Group Title: Revista teosofica
Title: Revista teosófica
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00073921/00006
 Material Information
Title: Revista teosófica
Physical Description: Serial
Language: Spanish
Creator: Theosophical Society (Madras, India) -- Seccíon Cubana ( publisher )
Publisher: Sección Cubana de la Sociedad Teosofíca
Place of Publication: Habana etc.
Frequency: bimonthly (irregular)[june, 1936-apr. 1938, sept./oct. 1942-1954]
monthly (irregular)[ former feb. 1917-may, 1936, july, 1938-aug. 1942.]
bimonthly
completely irregular
 Subjects
Subject: Theosophy -- Periodicals   ( lcsh )
Imprint -- Cuba -- Havana -- 1923-1939
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba -- Havana
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began in 1917?; ceased publication with July 1956.
Numbering Peculiarities: Publication suspended, June, 1933-Feb. 1934.
Issuing Body: Organo oficial de la Seccíon Cubana de la Sociedad Teosofíca, <1923-1939>
General Note: Description based on: Año 7, no. 1 (15 de enero de 1923) = 2a epoca.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00073921
Volume ID: VID00006
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002944312
oclc - 50336367
notis - APH5965

Full Text







REVISTA TEOSOFICA
Organo de la Seccin Cubana de la Sociedad Teosfica
FUNDADA EN 1905
Director: RAFAEL DE ALBEAR Administrador: GUILLERMO ORDOEZ
Direccin y Admn.: Oquendo 14, altos. Apartado 365. Habana.

PERMANENT
La Sociedad Teosfica es responsible solamente de los documents oficiales
insertados en la Revista Teosfica. La Secretara General es responsible
de los artculos no firmados; de los artculos firmados con el nomrbe o
iniciales son responsables sus autores o en su defecto sus traductores.
Advertimos a nuestros lectores, para evitar errors y confusiones, siempre
desagradables, que la nica, legtima y verdadera Sociedad Teosfica, que
fue fundada en 1875 por Helena Petrowna Blavatsky y Henry Steel 01-
coott, tiene su Cuartel General en Adyar. (India Inglesa,) y que esta Sec-
cin Cubana que forma parte de ella, tiene sus Oficinas en la Habana,
Oquendo 14, altos, no teniendo relacin ni conexin con cualquiera otra
Sociedad que emple trminos relacionados co., la teosofa, o diga que
profesa sus doctrinas.

AO VII--No. 6.-15 DE JUNIO DE 1923.-2a. EPOCA.




LA TEOSOFIA PARA LOS NIOS


Alunos de nuestros hermanos teosofistas se imaginan enga-
IIosailmnte ~que es mejor no ensefar la Teosofa a sus hijos, ale-
gando por lo general, que ellos mismos sufrieron much al des-
Prenderse de las laigaduras con que la teologa estrechaba y des-
trnia sus almas; ligaduras a que fueron sometidos a la fuerza en
su juventud, y que a causa de eso, creen just dejar a sus hijos
si instruccin religiosa alguna para, que stos puedan resolver
por si mismos, estos asuntos tan importantes cuando lleguen a
la edad de la i.!,.-'".;i'. Sin duda esto suena muy bien, y pare-
ce muy liberal; pero en realidad es una triste ilusin, a causa de
la cual esos nios desgraciados tendrn que sufrir ms tarde.
En primer lugar se proponentn una imposibilidad. Un nio no
11g'a ni puede llegar a grande sin nociones sobre estos asuntos.
Si sus padres quieren instruirle estarn los nios muy bien dis-
puestos para ac.eptar lo que se les ensee; pero si rehusan en-
senarle, empezarn a recoger fragments de informaciones de
su aya. de los sirvientes, o tal vez de sus compaeros de juego
Y de toda clase de animals inconvenientes, de modo que la ne-
gativa de sus padres para, ilustrarles no los ayuda a alcanzar, en
modo 'alguno, como sus padres pretendieron, la adolescencia li-








REVISTA


bre de creencias para que puedan escoger con conocimiento de
causa: el verdadero efecto de una actitud semejante es que el
nio adquiere today clase de supersticiones groseras, de modo
que, cuando llega el tiempo en que debe pensar por s mismo,
tiene que desembarazarse de esa masa intrincada de falsos con-
ceptos y prejuicios en vez de empezar su camin(o de un modo
regular.
En segundo lugar, un padre no tiene dereeho de privar a su
hijo del conocimiento benfico que l mismo ha adquirido. De-
biera recorder que ese nio no le lleg por casualidad, sino con
deliberada intencin y seguramente la parte ms important de
esa intencin debe haber sido la de recibir exactamente la en-
seanza que ese padre es particularmente capaz de darle. Si la
intencin hubiera sido que el nio debiese crecer en la ignoran-
cia y la supersticin, habra nacido de padres salvajes, o por
lo menos de padres que no tuviesen conocimiento alguno que
comunicar. Si la ortodoxia ordinaria hubiese sido lo ms ade-
cuado para l, en esa etapa de su evolucin, hay miles de fami-
lias en las que se le hubiese podido mandar para adquirirlas. El
hecho mismo que no encarn en ninguna de estas families, si-
no que naci de padres teosofistas indica de por s que ha llega-
do a un grado en que merece tener las oportunidades magnficas
.que da la T- ... t., Es precisamente para aprovechar estas opor-
tunidades que ha venido. Qu razn acceptable pueden tener
los padres ,para robar al Ego las ventajas que por s mismo ha
merecido? Es seguro que el nacimiento de un hijo es el mejor
obsequio que puede hacerse a los padres, porque, o es un dep-
sito puesto en sus manos por las Grandes Divinidades del Des-
tino. o es una seal de la ms absolute confianza en los padres
dada por el Ego mismo a causa de su amor hacia ellos (trado
de vidas pasadas) por el Ego que est dispuesto a entregarse
por complete en sus manos y a confiarle la preparacin de loe
vehculos en que debe pasar su encarnacin actual. La responsa-
bilidad es, sin duda, muy grande, y a los padres en quienes ha
recado esa eleccin les toca mostrarse dignos del honor que se
les ha dispensado. Naturalmente deben hacer todo lo que pue-
dan para el nio, no solo fsica, sino tambin moral e intelec-
tualmentle y ,cmo pueden tener coniocimiento de estar hacienda
lo mejor para l si insisted en negarle su ms preciado tesoio,
el conocimiento que les hace la vida fcil y dichosa?
En tercer lugar, hay todava otra razn sumamente impor-
tante de por qu no deben los padres teosofistas guardar eiara
s la enseianza que recibieron. Mucho antes de que su hijo lle-
gue a tener su mayor edad, o sea la poca que en que se le con-
cede por primera vez la facultad de pensar por s mismo; lhaibr
sufrido muchas penas y restricciones, habr tenido que afrontar
muchas dificultades series; y toda su vida future puede depen-
der dle la manlera como se oponga a ellas. Qu derecho 'tieOie









TEOSOFICA


entonces los padres de privarle deliberadamente de la ventaja
inestimable que el conocimiento de la Teosofa le puede dar pa-
ra hacer frente a esas dificultades a media que se presentan?
iLa vida de muchos nios ha sido un fracaso por falta de una
instruccin inteligente como la que de la Teosofa; el exponer
un niio querido a un peligro de esta naturaleza es seguramente
no slo una tremenda responsabilidad, sino tambin un acto de
1..I..... depravacin.
En cuarto lugar, la comparacin entire las enseanzas teos-
'icas y las ortodojas no es apropiada. Sin duda la ortodoxia era
restrictive, embotaba y destrua su alma; pero la Teosofa ha-
ce precisamente todo lo contrario. En vez de obscurecer nuestra
razn, la T.-.....1 i, nos alienta a usarla en el ms alto grado; en
vez de borrar el sentimiento de la alegra y de la belleza, la
Teosofa lo desarrolla. Es en s la apotesis misma de la razn
y del sentido comn; por este motivo no puede haber en ella
nada (que deba deseeharse ms tarde y el conocimiento de la Teo-
sofa slo puede beneficiary a quien la estudia. Si despus en
ciualquier motivo hacia la manifestacin universal de la verdad
enseada en una de las grades Religiones, el conocimiento teo-
.t .*. que adquiri en su niez har esa verdad ms amplia y
iims clara para l, y le ensear a ver much ms en la religion
que adopted que lo que pudiera ver un hombre que no haya tenido
eso ventaja. Por este motivo de todos modos es claro deber del
padlre poner a su hijo en situacin de compartir con l6 los es-
plendidos privilegios que el destino le ha proporcionado.
Hay otros padres que estn dispuestos a ensear a sus hijos,
1pro no saben cmo empezar la instruccin. Dicen: "Encuen-
tro la Teosofa bastante difcil para mi propia comprensin;
(6mo puedo aclararla para la mente de un nio?"
No es necesario preocuparse de si es possible ensearla, por-
ilqu el nio est ms'cerca de Dios que nosotros y puede suce-
der a menudo, que los problems que son demasiado elevados
para los i,. i, ,, atolondrados de nuestra razn se presented
tan claros como el crystal a la intuicin celestial del nio. No
es difcil ensearle; pero cuando lo hacemos debemos presen-
1taile iestras creencias en forma razonable, y debemos discernir
'ntre i o important y lo no important. Naturalmente no sera
.1i'..* L,,i,,1,1. molestarle al principio con anillos, rondas y ca-
ldnas planetarias, ni necesitamos principiar a enumerarle los
Planos y sub-planos 7 todas sus diferentes cnalidades. Todo esto
es itil y con el tiempo se le ensear, pero primero le hablare-
ims de(1 las tres grandes verdades como se mencionan en "El
idilio del Loto Blaneo", es decir que Dios existe, y que es bueno;
que el hombre, siendo una part de El. es inmortal; y en tercer
ar 'ollseClleneia coseclharemos conformed sembramos. Cuando estas
verdides nos fueron presentadas por primera vez se nos dijo









REVISTA


muy apro,piadamente: "Estas verdades son tan grandes como
la vida misma, y sin embargo, son tan sencillas que las puede
comprender la mente ms sencilla del mundo.
Los padres bien pueden preguntar: gPero qu podemos de-
cir de Dios a nuestros hijos? Considerando lo muy insuficiente
que es nuestra propia concepcin de Dios, cmo podemos espe-
rar dar una concepcin perfect a un nio que est ms cerca
de El Ique de nosotros?
Naturalmente, no podemos dar una concepcin perfect; s-
lo podemos principiar a indicar Su gloria, solo podemos bos-
quejar Su esplendor y Su poder. Y, n,o obstante, parece que
podemos hacer much, y lo que hagamos, sea much o sea poco,
servira grandemente al nio. Debemos darle las grades cuali-
dades (que algunas veces han sido sealadas por unos pocos de
los hombres ms nobles y en seguida, digmosle que hay Uno de
quien todo lo que existe procede. Uno de quien todo lo que
vemos no son ms que pequeas manifestaciones; digmosle que
algln da podr elevarse ms y ver Aquellos en que todas es-
tas grades cualidades existen y que por reflexin, desciendi
a nuestro mundo, y que entonces percibir al menos una vislum-
bre del ropaje externo de Dios. Digmosle que por doquiera que
vaya se eienentra rodeado de un perfect powder, una perfect
sabidura y un perfect amor y todas estas cosas son de Dios.
Mostrmosle todo lo ique podamos del Dios (ue est en nosotrc!
por medio lde un amor perfect y una bondad perfect, hacin-
dole siempre enteramente feliz; as por lo menos gradualmente
llegar a comprendernos y a apreciarnos un pocoo y a amar O-"
nosotros y por nosotros a aquel Dios interno por Quien solamen-
te somos dignos de ser amados. As, poco a poco, podra llega"
a comrmeuder que todo lo que es bueno, verdico y hermoso es
una expresin de Dios; que El es el eterno atractivo; que en El
todo es paz. putreza y prosperidad. No puede establecerse ninl-
guna formula; debemos confiar much en la inspiracin; de-
bemos guiarnos en gran parte por la disposicin del nii con
quien tenomos que tratar.
Ensefimosle que siempre debe star del la do de Dios, qii
debe star literalmente impregnado de bondad, con el brillo, 1'
gloria, el amor y el altruismo de Dios: que es su deber ima-
nifestar todas estas cualidades a los que estn cegados por el
medio ambient en que viven y que de otro modo tal vez no pu'e
dan ver. Ensemosle que doquiera haya dolor o sufrimiento c
el mundo, debemos hacer un esfuerzo para aliviarlo-que do-
quiera se necesite la ayuda, debe darse con toda liberalidad.
Cualquier nio puede comprender todo esto muy fcilmente Y
lo pondr en prctica lleno de gozo; porque el nifio es por natu-
raleza active; le gusta star ocupado en algo; le gusta ayudar:
le gusta verter amor sobre otros, y goza con la gratitud y el
amor que en recompensa recibe.








TEOSOFICA


Despus podemos decirle algo del hombre. Podemos decirle
que este cuerpo externo que l ve, no es el hombre verdadero
sino su vestidura; que la realidad que hay dentro es un chispa
de Dios, elevndose lenta pero seguramente hacia el conoci-
miento de su propia capacidad; subiendo siempre hacia Aquel
del Cual procede. En seguida ser facil explicarle la idea de la
reenearnacin hacindole ver que as como l se quita la ropa en
la noche para acostarse y descansar, y despus, a la maana si-
giiente despierta y se viste para reanudar sus studios as tam-
bin al final de ese da ms largo que llamamos la vida, el hom-
bre se quita el. vestuario de la carne y descansa, y despus, se
levanta, se pone otra vez un traje y reanuda su trabajo en el
punto en que lo haba dejado. Y no olvidemos explicar tambin
que el hombre real no duerme nunca ni pierde su conciencia y
que puede continuar su obra de amor y ayuda en un mundo su-
perior, ya sea qu e se haya despojado de su vestuario, temporal
o 1 l i 11! ,1111 ,111,
Expliqumosle al nio que si est lleno de amor y aspiracin
pavra ser til durante sus horas de vigilancia, puede estar com-
pletamente seeguro de manifestar el mismo espritu durante su
sueo y despus de la muerte del cuerpo: precisamente porque
es una chispa que desciende del Padre de la Luz, en quien no
hay cambio ni sombra de mutacin. Mostrmosle al nio cmo
esa chispa h debe crecer ms y ms brillante hasta que rompa en
llama divina, y como cada acto o pensamiento de amor y al-
tr1ismo aviva esa chispa y le permit manifestar un poco ms
(d s misma, mientras que si por desgracia, surgiera un pensa-
miento de egoismo o de dureza, la chispa alumbrara poco y es-
tara entretanto manifestando la gloria divina i un ngrado me-
nor. Ensefimosle que el crecimiento se efecta en todas parties,
iue el crecimiento es la voluntad dek Dios no slo para el hom-
lbe sino tambin para las dems criaturas, para los animals y
ls plants; y que por eso el ayudar en ese crecimiento es siem-
P'' unaM noble tarea, una tarea del agrado de Dios. Rodemos-
1e siPempre de cosas bells, (le amor y altruismo, porque as y s-
10 as, puede crecer com r rece la plant, abriendo vidamente
su corazn al sol.
Digmosle tambin, que hay series superiors a los hombres,
:iranldes Adeptos v Maestros, y otros an superiors a Ellos.
Digimosle que hay grades ngeles y que tambin por de-
,ao (1C e.ilos today la naturaleza est viva. today penetra la vi-
"ii: que en torno suyo hay por todas parties entidades vivientes
! (i11ies udfl e i agradar o molester, segn las cosas que l mismo
hI'a, sienta y piense. Y esto nos conducir facilmene a la expli-
'(iin dei la ;ran ley de causa y efecto : Iqe del !i ie 1 bien, sien:-
Ii` resIlla, y que ,Ir! mal cuando des ,.' *ciad tm;iiiee perinitimios
(iI ocu ra, el nial tendr que resultar. Esta ser I uI:,1 :1 li/s
O'randes razones para que l no cometa el mal: sin embargo de-







REVISTA


biramos ensefiarle que ms important aun que eso es la idea
que hacer el mal es inmiscuirse en el crecimiento de otro y as
obrar .contra la Voluntad Divina que rige el Universo; que por
ese motive y no apeteciendo frutos o recompensas personales no
debe hacer el -mal, pues demuestra ingratitud al Gran Padre de
todo y da prueba de ignorancia e insensatez.
So progress depender ante todo de lo que seamos, del ejenm-
plo que le demos y de como le tratemos. Debemos estudiar con
gran cuidado la obrita "Educacin como servicio" y el espln-
dido librito "Flores y Jardines" y leer tambin lo que he es-
crito sobre nuestra relacin con los nios en el segundo tomo de
"El lado oculto de las cosas". Debemos poner todo eso cuidado-
samente en prctica, y ante todo fijarnos con especial atencin
en no fracasar jams en nuestra intencin de demostrar un amor
y una paciencia infinitos, porque ese es el mtodo ms seguro y
de ms efecto para ensear la T ...-. li
Todos estos puntos, son seguramente bastante claros y fci-
les (le explicar; no encontraremos ninguna dificultad para pre-
sentarlos (le manera que cualquier niio los comprenda y el co0m-
prenderlo bien -i -.i' il. obrar de acuerdo con ellos. Por supues-
to, algiunas veces el nio no obrar de acuerdo con lo ms ele-
vado que conoce. C'ometer errors( lo mismo que su padre los
cometi ante que l; pero al menos sus errors sern menos nu-
merosos a causa del conociiiento 1. ..... .- l; su vida ser m1s
fcil y ms pura, su progress much ms rpido; habremos ga-
nado la gratitud del Ego que nos honr confindonos uiia la-
bor tan delicada e important. As tambin tendremos el sen-
timiento feliz de un deber bien cinmplido, y obtendremos coimo
resultaido la recompensa invariable del buen trabajo en foriim
de una inueva labor ..n.. t, r' a nmestro enidado. As podremlos
osotros y nesters hiivjos llegar a ser cooperadores con Dios; 7
nuestro ijoIio a so vez crecer para llegar a ser un trabajador
eficiente en la magira causa, tal vez para ser uno de los esco-
gidlos por el grand Instructor ciando El venga, quizs para ser
uno de los que El enve a conquistar para s el cumplimiento (tl
aquella hermosa profeca : "Los sabios brillarn con el brillo del
firmamento, pero los qiue volvieron a muchlos a los caminos de
la rectitud, brillarn como las estrellas por siempre jams".

C. W. Leadbeater.





.-.r ..









TEOSOFICA


Expansion de los Conocimientos Teosficos

De la obra "Frutos colectados de las Enseanzas Ocultas"
Por A. P. Sinnett
(Traducido por J. M. Lamy, M. S. T.)

(Finaliza.)

II. LA CADENA PLANETARIA
La primera idea que tuvimos sobre el progress de la vida en
las cadenas planetarias, fu,-volviendo la vista al pasado,-todo
eailnto cremos powder comprender al primer vistazo. Fu una
enorme expansion de la idea elemental que exista, de que este
mundo era el principio de todas las cosas, y que su creacin gra-
dual poda ser delineada en el lenguaje familiar de la Biblia.
La nocin verdadera de las cadenas planetarias fu entera-
mente nueva y haba que ir asimilndola por grados, necesitando
lua explicacin muy laboriosa en estos ltimos aos. La cadena
planetaria a que nosotros pertenecemos, consiste de siete globos,
oiimo se demostr en las primeras enseanzas, el primero y el l-
timo en el plano mansico, otros dos debajo de esos en el astral y
tires en el plano fsico. Al principio llegamos a la conclusion de
qiie todas las cadenas planetarias eran iguales, que consistan de
-siete globos; y esa idea ha penetrado desdichadamente en la li-
teratura Teosfica con tal extension que ha seducido a muchos
Pensadores. Solo es realmente, la cadena media de una series man-
iiitritica que consiste de siete planets. En el mianvntara ante-
r'i~rl tena cinco una cadena; tres el anterior, y solo uno el ante-
rior a ese.
No me detendr a detallar esta idea en today su belleza cien-
liica. Ser -r'i,.. iII.- un mero bosquejo para demostrar como
tldas las series de manvntaras son una concepcin harmonica
'!e ri i1, ll';.i con el Pensamiento Divino-el primer globo man-
"-.* .iil ,1.. en unos resultados supremos que estn mas all
Sliiuestra comprensin present, en ese future lejano, cuando
e' crompleten todas las series. Pero circunscribiendo nuestra aten-
',ien por el moment, sobre nuestra cadena planetaria actual de
~ le globos, la primer idea que tenemos (que comprender es que,
'iandlo se nos dijo al principio, lo de la gran ola de vida que pa-
s"lai rpidamente de un mundo a otro, hallndose al present en
' tierraa, se nos puso en posesin de una amplia idea que es real-
meont. cierta, pero que require elaboracin. La mayor parte de
la familiar humana a que pertenecemos. ocupa esta tierra al pre-
ete. pero durante varias rondas de progress por un perodo
iiasado incalculable, la familiar se lia desparramado en cierta ex-
'i"sion, por toda la series de iiimndos (11qu conslituyen :i cadenla.








REVISTA


Hasta ahora nos ha sido impossible comprender las condiciones
de vida en los planets superfsicos, y podemos descartarlos por
el moment; pero en los tres ti.: ..-, incluyendo a Marte detrs
de nosotros y Mercurio delante, la familiar humana est ahora dis-
tribuida, -una parte ya establecida en Mercurio y otra en Marte.
La explicacin es simple. Mientras la gran mayora avanz rpi-
damente hacia esta tierra, otros ms morosos y no calificados to-
dava para encarnar aqu, permanecen en el planet Marte; al
tanto que una vanguardia superior va avanzando ya al planet
adelantado. El estado de retardo del resto marciano, que se cuen-
ta por supuesto, de un nmero bastante largo de millones, con-
siste de aquellos que han dejado de hacer los esfuerzos requeridos
para adquirir vehculos superiors. No hay vehculo de concien-
cia humana en esta tierra an entire los salvajes ms inferiores
que en definitive no sea superior en algunos puntos importantes
a los vehculos de conciencia que habitan actualmente en Marte.
Es extrao, lo mismo que en la parte inferior del arco, sucede que
hay todava en actividad entire ellos algunas capacidades que les
permiten hacer cosas que nosotros no podemos realizar, no obs-
tante nuestro superior desarrollo. Los marcianos pueden mani-
pular ciertas artes que nosotros hemos olvidado hasta cierto pun-
to, por ms que el uso de esas artes no represented inteligencia
superior, como tampoco la capacidad de una araa para tejer si
tela que ningn arte human puede imitar, represent inteligen-
cia superior en esa araia. Moralmente, la condicin de los Mar-
cianos est por debajo de todo nivel comprensible para nosotros.
Sus formas son grotescamente feas para nuestro gusto ms es-
ttico, y son ejemplo vivo de un dicho aplicado no muy apropia-
damente a algunas razas salvajes de nuestro globo: "maneras, no
tienen, y sus costumbres son bestiales". La vida animal en Mar-
te est a un nivel muy bajo, en correspondencia con la gente. Sn
carcter es puramente reptil, y el desarrollo del gusto de la gen-
te puede imaginarse por el hecho de que los alimentos consistent
en sangre de los reptiles que pululan en los vastos lagos interio-
res llamados comnmente canales, con que estn cubiertas las
porciones habitables de planet. Todava entire los marcianos la
ley evolucionaria que apremia gradualmente a la inilt tib ud vi -
borando despacio. Algunos Egos,-ya que hemos de pensar que
los marcianos son humianos-van reclamando mejoras vehculos
de consciencia que aquellos que los rodean, y entonces quedal
preparados para encarnar en esta tierra, y son trados bajo la gula
d emisarios propiadooid s de la Llogia Blanca en numero a v,,,'
muy considerable. He oido de un caso reciente en que hace un ano
o dos fueron importados en este mundo unos cien mil Egos mar-
cianos, que encarnaron entire los aborgenes de Australia unos.
otros entire los tipos inferiores del Africa Central, y los i" '.
de ellos en el Asia Central.
Por otra part, son curiosas e interesantes, cuando se coUm-
prendan, las condiciones relatives a la emigracin premature d('







TEOSOFICA


Egos desde esta tierra a Mercurio, pero en este punto de la.ex-
plicacin sera ms convenient detenerse y tomar otro rumbo que
tenga relacin con los diversos sistemas planetarios o cadenas
de nuestro Sistema Solar entire s.
An en los primeros bosquejos de las enseanzas ocultas, tan
luego como la nocin de la cadena planetaria se hubo fijado en la
mente, vise claro que los Egos que evolucionan en derredor de
una cadena planetaria determinada, concedida a cada una su li-
bre voluntad, deben alcanzar destinos diferentes. Algunos Egos
avanzarn ms rpidamente que otros, de tal suerte que cuando
haya adelantado el process en general hasta cierto punto, habr
una gran variedad de condiciones entire los que estn en la van-
guardia y los que se hallan en la retaguardia.
Mas tarde se explic que en cierta escala de la evolucin en
cualquiera cadena planetaria determinada, algunos quedaran tan
retrasados, si se les comparase con sus compaeros ms perseve-
rantes, que el progress fsico en los mejores habra avanzado en
tinas condiciones tales que los peores no podran hacer uso de las
formas que se estaban desarrolando entonces. En otras palabras,
y en el lenguaje ms tosco de nuestras primeras explicaciones, es
inevitable un perodo en el plan de cada planet en que aquellos
que no puedan avanzar ms, quedan separados de la corriente
principal de evolucin, continuando solamente su progress aque-
llos (que han empleado del mejor modo sus oportunidades hasta
ialanzar la meta de las posibilidades finales de su existencia. Se
avostumbraba hablar de este perodo crtico de la quinta Ronda,
Y durante largo tiempo no lleg informed alguno hasta nosotros
irspecto al destino final,-tratndose de nuestro propio plan pla-
netario-de aquellos que se separasen de la evolucin en aquel
peiodo remote an distant de nosotros, estando el centro de la
Ronda destinado a suceder al que actualmente nos concierge.
Informes posteriores cubrieron esta laguna en nuestros co-
tic'imientos, y al hacerlo as, lanzaron pltora de luz sobre la
conestitucin del Sistema Solar en general. Naturalmente, el plan
Il;tiitario ms antiguo, del cual es Vnus el mundo fsico, ha pa-
iiilo hace tiempo ese .perodo crtico, aunque para nosotros es
odavia un future distant. Ya el curso de los acontecimientos
J'lel, haber decidido el destino de los fracasados de Venus en el
]'iodo crtico, y la respuesta, que he recibido cuando tuve la
I'.i- i i.... In. de hacer la pregunta, me demostr que hay varias
'cIdenas planetarias del Sistema Solar que no han de considerarse
'0nD, enteramentet independientes. Estn eslabonadas de una ma-
''(r e 'larlamente ineligible por el hecho de que los Egos (ue fra-
'a;isi en un plan planetario pasan a la evolucin del que le sigue
" ordeni de desarrollo. As, a i pregunta: "D6nde estn los
il '(itasados de Vnus?" se puede contestar con esta simple pala-
"'*a: "Aqu".
(iertameiite en mis propias experiencias, ninguna otra palabra
.1iuils arroj ms luz en las vastas regions de la especulacin.







REVISTA


Uno vi los siete o ms bien, los diez esquemas planetarios,
formando todos parte de un designio coherente; otro vi la razn
por qu no se hallaban todos en este moment en una escala si-
milar de progress; se poda mirar para alante al tiempo en que,
por ejemplo, el planet Jpiter, actualmente una masa incandes-
cente de material mineral, llegar a ser un hogar habitado por re-
zas futures, cuando entire los que ahora resident en nuestra tierra
no se cuenten sres de un rango spiritual menos exaltado que los
que nosotros consideramos ahora como Maestros, y cuando la evo-
lucin future de Jpiter ofrezca oportunidades para principiai- de
nuevo a aquellos que hayan quedado descartados del curso de
la evolucin designada en relacin con los ltimos desarrollos do
este mundo.
Volvamos ahora a los dems detalles del process. Aqu estn
los i i.-.i- .... -, de Vnus. Qu significa eso de un modo conereto?
En verdad, aunque sean fracasados, teniendo en cuenta el grado
de adelanto alcanzado en Vnus, ellos fracasaron en un perodo
de la evolucin de su propia raza much ms adelantada que la in-
mnensa mayora de la nuestra. Ninguno'de ellos estara ..it;f.-, ti,
con las enearnaciones que se ofrecen a la humanidad al presented,
ni an para las razas ms civilizadas que habitan en este mundo.
PEl problemra as presentado sugiere su propia solucin. Hediclo
ya que el planet Mercurio, que pertenece a nuestra cadena, es
actualmente el hogar de los Egos que constituyen la vanguardia
de nuestra, humanidad. Por el moment descarto de la cuenta
a aquellos que, a lo largo del Sendero, alcanzan un estado sublime
spiritual, y que por eso mismo, quedan libres de todos los pla-
netas de nuestra cadena. Pero Mercurio, habitado por los m. J-i. :
de la familiar humana, por as decirlo, lleg a ser una region en la
cual podan encarnar libremente los fracasados de Vnus; y cli
el moment present "Mercurio" es la forma ms precisa de la
palabra "aqu", que tanto me impresion la primera vez que la
o expresar a este respect.
Y vamos ahora a comprender ms detalladamente la natura-
leza de la vida de la cual es Mercurio la sede. Es tan superior (n
muchos respects a las condiciones que aqu nos son familiares.
que solo por grados podemos formarnos un concept de ellas. IHay
un libro que en cierto sentido puede ayudarnos, el cual a pri-
mera vista, nada tiene que ver con el ocultismo cientfico, y ('
la deliciosa leyenda (le Bulwer Lytton, "The Coming Race". No
vamos lejos en el studio oculto sin ponernos en contact con fie-
cenicia con la inspiracin literaria. Los Maestros que tienen -lc
teris en esa labor y encuentran autores sensitivos inspirarn cois-
tantemente poesas y novelas, mientras otros seguramente ins-
piran pensamientos cientficos; pero en este moment no tenenios
que ocuparnos de estos ltimos. El Maestro que inspire a Bulwri
Lytton las ideas tan bellamente expresadas en "The Coming Ri-
ce", no tuvo necesidad de molestarse inventando un mundo imia-
ginario de dignidad y belleza; simplemente traz las condicionei







TEOSOFICA


que prevalecen actualmente en el planet Mercurio, y que conoce
personalmente, condiciones absolutamente familiares, no mera-
nenite a los grandes Maestros, sino a muchos otros de menor ran-
go, que ya pueden, en el plano Bdico, rondar a discrecin el
Sistema Solar. En el delicioso Mercurio prevalece perfect har-
mona; la influencia Satnica que ha llenado este mundo de dis-
pu)tas y confusiones, ya sea contemplando las relaciones polticas
o industriales, ya las internacionales, no ha penetrado nunca en
las apacibles regions de nuestro bello planet hermano. El avan-
:e intellectual nos la aventajado en much y muchos de nuestros
pisaidores, calcuelando las posibilidades de nuestra fiutr;i so-
ciologia tendran inters en saber que realmente en Mercurio,
eoino en la historieta de Bulwer Lytton la mitad femenina de la
humanidad es decididamente, aunque no en grado inconvenient,
superior y predominante a la otra mitad. Es difcil hacer esta ma-
nifestacin en una forma de palabras que no d lugar a una mala
inteligencia, a primera vista, porque esas palabras masculino y
femienino, tal como aqu sueles emplearse, tienen diferente sig-
nificado en Mercurio, especialmente desde el punto de vista fi-
siolgico, del que acostumbramos a interpreter en este mundo
1(enos bello. Adems, cuando hablamos de la superioridad y pre-
ldoiniio, apenas podemos ponernos en contact con ideas que por
nuestra experiencia, parecen incompatible con esas otras ideas
de perfect harmona y amor. Realmente, todos esos principios
niiacores en apariencia, son susceptible de comgbinarse y harmo-
nizarse perfectamente, como las variadas notas de la msica, lo
cual en conjunto atrae a la. imaginacin. Mas por el moment,
debo retrotraerme a las condiciones de Mercurio y lo referente a
los fracasados de Vnus.
En su ltima evolucin, posiblemente en obediencia a una ley
que puede gobernar a otros mundos, los habitantes de Vnus Hle-
garon a progresar much ms en la esttica entire otras cosas,
que lo que nosotros podemos alardear aqu todava. Ese impulso
estaba operando ya en today su raza antes del perodo crtico.
Asi que, de hecho, los fracasados de Vnus que ahora estn en
Alemeurio, estn enormemente ms avanzados que la. poblacin
Terrestre, en general, en lo tocante al modo de apreciar la belle-
za, que entire nosotros pueden representar su nivel, si acaso, los
'iandes artists de nuestro perodo.
Puedo hacer aqu mencin, entire parntesis, (le un caso que
S'upe hace much tiempo, y que pareca un enigma entonces, re-
flcrente al Karma peculiar que, en ciertos casos, hace possible que
"algunos Egos terrestres sean transportados prematuramente a
o'iearnar en Mercurio. (No trato ahora de la ronda internal, que
.s otro asunto aparte).
Es muy possible la transferencia para aquellos que estn apro-
piadamente calificados por su Karma. No debo detenerme en
i~nulerosos detalles sobre este asunto, pero una de las caraeters-
1ic;as que requieren los que inconscientemente han llegado a ser






REVISTA


aptos para el transport, es el temperament artstico. Tienen
que tener alguna cualidad para poder gozar debidamente la he-
rencia de los padres mercuriales.
Todo esto es fascinador en alto grado. Naturalmente, la pa-
labra "belleza" no debe emplearse en un sentido estrecho, sino
incluyendo la natural belleza de los rboles y los flores, el encan-
to del color en el paisaje, la harmona de la forma en la estruc-
tura, lo mismo que esa belleza en el aspect femenino de la hu-
manidad que es quizs la variedad de belleza que todes pensamos
primero cuando hacemos uso de la palabra.
Como antes se ha indicado, no todos los fracasados de Vnus
estn ya, establecidos en Mercurio. Algunos de ellos, si no estn
actualmente entire nosotros, todava, estn esperando la encarna-
cin de la. tierra, debido sin duda, al lugar exacto en la escala (le
la evolucin y se hallan entretando en plans superiores o por
lo menos en los mundos Astral y Mansico, influenciando en pen-
samientos artsticos, inspirando ejecuciones artsticas, realmente
en progress entire nosotros al present; y esto ha venido suce-
diendo sobre lo que estamos habituados a pensar como largos pe-
rodos; con su cortapisa, desde luego, como medido en la escala de
la evolucin natural. Toda aquella explosion de capacidad arts-
tica de la Grecia durante el perodo reciente que nosotros llama-
mos antiguo, se debi a la manera como los fracasados de Vnus
en nuestros mundos superiores discernieron en esa raza grande
capacidades para recibir su influencia. Hablando rudamente, to-
do el arte griego en la escultura puede ser considerado como un
dn que nos hicieron los inmigrantes de Vnus, en los cuales de-
bemos suponer fracasados, considerndolos desde su punto de
vista.
Algo hay eminentemente sugestivo en el hecho de que una raza
much ms evolucionada, ms moral y perfect intelectualmente
que la nuestra, en su etapa present, fuese identificada tambini
con la belleza, no meramente en cuanto a la capacidad de apre-
ciar]a, sino en su manifestacin efectiva. Volviendo la vista atrs
all en lo ms renloto del principio de nuestra evolucin, halla-
mos formas primitivas, ms o menos feas y repulsivas a nuestros
sentidos. Ciertamente que las formas de los restos degradados
de la familiar bhinana en Marte son monstruosas, si se les compare
con los mejores ejemplares de los nuestros. All la vida animal
es tosca y repulsiva comiparada con la de nuestro mundo. Hay
excepciones, sin duda, que saltan a la conciencia de todo aquel
que piense en ello: pero. la ley natural ampliamente parece es-
labonar el mejoramiento moral de los series conscientes coi) el
mejoramiento tambin en la belleza de la forma.
Cuando comprendamos mejor los embrollos de Karma, es po-
sible que hallemos la razn por qu hay hombres y mujeres entire
nosotros que se distinguen al mismo tiempo por su belleza fsic;e
y su carcter atrozmente defectuoso. Pero las excepciones, sin
"confirmar la reg'la" segn ese tonto proverbio, son en todo ei-








TEOSOFICA 163

so compatibles con su operacin en gran escala. Y una sugestin
ms con referencia a esta lnea de pensamiento, surge de una in-
formacin definitive respect a los habitantes de Mercurio. Sin
recurrir a detalles indecorosos, basta con decir que el nacimiento
de los nios se produce sin trastornos ni inconveniencias para la
madre. La propagacin de la raza en un punto tan distinto del
nuestro, tan infinitamente ms agradable y atractivo a la imagi-
nacin, que incidentalmente debe significar diferencias en la con-
formacin :i-.-.I de hombres y mujeres, que, a primera vista pa-
recer contraria a nuestro criterio actual sobre la perfect be-
lleza femenina. Y todava nme asegura uno que est capacitado
grandemente para former una opinion, que sin negar ni un mo-
mento, la belleza de una forma perfect de mujer de nuestra clase
al present, la mujer perfect de Mercurio, aunque muy diferente,
es la nIs bella de las dos. La percepcin de la belleza es una fa-
cultad que aumenta y cambia al crecer, alcanzando este pensa-
miento en ambas direcciones, de modo que cuando he procurado
a veriguai por qu los primitivos experiments de la naturaleza
en la forma, han sido extraos y feos, se me ha dicho que no lo
eran ni an desde el punto de vista de la consciencia escasamente
(lesarrollada que estaban destinadas a expresar.
A. P. Sinnett.
Nota.-En el nmero prximo continuar el captulo de la mis-
ma obra, que lleva por ttulo: "El Mundo Astral".-N. del T.


Porque no es bastante amplia la Filosofa

Por qu a la T..... ti, no la llaman ustedes Filosofa que es
ian amplia expresin?
Tal ha sido la pregunta que se me ha hecho ayer. Ella es un
coimpendio de la psicologa dominant. El nombre inspira repul-
Sion. Es el teo; es la aversion del siglo XIX, por un fenmeno de
Inercia conservado en las mentes que recibieron educacin de con-
formidad con los textos influidos por el materialismo ciego (le la
pasada centuria.
La Teosofa comprende la fuente de la Filosofa, de la Cien-
'ia, del Arte, de la Vida o Arte Aureo de Vivir, y por lo tanta
la expresin Filosofa es estrecha e insuficiente, con ser tan am-
plia y comprensiva.
R. Brenes Mesn.
San Jos, Costa Rica, 5 de Agosto de 1917.

El amor no deb le e nanifestarse en la forma de contemipla-
'"Sn, sino en la de servicio: el que sirve amn ms. que el que
*'exipesa su amor en palabras.








REVISTA


La conmemoracin del Loto Blanco


La gran veneracin que todos los tesofos sentimos por la
ilustre Helena Petrona Blavatsky, hate que cada 8 de Mayo nos
reunamos en nuestras respectivas logias, al objeto de rendir el
tributo que merecen ella y los dems fundadores de la Sociedad
Teosfica.
En ese da, anidas nuestras almas por la ms fraternal devo-
cin, enviamos clidos mensajes a los fundadores y a todos los
cados en la jornada durante el ao; mensajes mentales saturados
de puro amor, de frvida gratitude.
Como todos los aos, -ste,- una gran cantidad de logias de la
Seccin Cubana se reunieron el referido da, coiinemorando con
msica spiritual y con trabajos alusivos al acto, el aniversario
referido.
Hasta nosotros, por conducts distintos, llegan noticias de que
la fiesta de El Loto Blanco, se ha celebrado con verdadero .en-
tusiasmo en los lugares que se expresa a rengln seguido:
En Cienfuegos, logias Sofa y Zarathustra.
En Santiago de Cuba, logia Loto Blanco.
En Palma Soriano, logia Caridad.
En Sancti Spritus, logia Leadbeater.
En Ciego de Avila. logia Maitreya.
En Santa Clara, logia Amor.
En Aguadilla, Puerto Rico, logia Nivritti Marga.
En Guatemala, logia Gnosis.
Que el afio prximo, al hacer esta resea, podamos mencionar
un ncleo mayor, en ldetalles.y eni conjunto, de hermanos cobija-
dos a la sombra de los ptalos del Loto Blanco!






Vea el anuncio de obras teosficas, en la segunda pgina.








TEOSOFICA


A Helena Petrovna Blavatsky
I
Djame desnudar el pensamiento
y baarlo en la luz de las estrellas,
para cantarte con devoto acento
en estrofas sinceras, si no bellas.
II
Deja que en mis cantares te agradezca
las enseanzas de tu ilustre vida,
para que tu grandeza reverdezca
de lauros inmortales guarnecida.
III
No fuiste una mujer; sino un portento
de divinos, de esplndidos concepts:
fuiste susurro, cntica, lamento;
fuiste eco en la voz de los Adeptos.
IV
Fuiste para el human hermoso gua:
tus palabras cayeron en cascada:
y el discreto dej la serventa
para seguir tu esplndida calzada.
V
Fuiste valiente, cuando las inquinas
te hirieron con disparos de arcabuz:
la calumnia es corona y es espinas
nc las frentes nimbadas por la luz.
VI
No fuiste estrella, porque fu serena
y propia tu magnfica cultural.
La estrella alumbra de fulgores llena,
con luz prestada de otra luz ms pura.
VII
Viviste en un alczar de alabastro,
nveo y sutil como la blanca espuma,
y cuando nos dejaste, fu tu rastro
el rastro de otro mundo que se esfuma.








REVISTA


VIII
Tras de las brumas de la noche densa
irradia el Sol fulgente de amaranto.
T tambin fuiste sol: tu luz inmensa
fu lumbre de un altar divino, santo.
IX
Viviste entire los hombres De qu modo!
Como algo peregrine, raro, ignoto.
Tenas las races en el lodo
y el alma abierta al Sol : as es el LOTO.
X
No entrar en tu palacio artesonado
para buscar arpegios de Bellini;
que yo tampoco hubiera profanado
el violn del excelso Paganini.
XI
Renuncio a que mi masa de poeta
able a los hombres del hermoso cielo:
Me descubro en La Doctrina Secreta
y oro al ver a Isis sin su velo.
XII
Estas estrofas apropiado marco
buscarn en el Tibet imnonente:
All no llega el nombre de Aristarco
porque es de "creadores" el ambiente.
XIII
Quin pudiera loar tanta grandeza!
Quin tuviera el arpa. del Averno!
Es preciso que la Naturaleza
le preste al bardo su cantar eterno.
XIV
Mas ya que no produzco maravillas,
llegue hasta t mi pura devocin:
permtele a mi alnia, de rodillas,
rezar a tu memorial esta oracin.
XV
Y slubl a t como fierviete nheli
que llegue a t el humilde trovador.
Qu feliz quin pudiera ser tu chela!
Qu feliz si tu fueras nIz Instructor!
Jos del 0. Velasco,
M. S. T.
Habana Mayo S le 1923.







TEOSOFICA


HISTORIC DE SENSA
Una Interpretacin del Idilio del Loto Blanco.
Por Mabel Collins.

(Traducido por el Dr. Arturo Villaln. M. S. T.)

(Continuacin.)
En el rencor que emanaba de su hechizo y gentileza, el nio re-
conoci algo duro y fro, algo apenas human. El indicaba esto
diciendo que Agmad le pareca algo as como una fra escultura.
Agmad ve en l un tmido muchacho y le ordena que no tema. El
le ensea aquello que hubiera podido aprender en la escuela.
Aqu done los plidos alumnos se dedican a estudiar difciles
papiros, el sacerdote o maestro de ellos le trata a l con menos-
pre(lio. El nuevo novicio es solamente un muchacho campesino,
no un escolar; no hay que malgastar ningn tiempo en l. El
ordena que el muchacho sea llevado al jardinero, quien podr
darle algn trabajo. Sensa penetra en este lugar de belleza y,
siendo un clarividente, despierta ante la presencia de la Diosa.
El espritu de la verdadera religion se hace visible a l, personi-
1. I,, en la Diosa surgiendo de la sagrada flor de Egipto. En
comipleta y despierta clarividencia l la contempla y trata de apro-
ximarse a ella; pero el esfuerzo que realize para conseguirlo es
demasiado grande y cae desmayado. El hecho de ser l un vi-
dente cambia al moment su posicin en el Templo. Los ma-
gos negros determinan controlarlo y usan sus done para sus pro-
pios fines. Ellos tienen gran necesidad de un vidente que acte
oiiio mdium para comunicarse con su oscura diosa y capacitarle
para que, mediante l, pueda ella comunicarse con ellos y con
el pueblo. Ningn esfuerzo es escatimado con el fin de asegurar
'i Sensa para la realizacin de este propsito. La batalla entire
(eias dos fuerzas del bien y del mal literalmente ruge sobre l.
El es de inestimable valor para Agmad y los magos negros que le
'iLiienii y obedecen. Ellos tienen necesidad de uni mdium; no
liay ningin profeta o vidente entire ellos y, aniique ellos tienen to-
dt la enseanza del antiguo Egipto, todos los poderes de los
s''iliiiantes de magia, no pueden coiiiiiicarse cin s ilnter'a gua
y director, la oscura Reina, sin el don psquico. Fue perdidlo
P'ila ellos este don, a causa de su complete egosmo y degrada-
'i: as es que ellos o' tenian nai qiue ofrecer al pueblo, a no
Sr sus inveleiones y engaos. Ellos aparecen a nuestra vista en
i 1aso de aquellos ique en nuestros das anuncian la buena ven-
t';i y soin hacedores de milagros. pues habindoles abandonado
I, powder para mantiener la aprobacin y el sostn del pblico de
(iienes viv\an, se hizo necesario inventar y entire. La Compa-
1i;h, los elevados sacerdotes estaba va abrumada de subterfu-







REVISTA


gios y exhaust de invenciones. El descubrimiento de un clarivi-
dente natural, del nacimiento de un profeta en uno de los jvenes
:i, .,t.., es para ellos semejante a la vista del oro en el suelo pa-
ra un buscador de oro. El nio debe ser asegurado, hecho su 's-
clavo, ejercitado en la mediumnidad, enseado para escuchar la
extrafa voz de la oscura Reina( la personificacin del mal, la
falsedad y el egoismo), y trasmitir sus mensajes a sus servidores;
enseado para rogarle y obtener de ella la gratificacin de sus
deseos. Esta es la vocacin trazada para Sensa, en la cual habri
de entrar inmediatamente, sin dilacin de ningn gnero. Ellos
no lueden conceder ninguna espera. Ellos han vendido sus ve'-
daderas alma al Diablo y necesitan recibir el pago, que es el po-
der y la gratificacin del deseo para ellos mismos, as como miili-
gros y excitacin para el pueblo que los sostiene. N.",!!. d el'
estas cosas pueden ellos obtener, porque no hay ninguno ciinir
ellos con powder psquico, ninguno que no est esclavizado por 1
miaterialismo, a conseuenecia del mal que viven haciendo, a la
par que de su egoismo. Por tanto, tan pronto como el jardin'-
ro les dice a ellos que el nio ha percibido una vision, lo recla-
man como suyo propio. Pero la vision que l haba percibido era
la de la verdad, la de la personificacin del Logos; la Reina dcl
Lirio de la religion pura de Egipto haba abierto sus ojos entre
aquellos reconocidos magos negros, cuyos corazones haban muer-
to para la verdad, la pureza y el amor, en tanto que l haba
sido obediente al Supremo; as pues, aquellos magos negros lia-
laron la tarea de conquistar a Sensa para sus malos propsitos
y egostas voluntades, much ms difcil de lo que ellos espera-
ban. Ellos pensaron que l era meramente un muchacho ignoran-
te que sera como cera en sus manos; a quien ellos podran usar
y explotr sin ,ili, Iii.,l ; pero l era verdaderamente un ser hu-
mano alumbrado en su interior que luchaba cada vez ms por
acercarse a la luz. La ordalia a la cual l haba sido sometido. las
tentaciones colocadas en su camino, las seducciones que se cernail
sobre l, suministraban los sombros y brillantes coloridos para
la realizacin de esta tragedia del alma,.
Que los mlagos negros desearan tener sojuzgado al nefito i'
perfectamente natural y verdadero para su vida. La inhabilid;id
para reconocer las ms elevadas naturalezas es unua de las Oa-
ractersticas de aquellos que han cado del sendero de su propia
elevacin. Los sacerdotes que rodearon a Sensa estaban tan po-
fundamente sumergidos en el materialism y ansiosos de las gra-
tificaciones del deseo, que no llegaron a comprender las leyes de
la evoluciOn; y es que la despierta clarivridencia y la verdadera
vision son nicamente posibles para quien ha entrado en el (le-
vado sendero. A causa de ello, calcularon mal sus fuerzas y la-
liaron una resistencia mayor de la que esperaban. Ellos pensa-
ron que por el mero ejercicio de su autoridad sobre este desvali-
do nio podran alcanzar todo lo que haban querido. Y al prim-
cipio pareca como si todo hubiera de resultarles a la media di
sus deseos. Sensa fu llevado al Santuario le los santuarios, doi-







TEOSOFICA


de habitaba el oscuro Poder. De nuevo l ve; pero esta vez tem-
blando y con horror, al extreme de rehusar obedecer al mandate
del oscuro Poder, extenuado una vez ms y exhaust. Y as pas
su primer da en el Templo. Los sacerdotes buscan los medios
de distraer el alma. de Sensa, dejndole sin dominio propio, a fin
de que pueda ser usado su cuerpo por la oscuna Reina como su
medium. Los intentos de fascinaciones y placeres de magia negra
prtoducidos en los plans sutiles de experiencia parecieron obtener
xito al principio. El deseo de libertarse de su prisin pudo ser
_.i ,,! lo por medio de una salida del cuerpo, y cuando esto
suceda, Sensa gusta de ello sin excitacin, con complete igno-
rancia del peligro. Pero la Reina del Loto acude por s misma
a su extraviado cuerpo y lo despierta, llamando al alma para que
atornme a recobrar el mando. Entonces Agmad crea una personifi-
cacin bajo la forma de una nia ansiosa. de diversion y juego.
tEsta ms difcil hazaa de la magia negra trae xito la la larga.
Sensa sigue a su nueva compaera de juego con natural delicia.
Ella lo lleva por jardines de flores entire nios que juegan, y se
sinte l posedo por el verdadero espritu de placer, jugando an-
siosamente con ellos. Esta vez triunf Agmad: mientras el al-
)ii de Sensa vagaba en un mundo de delicias infantiles, el extra-
viiilo cuerpo era asido, usado y controlado por la oscura Diosa.
El alma del nefito se vi as ms y ms sumergida en los juegos
con apacibles nios semejantes a l. El cuerpo del nefito era
,1,1. i. de adoracin por los sacerdotes que lo rodeaban, y su voz
era usada para. pronunciar palabras de autoridad. La alegre e
inocente alma que haba sido conducida a otro plano de concien-
,ia, merced a los poderes mgicos de Agmad, era feliz con las ex-
periencias adquiridas durante el sueo, mientras su cuerpo era
usado como un mdium, y cuando retornaba a su propio plano lo
lillaba todo cambiado. Por largo tiempo no fu ms el Ego del
1nedfito el gobernador de su cuerpo, pues ste haba sido conver-
lido en un verdadero mdium, por medio de la brujera y la he-
'hicera, a despecho de la Reina del Loto. Su voz haba sido usa-
'la sin su consentimiento y su cuerpo haba sido adorado como
1a morada y el vehculo de la misma Avidya, mientras su alma
continuab:a jugando con sus amiguitos en el sueo de la vida ii-
lerfsica. Es sumamente interesante el studio sobre la realiza-
c'in de sucesos de un modo simultneo y el paso del alma de un
'srtado de conciencia a otro, que es lo que aqu tiene lugar. La
ambicin y la emulacin fueron despertndose en la stil concien-
'ia de Sensa, artificiosamente desenvueltas ante l por el mago
negro que gua su destino. Sensa es ahora el triunfante compe-
tidor en los juegos, siendo aclamado como el leader de los nios
Y colocado sobre un trono en medio de todos para dirigirles la
palabra El est completamente olvidado de su cuerpo y de su
'esponsabilidad respect a cuanto le acontece, embriagado por
los stiles placeres que lo embargan; viniendo a ser entonces el
"dormido inhumano", tal es la expresin. Cuualquiera que ha-
ye tenido un muy vivido sueo en .el plano de la conciencia hi-







REVISTA


perfsica y haya retornado rpidamente a la conciencia fsica,
reconocer esta descripcin como perfectamente correct. El sen-
timiento que se experiment es el mismo que el de caer dormido en
la conciencia fsica. Seguido por las voces de los nios que le
aclamaban y rogaban, l entr en su cuerpo y halllo rodeado
por los sacerdotes adoradores a quienes l haba hablado pala-
bras que l no conoca, y no pudo comprender si l los haba vis-
to a ellos. La nica que le haba acompaado entire el tropel de
nios que le aclamaran, era la pequea muchacha que le haba
llevado por entire los jardines del plano sftil y haba retornado
con l; esta era la criatura de Agmad, una joven animada por
su mente. El modo por el cual estos nios aparecen y juegan,
es uno de los signos que dan a conocer a aquel elevado sacerdote
Agmad como un Yogui altamente avanzado, un hechicero del
primer rango. An habiendo llegado a este punto tan avanzado
en su carrera, l pudo haber arrojado de s la oscuridad, convir-
tindose por el sufrimiento y la expiacin en un Yogui del pri-
mer rango en el sendero blanco. Pero l es incapaz de pasar ms
all de la contemplacin del universe fenomenal. El no puede
escapar a la esclavitud de la dominate caracterstica de su ln-
turaleza, que es el amor al poder. El es destruido por su propia
ambicin. El ha conquistado al nio vidente, quien va irreme-
diablemente con l al profanado y terrible Santuario de los san-
tuarios, para ser all el mdium entire l y la oscura Diosa. El iha
buscado por largo tiempo esta oportunidad de comunicarse con
el poderoso espritu, determinado a asegurar el premio por el
cual ha trabajado, la gratificacin de su colosal ambicin. El de-
sea ser un gobernador en el mundo de los hombres, usar una co-
rona de absolute powder. Ahora l-es capaz por razn (le su. con-
quista de la voluntad de Sensa, para poder hacer su final deman-
da del espritu del mal. Y es inmediatamente examinado por la
supreme ordalia del mago negro. Hasta ahora l ha mantenido
su derecho a la inmortalidad y a la posibilidad de una ltima re-
dencin. Pero si l ha de obtener su deseado premio, debe hacer
renuncia voluntaria a la herencia del hombre: l debe vender su
primogenitura. Y despus de una breve pausa, en la cual su grand
intelecto y sn ampliamente desarrollada concieneia examine el
contrato, l pronuncia las "palabras fatales". De aqu en ade-
lante 1 es uno (le los Prakritilaya, aquellos Yoguis sin alma y sin
conoeimienitos de lo supremo y quienes deben ultimamente ser
desintegrados o resueltos dentro de la naturaleza; porque no exis-
te ningn ser espiritual que puedia vivir en ellos. Y el muchacho.
al miirar como l hace la espantosa eeeccin, ve que su faz se tor-
na "'ms fra y ms dura que ina forma esculpida en piedra".
"Por este hechlo l experiment un aumento de la peculiar foer-
za del mago. El exhibe la complete perfeccin del cuerpo, que es
111no de los poderes del mago, la perfeccin que. segln Patanijali
el sabio persa, include la belleza, la gracia, la fuerza y la. dureza
diamantina ". El aspect cque. como una figure eseulpida en mar
mol. 1e haba acompaniado a l. a los ojos del nifo vidente, desde








TEOSOFICA


el principio, ahora'ha vuelto a c .... u!,i ,-.. Angmad ha trocado
la inmortalidad por una mortalidad durante la cual l no pueda
ser injuriado por nadie, l no pueda sufrir enfermedad, l sea in-
iiune a todo peligro. Tales son los grades y terrible series que
aparecen de tiempo en tiempo como gobernadores de masas hu-
manas, quienes conquistan y controlan por la fuerza de su vo-
lmittad; quienes llevan vidas encantadas atrayendo las volun-
tades, y contra quienes la venganza y la justicia son igualmen-
te intiles.
Piara que Aginad pueda obtener la corona que demand de
la oscura Diosa, el espritu del mal require doce "sirvientes ju-
ramentados" qu se ofrezcan incondicionalmente a ella, pues hay
irabajos que hacer y los trabajadores deben star asegurados. La
oscura Diosa dice a. Agmad que el nmero debe ser complete.
Hay diez sacerdotes, en el Templo, quienes estn hambrientos de
deseo de place; la oscura Diosa promete -.irl., ci., si ellos
quedan ligados a su servicio. Est Kamen, Baka, el segundo en
dignidad en el Templo; el deseo de su corazn es conocido de la
oscura Reina y ella est preparada a gratificarlo sin dilacin. i.Y
quin ser el que falta para completar el nmero? Pregunta
Agmad. "Este nio", responded ella, y por aquellas palabras el
destino de Sensa es sellado; ese destino que le cambia de alegre
nio. de feliz criatura de claridad de sol "en triste joven", "en-
ya alma muerta mantiene ocultos muchos secrets" de vergien-
za, pecado y pesadumbre, y quien se reconoce asmismo como'
esclavo.
Esta terrible escena es inmediatamente seguida por los re-
querimientos de la oscura Diosa a Kamen Bakla. El entra en el
Santuario de los santuarios, como un hombre ciego, tropezan-
do en la oscuridad, sin ver nada, despreciado por el poder del mal
a quien l sirve. La oscura Reina lo mira a l con desprecio, por-
que su humana personalidad es su limitacin. El implora adora-
cin personal, amor personal profesado a l por todos aquellos
(ue le rodean, quienes le estiman a l ahora con cierta frialdad y
disgust.
Su peticin es fcil de satisfacer si l pronuncia las pabras fa-
tales que correspondent a este paso en el sendero inferior. El
'cooce bien lo que son esas palabras, y con espantoso brillo sobre
su faz, como uno que desea tener y tomar todo y dar nada en cam-
bio. pronuncia estas palabras, aunque con pena: "Desde ahora
en adelante, aunque todos los hombres-me amen a m, yo no ama-
r a ningn hombre".
La oscura Reina conoce que la fuerza del joven vidente ha si-
do probada hasta lo sumo y ordena le sea concedido un descanso.
Aginad entonces lo lleva al jardinero para que lo pasee entire las
flores. Reboua no est presto para conducirlo al estanque de los
lotos, sino que lo pasea entire aquellas cosas hermosas que refres-
quen su alma y ,despierten su artstica naturaleza. Pero como to-
do verdadero arte es alimentado del Supremo, en medio de su
deleite en la belleza y de su regocijo en la gloria de la vida, la








REVISTA


Dama de los Lotos viene a l rpidamente y le explica el mis-
terio del agua, indicndole la manera de mantenerse sobre ella.
Pero l no es bastante fuerte para permanecer con ella, y cae,
hundindose hacia atrs dentro de la oscuridad de su esclavitud,
y las palabras que ella. le pronuncia se convierten para l en una
reminiscencia. Pero todava esas palabras le rodean sombramen-
te de tiempo en tiempo en la oscura region de su tenebroso cere-
bro, hasta que los aos de esclavitud y sombra pasan.por l a me-
dida que crece en su esclavitud de la infantilidad a la virilidad.
As terminal el primer libro del Idilio. La batalla por esta pobre
alma humana todava ruge, en tanto que el Supremo sostiene
firme en l la chispa de ]a Divinidad que le alumbra, aunque
aparentemente Sensa est cado y destinado a ser uno de los ma-
gos negros.
CAPITULO II

El primer libro del Idilio puede ser ledo como la historic de
un nefito del sacerdocio en los das de la degeneracin y degra-
dacin de la gran religion de Egipto, en el supuesto de que l
fuera solamente un psquico natural. Pero el segundo libro con-
tiene escenas y sucesos que muestran que Sensa, considerado
como un individuo, era no solamente un vidente, sino un alma tan
elevadamente avanzada que estaba listo para convertirse en un
Adepto. El es decripto, adems, como un hierofante, uno que
ensena. As es, que leyendo las ordalias y pruebas a travs de las
cuales l pasa, es inevitable que el estudiante de ocultismo deje
de considerable a l como una reconocida personalidad, uno de
los grades Unos de la raza. Subba Rao, quien observe que el
Idilio es probablemente una verdadera historic, en la pgina l'4'
de sus "Escritos Esotricos", llega a decir: "Sensa represent ser
el ltimo gran hierofante de Egipto. Justamente como la semilla
de un rbol tiende a reproducirse y desarrollarse en otro r-
bol similar, aunque aquel perezca completamente, as tambin
toda gran religion parece llevar su vida y energa en uno o ms
grandes Adeptos destinados a preservar su sabidura y a ayudar
a su crecimiento en algn tiempo future, cuando el ciclo de su
evolucin tienda a producer su deseado resultado. La grande y
vieja religion dle <'1,. ,i est destinada a reaparecer sobre este pla-
neta en una ms elevada y noble fu in .. cuando llegue el tiem-
po indicado, y no hay nada de irrational en la suposicin de que
el Sensa de nuestra historic es probable que sea ahora un muy
elevado Adepto, quien est listo para cumplir el mandato de la
D)ama del Loto Blanco. Est, pues, basado este intent, sobre el
carcter de la ordalia descripta y sobre la accin de Sensa ense-
fando al pueblo. Las tierras estn relacionadas con la historic
Pero no es possible identificar a Sensa con cualquier conocido Adep-
to, ni ha sido hecho tal intent, except como una especulacin.
No obstante, la idea sugerida por Subb.a Rao de que el Ego de
Sensa debe todava prestar servicios a la humanidad, da in vivo







TEOSOFICA


inters al asunto y aade al profundo ocultismo de. la historic la
ficcin de, un toque personal. El Sensa cuyas pruebas y fieras lu-
(chas nosotros leemos, visible o invisibles,-revestido o no de ma-
teria. Al principio del segundo libro se nos muestra el muchacho
ya crecido y viril, aunque todava un joven. El est tan cuida-
do y atendido en el templo como pudiera serlo un sirviente ina-
preciable. El es entretenido y confortado por otros jvenes sa-
cerdotes en los intervalos de agotamiento causado por la medium-
nidad, a la cual tiene que prestarse como si fuera un servicio ine-
ludible que l tiene que realizar por s iismo. La despierta cla-
rividencia, merced a la cual, en sus ms inocentes das, l se hizo
conscience de la presencia de la Dama del Loto y recibi su di-
reeta inspiracin, aparentemente no fu possible para l por ms
tiempo. El est completamente entregado a la. locura de la irres-
ponsable mediumnidad, y no conoce nada. de las terrible ensean-
/as e instrucciones expresadas por su propia voz a los sacerdotes
hechiceros. El necesita, no solamente descansar, sino tambin re-
frescar y preservar su vitalidad. La oscura Diosa le ha dicho su
infantilidad que el debe tener belleza. Ella le dijo que pudie-
ra haber sido un gran artist si hubiera vivido para la belleza;
pero que no poda ser, porque l tena otro trabajo que realizar.
En su infantilidad y juventud l estaba sumergido entire mnuchas
flores y cosas bellas; a media que creca en virilidad, l necesi-
tiabl ms que esto, y era el salir del Templo para ir a la. ciudad
n busca de placeres que restauraran su fuerza. Durante today la
historic l se muestra como un ser fnicamente atrado por la be-
lleza o por placeres exquisitamente bellos. El no haba sentido
ningn inters por ninguno (de los trabajos o studios imentales
]elhos en el Templo. Este hubiera sido naturalmente el caso de
un nio videinte; pero considerada su historic como la de uno que
5slaba pasando a travs de las iniciaciones del Adeptado, es evi-
denlte que l habra avanzado ms all del plano mental. Pero
l; bellez: y los delicados placeres le atraan a l tan profunda-
m1e'1te. que arruinaban su naturaleza. Por el reconocimiento de su
apego preponderance a esta part de su naturaleza, Agmad ha-
]0a obtenido control sobre l al principio. Y ahora el eserlav o del
elevado sacerdote se hiha entregado a las experieoncias de to-
lds las seducciones y pasiones de la vida humana en la ciudad,
'*ocniendo perfectamente bien que estas cadenas hbain cado so-
)re l y que cuando sus fuerzas fueran restauradas sera reclama-
p0ar ya conexin con l est llena (le misteriosa significacin. Es Ma-
'in quien sugiere a Sensa el ir en busca del placer, pues de otra
iimaiera l morir, de extenuacin: es l quien asegura a Sensa
ilne Agmad lha dado ya permiso. Malemt le lleva hacia adelante
Y parte con l a la ciudad con una hermosa mujer, quien es evi-
dt'Ietemente una reaparicin de la personificacin del placer co-
nocido de l en su infancia bajo la forma de su pequea joven (le
.juego. La descripcin de su reunin con ella otra vez result








174 REVISTA

maravillosamente vvido. El queda aturdido al pensar que por
tan largo tiempo se haba olvidado de ella. As es como Malem
lleva a Sensa a vivir en compaa de una criatura formada por
Aginad, de una de las serpientes que forman el manto viviente
de la oscura Reina. Cuando los ojos inocentes del nio vidente
vieron este traje de Deseo que cubra al espritu del mal, qued
l lleno de terror. Pero ya este terror haba desaparecido, pues
l se haba familiarizado con el aspect de aquellas mostruosas
formas; y ahora cuando por hechicera aquella cosa mala se ha-
ba hecho amorosa, l, moraba con ella lleno de deleite. As per-
maneci l durante un tiempo difcil de precisar, pues transcu-
rra sin llevar cuenta. Pero Agmad velaba y esperaba, llevando
cuenta y examen de todo. Y cuando el gran da del festival del
ro lleg, l fu a la ciudad del placer a buscar al vidente del
Templo, dicindole simplemente: "Ven". Y el vidente, cono-
ciendo que era un esclavo, obedeci. La hermosa mujer que esta-
ba en su compaa desapareci; el hechicero haba apartado el
hechizo, y cuando Sensa mir para ella, vi solamente una ser-
piente que alzaba su cabeza. Agmad sonre de su terror y le ase-
gura que esta favorite del mal no daar al sirviente elegido. Pe
ro Sensa no puede mirar la horrible forma sin disgust, y l oye
sn silbido de clera y march con sus ojos apartados. El siente
amor de vidente por la verdadera belleza que es hermosa para
el corazn. Adems, el placer y el descanso haban restaurado si
fuerza, y como sirviente elegido de la oscura Reina, l sigue a1
Agmad, cayendo sobre l una profunda tiniebla cuando, entra
en el Templo. La hora de la gran ordalia se acerca y l lo cono-
ce, apesar de estar .cegado y embrutecido. Creemos oportuno.
antes de entrar en consideraciones acerca de la gran ordalia, in-
sistir una vez ms sobre la historic del comienzo de la tragedia
del alma, a la luz de su real y vital interpretacin. En las otras
dos interpretaciones hay necesariamente limitaciones; nosotros
liemos penetrado en el ambiente del antiguo Egipto, o en
la vida personal de un gran Adepto y debemos permanecer
all hasta el fin de la misteriosa narracin, la cual comien-
za a ser evidence al estudiante cuando l comprende que la trage-
dia del alma, que est tan perfectamente ajustada ia sn expli'n-
dido process, es literalmente la historic de cada alma, y de to-
dias las almas que encarnan en esta tierra, y que es un drama com-
pletamente establecido desde todo tiempo y para todo tiempo, en
todas las razas y pases y en todas las condiciones existentes. Co-
mo ha tenido lugar en el pasado, as tiene lugar ahora y aqu
mismo. Para el alma la liberacin es un derecho de nacimiento;
as como descendi dentro de la material, as tambin debe fi-
nalmente salir de ella, liberada y purificada. Todos nosotros es-
tamos colocados en un punto o en otro de este sendero universal-
En las grades enseanzas sanskritas, en la misma historic ex-
presada. en el Bhagavad Gita, parece Arjuna, el alma del hom-
bre, como un combatiente sobre el campo de batalla de la natura-
leza. humana. Todo el Bhagavad Gita lleva esta interpretacin,









TEOSOFICA


pudiendo tambin ser ledo como la historic de una guerra. Del
mismo modo todo el Idilio lleva igualmente esta interpretacin,
pudiendo, adems, ser ledo como la historic de un vidente. En
ambos casos la historic de Sensa es ms perfect y complete cuan_
do es considerada en su ms elevada significacin. An cuando
en cada caso el traje aparezca ajustado, a fin de ocultar su sen-
tido ntimo al lector ordinario, sin embargo, es verdadero para
la vida de los antiguos pueblos de los cuales han procedido al
(anto del Seor y el Idilio.
El corto prefacio, escrito de la misma manera que el prlogo
y la narracin, expone clara y concisamente, la real significacin
de toda la obra.
"Las siguientes pginas contienen una historic que ha sido
expresada en todas las edades y entire todosos os pueblos. Es la
1T i-,..iL del Alma. Atrada por el Deseo, el element que gobier-
na la naturaleza inferior, se inclina hacia el pecado; abatida por
l1 sufrimiento, torna a ayudar a la redencin del espritu inter-
no. y al final iel sacrificio realize su apotesis y derrama una
bediciin para la humanidad
La calle del significado del Idilio en este aspect se hall en
el punto en que, cuando entra Sensa por la puerta, del Templo,
Mntra sin cuerpo fsico. Desde ese moment todo lo que es objeto
del relato tiene lugar dentro de s mismo. Cada persona que re-
presenta su papel en el drama es la personificacin de una eua-
lidad o caracterstica de su propia naturaleza. Cuando l va a
la ciudad en pos del placer, cuando l aparece entire la gente so-
bre el bote sagrado, cuando l halla al pueblo en la puerta del
Templo, tales sucesos son realizados dentro de l mismo, pues ea-
dia n suceso es una part de l mismo que l encuentra y acome-
te. La hermosa mujer de la ciudad es una forma de su propio
(leseo; la diosa oscura sobre el sagrado bote es su propia mala na-
turaleza; la Reina del Lirio es su propia divina naturaleza. La
madre-to(do-Isis de Egipto-quien gua las almas de los hom-
bres a sus lugares de nacimientos sobre la tierra, lo lleva a l,
a la puerta del Tomplo.
De los campos tranquilos ella lo lleva a l al mundo de
los hombres, donde es a la vez despierto y cautivado por
las vistas y sonidos de esta especial forma de vida humana. Ella,
la velada y mstica madre, viene de la Eternidad dentro del tiem-
po cuando ella gua las almas hacia el lado divino, y ella se de-
tiene a hacer un breve resume por poco tiempo antes de su re-
torno, contemplando la confusion y escuchando la charla, que
es una part de la evolucin humanaa. Ella no tiene nada que
liacer con el nacimiento fsico, o con la construccin del Tem-
pl;: ejcando este est listo para recibir al alma y entrar en co-
nunicacin con su ego, ella desempaa, incesante e infatigable-
iente, el papel de llevar al alma hasta la puerta del Templo,
Permaneeiendo all hasta que es admitida y cerrada la puerta
tras ella.
(Continuar.)








REVISTA


EL MATRIMONIO,

como fu, como es y como debiera ser


Por Annie Besant.
(Traducido por Esther de la Pea. 1L S. T.)

(Continuacin.)
Por asalto o encarcelamiento de la esposa, la ley concede
el recurso de costumbre para lograr resarcimiento, presentan
do una accin de traspaso, el cual se presentar en nombre de
los esposos juntamente: pero si la paliza o el maltrato es tan
enorme, que por lo mismo, el esposo se ve librado de la com-
paia y la asistencia de su esposa, la ley le concede un recurso se-
parado en demand de accin por este maltrato per quod consor-
tilu amisit, por el cual 1 puede recobrar alguna satisfaccin por
medio (le la indemnizacin. En una provision de la ley ,eomfi
1852, en una demand presentada por ambos cnyuges. por le-
siones recibidas por la esposa, al esposo se le permit aiadir
una demand de reclamo en su nombre propio-por haberle
faltado la sociedad de su esposo-o cuando el esposo y la ,'sposa
han sido asaltados al mismo tiempo. Hasta tal extremo se re-
conoce el derecho complete del esposo sobre el de la esposa ique
cualquiera quie recibiere en su casa a una mujer casada y la acoge
all, despus de haber recibido un aviso del esposo de no permi-
tirle (lqe permanezca bajo su techo, se expone a ser demandado
por e1 esposo. E I esposo no puede presenter ningn reclamo si l
ha lanzado su esposa a la calle, o si por crueldad o adulterio
ha perdido su derecho sobre ella; apart de sto, l puede
presenter accin de demand contra cualquier amigo o parieiii
de la mujer que le haya brindado amparo. La esposa no tiene
tal recurso contra cualquiera que pueda inducir al esposo a (que
viva apart, o que le brinde hospedaje si l lo solicitare.
La razn de ser la ley tal c.al la encontramos est manifes-
tado por Broom sin el menor reparo:-"Debemos observer que
en estas injuries relatives solo se hace caso del dafo sufrido por
la persona de mayor cuanta entre las querellantes en cuesti.>
limn sea con el rompimiento o disolucin del parentezco, o por
las ventajas que sto le report: a la vez que se hace caso oni-
so de las prdidas sufridas por la persona de menor cuanta-:
no ser que la muerte de uno de los padres haya sido ocasionada
por neg'li'genicia o descuido. Podr ser sto por razn de que lD
persona de' menor cuanta no tiene derecho sobre la propiedad,
compai, cuidado o asistencia (le la persona de mayor eiian








TEOSOFICA


la: y por consiguiente la persona de menor cuanta no puede
ante la ley sufrir ninguna prdida de importancia por result
de iii dao hecho a su superior. La esposa no puede recobrar
(daios ni perjuicios por una paliza a su esposo.
El nio no tiene propiedad en su padre o guardian. Y el
sirviente no pierde su manutenein y sueldo porque su amo est
baldado. ([bid p. 153.)
U'n hombre puede conseguir resarcimiento en igual manera
por afrentas dirigidas a siu sirviente o a su esposa, en ambos
casos el pierde sus servicios, y la ley le recompensa. Una fase
iiui repugnante de este reclamo es cuando un esposo entabla
aciin de demand en contra de un acusado en la corte de di-
voreio. Si una esposa es infiel, no solo puede divorciarse el es-
poso, sino que puede reclamar del seductor un pago en dinero
para reponer el dao que ha sufrido al perder los servicios de su
esposa. Una joven soltera, menor de edad. es considerada pro-
piedad de su padre, y el padre puede hacer accin de demand
contra su seductor por la prdida de los servicios (le la hija. No
es la mujer quien est perjudicada o quien tiene el derecho a
ningln reclamo; es su dueo masculino, quien puede conseguir
resarcimiento por los daos hechos a su propiedad.
Si una esposa est separada de su esposo, bien sea por hecho
o por derecho judicial, no tiene manera de defenders contra las
injuries o libelo, a no ser por medio del plan dudoso dle usar el
unomibre de su esposo sin el consentimintto de l. Respect a
'sia injusticia, el Lord Lyndhurst, al hablar en la Casa dle los
Lores en el aio 1856 dijo: Se separa una esposa de su esposo
po)r medio de un decreto de la Corte Eclesistica, basndose ese
decreto en el mal comportamiento del esposo, podr ser por eruel-
dad o por adulterio. Desde ese moment est la esposa casi en con-
dicin de proscripta. Ella no puede tomar parte en ningn contrato,
o si lo hace, no tiene manera de efectuarlo. La ley lejos de pro-
t1girla. la prime.
Ella est sin hogar, desamparada, sin esperanza, y casi des-
liiuda de derechos civiles.
Ella se halla expuesta a today forma de injusticias, bien sea
Pl' violencia o por conspiracin. Puede ser vctima en distintas
ilanoras, y su buen nombre ser difamado sin misericordia, y sin
embargo, no tiene modo de re-invindicarse. Est a la merced de
sus enemigos. Es eso just? Es eso honrado ? Puede vin-
ldi;irse basada en algn principio de justicia, (le misericordia o
db' simple humanidad?
Unla imujer casada pierde el gobierno de su cuerpo; le perte-
lnee a su amo, no a ella ; la ley no concibe in las relaciones con-
Yiuales, la fuerza o la violacin .por parte del esposo.
IPodr ella star .padeciendo. enferima, no import: la Fuerza y








REVISTA


compulsion son reconocidas en la ley como rapto en todos los
casos, menos en el matrimonio.
La ley considera coino felonia el forzar una concubina".
("Comentarios" por Broom Vol. IV, p. 255), pero el esposo no
puede abusar de la esposa, porque se supone que el consenti-
miento otorgado en el matrimonio es para today la -ida, y si, -
como ocurre algunas veces- las pasiones egoistas del esposo,
provocan un aborto o un embarazo premature, a los ojos de la
ley no se ha cometido ningn delito, porque la esposa es pro-
piedad del esposo, y al casarse ha perdido el gobierno de su pro-
pio cuerpo. La ley inglesa del matrimonio barre con toda la
ternura, today la delicadeza y toda la generosidad del amor, y
transform el afecto conyugal en un derecho legal, brutal y
duro.
Por la ley comn, .el esposo tiene el derecho de imponerle a
su esposa castigo corporal, y aunque este derecho se encuentra
ahora muy limitado, se puede ver el efecto de la ley por el tra-
to brutal que reciben las esposas entire la gente de las classes ba-
jas, y el ligero castigo ( a veces ninguno) que se le impone a
los hombres que le pegan a sus esposas. Blackstone present la
ley en esta forma:
"El esposo (segn la ley antigua) puede dispensarle a la
esposa una correccin moderada. Toda vez que l es responsa-
ble de las faltas que ella puede cometer, la ley crey razona-
ble el conferirle a l, el powder de restringirla por medio del cas-
tigo en la casa, de la misma manera que se le permit a un hon-
bre castigar a sus hijos o aprendices. La gente de clase baja que
siempre les ha gustado la ley comn antigua, an reclaman .
h; cei uso del antiguo .privilegio". Despus que dice que es para
la proteccin de la mujer, aade Blackstone:. "El sexo fen1,i
niio es muy favorecido por las leyes de Inglaterra" (444--44$.)
,Se practice much este "privilegio Ii;.- .. '" al present. El
liomi.re que arrastr a su mujer fuera de la cama (1877) le
quitO la ropa de dormir, la quem a ella con fuego, fu castigado
(?) obligndole a que mantuviera paz durante un corto pero-
do. Los hombres que maltratan a sus esposas, que las pisotean,
que las arrastran por el pelo, etc., son condenados a cumplir
una corta sentencia de encarcelamiento; y despus se les per-
mite reasumir su autoridad marital, y empezar de nuevo el mal-
trato. Ms adelante, volver a disentir este punto, mencionando
los cambios que yo recomiendo en las leyes del matrimonio.
Pasemos al segundo "derecho" de "libertad personal", Y
encontramos que la mujer casada no tiene tal derecho. Coino
ya sabemos, Blackstone dice: "El encerrar en modo alguno a
una persona es encarcelacin. De suerte que el retener a un
hombre en contra de su voluntad en una casa particular..
es una encarcelacin'". Pero el esposo puede legalmente hacer







TEOSOFICA


las veces de carcelero de su.. esposa; las cortes judiciales an le
permiten a un esposo privar de libertad a su esposa si ella ob-
serva una conduct grosera. (Blackstone p. 445)) "Si la es-
posa despilfarra la hacienda de l o frecuenta la compaa de
personas licenciosas, l puede privarla de su libertad de accin".
(Compnis Digest). Broom dice que al present, no puede pre-
sentarse duda alguna respect al derecho que tiene el esposo
dentro de la ley comln de privar a su esposa de su libertad per-
sonal con el propsito de evitar que ella se asocie con personas
(jue l desapruebe, o en modo alguno desobedeciendo su autori-
zado derecho. No debe, sin embargo, llevarse sto a cabo a me-
nos que sea necesario o con indebida severidad: y desde el mo-
mento que la esposa volviendo a sus deberes conyugales, hace
innecesaria tal correcin, esa restriccin queda fuera de la ley.
Vol. 1. p. 544. El ao pasado (1877) un tabernero en Spilsby
encaden a su esposa todo un da hasta la tarde del da siguiente,
para mantenerla lejos de la bebida, segn dijo l. el magistrado
lo despidi sin castigo. Podr argirse que una mujer no debe
emborracharse, frecuentar mala compaa, etc. Muy just: tam-
poco el hombre.
Pero, en iguales circunstancias admit itiian los hombres que
una esposa tuviera la autorizacin legal de privar al esposo de
su libertad de accin? Si no, no existed razn en la justicia de
permitirle a un esposo esa prerrogativa. Las .4. 1- ... que la ley
reconoce debieran ser castigadas por la ley, y solo por la ley.
Ningn individuo particular debiera tener el derecho de im-
poierle castigo a otra persona adulta, por un delito que que-
da fuera del alcance de la ley. La desaprobacin pblica po-
dr tildarlos, pero ningn castigo personal deliera ser impues-
i El tercer derecho el de la "propiedad" tambin no existed
pI'ai las mujeres casadas. Las mujeres solteras no tienen moti-
vo de queja en este particular; una feme sole, antes de su ma-
trimonio, puede llevar a cabo today clase de disposiciones, etc.,
relacionadas con su hacienda o efectos personales de la misma
manera que lo hara un hombre en iguales circunstancias. (Comy-
nis Digest). Las desventajas que afectan a la mujer por ser
Umjer no .tienen relacin con la propiedad; una feme sole puede
ser duea dle propiedad real o personal, comprar, vender, dar,
hacer contrato, establecer demand de accin, defender una de-
nmanda de accin, lo mismo que si fuera de "sangre digna"; es
el matrimonio, a la par que la felona o la locura, lo que destru-
ye su capacidad de ser propietaria. Segn la. ley comfin-del
cual nos ocuparemos primnero-los resultados siguientes son con-
secuencias del matrimonio: "Cualquier propiedad personal que
Perteneciere a la esposa antes del matrimonio, al casarse, es
oniferida al marido....., los efectos, muebles, etc., quedan a la







REVISTA


disposicin del esposo, quien puede disponer de ellos a su antojo
si as le place. (Blaskstone libro nmero 443). Si l se posesiona
de ellos, a la muerte de l, no vuelven a manos de su esposa, si-
no pertenecern a los herederos o a cualquiera persona que l
haya designado en su testament. Si a una mujer se le dispute
una. herencia y ella se casa, entonces es su esposo elquie se pre-
senta en lugar de ella. (Comynis Digest). Si una mujer en su
propio derecho es duea de terrenos, los alquileres y las gaanan-
cias no, son de ella, sino (le su esposo; hasta los. alquileres atra-
sados, vencidos antes del matrimonio, son de l. 'El puede arren-
dar el terreno de ella. de modo, que se efectue el trato despus (ie
muerto l. y ella queda exeluda aunque lo sobreviva; l puede
disponer de los intereses de su esposa; los puede perder por un
crime cometido por l, confiscado por deuda. de l, ella solo po-
dr recobrarlos si ella lo sobrevive y l no haya dispuesto ya
de ello. Si una mujer antes de casarse, arrienda sus terrenos.
con contrato. los alquileres, despus de casada, son de su esposo.
(Continuar.)


Notas Bibliogrficas.

Cuando seas madre...
Hlemos sido gratamente sorprendidos con la visit de este vo-
lumen, ltima producci del seor Attilio Bruschetti, en el qie.
como es costumbre en l, hace un verdadero derroche de delica-
das ideas capaces de levantar el espritu de la Humanidad.
Las jvenes casaderas, las que pronto escucharn la Marcha
de esponsales, son verdaderamente las que tienen necesidad le
la lectura (le este libro; pues las ideas de este author, en esta pro-
duccin, son mensajeras de sanos consejos para nuestras hermia-
nas en casos tales.
Es grandemente til la obra de Brusehetti, y much iai
cuando se sabe que el autor regala los ejemplares, con un altruis-
mo lovable, que es nuncio de lo que harn los escritores del por-
venir.
Nosotros, al dar las gracias al autor por su atencin, recomnil-
damos a nuestras hermanas la ms atenta lecture de esta priod(m'
cin, convencidos de que habran de obtener muy prcticos cono-
cimientos para la formacin de sus puros hogares, en ]os que la
honestidad tenga colorido spiritual.

El dolor human
Nos visit, bajo este rubro, un pequeo volume de 16 pgi-
nas, en el que su autor, Ramiro Marqus, apunta ideas literaria'
que se relacionan con el Naturismo.
Recomendamos su lectura. Gracias.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs