Group Title: Revista teosofica
Title: Revista teosófica
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00073921/00012
 Material Information
Title: Revista teosófica
Physical Description: Serial
Language: Spanish
Creator: Theosophical Society (Madras, India) -- Seccíon Cubana ( publisher )
Publisher: Sección Cubana de la Sociedad Teosofíca
Place of Publication: Habana etc.
Frequency: bimonthly (irregular)[june, 1936-apr. 1938, sept./oct. 1942-1954]
monthly (irregular)[ former feb. 1917-may, 1936, july, 1938-aug. 1942.]
bimonthly
completely irregular
 Subjects
Subject: Theosophy -- Periodicals   ( lcsh )
Imprint -- Cuba -- Havana -- 1923-1939
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba -- Havana
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began in 1917?; ceased publication with July 1956.
Numbering Peculiarities: Publication suspended, June, 1933-Feb. 1934.
Issuing Body: Organo oficial de la Seccíon Cubana de la Sociedad Teosofíca, <1923-1939>
General Note: Description based on: Año 7, no. 1 (15 de enero de 1923) = 2a epoca.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00073921
Volume ID: VID00012
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002944312
oclc - 50336367
notis - APH5965

Full Text





REVISTA TEOSOFICA
Organo de la Seccin Cubana de la Sociedad Teosfica
FUNDADA EN 1905
Director: RAFAEL DE ALBEAR Administrador: GUILLERMO ORDOREZ
Direccin y Admn.: Oquendo 14, altos. Apartado 365. Habana.

PERMANENT
La Sociedad Teosfica ea responsible solamente de los documents oficiales
insertados en la Revista Teosfica. La Secretara General es responsible
de los artculos no firmados; de los artculos firmados con el nomrbe o
iniciales son responsables sus autores o en su defecto sus traductores.
Advertimos a nuestros lectores, para evitar errors y confusiones, siempre
desagradables, que la nica, legtima y verdadera Sociedad Teosfica, que
fu fundada en 1875 por Helena Petrowna Bla.vatsky y Henry Steel 01-
coott, tiene su Cuartel General en Adyar. (India Inglesa,) y que esta Sec-
cin Cubana que forma parte de ella, tiene sus Oficinas en la Rabana,
Oquendo 14, altos, no teniendo relacin ni conexin con cualquiera otra
Sociedad que emple trminos relacionados con la teosofa, o diga que
profesa sus doctrinas.

A0 VII.-No. 12.-15 DE DICIEMBRE DE 1923.-2a. EPOCA.




A LA JUVENTUD DEL MUNDO



Hermanos mos:
Mfe encuentro hoy ante vosotros para pedirle a la juventud
de la India, a la juventud de todos los pases del mundo, que
mantenga pura y sin mancha esa Hermandad Universal que es
parte de su gran herencia y de su gran mensaje al mundo, para
purificar a ste de toda esa falta de fraternidad que le ha sumi-
do en la obscuridad, a fin de que esa Hermandad, que trae la
l"z pueda arraigar en buen terreno.
Acudo a la juventud del mundo entero para que recuerde
Wne no es ella. la que ha traido la. miseria, la tristeza, la deses-
peracin, el odio, las suspicacias, la falta de confianza, las gue-
rras, las desvastaciones. Quin lo ha hecho pues? Dejemos sin
contestacin esta pregunta. No hagamos recriminaciones, pero
no solamente debemos condenar firmemente y sin compromises
los males que prosperan sin sonrojo alguno, sino que debemos
tener la firme determinacin de llevar al mundo del mal al bien,
misiln y empeo en el que toda la juventud debe unirse con sin-
cero compaerismo y amorosa confianza.







REVISTA


Las religiones nos separan. Las razas nos separan. Las cos-
tumbres y opinions nos separan. El orgullo nos separa. La
competencia nos separa. Todas estas cosas deben cesar de se-
pararnos, pues aunque algunos profesemos una religion y otro
otra, aunque algunos seamos de una raza, otros de otra, aunque
algunos pertenezcamos a una nacin y otros a otras; aunque al-
gunos podamos aferrarnos a una costumbre, a una opinion, y
otros a otras costumbres y opinions; aunque todos estemos or-
gullosos de ciertas cosas que nos parecen la esencia de la vida,
todos tambin-si somos jvenes de corazn, aun cuando ten-
gamos cuerpos viejos o jvenes-podemos, y debemos, utilizar
estas diferencias slo para el desarrollo individual, ya sea de
nuestros yoes individuals, de nuestras creencias individuals,
o de nuestras naciones individuals. Por lo dems, debemos
vivir, en el mundo donde estas diferencias no existan, el mundo
de la Luz Blanca Unica, de dnde son reflejados los mundos de
colors, para que podamos conocer las infinitas divergencias que
parecen mutuamente antagnicas, pero que, miradas desde el
mundo de la Luz Blanca Unica, se ven que son complementarias.
Mujeres y hombres jvenes: vosotros todos que sois jvenes
de corazn, y que tenas amplias visions: Daos cuenta de que
no sois vosotros los que habis originado los problems mundia-
les que hoy da tenemos. No habis ocasionado la pobreza, el
odio, la falta de confianza, las luchas, la tristeza. Estas son
deudas que habis heredado, no deudas que hayis contrado.
Vuestro es el deber de comenzar a pagar esas deudas, por el he-
cho mismo de esa flermandad Universal, la cual-ya la admitis
o no-es la Nota que tenis que hacer vibrar en el mundo, por
la palabra y por la accin, para que puedan restaurarse la. paz y
la harmona.
Jvenes de la India, jvenes de la. Gran Bretafa, de Austra-
lia, de Canadl, de Nueva Zelandia, de Africa del Sur: Entre
vuestros mayores hay mucha discordia, por lo que el gran Im-
perio Indo-Britnico-presente vuestro, aun en estado potenciial
que podis hacer a cada una de sus parties components y al
mundo entero-se encuentra en grave peligro. Os exhorto panr
que consideris los problems que amenazan la existencia del
Imperio, como asuntos de instantnea o, por lo menos, rpida
solucin, con slo que apliquis a ellos vuestra. panacea de esa
Fraternidad que significa, Justicia, Igualdad, Respeto Mutuo,
Simpata Incesante. La.panacea del viejo mundo para sus pro-
blemas fu el prejuicio, al que indebidamente llamaron Dere-
cho, tratando de vencer por la Fuerza; y el resultado puede ver-
se en las tumbas, en las flotas y los ejrcitos, en las guerras, ein
las represalias, en los terremotos, en las epidemias. Viiestra pa-
nacea, ioh, jvenes de corazn! es la Fraternidad, la cual debris
implantar, lograr, por medio del Amor.
El problema Kenya-para poner un ejemplo, ya que estoy
hablando en la India-no ha sido originado por la juventud de








TEOSOFICA


i] Gran Bretaa, de Australia, del Canad, de Nueva Zelandia.
No es vuestro problema, aunque se haya convertido en vuestra
herencia. No permitis que separe a la juventud de la India de
la juventud del resto del Imperio, como ha dividido, por fuerza,
ai los mayores. En el mundo de la juventud no debe haber pro-
blema Kenya, pues declaro que la juventud del mundo enter
lhoy da es consciente de su deber de luchar contra el mal, llegar
a sus races, y arrancarlo de ellas."
Si el problema Kenya existe, jvenes de la India, es a pesar
de vuestros camaradas de ultramar. Os pido, por tanto, que
aunque condenis el mal, como debe ser siempre condenado to-
,, mal, que mientras lo combatis, si tal es vuestro deber en
t11.in forma u otra, recordis que tenis que mantener puro vues-
tro amor hacia los que forman vuestra propia generacin, por se-
piarado9 que estn de vosotros por diferencias de razas, de nacio-
nalidades, de creencias. Vuestro patriotism por la madre pa-
tria debe fundirse en el patriotism por vuestra propia gene-
ra.in-el nuevo patriotism del mundo. El amor hacia la'pa-
tria no ser por ello menor, sino por el contrario ms sabio y
mayor, pues habr sido purgado de los elements que destruyen
las naciones.
No os dejis extraviar por aquellos que os gritan: Mi patria
me basta. Vuestra madre patria significa much, sin duda; pe-
1no no la sirven mejor aquellos que la exaltan a costa de la in-
justicia, ya sea para con las personas, ya para don los dems pa-
ses. Debemos hacer que nuestra patria sea respetada, pues es
para nosotros como nuestra Madre; pero la matamos cuando la
hacemos temida, cuando robamos para hacerla ms rica, cuando
usurpamos la legtima dignidad, la legtima libertad, el legitimo
respeto, la legtima paz, la legtima riqueza de otras patrias, con
la vana y malvada creencia de que as nuestra patria crecer
libre, grande, respetada, en paz y rica en las cosas materials
del mundo. As han cado las patrias. As caern de nuevo.
Algrfnas naciones tienenpre-eminencia sobre otras. Fst
wsta pre-eminencia basada en la fuerza o en el Servicio? Tie-
"en derecho a esa pre-eminencia, o la tienen por el poder?
Algunas naciones estn relegadas: y lo estn por la injus-
ticia dentro de sus fronteras, que las convierten en hogares di-
vididos contra s mismos, o por la injusticia de otras naciones
/Lo estarn por ambas causes a la vez?
Jvenes que pertenecis a las naciones llamadas pre-eminen-
tes, vuestra misin es mantener esa pre-eminencia; pero serais
infieles a vuestra juventud, si no hacis a vuestras naciones pre-
eminentes por la razn, y no por la fuerza.
Jvenes que pertenecis a las naciones relegadas, es vuestra
misin arrancar de raz la injusticia que en ellas haya, y saber
que, en cuanto a la injusticia que proviene de otras, vuestros
conciudadanos de la Nacin de la Juventud no contribuirn a
ella.







REVISTA


Si un pas sufre por la injusticia de otros, permitid que la
juventud de ese pas, aconsejada por aquellos de sus mayores
que todava son jvenes de corazn, y que estn llenos de com-
prensin y de simpata hacia todo el mundo, demuestre la juven-
tud del pas que inflije el mal que existe un golfo entire ambos
pases. Permitid, pues, que la juventud del pas que compete la in-
justicia, al notarla, la expongan a sus mayores, enviando a sus ca-
maradas del pas que la sufre, un mensaje de simpata y de in-
teligencia. Permitid que sean proclamados los errors entire los
pases, y que sea reconocidos por sus juventudes. As la deuda
heredada se convertir en una fuerza en pr de la Fraternidad,
y aunque el pas injusto se encuentre dividido contra s mis-
mo, los mayores por los prejuicios, los jvenes por la justicia,
sin embargo, conforme la juventud empiece a asumir sus res-
ponsabilidades, algn .da cesarn de abogar por la fuerza y por
los privilegios, para defender la justicia y el derecho.
Jvenes: comenzad a practicar la fraternidad con aquellos
que la neesitan, con los proscriptos, los repudiados, los pecado-
res, los miserables, ensanchando cada vez ms el crculo de su
manifestacin. Sobre.esa. fraternidad edificad la de vuestra na-
cin. Y al hacerlo, recorded que pertenecis a una Fraternidad
mayor de la que es parte la de vuestra nacin, a la Fraternidad
de la'Juventud. No permitis que nada-os lo ruego con todo
mi corazn-disminuya vuestra f en esto. Diferencias que han
parecido insuperables mientras han estado a cargo de las gene-
raciones ms viejas, no son insuperables para la nueva. No per-
mitis que en la Fraternidad de la Juventud comienzen ni se
perpeten las discordias, pues de lo contrario su mundo se ve-
r infectado, como lo ha estado el de sus mayores.
Si vuestros mayores no pueden llegar a un acuerdo, ,por que
no llegis a. l vosotros? Debern durar para siempre las des-
avenencias, las discordias, las malas inteligencias? Permitid que
los ojos de la juventud miren a la juventud en todas parties, in
con suspicacias y desconfianzas,-pues stas son cosas del pre-
sento y del pasado-sino con esperanza y con confianza, pues
estas son cosas del porvenir, al cual pertenecen el Reinado de
la Juventud y la salvacin del mundo.
La Juventud es Esperanza. La Juventud es Comprensin.
La Juventud es Compasin. La. Juventud es Generosidad. La
Juventud es Perdn. La Juventud es Amor.
Permitid que en ese. candente crisol de la juventud sean ver-
tidos los problems del mundo, para que sea eliminada la dis-
cordia, y la solidaridad emerja omnipotente y purificada. POR
SIEMPRE JAMAS, Amn.
G. S. ARUNDALE


(Traducido por E. Flix M. S. T.)







TEOSOFICA


LAS PIRAMIDES Y STONEHENGE

Frutos colectados de las enseanzas ocultas
Por A. P. Sinnett
(Finaliza).

Construyeron su gran templo con rocas sin labrar. No bus-
caban ellos efectos arquitectnicos que apartaran la atencin de
la Naturaleza. No dotaron a su cathedral de otros ttulos arquitec-
ticos de admiracin que los que dependan de su maciza
gr'andeza.
SCnmo vencieron la dificultad de manipular las enormes mo-
les de piedra, cuya mera superposicin parece haber exigido
recursos mecnicos que pueden apenas asociarse en la imagina-
ieWn con otro perodo distinto del nuestrol Para esto, en la
Atlintida, propiamente dicha, pudo apreciarse, al examiner de-
tenidamente su historic, que posean recursos mecnicos de or-
iden muy avanzado para cualquier obra que prcisaran; pero los
conrstructores de entonces no recurran exclusivamente a las apli-
caciones de tal clase al manejar !., .....i.s materials. En la ma-
diicrz de la civilizacin atlanta, algunas fuerzas de la Naturaleza
que ahora estn slo bao el dominio de los adeptos de la ciencia
oculta, eran entonces de uso general. Los adeptos de entonces
nIo tenan el deber de guardar el secret de su existencia celo-
samente, y entire esos conocimientos posean el poder-tan rara-
mtiente ejercitado ahora, que su misma existencia se toma a risa
! .1 .. .,n,.,i,. por el vulgo-de modificar la fuerza que no-
sotros llamamos gravedad.
Es apenas til en una publicacin de hoy, en estos tiempos
ni qulie la inteligencia sigue an caminos alejados de los ocul-
tos, hablar de poderes de adeptos que no pueden alcanzarse con
la experimentacin modern de las posivilidades naturales. Pero
',1 ,.il.III.., al peculiar poder a que acabo de aludir, la verdad
es iie la modificacin de la fuerza de la gravedad por mtodos
lue el espritu human puede poner en prctica, pueden pare-
Pv absurdos nicamente a gentes que ignorant ciertos hechos su-
'cestivos que se encuentran ya dentro de la experiencia de la
'invesigaein eientfica, y al mismo tiempo se muestran, obsti-
na1damiente ciegos a la evidencia de hechos misteriosos que tie-
n"nIi nugar notoriamente. aunque estn comipletamente inexplica-
'os, en el campo de las experiencias espirituales. Los teosofis-
tas estn muy lejos de aceptar las teoras espiritistas referentes
a los destinos del alma humana despus de la muerte; pero los
hi'hos externos, familiares a todos los investigadores del espi-
ritismo, son hechos efectivos que necesitan Ingar adecuado en






REVISTA


toda concepcin de la Naturaleza, elaborada por el razonamien-
to inteligente. La masa ignorante no sabe nada de esto, porque
constantemente se estn descubriendo impostores que imitan por
medio de artificios los fenmenos relativamente raros que, bajo
los auspicios del mediumnismo espiritista exteriorizan la oca-
sional actividad de fuerzas, que acoge con desconfianza y el
muy limitado conocimiento de fenmenos naturales secrets ge-
neralmente difundido entire nosotros al present. Pero la frase
atribuida a Galileo, e pur si move, es aplicable perfectamente a
nuestro caso. Frente a todo lo que ha sido reconocido por com-
petentees investigadores (testimonios no afectados en lo ms m-
nimo por los descubrimientos de fraudes espiritistas en otros
casos), es muy curioso, como ilustracin de las capacidades de
la estupidez humana, que personas que se screen talentosas y sa-
gaces, continen desacreditando el hecho de que en ciertas sesio-
nes espiritistas objetos pesados son a veces "levitados", es de-
cir, elevados y hasta se los ha visto flotar en el aire bajo la in-
fluencia de agencies invisibles o fuerzas que han contrarresta-
do, en aquel.momento y para aquellos objetos, la fuerza opera-
tiva usual llamada gravedad.
IPero eso que. ocurre ahora y ocurra entonces-importa po-
co la frecuencia-, debe referirse, cuando se conozca suficients-
mente, a la operacin de alguna ley tan natural como la expan-
sin de los gases. En el hecho de que los objetos puedan algunas
veces ser repelidos de la tierra, o levitados, no hay nada ms
de misterioso que en el hecho de que geferalmente sean atrados.
Ningn fsico modern ha expuesto an una concepcin lumino-
sa sobre el por qu o cmo opera la gravedad. En este momen-
to, no sabemos ms que Newton cuando se preguntaba por que
cae la manzana. podemos en cierto modo medir la fuerza que la
mueve; pero no sabemos lo que es esa fuerza. Lo mismo ocurre
con elmagnetismo. En ste podemos observer en accin los dos
process; de atraccin y de repulsin. Estimulad un electroinmn
en cierto modo y atraer el hierro; estimuladlo de otro modo
y repelar el cobre, de modo que una masa de este metal puede
ser visiblemente levitada y conservada en suspension sin apoyo
aparente a alguna altura sobre el aparato que lo repele. Los elee-
tricistas observan y pueden reproducir el hecho; pero no lo en-
tienden. La levitacin de mesas y de series humans en .'-'... '
espiritistas slo puede ser observada ocasionalmente y no puede
reproducirse a voluntad (ipor observadores ordinarios en todo
caso); pero el hecho hay que tomarlo en consideracin y rela-
cionarlo:con nuestras ideas. corrientes. Es estpido tratar de sal-
var la dificultad de no comprenderlo declarando, a pesar de la
evidencia, que el hecho no es hecho.
Cuando los teosofistas afirman que los adeptos en la .**"" ''
oculta pueden hoy como en la antigedad modificar la accin de
la fuerza que llamamos gravedad-por habrselo comunicado







TEOSOFICA


as algunos de los que tienen facultades para conocer los poderes
de aquellos-,no se puede experimentar ningn sentimiento de
protest intellectual contra t;al afirmacin. Es impossible ofrecer
al lector ordinario una evidencia direct para lograr que lo crea.
Pero la. situacin general-como he mostrado-es tal, que cual-
quier declaracin positive de incredulidad sobre lo afirmado s-
lo puede ser debida a ignorancia o estupidez. Por consiguiente,
nosotros, que creemos digno de crdito lo que decimos, podemos
exponerlo indiferentes a los comentarios que, en vista del cono-
cimiento possible de adquirir en el da, se condenan a s mismos,
si son contrarios, como irracionales. Los adeptos custodios de
ese conocimiento concerniente a las fuerzas misteriosas de la
Naturaleza, que se est infiltrando en el mundo a media que la
ciencia avanza, pueden y siempre han estado capacitados para
iringir las atracciones de la material de modo convenient para
alterar a voluntad el peso efectivo de los cuerpos deusos. Esta
es la explicacin de las maravillas de la arquitectura megaltica.
iTrabajando bajo la gua y con la ayuda de los adeiptos de la
Atlntida, los constructores de Stonehenge y de los antiguos al-
tares "dlmenes" encontraban ligeras las masas de piedra, que
se inanejaban con facilidad. Los observadores clarividentes de
Slonehenge han visto en obra el process de sn construccin. Los
cuadros de tal trabajo estn todos impresos de un modo indele-
ble en la Memoria de la Naturaleza; ellos son ahora visible tan
claramente como lo fueron las actuales transaciones para.los que
estaban presents. Y la vision nos muestra las enormes masas de
los trilitos colocadas en sus lugares con ayuda de andamiajes no
ims slidos que los que pudieran usarse hoy en la construccin
de una casa de ladrillo.
Desde luego, y volviendo a las Pirmides, dir que las gran-
des piedras que las. forman fueron manejadas de igual modo que
los materiales de Stonehenge. Los adeptos que dirigan su cons-
truccin facilitaron el process por medio de la levitacin parcial
de las piedras empleadas. En el templo de Baalbec, en Siria, hay
piedras empleadas en los muros cada una de las cuales se calcu-
1;a cque esa sobre 1.500 toneladas Buscando una explicacin de
la;es restos, y prefiriendo la nica que les parece razonable, por
no necesitar que se eche manode fuerzas y poderes desconocidos,
los arquelogos se han contentado hasta ahora con afirmar que,
'"'... I. haber recurrido a un nmero ilimitado de trabajado-
es. los constructores de templos como el de B.aalbec han podido
-'locar esas piedras hacindolas arrastrar a lo largo de las car-
Zadas sobre rodillas, y pueden de un modo o de otro haberlas
levalo hasta colocarlas en sus lugares con la ayuda de plano
'1.'Ii-. Tales hiptesis requieren una mayor dosis de credu-
li;i que las afirmaciones ocultas Nos dicen que creamos lo que
t' fsicamente impossible; pero la imposibilidad parece a'epta-
Pole porque se la disfraza con vlugar fraseologa. Stonehenge y







REVISTA


Baabel realmente se levantan ante nosotros como imperecedeais
pruebas de que en la poca de su construccin, cualquiera que
sta pueda haber sido, el mundo tena a su disposicin una in-
geniera. que no triunfaba por la fuerza bruta, sino por la apli-
cacin de un conocimiento superior al que ha adquirido la mo-
derna ingeniera.
He dicho que fu en un perodo muy posterior a aquel nii
que los adeptos atlantes que primero emigraron, se fijaran en
Egipto cuando los que vinieron al Occidente de Europa elabora-
ron el cullo espititual, que tena como grande y sencillo temple,
al principio, el propio Stonehenge. Ocurri esto en perodo muy
posterior a la misma construccin de las Pirmides. No s si los
adeptos de la Atlntida residiran largo tiempo en la Europa oc-
cidental antes de comenzar a introducir su enseanza entire el
ra, lo cierto es que las piedras que ahora se elevan en Salisbury
Plain fueron colocadas en donde estn, hacia el final de la su-
mersin del continent atlante, hace unos cien mil aos. Entre
los hechos que con ellas relacionan, y que los mantenedores de
la grotesca teora de Fergusson tienen que pasar por alto, est
el que se relaciona con el carcter geolgico de los piedras eni-
pleadas. El recinto exterior y las piedras de los grandes trilitos
son de una composicin que parece indicar fueron extradas dc
las canteras de las inmediaciones. Por el recinto interno y el altar
de piedra son de una formacin totalmente diferente, y las pi'-
dras no pueden identificarse coi ninguno de los estratos roqut-
zos de esa parte de Inglaterra. Esa piedra slo se encuentra en
Cornuelles, en Gales y en Irlanda, pero no ms cerca. De modo
que es cierto que los materials del crculo interno fueron trado.
de alguna de esas regions. Los que razonan de modo tal que
no se asombran ante ningn absurdo, pero en cambio se ofende)]
ante la suiposicin de que el conocimiento modern no abarque
todas las capacidades de la Naturaleza, pueden suponer compla-
cientemente que los constructores de Stonehenge trajeron los
macizos materials en cuestin a travs de muchos cientos de mi-
llas de terreno-cubierto entonces de selvas vrgenes-, o por
mar (todo con objeto de. conmemorar una batalla en Salisbur(
Plann, cuando en los alrededores hay piedra abundante tan
buena y tan duradera. La naturaleza de los materials de Ston'-
henge es suficiente para ridiculizar la teora que asigna
la construccin al rey Arturo, aunque pudiera sostenerse aiit
otros ataques. En cambio, para templo mstico, todo el que ti-
ne una vislumbre de conocimiento oculto, se dar cuenta de qu'
puedei haber existido consideraciones relatives a los sutile`
atributos de las diferentes classes de piedras (que los oculista
lla'ian su magnetismo) que podran aconsejar el empleo de dos
calidades diferentes.
El culto de los primitivos druidas, !para dar ese nombre a los






TEOSOFICA


Maestros ocultos que se fijaron en Stonehenge, era grandioso y
sencillo. Haba procesiones, cnticos y ceremonies simblicas re-
lativas a acontecimientos astronmicos, especialmente a la salida
del Sol en la mitad del verano, cuando grandes multitudes se
reunan para contemplar cmo los rayos del Sol en el moment
ido su salida pasaban a travs de una abertura opuesta al altar
e iluminaban la piedra sagrada. En aquellos das no se ofrecan
sacrificios impos, y la nica ceremonia externa de naturaleza
~t it:ii; que tena lugar, deba hacerse con una libacin de
leche que se verta sobre la piedra. De acuerdo con el simbolismo
de los primitivos ritos ocultos, se conceda una gran importancia
a la serpiente como emblema de multiple significado, y como los
dIidas adeptos podan fcilmente dominar a estas criaturas, una
serpiente viva se llevaba para que se deslizara hastia la piedra
(del altar, en la ceremonial de la salida del sol, y bebiera la le-
cel, Hay algo de verdad pero muchos concepts errneos, en las
naciones corrientes respect de lo que se ha llamado "Culto de
la Serpiente", de la antigiedad. La torpeza de los modernos es-
tudilantes de religion para descernir entire el culto y el uso de
smbolos, es la causa de graves errors, an ms importantes que
los que se han mezclado con las interpretaciones vulgares del
Cilto de la Serpiente.
El principal de las ceremonies de Stonehenge, en los das del
euilto puro del principio, acostumbraba a marchar en alguna de
las procesiones con una serpiente viva alrededor de su cuello.
Ms tarde, cuando la influencia de los adeptos desapareci-varios
milenios despus-, los degradados jefes de la decadencia druida
la usaban por tradicin en cuanto de ellos dependa el conservarla;
pero por razones de prudencia llevaban una serpiente muerta, em-
blema ms adecuado de lo que suponan, de la fe que representa-
ban. Sus prcticas degeneraron ms y ms, hasta que un da la
piedra del altar fu inundada no ya con leche, sino con sangre,
(de vctimas humans, siendo sta la nica clase de religion drudi-
'a que registraron en sus escritos los historiadores romanos. Cmo
Pi!do ocurrir un cambio tan terrible? No se haba evolucionado
l], suficiente para que los primeros adeptos pudieran contar con una
lima continue de sucesores. Lleg un moment, s presumible, en
'1ne sin duda los primeros adeptos dejaron de encarnar uno a uno
Entre aquel pueblo que no podan conducir por la senda del verda-
dero progress spiritual. En Egipto, el injerto que. haban inten-
1,ado, prendi en el tronco en que se implantara. En la islas bri-
Timicas, no; y as, mientras Egipto permaneci como centro de
alla civilizacin hasta un perodo comparativamente reciente, y al
Jair de uno de los principles centros del adeptado de la quinta Ra-
za-raz, los habitantes de las islas britnicas volvieron a la barba-
'ie. Hasta algunos milenios antes de la conquista por Roma, per-
S''". i an dbilmente impregnados de las remotas tradicio-
"es de su decadente civilizacin, y luego se hundieron en la con-






REVISTA


dicin ms baja de degradacin, anterior al comienzo de su moder-
no ciclo de progress en el perodo histrico.
Esta rpida ojeada sobre un pasado-que ser descrito ms
en detalle, sin duda, con el progress de los tiempos, cuando el
mundo aprenda a apreciar mejor las facultades internal del hom-
bre-, tan ligera y general como la present, slo he podido ad-
quirirla por medio del paciente aprovechamiento de oportunida-
des de que he hecho uso a media que se presentaban. Es possible
que ms tarde pueda ampliar algunos detalles; pero mientras eso
no llegue, espero que las presents ideas sern aceptadas comu
contributivas, en alguna media, para mostrar cun imperati-
vamente necesario es tener en cuenta en nuestras mentes el ori-
gen atlante de todas las civilizaciones de nuestro tiempo, si le-
mos de llegar a algo que se aproxime a una interpretacin co-
rrecta del mundo antiguo.



LA FRATERNIDAD DEL HOMBRE


POR E. D. NEWTON
(Del Theosophy in England and Wales) de Octubre de 1923.
Traducido por J. M. Lamy M. S. J.

Es probable que nunca ep la historic de la raza hubo una
poca en qlue se hayan acumulado tantas posibilidades dramti-
cas como ahora. Aparentemente nada se le niega al hombre. Sus
ms imaginativos vuelos los llega a realizar. La magia blanca
de su voluntad convierte a los mismos elements en tteres que
bailan a su antojo. Hora tras hora el panorama de la vida reve-
la alguna nueva maravilla del mundo fsico, y se obtiene ul
nuevo control de las fuerzas latentes de la Naturaleza que ya-
cen dormidas hasta que viene el hombre a romper su encanta-
miento.
Diariamente se vulgariza el milagro. Da tras da pierden sut
novedad nuevos prodigios. Se ha olvidado ya el maravilloso
vapor como fuerza impulsora. El ferrocarril no es ya el demo-
nio de nuestros abuelos. El petrleo, el espritu y la electricidad
se han adueado de todo. El mago abre su maleta de tretas
y juegos de manos, y los carros-motores, las turbines y las es-
caleras movibles lo hacen saltar. Todas estas cosas, el cineiii-
tgrafo, el gramfono, los mensajes inalmbricos y las escaleras
movibles ya no estimulan la imaginacin. El aire ha sido con-
quistado. Las enfermedades van perdiendo su terror. Si un
da llega el hombre a comunicarse con Marte, no se asombrari
much. Todo est subordinado a la Ley Eterna, y solo es ie-






TEOSOFICA


cesario obedecer esa ley para llegar a ser poderoso como cual-
quiera de los dioses fabulosos. Al menos, segn parece, ese po-
der es una ilusin hasta que uno llega a adquirir la sabidura
que la experiencia est tan ansiosa de ensear; que desnudos
hemos venido al mundo y desnudos haremos nuestra entrada en
nuestro prximo mundo.
Hay una. ley que liga el "no-yo" al hombre en una dualidad
rtmica oscilante. El no-yo es ese universe de color, forma y
sonido del cual nos dan nuestros sentidos varias vislumbres. Es
un misterio vivo y nuestras vidas van pasando sujetas al do-
bladillo de su faldn para que nos purifique con sus verdades.
Ahora sabemos que un instrument cientfico nos repetir
en fotografa mmica las notas de un violn que se est tocando
a muchas leguas distant, capturar las finas vibraciones en el
aire dndola ms fuerza a fin de que podamos oir con claridad
su sonido. De lo que result que donde quiera que viva y en
cualquier raza que haya nacido, cada hombre en la tierra es un
hermano, y cada palabra que emita, por muy suave que sea, re-
percute en derredor de nuestros cerebros y sobre nuestros cora-
zones. El hombre est ligado invisiblemente al hombre, qui-
ralo o n. Todo lo que vive, respira y se muere est eslabonado.
Todo cuanto hay en la tierra, sea roca, rbol, rio o viento, juega
ina parte complementaria en la vida latente de la misma Tie-
rra que es nuestra madre comn. Y la humanidad, los hijos de
la tierra, son tambin, uno, que compare un destino comn.
Tan ligado est el hombre a su hermano hombre, que si uno
cojea es porque la sociedad tambin es defectuosa; si una nacin
La vida es una batalla; pero no deba serlo entire hermanos /
est enferma, el mundo entero sufre las consecuencias de la en-
fermedad.
Y todava vemos al hombre tratando a razas subyugadas co-
mo si no fuesen sus hermanas menores. Lo vemos egosta, duro,
violando con sus actos su propia naturaleza verdadera.
Suponiendo que la primer hoja del roble sobre el rbol di-
jera: "yo me cojo toda la savia, y ninguna de las otras tendr
ninguna", todo el mundo se reira de la tontera de esa hoja, y
sin embargo eso es la que hace un individuo o una nacin cean-
do adopta una poltica agresiva y arroja del camino a los que
interrumpen su sendero.
Si la pequea hoja del roble hubiera realizado su deseo, todo
rica, la que es lo suficiente sabia y valiente para ser verdade-
ramente humana.
nacin egosta, toda la pobre humanidad tendra que sufrir.
Lo ms grande de la vida es poder compartir y dar. El hom-
bre ms rico es aquel que ms tiene que ofrecer; la nacin ms
el rbol sufrira; lo mismo que si una nacin impone una domi-
que, de hecho, son nuestros otros yo. E 1 hombre lucha eter--f
namente con su buen angel, que es la Naturaleza, y ella fortale-
ce sus fibras, fortifica su voluntad y le d esa energa con que






REVISTA


combatir su gran batalla final, y el alistamiento de su propia al-
ma subyugada como una fuerza para el bien. Esa es la verdt-
dera guerra de la humanidad. En esta lucha es donde- se ven
en su verdadera perspective las cosas corrientes de la video.
Esas cosas comunes son las ms grandes: el nacimiento, la muer-
te, el pesar, la alegra y el amor. He ah por qu los sabios en
todas las pocas han venido a ser comprendidos por los que vi-
nieron despus. Cualquiera que sea la manera de expresar su
pensamiento, ya en poesa, en msica o cualquier otro arte, es
comprendido en climas distantes por otras razas, porque aun-
que su expresin pueda variar, la tica de la vida permanece
siempre la misma, y la belleza sigue siendo su sendero pasionli.
"Hacia la mayor belleza", es la mdula de la verdad en.
todos los credos que han existido siempre en el corazn (1el
hombre, y sin embargo, a veces ha sido extrao el modo de ver
la belleza, por las preocupaciones y los. temores paralizadores.
Si uno nace simple, y mentalmente como un salvaje, an en
esta misma Inglaterra opera todava esas preocupaciones y te-
mores. En parties remotas de Cornwall, por ejemplo, temen to-
dava a las brujas y a ellas acuden con aquella emocin religious
primitive que est representado por esas grgolas monstruosas
esculpidas que decoran los antiguos templos hallados en Mxico.
Esta pesquisa en busca de la belleza ha sido para el hombre
el Santo Cliz peligroso a travs de las edades, pues la Belleza,
como quiera que aparezca, solamente nace del sufrimiento. Al-
gunas veces han buscado la belleza de la forma. Ha sido en-
tonces cuando penosamente han cincelado la roca hasta hacer
surgir una faz; o creando smbolos para que sus ensueos no
perecieran al desaparecer su raza.
Algunas veces ha tratado el hombre de realizar la belleza
por la conduct. Entonces su propio yo ha sido la vctima, a fin
de que otro yo superior pudiera reinar y cuando el hombre ha
encontrado en su propio ser el "yo" divino, esa trinidad uni-
versal de belleza, verdad y virtud, la humanidad lo -ha llamado
i Buddha! Cristo 1 y ha cado a sus pies en adoracin.
Pero siempre ha sido angosto y recto el sendero de la belle-
za, y su nombre: Sufrimiento. El sufrimiento es la purificacin
de todo amor, y el amor es una fuerza ms sutil que el ter pa-
ra enlazar y unir.
Es el amor que sufren los artists y los santos el que model
o abre el escarpado sendero que todos los hombres han de esca-
lar algn da en cl curso de la evolucin de la raza. Beethoven,
en sus sinfonas, nos muestra nuestras propias almas arrebata-
das por genios-gigantescos coii riahl.ientc iuestras como siem-
pre fuera la, suya..:
Rembrandt _-desgarra las; escalas que entenebrecen nuestra
vista, y los tipos que el ha pintado no solo vuelven a vivir en~
otras centuries de nuevo, sino que nos ilumina con su mensaje.
ensendonos a interpreter en su estilo el libro de la vida. O






TEOSOFICA


Degas, no buscando fama, modela para l un caballo y de ese
modo capture otra vez para nosotros no solo.todos los caballos
que hayamos visto alguna vez, sino las olas del mar y su muerte
en la danzante marejada y el viento invisible sacudiendo las
flores en la yerba, iporque para nosotros todas esas variadas im-
genes se asocian entire si.
Esa belleza que los santos y los artists estn siempre, tra-
tando de pintar de manera que aquellos que van desalentados
caminando, puedan ver las colinas y la flamante luz, se halla en
todas parties; al respirar, en el sueo, en los rboles con sus ra-
mas ejemplares; en las sombras suaves de las nubes; en las
ciudades, en sus duros pavimentos grises; en las vidas y las amis-
tades de los hombres y las mujeres.
A travs de ese gran anillo de belleza que nos circunda, no
i d.- alma alguna pasar, a menos de que corteje el aniquila-
miento, pues esta belleza es la forma del espritu, su divino
!.i,.; y una vez que se siente se descubre para si mismo para
siempre no solamente la poesa oculta corriente, sino el paren-
tesco que une el hombre al hombre en la -hermandad de una co-
ian humanidad.




EL PRESTIGIO DE LA PALABRA


Se nos dice que debemos hablar poco y que nuestra conversa-
cin sea verdadera, buena y til; pero al mismo tiempo se nos
ensea que "e's mejor an callar del todo".
Ahora bien: si el silencio es una virtud en la cual debemos re-
iugiarnos la mayor porcin de tiempo possible, cuando tenemos
necesidad de hablar, a ms de los .detalles apuntados, debemos pro-
,urar expresarnos en la.forma ms clara que nos sea dable.
Hay much personas que tienen el hbito de no pronunciar con
,laridad las palabras, a extremo tal que se hace difcil entender-
las. Es que no vocalizan, a causa de la pereza mental que no las
permite concebir las ideas en forma tan clara, que el lenguaje cla-
ro sea el vehculo apropiado de aquellas... Por este defecto, cues-
ta un gran trabajo entenderlas, cualesquiera cosa, por sencilla
que sea, que vayan a decir. Y si esto es una ventaja apreciable
para. el estudiante de Teosofa, desde el moment que con la for-
zada atencin le obliga a practical transitoriamente la concentra-
cin, es un mal para l caer en ese vicio, ya que por el mismo mer-
ma la eficacia de su prdica edificativa.
Debemos esforzarnos, con toda tenacidad, por adquirir el h-
hito de hablar claro, en formas precisas, inteligibles. Por grades
lqe sean los obstculos que para la realizacin de este intent. se
vislumbre, con un sencillo ejercicio se obtiene el xito, en una. se-






REVISTA


mana, a no. ser. que la desidia trunque el propsito. Basta esco-
ger por las -maanas unas cuantas palabras de las ms difcil
pronunciacin y, una vez hecho el propsito inquebrantable de
vigilar atentamente la conversacin de todo el da, procurar mez-
clarlas en lo que hablemos, con el intent de especializar en ellas
li claridad de expresin dicha.
Los que han tenido la suerte de escuchar la dulce palabra del
Maestro aseguran que sta, a ms de suave, alegre, armoniosa,
etc., es clara y precisa, denunciadora de la serenidad augusta
del espritu de que brota. Cuando el pensamiento surge limpio y
sereno de la mente, coio brota el agua clara y cristalina del ma-
nantial, la palabra lo expresa con la claridad que le es concor-
dante. Podemos negar si queremos armona musical al agua del
arroyo que se desliza en cascadas por la vertiente de la montafia;
pero no podemos negarle claridad a su eterna modulacin. Li
Naturaleza es una inmensa ctedra...
Como quiera que el hombre exprese con claridad sus ideas,
es porque con precision, con claridad las ha imaginado. La pa-
labra es el pensamient, transmutado en sonidos expresivos.
Si la imagen mental naci con sus contornos perfectamente
delineados, el verbo en que ella surja a luz ha de ser coetneo en
claridad, en firmeza, a su origen.
Debemos acostumbrarnos a vivir la vida de la Verdad, a fin
de que nuestro verbo sea fiel trasunto de nuestra vida. El lengua-
je verdico es el ms fiel apoyo para el tesofo que comprenda el
deber que tiene de propagar sus conocimientos. Pero el prestigio
de la Verdad queda como mermado cuando el verbo no es para l
mismo a manera del canal coherente para su esparcimiento.
Cuando la serenidad ms absolute reina en todos nuestros mo-
mentos, la palabra desciende serena de nuestros labios; y el bal-
buceo y los temblores no tienen ocasin de manifestarse. Debemos
decir siempre la verdad para llegar a ser sinceros con nosotros
mismos; pero lo que digamos debemos procurar que siempre nos
lo entiendan.
La palabra que pronunciamos aqu, repercute, mejor dicho:
vibra en todos los plans de nuestro sistema; as pues ella ser
ms o menos demostrativa de nuestra potencialidad psquica con
arreglo a su precision. Un pensamiento confuso, por vigorosa que
sea la mente que lo lance, no alcanza un radio .tan grande en efec-
tividad, como el que alcanza otro pensamiento menos fuerte, pero
que sea ms claro. Una imagen mental cuyos contornos no estn
acabadamente delineados no surte el efecto deseado por su proge-
nitor.
Los que han tenido el buen .karina de escuchar la palabra de
la Seora Besant afirman. que, no obstante sus' aos, su voz se
conserve sonora y bien timbrada y su palabra es clara, prec'isa, co-
mo la de un joven educado en estos principios. -
Debemos desarraigar la duda de nuestros corazones, abrien-
do los ojos para ver lo que nos cerca; de ese modo, nos afianzare-







TEOSOFICA


mos en nuestras ideas y transformaremos en conviccin la duda.
Entonces la verdad irradiar de nosotros; como irradia la luz del
astro supremo desde la comba celeste; y nuestras palabras sern
como el crystal sin mancha a cuyo travs sus rayos se distienden
por el orbe.
Cuando sujetamos el badajo de la campana que toca a repi-
que sin luchas, y la atamos al clavo de nuestra razn; cuando pri-
vamos a nuestra lengua de su vulgar matraca y no la dejamos
mover sino para hablar lo que ad hoc hemos pensado debidamente,
el poder de nuestra superioridad se hace tangible y el menor re-
pique d ms consistencia al bronce y ms diafanidad a sus notas.
En los Comentarios a Luz en el Sendero se nos ensea que los
Ojos son las ventanas; pero los odos son las puertas de la augusta
ia-nsin donde el alma mora. Y el comentarista media: Los te-
sofos tienen la misin ineludible de llevar la luz de sus almas a
las almas que estn en la sombra. Y las puertas mencionadas son
,l sitio ms a propsito para el cumplimiento de este cometido.
ii luz que irradie de nosotros debemos purificarla hasta hacerla
,,iiif.,i; entonces podemos llevar su ntida fulgencia a las tan-
tas almas que hay en el mundo necesitadas de esa luz.
Lo que hablemao debe ser bueno. Y para que lo sea, antes de
extraerlo de nuestro santuario secret, debemos sahumarlo con
el incensario del Amor. Porque as estarn nuestras palabras ben-
decidas por la Mano Invisible que todo lo rige. No podemos medi-
tar un solo minuto en el bendito Bodhisattva sin colegir al mo-
etiento que sus palabras han de arrullar los odos de los hombres,
como arrulla el cfiro el plumaje de las aves.
Nuestras palabras deben ser, cuando lnos movemos en el recin-
to de las sombras, como el cabo que el buque protector arroja a
los nufragos que bracean en medio del oleaje; es decir: una ayu-
da segura y eficaz.
Para que nuestra palabra sea til al que nos escucha, debe en-
lerrar conocimientos tan preciosos que d la sensacin de la si-
iente, que ocilta en sus entraas diminutas el rbol de frondo-
sa copa; as nuestra palabra sencilla debe servir para remover las
entes opiadas por el narctico mayvico, y despertarlas para
', trabajo de la humanidad. Y no seremos tiles a la Gran Hur-
fana, mientras nuestra conciencia no sienta la confraternidad
lan hondamente como el preclaro Maestro que le brind su capa a
los pobres. Solamente a esa altura la palabra ha perdido la facul-
tad de herir y puede, con ternura decirle a Lzaro: Surge et am-
hblal, Levntate y anda.
"La palabra es una fuerza creadora".-dice un maestro-
1i'"erza de veras important, por los grandes beneficios que resul-
tan de su sensata aplicacin; pues por su medio se puede facilitar
1uz a los andantes de las sombras. Es una fuerza que crea para
siempre cuando acta guiada por la brida del Bien.
A (qu interpretaciones ms acomodaticias se ha prestado aquel
'i*"'t' .. que dice: "El hombre utiliza las palabras para ocul-






REVISTA


tar sus pensamientos! Con efecto: la palabra siempre es inadecua-
da para encarnar las ideas. Pero es que no puede ser de otro mo-
do. La palabra, lo que corrientemente. entendemos en ese vocablo,
es el medio de expresin en el plano fsico, en el plano ms grosero
de los en que actan los distintos cuerpos del hombre. Por tanto,
en las limitaciones de su eficiencia es homnima a las limitacio-
nes que en todos los rdenes tiene el hombre fsico. Cuando el hom-
bre se emancipa de la carne, ya no necesita de la palabra para co-
municarse con sus semejantes.
As se comprende que el pensamiento referido sera ms ex-
peditivo, si se expresara en esta forma: La palabra es el medio im-
propio de que el hombre tiene que valerse para expresar lo que
piensa.
En resume: Debemos hacer el menor uso de la palabra, a fin
de irnos capacitando para prescindir por complete de ella, tan pron-
to nuestra evolucin lo consienta; pero mientras tengamos nece-
sidad de "hablar", debemos procurar poner la mayor pureza,
la mejor nobleza, el ms sano amor en todo lo que hablemos, pa-
ra de ese modo cumplir nuestro alto cometido en ese orden de co-
sas.
Pensemos como habr sido el FIAT que en pleno Pralaya hu-
bo de sonar, antes que la luz fuera y el Manu-ntara iniciara si
obra...
Jos del C. VELASCO
M. S. T.



Quince das de visit en la Clnica del

Dr. Abrams o la Casa del Milagro
Por Upton Sinclair
(Traducido por Alfredo Fontana, M. S. T.)

(Finaliza.)
Abrams examine su sangre y descubri tuberculosis cerebro
espinal. Es fcil comprender como el viejo seor estaba muy IC-
jos de sentirse satisfecho, y supongo que as se lo hubo de mani-
festar al doctor Abrams ,pues al da siguiente dicho seor estaba
todava en el puesto de exmen. Abrams nos dijo: "yo he decla-
rado al Dr. X. que localizar el punto exacto del dolor intense.
y me ha dicho que si llego a esto, creer un poco ms en nm
mtodo."
El Dr. X. desnido hasta la cintura, estaba dirigido hacia el
Oeste, los brazos pendientes y los pies fijos en el suelo.






TEOSOFICA


El asistente toma un electrodo y lo coloca sobre la espina
dorsal del mismo viejo Dr. X. debajo del talle. Durante este tiem-
po Abrams queda en su silla frente al sujeto, pues an cuando
parezca extrao, el ve mejor el estado del enfermo por medio
del cuerpo del "sujeto" que por el cuerpo del enfermo mismo.
Bajad el velo .por favor-dijo Abrams, y al instant un velo de-
ciende separando al enfermo del sujeto y de l. "Hago esto, ex-
plica para descartar todo contact personal. Yo podra ser in-
fluenciado observando al enfermo, y quiero convencerle que en
esta prueba no hay sin la radio-actividad de su enfermedad
que acta. Pongamos el cuadrante a 42, que es la velocidad vi-
bratoria de la tuberculosis. Mi-asistente har mover el electrodo
a lo largo de la espina dorsal del enfermo, desde abajo hacia
arriba y cuando el electrodo toque el punto enfermo, una resonan-
cia apagada se manifestar sobre el cuerpo del sujeto aqu, y
aqu. Yo quiero escuchiis bien para que podis apreciar el soni-
do. Mi asistente har remover lentamente el electrodo. Cada
reaccin emplea 12 segundos, y si se hace mover el electrodo
demasiado de ,prisa, las reacciones no se produce bien y se con-
i'unden las zonas entire s.
Ahora estis prontos?
El doctor empieza a golpear el vientre del sujeto, y el asis-
tente mueve el electrodo, parndolo cada vez sobre un punto di-
ferente. Muy pronto la resonancia se hace apagada y Abrams gri-
ta: "Parad y haced una marca". El asistente toma un lpiz y
traza una lnea alrededor del electrodo en la posicin en que se
encuentra. "Es este el asiento de vuestro dolor, Dr. X." dijo
A')ams y el Dr. X, todo estupefacto, respondi que ese era en
efecto.
Ahora-dijo Abrams, vamos a empezar de nuevo pero desde
arriba hacia abajo, descendiendo por la espina dorsal, y yo os
dir cuando volveremos a -pasar sobre el punto. Lo que se efec-
tu con toda precision. "Ahora quiero mostraros como esta ex-
periencia puede efectuarse todava fuera de toda actuacin, per-
s'onal. Yo la intentar por medio de la bola "moelle".
Sac de una gaveta una barrita, a una extremidad de la cual
estaba suspendida por un hilo una muy pequea bola de sauco
disecada. El asistente frot vigorosamente un bastn de cauch
con una franela para electrizarlo, y toc con 1 varias veces la pe-
quea bola ya citada, la que se carg as ligeramente de electri-
cidad. Mirad como se aleja de la barrita, dijo Abrams, los, polos
de igual signo se repulsan; pero la radio-actividad de la enferme-
dad es de 'polo opuesto y por consiguiente la atraer.
Yo pongo la extremidad de la barrita sobre el cuerpo del en-
fermo, de manera que la bolita quede pendiente poco ms o me-
Dos a unos dos centmetros del cuerpo; si la coloco aqu donde
no hay enfermediades, podis constar que la bolita queda pen-
diente completamente inmvil.


. 347






REVISTA


Pero si la coloco sobre.el punto marcado, despus de algunos se-
gundos necesarios para que haya lugar la reaccin veris la bo-
lita aproximarse. Se acercar indiscutiblemente, y algunas .veces
llega hasta a tocar la piel. Podemos repetir la ex!periencia tan-
tas veces como queramos.
Mis lectores sern ms que probablemente, completamente
escpticos con respect a estos milagros. Y es just que.lo sean.
Algunos pueden insinuar que la pequea escena del Dr. X. hayli
sido preparada antes segn la forma de ciertas sesiones "'espiri-
tistas" de tercer orden, donde hablis con vuestra difunta abue-
la por la cantidad de dos pesos! Pero lo que yo puedo decir es,
que he estado en la clnica, dos veces al da durante quince das
consecutivos y en todo este tiempo he asistido al exmen de algu-
nos centenares de muestras de sangre y al envo de cartas y telegra-
masa mdicos de todos los Estados Unidos. Abrams ha examinado
hasta hoy unas doce mil muestras de sangre enviadas !por mdi-
cos de distintos lugaares y el hecho de que las cartas continern
afluyendo todos los das no puede probar ms que una cosa: que
los mdicos han encontrado los diagnsticos justos. He visto tam-
bin en esta clnica ms de cien enfermos que han sido curados.
o que estn en va de ser curados con el mtodo Abrams, y se-
ria necesario que este fuese un director de escena muy extraor-
dinario, para llegar a ensear a toda esa variedad de gente, hom-
bres y mujeres de todas las razas y de todas las edades desde
los ocho a los ochenta aos, para que actuasen en la forma colmo
lo hacen en presencia de los crticos!
He visto, ya no recuerdo cuantas veces, hacer por Abrams il
diagnstico con la sangre y despus hacer venir al enfermo, e iii-
vitar a algn especialista de los presents a examinarlo para ve"
si le encontraba la enfermedad en cuestin. Una vez se trataba
de "adenoides", otra vez de un tumor, de tuberculosis etc. etc.
All estaba por ejemplo, una dama irlandesa que haba esta-
do en uno de los ms grandes hospitals de San Francisco por
un cancer en un seno. Seis mdicos haban diagnosticado su ca-
so y declarado de toda necesidad la extraccin del seno. Frente
a su negative la juzgaron casi como loca. Ella los desafi y fur
a consultarse con Abrams. Cuando la vi estaba en tratamiento
desde haca dos semanas. Mi esposa le pregunt si crea en
Abrams.
Si yo le creo?-dijo ella- el me ha salvado el pecho!-y de-
clar que todo dolor haba desaparecido y que la inflamacin ha-
bia disminuido a la mitad.
Y aqu hay otro ejemplo en un joven griego que haba esta-
do casi completamente ciego por haber contrado sfilis. El se
siente bien, y el doctor a quien le complace reir con sus enfer-
mos le dice: Cmo ves tu ahora Jos?-Mejor que nunca, doc-
tor.-gqu es lo que tengo en la mano?-Ud. tiene un dolar en
plata.-no tienes envidia de tenerlo?-S, yo creo que si lo ti-






TEOSOFICA


viera podra gastarlo!-Es verdad que no podas ver hace dos
meses? no habras podido ver este dolar?-No doctor, no lo
habra podido ver, an cuando Ud me lo hubiese ipuesto delante
de los ojos.
Aqu hay un actor que se aproxima. Haba tenido un tumor
en el cerebro que le haba quitado el uso de la palabra y le ha-
cia perder rpidamente el powder de caminar. Despus de dos
meses de tratamiento ha recuperado la palabra, camina, y rena-
cen sus ambiciones teatrales.
Es de gran estatura, viste de negro y present un aspect ex-
trao pues una parte de su tratamiento ha sonsistido en
cortarle el.pelo y en pintarle la cabeza de rojo vivo, con una
substancia cuya media vibratoria corresponde a la del sarcoma.
"Ensednos como caminis" dijo Abrams, podis teneros
sobre la punta de los pies? S puedo, contest, y camina sobre
la punta de los pies.
No podas hacer esto hace algunas semanas?-Oh no, me
desplomaba, cuando lo intentaba hacer.-Y podriis hacerlo so-
bre vuestros talones?-Tampoco, si me apoyaba sobre los talo-
nes, me caa atrs sobre la cama.-Y vuestra voz como va?-
Perfectamente bien podis escucharla dijo el actor con fiereza,
y nos recit algunos versos de Ricardo III.
ACual es el principio sobre el cual descansan estos milagros?
No perdamos nunca de vista que todas nuestras contestaciones
no .pueden ser hasta el present ms que suposiciones. Abrams
descubre hechos, y observa lo que sucede. Lleg a esto despus
de veinte aos de numerossimas investigaciones cientficas ex-
perimentales. Hoy en da trata de comprender el porqu de los
hechos, busca de racionalizarlos, pero an cuando todas sus su-
posiciones y sus teoras se encontrasen falsas, los hechos no dis-
minuiran su importancia.
La ciencia fsica modern ha descubierto que today material
consiste de energa elctrica, que cada molcula de material est
compuesta de millones de pequesimas cargas elctricas y esta no
es una teora, de Abrams sino algo que se ensea en todos los -i-
bros de fsica. Nadie ha visto nunca esos "electrones" que son-mi-
llares y millares de veces ms pequeos que los que puede reve-
lar el microscopio, pero ha sido possible fotografiarlos por diver-
sos medios o registrar de otra manera los efectos de sus activi-
dades.
Si tenis curiosidad de saber ms, podris encontrar esas fo-
tografas en los libros de fsica superior.
Estos electrones son otros tantos universos; las diminutas car-
gas elctricas se mueven alrededor de un punto central, como los
planets alrededor del sol. Algunos de estos electrones son repeli-
dos hacia afuera y este fenmeno es el que constitute la por no-
sotros llamada "radio-actividad".
Est reconocido que toda material es radio-actividad y Abrams








ha podido demostrar por numerosas e interesantes experiencias
que el cuerpo human es una mquina electrnica infinitamen-
te complicada que posee unas variaciones radio-activas enormes.
Adems, Abrams ha descubierto .experimentalmente que cada en-
fermedad tiene una radio-actividad particular que es uniform e
invariable. El la llama "velocidad vibratoria" de la enfermedad,
entendindose que este trmino es completamente arbitrario; es
un nombre que l da a determinados efectos que l ha observado,
sin saber lo que ellos son, ni de que se derivan. As los tejidos tu-
berculosos, el bacilo tuberculoso, todas las gotas de sangre de un
tuberculoso produce todos una nica reaccin cuando el reosta-
to se encuentra a 42 y si la reaccin no se efecta a 42 quiere de-
cir que no hay existencia de tuberculosis en el cuerpo examinado.
Que la cosa sea estupefaciente y nueva no modifica los hechos,
todo ello ha sido demostrado por Mr. Abrams en muchos milla-
res de casos, se sigue demostrando diariamente no s cuantas ve-
ces en su clnica y puede ser demostrado por todas aquellas per.
sonas que quieran molestarse en aprender su mtodo.
Sera impossible exagerar la importancia revolucionaria de es-
te descubrimiento. Mr. Abrams nos facility por primera vez un me-
dio infalible de diagnosticar dndonos adems el medio de explo-
rar las enfermedades y de comprender su verdadera naturaleza.
Por este mtodo se llega al convencimiento de que muchas de las
enfermedades existen en formas que no han sido conocidas hasta
el present y as mismo se llega al conocimiento de que enfermeda-
des que se consideran diferentes, realmente no son sino diferen-
tes sntomas de una misma enfermedad. Por ejemplo, la llamada
anemia perniciosa o ausencia de los glbulos rojos en la sangre sf
revela como un sntoma de sfilis congnita afectando al vaso y a
la" que se le aade casi siempre el cancer. La neurastenia, en todas
sus formas, se revela ser la sfilis congnita, humana o bovina con
actividad en el rgano cerebro-espinal. As mismo descubrs que
la tuberculosis y el cancer son las consecuencias de la sfilis con-
gnita o adquirida; es decir, que no encontrareis nunca sangre
conteniendo el cancer, el sarcoma, la tuberculosis o la demencia,
all donde no haya reacciones de sfilis en una forma u otra. La
sfilis se revela como el origen fundamental de nuestros ms gran-
des males, residiendo en nuestra sangre bajo formas no reconoci-
das hasta el da y que no se llega a ese reconocimiento por otros
mtodos de indagaciones.
La sangre humana tiene muchas medidas vibratorias; contie-
ne no solo las de la enfermedad,, sino tambien, las que se refieren
a la edad, al sexo, a la raza y hasta a la familiar. Abrams ha estu-
diado todo esto por medio de complicadas y deliicadas experien-
cias y os dar tablas de manera tal que examinando la sangre po-
deis determinar si es sangre de negro, de japons de indio o de
cualquier otra raza. Posee adems un me-dio infalible para determi-
nar la paternidad. Observa un determinado nmero de medidas
vibratorias en la sangre del nio y las encuentra tambien en la


350


REVISTA







TEOSOFICA


sangre del padre. Esta parte de su trabajo le ha dado gran noto-
riedad ya que tiene relacin con los process y escndalos que afec-
tan a los peridicos y hay que tener present que nuestros perio-
distas se apresuran a telegrafiar a todo el pas noticias escanda-
losas y han anunciado con gran bombo que Abrams ha declara-
do illegal tal o cual nio, sin decir sinembargo, los otros miles de
casos que l ha curado librndolos de los mas grandes azotes de
(de la humanidad, como la sfilis, la tuberculosis y el cancer. Re-
almente sobran los comentarios!
Una vez ms debo decir que la enfermedad en todas sus mani-
festaciones, sus grmenes, las toxinas producidas por estos gr-
menes, los tejidos orgnicos en los cuales estos grmenes han si-
do activos, todo en fin, responded a medidas vibratorias invaria-
bles y especficas.
Abrmas posee tubos-tipos de todas las diferentes enfermeda-
des, procedentes de uno de, nuestros ms conocidos laboratories;
,on una paciencia angelical interrumpe su trabajo para demostrar
a; quien desee observarlo, que aproximando un tubo-tipo al apa-
rato, se obtiene la misma reaccin que la sangre de una persona
enferma de la misma enfermedad que la del tubo-tipo, o bien pa-
ra demostraros por centsima vez que la reaccin del cancer se.
verifica al nmero 50 y no podr obtenerse nunca al 51. Tambien
os ensear que hay personas refractarias al cancer; es decir, que
una muestra de sangre de un canceroso, impedir en e laparato
que se efecte la reaccin del cancer. Abrams mismo es refractario
al cancer y lo ha probado desde hace much tiempo; ey form
parte de un grupo de mdicos que desde el principio de su carre-
ra trabajaron especulando sobre la curacin del cancer por me-
dio de los rayos X; los otros cinco doctors han muerto de cn-
cer y Abrams os mostrar en las manos unas cicatrices de heridas
que indudablemente se hubieran convertido en cnceres si no hu-
biese tenido esa inmunidad natural. El se cas dos veces y sus dos
esposas han muerto de cneer; esto explica probablemente la ener-
ga que ha puesto para resolver el problema de la cura de esta en-
fermedad, problema que ha resuelto sin duda alguna, puesto que
puede obtener la inmunidad de la sangre y os har la demostra-
cin.
Proseguimos en lo que se refiere al mtodo: ha sido impossible
hasta el present medir esas vibraciones infinitesimales de millo-
nes de, millones de veces mas pequeas que todoo l que pueda ser
percibido por nuestros, sentidos. No obstante necesitaba Abrams
un instrument para manifestar esas vibraciones y clasificarlas y
el instrument ms til que ha podido encontrar para ese obje-
to- no ha sido otro que- el cuerpo human. Es debido a esto que ne-
cesita el "sujeto". El explica que el sistena nervioso del cuerpo
consiste en miles de pequeas fibras y lines de comunicaciones
que correspondent todas a medidas diferentes de vibraciones; en
todos los casos, ha observado que. si comprime un electrodo sobre
la frente de un ser human y soinete este cuerpo human a una







REVISTA


radio-actividad de una determinada media vibratoria, la acti-
vidad se har por medio de determinados vehculos nerviosos es-
peciales y nunca por ningun otro; la activiad atravesar el cuer-
po y no se manifestar mas que en determinadas extremidades ner-
viosas que se pueden localizar perfectamente por medio -de pacien-
tes investigaciones. Donde la vibracin pase, se formar un muy
pequeo aumento de intensidad en la actividad cellular ; un poco
mas de sangre afluir a este punto, las clulas se vitalizaran y
se formar lo que los mdicos llaman una zona de macizes o ma-
tits qu e e deber descubrir por la "percusin".
Tal es la tcnica de. Abrams para explorer el cuerpo human:
primero colocaa a muestra de sagre en una caja que lleva un elec-
trodo, un instrument que retiene todas las manifestaciones elc-
tricas de la sangre, salvo aquella de una determinada velocidad
y el cuerpo del "sujeto" que toma las vibraciones y las transfor-
ma en actividad cellular en una region particular. Si el sujeto co-
loca el electrodo sobre la frente, las reacciones se produce sobre
el vientre; si un poco mas alto, sobre su cabeza, las reacciones se
produce en el dorso y si en cambio lo sita sobre la parte mas al-
ta del craneo, exactamente detrs de la linae de las dos orejas,
las reacciones reaparecen sobre el vientre, pero de un lado diferen-
t. dle aquel en que se realizan cuando el electrodo estaba sobre la
frente.
Este mtodo de las re-acciones por la percusin es poco satis-
factorio. La oscultacin es un arte algun tanto perdida y son po-
cos los mdicos que la utilizan en la actualidad para descubrir la
region de "mocizs". Yo creo que Abrams personalmente, no se
equivocara nunca si pudiera estar siempre tranquil y si el tra-
bajo que se ha impuesto no fuese enormemente mayor de lo que
puede llevar a cabo un solo hombre; pero no debemos perder de
vista que si los hechos son exactos, no se pueden anular por solo
unos errors de prctica. Nada puede ser inutilizado con mayor
facilidad que el sistema de telegrafa sin hilos, por los efectos de
las manchas solares o de un operator en estado de embriaguez.
Lo que se pr;.cisa es un instrumento-que registrara automticamen
las reacciones del cuerpo, bien por el aumento pequeo de calor,
bien por el aumento del sudor, ms pequeo an en la region de
macizs. Si pudiera ser construido un instrument tal, el mtodo
"sera garantizado en su exactitud" y Abrams podra morir en
paz. El ha perdido el sueo buscando este aparato; esperaba ha-
berlo encontrado en la bola del sauco, pero la experiencia depen-
de demasiado de las condiciones elctricas del local y de otros
factores extraos. Esperaba haberlo encontrado en un hilo vibra-
torio. pero todos esos hilos tienen sus "nudos", sus regions de
macizes propias. que no dependent de la. radio actividad de la san-
gre.
Yo veo ante m la image de este hombre heroic y devoto que
titubea bajo su demasiado pesada tarea y siento deseos de escri-
hir a todos los inventories del mundo para que vengan a ayudarlo






TEOSOFICA


a resolver su problema. i Encontrar un medio cualquiera para re-
gistrar los pequesimos cambios de la actividad vascular sobre
in disco!
Mientras tanto, en espera de que lleguen estos inventories,
Abrams debe continuar empleando sus preciosas horas en golpear,
golpear y golpear sobre la piel de un hombre joven que se desnu-
da, mientras que personas desde Mxico, Boston, Toronto, etc.,
'speran anciosas la noticia de cual es su enfermedad; y el resul-
tado del veredicto depend muchas veces de que el joven pueda
haber comido demasiado en su desayuno o no. Yo veo a Abrams
arrugando la frente por la desesperacin y gritando "vuestras reac-
ciones han sido malas esta maana" se pone a golpear con la pal-
ma de la mano sobre la sptima vrtebra cervical del pobre joven
que se fastidia. Haba unas veinte y cinco muestras de sangre
para exaiinar y otros tantos enfermos para observer, cada uno de
los cuales eran casos desesperados que (cntaban con la compasin
le este hombre de corazn tan tierno como el de un nio!
Y si en medio de todo esto compete un error y no obtiene la re-
iccin 49, algn vulgar denigrante llevar a todos los periodis-
:as para hacerles proclamar a los cuatro vientos que l haba en-
ti;do su sangre a Abrams y que le ha diagnosticado sangre ani-
mal.
Hasta estos ltimos aos Alberto Abrams era uno de los m-
dicos prcticos ms en boga de San Francisco; estaba al frente
de uno de. los mas grandes hospitals y era autor reconocido de
mlportantes. descubrimientos. Pero ahora cuando mencionais su
nombre la mayor parte de los mdicos de San Francisco sacuden
la cabeza y dicen "Abrams es un loco" y si preguntis el porqu
os contestarn: Primero porque declara poder localizar una enfer-
medad con una gota de sangre, segundo porque declara que la pa-
ternidad puede determinarse por una gota de sangre y tercero,
porque declara que el ganado tiene sfilis y que vosotros podis
contagiaros con la vacuna. Considered la cosa seriamente y veris
que se ha ido demasiado lejos desde un principio y que se dice de
el, lo que se dijo de Jenner, que descubri la vacuna y de Har-
vey, que descubri la antisepsia. "El es un loco".
Por qu el ganado no puede tener sfilis? Ya hace prxima-
mente dos siglos que estamos inoculando con el virus de la virue-
la humana y es bien sabido que el ganado puede contraer esa
ltima enfermedad, como puede contraer la tuberculosis. Por qu
no puede contraer la sfilis y desarrollar una forma de esa enfer-
medad que pueda ser inoculada en el cuerpo human? Todo es-
to sera material de experiencia. Abrams descubre que obtiene re-
acciones de sfilis bovina y fiene el valor de decirlo; tiene tam-
bien la paciencia de permitir que visitis su casa y ensearos sus
reacciones; os lo demuestra sobre las cicatrices de vuestras va-
cunas; l har mover un electrodo sobre vuestro brazo y siendo
otro quien lo mueva, os dir cuando se haya llegado al punto de
la vacuna. Podis ir tambien a una farmacia y traer virus para







REVISTA


vacuna y ponerlo delante del electrodo; Abrams os mostrar la
media vibratoria 57, en cinco casos de seis. Si quereis haceros va-
cunar con este virus, os ensear estas mismas reacciones, algunas
horas ms tarde, en vuestra misma sangre. Si se equivoca en todo
esto, y por ejemplo es otra la enfermedad que vibra a esta velo-
cidad, estis libres para'probarlo, pero ser preciso que tomis co-
mo base de vuestras investigaciones el descubrimiento de Abrams.
Jorge Eterling me dijo: "Cuando los elements de la liga con-
tra la vacuna sepan el descubrimiento de Abrams, que grito de
triunfo emitirn!" Pero no obstante lo grande que pueda pare-
cer eso, no tendrn a Abrams de su parte, pues Abrams est por
la vacuna. Todo lo que se necesita para purificar el virus, es ex-
ponerlo durante cinco minutes a la influencia de la luz azul, que
destruye la actividad del "spirochete", despus, exponerlo a la
luz amarilla, que destruye los elements tuberculosos. Si dudis
de esto Abrams est siempre all, con su contestacin, siempre pron-
ta. Pondr su tubo de sfilis bovina cerca del electrodo y os en-
sear la reaccin; despus har que el asistente proyecte una
luz azul sobre el tubo y la reaccin de la sfilis desaparecera.
Y llegamos al punto ms important del descubrimiento de
Abrams: La curacin. Es indudablemente muy important que
el mdico pueda llegar a diagnsticar con toda seguridad; pero pa-
ra el paciente no es muy consolador saber que tiene tal o cual en-
fermedad, si ha de- continuar tenindola.
Abrams declara que puede curar y con esto tenemos dos cosas pa-
ra considerar. En primer lugar, los hechos y despus la teora: La
teora puede ser falsa, pero los hechos tienen una verdad indiscu-
tible.
Habiendo establecido la media vibratoria del cancer, admi-
ti lgicamente que de haber algunos efectos, los obtendra so-
bre un cancer exponindolo de una forma continue a estas mis-
mas vibracoines. Construy un instrument llamado el "oscillo-
claste", que corta una corriente elctrica alterna ordinaria, en
diferentes variedades vibratorias. Midi estas con el instrument
que le sirve para medir la radio-actividad de las enfermedades y
cuando obtuvo la misma media vibratoria que la dada por una
muestra de cancer, expuso esta muestra a esta media vibratoria
y descubri que daba por resultado la destruccin de la reaccin
del cancer. Despus de este tratamiento podis acercar el cancer
al electrodo y no obtendris ms regions de "macizs". Qu
quiere decir todo esto, que el cancer ya no es cancer? Tratad de
imaginaros el estado de espritu de un mdico que ha perdido dos
mujeres y muchos de sus colegas por esa horrorosa enfermedad
y que de un golpe descubre que puede destruir su media vibrato-
ria! Tratad de representaros la manera con la cual se apur en
buscar un animal enfermo de cancer para intentar sobre l la ex-
periencia y despus, en fin, un sujeto human en el ltimo esta-
do de la enfermedad, para intentar la prueba supreme! Y qu







TEOSOFICA


pas entonces? acabo de leer una carta escrita porel doctor V. J.
I)oeru de Milwtukee, describiendo el caso de un cancer del p-
loro. Era un caso muy avanzado; el enfermo, una vez expuesto
al "oscilloelaste", la malignidad del mal desapareci, sin embar-
go los perturbaciones digestivas continuaron a causa de la excre-
cencia que cerraba el estmago y de una operacin que le fu he-
cha. Se hall que el cancer haba degenerado y que al rededor de
su borde empezaba a cambiarse este cancer en tegido conectivo,
en una especie de cartlago.
En un caso de sarcoma del hueso de la pierna, grande como
los dos puos, se encontr que la material se destacaba abundante-
mente y que en todo alrededor el cuerpo estaba en camino de cam-
biar el sarcoma en tejido fibroso. Como sabris en el cancer y en
los tumores malignos el tejido human va cambindose misteriosa-
mente en una forma ms baja de la vida cellular no organizada;
esta forma cellular se ocupa en destruir el cuerpo. Despus del tra-
tamiento de Abrams sucede todo lo contrario completamente; el
process se invierte, el poder misterioso de las clulas malas ha de-
saparecido y es el cuerpo el que absorve el cancer.
Lo que sucede en los casos del cancer, tiene lugar en todas las
formas de infeccin microbina. Determined la media vibratoria
del mal, determined cual ser la corriente que anular la reaccin,
dirigid enseguida en el cuerpo una corriente de esta media vibra-
toria y destruiris la actividad del microbio. No siempre, natural-
mente, podris reconstruir los tejidos; si un pulmn ha sido des-
truido por la tuberculosis, no podris reconstruirlo de nuevo, pero
paralizaris la march de la enfermedad y cuidndolo muy bien,
frecuentemente os quedaris estuperfactos al observer hasta donde
donde pueden llegar las fuerzas reconstructivas de la naturaleza
en la restauracin de lo que ha sido destruido. Yo lo s despus de
diez aos de experiencia, durante los cuales he observado lo que
el cuerpo puede llegar a dar de si, una vez que la sangre ha sido pu-
rificada.
Aqu, en la clnica. de Abrams, vis realizarse esta purificacin
y os parecer. asistir a los milagros narrados en los evangelios. Los
eiegos empiezan a ver, los sordos a entender, los paralticos a ca-
minar! Dije exactamente la verdad cuando manifest que despus
de haber pasado una semana en la clnica de Abrams, he perdido
completamente todo sentimiento de horror frente a esos males terri-
bles. La tuberculosis, la sffiles y el cancer. Porqu la actividad de
una enfermedad es destruida por una velocidad vibratoria pare-
cida a la suya? Abrams hace -una suposicin interesante. Cuen-
ta como una vez vi a Caruso en un almuerzo tocar una copa de
bordeaux para determinar la nota musical del sonido que emita
y despus cantando esa misma nota contra la copa, la redujo a pe-
dazos. Ya os daris cuenta de lo que sucede; la vibracin sien-
do reforzada por un aumento continuado de energa, llega hasta
el punto que su violencia acaba por romper la copa.







REVISTA


Sabris que los soldados de un regimiento deben romper el pa-
so cuando transitan sobre un puente para evitar sacudirlo. Abrams
cre que parecido- a eso es lo que sucede a los grmenes de la en-
fermedad -o ms bin a los millones de electrones en movimiento
que componen las molculas de esos grmenes. Las vibraciones s(
intensifican, los electrones son violentamente separados y lo que
es el grmen de la enfermedad, se cambia en otra cosa.
Esta suposicin puede parecer fantstica, pero est acorde
con lo que conocemos con la radio-actividad. Una de sus primeras
consecuencias ha sido la de destronar el tomo. Se encuentra que
los dichos elementso" no son permanentes y pueden intercambiar-
se; que el radio era el product de una degeneracin del uranio y
degeneracin el mismo de una especie de plomo. Sabios eminentes
como Sir William Ramsey anunciaron que la trasmutacin de. los
metales era un hecho sucedido; por lo tanto no seis demasiado
excpticos cuando Abrams diga que puede cambiar los tomos
"del cancer en tomos de otras sustancias. Le pregunt si estas
vibraciones de la enfermedad prodra producer algn dao en los
tejidos sanos y me respondi que no hay nada en el cuerpo nor-
mal que respond. a las vibraciones de la enfermedad. El sabe esto
porque ha hecho decenas de millares de experiments; lo sabe por-
que ha tenido millares de enfermos sentados con el electrodo -de
su "oseilloclaste" comprimido contra sus cuerpos y hasta el pre-
sente nicamente la parte enferma ha sido la afectada y destruida.
El instrument no os causa sensacin alguna que sea extraor-
dinaria, podis llevarlo a vuestra casa y recibir .el tratamiento por
la noche mientras dorms. Conozco un caso en el que ha sido em-
pleado durante once horas consecutivas y ha curado una apendi-
citis aguda.
En los ltimos aos, la parte ms grande de las energas de,
la ciencia modern ha sido consagrada a la destruccin de la vida
humana por la guerra. Si nuestros enemigos hoy en da quisieran
invadir nuestro pas, tenemos aeroplanos para volar sobre ellos,
bombas para dejarles caer encima,gases venenosos para diezmar-
los y destruir ejrcitos enteros. Millones de dollars han sido gas-
tados en esa clase de actividad para hacernos sentir que nuestro
pas est completamente seguro ante una invasion. Pero durante
ese tiempo no se ha ocupado de los grmenes mortales que invaded
nuestros cuerpos y se multiplican en una proporcin tal que no
puede ser avalorada, causando sufrimientos atroces, desfigurando
y matando poblaciones enters!
Ahora, aqu, en una pequea clnica de San Francisco, un sabio
solitario ha trabajado para darnos algo como la duea de estos
grmenes. El nos dice cmo podemos destruirlos de una vez para
siempre, arrancarlos de nuestro sistema y defendernos contra ellos.
El nos d este poder, resultado de aos enteros de labor y por este
servicio inmenso tomar puesto en el future entire los grandes be-
nefactores de la humanidad. Por mi part, me siento entire aque-






TEOSOFICA


los que deben hacer justicia honrando a quien lo merece y me
siento plenamente feliz al pagar hoy, el tributo de amor y admi-
racin hacia este gran sabio.
Upton Sinclair.



HISTORIC DE SENSA


Una Interpretacin del Idilio del Loto Blanco.
Por Mabel Collins.

(Traducido por el Dr. Arturo Villaln. M. S.. T.)

(Finaliza).
Ella habla as a Sensa a pesar
de conocer que l est a punto de .dejarla; pues ella no le per-
mitir a l falsearla completamente, y a travs de los oscuros
aos que le esperan, su dulce voz suena confusamente en la
oscuridad de su cerebro y sus palabras permanecen con l y,
comio el mismo expresa, "lanza una sorprendente luz sobre mi
IIIrlmial,,I vida". Como Sensa se convierte completamente en
iii hombre del mundo, el alma dentro de l se halla enteramente
dominada por las dos gobernantes pasiones de los hombres, la
ambicin y el deseo. En compaia de su propia mente, perso-
nificada en la hermosa mujer de la ciudad l bebe profunda-
ente en la copa de la vida ilusoria today clase de placeres y
's completamente feliz. Y entonces e, cuando Agmiad convoca
para la gran ordalia que espera por Sensa, en tanto que ste
ve retornar la. hermosa mujer a su forma anterior, o sea la de
mna serpiente del deseo, quedando solo una vez ms. Toda cosa
concerniente a la inicia.cin est de propsito velada y oscure-
'idamente expuesta en todos los escritos esotricos; y as suce-
de en este drama del misterio. Pero nosotros sabemos que el
iniciado debe contemplar a travs de la faz oscura de Avidya,
la velada luz del Logos. Estas ordalias son soportadas por Sen-
'sa y claramente descriptas. El sucumbe a la primera ordalia y
se convierte en intrprete y mensajero de la misma Avidya. Pe-
ro habinidose hecho capaz para ver la luz del Logos,- l est
bastante fuerte durante el curso de la ltima y final tentative
para hacer un desesperado esfuerzo hacia la verdadera liber-
tad, y obtenerla. A l se le represent como habindose vuelto
inhumano en su ambicin y egoista en sus deseos; y a-pesar de
eso, el gran esfuerzo es todava possible. Pero ya es nicamente
..ibl,~ a costa de la vida misma; Sensa muere en la lucha. Los







REVISTA


tremendous diez sacerdotes hacen presin sobre l ms all de su
cuerpo, que muere, y el temiplo en el cual habitaba es destruido.
Ellos pertenecen al quntuplo campo en el cual el alna humana
trabaja su evolucin, pasando a otras actividades en aquel cam-
po cuando el alma se retira de l. El hombre en su naturaleza
fsica est misteriosamente unido con el universe fsico por me
dio de los cinco "tavas'' que entran en su composicin, as co-
mo tambin en la de todo aquello en medio de lo cual vive.
A la luz de las modalidades del pensamiento. egipcio, pare-
ce claro que el cuerpo de Sensa que muere es la individualidad
personal. Esta ha sido tan degradada que tiene que ser sacri-
ficada. El autor de la historic -declara explcitamente que es
la historic del alma. Isis es la madre de las almas de los homn
bres, no de sus cuerpos. Por tanto, cuando en lo ms fiero de
la ordalia la naturaleza ms elevada de Sensa se afirma as
misma y va al Santuario ,de los santuarios, es para hallar la
verdadera Reina, la luz del Logos; all l renuncia a la profa-
nada personalidad. El grita: "Yo soy percepcin" "el alma
imperecedera", y al mandato de la Reina madre entra en otra
de sus propias formas. En la desintegracin Jde su personalidad
l bserva las chispas de su dispersada vida. La ambicii
(Agmad) huye delante con mpetu terrible, ansioso de medrar
en otra inarte; el alma de Malem va a perderse as misma, e>,
decir, a lo que se denomina muerte del alma. Aqu aparece des-
crito un gran misterio; pero todava velado inevitablemente-
Todos los nombres usados en el Idilio del Loto Blanco son pala-
bras de origen hebreo, pertenecientes a los idiomas arameo o
arbigo, las cuales expresan ideas que contribuyen a aclarar el
significado de los personajes. Malem tiene la idea de un re-
fugio, un retiro o lugar de recuperacin. Era Malem quien guia-
ha a Sensa a la ciudad para que l pudiera recobrar su fuerza.
Segn aparece, l era una internal personalidad o forma de alma
que debera de haber guiado a Sensa a un verdadero lugar 'd
purificacin. Habiendo fallado en esto y abandonado la perdida
alma humana, Malem en s mismo no vivir por ms tiempo-
Pero Sensa puede levantarse sobre la desechada forma de Malem
y entrar dentro de ella y usarla. Parecera que Malem habra
sido el doublee inmortal", pues usando esta forma el "Yo", el
ego que refiere la historic, es habilitado "desde entonces para
vivir, cambiar de forma y vivir de nuevo; y seguir conocindose
as mismo a travs de las largas edades que van pasando". Pe-
ro l no dice o da a entender que volver a entrar en cualquier
temiplo durante estas largas edades, o habilitar cualquier euer-
po fsico. Y verdaderamente parece evidence que l nunca vol-
ver a ser un alma de hombre, pues 1l claramente declara que
su madre no pudo conocerlo en su nueva forma. El est sufrien-
do una gran expiacin, soportando una gran privacin, como
resultado del terrible conflict a travs del cual l ha pasado y






TEOSOFICA


en el cual las parties vitales de su ser han sido destruidas, Pues
la Reina madre le pide que surja en su nueva forma y l no
se halla todava fuerte para movers entire los hombres, aunque
l no puede ser 'de ellos. El ha sobrevivido a la ordalia y clama
por la Reina madre como la suya propia; y ella le da su tra-
bajo durante las edades, consistent en influenciar los cora-
zones de las gentes, prometiendo vivir para ensear la verdad
en "aquel nuevo templo que surgir en el trascurso del tiempo"
es decir, la forma transfigurada, el perfecto y brillante Uno"
que ver su glorificado Templo cuando l haya ganado la com-
pleta liberacin.
Recordaremos aqu que los egipcios sostenan que estas di-
versas entidades, almas y formas, que entran en la formacin
de un hombre, tienen que sef reunidas delante del hombre trans-
figurado, que es el "nuevo Templo" que ser construido. La
Reina madre explica que la forma de Malem es pura y sin man-
cha, no obstante estar perdida su alma. El llev a Sensa a la
ciudad y lo dej all, como respuesta representada por una joya
cansada por el placer. As el traicion a Sensa; pues l no se
queda en la ciudad ,del placer. El ego puede usar esta forma;
pues as parece, aunque la enseanza esotrica sobre esta mis-
teriosa parte de la historic, es de que el alma de Malem debe
ser rescatada, revivida y purificada, delante del "nuevo temple"
que haya 'de ser construdo.
FIN
Arturo VILLALON.

Palma Soriano, Junio 24 de 1922.



Conmemoracion de la Fundacin

de la Sociedad Teosfica


El da 17 de Diciembre, en el local de la Seccin Cubana de la
Sociedad Teosfica, en la Habana, tuvo lugar la conmemoracin del
48' aniversario de la fundacin de nuestra Sociedad, con una sesin
solemne.
Al efecto, un iiutrido contingent e hermanos nos reunimos, ele-
vando nuestro pensamientos saturados de devocin, dirigidos a los
fundadores de nuestra Sociedad, al Coronel H. S. Olcott y Elena P.
Blavatsky.
A las ocho y media en punto, el hermano Jos Atanasio Valds,
qulie presida, declar abierta la sesin, explicando el motivo de la







REVISTA


misma y pronunciando frases de gratitude hacia los fundadores de
la Sociedad.
Despus, empez a cumplirse el program previamente combina-
do, con una magnfica ejecucin de la serenata de "Los Angeles",
al violn, por el hermano Hari Cruz.
Terminados los aplausos con que fu saludada esta pieza mu-
sical, el herniano J. Cruz Bustillo disert sobre la propaganda
peridica y di lectura al primer artculo que, escrito por el hermano
Albear, haba sido publicado en este mismo da, en Heraldo de Cuba,
en la seccin redactada por el dicente.
Le toc entonces el turno al hermano P. Fernndez Guevara,
quien pronunci un elocuente discurso conmemorativo de la fecha
cuyo aniversario se solemnizaba.
Al terminar este hermano, hizo uso de la palabra el hermano
Alfredo Fontana, quien hizo una copiosa sntesis de ideas que fue-
ron del mayor agrado de todos.
A este hermano le sucedi Edelmiro Flix, leyendo un hermoso
Irabajo de Arundale, titulado "A la juventud del Mundo", que
r-parece en otro lugar de esta edicin.
Despus leyeron dos trabajos respectivamente los hermanos Leo-
nardo Ausucua y Guillermo Ordez, sobre la fecha conmemorada,
de "La Vida Interna", por C. W. Leadbeater e "Incidentes de
la vida, de H. P. BlI,, ll./i", que fueron muy celebrados, por la
conerencia en la glosa.
Y termin el acto, con unas palabras del hermano Presidente.
recomendando la Unidad y la Fraternidad, no ya solo entire los
miembros de la Sociedad, sin entire toda la familiar hermana.
Al abandonar entonces el local que es nuestro templo, con la
pena que nos causaba la transitoria enfermedad del hermano Secre-
tario General, Rafael de Albear, que no pudo por ello presidir, no-
llevbamos en contrast, la satisfaccin le haber laborado tesonera-
mente por unos moments, en pr de la grandeza de nuestros ideales.
en pr de su divulgacin.
J. O. V.



Bienvenida
Muy cordialmente tenemos el gusto de saludar a nuestra her-
mana Miss Edith Gray, prominent teosofista de la Seccin Ame-
ricana, que, despus de una tournee dando conferencias en Eu-
ropa y Amrica del Sur, ha llegado a la Habana, donde nos ilus-
trar con sus conocimientos. Tambin visitar a las logias de
Matanzas, Cienfuegos, Santa Clara y Sanet Spirtus, pues tiene
un gran inters en visitar las logias de nuestra Seccin, no sin-
dole possible extender su visit a otras por la escasez del tiempo.
debiendo estar en los E. U. dentro de pocos das.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs