• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Title Page
 Half Title
 Title Page
 Frontispiece
 Preface
 Index
 Errata
 Primera parte: Trabajos de...
 Preliminar
 Resumen general
 Inspecciones en Santa Isabel
 Inspecciones fuera de la capit...
 Trabajos varios
 Segunda parte: Reflexiones...
 Estado social, politico y economico...
 Fomento de la riqueza nacional
 Ideas que informan el plan de obras...
 Del personal tecnico
 La cuestion bracera
 Del progreso constructivo en la...
 Balance de la gestion colonizadora...
 Recapitulacion de las normas de...
 Sahara español
 Anejo I: Diario de operaciones
 Anejo II: Costo y duracion de las...
 Anejo III: Programa de obras...
 Appendice
 Atlas icono-geografico-estadistico...
 Bibliography
 Indice alfabetico
 Mapas














Title: âAfrica occidental espaänola (Sâahara y Guinea)
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00073316/00001
 Material Information
Title: âAfrica occidental espaänola (Sâahara y Guinea)
Series Title: âAfrica occidental espaänola (Sâahara y Guinea)
Physical Description: 391, 1 p. : col. front. (coat of arms) illus., plates, maps (part fold., part double) plans (part fold.) tables (part double) diagrs. ; 23 cm.
Language: Spanish
Creator: Râio Joâan, Francisco del, 1860-
Spain -- Ministerio de Estado. -- Secciâon colonial
Publisher: Imprenta de la "Rivista tâecnica de infanterâia y caballerâia"
Place of Publication: Madrid
Publication Date: 1915
 Subjects
Subject: Colonies -- Spain -- Africa, West   ( lcsh )
Public works -- Equatorial Guinea   ( lcsh )
Public works -- Râio de Oro   ( lcsh )
Genre: bibliography   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )
 Notes
Bibliography: "Bibliografâia colonial espaänola": p. 381-383.
Statement of Responsibility: Memoria elevada al excmo. seänor ministro de estado por el comandante de ingenieros d. Francisco del Râio Joâan, ingeniero jefe de obras pâublicas en dicha secciâon, comisionado âa la Guinea en 1914. Con 35 lâaminas y 99 figuras. Publicada por R.O. de 24 noviembre 1914.
General Note: At head of title: Ministerio de estado--Secciâon colonial.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00073316
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 01385945
lccn - 40023632

Table of Contents
    Title Page
        Title Page 1
        Title Page 2
    Half Title
        Page 1
        Page 1a
    Title Page
        Page 3
        Page 4
    Frontispiece
        Page 2
    Preface
        Page 5
        Page 6
    Index
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
    Errata
        Page 13
        Page 14
    Primera parte: Trabajos de la comision
        Page 15
        Page 16
    Preliminar
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
    Resumen general
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
    Inspecciones en Santa Isabel
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
    Inspecciones fuera de la capital
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
    Trabajos varios
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
    Segunda parte: Reflexiones y consequencias
        Page 83
        Page 84
    Estado social, politico y economico de la Guinea española
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
    Fomento de la riqueza nacional
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
    Ideas que informan el plan de obras publicas
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
    Del personal tecnico
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
    La cuestion bracera
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 188a
    Del progreso constructivo en la Guinea española
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
    Balance de la gestion colonizadora en Guinea
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
        Page 219
        Page 220
        Page 221
        Page 222
        Page 223
        Page 224
        Page 225
        Page 226
        Page 227
        Page 228
        Page 229
        Page 230
    Recapitulacion de las normas de criterio colonial, bases propuestas y mejoras en distintos ramos de la administracion
        Page 231
        Page 232
        Page 233
        Page 234
        Page 235
        Page 236
        Page 237
        Page 238
        Page 239
        Page 240
        Page 241
        Page 242
        Page 243
        Page 244
        Page 245
        Page 246
        Page 247
        Page 248
        Page 249
        Page 250
        Page 251
        Page 252
        Page 253
        Page 254
        Page 255
        Page 256
    Sahara español
        Page 257
        Page 258
        Page 259
        Page 260
        Page 261
        Page 262
        Page 263
        Page 264
        Page 265
        Page 266
        Page 267
        Page 268
        Page 269
        Page 270
        Page 271
        Page 272
        Page 273
        Page 274
        Page 275
        Page 276
        Page 277
        Page 278
        Page 278a
        Page 278b
        Page 278c
        Page 278d
    Anejo I: Diario de operaciones
        Page 279
        Page 280
        Page 281
        Page 282
        Page 283
        Page 284
        Page 285
        Page 286
    Anejo II: Costo y duracion de las obras
        Page 287
        Page 288
        Page 289
        Page 290
        Page 291
        Page 292
        Page 293
        Page 294
        Page 295
        Page 296
        Page 297
        Page 298
        Page 299
        Page 300
        Page 301
        Page 302
        Page 303
        Page 304
        Page 305
        Page 306
        Page 307
        Page 308
        Page 309
        Page 310
    Anejo III: Programa de obras publicas
        Page 311
        Page 312
        Page 313
        Page 314
        Page 315
        Page 316
        Page 317
        Page 318
        Page 319
        Page 320
    Appendice
        Page 321
        Page 322
    Atlas icono-geografico-estadistico del Africa occidental espanola
        Page 323
        Page 324
        Page 325
        Page 326
        Page 327
        Page 328
        Page 329
        Page 330
        Page 331
        Page 332
        Page 333
        Page 334
        Page 335
        Page 336
        Page 337
        Page 338
        Page 339
        Page 340
        Page 341
        Page 342
        Page 343
        Page 344
        Page 345
        Page 346
        Page 347
        Page 348
        Page 349
        Page 350
        Page 351
        Page 352
        Page 353
        Page 354
        Page 355
        Page 356
        Page 357
        Page 358
        Page 359
        Page 360
        Page 361
        Page 362
        Page 363
        Page 364
        Page 365
        Page 366
        Page 367
        Page 368
        Page 369
        Page 370
        Page 371
        Page 372
        Page 373
        Page 374
        Page 375
        Page 376
        Page 377
        Page 378
        Page 379
        Page 380
    Bibliography
        Page 381
        Page 382
        Page 383
        Page 384
    Indice alfabetico
        Page 385
        Page 386
        Page 387
        Page 388
        Page 389
        Page 390
        Page 391
        Page 392
    Mapas
        Page 393
        Page 394
        Page 395
        Page 396
        Page 397
        Page 398
        Page 399
        Page 400
        Page 401
        Page 402
        Page 403
        Page 404
        Page 405
        Page 406
        Page 407
        Page 408
        Page 409
        Page 410
        Page 411
        Page 412
        Page 413
        Page 414
        Page 415
        Page 416
        Page 417
        Page 418
        Page 419
        Page 420
        Page 421
        Page 422
        Page 423
        Page 424
        Page 425
Full Text





MINISTERIO, DE ESTA -SECCION COLONIAL






tlica Occ0idelal Espaol0a


(SAHARA Y GUINEA)



MEMORIAL ELEVADA

AL EXCMO. SENIOR MINISTRY DE ESTADO

POR EL COMANDANTE DE INGENIEROS

0. FRrANGCIO DBLt Rio JOAN
Ingeniero Jefe de Obras Piblicas on dicha Secci6n.
Comisionado a la Guinea en 1914.




Con 35 Iamlnas y 99 figures.
Publicada por R. 0. de 24 Noviembre 1914.






MADRID
Imprenta de la cRevista T6cnica de Infanteria y Caballeria.
Pasaje de Valdecilla, ndm. 2.
1915


K *.


















AFRICA OCCIDENTAL ESPANOLA
(SAHARA Y GUINEA)







MINISTERIO DE ESTADO-SECCION COLONIAL


thic a ocoienla Espa(oa


(SAHARA Y GUINEA)


MEMORIAL ELEVADA
AL EXCMO. SENOR MINISTRY DE ESTADO
POR EL COMANDANTE DE INGENIEROS

D. FRANCISGO DEBk Rio JOAN
Iagomiero Jefe de Obrae Piblieae ea dicha Secci6a.
Comisionado i la Guinea en 1914.




eon 35 lfminas y 99 figures.
Publicada'por R. 0. de 24 Noviembre 1914.






MADRID
Imprenta de la tRevista Tkcnica de Infanteria y Caballerfa.
Pasaje de Valdecilla, nam. 2.
1915












Real Orden disponiendo la impresi6n de esta lemoria,


MINISTERIO DE ESTADO
SECCION COLONIAL


N." 145

Con esta fecha digo al Sr. Subsecretario de este Mi-
nisterio lo que sigue:
Excmo. Senor: Enterado este Ministerio con satis-
facci6n de la important Memoria presentada por el
Ingeniero Jefe del'Negociado de Obras Pliblicas don
Francisco del Rio Joan, con motivo de los trabajos
que ha realizado en los territories de la Guinea espa-
flola en virtud de la Comisi6n que le fua conferida; y
deseando este Departamento que los juicios y concep-
tos que en la misma se consignan alcancen la mayor
publicidad possible, para que puedan ser conocidas por
todos las condiciones de desarrollo y prosperidad de
que son factibles nuestros territories africanos de Oc-
cidente, asi como el funcionamiento de los diversos
organismos de la Administracidn de aquellas Colo-
nias, S. M. el Rey (q. D. g.) se ha servido disponer
que, con la mayor urgencia, se imprima la Memoria
redactada por el senior del Rio Joan, y se remitan los
ejemplares que sean precisos a los distintos centros
oficiales y particulares que puedan contribuir al fo-
mento de la Colonia, para que Ileguen d conocimiento
de todos, los studios de diverse indole que aquella
comprende.
De R. O. lo digo d V. S. para su conocimiento y
saiisfacci6n. Dios guard, etc. Madrid, 24 de Noviem-
bre de 1914.
M DE LEMA.

Sr. D.- Francisco del Rio Joan, Ingeniero Jefe del Ne-
gociado de Obras Pliblicas de la Secci6n Colonial
de este Ministerio.

















INDICE

DE LAS MATERIALS TRATADAS EN ESTE LIBRO




PRIMERA PART

Trebajs dce la Conmisi6n.

PAginas.

eapitulo I.-PRELIMINAR.-Ordenes recibidas.-Objeto y fines de
la Comisi6n.-Plan de trabajos ........ ... .................. 17
eapitulo II.-RESUMEN GENERAL.-Viaje a la Guinea espafiola.
-Conferencias con el Gobernador General durante la travesia.
-Detenci6n en Monrovia con motivo del Tratado sobre con-
trataci6n de braceros.-Llegada a Fernando P6o.-Estancia en
Santa Isabel y otros puntos de la Isla. -Viaje a la Guinea Conti-
nental y retorno a Santa Isabel.-Viaje de regreso a la Peninsu-
la.-Diario de operaciones.................... ...... ..... 21
eapitulo III.-INSPECCIONES EN SANTA ISABEL.-Palacio del
Gobierno General.-Edificios para Escuelas, Juzgado, Registro
y Notaria.-Campamento de la Guardia Colonial.-Estaci6n de
radiotelegrafia.-Obras del Puerto.-Negociado de Obras ptibli-
cas.--Hospital. -Carcel.--Barrac6n de infecciosos.-Dep6sito
de aguas.-Cementerio................. .............. 27
eapitulo IV.-INSPECCIONES FUERA DE LA CAPITAL.-En Tim-
babe y Sampaca.-Ferrocarril A Basupfi.-En San Carlos.-En
Concepci6n.-En Basile.-En el Continente ................ 45
eapitulo V.-TRABAJOS VARIOS.-Ferrocarril a Basile.-Telegrafia
sin Hilos.-Comunicaci6n tntercolonial.-Muelle y almacenes
para Aduanas.-Faros.--Reglamentaci6n de Obras ptblicas.-
Relaciones entire la Jefatura de Obras piblicas y el Ingeniero ex-
traordinario.-Precios de las unidades de obra.-Plan de Obras
Spiblicas.-Otros trabajos......... ..................... .... 57






-8-


SEGUNDA PARTE

Relfle:iones y consecue .ncia.s.


PAginas.

eapitulo I.-ESTADO SOCIAL, POLITICO Y ECONOMIC DE LA
GUINEA ESPAIOLA.
I.-Ojeada sobre el estado social.-Atraso en este punto.-
Reflejo del estado social en las Obras pfblicas.-Necesidad
de mejorar el estado social y modo de impulsarlo......... 85
II.-Estado politico-administrativo.-Fase colonial. -Politica
colonial......................... .................. 94
III.-Estado econ6mico.-Concepto general de la riqueza en
la Colonia.-Valor potential de Fernando P6o.-Valor po-
tencial del Continente. -Emancipaci6n econ6mica de la
Colonia............................... ............. 93
eapitulo II.-FOMENTO DE LA RIQUEZA COLONIAL.
l.-Influencias generales.-Modo de acelerar la explotaci6n... 105
II. -Accidn impulsiva del Ferrocarril-Virtualidad colonizadora
de la via ferrea......................................... 117
Capitulo III.-IDEAS QUE INFORMAN EL PLAN DE OBRAS PU-
BLICAS.
I.-Evoluci6n en este ramo.-El plan de Obras piblicas debe
subordinarse al pensamiento politico ................... 123
II.-Funcidn actual del Estado en el ramo de Obras ptblicas.-
Tendencia restrictiva.-Intervencionismo del Estado.-Pre-
ponderancia de la iniciativa privada.-Acci6n de la Metr6-
poli sobre las Obras piblicas coloniales.-Orientaci6n ac-
tual.-Aumentos obligados por la nueva situaci6n political
intercolonial........................................ 125
III.-Criterio que debe informar el future presupuesto......... 131
IV.- Observaciones sobre la diversidad constructiva en Guinea.
Caracteres diferenciales entire Fernando P6o y el Continen-
te desde el punto de vista de las Obras publicas.-Orienta-
ci6n definitiva....................................... 138
Capitulo IV.-DEL PERSONAL TECNICO.
I.-Personal de Obras ptiblicas.-Su comparaci6n cou el de
de la Peninsula.-Falta de personal .................... 141









-9--


Piginas.
1I.-Dificultades de la funcidn tMcnica.-El Ingeniero colonial
ha de ser competent en todas las especialidades de la in-
genieria.............. ............................. 149
II.-Retribucidn del personal.-Indemnizaciones.-Carencia de
estimulos.--Es caro el personal de Obras pifblicas?...... 154
IV.-Resultados.-Designaci6n del personal militar.-El per-
sonal de oficio y la mano de obra militar............... 163

eapitulo V.-LA QUESTION BRACERA.
I.--Mano de obra indigena.- Personal bubi.-Rendimiento
del bracero......... ................................. 167
II.-Mano de obra europea............................... 175
III.-El trato al bracero.-Falsas atribuciones................ 181
IV.-Estado actual de la cuesti6n bracera .................... 185

Capitulo VI.-DEL PROGRESS CONSTRUCTIVE EN LA GUINEA
ESPANOLA.
I.-Evolucidn de las obras piblicas. -Estado anterior al afio
1911.-Principios en que se ha basado el reciente impulse. 189
II.-Obras realizadas en el lapso de 1911-1914. Actividad
dcsplegada.-Comunicaciones.-Obras maritimas, de acuar-
telamiento y de vialidad urbana.-Obras para los servicios
de la Administraci6n.-Obras varias para servicios urbanos,
sanitarios, de ensefanza 6 investigaci6n cientifica.-Demo-
liciones, explanaciones, trabajos de campo............... 194
III.-Estudiosy Proyectos.--Muelles varios.-Almacenes para
Aduanas. Faros.-- Dragados. Balizamientos. Casa-
Delegaci6n en San Carlos.-Polvorin. -Hospital general.-
Reformas de ampliaci6n en el edificio que ocupa el Nego-
ciado de Obras piblicas.-Cementerio y edificio para circel
en Santa Isabel.-Pabellones para funcionarios.-Red in-
tercolonial radiotelegrafica ........................... 201
IV.--Obras pendientes de estudio.--Fernando P6o.-Guinea
Continental: Distritos de Bata y Elobey ................ 205

eapitulo VII.-BALANCE DE LA GESTION COLONIZADORA EN
GUINEA.-Impresi6n de conjunto.-Importancia de Fernando
P6o.-Sinraz6n de su traditional menosprecio.-Avances en la
iltima decada.-Las Misiones como factor impulsivo.-Las fuer-
zas vivas.-Su nulidad propulsora y sus infundadas exigencias.
-El Cemercio.-La Propiedad urbana -La Iniciativa privada.
-La Critica y los criticastros.-Replica de Leroy-Beaulieu.-
Gesti6n econ6mica de la Administraci6n colonial............. 209








- IO -


Piginas.

eapitulo VIII.-RECAPITULACION DE LAS NORMAS DE CRITE-
RIO COLONIAL, BASES PROPUESTAS Y MEJORAS EN DIS-
TINTOS RAMOS DE LA ADMINISTRATION.
I.-Administracidn Central .............................. 231
II.-Gobierno y Administracidn general........ ............ 232
III.-Junta de Autoridades y Consejo de vecinos............. 238
IV.- Obras ptiblicas.-En Fernando P6o.-En el Continente.-
Cuestiones generals ................................ 239
V.- Gracia y Justicia.................................... N43
VI.-Guerra y Marina.................................. 244
VII.-Sanidad................... ....................... 248
VIII.-Comunicaciones ....... ............................ 249
IX.-Curaduria y Patronato ................................ 249
X.--nstruccidn ptblica,................................. 250
XI.-Agricultura, Industria y Comercio..................... 250
XII.-Hacienda y Contabilidad general... ................ 254

eapitulo IX.-SAHARA ESPANOL (Rio DE ORo).-Estado incipien-
te de esta Colonia.-Dificultades que se oponen a su progress.
-Opiniones referentes al valor actual de Rio de Oro.-La ac-
ci6n official ........................... .................... ... 257


Anejos.

Anejo I.-DIARIO DE OPERACIONES............................ 281
Anejo II.-COSTO Y DURACION DE LAS OBRAS.
A) Consideraciones generales.-Fantasias del aura popular...... 289
B) Cifras demostrativas.-Lo que cuestan las obras del Puerto
y del Ferrocarril................................ 291
C) Causas de sobreprecio y dilacidn de las obras.-Por qud son
caras.-Por qu6 son lentas.............................. 301
D) Piecios que rigen en el Negociado de Santa Isabel para las
principles unidades de obra y su comparacidn con los de la
Peninsula ..........................................30 306

Anejo IlI.-PROGRAMA DE OBRAS PUBLICAS.
I.-Programa de las obras necesarias en las Posesiones espano-
las del Africa Occidental.--Isla de Fernando P6o.-Guinea
Continental.-Rio de Oro................ ............. 313
II.-Olden de uigencia de las obras.-Guinea espafiola.-Rio de
Oro.............. .................................. 317







II -




APENDICE

SAtlas Ico=o- Geogr fico.-EstaLdistico-


RESUMEN DESCRIPTIVO
Piginas

l.-Divisi6n political de Africa y estadistica de su poblaci6n, exten-
si6n y producci6n. ..................................... 327
II.-Sintesis corogrdfica del Continente africano.................. 330
IlI.-Poderio colonial de las naciones de Europa en 1915........... 335
IV.-Situaci6n, extension y poblaci6n de las Posesiones espafiolas
del Africa Occidental ................................. 335
V.--Shara espafiol............................... ... ....... 336
VI.-Guinea espafola ........................................ 340
VII.-Comunicaciones......................................... 356
VIII.-Guardia colonial ............... ...................... 368
IX.-Cuadro de distancias ..................... ............ 370
X.-Profilaxis 6 higiene colonial. ........ ........... ....... 371
Xl.-Resumen de estadistica mercantil ......................... 372
XII.-Indice cronol6gico de legislaci6n colonial ..............,... 377



LAMINAS


I.-Divisi6n political de Africa y Posesiones espafiolas de su costa occiden-
tal en el aflo 1914.
II.-Guinea continental espafiola.
III.-Estuario del Muni.
IV.- Desembocadura del rio Benito.
V.-Red general del ferrocarril de Fernando P6o.
VI.-Plano de Santa Isabel de Fernando Poo en 1914.
VI bis.-lslas Elobeys, Corisco y Annob6n.
VII.--Shara espanol.
VII bis.-Peninsula de Rio de Oro.
VII.-Correos maritimos de la Guinea espafiola.
IX.-Vistas del puerto de Santa Isabel de Fernando P6o.
X.-Croquis de la forma, extension, orientaci6n y perimero bafiado de
nuestras Posesiones, con relaci6n a Espafia.








- 12 -


XI.-Fases de nuestro poderfo colonial 6 indicaci6n hist6rica de sus des-
membraciones sucesivas.
XII.-Reparto de Africa entire las naciones de Europa, con indicaci6n del
respective coeficiente de poderio colonial.
XIII.-Grafico comparative, en poblaci6n y superficie, de los distintos te-
rritorios del Occidente africano espafol.
XIV.-Aprovechamiento actual de nuestras Posesiones y su extension
comparada.
XV.-Lo que valen y lo que pueden valer nuestras Posesiones, en produc-
ci6n annual.
XVI.-Movimiento mercantil de las Posesiones espanolas del Africa Occi-
dental.
XVII.--Proceso de la producci6n de cacao, durante el present siglo, en
Fernando P6o.
XVIII.-Valor commercial de esta isla en relaci6n con el de Espafia.
XIX.-lmportaci6n de nuestras Posesiones.
XX.-Exportaci6n.
XXI.-Corrientes comerciales de nuestras Posesiones de Africa Occidental.
XXII.-Corrientes emigratorias de Espafa.
XXIII.-Comunicaciones telegraficas del Occidente Africano.
XXIV.-La Colonia devuelve con exceso la subvenci6n de la Metr6poli.
XXV.-Palacio del Gobierno General (fachada).
XXVI.-Palacio del Gobierno General (vidriera policroma).
XXVII.-Edificio para Juzgado, Registro y Notaria, en Santa Isabel de Fer-
nando P6o.
XXVIII.-Planta de las obras y zona de servicio del puerto de Santa Isabel.
XXIX.-Vista fotogrAfica de las obras del puerto.
XXX.-Ferrocarril de Fernando P6o.
XXXI.-Telegrafia sin Hilos.
XXXII.-Edificio para Curaduria Colonial.
,Lamina adicional.-Escudo de Fernando P6o.





PAginas.

Bibliografia colonial espaftola ............ ....................... 381
Indice alfabitico................ .................... ... .... 385





















PAgina Linea. Dice. _Debe decir.

35 24 lo hubiere la hubiese
60 18 intalaci6n instalaci6n
60 26 enter entire
108 34 obtante obstante
128 5 faracisimo feracisimo
159 8 flamada llamada
165 34 miitar military
171 9 hibtos hdbitos
173 3 Irabajo trabajo
210 32 reponerlas reponerlas,
217 1 escalar escala
254 16 de Comercio Agricola
262 9 siqniera siquiera
262 25 carnas cartas
169 35 Perca Perea
270 19 infuira influirA
284 Pentiltima Ttrabajos Trabajos
285 26 Gande N'Gande
290 27 hacia hacian
292 27 anieriormente anteriormente
307 28 185 1,85
En la pAg. 289 se ha omitido el epigrafe Costo y duraci6n de las obras, que
debe ir entire las lines L.a y 2.a
















PRIMERA PARTE


TRABAJOS DE LA COMISION


















CAPiTULO PRIMERO





Prelin3inxar.


Ordenes recibidas. Objeto y fines de la comision.-Las dos Rea-
les ordenes qne a continuaci6n se copian motivaron el pase del
autor a la Guinea espafiola, en comisi6n del servicio y como In-
geniero Inspector de las Obras piblicas de aquellos territories,
expresando a la vez los fines de dicha comisi6n.

Ministerio de Estado.-SECCl6N COLONIAL.--Nim. 27.-E! desarro-
Ilo 6 importancia que han alcanzado las Obras ptiblicas en la Guinea espafo-
la, exigen del Negociado correspondiente de la Administracion central, una
atenci6n sostenida y prolija sobre las distintas obras en construcci6n, auxilia-
da por un perfect conocimiento visual de la localidad en que aquellos traba-
jos se realizan, medio eficacisimo de ilustraci6n para el mejor y mas rapido
despacho de todos los asuntos correspondientes A tan important ramo. En
tal virtud, S. M. el Rey (q. D. g.) ha tenido a bien disponer que el Ingeniero
jefe del Negociado de Obras piblicas de la Secci6n Colonial de este Ministe-
rio, pase a los Territorios espafioles del Golfo de Guinea en comisidn de!. ser-
vicio, como Ingeniero Inspector de las referidas obras, con sujeci6n a las dis-
posiciones sipuientes:
1.a Debera embarcar para la Colonia en el vapor correo que zarparA de CA-
diz el dia 7 del pr6ximo Abril, y regresar en vapor convenient para reinte-
grarse a este Ministerio antes de fin de Junio siguiente.
2.a En cumplimiento de la misi6n que se le confia, el Ingeniero Inspector
visitara las dependencias de Obras piblicas y los principles trabajos terres-
tres y maritimos que actualmente se siguen por el Estado en la Colonia; toma-
rd los datos que crea necesarios para el desenvolvimiento future del plan de
construcciones; realizard tanteos para el trazado de las vias que juzgue mis
urgentes, y, de acuerdo con el Gobernador general, introducird en las obras ya








- i8 -


proyectadas 6 en curso, aquellas modificaciones que, sobre el terreno, le sugie-
ran el conocimiento de la tMcnica y las exigencias del medio local.
3.a Auxiliaran los trabajos de la Comisi6n, los funcionarios tecnicos de la
Colonia, D. E. Aurelio FernAndez y D. Marcos Garcia, facilitando ademas el
Gobernador general, para dichos trabajos, los medios que en personal y ma-
terial solicite de su autoridad el I.geniero Inspector.
4.a Para tender a todos los gastos que origine la Comisi6n, se autoriza la
inversi6n de diez mil pesetas, con cargo al articulo 2., capitulo 3.0, sec-
ci6n 7.", aObras nuevass del presupuesto colonial, cuya cantidad le serd en-
tregada al Ingeniero Inspector, en concept de A justificar Para esta justifica-
ci6n se computara a dicho ingeniero, durante su ausencia, el sobresueldo co-
lonial correspondiente A su categoria y una dieta diaria de 50 pesetas, siendo
los viajes terrestres y maritimos, por cuenta del Estado.-De Real orden lo digo
A V. S. para su conocimiento y demAs efectos.-Dios guard A V. S. muchos
anos.-Madrid, 27 de Marzo de 1914.-Firmado, M. de Lema.-Sr. D. Fran-
cisco del Rio Joan, ingeniero jefe del Negociado de Obras ptiblicas de la Sec-
ci6n Colonial de este Ministerio.
Ministerlo de Estado.-SEccl6N COLONIAL -Niam. 42.-S. M. el
Rey (q. D. g.) ha tenido A bien disponer que el Ingeniero de la Secci6n Colo-
nial de este Ministerio, D. Francisco del Rio Joan, A qui6n, por Real orden de
27 del mes pr6ximo pasado, se confiri6 la comisi6n de inspeccionar las
Obras puiblicas de la Guinea espafola, place su embarque para la misma hasta
el mes de Mayo pr6ximo y su regreso hasta el de Julio venidero, quedando por
lo demas subsistentes los t6rminos de la referida Soberana disposici6n.-De
Real orden lo digo A V. S. para su conocimiento y demAs efectos.-Dios guar-
de a V. S. muchos afos.-Madrid, 2 de Abril de 1914.-M. de Lema, rubrica-
do.-Sr. D. Francisco del Rio Joan, Ingeniero de la Secci6n Colonial.

Plan de trabajos.-Para el mejor cumplimiento de esta comi-
si6n me propuse el siguiente program de trabajos:
A) Determinaci6n del plan general de Obras piblicas, segre-
gando del actual lo que no fuese realmente necesario y aumen-
tando en el mismo lo que viniera impuesto por las nuevas exigen-
cias coloniales.
B) Establecimiento de un orden de urgencia en las obras, ya
que la construcci6n de todas no puede simultanearse.
C) Estudio del detail, contabilidad y organizaciln del servi-
cio: Divisi6n tecnico-administrativa. Relaciones de la Jefatura con
el Gobierno general, Subgobernadores, Curaduria y Encargados
de Obras ptiblicas en los distritos del Continente.-Oficinas y
archive del Negociado.-Plantilla necesaria.-Almacenes, Talle-








- 19 -


res y Parques.-Habilitaci6n y Pagaduria.-Contrataci6n, aloja-
miento, racionamiento y pago de braceros.-Administraci6n y
despido de personal temporero.-Dietas e indemnizaciones.-
Adquisicidn y pedidos de materiales.-Acopio de datos para la
reglamentaci6n del servicio.
D) Relaciones de la Jefatura con el Ingeniero extraordi-
nario.
E) Inspeccidn de las obras. Trabajos terrestres: edificios, ca-
minos, dep6sitos, aljibes, tel6fonos, radiotelegrafia. Trabajos
maritimos 6 de puertos: Muelles, Almacenes, Aduanas, Faros,
dragados, balizamiento.
F) Estudios especiales: Tanteos de ferrocarriles; comunica-
ci6n radiotelegrafica intercolonial; formaci6n de un cuadro de las
unidades de obra y sus precious; toma de datos para el estableci-
miento de muelles y faros.
G) Ambiente colonial; espiritu pablico; estado politico, admi-
nistrativo, econ6mico y social de aquellos Territorios. Impresi6n
en estos aspects y program de las mejoras que podrian ser es-
tudiadas en bien de la Colonia.















CAPiTULO II


Resuxnen general.

Viaje a la Guinea espaiiola.-En cumplimiento de las 6rdenes
recibidas, sali de Madrid con direcci6n a CGdiz el dia 4de Mayo
de 1914, embarcando en el vapor correo <.Ciudad de CGdiz,, que
zarpo de dicho puerto el 7 del mismo mes.
El Diario de operaciones, unido a esta Memoria (anejo nrime-
ro I), detalla puntualmente, por orden de fechas, las circunstan-
cias 6 incidents de la navegaci6n entire el puerto de CGdiz y el
de Santa Isabel de Fernando P6o. (Lamina VIII.)

Conferencias con el Gobernador General durante la travesia.-El
hecho de haber embarcado en el mismo vapor que conducia al
Sr. Gobernador General de la Guinea espafiola, me permiti6 ce.
lebrar con esta Autoridad extensas y diarias conferencias ilustra-
tivas respect al estado politico, social y econ6mico de la Colo-
nia, asi como sobre las verdaderas y mas apremiantes necesida-
des de aquella en material de Obras ptiblicas.
Conocida la gran competencia del Excmo. Sr. D. Angel Barre-
ra en asuntos coloniales, huelga sefalar la importancia que para
el Ingeniero Inspector revistieron aquellas conferencias, como in-
troducci6n 6 informaci6n preparatoria de las observaciones visua-
les que habia de practicar en aquellos territories.

Detenci6n en Monrovia con motive del Tratado sobre contratacidn
de braceros.-El Sr. Gobernador General, investido con el carac-
ter de Plenipotenciario para negociar con el Gobierno de Liberia






-. -- 2 -.-- .

un Tratzdo sore contrataci6n de br festinados a Fernando
P6o, me invit6 t-que le acompahara.ltra~t. f su estancia en Mon-
rovia, teniendo con tal motive el hori.Ie former en el sequito
del Plenipotenciario de S. M. y asistir Blos distintos actos oficia-
les que precedieron y acompanaron A la firma del Tratado, du-
rante los dias que se expresan en el Diario de operaciones.

Distincion recibida.-En el acto de dicha firma, el autor de esta
Memoria merecf6 el honor de recibir de manos de S. E. el Presi-
dente interino de la Repiblica de Liberia, el titulo de Caballero
de la Orden de la Redenci6n de Africa.

Llegada a Fernando Pdo.-Cinco dias despues del arribo A
Monrovia, 6 sea el 23 de Mayo, reembarqu6 en el aCiudad de
CAdiz> con rumbo A Santa Isabel, donde llegu6 el 27 del mismo
mes, desembarcando al siguiente dia con el Gobernador General,
A quien acompafit en las ceremonies y solemnidades que, con
motive de su entrada en la capital, tuvieron lugar seguidamente.

Estancia en Santa Isabel y otros puntos de la Isla.-Desde el dia
inmediato al del desembarco, y previa la autorizaci6n del Gober-
nador General, di comienzo A los trabajos de la Inspecci6n.
De dos 6rdenes fueron estos trabajos, como se indica en los
apartados E) y F) del capitulo precedent: 1.0, inspecci6n de las
obras en construcci6n y de las terminadas desde el afio 1911;
2.0, de tanteos 6 toma de datos, sea para proyectar las obras pre-
vistas en el Presupuesto extraordinario, y cuyos proyectos no han
sido presentados adn por los Ingenieros de la Colonia, sea para
proyectar otras no incluidas en el Plan actual, y cuya construc-
ci6n result aconsejada por nuevas exigencias coloniales.
Al primer grupo correspondent las inspecciones realizadas en
los siguientes edificios de Santa Isabel, emprendidos desde 1911,
6poca de la reorganizaci6n del servicio de Obras pdblicas en la
Colonia:
Casa Gobierno.
Edificio para Escuelas.
Idem para Juzgado, Registro y Notaria.









Casetas para el campamento de la Guardia colonial.
Barrac6n para guardias solteros de la misma.
Estaci6n de radiotelegrafia.
Obras del puerto.
Obras del ferrocarril a Basupt.
Edificio para Correos y servicio agron6mico.
Al segundo grupo, en la Isla de Fernando P6o, pertenecen:
El tanteo para el trazado del ferrocarril de Santa Isabel d
Basile.
El studio de desplazamiento de la estaci6n radiotelegrafica
en Santa Isabel para realizar, en las mejores condiciones posi-
bles, la Comunicaci6n Intercolonial por medio de la Telegrafia sin
Hilos.
La toma de datos para la erecci6n del Faro en Punta de Eu-
ropa.
La determinaci6n de un cuadro deprecios de las unidades de
obra en la Colonia.
Trazado de los perfiles de situaci6n de los futures muelles de
La Concepcidr y de San Carlos.
El examen de las necesidades de alojamiento para los funcio-.
narios de Santa Isabel.
El conocimiento visual de las circunstancias en que se hallan
los almacenes, talleres y otras dependencias del Negociado de
Obras piblicas, para deducir el mas facil modo de ampliar estos
locales.
El studio de las practices en el servicio de dicho Negociado
y en la march de su contabilidad, a fin de planear y redactar un
Reglamento de Obras publicas.
Ademas de estos objetivos figuraban en el program inspec-
tivo de Santa Isabel las visits a distintas obras de construcci6n
anterior al afio de 1911, denunciadas como ruinosas, defectuosas
6 incapaces, las cuales procedia reconocer para juzgar debida-
mente sobre la urgencia de su reparaci6n 6 reedificaci6n. En este
respect, afiadieronse al program:
El Hospital Reina Cristina.
La Cdrcel.
El Cementerio.










-SANTA.JSABEL DE FERNANDO P60


FIGURA 1.a-Palacio del Goblerno General.
Proyecto del CapitAn de Ingenieros D. Felix Gonzdlez, y modificaciones de la Secci6n Colonial del Ministerio de Estado.








- 25. -


El Barracin de infecciosos.
El Deposito de aguas.
Todos los trabajos enumerados fueron cumplidos durante la
residencia del Inspector en la Isla de Fernando P6o, desde el 28
de Mayo hasta el 1. de Julio, dia en que embarc6 para visitar la
Guinea continental.
El Diario de operaciones, unido A esta Memoria, expresa las
fechas en que tales trabajos se realizaron, Su exposici6n amplia se
da en el capitulo III.

Viaje a la Guinea continental y regreso a Santa Isabel.-Esta ex-
cursi6n dur6 desde el 1. al 9 de Julio, y durante este lapso toqu6
en los poblados de Bata, Rio Benito y Elobey, entrando ademAs
en el Muni hasta el puesto de Kogo, frente A la Isla Gande.
Los trabajos de la Comisi6n en los citados puntos fueron:
En Bata:
Elecci6n del emplazamiento del future muelle; sondeos para
el levantamiento de su perfil longitudinal.
Inspecci6n del actual almacen de la Aduana.
Visita al nuevo algibe, al antiguo dep6sito de agua, al hospi-
tal, y A las Casas del Subgobierno, de Oficiales y de Obras
Ptiblicas.
Inspecci6n de la linea telef6nica en los primeros tramos del
trayecto Bata-Campo.
En Rio Benito:
Elecci6n del emplazamiento para el future muelle; levanta-
miento de su perfil longitudinal.
En Elobey:
Elecci6n de emplazamiento para el future muelle; levanta-
miento de su perfil longitudinal; visits A las Casas del Subgo-
bierno, de empleados y de oficiales.
Visitas al Hospital y a los algibes.
Vista del material para el balizamiento del Muni.
El Diario de Operaciones indica las. fechas en que estos tra-
bajos tuvieron lugar, los cuales se exponen con la debida ampli-
tud en el capitulo siguiente.








26 -

Viaje de regreso a la Peninsula.-En el curso de esta navega-
ci6n, transcurrida entire los dias 9 A 28 de Julio, y cuando lo
permitia el estado del mar, se ocup6 esta Inspecci6n en ordenar
datos y notas, asi como en deducir las conclusions que infor-
man la determinaci6n del nuevo program de Obras Pliblicas y
el orden de urgencia 6 prioridad de su construcci6n.
Durante dicho viaje de regreso, y al tocar en Rio de Oro, tuve
occasion de discernir el mejor emplazamiento y las condiciones
de situaci6n del future faro de Punta Durnford.

Diario de Operaciones.-Figura, como ya se ha dicho, al final
de esta Memoria, y esta unido A la misma como Anejo ni-
mero I.















CAPITULOfillI


Inspecoioies en- Seata. Zsabel.

Casa-Gobierno figuress I.a, 2."y 3.a)-Este edificio, modesta-
mente Ilamado Casa, es una construcci6n de primer orden que,
por sus dimensions, tobustez, exornaci6n y excelencia en la
mano de obra, merece el nombre de palacio, constituyendo la
morada de fabrica mas important de la Colonia. Fu6 proyectada
en 1911 por el capitan de Ingenieros D. Felix Gonzalez, a la
saz6n Jefe del Negociado de Obras pdblicas de Santa Isabel. De.
sierta la primera subasta por el exiguo margen remunerador de
los precious fijados a las unidades de obra, hubo que modificar el
Proyecto en la Secci6n Colonial, elevando aquellos precious y su-
primiendo en compensaci6n algunos elements, como las torres
de la fachada N., substituy6ndolas por sencillos frontones circu-
lares. La raz6n econ6mica y la facilidad en la mano de obra im-
pusieron el cambio de la fachada posterior morisca por la de
estilo Renacimiento y el z6calo hueco por el s6lido que suprimia
las viguetas de piso, evitando a la vez los parasitos y vegetacio-
nes que se hubieran desarrollado en la camara inferior. Por tilti-
mo, se trasladaron al interior del edificio las escaleras que figu-
raban en los angulos del patio.
Al ordenar la construcci6n de este edificio se autoriz6 A la
Jefatura de Santa Isabel para elevar prudencialmente el basamen-
to general; es lastima que no se haya hecho asi, porque ello hu-
biera dado mayor esbeltez a este hermoso edificio, proporcio-
nando al mismo tiempo puntos de vista mas elevados A la terra-





SANTA ISABEL DE FERNANDO POO PALACIO DEL GOBIERNO GENERAL


FIGURA 2.-V-Vista posterior.


. .. 6 .- l:i;j
oMALA,&rj Aid








- 29 -


za de contorno que corona la construcci6n. Por tal causa, defi-
riendo a los deseos del Gobernador general, y teniendo en cuen-
ta que no pesan hoy las several restricciones econ6micas que
obligaron a suprimir los miradores del proyecto primitive, esta
Inspecci6n ha propuesto se construyan dos torres sobre los An-
gulos de la fachada principal, bien que tal adici6n pueda ser
aplazada por no afectar a las condiciones intrinsicas de la vivien-
da y tener tan s6lo una finalidad meramente est6tica.
Mas necesario es, y de mayor urgencia, el ensanchamiento
del vano central de las arcadas, para dar visualidad y amplitud al
ingreso del edificio, lo que se conseguird derribando los macho-
nes centrales en ambos pisos, 6 adelgazandolos hasta reducirlos
a una simple column para que se pueda descubrir bien la esca-
lera principal desde cualquier punto de la plaza de Espafia.
Estas reforms, as; como la disposici6n general de los anejos,
fueron comunicadas a la primera autoridad de la Colonia en el
oficio siguiente:

Ndimero 4.-Como resultado de las observaciones hechas durante la vi-
sita que V. E., acompaiiado del que suscribe, se dign6 girar A las obras de la
Casa-Gobierno el dia 29 del mes pr6ximo pasado, y apreciadas en orden a su
posibilidad tecnica las modificaciones que A juicio de V. E. pueden adoptarse
en bien del edificio, esta Inspecci6n estima procedente:
1.0 Derribar los apoyos (*) centrales de las arcadas en aritbos pisos de la
fachada principal para que en el vano inferior resultante pueda construirse
in ingreso amplio, adecuado A las proporciones generals de esta important
*construcci6n, A la est6tica de su arquitectura y a la comodidad de su acceso.
2.0 Erigir dos torres 6 miradores en los Angulos de dicha fachada para
obtener puntos de vista dominantes sobre el mar y la poblaci6n,. reelevar la
masa edificada e imprimirle la esbeltez de que carece por la poca altura de su
basamento general.
3.0 Reunir as dependencias anejas en un s6lo cuerpo, de longitud igual
al frente del edificio y separado de este .cuanto sea necesario para constituir
un jardin 6 patio grande que se podra vallar lateralmente por medib de ver-
jeria metAlica 6 otra clase de cerramiento.
La modificaci6n propuesta en el apartado 1., podra llevarse a ejecuci6n
inmedihta. Todo lo que tengo el honor de someter al acuerdo de V. E. en
cumplimiento de lo dispuesto en ia Real orden del Ministerio de Estado,
fecha 27 de Marzo i6timo. Dies, etc. Santa Isabel, 6 de Junio.de 1914.


(*) Se estim6 despu6s preferible adelgazarlos..






SANTA ISABEL DE FERNANDO P60 PALACIO DEL GOBIERNO GENERAL


3 ~C -~

-F --


4


-4 -- -


-~~~ ~ , 9: C- 4't .


,-' 9 *.~.4 *-4-


FIGURA 3.--Vidriera policroma.


ill 74-


- 9-


. C---


saL~re -c~

- a-+- e~e~e~e~e~e~e~e~e~e~e~e~e~e~e~e~e~e~e~e~ --*--~-
a;


:haaaaz

t C C-~-t d ~
u,'
e'
rciac







- 31 -


El palacio del Gobierno esta pr6ximo A su terminaci6in y serA
entregado en los primeros meses del afio entrante. Al visitar esta
obra he creido de justicia felicitar al inteligente y concienzudo con-
tratista, D. Eugenio Alarc6n Arenas, que la estA Ilevando A cabo
con una perfecci6n digna de todo encomio.
Con relaci6n A este mismo edificio, estudi6 tambidn lo que A
su alumbrado concierne. Habida cuenfa del nimero de luces que
aquel necesita, y de la intensidad de estas luces, estimo que en
uno de los locales del cuerpo anejo debe instalarse una centra-
lilla electric de las ilamadas rurales, con motor de petr6leo y pe-
quefia bateria de acumuladores.

Edificios para Escuelas, Juzgado, Registro y Notaria.-Son dos
construcciones de fabrica esmeradamente ejecutadas por el con-
tratista D. Eugenio Alarc6n, el mismo que actualmente realize
las del palacio del Gobierno General. Fueron entregadas A la
Administraci6n Colonial en el aflo pr6ximo pasado, y se constru-
yeron segdn los proyectos del Ingeniero D. Felix GonzAlez.
Al visitar el edificio para Escuelas tuve ocasi6n de comprobar
que los locales del segundo piso son insuficientes para vivienda
de los maestros, y que a este prop6sito convenia cubrir las dos
terrazas de dicho piso, transformandolas, A muy poca costa, en
estancias habitables. Asi lo he comunicado al Sr. Gobernador Ge-
neral, en los siguientes terminos:
Ntim. 15.-Esta Inspecci6n, en su vista al nuevo edificio para Escuelas
de esta capital, ha podido advertir que el cuerpo central superior es insufi-
ciente para vivienda de los maestros, defecto que no remedian ni aminoran
las te(razas laterales, ya que por ser descubiertas, ni guarecen de los agents
atmosfericos ni constituyen una verdadera expansion del cuerpo habitable,
perdiendose asf una superficie que, A muy poca costa, podria ser utilizada.
Con este objeto fuera convenient qiudar y cubrir las indicadas terrazas,
dando a su espacio interior una distribuci6n adecuada.
Tal es, Excelentisimo Senor, el juicio que esta Inspecci6n sdmete al de
V. E., siempre mds recto y acertado. Dios, etc. Santa Isabel, 15 de Junio
de 1914.

Campamento de la Guardia Colonial.-Las mejoras en el acuar
telamiento para las tropas coloniales de la capital, fue planeado
en 1912. Dos han sido los sujetos de studio para el Ingeniero











SANTA ISABEL DE FERNANDO P0O


FIOURA 4.' Eclficio para Juzgado, Registro y Notaria.
Proyccto del Capitan de Ingenicros D. Felix Gonzalcz, y modificaciones de la Sccci6n Colonial del Ministerio de Estado.








- 33 -


Inspector: las casetas para guardias casados y el barrac6n para
solteros.
CASETAS.-En las cinco que van construidas he advertido de-
fectos respect d los cuales hube de Ilamar la atenci6n de la Je-
fatura para que se corrijan en las que faltan por construir, elevan-
do al Gobierno General el oportuno escrito:

Ndm. 12.-Visitado el Campamento de la Guardia Colonial y visto el ba-
rrac6n y las casetas que lo constituyen; considerando que las ya construidas
forman una de las dos alas que han de componer el campamento, por lo que
resultaria irregular y antiestetico fabricar las restantes con arreglo A tipo dis-
tinto del adoptado para el ala Norte; teniendo en cuenta que tales diferencias
constructivas, dentro de un s6lo grupo, son contrarias a la unidad de acuarte-
lamiento y establecen diversidad de acomodo en las viviendas de una misma
clase de individuos, diversidad que puede resultar molesta 6 enojosa para las
families ocupantes; y pot filtimo, teniendo present que se trata de construc-
ciones econ6micas y que la diferencia de costo entire la caseta primitive y la
reformada no es tan apreciable que obligue i pasar por una economic logra-
da en desdoro de la capital de la Colonia, esta Inspecci6n, haciendo uso de
las facultades que le confiere la R. O. de 27 de Marzo tfltimo, tiene el honor
de someter al acuerdo de V. E.:
1. Las casetas pendientes de construcci6n deben asemejarse i las del ala
construida, introduciendo en ellas algunas modificaciones, como son: mayor
abertura en puertas y veritanas, menor grueso en los tabiques divisorios, re-
ducidndolos A simples panderetes, y otras que, sin alterar el tipo en su aspec-
to general, reduzcan el costo en lo possible.
2.0 En el ala construida existen anejos que no responded al decoro de un
acuartelamiento en la capital de la Colonia, por lo que se habrdn de mejorar,
previo el proyecto correspondiente, asemejindolos i los que se hardn en el
ala Sur.
3.0 DeberAn construirse, i espaldas del campamento, dos pozos Mouras
por lo menos, con la capacidad adecuada al n6mero de individuos que los han
de usar.
4.0 La Jefatura redactara el proyecto con arreglo i las bases precedentes;
una vez terminado, y sin perjuicio de su aprobaci6n por la superioridad, po-
dra empezar inmediatamente la construcci6n de los pozos Mouras y la de los
anejos en el ala Norte.-Dios etc.-Santa Isabel, 13Junio, 1914.


BARRACON PARA GUARDIAS SOLTEROS.-Fueron de tal entidad las
deficiencies advertidas en esta construcci6n, que respect A ellas
juzgue indispensable Ilamar la atenci6n de la primera Autoridad
de la Colonia, por medio de un ofic:o que aqui se copia:









- 34 -


Nlim. 28.-Al visitar el Bariac6n para solteros de la Guardia Colonial en
la tarde del 23 de los corrientes, esta Inspecci6n advirti6 tales defects en la
obra, que no puede menos de solicitar hacia ellos la elevada atenci6n de V. E.
antes de que los haga irremediables la recepci6n definitive del edificio.
Es de lamentar que su replanteo no se haya informado eu ideas mejor
orientadas hacia los arnplios espacios que hoy se conceden A los patios de las
viviendas colectivas, pues estando ahora cortado el barrac6n por la line de
casetas, habri de quedar tambi6n cortado por la line de las que se han de
construir, si se procede con simetria, resultando entonces entire ambas lines
una simple calle cerrada por el barrac6n, mas no la plaza de armas para ejer-
cicios militares que hubiera quedado al correr el emplazamiento algunos me-
tros mAs al Oeste.
Agrava este defecto el hecho de haber dejado entire dicho barrac6n y la ca-
seta mAs pr6xima, un angosto pasillo menos ancho que el intervalo entire dos
casetas, por lo cual ofrece c6modo asilo a la suciedad y A la sombra, sin per-
mitir el libre paso del aire, de la tropa y de sus families. Estos inconvenientes
de situaci6n, que no puede disculpar la falta de terreno, son ya irremediables,
aunque totalmente ajenos A la responsabilidad del contratista; no asi los rela-
tivos A los materials y mano de obra empleados en el barrac6n de que se tra-
ta y que sumariamente se indican a continuaci6n.
Carpinteria de armar.-En general, las piezas son defectuosas. Desde la
galeria hemos visto un par que present tres grandes hendeduras en una lon.
gitud de dos metros, sin que para disimularlas se haya torado la precauci6n
de emplastecerlas antes de dar la pintura. Algunos cabios estan torcidos, fue-
ra de las lines de apoyo, y descansan sobre una arista en vez de hacerlo so-
bre un plano. Las esperas se han hecho sin dar A los cortes la inclinaci6n con-
veniente para el debido contact de las parties. Tampoco contactan bien las
ensambladuras A media madera que unen las distintas piezas dc las correas
mas bajas. Estas correas aproximanse tanto al extreme de los pares en ambos
faldones, que por algunos puntos se ve sobresalir parte de la correa. En
fin, las dos inferiores ofrecen la extrafla particularidad de presentar los
tacos de retenida eu la parte superior, en vez de tenerlos en la inferior,
disposici6n viciosa, antimecAnica y contraria A los mAs elementales principios
del arte construction; asi se ve que para dar alguna estabilidad al sistema se
ha tenido que coser la correa a los tacones de retenida mediante clavos 6 tor-
nillos que al entrar por la testa de los tacos ni agarran bien ni pueden-ofrecer
seguridad.
Carpinteria de taller.-El embarrotado de puertas y ventanas tiene poca
escuadria en relaci6n con la altura de aquellas. Los peinazos transversales de
varias ventanas no se correspondent por estar a distinto nivel. Algunas hojas
ajustan en su marco, mas hay otras que dejan huelgo excesivo. El tableraje
de casi todas las puertas y ventanas se present rajado en mAs de una line,
sin que se hayan emplastecido las hendeduras antes de pintar. La mismo su-
cede con los agujeros que han quedado al saltar los nudos de la madera.
Cubierta.-Las tejas de uralita 6 eternita tienen, en general, una colocaci6n









- 35 -


muy descuidada: unas, rajadas; otras, presentan agujeros, y no pocas solapan
escasamente sobre las inferiores 6 no contactan con ellas. Consecuencia de
esto es, al parecer, el nfimero considerable de goteras, pues al entrar en el
barrac6n vimos el piso encharcado en various puntos.
Retrdtes.-Los retretes para aguas mayores estan constituidos por una se-
rie de orificios abiertos en el piso de cemento, y no presentan meseta, rebor-
de, canal ni dispositivo alguno de separaci6n. Tampoco hay tabique divisorio
entire ellos, omisi6n lamentable por tratarse de un acto para el cual la decen-
cia reclama cierta soledad 6 aislamiento, sea cualquiera la condici6n social
del individuo.
Los orificios expresados tienen tan pequefio didmetro, que sera dificil evi-
tar las deposiciones alrededor de aqudllos. Finalmente, en el lado de la min-
gitoria no hay z6calo ni superficie brufida que evite la impregnaci6n de ori-
nes; alli ha quedado el muro con su enlucido blanco, contra las mds elemen-
tales indicaciones del sentido de la realidad.
Otros defects -No ha creido precise esta Inspecci6n reconocer los ci-
mientos, evitando el gasto y el tiempo necesarios para descubrirlos, ya que
tratandose de un edificio ligero pueden suponerse aquellos aceptables. Se
advierten, sin embargo, extensas manchas de humedad en el basamento, res-
pecto A las cuales no tenemos opinion definida. Hemos advertido tambien
otros defects, algunos no imputables al contratista, tales como la excesiva
sccci6n que se ha dado d las pilastras de las galerias, que no han de resistir
pesos, mientras los pies derechos que aguantan la construcci6n tienen escua-
dria minima. La raz6n, si lo hubiere, de que algunos de estos defects apa-
rece en el proyecto correspondiente, no puede servir de exculpaci6n al per-
sonal que ha vigilado la obra, pues la misi6n inspectiva del tecnico no debe
ni puede ser ciega 6 irracional; esa inspecci6n dejaria de ser tecnica si care-
*ciese de la facultad de Ilenar las pequefias lagunas de los proyectos, deducir
las verdaderas dimensions alteradas por el dibujante 6 embebidas por la pe-
queflez de la escala, subsanar omisiones inevitable, resolver dificultades in-
tercurrentes 6 introducir en las construcciones aquellas mejoras que, dentro
dc ciertos limits, permiten siempre la Ciencia, el Arte y el buen gusto.
Al acto de la visit, por hallarse enfermo el Ingeniero Jefe del Negociado,
me acompafi6 el Ayudante del mismo D. Luis Bengoa, quien, invitado A emi-
tir su parecer tecnico sobre los defects enumerados, manifest hallarse con-
forme con los juicios de esta Inspecci6n, la cual, en meritos de todo lo ex-
puesto, y atendiendo a que no se ha hecho ain la recepcj6n definitive del
edificio, ni aprobado el acta de la provisional, ruega a V. E. se digne dispo-
ner, si lo estima proceden e, se suspend el trAmite del acta referida y se
proceda por el jefe del Negociado a nueva revision del edificio de que se
trata. Al propio tiempo me permit someter al alto juicio de V. E. la oportu-
nidad de avercibir a dicho Jefe y al personal tecnico que haya visitado la
construcci6n, para que en lo sucesivo demuestren mayor celo en la vigilancia
.de las obras que tengan a su cargo.
Dios, etc.-Santa Isabel, 26 de Junio de 1914.











SANTA ISABEL DE FERNANDO POO


HIGURA ,5.3 -Edificio para Escuelas.
Proyccto del capitTin de Ingciiicros 1). F.1ix (6otmzilez.








- 37 -


Estaci6n de radiotelegrafia.-De las visits giradas A esta de-
pendencia, result encontrarse en perfect estado de servicio.
He felicitado A su Jefe por el orden, policia y gobierno de la mis-
ma, asi como por el buen funcionamiento y conservacidn de la
bacteria, mAquinas y aparatos.
Cuanto A la nueva reglamentaci6n de este servicio, tome note
de pequefias modificaciones que convendra introducir.

Obras del puerto (Ldmina XXXII).-He consagrado d estas
obras la detenida inspecci6n que su importancia require y que
ha permitido el escaso tiempo de permanencia en la Colonia. Al
Ilegar a esta las encontr6 menos avanzadas de lo que suponia,
dados los dos afios transcurridos desde su comienzo. Cierto que
el Ingeniero Director de las mismas ha tropezado con no peque-
fas dificultades, siendo acaso ]a mayor el carecer de una lancha
autom6vil para remolcar la piedra desde el punto de extracci6n,
bastante lejano, lo que ha obligado A efectuar A brazo los remol-
ques con un rendimiento de trabajo muy escaso; pero llegado A
Fernando Pdo el bote autom6vil, ocho meses despues de haberlo
encargado la Administraci6n Central, sus ventajas se tocaron in-
mediatamente y las obras avanzaron con relative rapidez.
La carencia de locomotoras fu6 otra causa retardatriz, pues te-
niendo que hacerse el relleno del espig6n y de la zona de servi-
cio con vagonetas movidas a brazo, los progress fueron suma-
mente lentos hasta la llegada de la segunda locomotora, lo que
permiti6 consagrar una de estas al transport de tierras, mientras
la otra atendia A la subida de mercancias y al servicio general.
Al Ilegar A Santa Isabel vi que estaba ya relleno el espig6n,
pero inacabado aiin en su mitad el muro de ribera 6 malec6n del
Este, y apenas comenzado el relleno de la zona de servicio, por
lo cual crei necesario dar un fuerte impulso A estos trabajos, acu-
mulando en ellos todos los elementos del Negociado, y asi se hizo
despues de pasar al Sr. Gobernador General el oportuno oficio:

Ntm. 2.-Excmo. Sr.: Atenta esta Inspecci6n i las acertadas indicaciones
de V. E., ha notado la lenta march que siguen los trabajos del Puerto de
esta capital. La necesidad de apresurarlos sube de punto ante el hecho de
que el Ingeniero Director se propone regresar A la Peninsula en el correo








- 38 -


de Julio pr6ximo, dejando apenas comenzado el malec6n Este de la Zona
de servicio, lo que obligaria A suspender la obra 6 A confiar su continuaci6n
a un tecnico que, por la especialidad de aquella requeriria algtin tiempo
de preparaci6n, originando nuevas dilaciones y, lo que es peor, rompiendo
la necesaria unidad de procedimiento, tan recomendada en los trabajos ina
ritimos. Para dar vado a estos inconvenientes he creido de mi deber elevar
a la superior aprobaci6n de V. E. las siguientes disposiciones:
1.a Por la Jefatura de Obras Puiblicas se facilitaran al Director del puerto
la mayor suma possible de elements, A fin de que, sin detener el relleno de
la zona, puedan reanudarse los trabajos de fAbrica en el muro Este, hoy sus-
pendidos.
2.a Mientras el transport de mercancias lo exija se mantendrAn en ser-
vicio las dos locomotoras, al objeto de que una de ellas pueda dedicarse
continuamente al acarreo de tierra. Dios, etc. Santa Isabel de Fernando P6o,
1.0 de Junio de 1914.
Nim. 18.-Pr6ximo a partir para la Peninsula el ingeniero extraordinario
D. Flancisco Pol, encargado de las obras del Puerto, ruego A V. E. se digne
disponer, si lo tiene A bien: 1.0 Que dicho ingeniero entregue las referidas
obras al sobrestante que actualmente le secunda, D. Pedro Garcia, mediante
acta 6 inventario en el que conste: el estado de aquellas en fin del present
mes; las mAquinas, herramientas, lanchas y demis material a cargo del puer-
to; el period de vida en que se encuentran los distintos efectos. asi como
tambi6n la documentaci6n y material de oficina entregados. 2.0 Que en la
expresada fecha se reintegren al Negociado todos los obreros que aquel faci-
lit6 al puerto A principios del mes actual, ya que para entonces quedarin ven-
cidas todas las dificultades de la construcci6n maritima. 3.0 Que durante la
ausencia del Ingeniero extraordinario, la Jefatura de Obras piblicas ejerza so-
bre las del puerto la inspecci6n A que se contraen las instrucciones respeeti-
vas, quedando dicha inspecci6n definida en el sentido de informar al Gobier-
no general sobre el estado de las obras, debiendo comunicar por conduct
de V. E. todas las 6rdenes que crea precisas respect al personal del puerto y
a la march de sus trabajos.-Dios, etc.-Santa Isabel, 18 de Junio de 1914.

Por las razones apuntadas, y ante la precision de tender d
otras obras urgentes, dej6 reducido a un minimo el contingent
de braceros en las del Puerto, las cuales, mientras no se disponga
de mis brazos, pueden proseguirse con lentitud, ya que se consi-
deran atendidas las mis apremiantes exigencias del atraque.

N6m. 22.-Con el vertido de tierras realizado hasta hoy en las obras del
puerto y las que podrAn verterse aun hasta el 30 del actual, quedard sobre la
parte Oeste de la zona de servicio una porci6n de terreno firme, suficiente
para el atraque de las embarcaciones y trAfico de las mercancias, lo que permi-









- 39 -


tira suspender temporalmente el acarreo de tierras y localizar los trabajos en
el muro de ribera, cuyo termino se lograra en poco tiempo sin mas perso-
nal que un 'ajo de treinta braceros, dos capis, dos capataces, un celador-liste-
ro y el auxiliar t6cnico encargado de la obra. A favor de esta reducci6n de
personal podran incorporarse al Negociado unos cien hombres, necesarios
para llevar a cabo las obras de primera urgencia, tales como el tendido de via
hasta el Sampaca, la explanaci6n del segundo trozo hasta Basupti, el balastado
y asiento de via del proyectado ferrocarril a Basile, la inmediata construcci6n
de la estaci6n de Santa Isabel, del dep6sito de locomotoras, del nuevo barra-
c6n para talleres, y otras cuya necesidad apremiante no se oculta A V. E. Por
otra parte, la suspension temporal del transport de tierras viene impuesta
por la ineludible precision de dar descanso A la locomora ntimero 1, que esta
trabajando incesantemente desde la inauguraci6n de la cremallera y que, por
lo mismo, reclama ya un repaso general. Finalmente, la escasez de vagonetas
disponibles es otra de las causes que obligan a la suspension citada, pues sien-
do muchas las que se requieren para los trabajos ferroviarios, claro es que
estos no podrian realizarse si el puerto siguiera embargando las que hoy tie-
ne. Fundado en lo antecedentc, ruego a V. E. se digne disponer, si lo tiene i
bien: 1.0 Que dcsde el dia 1.0 del pr6ximo Julio se reduzca el contingent
obrero de las obras del puerto A treinta braceros, dos capis, dos capataces, un
celador-listero y el auxiliar t6cnico encargado de la obra. 2.0 Que el personal
restante se retire al Negociado en la tarde del dia 30 del present ines.3.0Que
el material m6vil afecto al puerto para el transport de tierras sea devuelto a
la Jefatura de Obras pfiblicas. 4. Que una vez terminado el muro de ribera,
se empleen aquellos treinta hombres en el transport de tierras.de relleno con
las vagonetas disponibles a la saz6n. Y 5. Que tan luego el Negociado dis-
ponga de personal y material suficiente, se refuercen los tajos del puerto
para proseguir estas obras con la mayor actividad posible.-Dios, etc.-Santa
Isabel 21 de Junio de 1914.

Estimo que a primeros del afio entrante podra quedar la ex-
planaci6n terminada y en aptitud de recibir los almacenes y de-
mas construcciones que debe contener.

Negociado de Obras pdblicas.-Al visitar estos locales, pude
advertir que no satisfacen ya las exigencias de espacio traidas
por el aumento de todos los servicios. El studio de esta cuesti6n
nos condujo A proponer las siguientes reforms:
1.a Ampliaci6n del taller de mecAnica. Las maquinas recien-
temente adquiridas no caben ya holgadamente en el viejo local,
que es necesario ensanchar edificando un nuevo taller.
2.a- Reforma del edificio de Obras ptiblicas, al objeto de am-








- 40 -


pliar los pabellones, oficinas, almacenes y taller de carpinteria.
3.a Mejoras de detalle en los barracones para braceros. Las
copias que siguen se contraen a estos extremes:

Ntim. 8.-Come resultado de la visit girada por esta Inspecci6n a las
dependencias del Negociado de Obras Ptiblicas, tengo el honor de poner en
conocimiento de V. E.:
1. La urgente necesidad de ampliar los talleres, construyendo un nuevo
cobertizo cerrado, en el mismo emplazamiento del actual.
2.0 La conveniencia de construir en Santa Isabel, lo antes possible, la Es-
tacidn provisional para el Ferrocarril. En tal respect, esta Inspecci6n ha com-
probado, de acuerdo con la Jefatura de Obras Ptib!icas, que aquel edificio y
su tinglado anejo pueden emplazarse en el Angulo S. O. de los terrenos del
Negociado. La via curva que, arrancando del paseo de los Mangos, ha de
servir de apartadero, resultara tangente A la finca Matilde, por lo que no ha-
brA necesidad de expropiar terreno alguno. Dicha curva terminara como via
muerta frente al referido tinglado (*).
3.0 La Estaci6n, que en el Proyecto respective figure sin locales para el
Jefe de la misma, convendrA se amplie con dos habitaciones destinadas a
vivienda.
4.0 Se harA desaparecer, por innecesaria y aun como peligrosa, la placa
gjratoria que se encuentra en la intersecci6n de los ejes de las calls de
Chac6n y Marina.
Lo que tengo el honor de elevar A conocimiento de V. E. en cumpli-
miento de mi debet. Dios, etc. Santa Isabel, 10 de Junio de 1914.

Ntm. 19.-El p6simo estado en quc se encuentra el pequeno cobertizo
adosado al Barrac6n de braceros del Negociado de Obras ptiblicas, mudveme
A rogar a V. E. se digne disponer, si lo tiene a bien, que por el ingeniero res-
pectivo se proyecten y ejecuten en sustituci6n de aquellos anejos, otros que
respondan mas cumplidamente a lo que de consuno reclaman el decoro, la
higiene y la visualidad de las construcciones.- Dios, etc.-Santa Isabel, 18 de
Junio de 1914.

Ntim. 21.-Para sotechar debidamente las cinco locomotoras que, seglin el
criterio de ese Gobierno General y el de esta Inspecci6n, son necesarias en
Santa Isabel para el servicio del ramal del puerto y de las lines pr6ximas A
entrar en explotaci6n, es indispensable se construya, en terrenos del Negocia-
do de Obras piblicas, el Deposito de Mdquinas, previsto en el Proyecto gene-
ral de Obras y servicios del Puerto y en el del Ferrocarril de esta isla, pero ha-

(*) Tuve especial interns en hacer estas comprobaciones sob re el terreno y d pre-
sencia de los Ingenieros, pues se me habia dicho que lo establecido en mi proyecto
del ferrocarril no podria ejecutarse sin expropiar terrenos a la finca Matilde, de la







FERNANDO PO0


II


_ -4P:
r .
IS' '
~' "~
E
~ .,1._.


FIGURA 6.a- Bahia de Santa Isabel.
Aspecto de la playa en Mayo de 1912, antes de principiar las obras del puerto. Del centro de la figure
arranca la Cuesta por donde hoy asciende el ferrocarril de cremallera.








- 42 -


ci6ndole capaz para cobijar seis locomotoras. En esta construcci6n podrA utili-
zarse la placa giratoria existente hoy en la calle de la Marina, y cuyo levan-
tamiento fu6 propuesto V. E. en oficio ntim. 8 de 10 del actual, por esta
Inspecci6n, la cual consider ocioso encarecer aqui la extrema urgencia del
Dep6sito propuesto, que evitara la premature ruina de las locomotoras, a la
que estin gravemente expuestas las dos adquiridas hasta hoy.-Dios, etc.-
Santa Isabel, 20 de Junio de 1914.
Nimero 24.-El edificio donde actualmente radican las oficinas y depen-
dencias de Obras ptiblicas, pudo satisfacer cumplidamente en otro tiempo las
necesidades del Negociado; mas con la extension adquirida por este servicio
en los iltimos afios, dicho edificio result incapaz de plegarse al inevitable
ensanche de los almacenes, pabellones, oficinas, talleres, etc. Con el pensa-
miento de ampliarlo en lo possible, esta Inspecci6n, despues de estudiar el
asunto y de acuerdo con el Ingeniero Jefe del Negociado, entiende que po-
dria V. E. ordenar las siguientes mejoras en el edificio de que se trata: Arran-
que de las escaleras interiores y conversion de sus cajas respectivas en loca-
les tabicados, adopci6n de escaleras de un solo tramo aplicadas al exterior, 6
sea en la galeria; superposici6n de un piso en las dos crujias que unen los tres
cuerpos principles del inmueble.-Dios, etc.-Santa Isabel 23 de Junio 1914.

Hospital.-Entre los edificios de data anterior al afio 1911,
denunciados por el Gobierno General como defectuosos, ruinosos
6 incapaces, figure en Santa Isabel el Hospital de Reina Cristina,
cuyo deplorable estado he podido comprobar.
La eminente importancia que tiene en la Colonia la cuesti6n
sanitaria, exige con imperio el abandon de este edificio, pues
no tan s6lo se halla en filtimo period de vida, sino que re-
sulta incapaz de hospitalizar A los enfermos de la poblacion ac-
tual, y no reine tampoco condiciones higienicas, ya por su em-
plazamiento entire otros edificios, ya por los materials que lo
constituyen, como son la madera en los pisos y el palastro en sus
techos y paredes.
El nuevo Hospital podria construirse en los altos de Coello,
pr6ximos A la ciudad, bien situados y con segura ventilaci6n.
A este vital asunto se refiere la copia que sigue:

Nfim. 14 -Como resultado de la visit girada por V. E al Hospital de
esta ciudad, el dia 28 del mes pr6ximo pasado, visit en la que tuve el honor
de acompafiar A V. E., esta Inspecci6n, coincidiendo en un todo con ese Go-
bierno General, estima que la construcci6n de un nuevo edificio sanitario es
de absolute 6 imprescindible necesidad, y que, por consecuencia, precede








- 43 -


redactar sin dilaci6n el proyecto correspondiente para legar, en el mis breve
plazo possible, al logro de un Hospital que, construido y dotado segin los
progress modernos, pueda responder debidamente A las exigencias sanita-
rias de la Capital de esta Colonia.-Dios, etc.-Santa Isabel, 15 Junio 1914.

CArcel.-Este edificio se reduce A una simple crujia que no
cumple los fines a que se destina, ni por su situaci6n ni por su ca-
pacidad ni por su estado de vida. Se impone la construcci6n de
otro mas robusto, para que ofrezca las debidas garantias de re-
clusi6n, incluyendo en su. program de necesidades algunos de
los elements que se integran hoy en esta clase de edificios.

Barrac6n de infecciosos.-Es una mezquina construcci6n que
desaparecera el dia en que se halle construido el nuevo Hospital.

Dep6sito de aguas.-Al visitar este dep6sito se vi6 que el ali-
viadero del mismo vertia sobre el lado de la poblaci6n, enchar-
cAndose el agua por no tener salida. A indicaci6n del Gober-
nador General, dispuse las' reparaciones necesarias, quedando
corregido este defecto.

Cementerio.-El actual se encuentra enteramente cubierto de
sepulturas y, por tanto, es necesario habilitar otro nuevo, algo
mas alejado de la poblaci6n. Al Oeste de la misma existen terre-
nos que por sus condiciones de ventilaci6n, orientaci6n y distan-
cia al poblado, retnen las mejores circunstancias para el objeto.
















CAPiTULO IV


Inspecciones fuer.a de la capital.

En Timbabe y Sampaca.-Recorri los terrenos comprendidos
entire Santa Isabel y el rio Sampaca, siguiendo la explanaci6n
abierta para el tendido de la via ferrea que ha de Ilegar a San
Carlos pasando por Basupti Oeste, y examine los trabajos, asi
como el apeadero y el barrac6n para braceros, construcciones
hechas junto al Rio Timbabe, hallAndolo todo, en general, debi-
damente realizado.

Ferrocarril d Basupu (Lamina XXIV). Estas importantes
obras, proyectadas por el que suscribe, marchan con regular ac-
tividad. Constituyen la 1.a Secci6n de la linea general de Santa
Isabel a San Carlos, secci6n que mide cerca de 14 kil6metros,
en siete de los cuales esti hecha la explanaci6n.
Visitadas las obras, y ante el apremio de que se hallen termina-
das, siquiera en el trozo explanado, antes de la pr6xima cosecha,
6 sea para el mes de Noviembre del afio corriente, esta Inspeccion
ha organizado los trabajos en dos trozos pr6ximamente iguales:
uno Santa Isabel-Sampaca, preparado ya para cajear, balastar,
recibir la via y afirmarla; el otro Sampaca-Basupl, en donde hay
que abrir la explanaci6n y construir las obras de fibrica para pi-
las y estribos. Del primer trozo se ha encargado la Jefatura, co-
rriendo el segundo al cuidado del laborioso Ayudante D. Aurelio
Fernandez. En ambos trozos han comenzado simultaneamente
los trabajos respectivos. Sentada la via en el primer trozo, segui-








- 46' -


ri tendiendose sobre el segundo, siendo dado esperar pueda ex-
plotarse pronto la linea Santa Isabel-Basupti.
Al recorrer detenidamente el terreno entire los kil6metros 6 a
11, y con la idea de mejorar la linea, he introducido alguna va-
riante en la traza proyectada, resultando la nueva mas corta que
la anterior.
La comunicaci6n que acerca de dichos trabajos dirigi al sefior
Gobernador General, fue asi:


Ndm. 23.-Considerando el vital interns que revisten los trabajos del ferro-
carril a Basupt desde los distintos puntos de vista social, commercial y agricola,
y coincidiendo con el superior criterio de V. E respect a la urgente necesidad
de terminal dicha ferrovia para que pueda entrar en explotaci6n al principio
de la pr6xima cosecha, el que tiene el honor de suscribir ha estudiado con el
mayor detenimiento el estado de esta cuesti6n y deducido los procedimien-
tos orgdnico-tecnicos que, dentro de los elements disponibles en personal
y material, pueden impulsar las obras procurando el maximo rendimiento de
los trabajos. El estado de dstos es como sigue: La Secci6n Santa Isabel-Basu-
pi Oeste puede hoy considerarse dividida en dos trozos iguales, perfecta-
mente distintos, puesto que tambi6n lo son sus caracteristicas, a saber: 1.0,
Santa Isabel-Sampaca; 2.0, Sampaca-Basupd.=El primer trozo se caracteriza
por su perfil longitudinal ascendente y fuerte, por tener terminada su expla-
naci6n, acabadas sus obras de fAbrica y ofrecer en el comedio de su longitud
un acopio natural de balasto, que es el Monte de Piedra, capaz de proveer
abundantemente al balastado de las lines en construcci6n =Este primer
trozo hillase, pues, en estado de recibir inmediatamente la via fdrrea. El se-
gundo trozo, Sampaca-Basupt, esta en condiciones completamente distintas.
Su perfil longitudinal es descendente y suave; su explanaci6n no ha comen-
zado ain y require la construcci6n de muchas obras de fabrica; no present
una cantera central como el primer trozo, pero existen pedregales a lo largo
del camino y en los lechos de los arroyos, de donde result que los mam-
puestos necesarios para edificar los estribos y pilas de los puentes se hallarAn
en todo moment dispuestos al pie de obra. La simple enumeraci6n de las
circunstancias reciprocas en que se encuentran los dos trozos, denuncia que
se trata de dos determinantes de trabajo distintas, y que, pot correlaci6n na-
tural, demandan dos entidades de trabajo distintas tambien. Partiendo de los
elements disponibles en personal y material y encaminandolos hacia el ob-
jetivo de que para la pr6xima cosecha quede el primer trozo en explotaci6n
y terminada la plataforma del segundo, la organizaci6n racional de los traba-
jos debe ser, a juicio de esta Inspecci6n:
Primer trozo, Santa Isabel-Sampaca: De esta construcci6n se encargara el
Ingeriiero Jefe del Negociado de Obras p6blicas, realizando las operaciones








- 47 -


siguientes: a) repaso de las cunetas; b) cajeado de la plataforma; c) balas-
tado; e) tendido de la linea telef6nica. Esta entidad constructive tendrd como
centro de trabajo el Monte de Piedra y como punto de concentraci6n de las
brigadas los barracones del Negociado de Santa Isabel. El personal del poblado
de Zaragoza pernoctara en este lugar. El tendido de la linea telef6nica se hara
por el telefonista del Ferrocarril, D. Angel Merlo Valentin, siguiendo las 6r-
denes de la Jefatura. La duraci6n de estos trabajos se estima en tres meses
pr6ximamente. Tendida y asentada la via en el primer trozo, se continuara
practicando las mismas operaciones por el Negociado en el segundo trozo,
Sampaca-Basupu, hasta donde lo permit el estado de la explanaci6n. Diaria-
mente, al terminar la jornada de trabajo, podran concentrarse en el Negocia-
do los braceros del mismo, a favor de los trenes que se formen sobre la por-
ci6n de via tendida. Los tramos de via vieja se irin recogiendo y apilando en
terrenos de Obras publicas.
Segundo trozo, Sampaca-Basupd: De los trabajos de este trozo se encarga-
rd el Ayudante D. Aurelio Fernindez, realizando las operaciones siguientes:
a) explanaci6n del camino; b) construcci6n de las obras de fAbrica, estribos y
pilas de puentes, mas el corrido de los tableros correspondientes. Esta entidad
constructive tendra como punto de concentraci6n los barracones de Timbabe,
hasta que, construido el apeadero en la finca Leal, puedan concentrarse los
braceros en este iltimo punto. Los de Basupi pernoctaran en su poblado. El
Negociado facilitara el personal necesario para que este segundo trozo dispon-
ga de un contingent de 80 hombres, 2 capis, 2 capataces, 1 albaftil blanco y 3
morenos. A este trozo se enviaran las vagonetas tipo antiguo existentes en el
Negociado. Con tales condiciones se calcula en cinco meses la duraci6n de
estas obras. En suma: Si V. E. estima pertinente este plan de trabajos, podria
dignarse ordenar: 1.0 Que el Jefe del Negociado de Obras pdblicas proceda
seguidamente a la construcci6n del trozo Santa Isabel-Sampaca, con arreglo a
las indicaciones generals apuntadas, facilitando al encargado de los trabajos
del segundo trozo las vagonetas viejas y, cuando disponga de personal sufi-
ciente, el necesario para que el de dicho segundo trozo conste de 80 braceros,
2 capis, 2 capataces, 1 albafnil blanco y 3 albaffiles morenos, y A ser possible,
un sobrestante. 2.0 Que el Ayudante D. Aurelio Fernandez, actual encargado
de los trabajos del Ferrocarril Santa Isabel-Basupt, circunscriba sus funciones
al trozo Sampaca-Basupi, conformindose a lo expuesto mis arriba. 3." Que
no exista mis que un habilitado para las diferentes dependencias de Obras pi-
blicas; que este habilitado reciba 6rdehes de la Jefatura y que por fin del co-
rriente mes se rescind el contrato de inquilinato de la casa que para oficinas
del Ferrocarril se arrend6 en esta capital.-Dios, etc.-Santa Isabel 22 de Ju-
nio de 1914.

En San Carlos.-Visite en este poblado el hospital, que se halla
en buen estado de servicio, y al saludar al Delegado del Gobierno
General comprobe la urgente precision de construir una casa para







48 -

esta Autoridad, la cual tiene su residencia en una vivienda de al-
quiler, cuyo aspect y condiciones no se acomodan a las necesi-
dades y prestigious del mando.
En los demas edificios del Estado y exigencias de agua pota-
ble, no adverti urgencias que remediar. La inica e importantisi-
ma necesidad que ha de ser satisfecha sin dilaci6n es el muelle 6
embarcadero, de que en absolute carece esta bahia, con grave
perjuicio de tan riquisima region. Para el establecimiento del refe-
rido muelle, he tomado los oportunos datos.

En Concepci6n.-No merece este poblado el nombre de tal,
pues su caserio se reduce A un pequefio nfimero de casas de ma-
dera (cuatro 6 seis), propiedad de los finqueros de aquel termino,
entire los que figure la Compafia Trasatlantica. No hay alli otro
extreme A resolver que el del muelle metalico y edificio para
Aduana que figure en el presupuesto extraordinario. Las opera-
ciones realizadas para redactar el proyecto de estas obras no se
detallan aqui.

En Basild.-Subi a Basild, caminando en jornada ordinaria y
reconociendo el terreno que separa de la capital aquel poblado, A
fin de apreciar las dificultades que ofrece para el tendido de un
ferrocarril mixto, de cremallera y simple adherencia. Con tal mo-
tivo pude visitar los diversos edificios de Basile y la distribuci6n
de agua, no advirtiendo la necesidad de ninguna obra nueva ni
reparaci6n urgente.

En el Continente.-En las fechas que detalla el adjunto Diario
de Operaciones visited los principles puntos de la Guinea conti-
nental, a saber:

BATA.-Elegido emplazamiento para el future muelle y levart-
tado en este punto el perfil de la costa, paseo a reconocer el alma-
cen de la Aduana, que se halla muy pr6ximo al sitio elegido para
construir el muelle. Encontr6 este edificio en buen estado de ser-
vicio; su capacidad es la que conviene al trafico probable en este
punto.








ISLA DE FERNANDO POO
RED GENERAL DEL FERROCARRIL"ECONOMICO DE EXPLOTACION AGRICOLA
PROYECTO DEL COMANDANTE DE INGENIEROS D. F. DEL RfO JOAN
(Aprobado por R. O. de 6 de Agosto de 1913.)


Sinos Convencionales
.......F-C. on Proyedo......
.... F-C.enAnteproyeoao.
------ Rameles Complementarios
=-= .......Trccha............


FIGURE 7.*
CARACTERISTICAS PRINCIPALES.-Yia: De 60 cm., en tramos de 7 m., con 10 tra-
viesss.-Carrllest Vignole, de acero duro Bessmer. de 12 y 14 kg. de peso por metro lineal.
Travlesat Metdlica, modelo especial, de 1 X 0.128 m. y 7 kg. de peso, espaciadas i 70 cm.
Perfll-tipo: En terraplen, 3 m., entire aristas superiores; en desmonte, 2,50 m. como mi-
nimo, entire las inferiores.-Pendlente maxima: 3,32 0/.-Radio minimo: 40 m.-
LocomotoraatEnder de 50 HP., 11 T., dos ejes acoplados y uno m6vil.-Velocidad
normal 10 kil6metros por hora.-IPFetess De tablero metilico sobre pilas de fabrica.
De.sr911o totals 185 kms.








- 50 -


Inspeccione seguidamente el nuevo aljibe, que entrara en uso
pr6ximamente, asegurAndose con el la provision de agua en di-
cho poblado. Tambi6n vi el antiguo dep6sito, que recibe las aguas
fluyentes de un manantial inmediato, y que, con las del aljibe,
bastan a satisfacer todas las necesidades.
En las visits A las casas del Subgobierno, de Obras Ptblicas
y de Oficiales de la Guardia Colonial, no hallM desperfectos dig-
nos de nota.
El edificio destinado a Hospital, aunque no reune buenas
condiciones desde los puntos de vista de robustez y capacidad,
puede continuar en servicio sin que por ahora se toque la urgen-
cia de un edificio nuevo.
No sucede lo mismo con el destinado a vivienda para las
classes europeas de la Guardia Colonial, pues desde que un tor-
nado, hace dos afios, abati6 la endeble y ruinosa construcci6n en
que moraban dichas classes, viven estas en p6simas condiciones,
siendo por lo tanto indispensable proceder A la edificaci6n que
se proyect6 con tal objeto y que atin no ha comenzado, a pesar
del tiempo transcurrido desde que la Superioridad aprob6 aquel
proyecto.
La linea telefdnica que a lo largo de la costa y A petici6n del
Gobierno del Kamerun se mand6 tender por este Ministerio, estA
construyendose actualmente y ha sido reconocida en parte por
esta Jefatura Inspectora.
El Subgobernador del Distrito de Bata se habia quejado al
Gobierno General sefalando las deficiencies y lentitudes con que
se llevaba la construcci6n; el Gobernador General lo traslad6 al
que suscribe, y despu6s de informado sobre el terreno, adopted
las disposiciones necesarias para que inmediatamente entrase en
explotaci6n el trozo Bata-Punta N'Bonda-Campo, substituyendo
los elements que faltaban con los recursos que ofrecia la locali-
dad, A saber: la sal amoniaco para la carga de pilas, con la sal
comtin; las magnetos de llamada que se decian estropeadas, por
la llamada de timbre con pila local; las planchas de cobre para
tierra, con planchas de zinc 6 de hierro, etc. Con tales elements
improvisados lleg6 A funcionar el telefono en el trozo mencio-
nado.








- 51 -


FIGURA 8.a--Batai Escalinata de acceso.


Ademds, visto que por el personal telefonista se habian em-
pleado postes de una delgadez.peligrosa, que el conductor seguia
las sinuosidades del litoral por sitios que le alargaban conside-
rablemente, y que, por ser muy someras las raices de algunos
Arboles de la costa, caian estos ficilmente sobre la linea, rom-
piendo el conductor, dispuse que, despues de poner en servicio
el trozo Bata-Campo, se estudiara un nuevo trazado que evitase
los excesivos desarrollos por la playa, empleando postes gruesos
y plantdndolos sobre la linea media de trochas que tuvieran un
ancho de 50 metros. Estas y otras disposiciones fueron adoptadas,
y de ello di conocimiento al Gobernador General en los 'oficios
que se copian.
Al propio tiempo suspend la prolongacidn de la linea hacia
el sur de Bata mientras el ramal Bata-Campo no estuviera sl6i-
damente establecido.
Nim. 31.-Durante mi estancia en Bata, en los dias 2 y 3 del actual, he
visitado los principles edificios y construcciones oficiales de aquel poblado,
reconociendo la urgente necesidad de construir alli las casetas de hormig6n








- 52 -


y cubierta de eternita segin el proyecto aprobado ya por el Sr. Ministro de
Estado. En consecuencia, ruego A V. E. se digne disponer, si lo tiene A bien,
que por la Jefatura de Obras pdblicas se proceda, sin levantar mano, A la ex-
presada construcci6n.-Dios, etc.-Santa Isabel, 9 de Julio de 1914.
Nim. 32.-A mi paso por Bata, y acompaflando al Sr. Subgobernador de
este Distrito, he observado las condiciones de establecimiento de la linea te-
lef6nica en construcci6n y, considerandolas defectuosas, he dispuesto, de
acuerdo con aquella Autoridad: 1.0 Que las cuadrillas de tendido suspendan,
hasta nueva orden, la continuaci6n de aqu1l al Sur de Bata, para concentrar
su actividad sobre el trozo Bata-Campo, que ha de quedar en servicio muy en
breve, si los dos telefonistas siguen las instrucciones que personalmente les
he comunicado. 2.0 Que una vez lograda la exptesada comunicaci6n telef6-
nica Bata-Campo, comiencen aquellos telefonistas, Sres. Garcia y Almoguera,
el studio de un nuevo trazado para el mismo trayecto, realizando su cons-
trucci6n sobre las siguientes bases: a) Empleo de postes gruesos, cortados
en 6poca oportuna, expuestos a la desecaci6n, carbonizados superficialmente
en la raigambre, alquitranados en 6sta y en la cogolla, 6 hincados en debidas
condiciones de segfridad. b) Apertura de trochas de 50 m. de ancho para
Ilevar la linea por el eje de las mismas, sin perjuicio de utilizar la linde del
bosque y los tramos del trozo ya construido, siempre que convenga. c) Cuan-
do los postes esten plantados a lo largo del nuevo trazado, se apoyard en
ellos el conductor, levantandolo de la antigua linea, que se retirara definiti-
vamente. d) Los aparatos telef6nicos en Campo, Punta N. Bonda y Bata, po-
dran estar a cargo de los Comandantes de Puesto. Terminada la construcci6n
en este trozo, podrA continuarse al Sur de Bata cpn iguales procedimientos.
A la vez que someto estas disposiciones I la superior aprobaci6n de V. E. rue-
gole se digne ordenar que por la Jefatura de Obras pfiblicas de Santa Isabel y
empleando el primer medio hibil, se remitan al encargado de la Secci6n de
Bata los efectos que se indican en la adjunta relaci6n, si los hubiera en plaza,
y si no, los incluya en el estado de progress del mes actual, para que se ges-
tione su mas pronto envio por el Ministerio de Estado. Finalmente, atendien-
do a la fatiga que suponen estos trabajos telef6nicos, realizados en el bosque,
lejos de la residencia habitual de quien los practice, y teniendo que satisfacer
de su peculio particular el albergue pedido 6 los jefes de tribu, he de mere-
cer de V. E. se digne disponer que los expresados telefonistas disfruten la
dieta de 6 pesetas por cada dia que pernocten fuera del poblado, segin justi-
ficaci6n del diario de operaciones visado por quien corresponda. Todo lo que
tengo el honor de participar a V. E. en contestaci6n al escrito de ese Gobier.
no General, fecha 12 del mes pr6ximo pasado.-Dios, etc.-Santa Isabel, 9
de Julio de 1914.
RIo BENITO.-Las operaciones realizadas para construir un
muelle y un barrac6n para la Aduana, son las tinicas que ocu-
paron mi atenci6n en dicho punto.








- 53 -


ELOBEY CHmco.-Nada tuve que notar en las casas del Sub-
gobierno, de Empleados y de Oficiales.
En el Hospital serA-necesario construir un retrete.
Los pequefios aljibes de antigua construcci6n se hallan en
buen estado de servicio. El nuevo esta ya terminado, pero he
advertido que no es absolutamente impermeable y sera precise
reengruesar el revestimiento interior.
El edificio de las Madres se encuentra en p6simo estado.
He visitado el material para valizamiento de la bahia de Co-
risco y del Muni, preparado en Elobey para su fondeo en los
puntos que se sefialen como' resultado de los studios hidrogrAfi-
cos que, en colaboraci6n con el Kamerun, estA Ilevando A cabo
el cafionero Lauria en aquellos mares. Las boyas estaban repin-
tadas para su mejor conservacion y guarecidas en un pequefio
hangar construido recientemente para este objeto.
A fin de favorecer en lo possible, cuando llegue el caso, la in-
mersi6n de los cuerpos muertos para el anclaje de las boyas,
dispuse la construcci6n de una balsa especial, como se indica A
continuaci6n:
Nimero 30.-El dia 4 del corriente, a mi paso por Elobey Chico, he visto
el material de balizamiento alli reuuido para ser fondeado en la Bahia de Co-
risco cuando los trabajos hidrol6gicos del cafionero Lauria fijen el emplaza-
miento precise de las boyas. Para ponerlas en condiciones de fondeo es pre-
ciso que la Secci6n de Obras puiblicas de Elobey conozca los pianos de mon-
taje de aquellas y el nximero de piezas que integra cada una, asi como las
faltas advertidas al recibirlas, datos que no existen en la referida Secci6n. V
a fin de evitar perjudiciales dilaciones en el empleo de las boyas, ruego A V. E.
se digne disponer el mAs pronto envio de tales datos al encargado de aquella
Secci6n, si constaran en la Colonia. Le he dado instrucciones precisas sobre
la construcci6n de una balsa con escotilla central para transport y fondeo de
boyas A favor de la diferencial que existe en Calatrava. Asimismo le ordene
reengruese el revestimiento interior del nuevo aljibe por no haber resultado
este debidamente impermeable. Por iltimo, he de merecer de V. E. tenga la
dignaci6n de disponer que por la Jefatura de Obras puiblicas se atienda urgen-
temente A las necesidades especificadas en la adjunta nota que me entreg6 el
encargado de la Secci6n de Elobey.-Dios, etc.-Santa Isabel, 9 Julio 1914.

MUNI (Ldmina III).-A mi paso por cabo San Juan y durante
los dos dias que permaneci6 el vapor Villaverde fondeado en el








54 -

Muni, frente d la isla N'Gande, pude observer: el aspect de las
costas que han de balizarse; los salientes de Punta Mosquitos
y Calatrava; la piedra Ugoti, que se habra de sefialar con un haz
de color por la luz del future faro de Punta Ibino (Cabo San
Juan); la punta Dieke, que ha de marcarse con una baliza, y el
destacamento de Kogo, donde la Superioridad ha resuelto esta-
blecer un puesto aduanero.





EREZNAnDO P6
PERFIL REDUCIDO DEL FERROCARRIL DE SANTA ISABEL A BASIL (Proyecto del autor).


FIGURE 9."
EXPLICACION: 1. Calle de la Marina.-2. Calle del Sacramento.-3. Calle de San Nicolds.-4. Calle de Vega grande.-5. Calle de
Gran Canaria.-6. Estaci6n radiotelegrifica.-7. Puente del camino de Basile.-7 a 10. Camino nuevo de Basile.-8. Confluencia del
camino viejo.-9. Travesia hacia el camino viejo.-lO. Dfjase a la derecha el camino nuevo.-11. Casa Macias.-12. Enlace con el
camino viejo.-13. Camino de la Vigatana A Macias, Catalana, etc.-14. Camino de Perez a La Catalana.-15. Camino a la finca de
la viuda de Olsina.-16. Explanada de la Compafifa TrasatlAntica en Basil.--Ordenadas: De origen, 30 m.; de termino, 382 m.-
Pendlentes maximast Del 1 al 10, 3,50 0/; del 10 al 11, 6 0/,; del 11 al 14, 8 0/,; del 14 al 16, 11 0/o
















CAPITULO V


Trabajoe varies.

Ferrocarril a Basild.-Incluido este ramal, condicionalmente,
en la red insular de Fernando P6o, segAin el proyecto general
aprobado por Real orden de 6 de Agosto de 1913, y solicitada
3u inmediata construcci6n en instancia dirigida al Sr. Ministro de
Estado por los finqueros del t6rmino de Santa Isabel-Basil6, in-
teresaba comprobar la utilidad y urgencia de esta ferrovia para
proceder A lo que hubiere lugar. Las conferencias celebradas con
el Sr. Gobernador General acerca de este asunto, asi como las
propias impresiones y, sobre todo, las personalmente recogidas
al recorrer A pie, en compania de aquella autoridad, el referido
termino geogrAfico, me persuadieron de los altos bleneficios que
habia de reporter dicho ferrocarril desde los puntos de vista so-
cial y agricola, asi como de las condiciones de posibilidad prac-
tica de su construcci6n, en lo que habia ciertas dudas dada la
gran diferencia de nivel (418 m.) entire Santa Isabel y la primera
meseta de Basile.
Estas circunstancias, asi como el document suscrito por todos
los finqueros de aquel poblado comprometiendose a realizar por su
cuenta las obras de explanacidri correspondientes al frente de sus
fincas respectivas, me decidieron A emprender inmediatamente los
studios del ferrocarril, con la cooperaci6n de los auxiliares don
Aurelio FernAndez y D. Jose Garcia Sanz, previamente puestos
al servicio de la Jefatura Inspectora.
El Diario de Operaciones puntualiza los dias empleados en la









- 58 -


tarea de obtener los datos de campo necesarios para proyectar di-
cho ferrocarril, y el siguiente oficio se contrae A estos extremes:
Nim. 8.-Penetrada esta Inspecci6n, como no podia menos, de las funda-
das razones que V. E. se dign6 exponer a la misma, relatives 4 la urgencia de
construir el ramalferroviario de Santa Isabel a Basile; reconocidos los dos
fnicos caminos que conducen A este iltimo punto, lamados viejo y nuevo, du-
rante la ascensi6n al mismo y descenso realizados a pie por V. E., el dia 7 del
actual, acompalado del que suscribe; vista tambien en dias sucesivos la es-
tructura topogrAfica del terreno entire ambos caminos, y, finalmente, estudia-
das las condiciones de dificultad tecnica para la construcci6n de que se trata,
me honro en elevar a conocimiento de V. E.:
1.0 Que la traza definitivamente adoptada para el expresado camino de
hierro tendrd su conexi6n con la linea de San Carlos en el cruce de las calls
de Marina y Armero; seguird por esta calle hasta pasar el puente de Basile,
tomando luego el mencionado camino nuevo, el cual seguira en una longitud
de tres kil6metros aproximadamente; cambiard despu6s al Este para dirigirse
hacia el Rio San Nicolds, que cruzard por un puente situado cono a medio
kil6metro del puente de Maura y al Este del mismo; desde aqui seguird la
traza por entire los dos caminos, nuevo y viejo, hasta llegar al pie de una fuer-
te pendiente que conduce recto al poblado de Basile.
2.0 Que esta Inspecci6n ha procedido urgentemente al studio de dicho
trazado y redactara despues el oportuno proyecto, sometiendolo A la resolu-
ci6n superior.
3." Que para la mas pronta ejecuci6n de esta important via, dados los
multiples trabajos que pesar. sobre el Negociado de Obras piblicas, conven-
dria recabar la cooperaci6n de los finqueros lindantes, A fin de que cada uno
de ellos explane la porci6n de plaiaforma correspondiente al trente de su fin-
ca respective, bajo la direcci6n del personal tecnico adel Negociadoi, y con
arreglo A los perfiles del proyecto, todo conforme a las excitaciones dirigidas
por V. E. a la Cimara Agricola en su sesi6n del 11 del actual.
Para termlnar, anadire que, siguiendo las indicaciones de V. E., he reque-
rido los auxilios del Sr. Calatayud, vecino de Basile, que ha puesto al servicio
de esta Comisi6n su gran conocimiento practice de la localidad, y al cual he
dado las gracias en nombre de ese Gobierno General.-Dios, etc. Santa Isabel,
15 de Junio de 1914.

Telegrafia sin hilos.-Comunicaci6n intercolonial.-He consa-
grado a esta cuesti6n el mayor interns, tanto por el que tiene per
se, como por haber tocado de cerca la suma necesidad de esta
comunicaci6n durante mi permanencia en la Colonia. Por otra
parte, incluido en el plan actual de Obras ptblicas el estableci-
miento de esta clase de estaciones en el Continente, crei de inex-









Nigeria.


FIGURE 10.
Comunicaci6n radiotelegrafica entire Santa Isabel de Fernando P6o
y Duala (Kimerun).








- 60 -


cusable deber comprobar sobre el terreno las ideas preconcebidas
en tan important material. Sujetos de discusi6n y studio han sido
para nosotros:
1. Desplazamiento de la estaci6n de Santa Isabel.
2.0 Aumento de potencia radiotelegrafica.
3.0 Adopci6n de la clase de antena mas acomodada A las cir-
cunstancias locales.
4. Sistema de intercomunicaci6n radiotelegrAfica.

DESPLAZAMIENTO DE LA ESTACION DE SANTA ISABEL-El falleci-
miento de dos radiotelegrafistas ocurrido en corto lapso de tiempo
a poco de instalarse la estaci6n, asi como el regreso por enfermo
del tercer radiotelegrafista, di6 cuerpo al rumor de que las condi-
ciones higienicas del actual emplazamiento dejaban much que
desear. En efecto, situado el edificio sobre terrenos sin relieve, en
el interior de la poblaci6n, alejada de la costa y pr6xima al rio y
al bosque, las brisas de este y no las del mar, son las que recibe
directamente por la fachada principal.
Despues de recorrer los puntos de intalaci6n possible dentro
de Santa Isabel y en sus inmediaciones, he visto que no hay otro
emplazamiento hAbil para el sistema de antena c6nica que tiene
la estaci6r1; pero tambien he comprobado que aceptando el tipo de
antena dirigida 6 de barco (preferible para la comunicaci6n inter-
colonial), hay, en la ciudad various lugares aptos para situar la
estaci6n en excelentes condiciones higienicas; tales son (Vease el
plano de Santa Isabel, lamina VI):
1.0 En Punta Fernanda, hacia el extreme de la misma, entel
los monumentos de Beecrof y de los exploradores del Niger;
situaci6n A.
2.0 En el arranque de dicha Punta; situaci6n B.
3.0 Entre el cuartel y el barrac6n de infecciones; situaci6n C.
4. En la plaza de Chelly.
Aunque todas estas situaciones son posibles y reunen buenas
condiciones de higiene por su elevaci6n y ventilaci6n, ofreciendo
tambien a la onda un arranque amplio y fAcil, he creido preferible
la filtima, tanto por las ventajas del mayor espacio disponible
como por la maxima eficacia virtual que la direcci6n de la antena







- 61 -


permit hacia Bata. En efecto: si se recuerda la curva representa-
tiva de las intensidades de onda en las antenas dirigidas (figu-
ras 11, 12 y 13), se ve que el alcance serA mayor en direcci6n de
la Guinea continental espafiola.




Amzrre central.









Amarres avanzados
en direcci6n
I del mayor alcance.


FIGURES 11, 12 Y 13
Curvas representatives de los alcances radiotelegrificos
seglin la situaci6n del amarre (a) de la estaci6n con la
Ifnea de los postes porta-antenas (A).

Trasladando, pues, la estaci6n al terreno indicado y adoptan-
do el tipo de antena dirigida 6 en T, se aliarian las ventajas hi-
gidnicas con las de mayor alcance en la direcci6n quecon viene a
los fines de las relaciones intercoloniales vasee la Ldmina I).

AUMENTO DE POTENCIA.-La conveniencia de este aumento re-
sulta de las consideraciones siguientes:
La situaci6n geografica de Fernando P6o en el Golfo de Gui-







- 62 -


nea y su proximidad al Continente, cuyas estaciones Anuas son
contrapuestas a las de la Isla, comunican A la atm6sfera adyacente
condiciones electricas muy variables, de donde resultan alcances
muy variables tambi6n, pero generalmente reducidos, porque los
atmosfiricos son casi constantes y, A menudo, su intensidad au-
menta de modo considerable.
Por otra parte,. existe normalmente una gran absorci6n; el
Pico de Santa Isabel, con su enorme masa, gran altura y frondo-
sisimo arbolado, abruma A la estaci6n radiotelegrafica situada a
su pie y cierra de tal modo el paso a la onda, que el monte absorbe
mas de los 2/3 de la energia desarrollada, trabajando con onda de
600 metros, de noche y en las mejores condiciones.
Tales inconvenientes obligan A emplear muchas veces toda la
energia disponible, aun en las comunicaciones con Duala, y acon-
sejan aumentar el poder de la estacion, el cual, siendo ahora de
1,50 kilovatios en la antena, podria elevarse A 2,50 kilovatios.
Con esta potencia se conseguiria no sdlo vencer en gran parte
aquellas causes obstruyentes y asegurar la comunicacidn con
Bata y Elobey, sino tambien alcanzarlas con Lagos y alguna otra
estaci6n de las costas africanas, hecho de la mas alta importancia
para el caso en que llegue a interrumpirse la comunicaci6n con
Duala.
En Santa Isabel se dispone de sitio suficiente para la coloca-
ci6n de una antena dirigida sobre apoyos de 45 metros de altura
y 100 de separaci6n, con espacio para los vientos, sirviendo A
una estaci6n con potencia de 2,50 kilovatios. Tambien se puede
instalar una estacion de 5 kilovatios, cuyas torres de 60 metros
no exigirian una.separaci6n mayor que la expresada.

ADOPTION DE LA CLASE DE ANTENA MAS ACOMODADA A LAS CIR-
CUNSTANCIAS LOCALES.-Si se ha de reforzar la potencia de la esta-
ci6n, como se ha indicado, este aumento exigira el cambio de tipo
en la antena, adoptando la de T 6 dirigida (no para ondas dirigi-
das), sistema para el cual se acaba de ver que hay espacio sufi-
ciente. Por el contrario, no le hay para montar una estaci6n de
2,50 kilovatios, con antena c6nica, pues el espacio disponible no
permit la inscripci6n de una circunferencia descrita con un radio







- 63 -


de 100 a 120 metros doublee de la altura de la antena) que es el
area practicamente necesaria.
Ademas, con antena de barco 6 de T se podrA dirigirla de
modo que se obtenga el maximo alcance en la direcci6n de Bata,
realizando asi la aspiraci6n de unir el Muni con la capital de la
Colonia, sin perjuicio de fijar el amarre de la Estaci6n con la an-
tena, en punto tal que se alcance a las estaciones de la Nigeria.

INTERCOMUNICACION RADIOTELEGRAFICA-Su apremiante necesi-
dad salta A la vista, si se tiene en cuenta que actualmente el Go-
bierno general permanece 30 dias aislado del Continente, con el
cual comunica tan s6lo por los vapores correos interinsulares.
Durante mi permanencia en la Colonia, su capital ha estado sin
relacion con Bata y Elobey desde el dia 5 de Junio hasta el 9 de
Julio.
Para establecer esta comunicaci6n, atendida la distancia entire
Santa Isabel y la Guinea Continental, pudiera creerse suficiente
instalar en Bata una estaci6n similar A la de Fernando P6o, co-
rrespondiendose con esta; mas por estar las estribaciones del
Pico de Santa Isabel interpuestas entire ambas estaciones, las on-
das respectivas'quedarian absorbidas en parte, comprometiendo
la claridad de la recepci6n. De aqui la conveniencia de aumen -
tar, como se ha dicho antes, el poder de la de Santa Isabel hasta
2,50 kilovatios, dando igual potencia a la que se instale en
Bata.
Aunque por la indole de este asunto no se han podido reali-
zar ensayos entire estos dos puntos al objeto de averiguar la po-
tencia minima necesaria para establecer entire ellos una comu-
nicaci6n radiotelegrdfica, existe la experiencia de que los barcos
que se van alejando en direcci6n a Bata, partiendo de Santa Isa-
bel, comunican perfectamenite con esta estaci6n hasta doblar
Punta Hermosa, mas alla de la cual se debilitan las ondas rapida-
mente hasta perderse. Existe tambien el dato de que la estaci6n
de Fernando P6o (de 1,50 kilovatios) corresponde perfectamente
con los barcos alemanes en Kriby, 100 kil6metros al Norte de
nuestra frontera con el Kamerun, de donde se desprende la casi
seguridad de que dicha comunicaci6n sera possible entire Bata y







FERNANDO POO TELEGRAFIA SIN HILOS

+'2


.,,






t

'. *" ". I "' *
*i' 4 . ', '














nF
rh
; ' *'





jl-.


FIGURA 14.-TIpo de amteaa.








- 65 -


Santa Isabel con estaciones de 2,50 kilovatios. Punto es este que,
en tiltimo termino, podran decidir las Casas constructoras.
Previous estos antecedentes, opino que la comunicaci6n entire
Fernando P6o y el Continente podria establecerse como sigue:
a) Substituci6n de la Estaci6n de Santa Isabel por otra de 2,50
a 5 kilovatios, con antena de T, situada en la plaza de Chelly.
b) Montaje de una estaci6n de 2,50 kilovatios en Bata.
c) Traslado A Elobey de la estaci6n actual'de Fernando P6o.
La estaci6n a) corresponderia directamente con la b) y esta
con la c).
Las estaciones a) y b) trabajarian con ondas de 600 metros
para comunicar con los barcos; pero A fin de poder salvar el ma-
cizo de Sauta Isabel, sus aparatos transmisores deben poder per-
mitir una variacion de ondas de 600 a 2.000 metros en Santa Isa-
bel y de 600 a 1.600 metros en Bata.
Ademas, esta red procuraria las siguientes ventajas:
1.a Asegurar la comunicaci6n con la Metr6poli al ocurrir ave-
ria en la de Duala, pues en este caso la de Fernando P6o ha-
blaria con Lagos t otra de las estaciones que existen en las pr6
ximas costas africanas, a las cuales no alcanza hoy.
2." Realizaria la continuidad de comunicaci6n a lo largo de
nuestra costa entire Campo y Muni, continuidad que reiterada-
mente vienen pidiendo los alemanes para unir su margen dere-
cha del Campo con la izquierda del Muni.
3." Evitaria el tendido y entretenimiento de la linea telef6ni-
ca costera entire aquellos dos rios, linea que, por su gran longitud,
sera cara y dificil de mantener en buen funcionamiento.

Muelle y almacenes para Aduanas-La falta de embarcadero en
various puntos de ]a Colonia motiv6 la inclusion de aqu6llos en el
program de Obras ptiblicas. Faltaban los datos necesarios para
proyectar su construcci6n, y a este fin he dirigido el mayor es-
fuerzo, realizando las operaciones que a continuaci6n se ex-
ponen:

EN SAN CARLOs.-Existia un proyecto de muelle para San
Carlos, redactado por el ingeniero que fuW de la Colonia, D. Fdlix








- 66 -


Gonzalez; no conforme con algunos de sus extremes y pareci6n-
dome que se habia proyectado un excesivo cubo de obra y harta
longitud de muelle, quise comprobar estos juicios, y, en efecto,
han resultado fundados, como se demuestra en el nuevo pro-
yecto.
Con el ingeniero Sr. Pol reconoci detenidamente esta gran
bahia; comprobe la urgente necesidad de un almac6n para Adua-
nas y un muelle que facility la salida de los copiosos products
del rico termino de San Carlos.
Vease el oficio correspondiente:

Nuim. 3.-Autorizado por V. E. para que, en uni6n del ingeniero D. Fran-
cisco Pol, embarcara en el vapor (Ciudad de Cidiz el dia 30 del mes pr6xi-



FERNANDO POO -TELEGRAFiA SIN HILOS


FIGURA 15.-Detalle del pie de la antena.









67 -

mo pasado, A fin de fijar la situaci6n deflnitiva del future muelle de la bahia
de San Carlos, tengo el honor de participar A V. E: que, llegado a dicho pun-
to en la tarde del mismo dia, y puesto de acuerdo, por indicaci6n de V. E.,
con el hacendado D. Maximiliano Jones para la obtenci6n de algunos elemen-
tos auxiliares, en las primeras horas del dia siguiente procedi A la elecci6n de
emplazamiento, despuds de lo cual se jalon6 en direcci6n del eje del future
muelle, practicdndose tambidn los sondajes necesarios para la determinaci6n
del perfil longitudinal, operaciones que se terminaron en el mismo dfa, mer-
ced los auxilios prestados por el referido Sr. Jones, a quien por tal causa he
dado las gracias en nombre de ese Gobierno General. Dios, etc. Santa Isabel
de Fernando P6o, 2 de Junio de 1914.


EN LA CONCEPCION.-La construcci6n de un muelle y almacen
para Aduana figure en el Presupuesto extraordinario. No habien-
dose formulado un proyecto de este muelle por los ingenieros de
la Colonia, crei convenient incluir en mi program la toma de
datos para confeccionarlo, y en tal virtud dispuse que el ingenie-
ro Sr. Pol levantara el perfil y formulara el anteproyecto corres-
pondiente.
Este muelle no es tan important ni tan urgente como el de
San Carlos.
Oficio concordante:

Nl.n. 16.-Autorizado por V. E, a propuesta del que suscribe, sali6 de
este puerto en la madrugada de ayer con rumbo a La Concepcidn, y en la lan-
cha-autom6vil de Obras ptiblicas, el Ingeniero extraordinario D. Francisco
Pol, debidamente instruido por esta Inspecci6n para que, practicando los son-
deos y observaciones convenientes, reconociese el emplazamiento fijado al
future muelle en el piano que levant6 el Sobrestante Sr. Palazuelos en el mes
de Diciembre de 1912, y comprobase A la vez la conveniencia de adoptar otro
emplazamiento que asegurase un fondo propio para la hinca de pilots, cosa
que, A juicio de esta Inspecci6n, no parecia desprenderse de la lectura del
piano referido. Cifinndose A estas instrucciones, el Sr. Pol ha trasladado el eje
del future muelle A unos 30 metros al Norte del escarpado que figure en di-
cho piano, y sobre el que se habia delineado la traza de situaci6n. Me com-
plazco en comunicarlo A V. E. para la debida constancia en ese Gobierno Ge-
neral de su merecido cargo. Dios, etc. Santa Isabel, 16 de Junio de 1914.

EN BATA.-Reconoci el almacen de Aduanas existente, resul-
tando en buenas condiciones de servicio.
Del antiguo pantalan no quedan apenas vestigios, siendo,








- 68 -


FERNANDO POO TELEGRAFIA SIN HILOS


FIGURA 16.-Grupo generador.


pues, indispensable la construcci6n del muelle para embarcacio-
nes menores que sefiala el program del Presupuesto extraordi-
nario de la Colonia. Tanto para tomar los datos necesarios a este
prop6sito, como para los demas tanteos maritimos que se ofre-
cieran en el Continente, dispuse me acompafiara el ingeniero de
Puertos, D. Francisco Pol, quien efectu6 los sondeos en la alinea-
ci6n adoptada y levant6 el perfil de la costa, seguin el eje del
future muelle, presentando despues el anteproyecto correspon-
diente.
EN Rio BENITO.-Por la importancia political, commercial y es-
trat6gica que el pqrvenir reserve i la desembocadura del Rio Be-




FERNANDO POO TELEGRAFiA SIN HILOS


,it ..


'*... ". ; '


FIGURA 17.- Mesa de aparatos (sistema Telefunken).


IL


:rJt- 1

i; ir

M


~ -









nito, requi6rese alli la mas pronta construcci6n del muelle y del
almac6n para Aduanas, obras previstas en el Presupuesto extraor-
dinario y que, por no haber sido proyectadas en la Colonia, figu-
raban en mi program de trabajos. El ingeniero D. Francisco Pol
realize los sondeos y demas operaciones para former el corres-
pond enter anteproyecto.


FIGURA 18.-Procedimiento indigena de apear los arboles.


EN ELOBEY CHICO.-Esta pequefia isla que constitute la capi-
talidad del distrito, tiene la importancia que le da su situaci6n
sobre la desembocadura del Muni. Destruido totalmente el an-
tiguo muelle de madera y careci6ndose alli tambi6n de almacen
para Aduanas, son indispensables estas dos obras. Para proyec-
tarlas se tomaron los datos necesarios.


- 70 -







- 71 -


Nfim. 29.-Durante los dias 2, 3 y 4 del actual, he visitado los poblados
de Bata, Benito y Elobey, determinando, con auxilio del Ingeniero Sr. Pol y
del Auxiliar de esta Inspecci6n, Sr. Garcia Sanz, el perfil de situaci6n de los
futures muelles en dichos tres puntos. Tengo el honor de ponerlo en conoci-
miento de V. E. para la debida constancia en ese Gobierno General.-Dios,
etcetera. 9 de Julio de 1914.


Faros.-Figuran en el Presupuesto extraordinario las cantida-
des necesarias para erigir faros en Cabo San Juan, Punta Frailes
y Punta Durnford.


EN CABO SAN JUAN.--A mi paso por el Continente, vi el aspec-
to de la costa en dicho Cabo, asi como el del resto de la misma
en toda la bahia de Corisco, donde ha de establecerse el baliza-
miento. Observe tambien la situaci6n que ocupa la Piedra Ugoti,
cerca de Calatrava, obstdculo peligroso que ha de ser iluminado
por un haz de color irradiado de dicho faro.


FIGURA 19.-Pinca de cacao en la isla de Pernando P6o.







- 72 -


EN PUNTA FRAILES.-Figuran tambien en el Presupuesto extra-
ordinario las partidas necesarias para erigir faros en Punta Fraiies
y Punta Durnford. Procurados los datos relatives al emplazamien-
to del faro en Cabo San Juan era indispensable hacer lo propio
con los otros dos, aprovechando mi viaje. Estando en Fernando
P6o, y partiendo del puerto de Santa Isabel en la lancha autom6-
vil de Obras pdblicas, llegue d Punta de Europa, 6 Punta Frailes,
reconociendo este lugar, y su configuraci6n para ver si redne los
debidos requisitos de amplitud y altura para recibir la menciona-
da construcci6n. Medida su cota por el auxiliar D. Jose Garcia
Sanz, result ser de 47 metros.

EN PUNTA DURNFORo.-Tanto en el viaje de ida como en el de
regreso, dirigi mi atenci6n al studio de las diversas cuestiones
que afectan al proyecto de este faro, pues la circunstancia de ser
Rio de Oro punto de escala para todos los vapores correos de la
linea de Fernando P6o, favorecia mi prop6sito de hacer sobre tal
extreme una informaci6n exacta.
La urgente necesidad de este faro es cosa fuera de toda duda;
asi me lo hicieron reconocer los marines D. Enrique Aparici y
don Francisco Moret, capitanes de los barcos < Ciudad de Cadiz?
y <,M. L. Villaverde-.; no s6lo he conferenciado con ellos sobre
este asunto, sino que, desde el puente del barco, asi a la ida
como al regreso, adverti la dificultad de fondear en Punta Durn-
ford, a causa de lo bajo de la costa, del color terroso, claro y uni-
forme con que aparece toda ella, y la calima que suele presen-
tarse en aquel drido litoral, borrando los accidents 6 incisos de
la orilla. No hay marca ni serial en tierra que sirva para reco-
nocer la Colonia de Rio de Oro, y cerca de nosotros pas6 alg6in
barco extranjero, preguntando, por telegrafia sin hilos, d6nde es-
taba Rio de Oro.
En Punta Durnford el terreno es muy bajo, unos 8 metros; en
sus inmediaciones el mar tiene tan escaso fondo que los trasat-
linticos corren el riesgo de varar, si no conocen bien la especial
configuraci6n submarine de aquellos lugares. Estos barcos estdn
A veces un dia entero frente d Rio de Oro sin poder fondear, y
lamentan la falta de un faro que les permit balizarse. Durante la







- 73


FIGURA 20.-Tipo de construction colonial.


noche no pueden siquiera acercarse A la costa, y lo mismo suce-
de d las numerosas embarcaciones pesqueras y d los correos de
Canarias, no obstante el perfect conocimiento quetienen de
aquellas rutas.
Al explorer con los prismaticos los distintos puntos de la
costa, en busca de un emplazamiento convenient para el faro,
me persuade de que este no puede situarse en Punta Durnford
precisamente, sino A unos 8 kil6metros mis al Norte, sobre el
Arcipris Chico, monticulo de 28 metros, el mayor de aquellos lu-
gares y por el cual se balizan hoy todos los barcos aproando A el
rectamente, para derivar despues al Sur y poder doblar la expre-
sada Punta. (Vease la Ldmina VII.)
Sobre la carta de ruta (Carta inglesa del Oeste del Africa, nii-
mero 2.083), con las ilustraciones y benevolencias del capitAn
mercante D. Francisco Moret, he podido apreciar las ventajas de
situaci6n que para el faro present el Arcipres; la altitude de este
lugar, sea cualesquiera el rumbo del barco, permitird descubrir
perfectamente la luz, de noche, y la torre de dia; lo que no suce-
dera si el faro se coloca en Punta Durnford, porque su torre que-
daria oculta por el Arcipres para todos los navegantes vinientes
del Norte. Otra ventaja de esta situaci6n es su mayor proximidad







74 -

al destacamento military de Villa Cisneros, que ha de surtirlo y
custodiarlo.
De la expresada carta y de mis observaciones personales re-
sultan los siguientes datos, interesantes para el faro en cuesti6n:
Altitud del Arcivrds Chico
sobre el nivel medio del
mar........ ........ 28 metros.
Coordenadas geograficas (meridiano de Greenwich).
Punta Durnford:

Latitud ....................... 230 37' 59" N.
Longitud.................... 150 59' 43" 0.

-Arcipr6s:
Latitud............. ...... 23" 42' 30" N.
Longitud... ... .............. 150 58' 0.

Teniendo en cuenta la altitude del Arcipres (28 metros) y su-
poniendo para el faro una torre de 16 metros, las ecuaciones de
alcance 6ptico demuestran que aquel sera visible a una distancia
de 14 millas, suficiente para los fines de la navegaci6n.

Reglamentaci6n de Obras ptiblicas.-Con ser este el servicio
mas important de la Colonia, no se ha reglamentado todavia.
El Sr. Gobernador General remiti6 ha tiempo al Ministerio un
proyecto de Reglamento; pero planeadas por entonces algunas
reforms en este ramo colonial y planteados en el mismo nuevos
servicios que habian de afectar a dicho Reglamento, dejAndolo
incomplete, era precise esperar el desenvolvimiento de aquellos.
Tarea de esta Jefatura Inspectora ha sido el examen de la practice
seguida en el regimen del Negociado de Obras pdblicas y en Ie
funcionamiento de sus distintas dependencias, tomando notas y
recogiendo datos para poder presentar a la Superioridad un Re-
glamento lo mas complete possible, A base de las nuevas plantillas.
En este respect, sera necesario completar dicho Reglamento
con las obligaciones del Guarda-almacen, del Habilitado, de los
Jefes de talleres, de los encargados de Obras pdblicas de los Dis-







- 75 -


tritos del Continente, y dictar reglas sobre Detail, Contabilidad,
Archivo y regimen interior del Negociado; sobre indemnizacio-
nes, castigos y recompensas al personal de Obras ptblicas; sobre
el servicio del ferrocarril, almacenes y vias del Puerto, faros y
sefiales maritimas, etc.
Pero afectando todas estas reglas a la organizaci6n definitive
que se haya de dar al Negociado y al servicio del Ingeniero ex-
traordinario, interest llegar A dicha organizaci6n antes de esta-
blecer los expresados Reglamentos.
Cuesti6n previa para tal objetivo es el definir si han de con-
tinuar como entidades coexistentes la Jefatura y el Ingeniero ex-
traordinario, 6 si estas se han de fundir en una sola.


FIGURA 21.-Tipo de construccl6n colonial.


Relaciones entire la Jefatura de Obras publicas y el Ingeniero ex-
traordinario.-Este asunto es uno de los que mAs gravemente
afectan al servicio de este ramo en la Colonia.
*La situaci6n creada por el Presupuesto extraordinario consti-
tuyendo la plantilla especial de un Ingeniero y su Ayudante para







- 76 -


entender en la ejecuci6n de algunas obras, ha sido causa del
malcontento en este Ingeniero y de continues disensiones entire
el mismo y la Jefatura, no obstante haberse dictado instrucciones


FIGURA 22.--RIo Benito (eontinente).


que parecian asegurar el normal funcionamiento de ambas enti-
dades, y adn de haberse despues modificado aquellas en el sen-
tido de independizar todo lo possible A los dos Ingenieros.
La situaci6n actual es insostenible, porque dependiendo de la
Jefatura los almacenes, el personal y todo el material de Obras
publicas, result que el Ingeniero extraordinario no dispone real-
mente de nada, y aunque en las Instrucciones se le da indepen-
dencia, no la tiene realmente, pues se ve obligado en todo mo-
mento a solicitar los recursos del Negociado, recursos que 6ste
no le da siempre por la muy humana raz6n de que la caridad
bien entendida empieza por uno mismo. En otros respects, ope-
rando el Ingeniero extraordinario con elements que le suminis-
tra la Jefatura, tiene sobre ellos un mando precario, intervenido A
menudo por el Ingeniero Jefe, lo cual mortifica al Ingeniero ex-








- 77 -


traordinario por tener 6ste la misma categoria 6 igual sueldo que
el primero. Otras veces los dos Ingenieros dan 6rdenes contra-
dictorias a los mismos individuos, sobreviniendo rozamientos y
dificultades que redundan en perjuicio del servicio, demora de las
construcciones y quebranto del Tesoro Colonial.
Durante mi permanencia en Santa Isabel, ambos Ingenieros
separadamente (y cada uno desde su punto de vista), me indica-
ron su disconformidad con este orden de cosas, afiadiendo tam-
bien el extraordinario otras consideraciones como la inferioridad
de rango social en que se encuentra respect del Ingeniero Jefe,
y las mayores ventajas materials que este disfruta en raz6n a
estar vinculadas en e1 las funciones retribuidas de arquitecto mu-
nicipal, dejando entrever la resoluci6n de no continuar en el


FIGURA 23.-Indigenas de families acomodadas.


desempeflo del cargo si no se allanan los inconvenientes alu-
didos.
Para evitarlos no existen mas que dos medios: 6 se crean dos







- 78 -


Negociados independientes 6 se funden en uno s6lo las dos enti-
dades de Obras piblicas que hoy acttan en la Colonia. Crear
dos Negociados de Obras piblicas distintos e independientes, es
contrario al principio de la unidad de mando, y ademas oneroso
para el Estado, pues habria que dar A cada Negociado elements
propios, edificio para oficinas y gabinete de trabajo, almacenes,
barracones, material, etc., asi como personal especialmente afecto
A cada Negociado. Seria precise tambien crear en la Colonia una
entidad tecnica superior (que no podria ser el Gobiero General)
para regular las relaciones entire los dos Negociados y armonizar
los trabajos de ambos, dentro del plan acordado por el Ministe-
rio. Semejante dualismo en el mando no esta justificado por
raz6n alguna, ni siquiera por la importancia 6 extension del ser-
vicio, pues todo 61 cabe en la mano de un s6lo jefe. Por tales
causes creemos debe rechazarse la solucidn de crear dos Nego-
ciados distintos.
En virtud de lo expuesto, y dada la imposibilidad de organi-
zar el servicio de Obras piblicas sobre la base de dos Negocia-
dos distintos, se llega por eliminaci6n A la conveniencia de incor-
porar la plantilla del Presupuesto extraordinario A la Jefatura
actual, quedando asi el Negociado con dos Ingenieros, el Jefe y
un segundo. Esta soluci6n es, no s6lo la mAs racional, sino tam-
bi6n la mas econ6mica, pues el Ingeniero segundo habria de
quedar con menor sueldo que el Ingeniero Jefe.
De otro lado, esta soluci6n viene aconsejada por el estado
mismo de las obras que integran el program del Presupuesto
extraordinario, pues casi construidas las mAs importantes y pr6-
ximo ai liquidarse el mencionado Presupuesto, cae por su base la
raz6n de ser del Ingeniero extraordinatio.

Precios de las unidades de obra.-Los presupuestos de obras
redactados por los Ingenieros de la Colonia no respondian a un
criterio fijo, observandose que dentro de una misma localidad se
fijaban precious distintos para la propia unidad de obra.
Para dar termino a esta anomalia, me propuse establecer un
cuadro de precious para Santa Isabel, que serviran de base A todos
los presupuestos de Obras pdblicas, A.semejanza de lo que sucede








- 79 -


en las distintas Jefaturas y Comandancias de Ingenieros de la
Peninsula.
La copia siguiente y el Anejo II se contraen A esta cuesti6n:


Num. 10.-Despues de las conferencias celebradas con los Ingenieros del
Estado en esta localidad, al objeto de former un cuadio deprecios de las uni-
dades de Obra para todas las
que se construyan en la Colo-
nia, esta Inspecci6n, con el
asentimiento de V. E., convo-
c6 A dichos Ingenieros y a los
contratistas de Obras, sefiores
Rosado y Alarc6n, para que
estos filtimos, en su calidad de
prActicos, emitieran su leal sa-
ber y entender sobre la equi-
dad de dichos precious. La ex-
presada reuni6n tuvo lugar en
la Jefatura de Obras pfiblicas,
bajo mi presidencia, de seis i
ocho de la tarde del dia 9 del
mes actual, quedando confor-
mes todos los asistentes en la
justeza equitativa.del referido
cuadro de precious, segfin acta
que obra en la Jefatura de
Obras pfiblicas. Lo que tengo
el honor de poner en conoci-
miento de V. E., en cumpli-
miento de un grato deber.-
Dios, etc. Santa Isabel, 12 de
Junio de 1914.


Plan de Obras publicas.
-Como resultado de mis FIGURA 24.-Tribu Indigena.
observaciones en la Colo-
nia, redact6 un cuadro de las obras necesarias en la misma, sefla-
lando el orden de prelaci6n con que deben ejecutarse. Al efecto,
se han eliminado algunas que figuraban en el program anterior
y que pueden suprimirse, clasificando las demas en obras de 1.a,
2.a y 3." urgencia.








- So -


Otros trabajos:
ASISTENCIA A JUNTAS.-Durante mi permanencia en Santa Isa-
bel y por indicaciones del Sr. Gobernador General, asisti A varias
sesiones en concept de oyente, con el fin de completar mi infor-
maci6n respect A los asuntos coloniales.
Dichas sesiones fueron: la del Consejo de vecinos, la de la Ca-
mara Agricola y la de Autoridades, celebradas en.los dias que se
indican en el Diario de Operaciones.


FIGURA 25.-Pamues marchando per el bosque.


CONSTITUCION DE UN AREA DE APARQUE.
N6m. 5.-La acumulaci6n de material metAlico en este Negociado, im-
puesta por la importancia de las obras en curso, puede comprometer la con-
servaci6n de aquel si no se adoptan especiales precauciones para impedirlo.
Por otra parte, formadas ca'si siempre las piezas metilicas por distintos ele-
mentos, convenientemente numerados para la facilidad de su puesto en obra,











cs peligroso dejarlos sobre el terrizo en diferentes puntos de la localidad, no
s6lo por la exposici6n a extravios, sino porque borradas las marcas que distin-
guen cada pieza, result muy dificil reconocerlas llegado el moment de aso-
ciarlas para su correct colocaci6n en obra. Estas y otras causes, que no se
ocultan al elevado juicio de V. E., obligan A constituir en los terrenos de
Obras ptiblicas, visitados ya por el que suscribe, un area de aparque donde,
sobre rollizos 6 tablones, puedan colocarse los tramos de via, vigas de puente
y otras grandes piezas a media que sean desembarcadas. Si V. E. estimate
acertada csta media, podrian comunicarse por ese Gobierno General las opor-
tunas 6rdenes al Negociado de Obras pfiblicas.-Dios, etc. Santa Isabel, 8 de
Junio de 1914.

Nuim. 6.- Esta Inspecci6n tiene el honor de someter al acuerdo deV. E. la
conveniencia de ordenar sean recogidos y levados al Area de aparque del
Negociado de Obras piblicas todos los tramos de via inservibles y demis hie-
rros viejos que se encuentran en esta capital, facilitandose asi la resoluci6n
de la Superioridad sobre el aprovechamiento ulterior de dicho material.-
Dios, etc. Santa Isabel, 8 de Junio de 1914.

MEDIDAS DE SANEAMIENTO.
Nim. 11.-En las conferencias celebradas por la Jefatura Inspectora con los
Ingenieros del Estado residents en esta capital, han recaido various acuerdos
relatives a la tecnica constructive, y, entire ellos, el de la absolute proscripci6n
de los pozos negros en todas las construcciones oficiales y particulares que en
lo sucesivo se proyecten 6 ejecuten en los territories de la Guinea espafiola,
substituyendo aquellos colectores insalubres por los lamados (Mouras) 6
pozos s6pticos. Tengo el honor de participarlo A V. E. en cumplimiento de mi
deber.-Dios. etc. Santa Isabel, 12 de Junio de 1914.
N6m. 25.-En contestaci6n i los escritos de V. E. fecha de hoy, tengo el
honor de participarle que la virtualidad higienica de los pozos Mouras, como













FIGURA 26.-- lzada longitudinal del antiguo embarcadero metalico
de Santa Isabel, sobre cuyo emplazamiento se alza hoy el muelle-espig6n monoli-
tico recien construido. (Dimensiones: 30 X 6 m.)


- 81 -









- 82 -


colectores de materials fecales cuando se carece de alcantarillado, es asunto
que ya no se discute en el mundo de la t6cnica, y, A mayor abundamiento.
puedo afiadir que la modern ley vigente para la construcci6n de casas bara-
tas, y el reglamento para su aplicaci6n, declaran obligatoria la adopci6n de
dichos colectores, cuyos defects no se tocan sino cuando se les construye
mal. Enaqu6llos, el liquid resultante de las acciones quimicas puede utili-
zarse para el riego, sin necesidad de extraerlo con bombas, 6 bien difundirse
en el terreno, guiAndolo a pozos absorbentes. Las cloacas constituyen un me-
dio excelente de evacuacion cuando estAn cubiertas, lo que hace cara su cons-
trucci6n. Asimismo participo A V. E. que durante la sesi6n celebrada por el
Consejo de Vecinos de esta capital el dia 6 del corriente, I la que tuve el ho-
nor de asistir acompafiando a V. E., no adverti que ning6n Sr. Vocal tomase
la palabra ni expresara deseo de hacerlo. Dios guard, etc. Santa Isabel, 25 de
Junio de 1914.















fteamaj iS y -\






FIGURA 27.-Prente del antiguo embarcadero de Santa Isabel,
mostrando los pilots y arriostramientos de madera que ocultan el entramado metalico.
A la izquierda, la construcci6n de hierro primitive; a la derecha, la parte de madera que
se yuxtapuso en 1908. = Este embarcadero fu6 denunciado por in6til repetidas veces: en
1903, por la Junta Consultiva de nuestras Posesiones (dictamen de 3 Marzo); en 1904, por
el Gobernador General (oficio de 29 Septiembre), y en 1907, por el Sr. Barrera, que inte-
rinaba este cargo (oficio de 30 Enero). Reforzado con un aditamento de madera en 1908,
pudo servir hasta el afo 1911, en que la Jefatura ds Santa Isabel dsclar6 inminente su ruina.
En vista de tan urgente necesidad, el autor de esta Memoria present su Proyecto general
de Obrasy servicios del Puerto de Santa Isabel de Feinando P6o, aprobado por Real orden
de 27 Febrero de 1912 y actualmente proximo A su terminaci6n.

















SEGUNDA PARTE

REFLEXIONES Y CONSECUENCIAS



















P/lanta
3 12 C









I I
IjB








FIGURAS 28 y 29 -alzado longitudinal y plant del nuevo muelle.espig6n,
formado por un muro de recinto, aparejado con sacos de hormig6n y coronado por un
murete de dicho material. El interior se ha macizado con tierras.
(Proyecto del autor.)















CAPITULO PRIMERO


Es-tado social, politico y econzn6ico
de la Guinea esparlola.


I
OJEADA SOBRE EL ESTADO SOCIAL

Atraso en este punto.-La caracteristica social en la Colonia es
nula, 6 aflora solamente de una manera embrionaria.
En la capital.-No hay alli sociedad; afin en la capital mis-
ma, que cuenta con mas de 2.000 almas, apenas se advierten
pristinas manifestaciones de vida social. Y no hay sociedad por-
que no hay familiar. Las que componen la masa de color viven
en un ambiente de relaci6n enrarecido, sometidas al yugo prAc-
ticamente inevoluble de su condici6n inferior. Esas families con-
sumen poco y apenas crean intereses capaces de impulsar el des-
arrollo social de la Colonia; tales individuos van descalzos, casi
desnudos, y la base de su alimentaci6n estriba en los frutos que
abundantemente ofrece el pais.
Entre el element europeo es de tal modo escaso el nimero
de families, que puede decirse no existen. No se ven mujeres
blancas ni parvulos de este color. Dicho element europeo se
compone de tres classes: losfuncionarios de la Administraci6n, los
finqueros y los comerciantes. Unos y otros van alli a realizar un
fin econ6mico y meramente temporal, renovandose asi constan-
temente las fuerzas vivas de aquellos territories, sin que, por lo
tanto, puedan Ilegar A extender la raigambre necesaria para su
convenient fortaleza.








- 86 -


La permanencia de los empleados suele durar una 6 dos cam-
pafias de dos afios; los finqueros modestos viven en sus fincas;
los mis acomodados resident en Europa, dejando un gerente al
cuidado de aquellas, y, por tltimo, los comerciantes son extran-
jeros en su mayor parte, carecen de afecciones en el pais y no
atienden mAs que A la prosperidad de su negocio.



Secc/b'7 f. .



PIN









FIGURA 30.-Seei6n por A B de la fig. 29,
dando el espesor del muro de frente del espig6n y el
corte de una parte del tablero.


El espiritu de asociaci6n es nulo. Cerrada la noche no transi-
ta nadie por la calle; no hay lugares de reunion, centros de re-
creo, sociedades de excursions, de ejercicios fisicos ni otros de-
portes. No hay un hotel, ni un caf6, ni un casino, ni un teatro, ni
un concerto musical, ni una biblioteca, ni nada, en fin, que alien-
te la vida del espiritu y haga agradable la residencia en la Colo-
nia. Es la vida animal en toda su triste y solitaria realidad.
En el orden cultural el aspect es desconsolador. Ni siquiera
se habla el espafiol. No hay escuelas, fuera de las elementales que
regentan los Misioneros y de la tinica official, cuyo edificio para
pArvulos se acaba de construir, pero que no funciona todavia por








- 87 -


falta de material (1). Nada de classes nocturnas, cursos de Bellas
Artes ni Escuelas de Industrias y Oficios, que tan convenientes
serian para el progress material de la Colonia. En este punto tie-
nen aun cierta realidad las siguientes palabras del actual Gober-
nador, senior Barrera (2).
ral es el kruman, que es un ingl6s especial 6 el correct ingl6s,
lo que se explica con la inmensa cantidad de braceros importados
de la Reptiblica de Liberia y de Sierra Leona, y porque la gene-
ralidad de aquellos naturales envian sus hijos a que se eduquen
en Sierra Leona 6 Lagos los que no disponen de grandes medios,
y a Inglaterra los mas poderosos, de cuyos puntos vuelven im-
pregnados de ideas muy distintas A las nuestras y sin conocer
mis idioma que el ingl6s.
Fuera de la capital.-Y si esto sucede en la capital, ocioso es
decir que ain ocurre peor en los distintos poblados de la Colonia,
los cuales no son en realidad nicleos urbanos, sino simples agru-
paciones de tinglados, factories y rdsticas construcciones de ma-
dera, extendidas sin regularidad, y entire las cuales hace casi ex-
cepci6n inica la hermosa, pero solitaria obra de fabrica que en su
finca de San ( arlos acaban de levantar los Sres. Rius y Torres. A
este prop6sito es atin de actualidad la siguiente descripci6n que
de la ciudad de Bata hacia el doctor Montaldo en 1902:
medianos edificios, sin muelle ni desembarcadero, y habitada por
diez 6 doce blancos a lo sumo, a pesar de los grandes esfuerzos
y gastos que durante muchos afios hicieron los franceses por le-
vantarla, nos puede dar idea de lo que es aquello y de lo que se-
guira siendo, si nosotros persistimos en seguir con nuestros pro-
cedimientos colonizadores, como autoriza para creerlo la manera
verdaderamente original que tuvimos de inaugurar alli la sobera-
nia espahola (3).
El atraSo en el Continente es adn mas lastimoso; de ello pue-

(1) Se ha enviado en estos filtimos meses.
(2) Lo que son y lo que deben ser las Posesiones espanolas del Golfo de
Guinea.-1907.
(3) Nuestias Colonias en Guinea.







- 88 -


den dar idea las siguientes lines tomadas al folleto ya mencio-
nado del Sr. Barrera:
La ignorancia y el atraso de los naturales del Continente es
inmensa en todo orden de asuntos, incluso el de la agriculture.
Se dedican principalmente al cultivo del platano, yuca y fame,
que emplean para su sustento, y se valen de los medios mAs pi i-
mitivos para extraer el aceite de palma y el caucho, perjudicando
notablemente A las plants, cuya muerte causan, destruyendo la
riqueza de la Colonia. Los products que extraenlos cambian des-
pu6s por efectos en las factories establecidas, generalmente ingle-
sas 6 alemanas, que son las que hacen el verdadero negocio, en-
viando ademas al interior sus tratantes, que son negros gabone-
ses, cuya labor desconocemos por complete, ya que no pasamos
de las playas. Un ancho campo tienen los misioneros cat6licos
en los territories del Continente, donde ademas de su misi6n reli-
giosa, pueden ejercitar la patri6tica de ensefiar A los indigenas los
distintos cultivos, convirtiendo a aquellos habitantes en sdibditos
espafioles y ensefiandoles hAbitos de trabajo, que redundarian en
beneficio de Espafa si al mismo tiempo el Gobierno de la Colo-
nia toma interns por su prosperidad, no imitando A los franceses,
antiguos duefios de aquellos territories, que obligaban A los jefes
de pueblo A que mensualmente pagasen un impuesto en dinero
6 efectos arreglado a la importancia del poblado, sino siguiendo






\ I .,






FIGURA 31.-Seeci6n por CD de la fig. 29,
representando el corte transversal del espig6n i la altura de los embarcaderos laterales.







- 89 -


lo que hacen los ingleses y alemanes, que consiste en obligar a
los jefes de cada poblado a que cada uno de los individuos que
lo componen planten anualmente un arbol de goma, de palma y
de otras species en las extensions de terrenos que les fijan, lo
que les da resultados beneficiosos, y asi nos ayudarian los indi-
genas al sostenimiento de la Colonia sin que para ello haya nece-
sidad de emplear medidas de violencia, dejando estas para aque-
llos jefes que no cumplan con esta misi6n que se les confie. Para
esto se necesita dominar en el pais, establecer puestos militares y
que estos sean los encargados de vigilar que se cumpla lo ante-
riormente expresado, al mismo tiempo que se vigila a los extran-
jeros que hoy ejercen libremente su comercio en el interior, sin
que sepamos lo que hacen y sin que podamos evitar el contra-
bando de armas que impunemente pueden hacer por cualquiera
de nuestras fronteras, hoy sin vigilancia alguna.>

Reflejo del estado social en las Obras piblicas.-La condici6n
rudimentaria del estado social perjudica gravemente a la Colonia,
pues falta interns por el planteamiento y desarrollo de las obras
urbanas; los Vocales de los diversos Consejos de vecinos no sien-
ten estimulos por el saneamiento, policia y limpieza de los po-
blados; no existen artifices para ninguna obra de arte; no brota
el buen gusto constructive; no hay elements para decorar 6
exornar las edificaciones, ni tampoco se encuentran en plaza mul-
titud de efectos que reclaman las nuevas obras; finalmente, no
hay espiritu de empresa, y hasta hoy han quedado desiertas casi
todas las subastas celebradas en Santa Isabel para las construc-
ciones de Obras piblicas, no obstante haberse repetido aquellas,
y procurando estimular por todos los medios la iniciativa privada
en dicha capital.

Necesidad de mejorar el estado social y modo de impulsarlo.-
Creemos de toda necesidad impulsar el estado social de la Colo-
nia; much se avanzaria en este sentido declarando inamovibles
d los empleados de laAdministraci6n, concedi6ndoles derecho a
la propiedad con determinadas limitaciones y excepciones, crean-
do una Escuela practice de oficios, dando efectividad d la ense







































FIGURAS 32 y 33.--Perfil transversal del Rlmac6n de importaci6n-exportaci6n.
Cercha con tirante horizontal y lintern6ri 6 lucernario.-Alzado parcial de dicho Almac6n.-(Proyecto del autor.)








- 91 -


fianza primaria, subvencionando un Colegio de internos y exter-
nos en Santa Isabel, donde, sin contact con los gratuitos, pue-
dan educarse los hijos de families acomodadas, etc. En particular,
ha de ser de gran eficacia, en este respect, la construcci6n de
pabellones para funcionarios, prevista ya en el program de Obras
piiblicas.
Pabellones para funcionarios.-Esta es una necesidad tan
sentida como mal satisfecha en la Colonia, particularmente en
Santa Isabel, donde las viviendas alquilables son escasas y alcan-
zan precious elevados. El alquiler de una casa con tres 6 cuatro
habitaciones vale de 100 d 150 pesetas. Por otra parte, la vida es
cara, pues alli el comercio realize sus ventas con un beneficio
considerable. Bajo un regimen de estricta economic, el funciona-
rio mas modesto no puede tender a su alimentaci6n con un
gasto menor de 150 pesetas mensuales. El lavado y entreteni-
miento de ropa es un gasto de gran consideraci6n, tanto por el
valor del planchado de cada prenda como por el ndmero de mu-
das que precisa cambiar en una semana. La continue exudaci6n,
las inevitable mojaduras durante la estaci6n lluviosa, el barro
que se encuentra por todas parties y el polvo en la estaci6n seca,
obligan d frecuentes mudas, que d veces han de ser dos 6 tres en
un mismo dia. Si se quiere prevenir el paludismo y otras enfer-
medades, es precise tener, por lo menos, una docena de trajes
que no suele durar mas de un aflo, pues el repaso de la ropa es
defectuoso y la fauna roedora causa estragos en ella. La con-
servaci6n del calzado, y de todos los efectos en general, es
dificil alli. La higiene es mas necesaria en la Colonia que en
Europa y obliga a precauciones y cuidados que se traducen en
gastos.
Estos inconvenientes, extensivos A todos los funcionarios, son
mis graves en los de Obras ptblicas, por tener que trabajar al
aire libre, en el bosque, en el barro, en el agua y excepcional-
mente A cubierto.
Cuando el funcionario es soltero, su sueldo basta en general
para tender A todas sus necesidades y aun para realizar algunas
oconomias; pero si aquel es casado, tiene que dividir su peculio
para mantener en Espafia A su familiar, y entonces, lejos de reali-








- 92 -


zar economies, se ve obligado a vivir en una estrechez malsana
si. no quiere contraer deudas.
Actualmente hay muchos funcionarios que disfrutan pabelldn;
otros viven en locales alquilados por la Administraci6n y otros
carecen de vivienda. En su mayoria no tienen mAs que una 6 dos
habitaciones, en las que puede vivir, a duras penas, un hombre,
pero de ninglin modo una familiar.
Algunos funcionarios tienen que instalarse apareados en una
sola habitaci6n, como sucede actualmente en alguna de las estan-
cias de la llamada Casa de Piedra.
Con los tiltimos aumentos de personal las cosas vienen a que-
dar pr6ximamente como en 1907, cuando el actual gobernador
general Sr, Barrera, decia: < das, no existen casas que se puedan arrendar, y habi6ndose crea-
do una porci6n de organismos que no existian, no se ha pensa-
do en instalarlos, no ya decorosa, sino medianamente, siendo un
verdadero problema el que se le present al funcionario que alli-
llega, y que si no tiene amigos que le amparen ha de recorrer un
verdadero calvario antes de encontrar donde dar con su cuerpo,
no siendo raro que tenga que pedir un refugio donde pasar la
primera noche al mismo vapor que le ha conducido> (1).
Por tales causes hemos creido de urgente necesidad la cons-
trucci6n de pabellones. Este asunto se present tambien bajo dos
aspects que interest examiner, porque demuestran que cuantos
sacrificios haga el Tesoro Colonial en este sentido seran prove-
chosos, tanto para los funcionarios como para dicho Tesoro y
para la Colonia misma.
En el orden econ6mico, el funcionario A quien se asegura una
vivienda c6moda y decorosa en un pais castigado por las enferme-
dades, encuentra mas garantida su salud, ap6gase a la Colonia y
realize campafias largas, ahorrando al Estado el gasto de viajes
que hoy represent una suma enorme.
Si el funcionario es casado y tiene un pabell6n que albergue A
su familiar, en muchos casos vivirA con ella por carifio y por aho-

(1) Lo que son y lo que deben ser las posesiones espaftolas del Golfo de
Guinea.







- 93 -


ADUANA









FIGURA 34.-Prente del edifielo para Aduanas del puerto de Sta. Isabel.
(Proyecto del author )


rto y creard intereses en la Colonia, contribuyendo asi al des-
arrollo social de la misma, al fomento de su riqueza y al mejora-
miento de sus condiciones sanitarias. Estimamos que s6lo por
semejante medio podrA, en poco tiempo, convertirse el poblado
de Santa Isabel en una capital qqe no desmerezca de las que
embellecen las colonies vecinas. El estado social de la nuestra es
hoy de un atraso desconsolador; no existe alli la vida social, por-
que no existe la familiar, que es la base de la sociedad.
Por eso el empleado carece de espiritu colonial y se conside-
ra en tierra extrafia; lejos de amar a la Colonia, vive tan solo es-
perando el dia de abandonarla para volver al calor de los suyos;








- 94 -


este es un grave obsticulo para el progress material y social de
dichos territories, progress que se retrasard indefinidamente mien-
tras en ellos no se pueda constituir el hogar, porque, digase lo
que se quiera, el hombre no ve la Patria sino alli donde ve a la
familiar.


II

ESTADO POLITICO-ADMINISTRATIVO


Fase colonial.-El estado de dominio en que se halla la Colo-
nia es muy distinto seg6n se consider la isla de Fernando P6o 6
el territorio del Continente. Asi como la etapa social en este ilti-
mo es de gran atraso con respect A la isla, asi tambian en el or-
den politico la fase de progress en la Guinea Continental es infe-
rior a la de Fernando P6o.
Los dos terminos geograficos, Fernando Pdo y Muni, estan se-
parados por diferencias esenciales, pues aunque tienen relaciones
de semejanza, todo es en ellos distinto: la estructura topogrdfica,
la altimetria orografica, la naturaleza geol6gica, la saturaci6n hi-
grom6trica, la permeabilidad del suelo, la 6poca de las estaciones
seca y luviosa, el valor de las tierras y, sobre todo, el estado de
progress.
Si se admite que la colonizaci6n modern comprende los pe-
riodos sucesivos de exvloracidn, ocupacidn y explotaci6n, dicha
isla se halla ya en el iltimo, al paso que el Continente se encuen-
tra en el primero. En efecto; la isla de Fernando P6o encierra ya
los elements de vida y cultural necesarios para ensanchar consi-
derablemente la explotaci6n agricola que, con gran provecho, se
viene realizando hace ya algunos afios.
El Muni apenas ha salido del primer period, y aun esto A fa-
vor de las penosas 6 inteligentes expediciones realizadas por el
actual Gobernador General Sr. Barrera. Aunque A la hora en que
esto se describe tratase de definir las fronteras de nuestra Guinea
Continental (geograficamente indicadas en el Tratado de Paris de








- 95 -


27 de Junio de 1900), atin conservan su expression astron6mica,
sin alcanzar el sefialamiento territorial que da efectividad y preci-
si6n a la soberania.
Las negociaciones ha tiempo iniciadas para demarcar limits
naturales a la Guinea Continental Espafiola, no han tenido defi-
nitivo desenlace hasta el mes de Abril tiltimo (1). El (hinterland)
es casi desconocido, pues las exploraciones efectuadas y los itine-
rarios seguidos durante el iltimo decenio, no han sido publica-
dos, 6, por lo menos, no han alcanzado adecuada difusi6n en la
cultural ptiblica.
Tampoco hay datos ciertos sobre la situaci6n de las tribus ni
respect a la densidad de poblaci6n. No se ha dado la cifra exacta
de kil6metros cuadrados que constituyen la superficie guineense.
No existen caminos ni lugares fijos de etapa. La selva es casi
continue e impenetrable. Los cursos fluviales son las tnicas lines
de penetraci6n que pueden remontarse, no siempre facilmente. Se
conoce la estructura general hidrografica del pais, pero no su
constituci6n interior orografica. Su producci6n y riqueza extracti-
va han sido sefialadas eruditamente en alguna Memoria 6 des-
cripci6n general, pero no conocemos studio alguno donde aque-
las se concrete y detallen desde el punto de vista de la explota-
ci6n commercial, agricola, minera, pecuaria, etc.
La ocupaci6n del territorio no se ha extendido mas all del
litoral y del curso inferior de algunos rios.
La cartografia del Muni carece de un mapa exacto, pues el pu-
blicado en 1903, aunque obra meritisima de laboriosa compila-
ci6n, no puede reputarse complete. Existen, si, notas sueltas, es-
tudios parciales de fauna, flora y gea, pero no se han realizado
trabajos encaminados al levantamiento de mapas especiales 6 a
la croquisaci6n particular itineraria, altimetrica, geol6gica y fo-
restal.
Por iltimo, el nlmero de factories espafolas establecidas en
ese territorio y las transacciones comerciales que en 61 se realizan,
son meramente perifericas.

(i) Las interesantisimas operaciones de delimitaci6n fueron bruscamente
interrumpidas por la guerra que hoy aflige A la Humanidad.







































FIGURAS 35 Y 36.-Pachada lateral y semlfachada posterior de la Aduana para el puerto de Santa Isabel.








- 97 -


En suma: si el Muni ha menester de iniciativas colonizadoras
(que el Estado no cesa de excitar), la isla de Fernando P6o no las
reclama ni las necesita por hallarse ya en franco y pr6spero pe-
riodo de explotaci6n, cuyo desenvolvimiento ha de agigantarse
con redoblada velocidad al compas de los progress del ferroca-
rril en construcci6n.
En m6ritos de lo expuesto, no parece autorizado afirmar que
el Muni haya entrado en el period de explotaci6n ni que, por
consecuencia, sea llegada la hora de realizar alli mas obras ptbli-
cas que las estrictamente necesarias para ocupar el territorio.

Political colonial.-No se sigue, como en otro tiempo, la poli-
tica de asinilacion, que consistia en imponer a las Colonias las
instituciones de la Metr6poli; siguese ahora, como preconiza Le-
roy-Beaulieu, la political de asociacidn, fundada en el respeto a las
instituciones indigenas; pero en todos los casos, la idea political
tiende siempre al dominio, y el fin de este dominio es la ex-
plotacidn por medio de la mano de obra indigena y del trabajo
directive de los elements metropolitanos.
El regimen politico que hoy se practice para realizar estos fi-
nes, es el de suave attaccidn, dentro de los temperamentos de
energia cuando la imponen las circunstancias, proscribiendo todo
acto innecesario de represi6n y de castigo, que por sistema con-
traproducente se aplicaba en otro tiempo. Asi vienen procediendo
nuestros Gobernadores generals, y asi lo mantiene con lauda-
ble tes6n el que ahora rige los destinos de la Colonia.
Por lo demas, las directives del regimen colonial modern
aparecen trazadas en los Reales decretos fundamentals sobre la
Administraci6n y Regimen de la Propiedad de los Territorios es-
pafioles del Africa Occidental, los cuales se informan en el crite-
rio de considerar dichos territories como una Colonia de explota.
cidn mercantile, respetando en ellos la propiedad de los indigenas
sobre las tierras que dstos necesiten para su sustento.
Mejoras politico-administrativas.-Los organismos politico-
administrativos instituidos alli, se acomodan a la expresada orien-
taci6n de gobierno, aunque, a decir verdad, podrian reformarse
en beneficio del progress colonial, cuya legislaci6n precisa ir




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs