• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Matter
 Front Cover
 Unesco y funglode
 Table of Contents
 Pedro Enrique Urena: la busqueda...
 La revolucion Dominicana
 Entrevista a Bruce Calder
 La globalizacion y el estado...
 El software libre en la Republica...
 ¿Una nacion sin inmigrantes?
 Informe especial: periodismo...
 Back Cover






Global
ALL VOLUMES CITATION SEARCH THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00073407/00014
 Material Information
Title: Global la revista de la Fundación Global Democracia y Desarrollo
Spine title: Revista global
Physical Description: v. : ill. ; 30 cm.
Language: Spanish
Creator: Fundación Global Democracia y Desarrollo
Publisher: Fundación Global Democracia y Desarrollo
Place of Publication: Santo Domingo D.N. República Dominicana
Publication Date: 2004-
 Subjects
Subjects / Keywords: Economic development -- Political aspects -- Periodicals -- Dominican Republic   ( lcsh )
Globilization -- Periodicals   ( lcsh )
Democracy -- Periodicals   ( lcsh )
Genre: serial   ( sobekcm )
Spatial Coverage: Dominican Republic
 Notes
Dates or Sequential Designation: Vol. 1, no. 1 (abr. 2004)-
General Note: Title from cover.
 Record Information
Source Institution: Fundación Global Democracia y Desarrollo
Holding Location: Fundación Global Democracia y Desarrollo
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 56356483
lccn - 2004699533
Classification:
System ID: UF00073407:00014

Table of Contents
    Front Matter
        Front Matter
    Front Cover
        Front Cover
    Unesco y funglode
        Page 1
    Table of Contents
        Page 2
        Page 3
    Pedro Enrique Urena: la busqueda de la diferencia
        Page 4-5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
    La revolucion Dominicana
        Page 14-15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
    Entrevista a Bruce Calder
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
    La globalizacion y el estado nacional
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
    El software libre en la Republica Dominicana
        Page 58-59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
    ¿Una nacion sin inmigrantes?
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
    Informe especial: periodismo digital
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
    Back Cover
        Page 101
        Page 102
Full Text





FUNGLODE
FUNDACION GLOBAL
DEMOCRACIAY DESARROLLO



Santo Domingo, D.N.
22 de Febrero del 2007





Erich Kesse
George A. Smathers Libraries
PO BOX 117001
Gainesville, FL 32611-7001
USA


Estimado Sefior Kesse:

Por medio de la present, queremos extenderles nuestros saludos, al tiempo que hacemos
legar la colecci6n de los primeros catorce n6meros de nuestra Revista Global,
publicaci6n editada por FUNGLODE, de naturaleza multidisciplinaria, que canaliza las
reflexiones de la entidad y de la sociedad, buscando elevar la calidad del debate.

Es nuestro interns que la Revista Global sea parte de su acervo documental y disponerla
al servicio de la comunidad national e intemacional.

Reiterando nuestros sentimientos de estima y consideraci6n,

Atentamente,



Aida E. Montero Morales
Director, Centro de Documentaci6n & Gesti6n del Conocimiento
Fundaci6n Global Democracia y Desarrollo
Calle Capit6n Eugenio de Marchena, No. 26, La Esperilla
Santo Domingo, Rep6blica Dominicana
Email address: a.montero(,funglode.org
Website: www.funglode.org











Calle Capitan Eugenio de Marchena #26.
La Esperilla, Sto. Dgo., Rep. Dominicana
T: 809-685-9966 F: 809-685-9926
www.funglode.org











La revista de la Fundaci6n Global Democracia y Desarrollo -Volumen 4 No 14 Enero/Febrero 2007 RD$ 150 US$ 5


14


Michael MacCracken
Luis Rodrigo Chaparro
Christiana Figueres
Moises Alvarez


La Revoluci6n
dominicana
Juan Bosch


La globalizaci6n
y el Estado national
Luis M6ndez Francisco
Pedro Henriquez Urefa:
la busqueda de la
diferencia
Andr6s L. Mateo


0
0


1


ho0













UNESCO Y FUNGLODE




En carta fechada el 17 de octubre de 2006, Koichiro Matsuura, director general de la Unesco,
informaba a la Fundaci6n Global Democracia y Desarrollo lo siguiente:
"De acuerdo con las 'Directivas que conciernen alas relaciones de la Unesco con fundaciones
e instituciones similares' adoptadas por la Conferencia General en su sesi6n del 26 de
noviembre de 1991 y enmendadas en sus sesiones 28 y 29, es un placer informarle mi decision
de que se establezcan relaciones oficiales entire la Fundaci6n Global Democracia y Desarrollo
y la Unesco."
A partir de ese moment Funglode se convirti6 en la primera y inica instituci6n (no estatal)
consultiva de la Unesco en la Repiblica Dominicana.
Las obligaciones y los beneficios que obtiene Funglode con esta decision del senior Matsuura
se encuentran en los articulos III y IV de las aludidas directives, que tienen que ver, las
primeras, con mantener informado al director general de la Unesco de sus actividades
relacionadas con el program de esa organizaci6n international; contribuir a la realizaci6n de
ciertas actividades de la Unesco; invitar a la Unesco a enviar representantes a sus reuniones y
a participar en las actividades de relevancia de su program; y hacer informes peri6dicos al
director general sobre sus actividades y sobre el apoyo que le haya dado a la Unesco en sus
trabajos.
Los beneficios que obtendri Funglode de esas relaciones tienen que ver con el recibo de
documentaci6n relative al program de la Unesco y a las actividades de interns comuin; serA
consultada en la preparaci6n de los borradores de los programs y presupuestos de la Unesco;
puede ser invitada a participar en reuniones organizadas por la Unesco o a tomar parte en
la realizaci6n de ciertas actividades que tengan que ver con sus campos de competencia;
y puede ser invitada a estar representada en las sesiones de la Conferencia General como
observadora.
Los trabajos comunes entire Unesco y Funglode en la Repuiblica Dominicana ya comenzaron.
El pasado 28 de noviembre se realize un foro sobre "Los nexos entire ciencias sociales y
political", el 4 de diciembre se produjo un document de trabajo sobre el "Informe mundial
de la Unesco sobre la sociedad del conocimiento", el 5 de diciembre se organize un taller
sobre "Impactos del informed mundial de la Unesco sobre la sociedad del conocimiento en la
Repliblica Dominicana", el 6 de diciembre se llev6 a cabo un panel sobre "Hacia d6nde van
los valores?", y entire el 7 y el 9 de diciembre pasados se puso en march el seminario "Hacia
la elaboraci6n de un c6digo de etica para el ciberespacio".
Un advance mis de Funglode en sus esfuerzos por vincular, a trav6s del conocimiento, a la
Replblica Dominicana con el mundo.


Carlos Dore Cabral


Enfasis











L *. A

..X


.....neFudao



Le.e Fenide Reyn

Director


Calo Dor Cabral. -S





I- *i tr


77




Dietr eat


~~ ~ C~CI ~T'IFa


- X
IFkr 1J


I CONTENIDO



04
Pedro Henriquez Urefia:
la bisqueda de la diferencia
Andres L. Mateo
Si algun pensador hispanoamericano se despleg6
acopiando una gran cantidad de temas de nuestra
vida spiritual, ese fue Pedro Henriquez Urefa;
y lo hizo con el muy definido objetivo de sacar
a flote la especificidad cultural del continent
hispanoamericano, de validar la diferencia de nuestra
propia aventura spiritual.

14
La Revoluci6n dominicana
Juan Bosch
Este articulo de Juan Bosch nunca habia sido
traducido al espafol y es conocido por muy pocos
dominicanos, ya que se public en la revista
norteamericana The New Republic el 24 de julio de
1965, es decir, apenas tres meses despues de iniciada
la Guerra Civil Dominicana, moment en que el
contact entire dominicanos y el resto del mundo era
bastante limitado.

22
Entrevista a Bruce Calder
Beatriz Gonzalez
Entrevista al historiador estadounidense Bruce
Calder, invitado especial de Funglode y la Secretaria
de Cultural, expert en la intervenci6n estadounidense
de 1916 en la Republica Dominicana,

48
La globalizaci6n
y el Estado national
Luis Mendez Francisco
El Estado national no es una estructura obsoleta, pero
necesita producer grandes cambios y adaptaciones
para poder continuar siendo un actor valido en
una epoca en que la globalizaci6n, las demands
de la sociedad civil y los problems ecol6gicos y
ambientales estan cambiando las reglas del juego.




FE DE ERRORS
En nuestra edicion anterior (n." 13, de noviembre/diciembre
de 2006) hay un error en la pagina 64, en la primer linea
de la column de la izquierda: donde dice "asignar el 9.7%"
debe decir "asignar el 0.7%".

----------------------------------------












58
El software libre en
la Republica Dominicana
Omar Bautista Gonzalez
Este articulo introduce las tendencies internacionales
de desarrollo del software libre y del software abierto,
present el Movimiento de Software Libre en la
Repiblica Dominicana, las posibles implicaciones
del mismo como herramienta para una political de
gobierno electr6nico y hace sugerencias para que
el Gobierno se beneficie de las potencialidades del
software libre y con ello contribuya al desarrollo de
las tecnologias de la informaci6n en el pais.

68
LUna naci6n sin inmigrantes?
Jorge Duany
El impact de las reforms migratorias sobre los
dominicanos residents en Estados Unidos y Puerto
Rico.

Informe Especial
Periodismo digital
El pasado verano se celebr6 en Funglode el Primer
Encuentro de Periodismo Digital, que cont6 con la
presencia de cuatro destacados invitados. En este
numero de Global, Ram6n Salaverria, Francis Pisani,
Javier Moya y Marcelo Franco nos aportan por
escrito algunas de sus reflexiones sobre formaci6n,
tecnologia, interactividad y practice professional.


Calentamiento global

28
Cambio climatico
y adaptaci6n
Michael C. MacCracken
Las evaluaciones c i- -l :.:-, internacionales llevadas
a cabo por el Panel Intergubernamental de Cambio
Climatico indican que el "calentamiento gcj-,! '
continuara en aumento. Este articulo ofrece una vision
general de c6mo las actividades humans estAn
cambiando la composici6n atmosf6rica, c6mo estos
cambios modifican el clima, y c6mo se proyecta la
alteraci6n del clima en este siglo XXI por la continue
dependencia del carbon, petr6leo y gas natural.


36
Avances internacionales en
political de vulnerabilidad
Luis Rodrigo Chaparro
En las discusiones sobre el cambio climAtico, el tema
de vulnerabilidad y adaptaci6n estA lejos de tener
un status similar al de mitigacion. En mitigaci6n el
mundo ya cuenta con un esquema basico de reducci6n
de emisiones: el Protocolo de Kyoto, el Mecanismo de
Desarrollo Limpio y la Implementaci6n Conjunta. En
vulnerabilidad y adaptaci6n no hay un equivalent
del protocolo, s6lo esfuerzos parciales y ain poco
contundentes.


40
Retos y oportunidades para
la Repiblica Dominicana
Christiana Figueres y Moises Alvarez
La Reputblica Dominicana es uno de los paises mds
vulnerable a los multiples efectos del cambio climatico.
Sin embargo, el regimen international de iniciativas
contra el cambio climatic present oportunidades para
balancear la matriz energetica del pais, contribuyendo
asi tanto a la mitigaci6n del cambio climatico global
como al desarrollo sostenible national.


~T~ ,i c.*,.;:; i
F~l,
;; .*_


---- ---- ---- ------------------------------------------ - - - - - - -
L h~i Esll,,Al.




An~ L. Mate


,' --' ' -I -0 ,

VI



**"-- .-. -. -.- --. r ..-. ", .




Pedro 4.-wIo'
'' <.' ,




U rena ,


la busqueda

de la diferencia
Si algun pensador hispanoamericano se despleg6'
acopiando una gran cantidad de temas de nuestra *
vida spiritual, ese fue Pedro Henriquez Urefia;-
y lo hizo con el muy definido objetivo de sacar /
a flote la especificidad cultural del continent /---.- \
hispanoamericano, de validar la diferencia de
nuestra propia aventura spiritual. /-'


Ilustraciones: Patricia Castillo














jetivo singular a una obra tan plural,
diria que toda la erudici6n de Pedro
Henriquez Urefia estuvo al servicio del
objetivo de sacar a flote la especificidad cultural
del continent hispanoamericano, y que los temas
sectoriales que abord6, como en el poema deJor-
ge Manrique, eran pequefios rios que iban a dar
a la mar de esa angustia inaguantable de los inte-
lectuales del siglo XIX americano por definir las
caracteristicas de su expresi6n cultural.
Nuestro recorrido relampagueante deberia
por lo tanto comenzar con un libro can6nico de
la cultural hispanoamericana: Seis ensayos en busca
de nuestra expresidn, de 1928, porque este libro le dio
mayor fama literaria y lo convirti6 en un referen-
te obligado. Es, a mi modo de ver, despues de Seis
ensayos en busca de nuestra expresidn cuando la totali-
dad de la obra de Henriquez Urefia adquiere el
sentido de un cuerpo unitario: la b6squeda de esa
diferencia del continent americano;
las manifestaciones que afincan la op- I
ci6n de construir un universe propio; C
las particularidades sobre las que estas
nuevas tierras edificarAn su prosapia; el a'
empeflo por fundar una dialectologia
que explicara las particulares formas
de cada region en el uso de la lengua; i
todas las horas de reflexi6n destinadas
a darle forma y continuidad al pensa-
miento del continent; cada linea sobre
Espafia; sus studios sobre las grandes figures;
el esfuerzo descomunal de organizer los distin-
tos periods de la historic de la literature; la vo-
luntad de analizar "la otra Am6rica" como algo
diferente; la minuciosidad de acompafiar con el
trasfondo de la historic particular americana las
etapas fundamentals del surgimiento de sus ma-
nifestaciones artisticas; el objetivo de construir
"la alta cultural" como un resultado hist6rico de
esa masa social que emerge de la disoluci6n de la
colonia y erige republicas; el afin de explicar las
formas de asimilaci6n del pensamiento europeo;
el detalle precise a la hora de analizar el barroco
americano; la paciencia de inventariar, una por
una, las hazafias del espiritu y no las de la guerra,
se explicarin tras desplegar su saber implicito en


Seis ensayos en busca de nuestra expresidn, y se articu-
lan en una totalidad, en un sistema. Es mas que
un libro, es la clave de todos sus libros. Sus obras
anteriores se le parecen, las que vendran saldrAn
de 61.
Seis ensayos en busca de nuestra expresion comienza
por deslindar, especificindolos, los caminos que
han pretendido explicar nuestra propia aventu-
ra spiritual. El anAlisis de las diversas formulas
de americanismo no es, sin embargo, excluyente.
Cada cual expresarA un moment, una determi-
nada porci6n de existencia real que no atrapa la
riqueza infinita de nuestro verdadero ser. "Los
criollistas tendrin sus razones", piensa 61. "Mun-
do virgen, libertad reci6n nacida, repiiblicas en
fermento, ardorosamente consagradas a la inmor-
tal utopia: aqui habian de crearse nuevas artes,
poesia nueva. Nuestras tierras, nuestra vida libre,
pedian su expresi6n." Es la vivida naturaleza de
nuestra existencia, lo que 61 llama "independen-


ada palabra [...] traza su

ventura particular en el

ncuentro que se produce entire

idigenas y espanioles.

I


cia spirituall, que va mis alli de la independen-
cia econ6mica o political y cerca con angustia los
atisbos de nuestra mismidad. Rdpidamente a los
criollistas se le oponen los intelectuales que miran
hacia Europa en un gesto de insuficiencia, porque
s6lo valoran los paradigmas que vienen del viejo
continent. Pedro Henriquez Urefia los enfrenta
dici6ndoles: "Todo aislamiento es ilusorio [...].
Tenemos derecho a tomar de Europa todo lo que
nos plazca, siempre que esto no estorbe el aflorar
de la energia native ni el ansia de perfecci6n".
Pero a su vez amplia el marco de la confronta-
ci6n: "Existieron, si, existen todavia los europei-
zantes, los que llegan a abandonar el espafiol para
escribir en francs, o, por lo menos, escribiendo
en nuestro propio idioma ajustan sus moldes fran-


6 GLOBAL























































ceses a su estilo y hasta piden a Francia sus ideas
y sus asuntos. O los hispanizantes, enfermos de
locura gramatical, hipnotizados por toda cosa
de Espafia que no haya sido trasplantada a estos
suelos". Y luego describe las causes de nuestros
afanes: "Nuestra inquietud se explica. Contagia-
dos, espoleados, padecemos urgencia romAntica
de expresi6n. Nos sobrecogen temores sibitos:
queremos decir nuestra palabra antes de que nos
sepulte no sabemos qu6 inminente diluvio [...]".

La lengua del conquistador
Dilema que se enreda en la lengua misma con la
cual construimos los mundos imaginados, porque
el nuevo continent habla la lengua del conquis-


tador, y su vida spiritual misma asi
como sus instituciones son el resul-
- '.; tado de un hecho de fuerza: el pro-
.. ceso de descubrimiento, conquista
< y colonizaci6n. Lo diferente, lo pro-
pio del mundo americano, tendrA
i que ser repujado con originalidad
Ol desde una lengua que es nuestra
y ajena: "No hemos renunciado a
escribir en espafiol, y nuestro pro-
,- e blema de la expresi6n original y
propia comienza ahi. Cada idioma
L- es una cristalizaci6n de modos de
pensar y de sentir, y cuanto en 61 se
describe se bafia con el color de su
cristal. Nuestra expresi6n necesita-
rA double vigor para imponer su to-
nalidad sobre el rojo y el gualda".
Es desde esa lengua que Am6-
rica debe buscar el acento propio,
haciendo un esfuerzo supremo, des-
terrando la pereza, la falta de rigor,
la ausencia de discipline. Y en este
punto de ese libro Pedro Henri-
quez Urefia define su propio m6to-
do: "Mi hilo conductor -dice- ha
sido el pensar que no hay secret
de la expresi6n sino uno: trabajarla
hondamente, esforzarse en hacerla
pura, bajando hasta la raiz de las
cosas que queremos decir; afinar,
definir con ansias de perfecci6n".
La estrategia de Seis ensayos en busca de nues-
tra expresidn es provocar el pensamiento creative
y empinarse sobre la historicidad particular de
nuestra vida spiritual. Los juicios de este libro
fueron tan bellamente tejidos que incluso la du-
reza con que los usa pasa inadvertida. Am6rica y
las vicisitudes de sus manifestaciones intelectuales
es su tema. En particular, los primeros tres en-
sayos se regaron como p6lvora, y sobre todo el
primero, El descontentoy la promesa, desgajado del
conjunto, pas6 a ser uno de los textos mAs cita-
dos de la historic de la literature y el pensamiento
hispanoamericano.
Quiero decir que este libro liquid la estruen-
dosa discusi6n de los intelectuales decimon6nicos













































hispanoamericanos, quienes a partir de la Gene-
raci6n de 1867 en Argentina, con la figure del
romantico Echeverria a la cabeza, se plantearon
la busqueda de models ideales que definieran
nuestra identidad. De ahi viene esa tumultuosa
discusi6n de los arquetipos de desarrollo del siglo
XIX que encarnaban "la civilizaci6n contra la
barbaric", y que 61 sepulta elegantemente, en este
texto fundacional del continent americano.

Perfecci6n
Para llegar a 61 ha agotado diversos procedimien-
tos de investigaciones filol6gicas, lingiiisticas, cul-
turol6gicas, filos6ficas, hist6ricas y literarias. Y lo
ha hecho con la line que proclamarA una y otra
vez: "El ansia de perfecci6n".
Ya a principios de 1925 describe su muy reco-
nocido y discutido ensayo El supuesto andalucismo de
AmIrica, que apareceri en los Cuadernos del Institu-
to de Filologia y se publicarA ampliado en Buenos
Aires con el titulo de Sobre elproblema del andalucis-
mo dialectal de America. Solo este tema coloca a Pe-


dro Henriquez Urefia en un sitial preponderante
en los studios lingiiisticos americanos, y pese a
todo lo que se ha discutido sobre el mismo, Ama-
do Alonso dice: "A Pedro Henriquez Urefia cabe
el honor de haber sido el primero en plantear la
interpretaci6n gen6tica de los principles carac-
teres del espafiol americano sobre bases realistas
y critics, sin los prejuicios impresionistas que lo
daban como mera prolongaci6n del lenguaje de
los andaluces; y el primero tambi6n en describir
y ordenar su complejidad regional, anulando la
idea simplificadora que de 61 se hacian hasta en-
tonces los lingiiistas".
En el caso especifico de sus studios lingiiisti-
cos y filol6gicos, su producci6n inicial es de 1921,
con un pequefio trabajo ya cldsico: Observaciones
sobre el espanol de America, donde comienza por es-
tablecer zonas de studio, de acuerdo con la evo-
luci6n particular e historicidad especifica de las
caracteristicas de los hablantes de cada region.
Tema virgen entonces, la utilidad de sus obser-
vaciones le servira para enfrentar la amplia gama


8 GLOBAL


L
,.- --q












de investigaciones que desarrollarA bajo el patro-
cinio del Instituto de Filologia de Buenos Aires,
junto a don Dimaso Alonso. Hay que decir que 61
fue pionero de los studios dialectol6gicos ameri-
canos, y que en ese aspect aparecen textos como
Observaciones sobre el espanol de Mixico, de 1934; Pa-
labras antillanas en el diccionario de la Academia, 1935;
El espanol en la zona del mar Caribe, 1937; El espa-
nol en Mixicoy sus vecindades, 1937; Estudiosy notas
al espanol en Mixico, los Estados Unidosy la America
Central, 1938. Y, por supuesto, su l6timo studio
dialectal, publicado en 1940, El espaiol en Santo


"A Pedro Henriquez Ureiia cabe e

honor de haber sido el primero ei

plantear la interpretaci6n genetic

de los principles caracteres del

espafol americano [...]"


Domingo. Dentro de este grupo caben tambi6n sus
monografias, recogidas por el Instituto de Filolo-
gia de Buenos Aires bajo el titulo Para la historic
de los indigenismos, 1938; un studio sobre vocablos
referidos a alimentos americanos integrados al es-
pacio cultural de la conquista espaflola: "papa",
"batata", famem" "boniato", etcetera.

Escarbando
En sentido estricto, esta obra descansa en las
propuestas de la filologia del modo que Wolf la
concebia, escarbando desde la palabra escrita las
manifestaciones culturales con que ella se rela-
ciona, el trasfondo de la historic, porque la filo-
logia es hija del historicismo. Cada palabra, en
el anilisis de Pedro Henriquez Urefia, traza su
aventura particular en el encuentro que se pro-
duce entire indigenas y espafioles. Examina la re-
laci6n entire la palabra y la cosa nombrada, sus
deformaciones, sus vinculos con las estrategias
del colonizador para lograr su alimentaci6n en
un medio hostile, reci6n descubierto, que la lengua
de que era portador el espafiol peninsular no es-


taba preparada para nombrar. El mejor ejemplo
de la pertinencia de estos studios puntuales es la
monografia "El enigma del aje", referida a un ve-
getal nombrado abundantemente por las cr6nicas
espafiolas hasta el siglo XVIII, pero sin que se
supiera de qu6 plant se trataba.
El cerco historicista tendido sobre la palabra
misma va poco a poco definiendo a qu6 alimento
especifico se referian las notas apresuradas de los
cronistas, empleando textos escritos y asociaci6n
culturol6gica. M6todo filol6gico que empleard
incluso en studios pioneros sobre aspects del
habla americana, como el "voseo",
| y cuyas Observaciones sobre el espanol de
l America, contienen las primeras notas
sistemiticas para el studio de este giro
n dialectal.
,a Igualmente se debe destacar en esta
linea su studio sobre el vocablo "Cari-
be", un t6rmino de amplisima difusi6n
mitol6gica desde el mismo siglo XVI,
sobre el que muchas leyendas europeas
S edificaron un anatema americano vin-
culindolo a la palabra "canibal". Es la
expansion de este vocablo lo que 61 estudia, y las
condiciones hist6ricas que lo propician, funddn-
dose en referencias literarias y relaciones hist6ri-
cas que arrojan luz sobre su valor especifico.
Pero antes, en la bfsqueda de esta especifici-
dad hispanoamericana, habia combatido en6r-
gicamente contra la corriente positivista que el
llamado grupo de "los cientificos" esgrimia como
sustentaci6n ideol6gica de la dictadura de Porfi-
rio Diaz, en M6xico. Este period en M6xico que
va de 1906 a 1914 es de vital importancia para la
maduraci6n de sus ideas, porque su mundo inte-
lectual encuentra en ese M6xico en llamas un cal-
do de cultivo apropiado para manifestarse, y su
activismo es casi inabarcable. Lo primero es des-
tacar esa contradicci6n que lo Ileva a enfrentarse
en M6xico a los positivistas, cuando su formaci6n
inicial, la de su madre y la de su padre, respon-
dian al positivismo transformador del mundo
americano.
Pero lo cierto es que, junto a pensadores como
Alfonso Reyes, Antonio Caso, Jos6 de Vascon-
celos, y todos los miembros del Ateneo de la













Juventud, integraron lo que se conoce como "La
generaci6n del centenario", que constitute el pen-
samiento precursor de la revoluci6n mexicana
de 1910. Toda la bibliografia sobre este period
consigna la figure de Pedro Henriquez Urefia
como la de unjoven maestro, un "S6crates domi-
nicano", segun le denominaban sus compafieros
del Ateneo. Y si en este aspect su impronta es
profunda, los logros destinados a fundar la espe-
cificidad del mundo americano son todavia mas
importantes.
Por ejemplo, en M6xico pronunci6 durante
este period su famosa conferencia sobreJos6 En-
rique Rod6, que abri6 el ciclo del arielismo en el
mundo americano. Y, ademAs, pidi6 a Antonio
Caso que estudiara las reflexiones fi-
los6ficas de Eugenio Maria de Hostos, I
y escribi6 su ensayo "La sociologia de
Hostos", publicado en su libro Horas de
esludio, que se edit6 en Paris en 1910. h
Son estos textos los que inician los es-
tudios sobre Hostos. Tambi6n, en 1913, e.
describe su discutido ensayo sobre la A
mexicanidad deJuan Ruiz de Alarc6n,
tesis audaz que ponia en entredicho un
lugar comiun en los studios literarios,
segun el cual el autor de La verdad sospechosa nada
debia a la patria de origen.
Respondia Pedro Henriquez Urefia, asom-
brosamente, a Men6ndez y Pelayo, uno de los
critics que mis influencia tenia en el, y a otros
espafioles, para quienes el origen mexicano de
Alarc6n no se reflejaba en su obra, por lo que lo
refundian en las letras espafiolas del siglo XVII
sin ningun miramiento. Oponiendose a esta te-
sis, que era pacientemente aceptada incluso por
la intelectualidad mexicana, plantea que, por el
contrario, Alarc6n Ileva a la literature espafiola
rasgos que unicamente se explican por la cultural
mexicana del autor. Estos rasgos son los propios
de su atm6sfera, dentro de las letras espafiolas, y
se identifican en ese "matiz crepuscular, el tono
velado, la cortesia exagerada y distanciadora, y el
sentimiento discrete". La tesis es que esos rasgos
estAn ahi por el origen mexicano del autor, y son
definitorios de una identidad que no puede ser
borrada. Esta tesis sobre la mexicanidad deJuan


Ruiz de Alarc6n fue asumida por la historic de
la literature espafiola e hispanoamericana, y hoy
dia es un lugar comun.

Aporte de Hispanoamerica
En esta etapa logra tambi6n aclarar qu6 es lo
que Hispanoamerica aporta a esos movimientos
artisticos universales que llegan a Am6rica pro-
venientes del continent europeo. Aprovechando
la Antologia del centenario que prepare en M6xico
junto ajoaquin G. Urbina, se plantea la revalo-
rizaci6n de SorJuana In6s de la Cruz y la iden-
tificaci6n de los matices del barroco americano
en relaci6n con el barroco europeo. Despu6s de
analizar tanto a Bernardo de Balbuena como a


La presencia de Pedro cuando

abia extranjeros a quienes

ra necesario explicar que es

merica, [...] obraba milagros."


SorJuana In&s de la Cruz, establece estas diferen-
ciaciones, que hoy miles y miles de profesores de
literature hispanoamericana en el mundo repiten
sin saber que vienen de la observaci6n aguda y la
erudici6n de Pedro Henriquez Urefia, y que son
parte de esa estrategia destinada a fundar la espe-
cificidad cultural del mundo americano.

Capitulo aparte
Capitulo aparte require su tesis doctoral sobre
La versificacidn irregular en la poesia castellana, publi-
cada en 1920 en Madrid, como uno de los pri-
meros libros del Centro de Estudios Hist6ricos
que dirigia Ram6n Men6ndez Pidal. Se puede
decir que la publicaci6n de este libro abre la eta-
pa erudita del critic dominicano, no s61o por
el elevado cuerpo expositivo y el dominio tema-
tico, asi como las referencias bibliogrAficas que
se despliegan en la tesis con toda naturalidad y
hasta elegancia, sino porque el espaldarazo que
recibe en la misma Espafia constitute un envi6n


10 GLOBAL













al mAs alto peldafio de la intelectualidad en len-
gua castellana.
El pr6logo lo escribi6 el propio Men6ndez Pi-
dal, lo que equivalia entonces a una consagraci6n
definitive, y las palabras del versado fil6logo van
mAs allA del elogio, confirmando la penetraci6n
del juicio, el rigor y la sapiencia del pensador do-
minicano.
Para tener una idea de lo que signific6 esta
tesis de grado en el Ambito particular de la aca-
demia norteamericana, vamos a leer lo que escri-
be Alfredo Roggiano en su libro Pedro Henriquez
Urena en los Estados Unidos: "Sin exageraci6n -dice
Roggiano- podemos decir que su tesis doctoral
hizo 6poca y sirvi6 de modelo a futures estudian-
tes e investigadores, especialmente hispanoame-
ricanos, a quienes por entonces se les miraba con
cierto recelo y poco favorable estimativa. Gracias
a Pedro Henriquez Urefia, y poco despu6s a otro
distinguido hispanoamericano, el chileno Artu-
ro Torres Rioseco, quien tambi6n se doctor en
Minnesota con una tesis ejemplar, las universida-
des de Estados Unidos fueron abriendo sus puer-
tas, cada vez mAs, a estudiantes y profesores de la
Am6rica hispinica".


No es possible abarcar, en esta breve vision del
pensamiento y la obra de Henriquez Urefia, el
vasto arsenal de ideas y libros puestos a circular
como sustentaci6n del esfuerzo por sacar a flote
la particularidad del mundo americano. Pero no
podriamos terminar sin citar dos textos capita-
les: Las corrientes literarias en la America hispanica e
Historia de la cultural en la America hispdnica, por ser
dos libros cuya importancia reside en el hecho de
que culminan esta busqueda, y permiten organi-
zar ya ideas concretas respect de esa particula-
ridad del ser americano.
Las corrientes literarias de la America hispdnica es
un libro product de una circunstancia extraor-
dinariamente especial: la invitaci6n que le gir6 la
Universidad de Harvard para ocupar la catedra
Charles Eliot Norton, en la cual dict6 un curso en
idioma ingl6s. La invitaci6n lo convirti6 en el pri-
mer hispanoamericano que asumi6 esa catedra,
antes frecuentada por figures de talla mundial
como Gilbert Murria, Albert Einstein e Igor Stra-
vinsky. Durante todo el afo lectivo de 1940-1941
Pedro Henriquez Urefia desarroll6 sus classes, y las
ocho conferencias que lo integraban se publicaron
en idioma ingl6s en Cambridge, en 1945. Despues













de su muerte, en 1949, con traducci6n de su ami-
go Joaquin Diez-Canedo, apareci6 una edici6n
mexicana con el titulo que hoy conocemos: Las
corrientes literarias de la America hispdnica. Libro reco-
nocido hasta la saciedad, su impronta queda como
una de las grandes sintesis de nuestra historic par-
ticular. En cierto modo, es una continuidad de Seis
ensayos en busca de nuestra expresidn y da el toque final
al edificio de ideas que sobre el mundo americano
erigi6 su pensamiento indagador. Emilio Carilla
dice que este libro "es el final de un largo process
que alcanza su meta en el moment oportuno. Es
decir, cuando casi una vida dedicada al tema lo
obligan a concretar finalmente esta obra de sinte-
sis y larga sedimentaci6n".
Igualmente, como sintesis magistral de su
pensamiento, en estos dias finales de su vida, Pe-
dro Henriquez Urefia describe su libro Historia de
la cullura en la Amirica hispdnica. Max Henriquez
Urefia dice en Hermanoy maestro que "la termin6
tres dias antes de que lo sorprendiera la muerte",
como si bregara contra su designio y le urgiera
dejarla como testamento. Se publicaria, tambi6n
p6stumamente, en 1947, y, junto a Las corientes
literarias de la America hispdnica, se convertiria en
obra medular de todo su pensamiento ameri-
canista. Ambos libros conjugan un conjunto de
datos, fechas y nombres, bailando alrededor de
las obras artisticas y literarias de los mas signifi-
cativos moments creativos del continent, con el
tel6n de fondo de la historic.
Es un fresco gigantesco, casi incredible, de
acontecimientos, obras y personajes que se des-
pliegan sobre un marco explicado en atenci6n a
su formaci6n particular y su resultado spiritual.
Empleando uno de los rasgos de su estilo mas co-
nocido, estas dos obras de su madurez plena fun-
dan el juicio en la erudici6n, pero con una prosa
tan diafana, tan fluida, que apunta a la divulga-
ci6n. Siglos angustiosos de vida spiritual atravie-
san su verbo creador: la colonia, ese espacio en el
que se asientan en el mundo americano el alma
y el espiritu del conquistador europeo; el period
de la independencia, etapa en la que proclama-
mos sefiorio e iniciamos la otra independencia,
la spiritual, que llena sus afanes intelectuales, y
que 61 busca hacer merger en su especificidad. Y


finalmente, esas sublimes etapas de bruteza en las
que reina la anarquia y sobreviene el caos, has-
ta alcanzar la organizaci6n de un mundo que ha
batallado por su definici6n, y desde el penacho de
su historic convulsa muestra lo propio.
A estos dos libros debe la historic de la cultural
y la literature hispanoamericana toda la estructura
de su periodizaci6n con las cuales se estudian hoy
dia estos temas. No hay manera de eludirlo: Am&-
rica era su tema y su obsesi6n. Victoria Ocampo, la
exquisite escritora y animadora cultural argentina,
escribi6 algo con lo que quiero terminar esta muy
breve vision de una vida tan f6rtil: "La presencia
de Pedro cuando habia extranjeros a quienes era
necesario explicar qu6 es Am6rica, o contra los
cuales urgia defenderla, obraba milagros. Estiba-
mos seguros de que iba a saberlo todo, a encontrar
para todo la respuesta inmediata, y a cantarle la
verdad al mas pintado. [..] Oirle hablar de Am6-
rica, cuyo present y pasado parecia conocerse de
memories, como pocos escritores en el mundo en-
tero, era de un interns inagotable".
YJorge Luis Borges, tan parco en elogios, para
referirse a 61 sefiala los rasgos finos de su oralidad
erudita y el sesgo ingenioso que adoptaba para
responder a los yerros de otros. Y para expresar el
gozo que era verlo y escucharlo hablar, cuenta la
historic del judio "que fue al pueblo de Mezeritz,
no para escuchar al predicador sino para ver de
qu6 modo 6ste se ataba los zapatos, [...] porque en
ese maestro -como en Henriquez Urefia, pensaba
ciertamente Borges- todo era ejemplar, hasta los
actos cotidianos".

Andres L. Mateo es doctor en Filosofia por la Uni-
versidad de La Habana y professor del Departamento
de Letras de la Universidad Aut6noma de Santo Do-
mingo. Dirige, en la actualidad, el Departamento de
Espaiol de la Universidad APEC. Es columnist ha-
bitual de la prensa dominicana y en 1999 obtuvo el
Premio a la Excelencia Periodistica Dominicana. Ha
ganado el Premio Nacional de Novela en dos ocasio-
nes y el Nacional de Ensayo. Es ganador del Premio
Nacional de Literatura y miembro de numero de la
Academia Dominicana de la Lengua. Fue condecora-
do con la orden Caballero de las Artes y de las Letras
por el Gobierno de Francia.


12 GLOBAL







Es Simbolo


De Crecimiento


Mas de treinta afos ofreciendo cada vez las mejores varillas corrugadas,
lisas y redondas al sector de la construcci6n.
Tres d6cadas aportando nuestra experiencia al mercado national
e international sin ninguna reclamaci6n.
Para informes y cotizaciones IImenos a los:
809-960-0020/809-960-0000 ext. 4505 y 2403,
desde el interior sin cargos 1-809-200-1820



[DE
METALDOM
Simbolo de Calidad





L-JunBoc


LA REVOLUTION

DOMINICANA

Este articulo de Juan Bosch nunca habia sido traducido al espafiol
y es conocido por muy pocos dominicanos, ya que se public en
la revista norteamericana The New Republic el 24 de julio de 1965,
es decir, apenas tres meses despubs de iniciada la Guerra Civil
Dominicana, moment en que el contact entire dominicanos y el
resto del mundo era bastante limitado,



Juan Bosch explica aqui porqu6 le fue fisicamente impossible regresar al pais al ser
derrocado el Triunvirato. Otros documents corroboran c6mo sus propios simpati-
zantes le instaron a no regresar entire el 24 y 29 de abril, ya que las fuerzas militares
anticonstitucionalistas controlaban todos los aeropuertos del pais.
Al moment de escribir este articulo, no s6lo se encontraban en Santo Domingo
numerosas tropas norteamericanas, sino que ya existian paralelamente dos gobier-
nos en el pais: el de Reconstrucci6n Nacional, encabezado por Antonio Imbert y
que controlaba todo el pais menos la parte antigua de la ciudad de Santo Domingo,
y el Constitucionalista, encabezado por el coronel Francisco A. Caamafio Defi6.
La "operaci6n limpieza" habia concluido, quitando a los constitucionalistas el
control del norte de la ciudad capital; el coronel Rafael Fernandez Dominguez ha-
bia muerto; el fuerte enfrentamiento military del 15 de junio ya habia pasado y la
OEA habia comprobado los asesinatos que habian tenido lugar en la zona controla-
da por Imbert. Las negociaciones para llevar al poder a Antonio GuzmAn habian
fracasado; Balaguer y Bosch se habian reunido secretamente en Puerto Rico; los
norteamericanos ya habian informado confidencialmente a Balaguer que lo apoya-
ban para ser el pr6ximo president de la Republica Dominicana; LyndonJohnson
habia enviado a Santo Domingo a Ellsworth Bunker para que estableciera un go-
bierno representative de una "tercera fuerza"; la prensa norteamericana ya habia
citado el papel de Irving Davidson como cabildero de Balaguer; revistas norteame-
ricanas ya hablaban sobre Balaguer como el future president; los norteamericanos
habian decidido que convenia que las elecciones tuviesen lugar enjunio de 1966; la
CIA habia enviado decenas de agents a la Republica Dominicana donde el ej6rcito
norteamericano tenia muchos oficiales de inteligencia distribuidos por todo el pais;
Balaguer ya se encontraba de regreso en Santo Domingo y los norteamericanos
discutian entire ellos d6nde enviar a los comunistas dominicanos.
Es dentro de ese context cuando Bosch escribi6 desde San Juan de Puerto
Rico este articulo donde explica c6mo los norteamericanos no entendieron las
causes y las fuerzas de la Revoluci6n de Abril y c6mo la intervenci6n military nor-
teamericana lograria el efecto contrario a sus objetivos, ya que fortalecia a las iz-
quierdas, tanto en la Repiblica Dominicana como en toda America Latina. Bosch
regresaria al pais 70 dias despu6s de haberlo escrito.

Bernardo Vega


S'-"' -
i








" ,,












E n la mayoria de las capitals de Lati-
noamirica, los periodistas que estin
escribiendo sobre la crisis dominica-
na aun se preguntan: "jPor qu Juan
Bosch no regres6 a su pais?". Algunos dicen que
en los primeros moments de la Revoluci6n do-
minicana, una aeronave de los rebeldes aterriz6
en SanJuan, Puerto Rico, para llevarme de vuel-
ta al pais, y que yo me negu6. Eso es mentira.
La Revoluci6n constitucionalista comenz6 al
mediodia del 24 de abril en la ciudad de Santo
Domingo: el llamado "gobierno" de Reid Cabral
cerr6 inmediatamente el Aeropuerto Internacio-
nal de Punta Caucedo. Como San Isidro, base
del General Wessin y Wessin, esti entire Punta
Caucedo y la ciudad de Santo Do-
mingo, desde el principio el control de
Wessin sobre el aeropuerto fue total.
Ya a las cuatro de la tarde los tanques Y
de Wessin bloqueaban la entrada a la
ciudad por la via de Punta Caucedo,
la cual es la misma ruta que desde San F1
Isidro, y no fue sino hasta despu6s de n
las cuatro de la tarde cuando yo tuve
las primeras noticias sobre la revolu-
ci6n. Las recibi a trav6s de una emiso-
ra de radio de SanJuan. Es asi que, desde la una
de la tarde de ese 24 de abril, y hasta el dia de
hoy, las fuerzas de Wessin y Wessin, que contro-
lan la Fuerza A6rea Dominicana, vigilaban com-
pletamente las pistas de aterrizaje y las carreteras
hacia el aeropuerto.
Dos aeronaves militares dominicanas, de la
Fuerza A6rea, llegaron a Puerto Rico. La prime-
ra, un avi6n de combat Mustang P-51 que ate-
rriz6 el lunes 26 de abril, creo que en Mayagiez,
y un Douglas de transport que lo hizo el dia si-
guiente en San Juan. Ambas naves fueron deja-
das en tierra por autoridades militares de Estados
Unidos, y ain permanecen en tierra.
Yo si trat6 de regresar a mi pais. Tales esfuer-
zos los hice con Abes Fortas, el conocido abogado
norteamericano, quien en los primeros dias era
el enlace no official entire el Gobierno de Estados
Unidos y el rectorJaime Benitez de la Universi-
dad de Puerto Rico. El sibado primero de mayo
el senior Fortas nos inform de la inminencia de


una batalla entire los militares norteamericanos
y las fuerzas constitucionalistas dominicanas. Le
expliqu6 que todo lo que yo podia hacer en esas
circunstancias era regresar a mi pais, y le pedi
un avi6n para que me llevara de inmediato. El
senior Fortas no contest. A tempranas horas del
2 de mayo, en presencia del rector Benitez, le
hice la misma solicitud al embajador John Bar-
tlow Martin, quien se neg6 a tan siquiera con-
siderar el asunto, diciendo que si yo iba a Santo
Domingo me matarian. Seg6n 61, eso no deberia
permitirse que ocurriera ya que dejaria a mi pais
sin lideres.
En su etapa inicial, la Revoluci6n dominicana
estuvo confinada durante dos meses a la Capital


o si trate de regresar a mi pais.

ales esfuerzos los hice con Abes

ortas, el conocido abogado

orteamericano [...].


de la Rep6blica. Al entrar en su tercer mes, el
movimiento comenz6 a extenderse hasta el inte-
rior del pais. Esto era inevitable ya que una revo-
luci6n no es una operaci6n military unificada que
puede ser contenida dentro de limits fronterizos
establecidos por las fuerzas militares. Washington
ha permanecido inexplicablemente ignorante de
lo que realmente esta ocurriendo.
Al reprimir la revoluci6n y mantenerla confi-
nada a una parte de la ciudad de Santo Domingo,
el Gobierno de Estados Unidos estaba evaluando
la situaci6n en t6rminos de fuerza: el element
revolucionario represent un nfimero determina-
do de hombres con un nimero determinado de
armas; por tanto, podemos dominarlos y elimi-
narlos con un n6mero determinado de soldados y
una cantidad determinada de armas.
Es ficil pensar en t6rminos de fuerza en esta
6poca, especialmente en Estados Unidos, donde
una bacteria de computadores electr6nicos ofrece
respuestas convincentes en cuesti6n de minutes


16 GLOBAL









































Juan Bosch al regresar de San Juan de Puerto Rico luego de
concluir su segundo exilio, sesenta dias despues de haber
escrito el articulo para The New Republic. / Foto cortesia de
Bernardo Vega. Doble pagina anterior: Un joven padre muestra
su hijo a un soldado norteamericano despues de rescatarlo de
los gases lacrimogenos que lanzaron las tropas de las fip para
dispersar a los manifestantes.

a problems de este tipo, quizas en unos pocos
segundos.
Sin embargo, una revoluci6n es un desarro-
1lo hist6rico mal adaptado a este tipo de razo-
namiento automatizado. Nada de eso puede ser
medido con computadores electr6nicos.
El levantamiento de Santo Domingo fue, y es,
una tipica revoluci6n democritica del pueblo a la
manera hist6rica de Latinoamerica, generada por
factors sociales y politicos, tanto dominicanos
como latinoamericanos. Es como la Revoluci6n
mexicana de 1910. Estados Unidos reaccion6 a
la Revoluci6n dominicana de 1965 casi exacta-
mente igual a como lo hizo ante la Revoluci6n
mexicana de 1910. jPor qut? Porque tradicio-
nalmente el mundo official de Norteamtrica ha
estado opuesto a las revoluciones democriticas
en Latinoamtrica. Con excepci6n de los afios de
Kennedy, la political ha sido alcanzar una coin-


*-""CC-C"i
.i


cidencia de opinions con los grupos locales de
poder, y utilizar la fuerza para respaldarlos. En la
era de Franklyn Roosevelt se abandon el uso de
la intervenci6n armada, pero la political de apoyo
a los grupos locales de poder se continue, y en el
caso de la Revoluci6n cubana de 1933, los buques
de guerra de los Estados Unidos aparecieron en
las aguas cubanas como un ominoso recordato-
rio. FueJohn Fitzgerald Kennedy quien transfor-
m6 los anticuados concepts mediante la puesta
en prictica de nuevas political, pero luego de su
deceso se retom6 la vieja idea de que el poder s61o
puede ejercerse mediante la fuerza.
Pero esa idea ha sido desaprobada por la his-
toria. Una revoluci6n no es una guerra. Tradicio-
nalmente, en las revoluciones los derrotados han
sido los mas fuertes en armamentos. Las trece
colonies americanas eran mas d6biles que Ingla-
terra y, sin embargo, ganaron la guerra de Inde-
pendencia; las masas francesas eran mas debiles
que la monarquia de Luis XVI, y afn asi el pue-
blo gan6 la Revoluci6n francesa. Bolivar era mAs
d6bil que Fernando VII, pero gan6 la Revoluci6n
suramericana. Madero era mas d6bil que Porfirio
Diaz, pero triunf6 en la Revoluci6n mexicana de
1910; Lenin era mAs d6bil que el Gobierno ruso,
y aun asi gan6 la Revoluci6n de 1917 en Rusia.
Sin ninguna excepci6n, todas las revoluciones
que han sido victoriosas en el curso de la historic
han sido mas d6biles que los gobiernos contra los
cuales se han rebelado. Es claro entonces que las
revoluciones no pueden medirse en t6rminos de
poder military. Otros valores deben servir como
criterio.
Para distinguir entire una verdadera revolu-
ci6n y un simple desorden o lucha de poder entire
contendientes, uno debe estudiar las causes subya-
centes de la revuelta y la posici6n asumida por los
diversos sectors de la sociedad. Tambitn debe ser
vista en su context hist6rico. Los funcionarios de
Estados Unidos no consideraron ninguno de estos
aspects de la Revoluci6n dominicana. A Wash-
ington le lleg6 la informaci6n de que al mediodia
del sAbado 24 de abril hubo algunos disturbios en
ciertos lugares de Santo Domingo y entire los ha-
bitantes de la ciudad; un poco mas tarde se supo
que eljefe del Ej6rcito habia sido hecho prisionero









































Tropas constitucionalistas con un tanque capturado, en abril de 1965.


por sus subalternos. Inmediatamente se contem-
plaron planes para desembarcar fuerzas armadas
estadounidenses en este pequefio pais del Caribe.
El mismo presidenteJohnson asi lo declar6 cuan-
do en una conferencia de prensa el 17 de junio,
afirm6 que "[...] en realidad, nosotros desembar-
camos nuestra gente en menos de una hora a par-
tir del moment en que tomamos la decision. Fue
una decision que estuvimos considerando desde el
sabado hasta el mi6rcoles en la noche".
Por tanto, desde el sabado ya el Gobierno de
Estados Unidos habia considerado la necesidad de
desembarcar tropas en Santo Domingo, y pode-
mos estar seguros de que en ese moment este Go-
bierno no sabia qu6 clase de revoluci6n se habia
desarrollado, o se estaba desarrollando, en la Re-
publica Dominicana. Era obvio que la political del
Gobierno norteamericano era defender el status
quo en Santo Domingo, sin ninguna considera-
ci6n sobre el deseo de los dominicanos. Por tanto,
la reacci6n de Washington fue la usual: el grupo
gobernante en la Republica Dominicana fue ame-
nazado y habia que defenderlo.


Este grupo gobernante era sin duda alguna
pro Estados Unidos, pero tambien era anti Re-
publica Dominicana, y esto iltimo en grado ex-
tremo. Durante sus 19 meses de gobierno, este
regimen, preferido por Washington, habia arrui-
nado la economic dominicana, establecido un
sistema de corrupci6n y ridiculizaba diariamen-
te las esperanzas de la poblaci6n de una soluci6n
dramAtica a los problems del pais.
La Revoluci6n dominicana de abril de 1965
no fue una improvisacion. Fue un event hist6ri-
co cuyo origen puede verse muy claro. Se habia
estado desarrollando desde finales de 1959, con la
muerte de Trujillo en mayo de 1961, las elecciones
de diciembre de 1962 y, finalmente, la huelga de
mayo de 1964. El golpe de Estado de septiembre
de 1963 fue incapaz de sofocar esta revoluci6n.
Era una ilusi6n de ignorantes sociol6gicos y poli-
ticos pensar que cuando el Gobierno que yo pre-
sidia fuera derrocado, la revoluci6n seria vencida.
Era una ilusi6n career, como lo hicieron los res-
ponsables de formular la political dominicana en
Washington, que un hombre de "buenos" antece-


18 GLOBAL












dentes sociales y empresariales fuera la persona
adecuada para manejar la situaci6n dominicana.
Desde el moment del golpe de Estado de
1963, el pais volvi6 a la misma falta de libertad y
desprecio hacia la masa de la poblaci6n que pre-
valeci6 en los dias de Trujillo. La corrupci6n tipo
Trujillo se hizo mis generalizada y mas descara-
da que la del mismo tirano. El regimen de Cabral
busc6 un regreso al trujillismo sin Trujillo, un ab-
surdo hist6rico que no podia continuar. La clase
media y las masas se agruparon como aliadas,
unidas por una causa coming, reconducir al pais a
un regimen de legitimidad.
En abril de 1965 no podia fabricarse una se-
gunda Cuba. Lo que estall6 fue -y es- una re-
voluci6n democratic y nacionalista. Ninguna
naci6n de Latinoambrica puede aceptar hoy una
democracia que no ofrezca tambi6n igualdad so-
cial y justicia econ6mica. Fue un costoso error


El band revolucionario no

orden6 la muerte de nadie ni

decapit6 a nadie, pero las fuerz

de Imbert mataron y decapitar4

a cientos de personas.


politico verla como una revoluci6n que corria el
riesgo de desplazarse hacia el comunismo.
Estados Unidos pag6 un alto precio por esta
metida de pata, y, en mi opinion, seraipagada en
nuestro tiempo. Una medici6n de lo burdo del
error es el tamafio de las fuerzas que original-
mente se desplegaron para reprimir la revoluci6n.
En abril, Estados Unidos tenia 23,000 hombres
en Vietnam; desembarcaron 42,000 en Santo Do-
mingo. Los funcionarios de Washington vieron
los sucesos de la Repiblica Dominicana como
una situaci6n tan peligrosa que su preparaci6n
parecia como la de una naci6n yendo a una gue-
rra de vida o muerte. Una pequefia y empobreci-
da naci6n, haciendo el esfuerzo mas heroic de su
historic para lograr la democracia, fue abrumada


por grandes cantidades de cafiones, aviones, na-
ves de guerra, y por una campafia de propaganda
que presentaba al mundo hechos completamente
distorsionados. La revoluci6n no orden6 la muer-
te de una sola persona, no decapit6 a nadie, no
quem6 ni una iglesia, ni viol6 a ninguna mujer.
No obstante, en todo el mundo se proclamaron
denuncias de estos horrores.
La Revoluci6n dominicana no tuvo nada que
ver con Cuba, o Rusia, o China. Hubiera ter-
minado en abril si Estados Unidos no hubiese
intervenido. En cambio, fue reprimida, y en con-
secuencia comenz6 a general una fuerza propia,
ajena a su naturaleza, incluyendo el odio hacia
Estados Unidos. Pasard much tiempo antes de
que ese sentimiento antinorteamericano desapa-
rezca. Cuando un nacionalismo democrAtico es
frustrado o estrangulado, se convierte en un te-
rreno f&rtil para el comunismo. Yo estoy seguro
de que el uso de la fuerza en la Repu-
| blica Dominicana por Estados Unidos
producirA mas comunistas en Santo
Domingo y Latinoamerica que toda la
propaganda de Rusia, China y Cuba
as juntos.
Sera dificil convencer a los domini-
on canos de que la democracia es el mejor
sistema de gobierno. Pagaron su demo-
cracia con sus vidas y con su sangre,
S pero la democracia de Norteamerica
presentaba ante el mundo su tremenda
y heroica lucha como un trabajo de bandidos y
comunistas. Se utiliz6 la fuerza para impedir que
los dominicanos lograran su democracia. Mu-
chos norteamericanos no pueden career que esto
sea verdad, pero yo estoy expresando aqui lo que
la poblaci6n de la Repiblica Dominicana siente
y seguira sintiendo por muchos afios, en vez de
tratar de describir cuAles eran las intenciones de
Estados Unidos.
En Santo Domingo, Estados Unidos estuvo
obligado a recurrir a un expediente que permi-
tiera el uso de la fuerza sin exponerse al oprobio
del mundo. Eso explica la junta military coman-
dada por Antonio Imbert. Esa junta fue creaci6n
del embajador John Bartlow Martin, en otras
palabras, de Estados Unidos. Raras veces en la



























Una instantAnea de la manifestaci6n del 12 de abril de 1965.

historic modern se ha cometido un error tan
costoso en terminos del prestigio de Estados Uni-
dos, como fue el poner en las manos de Imbert el
poder de las tropas armadas dominicanas, y lue-
go exponer, como una excusa por sus crimenes, el
argument de enfrentar el comunismo en Santo
Domingo. La brutal matanza de dominicanos y
extranjeros -incluyendo un sacerdote cubano y
un sacerdote canadiense- cometida por las tro-
pas de Imbert con el pretext de barrer con el co-
munismo, sert atribuida siempre por la historic
dominicana a Estados Unidos y, particularmente,
al embajador Martin. Estos asesinatos ocurrieron
cuando las fuerzas norteamericanas estaban en
Santo Domingo; y, mas ain, el embajador Mar-
tin sabia qu6 clase de hombre era Imbert desde
antes de invitarlo a dirigir la junta. La tirania de
Imbert se estableci6 mas alli de toda duda, y, pi-
sandole los talones a Trujillo, como lo hizo, no
habia pretexto lo suficientemente fuerte parajus-
tificar el establecimiento de tal tirania.
El band revolucionario no orden6 la muerte
de nadie ni decapit6 a nadie, pero las fuerzas de
Imbert mataron y decapitaron a cientos de per-
sonas. A esos crimenes no se les dio en Estados
Unidos la publicidad que debieron merecer, pero
fueron citados en la documentaci6n de la Comi-
si6n de Derechos Humanos de la Organizaci6n
de Estados Americanos, con todos sus espantosos
detalles de crineos destrozados por las culatas
de las armas, de manos atadas a la espalda con
alambre, de cuerpos sin cabeza flotando en los
rios, de mujeres ejecutadas con ametralladoras,
de dedos destrozados con martillos para impedir


la identificaci6n de los muertos. La mayoria de las
victims eran miembros del Partido Revoluciona-
rio Dominicano (un partido reconocido como de-
mocratico), ya que la funci6n de la "democracia"
de Imbert era acabar con todos los dem6cratas
de la Republica Dominicana. Es una sangrienta
ironia de la historic que los crimenes imputados a
la Revoluci6n dominicana fueron en efecto come-
tidos por Imbert. La culpa tambi6n caerA sobre
Estados Unidos y, desafortunadamente, sobre la
democracia en general como sistema de gobierno.
Como yo conozco a mi gente, cuando llegue el
dia del juicio final le sera muy dificil a los domi-
nicanos de hoy y de mafiana ser indulgentes con
Estados Unidos, y severos en su juicio solamente
con Imbert y sus soldados.
El pueblo dominicano no olvidarA facilmente
que Estados Unidos trajo a Santo Domingo el
batall6n de Nicaragua con el nombre de Anas-
tasio Somoza, ese emulador centroamericano de
Trujillo; que trajeron los soldados del Paraguay
de Stroessner, de todos los elements, los menos
calificados para representar la democracia de
una tierra donde miles de hombres y mujeres
habian muerto precisamente defendiendo el es-
tablecimiento de la democracia; que trajo a los
soldados de L6pez Arellano, quien, al menos en
lo que respect a los dominicanos, es una suerte
de Wessin y Wessin hondurefio. En los futures
textos de historic de la Repuiblica Dominicana
un destacado episodio sera el bombardeo de la
ciudad de Santo Domingo durante 24 horas los
dias 15 y 16 dejunio.
Todo esto por el uso de la fuerza como ins-
trumento de poder en el manejo de los proble-
mas politicos. Una evaluaci6n inteligente de los
acontecimientos de Santo Domingo los hubiera
prevenido. El president Johnson dijo que sus
militares fueron a Santo Domingo a salvar vi-
das; lo que realmente hicieron fue destrozar la
imagen democrAtica de Estados Unidos en todo
el continent suramericano.

El doctor Bosch es ex president de la Rep6blica Domi-
nicana. Fue derrocado por un golpe military en 1963 y
dcsde entonces vive en Puerto Rico.
(Aclaraci6n de la revista The.New Republic)


20 GLOBAL


















0


i
.:5
,
...




\
r






''



.
r
'' '
J.



:I i_


0


Entre todos, cuidando tu dinero, cuidamos tus suehos.


Banco BHD

donde tu cuentas














-4;


i kh











ruce Calder comenz6 a
investigar sobre la inter-
venci6n estadounidense de
1916 a finales de la d6cada del se-
senta. Lleg6 a la Rep6blica Domi-
nicana, camara en mano, hablando
un espafiol de oidas. Para l1, aque-
lla experiencia seria trascendental
en lo professional y personal. Tuvo
un impact significativo en la vi-
si6n political del historiador sobre su
propio pais, el mismo que por ocho
afios ocup6 gran parte del territorio
national.
En 1968 Calder encontr6 una
sociedad dominicana sensible, a
tres afios apenas de la gesta que
puso fin a la segunda intervenci6n
military de Estados Unidos. Tiene
muy buenos recuerdos de sus estan-
cias en Santo Domingo, a pesar de
las expresiones greenn go, go home!"
que una que otra vez le gritaron en
las calls -lo que relata con simpa-
tia-. El contact con archives pri-
vados de families que de alguna
forma participaron en los hechos
a consecuencia de la ocupaci6n del
16 le permiti6 concluir su tesis, pu-
blicada en 1984 por la Universidad
de Texas: The Impact of Intervention:
the Dominican Republic during the U.S.
Occupation of 1916-1924.
"En aquel entonces habia unos
pocos profesionales entrenados,
dominicanos o extranjeros, traba-
jando sobre la historic de la Repfi-
blica Dominicana. Pero en d6cadas
recientes, los cambios sociopoliticos
impulsados por la caida de Trujillo,
asi como las tendencies en las aca-
demias europeas y norteamerica-
nas, han cambiado el panorama. El
resultado es un numero mayor de
trabajos que tratan t6picos muy di-
versos, y algunos de los temas prin-
cipales tocados en mi libro como la


contrainsurgencia y la campafia na-
cionalista, no sin mencionar el fre-
cuentemente ignorado lado oscuro
de la diplomacia estadounidense",
recordaria al analizar la relevancia
national y global del period.
Con su trabajo, Calder ha con-
tribuido a la comprensi6n de ese
period, y asi lo reconocen sus co-
legas dominicanos al referirse al
investigator de la Universidad de
Illinois.
Al conmemorarse el pasado
29 de noviembre el 90 aniversario
de este acontecimiento hist6rico,
la conversaci6n con Calder es un
reencuentro ameno con nuestra
historic, que recuerda la vigencia
de aquel hecho que marc al pue-
blo dominicano.

jQue impulsa su interns en la
historiografia latinoamerica-
na y, especificamente, en la
Republica Dominicana y la in-
tervenci6n military estadouni-
dense de 1916?
La historic de mi interns en Am&-
rica Latina es larga. Comenz6
viviendo en Nueva York, entire
puertorriquefios. En los afios se-
senta no habia much informaci6n
sobre Am6rica Latina en Estados
Unidos, todavia no hay suficiente.
Por eso, viviendo entire puertorri-
quefios tuve una conexi6n personal
con la region. En esa 6poca traba-
jaba en la banca, en Nueva York,
pero me interesaba hacer algo di-
ferente. Decidi entonces estudiar
algo del mundo distinto a Estados
Unidos. Fui a la Universidad de
Texas para estudiar la historic de
Am&rica Latina. Al cabo de tres
afios fue necesario escoger un tema
para mi tesis y descubri que hubo
esta ocupaci6n no estudiada de la


Repfblica Dominicana. Investigu6
un poco. Descubri que hubo gue-
rrillas, los gavilleros, y en ese mo-
mento yo estaba muy involucrado
en el movimiento contra la guerra
de Vietnam. Senti simpatia por los
guerrilleros que habian combatido
a las tropas estadounidenses, en una
situaci6n que evalu6 como injusta.
Me pareci6 una situaci6n similar a
la de Vietnam. Esta fue la atracci6n
original. Nunca antes habia visita-
do el Caribe. Llegu6 con un espa-
fiol muy d6bil, mejor6 al menos un
poquito el espaiiol y empec6 con la
investigaci6n.

jCual era la situaci6n de los
archives dominicanos a fina-
les de los sesenta, al moment
de su investigaci6n?
Bueno, un desastre... Estaban muy
desorganizados y poco desarrolla-
dos. No use el archivo al principio
porque el director de esos dias me
dijo que no tenian papeles del pe-
riodo de la intervenci6n. No bus-
qu6 mAs en el archive despu6s de
recibir esa informaci6n. Despu6s
descubri, s61o una semana antes
de mi salida del pais, que si habia
un cuarto lleno de documents de
la 6poca. Fue por accident: otro
investigator me dijo que habia al-
gunos paquetes y que parecia que
eran de mi period. Antes de venir
a Santo Domingo hice una investi-
gaci6n en el Archivo Nacional de
Estados Unidos y en el de los Ma-
rines, habia orientado mi trabajo al
menos... Durante mi primera visit
al pais us6 especialmente papeles
privados conservados por families.
La familiar del president Francis-
co Henriquez y Carvajal me abri6
las puertas de su casa y trabaji en-
tonces con los documents de la












resistencia nacionalista. Us6 tam-
bi6n los papeles de Tulio Cestero,
en la UASD y los de Francisco J.
Peynado, que fue la persona que
negoci6 la retirada de las fuerzas
norteamericanas.

Supongo que tambi6n las fuen-
tes orales fueron muy impor-
tantes para su trabajo.
Bueno, a veces. Por ejemplo, don
Enriquillo Henriquez, en su ju-
ventud habia participado en la re-
sistencia nacionalista. Con 61 tuve
la posibilidad de sostener conver-
saciones sobre los events de este
period. Habia un juez de la Corte
Suprema, no recuerdo su nombre
en este moment, pero 61 tuvo ex-
periencias con los guerrilleros en
El Seibo. Algunas de mis fotos pro-
vienen de este hombre que vivia en
Gazcue. Tambi6n la conversaci6n
con Cayo BAez, campesino perse-
guido por los marines. Pero fueron
pocas conversaciones, la mayoria
de mis fuentes eran documentales.

Hay much curiosidad por la
procedencia de las fotografias
de su libro, que son muy re-
presentativas de aquel hecho
hist6rico...
(Rie) Bueno, yo tenia una cAmara...
la posibilidad de tomar fotografias a
colecciones privadas con una tecno-
logia muy rustica, pero fue suficien-
te. Saqu6 fotos, por ejemplo, que
pertenecian a este juez de la Corte
Suprema, un hombre muy inteli-
gente y agradable, lo recuerdo muy
bien y a su mamA que hizo licor de
naranja -dice en medio de una car-
cajada-. Saqu6 fotos de fotos, de re-
vistas, pero especialmente las fotos
de los militares vienen de los archi-
vos de los marines en Washington.


El hecho de ser estadouniden-
se y haber llegado a hacer este
trabajo poco tiempo despu6s
de finalizada la segunda in-
tervenci6n, represent algun
tipo de dificultades para reali-
zar su investigaci6n?
Generalmente no. A veces habia
muestras de antinorteamerica-
nismo, pero generalmente los do-
minicanos me trataron como un
individuo y reconocian que tuve
posiciones muchas veces iguales a
las dominicanas sobre estos temas.

jQue impact tuvo la inter-
venci6n de 1916 en el orden
global?
Es interesante que la resistencia
nacionalista fuera responsible de
crear, tal vez en un primer momen-
to, un movimiento de solidaridad
en parte en Estados Unidos, en
parte en Europa... fue muy fuerte
en Cuba y otros lugares de Am6-
rica Latina. En este sentido, afect6
much la posici6n de otros paises
latinoamericanos, tal vez un poco
en Espafia, frente a Estados Uni-
dos. Habia una political de antiin-


tervencionismo y esto se manifest
en cada conferencia de las naciones
americanas. Los events de aqui
resonaron fuera. En alg6n sentido,
fue mas important la resistencia
fuera que aqui, hablando de resis-
tencia nacionalista, porque habia
censura y prohibici6n de asocia-
ci6n, entonces fue much mAs facil
hacer la campafia desde el exterior.

(C6mo se observa y c6mo se
observaba entonces en Esta-
dos Unidos la intervenci6n de
la Repuiblica Dominicana?
Como siempre, una gran mayoria
de personas ignoraba lo que pa-
saba fuera. Entre los lideres o las
personas con conciencia political, la
actitud fue la traditional de impe-
rialismo y de la misi6n para "civi-
lizar" los paises subdesarrollados.
Una actitud de desprecio y domina-
ci6n... pero tambi6n hubo un grupo
que colabor6 en la campafia con los
dominicanos contra la intervenci6n.
Un grupo reducido apoyaba la po-
sici6n dominicana.

Considerando los hallazgos
de su studio y de otras inves-
tigaciones que conoce sobre
el tema, Zque hechos de aquel
period quedan todavia por
explorer?
Seria muy interesante investigar
mAs profundamente el lado perso-
nal de la intervenci6n. Hablando
de la resistencia en el Este y de los
campesinos y caudillos, seria intere-
sante entender mejor las situaciones
locales y familiares. C6mo cambi6
la tenencia de la tierra; conocemos
el marco, pero no conocemos bien
lo que pas6 en el plano mas perso-
nal e individual o familiar. Esto se-
ria muy important. Tambi6n como


24 GLOBAL












dijo alguien anoche en mi presen-
taci6n [Funglode, 29/11/06], seria
muy interesante analizar c6mo la
presencia yanqui afect6 la cultural.
Tengo la impresi6n de que la inter-
venci6n y la presencia de los marines
incrementaron el interns por el b6is-


bol y la habilidad maravillosa de los
dominicanos en este deported, por
ejemplo. Tambi6n es possible que
afectara la posici6n de las mujeres.
Habia grupos de mujeres, como fe-
ministas, durante este period. Re-
cuerdo que en ese tiempo se emple6
formalmente a la primera secretariat
en una oficina del Gobierno.

jHa cambiado Estados Unidos
su political hacia America La-
tina desde entonces?
Desgraciadamente no. Ha cambia-
do las tActicas, pero lo que quiere
Washington es control sobre Am6ri-
ca Latina. Impulsar a alguien como
Trujillo o Somoza era una forma
de mantener el control favorable a
Estados Unidos y no fue necesario
mandar mas tropas. Las tActicas
son diferentes. Recientemente habia
elecciones en Nicaragua, much del
dinero que financi6 a la oposici6n
vino de Washington y de grupos
apoyados fundamentalmente por el
Gobierno norteamericano.

ZQue lecciones debi6 aprender
Estados Unidos de su expe-
riencia intervencionista?


Desde mi punto de vista, debe saber
que la intervenci6n direct general-
mente es una political no producti-
va. No produce los resultados que
quiere Washington y muchas veces
no es buena para la gente que estd
sufriendo la ocupaci6n. Ese fue el


caso de la intervenci6n aqui. Tene-
mos un buen ejemplo ahora en Irak,
donde actualmente hay una situa-
ci6n mas terrible que la que existia
antes de la intervenci6n, porque no
es possible dirigir completamente
la situaci6n en otro pais. Eso fue
mas o menos fAcil en la Repfiblica
Dominicana porque habia menos
de un mill6n de habitantes en esa
6poca, pero ain con una poblaci6n
muy reducida, no fue possible con-
trolar la situaci6n como querian.

Viendo la historic de expe-
riencias similares y hacienda
una comparaci6n con el caso
iraqui, acual podria ser el es-
cenario para Irak en un corto
o median plazo?
Bueno, es important decir que no
soy expert sobre el Medio Orien-
te, ni adivino (rie), pero he apren-
dido cosas de varias ocupaciones
en Am6rica Latina. Es casi seguro
que, finalmente, va a resultar algo
parecido a lo que existi6 antes de la
intervenci6n de Estados Unidos en
Irak. Probablemente surgird otro
dictador como Saddam Hussein,
Trujillo o Somoza, probablemente


habra brutalidad de parte de los
chiitas y los sunitas. Seria un hom-
bre fuerte... Pero tal vez el panora-
ma cambiaria en el sentido de que
seria un gobierno muy afectado por
los principios del Islam. El regimen
de Hussein fue mas o menos secu-
lar, es possible que tengamos algo
mas parecido a Iran. Esto es inte-
resante y es important porque es
lo contrario de lo que queria Was-
hington. Ojald que ellos puedan
entender finalmente que puede pa-
sar lo mismo que en Vietnam.

(Cambi6 la vision de Bruce
Calder sobre Estados Unidos
a raiz de sus investigaciones
sobre la historic de America
Latina?
Si, definitivamente. Creci en una
familiar conservadora, republican,
y como resultado de mi educaci6n
y mi experiencia viviendo en un
barrio muy pobre en Nueva York,
y despues estudiando a Am6rica
Latina, y mi primera experiencia
en America Latina en Guatemala,
un pais maravilloso, pero con un
gran problema de pobreza y ra-
cismo... todo esto y la experiencia
de involucrarme en la oposici6n a
Vietnam me llev6 a radicalizarme.
Mi posici6n political ha cambiado
completamente desde mi juventud,
y la experiencia de estudiar Am&-
rica Latina y la intervenci6n en la
Rep6iblica Dominicana ha sido fun-
damental en ese cambio.

Beatriz Gonzalez es periodista. Ana-
lista de la Direcci6n de Informaci6n,
AnAlisis y Programaci6n Estrat6gica
de la Presidencia de Rep6blica Domi-
nicana (DIAPE), integrante del Centro
de Estudios de Comunicaci6n de Fun-
glode (CEC-Funglode).


Como siempre, una gran mayoria

de personas ignoraba lo que

pasaba fuera.

























































- I I


I I I












III,
- - - - - - - -





















CALENTAMIENTO
GLOBAL
El calentamiento global y el consecuente cambio climdtico es un fen6meno innegable
que nos afectard por d6cadas y siglos. En esta entrega, Global present tres articulos
que described el fen6meno en si, los avances en material de vulnerabilidad y las
oportunidades que se presentan para un pais como el nuestro.















CAMBIO CLIMATIC

Y ADAPTATION

Las evaluaciones cientificas internacionales llevadas a cabo por el Panel Intergubernamental
de Cambio Climatico indican que el "calentamiento global" continuara en aumento. Este
articulo ofrece una vision general de c6mo las actividades humans estdn cambiando la
composici6n atmosf6rica, c6mo estos cambios modifican el clima, y c6mo se proyecta la
alteraci6n del clima en este siglo XXI por la continue dependencia del carbon, petr6leo y gas
natural. Es poco probable que se produzcan grandes reducciones en el uso del carb6n para
fines de siglo, lo que significa que nosotros y el medio ambiente tendremos que adaptarnos
a las condiciones cambiantes del clima.










NOW- -.... ... 'I
-A,.,
: -~ ~ .c __ --- '- "i.. ..--:-". "
,-_.5ii .. -...-. -+ .- -.. ..


Michael C. acIracken













Las actividades humans es-
tAn cambiando la composi-
cion atmosf6rica. Cuando el
carbon, el petr6leo y el gas natural
son quemados para impulsar las ac-
tividades de la sociedad, el carbon
que ha sido vinculado quimicamen-
te a esas substancias, a menudo por
decenas de cientos de miles de afios,
reacciona con el oxigeno de la at-
m6sfera creando di6xido de carbon
(CO2) que es liberado en la atm6sfe-
ra. Las emisiones presents de estos
carburantes, los cuales son Ilamados
en conjunto combustibles f6siles, ya
que resultan de los restos fosilizados
de plants y animals muertos hace
tiempo, estAn agregando alrededor
de 7 mil millones de toneladas de
carbon (GtC) anuales a la atmos-
fera. La reducci6n de los bosques
y la merma de los suelos f6rtiles, si
no es compensada con la reforesta-
ci6n, tambi6n tiene como resulta-
do emisi6n de CO2 a la atm6sfera:
las emisiones globales netas se es-
timan en alrededor de 1 a 2 GtC
por afio. Como referencia, los 8 a 9
GtC agregados a la atm6sfera cada
afio debido a estas actividades son
aproximadamente equivalentes a la
cantidad total de carbon que toma
reverdecer el Hemisferio Norte cada
primavera y cada verano.
Con la poblaci6n mundial acer-
cAndose a los 7 mil millones de
habitantes, cada afio cada persona
en el mundo es responsible, en pro-
medio, de alrededor de 1 tonelada
de carbon (tC) por combustion de
combustible f6sil, y de cerca de 0.2
tC por la deforestaci6n y agricul-
tura no sostenible. Sin embargo, el
uso real varia much dependiendo
del estAndar de vida y del nivel de
actividad industrial. Donde hay
menos autom6viles, menos edificios


Usinas del puerto de Kawasaki (Japon) emitiendo gases en un cielo ya lleno de smog. Pagina
anterior: Imagen comparative donde se observe el retroceso del glaciar Upsala, en el Parque
Nacional los Glaciares (Santa Cruz, Argentina), de 1928 y de 2004.


con aire acondicionado, menos in-
dustrias, como es el caso de muchas
naciones en vias de desarrollo, las
emisiones per capita de carbon
derivado de la biomasa pueden ser
relativamente altas debido a que la
madera es usada como un combus-
tible important.
En contrast, en los paises in-
dustrializados, caracterizados por
extensos sistemas de transport por
aire y por tierra, casas, negocios e
industries, el uso per cApita puede
ser varias veces mas alto que el pro-
medio global. Las variaciones entire
paises y regions surgeon debido a
una cantidad de factors, incluyen-
do el clima, la disponibilidad de
hidroel6ctricas y otros recursos re-
novables de energia, la cantidad de
actividades industriales y mineras,
la exportaci6n e importaci6n de
energia y de products que requie-
ren energia, y el grado de esfuerzo
del Estado para mejorar la eficien-
cia de energia de edificios, equipos
y transport. Mientras la reforesta-


ci6n de bosques y un incrementado
consume de CO, por las plants -a
media que la concentraci6n de 6ste
aumenta- conlleva la eliminaci6n
de carbon; esta absorci6n princi-
palmente compensa la anterior eli-
minaci6n de cubierta de vegetaci6n
y s6lo contrarresta marginalmente
las emisiones a largo plazo debidas
al uso de combustible f6sil.
Con cada naci6n dependiendo
de otras para alimentos, energia,
products de manufacture local
e importada, la energia que se re-
quiere para desarrollar las socie-
dades se produce alrededor del
mundo, por lo que estamos todos
atrapados en este problema. Pues-
to que tanto la poblaci6n como el
estandar de vida promedio siguen
aumentando, el continuar depen-
diendo de combustibles f6siles para
impulsar el desarrollo econ6mico
global va a traer mayores emisiones
globales en el future. Si, por ejem-
plo, la poblaci6n mundial crece en
un 50% para fines del siglo, y en













promedio cada uno de los 10 mil
millones de habitantes depend de
los combustibles f6siles en aproxi-
madamente la mitad de la cantidad
de energia utilizada por los euro-
peos (o alrededor de un tercio de la
utilizada por los norteamericanos),
las emisiones anuales per cApita
seran alrededor de 2 toneladas de
carbon de combustible f6sil; mul-
tiplicando estos valores, las emisio-
nes totales serAn aproximadamente
20 mil millones de toneladas de
carbon al afio, o alrededor de 3
veces mas de los niveles actuales.
Mirando al mundo desde el es-
pacio, uno debe preguntarse qu6
podriamos hacer los humans
para provocar un cambio signifi-
cativo. Pero la atm6sfera es muy
delgada y el CO2 es una mol6cu-
la bastante stable. Combinando
las observaciones de la red global
de muestreo establecida en 1957 y
las mediciones de tiempos anterio-
res, utilizando aire "viejo" atrapa-
do en burbujas dentro de nucleos
de hielo, los datos indican que las
actividades humans han aumen-
tado la concentraci6n de CO2 en
mAs de un 30%, de aproximada-
mente 0.028% a cerca de 0.038%
de la atm6sfera de la Tierra desde
el inicio de la Revoluci6n Indus-
trial, hace aproximadamente 250
afios. Multiplicando el cambio en
la concentraci6n por el volume de
la atm6sfera se obtiene que la car-
ga de CO2 atmosf6rico ha aumen-
tado de alrededor de 550 GtC a
aproximadamente 750 GtC en este
period. Este aumento en la carga
es aproximadamente la mitad del
valor estimado de emisiones totales
de carbon por el uso de combus-
tible f6sil y por la deforestaci6n de
los pocos siglos pasados.


Pero, jpor qu6 hay un aumento
si tanto la vegetaci6n global como
los oc6anos pueden absorber gran-
des cantidades de CO2 cada afio?
Particularmente, la fotosintesis per-
mite a las plants de tierra convertir
el CO2 en material vegetal, elimi-
nando cada afio alrededor de 120
GtC de la atm6sfera, y la mezcla de
aire con agua del oc6ano permit a
los oc6anos tomar y disolver en sus
aguas aproximadamente 90 GtC
anuales. Si esto fuera una transfe-
rencia de una sola via, la adici6n de
los humans de aproximadamente
8 a 9 GtC por afio pareceria tener
poca influencia. Sin embargo, la
biosfera y los oc6anos que acumu-
lan todo ese carbon cada afio, lo
devuelven todo mediante otros pro-
cesos. En el caso particular de los
oc6anos, esto ocurre como resul-
tado de la disoluci6n en sus tibias
aguas, y las plants, como resultado
de su propia respiraci6n y descom-
posici6n, asi como por la reconver-
si6n de material vegetal a CO2 por
humans y otros animals. Una
persona comiendo es una buena
analogia: mientras la persona coma
y elimine la misma cantidad, su
peso permanecera igual, pero si
aumenta la ingesta con un dulce de
coco cada dia, al pasar el tiempo el
peso comenzara a aumentar, espe-
cialmente si, como esta ocurriendo
en el mundo real, estamos haciendo
lo equivalent a comer mas y mas
dulces.

Influencia
Si el Sol fuera la unica fuente de
energia para la superficie de la Tie-
rra, las temperatures de nuestro
planet serian en promedio inferio-
res a cero: altas por las condiciones
de la luz solar y muy bajas en la no-


che. Afortunadamente, en adici6n
a todo el nitr6geno (N2) y oxigeno
(02), la atm6sfera de la Tierra cons-
ta de un numero de gases que estAn
hechos de tres o mas Atomos en vez
de s61o dos. Estos gases adicionales,
incluyendo el vapor de agua (H20),
di6xido de carbon (CO2), ozono
(O3), metano (CH4) y otros, son lla-
mados gases de efecto invernadero por-
que son mayormente transparentes
a la radiaci6n solar entrante, pero
son capaces de absorber una gran
parte de la radiaci6n caliente en di-
recci6n ascendente emitida por la
superficie de la Tierra para equili-
brar la absorci6n de la luz solar por
la superficie. La energia ascendente
que estos gases absorben calienta
la atm6sfera, y esto hace que 6sta,
como cualquier cuerpo que se ca-
lienta, irradie su calor hacia fuera.

Lo que es important es que los ga-
ses de efecto invernadero irradian
calor tanto hacia arriba como hacia
abajo, con la radiaci6n ascendente
sujeta a mAs absorci6n antes de per-
derse en el espacio. La radiaci6n de
calor descendente se afiade al efec-
to de la energia solar y hace que la
superficie de la Tierra se caliente.
Con la Tierra ahora mas caliente,
se emite mAs radiaci6n ascenden-
te, que es absorbida por los gases
de efecto invernadero e irradiada
de vuelta hacia la superficie, oca-
sionando a6n mas calentamiento.
Adicionalmente, mientras mas ca-
liente es la superficie de la Tierra,
mas agua se evapora en la atm6sfe-
ra, y asi mas efectivo es el conjunto
de gases de efecto invernadero en
calentar la superficie. Para cuando
todas las cosas alcanzan el equili-
brio, y teniendo en cuenta tanto el
dia como la noche, el promedio glo-
bal de la energia de calor irradiada


30 GLOBAL


















































. .
_- -. .

Un niiio carga basura mientras camina por un yacimiento de petr6leo en Surahani, a 15 kil6metros
de Baki (Azerbaiyan).


desde la atm6sfera hacia la superfi-
cie (lo cual es bAsicamente luz solar
reciclada) suministrari aproxima-
damente el double de la energia para
calentar la superficie que la luz so-
lar entrante. De esta manera, asi
como el techo de un invernadero
limita la perdida de energia, los ga-
ses de efecto invernadero atrapan el
calor para calentar la Tierra.
La comparaci6n de los climas
de Venus y Marte con el de la Tie-
rra evidencia que a mayor cantidad


de gases de efecto invernadero que
un planet tiene, mis altas serAn las
temperatures de su superficie. Los
datos obtenidos de los nicleos de
hielo, que se remontan a alrededor
de 650,000 afios de la historic de
la Tierra, arrojan la misma indica-
ci6n. Por lo tanto, no hay duda de
que el incremento de la concentra-
ci6n de CO2 atmosf6rico (y las ac-
tividades humans tambiin estin
incrementando la concentraci6n
atmosf6rica de CH4 y de otros ga-


ses de efecto invernadero) tenderA a
ocasionar que la Tierra se caliente.

El clima se modifica
Aunque ha tomado mAs de un siglo,
el calentamiento de cerca de 1C
como resultado de las actividades
humans se ha hecho ahora eviden-
te en los datos de la temperature
promedio global. Las mediciones
de la temperature han sido toma-
das en barcos de crucero y en una
red global de estaciones durante
aproximadamente los iltimos 150
afios, y cuando los datos son ana-
lizados para ver si se han produci-
do cambios, virtualmente todas las
localidades del mundo muestran un
calentamiento inusual y relativa-
mente fuerte, especialmente en los
ultimos 50 afios. Antes de ese tiem-
po, hay indicios de cambio, pero la
mayoria de las fluctuaciones apa-
rentan ser el resultado del enfria-
miento que se produce por pocos
afios luego de importantes erup-
ciones volcinicas, calentamiento y
enfriamiento por pequefias varia-
ciones en la intensidad solar y los
events de El Nifio y La Nifia en el
Oc6ano Pacifico ecuatorial, y de los
efectos de enfriamiento de la nebli-
na cargada de sulfato (por ejemplo,
particular de SO4) que se crearon
como resultado de la emisi6n de
di6xido de sulfuro (SO2) como un
subproducto de la combustion de
carb6n. Cuidadosos anAlisis que in-
vestigan el patr6n caracteristico de
los cambios de cada factor (la "hue-
lla dactilar" de cada influencia)
ponen en claro que la influencia de
calentamiento de las actividades
humans ahora domina los cam-
bios que estuvieron ocurriendo de-
bido a las variaciones naturales de
luz solar y erupciones volcinicas.






































Efectos, en Manacapuru, de la intense sequia que afect6 a unas 167,000 personas en la Amazonia
brasilefia en octubre de 2005.


Una amplia variedad de otros
indicadores confirm que el mun-
do se esta calentando. Las tempe-
raturas debajo de la tierra y de la
superficie de los oc6anos estan au-
mentando, y el calentamiento del
oc6ano esta expandiendo las aguas
de los oc6anos y contribuyendo al
incremento del nivel del mar. La
cubierta de nieve, el permahielo y
el hielo de los mares se estan derri-
tiendo. Los glaciares montafiosos
de los tr6picos y las grandes altitu-
des se estan derritiendo a una ve-
locidad sin precedents, y las aguas
resultantes de ese deshielo se han
agregado a los oceanos. Las plan-
tas y las species animals estan
cambiando sus zonas, si pueden,
y cuando no pueden, como los co-
rales, estan experimentando con-
diciones much mas estresantes.
Tomando todos estos indicadores,
estA claro que los humans se han
convertido ahora en el principal


factor que afecta el clima, y nuestra
influencia esta creciendo.

En el siglo XXI
La combustion de carbon, petr6leo
y gas natural, que esta actualmente
suministrando aproximadamente
el 80% de la energia mundial, es
critical para la supervivencia de los
habitantes del planet y no hay ma-
nera de que el mundo pueda simple-
mente dejar de utilizar combustibles
f6siles. Debido a que el carbon es
una parte muy important de esos
combustibles, no hay una manera
fAcil de eliminarlo, como se ha he-
cho con el SO2 para limitar la lluvia
Acida, la reducci6n de visibilidad y
dafios ecol6gicos. Aun con impor-
tantes compromises de todas las na-
ciones del mundo, cambiar a otras
fuentes de energia tomaria muchas
d6cadas. En este tiempo habrn con-
siderables emisiones de CO2 y, si el
mundo tarda much en comenzar a


hacer esta conversion, habra emisio-
nes much mas grandes y, por ende,
mAs calentamiento.
Las evaluaciones peri6dicas que
realize el IPCC sobre el conocimien-
to cientifico de los cambios climAti-
cos han preparado las proyecciones
para el siglo XXI generadas por los
models climaticos desarrollados
por grupos de investigaci6n de todo
el mundo. Los models climaticos
-que son construcciones te6ricas
del mundo hechas por computado-
ra- son la 6nica herramienta cuan-
titativa disponible para realizar la
proyecci6n de 100 afios. Se han
Sconsiderado otras propuestas, pero
Sel mundo es muy complejo para re-
construirlo como un modelo de la-
boratorio y la historic de la Tierra
no suministra ning6n ejemplo de
la extension y tasa de cambio de la
composici6n atmosf6rica de la cual
puedan bosquejarse analogias cer-
canas. Los cientificos pueden pro-
bar, y lo hacen, la capacidad de sus
models para representar las varia-
ciones climaticas en el pasado remo-
to y en el reciente, y sobre periods
cortos y largos, pero la complejidad
del sistema de la Tierra es tal que
ain existe un gran rango en los va-
lores estimados de c6mo las condi-
ciones climaticas tipicas (las cuales
son luego promediadas en conjunto
para general un valor estimado de
los cambios en las condiciones cli-
mAticas) diferirAn del present para
un rango de proyecciones diferentes
de c6mo cambiarAn la poblaci6n
mundial, el desarrollo econ6mico y
las tecnologias energ6ticas.
Reuniendo todos los resultados
del modelo, el Tercer Informe de
Evaluaci6n del IPCC del afio 2001
proyect6 que el aumento de la tem-
peratura promedio en todo el mun-


32 GLOBAL













do oscilaria en alrededor de 2 a
4.5C, y que los cambios serian mAs
grandes que el promedio de me-
dio a alto, sobre tierra, en invierno
mas que en el verano, y en la noche
mAs que durante el dia. Las razo-
nes para esto incluyen la influencia
de calentamiento extra que result
del deshielo de la nieve en altas la-
titudes (con menos nieve se refleja
menos radiaci6n solar), la mayor
capacidad de calentamiento de los
oc6anos que la tierra, y el potential
de evaporaci6n (donde hay hume-
dad present) para limitar el incre-
mento de la temperature. Aunque
el pequefio aumento de la tempera-
tura en latitudes bajas suena atracti-
vo, el aumento de la concentraci6n
de vapor de agua en la atm6sfera
que lo acompafia haria que 6ste se
sintiera relativamente inc6modo (es
decir, que se proyecta que el indice
de incomodidad aumente mas que
la temperature).
El aumento de la concentraci6n
de vapor de agua en la atm6sfera


tambi6n se prev6 que ocasione llu-
vias mas intensas, y los datos en
muchos paises indican que, efec-
tivamente, tales cambios ya estan
ocurriendo. Las tendencies tam-
bi6n han comenzado a indicar que
los huracanes y tifones son mas
intensos -esto es porque la presi6n
central esta bajando, la veloci-


dad de los picos de viento esta au-
mentando y, para potenciar estos
cambios, mas energia esta siendo
derivada de la condensaci6n del
vapor de agua que esta present
como resultado de temperatures
de los oc6anos mas calientes, por lo
que las precipitaciones estan siendo
mas intensas-. El hecho de que los
cambios observados son mayores y
estin ocurriendo mis rdpidamente
que lo proyectado por los models
es actualmente el foco de intensas
investigaciones cientificas.

La Repfiblica Dominicana
Lo que estos cambios van a signi-
ficar para la Republica Dominica-
na dependerA tanto de lo que esta
pasando globalmente como de lo
que pasa localmente. El aumento
en si mismo de la concentraci6n de
CO2 tenderA a hacer mas Acidos los
oc6anos, creando un problema para
todas las regions tropicales porque
sera mas dificil para los organismos
de los oc6anos general conchas y


corales. El cambio climAtico glo-
bal afectarA la economic mundial,
las capacidades de compra y pro-
ducci6n de socios comerciales, la
extension y propagaci6n de enfer-
medades infecciosas y vectoriales,
y la vitalidad de los recursos natu-
rales que la Repfblica Dominicana
compare con el mundo (por ejem-


plo, aves y ballenas migratorias).
Adicionalmente, el cambio climAti-
co global afectarA las circulaciones
a gran escala de la atm6sfera y los
oc6anos (y la fuerza y ajuste de la
zona intertropical de convergencia),
las caracteristicas de los huracanes,
y la tasa de deshielo de los glaciares
montafiosos y las capas de hielo po-
lar, las cuales, junto al calentamien-
to de los oc6anos, aceleraran la tasa
de incremento del nivel del mar
entire 0.3 a 0.5 metros por siglo, o
mis, si la capa de hielo de Groen-
landia comienza a deteriorarse ra-
pidamente.
Los experts locales tendrin que
traducir los cambios proyectados en
el comportamiento promedio de la
atm6sfera global a los cambios mis
probables en el clima local. Hacer
esto requerirA detalladas conside-
raciones de las condiciones geo-
grAficas locales que tendran que
ser comparadas con las variaciones
estacionales del clima de la region y
las condiciones oceAnicas, incluyen-
do la traducci6n de los valores esti-
mados de los aumentos del nivel del
mar a su manifestaci6n local. Utili-
zando valores estimados locales de
cambios en, por ejemplo, la dura-
ci6n, intensidad y cambio de los pa-
trones de precipitaci6n, el probable
impact en recursos acuAticos, pro-
ducci6n agricola, turismo y otras
actividades puede ser evaluado,
determinando a lo largo del tiem-
po el potential de adaptaci6n local
y de ajustes para limitar las conse-
cuencias negatives y aprovechar
las nuevas oportunidades, todo en
el context de c6mo nuestros com-
petidores estan siendo afectados y
c6mo estin respondiendo. Como
guia general, lo que todos necesi-
tamos ir haciendo es contabilizar


El Protocolo de Kyoto, que entr6

en vigor en el anio 2005, es un

pequeio primer paso en esta

direcci6n.



































Habitantes del lago Dal, en Srinagar, Cachemira India. El lago, que lleg6 a ocupar 30 kil6metros
cuadrados, se ha reducido a la mitad en las filtimas cuatro decadas.


los cambios climaticos que se estan
produciendo en todas nuestras pla-
nificaciones a largo plazo, conside-
rando no s61o las proyecciones mis
probables, sino tomando en cuenta
tambi6n el possible incremento o de-
crecimiento en el riesgo si las con-
diciones resultan peores o mejores
de lo que esta admitido como du-
das en las declaraciones cientificas.
Mediante esfuerzos interactivos en-
tre la comunidad cientifica local y
aquellos que se dedican a analizar
el clima y la temperature, la infor-
maci6n acerca de potenciales cam-
bios puede refinarse hasta lograr un
tipo de informaci6n capaz de ayu-
dar a que la toma de decisions sea
a conciencia y con previsi6n.

Muchas d6cadas
Reconociendo la importancia de
actuar para limitar los cambios
climaticos, la Convenci6n Marco
de las Naciones Unidas sobre el
Cambio Climatico fue aprobada
en la Cumbre de la Tierra de Rio
en 1992, y virtualmente adoptada
por todas las naciones del mundo.


Establece como su objetivo "la es-
tabilizaci6n de las concentraciones
de gases de efecto invernadero en
la atm6sfera a un nivel que pre-
vendria interferencia antropo-
g6nica peligrosa con el sistema
climatico". El Protocolo de Kyoto,
que entr6 en vigor en el afio 2005,
es un pequefio primer paso en esta
direcci6n. Para realmente estabi-
lizar el clima global se requerird
much mis, basicamente cortar
las emisiones de CO, hasta aproxi-
madamente el 80% por debajo
de los niveles actuales, al mismo
tiempo que se suministra energia
suficiente para un estAndar de vida
en aumento para una tambi6n
creciente poblaci6n mundial. Auin
despues de una transformaci6n
tan spectacular del sistema global
de energia, los cambios climaticos
continuarAn por varias d6cadas y
el aumento del nivel del mar con-
tinuara por muchos siglos, hacien-
do absolutamente esencial que, en
interns de la situaci6n que enfren-
taran nuestros nietos y sus nietos,
el mundo no solamente comience


ahora a tomar medidas realmente
series para limitar las emisiones,
sino tambi6n a incorporar debida-
mente las consideraciones de los
cambios venideros en el clima y ni-
vel del mar en la toma de decisio-
nes publicas y privadas acerca de
infraestructuras futuras, produc-
ci6n y educaci6n.

Michael C. MacCracken es ingenie-
ro en Ciencias Aplicadas por la Univer-
sidad de California Davis/Livermore.
Es director del Programa de Cambio
Climatico del Climate Institute de Was-
hington, actual president de la Aso-
ciaci6n Internacional de Meteorologia
y Ciencias Atmosf6ricas, y forma parte
del Grupo de Expertos en Cambio Cli-
mitico y Desarrollo Sostenible crea-
do bajos los auspicios de la sociedad
cientifica Sigma Xi para la Comisi6n de
Desarrollo Sostenible de las Naciones
Unidas. Es miembro de la American
Association for the Advancement of
Science, la American Meteorological
Society, la Oceanography Society, y la
American Geophysical Union. Es author
y coautor de numerosas obras relatives
al cambio climatico.

Informaci6n adicional
1. Los informs del IPCC pueden se con-
sultados en Internet en ipcc.ch/pub/pub.htm>.
2. El portal del Instituto del Clima
include una
compilaci6n de muchos informes acer-
ca de los probables impacts de cambios
climaticos (ver org/CI/index.shtml)>).
3. El portal de la Iniciativa de las Islas
sobre Energia Global Sustentable sumi-
nistra informraci6n acerca de los pasos
a tomar para ayudar a limitar cl ritmo
de los cambios climaticos (ver < http://
www.gseii.org/gseii/ >).


34 GLOBAL











a. Fundaci6n Ecol6gica PUNTACANA


S,--.K .


j Clfnica de Atenci6n Primaria de Ver6n


a.Centro Educativo PUNTACANA


Hemos construido nuestro sueFio haciendo realidad cada uno de los tuyos.
















Frr- Ii'.1-~~I:~ ~r ira~ II i ,IV-
-. : .:*. ..>: ...* .. ..... ... .. ...'-..,,-. **.,-






: : -... .. .. r ;
:, ., .. ,s .. .".- ..
-,, ,. -': :'. ,'. _, '. ,. "' -' -. :~ .. ": . -' ,- : '


A Polit~cnico Ann & Ted Kheel




Luis Rodrig 0


Avances
internacionales
en political
de vulnerabilidad
En las discusiones sobre el cambio climatico, el tema de vulnerabilidad y adaptaci6n
estA lejos de tener un status similar al de mitigaci6n. En mitigaci6n el mundo ya cuenta
con un esquema bAsico de reducci6n de emisiones: el Protocolo de Kyoto, el Mecanismo
de Desarrollo Limpio y la Implementaci6n Conjunta. En vulnerabilidad y adaptaci6n no
hay un equivalent del protocolo, s61o esfuerzos parciales y ain poco contundentes.













El1 tema del cambio climi-
tico ha estado muy active
en la agenda international
en la uiltima d6cada. Cada afio se
realizan por lo menos dos macro
reuniones donde negociadores de
todo el mundo buscan acuerdos
sobre c6mo afrontar este proble-
ma. El tema en si es complejo, por
lo que su anAlisis tradicionalmente
se ha adelantado desde dos pers-
pectivas: la relaci6n causas-mitiga-
ci6n y la 6ptica efectos-adaptaci6n.
Por razones political, econ6micas
o simplemente por comodidad, el
tema de vulnerabilidad y adapta-
ci6n siempre ha estado en un nivel
secundario. Entre las razones para
esta diferencia estan:
La mitigaci6n afecta directa-
mente al sector productive y se pue-
de evaluar de manera relativamente
ficil. Las medidas de adaptaci6n
son mas dificiles de asociar con un
sector especifico, por lo que se las
percibe como un tema mAs et6reo y
de largo plazo al que se le mira con
visos acad6micos.
Las emisiones que se reduce
mediante la mitigaci6n pueden co-
mercializarse; en consecuencia, el
tema se analiza entonces desde la
perspective de los mercados y la
rentabilidad econ6mica; la adapta-
ci6n no genera un product que se
pueda transar en el mercado.
El comercio de emisiones entire
paises atrae la atenci6n de inversio-
nistas internacionales sobre un pro-
yecto especifico. La adaptaci6n no
tiene este atractivo: se le consider
un problema local que a lo sumo
generara beneficios sociales.
Aunque los dos temas tienen
importantes efectos sobre las econo-
mias, la adaptaci6n se percibe como
un problema mas relevant para los


.like. PFt",









Pgina anterior: En 2004, el fiscal general de Nueva York, Elliot Spitzer durante la conferencia
de prensa done anunci6 que 8 estados mas la ciudad de Nueva York habian demandado a 5
compafias de electricidad estadounidenses por ser responsables del 10% de las emisiones de
CO, de EEUU. Arriba: Activistas de Greenpeace durante una protest en Hamburgo (Alemania)
en octubre de 2004.


paises en vias de desarrollo que para
los industrializados. Sin embargo,
en los paises en desarrollo este tema
auin esta lejos de ser prioritario,
pues la reducci6n de la pobreza, el
acceso a la salud y la educaci6n son
necesidades mAs urgentes.
El tratamiento ha sido tan des-
igual que el mundo necesit6 sola-
mente tres conferencias de las parties
para establecer un protocolo de re-
ducci6n de emisiones y otras mAs
para definir las instituciones que se
encargarAn de-su implementaci6n.
En el caso de la vulnerabilidad y
adaptaci6n, por el contrario, luego
de 11 conferencias de las parties auin
se esti construyendo una agenda so-
bre c6mo abordar el tema.

La convenci6n
Las referencias a vulnerabilidad y
adaptaci6n estAn presents desde
el origen de la Convenci6n Marco
de Cambio ClimAtico1 en los arti-
culos 2 y 4. El articulo 2 menciona
"El objetivo 6ltimo de la present


Convenci6n y de todo instrument
juridico conexo que adopted la Con-
ferencia de las Partes, es lograr [...]
la estabilizaci6n de las concentra-
ciones de gases de efecto inverna-
dero en la atm6sfera a un nivel que
impida interferencias antrop6genas
peligrosas en el sistema climatico.
Ese nivel deberia lograrse en un
plazo suficiente para permitir que
los ecosistemas se adapten natural-
mente al cambio climatico, asegu-
rar que la producci6n de alimentos
no se vea amenazada y permitir
que el desarrollo econ6mico prosi-
ga de manera sostenible".
A su vez en el articulo 4, al refe-
rirse a las obligaciones de las parties
en los numerales l.b, I.e y 1.f, indi-
ca que todas ellas deberAn:
l.b "Formular, aplicar, publicar
y actualizar regularmente progra-
mas [...] y medidas para facilitar
la adaptaci6n adecuada al cambio
climatico."
1.e "Cooperar en los prepa-
rativos para la adaptaci6n a los

























Manifestantes turcos caminan bajo paraguas para protestar contra el calentemiento global, en
Estambul, Turquia, en diciembre de 2005.


impacts del cambio climatico;
desarrollar y elaborar planes apro-
piados e integrados para la gesti6n
de las zonas costeras, los recursos
hidricos y la agriculture, y para la
protecci6n y rehabilitaci6n de las
zonas, particularmente de Africa,
afectadas por la sequoia y la deser-
tificaci6n, asi como por las inunda-
ciones."
l.f "Tener en cuenta, en la me-
dida de lo possible, las consideracio-
nes relatives al cambio climatico
en sus political y medidas [...] y
emplear metodos apropiados [...]
con miras a reducir al minimo los
efectos adversos en la economic, la
salud piblica y la calidad del medio
ambiente, de los proyectos o me-
didas emprendidos por las parties
para mitigar el cambio climatico o
adaptarse a 61."
y en el numeral 4.4 reitera: "las
parties que son paises desarrollados
[...] ayudarAn a las parties que son
paises en desarrollo particularmen-
te vulnerable a los efectos adversos
del cambio climatico a hacer frente
a los costs que entrafie su adapta-
ci6n a esos efectos adversos".
Estos aspects han sido discuti-
dos en las diferentes sesiones de la
Conferencia de las Partes (CP) y, si
bien se han logrado avances como


el establecimiento de diferentes
fondos para el desarrollo de pro-
yectos, los esfuerzos siguen siendo
poco efectivos. Los fondos aun no
son completamente operacionales
y los temas se siguen tratando de
manera dispersa. La forma y el al-
cance de las negociaciones actuales
ilustran esta situaci6n; de acuerdo
con la Secretaria de Cambio Cli-
mitico,2 hay actualmente 10 items
que incluyen el tema de vulnerabili-
dad y adaptaci6n en las negociacio-
nes: siete en el Organo Subsidiario
de Implementaci6n (OSI) (articulo
4.8, articulo 4.9, Comunicaciones
nacionales anexo I, Directrices al
Fondo para el Medio Ambiente
Global, Fortalecimiento de Capaci-
dades y articulo 6 de la convenci6n)
y tres en el Organo Subsidiario de
Asesoria Cientifica y Tecnol6gica
(OSACT) (Transferencia de tecnolo-
gia, M6todos y aspects cientificos
ticnicos y socioecon6micos de los
impacts, Vulnerabilidad y adapta-
ci6n al cambio climatico).
Del anterior listado, el punto
que tiene un mayor impact sobre
la forma en que se abordard el tema
de vulnerabilidad y adaptaci6n en
los afios venideros es el iltimo. La
Conferencia de las Partes en su se-
si6n 11 aprob63 un program de


cinco afios con el objetivo de asistir
a los paises, en particular los menos
desarrollados, en mejorar la eva-
luaci6n de los impacts, vulnerabi-
lidad y adaptaci6n, y poder tomar
decisions mejor sustentadas sobre
acciones prActicas de adaptaci6n y
medidas necesarias para responder
al cambio climatico. El program
comprende dos areas temAticas:
a) impacts y vulnerabilidad y b)
planes de adaptaci6n, medidas y
acciones; a su vez incorpora dos te-
mas transversales: a) metodologias,
datos y modelamiento y b) integra-
ci6n en desarrollo sostenible. La
lista de actividades que incluye el
program de trabajo estA contenida
en el anexo del document FCCC/
SBSTA/2005/L.30 y estaba previsto
que se complementara durante la
pasada sesi6n del OSACT de mayo
de 2006.
Al final del process se esperan
los siguientes resultados: a) fortale-
cer la capacidad para identificar e
implementar acciones prioritarias
de adaptaci6n; b) mejorar la infor-
maci6n disponible para la toma de
decisions por la CP y sus 6rganos
subsidiaries; c) fortalecer el desarro-
11o y uso de conocimiento para ac-
tividades practices de adaptaci6n;
d) fortalecer la cooperaci6n entire
diferentes actors para mejorar su
habilidad para manejar los riegos
climAticos, y e) fortalecer la inte-
graci6n de acciones para integrar
cambio climatico con desarrollo
sostenible.
Las modalidades para la imple-
mentaci6n del program dependent
de la naturaleza de las actividades
especificas y la disponibilidad de
recursos y pueden incluir: a) talleres
y reuniones; b) informes de experts
y organizaciones al OSACT; c) ela-


38 GLOBAL












boraci6n y actualizaci6n de com-
pendios existentes sobre el tema;
d) puntos de vista de los paises y
organizaciones; e) informes y docu-
mentos t6cnicos preparados por la
Secretaria, grupos de experts de la
convenci6n y otras organizaciones.
El plan de trabajo reci6n comienza
a implementarse y se extenderA du-
rante los pr6ximos cinco afios.

Fondos
La convenci6n tiene tres fondos
relacionados con vulnerabilidad y
adaptaci6n:4 el Fondo Especial de
Cambio ClimAtico, el Fondo para
los Paises Menos Desarrollados y el
Fondo de Adaptaci6n.
Fondo Especial de Cambio
Climatico (FECC). Fue estableci-
do en 2001 para financial proyec-
tos relacionados con adaptaci6n;
transferencia de tecnologia y forta-
lecimiento de capacidades; energia,
transport, industrial, agriculture,
silvicultura.y manejo de residues; y
diversificaci6n econ6mica. El Fon-
do para el Medio Ambiente Mun-
dial (FMAM) opera este fondo y ha
recibido directrices de la CP para
su operacionalizaci6n; sin embar-
go, algunos aspects estAn ain bajo
negociaci6n y serAn discutidos en la
sesi6n 24 del osI.
Fondo para los paises me-
nos desarrollados (FPMD). El
FPMD, tambi6n establecido en
2001 e igualmente manejado por
el FMAM, fue creado para asistir a
los paises menos desarrollados en-
tre otras cosas para la preparaci6n
e implementaci6n de los Programas
de Acci6n Nacionales de Adapta-
ci6n. La CP11 dio directrices al Fon-
do con respect a las provisions y
Areas prioritarias para financiaci6n
total y cofinanciaci6n. El FMAM


debera informar a la CPl2 sobre el
advance en la implementaci6n de es-
tas directrices.
El Fondo de Adaptaci6n (FA).
El FA fue establecido para financial
proyectos y programs de adap-
taci6n especificos en los paises en
vias de desarrollo que sean parte
del Protocolo de Kioto.5 El FA se
financiarA con aportes del Meca-
nismo de Desarrollo Limpio. En la
primera Conferencia de las Partes
en calidad de Reuni6n de las Par-
tes6 (CP/RP), despu6s de la entrada
en vigencia del protocolo, las par-
tes decidieron que el FA funcionara
y sera supervisado por la CP/RP.
Igualmente acordaron que en no-
viembre de 2006 se definirian las
directrices para el manejo del fon-
do, y las political, programs prio-
ritarios y criterios de elegibilidad
para la opera.ci6n del FA. Las dis-
cusiones iniciales sobre este tema
se adelantarAn en la sesi6n 24 del
OSI, con base en los puntos de vis-
tas de paises y organizaciones y el
informed de un taller que para tal
fin se organize en Canada en mayo
de 2006.

Conclusion
Como se puede observer, el tema
de vulnerabilidad y adaptaci6n estA
ain en desarrollo en las discusiones
internacionales sobre cambio cli-
mAtico en una variedad de aspects
que abarcan desde el tema eminen-
temente cientifico hasta el desarro-
1lo de proyectos especificos para
hacer frente al cambio climatico.
En consecuencia, es important que
las instituciones de paises en vias de
desarrollo que conocen estos temas,
como centros y grupos de investi-
gaci6n, universidades y organismos
de gobierno, est6n pendientes de las


agendas de discusi6n de la Conven-
ci6n Marco de Cambio Climatico
y sus Organos Subsidiarios para
que sus aportes y necesidades sean
debidamente considerados en este
process.

Luis Rodrigo Chaparro es magister
en Ingenieria Quimica, professor asis-
tente de la Universidad Nacional de
Colombia y senior associate de Nu-
mark Associates de Washington. Ha
trabajado como especialista en cam-
bio climAtico para el Banco Mundial
en Estados Unidos y como official del
Program de la Secretaria de Cambio
Climttico en Alemania. Fue director
de Ecologia Econ6mica en el Instituto
de Hidrologia, Meteorologia y Estu-
dios Ambientales de Colombia, donde
dirigi6 la elaboraci6n de la primera
Comunicaci6n Nacional de Colombia a
la Convenci6n de Cambio Climitico.

Notas
' Naciones Unidas. Convencin Manrco sobre
el Cambio Climdlico. 1992
2 Ver .
3 Secretaria de la Convenci6n Marco
de las Naciones Unidas sobre el Cam-
bio Climitico. Informe de la Coiferencia de
las Paries en su onceava sesi6n. Montreal,
2005.
' Secretaria de la Convenci6n Marco
de las Naciones Unidas sobre el Cam-
bio Climatico. Informed de la Conferencia de
las Parles en su ima siinlesion. Marrakech,
2001.
SNaciones Unidas. Protocolo de KIiolo de la
Convenci6n Marco sobre el Caimbio Climndiico.
1998.
' Secretaria de la Convcnci6n Marco
de las Nacioncs Unidas sobrc el Cambio
ClimAtico. Informe de la Conferencia de las
Partes en calidad de Reunidn de las Partes del
Prolocolo de KIioto en su primer sesidn. Mon-
treal, 2005.




I
Christian -iuee y -osAlae


Retos y oportunidades para


la Republica Dominicana

La Reputblica Dominicana es uno de los paises mis vulnerable a los multiples efectos del
cambio climatico. Sin embargo, el regimen international de iniciativas contra este fen6meno
present oportunidades para balancear la matriz energ6tica del pals, contribuyendo asi tanto a
la mitigaci6n del cambio climitico global como al desarrollo sostenible national.


El fen6meno del cambio cli-
matico global fue identifi-
cado por primera vez en
1863, cuando el cientifico britAnico
Tyndall not6 que las concentracio-
nes de ciertos gases en la atm6sfera
se estaban incrementando, y que
esto tenia una correlaci6n con el
incremento de la temperature del
planet. Estos gases (CO2, CH,
N20, HFC, PFC, SF ) se conocen


como "de efecto invernadero", por-
que atrapan la radiaci6n solar de
onda larga causando un efecto de
calentamiento gradual alrededor
de la Tierra. Aunque existe una
presencia natural de estos gases de
efecto invernadero (GEI) en la at-
m6sfera, su concentraci6n ha au-
mentado vertiginosamente durante
los ultimos cien afios debido prin-
cipalmente a las altas emisiones de


di6xido de carbon provenientes de
la generaci6n el6ctrica basada en
combustibles f6siles, generaci6n que
ha sido la fuerza motriz de la rapi-
da industrializaci6n de los paises
desarrollados. Con respect a la era
previa a la revoluci6n industrial, la
concentraci6n atmosf6rica del CO2
ha subido de 275 ppmv partiess por
mill6n por volume) a 370 ppmv,
y las concentraciones de metano


40 GLOBAL











(CH4) se han duplicado. Una vez
emitidos, los GEI perduran en la at-
m6sfera durante d6cadas o siglos.
Las pruebas cientificas del cam-
bio climitico han aumentado en
los 61timos afios. El Panel Intergu-
bernamental de Cambio Climatico
(IPCC en ingl6s), maxima autoridad
cientifica en la material, public
su tercer informed a principios del
afio 2001. Segun este informed, en
los pr6ximos 100 afios se espera
una alza de la temperature de 1.4
a 5.8 C, acompafiada de un cre-
cimiento de 8 a 88 centimetros del
nivel del mar producido por el de-
rretimiento de las capas polares. En
el Caribe, el alza del nivel del mar
podria ser de 30 a 55 centimetros
por encima del promedio global.
Este informed deja pocas dudas de
que los humans hemos alterado
el clima, y de que esta alteraci6n es
aun mis grave de lo que se creia an-
teriormente. Se estima que los cam-
bios de temperature facilitarin la
migraci6n de enfermedades como
el c6lera y el dengue, y que se vera
afectada la capacidad de produc-
ci6n alimenticia mundial debido a
los cambios climiticos en las franjas
agricolas. Finalmente, se sospecha
que el calentamiento global esta
agudizando las condiciones climiti-
cas extremes alrededor del mundo,
provocando un aumento de la fre-
cuencia e intensidad de los episodios
de El Nifio, como de sequias, inun-
daciones, tormentas y huracanes.
Mientras que todo el planet se ve
afectado de alguna u otra manera,
es claro que son los paises en desa-
rrollo, ubicados mayormente en las
zonas tropicales, los que sufriran las
mis graves consecuencias.
Entre ese grupo de paises, son
precisamente las islas de bajo nivel


I~ ~ I I INERLC6 ENR O*FCO ELCMI LMTC


sobre el mar las mas vulnerable.
La Reptiblica Dominicana, por su
ubicaci6n en el Caribe, se vera mis
afectada por huracanes e incre-
mentos del nivel del mar, los cuales
desencadenardn una series de efec-
tos interrelacionados entire si. Para
un pais cuyos ingresos dependent
en gran media del turismo, estos
cambios ambientales representan
una seria amenaza al desarrollo
econ6mico.

La convenci6n
En vista de las consecuencias, la
Convenci6n Marco de las Naciones
Unidas sobre el Cambio ClimAtico
(CMNUCC), firmada por 160 paises
en la Cumbre de la Tierra en Rio
de Janeiro en junio de 1992, llama
a la estabilizaci6n de la concentra-
ci6n de los GEI a niveles que per-
mitan la adaptaci6n natural de los
series humans y de los ecosistemas
del planet. La convenci6n estA
fundamentada en el principio de
"responsabilidades comunes pero
diferenciadas", en virtud de la dife-
rente responsabilidad hist6rica que


cargan los paises en haber causado
el calentamiento global. En 1995,
los paises industrializados eran res-
ponsables del 73% de las emisio-
nes globales de GEI, debido al alto
contenido carb6nico de la genera-
ci6n de su electricidad. Estos paises
conforman el Anexo I de la conven-
ci6n. Los paises en desarrollo, con
menos responsabilidad hist6rica,
conforman las parties no-Anexo I.

El Protocolo de Kyoto
Product de la Tercera Conferen-
cia de las Partes celebrada en Kyo-
to, Jap6n, en diciembre de 1997, el
Protocolo de Kyoto (PK) es el pri-
mer instrument de la convenci6n
basado en reducciones legalmente
vinculantes. El protocolo obliga a
los paises del Anexo I a reducir sus
emisiones de GEI en un promedio
de 5.2% bajo el nivel del afio 1990
para el period de cumplimiento
2008-2012. Esto equivale aproxi-
madamente a 200 millones de to-
neladas de carbon por cada uno
de los cinco afios del period. La
reducci6n no se darA por igual en































Un grupo de personas en la inundada localidad de Arenosa, Rep6blica Dominicana, tras las intensas
luvias y el desborde de rios despues del paso del Huracan Jeanne. Pagina anterior (40): Jornada
de reforestaci6n en Cotui, Republica Dominicana, en noviembre de 2005. / Foto cortesia CND.


todos los paises, sino que se lograrA
diferenciadamente en cada uno de
los paises industrializados.
Las reducciones fijadas como
meta en el PK s61o pueden ser lo-
gradas con un decidido esfuerzo
econ6mico de los paises industria-
lizados. El alto costo de la reduc-
ci6n global de emisiones llev6 a la
negociaci6n y aprobaci6n de various
mecanismos que permitieran a los
paises del Anexo I cierta flexibili-
dad. Aprovechando el fen6meno de
que los GEI tienen una distribuci6n
global, y que el efecto de emisi6n o
fijaci6n es igual independientemente
de d6nde ocurra, el protocolo auto-
riza tres mecanismos de flexibilidad
geografica que buscan la costo-efec-
tividad de las reducciones. El pri-
mero, el intercambio de emisiones
(emissions trading), es permitido so-
lamente entire los paises del Anexo
I. Este intercambio ocurre dentro
del marco de un techo de emisiones
previamente fijado en cada uno de
los paises que participan en el in-
tercambio. El segundo mecanismo
es la implementacion conjunta en-
tre paises del Anexo I. A diferencia


del intercambio, la implementaci6n
conjunta se da proyecto por proyec-
to, y no tiene un techo de emisiones
preestablecido. El tercer mecanismo
es el iinico que atafie a los paises en
desarrollo. Este se llama el Meca-
nismo de Desarrollo Limpio (MIDL),
y esta establecido por el Articulo 12
del Protocolo de Kyoto.

Dos prop6sitos
El Mecanismo de Desarrollo Lim-
pio fue propuesto originalmente
por Brasil, y modificado por Costa
Rica y Estados Unidos. Finalmente
fue propuesto de manera official por
el Grupo 77 y China, y fue aproba-
do por la Conferencia de las Partes
en Kyoto. El MDL tiene dos prop6-
sitos:
Ayudar a los paises del Anexo
I a cumplir con las metas del
protocolo de una manera cos-
to-efectiva.
Contribuir al desarrollo sos-
tenible de los paises del no-
Anexo I.
A trav6s del MDL, un pais in-
dustrializado o una empresa de un
pais industrializado puede invertir


en un proyecto de reducci6n de
emisiones o de fijaci6n de carbon
en un pais en desarrollo, y recibir
a cambio unidades equivalents de
reducci6n que puede contabilizar
como complement de sus reduc-
ciones domdsticas. La transacci6n
constitute una venta del servicio
ambiental de descarbonizaci6n de
la atm6sfera. E1Articulo 12 estipula
tres condiciones para estas transac-
ciones: la participaci6n de los paises
debe ser voluntaria, los efectos am-
bientales deben ser medibles, y las
reducciones deben ser adicionales a
lo que se hubiera logrado en ausen-
cia del proyecto. El mismo articulo
permit que se inicie la contabili-
zaci6n de las transacciones a partir
del afio 2000.
Son aptos como proyectos MDL
todos aquellos que logren una real
reducci6n de GEI con respect a
la linea base. Algunos ejemplos de
proyecto son: generaci6n de electri-
cidad con energia renovable, coge-
neraci6n, cambio de combustibles
con alto contenido carb6nico por
combustibles con menor conteni-
do carb6nico, capture de metano,
y programs de eficiencia energe-
tica. Tambiin son validos algunos
proyectos de fijaci6n de carbon en
el sector forestal, como los de refo-
restaci6n y aforestaci6n [plantaci6n
de Arboles en tierras agricolas o no
forestales]. En Am6rica Latina, mis
de la mitad de los proyectos MDL
que se han presentado son del sec-
tor de energies renovables.
El mercado international de
reducci6n de emisiones ha venido
creciendo constantemente desde
1999, cuando se definieron las re-
glas y los procedimientos del mer-
cado. En el afio 2005 se transaron
374 millones de toneladas de CO2


42 GLOBAL














2 P S L EN LATINA SECTOR


Datos en porcentaje.
Destrucci6n HFC y N20
1%
Cambio comb.
4%
EE
4%
Rellenos
14%


Agriculture
22%


Datos en porcentaje.


Renovables
56%


7% 16%


Fuente: , 3 de mayo de 2006.


Fuente: . 3 de mayo de 2006.


por un valor total de 2,700 millones
de d6lares, a un precio promedio
de 7.23 d6lares por tonelada (World
Bank, State and Trends of the Carbon
Market 2006). A principios de mayo
de 2006 se habian presentado 745
proyectos MDL en todo el mundo.'
De ellos, 279 estin ubicados en 17
paises latinoamericanos, aunque
casi la mitad esta en Brasil. En la
lista de paises que participan en el
mercado era notable la ausencia de
la Repliblica Dominicana.

La Republica Dominicana
Aunque con una economic rela-
tivamente pequefia, la Rep6blica
Dominicana no esta exenta de res-
ponsabilidad en cuanto al cambio
climitico. El sector energ6tico re-
present6 el 65 y el 70 por ciento
del total de las emisiones de GEI
de la Repuiblica Dominicana en
1990 y 1994, respectivamente.2
La Primera Comunicaci6n Nacio-
nal muestra un rApido crecimien-
to de las emisiones de CO2 de 8.7
Mt (millones de toneladas) a mAs


de 15 Mt entire 1990 y 1994. En
2002, las emisiones de CO2 por
el consume y quema de combusti-
bles f6siles aumentaron a 18.68Mt
de acuerdo con la Administraci6n
de Informaci6n sobre Energia de
Estados Unidos.3 Este incremento
fue principalmente causado por la
acelerada entrada de unidades de
generaci6n diesel. De hecho, el cre-
ciente suministro de electricidad
en la Rep6blica Dominicana de-
pende casi en su totalidad de com-
bustibles f6siles, lo cual ha llevado
a un incremento de emisiones mu-
cho mayor a la tendencia exhibida
por otros paises en desarrollo o de
la region. La tendencia observable
en la Rep6blica es preocupante,
particularmente considerando que
la Comisi6n Nacional de Energia
estima que la demand de electri-
cidad creceri de 4.5 por ciento a
7.4 por ciento anualmente hasta el
afio 2020.4
Por otro lado, esta matriz ener-
g6tica hace que el sector el6ctri-
co sea un candidate natural para


las iniciativas de proyectos MDL.
Ademis, dado que el 90% del su-
ministro de energia de la Rep6bli-
ca Dominicana es importado, el
reemplazo de combustibles f6siles
por fuentes renovables no solamen-
te reduce emisiones de GEI, sino es
tambien una manera de proteger la
economic frente a los incrementos
de precio del petr6leo.

Anfitriona de proyecto
La Rep6blica Dominicana ratifi-
c6 la Convenci6n Marco sobre el
Cambio Climdtico el 7 de octubre
de 1998, y ratific6 el Protocolo de
Kyoto el 12 de febrero de 2002.
Como parte del protocolo, la Re-
piblica Dominicana puede ser an-
fitriona de proyectos MDL, siempre
y cuando cumpla con los requisitos.
El Gobierno ha designado la Sub-
secretaria de Gesti6n Ambiental de
la Secretaria de Estado de Medio
Ambiente y Recursos Naturales
(SEMARN) como el punto focal para
los temas de cambio climitico y del
MDL, y esta en el process de poner


3 PROYECTOS MDLEN AMERICA LATINA POR PAiS












en operaci6n la Autoridad Nacio-
nal Designada (AND) para el MDL.
La AND es la entidad responsible
de emitir la aprobaci6n national
para cada proyecto MDL propues-
to, confirmando que la actividad
de proyecto MDL contribute al
desarrollo sostenible del pais. El
Gobierno dominicano ya present
esta informaci6n a la Secretaria de
la -CMNUCC, cumpliendo asi con
los requisitos para la participaci6n
en el MDL.
Segun el studio de mercado he-
cho por Global Change Strategies
International Company, de Cana-
di, y la Subsecretaria de Gesti6n
Ambiental de la SEMARN en marzo
de 2005, la Republica Dominicana
tiene un gran potential en proyec-
tos MDL y podria atraer inversi6n
extranjera a trav6s del MDL en vis-
ta de las ventajas comparativas que
ofrece (por ejemplo, bajos costs de
mano de obra y de activos, e incen-
tivos fiscales para energia limpia5).


El desarrollo del MDL en el pais
podria traer numerosos beneficios,
incluyendo:
Un desarrollo mAs limpio y
sostenible a trav6s de emisiones de
GEI reducidas, con los beneficios
medioambientales locales asocia-
dos, como la reducci6n de la con-
taminaci6n del aire.
Aumento de la inversion ex-
tranjera y una fuente de ingreso en
moneda extranjera.
Canalizaci6n de fondos MDL
hacia las prioridades de inversion,
como la renovaci6n de infraes-
tructura important (por ejemplo,
estaciones el6ctricas, sistemas de
transport, plants de tratamiento
de aguas residuales).
Transferencia de las corres-
pondientes tecnologias,' tcnicas y
process limpios.
Creaci6n de capacidades en
tecnologias limpias que permiti-
rian a los proveedores y consulto-
res dominicanos exportar equipos


Crecimiento porcentual.

Mundial No-Anexo I Centro America y el Caribe Repdblica Dominicana


Fuente: CAIT, 2006



44 GLOBAL


y servicios para proyectos MDL en
la region.
El mismo studio identifica una
amplia gama de Areas en donde se
podrian desarrollar proyectos MDL.
Los sectors con mayores perspecti-
vas incluyen:
Electricidad: conversion a
combustibles menos carbono-in-
tensivos, uso de fuentes renovables
de energia (viento,6 biomasa, hidro,
solar), y soluciones de energia para
Areas no conectadas a la red.7
Manejo de desperdicios: cap-
tura y uso de metano en vertede-
ros.
Industria: eficiencia energ6ti-
ca y conversion de combustibles en
instalaciones industriales, enfoques
integrados de gesti6n de energia, y
medidas especificas de reducci6n
de emisiones (por ejemplo, fabrica-
ci6n de cemento8).
Turismo: iniciativas de ma-
nejo de desperdicios y de gesti6n
energ6tica, incluyendo calefacci6n
de agua por fuente solar.
Transporte: conversion de
combustibles y sistemas de trans-
porte masivo.9
Silvicultura: actividades de se-
cuestro de carbon en varias Areas
deforestadas.
Sector agricola: recuperaci6n
y utilizaci6n de biogAs a partir de
sistemas de tratamiento de esti6r-
col animal.
Por el moment, en la Republi-
ca Dominicana se han desarrollado
solamente tres proyectos MDL: el
parque e6lico El Guanillo en Mon-
tecristi, el program de sustituci6n
de bombillas incandescentes en ba-
rrios carenciados, y el proyecto fo-
restal de Madre de las Aguas. De
estos tres proyectos s6lo el parque
e6lico El Guanillo en Montecristi













ha sido llevado al mercado interna-
cional de reducci6n de emisiones, lo
que lo convierte en el primer pro-
yecto del MDL registrado del pais.
El potential del MDL en la Republi-
ca Dominicana todavia no es apro-
vechado al maximo.

Desarrollo sostenible
Si bien es cierto que apoyar el desa-
rrollo sostenible de los paises en de-
sarrollo es una de las metas express
del MDL, tambi6n es cierto que has-
ta ahora la mayoria de estos proyec-
tos no ha afectado en gran media
la sostenibilidad del crecimiento
en nuestros paises.1' Esto se debe
a que la mayoria de las iniciativas
son esfuerzos aislados por modificar
una plant existente o, en el mejor
de los casos, instalar una pequefia
plant de generaci6n el6ctrica que
utilice fuentes renovables.11 En ge-
neral, estos esfuerzos logran reducir
emisiones y ponerlas en el mercado
international de reducciones, pero
no incident mayormente sobre la
intensidad de carbon con la cual
crecen nuestros paises. Para tener
un verdadero impact, el MDL de-
beria promover la descarbonizaci6n
del crecimiento econ6mico en los
paises en desarrollo. Esto se logra
solamente a trav6s de una transfor-
maci6n sist6mica, tanto de la pro-
ducci6n como del consume.
La reciente Primera Reuni6n de
las Partes del Protocolo (COP/MOP 1
en ingl6s) abri6 las puertas del MDL
a los proyectos programAticos, los
cuales si tienen el potential de in-
cidir considerablemente en la ten-
dencia de emisiones de los paises en
desarrollo. Un program del MDL
es aqu6l en que las reducciones de
emisiones se logran mediante mil-
tiples actividades verificables, rea-


Ubicaci6n del future parque e6lico El Guanillo, en Montecristi. Construido por Gamesa, de Espafia,
tendrd una capacidad de generaci6n de 64 MW y esta registrado como MDL.


lizadas a lo largo del tiempo como
resultado de una media puiblica
o una iniciativa del sector priva-
do. Por ejemplo, un program de
pr6stamos para la energia renova-
ble o un program de incentives a
la eficiencia energ6tica. Las reglas
que regirAn estos proyectos MDL
no se han definido ain, pero dado
su potential de llevar los beneficios
del MDL hasta el nivel de pequefios
usuarios, es de esperarse que este
tipo de proyecto sea bien aprove-
chado por los paises en desarrollo.

Christiana Figueres es expert in-
ternacional en temas de cambio climA-
tico. Costarricense de nacimiento, ha
negociado la Convenci6n de Cambio
Climitico desde 1995. Como director
del Centro de Desarrollo Sostenible en
las Am6ricas, ha sido la principal pro-
motora de la participaci6n de los pai-
ses latinoamericanos en la convenci6n.
Autora de miultiples publicaciones so-
bre desarrollo sostenible, ambiente y
energia ,
en 2001 gan6 el premio H6roe del Pla-


neta. Es graduada del London School
of Economics.

Mois6s Alvarez es encargado del
Program de Producci6n mas Limpia
y de la Oficina del MDL de la Secretaria
de Medio Ambiente. Fisico y fil6sofo,
fue encargado del Departamento de
Ciencia y Tecnologia de ONAPLAN y
director del Departamento de Fisica
de la UNPHU, y actualmente es professor
investigator titular. Posee una vasta
experiencia, avalada por consultorias
y publicaciones cientificas y tecno-
16gicas nacionales e internacionales.
Miembro y directive de la Academia
de Ciencias de la Repfiblica Domini-
cana.

Notas
SVer < http://www.cd4cdm.org/>.
2 Secretaria de Estado de Medio Am-
biente y Recursos Naturales, 2004.
Primera Comunicaci6n Nacional. Dis-
ponible en: cc/docs/natc/domrepncl.pdf>.
SUS EIA, 2004. International Energy
Annual 2002. Tabla H.lco2. Publicado














el 9 de junio de 2004. Disponible en:
contents.html>.
4 Comisi6n Nacional de Energia, 2004.
Plan Energ6tico Nacional 2004-2015.
Julio de 2004.
5 En la actualidad, el ingreso produci-
do por la generaci6n de energia a par-
tir de fuentes renovables esta exento de
impuesto sobre la renta por cinco afios.
El proyecto de ley de incentive al desa-
rrollo de fuentes renovables de energies
y de sus regimenes especiales, en dis-
cusi6n en el Congreso de la Republica,
propone una extension a 10 afios.
6 La Repiblica Dominicana posee un
potential de energia e6lica de unos
10,000 MW. Ver Elliott, D., y otros,
Wind Energy Resource Atlas ofthe Dominican
Republic. 2001, p. ix. Se puede descargar
electr6nicamente en: gov/bridge>.
7 Para ver un ejemplo reciente en el pais
de un proyecto solar y su impact sobre
la calidad de vida de una comunidad,
recomendamos el siguiente articulo:
Mejia, Odalis, "Instalan energia solar a
29 families", Peri6dico Hoy. Stbado 20
de mayo de 2006, Secci6n El Pais, p. 15.
Disponible en: do/app/article.aspx?id=76009>.
8 Usando como aditivo en sustituci6n
del "clinker", las cenizas volantes (fly ash
en ingles) que produce las plants ter-
moel6ctricas existentes en el pais.
9 Por ejemplo, el metro que actualmente
se esti construyendo.
10 En una revision de documentaci6n
sobre el MDL realizada por Karen
Holm Olsen, del centro UNEP Risoe:
Energia, Clima y Desarrollo Sosteni-
ble, con el fin de determinar c6mo el
MDL contribute al desarrollo sostenible
y a la lucha contra la pobreza, se lle-
ga a la conclusion de que el MDL, de-
jado a las fuerzas del mercado, no ha
contribuido de manera significativa al


desarrollo sostenible. Ver Karen Holm
Olsen, The Clean Development Mechanism's
Contribution to Sustainable Development: a
review of the literature. Descargable en:
tions/CDM&SustainDevelop_litera-
ture.pdf>.
" Es interesante sefalar que los proyec-
tos que menos impact tienen, desde el
punto de vista del desarrollo sostenible,
son los de destrucci6n de HFC-23, los
cuales constituian un 40% de las reduc-
ciones en mayo de 2006, mientras que
los de eficiencia energ6tica o energia so-
lar, de much mayor impact en lo que
a desarrollo sostenible se refiere, son
prActicamente inexistentes. Para mAs
detalles consultar el CDMpipeline en:
.

Bibliografia
CDMpipeline en org/Publications/CDMpipeline.
xls>.
Comisi6n Nacional de Energia, Repi-
blica Dominicana, Plan Energetico
National 2004-2015, Santo Domin-
go, 2004.
Elliott, D., M. Schwartz, R. George, S.
Haymes, D. Heimiller y G. Sco-
tt, Wind Energy Resource Atlas of the
Dominican Republic, 2001. Dispo-
nible en bridge>.
Energy Information Administration,
"World Carbon Dioxide Emissio-
ns from the Use of Fossil Fuels".
Disponible en < http://www.eia.
doe.gov/pub/international/iealf/
tablehlco2.xls>.
Figures, Christiana. "Sectoral CDM:
Opening the CDM to the yet Unreali-
zed Goal of Sustainable Development",
International Journal of Sustaina-
ble Development Law and Policy,
McGill University, Montreal, Ca-
nada, diciembre de 2005.


- "Programmatic CDM Project Activities:
Eligibility, Methodological Requirements
and Implementation". World Bank,
Washington, noviembre de 2005.
Global Change Strategies International
Company, "Estudio de Identificacidn
de Mercado para el Mecanismo de
Desarrollo Limpio (MDL) en la Repz-
blica Dominicana" 2005.
Holm Olsen, Karen, The Clean Develop-
ment Mechanism's Contribution to Sus-
tainable Development: a Review of the
Literature. Disponible en: www.cd4cdm.org/Publications/
CDM&SustainDevelop_literatu-
re.pdf>.
Intergovernmental Panel on Climate
Change, "Third Assessment Report
Climate Change 2001". Disponible
en: .
Mejia, Odalis, "Instalan energia so-
lar a 29 families", Peri6dico Hoy,
SAbado 20 de mayo de
2006, secci6n El Pais. Disponible
en: article.aspx?id=76009>.
Naciones Unidas, Convenci6n Marco
de las Naciones Unidas sobre el
Cambio Climdtico. 1992. Disponi-
ble en: < http://unfccc.int/resour-
ce/docs/convkp/convsp.pdf>.
- Protocolo de Kyoto. 1997. Disponi-
ble en: ce/docs/convkp/kpspan.pdf>.
Proyecto de ley de incentive al desarro-
1lo de fuentes renovables de ener-
gias y de sus regimenes especiales.
Version revisada de fecha 9 de sep-
tiembre de 2004.
Secretaria de Estado de Medio Ambiente
y Recursos Naturales, Primera Co-
municacidn Nacional, Santo Domin-
go, Editora Buho, 2004. Disponible
en: docs/natc/domrepncl.pdf>.
World Bank, State and Trends of the Carbon
Market 2006. Washington, 2006.


46 GLOBAL





", 0I00




S* 0 *~


.0 0 0. .0*






000 0 *0






























---nd tF
-- ____s y.'a.
I '






LIU










\T,








zns prmeo enA er




Luis 0Rnz Francisco I


La globalizaci6n

y el Estado national

El Estado national no es una estructura obsoleta, pero necesita producer grandes
cambios y adaptaciones para poder continuar siendo un actor valido en una 6poca en
que la globalizaci6n, las demands de la sociedad civil y los problems ecol6gicos y
ambientales estAn cambiando las reglas del juego.


esde mediados del siglo XX y, de ma-
nera especial, desde la caida del muro
de Berlin (noviembre de 1989), la de-
mocracia representative es un indiscutible refe-
rente universal y el Estado es interpelado por las
demands ciudadanas en favor de su extension y
profundizaci6n, principalmente a impulses del
principio de subsidiariedad.' Esta important te-
sis de la modernidad present indiscutibles signos
de crisis. Me refiero al progresivo desajuste entire
el Estado y la sociedad. Aquel sigue confinado en


el marco de las propias fronteras, mientras la so-
ciedad, inc6moda dentro de los limits estatales,
presiona por doquier para vencer las fronteras y
recrearse sobre espacios abiertos y transnaciona-
les.2 Esta situaci6n se hace problemdtica con la
globalizaci6n, que introduce factors de mutuo
desencuentro entire la sociedad, el Estado y el
territorio, aunque, a pesar de las apariencias, la
relaci6n no degenera necesariamente en el con-
flicto o en la irrelevancia. Al socaire de las cir-
cunstancias generadas por los complejos process


48 GLOBAL










globalizadores, las relaciones entire los elements
mencionados son "reinventadas y reconfigura-
das", con la aparici6n de nuevos models regio-
nales globales y nuevas ciudades globales.
En la d6cada de los noventa, los principles
agents de la globalizaci6n -los grupos financie-
ros y sus compafieros de viaje, los experts, que
tuvieron especial relevancia- difundieron algunos
mitos con interesada premura, como el de que los
problems de la economic tenian su origen en los
gobiernos, que imponian elevadas cargas fiscales
y obligaban a la observancia "de rigidas regula-
ciones hasta el estrangulamiento".3 Se defendia
asimismo que la reducci6n de impuestos produci-
ria grandes "aumentos del ahorro y del trabajo",
lo que no parece haber acumulado arguments
de experiencia suficientemente demostrativos.4
Estos planteamientos nutrian la filosofia subya-
cente de lo que se denomin6 el thatcherismo y el
reaganismo de los afios ochenta,5 y, de manera
implicita y difusa, estaban contenidos en el infor-
me Nuestrofuturo comin.
Entre las circunstancias que favorecieron el
clima de cambios, merece destacarse la divulga-
ci6n de planteamientos ins6litos sobre escenarios
irreales que aventuraban el desbordamiento de
fuerzas apocalipticas de cracs econ6micos, de epi-
demias o de catAstrofes ecol6gicas y biol6gicas, el
ocaso o el deterioro irreversible del Estado, "el fin
de la historic" y otros discursos prof6ticos inferi-
dos de apresurados ejercicios de prospective, que
solicitaban el asentimiento de configuraciones po-
liticas extravagantes o animaban el advance hacia
el horizonte de un Estado mundial.

La crisis del Estado national
En la era de la globalizaci6n, las estructuras del
Estado estan sometidas a progresivas tensions,
por la envergadura de los cambios y por la con-
vergencia de una pluralidad de factors que gene-
ran secuencias de modificaciones estructurales y
funcionales en las instituciones, sean estas supra-
nacionales, regionales, nacionales o locales. Este
context de crisis afecta a las estructuras political
y administrativas del Estado y su vinculaci6n con
la globalizaci6n puede argumentarse desde varia-
das perspectives.


En primer t6rmino, desde la asimetria imbri-
cada en los process de globalizaci6n hasta los
efectos producidos en los ambitos econ6micos,
politicos y culturales, penalizando de modo espe-
cial a los paises en vias de desarrollo y generando
incertidumbres y desasosiegos entire los indivi-
duos con escaso equipamiento para la competen-
cia abierta de la era global. Una personalidad
tan poco sospechosa de antiglobalizaci6n como
George Soros, afirma que "la globalizaci6n ha
causado una mala distribuci6n de los recursos" y
no ha de confiarse s61o a los mercados la atenci6n
de las necesidades colectivas, los mercados "no
son competentes a la hora de asegurar la justicia
social". Estos bienes colectivos han de ser atendi-
dos "mediante la intervenci6n political a trav6s
de los process de orden politico, que en muchos
aspects no serAn tan eficientes como los meca-
nismos del mercado, pero de los que no se puede
prescindir.6 Las facilidades instituidas para el sis-
tema financiero y para el comercio de mercancias
favorecen a los paises de la OCDE y general rela-
ciones comerciales no solamente asim6tricas sino
carentes de equidad, ya que "la globalizaci6n es
profundamente selective".
Luis Angel Rojo destaca la injusta distribuci6n
de los beneficios al afirmar que "la expansion ha
sido muy buena para el capital, pero no para los
trabajadores".8
Una segunda argumentaci6n se apoya sobre
los riesgos ambientales que, como afirma acerta-
damente Ulrich Beck, "poseen una tendencia in-
manente a la globalizaci6n", es decir, los riesgos
modernos en su expansive dinAmica desconocen
las fronteras y cualesquiera que fueren sus efectos
especificos, los riesgos civilizatorios menoscaban la
calidad de vida de los series humans9 y son cau-
santes del progresivo deterioro de los sistemas que
sostienen la vida.
Algunos estados son cada vez mAs conscien-
tes de la situaci6n y mediante sus representantes
han impulsado la convocatoria de la Asamblea de
las Naciones Unidas, reunida de manera solem-
ne en tres ocasiones,10 con el prop6sito de crear
un clima de opinion favorable a las necesarias
medidas a tomar de orden legal y practico; aler-
tar la conciencia ciudadana que estimule en los












empresarios y en los individuos particulares con-
ductas mAs coherentes con la conservaci6n de los
recursos medioambientales; y exigir las decisions
pertinentes a los gobiernos de los Estados con el
objetivo de mantener en perfect funcionamiento
los sistemas que sostienen la vida en el planeta.1
Ante los problems ecol6gicos y ambientales,
los Estados nacionales resultan unidades de pe-
quefio tamafio y de recursos escasos para abordar
muchas de las cuestiones, las cuales afectan cla-
ramente a gran parte de la humanidad: "Ning6n
estado es capaz ya de enclaustrar en un territorio
ni 'las serviciales ondas del aire', llenas de signifi-
cado, ni siquiera a sus ciudadanos, y, much me-
nos, 'el punible derrame de nieblas'".12
El cambio climAtico, las lluvias Acidas, la
disminuci6n del ozono de la estratosfera, el calen-
tamiento del planet, la deforestaci6n y desertiza-
ci6n, la contaminaci6n de la atm6sfera, la escasez
de aguas dulces, la extinci6n de ciertas formas de
vida y los accidents radiactivos son riesgos que
trascienden las competencias y las capacidades de
acci6n del Estado national, inscribi6ndose plena-
mente en el context global. La distribuci6n de
los riesgos sigue pautas de un nuevo tipo de asig-
naci6n, la adscriptividad civilizatoria del
riesgo,13 se democratiza la distribuci6n [
de los riesgos que no son observables E
de manera inmediata por el individuo,
se necesita la intervenci6n de t6cnicas e
avanzadas para su detecci6n y medi-
cion.14 La globalizaci6n econ6mica
es esencialmente perjudicial para el I
medio ambiente porque se basa en el
consume, en la incontrolada explotaci6n de los
recursos, en el progresivo aumento de los residues
o en la producci6n orientada a la exportaci6n.15
La vinculaci6n entire los riesgos ambientales como
factor de la crisis del Estado national y la globali-
zaci6n es insoslayable.
En tercer lugar, en la era de la globalizaci6n
parece deteriorarse el ajustamiento que el Estado
national, la sociedad national y sus instituciones
habian tejido a lo largo de la modernidad, por
cuanto se establecen multiples y diferentes tipos
de relaciones de podery competitividad entire el Estado
national y la sociedad, por una part, y otros ac-


stores, identidades, escenarios, espacios y situacio-
nes transnacionales.16
La crisis del Estado-Naci6n es real, se apoya
sobre los riesgos de la sociedad modern y, segin
Beck, se fundamental en la naturaleza misma de
la globalizaci6n que ha destruido un principio
esencial de la modernidad, "la idea de vivir y
actuar en los espacios cerrados y reciprocamen-
te delimitados de los Estados nacionales y de sus
respectivas sociedades nacionales".17
El Estado-Naci6n esta sometido, ademas, a
progresivas tensions por la delegaci6n continua-
da de competencias hacia destinatarios diferen-
tes, que cuestionan el excesivo protagonismo del
Estado en el ambito national y el rol de prota-
gonista exclusive de las relaciones internacionales
que, hasta el present, se ha arrogado el Estado
sin apenas contestaci6n.18
Con la globalizaci6n se consolida la nueva
redistribuci6n del poder en dos direcciones. La
primera, hacia Ambitos supranacionales, viene
exigida por su limitada capacidad para enfrentar
los problems econ6micos y medioambientales,
tecnol6gicos o de seguridad; por la emergencia de
nuevos actors transnacionales e instituciones que


I Estado national tiene todavia

videntes funciones y tareas

mprescindibles a realizar.


asumen papeles de importancia, a costa de los que
hasta el present correspondian al Estado;19 por
la acumulaci6n de acuerdos internacionales de
obligado cumplimiento como los derechos huma-
nos, las normas de salud que da la OMS, etcetera;
por la presencia de organizaciones supranacio-
nales que no discuten su papel international, lo
ejercen y son atendidos.20 La globalizaci6n, en
cuanto fen6meno multidimensional, produce un
desplazamiento de la actividad humana y del po-
der hacia pautas transnacionales o interregiona-
les, adoptando formas diferentes con trayectorias
diversas y generando cambios de la comunidad


50 GLOBAL













































political democritica de tal magnitude que seria
pretencioso establecer el nficleo del poder politico
efectivo en las estructuras del gobierno national.
No seria coherente situar una comunidad autosu-
ficiente y soberana "dentro de los limits de una
sola Naci6n Estado".21
La segunda tendencia, que parece debilitar al
Estado, surge desde las demands que se general
en las estructuras contiguas al individuo, las or-
ganizaciones regionales, municipales o locales. Se
consider convenient la creaci6n de instituciones
pr6ximas al ciudadano para la correct orienta-
ci6n de los problems que le afectan de manera
inmediata y exigen decisions ripidas, aunque
ello signifique la p6rdida de funciones por par-
te del Estado. La distinci6n entire los asuntos de
orden interno y externo, en situaciones tan cam-
biantes como las actuales, se desdibujan con rapi-
dez y desde finales del siglo pasado "nuevos tipos
de problems fronterizos ponen en cuesti6n las
distinciones entire cuestiones de political interior y
exterior, entire intereses soberanos de la Naci6n


Estado y consideraciones de tipo international".
Esta acumulaci6n de problems y tramas trans-
fronterizos crea lo que David Held denomina
"comunidades de destino superpuestas".22
La p6rdida de competencias se interpreta, a
veces, como p6rdida de la soberania national. La
idea de que el Estado se esti volviendo "anacr6-
nico es de lo mas perturbadora" para la mayoria
de los ciudadanos23 y suscita reacciones critics
por doquier. Me permit recorder que quienes
han decidido hacer entrega de las mencionadas
competencias han sido los Estados, los gobiernos
o los parlamentos.24
La globalizaci6n favorece las sociedades abier-
tas y competitivas en las que se alienta el andli-
sis y la reflexi6n sobre las diferentes maneras de
gestionar los asuntos publicos y de organizer las
instituciones nacionales e internacionales. Es legi-
timo interrogarse si la crisis que afecta al Estado
national es uinicamente el indicador de los cam-
bios que constantemente afectan a las estructuras
political nacionales e internacionales o, mis bien,











la present crisis es la punta del iceberg de un
cambio profundo que afecta a las instituciones de
la modernidad?
Si di&ramos una respuesta afirmativa a este
asunto, estariamos convocados a un cambio ge-
neralizado y al alumbramiento de nuevas estruc-
turas culturales, sociales y political. Este parece
ser el discurso de Sloterdijk al afirmar que "con la
muerte de Dios se elimina el principio de la perte-
nencia com6n de todos los hombres en la unidad
de un g6nero creado",25 lo que cambia el sentido
de la totalidad e introduce una crisis generaliza-
da, por la que se ven afectadas la legitimidad de
las viejas instituciones, el Estado y la clase political
prioritariamente, pero tambi6n la eco-
nomia y hasta las fechas de los calen-
darios reciben un sentido diferente. En
este inusitado scenario, denominado
la hiperesfera, los actors principles, los e
protagonistas de la situaci6n, exploran
nuevos soportes desde los que construir
los rasgos esenciales de su propia iden- d
tidad: "Los jugadores del nuevo juego
mundial de la nueva era industrial ya g
no se definen a si mismos por la 'patria'
y el suelo, sino por medio de los access
a estaciones de ferrocarril, a terminales, a posi-
bilidades de enlace. El mundo es para ellos una
hiperesfera conectada en red".26
Con la globalizaci6n se asocian fen6menos de
orden y de desorden, se expanden las oportuni-
dades y los riesgos, se suscitan actitudes de escep-
ticismo y de adhesion incondicional en torno a
una variedad de areas interesantes para el debate,
apropiadas para reflexiones prudentes o provoca-
doras de est6riles discusiones.27
En el trasfondo de estas discusiones resue-
na un cierto clamor respect de la conveniencia
y oportunidad de hacer algo para gobernar los
magnos process de la globalizaci6n, dotarles de
la direcci6n adecuada, establecer unos objetivos
a medio y largo plazo que eviten las desviacio-
nes peligrosas e injustas para los individuos y los
pueblos. La situaci6n evidencia la carencia de un
modelo politico que obtenga los mejores rendi-
mientos. La pregunta de c6mo gobernar la globa-
lizaci6n plantea la cuesti6n del disefio del Estado


national, de sus capacidades y de sus funciones
en el marco de la actualidad.
Habitamos un mundo de progresiva comple-
jidad e incertidumbre, en que se hacen percepti-
bles las tendencies que menoscaban la soberania,
la autonomia y la legitimidad de los Estados-Na-
ci6n. Para los esc6pticos, la globalizaci6n debilita
el orden democritico, acrecienta la desigualdad,
cercena los derechos sociales, prescinde de las di-
ferencias culturales y carcome las bases mas re-
currentes de la identidad social de los hombres. A
media que nos adentramos en la vorAgine de es-
tos process, dinAmicos agents sociales con acti-
va presencia en la naciente sociedad civil mundial


n el area del bienestar material,

1 Estado se manifiesta como

1 unico estratega "capaz de

eterminar y gestionar el interest

general .
____________________I


plantean procedimientos y auspician formulas
para regular los complejos process de la globa-
lizaci6n u organizer el fen6meno con sujeci6n a
controls politicos yjuridicos en el convencimien-
to de que la carencia de controls piblicos puede
favorecer "la progresiva consolidaci6n de las con-
secuencias negatives de la globalizaci6n".28

Superioridad funcional
y etica del Estado
Giddens, en sus muchas intervenciones, reafirma
la relevancia del Estado y, aun aceptando que
los cambios puedan afectar al Estado national
y al gobierno, sin embargo amboss mantienen
una importancia decisive en el mundo actual".29
El autor insisted en destacar sus aspects funcio-
nales y positives, considerAndolos de tal interns
que no permiten la conclusion de estar asistien-
do al definitive ocaso del Estado national: "La
globalizaci6n tiene como efecto 'destaponar' los
estados nacionales, que han perdido poder eco-


52 GLOBAL















L7


n6mico e incluso politico en el seno de las estruc-
turas transnacionales. [...] Sin embargo, no creo
que signifiquen el final de los estados nacionales,
creo que ahi se produce una gran equivocaci6n.
Pienso mis bien que se trata de un process de re-
construcci6n del Estado national".30
A favor de la tesis, el autor arguye asimismo
desde la experiencia, refiriendo los casos de Espa-
fa (el Estado de las autonomias), Italia (el Estado
de las regions) o Gran Bretafia, que esta re-
orientando la situaci6n centralista, transfiriendo
a Irlanda y Escocia las pertinentes competencias
desde el Gobierno central. Sin embargo, a6n en
esta hip6tesis y en el scenario de la globalizaci6n
es legitimo el analisis sobre las posibilidades es-
tructurales y funcionales del Estado national o de
otras formas de organizaci6n political que pueden
imaginarse, como la perspective de un liderazgo
planetario, con efectividad democrttica al servi-
cio del desarrollo de los pueblos pobres de la tie-


rra,31 que pudiera ser compatible
de alguna manera con el Estado
national o la configuraci6n de un
Estado mundial, u orientar la re-
flexi6n hacia unas Naciones Uni-
das reformadas32 en donde pueda
tener cobijo alguna instituci6n
semejante al actual Estado nacio-
nal. No es mi objetivo inmediato
el studio de tales escenarios al-
ternativos, exigiria mas espacio
que el propuesto para este articu-
S lo. Sin renunciar a una reflexi6n
posterior sobre estos asuntos, por
el moment voy a restringir la
exposici6n al analisis de la via-
bilidad y legitimidad del Estado
national.
Existen interpretaciones que
consideran que el Estado nacio-
nal es una estructura obsoleta,
incapaz de ejercer sus funciones
de manera satisfactoria para los
ciudadanos y mis propia de 6po-
cas pasadas. En consecuencia, lo
sensato es emprender el disefio
de estructuras alternatives puesto
que la desaparici6n o muerte del Estado national
es s61o cuesti6n de tiempo.
En mi parecer, este supuesto tan radical care-
ce de s6lidos arguments y mis bien parece res-
ponder a intereses ocultos o deseos escasamente
fundados que a datos objetivos. El Estado nacio-
nal tiene todavia evidentes funciones y tareas im-
prescindibles a realizar, por lo que su presencia
y actuaci6n gozan de merecida legitimidad. Los
que preconizan la desaparici6n del Estado para
dejar lugar a la sociedad civil, deberian tener en
cuenta que el Estado en el iltimo siglo ha ejer-
cido en multiples ocasiones de baluarte protector
de los marginados. "Cuando se dice 'mientras
menos Estado mejor', lo que realmente se preten-
de es abdicar de las funciones sociales que no in-
teresan a los poderes establecidos".33
Por el moment es sensato seguir contando
con el Estado y merece la pena romper una lanza
a su favor, como hace Herrero y Rodriguez de















I r ,. '3
Xd ,


.; r ; ,. '
"-,-4 rT


Mifi6n en un articulo que lleva por titulo "El re-
torno del Estado", en cuyo escrito se reivindica la
defense del Estado y se enfrenta a lo que 61 llama
la moda de "hablar de la crisis y aun de la muerte
del Estado" seg6n el disefio que los europeos se
dieron en los comienzos de la edad modern, ex-
pandiendolo por el mundo entero.
David Held se expresa en un sentido muy
semejante; luego de exponer los problems que
afectan al Estado, consider que seria un error,
en cambio, valorar como obsoletas las estructuras
politico administrativas del Estado-Naci6n. Tres
tipos de argumentaci6n se pueden aducir a favor
de este planteamiento.
En el Area del bienestar material, el Estado se
manifiesta como el 6nico estratega "capaz de de-
terminar y gestionar el interns general" que por
su misma condici6n de bien comun trasciende
los intereses privados y particulares, perseguidos
como su fin propio por parte de los individuos y
sin que ello signifique anulaci6n o desvaloriza-
ci6n de dichos intereses particulares. En la hip6-


tesis de la desaparici6n del Estado o su sustituci6n
por la sociedad civil, se procederia a entregar a
los particulares la defense y promoci6n del interns
general, lo que seria como llamar a los lobos para
defender las ovejas.
En segundo t6rmino, el proyecto national de
una vida en comin y la identificaci6n con unos
objetivos generals comunes demandan la ga-
rantia de adecuados niveles de cohesion social,
de armonia y paz social, que se logra mediante
la solidaridad de los integrantes de esa naci6n.
Estos ideales de cohesi6n se concretan siguien-
do diferentes procedimientos que, en todo caso,
han de asegurar la participaci6n en los bienes
comunes y servicios piiblicos por parte de todos
los miembros de esa comunidad, siguiendo pautas
de equidad y de justicia social. En la defense de
nuestros derechos solemos estar prestos, pero en
el cumplimiento de las cargas fiscales y de nues-
tros deberes sociales la renuencia es mis normal;
en consecuencia, sin unos 6rganos competentes y
con autoridad para ello se hace impossible alcan-


54 GLOBAL












zar las metas sociales y humans propuestas. La
unica instituci6n con autoridad reconocida por el
moment y que relaciona a todos los ciudadanos
instalados en un determinado territorio es s6lo el
Estado.
Desde la perspective del control democrAtico,
la instituci6n del Estado result mAs imprescin-
dible, "porque es el fnico marco en el que los
poderes pfblicos son efectivamente responsables
ante una opinion public y, en iltimo t6rmino,
ante un electorado".34 Esta peri6dica concurren-
cia que el Estado lleva a cabo con los ciudadanos
en cumplimiento de la legalidad y en demand
de la legitimidad sustancial confiere al Estado un
plus de autoridad moral de la que carecen otras
instituciones.
Esta superioridad funcional y 6tica convier-
te al Estado, en las circunstancias actuales de la
globalizaci6n, en una imprescindible estructura
social, political y administrative que no tiene re-
emplazo actual ni se avizora alternative seria y
vAlida en un future a corto o medio plazo, que
fuere capaz de asumir con relative 6xito las com-
petencias actuales del Estado national, tanto en
la coordinaci6n de los asuntos de la seguridad de
los ciudadanos, cuanto en aquellos otros vincula-
dos con la integraci6n social y el bienestar mate-
rial y cultural de los individuos.
En este context, la crisis del Estado national
se ha de entender como el conjunto de process
de transformaci6n para adaptarse a las nuevas
relaciones de poder y competitividad emergentes
con la globalizaci6n, aunque el Estado se mantie-
ne como un claro referente significativo.
Sin menoscabo de la argumentaci6n preceden-
te, respect de la legitimidad formal y sustancial
del Estado, sin embargo, a mi parecer, es conve-
niente y hasta necesario abrir un debate sobre el
papel actual que el Estado represent en relaci6n
con otros Estados y con los espacios regionales
que se estAn organizando, o qu6 funciones ha de
seguir conservando en exclusive o ha de delegar
en todo o en parte a otras instituciones presents
en la sociedad modern y que son muy capaces
de gestionarlas. Se ha de reflexionar sobre los cri-
terios que presidirAn las relaciones del Estado con
las instituciones que integran la sociedad.


El Estado ha de ser consciente de sus limi-
taciones y de c6mo muchos de los problems le
superan y, en consecuencia, ha de adaptarse a
colaborar con sus ciudadanos y las asociaciones
que ellos formen. Dentro de un marco democra-
tico, los recursos siempre escasos con que cuen-
tan las sociedades han de constituir un eficaz
estimulo a la reflexi6n sobre la urdimbre de re-
laciones a trenzar entire la instituci6n del Estado
y las restantes instituciones presents en la socie-
dad, para aprovechar mejor los recursos para la
satisfacci6n de los ciudadanos. En este sentido,
parece convenient que el Estado compita con
otras instituciones internacionales, se someta a
las reglas de la competencia en sus relaciones con
las instituciones nacionales y ante los ciudadanos
debe demostrar su eficacia en la gesti6n del in-
ter6s general y en la protecci6n de los intereses
particulares.
Me parece vilida la proposici6n de Gu6hen-
no cuando afirma que el Estado cada vez es me-
nos expresi6n de la soberania y la autonomia, en
cambio, es una entire otras instituciones organiza-
doras de la sociedad "que pese a entrar en com-
petencia con otros actors no desaparece, pero
debe estar en situaci6n de constant adaptaci6n,
de redefinici6n de sus competencias, y ha de jus-
tificar modestamente, por medio de los servicios
que presta, su existencia".35

Luis Mendez Francisco es doctor en Filosofia,
professor titular y director del Departamento de Fi-
losofia del Derecho, Moral y Politica II (Etica y So-
ciologia) de la Universidad Complutense de Madrid.
Autor y coordinator de various libros: La Iglesia es-
pafiola contempordnea (Editora Nacional), Etica y so-
ciologia (editado por la Universidad Complutense de
Madrid y la editorial San Esteban de Salamanca), La
Etica, aliento de lo eterno (editorial San Esteban de
Salamanca). Tiene publicados 15 capitulos de libros
y mAs de 30 articulos sobre variadas materials en di-
ferentes revistas.

Notas
Foro Internacional sobre Globalizaci6n, Alternativas
a la globalizacidn econdmica, editorial Gedisa, Barcelona,
2003, pp. 135-152.














2 Beck, Ulrich, Qud es la globalizacidn?, Paid6s, Barcelo-
na, 1998, p. 41-42.
' Stiglitz,Joseph E., Losfelices 90, editorial Taurus, Ma-
drid 2003, p. 322.
SHeld, David y Anthony McGrew, Globalizacidn/antiglo-
balizacidn, Paid6s, Barcelona, 2003, p. 20.
I Dahrendorf, Ralf, El .. :.. .. social noderno, editorial
Mondadori, Madrid, 1990, Cap. 6,7 y 8.
6 Soros, George, Globalizacidn, Planeta, Barcelona, 2002,
p. 23-25.
SOiler i Sala, M. Dolors, "La urgencia de un cambio
de rumbo", en Unfuturopara la democracia, Cuadernos n
115, edita Cristianisme iJusticia, Barcelona 2002, p. 4.
Luis Angel Rojo, en El Pais, sAbado 3 de junior de
2000.
Beck, Ulrich, La sociedad del riesgo, Paid6s, Barcelona,
1998, p. 42.
"' Las Naciones Unidas han convocado una Primera
Conferencia de la Asamblea General de las Naciones
Unidas sobre Medio Ambiente Humano, celebrada en
Estocolmo, del 5 al 16 de junio de 1972; La II Confe-
rencia de la Asamblea General de las Naciones Unidas
sobre Desarrollo y Medio Ambiente, calificada luego
como la "Cumbre de la Tierra", se celebr6 en Rio deJa-
neiro, del 3 al 14 de junio de 1992, y la Tercera Confe-
rencia de la Asamblea General de las Naciones Unidas
sobre cl Desarrollo Sostenible, se celebr6 en Johannes-
burgo, del 26 de agosto al 4 de septiembre de 2002.
" M6ndez Francisco, Luis "La ambivalencia de la glo-
balizaci6n", en La Atica, aliento de lo Eterno, editorial San
Esteban, Salamanca, 2003, p. 420.
2 Marcos, Alfredo, AEica ambiental, Servicio de Publi-
caciones de la Universidad de Valladolid, Valladolid,
2001, p. 111.
'1 Beck, Ulrich, La sociedad del riesgo, p. 47.
14 Lemkow, Louis, Sociologia ambiental, editorial Icaria,
Barcelona, 2002, p. 133.
5 Foro Internacional sobre Globalizaci6n, Alternativas a
la globalizaci6n econdmica, p. 83.
1 Beck, Ulrich, QQud es la globalizacidn?, Paid6s, Barcelo-
na, 1999, p.43.
17 Beck, Ulrich, Qud es la globalizaci6n?, pp. 41-42.
18 M6ndez Francisco, Luis, "La ambivalencia de la glo-
balizaci6n", en La Etica, aliento de lo Eterno, p. 420.
1 Por ejemplo, los bancos, las empresas, el Fondo Mo-
netario Internacional, la Unesco y otras agencies de las
Naciones Unidas, el Banco Mundial, el G-7, etc.


2) Kennedy, Paul, Hacia el siglo XXI, Plaza yJan6s, Bar-
celona, 1993, pp. 161-170.
2) Held, David, "eHay que regular la globalizaci6n? La
reinvenci6n de la political en la revista Claves de Razdn
Prnctica, n0 99, marzo, 2000, p. 4.
22 Held, David, ibidem, p. 6-7.
23 Kennedy, Paul, Hacia el siglo XXI, Plaza yJanes, Bar-
celona, 1993, p. 160.
2- M6ndez Francisco, Luis, "La ambivalencia de la glo-
balizaci6n" (ONG, sistemas financieros, empresas indus-
triales, movimientos sociales, grupos terrorists, cArteles
de las drogas, etc.) p. 421.
25 Sloterdijk, Peter, En el mismo barco: ensayo sobre la hiper-
politica, ediciones Siruela, Madrid, 2000, p. 66.
26 Sloterdijk, Peter, ibidem, p. 68.
27 Ribas Mateos, Natalia, El debate sobre la globalizacidn,
ediciones Bellaterra, Barcelona, 2002, p. 44.
28 Carrillo Salcedo,J. A., Globalizacidny orden internacio-
nal, Secretariado de Publicaciones de la Universidad de
Sevilla, Sevilla, 2005, p. 34-35.
2 Giddens, Anthony, La tercera via, editorial Taurus,
Madrid, 1999, p. 68.
"0 Giddens, Anthony, Un mundo desbocado, editorial Tau-
rus, Madrid, 2000, p. 48.
31 Comin i Oliveres, Toni, "Autoridad mundial", en
Cuadernos de Cristianismo i Justicia, n 134, Barcelona,
2005, p. 5 y ss.
32 Held, David, en el articulo "Una vuelta al estado de
naturaleza" se manifiesta en los t6rminos siguientes:
"Para forjar un nuevo acuerdo entire los tres elements
del poder coercitivo, la responsabilidad y la justicia, el
sistema de las Naciones Unidas deberia ser revisado y
reformado. El statu quo geopolitico de 1945 deberia
sustituirse por un Consejo de Seguridad y una series de
asambleas que reflejen el equilibrio cambiante de las
naciones en el siglo XXI y las nuevas formas de powder
nacidas de la globalizaci6n". Publicado en la revista
Papeles de cuestiones internacionales, n 82, verano de 2003,
Madrid, p. 16.
3 Mesa Garrido, Roberto, "P6rticos del nuevo mile-
nio", en el libro In memorial Roberto Mesa, editado por la
Fundaci6n El Monte, Sevilla, 2004, p. 4.
3 Herrero y Rodriguez de Mifi6n, Miguel, "El retorno
del Estado", en La Vanguardia, domingo 23 de abril de
2000, p. 25.
35 Gu6henno,Jean Marie, Elporvenir de la liberlad, edito-
rial Piados, Barcelona, 2000, p. 42.


56 GLOBAL












hi


- I/


La Fundaci6n Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE) y la
Global Foundation for Democracy and Development (GFDD)
convocan a los PREMIOS FUNGLODE 2007 en Las categories:
Fotograffa Cortometraje Documental
Cuento Poesia Ensayo Periodismo
Consulte las bases de los Premios en:
www.fung ode.org/premiosfunglode


o retirelas en FUNGLODE, Calle Capit6n
Eugenio de Marchena #26, La Esperilla,
Santo Domingo, Republica Dominicana.
T: 809 685 9966 F: 809 685 9926


////// V\

PREMIOS

FUNGLODE/GFDD


2007


POESI

ENS~AY


PERIODSM








.: :. '- ,.



.. .. .. ..
J ." .. 1




,,


". -; "- : -'" ,t "'"




... _


i i m.
L.. -'% .'

..-.. ,...


~0-


* l 4'
1'


-'4


I. .


Una introducci6n a su'importancia.para

el gobierno-:electronico


'4;~
5.. '4,.*L
*- 'C.-
*-- 4,

.5~ ,th V**
.5 .- n -


Q ..0 .....44nta


"AA;
540

,kk9,'$7


LetI


Este aiticulo intrl.-duce l.e tendenciat internicionalei de dearrollo 'lel
softv,..ire lire i -, lel software a-ti:lert: I.FCs~.) p:resenta el. l -I,:v rient,:r de
Software Libre en la Repuibli:a Dornminicana. la,- pc'sibles implicaci'i:.r e
del nmiino c:.inic herrariment.a -a unara iapclitc- dle j:obie-rno elect-ron-ico
- 'l- -. ,rerenc ia ra que el 'G-'iterno R:, benehile de la.

p .,tenrcialiddi e ,del :oft,.'- t re lit:,re -,- c:.n eli: ,,contr til:.u-.- l ,:1.: -rriRllo de1
la-j te-r.:'i. Kie i- iiiorm l i on en el p''ai:


h .i
.. "~'Ppri P


'4 -.4


frL~ 4..~ .j~
.3WktSs'
4.., .


4 ~ .


'"7


4v t It ,


-' #+ 4
5*


'*6 *<
rl**


;


'1 ,


, s ', .


''


t-


51


-., -i -[,- ,'.' : l l,. ,- ,e














informed realizado por el autor para
la Presidencia de la Rep6bica Domi-
nicana. Para su preparaci6n se utili-
zaron t&cnicas etnogrdficas, como grupos focales,
entrevistas y observaci6n participate. Tambi6n
fueron analizados textos producidos por el mo-
vimiento en el pais y material publicado en In-
ternet, para incluir la opinion del movimiento a
nivel international.
En el texto se usan varias palabras claves:
kernel, sistema operative, c6digo libre, c6digo
abierto, product derivado, software, aparato
(dispositivo fisico), drivers, libertad. Iremos defi-
niendo c6mo el ambiente FOSS conceptualiza es-
tos t6rminos.

Contexto
Software libre es aquel que expand las liberta-
des de los usuarios, siendo la disponibilidad pfi-
blica del c6digo fuente su caracteristica principal,
lo que permit que cualquier programador pue-
da hacer modificaciones, siempre y cuando estos
cambios sean igualmente puestos a disposici6n de
otros. El c6digo fuente es el lenguaje en el que el
programador describe el software para luego con-
vertirlo en el product final o software ejecutable.
El software abierto es otra iniciativa que per-
sigue objetivos similares a los del software libre,
pero sin obligar al programador que lo modifi-
que a publicar el c6digo fuente de su trabajo. Esta
caracteristica que distingue al software libre se
denomina copyleft y obliga al usuario a publicar
el cddigofuente del software para garantizar que
cualquier interesado pueda acceder a los cambios
realizados.
Tanto el software libre como el software abier-
to son herramientas informiticas que tienen mul-
tiples implicaciones sociales.
Para que un software sea libre necesita cum-
plir con los siguientes requisitos, ademas de su ca-
racteristica de copyleft:'
Libertad 0: libertad de usar el software.
Libertad 1: libertad para modificar el soft-
ware.
Libertad 2: libertad para distribuir el soft-
ware.


Libertad 3: libertad para distribuir el soft-
ware modificado.
El software libre se institucionaliz6 bajo la
representaci6n de la Free Software Foundation
(FSF), en 1984. El representante de la FSF, Richard
Mathew Stallman,2 hizo el plan estrat6gico para
reconstruir una sociedad libre basada en el uso
de la tecnologia de la informaci6n y respaldada
por la licencia de nombre GPL.
Segin el plan estrat6gico, la FSF comenz6 a
desarrollar herramientas imprescindibles para
crear un sistema operative similar a Unix, pero li-
bre. Un sistema operative es un software que
comunica al usuario con el hardware o los dispo-
sitivos fisicos de una computadora. En el afio
1991, en Finlandia, un estudiante de Ciencias de
la Computaci6n llamado Linus Torvalds cre6 la
pieza llamada nicleo o kernel, que es la caracte-
ristica central del sistema operative. Luego se le
llam6 Linux y se produjo bajo la licencia GPL.
Este element culmin6 oficialmente en el sistema
operative de la FSF, y de ahi en adelante al mismo
se le ha llamado GNU/Linux.
Si bien existen alternatives a la esencia "pura"
de la libertad,3 para la FSF, la mejor garantia de
que un software sea libre es que est6 bajo licen-
cia GPL, ya que 6sta obliga al cumplimiento de
las cuatro libertades mencionadas. Es la que mis
se utiliza en el context del FOSS visto como co-
munidad.4 Fruto de la diversidad ideol6gica de
los miembros del FOSS se han establecido otras
licencias similares, tales como la Lesser General
Public License (LGPL),5 que permit a los usuarios
crear un software propietario o privativo (que no
contempla la libertad de los usuarios) a partir de
herramientas de software menos libres bajo licen-
cia LGPL.
El movimiento del software libre sostiene que
"la defense del derecho de autor no puede basar-
se en patentes, sino mas bien en copyright". El co-
pyright [derecho de autor] defiende el medio de
expresi6n de una idea, mientras que las patentes
defienden la idea en si, aunque por un tiempo
menor (alrededor de 20 afios).
Las instrucciones que se dan a la computado-
ra por medio del c6digo fuente son tan sencillas
que no es relevant patentarlas. Ademas, patentar


60 GLOBAL













ideas sencillas dificulta la comunicaci6n entire los
programadores para estudiar y distribuir soft-
ware. Por eso la FSF, junto a la Foundation of Free
Information Infrastructure, mantienen una politi-
ca de rechazo a las patentes de software. Patentes
de esta naturaleza podrian restringir operaciones
tan sencillas como el uso novedoso de series de
Fourier (un algoritmo matemAtico disponible a
todo piblico) para la compresi6n de archives.

Enemigos: monopolies y oligopolios
Microsoft caracteriz6, en un moment, al movi-
miento del software libre como "un cancer",6 ya
que si tomaba alguna parte de software licencia-
do en GPL, todo lo demas que se derivara de ahi
fruto de sus propios programadores de software,


El software libre podria ayudar

a las instituciones academics

fomentar la libre difusi6n de la

producci6n de conocimientos.


o de algun programador fuera de la empresa, tar-
de o temprano colapsaria su producci6n.
Asimismo, Microsoft ha fomentado en el mer-
cado un conjunto de dispositivos que s61o fun-
cionan 100% en su sistema operative Windows.
Como dichos aparatos tambi6n son "cerrados", no
tienen la especificaci6n del hardware (c6mo funcionan)
para poder crear el software perif6rico (driver) que
permit que funcione en otro sistema operative.
Por eso algunos usuarios de GNU/Linux utilizan
ingenieria inversa, que consiste en investigar c6mo
funciona el hardware con distintas mdquinas para
asi hacer el driver correspondiente y poder utili-
zarlo.7 La ingenieria inversa es una tecnica que
require de muchos recursos y tiempo, ademAs de
que muchas veces no es muy efectiva.
Entre los usuarios de software libre corre el
rumor de que Microsoft quiere que para su nue-
vo sistema operative llamado Vista se utilice un
nuevo tipo de computadora, que soporte reque-


rimientos grificos complejos. Entienden que esa
political de Microsoft busca impedir que otros sis-
temas operatives puedan funcionar con el nuevo
hardware, o hacer mas dificil su funcionamiento.
En definitive, un control monop6lico de la
computaci6n implica una relaci6n de dependen-
cia de los usuarios de dicho sistema. La mayoria
de las personas que tienen acceso a una compu-
tadora son usuarios de Windows. Estos usuarios
ceden a Microsoft gran parte de su poder de uso,
modificaci6n y distribuci6n de la herramienta, al
no poder tener acceso al c6digo fuente. Ademas
de que pierden una gran oportunidad de apren-
dizaje al no poder manipular el program para
transformarlo en una herramienta que se ajuste a
sus necesidades particulares.8
El que un Estado, como usuario, no
I disponga del c6digo fuente de los pro-
gramas que utiliza, implica una debi-
lidad en la seguridad del manejo de la
a informaci6n. Este hecho conlleva inca-
pacidad de auditar posibles process de
computaci6n indeseables. Por ejemplo,
Microsoft tiene la capacidad de leer,
borrar, modificar o impedir el acceso a
informaci6n intencionalmente.9
En el mismo sentido, se rechaza
el Control Digital de Restricciones (DRM).10 El
DRM implica el uso de tecnologias para contro-
lar el acceso a hardware y a datos digitales (tales
como software, musica, peliculas). Para Richard
Mathew Stallman, la existencia del DRM consti-
tuye una "conspiraci6n de las grandes empresas
contra el p6blico", a trav6s de lo que la industrial
del software privativo denomina "computaci6n
confiable". Stallman dice que los resultados del
DRM Ilevan a que en ocasiones los ordenadores
no "obedezcan" a sus duefios, sino a las empresas
que controlan los sistemas de "gesti6n digital de
restricciones".

Realidad dominicana
En la Rep6blica Dominicana, el grupo mas no-
table en cuanto a defense del software libre es la
Fundaci6n C6digo Libre Dominicano (FCLD). Su
objetivo principal es promover y defender la liber-
tad y los derechos de los usuarios y programadores












para desarrollar, usar, redistribuir y modificar el
software que usan.11
La FCLD tiene ocho afios de vida, se constitu-
y6 como ONG en el afio 2001 y recibi6 los prime-
ros fondos del Estado en el present gobierno del
president Leonel FernAndez. Tiene dos locales
abiertos, uno en Santo Domingo y otro en San-
tiago.
La fundaci6n cuenta con el apoyo de varias
empresas, como el grupo Viamar y Cementos Ci-
bao, junto a su empresario HuAscar Rodriguez.
Tambi6n cuenta con la ayuda legal y political del
diputado Pelegrin Castillo.
Ademas del patrocinio mencionado, la FCLD
cuenta con 20 integrantes activos que son volun-
tarios y dedican tiempo a la creaci6n de manua-
les, a la preparaci6n de classes y a la
planificaci6n estrat6gica de la institu- [
ci6n. Tambi6n cuenta con integrantes E
que ofrecen colaboraci6n peri6dica,
entire ellos profesores universitarios. n
La FCLD ha concentrado sus esfuer-
zos en las siguientes actividades:
Formaci6n de experts en ad- I
ministraci6n de las tecnologias
GNU/Linux.
Participaci6n en talleres y debates.
Creaci6n de manuales para el aprendizaje.
Dictado de cursos de iniciaci6n en tecnolo-
gias GNU/Linux.
La existencia del software libre y abierto nos
lleva al cuestionamiento de la political del mane-
jo computacional de la informaci6n. De aqui que
se haga hincapi6 en la problemAtica que puede
enfrentar el Estado en la elecci6n de programs
informAticos, conociendo las political de licencias
que tienen las empresas productoras y analizando
si 6stas realmente convienen al pais.
El software libre dispone de todas las herra-
mientas necesarias para disefiar y dar curso a
un proyecto de gobierno electr6nico. Entre estas
herramientas se encuentran foros, chats, portales,
etc6tera.12
La defense del software, como plataforma o
espacio de interacci6n humana para el fomento
del desarrollo national, implica la creaci6n de
una comisi6n para el studio de las derivaciones


6ticas del uso de los software en el Estado. La
6tica del software libre radica en la posibilidad
del usuario de auditar y reproducir el software.

Ventajas
El software libre represent una apertura para
las pymes. Las pequefias o medianas empresas
tienen mAs posibilidades de competir cuando
pueden adquirir software a menor precio que
los software privativos. El costo del software li-
bre es sumamente bajo.13 Mientras la compra del
software Windows XP represent alrededor de
12,900 pesos dominicanos, cualquier variedad
de GNU/Linux puede bajarse gratis por Internet.
En cuanto a un sistema de administraci6n (o ser-
vidor) podriamos encontrar precious mayores de


1 software libre implica una

ecesidad de revaloraci6n de la

olitica participativa del Estado.


59,100 pesos, mientras que en GNU/Linux la op-
ci6n seria de cero pesos. Imaginemos el gasto en
software de una empresa median con 15 mA-
quinas para usuarios finales y una funcionando
como servidor, el costo total seria de alrededor
de 214,000 pesos. Cabe recorder que no es lo
mismo libre que gratis; sin embargo, podemos
asegurar que un software libre es much mis
barato, gracias a su estilo o dinAmica de merca-
do tendente a descentralizar poderes.
1. Aunque el precio inicial (costo director) de
muchos software libres es cero, no tiene que serlo
a la hora del desarrollo de una innovacion. Desarro-
llar nuevas parties de un software tiene un costo
de innovaci6n. Una vez realizada la innovaci6n,
cualquier interesado (ubicado en cualquier punto
del planet) podria beneficiarse del nuevo pro-
ducto. El costo de esa innovaci6n seria much
menor al pago de licencias privativas, ademAs de
que se incentive el desarrollo de software tanto a
escala national como international. Entendiendo
esta fortaleza, podemos ver que el software libre


62 GLOBAL



























































esta muy ligado al desarrollo global y local de la
tecnologia de la informaci6n.14
2. Existe una comunidad de usuarios activos
y potencialmente activos, articulados en la FCLD
en la Repiblica Dominicana. Estos recursos se
pueden utilizar para apoyar la implementaci6n
del software libre en el Estado, ya sea en el por-
tal del Gobierno en Internet o en otra instancia.
De manera que el Estado no tendria que empe-
zar desde cero a invertir en recursos humans,
tiempo y capacitaci6n.


3. La dindmica y estructura so-
cial de la comunidad del software
libre abre paso a una cultural de
S compartir informaci6n, impor-
tante tanto para el usuario como
para los programadores. En esta
comunidad, el hecho de publicar
el c6digo de un product de soft-
Sware trabajado (creado o mejora-
do a partir de uno ya existente)
se transform en un premio para
cualquier programador, cotizin-
dose mejor como professional de
ahi en adelante, y fomentando la
creaci6n o la expansion de su pro-
pia empresa. Con la publicaci6n
del c6digo, el programador bene-
ficia a la comunidad de progra-
madores y tambien a los usuarios
interesados en su software. Esto es
totalmente diferente al modelo de
venta del software como si fuera
un producto de supermercado".
La practice de compartir el c6di-
go fuente incentive una cultural de
competencia no egoista, positive
para los nuevos cambios en la di-
Snmica de mercado que implica la
globalizaci6n.
4. Por esta 61tima raz6n, el pa-
pel de la Secretaria de Educaci6n
en nuestro pais pudiera ser prota-
g6nico al incentivar la ensefianza
del software libre para obtener
soluciones a largo plazo. Para el
corto y median plazo, la FCLD
prefiere institutes t6cnicos como el Instituto Na-
cional de Formaci6n Tecnico Profesional (Info-
tep), instituci6n que ha trabajado capacitando
en GNU/Linux desde hace un tiempo. AdemAs,
Infotep tiene una sucursal en cada provincia del
pais, lo que permit una distribuci6n equitativa
en todo el territorio national.
5. En nuestro pais, las universidades han sido
dependientes del monopolio de Microsoft. Ain
asi, el software libre podria ayudar a las institu-
ciones acad6micas a fomentar la libre difusi6n de








































la producci6n de conocimientos para competir en
el mercado global y local.
6. La Secretaria de Estado de Educaci6n po-
dria preparar programs escolares para que se
ensefie software libre y asi producer adults menos
dependientes del software privativo. La escuela es
un lugar propicio donde mAs que ofrecer leccio-
nes acad6micas se deben ofrecer lecciones 6ticas
sobre la libertad y la solidaridad social. AdemAs,
s6lo con la educaci6n en software libre se puede
sembrar un mercado de demands y soluciones
en el mismo.

Resistencia al cambio
1. En el context de la alta dependencia del pais
con Microsoft, la Republica Dominicana necesita
hacer una revision de su political informAtica, lo
que genera un costo. Una vez instalado el siste-
ma monop6lico se hace dificil realizar cambios
significativos para hacer un mercado mas com-
petitivo.
2. El software libre implica una necesidad
de revaloraci6n de la political participativa del
Estado. Podria representar, en la sociedad de la
informaci6n, lo que algunos autores llaman "la


nueva ciudadania". Se trata de una ciudadania
active que participa de las decisions del Estado:
monitoreando, disefiando political y presionan-
do favorablemente para el cumplimiento de sus
promesas. Dicha revaloraci6n implica invertir en
cambios para el fomento de una cultural political
participativa de los funcionarios y otros actors
politicos dominicanos.
3. Tanto los politicos como la ciudadania ne-
cesitan invertir en cambiar su cultural political en
aras de una democracia mAs participativa. El
software libre podria ser la esfera tecnol6gica ne-
cesaria en el trayecto democritico.
4. La familiar de sistemas operatives de Mi-
crosoft cuenta con un mercado muy amplio de
aparatos perif6ricos disefiados para que traba-
jen esencialmente con Windows y, consiguien-
temente, tenemos la ausencia de un mercado
de aparatos que funcionen en sistemas operati-
vos alternatives. De aqui se derivan problems
de compatibilidad. Por tal raz6n, un usuario
de GNU/Linux pudiera encontrarse con el pro-
blema de que su m6dem no le funciona. Para
romper esta barrera, el Estado podria fomentar
un mercado divers de hardware que facility la


64 GLOBAL


AV. I











competencia de diversos sistemas informiticos,
beneficiando a los usuarios.
5. La disposici6n del c6digo fuente al piblico
no conviene como tecnologia de seguridad esta-
tal, por lo que se puede exceptuar la publicaci6n
del c6digo para los organismos de seguridad del
Estado, ya que no deben revelar process estrat6-
gicos de seguridad computacional.15 En este caso,
es mas convenient que el c6digo fuente est6 ce-
rrado pero que no depend de ninguna compafiia
externa al Estado y que pueda ser auditado por
los organismos de seguridad correspondientes. El
tema de la seguridad debe complementarse con
un studio de la Secretaria de Estado de las Fuer-
zas Armadas y la Direcci6n Nacional de Investi-
gaciones.


El autor agradece a sus compafieros de trabajo la revi-
si6n del manuscrito y a la Fundaci6n C6digo Libre Do-
minicano por proveerle las informaciones relevantes.


Omar Bautista Gonzalez es licenciado en Psicolo-
gia por la Universidad Aut6noma de Santo Domingo,
Cum Laude, y actualmente cursa una maestria en Me-
todologia de la Investigaci6n Cientifica en la Facultad
de Humanidades de la misma universidad. Trabaja en
la Direcci6n de Informaci6n, AnAlisis y Programaci6n
Estrat6gica de la Presidencia de la Replblica Domi-
nicana, es miembro active de la Fundaci6n C6digo
Libre Dominicano y miembro del Centro de Estudios
Sociales de Funglode.


Notas
SEl ejemplo mis notable de licencia o contrato que
garantiza a un software ser libre es la General Public
License (GPL) en sus diferentes versions. Ver www.gnu.org/licenses/gpl.txt>.
2 Stallman visit recientemente la Rep6blica Domini-
cana y dict6 una conferencia en la Fundaci6n Global
Democracia y Desarrollo.
3 La esencia pura de la libertad es una expresi6n que se
utiliza en este escrito para designer la GPL. Esta es la
licencia de software mas representative de la ideologia
del software libre.
4 Ver Stefan Garling, A Critical Approach to Open Source
Software, pagina 56. Tomado el 15 de mayo de 2006 de
.


5 Se puede consultar dicha licencia en gnu.org/licenses/lgpl.txt>.
6 Ver WilcoxJ. y Shankland S. junior de 2001), "Why
Microsoft is wary of open source", CNET news.com. To-
mado el 20 de noviembre del 2006 de: com.corn/2100-1001-268520.html>.
7 Para conocer una comunidad que se dedica a eso, visi-
tar http://linmodems.org
SJos6 Santana, "C6digo Abierto: Educaci6n para las
nuevas generaciones", Global, num. 11, julio-agosto de
2006, pp. 5-12.
' Es como si la empresa Mack tuviera el derecho de en-
trar sin permiso, cada vcz que lo desec, a los locales de
sus clients a revisar los camiones vendidos para revisar
su rendimiento y asi orientar mejor su siguiente produc-
cion.
10 De las siglas en ingl6s Digital Rights Management, y
en otro sentido se refiere a Digital Restriction Manage-
ment, como se tradujo.
1 Tornado de la FCLD, el 18 de mayo de 2006 en
ws&file=article&sid=3015&mode=&ordcr=0&thold=
0>.
12 Para un analisis mis detallado respect a estas he-
rramientas, ver a M. Frick (enero 2005). Parlicipacidn
elecir6nica. Hacia un gobierno abierto en Amrnica Latina. Insti-
tuto de la Conectividad de las Am6ricas e International
Development Centre. Tornado el 21 de mayo de 2006,
de http://edc.unige.ch/edcadmin/images/Participa-
cion_Electronica.pdf
13 Ver R. Goldberger, P. Augusto Lazaro, J. P. Incar-
dona, Linux en las pymes, Buenos Aires, Grupo Editorial
Norma, 2005. El t6rmino costt" se refiere al costo di-
recto, en este caso, el precio. Argumentamos que nin-
guna tecnologia es gratis, en su sentido puro, ya que
siempre se suma el costo indirecto de capacitaci6n y
mejoras para el usuario, entire otros.
14 Un ejemplo de esto en la Republica Dominicana es
la b6squeda que realize la FCLD de un software que
pueda servir como base de datos para hospitals domi-
nicanos. Mediante entrevistas, la FCLD ha establecido
los requerimientos principals que debe satisfacer dicho
software, y en una investigaci6n previa ha encontrado
uno ya desarrollado en Venezuela como software libre
producido por el gobicrno de Chavez.
15 Richard Mathew Stallman, conversaci6n con el au-
tor, Santo Domingo, 14 dejulio de 2006.





, ww .domiicanonlieSor


DOMINICANA ON LINE

Visite hoy el Portal

de la Republica Dominicana...


.-" i ;-




Dominicanaonline.org es la
ventana al mundo y puerta de
entrada a la Republica Dominicana.
Una amplia red de experts y
colaboradores present information
confiable, dia a dia, sobre todo lo
que usted desearia saber y nunca
ha podido encontrar asi de ficil,
claro e interesante!


La vision de Dominicanaonline.org
es promover la imagen de la
Repiblica Dominicana,
difundir conocimiento
sobre el pais y
fortalecer el aprecio
y el respeto hacia
su patrimonio
y sus valores.


... y venga a navegar por el Caribe


una iniciativa de
FUNGLODE IGFDD


infrma iS




















































Los Centros de Estudios de la Fundaci6n Global Democracia y Desarrollo estan
compuestos por profesionales y t6cnicos de mOltiples disciplines, que aportan voluntariamente
su esfuerzo con un alto respeto por la pluralidad ideol6gica y political de los demas integrantes.


* Arquitectura, urbanismo y habitat
* Ciencia, tecnologia e innovaci6n
* Comunicaci6n
* Cultura
* Democracia
* Desarrollo rural
* Dominicanos
* Economia y desarrollo sostenible
* Educaci6n




-- FUNGLODE
FUNDACION GLOBAL
nFMCOCRACIA VY FFARROIfl


* Formaci6n empresarial
* Gesti6n del conocimiento
* Globalizaci6n
* Medio ambiente
* Relaciones internacionales
* Salud p6blica
* Seguridad y defense national
* Estudios sociales
* Sociedad de la informaci6n


www.funglode.org




Jorg D


LUna nacion


sin inmigrantes?


El impact de las reforms migratorias sobre los dominicanos residents en Estados
Unidos y Puerto Rico.


C ^ 6mo afectaria a la poblaci6n do-
minicana resident en Estados
Unidos y Puerto Rico las reformar
migratorias destinadas a frenar la inmigraci6n
indocumentada?
El Congress de Estados Unidos consider
recientemente dos proyectos de ley para frenar
la inmigraci6n indocumentada. El primero fue
aprobado por la Camara de Representantes en di-
ciembre de 1995 para prevenir la entrada de "ex-
tranjeros ilegales" al territorio estadounidense. El
segundo fue sancionado por el Senado en mayo
de 2006 para crear un program de trabajadores


temporales y facilitar la legalizaci6n de la pobla-
ci6n indocumentada. Ambas propuestas tendrian
efectos mayormente negatives sobre los dominica-
nos residents en Estados Unidos y Puerto Rico.
En particular, es probable que se acentfe la preca-
riedad econ6mica de los trabajadores inmigrantes,
al forzarlos a ingresar en la economic subterrAnea
y permanecer al margen de los beneficios de la
ciudadania estadounidense.
La historic de Estados Unidos ha oscilado tra-
dicionalmente entire la atracci6n y la repulsi6n
hacia los inmigrantes. En algunas epocas, espe-
cialmente las de expansion econ6mica, la opinion


68 GLOBAL











public estadounidense ha recibido con brazos
abiertos a numerosas personas provenientes de
diferentes paises. Esta tendencia hospitalaria se
consagr6 en el c6lebre poema de Emma Lazarus,
inscrito en la base de la Estatua de la Libertad:
"Give me your tired, your poor, your huddled masses,
yearning to befree" ("Denme a sus masas cansadas,
pobres, apifiadas, ansiosas de ser libres").
Otra expresi6n de esta postura incluyente fue
la caracterizaci6n de Estados Unidos como "una
naci6n de inmigrantes" por el ex presidenteJohn
F. Kennedy. Efectivamente, entire 1820 y 2003,
Estados Unidos admiti6 a casi 69 millones de
inmigrantes de todas parties del mundo, especial-
mente de Europa occidental.1
En otros moments, como a fines del siglo
XIX, la llegada masiva de campesinos pobres
y analfabetos, que generalmente no hablaban
ingles y que frecuentemente no profesaban la fe
protestante, perturb6 a amplios sectors de la
poblaci6n estadounidense. En tales situaciones
se activaron fuertes corrientes nativistas, incluso
de corte racist y xenof6bico. Como resultado, las
leyes migratorias se hicieron cada vez mas selecti-
vas, especialmente en cuanto al origen national.
El episodio mis infame de esta political restrictive
fue la larga prohibici6n de la inmigraci6n china
(1882-1943). Durante este period tambi6n se in-
tent6 excluir ajaponeses, indios asiaticos y natu-
rales del Medio Oriente. En la d6cada de 1990,
la inmigraci6n legal de mas de nueve millones de
personas super los niveles de principios de siglo
XX, cuando se habian registrado las cifras mis
elevadas de extranjeros en Estados Unidos.2
Despu6s de los ataques terrorists del 11 de
septiembre de 2001, las preocupaciones por la
seguridad national y el control de las fronteras,
asi como la defense del ingl6s como idioma ex-
traoficial de Estados Unidos, han intensificado la
presi6n para cerrarles las puertas a los inmigran-
tes, sobre todo indocumentados, particularmente
latinoamericanos y caribefios.3

Criminalizar al extranjero
El 16 de diciembre de 2005, la Cimara de Repre-
sentantes de Estados Unidos aprob6 el proyecto
H.R. 4437, titulado Ley de Protecci6n de la Fron-


tera, Antiterrorismo y Control de la Inmigraci6n
Ilegal, presentado por el republican James Sen-
senbrenner y coauspiciado por otros 35 legisla-
dores.4 Su prop6sito bAsico es reforzar el control
de las fronteras para impedir la entrada de "ex-
tranjeros ilegales" y terrorists al territorio esta-
dounidense. Este proyecto es primordialmente un
intent del ala derecha del Partido Republicano
por endurecer la political migratoria de Estados
Unidos, particularmente hacia M6xico y Centro-
am6rica. Del total de 239 votos a favor, 203 fue-
ron republicans; de los 182 votos en contra, 164
fueron dem6cratas. La iniciativa obtuvo su mayor
apoyo entire los representantes electos del medio
oeste y sur de Estados Unidos, con una poblaci6n
hispana poco numerosa pero en aumento. El 27
de enero de 2006, el proyecto fue referido al Co-
mit Judicial del Senado.
De aprobarse, el proyecto H.R. 4437 conver-
tiria la residencia illegal en Estados Unidos en un
delito serio (aggravatedfelony). Entre otras medidas,
se plantea aumentar las penas para los trafican-
tes de indocumentados; establecer un sistema
retroactive de verificaci6n de empleo por los pa-
trones; autorizar a la policia estatal para solicitar
documents de inmigraci6n; y sancionar a los in-
documentados y a aquellos individuos y organi-
zaciones que los ayuden a ingresar y permanecer
en territorio estadounidense. Tambien se propone
crear una unidad de la Patrulla Fronteriza en las
Islas Virgenes y construir un muro de 700 millas
a lo largo de la frontera con M6xico, especialmen-
te en California, Texas y Arizona. En sintesis, la
iniciativa promueve acciones principalmente pu-
nitivas y represivas contra unos 12 millones de
indocumentados, mayormente mexicanos, que
viven en Estados Unidos.

Una oposici6n masiva
Mis de 500 organizaciones religiosas, civicas,
ktnicas, obreras, empresariales y profesionales se
han opuesto tenazmente al proyecto H.R. 4437.
Entre 6stas figuran el Comit6 Judio Americano,
los Servicios Jesuitas para Refugiados y el Servi-
cio Luterano de Inmigraci6n y Refugiados; Am-
nistia Internacional y la Uni6n Americana de
Libertades Civiles, la Alianza Guatemalteca, la












Asociaci6n Arabe Americana de Nueva York, el
Consejo Nacional de la Raza y la Mesa Redonda
Nacional Dominico-Americana, la Federaci6n
Americana del Trabajo y los Trabajadores Agri-
colas Unidos, la CAmara de Comercio de Estados
Unidos y la Asociaci6n Americana de Abogados.5
Tambi6n surgieron manifestaciones multitudina-
rias en numerosas ciudades, desde San Francisco
y Phoenix hasta Washington y Chicago, donde
marcharon mas de 100,000 personas el 10 de
marzo de 2006 para defender los derechos de los
indocumentados. El cardenal de Los Angeles,
Roger Mahoney, inst6 a sacerdotes y feligreses
cat6licos a desobedecer la ley, si 6sta se aprueba.
Pero la muestra mas visible de la impopularidad
del proyecto Sensenbrenner fueron las protests
masivas del primero de mayo de 2006.
Ese dia, mas de un mill6n de personas parti-
cip6 en un paro national para afirmar la impor-
tancia de los inmigrantes para Estados Unidos.
Bajo la consigna de "Un dia sin inmigrantes",
las manifestaciones p6blicas pusieron de relieve
la aportaci6n econ6mica de los trabajadores ex-
tranjeros a ese pais. A la vez, various sindicatos y
otras organizaciones en M6xico y otros paises la-
tinoamericanos convocaron a no comprar "nada
gringo" en solidaridad con sus compatriotas re-
sidentes en el norte. Muchos lideres
comunitarios aludieron a la pelicula |
Un dia sin mexicanos, dirigida por Sergio L
Arau en 2004. Este docudrama ilustra
jocosamente las multiples repercusiones a
de la repentina desaparici6n de un ter- e
cio de los habitantes de California, ma-
yormente de origen mexicano, cuando C
una misteriosa nube rosada aisla a ese I
estado del resto del mundo.
El malogrado proyecto Sensenbrenner se nu-
tre de una creciente inquietud de la poblaci6n
estadounidense por la seguridad national. Desde
un principio, la propuesta establece una peligro-
sa equivalencia entire indocumentados (Ilamados
illegal aliens, como si fueran extraterrestres) y
terrorists. Por eso muchos manifestantes lleva-
ron pancartas que reclamaban que "ningin ser
human es illegal Se trata de una lucha entire
los sectors mas conservadores de la poblaci6n


blanca estadounidense y una coalici6n de di-
versos grupos 6tnicos, en donde predominan los
hispanos, que favorece una reform migratoria
mas amplia. La implementaci6n de la nueva ley
podria retrasar la integraci6n de millones de
personas, principalmente mexicanas y centro-
americanas, en la sociedad estadounidense. Pero
definitivamente no resolverA el problema de la
poblaci6n indocumentada, que require medi-
das mAs constructivas, como la legalizaci6n de
los residents irregulares de Estados Unidos y la
promoci6n del desarrollo econ6mico de los pai-
ses latinoamericanos y caribefios.

Una propuesta alterna
El 25 de mayo de 2006, el Senado de Estados
Unidos aprob6 el proyecto S. 2611, titulado Ley
de Reforma Integral de Inmigraci6n, patroci-
nado por los republicans Arlen Specter y John
McCain, el dem6crata Edward Kennedy y otros
miembros de ese cuerpo legislative.6 Aqui el
voto estuvo mAs dividido que en la CAmara de
Representantes: de los 62 votos a favor, 38 fue-
ron dem6cratas; de los 36 en contra, 32 fueron
republicans. La propuesta tuvo su principal
apoyo en los senadores provenientes de estados
con una fuerte presencia de inmigrantes de ori-


os indocumentados tienden

permanecer en Puerto Rico

n vez de continuar hacia el

ontinente norteamericano.


gen latinoamericano, como California, Florida y
Nueva York. Tambi6n fue respaldada por algunas
organizaciones comunitarias opuestas al proyecto
Sensenbrenner.
Las dos versions de la reform migratoria
presentan varias convergencias y divergencias.
Ambas aumentarian el presupuesto para contra-
tar agents de la Patrulla Fronteriza e inspectors
de inmigraci6n, asi como modernizar la infraes-
tructura y la tecnologia para proteger las fronte-


70 GLOBAL












ras internacionales de Estados Unidos. Ambas
propuestas autorizarian la construcci6n de vallas
y otras barreras fisicas en puntos de cruces fre-
cuentes de indocumentados en Arizona, aunque
la version de la CAmara extenderia el muro a
otros estados. Mis important aun es que las dos
iniciativas legislativas parten de la premisa de que
la inmigraci6n indocumentada socava la integri-
dad national de Estados Unidos.
A diferencia del proyecto de la Camara, el del
Senado autorizaria la entrada de unos 200,000
trabajadores temporales (guest workers) al afio y
permitiria a una parte de la poblaci6n indocu-
mentada legalizarse y eventualmente hacerse
ciudadanos estadounidenses. Ademis, la version
senatorial hace hincapit en impedir la cons-
trucci6n de tfneles a lo largo de la frontera con
M6xico, tuneles por los que pasan indocumenta-
dos, terrorists, armas ilegales y sustancias con-
troladas. A la vez, urge la cooperaci6n entire los
gobiernos de Estados Unidos y M6xico para com-
batir el trAfico de indocumentados. Finalmente,
require que los inmigrantes aprendan ingl6s
para regularizar su estadia en Estados Unidos,
una media criticada fuertemente por los detrac-
tores del movimiento English Only.
Al moment de redactar este articulo, las
propuestas de la Cmiara de Representantes y el
Senado auin no se habian reconciliado. Es dificil


U).


Pagina 66: Vista general de la manifestaci6n convocada para pedir mas derechos par
en Union Square, Nueva York, Estados Unidos, el 1 de mayo de 2006. Arriba: Ima
colocado en Naco, Arizona, en abril de 2005, junto a la frontera entire M6xico y Est
miembros del proyecto Minuteman.


predecir cual de las dos prevaleceri y se converti-
ri en ley. Ambos cuerpos legislativos actualmente
buscan apoyo public para sus respectivas ver-
siones de la reform migratoria. El debate con-
gresual continue polarizado fundamentalmente
entire aquellos que insisted en penalizar a los in-
documentados y sus patrons, y los que recono-
cen su necesidad econ6mica y derechos humans.
Curiosamente, el president George W. Bush ha
sido una de las voces mis moderadas en la con-
troversia, tratando de mediar entire los que prefe-
ririan deportar a todos los "extranjeros ilegales"
y los que abogan por una amnistia general. Una
encuesta reciente mostr6 que la opinion piblica
estadounidense estA igualmente dividida en tor-
no a las medidas consideradas por el Congreso: el
53% de los entrevistados pensaba que los indocu-
mentados debian regresar a sus paises de origen,
mientras el 40% estuvo de acuerdo en otorgarles
residencia legal en Estados Unidos.7

Una poblaci6n marginada
De ratificarse uno de estos proyectos de reform
migratoria, jc6mo afectaria a la poblaci6n do-
minicana resident en Estados Unidos y Puerto
Rico? Revisemos primero algunos datos disponi-
bles sobre dominicanos indocumentados. Segin
estimaciones del Gobierno estadounidense, la
Repfblica Dominicana es el octavo pais que mas
indocumentados envia a Estados
Unidos, unos 91,000 en el afio
2000 (v6ase el cuadro 1). Otra
fuente independiente sugiere la
Scifra de 100,000 indocumenta-
dos, alrededor del 15 por ciento
I de todos los inmigrantes naci-
dos en el pais.8 Comparados con
otros grupos latinos, especial-
mente los mexicanos, la cantidad

es relativamente baja. La mayo-
ria reside en Nueva York, Nueva
Jersey, Massachusetts y Florida,
donde se concentra la poblaci6n
a los inmigrantes dominicana. Muchos ingresaron
gen de un cartel al territorio estadounidense a
ados Unidos por
traves de la vecina isla de Puerto












Rico y desde alli se trasladaron al I
continent norteamericano. Algu-
nos se legalizaron casAndose con
Datos en milt
ciudadanos estadounidenses de
Pais de ori
origen puertorriquefio, mientras
Mexico
otros obtuvieron documents fal-
sos, tales como pasaportes y tarje- El Salvad
Guatemala
tas de seguro social. Gatmala
Colombia
Por otro lado, una parte sus-
tancial de la poblaci6n domini- Honduras
China
cana del exterior esta radicada en na
Puerto Rico, un territorio estado- Ecuador
unidense donde se aplican las leyes Repiblica Do
y regulaciones federales de inmi- Filipinas
Brasil
graci6n y naturalizaci6n. Ademas Brasil
de los admitidos legalmente, un
numero desconocido de domini- Fuente: U.S. Imm
the United States
canos ha viajado ilegalmente a la enero de 2003, co
. Nota: Algunas cif
isla (mayormente en yolas y otras Nta Anas cif
embarcaciones pequefias) o se ha
quedado despu6s de que sus visas turisticas expi-
raran. Por su carActer clandestine, es muy dificil
calcular el numero de indocumentados en Puerto
Rico. No obstante, varias fuentes estadisticas su-
gieren que se trata de un flujo constant y masivo
de personas. Desde 1982 hasta 2006, la Guardia
Costera de Estados Unidos intercept en alta mar
a 32,506 dominicanos indocumentados (grafico
2). A su vez, el Servicio de Inmigraci6n y Natu-
ralizaci6n de SanJuan y la Patrulla Fronteriza de
Ramey repatriaron a un promedio de 3,445 in-
documentados al afio entire 1988 y 2003 (grafico
3). MAs del 90% de los deportados provenia de la
Republica Dominicana, aunque otros paises lati-
noamericanos y caribefios estAn representados en
las cifras, incluyendo a Haiti, Venezuela, Mexico,
Colombia, Ecuador y mas recientemente Cuba.
La estimaci6n official mis reciente sobre la po-
blaci6n indocumentada en Puerto Rico data de
1996, cuando el Servicio de Inmigraci6n y Natu-
ralizaci6n de Estados Unidos conjetur6 que unos
34,000 indocumentados, mayormente domini-
canos, vivian en la isla. En cambio, esa misma
fuente calcul6 que unos 75,000 indocumenta-
dos dominicanos residian en los Estados Unidos
continentales en ese afio.9 Segun estas cifras, la
proporci6n de dominicanos indocumentados a


es
gen 2000 1990 Crecimiento, 1990-2000
4,808 2,040 2,768
189 298 -109
144 118 26
141 51 91
138 42 96
115 70 45
108 37 71
Iminicana 91 46 45
85 70 14
77 20 58


migration and Naturalization Service, "Estimates of the Unauthorized Immigrant Population Residing in
: 1990 to 2000", , 31 de
nsultado el 11 de julio de 2006.
ras no suman totales exactos debido al redondeo.


documentados era casi seis veces mayor en la isla
que en el continent. Debido a la cercania geo-
grAfica de Puerto Rico con la Repuiblica Domini-
cana, y a la dificultad de viajar a Estados Unidos
sin autorizaci6n del Gobierno estadounidense, los
indocumentados tienden a permanecer en Puerto
Rico en vez de continuar hacia el continent nor-
teamericano.10
Varios estudiosos han trazado un perfil de los
dominicanos indocumentados de Puerto Rico.
La gran mayoria de las yolas zarpa de los puertos
orientales de Higiiey, Miches, Nagua, Samana,
Boca de Yuma y La Romana, en la Republica
Dominicana, y llega a a las costas occidentales
de Puerto Rico, especialmente Rinc6n, Afiasco,
Aguadilla, Aguada, Mayagiiez y Cabo Rojo (v6a-
se el grAfico 4).
En agosto de 2005, el costo de un viaje en
yola estaba entire 1,250 y 1,500 d6lares." La ma-
yoria de los pasajeros son hombres j6venes con
una educaci6n elemental y un empleo no califi-
cado en la Repuiblica Dominicana. Algunas son
mujeres pobres que trabajaban como dom6sticas,
obreras de fAbrica o vendedoras en su pais. Una
vez en Puerto Rico, tienden a moverse hacia el
area metropolitan de San Juan, particularmen-
te Santurce y Rio Piedras, donde sus parientes y


72 GLOBAL

















Datos en nOmero de personas. Aios 1982-2006.


1982 1984 1986 1988 1990 1992 1994 1


2000 2002 2004 2006


Fuente: U.S. Coast Guard, "Total Interdictions, Fiscal Year 1982 to Present",
, consultado el 11 de julio de 2006.






Dates en ndmero de personas. Aios 1988-2003.


2,000 -

1,000 -
0--
1988 1990 1992 1994 1996 1998 2000 2002 2003
Fuentes: U.S. Department of Homeland Security, Yearbook of Immigration Statistics,
ol0 i .I ,, ,:'. .. .. r. --, ..-... -, .,.' .j ..: ,: 1,~ r.i- : 1i U.S. Government Printing Office,
1989-1995).



amigos les ayudan a conseguir trabajo y vivien- parte consid
da. La mayoria terminal laborando en el sector continent r
informal urban, especialmente en el comercio do artificial
ambulante, la construcci6n y el servicio dom6sti- condiciones
co. Otros intentan continuar su viaje a la ciudad miento de 1
de Nueva York y otros lugares del continent dos contribl
norteamericano. Miles lo logran.12 hogares dor
prioridades
Una creciente precariedad ir6nicament
Entonces, jcuAl seria el impact de una political En terce:
migratoria mas restrictive de Estados Unidos ha- tas congress
cia la inmigraci6n indocumentada, especialmen- actuales) pc


te de la Rep6blica Dominicana?
En primer lugar, probablemente
dificultarA (aunque no detendri)
el ingreso no autorizado de domi-
nicanos, al redoblar la vigilancia
de la Guardia Costera y la Pa-
trulla Fronteriza en Puerto Rico.
Tal vez cambiarian algunas de las
rutas utilizadas por los capitanes
de las yolas, por ejemplo, hacia la
costa norte o este de Puerto Rico.
Al mismo tiempo, se ampliaria la
ingerencia de las agencies estata-
les y municipales, incluyendo a la
policia y la Guardia Nacional de
Puerto Rico, en la implantaci6n
de las leyes de inmigraci6n y el
control de las fronteras maritimas
de Estados Unidos. Como advier-
te la Mesa Redonda Nacional Do-
minico-Americana,13 tal media
podria reducir la cooperaci6n de
los indocumentados con las auto-
ridades policiales en la soluci6n
de crimenes debido al temor a ser
deportados.
En segundo lugar, es possible
que las nuevas restricciones lega-
les ayuden a canalizar el flujo mi-
gratorio dominicano hacia otros
paises europeos, caribefios y lati-
noamericanos. Desde hace tiem-
po, los mayores obstAculos para
emigrar legal o ilegalmente hacia
Estados Unidos han desviado una


erable del 6xodo dominicano fuera del
lorteamericano. AdemAs, han separa-
mente a muchos parientes en distintas
de documentaci6n legal. El endureci-
as leyes migratorias de Estados Uni-
uiria a dispersar afn mAs a miles de
ninicanos, a pesar de que una de las
establecidas por esas mismas leyes es
:e la reunificaci6n familiar.
r lugar, la ratificaci6n de las propues-
uales (en una de sus dos vertientes
spondra la legalizaci6n de miles de













4~ IRNIAE UA EL IRC6 INDCMETD
DE REULC *OININ A~ I PETRIC


Saman6


REPOBLICA
DOMINICANA


Sabana del Mar
Miches


San Pedro Aguadilla' Isa
de Macoris La Romana 00
Higiey Mar Caribe Aguada 0
Boca Chica Rinc6n O Aiiasco

Mayaguez 0


Cabo Rojo


Fuente: El Nuevo Dia, Suplemento especial sobre "Trafico humane", 8 de marzo de 2005.


personas que no cumplan con los requisitos es-
tablecidos, como probar que han residido cinco
afios en territorio estadounidense y hablar ingl6s.
Este uiltimo criterio es particularmente oneroso
para trabajadores inmigrantes hispanohablan-
tes de poca escolaridad, como la mayoria de los
dominicanos y mexicanos. A la larga, tambi6n
dificultarA que muchos inmigrantes obtengan la
ciudadania estadounidense y los mantendri al
margen de la sociedad anfitriona.
En cuarto lugar, las medidas que penalizan
a6n mis la contrataci6n de trabajadores indocu-
mentados seguramente empujarAn a un numero
mayor de 6stos hacia la economic subterranea,
especialmente en sectors de alta demand de
mano de obra barata, como la construcci6n, el
servicio domestico, el servicio en restaurants y
la agriculture estacional. Esta tendencia redun-
daria en una creciente precariedad econ6mica
de la poblaci6n dominicana de Estados Unidos
y Puerto Rico, particularmente en aquellos pues-
tos desprovistos de protecci6n estatal y beneficios
marginales como plan m6dico, seguro social y
pension de retire.


Por ultimo, las reforms migratorias pro-
puestas reforzarAn un clima cada vez mis hostile
contra los extranjeros, especialmente indocumen-
tados y latinos. En particular, contribuiran a legi-
timar la opinion public generalizada de que los
indocumentados son criminals indeseables, pe-
ligrosos y costosos para los gobiernos receptores.
Las encuestas mas recientes muestran la conso-
lidaci6n de un discurso antiinmigrante cada vez
mas poderoso en Estados Unidos.14
En ocasiones, el debate piblico insinia que
Estados Unidos deberia transformarse de una na-
ci6n de inmigrantes en una sin ellos.

Jorge Duany es catedratico y director del Departa-
mento de Sociologia y Antropologia de la Universidad
de Puerto Rico, Recinto de Rio Piedras. Entre sus nu-
merosas publicaciones se destacan El barrio Gandul:
Economia subterranea y migracidn indocumentada en
Puerto Rico (en coautoria, 1995) y Quisqueya on the
Hudson: The Transnational Identity of Dominicans in
Washington Heights (1994). Su iltimo libro se titula
The Puerto Rican Nation on the Move: Identities on the
Island and in the United States (2002).


74 GLOBAL


N









bela


PUERTO
RICO













Notas
SU.S. Department of Homeland Security, 2004 Yearbook
of immigration Statistics, ics/shared/statistics/yearbook/Yearbook2004.pdf>,
consultado el 12 dejulio de 2006.
2 U.S. Department of Homeland Security, 2004 Yearbook
of Immigration Statistics.
El critic cultural de origen irani Ali Behdad argu-
menta convincentemente que el tratamiento de los
extranjeros en Estados Unidos ha fluctuado entire la
hospitalidad y la hostilidad, y que esta ambivalencia es
parte constituyente de la identidad national estadoun-
idense. V6ase Behdad, A Forgetful Nation: On Immigration
and Cultural Idenlity in the United States (Durham, N.C.:
Duke University Press, 2005).
Vease el texto complete del proyecto en Library of Con-
gress, "H.R. 4437: Border Protection, Antiterrorism, and
Illegal Immigration Control Act of 2005 (Referred to
Senate Committee after Being Received from House)",
~cl09139LA9::>, consultado el 11 dejulio de 2006.
5 V6ase una lista parcial de las organizaciones opuestas
al proyecto Sensenbrenner en National Immigration
Forum, "Opposition to H.R. 4437 Includes a Wide
Spectrum of Groups", org/documents/PolicyWire/Legislation/GroupList.
pdf>, 14 de diciembre de 2005, consultado el 11 dejulio
de 2006.
El texto complete del proyecto aparece en Library of
Congress, "S. 2611: Comprehensive Immigration Re-
form Act of 2006 (Engrossed as Agreed to or Passed
by Senate)", D?cl09:2:./temp/-cl09A7TedM::>, consultado el 11
dejulio de 2006.
7Pew Hispanic Center, America's Immigration Quanda-
ry: No Consensus on Inmigration Problems or Proposed Fixes,
,
30 de mayo de 2006, consultado el 11 dejulio de 2006.
8Jeffrey Passel, "New Estimates of the Undocumented
Population in the United States", tioninformation.org/feature/print.cfm?ID=19>, 22 de
mayo de 2002, consultado el 11 dejulio de 2006.
9 Migration News, "INS: Methodology and State-by-State
Estimates", vol. 4, n6m. 3, edu/mn/more.php?id=1196 0_5_0>, marzo de 1997,
consultado el 11 de julio de 2006; U.S. Department of
Justice, Statistical Yearbook of the Inmigration and Naturaliza-


tion Service, 1997 (Washington, D.C.: U.S. Government
Printing Office, 1999).
"' V6ase Maria Enchautegui, Los deterninantes de la in-
migracion dominicana a Puerto Rico, Unicla de Investi-
gaciones Econ6micas, Universidad de Puerto Rico,
Recinto de Rio Piedras, Ensayos y Monografias num.
104, sayo%20104.pdf >, 2000, consultado el 11 de julio de
2006.
"Javier Col6n Davila, "Lucro boricua con el dolor aje-
no", El .Auevo Dia, Suplemento especial sobre "Trifico
humano, 8 de marzo de 2005, p. 4.
Este parrafo se basa en una resefia de various estu-
dios sobre la poblaci6n dominicana indocumentada
en Puerto Rico. VWase Jorge Duany, "Dominican Mi-
gration to Puerto Rico: A Transnational Perspective",
Centro: Journal of the Center for Puerto Rican Studies, vol.
17, nuim. 1 (2005), pp. 242-269. Entre los principals
trabajos citados sc encuentran Ana F. Selman Fernin-
dez, Glenes Tavarez Maria y Rafael Puello Nina, "La
emigraci6n illegal de los dominicanos hacia Puerto
Rico", El Caribe Contemponrneo, nfim. 20 (1990), pp. 91-
102;Jorge Duany, Luisa HernAndez Angueira y Cesar
A. Rey, El Barrio Gandul: Economia subterrdneay migracidn
indocumentada en Puerto Rico (Caracas: Nueva Sociedad,
1995); Ramona Hernandez y Nancy L6pez, "Yola and
Gender: Dominican Women's Unregulated Migra-
tion", en Dominican Studies: Resources and Research Ques-
tions, editado por Luis Alvarez-L6pez, Sherri Baver,
Jean Weisman, Ramona Hernandez y Nancy L6pez
(Nueva York: The CUNY Dominican Studies Institute,
1997), pp. 59-78; y Vanessa Pascual Roman y Delia
Ivette Figueroa, Islas sin fronteras: Los dominicanos indo-
cumentados y la ;. '. ..'. ..I en Puerto Rico (San GermAn,
P.R.: CISCLA/Revista Interamericana, Universidad
Interamericana, 2000).
" Dominican American National Roundtablc, "DANR Is-
sues Statement on Passage of Senate Immigration Bill",
, 31 de
mayo de 2006, consultado el 11 dejulio de 2006.
" El citado studio del Pew Hispanic Center notaa 6)
encontr6 que un 48% de los entrevistados creia que los
inmigrantes amenazaban los valores y costumbres tra-
dicionales de Estados Unidos. Para consultar una varia-
ci6n acad6mica de esta tesis, v6ase Samuel Huntington,
'Quidnes somos? Los desaflos a la idenlidad national estadouni-
dense (Barcelona: Paid6s, 2004).






k VlOgQAOY


,~cx d C;,agjb~


Cineforum

FUNGLODE


La Fundaci6n Global Democracia y Desarrollo le invita
al Cineforum, un espacio para la exhibici6n de peliculas
de diferentes paises y cultures que abre el debate sobre
su contenido y estilo cinematografico.
Consulte nuestra cartelera y haga sus comentarios en la
pagina: www.funglode.org/cineforum o escribanos a:
o.delacruz@funglode.org
Para mas informaci6n Ilame al 809.685.9966 Ext. 2110.


FUNGLODE


-E e `-slo--as


'C i;:?.






Informe Es]


?ecial






P1


Introducci6n
Ciberperiodismo: mas contenido y menos
tecnologia

Iban Campo

En una conferencia que dict6 el 19 de marzo de 2005 durante la cuarta Cum-
bre Iberoamericana de Comunicadores celebrada en Santo Domingo, dije
nada mas empezar que me confesaba "lector de peri6dicos digitales y mero
ojeador de diaries impresos. Lo practico ha podido, de manera paulatina, con
lo romantico. En lugar de tomar el t6 y el jugo de mi desayuno delante de
hojas de papel, lo hago frente a la pantalla de mi portAtil, y d6jenme decirles
que leo mis prensa que antes. Y estoy seguro de que, como yo, millones de
personas".
Mi pasi6n por el periodismo, y concretamente por el ciberperiodismo,
como dice mi amigo y colega Ram6n Salaverria, uno de cuyos articulos inclui-
mos en esta entrega especial, me ha llevado a practicarlo, pero tambi6n a es-
tudiarlo, a investigarlo. Estamos inmersos en una revoluci6n periodistica que
pertenece a la gran revoluci6n de Internet. La tecnologia nos envuelve en este
siglo XXI de tal manera que quien se mantiene al margen de ella se convierte


JRIODISMO DIGITAL











en un excluido social, econ6mico, politico y, por supuesto, comunicacional. Sin
embargo, en el caso de esta profesi6n, mi inter6s no se centra en la tecnologia,
sino en el contenido. Es cierto que hay que conocer las alternatives y opciones
de trabajo que nos permiten las Tecnologias de la Informaci6n y Comunica-
ci6n (TIC) como periodistas, pero la tecnologia no es ni hace al periodismo. Es
un medio para el periodismo y de nada sirve si el contenido periodistico no es
de calidad. En eso es en lo que nos tenemos que concentrar los periodistas: en
ofrecer calidad a trav6s de nuestras maneras de hacer.
Recurro al manido dicho de que la radio se anunci6 como el preludio de la
muerte de los diaries; y que lo mismo se afirm6 de la television con respect a
la radio. Incluso se ha llegado a aseverar que Internet acabard con lo impreso,
lo radial y lo televisivo. No creo que vaya a ser asi, aunque si estimo que los
medios impresos son los que mas van a sufrir -y ya lo estan sufriendo con la
p6rdida continuada y progresiva de lectores y anunciantes- el embate de los
cibermedios. Pero la grandeza de Internet como soporte es que por su condi-
ci6n multimedia, ademds de hipertextual e interactive, acoge textos, imagenes
y sonidos hasta ahora usados por los medios tradicionales, mayormente de
manera especifica y diferenciada. En este context, .que somos? ,qu6 hace-
mos?
Hoy en dia, los profesionales de la informaci6n nos enfrentamos al reto de
hacerle ver a la sociedad que seguimos siendo vdlidos, que puede seguir
confiando en las selecciones de la realidad que le ofrecemos en un mundo en
el que cualquiera de los sujetos principles de la comunicaci6n, es decir, el
lector, el televidente, el radioyente... tiene miles de opciones para estar infor-
mado, pues puede llegar a fuentes primaries de las que nosotros nos valemos.
Adn mas, tiene la opci6n de llegar a much informaci6n que los medios de co-
municaci6n obvian. Todavia mis, los ciudadanos de la calle se convierten, de
la noche a la mariana, en "periodistas". Ahi estan los blogs, que hasta nosotros
usamos para contar todo aquello que en los medios no podemos.
En este ambiente es en el que tenemos que sobrevivir, y la batalla estara
perdida a no ser que sepamos hacer muy bien lo que unos creemos nuestra
vocaci6n y otros han hecho de ello su profesi6n: periodismo. Y todo ello, arro-
pados por una cada vez mas creciente tecnologia, con una competencia feroz
en la que es mejor saber desenvolverse en various soportes informativos y con
una tendencia empresarial hacia la convergencia de medios de comunicaci6n
donde creo que, con el paso del tiempo, Internet va a ser el centro de opera-
ciones, rodeado por la television, la radio y el peri6dico.
Estamos abocados a ser periodistas multimedia. Y ,qu6 es eso? Los em-
presarios piensan que es aquel professional de la informaci6n que les hace
una historic para el diario, les prepare la misma informaci6n para la radio, les
elabora el reportaje para la television y confecciona un trabajo para Internet.
Pues yo disiento de eso. A mi juicio, periodistas para todo son periodistas para
nada.
En el ciberperiodismo, nuestra mente tiene que ser hipertextual, multime-
dia e interactive. Tenemos que ampliar nuestra concepci6n periodistica cuan-
do nos plantamos ante la opci6n de preparar una historic. Escribir a veces
no tendra tanto sentido como mostrar una imagen, o preparar una infografia.
Pero, en el fondo, tenemos que seguir siendo periodistas, lo que esencialmen-
te concibo como apegarse a cuatro concepts: credibilidad, rigor, indepen-
dencia y, sobre todo, honestidad.


GLOBAL












El pasado verano se celebr6 en Funglode el I Encuentro de Periodismo
Digital. Tuvimos una primera sesi6n en la que participaron como panelistas
Fausto Rosario, director de Clave Digital; Jose Tejada G6mez, director de Dia-
riodigitalRD; y Jorge Pineda, director de Dominican Today. Invitamos a otros
directors de otros cibermedios. Lamentamos su ausencia. Los tres presen-
tes hablaron sobre la realidad ciberperiodistica de la Reptblica Dominicana
como suculenta entrada de un menu que incluy6 cuatro plates fuertes: Ram6n
Salaverria, Francis Pisani, Javier Moya y Marcelo Franco. Ellos contaron al
auditorio sus experiencias en el mundo del periodismo en Internet. Hoy, en
este nimero de Global, usted puede leer algunas de sus reflexiones sobre
sus respectivas especialidades: formaci6n, tecnologia, interactividad y pric-
tica professional. En la Fundaci6n Global Democracia y Desarrollo seguiremos
este afio 2007 trabajando en la reflexi6n, la investigaci6n y la formaci6n en este
apasionante mundo del ciberperiodismo, un mundo en expansion en nuestro
pais y que evoluciona a una velocidad mayor de la que muchos imaginan y
pueden similar.

Iban Campo es director de Comunicaci6n de Funglode.


Informe Especial













Nuevo medio, nueva audiencia,
6nuevo periodismo?


Marcelo Franco

Todo est6 cambiando, incluso la velocidad del cambio est6 cambiando. En el
afo 2000, la llegada de Internet traz6 un nuevo paradigma en apenas juna
d6cada! ,Qub pasara en el siglo XXI? Hay quienes predicen que habrd una
transformaci6n tecnol6gica mil veces mayor durante este siglo que en todo
el anterior. Ellos hablan de "una fusi6n tan ripida y profunda entire hombres y
robots que supondrA una ruptura en la tradici6n humana". Pregonan que hoy
es possible conectar una celula humana con un circuit electr6nico. El diminu-
to dispositivo, varias veces mas pequefio que un cabello, constitute un paso
fundamental en la direcci6n, irreversible, de la bioinformatica. A este ritmo,
muy pronto se podrd almacenar la totalidad del conocimiento human en un
artefacto de uso personal del tamafio de un tel6fono cellular.
La explosion de la burbuja marc6 un punto de inflexi6n para Internet. Hoy
se habla de la Web 2.0 y se consagra a Google como su emblema. Google
irrumpi6 hace relativamente pocos afios como aplicaci6n web native: un servi-
cio gratuito de blisquedas disponible en todo moment para todos los usuarios
conectados. No se aprecia en su implementaci6n ninguna de las caracteristi-
cas de la "vieja" industrial del software. Nada de licencias ni ventas, s61o uso.
Su 6xito se debe a lo que ha sido denominado "la larga cola" (the long tail), el
poder colectivo de los pequefios sitios que forman el grueso del contenido de
la Red. Google invent la manera de ubicar avisos en cualquier pagina web.
Evit6 las estrategias publicitarias basadas en banners y popups, optando por
anuncios breves relacionados con el context, nada intrusivos y muy aprecia-
dos por los consumidores.
El principio central que sustenta el 6xito de los gigantes nacidos en la era
de la Web 1.0 y que han sobrevivido para encabezar la era de la Web 2.0
parece ser precisamente el uso de la potencia de la Red para aprovechar la in-
teligencia colectiva. Los hipervinculos son los cimientos. Cuando los usuarios
afiaden contenidos, quedan integrados en la estructura de la web con otros
usuarios que descubren dicho contenido y enlazan con 61: la trama de co-
nexiones crece de forma organica como un fruto de la actividad colectiva. Los
mayores exitos de Internet no hacen publicidad de sus products. Su adopci6n
esta impulsada por el "marketing viral", es decir, por las recomendaciones
que se propagan directamente de un usuario a otro.
Otra de las caracteristicas mas proclamadas de la era de la Web 2.0 es el
ascenso de los blogs. Las paginas personales existen desde los primeros dias
de la web, y los diaries intimos y las columns de opinion desde much antes,
entonces ,por qub tanta agitaci6n? Un blog es una pAgina personal en format
de diario, pero su organizaci6n cronol6gica "introduce enormes diferencias
en cuanto a la entrega, la publicidad y la cadena de valor". Uno de los elemen-
tos que marcan esa diferencia es la tecnologia denominada RSS que permit
que alguien no s61o enlace con una pagina sino que se suscriba a la misma,
recibiendo una notificaci6n cada vez que dicha pAgina cambia. Es lo que se
denomina "la web incremental" o "la web viva".


GLOBAL













El mundo de la Web 2.0 tambien es el mundo que Dan Gillmor denomina
"nosotros, los medios", un mundo en el que "lo que antes llamabamos audien-
cia", y no s6lo unas cuantos t6cnicos reunidos en la mesa de edici6n, decide
qu6 es important. Los medios de comunicaci6n convencionales consideran
a determinados blogs como competidores; lo que realmente les preocupa es
competir con la blog6sfera como un todo. No se trata lunicamente de compe-
tencia entire sitios, sino de competencia entire models de negocio. En la ac-
tualidad, la persona conectada se procura las noticias desde una variedad de
fuentes: medios impresos y/o electr6nicos, gratuitos y/o pagos, estructurados
y/o informales.
La participaci6n de los medios tradicionales presents en Internet a trav6s
de sus intentos digitales en ese menu es: 1. important, en cuanto a la veloci-
dad a la que ha surgido, y 2. insignificant, en cuanto al impact en la agenda
cotidiana total de esos consumidores, ya que apenas si represent un momen-
to del dia acotado y sin posibilidades de crecimiento a la vista. El modelo de
sustentabilidad de los diaries online esta todavia en su fase de ensayo y error,
atado desde sus inicios a la gratuidad como una decision propia rdpidamente
devenida imposici6n ajena.
A los ojos del empresario clasico, ese model present, al menos, dos de-
bilidades: pocos usuarios y poco tiempo de uso. La consecuencia es que no
alcanzan a atraer presupuestos publicitarios de magnitude, aunque podria su-
ceder en el future y en rubros especificos. Present, tambi6n, una fortaleza: un
alto porcentaje de esa audiencia se inscribe en la franja etaria sub 40 (signifi-
cativamente el segment 18-35), apAtica a incorporarse por propia decision a
las audiencias de todos los medios tradicionales. Sin embargo, no parecen ser
las noticias el motive por el cual los mas j6venes, alejados (,irreversiblemen-
te?) de los diaries de papel, frecuentan los "diarios" online. aQue buscan? O
mejor aun, ,qu6 aprecian? La velocidad, la multimediaticidad y la interactivi-
dad. No son las noticias, es el parque de diversiones noticioso que represent
el diario online respect al coto de acceso restringido y previsible en el que
se convirti6 el diario papel.
A la manera de inconmensurables menas de actualidad, los motors de
blusqueda han comenzado a ser utilizados de manera frecuente y creible
como pigina de inicio e informaci6n por quienes, consecuentemente, llegan
despu6s a los diaries online conociendo de antemano las noticias que alli se
despliegan. La venerable profesi6n periodistica se encuentra en un extraio
moment hist6rico en el que, por primera vez, su hegemonia como voz de
la verdad esta siendo cuestionada no s61o por la irrupci6n de una nueva tec-
nologia sino, principalmente, por la aparici6n de una inesperada e inquieta
audiencia. Armados con herramientas sencillas de investigaci6n y autopubli-
caci6n, utilizando conexiones permanentes a cada vez mas poderosos apara-
tos m6viles, los miembros de una creciente platea online tienen hoy recursos
suficientes como para convertirse en parte active del process de creaci6n y
diseminaci6n de la informaci6n. Y lo estan hacienda.
El canal de informaci6n que represent Internet esta madurando, ca6tica
pero irreversiblemente. Con cada nuevo acontecimiento de alcance plane-
tario, los medios online rinden un examen de eficiencia y superaci6n. Mien-
tras los sitios noticiosos van adquiriendo mayores y responsables habilidades
para satisfacer las demands de sus usuarios, nuevas comunidades o indi-
viduos con vocaci6n informative est6n comenzando a jugar un rol cada vez


Informe Especial













mis protag6nico y diversificado que intent, adrede, ser minimizado por los
grandes medios establecidos. Los weblogs comienzan malamente a ser toma-
dos en cuenta como espacios de expresi6n e informaci6n, cuando en realidad
representan un fen6meno transformador que otorga a quien se lo procure la
posibilidad de ser escuchado a lo ancho y a lo largo de la red.
La incipiente, timida e imperfecta novedad es el periodismo participativo,
acto por el cual un ciudadano o grupo de ciudadanos puede jugar un rol acti-
vo en el process de recolectar, analizar y divulgar noticias. Esa participaci6n
podria, sostienen los mis optimistas, agregar transparencia y relevancia al
ejercicio del periodismo. Esa participaci6n es un hibito sin vuelta atris, que
va a ir en tumultuoso aumento y que no podremos considerar marginal o in-
trascendente al moment de imaginar el future de nuestra profesi6n.
Hace 10 afios, cuando Internet comenz6 a masificarse, las empresas tradi-
cionales de medios vieron a la red como una manera de extender y/o diver-
sificar su negocio. Pensaron, pragmiticamente, en reducir costs y aumentar
beneficios. Pusieron rApidamente de moda el concept de sinergia e impro-
visaron pomposos lanzamientos en bolsa para aprovechar la fantasia digital.
Sin embargo, a poco de andar, renegaron de la novedad y, de la noche a la
maiana, consideraron a sus nuevas criaturas engendros dignos de temer o,
peor adn, de perecer. Al grito de icanibales! arremetieron contra los reci6n
nacidos sitios y portales acusandolos por todos sus males presents, cuando
no pasados y tambi6n futures. Entraron en pinico. Siguen en pinico.
En los iltimos afios, los diaries estin pensando con mis audacia qu6 hacer
en Internet. BAsicamente, esto significa utilizar camaras y micr6fonos ademis
de material impreso para elaborar las notas. Es probable que cada vez mis
empresas de diaries les den prioridad a sus sitios web en estos moments.
Antes, los diaries utilizaban a sus periodistas de segunda o tercera jerarquia
para Internet, pero ahora sabemos que tenemos que usar a los mejores. Mu-
chas compafiias estin ubicando a los periodistas de la edici6n grafica en la
misma sala que los que trabajan online, de modo que los redactores del medio
grifico trabajan para el sitio web y viceversa. Algunos insisted en que esto es
un error. Los periodistas de la edici6n impresa no tienen tiempo de reflexionar
y analizar debidamente si tambi6n tienen que trabajar para el sitio web.
El periodismo ha ingresado en un period de redefiniciones, atendiendo
a las disruptivas fuerzas que lo rodean. No puede sorprender, entonces, que
las discusiones se vuelvan con frecuencia debates durisimos sobre qu6 es el
verdadero periodismo y quienes pueden considerarse legitimamente perio-
distas. Sobrevivird nuestro oficio, a pesar de empresas ansiosas de lucro y
de revoluciones tecnol6gicas, si encontramos la forma de contar histories que
sigan atrapando la atenci6n de nuestros lectores, a quienes deberiamos empe-
zar a llamar por su nuevo nombre: usuarios.
Debemos responder con imaginaci6n y credibilidad a la convergencia que
caracteriza la nueva 6poca medidtica. Es cierto que este es un period mul-
timedial, pero no s61o: hay que recurrir a las palabras (escritas o dichas) y a
las imAgenes (fijas y en movimiento) pero con eso no alcanza. En el future las
noticias serin glo-cales, accesibles en todo moment desde diferentes plata-
formas, mis transparentes y hasta interactivas. Posiblemente de acceso gra-
tuito, o al menos micropagas. El medio ya no sera el mensaje y algo en parte
semejante a lo que hoy llamamos conversaci6n o tertulia se convertird en el


GLOBAL













procedimiento habitual de producci6n e intercambio, en tiempo real, de los
noticias.
Internet no es hostile al periodismo; potencialmente, es el mejor medio pe-
riodistico jams inventado. Algunos sitios ofrecen siempre buen periodismo
con el sabor caracteristico de Internet y no con el de lo reciclado. El perio-
dismo actualmente no estA en un period de maxima confianza en si mismo
mientras los defensores de Internet son practicamente muestras de laboratorio
de maxima confianza en si mismos. Llevan las de ganar en el plano ret6rico;
los periodistas tradicionales que responded a sus objeciones a menudo pare-
cen desorientados o acobardados, llenos de excusas.
Cito a Umberto Eco: "A veces, uno tiene la impresi6n de que los medios
masivos siempre descubren el agua caliente. Sin embargo, despu6s, pensan-
dolo bien, hay que admitir que 'redescubrir' el agua caliente es una de sus
funciones fundamentalss. Un diario no puede salir asi, de improvise, a decir
que vale la pena leer Los conjurados, de Borges. Debe esperar a que aparez-
ca una nueva edici6n del libro y luego titular: "Modas culturales, el regreso
de Borges". Tienen toda la raz6n en obrar asi porque, entire sus lectores, hay
quienes habian olvidado a Borges, por no hablar de quienes saben muy poco
o directamente nada de 61. Es una forma de decir que, como ahora los j6venes
creen que el agua caliente sale naturalmente de la canilla [grifo], de vez en
cuando hay que encontrar un pretexto para recorder que, para obtenerla, hay
que calentarla o ir a buscarla bajo tierra. Triste destiny para una profesi6n, los
periodistas como re-calentadores de agua. A media que la innovaci6n perio-
distica se muda a Internet, el principal proyecto deberia ser trasladar alli a los
periodistas, no dejarlos afuera.
Hip6tesis, pron6sticos, suefios. En lo concrete, en lo present, Internet apor-
ta tres hechos concretisimos a la buena practice periodistica: la libertad cua-
sitotal de opinion, especialmente political; la velocidad y la diversidad en el
acceso a informaci6n originalmente publicada en otros medios; la producci6n
de material especificamente web por parte de agents no involucrados en la
gesti6n tradicional/profesionalizada de medios periodisticos. El medio es re-
volucionario, ahora el desafio es que el periodismo sea de calidad.

Marcelo Franco es editor de Clarin.com, Buenos Aires, Argentina.


Informe Especial











El periodismo interactive en Elpais.es
Los nuevos duefios de los medios son sus usuarios


Javier Moya

La participaci6n de los lectores constitute, junto al desarrollo mul-
timedia de la informaci6n, uno de los ejes claves para el future de
Elpais.es. Diez ahos despu6s de su nacimiento, el 4 de mayo de 1996,
el portal de informaci6n general en abierto, gratuito, del Grupo Prisa
en Internet, apuesta de manera firme por un periodismo interactive
donde el usuario es el protagonista. Para ello, desde PrisaCom, em-
presa dedicada a gestionar digitalmente los contenidos digitales de
la compafiia, hemos desarrollado aplicaciones de herramientas y for-
matos para que los internautas intervengan activamente en nuestras
paginas web, fomentando el sentimiento de comunidad.


El aumento de la interactividad y de su importancia en la forma de integrarse
en los contenidos periodisticos en Internet es fundamental para el desarrollo
de los medios de comunicaci6n. Principalmente porque una de los rasgos pro-
pios de la Red viene de la sensaci6n de los internautas de que forman parte de
una sociedad virtual, una comunidad, que siempre se encuentra alli, con no-
sotros. Asi lo creemos en PrisaCom desde el comienzo de nuestra andadura,
hace ahora seis afios.
Este process se ha desarrollado de forma gradual. Los primeros afios de
Elpais.es estuvieron marcados por "estar" en la Red y poder mostrar el pe-
ri6dico en papel a trav6s de Internet. Se consigui6. Poco a poco, cada vez con
mds medios t6cnicos y humans, se comenz6 a elaborar informaci6n periodis-
tica de filtima hora. Los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001 provo-
caron el comienzo de una era nueva de informaci6n en tiempo real en Internet.
Ya nada fue igual. Desde estos primeros moments, se ofreci6 a los lectores las
herramientas clasicas para que participaran desde nuestras paginas: chats,
foros y encuestas, sin olvidar nuestra secci6n estrella: las entrevistas digitales,
de las que luego daremos cuenta.

La factoria digital PrisaCom
El Grupo Prisa decidi6 crear en el aflo 2000 la compafiia PrisaCom para cen-
tralizar todo su trabajo digital en una sola empresa. Asi, PrisaCom es la encar-
gada de la elaboraci6n, desarrollo y explotaci6n de los contenidos del Grupo
Prisa en soporte digital y a trav6s de todo tipo de dispositivos (ordenador, tele-
fono m6vil, agendas digitales, television, etc6tera). Los principles medios de
comunicaci6n que la forman son Elpais.es, CadenaSer.com (pagina de la radio
Cadena Ser), CincoDias.com versionn digital del peri6dico econ6mico Cinco
Dias), AS.com versionn digital del peri6dico deportivo As), los40.com (portal de
informaci6n y entretenimiento musical), Cuatro.com versionn digital de la nueva
television espafiola Cuatro), Plus.es versionn de Digital +, la plataforma de tele-
visi6n de pago) y EP3.es (suplemento cultural multimedia de Elpais.es).


GLOBAL












El trabajo de PrisaCom, la factoria digital de medios, con el gratuito Elpais.
es como buque insignia, se puede condensar en ocho caracteristicas que la
definen:
Redacci6n 24 horas. Las diferentes redacciones que trabajan en los me-
dios de la empresa trabajan en tres turnos horarios hasta completar las 24
horas del dia.
Mesa central de coordinaci6n. Una redacci6n central ejerce de espina
dorsal del resto de redacciones de 6ltima hora de las diferentes cabece-
ras, asi como de la planificaci6n editorial a medio y largo plazo.
Productores de video y audio. La apuesta multimedia de la empresa nace
con ella. La mejora de la calidad de los equipos de nuestros lectores, el
abaratamiento de los costs de las conexiones a Internet y la ya masifica-
da banda ancha en los hogares espafioles han hecho que la producci6n
informative audiovisual y en tecnologia Flash haya crecido en el flitimo
afio de manera exponencial.
Infografistas. La vision infogrifica de los acontecimiento es crucial en In-
ternet. Un equipo propio (galardonado en multiples concursos internacio-
nales) se dedica en exclusive a ello.
Disefiadores. De igual manera sucede con el gran equipo de disefio:
Elpais.es se sitla como el primer medio digital espafiol en conseguir el
premio Eppy: al mejor disefio y al mejor especial information por su "Re-
sumen del afio 2005".
Documentalistas. AdemAs de un nutrido equipo de documentalistas que
"vuelcan" a Internet las ediciones en papel de los diaries El Pais, Cinco
Dias y As, y catalogan la informaci6n, el redactor de PrisaCom ejerce de
documentalista, describiendo internamente las noticias y asociandolas
con otros elements. Asi se ha formado una de las zonas mas diferencia-
das de Elpais.es: los "A fondo", compuesto por mis de 9.000 fichas que
recopilan personajes, paises, temas de interns, empresas y organisms.
Producci6n multidispositivo. Nos preocupan los distintos habitos de los
lectures. Por ello, la producci6n siempre se enfoca a los multidispositivos
de access a la informaci6n, ya sean terminales como un ordenador, un
tel6fono m6vil, una agenda electr6nica, un ordenador de bolsillo, la vi-
deoconsola PSP de Sony, un reproductor como el iPod, o una television.
Equipo independiente de participaci6n. Todo el trabajo periodistico se
realize pensando siempre en la interactividad y la participaci6n de nues-
tros lectores. Para ello, un equipo de periodistas que forman una secci6n
independiente, pero transversal a todas las redacciones, se dedica de
manera exclusive a tender el enorme caudal de informaci6n de los lecto-
res y fomentar su comunidad virtual.

Elpais.es y sus lectores
Frente a las caracteristicas de otros medios de comunicaci6n, Internet es un
medio donde prima la interactividad con el lector. El viejo poder del mando de
la television se ha traspasado ahora al rat6n del ordenador, al lipiz 6ptico de la
agenda electr6nica o a las teclas del tel6fono m6vil: el lector es el nuevo duefio
de los medios.
En un cada vez mis grande e important porcentaje, los lectures quieren
opinar. Los internautas opinan sobre y en el medio y participan en su creaci6n.


Informe Especial












Es un Ambito que entra dentro de lo editorial, superpuesto de lleno en el pro-
ducto. Forman parte de 61.
Para ello, desde Elpais.es y el resto de medios que forman PrisaCom, he-
mos desarrollado potentes aplicaciones de herramientas y formatos para que
los usuarios intervengan en nuestros medios de comunicaci6n.
Actualmente, conviven various caminos para dar protagonismo a los lecto-
res y cimentar la comunidad:
El lector expresa su opinion.
La decision del lector da forma a los medios.
Los lectores general contenidos.
Los lectores publican y comparten nuestro contenido.

Vayamos, uno a uno:
1.El lector expresa su opinion: foros, chats, cartas, encuestas, frases, blogs.
Los lectores cuentan con herramientas clAsicas para expresar su opinion,
valorar temas de interns o relacionarse entire ellos como los foros, las encues-
tas y los chats. Cada una de ellas tiene su propia idiosincrasia, que casi todos
los usuarios entienden a la perfecci6n. Conviene recalcar que han sobrevivido
con 6xito al paso de los anos por su simplicidad y ficil manejo.
Nos vamos a detener en dos de ellas (frases y cartas) y dedicaremos un
apartado diferenciado para el fen6meno de mayor tir6n en la actualidad: los
blogs. ,
Las "Frases de los lectores" han demostrado que no estaba todo inventado.
La nueva herramienta de participaci6n, que inauguramos en 2002, permit a
los internautas una nueva forma de expresi6n, la frase corta (no mas de 250
caracteres), que sirve para escribir con inmediatez un parecer. Cuando pro-
ponemos una felicitaci6n -por ejemplo, con el reciente campeonato del mundo
de la selecci6n espafiola de baloncesto- su tir6n es spectacular.
Las "Cartas al Director" ponen en evidencia la singularidad del digital fren-
te al papel. La secci6n del diario permit a sus lectores enviar cartas (que
en su mayoria se reciben ahora mediante correo electr6nico), de las que se
publican a diario una selecci6n (en torno a 10 por dia). Estas cartas se pueden
consultar tambi6n en la version digital de El Pais. Las no publicadas pasaban a
acumular polvo. Ahora ya no. Se publican en Elpais.es. La singularidad estriba
en que, ademis, esta carta genera a su vez un foro desde donde otros lectores
pueden continuar el debate con mayor profundidad.

El fen6meno de los blogs
Para los no iniciados, un blog, bitacora o diario personal en la Red, es seglin la
Wikipedia (la encyclopedia creada por los internautas): "Un sitio web peri6di-
camente actualizado que recopila cronol6gicamente textos o articulos de uno
o various autores donde el mis reciente aparece primero, con un uso o temitica
en particular, siempre conservando el autor la libertad de dejar publicado lo
que crea pertinente. Existen weblogs de tipo personal, periodistico, empresa-
riales o corporativos, tecnol6gicos, educativos, etc.".
La blog6sfera ha puesto en evidencia el antiguo sistema de comunicaci6n
traditional, en el que el medio informa a sus lectores. Ahora, los lectores in-
fluyen en el medio de manera mis direct, sobre todo porque con Internet
los lectores han aprendido, primero, a que pueden informarse y comunicarse


GLOBAL













entire ellos, y, despubs, a publicar sus propios contenidos. Al principio en pagi-
nas personales, luego con unas sencillas herramientas: los blogs.
Con ellos comienza la blog6sfera y la importancia de los medios disminu-
ye, ya que aparecen nuevos actors. La blog6sfera influye en los medios. La
situaci6n actual retrata a los medios creando sus propios blogs para competir
mejor en la blog6sfera. Pero todo es muy nuevo y complejo. En este nuevo es-
quema de la comunicaci6n los medios tradicionales, aun teniendo presencia
en la Red, se sienten inc6modos y torpes.
En Elpais.es nos hemos decantado por realizar biticoras que tengan una
coartada. No hacerlas porque si. Aquellos que aciertan con una comunidad y
saben relacionarse con ella consiguen audicencias fieles. Tratamos de hablar
con los lectores, dejar que se expresen con el autor de la bitAcora y entire ellos.
Lo 6ptimo es un blog con un principio y un final definido, asociado a una firma
reconocida o un tema atractivo. La tarea consiste en encontrar focos de interns
entire lo informative y lo lidico.
A modo de ejemplo cabe citar tres casos que reproducen las bit6coras que
hemos realizado hasta la fecha.
Cuando el autor es un periodista, colaborador o enviado especial recono-
cido (por ejemplo, el del enviado especial en Washington, Javier del Pino, o el
del escritor uruguayo Santiago Roncagliolo).
Cuando hay citas de interns con tiempo limitado (por ejemplo, el segui-
miento de la candidatura de Madrid a los Juegos Olimpicos de 2012, por Mabel
Galaz; las cr6nicas en forma de diario de la Ruta Quetzal por Iberoam6rica; o
"El Enigma", este verano, en el que el periodista especializado en temas cien-
tificos Javier Sampedro proponia a los lectores un enigma a resolver).
Con firmas invitadas como "Desde la trinchera", las cr6nicas de la fiesta
de San Fermin del disefiador pamplon6s Mikel Urmeneta, creador de la marca
Kukuxumusu, o el viaje a Jap6n de la periodista especializada en cine adulto
Eva Roy.
Como colof6n muestro los resultados de una encuesta, creada en EP3.es,
ante la pregunta ",Qu6 te parecen los blogs": el 39% se decantaba por "Un
nuevo medio de expresi6n"; el 27%, "Un ataque de ego desmedido"; otro 27%,
",Blogs? zzzzzzzzzzzzz"; y un 8%, "Lo mejor de Internet".

El exito cambia Elpais.es
2. La decision del lector da forma a los medios: lo mas enviado, lo mas busca-
do, lo mas leido y valorado.
De las distintas maneras en que Elpais.es permit a sus lectures navegar
por 61: La Portada, Lo Ultimo, El Indice, Mi Pais, El Archivo y Lo MAs, es esta lil-
tima la que cambia con las valoraciones, acciones y decisions de los lectores.
Si se fijan, todas las noticias de Elpais.es llevan consigo una series de he-
rramientas que permiten al lector, por un lado, imprimir el texto y aumentar o
disminuir el cuerpo de su letra; y, ademis, por otro, enviarla por correo elec-
tr6nico, recomendar la noticia (votarla) o enviar una correcci6n de la misma.
Como consecuencia de todas estas acciones, la portada Lo MAs cambia
constantemente, mostrando el 6xito de los contenidos. Es el podio con los me-
jores resultados de lo mis leido, buscado y valorado en ese instant por los
lectores de Elpais.es. Y no s61o noticias, sino tambi6n audios, videos, fotografias
y mas elements informativos. El web muta por las decisions de sus usuarios.


Informe Especial












Esta portada retroalimenta ademis el trabajo en la redacci6n, ya que mues-
tra los gustos de los lectores y sirve para aprender qu6 triunfa y qu6 fracasa
entire nuestros contenidos.
3. Los lectores general contenidos: encuentros digitales, envian noticias,
cr6nicas, fotos, sugerencias, correcciones.
Los lectores quieren opinar en el medio, pero tambi6n quieren construirlo,
ser parte de 61. Una de las mejores maneras de hacerlo es generando conteni-
dos en forma de noticias, de f:.:g r- fi:~ ., de ideas, de denuncias, sugerencias,
correcciones, etc6tera. El campo de acci6n es muy amplio.

Los lectores preguntan
La secci6n estrella de participaci6n son las entrevistas digitales. Encuentros
con politicos, deportistas, cientificos, actors, periodistas, mfisicos, escritores
o personajes de interns, cuyas preguntas las realizan los lectores. Nuestro tra-
bajo es encontrar a gente interesante, ponerla a disposici6n de los usuarios,
filtrar y moderar sus preguntas y realizar una entrevista en tiempo real -la
mayoria de las veces recogida tambidn con una webcam-. De esta manera se
invierten las reglas. Realizamos un trabajo editorial, pero el diilogo se pro-
duce entire el protagonista principal (el invitado a la entrevista) y su pfiblico.
Nosotros ponemos y cuidamos la platea.
Es curioso resaltar que los grandes medios internacionales han dejado de
lado con los afios esta modalidad de participaci6n por su escaso 6xito. Pero,
en Espafia no es asi. Los medios de informaci6n en Internet con mas audiencia
(Elmundo.es y Elpais.es) programan en torno a dos entrevistas digitales dia-
rias de lunes a viernes, y las nuevas versions de otros medios importantes
como Abc.es han comenzado a realizarlas tambi6n.
"Las fotos de los lectores" es otra de las secciones mis atractivas. La lle-
gada masiva de las camaras fotograficas digitales a los hogares y la facilidad
para enviar los archives han ayudado a consolidar esta opci6n.
Durante este pasado verano, El Pais propuso a sus lectores una secci6n fo-
togr6fica dividida en dos: "Denos envidia" y "Denos pena", en las que retaba
a los lectores a enviar sus fotografias a trav6s de Elpais.es con sus vacaciones
y moments felices ("Denos envidia"), por un lado, y sus moments amargos
o tristes por no haber podido dejar de trabajar unos dias ("Denos pena"), por
otro. Cada dia se publicaba una fotografia en el peri6dico con los datos del
autor y una pequefia historic de la instantinea. Todo un 6xito. La fotogaleria
creada en la pigina web con las imagenes creci6 sin parar, siendo dificil la
elecci6n diaria de una de ellas para publicarla en el impreso.

Balas cruzadas entire el digital y el papel
La participaci6n de los lectores supone una de las mejores excusas para ci-
mentar la relaci6n entire la version impresa y la digital de un medio. Esta rela-
ci6n no siempre es lo buena que se desearia, pero cuando se cruzan las balas
entire ambos siempre se da en el objetivo.
Un ejemplo: el suplemento joven de los viernes, el EP3, public siempre
dos paginas con el "Talentoso" de la semana. Una persona que previamente
ha enviado su trabajo artistic a la secci6n "Talentos" de EP3.es, la version
digital del suplemento. Este puede ser fotogrifico, textual, audiovisual, pict6ri-
co, etcetera. Los j6venes envian disefios, fotografias, reportajes, relates cortos,
cuadros, ilustraciones, cortometrajes, etcetera. Las piginas del papel mues-


GLOBAL












tran parte del trabajo del joven elegido, acompafiado de una entrevista y datos
esenciales del autor.
Esto nos lleva a una consideraci6n adicional: el lector joven. Cada vez mis
internautas son de una generaci6n puramente online. Han crecido con Internet
como medio de comunicaci6n. Incluso la television queda en segundo t6rmi-
no. Es por tanto nuestra tarea dotar de herramientas de participaci6n especifi-
cas para este pliblico, crecido en la era audiovisual, de los videojuegos.
Lo hacemos a trav6s de EP3.es, el suplemento cultural multimedia que
Elpais.es dedica al plblico mis joven. El cine, la mnisica, y el ocio son los te-
mas mis tratados en un pagina con un format innovador protagonizada por
el audio, el video y las animaciones. Los lectores conforman EP3.es. El usuario
joven, ademis, tiene much que contar, es creative y rebelde por naturaleza.
La secci6n "Talentos" de EP3.es canaliza su participaci6n. "Talentos" se divi-
de en cinco apartados: Ilustraci6n, Video, Sonido, Texto y Fotografia. El lector
puede crearse su perfil e ir "subiendo" su trabajo a su pagina. El resto de lec-
tores pueden observer y valorar el mismo con herramientas de votaci6n.
4. Los lectores publican y comparten nuestro contenido si lo desean: RSS,
titulares en su web.
Por iltimo, dos pinceladas sobre nuevas herramientas que permiten incluir
los titulares de Elpais.es en una pigina web, un blog o un lector de noticias
(como por ejemplo BlogLines.com). Los canales RSS de Elpais.es permiten
agregar noticias en una pdgina de forma sencilla.
El RSS es una tecnologia que envia automAticamente los titulares de un me-
dio a un program lector o agregador. Elpais.es incorpora este servicio gratui-
to para que los lectores conozcan al instant las noticias mis relevantes.
PrisaCom permit tambi6n a otras paginas web incluir los titulares de El-
pais.es con el disefio que ellos eligen. Estos titulares se actualizan en tiempo
real y mantienen siempre informados a los lectores de la pigina.

Los retos del future
Pese a todo lo escrito, nos queda todo el camino por recorrer, muchas cosas
por aprender y muchos servicios por ofrecer a los lectures. Es lo que hace de
este nuevo medio y nuestro trabajo algo tan apasionante e interesante.
Ademis de intentar cimentar mis nuestra comunidad de lectores, abriendo
cada dia mis Elpais.es a ellos, las dos asignaturas pendientes que nos quedan
son mejorar la moderaci6n del gigantesco caudal participativo que llega cada
minute a nuestras piginas y asentar un model mejor de periodismo ciuda-
dano, de denuncia. Trabajamos en ello. En breve, Elpais.es ofrecera nuevas
sorpresas a sus lectores. Est6n atentos. Merecerd la pena.

Javier Moya Valimafia, responsible de la secci6n de Participaci6n de PrisaCom, es
subjefe de la Mesa central de redacci6n, que coordina el trabajo informative. Licencia-
do en Sociologia por la Universidad Pfiblica de Navarra, comenz6 en el Grupo Correo
de Bilbao donde curs6 su mAster de Periodismo. El lanzamiento de Ganar.com, del
Grupo Recoletos, le llev6 a trabajar en Madrid. En 2001 se incorpor6 a PrisaCom como
redactor jefe del area de Mfisica. Es colaborador habitual en revistas como Rolling
Stone Espafa.


Informe Especial












Enlaces






















Web 2.0: tres ideas sencillas, ocho escalas y un
reto mayor


Francis Pisani

"Web 2.0" es una formula commercial para atraer la atenci6n. Fue acufiada a
fines del afio 2004 cuando la web seguia demostrando su vitalidad mientras
los inversionistas, escaldados por las desventuras de la burbuja.com, seguian
lamiendo sus heridas. Logr6 su cometido y, hoy dia, es el tema de moda, la
referencia del moment entire quienes se interesan en la web. No por esto es
despreciable. There is a there there, como suelen decir en San Francisco. iAlgo
hay ahi! Algo que represent un reto radical para los medios de informaci6n en
la media en que les obliga a repensar tanto las modalidades de su presencia
online como su estrategia de crecimiento y hasta su funci6n en la sociedad.
A grandes rasgos, web 2.0 (w2) se puede reducir a tres propuestas sen-
cillas. En primer lugar represent una vuelta a lo basico de la web: facility
la interactividad y la gente la utiliza primer para comunicar horizontalmente
entiree si mAs que para leer las informaciones puestas en linea por medios de
comunicaci6n u otras instituciones en el tono que les es propio). Pocas tecno-
logias nuevas han aparecido (salvo Ajax que permit modificar fragments de
una pagina web sin volver a bajarla en su totalidad o, de manera mas senci-
lla, cambia la pintura de los muros sin que haya que volver a levantar la casa
entera). Las mayores novedades surgeon cuando se mezclan/juntan varias he-
rramientas: los famosos mashups o acoplamientos de aplicaciones y datos de
distintos origenes. El ejemplo mas conocido es el de HousingMaps.com, que
pone informaciones sobre casas en renta sobre un mapa de Google.
La segunda caracteristica es que la web se concibe ahora como una plata-
forma. Todo pasa por el navegador. Es el espacio sobre el cual usuarios y so-
cios van abasteci6ndose en funci6n de sus necesidades. Virtud esencial, esta
apertura permit enfrentar mejor la incertidumbre. No se trata de imponer
nada. Se propone y la gente usa lo que le conviene cuando le conviene, para
lo que le importa.
Tercera caracteristica, gracias a su "arquitectura de participaci6n" la w2
vive de las innumerables y variadas contribuciones de los usuarios. Ponen el
contenido (las paginas que Google apenas indexa, los objetos y servicios que
eBay organize, etc6tera). Mientras mas numerosos y mis activos son, mejor.
No es que esto fuera impossible antes. Lo nuevo esta en la disposici6n de la
gente a contribuir y en los nuevos models econ6micos que estAn surgiendo.
La multiplicaci6n de las conexiones de banda ancha facility esta participaci6n
la cual revela, a su vez, un cambio en las mentalidades. Las instituciones tien-
den a resistir o a no entender esta evoluci6n, por esto la experiencia muestra
que los cambios avanzan de la periferia hacia el centro. Los blogs, por ejem-
plo, empezaron por ser iniciativas individuals, menores, marginales, hasta
que los medios mis importantes del mundo (El Pais, Clarin, Le Monde, 0 Es-
tado de Sao Paulo, el New York Times, para mencionar apenas un pufiado de
ellos) los tuvieron que adoptar.
Las discusiones sobre la validez o el interns de la noci6n de web 2.0 tien-
den a impedir ver claramente lo que represent.


Informe Especial












La definici6n mas sencilla tiene dos puntos: la plataforma puede ser consul-
tada y modificada; la participaci6n permit la aparici6n de elements de "inte-
ligencia colectiva" y su aprovechamiento. 0, como lo dijera recientemente Tim
O'Reilly, uno de los padrinos de la formula: "Una verdadera aplicaci6n web 2.0
es una que mejora mientras mas personas la usan. [...] Por esto digo que el
coraz6n verdadero de web 2.0 es la capacidad de aprovechar (harnessing) la
inteligencia colectiva. [...] En la jerarquia de las aplicaciones web 2.0, el nivel
mis elevado consiste en abarcar la red (the network), entender que crea efec-
tos de red y aprovecharlos en todo lo que se hace".

Paseo por la web 2.0 en ocho escalas
Antes de ver mis concretamente c6mo altera el ecosistema de los medios de
comunicaci6n, result imprescindible referirnos a algunos ejemplos concretos
para ilustrar la evoluci6n de la web (ver mi column del 25 de septiembre
en Reforma.com). Ain cuando los medios se adaptan lentamente, los usuarios
encuentran nuevos servicios en la web, los usan, se acostumbran a ellos y
terminan queriendo su generalizaci6n. La cultural cambia y nadie lo puede ig-
norar. Hagamos un pequefio paseo por la web de hoy con un limitado numero
de escalas.
Motores de bisqueda. Las noticias no existen cuando no estan registradas
por los motors de blsqueda. El principal impact de Google sobre los sitios
de informaci6n es que permit el access de los usuarios directamente a un
articulo sin pasar por la pigina ancla. Corolario: los medios que funcionan en
un universe cerrado (de pago) no existen, ya que su contenido no esti siendo
indexado. Para resolver esto, algunos peri6dicos de pago acaban por aceptar
que Google indexe sus archives (algo significativo ya que en la web a diferen-
cia del papel, los articulos "viejos" siguen atrayendo un trifico notable).
Indexaci6n. Gracias a su oferta de clasificados gratis de publicaci6n ins-
tantinea, sin limited de tamafio puestos en linea directamente por los usuarios,
Craigslist.com trastoca la economic de los peri6dicos que sacan buena parte
de sus entradas de ese servicio. La interactividad facility ademis la formaci6n
de comunidades que contribuyen much al reconocimiento de la marca y al
trifico sobre el sitio.
Conocimiento. Wikipedia.org muestra, por su parte, que el conocimiento,
el access a la informaci6n y la capacidad de publicar no son privilegio de los
experts. Su calidad de encyclopedia dinamica (se adapta en todo moment) le
permit ademis reaccionar a la actualidad, brindando la informaci6n de fondo
y de context que muchos medios tradicionales obsesionados por las noticias
de uiltima hora, o minute, suelen ignorar.
Nuevo periodismo. No es casualidad si estos tres conocidisimos sitios tie-
nen una prolongaci6n que se refiere directamente al periodismo. Google tie-
ne a Google News y Wikipedia a WikiNews.org. Craig Newmark (cnewmark.
com), fundador de Craigslist, apoya el periodismo ciudadano y brinda su ayu-
da econ6mica a la nueva iniciativa NewAssignment.net, que reine periodistas
profesionales y ciudadanos con financiamiento de ONG.
Ademas de la considerable influencia de estos sitios muy transitados, el
ecosistema de los medios esta siendo alterado por la multiplicaci6n de herra-
mientas todavia incipientes pero que contribuyen a cambiar las maneras en
que usamos la web.


GLOBAL













Diversidad. Motor de blsqueda especializado en los blogs, Sphere.com
permit al usuario que estd leyendo un articulo interesante en cualquier sitio
encontrar los blogs que lo mencionan asi como los articulos que tratan del mis-
mo tema, independientemente de si son competencia o no. Muy diferente del
supuesto equilibrio de los grandes medios tradicionales, permit acceder a
fuentes de informaci6n verdaderamente diversificadas.
Contribuci6n ciudadana. Berkeley, CA Crime Log (berkeleyca.crimelog.
org) es un mashup (superposici6n de dos tecnologias) que permit llevar so-
bre un mapa de Google los crimenes, delitos e infracciones cometidos en el
municipio de Berkeley, cercano a San Francisco. No ofrece noticias de fltimo
moment, pero permit informarse sobre lo que pasa en la comunidad.
Agregador. El reci6n nacido Wikio.es (existe en various idiomas) es algo
como un super Google News mis agil y sofisticado. Reine flujos de medios y
de blogs. "MiWikio" permit escoger los temas de la manera mas sencilla po-
sible, a trav6s de tags puestos por el propio usuario. Basta introducir palabras
separadas por comas para que Wikio se focalice sobre los temas indicados.
Tambi6n se puede indicar el URL de blogs o sitios especificos. Es tan sencillo
que sus creadores lo califican de "agregador para los tontos".
Los usuarios seleccionan y juzgan. Quienes dudan de la influencia de la
interactividad y de la capacidad de sacarle provecho a la colaboraci6n que
ofrece w2 corren el riesgo de descubrir su error de manera poco agradable.
Digg.com ya permit encontrar y valorar los articulos interesantes en un tipo
de concurso de belleza y de popularidad. NewsTrust.net reine voluntarios
que aceptan criterios exigentes de valoraci6n de la 6tica y de la calidad perio-
distica y van valorando los articulos a media que aparecen.
Con esas herramientas a mano (y muchas otras), los usuarios estin utilizan-
do la web a su manera, muy diferente a la que practicaban y quisieran seguir
practicando algunos medios de comunicaci6n y periodistas. Ignorarlo parece
ilusorio... en el mejor de los casos.

LEn que estan afectados los medios de comunicaci6n?
Interactividad, comunicaci6n horizontal y participaci6n active alteran profun-
damente todas las areas de actividad de los medios informativos.
Producci6n. El multimedia es el reto mejor reconocido y, sin embargo, si-
gue buscando su ret6rica. Los medios tradicionales se pueden preparar para
poner en linea infografias, histories contadas en texto, audio, fotos y video.
Tambi6n tienen que estar al tanto del fenomenal crecimiento de los blogs, mo-
blogs, vlogs, mapas para contar vidas (43places.com) y juegos para dar cuenta
de los horrores de la guerra (kumawar.com).
Organizaci6n. Tradicional privilegio de los responsables de redacci6n, la
organizaci6n de las noticias se les esti yendo de las manos bajo la triple pre-
si6n de los algoritmos (utilizados en Google News o en la primera plana de
algunos sitios como LeMonde.fr, para redistribuir el contenido de manera di-
nAmica en funci6n de las noticias y del interns marcado por los lectures); de los
motors de buisqueda que llevan lectores directamente a las notas sin pasar
por la home page; de los usuarios que pueden seleccionar los fragments que
les interesan y recibirlos en forma de flujos RSS en un espacio donde figurard
al lado de fragments de otros sitios (Netvibes.com) o ponerles etiquetas co-
nocidas como tags. Presentadas en "nubes", son una nueva forma de acceder


Informe Especial











a la informaci6n a partir de categories creadas por los propios usuarios y no
por los responsables del sitio.
Distribuci6n. Ademas de concebir nuevos tipos de products, los medios
se ven confrontados a la necesidad de adaptar un mismo contenido para dis-
tribuirlo sobre diferentes plataformas. Quien escoge es el usuario, no el res-
ponsable del peri6dico. De no hacerlo se expone a que la gente deje de leer
su contenido para limitarse a quienes ofrecen mayor flexibilidad.
Relaci6n con la audiencia. De cierta manera, la participaci6n ciudadana no
es mas que una ampliaci6n de las relaciones existentes desde los origenes en-
tre cualquier medio de comunicaci6n y su audiencia. Contentos ayer cuando
un fragmento de su carta al director salia publicado en un rinc6n remote del
peri6dico, los lectores (en el sentido amplio) de hoy quieren poder poner su
comentario frente a cada nota, interpelar directamente al periodista, contri-
buir con su informaci6n. Ademis de los blogs, los foros se multiplican. Various
sitios (empezando por la BBC) publican directamente material reunido por sus
auditors, sonido, texto, video o fotografias. El periodismo ciudadano sigue
buscando formulas viables pero ya nadie piensa que los periodistas tienen el
monopolio de la informaci6n.
Funci6n del periodista. Frente a tanta gente con informaci6n y acceso al
"micr6fono" (a la imprenta, al servidor) para hacerla piblica a bajo cost, la
posici6n del periodista cambia. Tiene que cambiar. Dan Gillmor lo ha dicho
de manera inmejorable: "Mis lectores en su conjunto saben mas que yo". Por
esto tenemos que pasar del periodismo impartido como "citedra" al periodis-
mo compartido en forma de conversaci6n. Medios y periodistas tendrin que
aprender a ejercer su funci6n de manera mas humilde.
Frente a esto los medios reaccionan todavia de manera muy timida. Seria
facil culpar a los que mas dudas tienen. Nadie sabe a ciencia cierta como pre-
servar los valores 6ticos y profesionales en este nuevo ambiente. Para colmo, la
necesidad de cambio ya se hace sentir cuando el modelo econ6mico que per-
mitiria lanzarse todavia no estA claro. Es particularmente dudoso en Am6rica
Latina en donde la juventud urbana adinerada ya conoce y quisiera disponer
de las herramientas utilizadas en Miami, Los Angeles, Houston o Nueva York,
mientras el acceso en su propio pais sigue siendo extremadamente limitado.
Al lado de las buenas razones (para no decir justificaciones) hay otras que
no lo son tanto. La mis obvia es el miedo al cambio.
Por vdlidas que parezcan hoy, esas razones (,o serin meras justificacio-
nes?) sirven para enmascarar un miedo al cambio, una incomprensi6n frente
a las tendencies sociales y tecnol6gicas mas obvias. A paso mis o menos ace-
lerado los j6venes toman el camino de la web. Acompafiar su evoluci6n mis
dinimica es la mejor manera para ganar nuevos lectores.
El mayor reto, sin embargo, no es ni t6cnico ni econ6mico. Buena parte de
la resistencia de los medios de comunicaci6n hace pensar en las reticencias de
las instituciones frente a la innovaci6n. Tienen miedo. Su funci6n, sin embargo,
es tan important como nunca. Se tienen que reinventar... con los ciudadanos
y con las tecnologias de participaci6n que caracterizan a web 2.0. Maravillosa
oportunidad.

Francis Pisani es doctor en Ciencias Politicas, columnist y consultor periodistico en
temas de Tecnologia de la Informaci6n.


GLOBAL












Enlaces
Bisqueda de Google en archives de peri6dicos chivesearch>
Blog de Craig Newmark
Sphere
HousingMaps
Ensayo fundador de O'Reilly (en espafiol)
Discurso de Tim O'Reilly en Berkeley
Homo Conexus de James Fallows
Respuesta de O'Reilly a Fallows


Informe Especial











Formar periodistas en la era de Internet

Ram6n Salaverria

Desde hace mas de una decada, la profesi6n periodistica esta expe-
rimentando profundos cambios a causa del impact de las tecnolo-
gias digitales, con Internet a la cabeza. Las facultades de Periodismo
no pueden quedarse al margen de esos cambios. Pero, Cc6mo afron-
tar ese reto educativo? La soluci6n puede estar en convertir la Red
en una herramienta consustancial a todo tipo de formaci6n periodis-
tica, al tiempo que se siguen inculcando los valores clasicos del pe-
riodismo de calidad.


Cuando uno estudia la historic del periodismo, comprueba que la evoluci6n de
la profesi6n periodistica ha estado siempre estrechamente ligada a los desa-
rrollos de la tecnologia. La mayoria de las t6cnicas periodisticas mis clasicas
son fruto del uso coyuntural de una tecnologia por parte de los periodistas. El
ejemplo mis paradigmdtico es el de la propia pirdmide invertida, probable-
mente la t6cnica mis basica de todas. Esta fue una t6cnica nacida gracias al
uso del tel6grafo durante la Guerra de Secesi6n estadounidense. La necesidad
de informar de manera apresurada y con el peligro de que las lines telegrd-
ficas se estropearan alumbr6 de forma inopinada un format redaccional que
ha llegado a ser emblema del periodismo modern. De igual modo, los desa-
rrollos posteriores de las tecnologias de radiodifusi6n y, mas tarde, de emi-
si6n televisiva, dieron lugar a formas especificas de periodismo, con generous
y lenguajes propios, que llegaron mis adelante a las aulas de las escuelas de
periodismo.
En los 1iltimos afios hemos asistido a una nueva revoluci6n tecnol6gica, la
digital, que esti cambiando una vez mis el periodismo. El impact de la di-
gitalizaci6n no s61o ha traido consigo el nacimiento de una nueva discipline
periodistica; esa que se ha dado en llamar periodismo digital o, como algu-
nos preferimos denominarla, ciberperiodismo. Ademas de esa nueva forma
de periodismo, la revoluci6n digital tambi6n ha producido cambios profundos
en el periodismo que se venian realizando en los medios anteriores; esto es,
en la prensa, la radio y la television. Piense, por ejemplo, que le ocurriria a un
periodista de cualesquiera de estos medios clAsicos si hoy se le privara de
Internet como recurso documental y de investigaci6n. Probablemente seria
incapaz de realizar su trabajo. El periodismo del siglo XXI, cualquiera que sea
su modalidad, ya no se puede concebir al margen de Internet.
Y si tan important es la Red para el periodismo contemporaneo, ,c6mo
se esta afrontando este reto en la formaci6n de los futures periodistas? cCual
es la respuesta que estan dando las facultades de Periodismo ante este nuevo
context professional?
Todo indica que, una vez mis, la profesi6n periodistica y la formaci6n de
los periodistas corren a velocidades diferentes. Mientras aqu6lla avanza ri-
pidamente hacia un scenario de plena digitalizaci6n, 6sta sigue anclada a
menudo en presupuestos te6ricos y practices que dan la espalda a todos esos
cambios. Profesi6n y formaci6n se alejan cada vez mas. Urge por tanto repen-


GLOBAL













sar las claves de la capacitaci6n de los periodistas a la luz de estos cambios,
no vaya a ocurrir que estemos formando a toda una nueva generaci6n de pro-
fesionales con lenguajes y t6cnicas de un periodismo que ya no existe.

Viejos valores, nuevos medios
Ahora bien, no conviene ser alarmistas. Ni tampoco, por supuesto, rupturistas.
De entrada, hay que reconocer que, con las naturales diferencias, la pre-
ocupaci6n por acomodar las ensefianzas periodisticas al context actual de los
medios esta relativamente extendida entire las facultades de Periodismo. Aqui
y alli surgeon nuevos cursos de periodismo en Internet que tratan de acercar a
los alumnos al nuevo scenario digital de la comunicaci6n.
En las facultades de Periodismo existen, por supuesto, no pocos detracto-
res de la innovaci6n, sobre todo entire los miembros de la vieja guardia de la
ensefianza. Quienes se alinean en esas tesis suelen concebir el ciberperio-
dismo como una modalidad mintiscula y decadente de la profesi6n, frente a
la hegemonia del periodismo audiovisual y, sobre todo, la pureza y calidad
del periodismo impreso. Estas personas suelen ver en el periodismo de los
cibermedios un paso atrAs en los valores clIsicos de la profesi6n informative
y, por tanto, tienden a menudo a despreciarlos. De hecho, con frecuencia no
s6lo menosprecian el ciberperiodismo, sino incluso la propia Internet en su
totalidad, pues sus herramientas y dinamicas de uso les resultan complejas,
cuando no ininteligibles.
Razones para menospreciar asi al ciberperiodismo no les faltan, desde lue-
go. No en vano, la inmadurez editorial del medio digital, inevitable dada su
corta vida de apenas una d6cada, hace que a menudo el periodismo que ob-
servamos hoy dia en los cibermedios adolezca de grandes deficiencies.
Debemos reconocer que la mayoria de estas publicaciones digitales no
hace todavia verdadero periodismo. En realidad, actuan simplemente como
plataforma para la reproducci6n de contenidos informativos previamente pu-
blicados por los medios tradicionales. Esta labor de republicaci6n esta lejos
de ser un periodismo acabado y de calidad; en el mejor de los casos, se trata
de una actividad complementaria a la de los medios clasicos, y de escaso va-
lor afiadido.
Sin embargo, junto con ese ciberperiodismo de segunda clase, comien-
za a abrirse camino por fin un nuevo periodismo digital con maylisculas. Un
periodismo donde los periodistas hacen lo que han hecho toda la vida -esto
es, investigar, elaborar y difundir informaci6n-, pero en un nuevo entorno: el
ciberespacio. Asi de simple.
Ciertamente, cada vez son mAs los cibermedios que publican informacio-
nes elaboradas por si mismos. Si bien incluso entire estos medios digitales mis
avanzados se abusa todavia de la informaci6n de agencia y los periodistas pi-
san poco la calle, no es menos cierto que cada vez es mas coming encontrarse
en los cibermedios con noticias, reportajes y articulos de todo tipo que son
fruto de una labor periodistica complete y depurada. De hecho, muchos ci-
bermedios ya no s6lo publican contenidos propios de principio a fin, sino que
exploran g6neros periodisticos nuevos, especificos del ciberespacio. Es decir,
hacen lo mismo de siempre, pero en un nuevo entorno tecnol6gico.
Desde la perspective de los formadores de periodistas, la conclusion que
cabe extraer de todo esto es que nuestro reto no es hacer borr6n y cuenta


Informe Especial












nueva de la profesi6n, sino actualizarla a la luz de los recientes cambios propi-
ciados por la revoluci6n digital.

Ideas para una nueva formaci6n
Ante este nuevo context professional, las facultades de Periodismo no pueden
seguir dando la espalda a la realidad. Precisan enfrentarse al reto digital, que
ya no es future possible, sino present tangible. Pero, Cc6mo hacerlo?
Con frecuencia, los profesores de Periodismo piensan que la principal difi-
cultad para avanzar en la ensefianza del ciberperiodismo es de carActer ins-
trumental. "El problema esti en la falta de tecnologia en las aulas", afirman.
Sin duda, esa es una carencia important que debe ser resuelta, pero no es
un impedimento vital para avanzar en la formaci6n de los nuevos periodistas.
De hecho, cualquier 6poca pasada fue mas complicada que la actual en ese
aspect. Nunca ha contado el periodismo con un medio de publicaci6n tan ac-
cesible y asequible como la Red. Basta un dato para demostrarlo: a mediados
de 2006, ya hay en el mundo mas de 50 millones de blogs activos; es decir,
diaries personales o colectivos que ofrecen una herramienta de publicaci6n
simple, gratuita y de alcance global. Nunca habiamos contado con una herra-
mienta de publicaci6n tan poderosa en nuestras manos.
En realidad, el problema, como tantas y tantas veces en el periodismo, no re-
side tanto en los instruments como en los contenidos y en los lenguajes. Dicho
de otro modo: el problema no es tecnol6gico, sino de cualificaci6n professional.
Para afrontar el reto del periodismo del siglo XXI, los profesores deben
aprender y aprehender las nuevas caracteristicas comunicativas de la Red.
Conceptos como la hipertextualidad, la multimedialidad o la interactividad de-
ben ser incorporados por quienes forman a los periodistas del future o, de lo
contrario, estarAn olvidando aspects basicos de la profesi6n. Y hay algunas
ideas que pueden servir de guia en ese sentido.
La primera idea podria ser esta: la clave para la buena formaci6n en el
ciberperiodismo no es ensefiar la tecnologia, sino ensefiar con tecnologia.
Puesto que, como acabamos de decir, el acceso a los recursos digitales y en
particular a la Red cada vez esta siendo mas universal, en las facultades de
Periodismo deberian aprovechar a fondo los recursos documentales e interac-
tivos de la Red para acostumbrar al alumno a un nuevo modo de acceder a la
informaci6n y de relacionarse con las fuentes. No se trata de explicar c6mo se
usa un program, sino c6mo se puede aprovechar ese program para sacarle
partido informative.
De hecho, este aprovechamiento de los recursos digitales no deberia cir-
cunscribirse s61o a aquellas materials directamente ligadas a la tecnologia,
sino a todas las materials (redacci6n, disefio, edici6n, etc6tera) que tengan en
mayor o menor media alguna vertiente practice. Internet, en fin, no debe ser
patrimonio s6lo de asignaturas aisladas de ciberperiodismo, sino que debe
convertirse en un espacio transversal que abarque todas las materials y dis-
ciplinas periodisticas. Sin anular la ensefianza sobre medios tradicionales, la
Red debe integrarse como algo consustancial a la formaci6n de todo tipo de
periodismo.
Reparemos por ejemplo en una discipline tan bAsica como la investigaci6n
periodistica. Se trata de un ambito de formaci6n vital para cualquier perio-
dista, con independencia del medio -impreso, audiovisual, digital- en el que
vaya a desempefiar su trabajo. Acaso es possible ensefiar hoy dia t6cnicas


GLOBAL












de investigaci6n periodistica sin dedicar buena parte de las explicaciones al
uso de recursos de buisqueda de Internet? Obviamente, no. Y este es s6lo un
ejemplo entire muchos otros.
La ensefianza del periodismo en el siglo XXI obliga a innovar y a renovar.
La innovaci6n corresponde a la exploraci6n de nuevos lenguajes y models
editoriales especificos del ciberespacio. Por su parte, la renovaci6n compren-
de la actualizaci6n de todas las disciplines periodisticas clasicas a la luz de las
mudanzas propiciadas por el impact digital en la profesi6n. El reto consiste
en former periodistas multiplataforma que, ademAs de conocer y respetar los
valores clAsicos del periodismo -honestidad, imparcialidad, espiritu critico...-,
esten preparados para cumplir con su quehacer professional en cualquier me-
dio, ya sea impreso, audiovisual o interactive.
Se trata, en suma, de otorgar por fin plena carta de naturaleza a Internet
como nuevo medio para el periodismo, pero sin erosionar la column verte-
bral de una profesi6n que alcanza various siglos de historic. Para conseguirlo,
los profesores de periodismo deben esforzarse por conjugar pasado con futu-
ro, en un entorno professional que ya es present.
Hardn mal por tanto quienes se empecinen en renegar del ciberperiodis-
mo, considerdndolo como una modalidad irrelevant del periodismo. El mer-
cado de los medios da ya claras sefiales de que esa irrelevancia, si la hubo,
esta pronta a desaparecer. Pero cometerdn asimismo un error quienes, cega-
dos por el brillo digital, olviden la esencia de esta profesi6n. La informaci6n
no se puede poner al servicio de la tecnologia; por el contrario, la tecnologia
es un mero instrument que debe emplearse para mejorar la calidad de la
informaci6n. Y para este fin, las tecnologias digitales e Internet en particular
pueden prestar un gran servicio al periodismo.

Ram6n Salaverria es doctor en Periodismo por la Universidad de Navarra (Pamplona,
Espafia), donde dirige el Laboratorio de Comunicaci6n Multimedia y es subdirector del
Departamento de Proyectos Periodisticos. Es professor de Tecnologia de la Informaci6n
y Periodismo Especializado, y participa en diversos proyectos de investigaci6n sobre
periodismo. Entre sus numerosas publicaciones sobre medios y nuevas tecnologias,
destacan el Manual de redacci6n ciberperiodistica (2003), Towards new media paradig-
ms (2004), Redacci6n periodistica en Internet (2005) y Cibermedios (2005).

Bibliografia
Deuze, M., "Educating 'New' Journalists: Challenges to the C, i ru: u !I r Journalism &
Mass Communication Educator, 2001, Vol. 56, n. 1, p. 4-17.
Diaz Noci, J.; R. Salaverria (coords.), Manual de Redacci6n Ciberperiodistica. Barcelona,
Ariel, 2003.
Lynch, D., "Without a Rulebook: Cyberspace Presents Journalists with an Entirely New
Set of Ethical Dilemmas". American Journalism Review, 2001, Vol. 20, n. 1, enero/
febrero, p. 41-45.
Palomo, M. B., El periodista on line: de la revoluci6n a la evoluci6n. Sevilla, Comunica-
ci6n Social Ediciones y Publicaciones, 2004.
Salaverria, R., Redacci6n periodistica en internet. Pamplona, EUNSA, 2005.
Salaverria, R. (coord.), Cibermedios. El impact de internet en los medios de comunica-
ci6n en Espaia. Sevilla, Comunicaci6n Social Ediciones y Publicaciones, 2005.
Singer, J. B., "Online Journalists: Foundation for Research into Their Changing Roles".
Journal of Computer-Mediated Communication, 1998, vol. 4 (1).


Informe Especial































- FUNGLODE
F FUNDACION GLOBAL
DEMOCRACIA Y DESARROLLO


GLOBAL







  Home | About dLOC | Collections | Reports | Digitization | Outreach | Contact  
  Powered by SobekCM / University of Florida Digital Collections
Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement  
©2011, All rights reserved