• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Matter
 Front Cover
 Fund for Peace reconoce sus...
 Table of Contents
 Republica Dominicana no es un estado...
 Lirica nostalgica de Jaime Tatem...
 Signos de identidad en el arte...
 Una carta personal y confidencial...
 ¿Dolarizar o construir institu...
 La responsabilidad social empresarial:...
 Entrevista a Ricardo Pascoe
 America Latina, prioridad para...
 Informe especial: el estado y la...
 Back Cover






Title: Global
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00073407/00007
 Material Information
Title: Global la revista de la Fundación Global Democracia y Desarrollo
Alternate Title: Revista global
Physical Description: v. : ill. ; 30 cm.
Language: Spanish
Creator: Fundación Global Democracia y Desarrollo
Publisher: Fundación Global Democracia y Desarrollo
Place of Publication: Santo Domingo D.N. República Dominicana
Publication Date: 2004-
 Subjects
Subject: Economic development -- Political aspects -- Periodicals -- Dominican Republic   ( lcsh )
Globilization -- Periodicals   ( lcsh )
Democracy -- Periodicals   ( lcsh )
Spatial Coverage: Dominican Republic
 Notes
Dates or Sequential Designation: Vol. 1, no. 1 (abr. 2004)-
General Note: Title from cover.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00073407
Volume ID: VID00007
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 56356483
lccn - 2004699533

Table of Contents
    Front Matter
        Front Matter
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Fund for Peace reconoce sus fallas
        Page 1
    Table of Contents
        Page 2
        Page 3
    Republica Dominicana no es un estado fallido
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
    Lirica nostalgica de Jaime Tatem Brache: aliento telurico y vision metafisica
        Page 10-11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
    Signos de identidad en el arte del caribe francofono
        Page 22-23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
    Una carta personal y confidencial de Juan Bosch a Lyndon Johnson
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
    ¿Dolarizar o construir instituciones?
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
    La responsabilidad social empresarial: ¿rentabilidad versus prosperidad general?
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
    Entrevista a Ricardo Pascoe
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
    America Latina, prioridad para Espana
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
    Informe especial: el estado y la diaspora Dominicana: una productiva alianza
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
    Back Cover
        Page 75
        Page 76
Full Text





FUNGLODE
FUNDACION GLOBAL
DEMOCRACIAY DESARROLLO



Santo Domingo, D.N.
22 de Febrero del 2007





Erich Kesse
George A. Smathers Libraries
PO BOX 117001
Gainesville, FL 32611-7001
USA


Estimado Sefior Kesse:

Por medio de la present, queremos extenderles nuestros saludos, al tiempo que hacemos
legar la colecci6n de los primeros catorce n6meros de nuestra Revista Global,
publicaci6n editada por FUNGLODE, de naturaleza multidisciplinaria, que canaliza las
reflexiones de la entidad y de la sociedad, buscando elevar la calidad del debate.

Es nuestro interns que la Revista Global sea parte de su acervo documental y disponerla
al servicio de la comunidad national e intemacional.

Reiterando nuestros sentimientos de estima y consideraci6n,

Atentamente,



Aida E. Montero Morales
Director, Centro de Documentaci6n & Gesti6n del Conocimiento
Fundaci6n Global Democracia y Desarrollo
Calle Capit6n Eugenio de Marchena, No. 26, La Esperilla
Santo Domingo, Rep6blica Dominicana
Email address: a.montero(,funglode.org
Website: www.funglode.org











Calle Capitan Eugenio de Marchena #26.
La Esperilla, Sto. Dgo., Rep. Dominicana
T: 809-685-9966 F: 809-685-9926
www.funglode.org













L EITA 3D L FUDA1N GLOAL 3 *CACA Y DESRR 3L 3OUE 2* 3 N`7 -33LBR/II E20
II




no en
*g I .3. U, a
I. egg1 a II



S* ** 3 U *
3Irc otaliad Jam gate Bac


U U I I .
D DI
B-radoVg









enfasis









FUND FOR PEACE RECONOCE SUS FALLS

La ultima edici6n espaiola de Foreign Policy da cabida en sus paginas a nuestra critical (ver peri6dico
Hoy, 20 de julio de 2005) al informed sobre los Estados fallidos que realize Fund for Peace (Fondo por la
Paz) y public esta revista en el numero de julio-agosto de 2005.
Esa respuesta, antes que debilitar la critical que hicimos, la refuerza; mas que explicar las ':,riondadl :. de
la metodologia usada para la elaboraci6n del indice y criticada por nosotros, reconoce sus limitaciones.
Dice Fondo por la Paz que "medir y clasificar la predisposici6n al colapso de un Estado es una tarea
necesariamente dificil e imprecisa y el Indice, como todos los intentos de cuantificar process sociales
y politicos, es imperfecto". (Foreign Policy, No. 11, octubre/noviembre 2005, Fride, p. 8.)
Como a esa ONG estadounidense se le hace completamente impossible defender la rigurosidad y
legitimidad de la metodologia utilizada en su aventura de construir un indice de Estados fallidos -que
segin ellos mismos dicen, "clasifica la propensi6n de los Estados a desarrollar un conflict armado"
(Ibidem)- recurre al manido recurso de quienes no respetan las reglas de los m6todos de las Ciencias
Sociales, que consiste en descalificar "todos los intentos de cuantificar process sociales y politicos"
(Ibidem, negrita mia, C. D. C.).
Cualquier persona o instituci6n familiarizada de verdad con las Ciencias Sociales sabe que la
afirmaci6n de Fund for Peace es una falacia. En su larga historic, desde Durkheim hasta Habermas,
ese tipo de ciencias han creado y puesto a prueba una cantidad impresionante de t6cnicas y m6todos
de investigaci6n, cuya perfeccidn no es menor que las exhibidas por ciencias de otra naturaleza.
Para limitarnos a los mas conci,:lo;, diremos que las Ciencias Sociales han inventado procedimientos
que les permiten predecir -a veces con los mas minimos detalles del dato numbrico- los resultados
de process sociales y politicos tan complejos como las elecciones generals de los pauses
democriticos.
No hay dudas. El Indice de Estados fallidos es fallido. No lo evidencia sl6o la respuesta que nos dio
Fondo por la Paz. Asimismo lo demuestra de manera pormenorizada en este Ilimero de Global, el
articulo que public el president fundador, Leonel Fernindez, quien es a la vez el president de la
Republica Dominicana.










Carlos Dore Cabral








,~d*' '' '?' ;
.1,~,
'jr ; 7>-
t%,19


CONTENIDO


4- Republican Dominicana
no es un Estado fallido
Por Leonel Fernandez Bajo ninguna perspective puede
sostenerse que la Repiblica Dominicana sea un Estado
fallido, tal y como lo asegura la lista elaborada por la
organizaci6n Fund for Peace y publicada por la revista Foreign
Policy. Aunque fue colocado en esta lista roja -lo que querria
decir en situaci6n de alerta o de maxima vulnerabilidad, casi
al borde del colapso-, esto resuilir muy dudoso para todo el
que conoce la realidad de este pais caribeno.

10- Lirica nostalgia de Jaime Tatem Brache:
aliento telurico y vision metafisica
Por Bruno Rosario Candelier El escritor Jaime Tatem
Brache proyecta en su primer libro de poesia, Rituales de
la Iluvia, una intense profundidad emotiva y una densa veta
interior, con una esencia spiritual reveladora de un mundo
sutil y subyacente desde el piano de la realidad estetica,
el ambito de la expresi6n lirica y el v6rtice de la realidad
trascendente. Un poemario en tres dimensions: metaffsica,
telirica y simb6lica.

22- Signos de identidad en el arte
del Caribe francofono
Por Delia Blanco La creaci6n plastica y visual del Caribe
franc6fono actual tiende a buscar un espacio mas alia de
la historic de las islas, del pasado y de la region; se esta
dirigier-nd a una pertenencia global desde la perspective de
la diversidad, la pluralidad y la apertura, tal como lo plantea
el intellectual martiniqueho Edouard Glissant en su ensayo
Tout-Monde: "Indiscutiblemente, en esta region del mundo, la
poetica y la plastica, la palabra y la line, Ilevan el concerto
compartido con la est6tica".


Informe Especial
El Estado y la diaspora dominicana:
una productive alianza
Por Maria Elizabeth Rodriguez Funglode inicio en 2001
los proyectos Diaspora y De-arroiiloi que, ejecutados manoo a
mano" con los dominicanos residents en el exterior, ofrecen
un diagn6stico, asi como una series de recomendaciones de
political pOblicas y un plan de acci6n con propuestas de
programs de colaboraci6n e intercambio.

34- Una carta personal y confidencial
de Juan Bosch a Lyndon Johnson
Por Bernardo Vega Global public una carta inedita,
personal y confidencial de Juan Bosch a Lyndon Jonson,
fechada en Puerto Rico en mayo de 1965, donde el primero,
ante el anuncio de que el president americano habia
ordenado el cese de las negociaciones para Ilevar a cabo
la formulaa Guzman" -un gobierno provisional encabezado
por el perredeista y amigo de Bosch, Antonio Guzman, que
sustituiria a los gobiernos de Caanimaio e Imbert- trataba de
que Johnson cambiase de parecer. La apelaci6n de Bosch
cay6 en ofdos sordos.

38- iDolarizar o construir instituciones?
Por Pavel Isa-Contreras La dolarizaci6n es una soluci6n
muy costosa, en particular porque elimina totalmente la
poiliica monetaria y por lo tanto quita la posibilidad de
incidir en el ritmo de crecimiento de la economic a traves
de la reduccion o expansion de los agregados monetarios y
la tasa de interns. Antes que poner en march un process
de dolarizaci6n, las opciones son diversas; pero lo que tiene
que quedar claro es que todas pasan por la construcci6n de
instituciones monetarias y fiscales solidas, no por la renuncia
a ellas.


2 GLOBAL
























44- La responsabilidad social empresarial: 0
lRentabilidad versus prosperidad general?
Por Mirtha Olivares Alfonso Adoptar la Responsabilidad
Social Empresarial como eje transversal implica asumir .
principios eticos que atraviesan todos los ambitos del .
quehacer productive, integrando un amplio conjunto de
political, practices y progi .iiiiii en la operacion de la empresa
y en el process de toma de decisions. Hoy se espera que
las empresas, ademas de tener beneficios y mantener sus
tradicionales roles como jener.td-r de empleo e ingreso,
se preocupen por el bienestar de sus empleados; que, como
consumidores de material prima, respeten el medio ambiente;
y que sean sensibles a las necesidades de las comunidades
done opera.

54- Entrevista a Ricardo Pascoe .
Por Iban Campo Global entrevista a Ricardo Pascoe, ex
embajador mexicano en Cuba y hombre de trascendencia ...
i:l:ili[I:.1 en su pais. Pascoe afirma que los sistemas educativos .
y su renovaci6n son parte crucial y central de un proyecto ,
integral de naci6n. .*

58- America Latina, prioridad para Espafia
Por Manuel Guedan El frente abierto contra los grupos de .
fanaticos terrorists islamicos no puede hacernos olvidar lo *
que debe ser la political exterior y de cooperaci6n de Espana:
America Latina debe ser una constant prioridad porque Io
es para su economfa y porque la eficacia de sus recursos 1 I
humans y econ6micos serb mayor si se priman los trabajos
en esta -eginrj; y se establece un compromise para ~lral:ormp.fi.rl
a los pueblos y a los gobiernos en el cumplimiento de los
Objetivos del Milenio.



SI










Repuiblica Dominicana

no es un Estado falido

Por Leonel Fernandez
Bajo ninguna perspective puede sostenerse que la RepIblica Dominicana sea un Estado
fallido, tal y como lo asegura la lista elaborada por la organizaci6n Fund for Peace y publicada
por la revista Foreign Policy. Aunque fue colocado en esta lista roja -lo que querria decir en
situaci6n de alerta o de maxima vulnerabilidad, casi al borde del colapso-, esto result muy
dudoso para todo el que conoce la realidad de este pais caribefo.


Ilustraciones: Adela Dore
















En su edici6n correspondiente a julio-agosto de
2005, la revista Foreign Policy public el llamado
indice de Estados Fallidos, elaborado por la orga-
nizaci6n Fund for Peace, en virtud del cual la Rep6blica
Dominicana ocupa el lugar ndmero 19 de una lista de 60
Estados considerados fallidos o fracasados. De conformi-
dad con la referida publicaci6n, Estado fallido es aquel
que ha perdido el control fisico del territorio, o aquel que
ya no dispone del monopolio del uso legitimo de la fuer-
za. De igual forma, aunque de manera mds sutil, se con-
sideran Estados fallidos aquellos en los cuales se carece
de autoridad, no se proven servicios publicos basicos,
falta capacidad para el cobro de impuestos y predomina el
mercado negro.
Para elaborar su lista de 60 Estados fallidos, Fund for
Peace se apoy6 en 12 indicadores, de naturaleza social,
political, econ6mica y military, a los cuales atribuy6 una
puntuaci6n en base a la aplicaci6n de una metodologia
que denomina Sistema de Evaluaci6n de Conflictos (Con-
flict Assessment System Tool, CAST).
Para establecer la puntuaci6n, Fund for Peace, a su
vez, se fundament6 en identificar frases claves en el and-
lisis de miles de articulos periodisticos que hiciesen refe-
rencia a conflicts internos o situaciones de colapso en
las sociedades analizadas durante el period va de mayo a
diciembre de 2004.
Los 12 indicadores utilizados por la referida instituci6n
de investigaci6n fueron los siguientes:
1. Creciente presi6n demografica.
2. Movimientos masivos de refugiados o personas des-
plazadas, lo cual crea una situaci6n compleja de
emergencia humanitarian.
3. Herencia de sentimientos de retaliaci6n o grupos pa-
ranoicos que cometen atrocidades de manera impu-
ne.
4. Flujo migratorio, cr6nico y sostenido, de profesiona-
les y sectors medios de la poblaci6n, motivado por
persecuci6n o represi6n.
5. Desarrollo econ6mico desigual.
6. Severo y profundo declive econ6mico.
7. Criminalizaci6n o deslegitimaci6n del Estado.
8. Progresivo deterioro de los servicios puiblicos.
9. Suspension o aplicaci6n arbitraria del Estado de De-
recho y violaci6n extendida de los derechos huma-
nos.
10. El aparato de seguridad opera como un Estado para-
lelo.


11. La emergencia de grupos o facciones dentro de las
elites goberantes.
12. Intervenci6n de otros Estados u otros actors politi-
cos externos.

Sistema en process
Aunque Fund for Peace indica que su metodologia de eva-
luaci6n de conflicts ha sido utilizada por investigadores
independientes, por gobiernos, por el sector privado, por
educadores, analistas militares y la sociedad civil, recono-
ce tambien que esta ain es un sistema que esta en process
de refinamiento y actualizaci6n.
Al ser asi, hay algunas preguntas que formular res-
pecto a la efectividad de dicha metodologia. Por ejemplo,
Zpuede un analisis de contenido de medios, por si solo,
determinar que un Estado sea fallido o haya colapsado?,
ipuede indicarse, de manera inequivoca, sobre la base de
un analisis de informaciones periodisticas que abarca tan
solo un period de siete meses, que un Estado ha sucum-
bido o colapsado?, idesde cuAndo la informaci6n perio-
distica ha estado exenta de juicios de valor o de abierta
distorsi6n como para suponer que se trata de un dato in-
falible de la investigaci6n cientifica?, Zno pudo haberse
combinado la aplicaci6n de esta metodologia con otras
tecnicas de investigaci6n social validas, como, por ejem-
plo, la encuesta o los grupos focales?, ique relaci6n puede
establecerse entire la metodologia utilizada por la orga-
nizaci6n Fund for Peace y las que utiliza el PNUD en su
informed annual sobre desarrollo human, el Foro Econ6mi-
co Mundial de Davos o la OECD en sus distintos tipos de
analisis e investigaci6n, para s6lo citar algunos?
Sin la intenci6n de opacar los meritos obtenidos me-
diante la aplicaci6n de la metodologia del sistema de eva-
luaci6n de conflicts, lo cierto es, sin embargo, que hasta
ahora sus resultados no son siempre convincentes, y, por
consiguiente, esto provoca que se expresen algunas dudas
sobre sus consecuencias prActicas.
Tal es el caso en lo que se refiere a la Repiblica Do-
minicana, que, Aunque fue colocado en esta lista roja -lo
que querria decir en situaci6n de alerta o de maxima vul-
nerabilidad, casi al borde del colapso-, esto result muy
dudoso para todo el que conoce la realidad de este pais
caribefio.
Podria decirse que el Estado dominicano es institucio-
nalmente d6bil, que es ineficiente y carente de transpa-
rencia en muchas de sus actuaciones, y hasta que tenga
un carActer de premoderno.















Pero no puede sostenerse que sea un Estado fallido; y
no lo es debido a que el Estado dominicano nunca ha per-
dido el control sobre el territorio national, ni ha dejado
de ejercer el monopolio del uso legitimo de la fuerza para
el mantenimiento de la ley y el orden.
En la Repiblica Dominicana no existe un problema de
presi6n demografica. Tampoco de movimientos masivos
de refugiados, ni de un legado de retaliaci6n o un flujo
migratorio hacia el exterior cr6nico y sostenido.
En la Repiblica Dominicana no hay una situaci6n de
criminalizaci6n o deslegitimaci6n del Estado. No hay una
suspension de las reglas del Derecho. No hay una viola-
ci6n extendida de los derechos humans. No hay amena-
za de que las elites gobernantes entren en un process de
desintegraci6n.
Tal vez podria argumentarse, debido a los resultados
de la gesti6n de Gobierno del period 2000-2004, que la
Repiblica Dominicana haya entrado en una etapa de agu-
da o several declinaci6n econ6mica, pero se sabe que esto
ha sido algo coyuntural que contrast con el actual pro-
ceso de recuperaci6n -internacionalmente reconocido- y
con mas de cuatro dUcadas de crecimiento econ6mico con
un promedio annual por encima del 5% del Producto Inter-
no Bruto.
En fin, puede afirmarse categ6ricamente que en la
Repiblica Dominicana no se han dado las condiciones
previstas o consignadas en los indicadores del indice de
Estado fallido para convertirla en una naci6n fracasada.

Problems de seguridad
Ahora bien, las preguntas claves serian: ZPara que se ela-
bora un indice de Estados fallidos? ZCual es la finalidad
o prop6sito de contar con un instrument de ese tipo?
En realidad, el prop6sito es el de identificar vulnerabili-
dades en el sistema international, prevenir conflicts y
garantizar la seguridad y la paz mundial, todos los cuales
son objetivos altamente positives para el bienestar de la
humanidad.
Por supuesto, en las premises de esas investigaciones
esta el hecho de que desde los ataques terrorists del 11 de
septiembre de 2001, la principal amenaza a la estabilidad
y la seguridad de los paises desarrollados ya no proviene
de otros Estados fuertes, sino, por el contrario, de Estados
dUbiles, fallidos o colapsados.
La mejor prueba lo constitute Afganistdn, pues fue
precisamente de esta naci6n, virtualmente olvidada por
el rest del mundo luego de la salida de los sovi6ticos a


finales de los afios ochenta, donde se incub6 y desarroll6
la celula terrorist de Al-Qaeda.
eQuien podia sospechar que de ese lugar inh6spito, su-
mergido en la mas abyecta miseria, podria originarse el
mas demoledor ataque terrorist que jams se haya rea-
lizado sobre el territorio de los Estados Unidos, la naci6n
mas poderosa del planet?
Este hecho ha determinado que los analistas de la es-
cena international y los experts en temas de seguridad
hayan reflexionado sobre la necesidad de redefinir y re-
plantearse el rol del Estado en las sociedades contempo-
raneas.
Como se sabe, debido a la llamada Revoluci6n Conser-
vadora de la d6cada de los ochenta, promovida esencial-
mente por Margaret Thatcher en el Reino Unido y Ronald
Reagan en los Estados Unidos, se llev6 a cabo un process
de debilitamiento del papel del Estado.
Se creia que el Estado era la causa del malestar econ6-
mico y social que vivian las sociedades contemporaneas,
y para volver a una epoca de prosperidad y de progress
se procedi6 a desplegar una predica de carfcter mundial,
destinada a disminuir las funciones de las instituciones
estatales en los ambitos de la economic y la sociedad.
El resultado fue que, como consecuencia de esa dismi-
nuci6n del papel del Estado, las naciones quedaron, en lo
econ6mico, muy desprotegidas, a merced de las leyes del
mercado; en lo social, muy desiguales; y en el aspect de
seguridad, muy vulnerable, sobre todo por la expansion
de las factors nocivos de la globalizaci6n.

El retorno del Estado
Los primeros en reconocer que se habia cometido un error
en despojar al Estado de algunos atributos esenciales fue-
ron los organismos internacionales multilaterales, y de
manera especial, el Banco Mundial.
Pero este reconocimiento se hizo, en principio, desde
la perspective del desarrollo. Se lleg6 a comprender que
si bien el llamado Consenso de Washington habia contri-
buido a resolver los graves problems de hiperinflaci6n y
deficit fiscal que afectaban a algunas de las economies en
desarrollo, habia perdido de vista, sin embargo, la dimen-
si6n social de los problems.
A pesar de las distintas iniciativas emprendidas en la
decada de los ochenta y los noventa para promover el
desarrollo econ6mico y social mediante process de pri-
vatizaci6n de empresas estatales, apertura y liberalizaci6n
de mercados y estabilizaci6n de indicadores macroecono-


6 GLOBAL









































micos, la pobreza, sin embargo, no logr6 ser reducida, y
en algunos casos hasta aument6.
En los distintos studios y andlisis emprendidos por el
Banco Mundial y otras instituciones del sistema de Na-
ciones Unidas empez6 a disefiarse el concept de que un
verdadero impulso al desarrollo no podia ser enmarcado,
exclusivamente, en un conjunto de medidas de carActer
econ6mico. Se requeria, ademas, fortalecer las institucio-
nes del Estado.
De esa manera, fue cobrando nuevamente auge la no-
ci6n del rol del Estado en un process integral de desa-
rrollo, luego de que no solamente se le descalificara para
desempefiar papel alguno en este campo, sino de que se le
considerase hasta responsible por la falta de desarrollo a
lo largo de varias decadas.
En la actualidad, empieza a abrirse camino una especie
de equilibrio entire el Estado y el mercado como motors
del process de desarrollo.
Se le atribuye al mercado la facultad de ser el mejor
instrument de asignaci6n de recursos en una economic
de libre competencia, y al Estado, el de ser la herramienta
mas apropiada para garantizar una just distribuci6n del
ingreso por medio de la political fiscal.
Asi, Estado y mercado actidan juntos, cada cual cum-
pliendo con sus respectivos roles, en una nueva vision
integral del desarrollo, en la que el fortalecimiento de las
instituciones democrdticas de Derecho result fundamen-
tal para alcanzar las metas de crecimiento econ6mico, de-


sarrollo sostenible y equidad social. Pero, junto con la idea
de recuperar la instituci6n del Estado como instrument
basico para el desarrollo, ocurre que debido a los ataques
terrorists del 11 de septiembre, los experts, analistas y
funcionarios vinculados a los fen6menos internacionales
y de seguridad intentan tambien colocar el Estado dentro
de una nueva perspective geopolitical.
Esa perspective es, en primer lugar, la de que el Estado
sigue siendo el principal actor de la escena international,
a pesar de que como consecuencia de la globalizaci6n han
surgido tambien otros actors no-estatales; y, en segundo,
la de que continue siendo la instituci6n responsible de ga-
rantizar la seguridad de sus ciudadanos y la defense de la
integridad del territorio y promover la paz international.
La comprobaci6n de que hay various Estados, funda-
mentalmente en Africa y el Medio Oriente, que no se en-
cuentran en capacidad de asegurar el cumplimiento de
estas funciones ha conducido a various centros de inves-
tigaci6n y analistas de los paises desarrollados a estudiar
las causes que motivan esta situaci6n y a formular suge-
rencias y recomendaciones para su superaci6n.
De ahi es que surge el concept de Estado fallido, que es
parte de una clasificaci6n mas amplia que incluye tambien
a los llamados Estados debiles y Estados colapsados, seg6n
la tipologia disefiada por los distintos investigadores.
La idea es que esos Estados no se encuentran en ca-
pacidad de imponer la ley y el orden dentro de sus res-
pectivos territories. Que perdieron el control del espacio

























E
'C


I


a
I-
,.'


piblico y no se encuentran en condiciones de ejercer, de
forma legitima, el poder coactivo del Estado. Que hay una
prActica extendida de violaci6n de los derechos humans,
y no estAn en posibilidad de ofrecer seguridad yjusticia.
Todo esto es fuente de preocupaci6n para los paises
desarrollados que ahora perciben, despu6s de los ataques
terrorists del 11 de septiembre, que esos Estados fallidos,
d6biles o colapsados, se han convertido en una amenaza a
su seguridad internal, y, por consiguiente, no pueden seguir
operando, frente a ellos, con la indiferencia y la apatia de
otros tiempos.
Ahora hay que actuar; pero para hacerlo, lo que se pro-
cura es, primero, estudiar el fen6meno, comprenderlo, y
luego sugerir un plan de acci6n que involucre a la comu-
nidad international, para de manera multilateral, aplicar


fO)


I


medidas, no simplemente de mantenimiento de paz, sino
de construcci6n de Estado (State-building), que procuren
que esas naciones colapsadas no se conviertan en santua-
rios de celulas terrorists ni en cabezas de playa de futuras
acciones de desestabilizaci6n en el mundo.
Todo lo cual nos parece absolutamente vilido para
mantener una situaci6n de orden, paz y seguridad a es-
cala planetaria. Lo inico que no tiene por que incluir a
la Repuiblica Dominicana en una lista en rojo de los 20
paises mas proclives a convertirse en Estados fallidos. Y
esto asi, sencillamente, porque digase lo que se diga, la
Repdblica Dominicana no es un Estado fallido.
Leonel Fernandez Reyna es president de la Republica Domini-
cana.


8 GLOBAL


f)








Bo1


GLOBAL
res omn *l eJdrit J domnlian
"0!@*&*%e


GLOBAL


tel.(809)85-9966ex. 2 all sga f ug


OL .rnTli,Ob l u ra
ID ,illlufll d~l olu(.-rd































LIRICA NOSTALGIA

DE JAIME TATEM BRACHE:
aliento telurico y vision metafisica

Por Bruno Rosario Candelier
El escritor Jaime Tatem Brache proyecta en su primer libro de poesfa, Rituales de la
Iluvia, una intense profundidad emotiva y una densa veta interior, con una esencia
spiritual reveladora de un mundo sutil y subyacente desde el piano de la realidad
estbtica, el 6mbito de la expresi6n lirica y el v6rtice de la realidad trascendente. Un
poemario en tres dimensions: metafisica, telrica y simbdlica.

Ilustraciones: Carlos Reyes


-- ii -**'~a~e~~r a I.~J


-
71 1o r,;
S ol V 1'(y z .


10 GLOBAL

















C uando Jaime Tatem Brache (Salcedo, Repdblica
Dominicana, 1962) public La otra cara del sue-
ho, salude su aparici6n sefialando que emergia al
scenario literario national con voz vigorosa, original y
autentica, y afadi que este narrador llegaba prevalido del
don de la creaci6n y dotado de una imaginaci6n f6rtil,
Agil y abierta, potenciando el modo imaginative de fic-
ci6n y proyectando, desde su sensibilidad empatica y fe-
cunda, el decurso psicol6gico de sus criaturas imaginarias
en hechos y escenas sorprendentes y cautivantes.
Dije entonces que con la belleza y la frescura de sus
imagenes y la propiedad de los recursos y procedimientos,
Tatem Brache abria un surco narrative, hondo y auspi-
cioso, insuflando un nuevo aliento y afirmando su sen-
sibilidad spiritual y estetica para beneficio de las letras
dominicanas.
Ahora Jaime Tatem Brache da a conocer su primer
libro de poesia. Conozco la poesia dominicana y puedo
asegurar que ninguna obra po6tica ha plasmado la onda
de sensibilidad lirica desde una vertiente tel6rica impreg-
nada de aliento metafisico con alcance simb6lico, como
lo reflejan estos poemas del escritor salcedense en tres
facetas distintivas: una dimension metafisica, una dimen-
si6n tel6rica y una dimension simb6lica que pasamos a
comentar.
Este poemario proyecta una intense profundidad emo-
tiva y una densa veta interior con una esencia spiritual
reveladora de un mundo sutil y subyacente desde el plano
de la realidad estetica, el ambito de la expresi6n lirica y
el v6rtice de la realidad trascendente. En una evocaci6n
nostAlgica, Tatem Brache reconstruye las vivencias del
pasado en busqueda de si mismo, elaborando una simbo-
logia lirica y metafisica mediante la vertiente interior de
los sentidos. Es una forma peculiar de la vertiente lirica y
estitica, simb6lica y trascendente, en pos de la recupera-
ci6n de un costado de la vida y de una dimension c6smica
que da sustancia al poema y significado al mundo interior
del sujeto lirico, al tiempo que plasma la belleza de la
imagen y la verdad de una vivencia en la recreaci6n de la
nostalgia.
Cinco fuerzas o poderes de la sensibilidad estAn al ser-
vicio del sujeto lirico de estos poemas que tienen el ti-
tulo de Rituales de la lluvia: la intuici6n, la memorial, la
imaginaci6n, el lenguaje y la pasi6n, que actuan como
factors concurrentes en la gestaci6n de la emoci6n lirica,
la realidad estetica y la presencia metafisica. La intuici6n,
como clave que abre la compuerta de lo real subyacente;


la memorial, como depositaria de recuerdos y vivencias; la
imaginaci6n, como recreadora de imagenes de escenas y
vivencias; el lenguaje, como medio de expresi6n simb6-
lica de un mundo sugerente; y la pasi6n, como el aliento
emotional que encandila y entusiasma.
La raz6n de toda po6tica consiste en testimoniar la
propia percepci6n del mundo aprehendiendo un costa-
do de la realidad, canalizando una intuici6n profunda
o revelando una verdad intuida con belleza y emoci6n.
Hemos de apreciar el valor de la poesia y mas ain la pres-
tancia de la poesia metafisica, que lejos de distanciarse
de la realidad como parece y lejos de menguar el com-
promiso del poeta con su tiempo, su historic y su pueblo,
lo encarna mejor y lo asume plenamente en sus costados
desconocidos y profundos y en sus valencias interiores y
rotundas. Lejos de estimarse como evasion de lo real, la
poesia metafisica ahonda en sus lados secrets y entrafia-
bles y devela sus valores ocultos y profundos, poniendo al
hombre en contact con la urdimbre interior, profunda y
trascendente de las cosas, revalorizando la significaci6n
intrinseca de cada cosa, element o fen6meno y enalte-
ciendo su esencia y su sentido en su vinculaci6n con la
fuerza superior de lo existente y su coparticipaci6n con
la totalidad de lo viviente. Eso es lo peculiar de la poesia
metafisica.
Fue el Doctor Samuel Johnson, eminente poeta y cri-
tico britanico, quien llam6 "poetas metafisicos ingleses" a
destacados poetas anglosajones del siglo XVIII que dota-
ron al arte de la creaci6n po6tica de una dimension pro-
funda y trascendente, elaborando una autintica poesia
metafisica. La poesia metafisica indaga el sentido funda-
mental de lo existente y pone su atenci6n en el sentido de
la vida, la muerte, la nada, el tiempo, el amor, el dolor, la
angustia y lo fundamental del mundo circundante.
Por su dimension interior, la vertiente metafisica 'hace'
a la gran poesia, que revela verdades profundas, indaga
el sentido de fen6menos y cosas e inquiere la raz6n de lo
existente. Y le da una hondura interior a la vision lirica
del mundo.
Como expresi6n de la intuici6n profunda, la poesia
metafisica capta lo que escapa a la percepci6n sensorial
y ensefia a reflexionar sobre el sentido de las cosas me-
diante una meditaci6n canalizada con los recursos poe-
ticos, sabiendo que el pensamiento del poeta no es una
especulaci6n filos6fica ni una referencia cientifica, sino
una reflexi6n lirica y estetica, ya que el poeta traduce en
imagenes los pensamientos y las percepciones que atrapa


12 GLOBAL
















su intuici6n. Y esa forma de decir las cosas, que es lo es-
pecifico del lenguaje de la lirica, distingue el pensamien-
to portico del pensamiento filos6fico, que se expresa en
ideas y concepts. La poesia se expresa en imigenes y,
en su reflexi6n poetica, el poeta que describe con hondura
y belleza emplea metaforas y simbolos para traducir el
contenido de sus intuiciones profundas, pues "toda poesia
verdaderamente profunda y esencialmente tal es metafisi-
ca, como dijera Unamuno".'
Desde luego, no es igual el concept de metafisica en
filosofia que en poesia. Para la filosofia, la metafisica es-
tudia el ser y la esencia de las cosas. Segiin Arist6teles, la
metafisica estudia lo que estmi mIs alli de la fisica (meta
physical rama filos6fica que enfoca lo que trasciende la
naturaleza sensible, entendiendose hoy lo que entendian
los neoplat6nicos de la metafisica, es decir, lo esencial-
mente inexperimentable, inmutable y permanent.
La metafisica trata del ser como fundamento del ente
cuya esencia, propiedades y leyes inquiere.2 Pero en poe-
sia, la vision metafisica no enfoca la realidad del ser ni
indaga la esencia de las cosas, sino el sentido de las cosas
o de cuanto acontece en el mundo. Si entendemos la me-
tafisica como la bdsqueda del sentido, y si la indagaci6n
metafisica se hace con intenci6n lirica y estitica, entonces
podemos hablar con propiedad de metafisica po6tica o de
poesia metafisica, que tiene una manera artistic y simb6-
lica de inquirir el sentido de fen6menos y acontecimien-
tos, como efectivamente hace esta vertiente de la creaci6n
poetica llamada poesia metafisica.
El poeta metafisico indaga lo que concita su sensibi-
lidad con una mirada honda, profunda y trascendente,
raz6n por la cual la metafisica entrafia una actitud inqui-
sitiva y por tanto la poesia metafisica conlleva una acti-
tud lirica de interrogaci6n.
Cuando un poeta indaga el sentido de la cosa fisica
hace metafisica y quien profundiza la pregunta del sen-
tido hace metafisica. Al poeta le corresponde sentir y ex-
presar esteticamente lo que mueve su sensibilidad, y, si
en esa dimension de la sensibilidad inquiere el sentido
de sensaciones y emociones, esta dandole una dimension
metafisica a su sentimiento, y, por tanto, esta haciendo
poesia metafisica.
La lirica metafisica comporta una intuici6n estitica
con hondura reflexiva. Obviamente, la indagaci6n del
poeta es una indagaci6n lirica, es decir, una bfsqueda es-
tetica en el ambito portico, en el ambito de la realidad
est6tica, no en el dominio de la filosofia, que para los


pensadores de esa discipline equivale a inquirir la esencia
del ser. El poeta metafisico no busca, como el fil6sofo, la
esencia del ser; el poeta busca el sentido del ser, y lo hace
po6ticamente con el lenguaje de la expresi6n lirica.
Pues bien, al escribir su poesia el poeta transmu-
ta el resultado de sus intuiciones en imagenes sensoria-
les, mientras el pensador lo hace en concepts. Por eso,
cuando el poeta metafisico piensa, sigue pensando pero
pensando en imAgenes, aunque esas imagenes sirvan para
transmitir verdades profundas o para canalizar hondas
cavilaciones de la conciencia. De igual manera, los poe-
tas que intuyen las dimensions profundas de las cosas
son poetas metafisicos, ya que traducen en sus imagenes
una representaci6n conceptual y est6tica del mundo. Ya
sabemos que la intuici6n nos revela el costado secret de
la realidad y descubre su sentido profundo. Por eso las
verdades del poeta son siempre verdades profundas, uni-
versales y eternas.
La tendencia metafisica que con William Wordsworth
y otros creadores de la talla de John Donne, Samuel Co-
leridge y William Blake dio categoria a la poesia inglesa
del siglo XVIII potenci6 el sentido profundo de la lirica,
ahondando el conocimiento de la experiencia humana a
traves de la intuici6n estetica.
Y estos creadores, conocidos como poetas metafisicos
ingleses, alcanzaron una autoridad fundada en su condi-
ci6n poetica porque enaltecieron con su creaci6n la con-
dici6n humana y exaltaron con su contenido spiritual la
creaci6n poetica.3
La metafisica concebida como via de comprensi6n y
como medio de expresi6n se anida en la alta creaci6n
po6tica, y una obra lirica como la que estamos comentan-
do nos permit ahondar en esa dimension interior y cla-
rificar su sentido profundo, puesto que se inscribe en esa
zona desconocida y misteriosa que entrafia la "blsqueda
del sentido". Y un studio como el present pretend es-
clarecer la parte oscura y velada de esa veta trascendente
y, obviamente, establecer puentes de comunicaci6n y en-
tendimiento entire la poesia metafisica y los lectores.
Cuando el poeta expresa en su poema "Las visions
y los suefios": "...pero he aqui creciendo voices demonios
fantasmas/ y un vientre de sombras amamanta al mun-
do/ y lueve fuego/ y siete cabezas danzando/ y hormigas
mongdlicas tiritando de hastio/ y en las pdginas crecieron
cascadas infinitas/ de letras y de muertes..." obviamente
alude a una realidad no comfin, y a una dimension su-
prasensorial, para cuya expresi6n fragua imagenes apo-































calipticas, arquetipicas y simb6licas cuya interpretaci6n
precisa una lectura atenta, profunda y sopesada.
La realidad nutre la conciencia con el impact sen-
sorial y spiritual que ejerce lo existente en la sensibili-
dad del individuo. El poema es product de un estado de
conciencia en el que el creador se siente iluminado por
la presencia de lo real, sin importar que este fen6meno
se produzca desde el plano de lo real objetivo o desde el
piano de lo real evocado.
Jaime Tatem Brache descubre en un hecho fisico la di-
mensi6n estetica y la dimension c6smica que lo enlaza a
lo viviente y la conexi6n emotional que lo empata a lo
human al evocar sus vivencias y nostalgias. Y en ese
estado de conciencia describe y canta en "Universo":
Son milemoi de asombros enardecidos
Son vidas de desdoblamientos sin fin
Es probable sean ellos mayor realizaci6n
Quizds yo soy elfantasma
y ellos los hombres crepusculares
A lo mejor al principio me vieron como a una criatura
/extraiia
Asi los vi yo y aqui estoy con ellos
Aqui sin estar estamos
Aqui vivimos sin vivir.

Se trata de una intuici6n en la que la persona lirica se
siente insignificant en el concerto del Universo. Estos
poemas revelan la participaci6n de la intuici6n, y la intui-
ci6n genera percepciones que pueden parecer irracionales
y que se revelan como verdades irrefutables para la sen-
sibilidad po6tica.
Y ya se sabe que el poder de la intuici6n genera una
emoci6n estitica que s6lo capta y expresa la creaci6n
poetica. Esa impronta emotional, arquetipica y estetica,
sefiala la presencia de un poeta, que tiene el don singular


de la creaci6n estetica, y al decir de Rilke, tiene la misi6n
de fijar para la posteridad la realidad de las cosas que
pasan.
Si a esa impronta emotional, lirica y estetica, se le
suma la impronta metafisica que capta la intuici6n pro-
funda, estamos sin duda ante un product creador de alta
significaci6n trascendente.
Y esa concurrencia de la emoci6n, la memorial y la in-
tuici6n en la expresi6n lirica es lo que permit inferir que
esta poesia de Jaime Tatem Brache tiene una onda, una
gracia, una dimension c6smica, est6tica y metafisica que
no las tiene ningun otro libro de creaci6n poetica en las
letras dominicanas. Observen lo que describe nuestro lirico
en "Aqui" para aludir a esa confluencia de percepciones
multiples:
Aqui estoy fluyendo para siempre
en un chorro de colors y agua viva precipitado en mi voz
Aqui nace y se pone el sol
y no cesa la rosa en su efimera belleza
Aqui comienza y terminal el arco iris
y su olla de oro es un espanto de parricidios siameses
atrapados en pompas dejabdn
Aqui naci6 la ciguapa y confundi6 sus pasos
y sus huellas se dirigen hacia donde no van
y al no ir vamos adonde estamos
Aqui los gnomos sonrien a los ojos del ciruelo
y roban las pieles del pantano en el lugar de la constant
/noche
Aqui los duendes de la postrera infancia
florecen en los encuentros astrqles
yjuega con la brisa el unicornio
Aqui somos estaciones que nunca son
y los puntos cardinals se ahogan
y viven su muerte como un vertigo de guerra y paz

El fondo telurico de una vision est6tica
Puedo apreciar en esta lirica de Jaime Tatem Brache va-
rias vertientes creadoras:
1. El impact telirico del contorno en la conciencia,
que el poeta capta y revela en su expresi6n est6tica.
2. La huella emotional del ambiente solariego en la
sensibilidad fisica y metafisica de la persona lirica
con el aliento de su presencia en cuanto describe.
3. El tono empAtico y doliente ante lo viviente en cor-
dial actitud de identificaci6n con lo existente.
4. El vinculo entrafiable hacia las cosas -sensorial,
afectivo, intellectual, imaginative y espiritual- con


14 GLOBAL
















empatia universal por fen6menos, criaturas y ele-
mentos.
5. El sentimiento de ternura c6smica hacia todo lo vi-
viente con una disposici6n lumiiosa, vitalista y ra-
diante.
Esa multiple disposici6n fisica y metafisica que pro-
yecta la personalidad lirica de nuestro poeta es un reflejo
al mismo tiempo de tres dimensions de su poder creador:
la sensibilidad orgAnica, la sensibilidad estetica y la sen-
sibilidad trascendente, que confluyen en el poliedro de su
creaci6n poetica.
En estos poemas de Rituales de la lluvia, de Jaime Ta-
tem Brache, hay una honda meditaci6n lirica de la vida
desde el trasfondo vivencial de la infancia y la impronta
emotional de lo viviente a la luz de las vivencias hogare-
fias bajo el impact de la realidad telfirica.
Y al mismo tiempo una manera de indagar el sentido
fundamental de lo existente mediante la recuperaci6n de
lo vivido, que el sujeto lirico asume con el fondo metafi-
sico desde la vertiente lirica y c6smica, simb6lica y tras-
cendente, con lo que naturalmente esta haciendo poesia
metafisica. Tatem Brache media liricamente el mundo, y
en esa meditaci6n lirica enfoca esteticamente el sentido de
sus vivencias entrafiables, que realize mediante el concur-
so de imAgenes y simbolos, cuyo resultado es esta valiosa
poesia metafisica.
La poesia metafisica que contienen estos versos finca-
dos en el aliento telfirico supone pasar de la percepci6n
material a lo intangible, con una clara conciencia de la
trascendencia, lo que evidencia el desarrollo spiritual que
ha alcanzado el autor de estos poemas.
Desde los antiguos pensadores presocrAticos, comen-
zando por Tales de Mileto, se habla de la conformaci6n
del mundo con la energia spiritual subyacente en la ma-
teria y la fuerza suprac6smica que la sostiene, incluyendo
la de los fen6menos, criaturas y elements. La b6squeda
del sentido y su consecuente reflexi6n especulativa les
permiti6 desarrollar el concept de metafisica y ese con-
cepto no lo concibieron como algo opuesto al de material,
sino como el fen6meno privilegiado de la material por su
participaci6n en la unidad del Todo o en la totalidad del
Cosmos.
De modo que seg6n esta vision totalizante de lo exis-
tente, la metafisica no es algo ajeno a la material, sino
aquello que enaltece a la material misma puesto que el
hecho de ser entrafia ya una distinci6n 6ntica. La bisque-
da del sentido que supone la inquietud inquiriente de las


cosas es la esencia de la metafisica; y esa bulsqueda, que
es una expresi6n de la mAs alta indagaci6n de la inteli-
gencia humana, tiene matices peculiares en cada uno de
los poetas que se han inclinado por ese costado interior de
lo existente.
En Tatem Brache esa vision metafisica tiene races
en su tierra y en sus vivencias personales y desde ellas
procura vincularse con el aliento creador del mundo. Ese
costado interior viene iluminado fundamentalmente por
la intuici6n, y esa percepci6n intuitiva ahonda en el inte-
rior de las cosas desde la conciencia del sujeto creador. El
poeta lo dice con esa meridiana percepci6n de lo intuido:
"Aqui las cosas son lo que son/ y son nada/ Aqui la luz es
luz porque la sonrisal -este o no este en las sombras-/ es
la continuaci6n del llanto" ("Aqui").
Hay un pasaje biblico (Mateo 13, 35) que dice asi: "..
declarar6 las cosas ocultas desde la creaci6n". Pues bien, al
poeta le esta reservado encontrar esas 'cosas ocultas' que
estan ahi, como "una canci6n tirada por el suelo", como
decia Franklin Mieses Burgos, uno de nuestros grandes
poetas metafisicos.
Y esas 'cosas ocultas' estan ahi, 'desde la creaci6n', es
decir, desde el principio del mundo, esperando que alguien
las perciba y las proclame con su intuici6n profunda. El
sentido de esas cosas espera ser revelado por la intuici6n
del creador, que lo capta con sus antenas interiores que
son sus sentidos metafisicos, con los cuales puede captar e
interpreter la dimension interior de lo existente y esa di-
mensi6n entrafiable guard un secret, un halo misterioso,
una porci6n sutil y subyacente. Lo mismo en el traspatio
de la casa, en la intrahistoria del pueblo o bajo la sombra
de tantos rincones amados que fueron testigos de viven-
cias entrafiables y que atesoran esas 'cosas ocultas' desde
la creaci6n, como hechos, fen6menos y vivencias que la
evocaci6n nostalgica revive, como acontece en estos poe-
mas de Tatem Brache que proyectan una cordial afioranza
y una rememoraci6n entrafiable, doliente y sentida.
Esa evocaci6n justifica la raz6n de una po6tica que tes-
timonia desde la impronta de la sensibilidad profunda la
propia percepci6n del mundo aprehendiendo el lado sutil
y oculto de lo viviente que atesora la memorial de la per-
sona lirica. La evocaci6n de las vivencias entrafiables con
su reflexi6n nostAlgica da cuenta de emociones limpias
y puras de la infancia, ese estadio del paraiso emotional
que hemos vivido y que el poeta rememora hincando sus
raices en la memorial familiar y en la memorial pueblerina
y en la propia historic personal.
















En "Colapso de la alianza", titulo que recuerda el texto
biblico, el autor describe:
El poema era espacio de lunas
y soles
y lirios
y nostalgias
Espacio de aiiiw-i.s hidalguias
donde generaciones defuego
jamds olvidaron sus andanzas
Lo saque de una habitaci6n de mis recuerdos
alli donde un espacio en blanco me llevaba a tu voz
alli donde mi infancia se llend de luceros
alii donde supe de un rio deshecho en huida
y un drbol deshecho en sangre y llanto
alli donde soie que era murcilago
y el espanto me obligaba a volar en pleno dia
y yo andaba tropezando con todas las paredes del mundo
y con lafatiga
y con la soledad
y el olvido
alli donde la belleza
como Dios
buscaba caminos terrible para llegar al hombre
y redimirlo en el amor de su suefio sin fin

Desde la evocaci6n de sus vivencias entraiables el
poeta se vincula a la Totalidad de lo viviente. Apelado
por el sentimiento de la belleza, su sensibilidad estetica,
abierta al placer y al dolor, se abre a la sensibilidad c6s-
mica hacia todo lo viviente con una capacidad sensorial
honda y multiple en sintonia con su sentido c6smico.
En esa confluencia sensorial de los sentidos se despliega
su sensibilidad trascendente, impulsada por la vocaci6n
contemplative y concitada por el aletazo del misterio que
concita su interior profundo.
El "dolorido sentir" de que hablaba Garcilaso atraviesa
los poemas de Tatem Brache cuando la voz lirica de estos
dolientes versos advierte: "Me fulminardn de nuevo las
esfinges/ y en un segundo sere la eternidad y el comien-
zo/ Y otra vez tendre que callar para nombrarte/ Y otra
vez tendre que morir para volver/ Y otra vez se esfuma el
poema que soidndolo me sueia/ Tal vez ese poema sdlo
pueda escribirlo en tus brazos/ y yo no se bajo que cielo te
volvere a encontrar" ("Mujer con cayena en el pelo").
Estos poemas, ademAs, dan cuenta de la capacidad in-
tuitiva que distingue al autor. Mas aun, Tatem Brache hace
uso de lo que Ilamo la "intuici6n vicaria", en la que una


intuici6n ajena inspira otra intuici6n, o una revelaci6n de
la conciencia intuida por otro y que permit colegir una
percepci6n profunda de la realidad desde la experiencia
propia. Cuando el poeta habla de "la arafia tejedora de la
angustia"; o cuando tiene en mente "la serena tierra que
me espera"; o cuando dice: "Me fulminaran de nuevo las
esfinges/ y en un segundo sere la etemidad y el comien-
zo/ Y otra vez tendre que morir para volver", esta hacien-
do uso de la intuici6n vicaria.
Quiero subrayar tambien que estos poemas de Tatem
Brache revelan unas vivencias a travys de las cuales se
realize una exorcizaci6n emotional mediante la logotera-
pia poetica. Me explico.
Tatem Brache tiene en sus manos un instrument de
creaci6n y acude a las vivencias de la infancia y la evo-
caci6n de su pueblo natal para extraer temas y motives,
elements que recrea para fijar en el poema, como queria
Rilke, lo que aconteci6 una vez y sigue viviendo en la
memorial, lo que late en el pasado asumido con el aliento
de una corriente poderosa de la lirica universal. Eso es lo
que se llama metafisica de la experiencia, no de emocio-
nes y suspirillos; y lirica de vivencias, no de abstracciones
y especulaciones. Por eso la lirica metafisica que inspira
esta poesia tiene un asidero en el mundo real, no en el
mundo ideal o fantasioso.

La expresi6n simb6lica de
unas vivencias redivivas
En Rituales de la lluvia hay la huella de lo que Victor
Frankl llama la "neurosis dominical" 4 que aflora cuando
experimentamos el vacio y constatamos la soledad exis-
tencial que nos aterra. Tatem Brache descubre el moment
en que la nostalgia revive el pasado para darle sentido a
la vida y sustancia al poema. La huella que dej6 el tiempo,
la serial que marc el pasado en el fondo del inconsciente,
revive en la lirica del poeta que parece obsedido por una
fuerza enraizada en la raigambre profunda de su espiritu.
En la lirica de Tatem Brache hay una simbologia in-
terior que alude al inconsciente. Carl J. Jung hablaba de
la "intuici6n introvertida", que es aquella que percibe los
process intemos que estAn en la conciencia. Y hay unas
imigenes que reflejan ese mundo interior de la concien-
cia. Segln George Bataille, para la intuici6n las imagenes
del inconsciente tienen la misma categoria que los objetos
o las cosas,5 puesto que reflejan la zona oculta de la men-
te humana y en consecuencia esas imagenes proyectan la
faceta que no pueden percibir los sentidos fisicos. En la


16 GLOBAL
















'9I


'.11 -


lirica de Tatem Brache hay bestias, pajaros y fantasmas
que simbolizan miedos, traumas y frustraciones, y nom-
brAndolos, los conjura, y al conjurarlos se liberal la mente
de sus pesadillas, neurosis y obsesiones. De esa manera la
poesia funciona como logoterapia ejerciendo una funci6n
de catarsis liberadora.
Esa reconstrucci6n de la conciencia mediante la logo-
terapia poetica estA latente en estos poemas de Rituales de
la lluvia, que reflejan una vertiente exorcizante y oracular
a traves de la cual la persona lirica vierte emociones tra-
badas de la infancia por traumas y miedos que impactan
negativamente el desarrollo de la personalidad. El entor-
no tel6rico y ambiental troquela y marca el talante de la
sensibilidad en esa etapa de la nifiez en que establecemos
un punto de contact con el Universo. Cada ser human
vive a su modo la vida y en su discurrir existencial va
acumulando vivencias y emociones, algunas de las cuales
nos afectan consciente o inconscientemente por el impac-
to que introyectan en nuestro interior profundo.
La vida nos ensefia que somos impactados por la ex-
periencia, y la misma conciencia, como ensefaba Henry
Bergson, participa de un process de crecimiento y desa-
rrollo.6 En ese process confluyen el pasado y el present
y en la confluencia del plano real y el plano evocado un
recuerdo de la infancia se torna vivido y real en la me-
moria, a veces con una impronta indeleble, y cuando la
memorial recrea lo vivido, aflora ese caudal de vivencias
imborrables como acontece en estos poemas de evocaci6n
nostAlgica.
En virtud de inexplicables motivaciones inconscientes
en el estadio adulto, los series humans nos retrotraemos
al pasado en busca del estadio de la nifiez en que toma-
mos conciencia de nuestro contact con el mundo. Y en
esa toma de conciencia del vinculo entrafiable con las co-
sas, las mulltiples vivencias que nuestro pasado inmediato
registra en la memorial, fluyen en imagenes y simbolos
que delatan un temor latente en los repliegues neuronales
del cerebro.


O0


El lenguaje y la memorial reabren la compuerta del in-
consciente con el poder inexorable de imagenes, simbolos
y mitos. El mito nombra la realidad que hemos subjetiva-
do en la conciencia y el lenguaje simb6lico formaliza esas
vivencias entrafiables. La memorial juega un papel clave
en la evocaci6n nostalgica del pasado en cuya recupera-
ci6n participan la imaginaci6n y el lenguaje alentando el
poder creador de la palabra. El pasado desafia la memorial
del poeta para que desactive lo que subyace en el interior
de su conciencia como una sombra rediviva.
La funci6n oracular del poeta es remover esa sombra
subyacente bajo la compuerta de la conciencia y rever-
tirla en la realidad est6tica del poema, transmutando en
sustancia para la creaci6n lo que subyace y le atormenta
con una intenci6n de creaci6n, de conjuro y de catarsis.
Con ese fin el poeta desafia la nada, el pasado y el olvido,
y en esa labor de recuperaci6n lo que ha sido reclama la
presencia en la entidad viviente del poema. Entonces el
poema restaura y vivifica cuanto asume y recrea en la
realidad est6tica del lenguaje mediante el concurso de las
imagenes simb6licas. En "Imagenes de la muerte" canta
el poeta:
Los oigo claramente:
son los fantasmas y sus voces.
Los fantasmas que han regresado
(si es que alguna vez sefueron).
Los escucho,
con ~iiJi:z los palpan mis oidos.
Veo su cancidn y su quejumbre.
Si que sufren y acaso pretenden asustarme,
tropezando por la casa que la noche habitat.
Sus pasos,
hechos sombras,
vienen y van
como quejidos que pasean por el aire.

Esa 'sombra' que aparece en 'la casa que la noche ha-
bita' probablemente se anida en el alma de la persona


-L ,I















lirica que precisa recrearla, conjurarla y exorcizarla. Los
espirituales del Oriente creen que el mundo circundante
esta supeditado al mundo interior de la conciencia, ra-
z6n por la cual quien tiene dominio de su energia interior
puede controlar el mundo exterior de lo viviente y de esa
manera puede tener una mas adecuada percepci6n de lo
existente y una valoraci6n adecuada de las cosas.
Segin esta concepci6n spiritual, el significado del
mundo se halla en la energia interior del espiritu, que en-
cierra la causa de lo existente y puede sentir el poder de
lo viviente. Tatem Brache no esta ajeno a esa concepci6n
metafisica por cuanto sabe canalizar en su lirica la ener-
gia sutil de lo viviente. En "Triptico de la lluvia" el poeta
proclama: "Ese sonido/ -silencio de la eternidad-/ es el
sonido de la lluvia cayendo sobre el mundo./ Cierra los
ojos y escdchalo, / sientelo/ porque esa lluvia cae dentro
de ti".
El poder energ6tico de la poesia -energeia para los
antiguos griegos, es decir, la energia spiritual de la con-
ciencia como fuerza gestora del poema-, poder que se
cristaliza en la creaci6n de imagenes y simbolos, confirm
la validez de esa virtud po6tica. La poesia de Tatem Bra-
che esta articulada por la concepci6n de lo trascendente
como lo realmente esencial y valedero. Y esa dimension
de lo existente, en su expresi6n sutil e intangible, le da
categoria de alta poesia a su creaci6n lirica.
Para el propio Tatem Brache esta poesia juega un rol
catirtico por cuanto lo liberal de emociones trabadas de la
infancia en lo profundo de su conciencia y esos simbolos
liricos transmutan esos sentimientos, vivencias y actitu-
des, y como los arquetipos de Jung, liberan miedos, pe-
sadillas y traumas. Esas imagenes simb6licas de sombras,
pAjaros y voces hacen traspasar un velo enigmAtico hasta
su fuente misteriosa, como se aprecia en "Las visions y
los suefios":
Ay pero he aqui creciendo voces demonios fantasmas
y un vientre de sombras amamanta al mundo
y lluevefuego
y siete cabezas danzando
y hormigas mongdlicas tiritando de hastio
y en las pdginas crecieron cascadas infinitas
de letras y de muertes
y de la Historia el gran charco de sangre
sonrie nuevamente en el mds oscuro espacio de luz.

Esas imagenes cumplen una funci6n oracular, la de la
poesia como medio de purificaci6n y liberaci6n como lo


era para los antiguos griegos, y esa funci6n catartica sirve
tambien para apreciar y sentir la potencia de la energeia
poietica, es decir, el poder creador de la virtud po4tica.
Poetas como Wordsworth, Coleridge o Blake hicieron uso
de esa virtualidad de la creaci6n poetica y se valieron de
imagenes asociadas a los elements, las aves o las bestias,
articulando un lenguaje que hay que saber descifrar para
entender. El conocimiento del alma humana en la voz
oracular de Tatem Brache que sus simbolos condensan,
procuran la intelecci6n de una verdad existencial y con
ella la comprensi6n de la energia spiritual del Universo.7
Liberado por mediaci6n de la virtud lirica, estetica y
simb6lica de la poesia, en su buisqueda interior el sujeto
po6tico expresa una agonia del ser que duda de si mismo
y en su aproximaci6n a la Divinidad anhela el retorno
a la fuente primigenia, aunque terminal reconociendo el
poder de lo Absoluto sintiendose l1 y las demis criaturas
parte de la Totalidad. "Triptico de la lluvia" refleja esa
disposici6n del animo:
Ese sonido
-silencio de la eternidad-
es el sonido de la lluvia cayendo sobre el mundo.
La lluvia confundida con la lluvia.
La lluvia caminando sobre el zinc.
La lluvia tocando los drboles
como puertas verdes y amarillas.
La lluvia aturdida con los suefios.
La lluvia dando de beber a la tierra
y a las piedras
y al asfalto.
La lluvia paseando por los caminos de tu voz.
La lluvia preguntando por los que se han ido
y, sin embargo, permanecen.
La lluvia erizdndote la piel...

Atributos esteticos
de una creaci6n metafisica
Cuando Homero en La Iliada dice: "Canta, oh Musa, la
c6lera de Aquiles", esta formalizando una creencia que
atribuye al poeta una condici6n de amanuense, es decir,


18 GLOBAL

























de interlocutor entire su estro creador y la fuerza superior
que dicta lo que describe. Esa 'fuerza superior', que en la
mitologia griega recibi6 el apelativo de "musa" y en la
sicologia modern el nombre de "inconsciente colectivo",
sigue insuflando desde un mis alli ut6pico y ucr6nico lo
que Jorge Luis Borges llam6 "el otro": "Hace afios -dijo
el escritor argentino- yo trat6 de librarme de 61 y pas6 de
las mitologias del arrabal a los juegos con el tiempo y con
el infinite, pero esos juegos son de Borges ahora y tendre
que idear otras cosas. Asi mi vida es una fuga y todo lo
pierdo y todo es del olvido, o del otro".8 En "Imigenes de
la muerte" Tatem Brache testimonia: "Ya no soy el mismo:
/ algo, / alguien/ -que no soy yo- / vive dentro de mi".
Pues bien, Tatem Brache se siente tambi6n un ama-
nuense de lo Alto y oye voces que le dictan y canaliza en
algun simbolo spiritual el soplo de esa 'fuerza superior'
que esta en el aire, en el patio de su casa, en la calle de su
pueblo. En "Triptico de la lluvia" reitera que el sonido de
la lluvia "Estd cayendo en tu ayer/ y en otro espacio./ Y te
ves en el tiempo, / bajo otra lluvia, / donde, /como ahora/,
truena, /relampaguea, / sopla el viento, / y escuchas la
voz de tu madre/ que temerosa cubre los espejos".
Podemos sintetizar los rasgos literarios de la expre-
si6n lirica de estos poemas de Tatem Brache en los si-
guientes aspects:
1. Expresi6n de lo originario y pristine desde la voz
de la tierra, con la impronta emotional de lo telirico y
el aliento singular del pueblo y el solar native, desde las
vivencias entrafiables de la infancia, en las que confluyen
los efluvios del ambiente y del paisaje en su raigambre
afectiva con la voz del pasado conformando la madeja
interior de lo peculiar y singular de lo vivido, como se
aprecia en "Bajo el hechizo de tu voz":
Invitado por las tltimas lluvias,
he venido a sembrar unos lirios en el patio:
Lirios Paciencia
de los que soii6 mi madre en el principio del mundo.
La tierra
-que me llama desde siempre-
es ahora propicia para la vida y el amor.


Hay en ella
-girando-
un aire verde defelicidad.
Tambien he regado semillas
y palabras
y rituales
y silencios.
Quizds los estoy sembrando en el viento,
o en el vuelo de las golondrinas en la tarde,
o en un libro poblado de poemas nunca escritos.

2. Expresi6n de un estado angustioso y lacerante en
la que la persona lirica revive en la realidad est6tica la
angustia que lo postra y la fuerza que lo imanta al in-
finito, hecho que impulsa la evocaci6n nostalgica y hace
possible la gestaci6n del poema, como acontece en "Por
caminos de suefios":
Me asombran las noches
porque desde el poema se desparrama
el tiempo por caminos de suefios
Yyo no se si es el espacio de mi angustia
o una pdgina en blanco rebosando de intermitencia
Los fantasmas atraviesan las paredes
y cantan a la hora en que las golondrinas
se transforman en murcielagos
Yyo en el espejo
en el espejo solo
en el espejo solo y triste
en el espejo solo y triste soy un libro encendido en
/palabras


3. Presencia y coparticipaci6n de la sensibilidad de
la persona con la dimension c6smica de lo viviente que
aflora mediante la identificaci6n emotional que el su-
jeto lirico experiment con fen6menos y elements y
entidades naturales bajo el sentimiento de una compene-
traci6n rotunda con la energia spiritual de lo existente.
Tatem Brache describe para encontrarse consigo mismo y
fundirse con el Todo. Al tiempo que se siente "el otro",
refleja una empatia hacia lo viviente expresando una di-
mensi6n c6smica en la identificaci6n emotional que ex-
perimenta la persona lirica con fen6menos y elements en
virtud de la energia spiritual de lo viviente. En "Y ahora
viene la lluvia a decirme que estoy solo" lo confirm:
Yo soy el sol y la luna soy y el arco iris
y el enojo de siempre de los riscos y los ogros
Yo soy un puente tendido a la luz















Yo soy un libro de infinitas raices
donde me advierto escribiendo
los poemas que me regal la lluvia
Yo soy Tatem
hermano de la muerte
de la vida
y del amor.
Yo soy los ojos donde hay suelto un unicornio
Yo soy el fnix del fiat lux
y es necesario que mi nombre siga latiendo en tu voz
como una rosa
Yo soy el mundo y la casa
y una prolongaci6n del camino cuando Ilueve...

4. Asunci6n y recreaci6n de los valores del pasado a
partir de la evocaci6n de recuerdos, visions y vivencias
como una forma estktica y simb6lica de revivir y poten-
ciar lo propio desde el poder de creaci6n enraizado en
la conciencia y el lenguaje que el poeta despierta con su
canto, como en "Coloquio de soledades":
Miro el infinite en donde estoy
y rio y lloro.
Creo el mundo y lo destruyo,
levanto un rayo de mi ser
y diluvio hasta deshacerme.
Estoy muerto de tanta vida
y vivo de tanta muerte
y aturdido de confusiones y asombros.

5. Aplicaci6n de una estrategia compositiva fraguada
mediante recursos simbolistas, surrealistas e interioris-
tas mediante los cuales empalma en la creaci6n po6tica el
torrente de intuici6n e imaginaci6n que teje su sensibili-
dad con fuerza expresiva y convincente, como en percibi-
mos en "Biografia spiritual de la madrugada":
Se liberal mi espiritu silvestre
Soy un dguila de nubes
Veo gente
flechas
descubrimientos
conquistas
colonizaciones
y noches de hendijas luminosas
y leones defiuego abriendo girasoles de ausencias
Ilamadas y terrores
desembarcos y devastaciones
ojos caminando en el nido del abismo


Y


A


levantamientos y guerras (..)
y un hombre escribiendo un libro
una biografia spiritual de la madrugada.

6. Recreaci6n de vivencias y escenarios interiores
enriquecidos con recursos compositivos de diversas ten-
dencias esteticas a modo de espejos de contemplaci6n
para descubrir verdades profundas o revelaciones de la
conciencia. "Coloquio de soledades" sirve de ejemplo:
El sol cae
y lajabilla es trampa de acero
que mi madre rompe con sus dedos.
La escritura esparce cielos:
voices dentro del cascar6n,
ebullici6n de la esfera.
Cierro los ojos
y me alcanzo a ver,
anciano,
frente a una pdgina en blanco que ya no es.

7. Incorporaci6n de imagenes sensoriales inspiradas
en la Naturaleza que asume como fuente de contem-
placi6n y via de reflexi6n interior para darle hondura y
sustancia a la creaci6n poetica, como podemos verlo en
"Estoy surgiendo de la noche":
Soy
y tengo los dias y sus afanes y sus sombras
Soy
y tengo la lluvia que regresa por ti
cuando te pienso
Soy
y tengo el amor y los lirios y la vida
Soy
y tengo lagartos en el patio y el ciruelo
Soy
y en vano me asedia la muerte
con su rostro de arco iris en las nubes
Soy
y me nombra el ruiseilor cada mariana


20 GLOBAL















8. Incorporaci6n y expresi6n de facetas de la con-
dici6n humana a traves de la pintura de experiencias
interiores que reflejan la reacci6n de la conciencia ante el
impact de fen6menos y hechos, como se infiere de este
pasaje de "Coloquio de soledades":
No es ilusidn de mis sentidos
la arafia tejedora de esta angustia.
Cudnto deseo nunca haber sido:
refocilado de ausencias,
sin esta guerra alimentando el caos,
transformdndose en casa,
chorro de total ausencia
perpetuando el sue lo de la vida.

9. Empleo de simbolos fundados en elements vivien-
tes de la Naturaleza, en cuya energia centra la expresi6n
de vitalidad y trascendencia con un sentido lirico y este-
tico, simb6lico y metafisico, como el arco iris, que simbo-
liza muerte, o la lluvia, el lirio y los patios, que simbolizan
vida, como se aprecia en "Aqui no ha pasado el tiempo
todavia", que reitera su compenetraci6n emotional con lo
viviente y testimonia su honda sensibilidad empdtica:
Aqui no ha pasado el tiempo todavia.
Jugando con la brisa,
sigo siendo un nifio feliz y estremecido.
Aqui estd la quebrada con sus peces de colors
y la mafiana
y La Chorrera sigue cayendo hasta encontrarme.
El patio estd igual.
Los mismos lirios paciencia
siguen creciendo serenos todavia.
Estd la mata de naranja y el cerezo
y el nido donde las aves gestan el universe
(..) Me espera la lluvia detrds de la vida.

10. Creaci6n lirica y est6tica con aliento metafisico
desde una empatia universal y una terura c6smica que
proyecta la sensibilidad de la persona lirica con la fuerza
spiritual de lo viviente, como en "Las piedras tienen he-
ridas":
Las piedras,
con su coraz6n sensible,
me hablaron del sol,
soiiador del dia,
y miraron la luna callada con mis ojos.
Las piedras me prestaron su voz para ver el viento
y han sostenido mis pasos por el mundo.


Jaime Tatem Brache ha demostrado con la creaci6n de
este hermoso poemario que se puede escribir una poesia
metafisica comprensible y objetiva, fundada en la pre-
sencia telirica y la experiencia existencial, sin la debi-
lidad de lo aereo y la vacuidad de lo abstract repleta
de vaguedades y generalizaciones sin sentido. Esta poesia
metafisica del escritor salcedense esta fundada en su pro-
pia percepci6n del mundo, fincada en su experiencia de
vida, y apuntalada con la huella de su voz, la marca de
su estilo y el aliento spiritual de su cosmovisi6n estetica
potenciando una important vertiente interiorista para be-
neficio de las letras dominicanas.

* Este texto fue leido en el Encuentro Literario del Movimiento
Interiorista celebrado en la Colina Interior del Ateneo Insular, El
Convento, Palo Quemado, el 21 de mayo de 2005.

Bruno Rosario Candelier es director de la Academia Dominicana
de la Lengua y miembro correspondiente de la Real Academia Espa-
iola. Es doctor en LingOistica por la Universidad de Madrid y licen-
ciado en Educaci6n por la Universidad Cat6lica Madre y Maestra.
Tiene un diplomatura en Filologia Hispanica, posee el profesorado
en Lengua y Literatura Espaiolas y el diploma de Investigador Lin-
gOistico. Ha publicado numerosos ensayos y studios de lingiistica
y literature. Ejerce la docencia, asesora revistas culturales y orienta
grupos literarios en formaci6n.



Notas
1. Antonio Fernandez Spencer, "Algo sobre poesia metafisica",
en El Siglo, Santo Domingo, 12 de octubre de 1994, p. 6.
2. Cfr. Walter Brugger, Diccionario de Filosofia, Barcelona, Her-
der, 1962, p. 310. Y Agustin Mateos, Efriioml,,og griegas del Es-
paflol, M6xico, Esfinge, 1958, p. 203.
3. Cfr. Bruno Rosario Candelier, "Poetas metafisicos ingleses",
en Por las amenas lyras no 15, Santiago, Colina Interior, 25 de
octubre de 2001.
4. Victor R. Frankly, Sicoandlisis y Existencialismo, Mexico, FCE,
1963, 4ta. edici6n, p. 42.
5. Cfr. George Bataille, La literature y el mal, Madrid, Taurus,
1971, p.109.
6. Cfr. Jerome S. Bruner, El saber y el sentir, M6xico, Editorial
Pax, 1967, p. 75.
7. Cfr. Anne Bancroft, Hilanderas de sabiduria, Barcelona, Lu-
ci&rnaga, 1995, p. 86.
8. Jorge Luis Borges, El otro, el mismo, Buenos Aires, Siglo XXI
editors, 1964, p. 69.







ARTE

























signs

DE IDENTIDAD EN EL CARIBE FRANCOFONO

Por Delia Blanco
La creaci6n plastica y visual del Caribe franc6fono actual
tiende a buscar un espacio mas alli de la historic de las
islas, del pasado y de la region; se esti dirigiendo a una
pertenencia global desde la perspective de la diversidad. la
pluralidad y la apertura, tal como lo plantea el intelectual
martinique1o Edouard Glissant en su ensayo Tout-Monde.
"Indiscutiblemente, en esta region del mundo, la poetica y la
plistica, la palabra y la linea, Ilevan el concerto compartid:l:
con la estetica".












Sin Titulo, Philip Thomarel, 1''w 9


-;c.- .-- --_4r?- .
.. is- -- _'
... q : W Z_ _- J, .-_a -- l .
.. z
;-Iz : -j_ -i

__ :-Z7 -..--z -
..I _N -=z-- z 1-
.- I -.. L _
____ ..
_..v a._l px 1 -- : I --- zz -.Z .- -
_,-_ _i- -
.. I 7 r- i ,._ _; -, : ---_- L2" : -- Z ,. f, ; _
: -.. ; o- C -
-j 7 -_ A -, ---4-,:
_J%: :--- ml_ I Niz
.. .. !P z -- -3
` -
.- .._-Im:z- -- e,
_- 1 -.---.,3 '91.1 ; m .., .. .F4 -- izz
I -- -1 m kx,- -

r 1 i --
-- 7: I -, ,:..: --' -- -- ,.`!_ "
-- -- f 4:U, I: .. F ti -, --



-. ,Av '!- :: .-! -ii" 4
.= B z -I-- .. ;a -
zz !.
__ % _i ; .- i - -- -
....- ___. ; i z .-,---x Ur, ..- _--- I T_
... ._- _m _,,pi% -, ._ i:, -,._ .-- _-,_
.... .. z L ,. -., -- 4

_& : _' r .z .
- z '. _-- -. -- -; M : : ` 2 ;4- I
7,.-. .-,-- :-_
.. w- K u-- n ,-, 4- ,.-...- T I 't. zz, ,-,. :I- 4-- At.-.,- _- I i ;., .-''i. _at.
"- k t .6 .. z z I : : i, :: ,
r- -. .;
-1. 57 : _. ,. -._ m -,
Z I .. I -.Lf ,.- -.., ,-' ;
-1 .. 1

.. .!-., -1 ., _`-%Z I'l -Z. -,

I,. 4. z I 1-
," ,, -5.-`t -t -- ,-. % ; -; : .
.. J.g- --_ -
4 6i" ;_ --_I t: _. ,4 -,. ,-, -,,-. m. .,. -- -















Seflexionar sobre la relaci6n y la identidad de la
creaci6n plastica y visual de las islas de Guadalupe
y de Martinica consiste en compartir las particu-
laridades del pensamiento caribefio y de su creaci6n vi-
sual en un laboratorio y en un espacio de matices que nos
conduce a un mundo divers y complejo del imaginario.
Hemos heredado las ensefanzas del poeta Aime Ces-
aire y del fil6sofo Edouard Glissant, autor de La estitica
de lo divers, ensayo publicado en 1981 que reivindica un
lenguaje especificamente caribefio. En marzo de 2000, en
la Universidad Paris IV, Sorbonna, se organize un colo-
quio sobre la obra y el pensamiento de Glissant. Nuestra
memorial se qued6 con las palabras de cierre: "La humani-
dad es un laboratorio abierto de diferencias comprendidas
y respetadas".
El despertar politico y social lleva a la intelectualidad
de estas islas a participar en las convocatorias de reflexi6n
del movimiento de los congress de intelectuales y artis-
tas negros, convocados por el poeta president Leopold
Senghor en Dakar, donde se debatian con ardor las rela-
ciones con Occidente y donde se condenaba la imposici6n
de valores occidentales excluyentes de la negritud.
Gracias al impulso de sus intelectuales, Martinica y
Guadalupe alcanzan una conciencia de pertenencia al
mundo afroamericano, a la region caribefia, con puertas
ampliamente abiertas con las dos Americas. El concept
de pais se impone como respuesta a una naci6n que no se
pudo lograr con la Independencia.
Es interesante observer que la identidad de sociedad,
de pueblo, de cultural afro-antillana de los guadalupanos
y de los martiniquefos no se fundamental en la indepen-
dencia insoslayable, como ocurri6 con muchas otras so-
ciedades del Caribe, verbigracia en el caso de Cuba, Haiti
y Repiblica Dominicana.
En este context isleflo se percibe como enraizado en
el pasado el concept de identidad cultural, alimentindose
en el present la conciencia del origen Ilevada al reconoci-
miento de su status actual. Citamos: "Ni europeos, ni afri-
canos, ni asiiticos. Nosotros nos proclamamos creoless".
En estos tdrminos provocadores tres intelectuales, Jean
Bernab6, Chamoiseau y Rafael Confiant, decide lanzar el
ensayo Eloge de la creolit& (Elogio de la criollidad).
El enriquecimiento de este pensamiento tomard una
dimension particular en la obra y vida del escritor marti-
niquefio Edouard Glissant, a traves de su reconocido tra-
bajo La poOeique de la relation (La poetica de la relacidn),
en el que se dice: "Si nosotros recomendamos a nuestros


creadores esta exploraci6n de nuestras particularidades, es
porque nos lleva a la naturalidad del mundo, que se opo-
ne a la universalidad, ofreciendo la oportunidad al mun-
do fraccionado, pero recompuesto, de una armonizaci6n
consciente de las diversidades preservadas: oponiendo la
universalidad a la diversidad".
Retomando una definici6n propuesta por el filosofo
frances Victor S6galen, en su ensayo sobre el exotismo,
Glissant precisa su pensamiento y su concepci6n de lo di-
verso en sus obras La poetica de la relacidn y Discurso
Antillano II, en el que expresa: "Lo divers, que no es ni
lo ca6tico, ni lo esteril, significa el esfuerzo del espiritu
human hacia una relaci6n transversal, sin trascendencia
universalista".
Las sociedades de Martinica y Guadalupe tuvieron y
tienen por faro de identidad a sus intelectuales, quienes
revolucionaron la complejidad del tejido cultural de sus
paises. Pero, antes de llegar a la teoria de la creolite y a
su elogio, no podemos obviar la etapa fundadora del pen-


Necrologfas, Bruno Pedurand, 2002 y 2003.


24 GLOBAL
















samiento de Aime Cesaire, surgido del encuentro en Paris
con el poeta Leopol Senghor, durante sus afios universita-
rios en la Escuela Normal Superior de la Rue d'Ulm.
El intellectual, poeta, escritor y politico martiniquefio,
que todos aqui recordarin por sus obras Cuaderno de re-
torno a un pais natal y la pieza dramatica El Rey Christo-
phe, regresa a Martinica en los afios cuarenta, empapado
de africanidad, con el proyecto politico de llevar a sus
conciudadanos hacia una conciencia de la est6tica y de la
"belleza negra", tan referida por los cubistas, los surrealis-
tas y los dadaistas europeos.
En Paris, Cesaire frecuent6 a Bret6n, Picasso, Picabia,
Modigliani y Dali, es decir, a los creadores en apogeo, que
percibieron y concibieron el art negre como uno de los
aportes mas revolucionarios de la modernidad.
A partir de este moment, se abren las puertas de un
didlogo franco, portico y est6tico de la palabra y de la
imagen, que nunca se ha vuelto a cerrar. No es de ex-
trafiarse, entonces, que antes de llegar al Centre d'Art de
Port Au Prince de Haiti, Breton y Wilfredo Lam, en su
periplo por las islas, pasaran por Fort de France, donde
se detuvieron y participaron en muchos conversatorios
inacabados, con Aimee Cesaire, Dumesnil, Zobel, logran-
do en estos encuentros las direcciones y bases te6ricas
de una est6tica caribefia que se apropia de la signografia
africana, indigena y europea.

Un lazo
El viaje a Haiti de Andre Bret6n y el regreso por Fort de
France marc indiscutiblemente un lazo de referencia y
reflexi6n con los maestros naifs y primitivos haitianos,
permaneciendo en el imaginario de muchos creadores
conscientes del pensamiento cesariano y en busqueda de
un lenguaje propio que veremos ejercido en los artists
del Taller 45, que se abri6 al finalizar la II Guerra Mundial
en Fort de France, en el que participa Ram6n Honoriano,
quien crea una escuela donde aparecen escenas de la vida
cotidiana local y bodegones que rompen definitivamente
con el modelo europeizante de la plistica.
Sin embargo, en 1950 Rend Corail represent el lanza-
miento de una tendencia de arte negro caribeio que viene
a abrir un espacio de investigaci6n y de innovaci6n para
las artes plisticas y visuales de Martinica y Guadalupe.
Corail propone una investigaci6n que permit recurrir
a materials locales, con la recuperaci6n de maderas, ho-
jas, fibras, materials brutos, signos grificos minimalistas,
vecinos de los pictogramas. Con el, se reconoce el talent


.; riibviL
,..oknbi~n


_3 I




..~.. .,I




....~ .~.

r
,*. -: ;


Serie Vanite, Bruno Pedurand, 2002 y 2003.


de un artist autodidacta que busca en su discurso plAsti-
co referencias propias para poder descifrar y comprender
lo que todavia pervive y persiste de africano en el Caribe
franc6fono.
Mientras tanto, en los afios sesenta, Serge HelMnon y
Louis Laouchez, con cierta vehemencia, Ilaman a una per-
tenencia intransigente con Africa, creando una "Ecole Ne-
gro-Caraibe" (Escuela Negro Caribefia). Estos dos artists,
tiempo despues, partieron a Africa por mis de 20 afios,
estableciendose en Costa de Marfil, donde ejecutaron la
mayor parte de sus obras.
Laouchez abri6 una tendencia de arte tot6mico y feti-
chista, de inmensos personajes miticos del pante6n afri-
cano, tallados en maderas preciosas, y Serge Hlenon, en
el "art pauvre" o "arte pobre de recuperaci6n", con una
series destacada de expresiones "bidonvilles" (expresiones
de suburbios) que se refieren al fen6meno sociol6gico y
antropol6gico del "ranchito", habitat de los mas desposei-
dos de los cinturones de miseria que tambi6n marcan el
Caribe franc6fono.
La sutileza de la yuxtaposici6n de tablas de madera
claveteadas abandon el marco traditional de la tela. La


















































Instalacidn peces presurizados en vacio, Henri Tauliaut, 2003.

obra de Serge Helenon alcanz6 un gran reconocimiento
en las dUcadas de los setenta y de los ochenta, lo que
permiti6 a las generaciones siguientes inscribirse en un
nuevo camino de material y forma.
Es nuestra opinion, Helenon se convirti6 en el artist
de Martinica mas exhibido en el mercado del arte con-
temporineo, estando siempre present en galerias parisi-
nas de renombre. Su est6tica se funde entire el recurso del
reciclaje y de la recuperaci6n, y la pertenencia a la cultural
negra caribefia.

Llamado de Africa
Como respuesta a un Ilamado de Africa sellado por una
ideologia est6tica y hermetica, surgira unos afios mas tar-
de la generaci6n del grupo Fwowaje, que facility la emer-
gencia de todas las incidencias y races que favorecen una
estetica caribefia, tomando en cuenta la raiz precolombi-
na con la obra de Anicet y la de Nivor, reivindicando el
aporte de los indios saramacas de la Guyana francesa.


Otro artist relevant, que es important destacar en
esa generaci6n del espacio del arte contemporaneo fran-
c6fono, es Ernest Breleur, quien perteneci6 por mas de 10
afios a este grupo, y fue una intercesi6n y un testigo de
un camino trazado hacia la figuraci6n, la no figuraci6n
y viceversa. Es un eje hacia la historic de la pintura en
el espacio afrocaribefio, a partir de los afios cincuenta y
sesenta. En la obra de este artist se nota la irrupci6n del
creador cubano Wilfredo Lam, para despues inscribirse en
el movimiento de las investigaciones de Francis Bacon.
Posteriormente, logra propuestas pict6ricas para llegar a
una abstracci6n lirica.
Es interesante destacar que el escritor Milan Kundera,
autor entire otras importantisimas obras de la novela La
identidad, en un encuentro realizado hace unos afios en el
taller de Breleur expresa: "ZSerd la magia surrealista que
dej6 las trazas de oro en esta tierra de Martinica?".
Es indiscutible que la obra de Breleur rompe y se liberal
de la relaci6n obligada con la political y la historic, para


26 GLOBAL















hacerse cada dia mds libre y aduefiarse La creaci6n plastic y visual del Caribe franc6-
de un discurso exclusivamente plAstico. Guadalupe de Martinica una
En la actualidad los j6venes artists ono, de Guadalupe y de Martinica, marca una
de Guadalupe, como Bruno Pedurand, gran independencia con los paradigmas de la
Beaunol, Nabajot y Philippe Thomarel, I
Beaunol, Nabajot y Philippe Thomar creacidn contemporanea hexagonal francesa.
son el resultado de una herencia ce-
dida y transmitida desde el final de la
II Guerra Mundial, por creadores que les antecedieron y que defienden la investigaci6n y el cuestionamiento per-
que hicieron del sincretismo cultural el resultado de un manente en la bilsqueda de espacios, asi como en los ob-
melting-pot o mezcla de integraci6n diferente. jetivos y logros de la plastica contemporanea.
A partir de los afios sesenta, Michel R6velas, Claudet- Gracias al espiritu critic, en gran parte abierto po0
te Cancelier y Rico Roberto son los representantes de un Ernest Breleur, las nuevas generaciones ya no se sitilan
movimiento en bfsqueda de una identidad en el que el en una reivindicaci6n de su arte como sefia de identidac
simbolismo viene a marcar un sistema de c6digos expre- etnica o political, sino que se expresan y reivindican er
sionistas con temas sacados de la historic del Caribe, de el concerto de los planteamientos que se hacen en Ber-
las Antillas y de la negritud; con un punto de exaltaci6n lin, Madrid, Nueva York o Paris, exigiendo el derecho d(
extraordinario que intervene en el regreso de las fuentes entrar en el mercado del arte y en las convocatorias de 1l
amerindias, caribefias e indigenas. contemporaneidad, conscientes de su origen y formaci6n
Los artists pldsticos de Guadalupe se dirigen hacia solidarios de su cultural, pero clamando el derecho de "es-
obras miticas y simb6licas, como es el caso de Richard tar y de fluir" en los foros, convocatorias, exposiciones 3
Victor Sansily, Rico Roberto, Limuza y Ganer. ferias actuales del arte contemporaneo.
En el present, los creadores del movimiento Fibras- Citamos a Philippe Thomarel, resident en Paris, cuy2
Esencias, como Lampecinado, Flandrina, Tauliaut y Tho- trayectoria es un ejemplo generacional. Como muchos
marel, concentran su interns en una plastica que se abre sinti6 el viaje obligado a Africa donde residi6 un tiempo
hacia el exterior, independiente del ghetto del continent, buscando el asombro plastico de sus origenes. De igua
sin perder su creatividad y autenticidad. manera lo hizo la artist Valery John, logrando la apro-
Para la generaci6n de estos creadores mayores, Wilfri- piaci6n de una imagen visual africana desde la perspec-
do Lam ha sellado una influencia imborrable en el desa- tiva de la luz y de la material, que logra integrar a su;
rrollo de sus obras, y su reconocidisimo cuadro La jungla obras.
represent la obra manifesto, como pudo serlo Las sefio- Estos artists enfrentados a la materialidad visual afri-
ritas de Avii6n de Picasso para los cubistas. cana regresan a Martinica -en el caso de Valery John 5


Gran independencia
La creaci6n plistica y visual del Caribe franc6fono, de
Guadalupe y de Martinica, marca una gran independencia
con los paradigmas de la creaci6n contempordnea hexa-
gonal francesa. Los artists j6venes disfrutan hoy dia,
gracias a las escuelas de Martinica y Guadalupe, asi como
de la political de los Consejos Regionales, de las facilida-
des de becas, estadias, talleres internacionales, etcetera.
Las generaciones postmodernas han expresado influencias
puntuales como la de Basquiat en el caso del artist Thie-
rry Alet, resident en Nueva York, influencia que pudo
quizis llegar a ser una obsesi6n. De estas islas mencio-
nadas hoy resident en Francia un grupo de artists entire
los que destacamos a Thomarel, Lampecinado, Flandrina,
MWhal, j6venes que se mueven y crean con intercambios,


Thomarel a Paris-, enriquecidos de imagenes y de una
poetica especifica. En una palabra, ellos se liberan de la
Africa hist6rica y political, para adherirse a una Africa nu-
triente de su imaginario contemporaneo.
En una visit que hice el aio pasado a John en su
taller-residencia de Martinica me coment6: "Mi viaje a
Africa ha sido ante todo un paso fundamental para rom-
per con una Africa imaginaria y desconocida, que habia
heredado de mis mayores; ha sido un paso trascenden-
tal para exigirme el Africa real y del present, que podia
mantenerse en mi, en mi obra, o abandonarme. Es decir,
este fue un viaje de reencuentro y de desmitificaciones y,
a la vez, un homenaje a mis antepasados".
Lo mds important de esta artist lo contiene y ex-
presa su obra. Es antol6gico su trabajo titulado La in-
mensidad de los drboles, en el que respiran la belleza de


r













s









































El espacio de un dia, Maks Flandrina, 1994.


las cortezas, la tesitura natural, los troncos, el color y los
efectos de la luz. Valery John nos argument que todos
estos elements y el tema la condujeron a trabajar las li-
neas, la material organica, encontrando despues la forma
y el soporte de grandes espacios de papel, telas o simple-
mente integrandose en la sugerencia visual y plastica de
los patios y de los cortes de telas "print" y bastidas que
las mujeres africanas usan para vestirse, arroparse o para
cargar a sus hijos.
En el caso de Thomarel, este lleg6 a Mali, y alli se dej6
llevar por la inmensidad del desierto, la penetraci6n de la
luz, las noches de las siempre esplendidas lunas, incorpo-
rando a su obra, ademas, todo un bestiario africano des-
carnado, de vegetaci6n ausente y con el color de la tierra
rojiza y amarillenta, el adobe.

Puente sistematico
Esta generaci6n no se satisfizo con pertenecer a un mun-
do limitado por histories, geografias o por idiomas. Se
conducen por un puente sistematico que les ha permi-
tido tomar un hilo conductor con Haiti, que consideran
como un laboratorio de aprendizaje y de referencia, so-
bre todo en el reconocimiento de la pintura naif, primiti-
va y autodidacta, de donde nace la admiraci6n hacia sus
maestros contemporaneos, como son Luce Turnier, Herve


Telemaque, Franz Lamothe y Patrick Vilaire. Haiti marca
un espacio de gran referencia plastica y po6tica en los
creadores franc6fonos del Caribe.
El mito fundador del Serm6n del Bois Caiman, la in-
dependencia y el nacimiento de la primera Repliblica Ne-
gra del Nuevo Mundo, ha fecundado en los creadores de
Guadalupe y Martinica, provocando una gran relaci6n de
inspiraci6n y referencia. A travys de instituciones de arte
y cultural, el intellectual Aime Cesaire, gran inspirador del
Rey Cristophe, cre6 un pasillo de relaci6n e intercambios
con Haiti, desde su cargo por muchos afios, de alcalde y
diputado de Fort-de-France.
A partir de los afios setenta y ochenta, artists haitia-
nos como Frantz Lamothe y Sambale, entire otros y otras,
intercambian con los artists de Martinica y Guadalupe,
tanto en proyectos como en perspectives de formaci6n
plastica y visual, ampliando y enriqueciendo el camino
abierto por Luce Turnier, Jean-Rene Jer6me y Herve Tele-
maque. Este ultimo represent ante todo una opci6n hacia
el arte contemporaneo comprometido exclusivamente con
la forma y la composici6n de la obra. Con sus grandes
convocatorias y su trayectoria international, el maestro
haitiano resident en Paris Herve Telemaque, exiliado
desde 1956 -originalmente a Canada y Nueva York- re-
presenta para las j6venes generaciones de Guadalupe y
Martinica y gran parte del Caribe franc6fono, un paso de
liberaci6n y distancia con los signos de identidad, de ca-
racter ideol6gico y obligado de estos creadores iniciados
en los afios cincuenta y sesenta. Significa para estas una
referencia de modernidad y pertenencia a los plantea-
mientos de la actualidad y la postmodernidad.
Entendemos que si la relaci6n con el pasado ha sido
una caracteristica obligada en la creaci6n de los artists
de Guadalupe y Martinica de esas decadas, pasado marca-
do por un imaginario africano y amerindio, muy sofiado,
sobre todo, a partir de los noventa, las nuevas generacio-
nes, como es natural, se distancian del ayer, para mar-
car su presencia en la producci6n y los planteamientos
actuales. Esto ha significado, despubs del gran retorno a
las islas de los afios sesenta a los ochenta, una apertura
con el mundo y la edificaci6n de pasillos y corredores de
intercambios con artists de New York, Paris, Madrid, Ber-
lin, Barcelona, Tokio, Seil y Mexico.

Delia Blanco es doctor en Letras, antrop6loga cultural, critical
de arte, curadora independiente, miembro de la AICA (Asociaci6n
de Criticos de Arte Internacional).


28 GLOBAL






Las palabras








De Fuentes a Pessoa

Entre diccionarios y manuales

de vida y muerte


Por J. R. Lantigua


El mercado de libros sigue en auge, muy a pesar de que
Liber, la important feria de editors que se celebra anual-
mente en Espafia -de forma alterna en Madrid y Barce-
lona-, sirvi6 de receptdculo este afio de divergencias en
torno al tema, que siguen siendo habituales en este cer-
tamen bibliogrdfico. Los libreros espaholes declaran las
dificultades que padecen para desarrollar el negocio que
padecen y anuncian el inminente cierre de sus tiendas.
Empero, hay voces que niegan esa vision y afirman que,
por el contrario, la salud de la edici6n espafiola es buena.
Cerca de 70,000 nuevos titulos se publicaron en Espafia
en 2005, de modo que estamos muy lejos quiza de com-
prender c6mo puede pasar por dificultades una industrial
editorial que se da el lujo de colocar en 12 meses una
cantidad tan apreciable de nuevas ediciones.
Por otro lado, la Feria Internacional del Libro de Gua-
dalajara, que se celebra cada afio a fines de noviembre,
sigue demostrando la solidez de la industrial editorial la-
tinoamericana, muy a pesar de los contratiempos tradi-
cionales: lectoria insuficiente, falta de mercados pujantes
y necesidad de mejor proyecci6n de valores emergentes
de la literature. Empero, desde la fugacidad de los best-
sellers de autoayuda, que produce millones de d6lares
de beneficios mientras dura el vendaval de aceptaci6n de
un autor, hasta la riqueza novelistica y ensayistica de los
escritores latinoamericanos fundamentalmente, el negocio
editorial sigue incrementando su oferta con buenas pers-
pectivas.
Frankfurt, donde se celebra la denominada "madre de
todas las ferias del libros del mundo", siempre a fines de
afio, agiganta esta proyecci6n con nuevas licencias edito-
riales y ventas jugosas de contratos de nuevos titulos para
2006, y la Feria del Libro de Buenos Aires, pasada ya la
crisis econ6mica que afect6 a Argentina y que oblig6 a la
paralizaci6n de su important industrial editorial, atestigua
la nueva pujanza de su enclave bibliografico con ofertas
de incontrastable viabilidad.


Una visit, por ejemplo, a la siempre obligada cita
cuando se visit la capital espafiola, la Casa del Libro, la
conocida tienda de Espasa, obliga a pensar que la indus-
tria editorial de Espafia sigue su curso con buenos tiem-
pos. Asombra conocer la cantidad de titulos nuevos que
aparecen de autores consagrados o n6veles, muchos de los
cuales sin embargo no entran, o lo hacen en cantidad tal
vez insuficiente, a nuestros mercados caribefos y latinoa-
mericanos. Libros producidos por las editors establecidas,















REFE tRE I NC14




CARLOS FUENTES

LOS 68
Paris, Praga, Mexico


pero tambien por editors emergentes y por instituciones
de provincias que mantienen un ritmo de publicaciones
de envidiable fortaleza.

En la Republica Dominicana
La Reptblica Dominicana no escapa al fen6meno, dentro
de unas limitaciones estructurales padecidas por largos
decenios: falta de una autentica sociedad de lectores y
ausencia de una verdadera industrial editorial. Es, como
si dij6semos, dos variaciones sobre un mismo tema. Si-
guen produci&ndose en Santo Domingo nuevos libros. De
manera asombrosa, una media de entire cinco y seis ti-
tulos por mes, lo que es bastante dentro de la situaci6n
ya planteada. Aunque la edici6n de autor sigue siendo la
mis fuerte, algunas pequefias editors hacen su trajin con
buen pie. Y, a pesar de las bajas ventas en las librerias -la
queja espafiola se repite aqui casi en los mismos t6rminos,
aunque las diferencias de volume editorial y de ventas es
del cielo a la tierra-, la oferta bibliogrifica sigue su curso
en espera de mejores dias. La siguiente es una muestra
breve, como hacemos en cada ndmero de Global, de libros


dominicanos y extranjeros que llaman la atenci6n a los
lectores dominicanos por estas fechas, aparecidos entire
septiembre y octubre.

Diccionario de cultural yfolklore dominicano, de Alejandro
Paulino y Aquiles Castro. Un gran aporte al conocimiento
de nuestra cultural. Un libro necesario, que al tiempo que
contribute a la apreciaci6n del fen6meno cultural en la
Repiblica Dominicana, es una herramienta fundamental
para descifrar los c6digos de nuestra identidad. Valioso
trabajo de investigaci6n y de codificaci6n de terminos que
debe convertirse en material de consult obligado para
todo especialista cultural, pero igualmente para estudian-
tes, profesores y lectores en general. Incluso, es un buen
obsequio cultural para amigos extranjeros que deseen co-
nocer las explicaciones correspondientes de terminos de
nuestro quehacer cotidiano, elements esenciales de nues-
tra cultural. Es muy complete, esti excelentemente estruc-
turado y es, por tanto, un material de consult invaluable
que no puede faltar en ninguna buena biblioteca. Paulino
es historiador y Castro es antrop6logo. Esta combinaci6n
de autores, ha sido, sin duda, clave para desarrollar este
valioso proyecto bibliogrdfico.
Editorial abc, Santo Domingo, 2005, 438 pp.

Los 68. Paris, Praga, Mexico, de Carlos Fuentes. El estu-
dio de los movimientos sociales de las ultimas d6cadas
pasa sin duda por el mayo frances de 1968. La sociedad
se merecia este estruj6n, de cara a las nuevas realidades
y a las perspectives de cambio que, para entonces, se fra-
guaban en los corrillos revolucionarios, tan vitales para
la 6poca. Algunos escritores latinoamericanos estaban en
Paris para entonces, todavia sin ser las grandes figures
que afios mis tarde serian. Entre ellos estaba el mexicano
Carlos Fuentes. Cuando se formaron las barricades de Pa-
ris y se estremecieron los cimientos de la capital francesa,
Fuentes andaba por las callejuelas de Saint-German-des-
Pres con libros bajo el brazo y una conciencia revolucio-
naria en franca efervescencia. Se fraguaba por esos dias
la Primavera de Praga, el primer gran acto contestatario
contra realidades ideol6gicas que tardarian dos decenios
en iniciar su declive. Y Vietnam estaba sobre el tapete,
levantando protests de grupos sociales en todo el mun-
do. Mientras, en Mexico se originaba la tragedia de Tla-
telolco, que todavia abre heridas en aquellas acciones del
gobierno de Diaz Ordaz. El escritor mexicano estaba en
todos esos vientos de utopia de manera active. Este libro


30 GLOBAL
















DICCIONARIO
DE CULTURAL Y FOLKLORE

DOMINICANO
Alejandro Paulino Aquiles Castro


recoge las memories de aquellas andanzas revoluciona-
rias, de aquellos recorridos de protest y de aquel period
convulso, de agitaci6n colectiva y de huellas que el tiem-
po hard olvidar.
Random House Mondadori, 2005, Colecci6n Debate, 174 pp.

Hablando con el Diablo. Entrevistas con dictadores, de
Riccardo Orizio. Este libro es un verdadero manjar. Este
notable periodista entrevist6 en sus mejores moments a
siete dictadores: Amin, Bocaza, Mengistu, Hoxha, Jaruzel-
ski, Milosevic, el panamefio Noriega y el haitiano Jean-
Claude Duvalier. Orizio describe cada uno de los instantes
en que logr6 hacer contact con estas temibles figures,
fotografiando sus respectivas personalidades y sus viven-
cias. Orizio, que vive en Kenia, es un periodista veteran
de guerras y acontecimientos intemacionales diversos.
Este libro ha sido publicado en Italia, Estados Unidos,
Gran Bretafia, Jap6n, Holanda, M6xico y Espafia. Se lee de
un tir6n y deja un sorprendente sabor amargo. Prepirese
a tener contact con este singular grupo de truhanes: des-


de el antiguo tirano de Uganda hasta el hijo de Francois
Duvalier, desde el dictador albanes Hoxha hasta el general
Jaruzelski. Sus trayectorias personales, sus pensamientos,
sus impresiones sobre la realidad que manejaban, esboza-
das luego de moments laberinticos del entrevistador para
llegar hasta sus respectivos territories. El lector se encarga
de sacar sus propias conclusions.
Turner / Fondo de Cultura Econ6mica, Mexico, 2005. Traduc-
ci6n: Bernardo Moreno Carrillo, 254 pp.

La educacidn del estoico, de Fernando Pessoa. Siempre
es interesante volver a Pessoa, el genial y original poeta
portugu6s, autor igualmente de una trascendente y vital
bibliografia prosistica llena de anotaciones y memories
sobre el ejercicio literario y sobre sucesos vitales. Entre
sus papeles que se han publicado de forma p6stuma fi-
guran los que dan forma a este libro. Originalmente, este
manuscrito fue encontrado en un viejo badl cubierto con
tapas negras y firmado por un tal Bar6n de Teive (Pessoa
se hizo famoso por sus heter6nimos) y con un encabeza-
miento sospechoso: "La imposibilidad de hacer arte supe-
rior'. Asi naci6 La educacidn del estoico, que los editors,
con toda raz6n, described como una cr6nica personal que
se mueve entire el ejercicio de la raz6n y sus armas para
erradicar el dolor. El suicidio, desde luego, es la principal
opci6n y para abdicar de la vida el autor afirma sus cla-
ves: con lucidez, con implacable dominio, con ironia. Esta
guia cronificada es un nuevo eslab6n para conocer los
demonios que dominaron la vida de este gran escritor.
Acantilado, Barcelona, 2005. Traducci6n: R. Vilagrassa, 98 pp.


~wnn







FOREIGN AFFAIRS

EN ESPA@OL


Foreign Affairs present trabajos originales y articulos publicados en nimeros recientes de la ver-
si6n inglesa, traducidos al espatiol. En menos de dos afios, la revista esta reconocida como un nuevo
e influyente foro international por toda Latinoamerica y Espafia.

Nacida en diciembre de 2000, Foreign Affairs es una plataforma que da espacio al debate en
America Latina y que fomenta el dialogo ibero e interamericano con el mundo globalizado. Sin pri-
vilegiar un enfoque coyuntural o noticioso sino de largo alcance, esta tribune sirve para reflexionar
sobre la proyecci6n de America Latina hacia el mundo y la vision que 6ste tiene de ella.

FUNGLODE
FUNDACION GLOBAL
DEMOCRACIA Y DESARROLLO


Distribuidor exclusive en la Repiblica Dominicana







N. 11
Primavera 2005


QU6RUM
REVISTA IBEROAMERICANA UNIVERSIDAD DE ALCALA
PRIMAVERA 2005 14 4


Las nuevas relaciones Espaia-America Latina
JOSE LUIS RODRIGUEZ ZAPATERO
President del Gobierno de EspaRa
FRANCISCO CARRION MENA, MANUEL GUEDAN, RAFAEL ESTRELLA,
ALFREDO ARAHUETES, AURORA GARCIA DOMONTE,
GUSTAVO DE ARISTEGUI, CELESTINO DEL ARENAL, JOAN PRATS


Corolarios arquitectdnicos
Jost ANTONIO HERNANDEZ LATAS


Actualidad
JOAQUIN ESTEFANIA La Agenda del Desarrollo de Barcelona
ARTURO VALENZUELA Estados Unidos y el hemisferio occidental:
hacia un compromise efectivo

Didlogo de la lengua
Mano a mano encre BLANCA BERASATEGUI Y JORGE EDWARDS


Otros temas
JORGE EDUARDO BENAVIDES Violencia polfrica y narrativa
en el Pert de los aiios ochenca
FERNANDO VICARIO Culcura y economia en cl siglo xx!


rt
r-T

LI)
V


rt


cc






UNA
CARTA
PERSONAL
Y CONFIDENTIAL
de Juan Bosch a Lyndon Johnson


ljI
'I


A finales de septiembre de 1963, despues de su derrocamiento, Juan Bosch toma el avi6n que le envi6 el gobernador de Puerto Rico, Luis Muioz
Marin, y que lo condujo a su segundo exilio, Borinquen. Durante las negociaciones sobre la formulaa Guzman" en San Juan, en mayo de 1965, Bosch
recibi6 el apoyo de Mufioz Main y del rector de la universidad, Jaime Benitez. Foto: Bernard Diederich..


34 GLOBAL


TI --, ------
J ----~-~-
rd


r


I'


~--Z~c_


f


4,l.'Q0oo eU














- Por Bernardo Vega


Global public una carta inedita, personal y confidencial de Juan Bosch a Lyndon
Jonson, fechada en Puerto Rico en mayo de 1965, donde el primero, ante el anuncio
de que el president americano habia ordenado el cese de las negociaciones para
Ilevar a cabo la formulaa Guzman" -un gobierno provisional encabezado por el
perredeista y amigo de Bosch, Antonio Guzman, que sustituiria a los gobiernos de
Caamaro e Imbert- trataba de que el segundo cambiase de parecer. La apelacidn
de Bosch cay6 en ofdos sordos.


Alas dos semanas de iniciada la Guerra Civil de
Abril de 1965, existian dos gobiernos en el pais:
el que en la parte antigua de la ciudad de Santo
Domingo encabezaba el coronel Francisco Caamaflo y el
Gobierno de Reconstrucci6n Nacional que presidia en el
resto del pais el general Antonio Imbert Barreras.
El president norteamericano, Lyndon Jonson, habia
ordenado el desembarco de tropas norteamericanas en la
Repuiblica Dominicana a partir del 28 de abril. Asesorado
por su amigo intimo, el liberal Abe Fortas -entonces sin
cargo alguno en el Gobierno pero que pronto seria juez
de la Suprema Corte-, Johnson envi6 a muy importantes
funcionarios, entire ellos a su asesor de Seguridad, Mac-
George Bundy, y al propio Fortas para negociar con Juan
Bosch en Puerto Rico y con Caamafio y Antonio Imbert
en Santo Domingo. Esto seria conocido como la formulaa
Guzmin", un gobierno provisional encabezado por el pe-
rredeista y amigo de Bosch, Antonio Guzman, que susti-
tuiria a los gobiernos de Caamafio e Imbert.
Esas negociaciones se iniciaron el 15 de mayo y fina-
lizaron el 26 de ese mismo mes. Uno de los asesores de
Bosch era su amigo Jaime Benitez, rector de la Universi-
dad de Puerto Rico. Johnson decidi6 dar por finalizadas
las negociaciones antes de que se Ilegara a un acuerdo
final y anunci6 que en lo adelante las mismas no las se-
guirian funcionarios de su Gobiero, sino la Organizaci6n
de Estados Americanos.
Hemos localizado una carta inedita, personal y confi-
dencial de Juan Bosch a Lyndon Johnson donde el prime-
ro, ante el anuncio de que el president americano habia
ordenado el cese de las negociaciones por parte de Bun-
dy, Fortas y otros, trataba de que Johnson cambiase de
parecer y volviera a utilizarlos, o por lo menos que se


retomase lo que ya se habia negociado en principio. El 31
de mayo Bosch escribi6 una carta personal a MacGeorge
Bundy anexando otra tambien en ingl6s dirigida al pre-
sidente. Ese mismo texto fue enviado por Bosch a Abe
Fortas a trav6s de Benitez.
El 3 de junio Bundy se la entreg6 a Johnson con el
comentario de que habia sido preparada en forma de bo-
rrador por Benitez y comentada por este con Bundy a tra-
v6s del tel4fono. Bundy le habia sugerido que en ella se
eliminaran los textos mis critics con relaci6n a la OEA
y a su secretario general, Jose A. Mora. El asesor de segu-
ridad le explic6 a su jefe que podria haber sugerido otros
cambios pero que no habia presionado mis, ya que en su
fltimo pArrafo Bosch reconocia que su carta era personal
y confidencial. Bundy le recomend6 a Johnson que no la
contestara sino que lo haria 61 mismo: prepararia un bo-
rrador para que fuera considerado a la luz de la misi6n de
la OEA que encabezaria el embajador americano ante ese
organismo, Ellsworth Bunker. La misiva de Bosch decia:

"Rio Piedras, P. R. Mayo 31, 1965
Estimado Seiior Presidente:
Esta es una carta personal escrita tanto con esperanza
como en desesperacidn. Con esperanza porque lo consider
a usted, senior Presidente, como un hombre que habla ver-
dad y que es responsible, investido con los mds grandes
poderes y obligaciones en el mundo libre, que lucha des-
esperadamente con las contradicciones reales y aparentes
de nuestra comiin, aunque muy diferente, lastimosa con-
dicidn. Lo veo a usted buscando una solucidn constructive
a lo que a veces luce ser un desorden impossible.
Tengo que career que tal soluci6n es possible. Confio que
usted piense igual. Sin tomar en cuenta las consideracio-















nes que lo motivaron, la magnitude de su actual involucra-
miento en la Republica Dominicana es tal que no existe
una salida honorable para nuestros dos paises, como no
sea a travys de un program comun basado en una acep-
taci6n mutua de compromises esenciales.
Me siento animado por los objetivos y sentimientos
planteados en su discurso en la Universidad de Baylor'
con relaci6n al future de la Repiblica Dominicana. Esos
objetivos y sentimientos son compartidos por la inmensa
mayoria del pueblo dominicano, yo incluido. Me refiero
especificamente a sus declaraciones de que:
"Primero, estd claro que el pueblo dominicano no quie-
re ser gobernado por extremists ni de la izquierda ni de
la derecha. No quiere ser gobernado ni por una vieja cons-
piraci6n de reacci6n y tirania ni por una nueva conspira-
ci6n de violencia comunista.
"Segundo, quiere, como queremos nosotros, unfin a la
matanza en las calls y a la brutalidad en los barrios.
"Tercero, quiere, como queremos nosotros, comida y
trabajo y tranquilidad durante la noche.
"Cuarto, quiere, como queremos nosotros, un gobierno
constitutional que lo represent a todos y que trabaje a
favor de todas sus esperanzas.
"Quinto, el pueblo dominicano sabe que necesita la
ayuda de vecinos que simpaticen con 0l para el sanea-
miento de sus heridas y para negociar sus divisions. Pero
lo que quiere mds que todo es la posibilidad de moldear
su propio camino. Esas son las esperanzas del pueblo do-
minicano. Pero esas tambien son nuestras esperanzas, las
cuales son compartidas por la gente responsible en cada
naci6n del hemisferio."
Estos objetivos, Sefior Presidente, correspondent casi
palabra por palabra con los acuerdos aceptados hace casi
un mes por el Presidente Caamai~o, por Antonio Guzmdn y
por mi mismo, durante extensas negociaciones e intercam-
bios con sus mds leales y devotos representantes persona-
les. Sin embargo, por razones que yo no puedo entender,
nuestros acuerdos e intercambios nunca han dado fruto.
En la Reptblica Dominicana la gente continfa sufriendo
persecucidn, muerte, odio y continuan prevaleciendo las
condiciones tipicas de una guerra. Dominan el miedo, la
falta de confianza y las tensions crecientes.
Mas afn, usted ha pasado el manejo de este acuerdo
tan important a las manos temblorosas y reticentes de la
Organizaci6n de Estados Americanos. Entiendo perfecta-
mente bien, Seior Presidente, que podria lucir mds perti-
nente a los intereses de los Estados Unidos transferir a la


OEA la responsabilidad de la situaci6n actual. Asi, usted
brega con el problema dominicano indirectamente, si es
que lo hace. Pero nuestra preferencia y la preferencia de
la gran mayoria de los paises democrdticos en el hemisfe-
rio, son exactamente opuestas. Preferimos negociar direc-
tamente con los Estados Unidos.
Aceptemos francamente que en los afios futures el ho-
nor, la buenafe y las acciones de los Estados Unidos esta-
rdn direct e indisolublemente comprometidas con lo que
sea que pase en la Repiblica Dominicana. Nuestro propio
future como naci6n estd directamente involucrado. Si no
partimos de estos hechos bdsicos estaremos huyendo de
la realidad. Servimos a nuestros intereses comunes si ha-
cemos todo lo que este en nuestro poder para proteger y
salvaguardar ese future incierto.
No estoy en una posici6n como para presionarlo en un
asunto de delegaci6n. Si la OEA es por necesidad su re-
presentante escogido, no tenemos otra alternative que tra-
tar con ella. Pero esperariamos que el marco de referencia
que gobierne nuestras deliberaciones fuese las directrices
citadas mds arriba, al igual que nuestros entendimientos
durante las reuniones en Puerto Rico.
Aprecio su profunda preocupacidn por el asunto del
comunismo y por los peligros de un control comunista
de nuestra tierra y de otras tierras en este hemisferio. Le
hemos dado a sus representantes seguridades sobre estos
asuntos. Ahora se las reitero a usted. Esas seguridades
son tan amplias y abarcadoras como permiten nuestras
leyes, nuestra Constituci6n y nuestro honor national. Bajo
las actuales realidades, ellas proven las mds amplias ga-
rantias contra un peligro que, por mds horrendo que usted
y yo podamos considerarlo, nunca tuvo y no tiene ahora
una posibilidad real y efectiva de ocurrir.
Mi desesperacidn, Sefor Presidente, surge precisamen-
te de la profunda conviccidn de que a no ser que podamos
confiar el uno en el otro y a no ser que trabajemos dentro
del espiritu de mutua tolerancia requerido para la termi-
naci6n exitosa del actual conflict, derrotaremos nuestros
prop6sitos y mds bien facilitaremos el triunfo de los extre-
mistas de derecha o de izquierda que ambos oponemos. El
resultado inevitable de la falta de confianza mutua seria
la negacidn de los objetivos que ambos anhelamos y que
su reciente discurso traz6 tan elocuentemente.
Conozco mi pais. Su historic, la psicologia de su gente,
las motivaciones sociales, econ6micas, militares, culturales
y political que actualmente estdn vigentes en nuestra isla,
son asuntos sobre los cuales estoy versado. En base a ese


36 GLOBAL














conocimiento pude predecir, y lo hice, el levantamiento de
abril. Porque conozco bien a mi gente y porque la quiero
entraifablemente, me apresto a advertirle, Sefor Presiden-
te, sobre los graves peligros que veo ante nosotros. A no
ser que se llegue pronto a una soluci6n viable, democrdtica
y constitutional, crecerd la intranquilidad. La revolucidn
se extended a travys de las provincias, la situacidn ge-
neral se deteriorard aun mds y tanto los Estados Unidos
como la Republica Dominicana estardn peor debido a esta.
En consecuencia, y antes de que sea demasiado tarde, una-
mos nuestros esfuerzos para evitar dolores adicionales.
Tuve el privilegio de saludarlo como Vicepresidente de
los Estados Unidos en 1963, cuando usted estuvo present
en mi toma de posesi6n como el primer president de la
Republica Dominicana elegido constitucionalmente en mds
de treinta afios. Entonces usted express sus esperanzas
con relacidn a nuestro future democrdtico. Ahora apelo
a usted, no por mi, sino por mi pueblo. Le pido que las
aspiraciones para lograr un gobierno constitutional y de-
mocrdtico en la Repiblica Dominicana no se cierren para
siempre y que la autoridad que no fue puesta en acci6n
cuando fui derrocado, sea usada en esta oscura hora para
apoyar y no para aplastar nuestro future democrdtico.
Apelo a usted personalmente. Usted puede o no puede,
como lo desee, contestar o usar esta comunicacidn. En
cuanto a mi respect, a no ser que usted decide lo contra-
rio, la considerar6 como personal y confidential.
Quedo de usted, Sefior,
Respetuosamente suyo,
Juan Bosch (firmado) "

Pero la apelaci6n de Bosch cay6 en oidos sordos. La
decision de negociar a traves de una comisi6n de la OEA
se mantendria y el resultado seria un gobierno provisional
encabezado por Hector Garcia Godoy en el que altos eje-
cutivos del PRD no participarian y que redundaria en la
salida del pais de muchos militares constitucionalistas.
Bundy le contest a Bosch su carta a Johnson dicien-
dole, entire otras cosas: "Comparto su lamento porque las
discusiones que tuvieron lugar en mayo con usted y otros
no lograron avanzar en proveer una formula efectiva para
el gobierno civil de la Repiblica Dominicana. Sin embar-
go, debo decirle candidamente que a mi honest juicio las
dificultades decisivas fueron encontradas del lado suyo,
en tres puntos basicos".
Esa carta no especifica cudles eran esos tres puntos,
pero estos si aparecen en un borrador preliminary. El pri-


Juan Bosch y Lyndon Johnson se saludan durante la toma de posesi6n del
primero en febrero de 1963. El president Kennedy envi6 a su vicepresi-
dente a Santo Domingo encabezando la delegacion norteamericana. Foto:
Biblioteca Lyndon B. Johnson.

mero se referia a que "sus asociados no estuvieron ni
convencidos sobre la necesidad de tomar acci6n efectiva
contra la subversi6n comunista, ni preparados para to-
mar tal acci6n. En la ausencia de tal convicci6n, o acci6n,
cualquier gobierno que hubiese resultado hubiese estado
en peligro inminente de subversi6n".
Los otros dos aspects tenia que ver con la salida del
pais o de sus cargos, de militares de ambos bandos y el
nombramiento de sus sustitutos, asunto en el que, seg6n
Bundy, el PRD habia sido "bastante inflexible". En los
archives de Johnson hemos encontrado una lista de 20
izquierdistas que Estados Unidos queria que fuesen depor-
tados o ubicados en una isla, como la Saona.
Las razones por las cuales la formulaa Guzmin" no
funcion6 son muchas y merecen un libro, pero este in-
tercambio epistolar entire Bosch y Bundy ayuda much a
entenderlas.

I Nota del autor: fue redactado por John Bartlow Martin.

Bernardo Vega es licenciado en Economia por el Wharton School
de la Universidad de Pensilvania. Es director del Centro de Estudios
Dominicanos de Funglode, miembro numerario de la Academia Do-
minicana de Historia, y principal ejecutivo de la Fundaci6n Cultural
Dominicana. Es autor de mas de 40 libros, la mayor parte de ellos
sobre historic dominicana, aunque tambi6n ha escrito novela, an6-
lisis econ6micos y obras sobre Arqueolog[a. Fue embajador domini-
cano ante la Casa Blanca y director del peri6dico El Caribe.






















Ilustraciones: Yoel Bordas


SDolarizar 9

0 CiS 'U INSTITUCIONES .

or Pavel Isa-Contreras
La dolarizaci6n es una soluci6n muy costosa, en particular porque
elimina totalmente la political monetaria y por lo tanto quita la
posibilidad de incidir en el ritmo de crecimiento de la economic a
travis de la reducci6n o expansion de los agregados monetarios
y la tasa de interns. Antes que poner en march un process de
dolarizaci6n, las opciones son diversas; pero lo que tiene que
quedar claro es que todas pasan por la construcci6n de instituciones
monetarias y fiscales s6lidas, no por la renuncia a ellas.


I os dos arguments centrales sobre los que se fun-
I damenta la propuesta de dolarizaci6n en paises en
desarrollo, y en especial en America Latina y el Ca-
ribe, han sido los siguientes. Primero, que en muchos de
estos paises ha existido una demostrada incapacidad para
manejar racionalmente los agregados monetarios como el
medio circulante y la oferta monetaria, lo que general-
mente se traduce en alta y sostenida inflaci6n, recurrent
devaluaci6n, perdida del poder de compra, incertidumbre
y frenos a la inversi6n. Cuando se percibe una sosteni-


da incapacidad de las instituciones publicas de garanti-
zar cierta estabilidad y un manejo sobrio de la moneda
-y el caso del Ecuador es probablemente paradigmAtico-,
una parte de la opinion piblica se hace receptive a la op-
ci6n de reemplazar la moneda national por una moneda
"dura".
Frente a un scenario de persistent inestabilidad, la
opinion public renuncia a la posibilidad de construir ins-
tituciones s6lidas que den soporte a political monetarias
racionales.


38 GLOBAL















Segundo, que los costs y los riesgos de tener una mo-
neda propia son mayores que los beneficios. Esta raz6n
tiende a tener mAs peso en economies pequefias y muy
vulnerable. Por una parte, la pequefiez implica costs re-
lativamente mas elevados de sostener sistemas monetarios
propios. Por otra, ante una ausencia de mecanismos de
protecci6n efectivos, los shocks internos y exteros po-
drian tener several consecuencias monetarias.
La propuesta de Victor Canto (Global N' 6, julio-
septiembre 2005, pAg. 22) se basa principalmente en el
primer argument. Segin Canto, la historic monetaria do-
minicana desde 1844 se ha basado en una permanent
experimentaci6n e indica que una lectura adecuada de esa
historic sugiere que la dolarizaci6n es una opci6n ade-
cuada para enfrentar lo que el caracteriza, no sin raz6n,
como irresponsabilidad fiscal de los diversos regimenes y
ausencia de regulaciones institucionales.
Ciertamente, analizar esta historic monetaria domini-
cana es un ejercicio, ademas de interesante, imprescin-
dible para evaluar opciones de regimenes monetarios y
cambiarios para la Repfiblica Dominicana. Sin embargo,
ir tan lejos como al aflo 1844 tiene un limitado valor a la
hora de aprender lecciones que nos ayuden a orientar la
political monetaria hoy. Mas prometedor es el analisis de
la historic reciente, en particular la que se inicia con la
creaci6n del Banco Central de la Repiblica Dominicana
en 1947 y con la creaci6n del peso dominicano.
Al menos dos razones avalan este argument. Primero,
es a partir de la Posguerra cuando se inicia la consolida-
ci6n de la estructura modera del Estado Dominicano, in-
cluyendo las instituciones fiscales y monetarias. Antes del
fin de la posguerra, y especificamente antes del trujilla-
to, las instituciones econ6micas estatales nacionales eran
prActicamente inexistentes. Las aduanas y los impuestos
internos estaban en manos de un gobiemo extranjero; no
existia una moneda national, por lo que no habia auto-
ridad monetaria; el manejo de las finanzas pfblicas era
restringido; no existian las funciones de planificaci6n; y
el alcance de las political industriales y comerciales era
muy limitado.
Todo eso cambi6 especialmente a partir de la segunda
mitad del gobierno de Trujillo y continue durante los se-
senta y setenta, period en el cual se consolid6 la sobera-
nia monetaria y fiscal, y se desarrollaron los mecanismos
actuales de control, supervision y decision en material de
political econ6mica. Ademas del Banco Central, se crearon
las instituciones nacionales de recolecci6n de impuestos


internos y externos, se asignaron funciones fiscales a la
Secretaria de Estado de Finanzas, se cre6 la Secretaria de
Estado de Industria y Comercio, y se iniciaron los pro-
cesos de planificaci6n de la inversion pfiblica. En pocas
palabras, se crearon las instituciones modernas de la po-
litica econ6mica en la Repfblica Dominicana. Muchas de
estas instituciones se mantienen vigentes en la actualidad,
aunque en algunos casos se han venido modificando (a
empujones y muchas veces con escaso 6xito) a partir de
los noventa en el marco del process de globalizaci6n, de
apertura y de transformaci6n de las relaciones econ6mi-
cas internacionales.
Por ello, una evaluaci6n del marco institutional de las
political monetarias merece ser hecha atendiendo al mar-
co institutional actual y a raiz de un anAlisis de los resul-
tados de las political y los shocks dentro de ese marco, y
no dentro de otro. Antes de estos cambios, las iniciativas
de political monetaria fueron efimeras, especialmente de-
bido a que no estaban sustentadas en instituciones publi-
cas (incluyendo fiscales) mAs o menos estables.
Segundo, el context econ6mico international se mo-
dific6 radicalmente a partir de la posguerra. La mayoria
de los paises en desarrollo adoptaron regimenes de tipo
de cambio fijo o fuertemente regulado; el tipo de cambio
se fijaba con respect al d6lar (patr6n d6lar), especial-
mente en los paises del hemisferio occidental, con base a
holgadas reserves internacionales; y en el marco de una
crecientes exportaciones, los paises desarrollados empe-
zaron a adoptar regimenes comerciales unilaterales favo-
rables a las exportaciones de products primaries de los
paises en desarrollo y se crearon las llamadas institucio-
nes de Bretton Woods, una de las cuales, el Fondo Mo-
netario Internacional (FMI), estaba llamada a apoyar los
esfuerzos de estabilizaci6n macroecon6mica en los paises
en desarrollo cuando estos enfrentasen shocks externos,
especialmente los asociados a una caida de sus ingresos
por exportaciones.
Contrario a lo vivido antes de la Segunda Guerra
Mundial, ese nuevo marco international era favorable a
la estabilidad monetaria y cambiaria, y procuraba evitar
repetir la experiencia de la crisis de 1929-1933, surgida
en el marco de un regimen commercial global de libre co-
mercio y de libre flotaci6n monetaria.
Habiendo argumentado lo anterior, procede preguntar-
se cuales han sido el desempefio y los resultados de las
political monetarias y fiscales en la Repiblica Dominicana
en ese marco institutional originado a mediados del siglo















XX. La respuesta es que desde la posguerra hasta 2005, la
Repiblica Dominicana experiment tres crisis monetarias
y cambiarias, apenas tres a lo largo de un period de 60
afos: la de 1982-1984, que culmin6 con un program de
estabilizaci6n con el FMI; la de finales de los ochenta,
protagonizada por el Presidente Balaguer, cuya political
desquici6 la economic; y la reciente de 2003-2004, vincu-
lada a un crisis bancaria sin precedentes.
Si bien es cierto que estas tres crisis fueron violentas y
se tradujeron en agudas reducciones del poder de compra
de la poblaci6n y ulteriormente en severos ajustes fiscales
que restaron poder de compra al gobiemo y limitaron su
capacidad de ofrecer servicios sociales bdsicos, no es me-
nos cierto que el hecho de que hayan sido s61o tres inci-
dentes indica que los problems monetarios y cambiarios
no han sido sistemAticos sino epis6dicos. En otras pala-
bras, no estamos hablando de un caso como el de Ecuador
previo a la dolarizaci6n, ni como el de Nicaragua durante
los ochenta. En la Repiblica Dominicana el desastre mo-
netario no ha sido la regla sino la excepci6n.
Esto no significa que las political monetarias durante
los periods de estabilidad, los cuales han sido amplia-
mente dominantes en la historic econ6mica reciente, esten
libre de critics; mas bien sugiere que los episodios de cri-
sis han sido eso, episodios, que no se trata un sistemdti-
camente desastroso manejo monetario y/o fiscal. Por ello,
atacar las causes de esas crisis epis6dicas no tiene por qu6
pasar por un cambio tan radical en el marco institutional
como la eliminaci6n del peso y la dolarizaci6n.
Mis aun, una detenida evaluaci6n de estos tres epi-
sodios muestra que si bien inadecuadas political fiscales
y monetarias jugaron roles centrales en los process de-
valuatorios e inflacionarios que se experimentaron, tam-
biWn indica que otros factors como un adverse scenario
international y profundos problems institucionales que
se expresaron en desastres regulatorios, contribuyeron a
exacerbar e incluso a general los desbalances monetarios
y fiscales.
En efecto, la crisis de 1982-1984 se desat6 por una
combinaci6n de political fiscales y monetarias expansi-
vas en el marco de un scenario international muy des-
favorable: caida de los ingresos por exportaciones, muy
elevados precious del petr6leo y elevados tipos de interns
para el servicio de la deuda externa. Como era usual en
muchos paises, el deficit piiblico (de nuevo, no esta demds
insistir: en parte un resultado de political y en parte un
resultado del creciente peso de la deuda externa asociado


al incremento de los tipos de interns internacionales) se
monetiz6 atizando la inflaci6n, ahuyentando los capitals
y generando mas devaluaci6n e .inflaci6n.
Por su parte, la crisis de 1988-1990 fue una cosecha
estrictamente gubernamental. En el marco de una situa-
ci6n externa favorable, una political fiscal muy expansive
se acompafi6 de una political monetaria acomodaticia a
la political fiscal (especialmente por la via del incremento
del credito a las empresas piublicas y la monetizaci6n de
los pagos de deuda external) que termin6 haciendo estallar
los agregados monetarios, el tipo de cambio y los precious
internos.
En contrast, la crisis de 2003-2004, aunque se active
en el marco de una political fiscal expansive y de excesivo
endeudamiento piblico, fue fundamentalmente financiera.
El rol de las variables ex6genas como las exportaciones y
los precious del petr6leo fue marginal. En 2002 el gasto y
el deficit piblicos se expandieron a niveles manejables
en el corto plazo pero insostenibles en el median plazo.
Estos niveles de deficit, sumados al incremento del en-
deudamiento piiblico, contribuyeron a general incipientes
presiones inflacionarias y devaluatorias. Expectativas cre-
cientemente negatives tambien contribuyeron a incentivar
la fuga de capitals y a aumentar las presiones sobre el
mercado cambiario.
En un scenario "normal", esos conatos de inestabi-
lidad no hubiesen pasado de eso, de amagos y amenazas
con moderados efectos devaluatorios e inflacionarios. Sin
embargo, las presiones cambiarias iniciales se convirtie-
ron en una de las peores crisis econ6micas debido a que
6stas hicieron colapsar el que termin6 siendo el banco co-
mercial mas grande del pais. El colapso se produjo por
retiros significativos que hicieron merger un inmenso
fraude bancario, desconocido para la naci6n por lo menos
en su dimension. Frente a este event, la autoridad mone-
taria respondi6 respaldando todos los dep6sitos. El resul-
tado fue una inedita expansion de los medios de pago (un
crecimiento de casi 100/o en 12 meses) y una fuerte salida
de capitals que quintuplic6 la tasa de inflaci6n annual a
diciembre de 2003 y mAs que duplic6 el nivel del tipo de
cambio en un period de 14 meses. A estas alturas la so-
ciedad esta convencida de que se trat6 de un fraude que
burl6 facilmente a las regulaciones y que revel6 una pas-
mosa pobreza del aparato regulatorio del sistema bancario
y sus instituciones.
En sintesis, de los tres episodios de crisis macroeco-
n6mica, en dos de ellos factors ajenos a las political


40 GLOBAL















macroecon6micas jugaron roles importantisimos en la ge-
neraci6n o el agravamiento de la crisis. Ciertamente que
frente a un shock externo. (caso de la crisis 1982-1984) o
a uno interno (fraudes y colapsos bancarios) la respon-
sabilidad de la political macroecon6mica es responder de
manera adecuada y se puede argumentar que en esos ca-
sos no fue asi. Sin embargo, aca lo que estamos discutien-
do es sobre las causes mismas de las crisis, no sobre las
respuestas, y lo que debe quedar claro es que en dos de
las crisis no toda la responsabilidad recae sobre el manejo
de las finanzas publicas o por la laxitud de las political
monetarias frente a la expansion del gasto pdblico.

eglas fiscaies o de manejo de shocks
Pasemos ahora directamente al tema de la dolarizaci6n.
Ciertamente, todas las crisis han estado acompafiadas de
expansiones monetarias, independientemente de su causa
primaria (shock externo o interno, o political expansivas);
sin ellas, las presiones inflacionarias y devaluatorias no
se traducen en inestabilidad generalizada. Por ello, alguin
tipo de regla que limited estas expansiones contribute deci-
didamente a evitarlas. Sin embargo, las reglas monetarias
no son la uinica forma de atacar el problema. Tambien se
puede implementar reglas fiscales o de manejo de shocks.
La discusi6n esta en cuales deben ser esas reglas, inclu-
yendo las monetarias.
Los proponents de la dolarizaci6n sugieren la mas ra-
dical de todas: cortarle las manos monetarias al Estado y
despojarlo de su capacidad de emisi6n de dinero. La idea
es simple: eliminar la fuente de financiamiento inflacio-
nario del deficit fiscal. Esto no elimina el deficit mismo,
sino que obliga a una fuente mas sana de financiamiento.
Paises dolarizados como Panama han vivido con una in-
flaci6n controlada pero no han logrado controlar de ma-
nera sostenida el deficit puiblico.
Adicionalmente, la dolarizaci6n reduce los llamados
costss de transacci6n" en la economic, especificamente
los costs de cambiar de moneda para las transacciones
internacionales; en otras palabras, elimina la tajada de
los agents cambiarios. Aunque los costs de transacci6n
no deben ser subestimados, en especial en una economic
pequefa y abierta como la dominicana en done el in-
tercambio commercial y financiero con el exterior tiene un
alto peso, con frecuencia los proponents de la dolariza-
ci6n los exageran.
Sin embargo, la dolarizaci6n es una soluci6n muy cos-
tosa, en particular porque elimina totalmente la political


monetaria y por lo tanto quita la posibilidad de incidir en
el ritmo de crecimiento de la economic a traves de reducir
o expandir los agregados monetarios y la tasa de interns;
esta iltima es un important determinante del nivel de
inversi6n y del crecimiento. En un scenario de dolari-
zaci6n, el cambio en las tasas de interns se determinaria
principalmente en el exterior y no habria posibilidad de
incidir sobre ella y a trav6s de ella sobre el ritmo de creci-
miento econ6mico. Cabe recorder que aunque a la laxitud
de la political monetaria se le puede atribuir episodios de
crisis several, tambien hay que atribuirle el hecho de haber
contribuido a recuperaciones econ6micas o a haber soste-
nido ritmos de crecimiento mas elevados que determina-
dos por la political fiscal, el comportamiento del consume
o el del sector externo.
Otra soluci6n menos radical y comprometedora es un
tipo de cambio fijo. En cierto sentido, esta soluci6n no
estA muy alejada de la dolarizaci6n en la media en que
contribute de manera important a la estabilidad de pre-
cios y, si el regimen es de libre convertibilidad, tiende a






































que los agents econ6micos sean indiferentes entire la te-
nencia de pesos y de d6lares.
Sin embargo, sostener un tipo de cambio fijo puede
implicar subordinar una significativa parte de la politi-
ca econ6mica a ese objetivo. En ese scenario, la fnica
misi6n del Banco Central es garantizar que los niveles de
las tasas de interns y de la oferta monetaria aseguren ese
objetivo, sin importar las consecuencias sobre otras varia-
bles como el crecimiento econ6mico y el empleo. En sen-
tido estricto, el pais no se queda sin political monetaria,
pero el sentido fundamental de ella pasa a ser la defense
de la tasa de cambio. Incluso la political fiscal podria verse
condicionada a la political cambiaria. Adicionalmente, hay
que sumar el costo en reserves que podria tener un tipo
de cambio fijo.
Finalmente, si el tipo de cambio fijo no logra alinear
plenamente la inflaci6n domestic con la international,
o dicho de manera mas simple, si como es esperable, la
inflaci6n en el pais contin6a siendo mayor que la de los
Estados Unidos, la tasa de cambio se sobrevaluaria gra-
dualmente, afectando el desempefio exportador, y en al-
gin moment el regimen terminaria colapsando.



En resume, un tipo de cambio fijo es tambien muy cos-
toso en la media en que el resto de los objetivos de po-
litica (incluyendo el crecimiento y el empleo) tienden a
quedar subordinados a mantener la tasa de cambio. Ade-
mas, como el propio Canto plantea aunque de forma mas
general, en el context de un pais como la Reptblica Do-


minicana, un sistema de tipo de cambio fijo contiene un
mecanismo de autodestrucci6n debido a la eventual so-
brevaluaci6n del peso.
En una economic pequefia y abierta como la dominica-
na, la estabilidad (no la inamovilidad) del tipo de cambio
es deseable debido al fuerte impact que tiene una de-
valuaci6n sobre el nivel de precious. La pregunta es c6mo
lograrla sin pagar los altos costs de imponer una rigida
camisa de fuerza a la political monetaria como implicaria
la dolarizaci6n o un regimen de tipo de cambio fijo.
Las opciones son diversas, pero lo que tiene que que-
dar claro es que todas pasan por la construcci6n de insti-
tuciones monetarias y fiscales s6lidas, no por la renuncia
a ellas. Despues de todo, renunciar a la construcci6n de
instituciones econ6micas s6lidas no esta muy lejos de re-
nunciar a la construcci6n de un efectivo sistema de jus-
ticia, de instituciones de protecci6n del medioambiente o
del ejercicio mismo de la soberania. Todas las opciones
pasan por un fortalecimiento de las instituciones fisca-
les que evite la generaci6n de deficit insostenibles; todas
pasan por el disefio y puesta en march de mecanismos
de amortiguamiento de los shocks que funcionen, y to-
das pasan por el desarrollo de efectivos mecanismos de
articulaci6n entire las diferentes areas de la political eco-
n6mica, incluyendo pesos y contrapesos que le brinden
integralidad a la political econ6mica. Esto incluye reducir
las vulnerabilidades de la political monetaria a los objeti-
vos fiscales pues esto tiende a monetizar el deficit; pero
tambien incluye evitar la subordinaci6n de la political
fiscal a los objetivos monetarios. No se trata de imper-
meabilizar la political monetaria del resto de las political
como lo pretend la ortodoxia monetaria (de alli su ob-
sesi6n con la total autonomia del Banco Central y/o con
la dolarizaci6n), porque lo que eso implica, como se dijo
antes, es matar otros objetivos. Se trata de armonizar los
objetivos de political y los instruments, incluyendo las
metas de inflaci6n, tipo de cambio, crecimiento, empleo
y distribuci6n.

Pavel Isa-Contreras es economist, especialista en desarrollo
econ6mico y political commercial. Trabaja para la Unidad de Analisis
Econ6mico (UAE) del Secretariado Tbcnico de la Presidencia de la
RepOblica Dominicana. Es president del Centro de Investigaci6n
Econ6mica para el Caribe (CIECA) y docente universitario. Es egre-
sado de INTEC, de la Universidad Nacional de Costa Rica, y de la
Universidad de Massachussets, donde obtuvo el titulo de doctor en
Economia.


42 GLOBAL








CLAVESDELMUNDO


* Las propuestas mas innovadoras

* Los analysis mas profundos

* Los temas de hoy


En la pagina que Funglode public en el peri6dico Hoy
Los trabajos de un extenso y cualificado grupo de colaboradores
que proceden de las mis diversas areas del conocimiento
Y en la web: www.funglode.org/clavesdelmundo


. N'~ I


1'


ii
r:
ii

.:I
:


[!
n, .i '. ;.-


V







LA
RESPONSABILIDAD SOCIAL
EMPRESARIAL,
LRENTABILIDAD VERSUS PROSPERIDAD GENERAL?

Por Mirtha Olivares Alfonso
Adoptar la Responsabilidad Social Empresarial como eje transversal implica asumir principios
6ticos que atraviesan todos los ambitos del quehacer productive, integrando un amplio conjunto de
polfticas, practicas y programs en la operaci6n de la empresa y en el process de toma de decisions.
Hoy se espera que las empresas, ademas de tener beneficios y mantener sus tradicionales roles
como generadores de empleo e ingreso, se preocupen por el bienestar de sus empleados; que,
como consumidores de material prima, respeten el medio ambiente; y que sean sensibles a las
necesidades de las comunidades donde operan.


Ilustraciones: Kilia Llano















H oy la humanidad esta generando una impresionan-
te producci6n de riqueza, como nunca antes. Sin
embargo, los informes de los principles organis-
mos de cooperaci6n para el desarrollo international dan
cuenta de que la mayoria de la humanidad se encuentra
sumida en una gran pobreza, que ya result inaceptable
por su grado de profundidad. Las voces que se levantan a
escala mundial en contra de esta situaci6n estan sobrepo-
niendo al unisono un solo argument a todos los demAs:
nuestro sentido de lo moral, que en el transcurrir de los
ultimos siglos parece haber sido progresivamente anulado
por las teorias y models de organizaci6n de la produc-
ci6n que han sido aplicados.
Si la Guerra Fria no hubiera llegado a su fin, el parrafo
anterior pareceria haber sido escrito por un seguidor del
marxismo. Pero result que las voces que se levantan para
exigir un mundo mas equitativo, fundamentado en prin-
cipios 6ticos, pertenecen a gobiernos de los paises capita-
listas mis desarrollados del mundo, a principles y lideres
religiosos, a dirigentes empresariales que representan a las
mas grandes empresas globalizadas y a una gran variedad
de organizaciones de la sociedad civil comprometidas con
el progress general. Y es que generaci6n y concentraci6n
de riqueza han crecido a la par. La inequidad esta aver-
gonzando al mundo. Nuestros models de desarrollo estin
fracasando, por exclusion.'
Los lideres mundiales apresuran a los gobiernos a apli-
car models de desarrollo mas inclusivos para combatir la
pobreza, guiados por principios eticos. La iniciativa mun-
dial mas important de los afios recientes la constituyen
los Objetivos de Desarrollo del Milenio propuestos por la
Organizaci6n de las Naciones Unidas,2 que ya se estin
adoptando ampliamente.
Los paises ricos aplican models incluyentes, prote-
giendo su propia prosperidad -eso si-, mientras los paises
pobres buscan alternatives para no sucumbir en un nuevo
orden mundial globalizado que no les favorece, pero que,
de moment, es irreversible. Para los primeros ahi estan,
como ejemplo, la Comunidad Europea y el NAFTA (Acuer-
do de Libre Comercio para Norte America, por sus siglas
en ingles); los segundos ensayan esquemas de coopera-
ci6n horizontal o Sur-Sur, como son el Pacto Andino, el
Acuerdo de San Jos6, el Grupo de Rio, el Sistema Global
de Preferencias Comerciales entire Paises en Desarrollo, el
Fondo IBAS y otros.3
Lo que esti claro es que el nuevo orden mundial que
toma lugar se ha sustentado en un esquema de comercio


-los mercados globalizados- y que, por tanto, son sus ac-
tores y sus reglas de juego los referentes para encontrar
soluciones a la pobreza. Las empresas llevan el protago-
nismo entire esos actors y no sorprende que las voces de
defense de los desfavorecidos les est6n exigiendo nuevos
roles sociales.
De hecho, la pobreza es un mal negocio para las em-
presas porque no ofrece condiciones para su crecimiento
y sostenibilidad: limita sus mercados y el capital human
que requieren -por la falta de educaci6n, la desnutrici6n
y las enfermedades-; hace que se deprecien las fuentes de
material prima, y propicia un clima de inestabilidad poli-
tica. La prosperidad general Ileva de la mano a la rentabi-
lidad empresarial.
Un asunto clave esta en la confianza que el grueso
de la poblaci6n puede tener en los sectors empresariales
para alcanzar prosperidad; esa confianza estaba deposi-
tada en los gobiernos democriticos, que han fallado. Los
latinoamericanos ya estan dispuestos a aceptar, incluso,
gobiernos autocraticos, si es que van a resolver c6mo cu-
brir sus necesidades bAsicas (los chilenos, por ejemplo,
defienden las political econ6micas de su ex dictador Au-
gusto Pinochet4).
La confianza en el sector empresarial esta en entredi-
cho. El president dominicano, Leonel Fernandez, aludia
a este tema cuando decia: "...sin duda alguna que en los
uiltimos tiempos, a escala mundial diria yo, ha habido una
tendencia de desprestigio de las empresas, por los escAn-
dalos en los cuales han participado. El problema ya no es
tan s6lo de los politicos; ahora los politicos compartimos
el desprestigio con las empresas.
Yo veo tambien un fen6meno global cuando se pro-
-duce el escandalo de la Enron, cuando se produce el es-
cAndalo de la World Com, cuando se produce el escindalo
de Parmalat. Creo que se esta diciendo que no solamente
los politicos tienen que corregir su conduct, tambien los
empresarios".5
Con desprestigio o no, se espera que los sectors em-
presariales continlen ganando con sus negocios, pero que,
de alguna manera, en su accionar, sean solidarios con las
grandes mayorias poblacionales -al final, sus empleados,
proveedores, clientes-, mas alli de sus tradicionales ro-
les como generadores de empleo e ingreso. Se espera que,
ademis de obtener grandes beneficios, se preocupen por
el bienestar de sus empleados; que como consumidores de
material prima respeten el medio ambiente y los recursos
naturales; que, sean sensibles a las necesidades de las co-















munidades desde donde operan, en fin, "que produzcan
bien, hacienda el bien. 6

La rueda de la fortune
Estas expectativas no toman por sorpresa a las empre-
sas. De hecho, en sus origenes, las empresas surgieron con
un sentido de solidaridad social, poniendo a disposici6n
de las comunidades los bienes y servicios necesarios, al
tiempo que obtenian reconocimiento social y beneficios.7
En algln moment del camino perdieron ese sentido de
solidaridad, para orientarse mas por la rentabilidad, y no
es hasta el siglo XX cuando comienzan a surtir efecto las
presiones sociales para un cambio de vision en la manera
de producer. En este sentido, fueron determinantes la Gran
Depresi6n, que gener6 un clima laboral favorable; la Post-
guerra en los afios cuarenta, que integr6 trabajadores a la
gesti6n de la empresa; un aumento de conciencia sobre
las implicancias sociales de las empresas en las decadas
de los afios cincuenta y sesenta; las facilidades tributaries
en los Estados Unidos; los movimientos ambientalistas en
los afos sesenta; la globalizaci6n de mercados y la co-
municaci6n; el crecimiento de las empresas globales; la
bolsa y las inversiones sociales; y el comportamiento de
los consumidores, para llegar a la competitividad y res-
ponsabilidad social empresarial (RSE).
Fueron las firmas globalizadas -las mas presionadas
a adoptar principios 6ticos para el comercio-, las que se
dieron cuenta en los afios noventa de que ser responsables
socialmente redundaba positivamente en competitividad y
beneficios para ellas. Era como si se completara un circu-
lo en el que las empresas debian regresar a sus origenes
solidarios, con cuya practice todos ganaban. Esa vuelta es
una rueda de la fortune.
En realidad, no se puede ignorar que siempre han
existido practices responsables en las empresas; lo nue-
vo es que ahora se manejan estrat6gicamente. El mundo
empresarial contemporAneo demand un nuevo concept
estrat6gico en el que se combinan la maximizaci6n de uti-
lidades, la satisfacci6n del consumidor y el impact en la
sociedad. Adoptar la RSE implica asumir principios 6ticos
que atraviesan todos los Ambitos del quehacer productive,
integrando un amplio conjunto de political, prActicas y
programs a la operaci6n de la empresa y al process de
toma de decisions. Abarca los fundamentos de la empre-
sa, es decir, su misi6n y vision, asi como los valores 6ticos
que guian su funcionamiento; el ambiente laboral, inclu-
yendo las practices de empleo, el respeto a la diversidad,


el apoyo al desarrollo professional y personal de los em-
pleados, la salud y seguridad de los mismos y los sistemas
de compensaci6n; los process productivos y su impact
sobre el medio ambiente; el mercadeo responsible de los
products y el desarrollo de la comunidad donde opera,
asegurindose de que el impact sea positive a traves de
reclutamiento de personas de esa comunidad, la utiliza-
ci6n de proveedores locales, la promoci6n del voluntaria-
do de sus empleados y la inversi6n en el desarrollo social
de la misma.
Mientras la agenda que deben desarrollar las empresas
que asumen la RSE es amplia, cubriendo ambiente de tra-
bajo, medio ambiente y comunidades, los beneficios para
ellas tambi6n son vastos. Diego de la Torre, empresario y
acad6mico peruano, los resume de la siguiente manera:
Mejor acceso a mercado de capitals.
Menor riesgo de operaci6n, lo que genera mejores con-
diciones de cr6dito.
Menores primas de seguros
Reducci6n de costs a travys de la eco-eficiencia.
Mayor brand-equity e imagen corporativa.
Mayores ventas y fidelidad de los clients.
Mayor capacidad de atraer empleados talentosos.
Buenas relaciones laborales.
Mayor productividad, calidad y motivaci6n del perso-
nal.
Mejor salud y seguridad (menos ausentismo).
Reducci6n de supervision estatal.
Process de due diligence simplificados, debido a un
buen gobierno corporativo.
Aprobaci6n y simpatia de los medios de comunicaci6n
e instituciones de la sociedad civil.
Posicionamiento diferenciado en el mercado.8
Ya se ha dado la voz de alarma: la falta de responsa-
bilidad social de las empresas puede Ilegar a constituirse
en nuevas barreras no arancelarias para las exportaciones
latinoamericanas. En el context international, los aran-
celes se han ido reduciendo gradualmente y las barreras
no arancelarias han pasado a desempefiar un rol prepon-
derante, por ser una via para que los paises ricos nieguen
entrada a products y asi proteger a su industrial.
Si Estados Unidos, Canada, Jap6n y la Uni6n Europea
exigen a sus empresas estandares de conductas social-
mente responsables, se debe esperar que, mas temprano
que tarde, estas empresas requeriran lo mismo a sus pro-
veedores.9
Las nuevas exigencias en material de acceso a capitals


46 GLOBAL
















Cuadro 1. Matriz de evoluci6n de las practices empresariales solidarias


Aspecto Filantropia Inversi6n social Responsabilidad social

Motivaci6n Exclusiva- Principalmente, obtenci6n de Principalmente, obtenci6n de beneficios para
mente beneficios para la empresa, a sus trabajadores, sus families y la comunidad en
altruista travys de beneficios para la la que se asienta, con el fin de obtener benefi-
comunidad cios para la empresa, a median y largo plazo.

Fuentes de Exclusiva- Principalmente, fondos del Utilidades
recursos mente presupuesto de la empresa Fondos presupuestarios
utilidades Recursos humans

Impacto Mejorar la Mejorar la calidad de vida en la Mejorar la calidad de vida de la sociedad
deseado calidad de vida comunidad de influencia de la Mejorar la calidad de vida en la comunidad
de la sociedad empresa de influencia de la empresa
Mejorar la productividad de los trabajadores

Localizaci6n Entorno Entorno externo inmediato de Entorno interno de la empresa
del impact extemo de la empresa Entorno externo de la empresa
la empresa

Beneficios Satisfacci6n Mejoramiento de la imagen Incremento de la reputaci6n e imagen de la
esperados de personal y reputaci6n de la empresa empresa
la empresa Incremento de las utilidades de la empresa
Satisfacci6n personal

Instrumento Informes de Evaluaciones de process no Balance social, ISO 14000 y Eco-Manage-
de medici6n .actividades peri6dicas ment audit. Scheme / EMAS (medioambiente);
de efectos de la Evaluaciones de impact, SA8000, Asociaci6n de Trabajo Justo y OHSMS
de impact instituci6n eventuales 18000 aspectss laborales); GoodCorporation
receptora Apreciaciones sobre la (varias areas); Responsible Care industriala qui-
repercusi6n de la acci6n mica), Worldwide Responsible Apparel Produc-
tion WRAP industriala textil), Global Reporting
Initiative (GRI), AccountAbilityl000 (AA1000),
Evaluaciones de impact, Mktodos de mercadeo
social, y otros.

Modalidad de A traves de Directamente Directamente
intervenci6n terceros Fundaciones propias A traves de fundaciones propias
Fundaciones A trav6s de terceros A trav6s de terceros
propias

Instancias Directorio Presidencia del directorio Presidente de directorio
participants Gerencia general Directorio
en la toma Comites especiales Comites especiales
de decision Gerencia general
Socios

Fuente: Recopilaci6n de Guida de Gastelumendi y Mirtha Olivares, para talleres de capacitaci6n del Programa de Fomento de la Inversi6n Social Em-
presarial (PFISE), CONEP-BID, Santo Domingo, 2002.














es otro aspect crucial al que las empresas tendrin que
prestar atenci6n, ya que hay una gran tendencia por parte
de los inversionistas a privilegiar a las empresas con pric-
ticas responsables.

Poniendole el cascabel al gato
Esa tendencia tambien se nota en los individuos. La po-
blaci6n general, en su calidad de public consumidor, esti
experimentando el acceso a products provenientes de
todas parties del mundo y se ha visto favorecida por una
mejora del poder adquisitivo de algunos grupos sociales y
por gran cantidad de informaci6n propiciada por las co-
municaciones globalizadas. Esto le ha significado nuevas
opciones para seleccionar los products y, por ende, un
nuevo poder como blanco del mercado. Al tiempo que de-
manda mAs altos estAndares de calidad, el pdblico consu-
midor esta formando un nuevo sistema de valoraciones
que sustenta sus decisions, porque tambien los valores
se estAn internacionalizando. Ya no s6lo basta conocer los
precious y la calidad de los products, sino que tambien


quiere conocer quienes los fabrican y con qud grado de
responsabilidad social se hace."
Con la globalizaci6n, todos los products tienden a
convertirse en commodities, donde la calidad y el precio
estin estandarizados, por lo que una clave para diferen-
ciarlos se encuentra en una multiplicidad de aspects in-
tangibles que apelan a emociones e histories. Un ejemplo
de esto es lo que Diego de la Torre ha denominado "el
efecto Paul Newman", surgido de una experiencia perso-
nal. Mientras compraba en un supermercado en Londres,
eran tantas las salsas para espaguetis y tan similares en
precio y calidad, que su decision de compra se dificultaba,
hasta que finalmente obtuvo un criterio: habia una, pa-
trocinada por el actor Paul Newman, cuyos beneficios se
destinaban a causes sociales.
Esta anecdota hizo que De la Torre realizara studios
mis amplios sobre los intangibles. Este refiere que "hasta
1990, el valor de una empresa en la Bolsa de Nueva York
era casi el mismo que su valor en libros. Hoy en dia, la
relaci6n promedio entire el valor de mercado y el valor


Cuadro 2. Algunos resultados de studios mundiales sobre fondos eticos


Pais / Regi6n Resultado Fuente

Inglaterra Los fondos eticos de inversi6n pasaron de 318 millones de libras en 1991 Diego de la Torre (ver
a 3,296 millones de libras en el afio 2000. Bibliografia)

Estados Unidos Los fondos 6ticos tienen un crecimiento de 40/o annual, mientras que el Diego de la Torre (ver
crecimiento de los fondos generals es solamente 15%. Bibliografia)

Los fondos RSI alcanzan cerca del 13/o de los US$ 16.3 trillones en Foro de Inversi6n Social,
activos de inversion, bajo administraci6n professional. Estados Unidos*

El 61% en Estados Unidos habian decidido no invertir, o reducir sus Russell Reynolds
inversiones, en compafiias con una pobre gobernabilidad corporativa. Associates *

Europa Los fondos de inversion socialmente responsible (SRI, por sus siglas en Estudio Avanzi/CSR
ingles) habian crecido por encima del 58% en s61o 18 meses (enero de Europe, "Green", 2001*
2000-junio de 2001)

Hay casi 300 fondos SRI en Europa.

El 50% de los inversionistas europeos habian decidido no invertir, o re- Russell Reynolds Asso-
ducir sus inversiones, en compahias con un pobre gobierno corporativo. ciates*

Paises en Los inversionistas institucionales estin dispuestos a pagar un premium McKinsey Et Company
desarrollo mayor al 20% por las acciones de compaiias con un buen gobierno
corporativo.

* Citados en www.csreurope.org/aboutus/CSRfactsandfigures page397.aspx#consumer#consumer.'


48 GlOBAL

















en libros es de tres a uno, seg6n datos de la reserve fe-
deral de Estados Unidos. Esto significa que de cada 900
d6lares de valor de una empresa, 600 d6lares son atribui-
bles a activos intangibles, tales como capital intellectual,
conocimiento, reputaci6n, gerencia professional, habilidad
para entender diferentes cultures y mercados, y una s6lida
ciudadania corporativa. Estos activos intangibles no son
registrados en los estados financieros, pero si cuantifica-
dos por el mercado a traves de la diferencia entire el valor
bursatil y el valor contable".


Grfaico 1. Relaci6n entire valor en libros y valor bursatil
de las 200 mayores empresas de Estados Unidos


3.0 3.1 en 1997--

2.5

2.0 -

1.5

1.0

0.5


1945 1955 1965 1
--- Inicio de la batalla de los intangibles


Fuente: US Federal Reserve

Todo lo anterior sefiala que la responsabilidad social es
parte indispensable de toda empresa que pretend compe-
tir con 6xito en un mundo globalizado, y que una pobla-
ci6n cada vez mas educada e informada esti dispuesta a
ponerle el cascabel al gato, premiando con su preferencia
a products o servicios de empresas responsables y cas-
tigando con su indiferencia a aquellas que no tienen un
impact positive. El grifico 2 ilustra lo expuesto.
Tambien ha habido studios mundiales que muestran
que en los paises de America con mayor grado de desarro-
1lo, esa tendencia de los consumidores tambien toma lu-
gar. Un ejemplo lo provee la encuesta CSR Europe/MORI,
2000, que se llev6 a cabo en 20 paises de cuatro conti-
nentes y que explore actitudes, opinions, evaluaciones
e imigenes de la poblaci6n con respect a las empresas.'2
Segin estos datos, un 14%/ de los consumidores de Cana-
di ha castigado la conduct socialmente no responsible
de las empresas, en Espafia, un 9%/, y en Chile, un 5%; en
los paises de mayor ingreso per capital, en promedio, el
12% de los consumidores sancionan esta actitud. Si hay


Grafico 2. Encuesta Millennium: 25,000 consumidores
en 23 paises, 1999


90%


600o


40%o0


Quieren que las empresas se enfoquen en temas que van mas
alli de la "rentabilidad"
* Forman su percepci6n de una empresa basada en su respon-
sabilidad social
* Responden negativamente a empresas que perciben como no
socialmente responsables
* Han evitado products de empresas que perciben como no
socialmente responsible

Fuente: Environics International Ltd., 1999.

un sector interesado en que se amplie la RSE fuera de las
empresas, ese es el gubernamental. Estas practices estin
dirigidas al bienestar de diversos grupos de interns (stake-
holders) que incluyen a los accionistas, los empleados, los
proveedores, los clients y las comunidades.
En un scenario hipot6tico en que todas las empre-
sas formales estuvieran ejerciendo la RSE, el sector pri-
vado estaria asumiendo, voluntariamente, el grueso de
las responsabilidades por el desarrollo national. Se esta-
ria dando soluci6n, de forma masiva, al ingreso familiar,
la seguridad social, la salud, la educaci6n, la vivienda,
el saneamiento ambiental y la protecci6n de los recur-
sos naturales (en la Republica Dominicana, el 49% de los
ocupados -unos 3.2 millones de personas- son patrono o
socio active y trabajadores en el sector privado formal'3).
Y por si fuera poco, con sus prActicas 6ticas y transpa-
rentes, las empresas estarian proveyendo al Gobierno par-
te de los ingresos que necesita para asegurar el bienestar
de sus propios empleados y los servicios adicionales que
requieren todos los ciudadanos. Seria su tablita de sal-
vaci6n, porque en el scenario real las empresas son res-





















































ponsables por el ingreso de sus trabajadores, su seguridad
social y en algunos casos, su salud, pero la mayoria obvia
los servicios no contemplados en las leyes laborales.
Ademas, los actors de la RSE incluyen en sus agendas
preocupaciones generals de nuestro tiempo, tales como
viabilidad a largo plazo del modelo econ6mico de libre
mercado; consolidaci6n democratic; desarrollo sosteni-
ble; corrupci6n; transparencia; cultural indigenas; balance
entire trabajo y familiar; microempresa y sector informal;
educaci6n; pobreza; brecha digital; inversi6n social; es-
tAndares globales y ecoeficiencia."J
En la zona de Asia-Pacifico la RSE ha canalizado es-
fuerzos en temas como el trato just, el respeto y comercio
international; en Europa, los derechos humans, el medio
ambiente y el civismo corporativo; en Estados Unidos, el
gobierno corporativo, los derechos humans y la lucha
contra la corrupci6n; y en America Latina, la unificaci6n
normativa para la reducci6n de la pobreza y la obtenci6n
de principios de buen gobierno para eficientizar la RSE.15


No en balde la mayor parte de los gobiernos del mun-
do ha puesto sus ojos en esta estrategia competitive,
muchas veces incentivados por los mismos organismos
internacionales.
La Comisi6n Econ6mica para America Latina y el Ca-
ribe de las Naciones Unidas (CEPAL) ya ha incluido a la
RSE dentro de la lista de fuentes innovadoras de finan-
ciamiento del desarrollo.16 En los Estados Unidos y Jap6n
existen numerosas leyes que incentivan las contribuciones
sociales de las empresas.
La Comunidad Europea lanz6 en Lisboa en 1999 el Li-
bro Verde, que plantea un marco estrategico para el fo-
mento de la RSE. En Inglaterra ya existe un Ministerio de
RSE y en Francia se han decretado leyes para normar los
informes empresariales, exigiendo incluir aspects sobre
su comportamiento &tico.
En 1999 Naciones Unidas lanz6 el Pacto Global, sus-
crito ya por muchos gobiernos alrededor del mundo." En
el afo 2000, en el marco de la Cumbre del Milenio, y


50 GLOBAL















Cuadro 3. Resumen de perspectives y preocupaciones de actors sociales
relatives a la RSE como respuesta a consultas de la Union Europea


Actor social


Perspective / preocupaciones


Empresarios La RSE tiene una naturaleza voluntaria; se integra en el context del desarrollo sostenible;
necesidad de desarrollar su contenido a nivel global; inexistencia de soluciones unicas; possible
efecto negative de la regulaci6n sobre la creatividad e innovaci6n que orienta a la RSE; y ries-
go de producer conflicts en las prioridades, debido a las operaciones en distintos paises.

Organizaciones comerciales Insuficiencia de las iniciativas voluntarias para proteger los derechos laborales y ciudadanos;
y de la sociedad civil necesidad de un marco regulador que establezca estAndares minimos y reglas dejuego; necesi-
dad de que las practices de la RSE no sean desarrolladas, implementadas y evaluadas unilate-
ralmente por las empresas; y necesidad de disponer de mecanismos efectivos para la rendici6n
de cuentas.

Inversionistas Necesidad de mejorar los informes y la transparencia de las prActicas empresariales, las me-
todologias de las agencies de calificaci6n de riesgo y la gerencia de los fondos kticos y de
pensions.

Organizaciones Preocupa la falta de veracidad y la insuficiencia de informaci6n sobre las condiciones de pro-
de consumidores ducci6n y el mercadeo de los bienes y servicios.

Organismos oficiales El enfoque de apoyo a la RSE de la UE debe complementary las medidas existentes a escala local
de la Uni6n Europea y national y debe prestar atenci6n a la competitividad de todo tipo de negocio, no s6lo a los
derechos fundamentals, la protecci6n ambiental y la cohesi6n social. El marco de referencia
para las intervenciones de la UE debe basarse en los principios de la acci6n voluntaria y en los
acuerdos y guias existentes, elaborados por las organizaciones internacionales.

Fuente: Comunidad Europea. Comunicaci6n de la Comisi6n concerniente a la Responsabilidad Social Corporativa: Una contribuci6n empresarial al
desarrollo sostenible, COM (2002) 347, www.csreurope.org.


en 2002, en el de la Organizaci6n de Estados America-
nos (OEA), los jefes de Estado y de Gobierno de America
suscribieron acuerdos para promover la RSE en sus na-
ciones.
Por su parte, en la RepTiblica Dominicana, el guberna-
mental Programa Nacional de Competitividad ha incluido
a la RSE como eje transversal de sus proyectos y ha pro-
puesto al pais un Pacto Sobre la Oportunidad Social Com-
partida, enfocado en las pequefias y medianas empresas,18
y el president ha dicho que el didlogo national sobre la
RSE es "...reflexi6n de gran importancia en el pais, de la
que ahora hemos estado mis o menos ausentes y de la que
ya no podemos seguir ausentes [...] se exige en los acuer-
dos internacionales, como en el caso del Tratado de Libre
Comercio DR-CAFTA, con una clausula donde el pais se
compromete a respetar los principios de la Organizaci6n
Intemacional del Trabajo, la sindicalizaci6n, el derecho a
la negociaci6n colectiva, principios fundamentals de lo
que son las normas laborales y, tambien, el respeto a las


normas del medioambiente, como obligaci6n moral de las
empresas".19

Ni tan cerca que queme al santo
ni tan lejos que no lo alumbre
Debido a sus multiples contribuciones, la RSE tambidn re-
sulta de interns para otros actors ligados al desarrollo
sostenible. Las organizaciones no gubernamentales han
sido claves para impulsar el tema, al desarrollar esque-
mas institucionales y tecnicos para aplicar la estrategia
y operar una gran cantidad de programs de difusi6n,
incluyendo los dirigidos a los empresarios. Las entidades
acad6micas han ayudado a conformar el concept de RSE
-todavia en construcci6n- y estan formando a los recur-
sos humans que lo tendran que aplicar en las empresas.
Los organismos internacionales que trabajan con el desa-
rrollo estan contribuyendo con acuerdos y guias que sir-
ven de referencia a las practices de RSE (OIT, OCDE, OMC,
GATT, PNUD y otros).20















Las experiencias sefialan que el exito en el fomento de
la RSE se facility cuando todos los actors sociales adop-
tan sus principios, y mas ain cuando se concretan alian-
zas entire ellos, ya sean orgAnicas y gremiales, tActicas
(ONG) o de interns (comunidades locales, gobieros), entire
otras. Los blancos de las prActicas de la RSE no podrian
ser alcanzados si los socios de otros sectors no participa-
ran tambien bajo el amparo de principios 6ticos. Esto re-
sulta crucial para contribuir a la aceptaci6n y credibilidad
de la RSE, asi como tambi6n para enriquecer su prActica,
con las distintas experiencias que cada uno puede ofrecer.
No obstante, cada actor tiene una perspective diferente y
preocupaciones propias.
En nuestro pais, las organizaciones sin fines de lucro
han expresado que una buena parte del empresariado do-
minicano no conoce o no tiene interns en la RSE, y han
hecho un llamado al Estado para que la propicie soste-
niendo un ambiente macroecon6mico favorable y creando
mecanismos de incentives, tales como la eliminaci6n del
limited de las donaciones admisibles por ley; la exigencia
de transparencia, y el cumplimiento fiscal al sector em-
presarial, a fin de destinar mayores recursos a los progra-
mas sociales.21
El sector empresarial plantea, por su parte, que el pa-
pel principal, innegociable y fundamental de las empre-
sas es el de la creaci6n de empleos, aunque cumpla con
otros roles sociales; que existe una creciente conciencia
empresarial de que su progress estA intimamente ligado
al progress del pais; y que, ademas, su motivo para la ac-
ci6n no puede restringirse al Animo de general beneficios
individuals.
Para cumplir sus roles sociales, las empresas no necesi-
tan tanto de incentives, especialidades, ni privilegios, sino
de mejoras en el marco que propicia su competitividad y
el flujo de inversiones, incluyendo el fortalecimiento de la
democracia y el estado de derecho y la igualdad de con-
diciones con respect a otros paises, para incursionar en
los mercados internacionales.22 La ctipula del sector em-
presarial dominicano, el Consejo Nacional de la Empresa
Privada (CONEP), ejecut6 el primer program de apoyo a
la RSE en el pais y ha torado el liderazgo en la promo-
ci6n del tema.

Mas vale pajaro en mano
La Republica Dominicana ha adoptado un sinnumero de
models y esquemas, propuestos desde el exterior, para
acelerar su desarrollo pleno, pero la mayoria de ellos han


resultado como pijaros volando, con rumbo hacia otros
destinos. Sin que todavia se sepa cuin eficaz puede ser
para resolver grandes retos -por ser un concept aun en
construcci6n-, la RSE es un caso concrete de contribuci6n
al desarrollo, con resultados mensurables. Es portadora del
germen del nuevo liderazgo pilblico-privado que necesita
el mundo de hoy y ya ha demostrado tener multiples be-
neficios sociales, principalmente a escala local, que es el
ambito de acci6n mis pr6ximo para los individuos.
Si bien nuestro pais apenas estA dando sus primeros
pasos en el tema de la RSE, las reglas de juego del nuevo
orden mundial estan exigiendo grandes y acelerados cam-
bios en todos los Ambitos -social, econ6mico, politico,
ambiental, cultural, justicia-, y, a falta de otras propuestas
creibles, ya tiene un pajaro en la mano que precisamente
require, para florecer, los cambios que de todas formas
tendra que cumplimentar. La RSE es una estrategia com-
petitiva y tambien herramienta del desarrollo sostenible
que promete el 6xito cuando sus metas son compartidas
por todos los actors sociales, condici6n indispensable
para construir un proyecto de naci6n.

Mirtha Olivares es economist, con especialidad en planifica-
ci6n del desarrollo. Tiene experiencia de trabajo en 16 paises, bajo
contrato con organismos internacionales. Su trayectoria profesio-
nal es multisectorial; abarca las areas de microfinanzas, turismo,
responsabilidad social corporativa, cultural y sociedad civil. En los
6ltimos aios ha trabajando con todos los actors sociales: Gobier-
no, empresariado, :,r ri :ai:rIeI de la sociedad civil y organismos
de cooperaci6n international. Ha sido subsecretaria de Estado de
Turismo (1996-2000) y actualmente es director de la Fundaci6n
Brugal.

Notas
PNUD 2005, p.14.
2 ONU 2004, p.ll.
SPara mrs informaci6n sobre la cooperaci6n Sur-Sur, ver el in-
forme de la CEPAL sobre el seguimiento de los Objetivos de De-
sarrollo del Milenio, Recuadro VII.3, p. 262.
4 PNUD/CEPAL, 2004, p. 192.
5 Funglode, Palabras introductorias en la "Primera Conferencia
de RSE: Desarrollo Sostenible y Estrategia Competitiva", mayo
de 2005.
6 Gertsacov, 2001,


52 GLOBAl















7 Tomado de las notas manuscritas de Mirtha Olivares sobre la
"Evoluci6n de los vinculos empresa-comunidad", tema abordado
por Laurie Wilson, consultora de Benchmark, Estados Unidos,
en la actividad de capacitaci6n del Programa de Fomento de la
Inversi6n Social Empresarial/ PFISE, CONEP-BID, en agosto del
afio 2002.
8 De la Torre, 2002, .
9 BID 2003, p. 3, .
10 Para mds informaciones y datos sobre los fondos de inversi6n
de responsabilidad social (SRI),-ver .
" Olivares, 2001, p. 9.
12 CSR Europe/MORI 2000, .
13 Bancentral, 2004, .
14 Gertsacov, 2001, .
15 BID, 2003.
16 CEPAL, 2005, p. 274.
17 Pacto Mundial de las Naciones Unidas ( compact.org/>): C6digo de conduct para las grandes empresas,
lanzado por Kofi Annan, Secretario General, en 2000. Los nueve
principios de las Naciones Unidas para las empresas multina-
cionales y transnacionales incluyen propuestas sobre derechos
humans, derechos laborales y derechos ecol6gicos.
18 FUNGLODE, discurso de Andres van Der Horst Alvarez, direc-
tor ejecutivo del Programa Nacional de Competitividad, "Primera
Conferencia de RSE: Desarrollo Sostenible y Estrategia Competi-
tiva", mayo de 2005.
" FUNGLODE, palabras introductorias, "Primera Conferencia de
RSE: Desarrollo Sostenible y Estrategia Competitiva", mayo de
2005.
20 Algunos acuerdos y guias de los organismos intemaciona-
les son: el Pacto Global de la ONU, ya citado; Directrices de la
OCDE para las empresas multinacionales ( daf/investment/guidelines/>); Directrices de la OCDE para la go-
bernanza empresarial: normas y directrices sobre los derechos de
los accionistas y otras cuestiones de gobernanza, 1999 ( www.oecd.org/daf/governance/principles.htm>); Declaraci6n tri-
partita de la OIT sobre las empresas multinacionales y la political
social ( tridecl/index.htm>); otros en Codes of conduct ( desofconduct.org/>): sitio en la red que ofrece recursos iltiles a
los interesados en conocer el texto complete de diversos c6digos
de conduct y sus disposiciones, patrocinadores y efectos en las
prActicas empresariales.
21 FUNGLODE, discurso de Rosa Rita Alvarez, president de
Alianza ONG, "Primera Conferencia de RSE: Desarrollo Sosteni-
ble y Estrategia Competitiva", mayo de 2005.
22 FUNGLODE, discurso de Elena Viyella de Paliza, Presidenta


del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), "Primera
Conferencia de RSE: Desarrollo Sostenible y Estrategia Competi-
tiva", mayo de 2005.


Bibliografia
Banco Central de la Republica Dominicana, Estadisticas sobre el
Mercado de Trabajo 1991-2004, Santo Domingo, 2005.
Banco Interamericano de Desarrollo (BID), "Estrategias empre-
sariales de RSE", en Del Dicho al Hecho, II Conferencia de Res-
ponsabilidad Social Empresarial, relatorias, M6xico D.F., 2003.
.
Banco Interamericano de Desarrollo/Fondo Multilateral de In-
versiones (BID/FMI), Adopcidn de Responsabilidad Social Em-
presarial en pequefias y medianas empresas (TC 03-05-03-2),
Memorando de Donantes, Documento pfblico, 2003, www.iadb.org/csramericas/sections_sp/quienes.html>.
Comisi6n de las Comunidades Europeas (CE), Comunicacidn de
la Comisidn concerniente a la Responsabilidad Social Corporati-
va: Una contribucidn empresarial al desarrollo sostenible, COM
(2002) 347 final, Bruselas, 2 de julio de 2002.
Comisi6n Econ6mica para America Latina y el Caribe (CEPAL),
Objetivos de Desarrollo del Milenio: una mirada desde Amirica
Latina y el Caribe, Santiago de Chile, 10 de junior de 2005 (LC/
G.2331, Naciones Unidas).
De la Torre de la Piedra, Diego, Responsabilidad Social como
ventaja competitive, articulo no publicado, como material de
apoyo en la actividad de capacitaci6n del Programa de Fomento
de la Inversi6n Social Empresarial (PFISE), CONEP-BID, 2002.
Disponible en .
Gertsacov, Daniel, Responsabilidad Social Empresarial en las
Americas: Hacia un Movimiento Continental, Forum EMPRESA,
trabajo preparado para el Programa de Fomento de la Inversi6n
*Social Empresarial (PFISE), Santo Domingo, 16 de Octubre de
2001, .
Olivares, Mirtha, Estudio Base del Programa de Fomento de la
Inversidn Social Empresarial (PFISE), CONEP-BID, document
no publicado, 2003, .
Program de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), In-
forme Nacional de Desarrollo Humano, Repdblica Dominicana
2005, Santo Domingo, 2005.
Program de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), La
democracia en America Latina: hacia una democracia de ciuda-
danas y ciudadanos, 2a ed., Buenos Aires, Aguilar, Altea, Taurus,
Alfaguara, 2004.
Program de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Ob-
jetivos de Desarrollo del Milenio, Repdblica Dominicana 2004,
Santo Domingo, 2004.






















"TENEMOS REGIMENES
DE PARTIDO EUROPEOS, PERO UN SISTEMA
POLITICO NORTEAMERICANO;
YASI NO FUNCIONA."

Por Iban Campo
Ricardo Pascoe, ex embajador mexicano en Cuba y hombre
de trascendencia political en su pals, afirma que los sistemas
educativos y su renovaci6n son parte crucial y central de un.
proyecto integral de naci6n.


Fotos: Pedro Jaime Fernandez
















Ricardo Pascoe Pierce (Ciudad de Mexico, Mexico,
1949) tiene un discurso claro y sencillo: en Ame-
rica Latina las cosas no van a cambiar mientras
no se consigan establecer, desarrollar y respetar proyectos
de naci6n integrales. El professor de Ciencias Politicas y
Relaciones Internacionales de la Universidad Iberoameri-
cana, en la Ciudad de Mexico, cree que uno de los gran-
des problems politicos de nuestra region es contar con
partidos a la europea para un sistema a la norteamericana
y que asi las cosas no pueden funcionar bien. Sefiala que
los gobiernos de America Latina gobiernan en minorias y
reclama la existencia de mayorias de consenso para poder
salir adelante.

ZPor que Estados Unidos y Canada estin desarrollados
y los paises del resto de America no, salvo quiza alguna
otra excepci6n?
Creo que tiene que ver con la formaci6n del capitalism
en el mundo, c6mo se ha dado y los mecanismos e instru-
mentos que permiten el flujo de riquezas en determina-
das direcciones. Es una realidad hist6rica de la economic
del mundo con la que tenemos que vivir. Ahora, dicho
esto, no nos tenemos que quedar en su inevitabilidad,
sino plantear estrategias viables razonables, pero tambien
energicas, que den salida a la situaci6n. Hay suficientes
ejemplos en el mundo de paises que han sabido hacerlo, a
traves de la conjunci6n de political integrales.

Dos casos, Taiwan e Irlanda. Palabras claves: agendas
integrales y respeto a ellas, ino?
Si, justamente uno de los ejemplos es Irlanda, que es un
caso que no se ha estudiado con toda claridad. Tambien
agregaria el ejemplo de Nueva Zelanda, que ha sabido
estructurar una political integral de desarrollo. Alguien
me preguntaba: "zQu6 nichos de desarrollo existen para
la Repdblica Dominicana en el context de este acuerdo
de libre comercio?". Los nichos no existen; se hacen, se
crean, en atenci6n a las capacidades de catitalizaci6n, de
educaci6n. Y el sistema educativo y su renovaci6n es par-
te crucial y central de un proyecto integral.

Habla de aspects econ6micos. ZD6nde queda lo politi-
co?
Eso tiene que ver con el tema de la gobemabilidad de
nuestros paises, que se asocia a la historic socio-econ6mi-
ca. En general, al carecer de sistemas politicos que parten
de la idea de asegurar mayorias para la gobemabilidad,


result que estamos permanentemente gobernando con
gobiernos de minoria. Lula y Fox, por ejemplo, gobiernan
con una minoria. La dificultad para construir una agenda
es absolutamente real. En la condici6n de la confronta-
ci6n partidista, es un hecho que los partidos de oposici6n
no se conciben a si mismos como parte del sistema. In-
tegralmente, esto no opera. En America Latina tenemos
que discutir el tema de la gobernabilidad y el de asegurar
la construcci6n de gobiernos de una mayoria consensua-
da, no impuesta. Esta es la manera de construir agendas
viables a 15 6 20 afios, pactadas, independientemente de
quin las ejecute.

Pero los partidos parecen tener intereses que estan por
encima de una agenda national de aplicaci6n, indepen-
dientemente de quin est6 en el poder.
Ese es el problema. La idea de construir una agenda, de
hacer un proyecto de naci6n, se escucha en todos los pai-
ses como una ret6rica. Eso de "proyecto de naci6n" es
como un recurso ret6rico para enfrentar al otro.

ZC6mo se cambia eso?
Hay una necesidad de reforms del Estado, de los sistemas
politicos. La gran contradicci6n es 6sta: tenemos regime-
nes de partido europeos, pero un sistema politico norte-
americano; y asi no funciona. El sistema europeo significa
que los partidos operan como ejercitos. Si la direcci6n de-
cide que en el Parlamento se vota de una manera, todos
votan asi. Ese es el partido-ejercito, disciplinado, militan-
te... y no sirve en el sistema politico norteamericano. Una
vez que los diputados son elegidos en Estados Unidos, en
realidad votan como sea, dependiendo de sus intereses
particulares. En este sistema el partido no es ejercito, sino
partido-individuo. Por eso, no tenemos un sistema para
construir mayorias. Pactando una agenda tiene que haber
plena conciencia de partidos, dirigentes y sociedad de la
necesidad de exigir su pleno cumplimiento. Si esto no se
hace, es impossible salir del marasmo del desarrollo parcial
en el que estamos.

zY que nos queda? Porque hasta ahora no ha sido po-
sible.
Hacer conciencia del tema, tener una vision y empujar
desde todos los sectors para su construcci6n. Si los par-
tidos no se dan cuenta de esto, lo que si corremos es el
riesgo de empezar un process de descomposici6n o de
simple incorporaci6n al mercado domestico norteameri-















cano acriticamente, sin vela en el entierro, sin rumbo, sin
direcci6n, sin idea de para que nos servird eso. Algunos
se van a beneficiary y la mayoria no verd resueltos sus
problems.

Eso ocurre ahora: unos pocos se benefician de la situa-
ci6n y muchos van cada dia a peor.
Creo que ocurre eso, pero esa realidad tiene que obligar a
lideres de partidos, a los lideres de opinion, empresarios,
etcetera, a percatarse de que, si no hay una reform po-
litica integral que tome en cuenta el tema de la goberna-
bilidad para pactar proyectos de naci6n con mayorias, no
vamos a poder salir de esto.

ZQuien tiene que tirar del carro?
En principio tienen que ser los dirigentes politicos. Tienen
una gran responsabilidad.

LLos mismos que tenemos ahora o hay que esperar a
otra generaci6n?
La sociedad exige que estos o los que vienen respondan
a la realidad, que es esta: no hay gobernabilidad eficaz
en America Latina. La gobernabilidad eficaz no es el fas-
cismo, no es el autoritarismo, no es el populismo; es una
nueva convivencia democratic que tiene que basarse en
la construcci6n de mayorias reales y de los temas de los
que no hablamos. Hay que replantear el metodo: no dis-
cutir todo por debajo de la mesa, sino arriba de la mesa.
Por debajo de la mesa un gobierno puede planificar el
asesinato de un lider, pero otra cosa es discutir que se
esta pactando la future relaci6n de los paises, incluso en
terminos politicos, sin siquiera advertir piblicamente que
eso es asi y lo que se estA discutiendo. Prefiero la ruta di-
ficil de la Uni6n Europea, que es discutir todo arriba de la
mesa, enfrentar el tema, a lo que acontece en America La-
tina, por ejemplo, con los tratados de libre comercio, que
son comerciales, pero tambien profundamente politicos y
modifican de manera important la relaci6n political, las
estrategias de relaci6n e incluso las political exteriores de
los paises, y no lo estamos sintiendo. Y eso es parte del
error politico que cometemos en America Latina. Y eso es
un obsticulo para el desarrollo econ6mico: hacer las cosas
sin decir que las estas haciendo, no consensuar, sino, en
el fondo, imponer. Esto no genera ambientes de consensus
nacionales para ir adelante con un proyecto de desarrollo.
Asi, nuestro sistema politico se resisted a la posibilidad de
construir un proyecto national integral, que es la lnica


Republica Dominicana, su posici6n geogrifica
y el despertar de Cuba

La Republica Dominicana es privilegiada desde el
puuto de vista geopolitico, pero esto no se esta
aprovechando; Eso es lo que afirman muchos.
Ricardo Pascoe dice que dicha aserci6n tanibien
se la aplicaban a Mexico los proplos mexicanos.
"Cre6 que el tema no es tanto si la question geo-
grafica es una ventaja. Si uno esta exportando
una material prima desvalorizada en el mercado
mundial, cerca o lejos, no se saca veitaja".
Para el, la ventaja esti en saber encourrar ni-
chos. de producci6n que hagan de una economic
Sun engranaje competitive global. "nichos que. en
este caso, den la. posibilidad de diversificar las
ventas y no quedar s6lo atada a la econormia nor-
teamericana. Buscar otros mercados, en Mercosir,
en la Uni6n Europea, en Asia, ipor-que no! Tener
una political agresiva de diversificaci6n, me:parece
que es absolutainente fundamental y no caer en
la inercia de laIno diversificaci.6n otro error que-
hemos.cometido en Mexico".
Pascoe recuerda que, cuando su pais firm su
acuerdo de libre comercio con Estados Unidos,
"nuestro intercambio de bienes estaba en alrede-
dor del 700% de nuestras exportaciones. Hoy esta-
mos en 910,%. Hemos concentrado y eso hace que
nuestra economia national sea cada vez mas de-
pendiente de los vaivenes de la norteamericana, a
tal grado de que hoy estoy altamente preocupado
por el deficit de ese pais". A contiuuacion ahrma
que nuestro pais esta en condiciones de no come-
ter los errors que se cometieron en Mexico.
Mas alia de Mexico, tomando en cuenta que
Pascoe fue embajador nexicano en Cuba entire
diciembre de 2000 y octubre de 2002. la conver-
sacion obliga a poner sobre el tapete el "desper-
tar" de la isla mas grande del Caribe. "Con las
inversiones chinas, en cuatro o cinco afios Cuba
va a ser el principal productor y exportador de ni-
quel del mundo, por encima de Canada. Tambien
puede tener una industrial petrolera muy signifi-
cativa. Frente a eso, Pascoe cree que "la Repibli-
ca Dominicana tiene la necesidad y obligaci6n de
desarrollar su estrategia de nichos".


56 GLOBAL























































Ricardo Pascoe en la biblioteca de Funglode.

manera de enfrentar los impacts negatives de un tratado
de libre comercio.

Dentro de este context, jc6ino ve lo que muchos lla-
man el "giro a la izquierda" de America Latina? ZEs el
camino para alcanzar lo que usted comenta de agendas
integrales?
Siento que ese no es el tema. La idea de que existe ese
giro, conceptualmente, es initial porque no resuelve lo que
acontece en nuestro continent. For ejemplo, independien-
temente del giro que se de, el dato important en Suda-
merica es el Mercosur, no la ideologia de quien gobierna
Argentina, Brasil, Uruguay o Paraguay. Lo fundamental
es la consolidaci6n del Mercosur como un polo de mer-
cado muy important y dinimico en vias de expansion


y que da solidez en terminos econ6micos a los proyectos
de America del Sur. El tema no es quien gobierna, sino
las estrategias para consolidar ese proyecto regional del
Mercosur. Lula esti siendo mas criticado por la izquier-
da que por la derecha. Ha sacado adelante una profunda
reform del sistema de pensions que la derecha siempre
quiso hacer y no pudo lograr, y lo hace peleandose con
un sector de su partido. Tabar6 esta recibiendo ataques
de la izquierda del frente amplio, no de los blancos o de
los colorados. Yo no hablaria de giro a la izquierda, sino
de un giro hacia una nueva gobernabilidad, con nuevos
pactos sociales que pasan por estos partidos que tradicio-
nalmente son vistos como partidos de izquierda. Se trata
de un nuevo pacto, y eso es lo important.

Con esta "nueva gobernabilidad", .hay que ser optimis-
ta o no?
Yo quiero ser optimista, en primer lugar porque sigue la
16gica de los pactos regionales. Estos nuevos pactos no
estdn implicando que las sociedades se aislen, sino que
van al encuentro del mundo. Ahora bien, me preocuparia
que no fuesen capaces de construir, en efecto, un proyecto
de naci6n integral y de largo plazo. Estos nuevos pactos
tienen que servir para construir esos proyectos. Si no lo
logran, si se corre el riesgo de tener grandes dificultades
mis adelante. Los pactos sociales que hoy emergen pueden
resquebrajarse y, si eso ocurre, va a ser muy dificil cons-
truir nuevos mecanismos. No percibo por parte de estas
nuevas fuerzas emergentes, en estos pactos sociales entire
grupos populares tradicionales con grupos empresariales,
el desarrollo de crear un mecanismo de gobernabilidad de
largo plazo, que es reformar los sistemas para asegurar
mayorias consensuadas. Y quisiera que no fuera asi, pero
en la Republica Dominicana y Mexico, y en Brasil mas,
veo la fragmentaci6n del poder politico en grandes par-
tidos, no en dos, sino en tres o mas, y esa fragmentaci6n
del poder politico es un recetario para un sistema que no
funciona bajo el sistema norteamericano. Fox en Mexico
no ha podido sacar ninguna reform significativa adelan-
te por esto, y la percepci6n popular es que ha fracasado.

Iban Campo es periodista, licenciado por la Universidad de Na-
varra, Espaia. Ha trabajando en la redacci6n de Listin Diario como
reporter y editor. En el aio 2000 entr6 en el diario El Caribe, don-
de se desempei6 como editor general hasta septiembre de 2003,
cuando asumi6 la direcci6n de El1 il ['0[i corn. Actualmente es
director de Comunicaci6n de Funglode.










America Latina
PRIORIDAD PARA ESPANA

Por Manuel Guedan
El frente abierto contra los grupos de fanaticos terrorists islhmicos no puede
hacernos olvidar lo que debe ser la political exterior y de cooperaci6n de
Espaia: Am6rica Latina debe ser una constant prioridad porque lo es para
su economic y porque la eficacia de sus recursos humans y econ6micos sera
mayor si se priman los trabajos en esta region y se establece un compromise
para acompahar a los pueblos y a los gobiernos en el cumplimiento de los
Objetivos del Milenio.


El president espahol, Jos6 Luis Rodriguez Zapatero. (Imagen cedida por el diario espahol El Pais).
----. _.
-- -- ---


58 CGCAL














1 president espafiol, Jos6 Luis Rodriguez Zapate-
ro, en un articulo publicado en el nfimero 11 de la
revista Qu6rum, lo sintetiza asi: "El objetivo de la
comunidad iberoamericana debe ser que America Latina
cumpla con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, su-
perando las dramiticas cifras de 180 millones de series,
casi un tercio de los latinoamericanos, que viven en una
situaci6n de pobreza, y 60 millones en situaci6n de extre-
ma pobreza". Por eso, "America Latina continuard siendo
la region prioritaria de la cooperaci6n al desarrollo espa-
fiola".
Por su parte, la secretaria de Estado de Cooperaci6n,
Leire Pajin, en una comparecencia del 21 de octubre de
2004 ante la Comisi6n de Asuntos Exteriores del Senado,
decia que la prioridad geogrifica de la cooperaci6n espa-
fiola es America Latina, por razones hist6ricas, political
y culturales, y porque "desgraciadamente America Latina
no avanza suficientemente hacia el logro de los Objetivos
del Milenio: erradicar la pobreza y el hambre extrema...".
Y la secretaria de Estado se comprometi6 a acometer un
cambio important y profundo en las political de coope-
raci6n, hasta alcanzar el 0,33 por ciento del PIB en 2006.
Nuestra contribuci6n a la political de cooperaci6n de
la Uni6n Europea es important y puede ser mayor si
nuestro porcentaje de PBI, dedicado a la cooperaci6n, se
incrementa segin lo prometido. Y, por supuesto, nuestra
cooperaci6n bilateral con los paises mis pobres de Africa
y Asia debe aumentarse. Pero, hasta 2015, fecha marcada
para que se cumplan los Objetivos del Milenio (OMD), la
cooperaci6n espafiola debe mantener su apoyo prioritario
a America Latina e, incluso, incrementar el porcentaje de
la ayuda.
Esta decision political debe buscar un amplio consenso
social y ser bien explicada para que lo entienda la comu-
nidad international. S61o se puede entender que Espafia
mantenga unos altos porcentajes de su ayuda hacia ese
continent si esta decision esti respaldada por una arti-
culada, clara y eficaz political de cooperaci6n, en sintonia
con los Objetivos del Milenio.
DigAmoslo claramente: no se trata de ser menos soli-
darios con quienes no hablan nuestro idioma. Se trata de
repartir el trabajo entire los paises donantes, en aras de
una mayor eficacia.
La pobreza es, en este principio de siglo, una catis-
trofe permanent, que provoca a diario miles de muertos.
Como ha sefialado Jean Egeland, responsible de las Na-
ciones Unidas para asuntos humanitarios, "en Africa hay


un Tsunami permanent, que provoca la muerte de 3.000
nifios semanalmente, por enfermedades que se pueden
prevenir". La nave africana se hunde. La pobreza cr6nica
mantiene a 400 millones de africanos viviendo con menos
de un d6lar al dia, los mismos que, segun el PNUD, no
tienen acceso al agua potable. La principal responsabi-
lidad la tienen, obviamente, los gobiernos de los paises
afectados, pero la ayuda externa es imprescindible. Si re-
partimos las enormes tareas, seremos mis eficaces.
En la introducci6n del libro Pensar, crear, hacer una
political de cooperacidn espaiiola1 se afirma que America
Latina vive una situaci6n de riesgo y de urgencia, que
debe encarar la nueva Administraci6n espafola, seg6n
anunci6 el president del Gobierno, Jose Luis Rodriguez
Zapatero, en un discurso pronunciado en la reciente Cum-
bre Europa-America Latina Caribe.
Asi consta tambien en un manifesto de la reci6n crea-
da Red Eurolatinoamericana de Gobernabilidad para el
Desarrollo, auspiciada por el BID y de la que formaron
parte el Instituto de Estudios Iberoamericanos de Hambur-
go, el Instituto Nacional de Gobernabilidad de Catalufia
y el Centro de Estudios Mexicanos de la Universidad de
Oxford.
En dicho manifesto, firmado por los directors de
las tres entidades, Klaus Bodemer, Joan Prats y Laurence
Whitehead, se dice que America Latina lleg6 a la reciente
Cumbre Eurolatinoamericana "en una situaci6n sumamen-
te delicada. A pesar de sus avances y potencialidades es
una region en serio riesgo de ingobernabilidad political y
de desestructuraci6n social". Y afiade: "Europa debe ayu-
dar a America Latina a enfrentar su dura realidad: po-
breza, desigualdad, democracia de trabajosa viabilidad,
mercados incompletos y muy imperfectos, bajos niveles
de Estado de Derecho, altos niveles de corrupci6n... y debe
hacerlo acompafiando el esfuerzo de los pueblos y de los
gobiernos latinoamericanos, no s6lo por desplegar nuevas
political, sino por remover los fundamentos instituciona-
les de la economic y la political .

Desigualdad
Segin estos autores, la desigualdad se ha institucionali-
zado en America Latina, haciendo metastasis en el tejido
social. Es tal la gravedad del diagn6stico que "no habrA
desarrollo fire y duradero sin una reform institutional
profunda. El consenso de Washington -afade el manifies-
to- pretendi6 ser la hoja de ruta del desarrollo. Su apli-
caci6n s6lo exigia operadores politicos habilidosos [...] Lo














fundamental de la tarea correspondia a los tecnicos. Tras
su fracaso [...] ya no hay mapa de ruta cierto [...] Europa
puede y debe tomar la iniciativa de elaborar con los pai-
ses latinoamericanos un ambicioso e innovador plan de
cooperaci6n political .
Y aqui, a mi juicio, se abre una oportunidad para Es-
pafa, la de promover activamente un nueva agenda lati-
noamericana para el desarrollo, basada en la eficacia de
un mercado que no genere exclusion social, en la respon-
sabilidad macroecon6mica y en political que promuevan
la cohesi6n y combatan las raices de la cr6nica desigual-
dad latinoamericana. Esta propuesta debe ser la tarea cen-
tral de la cooperaci6n espafola en los pr6ximos afios. El
president Rodriguez Zapatero acaba de anunciar que las
empresas espafiolas estan en condiciones de iniciar una
segunda oleada de inversiones en Amirica Latina. Y es de
suponer que una region estabilizada, con gobiernos demo-
craticos, que doten de seguridad juridica a las inversiones
extranjeras y que compaginen el rigor macroecon6mico
con el firme compromise de combatir las desigualdades
sociales, responded tambien a los intereses de las multina-
cionales espafiolas. Por tanto, las empresas deben colabo-
rar con el Gobierno en el impulse de esa nueva political.

De la foto en las Azores
a las Naciones Unidas
Han pasado dos afos desde aquella famosa foto en las
Azores, donde aparecia Jose Maria Aznar acompafiado
de Bush, Blair y un invitado de piedra, el president de
Portugal. Sonreian los cuatro ante las cAmaras, mientras
anunciaban la invasion de Irak. Despues vendria la guerra,
las grandes manifestaciones pacifistas en todo Occidente,
el terrible atentado en Madrid y las elecciones espaiiolas,
en las que una ciudadania responsible quiso cambiar el
rumbo de la political espafola y dio el triunfo al socialist
Jos6 Luis Rodriguez Zapatero.
La political exterior espafiola dio un giro y su guerra no
rue ya contra Irak, sino por el consenso y contra el ham-
bre en el mundo. En enero de 2004, el secretario general
de Naciones Unidas, Kofi A. Annan, junto al president
brasileflo, Luiz Inacio Lula da Silva, el chileno Ricardo
Lagos y el frances Jacques Chirac, en una reuni6n de tuvo
lugar en Ginebra, trataron de situar la lucha contra el
hambre en el centro de la agenda international, cumplien-
do asi con el mandate de los Objetivos del Milenio y con
las iniciativas de la ONU. En esa reuni6n se lleg6 a un im-
portante acuerdo: la creaci6n de un grupo de trabajo para


la elaboraci6n de un document, con nuevos mecanismos
de cooperaci6n para luchar contra el hambre y la pobreza.
Los presidents, coincidiendo con el Grupo de Alto Nivel
de la ONU, calificaron la lucha contra el hambre de "vital
para la seguridad y la estabilidad" y prometieron unir sus
esfuerzos para tratar de paliarla. Ocho meses despues, el
president espahol se unia a esta iniciativa.
El grupo tecnico elabor6 un document, titulado "Me-
canismos innovadores para financial la lucha contra la
pobreza y el hambre", en el que se afirmaba que es im-
posible "seguir viviendo en un planet en el que mAs de
mil millones de personas estan privadas de un nivel de
vida minimamente digno", y afiadia que no existe ningu-
na justificaci6n para que persista el hambre y la miseria,
responsables de la propagaci6n de enfermedades, de la
degradaci6n del medio ambiente, de los desplazamientos
humans masivos, que disparan el gasto en armamento y
alimentan la inestabilidad political, perturban el comercio
y disminuyen el potential de los mercados.
En 1996, la Cumbre Mundial de la Alimentaci6n des-
tac6 la importancia del entorno politico, social y econ6-
mico para la erradicaci6n de la pobreza y del hambre en
el mundo y, cuatro afios despues, la comunidad interna-
cional se adhiri6 a los Objetivos del Milenio.
En el mismo espiritu de la declaraci6n del Milenio,
se pronunciaron la Conferencia Internacional para la Fi-
nanciaci6n del Desarrollo, celebrada en Monterrey, y la
Cumbre de Johannesburgo sobre el Desarrollo Sostenible,
ambas celebradas en el afio 2002. En estas dos cumbres
mundiales se destac6 la necesidad de construir una ver-
dadera asociaci6n para la consecuci6n de los Objetivos
del Milenio y se hizo un llamamiento a los paises en de-
sarrollo para que aumenten su AOD (Ayuda Oficial al De-
sarrollo).
El grupo de trabajo de la Cumbre contra el Hambre ha
insistido en que es imprescindible aumentar la ayuda para
cumplir los objetivos. "Los compromises estan sobre la
mesa -dicen- pero no los recursos necesarios".
En el period que va de 1999 a 2001 sufrieron desnu-
trici6n 842 millones de personas, de las que 798 millones
viven en los paises en desarrollo. S6lo en los paises de
renta media, entire los que se encuentran la mayoria de
los latinoamericanos, hay 280 millones de personas que
subsisten con menos de un d6lar diario y 870 millones
con menos de dos. Si comparamos estas cifras con las de
1990-1992, el nimero de personas que sufren desnutri-
ci6n descendi6 tan s6lo en 19 millones.


60 GLOBAL










































La secretaria de Estado de Cooperaci6n de Espaia, Leire Pajin. (Imagen cedida por el diario espahol El Pais).


Si persiste esta tendencia, Ilegaremos a 2015 con 600
millones de series humans en condiciones de pobreza y
extrema pobreza; Estos alarmantes datos han hecho que
se constituyera el grupo de presidents y la creaci6n de un
grupo de trabajo encargado de analizar los mecanismos
para incrementar los flujos de ayuda. Sus conclusions
fueron que 6stos tienen que venir de varias direcciones:
los planes de donaci6n voluntaria y otros mAs ambiciosos
y novedosos, que requieren una voluntad political s6lida
de gobiernos y organismos internacionales.
Los mecanismos propuestos por el grupo tecnico para
incrementar la AOD comparten ciertos principios bdsicos
de racionalizaci6n econ6mica:
Incrementar los recursos destinados a los paises en
vias de desarrollo y no sustituirlos por los recursos ya
existentes.
Proporcionar una ayuda stable y duradera.
Utilizar los canales de cooperaci6n ya existentes, bila-
terales y agencies multilaterales.
Disefiarlos como donaci6n, para evitar el crecimiento
de la deuda extera.
Manejarlos con transparencia, para aumentar la credi-
bilidad en los donantes.
Los ocho mecanismos propuestos por el grupo tecnico
son: 1) Imposici6n sobre las transacciones financieras; 2)


imposici6n sobre el comercio international de armas; 3)
facilidad de financiaci6n international (FF); 4) derechos
especiales de giro (EDG); 5) combatir la evasion fiscal y
los paraisos fiscales; 6) mejorar el uso de las remesas de
los emigrantes; 7) incrementar las aportaciones volunta-
rias a traves de las tarjetas de cr6dito; 8) aumentar los
fondos eticos o "la inversion socialmente responsible" y
la responsabilidad social de las empresas.
Con motive de la Asamblea General de la ONU, el 20
septiembre de 2004, se reunieron los cuatro presidents
para emitir la llamada Declaraci6n de Nueva York sobre la
Acci6n contra el Hambre y la Pobreza, en la que se inst6
"a la comunidad international a que estudie con aten-
ci6n el informed elaborado por el grupo tecnico, creado
en virtud de la declaraci6n de Ginebra del 30 de enero de
2004" y se pidi6 que el compromise de Ilegar a los 50,000
millones de d6lares anuales, necesarios para alcanzar los
objetivos en el afo 2015.

Europa, Estados Unidos y America Latina
Hace unos meses, el diario El Comercio de Quito reflexio-
naba sobre las razones que tiene Estados Unidos para
continuar interesandose por el desarrollo econ6mico y
social de America Latina, a pesar de la nueva coyuntura
international.2














El peri6dico analizaba que, en la reciente campafia
electoral norteamericana, se evidenci6 que, a pesar del 8%
de votantes hispanos, ninguno de los dos partidos prest6
en sus programs especial atenci6n a America Latina y, a
pesar de eso, El Comercio precisaba que es previsible que
Estados Unidos intensifique sus Tratados Bilaterales de
Libre Comercio porque sus mercados necesitan extender-
se hacia los paises en desarrollo. Esta circunstancia debe
ser aprovechada por los gobiernos latinoamericanos para
mejorar sus condiciones en el mercado de Estados Unidos
y exigir la abolici6n del proteccionismo en el gran pais
promoter del libre comercio.
A Estados Unidos, como a Europa, le interest una
Latinoamerica que progress equitativamente, que crezca
sostenidamente y que se integre en el comercio interna-
cional, porque todo ello favorecerA tambien su capacidad
de compras preferenciales y sus importaciones de bienes,
indispensables para su desarrollo.
Tambien a Estados Unidos y a Europa les conviene una
America Latina con ventas mejor distribuidas y que pon-
ga fin a los "guetos" de pobreza que rodean a las grandes
ciudades. El comisario europeo Christpher Patten afirma
que la cohesi6n social es uno de los problems mas agu-
dos de la region. "En una escala del 0 al 100 -afiade-,
en donde el 100 represent la desigualdad total, America
Latina se ubica en un 53,9, cifra bastante mas alta que el
promedio mundial (que es 38), incluyendo al continent
africano. De acuerdo con las cifras del Banco Mundial,
el 10% de la poblaci6n mAs rica de America Latina gana
el 48% del ingreso total, mientras que el 10% mAs pobre,
s6lo percibe el 1,60/%.
Y tal como ha sefalado el Banco Interamericano de
Desarrollo, si el ingreso de America Latina se distribuyera
como en el Sudeste AsiAtico, la pobreza en la region seria
hoy un quinto de lo que es':3
Patten concluye que America Latina no puede espe-
rar un crecimiento econ6mico sostenido si no incremen-
ta sensiblemente su cohesion social, y define "cohesi6n"
como la necesidad de compartir los frutos del progress y
favorecer a los marginados para que accedan a unos ser-
vicios piiblicos dignos, a una justicia equitativa y a una
adecuada seguridad social.
En la actualidad, nadie discute la correlaci6n existente
entire desigualdad y crecimiento. Una region en abierta
crisis econ6mica y con graves crisis de gobernabilidad
impide el cumplimiento de los OMD y contribute a la in-
seguridad international. Y, a pesar de eso, Estados Unidos


no presta la atenci6n debida a America Latina y en los
iltimos programs electorales de los Partidos Republica-
no y Dem6crata no se hacia referencia alguna. Los dos
candidates presidenciales, Busch y Kerry, no mencionaron
a America Latina en el debate de la Universidad de Mia-
mi, en Coral Gables, Florida, a pesar de que se centr6 en
asuntos de political exterior y de seguridad y de que se
celebr6 en un estado fuertemente latinizado.
En Estados Unidos viven 39.9 millones de latinos, cada
vez con mis peso politico y econ6mico. En una encuesta
elaborada por Zogby International para el Miami Herald,
en abril de 2004, se demostraba que el 520/% de los votan-
tes hispanos registrados consideraban que America Lati-
na era un asunto important para Estados Unidos. iQue
desagradable sorpresa se debieron llevar cuando vieron
que ninguno de los candidates hizo menci6n a su "patio
trasero"!

Peso propio
Y, sin embargo, America Latina tiene peso propio en Esta-
dos Unidos. Mexico, segin Donna Hrinak,4 antigua emba-
jadora de Estados Unidos en Brasil, Bolivia y la Rep6blica
Dominicana, es el segundo socio commercial de Norteame-
rica y, excluyendo a Mexico, America Central y del Sur,
tienen un volume de comercio con el Imperio superior
a todas las demAs regions del mundo. Brasil compra ya
casi tantos products norteamericanos como China, y Ar-
gentina mas que Rusia.
Hrinak sostiene que Bush debe dar un impulse a las
conversaciones sobre el libre comercio y al process de la
Cumbre de las Americas y propone que "seria una posibi-
lidad tomar ejemplo de la integraci6n europea y establecer
el tipo de fondo de desarrollo que existe en Europa, para
ayudar a las economies mAs d6biles y que 6stas se prepa-
ren para ser miembros de pleno derecho de una sociedad
parecida a la Uni6n Europea".
Hoy hay mAs democracies que nunca en Centroameri-
ca y America del Sur y existe el compromise, suscrito por
Estados Unidos, America Latina y el Caribe, en la Carta
Democratica de Lima del 11 de septiembre de 2001, de
mantenerlas y mejorar su calidad.
Todos los paises que forman parte del continent ame-
ricano deben contribuir a la gobernabilidad mundial,
fortaleciendo lo que se denomina "la institucionalidad
hemisf6rica'. A juicio de Jose Miguel Insulza,5 actual mi-
nistro de Interior de Chile, "adn no se ha sido capaz de
llegar al nivel de concertaci6n political que implique una


62 GCBAL
















verdadera asociaci6n". Estados Unidos discute sus puntos
de vista estrategicos en la OTAN y en otras sedes, nunca
en la OEA, e Insulza propone fortalecer esta organizaci6n
y convertirla en el centro de bisqueda y propuestas para
concretar la agenda hemisferica.

Hacer political
Lo que ocurri6 el 11 de septiembre en Nueva York fue
un crime contra la humanidad, como tambien lo fue lo
que ocurri6 en Madrid tres afios mas tarde, el 11 de mar-
zo de 2004. Durante la decada de los noventa, el mundo
vivi6 terrible masacres, auin mis masivas y mas crueles.
En Srebenica fueron masacrados ocho mil hombres y en
Ruanda fueron brutalmente asesinados cerca de un mill6n
de tutsis.
Todas fueron agresiones brutales, pero no todas me-
recieron el mismo tratamiento mediAtico. El atentado
contra la Torres Gemelas fue el mis televisado y los terro-
ristas consiguieron su objetivo: aumentar la inseguridad
en todo el mundo. Seg6n Mary Kaldor, la administraci6n
Bush, con su "guerra especticulo" y su "activismo military
global", tambien contribuy6 a incrementar la sensaci6n
de miedo.
Estados Unidos volvia a fortalecer y a extender su po-
der military. En el verano de 1993, Huntington public, en
la revista Foreign Affairs, su celebre articulo "The Clash of
Civilizations and the Remarking of World Order". Dos afios
mas tarde, el 9 de enero de 1995, Irving Kristol public el
libro Neoconservatism: The Autobiography of an Idea. A
mediados de ese mismo afio, se produjo el lanzamiento de
un nuevo semanario, al servicio de la ideologia neocon-
servadora: The Weekly Standard.
El 8 de julio de 1996 apareci6 un informed, titulado
A Clean Break: A New Strategy for Securing the Realm,
firmado por un conocido ide6logo y expert en relacio-
nes internacionales, vinculado a los equipos de Reagan y
Bush. En el propugnaba la invasion de Irak y poner fin al
regimen de Sadam Hussein. Y, el 3 dejunio de 1997, apa-
rece el influyente document "Project for a New American
Century" (PNAC), que se convirti6 en la principal plata-
forma ideol6gica de este movimiento politico. Al Qaeda
les dio s6lo el pretexto final para volver a la political del
"conmigo o contra mi".
Pero 6sta no puede ser la soluci6n. Si queremos cami-
nar por un mundo mas seguro, hay que persistir en es-
trategias diferentes al unilateralismo military. El terrorism
fundamentalist y las guerras-espectaculo se retroalimen-


tan y nos restan recursos para tender otros problems
muy series que tiene la humanidad: la lucha contra el
hambre, el analfabetismo y las enfermedades.
Se impone, junto con la acci6n de los gobiernos y de
los organismos internacionales, la intervenci6n de millo-
nes de ciudadanos, dispuestos a hacer political, entendien-
do 6sta como la preocupaci6n que tiene todo hombre libre
por solucionar los conflicts que le afectan y regular las
tensions. La political tiene que ser una prueba de liber-
tad creadora, de civilizaci6n, de "ciencia de las ciencias",
como la llam6 Arist6teles. No es un mal necesario. Es un
bien prictico, flexible y human -como dice Prats-, ne-
cesario en las sociedades con pluralidad de intereses. La
political no pretend solucionar todos los problems, ni
hacernos a todos felices, pero puede prestarnos la ayuda,
si no se envilece y se insensibiliza ante el sufrimiento hu-
mano y si permit que los dirigentes adopten comporta-
mientos no sujetos a las leyes.
En el mundo desarrollado ha crecido la sensaci6n de
inseguridad y en el subdesarrollado ha aumentado la zo-
zobra y la sensaci6n de que se les esta robando el future.
No soy muy optimista porque se que en este mundo sigue
siendo mis natural la indiferencia ante las atrocidades que
la rebeldia capaz de evitarlas. Pero algo habri que hacer
porque, como decia el peri6dico ingl6s The Guardian, "un
mundo sin optimism es un mundo peligroso".

Manuel Guedan es doctor en Ciencias Politicas y Sociologia por la
Universidad Complutense de Madrid. Actualmente es professor de la
Universidad de Alcala, en el area de Ciencia Politica y la Adminis-
traci6n y dirige una maestria en Gobernabilidad y Gesti6n POblica
en el Instituto Universitario de Investigaci6n Ortega y Gasset. Ade-
mas, es director del Centro de Iniciativas de Cooperaci6n al Desa-
rrollo de la Universidad de Alcala y de la revista Qudrum. Es autor
de various libros.

Notas
SGuedan, Manuel, Pensar, crear, hacer una political de
cooperacidn espaiiola, Trama Editorial, Madrid, 2004.
2 Diario El Comercio, Martes 9 de noviembre de 2004,
Pag. 12.
3 Patten, Christopher, Pr6logo al libro ZDemocracia con
,.illlJ..i?, IIG, Barcelona, 2004.
4 Hrinak, Donna, Foreing Affairs, Volumen V, Mexico,
2005.
5 Insulza, Jos6 Miguel, Foreign Affairs, Volumen V,
Mexico, 2005.























FUNGLODE

FUNDACION GLOBAL
DEMOCRACIA Y DESARROLLO


















Building Strategic Partnerships
for Development: Dominican Republic
New York State


Publicaciones FUNGLODE

La Fundaci6n Global Democracia y Desarrollo apoyando su rol de investigaci6n, analisis,
producci6n y difusi6n del conocimiento, present a la sociedad national e international
su acervo editorial, resultados de investigaciones, proyectos, actividades y trabajos
realizados por grupos profesionales de la instituci6n e instituciones aliadas.



NUEVAS PUBLICACIONES:


Literature dominicana en los Estados
Unldos, historic y trayectoria de la
diaspora intellectual. Franklin Gutierrez.
Marianela Medrano. HectorAmarante y Pedro
Antonio Vaidez, 2004.


Identidad y Proyecto de Nacion
Josefina Zaiter, Federico Henriquez
Gratereaux, Leon David y Manuel
Meceiras Fafian Prologo de David
Alvarez Martin, 2004.


PUBLICACIONES ANTERIORES:


Las zonas francas en el Siglo XXI:
opciones estrat6gicas para
competir globalmente
Maria Elizabeth Rodriguez,2004.


Republica Domlnlcana:
estrategia naclional de
dearrollo y competltlvldad.
Joaquin Vial Pr6logo de Jeffrey
Sachs. 2004.


IL


Encuesta sobre habitos
de lecture en Republica
Dominicana, 2003





La construccl6n de una
alianza estrat6gica-
Republica Dominicana -
Estado de la Florida. 2002.


El petr6leo y su Incidencla en la
economla y el desarrollo de la
Repiblica Dominicana, 2003.


R


Industries Culturales: retos
para el desarrollo cultural.
Carlos Santos, 2004.


Una camara testigo de la
historla: el recorrido
domlnlcano de un cronista
Sextranjero 1951-1966.
Bernard Diederich, 2003.


La Republica Dominlcana:
preparacl6n para el mundo
Interconectado. Geoffrey
Kirkman, 2004.




Islam, terrorism y los
conflicts del Medio Oriente,
Gema Martin Muloz, Waleed
Saled Alkalifa 2003.


Democracia en el siglo XXI:
experienclas y desafios de
Iberoamirlca, 2002.


PUBLICACIONES PERIODICAS


Foreign Policy, en espahol, 2004.
Madrid : Fundaci6n para las
Relaciones Internacionales y el
DiAlogo Exterior (FRIDE).

Foreign Policy es la revista mas
reconocida sobre political,
economies, e ideas globales. Su misi6n
es difundir la dinamica del mundo
international, en particular, como el
process de integraci6n global esta
reformando las naciones, instituciones,
cultures, y, fundamentalmente,
nuestro diario vivir.


AIR

..a5 e..Uwq.
r-le


Foreign Affairs en espafiol.
2004. M6xico: Instituto
Tecnologico Aut6nomo de
Mexico (ITAM).

Cada numero consiste de
trabajos originales escritos
especialmente para esta revista,
y con artaculos publicados en
numerous recientes de Foreign
Affairs traducidos al espafol.


Iii I I t I


snLlu aiur
ML E'nrdi-





Informe especial


EL ESTADO
Y LA DIASPORA DOMINICANA:
UNA PRODUCTIVE ALIANZA
Por Maria Elizabeth Rodrfguez







Informe ,.: l


Uno de los signos distintivos del mundo de hoy son [as alianzas globales. En este
sentido, quiza una de Las coaliciones mas productivas es La que se establece en-
tre un pais y su diaspora. Con el objetivo de revertir ahos de indiferencia hacia
la comunidad dominicana resident en el exterior, [a Fundaci6n Global Democra-
cia y Desarrollo (Funglode), bajo et liderazgo del doctor Leonel Fernandez, ini-
ci6 en 2001 los proyectos Diaspora y Desarrollo, que, ejecutados manoo a mano"
con este grupo social, ofrecen un diagn6stico de esta realidad dominicana, asi
como una series de recomendaciones de political publicas y un plan de acci6n
con propuestas de programs de colaboraci6n e intercambios.
Estos trabajos han servido de base para poner en march la estructura que
actualmente desarrolla el Gobierno a trav6s de los Consejos Consultivos de los
Dominicanos en el Exterior. Con estos organismos se ha iniciado el process para
institucionalizar una relaci6n mas estrecha entire el Estado dominicano y su pue-
blo en el exterior.
Funglode, como think tank, at igual que un sinnimero de organizaciones no
gubernamentales en Estados Unidos, sirve de apoyo a estas iniciativas.
Este texto persigue various objetivos. Primero, ofrecer un analisis de la histo-
ria reciente de to que ha sido la relaci6n institutional entire el Estado domini-
cano y la diaspora. Segundo, informar sobre las nuevas iniciativas del Gobierno
dominicano a favor de su comunidad en el exterior. Y, finalmente, compartir la
experiencia de los proyectos Diaspora y Desarrollo de Funglode para lograr una
relaci6n sustentable entire la diaspora y el desarrollo del pais.

,elacio i-sti.ciolI entire el Estado dominicano y su diaspora:
"Derechos y leberes en el exilio"
Al analizar los esfuerzos realizados por el Gobierno dominicano para vincularse
con sus ciudadanos establecidos en el exterior, hay que tomar en cuenta que el
fen6meno de la migraci6n dominicana es relativamente reciente. En efecto, fue
en los anos setenta cuando se produjo un flujo migratorio significativo hacia los
Estados Unidos, Espafa y otros paises. Aunque tambi6n es reciente la incorpo-
raci6n de la comunidad dominicana a Las sociedades receptors, sus logros son
notables y reflejan una positive contribuci6n a la misma. Pero debe quedar claro
que ese 6xito ha dependido esencialmente del meritorio esfuerzo de la comuni-
dad y que poco ha sido el respaldo recibido desde por el Estado.
El dinamismo politico de la comunidad dominicana en La sociedad receptora,
su active participaci6n en La vida diaria del pais y su insistencia en exigir dere-
chos politicos y civicos en la Republica Dominicana han obligado at Gobierno a
proponer y adoptar cierto numero de [eyes que garanticen derechos ciudadanos
y servicios a los dominicanos que viven en el exterior. Asi, comenzando el siglo
XXI, el gobierno dominicano ha puesto en practice varias iniciativas para in-
corporar formalmente a aquellos compatriotas que resident fuera del territorio
national.
En este sentido, las decisions legales mas significativas a favor de La dias-
pora han sido la aprobaci6n de la double ciudadania y el derecho at voto en las
elecciones presidenciales. El derecho a la double ciudadania ha quedado recono-
cido en el parrafo IV, 4to. considerando del Articulo 11 de la Constituci6n domi-
nicana, mientras que la Ley Electoral 275-97, ratificada el 21 de diciembre de














1997, en sus articulos 82 a 85, autoriza a los dominicanos residents fuera del
pais a votar en Las elecciones presidenciales.
Debido a to costoso y complicado que es el process de organizer elecciones
en otro pais, esta participaci6n s6lo fue finalmente possible en los ultimos comi-
cios de 2004.
Antes de la oficializaci6n de la double ciudadania, Lo comin era que muchos
dominicanos vacilaran a la hora de convertirse en ciudadanos norteamericanos,
por temor a ser considerados "traidores a la patria". Una vez superada esta
restricci6n emocional, muchos han optado por dar el paso, para asi poder fa-
vorecerse de los derechos y beneficios propios de quienes poseen la ciudadania
norteamericana, sin tener que sacrificar su herencia cultural ni lealtad a su na-
ci6n de origen.
La Tabla 1 muestra que ha crecido significativamente el numero de domini-
canos que se han hecho ciudadanos norteamericanos una vez que fue puesta en
march la citada Ley. Aqui es important resaltar que s6to en 1996, fecha de su
promulgaci6n, el crecimiento fue de un 200% con retaci6n at afo anterior.

Tabla 1. Dominicanos naturalizados norteamericanos, 1994-2003


Pais 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003

Republica 11,390 9,999 29,459 21,092 11,906 23,089 25,176 15,010 15,591 12,627
Dominicana
Fuente: U.S. Citizen and Immigration Services.

Varios studios realizados en otros paises indican que, en general, et numero
de votantes registrados y que efectivamente ejercen el voto fuera de su pais es
bajo. Segun datos de la Junta Central Electoral dominicana, en las elecciones
presidenciates de 2004, el voto en el exterior, particularmente en Estados Uni-
dos, signific6 apenas un 0.7% del total general (ver Tabla 2). Sin embargo, es
important resaltar que la participaci6n entire los electores dominicanos regis-
trados para votar fuera del pais fue muy atta, similar a la participaci6n dentro
del pais (72%).

Tabla 2. Analisis comparative de las elecciones presidenciales dominicanas de 2004

Ciudad/Estado Registrados Votos Por ciento

Boston 4,202 3,536 84.15%

Miami 2,399 1,776 74.03%

Nueva Jersey 6,418 4,502 70.03%

Nueva York 24,343 16,608 68.22%0

Total EE.UU. 37,362 26,422 70.7%

Total R.D. 5,020,703 3,656,850 72.85%
Fuente: Junta Central Electoral.














En to que se refiere at apoyo institutional, durante el mandate del president
Hip6lito Mejia (2000-2004) se hizo et intent de crear una Secretaria para los
dominicanos en el exterior, pero el Congreso no la aprob6. EL president Mejia
termin6 por crear, mediante decreto, una Oficina de Ultramar que, segun una
opinion generalizada, ni funcion6 ni produjo los cambios prometidos. Por otro
Lado, existe hace largo tiempo la Unidad de Gestiones Dominicanas en el Exte-
rior, adscrita at departamento consular de la Secretaria de Relaciones Exterio-
res, cuya misi6n es La de prestar asistencia y protecci6n a los dominicanos que
viven en el exterior, pero en La practice el trabajo de esta oficina, asi como et
de los consulados, consiste en tratar problems administrativos.
Pese a que Los consulados general recursos considerable, muy pocos se utili-
zan para invertirlos a favor de la comunidad que sirven. Por el contrario, la nor-
ma ha sido que los consulados cobren altas sumas por los servicios que ofrecen,
y con criterios poco visionaries.
Hay otras Leyes y ayudas institucionates, entire ellas algunas ventajas aduana-
les, como la exenci6n de impuestos para dominicanos residents en el exterior
por un valor de hasta 1,000 d6tares durante el period de Navidad (del 1 de
diciembre at 7 de enero), garantizada por la Ley 9-96, ratificada en 1996. Igual-
mente, el Articulo 13 de la Ley 146-00, del 27 de diciembre de 2000, facilita el
retorno de los nacionates residents en el extranjero, at permitirles la importa-
ci6n de sus bienes sin pago de impuestos. Asimismo, La Ley 168, promulgada en
1977, durante la Presidencia de Joaquin Balaguer, permit a quienes retornan
importar un vehiculo sin pago de impuestos. Tambien ha habido oportunidades
para que quienes resident fuera puedan tener acceso a viviendas asequibles y
subsidiadas por el Gobierno.
Segun el Articulo 37 de la Ley 87-01, Los ciudadanos dominicanos que viven
fuera del pais conservan el derecho a ser parte del sistema de seguridad social
de la Republica Dominicana. Tambien pueden transferir fondos at sistema finan-
ciero a travys de una agencia de envio de dinero o de una sucursal de cualquiera
de Las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) vinculadas a los principals
bancos.
Otra de Las iniciativas del Gobierno dominicano ha sido el establecimiento de
instituciones culturates en los Estados Unidos, como la Casa de la Cultura Domi-
nicana, ubicada desde 1985 en Nueva York. El gobierno tambien cre6 reciente-
mente la posici6n de Comisionado de Asuntos Culturates, con La responsabilidad
de todos los events y programs culturales en los Estados Unidos, e incluso de
La Casa de la Cultura Dominicana. Igualmente, los principales partidos politicos
dominicanos tienen representaciones en las urbes con poblaci6n criolla signi-
ficativa. Ademas, estas ciudades son testigo de manifestaciones political, asi
como una important fuente para nuevos miembros y recursos financieros para
las campahas. Esto convierte a estas ciudades en importantes y atractivas plazas
para los politicos.
Una fuente de inquietud para muchos en los Estados Unidos es et activismo
de los dominicanos en La poLitica del pais de origen. Hay quienes piensan que
esto puede ser un obstaculo o "desconcentraci6n" en su participaci6n political
en los Estados Unidos. Sin embargo, La realidad es que aunque haya un numero
creciente de dominicanos ocupando posiciones electas y de influencia en los













Estados Unidos, una buena parte de la comunidad sigue conservando fuertes
lazos con la political dominicana. Y no hay por que sacrificar una por otra; at
contrario, 6stas se complementan y debemos celebrar el hecho de que nuestra
comunidad sea field a su patria, a fin de cuentas a sus familiares, y que ejerzan
sus derechos y deberes en su lucha por et poder politico e incidencia en ambas
tocatidades. Esto da paso at ciudadano transnacional, y por que no? Y mas cuan-
do dependemos demasiado de dichas sociedades receptoras.
El pr6ximo paso important en el frente politico para la diaspora dominicana
sera la conquista del derecho a representaci6n congresual. El president Fer-
nandez ha mencionado que respaldaria una modificaci6n de la Constituci6n para
que et derecho "a elegir y ser etegibles" -ya contenido en el Articulo 13-, a
favor de los dominicanos que viven fuera del pais, se extienda at cuerpo legisla-
tivo. Debemos entonces estimular un debate trasnacional sobre el tema.

Revertir la indiferencia hacia la diaspora dominicana
El entusiasmo del Gobierno dominicano por que los ciudadanos que viven en el
exterior gocen de todas sus prerrogativas, mediante el otorgamiento de dere-
chos y protecci6n de sus intereses, ha tenido sus attas y bajas. Por eso merece
destacarse la reciente creaci6n de un Consejo Consultivo de los Dominicanos en
el Exterior en cada estado (Estados Unidos) y pais con pobtaciones significativas
de criollos. Hasta et moment, se han juramentado los Consejos Consultivos de
Nueva York, Nueva Jersey, La Florida y Espaia. Pr6ximamente to haran los de
Massachusetts y Francia.
Se trata de una iniciativa del Estado dominicano que busca establecer una
relaci6n institucional y sostenible con la diaspora. Es una forma de reconocer
oficialmente el valor indispensable de la diaspora en La economic y sociedad do-
minicana, y at mismo tiempo crear un mecanismo confiable por donde canalizar
su colaboraci6n, inquietudes, intereses, necesidades y experiencias.
Este nuevo 6rgano ha incitado curiosidad, suspicacia, confusion, pero sobre
todo esperanza. Esperanza y alivio porque finalmente et Estado -y ojala que
pronto la sociedad- ha tornado conciencia de su importancia y ha decidido sim-
plemente reconocer su lucha en un pais extraio. Se espera que estos Consejos
hagan su aporte a la organizaci6n y unificaci6n de los dominicanos en el exte-
rior, donde quiera que se encuentren, para fines de fortatecerse y contribuir at
desarrollo del pais de forma mas efectiva y sistematica.
La realidad es que el process de creaci6n de los Consejos Consultivos esta
garantizado, porque la estructura, los reglamentos y las normas salen del mismo
seno de la comunidad dominicana en el exterior, que de forma honorifica parti-
cipa con su tiempo, ideas y esfuerzos para la implementaci6n sostenible de los
mismos.
Quizas to mejor de los Consejos Consultivos es que son democraticos y plu-
rates en el sentido de que la membresia esta abierta a todo aquel que quiera
aportar a su comunidad, sea en Nueva York, Nueva Jersey, Massachussets, Ma-
drid, o bien en su pais de origen. Porque a fin de cuentas, estos proyectos tienen
tambi6n como objetivo ofrecer a la diaspora un apoyo institucionat y official que
quizas no tenga. Y la verdad es que el impact potential que tiene una diaspora
organizada y clara en sus objetivos es incalculable.














El aporte de Funglode al debate de la diaspora
Podriamos decir que el origen de estos Consejos Consultivos de los Dominicanos
en el Exterior se encuentra en el seno de los proyectos Diaspora y Desarrollo de
la Fundaci6n Global. La vision de incorporar activamente a los dominicanos del
exterior a un plan national de desarrollo fue del president Leonel Fernandez,
quien desde Funglode inici6 estos proyectos con La diaspora. Ahora, los Consejos
Consultivos se ha creando con el objetivo original de dare seguimiento a los
resultados de estas investigaciones.
Y muchos se preguntaran: Y por que no se hizo durante el primer gobierno
del president Fernandez?". Simplemente, porque no existia ni La investigaci6n,
ni el analisis, ni el plan de acci6n para hacerlo. Y esto es precisamente Lo que se
logr6 gracias a Funglode.
La publicaci6n Construyendo Alianzas Estrategicas para el Desarrollo: RepD-
blica Dominicana-Estado de Nueva York recoge los resultados de estos proyectos
de investigaci6n con La diaspora. ELaborados por la misma comunidad dominica-
na de Nueva York, estos studios, ensayos y planes de acci6n con recomendacio-
nes de political piblicas y propuestas de proyectos se trabajaron en Las areas
de migraci6n y fuerza laboral; salud; educaci6n; desarrotlo cultural; desarrollo
econ6mico; remesas; ciencia y tecnologia; deportes; participaci6n civica y desa-
rrollo de liderazgo. Previamente, se publicaron trabajos con similares objetivos
para la Florida bajo el titulo de La Construcci6n de una Alianza Estrat6gica:
Republica Dominicana-Estado de la Florida.
Estas investigaciones parten del principio de que sin un diagn6stico de La
realidad dominicana no se puede ejecutar un plan de acci6n sostenible y con
criterio. En este sentido, estos proyectos se elaboraran sin recetas, es decir, se
adaptaran a la realidad particular de cada localidad. Ya estan en ejecuci6n Los
task forces o grupos de trabajo de Nueva Jersey, Massachussets/Nueva Inglate-
rra, Espaia y, pr6ximamente, Puerto Rico.
Dice el doctor Leonel Fernandez en el pr6logo de Construyendo Alianzas Es-
trategicas para el Desarrollo: "Teniendo La Republica Dominicana mas de un
mill6n de nacionales en el exterior, es decir, cerca del 10 por ciento de su po-
blaci6n, la mayor parte de ella en Los Estados Unidos, y, de manera especial, en
Nueva York, resultaba pertinente hacer algunas indagatorias acerca de c6mo vin-
cular esa poblaci6n en el exterior con las aspiraciones nacionales de desarrollo
y de progress". Hoy en dia, estos proyectos han concitado La curiosidad de los
academicos y politicos estadounidenses y de la propia comunidad dominicana,
que los ha recibido con beneplacito. Realmente ha sido increible el entusiasmo
mostrado por to dominicanos en el exterior y su afan por contribuir at desarro-
tlo del pais a traves de Las realizaciones de investigaciones, colaboraciones en
proyectos de intercambio y organizaci6n de seminarios, entire otros; claro, sin
perder de vista sus necesidades particulares y legitimas.

,Y cuales son los retos a enf-nni:ar?
En el coraz6n de estos proyectos esta la pregunta: ZC6mo logramos aumentar y
acceder at potential de nuestro capital human en el exterior? La realidad sigue
siendo que muchos continuan emigrando en busca de mejores oportunidades














en el exterior. Pero tambi6n es cierto que podemos brindarles oportunidades
interesantes a los dominicanos que resident en el exterior que quieran regresar
por un tiempo corto o largo at pais. Con este fin, tenemos en ejecuci6n dos pro-
yectos en la Fundaci6n Global. El Dominican Who's Who, un brain gain network,
el cual busca revertir el process de escape de cerebros a trav6s de la creaci6n
de un directorio de profesionales y personalidades en el exterior www.domini-
canwhoswho.org; y el Dominicorp, una especie de cuerpo de paz dominicano.
El primer proyecto pretend canalizar conocimientos y experiencias y faci-
litar el access a Las Iltimas tecnologias de los dominicanos residents en el ex-
terior que estan interesados en servir a su pais a trav6s de pasantias, asesorias
y otros tipos de intercambios. El segundo procura la creaci6n de oportunidades,
tanto para j6venes residents en el exterior como en el pais, para trabajar en
areas como la educaci6n o el medio ambiente. Aunque ambas estructuras se
estudian y elaboran en La Fundaci6n Global, esperamos aunar esfuerzos para
implementar dichos proyectos en colaboraci6n con el sector public y las ONG,
en el pais y en Estados Unidos.

Otros retos
Existen otros retos quiza hasta mas urgentes. Por ejemplo, en el area de reme-
sas: _C6mo logramos mantener los niveles actuates?
De acuerdo con las cifras del Banco Central de la Republica Dominicana, en
el afo 2004 las remesas representaron 2,230 millones de d6lares, mas de un 8%
del Producto Interno Bruto (PIB).
ZC6mo enfrentamos [a realidad de que Las segundas, terceras y demas gene-
raciones se desvinculardn del compromise de enviar remesas a sus familiares?
iC6mo canalizamos sus recursos y ahorros a trav6s de oportunidades de inversio-
nes creativas, atractivas y confiables?
En el tema de comercio, cc6mo logramos finalmente aprovechar las opor-
tunidades ofrecidas por los tratados de libre comercio?, c6mo logramos cons-
truir una estructura firme de canales de comunicaci6n con el fin de reducir las
asimetrias de informaci6n, eliminar las barreras at comercio tanto extranjeras
como nativas, y nos enfocamos en capacitar tecnicamente a nuestra gente para
exportar competitivamente?
Aparte de tener un important mercado 6tnico en Nueva York, tambien goza-
mos de significativas redes comerciales, como la Asociaci6n de Supermercados
(NSA), quienes estiman que unos 400 supermercados son propiedad de dominica-
nos; la Asociaci6n de Bodegueros (ASOBEU), cuyos calculos arrojan que mas de
un 50% de Las bodegas/colmados -es decir, aproximadamente 6,500- pertene-
cen a dominicanos; ademas de la Asociaci6n de los Dominicanos en Wall Street
(DOWS), con experiencia incalculable sobre la informaci6n de mercados de ca-
pitales. Tenemos un sinnumero de asociaciones profesionales y gremios, todos
dispuestos y capaces de contribuir al desarrollo de los dominicanos tanto en los
Estados Unidos como en el pais. Y podemos decir que asi mismo sucede en todas
las urbes donde existen un numero significant de dominicanos.
En el frente politico, tenemos el reto de organizer nuestra poblaci6n crecien-
te en Estados Unidos y en los demas paises con el fin de tener mayor influencia
political en todos los niveles.














En to tecno[6gico, cc6mo aumentamos y facilitamos mayores y mejores nive-
les de transferias tecnol6gicas?
En fin, uno de los retos mas elementales es c6mo coordinar, facilitar y cana-
lizar de mejor forma todas estas colaboraciones e intereses.
Son muchos retos; y no ha sido ni sera facil. Como bien sabemos, lograr algun
consenso entire mas de dos dominicanos es de por si un reto, pero la verdad es
que ha valido la pena el esfuerzo realizado y el tiempo invertido en estos pro-
yectos. Indudablemente que no to hemos hecho solos. Hemos recibido ayuda de
una lista interminable de muchos de los agents comprometidos con la comuni-
dad dominicana en el exterior.

En conclusion
Esperamos que la poca institucionalidad en La relaci6n entire el Estado y la so-
ciedad dominicana sea cosa del pasado, y que demos paso a una estructura
organizada que permit un flujo constant, sistematico y dinamico con nuestros
hermanos en el exterior. Esperamos que este trabajo haya brindado una mejor
idea de la importancia y el potential de los dominicanos en el exterior, los cua-
les finalmente tienen un president, tambien de la diaspora, que los tiene en su
agenda como prioritarios.
En La Fundaci6n Global tenemos claro nuestro rol como facilitadores en el
process de formalizar y mejorar los canales de comunicaci6n entire la diaspora y
el pais, con el fin de aumentar potencialmente los beneficios socioecon6micos,
politicos, tecnol6gicos y culturales, entire otros. Igualmente, estamos compro-
metidos con La vision de nuestro president honorario, de invitar a los miembros
de la diaspora para que sean nuestros mejores aliados, con el fin de crear me-
jores oportunidades para todos los dominicanos tanto en el exterior como en La
Repiblica Dominicana, y de esta manera contribuir a un desarrollo mas integro
y sustentable.

Maria Elizabeth Rodriguez es director de Proyectos de Funglode. Es licenciada en Relaciones Internaciona-
les y Literatura Espanola por el Manhattan College de Nueva Cork y tiene una Maestria ,l.1iL)l en The Fletcher
School of Law and Diplomacy con especializaci6n en Comercio Internacional y Derecho y Desarrollo. Ha editado
varies libros, incluyendo las versions en ingles y espaiol de la obra Construyendo Alianzas Estrategicas para
el Desarrollo: Republica Dominicana Estado de Nueva Cork. Es autora de Las Zonas Francas en el Siglo XXI:
Opciones Estratigicas para Competir Globalmente.

Bibliografia / Referencias
Banco Central de la Reptblica Dominicana, .
Comisi6n Presidencial para la Reforma y Modernizaci6n del Estado, Seminar el Voto de los Do-
minicanos en el Exterior, Repblica Dominicana, Editora Buho, 2000.
C'onstitucidn Politica de la Republica Dominicana, 2002, Constitutions/DomRep/domrep02.html>.
Direcci6n General de Aduanas, .
Emam-Zade, Frederic, ed. La Construccion de una Alianza Estrat gica-Republica Dominica-
na-Estado de la Florida, Fundaci6n Global Democracia y Desarrollo, Repdblica Dominicana,
Editora Corripio, 2002.
Junta Central Electoral, .

















Ley Electoral 275-97 de la Repiblica Dominicana, :-., c:l-..r IrI,lil4titulo ll>.
Rodriguez, Maria E., y Ramona Hernindez, eds. Building Strategic Partnerships for Develop-
ment: Dominican Republic- New York State, Fundaci6n Global Democracia y Desarrollo, Repi-
blica Dominicana, Editora Corripio, 2004.
Rodriguez, Maria E., y Ramona Hernandez, eds. Construyendo Alianzas Estrathgicas para el
Desarrollo: Reptiblica Dominicana-Estado de Nueva York, Fundaci6n Global Democracia y De-
sarrollo, Repiblica Dominicana, Editora Corripio, 2005.
Secretaria de Estado de Relaciones Exteriores, Las Normas y Prdcticas Consulares, Repiblica
Dominicana, Editora Corripio, 2000.
Secretaria de Estado de Relaciones Exteriores (SEREX), tiones consulares.htm>.
Superintendencia de Pensiones de la Replblica Dominicana, mentos/ley.pdf>.
United States Citizen and Immigration Services, Immigration Statistics on Naturalization,
.
Pagina de Univision en Internet. "Buenas Noticias para los dominicanos en NY, Reducen coste
de servicios consulares", .
Vega, Bernardo, Diario de una misidn en l\uh,,liii',., Santo Domingo, Repuiblica Dominicana,
Fundaci6n Cultural Dominicana, 2002.
































. FUNGLODE
FUNDACION GLOBAL
DEMOCRACIAY DESARROLLO





















.i L. I '




4 fr A 2:11119




































FUNGLODE
SFUNDACION GLOBAL
DEMOCRACIA Y DESARROLLO




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs