestra contribucin Teosfica.
Despus de cuarenta y nueve aos de labor Teosfica en los
E. U., creo sea ya tiempo de que nosotros los tesofos comence-
mos por asir las fuerzas vitales en los negocios y en la poltica.
Es impossible que una Norte Amrica ideal surja a la existencia
mientras los ideales de la Teosofa no tengan predominio en la
poltica y en los negocios.
Recomiendo por lo tanto, a los tesofos americanos, que pro-
curen ser ms conscientes de sus responsabilidades cvicas que
el resto de sus compatriotas. No deben mantenerse aislados de
las actividades cvicas de su ciudad por el hecho de que la pol-
tica en los actuales moments sea slo un juego ilcito dirigido
por caciques. El deber suyo como teosofista es cambiar esas con-
diciones, marchando siempre a la vanguardia y constituyndose
cada uno en centro de las fuerzas reconstructivas de la nacin.
Su urgente deber es hacer esto sin prdida de tiempo.
Hago un llamamiento tambin por el desarrollo de la idea
de que los negocios al igual que las ciencias y las artes formen
parte del plan Divino. La obra entera de la creacin es el nego-
cio de Dios, y todo Salvador del Mundo trabaja en "el negocio
de mi Padre", de modo que el negocio de los teosofistas es la
cooperacin en el plan Divino que es la evolucin. Todo en ge-
neral se puede considerar como un negocio, siendo nuestro de-
ber procurar que todo lo que con este nombre se design, forme
parte del studio teosfico, hasta que todos aquellos que se ha-
llen "en negocios" comprendan que pueden contribuir con sus-







304 REVISTA

esfuerzos. en el plan de Dios dentro de estos mismos, de la mis-
ma forma que lo hacen dentro de su propia religion.
Construir una Amrica ideal es el negocio de todos los teso-
fos americanos. La Teosofa se descubre no slo por el studio
de la religion y la filosofa, sino tambin por el trabajo en'la
poltica, en la economa, en la educacin y en todas las dems ac-
tividades que influyen en el bienestar de un pas. Apliquemos
tambin la Teosofa a esos nuevos problems, iluminando los
ideales de la educacin y purificando los credos polticos para
que, en unas pocas generaciones aprendan los hombres que la
Teosofa no es una religion proclamada a ellos desde afuera, sino
un evangelio de conduct proclamado desde adentro. As, cuan-
do esta Amrica ideal sea una realidad, espero que aquellos que
la presencien puedan decir que entire los primeros que la anun-
ciaron se encuentran a la cabeza los teosofistas de Amrica.



Las Conferencias de Londres por la

Dra. Annie Besant

"La Detencin de la Civilizacin"
"La Clave Religiosa"
(Extracto de la segunda conferencia dada por la Dra. Annie
Besant, en Queen's Hall de Londres, en junio 8, y publi-
cada en el suplemento de The Clarion.)
(Traducido del Theosophist in Australia.)
Por Miguel A. Prez, MI. S. T.

La religion puede definirse... como la bsqueda de Dios por
el hombre. Las religiones del inundo son grandes organizaciones
de individuos que aceptan a un determinado gran Maestro, adop-
tan las doctrinas que l ensea y construyen una civilizacin de
acuerdo con estas doctrinas en la forma que l se las di.
Teniendo esto en cuenta. .. comprendemos la razn porque
las religiones que se hallan unidas en los principios fundamen-
tales difieren en muchas otras caractersticas. Siendo el hombre
un ser tan complejo, mostrando su conciencia tan diversas fa-
cetas, antes de que puede relucir como el brillante perfect arro-
jando al exterior las glorias de la luz interior, siendo el hombre
tan complejo, repito, y teniendo que pasar a travs de tantas
etapas distintas, es consecuencia natural que las religiones a su
vez sean muchas, bien que contemos las desaparecidas que ya
han dado su leccin al mundo a que, echando una ojeada sobre






TEOSOFICA


los tiempos presents con sus diversas religiones, recalquemos en
enseanzas especiales y sealemos a un Fundador especial...
Observando a las naciones contendientes; presenciando la lucha
por la supremacia con el solo fin de dominar y sobresalir, no
podemos asegurar que se ha llegado a un lmite irrebasable en
la religion cuyo fundador predic a sus discpulos: "El ms
grande entire vosotros es aquel que sirve"? El ideal cristiano po-
dr ser profesado por muchos labios, pero no se practice ni
poltica ni socialmente en la organizacin de ninguna nacin de
la Cristiandad, siendo as, que buscamos entire todo lo que nos
rodea una clave que nos permit sobrepasar este lmite y slo
hallamos una que se conoce con el nombre de misticismo.
"El misticismo solamente concierne al individuo y no pode-
mos considerarlo, omo la bsqueda de Dios, tanto como su pro-
pio descubrimiento. Se present ocasionalmente en lo que se
llama ocultismo, significando que a Dios se le busca en sus
manifestaciones exteriores en la naturaleza de los mundos en
que El nos ha colocado; en los guardianes y grandes gobernan-
tes de estos mundos, que son grandes series que manejan las fuer-
zas de nuestro planet y sus pares que controlan las de otros
mundos en nuestro sistema solar... Su diferencia del misti-
cismo consiste en que, mientras el Ocultismo procura desarro-
llar la naturaleza humana de modo que el Dios interior pueda
responder al Dios exterior, el misticismo no realize, la bsqueda
en aquella manifestacin de Dios que llamamos naturaleza y
los series que El ha animado; sino que cada individuo busca a
Dios dentro de s mismo y trata de alcanzar la realizacin de
que el Dios interior y exterior son el mismo. El objetivo de la
bsqueda es idntico; los mtodos que se emplean, diferentes.
Si la religion fuera una cosa real y potente, sera entonces
inseparable de cualquier otro aspect de la vida humana. La
vida de la nacin debera ser compenetrada por la religion, tan-
to como lo es la vida del individuo... La religion lo es todo o
nada, y si necesario es que penetre en la vida individual, tanto
ms necesario ha de ser que penetre en el congregado de indivi-
duos que constitute la nacin, y a menos que sea tan potente
en esta ltima como en los primeros y en todos los departa-
mentos de la vida national, fracasa irremediablemente en su
propsito desde el moment que deja de cooperar en esa gran
evolucin de la humanidad, en el desenvolvimiento del Dios
interior, que es el principal objetivo de la religion.
Tan notable es hoy la diferencia entire el reconocido ascenden-
te que la religion tiene sobre el individuo, asi como sobre la na-
cin, que se ha dado el caso de que un Primer Ministro, ya des-
ajarecido, de este Imperio, condenase a un gran nmero de maes-
tros religiosos por haberse excedido en su esfera, hablando de
poltica desde el plpito. Pero, qu es la poltica ?-deseamos
saber. ,No es sta acaso la vida misma de la nacin, su accin






REVISTA


corporal, la expresin de los principios que represent, la forma
en que busca su evolucin national?
Semejante esfera de religion no existed, desde el moment que
sta todo lo abarca, todo lo compenetra. Fuera de la religion
nada merece nuestra atencin; ningn poder se halla fuera de
sus lmites que ayude al hombre en su evolucin, porque los.
principios que se basan en un sincero esfuerzo por descubrir a
Dios, son los mismos que deben servir de base en el sendero evolu-
tivo de la nacin que terminal en las gradas de su trono. A me-
nos que se comprenda la necesidad de sto y que los polticos se-
pan que su poltica debe ser religiosa; a menos que el comerciante
comprenda que su comercio debe tambin ser religioso y que
admita el juez que ellos deben ser en los tribunales field exponen-
te de la justicia divina manifiesta en los mismos-no podrn las
naciones prosperar por ms tiempo, puesto que no se reconoce
como a una nacin el origen. de la vida.
Una sola vida existe de la cual depend todo el universo...
y de la que todo el Universo emana. Esa gran verdad, la inmi-
nencia y trascendencia de Dios, es la verdad central de todas las.
religiones; Dios inherente hasta en el ms pequeo tomo, tras-
cendiendo en su propia infinita e ilimitada naturaleza. Y si yo
le comunico a ustedes esta noche que el misticismo y el ocul-
tismo son la clave de la religion, slo repito la idea del gran
maestro cristiano Origenes cuando dijo que la Iglesia de Cristo
no poda existir solamente como la medicine del pecado de los
hombres. El remedio para curar los pecados'-dice l-lo posee
la Iglesia; pero ninguna iglesia, podr perdurar solamente como
mdico de pecados. Es preciso que tenga para sus muros, para
sus contrafuertes, para su techamento, la gnosis, los gnosticos,
aquellos que conocen a Dios y estn capacitados para difundir
esa vitalidad a travs de una iglesia, cuyo fin principal ha de ser
despertar la conciencia de Dios en las mentes y en los corazo-
nes de sus adherentes". Orgenes seal esta verdad con much
fuerza y elocuencia. La gnosis de que l habl es el mismo mis-
ticismo-el conocimiento de Dios. No slo career en El y reve-
renciarlo, sino conocer a Dios.
IIuxley interpret la gnosis como lo incognoscible al tras-
cender los lmites de estos dos instruments del conocimiento.
Ahora bien, si el anlisis de Huxley fuera el verdadero anlisis
del hombre, no existe en nosotros ms que los sentidos del cuer-
po que observan y los poderes de la mente que estudian las per-
cepciones de los sentidos y de este studio se deduce gradual-
mente la naturaleza exterior. Si tuviera algn fundamento la
definicin del hombre de -Iuxley, la bsqueda de Dios sera en-
tonces intil; el hallarlo, impossible.
La doctor Annie Besant habl entonces de que las antiguas
escrituras del mundo sealan a una tercera parte de la natura-
leza del hombre, "la esencia misma de esta naturaleza" como
el origen de aquel, que le permit percibir al Dios interior-no









TEOSOFICA


como dualidad, sino como trinidad-manifestndose en esta
triple forma en el hombre... La vida una existe en todo-en
el reino mineral como existencia; en el vegetal, como grmen de
sensibilidad; en el hombre, como el espritu que puede ver el
pasado y el future, dotado de memorial y previsin. Esta vida,
aunque embrionaria en la humanidad, es la perfect reflexin
de Dios.
En una de las escrituras hebreas apcrifas se dice que "Dios
cre al hombre a image de su propia eternidad"... "la vida
eterna se sostiene por s sola, omnipresente, sin principio ni fin,
y se le llama a veces el Eterno Ahora..."
Todo lo que ha sido, es o ser, existe en esa maravillosa in-
tensidad; siempre present, pero manifestndose fragmento tras
fragmento... "Un fragmento de lo Eterno debe ser en s mis-
mo eterno. Slo existe una vida eterna, con existencia propia,
y un fragmento de esa vida se hall en cada uno de nosotros,
garantizando nuestro progress hasta la perfeccin, no solamente
humana, sino tambin aquella que trasciende much ms all
de sta... "este fragmento de la divinidad constitute la prome-
.sa plena del hombre divino hasta el cual habremos de escalar".
El siguiente tenma de que trat la Dra. Besant, se refiere a que
adems del E-ji'ii y su eterna naturaleza triple, existe tam-
bin la material con sus tres cualidades esenciales de resistencia,
movilidad y ritmo. Este es el universe. "el vestido de Dios";
su ropaje inmanente; Dios i-\f -l1.i .."... "En la descripcin
griega de Dios, El es el Verdadero, el Bondadoso y el Bello.
Y se nos ense que en todo lo que nos rodea, Dios se manifiesta
como Belleza. Cuanto ms se penetra en los arcanos de la natu-
raleza, tanto ms verdadera se nos present aquella antigua
idea de Dios manifestado como Belleza cuando se manifiesta
como Universo; porque a media que se busca en la naturaleza
,y ms penetrate se hace.la vista con el uso del microscopio y del
telescopio, ms patente se hace la belleza de aquella vida que bri-
lla sobre nosotros con tanta perfeccin, con tanta maravilla hasta
en el ms pequeo fragment de la poderosa vitalidad que ha
surgido de la divina Belleza.
As contemplndolo, empezamos a comprender como el Eterno
Espritu, habiendo hecho al hombre a image de su propia eter-
nidad, manifiesta este aspect de El en el gran ocano de la
material, que es solamente otro aspect de la divinidad misma..
Comprendemos tambin como ambos, Dios y el Hombre, se re-
lacionan entire s; y como las tres grades cualidades en el
Hombre correspondent a las tres caractersticas de la material,
ayudndose mutuamente en el desenvolvimiento de los poderes
del espritu".
Cuanto ms observamos esto, mejor comprendemos nuestras
necesidades y percibimos lo que es este fragmento de un eter-
no espritu en nosotros, lo que represent su trinidad en la ma-
nifestacin-unidad en la eterna divinidad; y a media que










REVISTA


nos damos cuenta de que el Hombre es un ser que puede actuar,
un ser que puede hacerse consciente de su propia naturaleza y
un ser que puede crear, y vemos que en la triple naturaleza del
hombre tenemos solamente en miniature aquella vida de la cual
se desprenden las emanaciones del universe incalculables en
nmero, empezamos entonces a comprender que estos poderes
latentes en el hombre, habrn de desarrollarse gradualmente en
el curso de su evolucin; que stas se hacen cada vez ms pro-
minentes a media que evoluciona escalando mayores alturas,
raza tras raza, sub-raza tras sub-raza, y comprendemos tambin
que, dentro de este ser human habitat un Dios que se desarrolla
y que nada necesita para aadir a sus poderes, sino solamente
el contact con la material que facility a estos poderes manifes-
tarse. Llegamos asimismo a percibir que la material es solamente
el vehculo que espera el impulso de la vida, la vida divina que
es espritu, evolucionando a travs de los mecanismos que esta
viviente material, compenetrada por la divinidad, se construye
para el uso de los poderes latentes de el Dios interior.
Uno de los grandes secrets relacionados con la forma en
que el hombre puede llegar a ser, bien un ocultista o un mstico,
es el conocimiento de que encierra en su interior, en su envoltu-
ra material, todo el mecanismo que necesita para el desarrollo y
manifestacin de estos divinos poderes latentes en l.
Este mecanismo, dice la Dra. Besant, est construido, y el
Hombre puede perfeccionarlo cooperando con la naturaleza,
siendo possible a la voluntad humana convertirlo en su sirviente,
descubrir sus secrets y utilizar sus poderes, puesto que la na-
turaleza es la esclava del espritu y la naturaleza spiritual
del hombre es el amo de todas estas leyes naturales. "Es pre-
ciso, no obstante, revestirse de much paciencia para poner en
actividad a estos cuerpos. La naturaleza lleva a. cabo esta obra
en el curso de muchos milenios sin el menor peligro, pero
se ha alcanzado ya la etapa en que este desarrollo se puede
apresurar y es este el caso en que se necesita de un instructor
para salvar los peligros que ofrece un aceleramiento mayor de
lo que la naturaleza lo permit. Las ocultas fuerzas naturales
se exploran con. una cierta media de riesgo en cualquiera de
los plans del mundo. Los teosofistas llaman "Maestros" a los
grandes instructors de la vida. "Ellos conocen el camino y sus
peligros y pueden prestar a sus discpulos la debida proteccin".
La Dra. Besant indic como se haba descubierto que los sen-
tidos pueden intensificarse hasta internarse an ms en los mis-
terios de la naturaleza. Dijo ella que los Maestros haban de-
clarado estos misterios y que, al retirarse, dejaron comisionados
a sus representantes, sus discpulos, cuyos conocimientos eran
superiores a los de las multitudes, para que continuaran su obra.
El Cristo habl al pueblo en parbolas, pero "confi los misterios
a sus discpulos". Los misterios fueron vigilados muy cuidadosa-
mente. Nunca fueron escritos, sino que se transmitieron verbal-








TEOSOFICA


mente de maestro a discpulo "los ocultos misterios de la Cris-
tiandad, que ms tarde haban de producer los Santos de la Edad
Media y los videntes y msticos, aquellos que pueden ver el mun-
do oculto a travs de los ojos de la care, aquellos que podrn
abandonar a voluntad el cuerpo y retornar a l, instruyndose
as en las cosas invisibles".
Habl la Dra. Besant de como las nuevas sub-razas humans
que se hallan en formacin, estn aumentando el poder de la vi-
sin y del odo, y de como, en estado de trance la vida interior
se manifiesta con mayor precision. 1' ,iiil refiri que de las
investigaciones que hizo Sir Williams Crookes qued demostrado
de que existen en todas parties vibraciones que no se pueden per-
cibir por no haberse desarrollado los rganos adecuados para
responder a estas vibraciones y reproducirlas nuestros cuerpos.
De modo que, segn l indic, debe existir una ms sutil forma
de material, y se dedujo de esto que el pensamiento ha de seguir
el curso de ciertas ondas, lanzadas al espacio como en la tele-
grafa inalmbrica sin el auxilio de un vehculo intermedio, as
como es possible tambin que una persona en estado de trance
hipntico pueda oir y ver a distancia. Mucho se ha especulado
sobre las fuerzas desconocidas de la naturaleza y la ciencia or-
todoxa empieza ya a admitir la existencia de algunas de estas
fuerzas, no obstante haberse i.-f. r.ii a ellas la religion con
bastante frecuencia.
Cmo creen ustedes que sus oraciones se elevan a los santos,
ngeles o cualquier otro powder a los cuales ustedes se dirigen?
Existe una especie de telegrafa sin hilos que asciende a los
mundos de ms sutil material y estos mismos casos de que el mun-
do acostumbra a burlarse, se han visto comprobados gradual-
mente, uno tras otro, por las investigaciones cientficas del da".
"El 'Ocultismo es solamente una forma de ciencia y alcan-
za much ms lejos que estos experiments que la ciencia hace
desde un nivel ms bajo, porque empieza con el desarrollo del
espritu human y no con la ms grande y sutil evolucin del
cuerpo fsico. Nos instrumos sobre las fuerzas ms sutiles y
se aprende que detrs de estas fuerzas existen Poderosos Seres
que las manipulan para la evolucin del mundo. En este camino
se hallan hoy muchos hombres y mujeres que desean servir al
mundo y apresurar la evolucin de la Humanidad".
La miseria, dijo la Dra. Besant, slo puede ser destruida por
el conocimiento de Dios. El ocultista sigue ese camino solamente
para apresurar la evolucin de la raza y elevarse ms hacia las
fuentes de luz. El ocultismo solamente puede seguirse sin peli-
gro, hollando el "antiguo y estrecho sendero". Al divino espritu
exterior se llega mediante la preparacin en una lnea determi-
nada, por el control de la mente hasta convertirla en el instru-
mento de la voluntad y por el dominio de la naturaleza del deseo
hasta acallarlo y que slo se mueva a las rdenes de esta volun-
tad. El ocultismo significa que debemos aprender a centralizar-








REVISTA


nos ms alto "donde el placer y el dolor son solamente factors
de la evolucin... y hallando la verdadera gloria que consiste
en la unin con lo divino... As aparece una sentencia de una
antigua escritura que dice que solamente en la paz de los sen-
tidos y en la tranquilidad de la mente, puede el hombre vislum-
brar la imagen de su Yo".
El otro mtodo, el del misticismo, consiste en el esfuerzo por
descubrir al Dios que mora en nuestro interior y esto exige una
discipline semejante a la del ocultista. Significa esto que debe-
mos aprender que todo aquello que se halla sujeto a mudanza
no puede ser eterno; que los variables aspects de la mente no
puede ser lo eterno; ni pueden ser lo eterno que perseguimos,
nuestras diversas pasiones, gustos y disgustos, variables segn
las circunstancias y segn los individuos. Continuamos con las
facultades del cuerpo y de la mente negando que stas, siempre
variables, puedan identificarse con lo eterno, hasta que el mo-
mento llega cuando en un solo instant se ha ganado el centro,
se ha alcanzado al Dios interior y se siente entonces la terrible
nostalgia por la desaparicin de todo lo que ms familiar nos
era, y es entonces cuando, a travs de la densa nube que nos ro-
dea, vislumbramos por un moment la gloria del Yo, y lo cono-
cemos tal cual es en nuestro interior, quedando al fin convenci-
dos de nuestra Divinidad.
As alcanzan, al final, la misma meta, el ocultista y el mstico,
recorriendo dos caminos distintos con el mismo resultado; y es
entonces que se adquiere gradualmente esa maravillosa expe-
riencia, al reconocer que sois el mismo Dios de vuestro interior.
Podris a la vez contemplar a Dios en todos los dems series
humans. Llegaris a comprender que la mayor bajeza es sola-
mente el material exterior que conduce a un hombre al error,
mientras que Dios habitat en l al igual que en vosotros; porque
Dios se halla present en todos, desde el ms bajo criminal has-
ta en el ms elevado santo. Aprenderis entonces, no a condenar
ni an a corregir a los dems, sino solamente a ayudar.
Podris as identificaros con el Yo de los otros, convirtin-
doos en ayudantes en lugar de acusadores. Y es as que gradual-
mente se desarrolla en vosotros lo divino, y que, peldao tras
peldao, habris de ascender por la escala que conduce del ms
bajo al ms alto nivel, y los vislumbres que habis tenido os
convertirn en un ayudante de vuestros hermanos, separando al-
gunos de los obstculos que- le impiden el desdoblamiento de esa
vida interior. Es as tambin como el mundo entero se convier-
te en belleza y nada de lo que en adelante os suceda tendr pa-
ra vosotros la menor importancia desde el moment en que se-
ris tan eternos como Dios Mismo y, para el Eterno no existe
ni el Espacio ni el Tiempo.

(Para el prximo mes se publicarn los extractos de las se-
ries tituladas "La Clave Educacional.")








TEOSOFICA


La fraternidad en una Logia Teosfica


Es la Fraternidad lo que constitute el primer ideal que
nuestra Sociedad Teosfica se ha propuesto realizar en el Mun-
do. Ella es el suefo adorado de los tesofos y tambin de los
dems miembros. La Sociedad Teosfica tiene como primer ob-
jeto el former un ncleo de esa Fraternidad Universal, y ella
est batallando por que los hombres reconozcamos que esa Ley
es evidence en todas parties, porque reconozcamos que es una
Verdad palpable por nuestros sentidos. Ella la agita en nuestros
'corazones, ella nos despierta nuestras inclinaciones fraternales,
ella nos las hace desarrollar, ella sola nos ha hecho amar ms
hombres que los que hubiramos pensado.
Antes nos desviaba la forma, antes distinguamos a los hom-
bres por las cualidades que desaparecen; hoy reconocemos que
no nos distinguimos ms que por el mayor conocimiento que
.tengamos del Plan de Dios. Y an nuestra. Sociedad nos eleva
en ese sentido, nos ensea la evolucin de la conciencia, de la
Vida y de la Forma; y sus principles expositores, todos aman-
tsimos hermanos, triunfan en nosotros exponindonos la Ver-
dad, tan seductora es en verdad, que de veras quedamos prenda-
dos en el reconocimiento de la Evolucin; vindonos as en un
mundo distinto al que veamos cuando an nuestro karma no
nos haba proporcionado el privilegio, nunca bien referido, de
recibir en nuestros corazones los principios puros de la Sabiduria.
As, reconocemos que somos partcipes de una Sociedad de
la que se puede afirmar que la constitute el objeto de la Fra-
ternidad Universal, llevada hasta el fin ms lejano: Ensendo-
nos a ver donde quiera la Fraternidad; y a no constituir un obs-
tculo al desenvolvimiento de dicha Fraternidad en toda la
Evolucin; ensendonos, adems, a ser activos en ella, y edu-
cndonos para poder serlo en todo moment; y dndonos cono
cimiento en principio y sabidura luego, para ser cada vez ms
eficaces en nuestra actividad fraternal.
Siguiendo el principio de "As como es arriba es abajo", la
Sociedad Teosfica trata de que nosotros los hombres seamos fra-
ternales por voluntad, como lo son los Grandes Seres que nos
preceden en el largo camino del ascenso interminable.
Por eso, si las Logias forman al Gran Arbol que es la So-
ciedad Teosfica, deben de ser, como esta en. miniature, un ex-
ponente de Fraternidad, un centro en que se haga. visible esa
Gran Ley de la Naturaleza.







REVISTA


Empezamos por verla manifestada en su constitucin, mir-
mosla en la diversidad de classes que forman su cuerpo de miem-
bros: en la Logia no se tiene en cuenta la posicin social del
individuo, su sexo, la raza a que pertenece, la religion o creencia
que profesa. Cuando se pasa por la puerta de entrada se de-
jan atrs los juicios de los dems hombres que no saben ver
donde est la distincin. Y viceversa, cuando se sale de la Lo-
gia, se trata de llevar como suyos los juicios del hombre que sa-
be, y cuando se le acerca uno de aquellos pensamientos falsos,
le dice: "T eres mentira, vete, ya no ji..ni l, parte de m"
Cuando el miembro se desenvuelve en la Logia, lo hace, y as
:es reconocido por todos, sin pretensin por su superioridad in-
cierta o cierta, ni humillado por ser menos que otro. Y hablo de
qec tampoco nos debe pasar por la mente un pensamiento de su-
.perioridad cierta, es decir, spiritual, porque entonces nuestro
pecado contra la Fraternidad sera ms grave; pues el supe-
rior no obrara modest e impersonalmente, y el humillado se-
ra un egoista y personal.
Es este centro del que queremos hacer una "tasita de oro",
si es permitida la frase, en que la armona reina, para hacer de
nuestra Logia un centro para el trabajo de los Maestros.
La prctica de la Fraternidad en la Logia, de ms est el de-.
cirlo, es muy bella, est llena de detalles pequeos, nos ensea
much y tambin exige sacrificio. No puede ser fraternal quien
sea tacao en el sacrificio.
Es muy bella al proporcionarnos un concept de armona
active, de algo que progress acorde y que est firme en la paz.
Ella da a nuestro Deva algo que al influenciarnos nos d la
idea de una laboriosa congregacin que tiene su asiento en la
concordia, en la paz, en la comunicatividad sencilla y sincera de
sus miembros, que estiman todos los trabajos como suyos, todos
los triunfos como de todos, todo el progress de estos como de
los Maestros.
La Fraternidad en una Logia est llena de detalles, los que
la practical deben ser minuciosos en sus juicios y sus acciones,
cada detalle por insignificant que sea debe ser tratado con cal-
ma, buen juicio y amplio espritu de Fraternidad. Porque es
otra cosa, la Fraternidad no es slo para ser sentida, es tambin
para ser vivida, luego ella tiene que manifestarse en nuestros
'pensamientos, palabras y acciones.
Una Logia fraternal nos ensea much, porque en ella nos
educamos teosficamente para cooperar con nuestros semejantes
de una forma especial que slo se comprende as. Practicando
la Fraternidad en la Logia nos preparamos para comprenderla
miijor y ser fraterna!es con todos los dems hombres de la co-
'inunidad en que vivimos.
El Sacrificio es el precio que nos impone la Naturaleza para
vivir, mientras mejores queramos ser ms sacrificados debe-








TEOSOPICA


mos ser. Un sacrificio siempre se hace aqu en vista de un fin
fraternal; la Fraternidad se hace brillante no slo por sus re-
sultados sino por las piedras preciosas de los sacrificios que la
adornan. No tiene gracia ser fraternal por casualidad o sin
molestia.
Vengamos al campo de la prctica donde vamos a ver los
atributos que le hemos sealado a la Fraternidad en la Logia:
la belleza, la minuciosidad, sus enseanzas y el sacrificio propio.
Primeramente la puntualidad a la hora de la sesin. El que
llega despus de haber empezado llama la atencin a los que
empezaron la sesin, rompe la sutil unidad del acto, esto es si
no hace ruido al tropezar con algo o codearse con alguien, o
pregunta de qu se est tratando, o molestar al ocupar su asien-
to. En fin, que se expone como algo diferente a los dems, y
ya sabemos que es la Fraternidad la Ley que se anuncia dicien-
do que no existe la diferencia, y que obliga a los distintos a
cooperar hasta la igualdad. El hermano que sabe con exagera-
da anticipacin la hora y da de la sesin no debe tener disculpa
para su interrupcin. Y si fuerza mayor lo oblig a ello, sea lo
ms fraternal que pueda molestando con sus pensamientos .y
acciones lo menos possible a los que empezaron la sesin. El
fraternal se consider, siempre que est en la misma situacin
que los dems, con el mismo deber que stos. Como dice Gastn
Revel en su artculo recientemente publicado en nuestra Revista:
"El que es verdaderamente puntual, est animado de un gran
espritu de Fraternidad" y viceversa, el miembro que est en
la sesin no debe de abandonar el local antes de haberse ter-
minado el acto; y si saba que no poda concurrir a toda la se-
sin, preferible fuera, en la mayora de los casos, que no hu-
biese ido a ella.
Indudablemente que la puntualidad require el sacrificio,
bien de la acostumbrada hora de comer, bien del paseo o reposo,
bien de un studio, etc., pero l ser as fraternal, y tambin
matar as el vicio de la negligencia.
El mencionado autor nos ha proporcionado muchas ideas
para redactar estas lneas. El nos habla de la exactitud como
un requisito de la Fraternidad. Y en verdad que lo es, cmo
no ha deserlo si ella acaba por necesitar de todas nuestras vir-
tudes adquiridas y por adquirir.
Hemos de sacrificarnos siendo veraces en nuestros pensa-
mientos, no hemos de pensar ms de lo que es, o lo que es peor,
lo que suponemos. No hemos de atribuir malas intenciones a
nadie. Slo hemos de pensar lo que sepamos que es cierto, a quien
quiera que vaya dirigido nuestro pensamiento. Porque debemos
saber nue el pensamiento nuestro afecta a nuestro Deva, y nos-
otros debemos proIcrar un Deva lleno de Fraternidad.
Tenemos que velar nuestras palabras. debemos ser verdicos
en el hablar. No debemos hablar sino aquello que es cierto, ca-









REVISTA


ritativo y til. Debemos tener la certeza de lo que estamos di-
ciendo, y debemos de referir, lo que queramos decir, tal como es.
No deben de llevar nuestras palabras envuelta ninguna idea
que lastime a nadie, present o ausente, ya sea persona, colec-
tividad o creencia; porque adems debemos ser caritativos. Y
deben ser nuestras palabras con un fin de utilidad, no debemos
verter plabras estriles, que sern ciertas, que no danari a"
nadie, pero que no hacen nada. Y 'aqu, como en todo, debemos
demostrar discernimiento. No debemos, porque creamos que
nuestra conversacin tiene estos requisitos, prolongarla tanto
que canse la atencin del auditorio, pues debemos de ser lo me-
nos molestos posibles. Pero tampoco debemos de callar much,
por opinar que lo que se nos ocurre no es bueno, o no es impor-
tante quien sabe-si por el temor a quedar mal-con lo que
seremos personales y por tanto no serviremos para ser frater-
nales. Nuestros sentimientos fraternales no deben de encontrar
obstculo en la despreocupacin o en la exagerada considera-
cin de s mismo. El que hace todo lo que puede, y lo hace con
su discernimiento, hace lo que debe, y ese es fraternal.
Dentro de la Logia todos tenemos los mismos deberes a la
realizacin de la obra que nos propongamos en conjunto.
El que tiene ideas de una labor para realizarla dentro de
la Logia y reconociendo que es buena, se la guard por negli-
gencia, ese no es fraternal.
El que permanece pasivo ante un trabajo, bien manual, bien
spiritual, bien intellectual, por cualquier causa que no sea jus-
tificable, ese no es fraternal. Y es fraternal el que hace lo que
puede, el que brinda lo que tiene, el que sabiendo lo pobre que
es en lo que puede dar, lo brinda olvidndose de s, y teniendo en
vista slo la cooperacin impersonal.
No debemos de dejar de ser fraternales rehusando a coope-
rar en una obra, por el slo hecho de que otros se han encarga-
do de ella. Debemos, si podemos, brindar el trabajo que poda-
mos prestar; y reconocer siempre que aqu dentro todos esta-
mos igualmente obligados en la media de que dispongamos.
SEs verdad que el espritu de muchas Logias no es el de obli-
gar a. nadie a hacer nada; pero nosotros somos ante todo miem-
.bros de la Sociedad Teosfica y debemos de ser fraternales, y
por tanto desenvolver nuestra actividad como tales en los cen-
tros de Fraternidad que representan la Sociedad en general.
Como dijimos antes, todos estamos obligados a laborar por
un., idea que constitute acuerdo de la Logia, aunque no este-
.mos de acuerdo con ella; pues ante el inters de la Logia debe-
,nos de olvidarnos de nuestros gustos y simpatas. Cuando la
'proposicin se convierte en acuerdo, la Logia es responsible,
y debemos de mirar, entonces, all, no la opinion de los que
apoyaron la proposicin, sino un propsito de la Logia. As
.debemos de demostrar nuestro celo por sta, prestndonos fra-









TEOSOFICA


ternalmente a cooperar por el xito de la Logia, por el xito
de algo que es como nuestra madre: la congregacin a que de-
dicamos nuestros mejores servicios y que represent la suma de
los esfuerzos de todos los hermanos.
La Fraternidad se manifiesta entire nosotros cuando disimu-
lamos la deficiencia de los esfuerzos de otro hermano; cuando
tratamos de interpreter lo que se ha dicho y ]lecho con el mis-
mo espritu con que se dijo o hizo; cuando prestamos nuestra
atencin a todos y a cada uno sin reserves mentales algunas.
Cuando un hermano no es fraternal, y por ello nos molesta
o hiere, y con benevolencia le tratamos, entonces somos frater-
nales. Cuando no murmuramos de la labor deotro, ni an men-
talmente, sino que como dijimos, tratamos de disimular sus de-
fectos, y nos mostramos optimistas creyendo a los dems cada
da mejores, ms buenos, ms tiles a la Fraternidad, porque ad-
quieren cada da ms disposicin para ello, porque sus virtues
aparecen y se desarrollan ms, y porque tienen ms habilida-
des para serlo; entonces cumplimos como fraternales.
As, ms tarde,-comprendemos que la Logia es un centro de
enseanzas-cuando nos apercibimos de que esa Fraternidad
que existe dentro de las pardes de la Logia se puede expandir
y se expand por medio de nosotros al mundo exterior; porque
nuestra sinceridad y nuestros esfuerzos constantes de fraterni-
dad que luchan contra nuestras naturalezas, permitirn que se
desenvuelva la influencia de la Fraternidad Universal desde
nuestras Logias, haciendo as de esa manera, palpable el Ideal
de nuestra Sociedad Teosfica: Constituirse en un ncleo de Fra-
ternidad Universal.
Habana, 11 de julio de 1924.
J. Farias. M. S. T.



NOTICIAS.

Tenemos el gusto de hacer saber a nuestros lectores, que la
logia Concordia, de la Habana, ha comenzado a cooperar en la
labor educativa con la Universidad Popular "Jos Mart", encar-
gndose de la explicacin de las asignaturas "Electrotecnia" y
"Dibujo", que explica el hermano seor Silvanio Manzanares.
Al dar esta noticia, no podemos menos que felicitar efusiva-
mente a. dicha logia, as como al seor Manzanares. por tan al-
truista labor.


El selor C. Jinarajadasa, nuestro Vice Presidente, sc encon-
traba a principios de este mes en New York.









REVISTA


Annie Besant, -Su labor political

Por George Lansbury


Escribir ampliamente acerca de sus actividades sociales y po-
lticas en la Gran Bretaa, equivaldra a escribir casi la historic
de los cambios polticos y sociales que tuvieron lugar a partir
de 1874 hasta la fecha en que ella, la seora Bessant, parti para
la India hace alrededor de veinte aos. No hubo movimiento en
el que ella no tomase parte prominent, y durante today su larga
estancia en la India su inters en las grandes cuestiones sociales
y polticas nunca ha decado. Buen testimonio de ello son sus
discursos en favor del Sufragio Femenino en Inglaterra por los
aos de 1913 y 1914, y su accin durante el paro de los construc-
tores de edificios en esos mismos aos. Personalmente escuch
sus conferencias ante enormes auditorios en el Hall of Science y
en el St. James Hall; la o dirigir la palabra a grandes masas en
mitines al aire libre en los parques'de Londres y en la Plaza de
Tr'; ,i:.,!, y en todas estas ocasiones trat siempre cuestiones
palpitantes del da, siendo interesante recorder el hecho de que
su primnera conferencia pblica vers sobre el tema: "La situa-
cin poltica de la mujer". Durante toda su carrera ella ha
propugnao por la igualdad de derechos y obligaciones entire
hombres y mujeres. Alrededor del ao de 1870 cuando la gue-
rra ruso-japonesa estuvo a punto de arrastrar a la Gran Bretaa,
la seiora Besant se coloc valientemente al lado de los Radi-
cales que con Mr. Gladstone, lucharon enrgicamente para im-
pedir la locura criminal de Lord Beaconsfield y sus colegas quie-
nes, en defense de lo que ellos juzgaban los intereses britni-
cos, uncieron por toda una generacin los Estados Balknicos
al yugo turco. Los acontecimientos posteriores han dado ple-
namente la razn a quienes lucharon contra dicha poltica. La
doctor Besant y los que trabajaban con ella entendieron clara-
mente que ni la victoria de la autocracia rusa ni la perpetuacin
del desgobierno turco solucionaran los problems relacionados
con el sudeste de Europa; que slo el reconocimiento de los de-
rechos de los pueblos pequeos de vivir su propia vida y de ma-
nejar sus propios asuntos, podra traer paz y content al mundo.
Durante aquellos aos la seora Besant se declar campen de
la ~ansa de la India. En 1878 public un libro titulado: "Ingla-
terra, la India y el Afganistn" en el cual expuso el desgobier-
no dP 1 India y la locura de la poltica imperialista de Lord Bea-
confild anlicada a dicho pas y a sus vecinos en el Afganistn.
En 19C0-81 entr de llpno en la campaa iniciada nor Charles
Bradlaugh en defense de su derecho para tomar asiento en el
Parnlmento, sin offender su conciencia prestando el .inramnento








TEOSOFICA


de Fidelidad en forma tal que no se sintiese obligado por l.
Tom parte muy prominent en la agitacin por el Home Rule
en Irlanda, y sobre todo con objeto de asegurar mejores condi-
ciones de vida para el pueblo irlands. Fu asimismo uno de los
principles oradores y agitadores en beneficio de los hambrien-
tos trabajadores de los muelles de East-End y de los sin-trabajo,
durante cuyos disturbios estuvo a un paso de tener un serio
conflict con la polica de Londres. En su auto-biografa ella
misma relata el incident en que una gran muchedumbre de
hombres, el 2 de agosto de 1881, a no haber sido por su influen-
cia refrenadora, habra invadido el Palace Yard cuando Charles
Bradlaugh fu arrojado ignominiosamente de la Cmara de los
Comunes; as como el de aquel domingo, en la Plaza de Trafal-
gar, bautizado despus con el nombre de Domingo Sangriento,
cuando, desarmada y sola, atraves los cordones de soldados y
policas, llevada de su determinacin de vindicar el derecho de
libertad de palabra en el Forum de Londres. Yo me encontraba
entire la multitud en ambas ocasiones y s lo que nosotros pen-
samos de ella por su valor y devocin. En 1888 la distinguida
dama. vino a To.wer Hamilets a obtener los sufragios del pueblo
como candidate a Consejero de la Escuela de Londres, y, por
ms que ella era a todas luces un candidate socialist, los clubs
radicales de Tower IIamlets fueron los que la hicieron triun-
far tras una campaa de calumnia, mentira y vilipendio tal como
yo no recuerdo otra despus. Los ministros cristianos la denun-
ciaron y la llenaron de lodo; azuzaron las pasiones todas com-
paeras de la estrechez y del odio religiosos; pero a pesar de
ello el sentido comn de los electores triunf y fu por tanto
elegida miembro del Consejo de la Escuela de Londres.
Los inmediatos aos de su vida y de su trabajo pueden con-
siderarse como de much xito ya que ella consigui por medio
de una labor persistent y personal un ms alto standard de
educacin para nuestros nios; por supuesto que por encima de
las cuestiones puramente acadmicas de la escuela, se preocup
por poner de relieve lo absurdo de tratar de educar nios me-
dio muertos de hambre, sentando as los fundamentos del es-
plndido sistema actualmente en vigor en nuestras escuelas ele-
mentales, de examen y tratamiento mdicos, asociado con cen-
tros de alimentacin. Margarita McMillan, en Bradford, consi-
gui levantar dicho sistema a un punto de mayor eficiencia que
en Londres; pero nosotros los londinenses deberemos siempre
a la Doctora Besant el haber despertado, la primer, la opinion
pblica sobre este asunto y hecho presin sobre las autoridades
a fin de llevarlo a la prctica.
La ilustre biografiada llev asimismo a cabo una labor de re-
sultados muy importantes. A su ingreso en el Consejo de la Es-
cuela de Londres tanto el trabajo como los contratos pblicos se
hacan conform al viejo principio manchesteriano de "com-
prar en el mercado ms barato y vender en l ms caro", de lo








REVISTA


que resultaba que los trabajadores empleados por el municipio y
por el Gobierno, eran obligados a trabajar largas horas por sa-
larios escandalosamente bajos. Ahora bien, la seora Besant
cort de raz estas prcticas obligando al Consejo de Directores
a insertar en sus contratos una clusula en el sentido de que las
manufactures deberan producirse bajo condiciones trade-unio-
nistas, en lo que haca a pago de salaries y horas de trabajo. El
efecto de esta resolucin fu el de una corriente elctrica entire
el element trabajador: por todas parties se levant una agita-
cin cuyo fin era asegurar el que todos los contratos guberna-
mentales o municipales contuviesen en lo sucesivo dicha clu-
sula, con el resultado de que si no se ha conseguido sto en su
totalidad, s, por lo menos en gran parte.
En 1891 la seora Besant abandon su trabajo en el Consejo
de Directores de dicha Escuela. Nunca olvidar el gran mitin
popular en Poplar Town Hall, en el que lo ms activo y entu-
siasta de East London se reuni para darle las gracias por su
esplndida labor en el ya citado Consejo. Muchos de nosotros
pronunciamos discursos; nuestros corazones rebosaban descon-
suelo por su partida, y no poda ser de otra manera, pero ella
nos habl y su mensaje fu un toque de llamada al servicio des-
interesado, hecho con espritu impersonal en beneficio del mundo.
En 1892, en unin de algunos amigos organic una rama de
la Federacin Social Democrtica, en Bow and Bromley; la se-
ora Besant nos di hospitalidad en el edificio del Club que ella
haba establecido para las jvenes cerilleras. Ahora bien, a pesar
de que nosotros no participbamos de la creencia en la vida es-
piritual o en doctrinas como la de Karma y otras similares, la
seora Besant nos di la impresin de ser una mujer que iba
al corazn de las cosas y de que en cada una de sus acciones
buscaba el bienestar de sus semejantes.
Recuerdo otro gran mitin al cual quiero referirme. Tuvo
ste lugar con motivo de la primera conferencia pblica de la
seora Besant sobre. Teosofa, en East London, el cual se llev
a cabo en el gran saln del Bow and Bromley Institute, ante un
auditorio de ms de dos mil almas. Yo presida este un poco tur-
bulento mitin el cual, sin embargo, se aquiet como por encanto
ante la magia de sus maravillosas dotes oratorias. La seora Be-
sant no slo obtuvo la atencin sino tambin el asentimiento
de su auditorio, hacindonos entender que para ella la religion
y la vida diaria eran una y la misma cosa; que no poda haber
divorcio entire la poltica y la religion; en suma. poniendo de
manifiesto el antiguo postulado: "Nadie recoger sino lo que
hubiere sembrado". Despus de este mitin slo tuve noticia de
su labor en la India por los peridicos o por algunos libros, has-
ta hace unos cuantos aos en que surei de un modo prominent
ante la opinion pblica la cuestin del Gobierno y Administra-
cin de la India, en cuya poca la vemos una vez ms sumergida
en el torbellino de la poltica; sin embargo, no como un poltico








TEOSOFICA


sino como un precursor (pioneer). Ella vi claramente que para
construir un future hay que hacerlo con amplitud y profundi-
dad; que si Inglaterra y la India han de permanecer unidas, los
lazos de unin deben consistir en igualdad de tratamiento mu-
tuo; que el error ingls en la India consista en el espritu de
dominacin de raza (la idea de la superioridad del blanco) y el
empeo del blanco, basado en dicha supuesta superioridad, de
dominar y ordenar la vida del pueblo hind. Por supuesto, al
igual que todos los precursores, ella ha sufrido crcel y persecu-
cin; sin embargo, estoy seguro que en la prisin ha sido gran-
demente confortada al pensar que innumerables gentes han ob-
tei'do el beneficio de su labor pasada, sabiendo, como sabe, que
el largo camino del progress que la humanidad ha recorrido,
brilla de trecho en trecho con el fulgor de los templos que los
hombres erigen en sus corazones a la memorial de los que han
sufrido o cado en la lucha por llevar a la humanidad a una vi-
da perfect.
La seora Besant pasar a la posteridad como un gran ins-
tructor.
Siempre la recordar como un brillante orador, levantando
el nimo de las multitudes e inducindolas a trabajar por la
salvacin de la humanidad; siempre la recordar a travs de
das largos y laboriosos luchando por alimentar a los nios ham-
brientos y por sanar a los enfermos; siempre la recordar como
la mujer que estuvo sola al lado de Charles Bradlaugh en su
lucha por la libertad de pensamiento. Y cuando al llamado de
la libertad ella se coloc al lado del pueblo hind en su lucha
por la emancipacin, y cuando en seal de confianza en ella y
en su capacidad y habilidad para conducirlo, el pueblo de la
India la eligi Presidente del Congreso Nacional, ella no hizo
ms que lo que ha hecho toda su vida, esto es, colocarse del lado
de los que necesitan una mano amiga, ayudando con su experien-
cia, su energa y el admirable poder de su voz y de su pluma a
los que se hallan desarmados ante la lucha por la vida.
Nunca puedo pasar frente a la antigua casa del Club, en Bow
Road, sin un sentimiento de gratitud hacia la seora Besant y su
obra, y ello porque en aquel Club viv los primeros y mejores
das de mi actuacin socialist, lleno de entusiasmo, de fe, de es-
peranza y de confianza en la humanidad, y porque en esa casa
conoc gentes cuya idea de la vida yo no entenda, pero cuya
conduct me hizo comprender que no son los credos ni las m-
quinas, ni siquiera la organizacin, lo que habr de salvar al
mundo, sino el que todos dentro de la gran familiar humana rea-
licemos la unidad de toda vida y basemos nuestra conduct so-
bre el reconocimiento de nuestra comn fraternidad, poniendo
cada uno al servicio de los dems los dones que hemos recibido,
dando as oportunidad para el advenimiento de una humani-
dad mejor.







REVISTA


He sufrido muchas desilusiones de 1892 ac; pero, de todas
maneras, queda un buen nmero de hombres y mujeres que han
permanecido fieles a los ideales de vida que han predicado. Y
uno de los mejores y ms valientes es la mujer acerca de la cual
escribo el present artculo, quien, a los 76 aos, una vez ms
se arriesga en una aventura, la ms grande quizs de toda su
vida, al llamar a cada uno de nosotros para unirnos a ella en
la gran labor de esparcir por el mundo los principios de Liber-
tad, Igualdad y Fraternidad, y unir en un gran haz de corazo-
nes fraternos a la gran familiar de las naciones.
GEORGE LANSBURY,
Miembro del Parlamento Ingls:
(De "El Mxico Teosfico). (Tradujo J. R. M\:)



Las doce labores de Hrcules con los doce
signos del Zodaco y su lugar en el Octadio
por Alicia Osmond

De "The Theosophist" de Sep. 1924
Traducido por J. M. Lamy. M. S. T.

Dijimos en un artculo anterior, ("El Octadio" en el Theo-
,ophist de mayo de 1924.) que las doce Labores de Hrcules y
los doce Signos del Zodiaco representan principios o elements
que el Homibre tiene que sintetiza.r en s mismo, y como tienen
ciertas correspondencias sorprendentes, pueden tener tanto in-
ters que sera convenient esbozarlos aqu. Pero no debe ha-
cerse demasiada presin en ellos, porque el orden en que estn
colocados los signos y labores no es seguido necesariamente por
todos los candidates a la Iniciacin, ya que varan tanto como
el hombre.
Las cuatro Labores primeras representan las pruebas astra-
les-en preparacin para el segundo nacimiento y la primera
iniciacin-en los cuatro primeros ngulos del Octadio. Sola-
mente al nacimiento del Ego es cuando la consciencia Bddica
o Cristo tiene su vnculo para funcionar, siendo entonces cuan-
do se entra en el Sendero; antes de eso la luz notada no es ms
que su reflejo.
En el punto inferior del Oetadio y en la primera Labor, tiene
el hombre que escoger si ha de servir al placer o al deber, y
si escoge el tiltimo como Hrcules, principia entonces ms o me-
nos conscientemente a traer los signos del Zodiaco bajo el do-
minio de su voluntad, basta que llega a estar en ellos en el pun-
to eniminante del Octadio.









TEOSOFICA


En otro artculo anterior he llamado la atencin sobre la re-
lacin existente entire "La Voz del Silencio", "Los Das de la
Creacin y "Luz en el Sendero". Es interesante tambin hacer
notar cmo las cuatro primeras Labores tienen relacin con las
cuatro reglas primeras no numeradas del ltimo de esos libros,
que como antes se ha dicho, son las que preparan para entrar
en el Sendero.
Pero los signos del Zodiaco no son dominados por todos en
el mismo orden, y por lo tanto, podemos -ver que H-rcules no
sigue el mismo orden de sucesin de las reglas exactamente, por
ms que puede verse claramente que es necesario controlar al
Len antes de powder controlar a la Hydra.-Es sumamente inte-
resante fijarse en que para la ereccin del vehculo Bddico en
el segundo nacimiento, el cubo consiste de piedras similares en
ambos casos.
La primera Labor (Leo) se corresponde con la segunda regla
de "Luz en el Sendero". "Antes que el odo pueda oir tiene que
haber perdido su sensibilidad".
Aqu tuvo Hrcules que matar al Len Nemeo que era in-
vulnerable a todas las armas. Esto indica que las cualidades del
corazn tienen que balancearse desde dentro, y matar el len es
conquistar el corazn. Entonces Hrcules ostentaba su piel que
arma alguna de hombre no poda penetrar. En otras palabras,
tiene uno que hacerse insensible a toda crtica y con la fortale-
za del len, tener el valor de sus convicciones.
La segunda Labor (Escorpin) corresponde a la regla pri-
mera de "Luz en el Sendero". "Antes que los ojos puedan ver
deben haber perdido la capacidad de llorar".
Ahora tiene Hrcules que matar la HIydra, una serpiente enor-
me con nueve cabezas (concupiscencia, lujuria o "sensacin")
una de las cuales no poda ser herida con arma alguna. El ga-
rrote ms potente es incapaz de impedir que vuelvan a crecer
las cabezas despus de cercenadas, pero el ve a su tiempo que
slo puede hacerse esto cuando hayan sido cauterizadas por el
Fuego Divino.
El sepulta bajo una piedra, una piedra en bruto, la cabeza
inmortal de la Vida Divina, pero quizs l amoldar en forma de
cubo esa piedra para labrar su vida spiritual. No es esta la
piedra que rechaz el constructor (hombre) y que llegar a
ser la piedra principal angular?
Encontramos correspondencia y significado' de esto en el
Captulo tercero del Gnesis: "Sobre tu vientre irs... todos
los das de tu vida" o durante la peregrinacin del alma". La
serpiente (en hebreo. nachash, lo que brilla) era ms sutil (lo
que significa que tena una estructura final, no gruesa ni densa)
que ninguna otra bestia del campo". En las Labores era solo
la Hvdra qoe tena la cabeza inmortal que no poda ser herida
por n4nann arma.
No es la serpiente en ambos casos el Aliento Vital Creador









REVISTA


que ha dejado entrar el orden inoportuno en el dualstico, donde
principia la peregrinacin del alma'? Es puesto "bajo un casti-
go" o "bajo una piedra" y obligado a comer el polvo de la tie-
rra, hasta que el hombre pase por las encarnaciones necesarias y
haya sintetizado los doce poderes de los signos y surgido a la li-
bertad del segundo Adan, cuando "no habr ya ms castigo".
Slo el Iniciado, que tiene el derecho de acercarse al rbol de
la Vida y puede arrancar las manzanas que penden de l, puede
levantar ese castigo y libertar del infierno la Vida all aprisio-
nada.
Escorpin es la tentacin del hombre en el "desierto", pero
tiene que elevarla de tal modo que la convierta en guila que
se cierna entire las nubes. El centro inferior creador es un refle-
jo del superior.
La tercera Labor (Cncer) corresponde a la regla tercera de
"Luz en el Sendero". "Antes que pueda oirse la voz en presen-
cia de los Maestros, ha de haber perdido el powder de lesionar".
Hrcules tiene que capturar aqu la antelope Keryniana que
tena astas de oro (facultades intuitivas) y pezuas de bronce,
(discernimiento Mercurial), que perteneca a la Intuicin de
Artemis (la luna o el alma), y tena que perseguirla un ao en-
tero, o sea, un ciclo complete de la personalidad antes de poderla
atraer al alma (Mykenai), lo cual quiere decir que tiene el hom-
bre que dominar la actividad intellectual. de la personalidad an-
tes que la voz de la intuicin pueda expresar la sapiencia del
alma.
Cncer, que est dirigido por la luna, es "el grmen divino
envuelto en un vehculo denso que empieza a desarrollarse y
evolucionar".
"Antes que la voz pueda oirse en presencia de los Maestros"
debe ser la voz del Yo.
La cuarta Labor (Libra) corresponde a la regla cuarta de
"Luz en el Sendero". "Antes que el alma pueda presentarse
ante los Maestros ha de purificarse los pies con el bao sangrien-
to del corazn".
IIrules aqui tiene que capturar al Jabal de Erimantea y
traerlo vivo.
Como antes se ha indicado, el nmero 4 es muy significativo
con respect al hombre. Es el nmero de la tierra y de todo lo
stable y permanent, pero es el punto de media para el hombre
en to1dos !(s plans de su ser, y es el que ha de arreglar todos los
estados anteriores.
En la cuarta Labor, la balanza de Libra parece ser el signo
indicado por ella porque el Jabal simboliza la glotonera y que
el hombre tiene que atrapar vivo y controlarlo. Tiene que ha-
cer le l su siervo, como hizo Hrcules que lo hizo caminar con
sus patas delanteras ante l sujetndole las patas traseras.
Antes de powder permanecer en presencia de los Maestros, de-
be el hombre haber aprendido a balancear los apetitos, y sus pies






TEOSOFICA


deben ser purificados con la sangre del corazn (el yo personal).
Segn la Biblia: "Bienaventurados los puros de corazn porque
ellos vern a Dios".
La piedra cuadrada de la Verdad slo puede permanecer
erecta por el alma polarizada que ha aprendido a no prestar
odo al yo inferior ante los Maestros. El hombre debe haber
aprendido a tener discernimiento.
En Libra est el alma colocada en la balanza de las dos na-
turalezas, y encuentra su equilibrio dominando la naturaleza
inferior que la gobierna (Venus), de tal suerte que por medio
de la influencia de Saturno que es exaltada en este signo, la Ve-
nus inferior queda sujeta a la discipline, esclarecindose enton-
ces y haciendo despertar la intuicin.
La quinta Labor (Acuario). En esta entra el hombre por las
puertas del templo y sube a la "plaza" o campo de batalla-
Antahkarana-el "puente"-y principia la obra del hombre-
Cristo.
Hrcules tiene ahora que empezar la limpieza de los establos
de Augas en un solo da despus de treinta aos de acumularse
all las inmundicias. Esto se realize en el cuarto ciclo de diez
aos, 30-40, la edad important en la vida de todos los Iniciados.
Es la preparacin del Templo para recibir al Cristo o Esp-
ritu Santo, como de un modo semejante limpi Jess el templo
de los mercaderes cuando empez su ministerio.
Es el Agua de Vida por la cual se hace la obra, simbolizada en
el ro Alfeo o aliento de fuego (indicando el fuego) y Peneo-el
ro del pensamiento. En Acuario comienza el hombre a contro-
lar la naturaleza.
La sexta Labor (Sagitario). Aqu tiene Hrcules que cazar
a los grandes antropfagos, pjaros de plumaje flechudo que se
criaban en los pantanos de Arcadia.
Esto indica la elevacin de los pensamientos (pjaros) del
fangal de los placeres mundanos a la altura del Espritu (Bud-
dhi-6) o Consciencia del Cristo. Es elevar el deseo desde la men-
te inferior a la superior.
Se represent al Sagitario con una figure cuya parte inferior
es de un animal (son los deseos animalss, y la parte superior de
un hombre (aspiracin). En este punto el hombre dispara sus
flechas al aire, pero no tiene la facultad de mantenerlas all
hasta que Atenea no le d los platillos de la sapiencia que, al
golpearlos saltan sus i.ii ir.-, lanzndose al vuelo donde puede
matarlos antes de que vuelvan a la cinaga y se conviertan de
nuevo en pjaros de presa y se alimenten de su care, (egois-
mo, etc.).
La sptima Labor (Taurus-Toro). Hrcules tiene que captu-
rar ahora y traer a tierra firme un toro que furioso anda erran-
te po la isla de Creta. Esto viene propiamente despus de la
sexta Labor, el advenimiento de la consciencia del Cristo, pues
toda obra simbolizada por el Toro y todo aquello a que dedique-






REVISTA


mos nuestros esfuerzos debe emplearse y santificarse para el
Cristo. Hrcules domin al Toro hacindolo atravesar el mar
hasta la tierra firme, lo cual indica que debemos domear aque-
llas condiciones del mar de la humanidad que el hombre-Cristo
eleva hacia lo mejor. Nosotros tenemos que traer al toro a la
ciudad distinguida por la apertura del-Tercer Ojo de la Sabidu-
ra (('i..!i:.-i,). Pero al igual de Hrcules, no podemos guardarlo
all al principio, porque las vislumbres de esa consciencia son
muy raras a los comienzos.
En esta Labor surge un peligro muy sutil, pues el hombre
tiene que afrontar el descenso de Karma que ha hecho salir su
continue aspiracin por hacer fluir en l la Vida del Cristo. Pero
debe aprender a controlar la labor que ello entraa; tomar una
actitud positive sin resentimiento; pues de lo contrario habr
de sufrir males sin cuento, que una actitud negative le hara
career que era un sacrificio necesario, no sindolo.
SLa octava Labor (Aries). En esta Labor tiene Hrcules que
atrapar las yeguas del Jefe guerrero Dimedes que encabrita-
ban a sus caballos queriendo que se tornasen salvajes como ellas
hacindoles comer care humana.
Aqu volvemos a llegar a un nmero important, el 8 de la
balanza en preparacin para poder arribar a la ms alta pir-
mide del Octadio. La formacin de la figure 8 indica la cruz, y
en este ngulo octavo, o cuarto subplano de Buddhi, tiene efec-
to la Crucifixin. Aries es el signo del ofrecimiento, el signo del
Carnero o del "Cordero sacrificado desde la fundacin del
mundo''.
En este punto tiene el hombre que aprender a ser positive, a
hacer que sean constructivos sus pensamientos intelectuales (ca-
ballos) dirigidos por la Sabidura (Atenea), en vez de ser destrue-
tores bajo la direccin de Marte (Dimedes).
Aqu el Iniciado agota sus desesos intelectuales inferiores
que consume al yo inferior, (la crucifixin es el quebrantamien-
to de la forma que crece exteriormente), y que llega a amansar-
se bajo el dominio del Yo Superior. Es el poder de Aries do-
minado y controlado por la Sabidura del Cristo.
Ocho significa la resolucin de una nueva octava, y podra-
mos notar aqu en esta concordancia la Regla 17, (potencialmen-
te 8) y su notaa"; y la Regla 17 parte 2. en "Luz en el Sende-
ro". Aqu se habla de "lucha", "victoria" y despus "un sen-
dero ulterior", que indica un nuevo ciclo. Pues cada ciclo del
hombre consiste de nacimiento, crucifixin y ascensin, y al fi-
nalizar en victoria cada uno se llega a un pu nto donde se ve un
nuevo sendero que se abre. Esta regla 17a es universal, aplicable
a la etapa de 8 en cualquier ciclo, hasta que el "alma al entrar
en la consciencia de su Logos, abre la va a la consciencia de otros
Logos, un sendero que la desva de toda experiencia humana".
La novena Labor (Virgo). La misin de Hrcules en esta La-








TEOSOFICA


bor era apoderarse del into de Hiplito, regalo de Aries a la
reina de las Amazonas guerreras.
Las Amazonas se cortaron sus senos derechos para. quitar
todo impedimento en el movimiento de sus arcos, a fin de poder
disparar sus flechas (pensamientos) lo ms alto possible (Buddhi).
El corazn o sea, el lado Bdico de las Amazonas quedaba.
complete todava, a fin de que pudieran dar a luz y alimentar a
los hijos espirituales desde el gran centro cordial Virgo, que es
el signo de las ofrendas votivas. Las belicosas Amazonas, o sea,
Marte en Virgo es el signo que indica que el servicio era total-
mente de la naturaleza del sacrificio, y que su labor habra de
ser la transmutacin del desarrollo fsico en el spiritual.
Nosotros podemos jurar o promoter devocin a los Maestros
cada hora del da, pero es un servicio slo aparente, hasta que,
como las Amazonas, sacrifiquemos la parte fsica-la voluntad
personal-de modo que demos a luz los hijos del espritu en lu-
gar de los del yo inferior (deseos personales). Solamente en-
tonces es cuando realmente amamos al Maestro.
Aqu tena Hrcules que alcanzar su parte femenina, apode-
rndose del cinturn de Venus, o sea, la maternidad Divina,
porque solamente da inspiracin verdadera el Amor Inmortal
creador.
"Un cinto es un smbolo de un oficio sacerdotal... Crios es
la palabra celta que significa into o cinturn, y Crios-d es Cris-
to,que significa "Dios-Cinto". Esta faja o ceidor era usada
por los Druidas que estaban identificados con el Sol... El cin-
to represent la corriente de Fuerza Espiritual que circunda el
cuerpo del hombre justamente debajo del pecho". ("Key to the
Universe. Curtiss). Dice Isaas en el captulo 22, versculo 21:
"Yo le vestir con tu ropa y le fortalecer con tu cinturn".
Es significativo que el signo Virgo siga al signo de la crucifi-
xin, as como Mara Magdalena, smbolo de la Maternidad Di-
vina, sea la primera que vea y reconozca al Cristo resucitado.
No significa esta Labor que el Cristo tena que disparar sus fle-
chas ms alto todava hasta la consciencia Bdica antes de que
su obra quedase terminada, y consumada la asceisin al Anupa-
daka? Fueron tambin 40 das entire la Crucifixin y la Ascen-
sin o 4 ciclos de 10, desde: el 1 hasta el 40 sub-plano Atmico, y
los ltimos ngulos del Octadio, donde tienen efecto la Aseen-
sin y el tercer nacimiento.
La dcima Labor (Piscis). Era la siguiente empresa de Hr-
cules capturar una piara famosa de ganado rojo perteneciente
al gigante Geryon. y traerla a la isla de Mikenai, que e ssu-
pona que se hallaba en el lejano Occidente.
Diez represent el ciclo perfect y el hombre tenia oue traer
aqu su ganado rojo (el rojo simboliza la perfeccin de la ex-
periencia o lo que se consider ser la encarnacin, mientras el
blanco simboliza la perfeccin de la inocencia o lo que uno trae








REVISTA


a la encarnacin) a la isla del Alma o sea Occidente, la noche
de la vida, donde estn almacenadas todas las experiencias, pa-
ra ser absorbidas en el Sol del Amor Divino, del cual "no se
puede volver a salir".
"Aspira a alcanzar aquellas posesiones que puede conse-
guirse el alma pura, a fin de que puedas acumular riquezas para
ese espritu de vida incorporado que es tu nico yo verdadero".
"Luz en el Sendero".
La undcima Labor (Gminis). Era esta traer otra vez las
Manzanas de Oro desde el Jardn de las Hesprides, que era la
dote ofrecida por Zeus (el Sol) en su boda con Hera o Terra (la
Tierra) o sea el regalo de Dios a su esposa la Tierra.
Hrcules procura conseguir las Manzanas del Amor Divino
y la Vida Inmortal que crece en el rbol del Conocimiento del
Bien y del Mal, que viene a ser el Arbol de la Vida. Es decir,
que trata de conseguirlas en el aire-Gminis es un double signo
areo-y no en la tierra, de manera de balancear los dos polos
opuestos. Este es el perodo fructfero de la entrada del alma.
El rbol est guardado por tres hermosas doncellas, '"Hijas
de la Tierra-Vespertina", a las cuales slo puede acercarse el
hombre cuando va llegando al fin de su ciclo de experiencia. Ya
aqu sacrifice l todo cuanto le resta del yo inferior y se hace co-
heredero con Dios.
El nmero 11 y el signo Gminis -.i,;ni.-.i! probablemente
los dos pilares Jaquin y Boaz-el bien y el mal-indicando que
el alma ha balanceado en s misma los dos polos opuestos, y ha
hecho el cielo desde las tinieblas hasta la luz.
En el Gminis superior se efecta la espiritualizacin por
medio de la iluminacin, unificando as los pares opuestos, tan
pronunciados en el Gminis inferior.
La conexin de Atlas con esta Labor significa posiblemente,
el trmino de un ciclo y el principio del otro, es decir, "l srs-
tiene sobre sus hombros nuevos continents y sus horizontes".
En muchas de las pinturas del Jardn de las Hespridas se
v una serpiente enroscada en el Arbol de la Vida, lo cual tiene
gran significacin.
La duodcima Labor (Capricornio). Esta. Labor era el des-
cendimiento a los infiernos para domesticar al Cancerbero, el
perro guardian de las tres cabezas, con pelo de serpientes y co-
la de alacrn, sin emplear ningn arma.
Es la Labor de todos los Iniciados descender a los infiernos
para redimir a los reinos elementales. El macho cabro en Ca-
pricornio ha trepado aqu a la cima de la montaa. Ha emplea-
do sus facultades en el pasado para su propio progress, pero
ahora el Hombre-Cristo invierte el lado inferior del Signo y des-
ciende al infierno, guiado por Hermes (Sabidura), y all liber-
ta a Tesen. (el alma aprisionada), desde la tumba de la material,
y se complete la Ascensin.








TEOSOFICA


No es este Cancerbero con cola de escorpin la cabeza in-
mortal de la I-ydra que fu sepultada debajo de una piedra (co-
mo castigo) en la segunda Labor, y que no poda levantarse has-
ta que el hombre hubiera alcanzado la estatura del Cristo, o has-
ta que llegara a la cspide, como el superior se refleja en el
inferior?
Esto parece ser el fin de la fuerza de la serpiente qoe se le-
vanta finalmente en el tereer nacimiento. No podamos decir
tambin que la Hydra es el powder del Cristo desnaturalizado, y
que fu la piedra que los constructores (el hombre) rechazaron
y que ha llegado a ser ahora la piedra angular principal?
No hay que olvidar que la pirmide inferior es un reflejo en
la material (la region de Plutn) de la superior, y que cuando se
llega a la cspide todos los ngulos se extienden hacia ella. Na-
turalmente el ltimo que se eleva es un reflejo de ese punto.
Esto se ve en los Evangelios, pues all aparece que slo once
Discpulos se reunieron con Jess (la consciencia superior) en
Galilea despus de la crucifixin, lo cual responded a la pregun-
ta: por qu no los doce, si todos habran de former uno slo?
Porque hay once sub-planos, signos del Zodaco, o facultades o
poderes (discpulos) desde el nadir del Octadio (49 sub-plano
del astral) hasta el zenit o 7 sub-plano de Buddhi, y el com-
plemento de los doce slo se alcanza en el ler. Anupadaka y 49
plano Atmico, siendo all done se realize el tercer nacimiento,
y queda complete el Octadio.
Por esto se ver que Capricornio, el "signo del nacimiento"
represent la ltima Labor y tiene por eso su significado.
"El Misterio de la Cruz" (que segn se dice fu hallada en,
el cadver de Hermes) ; "Separad la tierra del fuego, lo sutil
de lo tosco o lo grosero"; "Asciende desde la tierra al cielo y lue-
go desciende de nuevo a la tierra", pueden comprenderse me-
jor aqu en el Octadio. Pues no es la labor del hombre separar
lo Real de lo Irreal, la PIrmide ms baja, o sea, la tierra, de la
ms alta, o el fuego, hasta que ascendiendo de plano en plano,
pasan rpidamente por todos los plans, desde el zenit hasta el
nadir, cruzando el espritu a travs de la material siete veces el
Hombre-Cristo y despus diez veces el Hombre-Dios.
Alice Osmond. (1)
La escritora desea expresar aqu su reconocimiento al Dr. Curtiss y su
esposa por la ayuda que ha recibido de su libro "La Llave del Destino", al
escribir este artculo. Ese libro la ha auxiliado para confirmar y ampliar sus
propios descubrimientos, pues much de lo consignado all debe haber sido
necesariamentc product de la intuicin, ese grito inarticulado, todava, del
espritu del hombre en evolucin, tan fcilmente silenciado en las primitivas
etapas por los pensamientos materialistas que lo circundaban.
La luz suministrada por los autores antes mencionados sirven de fanal
para guiar los pasos de los nefitos a travs del sendero cubierto de peas y
arrecifes, hasta que pueda alcanzar el Monte de sus aspiraciones, donde pueda
permanecer sin temor y en disposicin de vibrar su propia nota.







REVISTA


EL MATRIMONIO,

como fu, como es y como debiera ser

Por Annie Besant


(Traducido por Esther de la Pea, M. S. T.)

(Continuacin)

Hay que recorder que mientras el amor es esencial para for-
mar un matrimonio fiel y santo, el matrimonio comprende mis
que el amor; comprende un sin nmero de relaciones nuevas pa-
ra con el mundo externo, de las cuales no se puede hacer caso.
omiso, toda vez que el hombre y la mujer viven en el mundo.
Necesariamente surjen en coneccin con el hogar dual las cues-
tiones de casa, dinero, crdito, etc.. que no deben ser pasados
por alto por parte de ninguna mujer y hombre sensato. El
contrato no toca con manos rudas la plant sensitiva del amor:
se ocupa solamente del jardn en donde crece la plant, y no hay
dos personas que puedan vivir solamente del amor, como tam-
poco hay plant que pueda crecer sin tener tierra alrededor de
sus races. Todo contrato que desvie las ocasiones para disgus-
tos que puedan sobrevenir en las cuestiones materials, proteje
y resguarda el amor de recibir muchos golpes rudos. Deca el
seor Conway: "No tardar en llegar el da en que la sociedad
tendr placer en similar lo scontratos entire el hombre y la mu-
jer como si fuesen contratos entire los socios de un negocio. En-
tonces el amor prescindir de la venda sobre los ojos y del au-
xilio del polica. Se estima necesario convenir en algunas dispo-
siciones pre-nupciales que han de decidir el derecho a la herencia
que tendr el sobreviviente de los dos casados. Como durante
la unin se acumula propiedad comn de los dos, estas propieda-
des debern pasar a manos del sobreviviente y de los hijos, y
mientras no haya una ley para impedir que los padres despojen
a los hijos de toda su propiedad, en la propuesta, escritura de-
biera constar una clusula que les resguardara su herencia. Ade-
ms, por el bien de los hijos que puedan nacer de la unin, es
muy deseable que se lleve a cabo un contrato de matrimonio en
trminos definidos. La sociedad tiene el derecho de exigirle a to-
da persona que trae nuevos miembros a su seno, algn contrato
que le facility la manera de desempear en ella sus responsabi-
lidades si tratase de evadirlas. Si todos los hombres y las muje-
res fuesen perfectos, no habra necesidad de contrato, como tam-
poco sera necesario tener leyes en contra del robo y el crime;







TEOSOFICA


pero mientras el hombre y la mujer sean como son la ley tiene
que tener en reserve un poder compulsive que pueda aplicar a
los malhechores. La sociedad est obligada a guardar lo!s intere-
ses de los nios desamparados, y sto solo puede hacerse por
medio de un arreglo definido y explcito que haga responsible
tanto al padre como a la madre de las vidas que ellos han tra-
do a la existencia y que muestre el parentezco que los une de mo-
do que pueda presentarse en una corte si acaso surgiere alguna
dispute. Por otra parte, si no hubiere contrato a manos de
quien se entregara la custodia de los hijos, caso de ocurrir muer-
te, una separacin o que uno de los cnyuges procediese mal?
Un suponer: un padre brutal; la esposa se separa de l llevn-
dose ella los hijos; cmo puede ella. quedarse con ellos si l los
reclama y se los lleva? Si ella tuviese el remedio legal del divor-
cio, la corte le cedera a ella la custodia y estara a salvo de que
l la molestase. Si una esposa se fuga llevndose los hijos, no
ha de tener el padre ningn derecho de tutela sobre sus hijos,
sino el de quedarse pasivo vindolos pasar a la custodia de otro
hombre? Una peticin para divorcio la protegera de semejan-
te injusticia. Si los padres se separan, y ambos desean quedarse
con los hijos, como ha de decidirse un litigio de esa naturaleza
a no ser por medio de una apelacin a una ley imparcial? El ma-
trimonio, como ya hemos dicho, es una sociedad, y en cuanto na-
cen intereses, deberes y responsabilidades comn de dos, enton-
ces es necesario que para ambos haya a su alcance medios legales
de reparacin caso que uno de ellos no cumpla.
(Continuar).



BIBLIOGRAFIA


Hojas dispersas
Hispano Amrica literaria parece ser campo abonado para la
.germinacin de esa plant extica que adquiere sus perfiles defi-
nitivos, en los escritores proticos cuya firm leemos hoy al pie
de un soneto, calza maana un panfleto de combat, pasado escu-
da una parrafada filosfica y ayer no ms fu maestro de calotec-
nia o crtico literario. Ah est la fuente ubrrima en qu beber el
conocimiento de nuestra psicologa intellectual.
Pero lo ms doloroso del caso es, tal vez, que cualquiera de es-
tos escritores, localizando sobre uno de los motivos para ellos pre-
dilecto, las energas esparcidas en otra forma, nos daran la ansia-
da reedicin, por ejemplo, de un Sarmiento, de un Van Ferreira,
de un Luz Caballero... porque en muchos de ellos se advierte
grmenes de grandeza.







REVISTA


Los sucesores de Bello y de Mart habrn de surgir, sin
duda, cuando logren romper el cascarn de Amado Nervo. Y
no se crea que vemos con disgusto complete esta polimorfa, ya
que a ratos se nos aparecen como las premoniciones de lo que
habr de ser un future que, si para algunos est lejos, para
otros asoma ya su cresta de oro por encima de los Andes...
Estos y otros asuntos similares nos han acudido a la punta
de la pluma, al hacer la resea de este libro, del doctor Manuel
Q. Hernndez, impreso en San Salvador y enviado a nosotros con
gentil cortesa, por su autor.
Dems est decir, pues, con qu gusto hemos ledo algunos de
sus concepts "dispersos" en las "hojas" que l recogi en el
volume a que nos contraemos, y que estas volanderas cuarti-
llas tienen la misin de decirle: Gracias!"
Y terminamos, haciendo notar que el escritor tiene un es-
tilo desenvuelto y fcil, que pone un velo a ligeras incorreccio-
nes de lenguaje que mortificaran a Valbuena.

El Universo y el Hombre
He aqu un libro cuyas ideas principles nos hacen pensar
en que pudo haber sido escrito dos siglos atrs... o dos siglos
adelante, con la adicin de su eterna actualidad. El oro del Sol
es siempre flgido.
El seor Enrique Fresco y Daz, ha echado una buena pale-
tada de arena en la mquina que prepare el cemento del pr-
ximo alczar. Su libro denuncia que el autor lee, y digiere lo
que ha ledo.
Por lo dems, nada hemos de agregar a lo dicho en el prlogo
por el Dr. Horacio Maldonado. All est dicho todo, y bien dicho.
i Ojal que en la .Repblica Oriental del Uruguay se publica-
ran muchos libros como ste, impreso en Rosario de Santa F,
Repblica Argentina!
Gracias tambin a usted, seor Fresco. Su libro ha de ser-
virnos de consult.
Se est imprimiendo con bastante 1d. ii i en la Amrica
del Sur. Eso es bueno.

Dharma
Organo de la Logia del mismo nombre, que nos llega desde
Buenos Aires, cargado de un buen material atentamente esco-
gido.
Es una revista que vale la pena de leer, y que merece ser
sostenida por los tesofos argentinos.
Nosotros le deseamos una vida larga, prspera y eficaz.


Vea el anuncio del Glosario Teosfico en la segunda pgina.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs