Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00711
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00711
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text












DIARIO DE SESSIONS

IDELT,

CONGRESS DE LA REPUBLICAN DE CUBA.


PRIMERA LEGISLATURE

ULTIMA SESION


VOL. I.


HABANA, ENERO 17 DE 1907.


N? LV.


SENADO


Quincuagesima quinta sesi6n ordinaria.-Octubre 20 de 1902.



Presidencia del Sr. Luis Estevez y Romero,

Secretarios: Sres. Jose Antonio Frias y Manuel Ram6n Silva.


A las seis y cinco minutes de la tarde, bajo la Pre-
sidencia del seflor Luis EstBvez y Romero y actuan-
do de Secretarios los seflores Jos6 Antonio Frias y
Manuel Ram6n Silva, comienza la sesi6n.
SR. PRESIDENT (EsrTVEZ Y ROMERO): El senior Ofi-
cial de Actas se servirA leer la de la sesi6n anterior.
(El Oficial, senor Vega, la lee).
,Se aprueba el acta, seflores Senadores?
(Seaales afirmativas).
Queda aprobada. Orden del dia.
(El Secretario, senior Silva, lee algunas comunicaciones
de la Cdmara de Representantes y dict6menes, y un proyec-
to de ley de la misma, relative d la concesi6n de un cridito
para la Universidad).
SR. PRESIDENT (EsTtVEZ Y ROMERO): Tiene la pa-
labra el senior Senador que desee usar de ella.
Sa. DOLZ: Para rogar al Senado que acuerde discu-
tir inmediamente ese proyecto, por la urgencia 6 im-
portancia que tiene.
Si. BIcTANCOURT (PEDRO): Apoyo la proposici6n
del senior Dolz.
SR. PRESIEgNTE (ESTAVEZ Y ROMERO): 4Se acuerda,
sefiores Senadores, lo que propone el senior Dolz?
(Selales afirmativas).
Acordado.


SR. DOLZ: Pido lc palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y RoMERO): La tiene el
senior Dolz.
SR. DOLZ: Para rogar al Senado que apruebe este pro-
yecto, porque estAn pendientes los studios de nuestra
Universidad y, tambi6n, algunos trabajos que hay
que realizar con el imported del cr6dito.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMER): hAlgfn se-
flor Senador quiere usar de la palabra, despu6s de lo
manifesta.do por el senor Dolz?
(Silencio).
Se somete 6 votaci6n. Los sefiores que est6n de
conformidad, lo expresaran en la forma acostumbrada.
,Se aprueba?
(Seaales afirmativas).
Aprobado.
Sn. ZAYAs: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERo); La tiene el
senor Zayas.
Se. ZAYAs: Yo creo que hay algunas comunicacio-
nes, dictAmenes y otros particulares de que dar cuen-
ta y como la hora es tan avauzada, seria mis conve-
niente realizar ahora el acto que qued6 pendiente en
]a filtima sesi6n, 6 sea la votaci6n de las Comisiones,
y declarando esta sesi6n permanent, acordar un pe-
quefo receso, reanudAndola despu6s, A las ocho y me-


--








2 DIARIO. DE SESIONES DEL CONGRESO.-3-ENADO


dia, yen Psa. segunda parte dig6moslo asi, de la se-
sin., dar cuenta de lo dernms que queda de la Orden
del Dia. Yo formfilo esta proposici6n.
SR. PRESIDEETE (ESTIVEZ Y ROMERO): Tiene la pa-
labra el sefor Senador que la desee.
SKt. SANGUILY: Apoyo la proposici6n del senior
Zayas.
lY A qu6 hora seria la sesi6n?
SR. PREMIDRNTE (Es&,VKZ Y ROMERo): El efior Za-
yas ha propuesto hasta las o ho y media. AAcuerda
el Senado lo propuesto por el senior Zayas?
(Seiales afirmativas).
Acordado.
Se va A dar principio a l]a votaci6n.
SR. SECKETARIO (SILVA): To solicit un compafiero
que me ayude A tomar nota.
Sa. FRIAS: Podria adptarse este temperament:
leida una candidatura, todas aquellas que fueran igna-
les, segun el juicio del seflor Presidente, 6ste dirA:
cIgnal' .
(Se leen los nombres de los senores Senadores propueslos
para ins dislintas Comisiones. Se realiza el eserutinio).
SR. PRESIDENT (ESTEVKZ Y ROMERO): Diez y site
candidaturas y una en blanco; diez en un un sentido y
site en otro.
(El Secretario, senor Frias, lee los nombres de los sen-ores
Senadores electos para las distintas Comisiones).
SR. PRESIDENT, (ESTirVZ Y ROMEKO): Quedan pro-
clamados los seniores que se acaban de citar. Se con-
cede un receso hasta las ocho y media de la noche,
para continuar la sesi6n.
(Ean las siete menos veintleinco minutes).


(A las nueve y treinta y cincon minutos se reanuda la e-
si6n).
SR. PRESIDENT (ESTJVEZ Y ROMERO): El senior Se-
cretario dari cnenta de los asuntos pendientes.
(El Secretario, seTior Silva, lee una comunicaci6n de la
Cdmara de Representantes).
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMpRO): La CAmara
seservird acordar lo que estime convenient.
SR. FRiAs: ,Se sabe si la CAmara celebra sesi6n es-
ta noche.
Sa. ZAYAS: Entiendo que no.
SR. FRiAs: Si es asi, no adelantariamos nada con
nombrar la Comisi6n, porque no habria tiempo para
que pudieran ponerse de acuerdo.
Su. ZAYAS: Yo creo que lo mejor serial nombrarla,
porque eso es muy breve.
Sn FRiAs: Pues entonces, propongo que se autori-
ce al senior Presidente para que haga la designaci6n
de la Comisi6n.
SR. PRESIDENT (ESTiEVEZ Y RiOERo): La Presi-
dencia design para former la Comisi6n & los seflores
Beltr6n, Parraga, Morua, Recio y Zayas.
Sn. SECRETARIO SILVAA): (Leyendo):

Habana, Octubre 18 de 1902.

Selnor Presidente del Senado.

Sefior:
En sesi6n celebrada en el dia de hoy ha sido apro-
bado por esta Camara, el Proyecto de ley que A con-
tinuaci6n se transcribe:
El Estado sufragarit los gastos de viaje, de los se-
fiores Senadores y Representantes, desde sus respec-
tivas Provincias a la Capital, 6 la convocatoria de ca'-
da Legislature y la terminaci6n de las mismas.


Lo que tengo el honor de comunicar A Vd. en @um-
plimiento y & los efectos de lo que ~receptha el Ar-
ticulo 18 de la Ley de Relaciones entire la Camara de
Representantes y el Senado.
lDe'n-.i-il con today consideraci6n.- Carlos Mannel
de C6spedes, Presidente P. S.-Alfredo Betancourt,
Secretario.--M. Corona, Secretario P. S.
SR. PRFSIDENTE (ESTkVEZ Y ROMERO): ,Algfin se-
fior Senador tiene algo que decir sobre el particular
que acaba de leerse?
Sn. FRiAS: Que pase A la Comisi6n respective.
Sa. MONTKAGUDO: Pido que no pase a la Comisi6n;
que delibere el S nado sobre ella, echazAndola.
Su. FRiAs: Me adhiero a la proposici6n del senior
Monteagudo, porque es inftil que pase a la Comis 6n
respective en estos instantes,cuando esta tan pr6ximo
el viaje.... Estoy, pues, eonforme con la proposicion
del senior Monteagudo y, aficionado A los procedimien-
tos radicals, retire mi primera proposici6n.
SR. PRPSIDENTE (ESTIivZ Y ROMERO): i,Est- con-
forme el Senado con la primer part de la moci6n
del Sr. Monteagndo: que se delibere inmediatamente?
(Seilales nfirmativas).
Acordado.
Tiene la palabra el sefior Senador que desee usar
de ella para hablar sobre el proyecto, ya en tramites
de deliberaci6n.
Sn MONTEAGUDO: Insisto en mi proposici6n.
Sn. PRFSIDENTE (EsTI'rVEZ Y ROMERO): En vista de
que nudie mds hane uso de la palabra, 4se rcchaza?
(Seflales afirmativas).
Queda rechazado el proyecto de ley.
Sn. SECRETARIO SILVAA): (Leyendo):
Habana, 18 de Octubre de 1902.

Senior Presidente del Senado.
Sefior:
En sesi6n celebrada en el dia de hoy ha sidj apro-
bado por esta CAmara, el Proyecto de Ley que adjun-
to se acompafia, referente 6 la derogacibn de la ordeu
del extinguido Gobierno Militar de Cuba, nfmero 156,
de fecha 11 de Junio.
Lo que tengo el honor de comunicar a Vd. en cum-
plimiento y a los efectos de lo que preceptha el articu-
lo 18 de la Ley de Relaciones entire la Camara de Re- -
presentantes y el Senado.
De Vd. con today consideraci6n.-Pelayo Garcia,
Presidente,-Alfredo Betancourt, Secretario.-Anto-
nio Gonzalo Perez, Secretario.
PROYECTO DE LEY.
Articulo 1?--Se deroga la orden del extinguido Go-
bierno Militar de Cuba, nftmero 156, series de 1901,
fecha 11 de Junio.
Art. 29-Los Ayuntamientos regla.mentarAn inme-
diatamente el ingreso, ascenso y separaci6n de los in-
dividuos que forman sus respectivos Cuerpos de Poli-
cia, respetando los derechos adquiridos.
Art. 30-Mientras se pongan en vigor los nuevos
Reglamentos, no se podrA separar del servicio A nin-
gun individuo sino por causa justificada y pr6vio ex-
pediente en que se oira al interesado.
Art. 49-Quedan derogadas todas las leyes, 6rde-
nes, resoluciones y decretos que se opongan a las pre-
sentes disposiciones.
Sal6n de Sesiones, 18 de Octubre de 1902.-Pelayo
Garcia, Presidente. -Alfredo Betancourt, Secretario-
Antonio Gonzalo P6rez, Secretario.







DIARIO DE SESIONES DEL CON GRESO.-SENADO


SR. FRiAS: Pido que paseo. la Comisi6n respective.
SR. BUSTAMANTE: Yo entiendo que la Comisi6n res-
pectiva es la de C6d gos.
Sa FaiAS: Pues yo entiendo quees la Asuntos Pro-
vinciales.
Sa. BUSTAMANTE: Ese es el problema; una de las
cosas que han de decidirse sobre ese proyecto es si se
trata 6 no de on asunto municipal y por lo tanto, A la
Comisi6n de C6digos es a la que toca esa decision.
Sn. Z YAS: Pido la palabra.
Sa. PRFSTItELTE (ESTIVEZ Y ROMERo): La tiene el
s'fior Zayas.
Sa. Z-YAS: He pedido la palabra para solicitar del
Seonado que este asunto se discuta esta misma noche,
porque es cosa muy sencilla: se trata de la Orden nfi-
mero 156, que regular las condiciones para el ingreso
en la Policia y reglarmenta este Cuerpo en la Habana,
sin r gir en el rest de la Isla. Por esa ley, acorda-
da en la CAmara de Representantes,se revoca la orden
military y se dispone que los Ayuntamientos re-
glamenten, como a bien tuviran, sus respectivas
policies, y se agrega, que mientras esos nuevos regla-
mentos no est6n vigentes, no se puede separar A nin-
gin individuo de'los que figuran en la Policia sin el
oportuno expediente, en que se depuren los motives
de su separaci6n.
A eso se reduce el acuerdo y no creo que necesite el
asunto un largo estudio..
SR. BUSTAMANTE: Pido la palabra.
SR. PRISIDENTE (ESTEVEZ Y ROMERO): La tiene el
senior Bustamante.
SB. BUSTAMANTE: Me parece que la cuestibn es com-
plicada y veo an ihdicio de esa complicaci6n en el he-
cho de que lio nos ha sido fAcil ponernos de acuerdo
con la Comisi6n ,que correspond estudiar el asunto.
Envu6lvense en esa proposici6n tales cuestiones de
derecho municipal y politico y hasta de interns para
la Naci6n, que me parece impossible que podamos en-
trar en su discusi6u esta misma noche. Estoy segu-
ro de que si tuvibramos que examiner esa orden en
sus distintos aspects, de tal modo se prestaria A du-
das y controversial, que no quedaria aprobada en esta
sesi6n. Todo eso, pues, me mueve A solicitar del Se-
nado que el asunto se estudie con today la precision
necesaria y a pedir que pase A la Comisi6n de C6di-
gos, que es a l]a que correspond.
Sn. FRiAS: Pido ]a palabra.
Sr. PRESIDENT (EsTEiVEZ y ROMERO): La tiene el
sefor Frias.
SR. FRiAS: De tal modo estimo que es importan-
to la discusi6n que con motive de esta orden pueda
iniciarse, que por eso pedia qune el asunto pasase a laI
Comisi6n respectii'a para que viniera con su dicta-
men, previo el oportuno bien meditado studio.
De primer intenci6n me pareci6 que, por tratar-
se de policia Municipal, era A la Comisi6n de Asuutos
provincials y municipales la que debia enviarse;
pero, meditando acerca de este punto con mas calma,
estimo que no eg a la citada Comisi6n a la] que debe
pasar, sino a la de C6digos, tal como ha pedido perfec-
tamente el senior Bustamante. Enviar este asunto a
]a Comisi6n de Asuntos Municipales, seria prejuzgar
la cuesti6n y tal vez las razones que haya para soste-
ner esta orden con los motives de mAs peso que exis-
ten para que ella no sea derogada en cuanto rige para
la Habana, es porque las plazas, en la forma que se
busca; no es por ser uu astinto de interns municipal.
sino de interns general, para garantia de las Iistitu-
ciones y que son organismos gubernamentales que de
algnna manera han de intervenir en la organizaci6n,
los cambios y nombramientos y demas asuntos que a


las plazas se refieran; y laorden nfmero 156 garantiza
esa intervenci6n..
Sn. PRFSIDENTI (EsT&VZ Y ROMERO): :,lillII se0-
ior Senador quiere usar de la palabra?
(Silencio).
Se somete 6 votaci6n la proposici6n del seflor Bus-
tamante. Los que esten cnformes lo harAn en la for-
ma habitual. 4Se aprueba que pase A la Comisi6n de
C6digos?
(Senales afirmativas).
Aprobrdo.
Su. ZAYAS: Pido que conste mi voto en cbntra.
SR. PHESIDENTE (EsTEVEZ Y ROMERO): Asi se hara,
seflor Zayas.
Sn. SECRETARIO SILVAA): (Leyendo):

PROYECTO DE LEY ORGANICA DEL SERVIC'O DIPLOMA-
TICO CONSULAR DE LA REPUBLICAN DE CUBA
Titulo I
DEL SERVICIO DIPLOMAiTICO

Articulo 19-Los funcionarios DiplomAticos de la
Repihblica de Cuba, serin de las categories siguieutes:
I Enviados Extraordinarios y Ministros Pleni-
potenciarios.
II Ministros Residentes.
III Secretarios de Primera Clase
VI Scretarios de Segunda Clase.
V Agregados.
Art. 29-Tedos los funcionarios del Servicio Diplo-
mAtico podrAn ser separados libremente de sus cargos
por el Presidente de la RepAblica.
Art. 3?-El Presidente de la Repfiblica, con la
aprobaci6n del Senado, podra displner que cualquier
C6nsul General 6 Secretario de Primera 6 de Segunda
Clase pase A desempefiar interinamente funciones de
Eneargado de Negocios.
Art. 49-Los sueldos regulars de funcionarios del
Servicio DiplomAtico, para todos los efectos legales,
serAn los siguientes:


Enviado Extraordinario y Ministro Pleni-
potenciario...... .................. ....
M inistros Residentes.................. .............
Secretario de Primera Clase............... ........
Secretario de Segunda Clase ......................


$ 5.000
4.000
3.600
2.000


Art. 59- Los sueldos sefialados en el articnlo
anterior se entenderAn anuales y se pagarAn por men-
sualidades vencidas.
Art. 6?-El cargo de Agregado se considerarA ho-
norifico y como tal no deyengarA sueldo ni percibir,
emolumento de ninguna clase.
Art. 79-Todos los funcionarios del Servicio Diplo-
mItico con excepci6n del Agregado tendran derecho
al pago, por el Tesoro de la Repfiblica, de los gastos
de viaje para tomar posesi6n de sus destinos y para
regresar cuando cesen .en ellos definitivamente, asi
comb tambi6n al de aquellos que verifiquen en Comi-
sign del servicio 6 cuando sean trasladados A otro lu-
gar; pero no procedera ese abono cuando la traslaci6n
haya sido acordada A solicitud de los interesados.
Art. 89-A los Enviados Extraordinarios y Minis-
tros Plenipotenciarios y A los Ministros Residentes me
les sefiala para gastos de material de la Oficina, alqui-
ler de casa y empleadod subalternos, desde un mil a
tires mil pesos anuales, pagaderoi por mensualidades
vencidas. La cuantia t ntre el minimun y el maxi-
mun de la cantidad fijada para Ins atencioneRs A que
este articulo se refiere, la propondrA el hjecutivo en


I -- -'- ----


is 3








4 DIARIQ DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


calda caso, teniendo en cuenta las necesidades del pais
donde habrin de ser 6 est6n acreditados los funciona-
rios diplomaticos, bien consignando aquella cuantia
en los presupuestos 6 pidi6ndola al Congreso en men-
sajes especiales.
Art. 90--De igual modo se les sefiala para gastos de
repr'stnuit:-'iin desde un mil hasta cinco mil pesos,
taibiti n anuales, pagaderos por mensualidades venci-
das. El Ejecutivo propondri Ila cuantia entire el' mi-
nimun y el mkximuu de la cantidad fijada para gastos
de representaci6n, en cada caso, teniendo en cuenta
las necesidades del pais donde habrAn de ser 6 est6n
aiureditados los funcionarios diplomaticos, bien con-
signando aquella cuantia en los presupuestos 6 pi-
di6ndola al Congreso en mensajes especiales.
Art. 10-A los Secretarios de Primera y i los de
Segunda Clase, cuando sean estos finicos, se les podr6
sefialar para gastos de representaci6n hasta las cantida-
des miximas anuales de mil pesos, y cuatro cientos
pesos, respectivamente, pagaderos por mensualidades
vencidas.
Art. 11-Para desempefiar los cargo del Servicio
Diploloitic. correspondientes A la primera y segunda
categoria, determinada en el articulo 19 de esta ley,
es preciso reunir las condiciones siguientes:
10 Ser cubano mayor de edad y
29 Hablar y escribir correctamente, ademAs del
idioma castellano, el francs y traducr, por lo
menos, el ingles.
Art. 12-Para desempefiar los cargos de Secreta-
rio de primer 6 de segunda clase es precise reunir
las condiciones siguientes:
1 Ser cubano y mayor de edad.
20 Poseer el ttulo de Doctor 6 Ldo. en Derecho
Civil6 Can6nico 6 Administrativo 6 Pfiblico.
30 Hablar y escribir correctamente, ademas del
idioma espafiol, el frances y traducir por lo menos el
ingl6s 6 alemin.
Art. 139-Las condiciones expresadas en los dos
articulos precedentes deberdn acreditarse, cumplida-
mente, ante el Secretario de Estado en la forma, que
se determine en el reglamento para la ejecuci6n de
. esta ley.
Art. 149-Los funcionarios del Servicio Diplomkti-
co quedan sometidos 6 todas las leyes penales de la
Repfblica, y las causas que se sigan contra los mis-
mos serAn instruidas y falladas por la Sala de lo Cri-
minal de la Audiencia de la Habana, 65 quien se con-
fiere por esta ley jurisdicci6n al efecto.

Titulo IT

DML SERVICIO CONSULAR
Articulo 159-Los funcionarios Consulares de ]a
Relpiblica de Cuba seran de las siguientes categories:
I C6nsules Generales.
II C6nsules de Primera Clase.
III C6nsules de Segunda Clase.
VI Vicec6nsules,
V C6nsules Honorarios
Art. 169-Los sueldos reguladores de los funciona-
rios del Servicio Consular, para todos los efectos lega-
les, seran los siguientes:
C6nsul General..................................... $ 3.000
C6nsul de Primera Clase ........ ............... 2.400
Consul de Segunda Clase ........ ................. 2.000
Vicec6nsules............... ..................... 1.800


Art. 179-Los sueldos senalados en el articulo
anterior se entenderAn anuales y se pagarAn por men-
sualidades vencidas.
Art. 189-Los C6nsules Honorarios percibirAn el
50% de los derechos que recauden, sin que nunca
pueda ecceder la cantidad que a ellos les corresponda
de lo que percibe como sueldo un C6nsul de Segunda
y el material de Oficina.
SArt 199-Todos los funcionarios del Servicio Con-
lar, con excepci6n del C6nsul Honorario, tendrAn de-
recho al pago, por el Tesoro de la Rep6fblica, de los
gastos de viaje para tomar posesi6n de sus destinos y
para regresar cuando cesen en ellos definitivamente,
asi como tambi6n al de aquellos que verifiquen en co-
misi6n del servicio 6 cuando sean trasladados a otros
puntos; pero ese abono no procederi cuando la trasla-
ci6n haya sido acordada a solicitud.
Art. 200-A los C6nsules Generales se les sefiala
para gastos de material de Oficina, alquiler de casa y
empleados subalternos desde mil quinientos 6 tres mil
pesos anuales, pagaderos por mensualidades venci-
das; A los C6nsules de Primera Clase desde mil dos-
cientos & dos mil; A los C6nsules de Segunda Clase
desde. mil pesos 6 mil quinientos, y 6 los Vicec6nsu-
les, cuando no est4n adscritos A una Legaci6n 6 Con-
sulado General 6 de Primera 6 de Segunda Clase, des-
de mil pesos a mil quinientos. El Ejecutivo propon-
drA la cuantia entire el minimun y el mAximun de la
cantidad fijada para las atenciones a que ese articulo
se refiere, en cada caso. teniendo en cuenta las nece-
sidades del pais donde habran de ser 6 ast6n acredita-
dos los funcionarios consulares, -bien consignando
aquella cuantia en los Presupuestos 6 reclamandola
del Congreso en mensajes especiales.
Art. 21?-En todos los Consulados Generales ha-
bra un Vicec6nsul, y en los Consulados y Viceconsu-
lados un Canciller con el sueldo annual de mil 6. mil
doscientos pesos, pagaderos por mensualidades venci-
das con cargo al Tesoro de la Repfiblica. Elnombra-
miento de estos empleados se harA: el de Vicec6nsul
por el Presidente de la Repfiblica, con la aprobaci6n
del Senado, y el de Canciller por el Secretario de Es-
tado, A propuesta del C6nsul 6 Vicec6nsul respective.
En los Consulados Generales el Vicec6nsul hark
las veces de Canciller, ecepto cuando las exigencias
del servicio demanden el nombramiento de estos em-
pleados, lo que sera debidamente justificado.
Art. 229-Para desempefiar los cargos del Servicio
Consular, con excepci6n del de C6nsul Honorario, es
precise reunir las condiciones siguientes:
I Ser cubano mayor de edad y
II Hablar y escribir correctamente, ademas del
idioma castellano, el necesario en el pais donde ha-
bran de ejercer sus funciones aquellos empleados.
Art. 239-Las condiciones expresadas en el articu-
lo prece'lente deberan acreditarse cumplidamente ante
el Secretarip de Estado, en la forma que determine el
reglamento para la ejecuci6n de esta ley.
Art. 249-Los C6nsules Honorarios no necesitan
reunir ninguna de las condiciones establecidas en el
articulo 22, pero para el desempeio de esos cargos
deber6n ser siempre preferidos los ciudadanos cuba-
nos y, en su defecto, los extranjeros que tengan rela-
clones mercantiles con la Repftblica.
DisPosicI6N GENERAL
Arbiculo finico.-El Servicio Diplom6tico y Consu-
lar sera objeto de una carrera especial y el ingreso en
ella se har6a por oposici6n en la forma que determine
el Reglamento que se dicte.








DIXAIo DE ESWOXES DEsL CONmRESO.-SIti X ADO


DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Primera.-A los Enviados Extraordinarios, Minis-
tros Plenipotenciarios y Ministros Residentes se les
sefiala, por una sola vez, para gastos de, instalaci6n,
y A justificar, desde un mil a dos mil quinientos pe-
sos, a juicio del Ejecutivo, cuya suma percibiran al
recibir las cartas credenciales que comprueben sus
nombramientos.
Segunda.-Con el mismo fin y en" la misma forma,
se sefiala k todos los funcionarios consulares hasta la
cantidad de seiscientos pesos, cuya suma percibirAn
al recibir las caitas patentes queacrediten sus nom-
bramientos.
Tercera.-Se autoriza al Ejecutivo para que dispon-
ga de un cr6dito de seis mil pesos para sufragar los
gastos de viaje de los funcionarios diplomaticos y con-
sulares de la Repfiblica durante el aijo econ6mico
actual. La suma que para esta atenci6n se estime
necesaria en los afos econ6micos posteriores, se con-
signarA por el Ejecutivo en los Presupuestos del Es-
tado.
Cuarta.--Los funcionarios diplomaticos y consula-
res que ya estuvieren nombrados por el Ejecutivo,
acreditaran ante el Secretario de Estado, en el plazo
y forma que por el mismo se le sefnale, que en ellos
concurren las condiciones.de los numeros primeios y
terceros del articulo 12 y las del 22, respectivamen-
te, de esta ley.
Quinta. -Los puestos del servicio Diplomatico y
Consular se cubrirAn tan pronto sea possible con las
personas que fueren obteniendo los titulos correspon-
dientes que capaciten para la carrera.
Sexta.-El Presidente de la Republica podrA dispo-
ner en los paises donde el Gobierno no tenga acredi-
tada representaci6n diplomAtica, que el C6nsul Gene-
ral 6 el C6nsul de mayor categoria de la naci6n sirva
con el caracter de Encargado de Negocios, pr6via
aprobaci6n del Senado, y en este caso dicho funcio-
nario percibirh los gastos de representaci6n que se
fijan en el articulo 10.
S6ptima.-Los C6nsules Honorarios nopodrin baljo
ningun concept, desempefiar funciones diplomA-
ticas.

Disposici6N FINAL

Quedan derogadas cuantas leyes, 6rdenes y disposi-
clones se opongan A lo estatuido en la present ley.
Habana, Octubre 18 de 1902.-Pclayo Garcia, Pre-
sidente.-Alfredo Betancourt, Secretario.--Antonio
Gonzalo P6rez, Secretario.

SR. SILVA: Las modificaciones hechas por ]a Cama-
ra de Representantes, son numerosos. Yo solicito,
por tanto. del Senado, que acuerde pasar este pro-
yecto de ley A la Comisi6n correspondiente.
SR. ZAYAS: Hay que nombrar unn, Comisi6n Mixta.
SR. SILVA: Primero una Comisi6n para que infor-
me respect A estas modificaciones.
Sa. PBRRAGA: La de Relaciones Exteriores.
SR. PRESIDEMTE (ESTkVEZ Y ROMU:no): ,Se acuerda
que pase A la Comisi6n de Relacioncs Exteriores?
(Seiales aflrmativas).
Acordado.
Sa. FaiAs: Yo rogaria que se pidiera A la Comisi6n
que aprovechara el interregno parlamentario y diera
cuenta inmediatamente.
Sa. SEORETARIO SILVAA): (Leyendo):


AL SEXADO:
La Comisi6n nombrada para dictaminar acerca de
la proposici6n de ley presentada por Senador seflor
Antonio S. Bustamante, con objeto de regular el
ejercicio de la facultad que concede al Tribunal Su-
premo el parrafo cuarto del articulo 83 de la Consti-
tuci6n, ha acordado someter al Senado el siguiente
PROYECTO DE LEY.
Articulo 19-Toda controversial entire parties sobre
]a constitucionalidad de una ley, decreto 6 regla-
mento, sera decidida exclusivamente por el Tribunal
Supremo de Justicia en la forma y por los trAmites
que la present ley establece.
Art. 2--Tambi6n decidira exclusivamente el Tri-
bunal Supremo, de la manera establecida en esta ley
y cuando fuere objeto de controversial entire parties, si
se opone 6 no A la Constituci6n, conforme & lo esta-
blecido en la septima de sus disposiciones transito-
rias, cualquiera ley, decreto, reglamento, orden 6 dis-
posici6n que estuviere en vigor el veinte de Mayo del
corriente afio.
Art. 39-Si cualquiera de las parties sostuviere 6
alegare el juicio civil, criminal 6 contencioso-admi-
nistrativo, la inconstitucionalidad de una ley, decre-
to 6 reglamento, el Juez 6 Tribunal llamado a fallar
dicho juicio, se abstendrA de dictar resoluci6n sobre
ese extremo, consignAndolo asi en la sentencja, y las
parties podrAn interponer el recurso de casaci6n 6 ape-
laci6n ante el Tribunal Supremo, que las disposicio-
nes vigentes conceden, fundandolo en la mencionada
inconstitucioualidad.
El recurso se interpondr4 y sustanciari en la for-
ma que determine las leyes procesales vigentes; y el
Tribunal Supremo decidira expresamente al resolver-
lo, sobre la inconstitucionalidad alegada.
Art. 49-Si se tratare de juicios en que no se con-
cede el recurso de casaci6u 6 apelaci6n ante el Tribu-
nal Supremo, podrA interporierse no obstante el re-
curso de casaci6n por infracci6n de ley, contra la sen-
tencia dictada en fltima instancia, fundandolo exclu-
sivamente en la inconstitucionalidad de una ley, de-
creto 6 reglamento. El recurso se ajustarA a las dis-
posiciones vigentes, debierido citarse como ley infrin-
gida un articulo de la Constituci6n.
Art. 59--El recurso concedido en el articulo prece-
dente no suspenderA el procedimiento, debiendo que-
dar enel Juzgado 6 Tribunal para continuarlo, testi-
monio literal de la sentencia recurrida y de los demAs
lugares de la actuaci6n que la autoridad judicial esti-
me necesarios. Dicho testimonio se expidirA dentro
del t6rmino mAximo de cinco dias. (Salvo el caso
previsto en el articulo 20).
Art. 69-La inconstitucionalidad de una ley, decre-
to 6 reglamento podrA servir de motivo al recurso de
casaci6n, aunque no se haya discutido ni alegado en
el juicio.
Art. 79-El Ministerio Fiscal deberA intervsnir en
]a tramitaci6n de dichos recursos como una de las
parties y asistir A la vista ante el Tribunal.
Art. 89-Toda persona a quien se aplique, fuera de
actuaciones judiciales, una ley, decreto 6 reglamento
que estime inconstitucional, tendrA el derecho de ma-
nifestarlo por escrito, dentro de los cinco dias siguien-
tes la notificaci6n, la autoridad 6 funcionario que
los haya aplicado, anunciindole sn intenci6n de acu-
dir al Tribunal Supremo de Justicia para que. decide
la controversial.
Sin embargo, cuando se trate de un acuerdo del
Consejo Provincial, debera la parte interesada solici.









6 D~I~fMARIO M1 S1SIONRS DEL CONXGESO.-SENADO


Star la ,u-pel,'iii de ailuel, como trAmite pr6vio, del
Goberjiailor de In ProN\inhia y, si este no accediere
del Presidente de la Repdblica.
Si el acuerdo fuere de un Ayuntamiento, la parte
interesada debera solicitar la suspension sucesivamen-
te del Alcalde respective, si este la negare, del Gober-
nador de la Provincia y, si tampoco accediere A ella,
del PIreosidenite de la Repfiblica.
Contra toda resoluci6n del l6timo denegando la sus-
pensi6n, se podra interponer ante el Tribunal Supre-
mo el recurso A que se refieren el present articalo y
los sucesivos.
La solicitud de suspension deber& resolverse por el
funcionario ante quien se formula, dentro delta trmino
precise de ocho dias.
Cuando la disposici6n de que se trate proceda direc-
tamente de un Gobernador de Provincia 6 Alcalde 6
de un funcionario de la administraci6n contra cuyos
actos y resoluciones se conceda recurso de queja 6
alzada, y no se funde lo dispuesto, en eyes, decretos
6 reglamentos ni en acuerdos provinciales 6 munici-
pales preexistentes, el recurso ante el Tribunal Su-
pretno se establecerA contra la resoluci6n administra-
tiva que tenga carActer definitive, segun las leyes vi-
gentes.
Lo dispuesto en este articulo no impide que los fun-
cionarios A que se refieren los articulos 96 y 108 de
la Constituci6n, usen, de oficio y con independencia
unos de otros, de la facultad de suspension que dichos
articulos les confieren.
Art. 9?-La autoridad 6 funcionario A quien se ha-
ya presentado el escrito que se menciona en el articu-
lo anterior entregarA al reclamante, dentro de los tres
dias siguientes, testimonio literal de la resoluci6n ii
orden que motive la controversial, emplazando A todas
las parties para que coparezcan ante el Tribunal Su-
premo, dentro de los d ez dias siguientes A dicha en-
trega. El t6rmino serA de quince dias para los re-
cursos interpuestos en las Provincias de Puerto Prin-
cipe y Santiago de Cuba.
Art. 109-La autoridad 6 funcionario que haga el
emplazamiento, comunicara por correo la fecha del
misumo al Presidente del Tribunal Supremo.
Art. 11?-El reclamante comparecerA dentro del
t6rmino seialado ante el Presidente del Tribunal Su-
prenio por si 6 por medio de mandatario con poder
bastante, acompafiando a certificaci6n que le haya
side entregada y la prueba documental que crea con-
veniente, y un escrito con firma de letrado en que ex-
ponga clara y sucintamente el caso y alegue las razo-
nes en que se funda para estimar inconstitucional la
ley, decreto 6 reglamento, con menci6n express del
articulo de la Constituci6n que creyere infringido.
Se presentarAn al mismo tiempo tantas copias del es-
crito y de los documents que lo acompafian, como
parties hayan sido emplazadas 6 notificadas, y una mAs
para el Fiscal.
Art. 1'2- Si la resoluci6n que motive Ia controver-
sia -procediere de un Consejo Provincial 6 de un
Ayuntamiento, tendrAn estas corporaciones el dere-
cho de designer un representante ante el Tribunal
Supremo dentro del t6rmino del emplazamiento, que
se notificara al efecto A sus respectivos Presidentes.
I)icho representante acreditara su caricter presentan-
do la comunicaci6n official en que se le design.
Art. 13-Presentado el escrito por el reclamante,
el President del Tribunal Supremo dara traslado del
mismo al Fiscal del Tribunal, A las otras parties em-
plazadas y A la representaci6n del Consejo Provincial
6 del Aynnttmnienbo que se hubiere personado, entre-


gAndole una de las copies del escrito y documents,
para que contesten por escrito, acompafiando los do-
cumentos que crean convenientes y una copia de to-
do para cada-parte y el Fiscal, dentro del t6rmino co-
mfn de diez dias. Este escrito se limitarA A precisar
el caso y A exponer las razones que tengan para opo-
nerse 6 adherirse A lo pedido.
Art. 14-El Presidente del Tribunal sefialara inme-
diatamente dia para la vista, que se efectuara deutro
de los quince siguientes A la presentaci6n de los escri-.
tos A que se refiere el articuio 11 6 al vencimiento del
t6rmino concedido para ellos.
Art. 15?-La vista de esta controversial, asi como
la de los recursos de casaci6n 6 apelaci6n en que se
discuta sobre la inconstitucionalidad de una ley, de-
creto 6 reglamento, se celebrara ante el Tribunal Su-
premo en pleno, actuando como Secretario el de Go-
bierno de dicho Tribunal.
Art. 169- -En los escritos A que so refiere el articu-
lo 13 6 en el acto de la vista, podrA impugnar cual-
quiera de las parties la admisi6n del recurso por in-
fracci6n de las reglas establecidas en los articulos 8 y
11. Tambi6n podra el Tribunal declarar de oficio
mal admitido el recurso, por las mismas causes.
Art. 17-La sentencia se dictara precisamente den-
tro de los cinco dias posteriores A su fecha, a las par-
tes personadas, clmunicandose dentro del mismo pla-
zo por correo A la Autoridad 6 funcionario de que
.proceda la resoluci6n que la motiv6. Dicha Autori-
dad 6 funcionario darA inmediato cumplimiento A lo
resuelto.
Art. 189-Las sentencias a que se refiere el articu-
lo anterior se publicarAn en la Gaceta Oficial dentro
de los diez dias siguientes A la fecha en que fueren
dictadas.
Art. 199--El procedimiento establecido en los ar-
ticulos 89 y siguientes podrA ser utilizado por los Con-
sejos Provinciales y los Ayuntamientos cuando el Go-
bernador de la Provincia 6 el Presidente de la Repf-
blica respect de los primeros, y cualquiera de ellos
6 el Alcalde respect de los segundos suspendieren sus
acuerdos por estimarlos contraijos A la Constituci6n,
en virtud de lo que la misma establece en los articu-
los 96 y 198. La suspension acordada continuarA
subsi-tente mientras no la revoque en definitive el
Tribunal Supremo.
Art. 209-En cualquier estado del procedimiento y
A petici6n de parte, y oidas las demAs que estAn per-
sonadas y el Ministerio Fiscal, podra acordar el Tribu-
nal Supremo la suspension de la resoluci6n que moti-
ve el recurso, cuando su ejecuci6n pueda ocasionar da-
fios irreparables, exigiendo fianza de estar A la.s resul-
tas al que hubiere pedido dicho suspension. En ese
caso podrA acordar tambi6n el Tribunal que se adop-
ten, antes de la suspension, las medidas que estime
necesarias para asegurar el cumplimiento de la reso-
luci6n reclamada.
Art. 219-La fianza A que se refiere el articulo
anterior, consistirA necesariamente en metAlico 6 va-
larespfiblicos del Estado A obligaciones preferentes
de Ayuntamientos, al precio de cotizaci6n del dia en
que la suspension se acuerde; y se constituirA en el
Tesoro de la Repfblica.
Art. 229-El acuerdo de suspension no se levarA A
efecto hasta que la fianza est6 constituida y acredita-
da en autos con el oportuno resguardo.
Art. 239-Las resoluciones que dicte el Tribunal
Supremo'conforme A esta Ley, surtirAn los mismos
efectos que las ejecutorias de dicho Tribunal en mate-
ria civil.








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO 7


Art.- 249-Todos los t6rminos A que se refier' esta
ley son improrrogables y los dias han de entenderse
hAbiles.
Art. 259-En ouanto a imposici6n y pagos de cos-
tas, aplicarA al Tribunal Supremo las reglas estableci-
das para los recursos de casaci6n por la orden nfme-
ro 92, s6rie de 1899 y las demAs disposiciones vigentes.
Art. 269-Las notificaciones y emplazamientos que
hayan de hacelse en virtual de esta ley se practica-
ran en la forma que determine las de procedimien-
tos civiles vigentes.
Art. 279-Quedan derogadas todas las leyes, de-
cretos y reglamentos que se opongan a la present.
Senado de la Repfblica, Octubre 14 de 1902.-
Antonio S. Bustamante. -Alfredo Zayas. -Ricar-
do Dolz.

SR. PRERESIDENTE (ESTTVEZ Y ROMERO): Se acord6
que quedara sobre la mesa y ya ha side leida al Sena-
do; se abre discusi6n sobre la totalidad del dictamen.
SR. FaiAs: Pido al Senado que a.praebe en su tota-
lidad el proyecto de ley.
Si. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMIERO): 4EstA de
acuerdo el Senado con la petici6n del senior Frias?
(Se fales afirmativas).
Acordado.
So abre discusi6n sobre el articulo primero. Se
aprueba?
(Seniales afirmativas).
Aprobado.
(El Secretario, senor Silva, lee el articulo segundo).-
SR. BUSTAMANTE: Pido la palabra para que se agre-
gue, despues de tribunall, la palabra usupre-mo,.
SR. SECHETARIO (SILVA): Ya est& agregada aqui.
SR. PRESIDENT (EsTtVEZ Y RoMERo): iSe aprueba
el articulo?
(Se~ialfs afirmativas).
Aprobado.
(El Secretario, sefor Silwa, lee el articulo tercero).
SR. PRESIDENT (ESi'EVEZ Y ROMEKio): En el pArra-
fo primero hay la simple modificaci6n de una letra:
d6nde dice decide) debe decir decidea,.
SR. PRESIDENT (ESTtVEZ Y ROMERO): NO pedir la
palabra en contra, quiere decir que todos est.n con-
formes.
(El Secretario, senor Silva, lee los articulos cuarto y
quinto).
Sn. BUSTAMANTE: Pido la palabra para poner
este articulo quinto en relaci6n con otro ; ha-
bria que adicionar aqui una frase redactindolo de es-
te modo. (El recurso concedido en el articulo pre-
cedente, no suspended el procedimiento, salvo el caso
previsto en el articulo 20,.
SR. PRESIDENT (EST'VEZ Y ROMNERo) Se somete
a votaci6n este articulo.
(Silencio).
Aprobabo.
(El Secretario, senor Silva,'lee los articulos seis y sitee.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): Se aprie-
ban los dos articulos que acaban de leerse?
(Senales afirmativas).
Aprobados.
(El Secretario, serlor Silva, lee el articulo octavo).
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERo): Se abre dis-
cusi6n sobre este articulo.
Sa. FaifAS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTIVEZ Y ROMERO); La'tiene el
seflor Frias.
SR. FaiAs: Segi'n ya he podido comprender, el pro-
p6sito de esta enmienda es establecer la regla de que
para utilizar el recurso de inconstitucionalidad se si-


gan ciertas formas, con character extlia':iiiariio; qOle
para ello sea antes precise agotar la via administrati- *
va. 4No es asi? (Sefior Bustamante: Eso 6s). Pero pu-
diera existir alguna autoridad que no siendo de las
mencionadas alli, diera lugar A que se infrin-
giera la Constituci6n, y respect de ellas tal me
parece que se debiera de establecer tambi6n la regla
de que se hiciese necesario agotar antes la via admi-
nistrativa. Si es esto asi ,no seria mejor establecer
esto mnismo en una regla mis general y no determi-
nar expresamente A los Alcaldes y Gobernadores? Yo
no s&.hasta que punto mi observaci6n, que no tiene
mas objeto que con lo que la Comisi6n manifestara A
este prop6sito quedar Fatisfecha, pudiera llegar.
Se me ocurre lo siguiente: pudiera resultar, por
ejemplo, que las Zonas Fiscales, donde por cualquie-
ra de sus funcionarios se pudiera dictar algu-
na orden con carActer inconstitucional, estableciesen
nuevo impuesto contributivo 6 un aumento en el que
ya existiera. el cual no hubiera sido acordado por el
Congress; sin embargo ellos no dependent de los Go-
biernos Civiles ni de los Ayuntamientos, sino de la,
Secretaria de Hacienda. En tal caso, se haria necesa-
rio.agotar el trAmite administrative. Tambi6n pue-
den ocurrir otros casos analogos. Asi es que yo pido
A la Comisi6n que me diga si es possible esta duda que
me asalta y si para. evitarla, caso de ser possible, no
seria convenient establecer una regla general; que en
toda resoluci6n semejante, para poder utilizar el re-
carso de la inconstitucionalidad, fuera necesario. pre-
viamente, agotar la via gubernamental, agotando por
complete la material, antes de establecer el referido re-
curso.
SR. BUSTAMANTE: Pido la palabra.
SR. PHESIDENTE (Es'IVEZ Y ROMERO): La tiene el
seflor Bustamante.
SR. BUSTAMANTE: Celebro much ]a observa-
ci6n del seflor Frias, porque me permit explicar
un poco los motives de esta Ley, tal vez no' muy
claros a primer vista, sobre todo en este articu-
lo octavo cuya redacci6n actual se debe A deliberacio-
nes de la Comisi6n.
El iecurso de inconstitucionalidad responded A pres-
cripciones de nuestro C6digo fundamental. La Cons-
tituci6u vigente ha conferido al Tribunal Supremo la
facultad de decidir sobre la constitucionalidad de las
leyes. decretos y disposiciones, cuando se trate de una
controversial entire parties; pero ademAs, de un mode
excepcional, ha otorgado al Presidente de la Repfbli-
ca y al Gobernador de la Provincia, ]a facultad de
suspender los acuerdos de los Consejos cuando los es-
timen contrarios a la Constituci6n, y ha conferido a
esas dts autoridades y al Alcalde la de suspender los
acuerdos de los Ayuntamientos, cuando s6an tambi6n
contraries A la Constituci6n. Asi, en toda coatrover-
sia entire parties, la finica entidad competent para de-
cidir si una ley, decreto 6 disposici6n result anti-
constitucional, es el Tribunal Supremo de Justicia.
Respecto de los acuerdos de Consejos Provinciales,
han de resolver sobre ]a suspension el Gobernador de
Provincia y el Presidente de la Repfiblica, y respeto
de los acuerdos de los Ayuntamientos, el Alcalde, el
Gobernador de la Provincia y el Presidente de la Re-
pfiblica; pero esta tltima suspension, que pudieramos
llamar gubernativa, en oposici6n 6 la que se denomi-
na judicial, queda al juicio de dichas autoridades, se-
gfin los casos, dejando como garantia'para todos aque-
llos quienes la suspension interest, el acudir A los
Tribunales de Justicia. Habla aqui la Constituci6n de
los Tribunales, y no concretamente del Tribunal Su-
premo, porque esa facultad de suspension, concedida A







8 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


funcionarios del orden guberrativo, no alcanza s61o a
los acuerd1os contrarios A la Constituci6n,sino los que
,se oponen tambi6n A las leyes, tratados y reglamentos.
Y asi como para lo que se refiere a la Constituci6n
en el orden judicial, se ha atribuido una competencia
lpiv:t.iva al Tribunal Supremo, en otras materials que
no se refieren a la Constituci6n sino a leyes de diver-
sa Indole, cabe que tribunales de justicia que no s6an
el Supremo decidan sobre la suspension realizada por
el Gobernador 6 por el Alcalde.
Esto imponia A la Comisi6n la necesidad de distin-
guir t6cnicamente las diversas situaciones que po-
drian surgir, y con tal objeto ha aceptado este crite-
rio. La controversial entire parties nace en un juicio
civil, en un juicio criminal 6 en juicio contencioso-ad-
ministrativo. en que esta abierto el camino del recur-
so de casaci6n 6 apelaci6n. Pues entonces, dentro del
recurso de casaci6n, dentro de la apelaci6n, resolveri
el Tribunal Supremo de Justicia sobre la inconstitu-
cionalidad de las leyes que se apliquen y que hayan
dado lugar 4 lacontroversia. Si se trata de un caso en
que no hay recurso de casaci6n 6 apelaci6n ante el
Suprmo para unificar todo lo judicial, otorgamos por
ese motive concrete el recurso de casaci6n y
la cuesti6"-se planteari ante el Tribunal Supremo.
Al salir de la esfera judicial nos encontramos con dos
6rdenes de resoluciones administrativas: las que
pioceden de cuerpos deliberantes, con objeciones re-
guladoras,y las que dictan funcionarios del poder eje-
cutivo. Acerca de los acuerdos de los Ayuntamientos
y de los Consejos Provinciales, hay que tener en cuen-
ta lo que previene la Constituci6n. Es necesario que
el interesado no acuda al Tribunal Supremo hasta ha-
ber acudido a las autoridades que puedan reparar el
mal, y como la Constituci6n, trataudo de los acuerdos
de los Ayuntamientos, dice que el Alcalde los puede
suspender, lo mismo que el Cobernador de la Provin-
cia y el Presidente dela R6pfblica, nosotros adverti-
mos que no tiene que plantearse la cuesti6n ante el
Tribunal Supremo de Justicia, hasta haber .acudido
al Alcalde, al Gobernador de la Provincia 6 al Presi-
dente de la Repfblica, segLn los casos, para que.
ellos usen, si lo estiman oportuno, de la facultad de
suspender el acuerdo. De la Constituci6n se despren-
de que si el Alcalde niega la suspension de un acuer-
do municipal, cabe acudir ante el Gobernador de la
Provincia, y si este a su vez lo niega, ante el Presi-
dente de la Repdblica; pero como la Constituci6n no
les confiere esa atribuci6n con carActer gerirquico,
cada una de dichas autoridades podrA acordar la sus-
pensi6n, sin contar con la otra y aunque la otra la ha-
ya denegado;bien entendido, que desde que una de ellas
acuerda la suspension, la cuesti6n administrative ha
terminado, y es necesario que el Tribunal Supremo
decide el punto si alguien lo pide. Por esa raz6n, no-
sotros no prejuzgamos la gerarquia administrative,
estableciendo relaciones de dependencia entire las di-
versas entidades del Estado, la Provincia y el Muni-
cipio.
Dejamos ese problema integro A la resoluci6n de la
Ley Provincial'y de la Ley Municipal, y lo tomamos
ahora tal como existe en una Constituci6n, que no es
una Constituci6n unitaria ni es una Constituci6n Fe-
deral, sino que por un conjunto de circunstancias y
transaciones, que se reflejan en los debates de la Con-
venci6n Constituyente y en lo que por aquellos dias
public la prensa, result una Constituci6n que to-
mando una palabra t6cnica podemos llamar autArqui-
ca, ya que en rigor no hace mis que desenvolver los
principios en que descansa la autarquia administrati-
va dentro del Derecho Pfibico modern.


En c ua nt.o i los que ejercen poder ejecutivo desde e:
.lcalde y el Gobernador, hasta el funcionario de Ha-
cienda, el proyecto dice esto: Un Alcalde, por ejem-
plo, dicta una resoluci6n que no est& en sus atribucio-
nes, conform la Constituci6n, resuelve un asunto pro-
vincial infringiendo la Constituci6n; pero hay en el
orden Provincial un Gobernador que puede, dentro de
la organizaci6n que nosotros demos A las Provincias,
separar ese mal sin acudir al Tribunal Supremo de
Justicia. Cuando se trata de un Alcalde, de un Go-
bernador, de un funcionario de Hacieda 6 de Adua-
nas, entonces deja el proyecto de ley que se obtenga
una resoluci6n administrative con carActer de-
finitivo, sin prejuzgar cuando lo tiene 6 n6. Eso lo
dejamos A la Ley Provincial y 4 la Ley Municipal,
porque nosotros no queriamos, dentro de esta ley,
abordar el problema.
Nos detenemos en la via administrative y no lie-
gamos 4 pedir que se agote la contencioso administra-
tiva, por esa raz6n: es inftil planter en la via con-
tencioso administrative el problema de inconstitucio-
nalidad, que no tienen competencia para resolver los
Tribunales de Justicia. Es fitil acudir a esta via
cuando en esos recursos no puede obtenerse la repa-
raci6n d-1 agravio, segfn la Ley. Por eso, agotada la
via administrative, en la forma en que se agote.segln
la organizaci6n que el Congreso d6 & la Provincia y al
Municipio, surjirA de Ileno ente el Tribunal Supremo
de Justicia la cuesti6n de la inconstitucionalidad.
SR. PkRRAGA: Pido la palabra.
SR. PRE1SDRNTE (EsTkVEZ Y ROMERO): La tiene el
senior Parraga.
SR. PARRAGA: Habia discutido yo, sefiores Senado-
res, este asunto en privado, con el senior Bustamante.
Y habia encontrado siempre cierta obscuridad 6 habia
quedado siempre en mi mente cierta obscuridad acer-
ca de lo que en realidad significa -este articulo octavo
del proyecto de la ley que estamos discutiendo. Pe-
ro, ahora, despu6s de oir al elocuente compafiero aca-
bo de convencerme de que el proyecto de la Comisi6n
no es propio 6 no es claro, por lo menos para mi, sin
perjuicio de que las nuevas explicaciones que sobre su
alcance quiere darnos el seflor Bustamante, si es que
mis palabras hayan de merecerlas, eleven A mi Animo
el convencimiento de lo contrario.
Desde luego supongo, y en ello conviene el plan que
se desenvuelve on todo este Proyecto, que el fnico ob-
jeto del mismo es de forms y adecuado desarrollo al
precepto del art. 83 de la Constituci6n, que concede al
Tribunal Supremo de Justicia exclusivamente la atri-
buci6n de decidir sobre la inconstitucionalidad de las
leyes, decretos 6 reglamentos, cuando fuere objeto de
controversial entire parties. Este es escueto el precepto
constitutional y esta es 6 debe ser la norma que siga
la Comisi6w- para fijar el procedimiento que se ha de
observer hasta Ilegar al Tribunal Supremo y a que
este ha de ajustarse para deelarar la inconstituciona-
lidad de las leyes, decretos y reglamentos.
Y ese precepto estA perfectamente dcsenvuelto en
los siete primeros articulos que se acaban de leer, los
cuales determinan, c6mo, cuando hay controversial
entire parties, es el Tribunal Supremo de Justicia el
finico que esta llamado a decidir sobre la inconstitu-
cionalidad de las leyes, decretos y reglamentos y c6-
mo el procedimiento que se ha de adoptar es el esta-
blecido para el recurso de casaci6n, conservAndose asi
sAbiamente la unidad del procedimiento tan conve-
niente en las contiendas sometidas al fallo de los Tri-
bunales. Pero,. despu6s que se determine eso en los
-siete primeros articulos, se viene A establacer en el
octavo un precepto nuevo y que dice en sustancia;








SDIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-I-SENADO 9


atodo aqu6l que sea perjudicado por un acuerdo de un
Concejo Provincial. siempre que lo estime inconstitu-
cional, podrA acudir al Gobernador de la Provincia
para que 6ste, usando de una facultad que le concede
la Constituci6n, resuelva sobre la validez del mismo
decretando su suspension por ser inconstitucional. Si
cl acuerdo 6 resolution proviene de un Ayunmiento,
ent6nces es tambi6n al Gobernador de la Provincia ,
quien se acude, despu6s de haberlo hecho al Alcalde
y en ambos casos, cuando el Gobernador de la Pro-
vincia ha entendido que no es iiconstitucional el
acuerdo, se acudira al Presidente de la Repfiblica,
que tambi6n tiene la facultad de suspenderlo usando
asi mismo de nna facultad constitutional; y si tampo-
co lo estima inconstitucional ent6nces se acudira al
Tribunal Supremo de Justicia para que resuelva el
case. Al considerar tales disposiciones, yo no puedo
menos que pensar: N6, no es esa la misi6n del Tri-
bunal Supremo de Justicia con arreglo a nuestra
Constituci6n..El Tribunal Supremo est4 llamado sola-
mente A determinar sobre la constitucioqalidad delas
leyes, decretus y reglamentos, es decir, de disposicio-
nes de character general, cuando sea objeto de controver-
sia, de contien ta entire parties y aqui se trata de acuer-
dos de Ayuntamientos y dispo-iciones de Consejos
Provinciales, que afectan A colectividades reducidas 6
a particulares, y que tienen su remedio en los Tri-
buna!ts ordinarios, seg6n otros prcceptos de la Cons-
tituci6n La Cons ituci6n y sus autores distinguieron
perfectamente en esta lucha de intereses y de t-nden-
cias. qu, tuvo lugar en la Constituyente, lo que habia
de corresponder al Tribunal Supremo y lo que debia
corresponder A los Tribunales de Justicia en general,
aquello que se referia A la inconstitucionalidad de las
disposiciones generals que ban de regir A todo el
pais y aquello que habia de afectar al interns de los
particulares. Si la resoluci6n proviene del Congreso6
del Ejecutivo en formal de leyes, decretos 6 reglamen-
tos y se trata de su inconstitucionalidad, ent6nces al
Tribunal Supremo de Justicia que lo decide, si sobre
ello hay controversial entire parties; porque si no la
hay, ,ada tiene que decidir. Ahora, si se trata de un
acunr.lo de un Ayuntamiento 6 de un Consejo Pro-
vincial, ent6nces puede el Gobernador Civil 6 el Presi-
dente de la Repfblica suspender estos acuerdos, si a
su.juicio son inconstitucionales, sin perjuicio de que
los interesados acudan A ajercitar la acci6n que ten-
gan por convenient ante los Tribunales de Justicia.
Ahi estAn, ademas del 83, los articulos 96 y 108 de
la Constitucibn para confirmarlo. Dice el 96: aLos
acuerdos de los Consejos Provinciales podrAn ser sus-
pendidos por el Gobernador de la Provincia 6 por el
President de la Repfiblica, cuando, A su juicio, fue-
ren contraries A la Constituci6ri, A los Tratados, A las
Leyes 6 A los acuerdos adoptados por los Ayunta-
mientos, dentro de sus atribuciones propias. Pero que
se reservarA 4 los Tribunales el conocimiento y la re-
soluci6n de las reclamaciones que se promuevan con
motive de la suspension. Y expresa lo mismo el 108
respect de los acuerdos adoptados por los Ayunta-
mientor, con la sola variante de otorgar competencia
al Alcalde para suspenderlos. Ahora bien: ,no resul-
ta perfectamente definido en la misma Constituci6n,
segfin se ha visto, en qub casos hay que ir a los Tri-
bunales ordinarios y en cuAles al Tribunal Su-
premo? gNo esta perfectamente determinado, cuan-
do la Constituci6n dice en los articulos 96 y 108
que los Gobernadores Civiles 6 el Presidente de la
Republica podrAn suspender los acuerdos de los Con-
sejos y de los Ayuntamientos, si A su juicio son in-
oonsIiitll,:ioal~ 6 opntrarios '^os Tr;tadtlo- 6 A las le-


yes? ,No est- bien determinado que del juicio que for-
rr.e i estas autoridades no cabe apelaci6n, que no hay ge-
rarquia superior A la de ellas? Yo creo que cuando se
dice en la Constituci6n que podran, A su juicio, sus-
pender los acuerdos de los Consejos Provinciales y de
los Ayuntamientos, se ha querido decir que compete
A ellas fnicamente proceder en la via administrative,
y que detrAs de ellas no hay nadie; y que por eso
franquea la acci6n ante los Tribunales de Justicia a
los que se sienten lastimados, A los que se sientan
perjudicados por la suspension de las resoluciones de
los Cousejos Provinciales 6 de los Ayuntamientos pa-.
ra que establezcau las reclamaciones que crean proce-
dentes y sean consecuencia de ella. A mi juicio, estar.
perfectamente definidos en la Carta Fundamental los
diversos caminos que se ban de seguir cuando se tra-
te do resoluciones que sean contrarias A la Consti-
tuci6n.
En las cuestiones en que no resulten afectados mas
que intereses privados, por los acuerdos de un Ayun-
tamiento 6 de un Concejo Provincial, ahi estAn dos
caminos: 6 acudir a la Autoridad del Gobernador de
la Provincia 6 A la del Ejecutivo, que tambi6n tiene
propia iniciativa, y que en uso de una autoridad que
les concede la Constituci6n, pueden suspender los
acuerdos del Ayuntamiento 6 del (onsejo Provincial;
6 los interesados, sin perjuicio del acuerdo mismo, se
dirigen A los Tribunales de Justicia para que se les
haga lo mismo. Cuando se est6n rozando interests
privados, cuando se trate de la inconstitucionalidad
de leyes, decretos 6 reglamentos, dictados por el Con-
greso 6 por el Ejecutivo, ahi est4 el otro camino: acu-
dir al Tribunal Supremo de Justicia, pr6via la exis-
tancia de la controversial entire parties; porque, si esta
no existed, el Tribunal Supremo no tiene autoridad ni
competencia para intervenir.
Caso de inconstitucionalidad puede haber si, tra-
tAndose de la aplicaci6n de un acuerdo de Consojo Pro-
vincial 6 de Ayuntamiento, cuando se aplique en el
acuerdo una ley, reglamento 6 decreto que sean con-
trarios a la Constituci6n; pero en este caso, para que
el Tribunal Supremo intervenga, serb indispensable
que primero se establezca ante los Tribunales ordina-
rios la controversial sobre la eficacia del acuerdo 6 de
su suspension.
Y si esto es asi, si tan clara y tan evident result
la distinci6n constitutional, Gno viene a constituir un
precepto contrario a la Constituci6n esta que se desa-
rrolla en el art. 8? del proyecto que discutimos? iNo
es violar la Constituci6n y precisamente en la ley
que ha de regular el procedimiento sobre inconstitu-
cionalidad de las leyes, establecer sobre el Goberna-
dor de la Provincia y el Presidente de la Repfblica
gerarquias que la Constituci6n no admit y estable-
cer recursos que la Constituci6n determine? Yo me
atrevo A career que si, porque entiendo, sefiores
Senadores, que los procedimientos que se fijen para
desenvolver un precepto constitutional deben star
en extricta harmonia con esta, violAndola todos aque-
llos que vayan mas alla de lo que la Constituci6n mis-
ma ha establecido.
Yo entiendo, pues, que elproyecto que discutimos se
debe limitar A desarrollar los procedimientos que de-
ben seguirse para declarar inconstitucional una ley,
reglamento 6 decreto, con arreglo al art. 83 de la
Constituci6n y dentro de sus limits y dejar A los Tri-
bunales de Justicia intervenir en todo gBnero de re-
clamaciones A que puedan dar origen los acuerdos que
adopten los Consejos Provinciales y los Ayuntamien-
tos, cuya suspension se haya pretendido, por ser es-
timarse contraries a la Constit ci6n.









10 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO
-i


Por eso, depu6s de someter estas consideraciones
que no son mas que observaciones, a la dis-
tinguida Comisi6n que formula el dictAmen en
discusi6n, me reserve, segdn las epplicaciones
que d6 el senior Bustamante, si el senior Bustamante
tiene la amabilidad de hacerse cargo de elias (Seflor
Bustamante: con much gusto) intervenir 6 n6 de
nuevo en el debate.
SR. BUSTAMENTs: Pido la palabra.
SK. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): La tiene el
senior Zayas, que antes la habia pedido.
Sa. ZAYAS: Yo he pertenecido A la Comisi6n que
S ha dictaminado en este asunto, y, sin embargo, en
este particular estoy de acuerdo con el senior Parraga.
Es de advertir que el proyecto de ley, suscrito por
la Comisi6n, no comprende la adici6n filtimamente
leida, y que nos fu6 remitida por el senior Bustaman-
te, antor principal del dictamen, como una adici6n a
6ste, sin duda para determinar, de una manera mhs
precise, los distint s casos en que 61 supone que sea
necesario acudir al Tribunal Supremo. como nos lo
ha explicado de una manera brillante hace breves
instantes; pero no obstante las explicaciones del se-
flor Bustamante. yo en este punto, sostengo el dicta-
men de la Comisi6n en cuanto se limit A fijar en el
articulo octavo el proce limibnto 6, mejor dicho, 4
determinar cuando una persona, a quien se aplique
fuera de actuaciones judiciales una ley, decreto 6
reglamento que estime inconstitucional, tendrA el de-
recho de manifestar 6 de anunciar su pr'p6sito de
acudir al Tribunal Supremo de Justicia; si bien acep
taria adicionar el articulo con alguna frase relative A
que no baste anunciar el prop6sito de reclamar, sino
quo deban decirse concretamente los motives que se
tengan para estimar anticonstitucional la ley, el de-
creto 6 el reglamento que se aplique, porque conoci-
dos esos motives podian estimarse justos y tal vez
procediese A la modificaci6n del acuerdo 6 resoluci6n
recurrida. Repito. qua sosteniendo esta parte del
dictamen, no estoy con la adici6n hpcha por el sefnor
Bustamante ,por las razones que ha expuesto el sefior
PArraga. Yo creo, como el senior Parraga, que el re-
curso de inconstitucionalidad ha de referirse precisa-
mente A una ley, decreto 6 reglamento, no A un acuer-
do del Consejo Provincial, ni A n'n acuerdo del Ayun-
tamiento, en tanto que por ese acuerdo se aplique
una ley, un decreto 6 un reglamento que se consider
anticonstitucional; y en este caso, establecida la pri-
mera parte del articulo 82, tal como suscripto por la
Comisi6n, se ha llenado perfectamente el objeto de
esta ley; porque si el interesado en sstener que es
anticonstitucional la ley, decreto 6 reglamento que se
le aplica y no el acuerdo mismo en que se hace tal
aplicaci6n, tiene expedite el camino para interponer
el recurso de anticonstitucionalidad por virtud de es-
te articulo, no hay necesidad de que llame la aten-
ci6n de las autoridades del orden administrative, co-
mo el Alcalde, el Gobernador Civil y hasta el Presi-
dente de la Repfblica en su caso, para que vengan 4
usar de una prerrogativa, de una facultad privativa
de los mismos, que deben usarla por su propia inicia-
tiva, segun la Constituci6n, sin necesidad de que nos-
otros hasta cierto punto modifiquemos ]a Constitu-
ci6n, haciendo que un particular Ilame la atenci6n de
esas autoridades, para que ellas ejerzan una de sus
facultades, que por propia y expontanea iniciativa
deben ejercer cuando lo estimen necesario. Real-
mente no da la Constituci6n recurso alguno que con-
sista en llamar la atenci6n de esas autoridades, por-
que si el acuerdo del Consejo Provincial 6 del Ayun-
tariientq debiera er sulspendido put aniticlist'iticio-


nal, esto debe resultar por iniciativa de las autorida-
des l!amadas a hacer uso de esa facultad, y acaso
equivalga el llamar su atenci6n sobre el particular a,
echarles en cara que no hayan usado de esa facultad
que la Consiituci6n les concede.
Yo creo, pues, con el senior PArraga, que cuando se
consider anticonstitucional, no el acuerdo, sino la
ley, decreto 6 reglamento que en ese acuerdo se apli-
que en perjuicio de un particular, ora se trate del
Consejo Provincial, ora del Ayuntamiento, ese parti-
cular no debe acudir 6 la autoridad inmediata, recor-
dandole que la Constituci6n le da la facultad de sus-
pender el acuerdo, para que asi lo haga, sino que de-
be acudir directamente alt Tribunal Supremo A ejerci-
tar su derecho, solicitando de l1, la declaratoria
de ser inconstitucional, no e! acuerdo, sino la ley, el
decreto 6 el reglamento que en el acuerdo se aplique.
Y entiendo como el senior Parraga, que es cosa dis-
tinta la facultad de suspender los acuerdos que tienen
los Alcaldes, Gobernadores de Provincia y Presidente
de la RepCdbbca en sus respectivos casos. En los ca-
sos en que lo hicieren, dice la Constituci6n que acudi-
rAn las parties a los Tribunales de Justicia; pero no
quiere decir esto, que para obtener la declaratoria de
anticonstitucionalidad, 6 para reclamar por perjui-
cios que estimen irrogados a consecuencia de un acuer-
do, sea precise que previamente se pida la suspension
de dicho acuerdo; y tan es asi, que la letra de los ar-
ticulos de la Constituci6n lo dice claramente.
Del regimen provincial dice el 96:
W'Los acuerdos de los Consejos Provinciales podrAn
ser suspendidos por el Gobernador de la Provincia 6
pe r el Presidente de la Repfiblica, cuando, a su jui-
cio, fueren contraries A la Constituci6n, A los trata-
dos, 4 las leyes 6 A los acuerdos adoptados por los
Ayuntamientos dentro de sus atribuciones propias.
Pero se reservarA A los Tribunales el conocimieito y
la resoluci6n de las reclamaciones que se promuevan
con motive de la snspensi6n,.
De manera que el Consejo podrA ver suspendidos sus
acuerdos A juicio de esas autoridades, pero se reser-
vara A los Tribunales el conocimiento y la resoluci6n
de las reclamaciones que so promuevan con motivo de
esa suspension. Y un precepto anAlogo establece la
Constituci6n al tratar de los acuerdos de los Ayunta-
mientos. De manera que esas reclamaciones, cuyo
conocimiento se deja 6 los Tribunales, no son precisa-
mente las de inconstitucionalidad de la ley, decreto
6 reglamento, sino las que surjan con motive de la
suspension de los acuerdos. Po que, por ejemplo, al
amparo de un acuerdo de un Ayuntamiento pueden
crearse determinados derechos, y al ser suspendido
ese acuerdo se lesionan tales derechos creados; y aque-
llos individuos, A cuyo favors crearon,pueden acudir
A los Tribunales de Justicia A reclamar contra el
Ayuntamiento 6 contra los Concejales 6 contra el Al-
calde 6 contra quien corresponda, y es esta la recla-
maci6n a que la Constituci6n se refiere y que es cosa
muy distinta del recurso ante el Tribunal Supremo
para que se declare anticonstitucional una ley, decre-
to 6 reglamento.
De modo, pues, que si las razones que en sus expli-
caciones ha ofrecido dar el sefior Bustamante no son
suficientes A convencerme, opino de la misma manera
que el sefnor PArraga, es decir, que debe limitarse el
articulo 8 del proyecto A lo que primitivamente decia,
agregAndose solamente, despu6s de la frase "anun-
ciando su intenci6n de acudir al Tribunal Supremo" es-
ta otra (y haciendo concretamente relaci6n de los moti-
vos 6 fundamentos de su creencia de ser anticonstitu.
ioaln: la lqy decrepit 6 reglamento, objeto de I peqo









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO 11
u -- -- --- ,- -iii


troversia"; y en esta part discrepo del senior PArra-
ga, en que 6l opina que no haya controversial por el
s6lo hecho de aplicarse una ley, decreto 6 reglamento
y entender un individuo que no era aplicable; y yo
pienso que si la hay, porque desde el moment en que
se aplica es porque se estima que es constitutional, y
al surgir alguien lesionado por esa aplicaci6n soste-
niendo que es anticonstitucional, ya existed la contro-
versia, porque existen dos opinions contrarias, la
una frente A la otra:
En este concept y con ]a idea de que se evite tal
vez que el anunciado recurso se lleve a cabo, digo que
este articulo debe adicionarse para que el que anun-
cie su intenci6n exponga suscintamente los motives
que tiene para considerar inconstitucional la ley, por-
que acaso conoci'6ndolos la autoridad que la aplica,
vuelva sobre su acuerdo y evite el recurso ante el Su-
premo,y si conoci6udolos no vuelve sobre su acuerdo,
entonces se afirma mAs la controversial, pues en cierto
modo, por su silencio y por no revocar 6 reformer
aquella aplicaci6n, viene como a ratificarse en su opi-
ni6n. Asi, pues, yo propongo que se apruebe el ar-
ticulo, reducido a esos limits y con la pequefii adi-
ei6n que he indicado.
SR. PRESIDENTs (E4TEVIPZ Y ROMERo): Tiene la pa-
labra el scior Bustamante
SR. BUSTAMANTE: Me parece que no sera dificil que
nos pongamos de acuerdo los seilores Parraga, Zayas
y yo, si procedemos aqui como yo he procedido para
formular este proyecto, y como entiendo que hay que
proceder para cualquier trabajo legislative, lo mismo
al proponerlo que al redactarlo. Si nos preguntamos
A qu6 responded esta ley, a qu6 responded dentro de
la Constituci6n esa facultad del Tribunal Supremo,
nuestra tarea debe ser facilisima porque en fijar ese
punto tal como lo tuvieron en su mente los autores
de la Constituci6n. estriba la clave de las observacio-
nes formuladas por el seller PArraga y de algunas de
las del senior Zayas. iQu6 es el Tribunal Supremo de
Justicia cuando decide de la-inconstitucionalidad de
las leyes? ;,El cuarto Poder del Estado? No;' es una
autoridad que vela por la Constituci6n en t6rminos
generals. 4Es in Poder que pudiera llamarse de de-
rogaci6n de los preceptos legales? No. Cnando el
Tribunal Supremo de Justicia ejercita esas facultades,
a titulo de Poder Judicial, no se le conceden para de-
rogar las leyes, sino para amparar A los ciudadanos
en su derecho, sin intervenir en nuestras atribucio-
nes.
El Tribunal Supremo' no hace ms que garantizar
los derechos del ciudadano, impidiendo que a un in-
dividuo determinado se le apliquen disposiciones de
cualquier indole, que resulten contrarias 6 los pre-
ceptos constitucionales. GY qu6 result de esto? Si ca-
da vez que una autoridad administrative, un jefe, por
ejemplo, de Zona Fiscal, on Administrador de Adua-
na, un Gobernador 6 un Alcalde, adoptan una dispo-
sici6n t6cnica, de carActer general, por virtud de ]a
cual se lesionan los interests 6 derechos de un indivi-
duo, bien en sn propiedad 6 en su persona, derechos
que la Constituci6n le consagra, vamos a negarle este
recurso dici6ndole para tal inconstitucionalidad no
hay tal controversial entire parties, y que no puede ir a
los Tribunales de Justicia para que lo amparen con-
tra esa disposici6n illegal, habremos faltado a Ics prin-
cipios fundamentals de las garantias que concede la
Constituci6n. Para esos casos, mAs que para ninguno
otro, estA escrito el precepto constitutional. El dia que
se exija una contribuci6n que no est6 votada por las
CAmaras y que no deba satisfacer el ciudadano,tendrA
Ae pe der-eho c(e pedir a4 Tribunal Suprep4o que Io


ampare contra esa disposici6n, y si por estableeer su
recurso hay que correr in largo calvario aiministra-
tivo, es infitil el precepto.
Se dice que hay una diferencia extraordinaria entire
las leyes, los decretos y los reglamentos de que ha-
bla un articulo de la Constituci6n, y los acuerdos de
los Consejos Provinciales y los Ayuntamientos, y yo
pregunto: 4d6nde dice la Constituci6n que los Conse-
jos Provinciales y los Ayuntamientos no pueden ha-
cer reglamentos? &Qui6n los ha privado de la potes-
tad reglamentaria dentro de su esfera de acci6n, y
d6nde dice la Constituci6n que esa potestad se refiere
s61o A los reglamentos que dicten los Poderes Legis-
lativos del Estado? ,Por qu6 no hemos de otorgar
A las parties la misma facultad, cuando se trata de los
reglamentos que hagan los Consejos Provinciales y
Ayuntamientos?
Per otra parte, 4es que la Constituci6n niega a los
particulars lesionados en sus derechos la facultad de
pedir que la Constituci6n se cumpla? Cuando se tra-
tp( de acuerdos de los Consejos Provinciales y Ayun--
tamientos, no se dice de una manera express en los
articulos 96 y 108 de la Constitucicn, sino que today
cuesti6n que surja 6, virtud de esos acuerdos, que in-
infrinjan leyes 6 tratados y la Constituci6n misma, se
ha de decidir por los Tribunales de Justicia, y cuan-
do habla del Poder Jndicial, atribuye al Tribunal
Supremo la facultad de ser el fnico que la
interpreted, la faeultad de decidir en filtima instancia
si la Constituci6n ampara 6 no Aun individuo .que se
cree lastimado en sus derechos. Esa potestad no la
tiene mAs que el Tribunal Supremo, y yo no votaria
una enmienda en la que result que se interpret do
otro modo la Constituci6n, tratAndose de acuerdos
que adopten los Consejos Provinciales 6 Ayuntamien-
tos, dando el poder de juzgar su constitucionalidad A
un Juez Municipal 6 de Primera Instancia, porqne
ellos no tienen esa facultad. No la puede tender mas
que el Tribunal Supremo de Justic:a. El senior Zn -
yas,sin embargo, proponia una enmienda, respect de
la cual voy a hacer algunas observaciones. Ese re-
curso es director ante el Tribunal Supremo de Justi-
cia; pero hay dos casos en que deben seguirse ciertos
trAmites. Cuando se trata. de acuerdos de los Ayun-
tamientos 6 de los Consejos Provinciales hay que ir
antes al Alcalde, al Gobernador 6 al Presidente para
que resuelvan sobre la suspension, porque esta en sus
facultades hacerlo. Cuando se trate de acuerdos ad-
ministrativos que no son definitivos, hay que agotar
la via administrative.
El senior Zayas queria suprimir estas dos excepcio-
nes, lo mismo la relative a los Ayuntamientos y Con-
sejos Provinciales, que A las autoridades administra-
tivas, de tal modo que si el Administrador de Rentas
6 Impuestos de la Zona Fiscal do la Habana exije A
un individuo cierta contribuci6n que no esta votada
por la CAmara......
SR. ZAYAs: Eso esta previsto en el C6digo Penal.
SR. BUSTAMANTE: ..... no puede'el ciudadano acu-
dir a la Secretaria de Hacienda; tiene que acudir 4
los Tribunales de Justicia, al Tribunal Supremo.
SR. ZAYAS: Tiene que acudir al Juez de Instruc-
ci6n para que pene un delito, que es el de cobro de
contribuci6n, no votada por el Congreso.
SR. BUSTAMANTE: Discurriendo dentro de esa idea,
,qu6 inconvenient hay en ello? A un pobre campe-
sino de Santiago de Cuba 6 Puerto Principe se le
agravia en su derecho por un Alcalde 6 un Ayunta-
miento, adoptando medidas que no estAn, que no ca-
ben dentro de sus atribuciones, y se plantean dos cri-
terieos uno e } wio, de i4 Comi~i6n, que no pue4








12 DIARIO-DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


ocasionar 'lificultades; otro el del senior Zayas, que le
dice: deja todos tus intereses en Santiago de Cuba 6
Puerto Principe y si quieres reclamar tus derechos,
ven a la Habana, al Tribunal Supremo de Justicia 6
que decide. Y yo digo, si no hay nada que se oponga
6 ello, gpor qun vamos A centralizar aqui, cuando no
es necesario, esa facultad? &Por qu6 vamos a tratr-
a nuestro pobre campesino hasta la ciudad de la Ha-
bana, cuando puede poner el echo en conocimiento
del Alcalde, cuando encuentra en su camino tres au-
toridades 6 dos por lo menos, que pueden suspender
el acuerdo, conjurando el conflict?
El sefor Zayas queria decir ademis en este articu-
]o, que aque] que estimase que una disposici6n es an-
ticonstitucional, debe exponer los motivos_qne tenga
para ello h las autoridades que la hayan dictado; pe-
ro yo no quiero imponer, en puntos dofide no puede
haber letrado 6 persona competent, con los conoci-
mientos necesarios, la obligaci6n de precisar esos mo-
tivos, para que alli mismo se fijen los t6rminos pre-
cisos de la controversial. Basta que la controversial
exista y que se anuncie, y ante el Tribunal Supremo
es donde serA necesario sefialar concretamente el ar-
ticulo infringido, porque ahi si hay letrados, personas
competentes para exponer los motivos en cuya virtue
se estime anticonstitucional el acuerdo 6 disposici6n;
letrados que pueden planter dentro de sus verdade-
ros t6rminos el problema. Yo quiero exigir los tri-
mites donde hay posibilidad de llenarlos, para que se
resuelva la cuesti6n con arreglo a derecho; pero me
parece absolutamente impossible, cuando nosotros va-
mos a garantizar con esta ley el derecho de los clu.
dadanos todos, que en las fltimas regions de la Isla
vayamos a establecer 6 A mantener dificultad sobre
diliculiad en el m mento en que se encuentra el pobre
campesino enfrente de la autoridad del Gabernador
de la Provincia, por ejemplo, que le-iona su derecho.
Yo no s6 si con estas explicaciones estara satisfe-
cho el sefior Zayas; pero debo advertir que e toy dis
puesto a Ilegar A un acuerdo con el seflor Zayas, mo-
dificando en algo la redacci6n del articulo.
SR. ZAY-S: Pido la palabra.
SR. PRKSIDENTE (EsTEVEZ Y ROMERO): La tiene el
senior Zayas.
Sa. ZAYAS: El senior Bustamante ha usado filtima-
mente arguments de puro efecto, sin fundamento de
ninguna especie, y que expuestos con la brillantez
que 61 sabe hacerlo podrian convencer en un primer
moment; pero 6 poco que se medite se comprende
la falta de base que tienen.
Decia el sefor Bustamante: 'al pobre guajiro,
que estA lo rmhs distant que puede estar dentro de
nuestra Repiblica, de ]a capital donde se eacuentra el
Tribunal Supremo de Justicia, quiere el senior Zayas
obligarlo A que acuda al Tribunal Supremo". No;
precisamente es mas liberal en esta parte mi enmienda,
que el proyecto del Sr.Bustamante, porque la enmien-
da mia supreme ese trAmite en que el Sr. Bustamante
quiere obligar a que antes que al Tribunal Supremo, se
acuda al Alcalde, Gobernador de la Provincia 6 al
President de la Repfblica, en sus respectivos casos,
y advi6rtase que el Gobernador y el Presidente de la'
Repfblica no estan muy cerca de ese campesino que
se encuentra en el filtimo rinc6n de la Isla; y A quien
la enmienda mia le dice: '"si quieres, vas directamen-
te al Tribunal Supremo, pero si quieres vas al Alcal-
de", porque no le prohibe que acuda al Alcalde.
De manera que mi enmienda es mhs beneficiosa
para ese campesino que el proyecto del seflor Busta-
,i:nut.t: es m4s onv~eniexite para los individino que


se nici(iitraI en situaci6n dificil para llegar hasta el
Tribunal Supremo de Justicia.
De modo, que lo que yo venia a sostener, es lo si-
guiente: tal como estA redactado ese articulo en el
dictamen, result que tan luego como se haga aplica-
ci6n de una ley, decreto 6 reglamento y un individuo
interesado lo estime anticonstitucional, podr4 6ste
anunciar su prop6sito de acudii ante el Tribunal Su-
premo de Justicia; pero si no quiere anunciarlo en
ese primer moment, nadie le impide que utilice los
recursos que tiene dentro de la via gubernativa: que
acuda al Alcalde y si no le es favorable la resoluci6n
de 6ste, en alzada al Gobernador de la Provincia y
que llegue hasta el Presidente de la Repfiblica si le
pareciere; pero si no quisiese hacerlo asi, para que
tenga ese amparo que le debe dar el Tribunal Supre-
mo y que era el principal fundamento de la opinion
del senior Bustamante, yo le digo: acude desde luego
al Tribunal Supremo de Justicia, si te parece que de-
bes acudir A 61 directamente; pero si no te parece que
dehes hacerlo y se trata por ejemplo del acnerdo de
un Ayuntamiento, acude al Alcalde; si la resoluci6n
de 6ste no te satisfaciere, acude,al Gobernador y has-
ta al Presidente de la Repiblica si el Gobernador te
denegare la suspension. La ley no ]e seiiala el mo-
mento en que se deba acudir al Tribunal Supremo, y
en la forma que yo propongo no se priva en lo mas
minimo al iInteresado que pued-, acudir a dicho Tri-
bunal. De manera que lejos de desampararlo, mi en-
mienda ampara mas al lastimado pi r.un decreto, ley
6 reglamento anticonstitucional.
No es, pues, exacto que en la f-rma propuesta por
mi enmienda se prive a ese ciudadano de la facultad
de ejercitar sus derechos y obtener el amparo a que
es acr' dor; antes al contrario, y asi como para esta-
blecer el recurso de casaci6n tienen que acudir alTri-
bunal Supremo y acudirAn A este Tribunal aquellos a
quienes convenga hacerlo, para alegar iiIti..iinitu-
cionalidad -in necesidad de agotar la via administra-
tiva; y, a otros convendria agotar esa via antes de
establecer el recurso, porque si bien es verdad que el
Tribunal Supremo tiene la facultad de suspender la
aplica aquellas autoridades tienen la misma facultad por las s
eyes vigentes y la tendran probablemente en el por-
venir, porque -en virtud de los recursos de alzada en
que entendieran, es natural que se les d6 la facultad de
suspender todas aquellas providencias 6 resoluciones
contra las cuales se haya establecido un recurso.
Es lo mas probable cuando se interponga un recur-
so que se acuda ante esas autoridades administrativas
antes de venir hasta el Tribunal Supremo 6 ante el
President de la Rppfiblica, y esto pueden hacerlo per-
fectamente medianto mi enmienda; pero aquellos que.
quieran acudir directamente al Supremo, podrAn ha-
cerlo tambi6n, en tanto que con la proposici6n del se-
flor Bustamante -tienen que agotar primer toda la
via administrative para despu6s acudir ante nuestro
mas alto Tribunal de Justicia.
Pero ademas debe agregarse, como ya he indicado,
que en el anuncio de la intenci6n de acudir ante el
Tribunal Supremo se expongan los motives que se
creen tener para considerar como anticonstitucional
la ley, decreto 6 reglamento, porque quizas con eso
se evite el acudir ante el Tribunal Supremo, porque
las autoridades A quienes se les dice sencillamente: cte
anuncio que voy A reclamar por la aplicaci6n de la
ley tal,porque la consider anticonstitucionalb, pudie-
ra suceder que no se detenga a pensar por qu4 aquella
ley se consider anticonstitucional, en tanto que si se
le dice; <







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


mo porque per tales 6 cuales motives consider esa
ley anticonstitucio'nab,pudiera ser que la autoridad 4a
quien se le diga eso,pensando sobre aquellos motives,
encuentre que en efecto es injust la aaplicaci6n de la
ley 6 reglamento y ]a deje sin efecto y no ocasionari,
A ese individuo, sobre todo si se encuentra en las con-
diciones que pintaba el st tor Bustamante, las dificul-
tades de venir hasta el Tribunal Supremo, porque in-
dicndole los motives a la autoridad que aplic6 la ley,
pudiera convencerla, como antes digo, de que en efec-
to es anticonstitucional la ley, decreto 6 reglamento,
objeto de la controversial.
Ahora bien, hay un punto acerca del cual no he
oido dar explicaci6n alguna al sefor Bustamante y
que yo lo creo esencialisimo. Es el siguiente: si los
Consejos Provinciales pueden hacer leyes, no se me
oculta que los Ayuutamientos podrAn hacer reglamen-
tos; pero una cosa es un acuerdo del Ayuntamiento y
otra cosa es un acuerdo de un Consejo Provincial:
una cosa es la aplicaci6n de un reglamento, cuando el
reglamento existe, cuando tiene todos los caracteres
necesarios para obligar, que es cuando la aplicaci6n
de ese reglamento pueda ser motive del recurso que
Ilamaremos de anticonstitucionalidad, y otra cosa es
que un Ayuntamiento tome un acuerdo que no trate
de aplicar ley alguna existente 6 decreto, sine acuer-
do que pertenezca de lleno a las atribuciones propias
de esos organismos, como, por ejemplo, el de autorizar
la apertura de determinado establecimiento en tal 6
cual calle. Este filtimo acuerdo del Ayuntamiento
no ha sido tomado en virtud de aplicar una ley, de-
creto 6 reglamento y, sin embargo, el Gobernador de
la Provincia puede suspenderlo, pudiera el Alcalde
mismo suspenderlo; pero si el Ayuntamiento dice a
virtud de tal reglamento resuelvo tal cosa, relative a
una petici6n que afecta A un determinado individuo,
este individuo tiene el recurso de acudir ante el Su-
premo, no por el acuerdo en si, en lo que el acuerdo
do dispone, sino en cuanto aplica un reglamento que
este individuo estima que es anticonstitucional y lo
mismo cuando se aplica un decreto que se aplica una
ley.
De manera que yo hacia una distinci6n cuando se
trata de acuerdos de los Ayuntamientos por virtud de
sus facultides-privativas y especiales, 6 de los Conse-
jos Provinciales; existe el derecho en el Alcalde, en
el Gobernador y en el Presidente de la Repfblica de
suspenderlos, y cuando una autoridad cualquiera
aplica una ley, un reglamento 6 un decreto, existe,
por parte de los individuos que consideran lesiona-
dos sus derechos, el recurso de tildar de anticonstitu-
cional esa ley 6 ese reglamento; y esto es otra cosa
de orden distinto que debe plantearse ante el Supre-
mo y que no hay raz6n para obligar que antes se
acuda al Alcalde, al Gobernador Civil 6 al Presidente
de la Repfblica; esa distinci6n es la que me lleva a
no aceptar el dictamen de la Comisi6n, adicionado
per el senior Bustamante.
SR. DOLZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTIVEZ Y ROMERO): La tiene el
senior Dolz.
SR. DOLZ: Senores Senadores: yo creo que algfin
seflor Senador se ha alarmado inmotivadamente con
g el articulo 8, porque este articulo no hace, a mi jui-
cio, otra cosa que reproducir textualmente el precep-
to constitutional. En el pArrafo primero y en los sub-
siguientes se ve, como en los articulosanteriores, que
ya se han aprobado, que no se ha hecho otra co-
sa que reproducir el precepto constitutional acomo-
d4ndolo a las buenas doctrinas del procedimiento ju-
dicial. Si aqul hay un problema, el problema no es el


articulo 8; si aqui hay un problema es el refereiite i
la inteligencia del pArrafo cuarto del artic-le ':: c le
la Constituci6n, es decir, qu6 entendieron los -esir,-
legisladores de la Constituyente, al indicar que s61o
resolveria el Tribunal Supremo acerca de la inconsti-
tucionalidad de las eyes cuando 6sta. fuera objeto de
controversial centre parties. Si por contraversia entire
parties entendieron los sefiores legisladores de la Cons-
tituyente que era. cuando dos parties discutian sobre
la inconstitucionalidad de una ley, cuando dos parties
discutian acerca de ese concept, entonces desde lue-
go que yo me atrevo A afirmar que el articulo 8 y los
subsiguientes no deben figurar en esta ley; y
entonces no debe figurar tampoco el articulo 7, que
hace un moment aprobamos, porque el 7, da tam-
bi6n el recurso ante el Tribunal Supremo cuando en
una sentencia de la Audiencia se aplica, en juicio en-
tre parties, una ley, decreto 6 reglamento anticons-
titucional, y sin embargo, en este caso, tampoco ha-
bria controversial concrete acerca de la inconstitucio-
nalidad del precepto aplicado. Si el Senado hace un
moment, cuando se aprob6 el articulo 7 de esta ley,
el cual permit el recurso que la mismni establece res-
pecto de la aplicaci6n de las leyes, decretos y regla-
mentos, eutendi6 que en ese caso habria la controver-
sia entire parties, a que se refiere la- Constituci6n, te-
nemos que, A juicio del Senado, esa controversial no
es la discusiO6 entire dos ciudadanos, entire dos liti-
gantes sobre la constitucionalidad de un pt ecepto con-
creto, sino cosa diferente. Yo voy a exponer ahora
las dos maneraps c6mo podria la Constitnci6n conce-
der al ciudadano el derecho de reclamar sobre ]a in-
constitucionalidad de las leyes. El primero: un de-
recho Amplio, para todos los ciudadanos. A mi; A quien
ha Ilegado la noticia de que un Juez ha dictado una
ley 6 decreto anticonstitucional,y que no tengo interns
en el asunto, exijo,en nombre del precepto de la Cons-
tituci6n, que se reform y se deje sin aplicaci6n ese
decreto que pugna con el precepto Consticional, es de-
cir, la solicitud implia, extensa 6 indeterminada; 6
este otro: no permitir la reclamaci6n acerca de la in-
constitucionalidad sino a los que tengan un interns
determinado, a los que lo pidan en un caso concrete,
aunque no exista la controversial entire parties, con tal
que sea en asuntos que a ellos solamente atafie; este
es, para mi, el sentido del articulo de la Constituci6n;
y en este sentido cabe que en las sentencias de las
Audiencias se aplique un precepto anticonstitucional
aunque no haya sido ese precepto objeto de contro-
versia entire parties; en tal situacibn, no existe la con-
troversia entire parties, porque yo creo que no se puede
sostener que en ese caso controviertan el Poder Judi-
cial con el particular, que interpone el recurso, y sin
embargo, el recurso es procedente.
Si es tal come yo entiendo el sentido del articulo 83
de la Constituci6n, en'su phrrafo cuarto, es decir, que
se entienda controversial entire parties no una contien:
da entire dos 6 mks personas, sino cuando haya un ca-
so determinado que a alguno afecte, aunque no signi-
fique que controvierta con otras personas, en el senti-
do de que 4 alguno determidamente atafie el caso con-
creto resuelto, es claro que precede este recurso con-
tra las resoluciones en que se aplica un decreto, ley
6 reglamento dictados por las autoridedes adminis-
trativas, como contra los fallos del Poder Judicial; la
Constituci6n habla en t6rminos generals, no hace
diferencia; y si la Constituci6n quisiera concretar el
caso del recurso a los Tribunales, no se hubiera expre-
sado en los t6rminos generals en que lo hace; ella no
usa la palabra juicio) ni judiciall, lo que quiere de-
cir que lo mismo se puede dar el caso ante los Triba-


~


r 13








14 DIARIO DE SESIONES IDEL (JN(4IRE~O.-'ENADII


nale de Juittieia qlun i ate las autoridades administra-
tivas. Si cabe, pues, y este es el primer punto sobre
el cual li,iy q11i basarse para seguir discutiendo, si ca-
be el caso del articulo 83 contra aphcaciones de le-
S yes, decretos y rpgla.mentoe inconstitucionales, he-
chos por las Audiencias, cabe entonces, dentro de la
via administrative, y hay que regularly en ella con-
forme las buenas doctrinas y procedimientos admi-
nistrativos.
Nosotros, en los primeros articulos, hemos regulado
el recurso con arreglo a las buenas doctrinas de los
procedimientos judiciales; en los primeros articulos,
lihino, cinicidid,1 el recurso.contra las resoluciones
dictadas en iltima instancia, hemos sefialado las sen-
tericias de las Audiencias, que son los Tribunales su-
periores en el 6rden judicial. Y 4c6mo cuando quere-
mos establecerlo, conforme 6 las buenas doctrinas ad-
S ministrativas, no ibamos 4 sefialar las autoridades su-
periores 6 ibamos A concederlo respect de autorida-
des inferiores? iC6mo no habiamos de concretarlo a
las autoridades inferiores? De modo que no es una
cuesti6n de procedimiento. Que ban de caber estos
recursos contra resoluciones de autoridades adminis-
trativas que apliquen una ley, decreto 6 reglamento
inconstitucional, es indiscutible; porque yo no me ex-
plico que la Constitucci6n garantizara al ciudadano
contra 'las aplicaciones de inconstitucionales ]eyes,
deei-et.os 6 reglamentos, hechos por autoridades judi-
ciales, y no garantice al ciudadano contra las leyes,
dtcretti. y reglamentos inconstitucionales hechos por
los Alcaldes, Gobernadores Civiles, Ayuntamientos y
Coiin.ej,- Provinciales. Es, pues, indiscutible que ca-
be en.una y otra esfera, y que es siempre el procedi-
miento adecuado. Y lo hemos regulado dentro de las
bnenas doctriias administrativas; cuando se tratare
de acuerdos de Ayuntamientos, se solicitarA la sus-
pensi6n al Alcalde; si este la negare, se acudirA al Go-
bernador de la Provincia, y si este tambi6n la negare,
entonces se acudira al Presidente de la Repftblica; y
cuando se trate de acuei dos de un Consejo Provincial,
se. acudird al Gobernador y si 6ste no accediese, al
President de la Repfiblica, y si fuera. negada por to-
dos, entonces se interpondr4 el recurso ente el Tri-
jbunal Sepremo de Justica, que decidirA en definitive.
Sinido, las buenas prActicas administrativas, deb(mos
apurar la via administrative antes de legar al Tribu-
dal Supremo. Pero se decia, por el sefior Parraga: (es
que debemos respetar la Constituci6n y acudir A los
Tribunales en este caso de suspension de los acuerdos
de los Consejos Provinciales, establecido por el art. 96
de la Constituci6n,. Precisamente este articulo no
puede servir de fundamento para oponerse al 8, de
este proyecto, porque precisamente, con arreglo A este
proyecto, lo que se busca es ampliar la via guber-
nativa, que de una 6 otra autoridad gerArquica del or-
den administrative, se vaya estableciendo la solicited
que se ha de elevar al Tribunal Supremo de Justicia,
y que no se pueda acudir & los Tribunales de Justicia
cuando un Consejo Provincial, cuando un Alcalde,
cuando un Gobernador aplique una ley, decreto 6 re-
glamento anticonstitucional, y no sea suspendida su
resoluci6n; cuando no sea suspen'dida no se puede
acudir a los Tribunales de Justicia; habra necesaria-
mente que pasar por esa ley, decreto 6 reglamento,
porque el pArrafo final del articulo 96 de la Consti-
tuci6n dice: opero se reservar4 a los Tribunales el co-
nocimiento y la resoluci6n de las reclamaciones que
se promuevan con motive de la suspension,. Es decir,
cuando ]a suspension se acuerde,es cuando uinicamen-
te se v& A los Tribunales; pero cuando no se acuerde
tendria el ciudadano que sufrir la aplicaci6n de una


ley,. dpc'rer egi enr> an tir,-]-tmiU ioitol. Por con-
siguiente, cu;lutidoi e \i ;i Is- Ti il.unItei, e- precisa-
mente en el caso en que se suspend~a el acuerdo, y,
una vez -ijpeudid, el acuerdo, ya ces6 el recurso es-
tablecido por esta ley, y entonces queda el recurso
establecido en el articulo 96 de la Constituci6n. Vean,
pues, los sefiores Senadores, c6mo se armonizan el
precepto final del articulo 96 de la Constituci6n y
la ley que establecemos.
Noten los sefiores Senadores, ademAs, lo que este
articulo 8 quiere decir. No se di este recurso contra
los acuerdos de los Ayuntamientos, ni de los Conse-
sejos Provinciales, ni coit'fa los acuerdos de los Al-
caldes ni de los Gobernadores; el parrafo primero di-
ce: (`Toda persona A quien se aplique fuera de actua-
ciones judiciales, una ley, decreto 6 ieglamento que
estime inconstitucional, tendrd el derecho de mani-
festarlo por escrito, dentro de los cinco dias siguien-
tes a la notificaci6n A la autoridad 6 funcionario que
los haya aplicado, anunciAndo!e su intenci6n de acu-
dir al Tribunal Supremo de Justicia para que decide
la controversial, Este es el parrafo que concede el de-
recho, y ahcra viene la explicaci6n: '.Sin embargo,
cuando se trate de un acuerdo de un Consejo Provin-
cial, deberi la parte interesada solicitar la suspension
de aquel, como trAmite pr6vio, del Golbernador de la
Provincia y si este no accediere, del Presidente de
la Repfblica,. ,Pero de qu6 clase de acuerdos del
Consejo Provincial? Pues de un acuerdo del Consejo
Provincial que conform al parrafo 1, aplique una ley,
decreto 6 reglamento anticonstitucional. De manera
que no se aplica contra los acuerdos de los Concejos,
sino en tanto en cuanto esos acuerdos apliquen una
ley, decreto 6 reglamentos anticonstitncional. Me pa-
rece que esto estA perfectamente ajustado al texto
Constitucional.
Para convencer al senior Zayas, lamentando su au-
sencia ....
SR. ZAYAS: Estoy present.
SR. DOLZ: No lo veia. Pues bien, para convencer
al senior Zayas de que no es possible conceder inmedia-
tamente el recurso de inconstitucionalidad ante el
Tribunal Supremo de Justicia contra una resoluci6n
de una autoridad administrative, voy a poner un ejem-
ple. Suiponga el sefor Zayas que un Conseio Provin-
cial ha dictado un acuerdo, en el cual ha apli-
cado una ley, decreto 6 reglamento inconstitucional.
Conforme a las doctrinas del senior Zayas, podria acu-
dirse desde luego contra esa resoluci6n, al Tribunal
Sepremo. El sefor Zayas, cuando mAs, admitia que
se permitiera agotar la via gubernativa, 6 bien esta-
blecer desde luego, A elecci6n del interesado, ese re-
curso ante el Tribunal Supremo; y yo digo que eso se-
ria contrario a las buenas doctrinas del procedimien-
to administrative. Un Consejo, por ejemplo, dicta
un acuerdo aplicando una ley, decreto 6 reglamnento
anticonstitucional y el senior Zayas iiere queq esa
cuesti6n se plantee desde luego ante el Tribunal Su-
premo de Justicia. Vea el senior Zayas el articulo 96
de la Constituci6n:
(Los acuerdos de los Consejos Provinciales podran
ser suspendidos por el Gobernador de la Provincia 6
por el Presidente de la Repfblica, cuando, a su jui-
cio, fueren contrarios a la Constituci6n, a los Trata-
dos, a las leyes 6 a los acuerdos adoptados por los
Ayuntamientos, dentro de sus atribuciones propias.
Pero se reservark a los Tribunales el conocimiento y
la resoluci6n de las reclamaciones que se promuevan
con motivo de la suspensi6nn.
Si dentro del mismo orden administrative hay una
autoridad que tiene la facultad de suspender por anti-









MIARIO DI SESIONXES DML CONXGRiES.-`SENAPO0 15


constitucionales esos actos, co6mo es que se va an t n
rizar (qul:- *. debate este punto ante el Tribunal Supre-
mo de Ju-tkicia, antes de haber acudido 6 estas auto-
ridades? Lo 16gico es lo que dice el articulo 8, que
estamos discutiendo: si hay un acuerdo de un Conse-
jo Provincial que aplica una ley, un decreto 6 un re-
glamento inconstitucional, lo procedente es que se
acuda primero al Gobernador, es decir, que se agote
la via administrative, antes de abrir otra.
Toda la teoria, pues, del articulo 8 de esta ley se
reduce A t6rminos muy sencillos de procedimiendtos
administrativos 6 lo que, se llama agotar la
via administrative. Si hembo` convenido de antemano
en que este recurso cabe ante fnncionarios del orden
judicial lo mismo que ants funcionarios del orden
administrative, esto del proyecto no es mAs que un
procedimiento para agotar la via administrative. Una
vez obtenida la resoluci6n en definitive en ]a via ad-
ministrativa, es cuando se abre esa nueva via de plan-
tear el recurso ante el Tribunal Supremo de Justicia,
segiu los preceptos mismos de la Constituci6n.
De suerte, que si los sefiores Senadores se fijan bien
en estas observaciones que he tenido el honor de ha-
cer acerca de este articu'o, verAn que una vez defini-
do el concept de la controversial, hay una analogia
perfect entre lo que preceptfa este articulo y lo ante-
riomonte aprobado por el Senado: si en el orden ju-
dicial se ha escogido una resoluci6n judicial definiti-
va parm considerar agotada esa via, en el articulo 8
se agota la via administrative y se escoge, como t4r-
mino para establecer el recurso, una resoluci6n final
administrative.
SR. BUSTAMANTE: Pido ]a palabra.
SR. PRFSIDENTE (ESTtVEZ ROMiRO): La tiene el se-
fior Bustamante.
SR. BUSTAMANTE: He pedido la palabra, sefiores
Sen.adores, solo para hacker dos aclaraciones, que aca-
so resulted initiles, despu6s de la brillante defense
que ha hecho de Cste articnlo octavo el seflor Dolz.
Dichas aclaraciones son las siguientes: Es la prime-
ra que el articulo octavo no habla de relaciones entire
Alcaldes y Gobernadores, ni de nada que se le parez-
ca. El Alcalde, el Gobernador y el Presidente de la
Repfblica. cada uno en su caso, estkn facultados por
la Const tuci6n para suspender de oficio los acuerdos
de los Ayuntamientos y Cousejos Provinciales y no-
sotros no hemos querido en este proyecto prejuzgar
en lo mas minimo la organizaci6n future de los Ayun-
tamientos y de las Provincias. ni tampoco las relacio-
nes que hayan de existir entire esos organismos. Aqui
no se trata de resolve como por sorpresa dentro de,
una disposici6n legal, nada que coarte en el dia de
maiana nuestra libertad para dar a los Ayuntamien-
tos y Provincias la organizaci6n que nos plasca.
En el proyecto no se menciona a palabra alzada;
se habla finicamente de la petici6n de suspender un
acuerdo hecho A un funcionario que por los preceptos
constitucionales tiene facultades para hacerlo.
Por otra part, estimo que es absolutamente nece-
sario acudir primero ante ellos, por razones de orden
politico. Si el interesado va al Tribunal Supremo "
pedir que suspend un acuerdo por inconstitucional y
el Tribunal Supremo declare que no lo es, mientras
el President de la Repfblica lo suspended, va A crear-
se una oposici6n 6 puede crearse una oposici6n entire
ambos poderes: el Ejecutivo y el Judicial. Pero adc-
mAs es innecesario y hasta peligroso que el Tribunal
Supremo se adelante, porque si asi lo hace y acuerda
que la ley, el decreto 6 el reglamento es anticonstitu-
cional, no le ha quitado al Presidente de la Repfbli-
ca, al Gobernador y al Alcalde la facultad de suspen-


der la aplicaci6n de esa ley, decreto reA.lnnto?
Claro es que si. iY dabria que despn6s de haberle
declarado constitutional, por ejemplo, el prii-r Tri-
bunal de la Naci6n, vinieran esas entidades A decir
que lo es? En modo alguno.
Hay algo raas dentro del articulo de la Constitu-
ci6n. El articulo dice que los Gobernadores, los Al-
caldes y el Presidente podran suspender los acuerdos
cuando los estimeu contrarios a la Constituci6n; y
despues ailade: "Pero se reservarA A los Tribunales
el conocimiento y la resoluci6n de las reclamaciones
que se promuevan con motive de la suspension". En
otros t6rminos: los Tribunales vienen despu6s, no se
le anticipan; y yo pregunto: si ya el Supremo ha re-
suelto el problema, i, qu6 responded (lespu6s una cues-
ti6n ante los Tribunales, ni c6mo podria plantearse
y decidirse de nuevo? Efn ese sentido, es indispensa-
ble acudir al Gobernador 6 al Presidente ].jia i ii rI-
suelvan sobre la suspension, si de infracci6n de la
Constituci6n se trata, pues la Constituci6n los facul-
ta para decidir respect A ese particular.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): Creo sufi-
cientcmente discutido el punto que se debate y en su
consecuencia vamos k proceder A la votaci6n. Los se-
flores que est6n conformes con la redacci6n del arti-.
culo, tal como lo cree el senior Bustnmante, lo expre-
sarAn en la forma habitual. ,Se aprueba? (Seeales
(firmativas). Aprobado.
(El Secretario, 'seor Fras, lee el articulo noveno).
SR. BUPTAMANTE: Accediendo A una indicaci6n qu6
me ha parecido muy atinada y que tnvo la bondad de
hacerme el senor Augusto Btancourt, suplicaria'al
Senado que se arpliara 4 diez dias el primero y y
quince el segundo de los t6rminos que el articulo se-
fiala.
Sn. PRESIDENT (ESTIVEZ Y ROMERO): Se abre dis-
cusi6n sobre el articulo.
Sa. ZAYAs: Fido la palabra para una pregunta.
SR. PRESIDENT (EST.VEZ Y ROMERO): La tiene el
senior Zayas.
SR. ZAYAS: Se dice aqui: "La autoridad 6 funcio-
nario A quien se haya presentado". Y como quiera
que, cuando la resoluci6n es de un Ayuntamiento 6
de un Consejo hay que acudir ante el Alcalda, el Go-
bernador 6 el Presidente, mi pregunta es 6sta: ,No
podrA interpretarse que es el Presidente en este caso
el que emplace A las parties? ,Es esa ia intenci6n de
la ley?
SR. BUSTAMANTE: Pido ]a palabra.
SR. PRESIDENTS (ESTEVEZ'Y ROMEno): La tiene el
sefoi; Bustamante.
SR. BUSTAMANTE: YO creo que las dudas del sefior
Zayas quedan resueltas......
SR. ZAYAS: Yo no dudo; yo hago una pregunta.
Sn. BUSTAMANTE: ......teniendo en cuenta que den-
tro de la Constituci6n est4 previsto eso. Los Ayun-
tamientos y Consejos Provinciales adoptan acuerdos;
pero no los ejecutan. Los que se ponen en contact
con los interesados 6 los perjudicados por el acuerdo,
son el Alcalde y el Gobernador, ante los cuales ha de
presentarse la reclamaci6n, 6 ante el Presidonte de
la RepAblica en su caso.
Sn. ZAYAS: Pido la palabra..
SR. PRESIDENT (ESTIVEZ Y ROMERO): La tien el
sefior Zayas.
SR. ZAYAS: Mi pregunta es, porque como este ar-
ticulo est4 ligado al otro, habla del funcionario 6 au-
toridad de que habla el anterior, cuando el anterior
no prev6 el caso de los Ayuntamientos y de los Con-
sejos,
'R. BUSTAMANTE: Los acnerdos de los Ayuntamfen-








DMkRIO D)E SESIVNES !',EL N(i;E~i~O. *SEN.i)O


S to6- y d, los (i C'm-ej.~ no los han de cumiplir ni l's
(C, ,.,--j..- ni los Ayuntamientos, sin autoridad ejieenti-
va dentro de los organismos Provinciales y Munici-
pales. Los cumplirAn los Gobernadores y los Alcal-
des, y los Gobernadores y los Alcaldes seran los que
so pongan en contact con el individuo que establece
la reclamaci6n.
SR. FRiAS: De manera que los terminos, seghn ha
indicado antes el senior Bustamante, el primero se
amplia 6 die.' 'ii.i y el segundo a quince?
Sin. PRESIDENT (ESTrvEz Y ROMERO): 4Lo aprueba
Sasi el Senado? (Senales ofirmativas). Aprobados.
Sit. Z\v -: Sr. President, salvo mi voto.
(El Secretario, senor Frias, lee el articulo decimo).
Sn. I'2i: -IDENTE (EsTEVEZ Y ROMERO): Se abre dis-
Sii,'iin lr1 el articulo que acaba de leerse. (Silencio).
jSe aprueba? (Seiales afirmativas). Aprobado.
(El Secretario, senor Frias, lee los articulos 11 y 12, que
son aprobados sin discussion. Da lecture al 13).
SR. SK.CETARIO (FRias): Aqui,en este articulo 13,
1no falta la palabra Ayuntamiento?
SR. BUSTAMANTE: Si, ya se acord6 el otro dia.
(El Secretario, senior Frias, lee los articulos 14, 15, 16,
,; 18, 19 y 20 que, sin discusi6n, son aprobados. Y. lee
el articulo 21).
Sau FniAs: Suplico a la Comisi6n que si no
tiene inconveiente, cambie la designaci6n esa de
',O),lii.::i.-i,.-, del Ayuntamicnto de la Habana" por
(--tuL ii: ubligaciones preferentes de los Ayunta-
mientos'.., No cabe decir a esto mAs que no hay sino
un Ayuintamiento que tenga obligaciones emitidas,
quees el de la Habana; porque aqui se habla de "Va-
lores del Estado" y la Repfblica de Cuba no tiene to-
d1In i; \.,1i..1r.- emitidos; y el interns del Estado per-
'fectamente queda garantido, sefialando el carter
preference de estas obligaciones, y asi no se priva a
los otros Ayuntamientos de que sus valores tengan el
que se les ha dado.
SR. BUSTAMANTE:. La Comisi6n no tiene inconve-
nieute en aceptar la enmienda del senior Frias.
SR. PRESIDENT (ESTEIVEZ Y ROMERO): ,Se aprue-
ba el articulo con la modificaci6n del senior Frias,
aceptada por la Comisi6n?
Sa. PARR'GA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTAVEZ Y ROMERo): La tiene el
senior P'arraga.
Sn. PARRAGA: Yo iba a hacer una indicaci6n. El
motivo de esta disposici6n es la suposici6n de que las
obligacianes del Estado, como las obligaciones del
Ayuntamiento de la Habana, han de alcanzar un pre-
cio tal, que constituya siempre un valor fijo. Y yo so-
meto esta consideration al Senado: ,cualquier A'un-
tamiento, en el dia de mafiana, estarA en las mismas
condiciones? Las obligaciones que cualquier Ayun-
tamiento present, ,han de tiparse A precious altos 6
con primas, como quizas se cotizaran las del Ayunta-
miento de la Habana, como se cotizarian los fondos
pfblicos, si existieran?
SR. BUSTAMANTE: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EsTIVEZ Y ROMERO). La tiene el
sefior Bustamante.
SR. BUSTAMANTE: NO tengo ningfin inconvenient,
por mi part, en admitir la enmienda del senior Frias,
p6rque esas emisiones de los Ayuntamientbs estan
-ijept:i, pdr la Constituci6n a una. series de garantias.
Por otra parte, y esta es la segunda consideraci6n, no
dice el proyecto que se emitan a la par sino al tipo de
c,,tianci'.dn del dia en que se suspendiere el acuerdo.
Asi es que si valen un peso, garantizarAn un peso.
Sa. PARRAGA: Las indicaciones del sefior Busta-
inante me satisfacen,


"(El ,, ,.I.,, ,% F .ri.,, lee los (,t;. ,," 'i 23 y :: '
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO); 4Se aprue-
ban los articulos que ai:;abl: de leerse? (.i,"...: r-
mativa ). Aprln1, i. .
(El S.,-'r,,r,.ii., .i P Fr1as, lee el articulo 25).
Sn. BUSTAMANTE: Voy a hacer una il: rlI;,-i.ii, ia. fi
de que se diga, "en cuanto a imposici6n y pago d
costas".
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERo): i,Se apruebo
el articulo con la aclaraci6n del sefior.Bustamante.
(Seiales afirmativas). Aprobado.
(El Secretario, seinor Frias, lee seguidamente los dos Wil
tihos articulos del proyecto, eb 6 y el 27).
SR. PRESIDENTE: Se tomneten A discusi6n los ardi
culos que acaban de leerse. 8Se aceptan? (Seltales afir
mativas). Aceptados.
SR. ZAYAS: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (EsTEVEZ Y ROMERO): La tiene e
senior Zayas.
SR. ZAYAS: Sobre la Mesa debe haber un project(
de ley,'remitido por la Camara, que en otra, sesi6r
se acord6 que se discutiera en una pr6xima; es de tan
ta urgencia, que yo propondria, ya que todos lo cono
cemos, porque se di6 lectura al mismo aqui, que press
cindi6ramos de su lectura y lo discutiriamos y lo vo
taramos esta noche; porque precisamente uno de los
t6rminos que sefial a la Costituci6n, para hacer de
terminadas inscripciones de ciudadania, vence el 20
de Noviembre, y no tenemos ley que pueda aplicars
a ese precepto constitutional. Indicando 6sta la ma
nera de hacer esa inscripci6n, me parece que el Sena
do no tendrA 'observaci6n alguna que hacer & est
proyecto de ley, que es de tanta urgencia.
SR. FRiAS: Yo propongo que votemos la t-talidai
del proyecto, excusando la lectura, y despues se po
drian leer los articulos para discutirlos.
SR SANGUILY: El objeto de la discusi6n inmedia
ta de este proyecto es la urgencia; pero habiendo sus
pendido ya aCl.Cmara de Representantes la sesi6n
no podemos cumplir, caso de no aceptar el project
come viene, con ]a ley de relaciones entire ambo
Cuerpos.
SR. ZAYAS: Yo iba a hacer una proposici6n. Qu
se aprobara el proyecto sin modificaciones; porqueco-
mo las modificaciones que se indican son de estilo, *
claro que este proyecto ha de pasar por la Comisi6
correspondiente. De manera que podemos aprobarlo
sin modificaci6n de ninguna case, y pasarlo despu6
A la Comisi6n de Estilo.
Sn. FRiAS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EST]VBZ Y ROMERO): La tiene e
el sefnor Fuias.
Sa. FRIAS: Tan de acuerdo estoy con el kifor Za
yas, que yo estimo que no cabe aceptar el dictame
en esa part que indica las correcciones, porque n
correspondent a la Comisi6n dictaminadora, sine qu
solo compete laa de Estilo; y lo que aqui se acuerd,
hacer es recomendar al Senado que acepte la ley re
mitida por ]a CAmara, tal como ella ha Ilegado
nuestro powder, sin perjuicio de que pase A dicha Co-
misi6n de Estilo para que le haga las correcciones n -
cesarias.
SR. DoiLz: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EsBTVEZ Y ROMERO): La tiene 1
seinor Do17.
SR. DOLZ: Los sefiores Zayas y Frias no se ha
hecho cargo del dictamen emitido por la Comisi6n, i
tienen present el precepto de la Ley de Relacione
de ambos Cuerpos que dice que, aprobado un proye -
to de ley por uno de los dos Cuerpos, pasa 6ste A 1
Comisi6n de Estilo de aquel Cuerpo antes de ser r-








"DIA ilO DE SESSIONS DEL CONGRESO.--SENADO 17


tuitid'u i la otra, y 4sta no puede alterar un 'itoiro d*-
mismo, y si asi lo hace, tiune que volver a In. araa
'donde tuvo origen, conforms a otro articilo de la
Ley de Relaciones.
Este proyecto, pues, no puede en mianera alguua
,pasar a la Comisi6n de Estilo del Senado y despu6s
remitirse al Ejecutivo para que lo sancione, porque,
si tal hacemos, violamos un precepto de nuestra Ley
de Relaciones. Si nuestra Comisi6n de Estilo altera-
se en lo mas insignificant el texto de esta ley, nece-
sariamente tendriamos que remitirla a la Camara de
Representantes, que fu6 donde el mismo tuvo origen
para ver si alli se aceptan guestras correcciones.
Pero si en las condiciones ea que nosotros en la ac-
tualidad nos encontramos es esto impossible, no queda
mAs remedio que enviar al Ejecutivo esta ley tal y
como la ha remitido la CAmara de Representantes,
sean cuales fueren los errors que contuviere.
Sa. FaiAs: Pido ]a palabra.
SR. PRESIDENT (EsraVEZ Y ROMERO): La tiene el
seflor Frias.
Sa. FaiAs: Yo estimo que no puede dArsele al pre-
cepto de nuestra Ley de Relaciones la interpretaci6n
que le acaba de dar nuestro distinguido compafiero el
senior Dolz. Creo que las Comisiones de Estilo de am-
bas CAmaras solo tienen A su cargo funciones propias
de la redacci6n de los documents que hayan de salir
del Congreso y cuando una CAmara aprueba un pro-
yecto de ley y lo remite A su Comisi6n de Estilo, no
queda obligada la otra CAmara si acepta la ley en
esencia, A aceptar la redacci6n que ]a otra ]e diera.
AdemAs, las Comisiones de Estilo no pueden alte-
rar nada de lo-fundamental de los acuerdos que por
sus manos pasan; han de conservarse y respetarse por
ellas las mismas ideas y los mismos preceptos.
En esta CAmara se pasan por la Comisi6n de Estilo
cuantos proyectos de ley se mandan al Ejecutivo pa-
ra su sanci6n y esta Comisi6n hace cuantas correccio-
nes estima oportunas.
Asi, pues, esta interpretaci6n, que es mAs amplia,
hace possible que despues de pasar por dos Comisiones
de Estilo salgan las leyes much mejor redactadas,
porque much mayor cuidado ban de tener 6 verAn
mejor los errors las dos Comisiones que una sola,
mientras que dandole A la Ley de Relaciones la in-
terpretaci6n que quiere el senior Dolz, nos encontra-
remos con que seran muy posibles los casos como el
present en que A una Comisi6n se le escapan algu-
nos errors y al ir el proyecto A la otra CAmara para
ser discutido, se encontrarA en la necesidad de
hacer las correcciones necesarias, si las circunstan-
cias lo permiten, y de enviar el proyecto A la CAmara
donde tuvo origen para ver si acepta las modifi-
caciones hechas, que soio podrAn ser de redacci6n.
De modo que, con la interpretaci6n que yo doy A
la Ley de Relaciones, se hace mAs dificil el que se co-
metan errors y se da la pauta para salvarlos en el
caso de que existan en los proyectos que una CAmara
remita A la otra; es la mAs racional, la mAs 16gica, la
que mis se harmonize con el prop6sito de las Comi-
siones de Estilo, que no es otro que el de buscar la
formula definitive de nuestras disposiciones para po-
nerlas dentro de las exigencias que la literature juri-
dica pudiera reclamar.
SR. BUSTAMANTE: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): La tiene el
senior Bustamante.
SR. BUSTAMANTE: He pedido la palabra para
proponer que se vote pura y simplemente ]a
ley, sin ninguna modificaci6n en su estilo. La ley
es muy maia A pesar de lo que dicen los firmantes del


Dictnacen, y creo que yo he sido uno de elli.-: pero
mby ii La cosa, y es que el articulo ('" di.1 f' C '.ii- iii -
ci6n concede A los extranjeros estableoidos en f'Cl.,
antes del primero de Enero de 1899, el derecho d1. 1 -
clamar la nacionalidad cubana dentro de los seis me-
ses despu6s de promulgada la Constituci6n y esta ley
regular ese derecho ya en las postrimerias del plazo
Constitucional.
Me parece que una cuesti6n de nacionalidad pesa
mAs que una cuesti6n de gramatica; queAno scmos
una Academia de ia Leugua, y bien podemos con to-
da esta discusi6n, que salva nuestro decoro gramnati-
cal, dejar que ]a ley siga plagada de todos esos erro-
res. Cumplamos con el precepto ('iCm i.-iiiii.il par:i
que puedan los extranjeros ingre-o;:r ii: n; I-i.II Ili-
dad cubana, ya que toda modificaci6n en' estos mo-
mentos deja prActicamente on suspense la Iey hasta
la nueva Legislatura..
SR. FRiAs: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EsTvesz Y ROMERO): La tiene el
sefor Frias.
SR. FRiAs: Entiendo que nosotros no podemos apro-,
bar esta ley consignando en nuestro acuerdo que ab-
solutamente podemos modificar su estilo, porque, des-
pu6s de seguir las practices aqui observadas, esta ley
tiene que pasar por esa Comisi6n, y yo pregunto: 'ila
Comisi6n de Estilo del Senado va A dejar hi I-yv tal
como se ha presentado? Yo entiendo que cuando 4
ella se envia para algo es, y por tanto, creo i-jir la
proposici6n del senior Zayas, tal como se formula al
principio y A la cual tuve yo el honor de adherirme,
se limited simple y sencillamente A que el Senado
apruebe el proyecto comolo han remitido y que paseo
por la Comisi6n de Estilo y 6sta verA si ha de modifi-
car 6 n6 sus defects gramaticales, que sera compe-
tencia de ella. Asi, pues, yo entiendo que, si no hace
mos eso, nos exponemos A violar la Constituci6n.
SR. DOLZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTAVEZ Y ROMERO): La tiene el
seflor Dolz.
SR. DOLZ: Yo no s6 A qu6 precepto reglamentario
se refiere el senior Frias, porque no existe la Comi-
si6n de Estilo.
SR. FaiAS: Aqui se sefiala esto.
Sa. DOLZ: Por quo si nosotros permitimos que un
proyecto de Ley, de la otra CAmara, que ya ha pasa-
do, sea modificado por la otra Comisi6n de Estilo, se-
ria muy poligroso, sefiores Senadores, aceptar la in-
terpretaci6n del senior Frias.
El Senado vota un proyecto de ley, conform A su
Ley de Relaciones; la Comisi6n de estilo lo remite A
la CAmara y el dia de mafiana lo ve publicado con in-
novaciones que no se han acordado. El Senado lo ha
remitido A la Comisi6n de Estilo para que lo corrija
y no para otra cosa, porque desde luego que si se al-
tera la ley es una innovaci6n que se hace, y la ley
tiene que venir aqui conform se ha aprobado. Asi,
pues, no estoy conforme con que el Senado admita ]a
interpretaci6n que le ha dado el senor Frias, sino que
se acepte como lo ha propuesto el senior Bustamante,
es decir, que se acepte la ley con los errors que ten-
ga y que asi se publique.
Sa. FaiAs: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (ESTAVEZ Y ROMEIO): La tiene i
senior Frias.
SR. FRiAS: Tanto peligro hay en que la Comisi6n
de Estilo altered su redacci6n, cuando la ley procede-
de la CAmara, como que la Comisi6n de Estilo del Se-
nado altered 6 modifique el fondo de un acuerdo que.
nosotros hayamos aprobado.







18 DIARIO DE SESIONES DEL CONGESO..-SENADO


Y o ereo. u .- e l)o i 1rr' f il, -, |.- I i.. 'lii n 'r pi'TS.I-
. -.*A. v-..g-lam etrto,'\ ,ar I: i,,i ,Il l.,, i1 ,..l .! lir,,e t,.
S i S. 1'.ri -i. I i E- '\ E/ Y ROMEEO): aSe acuerda
asi, seizures Setadores?'
( (Se.ales afirmativas).
Acordado.
SS. BETANQOURT (PnDRO): Pidola pa!abra.
i S.I PR I DENTE (EsriVEZ Y RouMRo): La tiene el
senior Betancourt.
SR. BETANCOURT (PEDRa): He de llamar la aten-
ci6n del Senado acerca de que tenemos solamente
veinte minutes para terminal, y yo suplicaria A Ia
S CAmara que votara la ley tal como la propone el se-
flor B i-t:iinanti.l
Sr BUSTAM4NTE: Yo pido al Sr. President que se
lea de nnevo el proyecto. Sera lo mRs discrete.
FR. PRESIDENT (EsT'VEZ Y ROMERo): 4Opina el
SeiSado con el seflor Bustamante?
(SOlales nflirenii ','.!).
Si r~ :.i el senior Secretario dar lecture al Proyecto.
Sa. SEMIETABIO (FRIAs): (Leyendo):

AL SENADO:
La Comisi6n que suscribe ha examinado el proyec-
to de ley reference 4 la inscripci6n de los actos en
cuya virtud se adquiere, pierde 6 recupera la nacio-
nalidad cubana, que aprobado por la CAmara de Re-
presentantes fu4 remitido al Senado; y estima que de-
be aprobarse en todas sus parses el referido proyecto
d : 'e lev, -i iirin -*..n ligeras modificaciones que son
mas !iet-in r .-- ili.. como por ejemplo el verbo acon-
S signar,) que debe sustituiroe por t(designar, en el pA-
rrafo segundo del articulo 3?; el verbo aconstar) que
falta en el pArrafo teeeero del propio articulo; el p'-
rrafo final del articulo cuarto en el que se repite el
verbo expresar y otras de menor importancia.
Por consiguiente,aun cnando de conformidad con el
articulo de la Ley de Relaciones entire ambas CAma-
ras, el;.proyecto que una remite a la otra, ha debido
pasar ya por la respective Comisi6n de Estilo del
Cueipo donde so inicia la ley, esta Comisi6n al reco-
wiieid. i al Senado, como lo hace, la aprobaci6n del
referido proyecto de ley, estima que, A la par, debe
acordar que una vez aprobado por este Cuerpo dicho
proyecto, pase 4 la Comisi6n de Estilo del Senado y
con-las correcciones que en el mismo se hagan se re-
mita la CAmara de Representautes A los efectos del
articulo 18 de la Ley de Relaciones.
Casa del Senado A 14 de Octubre de 1902.-Ricar-
do Dolz.-Eudaldo Tamayo.-P. E. Betancout.-An-
tonio S. Bustamante.
PROYECTO DE LEY:

Artidulo 19-Los acts en cuya virtud se adquiera,
pierda 6 recupere la nacionalidad cubana, se harAn
constar por medio de inscripci6n en la Secci6n de ciu-
-dadania del Registro del Estado Civil.
SLas personas comprendidas en los casos 'A que se
refieren los incisos 2? y 3? del articulo 5 de la Consti-
tuci6n y la segunda de las disposiciones transitorias
do esta, que residieren en el extranjero, ejercitarAn
el derecho que aquellos le otorgan ante el Agente Di-
plomAtico Consular de Cuba, mas pr6ximo al lugar en
que resident.
Art. 29-Las inscripciones A que se refiere el arti-
culo anterior se harAn con las formalidades y requisi-
tos siguientes:
19 Lugar y fecha en que sean redactadas.
29 Los nombres y apellidos de los. funcionario que
los autoricen.


3'' Los uoml.re., apellidos.y filiaehinm (de ln yN d,- Ill

Los testigos A que se refiere el pArrafo anterior, ~e-
riu dos, legalmente capncitadow, y dp lnrn ri n hacien-
do constar la certeza de Ins circun-i ui.iaI- .lU- deban
consignarse en ia inscripci6n.
Art. 39-Lj- inter .:lIds- deberan presentar al en-
cargado del Regi-tro lal artida de buntismo 6 la cer-
tificaci6n de nacimiento, segfun proceda, asi como la
partida 6 certificaci6n de matrimonio, si estuvieren
casados y las de nacimiento de su esposa y de sus hi-
jos.
Si no fuere possible presentar los documents men-
cionados en el pArrafo anterior, deberAn consignar el
archive en que se encuenfran.y su fecha. aproximada.
En los casos en que el nacimiento de los interesa-
dos, de sus esposas 6 de sus hijos hubiese sido ins-

cripto en el Registro del Estado Civil de esta Isla 6
en Registro A cargo de los Agentes DiplomAticos 6
Consulares, la adquisici6n, p6rdida 6 recuperaci6n de
la ciudadania cubana se hara por nota marginal en la
inscripci6n de nacimiento, A cuyo efecto el encargado
del Registro en que tenga lugar la adquisici6n, p6rdi-
da 6 recuperaci6n mencionada, remitirA, dentro del
t6rmino de quince dias, contados desde el en que ti-
vo lugar la adqnisici6n, certificado de 6sta al encar-
gado del Registro en que constant los nacimientos ex-
presados.
Por la falta de cumplimiento de lo dispuesto en el
parrafo anterior, se impondrA al encargado del Regis-
tro, obligado A remitir el certificado la multa de diez
A veinte y cinco pesos moneda americana.
Art. 49-En las inscripciones que menciona esta
ley, se expresarin, si fuere possible, las circunstancias
siguientes:
1? El domicilio anterior del interesado.
29 Los nomhres, apellidos, naturaleza, domicilid,
profesi6n ft oficio de sus padres.
39 El nombre, apellidos y naturaleza de su esposa,
si estuviere casado.
4? Los nombres, apellidos y naturaleza, x- :*indadl
y profesi6n fi oficio de los padres de 6sta.
59 Los nombres y. apellidos, naturaleza, vecindad
de los hijos, mahifestando si aIguno de ellos estA.
emancipado.
Cnando no fuere possible expresar alguna de las cii'-
cunstancias mencionadas anteriormente se consignarni
en la inscripci6n el motive de aquella imposibilidad.
Art. 5-Para ser inscripto como ciudadanocuba-
no las personas comprendidadas en el inciso primero
del articulo sexto de la Constituci6n, debleri, ju-.till-
car por medio de la licencia 6 de cualquier otro docu-
mento expedido por autoridad revolucionaria compe-
tente, que han pertenecido al Ej6rcito Libertador.
Esta justificaci6n deberAn hacerla dichas personas
ante el encargado del Registro Civil de su domicilio,
si se encontrasen en esta Isla, 6 por medio de manda-
miento especial, ante el encargado del Registro Civil
de su Altimo domicilio en ella, 6 del domicilio donde
intenten fijar su residencia en Cuba, si so hallasen en
el extranjero.
Art. 6"-Para ser inscriptos como ciudadanos eu-
banos las personas comprendidas en el inciso segundo
y tercero del articulo sexto de la Constituci6n, debe- _
rAn justificar ante el encargado del Registro de su do-
micilio en Cuba la residencia que exijen los mismos
incisos, mediante document ant6ntico, 6 informa-
ci6n testifical practicada en la fecha establecida en el
aiticulo octavo de la present ley.
La declaratoria de intenci6n A que :c" pontr:'o el in-
ciso tercero del articulo sexto de la: Constituci6n, de-







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO 19


.: ber hacerse ante eil ncI,'g~nlod di -1Registro Civil del
" domicilio que tuvieve en Cuba el interesodo, con las
Sismas. forma.lila.des que la. inscripci6n.
SArt. 79--Paia, set inscriptos come eiudadanos eu-
banos, las personals 'oliprcnididas en el inlcio cua.rto
del articulo sexto de la Constitili6n. deberhn justifi-
car ante un encairgado del IRegistro del Estado Civil
d1 su donicilio eln Cuba., quce ni se. hallen inscrilptos
en el Registro de espafioles, abierto con arregloo lo
dispuesto en el Trata.do de 'Paris de 10 de Diciembre
de 1898 que con mayoria de ediad, residia.n en
esta Isla, en 11 de Ahril de 10899.
La justificacion de no star inscriptos en el iencio-
nado registro tde espnjoles, tji l
ienite p'')r miedlio de tnii e
fnnlcioln "


asn ei l iniciso quinlto delI
iistituci6u, deberiln j nUstifica.,
1 egistro Civil de su domicilio,.
ITT j re n re. ellas las circunstancias exigidas en
*-I mino ii in eiso,' mnediante informaci6n testifical reci-
bida bajo juramento.
Art. 99- En t...I i, las inscripciones a que se refiere
esta ley se harnii constar que los interesados reinn-
i i I -1 i11 i-iciii lid.i anterior y que juran cumplir la
i'".-l1t ,:ii An lr- I i L:epitblica, las leyes que rigen a.c-
l-inlme-it.e en -rt:a Isla y las que rigieren en lo suce-

... '- ,l .. 1,-1 ,. I ._; .. !el E stado
I',- -.ti I -i i i.*i i, ii i r-' e i I iin-l .o de Esta-
d i,- I-, S- i, ,i i d,: 1.-I ,l, 1 ri, i- .,n do todas
;In- ;!, I.. ;'I...-- liie practiqnen en los libros de las
Sc.- i'.lne- -I.- .;,i! I- i.nia, y a la Seeci6n de los Regis-
tros y el Notariado de la propia Secretaria un estado
A- '.-oomprensivo de las inscripciones clasificadas, segun
elt; model que formula dticha, Secei6n.
: L,,I Agentes diplomlticos 6 Consulares remitiran a
la'Becretaria de Estado certificaci6n de las inscrip-
ciones A que se refiere el piirrafo segundo del articulo
1? de esta ley para su inscripci6n en el Registro del
Estado Civil del fltimo domicilio que hayan tenido
6 del que se propongan tener en esta Isla los intere-
sados.
El plazo para la remisi6n (ue establecen los dos pat-
rrafos anteriores, seri, de quince dias, contados desde
el siguiente al que en que tuviese lugar la inscripei6n
6 transcripci6n de que se trate.
Las faltas de cumplimiento de este deber,serin co-
rregidas gubernativamente por el Secretario de Es-
tado.
Art. 11.-Quedan exceptuados de producer las jns-
tificaciones exigidas en los articulos 5, 6 7 y 8 de esta
ley los que con anterioridad a su proniulgpeion ha-
yan acreditaddo en la extinguida Secretaria. de Estado
y Gobernaei6n que en ells concurrent las circutnstan-
cias exigidas en el expresa.do articulo, asi cono los
que hayan hecho en el Registro del Estado Civil de


us domi;cilio la declaraci6n en opci6n y rennucia de
nacionaiidad i, los efectos de Ip...I-r o1r inrslriptos co-
ino elect,,res, segun lo prevenid, en las disposiciones
a.dieionales de la, rden 218 de Octubre de 1901.
Art. 12.-Quedan lerogadas t das las eyes, dispo-
siciones, 6rdenes y decretos que se opongan lo pre-
ceptiuado en la present ley.
Firmado: I'elayo GCarcia. Presidente.--Alfredo Be-
tancourlt, Secretario.-A. Gonzalo PNrez, Secretario.
SR. FRaiAS: Yo creo que, o1
ra, cOmillir el Reg'laimeL
Wpryeet o y dest


..ijador que lo


( Sci&les afirnativuts).
Qundan aprobados los doce articulos que intpgran
el proyecto :
Sn. ZAYAS: Pido la palabrl., p)ra liacer 1.1nm pre-
gunta. A, la Comisi 6n dicta.niindora de la, Ley I'I.\v n-
cial. Si, como ofreei6, ha llinailo su cornetido dando
so opinion.
SR. PRESIDENTE (EsTivEZ v RoIMEnR): Tiene la pa-
labra el senior Senador, miemnbro de la, Comisi6n quo
desee informal al sefor Zayas.
Sn. FniAs: Pido ]a palabra, conio miembro de la
Comisi6n.
Sat. PRESIDENT (Es'IVFEZ v ItY ROMRO): La tiene el
senior Frias.
SR. FRIAS: Procurar0 satisfacer, dentro del termi-j
no que nos queda, por el rehlj. bien breve por cii tc,
los deseos del senior Za.yas, y 1 lha.go con nmiiii.
gusto.
La.Comisi6n encargada de dictaminar sobre esta-'
materia., nonibr6 una double ponencia; pero por razo-
nes especiales, que no son del caso, qned6 la ponen-
cia encomendada finica.mente a! que tiene el honor de
dirigirse al Senado.
Del studio detallado echo por mi del proyecto de
la Camara de Representant'es, lie podido llegar A las
siguientes conclusions, que con much gusto hago
constar aqui para que result explicada la conduct
de ]a Comisi6n 6, por lo menos, la de esta Provincia.
En primer lugauv, dentro del proyecto de la CAma-
ra de Representantes habia unna series de articulos,
que no era possible aceptar, porque eran, cuando -me-'
nos, la, complete repetici6n de preceptos constitucio-4'
nales innecesarios, porque sobre ellos no cabe en ah-
soluto dictar leyes de ninguina especie.
Habian, en segundo t6rmino, articnlos c'imnpleta- .
mente impropios de leyes sustantivas, que a lus re-'
glamentos pudieran enviarse, per o no la Ley Pro-
vincial.
Habian, tambien, otros preceptos qne violaban
aliertamente la Constituci6n, poirque habia algnnos
que convertian a los Consejo", ( iqe sun cimaras legis-
lativas deliberantes, en organ.isinio administra.tivos,
en entidades eneargadas de adiniiiistrar los interests
de la Provincia; y como entendia el que habla que los











a rvntanlientos cou relnei6n Ai 1or. otra ic ff a lias m.,que la Ibrnevedad ll ti 4l
iS ,w.u en Ianfismas condicionew qu( e1 (C'in- IIermit. exspouer nl Sena la, eitendiC Ind la ulJ i&A.
tia~aitLit;i.un al I'resideuit de la Itel .illira. a, ela imul uible qu4e cu'i esa miJ-ma lrv se ealvai~iplt ~l
O11a l -e 1 r 41134 -dia ;'i 11 C.i .ii tji' f u- IL1 ii i .Li. IrnIiIIr;I


i .o ulliii o, l ij l.11i. 11i ;li ll, :11 l i it lIe. .ll, 1 ''l- .-'
" ctDil.,it h'l ,l i, l iinihltl:iii y r'-- l l,_'i:l hl it ,,. i .. l
OBi L I 0 (-.- e (**i* l *. LP -;1 7 e's p o s*.t l s* e 1


Rambla y Bouz,. Obtspo 33 y 35.-Habana.


*JL
. !
'C


it
* -V


J.
'A
^*^


* 13-

V'


(!;t *4


4' t'
:-w- .! -.il
r.~ -. <.. .. ...


..




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs