• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Objetivos de la junta de economia...
 Front Cover
 Junta de economia de guerra
 Introduction
 Parte Primera: La conferencia de...
 Parte Segunda: Trabajos e informes...
 Table of Contents
 Facultades de la junta de economía...






Group Title: Conferencia de las Naciones Unidas sobre Alimentacion y Agricultura.
Title: Conferencia de las Naciones Unidas sobre Alimentación y Agricultura
CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072739/00001
 Material Information
Title: Conferencia de las Naciones Unidas sobre Alimentación y Agricultura
Physical Description: 194 p. : ;
Language: Spanish
Conference: Conferencia de las Naciones Unidas sobre Alimentación y Agricultura
Publisher: Ed. Junta de Economía de Guerra
Place of Publication: La Habana
Publication Date: 1943
 Subjects
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072739
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 55438635

Table of Contents
    Objetivos de la junta de economia de guerra
        Unnumbered ( 1 )
    Front Cover
        Page 1
        Page 2
    Junta de economia de guerra
        Page 3
        Page 4
    Introduction
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
    Parte Primera: La conferencia de la naciones unidas sobre alimentación y agricultura
        Page 9
        Programa y objetivos de la conferencia
            Page 10
            Page 11
            Page 12
            Page 13
            Page 14
            Page 15
        Organización y plan de trabajo de la conferencia
            Page 16
            Page 17
            Page 18
            Page 19
            Page 20
            Page 21
            Page 22
            Page 23
        Tranajo de la sección I: Niveles y requisitos de consumo
            Page 24
            Page 25
            Page 26
            Page 27
            Page 28
            Page 29
        Trabajos de la sección II: Espansión de la producción y adopción de esta a las necesidades del consumo
            Page 30
            Page 31
            Page 32
            Page 33
            Page 34
            Page 35
        Trabajos de la sección III: Facilidades y mejoramiento de la distribución
            Page 36
            Page 37
            Page 38
            Page 39
            Page 40
            Page 41
        Trabajos de la sección IV: Recomendaciones para continuar y adelantar el trabajo de la conferencia
            Page 42
            Page 43
            Page 44
            Page 45
            Page 46
            Page 47
            Page 48
            Page 49
            Page 50
    Parte Segunda: Trabajos e informes de la delegación de Cuba
        Page 51
        Page 52
        Trabajos de la delegación Cubana en la conferencia
            Page 53
            Page 54
            Page 55
            Page 56
            Page 57
            Page 58
            Page 59
            Page 60
            Page 61
            Page 62
            Page 63
            Page 64
        Memorándum sobre la importancia del grupo de los azúcares en la dieta normal y su papel en la formación
            Page 65
            Page 66
            Page 67
            Page 68
            Page 69
            Page 70
            Page 71
            Page 72
            Page 73
            Page 74
        Memorándum sobre análisis del problema alimentico de Cuba
            Page 75
            Page 76
            Page 77
            Page 78
            Page 79
            Page 80
            Page 81
            Page 82
        Memorándum de la delegación Cubana sobre las medidas necesarias para mejorar la productividad y eficiencia agrícolas en Cuba
            Page 83
            Page 84
            Page 85
            Page 86
            Page 87
            Page 88
            Page 89
        Memorándum de la delegación Cubana sobre las medidas especiales para ampliar la distribución de alímentos
            Page 90
            Page 91
            Page 92
            Page 93
            Page 94
        Memorándum de la delegación Cubana respectos de la producción de artículos alimenticios y de otros productos agrícolas de exportación
            Page 95
            Page 96
            Page 97
            Page 98
            Page 99
            Page 100
            Page 101
            Page 102
            Page 103
            Page 104
            Page 105
            Page 106
        Informe al instituo Cubano de estabilización del azúcar
            Page 107
            Page 108
            Page 109
            Page 110
            Page 111
            Page 112-113
            Page 114
            Page 115
            Page 116
        Informe a la comissión nacional de propaganda y defensa del tabaco Habano
            Page 117
            Page 118
            Page 119
            Page 120
            Page 121
            Page 122
            Page 123
        Informe al Honorable Sr. Presidente de la república
            Page 124
            Page 125
            Page 126
            Page 127
            Page 128
            Page 129
            Page 130
            Page 131
            Page 132
            Page 133
            Page 134
            Page 135
            Page 136
            Page 137
            Page 138
            Page 139
            Page 140
            Page 141
            Page 142
        Acta Final: Conferencia de las naciones unidas sobre alimentacion y agricultura
            Page 143
            Page 144
            Page 145
            Page 146
            Page 147
            Page 148
            Page 149
            Page 150
            Page 151
            Page 152
            Page 153
            Page 154
            Page 155
            Page 156
            Page 157
            Page 158
            Page 159
            Page 160
            Page 161
            Page 162
            Page 163
            Page 164
            Page 165
            Page 166
            Page 167
            Page 168
            Page 169
            Page 170
            Page 171
            Page 172
            Page 173
            Page 174
            Page 175
            Page 176
            Page 177
            Page 178
            Page 179
            Page 180
            Page 181
            Page 182
            Page 183
            Page 184
            Page 185
            Page 186
            Page 187
            Page 188
            Page 189
            Page 190
    Table of Contents
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
    Facultades de la junta de economía de guerra
        Page 195
Full Text








OBJETIVOS DE LA JUNTA DE ECONOMIC DE GUERRA




La Junta de Economia de Guerra creada por el Decreto Presidencial No. 1437 de 19
de abril de 1943 tiene por objeto adaptar la economic national, a la situaci6n de guerra
y prepararla para las contingencies de la post-guerra, desarrollando y coordinando las
medidas, programs, planes y political que se hayan concebido o que se conciban para
proteger y fortalecer nuestra economic.
En este sentido la Junta de Economia de Guerra actuar6 con urgencia a fin de:

a) Organizar la producci6n national con vista al abastecimiento, seguridad de trans-
porte, distribuci6n coordinada y obtenci6n de mercados, equipos y cr&ditos, protegiendo
por diversos medios. y entire ellos el financiamiento adecuado, el cultivo y manufacture
internal de materials primas, materials alimenticias, products sustitutivos y derivados, con
preferencia a los que actuaimente se utilizan que sean dificiles de importar a causa de la
guerra; y ei fomento de las explotaciones de minerales combustibles y su adecuada pro-
tecci6n;

b) Pcoyecta, e imnpusar planes de financiamiento para las cosechas de exportaci6n
que atraviesen profundas crisis por las dificultades del tr6fico maritime, principalmente el
tabaco y los frutos menores;

c) Irtensificar ei cumplimiento de la Ley de Cultivo Obligatorio, mediante un mayor
control de su ejecucl6n, con vista al abastecimiento de la poblaci6n, a la vez que asegu-
rando al agricultor un precio remunerativo de las cosechas, con la intervenci6n del Estadc
en el financiamiento de las mismas y su distribuci6n;

d) Coord.na ei trahalo y el capital de inversi6n como factors de la producci6n y
fuentes creadoras del bienesta public, por considerarlo una necesidad de interns public
para la defense economic de nuestro pueblo. En esta line de conduct se cuidar6 la
aplicaci6n de las eyes sociales a la par que se proteger6 el capital de inversi6n, y se
procurar6 evitar o soluc:onar satisfactoriamente los conflicts entire patrons y obreros
mediante procedimientos inspirados en la equidad;

e) Contribuir a la soluci6n del problema de la desocupaci6n originada por la guerra.
estableciendo en unos casos la indemnizaci6n a los trabajadores en situaci6n de paro
y en otros, absorbiendo el potential human desocupado, mediante la movilizaci6n military ,
naval, la intensificac.6n de las cosechas de exportaci6n y consume interno, la protecci6n
y el estimulo a la produccion internal de materials primas o products sustitutivos de los
que se empleen actualmente que son dificiles de importer a causa de la guerra, la rea-
lizaci6n de obras pjlMcas la creaci6n de nuevas fuentes de trabajo, y otras medidas
pr6cticas;

f) Ob'ener un summnstro relativamente stable de primeras materials a las industrias
fundamentals del pals, al objeto de mantener el mas alto nivel de trabajo que sea factible
y el mas amplho uso del capital fijo y circulante de la economic national;

g) La orientaci6n y planes que estructuren en una unidad organica la political agri-
cola, industrial, de transportes, minera, monetaria, bancaria y commercial, para el desarrollo
y prosperidad de (a economic al servicio de la Naci6n;

h) Propender a la r&pida ejecuci6n de todas las medidas de carActer econ6mico que
constant en el Programs de Guerra que el Gobierno acord6 en la sesi6n del Consejo de
Ministros del dia 19 de septiembre de 1942, y ratific6 el Senado de la Rep6blica el dia 11
de septiembre del propto ao; y estudiar todas aquellas medidas que le sean sometidas a su
consideraci6n por el Presidente de la Repjblica, los Ministros, el Congreso o las institu-
ciones y entidades del pais.















LA CONFERENCIA


DE LAS NACIONES UNIDAS


SOBRE ALIMENTACION


Y AGRICULTURE
























2






Pubcar nes
de ta
JUNTA DE ECONOMIC DE GUERRA
La Ha",
1943


A^F nO^< iLaaar .

s~--


C
!i:
-'
~ .: ,il .i
n;
~'. "


~r -~h-L~ ~L ~~ I ~YP. -d1C~B~P-r~L~a~~Os~ -~5 ~t~lLl~bdaS LICab


~OIIY(-~~IUT~i~CWI~l~l~-n~)IIRII:r (. L ~' r


iY~q~-~P~I- ~"i~~-~ia~(P4Pl~i~iYU ~i~i*~G~f~il~L~:~P*~prr~iffln-i ~I ;,
I'


"r: i-ur~S~qaTSZ~~




q I


Pris by CULTURAL, S. A. OBISPO, 525 LA HABANA, CUBA


- ------- ------------- --


-'.'










REPUBLICAN DE CUBA

JUNTA DE ECONOMIC DE GUERRA
AVE. DE LAS MISIONES No. 1
LA HABANA


PRESIDINTE
Dr. Ram6n Zaydin
Primer Ministro.

Dr. Emeterio S. Santovenia
Ministro de Estado.
Ing. Eduardo Montolieu
Ministro de Hacienda.
Dr. Joaquin Martinez SAenz
Ministro de Agricultura.

Dr. Edgardo Buttari
Ministro de Comercio.
Dr. Jos6 SuAres Rivas
Ministro de Trabajo.
Dr. Jos6 Agustin Martinez
Ministro ai Cartera.
Dr. Juan Marinello
Ministro sin Cartera.
Ing. Amadeo L6pez Castro
Pdte. de la ComisiS6 de Fomento Nocional.
Ing. Carloe Hevia
Director de la Oficina de Regulacidn
de Precios y Abastecimiento.
Dr. Rieardo Sarabasa
Agente General de Importaci6n
y Exportaci6n.
Dr. Rafael Santos Jim6nez
Pfesidente de la Comniai6 Maritima
Cubana.

Ing. Manuel P6rez Benitoa
Interventor de la Propidad
BEnemiga.
Dr. Marcelo de Caturla
President de la Comisi6n Naoiona
de Transporte.

SCDr. TAvo G
Dr. Gustavo Guti6rrez















INTRODUCTION


Por iniciativa, y a convocatoria del Gobierno de los Estados Unidos
de Amirica, se efectu6 en Hot Springs, Virginia (E. U. de'A.), del 18 de
mayo al 3 de junio de 1943 la Conferencia de las Naciones Unidas sobre
Alimentaci6n y Agricultura.
Esta Conferencia puede considerarse como la primera de una series que
habri de celebrarse, en primer termino, para resolver los problems de emer-
gencia creados por la guerra, y en segundo lugar, para enfocar las directrices
de la nueva estructura political, social y economic del mundo de la post-
guerra, con objeto de asegurar a todos los pueblos de la tierra el disfrute de
las cuatro libertades fundamentals enunciadas por el Presidente Sr. Fran-
kin D. Roosevelt en su mensaje al Congreso de los Estados Unidos de 6 de
enero de 1941, ampliadas despues en la Carta del Atlantico, suscrita con
el Primer Ministro de la Gran Bretaiia, Sr. Winston Churchill, el 14 de
agosto del mismo afio, y transformadas por el Protocolo de 19 de enero
de 1942 en la Declaraci6n Conjunta de las Naciones Unidas.
Una de las nuevas libertades por las que lucha la Republica de Cuba
conjuntamente con las' Naciones Unidas, es la libertad de las privaciones y
de la miseria, que traducida en trminos mundiales, como dijera el Presiden-
te Roosevelt, significa la concertaci6n de entendimientos econ6micos que
aseguren a cada Naci6n una vida saludable para sus habitantes.
Este hermoso principio rusveltiano ha encontrado expresi6n en los Pun-
tos 4 y 5 de la Carta del Atlintico, el primero de los cuales expresa que

"Con el debido respeto a sus obligaciones existentes [las Naciones
Unidas] se esforzarin porque todos los Estados, scan grandes o peque-
fios, victoriosos o vencidos, disfruten del acceso, en igualdad de condi-
ciones, al comercio y a las materials primas del mundo que necesiten
para su prosperidad econ6mica."
agregando en el otro Punto, que las Naciones Unidas
"desean lograr en el campo de la economic la colaboraci6n mis estre-
cha entire todas las Naciones con el objeto de conseguir, para todos
mejoras en las normas de trabajo, prosperidad econ6mica y seguridad
social".


,/2
.L.







CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


El "derecho a alimentaci6n adecuada" es, por consiguiente, una de las
conquistas sociales ya determinadas por la II Guerra Mundial, y tanto la
economic international como las economies nacionales de los passes demo-
criticos, deben organizarse para dar satisfacci6n a ese derecho. La Confe-
rencia de Hot Springs tiene por eso, aparte de su importancia intrinseca, la
extrinseca de ser el primer paso hacia la planificaci6n econ6mica de un mun-
do mis human.
El advance no se detendri ahi. Como ya ha declarado el Gobierno del
President Batista, aceptando la tesis de la National Resources Planning
Board, de Washington (Decreto No 1099 de 9 de abril de 1943), el
ciudadano tiene no s6lo derecho a la alimentaci6n, sino a los vestidos, al al-
bergue y a la asistencia midica adecuados. En Hot Springs ya se habl6
de ello, aunque la Conferencia se limit a la alimentaci6n y a sus grades
implicaciones sociales y econ6micas. El asunto require, por consiguiente,
la cuidadosa atenci6n que le esti presrando el Gobierno, y la fervorosa coo-
peracion del pueblo cubano, en cuyo beneficio, al igual que los demas pue-
blos del mundo, se libra esta nueva cruzada.
La Delegaci6n de la Repbblica de Cuba a la Conferencia de Hot
Springs estuvo integrada por el Sr. Ing. Amadeo L6pez Castro, Secretario
de la Presidencia de la Repdblica y Presidente de la Comisi6n Nacional de
Fomento, quien actu6 de Presidente de la Delegaci6n y fue electo Vice-
Presidente de la Secci6n IV sobre "Recomendaciones para continuar y ade-
lantar el trabajo de la Conferencia"; y por los Delegados Sres. Arturo
M. Mafias y Paraj6n, abogado especializado en asuntos azucareros, que nos
represent directamente en la Secci6n que trat6 de las "Facl!idades y me-
joramiento de la distribuci6n"; Filix Hurtado y Galtis, Sub-Secretario de
Salubridad, medico especializado en asuntos dietiticos, que actu6 en la Sec-
ci6n de "Niveles y requisitos de consume"; Ramiro Guerra y Sinchez, miem-
bro cubano del Comiti Econ6mico-Financiero Interamericano, que particip6
en la Secci6n de "Recomendaciones para continuar y adelantar el trabajo
de la Conferencia"; y Felipe Pazos y Rogue, Agregado Comercial de nues-
tra Embajada en Washington, quien actu6 de Secretario de la Delegaci6n
y ademis la represents en la Secci6n de "Expansi6n de la producci6n y
adaptaci6n de ista a las necesidades del consume". Como auxiliares de la
Delegaci6n actuaron ademis en Hot Springs, los Sres. Manuel Perdomo y
Carlos Martel.
Los Delegados cubanos se desenvolvieron en la Conferencia siguiendo
las instrucciones que recibieron del Sr. President de la Repiblica, Mayor
General Fulgencio Batista, el Primer Ministro, Dr. Ram6n Zaydfn, y el


., .."







SOB3R ALIMENTACI6N Y AG3ICULTURA 7

Ministro de Etadn, Dr. Emeterio Santoveia. y Io hideroa Cem tl efcien-
da y dicrecida, que contribuyeron a evitar una podigro pnaificacid eco-
n6mica mundial dividiendo a los passes en consumidires y productres, y
coadyuvaron a la adopcid de las importantes comclusiomne de Ia Caferem -
cia que constant en el Acta Final, siendo de destacar la labor reafizada por
el Ing. L6pez Castro, quien no s6lo asumid la direccidn general de los tra-
bajos, atendiendo a su coordinaci6n, sino que particip6 en las reunioes de
las Secciones cada vez que se trataron asuntos que eran de especia inters
para Cuba.
Al regresar a nuestro pais y dar cuenta de sus trabajos a la Junta de
Economia de Guerra -despuis de informer al Sr. President de la Rep6-
blica- la Junta ha considerado que debe hacer p6blica su felicitacid6 a los
Delegados cubanos por su brillante actuaci6n en la Conferencia de Hot
Springs y divulgar los trabajos e informes de la Delegaci6n y de la Confe-
rencia, con objeto de que no s6lo las classes productoras y consumidoras, sino
el pueblo en general, aquilate este aspecto de la planificacid6 ecos6mica
mundial en proyecto, y se prepare para la ordenacid6 econ6mica que es
precise acometer en nuestro pais. Los studios de nuestra Delegaci6n y la
relaci6n de los trabajos de la Conferencia son tan instrtctivos. especialmente
el informed rendido at Sr. President de la Rep6blica, que la Junta de Eco-
nomia de Guerra no ha vacilado en darlos a la publicidad.
El texto que aparece a conrinuaci6n, aunque en determinados casos
haya, sido redactado o preparado individualmente por alguno de los Delega-
dos, ha sido discutido y aprobado por todos los miembros de la Delegaci6n
y Ileva su firm en la pag. 141, por cuya raz6n debe considerarse como
product eclusivo de su pensamiento y responsabilidad. El arreglo y los
titulos de publicaci6n son nuestros.
Esta publicaci6n comprende tres parties. La primera parte, titulada La
Conferencia de las Naciones Unidas sobre Alimentacidn y Agricultura,
relaciona la organizaci6n, plan de trabajo, desenvolvimiento y conclusions
de la Conferencia propiamente dicha, y comprende:

I. El program y objetivo de la Conferencia,
II. La organizacidn y plan de trabajo,
III. Los trabajos de la Secci6n I sobre "Niveles y requisitos del
Consumo",
IV. Los trabajos de la Secci6n II sobre "Extensi6n de la produc-
ci6n y adaptaci6n de esta a las necesidades del consumo",
V. Los trabajos de la Secci6n III sobre "Facilidades y mejora-
miento de la distribuci6n",
VI. Los trabajos de la Secci6n IV sobre "Recomendaciones para
continuar y adelantar el trabajo de la Conferencia".



s-;Sp.~Lid







CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


La segunda part, que hemos denominado Trabajos e infrmes de la De-
legacidn de Cuba, relata la labor de nuestros Delegados y reproduce las
coclusiones a que han llegado, y costa de:
VII. Los trabajos de la Delegaci6n Cubana en la Conferencia,
VIII. Un Memorandum presentado al Comiti 1, de la Secci6n I.
sobre la importancia del grupo de los azucares en la dieta
normal y su papel en la formaci6n de las reserves orginicas
de gluc6geno,
IX. Un Memorandum presentado al Comite 2, de la Secci6n II,
sobre analisis del problema alimenticii de Cuba.
X. Un Memorandum presentado al Comiti 2, de la Secci6n II,
sobre las medidas necesarias para mejorar la productividad
y la eficiencia agricola en Cuba.
XI. Un Memorandum presentado al Comite 3, de ha Secci6n III,
sobre medios especiales para ampliar la distribuci6n de ali-
mentos.
XII. Un Memorandum presentado al Comiti 3, de la Secci6n II,
sobre la experiencia cubana respect a la producci6n de
articulos alimenticios y de otros products agricolas de ex-
portaci6n,
XIII. El Informe al Instituto Cubano de Estabilizaci6n del Az6car.
XIV. El Informe a la Comisi6n Nacional de Defensa de la Gana-
deria,
XV. El Informe a la Comisi6n Nacional de Propaganda y De-
fensa del Tabaco Habano, y
XVI. El Informe al Honorable Sr. President de la Repiblica.
Por 6ltimo, cierra esta publicaci6n, la tercera y ultima parole, que con-
tiene el texto en espaiiol del Acta Final de la Conferencia.
La Junta de Economia de Guerra, creada por el Decieto N9 1437
de 19 de abril de 1943 para adaptar la economic national a las necesidades
de la guerra y prepararla para las contingencies de la post-guerra, a reserve
de sus trabajos sobre las conclusions de Hot Springs, llama la atenci6n de
los organismos gubernamentales competentes y de las corporaciones sociales y
econ6micas de nuestro pais, sobre los pronunciamientos de la Conferencia de
Alimentaci6n y Agricultura y la necesidad de intensificar el cumplimiento
de nuestro Programa de Guerra que, como nuestra Constituci6n, se anticip6
en ciertos aspects a algunas ideas de la Conferencia.
Ello facilitari a Cuba la realizaci6n de los ajustes econ6micos que te-
nemos que hacer para cumplir los postulados de nuestra Constituci6n y de la
Carta del Atlantico.


Habana, julio 5 de 1943.


GUSTAVO GUTIMRREZ,
Secretario de la Junta de Beonomia
de Guerra.


rw~ ,L





















PARTE PRIMER

LA CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS
SOBRE ALIMENTACION Y AGRICULTURE









I






PROGRAM Y OBJETIVOS DE LA CONFERENCIA

La Conferencia de Alimentacion y Agricultura celebrada en Hot
Springs, Virginia, Estados Unidos de America, del 18 de mayo al
3 de junio de 1943, puede considerarse como la primer de la series
de conferencias que habrAn de celebrarse, en primer t&rmino, para
resolver los problems de emergencia creados por la guerra, y en
segundo, para tratar de trazar las grandes lines dentro de las cuales
se proctirara encuadrar una nueva organizaci6n econ6mica, political y
social del mundo, destinada a asegurar a todos los pueblos las cuatro
libertades fundamentals consignadas en la Carta del Atlantico.
Tom6 la iniciativa de convocar esta primer conferencia, que
bien puede calificarse de preliminary y preparatoria, el Gobierno de
los Estados Unidos de America, por entender que era ya Ilegada la
hora de que las Naciones Unidas y las Naciones Asociadas comenzasen
un studio de conjunto de los problems econ6micos ibasicos con
que habrian de enfrentarse una vez que se haya alcanzado una victo-
ria military complete contra el Eje. De acuerdo con ta! criterio, y
como un primer paso encaminado a la realizaci6n del mencionado es-
tudio, el proyecto de celebrar la Conferencia de Alimentaci6n y Agri-
cultura fui sometido a la consideraci6n de los Gobiernos de todas las
Naciones Unidas y de todas las Naciones Asociadas, con la solicitud
de que cada Gobierno designase para representarlo en la Conferencia,
un corto numero de experts y de t6cnicos capacitados para abordar
el studio y la discusi6n de los importantes problems nacionales e
internacionales comprendidos en el program de la misma.
La Conferencia, express el Gobierno de los Estados Unidos, al
dirigir su invitacion acompafiada del proyecto de program, dado el
caracter initial y preparatorio de la misma, no tendra por objeto el
ofrecer soluciones definitivas sobre ninguno de los problems some-
tidos a su consideraci6n. Su objetivo esencial, much mis modesto
aunque no menos important, sera brindar la oportunidad para un







12 CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS

cambio general de pareceres y la reuni6n de un caudal de informaci6n
sobre los citados problems, asi como para discutir la posibilidad de
Ilegar a un acuerdo, por lo menos en principio, respect de los medios
y de los m6todos mis satisfactorios y mas pricticos, utilizados para
resolverlos.
Sometido previamente, cono queda dicho, a la consideraci6n y
aprobaci6n de los Gobiernos invitados, el program comprendia cuatro
grandes secciones o parties divididas y subdivididas en la forma que
se expresa a continuaci6n:

SECCI6N I

Niveles y Requisitos de Consumo
A.-ALIMENTOS
1. Naturaleza y proporci6n de las deficiencies del consume en
cada pais.
2. Causas y consecuencias de la nutrici6n deficiente.
3. Metas razonables, nacionales e internacionales, para mejorar
el consume de los alimentos.
4. Medidas para mejorar las normas de consume (educaci6n).

B.-OTROS PRODUCTS AGRICOLAS ESENCIALES
1. Niveles de consumo en various paises antes de la guerra, se-
gin influyen en ellos la prosperidad o las crisis econ6micas y el poder
adquisitivo de la poblaci6n.
2. Metas razonables, nacionales e internacionales, para mejorar
el consume mediante la eliminaci6n del desempleo y el fomento de las
actividades industriales.

SECCI6N II

Extension de la producci6n y adaptacion de vista a las necesidades'
del consume

A.-Medidas para encauzar la producci6n hacia aquellos products
cuyo suministro debe aumentarse.
B.-Medidas para reducir la producci6n de articulos de los cuales ha
habido siempre excedentes.









SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURA 13

C.-Medidas para mejorar la productividad y la eficacia agricolas.
D.-Medidas para el fomento y la eonservaci6n de los recursos agri-
colas.
E.-Medidas para ajustar las labores entire la poblaci6n agricola.


SECCI6N III

Facilidades y mejoramiento de la distribucirn

A.-Correlaci6n de las normas econ6micas, nacionales e internacio-
nales, con los problems agricolas, especialmente en lo que se
refiere a la facilitaci6n del movimiento de los products agricolas
en el comercio.
1. Expansion del comercio international.
2. Pautas amplias para asegurar el aumento de la producci6n
y el aumento en general.
B.-Mejoramiento de los mercados agricolas, de la elaboraci6n y de
la distribuci6n.
C.-Medidas especiales para una mas amplia distribuci6n de los
Alimentos.
1. Mejoramiento del nivel de consume de los grupos que per-
ciben ingresos reducidos.
2. Disposici6n international de los products de los cuales haya
exceso.
D.-Reservas reguladoras y acuerdos sobre products, con el prop -
sito de garantizar precious equitativos y suministros adecuados.


SECCI6N IV

Recomendaciones para continuar y adelantar el trabajo
de la Conferencia.

Al someter el program que antecede a la consideraci6n y apro-
baci6n de los Gobiernos invitados, el Gobierno de los Estados Unidos
crey6 convenient agregar algunas explilaciones y aclaraciones adi-
cionales, a fin de no dejar duda alguna sobre el alcance y los objeti-









CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


vos del mismo. En tal sentido, destac6 el hecho de que el program,
en su Secci6n I, comprendia una series de asuntos dispuestos ordena-
darnente, a fin de lograr que la Conferencia realizase un esfuerzo en-
caminado a comprobar las necesidades de los distintos pueblos del
mundo, en cuanto a alimentos y otros products agricolas esenciales,
teniendo en cuenta las distintas condi6ones y posibilida:les de cada
pais
Tambi6n hizo constar el Gobierno de los Estados Unidos, que
el program habia sido preparado partiendo del principio de que 14
excesiva acumulaci6n de ciertos products agricolas en el pasado, no
debia considerarse, en manera alguna, como verdaderos sobrantes,
habida cuenta de las necesidades mundiales minimas de alimentos y
vestidos.
Dichos mal llamados sobrantes no fueron, de hecho, sino el re-
sultado de una mala distribuci6n y de un consume insuficiente. Sen-
tada esta conclusion, el Gobierno de los Estados Unidos hizo constar,
asimismo, que el program de la Conferencia comprendia studios des-
tinados:
a) a determinar la posibilidad de organizer la producci6n agri-
cola mundial de manera que Ilegue a permitir satisfacer las necesida-
des mundiales minimas mencionadas; y a
b) a tratar de comprobar en que cantidades podria aumentarse,
national e internacionalmente, la producci6n de cada articulo, diri-
gi6ndola a satisfacer, de la manera mas complete, las necesidades del
consume.
Con respect a los particulares anteriores, el Gobierno de los
Estados Unidos express que el program comprendia otros puntos,
incluidos con el prop6sito de que la Conferencia discutiese que con-
diciones y que medios serian necesarios para asegurar que los articu-
,os agricolas que se produjesen pudiesen ser llevados al consume.
El comentario explicativo del program constaba de un pirrafo
final. En iste, el Gobierno de los Estados Unidos, para fijar con
mayor precision los objetivos de la Conferencia, enumer6 varias cues-
tiones, las cuales, aun cuando pudiese considerarse que tenian rela-
ciones muy estrechas con algunas de las contenidas en el program,
debian estimarse de manera expresa, excluidas de iste. En primer
lugar, en la Conferencia no se discutirian problems referentes a pro-
ductos individuals como tales, o sea, a products determinados. Las









SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE 15 '

discusiones debian girar siempre sobre cuestiones y aspects genera-
les de la producci6n y de la distribuci6n, con referencia a los niveles
de consume, tambien de orden general que se considerasen mas ade-
cuados. Si por cualquier circunstancia, en una discusi6n de caricter
general se Ilegase a tratar de algunos products agricolas individua-
les, en ning6n caso tales products podrian ser el caucho, las plants
medicinales ni los products forestales.
En el curso de las sesiones de la Conferencia, la Delegaci6n de
los Estados Unidos no hizo ninguna declaraci6n general de principios
con respect a las cuestiones contenidas en el program, pero la adhe-
si6n de la Delegaci6n a los tErminos de este, se manifest en una tri-
ple forma: a) en el discurso de bienvenida a los Delegados del Pre-
sidente de la Delegaci6n americana, mister Marvin Jones, en el acto
de la apertura de la Conferencia el 18 de mayo; b) en el contenido de
una series de memoranda sobre todos los puntos del program, prepa-
rados y distribuidos por la Delegaci6n, a fin de dar a conocer sus
ideas y los principles fundamentos de las mismas; y c) en la posi-
ci6n consistent que mantuvo cada uno de los miembros de la Dele-
gaci6n en las discusiones de los Comitis, de las Secciones y en las
sesiones plenarias. Puede afirmarse, por consiguiente, que el pro-
grama. preparado por el Gobierno de los Estados Unidos, se ajust6
a una political general de este, y que la Delegaci6n de dicho Gobierno
en la Conferencia no se apart en ningun caso de las lines generals
de dicha political. Esta, segtin puede colegirse, se bas6 en los siguien-
tes postulados:
a) La dieta de la mayor parte de la humanidad es inadecuada
e insuficiente, lo mismo que el vestido.
b) Debe asegurarse una producci6n agricola creciente para su-
ministrar a todos los pueblos los alimentos y los vestidos
necesarios.
c) Deben asegurarse los medios de que los alimentos y los otros
products agricolas basicos Ileguen a manos de los consumi-
dores a que se destinan.
d) Debe proveerse a la creaci6n de un organismo international
encargado de continuar y adelantar los trabajos de la primer
Conferencia de Alimentaci6n y Agricultura.


".t -. ,I Rt -.-


















ORGANIZACI6N Y PLAN DE TRABAJO DE LA CONFIERNCIA

Una conferencia international en la que han de tratarse cuestio-
nes de gran importancia y a la cual concurriran numerosos delegados
de muy diversos paises, require una cuidadosa preparaci6n. Si dicha
conferencia tiene que celebrarse en medio de una guerra de las gi-
gantescas proporciones de la present, con toda la complejidad de pro-
blemas politicos y militares a que necesariamente tienen que tender
las Naciones Unidas, los requisitos de una organizaci6n tan perfect
como pueda en lo human realizarse, son mayores a6n. En la Confe-
rencia de Alimentaci6n y Agricultura celebrada en Hot Springs se tu-
vieron en cuenta estas exigencias del moment, y puede afirmarse
que el Gobierno de los Estados Unidos prest6 una atenci6n muy cui-
dadosa, con much tacto y espiritu de previsi6n, a todos los detalles
de la gran asamblea que iba a reunirse para estudiar, en un lugar tran-
quilo y comfortable, cuestiones fundamentals de interns human.
El Reglamento de la Conferencia, preparado por los funcionarios
del Departamento de Estado de los Estados Unidos, establecia en su
Articulo I, que habria un Presidente provisional de la Conferencia,
designado por el Presidente de los Estados Unidos. Ejerceria sus
funciones s6lo hasta el moment en que, reunida la Conferencia, en
sesi6n plenaria, eligiese un Presidente permanent. Mister Marvin
Jones, Presidente de la Delegaci6n de los Estados Unidos, fue desig-
nado por el Presidente Roosevelt, Presidente Provisional, y de acuerdo
con la prnctica usual, fue elegido despubs por unanimidad, Presidente
permanent de la Conferencia en la sesi6n plenaria inaugural. La
Conferencia, cont6 ademis, con cuatro Vicepresidentes, los cuales, se-
gin lo dispuesto en el Articulo 4 del Reglanmento, fueron, por su
orden, los Presidentes de las cuatro Secciones Tecnicas de la misma,
correspondientes a las cuatro grandes divisiones del program. El









SORE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE 17

Secretario General, conforme a lo estatuido en el Articudo 5 del Re-
glamento, fuk designado por el Presidente de los Estados Unidos, ya
que habria de tener a sus 6rdenes un numeroso personal de Secretaria
formado por empleados del Gobierno americano, y de proveer al su-
ministro de todo el material, inclusive maquinas de escribir, mime6-
grafos, papel, etc., que se necesitase --en cantidades considerable
ciertamente-- paia los trabajos de la Conferencia.
Queda dicho en el parrafo anterior, que en coAcordancia con lo
establecido en el Programa de la Conferencia, ista se dividi6 en cua-
tro Secciones Ticnicas, cada una de las cuales se organize en la forma
siguiente:

SECCI6N I

Niveles y Requisitos de Consumo

President: Kuo Ping-wen (CHINA).
Vicepresidente: Manuel J. Zevada (MAxico).
Relator: W. R. Aykroyd (INDIA).
Secretario: Frank G. Boudreau (E. U. DE, A.).
Secretario Auxiliar: E. F. Penrose (E. U. DE A.).
CoMITf 1.
President: Karl Evan (NORUEGA).
Vicepresidentc: Tsou Ping-wen (CHINA).
Vicepresidente: Miguel Etchenique (BoLIVIA).
Secretaria: Hazel K. Stiebeling (E. U. DE A.).
Secretaria Auxiliar: Katherine Bain (E. U. DE A.).
A.-Alimentos.
1. Naturaleza y proporci6n de las deficiencies del consume
en cada pais.
2. Causas y consecuencias de la nutrici6n deficiente.
3. Metas razonables, nacionales e internacionales, para me-
jorar el consume de alimentos.
Courri 2.
President: Roberto E. MacEachen (URnGUAY).
Vicepresidente: Fdouard J. Bigwood (BcLGicA).
Secretario: Harold A. Vogel (E. U. DE A.).









CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


SA.-Alimento.
4. Medidas para mejorar las normas de consume (educa-
ci6n, etc.).
COMITi 3.
President: Jos6 Garibaldi Dantas (BRASIL'I.
Vicepresidente: Cimon P. Diamantopoulos (GRECIA).
Vicepresidcnic: Gabriel L. Dennis (LIBERIA).
Secretario: A. W. Palmer (E. U. DE A.).
B.-Otros products agricolas esenciales.
1. Niveles de consume en various paises antes de la guerra,
segin influyeron en ellos la prosperidad o la crisis econ6-
mica y el poder adquisitivo de la poblaci6n.
2. Metas razonables, nacionales e internacionales, para me-
jorar el consume mediante la eliminaci6n del desempleo y
el fomento de las actividades industriales.


SECCI6N II

Expansion de la produccion y adaptacidn de esta a las necesidades
del consume

President: Aleey D. Krutikov (U. R. S. S.).
Vicepresidente: Sir Girja Shankar Bajpai (INDIA).
Relator: Murray D. Lincoln (E. U. DE A.).
Secretario: F. F. Elliott (E. U. DE A.).
Secretario Auxiliar: Clayton Whipple (E. U. DE A.).
CoMarIT 1.
President: G. S. H. Barton (CANADA)..
Vicepresidente: J. M. Troncoso (REPOBLICA DOMINICANA).
Vicepresidente: Yilma Deressa (ETIoPfA).
Secretario: Bushrod W. Allin (E. U. DE A.).
A.-Medidas para encauxar la producci6n hacia aquellos produc-
toe cuyo snministro debe aumentarse.
B.-Medidas paa reducir la producci6n de articolos de los cua-
les ha habido siempre excedentes.









SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE 19

Courri 2.
President: Hictor David Castro (EL SALVADOR).
Vicepresidente: Stefan Kroliwowski (POLONIA).
Vicepresidente: C6sar Garcia Alvarez (CoLoMBIA).
Secretario: Philip V. Cardon (E. U. DE A.).
C.-Medidas para mejorar la productividad y la eficiencia agri-
colas.

COMITt 3.
President: Joaquin M. Elizalde (FILIPINAq).
Vicepresidenti: Roberto Alamo Ibarra (VENEZUELA).
Vicepresidente: Paris E. Menendez (PARAGUAY).
Secretario: Mark L. Nichols (E. U. DE A.).
D.-Medidae para el fomento y la conservaci6n de los recursos
agricolas.
COMITP 4.
President: E. McCarthy (AUSTRALIA).
Vicepresidente: Andre Liautaud (HAITf).
Vicepresidente: Marcos Carias Reyes (HONDURAS).
Secretario: Conrad Taeuber (E. U. DE A.).
E.-Medidae para ajustar las laborers entire la poblaci6n agricola.


SECCI6N III

Facilidades y niejoramiento de l. distribucidn

President: Joao Carlos Mufiiz (BASIL.).
Vicepresidente: Branko Cubrilovic (YUGOESI.AVIA).
Relator: G. H. C. Hart (HOLANDA).
Secretario: Howard S. Piquet (E. U. DE A.).

COMITE 1.
President: J. P. R. Maud (GRAN BRETAMA).
Vicepresidento: Jan V. Hyjka (CHECOESLOVAQUIA).
Vicepresidente: Gerardo Klinge (PEut).
Secretaio: Frank A. Waring (E. U. DE A.).


'- !









CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIAS


A.-Correlacion de las normas econ6micas nacionales e interna-
cionales con los problems agricolas, especialmente en lo que
se refiere a la facilitaci6n del movimiento de los products
agricolas en el comercio.
1. Expansion del comercio international.
2. Amplias pautas para asegurar el aumento de la produc-
ci6n y el consume en general.

COMITF' 2.
President: G. A. Duncan (NUEVA ZELANDIA).
Vicepresidente: Eduardo Morillo Safa (MExico).
Vicepresidenle: Ram6n Antonio Vega (PANAMA).
Secretario: Frederick L. Thomsen (E. U. DE A.).
B.-Mejoramiento de los mercados agricolas, de la elaboraci6n
y de la distribuci6n.

COMITEr 3.
President: JIerv6 Alphand (DELEGACI6N FRANCESA).
Vicepresidente: A. P. van der Post (UNI6N SUDAFRICANA).
Vicepresidente: Alfredo Pefiaherrera Vergara (ECUADOR).
Secretario: Frederick V. Waugh (E. U. DE A.).
Secretario Au~xiliar: Faith M. Williams (E. U. DE A.).
C.-Medidas especiales para una mis amplia distribuci6n de
alimentos.
1. Mejoramiento del nivel de consume de los grupos que
perciben ingresos reducidos.
2. Disposici6n international de los products de los cuales
haya exceso.
COMITI 4.
President: M. P. L. Steenberghe (HOLANDA).
Vicepresidente: Hussein Bey M. Enan (EGIPTO).
Vicepresidente: Julio G6mez Robles (GUATEMALA).
Secretario: Robert M. Carr (E. U. DE A.).
D.-Reservas reguladoras y acuerdos sobre products, con el
prop6sito de garantizar precious equitativos y suministros
adecuados.







SOmE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURA 21

SECCI6N IV

Recomendaciones para continuar y adelantar el trabajo
de la Conferencia

President: Richard Law (GRAN BRETA&A).
Vicepresidente: Amadeo L6pez Castro (CUBA).
Relator: F. L. McDougall (AUSTRALIA).
Secretario: Loyd V. Steere (E. U. DE A.).
Secretario Auxiliar: Benjamin Gerig (E. U. DE A.).

El cuadro general de la organizaci6n de esta se complete en con-
cordancia con lo prescripto en el Reglamento, con una Comisi6n Eje-
cutiva, compuesta de los Presidentes de las Delegaciones y presidida
por el Presidente de la Conferencia; una Comisi6n de Credenciales,
que fue nombrada por la Comisi6n Ejecutiva; y una Comisi6n de
Iniciativas, compuesta de un representante de cada una de las Seccio-
nes Tecnicas de la Conferencia y de otros tres miembros nombrados
por el Presidente de esta.
Toda esta maquinaria de character general, qued6 montada en la
sesi6n plenaria inaugural de 18 de mayo de 1943. Reunida seguida-
mente la Comisi6n Ejecutiva de la Conferencia, compuesta de los cua-
renta y cuatro Presidentes de las Delegaciones, design un Comiti
Directivo de diez miembros, presidido por el Presiiente de la Confe-
rencia, con lo cual qued6 lista para comenzar el studio de los puntos
comprendidos en el program, en la mafiana del dia 19 de mayo, 1943.
E! trabajo intensive de la Conferencia correspondia realizarlo,
realmente, a los Comitis de las Secciones Tecnicas, en los cuales se
discutirian las proposiciones y mociones que debian presentarse en la
Secretaria General por las Delegaciones, en el curso de la primera se-
mana de la Conferencia.
El mitodo seguido fue el siguiente: Sometida a discusi6n en un
Comiti una proposici6n cualquiera, el Secretario del Comiti tomaba
nota de las modificaciones, en la forma de enmiendas, adiciones o
supresiones, que se le hacian, y en una sesi6n posterior era presentada
nuevamente a la consideraci6n del Comite por el Presidente de iste,
despu's de haberse puesto en limpio el texto enmendado. Terminado
por un Comite el studio y la discusi6n de todas las proposiciones so-




.. 'ss








CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


metidas al mismo, el texto final de todas se remitia, acompafiado de
un informed genera!, a la Secci6n Tecnica a que correspondia el Co-
mite.
La Secci6n T&nica, much mis numerosa, y a la cual, ademas,
podian asistir todos los Delegados que asi lo deseasen, conocia de las
proposiciones aprobadas en los Comites, y las examinaba y discutia
nuevamente, Comite por Comiti, y proposici6n por proposici6n. Se
preparaba un nuevo texto de las proposiciones en -las cuales se acor-
dase por la Secci6n introducir algon cambio, y tina vez terminado el
trabajo, todas las proposiciones ya aprobadas por la Secci6n quedaban
en disposici6n de ser sometidas, acompafiadas de un informed del Re-
lator de la misma, a la consideraci6n de la Asamblea Plenaria de la
Conferencia.
Cuando las proposiciones llegaban a vista, habian sido ya, por con-
siguiente, tan cuidadosa y extensamente discutidas con asistencia de
miembros de todas las Delegaciones, que en las sesiones plenarias po-
dia pasarse y se pasaba ripidamente sobre el texto de las mismas. De
esa manera, se Ilenaba la formalidad de impartirles la aprobaci6n final
de la Conferencia en una sesi6n en la cual se hallaban presents, o por
lo menos representadas, todas las Delegaciones. Estas, no obstante,
se hallaban asistidas del derecho de proponer enmiendas, facultad de
que en muy raros casos hicieron uso. En las sesiones plenarias cada
Delegaci6n sl6o tenia derecho a un voto, a base de una estricta igual-
dad democritica.
Hubo una sola Secci6n T6cnica, la cuarta, que como se ha visto
mas arriba, no trabaj6 dividida en comit6s, en raz6n de que su pro-
grama de trabajo comprendia un solo punto: Acordar la creaci6n de
una Comisi6n Interina encargada de continuar y adelantar los trabajos
de la Conferencia, y de someter a los Gobiernos participants un plan
para crear una Comisi6n Permanente, a la cual, una vez establecida,
cederia el puesto, disolviindose, la Comisi6n Interina. La Secci6n
T&nica IV, sin embargo, subdividi6 su labor en dos parties: a) Pre-
paraci6n de una Declaraci6n de la Conferencia, destinada a informal
al piblico en general de los objetivos, el alcance y la significaci6n de
los acuerdos de la Conferencia; y b) Estudio de las resoluciones y re-
comendaciones referentes a la creaci6n de la Comisi6n Interina, y de
las bases para la creaci6n de la Comisi6n Permanente. Para realizar
ambos trabajos, la Secci6n I design dos Comitis de Redacci6n de
a doce miembros, uno encargado del asunto a) y otros del asunto b).







SOME ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE


En la labor de la Conferencia, Ilevada adelante de acuerdo con
la organizaci6n que ha quedado expuesta, pudieron distinguirse dos
moments distintos. El primero, que correspondi6 a la primera se-
mana, de cambios de impresiones, discusiones de caricter general, de
preparaci6n de informes por cada Delegaci6n y de studio de los
informes de los denms. Este period se terrnin6 con la preparaci6n
y presentaci6n de. proposiciones y declaraciones de caricter general
de las Delegaciones que tuvieron a bien hacerlas, dentro del piano
fijado por el Reglamento, limitado a la primera semana de la Confe-
rencia. El segundo period comprendi6 dos parties: la primera, de
intense studio dc las proposiciones en los Comites y en las cuatro
Secciones Ticnicas; la segunda, de aprobaci6n de las recomendaciones
de istas en las sesiones plenarias finales,, seg6n qued6 expuesto al ex-
plicarse la organizaci6n de la Conferencia. La extension de la labor
realizada por esta, exige que se estudie Secci6n por Secci6n.































^ -. .., ,>. ^.. .:J[ B6














TRABAJO DE LA SECCI6N I

Niveles y Requisitos de Consumo

La Secci6n Tecnica I. cuya organization general y subdivision
en tres Comites qued6 explicada en el Capitulo II, y en la cual la
Delegaci6n de Cuba estuvo representada permanenteniente por el De-
legado doctor FMlix Hurtado, realize una vasta labor sintetizada por
la propia Secci6n en un informed. la primera parte del cual se refiere
exclusivamente a los alimentos.
Esta primer parte comienza con una introducci6n seguida de una
corta explicaci6n del contenido del informed, el cual comprende los si-
guientes puntos:
a) Standards de dietas y el planeamiento del suministro de ali-
mentos;
b) Requisitos de la dieta humana, con un tabla explicativa;
c) Los requisitos de la dieta en tCrminos de products agrico-
las alimenticios;
d) Los requisitos de la dieta en relaci6n a la raci6n alimen-
ticia;
e) Objetivos intermedios;
f) Requisitos en calories;
g) Manera prictica de abordar el asunto, considerindose en
este punto las exigencias del paladar en relaci6n con los ali-
mentos, los minerales necesarios y el agua;
h) La salud puiblica en su aspect social, estudiindose en este
punto la responsabilidad de la administraci6n midica y sa-
nitaria, las condiciones de la, vivienda, los hibitos y las cos-
tumbres;
i) La educaci6n con referencia a la nutrici6n;
j) Preparaci6n del personal directamente a cargo de los traba-
jos relacionados con la nutrici6n;
k) Mejora de la dieta de los grupos vulnerable;
1) Mejora de la calidad de los alimentos.







SOBE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE 25

Al comienzo de la introducci6n, se hacen en el informed ciertas
declaraciones generals de or4en cientifico, que permiten apreciar las
conclusions fundamentals a que lleg6 la Secci6n en sus trabajos. La
ciencia de la nutrici6n, dice el informed, es en gran parte un product
de este siglo y ha avanzado ripidamente desde la filtima guerra. La
labor de los hombres de ciencia en muchos paises ha producido un
caudal de nuevos conocimientos de la mas grande importancia prac-
tica. Con referencia a la alimentaci6n humana, pueden reunirse en
la forma siguiente:
1. La clase de dieta que el hombre necesita para la conservaci6n
de la salud ha quedado establecida.
2. Las investigaciones realizadas en muchas parties del mundo
han demostrado que la dieta de la mayor part de la humani-
dad es deficiente desde el punto de vista de la nutrici6n.
3. La dieta que no se ajusta a los principios de la nutrici6n
convenientes, tiende a dafiar el desarrollo fisico, a quebrantar
la salud y finalmente a producer la muerte.
4. Mediante la dieta se puede alcanzar un nuevo nivel de salud,
que capacity a la humanidad para desarrollar su capacidad
heredada en la mas amplia extension.

Establecidos estos cuatro postulados, en el informed se explican
sumariamente los hechos que los justifican.
De especial importancia resultan en esta parte explicativa del in-
forme la tabla dietitica que aparece en los pirrafos reunidos bajo el
titulo de Requisitos de la Dieta Humana. Dicha tabla ha sido pre-
parada por el Consejo Nacional de Investigaci6n (National Research
Council), de los Estados Unidos de Amirica en 1942, con la acepta-
ci6n general de las principles autoridades en cuestiones de nutrici6n.
Esta tabla, segiin se hace constar en el informed, es aplicable no s6lo
en los Estados Unidos, sino en todas las demAg parties del mundo.
En relaci6n con la mencionada tabla, en el informed se ofrece una
lista de los principles products que se encuentran en el comercio
destinados a la alimentaci6n humana, dividiindolos en grupos segin
la naturaleza de los mismos, e indicando su principal valor alimenticio,
a fin de que puedan combinarse dietas adecuadas, en las cuales, ade-
mis del valor nutritivo de los alimentos, se tome en cuenta la variedad
de gustos y de recursos de los pueblos, en las innumerables combina-








26 CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS

ciones que pueden hacerse de las diversas categories de alimentos que
se mencionan.
Estas son las siguientes, a base de la division aceptada de alimen-
los prtectores, los cuales contienen vitamins, proteinas y minerales,
y alimentos energcticos, que son los que produce calories.
Granos. Son importantes como fuentes de calories y de proteinas.
Los products ligeramente molidos, son tambidn excelentes fuen-
tes de hierro y de vitamins del grupo B. Cuando estin germi-
nados, los granos contienen la vitamin C.

Vegetales y Frutas. Se diferencian grandemente en su valor nutriti-
vo y pueden subdividirse:
1. Raices ricas en f&culas, tub&rculos y frutos, tales como iiames,
patatas y platanos, que son fuentes de calories a bajo costo,
y en algunos casos de vitamins y minerales.
2. Semillas de leguminosas y nueces, semejantes en various senti-
dos a los products ya 'previamente mencionados ricos en
almid6n, pero tiles tambien como fuentes de proteinas, vita-
mina B y vitamin C; las legumbres cuando estan germina-
das, son fuentes fttiles de vitamin C.
3. Vegetales de hojas verdes y vegetables amarillos, importantes
para la vitamina C y la provitamina A.
4. Frutas ricas en vitamin C, tales como las frutas citricas y
los tomatoes.
5. Otros vegetables y frutas.


Leche. En forma liquid, evaporada o en polvo, de queso o en otras
varias formas preferidas por distintos pueblos, la leche es una
fuente poco costosa de proteinas de alta calidad, de calcio y ribo-
flavina. Es tambi6n important para otras vitamins y diversos
alimentos minerales. La leche es el mas complete de los ali-
mentos.
Came. pescado, aves de corral y huevos. Excelentes fuentes de pro-
teinas de alta calidad y de algunas de las vitamins del grupo B.
Los huevos son una fuente de vitamin A y ciertos pescados gra-
sos tambi6n contienen esta sustancia nutritiva.

Grasas y aceites. Son las fuentes mis concentradas de alimentos ener-
geticos, produciendo double cantidad de calories por libra que las


T.-g<;







"OIMRE ALIMENTACi6N Y AGIUCULTURA


proteinas o los carbohidratos.
sabor y suculencia a la dieta.
proporciona la provitamina A,
tequilla contienen importantes


Las grasas y los aceites afiaden
El aceite de palma rojo tambiin
y el aceite de pescado y la man-
cantidades de vitamins A y D.


Azuicar y products similares, incluyendo siropes, melazas, miel d'f
abejas y conservas dulces. Son importantes como fuentes de ca-
lorias (alimentos energ&ticos) y le afiaden sabor a la dieta.
Bebidas, condimentos, salsas y sales. Los products de este grupo
tienen frecuentemente una importancia fuera de proporci6n con
el valor nutritivo de los mismos, por el hecho de que hacen mis
acceptable la dieta.
A continuaci6n de las diversas categories de alimentos que aca-
4ban de mencionarse, en el informed se ofrecen, de acuerdo con las re-
comendaciones del Consejo Nacional de Investigaciones, dos planes
alimenticios.
El PLAN I, de un precio relativamente bajo, y el PLAN II, de
un precio relativamente alto. Ambos planes contienen la cantidad
de cada clase de alimentos que debe consumer cada persona, expresada
en kilogramos.


Kilogramos por


persona al aiio


GRUPOS DE ALIMENTOS


Granos .............................
Leche (liqiida) .....................
Tub&rculos, raices y frutos ricos en f&culas.
Semillas de leguminosas maduras y nueces
Frutas ricas en Vitamina C............
Vegetales verdes y amarillos...........
Otros vegetables y frutas ...............
Came. pescado y aves ................
H uevos ............................ .
Azficares ..........................
G rasas .............................


PLAN I

104
217
82
11
36
36
54
41
228
16
23


PLAN II

88
240 (litros)
68
6
43
70
88
54
276 (nimero)
16
23


En el informed se hace constar: 1, que
cen no. son sino dos de las numerosas


los dos grupos que se ofre-
combinaciones que pueden


hacerse; 2, que no se pretend que las cantidades que se ofrecen ten-


"


"''-~







CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


gan un valor absolute, y 3, que, dentro de ciertos limits, pueden
hacerse variaciones en las cantidades de los diversos alimentos, como
en las combinaciones de los mismos.
Otros dos puntos muy importantes del informed son los que se
refieren a la mejora de la dieta de los grupos vulnerable o de escasos
recursos, y a la mejora de la calidad de los alimentos.
Respecto del primer extreme, en el informed se declare que las
medidas de caricter educativo y los progress de orden econ6mico,
contribuyen indirectamente a la mejora de la dieta, pero no bastan
para asegurarle a cada persona una dieta adecuada, puesto que los be-
neficios de las mismas se distribuyen desigualmente entire la pobla-
ci6n. Cada Gobierno, por lo tanto, debe tratar de mejorar la dieta
de su pueblo, proporcionandole los alimentos necesarios a las personas
desprovistas de recursos para poder obtenerlos por ellas mismas. La
aceptaci6n direct de la responsabilidad, por la autoridad puiblica, de
proporcionar alimentos gratuitamente o a bajo cost a las personas
necesitadas, es la manera mas practice de mejorar la nutrici6n de las
mismas. El uso de medidas de este ginero aumenta la demand de
products alimenticios, y los ingresos de los productores, con el re-
sultado de mejorar la salud y la capacidad de producer istos. Tales
medidas, por consiguiente, deben former parte de la political national
de cada pais. A!gunos las han puesto en prictica en amplia escala
con resultados tan satisfactorios para la salud y el bienestar piblicos,
que la continuaci6n y la extension de las mismas figuran como puntos
esenciales de los programs de mejoramiento social para el future.
En la aplicaci6n de las medidas mencionadas, el informed reco-
mienda que se preste una atenci6n especial a las madres pr6ximas a
dar a luz, a las lactantes, a las criaturitas y a los nifios de edad pre-
escolar, a los nifios que asisten a las .escuelas y a los adolescents. En
el informed se justifican ampliamente estas recomendaciones desde el
punto de vista de la salud publica.
Con referencia a la mejora de la calidad de los alimentos, el in-
forme hace constar que la adopci6n de medidas encaminadas a tal
prop6sito pueden ser una contribuci6n muy substantial para elevar el
nivel de la nutrici6n. Dichas medidas pueden abarcar un campo muy
amplio y aplicarse en diversas etapas, desde las correspondientes a la
producci6n, el almacenaje, la industrializaci6n y la distribuci6n, hasta
las de la preparaci6n final para el consume.






7
SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE 29

Las recomendaciones de la Conferencia con respect a la part
del program correspondiente a la Secci6n T6cnica I, de las cuales da
idea en su conjunto el informed, son numerosas. Se refieren a "Me-
joramiento de la alimentaci6n national, Alimentaci6n de los grupos
vulnerable, La mala nutrici6n y las enfermedades, Enfermedades por
carencia, Organismos nacionales de alimentaci6n, Intercambio de in-
formaci6n y de experiencia, Niveles de alimentaci6n y Cooperaci6n
de las dependencias existentes".
El program de la Secci6n T&cnica I, comprendia tambiin asun-
tos referentes a "Otros products agricolas bisicos", no alimenticios.
Con respect a estos asuntos, la Conferencia aproi6 tambien una re-
comendaci6n de la Secci6n en el sentido de que e- organismo interna-
cional que se encargue de continuar y adelantar los trabajos de la
Conferencia, estudie la posibilidad de que las Naciones desarrollen
niveles de consumo minimo de algunos de dichos products, empren-
da studios comprensivos sobre la probable capacidad del mundo para
el consume de los mismos, y estudie tambien el desarrollo de los me-
dios para que las regions que no se presten a la producci6n de alimen-
tos puedan participar en el mejoramiento mundial de la nutrici6n de
acuerdo con el prop6sito de la Conferencia.
La Secci6n, finalmente, acept6 sin vacilaciones ni discusi6n, el
postulado del program de que los supuestos sobrantes de algunos
alimentos en el pasado, apreciados en relaci6n a las grandes necesidades
humans, no satisfechas, no han sido sobrantes en el propio sentido
del termino, sino acumulaciones de products debidos a la falta de
poder adquisitivo de los consumidores. Con referencia a este particu-
lar, la Secci6n reconoci6 la necesidad de una producci6n creciente de
alimentos paralela al aumento de la capacidad adquisitiva de los pue-
blos, en especial de los que se hallan en mayor necesidad.














IV

TRABAJOS DE LA SECCI6N II

Expansion de la Produccidn y Adaptacidn de csta a las Necesidades
del Consumo

La Secci6n Tecnica II, a la cual correspondi6 el studio de la
parte segunda del program de la Conferencia, relative a Expansidn
de la Produccidn y Adaptaci6n de esta a las Necesidades del Consu-
mo, y en la que la Delegaci6n de Cuba estuvo representada de manera
permanent por el doctor Felipe de Pazos, acept6 sin discusi6n y una-
nimemente de hecho, como la Secci6n Tecnica I el postulado del pro-
grama de que los sobrantes de ciertos products en el pasado no han
sido tales propianiente hablando, sino acumulaciones debidas a la falta
de poder adquisitivo. Asimismo, la Secci6n Tecnica II, en el studio
de las cuestiones que le fueron confiadas, parti6 del principio de que
la dieta de todos los pueblos, especialmente de los mas pobres y de los
grupos de mis escasos recursos en todos dichos pueblos, es deficiente
en cantidad y en calidad, raz6n por la cual se impone la necesidad de
una producci6n creciente o expansive de alimentos agricolas; es decir,
de una political de abundancia, en lugar de la political de restricci6n
practicada en el pasado.
La decidida inclinaci6n de los miembros de las distintas Delega-
ciones a aceptar los puntos de vista mencionados, rectificando ideas que
prevalecieron durante afios de que los sobrantes de ciertos articulos se
debian a los extraordinarios adelantos realizados en los medios de pro-
ducci6n agricola, se explica ficilmente. Los Delegados podian consi-
derarse divididos en dos grandes grupos: los de los paises asolados y
devastados por la guerra, victims del hambre y de la miseria, para los
cuales la obtenci6n de alimentos en las cantidades adecuadas es una
necesidad vital urgentisima, y los de los paises que produce y expor-
tan al mercado international products alimenticios agricolas y otros
products agricolas bisicos. Para la primera categoria de Delegados,
todo plan de aumento de la producci6n y de distribuci6n de substan-
cias alimenticias, viene a satisfacer perentorias exigencias del moment









SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE 31

y merece, por lo tanto, una inmediata y favorable acogida. Para la
segunda categoria de Delegados, una political de expansion de la pro-
ducci6n con garantia de obtener seguro mercado, tambien merecia un
resuelto apoyo, puesto que aseguraria mayores ingresos y mis elevados
niveles de vida a sus pueblos respectivos.
La Conferencia de Alimentaci6n y Agricultura fu6 convocada, se-
gun se expresa en la invitaci6n del Gobierno de los Estados Unidos,
para iniciar el studio de conjunto de los problems con que las Na-
ciones Unidas habran de enfrentarse al obtener la victoria complete
contra el Eje, es decir, en el period que se espera que habri de ser
de paz permanent que seguiri a la guerra.
Pero la Conferencia, al reunirse, sin perder de vista el hecho de
que durante la guerra las cuestiones de producci6n y distribuci6n de
alimentos afectan directamente a la guerra misma y deben estar y estan
en manos de las autoridades militares, y que, las cuestiones relatives
al auxilio gratuito de los necesitados (relief), fueron excluidas especi-
ficamente del program, no pudo dejar de tomar en cuenta el hecho
de que al firmarse el armisticio y cesar las operaciones militares, se
iniciari un period, la duraci6n del cual no puede determinarse por el
moment y sera distinta de uno a otro pais, en el que prevalecerin
todavia las condiciones anormales creadas por la guerra, las cuales no
podrin irse modificando sino de una manera gradual, tanto en cada
Naci6n como en el mundo, considerado como un todo. La resoluci6n
de los problems de la nutrici6n y de la producci6n y distribuci6n de
alimentos durante el period a que acaba de hacerse referencia, exigiri
la practica de prccedimientos y el uso de mtodos distintos a los que
indudablemente deberin aplicarse una vez que la normalidad se haya
restablecido, national e internacionalmente. Como el restablecimiento
de la normalidad se estima que sera permanent, la Secci6n Tcncia II,
al estudiar los planes de una political de expansion de la producci6n,
distingui6 dos periods: un period que se design con diferentes nom-
bres, period de transici6n o period corto, prevaleciendo esta tiltima
denominaci6n, y un period largo o de normalidad, que vendri a con-
tinuaci6n del primero.
AdemAs de esta cuesti6n previa de la distinci6n entire un period
corto y un period largo, la Secci6n T6cnica II, al aceptar tambien la di-
visi6n de los products alimenticios en dos grandes grupos: a) Alimen-
tos protectors, que contienen vitamins, proteinas y minerals y son in-









CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


dispensables para el desarrollo corporal, la conservaci6n de la salud y el
mantenimiento del vigor fisico indispensable para el trabajo en un plan
de producci6n creciente, y b) Alimentos energeticos, que proporcionan
calories, pero que no pueden servir por si solos para una dieta adecua-
da, tuvo que tomar en cuenta las diferentes condiciones de la produc-
ci6n de una y otra clase de alimentos, asi como la mayor o menor
proporci6n en que debe aumentarse la producci6n de cada clase.
La Secci6n T6cnica II no pudo perder de vista tampoco el hecho
de que el desarroilo de una political de producci6n expansive tiene que
ajustarse a sanos principios econ6micos. Por consiguiente, la Secci6n
tuvo necesidad de prestar una atenci6n cuidadosa, no s6lo a las cues-
tiones tecnol6gicas propiamente dichas de la producci6n agricola o del
cultivo, sino a todas aquellas otras cuestiones direct y estrechamente
relacionades con la Agricultura, tales como el credito agricola, los mo-
vimientos cooperatives, los sistemas de uso de la tierra (arrendamiento,
aparceria), las condiciones del trabajo agricola, los problems de edu-
caci6n e investigaci6n referentes a la agriculture, etc., etc.
Para el studio de todas estas cuestiones en los cuatro Comites en
que la Secci6n distribuy6 sus trabajos, se presentaron numerosas pro-
posiciones por los Delegados, las cuales, despubs de discutidas amplia-
mente por cada Comit6 y de ser aprobadas por los mismos, se some-
tieron a la consideraci6n de la Secci6n en pleno. Esta aprob6 11 gru-
pos de recomenlaciones, referentes a los asuntos siguientes:

1. Cambios en la producci6n durante el period de plazo corto.
2. Coordinaci6n durante el period de plazo corto.
3. Ajuste de la producci6n al efectuarse la transici6n de period
de plazo corto al period de plazo largo.
4. Political de producci6n de plazo largo.
5. Credito agricola.
6. Movimientos cooperatives.
7. Tenencia de la tierra (sistemas de arrendamiento y aparceria)
y trabajadores agricolas.
8. Educaei6n e investigaci6n.
9. Conservaci6n de los recursos del suelo y del agua.
10. Desarrollo y colonizaci6n de tierras destinadas a la produc-
ci6n de alimentos.
11. Ajustes en las ocupaciones de la poblaci6n agricola.






*1

SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE 33

Los tres primeros grupos de recomendaciones de la Secei6n, segin
pueden verse en la lista que antecede, se refieren a la producci6n agri-
cola de plazo corto. Reconociendo que iste serf un period de escasez
general de aliimentos, la Secci6n recomend6 que los paises cuya pro-
ducci6n agricola pueda incrementarse durante el period de plazo corto,
hagan todos los esfuerzos posibles por aumentar el terreno dedicado al
cultivo de materials para consume director de la poblaci6n, aun cuando
para realizarlo haya que posponer la rehabilitaci6n de rebafios depau-
perados y el cultivo de products no esenciales, y que en el period
inmediato al cese de las hostilidades, los paises cuya agriculture haya
sido perjudicada utilicen todos sus recursos agricolas para aumentar
rapidamente la producci6n de alimentos, aunque esto requiera un cam-
bio en el uso a que a la larga se destinen estos recursos y retarde el
reestablecimiento de normas de producci6n convenientes por razones de
t6cnica agricola, de economic o de nutrici6n.
Con reference a los paises que han producido mis de, lo normal
por estar libres de la acci6n enemiga, la Secci6n recomend6: a) Man-
tener tal producci6n durante el period de plazo corto; b) aumentar la
producci6n cuando sea possible, para ayudar a satisfacer las demands
anormales.
Teniendo en cuenta que el grado de escasez deo alimentos que exis-
tira despuis de la guerra dependera del curso que esta siga, asi como
de las cosechas, la Secci6n acord6 recomendar que desde ahora hasta
la terminaci6n de la guerra, cada una de las Naciones que se hayan
libr-do de la invasion del enemigo continue prestando atenci6n a la
producci6n de aquellos products que otras Naciones necesiten durante
la guerra, y de los que la propia Naci6n necesite para el consume in-
terno de conformidad con las demands del esfuerzo bWlico.
La Secci6n reconoci6 la necesidad no s61o de aumentar la produc-
ci6n durante el period de plazo corto, sino tambi6n la de coordinarla.
A ese fin acord6 recomendar que mientras continue la escasez en la
post-guerra, los Gobiernos y las autoridades representados en esta Con-
ferencia afirmen el prinicipio de la responsabilidad mutual y de la acci6n
coordinada para los siguientes fines:
a) El aumento de la produeci6n de alimentos necesarios y de
otros products esenciales agricolas, en todo pais donde tal aumento sea
factible desde el punt de vista econ6mico;
3








CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


b) El transport, la distribuci6n y la utilizaci6n de dichos pro-
ductos;
c) La prevcnci6n de las fluctuaciones violentas y las motivadas
por la especulaci6n, en los precious de los alimentos, los elements de
producci6n y otros articulos necesarios, inclusive los industriales;
d) El reajuste de la agriculture en el period de la post-guerra
para lograr la expansion progresiva y equilibrada de la producci6n y
del consume en todo el mundo.
Los Gobiernos y las autoridades deberan adoptar, segin recomen-
d6 la Secci6n tocante al particular, ya sea en conferencias o por otro
medio, las medidas necesarias, tanto de orden national como interna-
cional para asegurar el logro de esos objetivos.
Para el reajuste de la producci6n al efectuarse la transici6n del
period de plazo corto al period de plazo largo, la Secci6n recomend6
que los paises cuya agriculture haya sido perjudicada por la guerra
modifiquen gradualmente la asignaci6n de recursos para el period de
plazo corto, de manera que concuerde mas estrechamente con el plan
de coordinaci6n para el period de plazo largo, que tiene por objeto
mejor nutrici6n y mayor eficiencia de la producci6n; y que los paises
que en el period de plazo corto hayan aumentado la producci6n a mas
de lo normal, ajusten gradualmente la distribuci6n de recursos agricolas
de conformidad con el plan coordinado de producci6n para el period
de plazo largo.
Sobre la important cuesti6n de la political de producci6n de plazo
largo, la Secci6n hizo numerosas recomendaciones basadas en las con-
sideraciones siguientes: 1, Que uno de los prop6sitos principles en
todo pais debe ser el mantener una provision segura, adecuada y sufi-
ciente de alimentos; 2, Que esto s6lo puede realizarse como parte de
una political de expansion industrial y agricola de character mundial;
3, Que para garantizar estos resultados, los productores deben recibir
una recompensa just por sus products; 4, Que para alcanzar las
normas mas altas en material de nutrici6n, sera necesario un desarrollo
progresivo en la agriculture y, donde sea necesario, un cambio en su
orientaci6n; 5, Que es convenient formular un conjunto de principios
aplicables a la political agricola de todos los paises.
Las extensas recomendaciones sobre la political de producci6n de
plazo largo pueden verse en el Acta Final de la Conferencia. No se









SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE 35

reproducen en este informed por referirse muchas de ellas a cuestiones
de ticnica agricola corriente.
Sobre las cuestiones de cridito agricola, de moviinientos coopera-
tivos. de tenencia de tierras y trabajo agricola, educaci6n e investiga-
ci6n, conservaci6n de los recursos del suelo y del agua, de desarrollo y
colonizaci6n de tierras dedicadas a la producci6n de alimentos y de
ajustes en las ocupaciones de la poblaci6n agricola, la Secci6n hizo
tambien interesantes recomendaciones, aprobadas todas por la Con-
ferencia en sesiones plenarias. Constan dichas recomendaciones en el
Acta Final de la Conferencia.
























I















V

TRABAJOS DE LA SECCI6N III

Facilidades y Mejoramiento de la Distribucidn

La Seccion Tecnica III de la Conferencia, en la que la Delegaci6n
de Cuba tuvo como representante permanent al doctor Arturo M.
Mafias, tom6 a su cargo el studio de las cuestiones del program coth-
prendidas en la tercera parte del mismo, respect a facilidades y
mejoramiento de la distribuci6n.
En el informed preparado por la Secci6n para dar cuenta de sus
trabajos en sesi6n plenaria de la Conferencia, comienza por declarar
que dichos trabajos fueron realizados en la convicci6n de que los planes
mejor preparados para la expansion de la producci6n serin todos fi-
tiles. a menos que se tenga la seguridad de que los pueblos del tuundo
habran de tener acceso a los alimentos producidos. De la misma ma-
nera, los mas cuidadosos studios en cuanto a nutrici6n y niveles de
vida seran poco menos que ejercicios meramente academicos, si no se
adoptan medidas adecuadas para distribuir los products de la tierra,
el mar y la fabrica entire el pueblo. No es bastante, dice la Secci6n
en su informed, con que se destierren los espectros del hambre y del frio;
debe convertirse en realidad el viejo suefio de abundancia para todos.
T~l debe ser el objetivo del sistema econ6mico y social.
Para realizar sus trabajos, la Secci6n Tecnica III explica en su
informed que 6stos se dividieron en cuatro parties, asignindole cada una
a un Comit6 de la Secci6n. En el plan general de organizaci6n de la
Conferencia que aparece al principio, puede verse la composici6n de
cada Comiti y los trabajos que les fueron asignados.
Las recomendaciones de la Secci6n, en su conjunto, se refirieron
a loC siguientes particulares:
a) Seguridad international;
b1) Instituci6n de una economic de abundancia;
c) Convenios internacionales sobre products;







SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE 37

d) Medidas nacionales especiales para ampliar la distribuci6n de
alimentos;
e) Medidas interacionales especiales para ampliar la distribu-
ci6n de alimentos;
f) Servicios gubernamentales y otros servicios nacionales que
faciliten el comercio de products alimenticios agricolas y otros
products agricolas bisicos;
g) Medidas complementarias para aumentar y mejorar el comer-
cio de products alimenticios;
h) Aumento de la eficiencia y reducci6n del costo del comercio
de alimentos agricolas;
i) Pescado y otros products marines.
Respecto del punto a), la Secci6n Tecnica III, considerando que
para liberar a los pueblos de la miseria es precise librarlos del temor.
y que la political de agresi6n y el miedo a la agresi6n han fomentado
el empleo artiecon6mico de recursos humans y materials, el desarro-
11o de industries antiecon6micas, la imposici6n de barreras al comercio
international, la implantaci6n de practices comerciales discriminatorias
y !a inversi6n de sumas enormes en armamentos, acord6 recomendar
que los Gobiernos y las autoridades representados en la Conferencia.
afirmen el principio de la mutua responsabilidad y la acci6n coordinada
para establecer condiciones de seguridad international que permitan
una economic mundial equilibrada y en expansion, y que dichos Go-
bicrnos y dichas autoridades adopten de comun acuerdo, las medidas
necesarias a fin de asegurar la aplicaci6n de este principio y el logro
de este objetivo.
Sobre la instituci6n de una ecoonmia de abundancia, la Secci6n
T&cnica III partiendo del reconocimiento de que la causa principal del
hambre y de la mala nutrici6n es la pobreza; de que el fomento del
empleo total dd los recursos humans y materials, de acuerdo con una
political social y econ6mica bien fundada es requisite primordial para
el incremento general y progresivo de la producci6n y del poder adqui-
sitivo; de que la expansion racional de la industrial en regions donde
no se ha desarrollado, sirve tambien para aumentar la producci6n y el
poder adquisitivo y es por lo tanto indispensable en cualquier progra-
ma amplio orientado hacia el fomento de la agriculture, de que los
aranceles y otros impedimentos al comercio international, como tam-
bien las fluctuaciones en los tipos de cambio, restringen la producci6n,







CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


la distribuci6n y el consume de alimentos y otros articulos; y de que el
progress obtenido individualmente por las distintas Naciones en sus
esfuerzos por elevar el nivel de vida, contribute a la soluci6n de los
grandes problems econ6micos, pero no puede asegurar una vida exen-
ta de miseria sin la colaboraci6n efectiva de las Naciones, acord6
recomendar:
1. Que los Gobiernos y autoridades representadas en esta Confe-
ren:ia, en virtud de su determinaci6r de lograr para todos los pueblos
de la tierra una vida exenta de miseria, afirmen el principio de la
mutua responsabilidad y la acci6n coordinada para:
a) Estimular el empleo total y convenient de sus respectivos
pueblos y de todos los demas, y una mejora general en el
nivel de vida, de tal modo que se obtenga un aumento en la
producci6n como en el poder adquisitivo:
b) Fomentar el desarrollo continue y la utilizaci6n mis venta-
josa de los recursos agricolas y de otros recursos materials
con el fin de establecer un equilibrio equitativo entire la agri-
cultura y la industrial para el bienestar de todos;
c) Proporcionar a la agriculture el estimulo del poder adquisitivo
nims elevado que se obtendria mediante el desarrollo racional
de la industrial;
d) Coadyuvar al logro de estos fines por todos los medios ade-
cuados, inclusive el suministro de capital, equipo y personal
tecnico;
e) Mantener el equilibrio en las balanzas de pagos y establecer
el control ordenado de la moneda y del cambib;
f) Mejorar los m6todos y reducir el costo de la distribuci6n en
el comercio international;
g) Como parte integrante de este program, y tan ripida y efi-
cazmente como sea possible, reducir las barreras de toda indole
que dificultan el comercio international y eliminar toda res-
tricci6n discriminatoria impuesta sobre el mismo, inclusive
normas arbitrarias que existan en el transport international.
2. Que dichos Gobiernos y dichas autoridades adopten individual-
y conjuntamente, ya sea mediante conferencias o por otro medio, todas
las medidas necesarias, tanto en el orden national como international,
para asegurar la aplicaci6n de este principio y el logro de estos obje-
tivos.








SRILE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURA


El asunto c), "Convenios internacionales sobre productss, fuk ob-
eto de un cuidadoso studio de la Secci6n, como resultado del cual
a Secci6n hizo las siguientes importantes recomendaciones, aprobadas
or la Conferencia en sesi6n plenaria.
1. Que los convenios internacionales sobre products estin con-
:ebldos en tal forma que fomenten el desarrollo de una economic mun-
lial ordenada.
2. Que a este efecto, mediante ulteriores conversaciones interna-
:ionales, se acuerde un conjunto de principios generals que se estimen
realizables y convenientes sobre la formulaci6n, las estipulaciones y el
Funcionamiento de tales oonvenios internacionales, debiendo asegu-
rarse:
a) Que en dichos convenios tendrin representaci6n efectiva tanto
los consuinidores como los productores;
b) Que se darin oportunidades cada vez mis amplias a las fuen-
tes productoras mis eficientes de manera que puedan satisfa-
cer las necesidades del consume a precious equitativos tanto
para el consumidor como el productor, teniindose en debida
cuenta los reajustes transitorios que fueren 'necesarios en la
producc'in para evitar graves perturbaciones econ6micas y
sociales;
c) Que se mantendrin reserves adecuadas para hacer frente a
todas las demands del consume;
d) Que se tomaran medidas, en su oportunidad, para disponer
de los excedentes en forma ordenada.
3. Que se establezca cuanto antes un organismo international que
estudie la posibilidad y conveniencia de celebrar tales convenios con
relaci6n a products determinados; que inicie y revise, si a ello hubiere
lugar, los convenios a celebrarse entire gobiernos; y que dirija y coor-
dine la aplicaci6n de tales convenios de conformidad con los principios
convenidos en relaci6n estrecha con los programs que se emprendieren
en otros ramos de la actividad econ6mica international, a fin de con-
tribuir con la mayor eficacia possible a elevar el nivel de consume de
todos los pueblos.
Con referencia al punto d), medidas nacionales especiales para
amp!iar la distribiici6n de alimentos, cuesti6n social y humanitarian de
primer orden, primero el. Comite correspondiente y despues la Secci6n
en su conjunto, discutieron ampliamente y Ilegaron a conclusions


I









CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


uninimemente aceptadas que dieron lugar a las siguientes recomen-
daciones:
1. Que los Gobiernos y autoridades representados en esta Confe-
rencia acepten, dentro de sus facultades, la responsabilidad de facilitar,
a toda persona que en sus respectivos paises no disponga de una dieta
adecuada, los medios de mejorarla en forma de que pueda satisfacer sus
necesidades fisiol6gicas, adoptando medidas del tenor de las- siguientes,
u otras adaptables a las condiciones e instituciones locales:
a) Medidas adecuadas de seguridad social, ta!es como subsidies
a las families, seguro social y jornales minimos;
b) Alguna forma de acci6n direct que permit a las classes mal-
nutridas de la poblaci6n obtener alimentos protectores, gratis
o a precious bajos;
c) Atenci6n especial a la asistencia de grupos tales como mujeres
embarazadas, madres que lactan, niiios. ancianos, invalidos, y
aquellas personas que perciben jornales bajos.
2. Que las dietas establecidas de acuerdo cop estos programs
tengan como base la mejor informaci6n cientifica ';sponible sobre la
nutrici6n.
3. Que se coordinen las medidas para la distribuco6n de alimentos
con los programs destinados a incrementar su producci6n y a efectuar
reajustes en la agriculture y la pesca, con el objeto de estimular, por
una parte, la producci6n y la distribuci6n de los alimentos nms escasos
en el regimen alimenticio del pais y adaptables al suelo y al clima; y,
por la otra, para proveer un nivel de vida adecuada a las personas
dedicadas a la agriculture y la pesca.
4. Que el organismo international permanente que se recomienda
en la Resoluci6n II colabore con los diversos Gobiernos y autoridades
en el studio de las deficiencies nutritivas; en el desarrollo de nuevos
orogramas de distribuci6n de alimentos; en la divulgaci6n de informa-
ci6n sobre estos programs, y en la coordinaci6n de medidas sobre
estv material.
Las recomendaciones referentes al punto e), medidas internacio-
nales especiales para ampliar la distribuci6n de alimentos, se ajustan al
criterio de que el suministro de alimentaci6n adecuada para todos los
habitantes de un pais es responsabilidad primordial de la respective
naci6n y de que esa responsabilidad deberi *cumplirse principalmente
con medidas de orden national, reconociendo, no obstante, que en cier-


. 40








SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE 41

tos paises la nutrici6n deficiente perdurara por largos afios por lo que
existe la conveniencia de Ilegar a acuerdos para que parte de las
existencias mundiales de alimentos complementen los programs nacio-
nalcs de ciertos paises.
Los puntos f), g) y h) comprenden recomendaciones numerosas
para facilitar la compra-venta de alimentos. A ese fin, dichas reco-
mendaciones entrant en detalles respect a la conveniencia de establecer
tipos internacionales standards para los products agricolas, la estan-
darlizaci6n de envases, las disposiciones que deben tomar los Gobiernos
para asegurar la debida protecci6n del productor y del consumidor con-
tra practices desleales en el comercio, la adopci6n de medidas para
establecer medios adecuados de elaboraci6n, transport y distribuci6n
de alimentos, la regulaci6n de los fletes y el acopio y divulgaci6n de
informaciones relatives a los mercados y*al margen entire el costo de
producci6n y precio de venta entire los distintos paises en el comercio
international.
Por iltimo, tocante al punto i), pescado y otros products ma-
rinos, la Secci6n acord6 recomendar que las conclusions de orden ge-
neral a que llegue la Conferencia se apliquen, siempre que sea possible,
al pescado y demas products marines, y que estos asuntos sean con-
siderados por el organismo international permanent que se recomienda
en la Resoluci6n II.
En general, puede decirse que las recomendaciones de la Secci6n
T&enica III son las mas minuciosas y las que, alejandose un tanto de
las cuestiones generals propias de la Conferencia, entrant una multitud
de detalles demasiado particularistas.












VI

TRABAJOS DE LA SECCION IV

Recomendaciones para continuar y adelantar el trabajo
de la Conferencia

La Secci6n T6cnica IV, por la parte del program de la Confe-
rencia que qued6 a su cargo, Recomendaciones para Continuar y
Adelantar el Trabajo de la Conferencia, se organize en forma distinta
de las demis, segun queda gxpuesto en el Capitulo II, y sus labores
se llevaron adelante de manera tambien algo diferente. Esta Secci6n
no present a ]a Conferencia un informed explicativo de sus trabajos:
se limit a someter en la sesi6n plenaria correspondiente, las recomen-
daciones que estinm pertinentes. El representante permanent de la
Delegaci6n cubana en esta Secci6n fu6 el doctor Ramiro Guerra y
SAnchez.
Constituida la Secci6n. de la cual fu6 Presidente el Presidente de
la Delegaci6n del Reino Unido, mister Law, y Vicepresidente el Pre-
sidente de la Delegaci6n de Cuba, Ingeniero Amadeo L6pez Castro,
despu6s de un cambio general de impresiones respect a la labor que
le estaba encomendada, acord6 mantenerse en receso hasta que hubiesen
adelantado su trabajo las demas Secciones y se tuviese alguna idea del
character de las reconiendaciones de las mismas. Se entendi6, ademis,
que esto daria tiempo a que las Delegaciones que lo tuviesen por con-
veniente presentasen algunas proposiciones referentes al trabajo que
debia realizar la Secci6n.
Adelantada ya un tanto la labor de los Comites de las Secciones
Tecnicas I, II y III, en la cual tomaban parte los Delegados perte-
necientes a la Secci6n Tecnica IV, y habiendose presentado tres pro-
posiciones referentes a las recomendaciones que debia hacer la Sec-
ci6n, una por la Delegaci6n de los Estados Unidos, otra por la Dele-
gaci6n de China y una tercera, menos comprensiva que las dos
anteriores por la Delegaci6n de Yugoeslavia, la Secci6n volvi6 a reunir-
se en sesi6n general. Discuti6, en sus lines mas generals, las tres
proposiciones presentadas, y acord6 dividir su trabajo en dos parties:







SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE 43

a) Preparaci6n de una Declaraci6n de la Conferencia, en la cual se
diese idea de los objetivos de la misma y de los trabajos realizados
con la finalidad de alcanzarlos; y b) Estudio de un plan de creaci6n
de una Comisi6n Interina en la cual estuviesen representadas las cua-
renta y cuatro naciones que habian enviado Delegados a la Conferencia,
encargada de continuar y adelantar los trabajos de esta y de preparar
un plan de creaci6n de una Comisi6n Permanente, la aprobaci6n del
cual se someteria a los Gobiernos, a fin de que, en caso de ser aceptada
por estos, la Comisi6n Interina diese por terminada su misi6n y fuese
sustituida por la Comisi6n Permanente.
Trazado este plan de trabajo, la Secci6n acord6 la designaci6n de
dos Comites de Redacci6n, uno, encargado de preparar el proyecto de
Declaraci6n de la Conferencia; y otro al cual se confi6 la misi6n de
preparar el plan de la Comisi6n Interina y de hacer las recomendaciones
que estimase convenientes respect del proyecto de la Comisi6n Perma-
nente. En este iltimo Comit6 de Redacci6n, estuvo representada la
Delegaci6n de Cuba, por su Delegado en la Secci6n, doctor Ramiro
Guerra y Sanchez
Terminados los trabajos de ambos Comites de Redacci6n en una
ser:e de sesiones celebradas al efecto, sometieron a la consideraci6n de
la Secci6n sus ponencias respectivas. Despu6s de discutidas, y aproba-
das por la Secci6n en pleno, se sometieron finalmente a la aprobaci6n
final de la Conferencia, reunida en sesi6n plenaria.
La Declaraci6n de Principios de la Conferencia qued6 redactada
en la forma siguiente:
DECLARACI6N

Reunida en el fragor de la mas grande de las guerras y con plena
confianza en la victoria, esta Conferencia ha estudiado los problems
universales de la alimentaci6n y la agriculture y expresa su convicci6n
de que es realizable el ideal de un mundo libre de miseria, con abun-
dancia de alimentos sanos y adecuados para la salud y la fuerza de
los pueblos.
1. Nuestra primera tarea es alcanzar la victoria final y liberar a
millones de series humans de la tirania y del hambre. Durante el pe-
riodo de aguda escasez que seguira a la guerra, solo se lograra liberar
del hambre a los pueblos mediante acci6n conjunta y rapida que regu-








CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


larice el consume, aumente las existencias y las distribuya de la manera
mns ventajosa possible.
2. Inmediatamente despues debemos asimismo actuar conjunta-
mente a fin de lograr que los pueblos puedan vivir libres de temor y
libres de miseria. Lo uno no podra realizarse sin lo otro.
3. Jamas ha habido alimentos en cantidad suficiente para man-
tener la salud de todos los pueblos, situaci6n que no justifican ni la
ignorancia humana ni la inclemencia de la naturaleza. La producci6n
de alimentos debe aumentarse much mas; y ahora sabemos qu6 medios
deben emplearse para lograr este aumento. Mas esto require inicia-
tiva y voluntad firme de parte de cada Gobierno y de cada pueblo.
4. La causa primordial del hambre y de la mala nutrici6n es la
pobreza. Inutil es producer mayor cantidad de alimentos si los hom-
bres y las Naciones no les proporcionan mercado. Se impone la ex-
pansi6n de toda ia economic mundial si deseamos proporcionar poder
adquisitivo suficiente que permit a todos mantener un regimen ali-
menticio adecuado. Los alimentos producidos podran colocarse al
alcance de todos los pueblos si se adoptan planes que permitan empleo
continue en todos los paises, desarrollo de la producci6n industrial,
eliminaci6n de la explotaci6n del hombre, fomento del comercio nacio-
nal e international, administraci6n met6dica, national e international,
de las inversiones de la moneda, y mantenimiento del equilibrio econ6-
mico, national e mternacional.
5. A cada Naci6n incumbe la responsabilidad primordial de ver
que sus pueblos dispongan de los alimentos necesarios para la vida y
la salud; y cada pais debera determinar las medidas pertinentes a tal
efecto. Empero, ninguna Naci6n podra alcanzar su meta si todas las
Naciones no colaborarqn estrechamente.
6. Recomendamos, pues, a nuestros respectivos Gobiernos y auto-
ridades el studio y la adopci6n de los informes y recomendaciones de
esta Conferencia y les instamos a que considered conjuntamente, y a
la mayor brevedad possible, los problems conexos que estan fuera del
program de esta Conferencia.
7. Para' dar los primeros pasos encaminados a liberar del hambre
a los pueblos no precisa esperar a la soluci6n final de todos los otros
problems. Todo progress que se logre en un campo fortaleceri y
acelerarA el advance necesario en los demas. El trabajo ya comenzado
leberi continuarse: las medidas decisivas podran tomarse una vez ga-
nada la guerra. Desde ahora debemos estar listos para ello.








SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE 45

RECOMENDACI6N SOBRE LA COMISI6N INTERINA INTERNATIONAL
Y LA COMISI6N PERMANENT

Las recomendaciones referentes a la creaci6n de la Comisi6n Inte-
rina Internacional encargada de Adelantar y Continuar los Trabajos
de la Conferencia, y a la Comisi6n Permanente llamada a sustituirla
en su dia, quedaron aprobadas por la Conferencia en sesi6n plenaria
en los siguientes tirminos:

CONSIDERANDO:

1. Que la liberaci6n de la miseria es dificil de obtener sin la
acci6n concertada de las Naciones de ideales anilogos para incrementar
v mejorar la producci6n, aumentar el empleo, elevar los niveles del
consumo y dar mayor libertad al comercio international;
2. Que poner en practice con 6xito las recomendaciones de esta
Conferencia en lo relative a producci6n, distribuci6n y consume de
alimentos y de otros products agricolas durante el period de la post-
guerra seri requisite imprescindible para liberar a los pueblos de la
miseria, lo cual exige que los Gobiernos y autoridades representados
en esta Conferencia creen un organismo international permanent en
material de alimentaci6n y agriculture;

RECOMIENDA:

1. Que los Gobiernos y autoridades representados en esta Confe-
rencia reconozcan e incorporen en una declaraci6n official, o en un con-
venio, la obligaci6n que tienen para con sus respectivos pueblos, y entire
e!los mismos, de colaborar en lo sucesivo para elevar los niveles de
nutrici6n y de vida de sus pueblos, asi como de informarse reciproca-
mente sobre los progress obtenidos;
2. Que los Gobiernos y autoridades representados en esta Confe-
rencia establezcan un organism permanent en material de alimenta-
ci6n y de agriculture; y
RESUELVE:

1. Que a fin de que se tomen todas las medidas practices para
lograr estos y otros objetivos deseables contenidos en la declaraci6n
y en las recomendaciones especificas de la Conferencia, se establezca una









CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


Comisi6n Interina que Ileve a su cumplimiento las recomendaciones de
la Copferencia de las Naciones Unidas sobre Alimentaci6n y Agri-
cultura;
2. Que cada uno de los Gobiernos y autoridades representados
en la Conferencia tenga derecho a designer un representante en la
Comisi6n Interina, y que 6sta se instale en Washington a mas tardar
el 15 de julio de 1943;
3. Que la Comisi6n Interina cumpla su cometido con debida
atenci6n a las exigencias de la guerra, mediante la forma de organiza-
ci6n y personal que estime adecuados, y que formula un reglamento
relative a sus gastos y someta a los Gobiernos y autoridades partici-
pantes un presupuesto y la asignaci6n de las cuotas correspondientes;
4. Que la Comisi6n Interina tenga como funciones las de for-
mular y recomendar a la consideraci6n de cada Gobierno o autoridad
participate:
a) Un plan concrete para la creaci6n de un organismo perma-
nente en material de alimentaci6n y agriculture;
b). La declaraci6n official o convenio a que se refiere la primera
recomendaci6n, en la cual cada Gobierno reconozca su obligaci6n de:
i) elevar los niveles de nutrici6n y de vida de su propio
pueblo;
ii) mejorar la eficiencia de la producci6n y la distribuci6n
agricolas;
iii) cooperar con otras Naciones, hasta donde sea possible,
para el logro de estos fines; y
iv) esforzarse en someter peri6dicamente a los otros parti-
cipantes, por conduct del organismo permanent, infor-
mes sobre la acci6n que a tal efecto, se haya torado y
sobre los progress obtenidos en la conseducci6n de esos
fines; y
c) Los proyectos o informes que sean necesarios para dar cum-
plimiento a las recomendaciones de la Coferencia;
5. Que en la formulaci6n de un plan para la creaci6n del orga-
nismo permanent, la Comisi6n Interina preste plena atenci6n a lo
siguiente:
a) La relaci6n del organismo permanent, incluyendo mito-
dos de asociaci6n con otras instituciones, tanto nacionales como
internacionales, que existan o se establezcan en el campo de alimen-








SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE 47

taci6n y agriculture, asi como en los campos cientifico, econ6mico
y otros relacionados con la material;
b) Las disposiciones necesarias para que, a su debido tiempo,
puedan former parte del organismo permanent los Gobiernos no
representados en la Comisi6n Interina;
6. Que, al considerar las funciones y deberes que) han de asignar-
se al organismo permanent, la Comisi6n Interina tome en cuenta los
siguientes:
a) El fomento de la investigaci6n cientifica, tecnol6gica, so-
cial y economic;
b) El acopio y la diseminaci6n de informaci6n y las dispo-
siciones necesarias para el intercambio de servicios;
c) El sostenimiento de recomendaciones a los Gobiernos y
autoridades participants para que tomen acci6n con respect a los
siguientes asuntos:
i) nutrici6n;
ii) niveles de consume de alimentos y de otros produc-
tos agricolas;
iii) producci6n, distribuci6n y conservaci6n de produc-
tos agricolas;
iv) estadisticas y studios econ6micos en el campo de la
agriculture y en el de la alimentaci6n, incluyendo el
studio de la relaci6n entire la agriculture y la econo-
mia mundial;
v) educaci6n y divulgaci6n en material de alimentaci6n
y agriculture;
vi) cridito agricola;
vii) problems relacionados con la poblaci6n agricola
y los trabajadores del campo.
7. Que la Comisi6n Interina consider ademis la converriencia
de asignar al organismo permanent funciones en los campos siguientes:
a) Desarrollo de recursos agricolas y orientaci6n-de la pro-
ducci6n, cuando sea necesario;
b) Convenios sobre products agricolas;
c) Movimientos cooperatives en la agriculture;
d) Posesion de tierras;
e) Otras materials que han sido objeto de recomendaciones
de la Conferencia.


4 --









CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


8. Que la Comisi6n Interina consider tambiin la iniciaci6n de
investigaciones y studios estadisticos preliminares de los problems de
que tratara el organismo permanent;
9. Que la Comisi6n Interina se consider disuelta cuando quede
establecido el organismo permanetne;
10. Que se invite al Gobierno 4e los Estados Unidos para que
realice cualquiera acci6n preliminary que sea necesaria para el estable-
cimiento de la Conisi6n Interina, una vez terminados los trabajos de la
Conferencia de las Naciones Unidas sobre Alimentaci6n y Agricultura.
Como una nota anecd6tica de la Conferencia, particularmente in-
teresante por la participaci6n que tuvo en la misma la Delegaci6n de
Cuba, merece citarse un incident que se produjo al final de la sesi6n
de la Secci6n Tecnica IV, en que fu6 leido el proyecto de Declaraci6n
transcript mas arriba, preparado lor el Comite de Redacci6n designa-
do al efecto.
La sesi6n de la Secci6n debia terminarse a mis tardar a las cuatro
p. m. porque en un local inmediato comenzaba a esa hora una sesi6n
plenaria de la Conferencia, a la cual habrian de asistir todos los Dele-
gados. Se habia dado cuenta del proyecto de Declaraci6n y comenzaba
la lectura del mismo, pirrafo por parrafo. No se habian producido
objeciones y se habia llegado al l6timo parrafo de la Declaraci6n. Al
leerse las dos sentencias finales, conque se cerraba el parrafo, redactado
con el prop6sito de que fuese fuertemente expresivo y rotundo, un
Delegado de uno de los paises ocupados por el enemigo en Europa,
argument con viveza contra las mismas. Estaban redactadas, dijo, de
una manera que se prestaba a career que hasta la total terminaci6n de la
guerra no habria posibilidad de pensar en desarrollar ningin efectivo
plan para auxiliar a los paises actualmente ocupados por el Eje. Otras
Delegaciones se sumaron a la objeci6n y lleg6 un moment en que en
medio de argumentaciones y contra argumentaciones, se produjo alguna
confusion.
Las proposicicnes de various Delegados para sustituir las dos sen-
tencias objetadas por otras redactadas precipitadamente, no hicieron
mis que complicar la cuesti6n. Eran las cuatro y la impaciencia de los
Delegados resultaba evidence, y la confusion aumentaba. Lleg6 un
moment en que el Presidente de la Secci6n, mister Law, Presidente
de la Delegaci6n Britinica, con toda su experiencia parlamentaria, se
manifestaba vacilante, mientras various Delegados, puestos en pie, hacian








SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE


esfuerzos por hacerse oir. El doctor Arturo M. Mafias solicit la pa-
labra. Mister Law no se di6 cuenta, pero el Vicepresidente de la
Secci6n, Ingeniero L6pez Castro, que ocupaba un puesto en la mesa
presidential junto a mister Law, le llam6 la atenci6n a este, que con-
cedi6 la palabra al Delegado cubano. El doctor Mafias, con su larga
experiencia en casos similares, propuso de acuerdo con las pricticas
usuales en Cuba, que la sesi6n se suspendiese cinco minutes y que los
Delegados que habian hecho objeciones se acercacen a la mesa presi-
dencial, y, unidos a mister Law redactasen un nuevo texto para las
dos frases finales de la Declaraci6n. Mister Law vacil6 un moment,
pero al fin se recobr6 un tanto, y someti6 la proposici6n del doctor
Maias a la Secci6n, que la acept6 inmediatamente. En dos minutes se
redactaron las dos sentencias finales en la nueva forma a complete
satisfacci6n de todos, y al reanudarse la sesi6n y quedar aprobada la
Declaraci6n, hubo nutridos aplausos para el doctor Mafias por su
oportuna proposici6n y efusivas felicitaciones para la Delegaci6n Cubana.
Fui 6ste el 6inico incident de esta clase en la Conferencia, y sirvi6
para poner de manifiesto la eficacia de los procedimientos usados en
Cuba para resolver tales casos. Dado el interns de la Conferencia por
aprobar una Declaraci6n enteramente satisfactoria, la feliz intervenci6n
del doctor Mafias en el incident, fu6 objeto de muchos comentarios y
vivamente agradecida por todos los Delegados.























.. .* --. ; --i j i.t- -'-uS4 M






















PARTE SEGUNDA

TRABAJOS E INFORMES DE LA DELEGATION
DE CUBA
















VII


TRABAJOS DE LA DELEGACI6N CUBANA EN LA CONFERENCIA

La Delegaci6n de Cuba, designada por el Honorable Presidente de
la Repiiblica, Mayor General Fulgencio Batista, a la Conferencia de
Alimentos y Agricultura de Hot Springs, estuvo formada por los De-
Jegados siguientes: Ingeniero Amadeo L6pez Castro, Secretario de la
Presidencia de la Republica y Presidente de la Junta Nacional de
Fomento, Presidente de la Delegaci6n, doctors Arturo M. Mafias,
Felix Hurtado, Ramiro Guerra y Sanchez y Felipe de Pazos. La
Delegaci6n cont6 como auxiliares en Hot Springs a los sefiores Manuel
Perdomo y Carlos Martel. Como Secretario de la Delegaci6n fungi6
el doctor Felipe de Pazos.
Las primeras labores de la Delegaci6n despues de haber sido de-
signada y de haber recibido las primeras instrucciones generals del
Gbbierno, consistieron en various cambios de impresiones celebrados en
La Habana por los cuatro Delegados que se encontraban en la ciudad,
Ingeniero L6pez Castro y doctors Mafias, Hurtaao y Guerra. Fijadas
en estas primeras reuniones las lines generals del trabajo de la De-
legaci6n, los cuatro Delegados mencionados asistieron a un cambio de
impresiones con el Primer Ministro doctor Ram6n Zaydin, conjunta-
mente con el Ministro' de Estado doctor Emeterio Santovenia, invitados
por el primero. En la junta celebrada al efecto, se analiz6 con dete-
nimiento el program de la Conferencia, se apreciaron en sus diversos
aspects los problems que esta planteaba posiblemente a nuestro pais,
v los Delegados recibieron las indicaciones e instrucciones finales del
Gobierno. Esta junta se celebr6 la antevispera de la salida de los De-
legados para los Estados Unidos.
A su paso por Washington, la Delegaci6n, complete ya con la in-
corporaci6n del doctor Felipe de Pazos, celebr6 entrevistas colectiva-
mente, y tambien por cada Delegado en particular, con diversas per-








CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


sonas en posici6n de suministrarle nuevos elements de informaci6n y
antecedentes adicionales tiles para el cumplimiento de la misi6n que
le habia sido encomendada en Hot Springs.
Celebrada la sesi6n inaugural de la Conferencia el dieciocho de
mayo, y dividida 6sta para la realizaci6n de sus trabajos en las cuatro
Secciones T&cnicas mencionadas en el Capitulo II de este studio, la
Delegaci6n apreci6 la conveniencia de estar representada permanente-
mente en cada una de dichas Secciones por un Delegado encargado de
seguit cuidadosamente el curso de los trabajos de la Secci6n, tomando
en estos la participaci6n que fuese procedente ie acuerdo con el cri-
terio de la Delegaci6n. El Presidente de esta, Ingeniero L6pez Castro,
despues de discutir el asunto con los Delegados y de acuerdo con estos,
procedi6 a distribuirlos en la forma siguiente: Secdi6n I, Niveles y
Requisitos de Consumo, doctor Felix Hurtado; Seccion II, Expansidn
de la Produccion y Adaptacidn de vista a las Necesidades del Consumo,
doctor Felipe de Fazos; Secci6n III, FacilidadeA y Mejoramiento de la
Distribuci6n, doctor Arturo M. Mafias; y Secci6n IV, Recomenda-
clones para Continuar y Adelantar el Trabajo de la Conferencia, doctor
Ramiro Guerra y Sanchez. El Presidente de la Delegaci6n, Ingeniero
L6pez Castro, asumi6 la direcci6n general del trabajo, atendiendo a la
unificaci6n del mismo, y asistiendo a las reuniones de 6sta o aquella
Secci6n en uni6n del Delegado Correspondiente, cada vez que se tra-
taban asuntos de especial interns para, la Delegaci6n.
Como las sesiones de cada una de las cuatro Secciones Tecnicas
no se celebraban muchas veces a la misma hora, los Delegados se ha-
llaban en condiciones de asistir a varias Secciones, cooperando con el
Delegado permanent en la misma y manteniindose al corriente de
toda labor que iba realizindose.
Divididas las Secciones T6cnicas I, II, y III en Comitis, el Pre-
sidente de la Delegaci6n Ingeniero L6pez Castro, procedi6 de acuerdo
con los Delegados, asignarlos a los diversos Comites, indicando' en cada
caso el Delegado que debia asumir la responsabilidad de llevar la re-
presentaci6n de la Delegaci6n en el Comit6 a que pertenecia. De la
manera que acaba de indicarse, la Delegaci6n estuvo constantemente
representada en las Secciones y en los Comites durante toda la celebta-
ci6n de la Conferencia, cooperando los Delegados unos con otros, pres-
tAnlose mutuo auxilio y manteniendose al corriente de la march de los








SOB*E ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE 55

trabajos de toda la Conferencia. Estas labores se complementaban con
juniAs informales de la Delegaci6n, bajo la Presidencia del Ingeniero
Lopez Castro, todas las noches, para informarse reciprocamente, discutir
cuestiones, fijar criterios y recibTr sugestiones e instrucciones del
President de la Delegaci6n.
El Reglamento de la Conferencia fijaba un plazo improrrogable
de una seinana para presentar proposiciones o someter a la considera-
ci6n de la Conferencia declaraciones o informes de las Delegaciones.
Durante los cuatro o cinco primeros dias de labor, la Delegaci6n de
Cuba se consagr6 a seguir el curso de las deliberaciones en las Secciones
y en los Comites, interviniendo el Presidente y los Delegados en los
debates siempre que lo estimaron necesario, asi como a celebrar cambios
de impresiones, colectivas o individualmente, con Delegados de otros
paises y a estudiar individualmente y discutir en conjunto los informes,
declaraciones y proposiciones sometidos a la consideraci6n de la Con-
ferencia por otras Delegaciones. En el curso de estos primeros dias
los Delegados se dedicaron tambien a la preparaci6n de diversos infor-
mes solicitados por various Comites de las Secciones Tecnicas I, II y III.
Adelantados ya los trabajos de la Conferencia, empezaron a es-
bozarse criterios mis o menos bien definidos de varias Delegaciones
sobre algunas de las cuestiones fundamentals del program, y la Dele-
gaci6n de Cuba, por su parte, lleg6 tambien a conclusions precisas
sobre particulares de especial importancia para nuestro pais. La posibi-
lidad de que al ir cristalizando las opinions se tradujesen en la forma
concrete de proyectos de resoluciones o de recomendaciones para ser
sometidos a la discusi6n y aprobaci6n de los ComitCs, determine a la
Delegaci6n nuestra a hacer ptiblica, para informaci6n general de la
Conferencia, una "Exposici6n" de sus principios y de sus puntos de
vista con referencia a varias de las cuestiones ya en discusi6n que pa-
recian de mayor importancia por el moment. En la "Exposici6n",
de la cual fue ponente el doctor Arturo M. Mafias, constant los puntos
esenciales sobre los cuales entendi6 la Delegaci6n de Cuba que debia
mantener una posici6n bien definida y fire. Por la. importancia de
este document, con respect a la posici6n adoptada por la Delegacion
de Cuba en la Conferencia, se reproduce integro, a continiuacin.




'1r '<: *


56 CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


EXPOSICION GENERAL DE LA DELEGATION
CUBANA

I

1. La Delegaci6n Cubana consider que, habiindose ya concre-
tado ideas en el curso de la Conferencia sobre varias de las cuestiones
que son objeto de la misma, es oportuno exponer su criterio con rela-
ci6n a las cuestiones fundamentals ya tratadas.

II

2. Los cuatro puntos sobre los cuales parecen coincidir funda-
mentalmente las ideas predominantes son los siguientes:-
a) Necesidad de una producci6n expansionada en el period
intermedio entire la terminaci6n de la guerra y el retorno a la nor-
malidad o period permanent;
b) Conveniencia de continuar una political expansionista de
producci6n en el period de permanencia;
c) Necesidad de organizer y mejorar la distribuci6n para
contribuir a cse expansionism; y
d) Necesidad de alguna clase de acci6n gubernamental de
character intcrnacional, para coordinar la producci6n y el consume.

III

3. La necesidad de una producci6n creciente durante el period
corto o intermedio es evidence, como consecuencia de la paralizacion de
la producci6n en los paises ocupados por el Eje y afin en los paises no
invadidos, por falta de hombres que, dedicados al esfuerzo b6lico, han
tenido que ser sustraidos, en muchos casos de la producci6n agricola;
y debido tambi6n a la dislocaci6n de la distribuci6n por la escasez de
transport. Esa producci6n tiene que realizarse en interns del esfuerzo
belico y para satisfacer las necesidades de las Naciones Unidas en el
period de la post-guerra.
4. El criterio de la Delegaci6n Cubana coincide con la opinion
de que durante el period de permanencia, la soluci6n de los problems
econ6micos debe huscarse mediante una political de expansion del con-
sumo y la producci6n. No puede, sin embargo, ocultarse que a la








SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE 57

realizaci6n de ese objetivo por todos deseado, no habri de llegarse por
un camino ficil, sino que sera precise sortear dificultades. Segiin
puede apreciarse de los trabajos escritos que se han presentado y las
exposiciones verbales que se han hecho en los Comitis de las diversas
Secciones, para llegar a la expansion del consume seran necesarias las
condiciones siguientes:
a) Mejoramiento en la alimentaci6n de todos los pueblos
hasta darles una dieta adecuada;
b) Obtener el mayor empleo;
c) Aumento del poder adquisitivo, especialmente de las cla-
ses trabajadoras y los grupos de bajos ingresos;
d) Un precio equitativo (fair price) para consumidores y
productores;
e) Elininaci6n de todas aquellas restricciones al comercio
que aumentan artificialmente los precious y deprimen el consume;
f) Redistribuci6n de las areas de producci6n de modo que
cada product alimenticio sea producido en las zonas mis adecua-
das;
g) Desarrollo de nuevas areas de producci6n;
h) Campafias de educaci6n para alentar el consume de pro-
ductos necesarios a la dieta de los pueblos que por falta de cono-
cimiento o por misoneismo, no son consumidos por 6stos, a pesar
de series necesarios a sus dietas;
i) Facilidades de cr6dito national e international, para de-
sarrollar la producci6n y distribuci6n de products alimenticios;
j) Investigaci6n de caracter cientifico para nuevos usos;
k) Suministro de alimentos a los grupos de bajos ingresos;
1) Mejoramiento de la producci6n por medios cientificos y
mecanicos.
5. En lo que toga a la Republica de Cuba, su Gobierno ha reali-
zado los mayores esfuerzos para proveer alimnentos y dietas adecuadas
a su pueblo, especialmente a las classes trabajadoras y a los grupos de
bajos ingresos, pero, no obstante los esfuerzos de caricter national reali-
zados, esti lejos todavia la meta que debe alcanzarse. Una exposici6n
sobre el regimen de alimentaci6n cubano y la dieta adecuada para obte-
ner el minimum de nutrici6n fue presentada a la Secd6n I, Comiti 2.




.- .. *- ... ^. .. uta








CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


6. Tambiin el Gobierno cubano ha intentado, en el orden nacio-
nal, aumentar el poder adquisitivo de las classes trabajadoras mediante
el establecimiento de salaries minimos y regulaci6n de los jornales y
condiciones al trabajo; procura resolver los problems de sus grupos
de ingresos bajos; desarrolla una campaia educativa para obtener el
consume de nuevos products y ha intentado completar sus dos
cashcrops esenciales, az6car y tabaco, con cultivos de otros products
alimenticios y agricolas, segtin detalladamente expuso la Delegaci6n
Cubana en document presentado a la Secci6n III, Comite 3.
7. Igualmente hace esfuerzos el Gobierno cubano para el mejora-
miento tecnico de la producci6n mediante la implantaci6n de medidas
apropiadas, con el fin principalmente de ayudar a los pequefios agri-
cultores. Sobre esta cuesti6n present un trabajo la Delegaci6n Cubana
en la Secci6n II, Comit6 2.
IV

8. El mejoramiento de la distribuci6n para aumentar el consume
y mantener una producci6n expansive es t6pico sobre el cual estima la
Delegaci6n Cubana que no pueden existir discrepancia y esta conform
en que los medios de obtenerla, segin se ha expuesto en esta Conferen-
cia, pueden ser esencialmente los siguientes:
a) Desarrollo de la producci6n en las Areas geogrificamente
mis propias para cada product y mejor situadas para suplir los
mercados coiosumidores;
b) Mejoramiento de los medios de transport;
c) Uso de mejores y mis economicos medios de distribuci6n,
especialmente mediante sistemas de cooperatives;
d) Mejoramiento de los metodos de almacenaje y conserva-
ci6n de los products agricolas.
9. En el orden national pueden hacerse esfuerzos en esas direc-
ciones, especialmente en el mejoramiento de metodos de almacenaje y
conservaci6n de products y organizaci6n de cooperatives nacionales,
pero para alcanzar eficazmente los objetivos que .se persiguen, es im-
prescindible una acci6n de tipo international.

V
10. La cuesti6n mis dificil que se confront, a juicio de la De-
legadci6n Cubana, es la de cuales son los mejores metodos para coordi-
nar la producci6n con el consume, aunque pueda entenderse que exista








SOBRE ALIMENTACIfN Y AGRICULTURA


unr acuerdo sobre el principio general de que durante el period transi-
torio o corto, asi como en el period de permanencia, seri necesaria
una regulaci6n gubeinamental, tanto en el orden interno de los paises.
como en el campo, international. Nuestra Delegaci6n coincide en este
punto de vista referente a la necesidad de dicha regulaci6n y aboga por
la creaci6n, a ese fin, de instruments u organismos de caricter inter-
nacional, consecuente con la political de tipo de cooperaci6n international
que siempre ha mantenido con respect a dos de sus products de ex-
portaci6n, cafe y aziicar, y en consonancia con la cual firm l1 Convenio
Azucarero Internacional de Londres de 1936 y el Convenio Inter-
americano del Caf6 de 1940.
1'. Para el period de guerra no es possible establecer principios
ni direcciones concluyentes, a no ser el de realizar todos los esfuerzos
y sacrificios que sean necesarios para alcanzar la victoria. Por tanto,
la producci6n debe quedar subordinada y al servicio de esas necesidades
de la guerra. La Delegaci6n Cubana opina, sin embargo, que el man-
tener las organizaciones ya creadas por instruments de carncter inter-
nacional para la regulaci6n de products agricolas y alimenticiog de ex-
portaci6n, cop subordinaci6n al esfuerzo de guerra, no es contrario al
inter es de las Naciones Unidas y puede ser utilidad para la reconstruc-
ci6n de la post-guerra.
12. Ese period transitorio que seguir~ a la terminaci6n de la
guerra, hasta que pueda llegarse al restablecimiento de una normalidad
permanent, no puede ser considerado aisladamente, sino en conjunci6n
con el period de normalidad. Esto result imprescindible porque ne-
cesariamente tendrin que adoptarse ciertos criterios para la adaptaci6n
de esos dos perindos, sobre lo cual se trata mas adelante en la parte
VI de esta Expcsici6n.
13. Mientras no se haya legado a las condiciones ideales de con-
sumo, (alimentaci6n adecuada de todos los pueblos, empleo total o casi
complete en las respectivas naciones, condiciones de trabajo y salaries
apropiados para las classes obreras y entradas a los agricultores que
aumenten el poder adquisitivo national) no puede aceptarse como una
posibilidad definitive la organizaci6n de una producci6n constantemente
creciente. Para flevarla a efecto, ademas, sera necesario que las con-
diciones internal de cada naci6n, asi como las de caricter international,
sean tales 'que permitieran llegar a un concept de precio fair. Este
precio equitativo (fair) tendri que basase en niveles (standards) de
condiciones de producci6n anilogas para los productores eficientes de




J L -.. .* i -i








CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


todas las naciones que exporten cantidades considerable de alimentos
y otros products agricolas al mercado international. Tales condicio-
nes serian: jornales de tipo similar, uniformidad monetaria y elimina-
ci6n de subsidies y tarifas arancelarias, establecidos con un fin contrario
a la competencia international de buena fe (fair).
14. Sentado ese principio, cualquier sistema de ajuste de la pro-
ducci6n y el consume tiene que estar basado en un precio equitativo
(fair price), tanto para consumidores como para productores, y la Dele-
gaci6in Cubana consider esencial que se determine cuales son los ele-
mentos en que habra de basarse el concept del precio equitativo (fair
price). Este concept debe estar basado en la realizaci6n del principio
de las Naciones Unidas de que los pueblos esten libres de necesidades,
y estc supoite:
a) En cuanto a los paises productores, que procure a los que
intervienen en la producci6n realizada en forma eficiente, ingresos
razonables para mantener un poder adquisitivo de su pueblo, como
importador y consumidor, suficiente a cubrir las necesidades de
un nivel de vida comfortable. Esto s6lo puede lograrse sobre la
base, primordialmente, de jornales y condiciones de trabajo que
permitan a los trabajadores una existencia digna, y de ingresos
para los agricultores que, ademis de satisfacer sus necesidades, les
haga possible mantener establemente el ritmo de una producci6n
creciente;
b) En cuanto a los paises consumidores, que puedan obte-
ner, en condiciones de estabilidad y regularidad, los products que
necesiten importar, a un precio razonable a base de una produc-
ci6n realizada en las condiciones sefialadas en el apartado a) que
antecede.
15. El loglar una relaci6n adecuada stable entire la producci6n
y el consume a base de un precio equitativo (fair price), tal como se ha
expresado anteriormente, no es cosa facil. Requeriri tiempo, y mien-
tras no se haya logrado establecer dicha relaci6n en condiciones de
ajuste perfect, la Delegaci6n Cubana entiende que coadyuvaria al mas
rapido logro de este prop6sito, el facilitar la realizaci6n de ese ajuste
mediante convenios en los cuales participen los paises exportadores e
impcrtadbres.
Dichos convenios permitirian la aplicaci6n de medidas de tipo cuan-
titatiio cuando fuere necesario, las cuales podrian completarse con una
regulaci6n de las reserves de stbrantes o amortiguadores (buffer stocks)








SOBRE ALIMENTACI6m' Y AGRICULTURE


para los casos en que se requieran ajustes inmediatos y urgentes, a causa
de una oscilaci6n violent de los precious y de no haberse podido obtener
el equilibrio entire la producci6n y el consume.
Al manifestar esta opinion, la Delegaci6n Cubana procede de acuer-
do con una political que la experiencia ha aconsejado a muchos paises
exportadores e importadores conjuntamente. Dicha political se ajusta
tambien a los tdrminos de la Resoluci6n N9 XXXIV, sobre Convenios
Tnternacionales de Productos, adoptada por votaci6n unAnine de las
21 Repiblicas de America en la Conferencia Interamericana de Agri-
cultura, celebrada en la Ciudad de Mexico, en 16 de julio de 1942.
Estos convenios se aplicarian a cada product alimenticio o agricola de
exportaci6n mundial y podrian ser complementados, como ya se ha
sugerido con la organizaci6n de una agencia international que coordi-
nara la producci6n y distribuci6n mundial de los distintos products
mediante las oportunas recomendaciones a cada uno de los organismos
reguladores de cada product.
VI

16. Finalmente, la Comisi6n Cubana desea hacer algunas consi-
deraciones sobre una cuesti6n de importancia que amerita un studio
cuiJadoso y la cual, hasta ahora, no ha sido tratada con relieve. Dicha
cuesti6n es el paso gradual del period transitorio de la post-guerra al
pe iodo de permanencia o de normalidad. Este paso o transici6n gra-
dual podria realizarse sin mayores trastornos mediante la vigilancia
v el control, en caso necesario, de la producci6n, a traves de convenios
de tipo international, como los que ya se han sefialado en el NQ 15. En
estos convenios habria que establecer principios de acuerdo con los cua-
les se conciliarian los intereses de las areas que expansionen su pro-
ducci6n para cubrir las necesidades de la guerra y del period transitorio
y de las nuevas areas que se han desarrollado en relaci6n con las que
hayan cesado en su producci6ni como consecuencia de la guerra. La
Delegaci6n .Cubany estima que dichos principios pueden ser los si-
guientes:
Primero: Las necesidades extraordinarias de la emergencia de
guerra y del period transitorio deben ser cubiertas, en cuanto ello fuere
possible, por los paises que ya tienen una producci6n tradicionalmente
establecida y organizada.
Segundo: Las areas productoras eficientes que, sufriendo las con-
secuencias de la guerra, han- sido destruidas o gravemente lesionadas,


;' *
:.,0^








CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


restaurarian su producci6n de acuerdo con su posici6n hist6rica en.el
period de la pre-guerra.
Tercero: Las areas de producci6n ineficientes antes de la gue-
rra, deben procurar efectuar su rehabilitaci6n dirigiendo sus esfucrzos
a otros tipos de producci6n en que resulten productores eficientes.
17. Cuba nrira al future con optimism, pero con prudencia, y
esrt vivamente jnteresada en que se realice una expansion de la pro-
ducci6n y del consume, porque tiene la experiencia dolorosa de sus res-
tricciones; con el recuerdo tambien de las situaciones critics provoca-
das por la desordenada producci6n y la acumulaci6n de excess, desea
que el prop6sito de aspirar a un future mejor, se base en medidas de
caricter permanerte, con la adaptaci6n correspondiente al period tran-
sitorio. a fin de que mediante el equilibrio de una producci6n y consume
creciente, basado en niveles de vida elevados para productores y
consumidores, pueda Ulegarse a un period de plenitud econ6mica, en el
cual quede realizado el ideal de una humanidad libre de necesidades.




Ademis de la "Exposici6n", mimeografiada y distribuida a las
Delegaciones, la Delegaci6n de Cuba acord6 preparar y defender en los
Ccmitis las proposiciones que se expresan a continuaci6n:
a) Principios generals que deberdn regir el ajuste de la produc-
cion en el period de transici6n. Esta proposici6n fui apro-
bada y figure en el acta final de la Conferencia como Reco-
mendaci6n XIV;
b) Concepto del precio just. La parte substantial de esta moci6n
aparece incluida en el inciso II, apartado B de la nime-
ro XXV;
c) Establecimiento de una correlacidn estrecha entire salaries
agricolas e industriales. Se incluy6 la parte esencial de esta
proposici6n en el numero I, letra b de la Recomendaci6n ni-
mero XXIV de la Conferencia;
d) Creaci6n de una organizacidn international que estudie las
condiciones de trabajo y niveles de vida y procure la uniformi-
dad de los mismos. El contenido de esta proposici6n fue in-
cluido en la parte substantial del mismo, en la Resoluci6n de
la Conferencia creando comisiones interinas y permanentes








SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE 63

para llevar a la practice sus recomendaciones, la cual aparece
como Recomendaci6n II en el Acta Final. Veanse, en efecto,
el ntimero 4, letra b, (i); en el ntimero 6, letra a; y en 'la
letra c (vii), de la propia Recomendaci6n numero II;
e) Medidas para impedir campaiias de publicidad contrarias al
consume de alimentos o products agricolas de reconocido
valor y buena calidad. Se incluyeron los principles 6suntos
comprendidos en esta proposici6n en el nuimero 2 de la Reco-
mendaci6n nimero XXVIII de la Conferencia;
f) Enmienda a una moci6n sobre garantias de identidad en el
mercado, afiadiendo las palabras "calidad y pais de origen".
En el curso de los debates de los Comitis respectivos los fundamen-
tos de las proposiciones presentadas fueron explicados ampliamente,
logrando la Delegaci6n que se obtuviesen votaciones favorables a las
proposiciones como queda indicado.
La Delegaci6n no limit sus trabajos a los particulares que se de-
jan expuestos, pues prepare una series de informes que fueron solicita-
dos de las Delegaciones por diversos Comitis de la Conferencia, cada
uno en la forma de un memorandum, segtn la terminologia usada en
la Conferencia, los cuales aparecen a continuaci6n.
Ademis, la Delegaci6n tom6 una participaci6n muy active en la
discusi6n de importantes proposiciones presentadas por Delegaciones de
otros paises, en las cuatro Secciones Ticnicas de la Conferencia. De una
manera muy especial, el Presidente de la Dlegaci6n, Ingniero L6pez
Castro, actu6 muy eficazmente en la Secci6n III, al plantearse por pri-
mera vez la cuesti6n de las reserves amortiguadoras (buffer stocks),
v unido al Delegado permanent en la Secci6n III, doctor Arturo M.
Mafias, intervinieron ambos muy activamente y con gran efectividad
en la discusi6n posterior de proposiciones referentes al sistema de las
reserves amortiguadoras (buffer stocks) y a los convenios sobre produc-
ci'n y venta, con representaci6n de productores y consumidores, en-
caminados al triple objetivo de asegurar el suministro de alimentos en
la cantidad necesaria a los consumidores, la estabilizaci6n de los precious
a mn nivel equitativo (fair) para el consumidor y el productor, y la
elevaci6n del nivel de vida en todos los paises, como medio de crear y
mantener las condiciones indispensables para una producci6n agricola
creciente.
En general, puede afirmarse que la Delegacidn Cubana, aceptando
los principios bisicos con arreglo a los cuales se formula el program


- i








64 CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS

de la Conferencia, hizo especial hincapii en la necesidad de elevar el
nivel de vida de todos los pueblos en general, a base, principalmente,
de pagar salaries a las classes trabajadoras agricolas que les permitan
a estas una alimentaci6n adecuada y condiciones de vida no inferiores
a los salaries de dichas classes en los paises de mas elevado desarrollo
cconomico.
I.d Delegaci6n complete su labor con la preparaci6n de un informed
especial sobre el azucar en la Conferencia, remitido al Instituto de Es-
tabilizaci6n del Azuicar; otro del mismo caracter sobre la ganaderia,
remitido a la Comisi6n Nacional de Defensa de la Ganaderia, otro so-
bre el tabaco habano enviado a la Comisi6n Nacional de Defensa y
Propaganda del Tabaco Habano, y un tercer informed, de caracter ge-
neral sobre la Conferencia, dirigido al Presidente de la Repiiblica, Ma-
yor General Fulgencio Batista y Zaldivar. En este informed se inclu-
yeron conclusions de orden general sobre la Conferencia, y otras de
caracter especial sobre products industriales basicos de Cuba.

















VIII


MEMORANDUM SOBRE LA IMPORTANCIA DEL GRUPO DE LOS AZICARES EN
LA DIETA NORMAL Y SU PAPEL EN LA FORMACI6N DE LAS RESERVES
ORGANICAS DE GLUC6cENO, presentado al Comite 1 de la Seccidn I.

La Delegaci6n de Cuba se complace en concurrir a esta Confe-
rencia Internacional de Alimentos y Agricultura, interpretando fiel-
mente la intenci6n de esta reunion, que no es otra, claro esta, que
encontrar una formula que permit acercarse a la manera y forma de
obtener una adecuada alimentaci6n para la poblaci6n humana de todo
el mundo, sin ningtin g6nero de exclusiones, asegurando en consecuer-
cia la mejor nutrici6n de las razas humans, su desarrollo y el mejor
equilibrio de la felicidad de todos los hombres, tal como ha sido pos-
tulado en la Carta del Atlantico y a cuyos fundamentos y preceptos
nos atenemos.
Desde el punto de vista estrictamente cientifico, el alimento no es
mas que el estimulo nutritivo que asegura la incorporaci6n al medio
interno del sujeto de las sustancias necesarias para el mantenimiento
de la vida, incluyendo, naturalmente, dentro de este concept general
aquellas que se dirigen especificamente a reparar las pirdidas de los
tejidos, contribuyendo a la formaci6n de nuevos elements celulares que
correspcnden dentro de la clasificaci6n general al grupo de alimentos
plasticos; otras cuya funci6n va especificamente dirigida a favorecer y
proporcionar los multiples cambios de los process intimos de natura-
leza fisico-quimica que caracterizan los cambios metab6licos y que re-
presentan el grupo de sustancias llamadas dinam6genas.
En consecuencia, alimentos plasticos y dinam6genos son impres-
cindibles al normal desenvolvimiento de nuestro metabolismo. El pri-
mer grupo de sustancias lo cubren aquellas procedentes del reino
animal, pertenecientes quimicamente al grupo de sustancias proteicas,
acordindoseles importancia tan extraordinaria que permiti6 a Huxley
afirmar que la protein es la base fisica de la vida; pero recu&rdese
5


. I^








CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


asimismo que para que tal cosa result una realidad, se require el
mantenimiento de ella al estado coloidal y que tal condici6n fisica de
nuestro protoplasma no podri ser asegurada sino con un exquisite
juego de multiples y variados equilibrios, en los que otros factors in-
tervienen, sefialindose en primer termino la presencia de determinadas
sales minerales, sustancias del grupo de los llamados factors vitamini-
cos y afin elements del grupo de los carbohidratos, ya que cada cual
en su modo contribute a la existencia de determinadas constantes
fisico-quimicas, sin las cuales la vida no puede conservarse. Sefiale-
mos por ahora entire estas constantes la imperat;va necesidad de la
existencia de determinada reacci6n del medio interno, comtinmente
estudiada bajo la denominaci6n de equilibrio icido-basico del or-
ganismo.
Tambien seria convenient tener present la importancia que en
material de nutrici6n debe acordarse a los fen6menos fisicos que rigen
la llamada tension superficial y que comanda los fen6menos de absor-
ci6n, de los cuales un ejemplo vivo es el fen6meno llamado equilibrio
de Donann.
Sin extendernos de un modo prolijo y analitico en el metabolismo
protiico, estudiandolo desde su ingreso en el organismo en forma de
alhiminas complejas, principalmente contenidas en las carnes de dis-
tintos animals, y pasando por los multiples cambios a que los process
digestivos los someten, hasta desintegrarlas en su forma mis simple y
asimilable: los aminoicidos. con los cuales mis tarde el propio orga-
nismo reconstruye y sintetiza la alb6imina human propia, y muchos
de los cuales son absolutamente imprescindibles e imposibles de sinte-
tizar por el organismo, el cual da caracter de protein de primer
calidad a los que lo contienen en cantidad total y suficiente, puede
concluirse, desde luego, que los pobres que descuiden en su alimenta-
ci6n la suficiente cantidad de alimentos proteicos, viven en plena ca-
rencia nitrogenada y, naturalmente, en perenne compromise de sus
estructuras, ofreciendo como resultante de regimen tan empobrecido
una escasa nutrici6n que abre una interminable cadena de trastornos
cr6nicos y que es terreno ficil al desencadenamiento de trastornos agu-
dos, que le aseguran de manera permanent un puesto important en
los indices mas elevados de morbilidad y por consiguiente de morta-
lidad, y aun cuando en algunos sectors de la tierra. grandes conglo-
merados humans practican habitualmente una alimentaci6n hipo-
proteica, esto no impide asegurar que son razas debiles y que se bene-








SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURA 67

iciarian notablemente si cubrieran de modo cientifico el minimum de
equerimiento proteico.
En sintesis, estamos plenamente convencidos de la necesidad de
a convenient rectificaci6n en practices y regimenes alimenticios en lo
lue se refiere al valor de la alimentaci6n proteica, cuyo minimum de
ramo de protein por kilo, deberia ser lenado por todos los pueblo>.
Scuyo fin, naturalmente seria necesaria una universal cooperaci6n que
eterminaria los naturales intercambios de estas classes de products
dimenticios, estimulando las corrientes desde los centros naturales de
lroducci6n que, tomando mtiltiples vias. asegurara una mis legitima.
formal y comin distribuci6n de un aporte tan esencial como son las
sustancias proteicas representadas en los alimentos por el grupo de las
varnes, al que naturalmente se agregan sustancias de la importancia de
la leche, el queso, huevos y en general los prodtictos derivados de estas
plismas sustancias proteicas.
En cuanto a este extreme y en lo que se refiere a las considera-
ciones locales de nuestro ambiente, podemos decir que gozamos al pre-
sente de una existencia bastante suficiente de este grupo de sustancias
alimenticias, si nos atenemos a uno de sus principles factors. la
came, y dentro de ella al grupo particular de las carnes procedentes
del ganado vacuno, ya que nuestra actual riqueza ganadera puede esti-
inarse dentro de la existencia de 8,000,000 de cabezas de ganado, con
una poblaci6n de 4,000,000, lo que represent un per capita de dos
cabezas de ganado por habitante, proporci6n superior a la de algunos
paises con much mayor potencialidad econ6mica que el nuestro y en
los que comienza, por especiales circunstancias. a sentirse el deficit de
este grupo de alimentos.
Vease asi, por ejemplo, el cuadro comparative a este respect
entire la riqueza ganadera de los Estados Unidos. cuyas estadisticas
refieren 71 millones de cabezas de ganado. con una poblaci6n de 133
millones de habitantes, todo lo cual represent un estimado de 0.60 per
capital; la Repfiblica Argentina, pais eminentemente ganadero. al que
la estadistica sefiala 33 millones de cabezas de ganado.-con una pobla-
ci6n de 20 millones de habitantes; Francia. 15 millones de cabezas de
ganado, con una poblaci6n de 40 millones; el Reino Unido, 9 millones
de cabezas de ganado, con una poblaci6n de 50 millones de habitantes:
Dinamarca, 3 millones de cabezas de ganado, con una poblaci6n de
3,805,000 habitantes; los Paises Bajos, 2,600,000 cabezas de ganado,








CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


con una poblaci6n de 9 millones de habitantes; la U.S.S.R., 63 millones
de cabezas de ganado, con una poblaci6n de 180 millones de habitantes.
Puede estimarse que, en general, se require un mayor estimulo
en la crianza de ganado para alcanzar cifras suficientes a un consume
mayor de carnes y, desde luego, una mejor distribuci6n de esta clase
de alimento.
El grupo de alimentos dinamogenos esta representado por las
grasas y los carbohidratos, aun cuando ambos tienen al propio tiempo
una acci6n plastica, si bien en pequefia proporci6n. El aporte de ma-
reriales alimenticios encaminados a completar funci6n tan elevada como
los cambios que aseguran la dinamica funcional de nuestro organismo
-son muy variados y complejos v pueden proceder del reino animal o
del vegetal, sendo su cantidad dominant de este ~ltimo reino.
En sintesis, desde el punto de vista de su estructura fisico-quimica,
qlueda en pie la clasica clasificaci6n de alimentos divididos en tres
gra'ldes grupos. a) protein, b) grasas y c) carbohidratos.
Ebtos tres grupos de sustancias fueron ingeridos por el hombre
para asegurar su alimentaci6n en formas variadas, segun la region de
la tierra en que habitaba, y condicionadas en su uso a las posibilidades
del medio ambient, considerando, naturalmente, la direct influencia
del clima, habitos y costumbres, en que participaron nociones de toda
indole, inclusive en ocasiones concepts religiosos y filcs6ficos; pero.
de todos modos, estudiando el problema con espiritu cientifico, de modo
integral y al propio tiempo con un amplio concept panorimico, puede
afirmarse que este triple aporte constitute la combinaci6n 6ptima para
asegurar la nutrici6n del organismo.
Claro esta, que hablamos desde un punto de vista general, presen-
tando las bases quimicas de la clasificaci6n de los alimentos como sus-
tancias excitadoras de la nutrici6n. dejando para referirla de una ma-
1nera especial, la necesidad del aporte vitaminico. cuya sicgnificaci6n en
cuanto a nutrici6n se refiere, queremos considerar en conjunto, sin
repetir aqui las extensas descripciones que de todos y cada uno de
estos factors se han realizado hasta el present desde el primer mo-
inento en que el concept del factor vitaminico fue incorporado a la
ciencia fisiol6gica.
Las vitamins son factors indispensables al metabolism. pero no
puede olvidarse que ellas, auin cuando en muchos casos han sido perfec-
tamente aisladas, estudiadas integramente en sus caracteres fisico-








SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURAL 69

quimicos y hata sintetizadas, estan naturalmente contenidas dentro de
los alimentos y, por consiguiente, vehiculadas en cualquiera de los
grupos antes mencionados. Asi tenemos vitamins cottenidas en la
grasa, en cuyo element se disuelven, al extreme de adquirir por ello
la denominaci6n de liposolubles; riqueza en Vitamina A de determi-
nadas grasas naturales, principalmente el aceite de higado de determi-
nados peces; la Vitamina D, tambi6n incluida en el grupo de los este-
roles y cuya acci6n se revela de modo active por medios fisicos, como
la irradiaci6n; vitamins contenidas en los alimentos carbohidratados,
agrupados naturalmente bajo distintas formas y en multiples sustancias
vegetables, como ocurre en el extenso grupo del Complejo Vitaminico B;
la Vitamina C, present en el jugo de gran cantidad de frutas. En
una palabra, todas las vitamins, con la excepci6n possible de la Vita-
mina K, de origen end6geno, Ilegan a nuestro organismo vehiculadas
por los alimentos, todo lo cual permit afirmar que una alimentaci6n
halanceada, perfectamente conducida, asegura al sujeto un convenient
aporte vitaminico.
Tras la alimentaci6n empirica, comenzada por el hombre sigrtendo
impulses y naturales estimulos de ambiente, aparecen las investiga-
ciones fisiol6gicas, particularmente dirigidas at studio del calor animal
como factor esencial de combustion orginica y, por consiguiente, un
detenido studio de la acci6n energ6tica de las distintas sustancias
alimenticias. Se abre en la Fisiologia un extenso y prolijo studio de
la Calorimetria en todos sus aspects, desde la investigaci6n dirigida
a la comprobaci6n de los mecanismos intimos de la termogenesis, hasta
los m6todos para medirla en su expresi6n cal6rica, desarrollando toda
una ciencia, a la que han prestado su concurso grandes fisi6logos con-
temporineos, todo ello llegando a un climax en el que adquiere todo
su prestigio el valor cal6rico del alimento y aparece el calor como factor
de expresi6n de vida en el organismo, human, ya que no se concibe la
posibilidad de todos los cambios que en el medio interno tienen lugar,
que en definitive hoy president, en magnifica combinaci6n fen6menos
de 6xido-reducci6n, sin que el aporte cal6rico preside este tipo de
combustion.
Es asi como se lleg6 a la expresi6n de valor cal6rico de los ali-
mentos, conociendose los Ilamnados coeficientes de Atwater, que se-
fialan la producci6n de 9 calories para el gramo de grasa y 4 calories
para los carbohilratos y las proteinas; pero, al mismo tiempo se estudi6








CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


tl aporte cuantitativo de estas sustancias, de cuyos estudios ha resul-
tado clasica la necesidad de un considerable aporte en forma de carbo-
hidratos, sustituibles s6lo en parte por los otros grupos merced al con-
c'epto llamado de la Isodinamia de Rubner.
Todas estas consideraciones instrumentan en material de alimen-
taci6n la teoria del concept cuantitativo cal6rico, y tal boga adquiere,
que en algunos paises como en los Estados Unidos, pioneros de la edu-
caci6n popular y de la divulgaci6n cientifica, no se detienen a sefialar
en sus tablas de alimentos y hasta en las combinaciones populares lla-
madas menus, la representaci6n cal6rica del alimento que el individuo
ingiere. Recuerdese las listas de alimentos condimentados de restau-
rants. etc., acompafiados de la expresi6n en calprias de los mismos.
Despues del gran desarrollo de la Fisiologia Experimental, espe-
cialmente ligada al studio de la nutrici6n, respect a la cual podrian
ctarse innumerables experiencias y sagaces investigaciones. el cons-
tante progress en el conocimiento del factor vitaminico, desde su es-
tructura quimica en determinados casos, hasta su sintesis en otros, ha
ido elevando considerablemente el prestigio cientifico de la Vitamino-
logia, trasladada asimismo a informaci6n popular, a amplia divulga-
ci6n. abriendo una nueva etapa extremist en el concept de la impor-
tancia de este factor, que ha hecho olvidar momentaineamente la impor-
tancia indiscutible del aporte cal6rico de una dieta para sustituirla por
su expresi6n vitaminica. Y a las informaciones populares de las calo-
iias que determinado alimento suministraba, se ha sustitu'do el informed,
niAs o menos exacto, de las unidades vitaminicas que los alimentos con-
tienen. Y hoy vemos en los magazines y en los propios anuncios co-
merciales de materials alimenticias siempre una derivaci6n hacia su
valor vitaminico, creando una nueva conciencia popular en el orden
diet6tico y acordandole a la vitamin el mayor prestigio como centro
principal en la orientaci6n de la calidad de un alimento.
Este concept se ha robustecido mas por la natural expectaci6n
frente a determinados sindromes, muy bien estudiados nor cierto, en
que una cantidad de sintomas se agrupan, constituyendo sindromes de-
finidos que han dado fisonomia propia a nuevas .enfermedades que
constituyen el capitulo de las llamadas enfermedades por carencia o
avitaminosis.
Ambos concepts radicales no tienen una justificaci6n plena, y
si no debe mantenerse de una manera exclusive, como condici6n 6nica,








SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURA


el regimen suficiente en cantidad de sustancias alimenticias, especial-
mente cal6rico, regimen cuantitativo, tampoco puede afirmarse que
baste la preferencia cualitativa para sustituir con el concept de calidad
el antiguo de cantidad.
Ambas consideraciones: regimen cuantitativo y regimen cualitativo,
son condiciones subordinadas que habran de conjugarse. En conse-
cuencia, el regimen cuantitativo-cualitativo es el regimen nutritivo que
es necesario mantener y el 6nico que tiene derecho a titularse regimen
equilibrado.
Son multiples las experiencias que abogan en favor de este crite-
io y, desde luego, que el factor cal6rico no podra nunca desdefiarse
como factor palmario de indiscutible importancia al mantenimiento de
la vida. Por lo tanto, el grupo de alimentos cal6ricos, energiticos o
dinam6genos es necesario mantenerlo a toda costa en un regimen de
equilibrio convenient. Frente a un process de alteraci6n nutritiva,
regimen accidental, en que debe un sujeto someterse, ofrece una resis-
tencia mayor el regimen cal6rico o energetico; es decir, que con un de-
ficit mas o menos marcado de las sustancias alimenticias que no per-
tenecen a este grupo, el individuo lucha y se mantiene a costa de su
propia reserve, utilizando principalmente como element impulsor 4e
su mecanica general las reserves que su higado le ofrece en forma de
gluc6geno o almid6n animal, sustancia constituida a expenses de los
(arbohidratos asimilados por el organismo en forma de glucosa y con
,a cual subviene a todas las atenciones nutritivas, movilizando, si es
necesario frente a una emergencia, su propia protein.
Claro esti que, en definitive, la inanici6n habrA de triunfar, pero
entire tanto este profundo fen6meno de desintegraci6n cellular se pro-
duce, el sujeto vive a expenses de su gluc6geno hepatico, verdadero
soldado de retain que mantiene la tltima trinchera del organism. Mas,
si por el contrario, quemamos rapidamente las sustancias carbohidra-
tadas y desposeemos al sujeto del aporte proteico para mantener su
equilibrio nutritivo y con una estructura integra sin grandes injuries
de sus tejidos, el sujeto interrumpe sus grandes funciones nutritivas
por falta del aporte energ6tico; en una palabra, por falta de calor.
Grificamente podriamos decir que el organismo human no so-
porta el enfriamiento de su economic.
En cuanto al factor vitaminico, hemos asegurado antes que estan
vehiculadas las vitamins en los distintos alimentos; mas, si estuvie-








CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


ran deficientes los mismos porque fueren destruidos en las alteraciones
que las sintesis alimenticias sufren por las multiples alteraciones a que
las sometemos para ingerirlas, siempre habra un minimo generalmente.
y si asi no fuere, el sindrome carencial avitamin6sico aparece, del cual
sacamos al sujeto haciendole ingerir de modo emergente, en forma
complementaria, la vitamin en deficit. En cambio, si el sujeto si
fuera desposeido de una manera permanent o mas o menos prolongada
del aporte cal6rico, no ha lugar al establecimiento de sindromes pato-
16gicos ostensibles que desarrollen enfermedades variadas, porque el
colapso y el shock se instalan con tal rapidez que impiden l6gicamente
la apariencia de semejante patologia.
En consecuencia, el deficit vitaminico puede prolongarse mis o
menos tiempo; el regimen cal6rico no puede tolerarse.
Si 6sto es asi, es necesario que de una manera decisive, clara y en
favor de la defense nutritiva del organismo human se incluya de modo
particular en el grupo de los alimentos protectores, aqtellos alimentos
carbohidratados que mas favorezcan a la formaci6n del gluc6geno.
En consecuencia, los azficares han de figurar en la tabla de alimen-
tos protectores y deben ser considerados indispensables en la raci6n
alimenticia y en la dieta general de todos los pueblos.
Si los carbohidratos constituyen un grupo de alimentos impres-
cindibles en el diario aporte nutritivo; si los carbohidratos requieren
tna series de cambios fisico-quimicos que representan el process diges-
tivo, en virtud de lo cual se desdoblan desde la compleja forma de
polisacAridos y almidones en que normalmente aparecen en las sustan-
cias vegetables, hasta ser asimilados por el organismo en la forma simple
de monosaciridos, especificamente en forma de glucosa y levulosa, am-
bas directamente asimilables, es cierto tambien que administrando al or-
ganismo un carbohidrato simple, como es el disacirido llamado sacarosa
o sucarosa, contenido en el jugo de distintas plants, principalmente la
cnfia de azficar y la remolacha, debe constituir concretamente un pro-
ducto al mismo tiempo recomendable en el uso de la alimentaci6n diaria
del sujeto, y sobre todo si' tenemos que resolver el problema de la ali-
mentaci6n de grades nucleos humans, y si estos grupos humans, al
estar sometidos a trabajos intensivos y ejercicios forzados o esfuerzos
superiores, como representan la continue acci6n de los ejercitos en el
moment de la guerra. asi como el gran esfuerzo maximo que realizan








SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE


por imperativas necesidades las retaguardias representadas por los tra-
bajadores en sus multiples aspects, nada mejor que la utilizaci6n de
un product de este tipo que asegure al hombre, constantemente solici-
tado a rendir todas sus reserves, una alimentaci6n energitica de primer
grado, especificamente dirigida a alimentar su reserve glucog6nica.
La acci6n dinamica del soldado en campafia, el dinamismo mismo
del obrero, estarin regidos indiscutiblemente por la capacidad de su
gluc6geno, factor participate del ciclo general de acciones horm6nicas
y nerviosas que aseguraran tambien, por otra parte, el tonus adrena-
linico necesario para empefos semejantes.
Y si queremos referirnos a las grandes poblaciones sometidas a
prolongadas dietas de hambre, encerrados en grandes centros de haci-
namiento, que Ilevan largos meses de total carencia proteica, en los
que desde hace much tiempo la care y sus derivados han sido supri-
midos, tal cual repreesntan principalmente muchos de los paises en
lucha y de los paises ocupados, tambien a istos es necesario aportar un
estimulo mayor en el orden de la aliilentaci6n carbohidratada por las
mismas razones sefialadas en el parrafo anterior; reforzar el higado en
su preparaci6n glucog6nica; y haci&ndole un aporte emergente de ali-
mientaci6n carbohidratada, especialmente en forma de glucosa o disa-
chrida pr6xima a ella; la sacarosa, le ofreceremos un alimento de ficil
digestibilidad y nos dara el tiempo necesario para equilibrar la dieta de
una manera integral, aportindole naturalmente el indispensable mini-
mum proteico con una facilidad mayor, ya que proteinas y grasas se
benefician con la acci6n del carbohidrato para su digestion y asimila-
ci6n. Por eso se ha. dicho: las grasas se queman en el fuego de los
carbohidratos.
Finalmente y como sintesis a estas consideraciones generals en
torno a la alimentaci6n nutritiva 6ptima o regimen equilibrado, di-
remos:
1) Imperativa necesidad de mantener el minimum prot6ico en el
regimen alimenticio; grasa en cantidad suficiente y carbohidratos que
aseguren la combustion de aquella y por ende la asimilaci6n de la pro-
teina.
2) Los carbohidratos deben ser preferentemente utilizados pro-
porcionalmente a su riqueza en azficar, que asegura naturalmente, en
el menor volume, una mayor cantidad de energia cal6rica ficilmente
utilizable por la asimilaci6n de su glucosa.








CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


3) De las sustancias azucaradas o azuicares, la sacarosa es la mis
recomendable por su ficil obtenci6n, por su bajo cost de producci6n,
por su standardizaci6n y pureza quimica; por su estabilidad de compo-
sici6n y por ende prolongada conservaci6n y facil manejo en todos los
6rdenes. Y finalmente porque estas sustancias alimenticias, ademis de
facilitar su descomposici6n en glucosa y levulosa, ofrecen al paladar una
sensaci6n agradable, much mis atrayente que las demas sustancias de
su grupo, completindose asi una important condici6n de orden psiqui-
co, que asegura el estimulo nutritivo y que produce en el sujeto la es-
pontanea atracci6n hacia el alimento.
Se trata de reforzar nuestro stock de alimentos con una sustancia
de alta calidad nutritiva, de bajo costo de producci6n y muy agradable,
que puede administrarse sola o mezclada con otros alimentos que, no
obstante ser de buena calidad, se ofrecen al sentido del gusto en forma,
las mis de las veces, inaceptable.
Las razones que apuntamos ameritarian incorporar una terminan-
te declaraci6n:
Los asicares, y entire ellos preferentcmente la sacarosa, deben in-
corporarse al grupo de los alimentos protectores y como tales deben ser
ampliamente ,distribuidos entire todos los habitantes del globo, obtenien-
dose para ellos, en honor a estas circunstancias, las mayores libertad?s
de contratacidn e intercambio que permitan el estimulo de su produce*
cidn y aseguren positivamente una equitativa distribucion.


Mayo 20, 1943.



















MEMORANDUM SOBRE ANALYSIS DEL PROBLEMA ALIMENTICIO
DE CUBA, Presentado a la Sccci6n I, ComitE 2

Un anilisis del problema alimenticio de Cuba es una tarea muy
dificil debido a deficiencies de estadistica y por ello las conclusions a
que pueda llegarse por la utilizaci6n de m&todos auxiliares, no son
estrictamente exactas, sino que revisten solamente el caricter de apro-
xirwcions estimativas. Este criterio no es, sin embargo, cierto en lo
referente a products alimenticios de importaci6n, donde hay suficiente
exactitud en las estadisticas disponibles.
Cuba, como otros muchos paises tropicales y, especialmente como
la casi totalidad de los paises del Caribe, ha dependido a travis de
cuatro siglos de su historic, en una gran extension de la importaci6n
de articulos alimenticios para la satisfacci6n de las necesidades de con-
sumo de su poblaci6n. Esta dependencia considerable del exterior tiene
distintas causes: En lo que respect a la producci6n de ciertos articulos
esenciales de consume, tales como el trigo, por ejemplo, que constitute
la base de la alimentaci6n de las civilizaciones de la zona templada, la
raz6n es insuperable, ya que reside en la imposibilidad fisica de pro-
ducirlos en forma adecuada a causa de las condiciones climatol6gicas.
En lo que se refiere a otros articulos, la dependencia se ha debido en
parte a dificultades del mismo caricter, que aunque no impiden de ma-
nera absolute la producci6n de los mismos, ha hecho dificil, costosa e
incierta la tarea de producirlos y, en parte, a razones econ6micas de
otro character, principalmente lo muy limtiado del mercado interior y
la political seguida durante cuatro centuries por la metr6poli espafiola,
que tuvo siempre un interns econ6mico muy considerable en la exporta-
ci6n a Cuba de articulos de consume. Como ultimas y menos impor-
tantes razones para dicha dependencia del exterior, deben contarse los







CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


hibitos tradicionales y preferencia de los agricultores para ciertos cul-
tivos, asi como los habitos de consumo de la poblaci6n.
Todas estas causes, actuando conjuntamente y convergentes hacia
el mismo resultado, han originado una importaci6n de alimentos siem-
pre considerable, a tal extreme que hasta la iltima decada las cifras
de las importaciones de alimentos representan en algunos articulos un
indice bastante aproxinado al consume y en otros, cantidades muy
apreciables de este.
El hecho mas important y destacado que result del simple and-
lisis cualitativo de las importaciones de alimentos es la preponderancia
considerable del arroz en la dieta del pueblo de Cuba, hasta el punto
de aproximar su dieta al tipo asiatico, que tiene por base este cereal.
Junto con el arroz, tienen preponderancia en la dieta del pueblo
cubano los vegetables de alto contenido de f6cula, tales como el boniato,
la papa, la malanga, el fame y el plitano, mientras que encontramos
un consume bajo de carnes, pescado, frutas y vegetables frescos. El
consume per cipita de azuicar no es exagerado, no obstante ser Cuba
uno de los principles paises productores de este articulo.
En resume, puede afirmarse sin lugar a dudas que en un sentido
general, la alimentaci6n del pueblo cubano, en lo que a la calidad de
dieta se refiere, dicta much de ser ideal, ya que la realidad demuestra
que consta de un exceso de arroz y otros articulos ricos en carbohidra-
tos y es pobre en cuanto a articulos como la care, la leche, frutas
frescas, vegetables verdes y hortalizas ricas en proteinas, vitamins y
sales minerales.
Esta afirmaci6n, que es generalmente aceptada como expresi6n
de hechos tan conocidos que result innecesaria su comprobaci6n, es
corroborada por el analisis de las importaciones y producci6n de ali-
mentos.
Establecida, pues, la deficiencia cualitativa de la dieta, precisa en-
trar ahora en el analisis cuantitativo de la misma. Como se ha expre-
sado anteriormente, las cifras de las importaciones de alimentos casi
nos pueden dar la clave para llegar a conclusions bastante aproxima-
das a la realidad. Hay articulos, como la harina de trigo y los gar-
banzos, que no se han producido ni se producir.n nunca en Cuba y
respect de los cuales la importaci6n es equivalent al consume. Otros,
como el arroz, que en epocas pasadas han sido importados en su tota-
lidad o en una gran proporci6n; y finalmente, la manteca, las carnes,









SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE


huevos, papas, maiz y leche condensada, que a partir del afio 1937 ha
ido aumentando su producci6n en el pais de un modo progresivo, al
extreme de que, con excepci6n de la primera, ya nos auto-abastecemos
actualmente de los demas. Asi, con las cifras de importaci6n de cier-
tos articulos y los estimados de producci6n dom6stica de otros, podemos
calculal el consume total y per capita de nuestra poblaci6n:


Arroz ........ ...... .................
H arina de trigo ..........................
Manteca y grasas vegetables, incluyendo man-
tequilla ...............................
C am e ...................................
L eche ...................................
A zicar ..................................
Frijoles negros, colorados y otras variedades.
garbanzos y chicharos ..................
M aiz am arillo ...........................
Vegetales verdes y frutas ..................
Platanos, malanga, papas, yuca, boniato y otros
tubh rculos .............................
H uevos ..................................


114 libras
52

30
40 ,,
80 ,,
80 ,,

40 ,
80 ,
30

120 ,,
40 unidades


Un analisis de la tabla anterior nos conduce a afirmar que
cubana es positivamente inadecuada, pudiendo calificarse de
carbohidratos y deficiente en proteinas y otros elements.


la dieta
rica en


Es necesario tener en cuenta que, siendo esta dieta el consume per
cipita, promedio, las classes mas pobres tienen una dieta marcadamente
inferior en valor alimenticio. La Foreing Policy Association, en el
studio que hizo sobre los problems cubanos en el afio 1934, lleg6 a
la conclusion de que la "dieta de las classes pobres del pueblo cubano
durante el afio 1934 fue de s6lo el minimo para mantenerse. (FOREING
POLICY ASSOCIATION, Problcmas de la Nueva Cuba, Edici6n Espafola.
New York, 1935, pigina 89).
En 1939 el Dr. Osvaldo Patifio, Medico de nuestra Secretaria
del Trabajo, hizo un studio de la alimentaci6n de 1,100 families obre-
ras del grupo mas pobre, encontrando que el promedio individual era
de s6lo 915 calories, cifra que esta muy por debajo de los niveles ne-
cesarios para la subsistencia.*
El consume per capita de leche y came lo encontr6 ser de s6lo
8.2 y 3.8 onzas, respectivamente, no consumiendo vegetables verdes de








CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


ninguna clase el 35% de las families estudiadas. "Una gran parte de
la poblaci6n" --dice el Informe- "esti sufriendo de desnutrici6n; hay
carencia general de vitamins, siendo las deficiencies particularmente
graves en el caso de los alimentos llamados protectores". (OSVALDO
MORALES PATIfO, Primera Encuesta sobre la Alimentacion de la Fami-
lia Obrera Cubana, Boletin Oficial del Seguro de Salud y Maternidad
Obrera. Habana, 1939).

MODELO DE DIETA A LA QUE DEBE ASPIRARSE

Una dieta que cubra los requerimientos minimos indispensables
para considerarla dentro del campo de dieta minima acceptable, tenien-
do en cuenta las posibilidades productivas de la agriculture de nuestro
pais, seria la siguiente:


A rroz ...................................
Harina ..................................
Manteca y grasas vegetables, incluyendo man-
tequilla .. ..........................
Carne ...............................
Az6car ..................................
Maiz, variedad amarilla ...................
L eche .......................... ..... .
Frilojes negros, colorados y otras variedades...
Plitanos, malanga, boniatos, yuca, papa y otros
tuberculos .........................
Vegetales verdes y frutas .................

Para alcanzar este mejoramiento en la dieta
es necesario:


75 libras
40 ,


40
80
100
.100
150
40


9,,
,*I

litros
libras


125
70

del pueblo cubano


a) Aumentar los ingresos de las classes trabajadoras mediante
un mayor volume de empleo a traves de todo el afio y un nivel
de salaries superior;
b) Estimular la producci6n local en ciertos renglones, como
la ganaderia y sus industries derivadas, el cultivo de frijoles y
vegetables frescos y la crianza de aves de corral;
c) Mejorar los sistemas de almacenaje y conservaci6n de
los alimentos perecederos; y
d) Intensificar la campafia educational a favor del consume
de leche, huevos y vegetables frescos.


If .








SObrE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURA


CAUSES Y CONSECUENCIAS DE LAS DEFICIENCIES NUTRITIVAS

Como han expresado todos los autores que han estudiado el pro-
blema de las deficiencies alimenticias en los distintos paises del mundo,
la causa primordial de los defects en la dieta del pueblo cubano es la
pobreza (F. L. Mc DOUGALL-Food & Walfare, Geneve Studies, Nov.
1938. "Nutrition", League of Nations, 1937, etc.).
La profunda depresi6n experimentada por las dos industries fun-
damentales de Cuba, la azucarera y la tabacalera, a causa del cierre
progresivo de los mercados exteriores a partir de la segunda mitad de
la d6cada 1920-30, ha provocado un estado de desempleo y bajo nivel
de vida cr6nicos, que permiten s61o ingresos muy bajos a la poblaci6n
trabajadora de Cuba en general. Esta depresi6n afecto de una double
manera al bienestar de la poblaci6n: Por una parte, los bajos precious
de estos products determinan un nivel de salaries relativamente bajo,
pero, ademas, la reducci6n en el volume de la producci6n acentuia
las oscilaciones estacionales, no habiendo actividad industrial o trabajo
mAs que en un period muy corto del afio, existiendo asi una agudisima
fluctuaci6n estacional con dos o tres meses de actividad, frente a nueve
o diez de falta de trabajo, que se conoce graficamente en Cuba con el
nombre de "tiempo muerto" (dead season).
Durante los periods de zafra azucarera y cosecha de tabaco, que
son nuestras dos principles cash crops, el trabajador en Cuba percibe
salaries que, aunque no elevados, le permiten tener una dieta minima
adecuada; pero durante el resto del ano, en que el desempleo es muy
agudo y extenso, el problema de la subsistencia se hace critic y los
niveles de nutrici6n caen por debajo de los niveles minimos esenciales.
Lo mismo sucede, aunque en escala algo menor, en el resto de la activi-
dad industrial de Cuba, que florece en los periods de trabajo en las
industrial de az6car y tabaco, por repercusi6p del mayor poder adqui-
sitivo de los ttabajadores y mayor movimiento econ6mico general, y
decae en los periods de tiempo muerto.
Dentro de la depresi6n cr6nica en que ha vivido el pueblo de Cuba
en los filtimos aiios, es necesario considerar, sin embargo, las oscila-
ciones ciclicas que aten6en o acenttfan esta situaci6n. A este respect
el consume de arroz y de harina de trigo es un indice muy exacto' y
revelador de las fluctuaciones del consume en Cuba en relaci6n con el


79








80 CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS

estado de mayor o menor actividad econ6mica general, como puede
verse en el cuadro siguiente:

1910-14 1922-29 1931-34 1939-41

Arroz .......... 123.11 123.02 78.76 114.4
Harina de Trigo.. 42.00 59.68 42.3 51.9

Como se ve, en la aguda depresi6n de 1931 al 1934, el consume
de arroz del pueblo de Cuba baj6 a un 64% y el de harinA de trigo
a un 70% de sus niveles de 1922-29. Estas cifras son especialmente
aterradoras si se consider que el consume de los alimentos baratos
tiene generalmente una correlaci6n inversa con el estado de prosperidad
del pais, porque al sobrevenir la crisis y descender el volume de in-
gresos de la poblaci6n, esta sustituye los alimentos mas cars, que tiene
que consumer en menores cantidades, por un aumento en el consume de
los alimentos baratos. Sin embargo, las fluctuaciones en la actividad
econ6mica general de Cuba son tan violentas que en la gran depresi6n
de 1929-1934 aun el consume de los alimentos baratos y basicos de la
dieta del pueblo cubano descendi6 extraordinariamente.
Una segunda causa de la deficiencia en el-consumo de alimentos
en Cuba reside en las enormes dificultades para la conservaci6n de
ciertos granos y vegetables que en las condiciones de humedad y calor
del clima tropical se deterioran y descomponen muy ripidamente o
son destruidos por los insects.
Esta es, sin duda, la causa fundamental de las deficiencies que se
observan en la producci6n y consume del maiz, frijoles y ciertos vege-
tales que pueden ser producidos en Cuba ficilmente, pero cuya pro-
ducci6n se limita a cantidades inferiores a las necesarias para que pue-
dan ser consumidos rapidamente durante las 6pocas de cosechas y que
fuera de 6stas, devienen escasos y hasta desaparecen por complete en
ciertas zonas, debido a que no se conservan para consume durante el
resto del afio.
Por lltimo, una causa important de las deficiencies de la dieta
cubana esti constituida por ciertos hibitos err6neos en la alimentaci6n
y en la ignorancia prevaleciente sobre el valor nutritivo de algunos ali-
mentos. Esta causa principalmente el reducido consume de legumbres
y hortalizas, leche, queso, mantequilla y frutas, cuya producci6n puede
aumentarse extraordinariamente en Cuba, y el bajo consume de los




5--*^


SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURAL 81

cuales aparentemente no obdece a otra causa que a un concept equi-
vocado, que atribuye a esos articulos escasa importancia como alimentos,
como consecuencia de lo cual su consume es muy inferior al que fuera
de desear.
Estas dos iltimas causes estan siendo atacadas por el Gobierno de
Cuba, que Ileva adelante un program de construcci6n de almacenes
frigorificos para resolver o aminorar la primera de aquellas y por
medio de campafias de publicidad reiteradas de los Ministros de Salu-
bridad y de Agricultura, con respect al valor alimenticio de los ali-
mentos protectores mencionados.
Enw cuanto a la primera causa -bajo nivel de vida general, des-
empleo estacional, oscilaciones ciclicas- la political general del Gobierno
de Cuba desde que se inici6 la crisis azucarera en 1926 hasta la fecha,
ha sido la de defender por todos los medios posibles sus industries
clasicas de exportaci6n, y, al propio tiempo, de estimular nuevas fuentes
de riqueza.
Desde 1927 a la fecha, Cuba ha desarrollado un gran nuimero de
cultivos o industries dirigidos al mercado interior, que han llegado a
abastecerlo en la mayor parte de los renglones alimenticios excepto
arroz, harina de trigo, manteca y otras lines menores) y han mejorado
nuestra dieta. Esta producci6n agricola complementaria no s61o ha
logrado dar trabajo a parte de los agricultores y obreros agricolas des-
plazados por las crisis azucarera y tabacalera, sino que ha contribuido
a mejorar cualitativamente la dieta cubana. Asi, al aumentarse la
crianza de ganado y desarrollarse una industrial de lecheria y derivados
(Leche condensada, mantequilla y queso), se han abaratado estos pro-
ductos y aumentado grandemente su consume. En 1910 el consume de
came fresca en Cuba era de s6lo' 15 libras por capital, consumiendose
19 libras de tasajo y 8 de bacalao, mientras que en 1941 la came fresca
habia substituido ya totalmente a la care en conserve, consumi6ndose
alrededor de 40 libras antales por individuo. En el mismo sentido ha
aumentado el consume de leche, huevos y vegetables frescos, que se
han abaratado al aumentar considerablemente su producci6n en el pais.
Incidentalmente puede decirse que a pesar de estos cambios en la dieta
cubana, el consume de arroz se ha mantenido constant desde 1910
a la fecha, sin otras fluctuaciones que las ocasionadas por las oscila-
ciones de la economic national, como se expuso en un parrafo anterior.
6








CONFERENCIA DE LAS NACIDNES UNIDAS


S1 Adetnas; el Gobierno ha llevado y lleva adelante programs de
Obras Piblicas para dar trabajo a los desempleados y mejorar nuestras
comunicaciones y productividad de nuestras tierras. En la actualidad
se ejecuta un plan de esta naturaleza que comprende la apertura de
nuevas vias de comunicaci6n y mejora de las ya existentes, con vista
a la producci6n agricola y mis facil distlibuci6n de la misma; la reali-
zaci6n de diez proyectos de regadio en distintas regions, que harin
apto para -el cultivo de vegetables 60,000 acres; la adquisici6n de ma-
quinaria agricola por el Gobierno para ser utilizada por los agriculto-
res pobres; y un program de repoblaci6n forestal.
Al propio tiempo, el Gobierno ha implantado una political social de
salaries y de regulaci6n de los ingresos del agricultor, que ha mejorado
hasta donde ha sido possible el nivel de vida de las classes trabajadoras.
Hoy en dia esta establecido un journal miniino de 1.50 pesos equivalente
a 1.50 d6lares); una gran mayoria de los obreros esta organizada en
sindicatos; los trabajadores de la industrial azucarera perciben un
salario proporcional al precio del azticar; y los cultivadores de cafia y
de cafe perciben unos ingresos, proporcionales tambien a los precious
de estos products.
Sin embargo, estos esfuerzos o medidas no han logrado evitar los
efectos de la crisis experimentada por Cuba, y, aunque se avanza, falta
much aun para lograr elevar los niveles de vida de al poblaci6n traba-
jadora hasta ponerla en condiciones de consumer una dieta adecuada
que cubra el minimo de las necesidades de nutrici6n.

Hot Springs, Va.
Mayo 23 de 1943.


















MEMORANDUM DE LA DELEGACION CUBANA SOBRE LAS MEDIDAS
NECESARIAS PARA MEJORAR LA PRODUCTIVIDAD Y EFICIENCIA
AGRICOLAS EN CUBA, presentado al Comite 2, Seccion II.

1.-Las medidas necesarias para mejorar la productividad y efi-
encia agricolas en Cuba pueden clasificarse en: a) medidas propia-
tente ticnicas, como mejor utilizaci6n de los distintos tipos de tierra,
lejoramiento de los procedimientos de cultivo, selecci6n de variedades
ias adecuadas, erradicaci6n de plagas, mayor utilizaci6n de maquinaria
establecimiento de sistemas de regadio; b) medidas econ6micas, como
lejoramiento de las condiciones de almacenaje, de transport y de
Sedito; y c) medidas econ6mico-sociales, como reforms en el regimen
epropiedad, de arrendamiento y de trabajo.
2.-Aunque el Gobierno de Cuba ha adoptado medidas en el pasado
en el present estA llevando adelante programs para mejorar las con-
iciones tecnicas y econ6mico-sociales de nuestra producci6n agricola,
?isten positivas posibilidades de desarrollo y mejoramiento, que po-
rani realizarse con mayor o menor rapidez de acuerdo con los medios
e que pueda disponerse y las demands del mercado, interior y exte-
or, para los distintos products. La falta de aliciente para aumentar
L producci6n, por. no existir mercado para la misma, ha sido el prin-
ipal factor retardatario del progress de nuestra t6cnica agron6mica.
3.-En el orden del desarrollo tecnico, las necesidades mas urgen-
es e imperiosas de la agriculture cubana son el establecimiento de sis-
emas de regadio en las distintas regions del pais donde 6stos puedan
er establecidos, la distribuci6n de semillas seleccionadas a los agri-
ultores y la adquisici6n por el Gobierno de maquinaria agricola para
acer accessible su uso por el cultivador pobre.
4.-Cuba es un pais relativamente escaso de corrientes de aguas
uperficiales a causa de la forma larga y estrecha de la isla, de la
usencia de grades sistemas montafiosos y del tipo de su regimen de



g ..... ^ '. .*. A :








CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


lluvias. Por esa raz6n, nuestra agriculture siempre se ha orientado
naturalmente hacia cultivos de secano, como la cafia, el tabaco y el cafe,
que produce en condiciones favorables pricticamente en toda la su-
perficie del pais, y no hacia los cultivos que requieren riego, para los
que no son adecuadas mas que ciertas regions, como el Valle de Giiines
especialmente acondicionadas para ellos. No obstante esta escasez de
aguas superficiales adecuadas para regadio, el Gobierno, despues de
un cuidadoso studio de las distintas regions de la Isla, ha encontrado
la posibilidad de construir sistemas adecuados de regadio en tierras
de una superficie de 66,000 acres, aproximadamente. Parte de estas
tierras dispondran de agua suficiente paar ser anegadas, y otra parte
recibiri riego en proporciones menores, pero todas ellas quedaran en
condiciones de aptitud para el cultivo de arroz, legumbres y tuberculos.
Ademas, el Ministro de Agricultura ha estimulado y esta estimulando
y ayudando a gran numero de agricultores a establecer pequefios siste-
mas de regadio, por gravedad o por bombeo, en distintos puntos del
pais donde existen facilidades para ello.
5.-La distribuci6n de semillas seleccionadas, de calidad superior,
qeu es un modo efectivo y director de mejorar la calidad de los cultivos,
ha sido practicada por el Gobierno desde 1937, planeindose extender
dicha practice en el future en la media en que ello sea possible.
6.-La mecanizaci6n constitute un factor esencial para el progress
agricola de Cuba, como para el de todos los paises; pero entire nosotros
existen circunstancias especiciles que la hacen especialmente necesaria
y convenient para abaratar los costs y aumentar los ingresos del agri-
cultor. Por raz6n de la naturaleza arcillosa y fuerte textura de nues-
tros suelos, result muy dificil y costosa la ejecuci6n de las labores
primaries, especialmente de la roturaci6n, con tracci6n animal. Y. dada
la naturaleza poco accidentada del terreno, es muy ficil la aplicaci6n
de la maquinaria agricola. En estas condiciones, la mecanizaci6n es
una ventaja tan evidence para los que la practican, que el Gobierno
est. decidido en todo cuanto le sea possible a facilitar su empleo a aque-
llos agricultores pobres que no estan en condiciones de adquirirla' por
si inismos, y que se encuentran en manifiestas condiciones de inferio-
ridad con respect a los cultivadores mns ricos. Se calcula que, en
promedio, roturar una caballeria de tierra (33 acres), usando tracci6n
animal, require el trabajo de dos hombres durante 52 dias. Esa misma







SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURAL


tarea, puede ser realizada por un solo hombre en 22 horas usando un
arado de seis discos tirade por un tractor de 50 caballos. La primer
opeiaci6n con un costo de 180 d6lores, y la segunda, de s6lo 40. El
Gobierno de Cuba comprende que la mecanizaci6n traeri, inevitable-
mente, la ulterior concentraci6n de la riqueza agricola en manos de
los grandes propietarios, si no se acude en auxilio del pequefio agri-
cultor facilitindole la maquinaria agricola que rebaje sus costs y lo
equipare con el agricultor median y grande. A ese fin, la Comisi6n
de Fomento Nacional, en cooperaci6n con el Ministerio de Agricultura,
esti viabilizando al organizaci6n de cooperatives agricolas para el uso
y disfrute del equipo que estai adquiriendo y adquirira en el future
el Gobierno. Despuis que termine la guerra, en que sera possible ad-
quirir maquinaria agricola en todas las cantidades que se necesiten, el
Gobierno proyecta continuar y ampliar hasta donde sea necesario, este
program de equipar con maquinaria al agricultor minifundista.
7.-Aparte de estas necesidades primaries, el mejoramiento ticnico
de la Agricultura cubana require un studio complete y detallado de
nuestras distintas classes de suelos para dedicar cada tierra al cultivo
pard la que es mis adecuada, y, en general, la aplicaci6n de todas las
nuevas t&cnicas agricolas, a travis de un extenso program de educa-
ci6n, divulgaci6n y servicio de t&cnicos consejeros por parte del Minis-
terio de Agricultura. En Cuba existen, desde 1912, seis Granjas Es-
cuelas, en las que reciben educaci6n estudiantes escogidos de entire la
clase campesina. Existe, ademis, la Facultad de Agronomia de la Uni-
versidad de la Habana, para studios cientificos superiores. En 1936
se fundaron Escuelas Rurales de un nuevo tipo, que, ademis de la en-
sefifnza primaria, preparan practicamente y experimentalmente al nifio
en las tcnicas elementales de la agriculture modern. Estas propias
escuelas mantienen un servicio de informaci6n y divulgaci6n para adul-
tos, siendo por consiguiente nuicleos de educaci6n agricola.
8.-En Cuba existe una Estaci6n Agron6mica Experimental, que
constitute el principal centro de investigaci6n cientifica en el orden
agricola. Sus trabajos son principalmente de experimentaci6n con las
distintas variedades de semillas y plants que se cultivan en el pais,
para determinar las mis adecuadas a nuestro suelo y condiciones, pero
en algunos casos, como en el del maiz, recientemente, la Estaci6n ha
creado nuevas variedades cubanas, especialmente aptas y resistentes. La
variedad de maiz creada en la Estaci6n se esti extendiendo. rpidamente







CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


por toda Cuba. Tambiin existen la Estaci6n Experimental del Tabaco.
que es un modelo en su clase, y la Estaci6n Experimental del Cafe. Sin
embargo, es necesario ampliar las facilidades para la investigaci6n cien-
tifica y el Gobierno proyecta extender los medios con que cuentan las
instituciones antes mencionadas y fundar un laboratorio de investiga-
ci6n agricola-industriales.
9. Pasando de los factors propiamente tecnicos a los econ6micos,
las necesidades primaries de la agriculture cubana en este orden son cl
mejoramiento de las condiciones de transport, de almacenamiento y
de cridito.
10. La construcci6n de carreteras y caminos abre nuevas zonas
al cultivo y mejora las condiciones econ6micas, en todos sentidos, de
aquellas que ya estaban en explotaci6n, y es, segun se admite univer-
salmente, el medio mas eficaz de desarrollo y fomento econ6mico. El
Gobierno de Cuba esta Ilevando adelante un vasto program de cons-
trucci6n de caminos, dentro del plan general de obras a realizar con cl
empr6stito ultimamente concertado con el Export-Import Bank of
Washington.
11. La falta de almacenaje adecuado ha sido un obsticulo de pri-
mera magnitud para el desarrollo de todos nuestros products agrico-
las de ficil descomposici6n o leterioramiento. El productor de articu-
los de esta naturaleza esta mis sujeto que ningun otro a los compra-
dores especuladores, que bajan el precio en la estaci6n de la cosecha.
Esta baja del precio desalienta al productor e impide un aumento de
estos cultivos. Se consider que Cuba no ha llegado a auto-abastecerse
en frijoles por esta causa; en nuestro clima los frijoles son atacados por
el gorgojo y el agricultor se ve precisado a deshacerse de la cosecha a
poco de haberla recogido, circunstancia que es aprovechala por los aca-
paradores para bajar artificialmente el precio. Por esta raz6n, nues-
tros cultivadores no se dedican a la siembra de este grano, que, de
existir facilidades de almacenaje y fumigaci6n que permitijsen al pro-
ductor defenders de estas practices monopolisticas, veria aumentar su
producci6n hasta satisfacer las necesidades del mercado dom6stico. Den-
tro del propio plan de obras a que se refiere el apartado anterior, el
Gobierno ha emprendido la construcci6n de seis almacenes de refri-
geraci6n y plants de fuiigaci6n y desecaci6n de granos que resolverin
este problema.







SOBRE ALXMENTACi6N Y AGMICULTURA


12. La ausencia de facilidades de credito es un problema parti-
cularmente grave en nuestra agriculture. Nuestros cultivadores no
tienen otra fuente de crdito que el comprador de sus cosechas (el Cen-
tral en el caso de la cafia, el almacenista o tostador en el cafe, el alma-
cenista o marquista en el tabaco, etc.), o el comerciante de la localidad.
En cualquiera de ambos casos, las condiciones del cr6dito son extrema-
danente desfavorables. Ademis, la falta de cr6dito agrava el problema
de que se habla en el apartado anterior de la necesidad en que se en-
cuentra el cultivador de vender rapidamente sus frutos, siendo victim
del comprador que baja artificialmente los precious al llegar la cosecha.
Esta especulaci6n Ilega en algunos cases a alterar los precious en perjuicio
del cultivador en un 100%. El Gobierno de Cuba, con ayuda de tic-
nicos de los Departamentos del Tesoro y de Agricultura de los Estados
Unidos, tiene practicamente terminado el studio de un program de
cr6dito agricola, que seri sometido al Congreso en un breve plazo.
13. Y Ilegamos, por fin, a las medidas de carActer econ6mico-
social necesarias para mejorar nuestro sistema de producci6n agricola,
o sea, al mejoramiento y reform de nuestro regimen de propiedad
de la tierra, de arrenlamiento y de trabajo.
Como consecuencia de un largo process hist6rico, en el curso del
cual se han producido grandes transformaciones econ6micas y sociales
en el pais, la tendencia casi universal de la producci6n agricola a pasa'
a manos de arrendatarios y aparceros, se ha producido en Cuba con
gran intensidad. Carecemos, por el moment, de estadisticas complex.
tas respect al particular, las cuales habran de obtenerse en un censo
que se tomara en breve, pero es un hecho bien contcido en nuestro pals
que la mayor parte de las tierras son trabajadas actualmente por arren-
dataiios y aparceros o partidarios (sharecroppers).
Los inconvenientes de esta forma de uso de la tierra se agravan
considerablemente en Cuba en las dedicadas a las tres grandes indts-
trias agricolas del pals, el cultivo de la cafia, del tabaco y del cafe. Los
propietarios absentistas de las tierras delicadas a cafia, a tabaco o a
caf6, han exigido a sus arrendatarios y aparceros, por regla general,
casi sin excepci6n, una dedicaci6n practicamente exclusive a uno u
otro de los cultivos nacionales. Cuando las tierras han sido pertenencia
de compafiias productoras, lo han exigido asi para asegurarse la pro-
visi6n de la material prima 'que deseaban obtener de las mismas. Y
cuando estas tierras son de propiedad de terratenientes, no directa-





*: '. s ,. .. '. -;" ^ ~ jH








CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


nente interesados en tales cultivos, istos exigen, de todos modos, el
cultivo de estas "cosechas monetarias", que son las que les ofrecen
mejores seguridades para el cobro de sus rentas. Com o o hacel los
refaccionistas, que no prestan dinero al cultivador, sino a base de estas
cosechas de ficil realizaci6n.
La alta proporci6n de arrendatarios y aparceros obligados a usar
preferentemente la tierra para los fines econ6micos indicados mnis arri-
ba, ha desviado nuestra agriculture de su objetivo primario y natural
de asegurar una subsistencia abundante y han acentuado la tendencia
a concentrar las actividades agricolas en la produccj6n de unas cuantas
cosechas de exportaci6n. No debe atribuirse, sin embargo, el predo-
minio en nuestra agriculture de la producci6n exportable, s6lo al rigi-
men de arrendamiento, que no ha hecho sino acentuar demasiado un
fenmineno natural determinado por fuerzas econ6micas profundas, ya
que Cuba esta necesitada de exportar sus products en grandes canti-
dades para poder importar de los paises industriales los articulos que
no puede producer.
Siendo el cultivo de la caria el man extendido en el pais, sus culti-
vadores han merecido una atenci6n preferente de la ley, encaminada a
asegurarles la permanencia en sus tierras, asi como la posibilidad de
producer alimentos para la subsistencia propia, y a regular al valor de
las rentas que pagan por las tierras que ocupan, en tirminos razona-
bles, a fin de evitar su expoliaci6n por los terratenientes. A los pro-
p6sitos indicados, la Ley de Coordinaci6n Azucarera de septiembre de
1937, adem.is de garantizarle una parte alicuota del valor del azticar
producido con la caria por ellos cultivada, les garantiz6 el derecho de
permanencia en sus tierras, que prorroga de manera indefinida el con-
trato de arrendamiento, sin que el propietario pueda desalojarlos por
ninguna otra causa que no sea la falta de pago de las rentas o la falta
de cultivo del minimo de cafia prescripto por la Ley; estableci6 un tipo
de renta reducido, proporcional tambiin al valor de la cafia cultivada;
y les asegur6 el derecho a la disposici6n de una parcela de tierra de
extension adecuada para dedicarla a la producci6n de alimentos para
sus families.
La Ley de Repartos de Tierras de diciembre de 1937 legalize la
situaci6n de los pequefios cultivadores que se hallaban en posesi6n de
parcels de tierras publicas, otorgindoles titulos definitivos de pro-




I ` -i ': jrv ,"'r


SORE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE 89

piedad; y, ademns, ha asentado a nuevos ocupantes, a titulo gratuito,
a base de 33 acres de tierra laborable por familiar de cinco miembros.
Esta Ley contin6a todavia ejecutandose, a media que el Estado va
esclareciendo la titulaci6n de tierras p6blicas que se hallan en litigio.
La nueva Constituci6n de la Reptiblica, de 1940, contiene pre-
ceptos que establecen la pequefia prpoiedad agricola inembargable y
protegen al pequefio arrendatario en general. Estas disposiciones ha-
brain de ser desenvueltas en una adecuada legislaci6n por el Congreso.

Hot Springs, Va.

Mayo 25, 1943.


I .

















MEMORANDUM DE LA DELEGACI6N DE CUBA SOBRE MEDIDAS
ESPECIALES PARA AMPLIAR LA DISTRIBUCI6N DE ALIMENTOS,
presentado al Comite 3, Secci6n III.

1. Program national para ampliar el consume
de grupos especiales

Las autoridades de Cuba han usado dos metodos para ampliar el
consume de grupos especiales: a) un metodo director de distribuci6n
de ciertos alimentos; y b) un metodo indirecto de asegurarles mayores
ingresos a ciertos grupos especiales por diversos medios, capacitindolos
para comprar mayor cantidad de alimentos, y de inducir a las empresas
industriales y a los cultivadores en condiciones de hacerlo, a producer
y distribuir ciertos alimentos, o a facilitarle a los grupos especiales
necesitados la manera de producer ellos mismos parte de los alimentos
que consume.
El m6todo director de distribuci6n no ha podido usarse en una es-
cala amplia, a causa de los escasos recursos financieros disponibles.
La distribuci6n ha torado distintas formas: (1) Proporcionar desayu-
no escolar a los nifios de las families mis necesitadas, con fondos del
Gobierno, de los municipios o de instituciones privadas; (2) suminis-
trar alimentos a los nifios menores de cinco afios de las madres obreras,
los cuales son atendidos en las "creches", "nurseries" o asilos durante
las horas que las madres estan ocupadas en el trabajo; (3) proporcio-
nar una alimentaci6n reparadora a nifios de las classes pobres en las
colonies escolares de vacaciones; (4) proveer a la alimentaci6n en las
salas y los hospitals de maternidad, a las parturientas de las classes
obreras; (5) proveer, asi mismo, a la alimentaci6n gratuita en las gran-
jas escuelas provinciales y las escuelas industriales de hombres y de
mujeres, a los estudiantes de las mencionadas instituciones de ense-
fianza, reclutados todos entire las families da escasos recursos econ6-







SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE 91

micos; (6) proporcionar vestido, alojamiento y alimentaci6n gratuita
a loj estudiantes del Instituto Tecnol6gico de Ceiba del Agua, huir-
fanos de obreros y soldados y a los nifios de los Hogares Campesinos,
internados establecidos en los campos para la instrucci6n de nifios de
families agricultoras pobres. El Instituto Tecnol6gico de Ceiba del
Agua, al cual asisten mis de un miller de adolescents de ambos sexos,
y los Hogares Campesinos, con 1,200 nifios en total, se sostienen con
un impuesto especial de 9 centavos por cada saco de azucar de 325
libras que se fabric en el pais. En el afio 1942, con una producci6n
de 28 millones de sacos, el impuesto produjo $2.520,000, aplicados al
mencionado fin.
El mitolo indirecto de distribuci6n se ha aplicado en escala much
mas amplia que el de distribuci6n direct. Los grupos de consumi-
dores que han sido favorecidos por dicho metodo indirecto han sido:
a) los agricultores dedicados al cultivo de la cafia, la actividad agricola
mas extendida en el pais; b) los obreros especializados y los no espe-
cializados de la industrial azucarera, en la parte manufacturer o fabril
y en la agricola; c) los obreros empleados en la recolecci6n del cafi;
y d) los campesinos mas pobres en general.
En conjunto, los obreros y las families campesinas a las cuales se
ha facilitado una mas amplia distribuci6n de alimento por mitodos
indirectos, asegurindoles mayores ingresos, o medios de obtener y de
proJucir alimentos, se eleva a un total de mas de un mill6n, o sea la
cuarta parte de todos los habitantes de la naci6n.
a) A los agricultores dedicados al cultivo de la caiia se les ha
asegurado mayores ingresos, y por consiguiente, la manera de ampliar
su consume de alimentos, mediante las prescripciones de la Ley de
Coordinaci6n Azucarera de 1937. Esta Ley asegur6 al cultivador de
cafia, llaamado usualmente colono, una participaci6n proporcional fija,
en especie, del azdcar fabricado con la cafia por ellos producida, y, ade-
mis, les asegur6 la permanencia indefinida en sus granjas o colonies,
por todo el tiempo durante el cual produjesen la cuota de caiia que les
correspondiese. Dentro de ese grupo garantiz6 a los lamados pequefios
colonos un ingreso minimo, asegurindoles la molienda de una cierta
cantidad de cafia. Esta iltima ventaja les garantiz6 una seguridad so-
cial de que carecian los arrendatarios y aparceros, y les cre6 facilidades
le las cuales no disponian anteriormente para dedicarse a la producci6n
de alimentos para sus families. Los colonos suman un total de no








92 CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS

menos de 30,000, estando la gran mayoria de los mismos representada
por pequefios productores de escasos recursos. Cada colono es ge-
neralmente el jefe de una familiar de cinco o seis miembros, de manera
que las personas que obtuvieron medios para ampliar sus consumes pue-
den estimarse entire 150,000 y 180,000. La Ley, al otorgar a los co-
lonos las dos ventajas mencionadas, les impuso la obligaci6n de dedicar
cerca de un acre de tierra por cada 33 acres disponibles por el colono,
a la producci6n de alimentos, bajo pena le multa.
b) A los obreros especializados de la industrial azucarera, la Ley
de Coordinaci6n Azucarera de 1937 les asegur6 mayores ingresos, y
por tanto mayores medios de aumentar su consume de alimentos me-
diante el establecimiento de una escala de salaries, que se fija por una
Comisi6n de Salarios Minimos, integrada por delegados de los obreros,
los patrons y el Gobierno.
c) A los obreros no especilizados de la industrial, la Ley de
Coordinaci6n les fija un salario minimo, que en la actualidad es de un
d6lar y 50 centavos. A estos obreros la Ley les reconoce ademis el
derecho de aumentos graduales en el salario, proporcionales a los aumen-
tos del precio del azucar, a partir de 1 cts. por libra. Todo aumento
de precio se traduce, por consiguiente, en un aumento proporcional del
salario obrero.
d) A los obreros agricolas de la cafia de azicar, la Ley les ase-
gura un salario minimo, con aumentos graduales automiticos tambi&n,
regulados por el precio del azicar a partir de 1.6 cts. por libra, y a los
los obreros especialmente dedicados al corte, alza y tiro de la cafia, la
Ley les asegura como salario el imported de 52 libras de azutcar por
cada cien arrobas de cafia que corten, alcen y tiren al dia. De esta
manera, el precio que alcanza la libra de azuicar regular automiticamente
los ingresos de estos obreros, que son los mis numerosos en la in-
dustria.
Como qued expuesto, el principio basico de la legislaci6n es que
los ingresos que la naci6n obtiene del azucar, se distribuyan en pro-
porciones fijas entire el fabricante, el cultivador de caiia y el obrero.
Los obreros favorecidos por estas disposiciones son no menos de qui-
nientos mil, o sea cerca de la octava parte de la poblaci6n total de
Cuba.
e) A los obreros empleados en la recolecci6n del cafe, lisposi-
ciones legales recientes les aseguran un salario proporcioial al precio








SOME ALIMENTACI6N Y AGRICULTURL


del product, aplicando el mismo principio que rige el salario de los
obreros de la industrial azucarera. Dicho salario es el 2Y2%o del valor
del cafe que recolectan en el dia.
La situaci6n de emergencia present ha creado necesidades agu-
das de, mas amplia distribuci6n de alimentos. Estas han sdo atendi-
das por medidas especiales. La principal ha sido la Ley sobre Cultivos
de Emergencia, de 4 de febrero de 1942. Esta Ley obliga a los inge-
nios le azfcar, a los colonos o cultivadores de cafia y a los duefios o
arrendatarios de fincas rfisticas de mis de 165 acres, a dedicar una
parte proporcional de sus tierras a la producci6n de articulos de comer.
Dicha cantidad de tierra debe ser el 7% de toda la, tierra cultivada en
calia. Por este melio se esti asegurando la producci6n de una gran
cantidad de articulos alimenticios. En la practice, estos alimentos es-
tan siendo consumidos sin costo alguno, por los trabajadores rurales
y sus families, establecidos en los ingenios, las colonies de cafia y las
fincas ruisticas de mas de 165 acres.
Adicionalmente a la Ley de Cultivos Obligatorios de Emergencia,
el Gobierno ha solicitado y obtenido la cooperaci6n de los ingenios y
de los colonos, en el sentido de que facilitasen gratuitamente tierra, im-
plementos le labranza, animals de trabajo, etc., a los obreros y em-
pleados residents en los ingenios y las colonies. El Gobierno, por
su parte, ha facilitado semillas gratuitamente; la maquinaria agricola
de que ha podido disponer, y la direcci6n tecnica de agr6nomos del
Ministerio de Agricultura para ayudar a la mayor extension de los
cultivos. De este modo se estan sembrando muchos miles de series,
destinados a la producci6n le alimentos. Una labor de educaci6n muy
extendida esti ayudando al desarrollo de este program.
La emergencia actual ha creado situaciones dificiles a grupos es-
peciales de obreros, por ejemplo, los empleados en ciertos puertos, que
han quedado totalmente paralizados. El Gobierno, en estos casos, ha
dictado medidas particulares de emergencia, encaminadas a asegular la
alimentaci6n de estos grupos. A los obreros portuarios que acaban
de mencionarse se les abone el 50% de los ingresos que venian perci-
biendo por su trabajo antes del paro. Se paga este 50% provisional-
mente, con cargo a los fondos del retire azucarero.
Las medidas que se dejan expuestas no agotan la lista de las que
se han dictado en Cuba para asegurar una mis amplia listribuci6n de
alimentos por metodos director e indirectos. Puede estimarse, no obs-








CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


tante, que bastan para dar idea de la existencia de un program nacio-
nal encaminado al logro de tal prop6sito. Dicho program, aplicado
en los 6iltimos afios, continia desarrollindose y ampliandose en la ma-
yor extension possible.
Debe hacerse constar, no obstante, que la situacion de una gran
parte de la poblaci6n obrera y de los grupos especiales le cortos ingre-
sos en las poblaciones, y la de la casi totalidad de los trabajadores ru-
rales es tan estrecha y tan dificil, que falta aun por recorrer un largo
camino lleno de obsticulos y de dificultades, antes de que pueda ase-
gurarseles el minimo de alimentaci6n requerido por una dieta adecua-
da, tanto para garantia de la salud como para disponer de la energia
fisica indispensable para el trabajo.















XII


MEMORANDUM SOBRE LA EXPERIENCIA CUBANA RESPECT DE LA
PRODUCCI6N DE ARTfCULOS ALIMENTICIOS Y DE OTROS PRODUCTS
AGRfCOLAS DE EXPORTACI6N, presentado al Comite 3 de la Sec-
ci6n II

1. iQue dificultades ha experimentado su pais en adaptar la produc-
cion de articulos alimenticios y de otros products agricolas a los
requerimientos del mercado international?

A) Durante lo que va de siglo, Cuba ha tropezado con muchas
dificultades para ajuqtar la producci6n de articulos alimenticios y de
otros products agricblas de exlrtaci6n a las condiciones y a la de-
manda del mercado international. Dichas dificultades han sido de
muy variado caricter respect de los cuatro principles products de
la agriculture cubana: azficar, tabaco, vegetables frescos y frutas.
En los primeros afios del present siglo, los esfuerzos del pro-
ductor de Cuba estuvieron encaminados principalmente a la recons-
trucci6n general de su agriculture, casi totalmente destruida durante la
guerra de independencia, 1895-1898. Dichos esfuerzos fueron facili-
tados por el Tratado de Reciprocidad Comercial celebrado con los Es-
tados Unidos en 1903 y por las inversiones de capital extranjero, prin-
cipalmente americano en Cuba.
-B) La producci6n azucarera, que en 1900 fue de 308,000 tone-
ladas de 2240 lbs., en 1909 alcanz6 ya la cifra de 1,513,000 toneladas.
Con esta producci6n, Cuba cubri6 las necesidades de su propio consume
y las de su mercado mas pr6ximo, los Estados Unidos, en el cual
gozaba de un preferencial de un 20% en la Tarifa, otorgado por el
ya citado Tratado de 1903. En 1912, la producci6n se elev6 a un
total de 1,893,000 toneladas. Cubri6 la demand del consume nacio-
nal, la del mercado de los Estados Unidos, y dej6 un remanente de




*. c ~ ~.' ,^^ ^.^s^L








CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


126,000 toneladas que fueron exportadas al mercado mundial, o sea
al de los demis paises importadores exceptuados los Estados Unidos.
La I Guerra Mundial que estall6 en 1914 aument6 grandemente
!a demand de azuicar de Cuba, tanto en el mercado de los Estados
Unidos como en el mundial. Este hecho determine nuevos esfuerzos
del productor de Cuba para lograr cubrirla. Como en el period de
1900 a 1912, el buen resultado de dichos esfuerzos fu6 facilitado por
el preferencial arancelario en los Estados Unidos, nuevas y fuertes in-
versiones de capital americano y la reducci6n de la tarifa azucarera
por la Ley de Tarifas Underwood, aprobada en octubre 5 de 1903, la
cual redujo el arancel para Cuba a 1.0048 centavos por libra. Esti-
mulada por esos medios, la industrial azucarera elev6 su producci6n, de
las ya citadas 1,893,000 toneladas correspondientes a 1912, a 3,019,000
toneladas en la zafra de 1917.
La entrada de los Estados Unidos en la I Guerra Mundial en
6 de abril de 1917, determine nuevas demands excepcionalmente fuer-
tes, dirigidas directamente al productor cubano, al cuar se le inst6 y
;-e le proporcionaron los recuros financieros necesarios para que las
cubriesen, como una active y urgent@ cooperaci6n de guerra. Dichas
demands el productor de Cuba trat6 de satisfacerlas con la mayor
rapidez possible, animado del mismo espiritu de cooperaci6n de guerra,
puesto que Cuba se habia sumado a las naciones aliadas, declarando la
guerra a Alemania y al Imperio Austro-Huingaro el 7 de abril de 1917,
un dia despu& de haberlo hecho los Estados Unidos. La cooperaci6n
prestada en este caso grave y urgente por el productor de Cuba no
,e redujo s6lo al aumento de la producci6n. Se extendi6 mis alli,
pues Cuba puso tambien todo su azuicar, except la pequefia parte des-
tinada al consume national, a disposici6n del Gobierno de los Estados
Unidos, para el propio abastecimiento de 6stos y para el de las demas
naciones aliadas, mediante la venta de la zafra de 1917-1918, y de
1918-1919 a la United States Sugar Equalization Board, a los precious
de 4.60 centavos y 5.50 centavos respectivamente, precious mis bajos
que los precious promedios del mercado de Nueva York en los dos afios
correspondientes a dichas zafras, que fueron 5.487 centavos en 1917-
1918 y 6.65 en 1918-1919. En los dos afios de referencia, Cuba elev6
!u producci6n destinada a suplir necesidades de las naciones aliadas de
3,019,000 toneladas producidas en 1916-17 a 3,971,000 toneladas en
1918-19.







SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURAL


En el period que se abri6 inmediatamente despues de terminada
la I Guerra Mundial, las dificultades con que se tropez6 el productor
de Cuba despues de transcurridos los primeros afios, para ajustar su
producci6n a las condiciones del mercado internacioanl fueron diame-
tralmente opuestas a las del period 1900-1919. En general, lejos de
tener que realizar esfuerzos para aumentar la producci6n, los que se
vi6 obligado a efectuar, salvo en limitados casos se encaminaron a tra-
tar de reducirla, tanto para evitar la acumulaci6n de sobrantes como
para procurar persuadir a otros paises exportadores de la necesidad de
adoptar acuerdos internacionales para la regulacion de la producci6n
y de la venta, con el prop6sito de estabilizar precious razonables, igual-
ijente satisfactorios para el consumidor y el productor.
La dificil situaci6n en que se hall Cuba puede describirse suma-
riamente. En el mercado de los Estados Unidos el estado de cosas
existente en 1919, comenz6 a cambiar radicalmente en sentido adverse
para el productor cubano. En diciembre 19 de 1919, el Presidente
Woodrow Wilson dej6 sin efecto las medidas de control establecidas
en los Estados Unidos durante la guerra. Esta resoluci6n restableci6
la libre venta en el mercado americano, en condiciones que hicieron
possible y ficil una violent subida de los precious, segiin habian pre-
visto los productores cubanos, al ofrecer la venta, para prevenir dicha
alza, de una tercera zafra de Cuba, la de 1919-1920 al Gobierno Ame-
ricano, el cual no tom6 la oferta en consideraci6n.
Iniciado muy pronto en los Estados Unidos un period de fuertes
corrientes proteccionistas, en mayo 27, 1921, el Congreso elev6 el aran-
cel azucarero para Cuba de 1.0048 centavos por libra a 1.60; en sep-
tiembre 22, 1922 aprob6 un nuevo aumento a 1.7648; finalmente, en
junio 17, 1930 Ia Ley de Tarifas Hawley-Smoot elev6 el arancel para
Cuba a 2.00 centavos, el tipo mas alto desde la aprobaci6n de la Ta-
rifa del 3 de marzo de 1883. Las areas americanas libres del pago
del arancel -Puerto Rico, Hawaii. Filipinas- favorecidas con una
protecci6n arancelaria cada vez mayor, continuaron aumentando su
p'oducci6n con tanta rapidez como en el period de la I Guerra Mun-
dial, y empezaron a desalojar, con igual celeridad del mercado ameri-
,ano al productor de Cuba. En consecuencia, las exportaciones de
Cuba decayeron en dicho mercado, de 3,643,000 toneladas en 1929 a
1.396,000 toneladas en 1933. Con la obligaci6n de pagar un adeudo
de 2.00 centavos por libra, el productor de Cuba s6lo dispuso en 1933,








CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS


del estrecho margen de 0.925 como precio promedio annual por libra.
La industrial de Cuba se arruin6, totalmente. los obreros se vieton obli-
gados a trabajar por jornales de hambre, y en no pocos casos por una
corta raci6n de comida.
En el mercado mundial, los hechos no se produjeron mis favora-
bleinente. La rehabilitaci6n de la industrial azucarera de Europa, casi
totalmente destruida por la guerra, la concurrenci. de los paises que
aumentaron su producci6n en otras parties del mundo durante el con-
flicto, la de algunos que entraron en el campo de la producci6n de
azuicar estimulados por la gran demand y los altos precious prevale-
cientes durante la guerra, y las medidas proteccionistas que empezaron
a dictarse inmedictamente despu6s de terminada 6sta en casi todos los
paises. crearon una aguda competencia en el mercado mundial. Los
sobrantes comenzaron a acumularse y los precics a descender en pro-
gresi6n creciente a partir de 1926, salvo cortos periods de reacci6n,
hasta llegar al bajo nivel de 0.776 centavos por libra como promedio
annual en 1932. Resistir y mantenerse en los dos mercados, americano
y mundial, de los cuales trataban de desalojarlo sus rivals y tratar de
producer azicar a los bajos precious que imponia una ruda competencia,
fueron las dos grandes dificultades con que tropez6 el productor de
Cuba al final del period iniciado en 1919.

C) Las dificultades con que ha tropezado el productor de tabaco
en Cuba para aiistar su producci6n a las condiciones del mercado
international, han sido de muy distinto caracter que aquellas con que
se ha enfrentado el productor de az6car. La produccion tabacalera.
como la de azuicar, fue casi totalmente destruida durante la guerra de
Independencia de Cuba, 1895-1898. pero dada la naturaleza de la
misma pudo ser reconstruida much mis rapidamente que la produc-
ci6n de azuicar. En tal virtud, pronto cubri6 las nocesidades del con-
sumo national y dispuso de excedentes para la exportaci6n.
El tabaco habano -como usualmente se llama al tabaco de Cuba-
es conocido en todos los mercados consumidores como un product de
excepcionalmente alta calidad, que lo coloca en primer lugar entire
todos los tabacos del mundo. La ventaja que este hecho le asegura
en los mercados sobre los otros tabacos de calidad inferior, ha tratado
de ser contrarrestada con medidas proteccionistas, arancelarias y de otro
orden, con impuestos interiores de consume y con otras barreras enca-








SOBRE ALIMENTACI6N Y AGRICULTURE


minadas al inismo fin. Al propio tiempo, competidores poco escrupu-
losos han usado procedimientos comerciales de mala fe, tales como la
imitaci6n del nombre de marcas cubanas, empleando para ello palabras
en castellano, envases semejantes a los que usan las marcas mas afa-
madas de Cuba y otros artificios encaminados al mismo fin de tratar
de hacer pasar su tabaco de inferior calidad como tabaco habano, o
cuando menos como un product en el cual entra en una alta propor-
ci6n el tabaco de Cuba, engafiando al consumid;r.
Las dificultades que se dejan expuestas son las principles con
que tropieza el productor de Cuba en el mercado international. pero
no las iinicas. Otra important es el precio relativamente elevado del
.selecto tabaco cubano, fabricado a mano por torcedorcs muy experts
que perciben salaries muy elevados.
D) La producci6n de vegctalcs frescos y de frttas estuvo desti-
nada siempre en Cuba, durante todo el period colonial a suplir el
consume interior, a causa de que la condici6n de ser rapidamente
perecederos tales products hacia impossible los embarques a mercados
distantes, con medios lentos e inadecuados de transport.
El Tratado de Reciprocidad de 1903 con los Estados Unidos. la
mayor frecuencia y rapidez en las comunicaciones de Cuba con dicho
pais. y el uso de la refrigeraci6n y de otros procedimientos cientificos
de conservaci6n, crearon la posibilidad de suplir parte de la demand
del mercado americano. El productor de Cuba ha tratado de aprove-
char la oportunidad para extender a nuevos articulos su producci6n
agricola, pero el acentuado caracter perecedero de los vegetables frescos
y de las frutas de Cuba, los altos aranceles proteccionistas, la limita-
io6n de las concesiones arancelarias obtenidas en conv.enios comerciales
a cortos periods estacionales para evitar la com.petencia con los pro-
ductos americanos, el elevado costo de fletes que absorben una gran
parte del precio de los diversos articulos, las dificultades de los embar-
ques en los moments oportunos y las del sistenia de ventas en los
puertos de recibo en los Estados Unidos han sido obstaculos muy difi-
ciles de superar. Han mantenido y mantienen la prolucci6n, que se
acumula a veces en periods muy cortos, dentro de limits estrechos a
virtud de ser muy eventuales los beneficios que se obtienen. No obs-
tante. dada la necesidad que se siente en Cuba de aumentar el ncimero
de los products zgricolas de exportaci6n, los embarques de vegetables


'J-' WI-; A




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs